Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba.
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072699/00704
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
Physical Description: v. : ; 33 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Senado
Publisher: Rambla y Bouza
Place of Publication: Habana
 Subjects
Subject: Legislation -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began with: Vol. 1, 1902.
General Note: Description based on: 2. Legislatura vol. 2, no. 1 (abr. 6 de 1907); title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072699
Volume ID: VID00704
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001844861
oclc - 30331556
notis - AJR9135
lccn - sn 94026346

Full Text








EoES





DEL

CONGRESS DE LA REPUBLICAN DE CUBA


PRIMERA


LEGISLATURE


VOL. 1 HABANA, DICIEMBRE 19 DE 1906. N? XLVIII



SENADO


Cuadragesima octava sesi6n ordinaria.-Octubre 1 de 1902.



Presidencia: del Sr. Luis Estevez y Romero.

Secretarios: Sres. Manuel Ram6n Silva y Jose Antonio Frias.


A las tres y diez minutes de la tarde, bajo la
Presidencia del seflor Est6vez y Romero y actuando
de Secretaries los sefores Manuel Ramon Silva y Jos6
Antonio Frias, comienza la sesi6n.
SR. PRESIDENT (ESTIVEZ Y RoMERo): Orden del
dia
SSR. SECRETARIO SILVAA): Lee:
Habana, Septiembre 26 de 1900.
Senior Presidente del Senado.
Sefor:
En sesi6n del dia de hoy ha sido aprobado por esta
'Camara el siguiente Proyecto de Ley:
Articulo 19-Se autoriza al Ejecutivo para que an-
mente las fuerzas de artilleria de la Repfblica a mil
plazas, incluyendo entire estas a los Jefes, Oficiales
y Clases.
Art. 29-Dicho Cuerpo armado constara de doce
Compafiias, y continual en la organizaci6n que tiene
en la actualidad, hasta que el Congreso vote la ley
definitive por ]a cual deba de regirse.
Art. 3-La artilleria se destinarA 6 a guarnici6n
y defense de las fortalezas de la Repfiblica.
Lo que tengo el honor de comunicar & Vd. en cum-
plimiento y A los efectos de lo que determine el arti-
culo 18 de la Ley de Relaciones entire la CAmara de
Representantes y el Senado.
De Vd. con la mayor consideraci6n.--Pelayo Gar-
cia, Presidente,-Alfredo Betancourt, Secretario.-
Antonio Gonzalo Perez, Secretario.


SR. PARRAGA: Pido que pase a las Secciones.
SA. MOR(1A DELGADO: Yo pediria al Senado que
discutiera ahora mismo esa Ley.
SR. PRESIDENT (EsTIVEZ Y ROMERO): Tiene la pa-
labra el Senador que desee usar de ella 6 prop6sito de
la proposici6n del senior Morfia.
SR. MONTEAGUDO: Pido la palabra.
SR. PRESIUENTE (ESTEVEZ Y RoMEnR): La tiene el
senor Monteagudo.
Sa. MONTEAGIYDO: He pedido la palabra para apo-
yar al senior Morfia. Creo, como l1, que no tenemos
necesidad de pasar esa Ley A las Secciones para su
studio
Mucho me parece el nfmero que propone la CAma-
mara de Representantes respect A las compafiias de
que ha de componerse nuestra Artilleria; creo que
duplicando el nhmero de las que existen, con la mis-
ma organizaci6n que ahora, podria cubrirse perfecta-
mente el servicio de las fortalezas de la Isla.
En tal concept, propondria al Senado que acorda-
ra discutir inmediatamente esta Ley, acordando asi-
mismo que el nimero de compafiias fuera el de seis en
vez de doce, que propone la CAmara de Representan-
tes.
Sn. PARRAGA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO): La tiene el
seflor PArraga.
SR. PARRAGA: Creo que no tenemos suficientes da-
tos para discutir en esta sesi6n si se necesitan esas
mil plazas 6 menos, como tampoco para saber lo que
eso vA A importar a nuestros presupuestos pr6ximos.







DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO


Creo tambien que el asunto no require la prisa que
se le quiere dar y que es convenient que todo eso se
estudie con mas detenimiento.
SR. MONTEAGUDO: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO): La tiene el
senior Monteagudo.
SR. MONTEAGUDO: Opino de distinta manera al se-
flor Parraga. Creo que el asunto es de much prisa.
Se, dice que las tropas americanas no se retiran de
nuestras fortalezas porque no hay artilleria que las
sustituya.
Parece, pues, que el asunto por este motive es de
caricter urgent y pido que se resuelva en esta mis-
mia sesi6n.
Lo que eso ha de importer en el presupuesto/ con
un moment de espera tendria el gusto de decirselo al
senior PArraga, puesto que tengo los datos oficiales, fa-
cilitados por la Presidencia, de lo que cuestan actual-
mente las tres companiias.
SR. PARnAGA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTS (EsTAVEZ Y ROMERO): La tiene el
senior Parraga.
SR. PARIRAA: No quiero contestar al senior Montea-
gudo acerca de los motives porque no se retiran las
tropas americanas, para no entrar en una discusi6n
enojosa. Lo fnico que deseo es que se ve'a si es urgen-
te que este asunto se discuta hoy.
No he preguntado tampoco cuAnto es lo que van Ai
importer en los presupuestos venideros esas mil pla-
zas A que se va a elevar el nmmero actual de las que
component la Artilleria; lo que he dicho es que me pa-
rece muy important la cifra que esa atenci6n va a
alcanzar en los presupuestos y el papel que ella va a
jugar entire las demas partidas de nuestros presu-
puestos para que se discuta en esta sesi6n sin examen
previo, sin el studio necesario.
Por todo ello, insistiria en que esto nose discutie-
ra en esta sesi6n, sin perjuicio de que si no se quiere
enviar a las Secciones se pueda nombrar una Comi-
Ssi6n especial que lo estudie con rapidez y d6 cuenta
tambi6n con la brevedad que se desea.
SR. SANGUILY: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO): La tiene el
senior Sanguily.
Sa. SANGUILY: Sefiores Senadores. Para no fijar un
circulo vicioso y saber si debemos obrar en conse-
cuencia, me parece que. hay un punto de previa con-
sideraci6n, relacionado con el principal que ha pro-
movido este incident.
Por una parte hemos oido los arguments, muy
atendibles, de nuestro compafiero el senor PArraga;
pero, por otro hemos escuchado de labios de nuestro
compafiero el senior Monteagudo algunas observacio-
nes que yo quiero que so tengan en cuenta y que se
diluciden de una manera como si dij6ramos previa,
antes de decidir acerca del punto que ha traido la di-
feriencia.
El sefor Monteagudo ha manifestado aqui que no
se ha entregado por el Gobierno Amei icano un nfme-
ro de fortalezas, actualmente ocupadas por sus tro-
pas, porque no hay el suficiente nfimero de las cuba-
nas que puedan hacerse cargo de sus guarniciones.
Yo propongo al Senado, como punto principal, y co-
mo consideraci6n previa, que una Comisi6n de su se-
no investigue, cerca del Presidente de la Repfiblica si
es verdad que 61 ha pedido la evacuaci6n del territo-
rio cubano, ocupado todavia por tropas americanas, y
si es cierto que esto no se ha verificado porque los
americanos, oficialmente han alegado que no es posi-
ble hacerlo por falta de tropas cubanas que sustitu-
yan a las suyas.


SR. MoRfA DELGADO: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTAVEZ Y ROMEKO): La tiene el
Moria.
SR. MORfA DELGADO: Sefiores Senadores: Hace al-
gunos dias, tendiendo a resolver este mismo punto
que ahora se suscita, pedi al Senado qte acordara ro-
gar al Presidente de la Repfblica que nos enviara de-
terminados datos respect a las fuerzas armadas que
habia en la Isla. Las preguntas mias comenzaban pi-
diendo el nfmero de tropas de los Estados Unidos
que hay en Cuba, arma 6 armas a que pertenecen, lo-
calidades en que se hallan y Ingares que ocupan; si
tenian parque de su propiedad 6 este era de Cuba y
qu6 cantidad, y ademas, c6mo recibian su alimenta-
ci6n 6 avituallamiento, y en qu6 concept 6 bajo que
condiciones permanecen en Cuba.; y lo que el Ejecuti-
vo ha contestado, no es mas que un informed que
le di6 el Cuartel General.
Esto no da contestaci6n lo que mas importancia
para mi tenia; la permanencia de las tropas america-
nas en Cuba. Yo no s6 si el Presidente, como el Cuar-
tel General, no tiene noticias de eso, 6 si la tiene so-
lamente por referencias, y eso ha hecho que no con-
testase al Senado hasta tener noticias ciertas; pero las
versions corridas en estos iltimos dias respect de
que el Presidente ha pedido la retirada de las tropas
americanas, sube para mi de punto el interest en cono-
cer con exactitud la situaei6n de las tropas america-
nas en Cuba.
Otro punto hay aqui en el mismo informed del Jefe
del Cuartel General de Cuba, respect de la cantidad
y classes de armamento y pertrechos que tiene el Cuer-
po de Artilleria
Cuando explica algo respect al nfimero de tropas
que hay en el pals, dice qie hay tres compaflias de
de artilleros, primer, segunda, y tercera: cada una
con 78 individuos, incluyendo classes y oficiales, y,
esas son las que estAn destacadas en la Cabalia y dan
la guardia del Morro, del Principe y del Tesoro en es-
ta ciudad. Se da contestaci6n tambien a la pregunta
sobre si habia 6 n6 diferencias en el Cuerpo de Arti-
lleria por cuesti6n de razas, religion, etc, y repite lo
que todos sabemos de ptblico, aunque no se sa-
bia aquf oficialmente; esto es: que hay una compafia
de color y dos de blancos; y comprendiendo todo es-
tos puntos, traia yo un Proyecto de resoluci6n que no
he presentado porque acaba de leerse el de ]a Camara
de Representantes que, en algunos casos, pide lo mis-
mo, y en lo que difiera puede resolverse al discutir el
Proyecto, hallfndose conform con lo manifestado
por el seflor Monteagudo, reduciendo el aumento ,
tres compafiias del Cuerpo de Artilleria, con lo cual
vendria a darse un nfimero de 450 A 500 individuos.
Con este numero se podria guardar perfectamente
las fortalezas que hay en la Isla, una vez llcgado el
caso. Pero ahora, el punto esencial es el referido por
el senior Sanguily, cuando dijo que debia nombrarse
una Comisi6n, que investigara del Presidente de la
Repfblica si depend de la organizaci6n de la Artille-
ria la retirada de las tropas americanas. Yo no s6 qu6
resultado tendria una Comisi6n que preguntara al
President lo que ya ha preguntado el Senado y el
President no ha tenido 6 bien contestar.
Al President se e .preguntaba, en qu6 concept y
condiciones estaban las tropas americanas que han
quedado en el pais; y cuando yo esperaba la contes-
taci6n que el Presidente daria al Senado, los peri6di-
cos de los Estados Unidos dicen que el Presidente ha
pedido la retirada de las tropas americanas de Cuba,
y que los Estados Unidos se niegan a retirar dichas


- --


1







DIARIO DE SESIONES DEL COIN GRESO.--SEADO 3


tropas mientras no se concluya el Tratado que se de-
'termina en el Ap6ndice de nuestra Constituci6n.
Desde que las tropas americanas vinieron a Cuba;
desde que se comenz6 el regimen actual de gobierno,
se dice eso que se,estaf diciendo ahora: que las tropas
quedarian aqui hasta que se llevara A cabo un Trata-
do de seguridad para los Estados Unidos; por eso yo
no creo que el Presidente haya pedido la retirada de
las tropas en estos moments, y menos lo creo cuan-
do dice el Cuartel General que nuestros Artilleros no
tienen armamentos, que tienen poco menos que palos
de escobas para guardar el orden y con eso no pode-
mos garantir el orden y decir & los Estados Unidos:
u(Llvense stis tropas, que tenemos tropas suficientes
para guardar las vidas y haciendas de los habitantes
del pals.'
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO): 4Algfn otro
senior Senador qtiere usar de la palabra a prop6sito
de la cuesti6nc pr6via, presentada por el senior San-
guily?
(Silencio).
Se somete A votaci6n la cuesti6n pr6via.
SR. MONTEAGUDO: Pido la Palabra.
SR. PRESIDENT (ESFVEZ Y RO.rMBo): La tiene el
senior Monteagudo.
SR. MONTEAGUDO: Yo voy A hacer una aclaraci6n k
esa cuesti6n previa del senior Sanguily.
Yo no he hecho mAs que recojer lo que en la Pren-
sa se decia en estos dias pasados, que no se iban a re-
tirar las tropas americanas, porque ho habia fuerzas
cubanas. No me consta mAs que como rumor.
SR. MORfA DELGADO: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (EST]VEZ .Y RoMERO): La tiene el
Sr. Moria Delgado.
SR. MoaRA DELGADO: He pedido la palabra para,
si el senior Sanguily lo admit, proponer cmo en-
mienda A su moci6n, que en vez de la Comisi6n nom-
brada para quo investigue del Ejecutivo lo que haya
de cierto en el asunto este de la estancia de las tro-
pas extranjeras en el pais, se circunscriba esa Comi-
si6n A estudiar el Proyecto que ahora se dispute, en-
viado por la CAmara de Representantes, y nos presen-
te 'uanto antes, y pudiera ser en un plazo fijo, por
ejemplo, en la sesi6n subsiguiente que celebre el Se-
nado, un dictAmen, en el cual se incluya un proyecto
complete de reorganizaci6n de las fuerzas armadas de
la Repfblica.
SR. PARRAGA: Esa era mi indicaci6n
Sa. SANGUILY: No acepto la modificaci6n presenta-
da por el Sr. Morfa.
Aparece aqui una proposici6n que acord6 la CAma-
ra de Representantes de elevar hasta mil el nfmero
de los artilleros, que no ilega actualmente sino hasta
doscientos cincuenta, acaso pr6ximamente a trescien-
tos. Por algfln motive debi6 haberse presentado en la
CAmara de Representantes, y debi6 Esta haber acor-
dado esa proposici6n. Indudablemente, que no cono-
ci6ndose sino por los rumors que la prensa ha reco-
gido en estos dias, debe haber sido por la creencia de
qne ha habido alguna gesti6n por part de nuestro
Gobierno, a fin de que el americano retirase de !as
fortalezas que actualmente ocupan en la Isla las guar-
niciones que alli tienen, y de que 6ste habia contesta-
do, manifestando que por carecer el Gobierno cubano
do nfmero suficiente de tropas, no era possible hacer
semejante traspaso, esidecir, colocar soldados cuba-
nos por americanos que ocupasen como guarnici6n las
fortalezas que ahora ocupan los segundos. De manera
que el motive, la raz6n, la causa eficiente de la mo-
ci6n v acuerdo de la CAmara de Representantes, ha
sidb ese rumor.


Para que n'osotros, A conciencia, votemos en pro 6
en contra, debemos star seguros de la existencia de
esa raz6n; y no me parece que haya ningfin otro me-
dio para lograr este objeto, como el de enviar una
Comisi6n al Sr. President de la Repfblica A fin de
que se informed acerca de la verdad de ese punto en el
orden official. Si dijere el Presidente, por ejemplo,
que 61 no ha hecho gesti6n,de ninguna clase, cae por
su base semejante -moci6n, porque querria decir que
ni 61 ni el Gobierno americano habia parado mientes
en'la situaci6n actual de las fortalezas; pero si el Pre-
sidente dijere que efectivamente habia gestionado
cerca del Gobierno americano la evacuaci6n de sus
tropas de los castillos y fortalezas que hoy ocupan, y
que se habia dado la contestaci6n a que he hecho re-
ferencia, entonces si cabria aprobar inmediatamente
la moci6n que ya ha acordado la CAmara de Represen-
tantes. Pero si por otra part, como tambi6n dice, el
Gobierno de los Estados Unidos ante esa petici6n solo
ha contestado que las tropas americanas quedarin en
los puestos que hoy ocupan, mientras no se haga el
tratado a que se refiere la enmienda Platt, entonces
no tendremos necesidad, no habria necesidad de acor-
dar el aumento que se solicit.
Sn. MORfIA DELGADO: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO): La tiene el
Sr. Morfia Delgado.
SR. MoRfi DELGADO: A mi no me parece que sea
lo mas propio el nombramiento de una Comisi6n para
ir A investigar verbalmente del Presidente de la Re-
p(blica este asunto, cuando ello puede y debe hacerse
por medio de un "Mensaje del Senado al Ejecutivo.
AdemAs de esto, pido de paso, al Sr. President del
Senado que haga notar al Ejecutivo las preguntas que
se refieren & la existencia de las tropas americanas en
Cuba, respect de lo cual no se ha contestado nada al
Senado, lo que lamento, porque entiendo que esto no
ha debido quedar sin contestaci6n.
Y respect de que no haria falta el aumento de tro-
pas que se solicit si hubieran de quedarse aqui las
americanas hasta que se lleve a cabo el tratado de
que habla nuestro Ap6ndice Constitucional, y yo opi-
no de un modo distinto al Sr. Sanguily, creo que, por
el contrario, debemos tener esas fuerzas preparadas
para que, tan pronto se Ileve 6 cabo el tratado y se
marchen esas tropas extranjeras, ocupen sus puestos
las que tengamos organizadas.
Creo que la situaci6n en que estamos ahora se nos
cre6 precisamente por no haber atendido antes 6 te-
ner determinado nfmero de tropas para ocupar el
pais en el moment en que se constituyera ]a Repfi-
blica, porque si asi se hubiera hecho y no se hubiesen
retirado las tropas americanas,tendria que haberse he-
chi la declaraci6n concrete de que esas tropas no se re-
tiraban hasta que determinado tratado no se realizase.
Si esto hubi6ramos hecho cuando de ello trat6 en la
Constituyente, si hubi6ramos tenido preparadas nues-
tras tropas, no nos encontrariamos on la situaci6n en
que hoy nos encontramos, que tal parece que la ocu-
paci6n continfa, porque hasta detrIs de las puertas
de cada casa se encuentra uno con un soldado ameri-
cano.
La inica manera de poner fin A esta situaci6n seria
disponer el nfimero suficiente de tropas para ocupar
nuestras fortalezas, pidiendo entonces la retirada de
las tropas americanas, caso en el cual los Estados
Unidos se verian obligados A retirarlas 6 a decir cla.
ramente por qu6 noo hacian. Es convenient, pues,
que el Ejecutivo nos contest, de una manera clara y
terminante, sobre este punto que queremos saber, y
sobre el cual ha pasado como por sobre ascuas.







4 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO


SR. DoLs: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTPVEZ Y ROMERO): La tiene el
Sr. Dolz.
SR. DOLZ: Sres. Senadores: Cuando el Sr. Monte-
agudo hizo la afirmaci6n, en cierto modo categ6rica,
de que se esperaba para la retirada de las tropas ame-
ricanas el aumento de la artilleria cubana, me expli-
qu6 perfectamente la proposici6n que entonces resul-
taba muy l6gica, de mi compafier'o el Sr. Sanguily;
entonces se explicaba esa acci6n realmente extraordi-
naria del Senado de nombrar una Comisi6n que se
avistara con el Presidente de la Repfiblica para obte-
tener una declaraci6n official respect de esta material;
se explicaba esta proposici6n, frente a la afirmaci6n
categ6rica del Sr. Monteagudo; pero despu6s que el
Sr. Monteagudo ha declarado en la segunda vez que
hizo uso de la palabra que semejante afirmaci6n no
era una convicci6n profunda que 61 tuviera, que 61 no
poseia ningfin date cierto sobre el particular, sino que
simplemente se trataba de un rumor que circulaba y
en el cual estribaba esa afirmaci6n, no me explico que
se siga sosteniendo aquella proposici6n del Sr. San-
guily, toda vez que, desaparecido su fundanento prin-
cipal, nos encontramos con que la Camara no tiene en
estos mementos conocimiento de ninguna afirmaci6n,
ni dato alguno official. La CAmara, digo, no tiene co-
nocimiento de que semejante rumor tenga visos de
verdad, y sobre un rumor no debe tomarse una deter-
minaci6n de tal naturaleza, que acaso envuelva algu-
na gravedad.
Creo, por consiguiente, que aclarado el punto de
esta manera, el Sr. Sanguily reconocerA la sinraz6n
de su proposici6n con la cual yo hubiera votado de
seguirse sosteniendo aquella, que al principio pareci6
una afirmaci6n categ6rica dal Sr. Monteagudo, pero
contra la cual me veo obligado a hablar y 'votar
porque tiene algunos inconvenientes que ir6 apuntan-
do para que el Senado los tenga en cuenta, ya. que la
situaci6n es mas favorable, puesto que el Sr. Monte-
agudo ha retirado su afirmaci6n.
La primera observaci6n que hay que hacer A esa
proposici6n es la siguiente: que puede casi aceptarse
que no es exacto ese rumor, que puede afirmarse que
no es exacto que en esas relaciones entire el Presiden-
te de nuestra Reptbblica y los Estados Unidos exist,
como base para la retirada de las tropas americanas,
el aumento de nuestra artilleria, porque si esa base
existiera, ya hubi6ramos discutido aqui 6 tendriamos
aqui algfn Mensaje del Presidente pidiendo el aumen-
to de esas fuerzas y desde el memento en que ese Men-
saje no ha venido a esta CAmara, puede asegurarse
que la retirada de las tropas americanas no depend
de ese particular, que ya lo hubiera allanado, con
toda seguridad, el Presidente de la Repftblica. De
manera que vamos a dar un paso acerca de una cosa
que ya de antemano se puede asegurar.
Pero hay otra cosa, Sres. Senadores. Parece que
hay algunas relaciones diplomaticas acerca de la re-
tirada de esas tropas, entire ambos paises, y no es pro-
pie, no es muy convenient, cuando existen esas rela-
ciones, ir a exigir a uno de los paises una'declaraci6n
official sobre el asunto. Esa declaraci6n pudiera hos-


tilizar esas relaciones. De suerte, que hay esos incon-
venientes en la afirmaci6n del Sr. Monteagudo; y es-
pero que el Sr. Saijguily retire su proposici6n 6 qne
el Senado, por esta vez, no acuerde con el Sr. Sangui-
ly si 6ste la mantiene.
(SR. SANGUII.Y: Pido la palabra).
Sa. DOLZ: En efecto, yo no propuse nada concrete,
realmente; lo inico que hice fu6 hablar en esta cues-
ti6n previa en contra de la proposici6n del Sr. San-
guily; pero si me atreveria a proponer algo concrete
y aprovecho esta. rectificaci6n para hacerlo. En pri-
mer lugar, estamos discutiendo sobre la conveniencia
de proceder inmediatamente al examen de este pro-
yecto de ley remitido por la Camara de Representan-
tes, es decir, si el Senado resuelve discutir en la sesi6n
de hoy 6 resuelve aplazarla; *y ya me parece que la
discusi6n esta empezando, y estA resultando la nece-
sidad de que se place la discusi6n de este proyecto,
porque el proyecto que antes de ser discutido levanta
este debate, me parece que tiene alguna importancia
y exige mayor studio que el de una simple discusi6n
del Senado; de manera que este debate es ya una ra-
z6n, a mi juicio, para que el Senado acuerde no dis-
cutir este proyecto, sine que pase a las Secciones, y
pasado a las Secciones, yo propondria que se nombra-
se una Comisi6n extraoficialmente, que fuera cerca del
President; pero que esta Comisi6n se nombrAra no
como un acuerdo official del Senado, porque esa Co-
misi6n, si se nombra en esta sesi6n, esa Comisi6n es
absolutamente official. Por eso, pues, complaciendo
con much gusto al Sr. Sauguily, yo propongo que el
Senado acuerde que ese proyecto de la CAmara de Re-
presentantes pase a las Secciones, y despues, cuando
las Secciones terminen, satisfacer al Sr. Sanguily-
nombrando una Comisi6n que pase al Ejecutivo extra,
oficialmente, como 61 decia.
SR. PRESIDENT (ESTzVEZ Y ROMERO): Tiene la pa-
labra el Sr. Sanguily.
SR. SANGUILY: Yo aceptaria, sobre todo para cortar
este debate, lo propuesto por el Sr. Dolz, con la si-
guiente modificaci6n: que pasara el proyecto que se
discute a las Secciones y se nombre por 6sta la Comi-
si6n correspondiente. Esta Comisibn se informark c6n
el Ejecutivo a fin de powder presentar su informed de
una manera convenient y clara.
SR. DoLz: Estoy conform con ]a proposici6n del
Sr. Sanguily.
SR. PRESIDENT (EsTPVEZ Y ROMERO): Se somete i
votaci6n la proposici6n del Sr. Sanguily. Los que es-
t6n conformes, lo harin en la forma acostumbrada.
(Sefales afirmativas).
Aprobada.
(El Secretario, Sr. Silva, lee varias enmiendas presenta-
das por la Cdmara de Representantes al Proyecto de Em-
prdstito, aprobado por el Senado).
SR. SANGUILY: Pido que ese Proyecto pase A la Co-
misi6n que di6 el dictamen.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO): Terminada la
sesi6n pfiblica y habiendo asuntos de orden interior,
de que tratar, se levanta la sesi6n.
S(Eran las cuatro y cinco minutes).


Rambla y Bowsa, Obispo 38 y 35.-Habana.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs