Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba.
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072699/00701
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
Physical Description: v. : ; 33 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Senado
Publisher: Rambla y Bouza
Place of Publication: Habana
 Subjects
Subject: Legislation -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began with: Vol. 1, 1902.
General Note: Description based on: 2. Legislatura vol. 2, no. 1 (abr. 6 de 1907); title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072699
Volume ID: VID00701
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001844861
oclc - 30331556
notis - AJR9135
lccn - sn 94026346

Full Text












DIARIOE rSEbiO N ES


fDEL.

CONGRESS DE LA REPUBLICAN DE CUBA


PRIMER LEGISLATUREA


HABANA, ENERO 21 DE 1907.


SENADO


Ciadragesima quinta sesi6o ordinaria.-Septiembre 22 de


Presidencia- del Sr. Luis Estivez y Romero.

Secretaries: Sres. Jose Antonio Frias y Manuel Ram6n Silva.


. A las tres y doce minutes, bajo la Presidencia del
senior Luis Est6vez y Romero y actuando de Secreta-
rios los sefores Jos6 Antonio Frias y Manuel Ram6n
Silva, comienza la sesi6n.
SR. PRESIDENT (EsTIVEZ Y ROMIRO): El Sr. Ofi-
cial de Actas se serviri leer la de la sesi6n anterior.
(El sefZor Vega, lee):
En la ciudad de la Habana, 6 22 de Septiembre de
1902, se reunieron los seniores Senadores de la Repd-
blica para celebrar sesi6n ordinaria, bajo la Presiden-
cia del senior Luis E-t6vez y Romero y con asistencia
de los Secretarios Manuel R. Silva y Jose A. Frias.
Abierta la spsi6n por el senior Presidente, se di6 lec-
tura al acta de la anterior que fu6 aprobada. Pasan-
do i la orden del dia, el senior Presidente manifesto
que continuaba la discusi6n sobre el veto Presidencial
A la Ley Arancelaria Consular. No habi4ndo concu-
rrido el Senador senior Zayas, que habia quedado en
el uso de la palabra, el senior Presidente concedi6 Bs-
ta al senior Sanguily, quien manifest no estar confor-
me con la interpretaci6n quo so daba al articulo 62 de
la Constituci6n, opinando que debia considerarse pri-
meramente los articulos y las razones en que fund el
Ejecutivo sn desacuerdo.
El senior Frias manifest que teniendo el Congreso
la facultad de derogar las Leyes, podia derogar la
Ley vetada y considerar nuevamente el asunto.


El senior Morda opin6 que como se trataba de un
Proyecto de Ley, vetado parcialmente, no fmplicaba
la necesidad de former una nueva Ley, sino aceptar
las objeciones 6 ratificar el Proyecto.
El sefior Sanguily manifest que habia que exami-
nar la Ley A la luz de las objeciones, y pidi6 al Sena-
do que concretara su deliberaci6n A las objeciones del
President aceptfndolas 6 rechaz6ndolas. El Sefior
Dolz opin6 que la ley estaba vetada en su totalidad,
por no estar previsto en la Constituci6n el veto par-
cial, estimando que debia discutirse en su integridad
el Proyecto, y al ser desechado por el voto de las dos
terceras parties del Senado, 4ste quedaba en libertad
de presenter una nueva ley con las indicaciones del
Poder Ejecutivo. Present ya on el Sal6n de Sesio-
nes el sefor Zayas rectific6 su anterior criterio, apo-
yando las indicaciones del senior Dolz. El sefor Mo-
rfia se opuso a las consideraciones hechas por el seflor
Zayas, y opin6 que tambien se necesitaban las dos
terceras parties para rechazar el Proyecto. Habl6
nuevamente el senior Sanguily. El sefor Zayas hizo
aclaraciones. Hablaron los sefiores Morfia, Zayas y
Sanguily. El seflor Dolz opin6 que se debia poner a
discusi6n y votarse la integridad del Proyecto. El
seflor Frias us6 de la palabra para una cuesti6E de
orden, haciendo referencia al dictamen presentado
por la ponencia. El seflor Dolz hizo previa su propo-
sici6n y que el dictamen quedara sobre la Mesa. Se


VOL. I.


N? XLV.


1902.


11 N9 XLV.








2 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO
Ill I i iiI J J


acord6 que quedara sobre la Mesa. El senior Zayas
manifest6 que debia votarse la integridad del Proyec-
to y si no se tomaba en consideraci6n nuevamente,
el Senado quedaba en libertad de rectificar el Proyec-
to de Ley, siendo apoyado por el sefor Sanguily. El
senior Presidente manifesto que se iba A poner A vo-
taci6n el Proyecto en toda su integridad, vetado por
.el seflor Presidente. En votaci6n nominal y por 18
votos A favor-que forman la totalidad de los seflores
Senadores presentes-se acord6 no insistir en la inte-
gridad del Proyecto. Seiiores que votaron a favor:
Silva, Frias, Cisneros, A. Betancourt, GonzMlez Bel-
tran, Recio, Estrada Mora, Carrillo, Monteagudo,
Sanguily, Dolz. Morua Delgado, P. Betancourt, For-
tGin, Lazo, Mindez Capote, Zayas y Tamayo. El se-
lior Estrada y Mora, Ponente de la Comisi6n, mani-
fest6 que .teniendo que rectificar de nuevo el
proyeeto, retiraba todo lo que se relacionaba con
el anterior. El senior Zayas propuso que siendo
urgente el Arancel Consular, la Comisi6n present A
la mayor brevedad las rectificaciones de la Ley Aran-
celaria Consular. Asi se acord6. El senior Estrada y
Mora, autor del Proyecto, vot6 en contra de la integri-
dad, forzado por la situaci6n legal en que esta coloca-
do el Senado, .frente al veto del Presidente, y porque
acepta algunas de las indicaciones hechas por el Pre-
sidente, alganas de las cuales forman parte de su Pro-
yecto primitive y que el Senado rechaz6 al discutirlo.
Se di6 lecture al dictamen presentado por la Comisi6n
recomendando la derogaci6n de la orden namero 169
del Gobernador Militar, y poniendo en vigor la ufi-
mero 181 del propio Gobierno, cuyo dictamen qued6
sobre la Mesa, por acuerdo torado en la rsesi6n ante-
rior, Sin discusi6n y en votaci6n ordinaria fu6 apro-
bada la totalidad. En votaci6n ordinaria se aproba-
ron los articulos 1? y 2?. Se di6 lectura al articulo 3.
El senor Recio propuso que el articulo quedase re-
dactado en la siguiente form: c(Articulo 39. Mien-
tras tanto la Sociedad Fidelity and Deposity of Mar-
yland y cualquiera otra semejante que se coloque en
las mismas condiciones, puede continuar sus opera-
ciones). En votaci6n ordinaria se aprob6 el articilo
3?, con la modificaci6n propuesta. En votaci6n ordi-
naria fu6 oprobado el articulo 49.- Se leyeron tres
mociones, solicitando que con los sobrantes exisis-
tentes en el Tesoro, se continien los trabajos de las
carreteras entire Puerto Principe y GuAimaro, de Cao-
nao A Manicaragua y de Matanzas A Canasi.
El senior GonzIlez Beltran, solicit que quedara so-
bre la Mesa. El senior Fiias se opuso- lo solicitado
por el Sr. Beltran y pidi6 que se discutiese en la mii-
ma sesi6n. El sefor Zayas manifesto que apoyaba al
senior GonzAlez BeltrAn n su petici6n, pero sin que se
entienda que se oponia A lo solicitado en las mocio-
nes. El senior Sanguily se opuso A que fueran toma-
dos en consideraci6n, estimando que no es incumben-
cia del Senado legislar sobre la material. El senior
Frias retir6 su proposici6n, apoyando lo propuesto
por el senor GonzAlez Beltran. Se acord6 prorrogar
la sesi6n hasta terminar el asunto. El seflor SAnchez
Bustamante propuso que las mociones se pasarat, a
las Secciones. El sofior Frias concrete la proposici6n
en esta forma: (que quedara sobre la Mesa. El se-
iaor Zayas se opuso A lo propuesto por el senior Frias,
estimando que la votaci6n debia recaer sobre la pro-
posici6n siguiente: sobre la Mesa)). En votaci6n nominal y por once vo-
tos A favor y ocho en contra, se acord6 que pasara a
las Secciones. El senior Pedro Betancourt explic6 su
voto. Habi6ndose terminado la orden del dia, el se-
fior Presidente levant6 la sesibn, manifestando que


quedaba el Senado en sesibn secret para tratar asun-
tos pendientes de carActer personal.
SR. PRESIDENT (ESTIVEZ Y ROMERo): ,Se aprue-
ba el acta, sefiores Senadores?
(Seitales afirmativas).
Aprobada.
Siguiendo la Orden del Dia, manifesto que conti-
n ia la discusi6n sobre el veto Presidencial a la Ley
Arancelaria. Y como noto que estA ausente el senior
Zayas, que habia quedado en el uso de la palabra, la
congedo al seftor Senador que lo desee.
SR. SANGUILY: Yo la pido.
SR. PRESIDENT (ESTiVEZ Y ROMERO): Tieno la
palabra el sofor Sanguily.
Sn. S. SANILY: (1)
Sn. FRaiA: Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT (ESTiVEZ Y ROMEOt): Latieneel
senior, Frias.
SR. FRiAs: En el iltimo dia. como con raz6n ha ex-
puesto el senior Sanguily, se dibujaron aqui dos ten-
dencias: una que trataba de revolver la dificultad que
se presentaban con motive de las objeciones hechas al
proyecto de Ley Arancelario Consular por el Presi-
dente, entendiendo que podia presentarse una solu-
ci6n distinta A aquella que en la .ley se fiijaba y que
el Mensaje Presidencial recomendaba, y otra que en-
tiende que el dilema se planteaba entire la resoluci6n
dada por el Congreso A la material y las indicaciones
del Piesidente. Y yo creo que no es possible circuns-
cribir nuestra acci6n A estimar que nosotros estamos
obligados A aceptar entire las modificaciones de la ley
primitivas 6 las modificaciones de esta, s6lo pudiendo
aceptar la soluci6n que el Mensaje Presidencial pro-
pone; porque el estado de la cuesti6n, despues de de-
vuelta una ley con el veto, A mi modo de ver, es lo
mismo que si se revisara aqui un acuerdo cualquiera,
y la material quedaba abierta por complete a la nueva
consideraci6n de la CAmara, porque pudiera esta con-
sideraci6n, a virtud de las razones que habian moti-
vado el veto, 6 aceptar las indicaciones del Presiden-
to, 6 plantearlas en distinta form, tal como pudie-
ra envolver una transacci6n entire una y otra solu-
ci6n.
Aqui, ademAs, nosotros hemos discutido en otra
sesi6n, con gran amplitud, si podia6 no el Ejecutivo
tener la iniciativa de las leyes, y llegamos A convenir
en que no la tenia. ,Por qu6, pues, vamos a aceptar,
cuando del veto se trata, que ese mismo Poder Eje-
cutivo, al que antes negamos la iniciativa de las le-
yes, tiene ese derecho en esta situaci6n? Para mi no
lo tiene, porque los mismos t6rminos que la Constitu-
ci6n emplea, hacen ver que no se trata de que el Go-
bierno, frente a una ley aprobada por el Congreso,
present nuevas reoluciones, sino que exponga los
inconvenientes de aquello que no se acepta. La Cons-
tituci6n habla de presenter objeciones A un proyecto
de ley que el Senado y la CAmara de Representantes
aprobaran; no habla de presentar soluciones al Con-
greso para que las disruta. Si esto es asi, yo creo que
al problema cabe aplicar en gran part las razones
que aqui se hicieron cuando se trat6 de la iniciativa
de las leyes por el Presidente de la Repfiblica, para
convenir en que no la tiene en este caso ni en ningfin

(1) Todas las cuartillas taquigraficas, correspon-
dientes A lo dicho por el sefor Sanguily en esta se-
si6n, se han perdido. Esta es la raz6n por la cual no
se publican. El acta, como se habrA visto, dA una
ligera idea de su sentir en el punto que se debate.-
N. D4 LA D.








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SEXADO 3


otro, y que en virtud de ejercitar sn veto A esta me-
dida adoptada por el Senado y la CAmara de Represen-
tantes, vuelve aqui el asunto y queda abierto de nue-
vo completamente para que nosotros adoptemos cuan-
tas resoluciones creamos convenientes, 6 ratifiquemos
aquello otro que se habia aprobado; para eso se ne-
cesita la mayoria de los Senadores solamente. Este es
el caso A que se refiere la Constituci6n.
Y esto, que es la doctrine que se deduce de nuestro
precepto constitutional, se pudiera justificar teniendo
en clenta que toda ley votada por ambas Cmnaras
no es permanent en cuanto que permit Ia misma
Constituci6a que se revoque. El Senado y la CA-
mara de Representantes, en enalquier moment,
despu6s de aprobada una Ly pueden aprobar
otra que derogue aquelia; de modo, que cuando
aqui se nos nmande una ley vetada por el Ejecutivo
para que de nuevo la consideremos, no tenemos un
derecho mas, que no lo tengAmos deslpus de ratifica-
da esa ley, que es tomar la iniciativa de nuevo para
volver A tratar una ley que esta ya aprobada, y este
es el caso. (,Por qnu vamos A atar nosotros nues-
tras manos estimando que no podemos considerar mas
que los puntos que han side objeto de las objeciones
presidenciales? ,Por qu6, si aqui vuelve a ser discu-
tida una ley que comprenda distintos articulos y
envuelva distintos particulares, por qu6, repito, abier-
ta la discusi6n, esa discusi6n debe recaer solamente
sobre los puntos en que existe discrepancia entire el
Poder Ejecutivo y el Legislativo? Yo entiendo que
esto no debe ser asi: yo creo que cuando vuelva la ('4-
mara A tener conocimiento de una material que ha sido
objeto de una ley, vetada por el Presidente, esa ley
debe ser reconsiderada por entero, no solamente en
los puntos A que el veto se refiere.
La ley vetada vuelve aqui, porque el Ejecutivo
entiende que las medidas adoptadas por las CAmaras
no dtben ser sancionadas por 61. Por eso la envia
otra vez para que ellas la discutan de nuevo; en tal
situaci6n, la buena doctrine aconseja, la buena doc-
trina nos da A entender que nos decidamos por la ra-
tificaci6n de nuestro criteria anterior 6 por la. acepta-
ci6n de otra ley, por la aceptaci6n de otro precepto
diametralmente distinto de los que antes se acepta-
ron, sin que haya por eso nada que coarte ni nada
que merme nuestras abribuciones. En este sentido,
pues, creo que estamos perfectamente capacitados pa-
ra eceptar el dictamen de ]a Comisi6n, presentado
por el ponente de ella, el senior Estrada Mora, porque
en nada se opone 4 ningun precepto constitucional;
no hay nada que prohiba que sin tener en cuenta nues-
tro criterio anterior, -volvamos A discutir el pro. ecto
de ley; nada nos impide adoptar, si asi lo tenemos
por convenient, resoluciones distintas A las que an-
tes hemos tornado; y en este sentido el Mensaje del
Poder Ejecutivo debe tomarse, no como iniciativa de
las leyes, sino como iecom.ndaci6n que no debe te-
nerse por hecha mas que como arguments para ro-
bustecer las objeciones que en eAte caso se han he-
cho por 61 A nuestra ley de Aranceles Consulares. Co-
mo antes decia, nosotros tenemos precedentes. En es-
ta CAmara se declare, en un caso en que el Ejecutivo
indicaba que esa era la media que debia adoptarse,
que aquello no era mAs una recomendaci6n, pero nun-
ca la base para nuestra deliberaci6n.
SR. MOKUA DELGADO: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ y ROMEuo): La tiene el
senior Morfia Delgado.
SR. MoRUA DELGADO: Sefores Senadores: A mi en-
tender estamos frente A un proyecto de ley que, vota-
do por el Congreso, ha sido, no rechazado, sino obje-


cionado en part por el Ejecutivo. Las objeciones se
concretan A determinados puntos, y no es possible, por
tanto, que quede abierto este proyecto en sn totalidad
A nuevas consideraciones; y sobre todo, menos possible
me parece que nos ofrezca el veto presidential una
oportunidad para convertir en un nuevo preyecto el
que ahora discutimos.
No es possible considerar con criterio estrecho la par-
te de la Constituci6n que establece que el Presidente
no tiene la iniciativa de las eyes. El Presidente no
tiene la iniciativa para hacer una ley; para mandAr-
nolas aqui hecha, articulada; pero tiene la iniciativa
en el acto de recomenddrnosla, y por este medio la
usa. Tiene el fresidente la facultad de recomendar-
nos cuanto 61 entienda que va A responder a cualquie-
ra necesidad en este 6 en el otro sentidG. De ahi
surge la ley, y asi es como el Ejecutivo ejerce la ini-
ciativa de las eyes.
Pero, en este caso, no es possible que podamos haeer
otra cosa que ratificar el present proyecto 6 formular
otro independiente de 6ste; ratificar, es decir, aceptar
las objeciones del Presidente y modificar el proyec-
to vetado, teniendo en cuenta las objeciones del Eje-
cutivo 6 abandonarlo acordando un nuevo proyecto.
Si es que el proyecto de ley que antes aprobamos
no nos satisface, surge una cuesti6n nueva que pode-
mos resolver despues; y, como decia el senior Frias,
se podrA convocarnos para el caso; pero ahora no es-
tamos reunidos para eso. De lo que se trata. pues,
es de conformar 6 no nuestra ley A las objeciones pre-
sidenciales: esto es lo inico que hay ante el Senado.
SR. SANGUILY: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (EsTiVEZ Y ROMERO): La tiene el
senior Sanguily.

SR. DOLZ: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (EST&VEZ Y ROMERO): La tiene el
seflor Dolz.
SR. DOLZ: Sefiores Senadores: El senior Sanguily
desarrollaba una teoria muy acceptable como doctrine
de derecho politico constitucional:'la referente a dis-
tintas classes de vetos, totales 6 parciales, y exponia
con much claridad y'buen juicio la doctrine del veto
parcial, puesto por el Presidente de la Naci6n. Yo
estoy conforme con esta teoria, como teoria general
de derecho politico; la duda que me asalta es quo en-
tiendo que no encaja dentro de nuestro derecho cons-
titucional, que en nuestra Constituci6n no se ha dado
entrada a ese veto parcial.
Esa teoria del veto p racial, estA aceptada en algunas
Constituciones, mny claramente y en particular en la
Constituci6n de Colombia, en su articulo 58. En los
articulos precedentes A este 58 se desenvuelve la teo-
ria del veto, respect A la totalidad del proyecto de
ley de manera aniloga 4, la foima en que lo establece
nuestra Constituci6n. Y en este articulo 58 se esta-
tuye la doctrine del veto parcial.
Los Sres. Senadores conocen el articulo 62 de nues-
tra Constituci6n, y teni6ndolo A la vista. podran com-
probar que solamente hace referencia al veto puasto
a la totalidad, no A la parcialidad de un proyecto.
El President de la Repfiblica 6 sanciona el proyecto
de ley 6 la veta en su totalidad, con arreglo al ar-
ticulo 62, y entonces lo devuelve al Cuerpo Colegisla-
dor de donde procede, el cual tiene que insertar en el
acta integramente las objeciones del Ejecutivo pasan-
do A discutir el proyecto, tambi6n en su totalidad,
mejor dicho, en su integridad, y resolver por las dos
terceras parties si insisted 6 no.
De manera, que no hay tal veto. opuesto A la totali-






4 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO


dad de un proyecto de ley. Nuestra Constituci6n
no distingue; refi6ranse las objeciones a algunos ar-
ticulos del Proyecto 6 a todo 61, lo cierto es que con
arreglo A ella, el Presidente no ha prestado en to-
do caso su sane 6n A ese proyecto, y queda vetado
en su totalidad. &Qu6 hacer en tal situacion? Pues
resolver primero este problema. el problema surgido
del conflict que produce el veto en los mismos t6rmi-
nos que det rmina la Constitucibn: si no aprueba el
proyecto lo d volvera con las objeciones que hiciere
al Cuerpo Colegislador de donde procediere, el cual
las c nsignark integramente en el a.ca, discutiendo
-de nuevo el proyecto 6 res.,luci6n. De mnanera que
c ,nsignadas integramente en acta las objeciones d,&l
Ejeuitivo, se abre discu-i6u sore la initegridad del
proyecto; de-pu6s le esta discusi6n, que versa sobre
la integridad del proyecto si las dos terceras parties
d- la del Cuerpo Colegislador votasen eni favor de 61.
se pasarA con las objciones del Presidente A la otra
CA(nara; para que discuta tambien sobre la totalidad
del proyecto. Y si dos terceras parties y esto no lo
dice la Cons ituci6n ni tenia para qui decirl ,no votan
en favor del proyecto en su integridad, desaparece
el proyecto 6 resoluci6n, hasta el punto de que ni si-
quie a tiene que pasarse A la otra. C('mara -porque-so-
lamente se le remite cuando dos terceras parties insis-
ten en el proyecto de ley 6 r soluci6n.
Nuestra ConstituciBn no trata tie ese veto; nuestra
Constituci6n prev6 el caso que prev6 la Constituci6n
de 'olumbia, eferente 6 que en 61 se pidan ciertas
modificaciones de la ley vetada, lo cual indica alguna
-confusi6n entire el veto y el Mensaje del Ejecutivo.
por lo que yo creo nuestia ley mas acertada en este
punto. Aqui debemos, pues, resolver el problema
tal como lo dispone el articulo 62 de la ConsIituci6n
es decir, discutiendo de, nuevo el proyecto para acor-
dar, como cuesti6n previa, si se insisted 6 no.
A mi me parece que despues de hecho esto se aca-
b6 el conflict; ya queda el Senado con su libre inicia-
tiva; ya puede cualquier Senador promover un pro-
yecto de ley, adoptando si quiere las objeciones in-
dicadas por el Ejecutivo; pero a esto es una segunda
parte. Y esto es mis convenient A mi juicio que el
sistema colombiano, pot que no hay necesidad de
adoptar las reglas 6 trAmites que alli se establecen,
sino que la CAmara puede libreinente separarse de
las objeciones hechas por el Ejecutivo, lo cual es
muy convenient, porque el veto afn refiri6ndose a
un solo articulo de la ley, puede A virtud de la va-
riaci6n que traeria consigo la aceptaci6u de la obje-
ci6n, alterar los demAs articulos, pues ademAs de la
relaci6n arm6nica que guardian unos con otros 6 que
deben guardar todos los articulos de una ley, hay
articulos tan importantes, que su variaci6n implicaria
la de otros.
Entiendo, pues, que la CAmara goza de complete li-
bertad para resolver ese asunto, para resolver esa ma-
teria, y no estar sejeta A las objeciones del Poder
Ejecutivo. Pero ademAs la finica conveniencia, que
el seflor Morfia ha expuesto, de la Constituci6bn de
Col -mbia, es que, si las CAmaras aceptan extrictamen-
te las objeciones del Ejecutivo, ya entonces esta nue-
va ley del Congreso no necesita. de la sanci6n Presi-
dencial para ser ley. Esa es la finica ventaja, evitar
la sanci6n Presidencial, y nosotros no p dem, s de
ninguna manera tener esta ventaja, nosotros no pode-
mos evitar la sanci6n del Ejecutivo, porque con arre-
glo a la Constituci6n, s6lo en dos casos concretos pue-
de haber ley sin sanci6n: cuando ]as dos terceras par-
tes de los votos del Coigreso reafirman la iey votada,
6 cuando el Presidente deja pasar diez dias sin poner-


le su sanci6n; estos son los unicos casos en que puede
ser ley una re-oluci6n del Congreso, sin necesitar de
la sanci6n del Presidente de la Repfblica, y a ningfin
otro caso podemos hacer extensive esto, que es de ca-
rActer exepcional,
Nosotros no podemos privar de la sanci6n presi-
dencial A lo que aqui acordemos, de manera alguna,
porque nuestra Constituci6n s6lo lo prev4 en lo- casos
taxativametite determinados en ella misma. Do mo-
do que yo propondria que por esta Camara se adoptase
el siguiente procedimiento: exigiria en primer lugar
el quorum, es decir, las dos terceras parties de los Se-
nadores, tanto para abrir la sesi6n como para mante-
neria, lo cual es absolutamente indispensable para re-
solver este punto, porqu,- una de las soluciones A que
en esta sesion se puede Ilegar es A que las dos terceras
parties del Senado insistan en el anterior proyecto, y
es absolutamente indispensable que est6n presents
esas dos terceras parties. porque supongamos que no
est6n presents las dos terceras parties de los
Sentador s que no est4 mas que la mitad mas
uno; en este caso, aunque todos los seflor, s Se-
nadores concurrentes, annque todos sin exepci6n
de ninguno, insistieran en ese proyecto, aun asi
no resultaria mantenido. resultaria rechazado, y
seria ridicule que votanlo favorablemente todos los
seniores Senadores pre-.entes, no fuera aceptadolo que
votaban porqte no se encontraban las dos terceras
parties del Senado, sino ]a mitad mas uno de los seflo-
res Senad ,res. Es necesario que se encuentren pre-
Sentes en ]a votaci6n Ins dos terceras parties y que esas
dos terceras parties insistan en que sea ley el proyec-
to votado por el Ejecutivo. Y en segundo lugar, ad-
mitida como cii-cunstancia indispensable la asistencia
de las terceras parties de los sefiores Senadores. ( in-
sertadas en el act- integramente las objeciones del
Poder Ejecutivo, abririan discusi6n sobre la integri-
dad del proyecto de ley arancelaria y lo discutiria-
mos integramente frente A las objeciones presiden-
ciales.
Esas objeciones del Presidente no significant que se
modifique esa ley en tal 6 cual sentido, en este 6 en
otro punto; son tan solo las razones que ha tenido pa-
ra no convertir en ley, por medio de su sanci6n, esa
que nosotros hicimos como ley para que 61 la aproba-
ra como tal. Examinadas esas razones bajo ese pun-
to de vista, habrA,seflores Senadores, que estimen que
no es justificado el veto presidential y que, por lo
tanto, debemos mantener el proyecto; y habrA otros
sefiores Senadores que estimen que es fundado, y que
debemos de tomar en consideraci6n ese veto, y esa
discusi6n se terminara con una votaci6n, en la que si
se logra la mayoria constitutional en favor de la pri-
mera opinion, serA ley la que nosotros hemos adop-
tado, y si no se obtiene esa mayoria, quedara enton-
ces resuelto A favor del Ejecutivo el conflict provo-
cado por el veto prseidencial, y no serA ley la acor-
dada por el Congreso y vetada por el Presidente. Ter-
minado este debate, esto que es el conflict, podrAn
discutirse las mociones que los seilores Senadores pre-
sentent, que en este caso se han presentado aqui anti-
cipadamente haciendo tales 6 cuales morlificaciones
en la Ley Arancelaria; entonces se discutira con en-
tera libertad la material que contengan las mociones y
el product de esta segunda discusi6n serA una nueva
ley que tendrA que pasar A la ('Amara de Representan-
tes 6 ir A la sanci6n del Presidente de la Repfiblica,
el cual puede votarla nuevamente. Este es, pues, el
procedimiento que yo rccomiendo al Senado, porque
cre3 que estA perfectamente de acuerdo con el texto
del articulo 62 de la Constituci6n.








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO 5


Sn. ZAYAS: Pido ]a palabra.
Sn. PHESIDENTE (EsTEVEZ Y ROsRno): La tiene el
senior Zayas.
SB. Z kYAs: En el dia de ayer discutiamos e-te par-
ticular, 6 indudablemente que fu6 de suma conve-
niencia que, tra.scu 'rida la hora reglamentaria, se sus-
pendiera la sesi6n, porque ello nos ha permitido pen-
sar con calina en particular tan grave, y estudiar el
texto constitutional, 6 s6a el articulo 62 de la Cons
tituci6n, en sus distintos pArrafos; y a mi, por lo me-
nos, debo confesarlo, me ha permitido hacer rectifi-
caciones en algunas ideas que en el calor de la impro-
visaci6n y por una primera vista de este articulo en
la sesi6n de ayer, habia formulado y pensaba susten-
tar hoy. Si hubiera yo usado de la palabra hoy en
primer t6rmino, si hubiera llegado A los comienzos de
esta sesi6n y hubiese aprovechado el turno que tenia
reservado, hubiera dicho, no con la galauura y la elo-
cuencia con que lo ha hecho el senior Dolz, pero si en
esencia lo mismo que 61 ha dicho; hubiera sostenido
la misma doctrine, porque, despu6n de haber estudia-
do el articulo 62 y con despacio y meditAndolo, des-
pu6s de suponer in mente un caso como el que nos ocu-
pa y desarrollarlo ante este Senado, he venido A com-
prender y rectifico en eAte punto mis opinions emi-
tidas en el dia de ayer, que el finico procedimiento
constitutional es el indicado por el sefior Dolz, in-
cluso en cuanto al quorum que 6! sefialaba y que ayer
era un punto en el que discrepAbamos. Creo, despu6s
de pensar con el articulo 62 A la vista, que su texto
es bien claro: el Presidente puede aprobar 6 no cual-
quier proyecto de ley que se le presentare acordado
ya por ambos Cuerpos Colegisladores y al no apro
barlo debe devolverlo, no al Congreso, sino al Cuerpo
Colegislador que le di6 origen, donde comenz6 A dis-
cutirse. Por eso, en este caso, ha venido al Senado.
El Cuerpo Colegislador que recibe este proyecto de
ley, vetado por el Presidente, debe ante todo, como
decia el seflor Dolz y como se dijo ayer aqui, hacer
que se inserted las objeciones que hiciere el Presiden-
to en el acta de ]a sesi6n y despues debe discutirse de
nuevo el proyecto 6 resoluci6n. Es claro que al dis-
cutir de nuevo el proyecto de ley 6 resoluci6a so
habria de hacer como decia el senior Sanguily: con
much acierto, A la luz de esas objeciones, oponiin-
dolas, pesando de un lado el proyecto tal como sali6
de la Camara para ser elevado al Ejecutivo y del otro
el proyecto tal cual resultaria si fueren aceptadi las
objeciones. De manera que en esta primer discusi6n
es iududable que se dispute el proyecto frente a las
objeciones y que se vot: en favor 6 en contra del
proyecto, porque ya lo dice terminiante y categ6rica-
mente la ley: se vota en favor 6 en contra del pro-
yecto tal como sali6 de la Camara.
Eu esta discusi6n pueden obtenerse tres resultados
distintos, y es muy significativo que s6lo uno de esos
resultados est6 previsto por lai ley para decir lo que
debe hacerse en tal caso, lo que hace deducir que en
los otros se procederA en forma contraria. El caso
que preve Ia Ley es el de quo las dos terceras parties
de los miembros del Cuerpo Colegislador que discute
nie .amente el proyecto insist en el voto a favor de
41, y en este caso pasara al otro Cuerpo Colegislador
el proyecto con las objeciones forniuladas para que
este a su vez discuta y vote de nuevo. De manera que,
si no se obtienen las dos terceras parties de los votos
en favor del proyecto, parece que debe hacerse lo con-
trario, la ley no preve que se haga cosa distinta, es
decir, que no deben pasar al otro Cuerpo el proyecto
y las objeciones. Pudieran, sin embargo, ocurrir
dos cases: obtenerse en la votaci6n una mayoria fa-


vorable del proyecto, y no obstante no formarla las
(los terceras parties de los votos emitidos, y entonces
a pesar de esa mayoria y por no ser ]a que la ley
exige, se pasaria el asunto A la otra CAmara; 6 po-
dria resultar que la mayoria votase en contra del pro-
yecto, y en este caso indiscutiblemente, queda ya di-
cho proyecto de ley sin fuLerza ni eficacia.
En esta circunstancia, yo entiendo como entendia
el seflor Dolz, que no existe ya nada, que todos los
actos que se habian realizado para que aquel proyecto
Ilegase A ser ley, desaparecen y las cosas vuelvan al
mismo ser y estadlo que tenian antes de discutirse
aquel proyecto por primer vez en el Cuerpo Colegis-
lador de su origen.
De manera que quedan ambos Cuerpos en libertad
absolute para que en ellos se present un nuevo pro-
yecto de ley sobre el mismo asunto y elevarlo des-
pues por los trAmites necesarios al Ejecutivo, y 6ste
puede tender el derecho de vetarlo por aquellas mismas
objeciones, si se le antoja que subsisten los defects
6 inconvenientes que antes vi6, 6 por otras rozones.
Entiendo, pues, que 6ste es el finico procedimiento
possible, que esto es lo que se desprende de la letra
del articulo 62, y cuando esa letra es perfectamente
clara y no cohibe en manera alguna la libertad de ac-
ci6n y la libre iniciativa de los legisladores, no veo
inconvenient de ninguna especie en aceptar la inter-
pretaci6n literal sin necesidad de suplir la ley en
esencial, estableciendo lo que ella no ha establecido,
y aceptando que si fija un procedimiento para deter-
minado caso, en los casos contrarior debe saguirse el
procedimiento opuesto no haciendo lo que se debe ha-
cer en el primero.
Y de paso, y para terminal, he de rectificar un
concept que el sefior Bustamante (y deploro que no
est6 present en estos moments) vertia aver, preci-
samente impugnando determinadas opinions mias,
cuando decia que la forma que proponiamos para de-
sarrollar este procedimiento vendria a dar al Ejecu-
tivo la iniciativa para hacer la leyes. En el mismo
sentido que lo ha explicado antes el senior Morfia, yo
entiendo que no ea darle iniciativa de ninguna clase,
porque esa iniciativa la tiene el Ejecntivo en la forma
que la Constituci6u seiiala, c,u)sistente en recomen-
dar por medio de sus mensajes, hasta la adopci6n de
leyes para determinadas cuestiones; siendo lo finico
que no es possible que haga el Ejecutivo, presentarnos
el proyecto de ley ya articulado; pero pudiera hacer-
nos indicaciones para manifestarnos su creencia de
que es conveuiente que se haga una I-y, para solu-
ciones tales 6 cuales, 6 para disponer tal 6 cual cosa,
todo lo que le da much mayor facultad que la qce
pueda ejercitar en las simples objeciones que haga A
un proyecto de ley que, despu6s de todo, ha sido ini-
ciado en el Congreso.
De manera que no le damos con este procedimiento
al Ejecutivo iniciativas que ya no tuviera por la
Constituci6n.
En resume: lo que procede es insertar en el acta
las objeciones; discutir de nuevo el proyecto en su
totalidad, y discutido, votar en su favor 6 de un
modo adverse; siendo las consecuencias las siguientes:
si so vota en favor, por dos terceras parties do la tota-
lidad de los miembros del Senado, entonces ese oro-
yecto, con las objeciones, debe pasar a la CA4mara de
Representantes; si la votaci6n no alcanzare las dos
terceras parties en favor del proyecto, aunque 6ste ob-
tuviera la mayoria absolute, 6 sea la mitad mAs
uno, entonces habria cesado la vida legal de ese pro-
yecto y el Congreso estaria en disposici6n de discutir
otra nueva ley sobre ese mismo asunto.








6 )IJNTO IDE ESTOONTES DEL 3:ONGRESO.. -SENTADO


Esta es, sencillamente, la doctrine que juzgo acep-
table, y que creo, salvo que discrepe en algfin detalle,
conform con la que ha expuesto el senior Dolz.
SR. MORUA DELGADO: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (Es'1iVEZ Y RoMERo): La tiene el
senior MorIa Delgado.
Sn. Mor u DELGADO: Voy A referirme solamente
A lo que ha dicho el senior Zayas, sobre las dos terce-
ras parties, teoria que tambi6n sostuvo (c sefor Dolz;
que establece 6 intent establecer que se necesitarin
dos terceras parties para reafirmar un acuerdo ante-
rior, y quo la mitad mis uno no bastaria para recha
zarla.
Sn. ZAYAS: Bastaria que no fueran las dos terceras
parties.
SR. MORUA DELGADO: Las dos terceras parties son
necesaiias en este cao para volver a aprobar la ley
vetada, pero no se necesitan esas dos terceras parties
para aceptar las objeciones......
SR. ZAYAS: Permitaine el seflor Morfa que lo inte-
rrumpa para decir en sintesis, que la doctrine que yo
he querido explicar es esta: con las dos terceras par-
tes do votos favorables al proyecto 6 resoluci6n, se
pasa a la otra CAmara; si no se obtieneno esas dos ter-
ceras parties, fuera la mayoria de los concurrentes fa-
vorable 6 adverse al proyecto de ley, en cualquier
caso el p oyecto de ley deja de teaier existence.
Sn. MORUA DELGADO: A eso voy y me alegro de la
aclaraci6n, porque la teoria que combat es inacep-
table.
Para la revisi6n de cualquier acuerdo, se pide que
sean dos terceras parties los votos cuando la aproba-
ci6n ha necesitado la mitad mas uno; precisamente
porque el voto que revisa debe ser superior a aquel
que aprueba; por eso se pide que sean dos terceras
parties los que reafirmen un rpoyecto de ley 6 resolu-
ci6n, en presencia de las objeciones del Presidente
de la Repfiblica. El Senado, con mayoria de votes,
puede reafirmar un aciurdo anterior; pero A mi juicio
seria muy peligroso que se estableciera como teoria
general que lo que ha sido aprobado por una ma.yoria
absolute, pudiera set rechazado por igual nfriero de
votos; porque esta teoria destruiria el principio de la
votaci6n en las revisions. Yo entiendo, que lo mis-
mo se necesitan las dos terceras parties para una cosa
para otra. Las revisions demandan siempre ma-
yor nfmero que las aprobaciones.
SR. SANGUILY: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (EsaiVEZ Y ROIMER): La tieneel
senior Sarguily.
.... ..... ....... ......... ........ ..... ..... ....... .... ........
SR. Doiz: Pido la palabra.
Sn PRESIDENTE (Es'jVEZ Y RoM no): Latiene el
sefior Dolz.
SR. DOLZ: El senior Morfia se asombra de que se re-
suelva por la mitad mas uno de los Senadores presen-
tes en contra del proyecto votado; y result que en
favor del proyecto, es decir, reafirmindolo, se necei-
tan las dos terceras parties, se necesita en este Senado
el voto de diez y seis Senadores; sin embargo, para
no reafirmar este proyecto, bastan nueve Senadores,
puesto que si de veinte y cuatro quitamos nueve Se-
nadores, no quedan las 'dos terceras parties; nueve
Senadores nada mas imposibilitan, pues, la mayoria
constitutional para la aprobaci6n de este proyecto;
nueve pueden acordar, si se oponen A reafirmarlo, que
quede en pie el veto, desapareciendo el proyecto vo-
tado; pero para reafirmarlo se necesitan diez y seis
Senadores. Yo pido, pues, al Presidente que someta
A votaci6n la proposici6n que venimos defendiendo
de comfn acuerdo el senior Sanguily, el senor Zayas


y yo, y que se abra discusibn sobre el proyecto, insor-
tando integramento las objeciones del Presidente en
el acta, y que sea la discusi6n sobre si se reafirna 6
no el proyecto en su integridad.
SR. FRiAs: Pido la palabra paia una cuesti6n de
orden.
SR. PRESIDENT (EsiwVFZ Y RoMERo): La tiene
para ese fin el s(flor Frias.
Si, FRiAS: Es, mas bien que cuesti6n de orden,
una pregunta. Nosotros, el primer dia en que se di6
cuenta de este Mensaje, acordamos pasarlo 4 la Co-
misi6n; esa Comisi6n ha presentado un dictamen y la
proposici6n del seflor Dolz ahora altera por complete
lo que esa Comisi6n ha hecho. Yo creo que es necesa-
rio resolver lo que hacemos con el dictamen, a menos
lue acordemos prescindir de 61 y no nos demos cuen-
ta de que se ha presentado.
Sa. Doiz: La cuesti6n suscitada ha sido previa; el
dictamen ahi queda sobre ia Mesa; loque vamos r-e-
solver a.hora es la cuesti6n previa.
SR. FRIAS: De modo que la proposici6n del seflor
Dolz es de que quede sobre la Mesa?
SR. PRESIDENT (ESTIVEZ Y ROM RO): Se pone a
votaci6n la cuesti6n previa planteada por el Sr. Dolz.
Los seflores que est6n conformes lo demostiariAn en
la forma acostumbrada. tSe aprueba? (Sefales ofir-
mativas). Conformes.
Se abre discusi6n sobre la totalidad del pro3yecto.
Sn. FRiAs: Pregunto si ahora ei la oportunidad....
SR. Doi z: Se va 4 discutir ahora la totalidad del
proyecto, frente a las objeciones del Poder Ejecutivo.
SR. PRESIDENT (EsTIVEZ Y ROMiaRO): 4,Entiende
el Senado que se debe dar lecture A las objeciones
del Presidente de la Repfblica? Repitir6 la pregunta:
,desean lo's seflores Senadores que se lean las objecio-
nes que ya constant en acta?
Sn. ZAYAS: Yo no lo deseo.
Sa. DoLz: Yo tampoco.
*Sn. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO): De mane-
ra, que se puede prescindir de la lecture. (Seflales
afirmativas). Pues se abre discusi6n sobre la totalidad
del proyecto.
SR. ZAYAS: Pido Ia palabra.
SR. PRESIDENT (ESTiaVEZ Y EOMERO): La tiene el
senior Zayas.
SR. ZAYAS: Yo pido la palabra en contra del pro-
yecto, fundandome en que esas objeciones han side
estu4iadas por la Comisi6n, y 6sta las habia encon-
trado atendibles, por estimar que, en efecto, el pro-
yecto de ley que habiamos aprobado en algunos de
sus articulos resultaba oneroso para el comercio ma-
ritimo; por consiguiente, no veo raz6n para qne el Se-
nado insist en este proyecto, en su totalidad, con-
vencido, como debe estarlo, por las observaciones de
la Comisi6n, de.que el proyecto de ley, tal como se
aprob6, produciria perjuicios, sin qne, por otro lado,
reportara evidentes beneficios para el Estado. Por
consiguiente, como quie a que el Senado tiene amplia
libertad'para aprobar un nuevo proyecto de ley que
se formula despuBs, y en el que se eviten inconvenien-
tes, entiendo que debemos votar en contra del pro-
yecto de ley, para que pueda presentarse otro que
no contenga los inconvenientes de 6ste.
SI. PIIISIDENTE (ESTEVEZ Y ROMERO): 4,Algfn se-
flor Senador quiere usar de la palabra en contra del
proyecto.
Sn. SANGUILY: Pido la palabra para apoyar lo di-
cho por el senior Zayas.
Sn. PRRSIDENTE (EsTEVEZ Y ROMERO): Se pone 4
votaci6n la totalidad del proyecto. Los seflores Se-
nadores que voten en contra, se quedarAn sentados.








DIAPJO D)E ~I 1. ~. I DEL CONG-RESO.-SEiN ADO 7


SR. ZAYAS: Sr. President: yo pido votaci6n nomi-
nal.
Sa. PRESIDENT (EsTi]'i'z Y ROMERI): El senior
Secretario tomarn la votaci6n.
SI. SECRETARIO (SILVA): Han votado en contra
18 seilor.s Senadores.
SK. ESTRADA MORA: Pid la palabra para explicar
mi voto.
SR. PRESIDENT (ESTIVEZ Y ROMEIO): La tiene pa-
ra ese fin el senor Estrada Mora.
SR. ESTRADA MORA: He votado en contra, aunque
soy el antor del proyecto, forzado por la situaci6n le-
gal en que se ha colocado el Senado frente al veto pre-
sidencial; situacinn en que era indispensable votar a
favor 6 en contra de la totalidad del proyecto, y des-
de Inego porque acepto algunas de las observaciones
hechas por el Presidente, muchas de las cuales estnm
de acuerdo con cl primitive proyecto que yo sostuve
aqui, en el Senado, y que el Senado rechaz6 dejando
entonces la ley incomplete.
SR. PRESIDENT (ESTiVEZ Y ROMERO): Queda dese-
ehado el proyecto y sobre la mesa los antecedentes
traidos por la Comisi6n que se habia ocupado de 61.
SR. EsTRAI) MORA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (Es'rPvtz Y ROMERO):' La tiene el
seflor Estrada Mora.
SR. EsTRADA MoRA: Conmo que la ponencia presen-
t6 en la fltima sesi6n un articulado de acuerdo con
las objeciones del Presidente y ahora, con lo acordado
por el Senado, es precise formular un nuevo proyecto
complete, retire todo el'trabajo presentado, y si se
quiere puedo traer ini;a ii 1 mismo el nuevo.
SR. ZAYAS: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (EsTEVEZ Y ROmERR): La tiene el
senior Zayas.
SR. ZAYAS: Yo iba A proponer al Senado algo ana-
logo a lo que acaba de indicar el seflor Estrada Mora:
que como es de urgencia suma que exista una Ley de
Aranceles Consulares, y today vez que la anulada me-
rece nuestra aprobaci6n en su mayor parte y solo se
trata de algunas ligeras modificaciones que ya han si-
do estudiadas por una Comisi6n, acuerde el Senado
que esa Comisi6n present en la primer sesi6n un
pro3 ecto de Ley Arancelaria Consular.
SR. PRESIDENT (ESTEVFZ Y ROMERO): ZEs eso lo
mismo que desea el senor Estrada Mora?
SR. ESTRADA MORA: Lo mismo. Mafiana traer6 al
Senado redactado el proyecto.
SR. PRESIDENT (EsTiVEZ Y ROMERO): Continfiu la
Orden del Dia.
SR. SECRETARIO (FRiAs): En cumplimiento de un
acuerdo del Senado, qued6 sobre la niasa, hasta la
pr6xima sesi6n, el dictamen emitido acerca de las 6r-
denes militares referentes a Sociedades de Fianzas.
Procedo, pues, A la lecture de dicho dictamen:

AL SENADO:
Los Senadores que suscriben, comisionados para
emitir dictamen sobre el acuerdo adoptado por la Ca-
mara de Representantes, relative A la "Derogaci6n de
la Orden nfimero 169 y declarando en todo su vigor
la Orden nfimero 181 del mismo Gobierno Militar, y
mientras tanto, la Sociedad Fidelity and Deposity of
Maryland y cualquiera otra semejante pueden conti-
nuar sus operaciones".
Por tanto la Comisi6n tiene el honor de proponer al
Senado se acepte este acuerdo en todas sus parties y
entiende que al tenor con la C6mara debe quedar re-
dactado asi, el signiente:


PIOYECTO DE LEY

Articulo 9--Queda derogada la Orden del Gobier-
no Military de esta Isla nfmnero 169, fecha 17 de Ma-
yo fltimo.
Art. 2?-Se declare en todo sn vigor la Orden nf-
mero 181 del mismo Gobierno Militar, fecha 27 de
Septiembre de 1899; la cual reguirA rigiendo hasta,
que se promulgue la correspondiente Ley sobre la
material.
Art. 39-Mientras tanto, la Sociedad Fidelity and
Deposity of Maryland puede continuar sus operacio-
nes.
Art. 4-Esta Ley regira desde la fecha de su pu-
blicacibn en la Gaceta Oficial.
Senado, Septiembre 19 de 1902.-JosP Antonio Frias.
-Antonio Gonzdlez Beltrdn.-Jos4 de J. Moideagudo.
SR. PRESIDENT (Es' EVEZ Y ROIERO): Tiene la pa-
labra el Senador que quiera usar de ella aprop6sito
de (ste dictamen.
SR. RECIO: Yo la pido.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ7Y ROMERO): La tiene el
sefnor Recio.
Sn. RECIO: El proyecto de ley que se acaba de leer
tiene por obeto derogar una disposici6n del Gobirno
Military que elev6 6 cien mil pesos la fianza que te-
nian que dar esas Sociedades para ejercer sus funcio-
nes. Anteriormente, por la ley que se quiere volver a
implantar esas Sociedades, dedicadas a esa funciones,
necesitaban solo prestar una fianza de veinte y cinco
mil, pero esta segunda ley exige que el que quiera
dar garantias de esta clase ha de colocarse en las con-
diciones de la misma ley. Por consiguiente, debe
quitarse del proyecto la parte que se refiere a otras
semejantes y debe solo referirse a la actual, para que
las otras vuelvan a star en condiciones de colocare
dentro de ella y dar la fianza a que la ley Ee refiere.
De esa manera, quedarA mds claro.
SR. ZAYAS: Me adhiero A las manifestaciones del
senior Recio.
SR. PRESIDENT (ESTeVEZ Y ROMERO): 4Algin otro
seiioi Senador quiere usar de la palabra?
(Silencio).
Sr. SECRETARIO (FRiAs): Con ]a modificaci6n del
selnor Recio, aceptada por la Comisi6n, queda redac-
tada de esta manera:
(El senor Frias la lee).
SK, PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMIERO): Se somete &
votaci6n la totalidad del Dictamen.
iSe aprueba?
(Seiiales afirmativas).
Aprobada.
Se va A proceder ahora a la dikcusi6n del articulado.
4Algfin, sefior Senador desea usar de la palabra a
prop6sito del particular?
(Silencio).
4Se aprueba?
(Sinales ufirmativas).
Aprobado.
SR. SECRETARIO (FRIAs): Hay tres proyectos sobre
carreteras, que son los siguientes: (Leyendo):

AL SENADO:

Los Senadoies que suscriben, proponen al Senado
acuerde el siguiente Proyecto de Ley:
Articulo 1-Se dispone la continuaci6n de la ca-
rretera ya empezada y cuyo presupuesto parcia]men-
te ha sido aprobado por la .Jefatura de Obras Pfibli-
cas y que se extiende de Puerto Principe a Guaimaro.








8 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO


Art. 29-Los gastos de esa carretera, se haran con
cargo a los sobrantes que actualmente existan en el
Tesoro de la Repfiblca.
Senado de la Repfblica, a 20 de Septiembre de
1902.--Tomas A. Recio. -Manuel R. Silva.--Augus-
to Betancourt.-Salvador Cisneros.

AL SENADO:
Los Senadores que suscriben tienen el honor de pre-
sentar el siguiente
PROPOSICI6N DE LEY.
10- Se dispone la continuacibn de las obras de las
carreteras de Caonao A Manicaragua y de Trinidad al
Condado, con sujeci6n A los studios ya hechos y pre-
supuestos aprobados por la Secretaria de Obras Pfi-
blicas.
29-Los gastos que dichas obras ocasionen, se satis-
farAn con cargo al sobrante que en la actualidad
existed en el Tesoro de la Repfblica.
Sal6n de Sesiones, Septiembre 20 de 1902-Jos6 A.
Frias.-Francisco Carrillo.-Jos6 de J. Monteagudo.
-M. Morfia Delgado.


AL SENADO:
19-Se dispone la continuaci6n de las obras de las
carreteras de Matanzas a Canasi y de Matanzas A Ci-
dra con sujecci6u los studios y presupuestos apro-
bados por la Secretaria de Obras Piblicas.
29-Los gastos que dichas obras ocasionen. se satis-
farAn con cargo al sobrante existente en el Tesoro, -
Septiembre 20 de 1902.-P. Betancourt.--Jos6 A.
Frias.-Luis Fortfin.
Pido que se discutan inmediatamente.
SR. SANGUILY: Si se va 4 discutir, es necesario, y
lo suplico A la Presidencia, que se vuelvan a leer esos
proyectos.
(Asi se hace).
SR. GONZALEZ BELTRAN: Pido la palabra.
Sa. PR'ESUIENTE (EsTAVEz Y ROMERO): La tiene el
senior Gonzalez Beltran.
Sn. GONZALEZ BELTRAN: YO voy A rogar al Senado,
el acuerdo de que esos decumentos queden sobre la
Mesa, hasta que presentemos mociones anAlogas res-
pecto 4 otras provincias, y se discutan todas rcunidas
,en el mismo sentido que las presentadas.
Sn. ZAYAS: Yo iba a interrumpir al Senado para
dedirle que iba A traer en la pr6xima sesi6n una mo-
ci6n analoga, sobre la carretera de Managua A Bata-
ban6.
Sn. SANOUILY: Sefor Presidente: ,no se ha pedido
por un spfior Senador que se discutan en este memen-
to csas proposiciones?
SR. PRESIDENT (ESTVEZ Y ROMERo): Si, pero el
sefor Beltran ha pedido que queden sobre la Mesa.
SR. FRiAS: Pido la palabra en contra de ]a petici6n
del senior Beltran.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERo): La tiene el
senior Frias.
Sa. FRIAs: Estimo quo hay una profunda equivoca-
ci6n en pretender que se demore un proyecto porque
cualquier seflor Senador quiera presentar un proyec-
to anAlogo, por entender que ha de ser perjudicado el
fltimo que se present, si se discute posteriormente.
Eso es una equivocaci6n, porque la aprobaci6n del
proyecto, del que yo he sido uno de los firmantes, no
supone que se derogue, ni que se perjudique el que


haya de presenter el sefor Beltrin; tal vez seria fa-
vorecido, porque :seria un buen precedent para la
realizaci6n do sus aspiraciones. Si el Senado accedie-
ra a la autorizaci6n que se pide para la realize ci6n de
obras pfiblicas en una provincial, no es natural que
se niegue a conceder igual antorizaci6n para las
otras. Por el contravio, si se defiriera ]a discusi6n de
este proyecto para acumularlo 6 reunirlo A los otros
semejantes que se presented, se causaria un perjuicio
real A esa Provincia, porque es much la urgencia con
qne hay que tender a la necesidad que se indica en
nuestro proyecto, y no cabe, por otra part, que se
diga 6 se venga a decir que tan necesitadas esthn
otras Provincias como 6stas A que se refiere la au-
torizaci6n; afn cuando asi fuera, el hecho de discutir
inmediatamente estos proyectos no habria de perju-
dicar a las demas, ni remediar tampoco su necesidad.
Y si los Senadores que han firmado esas mociones han
tenido el prop6sito de traer aqui sus proyectos para
que sean objeto de discusi6n, y otros no lo han hecho,
culpa de ellos es y no nuestra.
Yo ruego al senior BeltrAn que no se oponga A que
se discutan los proyectos presentados,y yo,puede estar
seguro de ello mi distinguido compafiero, por mi par-
to estoy muy dispuesto a autorizar con mi voto la so-
licitud del Sr. BeltrAn a favor de su provincial.
SR. GONZALEZ BEI.TRAN: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO): La tiene el
senior Gonzalez BeltrAn.
SR. GONZALEZ BBLTR %N: Seoiores Senadores: la Pro-
vincia de Pinar del Rio, es la finica que no ha
sido favorecida con todas las dadivas que hizo el Go-
bierno Interventor A la Isla; alli hay s6lo tres carre-
teras en construcci6n, finicas con que cuenta la pro-
vincia.
Yo he estado tratando aqui en las sesiones priva-
das de ese asunto, y tomamos un acuerdo consistent
en hacer un studio de un plan para todas las
provincias, empleando esos $700,000 que hay sobran-
tes en Obras Pfiblicas, bajo un promedio equitativo,
A fin de que A todas las provincias pudiera destinarse,
de acuerdo con sus necesidades, una cantidad propor-
cional de ese fondo.
Si se dejasen pasar estos proyectos aislados, que s6-
lo beneficial 4 tres provincias, lo que v:i suceder es
que cuando vengan los otros proyectos de carreteras
para las otras provincias hermanas, nos vamos a en-
contrar en segundo lugar respect de las tres prime-
ras para las cuales hoy se solicit esa autorizaci6n y
ademas, esas obras se van llevar la totalidad de la
consignaci6n que es just repartir entire todas, pues
en todas hay las mismas necesidades..
SR. FniAs: Pido la palabra para una rectificaci6n.
SR. PRESIDENT (ESTIVEZ Y ROMERO): La tiene el
senior Frias.
SR, FRiAs: Yo entiendo que estas proposiciones de
ley tienen la desgracia de no haber sido comprensi-
bles para el senior Beltran.
Aqui no se pide que se destine para estas obras
el total de esa consignacin6 que sobra en Obras
Piblicas, a virtud de las economias alli introducidas;
no se trata de eso. Lo que result es que el Gobierno
Military acordaba presupuestos bi-mensuales para los
gastos de la Isla de Cuba; alli se incluian gastos que
al mes siguiente iban a repartirse: gastos que se acor-
daban por una sola vez, como los gastos que nosotros
hemos autorizado al Ejecutivo. Para continuar ha-
ciendo los gastos de referencia, el Ejecutivo puede
reproducir los gastos peri6dicos, pero los gastos que
eran para una sola vez, no cabe que el Ejecutivo los
repita sin una nueva autorizaci6n nuestra.






DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO 9


Se trata de carretPras que ya estan comenzadas, por
que hay tramos de ella hechos; pero como se extingi6
la cantidad que dentro de los presupuestos se fijaba
para esos trabajos. 6stos se han paralizado, y estin en
unos las piedras hacinadas en el camino y en otros
hay tramos hechos sin comunicaci6n centre si; aqui
un puente en la mitad de un tramo, al que no
so puede llegar, como sucede con el de Arimao,
porque el filtimo tramo terminado es el que lle-
ga A Guaos. Todo eso, hace que en esa provincial
no haya en la actualidad obras pfblicas en ejecuci6n;
todas las obras en ellas estan paralizadas; y como no
es possible entender que en el tiempo que falta para
lo, presupuestos se aprueben, se hagan todas esas ca-
rreteras, esta proposici6n lo que pide es que se auto-
rice la continuaci6n de ellas haciendo los gastos nece
sarios hasta que lleguen los presupuestos generals.
No faltan, probablemente, mis que muy pocos mess,
quizas dias, si se realize nuestro des. o, para aprobar
los presupuestos y en ones cabrA, dentro de los mis.
mos, el limitar los t6rminos en que s hbabran de ha-
cer en el afo econ6mico, durante el cual los Presu-
puestos van 4 regir. Ya ve, pues, el sefior GonzAlez
BeltrAn como se agota today la cantidad del Tesoro y
como Pinar del Rio, que llega tarde, no se quedariA
sin sus obras, porque las que representan estas tres
proposiciones no consume sino una cantidad peque-
fia del Tesoro; y si eso fuera asi, como dice el senor
GonzAles B ltrAn, cada vez que l1 ha votado en favor
de una proposici6n que representAra 6 que originAra
un gasto, debia igualmente temer que Pinar del Rio
se quedara sin cantidad para hacer sus carreteras; no
debe haber ese temor.
Asi es que, repito, suplico al Senado acuerde discu-
tir estos proyectos de construcci6n de carreteras tal
como pedimos.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERo): AlgAn senor
Senador ........
SK. ZAYAS: Pido la Palabra.
SR. PRESIDENTS (ESTrVEZ Y ROMERO): La tiene
el senior Zayas.
Sa. ZAYAS: Yo apoyo la proposici6n del senior Gon-
zAlez Beltran, y la apoyo no porque realmente tenga
la idea de traer algun proyecto que se refiera a carre-
teras en ]a provincia de la Habana, sino porque creo
que cuando no se trate de un proyecto de ley cuya
urgencia sea tal que la demora de dos 6 tres dias pue-
da ocasionar un gran perjuicio, no se debe dejar de
acceder A la petici6a de un Senador de que quede so-
bre la Mesa dicho proyecto. Y ademAs, asi cono el
senor GonzAlez BeltrAn piensa que es convenient pa-
ra la provincial que 61 mis directamente represent,
traer al propio tiempo que 6ste, otro proyecto relative
4 obras pAblicas en aquella provincial, indudablemen-
te que la misma conveniencia puede existir con res-
pecto A otros Senadores que aun no hayan estudiado
la cuesti6n de obras pfblicas relacionDndola con los
presupuestos, con los fondos existentes, las necesida-
des provinciales y otras circunstancias que son de te-
nerse en cuenta. Antes de adoptar una media de
esta especie, siempre serA convenient que trascurran
dos 6 tres dias, despues de conocido el proyecto, para
former asi criterio y votar con verdadero conocimien-
to de causa.
Yo no he de oponerme, desde luego, A que se vote
ese proyecto de ley; supongo que serAn las que se
indican, las obras pfblicas mas necesarias de las que
estAn pendientes en cada una de esas provincias que
alli se sefialan por los sefiores Senadores que conocen
mejor las necesidades de ellas. Supongo que ademas
de eso se buscara, aparte de la utilidad que esas obras


realizadas hayan de prestar, remediar la necesidad
de centros de trabajo para numerosos individuos que
se encuentran en esas provincias,y que desprovi-tos de
trabajo pftblico 6 de otra clase, no pueden ganarse
el sustento. Todo esto, teni6ndolo en cuenta, dir6 quo
he de votar, es casi seguro, en favor de esa proposi-
ci6n; pero ello no obsta para que cream que si el senior
GonzAlez BeltrAn desea estudiarla, en relaci6n con la
provincial de Pinar del Rio, debe quedar sobre la Me-
sa, porque, realmente, conforme A nuestro Reglamen-
to, podemos pedir que pasara A las Secciones, y en
eso si que se podria ver un deseo de demorarla, por
prolongarse la tramitaci6n; pero la simple p-tici6n de
quedar sobre la Mesa, para una pr6xima sesi6n, no
implica tal idea, ni puede pensarse que haya deseo
de obstrucci6n de ninguna especie, y en cambio se
facility el medio A todos los sefiores Senadores de que,
conciendo la proposici6n y pensando sobre ella, la
voten quizAs de perfect acuerdo.
SR. SANGUILY: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMIERO): La tiene el
senior Sanguily.
........ ............ ........
Sa. Fai-AS: Pido la palabra.
SR. PREIIDENTE (ESTEVEZ Y ROMieRO): La tiene
el senior Frias:
SR. FRiAS: Queria saber 6 conocer la proposici6n
del senor GonzAlez BeltrAn. Si ella era, como la in.
terpretaba el senor Zayas, de que quedara sobce
la Mesa, por un nhmero determinado de dias. 6 es
que el senor Gonzalez BeltrAn habl6 en contra de las
proposiciones.
Sn. GONZXLEZ BEL.TRAN: Pido la pa'abra,
SE. PRESIDENT (ESTEVEZ Y RoMERo): La tiene
el senior GonzAlez Beltran.
Sa. GONZAi.EZ BELTRAN: Estoy conform, sefiores
Senadores, con el criterio del senor Frias; creo que
deben hacerse obras en el pais A fin de ocupar todos
los braceros que hay en las distintas provincias de la
Isla, con familiar y sin trabajo,-que pueden ganar el
sustento con esos trabajos de obras piblicas, que es
necesario desarrollar, para establecer los medios de
comunicaci6n que boy nos faltan; pero en lo que no
estoy conform es en la forma en que se han presen-
tado esas mociones. Nosotros hemos tenido acuerdos
privados antes de traerlos A esta CAmara, trabajos ya
acordados para que todas las provincias pudicran ser
satisfechas en sus necesidades por medio de un acuor-
do y presentar aqui una moci6n firmada por todos y
apoyarla en este sentido. Algunos, por impaciencia,
se han anticipado A los otros, y por eso se han pre-
sentado aqui tres mociones, las cuales realmente no
deben tomarse en consideraci6n en este moment; yo
creo que deben quedar sobre la Mesa para la primer
sesi6n que acuerde el Senado, y presenter aqui cada
uno de nosotros su petici6n, para que se haga un re-
parto equitativo.
Sn. FRiAs: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (EST'VEZ Y ROMERo): La tiene
el senor Frias.
Sa. FaiAs: Prescindiendo de la primera part de
lo dicho por el senor GonzAlez BeltrAn, no porque no
me merezca consideraci6n, sino porque no responded
al objeto de mi pregunta ,qu6 era lo que queria el Sr.
Gonzalez BeltrAn? Yo-he podido saber que el sefor
Gonzalez BeltrAn ha pedido que quede esto sobre la
Mesa. hasta la primer sesi6n, y yo no tengo incon-
veniente en aceptar eso. No porque yo firme esa
moci6n y la haya presentado al Senado 6 haya tenido
acuerdo privado con nadie, para obligarme con 61.
Yo he hablado con el senior GonzAlez Beltrma y cog








10 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.--SENADO
__ ~ m --- -- -- n ; ^ i- ^ ji~ ir j i ^ l ^ ^


todos los demos sefiores Senadores acerca de la mane-
ra de poder realizar obras piblicas en la Isla, donde
contra esos arguments que aqui se traian, result
que hay quien se mere de hambre, sin quo tenga en
qu6 aplicar su actividad, mientras en el Tesoro de la
Isla hay sobrantes, y no debemos convertir al Estado
en Caja de Ahorros, porqne esa no es su misi6n. De
manera, que no es un celo exagerado el que yo me
ocupe de mi provincia y el General Betancourt se ocu-
pe de la suya y los seiiores Cisneros y los demis se
dcupeni de la de Puerto Principe. Lejos esto de me-
recer censura, merece aplauscs. Asi, pues, yo estoy
conforme con que esta proposici6n quede sobre la Me-
sa hasta la pr6xima sesi6n, y con esto realize un acto
de deferencia al senior Gonzalez Beltran y a las carre-
teras de Pinar del Rio, y con gusto ver .que sea la
cuarta moci6n que se present y que formara una mis
en el grupo de las tres presentadas. ,
Y ya que se ha formulado ulia cuesti6n, per el se-
fior Sanguily, que no es nueva, declarando inconsti-
tucional esta mci6n, porque nos convertimos noso-
tros en Secretarios de Obras Pfblicas. yo debo manifes
tar que todos los ante-proyectos de obras pfblicas, re-
mitidos al Senado, se encuentran con que alli, para
realizar esas obras, necesitan la aprobaci6n derCongre-
so. De mh.icra que no es un celo nuestro, sine que es-
tima la Secretaria de Obras Pflblicas, estima el Gobier-
no que estas obras no pueden hacerse, come ninguna
otra, sin que haya una ley express del Congreso que
lo autorice. Estas obras representan gastos que
determinan pagos por parte del Tesoro, y en las fa-
cultades dcl Senado esta, lo mismo que de la otra Ca-
mara, resolver cuales son las obras publicas que se
han de realizar, que sin una ley no cabe que se ha-
gan. Y yo pregunto, si se acnerda que esto es anti-
constitucional discutirlo aqui iqu6 sucederia? Pues
que no se barian esas obras nunca; porquo no cabe
que las haga ningiua autoridad de ]a Repdblica sin
autorizaci6n nuestra.
Por tanto, yo creo que ann cuando ahora lo que se
discutia es si procedia 6 no discutir inmediatamente
es'te proyecto 6 esperar hasta la pr6xima sesi6n, con
lo cual nos pondremos deacuerdo con el Sr. Gonzalez
Bpltrhn y los demAs firmantes de la proposicibn que 61
presentarl, correEponde acordarlo asi y terminar la
discussion, no sin antes manifestar que no estoy con-
forme con lo que dice el sefor Sauguily, de que esta
proposici6n no es constitucionual.
Sn. SANGUILY: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTiVEZ Y ROMERo): La tiene
el seflor Sanguily.
.... .,. ................... ..I........ .... ....... ............... .....
SR. BUSTAMIANTE: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTkVEZ Y RoMERo): La tiene
el senior Bustamante.
SR. BUSTAMANTE: El hecho de que est6n ahi sobre
la Mesa tres proposiciones de tres provincial relati-
vas A carreteras, y de que de una manera indirect se
invite A las otras tres provincias A presentar otros
tres proyectos analogos, de.muestra que en el fondo
de este asunto hay mas que una emulaci6n provin-
cial: hay el reconocimiento de que las obras pfiblicas
no afectan a tales 6 cuales provincias, sine A la Isla
enter, y de que cuando el Estado se ponga reali-
zar obras pAblicas, es necesario que tenga lo que por
ese camino no va ia tener: un plan general.
Al propio tiempo, el senor Sanguily ha suscitado
una duda, de caracter constitucional, tan grave y tan
important, que si nosotros vamos a tener muy pron-
to, presentado por el Ejecutivo, un Presupuesto de
gastos y de ingresos, y con una series de disposiciones


parciales vamos echando sobre el Tesoro otros gastos
aisladamente, no va a saber nadie lo que gastamos, y
saber lo que gatamos es muy important para la mar-
cha regular y ordenada de nuestra Hacienda. Por
esta dificultad constitutional que tenemcs que estu-
diar seriamente, es por lo que yo apoyo lo expuesto
por el seltor Sanguily; por la fndole misma del asun-
to y por la necesidad de armonizar los intereses de las
provincial con los del Estado. Creo que no debemos
ni podemos resolve estos particulares de una manera
precipitada, ni dejarlos sobre la. Mesa para ser trata-
dos en la pr6xima sesi6n, sino pasarlos A las Secciones
para que alli se estudie debidamente el plan general
de Obras Pfblicas.
Si resolvemos precipitadamente estas p-ticiones que
no tienen una urgencia extraordinaria, nos expon-
dremos A hacer una obra deficiente, como generalmen-
te son todas las que se hacen con precipitaci6n. Es-
tos proyectos, pues, deben seguir el camino que siguen
aqui todos los que se han presentado, ain los mas im-
portantes; porque yo no s6 si nosotros, tal vez por fal-
ta de studio, hemos tornado acperdos que no de-
beriaros haber tomado, si nos hubi6semos detenido
mais.
Importa, pues, much que estudiemos esto, sin
precipitaciones, para que nuestra obra no adolezca de
los defects que trae aparejada la irreflexi6n.
SR. FRiAs: Pido la palabra.
SR. PKRSIDENTE (ESTEIVEZ Y ROMERO): La tiene el
seflar Frias.
Sn. FRiAS: Yo creo que los t6rminos de esta cues-
ti6n son bien claros. Aqui so trata solo de que estas
proposiciones.sean resueltas, no en esta sesi6n, sino
en la pr6xima, como habia convenido el que habla,
con el sefor GonzAlez BeltrAn. De manera, que
la discusi6n, 6 mejor dicho. la votaci6n debe ha-
cerse 6 consistir en aprobar que queden estas proposi-
ciones sobre la Mesa hasta la pr6xima sesi6n, 6 que
deben ser rechazadas, por star fuera de la competen-
cia del Senado.
Sn. ZAYAS: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (EsTEVEZ Y ROMERO): La tiene el
senior Zayas.
SR. ZAYAS: Yo creo que el seller Frias estA en un
error. Aqui no se trata de votar en uno de los dos
sentidos que 61 indica, esto es, que quede sobre la Me-
sa 6 que se rechace la proposici6n; lo que se trata de
votar es si pasa k las Secciones 6 si queda sobre la
Mesa, que son dos cosas muy distintas, porque yo
protest de haber, desde el primer moment, manifes-
tado que votaria en favor del proyecto, si despues de
pensar las multiples consideraciones que deben aten-
derse, lo estimaba, come creo que lo estimar6, dadas
las noticias que tengo de 61, pertinentes. No se tra-
t i, pues, de que se rechace 6 de que quede sobre la Me-
sa, y yo que apruebo las manifestaciones todas del
sefnor Bustamante, cuando apoyE las del selnor Gonza-
lez BeltrAn, dije que si no pedia que pasara a6 las Sec-
ciones, era para que no sufriera mayor demora este
proyecto; pero come lo que planted el sefor Basta-
mente, despues de todo, es lo regular, lo apoyo, en la
inteligencia de que con ello no rechazo ninguno de los
proyectos, sine, por el contrario, atiendo a los intere-
ses generates del pais, considerando much las nece-
sidades de todas las provincias.
Sn. PRESIDENT (EsTriv~Z Y RoIiERO): Se somete A
votaci6n la proposici6n del seinor SAnchez Bustaman-
te, reducida A que pasen 6a las Secciones.
SR. ZAYAS: Pido votaci6n nominal.
SR. PRESIDENT (ESTWVEZ Y ROMERO): El Secreta-
rio procederA A tomar la votaci6n.






DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO 11


SR. SECRETARIO (FRiAs): Once sefiores Senadores
que si y ocho que n6. Han votado que si los sefiores:

Zayas.
Betancourt (A).
Tamayo (E).
Cisneros.
Estrada Mora.
Carrillo.
Lazo.
G. Beltrin.
Bustamante.
Sanguily
Dolz.
Votaron que no los sefiores:
Recio.
Fortfrn.
Betancourt (P).
Monteagudo.
Mendez Capote.
Morfta Delgado.
Silva.
Frias.


SR. PRESIDBNTE (ESTEVEZ Y ROMERO): Queda, pues,
acordado que pase las Secciones.
SR. BETANCOURT (PEDRO): Sefior Presidente: yo
quisiera explicar mi voto.
SR. PRESIDENT (ESTtVEZ Y RoM3ERo): El senior Be-
tancourt tiene la palabra para explicar su voto.
SR. BETANCOURT (PEDRO): Yo quiero explicar m
voto, diciendo que los Senadores por la provincial de
Matanzas hemos estudiado perfectamente el proyecto;
lo conocemos en todos sus detailes. Por eso no nece-
sitamos nuevo studio ni nuevo plazo de tiempo para
conocer que son de urgente necesidad y de grandisi-
mo provecho para la provincial.
SR. PRESIDENT (ESTvVEZ Y RoMERO): Teniendo
que dar cuenta de nombramientos consulares por el
Ejecutivo ;,acuerda el Senado constituirse en sesi6n
secret?


(Sefaales. afirmantivas).
Se suspended la sesi6npifblica.
ra el local.

(Eran las cinco'y diez minutes).


El pfblico despeja-


Rambla y Bouza, Obispo 33 y 35.-HIabana.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs