Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba.
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072699/00692
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
Physical Description: v. : ; 33 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Senado
Publisher: Rambla y Bouza
Place of Publication: Habana
 Subjects
Subject: Legislation -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began with: Vol. 1, 1902.
General Note: Description based on: 2. Legislatura vol. 2, no. 1 (abr. 6 de 1907); title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072699
Volume ID: VID00692
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001844861
oclc - 30331556
notis - AJR9135
lccn - sn 94026346

Full Text












DIARIO DE SESIONES

DEL

CONGRESS DE LA REPUBLICAN DE CUBA

PRIMER LEGISLATURA.-1902.

VOL. I HABANA, 11 DE NOVIEMBRE DE 1902. N? XXXVI



SENADO.


Trigesima tercera sesion ordinaria.-Septiembre 10 de 1902.


Presidencia del Sr. Luis Estevez y Romero

SUMARIO

Proyecto de Ley de la Cminara anmentando los derechos de importaci6n al caf4 -Antorizaci6n al
Ejecutivo,para efectuar los pagos de las atenciones del Estado.-Proyecto de Ley sobre modifi-
caciones arancelarias.-Pasa d la Comisi6n.-Moci6n del senator seflor Gonzalez BeltrAn.-Modi-
ficaciones propuestas por la Camara en el Proyecto de Ley para la introducci6n del ganado.-
Modificaciones A la inscripci6n de marcas de hierro.--ocidn sobre indulto.


A las dos horas y cincuenta y cinco minutes de la
tarde y bajo la Presidencia del sefior Luis Est6vez y
Romero, actuando de Secretarios los sefiores Jos6 An-
tonio Frias y Manuel Ram6n Silva, comienza la se-
si6n.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROERO)-)-Se abr- la
sesi6n. Proc6dase A la lecture del acta de la sesi6n
anterior. (Se lee el acta.)
Sa. MoRuA DELGADO.-Ruego al sefor Presidente
disponga se lea otra vez la part del acta que se refie-
re A la moci6n por mi presentada y que se refiere A
sueldos. (Asi se hace.)
SR. MoRUA DELGAUO.--Pido la palabra.
SB. PR SIDENTE (ESTAVEZ Y ROMERO).-Tiene la
palabra el sefor Morfa Delgado.
SR. MORUA DELGADO. -Aunque la moci6n mia ten-
dia A, que se rechazara .la comunicaci6n de la CAma-
ra, estaba muy lejos de ser de no ha lugar a
deliberar, pedia que so comunicara, en unas' pa-
labras 6 en otras, lo mismo que dijo el senior Zayas;
pero como la proposici6n del seflor Zayas era mAs bre-
ve, retire la mia y acept6 la del seflor Zayas, que era
casi la misma. No era ml proposici6n de no ha lugar
A deliberar; si asi hubiera sido el sefor Zayas no hu-
biera podido hacer uso de la palabra, como lo hizo
despu6s.


SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO).-4Se aprue-
ba el acta con la rectificaci6n que indica el sefor Mo-
rfa? (Seriales afirmativas.)
Sa. CISNEROS.-Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTkVEZ Y ROMERO).-Tiene la
palabra el senior Cisneros.
Sn. CisNERos.--Decia que dias pasados habia presen-
tado una comunicaci6n pidiendo los datos de acuerdos
que existian entire la presidencia de la Repfiblica y el
gobierno provisional interventor. El Presidente de la
Repfiblica contest a los particulares que le pareci6,
pero yo no he quedado satisfecho de ellos. Iba A pre-
sentar una instancia con ese objeto, pero la habia de-
morado por no considerarla oportuna en aquella oca-
si6n; pero hoy, habi4ndose ocupado los peri6dibos de
la ciudad con respect A que habian desembarcado
fuerzas americanas en el territorio de la Repfiblica,
consider oportuno que el senior Presidente d6 cuenta
de los particulares con respect a lo que ha convenido
con el gobierno americano referente al ej6:cito, A la
milicia de los Estados Unidos, para despu6s hacer uso
de lo que correspond; porque no lo creo convenient
ni necesario que est6n desembarcando tropas america-
nas en la Isla de Cuba y que el pabell6n americano
ond6e en various puntos de la Isla.







2 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO


Sr. PRESIDENT, (ESTEVEZ YR 'MRRo).--No cree el
senior Cisneros que fuera mejor que por e-crito pre-
sentara su proposicibn? 7
Sn. Cicsxros.--La tengo lecha y la presentar6.
Si. PREsiDNSTS (ESTi'vE Y Rosiito).-QuedarA
complacido el senior Cisneros.
El senior Secretario dnara cuenta con la orden del dia.
SK. SECnErAaIo (SILva).-(Lee.)

aHabana, Agosto 28 de 1902.

Sr. President del Senado.

Sefor:

En cumplimiento y A los efectos que determine el
Articulo 18 de la Ley de Relaciones entire la CAmara
de Representantes y el Senado, tengo el honor de par-
ticipar a used que en sesi6n celebrada en el dia de
hoy ha sido aprobada por esta Camara el siguiente
Proyeeto de Ley:
Articulo --Se aumentan los derechos que paga el
caf6 por Ja partida nfimero 286 del Arancel vigente A
veinte pesos los cien kilbgramos.
Art. 2?-Esta partida se mantendrA en la misma
form en los Aranceles si se modificasen.
De Ud. con la mayor consideraci6n.-Pelayo Gar-
cia, Presidente.-Alfredo Betancourt, Secretario.-An-
tonio Gonzalo P6rez Secretario.

Sa. FRi s.-Pido la palabra.
SL. PREStDENTE (ESTAVEZ Y RofERo).-Tiene la
palabra el senior Frias.
Sa. FRiAs.-Para rogar al Senado declare urgpnte
el proyeeto de Ley A que acaba de dArsele lecture y
proceda A su discusi6n prescindiendo del requisite de
enviarlo A las secciones.
SK. PRESIDENTs (ESTIAVZ Y RoMfEro).-kAcuerda,
el Senado de conformidad con lo pedido por el senior
Morfia? (Seales afirmativas.)
Tiene la palabra el senior Penador que desee hacer
alguna observaci6n acerca del proyecto de Ley que se
smete, en detalles, A la consideraci6n de este alto
Cuerpo. (Ningin segor senador solicita hacer uso de la
palabra.) jSe aprueba? (Se&ales afirmativas.)
SR. SECOETARIO (SILVA).-(Lee.)

uHabana, Agosto 29 de 1902.

Sr. President del Senado.

Sefior:

Esta Camara, en sesi6n celebrada en el dia de hoy;
visto el Mensaje del senior Presidente de la Repfblica,
en el que solicit autorizaci6n que le permit efectuar
los pagos dentro de las mismas condiciones fijadas en
la Ley de 12 de Julio filtimo, y hasta que se aprue-
ben los Presupuestos Generales del Estado, acord6:
Acceder A lo solicitado por el,Ejecutivo, autorizan-
dole. dentro de las mismas condiciones fijadas cn la
Ley de 12 de Julio filtimo, para efectuar los pagos de
las atenciones del Estado, hasta que sea promulgada
la Ley de Presupuestos.
Lo que tengo el honor de comunicar A Ud. en cum-
plimiento y A los efectos que determine la Ley de
Relaciones entire la CAmara de Representantes y el
Senado.
De Ud. con la mayor consideraci6n.-Pelayo Gar-
cia. President. Alfrcdo Betancourt, Secretario.-An-
tonio Gonzalo PBrez, Secretario.'


SR. EsTRAD. MORn.-Pido que pase A las Secciones.
SR. PRESIDENT (ESThVEZ Y lRoslnRo).--Se acuer-
da? (Sefales afirmatvas.) Continfe el senior Secretario.
Sa. S8ORETARIO (SILVA).-(Lee.)

(AL SENADO:

Los senadores que suscriben, miembroa de la Comi-
si6n nombrada para formular un proyecto de Ley re-
lativo A las Secretarias del Despacho, tienen ei honor
de solicitor nna sesi6n extra',rdinaria para tratar de
la revision de los acuerdos recaidos respect de algu-
nos articulos de dicha Ley.
Sal6n de Sesiones del Senado, Septiembre 2 de
1902.-Antonio S. de Bustamante.-Ricardo Dolz.-
Tomrs A. Recio.-Eudaldo Tamayo.- Manuel Sau-
guily. )

SR. ESTRADA MORA.--Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTivEz Y RoStEao).-La tiene el
senior Estrada Mora.
Sa. EST~RAA MORA -Para pedir que se lea no frag-
mentos de una comunicaci6n sino esa comunicaci6n
que debemos conocer en s8 totalid -d.
SR. SILvA.-Para una aclaraci6n.
SR. PRESIDENT (Es'rVEz Y RoMEno). -Tiene la
paladra el senior Silva.
Sa. SILVA.-Sefior Presidente y sefiores spnadores:
La comunicaci6n A que alude el seflor Estrada Mora
consta de dos parties y no es possible dar A conocer la
segunda si antes no ha mediado un acuerdo que tiene
que recaer irremisiblemente antes de poder traerse el
segundo A discusi6n. En efecto, ,es acaso possible tra-
tar del dictamen si antes no acordamos revisar 6 no
aquellos articulos cuya revision se solicit?
SR. DOLZ.-Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y RoMERo).-Tiene la
palabra el sefor Dolz.
Ss. DOLZ.--No hay necesidad y ningfin precepto re-
glamentario lo ex;ge, que la petici6n de revision ven-
ga sola 6 acompafiada, sino que venga firmada por
cinco senadores. Esta petici6n de revisi6n estA firmada
por cinco senadores, luego estA comprendida en el
precepto reglamentario que trata de esta material.
Por consiguiente, puede darse lectura, si asi lo soli-
citan algunos sefiores senadores, A todo el dictamen,
y A ello no se opone la Comisi6n; pero eso seria per-
der el tiempo que tanto necesitamos para otros empe-
ilos de mAs importancia.
SR. MORUA D~LGADo.-Lo que procede, seflor Pre-
sidente, es, al tratarse de un dictamen cualquiera,
empezar y terminar por la firm, y no leer parte de-
terminada del dictamen y saltar luego A la firm.
SR. SILvA.-Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTIVIZ Y RomRno).-La tiene el
senior Silva.
SR. SI.VA.-Hay aqui un dictamen general respect
de un trabajo presentado por una Comisi6n; pero en
el dictamen hay A la vez envuelta una solicitud de re-
visi6n. jNo es indispensable antes de dar lectura A
todo el trabajo, acordar la revision de articulos ante-
riores que han sido aprobados por el Senado? Para
poder dar A conocer la nueva Ley; tiene el Senado
que acordar antes sobre la revision que se solicit.
Por esa raz6n di lecture A la part del informed en
la cual se solicits la revision de articulos anteriores
ya aprobados.
Si el Senado. por otra parte, desea que yo d6 lectu-
ra A todo el dictamen, no tengo inconvenient; mi ob-
jeto era facilitar el conocimieuto del asunto y no per-
der tiempo, para poder entrar de lleno en la revision.







DIARIO DE SESIONES DEL CONG-RESO.-SENADO 3


SR. FRiAs.-Pido ]a palabra.
Sa. PRKSIDENTE (ESTtVEZ Y ROMERO).-La tiene el
senior Frias.
Sn. FRiAs.--Yo estimo, como dice con raz6n el se-
for Silva, que si para discutir ese dictamen es nece-
saria la revision de los articulos que estAn en oposici6n
con laa nuevas proposiciones que la Comisi6n hace,
esta demAs la lecture en este acto de las nuevas pro-
pos;ciones. No es possible que acerca de ellas tomemos
ningfin acuerdo sin previamente revisar los articulos
ya aceptados. Perleriamos un tiempo precioso que
pudi6ramos dedicar A otra cosa, y es preferible que el
Senado resuelva acerca de la revision, y si se accede
A ello que el Presidente cite para la reunion, y enton-
ces si se revisa el acuerdo dar cuenta con el dictamen
de la Comisi6n y se tomon las medidas que solicita.
Sn. MOKUA DPEGADO.-YO insist en mi proposi-
ci6n, sefor Presidente.
SR. PRiKSIDENTE (Esr'VEZ Y. RIMERO).-Se somete
a votaci6n la proposici6n del senior Morha, reducida A
que se debe dar lectura A todo el trabajo que present
la Comisi6n. Los que est6n conformes lo haran de la
manera habitual. (La minoria demnestra su aprobaci6n.)
Ha sido rechazada la proposici6n del senior Morfa,
procede, pues, seilalar dia para la revision, y ]a Pre-
sidencia sefiala el dia de mailana para la sesi6n ex-
.traordinaria. A las dos de la tarde.
Sa. SECRETARIO (SIIVA).-(Lee.)

((Habana, Agosto 28 de 1902.

Sr. President del Senado.

Sefor:

En cumplimiento y los efectos que determine el
Articulo 18 de la Ley de Relaciones entire la CAmara
de REpresentantes y el Seuado, tengo el honor de par-
ticipar 4 Ud. que en sesi6n celebrada en el dia de hoy
ha sido aprobado por esta Camara el siguiente Pro-
yecto de Ley:
((Articulo 2?-Esta partida se mantendra en la mis-
ma forma en !os Aranceles si se modificasen.
De Ud. con la mayor consideraci6n.-Pelayo Gar-
cia, Presidente.--Alfredo Betancourt, Secretario.-An-
tonio Gonzalo P6rez, Secretario.)


SR. PRESIDRNTE (ESTAVEZ Y ROMERo).-,Se
da? (Sefiales afirmativas. )
SR. SEORETARIO (SILVA).-(Lee.)


acuer-


((AL SENADO

Ruega el Senador que suscribe, que en vista de los
informes remitidos por la Secretaria de Obras Plblicas,
sobre la construcci6n de un'ramal San Diego de los
Baflos, por la Compafila del Ferrocarril del Oeste, en los
que aparece un acuerdo de la Comisi6n de Ferrocarri-
les, tomado con fecha 15 de Mayo Altimo, y confirmado
despu6s por la misma Comisi6n, obligando A la cons-
trucci6n por dicha Empresa del ramal de referencia;
si bien para el plazo en que se ha de efectuar dicha
obra se atienda A la resoluci6n del recurso contencio-
so-administrativo interpuesto por dicha Empresa, al-
zAndose de la Real Orden de 6 de Diciembre de 1896,
en la que se obliga & terminar el consabido ramal en
el plazo de dos aflos, despu6s de pacificada la Isla.
Como se ve por el expediente que acaba de leerse, s6lo
falta conocer el fallo de dicho tribunal para que obra
de tanta utilidad y necesidad sea ejecutada. Ruego
al Senado se pidan al tribunal contencioso-adminis-


trativo informs con respect al estado de dicha alza-
da.-Sal6n de Sesiones del Senado, Agosto 30 de
1902.--GonzAlez Beltrin.,

c(Acuerdo ndmero 3 de la sesi6n nfmero 21 de 24
de Junio del corriente afio, torado por la Comisi6n
de Ferrocarriles:
Se ley6 una solicited de ((The Western Railway of
Havanan, pira que Ia. Comisi6n revisara su acuerdo
de 15 de Mayo fltimo, informando al Gobierno Mili-
tar sobre el ramal de San Diego; y la Comisi6n, des-
pu6s de examinar detenidamente el asunto, acord6 en
los siguicntes t6rminos: Vist a la solicited presentada
a la Comisi6n de Ferrocarriles por ,The Western
Railway of Havana Limitedn:-Resultando que en
escrito de fecha 22 de Mayo del afio actual, al sefior
H. L. Ashley. en representaci6n del Ferrocarril del
Oeste, ruega a la Comisi6n de Feriocarriles revise 6
rectifique los fundamentos del acierdo relative al ra-
mal de San Diego, tornado en la sesi6n celebrada por
la Comisi6n en 15 de Mayo filtimo, alegando las razo-
nes siguientes:--1 Que por el dictamen de la Comi-
si6n pudiera creerse que la Compafiia del Oeste pone
en tela pe juicio el hecho de que en su concesi6n se
consignara el derecho de construir el ramal de San
Diego.-2? Que la cuesti6n debatida es distinta y con-
siste en que el Ferrocarril del Oeste renunci6 con pos-
terioridad A su concesi6n el derecho de construir ese
ramal, que fu6 concedido A otra persona con todos los
requisitos legales. -3? Que la concesi6n hecha 4 Du-
rege no es la de otro ferrocarril pr6ximo, sine la del
mismo ramal concedido al Ferrocarril del Oeste, con-
forme lo informado por el Consejo de Administraci6n
de la Isla de Cuba, por la Junta Consultiva de Obras
Pfiblicas y por todos los Centros y oficinas que infor-
man antes de hacerse la concesi6n A Durege.-4? Que
la s'cretaria de Obras Ptblicas en 25 de Febrero de
1901 inform aque no puede sostsnerse que esa conce-
si6n sea independiente de la otorgada a favor de la
,Compafiia del Ferrocarril del Oeste, pues la petici6n
del senior Durege y todos los trhmites y disposiciones
dictadas con motive de ella, se fundan en la renuncia
hecha por el Ferrocarril del Oeste. y prueba de ello,
que en ninguna de ellas so hace la mAs ligera indica-
ci6n de que subsiste A favor del Ferrocarril del Oeste
la concesi6n otorgada para construir un ramal San
Diego de los Bafios, cuyo informed esot en manifiesta
contradicci6n con lo acordado por la Comisi6n de Fe-
rrocarriles.-Resultando que con fecha 4 de Abril ll-
timo el Gobernador Militar pidi6 A la Comisi6n de Fe-
rrocarriles informed respeoto 4 la obligaci6n del Ferro;
carril del Oeste en lo relative al ramal de San Diego-
y que en fecha 17 y 21 del mismo mes fueron presen-
tadas a la Comisi6n dos instancias suscritas por ve-
cinos y propietarios de San Diego de los Baios,
solicitando se hiciera cumplir a esa Empresa lo dis-
puesto en la Real Orden de 6 de Diciembre de 1896,
designando a, Ferrocarril del Oeste el plazo de dos
ailos, desde la pacificaci6n de la Isla, para terminar el
ramal; habiendo la Comisi6n torado en considera-
ci6n el asunto en sesi6n de 10 de Mayo Altimo, y die-
tado' el 15 del mismo el siguiente acuerdo: aLa Comi-
si6n volvi6 a tomar en consideraci6n el asunto del
ramal A San Diego en el Ferrocarril del Oeste, ya tra-
tado en sesi6n de !0 de Abril Oltimo (S. 9 14.)-Re-
sultando de los antecedentes. que en la concesi6n del
Ferrocarril del Oeste de 5 de Octubre de 1858 se ex-
presa terminantemente la obligaci6n de construir ese
ramal; considerando que esa obligaci6n no se alter
por la concesi6n de otro ferrocarril pr6ximo, ni por el
hecho de que hasta el 6 de Noviembre de 1896 no se







4 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO


fijara-plazo A esa Compafia para la construcci6n del
ramal; la Comisi6n de Ferrocarriles es de opini6n que
la obligaci6n subsiste, y que el Gobierno puede exigir
del Ferrocarril del Oeste su cumplimiento; y que en
caso de que la Compafiia no cumpla, puede adoptar
el Gobierno los procedimientos previstos para estos
casos en la Ley bajo la cual se concedi6 ese ferroca-
rril, 6 en las que se dictaron despu6s y le sean aplica-
bles. Y respect A la fijaci6n del plazo & la Compa-
ilia del Oeste, la Comisi6n emiti6 parecer en el sentido
de que debia esperarse la resoluci6n del recurso con-
tencioso-administrativo astablecido por la Compafifa,
pendiente de admisi6n por el Gobierno Militar. _Y
acord6 tambien se contest a la consulta del Gobierno
General trasmitiendole este acuerdo.-Considerando
que la autorizaii6n para construir las lines 6 rama-
les especificados en la concesi6n de un ferrocarril como
la del Oeste, no es un derecho sino una obligaci6n,
que si no se cumple da lugar 4 la aplicaci6n de ciertas
penas 6 medidas, y hasta la declaraci6n de caducidad,
como esplicitamente se consigna en los articulos 46. y
siguientes del pliego de condiciones particulares de la
concesi6n del Ferrocarril del Oeste, y en las concesio-
nes anAlogas de otros ferrocaariles. -Considerando,
que la obligaci6n de construir las lines especifica-
das en Ia concesi6n de un ferrocarril, no es renuncia-
ble A voluntad de la Empresa, y el Ferrocarril del
Oeste no ha podido renunciar A la construcci6n del
ramal de San Diego, 6 lo cual se habia obligado bajo
penas previstas en el pliego de condiciones, sin que
ninguna disposici6n del Gobierno relevara A esa Com-
pania de la obligaci6n contraida.-Considerando, que
el ramal de San Diego, en la concesi6n hecha al Fe-
rrocarril del Oeste, arranca A mil ochocientos metros
del pueblo de Los Palacios y es de via ancha; que el
ferrocarril de Durege part de la estaci6n de (La qo-
ledad, y es de via estrccha, y en la instancia de Du-
rege de 5 de Octubre de 1881, esplicitamente declara
que el ferrocarril que trata de construir difiere del
concedido a la Empresa del Oeste.-Considerando,
que cualquiera que hayan sido los informed emitidos
por el Consejo de Administraci6n, la Junta Consul-
tiva y otros Centros y oficinas, no es possible negar
que se trata de un ferrocarril distinto al concedido al
Oeste, comprobindolo el hecho de tramitarse y subas-
tarse el ferrocarril de Durege sin hacer menci6n del
Ferrocarril del Oeste.-Considerando, que en el in-
forme de la Secretaria de Obras Pfblicas, de 25 de
Febrero de 1901, se afirma que la tramitaci6n y las
disposiciones dictadas con motive de la concesi6n A
Durege se fundan en la renuncia hecha por el Ferro-
carril del Oeste 4 la concesi6n del ramal a San Diego,
sin que en la concesi6n del Gobierno General, de 1882,
anulada por Real Orden de 7 de Febrero de 1883, ni
en la subasta acordada en 30 de Abril de 1883, que
result desierta, ni en la concesi6n otorgada anormal-
mente a Durege posteriormente, uunque aprobada por
Real Orden de 30 de Abril de 1884, y caducada des-
pubs, se mencione para nada al Ferrocarril del Oeste,
ni se le relieve de ninguna de las condiciones de su
concesibn.-Considerando, que la manifestaci6n pues-
ta al final de la instancia de Durege, de 23 de. Agosto
de 1879, por el Ferrocarril del Oeste, conformindose
con lo expuesto en dicha instancia; s61o muestra su
conformidad al entronque del ferrocarril de Durege
con su line; y que el informed del Ferrocarril del Oes-
te de 10 de Noviembre de 1881 sobre la instancia de
Durege de 5 de Octubre de 1881 y sobre el informed de
la Inspecci6n de Ferrocarriles de 19 de Octubre de
1881, se limita no opener cosa alguna a la petici6n
del senor Julio Durege respect A la concesi6n de un


ramal de ferrocarril por el sistema de via estrecha,
que partipndo de aLa Soledad) termine en los Bafios
de San Diego, expresando en la instancia que el Fe-
rrocarril del Oeste renuncia 4 los derechos de prela-
ci6n que le reconoce el articulo 39 del pliego de con-
diciones, es decir, A la preferencia para obtener la
concesi6n tiel Ferrocarril de Durege en igualdad de
condiciones, lo que no releva al Oeste del cumplimien-
to de ninguna de las obligaciones de la concesi6n.-
Considerando, que el Ferrocarril del Oeste no solo se
ha limitado en.toda la tramitaci6n de la concesi6n de
Darege A no opouerse a la construcci6n del ferroca-
rril, conformandose con lo dispuesto en los articulos
38 y 39 del pliego de condiciones, que le impedian
oponerse, y a renunciar la preferencia que reserve .a
los ferrocarriles ya construidos el articulo 39 respect
a nuevos ramales.-La Comisi6n de Ferrocarriles, en
virtud de las facultades del parrafo (M.) Articulo 13
del Capitulo 2? de.la Ley, acord6 que debia confirmar
el acuerdo torado en la sesi6n de 15 de Mayo fltimo,
reproducido antes, y que se expida certificaci6n de
esta resoluci6n al Ferrocairil del Oeste.-Y para re-
mitir al senior Secretario de Obras Piblicas expido la
present copia en la Habana, A diez y nueve de Agos-
to de mil novecientos dos. -L. Alejo Snchez.-M. L.
Cia, Presidente de la Comisi6n de Ferrocarriles.n

SR. FaiAs.-Sefiores senadores: Yo creo sinceramen-
te, que los datos A que se refiere esta proposici6n
pueden adquirirse por cualquier seflor senador, sin
necesidad de que el Senado los reclame oficialmente.
De manera que el prop6sito A que tiende esta petici6n
de antecedentes no se encuentra dentro de lo que so-
licita el distinguido senador que la present; por lo
tanto yo me atreveria A proponer al Senado que acor-
dara que ((no ha lugar A deliberar sobre la misma.
SR. BUSTAMANTE.-Pido la palabra.
SR. PRERIDENTB (Es'rVEZ Y RoMERo).-Tiene la
palabra el senior Bustamante.
SR. BUSTAMANTE.-Yo me permitiria hacer al senior
Fi as algunas observaciones. En primer t6rmino, te-
nemos sentada la buena prActica de dejar pedir lo que
cada uno de nosotros necesita, y yo no veo por qu6 la
hemos de interrumpir, tratandose de una obra que
tiene utilidad para una provincial que esta en ella vi-
vamente interesada.
Por otra parte, es cierto que tal vez tenga el Tribu-
nal Contencioso Administrative los datos que pedia
el senior GonzBlez BeltrAn; pero entire contar con la
facilidad de conseguirlos por el Senado a contar con la
bondad de los que tienen a su cargo el suministrar los
datos, es 16gico que acuda, usando del derecho que
tiene, al Senado.
SB. MENDEZ CAPOTE.-Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTiveZ Y ROMERO).-Tiene la
palabra el seflor M6ndez Capote.
Sa. MENDEZ CAPOTE.-De mode que la petici6n, y
puede aclarar esto el senior Bustamante, que ha ha-
blado A nombre del sefnor GonzAlez BeltrAn, se limit
simple y escuetamente a pedir determinado informed
sobre el estado en que se encuentra cierto asunto?
SR. BUSTAMANTE.-Eso dice literalmente la petici6n.
SR. M zNDEZ CAPOTE.-Entonces no tengo nada que
objetar.
Sn. FaiAs. -Pido la palabra.
SR. -PRESIDENTE (ESTEVEZ Y ROMEio).-Tiene la
palabra el sefior Frias.
Sa. FRIas.-Mi oposici6n consist en esto: en que
cualquier senador pudiera presentar una resoluci6n
solicitando que se pidiera en la ((Gaceta) un ejemplar









DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO


del peri6dico publicado en el dia anterior y eso me
,parece que nos habria de ocupar algfin tiempo que
debemos dedicar A otros asuntos.
Hay unos autos que no son secrets, que puede
cualquier interesado pasar por el Tribunal Contencio-
so Administrative y averiguar el estado en que se
encuentran, y esto resultaria mas fAcil que no hacer
motive de un acuerdo del Senado esta solicitud, que
tendria despu6" que enviarse al Ejecutivo, este dirigir
una comunicaci6n al Tribunal de lo Contencioso que
tendria que reunirse para cumplir con la comunica-
ci6n que sobre el estado de los autos le dirigiera el
Ejecutivo, y despuns otra comunicaci6n participAndo-
nos el Ejecutivo lo que el Tribunal le hubiera contes-
tado, cuando todo esto se puede lograr pidi6ndoselo al
Official de la Sala de dicho Tribunal cualquier ciuda-
dano.
SR. BUSTAMANTE.-Pido la palabra.
Sa. PRESIDKNTE (EsTEVsZ Y ROMERO).-Tiene la
palabra el senior Bustamante.
SR. BUSTAMANT.--Esta es una cuesti6n de prece-
dente y de derecho. Mailana se ocurre pedir unos da-
tos a la Secretaria de Gobernaci6n y result mas fAcil
que escribir tres 6 cuatro comunicaciones irse A la ca-
sa de en frente y solicitarla de cualquier official.
Indudablemente la tarea de los sefiores senadores
no es andar pasando por los Tribunales 6 solicitando
favors de los oficiales de las Oficinas, sino la de venir,
A pedir aqui, en clara y alta voz, para que todo el
mundo lo sepa.
SR. ESTRADA MORA.-Pido la palabra.
SR. PRESIPENTR (ESTIVEZ Y RoMERo).-Tiene la
palabra el senior Estrada Mora.
Sn. ESTRADA MORA.-Es para harder una pregunta
al senior Bustamante, que parece que en este asunto
habla por el senior GonzAlez BeltrAn, que se encuen-
tra ausente. (Sr. Bustamante: No.) Entonces me opon-
go a la solicitud del senior GonzAlez Beltran y apoyo
al senior Frias.
Aqui no se trata de una prActica observada por el
Senado; hasta ahora aqui se han pedido antecedentes
de carActer verdaderamente legislative; antecedentes
que algfn sefior senador ha necesitado para resolver
asuntos que estaban en el Seznado 6 para formular
quizAs un proyecto de Ley; pero no se han presentado
solicitudes pidiendo A los Tribunales que informen so-
bre el estado en que se encuentra determinado asunto.
La proposici6n del senior GonzAlez Beltran es pedir
al Tribunal de lo Contencioso Administrative informed
sobre el estado en que se encuentra un pleito conten-
cioso que se esta tramitando en ese Tribunal y esto
puede parecer una ingerencia del Poder Legislative
dentro del Poder Judicial. Result que la proposici6n
del senior GonzAlez BeltrAn no tiene mas objeto que
este, segdn estA escrito: pedir al Tribunal de lo Con-
tencioso, no al Poder Legislative, que informed sobre
el estado de determinado pleito que alli se hall.
De modo, que yo me opongo para que no se pueda
entender jamAs que hay-inlgerencia ninguna en los ac-
tos del Poder Judicial y que pudiera ser tomada esta
ingerencia del Poder Legislative quien sabe cori qu6
intenci6n. El senior GonzAlez BeltrAn se limita finica
y exclusivamente a decir, (lee.) Lo que vamos enton-
ces 4 hacer es introducirlas mismas prActicas que te-
nia el Gobierno Interventor, molestando A diario A
los Tribunales de Justicia, pidiendo informes sobre
el estado de determinados pleitos. Yo puedo decir A los
sefiores senadores que, como Magistrado Suplente que
he venido actuardo durante tres aflos, cada vez que
se pedian por el Gobierno Interventor copies de sen-
tencias 6 informes sobre determinados asuntos y que


se dijera en qu6 estado se encontraba la tramitaci6n
de tal pleito, eran actos que disgustaban grandemen-
te, porque les cohibia inuchas veces en el libre ejerci-.
cio de sus funciones. Este no es un acto que deba rea-
lizar el Senado, pedir informes A determinada organi-
zaci6n completamente independiente 6 41. Por consi-
guiente, me opongo A lo que solicita el senor BeltrAn,
y ruego al Senado que no tome en consideraci6n lo que
61 pide.
SR. BUSTAMANTE.--Pido la palabra.
SR, PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERo).-Tiene la
palabra el senior Bustamante.
SR. BUSTAMANTE.-NO puedo dar explicaciones so-
bre esa moci6n porque no la conocia siquiera; la oi
por primera vez y me levant para decir que se acce-
diera 6 ella. A mi me importaba defender las atribu-
ciones del Senado y sefalar claramente nuestro dere-
cho a solicitar cuando se nos ocurra los antecedentes
que estimamos necesarios para nuestros fines.
Es precise no reducir las condiciones de la cuesti6n
planteada. Varias veces un senador, en uso de su de-
recho, ha solicitado determinados informes sobre un
ramal de ferrocarriles, sobre una obra piblica, y esos
informes han venido al Senado.
El senior GonzAlez Beltran dice en su petici6n:
(Puesto que me encuentro en un callej6n sin salida y
hondo, necesito saber en qu6 estado se encuentra el
expediente que se ha cursado en un Tribunal conten-
cioso administrative; necesito saber oficialmente, por
medio de las autoridades correspondientes, qu6 es lo
que en este sentido se ha resuelto, y solicito estos an-
tecedentes. &^Por qu6 hemos de sentar como prece-
dente que no podemos solicitar ningin dato de los
tribunales de Justicia? Nosotros respetaremos su in-
dependencia de una manera absolute; no nos mezela-
remos en su march; pero Lpor qu6 hemos de renun-
ciar al derecho de pedirledatos, cuando se trate -de
una resoluci6n de carActer administrative y que es de
interns piblico? 4Por qu6 hemos de renunciar al dere-
cho de petici6n, que surge de una manera incidental,
de datos que constant en un expediente de carActer
Contencioso Administrativo? En estas circunstancias,
tratindose del ejercicio de ese derecho de petici6n,
&jor que no hemos de hacker uso de nuestro derecho?
iPor qu6 no hemos de acceder A lo que pide nuestro
compafiero? &Por qu6 no le hemos de dejar expedite
la via para hacer uso de ese derecho? Ningfin Tribu-
nal se podrA sentir lastimado en lo mas minimo, por-
que no se trata de coartar sus atribuciones, no se tra-
ta de impelerlea que dicte su resoluci6n en el sentido
A 6 b, sine de que un senador desea conocer ciertos
antecedentes de un expediente que se encuentra en
un Tribunal Contencioso Administrative.
Pero hay mas: hasta tal punto no debe tener esto.
relaci6n alguna direct con el prestigio de nuestros
tribunales, que el senior Estrada Mora no se ha fijado
en una circunstancia important, que a mi se me ocu-
rre, y que es una raz6n mas para que yo pida que eso
se solicite por conduct del Poder Ejecutivo. Es un
recurso contencioso-administrativo contra un Real
Decreto; per consiguiente, puede tratarse de un expe-
diente que no se encuen'tre en la Isla de Cuba, sine
fuera de ella, y respect al cual haya prescripciones
concretas en las reglas establecidas per el Tratado de
Paris. Raz6n mAs para que nuestros Tribunales no se
sientan lastimados.
SR. ESTRADA MORA. -Pido la palabra.
Sa. PRESIDENT (EsTrVEZ Y ROMERO). -La tiene el
senior Estrada Mora.
SR. ESTRADA MORA.-A pesar-de las razones tan ha-
bilmente expuestas per el senior Bustamante, ninguna









6 DIARIO DE SESIONES .DEL CONGRESO.-SENADO


me convince, porque asi como el selor Bustamante
afirmaba que yo acaso no me habia fijado en los t6r-
minos concretos de la petici6n del senior Gonzalez Bel-
trAn, ahora digo yo lo contratio: el senor Bustaman-
te no se ha fijado en los t6rminos concretos de esa pe-
tici6n.
No se trata de antecedentes de expedientes guber-
nativos que se encuentran en el Tribunal contencioso-
administrativo, sino que s- trata de pedir al Tribunal
que informed el estado en que se encuentra el asunto
en cuesti6n.
Si el sefor GonzAlez BeltrAn hubiera pedido al Se-
nado, por conduct del Ejecutivo, que el Tribunal de
lo Contencioso con vista de los expedientes guberna-
tivos que tiene que tener para resolver un asunto,
determine 6 informed sobre tal 6 cual cuesti6n, sobre
tal 6 cual dictamen, snbre tal 6 cual antecedente para
que venga aqui & dar luz al Senado que pide los datos,
yo no me habria opuesto; pero la forma en que se pi-
de es una ingerencia del Poder Legislativo en el Po-
der Judicial; porque se dice que el Tribunal Conten-
cioso Administrativo informed sobre el estado en ~que
se encuentra determinado pleito, y cada vez que ven-
ga una petici6n en esa forma me opondr6 como me
opongo ahora; precisamente para que el Poder Judi-
cial obre de una manera independiente del Legisla-
tivo.
En este caso me opongo con much mas motivo,
porque el senior Beltrin dice ((de los antecedentes que
tengo A la vista result que falta Bl fallo del Tribunal.
Mientras no se conozca este fallo no podr6 formula
una resoluci6n 6 no podrA hacerse tal 6 cual cosa.n
No es in informed, ni una certificaci6n lo que se pi-
de para que el Senado'la tenga A la vista, sino que se
le dice: diga en qu6 estado estA ese asunto, como di-
ci6ndole, si estA demorado ese asunto por cualquier
causa tramitanlo con toda premura, porque aqui estA
el Poder Legislativo vigilando al Poder Judicial para
que esos expedientes se tramitan con today urgpncia.
Eso es lo que quiero evitar, que hagamos presi6n so-
bre el Poder Judicial.
Sn. DoLZ.-Pido la palabra.
S PiCSIDENTi (ESTtVEZ Y RoMERo).-La tiene
el senior Dolz. o
SR. DoiLz.-Los sefiores senadores tienen derecho,
perfect derecho, A pedir cuantos datos estimen nece-
sarios para la presenta.ci6n de Proyectos de Leyes 6
Resoluciones del Senado.' Reconocido este derechp en
todo senador, es indiscutible que puede cjercitarse pi-
diendo esos datos, asi cuando se encuentren en manos
del Poder Ejecutivo, como en las del Poder Judicial
porque no veo raz6n de dife, enpia en virtud de la cual
se pueda afirmar que es dable pedir datos 6 anteceden-
tes A1 Poder Ejecutivo y no es possible ejercitar ese de-
recho respect del Poder Judicial. puesto que los tres
poderes son iguales, y si se entiende que hay ingeren-
cia del Poder Legislativo en el Judicial, lo mismo se
puede entender respect del Ejecutivo cuando las CA-
maras solicitan antecedentes de dicho poder.
Pero, en todo caso, afn suponiendo que pudieran
pedirse esos datos al Poder Ejecutivo y no al Jndicial,
el Tribunal Contencioso-adm'inistrativo no pertenece
al Poder Judicial; estos Tribunales 6 pertenecen al
Poder Administrativo 6 son una representaci6n del
Poder Moderador, nunca del Judicial. Pero de todas
maneras, creo que estamos perdiendo el tiempo en es-
ta discusi6n.
Decia filtimamente el doctor Bustamante que el re-
curso se podia encontrar en Espafia, y yo digo A los
sefolres Senadores, que conozco perfectamente este ca-
so, que estoy enterado de todo lo que constitute el


mismo por haber sido llevado A mi bufete, y puedo
asegurar que este expediente contencioso-administra-.
tivo se encuentra en el Tribunal Contencioso adminis-
trativo de Cuba; de manera que en la Isla de Cuba no
va A ser resuelto; es un expediente que se encuentra
en el Tribunal Supremo de Espafia que es el que ha
de resolver 6 debe haber resuelto, y yo creo que el se-
for GonzAlez BeltrAn no tiene conocimiento de ]a si-
tuaci6n de ese expediente y que segu'ramente ha de
variar su petici6n en cuanto conozca la verdadera si-
tuaci6n del mismo, cuando sepa que el expediente se
halla en el Tribunal Supremo de Espafna.
Por tanto yo pido al Senado que deje sobre la mesa
esa solicitud.
SR. MENIDEZ CAPOTIc.-Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (EST&VEZ Y RoIERO).-La tiene el
sefor M6ndez Capote.
Sit. M 1DIDEZ CAPOTE.-Seflores senadores: despu6s
de las aclaraciones que ha hecho el senior Dolz, tengo
que modificar las afirmaciones que tenia que hacer en
el sentido de acuerdo en complete con los sefiores Frias
y Estrada Mora. La forma misma en que estA redac-
tada esta moci6n constitute no verdaderamente un
prejuicio, porque el Senado no puede juzgar sobre Cs-
to, pero si una afirmaci6n expresa y categ6rica de lo
que piensa el Senado sobre e-te asunto.
La cuesti6n estA planteada en el Tribunal en cstos
t6rminos: ,EstA la empresa obligada 6 no A hacer es-
tas obras?
De manera, que la apreciaci6n es una simple cues-
ti6n de fondo; solo falta un detalle insignificant, que
es, saber la resolucibn que ha dado el Tribunal Supro-
mo de Espafia-al asunto.
El seinor Dolz aclara que el asunto se encuentra
pendiente ante el Tribunal de lo Contencioso de Ma-
drid, y por eso yo rogue al senior Presidente que se
leyera de nuevo la petici6n.
Consta un acuerdo de la Comisi6n de Ferrocarriles
torado con fecha 15 de Mayo uiltimo. (Lee.) De ma-
nera que aparece que las autoiidades cubanas que en-
tienden de este asunto, acaban de dictar en este dia
una resoluci6n que de seguro es una Ley, porque dice
que una resoluci6n de ferrocarriles con fecha... (Lee.)
Pero despu6s continfa diciendo: ((Si bien para.'..(Lee.)
Y ya aqui viene otro element nuevo: se trata de
un recurso contencioso-administrativo que,' conform
A los terminos de esta comunicaci6n, esta ya resuelto,
porque contra las resoluciones dictadas por el Gobier-
no Central de Madrid, como lo es la Real Orden de 6
de Diciembre de 1896, no procede el recurso conten-
cioso administrative ante el Tribunal local de la Isla
de Cuba sino ante el Tribunal de lo Contencioso de
Madrid. Parece, por consiguiente, que se trata aqui
sobre el plazo en que debieran hacerse las obras, de
una resoluci6n dictada por el Tribunal Superior de lo
Contencioso de Madrid en seis de Diciembre de 1896;
pero como la. comunicaci6n dice que la Comisi6n de
Ferrocarriles al fijar este plazo se atiene A lo resuelto,
de ahi que el recurso contencioso no esta pendiente
del Tribunal de la Isla de Cuba, ni esta pendiente
ante el Tribunal superior de.Madrid; no puede star
pendiente del Tribunal de Cuba porque dste nunca tu-
vo competencia para conocer de los recursos, porque
ahi estA la Real Orden de 6 de Diciembre de 1896
donde dice: '(Lee la R. 0. aludida.)
De manera que. segfun sto, se trata de anteceden-
tes que estA perfectamente el senior Gon'1lez BeltrAn
en derecho de pedir. 4Esta es una funci6n legislative
6 una funci6n del Poder Ejecutivo?
,Se trata aqui de presentar con motivo del estado de
este asunto una resoluci6n que se relaciona con los







DIARIO DE E.sION ES DEL CONGRESO.-SENAb)O


ferrocarriles en general 6 con las disposiciones que
regulan la construcci6n de este ramal, 6 se trata de lo
que el senior GonzAlez Beltran finica y exclusivamente
indica, de que se leve a cabo esta obra? Porquedice
despu6s, como se ve, que: (Lee.)
Nada mas; de manera que lo que por el senador senior
GohzAlez BeltrAn aqul se ha propuesto es que ge eje-
cuten esas obras y para ello se necesita conocer el es-
tado del recurso que se encuentra pen liente y esta es
una funcion pura y exclusivamente gubernativa que
compete al Poder Ejecutivo, y nosotros debemos en
este punto, si somos tan celosos como somos y debe-
mos ser de nuestra autoridad, empezar por conocer
tambi6n la esfera de acci6n y las atribuciones de la
autoridad agena, es decir, que si nosotros entendemos
que debemos en todo caso velar porque nuestras fun-
ciones no nos sean mermadas, tenemos que empezar
por respetar y afirmar las funciones propias de las
atribuciones extrafias y bajo ninghn concept puede
entenderse que esta sea una funci6n legislative.
De matnera que ahora yo apoyo lo que han pr.'pues-
to los sefiores Estrada Mora y Frias, pero fundando-
me en esto: en que para pedir A Espaila informes so-
bre el estado de un asunto, conocerlo y con su m6rito
hacer que .e cumpla una resoluci6n ya dictada, para
hacer eso, esta ali el Poder Ejecutivo y las funciones
propias que A nosotros nos correspondent dentro de la
esfera puramente privada, que efectivamente ejercita-
mos y que nadie nos ha negado por el carActer que
tenemos de senadores, de representantes del pais.
Sa. Doi.z.-Pido la palabra.
SR. PRKSIDENTE (ESTAVEZ Y RoiMEso).-Tiene la
palabra el senior Dolz.
SR. DoLz.-Yo puedo asegurar A mi distinguido
amigo el sefnor MNldez Capote que ese recurso conten-
cioso administrative se encuentra pendiente de la re-
soluci6n del Tribunal de lo Coutencioso Administra-
tivo de Espafia. Precisamente esa es la dificultad,
que no lliga nunca ese fallo de ese Tribunal Central
de Espafia y no se sabe qu6 se va A hacer en un'sen-
tido ni en otro.
Me figure que el senador senior GonzAlez Beltran
habri pedido estos informes para saber qu6 se ha re-
suelto en aquel recurso y entonces, atendiendo A los
intereses de su provincial, y sin que con ello desee se
resuelva en deterninado sentido, saber si estA 6 no
obligada la Empresa del Ferrocarril del Oeste A hac r
ese ramal: si esta para que lo haga, si no lo esta para
que se saque a subasta esa concesi6n en los t6rminos
legales y pueda hacerlo otra empresa.
Porque lo cierto es que el senior GonzAlez BeltrAn
puede presentar al Senado 6 proponer A esta CAmara
una resoluci6n para que se saque a subasta la conce-
si6n de ese ramal del Ferrocarril A San Diego; pero el
sefior Gonzalez BeltrAn no puede hacer esa petici6n
en tanto no sepa si esa sentencia ha condenado 6 no
a la Empresa del Oeste A hacerlo. Y esto me parece
que es una cosa indispensable que tiene que conocer
el senior GonzAlez BeltrAn 6 cualquier otro senior se-
nador que tenga este proyecto in mente: si se resuelve
el recurso en el sentido de quedar obligada la Empre-
sa del Oeste, pedir que cumpla con esa obligaci6n, y
en el caso contrario, que se otorgue la concesi6n en
los t6rminos legales A otra Empresa cualquiera que
desee hacerlo.
Me parece, pues, que no hay motives fundados pa-
ra negar al senador sefior GonzAlez BeltrAn esos datos
cuyos fundamentos nosotros podemos ahora imaginar-
nos, pero que se verin claramente el dia en que se
present aqui ese prbyecto A que antes he hecho refe-
rencia.


SR. BUSTAMANT..-Pido la palabra.
SR. PR SIDENTE (EsTBVEZ Y RoMERo).-Tiene la
palabra el seflor Bustamante.
SR. BUSTAMANTI.-El sefor Dolz acaba de explicar
pertectamente el alcance de la proposici6n del sefnor
GonzAlez BeltrAn y los inconvenientes que pudieran
resultar de la negative del Senado; por lo tanto, yo
solo tengo que protester de ciertas manifestaciones de
mi compafiero el senior M6ndez Capote.
Decia el senior M6ndez Capote que si nosotros apro-
bAbamos esa prop sici6n nos baciamos solidarios de
cierta cenoura al Ejecutivo, de cierta ingerencia en la
organizaci6n que se refiere A la Comisi6n de Ferroca-
rriles, y en este caso y para todos los demAs, a mi me
import dejar sentado que cada vez que vote y que
haya votado porque se traigan los datos que se pidan
por algin compafiero, no voto en virtud de ninguna
de las consideraciones que pueda hacer en su moci6n,
que eso no se convierte en Ley, ni constitute antece-
dente; voto porque se le proporcione lo que pide, sin
que esto signtique solidaridad de ninguna especie
con todas y cada una de las manifestaciones que alli
se contengan.
Nosotros no hacemos mAs que aceptar la parte po-
sitiva en que se solicitan determinados antecedentes,
determinados datos, datos y antecedente- que son in-
dispensables para formula una proposici6n de Ley.
Este es un derecho indudable que tienen los senado-
res. y result impossible que vayamos nnsotros A pedir
exIlicaciones al que hace la petici6n, result imposi-
ble que lo sometamos A un interrogatorio para leer lo
que pueda haber entire lines, y decidir en vista de lo
que 61 va A hacer cuando esos datos vengan. Nosotros
le hemos deaido pedir antecedentes sobre ese asunto;
vienen incompletos los antecedents, y cuando 61 dice
que necesita completarlos, nosotros le contestamos:
(no, esos no pueden venir, esos no d,.ben venir.
Yo creo que no bacemos dentio del Senado lo que
correspo de A nuestros deberes de senadores y a las
atribuciones de este Cuerpo, si empezamos A opener A
las gestiones nue-tras today clase de inconvenientes, si
cuando se trata de pedir ciertos datos no considera-
mos el derecho que tenomos para hacerlo, sino las di-
ficultades con que pueda tropezarse en tal 6 cual ofi-
cina para mandarlos, y -en esta material result que
somos mAs papistas que el Papa. Por otra part, y re-
liri6ndome A una observaci6n que ya insinuaba el se-
for Dol7, ,tienen 6 noderech, los senadores a pedir
determinados antecedentes que les son necesarios para
cumplir mejor sus deber, s como tales? I'ues si io tie-
uen, los solicitan, los piden, y si se tropieza luego con
tales 6 cuales dificultades prActicas para que vengan,
eso serA cuesti6n que se resolve, de otra manera: pe-
ro en manera alguna debemos nosotros sentar el pre-
cedente de que necesitando ciertos datos, los solicite-
mos y estus no vengan, porque al fin y al cabo eso y
no otra cosa es lo que result.
El senior M6ndez Copote se levant6 y dijo: c(yo co-
nozco todos esos datos, todos los antecelentes de esa
cuesti6n, y yo decia para mis adentros, lya lo creole
por eso no los pide, porque 61 los conoce y no los ne-
cesita. Pero aunque el senior M6ndez Capote no los
necesite, ni los pida, jc6mo hemos de entender noso-
tros que le debemos negar el derecho a otro senador
de pedir informes sobre determinados asuntos?
SR. MENDEZ CAPOTE.-Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (Es'rVEZ Y RoiMKo).-Tiene la
palabra el sefor M6ndez Capote.
Sa. MIuVDE CAPOTn.-Realmente la moci6n del se-
for Frias ha sido muy ftil, porque aun cuando no
coincidamos en 16 que pide al Senado, que acuerde lo







8 blARIO DE SESSIONS DEL CONGRESO.-SEINTAb


que aqui se ha pedido, sin embargo coincidimos en lo
fundamental de una manera absolute.
Cuando se trata de algo que no sea funci6n puramen-
te legislative, el Senado no puede acceder 4 esa clase
de peticiones; pero cuando ellas vayan encaminadas A
un fin legislative, y para formular una proposici6n de
Ley se solicitan esos datos, entonces yo soy el prime-
ro en apoyarla y en pedir al Senado que vote en favor
de ella. pero es porque entonces yo entiendo que obe-
dece A una proposici6n legislative, que estA dentro de
las facultades del senador pedir esos aritecedentes pa-
ra los fines legislativos; y si ahora yo no accedo a ella,
a esa petici6n, es porque entiendo que no obedece A
un fin puramente legislative, y ademns, porque nues-
tras funciones son completamente distintas, completa-
mente separadas de las del Poder Ejecutivo. Pero hay
una advertencia que yo debo hacer: cuando aqui se
viene a pedir que se soliciten determinados anteceden-
tes en tal oficina, discurriendo en el supuesto en que
yo he discurrido, y que es el mismo en que Jo han he-
cho los sefiores Dolz y Bustamante, todos entendemos
qne se piden esos datos para una.obra legislative, de
modo que tenemos una presunci6n ijuris tantum); que
cuando un senador se levante A pedir a determinada
oficina ciertos antecedentes, es para proponer que se
adopted un acuerdo de caracter legislative, ejercitando
funciones legislativas, no para invadir funciones de
nudie, distintas A las facultades del Senado; por eso
el Senado acuerda siempre pedir los datos, porque en-
tiende, ent6nces, que ellos ?e piden para despu6s pro-
poner una media de carActer legislative; pero esa es
una proposici6n (juris tantumn, y lo mismo puede pe-
dirse la prueba favorable que la contraria, y en este
caso se encuentra la petici6n que ha I~cho el senior
GonzAlez BeltrAn.
Yo no s6 si el senior Bustamante, que dice que no
conocia la petici6n, y el seinor Dolz, que dice que co-
noce el asunto y no la petici6n, pndieran interpretar-
la mejor que su mismo autor; y lo que yo jiento es
que la ausencia del sefor GonzAlez Beltran impida
que sepamos nosotros si 61 rectifica 6 ratifica lo que
en mi concept no son funciones propias de un sena-
dor. Y voy, con perd6n del Senado. a leer la petici6n,
que es lo fnico que me queda que hacer, para que se
yea que el caso es exacto, es.decir, en contra de lo
que han sostenido los. sefiores Dolz y Bustamante, y
que lo que pide el senior Goinzlez BeltrAn no es para
proponer el acuerdo de una !nedida de caraoter legis-
lativo. (Lee la petici6n del senor Gonzdlez Beltrdn.)
Es decir, que solo falta aqul conocer el fallo de ese
Tribunal para pedir que obra de tanta utilidad sea
ejecutada; eso es lo que quiere el senor Gonzllez Bel-
tran, y pide en estas mismas palabras. Yo, por con-
siguiente, me opongo por estas razones 4 lo que 61
pide.
SR. ESTRADA MORA.-Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTtVEZ Y RoMERO).-La tiene el
senior Estrada Mora.
SR. ESTRADA MORA.-Las razones que he expuesto
para oponerme esa moci6n del senior BeltrAn juzgo
que han sido muy claras.
Aqui hemos venido pidiendo antecedentes A solici-
tud de cualquier senador, pero nunca a ningin Tribu-
nal de Justicia; aqui se han pedido antecedentes 4 las
Secretarias, 6 las oficinas pfiblicas al mismo Ejecuti-
vo, pero de otro orden completamente distinto, den-
tro de las funciones legislativas del Senado, pero nun-
ca se ha hecho una petici6n anAloga la. de que nos
estamos ocupando, porque entonces yo me hubiera
opuesto.
Aqui se pide que un Tribunal de Justicia informed


sobre el estado en que se encuentra determinado asun-
to (yo no voy a entrar, como no he qucrido entrar an-
tes en el fondo de la cuesti6n.) Me import poco cual
es la intenci6n que se propone el autor de la moci6n;
me import poco el estado en que se encuentra el ex-
pediente; no quiero averiguar tampoco si esos datos
se necesitan para formular un proyecto de ley, 6 para
tenerlos A la vista y convertirse en un apremiador de
los Tribunales de Justicia.
La intenci6n del senador senior GonzAlez BeltrAn
est6 perfectamente clara, pero alli donde dice, que se
pida al Tribunal de lo Contencioso-administrativo que
informed sobre el estado en que se encuentra ese asun-
to me ha parecido innecesario, porque yo no creo que
tenga necesidad el senior BeltrAn si quiere conocer el
estado de ese asunto, si quiere saber si ha recaido 6
no sentencia, venir al Senado para que sea el Senado
quien solicit esos antecedentes del Tribunal de lo
Contencioso-administrativo. El seFor GonzAlez Bel-
trAn puede ir A la Secretaria de Justicia 6 ir al Eje-
cutivo y pedir los antecedentes que necesite; pero el
Senado, un Cuerpo Legislativo, este tiene que obrar
siempre independiente del Poder Judicial. Y yo hago
much hincapi6 sobre estos particulares, porque vuel-
vo & repetir, que por espacio de tres afios he venido
ejerciendo el cargo de magistrado de la Audiencia de
la Habana y a diario venian comunicaciones del Go-
bierno Interventor pidiendo antecedentes sobre deter-
minados asuntos y muchas veces he visto magistrados
que no han tenido valor suficiente para resistir A de-
terminadas imposiciones del Gobierno Interventor,
hasta el punto que una vez hube de presenter la re-
nuncia de mi cargo, por haberse pedido al Tribunal
de que yo formaba part, que diera determinados in-
formes, y hasta que el Gobierno Interventor no reti-
rara su petici6n, hasta entonces los Magistrados todos
dijimos al Gobierno que no volveriamos h ocupar
nuestros puestos. Quiero evitar que lo que ha estado
pasando tres afios y medio, pase hoy. De manera, que
no es que me oponga A que los Senadores hagan dis-
tintas peticiones a todas las oficinas, como al Ejecuti-
vo, A las Secretarias, todos los informed que quieran;
pero nunca dirigirse a un tribunal de justicia pidien-
do que informed el estado en que se encuentra un
asunto.
SR. FRiAs.--Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTiVEZ Y ROMERO).-La tiene el
senior Frias.
Sa. FRiAs.-La proposici6n que tuve la honra de
presentar al Senado pidiendo que declarara .no haber
lugar 4 los antecedentes que se pedian en la moci6n
del sefor GonzAlez BeltrAn, ha resultado perfecthmen-
te justificada con las manifestaciones del senor Estra-
da Mora y del seinor M6ndez Capote; pero hay mAs: el
senor Estrada Mora se ha referido con especialidad &
que 61 se opone, porqne se trata de pedir A los Tribu-
nales de Justicia que informen acerca del estado en
que se encuentra determinado asunto; y' para mi
este informed, no es mAs que una forma encubierta
de apremiar al Tribunal, porque desde el moment en
que las CAmaras se dirigen a los que administran la
justicia a aqu6llos que tienen pendiente ante si un
asunto de resoluci6n vienen A ellos se les pregunta
cual es el estado en que se encuentra ese informed para
que fall pronto, 6 para que falle en un sentido 6 en
otro y la Ley no reconoce al Poder legislative lo que
nosotros vamos A realizar.
En vista de lo que aqui ha manifestado el senor
M6ndez Capote, yo puedo afirmar ]o siguiente: vamos
a la cuesti6n de fondo 4qu6 es lo-que la CAmara puede
acordar en vista de estos antecedentes, A qu6 prop6si-







T)IARIO DE S]5ION ES DEL ('ON( ; E;O.--SENADP 9'


to puede obedecer que se traiga aqui esos datos que el
senior Gonzilez Beltran pide? pues nosotros sabemos
que eso que el senior Beltran pide no es una facultad
del Senado ni del Congreso Cubano cualquiera que sea
el estado de este expediente, ya. radique los dates en
el tribunal de lo Contencioso, ya en cualquiera de
nuestros juzgados, ya en el Tribunal. Contencioso de
Espana; al Senado no le es possible de ninguna manera
resolver que se construya 6 no ese ferrocarril, que se
haga dentro del plazo que le ha sefialado la concesi6n,
eso correspond A un Poder que no es lo que nosotros
desempeflamos, eso es una funci6n impropia y agenda
al Senado. Por tanto, yo siento no poder asentir A las
manifestaciones del sefor Dolz que pide que quedara
sobre la Mesa la petici6n del senior Beltran, 6 insist
de que sobre ella recaiga votaci6n 4 fin de que se nie-
gue la petici6n que se ha pedido se haga al Ejecutivo.
SR. SANGUILY.-Pido la palabra para suplicar al se-
for senador Frias, tenga la bondad de armonizar las
fltimas expresiones que acaba de presenter al Senado
con una moci6n suya sobre el dragado de la bahia de
Cienfuegos y otra sobre cierto camino de Trinidad.
SR. FaiAs.-Con much gusto, senor Sanguily. Yo
pedi los antecedentes del dragado de Cienfuegos, por-
que todo gasto, todo cr6dito que la Republica cubana
tenga que dedicar para realizar una obra que el Go-
bierno ha de llevar 4 efecto, a las CAmaras solo co-
rresponde resolver y acordarlo. Si nosotros fu6ramos a
acordar aqui que el Ferrocarril se hiciera por cuenta
del Estado y que de las Cajas del Erario se destinaran
tantos miles de pesos, la c)mpetencia del Congreso
cubano seria acordar la construcci6n de esa obra, pero
no es la Repiblica de Cuba la que va A construir ese
ramal de San Diego del Ferrocarril del Oeste, sino la
que lo va a hacer es la mencionada compafiia.
Sobre el cumplimiento de esas clAusulas de conce-
si6n, no son funciones del Poder Legislative, sino que
corresponden'al Poder Ejecutivo que es a quien toca
resolver eso. Cuando yo solicit que el Senado acor-
dara la construcci6n de una carretera de Trinidad a'
Cienfuegos, yo tenia el prop6sito y A eso tendia mi
proposici6n y 4 eso prestar6 todo el concurso que
yo pueda consegair de mis compafieros de beneficiary
A la region que me ha mandado A esta Camara, para
que se abra esta via de comunicaci6n, sin que en el
Presupuesto haya la partida correspondiente y haya
una resoluci6n del Senado y de la Camara de Repre-
sentantes para que ambos resuelvan que de los fondos
del tesoro cubano tenga que aplicarse tal suma para
construir tal camino y en ese sentido fu6 que pedilos
antecedentes del dragado del puerto de Cienfuegos,
porqne vienen a ser obras pfblicas, vienen A ser
gastos que sin acuerdo de ambas CAmaras no pueden
hacerse ni realizarse; pero el Ferrocarril del ramal de
San Diego no es unia obra piblica, no es un gasto del
tesoro, sino una obligaci6n de una empresa particular
que esta dentro de las concesiones que se antorizaban
en tiempo en que ejercia soberania el Gobierno espa-
fiol. Las infracciones que pueda cometer la compafia
y las multas que A la misma se impengan al no cumplir
con las obligaciones que tiene, eso no puede exigirse
en manera alguna ante esta Chmara ni ante la Cama-
ra de Representantes, sino que corresponde'al Ejecu-
tivo. Esto ultimo probar 4 'los sefiores senadores que
estin terciando en este debate y especialmnentp al se-
for Sanguily hasta qu6 punto no es el Senado compe-
tente para intervenir en ella: cuando se trat6 6 cuan-
do se discuti6 si delia 6 no la Empresa del Oeste
cotstruir ese ramal no se fu6 a ningin Congreso, no
se fu6 a ning4n Poder Legislative, ni aun al mismo
Gobernador Militar de la Isla de Cuba que desempe-


fiaba aqui unidas todas las funciones del Estado, don-
de se acudi6 fu6 al Tribunal de lo Contencioso, porque
se trataba de una reclamaci6n contra una resoluci6n
administrative para que esos Tribunales resolvieran
si estaba. 6 no la Empresa del Oeste en la obligacibn
de construir ese ramal.
En cambio no s6 A que Tribunal ni contencioso ni
judicial pudiera acudir yo, senador poF la Provincia
de Santa Clara, para que a virtud de una sentencia
pidiera yo que se construyera la carretera de Trinidad
a Cienfuegos 6 que se realizaran las obras del dragado
del puerto de Cienfuegos; y como yo no tenia Tribunal
a qu6 acudir, contando con la bondad de los seiiores se-
nadores y la de los sefiores representantes aqui en es-
taO Cmara fu6 donde present ambas solicitudes y de
su misma bondad espero que las aprobaran cuando
Ilegue el dia de su discusi6n, porque con ellas, con la
carretera, facilitaran las comunicaeiones entire el pue-
blo donde naci y aquel A quien represent, con el
dragado satisfarAn las necesidades del puerto de Cien-
fuegos, cuyos intereses tengo yo aqui que defender y
me propongo no abandonar nunca.
SR. BUSTAMANTE.-Pido la palabra para rectificar.
SR. PRESIDENT (EsT&VEZ Y RoMEBR).-Tiene la
palabra el senor Bustamante.
Sa. BUSTAMANTE.-Tengo que rectificar respect A
tres puntos. En primer t6rmino he de referirme A la
competencia del Senado. El Senado no es solo una
Asamblea legislative; tiene dentro de la Constituci6n
atribuciones de orden muy divers y esas atribuciones
le llevan A practicar today clase de investigaciones 6
de informaciones que estime oportunas. Esto lo hacen
todos los senados del mundo y esencialmente el de los
Estados Unidos en cuya organizaci6n eAt& basada la
nuestra.
Pero si el Senado pensara hoy que sus tareas no:son
mAs que las de legislar, incurriria en una.contradic-
ci6n, porque hace various dias el propio senior GonzA-
lez BeltrAn present una moci6n que se aprob6, pi-
diendo que se interesara la relaci6n del estado en que
se encontraban los trabajos de prolongaci6n' del ra-
mal del Ferrocarril del Oeste A San Diego de los Ba-
iios, y el Senado entonces aprob6 esa moci6n y la re-
laci6n se pidi6 A quien entonces correspondia; pero
result que los datos estin en poder del Tribunal
contencioso Administrative de Espaia ante quien se
ha interpuesto un recurso contencioso administrative,
y del estado de ese recurso depend la resoluci6n de
este asunto...... (Sr. Mgndez Capote: ,Me hace el favor
de leer la primera comunicaci6n?) No dicepara qu6,
ni entonces se lo preguntamos al senor Gonzalez Bel-
tran. (Sr. Frias: jDe modo que podrA ser para cons-
truir ese ramal p'r cuenta del Estado?) 0 para: re-
galarselo alkEstado. Y per la consecuencia que lleva
el ejercicio legitimo de un derecho, se aprob6 enton-
ces la moci6n aquella y no se le pregunt6 al senor
Gonzalez Beltran para qu6 lo pedia. Pues bien,: de
esa relaci6n result que el informed no es complete, y
el senor GonzAlez Beltran, respondiendo A este aeuer-
do anterior del Senado, pide que se complete, y se lo
negamos nosotros como si fuera muy c6modo que el
senior GonzAlez BeltrAn d6 un viaje : Espana para
buscar esos antecedentes, que se relacionan de una
manera muy:directa con los interests de una parte de
la provincial que represent en esta CAmara.
Pero hay ademAs'otra cosa que es muy grave y en-
vuelve parcel ejercicio de nuestras prerrogativas y
de nuestras facultades un verdadero peligro. Es muy
ficil, ,respondiendo A consideraciones del moment,
resolver algo sobre una cosa sin fijarse en la trascen-
dencia de lo que se acuerde. Si nosotros sentamos








10- DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO


aqui este precedent, resultarA que cuando se dicte
una resoluci6n de cualquier indole, el particular ma-
licioso que quiera sustraer el asunto a la competencia
del Congreso, interpone un recurso contencioso admi-
nistrativo y se burla de nosotros. He aqui el escollo
grave en que vamos a tropezar, como tropieza en es-
collos siempre el que se dedica A prescindir de sus
atribuciones y'facultades y A echarlas por la ventana.
Cuando se trata de prerrogativas nuestras no hay que
discutirlas; porque tiene cada senador el derecho de
pedir lo que le plaza, y nosotros no podemos, faltan-
do & nuestros acuerdos anteriores, a nuestros antece-
dentes, near esto, porque ent6nces se podria decir al
pfiblico: ((y- tienes un medio de burlarte de las facul-
tades del Congreso, entablando cuando te convenga
un juicio contencioso administrative.))
Aqui hay varies senores senadores que son aboga-
dos y saben que muchos asuntos dependent de las par-
tes y no del Tribunal, y no dependiendo del Tribunal
no podemos obligarles A gestionar la soluci6n.
De una manera bien clara se express en esa moci6n
cl fin que se persigue por su autor:- se ha pedido una
relaci6n; 6sta ha venido incomplete; los demAs datos
existen en oficinas distintas, y cuando se pide que se
complete esos antecedentes ent6nces se dice que no
debemos pedirlos a esas oficinas, porque eso es inmis-
cuirse en sus funciones 6 invadir las atribuciones del
Tribunal Contencioso Administrativo. Ndsotros esta-
mos en el deber de respetar las atribuciones de los
demos, pero ante todo y sobre todo, respetemos nues-
tros derechos y no coartemos nuestras facultades to-
mando un acuerdo del que nos habriamos de arrepen-
tir mariana.
Sn. DoLz.-Pido la palabra.
Si. PRESIDENT (Es'IVEZ Y ROMERo.)-El senior
Dolz tiene la palabra.
. Sn. DoLz.-Voy a hacer, sefores senadores, una pre-
gunta a los sefiores que se oponen a lo que solicita el
sefior Gonzalez Beltlrn, con lo cual se vienen contra-
riando no solamente los deseos de este senior Senador,
sino que se vienen contrariando los intereses de la
provincia de Pinar del Rio, por cuyo motivo nosotros
hablamos en nombre del senior Gonzalez BeltrAn, co-
mo Senadores que somos tambi6n por la provincia de
Pinar del Rio.
Yo deseo, sefiores Senadores, presentar un Proyecto
de Ley en virtud del cual se acuerde la construcci6n
de uu ramal de ferrocatril entire los pueblos de Paso
Real y San Diego de los Baieos; anhelo presenter ese
Proyecto de Ley; anhelo que el Congreso Cubano
acuerde la construcci6n de ese ramal, porque interest
much A la provincia que represent en este Senado;
pero no puedo presenter ese proyecto porque tengo
noticias de que existe en el.Tribunal Contencioso de
Espaila un recurso desde hace much tiempo pendien-
te, pues ese ramal, que yo pido que se constrnya, lo
debia construir la Empresa del Ferrocarril del Oeste;
y yo no puedo pedir ese ramal, la construcci6n de ese
ramal, ahora, porque el mismo Ferrocarril del Oeste
puede venir despu6s a presentar 6 alegar esos dere-
chos que tiene adquiridos para efectuar la construc-
ci6n de dicho ramal; con lo que result que la Repfi-
blica de Cuba no puede otorgar la concesi6n para cons-
truir ese ramal no obstante ser de suma utilidad para
mi provincial; ese ramal no se puede construir sefiores
Senadores, entire tanto no se sepa lo que hay en ese
expediente del Tribunal Contencioso-administrativo.
Y tengan en cuenta los sefiores Senadores que ese es
un expedient antiquisimo, y que mediante este trA-
mite, que se solicita, podrA saberse si este asunto se
encuentra resuelto 6 no en el Tribunal Contencioso


de Espafia, en el cual se ventilaba. De mode que no
se trata de ninguna ingerencia del Poder Legislativo,
ni de quo pueda tener deseos en la resoluci6n en tal 6
cual sentido de este expediente, que pneda tener de-
seos de una resoluci6n favorable, de una resoluci6u
determinada mixime cuando podemos afirmar Ics abo-
gados que nos settamos aqui, que en ese expediente
ya ha recaido una sentencia definitive neceo-ariamen-
te, bien condenando al Ferrocarril del Oeste A la cons-
trucci6n del ramal de San Diego de los Batos a Paso
Real 6 bien acordanilo lo contrario. De manera que
lo fnico que nos itteresa saber es c6ino ha terminado
esa cuesti6n, para ver si podemos presenter un Pro-
yecto de Ley pidiendo al Senado que acuerde la cons-
trucci6n del ramal de San Diego A Paso Real.
SK. MENDEZ CAPOTE.-Pido la palabra para una
alusi6n.
Sn. PRESIDENT (ESTAVZ Y RouMEuO).-La tiene el
seflor MBndez Capote.
SR. MENDEZ CAPOTE.-El sefior Dolz pregunta A los
que nos hemos opuesto a esa petici6n do anteceden-
tes, si nosotros, al levantarse 61 aqui A pedir ante-
cedentes para formular una petici6n de concesi6n del
ramal de San Diego A Paso Real, nos opondriamos.
Mi contestaci6n es que no nos opondriamos, come no
nos opusimos a la petici6n del senior Beltran; pero
si cuando el senior Beltrun viene aqui y nos dice que
quiere estos antecedentes para apremiar un tribunal
porque esas atribuciones no estAn en la Constituci6ri,
y porque nosotros que estamos muy celosos de las
nuestras, no debemos invadir las agents; porque el
senior Bustamante nos presentaba aqui un Senado que
pudiera ser que estuviera en su mente, pero que no
estuvo en la mente de los que hicimos nuestra Cons-
tituci6n.
Nosotros podemos pedir informes al Gohierno; el
Gobierno tiene obligaci6n de facilitarnoslos sobre today
clase de asuntos, para despu6s formula resoluciones
de carActer general, coniprendidas dentro del articulo
cincuenta y nueve de la Constituci6n, que son las fni-
cas que podemos formular; pero nosot os no podemos
decirle al Gobierno ni & un tribunal que resuelva un
asunto en determinado sentido.
El senior Dolz primero ha dicho que el asunto en
cuesti6n estaba pendiente de resoluci6n en el Tribu-
nal contencioso en Madrid, y ahora dice que ya est'
resuelto; de manera que por lo que 41 dice, no sabe-
mos si esta 6 no resuelto.
Nosotros no nos limitamos A pedir antecedentes; so
le pueden pedir & un tribunal antecedentes de un
asunto, cuando se trate de antecedentes administrati-
vos; pero no se le puede decir & un tribunal, como se
le dice en esa comunicaci6n, que resuelva en determi-
nado sentido.........(Sr. Butamante: Eso no se dice)
iAhl seiiores senadores, seria necesario no saber leer.
Se le dice al tribunal. (Lee) Como seve, por el expe-
diente que acaba de leerse, solo falta conocer el fallo
del tribunal apara que obra de tanta utilidad y ne-
cesidad fuera ejecutadan, y'el tribunal esta conocien-
do sobre si esa obra de tanta utilidad y necesidad de-
be ser ejecutada por el Ferrocarril del Oeste, y si esa
obra de tanta utilidad y necesidad debe ser ejecutada
en el plazo que ahi se dice. De manera que se adelan-
ta al tribunal de un mode perfectamente claro, en
qu6.sentido el Senado entiende que se debe resolver
ese expediente. Y despu6s se le dice ( cer el fallo para que se ejecute la obra); y se concluye
diciendo: ((pido al Senado el conocimiento del fall
del tribunal.)
iSi esto afin no es atentado contra la independencia








. bIARIO bi) SESIONES DEL CONGRESO.--ENADO 1ii


de los tribunales, que vale tanto como la del Senado,
declare ing6nuamenta que yo no so leer!
En esta cuesti6n hay otro aspect mAs important:
saber si en la Isla de Cuba se va A seguir el si4tema
desgraciado que se sigui6 durante el period de la In-
tervenci6n, que yo conoci debido A mi profesi6n de
abogado; po:que antes como ahora no eran inamovi-
bles nuestros tribunales: que cuando A un tribunal
legaban comunicaciones de esta indole, temblaba el
tribunal, porque si se trataba de una comunicaci6n,
por ejemplo esta, hubiera entendido lo que es 16gico
entender cresuelve esto de esta manera y pronto),. De
ese modo la independencia de los tribunales es un
inito.
Creo pues haber contestado la alusi6n del senior
Dolz y pido al Presidente que habi4ndose discutido
claramnente el punto, se ponga a votaci6n.
bl. DOLz.-Pido la palabra para hacer unas breves
manifestaciones.
Sn. PIKSIDENTE (EsIiVEZ Y R iMERo).-Tres minu-
tos nada mas.
SR. BL'STAMANTE.-Y otros tires para mi.
Si. Doz.-Seiores senad,res; ese expediente debe
estar definitivamente resuelto; me fundo para ello en
que es un recurso establecido antes del afio de mil
ochocientos noventa y nueve, y como no hay en nin-
guna ley contenciosa-administrativa plazo tan largo
de cuatro aflos para resolver definitivamente un asun-
to, es Vor lo que tengo casi la seguridad de que ese
expediente esta terminado, y que s6lo falta devolver-
lo A la Isla de Cuba.
El senor Beltran dice que s6lo falta conocer el fall
para que la obra se execute; es decir que de ese fallo de-
pende que la obra se ejecute; no precisamente porque
el fallo diga esto 6 lo otro en sentido favorable 6 ail-
verso s-ino que necesitamos el fallo, porque mientras
ese fall no venga, la obra no puede ejecutarse.
Por consiguiente, estAn bien claras las palabras del
senior BeltrAn, y si no lo fueran, han sido aclaradas
explicitamente por el doctor Bustamante y por mi'
Por illimo, seflores senadore., todas las considera-
ciones referentes A ingerencias del Poder Legislativo
en el Judicial, no tienen aqui aplicaci6n, porque se
trata de una petici6n A un tribunal que no es de nues
tro pais; 6 sea al tribunal contencioso administrative
de Espafia.
SR. PRKBFIDENTE (Es'rIvEB Y ROMERO).- Tiene la
palabra el senior Bustamante.
SR. BUSTAMANTK. -En primer t6rmino, esa moci6n
tiene dos parties; uua exposici6n de motivos y una
parte dispositiva.
Cualito el senor GonzAlez Beltran diga en la prime-
ra, se lo dice al Senado, y no A hingfin tribunal de la
tierra, ni national 6 extranjero. No es cosa de asus-
tarnos con lo que ese tribunal va A decir, cuando no
le repetiremos nada de eso. Son sencillamente las ra-
zones en cuya virtud se solicit del Senado que acce-
da A pedir al Ejecutivo que solicite A su vez del tribu-
nal contencioso-administrativo, los datos de la situa-
cibn en que se encuentra el expediente, no que lo fall
en sentido determninado.
En segundo t6rmino, refiri6ndome i lo que dijo el
senor Mendez Capote, todo eso de que van A temblar
de mie ;o los tribunales, result incomprensible, por
que vamos A hacer la petici6n it un tribunal extranjero.
Cuando el tribunal de Madrid reciba esta petici6n por
la via diplomatic, harA todo, menos temllar de mie-
do, porque con lo que decide ese tribunal no ha de in-
fluir la actitud del Senado al hacer la petici6n. Todo
lo que se diga de ingerencia del Poder Legislativo cu
el Judicial, en manera alguna puede ser otra cosa que


arguments de efecto, porque se trata de una petici6n
dirigida A un tribunal extranjero y no a un tribunal
national.
Sa. PRKSIDENTE (ESTIVEZ Y ROMIERO).-Se somete
A votaci6n la proposici6n del senor Frias.
Su. CAn1BLLO.-Pid, la votaci6n nominal, senior Pre-
sidente.
Asi se hace.
(Votaron que si: Augusto Betancourt, Antonio Bra-
vo Correoso, Eudaldo Ta'mayo. Federico Rey Bru-
chet, Salvador Cisneros, Adolfo Cabello, TomAs Recio
Loinaz, Luis Fortin Govin, Pedro E. Retancouit,
Nicasio Estrada Mora, Francisco Carrillo, Carlos 1.
PArraga, Domingo M6ndez Capote. Martin Morfia Del-
gado, Jos6 A. Frias, Manuel R. Silva. Votaron que
no: Jos6 de J. Monteagudo, Manuel Lazo Vald6s, An-
tonio SAnchez Bustamante, Manuel Sanguily, Ricardo
Dolz. Total 16 que si y 5 que no.)
St. PRKSIDENTE (EsTErVEZ Y ROMERO).-Tiene la
palabra el senior Bravo Correoso para explicar su voto.
Sa. BRAVO CORRKoso.-He votado de acuerdo con
la solicitud de nuestro compainero el senor Frias por
la form poco expresiva, no todo lo sulicientemente
clara de la petici6n, y sin que por esto deje de entender
yoque cualquier senador tiene aqui derecho 6 pedir los
antecedentes que juzgue necesarios, porque para mi
es un derecho que va inherent a la cualidad del sena-
dor para powder ejercer sus funciones legislativas y fis-
calizadora.
SR. PRESIDENT (EsT~VKZ Y RoMERo).-Tiene la
palabra para explicar su voto el senior Sanguily.
SR. SANoUILY.-He votado en contra de la moci6n
del sefor Frias, porque despu6s de tan largo y lumi.-
n'oso debate, he creido que era mAs fAcil que yo me
figurara aclarado perfectamente el prop6sito del senior
GonzAlez Beltrin, que no que el Senado necesitara
ponerse A la escuelbt para aprender A leer.
SR. PRESIDENT (ESTIVEZ Y RoMERO).-Continfla
]a orden del dia.
SR. SECRETARIO SILVAA). -(Lee.)

(AL SENADO:

Los senadores que suscriben, comisionados para in:
former acerca de las modificaciones propuestas por la
CAmara de Representantes en el Proyecto de Ley de
introducci6n del ganado, tienen el honor de manifes-
tar, que no ven inconveiiiente en que se aprueben las
reforms y adiciones A dicho Proyecto, hechas por
aquella CAmara. por entendor que aclaran y comple-
tan aqu61, en su totalidad. Dichas modification s son
como sigue: En el articulo primero no se especifican
los puertos de entrada para el cobro de derechos aran-
celarios sobre ganado vac.,no caballar y lanar. sino
que se refiere solamente A los puertos habilitados y a
los que el Ejecutivo habilite. Asi mismo se incluye
en el inciso primero, el ganado lanar hembra, como
libre de derechos arancelarios, y por fin, en el filtimo
inciso de dicho articulo se suprime la obligaci6n de
declarar el potrero 6 finca de campo A donde se desti-
nen los toros padres, y la garantia de su permanencia
en ella durante un aflo. Se afiadieron dos articulos
sefialados con los n6meros 7 y 8 que dicen asi: ((Ar-
ticulo 79-Queda prohibida la exportaci6n de ganado.a
c(Articulo 8-Ni el Estado, ni la Providencia, ni el
Municipio podr-tn.establecer impuestos director 6 de-
rechos de consumes sobre los products de nuestra in-
dustria pecuaria, sin establecer los mismos impuestos
en igual forma y cantidad sobre los products de la
industrial pecuaria extranjera. Todas las formas en
que la came, national 6 extranjera, se ofrezca al con-.









DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO


sumo, serAn consideradas como un solo product al
efecto de gravarse con los impuestos anteriormente ci-
tados.) Y tambhin estos articuls los acepta la Comi-
si6n, por considerarlo- previsores. De la comparaci6n
de ambos resuilta, que por un error material no se ex-
pres6 en el articulo 5? del Proyecto remitido a la Ca-
mara por el Senado, la alz da de los asnos padres, y
que se omitieron en el articulo 6? dos incisos relatives
A los caballos castrados Por tanto, la Comisi6n pro-
popone se comuniquen i la C'mara ests errores y se
entienda redactado el articulo 5 del signiente mido:
(cEniraran libres de derechos los caballos sementales
que pasen de la alzada, establecida. (Ciento cincuenta
centimetro- medidos por oartab6n) y los asnos padres
que pasen de ciento treinta centimetros medidlos de la
misma manera", y que los incisos 3? y 4Y del articulo
6' se entiendan tales como fueron aprobados y consta
en cata, del siguiente modo: ((Los caballos castrados
que pasen de. la alzada referida, adeudarin, cada uno,
S15.n (Los id. id. de menor alzada adeudarin, cada
uno, $2.00.
Senado de la Repfiblica, Ag sto 29 de 1902.-P. E.
Betancourt.-Antonio Bravo.-Francisco Carrillo.-
J. Fernandez RondAn.a

SR. FaiAs.-Propongo que el Senad,* acuerde se pro-
ceda inmediatamente A discutir este dictamen, pres-
cindiendo, por lo tanto, del precepto de nuestro Re-
glam nro que ezige que se d6 una copia del mismo A
cada uno de los sefiores senadores y que se discuta en
]a sesi6n siguiente.
Sa. PitrsiDeNTR (EsTrVriZ Y RoMRKo).-gAprueba
el Senado la proposici6n del seflor Frias? (Se dles afir-
mativas.) Aprol ado.
Sa. MB-n)EZ CxPOrT -Pido la palabra.
SR PaRSIDCOnTr (ESTIVEZ Y ROMKRo).-Tiene la
palabra el spefor M6ndez Capote.
Sit MNDEZ CAPO rI' -Para solicitar una aclaraci6n.
jLo f ico que se indica en la comunicaci6n se limita
exclusivamente 4 salvar error. en la trar'itaci6n del
acuerdo del Senad ?
SK. SaREKTA io (SIL.VA).-(Repite s8t lectdra )
S,. PI si onrNT ( ':STI'BV:Z v Roniwio).-4EstA con-
forme el senior Mendez Capote?
SR. ME'DI Z CAPOT .-Si seflor.
SR. PI'K-sir:NTe: (ESTAVEZ Y R MERRo.)-Se pone a
di-cusi6n el dictamen. (No habiendo usdo de la pllabra
ningln senor senadlor, se pone d votaci6t y es aprobado el
dictamrv. .)
Sa. SECRETARIO (SILVA).-(Lee.)

(.\L StUNADO:

L:a Com si6n nombrada para emitir dictamen sobre
el acuerdo adoitado por la ('Amara de-Representantes
relative a modificaciones que introduce en los dere-
chos que paga la inscripcibn de hierro para marear
ganado en el tRegistro de Marcas Industrialesn que se
lleva en la Secretaria de Auricultra:
COnsiderando que el articulo primero d dicho acuer-
do, la Ciamara reduce a treinta los ochenta y siete pe-
sos inensual s que venian consignados en el Presu-
puesto Nacional para gastos de material que ocasione
dichas 'nscripciones de hierro, reducci6n que obedece
A un fin plausible de hacer economics, que est4 com-
pletamente de acuerdo con las necesidade4 del servi-
cio; y con lo que se presupuesta por el Ejecutivo en
el ante-proyecto para el pr6ximo ejercicio de que
pronto conocer4 el Senado. esta Comisi6n entiende que
debe aceptarse dicho articul, primero, tal cual lo
acord6 la (Cmara.


Considerando que por el articulo segundo se reba-
jan por la Cimuara los derechos de inscripci6n esta-
bleciendo una escala en proporci6n al valor estimati-
vo de la industrial que va A aprovechar el hierro ins-
cripto, cosa quoe cambia conipletamente el concept de
aquella exacci6n, que de meroA derechos de in-crip-
ci6n, igual para todas las industries, sean grandes 6
pequefias. se convierte en impuesto que se establece
en proporci6n al nfimero de reses que posea cada pro-
pietario, con lo cual, lejos de beneficiary A la industrial
pecuaria, como es el intent del proyecto que nos ocu-
pa. se les perjudica estableciendo en su contra una
escepci6n gravosa y elevando los tipos para propieta-
rios que tengan mas de cien reses,. que ni con much
valen realmente el valor que representan algunas in-
dustrias, y que, sin embargo, estas solo, pagan por
aquellos derechos los mismos doce pesos y medio que
es el tipo fnico que por derechos de inscripci6n abo-
nan todas las mareas, sea cual fuere la industrial y
valg-i lo que valier- la resguardada con la marca de
que se trate; por ello la Comisi6n en iende que deben
reducirse los derechos como acord6 la CAmara, pero
estableciendo solamente dos tipos de exacci6n; uno de
dos pesos para hierros de marcarganado cuya inscrip-
ci6n aproveche A propietarios que posean hasta cin-
cuenta res-s vacunas mayores, y obro de doce y medio
para los que posean mayor nfimero de reses. Con esos
tipos resuiltan beneficiados los pequefios propietarios,
fin que persigue la Camara en -u acuerdo que nos ocu-
pa y quedan tratados, como todos los demAs indus-
triales, los ganaderos que posean mis de cincuenta
reses, can lo cual el Proyecto quedarA equitativo y
just.
Y considerando que por el articulo 39 l1 Cimara
establece reglas para la aplicaci6n de su acuerdo, que
son aceptables, pero que es necesario precisar mns pa-
ra mayor claridad y evitar dudas en su aplicaci6n, los
que suscriben creen que el objeto de ese articulo es
1 evar el beneficio del Proyecto A los interesados que
ti-nen en t amitaci6n la inscripci6n de sus hierros, y
a ese efecto entienden que dicho beneficio debe alcan-
zar Inicamente a los hierros aiu no inscriptos, y A
los que hallandose en tramitaci6u afin no hayan satis-
fecho los derechos que establecia la Orden n? 5, series
de 1902; de ese modo, el precepto queda' claro y el
Tesoro Nacional no tendlr qlue devolver diferencias
de meno- Nalor, que dificiles, en su realizaci6n.
La Comisi6n que suscribe propone al Senado acepte
el siguiente
DICTAMEN:
Articulo 29-Los derechos por la expedici6n de ti-
tulos de propiedad de marcas de ganado y sus produc-
tos serAn de dos pesos para los expedidos A favor del
propietari que posea hasta cincuenta reses vacunas
mayors, y doce y medio pesos para. los expedidos A
favor de propietarios que posean mas de cincuenta re-
ses de la- mismas condici .nes.
Art. 39-Los beneficios de la anterior escala solo
alcanzaran 4 los hierros no inscriptos y A los en tra-
mites de inscripci6n, siempre que 6stos afin no hayan
satisfe ho los derechos en la cuantia que fija la citada
Orden Militar no 5, series de 1902, del Gobierno Mili-
tar de Cuba.
Senado de la, Repfblica de Cuba, Agosto 29 de 1902.
-P. E. Betancourt -T. A. Recio.-Antonio Bravo.)

SR. RECIo. -Pido la palabra.
SR. FidAS. -Yo pido al Senado que se discuta........
Sa. SANGun l.-Pido la palabra, para pedir al sefor
President que se lea el articalo segundo.


12







DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO 13


Su. PARRAGA.-Y el articulo tercero. (Sr. Frias, Se-
cretario: lee los dos articulos. )
SR. SANGUILY.-Voy & hacer una pregunta A la Co-
misi6n. Consiste la pregunta en si entiende la Comi-
si6n que es justo y equitativo que quien tenga cin-
cuenta reses pague en la oficina dos pesos, y quien
tenga cincuenta y una pague on la misma oficina doce
pesos y medio.
SR. REclo.-Desde luego no hay una raz6n funda-
mentdl para sefialar cincuenta y no cincuenta y una;
pero hay una disposici6n del Gobierno Militar, orden
ninmero cinco de este afio, que seilala el nfmero doce
como limited que adeude, pone hasta doce tres pesos y
desde trece en adelante doce pesos y medio; no me
parece equitativo que quien tenga cincuenta reses pa-
gue dos pesos y el que tenga cincuenta y una pague
doce y medio, pero en algufn nfimero tenia que colo-
car la Comisi6n el limited divisorio. La Comisi6n
acord6 elevar el nfimero hasta cincuenta por las razo-
nes que luego expondr6, y no en el de veinticinco. De
manera, selor Sanguily, que poner cincuenta como
linea divisoria es arbitrario, pero es mrs equitativo
ese nfimero que el que sefiala el Gobierno Interven-
tor, que fijaba el de doce.
SK. SANv(UILY.-Pido ]a palabra.
SR. PRNSIDENTE (ESTIEVZ Y ROMEno).-La tiene el
senor Sanguily.
SR. SANGUILY.-Para decir que no estoy satisfecho
con las explicaciones que nos ha dado el senor Recio,
por mas que aplaudo las buenas intenciones de los se-
fiores do la Comisibn, porque si se pagan dos pesos
hasta cincuenta reses, no veo porque de cincuenta y
una en adelante se paga una cantidad en alzada, cuan-
do segun ese articulo tendria que pagarse doce pesos
y medio por cincuenta y una, cincuenta y dos y cin-
cuenta y tres.
Me parece que puede haber una formula que haga
mas equitativo el proyecto, dentro de esa buena in-
tenci6n que ha animado t la Comisi6n.
SR. RECIO.-Pido la palabra.
SR. PRKSIDENTE (EST VES Y ROMERO).-La tiene el
sefor Recio.
SR. REcio.-Tiene raz6n el senior Sanguily; pero de-
bo hacerle una observaci6n. Las marcas industriales
todas pagan doce pesos y medio de inscripci6n; de ma-
nera que ese pago es general en todas las marcas; por-
que lo que se paga es el trabajo que se ocasiona ; la
oficina, y con el fin de sostenerla. jY tratando de lle-
var los beneficios de la equidad y la justicia 6 la in-
dustria pecuaria, se eleve el nfimero de reses para fi-
jar el limited en que se establece el tipo de doce pesos
y medio para beneficiary a los pequefios propietarios de
ganados. El fijar cincuenta reses, se hizo como pudo
haberse fijado cualquiera otra canticad; ese es un pun-
to arbitrario.
SR. SANGULY.--He ido entendiendo por las expli-
caciones del sefor Recio que la dificultad consist en
que no hay mas que dos tipos y hay una infinidad de
reses quo pueden inscribirse de cincuenta on adelaute.
Por consiguiente, la dificultad se obviaria establecien-
do mis de dos tipos. 4Por qu6 han de pagar dos pe-
sos cincuenta reses y todas las demis que se inscriban
han de pagar doce pesos y medio?. ,No seria mejor
establecer, por ejemplo, por inscribir hasta cien reses,
un peso; por inseribir hasta quinientas, dos pesos; por
inscribir de quinientas hasta mil, tres pesos; y por ins-
cribir en adelante un nuimero considerable de reses,
seis pesos.
Sa. RiRlo.-Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (EST'VEZ Y ROMERO).-La tiene el
senior Recio.


SR. RRoro.--Repito que estoy de acuerdo, por el
argument 16gico del senor Sanguily; pero la simpli-
cidad de la cosa oblig.i A tomar nn tipo arbitrario y
la Comisi6n ha fijado el de cincuenta reses porque es
seguro que ningfn propietario que posea ese nfmero
de reses so negarA al pago de los doce pesos y medio
que establece la Ley general.
Sn. FRiAS.- Para imna cuesti6n de orden, senior Pre-
sidente, pido la palabra.
Sa. PRESIDENT (ES'EVEZ Y ROMERO).-La tiene el
senor Frias.
Sa. FaiAs.-Yo rogaria a la Cnmara que resolvie-
ra antes, si precedia discutir el proyecto de Ley en ]a
sesi6n sin antes haberlo resnelto el Senado; pues tal
parece que nosotros deberiamos aclarar 6 resolver
esto.
Si. SANGUILY.-Son aclaraciones que han evolucio-
nado, senor Presidente.
SR PRESIDENTE (Es'titVZ Y RoMr.no).--Se somete
A votaci6n la proposici6n del senior Frias, los que es-
t6n de conformidad lo harn en la forma legal. (Es
aprobada.) Continie el sefor Recio.
SR. REcO. -Iba diciendo que los propietarios de
ganado no pueden someterse al peligro de star suje-
tos A inscripciones frecuentes de las autoridades. An-
te ese peligro que les puede costar much, que se tra-
duce en muchos perjuicios, ellos se decide por pagar
derechos altos: y por eso, para evitar ese dailo, pusi-
mos cincuenta reses como limited para beneficiarlos
mYs, y pusimoi dos pesos para que puedan inscribir
sus hierros los que no teniendo hoy ganado deseen
conservar la propiedad de sus hierros para el dia de
mailana. De manera que el nfimero de cincuenta re-
ses es arbitrario; pero es equitativo, y porque en un
numero mayor, ya se pueden pagar los doce pesos y
medio sin el menor quebranto.
Sn. SANGUILY.--Pdo la palabra.
SR. PRKSIDENTE (EST&VEZ Y ROMERO).-La tiene el
senor Sanguily.
SR. SANGIL.Y.-He visto que toda la chesti6u va A
defender de la explicaci6n de una frase que ha pro-
nunciado nuestre compafiero el senor Recio. Si el se-
for Recio nos explica que quiere decir, tratandose de
ganado, dla simplicidad de la cosan, yo creo que pron-
to llegariamos at un resultado definitive.
Dice que 64 los ganaderos lo que les conviene es la
simplicidad de la cosa, y yo deseo saber en realidad
tratAndose de ganado sobre todo, qu6 quiere decir lda
simplicidad de la cosa.)
En este concept tengo que arguirque la cosa no es
tan simple como parece y ademis que la naturaleza de
]a cosa no esta muy clara. Por otra part, tengo el
derecho de suponer que esa simplicidad es completa-
mente supuesta; si hay alguna media on facilitar at
los que tienen la inscripci6n de sus hierros para luego
utilizarse, atn poni6ndose un tipo de redituaci6n do
dos pesos, no veo por qu6 se me pone el argument
de que los que tienen mas ganado sufriran molestias
de ]a autoridad. El argument que sirve para favore-
cer a los que tienen mis ganado, debe tambien servir
para los que tienen menos; los tipos son violentamen-
te desiguales de dos pesos A doce y medio ft partir de
cincuenta reses, me parece una exhorbitancia, una
desigualdad tan monstruosa que no puedo estar de
acuerdo, asi es que los tipos del nfimero de reses y los
tipos del nulmero de redituaci6n 6 impuesto me pare-
ce at mi mas exacto, mas propio, mas equitativo como
yo los present. Por ejemplo: hasta cincuenta reses
un peso; desde cincuenta hasta cien dos pesos; desde
cien hasta quinientos tres pesos; desde quinientos
hasta mil seis pesos.







14 DIAPIO DE SESSION'S DEL CONGRESO.- .

Hay una graduaci6n en el nfmero de inscripci6n y
una graduaci6n en los tipos de cobranza, y esto me
parece desde luego mas racional y mas just; obedece
siquiera a un plan; por tanto se indica una economic
y el otro no obedece A raz6n ninguna y establece en el
fondo una verdadera iniquidad; cobrar por cincuenta
reses al inscribirse dos pesos y pagar doce pesos y me-
dio por cincuenta y una reses es punto que en el mun-
do nadie podr& justificar.
SR. RECIO.-Pido la palabra.
SR. PRESIDENPE (ESTEVEZ Y ROMERO).-La tiene el
senior Recio.
Sa. REOIO.-Si el seflor Sanguily conociera la tra-
mitaci6n de ese expediente para Ilegar A la inscripci6n
del hierro sabria que hay trAmites muy largos y muy
costosos y muy dificiles de justificar. Si ei propieta-
rio dice que tiene cincuenta reses podrA un vecino
malicioso denunciar A la aatoridad que ese propieta-
rio tiene mas de ese nfimero de reses y esto da lugar ,
una visit que vale much mas de los dos pesos ,
que se refiere el seiipr Sanguily.
Desde luego ya he confesado que ese defecto tiene
el proyecto; que es violent dividirlo en cincuenta,
pero que el objeto de esa division es favorecer a los
pequefios industrials & los que tengan las cincuenta
reses porque los que tengan mas de cincuenta estan
en condiciones de colocarse dentro de la la Ley Gene.
ral de Inscripciones del Real Decreto de agosto del
ochenta y cuatro.
De manera que el proyecto sl6o va a beneficiary ,
los pequefios industrials, A los que tienen menos de
cincuenta reses, de cincuenta reses para arriba los de-
ja dentro de la ley y les evita a unos y a ctros el jus-
tificar el nfimero de reses que en realidad tiene los
peligros antes ennumerados. El Decreto del Gobier-
no Military sefialaba doce reses pero este nfimero es
muy pequefio porque no dice de que clase de res es de
la que se trata y es seguro que a muy pocos beneficia.
El fin pues que persigue la CAmara y que yo tam-
bi6n me he propuesto, no es convertir en un impuesto
sobre la industrial lo que es un derecho de inscripci6n.
SR. ESTRADA MORA.-Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (EsTEVEZ Y RoMIRO).-Tiene la
palabra el sefior Estrada Mora.
SR. ESTRADA MORA.-YO entiendo que la cuesti6n
que se esta discutiendo propuesta asi en los t6rminos
a que se ha referido el senior Sanguily no tiene importan-
cia alguua: se trata de la inscripci6n de una marca in-
dustrial: rige en Cuba el Decreto del afio ochenta y
cuatro y el Gobierno Interventor por la orden nhme-
ro doscientos ocho vino A dar la inscripci6n del hie-
rro de un ganado las mismas garantias que las de una
marca industrial cualquiera. Pero se encontr6 con
que segin ese Real Decreto todas las marcas indus-
triales pagan un derecho de inscripci6n de doce pesos
y medio. Y ahi el inconvenient que veia el seflor
Sanguily, ia falta de una diferencia racional entire
una industrial pequefia y una poderosa: el cigarro, por
ejemplo, el que no tiene mAs que una pequefia fabrica
de cigarros paga al Estado por derechos de inscripct6n
ci6n de su marca doce pesos y medio, paga esta can-
tidad por una fabrica que no vale nada, y una fabri-
ca de tabacos que al mismo tiempo que emplea, por
ejemplo, el rbofet6nn las vistas y todos los demAs ac-
cesorios que completan la marca de tabacos pagan do-
ce pesos; y el Gobierno Interventor al encontrarse
con que debia dar garantias al industrial, para que
sus hierros estuvieran con todas las garantias de la pro-
piedad industrial, estableci6 esa orden y fij6 una esca-
la de doce pesos, tres pesos, con el objeto de que el
que tuviera una yunta de bueyes y que queria una


marca industrial, no tuviese que pagar los doce pesos
y medio y la Comisi6n queriendo favorecer mis toda-.
via al pequefio industrial ha elevado esa escala hasta
el nfmero de cincuenta reses y cobrar por ellas dos
pesos y de cincuenta y una en adelante doce pesos y
medio; pero no hay que fijarse en si son cincuenta 6
si son cincueuta y una res, si se ha hecho esa peque-
fla diferencia porque no hubiera llegado A los doce pe-
sos que se fijan para todas las marcas.
Un fabricante de cigarros con una marquilla que
apenas le produce y sin lujo de ninguna especie en la
envoltura ni nada, paga doce pesos y medio y la mar-
ca de o(Henry Clay), por ejemplo, con toda su impor-
tancia, y que ademis del (bofet6un y todos los demas
accesorios de una marca important paga tambi6n do-
ce pesos y medio. Da modo que yo hacia esta explica-
ci6n al senior Sanguily para que viera que el criterio
de la Comisi6n no ha sido mAs severe que el del Go-
bierno Interventor, qne ha querido darles esa garantia
a todas las marcas industriales, al notar que pudiera
haber un industrial que no tuviera mAs que una yunta
de bueyes no dejara de tener las garantias necesarias
con el objeto de favorecer al pequefio industrial, al cam-
pesino, al labrador, al que tuviera solamente cuatro,
cinco 6 seis reses; pero al que ya tiene mas de doce re-
ses para comerciar cou el ganado podia pagar los doce
pesos y medio, la Comisi6n siendo mas consecuente ha
fijado el nfimero hasta cincuenta, dos pesos; y desde
cincuenta y una en adelante, doce pesos y medio. De
modo que nosotros vamos a favorecer algo mas que al
pequefno industrial, porque el campesino, el labrador
no tiene cincuenta reses, cuando las tiene entonces
son para commercial, ya puede commercial.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y RoMERO).-Tiene la
palabra el senior Betancourt.
Sa. BETANCOURT (P.).-Para hacer una observa-
ci6n, encaminada A manifestar al Senado que nosotros
habiamos dividido en dos tipos los derechos que habian
de pagarse por las marcas precisamente obedeciendo al
deseo de que todas pagasen, por pequefias que fueran
puesto que de otra manera nosotros hubi6semos adop-
tado gustosos un tipo superior para los grandes cria-
dores tratando de proteger a los industrials pequefios
los hubi6ramos dejado sin derecho de ninguna clase y
que fuese obligatorla la inscripci6n; pero deseosos de
no establecer precedents que pudieran mafiana per-
judiciar al Estado, convinimos en que los pequefios'
industriales, entendiendo per pequefios industriales,
todos los que poseyesen menos de cincuenta reses que
pagasen por ellas solamente dos pesos y de cincuenta
en adelante doce pesos y medio, es decir, los que se
encontraran en las mismas condi.iones de los que pa-
gan mercas al Estado de toda otra clase de industries.
Sa. PABRAGA.-Pido la palabra.
SR. PRESI;ENTE (EsrVwEZ Y ROMERo).-La' tiene el
Sr. Parraga.
SR. PARRAGA.-He pedido la palabra para apoyar
el dictimen de la Comisi6n en este punto, y voy A
permitirme, por mAs que los sefiores Senadores que
me han precedido en el uso de la palabra han aclara-
do bastante la cuesti6n,;referirme todavia 6 ella......
SR. PRESIDENT (ETnWVEZ Y ROMERO).-Permitame
el senior Parraga que le interrumpa. Acuerda el Sena-
do prorrogar la sesi6n por el tiempo necesario para vo-
tar la orden del dia? (Seacuerda). Puede continuar el
senior PArraga.
SR. PRRRAGA.-Porque entiendo que es convenien-
te establecer ciertos antecedentes que ois han de ser-
vir tambidn para tratar despu6s de algunos articulos
posteriores que, a mi juicio, requieren alguna en-
mienda.







M1rARIO IE SESiONES DEL CONGRESO.--S:iAi)D6 1


Por el decreto de veinte y uno de agosto de mil
ochocientos ochenta y cuatro se estableci6 en la Isla
de Cuba la Legislaci6n de Marcas Industriales, y de
acuerdo con ella, la concesi6n de propiedad de una
marca constituia un privilegio para el que la habia
obtenido, que podia usarse voluntariamente, desde
luego, no constituyendo una obligaci6n para nadie
solicitarlo. El Estado exigia en compensaci6n de
este privilegio 6 del titulo de propiedad de la mar-
ca, un impuesto finico, que consistia en el pago de
doce pesos y medio: por este pago garantizaba a su
vez el Estado el uso del privilegio de la marca por el
t6rmino de 15 afios. De manera que no constitula esa
erogaci6n una contribuci6n, sino que era un derecho,
pagado por una sola vez dnrante quince afios y que
compensaba al Estado por la expedici6n .del titulo de
propiedad de la marca.
Este decreto vinose aplicando constantemente, tanto
6 las 'marcas de fAbrica para loswproductos de la In-
dustria y el Comercio como para los de la Agricultu-
ra y la Ganaderia, cuando los ganaderos entendieron
que convenia a sus interest obtener una marca indus-
trial para su uso exclusive; pero, como levo dicho, n6
porque estuvieran obligados & la adquisici6n de la
marca, pu6s se trataba de un acto voluntario.
En estas circunstancias se dict6 la 6rden nfimero
docientos ocho. Esa orden hizo obligatorio para todos
los que tenian ganados la inscripci6n en determinado
plazo de las marcas que tuvieran en uso para distin-
guirlos y su registro en los libros de la Secretaria de
Agriculture, Industria y Comercio, con el objeto de
hacer constar todos los ganaderos que tuvieran mar-
cas 6 impedir que pudiera haber confusion en la pro-
piedad de los ganados, y al mismo tiempo, con el de
otorgarles una verdadera garantia de que sus marcas
no habrian de ser duplicadas y de que sus hierros solo
por ellos podrian ser usados.
, Esta orden dej6 en vigor el pago de doce pesos y
medio por los derechos del titulo de propiedad de la
marca, que se registraba, en la Secretaria de Agricul-
tura, y que devengaba al igual que cualquiera otra
marca industrial. QuejAronse entonces los ganaderos
pequefios y expusieron que el que poseia un corto nit-
mero de reses no debia pagar lo mismo que el propie-
tario de gran ndmero de ellas 6 que el que comercia-
ba en ganados, la tributaci6n de docepesos y medio,
que resultaba insignificant para los grandes criado-
res y muy alta para los pequefios propietarios; y el
Gobierno Militar, en vista de ello, dict6 esa segunda
Orden, estableciendo que los que tuvieran once reses
6 menos pagaran tres pesos por derechos de inscrip-
ci6n de marca v que continuaran pagando doce pesos
y medio aquellos que tuvieran doce reses 6 mks.
Esta era la situaci6n existente cuando la CAmara
de Representantes entendi6 que era necesario modifi-
car esa legislaci6n y establecer una escala mAs fraccio-.
nada por ]a cual se graduara el pago de los derechos,
y vot6 el proyecto de ley qcue nos ocupa, fijando en un
peso los derechos para los que tuvieran de una A diez
reses, tres pesos para los que tuvieran de once A cien
reses, doce pesos y medio para los que tuviesen de
ciento una a quinientas y veinte y cinco pesos para
los que tuviesen mas de quinientas reses. Vino ese
proyecto de ley al Senado y cuando se estudi6 en las
secciones, aquellas personas mas inteligentes en la
material hicieron present que si el proyecto se acep-
taba, que si se hacia esa gradaci6n de pago, se iba a
causar a los ganaderos en general un perjuicio much
mayor que los beneficios que se les concederian reba-
jAndose el imported de la marca industrial; y para pro-
barlo se razonaba asi: el que tiene un potrero y reune


en 61 menos de cincuenta reses puede acudir sin temor
al Secretario de Agricultura A inscribir su hierro me-
diante el pago de dos pesos, porque es sabido por todos
en la CAmara que es muy fAcil de comprobar que no se
tiene mas de cincuenta rese,; pero si pasan de. cin-
cuenta reses es mas dificil de determinar qu6 nufmero
de reses tiene, es precise si es much mayor nflmero
que se haga el conteo; y como la autoridad municipal
ha de tener el derecho de fiscalizar la declaraci6n, se
le vA a facilitar las oportunidades de intervenir en las
fincas de crianza para realizar el conteo con el objeto
de determinar si el ganadero tiene mas de cincuenta
reses y cuanto debe pagar por su marca industrial,
y ese conteo del ganado en los potreros es much mAs
costoso que la diferencia que puede existir entire los
dos pesos y los doce pesos y medio que tendrian que
pagar los que tuviesen mks de quinientas reses; y por
ello el ganadero preferirA pagar doce pesos y medio y
aun los veinte y cinco pesos del mAximun antes que
exponerse A. que constantemente le est6n revisando su
ganado para determinar cuanto tiene que pagar por
su marca industrial. De ahi el dictamen de la Comi-
si6n que divide los derechos en dos partidas solamen-
te: dos pesos para los que tengan hasta cincuenta re-
ses y doce pesos y medio para los quetengan mas de
cincuenta, y que yo creo que el Senado debe aprobar,
por lo mismo que se ha visto que no se trata de una
contribuci6n annual, sino solamente de un impuesto
que se paga cada quince afios. Yo espero que con esta
explicaci6n quedarA convencido nuestro compailero el
senior Sanguily. de que, estableci6ndose la gradaci6n
propuesta por la Comisi6n, los beneficios que recibi-
rAn los ganaderos seran mayors que si se mantiene
el P'royecto de la Camara. -
SR. SANGUILY.-Pido la palabrA.
SR. PRESIDENT (ESTFVEZ Y RoMErRO).-La tiene el
senior Sanguily.
SR. SANUI LY.-Efectivamente sefiores senadores
me he convencido de que debem s modificar el articu-
lo que estamos discutiendo, despu6s de oir las expli-
caciones indudablemente muy luminosas de huestro
compafiero el sefior Parraga; porque hemos sacado en
consecuencia del diseurso del senador PArraga una
gran verdad; que lo que se paga por marca, no signi-
fica una contribuci6n, y que la marca es representa-
ci6n de un derecho adquirido por quien la solicitaba
y*pagaba, es un verdadero privilegio que iba a gozar
de un nfmero de afios mediante una cantidad que le
imponia el Estado: pero entiendo que se trataba de
marcas para obtener determinado privilegio industrial
4Es acaso una industrial la del ganado? PodrA decirse-
nos que si,'segfin el punto de vista y las circunstan-
cias y los prop6sitos de los que se dediquen A la pro-
creaci6n y al fomento del ganado; pero no en todo ca-
so ni en todas las circunstancias puede decirse; asi
por ejemplo, el labrador que tiene una yunta de bue-
yes'ie puede decir que es un industrial respect A los
demAs ganaderos? ZCual es la industrial ganadera?
,para qu6 necesita el privilegio? Lpor qu6 se ha de im-
poner el que determinada industrial agricola tiene un
nfimero mas 6 menos limitado de reses, bueyes, toros,
para comer, vacas para obtener la leche de su alimen-
to, que Ilegan hasta cincuenta 6 que pasen de cin-
cuenta, pero que nunca se ha propuesto ejercer indus-
tria de ninguna clase ,es un industrial?
No hay mas que un industrial del ganado, el que
necesita tener el privilegio de la marca para mante-
ner su prestigio, por consiguiente el cr6dito de su
marca para defendeise de la competencia y es el que
explota cientificamente determinada clase de ganado
el toro...........que produce care, el Miura que tiene








16 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO


repntaci6n en el mundo por los cuernos. Pero el que
tiene unas cuantas reses que usa para el cultivo de su
pequefia finca, 4es acaso un industrial del ganado?
4Necesita del privilegio? 4Porqu6 hemos de imponer-
les A esos pequefos propietarios de ganado ese privi-
legio al exigirles la necesidad de que tengan una mar-
ca, pagando determinada cantidad de dinero, quizAs
igual A la que pagan los verdaderos explotadores del
ganado, A los verdaderos industriales de la ganaderia
por la inscripci6n de sus marcas respectivas? Eso es
una injusticia enorme y no hay mAs que un medio de
corregirla tratandose de este proyecto, y es que todo
aquel que antiguamente, por la legislaci6n espafiola
siendo un cultivador de pequefio terreno tenia un
atestado gratis del Alcalde en cuanto A los hierros de
las reses que usaba para su cultivo, su alimentaci6n,
para las necesidades de su familiar del mismo modo
pueda seguir obteniendo ese atestado gratuitamente;
y los demas que se dedican realmente al fomento de
la cria del ganadl, para la venta, para la especula-
ci6n y necesitan de un privilegio, sean los que tengan
que sacar las marcas propias en el caso A que se refie-
re este articulo. Por consiguiente suprimiria la pri-
mera part estableciendo la legislaci6n anterior A la
orden de Enero de mil novecientos dos que ha tratado
de corregir la CAmara de Representantes y que en-
mienda el Senado por esta moci6n: que los que tengan
necesidad de reses para el cultivo de sus campos au-
xilio de.sus pequefias industries y satisfacci6n de las
necesidades de su familiar tendrAn un atestado gratis
expedido por los Alcaldes sacado de los libros que de-
ben poseer estas autoridades como asiento de su gana-
do, es decir de los hierros de su ganado; todos los de-
mas propietarios de un ntimero de cincuenta reses en
adelante pagarAn l marca industrial acostumbrada.
Sit. RECio.-Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTrVEZ Y RoMERO).-Tiene la
palabra el senior Recio.
Sn. REcio.-La naturaleza de la industrial misma,
ella por si misma realize lo que el sefior Sanguily pro-
pone: el hierro para marcar ganado no es forzoso para
el propietario de ganado, el propietario usa su hierro
si quiere y por consiguiente paga su inscripci6n si
quiere. Para los dnicos que es forzoso el hierro es
para los'criadores porque sus terneros no tienen hie-
rro ninguno. El amo de vacas'6 de partidas granges
de ganado las adquiere ya herradas y con ese hierro
ageno las inscribe en el Registro Peciurio, con ese
hierro ageno la posee, y con ese hierro ageno la ven-
de; de manera que ni el agricultor ni el que especula
con el ganado, vendi6ndolo en el matadero etc6tera
ni el que especule con la leche necesita herrar el gana-
do, si le da la gana lo hierra y sino le dA la' gana no
necesita herrarlo, puede inscribirlo con el hierro de su
primitive poseedor, con el hierro de la primitive pro-
cedencia, lo inscribe en el Registro Pecuario, que es
donde estAn inscritos los ganados A que el senior San-
guily se referia y se le dA alli el certfficado de propic-
dad, el resguardo de la propiedad de aquella res; el
ganado qne necesita hierro es el que nace porque 61
no lo tienen de ningin otro dueflo; por eso el hierro
este'se refiere y es forzoso para los que tienen los pe-
quefios criadores de ganado alli en las piovincias de
Villa Clara, Puerto Principe y Oriente, A esos peque-
fios criadores que tienen su ganado en haciendas co-
muneras, mezclado con las reses de los vecinos, esos
son los que necesitan del hierro y esos son los peque-
fios industrials A que nosotros nos referimos en el
dictAmen. Los agricultores que tienen bueyes, pocos
6 muchos, esos no necesitan hierro y si lo tienen no
es necesario, pueden especular con el hierro de quien


les vendiera el ganado; de modo que el proyeeto esta
bien como estA y proteje A los pequefios criadores de
ganado exclusivamente.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO.) IAlgun
otro sefior senador quiere hacer uso de la palabra?
SR. SANGUILY.-Estoy redactando una enmienda.
Propongo al Senado la siguiente enmienda al inciso
del articulo segundo presentado por la Comisi6n, sus-
tituyendo A la exigencia de los derechos sobre la ex-
pedici6n de titulos de propiedad de marcas de ganado
que serA de dos pesos para los expedidos A favor del
propietario que posea hasta cincuenta reses de ganado
vacuno mayor, esta moci6n 6 proposici6n al articulo
segundo:

((Enmienda al articulo 2? del dictamen.

Los labradores y campesinos que para sus trabajos
agricolas, para sus industries 6 el sustento de sus fa-
milias, posean ganado hasta el nfmero de veinte va-
cas 6 bueyes, de ambas cases, estarin excentos del
pago del imported establecido para las marcas de sus
reses, las cuales les serAn expedidas gratis en atestados
de las Alcaldias Municipales, donde se abrira el co-
rrespondiente registro de pobres, conforme A los de-
cretos y 6rdenes anteriores A la Militar de 6 de Enero
de 1902.-Manuel Sanguily.a

Y puede seguir el articulo tal como lo propone la
Comisi6n.
SR. RECIO.- Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERo.)-La tiene
el senior Recio.
Sn. RECIO.-Sefor Presidente: no eAtA aprobado el
dictamen ea su totalidad, quando lo estemos discutien-
do por articuls, yo tendr6 much gusto en admitir la
proposici6n 6 la enmienda del sefor Sanguily al ar-
ticulo segundo.
SR. SANGUILY.--Me alegro much de esta observe.
ci6n, algo trasnochada, de nuestro compafiero, porque
indica que estA dispuesto A aceptar 6 por lo menos, A
no defender lo que propone la comisi6n*
SR. FtiAs.-Pido la palabra en contra de la en-
mienda.
SR. R~aci.-Pido la palabra para una cuesti6n de
orden. Yo mAs que A la enmienda me referia A la
manera y oportunidad de discutiria y votarla, y por
eso era mi objeto, preguutar al senior Presidente si se
daba como aprobada la totalidad del dictamen, para
entrar en la discusi6n por articulos.
SK PRESIDENTs (EsTrvIz Y ROMERO).-Sefor Recio:
en tanto so discutia entire los seflores PArraga, Estra-
da Mora y Sanguily sobre los precedentes del articu-
lado, yo entendia que se estaba efectuardo la discu-
si6n de la totalidad del dictamen 6 iba A ponerlo A
votaci6n, como lo voy hacer en estos moments, la
totalidald del dictamen; pero al presentar el senior San-
guily la enmienda iba A dar por terminada la discusi6n
de la totalidad del dictamen, para entonces poner A
discusi6n el articulo primero y luego el segundo A que
se refiere la enmienda del sefior Sanguily. Como hay
una enmienda sobre la mesa lleg6 el moment de po-
ner A votaci6n la totalidad del dictamen.
Se pone A votaci6n la totalidad del dictamen, los se-
fiores que est6n conformes lo expresarAn en la form
habitual. (La mayoria asi lo hace.) Aprobado el dic-
tamen en su totalidad vamos A proceder A la di-cusi6n
del articulado. El senior Secretario leerA el Articulo
primero. ( El sefor Secretario lee.)








SDIARIO DE SESIONES DEL COlNGRESO.-SENADO 17'


SR. PRESIDENT (ESTtVEZ Y RoM RO).--Se abre dis-
cusi6n sobre este Articulo primero.
SR. RECIO.-Pido la.palabra para hacer una expli-
caci6n.
SR. PRESIDENT (EsT'WvZ Y ROMERO).-La tiene ei
senior Recio.
SR. RECIO.-Este Articulo queda al pi6 de la letra
tal como lo propone la Camara de Representantes;
porque ella rebaja A treinta, los ochenta y siete que
antes se gastaba con lo cual el gasto se iguala A lo so-
licitado por el Ejecutivo para lo sucesivo, segfin car-
tas que tengo aqui de la Secretaria; de modo que no
se rebajara nada si no que se deja lo que ha pedido
por la Secretaria y por ello la Comisi6n acepta integro
el articulo adoptado por la CAmara.
SR. PAIRAGA. -Pido la palabra.
SR. PRESIEENTE (ESTEVEZ Y ROMERO).-La tiene el
sefior-PArraga.
Sa. PARRAGA.-Para someter algunas consideracio-
nes la CAmara. La de Representantes ha propues-
to, y el dictamen de la Comisi6n es favorable a lo pro-
puesto, que se reduzcan A treinta pesos los gastos de
material que pueda hacer el Ejecutivo en la march
de esa oficina; y yo pregunto si vale la pena de que se
dicte por el Congreso una Ley reduciendo A treinta
pesos mensuales los gastos de material que se emplean
en esa oricina del Estado, cuando en el mes de No-
viembre vamos A discutir aqui los presupuestos gene-
rales, y sore todo, cuando el sefor Recio tiene noti-
cias semioficiales de que esos gastos que se tratan de
suprimir no se estAn efectuando. A mi me parece que
el ocuparse un Congreso de una cosa como 6sta, es
ocuparse de una cosa baladi; porque result asi que
se trate de dictar una Ley para reformer una Orden,
con el finico objeto de establecer una reducci6n de
treinta pesos mensuales en los gastos de una oficina,
cuando ya la reducci6n se ha hecho por la oficina
misma.
SR. REcIO.-Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTIVEZ Y ROMERO).-La tiene el
seflor Recio.
St. RECIO.-Segfn el Acuerdo de la Camara de Re-
presentant,,s, por la 6rden No 208, series de 1901, la
consignaci6n para estos gastos de material es de ochen-
ta y siete pesos, y la Camara acord6 rebajar esta can-
tidad a treinta pesos. Yo pedi estos antecedentes a
la Secretaria, y de alli me dicen que la cantidad pedi-
da por esta Secretaria para material de oficina, es de
treinta pesos mensuales. De manera que ya alli se
viene realizando la economic. For consiguiente, la
rebaja acordada por Ja Camara de Representantes ya
se esta haciendo, y por eso pido al Senado que la
acepte.
SR. PkARRGA.-Pido la palabra,
SK. PRESIDENT (ESTVEZ Y ROMERo).-La tiene el
senor PArraga.
SR. PARKAGA.-Iba A decir que si, simplemente
porque la Camara de Representantes lo ha votado, es
que dictamina favorablemente la Comisi6n, y si el
Ejecutivo ha hecho ya esa rebaja, y si ha de haber
siempre necesidad del nombramiento de una Comisi6n
mixta para harmonizar los deseos de la Camara y del
Senado, 4porquB no esperar a que se presented los pre-
supuestos para hacer la reducci6n?
SR. SANGUILY.-Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO).--La tiene el
senior Sanguily.
SR. SANGUILY.-Puede suceder tambi6n que des-
pu6s de escrita esa carta, por cualquiera otra circuns-
tancia, el mismo Secretario, fi otro despues, eleven
esa cifra; es decir, que el mayor. movimiento dentro


de la oficina haga necesario que en vez de treinta pe-
sos para material sean treinta y cinco, cuarenta 6
cincuenta. De manera que lo natural es dejar este
punto como estA en la legislaci6n, y much mAs al
veinosotros que el Secretario estA tai dispuesto A ha-
cer una rebaja.
SR. RECIO.-Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTIVEZ.Y ROMERO).-La tiene el
senor Recio.
Sa. RECIO.-Desde luego abundo en las ideas del
senior Sanguily y defiendo el articulo por cortesia ha-
cia la CAmara de Representantes. Si el Senado esti-
ma que debe suprimirse el articulo, que se suprima.
Sn. PRESIDENT (ESTEVEZ Y RoMftR).-Se somete a
votaci6n la proposici6n del senor PArraga, de que se
suprima el articulo. (Se acord6 suprimirlo.)
SR. SECRETARIO (SILVA).-Articulo 29 (lee). En-
mienda del senior Sanguily (lee).

((Enmienda al articulo 29 ael Dictamen:

Los labradores y campesinos que para sus trabajos
agricolas, para sns industries 6 el sustento de sus fa-
milias, pcsean ganados hasta el nfimero de 20 vacas
6 bueyes, 6 de ambas closes, estarSn excentos del pa-
go del imported establecido para las marcas de sus re-
ses, las cuales les serin expedidas gratis en atestados
de las A'caldias Municipales, donde se abrir4 el co-
rrespondiente registro de pobres, conforme los De-
cretos y 6rdenes anteriores A la military de 6 de Enero
de 1902.-Manuel Sanguily.,

SR. PRESIDENT (EsrTVEZ Y ROMERO).--Algfin se-
nfor Senador quiere hacer uso de la palabra sobre esa,
enmienda?
SR. RECIO.-Pido la palabra para oponerme a la en-
mienda.
SR. PRESIDENT (ESTIVEZ Y ROMERO).-La tiene el
sefor Recio.
SR. RKcio.--He pedido la palabra para oponerme a
la enmienda. Dice 6sta: ((Los labradores y campesi-
nos que para sus trabajos agricolas, etc. ('Como esas
vacas 6 esos bueyes algfn hierro tienen, porque de
algin lado las han sacado, no necesitan herrarse y se
inscriben con ese hierro del vendedor en las alcaldias
municipales; respect A que se establezean registros.
especiales para las reses de estos labradores, ya exis-
ten en las alcaldias de barrio los registros pecuarios,
donde constant el nfimero de reses, y en esas alcaldias
se expiden gratuitamente los traslados 6 certificados a
que el senior Sanguily se referia. De manera que por
la misma raz6n que antes quitamos de la Ley el ar-
ticulo primero, debemos ahora rechazar la enmienda,
para que no result una redundancia, y que establez-
camos lo que ya est4 establecido.
Por las leyes vigentes el hierro no es obligatorio
para acreditar la propiedad del ganado; para 6sto el
hierro tampoco es bastante. El hierro s6lo es indis-
pensable a la res al separarse de la madre, y por ello
s6lo es indispensable a los criadores, y no a los agri-
cultores y especuladores. Por tanto, todo eso que el
senior Sanguily propone esta previsto y se realize tal
cual el sefor Sanguily lo desea; por eso yo ruego al se-
for Sanguily que retire la enmienda, porque no hace
falta. Por consiguiente, no veo la necesidad de sos-
teuer la enmienda.
Sa. SANGUILY.-Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y RoMERO).-Tiene la
palabra el senor Sanguily.
Sa. SANGUILY.-Lo que acaba de decir el senior Re-
cio, como una seguridad perfect, es un perfect error;








i8 DIARIO DE SESiONES DEL CONGRESO.-SENAiO
------------


que lea la Orden Militar de 5 de Enero de 1902 y ve-
rA el senior Recio cuAn equivocado estk; prohibe lo
que el sefor Recio dice, que podr6n inscribir los ga-
nados de campesinos y labradores sin pagar absoluta-
mente nada; pero despu&s de esa Orden Militar la CA-
mara de Representantes ha cambiado 6sta y ha esta-
blecido otra escala diferente, otro tipo distinto; con-
formAndose 6 no con ello se present aqui en nombre
de la Comisi6n proponiendo estar en harmonia con la
COmara de Representantes y recomendando al mismo
tiempo la defense de otro articulado, a virtud del cual,
sin distinci6n de ninguna clase, pobres 6 ricos, veci-
nos 6 campesinos que cultiven la tierra 6 campesinos
que no cultivan la tierra y se dedican al past del ga-
nado, tienen que pagar hasta cincuenta reses dos pe-
sos; y despu6s de cincuenta reses hasta lo infinito do-
ce pesos y medio. De manera que aqui se nos pre-
senta, primero una derogaci6n de la Orden Militar de
seis de Enero de 1902, en lo que respect a la supre-
si6n; y segundo una formaci6n de un tipo general so-
bre marcas.
Aqui hay dos tendencies: una de favorecer al gana-
dero, favorecer la crianza del ganado en la Isla de
Cuba, y otra que es la de favorecer al pobre; mi mo-
ci6n tiende aunar las dos tendencies: pretend que
se dejen las cosas como antes de la orden de seis de
Enero de 1902.
Los campesinos pobres que no son industriales de
la ganadera, y que por lo mismo no pagan marca in-
dustrial de ninguna clase, si inscriben el hierro de
sus reses es solamente para acreditar de alguna ma-
nera la propiedad que tienen sobre ellas y para ayu-
dar a la justicia, y lo just, por tanto, seria que 6stos
Sno pagaran nada en lo absolute. No es, pues, just,
que el que no fomenta la cria del ganado, el que no
se dedica A la industrial de la ganaderia pague una
marca industrial como quiere el proyecto.
La marca industrial no debe corresponder mAs que
A los que crian ganado para expenderlo 6 para el con-
sumo del pais, es decir, para venderlo 6 para alguna
otra industrial cualquiera de las nacidas de la misma
ganaderia.
GPor qu6 se le ha de exigir al pobre que pague cual-
quier cantidad de dinero al inscribir una res cuando
61 no es industrial? 4por qu6 se le ha de imponer que
use de una marca cuando 61 no es industrial? Zqu6
ventajas saca 61 de eso? El no necesita mas que ins-
cribir sus reses para justificar de alguna manera su
propiedad y ademAs para ayudar al Estado en las pes-
quisas judiciales 4por qu6 se le ha de cobrar por eso?
De manera que lo que yo propongo es una cosa muy
just, que el pobre no pague absolutamente nada por
el ganado que le ayuda 4 vivir, a sostener a su fami-
lia y como por esa Ley que estamos discutiendo debe
pagar por la inscripci6n del hierro de sus reses, de
ahi que yo me vea obligado a votar en contra de ella
y A presenter esta enmienda basada en la justicia y
en la equidad..
Asi es que me parece acuerdo just el que nosotros
decidamos que los que tengan hasta veinte reses, que
usen para el consume de su familiar 6 que emplen pa-
ra el cultivo de sus tierras 6 para otras industries de
que vivan no paguen nada; que despu6s los que tengan
desde ese nfmero hasta cien, paguen dos pesos por la
marca y que luego los que tengan mayor nfimero de
reses que este filtimo, paguen el tipo comfn de la
tributaci6n industrial. Esto me parece muy just,
asi es que yo sefialo estas tres divisions: los pobres
hasta veinte reses no pagan nada, desde veinte reses
hasta cien se pagarAn dos pesos y desde cien. en ade-
lante pagaran doce pesos y medio; los pobres, hasta


veinte reses, no pagan nada, desde veinte reses hasta
cien pagaran dos pesos, y desde cien en adelante doce
pesos y medio.
SR. RECIO. -Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT (EzTPVEZ Y ROMERO.) -Tiene la
palabra el senior Recio.
SR. RECIO. -Modificada la enmienda en la forma
en que el senior Sanguily la ha expuesto, ahora no hay
inconvenient en aceptarla; se acerca a mi opinion
personal, pero que en 6ste, como en todos, siempre la
he pospuesto A la de mis compafieros. Yo pedia la
exenci6n de derechos hasta cien reses, pero al ver que
estaba solo con mi opinion, que era el finico que pen-
saba de ese modo, antes de intentar sostener terca-
mente mi opini6n me someti A la de los demas com-
pafieros.
El senior Sanguily propone que hasta veinte reses
no se abone nada, de veinte hasta cien se abonarAn
dos pesos, y de cien en adelante se abonaran los doce
pesos y medio que sefialaba la Comisi6n para la can-
tidad de cincuenta en adelante, estoy conforme; pero
voy hacer una observaci6n al senior Sanguily, porque
quiero convencerle; 61 ha dicho hasta veinte vacas, y
el industrial que tiene veinte vacas no es un pobre;
esas veinte vacas produce much vendiendo la leche
de ellas, y no solamente produce, no solamente le
sacan product con la leche, sino tambi6n con los ter-
neros, con el valor del ternero; asi es que tienen dos
especulaciones en una; ese hombre, ese industrial le
saca mas product, much mis, iya lo creole, que el
que solo especula con la venta de las crias. De modo
que no crea el senor Sanguily que yo sea de opinion de
que todo el que tiene veinte reses sea muy pobre; pero
yo he visto en su enmienda que se concede verdadero
beneficio al pobre y por lo tanto, me he sumado con
41; no crea el senor Sanguily que el poseedor de vein-
te reses pueda considerarse como un pobre, porque
eso es un capital y el campesino que pose ese nfme-
ro de reses puede considerarse, y es considerado, co-
mo poseedor de un capital.
SR. SANGUILY.-Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (Es-iVEZ Y ROMERO.)-Tiene la
palabra el senior Sanguily.
Sn. SANGUILY. -Tengo que hacerle una advertencia
al senador senior Recio. Yo no me he referido a los
lecheros para nada, lease si no mi proposici6n y se
veri lo que hay en ella. Y eso que dice sobre los le-
cheros, bueno seria oirles A ellos para entonces tomar
ciertas determinaciones, que ahora pudieran perjudi-
carlos, y para enterarnos de su situaci6n, porque con
la leche condensada que se consume aqui en tan gran
cantidad, hay lecheros que se ven todas las mafanas
con tan enorme cantidad de liquid, que no saben en
qu6 aprovecharlo, y dicen que hay algunos que se
bafian con leche.
SR. FaiAs.-Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (EST]VEZ Y RoMERo).-Tiene la
palabra el sefior Frias.
SR. FaiAs.-El senor Recio, al comenzar este deba-
te, habl6 de la simplicidad de la cosa, y yo estimo
que no debemos olvidar eso que 61 manifest para in-
sistir en que se mantenga el articulo del dictamen de
la Comisi6n tal como 61 esta redactado. Es induda-
ble que los prop6sitos del senior Sanguily son los de
beneficiary a los pobres, y eso tiene que tenerse en
cuenta, pero yo estimo que en la forma en que se tra-
ta de hacerlo no result tal beneficio, y nosotros no
debemos, a cambio de un beneficio que no va A exis-
tir, hacer una Ley complicada que pueda traer exen-
ciones y dar lugar & que resulten diferencias tan gran-
des en favor de quienes deben contribuir al Estado, y






DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.--SENADO 19


que no son tales pobres, tales insolventes, y que de-
ben pagar, por tanto, los impuestos, y que ya el sefor
Recio lo apuntaba citando casos.
Yo estimo que puede considerarse pobre, y que tal
vez fuera un grave mal que en este articulo se esta-
bleciera para ellos un gravamen, aquel sitiero que
tiene dos vacas 6 una y que la leche de esas vacas
sirve para alimentar a su farmilia y que con una vun-
ta de bueyes ara el pedazo de tierra que rodea el bohio
en donde vive; pero nadie que aqui en Cuba tenga
veinte vacas 6 veinte bueyes puede ten6rsele en el con-
cepto de pobre, ni puede tener tal nombre para inscri-
birse en el registro de la Alcaldia de barrio, para que
conlo pobre, como insolvent, vaya A inscribir su
nombre alli. En Cuba el que tiene veinte vacas 6
veinte bueyes es un capitalist y disfruta de una bien-
andanza, que es el ideal 4 que puede aspirarse; y
nosotros que debemos aqui dentro de estas leyes no
colocarlos en condiciones que puedan, al amparo de
acuerdos que tomemos, favorecer a quienes no mere-
cen nuestra protecci6n; yo entiendo que conservando
el dictamen de la Ley tal como esta redactado en su
articulo segundo, no hacemos nada que pueda impo-
ner un gravamen tal que haga peligrar el desarrollo
de la industrial pecuaria, y por el contrario atendemos
much A la simplicidad de la ley, que consist en que
result facil de cumplir, y al que obedecemos al acor-
dar un impuesto A una de las condiciones principles:
A la facilidad en su exacci6n.
Ademis, la moci6n del senor Sanguily encomienda
, las alcaldias el abrir un registro, en el que se harAn
las inscripciones de hierros. Yo creo que en este pun-
to est4 la moci6n en abierta contradicci6n con un ar-
ticulo anterior que ya hemos aprobado; y no ibamos
nosotros a derogar para un caso especial un acuerdo
anteriormente torado.
Por tanto, estimo que esos dos pesos que en el Pro-
yecto de Ley se sefialan no vienen a ser nada, que
pagAndose de una sola vez, venga A'perturbar el desa-
rrollo de la industrial pecuaria.
Por otra parte, si bien el senor Recio nos decia il-
timamente que 61 estaba dispuesto A aceptar las indi-
caciones del senior Sanguily, como eso lo hacia A nom-
bre propio, y como ya en el seno de la Comisi6n esas
ideas no prosperaron, A pesar de la buena voluntad
del sofor Recio, much menos ahora iban a dejarse
veneer sus compafieros de Comisi6n.
Por todo lo expuesto, yo creo que lo procedente es
que el Senado apruebe el dictamen de la Comisi6n tal
como esta redactado.
SR. SANGUILY.-Pido la palabra.
SR. PRSSIDENTE (ESTEVEZ Y ROMERO).-La tiene el
sefor Sanguily.
SR. SANGUILY.-YO no tengo deseo de veneer A na-
die, porque yo no sabia que habia el prop6sito de de-
rrotar A nadie; pero de todas maneras, tampoco tengo
inter6g en una enmienda que hacia inspirado en la
justicia; y el senior Frias se opone 6 ella no s6 por
qu6. Porque el finico argument contra esa enmien-
da que 61 expone, es que la persona que en el campo
tenga veinte vacas 6 veinte bueyes estA en una deli-
ciosa bienandanza, donde realize el ideal possible de
la ventura; y eso es una mentira filos6fica, porque el
senor Frias no se gasta trescientos pesos on veinte va-
cas 6 bueyes para realizar esa ventura.
SR. PARRAOA.-Pido la palabra para hacer alguna
rectificaci6n A nuestro compafiero el sefior Sanguily,
A ver si 61 puede retirar su enmienda.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMEao).-La tiene el
seflor PArraga.
Sa. PARRAGA.-Como decia la otra vez, la Orden


del Gobierno Militar que ha dado origen a este acuer-
do de la Cadara de Representantes, hace obligatoria
la inscripci6n de hierros de ganado para todos los que
los tuviesen en uso en el pais, con -lo cual se propuso
el Gobierno Militar dos cosas: impedir la confusion de
los ganados de unos potreros con los de otros y dar
una verdadera garantia a todos los criadores de que
sus hierros no habrian de ser imitados, de que con
sus hierros no habria de ser marcada otra res, y si se
la marcara tendria por su part acci6n para perseguir
A los infractores como imitadores de marca, como se
deduce de mis palabras; pero esa obligaci6n que resul-
ta de la Orden nfim. 208 de 30 de Septiembre de 1901,
lo es solamente para aquellos que posean un hierro
para distinguir sus ganados. Dice el articuo 1 de esa
Orden: uSe concede un plazo de cuatro meses &. &.>
Si, pues, la obligaci6n de inscribir el hierro es sola-
mente para aquellos- que lo tienen, para aquellos que
poseen ese distintivo especial y que quieren conservar
el privilegio de tenerlo, es natural que se coloquen en
las condiciones de todos aquellos que obtienen ese be-
neficio. El pequefio cultivador que tiene una 6 dos
yuntas de bueyes, el sitiero que tiene diez 6 veinte
vacas de cria 6 leche, el pequefio cultivador que posea
un cierto nfmero de ganado para las atenciones de su
cultivo no tienen necesidad imperiosa de que se les
otorgue el privilegio de una marca para distinguir su
ganado, porque la ley no le fuerza a tenerlo ni nece-
sitan tenerlo, y si les conviene adquirirlo deben po-
nerse en las mismas condiciones que aquellos que tie-
nen un nfimero mayor de ganado, que se dedican & la
industrial pecuaria, y deben en este caso abonar al
Estado un estipendio tan pequefio como lo es el de dos
pesos en el espacio de quince aflos, por los derechos
que el Estado les otorga al reconocerle una marca es-
pecial que distinga sus ganados del de los vecinos.
El senior Sanguily decia que no puede equipararse A
esos pobres sitieros con los demas que trafican en ga-
nado 6 que ejercen la industrial de la cria; y yo digo
que ese calificativo no puede aplicarse con propiedad
en este caso, porque no es absolutamente pobre un
hombre que tiene veinte vacas y viene A solicitar del
Estado el privilegio de ponerles un hierro que las dis-
tinga de los demas y le otorgue un beneficio de que
gozan todos aquellos que se dedican 4 la crianza de
ganado en la Isla. En cuanto al que tenga una sola
res, entiendo que est& en las mismas condiciones: na-
die le obliga a tener hierro propio y no tiene necesi-
dad de pagar ninguno; pero si quiere un distintivo
que la proporcione un beneficio, y lo pide del Estado,
debe estar en las mismas condiciones que los demas
criadores de ganado que tienen cincuenta 6 sesenta
reses y piden igual beneficio.
Pasa con esto, lo que con las marcas de fAbrica de
tabacos. Un individuo que se dedica A la industrial
del tabaco, que tiene, por ejemplo, una pequefia fA-
ca, lo que llamamos comunmente una tabaqueria, en
la que se dedica A obtener con sa modesto trabajo el
sustento de su familiar, y que es hombre laborioso 6
inteligente en el ramp, solicit una marca de fabrica
con cualquier nombre. En el moment que la solici-
ta esa marca vale tanto como valian las que merced A
los esfuerzos de sus propietarios llegaron A constituir
con el tiempo una fortune 6 las que nunca llegaran A
acreditarse, es decir, no vale nada; por mas que, de-
bido A la laboriosidad del industrial, a su inteligencia
y su perseverancia pueda llegar A alcanzar el nombre
que tienen ((La Flor de Cuba), (lHenry Clay), ,La
Africana, 6 cualquiera otra marca de esas que se han
hecho famosas y pregonan nuestra riqueza por todo el
mundo, pero que en el momento que se pide su ins-







20 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO


cripci6n, no represent mAs que el deseo de consti-
tuirla en una bandera de cr6dito industrial. Pues
bien, Aqu6 diferencia hay entire el pequn flo industrial
que viene 6 solicitar una marca para tabaco y paga
doce pesos y medio para que nadie pueda usar el nom-
bre que 61 ha escogido en la misma industrial, y el si-
tiero que tiene veinte vacas que se dedica A vender
leehe 6 A cualquiera otra industrial? Pues no hay di-
ferencia ninguna; y.la diferencia, si la hay, estara en
favor dequien tenga veinte vacas, porque, puede ase-
gurarse que muchos de los que han empezado en la
industrial del tabaco, A acreditar una marca de fAbrica,
no han contado con el capital y la utilidad que repre-
senta en la industrial de la cria del ganado el tener
veinte vacas y una finca donde mantenerlas. Se v6,
pues, que no es tan grave el perjnicio que se hace A
esos sitieros al pedirles dos pesos por la remuneraci6n
de un privilegio por quince afios, cuando otros indus-
triales pagan much mas por ejercer cualquiera in-
dustria.
Ahi estan, por ejemplo, los vendedores ambulantes
y una infinidad de pequefias industries que pagan al
afio much mas de lo que pueda significar este im-
puesto aun cuando se considerara que 61 fuera paga-
dero cada afio, que si van A dividir los dos pesos por
los quince afios, se verA que cantidad tan insignifi-
cante va a pagar ese sitiero al Estado por el privilegio
de usar una marca industrial que nadie mas que bl,
por lo tanto, va A usar, ni podra usar legalmente en
el pais.
Tengo la esperanza de que, en vista de estas consi-
deraciones, en vista sobre todo, de que no es obliga-
torio el registro de hierro, sino que lo harAn aquellos
que quieran obtener las ventajas del registry, el sefior
Sanguily no tendrA inconveniente en retirar su en-
mienda, 6 no verA, por lo menos, en la oposici6n que
hago A ella y en el apoyo que presto al proyecto, sino
algo que es, desde luego, muy razonable.
SR. CIsNERos.-Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTIVEZ Y RoMERO).-Tiehe la
palabra el senior Cisneros.
SR. CISNEROS.-Tengo que llamar la atenci6n 6 ha-
cer la advertencia de que aqui se ha estado hablando
del que tenga veinte bueyes 6 vacas, pero al infeliz si-
tiero que s61o tiene una yunta de bueyes, una vaca y
un caballo no se le tiene en cuenta y se le obliga A
pagar dos pesos por el hierro de sus animals, cuando
ya tiene pagada la contribuci6n por lo que hace con
esa yunta de bueyes y ese caballo. Es una injusticia
que al individuo que no tenga mAs que un solo animal
se le haga pagar dos pesos, lo mismo que al que tiene
veinte.
SR. SANGUILY.-Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (EsTtvrz v ROMERO).-Tiene la
palabra el sefor Sanguily.
SR. SANGUILY.-Antes de decidir le preguntaria A
nuestro amigo el senior PArraga si no es cierto que to-
do el que compra una res, vaca, toro 6 buey, 6 todo
el que ya tiene una res de esta clase no ]e deja en al-
guna part de su cuerpo una marca; si todas la reses
tienen marcas......... (Seor Zayas: Todas no la tie-
nen.) No hay en el mundo una res que no tenga al-
guna marca, no hay en la Isla de Cuba ninguna res
que no tenga algin hierro. Yo le preguntaria al se-
fior PArraga si el que tiene en los moments de pro-
mulgarse esta ley una res con un hierro que puede ser
suyo 6 ageno y se ve en el caso de acreditai, su pro-
piedad, si no necesita acreditarla de alguna manera....
Sa. REcio.-Con el permiso del senior Presidente
voy A hacerle algunas observaciones al senior Sangui-
ly. El hierro no garantiza la propiedad sobre la res,


la garantiza si no hay prueba en contrario; hay que
demostrar la forma en que se adquiri6 la res y que le
galmente pertenece A quien la posee. De manera que
la res puede tenerse con el hierro del primitive posee-
dor, sea del extranjero 6 procedente de las crias del
pals. En donde estA la imposici6n del hierro, la ne-
cesidad de la marca, es en los terneros, en los que cre-
cen, en los que todavia no tienen hierro ninguno, y
para cuando se separan de la madre, esos son los que
hay forzosamente que marcar, en esto es donde estA
la raz6n por lo que la industrial pecuaria necesita una
exenci6n en favor de ella, no en su contra.- El sefor
PArraga se referia al poseedor de un chinchal, en
donde hicieran pocos tabacos y yo tengo que deeirle
que el tabac', no camina, y no necesita marca, si la
usa es un privilegio que debe de pagar; pero el gana-
do camina y va de una part A otra, per tanto es for-
zoso que tenga alguna marca y no un privilegio; el
hierro lo require la naturaleza del articulo, no la na-
turaleza de la industrial. Los poseedores de bueyes,
vacas, terneros y caballos no los hierran de nuevo al
adquirirlos, sino que los poseen con el hierro del ven-
dedor. La Ley dice que el que use un hierro de su
propiedad, el que quiera usarlo, es necesario inscri-
birlo para poderlo usar, pero en el Registro Pecuario
se inscribe con hierro 6 sin 61: si el ganado tuviera al-
guna sefia especial, ya por raz6n de su raza 6 por cual-
quiera otra circunstancia, tampoco tiene necesidad del
hierro para conservar su propiedad. Por molestar en
la oficina para justificar la propiedad del hierro es por
lo que se paga.
Vea el senior Sanguily como caben dentro del Pro-
yecto los beneficios que 61 quiere para los pequefios
propietarios de ganado; yo no me opondr6, como ha
hecho el sefor Frias, esa es opinion personal mia, y
yo lo que tengo que hacer es sostener el criterio de la
Comisi6n; para apoyarla necesito consultar el criterio
de mis companeros de Comisi6n; la mia es mi opinion
personal, que la retire en vista de la opinion de la
mayoria. Vea el senor Sanguily que eso es una re-
dundancia, que se puede decir lo mismo sin necesidad
del precepto que el senior Sanguily quiere aumentar
en el proyecto.
SR. PkRRAGA.-ComO el senior Sanguily tenia dudas
sobre eso, yo desearia saber si se ha satisfecho con las
explicaciones del senior Recio, pues seria innecesario
en este case que hiciera uso de la palabra, porque lo
habria de hacer en el mismo sentido.
SR. SANGUILY.--Para obviar retire la enmienda.
SR. PRESIDENT (EST~vEZ Y ROMERO).--Pues en-
tonces se pone A votaci6n el articulo; los seflores que
est6n conformes lo demostrarAn en la forma habitual.
(Aprobado.)
SR. SECRETARIO (FRiAS).-(Lee el articulo 8.)
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROM:TO).-Se abre dis-
cusi6n sobre este articulo.
Si. ZAYAS.-YO pediria que se me diera una expli-
caci6n de lo que significa este articulo.
Sa. PARRAGA.-Si el senior Recio me lo permit voy
A hacer una indicaci6n antes que 61 contest al senior
Zayas. Iba A preguutar justamente a la C!misi6n si
no entendia que el precepto constitutional que dispo-
ne que las leyes no tienen efecto retroactive es sufi-
ciente ya para hacer innecesario este articulo; porque
desde luego, promulgada una Ley que alter esa es-
cala es claro que se ha de aplicar A todos los expe-
dientes que se encuentren en tramitaci6n y en los que
no se hayan pagado los derechos de registro.
SR. RECIO.--Pido'la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO).-La tiene el
senor Recio.







DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO 21


SR. RECTO.-Se establece que el pago de la inscrip-
ci6n de marcas se puede efectuar durante la tramita-
ci6n 6 treinta dias despu6s de concedida la marca; de
manera que los expedientes en tramitaci6n estkn en
estos tres casos: unos en tramitaci6n sin haber paga-
do los derechos, otros en tramitaci6n habiendo paga-
do y otros que esperan la concesi6n para pagar los
derechos, no especificando el articulo A cuales aprove-
cha, vendria la cnesti6n de los que no estuvieran ins-
critos pero en tramitaci6n y hubieran ya pagado tres
pesos, los que en ese caso pedirian la devoluci6n del
peso, y como esto seria mAs dificil que beneficioso, yo
propongo que el beneficio acordado aqui s61o favorez-
ca A los hierros no inscriptos y los que est6n en tra-
mitaci6n sin haber pagado, pero no a los que hayan
pagado ya.
SR. PRESIDI)NTE (Es'rTvEZ Y ROMERO).--Esta else-
fior Zayas satisfecho?
SR. ZAYAS -Me doy por satisfecho.
Si. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROi3ERO).-Se somete
a votaci6n el articulo. (Es aprobado.)
Sa. SECRETARIO (FRIAs).-Moci6n. (Lee.)

((A SENADO:

En sesi6n anterior se present al Senado por los fir-


mantes de la present moci6n una proposici6n pidien-
do se acuerde que una Comisi6n de senadores y repre-
sentantes recomiende al Poder Ejecutivo la conccsi6n
de un indulto el dia 10 de Octubre pr6ximo; y como
alli se sefiala como limited para hacer la petici6n el
dia 1? de Septiembre actal, ruegan al Senado los pro-
ponentes que se consider extendido el plazo al dia
diez de Septiembre corriente.
Septiembre 19 de 1902.-- Moria Delgado.-Do-
mingo M1ndez Capote.-Jos6 de J. Monteagudo.-Sal-
vador Cisneros.-Adolfo Cabello.)

SR. PIESIDENTE (EsTVEZ Y ROMERO).--,Algfn se-
fior Senador quiere hacer uso de la palabra?
SR. ZAYAS.-YO estoy conform, sin que por eso se
entienda que acepto la moci6n 6 que esta que se acaba
de leer se refiere.
SR. SANGUILY.- Digo lo mismo que el senior Zayas.
(Se aprueba lI mo6oi6t en votaci;n ordinaria.)
Sa. PRESIDENT (ESTrVEZ Y ROMlERO).-Se levanta
la sesi6n. Para la pr6xima ordiuaria se citarA A do-
micilio. Para maiana, A las dos de la tarde, sesi6n
extraordinaria.

Hora: las seis y diez p. m.


NPRENTA DE RAMOLA Y BOUZA,-OISPO t%




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs