Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba.
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072699/00447
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
Physical Description: v. : ; 33 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Senado
Publisher: Rambla y Bouza
Place of Publication: Habana
 Subjects
Subject: Legislation -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began with: Vol. 1, 1902.
General Note: Description based on: 2. Legislatura vol. 2, no. 1 (abr. 6 de 1907); title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072699
Volume ID: VID00447
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001844861
oclc - 30331556
notis - AJR9135
lccn - sn 94026346

Full Text










OIARIO DE SESIONES

DEL

SENADO


JR. E PUB L ICA


DE CUBA


VOL. XXXII HABANA NUM. 48


TRIGESI MASEGUNDA LEGISLATURE
(ULTIMA SESSION)


Cuadrag6simaoctava -Sesi6n.--Julio 27 de 1917.


Presidencia del Sr. Emilio Nufiez.

Secretaries: Sres. Agustin Garcia Osuna y Manuel Fernindez Guevara.


SUMARIO

Comunicaciones oficiales.-Proyecto de Ley autorizando al Ejecutivo para emitir Bo-
nos del Tesoro hasta la cantidad de treinta millones de pesos y los impuestos con-
siguientes para el pago de los intereses de los mismos.-Discursos de los Sres. To-
rriente, Dolz y Maza y Artola. Aprobado.


A las cince y media, bajo la Presidencia del senior
Emilio Niiiez, actuando de Secretarios los Sres. Agus-
tin Garcia Osuna y .M il. FernAndez Guevara y
presents los Sres. Senadores que siguen, se abre la
Sesi6n :
Ajuria.
Carnot.
Castillo.
Coronado.
Dolz.
Fernandez.
Goicoechea.
Gonzalo P6rez.
G6mez.
Jones.
Maza y Artola.
Porta.
Rivero.
Suarez.
Yero.


SR. PRESIDENTE (NiREZ) : Se va a leer el Acta de la
Sesi6.n anterior.
SR. MAZA Y ARTOLA: Sr. President: Pido la pala-
bra antes de que se d6 lectura al Acta, de acuerdo
con lo que he manifestado en la Sesi6n anterior que
acabamos de suspender.
SR. PRESIDENTE (NOREz) : Tiene la palabra el senior
Maza y Artola.
SR. MAZA Y ARTOLA: Deseo que la Mesa me informed
por qun ha citado a esta Sesi6n con el carActer de Or-
dinaria, habiendo la filtima Legislatura de esa clase
terminado el dia trece de este mes. Durante un in-
terregno parlamentario no se puede reunir ninguna
de las CAmaras, sino en Sesi6n Extraordinaria. Me
ha llamado, por tanto, much la atenci6n el procedi-
miento que se ha usado y la naturaleza que se le
quiere dar al present acto.
Sa. PRESIDENTE (NWREZ) : Es la continuaci6n de la
Sesi6n Extraordinaria, convocada al efeeto para tra-
tar...
SR. MAZA Y ARTOLA: Pues entonces no es Ordina-
ria, ni se han llenado tampoco los requisitos que exige








2 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


nuestro Reglamento, para citarnos a sesi6n extraordi-
naria, puesto que so ha hecho0por una simple carta.
Sn. PRESIDENTE (i' .: ) : Es una Sesi6n Ordinaria,
puesto que es continuaci6n de la Sesi6n anterior. Por
eso es Ordinaria.
SR. MAZA Y ARTOLA: N..~..i,,, no tencmos ninguna
Sesi6n anterior in.- continuar. Creo que hay un gran
error por part de la Presidencia.
SR. PRESIDENTE (Ni',i..':) : La continuaci6n de la
Sesion en que se eonstituy6 el Senado para tratar del
asunto.... \ ,
SB. MAZA Y ARTOLA: Esta confundido el Sr. Pre-
sidente. Nosotros nos constituimos en Sesi6n Extraor-
dinaria, pero nos han citado.ahora para una Ordina-
ria, con Orden del Dia especial, que tengo sobre el
pupitre. Eso no es, pues, continuar una Sesi6n Ex-
traordinaria, porque habria de tener tambi6n el mis-
mo caracter. De modo que el Sr. President, con la
aclaraci6n que acaba de hacer, implicitamente reco-
noce que no puede celebrarse el acto que se intent,
por haber sido citados informalmente, y no le cabe
mAs remedio que suspenderlo para volver a reunirnos
debidamente en la forma que determine el Regla-
mento.
SR. CORONADO: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (NdTEZ) : La tiene el Sr. Coronado.
SR. CORONADO: Sres. Senadores: Se ha hecho la con
vocatoria para una Sesi6n Ordinaria, porque se trata
del veto que el Sr. President de la Repfiblica ha
opuesto a una Ley votada por el Congreso en la ilti-
ma Legislature; y de acuerdo con el articulo 62, pk-
rrafo 4Q de la Constituei6n, cl Congreso debe perma-
necor reunido si dentro de los filtimos diez dias de
una Legislatura, se presentare un Proyecto de Ley al
Sr. President de la Repuiblica.
SR. MAZA Y ARTOLA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (NriEz) : La tiene el Sr. Maza y
Artola.
SR. MAZA Y ARTOLA: Sres. Senadores: El Sr. Co-
ronado, Vicepresidonte del Senado, nos' acaba sutil-
mente de descorrer el velo de este misterio. Para el
Sr. President 6sta era la continuaci6n de una Sesi6n
Extraordinaria, porque no estaba enterado de la for-
ma de las citaciones, y era del fnico modo que se la
explicaba, pero para el Sr. Vicepresidente, que fu6
quien dispuso las citaciones, era Ordinaria, porque
teniendo por objeto tratar del veto que el Sr. Presi-
dente de la Repuiblica ha opuesto a una de las Leyes
del Congreso votada en la iiltima Legislatura, le pa-
reci6 que no podia tener otro earicter.
SiR. CORONADO: Perd6neme el Sr. Maza y Artola
una aclaraci6n. No del veto, sino de un Proyeeto
de Ley votado por la Camara, que se recibi6 en el
Senado.
SR. MAZA Y ARTOLA: Entonces se servirA contestar-
me a una pregunta el Sr. Coronado, que me voy a
permitir hacerle, con su venia y la de la Presidencia.
Definitivamente cerrada una Legislatura ordinaria,
' cree que inopinadamente podemos rounirnos en Se-
si6n Ordinaria antes de abrirse la pr6xima de la mis-
ma clase para tratar, ya sea de algfin Proyecto de
Ley de la Camara, ya sea de cualquier otra cosa?
Pero, ,a virtud de qu6 articulo del Reglamento o do
la Constituci6n?
SR. CORONADO: A virtud del articulo 62 de la Cons-
tituci6n.
Sn. MAZA Y ARTOLA: Veo con pena, Sres. Senadores,
que no s61o cl Sr. President, sino tampoco el senior
Vk;.-i.r, i.1.il.- se da verdadera cuenta de lo que pasa.


, No se ve que a pesar do confesar que fu6 quien dis-
puso y suscribi6 la citaci6n para esta Sesi6n, ignora
lo que contiene la Orden del Dia que se nos ha remi-
tido a cada uno de nosotros, conjuntamente con ella?
De otro modo sabria que dice: 1.-n.-.i.- del Sr. Presi-
dente de la Repfiblica devolviendo con objeciones al
Congress el Proyecto de Ley aprobado por ambos
Cuerpos C..I.---1iL.1.. '.. autorizando al Ejecutivo pa-
ra emitir bonos hasta la suma de treinta millones de
pesos y establecimiento de nuevos impuestos; y Pro-
yecto de Ley aprobado por la CAmara de Represen-
tantes de acuerdo en las objeciones hechas en el
expresado Mensaje.
t,Y no nos asegura que esta Sesi6n tenia por obje-
to tratar s61o del Proyecto de Ley de la Camara de
Representantes respect al Ei]plt.'ilit.' y a los im-
puestos, de que todos tenemos conocimiento, y de
ninguna manera del M'. i- i.- del veto del Sr. Presi-
dente de la Repiblica? Entendimonos de una vez.
Yo necesito conocer do un modo concrete el objeto
de esta Sesi6n para plantear aqui un problema do
gran trascendencia.
SR. CORONADO: Lo tiene en la Orden del Dia.
SR. MAZA Y ARTOLA: Entonees abarca los dos que
he leido: el Mensaje y el Proyecto. iAeabAramos, se
flor Coronado! Ahora ya sabemos a qu6 atenernos!
De modo que a pesar de haber terminado la Legis-
latura ordinaria iltima el dia trece de este mes, por-
que a la ('C n 11 de Representantes se le ha antojado
considerar un M. .. ie del Sr. President de la Re-
pilblica interponiendo un Veto, admitiendo sus obje-
ciones y votar un Proyecto de Ley ensecuente con
ellas, nosotros debemos reunirnos en Sesi6n Ordina-
ria, para, a nuestra vez, considerar ambas cosas. Pero,
dde qu6 Legislatura? Porque, como he dicho, de la
ordinaria anterior, ya fenecida, no es possible; de la
ordinaria pr6xima, menos, porque no empieza hasta
el primer luhines de noviembre; de una extraordinaria,
tampoco, porque en tal caso la present Sesi6n ten-
dria que ser asimismo extraordinaria y es a una ordi-
naria para lo que se nos ha citado.
Pionsen el Sr. Coronado, el Sr. President, y todos
los demas Sres. Senadores, que nosotros no nos pode-
mos reunir para tratar de ningin asunto, ni aun de
los que nos estin encomendados, sino en las oportuni.
dades, los concepts y bajo las condiciones que deter-
minan la Constituci6n y nuestro Reglamento de or-
den interior a ella ajustado, y por lo visto este acto
no i..., i. ni dentro de la una ni dentro del otro, ha-
Illndose, de consiguiente, destituido de todas las con-
diciones legales, y si nos empefAiramos en llevarlo
adelante, cuantuo en 61 hiei6ramos seria completamen-
te nulo e ineficaz de todo punto, inconstitucional.
Voy, aunque entiendo que he sido bastante expli-
cito, a serlo todavia mis.
El Sr. President de la Repdblica, en los filtimos
dias de la Legislaci6n ordinaria pasada, nos hizo saber
que on uso del derocho que le daba el articulo sesenta
y dos de la Constituci6n, se proponia utilizar todo el
tnrmino que a los efectos de ]a correspondiente san-
eidn se le concedia en el parrafo tercero del mismo,
a fin do que el Congrcso permaneciera reunido, si lo
queria, hasta su vencimiento. Y, en efecto, nosotros,
los Senadores, cortcses con el Sr. President, toma-
mos el acuerdo de permanecer reunidos durante los
-liez dias del t6rmino, para aquel finico y exclusive
objeto. Tal era, o hubiera sido, mejor dicho, una
ror6rroga de ~'- ilt.- Legislatura ordinaria; pero la
CAmara de Representantes, ya porque no tuvo opor-
tunidad do ello o I|'i.i- no le plugo, dej6 de concu-








DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


rrir con nosotros a ese acuerdo. No lleg6, pues, a ser
del Congreso, y fu6 como si no lo hubi6ramos ado
tado. ,
iCabe sostener en alglin concept, puede funded
mente decirse que qued6 prorogada la (iltima oegi
latura ordinaria? iDe ninguna manera! El dia tree
a las doce de la noche, concluy6 por la resoluci6n coe
junta de los dos Cuerpos colegisladores, y su remisi6
al Sr. President de la Repfiblica, que mand6 a pr
mulgarla en la Gaceta, sin que despu6s se hubiet
revocado ni ticita, ni presunta, ni expresamente, e
ninguna forma. Celebrar ahora una Sesi6n Ordinarin
con objeto de tratar de este particular, o de cualquic
otro, j qu6 seria si no revivir una Legislatura fence
da, para lo que no estamos autorizados?
Si la Camara de Representantes sc ha reunido, d
fijo que habrd sido en Sesi6n Extraordinaria,-y at
lo he leido en los peri6dicos,-para considerar el Met
saje del Sr. President de la Repfiblica vetando 1
Ley a que nos estamos refiriendo, y, atendiendo a su
objcciones, votaria entonces el Proyecto de Ley qu
nos ha remitido, lo cual ya es otra cosa.
No nos quedan, pues, mis que uno de estos do
caminos para poder ocuparnos, a nuestra vez, de es
Proyecto de Ley: que el Sr. President de la Repdi
blica nos convoque a una Sesi6n Extraordinaria coi
esa finalidad, o que nosotros, entendiendo que nuestr
Reglamento lo autoriza, como lo ha entendido la Ca
mara de Representantes, nos reunamos motu propi(
tambiiin, en Sesi6n Extraordinaria al mismo objeto
Lo primero me parece lo mas expedite, acaso lo finica
mente indicado; lo otro me parece muy irregular, su
mamente an6malo, no se ha hecho hasta ahora, y se-
ria interpreter de una manera muy lata la Consti-
tuci6n; pero higase a la iniciativa del Sr. Presiden-
te o a la nuestra, lo que result de todo punto evi-
dente es que este asunto no lo podemos ya tratar antes
del primer lunes de noviembre mas que en Sesi6n Ex-
traordinaria.
Propongo, por tanto, al Senado, en primer lugar,
que se consignen en acta todas estas manifestaciones
mias, y en segundo lugar, que acordemos suspender
esto acto desde luego, sin ocuparnos absolutamente
nada de los objetos a que se refiere la Orden del Dia
que cu la citaci6n hemos recibido.
SR. TORRIENTE: Pido la palabra.
SRt. MAZA Y ARTOLA: Como euesti6n previa hago
esta petici6n, Sr. President.
SR. PRESIDENTE (NtlrEZ) : La tiene el Sr. 'Ti.. ii..
SR. TORRIENTE: Sres. Senadores: La petici6n que
acaba de hacer mi querido compafiero el Sr. Maza y
Artola me obliga, contra mi deseo, a usar de la pala-
bra en estos mementos, porque en la forma en que 61
ha plantoado la cuesti6n tenemos necesariamente al
votar que resolver un problema de que yo habria de
tratar un poco mis tarde.
El Sr. Maza y Artola ha examinado la cuesti6n en
varies aspects. Para mi hay un aspect fundamental
con relaci6d a la Constituci6n, y que es el inico que
voy a tratar, porque es el ihnico obsticulo insuperable
para, entrar en la discusi6n de la Ley de la Camara.
Segfin el Articulo 62 de nuestra Constituci6n, el
SPresidente de la Repibliea, cuando recibe algdn Pro-
yecto de Ley votado por el Poder Legislativo dentro
de los diez uiltimos dias de una Legislatura, tiene el
dereco o de hacer saber al Congreso que se propose
utilizar do los diez dias que la propia Constituci6n le
concede para ejcrcitar ]a prerrogativa del Veto, al
objeto do powder estudiar con detenci6n aqu6l. En esas


lo condiciones, cuando se vot6 el Dictamen de la Comi-
p- si6n Mixta, que en su dia nombrara el Congreso para
, ponerse de acuerdo sobre el Proyecto de Ley referen-
a- te al Empr6stito e Impuestos, el Sr. President de la
s- Repfblica nos dirigi6 un Mensaje, la ultima tarde que
e, estuvimos reunidos aqui, el dia-trece, en que debia
n- cerrarse la Legislatura, anunciando que se reservaba
n el derecho de utilizar todo el t6rmino citado. Nosotros
- aqui acordamos, conform a la Constituei6n, permane-
se cer reunidos a ese objeto y asi lo comunicamos a la
n Camara de Representantes; pero la Camara, que ha-
a, bia recibido igual Mensaje del Sr. President de la
;r Repiblica, no celebr6 Sesi6n esa tarde y por eso, pa-
i- rece, no pudo enterarse de dicho M',-1' i'....
SR. MAZA Y ARTOLA: La celebr6 por la noche.
S SR. TORRIENTE: Celebr6 por la noche una Sesi6n
SExtraordinaria, que convoc6 a petici6n de una gran
i ayoria de sus miembros el Presidente de la Cimara.
S Pero es el caso que un dia la CAmara de Represen-
Stantes recibi6 el Veto del Sr. President de la Repfi-
s blica al Proyecto de Ley de que se trata, y su Presi-
e dente convoc6 a Sesi6n Extraordinaria para tratar
de ese mismo Veto. Conforme con nuestra Constitu-
s cion, un Proyecto de Ley vetado por el Sr. President
e de la Reptiblica, debe ser discutido de nuevo en el
Cuerpo .Colegislador de done procede, y asi, pues,
n aqu6 dirigi6 su Mensaje a la Camara de Represen-
o tantes, en donde se habia iniciado el Proyecto, para
que la mia.na lo reconsiderara. Conforme a la Cons-
tituci6n, la (',,In.I,:, al recibir el Veto, dcbi6 inser-
tarlo integramente en el Acta de la Sesi6n, procedien-
do I -1,1.'. a diseutir y votar el Proyecto de Ley re-
chazado por el Ejecutivo, y, si las dos terceras par-
tes del nfimoro total de miembros de la Chmara, vota-
ba de nuevo a favor del Proyecto, entonces enviarlo
con las objeciones del Sr. President de la Reptblica
y por tanto con una copia del acta de la Sesi6n a este
otro Cuerpo Colegislador, debiendo aparecer en dicha
acta los nombres de los Representantes que hubieren
votado a favor y en contra, porque la Constitucidn
exige terminantemente que todas estas votaciones sean
nominales.
Un Pr1gecto de Ley de una Comisi6n cualquiera
del Congreso, de la Cdmara de Representantes o del
Senado, cuando se trae a discusi6n al Cuerpo a que
correspond, es aceptado o rechazado, segiun se haya
votado por mayoria de votos aceptarlo o rechazarlo.
I)e manera que si nuestra Comisi6n de Hacienda y
Presupuestos en su dia hubiera preparado un Pro-
yecto de Ley cualquiera y lo hubiera traido a discu-
sion y no se hubieran reunido la mitad mas uno de
los votos necesarios en una Sesi6n Ordinaria para
aprobar un Proyecto, es indudable que el mismo hu-
biera resultado rechazado. Asi tambien, segfin el Ar-
ticulo 62 de la Constituci6n, cuando se trata de un
Proyeeto de Ley ya vetado por el Sr. President de
la Republica y se necesitan por eso las dos terceras
parts de los votos de la Camara respective para pa-
sar sobre el Veto y que result aprobado el Proyecto,
si no sc reune ese nimero de votos, entonces sucede
]o que el propio articulo de la Constituci6n determine
en su filtimo pArrafo, esto es, que por quedar decha-
do totalnente el Proyecto no puede tratarse de nuevo
en la misma 1.. il.,in, .1.
Sit. MAZA Y ARTOLA: Pero ademlis se trata de un
em prlstito.
S. TSr1.. 1 ,c:: A116 voy. De manera que 'eumplien-
do con el uiltimo parrafo de ese articulo 62, no podra
tratarse de] particular que aqui nos reune, sino en
otra Legislatura; y como esto resultaria grave en


_ I I____








DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


moments de tanta urgencia, en que el Gobierno ne-
cesita de creditos para tender probablemente a las
necesidades de la guerra international, el finico cami-
no que existed es el de que el Sr. President de la Re-
pfiblica convoque a una Sesi6n Extraordinaria inme-
diatamente. Por eso, a mi juicio, conforme a la Cons-
tituoi6n, cuando la Cimara se reuni6 y no tuvo votos
-,,6..-, .1 para mantener el Proyeeto de Ley vetado
por el Sr. President de la Repiiblica, debi6se en el acto
dar por desechado el mismo, sin perjuicio de que el
Sr. President de la Repiblica nos hubiera en seguida
enviado un i'. i. ... pidi6ndonos que nos reunieramos
en Sesi6n Extraordinaria y que redactlramos otro
Proyecto de Ley, y ya hoy podiamos estarlo votando.
Eso era lo inico que cabia hacer y lo inico que no
se hizo.
Y si los Sres. Senadores recuerdan el articulo de la
Constituci6n que he citado, y que seguramente todos
sabian de memorial, como yo, se encontraran conque
este Senado no pnede reunirse mAs que para tratar
del mismo Proyecto de Ley que ha sido vetado, y no
de otro nuevo, como el que ha votado la Chmara de
Representantes. Como, a la inversa, si el Proyecto se
hubiera originado en el Senado, la Camara no hubie-
ra podido haccr nada mAs que eso mismo. Y por eso,
todo esto es, a mi juicio, un grave obstAculo para la
constitucionalidad de la Ley, si el Proyeeto de la
(' Ui, s se aprueba sin hacer caso a mis objeciones.
Asi como un dia y otro en este Senado he sostenido
que era necesario, completamente necesario, que ol
Congress votara 1na Ley dando facultades at senior
President d:' Ja Republica para contratar un empres-
tito y creando a la vez los impuestos necesarios, por-
que el Decreto que en 26 de mayo pasado habia dicta-
do ,.i,'1 podia producer graves controversial si se
intentaba ponerlo en vigor, que obligaran a los Tri-
bunales de Justicia a declarar la inconstitucionalidad
de dicho Decreto, asi tambien ahora, de la misma
m.anera que entonces entendi que debiamos poner
en manos del Sr. President de la Repfblica una Ley
que le permitiera hacer lo que el Congreso y 61 en-
tienden que debe de hacorse en estos moments, career
que si seguimos el camino err6neo tomado por la Ci-
mera de Representantes vamos a colocar esta Ley en
condiciones de que tambidn mafana se discuta ante
los 1T8' I,1in,, de Justicia su inconstitucionalidad; y
si el T i'.1, .1 Supremo, resolviendo como siempre re-
suelve, conforme a su conciencia, entiende que la
misma no so ha votado por el Congreso conforme es-
tablece el articulo 62 de la Constituei6n, asi lo de-
clara...
SR. YEno: Para una Cuesti6n de Orden, pido la
palabra.
SB. PRESIDENT (NU2NEZ) : La tiene el Sr. Yero.
Sn. YEr : Para solicitar la pr6rroga de la Sesi6n
hasta que diseutamos y votemos el Proyecto de Ley de
la Camara.
SR. M ZA Y ARTO1A: T...I ;.1 no hemos llegado a
el, y ya se va a tonar ese acuerdo ?
Sn. YERo: Ilasta todo lo que sea objeto de la Scsi6n
de hoy. gNo es objeto de la Sesi6n de hoy la discusi6m.
de ese Proyecto do la Camara de Representantes ?
Sn. MAZA Y ARTOILA: Pero eso seria prejuzgar el
problema que esta planteado.
Sn. YEio: Queda resuelta la segunda part, si esa
primer part so resuelve en el sentido propuesto
por el Sr. Maza y Artola. Si se resuelve en sentido
contrario...


------- ----~- --Y-Y--ilillllPIIII11111113


SR. TORRIENTE: De manera que el Sr. Yero pro-
pone que sigamos discutiendo hasta terminar este
asunto, cualquicra que sea la resoluci6n que recaiga ?
SR. MAZA Y ARTOLA: Sin que so entienda prejuz-
gado el punto que se esta discutiendo.
SR. PRESIDENTE (Ni1NEZ) : E..., de acuerdo el Se-
nado con la pr6rroga de la Sesi6n?

(Seniales afirmalivas).

Acordada.

SR. i'.. i '. 1:: Decia, Sres. Senadores, que el Tri-
bunal Supremo de Justicia cumplirA con su alta mi-
si6n de velar por la pureza de nuestra Constituei6n.
Cuando el Poder Ejecutivo, por error o por cualquier
otro motive, viola la Constituci6n, no tiene esa viola-
ei6n la misma importancia que si la realize el Poder
Judicial, que es cl Poder llamado a velar por la
pureza do la misma y por cso no es tan grave que
el Congreso, al votar una Ley, falto a los preceptos
de la Constituei6n, que si esa violaci6n no la declare
el Tribunal Supremo de Justicia, cuando alguien de
61 lo solicite, ya que es cl ilamado a interpreter la
Carta Fundamental y declarar cuales Leyes son in-
constitueion ales y cuAles no. Y como el Tribunal Su-
premo no abandonara esa facultad, much me temo
que en su dia declarard la Ley inconstitucional, si so
aprueba el Proyeeto que nos ha enviado la ('II ,i i
de Representantes. Y qu6 es lo que habremos hecho
entonces ? ITaber puesto en manos del Sr., Presidente
de ]a leptiblica una Ley que le sera tan poco fitil, a
mi juicio, como aquel Decreto de 26 de mayo, pro-
puesto y refreedado por su Secretario de Hacienda.
Es decir, que so encontrara con que los ciudadanos
disentirain la legitimidad de la Ley, acudirin a los
Tribunales de Justicia, plantearLn toda clase de cues-
tiones. Para evitar todo eso, por que no hemos toma-
do cl camino recto, que es el mis 16gico, sencillo y
necesario para llevar a votar una Ley cumpliendo
todos los requisitos constitucionales? Que en la Ley
figure tales o cuales impuestos no tiene gran impor-
tancia. Aqni podemos algunos estimar unos impuestos
muy buenos y otros pensar que son muy il..,,i;ii..
pero el problema fundamental que no podemos olvi-
dar es que una Ley votada conform a la Constitu-
ci6n todo el mundo esti obligado a cumplirla y los
Tribunales a mantenerla, y en cambio, una Ley como
la que se lniere votar, pudieramos correr el peligro
de que so declare inconstitucional.
Entieodo, e, pues, que nosotros no podemos en esta
Sesi6n de hoy tratar de una Ley que la ii, .i de
Rereseontantes no ha votado conform a los preceptos
de la Constitueion, y con &sto termino, por ahora.
S8. DoLz: Pido la palabra.
S,. 'RESIDENTE (NSi'lE) : La tiene el Sr. Dolz.
Su. Dolz: Ya ha oido el Senado dos autorizadas
opilioiies de dos abogados ilustres. Va a oir ahora
etra tereera opinion, porque donde quiera que so
reunan tres abogados, hay tres opinions distintas. El
Senado despues escogera...
SR. MAZA Y ARTOLA: El Sr. Torriente y yo casi
estam os ni i', ... 1,
SR. DOLz: No estin identificados, son dos opinions
distintas. Si la Camara de Representantes hubiera
tomado cl Acuerdo que el Senado tom6 de manifestar
su deso de continuar en Sesiones en vista del anuncio
del Sr. President, no habria punto a discutir. Esta
seria una Sesi6n Ordinaria.







DIARIO DE SESIONES DFJL SENADO 5


SR. MAZA Y ARTOLA: Tampoco, Sr. Dolz, porque
habrian pasado los diez dias sefialados por la Cons-
titucidn.
Sn. DOLZ: Ya eso es para mi la exageraci6n do una
opini6n, no es una opinion.
SR. MAZA Y ARTOLA: Es de la Constitucidl, (que 1o
dice bien claro.
SR. DOLZ: El Sr. Maza y Artola tiene tanto derecho
a entenderlo asi como yo a entenderlo de otra manera.
Cuando una Ley puede tener dos intcrpretaciones,
uno no se puede arrogar derecho preference; yo no
me 1o arrogo preference, sino igual al Sr. Maza y
Artola, que es el lugar mns equitativo en que puedo
colocarme.
En efecto, un Congreso esta funcionando, esta dic-
tando Leyes y el Presidente de la Repfiblica goza de
la I 1. u! ,. de vetarlas; pero el Congreso vota icyes
en los tiltimos dias de una Legislatura y como el
President tiene diez dias para estudiarlas, por si es
conveniente ponerles Veto, la Constituei6n le dice al
President que cuando piense vctar o cuando no haya
estudiado una Ley votada ci e sos ultimos dias de Le-
gislatura, le comunicara su deseo al Congreso, de
aprovechar los diez dias ique l da la Constitueidn
paIa el studio de las Leyes, a fin de que permanezea
o no reunido durante ese tiempo, al objeto de que
si vela la Ley se eneuentre el Congreso reunido a pesar
dl ceierre de la Logislatura, y tenemos un Coilgreso
roeuido con una Legislatura cerrada, que luego ex-
plicar6 yo que es eso en derecho; pero ese es el fenll-
meno que so da: un Congreso abierto a virtud de
una Legislatura cerrada.
Y viene el Veto, que cae n un Congreso abierto
con Legislatura cerrada. 0
SR. TORRIENTE: ITiL Legislatura no estf cierrada!
i Esti abierta para ese solo objeto!
SR. DoLz: Para mi estl ccrrada y esta cerrada,
porqc ie e 1o contrario podriamos tratar de otros
objetos, y como nos los podemos tratar, es la )pr'ubal
de que esta corrada.
SR. TORRIENTE: Pido la palabra.
Sn. D)or: Luego explicar6 que es eso. Pero ddjon-
me explicar mi opinion como yo he dejado explicar
la do los demrns. Cae el Veto, en efecto, en un Congroe-
so abierto con Legislatura eerrada, que se corr6 el
trcc e d este mes, y que tendrl atribuciones limitada-s
con respccto a un solo particular, pero cerrada, pues-
to queo no so puede tratar de ningilln otro particular.
Llegamos al Veto. Y ,cqu6 es el Veto? El Veto es la
devolucidn que hace el Poder Ejecutivo al Legislati-
ve, expo0 idndole las razones que tiene para no acep-
tar iuna Ley por estimarla inconveniente, y por eso
dice la Constituci6n que la devolvera con sus obje-
clones y no ]a devolverd a sccas; y si se devuelve la
Ley con sus objeciones, un Cuerpo consciento, inte-
ligente como un Congreso, no puede hacer menos que
lo que haria. cualquier persona sensata, y cs absolute.
mente impossible que se encicrre ese Cuerpo consciell-
to e inteligente en tenor forzosamente que confirmar la l
Ley por cl voto de las dos terceras parties. Cuando a
una persona sensata so le presentan objeciones lo r
monos que puede hacer es aceptar las objeciones...
SR. MAZA Y ARTOLA: Pero nosotros ya s6lo en otra
Legislature. (
SR. Ionz: Eso no lo dice la Constitucin.
SR. 1l. v ArTOLA: Resulta de ella bien claro.
SR. DfOz : La Constitucion no puede decir el A, B, C, t
de estas cuestiones, que para interpreter la Consti-


tuei6n estAn los jurisconsultos Sres. Ti,' i',.,I,- y Maza
y Artola.
De manera que Ilega el Veto con sus a.li ;.....-' a
la ( '.' .. de I;. *. ,i .. iii. i y 6sta dice: me parecen
muy fundadas las objeciones del Sr. President de la
Repfiblica. iQud bNieu ha pensado el Sr. President
de la Repiublica! i Qu6 temeridad seria ratificarla por
las dos terceras parties! Qu6 es 1o que tenemos que
velar? El inter's de la Repfiblica, pues aceptamos las
objeciones del Sr. President de la Repfiblica y hace-
mos la Ley de acuordo con las objeciones del serfor
President. &Esto no To puede hacer un Congreso?
SNo ? Pues no lo comprendo, puesto quo eso lo puede
hacer cualquiera persona; a una persona a quien yo
le haga una observaciOn, que es una especie de veto,
respect do un document que me present, puede
decirme: me parece muy razonable su objeci6n y lo
enmiendo. ;,Es o no o puede hacer el Congreso? El
Veto renueva la material, la propone nuevamente al
Congress, y el Congreso tiene estas tres cosas: por
las dos terceras parties desecha el Veto y queda inte-
gra la Ley, pasando por encima de la Proposici6n, o
no la hace nada y entonmes mata la Ley, ,1, i.i1.. vi.-
gente, en todo su vigor, el Veto. El tercer camino es
aceptar las objeciones y dictar una nueva Ley, aco-
modandola a las objeciones, poniendo en armonia al
Poder Ejecutivo con el Legislativo y hacienda una
Ley arm6nica cntre los dos Poderes, que es el fin pri-
mordial o indispensable para el bien del Estado; y
esto filtimo fu6 lo que hizo, muy bien, la CAmara de
Representantes.
De manera que si la Camara de Representantes,
Sres. Senadores, hubiese tornado el acuerdo con el
Senado de permanecer abierta para esperar cl Veto
del 8r. President de la Rep6blica, aqui, a mi juicio,
el mas humilde de todos, no habria cuesti6n, no ha-
br1a material opinable.
La Camara, en SesiOii Oidinaria, ha podido aceptar
el Veto, rechazar el Veto, hacer una nueva Ley
aeeptando las objeciones, las modificaciones del Eje-
cutivo, perfectamente! Eso para mi entra en la cate-
goria de los particulares indiscutibles, fuera de debate.
Ahora entra el punuto do debate, porque los hechos
humans no se presentan siempre con esa claridad y
correcei6n con que deseariamos todos que se presen-
taran. Hay un iceonveniencte: que la Camara de
Representantes no tomn el acuerdo, concurrent con
el Senado, de permanence abierta para oir el Veto
dlc Sr. President. y ahi fallO, ahi empezC l a emnara-
iarse el asunto. En rcalidad, ese es un inconvcnien-
tc. Asi las cosas, si hasia ahi hubieran Ilegado las
cosas, la Legislatura bhbiera quedado .1 Ii... ; r..... ,i
corrada el dia trece. Si el Congreso no hubiera mani-
festado su deseo de oir el Veto, cl Veto del Sr. Pre-
*sidente de la Repiliblca hubiera caido en el aire, en
in Congress cerrado. Pero he ahi que la Camara de
Representantes, que no habia tornado el acuerdo de de-
elarar su deseo de permanecer abierta para oir el
Vlto del Sr. President de la Repidblica, no solamen-
e r I ..'. *i su deseo, sino que ejecut6 su deseo: se
'enni5, oy6 el Veto y vot6 uma Ley. De fact hizo
ias jque una declaracidn : manifesto con aetos solem-
is ese Cuerpo su deseo firme, ardiente, formidable,
indestructible, de estar abierta para oir el Veto, para
liseutir el Veto del Sr. President. Esa situaci6n, de
acto, crea el derecho, porque cl derecho se crea de
ieehos...
SR. MAiA Y ARTOLA: Como asi vivimos, en una si-
uanci;n de facto, seria para ponerse con ella a tomo.
SR. DOTL: Asi vivimos desde que existe el derecho,








6 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO
^- ,ii^mll--i-m^--^^^^^^*'"!1 1 -*'^ ^ ^-*" ^'^**^""*'*^""M^*'~'--^^ ------- -- --_ --- -^^


que no es mAs que un regulador de los actos; si i
hubiera hechos, no hubiera derecho. Luego el Der
cho vive regulando hechos. Ahora, :.1 i',",, i .,I es
y digamosle a la CAmara de Representantes: Cimara
ti no tenias deseos de continual funcionando pai
conocer el Veto. ,C6mo? nos dirA la Camara. gN
tenia deseos ? Si me he reunido, si se ha lcido, y se h
discutido, y hasta he votado una Ley!
He ahi, pnes, estas demostraciones de hechos qu
vienen a equiparar el estado de jure del asunto i
mismo nivel que si la Cimara hubiera expresado (
deseo de permanecer abierta. Los actos de la CAmara
porque despu&s de todo, esa declaraci6n de deseo d
la Camara no es mis que una demostraci6n del con
sentimiento, y el consentimiento es expreso o tAcitc
Este conscntimiento tacito de la Cimara de Repre
sentantes viene a equiparar la cuesti6n jure en e
mismo nivel que si la Camara hubiera acordado per
manecer abierta para oir el Veto.
Vean los Sres. Senadores c6mo yo entiendo y esti
mo que ya entramos completamente en el asunto, sen
cillamente y hemos allanado la inica, dificultad, por
que la buena, la verdadera doctrine de Legislaci6r
es la que va allanando, la que va suprimiendo difi
cultades para avanzar, no la que va creando obstAculo
para paralizar.
Vnase c6mo se allana ese obsticulo. Es verdad que
la Camara no tom6 un acuerdo expreso y formal ma-
nifestando sus deseos de estar abierta; pero es ver.
dad que manifest su deseo tciito de estar abierta
para oir el Veto, y el nivel de Derecho se consigue
con esta fAcil y sencilla interpretaci6n, y en este
sentido estamos en una Sesi6n Ordinaria fuera de
la de la CAmara de Representantes. Ordinaria es 6sta
del Senado. Ordinaria de que Legislatura? De la Le-
gislatura fenecida el trece de este mes.
i C6mo, me dirAn, qu6 atrocidad, Ordnmria de una
Legislature fenecida! Si, por una ficci6n del Derecho,
porque despu6s de todo el Derecho no puede vivir sin
las :i--;...... y le voy a demostrar al Senado, de una
manera exacta, con toda la frascologia misma que
usaba el Sr. Maza y Artola de Legislatura improrro
gable, fenecida el dia trece, que no puede actuarse,
que no puede prorrogarse. Ah, ven sombras en una
cuesti6n sencilla!
En el procedimiento civil, en los juicios, existed un1
precepto sustancial dentro del juicio, en el cual el
juicio se abre a prueba, y van a ver los Sres. Senado-
res la actitud similar del Veto del 8r. President coni
las Leyes votadas en los filtimos dias por el Congreso.
Se abre a prueba el juicio, so abre por un t6rmino
que puede prorrogarse o llevarse hasta cierta ampli-
tud, pero que al fin es absolutamente improrrogable,
que no puede hacerse nada despu6s del dia en que ha
fenecido el t6rmino improrrogable...
Sn. MAZA Y ARTOLA: Si, la confesi6n judicial puede
tomarse hasta antes de la citacidn para sentencia.
SR. DoLz: No, no me refiero a eso, a la prueba...
Sn. MAZA Y ARTOLA : Ese es ui medio de prueba.
SR. D1)oI: No, me voy a 1 i. r 1i al t6rmino de prue-
ba que llegado tal dia fenecido no puede prorrogarse.
Es mas, hay otro precepto que dice que la prueba. que
se practicare despu6s de ese dia sert i. i.:.-i-. Pues
bien, van a ver los Sres. Senadores prueba practicada
despu6s de ese dia perfectamente eficaz por una ficci6n
del Derecho.
Cuando una de las parties promoviere pruebas du-
rante los tres filtimos dias del termino improrrogable,


1o la otra tiene tres dias despu6s de cerrado el t6rmino
e- improrrogable para proponer pruebas.
o, Cuando el Congreso vota en los filtimos dias de la
i: Legislature una Ley, el Presidente tiene esos dias,
,a despu6s de fenecida la Legislatura, para comunicar-
'o lo al Congreso, y este, entonces, aprovecha esos dias
a despu6s de la Legislatura para realizar con eficacia
actos, que por una ficci6n de derecho, se encuentran
dentro de una Ley.
1 Sn. MAZA Y ARTOLA: Pero esto no lo autoriza Ley
l alguna.
, SR. Doz: Esto lo autoriza la interpretaci6n del
e comentarista...
S- S. MAZA Y ARTOLA: No senior.
- SR. DOLZ : No veo por qut6. Hay algin precepto que
- diga que es improrrogable la Legislatura? Que no
l vale nada de lo que se haga despuns de la Legislatura?
,Es improrrogable el t6rmino de prueba? Cuando ma-
liciosamente el litigante o maliciosamente el Congreso
- vota una Ley en los tres fltimos dias de su Legislatu-
- ra, viene la apertura de ese subperiodo, que por una
- i.;. ',, de dereeho no es mas que una prolongaci6n
Sde la Legislatura anterior. Esta Legislatura pertenece
- a Ia Legislatura Ordinaria, fenecida en trece de este
s mes.
SR. MAZA Y ARTOLA: Ese es el colmo del sofisma.
SR. DOLZ: De la calificaci6n legal, juridica, y me
atrovo a suscribirla y remitirla a las Academias de
derecho, con mi firm.
Estas Legislaturas en las cuales un Congreso per-
manece abierto para resolver sobre un Veto de una
Ley votada en sus flltimos dias, es una Sesi6n Ordi-
naria de la Legislatura fenecida, que por una ficci6u
deoereccho estA actuando s61o respect a ese particu-
lar. Es la calificaci6n juridica y legal de esta Sesi6n.
Do manera que ya ven los Sres. Senadores clara-
mente explicado lo, que es esta Sesi6n. E-,i, Sesi6n cs
porque el Presidento manifesto su deseo de vetar una
Ley, la del emprestilo y, en efecto, la utilize; y como
te(nemos que expresar nluestro deseo de conformidad o
no con ese Veto, estamos reunidos en la Legislatura
;I(antrior, que por todas estas disposiciones se ha pro-
rrogado al solo efeccto de discntir ese Veto. Si le
(qitamos la discusi6n doe se Veto, entonces le hemos
qniitado, hemos destruido la fnica fleei6n para podei
vivir. Son interpretaciones quo conducen a la mnuer-
to, y la mia conduce a la vida.
Pero ademas, y en definitive, qu6 es lo que se dis-
cute? Porque hay otro aspect de interpreter las Lc-
yes: el aspect fundamental. Desprend6monos de las
minucias de este precepto y aq(uel principio. I Qui es
lo que se esta discutiendo?
I Tn Senador distingunido, que no es abogado, pero
que tiene buen ojo juridico, me decia pocos moments
antes, aqui en el pupitre: "En definitive, ese precep-
to es una limitaci6n para el Ejecutivo, pero no tine
que ver nada con el Congreso." Y es verdad quc
no tiene que ver nada con el Congreso; es una limit.
ci6n para el Presidente de la Repfiblica. La facultad
soberana del Congreso para recibir un Veto y para re-
solver sobre 61, es del Congreso; eso no se lo da el
deseo de permanecer rennidos diez dias despu6s. De
manera que substancialmente, a qui6n le estamos
arrebatando atribuciones? Substancialmente, gqu6
atribuciones estamos ejercitando que no sean propias
del Congreso ? Qu6 estamos haciendo sino oyendo y
resolviendo sobre ese Veto? I Acaso no tenemos facal-
tades para ello ? Acaso en lo fundamental, en lo subs-
tancial, ~no estamos en nuestra esfera, en nuestra







DIARIO DE SESIONES DET, SENADO 7


jurisdicci6n? Pues esto es lo fundamental: pasemos
por encima de minucias, porque esas minucias van a
perjudicar 1o fundamental.
Por lo tanto, recomiendo a los Sres. Senadores que
oigan la lectura do este Proyecto de Ley do la Camara
de Representantes; que no discutan minucias y, sobre
todo, que no diseutan ese otro aspect, porque ya esa
cuesti6n de facts de que la (',,1., haya votado una
Ley, nos coloca en una situacidn especial; que com-
prendamos que tenemos frente a nostros, en una pro-
longaci6n do la Legislatura fenecida, un Proyeeto de
Ley autorizado por un Cuerpo Colegislador on la
plenitud de sus facultades, que nosotros no podemos
discutirle; porque ann cuando nostros reconociramos
que la Cimara hubiera obrado inconstitucionalmente;
aun cuando aqui todos y eada uno de los Sres. Sena-
dores supieran que la (' 1,11 1.1 habia violado la Cons-
tituci6n, esa si que no es atribuci6n del Senado, por-
que el iinico organism que tiene facultad para decir
que se ha violado la Constituci6n, es el Til,.iIii.IlI Su-
premo.
Y eso si seria arrogarnos atribuciones de que ea-
recemos.
La Ley de inconstitucionalidad manda que cuando
uno de los litigantes en el jucio arguye la inconstitu-
cionalidad de una Ley, el Tribunal, reserv6ndose o
absteniendose de resolve sobre ese particular, d6 lugar
al recurso de casaciOn ; pero si ni los tribunals infe.
riores pueden resolver sobre la constitucionalidad o
inconstitucionalidad de una Ley, jc6mo va el Sena-
do a resolver sobre la constitucionalidad o incons-
titucionalidad de los actos de la Camara de Repre-
sentantes? No cabe m;s -in- discutirlo.
Ese Proyeeto, para mi es un Proyeeto de la C.-
mara, como todos los Proyectos que vienen aqui do
la CAmara de Representantes. Nosotros no podemos

dar un paso atr6s en ese Proyecto. Ese Proyecto no
tiene para nosotros 'mis vida que al Ilegar a esa
M. ..., en el Senado; hasta llegar a esa Mesa para
nosotros es reservado, es de la Cimara de Represen-
tantes. La ('.;,n i I de Representantes ha violado la
Constituei6n, ha votado ese Proyecto de Ley sini
quorum, en Sesi6n Ordinaria, sin haber expresado
su desco de permanocer abierta. El Senado no es juoz
do la Camara do Representantes. No tiene, confor-
me a la Constituci6n, facuiltades para declarar la
inconstitucionalidad de esa Ley, el finico que puede
hacerlo es el Tribunal Supremo de Justicia.
VEase si mi interpretacidn es s6lida que enando so
]e ataca se la defiende. Cuando se ven las dificulta-
des os que llegamos a la conseeuencia de que se va
a leer en. esta Scsidn un Proyecto de Ley de la
Camara, y que este Senado no tiene mats que estos
dos caminos: o aceptar el Proyeeto o rechazar el Ve-
to y reformar el Proyeeto de la Camara de Repre-
sentantes.
SR. MAZA Y ARTOLA: Pido la palabra.
SR. TORRTENTE: La tenia pedida yo, Sr. Presiden-
to. Ninglin otro Sr. Senador la habia pedido antes
que yo.
Sn. PRESIDENTE (NIiTEZ) : Tiene la palabra el senior
' .! I I, I .
SR. TORRIENTE: Yo estoy, el Sr. Dolz lo sabe, de
aenerdo con algunas interpretaciones suyas, pero con
otras no. Declaro aqui que no me preocupa el proble-
ma de lo que haya hecho la Ciamara de Representan-
tes, en relaci6n con este Proyeeto de Ley, y que lo
que me interest es que nosotros no violemos la Cons-


s titucion en lo que se refiere a nuestras facultades, a
las que nos da esa propia Constituci6n. El precepto
de 6sta, que ahora discutimos, lo copiamos de la Cons-
tituci6n Americana. En los Estados Unidos se esta-
bleci6, porque hace dias que en la iltima Sesi6n del
Congress, en cada legislature, pasaba lo mismo que
pasa aqui en Cuba, todo el mundo pedia que se vota-
ran los Proyeetos demorados que les interesaba, y a
iltima hora so cersaban centenares de leyes a la san-
ei6n del Poder Ejeeutivo. El Presidente en los.Pri-
meros tiempos de la Reptiblica, se trasladaba a la
Presidencia de una do las Camaras, situadas como es
sabido en el mismo i 1;.. i., y segun se iban votando
el tiltimo dia de la legislature las leyes, so les iban
presentando y las sancionaba o las guardaba sin re-
solver sobre ellas y entonces nunca se convertian en
leyes, porque conform a los precepto's que regian,
si no se sancionaba la Ley no habia Ley. De ahi que
so les ocuriera hacor lo que nosotros hemos copiado:
cuando se llega al final de una Legislatura y el Pre-
sidente entiende que puede tener necesidad de vetar
una Ley, ie avisa a las C6maras, y 6stas entonces
aeuerdan quedar reunidas para ese solo fin, para co-
nocer del Veto del Sr. President.
Por tanto, la Legislatura no esti abierta mas que
para tratar de aquellas leyes que el Presidente de la
Repfiblica, oportunamente anunciara que tomaria to-
do el t6rmino constitncional para estudiarlas. Esta-
eos, pues, en una Sesi6n Ordinaria de la Legislatura
que aun no se ha cerrado, y lo prueba que el Sr. Dolz,
como Presidente del Senado, tendra buen cuidado,
cuando los trabajos de la misma se inserted en el Dia-
rio de Sesiones, de hacerlos incluir entire los de la
Legislature que debi6 cerrarse el dia trece y que
s6o1 por los particulars dichos esta abierta.
SR. DoLz: E-1 ,. I.i II... ,.
SR. TORRIENTE: Do manera que no cabe duda de
que Esta es una Sesi6n Ordinaria de la filtima Legis-
latura, en la que no se puede hacer otra cosa que
conocer del Veto del Sr. President de la Repfiblica,
y nosotros no estamos conoeiendo del Veto del senor
President do la Repfiblica. El pirrafo 29 del Ar-
liculo 62 de la Constituci6n es terminantc. Vean los
Sres. Senadores lo que dice la Constituci6n: "Si des-
pu6s de esta discussion dos torceras parties del numero
total de los miombros del Cuerpo Colegislador, vota-
son en favor del Proyecto o Resoluci6n, se pasar4 con
las objeciones del Presidenie, al otro Cuerpo, que
tambien lo disculiri, y si por igual mayoria lo aprue-
ba, sera Ley." El Cnorpo Colegislador que debia
conocer del Veto del Sr. President, en este case, era
la ( I11 ..1. de Represenlantes; de alli surgi6 la Ley,
la iniciativa fuC de la CAmara y a ella se envi6 el
Veto. Despu6s, en lo quoe ha hccho la Camara no me
meto; no tengo yo que resolve si ella ha violado o
no la Constituci6n, To que no quiero es que la violo
el Senado, y en filtimo easo, no violarla yo, y eso su-
eederia si en esta Sesion, que se celebra s6lo por cono-
eer de una Ley vetada y vuelta a votar por la Ca.-
mara, se trata de un Proyeeto distinto como es el que
aqui se nos ha mandado. Y para llegar a esta conclu-
si6n no necesito estudiar, come el Sr. Maza y Artola,
si se vot6 o no por. las dos tcrceras parties de los
miembros de la C6mara.
Nosotros estamos reunidos por virtud de ese Pro-
yecto que ha venido de la Cimara de Representantcs
y no podiamos dejar de reunirnos para estudiar lo
Itcho. Ya rennidos, tenomos que resolver que habien-
do la ('.;iu, de R. p., 1. fI.ntl. votado ahora un pro-







8 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO
t ,,------


yecto de ley distinto al que fuu vetado por el Sr. Pre-
sidente de la Repfiblica, y que no es ignal al que sur-
gi6 del'dictamen de la Comisi6n Mixta y produjo el
Veto, no podemos considerarlo'. Eso es lo que tiene
que resolve el Senado, y esto no obsta a que maiana
se cite a una Legislatura Extraordinaria para tratar
de nuevo del empr&stito y de los impuestos que seen
necesarios.
Este es mi criteria, que es muy parecido al del
Sr. Maza y Artola, pero no quiero entrar a examiner
la conduct de la Cimara de Representantes, lo mis-
mo que no he de tratar de lo expuesto por el Sr. Dolz
de que se cit6 por haber acordado nosotros quedar
reunidos. Anunci6 mi oposici6n al Proyecto que se
quiere hoy discutir para evitar que se planteara ma-
fiana el problema de su inconstitucionalidad ante los
Tribunales de Justicia, que, como muy bien ha dicho
el Sr. Dolz, serian los inicos llamados a resolverlo.
Lo que acabo de expresar es mi criteria, que no
trato de imponerlo a los demis. Cada uno vote con
forme a su conciencia. Yo a lo que aspiro es a no ser
un violador de la Constituci6n, aqui donde se viola
la Constituci6n todos los dias invocandose para ello
hasta la salud de la patria. He procurado siempre no
violarla y si alguna vez he faltado a ella, habra sido
por ignorancia, pero conscientemente, no voto una
Ley cuando entiendo que realize con ello un acto con-
trario a la Constituci6n. Anuncio por eso que votar6
en contra de la aceptaci6n de ese Proyecto de la
Camara.
SR. MAZA Y ARTOLA: Pido la palabra para rectificar.
SR. PRESIDENTE (NMREZ) : La tiene el seflor Maza
y Artola.
Sn. MAZA Y ARTOLA: Sres. Senadores: yo he admi-
rado aqui muchas veces el arte habilidosisimo de nues-
tro querido e ilustre compafiero el Dr. Dolz para
hacer sofismas; pero esta tarde me ha dejado maravi-
llado: ha batido el "record" de ellos. Imposible en
menos tiempo producer mayor n-imero. Qu6 fecun-
didad!
No hay como ilegar a ser super-hombre para adqui-
rir el derecho a hacerlo ydecirlo todo. Su autoridad
es indiscutible; su palabra, el evangelio. Siempre es
oido con especial atenci6n y generalmente aplaudido.
Sc le encuentra por todos elocuente, acertado, genial.
iAb! En cambio, idesgraciados los que no hemos
podido llegar a serlo, a conquistar fama de tal! Por
mas que demostremos la verdad, ain con medios tan-
gibles, la raz6n con arguments irrefutables, no se
nos cree. Somos pigmeos y miopes. Nuestra poca talla,
y escasa vista no nos ha permitido alcanzar ciertas
alturas ni divisar mas que estrechos horizontes a
nuestro alrededor. iPor eso no hemos podido des-
cubrir ni poseer la verdad! ( C6mo se nos va a hacer
case y permitir contender con los proclamados, los in-
discutibles, los santificados?
iMi...i. que es audaeia negarnos la facultad de es-
timar inconstitucionales acts cometidos por la Ca-
mara de Representantes cuando de ellos tenemos que
partir para realizar los nuestros, y adolecerian del
mismo defect, porque .i-Im.i..II,. apreciacidn incumba
s61o al Tribunal Supremo de Justicia! iAunque en
boca del Sr. Dolz sea un axioma. infalible, no dejarA
juridica y 16gicamente de ser un enorme disparate!
Y perd6neme el querido compafiero.
La Constituci6n, es verdad, le da al Tribunal Su.
premo el derecho de declarar la inconstitucionalidad
de una ley, de una resoluci6n, de un acuerdo, cuando
de 1e se solicita en determinadas condiciones, pero


cuantos deban dietar las unas o adoptar el otro,
iqui6n ha dicho que no tienen la obligaci6n de ajus-
tarsc a la propia Constituci6n y por ende discutir el
particular? Si son dos organismos o tres los que han
de concurrir para la elaboraci6n de una ley y aquel
que da el primer paso lo hace en falso, obra fuers
de la Constituci6n, i qui6n obliga al que le correspon-
de actuar despu6s a dar el segundo, sin concederle
siquiera, el derecho de estimar y hasta de discutir que
lo hecho esta fuera de la Ley y que por tanto eso y lo
que se realizara sobre su base es nulo? La responsabi
lidad le podri alcanzar y seria muy just.
Nosotros tenemos aqui siempre, mis que el derecho,
la obligaci6n, de examiner todas las cuestiones a la
luz de ]a Constituci6n. Son los primeros problems
que debemos resolver cada vez que so nos someta a
nuestra consideraci6n cualquier asunto: si nos da la
facultad de conocer de l1, hasta qu6 punto y en qu6
forma la Constituci6n, asi como tambi6n si nos viene
en las condiciones que ella determine, para abordarlo
o no.
Lo cual no empece para que una vez elaborada
cualquier Icy si alguien alegara su inconstitucionali-
dad al aplicArsele, el Tribunal Supremo sea quien la
resuelva. Es claro, ya los hechos estAn consumados y
es solo del Poder Judicial la competencia; pero antes,
cuando pende o-se halla '.il.. 1..l su realizaci6n
cada m:o es el juez y guia de sus propias acciones y
las debe encaminar por los derroteros legales, que
para nosotros son los marcados en la Constituci6n y
la Ley de Relaciones entire ambas Cdmaras.
Si, pues, en el curso del process de una de esas
elaboraciones se demuestra aqui, de un modo eviden-
te, como yo creo que en este case lo ha hecho el senior
Torriente, que la Camara de Representantes no se
ha ajostado a la Constituci6n al aprobar determinado
Proyeeto de Ley, y sin embargo, nos lo remite, nos-
otros no debemos considerarlo de ninguna manera.
Y tal cosa ino es precisamente una de las que se
propone se haga con el que figure en la Orden del
Dia ?
Dccirnos en contra de esto que la iltima Legisla-
tura Ordinaria esti abierta, repetidamente, con enfa-
sis, sabiendo de sobra que se hall herm6tica y defini-
tivamente cerrada, agregando para aseverarlo que el
Derecho no es mas que una ficci6n, cuando el senior
Dolz conoce tan bien el alcance de ese juicio y el con-
cepto en que se hace, porque fuera de la realidad, in-
dependiente de ella seria inconcebible, no puede exis-
tir, nada tiene de serio. Un eatedratico de Derecho
como cs el Sr. Dolz, debe diseutir de otra mantra.
Sin serlo, yo no tengo inconvenient en abrir una
controversial con 61 cuando y donde quiera para de-
mostrarle la profunda equivocaci6n de su tesis.
De modo que a virtud de una ficci6n, es que puede
esta Camara hallarse funcionando en una Legislatura
Ordinaria ya fenecida. iEso no es ficci6n, sino un
absurd!
Pero este juego del Sr. Dolz, a los desprop6sitos,
parece que gusta en extreme. El caso es que con 61
esta ejerciendo aqui una especie de sugesti6n sobre
los Sres. Senadores hasta punto tal que basta aun
cuando sea de dia bien claro que diga que es de noche
para que de todos huya la luz del sol y s6lo vean las
artificiales de la noche. iOh! ya eso es demasiada fe!
Nadie le niega al Sr. Dolz su gran autoridad, la que
Ic dan sus propios merecimientos, que son muchos, y
sus titulos, legitimamente adquiridos, la que le da el
ser Presidente de una de las dos principles agrupa.
ciones political del pais y serlo ademis de esta alta







DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 9


C6mara legislative, y sobre todo, la que la ser vocero
del Gobierno, sin contar sus condiciones de Catedr&-
tico IIhiversitario e ilustrisimo letrado, poro con tan-
tisima autoridad, el Sr. Dolz no puede lle ar a cam-
biar a su guisa las leyes de la Natmraleza y de la
16gica, revolucionar totalmentc las teorias del Dere-
cho, y en lugar de unos textos constitucioales poner
otros que mejor a sus antojos cuadren. I'ara ello ha-
bria que considerarlo un taumnaturgo. Y nosotros no
debemos sentirnos hasta ese extreme arrastrados por
la autoridad del Sr. Dolz.
A pesar de todos sus empeilos, de todas sus habili-
dades, de todos sus sofismas, ha dejado en pie estas
realifades: que la Legislatura Ordinaria filtima sc
encuentra ya fenecida, y quc la ('.'i, de Repre
scntantes ha votado el Proyecto de Ley de que sc
quiere tratar en una Sesi6n que ni pertence a esa Loe-
gislatura, ni puede pertcnecer a la Ordinaria pr6xi
ma, porque todavia no se ha abicrto, Ii pertcnece
tampoco a una Extraordinaria, porque no la ha con-
vocado el Sr. President de lai Rcepblica. Y ambas
cosas bastan, sobran, para que este acto sea nulo, in-
formal o impropio, a lo menos, al objeto quc en 61
se persigue..Con que silo ensombrecieran ( d dudas
la validez de la ley de tan gran trascendencia que se
quiere votar, seria un deber elemental en nosotros,
si es que obramos todos de buena fe, desistir de cele-
brarlo.
Aun nIo habiendo posibilidad de salvar el incon-
veniente y suponi6ndose la Ley tan saludable, pre-
ferible fuera siempre quedarse sin ella mil voces antes
que i,.I 1 n;_' la Constituci6n. Pero si los que tal cosa
crecn del Proyeeto disponen de todos los medios para
aprobarlo sin caer en esa falta, en demostraci6n ide
su misma fe debian procurar emplearlos, a fin de quo
luego la Ley no corriera el menor riesgo, no present
ra ningfn lunar. Ahi estAn al alcance de sus manos.
Si el Sr. Dolz, hoy mismo, cuando salga del Selnado
seo dirige a la residencia. del Sr. President de la IRe
pdiblica y le pide nos convoque en seguida a Sesi6n
Extraordinaria con ese objeto, no se lo habria dv
iCegar. Nos reuniriamos entonces a virtud do ello, y
si como es de esperarse, la, Camara de Representanteas
ratifica Ce su Sesion Extraordinaria lo que ya ha rca-
lizado, legalmente podria entonees tamlbidn el Seinado
aprobar el Proyecto, despu6s de discntirlo con la am-
plilud que lo deseara. La Ley seria asi mias viable,
al menos, adquiriria mejores condiciones de defense
ante el Triblunal Supremo de Justicia contra los ata-
ques que so le hicieran.
,Por qui no trata el Sr. Dolz do que cosa tanu
sencilla se haga cuando estd en las manos de los que
dirigen la present situaci6n, si ticenen empeio en
]ogrp'ar sn objeto con el menor riesgo possible? ,,Es
que no temiven ninguno o que no les importa q(ue la
forma sea o no legal, habi6ndose dejado ya de todo
escripulo? (iCreen que no hay aqui mas poger que
el Ejecutivo y les tiene sin cuidado el Tribunal Sn-
premio, soguro de que no ha de atreverse nunea a
colocarsele enCrente para defender ]a ConstitulciOn?
Eso seria reirse de la libertad, de las facultades
propias de los Organismos constitucionales y hasta
de la independencia de los demds poderes, en una
palabra,,de todas nuestras instituciones iii,.i ....
tales. Lo que envuelve un reto a la democracia y al
pueblo de Cuba.
La forma en quce se ha expresado el seofor I)olz
tan altiva, no .;,i I ;, otra cosa. Para 61 aqui no
hay sino ni poder omnirnodo, dictatorial, ante quien
todo el mundo tiene que bajar la cabeza. Y por-


que o1 quiere, esta tardoe ha Ley venida de la Ca-
mara, tiene que salir del Senado apbobada, aunque
sea con informalidades, ya q(ue de todoi modos se cum-
plirh sin que nadie ose eslableeer contra ella el menor
re'lcrso, pero si se hiciere se dcclarara sin lugar y
adcmas el osado recibirti su debido castigo. En tal
sentidro al nmcos las palabras del Sr. Dolz tiene que
interpretarlas el pueblo de Cuba. Valga la franqueza.
Asi sabremos a qu6 atenernos.
.Pero yo insist eunmi Proposici6n. Y protest do
todo enanto se haga aqui, despu6s de votarse, si se
rechaza.
No me marchar6, sin embargo, sino que me quedar6v
mas enti6ndase quc ello no significa que 10 doy mi
sancion a semejante acto, el eual seguirW redarguyen.
do de nulo. A pesar de eso, cumpliendo mi deber de
Sonador, ni por un moment dejar i de hacer uso de
todos mis derechos, tomando part en la discusi6n de
la Ley y en todos los incidents que con motive de ella
se susciten, para demostrar hasta el final y la saciedad
cuanto es de illegal y atentatorio a la Constituci6n
y hasta a la integridad de la Repfiblica.
Sn. Doi.z: Pido la palaiba.
SR. PRESIDENTE (NiEuEZ) : La tiene et Sr. Dolz.
SR. Doinz: Brevemente voy a rectificar, ,-Hi 'ili,1. m.:
en primer t6rmino a mi distinguido compafiero el
Sr. Torriente, que usO tambi6u en primer t6rmino de
]a palabra.
E1 Sr. Torriente endereza con much 16gica y mu-
cho vigor sus razonamientos. El se coloca en un punto
do vista que los Sres. Secadores habran podido apre-
ciar que no se iTf.I. i,.-;:i del mio. El afirma, como yo,
que 6sta es una Scsi6n Ordinaria de la Legislatura
I.... ;.I. y afirm6 ademAs que se debia insertar entire
las Actas de la Legislatura cerrada en trece del actual
El Sr. Torriente afirm6 que 61 no se metia con la Ca
mara de Representantes, ni con los actos de la misma.
Esos son dos postulados de los mios: el de que 6sta
es una Sesi6n Ordinaria de la Legislatura fenecida.,
y de que los Proyectos de la CAmara caen a nuestro
juicio al llegar a esta Mesa, desde el memento en qu',
se les da leetura, y los que no tenemos que censurar,
ni iitrar en el examen de cmio ha votado la Camar,
de Representantes esos Proyectos de Ley.
V6ase c6mo el Sr. Torriente y yo estamos muy cerea,
pero el Sr. Torriente dice, con independencia de lo
quc ]aya hecho la CAmara de Representantes, sin
meternos con ella. Sgundo, que 6sta es una Sesi6r
Ordinaria de la Legislatura fenecida. Me encuentro,
dice el Sr. ''..;, ;. I con el parrafo del articulo se-
senta y dos, que dice: (Leycndo) :"Si despu6s de esta
discusi6n dos terceras parties del nfimero total de los
miembros del Cuerpo Colegislador, votasen en favor
del proyecto o resoluci6n, se pasara, con las objecio-
nes del Presidente, al otro Cuerpo, que tambi6n lo dis-
cutiVr, y si por igual mayoria lo aprueba, sera ley. En
todos estos casos las votaciones serin nominales."
Y dice el Sr. Torriente que (sto es lo finico que
puede hacerse, sea 6sta una Sesi6n Ordinaria de la
Iegislatura fenecida, haya heecho la Cimara de Re-
presentantes o1 que haya hecho, en lo cual no se mete
4l Sr. Torriente. El Sr. Torriente se encuentra con
que frente a un Veto del Sr. President se va a hacer
alg'o mins de lo que dice este p', i..: que dnicamente
autorizado por las dos terceras parties puede ratifi-
carse la Ley vetada.
Luego contestar6 al Sr. Torriente tratando de disi-
0ar estos cscripulos constitucionales que tiene. Pero
ihora quiero ratificar que el Sr. Torriente y yo esta-
mos conforme en los puntos fundamentals: en que







DIARIO DE -i:i,,1 'NES DEL SENADO


6sta es una Sesi6n de la Legislatura Ordinaria fene- S61o se puede o ratificar la Ley por las dos terceras
eida, y en que no debemos penetrar para nada en los parties o no hacker nada. Esa es la opinion del senior
actos de la CAmara de Represcntantes. De manera Torriente.
quc cuando el Sr. Maza y Artola, con su vigor y su SR. TORRIENTE: La Constituci6n es la que dice que
oratoria de polemista, me atacaba, debia haber dicho, se necesitan las dos terceras parties, que si la Ley es
para compartir el ataque, los Sres. Dolz y Torriente. rechazada por el Congrcso, no se puede tratar sino
SR. 31 Y ARTOLA: El Sr. Torriente dijo primero en otra Legislatura, y en cse caso se necesitan las dos
que estaba de acuerdo conmigo y por eso dije que lo terceras parties.
estaba con 61. Sn. DOLZ (Leyendo) : "Si por igual mayoria lo
SR. DoLz: Es una manera rara de estar de acuerdo, aprueba sera Ley." Dice este parrafo, que esta re-
pues el Sr. Torriente ha dicho que esta es una Sesi6n gulando el Veto; y dice que para que la voluntad del
Ordinaria de la Legislatura fenecida. Congress pueda ir sobre el Veto se necesita que las
SR. MAZA Y ARTOLA: Tal vez lo ha dicho, pero en dos terceras parties lo voten. No dice una palabra de
su rectificaci6n. que el Congreso pueda aceptar las objeciones del
Sn. DoLz: Ha dicho que habria que incluirla entire Veto y hacer otra Ley. No lo dice, porque eso estA
las Actas de las Sesiones de la Legislatura fenccida. en las funciones del Congreso que puede hacer las
Pero, ademAs, vamos a prescindir de 6sto, y entremos Leyes. Por eso no lo dice este parrafo; en este pirra-
ahora con el Sr. Maza y Artola. fo estA el caso concrete, definido, explicit, del Veto,
iSon -.Fi-i... .! Recuerdo, Srcs. Senadores, que a un porque para i reontra el Veto se necesita la ratifica-
gran polemista se le preguntO que era el sofisma, ei6n de ]as dos terceras parties. Pero aqui no se dice
porque hasta ahora no he etncontrado quien lo defina que la CAmara de Representantes pueda hacer otra
de una manera adccuada, y el polemista contest: Ley aceptando las objeciones del Veto, porquc eso lo
"Sofisma es la opinion del contrario." En efecto, dice el articulo de la Constituci6n que de eso trata;
para todo individuo es sofisma lo que csta en discor- per eso no lo encontrara el Sr. Torriente en este
dancia con su opinion, porque no hay mAs que dos pirrafo:
caminos: convencerse o decir que es i ...... lo que SR. TORRIENTE: Pero le da facultades para hacer
plensa el contrario, que p)or lo.regular nadie quiere Leyes en la oportunidad que fija la Constituci6n;
darse por convencido y tiene que caer del otro lade pero 6sta no es la oportunidad para ello.
del dilemma. -Es sofisma qne el derecho necesita de SR. D)oz: VY por que no va a ser esta la oportuni-
ficciones? dad? De manera que cuando se present un docu-
Sn. MAz, Y ARTOLA: No, 0o que dijo fu6 que era mento con una objeci6n no es esa la oportunidad para
una ficei6n. resolver sobre esa objeci6n? Pues que no se le diga
SR. DOLZ: El derecho necesita, para vivir, de ficcio- al Presidente que ofrezca formulas. .Es para que se
nes. Fieci6n es la promulgacion de la Ley, porque a rechacen ?
virtud de la promulgaci6n n ela Gaceta, se cree que )e anera que ]a CGmara tena, a mi juicio, dos
todo el mundo la lee, y es una ficci6n porque nadie la aniinos: el do la ,,i desechand las obje-
lee; ficci6n es la legitimidad de los hijos, porque por casinos: el do lajuii. s o 'rano, deseuhando las ob-
raz6n del matrimonio se presume la legitimidad de o
los hijos y va.ya ustd a saber si son hijos de los gislativas, o acertar las objeciones y hacer una Ley,
SQnlos os inconvenient ve n esto el Sr. Torriente?
padres; ficci6n es tambi6n la herencia, pero vaya us- Qe ianorlcut no hay ineonv te a mi ucnie ,
ted a saber si las personas favorecidas son las que Don qe man a c no hay inconveniente, a nm jnacio,
mis amaba el testador; ficei6n es el derecho de repre n que l a Cfonara haya sado de la r. general,
sentaci6n, pero vaya used a saber qu6 es lo que de Ias fmnciones do c earater general que teniae para
representamos. acer ula Lcy, para 10 cual no tenia que decirle nada
R. Y OLA: guns representrn o este prraf, que s en concret, a la .
ficci.n, pero otros no. rcin de la Ley frente al Veto. Ahora el Sr. Torriente
fieei6n, peeo otros no.
SR. DOLZ: Vaya used a saber cuales son los intere- cree que no piudo hacker eso la CAmara, y asi es como
ses del pais que nosotros ostamos representando; pero iremos legando a la verdad e las discusones; 61
es una .I ;.'., lo de la replrsentacion come es una fe- Cere que no pudo hacerlo por falta de oportunidad y
ci6n lo de la herencia, como es una ficci6n o de la pa- cree qne no era la oportunidad porque en la misma
ternidad, como es una fieccidun i n de la promulgain Logislatura no se puede votar una Ley que ha side
ternidad, como es nun ficci6n lo de la promulgaci6n
de las Leyes, porque el derecho vive de ficciones. rechazada. Pero es que el Proyecto de Ley no estaba
Sn. MAZA Y AroLA: No tanto. Los que tal crcen rechazado por el Congreso, sine aprobado; el Veto
por eso hablan asi. no eI qnita la aprobaci6n del Congreso, el Veto lo que
SR. Donz: Es que el Sr. Maza y Artola entiende que h1ae e" ponre una intervenci6n del Poder Ejecutivo
todos los hijos de matrimonio son siempre legitimos, sobr el Congllreso, para obligar al Congreso a que
Ipero una mayoria Id, ..,;,i Iji,. tenga que abatir el Veto,
perfectamente; pero el derecho, para mi, no crea eso. si ul C'ayeso rao reuIe lan s dos teng eras abatrs pal V
Pero vamos a lo esencial; voy a tratar de disipar 01 Congroso no eune las dos torceras parties para
el escrfipulo del Sr. T..' .... El Sr. Torriente tiene abatir el Veto y si s610 una mayoria, el Veto no que-
un eseruipulo constitutional. darl abatido; poro quedara consignada la voluntad
SR. TORRIENT': No tengo ese escruipulo; he mani- de la mayoria del Congreso.
festado mi juicio,-sin tratar de imponerlo, porque Esa Ley no cstd rechazada por el Congreso, sino
no quiero ser mis sabio que nadie,-de quc es incons- que el Congreso no ha podido abatir el Veto. Pero
titucional que nosotros votemos esta Ley, y mientras ed'o (dir el Sr. l..i ..,,i. que esta rechazada por el
el Tribunal Suprem o no fall lo contrario, he de se- Congreso una Ley que tiene la votaci6n do la mayo-
guir pensand dde la misma manera. iMa de eso Congreso ? Pues si ha sido votada por ese
SR. Doz: Voy a tratar de disipar ese escriipulo. Congreso, no estA rechazada.
SR. TORRIENTE: Y yo oigo coln mucho gusto, come En esta Legislatura feneeida el Congreso no ha
siempre, a mi amigo el Sr. Dolz. rechazado la emisi6n de bonos y los impuestos, al
SR. DOLz: &$QuA podemos hacer frente a un Veto? contrario, ha votado una emisi6n de bones y los im.
*


10








DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 11


pucsoRs necesarios para cunplir esa obligaci6n. Podri
no haber reunido las dos terceras parties para oponersi
al Veto; pero no puede decirse que esa material esti
reclhazada por el Congreso.
No, la material no estate reebazada, como que prccisa
mente lo demuestra que ha aprobado una Ley poi
mayoria. ,Es que no es correct la forma con quoe l
Camara ha expresado su voluntad? La mayoria, n(
las dos terceras parties, ha expresado su voluntad com
la aprobaci6n de esa Ley, sobre esa misma emisicn ,
esos mismos impuestos. I)nde va a ser esto material
de interpretaci6n?
Si osto no se entiende que es un '1''i-.i, no ser;n
un sistema escrupuloso, poro si se estima que es nui
sofisma, tenemos que conveneernos de que la CAma
ra no ha procedido tan mal como les parece a algunos
padres de la patria que pertenecen a este CnOrpo,
los cuales han estado bastante hivbiles. En lo uinicr
que en mi concept fallaron es que en aquel tilt im
dia de la 1cegislatura pasada por la precipitacitn de ls
sneesos, cometie-on el ligerisimo error de convocar ai
una Sesidn Extraordinaria para la noche, cuando de-
bieron haber convocado a una continuaei6n do la
Sesi6n Ordinaria, y en esa noche hubieran rasuolto
lo. de l Inmigraci6n, hubieran acordado continuar
abierta la Camara en espera del Veto anunciado por
el Sr. President; pcro convocaron a una Sesi6n Ex-
traordinaria y se encontraron con las manos atada:s
no pudieron tratar mis que cl asunto objeto de la
convocatoria.
Pero fuera de eso, la CAmara ha procedido perfee-
tamento. Se encontr6 con un Veto del Sr. President,
con objeciones del Sr. President de la Reptiblica a
una Ley; no enenentra las dos terceras parties para
darle -1 il1.i.'. I a la Ley, refcrente al Empr6stiti,
y a los Tmpuestos, y comprondiendo que la Ley no
esta rechaiada por la CAmara, al contrario, que cien
ta con el acn tiiniento de la mayoria de la Cimara,.
entonces dice: "'yo, usando de las facultades quo 1li
Constituecin me da, usando de mi jurisdiccin, dc
mis atribuciones y prerrogativas, acepto las objecioies
del Sr. President de la Repfiblica, hago una Ley y
se la mando al Senado...
SR. 'T..I- 1 1 :: iY cualndo examinamos el Veto
nosotros? Si es que nosotros tcnemos que examiner
el Veto. Para eso nos reunimos esta tarde.
Sn. Dorrz: En el easo, Sr. Torriente, de que la
Camara, por las dos terceras parties de sus micmbros.
lo aprobara. S61o en este caso podriamos ahora exa-
minar el VAto.
Una !Ley, a virtud do ese Veto, hecha por la Cnamara
de IRepresenitanls en la plenitud de sus facultadei,
es cuoeslin, pare mi, queo n0 es tal complicada ; es lo
qu e s llama levantar una temlpstad en un vaso (Jd
aana. i lorque nada mis seicillo! Tenemos sobre la
ianna ley de la Camara de Representantes, pue,
d6sele lectura: si estamos conforms la votaremos;
si no estanios conformes, la rechazaremos. No o veo qu
conflieto mis pavoroso ni quo violaci6n mis extraor-
(inaria de la Constituci6nu realizamos en una cuesti6n
de suyo tan sen cilia!
Por tanto, recomiendo a los Sres. Senadores que
con mayor calma, con mayor tranquilidad de espiritu
que los que hemos intervenido en este enojoso debate
oglan l ectura de la Ley del Cuerpo hermano y me-
diten si la croon convenient a los intereses- de iT
Roepiblica. IHaci6ndolo asi habremos ejercido una mi.
sion sensata.


i SR. Pr, SIDEX.TE (NfTdEZ) : Se va a poner a votaci6n.
e Sn. ?i v ARTOLA: Pido qne sea Nominal.
i SR. Gd06Mz: j Qu6 es lo que so va a votar?
SSR. MAZA v ARTOLA: La Proposici6n de que se de
-por terminada esta Sesi6n Ordinaria sin entrarse en
el objeto para que hemos sido citados, por no star
Srcunidos nosotros legalmente. Esa es al menos la que
l he heeho.
SR. PRECTI)ENTE (' 'i ..) : Los que digan que si es-
tarin de aeuerdo con el Sr. Maza y Artola.
SR. GONZALO PIREZ: "'i permit el Sr. President
una pregunta ?
SR. PRESImENTE (NfTEZ) : Con much gusto.
Sn. GONZALO PiREZ: ,No so comprende tambien la
observaei6n del Sr. T' ,. ni.. I
SR. PRESIDENTEn (NO~Ez) : Es una Proposici6n del.
Sr. Maza y Artola.
S S. GONxZA, PaREz: Yo pregunto si el Sr. Torrien-
te ha formulado otra Proposici6n, o esta conforme en
que la suya so vote conjuntamente con la del senior
Maza y Artola.
:i ToRIn.e NTE: Nosotros no podemos tratar sobre
este Proyecto de Loy de la C(imara, porque aqui no
puede entrar ma.s que un Veto junto con la Ley.
SR. GONZALO lP'REn: LEs dccir, que i..,,in! li.-iii, ,i
se votan las dos?
SR. PRESIDE:NTE (NtrEz) : Si, senior.

(El Oficial de Secretaria, towme la votacin. Dijeron
que no, los Sres. Ajuria, Carnot, Castillo, Coronado,
Ferndndez, I'.... ... Jones, Gonzalo Perez (expli-
cando si volo), Pora., Rivero, Sudrez, Yero, Garcia
Osuna, Guevara y Dolz. Dijeron que si, los Sres. Goi-
coechea, G6mcz, Maza y Artola y Torriente.)

SR. PREsrmENTE (NtNiEZ) : Resultado de la votaci6n:
quince que no y catro afirmativamente. Ha sido
desechada la Proposici6n.
Tiene la palabra el Sr. Gonzalo Pirez, para expli-
car su voto0.
SR. GONZATO IPmrZ: He votado que no, porque en-
tiendo que el Senado puede tratar, sin violar la Cons-
tituei6n, ol Proyecto de Ley remitido por la Camara
de Representantes, porque no hay ningfin preccpto
que a ello se opong'a. El Congrcso puede aprobar un
.Proyeeto de Ley de acuerdo con las observaciones
liechas por el Ejecutivo en su Veto. La Constituci6n
es un conjunto de bases y no una ley do procedi-
mientos, y aquillas deben interpretarse en un sentido
amplio, en cl mns convenient para los intereses de
la Repiblica.
Nosotros no podemos tratar del Veto del Sr. Presi-
dente de la Reptiblica, porque ha sido aceptado por
la ( i, ., de llepresentantes, done se habia origi-
nado el Proyecto de Ley. Pero habiendo la Cimara,
en uso de sus facultades, aceptado en un Proyeeto
de Ley las observaeiones del Sr. President de la Re-
prblica, y remitido a] Senado, 6ste, constitucionalmen-
tc, dentro do sus facultades, puede y debe discutirlo,
aprobindolo o iw,,.i;. i- .!.., segGun su eriterio.
SR. PRESIDENTE (NTirNE) : Se va a leer el Acta de la
Sesi6n anterior.
SR. MAZA Y AITOLA: Deseo usar de la palabra otra
vez antes de orne -e lea el Acta.
SR. PRESIDENT (NiTEZ): La tiene el Sr. Maza
y Artola.
Sn. MAZA Y ARTOLA: Reitero, Sr. President, que
so haga constar on Acta mi protest contra todos los
actos que aqui so van a realizer, asi como que cum-








12 DIARIO DE SESTONES DEL SENADO


pliendo mi deber de Senador y por respeto y consi-
deraci6n a mis compafieros, me voy a quedar, propo-
ni6ndome tomar part en el resto de las discusiones y
votaciones sin que se entienda por eso mi protest
destruida o debilitada en lo mis minimo.

(El Oficial de Actas lee la de la Sesidn anterior).

Sn. MAZA Y ARTOLA: Pido la palabra ahora sobre
el Acta, pero ruego que antes se me facility un mo-
mento.
SR. PRESIDENTE (NtITEZ) : Entr-guesele el Acta al
Sr. Maza y Artola.
(Le es entregada l Acda al 8r. Maza y Ariola.
quien la examine y la .devuelve).
Tiene la palab,ra el Sr. Maza y Artola.
SR. MAZA Y ARTOLA: El Acta dice que en la part
nocturna de la Sesi6n hice uso de la palabra contra
el Proycto del aumento de sueldos del Poder Judi-
cial y del Poder Legislativo, exponiendo las razones
que aduje euando se discuti6 antes el mismo Proyecto
en el propio Senuddo, lo cual no es cierto, puesto que
aduje otras. No s6 por qu( se ha pesto eso en un
Acta, falthndose a la verdad, y no sicndo costumbre
comentar asi en .ella los discursos de los Sros. 8e-
nadores.
Solicito, pues, que en lugar de lo antedicho se ex-
prose 6sto: "aduciendo las razones quc tuvo por con-
veniente." VWanse las cuartillas i InlI:-'; i i. y se
notar6 como fueron otras completamente distintas.
Si acaso hice alusi6n a alguna de las anteriores, fue
s61o de paso o indirectamente.
Pero ademAs, noto una omisi6n, y os la d(e mi ratifi-
caci6n de la renuncia que hice de los doscieinos pesos
mensuales del aumento de dotaci6n que me correspon-
diera por la Ley I. 1;,lii vamente aprobada en esa Se-
si6n que cxpresamente solicit que se hiciera constar
a todos los efectos ei la propia Acta. Si no se eltendi6
entonces claro, como 1o dije indudablemiento y no se
ha hecho constar, lo reitero ahora y creo eque no se
me volvera a near.
SR. PRESIDENTE (NiEZ) : gSe aprueba el Aeta conl
esas indicaciones?
(Seiiales afirmativas).
Aprobada.
(El Oficial de Secrc/ariar, ': ; ) :
Habana, 27 de julio de 1917.
Sr. President del Senado.
Sefior:
Con motive do encontrarme enformo, ruego a Vd.
se sirva excusar mi asistencia a la sosiOn de hoy.
De Vd. atentamente,
Nicolds Alberdi.
SR. PRESIDENT (NNGREZ) : Enterados.
(El Oficial de Secretaria, leyendo):
Habana, julio 20 de 1917.
Sr. President del Senado.
Senior:
La CAmara de Representantes, en Sesi6n celebrada
el dia de la focha, abri6 la Legislatura Extraordina-
ria convocada para tratar del Proyecto de Ley pro-


Scedente del Senado, derogando las Leyes de veinte de
febrero y catorce de noviembre dc mil novecientos
once, modificando el articulo setenta y cinco de las
Ordenanzas de Aduana y creando, con residencia en
la HIabana, una Junta de Puertos.
Lo que tenrgo el honor de comunicarle.
Muy atentamente de Vd.,
Miguel Coyala,
President.


Manuel Villal6n,
Secretario.


Felipe G. Sarrain,
Secretario.


Sn. PREsmDENTE (NUNEz): ,ii..-i ...
Sn. MAZA Y ARTOLA: Sr. President: veo que se
estin lcyeindo comunicaciones ajenas al objeto para el
cual hemos sido convocados y roalmente ya es de-
masiado querorse tambi6n tratar alguna otra cosa mis
que las que i ;, 111- en la Orden del Dia.
SR. PRE SIDENTE (NdEz) : Sor comunicaciones de
la ( i .... de Representantes.
SR. TORRIENTE: Que so lean el primer lunes de
noviemibr.
SR. C lEVARA: Esta es una Sesi6n Ordinaria.
SR. -I .,. ARTOLA: All! Volvemos a las anda-
das? A que es 6sta una Sesi6n Ordinaria? Pero
tambien para tratar de todos los domas asuntos. En
qu6 quodamos?
Sn. GONZALO PEREZ: Nosotros hemos acordado star
en.Sesi6u exclusivamente para conocer del Veto del
Sr. President y ahora del Proyecto de Ley.
Por tanto, pido que no sc de cuenta de ningiln otro
asunto.
SR. PRESIDENTE (N-rEZ) : iLo acuerda asi el Se-
nado ?
(Sc i h les -..-n .i.. ,, .).
Acordado.
(El Oj...,' de Secrelaria, Icyendo):

Inabana, julio 24 de 1917.
Sr. President del Senado.


La Camara de Represettantes, on sesi6n celebrada
el dia d( la fecha, accpt6 las objeciones hechas por
el HIonorable Sr. President e de la Repiblica, en su
Mensajo nuimero XLV del corriente afio, del cual se
envia copia < -it f;i ..- al Proyecto de Ley aprobado
por ambos Cuerpos Colegisladores, autorizando al
F!. i....i ivo para emitir bonos hasta la suma do treinta
millones de pesos y estableeiendo nuevos impuestos,
ir 1 1 l......,il.. en la forma que so acompaila.
Lo que tengo el honor de comunicarle a los efectos
dco articulo diez y ocho de na Ley de Relaciones cni;tra
la (' 1..1 de Representantes y el Senado.
Muy atentamente de Vd.,
M. Coyula,
President.


Bi. JOfinlc.ez,
Seeretario.


Manuel Vilalon y Verdaguer,
Secretario.


SR. MAZA Y ARTOLA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (NUfE:z) : La tiene el Sr. Maza y
Artola.
Sn. MAzA v ARTOLA: Desco saber si se hacen cons-
t;r eon esa comunicaeiOn los votos que ha obtenido la
aprobaci6n del Proyecto cn la n (I, ,. o si se acon-







DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 13

paiia a ella alguna copia del acta o cualquieoa rela- Primero:---n impnesto de Timbre que se satis-
ic.i, siquiera sucinta, que los contenga o que p)or lo farA con sellos, bile enlendido o qe el grabado y es-
menos diga que cl numero die los que baon volado a lampado de los timbres se verificaari exclusivamentc
favor del Proyeeto ilega o pasa de las dos terceras por cuenta del Estado, que sera ci el eargado de so
parties de los Representantes, requisilo indispensable expendio, come se haee actualmente con los sells d.
conforme a la Constituei6n para que la Le1 y 1l eda los llamados Tmpueslo del I' .i.. -iit... Podran uti
prlevaleer,, porque so trata de un enmpr stito. lizarse micntras se fabriquen estos sells los de co-
En resume : si hay sobre la Mesa alglin doeuimento 1reos, y de Imnpuess do chaos dso san lles o sobrantes
en que conste o se aclare ese particular. cxislentes en almaen. a cnyo et'eeto podrin scr habi-
R. PRESIDmNTE (NuirEZ) : No eonsta 0c0 particular. liladas .08as existeneias Ipor l Scretario de Hacienda.
SR. MAZA V ARTOLA: ;Ni siquiera el n (mero de votes Tributarfin eo esla fo11ma y en la cuantia que s6
que obtlvo el Proyeeto ? expresa, los actos que se enumran a1 continuaciin :
SR. PRlTI:SInNTE (Ni&EZ) : Nada d eo se80 eom inllic0a. (a) Las operaciones do bolsa y oontrataci6n de
Si. .'.i ARTOLA: iEsti bi e! valores, efcctos puibices domliciliados en Cuba, a ra-
SR.. PIR'HIPIDENTE' ( : o ): SVo. v (a 1' ta a dar C a n ide veinte ctentavos por eada operation que et-
Proyclto de Ley remitido por la ('"' .II de Repre- ceda de quinientos pesos nominales y que no paso do
sentantes. m il pesos y treinta centavos por' cada miller y cada
flaccidn de millar dcspui)s de los pIlimicOros mnil peros,
(El Oficial! de Secrelaria, .... ',) : todos nom1inales.
No serin cotizables (nII bolsa los valores no com-
PROYECTO DE LEY. prendidos entre1 los (uie s' declarci 1ributables en el
parrafo anterior.
Ar 'iculo .--Se antoriza al Ejecutivo Nacional para (b) Las copies autorizadas de las eserituras otor-
que emita bonos del I'.- ... hasta la cantidad do gadas ante Notarios Pilblicos, o de los doeumentos
irinlta iuillonles de pesos, en oro del curso legal, del protocolados en sus archivos en los que medie cosa
peso y ley que establece la Ley de la Moneda Nacio- o eantidad, se les ij 11 un sello de acuerdo con los
nal, los (eales devengaran como maximum el intcers siguientes tipos:
del seis ]por ciento annual, pagadeoros por semestres En las escrituras o documcntlos cuya ascendencia
veincidos. no pase de quinientos pesos, 111 sello de cineo centa-
La e'misi6n podrI hacerse por tcrceras parts on vos ; pasado de quinientos, hasta mil, un sell de diez
lo que resta del afio Ii-. I y en los sucesivos, de mil ientavos; ascendiendo de mil, no pasando de cinco
novciento s dicz y site a mil novecientos diez y ocho, mil, un sello de cine'centa centavos.
de mil nIoveeientos diez y oeho a mil noveecientos diez Asccndiendo de cineo mil y no pasando de diez mil,
y nueve y de mil noveeientos diez y nueve a mil no- uni sell de um peso; y do diez mil en adelante, se les
veeientos veinte, pudi6ndose anticipar, sin embargo, fijara un sell de cinco pesos, debiendo Ilevar cada
las cmi .ones, hasta hacerse en una sola vez, si lo copia autorizada un sello de los sefialados.
requieren las necesidades del Tesoro o lo ;.. i-'.. I., cl (c) Los recibos privados que pasen de veinte y
estado de los asuntos piblicos. cinco pesos, hasta cincuenta pesos, ciino centavos; de
La amortizaci6n de la deuda se hara en el tlrminoi cincuenta a cien pesos, diez centavos; de cien a qui-
de doce a(ios, contados desde el primer de ro o o nientos pesos, veinte centavos y de quinientos pesos
del afio de miil novecientos diez y oeho, pero empezar Ii eln adelante, un peso.
a ejecutarse el primero de enero de mil novecientos (d) Los pedidos y facturas comerciales y actos
veinte, por sorteos semestrales, que se verificarai coin realizados en el territorio national, con motive de
la anticipaci6n necesaria ; bien entendido que seran contratos y operaciones, llevaran sellos de un centavo
consolidades los boros y cone'rtidos en titulos de la cuando sea su cuantia desde uno hasta diez pesos;
Deada Nacional, cuando se fire la paz, o antes si las de dos centavos, si pasare esa cuantia de diez pesos
ircunstancias !o ;p I lit.-n. a juicio del (obierno de y no excediere de cuarenta pesos, y de dos centavos
la Repfiblica, r-'in:licisindose el principal y pag.n- adicionales por cada cuarenta pesos o valor de ellos,
dcse los interesoes a los acreedores en la for:ma estilp- hasta liegar a cuatrocientos; de cuatrocientos a ocho-
1,ail o que se est;-ipule cuando se haga la conversion. cientos pesos, treinta centavos; de ochocientos a mil
Podrfin darse esos bonos en garantia o en page doscientos- pesos, cincuenta centavos; y de mil dos-
de cualesquiera obligaciones eiil 'ai.1~i por el Tesoro cientos i ..i.s en adelante, un peso.
con motive de las 'i_.rer.,i: ser vendidos o pignorados Las operaciones de cardcter mercantil, cualquiera
para obtener recursos pecuniarios con que tender a que sea su cuantia, deberan constar por escrito, firma-
los pagos o para adquirir e importar oro legal aen- do por el ce,..i;iad-'r o vendedor, .-.,'lini proceda.
fiado a fin de mantener el crdito y la base de oro de (e) Las p61izas o documents en que se consiglnc
nuestro sistema monetario. Podra canjearse por bonos contratos de afianzamiento por las compafias de fian-
de las series "A" y "B" el remanente de los que zas, para i,i,.lnitz~it toda clase de servicios, obligaci6n
haya en circulacidn emitidos eon arreglo a la Ley do o .-!..,I.:,hilid.id entire particulars, ante la admi-
Defensa Econ6mica en primero de enero de mil no- nistraci6n active o en procedimientos judiciales, las
vecientos quince, conocidos por la emisi6n de cinco p6lizas de seguros de todas classes, con excepci6n de
millones. Los demis detalles y cireunstancias de la las de la vida, 1levaran sellos de dos centavos por
emisi6n, seran aeordados por el Gobierno en su opor- cada cien pesos o fracci6n que imported la cantidad
tunidad. de afianzamiento. Los recibos de las primas llevaran
Articulo II.-Crear para el pago de los interests los sellos de la letra "C", -.*s. 'i su cuantia.
y del principal en su dia, de los bonos del Tesoro (f) Llevarin sellos de cinco centavos en cada
arriba autorizados y para dotar al p'l-.til, 1,.. de .'L-i,., o, plana, las escrituras matrices que se pro-
ingresos en vista del estado actual de l..-ri.i y de las tocolen I,,r los Notaries y los libros de los Registros
necesidades del Tesoro, los impuestos siguientes: de. la P,..--p,-Jd. de los Registros M ..I..Ail',-- y do








14 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


los legistros de Embarcaciones o de la Propiedac
Naval.
(g) Cada libreta do cuenita corricnte do banco!
y banqueros, llevara un sell cuyo valor sera cl equi
valente a un centavo por cada hoja utilizable qu
contenga.
Los certificados o libretas do dep(osito con inter&
en los bancos y cajas de ahorro, llevarani un sello d(
los centavos por cada cicn pesos que exccdan de dos
cientos, las que excedan de quinientos pesos y nc
pasen de mil, cinco centavos, y de mil on adelaute
diez centavos por cada mil o fracci6n de miller.
(h) Llevaran el mismo timbre de la letra "C"
segin la cuantia la la transacci6n, las letras de
cambio, libranza, pagares a la orden, vales, docu-
meltos de giros en general y comprobantes de today '
classes antes no especificamenic mencionados.
(i) Los titulos acad6micos expedidos por la Uni-
versidad Nacional Ilevarin un sello de diez pesos, y
uno de cinco pesos los demis titulos o certificados de
aptitud y diplomas do todas classes.
(j) Llevaran sellos de vcinit contavos los folios
de los expedientes de contratas y subastas nacionales,
provincials y municipals. Los sellos serin facilita-
dos por los contratistas o coneesionarios al aprobarse
y .,. 1.. a sastua. Las I deo adeudo de las
obras o areas ejecutadas on lo referente a obras
pibblicas, llevaran, tambion, cada una, mn sell de diez
centavos, sin cuyo r'eqisito no sC ordelnIar el pageo.
(k) Se presentarin con sell de diez centavosl
las instancias, exposiciones o mn.emoriales en que se
solieiten I i 1;! ;...... y en cada nna de ]as certifi-
caciones que se expidan por las oficinas piublicas na-
eionales, provinciales y 1municipales, sin perjlieio de
los derechos establccidos e otras leyes. No se expedi-
ran estos documents sino enando sc solicitcn por
escrito.
(1) Llevaran sellos do veinte centavos las certii-
caciones expedidas por los Registradores de la Pro-
piedad, Mercantil y Naval.
(m) Llevaran sellos de cinco pesos las licencias
de caza; las de uso do anras para poblados, diez
pesos; en despoblado, tires pesos; pera dentro y fuera
de poblado, quince pesos. No so expcdiran separa-
damente a nna misma persona, para dentro v fuera
de poblado, licencias de arnais. A los que la hayan
obtenido de la prinmera y seiiiida clase, y deseen la
de tercera, se les anmlara la obteniida anteriornmente,
deduciendo a su favor los derlchos y el impuesto
pagados. Se prohibe la exp)edici6l doe licencias gra-
tis. Quedan execptuadas del impuesto aqulilas que
deban expedirse a virtud de leyes espcciales.
S(n) Llevarai timbre o sellos de mn peso las li-
cencias o documents que se expidan por la autoridad
municipal para la circulaci6i annual de cada autom6-
vil de alquiler o de plaza, do uno hasta cuatro asien-
tos, de dos pesos on sellos, las mismas licencias a;
documdntos para la circulaci6n annual por cada auto-
m6vil de alquiler do los llamados de lujo, do euatro
a siete asientos; de tres pesos en sellos, cada licencia
b documentos para la circulaci6n annual de cada auto-
m6vil de particnlares 3 licencias o documents de la
misma clase de cada gnagoa-atuom6vil u omnibus y
las licencias de cada cami6n-autom6vil.
(fi) Llevarin timbre o sello de un peso las licen-
cias o documents que se expidan por la autoridad
municipal, para la circulaci6n annual de cada autom6-
vil de alquiler o de plaza desde uno a cuatro asientos;
dos pesos en sellos, las mismas licencias o documents


1 para la circulacidn annual de cada autom6vil de alqui-
ler llamado de hljo, deo cuatro a site asientos; tres
s pesos en sellos, cada licencia o document para la cir-
- culaci6n annual do cada autom6vil de particulars; la
e licencia o document de la misma clase de cada -_.I-
gua-automr vil iu mnibus y la licencia de cada ca-
s mi6n-automovil. Llevaran tries pesos en sellos las
Slicencias o autorizaciones de que habrin de proveerse
- los carromatos, y cinco, las de los carretones de dos
ruedas.
Las licencias do eirculaci6n de toda carreta, en que
las llantas do las ruedas no alcancen en su andar a
, seis pulgadas, pag'ar a cinco pesos, y las que pasen
de esa media, abonarAn un peso.
Segundo:-Se erca, ademis, un impuesto sobre
el azucar, que so dividirA en ordinario y extraordina
rio. El primero, u ordinario, consistira en diez ceu-
tavos por cada saco de ccntrifuga de guarapo qulte sera
pagadero por los duefios o administradores y por
cuenta de las i, ... azucareras en el batcy del inge-
nio productor, luego que est6 envasado el fruto. El
segun1do o extraordinario, consistira en el ordinario
de diez centavos por saco y otro de diez centavos
tambidn, por concept de utilidades extraordinarias
(do guerra, eligible mientras se cotice en la Habana
y so venda el azuiar de ]a clase expresada a raz6n
de tres centavos por libra o m)is. Ambos imlpestos
se pon(drla en ejeeuciOn a partir del primero de no-
Viemibrle del corriente afio de mil novecienlos diez
y site.
So tona por tip)o par a la exaccio el saco do
0cuarenta y o0cho por veinte y nceve pulgadas y el
peso de Irescienlas veinte y einco libras o 1reco
Iarrobas.
Tercero:--El iinlmesto sobre sociedades y ernpri-
sas a que se contrao la Orden Militar nimero cuatro-
cicntos sesolta y tries de mil noveeientos, sera exten-
sivo a loods las asociaciones de derecho contin, in-
duislriales o mercanltiles, organizadas, o que so orga-
niccln eon (uba y on ol extranjero, para el cultivo y
exportac(irO de] azicar y cl tabaco, constituyendo u,
impnesto sobre las utilidades de ambas gralndes ilr
(dstrias. En los gaslos de explotaci6n y entreteni
mieno (de] Iegocio so tendra& n e cecnta como do
legiimlo o ono en ])arte'del costo de production las
cantidades pagadas por los impuestos del Empr6s
tilo de m.il inoviecieltos cuatro y por exporlaici6n de(
aznear.
So deroga la exenci6n do este impueslo a favor
do las minlas quedando obligada la propiedad miner)01
a tribular con el seis por ciento de sus utilidades y
un impuesto do exportaci6n poie cada tonelada do
cobre de dos pesos y uno de hierro.
Los Bane)os y Banqueros, en general, no enum1-.
rados en la Orden cuatrocientos sesenta y lres'tribu-
taran con el seis por ciento de sus utilidades.
La contabilidad de todas las sociedades y empre-
sas se llevara precisamente en moneda del curso legal.
El impuesto sobre las Compaiias de Segnro, se
cleva al cuatro y modio por ciento, inelnyendo en el
impnesto las Compafiias Mutuas y las comisiones de
los Agentes.
Cnarto :--Tn impuesto de producci6n de lun clnarto
de centavo por cada gal6n de miel de purga.
Quinto:-TUn impuesto de cincuenta centavos por
cada cien libras de cuero de ganado mayor, que no
so desline a las tenerias y fibricas de todas classes do
objetos de piel existent s en la Repfiblica.
Sexto:-Un impuesto de.un peso por cada quintal







DIARIO DE SESIiODNES DEL SENADO 15


de explosive que no perteneciendo al Estado so dcpo-
site en sus polvorines. Todos los explosives que so
im'porten en ]a Rep6iblica tendrin que ser alnacena-
dos en dichos polvorines del Estado, quicn los irI
entregando a media que se necesiten para su cmploo
en los trabajos. Cuando los explosives se fabricarxoi
en el pais, al seC1 transportados a lugares distinios al
en qne so enenentre la fbHrica, tendrin que ser depo-
sitados en los polvorines del Estado mas proximos a
los lugares donde deben ser empleados, para facilitar
asi la vigilancia en el empleo de los mismnos.
Septimo:--Los articulos comprendidos en los apar-
tados veinte y cineo y veinte y seis del Arancel de
Aduana vig'enle, abonarAn, como impuesto, un derecho
adieional igual al que result liquidado en cada caso.
Octavo:--Los articulos comprendidos en los apar-
tados treinta y dosielntos noventa y site del Arancel
de Aduana vigento, abonarhn, como impuistos, Iion
derecho adicional del veinte y cinco por cionto do!
que result liiquidado en cada caso.
Articulo II1.---los impuestos expresados so pondin
en ..;. ,. "'.,. desdeo l primero de septiembre pr6xim,'
venidero, o cuando sea possible, o cuanto antes on el
curso del afio fiscal pr6ximo venidero, salvo el caso
en quo tengan fijadas las fechas de su planteamiento.
Por la Seeretaria de Hacienda se dictariin ]as ins-
trncciones necesarias y se propondrin los Reglameno
tos del caso.
Articulo TV.-Carccerin de eficacia en today clase
de actos pfiblicos ls documents sujetos al impnesto
que carexcan dc los sellos expresados. Los ;,FV .I.. I..
ademAs de ineurrir en una multa que por la primesr
infraccion ser ( do diez pesos y por la segnunda d(i
cien, abonar6n el double del Idin -0..I que hayan dejado
de pagar.
Articulo V.-Se autoriza al Ejeeutivo para or'ga-
nizar los servicios indispensable y abrir los er6ditos
oportunos para la ejecuci6n de las disposieiones de(
esta Ley, que empezara a regir desde su publicacih1n
en la (GACETA OFICIATn HE LA. REI'P'JLICA, (tlcdrogaVdo
cualquiera otra disposiciOn legal que so oponga a su
cumplimiiento.
Salin de Sesiones de la 1(', n 11 a los veinte y cea-
tro dias del nles do julio de rmil novecientos diez v
site.
M. Coyula,
President.


F. J. Jirctrine
. Seretario.


Sil y uorcta erio. fucrrr
Socretario.


SR. PRIESIDENTE' (' I ): Se pone a discusi6n 1;a
totalidad.
SR.' Tonurrm,:Nr: Pido la palabra.
SR. PRESIDEN'TEI (N(irlz) : La tiene el Sr. Tolrritmni
SR. TOCRIENrTEI:: Sri'. Sn1adoroes: Desde el dit stie
de abril on qne so vot6 la Ley del Congreso (deelb
rando la guerra al Tmnperio AlemAn, o, mejor, con;'
me apunta el Sr. Maza y Artola, al Gobierno del
Imperio Aleman1, lasla e1 dia de hoy, en la ( '. .. -a
de Representantes y en el Sonado puede decirse quno
no ha habido reunion de los miembros de uno u otro
Cuerpo C.l. -;1 id1. en que no se haya tenido pre1
senate este problema dcl Empr6stito y de los T.,.n,,
tos y que no lo hayamos disoutido constantemente;
y un asunto tan sencillo de resolve, una euesti6n tan
indispensable de ultimar para qoe el Poder Ejecutivo
pudiera cnmplir con las obli(gaciones que le impu1si.
mos al declarar la guerra al Gobierno del Imperio


Alenmn, se ha enredado y enmarafiado on tal forma
que, co0mo heemos tenido ocasi6n de oir esta tarde,-
on la iltima Sosi6n qne quizis dediquen por abora
los Cuerpos Cologisladores cubanos a tratar de la
materia,-nos hormos onflenltado con la propia Cons
tilitcion, al e.xtremo i. I. las personas que han hablado
aqi esta tarde, y entree (11as yo, bomos tenido necesi-
dad de examiner las -i. il i I. que en la praietiea
puede traer el Proyceto de Ia Cimara, si ante el Tri-
bunal Fupremo se le leva, al convertirse en Ley, por
un recnrso de inconstitneionalidad.
En site de abril aulorizarnos al Sr. President
)ara utilizar todas las fuerzas armadas de la Repl-
blica, para hacer la guerra y tambien para disponer
de todas las .. eoon5micas de la naci6n, con esa
misma1 finalidad; y des o Itres dias despu6s, nuestro
fueri(do Presidente, el Sr. Dolz, present aqui nun
tarde una Proposicion de lo(y para. que so antorizara
!ma emnisi'i de tr('inia tniin' lies do peos 011 bonos de
(ma deuda n:mional y para (qe se crearain los implies-
l.os mecesarios para el 1pago de los interoses y de la
.amortizaci6n de esos lonos; pero a mi juicio, por un
error,--Jg noro yo lquion [ sea de llo responlsable,--a
mismo tiempo so present ig'nal Proposicion en la
(1Miara de Representanles, y el Senado, que habia
esa larde nombrado una Comisio n Especial, a peticiin
del propio Sr. Dolz, para (slidiar su Proposici6n,
invo que suspender lodla iramitacion del asunto y
es-per(r a que la maraCinaa 1o resolviora. Eln esta, seg'ri
mis noticias, so leog6 a elaborar nn Proyccto en et
seno de su Comision do TIleienda y hasta existi6 un
principio do acuerdo entire la mayoria de los Repre-
lentantes, y cuando pasadas algnunas semanas, re
cncrdo que fu1 un viernes, el Sr. Dolz volvi6 a ha
blarnos del asunto, nos dijo quoe sporaba que se
volara el Proyecto esa misma tardo, y que el Sr. Pre-
id(entc de la t PW'.'.I;. y 61 entelndian que era con-
vcnicnte que nombrasem(os de nnevo1 / la Comisi6n Es-
pOOeal que babiamos disuelo. Atendiendo a osas indi-
ceaciones, el Senado 1nomblr la (Comisi6o, y yo tuve el
1ionor do filurar en el la. D) la primera, Vds. recor-
l;r~n (que rcnunci para que fignirase en mi lugar el
Sr. i vero, Presidente de 11 ('olomiisik do mapuestos.
Todlos los Senadores nombrados para la Comision
nos propi)sihmos 111nar ceuanlo ani(s l uecstro cometido;
1pro cuA1 no fue nuestra sorpresa cuando al dia si-
i(ienute, 26 de mayo, nos cneointramos con que se
ihabia dictado por el Podor jeceutivo un Dccreto
tli-'poniondo la contratalcin d( nn loprcstito. por
I.reinia millones do pesos y creando una larga series
do impnlstos (que podia h0acerlo isando de la autori-
zaciin (que se le di6 por la Ley de sidee do abril para
nsar de todas las C .i i: econonmicits de la Nacion.
El S. Proeidento de dla Repnblica nos habia en-
vido un Al, K* el 18 do abr(il., agluos dias des.
Ill s (le aquel en que so de(larO l 0 gue rra al Gobierno
(1dl 11ulpeiO enuTlcnil, pidioeno votmiiramos un empres-
ilo, o por 1o monos que so ae'oara rina emisio6n d&,
ltrinllfI nmillones( de pesos deo uina denda flotante, o de
al(o pro el eostilo, y recomendandllo los impuestos que
d(Nnblanos voar para atender al servicio dc esa deuda.
En esoe ',1 i, del Sr. President do la Repfiblica,
(d0 na nmanlra clara y torminantl, como on dl so con-
si',na y puedon l1crlo los r es. Sonadores, so dice qne
Us '1c1(0sitla d(e eC!tro a ciuco I ,;! ,i do pesos anun-
les para atender a las obligaciones que el i 1i.1.
cibano liabia de contract por dicha mnisidn.
ILa (CI'alliara de EIpe 'cseni antles pIarece ser que no
liahwl lhgado eun aquella Sesidn do la tarde del vioe-








16 DIARIO DE SESIONEIS DEL SENADO


nes 25 de abril a ponerse de acuerdo sobre cl Proyecte
(pie debla votar, y por esta razin, y por la premurie
con que habia de hacer la emisi6n de bonos, ya que has-
ta estaban en la Habana los banqueros que habian de
comprarlos, se dict6 el Decreto publicado en ]a Gaceta
del dia siguiente. Todo esto asi lo .1 II I ...... los 6rga-
nos del Gobierno, por el Secretario de Despacho que
aconso.j5 al Sr. President de la Reptblica en aquella
oportunidad, el Seeretario de Hacienda, Sr. Cancio, le
di6 cl golpe mrs rudo possible al cmpr6stito y a los
impuestos, al recomendarle al Sr. President que pres-
cindiendo del Congreso publicara dicho Decreto, pues
el mismo result tan infitil, Sres. Senadores, que no
se atrevieron a ponerlo en vigor el primero de julio,
fccha en que el propio Deereto decia que regiria.
Y cste error complic6 el problema de tal manera
cque la Cimara de Representautes so encontr6 en si-
tnaciin de no powder votar el Proyecto que casi ya
habia leogado a tener listo, y por eso dias despues
vot6 un tercer Proyeeto on que on parte acept6 cl
del Decreto del senior Presidente de la Reptiblica.
Vino erntonces el Proyecto de Loy al Senado, la Co-
misidn Especial so reuni6 y los Sres. Senadores que
la i.... i ...., puede decirse quei por unanimidad, pues
s6lo un miembro que desinti6 de la opinion de la mayo-
ria, de acuerdo con el criterio de facilitar ripidamente
el cumplimiento de las obligacioncs que habiamos
impuesto al Sr. President de la Reptiblica al decla-
rar la guerra al Imperio Alemain; y puesto que para
ello necesitaba dinero, acordamos autorizarle para
hacer la emisi6n de bonos por treinta millones de
pesos y ademis convinimos crcar una series de im-
puestos, algunos que habia recomcndado el E:. ii;vo,
aunque no aceptamos todos los que propuso. Y en las
sesiones de la Comisi6n Especial, que yo presidi,-
ustedes recordarin que asistimos casi todos los Sena-
dores a ellas,-llegamos a un acuordo tal que vinimos
aqui con un Proyocto casi aceptado por unanimidad,
porque aun cuando nuestro iuecrido compafiero 0i
Sr. Coronado, presentO 11 Voto Particular, que f u6
votado por 61 y por otros tres o clatro Sres. Senado.
res, despu6s no insisti6 on presentar EMiniendas ai
Proyecto de Ley, sino que votl el mnismo junto con
sus compaiieros. La totalidad del Proyecto de Ley
y su articulado fu6 volado en 1. i-,,;i; I por umnni
midad y en se'uida so envid a la Caimara de Repre
sentantes. La Clamara de Represietantes, despnus de
varies dias de demora, acord6 rechazar la Ley ta'
como nosotros la habiamos votado; es deeir, no aeept("
las i,.,.Hi,, ;..i. que nosolros habiamos hecho a su
Proyeeto. En 6ste la Camara habia incluido en 11'
principio, disintiendo del Decreto (de Sr. President"
do la Repiblica, nna series do impuestos, por i ,.1
sobre las capellanias, sobre las miles, sobre los euc-
ros, sobro los pasajes, sobre los explosives y otros mis
no comprendidos on el Deereto, aceptando en cambio
algunos de los impuestos del timbre ideados por el
Poder FI .i vo y rechazando otros. Pero es ol eas
que el desacuerdo de la Cilmara con lo hecho por evst
Senado, a mi juicio, por lo que yo pude averigna
despues cuando las discusionecs de la Comisi6n Mixta
no fu6, en cuanto a los impuestos, mds que porqu.
no habiamos aceptado el que ella crea sobre las cape
llanias. Puedo decir que ni uno solo de los Sres. Re
presentantes que form part de la Comisi6n Mixt,
defendi6 el impuesto de( timbre, a pesar de que en ec
Proyecto de Ley votado por la Cimara figuraba. In
sistieron en algunos otros impuestos sin ir.I...l1,,; ;
aceptando unos y rechazando otros la Comisi6n Mixta,


iero hicieron cuesti6n de gabinete el que la contrata-
;i6n del empristito se hiciera mediante subasta, y
:uvimos todos los Senadores que en ella fignurbamos
-jue aceder a esa pretension. Asi qued6 acordado el
Dictamen de la (omisidn .1- :t I, que despuds so apro-
b6 por el Congroso. El 8r. President de la Roeptbli
ea vet6 el Proyeeto de Ley, y la Cimara de Reprc
sentantes vot6 entouces un nuevo Proyecto, que no
era el votado antes por el Congreso. En ese nuevo
F',.. .. i,, de Ley la Camara ha aceptado la mayoria
de los impuestos establecidos en el Decreto del -. ,,,J
President y tambien muchos de los del Proyecto de
ambos Cnerpos Colegisladores que aqu61 vet6, con lo
enal result que el pais ahora va a tenr (que pagar
aun mas impuestos que con el Proyeeto primitive,
porque va a abonar todos aquellos que contonia el
Decreto del Sr. President de la Repfiblica y va a sa-
.isfacer ademlis alounos que el Congreso discurrid
recar, preeisamcnte para evitar aquellos qu(e estimn,
0 inconvenientes o excesivos, u onerosos, u odiosos,
especianlente los del timbre.
Nosotros, en la Comisi6n Mixta, entendimos que,
estAbarmos en la obligacidn de votar una autorizacio6
para emitir bonios por treinta millones de pesos y los
;mpuestos necesarios para el pago de los interests y la
amortizacidn de esos bonos y el veto del Sr. President
de ]a Repilblica roconoce que aqui votamos los crcdi-
tos estrietamente indispensables, asi dice, para el pago
de esas ateneiones. De manera que cumplimos con
nuestra obligacidn. En el primer Mensajo del senior
Presidoete do la Repuiblica, sobre el importantisimo
asunto (que aquil 1os reune, cl de diez y ocho de abril,
el Secreoario de Hacienda, que seguramente lo re-
dacid, porqne generalmente cada Secretario es el que
propose los Mensajes que correspoindon a sn Depar-
tamento, no nos i,.I;d', mas que impuestos para poder
pagar cuatroo ci0nco millones do pesos. Recuerdo por
cieoto que o ese miismo Mensaje, al hablar de una
possible reform del sistema fiscal cubano, dice quce s
inutlil pretender reformar nuestro sistema adiinaero,
is decir, i. I, i. ....i nuestras tarifas de Aduana, porque
los arliculos de primera i .. -.I .1. los que coinstitu-
yen la isbsistcncia del pueblo cubano, la harina, la
mant0ca, el larro, las papas, las cebollas, el tasajo, etc.,
no p gai)lln sino dlel diez al trece por icoito o de dre-
clhos y la supresi6n do estos derechos no iba a ..... I
eiar en casi nada al pueblo cubano, por lo enal result.
ba inlflil suprimirlos. Y ahora se da a entender en
I vefo o ei ('l prop6sito quc anima a Ia creacidn dc
ierlos impiiestos mnevos es para ver si pneden redu.
cirse los de aduana, olvidando (iue antes se sostnvo,
lue no debian rcbajarse, no s6lo en ciuanto a los ar.
icrlos necesarios para la subsistencia, sino en cuanto
1 los demais, porque 6stos, en las condiciones aetiuales,
inn refo'rmando el Arancel, no iban a importarsl en
mayor cantidad, criterio que hace pensar que so
losea no di,;sminiri los 35 6 36 nillones do pesos que
:we reeandan aciualmente eon la Roepblica por dere-
eho;, doe Adluanas.
En. el AMoinsaje de 18 de abril del Sr. President
'ic lI lopeliblica se proponia nn implesio de un cen-
':avo por cada arroba de azicar. La (' .,, I de Repre-
lentantes habia votado un impuesto de veinte centavos
por saco, dividido en uno de diez cuando no pasara
lo tIrs ccntavos de valor cada libra, y otro, tambi6i
le dioz contavos, cuando exccdiera de ires centavos el
reei do cd ada libra de azuicar. Nosotros, en el Senado,
habiamos consignado, y en .i Iii Ii prevalocid nues-
;ro critorio en la Comisi6n _di .! ,, ,I.i el1 impuesto







DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


fuera de un centavo por arroba, o sean trece centavos
por saco, es decir, lo mismo que en principio propuso
el Poder Ejeciuivo al Con'grcso.
El Decreto del Sr. iPicsidentte de la Repulblica
habia estableeido un impuesto del echo per cienlo
sobre las utilidades de la industrial aziuareral. La Ca-
mara de Representantes habia creado un impuesto de
me(lio centavo por cada galnl d( miel. El Senado, pri-
mero, desipuis la ComisiOn lMixta y ein (d.-iiliva el
Congress al aprobar el Dictainen de aqullla, estable-
eiO como impuestos para la industrial azucarera, el
de un centavo por cada arroba de azaicar, o s6anse
tree centavos por saco, mnedio centavo por cada gal6nl
de miel durante la guierva y un cuarto de centavo
para despues y solamente el tres por ciento sobre
las utilidades de las sociedades o empress an6nimas
dedicadas a la producci6n del azficar.
La propiedad cubana portecnceiente a particulars
y dedicada a la producciOn dt dicho dulce, la 1. 1i., ....
libre del impuesto de utlidades, con el proposito de
que la tierra sc mantuviera en manos de sus actuales
dueiaLcs en vez de seguir pasando a las de I ..q....I .i.
extranjeras.
Todos los impuestos del Proyeeto de nitestra Comi-
sion Especial que vot6 el cSenado, el de la (' .1...1 y
en definitive e dle la Comision M1ixta, lqui aprob6 el
Congress, deblan subsistir solamente mientras exis-
tiera la neccsidad de pagar los interests y amortiza-
ci6n de los bonos que sc emiticron, cs decir, que eran
impuestos de cartcter permancnte, porque asi lo exigo
la Constituci6n, pero permanencia que no subsistiria
mls que durante el tiempo wncesario para el pago de
los interest y amortizaci6n, debiendo entonces cesar
de cobrarse todos dichos impuestos.
Puies bien, en el Proyecto que ahora discutimos, y
que nos ha mandado la (' ..... de Reprcsentantes,
los inoenios de fabricar azicar en Cuba van a pagar
veinte centavos por cada ssaco de azlcar, medio centa-
vo por gal6n de miel y cl ocho por ciento de sus nti
lildades; pucs el impuesto sobre esas iutilidades es
no s6lo para las sociedades an6nimas, sino hasta
para las asociaciones de dereeho comnil, esto es, lo
mismo que decia el Deereto (del Poder Ejecutivo, y
por lanto quedaran muy pocos ingenious libres de
dicho impuesto, s(lo aquellos que perteneccen a una
sola persona natural.
Esos veinte centavos por saco tributarAn al 1 ,
c:alclan"do sOloc e) veinte y tres millones de sacos d01
azsicar nuestya prodiuecion annual, cuatro millones seis-
cientos mil pesos; y el impuesto dt medio centavo por
gall) do mie, durante la guerlra y do un cuarto des-
pues, caleulando s6lo eiento vcinte i,,ii..... de galo-
nci:, rendira al !', ., primero $600 mil y despuis
$30 lil; y por 6lltimo, el implustoe de utilidades, cal-
culandolas en cineo pesos por cada saco, los veinte y
tres millones de saeos que sc produciran--tengo la
seguridad do pqec so producirmn m.s-daraii ciento
quiece millones d(e pesos do utilidades, de los enales ce
echo por ciento del impuesto producirit al Erario
ilnuve mnillones doscientos mil pesos.
Do manera que estos uneve imillones (d pesos del
impuesto de utilidades, sumados a los cineo I... II1.
mal contados del (ne grava al azciar y la miel, van
a eehar sobre los produetores do azucar do nuestro
pais una cargil do eatorce millions do pesos; y es
uai cosa asombrosa, Sres. Senadores, qllue en los mo-
mentos en que estamos trainslormando radicalmente
esa nuestra industrial principal, cuando no sabemos
lo qui va a ocurrir despu6s -i"' termine la guerra,


vayamos a gravar en forma tan despiaadda-no pue-
de ilid! ..ii- de otro modo,-a aqudlla, que es real-
mente ]a que sostiene a Cuba, ya que indudablemente
si no fuera por ella en Cuba no se podria vivir.
Pero, ademins, la Ca(mara de Representantes, en el
'Proyecto (Ie abora nos ha mandado, iha incluido algo
que el Hr. President d( la Republica no recommend.
Aqiuil en su Deerelo habia estableeido un impuesto
del seis por ciento sobre las utilidades de la propiedad
minera; cl Proyeeto de la Comisi6n Mixta que aprob6
el Congress fija en ese mismo scis por ciento el im-
puesto sobre las utilidades de dicha propiedad mi-
nera, pero en cuanto a las minas de hierro disponia
que s6lo pagaran veinte centavos por tonelada tal
como se extrajera de aqucllas. La Cimara de Repre-
Oentantes, ahora, ha i j..I.. en cl seis por ciento el
impuesto sobre las utilidades y a mis dos pesos por
cada tonclada de cobre que se export y un peso por
cada tonelada de hierro. Y como Cuba export, por
to menos, un mill6n de toncladas de hierro, se recau-
darn un minill de pesos sGlo por este impuesto. Ann-
'que los propietarios de estas minas son ( ,l.i,.,ii ,,
americanas, es indudable que l. impuesto puede re-
sutar exccesivo y que se lleva today la utilidad, por-
que todos sabemos que el mineral de hierro vale miuy
p)oco, de dos a tires pesos la tonelada. A las minas de
eobre que se estin desarrollando ahora se le imponen
dos pesos por tonelada, mas el seis por ciento de las
utilidades y con seguridad que se termine la guerra
y baje cl preeio de ese mineral el impuesto resultara
demasiado fuerte.
El impuesto sobre los cueros que se creaba para
no establccer cl del timbre, ahora va a pesar sobra
el pais junto con aqu6l. TendrA que pagarlo el pro-
pietario rural, que es cl duefio del ganado y el que
(e definitive lo abouarA, pues todo el que le compare
una res tendlra que tener on cuenta ese impuesto de
cincuenta ccntavos por eada 100 libras que gravara
en 1o adelante la industrial pecuaria.
cS manticno tambi6n el impuesto sobre explosives,
y algunos otros ideados para no crear el del timbre,
cs decir, los ha mantenido la Camara de Represen-
tantes. Y yo calculo que todos esos impuestos, por
poeo que produzean, han de dar de quince a diez y
seis millones de pesos al Erario, quince o diez y seis
milloues que se van a gastar, porque el Mf.-. ...- c del
Sr. Presidenle de la Repfiblica rcconocc que esta in-
dIotado el presupuesto, quie cl Congreso ha votado una
-scrie de Leycs que hay que cumplir y que no hay
linero, ni aini para pagar los sueldos de los sefiores
Senadores y Representantcs. Es decir, que con estos
quince millions que se van a invertir en el pago de
oriditos votados para distintas Leyes del Congreso,
inide asegurarse, sin que nadie se atreva a demostrar
lo eontrario, que para el pr6ximo afio fiscal, la Re-
piblica de Cuba, si no crean otras obligaciones mats
por raz6n (dl ]a guerra, tendra un presupuesto die
cesenta millions de pesos. Iloy lo tiene de 47 a 48
miillones. Y no quiero dciir nada de los dineros que
w; van a necesitar para entrarlos en los bolsillos de
iodos los ;,i1 .. .. .1.. bonistas y accionistas de la es-
candalosa Compafiia de los 1Puertos de Cuba, vulgo
,(I Dragado, bien porque so les dd dinero i.-..-i..,
bien porque s tnome del presupuesto do ingresos de
la Naci6in i1a part de lIas lnevas que se recauden
por 0l inmpesto de 3M.-joras de Puertos, que se cal-
cula en un milldn quinientos mil pesos, y que ]a
crronea Ley qne sc acaba d(e votar, autoriza a efectuar
oln un cineuelnta por cielto, ,.iia responder a las








18 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


transacciones que se celebren con la compafiia y sus
acreedores. hipoteearios o bonislas.
Coimo el presupuesto de ingresos disminuirai por ese
motive el de gastos quedarl indotado.
Y digo yo: con los viejos y Inuovos impuestos que
prodiuirAn unos sesenta millones, con un presupues-
to de gastos que absorvera esos sesenta mnillones, lo
(que es l gico que sueoda y ya lo da a entender el
'.1. je del Sr. Presidelnte de la Repiblica tque con-
tieue el veto, sera do impossible realizaci6n la prete1n-
sion del Sr. Cancio: transformar el sistema ..- .
cubano. Si las Aduanas produced treinta y cineo mi-
Ilones y vamos a gastar sesenta, jc6mo vamos a redu-
c]r los ar1anceles y crear otros impuestos si no vamos
a dejar-nada por gravar? O ('on qu6 vamos a hacer
frente a las even1tu alidades? Porq(ue much inm temo
que si la guerra so prolong la Repiblica de Cuba
tendr;i que acudir de nuevo al cr(idito; que-csos treiin-
ta mlillones se aumeintaran en otros treinta mfis y
deslnis otros y otros para los lqe el Gobierno tendra
que aeiudir al Conglreso para que vote nuevos empres-
titos y nuevos impuestos.
Y no digo nada de las necesidadcs a que el Go-
biemro tendra que tender por raz6n del aumento del
Ej'reilo y la \1 ... 1, y oen que deberi invertir una
grian part de los trointa millions del empristito, de-
dicando otra parte de 61 ha solventar las responsabi-
lidades contraildas p or causla de la revoluneii qiue
acaba de terminal, y on es sa situaci(6n, i no es 16gico
que dejemos alguna, fuento de ingresos para (o future
cuando se necesile mIas dinero para todas en as aten-
cioues ?
Esta es la raz(n por la que estando yo de acuerdo
con la necesidad del Emprdstito y con qu e so vote
los impuestos necesarios para tender a esa obligaei6n,
no est6 de acucrdo con el Proyccto de Loy tal como
lo ha votado la Ciamara de Representantes.
La Camara, en ese Proyeeto, se ha olvidado de
algunos impuestos rccomendados por el Sr. Presidente
de la Repiublica, o comprendidos en su Dcreto, y de-
bemios de alegrarnos de ollo. Ilcocoerdo cl que so refie-
re a Ias utilidades de los comoreiantes, y auilque se
han mantenido con( todos los que so rocaudaren
por niedio de timbres, ha desaparecido el de esta clasi
1oblre !as ventas al fiado en las bodegas. La (' .... ... de
Representantes, ahora tampoco iha atendido a ese
particular sobre el cual c. Secretario doe Hacienda
haiea lanito incapii, para, seglin decia, lograr qui
.' desapareciendo la costumibr de nucestro pueblo
de eomprar al liado, eso es, al cr6dito.
Iaa (' ... de Representantoes, pues, ha estado de
acuerdo con cl Senado en no aeoptar lo que parecia
ser I'undamento bAsico de la obra del SI. Cancio,
aq(ue l en que descansaba el hermoso ,;i, (; que ha
levantado para ir hlaea Ia reforma que implica ei
nuevo sistema trilbutario por 61 ideado y defendido,
on moments ell qul e todo cl mundo so olient1a en ser-
tido contrario al siyo, luchando por abolir esos im-
pieostos contra los que han predicado los grades eeo
1nomiitas almericanos Henry George, y su iijo del mis-
mo nombre, miembros de ]i (ICmara de liepresentan-
tes de los Estados UTnidos y su hominimo el gran
Primer Ministro de dInglaterra, David Lloyd George.
y por seguir al pie de la letra en el Conlgreso cubano
las inlspiraciones del ilustre Dr. Cancio, vamos a lle
var al pueblo cubano por un camino errado, por el
qu1 d(espu6s no podremos retroceder.
Porque, aunque el Sr. Secretario de ILacienda con-
oidere que todos los hombres pliblicos de Cuba somos


unos ignorantes en estas cuestiones, yo espero, para
cnando el moment de hacerlo llegue, haber estudiado
]o baslante para atraverme a discutir con 61 y demos-
Irarie que lo 1que ha hecho es ir, desde luego, por error,
contra los intereses del pueblo cubano.
L o menos que se ha dicho contra los que estamos
del'endiendo los interests de nuestro pueblo es quo
detledemos los intereses de los espaioles y de los ale-
manes, porque no queremos que haya nuevos impues,
tos en Cuba para que no so haga la guerra al Imperio
Alemii. i Sres. Senadores, y esto lo dicen individuos
que estAn mis o menos corea del Sr. Seeretario de
IIacienda, olvidando que asi no se puede discutir y
(qu por ese camino de las acusaciones, nuestros ami-
pos podran recordar que aqu61 siempre ha sido un
gran i.....I I.., que es el uinico Secretario de Des-
pacho que f.. ......1,I., parte de un gobierno declarado
neutral, ha hocho declaraciones a favor de una de las
naeiones en guerra, a favor del Imperio Aleman, que
s; han publicado on los peri6dicos, y que de no ser
ieWrlas, las fha debido desmentir. Y yo que como un
1m1ple cindadano he discutido varias veees con el
desdol que empel 6 la guerra, movido de mis simpatia;
a, favor do los aliados; yo que por admiraci6n al pue-
blo 'rane6s y yo que por mis relaciones de negocios y
per ao'radecimnieito simpatizo tanto con el pueblo
int is; yo (que por lodo eso me siento tan creca de 1Cs
Oli0' combatenl contra c1 Imp)erio Alemali, -._,i ,n.
le a juicio de esos indivi(duos debo ser, uno de los
q(le defienden los interses do los alemanes oponidnto-
ime al impuesto del timbre, debo ser uno de los qone
deflende los intereses de los espafioles, de esos es-
pafioles, que no s6 eutles sean, que odian a la Repti-
blica de Cuba y que quisieran que desapareciera,
es decir, que yo, que cuando tenia veinte afios for-
mnaba part de los clubs revolucionarios que en Cuba
secuudaron la obra del gran Jos6 Marti, que lueh6,
airma al brazo, hasta que se tom6 a Santiago de Cuba
y que termimn la guerra con el grado de coronel del
Ej6rcito Libertador, que he d-fjdlido siempre los
interses de mi pais, que nunea estuve al lado. de
: 1r*- en el Partido Autonomista, que jams he
del'endido cl control do un gobierno extranjero on
Cuba, y que por eso no ie .i.. ,.di.lr la Enmicnda
Platt, me ven envuelto en esa acusacidn, lo lue le
sucede tambinl a nuestro 'i hipil0aler, el Sr. Fernin-
(lde, al quo, seguin noticias, en un I..- ;',. !;. americano
que aqui se ipubliea se le dice que es uu simpatizador
de los alemanes y un Dictador de los Bodegueros, s6lo
por(Tue comba:te su pcri6dico, "El Comercio", el im-
puesto del Timbre.
Yo crco, Sros. Senadores, que so hace necesario
(que.en la Repulblica todos span, que somos capaces
de sostener ntestro criterio, que no nos arredra nada,
1absolutamente nada, euando tratamos de defender
imelstro crilerio, y que pierden su tempo los uoe
piensan que contra 61 vamos a votar aqui lo que
no debemos votar.
Tengo aqui en el bolsillo un articulo do un peri6-
lico de esta ciudad, que al dia siguiente de suspen-
'0erse las garantias constitucionales publicO que las
'a.lrantias colistitucionales se habian suspendido con-
Ira el Conreso;o cubano; y cl Gobierno de la Repi-
blica de Cuba no denunci6 a este peri6dico, que al
lecir eso le imputaba un delito, y no le quit los
'avores de que lo hace objeto, y por el contrario sc
los La mailten ido. ; Es possible que se entienda que
rno'oitros no vamos a powder sostener libremente nues-
tro criterio? Cuando yo tengo que decir una cosa,







DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 19


la digo, piensen lo que piensen mis amigos y mis
enemigos, los del Poder o los de la oposici6n, los
gobernantes o los gobernados. Cuando yo entiendo
que tengo ]a razon, no hay fucrza humana que me
haga cambiar de criteria; pero cuando me persuade
que estoy equivocado, vario en el acto, con la mayor
facilidad. Asi procedi siempre en los campos de la
revoluei6n, ante el powder formidable de MAximo G6-
mez, aquel gran soldado que tanto contribuy6 a la
independencia cubana. Yo combat su criteria mu-
chas veces, en muchas ocasiones me puse frente a 61,
y sin embargo, fun uno de los hombres que mas me
ha respetado en la Repfiblica de Cuba, como fui y
soy yo uno de sus mas firms admiradores. Ahora
estoy dispuesto a hacer lo mismo, piense lo que pien-
se el Sr. Cancio y los que con 61 estdn en el Gobier-
no; no me preocupa lo que ellos quieren cuando tra-
to de cumplir con mi deber.
Aquf en el Senado he ayudado a votar varias Le-
yes. La Ley de la Secretaria de la Guerra, si me
hubiera opuesto, no hubiera salido, porque la opinion
del Senado fluctuaba. Y ayud6 al Sr. Dolz a pasar
esa Ley, enmendando various de sus articulos. El
Proyeeto sobre el empr6stito y los impuestos, es de-
cir, el asunto que hoy nos vuelve a reunir no mt
agrad6 desde un principio en cuanto a varies de esos
impuestos, y pues a la par que acept6 algunos com-
bati otros, entire ellos el del timbre, sin haber usado
contra 61 lenguaje violent alguno y sin haber ata-
cado duramente a nadie. Yo no hablo mAs que en el
Congress, porque no tengo peri6dico mio, ni periN-
dicos subvencionados, ni partido que me siga, ni
dinero que dar,' ni colecturias que ofrecer, ni sueldos
con que llenar los bolsillos de nadie; pero cuando
aqui he dicho algo de acuerdo con el criterio del
pueblo cubano, he observado que me ha apoyado en
seguida, es decir, que yo he estado de acuerdo con
lo que quiere el pueblo, he interpretado bien sus
deseos y sentimientos. Y eso es lo que me i- i,;, -.i.
estar bien con mi conciencia y -con la opinion de mi
pueblo.
En cambio, el Secretario de Hacienda, contra la
opinion del pueblo cubano, contra el criteria do to-
das sus classes mis solventes, contra el mode de pen-
sar unanime del Congreso, contra todo el mundo,
en una palabra, ha colocado al Sr. President do la
Repfiblica en la situaci6n embarazosa y dificil de
firmarle un Mensaje como este que ha enviado ai
Congress, o aceptarle su renuncia.
Para terminar, Sres. Senadores, quicro deciros:
primero, que votar6 en contra de la totalidad del
Proyeto, porque habiendo votado antes que esta
tarde no podiamos aqui discutirlo, sigo sosteniendo
ese mismo criteria. Y segundo, que voto en contra
de la totalidad, porque ha variado tan radicalmento,
de tal modo nuestro Proyecto, que me parece impro
pio que lo aceptemos, por mAs que tiene algunas cosas
que aceptaria y hubiera votado, si so hubiera convo-
cado a una Sesi6n Extraordinaria al Congreso para
hacer una nueva Ley, ya que la votada por nosotros
fracas por el veto presidential.
SR. MAZA Y ARTOLA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (N RIEZ) : La tiene el Sr. .\1, y
Artola.
Sn. MAZA Y ARTOLA: Sres. Senadores: no negare
que tengo que hacer titinicos esfuerzos para dominar
mi emoci6n. Siento dentro de mi en estos moment,
hervir inquietas, multiples pasiones, que si bien mty
dignas, muy levantadas, muy nobles y honrosas todas,


elevan sus .tl,1 i..-, sus llamaradas, hasta mi cerebro,
hasta mi conciencia, tratando de impedirme razonPr
con entera serenidad.
Es que me creo que ahora, como nunca, se va a deci-
dir en este hemiciclo, acaso de una manera definitive
nuestra suerte.
S6 que ello ha de parecer en extreme exagerado
a cuantos me hacen el honor de escuchar. Y que tam--
bien, ingenuamente lo declare, le va a quitar much
valor a mis palabras. Pero me obliga a hacer esta con-
fesi6n previa, la sinceridad y franqueza que debo a
mis compaileros y le asiste el derecho al pais de recla-
marme
En las situaciones critics de los pueblos es dificil
que haya un solo interesado en sus destinos al qne
no se le despierten asitadas, sacundi6ndolo, a veces
voleinicas, sus pasiones. Algufhas de ellas, quizas mn-
chas, podrAn ser malsanas, pero las que lejos de serlo
reconocen un gran fondo de bondad, no deben tratar
de arrojarse de si. Con ellas se perderian los mejores
y mis i`- i. ,i. medios de defense.
Por eso en tales circunstancias prefiero siempre !a
voz y el consejo de los bien apasionados que el de los
frios. Su serenidad les dejarA ver con mayor claridad
el scenario y el porvenir, dindose asi mayor enenta
del peligro, pero a causa de eso mismo suelen respe-
tarlo demasiado.
Aqui tengo sobre mi pnpitre un libro de oio, pe-
queio en volume, inmenso por sn contenido. Es una
seleecicn de las ideas y doctrinas del inmortal Ap6stol
Jos6 Marti. Sublime obra de la que me hago siempro
acompailar cuando lucho, en la enal suelo inspirarme,
done hallo un inagotable scandal de energias. Y en
41 resaltan tres pensamientos, que voy a permitirme
leer a mis ..1..]n i...- Dice el primero: "La pasido
es una nobleza.". El seunndo: "Los apasionados son
los primog6nitos del Mundo". Y el tercero: "Los
fuertes dominan la pasion, pero on cuanto logran ex-
tinguirla cesan de ser fuertes."
Me faltara ain sosiego, pero de ninguna mancra
vigor en estos instances. Seri porque esas pasiones,
de que antes hablaba al mismo tiempo que me estor-
ban me animan? Tal vez; lo cierto es que no quisiera
que por complete me abandonaran. Cuando ha poco
estibamos rcunidos en sesi6n privada me costaba mu-
cho trabajo reducirlas, parecian muy ind6mitas y re-
boldes. Ahora no; crco que al fin he logrado refrenar-
las, aunque todavia las sionto palpitar y moverse.
Podr6 asi mantenerlas ? Yo lo espeso. IDe todos mo-
dos, en tal estado voy a abordar mi cometido.
Una tarde parecida a 6sta comenzaba yo otro dis-
curso mio recordando cierto pasaje de la Divina Co-
media. Y no s6 por qu6 ahora me vuelve persistent
a la imaginaci6n. Sera prorque, si bien en otro orden
de cosas, en esfera algo distinta, nos hallamos en
analogo easo?
Era uno de los mas conocidos. Aquel que precedid
a ]a entrada del Dante en el Infierno, que di( lugar a
su encuentro con Virgilio. Cuando se hall en la sel-
va obscura, con la diritla via smarrita, cerrsl A, fuera
de todo camino recto, que s1lo el pensarlo Ie repro-
ducia los dolores, Ic rinnovalapaura.
Como entonccs, otra vez somos perseguidos, acosados,
por aquellas terrible fieras, personificacin de las
mas bajas y viles pasiones humans!
No es ya. n gran Monte Carlo, inl enorme burdel
lo que para today Ia Am6rica tratan, precisamente do
bac,er ahora con esta nuestra hermosa patria, pero si
una muy humilde sierva de los Estados Unidos, echbn-







20 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO
-- ----- ----------- ---III-


dole al cuello una nueva. cadena de oro de que la
tengan m6s a su guisa. Y no sabemos al cabo lo que
sera peor.
Hubo el Ejecutivo de dirigirnos, algunos meses ha,
un '3T i...ij, solicitando la autorizaci6n para emitir
bonos por valor de treinta millones de pesos y para
establecer los impuestos necesarios con que pagar sus
intercses y amortizaci6n, al que correspondi6 la Ca-
mara de Representantes votando un Proyecto de Ley
casi de complete acuerdo con sus indicaciones. Pero
llegado a este Cuerpo tuvimos que modificarlo, redu-
ciendo al minimum los impuestos, y estableciendo
otras reglas que consideramos mis adecuadas, dentro
de la Constituci6n, para la emisi6n y recogida de esos
bonos.
Recuerden los Sres. Senadores que yo no era par-
tidario de ]a autorizaci6n en manera alguna, pero qine
ante el dilema de optar entire la forma y la extension
que a csa operaci6n y a los impuestos le daba el Eje
cutivo secundado por la Camara de Representantes,
y la formula discreta que habia, adoptado la Comisi6n
Especial del Senado nombrada para dictaminar sobre
el asunto, crei quc para evitar el mayor mal debia
adherirme al menor y vot6 con todos mis compafieros
la autorizaci6n para cse Empr6stito, en las pruden-
ciales condiciones aqui recomendadas.
No podri, por consiguiente, en este asunto, tachar-
some de radical, de intransigente, de irreductible, por-
que yo cedi bastante de mi criteria acerca de 61 aunan-
do mis escasas fuerzas a las de la mayoria para hacer
mis complete y efectiva la derrota de lo que todos
estabamos conformes en que constituia una gran exa-
geraci6n do aqucl dafio.
Pero hoy el problema es otro; no sc trata ya de
escoger entire dos males, sino de aceptar uno cvi-
dente o rechazarlo; y, es claro, asi no veo que haya
que titubear, ni que transigir, siendo esa tambi6n la
conduct que para los demis esth indicada. Nada de
mostrarse ni un moment perplejos. Consecuentes con
la actitud de cntonces todos debemos, nnanimemente,
como un solo hombre y en un solo gcsto, repudiar el
mal, es dccir, votar contra el nuevo Proyecto de la
Camara de Representantes, digno hermano dc aqucl
de la misma procedencia.
En el il inM. MI .--.i.i,. del Sr. President de la Re-
pfiblica acerca del particular a quo antes me refcri.
solicitando de nosotros la autorizaci6n para esta ope-
raci6n de. credito, fu6 parco en razones, en exponer
motivos, en dar explicaciones, dej6 apcnas traslucir
la realidad de las cosas, sus verdaderas intenciones, y
sentimientos, poro en este otro vetando nuestra Lcy,
a la vuelta de sus mfiltiples consideraciones y objecio-
nes en contra de clla y, por consiguiontc, a favor (de
la que primitivamento recomendara, con una franque-
za casi brutal nos hace declaraciones trcmendas, al-
gunas con cierta ingenuidad, otras, sin duda, con
sobrada malicia, ya que, tirando de la manta, descu-
bre, revela a grades, pero negras pinceladas, cunl ce-
en toda su magnitude la verdadera situaci6n del Era.
rio, en qub estado econ6mico se encuentra la Reopi
blica y ad6nde se dirige a pasos acolerados.
jLas hab6is leido detenidamente? Os habeis fijado
en ellas? Pues debris sentiros todos acongojados hon-
damente.
Sus primeras parrafadas van dirigidas al Congre-
so, llenAndolo de multiples cargos, haciendole terri.
bles acusaciones. Segdn ese Mensaje la Iacienda Pd-
blica sufre en estos moments tan gran desequilibrio
mas que nada por las indiscreciones, las demasias, los
abusos de las Representantes y Senadores votando in-


justificadamente creditos sin tasa, desmesurados, a
diestro y siniestro, entire los cuales se hacen destacar
sus aumentos de sueldos como para afear mas su
conduct, estigmatizAndolos y que recaigan sobre los
miombros del Poder Legislative, con la mayor grave-
dad possible, las principles de-["' 'j,,ili'l.,l.. de nues-
tio desastre financier.
iY tanto como hab6is menospreciado mis oportunas
advertencias a ese respect! CuAntas impugnaciones
he dirigido durante cuatro afios y medio contra esas
arbitrarias leyes de creditos para que no se votaran,
contra sus faltas de fundamento, contra la forma irre-
gular de proponerse, contra los grandes despilfarros
que significaban, contra el desorden y trastorno que
introducian en la contabilidad de los Presupuestos,
engendradores a la larga de una crisis que podria Hle-
gar a comprometer hasta nuestra independencia, con
haberos siempre mortificado, producido grandes dis-
gustos, algunas llegar a resentiros personalmente con-
migo, estimAndolas exageradas en grado sumo por lo
menos, todas ellas reunidas, resultan pAlidas, insig-
nifintites al lado de estas constitutivas de una, acusa-
ci6n formidable sobre hechos consumados ante la rea-
lidad de sus graves consecuencias que obligan al Eje-
cutivo a recurrir a Impuestos extraordinarics y a una
importante.y gravosa operaci6n de cr6dito para aten-
der al sostenimiento de las enormes cargas pfiblicas
quo asi se han echado sobre la Naci6n, cuyas obliga-
ciones no pueden cubrir los ingresos ordinaries ni
los extraordinarios.
iHe ahi la que os hace el Ejecutivo, dandoos tam-
biWn a entender muy claro como para remacharla, que
todo eso, sin duda, lo habriais podido evitar si hu-
bierais tenido un poco de mas altruismo, alguna ma-
yor previsi6n, mas conciencia de vuestros deberes,
menos despreocupaci6n. i;
Es bien tarde, muy avanzada ya la noche y bastan-
te fatigados nos hallamos todos para que yo les vaya
a leer y comentar esos pirrafos, uno por uno, en
corroboraci6n de lo dicho. Creo que nadie debe haber
dejado de hacerlo, fijinudose minuciosamente en ellos
y desentrafiandole sus sentidos, la intenci6n conque
estan escritos, y que por tanto disentirk de mis juicios
Pero no on todos tione raz6n el Ejecutivo, y es
just distinguir. Tambi6n en la mayor parte de los
cargo le cabe gran responsabilidad.
Entre los cr6ditos que se le echan on cara al Con-
groso haber votado, figuran dos de Instrucci6n Pfi-
blica, uno que se refiere al aumento de sueldo do los
maestros y otro a la creaci6n de nuevas aulas para
tender a las crccientes necesidades de la ensefianza
primaria.
Pase hasta cierto puntlo el primero. Recuerdese que
yo no le prest6 complctamente mi cooperaci6n. Los
maestros eran mcrecedores del aumento, pero en otra
Forma menos gravosa y mis convenicnte a ellos mis-
inos y a la. i~.- ..... i El segundo, ya es otra cosa.
Tom6 nna part muy aetiva en su favor y no me arre-
piento.
Creo que hacerlo figurar entire los cr6ditos que
obligan al Sr. President de la Repfiblica, afin por
ser hoy una de las cargas del Tesoro, a recurrir a
medidas extremes como son las de contratar un em-
pristito e imponer gravisimos impuestos de character
extraordinario a la Naci6n, ademas de injusto, es
de todo punto impropio.
El dincro para el aumento de aulas debe salir de
los ingresos ordinaries, ..,. li. ; i.1 .. al ofecto, si
fucra necesario, cualquier otro gasto que no sea tan
imprescindible como ese. Si alcanz6 tan alta cifra ha







DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


sido por la negligencia del propio Ejecutivo, que sabo
todavia es baja en relaci6n a la falta que trata do
subsanar.
Exigiendo la Constituci6n darle ensefianza prima-
ria a toda la poblaci6n escolar de Cuba, soe e vine
dando desde hace tiempo s6lo a una part de ella,
que acaso haya llegado a ser una minoria, cuando se
ha podido ir incluyendo en los distintos presupues-
tos de cada uno de los afios do nuestra vida republi-
cana siempre alguna cantidad destinada a los sucesi-
vos y graduates aumentos que 16gicamente se tonian
que producer y no hubieran sido de gran importancia
en ninguno de ellos aisladamente, con lo que cubierta
a la continue por complete esa exigencia jams so
resentiria de su falta la ensefianza.
Se ha dado el pretexto de que el Sr. Secretario de
Hacienda le ha negado esos aumentos al de Instrue-
ci6n Publica cada vez que los ha reclamado, en virtud
de no haber ninguna Ley que los autorizara. Elio
s6lo tendria fundamento cuando por el abandon de
esa necesidad a trav6s de los afios fuera precise un
cr6dito de gran cuantia, como ahora. Pero para el
Ejecutivo proponer en los proyectos de presupuestos
algunas m6s cantidades a] objeto de dejar en el afio
por complete satisfecha esa atenci6n, no le era im--
prescindible ninguna Ley especial ni que el Congreso
precisamente lo autorizara. Le bastaba la Constituci6n.
Por consiguiente, la responsabilidad de esa Ley
que tanto trabajo diS, que tantas luchas hubo quo
realizar para que al fin saliera del Congreso, la de
que Ilegaran sus elementales obligaciones a la gran
suma que ha venido de repente a gravitar sobre el
T', ,'i., es mas del propio Ejecutivo que del Congreso.
Supongamos, sin embargo, que asi no fuere. Es do
tal importancia, tiene tanta justificaci6n, y si no
honra al Congreso serI por haberla dictado tan tarde,
que, de ninguna mantra merecia figurar entire las
otras que se le han echado en cara. A menos que por
lo mismo se le haya incluido en el catilogo de l;s
cargas del Erario que ameritan el EmprCstito pa;'a
mayor j l-iltlir1.. Y resultariai entonces un ardid
habilidoso, aunquc de la especie que ya he .1i i. I,. 1r
Como ha dicho muy bion el Sr. T.I' ', i'., con los
nuevos impuestos que so establecen y las nuevas obli-
gaciones que se crean para invertilos, llegard a mas
de 60 millones nuestro presupnusto annual; cuarenia
y siete que ya figuran en el que se ha votado y quince,
diez y ocho o tal vez veinto a que ascenderian las
cargas que se crearan. La suma puede pasar del cii-
culo del Sr. Torriento, ser much mas do los sesenta
millones de pesos. Y podra Cuba soportar para lo
sucesivo ese enorme presupnusto?
El M. ,- ,ij,. Presidential no s6lo da la series de mnI
vas y onerosas obligaciones que so han hecho caer so-
bre el Estado eubano como pretexto de las operacio-
nes en las cuales se estti empefiado, sino tambien la
necesidad de tender con sus products a los con
flictos de la guerra international. Y se saca conmo
ejemplo lo que vienen n tal sentido haciendo todas
las naciones beligerantes, es decir, los ingentes sacri-
ficios que realizan.
Pero a qui6n ha creido el que eso escribiera que
iban dirigidas semejantes palabras? ISe encuentra
Cuba, a pesar de haberle declarado la guerra al Im-
perio Alemdn, por ventura en las mismas condiciones
que los paises aliados, directamente comprometidos,
como Francia, Inglaterra, Italia, Rusia, y aun los
propios Estados Unidos, para tener con ella anilogas
exigencias? Ni remotamente. Cualquiera comparaci6n
seria irrisoria. C6mo n6 la menor 'i. il.1l ?


Nosotros podremos necesitar colocarnos en cierta
posici6n de defense front al enemigo y deberemos
siempre tratar de hacer un papel airoso al lado de
nuestros aliados, pero i enin distinta nuestra situacion
felizmente, a la do aquellas malaventuradas nacionou
beligerantes que so hallan en el foco de la conflagra-
ciOn y que aun agotadas tienen que seguir hacienda
-.., ;.. ;.. de hombres, do dinero y de todas classes,
hasta de la filtima gota de sangre y el filtimo adarme do
oro, hasta veneer o sucumbir por complete. i Qu6 pro-
babilidad hay siquiera por ahora de una agresi6n a
nosotros del enemigo, ni que v ,ii li:i;' prdcticas po-
driamos reporter yendo con nuestros propios recur-
sos a pelear en el tcatro principal de la guerra?
Nuestro verdadcro problema frente a esa gran con-
tienda es el de las subsistencias. He ahi lo que mis
nos debe preocupar. Y no vemos que nuestro Go-
bierno haya hecho todavia nada prActico a tal res-
pecto. Crear una Junta de Subsistencias? Para
qu6? gNo ha puesto poor las cosas? Pueden todavia
Ilegar a adquirir caractores pavorosos. Acaso antes
de algunos meses nada mas. iAh! entonces si que nos
hallariamos en el caso de hacer un uso extraordinario
de nuestro eredito. Pero si por haberlo empezado a
usar antes de tiempo, sin bastante justificaci6n, como
decia el Sr. Torriente, nunstras principals fuentes do
recursos nos las encontramos agotadas, con cuiles
les hariamos frente a tan verdaderas y gravisimas
urgencias? VEase cuan cara, tambi6n por este conccp-
to, podria costarnos -. n .i ..t-, ligereza.
Si todo lo que so nos pide y so empefia en que se
haga el Ei,.-i; -. obedeeiera a un plan suyo para
onajenar adrede nuestro porvenir, no resultaria, qui-
zas, tan propio, tan enderezado a esa finalidad.
Cuba, pudieramos decir, que padece, como dicen
los m6dicos o los higienistas, de dos diatesis, la revo-
lucionaria y la del despilfarro. Y cualesquiera de cllas
o ambas, si los oncargados de su direcci6n no tratan
por los medios adocuados quO tienen a su alcance de
contrarrestarlas o atenuarlas, muy presto darAn al
fraste con la Reptiblica.
Acaba de salir do una de la primer clase, de una
pe)rturbaciOn intcrna del orden pdblico, a que so di6
lIgar, y de la que milagrosamento hubo de escapar,
si bien bastante quebrantada, y somos victims, como
minea, de la otra diatesis, que so nos exacerba de
una manera extraordinaria, presentando un aspect
alarmante, tanto mas grave enanto que los males quo
nos ha. ocasionado el peligro que antes corrimos, afin
se estan sufriendo.
SAli! Un observador atento y discreto descubriria
ficiinente que Cuba, dadas sus especiales condiciones
del moment, tiene sn porvenir lodavia mis amenaza-
(o por su prodigalidad, por sus locuras econ6micas,
(ine por su espiritu convulsivo, por sus tendencies
revolucionarias, y que mas depend por consiguiente,
su buena suerte future de la compostura que observe
al primero que al segundo respect.
Echemos si n6 una ojeada sobre la Reptiblica her-
mana muy pr6xima, Santo Domingo. Miremonos en
Cse i( ;. .-, 1.. Veamos c0mo lIa pobre ha llegado a
la tan lamentable situaci6n que estd atravesando.
Abramos las sombrias paginas de su contemporanea
historic y hurguemos en ellas las actitudes y condueta
de sn Congreso y de su Ejecutivo on punto a tener
rcgitlarizados o no los gastos pfiblicos, normal o anor-
mal la situaci6n de su Hacienda, y hallardn muchas
analogias entire las cosas que alli so han hecho y las
que se vienen aqui desde ha tiempo por identicos fun-
cionarios realizando en ese mismo orden,








22 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


Los Sres. Senadores tengan la curiosidad do seguir
hurgando, do enterarse de ]a intima relaci6n que hay
entire esa conduct y lo que viene sufriendo aquel des-
graciado pais, que eneontrarAn la de causa a efecto.
No hagan easo de mis informed. Creeran que yo exa-
gero. Adquieranlos de sus mismas fn, ,l ..
El ejemplar tampoco es fnico. Algo por el estilo
ocurre entire otras latino-americanas y la poderosa
de Norte-Am6rica, sin enmienda Platt ni tratado per-
manente como el nuestro.
iVernos envueltos en una grave crisis financiera'
iY por nuestras culpas! iDios nos libre de tamaia
desgracia! Seriamos en el acto intervenidos como
santo Domingo. Y no penseis que eso :ip 1....1 tendria
importancia. TIabiendo desde su punto de vista mayor
justificaci6n, no nos iban a tratar n,. i1.i. iCuidado
con exponernos a ello!
Nada mas grave puede venir sobre Cuba que su
intervenci6n econ6mica. Y eso es lo que insensata-
mente estan preparando los cubanos. Con el corazin
despedazado me veo obligado a deciroslo aqui de nue-
vo esta noche. Porque tengo la conciencia de ese peli-
gro como muy pr6ximo, arraigada en mi alma. Sus
negros aleteos siento que me dan en el rostro.
Os habdis pasado los afios votando cr6ditos y mia
cr6ditos, y el Ejecutivo sanciondndolos. Si acaso ve-
tando algnno que otro, ya el mas necesario, ya el que
sabia qun habiais de ratificar, porque os interesaba
particularmente. Los demds ha dejado pasarlos easi
todos. iY viene luego con un \i ije diciendo que
para enmplir las multiples obligaciones que con tan-
tos votes de er6ditos habeis eehado sobre el Erario
pibblico se hace impresseindible un empr6stito y crear
nuevos impuestos especiales para tender a su paao,
como deseargando sobre vosotros la responsabilidad
complete do ella y lavandose tranquilamente las ma-
nos! gPor qu6 hubo de sancionar todas esas leyes
y ha hecho tan mal uso de los fondos pfblicos? De
otro modo no habriamos llegado a ]a actual situacin.
Todos estos peligros que hoy so ciernen sobre nos-
otros, los lie previsto desde much antes que se mani-
festaran de manera tan ostensible, desde que empeza-
ron los unos y los otros a provocarlos. Y os he pro-
venido a tiempo, pero no se me ha querido hacer o1
menor caso.
IRecnerden las campafias que libr6 contra la "bo-
tella", causa primaria y fundamental de nuestro gre-
visimo estado. Mientras se han tenido abandonadas
las mais impreseindibles obras y atenciones muy im-
portantes de los principals Departamentos, como los
de Tnstrucci6n Publica y Sanidad, no han dejado de
seguirse sosteniendo con los escasos ingresos del EN-
tado legions de personas sin prestar servicios de nin-
guna elase; siendo el Ejecutivo quien tenia que auto-
rizarlo, por lo que es el esencial responsible de tales
0 .;i I ,, ... .
Si aquellas espitas done quiera puestas en el
Tesoro piblico, por las que so ha venido escapan-
do a raudales, mas que el dinero la sangre y la
vida de la Rep6blica, no se hubieran abierto, estas
necesidades de ahora no serian tan apremiantes, ni
tan ingentes, no se presentarian al mcnos en la forma
tan pavorosa que nos revela el propio Ejecutivo.
Bien hizo un dia el pueblo cubano, consciente de ese
poligro, en ponerse a mi alrededor, cuando por habei
lo energicamente sefialado y propuesto conminar flni
cohibido en mis derechos. Los pueblos todos se dan
cuenta muy clara de sus males y saben oportuna-
mente reaccionar contra ellos cuando se les deja li..


bromente obrar, y el nuestro en aquellos moments
se la di6 do 6ste, repudiAndolo con entereza.
Hace de eso tires afios aproximadamente, durante los
que siendo incesantes mis campafias en el mismo senti-
do, eneontraron eco siempre en 61. Ahora, al sentir so-
bre si el peso de estos gravosos impuestos, 6 cemo los re-
cibira sino a maldiciones? Le haran rccordar los dias
en que videntemente se percat6 de lo qne el porvenir,
por la botella, le tenia reservado, y quiso con una
espontanea manifestaci6n, palpitante de entusiasmo,
contender su curso devastador, dandome a la vez animo
para que de ninguna manera desmayara on mis lu.
chas contra olla, lo que a pesar do habcr hecho, v6ast
euan infitil fu6.
Tambi n cuantas 1-.*:, gravan el T...1.. pfiblico de
dotaciones, de pensions para los libertadorcs super.
vivientes inutilizados y las families de los fallecidos,
pudieron suprimirse sin el menor detrimento de los
I. 1. 'i 1...- sino al contrario, con s6lo haberse vo-
tado aqu6lla que propuse para que las colccturias se
repartiesen, preferentemente, entire esos benemiritos
de la Patria, o sns viudas y hu6rfanos. Asi adem'i
de ahorrarse el Estado muchisimos miles de pesos al
afio, habriasele dado mejor destino a csas prebendes
que hoy disfrutan quienes menos lo merccen y sirven
para injustos y rapidos enriqueeimicntos a costa de
los vicios del pueblo, asi como para que el Ejeoutivo
compare today clase de conciencias en su particular
interest.
Pero nada de esto se tiene en cuncta ahora,. De Jo
que se trata, por lo visto, es de conseguirse la autori-
zacion que se quiere, a todo trance, y para eso sacn-
di6ndosc de sus responsabilidades aqunl al que mais
le caben, present la situacion como mejor al efecto
convieno. ( Porque, si ha podido contender toda esi
avalanche de cr6ditos oportunamente, y negarse a la
corrupeci6n de la botella, dej6 do hacerlo? No habria
tenido iqu venirnos ahora coin ste A\lI n- ij.- plet6rieo
de cargo contra el Congreso por no haberse prostado
antes a facilitar incondicionalmente sus deseos, e in-
sistente en ellos, o sea, en la contrataci6n de un em-
pristito de 30 millones de pesos y el establccimiento
de los onerosos impuestos con que cubrirse sus obliga-
gaciones.
i Ah! quizfs nos quedemos todavia cortos en nues-
tros juicios y seamos demasiado benignos! ; Todo eso
que se vine hacienda y en que so reincide, today esta
coonducta, no obedecerA a otros propositos, a otros sen-
timientos que los que a simple vista so descubren ?
He ahi una pregunta, Sres. Senadores, que tam-
bidn convene que nos hagamos, porquc en tan grave
circunstancias no debemos callairnos nada, excusar
pesquisa alguna, afin la mis indiscreta, menospreciar
conjeturas por inereibles que parezean. Es nuestre
debcr escrutarlo y analizarlo todo tratando de deseu-
brir la verdad.
El Sr. Torriente ha hecho aqui esta noche algunao
dcllaraciones muy civicas que le he aplaudido. Y te-
niendo yo otras easi de la misma clase e importancia
que haeer, no quiero quedarmiele muy a la zaga. Acaso
complementen las suyas. No para infundir el menor
tcmor con ellas, ni como recurso de efecto en es-e
debate, que seria inftil, y no es mi costumbre en-
plearlo, sino para ver si contribuycn a aportar ni
problema cuanta luz le haga falta.
Cuando conspiraba en esta capital, durante la revo-
lucion separatist, visitaba con mueha frecuencia el
I 1. i. del Sr. Cancio, Secretario de Iacienda. Era
bastante amigo mio; y alli iba yo a obtener notieias
que tenia regularmente y debia adquirir de muy buen








DIARIO DE SESIONE8 DEL SENADO 23


conduct, porque easi siempre resultaban verdaderas
y eran ademis bastante frescas, do lo que pasaba en
los campos do la guerra y on las esferas oficiales de
los Estados ITnidos con relaci6n a ella. Entre las per-
sonas que me encontraba habia algunos amigos y com-
pafieros de conspiraci6n, que me constaba obtoeiaan
de 61 recursos para la revolucion. Sus datos de interns
y su charla tan amena daba lugar a que prolongira-
mos much a veces las tertulias. Pues bien, de ellas
todos saliamos al cabo convencidos de estas dos cosas:
que el Sr. Cancio era un 11i,-p 1..f..1..., pero al misino
tiempo un anexionista. Tanto censuraba al Gobierno
de Espafia como celebraba al de los Estados Unidos,
estimando que en la anexi6n de Cuba a esa grand Re-
pfblica estaba nuestro mejor porvenir, la mayor fe-
licidad nuestra. Constantemente sostenia acerca del
particular controversial con nosotros y tenia en la
boea refutaciones a granel contra los arguments do
Jos6 Antonio Saco expuestos en sus papeles contra la
anexi6n. Do tal manera se hallaba en 61 arraigado
aquel sentimiento y tales eran su fe y su entusiasmo
por ese ideal.
Quien era entonces anexionista, la menos adeenada
oportunidad para ello, ,habra dejado de serlo des-
pu6s? 4No lo sera todavia hoy? Dcjo la respuesta a la
eonsideraci6n de ustedes, bajo la fe de mis palabras,
que no tengo inconvenient en pronuneiarselas en su
misma cara al Sr. Cancio, seguro de que no se atreve-
rA a desmentirlas.
Y no se me hagan sefiales negatives, porque yo
estoy dispuesto a probar mis aseveraciones, si es que
hay alguien aqui que de ellas dude. (Silencio).
Aeaso baste para estimarlas verdaderas el examen
de su conduela como Secretario de nuestras finanzas.
Nadie puede asegurar que la obra que estA reali-
zando sea acortada o de buena fc. Y en un sabio
economist, en un insigne catedratico de Haciend'i
Pliblica, no cabe presumir ni tanta inconsciencia ni
tantos errors como revelaria, de no ser el fruto do
la maldad o de un plan premeditado para llevarnos
a un desastre que fuera el punto de partida de la
realizaci6ni de sus ideales anexionistas. Quizas los es-
time legitimos. Acaso como en aquellos tiempos crea
que en eso consist la i. ;1. I I.-i (d nuestro pueblo, en
former part de la gran repfiblica Norte-americana.
Y asi finicamente se explicarian muchas cosas que
tanta extrafieza nos produce.
I No le hemos visto sostener las mins peregrinas teo-
ras en material de Hacienda ? No le hemos visto pre-
gonar tantas vees la moralidad ccon6mica, y sin
embargo, patroicinar las m6s enormes inmoralidades?
iPues que, no es el Superior Jefe del Departamento
done mayor corrupei6n impera en la Repfiblica, hasta
el punto de ser llamado el antro inmundo? ICuhndo
hermos visto al Sr. Cancio tratar siquiera de poner
sus manos sobre 61, ni aiin cuando ha dado los mayo-
res escandalos? ,No ha podido obtener, y en su de-
fecto haber promovido la cuestiin de conflanza, del
Sr. President (d la Repuiblica que dejara cesante a
todos oa algunos do los altos empleados que verifica.
ban o autorizaban esas inmoralidades?
1 No lo hemos visto en ciertos moments, erigirse en
patronizador do nuestra moneda propia que habia de
contribuir a afirmar la personalidad de Cuba en el
mundo econ6mico, pero despuks realizar actos de hos-
tilidad contra esa misma moneda, con pretexto de ser
contra la espaniola, hasta el punto do que, por lo me-
nos la de oro, ya no eircula. S61o la norte-americana.
Aunque nos dice que esta guardada, oculta, acapara-
da, 6qu6 objeto eso puede tener? Lo cierto es quo


al pueblo no llega ninguna. Qui6n es el afortunado
que ve una moneda de oro cubana ? Y tantos sacrifi-
cios como nos ha costado, tantos millones de pesos,
que se le han sacado al pueblo cubano de sus iii.,!'ias
para no tener siquiera el gusto de encontrarse a me-
nudo vaciado en el oro de sus valores circulantes las
S!i;-, de sus pr6ceres mis ilustres, como Marti y
Mgximo Gonez; ni ain esa inocente satisfacci6n.
En cambio, nos ha inundado de billetes de los Es-
tados Unidos. Por cierto que de los mis deteriorados
y sucios. El dia, pues, que haya una gran crisis en esa
gran Repuiblica, de la que no esta exento ningfin pals,
y sus papeles, como es natural, Ifi! ,, tambi6n la
consiguiente depreciaci6n, La d6nde iremos a parar
sin el coro, el metalico necesario que respalde esos
valores en circulaci6n ? Ni apercibidos de ella con an-
ticipaci6n nos quedaria la menor defense, porque
siendo todo extranjero, no le podriamos nosotros exigir
aqui a ningdn banco que nos cambiara el billete por
oro ni por plata, como siempre hay alguno obligado a
hacerlo all en los Estados Unidos.
Diganme ahora los Sres. Senadores, si es obra ver-
daderamente cubana la que ha realizado y la quc
tod-avia realize el Sr. Secretario de Hacienda, aunque
haga de ello cierto alarde. Y eso que s6lo hemos de
ella suministrado datos grosso modo. Si la sigui6ramos
paso a paso seria power.
Por muy ben6volos que fu6ramos le encontrariamos
siempre negros borrones, aun mis obscuros, que nos
llamarian con mayor motive la atenci6n. Y a una de
estas conclusions, al cabo, habriamos de llegar: que
el Sr. Cancio esta ya caduco (y no tiene tantos anros
para ello), o que es un ignorant en cuestiones de
finanzas, (y todo menos eso cable atribuirle al insigne
Pi I .. -.*- de lHacienda Pfiblica y Economia Politica de
nuestra Univcrsidad).
No queda, Ipes, mts que un extreme de las advei-
sativas verosimiles: Sus prop6sitos firmisimos, deci-
didos de arrastrarnos a cierta finalidad determinada
que 61 persiga, y no puede ser otra que la por el
acariciada en -. C.-, como uno de sus mds grande
ideals desde hace muchisimos afios, acaso desde que
di6 sus I, 'i ... vagidos en la cuna o en la vida pi-
blica. 1Y nos prestariamos a secundar tan nefasta
obra ?
Fuera muy friste, Sres. Senadores, que los que cl
otro dia votamos con el Sr. Torriente por unanimidad
aquel Proyecto de Ley que fu6 tan aplaudido por el
pueblo, ahora nos dividamos votando unos si y otro.,
no respect de 6ste.
Aunque hoy areccemos de prensa verdaderamente
libre que pueda i, i. I; -i con sineeridad la opi olh.
poiblica, su sentir y su quferer, creo que todos nos
dimos I ..- t t., cuenta por ella misma y por la con-
sideraci6n de que se nos hizo en general objeto, cuAin-
to hubo de subir con aquella votacidn el credit y cl
,. -r;.;., de esta Camara.
SSe echaran de nuevo a rodar con una conduct
distinta, s6lo porque la (C.i(.i.i. de Representantes
ha emitido ya sn voto favorable a ese Proyeeto de iey
(iue es la negacidn del nuestro y porque lo exige ade-
mis el Sr. President de la Repfiblica? Nada le im-
portara a la mayoria del Senado votar ahora lo que
antes rechaz6, encontrar acceptable lo que estim6 de
todo punto inaceptable, patri6tico 1o que indignado
Irpcudiara como antipatri6tico?
De mi no podran seguir diciendo mis (..",4.,, i,.
que estoy siempre on pugna con ellos, despu6s de
aquilla hermosa jornada en que hube de unirme a
todos. iAh! era I'. I I sabia que realizaban una bue-








24 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


na labor, dignamente inspirada. Ya vieron como ante
ella depuse todos mis escrfipulos contra el Empr6stito,
las prevenciones que afin me quedaban. Y lo hice con
much gusto, en gracia a la bondad de los prop6sitof
que me parecio se perseguian. Fiu una gran satisfac-
ci6n, creanmelo, la que yo tuve aquella tarde al powder
unir mi voto al de los demas, salir de aqui, de este
Alto Cuerpo, sintiendo latir mi coraz6n casi al uniso-
no do los de mis (iII'.I ..-. iLastima que se vaya a
romper esa i.l1,.,;! ,... ;.! hoy!
Los que se mIp, i', a en arrastrar a Cuba ante el
abismo, podran lograr de moment su objeto, no 1o
dudo, porque el pueblo cubano estk hoy inerme, in-
defenso. Conoce bien todos los peligros que Ie rodean,
quo le amenazan, pero carece de elements, de recursos
para conminarlos, para rechazarlos. iLo tionen ma-
niatado!
Podran, prevali6ndose de situacidn tan excep-
cional en que las circunstancias nos han colocado,
llegar hasta a escalar la cumbre de sus indignas as-
piraciones. Mas su triunfo sera I';r, ,.. jLa justicia
se impondrA y la reparaci6n de los agravios vendrit
No s6 si reconquistando en seguida el pueblo cubano
tod o o perdido, cuanto se le haya arrebatado, pero,
sin duda, que siendo several, duramente castigados sus
expoliadores, sus asesinos. i Tanto mAs viles cuanto que
para consumer su crimnen aprovechan todas nuestras
debilidades y prevalindose de tantas voluntades irre-
solutas, de tantos corazones como tenemos completa-
mente a merced del primero que los solicit, siemprc
hallan instruments y c6mplices que do modo incons-
ciente y lento, pero fire y seguro, los ayudan eficaz-
mente a llevar a cabo nuestra perdici6n.
i Ah! C6mo Heredia, el gran Heredia, nuestro insig-
ne poeta secular, precursor de todas nuestras liber-
tades, fu6 asimismo un vidente do estas otras cosas
que en Cuba habian de pasar! i C6mo hubo de pre.
sagiarlas! iCon qu6 tino! Por eso el Ap6stol Marti
tambi6n lo fue porque se inspiraba en 61. Nunca nos
dceji, empero, sin esperanzas. De quin son sin6 aque-
llos versos tan hermosos come consoladores: "PodrA
aduefiarse por un moment de la tierra el crime
fiero-Pero breve sera su imperio y pasajero."
Tengamos la misma fe del gran poeta. Todo aquel
que le haya echo dafio a Cuba, que so empefie en
seguirselo haciendo, en lanzarla al abismo de su per-
dici6n, cuando de ella no ha recibido mas que benefi-
cios, abusando do la confianza que .;il.i io de su
pueblo, ah! tendra algfin dia que lamentarlo, iif. i.;.
al cabo su condigno castigo. Y aquellos que cons-
cientemente por sus vicios o su debilidad se hubierrn
prostado a sor instruments o c6mplices, acaso sear,
respetados por las furias del castigo, pero so cubririn
de vergiienza y les alcanzarA su dishonor.
SI. PRESIDENTE (Nr TEZ) : Se pone a votacidn no
minal la totalidad del Proyecto de Ley.
(El Oficial de Scrctaria, ioma la volacidn. Dijero)r
que si, los Sres. Ajuria, Carnot, Castillo, Coronado,
Fernindez, Figueroa, Jones, Gonzalo Prrez, Porta.
Rivero, Sudrez, Ycro, Garcia Osuna, Gue(vara y Dolz.
Dijeron que no, los Sres. Goicoechea, l.i, ar y Arlola
y Torriente).
Sa. PRESIDENTE (\i' i *,) : Resultalo de la votaei6n :
quince qne si y ires qne no.
(El Oficial de S'ecretaria repite la lectura de los
articulos primero, segundo, tercero, cuarlo y quinlo
del Proyecto, los cuales son, aprobados sin discusi6n).
SR. MAZA Y ARTOLA: Quiero que se hagan constar los


votos. Es necesaio, imprescindible. No vamos a caer
en la misma falta que la ('.Ian.I,. El Proyeeto tiene
que ser aprobado con los votos de las dos terceras
parts, por lo menos, de los Sres. Senadores. Deberan,
pues, conisignarse en la forma convenient. El mio
ya saben que es en contra de todos y cada uno de
los articulos del Proyeeto de Ley. Y creo que el del
Sr. Torriente tambiEn.
SR. TORRIENTE: Habia pedido la palabra para ex-
plicar mi voto, pero lo har6 cuando se acabe de votar,
para razonar por qu6 no he votado la Ley.

SR. PRESIDENTE (NiIEZ) : i Qu6 es lo que ha pedido
el Sr. Maza y Artola?
SR. \1 vY ARTOLA: Que se haga constar mi voto
en contra de toda la Ley y los de los otros compafieros.
Los que no estan conforms con ella, que lo digan, y
on. esa florma ya se puede hacer el c6mputo. No demo-
raremos la votaci6n.
SR. I)OLZ: Me parece bien.
SR. TORRIENTE: Deseo que se haga constar que he
votado en contra de la totalidad y el articulado, ann-
que estoy de acuerdo con algunos articulos, porque
entiendo que todo esto que estamos haciendo es con-
trario a la Constituci(,n.
SR. GOICOECHEA: Yo he votado en contra de la total
Slidad por iguales razones que el Sr. Torriente.
Si. PRESIDENTE (NiNEZ) : i QuR decia el Sr. Goi-
coehea ?
8R. GOICOECHEA: Que he votado en contra de la
totalidad y de cada uno de sus articulos, por no estar
de conformidad con la forma en que se ha hocho
la Ley.
Sa. MAZA Y ARTOLA: Deseo saber cuiles son los votos
que ha obtenido la totalidad.
Sa. PRESIDENTE (N N i ..): Quince a favor y tres en
contra.
SR. MAZA Y ARrTOrA: Entonees, no son las dos terce-
ras parties los votes que ha obtenido. Era lo que yo
dcseaba saber!
(El Oficial de Secrearia, '. .. 1"..) :
Habana, julio 26 de 1917.
Sr. President del Sonado.
Seofor:
Por un error de miquina al copiarse el incise (n)
del articulo segundo del Proyecto de Ley autorizando
al Ejecutivo para emitir bones hasta la suma de trein-
ta nillones de pesos y estableciendo nuevos impuestos.
se copi6 el parrafo primero del inciso (ii), cuando el
incise (n) es el siguiente:
().-Un sello del valor del cineo por ciento del
imported de cada pasaje de primer clase que despa-
chen para el extranjero los agents y consignatarioa
de companies navieras y uno del dos por ciento por
cada pasaje de segunda, quedando exentos de este im-
pnesto los pasajes de tercera."
ljo que tengo el honor de comunicarlce.
Muy atentamente de Vd.,
M. Coyula,
President.


I'. J. Jinimnez,
Sc rotario.


Manuel Villaldn y Verdaguer,
Secretario.


SR. PRESIDENTE (N(NEZ) : gSe aprucba la aclara-
ci6n ?
(,'., ,l, afirmativas).
Aprobada.








DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 25


SR. MAZA Y ARTOLA: Insisto en que se hagan constar
los votos y el mio en contra, no s61o de la totalidad
de la -Ley, sino de todos y cada uno de los articulos.
SR. GARCIA OSUNA: Si se ha terminado la Ley, pro-
pongo que so constitnya el Senado en Sesi6n Ex-
traordinaria.
Sa. PRESIDENTE (NOE5z) : El Sr. Garcia Osuna pro-
pone que so constituya el Senado en Sesi6n Extraor-
dinaria para tratar sobre una comunicaci6n de la
('.Im..rol. &Se aprueba?


( ,. ,N,, s, afirmativas).

Aprobado.

Sc suspended la Sesi6n Ordinaria i'.i:; constituirsc
el Senado en Sesidn Extraordinaria.



(Eran las nueve menos diez de 'la noche).


Imp. Rambla, Bouza y C Pi y Margall, 33 y 35.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs