Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba.
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072699/00666
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
Physical Description: v. : ; 33 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Senado
Publisher: Rambla y Bouza
Place of Publication: Habana
 Subjects
Subject: Legislation -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began with: Vol. 1, 1902.
General Note: Description based on: 2. Legislatura vol. 2, no. 1 (abr. 6 de 1907); title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072699
Volume ID: VID00666
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001844861
oclc - 30331556
notis - AJR9135
lccn - sn 94026346

Full Text









DIARIO DE


SESIONES


DEL

CONORESO DE LA REPUBLICAN DE CUBA

PRIMERA LEGISLATURA.-1902.


VOL. I. HABANA, OCTUBRE 13 DE 1902. NUM. 10.


SENADO

Septima sesi6n ordinaria-16 de Junio de 1902.

SUMARIO
Pago de haberes A los empleados temporales de la CAmara.-Solicitud de autorizati6n para desempeflar
un Consulado extranjero.-Moci6n solicitando se derogue la Orden del Gobierno Militar 160, de 17 de
Mayo del corriente aflo.-Autorizaci6n para que los Alcaldes Municipales y Concejales continden de-
sempeflando sus cargos.--Acta de la Comisi6n Mixta.-Dotaci6n del Presidente y Vice-Presidente de
la RepiDblica.-Leyde Relaciones entire ambas Camaras.-Proyecto de Ley para la creacidn de un Ban-
co Hipotecario.


A las tres horas y veinte minutes de la tarde y bajo
la presidencia del doctor Estevez y Romero comenz6
la sesi6n.
Sn. PRESIDENTE: Se abre la sesi6n. El senior Secre-
tario de actas se servirA dar lectura 6 la de la anterior.
SR. SILVA, Secretario: (Lee el acta.)
SR. PRESIDENTE: ,Se aprueba el acta? 4Hay alguna
observaci6n que hacer respect A ella? (Nadie hace uso
de la palabra.) Aprobada.
Sn. PRESIDENTE: Orden del dia.
Sn. SILVA, Secretario: Comunicaciones y mociones
presentadas. (Lee.)
CAMARA DE REPRESENTANTES DE CUBA.
Presidencia.
Habana, Junio 7 de 1902.
Senor Presidente del Senado.
SEORn:
Tengo el honor de manifestar 6 usted, que en sesi6n
celebrada por esta CAmara en el dia de ayer, se acor-
d6: aprobar el pago de los haberes devengados por el
personal que funcion6 provisionalmente desde el 5 de
Mayo pasado hasta el 31 del mismo mes, cuyos habe-
res ascienden a la cantidad de mil quinientos treinta y
dos pesos once centavos, moneda americana, no inclu-
yendo en la liquidaci6n la Secci6n de Taquigrafos.
De Vd. respetuosamente,
Pelayo Garcia.


SR. PRESIDENTE: 4A alguno de los sefiores Senadores
se le ofrece objecci6n que hacer? (Silencio.) 4Se acuer-
da de conformidad con lo resuelto por la CAmara de
Representantes?
Sn. MORUA: Pido que se acuerde.
SR. PRESIDENTE: Los sefiores Senadores que est6n
conformes se pondran de pie. (Los senores'Senadores se
ponen de pie.) Queda aprobado por unanimidad.
Sn. SILVA, Secretario: (Lee.)
Matanzas, Junio 7 de 1902.
Sr. Secretario:
En acatamiento del precepto constitutional, a virtud
del cual ningin cubano podrA desempefiar cargo de
Naci6n extranjera, sin autorizaci6n previa del Gobier-
no de la Repfblica de Cuba, y siendo el que suscribe
ciudadano cubano, solicit desde luego la susodicha
autorizaci6n para continuar ejerciendo el cargo de
Consul de la Repfblica Argentina en esta ciudad.
Dignese, sefior Secretario, aceptar el testimonio de
mi consideraci6n mds distinguida,
Silvio Silveira.
Al Sr. Secretario de Estado y Justicia Ldo. Carlos
de Zaldo.-Habana.
SR. PRESIDENTE: 4Algin senior Senador quiere ma-
nifestar algo, despu6s de la lecture de esta petici6n?
Sn. FRiAs: Yo entiendo que cuando igual solicitud
se hizo aqui por el senior Jos6 Joaquin Palma. la CA-
mara sent determinado criterio acerca de la forma
en que esta autorizaci6n debiera darse; y es, que se
considerara con character general y sin determinaci6n


__1____ ~~_ _________ ___ __ ___~I____







82 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO.


express del cargo que iba A desempeflar el ciudadano
cubano que pedia la autorizaci6n. Asi es que yo pe-
diria que se concediera' esta autorizaci6n en la misma
forma que la concedida al senior Palma.
SR. MoRUA DELGADO: El Sr. Bustamante fu6 quien
habl6 en ese sentido; pero creo que se cuid6 de decir
que aquello no sentaba precedent para procedimientos
ulteriores.
SR. FRIAS: Casualmente el Sr. Bustamante estA aqui
y 61 podria afirmar si es que yo estaba equivocado 6 no.
Lo que queria el Sr. Bustamante era evitar que sirvie-
ra de precedent esa concesi6n en la forma en que
Ia solicitaba el Sr. Palma y concediendo esa autoriza-
ci6n con character general se evitaba ese inconvenien-
te; y tal fu6 entonces el criterio de la CAmara; si
hoy so pide la autorizaci6n para desempefiar un cargo,
y no hacemos igual salvedad, la situaci6n que quisimos
evitar entonces vendria A presentarse hoy.
SR. PRESIDENTE: 4EstA de acuerdo la CAmara en con-
ceder la autorizaci6n que solicita el Sr. Silveira, como
cubano para desempefiar un cargo de potencia extran-
gera, 6 sease, si esth conforme en acceder en la misma
forma en que se hizo la concesi6n al senior Jos6 Joa-
quin de Palma? Si estan conformes los sefiores Sena-
dores se pondrAn de pi6. (Concedida.)
SR. SILVA, Secretario, (lee.)
AL SENADO:
Por la orden nfmero 160 de 17 de Mayo del corrien-
te afio el Gobernador Militar de Cuba modific6 la Ley
de Enjuiciamiento Criminal, adicionAndola con el si-
guiente articulo:
"Una vez apelada ante el Tribunal Supremo la sen-
tencia dictada por un tribunal condenando A un em-
pleado pfiblico, por delito cometido en el desempefio
de sus funciones, el Tribunal Supremo tendrA compe-
tencia para revisar todas las cuestiones de hecho, de
derecho y de procedimiento A que d6 lugar la prueba
testifical, las actuaciones y el procedimiento y ya para
informar la sentencia, sobreseer la causa, conceder
nuevo juicio, ya para dictar cualquiera otra providen-
cia fi orden que la estricta justicia demandare; .y el
Tribunal Supremo puede, oida dicha apelaci6n recibir
la prueba adicional que cream necesaria en bien de la
justicia. Esta disposici6n serA aplicable A todas las
apelaciones que en la actualidad estAn pendientes 6
que de aqui adelante se interpongan."'
La disposici6n trascrita dictada con olvido de los
mAs elementales principios de nuestro sistema de
enjuiciar, conculca y altera fundamentalmente las
bases en qua se asienta la instituci6n del Tribunal
Supremo de Justicia y desnaturaliza las funciones que
por nuestras leyes estA llamado A desempeiar.
Establecido como Tribunal de Casaci6n y de Revi-
visi6n, sus funciones ban sido reguladas de manera
que solo intervenga en material civil 6 criminal en los
casos en que la infracci6n de ley 6 de doctrine legal
por los tribunales sentenciadores 6 el quebrantamien-
to de las formas esenciales del juicio, exijan la decla-
raci6n del derecho que prepare el agravio cometido en
la sentencia 6 el restablecimiento de la contienda al
estado en que fuera violado el procedimiento, reali-
zando por tal manera la alta funci6n de fijar la juris-
prudencia; 6 en aquellos excepcionales en que errors
flagrantes de apreciaci6n impongan la revision de una
ejecutoria, cuya subsistencia pugnaria con la eviden-
cia de la verdad palmaria. Su funci6n fundamental,
como se v6, es la de un tribunal de derecho al cual
solo por excepci6n se somete el conocimiento y apre-
ciaci6n de los hechos.
La Orden nfimero 160 rompiendo la harmonia de


nuestro enjuiciamiento, crea una excepci6n de las re-
glas establecidas en material de casaci6n, concediendo
competencia al Tribunal Supremo en los casos de ape-
laci6n de una sentencia que condone A un empleado
publico por delito cometido en el desempefio de sus
funciones, no solo para tender en las cuestiones de
fondo y de forma que so relacionen con la causa sino
tambi6n para apreciar y revisar los hechos y admitir
nueva prueba adicional y con el objeto tanto de con-
firmar la sentencia, 6 sobreseer la Causa; como de con-
ceder nuevo juicio 6 dictar cualquiera otra providencia
fi orden que la estricta justicia demandare.
Con tan ins6lita 6 injustificada ampliaci6n de atri-
buciones vi6nese asi A convertir al Tribunal Supremo
en un Tribunal de Tercera Instancia con mayor ampli-
tud de facultades que ningfn otro Tribunal de alzada
conocido en nuestro derecho.
En vano fuera buscar en exigencias de derecho 6
conveniencia de equidad el origen de esa trascenden-
tal variaci6n en nuestras reglas procesales, aun apli-
cada que fuera A todos los delitos y todos los delin-
cuentes y much menos restringida como ha sido a los
empleados pfblidos, en favor de los cuales ha venido
A establecerse un privilegio cuya subsistencia consti-
tuiria una contradicci6n inexplicable y trastornadora
de nuestro procedimiento criminal.
Por todas esas consideraciones, los Senadores que
suscriben tienen el honor de.someter al Senado la apro-
baci6n del siguiente Proyecto de Ley revocando la or-
den nfmero 160 del Gobierno Militar.
Articulo 19 Se deroga la orden dictada por el Go-
bierno Militar con el nfmero 160 de 17 de Mayo de
1902.
Articulo 29 La present ley surtira sus efectos, des-
de la publicaci6n de la misma en la Gaceta de la Ha-
bana.
Edificio del Senado, Junio 7 de 1902. -Ricardo Dolz.
-C. I. Prraga.-Alfredo Zayas.

SR. PRESIDENTE: 4Algfn senior Senador quiere hacer
uso -de la palabra?
SR. FRIAS: Pido la palabra.
Sa. PRESIDENTE: La tiene el Sr. Frias.
SR. FRIAS: Yo me permitiria hacer una pequefia in-
dicaci6n a los autores de esa moci6n; y es indicarles si
ellos no creen convenient que expresamente en el
Proyeceto de Ley se consigne que quedan restablecidas
las disposiciones vigentes en la 6poca en que esta ley
f orden del Gobierno Militar vino A modificarlos. Esta
que seria una aclaraci6n, dejaria fuera de toda duda
el que al derogar la Orden del Gobierno Militar que-
daba vigente la legislaci6n anterior A la 6poca en
que dicha Orden se promulg6.
SR. PARRAGA: Pido la palabra.
SE. PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior PArraga.
Sa. PBRRAGA: Desde luego los firmantes de la mo-
ci6n esperAbamos que 6sta pasara A las secciones y alli
pudiera ser estudiada con amplitud, y luego definitiva-
mente darse cuenta al Senado con el Dictamen de la
Comisi6n que ellas nombraran. No obstante, la espe-
ranza que mantenemos de que asi se hara, me es grato
adelantar al senior Frias, que en mi sentir, como en el
de los demAs compafieros firmantes, no es necesario
que se consigne que la derogaci6n de la Orden 160 del
Gobierno Militar restablece el estado de derecho exis-
tente antes que ella se dictara, que no era otro que el
creado por la legislaci6n criminal yr civil A la saz6n vi-
gente en material de casaci6n, para que asi se entien-
da. La orden 160 vino A alterar fundamentalmente el
sistema que regia, ampliAndose al Tribunal Supremo
de Justicia sus facultades en material criminal de una








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO. 83


mantra inesperada y trastornadora de nuestro sistema
de enjuiciar en material criminal. De manera que, co-
mo sucede siempre que una Ley ha sido derogada, al
derogarse la Orden 160 se entendera que queda vigen-
te el sistema anterior que regia, y estaba vigente cuan-
do la orden se promulg6. De ahi que los firmantes
entiendan que holgaria today declaraci6n en el sentido
indicado por el senior Frias.
SR. FRIAS: Pido la palabra.
Sa. PRESIDENTE: La tiene el senior Frias.
SR. FRIAS: Yo estimo que cualquier Ley que dero-
gue A otra anterior no revive la legislaci6n que esta a,
su vez derog6.
SR. PARRAGA: Pido la palabra.
SR. PRKSIDENTE: La tiene el Sr. Parraga.
Sn. PARRAGA: Aunque yo insist, seilores Senado-
res, en que el particular que nos ocupa debe ser objeto
de mas amplio debate cuando pase A las Secciones y
sea por ellas estudiado, debo llamar la atenci6n del Se-
nado y A la vez la de mi distinguido compailero el se-
flor Frias, acerca de algo que, en mi concept, le con-
vencera de que no es necesa.rio fijar que quede resta-
blecido el derecho anterior A la derogaci6n de esa orden,
para que asi se entienda. La Orden 160 no ocurri6 A de-
rogar ningfn precepto establecido en material criminal;
esa orden vino simplemente a ampliar las facultades
del Tribunal Supremo consignado en favor de aquellos
que establecieran una apelaci6n en el caso de ser per-
segnidos por delitos cometidos como empleados pfibli-
cos: el derecho de que el Tribunal Supremo, revisando
su causa, pudiera admitir nuevas pruebas. Do manc-
ra., que desde cl moment en que dicha orden se dero-
gue, por ese simple hecho, quedara sin efecto y dejarAt
de tener validez el precepto por ella establecido. Y
quedara tambi6n restablecido el orden anteriormente
existente, porque esa orden no hace mis que ampliar
las facultades del Tribunal Supremo y en manera al-
guna disminuye, ni modifica., las demas que anterior-
mente tenia.
Respecto A que en este proyecto de ley se consigne
que ha de tender efecto retroactive, yo debo recorder al
Senado que es principio general de legislaci6n que las
leyes no deben tender efecto retroactive, y solamente,
en condiciones y circunstancias excepcionales, es que
la retroactividad se concede, y si en algfin caso ella no
puede caber, es en el de las Leyes penales, porque las
leyes que regulan la material penal 6 criminal y son
desfavorables al delincuente, como sucede en el pre-
sente, en ningfin caso pueden tener efecto retroactive;
y si, por consiguiente, nosotros declaramos que esta,
ley tiene efecto retroactive, vendriamos a romper con
algo que es fundamental, que es absolutamente esen-
cial dentro de los buenos principios del derecho crimi-
nal. No nos es possible, pues, A los firmantes de ese
proyecto de ley, obsequiar en este punto, y por las ra-
zones quo acabo de aducir, los deseos del senior Frias,
que en otro caso nos seria muy grato complacer.
SR. FRIAs: Pido la palabra.
Si. PRESIDA..XT, : Tiene la palabra el senior Frias.
Sa. FaiAs: Yo entiendo que desde el moment en
que no hice objeto de una enmienda las dos indicacio-
nes que antes indiqu6, esta discusi6u perfectamente
salva los escrfipulos que pudiera haber tenido, porque
la explicaci6n que con gusto he oido de boca del se-
ilor PArraga, permit entender cual es el sentido y
alcance de la proposici6n.
Sn. PARRAGA: Pero esta es material criminal.
Sn. PRESIDsENT: Hecha por el senior PArraga la in-
dicaci6n de que esta proposici6n. pase a las Secciones,


,esta conform en ello el Senado? (Seaales afirmativas.)
Su. SILVA, Secretario: (Lee.)
ACTA.
En el Sal6n de Conferencias del Senado, se reuni6
en la tarde del catorce de Junio de mil novecieutos
dos, la Comisi6n mixta de Senadores y Representantes
designados por ambas C4mraras, para dictaminar res-
pecto A dotaci6n del Presidente y Vice Presidente de
la Repiblica. La Comisi6n mixta la componen los
Seiadores seilores Manuel Sanguily, Jos6 Antonio
Frias, Antonio GonzAlez BeltrAn y Martin Morfia Del-
gado; y por la Camara de Representantes los sefores
Carlos Fonts Sterling, Jos6 Lorenzo Castellanos, Fran-
cisco Chenard y Alfredo Betancourt, quienes pasaron
a ocupar sus puestos en la mesa. El selnor Frias in-
form6 respecto 4 los antecedentes del asunto. El se-
iior Fonts dio cuenta con lo acordado en la CAmara.
Tras algunas observaciones cambiadas entire los sefo-
res Fonts, Castellanos, Frias y Betancourt, se tom6 por
unanimidad el siguiente acuerdo: El articulo 4? que-
dara redactado asi: El Presidente y Vice Presidente
no percibirAn ninguna otra suma del Estado para gas-
tos de representaci6n i otros anklogos, excepci6n de
los servicios oficiales del Palacio, los de vigilancia y mo-
biliario, asi como los de adquisici6n y renovaci6n de
6stos y que se fijen en los presupuestos generals de la
Naci6n." Con lo coal se di6 por terminado el acto,
firmando todos dos actas iguales para constancia.-
F. Chenard.-Carlos Fonts Sterling.-J. Lorenzo Caste-
llano..-Antonio G. Beltrdn.-- Manel Sanguily. -Alfredo
Betancourt.--1. Miora Deldgado.
SR. PRESIDENTKr: EstA conform el Senado en que se
de el curso correspondiente, para que llegue aser Ley,
a este acuerdo? (Seinaes afirnativas.)
SR. SILVA, Secretario: Proyecto de Ley. (Lee.)

AL SENADO:
El Seunador que suscribe propone al Senado que
adopted la siguiente Ley:
Considerando que los Alcaldes y Concejales de los
Ayuntamientos de esta isla fueron elegidos por un pe-
riodo de tiempo que terminal el dia filtimo del presented
mes de Junio y por lo tanto de no dictarse una ley pro-
rrogando el t6rmino durante el cual deberAn ejerce;
sus funciones, resultarian esas ilegalmente desempe-
fiadas.
Considerando que las leyes y disposiciones relatives
al regimen Municipal vigente, antes de la Intervenci6n
Military y las 6rdenes enmendadas del Gobierno duran-
te dicha Intervenci6n deben ser modificadas tanto por
estar poco acreditadas en la prActica como por resultar
incompatible con algunos preceptos constitucionales.
El Senado acuerda la siguiente Ley:
Articulo 19 Los Alcaldes Municipales y Concejales
que se fallen en el desempeilo do esos cargos el dia 30
de Junio corriente, continuarin en sns funciones has-
ta tanto se realicen elecciones para sustituirlos.
Articulo 2? Las vacantes de los cargos de Conceja-
les existentes el mencionado dia, asi como las que
ocurran n lo sueesivo hasta realizarse las elecciones
se cubrirAn en la forma establecida por la orden nfme-
ro 519 de 1900 del Gobierno Militar Interventor. Las
vacantes de Alcaldes se cubrirAn por sustituci6n de
1os Tenientes de Alcaldes respectivos.
Articul: 3? El Congreso procederA inmediatamen-
te A estudiar y acordar una ley orginica de los Muni-
cipios y una ley electoral correspondiente fundada en
las bases establecidas en la Constituci6n.
Articulo 49 Las mencionadas Leyes deberan ser








84 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO.


presentadas i la sanci6n del Presidente de la Repfibli-
ca antes del mes de Octubre pr6ximo venidero y san-
cionadas que sean deberi verificarse la renovaci6n de
los Municipios antes del 1? de Enero 1903.
Senado de la Repfiblica de Cuba, Junio 14 de 1902.
Alfredo Zayas. Para autorizar la lectura:-Adolfo Ca-
bello.-Manuel R. Silva.-Eudaldo Tamayo.

SR. FKIAS: Pido que pase a las Secciones.
SR. PRESIDENTE: "Lo acuerda el Senado? (Sefales
a(firmativas.)
Sn. SILVA: Secretario: Hay una petici6n del seflor
Cisneros Betancourt que dice asi: (Lee.)

AL SENADO:

El Senador que suscribe present al Senado la si-
guiente moci6n:
Que utilizando el privilegio constitutional, al efecto,
se inquiera del Ejecutivo por la via y forma correspon-
dientes, los acuerdos, convenios. y pactos de todo g6-
nero que por la Presidencia de Ia Repfiblica hayan
podido estipularse con ocasi6n del.cambio de Gobierno
al cesar las funciones del Interventor v retirada de
sus fuerzas para los fines que fueren procedentes.
Sal6n de Sesiones del Senado, Junio 16 de 1902.-
Para autorizar la lecture: Manuel Sanguily.-Tomds L.
Recio.
Sn. PRESIDENTE: ,Acuerda el Senado que se pidan
esos antecedentes? (Stitales afirnativas)
Sn. SILVA, Secretario: (Lee.)
Dictamen de la Comisi6n, acerca del Proyecto de
Ley de Relaciones entreambos Cuerpos Colegisladores.
Sn. ESTRADA MoRA: Pido la palabra para una cues-
tion pr6via.
Su. PRESIDENTE: Tiene la palabra el senor Estrada
Mora.
SR. ESTRADA MORA: La Comisi6n encargada do dic-
taminar sobre el Proyecto de Ley d- relaciones entire
ambos Cuerpos Colegisladores, termin6 su trabajo el
vi6rnes filtimo; pero me he enterado que el senior Mo-
rfia Delgado ha presentado una enmienda a ese Pro-
yecto de Ley, cuya enmienda no ha conocido la Comi-
si6n hasta este moment; y como diclia enmienda
.puede influir en el orden del articulado de la Ley, y
acaso en sus extremes mis esenciales, yo pido al Sena-
do que suspend la discusi6n del dictamen de aI Comi-
si6n hasta la pr6xima sesi6n, con mas raz6n cuando s6
que la enmienda del Sr. Morita Delgado es muy exten-
sa y perderiamos un tiempo precioso leyendo articulo
por articulo el proyecto y discutjendo despuBs la en-
mienda. Pido, pues, al Senado-que acuerde suspender
la discusi6n del dictamen de la Comisi6n hasta la pr6xi-
ma sesi6n, & fin de que dicha Comisi6n pueda tener en
cuenta la enmienda del senior Morfia Delgado.
Sn. PRESIDENTE: 4Estin conformes los seiiores Sena-
dores on acceder a la solicitud del seflor Estrada Mora?
Sn. RECIO: Yo no he comprendido lo que ha dicho
el senior Estrada Mora. Yo creo que la enmienda de-
be pasar a la Comisi6n, para que estudiando el pro-
yecto y la enmionda, dictamine sobro ambas cosas A
la vcz.
SR. BUSTAMANTE: Pido la palabra.
Sit. PRFSIDENTE: La tiene el seflor Bustamante.
SB. BUSTAMANTE: Para rogar t la Presidencia que
en este caso y en otros anilogos, pero en este especial-
mente, porque vamos a tener un period de una sesi6n
a otra sin discutir el particular, haga circular entire
los seilores Senadores copia del dictamen de la Comi-
sibn y de la enmienda; para que, tratindose de cosas de


importancia, podamos juzgar mas que por una simple
lecture.
SR. PSESIDENTE: 4Estan de conformidad los sefiores
Senadores? (El Senado estd conforme.)
SR. SI.VA, Secretario: (Lee un proyecto sobre un Banco
National Hipotecario presentodo por el senor P. Betancourt
cuya lecture fui autorizada por los sefores Estrada Mora y
lMonteagudo.)
AL SENADO:
Considerando que el estado de abatimientb en que
han quedado la Agricultura y la Industria pecuaria por
causes de la guerra y otras conocidas, no puede pro-
longarse por mAs tiempo sin graves males para la Re-
pfiblica.
Considerando que la falta do capitals en moneda
metAlica para pagar los gastos do sostenimiento y fo-
mento de las empresas agricolas y pecuarias, os ]a cau-
sa principal de su establecimiento.
Considerando quo la dificultad de conseguir empr6s-
titos particulars y los inconvenientes y objeciones que
pudieran presentarse para un emprcstito de dinero co-
lectivo 6 national hace que no pueda ni deba tenerse
en cuenta ese recurso para combatir el mal.
Considerando que la creaci6n de Bancos Hipoteca-
rios 6 de instituciones de cr6dito, es la form mejor
para procurar capitals al agricultor y al ganadero.
Considerando que la.falta de moneda metAlica difi-
culta de manera casi insuperable, la fundaci6n de esos
Bancos 6 Instituciones.
Considerando que la creacibn de un sign de cam-
bio, de un papel moneda con firm garantia, sustitui-
ria con grades ventajas la moneda metAlica en to-
das las transacciones de ]a Industria, del Comercio y
del Trabajo.
Considerando que la Repfblica debe contar on pri-
mer lugar con sus propios recursos y utizarlos para su
progress y felicidad.
Considerando que es el deber de los Representantos
del pueblo promover todo aquello que pueda propen-
der al remedio de sus males y contribuir al desarrollo
de su riqueza y bienestar, y futidar aquellos organis-
mos que cumplan lan altos fines.
El Senador que suscribe, tiene el honor de someter
i la consideraci6n y aprobaci6n del Senado, el siguien-
to proyecto de ley para la creaci6n do. un
Banco Hipotecario, bajo las siguientes bases: V1 So
creara por el Gobierno, bajo los auspicios de la Secro-
taria de Hacienda, una Instituci6n. con el nombre de
"Banco Nacional IIipoteoario", que tentdrzi por objeto
hacer pr6stamos' con primora Ihipoteca sobre fincas
risticas, pagaderos a plazos de 5, 10, 25 y 50 aios de
vencimiento, quedando al arbitrio del dueilo de la pro-
piedad hipotecada la fecla del vencimiento en cada
caso.
2'. Para constituir una hipotoca., so procedera i, Ia
tasaci6n de la finca que lia de servir de garantia, por
un tasador del Banco, y la cantidad prestada no podri
pasar de los dos tercios del valor real actual efectivo
de la propiedad.
3' El propietario do la finca hipotecada so compro-
metern on la escritura A emplear el total del prestamo,
fnica y exclusivamente en el fomento 6 mejora de la
finca gravada, compra de ganados, aumento 6 atenci6n
de los cultivos de nl misma.
4" Los gastos que se ocasionen por tasaci6n, escri-
tura, etc., serin pagados por el tomador del pr6stamo
en Ia moneda que reciba del Banco.
2'. Para pagar los pr6stamos con hipoteca que haga
el Banco, se creari un Papel-Moneda Hipotecario, y
con objeto de facilitar su circulaci6n, estos billetes se-








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO. 85


ran de las denominaciones de 5, 10, 25 y 50 centavos;
1, 3, 5, 10, 25, 50, 100, 300, 500 y 1000 pesos, entre-
gAndose para cada hipoteca de cada denominaci6n la
cantidad que se juzgue convenient 6 las necesidades
del cambio.
6' La devoluci6n del prestamo al Banco se hara con
estos billetes por anualidades vencidas, abonAndose un
tanto por ciento de amortizaci6n y el cuatro por cien-
to annual de interns sobre la suma prestada. El tanto
por ciento de amortizaci6n serA en los pr4stamos por
cinco aflos, el 20 por ciento de la suma total prestada;
por diez afios, el 10 por ciento; por veinte y cinco afios
el 4 por ciento; por cincuenta ailos, el 5 por ciento.
79 El Banco no pondra por si billetes en circula-
ci6n. Los billetes serAn emitidos a media que se
constituyan las hipotecas entregando al tomador del
pr6stamo el imported de su contrato y 6ste los hara cir-
cular dAndolos en pago de salaries, animals, viveres,
materials f otras necesidades de la finca gravada que
garantiza con su valor los billetes emitidos.
8" Con los intereses cobrados se pagarAn los gastos
del Banco y el resto se entregarA al Gobierno como
renta del Estado.
9`. El Gobierno declararA este billete moneda legal
y lo admitira en pago de contribuciones y de toda cla-
se de obligaciones.
10" El Banco tendra los billetes impresos y cada
vez que se constituya una hipoteca se firmarA por el
Director y el Cajero. y se sellarA por la Secretaria de
Hacienda, la cantidad de ellos de las denominaciones
convenientes que sea necesario entregar al hipoteca-
rio. La Secretaria de Hacienda IlevarA cuenta de la
cantidad de billetes que sellare y relaci6n de las fincas


que lo garantizan lo cual servira para responder A la
legitimidad del billete y comprobar la contabilidad del
Banco.
11. Las hipotecas se harAn los dias primeros de
mes para facilitar las operaciones.
129 Por las cantidades pagadas anualmente por
concept de amortizaci6n darA el Banco un recibo par-
cial que servirA para la cancelaci6n total de la hipo-
teca. Los empleados del Banco taladraran a la vista
del que haga el pago, los billetes que constituyan la
cantidad pagada por concept de amortizaci6n al dar
el recibo y estos billetes redimidos se destruirAn pe-
ri6dicamente, de una manera pfblica y anunciada.
135 La falta de pago de amortizaci6n 6 intereses
serA perseguida ejecutivamente como cualquier otra
deuda hipotecaria por los Tribunales ordinarios en la
forma que determine el Reglamento del Banco, con
arreglo A las leyes de la Repiblica 6 A una ley espe-
cial que pudiera ser votada por el Congreso y promul-
gada por el Ejecutivo en favor de la instituci6n.
SR. PRESIDENTE: Tienen la palabra los sefiores Se-
nadores que quieran hacer uso de ella.
SR. ESTRADA MORA: Que pase 6 las Secciones.
SR. PRESIDENTE: jEstA de acuerdo el Senado en que
pase A las secciones? (Al Senado estd de conformidad
con la proposici6n del Senador Estrada Mora) .A-lgdn
senior Senador quiere presentar alguna moci6n 6 ex-
presar algo que interest en su concept, para que el
Senado tome acuerdo sobre ello? (Silencio.) Pues no
habiendo mAs asuntos de que tratar se levanta la sesi6n
hasta la pr6xima, para la cual se citarA & domicilio.

(Hora: las tres y veinte minutes.)


M4PRENTA DE RAMBLE Y BOUZA,-OBISPO 8a.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs