Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba.
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072699/00452
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
Physical Description: v. : ; 33 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Senado
Publisher: Rambla y Bouza
Place of Publication: Habana
 Subjects
Subject: Legislation -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began with: Vol. 1, 1902.
General Note: Description based on: 2. Legislatura vol. 2, no. 1 (abr. 6 de 1907); title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072699
Volume ID: VID00452
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001844861
oclc - 30331556
notis - AJR9135
lccn - sn 94026346

Full Text











DIARIO DE SESIONES

DEL

SENADO
REPBLICA DE CUBA
VOL. XXXIV HABANA. NUM. 1

TRIGESIMACUARTA LEGISLATURA

Primera Sesion.---Julio 30 de 1917.
(EXTRAORDINARIA)

Presidencia de Sr. Emilio Nez.
Secretarios: Sres. Manuel Fernndez Guevara y Agustn Garca Osuna.

SUMARIO

Dictamen de la Comisin Mixta sobre el Proyecto de Ley de Inmigracin.-Discur-
sos de los Sres. Torriente, Coronado y Maza y Artola. Aprobado.

A las cuatro y diez, bajo la Presidencia del Sr. SR. PRESIDENTE (NEZ): Se aprueba el Acta que
Emilio Nez, actuando de Secretarios los Sres. Ma- acaba de leerse?
nuel Fernndez Guevara y Agustn Garca Osuna y (Seales afirmativas).
presentes los Sres. Senadores que siguen, se abre la Queda aprobada.
Sesin: Se va leer el Dictamen de la Comisin Mixta so-
bre el Proyecto de Ley de Inmigracin.
Ajuria.
Alberdi. (El Oficial, Sr. Muoz, leyendo):
Carnot.
Coronado. Habana, 28 de Julio de 1917.
Castillo.
Dolz. Sr. Presidente del Senado..
Gonzalo Prez.
Gmez. Seor:
Jones. Tengo el honor de remitir Vd. un ejemplar del
Maza y Artola. acta de la reunin celebrada hoy por la Comisin Mix-
Rivero. ta del Congreso nombrada para conciliar las distintas
Surez. opiniones sustentadas sobre el Proyecto de Ley de la
Torriente. Cmara de Representantes, autorizando toda inmi-
Yero. gracin de braceros trabajadores.
De Vd. muy atentamente,
SR. PRESIDENTE (NEZ) : Se va leer el Acta de Cosme de la Torriente, Presidente de la Comisin
la Sesin Extraordinaria, celebrada el da 27. Mixta.
En la Ciudad de la Habana, reunida en el Saln
(El Oficial, Sr. Vega, la lee). de la Secretara del Senado, el da veinte y ocho de









2 DIARIO DE SESIONES D!EL SENADO

Julio de mil novecientos diez y siete, la Comisin Mix- quince de Mayo de mil novecientos dos en cuanto
ta del Congreso nombrada para conciliar las distintas la entrada en el territorio de la Repblica de traba-
opiniones sustentadas por los Cuerpos Coicgisladores jadores que no fueren agricultores trabajadores
sobre el Proyecto de Ley procedente de la Cmara de para las industrias de acuerdo con los preceptos de
Representantes, declarando en suspenso, hasta dos esta Ley.
aos despus de terminar el actual estado de guerra, Artculo V.-A partir de los treinta das siguien-
todas las disposiciones vigentes que tiendan proli- tes la vigencia de esta Ley, no podr colocarse nin-
bir, restringir dificultar la inmigracin introduc- gni inmigrante varn, llegado Cuba. despus de di-
cin de braceros en el territorio de la Repblica; fue- cho trmino, como dependiente de establecimientos co-
ron designados, para ocupar la Presidencia y Secrc n merciales de efectos femeninos, como sederas, corse-
tara de la Comisin, respectivamente, el Senador Sr. ferias, abaniqueras, tiendas de ropa, sombreros y
Cosme de la Torriente y el Representante Sr. Fran- otros anlogos, ni para trabajos que puedan ser de-
cisco Jimnez Hlernndez.-Con la lectura prvia de sempefiados fcil y decorosamente por mujeres, como
ambos Proyectos y de todos los antecedentes relacio- dependientes de farmacia, de peleterias de seoras, de
nados con el asunto, ]a Comisin acord, por mayora, libreras, escribientes, mecangrafos, taquilleras, tele-
recomendar 4 los Cuerpos Colegisladores aprueben el fonistas y otros. El poder Ejecutivo reglamentar,
siguiente: cules son dichos trabajos y ocupaciones que deben
reservarse la mujer, en qu proporcin y con cules
PROYECTO DE LEY excepeiones.
La infraccin de este Artculo ser falta penada
Artculo I.-Queda autorizada, hasta dos aos con multa de uno treinta pesos que se impondr al
despus de terminado el estado actual de guerra. de- dueo administrador del Establecimiento y al jor-
clarado por Ley de siete de Abril del ao actual, toda nalero, obrero trabajador. En caso de reincidencia
inmigracin de braceros trabajadores, siempre que la multa ascender al doble .de la fijada y adems se
por alguien se garantice debidamente que no habr impondrn de tres diez las de arresto al reinciden-
de convertirse en carga pblica; no sern dichos in- te dndose cuenta al Juzgado Correccional correspon-
migrantes una amenaza para la sanidad nacional y diente para la imposicin de estas penas.
sern reembarcados en su caso. Pasado este trmino, Artculo VI.--El Poder Ejecutivo dictar las re-
el Poder Ejecutivo podr disponer la salida del te- gias necesarias para el mejor cumplimiento de esta
rritorio nacional, de todo inmigrante que hubiese lle- Ley.
gado exclusivamente al amparo de esta Ley. Artculo VII.-Esta Ley comenzar regir el si-
Los inmigrantes entrados en Cuba virtud de esta guiente da de su publicacin en la Gaceta Oficial de
Ley, sern registrados identificados dactiloscpica- la Repblica.
mente al llegar al pas, por el Departamento de inmi-ara de Reps
gracin. Todo inmigrante que cometiere algn deli- Y para remitir a la mara d Representantes y
to y fuere condenado por ello, ser devuelto al pas al Senado, se extiende la presente acta por duplicado.
de su procedencia, despus de sufrir la pena que le Cosme de la Torriente.-F. B. Jimnez.-Ricardo
hubiere sido impuesta por Tribunales cunanos. Campos.-Manuel M. Coronado.-Alfredo Carnot.-
Artculo II.-A los efectos de esta Ley, toco inmi- 'M. Aranggo.-Manuel Yero.-Julio C. del Castillo.-
grante cuya entrada se autorice, deber, para ser ad- Carlos M. de la Cruz.-Orlando Freyre.
mitido en el pas, llenar los requisitos siguientes: ,. ''i- '
Apartado 19-Justificar que se dedicaba en su pas Su. ToiBuRINTE: Pido la palabra.
lugar de procedencia, faenas y labores agrcolas SB. PRESIDENTE (INEZ) : La tiene el Sr. Torriente.
industriales. SR. TORtIENTE: Sres. Senadores: En la tarde del
Apartado 29.-Presentar persona entidad que asu- sbado se reuni en este edificio del Senado la Comi-
ma, con relacin al Gobierno, las siguientes o'liga- sin Mixta de ambas Cmaras para redactar el Pro-
ciones: yeeto de Ley que se acaba de dar lectura. No
(A): Atender la asistencia y curacin de inmi- obstante conocer la mayora de los miembros de la
grantes, en caso de enfermedad, de acuerdo con las Comisin, que mi criterio sustentado la ltima vez que
disposiciones sanitarias: aqu tratamos de- esta materia no haba variado, tuvo
(B): Sufragar los gastos de su entierro: la deferencia de elegirme Presidente de la Comisin,
(C) : Reembarcar al inmigrante que quedare inutil y despus se discuti y redact ese Dictamen. Como
para el trabajo que pudiera constituirse en carga yo no estuve de acuerdo con la mayora de los ar-
pblica por falta de ocupacin. tculos que acabis de or leer, hube de advertir a
Artculo 111.-El estado har efectivo, por la va mis compaeros, los miembros de dicha Comisin, que
de apremio todos los gastos que tuviere que realizar aqu en esta Sesin deba encargarse al Sr. Coronado
al quedar incumplida alguna de las obligaciones que de defender el Dictamen de la Comisin Mixta que,
contrajere la persona entidad que responda las como se ha odo se acord por mayora, vetando en
garantas exigidas en esta Ley, la introduccin del contra algunos de los preceptos ah consignados el
inmigrante, contra las dichas personas entidades que Representante la Cmara Sr. Jimnez, y yo. Creo
no las satisfagan al exigrselas. que algn Sr. Senador, que no estuvo d acuerdo con
Artculo IV.-Se declaran en suspenso las seccio- determinado particular, dijo que expondra aqu su
nes III, IV, V y VI, de la Orden nmero ciento cin. opinin y supongo as lo har; pero el caso es que ese
cuenta y ciico, de quince de Mayo de mil novecientos Dictamen es la opinin de la mayora de la Comisin,
dos, y las secciones VII y VIII, en lo que se oponen que yo no voy defender, sino, por el contrario,
al cumplimiento de esta Ley y cuantas circulares, r- combatir. Y claro que al combatirlo tendr que soli-
denes y decretos contravinieren estas disposiciones, citar, como empiezo hacindolo, de los Sres. Senado-
sin que puedan estimarse suspendidos los preceptos de res, que rechacen el Proyecto de Ley redactado por la
la citada Orden nmero ciento cincuenta y cinco de Comisin Mixta, porque siendo imposible variar nin-










DIARIO DE SESIONES D1EL .SENADO 3

guno de los preceptos de ese Dictamen, sino que debe- Orden ciento cincuenta y cinco y los que vamos
mos aprobarlo rechazarlo en conjunto, necesaria- suspender, si se acepta aquel.
mente si se acepta mi criterio se rechazar el Proyecto 1El Proyecto, tal como figura en el Dictamen de la
de Ley y volveremos la situacin en que estbamos Comisin Mixta, establece que pasados esos dos aos,
anteriormente, es decir, en condiciones de que el Sr. el Poder Ejecutivo podr hacer salir de Cuba esos
Presidente de la Repblica convoque, cuando lo esti- trabajadores, pero no dice "har salir de Cuba" co-
me conveniente, otra Sesin Extraordinaria al Con- mo yo sostena y conmigo el Representante Sr. Jim-
greso para votar una Ley sobre los particulares que nez, que deba consignarse.
nos reunen hoy aqu. Y si yo no hubiera tenido este criterio la tarde que
Las enojosas molestias que implica la prdida de se discuti el Proyecto de Ley por la Comisin Mixta,
tiempo, las dificultades econmicas de algunas perso- lo hubiera tenido despus, cuando al terminar su
nas, que cifran las esperanzas de mejora para sus Sesin tuve ocasin de or un distinguido miembro
negocios, (le salvacin para ellos, en consentir la (le la misma que l entenda que la verdadera demo-
entrada (le toda clase de obreros trabajadores, no cracia implicaba que se dejara entrar en todas partes
significan nada ante el peligro inmenso que para el a todo el mundo.
pueblo de Cuba representa el que hoy se apruebe aqu Creo que constituira un grave peligro para la Re-
esta Ley. piblica que el distinguido miembro de la Comisin
Recientemente en la Repblica de Cuba ian oeurri- '1ixta que sostiene ese criterio, otra persona que
do sucesos de enorme gravedad y se han votado Leyes iantenga el misoo-que al fin y al cabo es un crite-
que, mi juicio, envuelven grandes peligros para io muy equivocado peligroso, mi juicio; pero
nuestra patria; pero no tengo inconveniente en decir defeidible- en el transcurso del tiempo, al terminar-
que cuanto ms he pensado y meditado sobre este se esta guerra y al pasar los dos aos que fija el
Proyecto de Ley, lo encuentro de ms gravedad, de Proyecto, se encontrase ejerciendo el Poder Ejecutivo
mayores peligros para el pueblo cubano que todo lo de la Nacin, como Presidente de la Repblica, por-
que aqu ha sucedido e estos ltimos ticempos Por clue entonces esos trabajadores no se marcharan de
que aqu ha sucedido en estos ulios tiempos. uba, se quedaran aqu quizs para siempre, y como
ejemplo, la otra tarde votamos aqu la autorizacin de Cuba se quedaran aqu quizs para siempre, y como
un emprstito (le treinta millones de pesos, votaron los Ior virtud de otros preceptos del Proyecto de Ley,
Sres. Senadores que formaban ese da la mayora, una licuandte podranos, curantse su vigencia hacerlos
serie de impuestos que yo estimaba y sigo entendiendo salir cuando pudieraran convertirse en una carga pu-
que son de una enorme gravedad, que constituyen u blica, no encontraran trabajo adecuado para sus
que son l ia eorme gravedad, qli e constituye pr su condiciones, nosotros veriamos quedarse en la Rep-
enorme peligro para la Repblica Cubana y para su blica Cubana millares y millares de individuos, que
desenvolvimiento econmico; pero todo eso no tiene blpr rira an permanereer aqui ganando un jornal mi-
para m la importancia que este Proyecto de ILey, prefcriran permanercer aqu ganando un jornal m-
para m la importancia que este Proyecto de Ley nimo, si las condiciones econmicas de Cuba en el
porque en l hay dos cosas que van a perturbar gran- futuro fueran inferiores su progreso actual y en vez
demente nuestra vida econmica y nuestra contextura de dos tres pesos de jornal, se pagarn cincuenta O
social, que van perjudicar hasta las dos razas que sesenta centavos, como pasaba en tiempos no muy vie-
aqu viven: la raza blanca y la raza negra. jos, que todos vosotros recordis. Y en este caso no
La tarde que consideramos aqu el Proyecto de la hay duda alguna de que los chinos, que en su tierra
Cmara de Representantes, que di lugar que yo sganan un jornal insignificante, preferiran quedarse
presentara una Enmienda que por la mayora de los -qui gcnando cuarenta, cincuenta sesenta 'entavos,
Sres. Senadores fu aceptada, al extremo que slo tres an vz a e volverse a su pais, y como en estas condi-
en vez de volverse su pas, y como en estas condi-
votaron en contra de ella, yo no haba tenido lugar eiones, prestndose trabajar por un jornal bajo,
de estudiar ni de meditar sobre este Proyecto de Ley iabra quien les diera trabajo, no se convertiran en
como lo lhe estudiado y meditado despus. En aquella carga pblica porque viviran con ese jornal bajo. El
oportunidad,-puede decirse que al llegar ese da al cubano, en cambio, que no quisiera trabajar por ese
Senado vine conocer el Proyecto,-- lo que me pare- pequeo jornal, no tendra trabajo y no podra vivir,
ci ms grave, ms peligroso, por qu no decirlo? es decir, que el cubano tendra que convertirse en
ms monstruoso que todo, fu la supresin, la sus- carga piblica en su propia tierra, sin que se le pueda
pensin mejor dicho, de los preceptos de la Orden expulsar del pas, porque, afortunadamente, al cuba-
ciento cincuenta y cinco, en cuanto la inmigracin no no se le puede, segin la Constitucin, echar de su
de chinos en Cuba, y combat el artculo 5 de aquel fierra. De manera que por una Ley votada por el
y tuve el honor de que el Senado compartiera mi opi- Congreso Cubano vamos labrar su infelicidad y la
nin y por trece catorce votos contra tres recha- de su familia.
zara dicho artculo como vena redactado de la C- y entindase bien, Sres. Senadores, que cuando
mara de Representantes y lo sustituyera con el que hablo de los trabajadores cubanos me refiero lo mismo
propuse en mi Enmienda. Despus, cuando nos reuni- los negros que los blancos, los de las (dos razas
mos en le. tarde del sbado en este edificio los Miem- (me pueblan nuestra tierra y tambin dentro de esa
bros de la Comisin Mixta, tuve ocasin de encontrar denominacin general de trabajadores cubanos, com-
otros mayores peligros y errores en el Proyecto de prendo al trabajador obrero espafiol que aqu viene,
Ley de la Cmara que en parte nicamente han sido al inmigrante espaol, porque al fin y al cabo desde
subsanados, y voy examinarlos por su orden. El eue Cuba existe, es el trabajador espaol un factor
primero consiste en que se consiente la entrada de to- escencialsimo de su desarrollo y ahora de la enorme
da clase de obreros trabajadores en Cuba hasta dos produccin de azcar que lanzamos anualmente los
aos despus de terminada la guerra, pero sin que el imercados del mundo. Para m ese inmigrante espaol
Proyecto establezca que vencido ese tiempo, para m que tanto necesitamos aqu para el desarrollo de la
muy largo, deber obligarse que se marchen de aqu tierra y para la permanencia y fortaleza de la raza
todos los inmigrantes que hayan entrado al amparo de blanca en estas regiones tropicales, debe ser tan de-
esa Ley, sin cumplir ninguno de los preceptos de la fendido y protegido contra otros inmigrantes como si








4 -DIARIO DE,SESIONES D'EL ,SENADO

se tratase de'nuestros propios trabajadores cubanos, Los trabajadores que entran generalmente en cual-
blancos negros. ., quier pas y especialmente en la Repblica Cubana
Esto tuve ya ocasin de explicarlo en la Sesin en lo hacen para trabajar en la agricultura y en las in-
que combat algunos de los impuestos que se queran dustrias y no para otra cosa. De manera que la Com-
crear, al votar el emprstito, la primera ocasin que paa de vapores A B que ejerce la industria de
tratamos de esa materia aqu en el Senado. transportes martimos, puede perfectamente desde el
Ya ven, pues, los Sres. Senadores, el peligro enorme da siguiente aquel en que se publique esta Ley,
que para el futuro de Cuba envuelve la redaccin del traer en sus propios barcos los estibadores para que
artculo primero tal como figura en el Proyecto de Ley trabajen en la baha de la Habana. La Compaa
que ahora combato. Deseo advertir que, al discutirse duea de los muelles de San Francisco, esa Compaa
en la Comisin Mixta este Proyecto de Ley definitivo, que por virtud de una pequea concesin que se hizo
mis observaciones y oposicin sirvieron para algo, por en tiempos de Estrada Palma ha ido poco & poco como
lo menos para que se incorporara al texto primitivo un pulpo apoderndose de la mejor parte de la bahia
un artculo en que se estableci que el Poder Ejecuti- de la Habana y que tiene ya varios muelles y almace-
vo tendra el derecho de cobrar por la va de apremio, nes en el litoral "que antes ocupaba el Estado, y que
las sumas que tuviera que gastar el da que un inmil est constantemente en lucha con los trabajadores
grante de esos muriera, cuando se enfermara en cubanos que prestan en ella sus servicios, al extremo
forma tal que no pudiera ser til para el trabajo, de que no se olvidan que no hace muchas semanas
porque no habiendo trabajo en Cuba hubiera necesi- una gran huelga agit por eso nuestra capital, puede
dad de devolverlo al extranjero. El Proyecto de Ley, desde el da de maana traer todos los trabajadores
en su artculo primero, lo nico que deca era que se que quiera al amparo de esta Ley y veremos vagar
daran garantas suficientes, sin determinar en qu los estibadores cubanos por nuestras calles sin lo-
consistiran esas garantas, por lo que si una Compa- grar ganar lo necesario para alimentarse y sin poder
a, un hacendado, un industrial un particular llevar el diario sustento sus familiares, debido esta
cualquiera pidiese que se le permitiera traer contra- descabellada Ley.
tados en cualquier forma un nmero ms menos En la ciudad de Matanzas, la capital de la provin-
grande de trabajadores, poda bastar con el simple cia que represento aqu, existe una Compaa, la Com-
ofrecimiento de pagar en su da esas sumas entendin- paa de Armour, que fabrica abonos qumicos y
dose que esto era la garanta suficiente de que habla que est ha estado en lucha con sus trabajadores,
la Ley. Pero cuando el Estado Cubano tuviese necesi- que suman algunos centenares, y que cuando este
dad de exigir el cumplimiento de esa garanta necesa- Proyecto sea Ley, podr traer trabajadores chinos,
riamente tendra que presentar ante los tribunales negros blancos, de otros pases, aunque pague el
de justicia el correspondiente juicio declarativo, de mismo jornal que ahora, porque muchas de las Com-
mayor menor cuanta, segn la cantidad que debiera paas aqu establecidas prefieren en vez del obrero
recobrar, y tardara aos discutiendo las sumas que cubano agremiado, tener cuadrillas de trabajadores
aquel que haba trado esos trabajadores deba pagar. dciles y obedientes, los que ningn gremio defien-
Se redact para evitar eso un artculo diciendo que de. Y as el obrero jornalero cubano no tendr modo
al que se negara abonarlas, el Estado, por la va de de ganar el sustento suyo y de sus familiares. Por eso
apremio, podra cobrrselas. anuncio que vamos labrar su desgracia al abrir las
A rengln seguido de lo que he expuesto, tratamos puertas todas esas compaas extranjeras nacio-
en la Comisin del particular, para m ms grave, de nales, consintindoles que traigan toda clase de tra-
la suspensin de los preceptos, que el Proyecto cita, de bajadores contratados para trabajar para las mismas.
la Orden 155. Yo, ingenuamente lo confieso, no haba Y yo desafo al Sr. Coronado, que va defender es-
visto los peligros que esto envolva la tarde que me ta tarde el Dictamen, que me demuestre si una sola
opuse la inmigracin china. En lo sucesivo, Sres. industria cubana queda excluida de los fines que per-
Senadores, podrn entrar en Cuba toda clase de obre- sigue esta Ley. Las mismas compaas de ferrocarr-
ros contratados! les podrn traer obreros contratados para trabajar en
SR. MAZA Y ARTOLA: Yo s los vi, por eso vot en el desarrollo de la industria ferroviaria y por eso
contra. opino que todos los trabajadores cubanos podrn en
Sn TORRIENTE: Las secciones tercera, cuarta, quin- cualquier momento ser sustituidos por extranjeros
ta y sexta, las suspenda el Proyecto de Ley de la contratados.
Cmara. La Cmara suspenda tambin los preceptos En estas condiciones, al amparo de la argumenta-
de la seccin octava que se refiere los chinos, pero cin ficticia de que en la prxima zafra no vamos
no haba hecho lo mismo con los de la seccin sptima poder recolectar toda la caa que produzcan nuestros
que igualmente se contrae aquellos. Ahora el Pro- exuberantes campos, queriendo ayudar nuestros
yecto de Ley redactado por la Comisin mantiene la agricultores vamos causar la infelicidad de todos los
suspensin de las cuatro primeras secciones y adems obreros que tenemos en Cuba desde el Cabo de Mais
de la octava agrega la sptima. al de San Antonio.
Al tratarse de esto en la Comisin Mixta se me ocu- Es lgico que esto se haga? Sres. Senadores:
rri, y enseguida pude demostrarlo con un ejemplo nosotros representamos y estamos aqu para velar
que present los Sres. miembros de la misma, que por los intereses del pueblo cubano, por los intere-
era de enorme gravedad lo que se pretenda; pero lo ses de esas fuertes compaas azucareras, dueas de
ms que pude lograr fu que se consignaran estas pa- los ms grandes ingenios de Cuba?
labras en el Dictamen: (Leyendo): "Sin que puedan Advierto que aqu en el Senado no hay quien re-
estimarse suspendidos los preceptos de la citada Or- presente ms intereses ,extranjeros que yo, que no hay
den No 155 de 15 de Mayo de 1902, en cuanto la quien tenga ms clientes que yo entre los agricultores
entrada en el territorio de la Repblica de trabajado- y hacendados cubanos. Yo he defendido aqu en tar-
res que no fueren agricultores trabajadores para las des anteriores los intereses de esos agricultores y
industrias, de acuerdo con los preceptos de esta Ley". hacendados, oponindome que se establecieran los










DIARIO DE .SESIONES D'EL SENADO 5

altos impuestos que aqu hemos votado para ellos. Yo muy pronto en su poder, por virtud de esos impuestos
he credo que era buscar una perturbacin enorme que aqu se acaban de votar. Treinta, millones de pesos
los hacendados cubanos fijando esos impuestos en el en Bonos de la Repblica- van ser& colocados en los
limite tan alto en que los hemos fijado. Pero de igual mercados extranjeros al objeto de levantar fondos pa-
modo que entonces los defend, esta tarde me opongo ra hacer la guerra internacional. Estamos, se dice,
lo que se quiere hacer, so pretexto de favorecerlos, frente una necesidad de la guerra; es necesario que
cuando no es as. Nada que sea perjudicial para el Cuba produzca mucha azcar y mucho alcohol, para
inters del pueblo cubano puede la larga ser favora- alimentar los aliados y para atender la fabricacin
ble los hacendados. Y yo tengo para m que son mu- dl explosivos y tambin de medicamentos para la
chos los hacendados cubanos que entienden, como yo, curacin de los heridos, puesto que el acohol es cosa
que por lo menos la inmigracin china no debemos que se usa para eso, pero, se olvida, como yo iba di-
consentirla en Cuba. ciendo, que desde ahora hasta que nos encontremos
Pero se dice que debemos producir mucha azcar; mediados de la zafra, en el primer trimestre del ao
y yo sostengo que este ao no vamos producir un prximo, meses hay para intentar traer buenos inmi-
saco de azcar ms de lo que puedan dar las caas que grantes Cuba, meses hay para gestionar en las islas
estn plantadas en nuestros campos. Y esas caas vecinas que no se haga en ellas una propaganda mal-
plantadas en nuestros campos son, poco ms menos, sana contra la venida de sus obreros mejores nuestro
las mismas que tenamos en la zafra pasada. Y en pas y que al concluir aquella regresaran, como lo
ella, como en las anteriores desde que comenz la hacen siempre, su tierra respectiva. Los interesa-
guerra, la inmigracin de braceros de los que vienen dos, los hacendados, no se agremian, no. se agrupan,
trabajar en Cuba en esa poca del ao, principal- no trabajan, dentro de las asociaciones que han for-
mente de jornaleros espaoles, ya de Galicia, ya de mado, para resolver estos problemas. Aqu hay una
las Islas Canarias, obreros de la Isla de Jamaica y sociedad que se llama "Asociacin para el Fomento
de la Repblica de Hait, fu lo suficiente para reali- de la Inmigracin" y de la que fu durante algn
zar ese trabajo de recoleccin. Yo aseguro que si para tiempo presidente un querido amigo mo., el Dr. Mar-
el final de la prxima zafra puede presentarse alguna tnez Ortiz, una de las mayores capacidades intelec-
dificultad en los trabajos de recoleccin de la caa, tuales de la Repblica Cubana. Aqu hay una Liga
tiempo sobrado tenemos desde ahora para gestionar la Agraria, en la que se fusionaron la antigua Liga y la
entrada de inmigracin deseable y conveniente, no de "Unin Asociacin, de Fabricantes de Azcar".
otra tan peligrosa como la de los chinos, que vamos Estas asociaciones representan millones y millones de
consentir por virtud de los preceptos de la Ley que pesos invertidos en la agricultura y en la industria
hoy discutimos. azucarera, de capitales cubanos y extranjeros. Cru-
En los tiempos de oro del Presidente Estrada Pal- zados de brazos estn No han hecho nada que yo
ma, cuando el Congreso Cubano se preocupaba de los sepa para traer inmigrantes al pais. No han hecho na-
intereses de nuestra agricultura, se vot una sabia da en defensa de sus propios intereses, ni an siquie-
Ley, concediendo un milln de pesos para favorecer la ra estando todos sus asociados en contra de esos
inmigracin, que creaba el cargo de Comisionado Ge- impuestos excesivos que la otra tarde se han votado
neral de Inmigraein en Europa, para atender las aqu, para defenderse de esos impuestos; pero preten-
necesidades de esta inmigracin y que disponla que den algunos de ellos, apoyados por el Gobierno, que
el ochenta por ciento de dicha suma se empleara en el Congreso, los miembros de la Cmara de Represen-
fomentar la inmigracin de Espaa Islas Canarias tantes y los Senadores, que estn para velar antes que
y el veinte por ciento restante en realizar un ensayo nada y sobre todo por la felicidad del pueblo cubano,
trayendo inmigrantes t Cuba de Suecia, de Noruega, atenten de tan torpe manera sus intereses, suspen-
de Dinamarca y del Reino de Italia. Los unos los diendo esos sabios preceptos de la Ley de Inmigra-
otros Gobiernos se han sucedido, los unos los otros cion, que estableci en su Orden ciento cincuenta y
cinco el primer Gobierno Interventor y en Ta que
Secretarios de Agricultura se han sucedido tambin, co el primer Gobierno Interventor y en la que
Secretarios de Agricultura se han sucedido tambin, copi, con pocas palabras, lo que es materia Te una
la nube de inspectores de inmigracin en toda la Re- l copi c osa en los Estados u nidos te de Amrica,
pblica ha sido enorme y si no estoy equivocado, legislacin copiosa en los Estados Unidos de Amrica,
pblica ha sido enorme y si no estoy equivocado, e n aquella Nacin que ha entrado en la guerra ahora
Comisionado hubo hace algunos anos ,ue vivi en y que pronto carecer,-como es lgico, despus que
Espafa en excelentes condiciones, con muy buen lia amado ha hecho, una inscripein de diez millo-
ha llamado ha hecho, una inscripcin de diez millo-
sueldo y que en nada contribuy fomentar la inmi- nes de jvenes vigorosos fin de reclutarlos si fuera
gracin. Y ello no obstante, durante todos estos aios necesario, para ir pelear Europa,- de trabajado-
los barcos espaoles que a nuestras playas han arri- res suficientes; pero que no se le ocurrir suspender
bado han trado centenares y centenares, miles y mi- los preceptos de sus Leves de inmigracin, para dejar
les de inmigrantes, sin que la accin del Estado Cu- entrar con los chinos, toda clase de obreros contra-
bano, salvo en uno dos ensayos modestos, se ejerciera. tados, aunque sean de la peor clase. Los chinos no pue-
Y yo digo: acunta gente aqu hubiera venido si ese den entrar en Norte-Amrica, en Puerto Rico, en
milln anual de pesos se hubiera empleado en la fina- Hawai, la que fu pequea Repblica del Pacfico,
lidad que provey la Ley del Congreso que me he anexada no hace mucho aos a los Estados Unidos, y
referido ? Cuntos inmigrantes aqu hubieran llega- ni an en las Islas Filipinas, si no estoy equivocado.
*do, si se hubieran ocupado los unos y los otros Go- Ninguna de esas naciones en guerra, que yo sepa, sal-
biernos, los unos y los otros Secretarios de Agricultu- yo la gran Inglaterra en sus colonias de Africa, ha
ra, de favorecer la entrada de obreros extranjeros en consentido la entrada del chino jornalero trabaja-
nuestro pas? dor, y si en algunas de estas ltimas se ha permitido
Pero eso que no se hizo entonces, puede hacerse ahora, es aquellos braceros chinos que se dedican
ahora. La Ley est en vigor. Millones de pesos, si no las faenas de carga y descarga de barcos, y otros tra-
los hay de momento en el Tesoro, crdito tiene el bajos tan rudos como esos, pero no para las labores
Gobierno para girar pr .ellos; algunos van entrar agrcolas;i y de nosotros, cuando esta4mos tratando de








6 DIARIO DE SESIONES DIEL SENADO

cumplir con nuestros deberes internacionales, en for- extremo que lo que en una Sesin se ha votado en esta
ma tal que hemos declarado la guerra al gran Impe- se quiere desechar, cmo vamos pretender que el
rio Alemn, esa potencia formidable contra la que ciudadano distinguido de Cuba que ocupe la Presi-
luchan todas las otras poderosas potencias de la tie- dencia de la Repblica en el maana, sea el actual
rra, cuando no hemos vacilado en sumar nuestra Presidente, cualquier otro compatriota nuestro,
insignificancia esas Naciones aliadas, por grati- resista l solo esa tremenda presin de tantos intereses
tud hacia los Estados Unidos y por amor cier- materiales, que quieren hacer una gran produccin
tos principios, pensando que con nuestro grano de de azcar al amparo de la poderosa inmigracin, que
arena poco podremos influir en el xito, pero estando la sombra de esa Ley, vendr esta tierra y que
dispuestos realizar todos los sacrificios necesarios y cuando trabaje por un jornal bajo va producir la
votando impuestos para cubrir las necesidades de la miseria y la infelicidad d.e nuestros obreros?
guerra, la vez que produciendo toda el azcar que El pueblo cubano, felizmente hasta hoy, no est
el pueblo de Cuba pueda producir para atender la formado por clases sociales distintas. Aqu puede de-
alimentacin de los aliados, fabricando todo el alcohol cirse que todos pertenecemos una misma clase. Casi
que pueda ser necesario para elaborar municiones todo el mundo en Cuba tiene su origen en las clases
fabricar productos medicinales para atender los he- trabajadoras; el que tiene hoy dinero no lo tenia antes
ridos en campaa, se pretenda que laboremos la infe- y lo ha ganado trabajando lo ha heredado de algn
licidad futura del pueblo cubano, y perturbemos la espaol que lleg esta Isla como simple nmigrante.
tranquilidad nuestra y de nuestros hijos, permitiendo Los que tenemos tan cerca la sangre espaola, descen-
la entrada aqu de obreros braceros chinos y de toda demos de hombres que vinieron aqu trabajar, y
clase de trabajadores sin cumplir los preceptos de labrarse una fortuna. Todos, pues, tenemos el mismo
nuestras Leyes de inmigracin! Si se tratara slo de origen y todos, por esa misma razn, estamos obliga-
favorecer la industria azucarera y las dems indus- dos defender las conveniencias generales del pueblo
trias necesitadas de trabajadores por razn de la gue- cubano y no las de los grandes intereses, extranjeros
rra, podramos nosotros, Sres. Senadores, buscar el nacionales, que pretenden que se permita la entrada
modo de resolver por el momento sus necesidades; pe- en Cuba de toda clase de trabajadores.
ro no es eso lo que se quiere, lo que se desea es la Yo anuncio, y no quiero ser profeta de desgracias,
entrada de los chinos y de toda clase de obreros con- que con las medidas que van tomarse aqu esta tar-
tratados, con lo que se perturbar para siempre la de, provocaremos, para cuando termine esta tremenda
Repblica Cubana. conflagracin universal, esta gran guerra internacio-
Cuando al amparo de esa inmigracin no solamen- nal, en que Cuba entr el 7 de Abril, una lucha
te se recolecte toda la caa plantada en Cuba, sino violenta de clases en el pueblo cubano, porque vamos
que nuestra produccin de azcar aumente por el au- crear para entonces esas clases. Entonces, de un lado
mento del rea de cultivo, cuando lleguemos tener vamos tener al obrero pobre, miserable, cargado de
as una produccin ficticia, como la que vamos tener familia por esa fecundidad de los trpicos, sin que ten-
si traemos muchos ms trabajadores de los que Cu- ga lo necesario para vivir l y los suyos con el peque-
ba vienen normalmente para realizar las faenas de la o jornal que gane; y del otro, los que se hayan
zafra, nos vamos encontrar con estas dos cosas: que enriquecido produciendo esa enorme cantidad de az-
cuando termine la guerra, el exceso de produccin car que vamos producir. Yo, no represento aqu
har bajar el precio del azcar, de manera tal que especialmente los trabajadores, como muchos de mis
vamos padecer la crisis ms formidable que haya compaeros, de la Cmara y del Senado que han lle-
conocido la historia de Cuba. Y adems vamos crear gado obtener su investidura halagando al pueblo
un problema de difcil solucin para el futuro. Se trabajador, declarndose representantes genuinos del
afirma que son necesarios ahora esos trabajadores mismo al igual los liberales que los conservadores, y
porque sin ellos no se podr recolectar toda la caa unos y otros, que han sido electos as, van ser res-
de azcar de este ao; pero cuando con la entrada de ponsables de ese gran mal en lo futuro porque han
tantos trabajadores extranjeros como se pretende, se venido estos cargos, ofreciendo hacer la felicidad
haya creado esa produccin exagerada, al bajar los de aquellos, y se van encontrar conque el pueblo se
precios al terminarse la guerra y bajar tambin los volver contra ellos. Tendremos aqu partidos socia-
jornales, el Presidente de la Repblica que haciendo les, como existen en otros pases, que van ser para
uso de las facultades que ahora se le dn, disponga- nosotros una dificultad, no para el pueblo cubano, si-
si no es de aquellos que entienden que aqu debe en- no para los partidos actuales que llegarn contar
trar todo el mundo libremente, como aquel compaero con la odiosidad de los obreros y, acaso, ni an yo,
quien me refera hace un momento- la salida de que sostengo lo que expongo hoy aqu, me ver libre
los inmigrantes que hayan venido al amparo de la Ley de todas esas responsabilidades, porque vamos fomen-
que ahora discutimos, se ver agobiado por la presin tando y labrando en nuestras clases pobres la odiosl-
enorme de los que irn decirle: "Si tu haces salir dad contra todo el que est arriba, contra el Gobierno,
de Cuba los chinos, si tu haces marcharse todos contra el Congreso, contra todos los grandes intereses
esos inmigrantes contratados que aqu han venido y capitalsticos, contra la prensa, que no los defiendc,
que slo al amparo de una necesidad de la guerra contra todos los que habrn trado ese estado de cosas
internacional consintise su entrada en esta Isla, la en Cuba.
ruina vendr sobre nosotros, no vamos poder cortar Yo hago y digo todo lo que aqu he hecho y dicho
nuestras caas, no vamos poder elaborar el azcar cumpliendo con deberes de mi conciencia, quizs la-
que nos iba enriquecer". Qu har entonces el borando contra los intereses de muchos de mis amigos
Presidente de la Repblica? Sres. Senadores: si para y de mis clientes, de mis familares y los mos propios;
tantas personas como formamos el Congreso Cubano, pero creo que.no debemos hacer lo que se quiere hacer
106 Representantes y 24 Senadores, ha sido imposible y como no veo otra manera de resolver el asunto que
resistir la presin de tantos interesados en que aqu rechazando el Proyecto de Ley que recomienda la Co-
e permita la entrada de toda-clase de ignirantes, al :misin Mixta, mi voto est aqu por anticipado: vota-
** ;.. *--- ...









DIARIO DE SESIONES DIEiL ,ENADO 7

r contra aquel y estimo que todos los Sres Senadores Sr. Torriente. Esa es mi creencia, que honradamente
deben meditar sobre lo que he dicho y votar tambin la profeso .. ...
contra el Proyecto, sin perjuicio de trabajar en la SR. TORRIENTE: Cuando llegue al Presidente, entra
preparacin de una nueva Ley cuando el Sr. Presi- todo el mundo.
dente de la Repblica, usando de su prerrogativa SR. CORONADO: Le digo al Sr. Torriente que esta
constitucional, nos convoque de nuevo para resolver es materia de principios; pero como siempre procuro
los problemas que se relacionan con la entrada de colocarme en el terreno de la realidad y buscar solu-
inmigrantes en Cuba. ciones prcticas, que se armonicen dentro de los prin-
SR. CORONADO: Me parece que para ganar tiempo, eipios, con las necesidades del pas como l ha referido
seria preferible que la Presidencia brindara la pala- en determinadas circunstancias, no se me oculta la
bra cualquier Senador que quisiera usarla en contra fuerza de algunas de las observaciones del Sr. To-
del Dictamen. En caso de que nadie lo desee yo la rriente cada vez que ha combatido este Proyecto de
pido para usar de ella favor. Ley de inmigracin; y he aqu el porqu no he sos-
SR. LMAZA Y ARTOrA: No puede ser mas original el tenido pura, seca y escuetamente esta doctrina al
ruego que hace el Sr. Coronado. Precisamente la efecto de abolir preceptos de la Ley de Inmigracin,
oportunidad de consumir cualquier turno favor de sino simplemente la suspensin de determinados pre-
un Proyecto, Mocin Dictamen, es cuando se acaba ceptos de dicha Ley. Para m hay alguno que es
de consumir uno en contra. No la quiere el Sr. Co- realmente importante: el que contiene la seccin de
ronado aprovechar en este caso prefiere or todos los esa legislacin de inmigracin que prohibe la intro-
turnos en contra antes de consumir el suyo? Pero eso duccin en el pas de inmigrantes contratados. Ese
no es lo oue establece nuestro Reglamento, lo natural, es realmente lo que podemos llamar el nudo del
sino que se alternen, que despus de usarse de la pa- asunto. Permitir la contratacin del bracero, tiene
labra en contra se haga en pro viceversa. Le ruego esta doble ventaja. En primer lugar viene el bracero
pues, mi vez al Sr. Coronado que consuma ahora su que conviene porque es absurdo suponer que nadie va
turno. Tal vez eso impida que otro Senador haga uso a contratar braceros que no puedan resultar tiles, y
de la palabra en contra porque le satisfagan los argu- despus, que permite que el Ejecutivo, el Gobierno
mentos que exponga. tenga cierto control sobre esos braceros, al efecto de
SR. CORONADO: No he pretendido cohibir el dere- que en determinado momento cuando sean suscepti-
cho de ningn Senador para pedir la palabra despus bles de convertirse en carga pblica cuando su
que yo lo haga: lo haca en obvio de tiempo para estado sanitario pueda constituir un peligro para la
poder contestar todo por si se presentaba alguna sociedad cubana, pueda exigirle, no los obreros, sino
nueva argumentacin, por eso se me ocurri indicar- las entidades que lo introdujeron en el pas y que
lo; porque pudiera usar de la palabra alguien para han prestado la debida garanta, que los atienda, los
robustecer la argumentacin, del Sr. Torriente, pero cure los repatrie. De modo, repito, que para m esa
si no le place hacerlo ningn Sr. Senador, que dere- es la parte verdaderamente importante de esa Ley;
cho tiene para ello, pido la palabra para consumir un lo dems es secundario, porque en el reglamento que
turno en pro del Dictamen. ha de dictar el Poder Ejecutivo para su aplicacin,
SR. MAZA Y ARTOLA: Para no tener que interrum- tengo la completa seguridad de que adoptar todas
pir al Sr. Coronado cuando haya empezado ya con- las medidas para que est cubierto la colectividad
sumir su turno, propongo desde ahora la prrroga de cubana de los posibles peligros que sto pudiera traer.
la Sesin hasta terminar el asunto que se discute. Desde luego que si hubiera habido tiempo, y creo
SR. GARCA OSUiNA: Propongo tambin que se pro- que no lo hay, pero no obstante lo cual, no creo tam-
rrogue para el otro asunto que hemos sido convoca- poco que debemos renunciar eso, ms vala haber
dos y as terminamos de una vez. hecho una Ley de inmigracin colonizadora, que es
SR. PRESIDENTE (NEZ) : Se acuerda lo pro- una materia distinta la que aqu estamos tratando,
puesto? y en cuyo sentido hay un Proyecto, por cierto muy
(Seales afirmativas), recomendable, de nuestro compaero el Sr. Gonzalo
Acordado. Prez, que se encuentra en la Cmara de Represen-
Tiene la palabra el Sr. Coronado. tantes. Si estuvisemos tratando de alguna Ley de
SR. CORONADO: Tengo, Sres. Senadores, que empe- colonizacin, claro est que hubiramos de sostener
zar por descorrer el velo, digmoslo as, de una alu- puntos de vista distintos los que quizs aceptemos
sin que ha hecho repetidas veces el Sr. Torriente en estos momentos, introducir previsiones que no
un miembro que l calificaba de distinguido........ tiene esta Ley, pero no estamos haciendo una Ley de
SR. TORRIENTE: Y querido, colonizacin, sino una Ley circunstancial para reme-
SR. CORONADO: Y querido, y cuya cortesa corres- diar una necesidad evidente y perentoria porque el
pondo, que emiti determinadas opiniones en el seno pas atraviesa, y de eso es necesario que nos demos
de la Comisin Mixta. Ese compaero querido es el cabal cuenta.
que tiene el honor de dirigiros la palabra, y las ma- Nosotros estamos en guerra con el Imperio Alemn.
nifestaciones que all hube de hacer tengo, el placer renemos deberes internacionales que cumplir, no po-
de repetirlas y el orgullo de mantenerlas ante el Sena- demos acudir, como acuden otros pases, los Estados
do en pleno, y eran las siguientes: que yo no conce- Unidos, por ejemplo, con grandes contingentes milita-
ba, en el terreno de los buenos principios, cmo en res, con grandes ncleos de naves de guerra; nuestra
una repblica democrtica semejante la de Cuba misin casi exclusivamente es nutrir las fuerzas
poda impedirse la entrada en sus fronteras, por razo- beligerantes, los aliados, de los que ellos necesitan
nes tnicas, ningn ciudadado del mundo. El ideal como artculos de primera necesidad para su consu-
de nuestro pas debera ser que todo hombre sano y mo, que es el azcar; para la atencin de sus heridos
honrado que llegara nuestras puertas, las encontra- y la fabricacin de explosivos, que es el alcohol. En
ra abiertas, fuera cual fuere su procedencia y fuera este sentido, de un modo muy claro, y hasta conte-
cual fuere su raza. De modo que ya lo he repetido al niendo un elogio anticipado por el esfuerzo que en








8 DIARIO DE SESIONES D'EL SENADO

esa forma pudiramos hacer para remediar esas nece- Sentado pues esos antecedentes que el Sr. Torrien-
sidades, ha manifestado el Ministro de la nacin te debe conocer perfectamente mejor que nadie, pues-
francesa, por una parte, y el mismo Gobierno de los to que ha sido' en cierto modo colono de importantes
Estados Unidos, en nota que no por ser confidencial centrales azucareros.
ha dejado por eso de ser conocida, nos ha recomenda- Sn. TORRIENTE: Y lo sigo siendo.
do, nos excita que les prestemos nuestra ayuda, ele- SR. CoaoNAno: Qu nos queda del peligro chino?
vando al mximum la produccin azucarera de Cu- Aqu se dice que la introduccin de ellos es un verda-
ba. .. dero peligro para el pas y yo no lo veo de esa mane-
Sui. TORmRENTE: Facilitando la entrada de trabaja- ra. Si se dijera: "Se abren las puertas de la Repbli-
dores, pero no de los chinos, ca para que entren todos los chinos que quieran" y
SR. CORONADO: Facilitando la entrada de trabaja- nos viniera aqu voluntariamente, por propio impul-
dores, nadie ha hablado de los chinos; ya los chinos so, toda esa legin de chinos degradados, envilecidos,
constituyen una cosa aparte. Estamos ahora tratando viciosos, que es el recuerdo que tenemos en Cuba, pro-
de trabajadores en general, porque si yo soy un indi- cedentes de las costas de Macao y IIonkong, de todos
viduo que quiero ampararme en esa Ley que suspen- esos puntos de dominacin inglesa, entregados a toda
de los preceptos de la Ley de Inmigracin, y no me clase dc vicios, entonces si podra darse el espectculo
place traer chinos, pero s puedo contratar ahora lo que recordamos, convertidos en pordioseros por las
que no poda hacer antes por la suspensin de esos calles las poblaciones y las encrucijadas de los cami-
preceptos de la Ley de Inmigracin, ir Galicia, ir n1os; pero es que con arreglo esta Ley el que quiera
Canarias, ir cualquier otro punto, y si puedo con- traer determinado nmero de braceros chinos, tendr
tratar esos hombres, los traer. La Ley no me obliga que manifestarle al Ejecutivo de dnde procecien,
traer chinos, los traer el que quiera. cuntos son los que quiere traer; tendr que justificar
De modo que nosotros tenemos, como deca antes, que son agricultores y tendrn que estar sometidos
esas necesidades que cumplir. Estamos ante el proble- siempre A la vigilancia y fiscalizacin de las autorida-
ma de un pas que ha extendido de una manera ex- desnuestras, que no le permitirn que tomen otro
traordinaria su rea de cultivo.. No solamente por esas rumbo y se puedan convertir en carga pblica.
razones, sino porque como es natural, encuentra un SR. TORRIENTE: Entonces cada chino habr que
excelente mercado hoy para sus productos, que antes ponerle un hierro para poderlo identificar.
no tena, encuentra precios para sus azcares y sus al- SR. CORONADO: Ya se sabe que son chinos importa-
coholes que antes no alcanzaban en el mercado mun- dos y estn identificados por la impresin dactilosc-
dial, de modo que es una brillante opertunidad para pica y sobre todo la garanta del que los traiga con-
que nuestra Cuba la par que cumple con esos deberes tratados, que es una ventaja en este caso y que
como nacin, se enriquezca y adquiera una cantidad permitir al Gobierno poder reembarcar al chino que
de bienestar que le permita luego venir a competir no resulte til.
si no con ventaja, por lo menos con posibilidad de de- Y tenga el convencimiento el Sr. Torriente de que
fensa, cuando la terminacin de la guerra traiga, cuando llegue el momento de ese peligro de la carga
como una consecuencia, la lucha de los intereses mun- pblica, no ser su voz la primera que se levante pl-
diales entre las distintas naciones, y la que no se diendo .
encuentre preparada puede probablemente sucumbir. SR. TORRIENTE : El diario cubano para el pueblo
De suerte que es preciso ayudar nuestro, pas pro- cubano, que ahora trae Cuba los chinos.
ductor, para que en esas condiciones se coloque y en SR. CORONADO: Hoy es una necesidad del pueblo
esas condiciones se coloca, y no son empresas aisladas, cubano, del pueblo que quiere producir lo que no pue-
como deca el Sr. Torriente, las que han pedido para de producir actualmente.
poder rendir su zafra, la importacin de braceros, Su. TORRIENTE: Cuando pase un mes, ya veremos
esos no son ms que voceros de los pequeos intereses cul es el pueblo cubano que quiere los chinos.
que en conjunto forman la gran riqueza nacional SR. CORONADO: De modo que para m, con esto ha
azucarera, dado el Sr. Torriente una demostracin de que con su
SR. TORRIENTE: El trust del azcar tambin, perdn me permito decir: "Se ha equivocado de pro-
SR. CORONADO: Aqu mas de uno, casi todos los fesin". Si se hubiera dedicado la arquitectura, hu-
Sres. Senadores conocen cmo se desarrolla la indus- hiera sido una maravilla, porque maravilla es el
tra azucarera, y cuando habla el dueo del Central edificio que ha levantado sobre la base de un grano
en materia agrcola, habla ,el que corta la caa lo de arena, de nada, y como todo lo que no tiene una
mismo que el que la cultiva y el que la siembra, no verdadera base, viene por tierra, piso tras piso. .
habla en nombre propio, que l no es el cultivador ni SR. TORRIENTE: i Ojal viniera por tierra todo ese
el cortador de la caa, habla en nombre de cincuenta edificio, porque sera mejor!
cien colonos cubanos que, su vez, son los que nece- SR. CORONADO: La Cmara de Representantes,
sitan esos braceros para cultivar sus campos, cortar la Sres. Senadores, acaba de aprobar el Dictamen de la
caa y en su oportunidad llevarla al centro indus- Comisin Mixta. Pido, pues, al Senado que tambin
trial, que es el batey del ingenio, que es el que perte-. concurra con ella aprobar ese Dictamen, y que sea
nece esas entidades poderosas que se refera el Sr. ste una Ley, pues no significa peligro ninguno para
Torriente. nosotros, porque tendremos la defensa en el Regla-
De manera que las palabras del dueo del Central mento para la recta interpretacin de esta Ley. La
no son las de determinado elemento, sino las del pas vigilancia que todos tendremos para que no se burle,
productor, que es el que necesita de esos elementos y la posibilidad en que estamos de que en la prxima
para poder preparar y llevar sus respectivas caas Legislatura se redactar con verdadero cuidado una
al ingenio y que de otra manera no podr cultivar Ley que no sea de circunstancias, sino una Ley colo-
estas caas porque no tendr brazos que la corten y nizadora de inmigracin, como es la del Sr. Gonzalo
la lleven al batey. Prez,










DIARIO DE SESIONES D!EL SENADO 9

Pido, pues, al Senado, la aprobacin del Dictamen No hemos todos hace un momento odo al Sr. Co-
de la Comisin Mixta. ronado con qu tranquilidad de nimo, con qu pose-
SR. MAZA Y ARTOLA: Pido la palabra. sin de s mismo, con cunta altivez, nos ha declarado
SR. PRESIDENTE (NEZ) : La tiene el Sr. Maza y aqu que no hay consideracin de ninguna clase que
Artola. pueda pesar que deba pesar en el nimo nuestro
SR. MAZA Y ARTOLA: Sres. Senadores: Tuve espe- en el del Gobierno en contra de ese firme propsito
pecial empeo en que el Sr. Coronado hablara inme- que estn obligados unos y otros, segn l, a llevar
diatamente despus del Sr. Torriente, porque conceb cabo; cueste lo que cueste?
la esperanza de que de tal modo refutara las elocuen- La Ley de inmigracin promulgada por la Orden
tsimas razones que en contra del Dictamen de la 155 de 1902, es una de nuestras Leyes ms sabias y
Comisin jIixta ha alegado tan querido amigo, que, no ms liberales al mismo tiempo, como que el Gobierno
slo no tendra que hacer uso de la palabra, sino que que la dict se inspir en aquellos momentos en los
hasta me inclinara votar el Dictamen. Pero ha de- principios de la ms pura democracia que en su pas
fraudado esa esperanza el distinguido compaero, de origen predominaba, y estando entonces, como
porque se ha limitado hacer ciertas revelaciones que nunca, posedo de la ms buena fe respecto de noso-
por no tener nada de nuevas no son tales, en verdad, tros, quiso que participramos en un todo sin escati-
sobre los motivos que han impulsado al Ejecutivo marnos nada, de todos los beneficios de esos principios
proponer al Congreso la adopcin de esta Ley. democrticos. Y como sus reglas tienden principalmen-
Precisamente porque los conoca, apenas se ley te estas dos finalidades: la primera, defender
aqu el Proyecto de la Cmara sobre este particular, nuestra salud pblica de las amenazas de toda inmi-
me apresur solicitar que se hiciera constar mi voto gracin; la segunda, defender al obrero nativo 6
en su contra; y si contra mi costumbre no hice uso de nacionalizado del obrero extranjero, la suspensin de
la palabra para razonarlo y justificarlo, fu porque se ellas es al propio tiempo la suspensin de esas dos
di cuenta de l una tarde entre otros muchos, cuando grandes defensas. Despus de ponerse pues en vigor
estbamos terminando una semana extraordinaria- la Ley cuyo Proyecto recomienda la Comisin Mixta,
mente laboriosa que todos nos haba fatigado sobre- podr decirse que queda aqu en el mayor desamparo
manera y esperbamos esa noche una Sesin muy tanto la salud pblica, como el obrero cubano.
interesante, para la que necesitaba reservar las pocas Han meditado bien los que tales cosas nos han
fuerzas que ya me quedaban. aconsejado y aquellos que estn dispuestos segur.
Cunta tristeza le ha producido al pueblo cubano esos consejos, sobre sus consecuencias? Estn seguros
saber que en este gran conflicto mundial, pesar de de que as garantizan el mayor rendimiento para la
la generosidad conque desde los primeros momentos zafra prxima? Todos los gobiernos de los pueblos
se prest secundar al Gobierno de los Estados Uni- allende el Occano estn hoy preocupados ms que
dos en su actitud frente al de Alemania, no se le con la guerra extranjera, con el movimiento eferves-
iba dejar jugar otro papel que el de una simple y cente socialista interior; y las medidas que actualmen-
despreciable factora! Que su misin iba quedar te estn adoptando tienden todava ms satisfacer
relegada nica y exclusivamente producir la mayor esas aspiraciones internas que las propias necesidades
cantidad de azcar, y con tal imperio, que ella haba de la guerra exterior. En cambio, aquende el Occano
de sacrificar todos sus intereses, desde lou mas insig- queremos obrar en sentido diametralmente opuesto.
nificantes hasta los ms sagrados! i Que todo lo que no Quines estarn en lo cierto? No sern los de allende
fuera conseguir en la prxima zafra un gran rendi- el Occano porque el fuego les llega sus casas y ven
miento de ese fruto sera menospreciado! i Su anun- el peligro ms cerca? Pues dice un viejo adagio:
ciado propsito de mandar un ejrcito Europa, un cuando las barbas de tu vecino veas arder echa las
esfuerzo que no haca falta! Sus cuidados por esta- tuyas en remojo. Debemos estar pensando tambin los
blecer una vigilancia exquisita de sus costas para que pueblos de este otro lado del Atlntico en ese mismo
no fuera ser sorprendida con alguna agresin, la peligro y si no lo queremos atender, por lo menos no
cual pudiera parar en la ocupacin de parte de su debamos excitarlo, no debamos exacerbarlo, no dec
territorio, que constituyera una seria amenaza para bamos dar motivos para que l tomara ms fuerza y
los Estados Unidos, de ninguna importancia! Que lo se hiciera ms inminente.
nico que merecera de Cuba ser apreciado sera que Se cree que contndose con todos lus braceros del
produjera la mayor cantidad de azcar! mundo, pero tenindose descontento al obrero cuba-
Si para conseguir esa finalidad hay que vulnerar no. se va hacer aqu con ms seguridad Ia zafra pr-
los derechos del obrero cubano, qu es el obrero cu- xima? Error crassimo! En Cuba, antes que todo, ha
bano ante el sacratsimo derecho de la libertad de los de haber tranquilidad y paz en las conciencias, y ade-
mares y todo lo dems que ya conocemos, que ha servi- ms, los derechos individuales y la justicia social han
do de razones, de fundamentos, la declaratoria de estar satisfechos para que haya garanta en el ejer-
de guerra del Gobierno de los Estados Unidos al cicio y desenvolvimiento de todas nuestras industrias.
Alemn? Las industrias son artes de la paz, y lo mismo la gue-
Mucho he meditado, bajo la influencia de esas tristo- rra activa que el descontento, que es la guerra latente,
zas que he compartido con nuestro pueblo y en medio pueden perturbarlas.
de las amarguras que esa desconsoladora realidad me
ha producido, sobre la manera de salir en ese punto lo o e a asa es e l
ms airosamente posible de nuestra situacin dificilsi- nos gobiernan y la mayor parte de los amigos del Go-
ma como legisladores, y confieso que mis meditaciones bierno son ya capitalistas. Esta es la clave, de cuanto
no han hecho sino anonadarme todava mucho ms de ese respecto ocurre. Naturalmente en las luchas en-
lo que antes de ellas me haban dejado tales revela tre el capital y el trabajo, se tienen que poner mas del
ciones, lado del capitalista que del obrero. (Murmullos). Esa









10 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO

es la causa fundamental de esta medida que se toma que ambas en este caso reclaman que se trate al traba-
sin consideracin de ninguna clase una gran parte jador cubano mucho mejor de lo que se le manda
del pueblo cubano y, al mismo tiempo, con un deseo- tratar por esa Ley, que no va dirigida ms que nica
nocimiento completo de nuestros problemas interio- y exclusivamente herir sus derechos, obligarlos
res, con una despreocupacin extraordinaria sobre los trabajar por un mendrugo, por el salario que arbi,-
daos que de ello pudieran sobrevenirnos en el futuro trariamente se les quiera dar, bajo la amenaza de que
y el mayor desprecio a las consecuencias tremendas se traern otros que por uno mucho menor harn el
que para la nacionalidad cubana pudiera traer! mismo trabajo y puede ser que hasta se les diga que
El Sr. Torriente con datos tan verdaderos como mejor que el suyo.
oportunos, ha demostrado que desde ha tiempo lo que Los que se sientan muy satisfechos con los ltimos
ahora se va hacer, por medio de esta Ley, se ha lamentables acontecimientos hasta el punto de pasarse
,intentado realizar con nuestros pobres trabajadores, los das y las horas proclamndose triunfadores y
pues amenazndoseles con ello, se les ha querido obli- vanaglorindose de ello, acaso se hayan subido dema-
gar trabajar por un mnimo salario, por un salario siado pronto las alturas, porque no ha terminado
todava la evoluci6n de semejante crisis poltica. En
que si hasta ahora era el corriente, resulta ya insigni- todava la evolucin de semejante crisis poltica. En
estos moamentos estn suspendidas las garantas consti-
ficante comparado con las nuevas necesidades, la esca- cols, lo ue qure dcir que no se ha por com-
sz n du cionales, lo que quiere decir que no se ha por com-
sez de brazos en el mundo entero y nuestra producin pleto despejado el horizonte, juicio del propio Goa
azucarera. i Pues ahora con el pretexto de que la pr- bierno. Por lo tanto, no est asegurado el triunfo para
xima zafra tiene que ser o ms abundante posible nadie y, en lo que queda del desarrollo de estos acon-
la amenaza se va a cumplir !
Sa s v teeimientos, la suerte puede no ser tan favorable como
Desde el punto y hora en que esta Ley se ponga en hasta aqu para aquellos que se creen ya tan firmes
vigor, el trabajador cubano tendr que trabajar por sobre sus pedestales. Es, pues, prematuro dictar Leyes
un despreciable salario y vivir humillado; de lo con- de esta clase que parecen ser de vencedores contra
trario, ser conminado con la amenaza, tenindose la vencidos, de un Gobierno que se considera triunfan-
seguridad de poder llevarla efecto, de que se susti- te sobe su miso peblo gra parte de como
tuir con braceros extraos que se contratarn en el lo son sus masas trabajadoras! i No.estamos an en ese
extranjero, y entonces, este estado de perturbacin la- caso !
tente que todava existe en el pas por .consecuencia de Creo que vamos demasiado pronto y que debemos ir
los ltimos acontecimientos polticos, se exacerbar un poco ms despacio. No se precipiten, los as pro-
tomando un carcter eminentemente socialista, que pios llamados victoriosos! Sean menos crueles con los
era lo nico que nos faltaba, es decir, ese mismo ca- que creen vencidos. Esperen para serlo, siquiera un
rcter que tienen los movimientos revolucionarios hoy poco ms, e s trinfo est ms seguro. Y ento
en l mund entero, pero particularmente, como oco ms, que su trunfo est ms sguro. enton-
en el mundo entero, pero particularmente, .como he ces, si quieren, dicten Leyes de ese jaez. Mientras tan-
dicho, allende el Atlntico, all en el viejo Continente. o sean algo ms conciliadores. No sean tan altivos ni
Es eso lo que se quiere para que de una vez se tan soberbios porque se crean apoyados por uno de
pierda Cuba? Es ese el propsito que se persigue? los poderes mas grandes de la tierra. Ese pocaer puede
Pues esta Ley lo conseguir, No es ese, sino el de cambiar de criterio, segn se presenten en el futuro
hacer el mayor nmero de sacos de azcar Ah! pues las cosas, porque precisamente es la caracterstica de
el camino est equivocado, totalmente equivocado, los hombres que lo poseen saber rectificar tiempo.
porque para eso los medios que se deben emplear han Acaso no est lejano el da en que se decidan
de ser otros completamente distintos. All, en donde hacerlo con su conducta pasada. Esto mismo que alo-
se quiere conservar la paz interior para concluir con ra se intenta, puede ser factor muy influyente en ello.
xito la guerra exterior, hoy se halaga al trabajador, y En mi concepto, Sres. Senadores, para terminar,
aqu pretendemos, por el contrario, disgustarlo ms este ser uno de los ms graves errores de cuantos se
de lo que est. Pues por qu acaso nuestros obre- han cometido, y se pretenden seguir cometiendo en es-
ros podrn ver con satisfaccin que los hacendados se te perodo tan azaroso de nuestra historia.
enriquezcan, hagan miles y miles de sacos de azcar Yo quisiera que el reto que con esta Ley se hace
con brazos baratos trados del extranjero y que ellos la clase ms desgraciada, por ser la ms numerosa,
no puedan participar absolutamente nada de tan de nuestro pueblo, no traiga las funestas consecuen-
pinges ganancias que las favorables condiciones de cias que me temo. Ojal el guante no sea recogido,
su propio pas deparan al capitalista? Sera la injus- no llegue aquellos quienes se lanza! Ojal los que
ticia mas grande que en el orden social se podra co- a tanto sc atreven salgan tambin con buena suerte
meter. Y i cuidado! que no soy de los que viven hala- de esta nueva aventura. Lo deseo ardientemente! No
gando las clases proletarias contra las ricas y por ellos, que individualmente me tienen sin cuidado,
acomodadas, porque he dado muestras aqu muchas sino por lo que su cada, ahora y en virtud de esos mo-
veees de ser partidario del mayor equilibrio posible tivos, podra poner en peligro ms de lo que ya las han
de sus intereses, de darle cada una todas las mayo- puesto, nuestra felicidad, la seguridad y tranquilidad
res ventajas compatibles con la armona entre ambas. de nuestro pueblo, la conservacin de nuestras insti4
Cuando aqu se trat de reformar el Cdigo Penal en tuciones y, lo que debe sernos ms caro que todo,
materia de huelgas, lo demostr suficientemente. No. nuestra independencia.
me puse incondicionalmente al lado del trabajador, SR. PRESIDENTE (NEz) : Se pone votacin el
sino que tambin sostuve dentro de sus justos lmites Dictamen de la Comisin Mixta.
el derecho del capitalista. No es, por consiguiente, sta SR. TORRIENTE: Pido Votacin Nominal.
una manifestacin demaggica de ideas socialistas
mas, exageradas apasionadas. No! Es que ponin- (El Oficial, Sr. Muoz, toma la votacin. Dijeron
dome siempre del lado de la razn y de la justicia veo s, los Sres. Ajuria, Alberdi, Carnot, Castillo, Coro-











DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 11

nado, Figueroa, Gmez, Jones, Gonzalo Prez, Rive- cin: quince que s y dos que no. Queda aprobado el
ro, Surez, Yero, Garca Osuna, Guevara y Dolz. Dictamen de la Comisin Mixta.
Se levanta la Sesin Extraordinaria para comenzar
(Dijeron que no, los Sres. Maza y Torriente). la Ordinaria.

SR. PRESIDENTE (NEZ) : Resultado de la vota- (Eran las seis menos cuarto.)









Tr Rambla, Bouza y C.a, Obispo 33 y 35.-Habana.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs