Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba.
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072699/00683
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
Physical Description: v. : ; 33 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Senado
Publisher: Rambla y Bouza
Place of Publication: Habana
 Subjects
Subject: Legislation -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began with: Vol. 1, 1902.
General Note: Description based on: 2. Legislatura vol. 2, no. 1 (abr. 6 de 1907); title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072699
Volume ID: VID00683
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001844861
oclc - 30331556
notis - AJR9135
lccn - sn 94026346

Full Text















DEL

CONfRESO DE LA REPUBLICAN DE CUBA

PRIMERA LEGISLATURA.-1902.


VOL. I. HABANA, NOVIEMBIE I? DE 1902. NUM. 27


SE NADO.



Vigesima cuarta sesion ordinaria.-Agosto 5 de 1902.

SUMARIO

Se lee y aprueba el acta de la sesi6n anterior.-Continlia la discusi6u del Proyecto de Ley de Emprestito.
-La Comisi6n propone una nueva redacci6n para los articulos 10?, 11? y 12 lespues de haberse supri-
mido el articulo 7?-A petici6n del senior Saniguily so da lectura al articulo 9?.-Se discuten y someten
6 votaci6n los articulos comprendidos en la Tabla para el aumento de derechos de importaci6n.


A las cuatro horas menos veinte y cinco minutes de
la tarde y. bajo la Presidencia del Dr. Estevez y Ro-
mero, comienza la seqsi6n.
SR. PRESIDENTE: Se abre la sesi6n. El senior Oficial
de actas se servirA dar lecture a la de la sesi6n ante-
rior.
SR. OFICIAL DE ACTAS: (Lee el acta de la sesi6n del
dia 4.)
SR. PRESIDENTE: ,Se aprueba, sefiores Senadores?
(SeRales afirmativas.) Queda aprobada el acta; se va
A proceder con la orden del dia. Continfa la discusi6n
del Proyecto de Empr6stito.
SR. SILVA (Secretario): Si el senior Presidente me lo
permit, voy a rogar A los sefiores Senadores que corn-
ponen la Comisi6n, dado que se han hecho modifica-
ciones al Proyecto de Ley que alteran el brlen de los
articulos, se sirvan indicarlas para poder dar cuenta
de ellas en debida forma.
SR. PARRAGA: Pido la palabra.
Sn. PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior PArraga.
SB. PAeRAGA: Sefiores Senadores: En la sesi6n de
ayer qued6 aprobado el articulo 69 del Proyecto, en
los siguientes t6rminos:
(Articulo VI.-El mencionado pr6stamo tendrA las
garantias que las leyes le conceden, y para su reem-
bolso podrA utilizarse el procedimiento vigente para el
cobro de las contribuciones.,
Tambien qued6 aprobado el articulo 9?, habiendo
retirado la Comisi6n el 1 para discutirlo & la vez con
el articulo 2? que se le habia anexado.
SQued6 aprobado el articulo 107 y, ahora, la Comi-
si6n retira el 89, sustituyendole el 9?
La Comisi6n propone que el articulo 10 quede re-
dactado en esta forma:


((Queda tambian autorizado el Ejecutivo para asega-
rar, con las entradas de las Aduanas de la Repfiblica,
el pago del principal 6 interests de este segundo Em-
pr6stito, y le serAn tambi6n aplicables las disposicio-
nes contenidas en el articulo 8%?
En cuanto 5 la redacci6n del articulo 11, la Comi-
si6n la modifica asi:
((Para asegurar el pago de la suma que, como au-
mento de los ingresos del Estado han de producer sus
operaciones, se autoriza al Ejecutivo para que aumen-
te proporcionalmente los derechos que 5 su entrada
en las Aduanas de la Repfblica paguen los articulos
y mercaderias que se enumeran en el cuadro, hasta
los tipos que en el mismo se fijan.n
Y el 12:
(El Gobierno dictarA las 6rdenes, decretos y regla-
mentos que fueren necesarios para la ejecuci6n de esta
Ley.)
SR. SANGUILY: Ruego al senior Secretario se sirva
dar lecture al articulo 9?
SR. SILVA, Secretario: (Lee.)
(Articulo IX.
El Ejecutivo, asimismo, contratarA en el t6rmino
de seis meses, A contar desde la fecha de la promulga-
ci6n de esta Ley, otro Empr6stito de $35.000,000, en
oro americano, dentro de los mismos limits de tiem-
po, tipo de emisi6n 4 interns que el anterior, de cuy,
suma conservara en bonos la cantidad suficiente para
las operaciones del primer empr6stito que se determi-
nan en el articulo 2 y aplicando el efectivo:
1? Al pago de las deudas y compromises contrai-
dos legitimamente, en beneficio de la Revoluci6n, por
los Jefes de Cuerpo del Ej6rcito Libertador, despu6s


_ __ _~


00W M
DIARIV DE


M M 0 Am








280 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO
P--- ___


del 24 de Febrero de 1895, y con anterioridad al 19
de Septiembre del mismo afio; y de las dendas y com-
promises que el Gobierno Revolucionario hnbiera con-
traido posteriormente, por si 6 por sus legitimos re-
presentantes en el extranjero, A tenor de lo que se
establece por la primera disposici6n transitoria de la
Constituci6n; y
29 Al pago de los sueldos del Ej6rcito Libertador
de Cuba, conforme tambi6n a la disposici6n transito-
ria citada en el pArrafo anterior y asi que se hubieren
rectificado las listas de aquel Ejercito y liquidado los
haberes de cada uno de sus miembros, fijAndose para
esta atenci6n la suma mAxima de $23.000,000.),

SR. PARRAGA: Ha habido una enmienda por virtud
de la cual ese es el articulo que hoy figure como el 99,
llevando el 89 en el orden en que en su Proyecto lo
present la Comisi6n.
SR. PRESIDENTE: Satisfechos los deseos del seflor
Sanguily se somete A discusi6n el articulo 10 en los
t6rminos en que queda redactado por la Comisi6n.
(Ninguno de los seilores Senadores solicita hacer uso de la
palabra.)
Se pone a votaci6n. Los seinores Senadores que es-
t6n conformes en que se apruebe, se servirAn indicarlo
en la forma convenida.
(La mayoria hace seifales de aprobaci6n. )
Queda aprobado el articulo decimo.
El senior Secretario se servirA dar lectura nueva-
mente al articulo onceno y al cuadro que le acompafia.
SR. SILVA, Secretario: (Lee.)
SR. PRESIDENTE: 6Alguno de los sefiores Senadores
desea que se discuta separadamente el aument6 pro-
porcional que por virtud de ese articulo se autoriza al
Ejecutivo imponga a los derechos que A su importa-
ci6n satisfacen en las Aduanas de la Repfiblica los ar-
ticulos mencionados en el cuadro?
Sn. BUSTAMANTE: Yo propondria que, antes de eso,
se nos dijra A cuanto asciende la totalidad del au-
mento A beneficio del Estardo.
SR. SILVA, Secretario: (Lee el aumento.)
SR. PREIIDENTE: 4Est& satisfecho el seefor Busta-
mante?
SR. BUSTAMANTE: Si no estoy equivocado, la cifra
que recae sobre el presupuesto para los dos Empresti-
tos A fin de hacer frente al interns annual, serA poco
mis de dos millones de pesos, y el aumento proyecta-
do pasa de cinco mllones. Yo creo que la Comisi6n
podria hacer, desde luego, alguna reducci6n en esos
cAlculos, alguna reducci6n proporcional, de tal suerte,
que contando aun con el aumento de derechos A cier-
tos articulos, no se eche sobre el pais un gravamen.
Entiendo yo que todo lo que sea recargar demasiado
el beneficio contributivo de esos apartados dafiaria al
pais, lejos de favorecerle, y A nosotros nos importa
much que los intereses del pais no resulten dafiados,
sino, por el contrario, que resulten favorecidos, en
cuanto sea possible.
Entiendo que con cinco millones de pesos en que se
fija el aumento de derechos de importaci6n, va A pagar
el pais ciento cincuenta millones de pesos en los trein-
ta afios dentro de los cuales ha de satisfacerse ese Em-
pr6stito, y la cifra me parece abrumadora en compa-
raci6n a los treinta y cinco millones que se proponen.
Y como que el Gobierno tiene una libertad discrecio-
nal para poder fijar un tipo mAximo, en tal sentido'y
por las razones ya, por ml, antes expuestas, yo pre-
guntaria A la Comisi6n si dentro del cAlculo hecho es
possible reducir en un veinticinco por ciento ese au-
mento, para que result la carga proporcional y arre-


glada a hos fines A que estA llamado A tender ese Em-
pr&6tito.
SR. PRESIDENTE: 4Algln oeflor Senador, miembro
de la Comisi6n, quiere usar de la palabra?
SR. PARRAGA: El senior Bustamante decia que la.
Comisi6n tuvo en cuenta cuando present ese cuadro,
que ha sido el fruto de studios anteriormente hechos
en previsi6n de la posibilidad de hacer un Tratado de
C .mercio con los Estados Unidos, que la, Comisi6n
tuvo en cuenta lo que debe potestar al Ejecutivo para
que dentro del tiempo y de los tipos fijados pueda ele-
var los ingresos en la media que fuera necesaria. Y
la Comisi6n no tiene ningfn cuidado al proponer al
Senado que vote esta auturizaci6n, porque operaci6n
posterior a 6sta ha de ser la votaci6n de los presupues-
tos y en 6stos se habrAn de fijar, se habrAn de com-
prender, en su dia, los gastos generals del Empresti-
to, y se habran de comprender tambi6n los ingresos.
que A esos gastos se destinen. porque antes de hacer
una operaci6n general del Estado se fijarA ya el tipo
del Empr6stito entire los gastos extraordinarios del
Estado, y cuando se voten los Presupuestos totalmen-
te entonces tetdrA la facultad el Congreso de interve-
nir en esos gastos. De ahi que la Comisi6n ampliara
suficientemente esas garantias, no porque temiera que
el Ejecutivo hiciera un uso indebido de esa autoriza-
ci6n recargando enormemente a determinados articu-
los los derechos de Aduana, sino porque se tenia en
cuenta que al hacerse el Empr6stito en su dia fueran
esas suficientes garantias; es decir, que desde el pri-
mer moment se entendiera por los acreedores que es-
taban suficientemente garantizados con los impuestos
extraordinarios, y no se ofreciera ninguna dificultad
para llevar A efecto ]a operaci6n del Emprestito que
pretendemos.
La Comisi6n no tiene, desde luego, ningin incon-
veniente en reducir proporcionalmente, si el Senado
lo desea, esos ingresos extraordinarios; pero desde lue-
Sgo hace present al Senado que esos fueron los m6vi-
les que la guiaron. Por lo demas, la Comisi6n deja a
los deseos del Senado el resolver lo que estime opor-
tuno y beneficioso para los intereses del pais.
SR. BUSTAMANTE: Pido la palahra.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior Busta-
mante.
SR. BUSTA.MANTR: Si queda entendido, como ha ra-
zonado el senior PArraga en nombre de la Comisi6n,
que el Gobierno no ha de hacer ese aumento sino en
la proporci6n necesaria para tender a las exigencias
del Emprestito, yo desde luego retire mi observaci6n,
y estoy dispuesto A votar las cifras que la Comisi6n
propone.
SR. SILVA: (lee lo concerniente al carb6n.)
SR. BUSTAMANTE: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el sefior Busta-
mante.
SR. BUSTAMANTE: He pedido la palabra, sefiores
Senadores, para proponer al Senado que suprima este
articulo de la lista de los que se recargan y en esto no
hago mAs que ser consecuente con las ideas generals
que verti en la sesi6n del sAbado filtimo al examiner
en conjunto este Proyecto de Ley que ahora estamos
discutiendo articulo por articulo.
Aunque ahi no se dice de que clase de carb6n se
trata, supongo que es el Ilamado carb6n de piedra, y
yo entiendo, saeiores, que el carb6n de piedra estA con
raz6n exento de derechos en los aranceles actuales.
El se usa en todas nuestras industries y no es possible
acudir a ninguna de las industrial mismas que noso-
tros tratamos de proteger sin encontrarnos con este
articulo en nuestras f4bricas, en las escsass fbricas









DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO 281


que tenemos y en las muchas que tengamos ha de
utilizarse el carb6n de piedra y se utililiza en la actua-
lidad tambi6n de una manera transitoria en la indus-
tria ferrocarrilera que piensan en otro combustible
mejor y mas barato; se utiliza en nuestras industries
navi ra.s y nosotros causamos 6 la navegaci6n de ca-
botaje de la Isla un grave dafio recargando ese articu-
lo; se utiliza el carb6n de pieira para las locomotoras
de nuestros Ingenios, para su servicio particular; se
utiliza de igual mode en nuestros alambiques y en ese
sentido, gravando nosotros el carb6n depiedra, perju-
dicamos a los hacendados al propio tiempo que per
el emprestito tendemos A favorecerlos.
Por otra parte: no se trata de un articulo que en-
cuentre competencia dentro de la Isla y que con un
criterio proteccionista se quiere llegar A favorecer una
industria local; y si A esto se agrega ei hecho de que
en esa cifra enorme de cinco millones de pesos con
que vamos 6 recargar los derechos de importaci6n el
capitulo CARB6N import solo noventa y site mil, de
modo que la pequefiez de la cifra asignada no compen-
sa en absolute el gran perjuicio que A nuestras indus-
trias, especialmente A las pequefas que ahora empie-
zan A fomentarse, si 6 esto se ag ega, repito, la
pequefiez de la cifra que dentro de esos cinco millones
de pesos represent el capitulo CARB6N se comprende-
ra la raz6n que me mueve al pedir al Senado que
prescinda de ese articulo que no represent nada en
comparaci6n con otros de esa lista y que sin embargo
si nosot'ros lo gravAramos pudi6ramos producer un
perjuicio muy pronto visible 6 los intereses generals
del pais.
SR. SANGUILY: Deseo saber la list de los products
que se recargan, para poder juzgar.
SR. SILVA, Secretario: 4Quiere el sefor Sanguily que
le lea solo los nombres de los articulos?
SK. SANGUILY: Figura en esa lista el articulo MA-
DERA?
Sit. SII.vA: La de pino esta, madera que antes en-
traba libre y que ahora se recarga ........
-Si. PARRAGA: Pido la palabra.
Sa. PRESIDENTE: La tiene el sefor PArraga.
SR.-PXI(RAGA: La Comisi6n realmente no puede
aceptar ni rechazar lo que el senior Bustamante desea;
en este punto, como era natural, tratAndose de asunto
tan complejo corno lo es toda reform arancelaria, no
tiene un criteria cerrado. Algunos de sus miembros
entienden que puede ser atendida la indicaci6n del
senior Bustamante y otros entienden lo contrario; y,,
lo finico que debo decir, hablando por mi propia
cueita, es, que cuando regian los aranceles anterio-
res, el carbon de piedra estaba recargado con cuaren-
ta centavos la tonelada de peso A su ingreso en nues-
tras Aduanas, y fu6 al reformarse los aranceles que
se suprimi6 este derecho teni6ndose en cuenta el uso
que de use articulo hacian todas las industries y el
beneficio que su movimiento produce A las classes jor-
naleras en los puertos donde se deposit. A mi me
parecen atendibles las observaciones del senior Busta-
mante, sobre todo en estos mementos en que tratamos
de dar auxilio A los hacendados, ya que no result
propio que con la mano izquierda les quitemos lo que
con la mano derecha les damos. Se trata ademAs de
un articulo que por todo product, segfin los c61lculos
contenidos en el cuadro que se ha leido darA $98.000
en un arancel que se autoriza 6 elevar hasta $5.000.000
mAs. Me parece que es esa una raz6n que puede
aconsejar la no adopci6n de una media que esta
llamada a gravar mas a las grandes industries del
pais y A afectar tambi6n A las pequefias.
SR. SILVA: Pido la palabra.


SR. PRESIDENTE:- Tiene la polabra el senior Silva.
SR. S .VA: Voy a hacer algunas pequefias observa-
clones respect al carbon de piedra. Desde luego, para
powder 'establecer un juicio definitive respect al au-
mento que se hace en los distintos articulos de este
cuadro, es necesario conocer la relaci6n que existed en-
tre unos y otros; hay armonia, hay cierto equilibrio
entire ellos; porque ha de constituir la garantia para
ese empr6stito el aumento que ha de responder A los
intereses y amortizaci6n de ese capital. Entre estos
articulos hay muchos que correspondent a los Estados
Unidos y que en los actuales han sido muy beneficia-
dos, come son las papas y otros muchos y resultar'
que al aumentarse su importaci6n, los derechos aran-
celarios deben disminuir, y en cambio, otros como el
carb6u no disminuirAn, y ser6 una entrada segura.
Ahora respect 6 la cifra, el carbon ha pagado siem-
pre derechos arancelarios: en el ailo noventa y dos
los pagaba muy crecidos, en el noventa y site paga-
ba cuarenta centavos por tonelada. La cifra total en
el aumento que se hace ahora es de $97,000, y real-
mente no creo que ninguna empresa pueda quebrar,
dado el caso que haya una sola industrial que emplee
todo el carbon que entire en Cuba, por ese aumento.
Ademas sucede que veinticinco centavos por tonelada
es un derecho tan minimo, que no lastimna las peque-
fas industries que no lo compran al por mayor, y
viene a ser una cantidad pequeflisima que no perjudi-
ca A nadie, y como siempre ha pagado el carb6n dere-
chos, la cantidad de veinticinco centavos que viene
a ser el promedio pudie'amos decir, entire lo que pa-
gaba el afio noventa y site y lo que paga actualmen-
te da una entrada nuestra Aduana, aunque sea una
entrada muy pequena.
Por otra part, es muy d ficil hacerse un concept
de cualquier cuesti6n por lo que en t6rminos vagos se
diga de ella; lo mismo que se dice del carb6n por el
sefor Bustamante se podria decir respect a todos los
articulos que figuran en ese cuadro; era necesario que
se dieran cifras exactas, era necesar.o que se me dije-
ra "esta industrial perjudica", haciendo calculos que
me probasen que realmente se perjudicaba; entonces
vendria A darme una idea exacta, pero en t6rminos
vagos se puede lanzar alguna acusaci6n respect de
algunos articulos y sin embargo no demostrar nada;
pero veinticinco centavos por tonelada que paga el
carb6n &en que podrA lastimar de una manera direct
A las grades ni 6 las pequefas industries?
Cuando yo yea la cifra exacta, aplicada 6 una in-
dustria, que la lastime por ese pequeno aumento,
entonces si yo rehusaria el pequefio aumento; en cam-
bio, yo veo una garantia en ese aumento porque es
una entrada segura. Por tanto, antes de hacer una
rebaja general 6 antes de establecer aisladamente
baces A la series de articulos, porque habrA descenso
en otros muchos, hay que buscar naturalmente la
compensaci6n; porque, apart de que las cifras apa-
rezcan much, come decia el senior Bustamante, de
cinco millones de pesos, sin embargo cuando se au-
menta el arancel la inmportaci6n nunca responded de
una manera exacta A la cantidad que se quiere asig-
nar; esto es de cinco millones. Pero en la prActica
dificilmente se alcanza ese nftmero; hay que descontar
el cinco por ciento; es necesario tener alguna garantia
y tener un margen para el caso de que el aumento
por si no respond 6 la cifra calculada, con anteriori-
dad siempre hay un tanto de descuento que es necesa-
rio tener en cuenta Dara cuando llegue esa falta, y
por esa raz6n hay que colocarse en condiciones para
no encontrarse en descubierto.
Yo espero que al carb6n se deje la cantidad que se










282 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO


le asigna en-ese cuadro y que no lastime otros articu-
los que no es necesario lastimar.
SnRECIO: Pido la palabra.
S1t. PRrSIDENTE: La tieue el senior Recio.
SR. RECIO: Poco tengo ya que decir despu6s de las
manifestaciones del senior Silva, con cuya opinion es-
toy de acuerdo, s6lo dir6 dos razon s en apoyo del
mismo tema, A saber: que segfin el sefor Bustamante
las industries pequefias son las que se benefician. Yo
entiendo que el emprestito no es para favorecer los
hacendados, sino para favorecer a la agriculture de la.
cafia y a los campesinos. Por consiguiente, no es a los
hacendados, sino al pobre, A los que se perjudican con
una alteraci6n de los Arancele! en que'se aumenta los
derecho.b que paga el arroz que come ese pobre del
pais y me parece muy just que el car b6n, desde lue-
go abone y los industriales ricos paguen el arroz que
lo consume todos.
SR. BUSTAMANTE: Para rectificar, senior Presidente.
SR. PRESIDENTE: La tiene el seflor Bustamante.
SR. BUSTAMANTE: No podemos hacer presupuestos
ahora, porque no esthn aprobados todavia.
Yo retire el articulo si el senior Recio me da algu-
nas razones por las cuales me convenza que los dere-
chos no deben subirse; yo voto con 61.
Si nosotros hubi6ramos tenido ese cuadro hace ocho
.dias, hace 24 horas siquiera, yo le diria al senior Silva
todos los nfimeros que 61 quiere, yo hubiera pregunta-
do a los pequenos industrials, 6 los que tienen cual-
quiera de esas industries mecinicas 6. de las que con-
tribuyen A la prosperidad pmncipal del pais y les pre-
guntaria.'cuanto paga cada uno de ellos y demostraria
como esos centavos que no representan nada para
el Presupuesto general del pals, pneden precisamente
lepresentar para el pequeloo industrial una verdadera
ruina. De manera ,que si el senior Silva quiere todos
estos datos, que se refieren al articulo que con.umen
las industries menores, como el carbon, yo pudiera
con mas tiempo, conseguirselo, pero despu6s de esos
datos yo seguirfa diciendo al senior Silva, 4qu6 impor-
ta dentro de esos cinco millones, 95 mil pesos? Yo en-
tiendo que nosotros, podemos resolver esto favorable
mente para todas las industries del pals. Debemos
nosotros propender a todo lo que pueda. contribuir a
proteger nuestras industries, no podemos nosotros
gravar la impoi taci6n de los elements que la mueven.
de los articulos que son necesarios para su desenvol-
vimiento, para su marcha. Suprimamos esa cifra de
97,000 pesos con que se recarga ese combustible, su-
primamos ese aumento, porque seilores Senadores, esa
cifra que es una gota de agua para ios ingresos del
Estado, puede ser 6 mEjor dicho, seri una gran cosa
para nuestras industries pequefias; el Estado no per-
dera por ello ninguna cantidad de eonsideraci6n, en
comparaci6n con las que representan los derechos de
importaci6n de otros articulos.
Hay otra consideraci6n, seilores Senadores, en vir-
tud de la cual nosotros debemos suprimir esa. de nues-
tro calculo y es que debemos evitar que se pueda en
lo mas minimo, ya que estamos haciendo una obra
generosa y grande, debemos evitar, repito, que pueda
sobre nosotros echarse la suspicacia de que por una
part concedemos beneficios y por otra los negamos.
SR. RECIO: Pido la palabra.
SR. PRESIDKNTE: Tiene la palabra.
Sn. RECIO: Yo entiendo, sefiores Senadores, que no
es pertinent en estos moments entrar en el studio
de fondo de los aranceles; los aranceles, en general,
no levan por finico fin el de garantia del Emp, 6stito,
los aranceles los tenemos que hacer para otros fines
mas altos y generals del pais. En los aranceles esta


la defense de los products cubanos; por consiguiente,
es muy largo, muy grande y muy profundo el proble-
ma para que lo tratembs de soslayo al tratar este pun-
to determinado.
Es necesario conservar este cuadro para llegar a ob-
tener una cantidad, como ha dicho el selnor Silva,
que es de cinco millones; pero en realidad me parece
que no ha de pasar de tries. Si nosotros sumamos las
dos cantidades A que ascienden las cifras de la amorti-
zaci6n del Empr6stito, una de un mill6n setecientos
cincuenta mil y la otra de un mill6n ciento sesenta y
seis mil seiscientos sesenta y seis pesos, tendremos
que nos dan el resultado 2.916,666 y aqui no se han
afiadido los gastos de Administraci6n, no se tienen en
cuenta y van a gravar el Tesoro Pfblico. Por consi-
guiente, hay que presuponer el calculo de tres millo-
nes para atenciones del Empr6stito.
Es necesario tambi6u que exist un sobrante, un
excedente, pues tenemos que proveernos do recursos
para tender a nue-tros products y para pode, aten-
der, ademas, debidamente los trarados de reciprocidad
que hagamos con las otras nacione-. No bay que olvi-
dar, tambi6n, que vamos hacer un presupuesto sin ba-
se alguna, sin star basado en algin calculo, que su-
pongo que vendra aqui con much exactitud, pero que
carece de los antecedentes de ejercicios anteriores, que
nos permitan saber a ciencia cierta si el presupuesto
que nosotros hagamos se efectuara en esas condiciones.
Gosotros necesitamos un margen, un superdbit abun-
danto para que at ndamos a las exigencias de que ha-
blaba el seiior Bustamante. No import que haya algo
de mas, si nos sobra algo, mejor, servira para el aRlo
signiente y podra dedicarse a otros fines. Por consi-
guiente, si ese pequelio aumento no tiene importancia
para nuestra renta, como decia el senior Bustamante,
entonce, tampoco lo tiene el que hace a un articulo
de tanto consume en el pals como el arroz, que es el
alimento de las classes pobres y, sin embargo, se grava.
El consume del carb6n se efectfia por las grandes in-
dustrias de la naci6n y ellas deben contribuir en algo
A los gastos de la naci6n, puesto que de los otrosgau-
mentos no participan Por todas estas consideraciones
entiendo que debe sostenerse el articulo con el impues-
to de veinte y cinco centavos por tonelada al carbon,
que es lo que se pi opone en el proyecto.
SR. SANGUILY: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: Tiene la pa'abra el senior Sanguily.
SR. SANGUILY: De la lecture de la list de las mer-
caderias y materials que se pueden recargar que ha he-
cho el seflor Secretario, he visto que la mayoria de
ellas son materials de consume y alimentaci6n; con ex-
cepci6n de muy pocas, casi todos son comestibles
y si recargamos los comestibles, me parece que no pro-
vocamos el fomento de ninguna industrial interior y si
hacemos un recargo respect del arroz no parece que
se vaya a sembrar inmediatamente y por la siembra y
la cosecha que de 61 se pueda hacer, no me parece
tampoco que se vaya a evitar la carestia que del mis-
mo se pueda producer en este proyecto con perjuicio
del pueblo. De manera que si se recarga el arroz no
veo por que no hayamos de recargar tambi6n elcarb6n.
Sobre todo el carbon no afecta mas que a determi-
nadas industrial, a las mas ricas, mientras que los de-
mas materials recargados por ese Proyecto de Ley
afectan a todas las classes pobres del pais y si los po-
bres han de contribuir en la mayor part con ese au-
mento en los aranceles para tender al empr6stito, jus-
to es tambi6n que los ricos tomen alguna parte.
El carb6n se emplea, es verdad, en pequefits indus-
trias, se emplea sobre todo en los ferrocarriles, en las
maquinas del tren de los ingenious, en la navegaci6n










DIARIO DE SESIONElS DEL CONGRESO.-SENADO 283


co-tera y esas son empresas que es impossible se afec-
ten de una manera sensible, por la. sunia tai corta que
al cabo del alo implicaria el auniento que ali se se-
fiala.
En camibio creo que se ban fl perjudicar las clates
pobres por ese aumnento en cuanto A los products de
alimentaci6n, sin quo esto provoque lo que deseamos
todos, pero que es ficil de realizar: el fomento, Ja pro-
tee ion de ciertas indlustrias nu stras.
Pero despu6s de totdi, si resultase que conviniera,
que el carbon do piedra no fuese recargado podriamnos
dejar a. Ejecutivo la libertad de establecer este cargo,
s6lo en el caso de que las (denl(is rentas que se estable-
cen no llegasen a cubrir ia eifra que se necesita para los
intereses y hacer la amortizaci6n de los empr6stitos.
Yo creo que esto armonizaria los intereses de todos;
no borrar de la list al carb6n, sino autorizar al Eje
cutivo para establecer 6 no ese recargo segLin las cir-
cunstancias.
Est'a es la finica solncion quce mi se me ofrece pre-
sentar a los (los extremes (de esta Camairna para no de-
tenernos en la marchla y pronta resolucibn de este
astnto.
Sn. BETANCOURT: Pido la pilabra.
SR. PI ESIDENTI;: Tiene la palabra el seflor Betan-
court.
Si BETANCOI RI: Yo he.pedido la palabra porque
entiendo que aqui se lha querido hacer del carbon de
piedra un articulo de primer necesidad para la fabri-
caci6n del azfteuar, conducci6n de cafna, etc.,'y yo
queria 6 quiero mejor dicho hacer observer que el
consumo de carbon cn nuestra industrial azncarera es
limitadisimo, al estreino que los grades Centrales 1um-
diera ser que en todo el curso (de uina zafra, no consu-
man una tonelada de carbon.
En general ya sabemos todos que la molienda se
hace con bagazo, por medio de un sistema de liornos,
y que esos hornos se calientan siempre con lefla, pero
ademals sabernos tambi6n que todos nuestros grades
Centrales tienen ,us vias ferreas extendidas en gene-
neral por exten-iones de terrenos done hay grades
desmontes y nucstras grades siembras de cafia se
hacen tambi6n el exiensiones de terreno done ha
habido desmontcs considerable y por tanto todas e-as
miquinas adscriptas especialneute A niiuestros ingenios,
todas elevan su vapor con lefia por una part, y por
otra las pequcia.s industries que se mantienei alre-
dedor de los ingen os, como tamahin las que estAn al
lado de las fAibricas de az6car, casi todos levantan su
vapor por medio de lenfa, y atfn muchos ferroearriles
del pais ocaso su gran mayoria, desde ('i --i. I- hasla.
Oriente, no consume otra cosa. que lefia. Por tanto
yo creo que si nosotros favorecicsemos la introdneci6n
del carb6n de piedra, libre de todo derechoo elevando
el Arancel en ot os articulos, yo aseguro que casi no
favreceria.mos mis que las grades empress de lai-
grandes poblaciones.
SR. PktIAoG \: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: La tiene el senor PhLrraga.
SR. Pi~AeA(;A: Como resutmen de este debate, y con-
tando, desde Iuego, con la aquiescencia del senior Bus-
tamante, la Comisi6n propone al Senado, que se sirva
votar la cilra asignada a. carb6o on el cuadro quo so
acaba de leer, sin perjuicio de que el Ejecutivo pueda.
6 no gravar ese articulo segufn lo demanden las necesi-
dades del Empr6stito.
Sn. REmIO: Pido la palabra.
Sl. PRESIDENTE: La tiene el seflor Recio.
Sit. REOo: Me opongo a que se pongaln condiciones
a ese articulo y pido quo quede en igualdad de condi-
ciones A todos los demlas artiiculos que figuran-en este


cuadro, y por tanto que no sea potestativo del Ejeca-
tivo aplicar 6 n6 ese aunientoal carbon de piedra.
Su. PREIsIENTE: So somete 'i votaci6n el punto: los
seiiores que est6n confornes con la proposici6n del
senior Bustamante que refleja la opinion de la Comi-
sibn, so pondriin de pi6, los que se opongan quedarin
en su sitio.
Sa. P'iArtmr : Pido la palabra.
SR. PRESIaENTI.: La tiene el senior Parraga.
SSi. PA IRKAA: Entiendo que esa autorizaci6n es ge-
neral; es decir, que no es solo para el carb6n de piedra,
sino para todos los articulos que secomprenden en ese
cuadro. Acabamos de decirlo asi y ha sido aceptado.
Sn. SANt uiLv: (I te irumpiendo.) Pido la palabra
para una cuesti6n de orden.
SiR. PRESIDENT.: La tiene el senior Sanguily.
SR. BETANCOURT: Senor Presidente, ahora el articu-
lo, tal como estaba redactado por la Comisi6n.
SR. SIRVA, Secretario. L' e el articulo.
Si. PRESIDENTE: Se somete Li votaci6n el articulo
tal como estLi redactado; carbon veinte y cinco centa-
vos por tonelada, los que est6n confornnes levantar-An
el brazo. (Aprobado.)
Si. SILVA: IIarina &, se aumenta un cincuenta por
ciento sobre cien kilos.
SiR. BK:TaNcou'r: Podria el senior Secretario infor-
marme;i cuanto asciende la cantidad que 61 supone
que ese aumento equivaldria?
S". SIL A: A veinte mil pesos.
SiR. PRIESIDKNiTE: Se somete a votaci6n. (Aprobado.)
Si. SItv,: Jab6n comfin, so aumenta un ciento por
ciento, rinde ciento noventa y tres mil pesos, que se
obtiene con el aumento.
Si. PRESIDENTE: Se somete ti vota'i6n. (Aprobado.)
Si. -LLA: Almid6n, se aumenta un ciento por cien-
to. (Aprobado.) Maderas de pino sin cepillar, 6sta
cntra libre de derecho y se ame t ta i cuarenta.
SR. BElTANCOUMT: A cuanto se supone que ascionde?
Su. SILva: A setcnta y siete mil pesos (Aproba,-
do.) Aves, se aumenta un ciento por ciento y ride
veintey cinco mil pesos. (Aprobado.) Carne en
latas, se aumenta un cincuenta por ciento. (Apro-
bado.) Carne fresca, un cincuenta por ciento, todas
las carnes importadas se aumentan un cincuenta por
ciento.
SR. BETANCOUPRT: Senor Presidente, yo entiendo que
en esa list, no csta comprendid o lo que nosotros lla-
minaos tasajo.
Si. SI.VA: No, todavia; estas son carnes frescas de
puerco y despu6s earnes salads de puerco.
(Aprobado.) Ahora biene el tasajo.
Si. Faias: Pido la palabra..
Sn. PRESIDENTI':: La tiene el- senior Frias.
Sn. FAi.As: Para pcdir al Senado que acuerde que el
aumento que se le imponga al tasajo, en lugar de ser
un cincuenta por ciento sea un ciento por ciento mis,
hasta, el punto de que result verdaderamente prohi-
bitivo, por los derechos que se le impongan.
Estin envenenando al pai- bajo la fornma de tasajo
y exponi6ndonos AL que no est6 lejano el dia. en que se
imnporte en nuestra Repfblica una. enfermedad que
produce, el terror en todos los l ises, y es la. peste bu-
b6nica; casua.lmiento hace pocos dias hablando yo acer-
ca de este particular con una persona que tiene compe-
tencia especial, por su profesi6n y que conoce la ma-
ra como so prepare el tasajo que viene Cuba, me
decia que alli en la. Argentina habia dos classes de sa-
ladero-, los que preparaban la came para el Brasil y
los que dccian quo enviaban su care para ('uba, y
que ti esos saladeros que enviaban so carnet a Cuba
iban todas las reses, cualquiera que fueran las causes










284 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SEhNADO


6 enfermedades porque dejara de existir la res, y que
los desperdicios de la industrial pecuaria de la Argen-
tina, era Ia que iba a sfrvir para exportarse a Cuba.
Ademrns, esos saladeros por la forma en que estan
instalados, hacen de ese preparado nada Inms que un
medio de contagio de todas las enfermedades posibles,
y estando esos saladeros, como estAn, cerca del Bra-
sil en done existed la peste bub6nica hoy, algunos
-medicos con quien he hablado ban demostrado sus te-
mores fundados de que la peste bub6nica se introduzca
en el pais, y ya ]a Secretaria de Gobernaci6n ha en-
cargado las precauciones que han de tomarse para
evitar ese peligroso inconveniente.
Ademis, hay una raz6n econ6mica: este pais da a
la Arg ntina una cantidad exhorbitante annual de pro-
ducto, A carmbio de lo poco 6 nada quo esa naci6n nos
compra.
Nada menos que cinco millones se invirten anual-
mente en aquel pafs, es decir que se le dA esa ganan-
cia A un pais que no contribute al consume de lo<
products de Cuba, que no nos toma sino una mny es-
casa cautidad de tabaco, mientras nosotros le damnos a
ganar una cantidad muy respectable.
Yo quisiera que los n6dicos que hay en esta ('Cma-
ra intervinieran en esta cuesti6n, porque ellos con mas
competencia que yo, podian hablar sobre esta material.
Yo pido que se recarguen de tal manera los derechos
de importaci6n del tasajo, que tenga que ser desterra-
do por complete su consumo en nuestro pais.
SR. SANGUIY: Pido la palabra.
SK. PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior S:il.iuily.
SR. SANGUILY: Yo pregunto si alguno de los sefiores
Senadores ha leido alguna vez el anklisis medico y qui-
mico de las condiciones del tasajo. Yo me figure que
una care asi. en esas condiciones, ya no es carne, me
figure que es estopa, y si algo de care tiene ipucede
alguien decir que no sea care nmaa, que no provenga
de vacas y de toros enfermos. de toros y vacas tisicas?
Pero crie el que come tasajo, a menos de ser victim
de una poderosa ilusi6n, que come came? 4Se ha vis-
to acaso alguna estadistica comparative que declare la
ventaja de comer tasajo sobre la de comer care? Pero
no hiabiendo tasajo ipor fuerza no se buscarAn los ali-
mentos que compensen ]a sustancia nutritiva que debe
dar al cuerpo human lo que se llama, carne?- No, se
buscara carnm 6 la combinaci6n de otras materials que
equivalent a la carne en esa material, de nutrici6n que
la care debe dar.
Es, por consiguiente, tan racional lo que dice nues-
tro compafiero el senior Frias que yo me atreveria A
rogar A los seflores Senadores y A ]a Comisibn que con-
migo ha redactado este Proyecto, que establezcamos
un aran .el absolutamente prohibitive del tasajo cnan-
do haga.mos los aranceles, y ahora que buscamos in-
greso,, levantemos el tipo que el cuadro sefiala para el
tasajo, de manera que mientras pueda entrar que pa-
gue sus aficiones mAs 6 menos caprichosas el que lo
compare; recarguemos los derechos de su importaci6n,
hasta que Ilegue la 6poca en que lo desterremos para
siempro de nuestra alimentaci6n y por tanto, de nues-
tro arancel.
Si. PRESIDENTE: 4Algfin otro senior Senador desea
hacer uso de la palabra?
SR. FRIAS: Pido la palabra.
S. PRKSIIENTE: La, tiene el sefor Frias.
SR. FRIAS: Respecto al tasajo la cantidad seiialada
6 contenida en el cuadro tiene dos tipos: el 50 y el
100%, hay dos tipos distintos,, se puede llegar hasta
el cien.
Sn. PARRAGA: Pero ,el que se ha leido, qu6 tipo es?


St. SILVA: El que he leido es el cincuenta por cien-
to, pero se puede elevar al 100%.
Si. PiRRAGA: C('Unito produce con el aumento del
cincuenta por ciento?
SR. SILV.: $314,442.
SR. PkRRAGA: jCon el cincuenta por ciento?
SR. REcro: 4Y con el ciento por ciento?
SR. PBiRAGA: Pido la palabra.
SI. PR.SIDEN"'E: Tiene'la palabra el seflor PArraga.
SK. PARRAGA: He pedido la palabra sefiores Sena-
dores para explicar las razones que nosotros tuvimos
en cuenta pa a fijar ese tipo de tributaci6n respect de
este articulo.
El senior Frias propone una cuesti6n que realmente
no es de estos momentos... ( El senior Fr'as: 4El aunien-
to?) No la supresi6n. El seflor Frias propone si no
me he equivocado tal aumento que Ilegue A ser prohi-
bitive el derecho que se consigne, es decir propone que
so tome una media votando una Ley de Emprestito
y las garantias que para el mismo se van A otorgar,
propone una medida que le va A quitar a ese proyec-
to trescientos mil pesos de gara.ntia. De manera que
nosotros vamos 4 decirle a los que llamewo-i para ha-
cer una operaci6n bancaria que le ofrecemos una me-
dida que aumente en cinco millones de pesos el presu-
puesto, 6 los ingresos del Estado como garantia de la
misma operaci6n, pero tambi6n le hemos de decir que
con el objeto de tomnar una media que estimamos hi-
gienica y convenient bajo un punto de vista que no
se puede discutir aqui, vamos A suprinir una de las
principles garantias que ese emprestito tiene que es
Ja part por la cual result asegurado para el Estado
un ingreso de trescientos mil pesos.
Es indudable, pues, que no se puede llegar a lo que
el senior Frins propone; pero si este argument no tu-
viera fuerza todavia dir6 algo mas: La Comisi6n ade-
mIs ha tenido en cuenta lo siguiente: El tasajo en-
tendemos sea cualquiera que-sea la naturaleza del ar-
ticu'o, buena 6 mala, no me toca apreciarlo porque no
tengo competencia para ello, constitute desde tiempo
inmemorial y seguirA constituyendo por muchisimo
tiernpo afn, en nuestro pais uno de los articulos de
primer necesidad para nuestros campesinos; es el ar-
ticulo de mayor consume, quizas, despu6s de las vian-
das, en nuestros campos; y bien sea porque por la
concentraci6n de esa care por medio de la salaz6n
haga que en una menor cantidad de pesos se Ileva ma-
yor cantidad de material alimenticia, hssta el punto
de que un compailero me decia que con una libra co-
mian hasta quince personas y con una libra de came
fresca apenas si pucden comer tires, 6 bien sea por otra
causa, el caso es que para nue-tras classes agricolas el
tasajo constitute la base de su alimentaci6n, toniendo
ademas la ventaja de poderse trasportar a grandes dis-
tancias gran cantidad de este alimento por su poco
peso.
Por estas razones entendimos nosotros los miembros
de la Comisi6n que el tasajo no debia gravarse dema-
siado porque veiamos qne con eso lo que so haria era
un gra.n perjuicio al pais. Entendimos ademAs que
esto podria hacerse cuando nnestra riqueza pecuaria
se hubiera aumentado 6 se hubiera fomentado al pun-
to de que vendi6ndose la care fresca al precio de diez
centavos la libra fuera asequible A todas nuestras cla-
ses sociales. Entonces si que comprendemos que qui-
zas hubiera convenido se prohibiera la introducci6n
de salazones, pero cuando estamos fomentando nues-
tra industrial p cuaria. cuando estamos tratando de
protejer & todo el pais ,c6mo vamos a quitarle el fini-
co product de alimentaci6n que tienen nuestros cam-











PiARTO DE sEsIoN1;DE L CONGIRESO.-SENADO


pesinos y como vainos a obligarles A comer cane fres-
ca 6 A no comer came?
VWase, pues, si la. Comisi6n obrO con verdadero
fundamento al no gravar el tasajo en la manera que
propone el senior Frias.
SR. FRIAS: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior Frias.
SR. FRIAS: Al defender el aumento de los derechos
sobre el tasajo como se trataba en un articulo que pa-
recia de primer n-cesidad y do consume general, pa-
ra justificar ese aumento que pudiera haberse contes-
tado iba a recaer sobre algo quo era base de la alimen
taci6n del pobre, exponia yo que era un mal alimento,
que no era realmente un alimento, que era una sus-
tancia de donde habian desaparecido todo lo que po-
dia ser nutritivo y no quedaba mars que los elements
fibrosos, que era un verdadero engailo para aqu6l que
lo comia y justificado por tanto que no se trataba de
un product que conviniera mantene, s como base de
la alimentaci6n de nuestras clates pobres, decia yo
que el ideal era llegar 4 proscribir de nuestro consu-
mo el tasajo y enigual sentido se expresaba despu6s
el senior Sanguily.
Pero entire ese ideal y el aumento do un cincuenta
por ciento hay gran diferencia. El seflor PArraga se
adelantaba diciendo que este product era. y conti nuaria
siendo por much tiempo la base de la alimentaci6n de
la clase pobre y se pregunta ,como es possible que an-
menteros el derecho que paga ese articulo cuando de
esa manera prosci ibimos de nuestro mercado el tasajo?
pero yo creo que a pesar do ese aumento de derecho se
continuara recibiendo el tasajo en Cuba, y no es posi-
ble sostener que se perjudique la clase pobre con este
aumento arancelario, porque a(in dado el caso de que
dejara de importarse el tasajo no por eso dejarian de
coiner nuestros obreros; lo que sucederia es que se
cambiaria el consume A otros products sirhilares y tal
vez seria sustituido con esas canes salada-, que estin
gravadas en nuestros Aranceles y que no dejarian de
traer ingresos para el Estado. Este traeria una ven-
tajo para nosotros, nos pondria en relaci6n con los pai-
ses que important esas carnes salads a los que podria-
mos hacer y recibir de ellos al mismo tiempo ventajas,
que no nos concede ese pais que export el tasajo.
Por todas e4tas razones debe el Senado aprobar el
aumento, maxime porque parece que en la mente de
la Comisi6n estuvo el de fijar el ciento por ciento, dado
que en el margen aparece esta fltima cantidad escrita
con lapiz.
SR. PARRAGA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: La tiene el Sr. PArraga.
SK. PKARAGN: No voy A salirme de la facultad re-
glamentaria. No era mAs que para rectificar que yo
no he diho, como me atribuia el Senador sefor Frias,
que se seguiria consumiendo siempre tasajo en Cuba,
sino que, acaso pasarian muchos afios todavia antes
que nuestro pueblo dejara de consumirlo, como ha ve-
nido consumiindolo afn en 6pocas en que las carnes
frescas alcanzaban un precio much mas bajo que el
que obtienen en la actualidad; y respect A ese nfime-
ro cien que aparece ahi con lipiz (seflalando al cuadro)
yo le pregunt6 al senior Silva y 61 tuvo la bondad de
explicar que solo se habia tenido en cuenta al hacerse
el cilculo del product que daria el aumento del tasa-
jo, el cincuenta por ciento, es decir, la cantidad que
en el cuadro result. Solo agregar6, ya que estoy de
pi6, que si se aumentara ese tipo de cincuenta por
ciento, apart de la inmensa desventaja que ello ten-
dria para el pueblo, que usa en gran part de ese
alimento, se elevaria la garantia del Empr6stito &4
$5.565,000, aumento que seria innecesario.


Sn GONZAiEZ IBELTRAN: Pido la palabra.
SR. PRKSIDENTE: Latieneelsefior Gonzalez Beltran.
SR. GONZALEZ BKLTRAN: Pido que se fije como an-
mento minimum el cincuenta por ciento y se le deje
al Ejecutivo el derecho de aumentar desde el cincuen-
ta hasta el cien por ciento; pero poniendo como tipo
minimum el cincuenta por ciento.
Hay que mirar la cuesti6n tambidn bajo otro punto
de vista. Yo no creo en las Estadisticas que en Cuba
se han hecho. iQuidn sabe cuantas enfermeiades no
tie;:en por base la alimentaci6n del tasajo! 4Donda
estan los anlisis? 4En qu6 forma cientifica se prepa-
ran esas carnes? Yo s6 que se preparan en forma
empirica: se mata la res y sin limpiars e se sumerjen
los trozos de came alli, y on un nfimero determinado
de tiempo los trozos de carne se ponen al sol y despu6s
que ha sufrido la fermentaci6n se sacan, se empacan
y se mandan A Cuba.
Me parece saber que en Cuba, aqui todos consume'
tasajo y 6ste es una alimentaci6n que no se hace en
ninguna parte mas que aqui y que venia para las dota-
ciones en una 6poca en que se necesitaba una alimen-
taci6n barat ,; y eso de que se alimentaban diez perso-
nas con una lilra de tasajo, es una exajeraci6n. En
la 6poca, de la esclavitud se daban diez onzas de tasajo
por cada raci6ni cada una persona, es decir que diez
libras de tasajo no alcanzaban para diez personas.
SR. FRIAS: Yo acepto la modificacion del senior
G. BeltrAn.
SR. PRSSIDENTE: Se somete a votaci6n. Los que est6n
conformes con la enmienda del senior G. BeltrAn alza-
ran el bra.zo.
SR. FniAs: Pido ]a votaci6n nominal. (Efectuada
la votaci6n en la forma siguiente: El senior Parraga
en contra de la enmienda; Dolz, A favor; Sanguily, a
favor; G. Beltrin, a favor; Lazo, si; Monteagudo, en
contra; Carrillo, en contra; Estrada Mora, 6 favor;
Silva, si; Betancourt (P.); Recio, a favor; Cabello, si;
Cisneros, si; Rey, no; FernaSdez Rondan, no; Tama-
mayo, no; Bravo, no; Betancourt (A.), si; Frias, si.
Once a favor de la enmienda y ocho en contra. (Apro-
bada.)
SR. SILVA, Secretario: Otro articulo. Tocino: se au-
menta un cincuenta por ciento. (Aprobado.) Jamo-
nes, un cihcn-nta'por ciento. (Aprobado.) Manteca,
se aumenta un ochenta per ciento.
SR. BETANCOURT (P.): Seflor Secretario, si usted
conoce lo que paga actualmente la manteca, y nos lo di-
jera le oiria con gusto.
SR. SILVA, A'ecretario: La manteca paga en el Aran-
cel actual cada cien quilos, 2.8 y en el Arancel del
noventa y siete pagaba 10.80, se propone un aumento
de un ochenta por ciento. (Aprobodo.)
SR. PRESIDINTE: Tiene la palabra el senior Frias.
SR. FidAs: Para proponer que en ese-cuadro se con-
signe, difereociAndose de la manteca que se acaba de
gravar ahora. y que debe sobre entenderse que es la
manteca'buena, un aumento de derechos del double de
la que A 6sta se sefiala, porque con el nombre de man-
teca de chicharr6n vienen muchas mantecas y me cons-
ta que esas no son mas que products falsificados.
Chicharr6n del pais es la buena, pero de fuera viene
otra con el nombre de chicharr6n que no es mas que
una mezcla daiiina A la salud.
Sa. REcIO: Yo suplico al senor Frias que retire la
moci6n, porque la manteca clasificada de ese modo
lejos de ser un resguardo para que pase manteca ma-
la, sera motive para que pase la mala por buena; pero
hay otro motive, y es que sera muy dificil eso en la
Aduana, la variaci6n en el arancel; sera mejor que se
deje para cuando se fije el arancel definitive.


__


__









86 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO


SR. FaiAS: Dice el senior Recio que serA un medio
para introducir como manteca buena la mala, eso no
indicarA mAs que una falta de moralidad en el que se
preste A realizar determinado negocio. No me con-
vence el argument del senior Recio, pero retire la en-
mienda y dejo A los sefiores Senadores que sean res-
ponsables de que se siga consumiendo esa manteca
mala, que yo, por mi parte, procurar6 comer manteca
criolla.
Sn. BETANCOURT (P.): Yo quiero hacker una obser-
vaci6n al senior Frias, y es que una enmienda de esa
naturaleza autorizaria & los fabricantes de otros pai-
ses.........
Sa. FRIAS: (Interrumpiendo.) Ya he retirado la en-
mienda, sefior Betancourt.
SR. BETANCOURT: Pues entonces nada tengo que
decir.
(Sn. FRiAs: lee el aumento reference al queso.)
SR. SILVA: En el Arancel del 97 se pagan diez pesos,
en el actual cinco pesos; se propone un aumento de
ocho pesos.
Si. FRiAs: Pido que se aumente un ciento por cien-
to los derechos de importaci6n del queso, por una ra-
z6n: las classes pobres no consume el queso importado,
si acaso consume queso del pais, cuya industrial hay
necesidad de protejer y se vende much mAs barato
que el extranjero, este es un product de lujo que solo
sirve de postre a las classes ricas y nosotros tenemos
que buscar la protecci6n de las classes pobres. De mo-
do que yo pido que se aumente ese setenta hasta un
ciento per ciento.
Sn. RECIO: Para rogar al Sr. Frias que retire la mo-
ci6n, ella puede ser traida dentro de un studio gene-
ral de los Aranceles.
Sa. FniAs: Quedo convencido, Sr. Recio, y retire la
moci6n.
SR. PRESIDENTE: Se pone A votaci6n. 4EstAn con-
formes los sefiores Senadores? (Seaales afirmativas.)
Aprobado.
(Se leen y son aprobados los recargos de los articu-
los desde Leche Condesada hasta Caf6.)
SR. BETANCOURT: YO queria Sr. Silva saber cuanto
pagaba el maiz hasta ahora.
Sa. SILVA: El maiz paga actualmente cincuenta cen-
tavos por cada cien kilos. En el Arancel del afio 97
pagaba dos pesos cuarenta centavos y nosotros ahora
lo subimos A un peso.
Sn. BETANCOURT: Pido que respect de este articulo
se eleve el Arancel al tipo del 97,,de esta manera fa-
voreceriamos la industrial del pals que estA muerta.
Yo pido el aumento, teniendo en cuenta que dicha in-
dustria es una de las mAs populares de nuestro pais; y
estA completamente muerta por la facil introducci6n
del mnaiz extranjero. Resulta actualmente que la co-
secha'del pais esta completamente abandonada por los
bajos precious que alcanza, debido A la abundancia y
baratez del maiz extranjero. Yo creo que es uno de
nuestros deberes protejer esa industrial que es una de
las mas rica de nuestro pais.
Si. PARRAGA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: La tiene el Sr. PArraga.
SR. PARRAGA: He pedido la palabra para decir que
la Comisi6n ha entendido que el asunto propuesto serA
suficiente para que de nueve floresca esa industrial, y
que no se necesita gravar mas A los consumidores del
pals para tender lo que el Sr. Betancourt desea; y es
favorecer de nuevo la siembra del maiz en Cuba, y en
las proporciones que se hacia antes de haberse rebaja-
do tanto los Aranceles.
No hay ningfn motivo para suponer que ese aumen-
to no lleve los fines que la Comisi6n persigue, y que


sea necesario Ilegar A establecer derechos que acaso
fueren prohihitivos, con lo que incurrimos en el defec-
to que antes sefialaba, cuando hablabamos del tasajo,
y es que disminuyamos las garantias del Emprestito.
Sn. SILVA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: La tiene el senior Silva.
SR. SILVA: Voy A hacer una observaci6n al sefior
Betancourt; como se ha aumentado el maiz en un trein-
ta y tres por ciento, que es un aumento bastante no-
table, no se puede llegar al Arancel del noventa y sie-
te porque en ese arancel la mayor part de los articu-
los se exajeraron de tal manera que pudieran permi-
tir mas tarde una rebaja, cuando llegara el moment
de hacer tratados comerciales, A fin de obtener venta-
jas A cambio de otras que se hacian rebaja de los dere-
chos del Arancel. Y si llegaramos al Arancel del no-
venta y site en el primer moment subiria tanto el
maiz cubano como el extrangero.
Por otra part el maiz americano hace falta en cier-
ta cantidad, y conviene por eso no ahuyentarlo de
nuestro mercado, lo que sucederia si se pusieran en
plant las ideas del sefor Betancourt y daria lugar a-
demis A que bajasen nuestras rentas de Aduanas por
ese concept, en lugar de aumentar serial nulas.
Con el aumento que se propone se contiene un poco
1 importaci6n; se da lugar A que se restaure la indus-
tria del pais y se pueda obtener A la vez algfin bene-
ficio.
Sr. PRESIDENTE: Se pone A votaci6u el inciso. (Se
aprueba.) (Se aprueba nuevamente sin discusi6n el resto de
los incisos.)
Sa. SILVA: Total de rendimiento: 5.012,242-87 cen-
tavos. Se ha terminado.
SR. PRESIDENTE: Continfia el articulado.
SR. BETANCOURT: Seflor Presidente, pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: La tiene el seflor Betancourt.
Sn. BFTANCOURT: He pedido la palabra para propo-
ner en ese aumento de Aranceles se comprendan una
infinita s6rie de articulos de lujo que no han sido enu-
merados y que entrant en gran escala en esta isla.
SR, PRESIDENTE: Seflor Betancourt, esto es solamen-
te para buscar con que respaldar el empr6stito.
SR. SIIVA: Lee el articulo 12 y es aprobado.
SR. ESTRADA MORA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: La tiene el seflor Estrada Mora.
Sa. ESTRADA MORA: En la iltima sesi6n pedi A la
Presidencia que me reservase el derecho de explicar
mi voto afirmativo A lo totalidad del empr6stito y A los
articulos del Proyecto.
Ha llegado su oportunidad porque ya estA aprobado
el Proyecto de Ley. Yo voy A hacerlo en muy pocas
palabras. Desde que surgi6 la idea en el sefor Secreta-
rio de Agricultura de contratar un empr6stito en fa-
vor de los agricultores cubanos, y en la CAmara de Re-
presentantes otro empr6stito para la paga del ej6rcito
he tenido una opinion bajo el punto de vista cientifico
exclusivamento econ6mico contrario A esos empr6sti-
tos, porque entendia y sigo entendiendo que la Repf-
blica de Cuba no debia contratar ninguna clase de em-
pr6stito cualquiera que fuese la cuantia de los mismos
hasta tanto que no se aprobasen los Presupuestos de in-
gresos y egresos del Estado, para conocer entonces de
una manera cierta, de una manera fija, si los ingresos
ordinarios cubrian los gastos 6 los egresos corrientes
del Estado para despu6s, con calma y con much juicio,
votados los ingresos permanentes,necesarios para cubrir
la amortizaci6n, capital 6 intereses de esos empr6stitos
Pero he olvidado todas estas razones cientificas, todas
esas razones econ6micas 6 impulsado por un espiritu
de alto patriotism he votado en favor de esos dos em-
pr4stitos sin pensar en las consecuencias que la con-







DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO 287


trataci6n de los mismos pueden producer bajo el pun-
to de vista econ6mico, porque observe que ese pais y
sobre todo el element agricultor, esta luchando con
una crisis econ6mica nunca sentida en la isla de Cuba
y que el ejercito libertador esta en ruinas y un pueblo
que tiene hambre no puede tener paz material.
De manera que bajo ese concept, A pesar de las o-
piniones que tengo, cientificas y econ6micas respect
de los mismos, he votado que si.
Si nos hernos equivocado, que la historic del pueblo
nos castigue; pero debemos hacer constar que nosotros
los que hemos votado en favor del empr6stito hemos
obrado por la tranquilidad de nuestras conciencias y
para salvar A la Repfiblica, porque entendemos que
la consolidaci6n y el arraigo de la misma depend
de la realizaci6n de ese empr6stito; porque no puede
existir paz material en un pueblo que esta hambriento
y con elements que estkn luchando con una crisis eco-
n6mica de tal naturaleza; y es necesario ayudarle pa-


ra que se sostenga el mayor tiempo possible, para espe-
rar mejores 6pocas y que la industrial azucarera se me-
jore, y esperar, porque quizAs no est4 muy lejano el dia
en que el mercado ingl4s sea un consumidor protector
de la producci6n azucarera. He dicho.
SR. CISNEROS: Pido la palabra.
Sa. PRESIDENTE: Tiene la palabra el seoor Cisneros
SR. CISNEROS: Cuando aqui se present la Ley de
Imprenta se dijo que se dictaminaria A los pocos dias,
ya hace una porci6n de tiempo de eso y todavia no sa-
bemos en que para esa Ley de Imprenta, y yo rogaria
al sefor Presidente que a las Comisiones exigiera que
A mas tardar dentro de dos dias traiga la Ley de Im-
prenta.
SR. PRESIDENTE: La Presidencia ofrece complacer al
senor Cisneros. Se levanta la sesi6n. La pr6xima se
celebrark mafiana A las dos.
Hora: las 5 y 30 minutes.


*PRINTA DE RAMLA Y BOUIA,.-OISP. *.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs