Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba.
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072699/00696
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
Physical Description: v. : ; 33 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Senado
Publisher: Rambla y Bouza
Place of Publication: Habana
 Subjects
Subject: Legislation -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began with: Vol. 1, 1902.
General Note: Description based on: 2. Legislatura vol. 2, no. 1 (abr. 6 de 1907); title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072699
Volume ID: VID00696
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001844861
oclc - 30331556
notis - AJR9135
lccn - sn 94026346

Full Text












I 0 DE SESIONES

DEL

CONiRESO DE LA REPUBUCA DE CUBA

PRIMERA LEGISLATURE.

VOL. 1. HABANA, 22 DE AGOSTO DE 1906. N? 40



S E NADO


Cuadragesima sesi6n ordinaria.-Septiembre 9 de 1902.


Presidencia del Sr. Luis Estevez y Romero.

Secretarios: Sres. Jose Antonio Frias y Manuel Ram6n Silva,


A las tres horas y cnarenta y cinco minutes de la
tarde comienza la sesi6n, actuando de Presidente el
seilor EstBvez y Romero y de Secretarios los seflores
Jos6 Antonio Frias y Manuel Ram6n Silva.
SR. PRPSIDENTI (ESTEVEZ Y ROMERO): Se abre la
scsi6n. Proc6dase A la lectura del acta de la sesi6n
anterior. (Asi se hizo yfui oprobada).
SR. SECRETARIO (SILVA): Se va a dar cuenta con la
orden del dia. (Lae):
ARTICULO I
Para el ejercio de sus atribuciones, tendrA el Presi-
dente de la Repftblica las siguientes Secietarias de
Despacho:
Estado.
Justicia.
Gobernaci6n.
Hacienda.
Instrucci6n Pfiblica.
Agriculture.
Fomento.
ARTICULO II
Para cada una de dichas Secretarias se nombrarea
Q 4 i A l h1 11 1t +


por uno de los Secretarios designados por el Presiden-
te, sin que en ningin caso pueda refrendar los decre-
tos del Presidente de la Repfblica fnncionario que no
sea Secretario del Despacho. Las licencias se conce-
derAn por causes justificadas y procedentes, sin que
puedan exceder de sesenta dias y sin que al mismo
tiempo, puedan estar en uso de ellas mAs de dos Se-
cretarios del Despacho.
AurTIULO IV
Los Secretarios del Despacho participan del Poder
Ejecutivo refrendando los decretos, 6rdenes y demas
disposiciones del Presidente de la Repfblica; pero no
pueden ejercer dicho poder aisladamente.ni reunidn-
dose dos 6 mis 6 ese efecto.
ARTICULO V
La Secretaria de Estado tendril A su cargo el des-
pacho de los asuntos signientes: Cancilleria.-Relacio-
nes diplomiAticas.-Politica internacional.-Tratados.-
Convenios.-Extradici6n.-Expedientes de ciudadania
y naturalizaci6n.-Legalizaciones.-Comercio exterior.
-Tratados mercantiles y franquicias de aduanas.-
Consulados.-Interpretaci6n de lenguas.-Traducci6n
de documents.


U11 UnVtl Ulll U Uecler e O5aU eA.)l1 lI UUpalUi 0 CC;0 U M I.c 1U 6 Y
sueldo. ARTICULO VI
ARTICULO III La Sscretaria de Justicia tendra a su cargo el des-
Cuando algfin Secretario estuviese impedido por pacho de los asuntos siguientes: Justicia civil, penal
enfermedad, licencia que le fuere concedida por el y cotencioso administaativa.--Registros civiles de la
President de la Repiblica f otro motivo de desem- Propiedad y del Notariado.-Registros de penados y
pefiar su cargo, serA sustituido en su departamento de fltimas voluntades.-Colecci6n legislative.








2 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO


ARTICULO VII
La Secretaria de Gobernaci6n tendrA a su cargo el
despacho de los asuntos siguientes: Ayuntamientos y
Gobiernos civiles.-Beneficencia y Sanidad, Correos y
Tel6grafos.-Politica interior.-Elecciones-Peri6dico
Oficial.--Seguridad.--Orden pflblico.-Cuerpos arma-
dos.-Asuntos relatives A la clase obrera.-Estable-
cimientos penales.y carcelarios.
ARTICULO VIII
La Secretaria de Hacienda tendra A su cargo el
iespacho de los asuntos siguientes: Contribuciones 6
Impuestos.-Propiedades y derechos del Estado.-
Tesoro Publico.-Ordenacibn de pagos del Estado.-
Intervenci6n general de la Administraci6n del Esta-
do.-Moneda.-Presupuestos.-Aduanas y Marina.
ARTICULO IX
La Secretaria de Instrucci6n Pfblica tendra a su
cargo el despacho de los asuntos siguientes: Escue-
las.-Institutos -Universidades.-Titulos de incor-
poraci6n.- Profesorado. Oposiciones. --Museos.--
Ateneos.-- Academias. Bibliotecas. -- Archivos. -
Propiedad intelectual.-Bellas Artes.
ARTICULO X
La Secretaria de Agricultura tendrA A su cargo el
despacho de los asuntos siguientes: Inmigraci6n.-
Patentes.-Privilegios de invenci6n.-Marcas.--
Montes y Minas.-Regadios.-Servicio agron6mico.-
Riqueza pecuaria.--Fomento agricola.-Escuela de
Agricultura.-Comercio interior.--Cuerpo de Inge-
nieros agr6nomos de montes y minas.--Exposiciones.
ARTICULO XI
La Secretaria de Fomento tendrA A su cargo el des-
pacho de los asuntos siguientes: Trabajos geogrAflcos
y estadisticos.--Censo de poblaciOn -Carreteras.-
Caminos. Puentes. -- Canales. Ferro-carrriles.-
Aguas.--Puertos.-Faros -Estudios hidrol6gicos.-
Cuerpo de Ingenieros civiles, de caminos, aguas y
puertos.
ARTICULO XII
La Secretaria de Justicia coleccionarA y custodiarA
originales de todas las leyes, resoluciones. sanciona-
das por el Ejecutivo y Reglamentos que dicte el Con-
greso, y cada Secretario del Despacho coleccionarA y
custodiara copias literales, debidamente autorizadas
por el de Justicia, de las Leyes, Resoluciones y Re-
glamentos que dicte el Congreso referentes A los
asuntos de su Departamento,
ARTIcULO XIII
Las Secretarfas del Despacho se organizaran A los
efectos de prestar los servicios enumerados y los que
con ellos se relacionen en la forma y manera que los
Reglamentos determine.
Habada, Agosto 26 de 1902.
La Comisi6n.-Ricardo Dolz.-TomAs A. Recio.-
Manuel Sanguily.--Eudaldo Tamayo.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO): Se abre
discusi6n sobre el articulo primero. Tiene la palabra
el senior Senador que desee hacer uso de ella.
SR. MORUA DELGADO: Sefor Presidente: yo desea-
ria que la Comisi6n expusiera los motives que tiene
para aumeutar una Secretaria A las seis que habiamos
acordado anteriormente, cuyo articulo fu6 revisado,
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO); Si algfn


miembro de ]a Comisi6n quiere acceder 6 los deseos
del senior Morfia, tiene la palabra.
SR. SANGUILY: Yo quisiera saber por qu6 el senior
Morfia se ha enamorado de ese ntimero y no acepta'el
nuestro.
SR MORUA DELGADO: No es que yo me haya ena-
morado de ningfin nfimero; es que no veo raz6n ninguna
que me de una idea de c6mo la Comisi6n, que saco de
aqui un informed, un dictamen para ponerlo de acuer-
do con los articulos que se habian acordado, se hall
en la necesidad de aumentar una Secretaria al Pro-
yecto, A fin de harmonizar su contextura; entienda
que debia decirnos por qu6 ha hecho esa variaci6n
fundamental; explicando lo que tiene que ver una Se-
cretaria mas, en la Ley que ya estaba acordada, con
los articulos que faltaban por acordar en el proyecto
condicionalmente retirado. No tengo aqui ningfin
proyecto, ni recuerdo con exactitud la frase que usa
al expresar su deseo de harmonizar los articulos apro-
bados con el rest del proyecto; y result que para
armonizar, esta es ]a frase, pa.ra harmonizar esos ar-
ticulos con los que dejamos por discutir, se ha aumen-
tado una Secretaria. ,No es razonable rogar A la Co-
misi6n que nos diga por qu6 pide que sean siete en
vez de seis las Secretarias de Despacho? 4Qu6 tiene
que ver esto con el enamoramiento que pudieran cau-
me los nfmeros?
Sn. SANGUILY: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERo): La tiene el
Sr. Sanguily.
SR. SANGUILY: La Comisi6n ha expuesto ya los
motives que tuvo para su preferencia respect al nil-
mero de siete y no el nfimero de seis, en el preambu-
lo que aqui se ha leido y que todos los sefiores Sena-
dores seguramenteconocen; y de consiguiente, creo
excusado extenderme mis.
Sn. MORUA DEI GADO: Pido la palabra.
Su.. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERo): La tiene el
seflor Morfia Delgado.
Sn MORUA DELGADO: En el prehmbulo no hay ex-
plicaci6n ninguna de las siete Secretarias. Se dice
simplemente que para armonizar el proyecto, se ha vis-
to la Comisibn en el caso de aumentar una. Yo no
recuerdo que se explique nada en el preambulo, y por
eso pido explicaci6n'de ese punto, y creo que la Co-
misi6n debe darla al Senado.
SR. PRESSDENTE (ESTEVEZ Y RoMERo): Tiene ia
palabra el miembro de la Comision que lo desee.
SR. DOLZ: Pido la palabra.
Sn, PRESIDEnTE (ESTEVEZ Y ROMERO): La tiene
el senior Dolz.
SR. DOLZ: En primer lugar, no tiene fundamento
]a cuesti6n de que sean seis 6 siete las Secretarias; es
una cuesti6n accidental, una cuesti6n de detalle.
La Comisi6n, antes de ahora, en los debates que
tuvieron ocasi6n la otra vez, hubo de manifestar que
para ella era fundamental que existiera una Secreta-
ria de Estado, una de Justicia, una de Hacienda,
una de Gobernaci6n y una de Fomento, en el cual ra-
mo de Fomento quedaban comprendidos los demAs
particulares, asi la instrucci6n pfblica como las obras
pfblicas, la agriculture y los ferro-carriles; que con
esta filtima Secretaria, aceptando como credo funda-
mental las otras cuatro, resultaban cinco Secretarias;
que A los ramos de fomento se daba mayor importan-
cia, respectivamente, segfin el pals de que se tratara;
que la Comisi6n habia segregado de la Secretaria de
fomento el ramo de instrucci6n pfiblica, porque es
muy necesario para el desenvolvimiento de nuestro
pals; y con eso quedaban las cuatro Secretarias fun-
damentales,.la de Fomento, cinco, y segregada de la







bIARIo DE SESIONES DEL CONGRESO.-StENADO


Secretaria de Fomento la Instrucci6n Pfblica, seis.
Pero la Comisi6n no tuvo inter6s en que ese nfinero
de Secretarias fuera para ella un credo cerrado; se
podia aumentar, en tanto no se rechazaran esas cua-
tro fundamentals. Se podia segregar del ramo de fo-
mento la agriculture, dado que la agriculture tiene
grand importancia en un pais esencialmente agricola.
coino lo es la Isla de Cuba. De manera que el nfime-
ro no es fundamental, es accidental; y en estas condi-
ciones se retire el proyecto que conocen los sefores
senadores con los articulos aprobados, y la Comisi6n
empezo su nueva lobor, de ver c6mo armonizaba los
articulos aprobados con los que faltaban por aprobar,
y so encontrb, segfin dice el preAmbulo, con que cn
realidad nuestra tarea ha sido mas dificil de lo que 4
primer vista parece, pues ese trabajo no so ha podi-
do hacer atinadamente, A juicio de la Comisi6n, sin
hacer algunas modificaciones en el texto de los apro-
bados. No se refieren estas al texto del primer arti-
culo, que trata del nfmero de Secretarias; y agrega (y
aqui es cuando contest la Comisi6u, en el preAmbu-
lo, a los arguments del soflor Morfia Delgado): &Ya
en la necesidad de variar articulos que habian sido
aprobados por el Senado, lo que implicaba la revision
de acuerdos, la Comisi6n crey6 convenient oir el pa-
recer de los demas seiiores Senadores que han mani-
festado interns en el desenvolvimiento de la Ley de
Secretarias, a fin de que se agota.ra por complete la
material, revisando cuanto fuera conducente, a que la
Ley de Secretarias, en vez (de ser obra de una fracci6n
del Senado, fuera la obra casi uninime de todos sus
miembros; no la obra de un partido, sine la arm6nica
de todas las opinions y do las distintas tendencies;
de manera que en la necesidad de revisar los articu-
los aprobados, crey6 convenient y hasta necesario
oir, extra sesi6n, A todos los demAs sefiores Senadores
y abandonando su criterio, que hubiera podido tildar-
se de intransigente, crey6 necesario, ya que se tra-
taba de revision, agotar la material, y present el ar-
ticulo primero en consonancia y armonia con las opi-
niones reinantes en aquellos debates, y la opinion rei-
nante en aquellos debates fu6, y 1o recuerdan perfec-
tamente los sefiores Senadores, que asi como hizo la
Comisi6n un credo intransigent en sostener la sepa-
raci6n de las Secretarias de Estado y Justicia, habia
seflores Senadores que querian la separaci6n de las
Secretarias de Agricultura y de Obras Pfblicas. ,CS6-
mo armonizar estos criterios, no ya para que esta
obra fuera la obra de un partido, de una part del Se-
nado, sino la expresi6n arm6nica del mayor nflmero
de voluntades senatoriales? ,C6mo armonizar esos dos
credos, uno de los cuales aceptaba la separaci6n de
las Secretarias de Estado y Justicia, con el de aque-
llos que querian la separaci6n de las Secretarias de
Obras Plblicas y la de Agricultura? Pues segregando
de la Secretaria de Fomento otro ramo de fomento,
el de Agricultura, y asi lo hizo. De este modo queda-
ron las Secretarias fundamentals: Justicia, Goberna-
ci6n, Hacienda y Estado, y se agregaban las de Ins-
trucci6n Publica, Agricultrra y Fomento.
Ya ve, pues, el selori Morua Delgado que la cnes-
tion no es fundamental, porque no hay una raz6n po-
litica para que sean seis 6 para que scan site las Se-
cretarias. La Comisi6n ha explicado que de este mo-
do ha querido expresar el comfln sentir de todos los
seiiores senadores, accediendo 6 la opinion de los que
habian hecho oposicibn a la Comisi6n, oycndo y aten-
diendo sus razones.
SR. SILVA (SECRETARIO): Lee la siguiente ewnienda
del sefnor Morfia Delgado:
El Senador que susoribe propone, com9 enmienda al


Articulo primero, que sean seis los Secretarios de
Despacho, en la form propuesta en el pr6ximo pro-
yecto.
M. Morfa Delgado.
SR PREbIDENTE (ESTEVEZ Y ROMERO): El senador
que quiera hacer uso de la palabra, puede hacerlo.
SR. RECIO: Pido la palabra.
SR. PUESIDENTE (ESIEVEZ Y ROMERO): La tiene
el Sr. Recio.
Sn. RECIo: Para una aclaraci6n. Para rogar al au-
tor de la moci6n que diga si las seis Secretarias que
quiere que prevalezcan son las del Proyeeto anterior,
6 cuales son esas Secretarias, porque habia dos......
Sa. MOnUA DELGADO: Esas seis Secretarias son las
que constant en el articulo primero del Proyecto ante-
rior, simplemente. Se acord6 aqui, en dicho Proyecto,
separar &A Justicia y Estado y unir las Secretarias de
Agriculture y Obras Pflblicas, quedado seis; eso es
precisamente lo que se pide en la enmienda, quo
vuelva A ser el articulo tal como se present en el
Proyecto por primer vez.
SR. SANGUILY: Yo quisiera saber la raz6n......
SR. MORDA DEIGADO: La misma que tuvo la Comi-
si6n cuando present el Proyecto, y con las cuales
estuve conform cuando la Comisi6n las explic6 aqui.
Sn. SANGUILI: Pero estamos hablando de una Co-
misi6n que tiene dos aspects en el tiempo: la Comi-
si6n que present la moci6n que ahora ampara el se-
flor Morfla, con el nombre de enmienda, y la Comi-
sion que ahora sostiene la enmienda combatida por el
senior Morfia. De manera que no puede apelar a las
razones de la Comisi6n porque han variado.
SR. MORUA DELGADO:.Apelo a las razones quetuvo
la Comisi6n, porque si esta hoy las abandon, yo las
amparo y las defiendo.
SR. SANGUILY: Suplicaria al senior Morfia que re-
cogiera y vertiera esas razones, porque se nos han
ido de la memorial.
SR. MonuA DELGADO: So les habrAn ido al senior
Sanguily; y yo suplico al seflor Presidente, que por
star suficientemente discutido el punto, lo ponga A
votaci6n.
SR. SANGUILY: El seoier Moria no quiere hablar
porque no tiene nada en que apoyarse para esa capri-
chosa enmienda.
SR. PRESIDENT ESTEVEZ Y ROMERO: Se somete 6
votaci6n la enmienda.
SR. MORUA DELGADO: Nominal.
(Se efectfia la votaci6n, y dijeron que no, los sefio-
res Bravo, Tamayo, Cabello, Recio, BeltrAin Sangui-
ly, Dolz, PArraga y Silva. Dijeron que si, los seilores
Fernandez RondAn, Rey, Cisneros, Betancourt (P.),
Monteagudo, Carrillo, Morfa y Frias).
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO): Ha side de-
sechada la enmienda. Se va A proceder la votaci6n
del articulo. (Sometido d votaci6n, Mste fu6 aprobado. Se
aprueban en votaci6n ordinaria y sin discussion los articu-
los 2 y 3).
SR. SECRETARIO SILVAA): Articulo 4 (Lee). Hay
una enmienda de los seflores Recio y Monteagudo, que
dice asi: (Lee):
Adici6n que se colocara entire el articulo 3 y el 4
del Proyecto.
AL SENADO
El Senador que suscribe propone como adi-,
ci6n al Proyecto de Ley de Secretarias de Despacho
el siguiente Articulo:
4 Las Secretarias administrarAn los serviolos








4 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO


que sostenidos con fondos del Estado se realicen en
las Provincias, por medio de los Consejos Provincia-
les, reservandose aquellas Secretarias la direcci6n 6
inspecci6n de dichos servicios. Se exceptfan los ser-
vicios Judiciales de Aduanas y Comunicaciones que
seguirdn administrados por las Secretarias a qui6n
esta Ley las asigna.
Senado de la Reptiblica de Cuba, Septiembre 8 de
1902.
TomAs A. Recio.- -Jos6 de J. Monteagudo.
Para autorizar su lectura.--Jos6 A. Frias.
El Senador que suscribe tiene el honor de proponer
al Senado, y ruega la Comisi6n acepte, la siguiente
enmienda al Articulo que se discute:
La Secretaria de Estado tendra A su cargo el des-
pacho de los asuntos siguientes:
M. Moria Delgado.
Senado, Septiembre 9 de 1903.
Sn. REcIO: Con permiso de ]a Presidencia, voy &
hacer una aclaraci6n. El Secretario ha leido el ar-
ticulo adicional que yo propongo, y tal parece que es
para sustituir el articulo 4 del Proyecto, y no ha sido
esa mi intenci6n; el objeto es intercalarlo entire el ter-
cero y el cuarto. Es decir, que no es una enmienda al
articulo 4, sino para que exista ese articulo, pero co-
mo quinto.
SR. SILVA (SECRETARIo): ie leido la enmienda del
senor Recio como estaba presentada.
SR. RECIO: Si, senior; pero como parecia, cuando se
ley6, que era como sustituci6n al articulo cuarto, me
interesaba hacer constar que no era asi.
SE. DOLZ: Pido la palabra.
SR PRESIDENT (ESTELEZ Y RoMERo): La tiene
el senior Dolz.
SR. DOLZ: En primer lugar, esa es una adici6n que
segfn dice su autor debe colocarse entire el articulo
cuarto y el quinto.
SR. REOIO: No; entire el tercero y el cuarto.
SH. ZAYAS: Desea:fa hacer una pregunta al senior
Recio antes de que hablara el senior Dolz.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO): Si el senior
Dolz lo permit, puede el.sefior Zayas hacer uso de la
palabra.
Sn. DOLZ: No tengo inconvenient.
Sa. ZAYAS: Deseo saber si lo que pide el senior Re-
cio, si la frase (por medio de los Consejos Provincia-
les)) se refiere al verbo administrar 6 al verbo realizar?
SR. REOIO: Al verbo administrar.
SR. ZAYAS: De manera que administrarAn los Con-
sejos.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMEfER): Hecha y
contestada la pregunta que el senior Zayas deseaba
hacer, tiene la palabra el senior Dolz.
SRn. DOLZ: Yo entiendo, sefiores Senadores, que esa
enmienda 6 esa adici6n no tiene raz6n de ser alguna
en la ley Secretacias; me parece la intercalaci6n de
una material completamente [ajena A dicha ley, porque
es necesario que los Selnores senadores se fijen en que
la ley de la cual estA conociendo hoy el Senado es una
ley political, es una ley que tiene como 6nico objeto,
como exclusive finalidad, determinar la manera c6mo
el President de la Repflblica ha de dividir entire sus
Secretarios de Despacho la resoluci6n de los asuntos
A 61 encomendados. No es una ley administrative,
es una ley political, reguladora de esa division de los
trabajos del Poder Ejecutivo, trabajos que no hace el
President personalmente, sino que con arreglo t la
Constituci6n, tiene que hacer por medio de sus Secre-


tarios de Despacho, dividi6ndose de esa suerte los tra.
bajos encomendados al Presidente de la Pepflblica.
En consecuencia, cuando esta ley dice que ca la Se.
cretaria tal 6 cual corresponderd la administraci6n 6
administrara los servicios tales 6 cualesD, por ejemplo
,Gobiernos Civiles, Ayuntamientos, Escuelas, Insti-
tutos, Universidades, etc,, no quiere decir ni que ad-
ministre los Gobiernos Civiles, ni las Escuelas, ni los
Ayuntamientos, etc. A que los epigrafes se refieran;
quiere decir que cuando cualquiera de estas materials
league al Poder Ejecutivo se sepa ai cuAl de los Secre-
tarios de Despacho corresponde su conocimiento: si
es al de Gobernaci6n 6 es al de Obras P(lblicas 6 es
al de Hacienda.
Tal es la finica finalidad de esta ley que es esen-
cialmente political, y ese articulo del senior Recio es el
precepto de una ley administrative reguladora de
atribuciones de organismos del, Estado que determine
de lo que deben conocer los organismos centrales, es
decir, que es un ingerto de un precepto administration.
vo, determinante de atribuciones de an organismo del
Estado, intercalado en una ley political que sola-
mente tiene por objeto dividir el trabajo del Presi-
dente entire los distintos Secretarios. Por eso no tiene
absolutamente ninguna explicaci6n; no perjudicaria
desde luego su adopci6n a esta ley de Secretarias,
porque esta continuaria intacta en todo lo demis; pe-
ro seria, desde el punto de vista est6tico, si se quiere,
bajo el punto de vista de la belleza con que esta ley
quiere presentarse, bajo la correcci6n cientifica de
la misma, seria un defecto y como tal, me opongo
A que sea aprobado.
SR RECIO: Pido la palabra.
SR PRESIDENT (EsTEVEZ Y ROMERO): La tiene
el Sr. Recio.
SR. RECIO: Sefiores Senadores: yo, lejos de opinar
como el Sr. Dolz acerca de que esta enmienda 6 adici6n
no es pertinente en esta ley, pienso todo lo contrario.
Yo creo que la administaraci6n pfblica es una fun-
ci6n del Estado que se realize mediante sus distin-
tos organismos; esos organismos no deben entorpe-
cerse en la march relative de cada uno y por con-
siguiente, al hablar aqui de una ley que establece
el movimiento 6 funci6n de uno de esos organismos
que no es lo que implica la moci6n mia, no seria per-
tinente en esta ley, pero si es pertinente en ella que el
Senado acuerde que la administracibn de los servicios
del Estado on las provincias se administren por los
Consejos Provinciales, que es lo que en el fondo yo
propongo para que, si no lo acordamos hoy, mailana
no lo impida la ley de Secretarias que discutimos.
De manera, que yo no tendria gran inconvenient en
que esta ley pudiera subsistir sin mi articulo adicio.
nal, pero es 6 condici6n de que se declare expresamen-
te que la Ley de Secretarias presentada por la Corni-
si6n, no es incompatible con que los Consejos admi-
nistren los servicios a6 que me estoy refiriendo; pero
no obetante, creo que seria mAs claro que constase el
articulo propuesto por mi.
De suerte, que yo insist en que, si es pertinente en
esta ley, se diga que los Consejos Provinciales admi-
nistrar6n en las provincias los servicios que se reali-
cen con fondos del Estado, A excepci6n de la admi-
nistraci6n de Justicia, Aduana y Comunicaciones. De
ahi, que si el senior Presidente me lo consiente, entire
en el fondo de la cuestibn, contenida en el articulo
que he propuesto.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMEBO): Sefior Re-
cio, Ud. puede usar de su derecho.
Sn. RECIO: Entrando, pues, en el fondo de la
cuesti6n, yo entiendo que la Constituci6n, al estable-







DIARIO DE SESIONES DEL CONG'RLSO.--SgEN'ADO 5


cer los Consejos Provinciales, se propuso Ilevarles algo
que no tenian las provincias, que no existia en las
provincias, porque darle a las provincias lo que ya
era de ellas, equivalia A no darle nada; asi es que es-
pero que se les de lo que no tienen, y en este sentido,
mirando los servicios por los fines que se persiguen y
por la manera de realizarlos, es como yo entiendo que
esos servicios d(ben ser administrados por los Conse-
jos Provinciales.
4Qu6 procedimiento se sigue hoy en la administra-
ci6n de los servicios? Hoy se empieza por el nembra-
miento del personal, a este, porque su elecci6n resul-
ta burocritica, se le encomienda el escoger la necesi-
dad, el proponer el remedio y el aplicarlo. Eso es lo
clasico, y como empirico result y necesariamente
tiene que resultar defectuoso, y h la laiga perjudicial
al servicio mismo, que se verA siempre incomplete.
Esos resultados no los ha dado nunca la centraliza-
ci6n, no por malicia, sino por falta de interns; y de
ahi que yo, con mi articulo adicional, busque ese in-
teres que s6lo pnede encontrarse entregando la admi-
nistraci6n a los Consejos que, elegidos por el pueblo,
no son burocratas y han de esforzarse en que result
buena la elecci6n.
Por mi proyecto, esos procedimientos serAn escogi-
dos por los ( onsejos Provinciales, que los acordarAn
sesiones pfblicas" y razonadamente los propondrin al
Gobierno Central; y despu6s de concedido el servicio,
luego que se concede la obra pfiblica, por ejemplo,
entonces el Consejo serA quien la administre dentro
del cr6dito del presupuesto y dentro, tambi6n, de las
condiciones del proyecto; de manera que el Consejo
no varia el proyecto, ni priva de inspecci6n al Gobier-
no Central para que se haga con arreglo A lo que el
Gobierno Central dispone; pero en cambio administra
y vigila para el mayor aprovechamiento-de los fondos,
la mayor economic y rapidez, y mayores ventajas pa-
ra las provincias, cuyas necesidades conocen los Con-
sejos Provincias mejor que el Gobierno Central, por-
que aqu6llos viven en la provincial misma y cstan mAs
cerca de sus necesidades. Por esa raz6n creo que la
moci6n mia no altera la misi6n del Estado, que es le-
gislar, dirigir 6 inspeccionar los servicios que se pa-
gan con sus fondos, que estan consignados en los pre-
puestos generals aprobados por el Congreso. Sola-
mente yo pido que los Consejos Provinciales realicen
alli, con la inspecci6n- de aqui, esos servicios que es-
tAn hoy en manos burocriticas, que no se interesan
nada por los servicios phblicos. Yo podria citar ejem-
plos para demostrar que cuando esto se realice, han
de resultar mayors ventajas, mayor economic, ma-
yor rapidez y mayors beneficios.
Como ejemplo convincente, referirW un hecho que
hoy se estA realizando. En la actualidad los Ayunta-
mientos reciben una dotaci6n, un auxilio que les da
el Estado para administrar los servicios de saneamien-
to urban; esos servicios pe realizaban por delegados
del Poder Central, y consumian el double de la
suma que hoy se di A los Ayuntamientos; 6stos, con
menos dinero, los realizan con mayor economic y uti-
lidad, y esta economic y esta utilidad se pneden lle-
var A otr6s servicios, aumentando a'i las ventajas
que pueden reporter esos auxilios. Pues eso mismo,
una cosa analoga, propongo con relaci6n A los Con-
sejos Provinciales. De este mode habremos llevado A
la Ley algo de lo que propuso la Convenci6n Consti-
tuyente cuando redact6 la Constituci6n, estableciendo
la descentralizaci6n administrative. No es dar nada
A la provincial reconoci6ndole la facultad de imponer
impuestos para distribuirlos 6 emplearlos como ella
quiera; esa fuani6n la tiene por si misma: no se la da


el Estado. Por consigniente, no le damos nada al re-
conocerle esos derechls A los Consejos, de arbitrary re-
cursos para fines provinciales; dandole el Estado la
administraci6n de sus servicios, entonces sisele-dara
algo y se habri mejorado el servicio de la administra-
ci6n pitblica y habrcmos hecho efectiva la existencia
de los Consejos Provinciales, y no seran 6stos un
artificio y una ficci6n legal, buenos s6lo para au-
mentar los gastos y recargar A los contribuyentes
sosteniendo un personal que no tiene aplicaci6n ftil
en realidad. Lo que yo propongo, pues, sera un
beneficio positive para la administraci6n pfiblica, sin
daflo alguno para lo esencial que informa la goberna-
ci6n del Estado, que es quien seguirA recaudando, di-
rigiendo 6 inspecionando los servicios todos de la Na-
ci6n efectuados con fondos nacionales. Por eso he
puesto en esta Ley el articulo 4? que se acaba de
leer, y que ruego A los seiiores Senadores, que si lo
consideran digno, lo afiadan A la Ley de Secretarias.
SR. SANGUILY: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (EsTAVEZ Y RoMIERO): La tiene el
sefor Sanguily.
Sn. SANUUILY: Sefiores Senadores: ya el senior Dolz
expuso con claridad la incongruencia del articulo del
senior Recio, con todos los demAs que constituyen la
Ley de los Servicios de las Secretarias de Gobierno,
porque, como 61 decia, esta es una Ley puramente po-
litica, y la interposici6n del articulo que propone el
senior Recio es algo que tiene carActer administrative,
y afiade, por tanto, condiciones que no son de la na-
turaleza de esta Ley.
Pero ademas, en la CAmara de Representantes se
esti discutiendo la Ley Provincial, y me parece im-
prudente que nosotros, de-una manera vaga, incierta
6 indeterminada, establezcamos relaciones muy peligro-
sas fuera de la Ley que precisamente ha de organi-
zar los servicios de la provincia. (Cuiles son estos
servicios? 4Cuales son esas atribuciones que reclama
el seflor Recio en ese articulo para los Consejos Pro-
vinciales? ALas conoce acaso hoy el seflor Recio?
,Podria conocerlas? Tendria que adivinar; tendria-
mos todos que adivinar a qu6 clase de servicios pueda
referirse; porque este articulo se refiere A todos los
servicios y A ninguno.
4No es una imprudencia, cuando todavia no hemos
estudiado la Ley Provincial de la CAmara de Repre-
sentantes y definitivamente no se ha organizado la
provincia, establecer respect A lo que no so conoce
cudles hayan de ser las atribuciones de los Consejos?
Pero lo mAs curioso del caso es que este articu-
lo result contrario a las propias ideas, tendencies y
prop6sitos de nuestro compailero, porque me pare-
ce que nuestro' compaflero ha querido tratar de ir
descentralizando, y yo creo que ha hecho todo lo con-
trario ahora, pues que trata de sentar en lo possible una
habilidosa administraci6n que centralice en absolute
y haga desaparecer asi today sombra de derecho pro-
vincial. Porqne, despu6s de todo, iqu6 aparece en
este articulo de nuestro compaflero, el sseiior Recio?
Que los Secretarios sign administrando las provin-
cias; pero ,de qu6 manera las van A administrar? De
una manera peor de lo que estAn administradas aho-
ra, porque establece un intermediario entire la provin-
cia y los Secretarios; crea una rueda mas y dificulta
tambi6n mas la administraci6n; va, pues, contra la
tendencia natural de rapidez y sencillez de today bue-
na administraci6n, hacindola mAs dilatoria y mis
dificil, A tiempo de imponerle mayor vigilancia.
De manera, que antes de favorecer la descentrali-
zaci6n, el sefior Recio favorece la centralizaci6n, con-
virtiendo en un agent intermediario, subordinado a







6 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO


los Secretarios, al Consejo Provincial. El senor Re-
cio contraria el espiritu descentralizador en que se
inspira nuestra Constituci6n. Pero hay algo ma'i:
subordina de dos maneras 6 las provincias, porque es-
tablece una acci6n mas 6 menos tortuosa de las Secre-
tarias respect A la administraci6n provincial, en
cuanto crea el intermediario de los Consejos Provin-
ciales para administrar; pero al mismo tiempo otorga
franca entrada en el ejercicio de las funciones de
aqu6llos A las Secretarias, al atribuirles exclusivamen-
te la justicia, las aduanas y las comunicaciones.
Por tanto, el articulo del senior Recio es adminis-
trative y no politico; es ageno A la naturaleza de la
Ley que estamos discutiendo, es contrario a la Cons-
tituci6n, contrario tambi6n a los principios mismos
del senor Recio, contrario a las tendencies del Sena-
do y la Cimara de Representantes, que son, si no ab-
soluta, por lo menos esencialmente descentralizado-
ras; pero al mismo tiempo, y sobre todo, es contrario
A todas las conveniencias de una buena administra-
ci6n, porque an vez de facilitarla, lo que so pide, en
definitive, la entorpece y dificulta.
Sn.RECIO: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTiEVEZ Y ROMEzo): La tiene el
senor Racio.
SR. RECIO: NO he entendido bien los razonamientos
aducidos por el senior Sanguily para llegar a las con-
clusiones a que ha Illegado, y voy 6 ver si los re-
pito y si ello es lo que 61 se propuso decir. Primero:
ha dicho el senor Sanguily quo mi articulo es incons-
titucional. Segundo: que es de tendencia centraliza-
dora, y tercero: que somete los Consejos Provinciales
6 la intervenci6n del Gobierno.
Contestando A lo primero, dire que la Constituci6n
le da funciones determinadas 4 los Consejos Provin-
ciales y ademAs las que las leyes establezcan; de ma-
nera que en toda Ley que nosotros hagamos y el Eje-
cutivo sancione, puede darse una nueva misi6n 6 una
nueva funci6n a esos Consejos Provinciales. Es,
pues, mi proposici6n enteramente constitutional y ca-
be perfectamente dentro de las facultades legislati-
vas el legislar en la forma que se crea mks conve-
niente.
A este respect, en el dictamen que discutimos se
subordinan los Consejos Provinciales a los Secretarios,
6 a las Secretarias, 6 al Ejecutivo, contrariando el se-
fior Dolz mis tendencies descentralizadoras.
En cuanto a tales tendencies, segin el sefor
Sanguily, que palpitan en el articulo que de-
batimos, podrA resaltar de su letra, pero nunca de su
espiritu ni de mi intenci6n que es aumentar esa des-
centralizaci6n, lievando a los Consejos Provinciales-
algo que hoy no tienen: darles la administraci6n de
los servicios que con fondos del Estudo se realicen en
las Provincias, sin que ello implique que los Consejos
dejen de manejar libromente los fondos que ellos ar-
bitren.
Respecto a la facilidad en los servicios que entor-
pece mi moci6n, segfn el senor Sanguily, dird que es
todo lo contrario, porque yo sustituyo el burocrita in-
diferente por una corporaci6n respectable, interesada
en el 4xito del servicio y por tanto interesada tambi6n
en que sea mAs fAcil y ripido, com lo estAn demos-
trando los Ayuntamientos en los servicios que les ha
transferido el Estado y A que antes me referi.
Ahora bien, sefiores Senadores: si los sefiores San-
guily y Dolz opinan que la cuesti6n suscitada por mi
es mas pertinent en la Ley Provincial que en 6sta
de Secretarias que discutimos, yo, por espiritu de tran-
sigencia, no tengo inconvenience en llevar a aquella
lo que traje A 6sta, porque entendia que hoy era opor-


tuno para empezar a realizar la descentralizaci6n que
impone la Constituci6n. Mi intenci6n es 6sta: des-
centralizar lo que hoy esta centralizado, quitar fun-
ciones al Ejecutivo que realize en forma empirica,
porque realizarlas A conciencia es impossible, today vez
que el Ejecutivo, resident en ]a Habana, no puede
inspeccionar servicios que se realizan en la Isla,
fuera de la acci6n direct de aquel poder. Esos
servicios se inspeccionan por medio de agents y esos
agents no pueden tener nunca la responsabilidad ni
la respetabilidad que tienen los que son elegidos por
el voto popular, al modo que los Consejos Provincia-
les que funcionan en sus provincias, bajo la acei6n di-
recta de sus jueces 6 sean sus electores.
Si el senor Sanguily residiera en provincias, veria si
esto que propongo es lo que debia prevalecer. Por
eso, hoy que se dispute la Ley de Secretarias, provoco
este debate para ir conociendo la opinion de los selho-
res Senadores, para ir sentando concepts que nos per-
mitan al final de nuestra obra realizar la que palpita
en la Constituci6n y que desgraciadamente no esta en
Ia mente de los que hablan de este asuto. Para mu-
chos, los Consejos Provinciales son la continuaci6n de
las Diputaciones Provinciales, y las funciones de los
Consejos Provinciales id6nticas a las de aquellos.
Esa creencia hay que combatirla porque no es consti-
tucional; en cambio si lo es que los servicios que el
Estado realize en la provincia, y que no puede admi-
nistrar por si mismo, los administren los Consejos
Provinciales; cuesti6n fundamental y de importancia
que no tengo inconvenient en retirar ahora para pre-
sentarla despu6s, cuando discutamos la Ley Provin-
cial. Creo haber contestado al senor Sanguily y de-
mostridole que yo no me pongo frente a 61, sino que
estoy con 61 siempre que se trate de defender la Cons-
tituci6n y las prerrogativas de las provincial,
tan especiales, tan grades y tan precisas que por es-
ta Ley se conceden A dichos organismos, 6 mejor di.
cho, se le reconocen facultades especiales que serin
muy beneficiosas para los intereses de la Isla de Cuba.
Por consiguiente, si no se prejuzga el fondo del asun-
to, y creen los sefiores Senadores que es mas oportuno
dejar esto para ofra ocasi6n, yo retire el articulo; pe-
ro quisiera que el senior Sanouily me contestara si esa
moci6n retirada hoy puede ser oportuna en otra oca-
si6n, cuando se present la Ley Provincial, y que se
votark oportunamente como la tengo propuesta.
SR. SANGUILY: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTrVEZ Y ROMERO): La tine el
senior Sanguily.
SR: SANGUILY: Sefiores Senadores: yo puedo garan-
tizar si retirado ahora el articulo por nuestro compa-
fiero volvera a discutirse en otra ocasi6n, porque aca-
so sea oportuno; pero si se estima que la proposici6n
que contiene ese articulo puede ser reproducida, so-
bre todo en otra ocasi6n, por nuestro compafero, de
seguro que habrA llegado ent6nces la hora, que no es
esta, de resolver definitivamente el fondo mismo de
la cuesti6n que aqui se ha planteado; ent6nces, en
aquel otro moment, est6 seguro de ello el senador
senior Recio, todo el Senado, me atrevo a afirmarlo,
estarA con 61; poique tengo entendido que el Senado
es, sino federalist como algunos quisieran, moderalo
y juiciosamente descentralizador, de conformidad con
una just interpretaci6n de li, Constituci6n, en lo que
A las Provincias se refiere, y puedo decirle algo mas:
que si hay horas de nerviosidad y horas de fatiga en
esta lucha sorda 6 manifiesta de los interests provin-
ciales, yo en esos instantes en que el espiritu se irrita
de las injustias y desigualdades injustificables, como







DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADX)u


cuando siento la presi6n, mas 6 menos velada, de
Oriented sobre la Isla entera, me siento federal.
(Risas).
SR.REcIO: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (EsT'VEZ Y ROMERe): La tiene el
senior Recio.
SR Rncio: Desde luego, sefiores Senadores, que ha
de ser A m6ci6n de alguien el que setrate esta cuesti6n
en la Ley Provincial, y yo ser6 desde luego, si no hay
quien se me anticipe, el que proponga la moci6n. Mi
pregunta era, si retirada hoy esa moci6n, carecia ya
de pertinencia proponerla mas adelante. Resuelto
ese punto por el Senado, yo me felicito do haber trai-
do la cuesti6n, porque he oido por boca del senior San-
guily el concept descentralizador que A tod .s nos
anima y con eso me obsequian de la manera mas agra-
dable, porque me era muy sencible ver el concept de
la Administraci6n Provincial, el concept del Consejo
Provincial vagar en el aire, sin solidez ninguna y
condenado A morir, porque no habia calor ni interns
en sostenerlo, y porque parecia que so buscaba que la
prActica resultara funesta A los Consejos Provinciales,
en el mafiana, y que hoy no serial oportuno que se
pudiera pedir la revision de la Constituci6n para aca-
bar con esos organisms, lo cual seria una gran des-
gracia. Yo creo que lo m4s notable de nuestra Cons-
tituci6n es la descentralizaci6n que en ella se estable-
ce creando los citados Consejos. Yo soy partidario de-
cidido, me interest repetirlo, de que sean los Consejos
Provinciales los que administren las Provincias, y no
los Secretarios de Despacho, por la absolute imposi-
bilidad de que un s6lo hombre, encargado de una Se-
cretaria, pueda desde la Habana administrar todos
los servicios de las provincias; por tanto, si las cosas
son como se han expuesto aqui, y dejamos la discu-
si6n de este punto para otra ocasi6n, retire mi en-
mienda.
SR. PRESIDENT (EsTYLEZ Y ROMERO): PoG retira-
da. Se pone A votaci6n el articulo 4; votaci6n ordi-
naria. (Fue aprobado).
Si. SECRETARIO (SILVA): Articulo 5?. (Lee):
Sn. SANGU!LY: La Comisi6n, de que formo part, ha
tenido A bien suprimir un epigrafe sobre el cual se
sucit6 una discusi6n en sesi6n anterior, cuando se
present per primer vez este Proyecto; y yo pregun-
to: 4Los asuntos quo dentro de ese epigrafo se com-
prendian, d6nde so ponen? El epigrafe era aAsuntos
EclesiAticos,. Tiene la palabra el senior Cisneros.
(Risas).
SR. ZAYAS: No me he enterado bien de lo que so
trata.
SR. PRESIDENT (EST&VEZ Y RoMERo): *Tenga la
bondad el senor Sanguily de repetir al seflor Zayas la
aclaraci6n quo acaba de hacer.
SA. SANGUILY: Hay asuntos eclesiAticos que pue-
den ocasionar tratos 6 contratos, cierto g6nero de rela-
clones do la Repfblica de Cuba con el Papa; y qui-
ro saber si estos asuntos caen 6 n6, naturalmente,
dentro'de la jurisdicci6n que le hemos trazado y que
se le traza en todas parties a la Secretaria do Estado.
En el Proyecto no se tienen en cuenta tales asuntos,
y 4no es verdad que debian incluirse bajo algin epi-
grafe? 4,No debian aparecer en ]a enumeraci6n de las
atribuciones de la Secretaria de Estado?
Sa. ZAYAS: Quedo enterado.
SR. CISNEROS: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTrVEZ Y ROtERo): La tiene el
senior Cisneros.
SR. CIsNEROS: Yo creo, sefiores, que como el Esta-
do no tiene religion, no debe tener A su cargo esos


asuntos eclesiaticos; y de consiguiente, huelga que se
ponga el epigrafe que quiere el sefnor Sadguily.
SSR. SANG'UILY: Yo respeto y afin simpatizo much
con ese punto de vista del selnor Cisneros, es decir,
con esos concepts suyos, que tengo por muy curiosos;
pero no comparto asi, en absolute y tan rudamente,
todas esas ideas, ni puede compartirlas, porque con
motive, por ejemplo, de propiedades de frailes en Fi-
lipinas, se ha pesto en relaci6n el Gobierno de los
Estados Unidos con la Santa Sede. iNo acabamos de
ver, come quien dice, las peripecias que motivaron
entrevistas entire Mr. Taft y Representantes de la
Iglesia, en relaci6n con las comunidades de frailes fili-
lipinos? Asuntos analogos estAn esbozados entire nos-
otros y pueden determinar hasta el nornbramiento
quizas del senior Cisnoros para representar al Presi-
dente de la Reptblica ante la Santa Sede. De mane-
ra que el Presidente de la RepIpblica, mediante su
Secretario de Estado, serial el quo diese instrucciones
a 6ste respect al representanto de Cuba en las recla-
maciones que puedieran sobrevenir, y yo con fran-
queza no s6lo me alegraria de que Ilegara esa hora, sine
que aplaudiria do todo coraz6n que ese nombramien-
to possible recayera en nuestro compailero el senior
Cisneros, porque s6 que entOnces 1l habria de verse
obligado A mostrar cierta reverencia A Sn Santidad,
por much que le contrariase. Pero, en fin, 4d6nde
se incluyen estos asuntos? iEn cual de los grupos que
hemos hecho al tratar de las atribuciones que los Se-
cretarios tionen, si no se colocan en el grupo de los
que correspondent al Secretario de Estado?
Sit. CISNERos: Pido la palabra.
Sn. PRESINENTE (ESTEVEZ Y ROMERO): La tiene el
senior Cisneros.
SR. CISNEROS: Creo que el caso que propone el se-
flor Sanguily no llegara nunca, porque la Repfblica
de Cuba no tiene nada que ver con el Sumo Pontifice
y por consiguiento nunca podr6 yo ir en Comisi6n es-
pecial ante el Papa. Creo que todos los asuntos per-
tenecientes al clero deben tratarse come asuntos par-
ticulares.
Sn. ZAYAS: Pido la palabra.
SR.PRESIDENTE (ESTIVEZ Y ROMrIRO): La tiene el
senor Zayas.
Sn. ZAYAS: Crei que se tiataba de una pregunta
que hacia el senior Sanguily y veo que no es asi, pues
se trata s6lo de que se incluya un epigrafe en ese
sentido.
Sit. SANGUILY: Es una indicaci6n........
SR. ZAYAS 4No hay ninguna enmienda?
SI; SANGUIL-: Es una indicaci6n lo que yo he he-
cho.
SR. ZAYAS: Pues si no hay alguna enmienda, no se
puede someter a votaci6n y me excuse de hablar so-
bre ello.
Si. PRESIDInNrE (EsrTVEz Y ROMEno): Al votarse
el articulo en que no se include la indicaci6n, si es
aprobado quedara desdo luego rcchazada la indi-
caci6n.
SR. SAN(UILY: Me referia 6 una enmienda. ya dis-.
cutida, anterior A este asunto.
Sa. ZAYAs: Pero eso se desech6.
Sn. SANGUILY: Y come se esat revisando, nada
mas oportuno que hacer la indicaci6n.
Sn. FRiAs: Apoyo en forma de enmienda, la indi-
caci6n del senior Sanguily y de que se incluya este
epigrafe.
Sn. SANGUILY: Como es una indicaci6n, no puede
aprovarla el senior Frias sin presentarla en forma de
enmienda.







8 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO


Sn. FaiAs: Empezaria por rogar A la Comisi6n que
nos manifestara si estaba dispuesta a aceptarla.
Sa. SANGUILY: La Comisi6n por mi part no tiene
inconvenient.
SR. DOLZ: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROIMER): La tiene el
senior Dolz.
SR. DOLZ: Dado el concept que tengo de la Ley
de Secretarias, come a mi juicio no quiere decir otra
cosa sine saber, cuando llega una material al Ejecuti-
vo, qu6 Secretario la despacha con el Ejecutivo, no
tengo inconvenient en que se incluyera aqui nn epi-
grafe que dijera ((asuntos eclesiAticosS, cuando nos es-
tamos refiriendo l]a Secretaria de Estado, porque eso
no querria decir otra cosa sino que cuando llegara
una comunicaci6n eclesi{tica la despacharia el Secre-
tario de Estado, si era del exterior, no por ejemplo el
de Hacienda, y sin que el epigrafe significase que
existia relaci6n de alguna clase entire el Estado y la
Iglesia.
Sn. RECIO: Pido la palabra.
SR. PIESIDENTE (ESTEVEZ Y ROMERO): La tiene el
senior Recio.
Sa. RECIO: Sefiores Senadores: Como individuo de
]a Comisi6n que ha emitido el dictamen que se discu-
te, no acepto ]a adici6n del senior Sanguily. Si esos
asuntos vienen A Cuba, no s6 como pueden venir. por
que en Cuba hemos separado la Iglesia del Estado; no
existente el concept iglesia, para la Repfiblica; no
hay forma de que el Poder Papal pueda dirigirseoficial-
mente A la Repfblica de Cubi, porque la Rep~iblica,
no tiene personalidad ni para recibir ni para con-
testar. Por cortesia, la persona del Ejecutivo
contestaria esos asuntos, pero sin que la con-
testaci6n tuviera el menor concept official. Esos
asuntos se refieren a las personas del clero 6 a la igle-
sia cat6lica; los primeros son personales, y los otros
son inmnebles. Correspondent unos y otros a los tri-
bunales y a todas las Secretarias, seg4n sea el proble-
ma que se provoque. Un cura es un ciudadano como
otro cualquiera, como un medico 6 un abogado; os un
ciudadano que ejerce una profesi6n, y en este concep-
to ni necesita un Secretario especial, ni un epigrafe
especial es necesario en la Ley de Secretarias para
tratar de una cosa que oficialmente no puede venir,
porque nosotros no la reconocemos, porque el Estado
no tiene iglosia. Por consiguiente, ellos, los cl6rigos,
quedan dentro do la Ley general de las personas, y la
Iglesia dentro do la Ley general de las cosas que se
ventilaran ante los Tribunales ordinarios sin menes-
ter de una condici6n especial para ocuparnos de
ellos que son igu'ales a nuestras personas y a nuestras
cosas.
SR. SANGUILY:: Pido ln palabra.
SR. PRESIEENTE (E-aTAVEZ Y ROMEno): La tiene el
senior Sanguily.
Si. SANGUILY: Aqui hay, en mi sentir, una eviden-
te confusion. Nadie ha pretendido reconocer A la
Iglesia, pero la Iglesia exist, y la Iglesia C at6lica
existe en Cuba.
SR. RECIO: Pido la palabra.
Sa. SANGUILY: Le suplico al Senador, sefoor Rccio,
que oiga bien y no se impaciente per los t6rminos on
que me express, porque creo que asi resultarA infitil
toda protest. Yo s6 que hay un catolicismo al rev6s
y es el de enfadarse cuando se reconocon hechos rela-
tivos al catolicismo. Es cierto y hasta evidence que
en Cuba existe el catolicismo, desde el punto de vista
moral, y la Iglesia cat6lica, desde el punto de vista
real.


La Iglesia Cat6lica es un organism que habia es-
tado junto al Estado, a la par de 61, y que luego que-
d6, hasta cierto punto, subordinado al Estado; pero
que ahora, con la separaci6n de la Iglesia del Estado,
ha quedado independiente de 61, sobre todo en cuanto
al presupuesto se refiere; pero la Iglesia, organizada
existed en la Isla de Cuba, tiene en ella intereses crea-
dos que afectan al pfblico en general y en particular
al Estado; ha hecho ante 6ste reclamaciones 4 virtud
de las cuales el pueblo cubano ha sido gravado e n
una enorme cantidad de dinero que tiene que satisfa-
cer y que on part grande ha satisfecho ya A la igle-
sia. Con este motive, aunque como resultado de las

circunstancias, on otra forma, ha sido precise que los
Estados Unidos, cuyo Gobierno no habia reconocido
al Papa c:)mo poder temporal, con 61 sin embargo se
enteudiera en lo concerniente a las propiedades ecle-
si4sticas en Filipinas, de que antes habl6; y del mis-
mo modo, p),r esas circunstancias en que el Gobierno
Interventor ha pagado sumas de dinero al clero de
Cuba, pudiera originarse cuestiones 6 dificultades que
obligarian al Gobierno Cubano a ponerse en.contacto
con la Santa Sede. Eu tal posibilidad, la resoluci6n
de tales asuntos, 4i qu6 Secretaria corresponderia?
iA qu6 Secretario corresponderia conocer de ellos?
)e esto s61o es de lo que aqui se trata, Entiendo yo
que por ser international, exterior Cuba, debe ser
material que incumbe al Secretario de Estado, come
son los asuntos especiales A 61 encomendados, todos
aquellos asuntos que se comprenden bajo el epigrafe
de ((internacionales,.
Con motive de la organizaci6n y propiedades de la
Iglesia, los he llamado <(Asuntos Eclesidsticos). Creo
realmente que falta el epigrafe que los incluya; y po-
nerlo alli donde hace falta, no es mAs que aclarar en
un punto descuidado, las atribuciones del Secretario;
no es en modo alguno fomentar determinadas ideas
ni inventor teorias; no es hacer apreciaciones ni sobre
el catolicismo ni sobre ninguna Iglesia, que aqui y
ahora serian impertinentes.
SR. ZAYAs: Pido la palabra.
Sn. PRESIEENTE (ESTEVEZ Y ROMERo): La tiene
el Sr. Zayas.
SR. ZAYAS: Yo pregunt6 antes si habia una en-
mienda: entonces no la habia, ahora la hay, y esa
enmienda discutida, en otra ocasi6n, fu6 desechada; yo
la combat entonces y las razones que tuve para com-
batirla deben estar a6n en la memorial de todos los
Senadores aqui presents, pues hace pocos dias que
las formula; sigo oponi6ndome t la enmienda, sin
repetir aquellas razones.
Sn. FRIAs: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO): La tiene
el senior Frias.
SR FRIAS: Simplemente para hacer una manifesta-
ci6n que de labios de otros seflores Senadores ya la
ban oido mis compafieros. No significa, en mode al-
guno, el incluir en la Secretaria de Estado, 6 mejor
dicho, entre las materials consignadas a cargo de la
Secretaria de Estado un epigrafe que diga ((Asuntos
Eclesi4aticos) el reconocimiento de ninguna Iglesia.
No es que el Estado cubano reconozca 6 pacte con la
Iglesia Cat6lica Apost6lica Romana. Es abrir campo
para que puedan resolverse determinados asuntos,
qune los sefiores Senadores que se oponen A ese epigra-
fe sabeh quo existen, y quo han de venir A caer den-
tro de la competencia de nuestro gobierno, y no solo
del nuestro sine de todos los gobiernos civilizados de
la tierra.
No es possible negar evidencia A lo que existe, no
por nuestras facultades, sine por algo mas poderoso








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO 9


que ella. La Iglesia por su constitxci6n es un entidad
que tiene relacion international y todos los caracteres
quo constituyen un verdadero Estado. La Iglesia
Cat6lica es un Estado por la forma en que estA cons-
tituida; tiene sus sftbditos, que son sus files, y hay
que reconocer que las circunstancias en que vive cl
Papa en Roma, que tiene el derecho de la extraterri-
toriedad en la misma naci6n italiana, todo eso hace
que la Iglesia tenga todas las facultades y prerrogati-
vas que tiene un Estado en pequefo, para poder com-
partir la vida international.
Pero hay mis: la forma especial de la organizaci6n
de la Iglesia Cat61ica, las propiedades que tiene es-
parcidas por toda la tierra, y especialmente en Cuba,
justifican la necesidad de ciertas relaciones, que tal
vez no sean amistosas y 'ese epigrafe alli, entire esas
materials colocado, para relacionarnos con ella, no
quiere decir que nosotros concedamos beheficios A la
propia Iglesia; nosotros no hacemos sino facilitar al
Estado cubano la manera de tender fAcilmente A esas
previsiones, quizAs proporcionarle la manera de reca-
bar ventajas para la Rephblica y de adquirir derechos
enajenados por otros que no fuimos nosotros y se co-
loque al Estado cubano en lugar de hacer beneficios A
esa instituci6n, en situaci6n de realizar actos que re-
dunden en beneficio nuestro.
Comodecia muy bien el senior Sanguily, es indis-
pensable saber, cuando llegue el moment de tener
relaciones con esa instituci6n, A qu6 Secretaria le co-
rresponderia despachar con el Gobierno. Y el senior
Recio, en cierta forma, nos daba la raz6n porque 61 de-
cia: asi alguna relaci6n surge, por cortesia se le con-
testar a), pero si por cortesia, si no por otra cosa, lo
fu6ramos A contestar se habria de saber antes por
qui6n se le coitestaba, y cuando ese moment surja.
y aunque no sea nuestro deber ni nuestra obligaci6n
relacionarnos con la Iglesia, que sea simplemeute por
cortesia, que es una de las obhgaciones de la vi!ia in-
ternacional, eso se hara por medio de la Secretaria de
Estado, como se hace en todas las naciones civiliza-
das. Eso tenemos que consignarlo como una manera
de facilitar nuestra vida de relaci6n y de prever la
forma de llevar A cabo relaciones que habran de pre-
sentarse, que se han presentado ya en nuestra vida
politic, de las cuales, por murs que c rremos los ojos,
no podemos prescindir sin que eso, por otra part, en-
vuelva una deferencia A la Iglesia Cat61ica. Porquo
entiendo, por lo tanto, que no implica un beneficio ni
un reconocimiento official A la Iglesia cat6lica,es por lo
que creo que en la Secretaria de Estado debe haber
algo que permit que los asuntos eclesiast:cos, cuando
tengan un caricter exterior, se traton y se entiendan
en ella, en ese ramo de nuestra Administraci6n.
SR PRESIDENT (ESTmEVEZ Y ROMERO): i4,cuerda el
Senado, por haber pasado la hora reglanmntaria, pro-
rrogar la sesi6n por una hora mas? (Seflales afirmativas)
Queda asi acordado.
SR. PRESIDENT (ESTELEZ Y OMERO): Se somete A
votaci6n la enmienda.
Dijeron quo n6: Zayas, Tamayo,Rey, Cisueros, Bra-
vo, 'abello, Recio. B-tancourt (P), Carrillo, Sangui-
ly, PArraga, Morfia y Silva. Dijeron que si: Montea-
gudo, Beltran, Dolz, Mkndez Capote, en el sentido
que explic6 el seflor Dolz y Frias).
SR PRESIDENTs (ESTEYIEZ Y ROMEno): Ha sido de-
sechada la enmienda.
SK. MORUA DELGADO: Antes de ponerse A votaci6n
este articulo, voy A leer una enmienda para que diga
al principio: (La Secretaria de ETtado tendra a su
cargo el despacho de los asuntos siguientes: Y esto
tiene por objeto quitar la mala impresi6n que en mu-


chos, yo entire ellos, ha causado el comienzo del arti-
culo, que dice: (La Secretaria de Estado conocerA ad
ministrativamente,. Y como o que propongo en rea-
lidad, no d.be entcuderse que varia el sentido del ar-
ticulo, ruego a los sefiores de la Comisi6n que acep-
ten la modificaci6n que establece mi enmienda.
Sn. DOLZ: La Comisi6n tiene el gusto de aceptar la
modificaci6n que en 'el Proyecto establece el sefior
Morfa.
SR, PRESIDENT ESTEVEZ Y ROMERO: Se somete A
votaci6n ordinaria elarticulo en los t6rminos que
queda ahora redactado. Los seiiores Senadores que
cst6n conformes con el texto del articulo A que acaba
de dArsele lecture, se servirun indicarlo en la forma
acostumbrada. (Asi lo hace la mayoria de los seiores Se-
nadores).
SR. SILVA (SECRETARIO): Lee el articulo 6.
Sa. ZAYAS: Supongo que para este articulo tam-
bi6n estin admitidas las enmiendas del seflor Morfa,
y que la palabra covocerd quedara sustituida por des-
pachard iNo es asi?
Sn SANGUILY: TendrA A su cargo el despacho de los
asuntos siguientes:
Sn ZAYAS: Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT (Es'riTVEZ Y ROMEnO): La tiene el
seflor Zayas.
Si ZAYAS: He pedido la palabra con un double ob-
jeto: con el de referirme, en primer lugar, al epigrafe
que dice ,Consultoria del Gobierno en material de
Derecho)), A fin de que la.Comisi6n explique cuAl es el
verdadero concept que debemos formarnos de este
epigrafe, es decir, cual es la misi6n de la Secretaria
de Justicia como Consultoria del Gobierno en material
de Derecho.
En segundo lugar, para pedir que el epigrafe que
dice (Establecimientos penales y carcelarioss no figure
en el articulo de-tinado a tratar de las materials que
caen bajo a ju'risdicci6n de la Secretaria de Justicia,
y pase al articulo que se ocupa de la Secretaria de
Gobernaci6n.
Aunque no ignore que existen opinions autoriza-
das que sostionen la conveniencia de que la Secreta-
ria de Juisticia, aquella rama del Poder Ejecutivo que
se ocupa de la imposici6n de las penas, tenga tam-
bi6n A su cargo el velar porque dichas penas se cum-
plan, en la forma que deben cumplirse, y el tender A
todo lo concerniente A los establecimient' s penales,par-
ticipo de esas opinions y creo mas convenient, res-
pecto A las penas que impone el Poder Judicial, que
sea la Secretaria de Gobernaci6n la que se encargue
de hacerlas cumplir en la forma debida, y la que
atienda A las condiciones en que deban encontrarse
los penados. FIn una palabra: que la division que has-
ta ahora ha existido entire nosotros, segfn la cual has-
ta imponer la pena esta el reo bajo la jurisdicci6n, di-
gAmoslo asi, de la justicia, pero que despu6s de im-
puesta aquella queda sometido laI jurisdicci6n que
se ocupa de la gobernaci6n del Estado, debe seguir
subsistiendo, y que, por consiguiente, los estableci-
mientos penales y carcelarios deben ser material en la
cual intervenga la Secrelaria de Gobernaci6n, como
lo hecho hasta alora, y no la de Justicia.
Me parece que uno debe ser el poder que impone la
pena y otro el que cuide de que la pena se cumpla.
Creo,pues, que lo mas natural es lo que existe,y aunque
ello no seria raz6n bastante para qne continuasen las
cosas como han existido, pnede decirse, sin embargo,
que en la prActica no ha resultado ningfn mal porqne
sea la Secretaria de Gobernaci6n la que conozca del
cumplimiento de ]a penas y atienda A los estableci-
mientos penales y carcelarios. Asi, pues, suplico A 'a







10 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO


Comisi6n quo nos explique, si lo tiene bien, cual es
la misi6n de la .Secretaria de Justicia como Con-
sultoria del Gobierno en material de derecho, y ruego
al Senado que si estima buenas las razones que he da-
do, acuerde pasar el epigrafe que dice tos penales y carcelarios) al articulo de la Ley que
estamos discutiendo, 6 sea al que trata de la Secreta-
ria. de Gobernaci6n.
Sa. DoLZ: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y RoMERO): La tiene el
senior Dolz.
SR DOLz: En cuanto al particular de la Consulto-
ria, tengo el gusto de decir al seflor Zayas que no se
trata de que por el Secretario de Justicia se tengan
que resolver todos los particulares de derecho que se
susciten en todos los ramos de la administraci6n pfi-
blica, es decir, los que se susciten tanto en los depar-
tamentos de Justicia como en los otros departamen-
tos en que se divide esta Ley de Secretarias, sino
finicamente en asuntos graves, deimportancia, que se
susciten y que se ofrezcan al Poder Ejecutivo, en los
cuales se necesita la opinion tecnica y juridi-
ca de un abogado, y es nccesario qua al Ejecutivo se
le fije de antemano cu6l es la persona que con autori-
dad deba evacuar las consultas en esos mementos di-
ficiles en que el Ejecutivo necesita la opinion cienti-
fica de un letrado, mAxime cuando en el Gabinete
puede haber various letrados; y so ha creido conve-
niente fijar de una manera clear qo en esos asuntos
el Ejecutivo estA autorizado parn; que consulate la opi-
ni6n del Secretario de Justicia. De manera, que no es
una oficina que se crea alli para un despacho juridico
de todos los asuntos que se presented, lo cual real-
mente seria un defecto de la administraci6n de los
asuntos de las Secretarias, sino una facultad que no
necesita oficina, que se atribuye al Secretario de Jus-
ticia y no se encarga 6 los abogados consultores, y
por lo tanto existed una consultoria dA derecho, sin
que por esto exist una oficina de consultoria. Con
esto, creo que quedarA satisfecho el senior Zayas.
En cuanto al segundo punto, si que disiento en ab-
solute del sefor Zayas, porque el sefor Zayas se ade-
lantaba A decir que hay opinions respetables que
afirman la conveniencia de que carceles y presidios 6
establecimientos penales est6n en la Secretaria de Jus-
ticia, pero qie 61 no estA conforme con esa opinion.
Pero el senior Zayas no ha presentado, frente A los ra-
zonamientos en que se apoya aquella opinion, otros
razonamientos, porque la afirmaci6n de que 61 cree
convenient, y esta es la base de sus opinions, que el
poder judicial imponga las penas y el Ejecutivo cuide
de iu cumplimiento, eso tambi6n sucede cn el crite-
rio de conferir carceles y presidios A la Secretaria de
Justicia, porque siempre resultara que imponen las
penas los tribunales, 6 sea el poder judicial, cuidando
de su cumplimiento el Secretatiode Justicia, es decir,
el Ejecutivo.
De suerte, que hay, perfectamente, la diferencia de
los poderes atribuyendo la administraci6n de la justi-
cia al poder judicial y atribuyendo la inspecci6n de
los establecimientos penales y carcelarios al Secreta-
rio de Justicia, que es un organismo del Ejecutivo.
Si esa es pues la fnica raz6n que tiene el seflor Zayas
para pedir que se pase a la Secretaria de Gobernaci6n,
no hay motive,, puesto que ella so respeta con nues-
tro criterio; pero en cambio hay graves inconvenien-
tes en pasar esa material a la Secretaria de Goberna-
ci6n; y cuando el senior Zayas me demuestre que es
de Gobernaci6n lo que estamos discutiendo, entonces
habra justificado que no debera pasar a la Secretaria
de Justicia. No se gobiernau los pueblos con la repa-


raci6n que sufren los delincuentes en los estableci-
mientos penales; esa es una regeneraci6n moral, par-
te 6 complement del juicio.
La sociedad, por medio del juicio, restablece la ley
quebrantada manteniendo el estado de derecho, que
es el fir permanent que persigue el Estado; y con la
pena que impone al individuo, de tantos 6 cuantos
aiios, regenera moralmente al penado, con un fin so-
cial, no de Gobierno. Ambas cosas, el juicio y el
cumplimiento de la pena, estAn relacionadas intima-
mente y corresponden A la Secretaria de Justicia. No
pueden corresponder A la de Gobernaci6n; es o o sa-
ben los seilores Senadol es perfectamente; saben que el
fnico fin del Estado, porque los otras son fines mAs 6
menos sociales, es el mantenimiento del estado de de-
recho, y que esto se realize por medio de tres funcio-
nes que tambi6n conocen muy bien los sefiores Sena-
dores, y son la preventive, que ejerce el Estado me-
diante la policia, evitando los delitos, la represi-
vo-defensiva, en la que lucha con el delincuente, de-
teni6ndolo, y la reparadora, en la que, despu6s de ter-
minado el jnicio, lo somete a un procedimiento mns 6
menos efectivo de regeneraci6n moral.
En la primer y segunda funci6n, se v6 la acci6n
del Gobierno impidiendo la alteraci6n del orden, lu-
chando con Ics infractores, es decir, gobernando; pe-
ro despu6s que el individuo ha sido detenido, encar-
celado y sometido a juicio, en el que se le impone una
pena, ya no se realize una funci6n de gobierno, ya es
una funci6n puramente tecnica, cientifica, la que se
ejercita entonces; si esa funci6n es t6cnica y cientifi-
ca, si estan establecidas las Secretarias por un proce-
dimiento cientifico, debe incumbir el conocimiento
de la pena que se imponga A la misma Secretaria de
Justicia, que es la que entiende del juicio, en lo que
con el juicio se relaciona el Poder Ejecutivo. El cum-
plimiento de la pena no es mAs que un complement
del juicio, y si ]a Secretaria de Justicia entiende lo
que con el juicio se relaciona, debe entender tambi6n
de la pena, que es una part de ese process contra el
delincuente,que complete la acci6n de lajusticia sobre
los que delinquen, que es la terminaci6n del juicio en
su mAs amplio concept. Estas son razones fundamen-
tales que ha tenido present la Comisi6n para quitar
ese servicio de la Secretaria de Gobernaci6n, A la que,
por una corruptela, se le atribuye en muchos paises.
Por consiguiente, insist en que se suprima este l1-
timo epigrafe del articulo que so discute, dejAndolo
para el siguiente y pido tambi6n que .e suprima en
absolute el epigrafe que ileva por titulo s del Gobierno en material de Dereclho.
No es posiblo desconocer que pueden presentArsele
al Poder Ejecutivo cuestiones de derecho, problems
de derecho, concretamente de derecho. Se pueden
presentar problems de ferrocarriles, de hacienda, de
instrucci6n pfblica que Ileven 6 que tengan muchos
puntos de contact, que est6n intimamente rela-
cionados con el'derecho, que bayan de resolverse por
los distintos departamentos; pero el hecho es que se
pueden tambi6n presenter problems concretos de de-
recho, y quc esta es, por lo tanto, una material que
tiene vida propia indiscutible.
4No es exacto que hay problems de derecho? Y
estos, Gno pueden presentarse? Entonces 4por
qun se ha de suprimir la indicaci6n del Secretario
que debe despachar este particular? Sicuando se tra-
te de problems de Correos, designamos el Secretario
que los ha de despachar; si cuando se presented pro-
blemas de hacienda indicamos cuAl es el Secretario
6 que correspondent, ipor qu6, cuando se presented
problems de derecho, no hemos de indicar la Secre-







DIARIO DE 8ESIONES DEL CONGRESO.--SENADO 1i


taria correspondiente? iQu6 raz6n puede tenerse
para no decir aqui,en la Ley de Secretarias,que la re-
soluci6n de esos problems pertenece al Secretario
de Justicia?
No me explico la supresi6n de este particular; seria
suprimir una material necesaria; desde luego que esta
supresi6n no afectaria A la ly aunque la haria imper-
fecta; seria esta una supresi6n inmotivada porque se
suprimiria algo que puede presentarse, que puede
existir y que convene, por lo tanto, decir cudl es el
Secretario a que corresponde despacharlo.
De manera que, con estas indicaciones, creo haber
demostrado que no hay motives para esa supresi6n;
ella no serA perjudicial, pero no hay motives 16gicos
y fundamentals para que esa supresi6n se haga. En
cuanto al otro particular, el senior Santamaria decia
que se habia trasladado la material de establecimientos
penales de la Secretaria de Gobernaci6n a la de Justi-
cia con mejor acierto. Es lo que dice, y yo entiendo
que se refiere al mejor acierto cientifico, porque ya figu-
raba en la Secretaria en que debia figurar con arre-
glo A la ciencia. No se han hecho trabajos estadisti-
cos respect a los resultados de esa legislaci6n, ni aca-
so era possible realizarlos dado el atraso de los estable-
cimientos penales, atraso en que estan todavia, por-
que Espaila se ha resistido a aceptar las obras que de-
manda el progress en los establecimientos de esa indole
y claro es qune un pais que no ha aceptado esas refor-
mas, (El seflor Zayas, interrumpiendo: en Espafia se
han aceptado) en Espafia, solamente en la CUrcel
(Modelo, se acepta el regimen cellular, porque fuera
de la CArcel (Modelon, las otras cArceles signen el mis-
mo sistema que rige en nuestra Isla.
Si esa naci6n no ha aceptado las reforms del pro-
greso en ese terreno, 4c6mo iba A hacerse ese trabajo
estadistico? No era pues el acierto prActico A que se
referia este escritor, sino el acierto cientifico; porque
sefiores Senadores, hoy la pena y el cumplimiento de
la misma, son dos cosas distintas. Antes se creia que
impuesla aquella, el Tribunal de Justicia no tenia
quo intervenir para nada mas: sino que se pasaba al
Poder Ejecutivo mediante la Secretaria de Goberna-
ci6n para que 6sta se ocupara del cumplimiento de
las penas: pero hoy no se estudia este punto de esta
suerte; hoy se cree que se completan entire si,
hasta el punto de quo hay sistema, que permit al
tribunal que impone la pena segiur el curso del pena-
do, es decir, que la obra de reparaci6n la integran el
jnicio y la pena que se impone. Por eso, t6cnica y
cientificamente, debe conocer un mismo departamen-
to de ambas cosas. No se concibe por qu6 ha de di-
vidirse en dos parties: una para llevarla A Go-
bernaci6n y otra a Justicia.
Yo espero que el Congreso vote leyes modernas
respect al regimen penitenciario y espero tambi6n
que esas leyes relacionen el juicio y la pena que es su
complement; por eso deantemano quierosefialar al
Secretario de Justicia el conocimiento de estos parti-
culares, para que cuando votemos esas leyes encon-
.tremos el terreno abonado.
SR. SANGUILY: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTrVEZ Y ROMERO): La tiene el
sefior Sanguily.
Sn. SANGUILY: He pedido la palabra para hacer dos
observaciones: la primera es que el Gobierno tiene
que determinarse en la harmonica del present y de
sus Secretarios. A veces habrA ntmero complete, en
ocasiones habra menos nfimero de Secretarios que el
seiialado; pero se llama Consejo de Secretarios algru-
po de individuos que auxilian al Presidente y con 61


participan de las funciones pdblicas; de manera que
los Secretarios tienen dos responsabilidades: la una
direct, en su Ramo 6 Secretaria; la otra en el conjun-
to, con los otros que forman lo que se llama el Gabi-
nete. Asi los Secretarios no han de ser todos, pueden
no ser todos, abogados, y abogados de experiencia,
de nutrida doctrine political y juridica; aunque el Se-
cretario de Justicia si debe ser y tiene que ser un
abogado; de manera que cuando se present ante el
Gobierno una cuesti6n de Ley, lo natural es que el
President quiera saber, porque estA obligado A
saber, seghn nosotros, la opinion del Secretario de
Justicia antes que la opinion de cualquiera de los
otros Secretarios que no estan en su caso, que no
reunen las condiciones que deben concurrir en 61, cua-
les son ]a experiencia y el conocimiento de las doc-
trinas juridicas y de las leyes. Por tales concepts
aparece conforme con el epigrafe que esta combatien-
do el senior Zayas, donde nosotros solamente hemos
querido indicar el caracter del Secretario de Justicia
dentro de las facultades que ya tiene, y como comple-
mento de las que ya tiene, haciendo de 61 una entidad
dentro del Gabinete, a semejanza 6 de un modo ana-
logo a lo que es en el Gabinete de los Estados Unidos
el Attorney General; por lo que no veo una dificultad
en que hasta cierto punto quede obligado el' Presiden-
te de la Repfiblica, en cuestiones de Derecho, A con-
sultar 6 requerir la opinion de la persona que en el
Gabinete debe ser la mis competent en esos asuntos,
y entonces tendria double responsabilidad el Secretario
de Justicia: la responsabilidad que le cabe en los asun-
tos propios de su Secretaria, y la responsabilidad que
le corresponderia naturalmente como asesor del Go-
bierno, creyendo yo que no se opone a ello la Consti-
tuci6n; ya que si no podria resultar que tuvieran dos
Secretarios que ser responsables al mismo tiempo cuan-
do, acusado por la Camara uno de ellos y en el curso
de esa acusaci6n, apareciese que por alguna cuesti6n
de Derecho implicita que el Presidente consultara pre-
viamente con el Secretario de Justicia, cupiera a dste
tambi6n responsabilidad. La Constituci6n determine
claramente dos responsabilidades: la del Secretario,
personal 6 individualmente, y la de los Secretarios
conjuntamente. Nosotros, en esta misma Ley, en un
articulo que hemos aprobado, reconocemos la facilidad
con que pueden sobrevenir ocasiones en que un s6lo
Secretario tenga a su cargo dos 6 mas Secretarias, es
decir, dos 6 mas resposabilidades. 4Cul1 es el incon-
veniente, por tanto, para establecer una garantia mAs
en beneficio de la buena Gobernaci6n del pals, como
la de que el Presidente tenga necesidad, en cuestiones
de Derecho, de consultar la opinion del Secretario de
Justicia? Ahora mismo esta pendiente una complica-
da, una sutil cuesti6n de Derecho, ocasionada por una
de las resoluciones de un Secretario de Despacho del
President, que ha levantado el clamor de la Prensa y
en que esta dividida la opinion de los experts, y dos
abogados estAn de una part y otros dos abogados de
otra, a tiempo que un tercer abogado 'emite una
opinion intermedia, prescindiendo de las cuestiones
de Derecho Civil para considerar el asunto desde un
punto de vista administrative. 4Y no seria una ga-
rantia para el pais que ademis del Secretario que des-
pach6 el asunto, hubiera estado obligado el Presiden-
te A consultar al Secretario de Justicia tambi6n, co-
mo perito 6 especialista?
Respecto a cukl entire dos de las Secretarias
ha de ser, si la de Justicia 6 la de Gobernaci6n,
la que tenga a su cargo las circeles, los presidios y
los departments correccionales de la Repfiblica, me
parece la cuesti6n muy baladi y sobre todo irresolu-







12 bDARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.--SEINADO


ble; y por muchos esfuerzos que haga el seflor Dolz no
cita mAs que una opinion, como por innchos esfuerzos
de ingenio que haga el seilor Zayas, no nos convince
de la forma en que, segin 61, debe resolverse.
El asunto debe considerarse .dentro de las condicio-
nes y antecedentes que nos proporcionan ]a historic,
as costumbres y el modo de ser de la Repfiblica do
Cuba.; y desde este punto de vista cualquiera de las
dos lo haria muy mal, porque las dos lo han hecho
hasta ahora muy mal. Ahoia mismo la voz pfblica
censura al Secretario de Gobernaci6n, A cuyo cargo
uno de los establecimientos de reelusi6n se ha conver-
tido en terrible penitenciaria. Y-por otro parte-
,es capaz el element forense de manejar con rectitud
y en provecho general los establecimientos penales?
La CArcfl no ha sido en la I-Iabana proverbialmente
un semillero de crimenes, una escuela de criminalidad
y perversion?
For donde se infiere, que lo que son garantias no
las encontrariamos en ninguna parte; s61o e ha de
tratar, por consiguiente, de resolver la cuesti6n de
una manera., por decirlo asi, cientifica. Si la Justi-
cia es una funci6n esencial del Estado, y por evolu-
ci6n natural nace entire nosotros una Secretaria de
Justicia, tambibn ha nacido una Secretaria de Gober-
naci6n que represent la entidad total del Gobierno,
y no veo ninguna raz6n cientifica que me haga incli-
nar a uno fi otro lado, prefiriendo 6sta a aqu6lla.Abso-
lutamente se ha presentado argument decisive A este
respect; y si esto es asi, lo mejor seria dejar el ar-
ticulo tal como estA. Porque al cabo, noten los sefiores
senadores que el senior Zayas s6lo venia 5 decir queno
participaba de esa opini6n,es decir,que afirmaba un he-
cho simple, elemental: el hecho de que no estaba de
acuerdo con nosotros. Esto para nosotros es, desde
luego, lamentable; pero esto no decide en.contra de
nuestra opinion; tanto vigor, si vigor tuvo, mantiene
nuestra opinion despu6s del ataque tan duro del seflor
Zayas, como antes de ser c6mbatida.
Por otra part, todas las Secretarias estAn bajo la.
mirada y direcci6n del Presi'lente de la Repfiblica;
cada uno de los Secretarios recibe la influencia de los
demAs Secretarios; se vigilan 6 se fiscalizan unos A
otros, y es de poca importancia que se separe algo de
las atribuciones de uno para traspasarlo A las de otro,
pucs que al cabo todos y cada uno tienen voz y voto
en cuantos asuntos se examinan en las reuniones de
lo que llamamos el Gabinete. Y como este particu-
lar no reviste importancia, para no perder mis el
tiempo, ruego al senior Presidente que lo somete A vo-
taci6un.
Si. FaiAS: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTiVEZ Y ROMERO): La tiene el
senior Frias.
SR. FRiAs: Voy A ser muy breve. Entiendo que
hay alguna raz6n mAs que agregar para sostener la
opinion del senior Zayas.
Estimno quo consigna la Ley de Secretarias al ex-
presarse las funciones del Secretario de Justicia, que
6ste serA el consultor juridico del Gobierno, lo cual es
alterar por complete la distribuciOn que se ha hecho
de las funciones propias do las demAs Secretarias. No
habrA un problema que haya de resolver un Secreta-
rio que no Ileve consigo una cuesti6n de derecho, ci-
vil, administrative 6 penal; y si nosotros en esa ley
vamos A consignar q e la Secretaria de Justicia sea la
copnsultoria juridica del Gobierno, hacemos indispen-
sable que en todos los asuntos de las Secretarias sea
consultado el de Justicia, y esto haria muy complicado
el sistema de nuestra Administraci6n; pero yo no voy
A detenerme mis en este partfcular.


Respecto A la segunda parte, hay una raz6n de he-
cho quo impide que pasen A la Secretaria de Justicia
los establecimientos penales y carcelarios. La Secre-
taria de Justicia no tiene como dependientes de ella
fuera de la Habana, donde inicamente pudiera ejer-
cer una acci6n direct, mins que A los Jueces y es in-
discutible y la naturaleza propia de esos funcionarios
les impide que tengan relaci6n de contact con los
establecimientos penales y carcelarios. Por el con-
trario, la Secresaria de Gobernaci6n esta en relaci6n
con los Alcaldes y Gobernadores Civiles y por con-
ducto de estos se realize la administraci6n de ese li-
naje de establecimientos. Por tanto, si eso es asi, A la
Secretaria de Gobernaci6n es A quien debe darse la
competencia para resolver y entender de cuanto con
las circeles y presidios se relacione.
Estimo que el dia en que esas leyes de que nos ha-
bla el senior Dolz so promulguen por las CAmaras cu-
banas; el dia on que nosotros establezcamos un ver-
dadero sistema penitenciario en today la Isla; el dia en
que esto result, permit 6 exija la necesidad de una
intervenci6n judicial t6cnica, entonces serA la ocasi6n
de que esas leyep, alterando el estado que crea esta, ha-
gan que nosotros pasemos A otra dependencia las cAr-
celes y presidios. Mientias exist el regimen ac-
tual, mientras sea el que hoy desgraciadameute sub-
siste, nuestro sistema penitenciario no parece que sea
funci6n propia do la Secretaria de Justicia, ni lo per-
miten la manera como ellos se desenvuelven, ]a admi-
nistraci6n de los establecimientos penales y carcela-
rios, sino que ella correspond a la Secretaria de Go-
bernacibn como en la actualidad.
Si. DOLZ: Pido la palabra.
SK. PRFSIDENTE (ESTALEZ Y ROMERO): La tiene el
sefnor Dolz.
SR. DOL.z: En cuanto al particular de la Consulto-
ria del Gobierno, en material de derecho, yahe expli-
cado anteriormente que no se trata en ese epigrafe de
que A 61 se Ileven todos los asuntos que tengan nece-
sidad de resolverse por los distintos Departamentos
del Gobierno, sino Anicamente aquellos problems en
que las cuestiones de derecho sean concretas, y su
existencia es necesaria, porque siendo rigurosamente
exacto que esos problems pueden existir,hay que pre-
cipar cual es el Secretario que ha de despacharlos. No
obstante lo expuesto, yo no tendria inconvenient en
que ese epigrafe se suprimiera.
En cuanto al otro punt, que se refiere a que se re-
tire de las funciones de la Secretaria de Justicia la
material de Establecimientos penales y carcelarios, no
se me ocurre otra cosa, despu6s de lo manifestado por
el senior Frias, que exclamar: iQu6 dificil, qu6 lento
es el progress entire nosotros! En todas parties del
mundo se estan llevando los establecimientos penales
al departamento de Justicia, y no hay otra raz6n para
que est6n A cargo de la Secretaria de Gobernaci6n, quo
la prActica en que vivimos; porque con la misma ra-
z6n que estAn cargo de la Seoretaria de Gobernaci6n po-
dian estar A cargo de la Secretaria de Ohras P(fblicas.
No hay absolutamente verdadera relaci6n entire los
establecimientos penales y las fnnciones de gobierno
y aquella funci6n encomcndada A la Secrethria de Go-
bcrnaci6n. Sin que con ella tenga relaci6n alguna,
podia star, repito, encomendada tambi6n & la Secre-
taria de Obras Piblicas.
Yo mantengo, piles, en este particular el criterio
corrado de que los establecimientos penales deben es-
tar A cargo de la Secretaria de Justica, porque quiero
para mi pais una legislaci6n progresiva; porque entien-
do que hemos de votar le.yes penitenciarias que, tenien-
do intima relaci6n con las modernas doctrinas pena-







DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO 13


les, no sean funciones de Gobierno y est6n en per-
fecta armonia con otras misiones de la Justicia, con
las otras funciones que a la Secretaria de Justicia he-
mos de encomendar.
SR. ZAYAS: Pido que el articulo se vote dividido
en dos parties, porqne son dos enmiendas.
SR PRESIDENT (ESTEVEZ Y RoMERo): Se someten
los dos puntos que han sido objeto del debate a vota-
ci6n separadamente.
SR. ZAYAs: Pido que la votaci6n sea nominal.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO): A votaci6n
nominal. Primer punto: Si debe suprimirse el epigra-
fe que dice: ((Consultoria del Gobierno en material de
derecho,. Si, quiere decir que se suprime; n6, que no
se supreme.
(Se efectta la votaci6n en esta forma: Silva si;
Moriia n6; Mendez Capete n6; PArraga n6; D61z n6;
Sanguily n6; GonzAlez BeltrAn n6; Montcagudo ng;
Carrillo n6; P. Betancourt si; Recio si, explicando su
voto; Cabello si; Cisneros si; Rey si; Tamayo si; Bra-
vo si; A. Betancourt si; Zayas si, y Frias si. Ocho vo-
tos que n6 y once que si).
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO): Queda siu-
primido el epigrafe. Segundo punto: si debe pasar a
la Secretaria de Gobernaci6n el conocimiento de las
cArceles y demAs establecimientos penitenciarios. Los
que contesten si, serA porque pasen k Gobernaci6n.
SR. ZAYAS: Pido votaci6n nominal.
Sn. FRIAS: Pido la palabra para hacer una pregun-
ta. ,Envolveria el acuerdo de que pasara a Goberna-
ci6n tal como estA redactado?
SR. ZAYAs: N6, que pasara la material.
SR. FRIAs: Cuando se trate de discutir este epigra-
fe, propondr6 que se una esto de carActer general,
que pase la material sin determicar en qu6 forma.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMEno): Se procede
A la votaci6n.
(Efectfase 6sta en la siguiente forma: Zayas si; A.
Betancourt si; Bravo si; Tamayo si; Rey si; Cisneros
si; Cabello si; Recio si, explicando su voto; P. Betan-


court n6; Carrillo n6; Monteagudo n6; Gonzalez Bel-
trAn n6; Sanguily n6; Dolz n6; PArraga n6; Morfia n6;
Silva si; Frias si. Diez votes que si y nueve que n6).
SR. RECIO: Pido la palabra para explicar mi voto.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO): La tiene
para ese fin el senior Recio.
Sn RECIO: En la primer votaci6n he votado que si,
en contra de ]a Comisi6n, torque las razones aduci-
das por el sefnor Zazas me ban convencido de que ese
epigrafe especial debia desaparecer; y en ]a segun-
da votaci6n he votado en favor de que los estableci-
mientos penales pasen A Gobernaci6n, consecuente
siempre con mis convicciones, porque eso fu siempre
mi criterio dentro de la Comisi6n, donde fui derrota-
do; asi es que hoy que se pone A votaci6n el punto,
voto con mis convicciones, y por eso he votado en fa-
vor de ]a enmienda del sefor Zayas.
SR FRIAS: Pide la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO): La tiene
el seflor Frias.
SR. FRIAS: Yo, al acordarse que pasara esa material
A la Secretaria de Gobernaci6n, quiero reservarme el
derecho de proponer que se agregue al epigrafe, tal
como estA, estas palabras de carActer general: <'a fin
de que aquellos establecimientos penales y carcela-
rios, municipales 6 provinciales, correspondan......n
SR ZAYAS: Cuando llegue la oportunidad, senior
Frias.
SR SANGUILY: Esa es otra proposici6n; que redacte
la enmienda.
Sa ZAYAS: Cuando pase A discutirse el articulo sie-
te.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO): Se somete
A votaci6n el articulo, con la salvedad que acaba de
hacer el Senado; los seifores que est6n conformes, lo
expresarln de la manera usual. (Asi lo hace la mayoria
de los selores Senadores). Se levanta la sesi6n para con-
tinuarla mariana, 6 las dos de la tarde.

(Eran las seis mcnos tres minutes).


Rambla y Bouza, Obispo 33 y 35.-Habana.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs