Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba.
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072699/00660
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
Physical Description: v. : ; 33 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Senado
Publisher: Rambla y Bouza
Place of Publication: Habana
 Subjects
Subject: Legislation -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began with: Vol. 1, 1902.
General Note: Description based on: 2. Legislatura vol. 2, no. 1 (abr. 6 de 1907); title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072699
Volume ID: VID00660
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001844861
oclc - 30331556
notis - AJR9135
lccn - sn 94026346

Full Text










DIARIO DE


SESIONES


DEL

CONfiRESO DE LA REPUBLICAN DE CUBA

PRIMERA LEGISLATURA.- 1902.


VOL. 1. HABANA, OCTUBRE 4 DE 1902. NUM. 4.


SENADO


Primera Sesi6n ordinaria.-20 de Mayo de 1902.

SUMARIO

El Vice Presidente de la Repdiblica ocupa su puesto como Presidente del Senado.
Sorteo entire los seflores Senad,.res para determinar cuales deben vacar en sus puestos en el t6r-
mino de cuatro afos y cnales deben permanecer en ellos por el tdrmino de ocho aflos. (5? Disposi-
ci6n transitoria.)
Una interpelacidn del Sefior Sanguily sobre los Secretarios del Despacho.


Alas cuatro y cuarenta minutes de la tarde y bajo
la presidencia del Sr. Mendez Capote, se r.eune el Se-
nado.
SR. PRESIDENTE: (Mendez Capote.) Se abre la se-
si6n. El Sr. Secretario se servirA leer el acta de la an-
terior.
SR. SILVA: Secretario: (Lee el acta.)
SR. PRESIDENTE: 4Se aprueba el acta?-(Seatales afir-
mativas.) Queda aprobada el acta.-Sefiores Senadores:
De todos es sabido que el dia 15 del corriente se reu-
ni6 el Congreso y proclam6 al Presidente de la Repfi-
blica Sr. TomAs Estrada Palma, y al Vice-Presidente
Sr. Luis Estevez y Romero, despu6s de rectificar y
comprobar los escrutinios.
Hoy comienza a ejercer sus funciones de Presidente
del Senado el Sr. Vice-Presidente de la Repfiblica; y
cuando ocupe este lugar, quedarA constituido definiti-
vamente el Senado y empezarA la primer sesi6n ordi-
naria de esta legislature.
Ahora bien, el Sr. Vice-Presidente de la Repfiblica
se encuentra en el edificio y yo me permit proponer
que dos de los Sres. Senadores pasen A recibirlo y le
conduzcan esta Sala de sesiones. (Sefiales de asenti-
miento.) Propongo que los seilores Zayas y Fortfin sean
nombrados para esa Comisi6n.-(Salen estos sefiores
del salon de sesiones y acto seguido vuelven acompa-
fiados del Sr. Estevez y Romero, quien ocupa la Presi-
dencia. Todos los sefiores Senadores se ponen de pi&.)
SR. PRESIDENTE: (Luis Estevez y Romero.)-Tomad
asiento. (Los sefiores Senadores se sientan.)
SR. PRESIDENTE: Sefiores Senadores; Es costumbre


en todo Parlamento, que quien lo ha de presidir, al to-
mar posesi6n de su cargo, dU las gracias a aquellos de
quienes ha recibido tan altisimo honor. En mi caso,
no es A vosotros A quienes tengo que dar esas gracias,
porque no es vuestra voluntad la que me ha traido A
este sitio; es la Constituci6n la que en 61 me coloca;
pero si no ha mediado vuestra voluntad, ha mediado
en cambio la voluntad de mi pueblo; y es just 6 im-
perioso, que en este moment, desde este elevado sitial,
y muy alto, para qne mi voz repercuta en toda la Na-
ci6n, d6 las gracias al Cuerpo Electoral que me eligi6,
por el honor tan grande que me ha dispensado; honor
ciertamente inmerecido, que fui el primero en esti-
marlo asi; pero que apesar de ello, se me dijo que el
patriotism me obligaba A aceptar y acept6 resignado,
mas no convencido. Llenado este deber, tengo otro
mAs que cumplir, y es, manifestaros con qu6 prop6si-
tos vengo aqui. Mi posici6n entire vosotros es bien
definida: yo no soy un Senador mas, yo no soy un
legislator mas; yo no estoy aqui para ayudaros en
vuestra obra, y siento que asi sea, porque de vuestras
glorias no habr6 de participar, y en vuestros triunfos
part ninguna tendr6; yo no soy aqui mAs que el es-
tricto cumplidor de vnestro Reglamento en acci6n. En
este sentido tratar6 de cumplir, con la mayor exactitud,
las disposiciones del que en breve habr6is de former;
pero como todo Reglamento supone discipline, coarta-
ci6n de libertad, exigencias de cierto orden y autoriza
censuras, que en algfin caso podr6 yo tal vez utilizar
con alguna exageraci6n, para ese caso os pido toda
clase de indulgencias, porque no ser6 conducido A este








24 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO.


extreme por acto alguno de parcialidad, ni con ningu-
na intenci6n torcida; obra sera finicamente de un ex-
cesivo celo, el celo natural de todos los novicios. Pero
A la vez que esto, todo Reglamento supone protecci6n
igual para todos, vigilancia sobre el derecho de todos,
imparcialidad entire los de' opuestas tendencies, celo
por vuestro honor y por vuestro decoro, y en este or-
den yo os prometo que nadie me tildarA cuando tenga
que hacer lo que el deber me made por el derecho y
honor de vosotros y de cada uno de vosotros. Que mis
primeros pasos seran vacilantes 6 inciertos como todo
lo que se hace por primera vez, y mas afin despu6s de
una vida de absolute retraimiento como la mia, no lo
dudo; pero yo espero que con vuestra benevolencia, si
logro merecerla; con vuestras indicaciones y & vuestro
calor cobrar6 fuerzas bastantes para que mis pasos lle-
guen 6 ser firmes, y de este modo llenar mi cometido
en la' forma que mas pueda satisfaceros, y, llegado este
caso, si ahora no he podido daros las gracias, ent6nces
os las dar6 de todo coraz6n, porque lo que yo logre ser
en el desempefio de mi cargo, tal vez un buen Presi-
dente, si la frase no es inmodesta, A vosotros os lo de-
ber6, y obra de vosotros sera. En cuanto 4 vuestras,
tareas nada puedo ni debo decir. Vosotros sab6is, me-
jor que yo, 4 que venis aqui. Vosotros sab6is, mejor
que yo, cuan grande es la obra que vais a acometer.
Vosotros sab6is, mejor que yo, cuan fijas teri6is las mi-
radas de la Naci6n en espera de vuestros hechos. Pero
yo creo saber tanto como vosotros que cumplireis como
buenos, porque s6 que vuestros actos no seran guiados
sino por el patriotism mas puro y desinteresado, y
que el fin A que aspirais no es otro que la salud, la glo-
ria y la felicidad de la Patria.-He dicho. (Aplausos.)
Queda constituido, definitivamente, el Senado, como
Cuerpo colegislador, y abrese por tanto, su sesi6n pri-
mera con este carActer.
4Algin senior Senador quiere hacer uso de la palabra?
Sa: ZAYAs: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: La tiene el Sr. Zayas.
SR. ZAYAS: Yo creo, si no hay otra material que me-
rezca preferencia, que debe cumplirse un articulo de
la Constituci6n-una de las disposiciones transitorias,
mejor dicho-que fija que, precisamente, en la prime-
ra sesi6n.del Senado deberAn formarse dos series con
los Sres. Senadores para determinar cudles deben va-
car en sus puestos en el t6rmino de cuatro afios, y
cuales deben permanecer en los suyos por el t6rmino
de ocho.
Por tanto, yo entiendo, si no hay otro asunto que me-
rezca preferencia, que debe cumplirse esa disposici6n.
SR. PRESIDENTE: Si hay algfin otro Senador que en-
tienda que hay asunto de preferencia a la proposici6n
del Sr. Zayas, puede indicarlo. (Nadie solicita hacer
uso de la palabra. )
Sirvase leer el Sr. Secretario el articulo A que se re
fiere el Sr. Zayas.
SR. SILVA. Secretario: (lee)
"QUINTA. -Al constituirse por primera vez el Sena-
do, los Senadores, al efecto de su renovaci6n, se divi-
diran en dos series. Los comprendidos en la prime-
ra, cesarin al fin de cuatro afios, y los comprendidos
en la segunda, al terminar ep octavo; decidiendo la
suerte los dos Senadores que correspondan, por cada
provincia, a una y otra series.
La Ley establecerA el procedimiento para la forma-
ci6n de las dos series en que haya de dividirse, A los
efectos de su renovaci6n parcial, la CAmara de Repre-
sentantes.
SR. PRESIDENTE: jAlgfn Sr. Senador quiere pedir la
palabra para proponer la forma de llevar A cabo el ar-
'ticulo adicional de la Constituci6n acabado de leer,


puesto que indica que bl Senado debe dividirse en dos
series, y debe ser material de consideraci6n la forma en
que las dos series se han de hacer?
SR ZAYAS: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Zayas.
SR. ZAYAS: Seniores Senadores: Atendiendo A las in-
dicaciones del senior Presidente, yo propondria la si-
guiente forma, por estimar que es sencilla y llena el
objeto que se propone ese articulo: par6ceme que po-
drian escribirse, por el sefior Secretario, auxiliAndolo
en esta tarea cualquiera de los seflores Senadores que
se design, ya que el otro de los sefiores Secretarios no
ha comparecido, podrian escribirse, digo, por uno de
ellos los nombres de los Sres. Senadores y separando
los cuatro correspondientes a cada provincia colocarlos
en una urna de donde se saquen dos nombres que des-
de luego perteneceran A los Sres. Senadores que habran
de former ]a primera series, quedando para la segunda
los dos nombres que resten en la urna, y asi sucesiva-
mente con los de cada provincia. Esta es una forma
que, en breve espacio de tiempo, nos permitirA cumplir
con ese articulo de nuestra Constituci6n.
Sr. PRESIDENTE: 4Alguno de los sefiores Senadores
quiere hacer uso de la palabra para dar opinion en
contrario a la que ha emitido el Sr. Zayas?
(Seiales negatives.)
,Queda pues aceptada ]a proposici6n del Sr. Zayas?
(Sefiales afirmativa..)
El Sr. Bravo Correoso se servira tener la bondad de
venir a auxiliar al Sr. Secretario. (El Sr. Bravo ocupa
el puesto del Sr. Secretario ausente.)
SR. PRESIDENTE: Se va 4 proceder A la insaculaci6n
de los Sres. Senadores por la provincia de la Habana.
Si. ZAYAs: Pido la palabra.
Sn. PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Zayas.
Si. ZAYAS: He pedido la palabra, Sres. Senadores,
para una cuesti6n previa que me parece de inter6s.
Conforme al articulo 54 de la Constituci6n, las CAma-
ras abrirAn sus sesiones en un mismo dia; acabo de
saber que la Camara de Representantes no celebra
sesi6n por no haberse reunido el nfimero suficiente de
Representantes: por consiguiente, entiendo que debe
considerarse, si este acto que celebramos limitAndolo
al cumplimiento de la quinta disposici6n transitoria
que dice: "Al constituirse por primera vez el Senado,
los Senadores, al efecto de su renovaci6n se dividirAn
en dos series", como ya he expresado, debe conside-'
rarse, repito, si limitandonos fnicamente lo1 que
preceptfa nuestra Constituci6n no estamos constitui-
dos en verdadera sesi6n, por cuanto que no se trata
de material alguna que merezca deliberaci6n y acuer-
do, 6 si por el contrario, aun limitandonos A ese particu-
lar, constitute este acto una sesi6n del Senado, porque
si se entiende esto filtimo infringiriamos dicha dispo-
sici6n, al celebrar nosotros nuestra primera sesi6n
sin que la celebre en el mismo dia la Camara de Re-
presentantes.
Desearia que el punto, ya que puede constituir una
infracci6n constitutional, se resuelva antes de seguir
adelante.
SR. PRESIDENTE: Algunos de los Sres. Senadores
quiere hacer uso de la palabra sobre las manifestacio-
nes del Sr. Zayas? (Nadie hace uso de la palabra. )
SR. PRESIDENTE: ,Se entiende por este silencio que
debe la Mesa resolver acerca de este punto?
Sn. ZAYAS: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Zayas.
Sn. ZAYAS: Yo, limitAndome a asomar la duda, espe-
raba que alguno de los Sres. Senadores indicara la solu-
ci6n de esa misma duda. A mi juicio, si limitamos el
acto que aqui se celebra a declarar constituido el Se-









DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO. 25


nado como ha dicho el Sr. President, y como conse-
cuencia de quedar constituido cumplimos la disposici6n
quinta transitoria y no tratamos de otra material, en-
tiendo, que, en este caso, no infringiriamos el Art. 54
de la Constituci6n. Por consiguiente pediria que se
limitase el acto a declarar constituido el Senado, y 4
la consecuencia forzosa de quedar constituido que es el
cumplir la disposici6n quinta transitoria; pero que no
se trate de ning6n otro acuerdo, ni se toque material
alguna, hasta que pueda esta Presidencia, de acuerdo
con la de la Camara de Representantes, citar a nueva
sesi6n.
SR. MORUA DELGADO: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Morfa Del-
gado.
Sn. MORUA DELGADO: Entiendo, Sres. Senadores,
que aun cuando hici6semos lo que desea el Sr. Zayas,
siempre habriamos celebrado una sesi6n cuando no la
ha celebrado la Camara de Representantes; pero por
otro lado creo que seria cosa muy dificil, afn habi6n-
dose seilalado por ambos Cuerpos el mismo dia para
celebrar sesi6n, el saber si uno de ellos, la Camara por
ejemplo, la comienza 6 celebra al mismo tiempo que
el.Senado, y esto lo demuestra lo que ha pasado esta
tarde, en que, casualmente, el Sr. Zayas ha sabido que
la Camara de Representantes no celebraba sesi6n. -
Debe ademis tenerse en cuenta que no es 6sta la
primer sesi6n del Senado, aun cuando en ella quede
6ste definitivamente constituido; y siendo como es
continuaci6n de las sesiones inauguradas, no veo mo-
tivo ninguno para, que suspendamos en este punto ni
en ningin otro, la sesi6n de esta tarde. Por tanto, no
conform con lo manifestado por el Sr. Zayas, pido
que continuemos adelante hasta que termine el tiempo
reglamentario.
SR. SANGUILY: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Sanguily.
SR. SANGUILY: Sres. Senadores: yo no puedo resol-
ver la cuesti6n presentada por el Sr. Zayas, pero si
puedo decir que la pretensi6n del Sr. Zayas no.me pa-
rece defendible, a menos que consideremos que 4sta no
es sesi6n; pero si esta es una sesi6n es impossible no
reconocer que se ha cometido una falta, y no es el me-
jor modo de subsanarla suponer que no hay sesi6n.
De manera que hemos cometido una falta, por olvido
6 descuido, 6 por otra causa cualquiera; y esto no
puede.snbsanarse, repito, con lo dicho por el Sr. Zayas
si fu6 por olvido, y si descuido seria un punto bastante
penoso para nosotros haber incurrido en 61.
Hay un antecedente que demuestra que estamos
dentro de cierta normalidad y que hemos procedido
con cierto derecho al haberse convocado al Senado a
esta sesi6n, y es que ya venia funcionando el Senado
de alguna manera, convocado legitimamente, junto
con la otra Camara, con lo que, al abrirse en un mis-
mo dia ambas Camaras, se ha procedido de acuerdo
con la Constituci6n por quien convoc6 al Congreso.
Ha habido es verdad una pequefia interrupci6n, por-
que la primer parte se habia terminado, empezando
la segunda; y en este particular me parece propia y
evidence la proposici6n de que es absolutamente inde-
pendiente el Senado de la Camara de Representantes.
La Constituci6n no quiere decir, ni ha podido decir,
ni es possible pensar que pueda decir, que siempre que
haya sesi6n en un cuerpo ha de haberla forzosamente
tambi6n en el otro: lo que la Constituci6n ha querido
decir es que empiecen sus funciones ambos cuerpos el
mismo dia y que el mismo dia, al cabo de cuarenta 6
mis, la terminen. Las empezaron al mismo tiempo,
este es un hecho positive, porque funciones propias
suyas son todas las que han practicado ambos cuerpos,


en cumplimiento de la misi6n que hace poco el Gober-
nador Militar les encomendara: terminarAn tambi6n
el mismo dia, y ese articulo de la Constituci6n, en
raz6n a estas dos circunstancias, queda perfectamente
cumplido y respetado. Fuera de esto, entiendo que
el Senado, que ya empez6 A vivir y funcionar, y que
naci6 iniciando sus funciones al mismo tiempo que la
otra CAmara, esta en su perfect derecho de celebrar
las sesiones que consider necesarias, las que convenga,
independientemente del otro Cuerpo, prescindiendo
del otro Cuerpo, y sin tener en cuenta para nada si el
otro Cuerpo celebra 6 n6 al mismo tiempo sus propias
sesiones.
El Senado, a mi juicio, ha podido hacer lo que hizo
al reunirse, ha podido hacer lo que esta haciendo, ce-
lebrar una sesi6n independientemente, sin considera-
ci6n alguna a si ha celebrado otra A su vez, la Camara
de Representantes. De manera que si los Sres. Sena-
dores se colocan en este mismo punto de vista, para
examiner el asunto dudoso propuesto por el Sr. Zayas,
encontraran que en cierto modo no cabe la duda; pero
yo digo, que si cupiera esa duda, no seria la mejor
manera de resolverla 6 aclararla, la propuesta por el
Sr. Zayas; porque, al cabo, ,qu6 propone el Sr. Zayas?
sencillamente una ficci6n. Nosotros no podemos pres-
cindir de haber empezado esta sesi6n, y esta sesi6n ha
de tener su fin, y si el Sr. Zayas quiere que en esta
sesi6n se verifique determinado acto, como el que re-
comienda el nfmero 5 de las disposiciones transitorias
de la Constituci6n, habremos realizado cuanto deter-
mina y caracteriza una sesi6n de un Cuerpo Colegisla-
dor: esto es, habremos, de todos modos, celebrado una
sesion.
Pero no haya cuidado, porque es l6gico pensar que
aqui no ha habido falta ni descuido ni m6nos violaci6n
6 infracci6n de la Constituci6n, por constituirse el Se-
nado en sesi6n y celebrar esta hasta el final.
SK. ZAYAS: Pido la palabra para rectificar.
SR. PRESIDENTE: La tiene el Sr. Zayas.
SR. ZAYAS: Desde luego comienzo por hacer constar
que mi deseo, y lo he probado tratando de buscar una
formula para lograrlo, es que esta sesi6n continue,
que el acto que se iba a iniciar se leave A efecto; pero
me import rectificar un concept que me ha atribuido
el Sr. Sanguily.
Yo no he querido decir que segfin la Constituci6n
ambos Cuerpos Colegisladores deben celebrar simultA-
neamente todas sus Sesiones, lo que he dicho es, que
el articulo 54 dispone que se abrirAn las Sesiones de
ambas CAmaras el mismo dia. Ya este Senado habia
hecho constar, que no estaba constituido mAs que a
los efectos electorales, y prueba de ello es que el sefior
President ha declarado ahora constituido el Senado.
La duda estaba en saber si esta era 6 no la primera
sesi6n del Senado, no del organism electoral, sino
del Senado, Cuerpo Colegislador, que es el inico A
que se refiere la Constituci6n. Ese era el punto; pero
desde luego no tengo inconvenient de ninguna espe-
cie en no formular proposici6n alguna que tienda A
interrumpir estas tareas, me basta que conste, como
debe constar, en el DIARIO DE SESIONES y en el acta,
mi observaci6n respect a possible incumplimiento del
articulo 54, y desde luego como veo en el Senado, el
deseo de continuar la sesi6n, deseo que yo tambi6n
tengo, no insist sobre este particular.
SR. PRESIDENTE: 4Ningin Senadorpide la palabra A
oste prop6sito? (Nadie hace uso de la palabra.) So some-
te A votaci6n.
SR. SILVA, Secretario: Por la provincia de la Habana
son Senadores los Sres. Adolfo Cabello, Alfredo Zayas,
Carlos Parraga y Nicasio Estrada Mora.









26' DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO.


SR. PRESIDENTE: El sefor Secretario va A sacar dos
nombres de la urna, los que pertenecerAn A los Senado-
res de la primer s6rie,6 sean Senadores por cuatroafios.
SR. SILVA, Secretario: (leyendo las papeletas que saca de
la urna) Carlos Parraga, Nicasio Estrada Mora.
Por la provincia de Matanzas son Senadores los
Sres. Luis Fortfin, Domingo Mendez Capote, Pedro
Betancourt y Manuel Sanguily (El Sr. Secretario saca
dos papeletas y lee) Luis Fortin, Domingo Mendez
Capote.
Por lo provincia de Pinar del Rio son Senadores los
Sres. Antonio Sanchez Bustamaute, Manuel Lazo,
Antonio Gonzalez Beltran y Ricardo Dolz y Arango.
(El Sr. Secretario saca dos papeletas y lee) Ricardo Dolz,
Antonio Gonzalez Beltran.
Por la provincial de Santa Clara son Senadores los
Sres. Jos6 Antonio Frias, Jos6 Monteagudo, Francis-
co Carrillo, y Martin Morfa Delgado. (El Sr. Secreta-
rio saca dos papeletas y lee) Jose Antonio Frias, Jose
Monteagudo.
Por la provincia de Puerto Principe son Senadores
los Sres. Salvador Cisneros Betancourt, Manuel Ra-
m6n Silva, Augusto Betancourt y TomAs Recio. (Al
Sr. Secretario saca dos papeletas y lee) Manuel Ram6n
Silva y Augusto Betancourt.
Por la Provincia de Santiago de Cuba son Senadores
lor Sres. Federico Rey Brouchet, Eudaldo Tamayo Pa-
v6n, Jos6 Fernindez Rondan y Antonio Bravo y Co-
rreoso. (El Sr. Secretario saca dos papeletas y lee.) Jos6
Fernandez Rondin, Antonio Bravo Correoso.
SR. PRESIDENTE: El Sr. Bravo Correoso leerA la lis-
ta de los Sres. Senadores que llevaran cuatro ailos en
sus ejercicios.
Sn. BRAVO CORREOSO: (Lee.)
Por la Provincia de Pinar del Rio: Sres. Antonio
Gonzalez Beltran y Ricardo Dolz.
Por la Provincia de la Habana: Sres. Carlos PArra-
ga y Nicasio Estrada Mora.
Por la Provincia de Matanzas: Sres. Luis Fortfin y
Domingo M4ndez Capote.
Por la Provincia de Santa Clara: Sres. Jos6 Mon-
teagudo y Jos6 Antonio Frias.
Por la Provincia de Puerto Principe: Sres. Manuel
Ram6n Silva y Augusto Betancourt.
Por la Provincia de Santiago de Cuba: Sres: Jos6
Fernandez Rondin y Antonio Bravo Correoso.
SR. PRESIDENTE: GNingfn Senador quiere hacer uso
de la palabra?
SR. SANGUILY: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: La tiene el Sr. Sanguily.
Sn. SANGUILY: Sres. Senadores, voy A molestar muy
brevemente la atenci6n de mis compafieros, porque so-
lo se trata de una duda que me ha asalsado, y ya que
esta puede llamarse la sesi6n de las dudas, no tiene
nada de particular que la amenicemos con una mas,
sobre todo, si esta duda queda al cabo-como espero-
resuelta.
Yo he presenciado como uno de los moments mas
incomparables, como uno de los hechos mis inefables
de mi vida, y estoy seguro que del mismo modo lo pre-
senciaron todos los que concurrieron conmigo A la Sala
de los antiguos Capitanes Generales, ese acto de la en-
trega del Gobierno 6 los cubanos, que, digase lo que
se quiera, tambi6n ha sido fnico en la Historia de la
humanidad; pero yo no voy a hablar sobre 61 porque
me llevarian demasiado lejos tantas emociones como
hube de dominar para que no asomaran A los ojos,
aunque era quizAs aqu61, el solo moment en la vida
de cualquier hombre en que casi no hubiese importado
que tan cerca est6 siempre lo ridicule de lo sublime;
voy 6 hablar de algo mks prActico y positive, dentro


de nuestros asuntos y de nuestros deberes. Presencia-
ba yo despu6s de la inolvidable ceremonia del traspaso
del Gobierno A los Poderes de la nueva Naci6n, un ac-
to que en vano he tratado de justificar, buscando su
raz6n en la Constituci6n; vi al Presidente de la Repfi-
blica, investido ya de su alto carActer, ordenar que,
colocados en cierta disposici6n, unos cuantos paisanos
nuestros, prestaran juramento inte el Presidente del
Tribunal de Justicia, para ocupar los cargos de Secre-
tarios del Despacho, para que les habia nombrado, y
desde el otro dia ya se dijo en los peri6dicos el nombre
de cada uno de esos oficios.
Hay una transitoria, creo que es la septima de la

Constituci6n, que dice:-'"quedarin vigentes todas las
Leyes, Ordenes, Disposiciones y Decretos que hasta
aqui se hubieran promulgado en tanto no se encuen-
tren en desacuerdo con esta nuestra Constituci6n." Pu-
diera muy bien suceder que por la fuerza misma de las
cosas, por la tendencia a la imitaci6n, que es tan na-
tural en la humanidad, por la nececidad que habia de
proceder ripidamente y, sobre todo, tratAndose del
Poder Ejecutivo, pero mas que nada, por la confusion
propia de moments de transici6n como 4ste, pudiera
suceder, digo, que el acto se hubiera originado de,to-
das estas causes: El Presidente de la Repftblica to-
mandolas tales cuales eran bajo el Poder Interventor,
acept6 el nfmero y denominaci6n de las Secretarias, y
nombr6, en consecuencia, para conformarse con un
articulo de la Constituci6n, los individuos de su con-
fianza que habian de desempeilar tales cargos; 4 imi-
tando asimismo las practices del Poder. Interventor,
hizo que prestaran juramento ante el Presidente del
Supremo.
La Constituci6n, sin embargo, no determine que los
Secretarios de la Repiblica juren; pero la Constituci6n
dice que el Presidente tendra los Secretarios de Des-
pacho que determine la Ley y yo entiendo que el ar-
ticulo en que esa disposici6n se encierra, que es el 76,
se refiere & las Leyes de la Repfiblica, y no a las 6rde-
nes y Decretos de la Intervenci6n, por lo que justa-
mente entiendo yo que el Presidente de la Repfblica no
tiene ninguna Secretaria establecida en ley, ni ningin
Secretario que haya sido legitimamente nombrado. Me
parece, pues, que la primera misi6n, el primer deber,
de esta primera sesi6n del Senado debiera ser la provi-
si6n de esa necesidad tan urgente; porque el Presidente
de la Repfiblica no puede gobernar tampoco, segin el
articulo 77 de la Constituci6n, si no ha constituido sus
Secretarias y si no ha nombrado los empleados que las
desempefien. Pero Lesque realmente estAn constitui-
das las Secretarias, estan nombrados los Secretarios?:
por mi parte sostengo que n6; pero sostengo algo mIs,
y voy a pedir perd6n A mis compafieros si aparezco en
un instant nada mis, algo sutil.
Si el Presidente de la Repfblica no ha hecho mas
que seguir el sistema observado por la Intervenci6n,
4por quB no dej6 las mismas Secretarias de la Interven-
ci6n? y no que aparece, al dejar la Intervenci6n el Poder
Supremo, que las Secretarias, sin que nadie lo hubiera
dispuesto, nadie al menos que pudiera, han cambiado
de nombres, pues que antes teniamos las Secretarias
de Estado y Gobernaci6n, de Hacienda, Instrucci6n
Pfiblica, Justicia etc., y hoy tenemos esas mismas Se-
cretarias; pero con algunas modificaciones,-separada
la de Gobernaci6n de la de Estado, y unida la de Es-
tado a la de Justicia. 4Qui6n lo ha dispuesto asi,
qui6n ha podido disponerlo? El Presidente de la Re-
pfiblica 4ha podido hacerlo? Si ha sido l1 quien lo ha
hecho, 4no implica esto mas que una orden, no impli-
ca mis que un decreto? y 4d6nde se ha publicado esa
disposici6n? Y si es un decreto, para que tenga valor,










DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO. 27


para que sea legitimo y sea constitutional, 4no es ver-
dad que debia haberlo acondicionado a lo prescripto en
el articulo 77 de la Constituci6n, que dispone que de-
berA firmar algfin Secretario las resoluciones del Pre-
sidente? Y como esto no ha sucedido, y yo s6 por qu6
no ha sucedido, aunque no me explico bien por qu6 ha
sucedido como sucedi6; pero si asi ha sucedido ,no ha
sucedido algo normall, que, sin que impliquen las ob-
servaciones 6stas ninguna censura, ,no implican sin
embargo, la necesidad por part nuestra, de enderezar
el entuerto, de legalizar la situaci6n del Gobierno?
Entiendo, en consecuencia, que el primer deber del
Senado ha de ser ese (por supuesto si yo tengo raz6n),
pues mientras asi no se haga no hay legalmente Go-
bierno; mientras asi no se haga positivamente estarA
sin gobernar nuestro Ejecutivo; no podrA gobernar el
President como s6 que 41 quiere gobernar, como yo s6
que todos queremos que gobierne, conform a la Ley
fundamental de la Repfiblica.
SR. PRESIDENTE: LAlgfn Sr. Senador quiere hacer
uso de la palabra?
SR. DOLZ: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: La tiene el Sr. Dolz.
SR. DoLZ: Hace un moment estAbamos tratando de
aplicar el articulo 54 de la Constituci6n, referente A si
las CAmaras debian abrir en un mismo dia las sesio-
nes, y habia la duda de si esta era 6 no la primer se-
si6n. Parece raro que se dudara de un particular que
debiera ser tan claro, saber: si una sesi6n era la pri-
mera 6 no. Estas dudas compr6ndese que no son posi-
bles si se aplican extrictamente en todo su alcance los
preceptos de una Constituci6n escrita como todas las
Constituciones para un pais en su desenvolvimiento
normal, pero surgeon porque no ,es possible aplicar ex-
trictamente los preceptos constitucionales cuando ese
pais se constitute por primer vez y surge de esa ma-
nera A la vida international; tan es asi, que ese caso
de duda referente A la celebraci6n de la primera se-
si6n, no puede presentarse, con arreglo a la Constitu-
ci6n; esa duda expuesta por el Sr. Zayas, no puede
presentarse con arreglo A la Constituci6n, porque en
esta se sefiala el dia en que han de reunirse las Cama-
ras, y no es possible por tanto que se ofrezca duda res-
pecto A cual es la primera sesi6n.
El Sr. Sanguily, buscando una aplicaci6n del articu-
lo 54 con cierto acomodamiento a las necesidades de
este cambio de situaci6n, decia con much raz6n, A mi
juicio, que 6sta no era la primera sesi6n; que ya se ha-
blan celebrado algunas mis sesiones; pero al fin y al
cabo, con arreglo a la Constituci6n de la Repfiblica, ni
6sta ni las anteriores podian ser la primera sesi6n sino
la que se celebrara precisamente el primer lunes de
Abril.
Ahora el Sr. Sanguily ha suscitado otra duda pare-
cida la suscitada por el Sr. Zayas, porque el Sr. San-
guily pretend aplicar extrictamente un articulo escri-
to en la Constituci6n y que es aplicable en el desen-
volvimiento normal del pais; pero que no puede
aplicarse al iniciarse por primer vez la Repfiblica,
porque no es possible aplicar los preceptos de ninguna
Constituci6n, que no estkn escritos para que se inicie
el Estado, no es possible, repito, aplicarlos extricta-
mente al nacer el Estado A que se refieren. Por con-
siguiente, hay que tener en cuenta que rigen con esta
Constituci6n algunos otros preceptos, y entire ellos, las
6rdenes del Gobierno Interventor y las leyes anterio-
res & las 12 del dia de hoy.
Conforme a esas disposiciones del Gobierno Militar,
que regian en Cuba antes del medio dia de hoy, el Go-
bierno Militar tenia Secretarias y tenia determinado
el nfimero de sus Secretarios, y esos Secretarios pres-


taban determinado juramento. Por consiguiente, el
President de la Repfblica, al comenzar hoy este nue-
vo Estado, tenia de alguna manera que nombrar sus
Secretaries. No puede suscitarse esta duda a ningfn
otro Presidente de la Repfiblica, porque siempre se en-
contrar! con una Ley que determine el nfimero de sus
Secretarios; pero como 6ste es el primer Presidente de
la Republica tenia que ajustarse A alguna Ley que de-
terminara el nfimero de Secretarias, tenia que ajustar-
se o las leyes del Gobierno Militar que regian y nom-
brar a sus Secretarios, maxime cuando hay una dispo-
sici6n del Gobierno Militar reciente, en la cual se
declare, que quedaban vigentes todas y cada una de
las disposiciones del mismo Gobierno. De manera
que el Sr. President de la Repfiblica tenia que ajus-
tarse, repito, a esa disposici6n para el nombramiento
de sus Secretarios.
La fnica observaci6n fundada que podia haber he-
cho el Sr. Sanguily, era la referente A como habian
cambiado la denominaci6n de las Secretarias; porque
en efecto, si hubiera hecho eso el Sr. President de la
Repfblica, hubiera introducido una innovaci6n en la
legislaci6n vigente; pero result que en la Gaceta de
hoy ha salido una Orden del Gobernador Militar cam-
biando la denominaci6n de esas Secretarias, es decir,
traspasando los asuntos de Estado A la Secretaria de
Justicia. De manera, que conforme esa filtima dis-
posici6n del Gobierno Militar, es por qu6 la Secretaria
de Justicia aparece de Estado y Justicia. Resulta,
pues, que el Sr. President de la Repfblica se ha ajus-
tado extrictamente en el nombramiento de los Secre-
tarios y denominaci6n de las Secretarias, a lo estable-
cido anteriormente, y que necesaria 6 indispensable-
mente tenia que ajustarse a ello, puesto que no habia
ley alguna votada por la Repfiblica de Cuba. Tan es
esto indispensable que asi sucediese, que yo pregunto
al Sr. Sanguily ,c6mo iba A suceder de otro modo?,
porque el Sr. Sanguily llegaba & decir "pero el sefior
President de la Repfiblica no ha podido dar un decre-
to nombrando Secretarios, sin que ese decreto, con
arreglo a un precepto constitutional, sea refrendado
por un Secretario", y yo le diria al Sr. Sanguily: si el
Sr. President de la Repfiblica no puede dar ningun
decreto, ni para nombrar 6 los Secretarios, sin que este
decreto sea refrendado por un Secretario, nunca po-
dria llegar 4 nombrarse los Secretarios, porque no po-
dria crear el Secretario que refrendara el decreto, re-
quisito que exige nuestra Ley fundamental. Esto lo
dice la Constituci6n, porque la Constituci6n se aplica
en el estado normal de un pals, que tiene siempre Se-
cretarios; pero cuando va A surgir el primer decreto
que va A crear los primeros Secretarios, el primer Ga-
binete, no es possible que est6 refrendado por ningftn
Secretario, porque 6stos no existen, y no seria possible
con ese criterio crear nunca el primer Consejo de Se-
cretarios.
Por tanto, ese primer decreto nombrando sus Secre-
tarios, ha tenido que hacerse conforme a la Legislaci6n
anterior A ese moment, que regia aqui por 6rdenes
del Gobierno Interventor, y por consiguiente, con arre-
glo a esa Legislaci6n nombr6 nuestro Presidente sus
Secretarios, como lo hacia antes el Gobierno Interven-
tor; y de ahora en adelante, nombrado ya ese Consejo
de Secretarios, el Sr. President se ajustarA, desde
luego, a la Constituci6n aplickndola estrictamente; pe-
ro no en la formaci6n de su primer Gabinete, porque
la Constituci6n no esta escrita para este acaso.
Por tanto: la duda suscitada por el Sr. Sanguily, no
creo yo que tenga el verdadero carActer de duda, si se
tienen en cuenta las circunstancias excepcionales del
caso que se discute.









28 DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO.


SR. SANGUILY: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: La tiene el Sr. Sanguily.
SR. SANGUILY: Doy las gracias A nuestro distinguido
compafiero el Sr. Dolz por los beneficios que su ilus-
traci6n ha derramado en este incident suscitado por
mi; bien que era de esperarse del abogado conocedor
de estas materials siempre dificiles y ocasiones impo-
sibles de resolver; pero no estoy todo lo satisfecho que
deseaba; sobre todo, despu s de haber hablado el senior
Dolz, no entiendo por qu6 pretend elevar & la catego-
ria de un argument el que yo pueda star equivocado
al exigir el cumplimiento de nuestra Constituci6n con
demasiado rigor.
El Sr. Dolz entiende que no se puede aplicar en un
sentido estrecbo 6 estricto la Constituci6n en este pri-
mer period de la vida de nuestra Naci6n, y dice que
no podia ser de otra manera lo hecho por el Sr. Presi-
dente, porque hoy comenzaban sus funciones. Y yo
sostengo que esa es la ficci6n, que la realidad es que
ha comenzado & funcionar hace algfn tiempo, que ha
tenido & su disposici6n bastante tiempo para consul-
tarse con los Sres. Senadores y Representantes y para
preparar inmediatamente un decreto a virtud del cual
la Repfiblica hubiera aparecido desde el primer dia
conforme i las prescripciones constitucionales. y la
prueba est& en que, segfin ha dicho el Sr. Dolz, el Pre-
sidente tuvo tiempo suficiente para consultar 6 la Au-
toridad Interventora y ponerse de acuerdo con ella, y.
no obstante, hoy, y s61o hoy, ha podido salir el decre-
to por el que se altera la denominaci6n de las Secreta-
rias, y pasan A la de Justicia todos los asuntos de Es-
tado y los de Gobernaci6n forman desde ahora una sola
Secretaria.
El Sr. President ha hablado con casi todas las per-
sonas que pudieran haberle dado luz sobre esta material;
estoy seguro de que ha hablado muchas veces con el
propio Sr. Dolz y ,c6mo 61, que es un distinguido abo-
gado, no advirti6 al Sr. President que debi6 ponerse
de acuerdo con los Senadores y Representantes para
que, un minute despu6s del fltimo cafionazo que
anunciaba los comienzos de la Repfblica, se hubiese
resuelto por una Ley la reform legitima del Gobierno
conforme A la Constituci6n?
Esto no se ha hecho, y ahora result que el Gobierno
cubano estA procediendo conform a la legislaci6n
interventora. iQu6 sea enhorabuena!
Pero ,no es un deber nuestro tender 6 la rectifica-
ci6n de esos y otros errors? ,No es natural que tra-
temos de que, no s61o el Sr. President, y el Senado,
y la C6mara, sino toda la Repfiblica, se pongan siem-
pre dentro de la Constituci6n, lo mAs cabalmente posi-
ble? ,C6mo? ,No estamos nosotros desde el primer
dia de nuestra existencia national frente al Poder Eje-
cutivo, que tiende siempre, como es natural, a ser
absorbente, y no es nuestro deber, por lo tanto, vigilar
por el cumplimiento de nuestra Constituci6n? ,No es
nuestro deber hacer que 6sta se cumpla siempre, por
m6s que algunas veces se consienta en que la interpre-
ten de una manera mis 6 m6nos laxa?
Yo no soy partidario de que nos cifiamos y encerre-
mos en la letra; soy siempre partidario del espiritu,
en materials de ley; pero ,no es nuestro deber, por mis
que el Presidente no haya faltado, en vez de entrete-
nernos en cosas de poca monta, ocuparnos en la orga-
nizaci6n del Gobierno, desde el punto de vista mis
correct, esto es, constitutional?
Despu6s de lo expuesto, me figure que habr6 logrado
demostrar, aun despu6s de las palabras del Sr. Dolz,
que no me han convencido, que estamos viviendo en
estos moments de una manera normal, por lo m6nos


en lo que respect A una de las ramas 6 elements del
Poder Ejecutivo.
SR. DOLz: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: Tiene ]a palabra el Sr. Dolz.
SR. DoLZ: He manifestado sefiores que sostengo que
es impossible, absolutamente impossible, cumplir, por
much que fuera nuestro deseo y nuestra voluntad,
estrictamente con los preceptos de una Constituci6n
que no se ha hecho para este transito; sostenia que si
fu6ramos A cumplirlos estrictamente, no podria en
manera alguna funcionar este Senado, porque con
arreglo al Articulo 57, el Congreso se reunirA por de-
recho propio dos veces al aflo y permanecer funcio-
nando durante cuarenta dias hAbiles, por lo menos,
en cada legislature. Una empezara el primer lunes
de Abril y otra el primer lunes de Noviembre. De
manera que no estando nosotros en el primer lunes de
Abril ni en el primer lunes de Noviembre no era posi-
ble que se reuniera el Congreso. Y si esto era impo-
sible, impossible resultaba tambi6n que el Presidente,
sin tener nombrados sus Secretarios empezara A fun-
cionar con arreglo A otro articulo de la Constituci6n.
De ahi que se necesita de una ficci6n.
Tampoco se puede cumplir estrictamente el articulo
76, invocado por el Sr. Sanguily, porque ese articulo
dice: "Para el ejercicio de sus atribuciones tendrA el
President de la Repfblica, los Secretarios del Despa-
cho que determine ]a Ley; &. &."
Es decir que mientras no se hubiera votado una
Ley pur los Cuerpos Colegisladores no hubiera podido
tener sus Secretaries y mientras tanto no hubiera po-
dido funcionar el Presidente. De manera que si fu6-
ramos A cumplir escrictamente el articulo 76 de la
Constituci6n el Presidente no hubiera podido nombrar
Secretarios, pero no hubiera podido funcionar tampo-
co; no seria en realidad Presidente, y en cualquier caso
urgent no podria dictar ningfin decreto, tendria que
estar con los brazos cruzados porque no tendria Secre-
tario que le refrendara ese decreto.
Y no puede decirse, como indicaba el Sr. Sanguily
que esto debi6 preveerse teniendo hecho con anterio-
ridad un decreto 6 ley determinando el nfimero de las
Secretarias, porque este Decreto 6 esta Ley no ha po-
dido dictarse antes, pues hasta el dia de hoy hemos
estado funcionando exclusivamente con facultades
electorales; s61o en el dia de hoy 6 desde el dia de hoy,
tiene esta Camara funciones legislativas.
De manera que es hoy el primer dia en que nosotros
hemos podido votar una Ley determinando el nfmero
de las Secretarias; pero el Sr. Sanguily no supondrA
que el Presidente mientras esta Ley no se vote haya
de estar funcionando sin tener sus Secretarios del
Despacho porque asi se crearia una situaci6n verdade-
ramente impossible.
De suerte que sin que se haya cometido ningfn
error, sin que yo entienda que se haya cometido nin-
guna clase de error por esta infracci6n necesaria.
fatal, indispensable, de la Constituci6n, en lo que estoy
conforme con el Sr. Sanguily es en que, cuanto antes,
nos ajustemos a esa Constituci6n y, por lo tanto,
acompafiaria desde ahora al Sr. Sanguily en la propo-
sici6n de una Ley al Senado determinando el nfimero
de Secretarias del Despacho. En eso tendria muchisimo
gusto, puesto que creo que es asunto de tal importan-
cia que el Senado debia ocuparse de 61 inmediatamen-
te. He terminado.
Sn. SANGUILY: Pido la palabra.
Sn. PRESIDENTE: Ya el Sr. Sanguily ha rectificado.
SR. SANGUILY: Pero yo necesito decir no mas que
dos palabras con motive de lo manifestado fltimamen-
te por el Sr. Dolz.








DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO.-SENADO. 29


SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. .Sanguily.
SR. SANGUILY: He pedido la palabra para decir que
agradezco la invitaci6n que me acaba de hacer el Sr.
Dolz porque me consider con ella en muy buena com-
pania. Tomando parte el Sr. Dolz en la redacci6n de
esa Ley habrA de ser ella muy buena, el Sr. Dolz esta-
r6 de fijo muy acertado, y y6 compartirA, sin merecer-
lo, las glorias que alcance por ese trabajo.
Ahora bien: el debate ha terminado, por mi parte,
y estoy satisfecho, aunque la duda queda en pi6 es de-
cir, yo tenia una duda y el Sr. Dolz me ha hecho ver
que existe nada menos que una infracci6n de la Cons-
tituci6n.
SR. ZAYAS: Pido la palabra.
Si. PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Zayas.
SR. ZAYA: ,Sres. Senadores: Tercio en este debate
porque realmente 61 ha venido a iniciarse en la cues-
ti6n que yo hace un moment presentaba. Esas infrac-
clones constitucionales yo tambi6n las habia visto y la
del articulo 54 la sigo viendo no obstante las explica-
ciones que aqui se han dado en contrario. Pero no era
mi Animo crear dificultades al funcionamiento del nue-
vo Gobierno, el cual no se me oculta ha de tropezar
con grandes escollos en estos sus primeros moments
de existencia.
Yo no he insistido en sefalar a este Senado la in-
fracci6n del articulo 54 de la Constituci6n; pero he
aceptado el hecho consumado de que la sesi6n se veri-
fique. Mas el Sr. Dolz haciendo referencia a este inci-
dente decia que no era possible que la Constituci6n se
aplicara en las circunstancias actuales de la manera
como habria de aplicarse en lo sucesivo cuando ya
nuevas CAmaras legislativas sucedan las actuales y
en corroboraci6n de su aserto leia el articulo 57, pero
s6lo leia su primera parte, silenciaba la segunda, y por
lo que esta segunda parte dice esta sesi6n se celebra
con otra infracci6n manifiesta de la Constituci6n mis-
ma, infracci6n que no voy mAs que a sefialar para que
conste, por cuanto que sobre ella no he de hacer inca-
pi6 para que la sesibn se anule. Mi finico deseo es, se
evite en lo sucesivo caer en nuevos errors 6 infrac-
ciones.
El Sr. Dolz leia el primer pArrafo del articulo 57 y
decia: "segfin este articulo no podemos estar consti-
tuidos, porque 61 dice que el Congreso se reunira dos
veces al alo, que una de ellas sera el primer lunes de
Abril y la otra el primerlunes de Noviembre." Y se-
guia diciendo el Sr. Dolz: "como no estamos en el pri-
mer lunes de Abril ni en el primero de Noviembre, es
claro que conforme a este articulo no podemos estar
reunidos." Y yo digo que el articul- tiene una segun-
dq parte que que dice: "Se reunir- (el Congreso) en
sesiones extraordinarias en los casos y en la forma que
determine los Reglamentos de los Cuerpos Colegisla-
dores, y cuando el Presidente de la Repfblica lo con-
voque con arreglo A lo establecido en la Constituci6n,
etc., etc." Y he aqui que una de las veces en que el
President puede convocar al Congreso es, segun el ar-
ticulo 68, "cuando a su juicio fuere necesario." De
manera que basta que el Presidente, ya en posesi6n de
su puesto, entienda que debe reunirse en sesi6n ex-
traordinaria el Congreso para que 61 lo convoque. Por
tanto, precisamente el articulo 57, segfn el cual decia


el Sr. Dolz, que, esta CAmara no podia estar reunida,
es el que facility esta reuni6n, ya que el Presidente
pudo convocar al Congreso A sesi6n extraordinaria.
Ahora bien: yo no s6 si el Presidente de la Repfibli-
ca ha hecho indicaciones a este respect al Presidente
de esta CAmara, por mas que esa no seria la forma de
convocatoria, para que A su vez nos citara de compa-
rencia aqui; pero si me llama la atenci6n el que en la
CAmara no haya sucedido lo mismo, porque, no es que
casualmente me enterase aqui de que alli no ha habi-
do sesi6n, es que presents dos Sres. Representantes,
los Sres. Villuendas y Risquet, ambos me han mani-
festado que venian de la Camara donde casi no habia
nadie y por lo tanto, entendian que no habria sesi6n.
AdemAs habiendo lamado yo por tel6fono al Sr. Cas-
tellanos, me ha dicho que alli no se encontraban mAs
que tres Sres. Representantes entire los cuales no se
hallaba el Presidente de la CAmara y que en vista de
tal cosa y de lo avanzado de la hora determinaban re-
tirarse. Esto me hace pensar que no ha habido una
convocatoria que naciera del Presidente de la Repf-
blica.
Y he aqui la infracci6n de la Constituci6n. Esta CA-
mara como ha dicho el Sr. Dolz, no ha podido reunirse
porque no estamos en el primer lunes de Abril ni en
el primero de Noviembre, y esta sesi6n habria de ser
extraordinaria; pero para esto seria necesario que el
President de la Repfiblica la hubiera convocado al
efecto, especificando los asuntos que en ella habrian
de tratarse y, segin entiendo, aqui no ha habido tal
convocatoria por parte del Sr. President.
Pero sobre esto, como sobre lo que anteriormente
expuse, no quiero que el Senado tome acuerdo alguno,
no hago mis que exponer los hechos para que, como
antes dije, llegados que sean a conocimiento de quien
6 quienes correspond, se procure evitar el reincidir
en nuevos errors. Eso si, quiero que consten mis
manifestaciones de que estamos reunidos infringiendo
la Constituci6n. Nada mas.
SR. FRIAS, Secretario: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE: Tiene la palabra el Sr. Frias.
SR. FRIAS, Secretario: Sres. Senadores: Por si en este
debate pudiera ser de alguna utilidad, puedo informal
a los Sres. Senadores que la Camara de Representan-
tes ha sido convocada A sesi6n para el dia de hoy; pero
que 4 virtud de haber, el Presidente de la CAmara y el
mayor nfmero de los Sres. Representantes concurrido A
despedir al General Wood y haberse retardado el barco
en que fueron a hacer esa despedida, no les ha sido po-
sible regresar a tiempo. Y casualmente al desembarcar
se suscit6 la cuesti6n entire el Presidente de la Camara
y los Sres. Representantes de si se celebraba 6 no la
sesi6n que se tenia convocada, acerca de lo cual nada
puedo decir.
SR. PRESIDENTE: La Presidencia entiende suficiente-
mente debatido este punto que ha sido presentado por
los Sres. Sanguily.y Zayas y con este motive anuncia
como orden del dia para la future sesi6n de este Se-
nado la siguiente: Discusi6n de las mociones y propo-
siciones que se hagan.
Se levanta la sesi6n: para la pr6xima se citara a
domicilio. (Hora: las 6 menos 20 minutes.)


IMPRENTA DE RAMILA Y BOUZA-0OBISPO 35.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs