Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba.
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072699/00687
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
Physical Description: v. : ; 33 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Senado
Publisher: Rambla y Bouza
Place of Publication: Habana
 Subjects
Subject: Legislation -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began with: Vol. 1, 1902.
General Note: Description based on: 2. Legislatura vol. 2, no. 1 (abr. 6 de 1907); title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072699
Volume ID: VID00687
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001844861
oclc - 30331556
notis - AJR9135
lccn - sn 94026346

Full Text











DIARIO DE SESIONES

DEL

CONfRESO DE LA REPUBLICAN DE CUBA

PRIMERA. LEGISLATURE.

VOL. T. HABANA, 5 DE NOVIEMBRE DE 1902. N? XXXI


SENADO.

Vigtsima octava sesi6n ordinaria.-16 de Agosto de 1902


Presidencia del


Sr. Luis Estevez


y Romero


SUMARIO

Se lee y aprueba el acta de la sesi6n anterior.-Continda la discusi6n sobre el Proyecto de Ley Aran-
celaria Consular.


A las tres horas y treinta y cinco minutes de la tar-
-de, y bajo la presidencia del sefior Luis Est6vez y
rRomero, actuarido de secretaries los seilores Jos6 An-
tonio Frias y Manuel Ram6n Silva, comienza la sesi6n.
SR. PRESIDENT (ESTIVEZ Y RoME1io).-Se abre -la
sesi6n. El official de actas se servird dar lecture a,
la de la sesi6n anterior. (Se lee el acta.)
Sa. PARRAGA.-Pido la palabra para una aclaraci6n.
SR. PRESIDENT (ESTAVEZ Y RoMERo).-Tiene la
palabra el seflor PArraga.
SR. PARRAGA.-Al darse cuenta en el acta que se
acaba de leer, correspondiente A la sesi6n de ayer, de
la petici6n que yo hice de ciertas explicaciones a la
;comisi6n redactora del proyecto acerca del articulo
-11, creo que se dice, segfin he podido oir, que yo en-
tendia que los c6nsules tenian facultades para conce-
-der el uso de la bandera cubana y fu6 lo contrario:
yo dije que no la tenian. Me interest la rectificaci6n
'de ese concept.
S'SR. PRESIDENT (EsTFVIZ Y ROMERO).-EI seflor
secretario tomarA nota de la rectificaci6n pedida por
:el senior PArraga.
,Se aprueba el acta? (Seitales afirmativas.) Continfia
la discusi6n pendiente.
Sa. ESTRADA MOKA.-Pido la palabra.
S.i SR;:PREsIIENTiE. (Est~vz.- Y Roxi o).-Tiene la
palabra el senior Estrada Mora.
S"Si~r ESTRADA MORAi --Sefii8Pes sexiadores: .A1 discu-
-ti-seen Iase6stn de ayer:el-titalo de la',c-y ~a:ncels-
-ria:qie trata de o1s0asuintos-judiciales.:-y. de "otros 'd
diversa iridole de qiie habrAn de conocer los c6nsules
de la~ Repihblica, la comisi6n policit6 se suspendliese la


discusi6n de ese titulo porque en el seno de esta CA-
tnarA habian surgido dudas respect de determinadas
facultades de los c6nsnles y muy especialmente de
aquellas que ]e permiten percibir derechos arancela-
rios por ciertos actos que correspondent a los jueces
ordinarios del pais. Y se sunpendi6 el debate para
que.la comisi6n tuviera tiempo de hacer un studio
mas amplio sobre el particular y traer ideas concretas
a la sesi6n de hoy.
Dos problems se presentan A ]a consideraci6n del
Senado, relacionados con este asunto. Es el primero:
determinar cull es la verdadera funci6n del c6nsul al
ejercer 6 realizar actos que, dentro del territorio de la
Repfiblica, corresponderlan A los jueces ordinarios.
,Procede en esos casos como juez, 6 como funcionario
especial con facultades extraordinarias dadas por la
ley? Y el segundo problema: Si, de estimarse que
ejerce las mismas funciones que un juez ordinario en
territorio de la Repfiblica, tiene derecho A cobrar
emolumentos con arreglo a ]a ley arancelaria 6 n6,
dado el precepto del articulo 84 de la Constituci6n.
En cuanto al primer problema, yo sostengo, seflo-
res senadores, que el c6nsul no es, no puede ser consi-
derado como un funcionario judicial. El consul, de
las funciones que dentro del territorio de la Repibli-
ca correspondent A un juez, solo ejerce aquellas que la
ley le confiere.
Los m4s modernos entire los tratadistas de derecho
international hait definido.con admirable precision
-los deberes y las facuiltades de que se hall revestido
-un c6nsul.
SEn cianto a las que se le otorgan para intervenir
en determinados actos que en la Repfiblica correspon-







2. DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO


derian A la jurisdicci6n contenciosa 6 voluntaria, ante
los jueces 6 tribunales ordinarios, todo depend delas
mismas leyes que facultan su nombramiento y de los
tratados con otros praises concertados.
Los principios de derecho international, pues, se de-
ben regular en la prActica. De manera que, en tanto
en cuanto la Republica de Cuba no conceda A los c6n-
sules facultades para intervenir en ciertos actos en
los cuales 6 para los cuales se require una jurisdic-
ci6n especial, este arancel, que se ajusta A la buena
doctrine, confiere A los c6nsules facultades especiales,
no como jueces, no como delegados de la administra-
ci6n de justicia de la Repfiblica, sino como funciona-
rios especiales, para facilitar A los ciudadanos cubanos
en el extranjero la legalizaci6n de determinados actos
y por eso la comisi6n ha procurado limitar esas facul-
tades sin que pnedan intervenir en otros, como por
ejemplo: ((una declaratoria de derechon que correspon-
de finica y exclusivamente A un tribunal ordinario,
prescindiendo del precedent sentado por otras nacio-
nes, como Italia, Francia y Espafia que facultan A sus
c6nsules para tramitar recursos declarativos de mayor
cuantia y hasta para pronunciar sentencia declarato-
ria de derecho.
Yo insist, pues, en sostener que el consul no debe
ejercer funciones judiciales; que si en el arancel se ca-
lifican algunos de sus actos de (~asuntos judicialesb)
obedece el calificativo, en primer t6rmino, A la indole
judicial de lo. mismos y despu6s, A que algfin nombre
hay que dale al acto en qu6 el c6nsul desempefia
fuuciones de juez, no como tal juez sino por virtud de
las facultades especiales que el Gobierno de la Repuf-
blica le dA.
Como consecuencia 16gica: tiene el c6nsul derecho A
percibir los derechos que en el arancel se sefnalan.
Mks, insisted los que piensan en contrario que las
funciones que ejerce el c6nsul en los casos indicados
le colocan en las condiciones de un juez en territorio
de la RepAblica y en ellos se basan para oponerse
A que perciban los derechos sefialados. Y estAn en
un error.
Fijense sin6 en el articnlo 84 de la Constituci6n. Su
texto es terminante: (La justicia se administrarA gra-
tuita (en todo el territorio de la Repfblica., 4Por qu6
los autores de nuestra carta magna expresaron en es-
to articulo que la justicia habia de administrarse gratuita
,en todo el territorio de la Rep~tblican,
SR. MORUA DELGADO (interrunipiendo).--Pido la pa-
labra.
SR. ESTKADA MORA (continuando).-La verdadera
interpretaci6n de este articulo no la he podido encon-
trar en el Diario de Sesiones de la Constituyente.
No hubo discusi6n. El articulo qued6 aprobado. A
nadie se le ocurri6 investigar la idea que A su autor
animara. De manera, que, hoy, no es fAcil obtener la
interpretaci6n aut6ntica de ese precepto. La fnica
fuente, el Diario de Sesiones de la Constituyente, como ya
he dicho, no la contiene. En este caso hay que buscar
un ejemplo prActico en paises que puedan servirnos
de modelo y nos fijamos, al acaso, en los Estados
Unidos.
El arancel americano faculty a sus c6nsules para
percibir derechos por todos los actos en que interven-
gan, como intestados, testamentarias, etc6tera: actos
todos de carActer judicial. Por eso, la comisi6n sostie-
ne el titulo de la ley arancelaria tal como se encuen-
tra redactado, salvo las modificaciones que vayan ha-
ci6ndose en determinados articulos, aumentando 6 re-
duciendo los derechos. La comisi6n sostiene la facul-
tad del consul para intervenir en determinados actors
que dentro de la Rep(blica correspondent a la jurisdic-


ci6n ordinaria civil y el derecho A percibir emolumen-
tos por esos actos en que intervengan, porque, como de-
cia ayer el senior Bustamante, de conformidad con lo
que sostienen todos los autores de derecho internacio-
nal: ((La ficci6n de derecho que sostiene el territorio de
una naci6n en territorio extranjero no tiene nada que
ver con los c6nsules, porque ellos no tienen el derecho
de la extraterritoriedad. De esos derechos.solo dis-
frutan los agents diplomaticos, como disfrutan de to-
das las inmunidades y privilegios, porque son los ver-
daderos representantes del Estado, funcionarios espe-
ciales para los casos determinados en la ley 6 para
todos aquellos que les confiera el gobierno de la naci6n
que los nombra. Yo no s6 si he logrado ser lo bastan-
te explicit. He procurado ser breve porque deseo oir
la opini6n de algunos de mis compafieros.
SR. MORUA DELGADO.-Pido la palabra.
SR. PRESIDENTS (EsIAVEZ Y ROMERO).-Tiene la
palabra el sefior Morfia Delgado.
Sa. MoUUA D)LGAno.-Sefiores senadores: En el
Senado, hay muchos de los individuos que tomaron
part en la Convenci6n y discutieron la Constituci6n
que hoy ios rige.
Ese articulo que se cita, con el ndmero 84 de la Cons-
tituci6n, correspondia A la base l" de la secci6n 160 del
proyecto de la Constituci6n que present la comisi6n
redactora. La base decia: aLa justicia se administra-
ra gratuitamente,)) esto y nada mAs que esto. El ar-
ticulo fu6 aprobado sin discusi6n. Nadie, absoluta-
mente nadie, habl6 alli, ni pens6, A mi juicio, en con-
sulados ni en representaciones exteriores. Se intent
con esto que se dice aqui, tan clara y tan escuetamen-
te, expresar que la justicia no costaria ningfn dinero
.en Cuba. Naturalmente, parece que la Comisi6n de
estilo, dAndole claridad, 6 queri6ndole dar claridad al
articulo, agreg6 esto otro que no estA en el proyecto,
hi en la base aprobada. Dice el articulo 84: (La justi-
cia se administrara gratuitamente en todo el territo-
rio de la Repfiblica;a de manera que las palabras fen
todo el territorio de la Repfblican fueron agregadas
por la comisi6n de estilo, estimando que no le quitaba
ni le ponia nada al fondo de la cuesti6n.
Ahora result que esas palabras lejos de haberle
dado claridad, parece hab6rsela quitado, puesto que
por lo que dice el senior Estrada Mora, he entendido
que debe administarse gratuitamente la justicia en el
teiritorio de Cuba, pero que fuera del territorio de
Cuba puede ser otra cosa. Yo entiendo lo contrario,
yo entiendo que los consulados de Cuba en el extran-
jeo deben hacer exactamente lo mismo que los fun-
cionarios que en Cuba desempeflan la judicatura. Si
el c6nsul en algin caso ejerce funciones de juez debe
sujetarse A lo que haria un juez en Cuba, porque en
aquel instant no es otra cosa que un juez mAs 6 m6-
nos temporal.
De manera, que si alguna duda tenia el senior Es-
trada Mora respect & la redacci6n de este articulo, y
entendi6 que por decir lo que dice, queria significar
que fuera del territorio de Cuba no debe ser gratuita
la justicia administrada por los c6nsules, no debe per-
severar en la idea que la mente de la Convenci6n fu6
expresar que la justicia seria administrada gratuita-
mente on Cuba, pero no fuera de su territorio.
SR. ESTRADA MORA.-Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO).-La tiene el
senior Estrada Mora.
SR. ESTRADA MORA.-El problema que estamos de-
batiendo, result tan interesante como intrincado.
Nos encontramos con la necesidad imperiosa de con-
ceder A los c6nsules de la Reptblica en el ejercicio
de eus funciones, facultades que, aqui, en territorio







DMARIO DE SESITO-NES DEL CON Gkh-SO..E--SRA1)


national, correspondent exclusivamente A los jueces y
tribunales ordinarios. Suelen ocurrir, ocurren con
frecuencia en el extranjero actos de jurisdicci6n vo-
luntaria y asuntos de comercio, que son innumera-
bles. De todos ellos tienen que conocer los c6nsules.
4PorquB? Porque esta ley les confiere esa facultad.
Pero esos actos realizados por el c6nsul, insist en re.
petirlo, no puedon ser considerados propiamente co-
mo actos judiciales. Son funciones judiciales que la.
ley organica les concede, que les conferimos nosotros al
aprobar esa ley y que se amplian 6 modifican por los
tratados quo en lo sucesivo celebre nuestro gobierno
con los del pais en que residan.
MAs adelante, Ilegado el moment, procurar6 expli-
car aquellos casos en quo al redactarse un tratado se
consignen estipulaciones concediendo a los c6nsules
facultades para intervenir en la justicia penal, facul-
tades que les otorgan los gobierno- contratantes.
Y nos encontramos conque, con sujeci6n al C6digo
Civil pueden conocer los consules en el extranjero de
inscripciones de cindadania, p6rdida y adquisici6n de
la misma, matrimonios, etc6tera.
Y como de esos casos conocen en territorio de la
naci6n los jueces municipals, ha tenido muy buen
cuidado el C6digo en consignar que los c6nsules y los
vice-c6nsules al actuar en ellos ejercen las funciones
de dichos jueces. De modo que, es 6 result una fa-
cult-id especial que se ]e concede al consul. f,Con qu6
idea? jCon qu6 fin practice? Con el de facilitar que
los ciudadanos del pais que se encuentren fuera del
territorio de la Repfiblica no tengan que sufrir incon-
venientes y perjuicios, no se vean precisados, abando-
nando tal vez intereses importantes, A venir al terri-
torio national A realizar esos actos cuando en la ma-
yor part de los casos tienen su domicilio en el pais
extranjero donule solicitan realizarlo sin comprometer
sus derechos A la nacionalidad cubana, con sujeci6n
a las leyes de esta naci6n.
Tratandose de testamentos, disposiciones de fltima
voluntad, poderes, etc6tera, ejerce el consul funciones
especiales de notario.
Tratandose de acto- relacionados con el comercio
maritimno son tambi6n amplisimas las facultades: el
otorgamiento de las escrituras de compra-venta de un
barco, las averias, el abandon del barco, el cambio
de forma y de nombre, del barco, el cambio de capi-
tan, las iuscripciones del roll, de todos esos actos de-
be conocer el consul y en todos ellos actual como no-
tario, ejerce funciones notariales.
De modo que es indispensable que nosotros com-
prendamos dentro de ese arancel que estamos discu-
tiendo, todos esos actos en que el c6nsul puede inter-
venir y el finico problema que quedaria entonces por
resolver, se reduce simplemente a si deben 6 no los
c6nsules percibir derechos al realizar esos actos, te-
niendo en cuenta el articulo 84 de la Constituci6n.
Yo sostengo que si. Primero, porque para mi el
fundamento principal consist en que las funciones
especiales del c6nsul no constituyen funciones de juez
ni de notario por el hecho de su nombramiento, por-
que el c6nsul no es Notario, ni es Juez, sino un c6n-
sul con facultades especiales determinadas y concre-
tas. Mas, en el supuesto de que asi no se entendiera,
sigo sosteniendo lo que decia antes. De ese precepto
Constitutional, y precisamente los arguments ex-
puestos por el senior Morfa Delgado dan mas fuerza
A mi afirmaci6n, no he encontrado en el cDiario de
Sesiones, de la Constituyente la interpretaci6n aut6n-
tica, porque la base de que forinaba part este articu-
lo fu6 aprobada sin debate, con solo unas palabras


que ley6 el senior Morfia. En el texto official de la
Constituci6n la comisi6n de estilo, y si no la comisi6n
de estilo, no se yo quien seria, agreg6 esas palabras:
(En todo el territorio de la Repiblica,, y yo pregun-
to, ,por qu6 se agregaron esas palabras?- ,Acaso la
comisi6n de estilo pensaria precisamente en todo 6sto:
en que esos c6nsules en el extranjero van ( realizar
actos como Notarios, actos como Jneces y actos que
les confieren especialmente las leyes y trarados, hasta
tal punto que hay paises en que su jurisdicci6n se ex-
tiende hasta el penal?
SR. SANGUILY.-Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (EsTriv Y ROMERo).-Tiene la
palabra el sefor Sanguily.
SK. SANGUILY.-Refiriendome A la alusi6n que ha
tenido la bondad de hacer a la Comisi6n de Estilo el
senior Moria Delgado respect al articulo 81 de la
Constituci6n acerca de la Administraci6n de Justicia,
he de decir, primero, que la comisi6n no vari6 nada.
El articulo tal como estA hoy en la Constituci6n, es-
taba cuando recibi6 el encargo de corregirla la Comi-
si6n de Estilo. ,nQui6n lo redact6 en esos t6rminos?
Lo ignore. En el texto impreso ya por orden de la
Convenci6n en el que se hicieron las correcciones de
estilo, esta la frase tal como aparece hoy en la Cons-
tituci6n, adoptada oficialmente, quizA asi no haya
sucedido respect de la base nfimero 16.
SSn. MORUA DBLGADO.-Secci6n 16, base primer.
Sa. SANGUILY.-Esta base se ha redactado asi por
quien quiera que haya introducido las reforms, por-
que seria un precepto abstract, impropio de una Cons-
tituci6n, el decir solamente que la (justicia se admi-
nistrara gratuitamente,. Debia decir algo mas. (La
justicia se administrara gratuitamente i,d6nde se ad-
ministrara gratuitamente? ((en la Repfiblica Cubana).
Aqui entra la raz6o de haberse inclaido la palabra
En aquellos moments en la Convenci6n luchaban
dos tendencies, Ja tendencia unitaria moderada y la
tendencia mas 6 menos inmoderada, regionalista y fe-
deral. Esta tendencia trataba de realizar en Cuba
algo anAlogo, por artificio 6 invenci6o momentanea y
escritural, A lo que en los Estados Unido.s habia sido
obra de las circunstancias y de la Historia, es decir,
la organizaci6n de un Estado federal.
Lucharon aquellasdos tendencies yresult6 esta Cons.
tituci6n que para unos no es de lo mejor, aunque para
otros parece que es excelsa, pero que de todos modos
es una Constituci6n algo peculiar, y de ahi es que Ileve
en si una buena condici6n, la de que parece qut acert6,
por lo menos, en la soluci6n intermedia de aquellas dos
tendencies contrarias. Los que eran partidarios de la
unidad temian que alguna vez los partidarios de la fe-
deraci6n, si 6sta por unensanche naturalpromovido por
el tiempo llegara A realizarse en la practice, estable-
ciesen leyes propias 6 modificaciones de las leyes gene-
rales de manera que se rompiera la unidad de la Repi-
blica al extreme de establecerse en su territorio, 6 en
alguno de sus territories, una justicia que no fuera
gratuita; y para evitar que esto sucediera se consign
el precepto constitutional de que la nistrara gratuitamente en todo el territorio de la Re-
pfiblica,. Estas palabras nos exp'icanla tendencia que
afortunadamente domin6 en la Convenci6n, y ademis,
es probable, como ha dicho esta tarde nuestro compa-
iero el senior Estrada Mora, que algunos abogados
que tomaron parte, no en la Comisi6n de Estilo, sino
en las discusiones de la Constituyente, tuvieran entire
estas razones ya apuntadas, tambi6n las razones que ha
expuesto el senior Estrada Mora, de que acaso fuera
necesario que ejerciera un funcionario, un delegado







4 iMARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.--SENADO


de la Repfblica en el extranjero, funciones judiciales.
Pero, por otra part, los c6nsules, si en algunos luga-
res, por algunas resoluciones de otras naciones, ejercen
ciertas facultades verdaderamente judiciales, no son
en esencia cmpleados judiciales, es decir, que no son
Jueces, ni por esta ley, creo que tampoco por la de la
organizaci6n del Cuerpo consular, tienen ni han de
tener otras funciones que las propia y evidentemente,
consulares.
En este arancel que estamos discutiendo, cabalmen-
te cuando el Senado llegue al articulo 72, vera que
parece otorgArsele al c6nsul ciertas facultades judicia-
les, pero que pugnan precisamente con el articulo 736
del C6digo Civil, y cuando llegue al articulo 43
asi mismo vera que se otorgan determinadas fa-
cultades que pugnan con el articulo 73 de la Ley
de Enjuiciamiento Civil, y cuando llegue al 44 y 45
verA tambi6n que ciertas atribuciones que alli se
conceden pugnan con otros articulos del C6digo
Civil. AllA Ilegaremos, pero puntualicemos estos
extremes. Mientras tanto no se concedan en este
arancel notarial, facultades judiciales. Los c6nsu-
les, en realidad, no son Jueces; los c6nsules son unos
empleados especiales que pueden tener toda clase de
atribuciones que las leyes del pais que represented
les atribuyan; atribuciones que se les conceden, segftn
las circunstancias, segfn los Tratados y segfn las le-
yes del territorio donde deban egercer sus funciones. Es.
el c6nsul un empleado de naturaleza sui generis, pecu-
liarisima; represent alli donde esta todo el pals le
donde proviene, en el orden mercantil, en el orden de
los negocios, en el orden de la propiedad, y cuando tie-
ne alguna facultad 6 ejercita alguna atribuci6n que
semeja A las atribuciones judiciales, son relatives a
asuntos referentes a la propiedad; porque raro es
aquel lugar donde el c6nsul ejerza una funci6n, por
ejemplo, en que se le permit autorizar un matrimonio,
y aun respect del matrimonio puede ser funci6n es-
pecial en algunos cases la que ejercite pero no es fun-
ci6n estrictamente judicial en todos los lugares.
Por tanto creo que debe aprobarse que en este aran-
cel se incluya una secci6n con el nombre de ,asuntos
judicialesn; dudo que en realidad no se falta A la
Constituci6n. porque los c6nsules ejerzan funciones
semejantes a las judiciales..
SR. MoRUA DELGADO.-Pido ]a palabra para recti-
ficar.
SR. PRESIDENT (EsTEVEZ Y ROMERO).-La tiene cl
sefior Morfia Delgado.
SR. MORUA DELGADO.-Tiene raz6u el senior San-
guily; no fu4 la Comisi6n de Estilo la que realize esa
modificaci6n. Cuando se present esta Base no hubo
discusi6n; de manera que se acept6 diciendo simple-
mente que la justicia se administraria gratuitamente.
Pero despues se nombr6 una comisi6n para el articu-
lado, compuesta de los seilores Leopoldo Berriel, como
President, Gonzalo de Quesada, Juan Gualberto 06-
mez, Rafael Portuondo, y, como Secretario, el senior
Bravo y Correoso; esta comisi6n es la que al redac-
tar la Base Primera de la Secci6n 16, redact6 el
articulo 84 de la siguiente manera: ((La justicia se
administrarA gratuitamente en todo el territorio de la
Repfiblican.
SR. ZAYAS. -Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y RoMERO).-Tiene la
palabra el senor Zayas.
SR. ZAYAS.-YO habia pedido la palabra con motive
de las alusiones al acuerdo de la Convenci6n Consti-
tuyente.
Segftn he podido ver en el (Diario de Sesiones) de
aquella Convenci6n, no fu objeto de discusi6n la base


a que correspnnde el articulo 84 de la Constituci6n,
porque la Constituci6n fu6 redactada primero en ba-
ses, que un% vez aprobadas se pasaban A una co-
misi6n, que es aquella indicada por el senior Morfia
:Delgado, para que las articulase. Esa comisi6n fuM la
que coloc6 en e-se articulo la frase final ((en todo el te-
rritorio de la Repfiblica,; pero al darse cuenta con el
articulo fu4 6ste tambien aprobado sin discusi6n algu-
na. De manera que la Convenci6n Constituyente acep-
t6 al aprobar el articulo, aquella modificaci6n, quizias
sin darse cuenta de ella; pero ese acto indica que no
se le atribuy6 tal importancia que pudiera modificar-
se el sentido en que primero se aprobh la Base.
En cuanto a mi debo manifestar que mi intenci6n
al aprobar ese articulo, primero en la forma en que
estaba cuando vino como base y despu6s cuando vino
ya con un nfmero de orden dentro del articulado de
la Constituci6n, no fu4 la de exclnir las funciones ju-
diciales de los c6nsules, y aun confieso que para nada
me acord6 de los c6nsules, ni pens6 en aquel moment
que pudieran realizar funciones judiciales algfn dia.
De manera que la frase (ten todo el territorio de la
Republican, en cuanto A mi voto, no significaba, como
ha querido indicar el senior Estrada Mora, que preci-
samente se tenia en cuenta la posibilidad de que los
c6nsules ejercieran funciones judiciales, y como 6stas
habrian de realizarse fuera del territorio de la Repf-
blica, se excluian de lo preceptuado en el articulo 84
de la Constituci6n.
Si yo hubiera pensado entonces que los c6nsules ha-
brian de ejercer funciones judiciales, los hubiera
comprendido en la prohibici6n do percibir derechos,
considerando gratuitas esas funciones.
Ahora, en cuanto 4 lo que dice el senior Sanguily,
creo que los c6nsules estAn facultados por el C6digo
Civil para realizar matrimonios, de manera, que en
cuanto a este particular es indudable que es possible,
sin que ello implique que nosotros alteremos en nada
la Legislaci6n vigente, fijar derechos consulares por
la realizaci6n de ese acto. En mi particular entiendo
que no debe ser funci6n propia de los c6nsulei todo
-lo que sea apartarse de esos actos urgentes, como son
la prevenci6n de los abintestatos, la formaci6n de los
inventarios de bienes, las aperturas de testamentos
cerrados, que exigen el reconocimiento de firmas de
individuos que se encuentran en la localidad en que
resida el c6nsul, y que seria, por tanto, dificil hacer
el reconocimiento en otro lugar; y para esos actos
que no tienen verdadero carActer judicial por cuanto
no se juzga de nada ni se resuelve nada, y si lo tienen
de notarial, les fijaria derechos consulares como lo
hace el Arancel; pero no lo haria on lo relative a ex-
pedientes de jurisdicci6n voluntaria, operaciones y
adjudicaci6n de herencia, que afin debiendo ser fun-
ciones consulares, son de origen extrictamente judi-
cial.
SR. PRESIDENT (ESTIVEZ Y ROMERO).-La Presi-
dencia estima que el punto ha sido suficientemente
discutido y lo somete, por tanto, a votaci6n. Los se-
flores senadores que esten conformes en que subsist
el titulo ((Asuntos judiciales y de indole diverse, se
servirAn indicarlo en la forma convenida. (La mayoria
de los senores senadores aprueba.) Queda aprobado.
(Se leyeron y aprobaron: los aticulos 38, 39, 40 y 41
sin discusibn, salvando su voto en lo que respect al 38 el
senior Cisneros.)
SR. SECRETARIO (SILvA).-Articulo 42 (lee.)
Sit. SANcGILY.-Pido la palabra en contra.
SR. PRESIDENT (EsrTVsz Y RoMERo.)-Tiene ]a
palabra el sefor Sanguily,
SR. SANGUILY.- Antes que nada no es lo mismo tej-







DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO 5


tamento ol6grafo que testamento abierto; por tanto.
no sele puede opener ael testament cerradon. Adem4s,
los c6nsules no pueden abrir testamentos, porque so
opone a eso el articulo 736 del C6digo Civil, 6 virtud
del cual deben remitirlos con ias-partidas de defunci6n
A la Secretaiia de Estado
Su. ESTRADA MORA.-Pido la palabra.
Su. PRESIDEN'IE (EsTEVEZ Y RoMERO).-La tiene el
:seior Estrada Mora.
SK. ESTRADA MOaA.- Sostengo el articulo tal como
esta redactado, porque no se hall en contradicci6o ni
much menos en oposici6n con lo que establece el ar-
ticulo 736 del C6digo Civil. El C6digo Civil, cuando
trata del testament cerrado, cuando trata del testa-
mento ol6grafo. otorgado en pais extranjero, dice: (El
Agente diplomatico 6 consular, en cuyo poder hubiese
depositado su testament ol6grafo 6 cerrado un cuba-
no, lo remitir4 al Ministerio de Estado cuando fallez-
eca el testador, con el certificado de defunci6n,. (El
Ministerio de Estado hara publicar en la ((Gaceta, laI
noticia del fallecimiento, para que los interesados en
la herencia pnedan recoger el testamento y gestionar
su protocolizaci6n en la forma prevenida,.
Este no es el caso 6 que se refiere este articulo; este
artiiulo se refiere al caso en que el Agente diplomiti-
co 6 consular sea el depositario del testament.
Esie articulo se refiere al caso en que un ciudadano
cubano hubiere depositado el testamento y en este ca-
so ni el c6nsul ni el agent diplomitico pueden abrir
el testament porque no son mhs que depositarios
porque ignoran qui6nes son los herederos y lo que se
dispone en el testamento; tampoco existed disposici6n
especial algfina para que alguien abra 6 rumpa el so-
bre de un testament ceri ado.
De modo que aqui en el caso A que se refiere esto
articulo el c6nwul no es mas que el depositario: su
obliga -i6n con arreglo A un articulo de esta misma
Ley Arancelaria aprobado ya, es la de remitir el acta
-del testament cei radio A la Secretaria de Estado.
Ademas, en el r,-glamento de la Ley Consular ya se
Ic dice tambi6n al c6nsul lo que debe hacer en ese ca-
so: cuando e- simple depositario 6 cuando ante 61 se
otorgue e! testamento cerrado, levant el acta y esa
acta la remite al Secretario de Estado y el test-mento
lo entrega al tcstador si 6ste no lo nombra depositario.
El caso a que so refiere esta ley es el sigiente: un
ciudadano on el extranjero otorga testament ante el
-c6nsul 6 ante un ,otario de la, nacin en que se en-
cuentra y le entrega A dep6sito ese testamento A un
.amigo. Inmediatamente despu6s de su fallecimiento,
con arreglo A un articulo del C6digo Civil que dice que
todo aquei que tenga en su powder testamento ol6gra-
fo 6 cerrado esti obligado a pre-entarlo ante el Juez,
se encuentra ese amigo, A causa del fallecimiento del
testador, en la obligaci6n de venir a Cuba A darle al
Juez el t-stamento que se le entregara, pero se o1 en-
trega al c6nsul porque nosotros le damos esa facultad
ahora 4 los c6nsules para recibir en dep6sito dichos tes-
tamentos para facilidad de 1 s ciudadanos cubanos
-que se encuentren en ese caso especial.
Ese c6nsul abre el testament, cita A los testigos,
identifica la firm del testador y en fin practice todas
las diligencias que el C6digo Civil determine para
buscar la autenticidad del document y nada mAs
Vienen los herederos y quieren tiamitar aquella tes-
tamentaria ante el c6nsul y lo hacen en virtud de un
articulo que acabamos de aprobar. No quieren haccrlo
y piden al 6nsul copia de todas las diligencias que cl
consull haya practic.ido y 6ste se la dar't, porque ha-
brA necesariamente el c6nsul de practical estas dili-
geucias a que antes me referi, porque asi precisamen-


te so facility la busca de esa autenticilad, porque es
mas ficil la citaci6n de los testigos y la prActica de
todas esas operaciones que correspondent 6 que tienen
por oljeto acreditar la autenticidad de un document
en el mismo punto donde s" otorg6.
En este caso el c6nsul procede a la apertura y pro-
tocolizaci6n del testammenlo cerrado ft ol6grafo, pero
no hara tal cosa cuando se trate de testamentos de los
cuales no es mis que un simple depositario. En este
caso tendra que hacer lo que la Ley le ordene.
Sit. SANGUILY.-Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTrVEZ Y ROMAERO).-Tiene la
palabra el senior Sanguily.
Si. SANGUILY -Ruego al seflor Estrada Mora me
haga el favor de c.tar el articulo del '6digo Civil en
virtud del cual los c6nsules pueden abrir un testa-
mento.
SR. ESTRADA MORA.-Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (Es'IVEZ Y RolIERO).-Tiene la
pa'abra el sel r Estrada Mora.
So. ESTrRADA MORA.-El articulo 690 dice: aLa per-
sona en cuyo Ioder se hall depositado dicho testa-
mento debera presentarlo al juzgado luego que tenga
noticia de la muerte del testador, y, no verificindolo
dentro de los diez dias siguientes, serAi responsible de
los dafios y perjuicios que se causen por la dilaci6n.
Tambi6n podri present lo cualquiera que tenga in-
ter6s en el testamento como heredero, legatario, alba-
cea 6 en cualquier otro concept.
,Qui6n me impide A mi que yo, ahora, en Francia,
otorgue un testamento con arreglo A esta Ley? Tan
pronto c mo yo fallezca la obligaci6n, con arreglo A
esta ley que rige, es presentarlo al juzgado y proceder
A su appertura ante el c6nsul.
"R. SANGuILY.-Yo sostengo que se opone A 6sto el
articulo que cit6 del C6digo Civil, y nada de lo que el
senior Mora ha albgado ha demostrado lo contrario.
SR. PRESIDENT (ESTIVKZ Y ROMnuo) --El senior
Sanguily solicit de used, sefnor Estrada AMoia, la lec-
tura de un articulo del C6digo.
SR. ESTRADA M.,RA.-Me hace el favor, senior San-
guily, de decir cual es su duda?
SR. SANGr .Y.-No es duda, es afirmaci6n en cuan-
to al articulo 4'2 en que aparece que el c6nsul puede
abrir el testamento cerrado ol6grafo, por ciya opera-
ci6n cobra en el arancel; mientras que segfn el articulo
736 del C6digo Civil no puede abrirlo sino que una
vez entregado ese testament y protocolizado, cuando
sabe que el quc lo dict6 ha muerto, debe enviarlo a la
Secretaria de Gobernaci6n con la partida de defunci6n
del autor del testament,
Su. ESTRADA iMoR.-Pido la palabra.
St. PKESIDINTE (ESIEVEZ Y ROMERO.-La tiene el
senor Fstrada MIhra.
SR. ESTRDA MORA.-YO vuelvo A insistir, sefores
senadores, en que ese no es el caso. El articulo 736
del C6d*go, Civil no se refiere a esos casos Se refiere A
los casos claros y terminantes, y dice el articulo: (El
Agente diplomi'tico consular, en cuyo powder hubiese
depositado nn testamento ol6gr,-fo 6 cerrado &.)
De manera que si 61 otorga el testament ante el
c6nsul y le da el caricter de depositario del testamen-
to, no puede abrirlo de ninguna manera. Se abre el
testament ol6grafo cerrado cuando hay personas que
se lo presented, p ro no cuando 61 lo guard con arre-
glo al precepto del C6digo y a este articulo del regla-
men to.
St. PARRAGA.-Pido ]a palabra.
Si. PIeSIDENTE (ESTVE:Z Y lOMERo).-La tiene el
senior PArraga, pero antes he de recabar del Senado la








6 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO


pr6rroga de una hora mAs ,Se prorroga? (5eiales ofir-
mU.t iu.)
S1B. PARRAcA.-El p'ecepto consignado on el articu-
lo 42 del arantcel que estamos discutiendo, A que se
refiere el senior San-uily, se explica, a mi juicio, por'
la existencia probable de una facultad que el senior
Fstrada Mora debe conceder en la Ley organica que
tiene en studio la comisi6n que entiende eu este
asunto, en la que debe auti.rizarse a los c6nsules para
realizar estas aperturs (de testamentos cerrados y el
reconocimiento de la.s firms de los testamentos ol6-
grafos. De otro modo que no -ea respondiendo asi a
un criterio como 6ste. adoptado ya, repito, en otro pro-
yecto de ley que con 6ste curresponde, no tiene justifi
caci6n el precepto arancelario, como el seluor Sanguily
indicaba. Tiene raz6n, A mi entender, el selnor Estra-
da Mora en cuanto afirnia que el articulo del C6digo
Civil que se citaba solo obliga al c6nsul a remitir A la
Secretaria de Estado el testamento cerrado que obrara
en su poder, cuando tuviera noticia official del falleci-
miento del testador; pero el articulo que en este caso
hay que a.plicar, prescindiendo, por supuesto, de
que ileguemos a tener otra legislaci6n, de todo
proyecto que trate de traer la comisi6n para lo fu-
turo, es el articulo 714 del C6digo Civil. Resul-
ta, que con arreglo al C6digo Civil no hay otro
procedimiento possible para abrir un testament cerra-
do qae el que so determine en la Ley de Enjuicia-
miento Civil. y la Ley d. Enjuiciamiento Civil deter-
mina en ei Titulo 79, Libro 3? de su Prime a Parte,
cuando habla ,De la apertura del testament cerrado
y protocolizaci6n de las memories testamentarias.) que
el que tenga en su poder algfn testamento cerrado,
deberA presentarlo al Juez competent, tan luego co-
mo sepa el fallecimiento del otorgante), determinando
el articulo 63 de la misma Ley, en su regla 22 qui6n
es ese Juez competent, que es el del lugar del otor-
gamiento.
De manera, que con arreglo al precepto del C6digo
Civil, que es el que nos rige hoy, y 6 la Ley de Enjui-
ciamiento Civil, no hay mas que una autoridad en la
Repfiblica que tenga jurisdicci6n para abrir un testa-
mento cerrado, y esta es el Juez que por raz6n de la
material sea competent para ello: es decir, la autori-
dad judicial.
Y si (el testimonio cerrado pasamos al ol6grafo, re-
sulta que los articulos 689, 891 y siguientes diel C6digo
Civil determinan con qu6 formalidades se protocoliza
el testamento ol6grafo, atribuyendo tambi6n A la ju-
risdicci6n ordinaria la competencia para entender de
esas diligencias.
De manera, que mientras no haya un precepto en
la ley, y todavia no lo hay, que autorice A los c6nsu-
les para que ellos puedan abrir los testamentos cerra-
dos y protocolizarlos y hacer lo mismo con los ol6gra-
fos, ha.sta que esa disposici6n se dicte, habrA que ate-
nerse A ese respect a lo que dispone el C6digo Civil
en sus articulos 714, 689 y 891 y siguientes y el Titu-
lo 7? del Libro 39, Segunda P'arte, de la Ley de En-
juiciamiento Civil, que atribuyen la competencia en
ambos casos inicamente A los jueces que lo sean en el
ejercicio de la jurisdicci6n ordinaria.
Entiendo, por consiguiente, que ese articulo huel-
ga, en tanto no haya disbosici6n sustantiva que lo
autorice.
SK. ESTRADA MnORA.-Pido la palabra.
Sa. PRESIDENT (ESTiVKZ Y ROMERO).-La tiene
el senior Estrada Mora.
Si. ESTRADA MORA.-Realmente no he comprendi-
do el argument del seflor PArraga, porque 61 sostiene
que ese articulo huelga, si no hay una disposici6n on


la Ley qne le d6 facultades al c6nsul para intervenir
en e os actos. Y yo le pregunto al senior IPrraga. ~des-
de el moment en que se (lice on unna Ley arancelaria
ppor las actuaciones de apertura de un testamlento o16-
grafo 6 cerrado, ademas de los derchos de protocoli-
zaci6n,)) se le dan 6 no se le dan facultades al c6nsul
para que intervenga en esos actos? Pero si se cree que
no estA bien claro el articulo, aqui teernos el 51.
Se dice que no es posib e fijar una cantidad por el
acto que el consul realize. y sin embargo, se han apro-
bado otros articulos, precisamente, semejantes, sin
que se haya negado ese derecho. Ya he dicho antes que
el c6nsul es un funcionario especial; de manera que no
tendrA mas facultades que las que le damos.
SYo he procurado concretar aqui todos csos preceptos,
porque el senor PArraga sabe que generalmente las le-
yes y much mas las arancelarias han de s-r muy con-
cretas, lo mas concisas po.ibles; porque no vamos A re-
petir en cada articulo del arancel articulos de la Ley;
ni vamos a explicar lo que es el acto, porque para eso
est4n las leyes orgAnicas y los reglamentos.
De manera, que estA facultado el c6nsul para inter-
venir en esos actos que correspondent i un Juez ordi-
nario en la Repfiblica, con arreglo a la Ley de Enjui-
ciamiento Civil. Ahora, si se quiere la redacci6n mnAs
clara se puede poner acuando se requiera la interven-
ci6n del c6nsul a ese fin,, para que no haya dudas de
ninguna clase do que el articulo 736 pueda ser infrin-
g'do por esta disposici6n, que, para mi, no necesita
mAs redacci6n que. la que tiene; porqne el articulo 73F
esta tan lejos de estar en oposici6n con este articulo,
como nosotros de la capital de Francia.
St. PAiiRGA.-Pido ia palabra.
SR. PRESIDrINTIr (ESTiivZ Y Rom:nio).-Tiene la
palabra el senior PArraga..
Si. PAIRRAGA.-EI sailor Estrada Mora dice que no
habia comprendido mi argumentaci6n, pero procedia
de manera que indicaba que por lo menos participaba
en algo del criterio que he sostenido yq ue eran cier-
tas mis suposiciones.
Y result asi, en electo, que, como yo habia indicado,
en un precepto mas fundamental que este de la Ley
Arancelaria, se trata de establecer la facultad que 3a
daba por supuesta el senior Estrada Mora, y con arre-
glo a ese precepto que aun no hemos discutido ni apro-
bado, el c6nsul debe tener la facultad de proceder a
la apertura y protocolizaci6n de testamentos cerrados
y a la de testamentos ol6grafos; y result por ended, y
el mismo senior Estrada Mora lo reconocia, que aqui,
de soslayo, en una Ley Arancelaria Cosular, que no
es siquiera una ley adjetiva, sir.o una derivaci6n do
una ley adjetiva, se viene A discutir 6- a establecer al-
go que fundamentalmnente alter preceptos de nuestro
C6digo Civil.
Y yo pregunto, sefiores senadores: 4Es possible que
de este modo procedamos? ,Es possible qne, sin decir-
lo, vengamos A derogar un precepto del C6digo Civil,
y que lo deroguemos en una Ley de Aranceles sin te-
ner en cuenta todas las razones que debieran tenerse
en cuenta si se estuviera discutiendo francamente la
derognci6n? Yo creo que cuestiones como esa hay que
discutirlas de frente y con toda la amplitud que ellas
requieren. Y cuando ese proyecto se traiga al Senado
-me refiero A la Ley Orgrnica-y se trate de deter-
minar si los c6nsules deben tener funciones como Bs-
tas, yo espero demostrar al selnor Estrada Mora que
no es possible conceder A los c6nsules la facultad que
41 quiere concederles, porque loi c6nsules, despu6s de
todo, no vienen a ser mas que simples agents comer-
ciales que no tienen suficiente competencia en material
de Derecho para intervenir en diligencias do esta na-








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO 7


turaleza. Entonces demostrar6 al sefior Estrada Mora
lo peligroso que eslo serial, ya que no es este el mo-
mento en que dela hacerlo.
Llaino, pues, la atenci6n de los sefloros senadores
hacia el hlecho de que aqui se trata de derogar, en una
Ley Arancelaria y de soslayo, un a ticulo de nuestra
Ley Civil, IIu prec-pto fundamental de nuestro C6di-
go, y someto al Senado la conveniencia de dejar, por
lo nmenos, suspense la discusi6n del articulo 42 hasta
que se discuta su ley fundamental: la Ley Organica
del servicio Consu ar. Entonces se vera si es conve-
niente 6 no que se concede. A los c6nsiles esa facultad
que desea otorgarles el senor Estrada Mora.
SR. SkNCHEZ DE BUSTAM NTE.-PidO la pala.bra.
SP. PRESIDENTs (EsTPVIZ Y RoMERo).-Tiene la
palabra el seflor SAnchez de Bustamnante.
SR. SANCHEZ DE BUSTAMANTI.-He pedido la pala-
bra., sefiores senadores, p ira solicitor del senior Estra-
da Mora, como acaba de hacerlo el senior PArraga, que
suprimami s ese epigrafe.
Entiendo que no tiene la precisi6n necesaria en de-
recho. Dice el epigrafe: (Por la apertura de un testa-
mento cerrado u ol6grafo. ademAs de los derechos de
su protocolizaci6n)). Y el senior Estrada Mora sale
perfectamente que los testaments ol6grafos no se
abr, n, que suelen star abiertos y que en caso de que
est6u cerrados, su apertura no constitute diligencia
judicial. En tal concept, se incurred en una falta que
debemos onmendar buscando otra. formula,.
Lo que podra haicer el c6nsul es protocolizar el tes-
tamento ol6grafo, nunca abrirlo. Repecto A testamen-
tos ol6grafos debe pr. scindirse de este epigrafe porque
ya dice el articulo colizaci6n. )
En cuanto A los testamentos cerrados, que son los
que pueden abrisse, contraponiendo el acto su nom-
bre, me parece que delemos suprimir el epigrafe por
otra raz6n fundamental.
El selor Estrada Mora sabe perfectamente que se-
gun el articulo 734 del C6digo Civil, los testamentos
cerrados pueden otorgarse ante el c6nsul en el extran-
jero, y la ley no ha debido pensar en que la facultad
de abrirlo y de identificarlo correspond A la misma
persona que intervene en su otorgamiento. Cerrado
ante un notario, dentro de la Repibblica, ha querido
la Ley que lo abra el Juez. El Notario que da fe de la
presencia de los testigos en el.a.cto de cerrarlo, no de-
be ser quien investigue si sus firmas son aut6nticas
en el acto de abriilo.
Si nosotros otorgamos al c6nsul la facultad de ce-
rrar los testamentos, no debemos encargarle de que
los abra, dentro del sistema general de nuestra Legis-
laci6n.
Se trata de actos 6 de documents en que se express
la filtima voluntad de un hombre, y si es riguroso el
procedimiento que se sigue cuando se cierran, la Ley
ha querido rodear tambi6n su apertura de t.da clase
de garantias. Y parece que nosotros disminuimos un
tanto esas garantias sumando en el exterior dos fun-
ciones que en el interior estkn perfectamente separa.
das.
Creo que esta seria una raz6n mis para no otorgar
al consul dicha facultad, apart del motivo muy im-
portante que insinuaba hace poco el senior PArraga al
decir que nuestros c6nsules, dentro del proyecto que
va A discutirse, serAn con el tiempo abogados, pero no
desde ahora. Por lo tanto, habrA c6nsules que no
sean letrados y las diligencias de apertura do testa-
mentos son tan delicadas y de tanta trascendencia,
que puede resultar infitil la voluntad del testador,
anulAndose por complete sus deseos, A virtud de faltas


involuntari'a cometidas en esas diligoncias de apertu-
ra. iPor qu4 vamos a exponer a los que testen n el
extran jero (i este riesgo, dando A los c6nsules una fa-
cultad que en buenos principios de derecho no les
corrl'sponde?
Creo, pues, que el sefnor E-trada Mora, meditando
un poco sobre nuestras observaciones, se pondrA de
acu, rdo con nosotros para aI supresi6n del articulo 42
de la Ley de Aranceles Consulares que estamos discu-
tiendo.
SR. ESTRADA MORA.-Pido la palabra.
SR. PRESII)NTE (ESTWivZ Y RoMERO).-Tieno la
palabra el senor Estrada Mora.
SR. ESTRADA MORA.-Las razones que ha expuesto
el selnor SAnchez de Bustamante no son, en mi con-
cepto, suficientes 6 bastantes para que nosotros supri-
mamos ese articulo.
Si es verdad que los testamentos ol6grafos pneden
conservarse en poder de una persona abiertos 6 cerra-
dos y que por consiguiente que cuando el testamento
estA abierto no hay apertura, esa es cuesti6n de fraseo-
logia que podemos llevarla al articulo explicando de
una manera clara que no se trata siempre de apertu-
ra, y que en el caso en que se present el testament
ol6grafo abierto solo serAn procedentes las diligencias
de identificaci6n pa a protocolizarlo.
Pero yo pregunto al senior SAnchez de Bustamanto,
4qu6 hace el ciudadano cubano en pais extranjero que
tiene en su poder un testament ol6grafo, que fallece
el testador y que el C6digo le da diez dias para pre-
sentar el testament ante el Juez. bajo las penas de la
indemnizaci6n de los dafios y perjuicios que puedan
ocurrir a los herederos nombrados? Por eso yo busca-
ba esa facultad A los c6nsules para cuando ocurriera
eso. Hay testaments ol6grafos que para que pueda
procederse A su apertura requi, ren las diligencias nece-
sarias de identificaci6n, porque no es el acto de su aper-
tura, con arreglo al C6digo; lo quc le da valor ni ca-
racter al testaamento ol6grafo, sino la autenticidad de
la firm del testador. En cuanto al testamento cerrado,
result lo mismo. R firiendose A las diligencias qun el
Notario practice con arreglo a la Ley de Enjuiciamien-
to Civil, decia el senior Snchez de Bustamante. que si
el testament se otorga ante el c6nsul, no parecia razo-
nable que al mismo c6osul sele facultase para abrirlo.
Esa.s observaciones de! seflor SSnchez de Bustamante
vienen aclarando todos los concepts, pero no son razo-
nes bastantes slficientes para suprimir el articulo sino
por el contrario para dejarlo como estk redactado 6 en
otra forma. En el caso que se trata de un testament
cerrado ot ,rgado ante el mismo c6nsul, 6ste no podria
proceder l la apertura del mismo y cuando se trata
de un testament ol6grafo con arreglo 6, los trAmites
del C6digo Civil, porque es una facultad que le conce-
de el C6digo al c6nsul, el c6nsul no puede presenciar
la apertura.
En cuanto al testamento cerrado result algo tam-
biWn relacionado con la responsabilidad. De modo
que si el senior Bustamante busca los medios de
evitar esta responsabilidad para los ciudadanos cuba-
nos que puedan encontrarse en el extranjero y al mis-
mo tiempo buscar las garantias suficientes para que
no pueda resultar ningun inconvenient de los que 61
apunt6 y podemos dejar el articulo, yo creo que ha-
riamos un bien, no ya por lo que significant los dere-
chos, porque son 7 f 8 pesos los que se van A ercibir,
sino.........
SR. SANCIIEZ DE BUSTAMANNTE.-Pido Ia palabra.
SR. PRESIDENT (ESqIVErZ Y RoMERo).-Tiene la
palabra el senior Sainchez de Bustamante.
SR. SANCHEZ DE BUSTAMANTE.-El argument for-








8 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO


midable alegado por el senior Estrada Mora es el plazo
de los diez dias. dentro de los cuales es indispensable
presentarlo. No estoy de acuerdo con .ose plazo de los
diez dias; entiendo que, dentro del C6digo Civil, el
plazo para presenter el testamento, para su protocoli-
zaci6n, es de cinco afios, y esto se dice de una manera
expresa en uno de los articul s del C6Oigo, en el 689.
El plazo de los diez dias responded a otra cosa: el
que teniendo en su powder el testamento no lo present
dentro de los diez dias siguientos al fallecimiento del
testador, resp ,nderA de los dailos y perjuicios que su
negligencia ocasione. No es que el testamento sufra
lo mis minimo, sino que, cuando por retenerlo mas
de diez dias se sufre algin perjuicio. el depositario lo
reintegrara en raz6n de su negligencia. Pero ,d6nde
estA ese ardlulo del C6digo Civil? En la secci6n cuar-
ta, que inicamente se refiere al testamento otorgado
en el territorio nacional, y no en la secci6n novena.
donde se habla de los testamentos otorgados en el ex-
tranjero.
Aqui en la secci6n novena no esti consignada la
obligaci6n de presenter el testamento al Juzgado den-
tro de los diez dias, ni es possible que oe consignara
,ese plazo tambi6n para el extranjero, pues si de cier-
tos puntos so remitiera el testamento, no podria star
aqui en ese t6rmino a causa de la distancia, y en ese
'caso el inico responsible seria el correo, pues el depo-
sfitario ya habria cumplido con su deber remiti6ndolo
al Juzgado.
Por o1ra part. si el que tiene en su powder el testa-
mento lo lleva al c6nsul y lo deposit en su poder an-
tes de los diez dias, ide qu6 dilaci6n puede ser re-pon-
sable? En tal caso la responsabilidad seria del Esta-
,do, si es que sobre alguien habria de caer re ponsa-
bilidal, pues el depositario habria cumplido ya y
ber para exigirle dafos y perjuicios por no haberlo
Ilevado al juzgado antes de los diez dia-. Eso se refie-
re al testament en el territorio national. En ese caso
puede el C6digo hablar de los perjuicios que puedan
ocasionarse, no presentandolo al juzgado on el plazo
sefalado.
De modo que el articulo s61 se contrae A los testa-
mentos otorgados dentro del territorio de la naci6n,
nunca A los otorgados en el extranjero, pues en ese
t6rmino. desde muchos puntos del extranjero, no es
possible que se envie y llegue A tiempo para ser pre-
sentado al juzgado.
Tambi6n aqui. al final del articulo 736 del C6digo
Civil, se dice: EEl ministerio de Estado har& pnblicar
en la (Gaceta, la noticia del fallecimiento, para qde
los interesados en la herencia puedan recoger el testa-
mento y gestionar su protocolizaci6ni y en el proyecto
de Arancel so describe (ademas de los derechos de pro-
tocolizari6n. IIago notar esta contradicci6n, esta di-
ferencia entire los dos articulos, pues mientras on el
del 'Cdigo se establece que se publicarA on la (Gaceta))
para que los herederos puedan recoger el testament
y gestionar su protocolizacion, en este articulo 42 del
Ai-ancel so lI da al c6isul la facultad para protocoli-
zarlo, facultad que en modo alguno se le puede otor-
gar.
Por otra part, no hay que distinguir entire el hecho
de que el testador.haya metido el testament en un
sobre 6 no, pues eai ningin caso es el sobre lo que im-
porta, y nada pierde el testamento ol6grafo con que se
rompa el sobre, si no so supreme nada de lo que en 61
se contenga. La cubierta no import; lo 1ue interest
es lo que estA dentro, porque no es el sobre lo que va
A hacer el electo, sino el testament, el document,
escrito de puflo y letra del testador. En tal seutido no


se puede hablar nunca de la apertura del testament
ol6gLafo, que, por otra parte, casi siempre se otorga
abierto.
Creo haber combatido ya la Anica raz6n del senior
Estrada Mora, demostrando que el plazo de los 10
dias, cuando se trata del extranjero, no es aplicable;
y que no tiene facultades el c6nsul para proceder a la
protocolizaci6n.
Sa. ESTRADA MORA.--id la palabra.
SI. PRESIDENTE (ESTIVEZ Y ROMERO). -Tiene 1a
palabra el senior Estrada Mora.
Sn. ESTRADA MORA.--El senior Snchez de Busta-
mante, con esa habilidad que le es caracteiistica y cn
esa elocuencia tan extraordinaria que a nosotros nos
complace y agrada, parece que ha querido confundir-
me entire su- arguments, para sostener que ese ar-
ticulo debe desaparecer del Arancel.
Uno de los arguments aducids por el senior SAn-
chez de Bustamante es que el testamento ol6grafo re-
quiere, no diez dias para su presentaci6n, sino cinco
afios; y esos cinco aflos no son para la presentaci6n,
sino para la validez del testamento; de manera que el
testamento ol6grafo que no haya sido protocoiizado en
el plazo de cinco ailos, no tiene validez, porque el ar-
ticulo 690 dice: (La persona en cuyo poder se halle
depositado dicho testamento deberA presentarlo al Juz-
gado &...... y no presentandolo dentro de los 10 dias
siguientes serA responsabl e de los dafios &,; y ei que
se refiere A la protocolizaci6n dice: EEl testamento
ol6grafo deberA protocolizarse. presentandolo con este
objeto al Juez & ........dentro de cinco aflos contados
desde el dia del fallecimiento. Sin este requisite no
serA vAlido.) Do manera que el testamento ol6grafo
que no se haya presentado al Juez despuBs de los cin-
co afios de la muerte del otorgante. no s valido. Pero
la obligaci6n del que lo tiene en su powder, es presen-
tarlo dentro del t6rmino, de 10 dias.
Y lo mismo pasa con 1l testament cerrado: ((EI No-
tario 6 la persona que tenga en su poder un testamen-
to cerrado, deberA prsentirlo al Juez competent lue-
go que sepa el fallecimiento del testador. Si no lo
verfica dentro de 10 dias sera responsab e de los da-
10os.........s
El otro argumanto es que esta disposici6n esta den-
tro de las disposiciones generals de testamentos, pe-
ro que no se dice nada respect de eso en el titulo 6
en el capitulo que habla cel testamento otorgado en
pais extranjero. A mi lo que me parece raro es que el
sefnor Bustamante. que es un competentisimo aboga-
do, sostenga que las dispo-iciones de carActer general,
que estAn dentro del titulo tercero del C6digo Civil,
en su libro tercero; y entire esas disposiciones se en-
cuentra la sesi6n novena, que habla inicamente del
test'mento en pais extranjero. ante quien se otorga;
con qu6 formalidades y las obligaciones del agent di-
plomAtico consular, que no son aplicables A la respon-
sabilidad que determine el Codigo para los que falta-
ren A la oblig icin de presenter los testamentos en el
de diez dias. Si el C6digo no hubiera querido exigir
a los que se encu-,ntran en el extranjero esas respon-
sabilidades, hubiera dicho (los que tengan en el ex-
tranjero un testament en su poder no inueirriran en
las re-ponsabilidades sefialadas etc. etc. Era 16gico
que lo hiciera, porque so trata de asuntos que pueden
tener gran importancia; porque puede tratarse de tes-
tamentos que supongan una fortune y. la tardanza en
presentarlos puede causar graves y hasta irreparables
perjuicios.
Por consiguiente, sostengo ese articulo no como es-
tA redactado; no tengo inconvenient en modificar su
redaci6n general. Piense el senor Bustamante sobre







DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO 9


ese particular con todd el detenimiento que el caso re.
quiere: sobre la urgencia de. esos casos en el extranje-
ro, sobre los inconvenientes que podia ocurrir si hu-
biera que esperar para su resoluci6n A que esos ante-
cedentes vengan & Cuba y 4 que aqui se abra y, sobre
todo, tratAndose de un testamento que los testi-
gos estkn residiendo eu el extranjero, es precise tomar
declaraciones A esos testigos para que vengan a decir
si es esa la firm del testador y todos los inconvenien-
tes que se presentan.
De modo que todos esos inconvenientes se pueden
presenter, y recomiendo al senior Bustamante que los
tenga en cuenta y vamos A redactar el articulo modi-
ficandolo, sin perder de vista todas esas consideracio-
nes que acabo de hacer.
El testamento ol6grafo puede estar en poder de una
persona abierto 6 cerrado, y dice el articulo 691 sentado el testamento ol6grafo, y acreditado el falleci-
miento del testador, el juez le abrirA si estuviese en
pliego cerrado etc. etc. y comproba.r su identidad por
medio de tres testigos etc......... ,
De modo que aqui estA el caso en que se present el
testamento cerrado ante el juez y por consiguiente an-
te el consul, y el caso en que se present abierto no
tiene que abrirlo.
De manera que yo creo que podemos redactar este
articulo en la forma que el senior Bustamente crea
convenient, pero creo tambi4n que no debemos quitar
esa facultad A los c6nsules, porque iquien sabe cuAn-
tos perjuicios pudieran originarse si eso hacemos en el
terreno de la realidad y de la prActica en el dia de ma-
fiana!
SR. PRESIDrKNTE (ESTEVEZ Y ROMERO).--iAJgfin se-
fior senator quiere usar de la palabra?
Sr. ESTRADA MolA.-Pido al seflor president con-
ceda un minute 6 dos de receso para ponernos de
acuerdo todos los miembros de la comisi6n sobre la
redacci6n que deba darse al articulo.
SR. PRESIDENT (EsTIVEz V ROMERO).--Participa
el seiior SAnchez de Bustamante de la opinion del se-
fior Estrada Mora?
SR. SANCHEZ DE BUSTAMANTE.-Me inclino A supri-
mir el articulo.
SR. PRESIDENT (ESTFVEZ Y ROMERO).- -Se somete
el punto A votaci6n. Los seilores senadores que est6n
couformes en que se suprima el articulo se pondran
de pie. (Efectuada la votacion queda aprobada la supre-
si6n.) Queda suprimido el articulo.
SR. ESTRADA MORA.---Pido la palabra.
SR. PRESiDENTE (ESTEVEZ Y ROMERO).-Tiene la
palabra el senior Estrada Mora.
SR. ESTRADA MORA.-Pido que se haga constar en
el acta mi voto en contra de lo supresi6n de este ar-
ticulo, porque no quiero ser responsible de los perjui-
cios que se puedan original mailana A los ciudadanos
cubanos con testamentos ol6grafos 6 cerrados en po-
der de algun individuo.
SR. PRISIDENTE (ESTI'VEZ Y ROMERo).-El official
de actas tomarA nota de las manifestaciones del seflor
Estrada Mora. Continfia la discusi6n.
Su. SECRETARIO (SILVA).-(Le.e el articulo 43.)
Sa. SANGUILY.-Quisiera que me dijera el sefior
Estrada Mora qu6 actuaciones 6 que juicios volunta-
rios 6 necesarios son estos a que se refiere este articu-
lo de la ley. de aranceles que estamos discutiendo y si
puede el c6nsul actuar en juicios voluntarios 6 nece-
sarios de abintestado 6 testamentaria de ninguna es-
pecie y si-por consiguiente no se opone al articulo 63
de la ley de Enjuiciamiento Civil.
SR. ESTRADA MORA.--Pido la palabra;


SR. PRFSIDENTE (EsTlVEZ Y ROMERO).-Tiene la
palabra el senor E-trada Mora.
SR. ESTRADA MORA.-Ya hemos convenido aqui se-
flores senadores, en que los c6nsules son unos funcio-
narios especiales, peculiares, como decia el sefior.San-
guily. De modo que, como esa cuesti6n estA agotada
por el Senado ya esta aclarado que tendrAn las fa-
cultades que las leyes les concedan, y los tratados etc.
porque son funcionarios especiales 4 quienes les damos
facultades para intervenir en los abintestados y tes-
tamentos, y que tendrAn facultades para intervenir sin
que se opnga por eso el articulo 63 del C6digo Civil,
porque el articulo 63 habla de la competencia, habla
de la general. De manera que cuando cita este articu-
lo (no se ha pensado en otro articulo de la ley) el in-
ciso 59 del articulo 63 de la ley de Enjuiciamiento Ci-
vil dice: ((En los juicios de testamentarias 6 abintes-
tados, sera competent el juez del lugar en que hubie-
re tenido el finado su filtimo domicilio.n De manera
que este es el precepto general de la ley; esta es la
que por evitar dudas en la competencia la determine
de una manera clara. Si se trata de un individuo fa-
llecido en pais extranjero qui6n sera el juez competen-
te? El del fltimo domicilio del finado en el territorio
cubano, y si su fltimo domicilio lo hubiere tenido en
pais extranjero; sera entonces el juez competent el
del lugar donde filtimamente tuvo su domicilio 6 don-
de tuviere la mayor part de sus bienes, buscando
siempre la competencia de los tribunales de la naci6n
para que no se entienda que ese individuo, falleci6 en
el extranjero pueda intervenir un juez extranjero.
Si nosotros ahora le decimos al c6nsul: (Tambien
vas A tener facultades para intervenir en un un acto,
en ese acto; ,significa tambi6n eso la derogaci6n del
precepto de la ley? N6, porque es nn caso especial.
Darle facultades no es obligatorio. Si yo pido la inter-
venci6n del c6nsul en estos actos, queda completamen-
te inviolable, queda tal como estA la regla general de
la competencia. Ahora precisanmente, para facilitar a
los ciudadanos cubanos lo hice porque esa era la in-
tenci6n mia, al dejar redactado lo que se ha suprimi-
do por el Senado; facilitar que esa operaci6n que es
un acto de la ley de voluntades, actos que no contie-
nen ni criterio de derecho. ni peligro de ninguna cla-
se que eso lo hagan los c6nsules. Ahora, la part in-
teresada en ]a naci6n donde se encuentia el c6nsul, no
quiere incurrir en penalidad por que asi lo creo al
surgirle la duda, y quiere saber A quien correspond
la competencia; pues le correspond al juez del filtimo
domicilio del territorio cubano. De manera que si se
dan facultades A los c6usules, no se entenderAn infrin-
gidos el articulo 63 y las reglas generals del C6digo
Civil, porque eso es un caso especial.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y RoMEao).--Esta sa-
tisfecho el senior Sanguily con las explicaciones del
senor Estrada Mora? (El selor Sangaily hace seYaules
afirmativas.) LAlgln otro sefior senador quiere hacer
uso de la palabra?
SR. PARRAGA.--Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO).-Tiene Ia
palabra el senior PArraga.
SR. PkRRAGA.-Por lo que veo este articulo respon-
de al mismo criterio que el anterior, es decir, que co.
rresponde con una disposici6n anAloga del proyecto
que ha de presentar la comisi6n que prepare la ley
organica consular en la que deba establecerse esta fa-
cultad de los c6nsules de intervenir en ca-os de tes-
tamentarias 6 abintpstados; y si esto fuera asf yo me
atreveria a proponer A la comisi6n que, procediendo
como se ha hecho con otros articulos anteriormente,
este se retirara, aunque fuera provisionalmente y sin








10 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO


perjuicio de presentarle nuevamente como una amplia-
ci6n del arancel. que siempre habria lugar de acordar,
si al discutirse la ley orgAnica consular se otorgara la
facultad de que se trata A los c6nsules.
SR. SANCIHEZ Dn BUSTAMANTE.-Pido la palabra.
SR PIESIDENTE (Es5'rvEZ Y ROMRRO). -Tiene la
palabra el senior SAnchez de Bustamante.
Sit. SANCHEZ DE BUSTAMANTE.-Creo que no pode-
mos Ilegar A un acuerdo con el senior PArraga.. Para
el mantenimiento de este articulo hay una raz6n.
Nosotros aprob indo este articulo del arancel, no da-
mes A los c6nsules la facultad de intervenir en juicios
de testamentarias 6 abintestatos, sino selnalamos par-
tidas en el arancel para el casa de que intervengan.
ALes hemos dado atribu *iones A los c6nsules para le-
galizar facturas y para realizar los demAs actos consu-
lares? No, hasta ahora no hemos hecho la ley con-
sular y, por lo tanto, nuestros c6nsules no tienen
ninguna atribuci6n. No hemos hecho nada mAs que
dejar sentados los epigrafes correspondientes a las
atribuciones que ya les confiere el C6digo. Para supri-
mir (-ta, tendremos que suprimir 6 dejar en suspense,
tambi6n. todas las demas partidas del arancel 6 em-
pezar A discutir la ley orgAnica y el respective regla-
mento.
Por otra part, entiendo que nos es impossible soste-
ner y d. jar sentadas desde luego, con la existencias
de estas partidas, las facultades de los c6nsules para
intervenir en las testamentarias 6 abintestatos.
Este articulo estA basado en una gran raz6n de con-
veniencia para los cubanos que se encuentren en te-
rritorio extranjero. Por ejemplo: en Paris reside un
cubano con su familiar y tiene casi todos sus bienes en,
el extranjero y no conserve en Cuba casi nada, si ese
cubano muere j.porqu6 hemos de obligar A la familiar
A buscar la competencia de un juez cubano y acudir al
territorio cubano para que ese juez intervenga en lo
que se refiera. A la distribuci6n del caudal entire los
distintos herederos? Hay, ademAs de esta, otras razo-
nes: todos nosotros conocemos la ley de extranjeria
que determine la competencia de los tribunales cuba-
nos en manera do testamentarias 6 abintestatos de ex-
tranjeros y hay quien sostiene, por virtud do las dis-
posiciones de esa ley, que nuestros jueces no tienen
competencia para conocer de las testamentarias 6
abintestatos, de los extrantjeros, de que deben conocer
los c6nsules de las respectivas naciones. ,C6mo vamos
nosotros A ser tan radicales que dando esas facultad'e
A los c6nsules extranjeros para los suyos, se las nega-
mos A nuestros c6nsules para los cubanos?
SR. PARRAGA.-YO no he debido explicarme bien
cuando ha podido darse A mis palabras el alcance que
el senior SAnchez de Bustamante les ha dado. Yo no
he recomendado como argnmento, para dejar en sus-
pense la discusi6n de este articulo, la falta de una ley
que autorice esta funci6n de part del c6nsul, sino
que aplicAndose igual disposici6n que se aplic6 cuando
al di-cutir el articulo anterior, nos encontramos que
pugnaba el arancel con un precepto ya vigente de
nuestra legislaci6n, se dejara en suspense hasta que,
no de soslayo, sino abordando el problema de frente y
diseuti6ndole en toda su integridad, pudi6ramos de-
terminar si los c6nsules deben tener esas funciones.
Ya el senior Sanguily cuando citaba un articulo de
la ley de Enjuiciamiento Civil, creo que el 63, llamaba
la atenci6n del Senado, acerca de que, con arreglo 6a
ese precepto, era juez competent para conocer en la
testamentaria 6 abintestato de aquellos que hubiesen
fallecido en el extranjero, el juez del lugar de su ftl-
timo domicilio en el territorio nacionai, 6 aquel en
que tuviera la mayor part de sus bienes; y si esto es


un precepto de nuestra legislaci6n civil L,c6mo en este
precepto arancelario se dan facultades A los c6nsules
para entender en juicios mortuorios de personas que
hayan fallecido en el extranjero, cuando nuestras le-
yes disponen de un modo terminate que solo tendrAn
esa competencia los jueces ordinarios de la Repfblia,
cuando esa competencia les corresponda? A eso se
opone, como argiiia el senor Sanguily un precepto es-
crito de nuestra legislaci6n.
Y yo decia, puesto que cuando se discuti6 el articu-
lo anterior, se tuvo en cnenta para retirarlo la cir-
cunstancia de que tambiea pugnaba con un precepto
de nuestra legislaci6n. Apor quE con igual motive no se
adopta ignal resoluci6n con este que pugna tambi6n
con preceptos de nuestra legislaci6n? Porque despu&s
de todo, yo no pido que se retire definitivamente el ar-
ticulo en cuesti6n sino que se deje para cuando se discu-
ta la ley consular; entonces puede acordarse comuo una
ampliaci6n del arancel al precepto que determine cua-
les son los derechos que pueden cobrar los c6nsulss.
SR. SANCHEZ DE BUSTAMANTE.-Pido la palabra.
Si. PP.ESIDENTE (ESTEVEZ Y ROMERO.)-La tiene el
seilor SAnchez de Bustamante.
SR. SANCHEZ DE BUSTAMANTE.-Habia oividado re-
ferirme A ese articulo que ha mencionado el senior
PAaraga.
Esta disposici6n arancelaria se dice, estA en oposi-
ci6n con un precepto expreso de nuestra legislaci6n;
con la regla 5 del articulo 63 de la ley de Enjuicia-
miento Civil, y se opone A ella porque esa regla 5W
dice: (En los juicios de testamentaria 6 abintestato,
serA juez competent el del lugar de su ultimo domi-
cilio en territorio espafiol.--hoy cubano,-6 donde
tuviere la mayor parte de sus bienes.n
En primer t4rmino, ese articulo no prev4 todos los
casos, porque puede tratarse de un individuo que no
haya tenido domicilio dentro de Cuba, y con arreglo
A ese articulo no sabriamos que juez era competent.
En segundo lugar todos sabemos que si algo hay
voluntario y potestativo, es la material civil: un juez
puede ser competent para entender de un asunto por
corresponderle la competencia con arreglo A la ley y
las parties por su voluntad pueden suj- tarse A otro
juez, que serA competent para entender del asunto
porque la voluntad de las parties le ha dado esa com-
petencia, siempre que ese juez sea de la misma catego-
ria. Con el sistema que se establece en el articulo, se
habrAn dado todas las facilidades posibles A los cuba-
nos cuando surjan juicios de esta clase, Si muere en
el extranjero un individuo, que tione aqui sus bienes,
su familiar, sus afecciones, su vida entera, entonces
tendrAn los cubanos que acudir aqui, 6 ese juez com-
petente del iltimo domicilio del finado, A que la ley
se refiere, 6 bien al juez del lugar donde tuviere la ma-
yor part de sus bienes el finado 6 cualquier otro juez
de la misma categoria. Cuando se trate de una fami-
lia cubana que haya residislo siempre en el extranje-
ro, acudirAn al c6nsul. sin sufrir ninguno de los perjui-
cios que les traeria la demora de venir 6 mandar A
Cuba para someter el asunto A la exacci6n de nues-
tros jueces.
Con este articulo no se ha pretendido otra cosa,
que dar facilidades, y, por otra parte, se ha concedi-
do al c6nsul una facultad que tienen todos los c6nsu-
les del mundo, y que no se opone A ningfn precepto
imperative de la ley. En tal concept, yo pido que se
apruebe el articulo, puesto que se trata de una cues-
ti6n que deben resolver los interesados segfin les con-
venga.
I S. P4RRAAA.-Pido la palabra.







DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO 11


SR. PRESIDENT (ESTBVEZ Y RoMERo).--Tiene la
palabra el senior PArraga.
Sa. PARKAGA.-En efecto, todo eso es cierto, pero
tambi6n es cierto que se crea una nueva jurisdicci6n,
la jurisdicci6n consular; no se deroga la ley, pero se
crea esa nueva jurisdicci6n. El senior SAnchez de Bus-
tamante ha dado brillanlisimas razones, dignas de
tenerse en cuenta oportunamente, para que el Senado
pudiera entender convenient establecer esa jurisdic-
ci6n, dar esas facultades A los c6nsules; pero la cues-
ti6n que yo planteo es otra.
(,EstA el Senado en estos moments suficientemente
preparado para entrar en la discusi6n de esta conve
niencia, y para que puda recaer una votaci6n, en
problema de tal complegidad? ,No es esta.una mate-
ria que result de carActer sustantivo y que por lo
tanto no debe resolverse en la discusi6n de una ley
adjetiva como es la ley de aranceles? 4QQu inconve-
niente hay en evitar que particular tan important re-
suite prejuzgado discutiendo un precepto de la ley de
aranceles y se deje para cuando discutida la ley orgA-
nica se pesen las razones en pr6 y en contra y se pue-
da determinar con plena conciencia la conveniencia
de establecer esa jurisdicci6n en favor de los c6nsules?
Esta es la cuesti6n, porque si volvemos A tratar de
la competencia solamente, podria sostenerse que ain
pugna el articulo con el precepto general de la ley de
Enjuiciamiento Civil que atribuye la jurisdicci6n al
juez A quien los litigantes se hayan sometido expresa
6 tAcitamente, pues que siempre se sobre-entiende que
esa sumisi6n ha de ser A juez que ejerza jurisdicci6n
propia reconocida desde luego por la ley, y ese no es
el caso del consul.


Queda demostrado pues que lo que se va A hacer es
ampliar la jurisdicci6n consular A algo que dentro del
territorio de la Repfiblica, correspond A los jueces y
tribunales.
SR. PRESIDENT (Es'Tivz Y ROMERO).-Se somete A
votaci6n la proposici6n del senior PArraga en el sentido
de que se suprima el articulo sin perjuicio de dejarlo
para mIs adelante como resultante de la ley consular.
( Efectuada la votaci6n es desechada la proposicion del senor
Parraya. Puesto d votaci6n el articulo es aprobado.)
SR. SECRETARIO (SILVA).-(Lee el articulo 44.)
SR. ESTRADA MORA.-Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO.))-Ticne la
palabra. el senior Estrada Mora.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO.)-Se pone A
votaci6n. (Efectuada la votaci6n es aprobado el articulo 44.)
SB. SEORETARIO (SILVA). -Lee el articulo 45. (Es
aprobado y el selor Zayas desea que conste su voto en contra.)
SR. ESTRADA MORA.-Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (EsTIVEZ Y RoMERo).-La tiene el
sefior Estrada Mora,
SR. ESTRADA MORA.-YO ruego al Senado si lo tie-
ne a bien, acuerde suspender esta sesi6n para con-
tinuar discutiendo lo que falta de la ley arancelaria el
lunes pr6ximo. Me encuentro un tanto cansado y co-
mo se que ha de surjir un debate sobre los asuntos
que faltan, deseo tomar participaci6n en el mismo.
SR. PRESIDENT (ESTEVEZ Y ROMERO).--'Acuerda
el Senado la suspension de la sesi6n para continuarla el
lunes pr6ximo A las 2 de la tarde? (Senales afirmativas.)
Hora: las site y dies p. m.


APRENTA DE RAMBLA Y 80UZA,-GeBSPO s




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs