Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba.
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072699/00665
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
Physical Description: v. : ; 33 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Senado
Publisher: Rambla y Bouza
Place of Publication: Habana
 Subjects
Subject: Legislation -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began with: Vol. 1, 1902.
General Note: Description based on: 2. Legislatura vol. 2, no. 1 (abr. 6 de 1907); title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072699
Volume ID: VID00665
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001844861
oclc - 30331556
notis - AJR9135
lccn - sn 94026346

Full Text












DEL

CONGRESS DE LA REPUBLICAN DE CUBA

PRIMERA LEGISLATURA.--1902.


VOL. I. HABANA, OCTUBRE 11 DE 1902. NUM. 9.


SENADO


Sexta sesi6n ordinaria.-7 de Junio de 1902.

SUMARIO

Pensi6n vitalicia al General en Jefe del Ejdrcito Libertador.-Acuerdo de la Cmnara.-Informe de la
Comisi6n dictaminadora sobre dotaciones al Presidente y Vice Presidente de ]a Repiblica.-Dos
dictamenes de la Comisi6n, sobre amnistia d los ciudadanos americanos y anipliaci6n de la ley A
favor dc miembros del Ejercito Libertador.-Dotacion al Ministro Plenipotenciario en los Estados
Unidos.-El Escudo y la Bandera nacionales.-Comini6n de estudio.-Comisi6n que signifique al seflor
Sanguily el sentimiento del Senado por la pdrdida de su seflora madre political.


A las dos horas y cincuenta minutes de la tarde y
bajo la Presidencia del Dr. Luis Est6vez y Romero,
comienza la sesi6n.
SR. PRESIDENTE: Se abre la sesi6n. El Secretario
Sr. Silva se servirA dar lectura al acta de la anterior.
SR. SILVA, Secretario: (Lee el acta.)
SR. PRESIDENTE: 4,Se aprueba el acta? (Seitales afir-
mativas.) Queda aprobada.
ORDEN DEL DIA.
SR. SILVA, Secretario: Comunicaci6n de la Camara
de Representantes; Dictamen de la Comisi6n sobre el
Proyecto de Ley referente a las dotaciones del Presi-
dente y Vice Presidente; Dictamen de la Comisi6n
sobre el proyecto de Ley concediendo amnistia A los
ciudadanos de los Estados Unidos.
La comunicaci6n de la CAmara de Representantes
dice asi: (Lee.)
CAMARA DE REPRESENTANTES DE CUBA.
PRESIDENCIA.
Habana, 3 de Junio de 1902.
Sr. President del Senado.
Senor:
Tengo el honor de poner en su conocimiento que con
fecha de ayer acord6 esta Camara el siguiente Proyec-
to de Ley:
Articulo finico.-Se concede una pensi6n vitalicia
de $6,000 oro americano, pagaderos por mensualida-


des, & todos los que hayan desempefiado el cargo de
General en Jefe del Ejrcito Libertador de Cuba.
Lo que comunico a Ud. A los efectos consiguientes.
De Ud. con la mayor consideraci6n,
Pelayo Garcia.
SR. SII.VA, Secretario: Pido que pase 6 las Secciones.
SR. PRESIDENTE: Los Sres. Senadores diran si estdn
conformes con que pase a las Secciones. (Seiales afir-
mativas.) Pasa 6 las Secciones.
SR. SILVA, Secretario: Dictamen de las Secciones so-
bre el proyecto de Ley referente & las dotaciones de
President y Vice Presidente de la Repfiblica: (Lee.)
Habana, Junio 6 de 1902.
Sr. President del Senado,
SEROR:
Los que suscriben, en su carActer de delegados de
las Secciones, nombrados por ellas para dictaminar
acerca del Proyecto de Ley reference & las dotaciones
del Presidente y Vice-Presidente de la Repfiblica, han
acordado lo siguiente:
Aceptar el Proyecto de Ley aprobado por la CAmara
de Representantes el dia 26 de Mayo fltimo, si bien
con las modificaciones que A continuaci6n se expresan:
Primero: El articulo 49 pasarA 6 ser el 39
Segundo: El articulo 39 pasaria ser el 49 y deberA
quedar redactado de esta manera: "Articulo Cuarto.
El President y Vice-Prestdente no percibirAn ninguna
otra suma del Estado, para gastos de representaci6n y


Molft



DIAH10 MOE


1U.NES
S s








72 DIARIO DE SESIONES DEL- CONGRESO.-SENADO.


otros anAlogos, con excepci6n de los del sostenimiento
del Palacio Presidencial, que se consideraran como
gastos nacionales y seran los que se fijen en los Presu-
puestos Generales."
El Senado no obstante resolverA.
Por la Secci6n 1., Manuel Sanguily.-Por la Secci6n
2., Jos6 A. Frias.-Por la Secci6n 3'., Gonzdlez Beltrdn.
-Por la Secci6n 4., M. Morta Delgado.

SR. PRESIDENTE: Algfin Sr. Senador quiere hacer
uso de la palabra acerca del dictamen? (Nadie hace uso
de la palabra.) Se va a proceder A la votaci6n.
SR. CABELLO: ,No hay una enmienda referente A
ese proyecto de Ley?
SR. FRiAs: En el seno de la Comisi6n que debia dic-
taminar sobre ese proyecto, se lleg6 A un acuerdo,
y a 61 es al que ha ajustado su informed el ponente de
la Comisi6n, redactAndolo en la forma que acaba de
darse cuenta.
SR. SILVA: Hace algunos dias, cuando se present
el dictamen referente A la dotaci6n de Senadores y Re-
presentantes, el Sr. Zayas present una enmienda, y
desearia saber si la retira 6 si la deja. EstA presenta-
da con anterioridad.
SR. CABELLO: A esa enmienda me referia yo, Sr Pre-
sidente.
SR. PRESIDENTE: ,Acuerda el Senado que se lea?
(Seiiales afirmativas.)
SR. SILVA, Secretario: (Lee.)

El que suscribe entiende que la dotaci6n 6 sueldo
que se asigne al Presidente de la Republica, debe
separarse de los gastos de representaci6n y ser aquel
de $12,000 oro y para 6stos presupuestarse $15,000.
Habana, Junio 2 de 1902.

Alfredo Zayas.
SR. PRESIDENTE: ,Algfin Sr. Senador quiere usar de
la palabra en pro 6 en contra de la enmienda?
SR. CABELLO: Desearia que se dividiera esa enmien-
da a los efectos de la votaci6n. Que se separe lo que
concierne A la dotaci6n del Presidente de los gastos de
representaci6n, y que se voten separadamente ambos
extremes.
SR. PRESIDENTE: ZEstan conforme los Sres. Senado-
res en que el proyecto se vote en la forma que propo-
ne el Sr. Cabello?
Sn. PARRAGA: Pido la palabra para una aclaraci6n.
Sa. PRESIDENTE: La tiene el Sr. PArraga.
SR. PkRRAGA: Supongo que el Sr. Cabello desea que
la votaci6n sea la base de la enmienda; es decir, que-
dando al hacerse esa division. las cantidades fijadas
por el Sr. Zayas, porque de otra manera no se puede
discutir aqui: ha de ser sobre ]a base de la enmienda
forzozamente.
SR. FRIAS: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: La tiene el Sr. Frias.
Sn. FnIAs: El prop6sito que se persigue en la
enmienda, dividiendo el sueldo y los gastos de re-
presentaci6n, fu6 tenido en cuenta por la Comisi6n
nombrada para dictaminar acerca del Proyecto de Ley
cuando estableci6 que los gastos del sostenimiento del
Palacio Presidencial se incluyeran.como gastos nacio-
nales y se fijaran en los presupuestos generals de la
Naci6n.
Estim6 la Comisi6n que, dadas las circunstancias en
que el Presidente debe hacer su vida, se impone la ne-
cesidad de que nosotros al que ocupe ese puesto no le


demos una retribuci6n pequefia, sino que por el con-
trario le sefialemos una dotaci6n que le permit hacer
algunos ahorros, para que cuando deje el cargo, tenga
algunas economies con que sostener decorosamente
sus atenciones. De ahi que la Comisi6n entienda, que
no procede disminuir el sueldo de la cantidad de
$25,000, que en el Proyecto de la CAmara de Represen-
tantes se fijaba al Presidente.
AdemAs, la Comisi6n tuvo en cuenta para no hacer
esa division de sueldo y gastos de representaci6n, el
deseo manifestado por los miembros del Senado pre-
sentes en las deliberaciones, de evitar que si los gas-
tos de representaci6n en cualquier moment, eran me-
nores que la cantidad que se fijaba, no estuviera como
estaria obligado el Presidente conforme A la enmienda,
A devolver la suma que sobrara, 6 a no poder disponer
sino de la cantidad que habia gastado. Involucrando
en una suma las cantidades esas, el Presidente de la
Repfiblica las percibe por mensualidades, aplica A los
gastos de representaci6n la suma que sea necesaria y
el resto lo percibe legitimamente y como retribuci6n
del cargo que represent. Los gastos de representaci6n
pueden ser grandes, y por eso se propone que el soste-
nimiento del Palacio Presidencial, que tal parece
importa mAs de $6,000 sea declarado como gasto na-
ciona; pero como esta cuantia podria variar la deja-
mos al Presupuesto General de la Naci6n'y serAn gas-
tos que no se fijen sin intervenci6n del Congreso, se-
rAn gastos que por el Senado y la CAmara se discutirin
y aprobarAn en su dia, y por tanto, si aparecen en ese
dictamen de una manera indeterminada los gastos que
importa el sostenimiento del Palacio Presidencial, la
indeterminaci6n no existe, porque en su dia, cuando
nosotros discutamos los Presupuetos Generales de la
Naci6n, tendremos ocasi6n de discutir, variar, aumen-
tar 6 disminnir los gastos que se asignen en el Presu-
puesto General al sostenimiento de ese Palacio. Esto
era lo que queria explicar en nombre de la Comisi6n
para justificar el dictamen emitido.
Sn. PRESIDENTE: Procede, pues, votar la enmienda
propuesta por el senior Cabello. Los seilores Senadores
que est6n conformes con que la dotaci6n presidential
se vote separadamente, de los gastos de representa-
ci6n, se servirAn indicarlo en la forma acostumbrada.
( Queda desechada la proposicin. ) Se va A votar el dic-
tamen. Ruego al senior Secretario vuelva A leer el
dictamen.
SR. CABELLO: Yo desearia que el Proyecto de Ley
se leyera tal como queda.
SR. SILVA, Secretario: (Lee de nuevo el Proyecto.)
Sn. PRESIDENTE: Se va A proceder A la votaci6n, en
la forma acostumbrada.
(Queda aprobado.)
SR. SILVA, Secretario: (Lee.)

DICTAMEN NUM. 1.

A la Comisi6n de Amnistia.

El que suscribe, nombrado ponente para dictaminar "
acerca del "Proyecto de Ley sobre amnistia de los
delitos cometidos por ciudadanos americanos," tiene
el honor de informar que ha examinado la comunica-
ci6n de la Camara de Representantes de veinte y ocho
de Mayo filtimo, en la que se inserta un Proyecto de
Ley aprobado por la CAmara, y comprensivo de dos
articulos, concedi6ndose en el primero amnistia por
los delitos cometidos por los ciudadanos americanos
durante el period de intervenci6n y estableci6ndose,
en el segundo, las reglas convenientes para la ejecu-










DIARIO DE SESIONIES DEL CONGRESO.-SENADO.


ci6n de dicha amnistia, y una disposici6n adicional,
comprendida en la misma comunicaci6n, conteniendo
un solo articulo que hace extensive la media a los
condenados y procesados como coautores, c6mplices
6 encubridores de los mismos process en que ha-
yan sido condenados 6 procesados los ciudadanos ame-
ricanos.
Y despu6s del referido examen ha formado el juicio
de que debe aprobarse ese proyecto de Ley remitido
por la Camara, en todas sus parties: en cuanto a la
amnistia A ciudadanos americanos por delitos cometi-
dos durante la intervenci6n, porque si bien no se
hacen diferencias entire delitos politicos y comunes, el
motivo de la media es indudablemente politico, por-
que con ello se tiende a evitar process 6 investigacio-
nes referentes A hechos realizados por sfibditos de otra
Naci6n, y durante una soberania distinta A la actual:
y en cuanto A la adici6n, porque seria contra io a la
continencia de la causa que en unos mismos process
resultaran los ciudadanos americanos gozando de am-
nistia y los que no tuvieren esa ciudadania sujetos A
responsabilidad.
Sal6n de Sesiones del Senado, Habana, Junio 7
de 1902.
Ricardo Dolz.
Conformes con la ponencia,
Domingo M~lndez Capote.-Luis Fortimn.

(Nadie hace uso de la palabra.)
Sn. SIIVA, Secretario: (Lee el informed nvmero dos sobre
la moci6n de amnistia.)

DICTAMEN NUM. 2.

'A la Comisi6n de Amnistia.

El que suscribe, nombrado pononte para dictaminar
acerca del Proyecto de Ley de Amnistia a los que hu-
biesen pertenecido al Ej6rcito Libertador de Cuba,
tiene el honor de informar que ha examinado deteni-
damente una comunicaci6n de la CAmara de Repre-
sentantes en la que se insert el referido proyecto en
concept de ampliaci6n a la Ley votada por dicha CA-
mara sobre amnistia de los ciudadanos americanos.
Y despu6s de ese examen ha formado el juicio de
que tal ampliaci6n no cabe dentro de la Ley de Am-
nistia A que dejo hecha menci6n, porque las amnistias
solo pueden concederse por delitos politicos 6 al menos
por fundamentos 6 consideraciones political, y res-
pecto A los delitos comunes cometidos, durante un
period de intervenci6n americana, por individuos
que no pertenecian ya al Ejbrcito Libertador, no exis-
te relaci6n, causa ni motivo alguno qne pueda hacer-
los comprender en una Ley de amnistia.
Cuando se trataba de delitos cometidos por miem-
bros del Ej6rcito Libertador durante el period de
guerra, se dict6 una Orden de fecha 23 de Marzo de
1899 en la que realmente se concedi6 una amnistia,
dados los t6rminos de dicha orden y los fundamentos
exclusivamente politicos de la misma.
De lo que se trata, en realidad, en la ampliaci6n de
Ley a que se refiere, no es de una media political,
sino de una recompensa puramente personal a indivi-
duos que pertenecieron al Ej6rcito Libertador y que
despu6s delinquieron; y aunque esa recompensa la es-
time el ponente muy just y merecida, cree por las
razones indicadas que ella es material de indulto, cuya
pregorrativa incumbe al Presidente de la Repfblica, y
no al Congreso que solo puede conceder amnistias.
Por todo lo que estima que no debe aceptarse esa


ampliaci6n a la ( americanos)) sino dejar al Presidente de la Repfiblica
que ejerza la prerrogativa de indultar, en los casos A
que la ampliaci6n se contrae y en la forma y media
que juzgue procedente.
Habana, Junio 7 de 1902.
Ricardo Dolz.
Conforme con la ponencia,
Domingo Mfndez Capote.-Luis Fortin.

PIRSIDENTE: ,Algfn Sr. Senador quiere hacer uso
de la palabra en contra 6 A favor del dictamen que
se acaba de leer?
SR. FRiAs, Secretario: Pido la palabra.
PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Frias.
SR. FRiAs, Secretario: Sres. Senadores: Yo estimo
que ninguna de las razones que en ese dictamen se
consignan, justifica la conclusion A que en el mismo
se llega. No hay absolutamente en el proyecto de
Ley en que se propone la amnistia para los que ha-
biendo pertenecido al Ej6rcito Libertador est6n suje-
tos A process criminals y sufren condena por he-
chos posteriores A la Intervenci6n, raz6n alguna que
no tenga como fundamento una raz6n political: no hay
recompensa personal; y si esa situaci6n se acepta aqui
tratandose de la amnistia para los que hayan pertene-
cido al Ej6rcito Cubano, hay que legar A la finalidad
de que por la misma raz6n debia rechazarse la amnis-
tia 6 el indulto propuesto para los ciudadanos ameri-
canos. Si las amnistias se justifican, segfn la doctrine,
queyo niego, cuando hay t6rminos de hallar una ra-
z6n political, y esta raz6n political no la hay para otor-
gar una amnistia para los miembros del Ej6rcito Li-
bertador, tampoco la hay en el caso de los ciudadanos
americanos.
Pero yo entiendo por el contrario que de la misma
manera que hay razones political para conceder esa
amnistia A los ciudadanos americanos, las hay tambi6n
con relaci6n a los miembros de nuestro Ej6rcito Liber-
tador: si al otorgarse esa gracia a los ciudadanos de
los Estados Unidos se trata de demostrar la gratitude
hacia ese pueblo, del mismo modo tambi6n con ia que
se propone otorgar 6 los soldados cubanos se trata de
demostrar nuestra gratitud hacia parte de nuestro
pueblo. Esto sentado, es indudable que si no hay ra-
zones que abonen el otorgamiento de la amnistia & los
miembros del Ej6rcito Libertador tampoco las hay que
ahonen la que se quiere otorgar a los ciudadanos ame-
ricanos, y si esta esta justificada, tambien lo estA la
otra.
Pero hay otras razones que estimo que no deben
pasar desapercibidas a los seflores Senadores: las cir-
cunstancias especiales por las cuales la Isla ha pasado,
hacen que los fundamentos de la criminalidad no sean
los mismos que en una situaci6n normal. A raiz de
una guerra, en donde la fuerza ha sido la finica norma
de todos los actos, no era possible pedir A los que acaba-
ban de dejar sus armas el mismo reposo, la misma se-
riedad en sus actos, la misma reflexi6n en sus acciones,
que en un estado normal cuando la paz restablecida
por complete ya, nos hubiera hecho entrar de pleno
en la vida regular y ordenada.
Por otra part yo estimo que much debemos a aque-
llos que han vertido su sangre por traer la situaci6n, 6
han expuesto sus vidas, y con esta exposici6n de sus
existencias han hecho possible que llegara el veinte de
Mayo de 1902, y que cuantos intervienen hoy en la cosa
pfiblica de Cuba lo menos que pueden hacer en obsequio
de ellos es darle una participaci6n en el disfrute de la
libertad alcanzada A virtud de sus esfuerzos.










74 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO.


Por lo tanto yo pido que A la vez que se apruebe
por esta Camara la amnistia para los ciudadanos ame-
ricanos, se haga extensive esa amnistia 6 los miem-
bros del EjBrcito Libertador que est6n sujetos A pro-
cesos criminals 6 est6n sufriendo condena.
Si. PkARAGA: Pido la palabra para una cuesti6n de
orden.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Parraga.
SR. PBkRAGA: Se han leido conjuntamente dos dic-
tAmenes sobre asuntos que vinieron separadamente A
esta Camara. Vino primero el relative a la amnistia
para los ciudadanos americanos, a virtud de una mo-
ci6n del Sr. Zayas, que qued6 sobre la mesa, y luego
pas6 a las Secciones hasta tanto que ilegara el acuerdo
que sobre el mismo asunto. se sabia, hubia torado la
C6mara de Representantes. Despubs vino el otro, el
relative a la amnistia de los individuos procedentes
del Ej6rcito Libertador como ampliaci6n del primero,
si, pero separadamente, como antes decia, habi6ndose
enviado ambos a las Secciones en comunicaciones dis-
tintas. La petici6n final del Sr. Frias indica que en
su concept deben discutirse juntamente 6 conjunta-
mente; y yo pido al Senado quo declare que ambos
dictAmenes deben discutirse y votarse separadamente,
comenzando por aquel que tiene prioridad, por la fecha
que fue presentado 6 la CAmara.
SR. FaiAs: Yo creo que la proposici6n que acaba
de hacer mi amigo el Sr. PArraga se opone A un acuer-
do tomado por el Senado, cuando dispuso, al venir la
comunicaci6n de la Camara de Representantes, que
pasara & las Secciones, para que 6stas dieran cuenta
conjuntamente; y la prueba de ello esta en que el Se-
cretario ha dado cuenta de los dos dictamenes en
uno s61o, en la sesi6n de hoy.
SR. PARRAGA: Yo entiendo, con perd6n de mi dis-
tinguido compaiiero el Sr. Frias, que no fu6 el acuerdo
que se consideraran y discutieran ambos asuntos con-
juntamente, sino que ambos pasaran a las Secciones
para su studio A un mismo tiempo; y la prueba de
que no podian considerarse ambos asuntos en una
inica resoluci6n, es que separadamente ban venido A
discutirse, no en uno solo y finico dictamen sino dos
dictimenes; y, si los dictimenes son dos, deben sepa-
radamente discutirse y votarse.
SE. PRESIDENTE: El Secretario se servira leer el
acuerdo si lo tiene a mano.
SR. SILVA, Secretario: El acuerdo no determine que
se considerasen junta 6 separadamente, sino que pasa-
ra & las Secciones la moci6n del Sr. Zayas, para su
studio, hasta que viniese el acuerdo que en dicho
asunto tomara la Cmara de Representantes. Llega-
do este acuerdo, recibida la comunicaci6n, el Senado
acord6 que pasara A la Comisi6n de Amnistia, pero
no determine si habria esta de estudiar conjunta 6
separadamente la moci6n del Sr. Zayas y el acuerdo
de la Camara, que mostraba diferencias; quedaba,
pues, a las Secciones decidir si querian estudiar ambos
documents separada 6 conjuntamente, ya que en el
acuerdo de la CAmara de Representantes se sentaba
una adici6n a la moci6n 6 proposici6n del Sr. Zayas
que, por acuerdo del Senado, se encontraba en poder
de las Secciones.
Sn. FaiAS, Secretario: Pido la palabra.
Sn. PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Frias.
SR. FRiAS, Secretario: Las razones que acaba de dar
el Sr. Silva justifican, segfin entiendo yo, que ambos
dictamenes no deben discutirse separados sino con-
juntamente.
Sn. P&RRAGA: Pido la palabra.
SR. RESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Parraga.
SR. PARRAGA: Para aclarar m&as el asunto. Tan no


debi6 considerarse en la Camara de Representantes
como una resoluci6n adicional, esa concesi6n de la
amnistia a los miembros del EjSrcito Libertador, que
fu6 torado tal acuerdo en distinto dia, despubs de
haber acordado ya la Camara la proposici6n concer-
niente a la amnistia de los ciudadanos americanos.
Acordado ya este punto se hizo una nueva proposici6n,
no adicional a la primera, sino distinta; y esta propo-
sici6n fu6 votada y aprobada y remitida al Senado la
comunicaci6n dando cuenta de todo ello separadamente.
SR. PRESIDENTE: El Senado va al votar si, de acuer-
do con la proposici6n del Sr. PArraga, deben discutirse
y votarse separadamente los dos dictamenes que se
acaban de leer. Los que opinen que deben discutirse
y votarse separadamente se pondrAn de pie.
(Efectuada la votaci6n result favorable d la proposi-
ci6n. )
SR. PRESIDENTE: Proceda el Secretario a leer los dos
dictamenes por el orden de sus fechas.
SR. SILVA, Secretario: (Lee de nuevo los dict6menes.)
Sn. PRESIDENTE: Hay algdn Sr. Senador que quiera
hacer uso de la palabra?
SR. FRIAS: Para una aclaraci6n. Yo querria que
algfin Sr. Senador ilustrara este punto, y especial-
mente yo me dirijiria al Sr. Parraga. Si esta moci6n
pasa, habiendo side objeto de una discusi6n y de una
votaci6n independientemente de la otra, ,se puede
entender aprobada ya, como una Ley de Amnistia
referente A los ciudadanos americanos? y, si es recha-
zada la segunda parte ipuede entenderse esta inde-
pendientemente de aqulla? La primer parte 4,ha de
constituir una Ley? Mi duda surje de que en la CAma-
ra de Representantes se ha hecho un solo Proyecto de
Ley de ambas declaraciones; de la amnistia A los ciu-
dadanos americanos y la amnistia a los individuos del
Ejrcito Libertador; ambas constituyen alli una sola
Ley. Si nosotros aqui aprobamos la amnistia 6 los
ciudadanos americanos y rechazamos la amnistia A los
individuos del Ej6rcito Libertador ttendria que ir este
Proyecto a la otra C6mara y entenderia que ha sido
rechazado en totalidad, porque nosotros no nos hemos
puesto de acuerdo en ambos extremes, 6 habria que
estimar que cabe entender aprobada la amnistia, a los
ciudadanos americanos y rechazada respect a los
miembros del Ej6rcito Libertador? Esta duda que yo
entiendo que envuelve alguna importancia, que no es
por mero afin de discutir sino solamente para que
nosotros sepamos de qu6 manera vamos a votar y cu6-
les ser6n las consecuencias de nuestra votaci6n, yo
.querria verla explicada y me alegraria muchisimo
lo hiciese, porque habria de hacerlo con mayor cono-
cimiento, el Sr. PArraga.
Sn. PARRAGA: Pido la palabra, para contestar al
Sr. Frias.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Parraga.
Si. PARRAGA: Aunque no tengo autoridad alguna
para hacer las aclaraciones que el Sr. Frias desea, ni
creo sea yo quien con mayor conocimiento pudiera ha-
cerlas, me es muy grato acceder su amable indica-
ci6n, exponiendo cual es mi modesto juicio acerca del
asunto. Yo entiendo que aqui se trata de dos Pro-
yectos de Ley; el primero tiene por objeto asegurar
una amnistia A los ciudadanos americanos que hubie-
sen cometido delitos durante el period de la interven-
ci6n military en la Isla de Cuba, fu4 presentado A la
CAmara de representantes y discutido oportunamente
alli, y tuvo por fundamento el concept de just defe-
rencia y reciprocidad que el pueblo de Cuba debia al
de los Estados Unidos, en virtud de que el Gobierno
de los Estados Unidos habia realizado, como uno de
sus primeros actos, al ocupar interinamente la Isla, el








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO. 75


de conceder un amplio indulto A todos los individuos
que estuvieran acusados de delitos 6 extinguiendo
condena, que pertenecieran al Eje#cito Libertador.
Despues que ese Proyecto de Ley se discuti6 en la CAi-
mara de Represeptantes, fu6 presentado otro por el
cual se hacia extensive esa gracia A todos aquellos que
hubieran pertenecido al Ej6rcito Libertador Cubano;
se discutio en sesi6n posterior a aquella. en que el Pro-
yecto primitive de amnistia A los ciudadanos america-
nos se habia presentado; y fu6 aprobado y remitido al
Senado. No constituyen, por consiguiente esos actos
un solo Proyecto de Ley sino dos, el uno terminante
y cabal, perfectamente complete, independientemente
de todo otro Proyecto, que garantizaba A los ciudada-
nos de los Estados Unidos una absolute amnistia por
los delitos cometidos durante el period de la inter-
venci6n, y como una just reciprocidad al indulto ge-
neral que el Gobierno americano habia otorgado A los
individuos del Ej6rcito Libertador. El otro, complete
tambi6n, en el que se hacia extensive A los individuos
del Ej6rcito Libertador Cubano la amnistia concedida A
los ciudadanos de los Estados Unidos. Por consiguien-
te, y a mi juicio, si el Senado aprobara el primer dicta-
men quedaria convertido en Proyecto de Ley: aproba-
do como lo estA por la Camara, deberA ser sometido al
Ejecutivo para su sanci6n; y, sancionado por este, se-
ria Ley.
Si el Senado entiende que no puede pasar el otro
dictamen, 6 si discutido no es aceptado, volverA A la
CAmara de Representantes para que alli se sepa que,
no aceptado por el Senado, no puede ser considerado
ya como un Proyecto de Ley. Este es mi sentir res-
pecto A la duda que el Sr. Frias se ha servido someter
al Senado.
SR. FRIAS: Estoy muy agradecido A la deferencia
del Sr. PArraga al ilustrar el punto que en mi Animo
ofrecia dudas. Yo siento muchisimo que A pesar de la
habilidad conque ha expuesto sus deseos de aclarar esa
duda no haya logrado desvanecerla. En el proyecto de
Ley que aqui tenemos a la vista hay algo aprobado en
una sesi6n de la CAmara de Representantes, y despu6s
hay otra cosa que se llama ampliaci6n A ese Proyecto
de Ley que comprende el segundo extreme. El segun-
do acuerdo de la CAmara de Representantes al ampliar
el primer Proyecto de Ley, represent con 6ste una
sola Ley. Si nosotros aqui aprobamos el primero, si
no rechazamos la ampliaci6n de la Ley es indispensa-
ble que vuelva A la CAmara, pues yo no me explico que
se llame ampliaci6n de una Ley la que nosotros enten-
demos que es una Ley distinta, y de ahi, tal vez el tec-
nisismo usado por la CAmara de Representantes. De
todas maneras la intenci6n de los que en la Camara
han presentado ambas resoluciones y de lo que se de-
duce de sus comunicaciones es que ha.n querido hacer
un solo Proyecto do Ley que comprenda A los ciudada-
nos americanos y A los individuos del Ej6rcito Liber-
tador.
SR. DOLZ: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el seilor Dolz.
SR. DoLz: Seilores Senadores: Indudablemente hay
dos proyectos de Ley; uno relative A la amnistia de
los ciudadanos americanos que puede calificarse de esta
manera, "do amnistia A los ciudadanos americanos,"
y otro Proyecto de ley que viene hasta en comunica-
ci6n apart y que se llama "ampliaci6n del proyecto
de amnistia A los ciudadanos americanos." No es po-
sible sostener que estos no sean dos Proyectos distin-
tos; uno es un Proyecto de Ley de amnistia y el otro
es un proyecto de ampliaci6n de esa Ley; lo que ca-
bria discutir es la relaci6n que pueda haber entire un
Proyecto de Ley y la ampliaci6n de esa Ley. El seflor


Frias cree encontrar en eso una relaci6n cuya defense
yo creo insostenible, porque nos conduciria A conclu-
siones verdaderamente imposibles de ser aceptadas.
En todo tiempo tienen las CAmaras el derecho de am-
pliar una Ley; es un derecho indiscutible; de modo que
no solamente puede ampliarse una Ley, cuando ella.
no ha sido aprobada por los Cuerpos Colegisladores,
sino que puede ampliarse aun desspu6s de haber sido
aprobada y de tener la sancion del Presidente.
Si se sostuviera que hay una relaci6n inmediata en-
tre la ampliaci6n y la Ley, llegariamos A la conclusion
de que, siempre que en lo sucesivo se votara una am-
pliaci6n de Ley, si esa ampliaci6n era rechazada, que-
daba rechazada tambi6n la Ley A que esa ampliaci6n
se referia, Ley que podria hasta tener ya la sanci6n del
President de la Repfblica. No hay esa relaci6n que
quiere encontrar el senior Frias entire la Ley primitive
y la ampliaci6n; no es que haya obscuridad en la re-
dacci6n de esos documents remitidos por la CAmara
de Representantes; es que ha habido un procedimien-
to del cual no tenemos la culpa; es que la CAmara de
Representantes, en vez de votar una Ley en la mate-
ria, ha votado dos proyectos distintos: y, por tanto,
como diferentes vienen A esta CAmara, puede esta,
CAmara juzgar, con enter independencia, primero
sobre la Ley y luego sobre la ampliaci6n, sin que lo
que se vote respect de esta ampliaci6n pueda hacer
variar lo que se haya resuelto respect de la Ley.
SR PRESIDENTE: Pues se va A votar el dictamen
nnmero 1. Los que estcn conformes sepondrAn de pie;
los que lo rechazen se quedaran sentados. (Se aprueba).
SR. PRESIDENTE: Se va A leer el dictAmen segundo.
SR. SILVA, Secretario: (Lee).
SR. PRESIDENTE: Se abre discusi6n sobre este par-
ticular.
SR. FRiAs, Secretario: -Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: La tiene el senior Frias.
SR. FRIAS: Para reproducir cuantas manifestaciones
hice antes, y en obsequio a ]a brevedad, pido los
seiiores Senadores quc por respeto A aquellos que pe-
learon por hacernos libres, dirigi6ndome especialmen-
te A aquellos que, como yo, no estuvieron en el cam-
po, que lo menos que podemos hacer en estos instan-
tes es, rendir ese tribute de respeto al Ej6rcito Liber-
tador, dando una ocasi6n mAs A aquellos que pelearon
por la independencia de Cuba, de demostrar su amor
A las Instituciones por su esfuerzo creadas, y al mis-
mo tiempo hacerlos dignos de esa libertad al amparo
de las leyes que nos rigen.
SR. DOLZ: Pido ]a palabra para rectificar.
SR. PRESIDENTE: La tiene el senior Dolz.
SR. DOLZ: Yo creo, sefiores Senadores, que el senior
Frias ha colocado la cuesti6n bajo un punto de vista
en el cual no podemos examinarla, porque nosotros no
tenemos la libertad de examiner las cuestiones bajo el
pnnto de vista que se nos antoje. Nosotros no pode-
mos examinarlas mAs que como legisladores, con un
criterio puramente cientifico.
Me interest afirmar que la Comisi6n se ha opuesto
A esta ampliaci6n solicitada por la CAmara de Repre-
sentantes, por entender que debe observer un triterio
cientifico en las leyes que vote para el pals, A fin de
que la legislaci6n de nuestro pais sea una legislaci6n
cientifica.
Lo primero que habia que examiner, al tratar la
material de la amnistia propuesta. al Senado por la CA-
mara de Representantes, lo que habia que tratar pri-
mero, repito, era saber si realmenta era 6 no amnistia,
porque, con arreglo A la Constituci6n, el Congreso no
puede sino conceder amnistias, no puede conceder in-
dultos. De suerte que lo primero que habia que exa-









76 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO.


minar en el terreno de los principios, para que la Ley
resultara una Ley t6cnica, cientifica, era distinguir si
eso era 6 no amnistia. Yo confieso a los seilores Se-
nadores que me dispensan la bondad de escucharme,
que he meditado much acerca de si era amnistia 6 no
la reference a los ciudadanos americanos; porque la
amnistia, por regla general y conform A la doctrine
de los mejores escritores, (sin que sobre esto haya
ningin cAnon 6 ley especial) no se aplica sino a deli-
tos politicos, mientras que el indulto so refiere a deli-
tos comunes, y en ese caso, por tratarse de delitos
comunes, parecia que no podia aplicarse la amnistia.
lie tenido que meditar muclho acerca del particular;
pero he encontrado la opinion de algunos escritores
que entienden que la amnistia se aplica tambi6n A de-
litos comunes, si bien por consideraciones 6 motivos de
carActer politico; y entouces lie pensado que la amnis-
tia concedida ciudadanos americanos, tenia, desde
luego, un fundamento 6 motivo politico; tenia no s61o
un motivo de just deferencia a los Estados Unidos, si-
no tambi6n un motivo fundamentalmente politico.
IHabia terminado aqui una soberania distinta a la ac-
tual soberania, 6 investigar, respect de los delitos co-
metidos por los ciudadanos americanos durante el pe-
riodo de la soberania que ces6, era investigar respect
de una soberania distinta a la nuestra. Por consi-
guiente esas investigaciones de una soberania con re-
laci6n a la otra, me parecia nos podria hacer presenter
como sospechosos, siquiera fuera de un exceso de celo
por nuestra part, para buscar causes que pudieran afec-
tar el prestigio de ese otro Estado, y este es un funda-
mento esencialmente politico. Por consiguiente, y en
atenci6n 'b que no me apartaba de la buena doctrine,
creyendo que procedia la amnistia en favor de los ciu-
dadanos americanos, fundada, por lo menos, en consi-
deraciones political, es por lo que he estado conform
y la Comisi6n conmigo, en aconsejar al Senado la apro-
baci6n del primer dictamen que se ha leido. Pero lle-
ga el segundo punto, 6 sea la ampliaci6n de esa Ley,
en la cual se pide una amnistia para los individuos
que han pertenecido al Ej6rcito Libertador, respect
de los delitos cometidos durante el period de la In-
tervenci6n, y aqui si que no he encontrado motivo
ninguno para conceder la amnistia, porque yo no veo
relaci6n ninguna, 16gica, entire el period de la Inter-
venci6n, entire la anterior soberania, y los miembros
del Ej6rcito Libertador. i,Qub tiene que ver esa ante-
rior soberania con delitos cometidos por individuos
que no son subditos de ese Estado, que son sftbditos
del nuestro, que no tienen mas relaci6n direct que
con nosotros? Por tanto, no veo, para esa ampliaci6n
un motivo 6 fundamento de character politico; veo si
.un motivo de justicia; veo si un motivo de just re-
compensa; porque yo no me opongo y la Comisi6n no
se opone tampoco, a que se concedan gracias A los
miembros del Ej6rcito Libertador que hayan delinqui-
do; pero, por razones de indole cientifica, se opone A
que se haga esa gracia en forma de amnistia. La Co-
misi6n veia que habia un motivo de just recompensa
hacia esos miembros del Ei.'i -;l.. Libertador, pero eso
no era un fundamento politico. Como eso no se refe-
ria A otro Estado sino a sfibditos de la Repfpblica cu-
bana, no veia posibilidad de que se concediera esa re-
compensa en forma de amnistia, sino en forma de
indulto, porque las recompensas, que so fundan en
motives de gratitud 6 de consideraci6n, que no tienen
relaci6n con ningfn Estado politico, esas no son am-
nistias, esas son indultos; y como los indultos no pue-
de concederlos el Congreso sino el Presidente de la Re-
pfblica, es por lo que la Comisi6n, siguiendo un criterio
exclusivamente cientifico, se ha apartado de la CAmara


do Representantes en ese particular, sin embargo de
consignar en el dictamen que veria con gusto se conce-
diera ese indulto por el Presidente de la Repfiblica;
pero sin confundir lo que es indulto con lo que consti-
tuye la amnistia. Tales son las razones que tiene la
Comisi6n, y el miembro de ella que habla, para soste-
ner el dictamen sometido A la Camara.
Si. FriAs, Secretarlo: Pido la palabra.
Sn. PRESInENTE: La tiene el senior Frias.
Sa. FRIAS: Yo creo que el Sr. Dolz y yo estamos de
acuerdo; y aitn cuando de las palabras de uno y otro
parece lo contrario, si se examine lo que hemos dicho,
podremos convencernos de que estoy conforme con el
seflor Dolz.
El Sr. Dolz comenz6 consignando que 61 habia teni-
do sus dudas sobre si era 6 no una amnistia la gracia
que se solicitaba para los ciudadanos americanos; pero
el Sr. Dolz encontr6, en el deseo de que esa amnistia
se concediera, que es el deseo de todos, razones para
justificarla. Mas el Sr. Dolz y la Comisi6n no han
encontrado, respect A los individuos del Ej6rcito Li-
bertador, posibilidad de incluirlos en esa amnistia. Y
yo entiendo que las mismas razones, que el mismo con-
trasentido cientifico, que los mismos obstAculos legales
hay para que se entienda qne es amnistia la que se ha
pedido para los ciudadanos americanos que la que se
pide para los soldados del Ej6rcito Libertador.
Pero creo otra cosa; entiendo, y no voy a repetir
aqui lo que lie creido expresar antes; que hay una ra-
z6n political en la concesi6n de la amnistia A los ciu-
dadanos cubanos como la hay para los cinddadnos ame-
ricanos.
Pero llego A mis: ,Qu6 raz6n hay, ni que motives
pueden existir, para que en favor de los ciudadanos
americanos sea necesaria una amnistia que les evite el
pasar por las horcas caudinas de una condena, afn
cuando despues se llegue al indulto, y para los ciuda-
danos cubanos sea precise que recaiga la sentencia y
que, dictada 6sta, el indulto sea lo fnico que vaya 4
concederles el disfrute de su'libertad? Yo creo que la
igualdad en esta situaci6n exige que, si para los unos
es necesaria la amnistia, para evitar que venga la con-
dena, para los otros, de igual manera, es tambi6n ne-
cesaria, para evitarles que caiga sobre ellos el stigma
que lleva consigo siempre today sentencia judicial.
Por filtimo yo estimaria que todos los sefiores Sena-
dores tuvieran en cuenta cuan dificil ha sido la vida
para cuantos, llegados del campo, han tenido que su-
frir el period largo de la intervenci6n. Yo entiendo
que es necesario haber tenido mins amor al orden, a la
Ley, a la tranquilidad, para no haber delinquido du-
rante ese period de tiempo, que el que pudo haberse
demostrado en cualquier otro moment de nuestra his-
toria.
Si. DOLZ: Pido la palabra.
Sn. PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Dolz.
Sn. DOLz: Senfores Senadores: he manifestado que la
Comisi6n habia encontrado motives y fundamentos po-
liticos suficientes para poder calificar de amnistia lo
que se trataba de conceder a los ciudadanos america-
nos; y que no habia encontrado tales fundamentos ni
motives para estimar, cientificamente, que la amnistia
que se pide para los miembros del Ej6rcito Libertador
fuese tal amnistia.
El Sr. Frias pregunta h la Comisibn, porque no ha
encontrado estos fundamentos 6 estas razones political
en la proposici6n de amnistia para los miembros del
Ej6rcito Libertador. Yo le dir6 al Sr. Frias que no
los ha encontrado porque no los hay. Lo que corres-
ponde hacer al Sr. Frias es indicarme los motivos que
61 ha encontrado, las razones de caracter politico que










DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO. 77


justifiquen como amnistia eso que para mi es un in-
dulto, eea gracia referente A los miembros del Ej6rcito
Libertador.
He encontrado motives politicos con relaci6n ,6 la
amnistia para los ciudadanos americanos, porque es
una media que vamos A tomar bajo esta base: porque
se refiere 6 ciudadanos de ciudadania distinta A la cu-
bana; porque se refiere a un period en que habia do-
minado esa otra soberania, la americana; porque venia
a afectar 6 a referirse & sfibditos de esa otra naci6n.
Por eso hemos encontrado razones political para cali-
ficar de amnistia esa media.
Cuando el Sr. Frias me demuestre que lo que se pi-
de para los miembros del Ej6rcito Libertador se refiere
A una 6poca, a un period, a algo asi que amerite to-
mar medidas determinadas, me habrA demostrado que
hay fundamentos politicos para conceder esa amnistia;
pero, miembros no haga esta demostraci6n, la Comi-
sion no encontrar6 esos fundamentos politicos.
Ya hubo una amnistia en este pais al terminarse la
fltima guerra. Entonces habia motives 6 fundamen-
tos politicos para conceder una amnistia & los miem-
bros del Ej6rcito Libertador; habia terminado un pe-
riodo determinado; habiamos entrado en una 6poca
nueva despu6s de haber terminado otra de guerra; y
en aqu4lla, era antipolitico hacer investigaciones, ini-
ciar process relatives a hechos cometidos durante ese
period de guerra, caso anhlogo al que ahora tenemos
respect & los ciudadanos americanos. Y cuando en
este estado se encontraba el pais hubo una amnistia
para los miembros del Ej6rcito Libertador; hubo una
Orden en 1899 que decret6 una amnistia, y suplico a6
los sefiores Senadores que la recuerden, y siento no te-
nerla A mano, en cuya orden, por los t6rminos de la
misma, por las frases que se usan; por la amplitud de
sus disposiciones, porque en ella no se menciona la pa-
labra indulto, se concedi6 una verdadera amnistia,
que entonces respondia A fundamentos de carActer po-
litico: a acallar, a evitar las investigaciones por hechos
que se habian realizado en un period de guerra.
Entonces, cuando se dict6 esa orden de 22 de Marzo
de 1899, era cuando correspondia una amnistia para
los miembros del Ej6rcito Libertador; pero hoy no
existe ese estado de cosas; el period que se cierra no
es un period de guerra, es el period de la interven-
ci6n americana, y en ese period de intervenci6n no
tienen participaci6n los miembros del Ej6rcito Liber-
tador, sino los sfubditos del Estado 6 Naci6n que inter-
vino y A ellos, por tanto, por ser la soberania de su na-
ci6n la que cesa, correspond conceder la amnistia.
Por consiguiente, no hay esos fundamentos A que se
refiere el Sr. Frias, y sigue creyendo la Comisi6n que
no los hay hasta que el Sr. Frias demuestre cuales son
esos motives politicos que 61 encuentra y que apoyan,
segun el mismo, la concesi6n de la amnistia para los
miembros del Ej6rcito Libertador.
SR. PRESIDENTE: Se somete a votaci6n el dictamen
de la Comisi6n.
SR. ZAYAS; Desearia que se leyera el dictamen dela
Comisi6n que se va 6 votar, 6 el resfmen de ese dicta-
men si es largo.
SR. PRESIDENTE: Es el nimero dos el que se dis-
cute ,es ese el que desea conocer el Sr. Zayas?
SR. ZAYAS: El nfmero dos.
SR. PRESIDENTE: Sirvase el Secretario dar lectura
al dictamen nimero dos.
SR. SILVA, Secretario: (lee el dictamen nufmero dos.)
SR. PRESIDENTE: Se somete a votaci6n el dictamen
que se acaba de leer.
Los Sres. Senadores que est6n conformes se pondrAn
de pi6 y los que no permanecerAn sentados.


(HTecha la votaci6n result aprobado por mayoria).
SR. MONTEAGUDO: Pido la palabra para explicar mi
voto y el del Sr. Francisco Carrillo.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Monteagudo.
SR. MONTEAGUDO: NO creemos procedente la amnis-
tia en este caso; pero somos partidarios del indulto
para los individuos del Ej6rcito Libertador, que soli-
citaremos del Presidente de la Rep6blica.
SR. MENDEZ CAPOTE: Pido la palabra para explicar
mi voto.
SK. PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Mendez
Capote.
SR. MENDEZ CAPOTE: He votado 6 favor del dicta-
men por las mismas razones que los Sres. Monteagndo
y Carrillo.
SR. CABELLO: Pido la palabra para explicar mi voto.
SR. PRESIDENTE: Explique el Sr. Cabello su voto.
SR. CABELLO: Deseo hacer constar mi voto favora-
ble A la amnistia.
SR. CISNEROS: Pido la palabra para explicar mi voto.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el seflor Cisneros.
SR. CISNEROS: No habiendo lugar a la amnistia para
los miembros del Ej6rcito Libertador, me opongo A la
que se refiere 6 los ciudadanos americanos.
SR. PRESIDE\TE: Continfe el Sr. Secretario la lec-
tura de las comunicaciones y dictAmenes que se en-
cuentren en su poder.
SR. SILVA, Secretario: (Lee el informed de la Comi-
si6n nombrada para dictaminar acerca de la dotaci6n
en general de la Representaci6n de Cuba en Wash-
ington).
Sefiores Senadores:
La Comisi6n designada para informar sobre el pro-
yecto de Ley remitido por la Camara de Representan-
tes referente A la dotaci6n del Ministro Plenipotencia-
rio y Enviado Extraordinario cerca del Gobierno de
los Estados Unidos de America y Secretarios, gastos
de material 6 instalaci6n, opina que debe aceptarse en
todas sus parties dicho proyecto de Ley.
Senado, Junio 2 de 1902.
Adolfo Cabello.-Jose de J. Monteagudo.-Ludaldo Ta-,
mayo.-Federico Rey.
SR. PRESIDENTE: Se abre discusi6n sobre el dicta-
men que se acaba de leer.
UN SR. SENADOR: 4A cuAl proyecto de ley se refiere
ese dictamen?
SR. PRESIDENTE: Sirvase el senior Secretario leer el
proyecto de referencia.
SR. SILVA, Secretario: (Lee.) (1)
SR. BETANCOURT (P:) Para una aclaraci6n, senior
President. Yo desearia saber si el proyecto de que se
trata ha sido enviado directamente de la Presidencia
de la Repfblica 6 ha partido de la C6mara de Repre-
sentantes.
SR. PRESIDENTE: ,Algin senior Senador puede con-
testar 6 la pregunta 6 aclarar la duda que tiene al
seflor Betancourt?
SR. MENDEZ CAPOTE: Casualmente pude informarme
de que se habia dirigido una comunicaci6n al Congre-
so por el Presidente de la Repfiblica, que se entendi6
despu6s que s61o era dirigida a la Camara de Repre-
sentantes, en cuya comunicaci6n se hacia la solicitud
de ese cr6dito.
SR. PRESIDENTE: Ha partido, pues, del Ejecutivo,
sefior Betancourt.
SR. BETANCOURT (P:) Estoy satisfecho y agradecido.
SR. ZAYAS: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior Zayas.
SR. ZAYAS: En la Secci6n Cuarta, a la que yo perte-
nezco, la mayoria opin6 en contra de ese Proyecto de
(1) Leido en la sesi6n anterior. Pag. 64 del Diario de Sesiones.-Senado.









78 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO.


Ley, y opin6 en contra porque estimaba que el sueldo
de $10,000 que se sefiala & nuestro enviado en Wash-
ington, sueldo que es exactamente igual al que se ha
sefialado' por los Estados Unidos & su enviado en la
Habana, result un sueldo excesivo, y ademas puede
aparecer que, al fijarse, se ha tenido en cuenta el que
tiene el Representante de los Estados Unidos en la Is-
la de Cuba y se ha creido que debe ser igual al que dis-
fruta dicho Representante; y, precisamente, entendi-
mos en aquella Secci6n, que no podiamos tener la aspi-
raci6n de igualar en material de sueldos a los funciona-
rios norte-americanos y los cubanos porque eran distin-
tas las condiciones de riqueza en que nos encontramos,
y, ademas, porque al fijar un sueldo elevado debiamos
tener en cuenta la harmonia que-debe reinar entire los
distintos sueldos que posteriormente habrin de fijarse,
asi como entire aquellos que ya estin fijados. Y nos
parece, y algunos hicimos observaciones en ese senti-
do, que un enviado & Washington, que, despubs de to-
do, vendrk ejecutar las mismas funciones, poco mAs
6 menos, de un Secretario de despacho no resul-
taba equitativo estuviera dotado con $10,000 cuando
los Secretarios estaban dotados con $6,000 y el Vice
President de la Repftblica con $6,000 tambi6n.
Se podrA decir que el crecido sueldo de ese enviado
se explica por la necesidad que tiene de hacer gastos
extraordinarios que no resultan obligatorios para. los
Secretarios de Despacho ni para el Vice Presidente de
la Repfiblica, gastos de representaci6n y de instalaci6n.
En consideraci6n & esto opinaba la Secci6n, y fueron
instrucciones que llev6 el Delegado de la misma, que
esos mil quinientos pesos que en el Proyecto se sefia-
lan para material, se elevaran A tres mil, con el carAc-
ter de gastos de material y representaci6n dejando en
pi6 los dos mil quinientos pesos para instalaci6n.
De manera que la opini6n dominant en aquella
Secci6n era que el sueldo fuera de $6,000, quedasen
$2,500 asignados para instalaci6n y que se sefiala-
ran $3,000 anuales para gastos de representaci6n y
material.
En este sentido, y porque creo que habiendo opina-
do de esta manera en el seno de la Secci6n debo opinar
de la misma manera mientras no se me convenza de lo
contrario, hablo en contra del dictamen de la Comi-
si6n, y sostengo que el sueldo debe reducirse y poner-
se igual al de los Secretarios de Despacho y al Vice
President, y, en cambio, deben aumentarse los gastos
que se sefialan para material y llamirseles "Gastos de
Material y Representaci6n."
SR. CABELLO: Pido la palabra en nombre de la Co-
misi6n.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior Cabello.
SR. CABELLO: Para sostener el dictamen de la Co-
misi6n. He de ser muy breve. Las alusiones del seflor
Zayas, A mi juicio, se basan en el desconocimiento que
tiene de las razones que han movido a la Comisi6n a
opinar en este sentido. Cierto es que la poderosa
naci6n americana paga a su Representante en la Ha-
bana diez mil pesos oro americano, como Cuba pagarA
si ese Proyecto es aprobado, a su Representante en
Washington; pero la Comisi6n ha entendido que la
vida en la Habana es much mIs barata que en los
Estados Unidos, y ha tenido tambien en cuenta que
la Representaci6n diplomAtica en la Habana ha de ser
poco numerosa, que probablemente no habrA otra
igual que la de Inglaterra y que es casi seguro, que
ninguna otra naci6n tendra aqui Ministro Plenipoten-
potenciario como lo tienen los Estados Unidos y
como lo tendra Inglaterra. En este sentido, siendo
tan reducido el cuerpo diplomktico que ha de existir en
la Habana, la representaci6n de esos sefiores ha de ser


de escasa importancia y muy restringida en el concept
de gastos. En cambio las naciones mis poderosas de to-
do el mundo tienen constituidas en los Estados Unidos
Representaciones con gran personal; algunas de ellas
no les ponen limitaci6n de ninguna especie 6 sus Re-
presentantes, para dejar bien puesto el nombre de su

naci6n y quedar con decoro: pueden gastar lo que
en su concept crean que deben gastar, porque A las
naciones les importa mantener su prestigio en esa
forma.
A nadie se le puede ocultar que la representaci6n
de Cuba en los Estados Unidos tiene un gran impor-
tancia y es impossible que nosotros no destinemos una
cantidad razonable a nuestro Reqresentante para que
pueda desenvolverse ampliamente y que nunca por
falta de dinero ocupe una posici6n desairada. La Co-
misi6n ha entendido m6s, la Comisi6n ha ido much
mAs all de lo que ha ido la CAmara de Representan-
tes y si no hubiera sido porque la Camara ha fijado
esos gastos y que el Poder Ejecutivo se conform6 con
esa dotaci6n la Comisi6n hubiera consignado que el
personal era exigno y tambien los sueldos y gastos de
representaci6n, y por lo tanto, englobandose los suel-
dos en una misma cantidad era impossible disminuir
esta asignaci6n. En tal concept la Comisi6n entendi6
que los dos mil quinientos pesos fijados para gastos de
instalaci6n, eran bastante para que nuestro Ministro
en Washington se pudiera instalar alli decorosamente
y en condiciones que no nos hiciera poco favor. Indu-
dablemente, con lo seialado para los gastos de mate-
rial no se pueden cubrir los gastos que ese capitulo
demand, a tal extreme, que ni se fijan los gastos de
portapliegos, ni ninguno de esos servicios menores que
son indiscutiblemente necesarios en toda legaci6n; no
se fijan mhs que para un primero y un segundo Secre-
tario y no para otras gastos indispensables. Y la Co-
misi6n ha entendido sobre todo: que el sueldo del
senior Ministro en Washington, dado que en el suel-
do van englobados los gastos de Representaci6n, son
exiguos en realidad y llevados a una extremada eco-
nomia.
SR. PRESIDENTE: 4Ningiun senior Senador quiere ha-
cer uso de la palabra? (Setales negatives.) Se procede
A la votaci6n del dictamen. Los seriores Senado-
res que est6n conformes con 61 se pondran de pie.
(Aprobado.)
Sn. SILVA, Secretario: (Lee.)
El Senado acuerda:
Nombrar una Comisi6n compuesta de tres de sus
miembros para que, previo las investigaciones que esti-
me necesarias, present un Proyecto de ley declarando
cual es el escudo national y fije las dimensions y co-
lores de nuestra bandera.
Casa del Senado, Junio 7 de 1902.--Joss A. Frias.-
Manuel R. Silva.-J. Ferndndez Ronddn.
Su. FRIAS; Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: La tiene el senior Frias.
Sn. FRIAs: La moci6n que acaba de leerse tiene co-
mo justificaci6n el hecho de haberse pedido al Ejecu-
tivo por una naci6n extranjera que esta en cordiales
relaciones con nosotros, las dimensions oficiales de
nuestra bandera, sin que haya podido contestArsele por
no haberse declarado 6stas por una Ley, como debe
serlo. Ademas, como pueden los sefiores Senadores com-
probarlo, cada oficina del Estado usa un escudo distin-
to y cada sello lleva un diseflo diferente; aun mIs, pa-
ra comprobar esto pueden irse examinando los distintos
documents oficiales en que se encuentran los escudos
cubanos. Cada sello lleva un diseflo diferente, cuando
debe ser mas que uno mismo en todos los documents









DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO. 79


oficiales. Los billetes emitidos por la Repfiblica de
Cuba durante la guerra de los 10 ailos, tienen escudos
con banderas 6 los lados y sin bayonetas y fusiles al
lado del gorro frigio. En cambio el escudo usado en los
documents que llevan la firma de Aguilera presentan
detras del gorro frigio un sol, y tiene las banderas
unidas a las armas, esas A que yo antes me referia. Si
se observe cual es el escudo que en la actualidad usa
la Repfiblica de Cuba nos encontramos con que se ha
hecho desaparecer las banderas y todo lo que rodea el
escudo en esos documents, y en nada se parecen al
escudo que antes se usaba por la Repfiblica de Cuba.
Esto que demuestra practicamente la necesidad de
unificar el disefio del escudo y la necesidad de tener
un tipo de bandera, son las razones en que se funda la
moci6n a que se acaba de dar lecture por mi compa-
fiero el seflor Silva.
Sn. PRESIDENTE: 4,Algfn Sr. Senador quiere usar de
la palabra?
UN SR. SENADOR: Pido que pase a las secciones.
SR. PRESIDENTE: ,Acuerda el Senado que pase A las
secciones?
(Senales (,firnt;i, ...)
SR FaiAs: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: La tiene el Sr. Frias.
SR. FRiAs: Usando de un derecho que el Reglamen-
to concede en aquellos casos en que la importancia sea
grande, pido que se nombre una Comisi6n especial.
SR. PRESIDENTE: 4Se acuerda? (Seflales afinrativas.)
Queda el Senado en receso de cinco minutes para pro-
ceder al nombramiento de la Comisi6n.
SR. PRESIDENTE: Se procede a la votaci6n.
Resultado de la votaci6n: Sr. Frias 17 votos,
Sr. Sanguily 18, Sr. Zayas 16 y Sr. Cisneros 2.
SR. PRESIDENTE: Quedan elejidos los Sres. Sanguily,
Frias y Zayas.
SR. SILVA: (Secretario.) Hay una inoci6n suscrita
por los Sres. Zayas, Bravo Correoso y Betancourt, que
dice asi: (lee).
Los Senadores que suscriben proponen al Senado que
en tanto no exista un nuevo Reglamento, acuerde que
cuando las Secciones designed un delegado para for-
mar una Comisi6n, lo comuniquen a uno de los Secre-
taries del Senado, y 6ste d6 conocimiento de esos nom-
bramientos al seflor Presidente para que disponga la
citaci6n de dichos delegados, seilalando dia y hora pa-
ra reunirse.
Habana, Junio 7 de 1902.
Alfredo Zayas.-Augusto Betancourt.-Antonio Bravo.
SR ZAYAS: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: La tiene el Sr. Zayas.
SR, ZAYAS: Las Secciones segfn nuestro Reglamen-
to deben designer, cuando se les pasan asuntos A su
studio, un Delegado, que en uni6n de los demAs De-
legados de las otras Secciones designados con ese mis-
mo objeto, formen una Comisi6n que informed respect
al particular A este Senado. Esto da lugar a algunos
inconvenientes en la prActica; pbrque ni las Secciones
estAn obligadas a hacer los nombramientos de los De-
legados en un dia determinado, todos a un tiempo,
sino que pueden hacerlo con anticipaci6n unas & otras,
y como que tampoco se comunican entire si los nom-
bramientos que respectivamente se hacen, ni ninguno
de los Delegados tiene desde luego, y con el solo he-
cho de su nombramiento, la facultad de citar A los
demas, resultan algunos inconvenientes, por ejemplo:
ayer la secci6n Cuarta me design Delegado para una
material con que se ha dado cuenta aqui, sin que yo
supiera que se habian reunido los demas Delegados, y
lo que es mas, sin que yo supiera quienes eran. En la


misma Secci6n se ha tratado este particular sefialando
esta deficiencia y pensando alli en la mejor manera de
correjir el defecto, y sin perjuicio de que se present
otro que d6 mejores resultados, se me ocurre que lo
mejor seria que las Secciones tan pronto como nom-
bren a un Delegado lo participen a uno de los Secre-
taries del Senado y.este Secretario al tener los nom-
bramientos de todas las Secciones para un asunto lo
manifestara al Presidente y este ordenard la citaci6n
de los cuatro Delegados A fin de que todos tengan cono-
cimiento de que se va A tratar el asunto y puedan con-
currir. Este es el finico objeto de mi moci6n; mientras
no exista un Reglamento, porque probablemente en el
Reglamento se modifique este particular 6 se prevea
este caso.
SR. PRESIDENTE: 4Quiere usar de la palabra alghn
otro Sr. Senador? (Silencio.) Pues se procede A la vo-
taci6n de la moci6n del senior Zayas. Los sefiores Se-
nadores que est6n conformes con ella se pondran de pie.
(Aprobada.)
SR. ZAYAS: Pido la palabra para otro asunto, mejor
dicho, para dos asuntos.
SR. PRESIDENTE: La tiene el seflor Zayas.
SR. ZAYAS: Sefiores Senadores: el primer asunto que
quiero tratar es el siguiente: ahora dias acord6 el Se-
nado A indicaci6n de, no recuerdo cual de los sefiores
Senadores, que se solicitasen de la Secretaria de Go-
bernaci6n los antecedentes que alli existan relatives a
un Proyecto de Banco Territorial Hipotecario. Yo
tengo noticias de que no es s6lo en la Secretaria de
Gobernaci6n donde hay algunos antecededentes sobre
ese proyecto de Banco, y creo que debe adicionarse la
anterior petici6n en el sentido de que se pida tambi6n
A la Secretaria de Justicia lo que alli exista sobre una
consult que se hizo A dicha Secretaria por el Gobier-
no Military sobre ese Banco Territorial Hipotecario; y
que se pida a la Secretaria de Hacienda lo que alli
exista sobre declaratoria de estar exento de derechos
fiscales al referido Banco, si se creaba. Estos son da-
tos relatives al mismo asunto, y si no pedimos mAs
que A la Secretaria de Gobernaci6n los antecedentes
que alli existan indudablemente que la informaci6n
resultaria incomplete. Estimo por lo tanto que debe
adicionarse aquella petici6n con esta.
Sn. CABELLO: Pido la palabra.
Sn. PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior Cabello.
Sn. CABELLO: Es simplemente para decirle al sefior
Zayas que su proposici6n es innecesaria porque esos
datos no han sido pedidos solamente A la Secretaria
de Gobernaci6n, sino a todas.
Sn. ZAYAs: Segundo particular. Todos nosotros sabe-
mos que uno de los miembros mas distinguidos y apre-
ciados de este Senado, el senior Sanguily, se encuentra
en estos moments bajo el peso de una desgracia de
familiar; todos sabemos que en la mafiana de hoy han
sido conducidos al Cementerio los restos de su senora
madre political. En tal virtud yo entiendo que sin
que sea un acuerdo official, si se estima que no debe
tomarse con ese carActer; pero siendo un acuerdo de
todos los sefiores Senadores aqui presents, debe signi-
ficarse a este compafiero la participaci6n que en su pe-
na tomamos y debe designarse una Comisi6n de dos
seilores Senadores, que desde luego opino la design el
seflor Presidente del Senado, que pasando A la morada
del senior Sanguily, le signifique el sentimiento con
que el Senado ha recibido noticia de esa desgracia que
lo aflige.
Sn. PRESIDENTE: Los sefiores Senadores que esten
conformes con la proposici6n del sefior Zayas se pon-
drAn de pie. (Se aprueba por unanimidad.)









80 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO.


SR. PRESIDENTE: Usando de las facultades que me
concede la moci6n del senior Zayas, que se acaba de
aprobar por unanimidad, nombro para esa Comisi6n A
los sefiores Eudaldo Tamayo y Jos6 de Jesfis Miontea-
gudo. Continue el senior Secretario dando lectura A
las mociones presentadas.
Sn. SILVA, Secretario: (Lee.)
Los Senadores que suscriben tienen el honor de pro-
poner al Senado el nombramiento de una Comisi6n
para que por parte del Senado forme la Comisi6n mix-
ta en el examen definitive del Proyecto de Ley sobre
dotaci6n presidential y que ella sea compuesta de los
sefiores que han dictaminado sobre la material.
Sal6n de Sesiones del Senado, Junio 7 de 1902.-
Carlos Pdrraga.-Ricardo Dolz.-Adolfo Cabello.

SR. ZAYAS: Ruego que se me explique porque se
nombra esa Comisi6n.
Sn. PARRAGA:]Pido la palabra.


SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. PArraga.
SR. PARRAGA: El senior Zayas no estaba present
cuando se vot6 el proyecto de ley sobre dotaci6n pre-
sidencial y es necesario informarle, por consiguiente.
El Senado ha hecho una ligera alteraci6n, en el proyec-
to remitido por la CAmara de Representantes, y
por ello procede, que se nombre una Comisi6n mixta
de Senadores y Representantes que determine cual ha
de ser en definitive el acuerdo que debe llegar a ser ley.
Se impone, pues, el nombramiento de la Comisi6n, y
me pareci6 procedente que los mismos sefiores que dic-
taminaron sobre la material representaran al Senado
en esa Comisi6n mixta.
* SR. PBESIDENTE: 4Esta conforme el Senano? (Seia-
les afirmativas.)
No habiendo otro asunto de que tratar se levanta
la sesi6n. Para la pr6xima se citarA A domicilio a los
sefiores Senadores.
(Hora: las cuatro y treinta minutes.)


IMPRENTA DE RAMBLA Y 80UZA,-OBIIPO IS.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs