Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba.
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072699/00700
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
Physical Description: v. : ; 33 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Senado
Publisher: Rambla y Bouza
Place of Publication: Habana
 Subjects
Subject: Legislation -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began with: Vol. 1, 1902.
General Note: Description based on: 2. Legislatura vol. 2, no. 1 (abr. 6 de 1907); title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072699
Volume ID: VID00700
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001844861
oclc - 30331556
notis - AJR9135
lccn - sn 94026346

Full Text













DEL
CONGRESS DE LA REPUBLICAN DE CUBA

PRIMERA LEGISLATURE.

VOL. HABANA, 1 DE SEPTIEMBRE DE 1906. N? 44


S E NADO


Cuadragesima cuarta sesi6n ordinaria.-Septiembre 20 de 1902.


Presidencia del Sr. Luis Estevei y Romero.

Secretarios: Sres. Jos6 Antonio Frias y Manuel Ram6n Silva.


A las cuatro y treinta minutes de la tarde y
bajo la presidencia del Feior Luis Est6vez y Romero,
actuando de secretaries los seiiores Jos6 Antonio
Frias y Manuel Ram6n Silva, comienza la sesi6n.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERo): Se abre la
sesi6n. El official de actas se servirA dar lectura a la
de la sesi6n anterior (Se lee y es aprobada).
Sn. SECRETARIO (SILVA): Dictimenes presentados
y mociones. Lee un dictamen sobre el acuerdo de la Cd-
mara relative d la derogaci6n de la Orden nzmero 169.
SR. ZAYAS: C6mo dice? 'LLa Fidelity 6 cualquiera
otra semejante?
Sa. SEORETARIO (SILVA) : (Lee de nuevo).
SR. FaiAs: Pido la palabra para pedir al Senado
que acuerde dlscntir eso inmediatamente.
SR. ZAYAs: Yo desearia una explicaci6n por part
de la Comisi6n, de la frase "y cualquiera otra seme-
jante;" porque yo no puedo retener en la memorial la
Orden que se declare en vigor y no s6 si alli se exije
la condici6n de la fianza, por ejemplo. (Sr. MorA a Del-
gado: Si, veinte y cinco mil pesos). Entiendo pues, que
la frase "y cualquiera otra semejante" no trae con-
sigo la condici6n de prestar fiauza tambi6n, sino la
de que sea semejante en su organizaci6n y funciona-
miento; yo creo que se debiera expresar en esa Ley,
la frase, de la siguiente manera: "cualquiera otra se-
mejante que cumpla las condiciones exigidas en aque-
lla Orden."
SR. MORfA DELGADO: Estoy de conformidad con
el Sr. Zayas.
SR. FaIAs: Pido la palabra.


SR. PRESIDENT (EST$vez i ROMERo :) La tiene el
senior Frias.
SR. FuiAs: La Comisi6n dietaminadora ha basado
su informed en el acuerlo de la CAmara de Represen-
tantes y yo entiendo, como el senior Zayas, que lo
por 6l indicado es lo que quiere decir el acuerdo de la
Camara de Representantes. La Comisi6n de Estilo,
una vez que aqui se haya discutido el dictamen, es la
encargada de hacer la aclaraci6n. La C6misi6n die-
taminadora propone pues al Senado que acuerde dis-
cutir este dictamen inmediatamente, porque result
de verdadero inter6s. Asi lo ha entendido la Camara
de Representantes. Hay gran nfimero de emp'eados
piublicos que desempefan sus cargos hoy, sin prestar
fianza. Hay una orden, segun creo, muy reciente,
que dispone que los Tesoreros Municipales, por ejem-
plo, presten su fianza dentro de un plazo, y que de
no hacerlo dentro de ese plazo se entenderl que re-
nuncian al destiny: En algunos departamentos de
Estado se ha tratado de evitar el inconvenient qne
la prestaci6n de flanza ocasiona, por el hecho de no
poderse utilizar ninguna de las Companias que hoy
tienen una organizaci6n cuyo objeto es prestar esas
fianzas con fianzas personals, que son mAs ilusorias
y menos flrmes que las que pudiera prestar una Com-
paffia que tiene prestada garantia bastante al Estado.
Entre la fianza personal que por medio de un docu-
mento puedan prestar una 6 dos personas y la que de
una Compafiia con dep6sito bastante constituido y
que el Fstado consider con capacidad para ello, no
hay duda que ofrece mis garantias y mayor solvencia


__ _I __
~ _________


EmuUE


wpm
WL

ION
E S '00, -







2 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO


la de la Compania que la de particulars que se sus-
criben sin afectar bienes de iingfn g6nero. La vida
administrative de la Repfiblica result perjudicada
porque no pocos de sus empleados siguen desempe-
fiando cargos sin prestar la fianva 6 tendrAn que
abandonarlos porque no se les facility la manera de
que las Sociedades que se dedican a prestarlas, no se
ajusten 6 lo que prescribe la Legislaci6n vigente para
que puedan ejercer libremente esa clase de operacio-
nes mercantile.
Asi, pues, la Comisi6n propone al Senado, que si
estima que estas razones son bastantes para respon-
der a las aclaraciones que el senior Zayas ha indicado
y cuantas mAs se hagan por cualquiera de los seforeR
senadores, no se deje el dictamen las veinte y cuatro
horas que el Reglamento exige sobre la mesa y se
pase A discutirlo inmediatamente, teniendo en cuenta
que no es un Proyecto de Ley nuevo, sino una pro-
posici6n de Ley ya aprobada por la CAmara de Re-
presentantes y que de alli ha venido al Senado, para
ser discutida.
Sa. ZAYAs: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTAVEZ Y ROMERO:) La tione el
senior Zayas.
SR ZAYAS: He pedido la palabra sencillamente pa-
ra apoyar la petici6n del senor Frias, A fin de que
se discuta inmediatamente este dictamen, y pa-
ra mostrar mi conformidad con las explicaciones da-
das, toda vez que mi deseo era que se hiciera constar
que cualquiera Compaiia de la misma naturaleza ne-
ceeitaba colocarse en las condiciones exigidas por la
Ley que se trata de dejar vigente.
SR. SANGUILY: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMER(: La tiene el
selfor Sanguily.
Sa. ANGUILY: He pedido ]a palabra para suplicar
al Senado que acuerde dejar sobre la mesa el dicta-
men a que acab.a de darsele lecture, mientras los so
fiores senadores que asi lo deseen puedan informarse
acerca de las Ordenes Militares A que en ese informed
se hace referencia, porque, por ejemplo, yo no s6 cui-
les son, no conozco su contenido y me seria muy di-
ficil seguir una discusi6n sobre el asunto, cuando ig-
noro por complete lo que esas 6rdenes dicen, y la
mayor part de los sefiores senadores- so encuentran
en las mismas circunstancias que yo.
El senior Zayas acaba de decir que no recuerda con
exactitud los particulars A que se referia el informed,
y todas estas razones justifican mi petici6n de que
quede sobre la mesa hasta una sesi6u pr6xima, 4 fin
de que se nos d6 tiempo para consultar esas Ordenes
Militares.
SR. FRiAS: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTIVEZ Y ROMERO) : La tiene el
senior Frias.
Sn. FaiAs : He pedido la palabra solamente para
observer al Sr. Sanguily que el inconvenient que 61
indica pudiera obviarse de costa manera: la Secretaria
con gusto podria dar lecture A Iis Ordenes Militares
que on ese dictamen so citan, porque son tan cortas,
Consistent en tan poco, representan preceptos que en
manera alguna envuelven el prop6sito de favorecer
a una (ompafia, sino de salvar los inconvenientes
legal( que A virtud de preceptos declarados en una
Orden Militar, hacen aue sea impossible que fnncionen
aqui Compalias de las que se dedican a prestar fian-
za, porque se les exige un dep6sito de 100,000 pesos,
y la modificaci6n consist en volver 4 estableccr lo
anterior A esa orden que limitaba ese dep6sito a vein-
te y cinco mil. A eso se reduce las. Ordenes: hay una
que exige para que existan Compafiias de fianza un


dep6sito de cien mil pesos, y otra que s61o exige
veinte y cinco mil.
El prop6sito de la Ley votada por la CAmara de
Representantes y el dictamen de la Comisi6n convie-
ne en ello, que se vaelva a la antigua legislaci6n que
solo exigia 25 mil pesos, porque no hay Companiia
que quiera hacer operaciones en Cuba, si se le obliga
A inmovilizar esa cantidad en las Cajas del Tesoro.
SR. SANGUILY : Pido la palabra.
SR. PKKSIDENTE (ESTBVEZ Y ROMERO): La tiene el
senor Sanguily.
SR. ANGnILY: El asunto desde el punto de vista
de la audici6n en determinados 6rdenes no ofrece nin-
guna dificultad, como dice el senior Frias; pero surge
un punto de ella, con su distribuci6n del informed que
a ella se refiere; un problema que reviste alguna im-
portancia y no bastaria la simple lecture de esa or-
den para formarse inmediatamente una opinion; por
tanto, no veo nada que nos oblige A resolver acerca-
de ese particular; el tiempo, en este caso, es dema-
siado corto para darnos cuenta de una cosa que afec-
ta los intereses del pais; asi es que yo insist en pe-
dir que eso quede sobre la mesa hasta una sesi6n
pr6xima.
SR. PRRSIDENTE (ESTEVEZ Y ROtPRRO:) Se somete
a votaci6n la proposici6n del senor Sanguily, enmen-
dando la del sefor Frias. Los sefiores Se)nadores que
est6n conformes con su aprobaci6n, se serviran indi-
carlo en la forma convenida. (La mayoria asj lo-hace).
SR. FRiAS: Queria saber hasta cuando.
SR. S4NGUILY: Hasta una sesi6n pr6xima, no he
fijado fecha; lo que he querido es que hoy no se tra-
tara.
SR. SEORETARIO (Fais) : (Lee): Dictamen de la
Comisi6n sobre el Mensaje Presidencial haciendo ob-
servaciones a los Aranceles Consulares.
SR. BUSTAMANTE : Pido la palabra para proponer, a
fin de former juicio de este Proyecto, que se lea ar-
ticulo por articulo; el articulo nuevo y el derogado
por el Proyecto.
SR. ZAYAS : Y las objeciones que se hayan hecho
por la Presidencia.
SR. RECIo: Yo no he ent-ndido, si lo que aqui se
acaba de leer es el dictamen de la Comisi6n encarga-
da de emitirlo respect al Mensaje del Ejecutivo, ve-
tando la Ley Arancelaria Consular que aqut antes
aprobamos; siendo asi.........
SR. PRESIDENT (ESTAVWZ Y ROMERO) : Es el se-
nador ponente quien firm 6sto.
SR. REdIO: Yo crei que era otra cosa distinta.
SR. PRESIDENT (ESTVH.,z Y ROMERO).: bAIgfn se-
fnor Senador quiere usar de la palabra acerca de lo
que acaba de manifestar el senior Bustamante?
Qaiere el senor Bustamante repetir de nuevo su
proposici6n?
Sit. BUSTAMANTE: Yo he pedido que se lea articulo
por articulo; pero que, al leer cualquier articulo de
los nuevos, se lea el antiguo A que ese viene 4 susti-
tuir.
SR. ZAYAS : Y yo agregaba, .que si habia alguna
objeci6n del Ejecutivo sobre el articulo que se lea, y
el dictamen de la Comision no acepta exactamente la
objeci6p, sino que establece otra modificaci6n, se lea
tambien lo que sobre ese articulo haya dicho el Eje-
cutivo.
SR. ESTRADA MO'RA.: El dictamen que se acaba de
leer, modifica los articulos 1 y 2? de la Ley ya apro-
bada. Los demas articulos son adicionales A la Ley,
de acuerdo con el Mensaje del Ejecutivo y de acuer-
do con lo que la Ponencia y la Comisi6n habian pro-
puesto al Senado; pero no modtfica absolutamente







DAP-1O DEPB ,E'-:-0ES DEL CONGliESO.- -SLNADO


ninguno de logs tros articulos. Por eso, en el dicta-
men se dice que del 3? hasta el 70 inclusive, quedan
vigentes sin modificacion de ninguna clase. Solo que-
dan mnodificado el 19 y 27. Ahora se adicionan los
articulos siguientes, que llevarou los nimeros del 71
al 77, que son adicionales, que no alteran en nadai
los dem(ns articulos de la Ley; y el 78 que es el 7 1 d
la Ley aprobada, queda tal como estA redactado on la
Ley.
SR. FaiAs: Pido la palabra,
SR. PRESIDENT (EST1aVEZ Y vROIMERO :) La tiene
el senior Frias.
SI FlIAS : Yo estimo quo lo que precede es acor-
dar si se dispute inmediatamente 6 no, para despu6s
poner a discusi6n la totalidad del proyecto, y luego
pasar a discutirlo articulo por articulo. Y yo en-
tiendo quo de prosperar la proposicion del sefor Bus-
tainante, iba 6 leerse articulo por articulo dos veces;
ahora para discutir la totalidad y despu6s para disc
tir cada uno por su part.
Sn. BusrAMANTE : Yo creia que ya no habia to-
talidad porque la totalidad estaba discutida y apro-
bada, y que la cuesti6n so reducia s6lo 6 algunos ar-
ticulos; pero veo que la cosa no merece la pena de
que discutamos sobre ella, porque perderiamos tiein-
po. ror tanto, me da lo mismo que se siga uno fi otro
procedimiento.
SR. ZAYAS : Pido la palabra.
Sa PREISIDENTE (ET$ViVEZ Y ROMERO) : La tiene el
senior Zayas.
Sn. ZAYAS : Entiendo que lo que procede, confor-
me al Articulo sesenta y dos de la Constituci6n, es in-
c'uir integras las objeciones en elac ta, y discutir de
nuevo el Proyecto de Ley; pero discutirlo como pare-
cia indicar el Sr. Bustamante frente 6a las objeciones.
no introduciendo en 61 noved;des, sino discutiendolo
tal como esta acordado y las objeciones del Ejecutivo.
Asi es que me parece que huelga disiutir la totalidad.
SR. ESTRAOA MORA : El Ponente de la Comisi6e:
di6 ayer A conocer al Senado todas las solicitudes quo
envolvia el Mensaje del Ejecutivo, y de acuerlo con
ese Mensaje trajo redictado los dos primeros articu-
los que habian de sustituir 6 los ya aprobados por
ambas Camauras del Po.ler Legislativo. La Ponencia
procedia, pu6e, de acuerdo con el Mensaje del Ejocu-
tivo; pero pocos moments antes do entrar en sesi6n,
6a ltima hora surgieron nuevas indicaciones sobro
esos dos articulos y para resolverlas se pas6 aviso
al Ejecutivo a fin de que enviase un delegado que
cambiara improsiones aqui con los Senadores, por si
se aceptaban otras modificaciones 6 no, de acuerdo
con el Mensaje. Esto ocurri6 pocos moments antes
de abrirse la sesi6n. Result que el Ejecutivo lo
flnico que hace es recomendar la n-cesidad de dismi-
nuir alghn tanto los derechos quo se cobran a los
barcos que vienen para puertos de Cuba, y quo esa
modificaciuo bastaria reduciendo los derechos que se
fijaban en los puertos de escala en Cuba; poro despu6s,
por iuspiraci6n del mismo Poder EjIcutivo y con los
cAlculos que existen en la Secretaria de Estado, se
manifest an la (omisi6a y algunos seilores Senado-
res que estaban presents en la conferencia, que po-
niendo diez pesos a los buques de vela, veinte a los
de vapor con menos de dos mil toneladas y treinta
a todos los que tuvieran m6s de dos mil toneladas,
quedaban satisfechas las rentas consulares, y so hacia
una bonificaci6n al Comercio maritime todavia ma-
yor; y despuns de una discusi6n sobre eso la Ponen-
cia trajo los dos articulos redactados en esa forma,
poniendo diez pesos a cada barco de vela. veinte A los
buques de vapor que no excedan de dos mil tonela-


das y treinta los quo excedan. No es eso acceder,
tampoco, a la solicitud de los' comerciantes, porque
estos pedian que todos los barcos, sin consideraci6n
al tonelaje, pagariin diez pesos los de vapor y cinco
los de vela; nosotros licnos subido la cifra al double,
poniendo veinte 1 los buque- de vapor hasta dos mil
toneladas, de dos mil en adelante {i treinta, y diez
los buques de vela.
SR. PRESIDENT (ESTivEZ Y ROMERO) : o~0 a-
biendo totalidad que :-ometer A votari6n, el senor Se-
cretario pasarni a leer el articulado en la forma en
que lo ha solicitado el senior Bustamante y con el cual
el Senado estA do( acuordo.
(El Secretlaio, scilor Silva, les el articulo anteriormente
aprobado).
Sa. ZAYAS : Yo pido que sea el que propone el
Ejecutivo. (El &ec'etario lo lee).
S,. PknumA : Pido lapalabra para una (uestioa
de orden.
SR. PRESIDENTe (Esi-viz Y ROMERO :) La. tiene
el Sr. Pairraga.
Sa. PLA.uAx : Con arreglo al articulo sesenta y
dos de la Constituci6n, cuando se da cuenta de un
Proyecto de Ley, que ha sido vetado por el Presilen-
te de la Republica, es necesario que intervengau en
la discusi6n, para que sea aprobado, las dos tererras
parties del numero total de miembros del Cuerpo Co-
legislador en que se discuta, Deben ser por consi-
guionte diez y seis Senadores los que voton favora-
blemente esta Ley que e so est discutiendo y no hay
nufmero suficiemte para ollo; por lo tanto, la discusi6n.
no puede progresar.
SR. ZAYAS : Pido la palabra para una cuesti6n de
orden.
SR. PRESIDENT (EsrIVEZ Y RoMsRo) : La tiene
el senior Zayas.
Si. ZAY. s : Creo que padeco un error el Sr. PArra-
ga porque para lo quo so necesitan las dos terceras
parties de los miembros de cada Cuerpo Cologislador
es para aprobar nuevamentecl Proyecto de Ley acor-
dado. De manera que si el Senado aprueba las obje-
ciones que se hacen al proyecto, p ira esta aprobaci6n
no necesita nms que la mayoria normal ordinaria.
I)e modo que el conflict no surgiria sino en caso de
quo fuera A hacerse una votacion en favor del proyec-
to primitive y esta no obtuviera las dos terceras par-
tes de 1] s votos de todos los Sonadores; poro mnientras
e e caso no lloguo, no ha surgido tal conflict.
Sn. I'Pbak : Pido la palabra.
SR. PRESIDENITE (EsTriVEZ Y RonERo) : La tiene
el seFior Pairraga.
Si,. P.imuuA : Estoy en desacuerdo complete con
el senior Zayas porque, si este proyecto se dispute no
estando presents las dos t rceras parties del Senado,
no puede Ilegair nunca la oportunidad de que reccaiga
una tde las dos resoluciones que la Constitici6n prev6,
cl voto sobre el veto. Por consiguiente, no puede
discutirse este Proyecto en la situaci6n en que el Se-
nado se encuentra en esto moment.
SR. ZAkas: Deseo quo se cuento el nlmero de se-
fiores Senadores presents para que se yea que hay
iais de las dos terceras parties.
Sit. SECRETARIO (FRiAs) : Hay diez y site.
SR. BUSrAM.XINIE : Pido Ia palabra.
Sn PRESIDENTE (EsTivsz v ROMERO) : La tiene el
senior Bustamante.
SR. BUSTAMIANTE : Siento no estar conform con
las observaciones que acaba de hacer el Sr. PArraga
y voy a discurrir un poco respect a este articulo 62
quo me parece que es muy claro. (Lee).







4 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO


De modo que el veto presidential no mata al pro-
yecto, sino borra las discusiones y el acuerdo de que
el proyecto haya sido objeto y hace volver las cosas
al mismo estado que antes.
Puesto el veto A un proyecto de Ley, vuelve al Se-
nado 6 A la CAmara de Representantes y se discute de
nuevo, y al llegar el moment de votarlo, pueden su-
ceder dos cosas: 6 que se acepten las objeciones que
envuelve el veto presiencial y en su virtud result
de esta votaci6n una cosa distinta A la que result de
la primer 6 que se pongan en contradicci6n mani-
fiesta el poder legislative y el poder Ejecutivo, de
modo que el poder legislative, por los medios cons-
titucionales, anule el veto presidential. Entonces es
cuando nuestra Constituci6n, como todas las del mun-
do, toma precauciones y exige garantias basadas en el
nfimero, en el quorum.
La soluci6n de este problema es perfectamente cla-
ra, dentro de las disposiciones constitucionales.........
Llega un moment en que la Camara va A insistir en
su derecho y no va A ceder al veto, y entonces se re-
cesitan las dos terceras parties de los votos de cada
Cuerpo Colegislador; pero no llega esa situaci6n y el
quorum no hace falta. En el art. 62 se habla del
quorum en estas condiciones: (Lee). Cuando se ha-
bla del quorum es despu6s de la discusi6n, para que
se pueda convertir en ley todo, A pesar del veto Pre-
sidencial. En la hip6tesis inversa, mientras no se
hace mAs que discutir, cuando por el hecho del veto,
vuelve el proyecto A las condiciones primitivas, cuan-
do se vota ese proyeoto en cualquier sentido, ent6n-
ces el quorum no hace falta; porque ya no exis-
ten las rozones de orden Constitucional que exijen
esas garantias para ponerse frente del Poder Ejecu-
tivo. Par6ceme que esta tiene que ser la mente del
Articulo.
SR. FRiAs: Hay 17 Senadores, sobra uno.
SR. DOLZ : Pidola palabra.
SR PRESIDENT (ESTEVEZ Y RoMERO) : La tiene el
senior Dolz.
SR. DOLZ : Si hay quorum es infitil lo que iba A
decir; pero como estamos interpretando un articulo
de la Constituci6n, se puede presenter otro dia igual
caso que el del senior Bustamante, con cuyas doctri-
nas en principio estoy de conformidad.
Queria decir que en corroboraci6n A la doctrine ex-
puesta por el seflor Bustamante, esta sesi6n no pue-
de comenzar sin una especial mayoria. Como el senior
Bustamante decia, presentadas las objeciones del Pre-
sidente, hay que legar A una de estas dos conclusio-
nes: 6 que los Senadores no acepten las objeciones del
President 6 que acepten sus modificaciones fi obje-
ciones. Si no hay ese quorum 6 mayoria especial,
no puede comenzarse ]a sesi6n, porque uno de esos
extremes A que puede llegarse, 6 sea oponerse A las
objeciones del Presidente, ratificando el Senado la
ley votada, exige las dos terceras parties de los miem-
bros de esta CAmara.
SR. PkRRAGA : Pido la paladra.
SR. PRESIDENT (EST VEZ Y ROMERO): La tiene
el seflor PArraga.
Sn. PAibAGA: Aunque la circunstancia de encon-
trarse ya en la Sala nfmero suficiente de seflores Se-
nadores para discutir hibilmente el Mensaje Presi-
dencial, hace innecesaria la discusi6n que inici6,
quiero hacer constar que no estoy de acuerdo con el
senior Bustamante, en cuanto estima que basta un
nfimero de Senadores menor de los dos tercios del
Senado, para discutir; aunqne desde luego est6 con-
forme con el resto de su doctrine. Insisto en career,
como al principio decia, que para que esta discusi6n


Advance, es indispensable que haya.diez y seis Sena-
dores presents, porque de otra manera no podria
darse uno de los dos casos que ]a Constituci6n prev6,
ni habria mas que una soluci6n possible, y es la de
que se aceptara la modificaci6n propuesta por el Eje-
cutivo.
SR. ZAYAs: Pido la palabra para hacer constar
sencillamente, como dice el sefor Dolz, que no estoy
conforme con 61, pero si con el Sr. Bustamante.
SR. PRES DENTE (.ESTEVEZ Y RoMERO) : Continile
el Secretario, pues que tenemos quorum sobrado.
SR. SECRETARIO (SILVA) : Lee el articulo primero
del nuevo proyecto.
Sa. ZAYAS: Pido la palabra en contra del dictamen.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO) : La tiene el
senior Zayas.
SR. ZAYAS: Yo entiendo que aqui no se puede
discutir mas que en esta forma: 6 se acepta el P ro-
yecto, es decir, 6 se acepta la Ley tal como fu6 apro-
bada por los dos Cuerpos Colegisladores y elevada al
Ejecutivo, y entonces se necesitan las dos terceras
parties de los votos, 6 se aceptan las objeciones que a
esa Ley, y en particular al articulo que se discute,
hace el Ejecutivo. El introducir una novedad es ha-
cer una Ley nueva, Ley nueva que podria ser objeto
de un nuevo veto, porque el Ejecutivo diria: Esto
no es ni lo que sometiste primero A mi sanci6n, ni lo
que result de aceptarse mis objeciones, sino cosa
completamente nueva; y como la Constituci6n prev6
ese caso, de aqui que no sea possible que se introduzca
en el proyecto vetado, aceptando esta palabra, una
novedad que no sea las objeciones mismas que hace
el Ejecutivo. Si elevamos al Ejecutivo, por ejemplo,
un proyecto de Ley que diga que se pagaran dos cen-
tavos por tonelada en tales y cuales circunstancias, y
el Ejecutivo dice: yo opino que esos dos centavos de-
ben reducirse A un centavo por tonelada, nosotros
debemos discutir si dejamos los dos centavos, como
existen en el proyeeto de ley primitive, 6 si en los
casos que sefiala el Ejecutivo reducimos esos dos cen-
tavos A uno; pero no podemos acordar que ni queden
los dos centavos que determine el proyecto ni que se
p:gue el centavo, segfn entiende el Ejecutivo, sino
que se pague un tanto alzado por cada buque de vela,
y otro tanto por cada buque de vapor, porque ya esto
es otra cosa nueva que no consider ni pudo estudiar
el Ejecutivo cuando se le envi6 el proyecto; es decir,
que ahora legislamos otra ves, y enviamos A su con-
sideraci6n una cosa completamente nueva, lo que po-
drir dar por resultado un nuevo veto.
Por eso me opongo; no porque est6 6 no est6 con-
forme con lo que proponia el senior ponente de la Co-
misi6n, sino porque creo improcedente que podamos
introducir novedades que no consistan en aceptar
las objeciones del Ejecutivo.
SR. BUSTAMANTE : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT: (ESTIVEZ Y ROMERO:) La tiene
el sefor Bustamante.
SR. BUSTAMANTE: Esta vez no estoy de acuerdo
con el senior Zayas. (El sector Zayas: Lo siento mucho.
Conforme A las disposiciones constitucionales, cuando
el President de la Repfiblica recibe un proyecto de
ley y le pone su veto, envia A las CAmaras'las obje-
ciones contra aquel proyecto, nunca un proyecto
nuevo; porque si nosotros admitimos que en el orden
normal formula A su vez un proyecto nuevo, y hemos
de optar entire los dos, result que de una manera
indirect, en el caso del veto, damos al Ejecutivo ]a
iuiciativa de las leyes, que no tiene dentro de nuestras
disposiciones constitucionales. La funci6n presiden-
cial no es esa; no envia un proyecto nuevo para que







DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO 5


frente al antigno discutamos los dos; s61lo formula
objeciones. El Ejecutivo nos ha dicho los inconve-
nientes que tiene el proyecto aceptado por nosotros:
ha hecho bien. Ademns, ha tenido la atenci6n de
indicar caminos diferentes, soluciones distintas, en
manera alguna tomando la iniciativa de las leyes,
que s6lo tiene el Congreso, sino ayudandonos en
nnestra area. Por eso, la Constituci6n nonos dice
que nosotros discutamos las objeciones del Ejecntivo,
sino que las insert6mos integras en el acta y que dis-
cutamos de nuevo el proyecto 6 resoluci6n; el proyec-
to integro, con la facultad de introducir today clase
de enmiendas, y dejarlo sin efecto por complete 6
modificarlo parcialmente.
Como decia antes, sin discutir este pnnto, y ade-
lantandome en cierto modo a la cucsti6n, el veto deja
el proyeoto integro, como estaba al principio, y noso-
tros discutimos el proyecto en su integridad, acep-
tAndolo 6 enmendindolo. Con este critel io, podemos.
hacerlo todo, menos conceder al Presidente la inicia-
tiva de las leyes, ni suponer que en cierto modo so ha
conver ido en un Senador 6 Reprcsentante.
La finica dificultad que cabe opener es que con el
veto surja una ley distinta de la primitive, y que el
President pueda formula el veto por segunda vez.
,)Por qu6 el Presidente no ha de tener el derecho do
poner el veto A la nueva ley que surja.? Ent6nces lle-
garia el caso de insistir 6 no insistir. Y esta dificul-
tad constitutional no debe Ilevarnos al extreme de
concederle por esta puerta, que no es la franca, la
iniciativa de las leyes al Presidente de la Repfiblica.
SR. ESTRADA MORA : Pido la palabra.
Sr. PRESIDENTE (ESTIVAZ Y ROMERO) : La tiene
el senior Estrada Mora.
Sn. ESTRADA MORA : He pedido la palabra, preci-
samente, no para explicar de una manera amplia las
razones que habia tenido la ponencia para modificar,
pocos moments antes de entrar en sesi6n, el primi-
tivo Proyect-, que ya las explic6 perfectamente el
senior Bustamante; sino para demostrar que a pesar
de que el Ejecutivo ha hecho determinadas objecio-
nes al Proyecto de Ley, podemos nosotros, aceptando
esas objeciones, modificarlas. De manera, que no
estamos obligados A aceptar las objeciones del Ejecu-
ivo, tal como ellas vienen. Entonees nos veriamos
en el siguiente caso: nu aceptando esas objeciones
podiamos aceptar el primitive Proyecto, tal como
estaba.
Sa.. DOLz: Pido Ia palabra.
SR. PRESIDENT (ESTiVEZ Y ROMERO) : La tiene
el senior Dolz.
SR. DOLZ : El veto es un conflict entire el Poder'
Legislative y el Ejecutivo. El Legislativo ha dicta-
do uni Ley que el Ejecutivo no desea que so convicer-
ta en fuerza obligatoria. El veto, pubs, hace surgil
un conflict entire ambos padres.
El President devuelve entonces al Congreso la Ley
vetada por 61, con un veto en el cual le hace objecio-
nes, que no tienden, como perfectamente dice el sefror
Bustamante, A solicitor del Congreso determinada re-
soluci6n, A solicitar del Congreso mo lificaciones de
ninguna especie en la Ley vetada; objeciones que no
tienen otro objeto que una cortesia constitutional,
porque el Ejecutivo no puede negar la sanci6n A una
Ley sin explicar al Congreso las razones que ha teni-
do para negirsela; pero el conflicto estA suscitado
por el veto: el Ejecutivo no quiere que eso sea Ley,
por las razones que ha consignado; no pide que esa
Ley se modifique, no hace enmiendas al Proyecto,
no present un Mensaje solicitando innovaciones 6
modificaciones; lo que hace es oponerse 4 sn sanci6n,


indicando las razones que tiene para oponerse; y con-
forme al articulo de la Constituci6n, al Senado corres-
pende resolver ese conflict, porque tenemos el veto
presidential, que no quiere que eso sea Ley, y noso-
tros podemos insistir en que lo sea, a pesar del veto
del Ejecutivo; esa es la cuesti6n que debemos resol-
ver, lo mismo que lo determine el parrafo segundo
del articulo sesenta y dos. Por eso exigia yo la ma-
yoria especial, las dos terceras parties del Senado; lo
que nosotros tenemos que resolver es si, a pesar del
veto del Ejecutivo, esa Ley debe serlo y por eso se
e'ige la mayo'ia del Senado, por eso yo la pido, ysin
esa no podemos discutir el particular relacioiado con
ella material; se necesita esa mayoria para saber si se
insisted 6 no; para esto se necesitan indispensablemen-
te las dos terceras parties de los votos de los miembros
de esta CAmara. De modo que hay que saber, como
cuesti6n pr6via, antes de hacer otra ley distinta, si
este Cuerpo insisted en su opinion; si demuestra su
insistencia por el voto de las dos terceras parties de 61.
si no insisted, le habremos dado, entonces, la raz6n al
Ejecutivo y habremos declarado que aqu6lla no debe
ser Ley, y podremos presentar ent6nces, mas adelan-
te, hoy, mafiana 6 cuando nos parezca, otr6 nuevo
Proyecto; pero hoy se trata de resolver este conflict:
si la Cmara insisted 6 no. Yo pido, pues, que se
penga A votaci6n el particular, es decir, que se vuel-
va a discutir la material de esta Ley en su inte-
gridad.
Tal us la cuesti6n pr6via.
SR. PARRAGA : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (EsT&VEZ Y ROMERo) : La tiene el
seflor PArraga.
SR. PARRAGA : Yo entiendo que el articulo sesenta
y dos de la Constituci6n claramente determine el pro-
cerlimiento que hay que seguir pn el caso de ponerse
por el Ejecutivo el veto A un Proyecto 6 Resoluci6n
someti(lo A su sanci6u, y al mismo tiempo determine
hasta qu6 punto tiene el Senado 6 el Cuerpo Colegis-
lador de que se trate, autoridad suficiento para dis-
cutir ampliamente el punto sometido A su delibera-
ci6n.
De manera, que la propia Constituci6n determine
c6mo el Cuerpo Colegislador de que se trate tiene au-
toridad para discutir de nuevo, es decir, para consi-
derar en su totalidad el problema objeto del debate y
para resolverlo, tambi6n, con today amplitud; y se ex-
plica que esta amplitud haya sido otorgada por la
Constituci6n, porque el Presidente, como decia el se-
for Bustamante, si no tiene la iniciativa de las Le-
yes, tiene en cambio la facultad de hacer sus objecio-
nes, simplemente sus objeciones, a los Cuerpos Cole-
gisladores sobre cualquier Proyecto de Ley 6 de Re-
soluci6n, y esto es lo que ha hecho en este caso el
President de la Repfiblica; ha hecho objeciones A
determinados articulos de la Ley de Aranceles Con-
sulares, ha demostrado cuiles son los inconvenientes
que al servicio pfiblico acarrearia nuestro acuerdo,
cuales los inconvenientes que se presentarian a nues-
tro comercio en sus relaciones con el extranjero, y
estas objeciones han de ser estudiadas ahora por el
Senado, pudiendo suceder que su studio nos conduz-
ca considerar otras necesidades, que de ser tenidas
en cuenta, haga que alteremos otros articulos que
con las mismas se relacionen; que venga i nuestra
mente algo que no tuvimos en cuenta cuando se dis-
cuti6 por primer vez el Proyecto y fuera necesario
apreciar ahora para poder juzgar en conjunto el pro-
blema sometido A nuestra consideraci6n.
La Constituci6n no puede ser mas clara; en mi con-
cepto no admit mAs que esta interpretaci6n: "El







6 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO


Cuerpo Colegislador que los hubiere propuesto, dice:
aconsignara las referidas objeciones integramente en
acta, discutiendo de nuevo el Proyecto 6 resoluci6n.)
No la parte objecionada, no ninguna fracci6n del
proyecto 6 de la resoluci6n, sino el proyecto 6 la re-
solnci6n integros.
Cuanto al procedimiento indicado por el senior Dolz,
no estoy conforme, porque cuando se refiere a la vo-
taci6n, la Constituci6n dice: "Si despu6s de esta dis-
cnsi6n, dos terceras parties del nfimero total de los
miembros del Cuerpo Colegislador, votase en favor
del proyecto 6 resoluci6n, se pasarA, con las objecio-
nes del Presidente, al otro Cuerpo."
De modo, que lo que procede aqui es seguir discu-
tiendo el proyecto en su integridad, como se comenz6
A, discutir, empezando por el articulo primero, como
se ha hecho, y concluyendo por el articulo final y en
el orden que se habia establecido, leyendo primero el


articulo y luego las objeciones presidenciales que le
correspondan, haci6ndolas constar en el acta de la
sesi6n de hoy, y leyendo, por filtimo, la parte perti-
nente de la Comisi6n.
SR. SANGUILY: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESrIEVEZ Y ROMERO) : El senior
Sanguily pide la palabra para la discusi6n 6 para al-
guna observaci6n respect a la hora.
SR. SANGUILY : Yo tengo necesidad de decir algo,
y quisiera que la sesi6n.........
SR PREDIDENTR (EST.VEZ Y ROMERO :) Yo me veo
en el caso de suspenderla ya, para continuarla ma-
fiana, A las dos, quedando en el uso de !a palabra el
senior Sanguily.
SR. SANGUILY: Yo aplaudo los deseos del sefnor
President.

(Eran las cinco y cinco minutes).


Rambla y Bouza, Obispo 33 y 35.-Habana.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs