Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba.
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072699/00438
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
Physical Description: v. : ; 33 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Senado
Publisher: Rambla y Bouza
Place of Publication: Habana
 Subjects
Subject: Legislation -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began with: Vol. 1, 1902.
General Note: Description based on: 2. Legislatura vol. 2, no. 1 (abr. 6 de 1907); title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072699
Volume ID: VID00438
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001844861
oclc - 30331556
notis - AJR9135
lccn - sn 94026346

Full Text








DIARIO DE SESIONES

DEL

SENADO


REPUBLICAN


DE CUBA


VOL. XXXII HABANA NUM. 39


TRIGESIMASEGUNDA


Trig6simanovena Sesin--
Trigesimanovena Sesion-


LEGISLATURE


.Julio 2 de 1917


Presidencia del Sr. Emilio Nuiiez.


Secretaries: Sres. Manuel Fernandez Guevara y Agustin Garcia Osuna
..... .....- -------- -..._ --- ----- ......... -- ...-

SUMARIO

Comunicaciones Oficiales.-Proposici6n de Ley concediendo pension al Sr. Enrique Medina. Pasa a la
Mesa.-Comunicaci6n de la OAmara dando cuenta de haber aprobado el Proyecto de Ley que con-
cede un cr6dito para el Cuarto Congreso MBdi o.-Proposici6n de Ley creando la oficina de ex-
pedicion de pasaportes. Aprobada.-Proyecto de Ley creando la Secretaria de la Guerra y Marina.
Comisi6n de Asuntos Militares.-Proposici6n de Ley reorganizando la plantilla de la Aduana de
Cienfuegos. Pasa a la Comisi6n de Hacienda y Presupuestos.-Dictamen de Hacienda y Presupues-
tos sobre la Proposici6n que modifica la Escuela de Pintura y Escultura de la Habana. Sobre la
Enmienda del Sr. Dolz. Discursos de los Sres. Dolz, Morales, Gonzalo Perez y G6mez.


A las cinco rnenos cuarto, bajo la Presidencia del
Sr. Emilio Nfiiez, actuando de Secretarios los Sefio
res Manuel Fernandez Guevara y Agustin Garcia
Osuna y presented los Sres Senadores que siguen, se
abre la Sesi6n:
Ajuria
Alberdi
Castillo
Coronado
Dolz


Ferndndez
Figueroa
Gonzalo Perez
G6mcz
Maza y Artola
Mi\ iales
Purt-i
Rivero
Sinrez
'Tcrriente
Yero







2 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO
Sn. ~ PRSDET (NuEz) Se va--- a- lere ead


SR. PRESIDENTE (NUREZ) : Se va a leer el Acta de
la Sesi6n anterior.

(El Ofi. ;,,l. Sr. Vega, la lee).

SnR PFr 'ir.': ii. (Nir :' : ,Se aprueba el Aeta que
a'l.d.a de leerse?
li,. Mi.\z.x ARTOLA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (NUrEZ): La tiene el Sr. Maza y
Artola.
SR. MAZA Y ARTOILA: Se me atribuye, por un error,
que yo pedi que pasara a una Comisi6n Especial la
Proposici6n en virtud de la cual se le da una perl-
si6n a la Vda. y otra a los hijos del Sr. Gonzalez La-
nuza. Yo pedi que pasara a la Comisi6n respective;
pero no a ninguna Comisi6n Especial. Pido que se
haga constar.
Si. PRESIDENTE (NUREZ) : I Se aprueba el Acta con
la rectifieaci6n del Sr. Maza y Artola ?
(Seniales .i;, "./ .,,)
Queda aprobada.
Lectura de Comunicaciones.

(El Oficial, Sr. .111,., leyendo):

ALCALDIA MUNICIPAL DE CALABAZAR


Sr. President del Senado.


20 de Junio de 1917.


Sefior:

En cumplimiento de acuerdo del Ayuntamien-
to de este Termino, tengo el honor de dirigir a Ud.
el present escrito, con el ruego de que, conocedor
de los grandes beneficios que I.-i.. ,tl a nuestro
31.gi -.i l' a aprobaci6n de la Proposici6n de Ley
del Senador Sr. Manuel Maria Coronado, rcforman-
do la actual Legislaci6n Escolar, se digne prestarle
su valiosa cooperaci6n para que sea aprobada dentro
del mds breve plazo.
De Vd. respetuosamente,

Miguel Jimenez,
Alcalde Municipal.

SR. PRESIDENT (NU EZ) : Enterados.

(El Oftcial, Sr. Musoz, leyendo):

MUNICIPIO DE CONSOLATION DEL SUR

Jorge Ram6n Costa y Alfonso, Secretario de la Ad-
ministraci6n Municipal de Consolaci6n del Sur.

CERTIFICO:

Que de los antecedentes que obran a mi cargo re-
ferentes a la sesi6n ordinaria celebrada puiblicamen-
te por el Ayuntamiento de este Termino el dia tres
A.1 -; +11 1cj Ia 11JU~VJ 11U Th~1, T Af


ACUERDO:

dar derecho dicha Ley, pudiendo hacer de esa canti-
dad los usos quo como suyas les pareciere, debia acor-
darse en definitive adherirse al Proyecto. Reiteran
los .'.i..-. Coneejales que han hecho uso de la pala-
bra, sus proposiciones y so acuerda por unanimidad
Tercero: So da cuenta con un B. L. M. del Sr. Be-
nito Lagueruela y Rubio, de fecha treinta del pasado
abril, acompafiando un Proyecto de Ley referente a
la remuneraei6n de los Concejales, a fin de que el
Ayuntamiento se adhiera a la misma. El Sr. Arse-
nio O'('!,. i ".;, hace uso de ]a palabra y dice: que no
esta conform con el Proyeeto de Ley a que se acaba
de dar lectura, por entender que los M1jl ;1i.,' su-
fren en la actualidad bastantes cargas para que pue-
dan resistir sin sefialado quebramiento otras cargas.
El Sr. Ruiz :\i .' expone: que entiende razonable,
que la cantidad que se scfiale para ese fin, se prorra-
t6o centre los Concejales que asisten a las sesiones, en
forma de dicta, y recomendando esa forma a la Comi-
sion que firma el Proyecto. Expresindose en sentido
contrario various otros Concejales e indicando alguno
(qie, caso do que la Ley cristalizara, el Ayuntamiento
podria o no cobrar las cantidades a que les habia de
adherirse al Proyecto de Ley a que se acaba de dar
lectura.

Y habiendo sido aprobado por el senior Alcalde Mu-
nicipal, expido de su orden las copies necesarias en
nna hoja do papel para cada una de ellas y para
dar oumplimiento al contenido del expresado acuerdo
y a !o dispuesto por ]a Ley Org'nica de los Munici-
pios, en la Villa de Consolaci6n del Sur, a los veinte
y in Ifas del mes de mayo de mil novecientos diez y
site.

Jorge R. Costa.

SP. PRESIDENT (NUREZ) : Enterados.
Proposiciones de Ley.

(El Oficial, Sr. .1:;'.. leyendo):

PROPOSITION DE LEY

Articulo I.-Se concede al Subteniente del Ej&r-
cito Libertador Enrique Medina y Gonzalez, una pen-
si6n de $720.00 anuales, pagadera por mensualida-
des vcncidas, para su sostenimiento y el de sus cua-
tro menores hijos.
Articulo II.-La pension concedida en el articulo
ardterior se pagarA con los sobrantes del Tesoro, has-
ta su inclusi6n en los Presupuestos Generales de la
Naecin.
Articulo III.-TI pension que por esta Ley se con-
cede qu'dara sujeta cn cuanto a cuantia y condicio-
nes a las reglas de toda Ley General de Pensiones
que en lo adelante pueda regir en la RepAblica.
Articulo IV.-Esta Ley empezarh a regir desde su
publicaci6n on la Gacela Oficial de la Repfiblica.
Palacio del Senado, Habana, 2 de julio de 1917.


envl e-. .HLLr,, UoJU J1 IU lj.Ud; LLUt Cn Lit s .e or os
Ruiz Maz6n con asistencia de los Concejales sefiores
E. Cortal, D. Mas, B. L. Araujo, J. Amador, L. Me- A. Porta, Manue A. Sudrez.
ralla, H. Cherony, B. L. Bejarano, F. Valiente, M.
Cardona, A. Diaz, I. N. Plascncia, A. O'Cerony, A. SR. PRESIDENTE (NUREZ): Se acuerda pasar esta
M. Cruz, M. R. San Pedro y actuando como Secreta- Proposici6n a la Comisi6n de Asuntos Militares?
rio el senior Juan J. Canet, aparece adoptado cl si- (SeYales afirmativas)
guiente Acordado.







DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 3

(El Oficial, Sr. Mugoz, leyendo): ensefianza dc dicha Escuela, adoptarh en lo sucesivo
el siguiente Programa de Ensefianza.
AL SENADO: (1) Dibujo oi. i.i.,i, comprenderh Geometria
de dibujantes; i;.li.., de adorno; studios de orna-
El Senador que suscribe, teniendo on cuenta la im- mentaci6n; .l;1.,,Wi do figures (principios, extremes,
portancia de la Aduana de ,C,.- ,r. ,-., que es una anatomia y cuerpo entero) y claro oscuro. Ademis
de las mayores de la Repfiblica y considerando que habrA un curso especial, con igual program, de vul-
el servicio de la misma se halla indotado por carecer garizaci6n artistic elemental, a cuyo efecto el Claus-
de un Negociado como el de Liquidaci6n que se viene tro de Catedraticos de la Escuela Profesional de Pin-
haciendo el trabajo de tan grande responsabilidad tura y Escultura de ]a Habana, redactarA las reglas
como es la liquidaci6n de las hojas de adeudo de las que han de seguirse para sus estudids.
diferentes mercancias, es de neeesidad imperiosa la (2) Dibujo Natural.
creaci6n de un Negociado que venga a llenar un ser- (3) Perspecihca, Analomia Pict6rica e Historia del
vicio c. i]mpl-t -i.; t.- indotado. Arte.
En tal concept recomienda al Sonado que aprue- (4) Antiguo Griego. Copia de la estatuaria grie-
be la siguiente ga y tambien de la modern; bajo relieve; Ornamen-
tacion y ropaje.
PROPOSICION DE LEY (5) Colorido. Dibujo de modelo vivo y colorido;
Naturaleza muerta; i.i'.li.-, y composici6n.
Articulo I.-Se crea on la Aduana de Cienfue- (6) Paisaje. Paisaje al lUpiz, carbon, aguada y al
gos la Oficina de Liquidaci6n compuesta del perso- 6leo. Paisajes del natural.
nal siguiente: (7) /.'... /,, E. Escultura y ornamentaci6n apli-
cada a las artes industrials.
I Jefe, Jefe de Administraci6n de 64 clase. $2,000.00 Articulo IT.-Para las matriculas de las diversas
1 Official, 2Q Jefe, Revisor, Oficial clase 4. 1,600.00 asignaturas que se cursan en la Escuela Profesio-
3 Oficiales, Liquidadores, clase 1, a $1.000. 3,000.00 nal de Pintura y Escultura de la Habana se obser-
1 Escribiente, Auxiliar, clase "A". ...... 900.00 varin las siguientes reglas:
(a) Es condici6n indispensable que el alunmo
Articulo II.-Hasta su inclusiBn en los Presupues- haya obtenido la nota de sobresaliente en la clase de
tos, los gastos que origin el cumplimieinto de esta Dibujo Elemental para que pueda matricularse en el
Ley se tomaran de los fondos del Tesoro. Antiguo Griego.
Articulo III.-Esta Ley comenzarA a regir desde (b) Los alumnos de Antiguo Griego, Dibujo Na-
su publicaci6n en la Gacela Oficial de la Repfblica. tural, Colorido y Paisaje asistirbn forzosamente a
Palacio del Senado, Habana 2 de Julio de 1917. la clase de Perspectiva si previamente no la hubiesen
aprobado.
M. de Ajuria, II ,,,, Rivero. (c) Los alumnos de Antiguo Griego, Dibujo Na-
tural, Eseultura y Colorido asistiran forzosamente
SN. PRESIDENTE (NUNEZ) : 1 So acuerda el pase de a la claso do Anatomia pict6rica en caso de que pre-
esta Prop)sii.n de Ley a la Comisi6n de Hacienda viamente no la hubiesen aprobado.
y Presupuestos? (d) Los alumnos de Escultura, estin obligados a
(Senales afirmativas) cursar simultaneameite con 6ste la de Antiguo Gric-
Aerdado. go, si no han aprobado con anterioridad la segunda.
Lectura de DictAmenes. (e) Los alunnos de Dibujo Natural estan obli-
gados a cursar simultaneamente con 6sta la de Anti-
(El Oficial, Sr. MuFoz, leyendo): guo Griego.
(f) Es requisite indispensable para poder matri-
COMISI6N DE HACIENDA Y PRESUPUESTOS cularse en la clase de Colorido, haber obtenido la No-
ta de Sobresaliente en la de Antiguo Griego (Pri-
AL SENADO: mer Curso).
Articulo III.-Para ingresar en la Escuela Pro-
La Comisi6n de Hacienda y Presupuestos en se- fesional de Pintura y Escultura de la Habana se
si6n celebrada el dia de la fecha, conoci6 de la Po- require:
nencia emitida por el Senador Sr. Antonio Gonzalo (A) Tener cumplido catorce afios de edad.
P&rez sobre la Proposiion de Ley referente a modi- (B) Poseer conocimientos de Gramntica, Arit
ficar la Escuela Profesional de Pintura y Escultura mnt-ica, Geografia, IIistoria Universal, Historia de
de la Habana, adoptando el acuerdo de elevarla al Cuba, Elementos de Geometria, Elementos de Fisica,
Senado recomendando su aprobaci6n. Quimica y Nociones de Historia Natural.
Palacio del Senado, Habana, 22 de Mayo de 1917. (C) El Director de la Escuela nombrarA el Tri-
Vto. Bno., Manuel M. Coronado, Presidente.-M. F. bunal d( ingreso.
Guevara, Secretario. Articulo IV.-Los studios para la ensefianza su-
perior de Dibujo, Pintura y Escultura quedan dis-
PROPOSICION DE LEY tribuidos como siguen:
'ri2mer A4o.-Dibujo Elemental, Paisajo, Primer
Articulo I.-La Esouela Profesional de Pintura y cirso y Perspectiva.
Escultura de la Habana, considerada como organis- Segiundo afo.-Antiguo Griego, primer curso; Pai-
mo de Ensefianza Superior desde su fundaci6n y por sajo, segundo curso; Anatomia Piet6rica y Dibujo
tal tenida por los distintos planes de Estudios que Natural.
han regido en esta Isla hasta la terminaci6n de la so- Tercer ano.-Antiguo Griego, segundo curso; Co-
berania cspafiola, y no derogados a los f,..-..- de la 1orido, primer curso.







4 DMARTO DE SESIONES DEL SENADO

6:arl") n1no.- Calorido, scnindo ciirso e Ilistoria io sigue: dos Profesores doe la Eseiela nombradas por
SA ~ I In estos estdioas se le cxpcdira al A ( I I de lhi mitlila; n miiemlbl)o die la C(onisi6n
'11!110 nI- 1a Ii riceci(nr die la F] "ellc'a till l)ipbyalla (orot i(ell l~illbioadlSiadyOt Lelnl(
(c eonlto qie el aminto ia lit I abaido los studios iis ,i( dia ( '('ei a ia a e Iie'jweclliLtaintes clc-idos Inio
pa at I ib]ja xCI(' 11i 'la. 1 (m: iicrpo rcpa vcjt1ix a: inm miitieibra desiguado par la
Afi 'wi!h V.-lapa cI csttitilio lie Ia hl clstel rn a "c\ 1(1iden1ii o (e A ii 's 1 Ia>Mi-os, N otros dos mieiabros


'rimeir 1 o.-D--libujo El'menall] y l'erspect ivxa.
Scr oundo afo.-Antigluo Grieg'o (primer curso,)
A)*j tonia pieL6riea, Dibujo Natr;al y Esciiltura
(primer curso).
Terccr aFo.--Antigno Griegco (epng'nido curso) Es-
cult tra (segundo curso) c listoria del Artl.
Torminados estos studios se Ic cxpedirii a l alumno
por la Direcei6n de la Escuela el correspondientt I)i-
ploma.
Articulo VI.-Ademas de las Citedras que men-
cionan en la Orden Militar nrimero 76, de 12 de Fe-
brero de 1900, se crean la de Dibujo Natural y en lo
sucesivo quedarAn agrupadas en la forma siguiente:
Cdtedra A.-Para varones (Dibujo elemental, un
curso, Dibujo Elemental, Curso Especial.
Esta CAtedra sera desempefiada por el Profesor
titular nombrado por la Orden Militar Naim. 76 de
19 de Febrero de 1900.
Cdtedra A.-Para hembras. Dibujo Elemental, un
curso, Dibujo Elemental, Curso Especial.
Esta Catedra sera id-. 'lp. m 1.1. por la Profesora
nombrada por el Decreto Nuim. 92 de 24 de Enero de
1907, del Gobernador Provisional de Cuba.
Catedra B.-Dibujo Natural, un curso; Perspec-
tiva, un curso.
Cdtedra C.-Anatomia Pict6rica, un curso; Histo-
ria del Arte, un curso.
Cdtedra D.--Escultura, dos cursos.
Cdtedra E.-Antiguo Griego, dos cursos.
Cdtedra F.-Paisaje, dos cursos.
Cdtedra G.-Colorido, dos cursos.
Articulo VII.-Los sueldos de los Catedraticos de
la Escuela Profesional de Pintura y Escultura de la
Habana se regirAn conforme a la Ley de 11 de julio
de 1906 y serAn los mismos que en ella se sefialan pa-
ra los Profesores de la Universidad.
Articulo VIII.-Ademis de las plazas de Catedra-
ticos Auxiliares sefialados en la Orden Militar Nu-
mero 76 de 12 de Febrero de 1900, se crearin tres
mns, una para las Cdtedras B. D. y E; otra, para las
A. y C. y la tercera para las F. y G.
Articulo IX.-En los Presupuestos Generales de
la Naci6n figurarin las siguientes gratificaciones:

1 Director . . .... $1,000.00
1 Secretario encargado del material 720.00

Se crea una plaza de Escribiente dotada con el ha-
ber annual de $600.00 y una de mozo de limpieza con
0l haber de $360.00.
Articulo X.-AdemAs de los premios extraordina-
rios o becas de viaje duraderas por cuatro afios. Cada
uno de estos premios extraordinarios o Becas de Viaje
estarA dotado con la asignaci6n annual de $1,000.00,
pagaderos por mensualidades.
El Claustro de Profesores de la Escuela Profesio-
nal de Pintura y Escultura de la Habana regular la
mancra de proveer dichos premios entire los alumnos
mas aventajados.
Articulo XI.-El Tribunal de Oposieiones para la
provision de Catedras de la Escuela Profesional de
Pintura y Eseultura de la Habana se constituird co-


nuommbaldos p)or el '.1iecuivo.
Artictilo XII.--Qiu(cdli derogadas todas las leyes
di (!ispotImiollns (lqe so opolngaln a esta Ley, la que sur-
1iril; sus ef'ectos desde su publicacin6 en la Gaceta Ofi-
cicl de la Republica.
Palacio del Scnalo, I;labana, 16 de mayo de 1917.

Antonio Gonzalo Perez.

SR. PRESIDENTE (NUrEZ): Es primera lectura.
Queda sobre la Mesa.

(El Oficial, Sr. Mufioz, leyendo):

Santiago de Cuba, Junio 22 de 1917.

Honorable Sr. President del Senado.

Honorable Sefior:

l Federico Reinere y Bravo, de 45 afios de edad, del
comercio, casado y vecino de esta Ciudad en la calle
de Lawton Lorraine baja numero dos, (antes Cristi-
na) ante Vd. comparece y dice:
Que habiendo sido nombrado C6nsul de la Repi-
blica de Nicaragua, honorario, en esta Ciudad, y sien-
do, como es, cubano, viene por mebio del present es-
crito a solicitar de S. E. se le conceda la autorizaci6n
correspondiente para poder aceptar dicho cargo, sin
perder su condici6n de cubano.
Hace constar que no es empleado del Gobierno,
la Provincia ni del Municipio, jurando que no perci-
be sueldo alguno de ninguna clase de esas respetables
entidades.
De Vd. atentamente,

Federico Reinere.

DOY FE: de que la anterior firm ha sido puesta a
mi presencia por el Sr. Federico Reinere y Bravo, a
quien personalmente conozco.
Santiago de Cuba, Junio veinte y dos de mil nove-
cientos diez y siete.

Dr. Ernesto Gavinet.

Los que suscribimos, Notarios de esta Ciudad con
residencia y studio abierto en la misma: LEGALI-
ZAMOS la firma y rfibrica que antecede de nuestro
compafero Ernesto Gavinet y Horruitiner, quien se
halla en el ejercicio de sus funciones.
Santiago de Cuba, veinte y dos de Junio de mil no-
vecientos diez y siete.

Luis de Hechevarria,
Pedro C. Salcedo.

SB. PRESTDENTE (NUNEZ) : Se acuerda lo solici-
tado ?
(Seiales afirmativas)
Acordado.
Orden del Dia.








IIARIO DE SESIONES DEL SENADO 5


(El Oficial, Sr. Munoz, leyendo) :

REPUBLICAN DE CUBA

(.A.\i.l;A. DE REPRESENTANTES

PRESIDENCIA

Habana, junio 25 de 1917.

Sr. President del Senado.

Senior:

La ('.; ..... de Rcpresentantes, en sesi6n cele-
brada el dia de la fecha, adopt el acuerdo de apro-
bar el adjunto Proyecto de Loy, auxiliando con seis
mil pesos, al Cuarto Congreso ii. .l.:.. Nacional, por
los gastos que origine su celcbraci6n, y concediendo
igual cantidad para la publicaci6n de los trabajos del
Primer Congreso Juridico Nacional.
Lo que tengo el honor de comunicarle, a los efeetos
del articulo diez y ocho de la Ley de Relaciones entire
ambos Cuerpos Colegisladores.
Muy atentamente de Vd.
M. Coyula, Presidente.-Juan Rodriguez Ramirez,
Secretario.-Manuel Villaldn y Verdaguer, Secretario.

PROYECTO DE LEY:

Articulo I.-Se concede un cr6dito de seis mil pe-
sos, moneda official, para auxiliar al Cuarto Congreso
M6dico Nacional Cubano, que invertirA en los gastos
que su celebraci6n y la impresi6n de su memorial ori-
ginen.
Articulo II.-Este cr6dito sera entregado al Sr.
President del mencionado Congreso tan pronto sea
sancionada esta Ley.
Articulo III.-Se concede un cr6dito de seis mil pe-
sos, moneda official, que se situarh en la Secretaria
de Justicia, a disposiciOn de la Junta de Gobierno
del Colegio de Abogados de la Habana, a fin de que
este publique todos los trabajos relacionados con el
primer Congreso Juridico Nacional, celebrado en el
mes de diciembre del afio filtimo, asi como tambi6n
los trabajos que viene realizando la Comisi6n Codi-
ficadora nombrada por el mismo Congreso Juridico,
para redactar ,de acuerdo con las bases aprobadas
en aquella Asaniblea, el articulado del C6digo.
Articulo IV.-Los Cr6ditos que se conceden ante-
riormente se tomaran de los fondos del Tesoro, no
afectos a otras obligaciones.
Articulo V.-Esta Ley comenzarA a regir el dia
de su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Repit-
blica.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representantes,
a los veinte y cinco dias del mes de junio de mil no-
vecientos diez y site.
3M. C(oaila, Presidente.-Juan Rodriguez Ramirez,
Secretario.-Manucl Villalon y Verdaguer, Secretario.

Sn. PRESIDENTE (NUREZ) : Se pone a discusi6n la
totalidad de este Proyecto de Ley.
(Silencio).
Seo aprueba
(Sefales afirmativas)
Aprobada.
(El Oficial, Sr. M.11,,; repite la lectura del arti-
culado el cual es aprobado sin discusi6n).


SR. TORRIENTE: Pido la palabra.
SR PRESIDENTE (NUNEZ) : La tiene cl Sr. Torriente.
SR. TORRIENTE: Propuse en la Sesidn anterior que
declarramos urgeniie y votramos una Proposici6n
de Ley, por mi presentada, de la que se han reparti-
do copies, facilitando la expedici6n de pasaportes a
aquellos nacionales nuestros que del extranjero tuvie-
ran que dirigirse hacia Cuba, o a aquellos qcue estando
en Cuba, tuvieran que dirigirse hacia el extranjero,
si en los paises a done se dirigieran o donde se en-
contrasen exigieran ese requisite, sin perjuicio de
mantener en su integridad el espiritu del articulo
veiintnueve de la Constitucion, que prohibe que se
exijan pasaportes para entrar o salir de Cuba.
Es una cuesti6n sencilla, que solamente con dos o
tres articulos pudi6ramos dejar resuelta, atendien-
do asi a una necesidad sobre la que la Secretaria de
Estado me ha llamado filtimamente la atenci6n en
dos o tres ocasiones. Propongo por ese motive la ur-
gencia y que votemos enseguida el Proyecto.
SR. MAZA Y ARTOLA: Segfin el Reglamento, se tie-
ne que presentar por escrito esa Proposici6n de Ur-
gencia.
(El Sr. Torriente asi lo hace).
SR. PRESIDENTE (NUREZ) : Se va a leer la Propo-
sici6n del Sr. Torriente.

(El Oficial, Sr. Muwoz, leyendo):

Habana, Junio 2 de 1917.

El Senador que suscribe, pide que con suspension
de los preceptos reglamentarios que se opongan a ella,
se diseuta y apruebe la Proposici6n de Ley que ha
presentando, regulando la expedici6n de pasaportes
para viajar nuestros nacionales en el extranjero.

C. de la Torriente.

SR. PRESIDENTE (NUiEZ) : Se pone a discusi6n.
(Silencio).
Se aprueba ?
(Senales afirmativas)
Aprobada.
SR. TORRIENTE: Sr. President: pido que se lea el
prehmbulo, porque explica tan claramente la cues-
ti6n que me evitara hablar.
SR. PRESIDENTE (NuiEz) : Asi se hard.

(El Oficial, Sr. 11,,,..:, leyendo):

AL SENADO:

El articulo 29 de la Constituci6n de la Repfiblica
establece que toda persona podrd entrar en el terri-
torio de la misma, salir de 61, viajar dentro de sus
limits y mudar de residencia, sin necesidad de car-
ta de seguridad, pasaporte u otro requisito semejan-
te; salvo lo que se disponga en las Leyes sobre In-
migraci6n, y las facultades atribuidas a la autori-
dad en casos de responsabilidad criminal.
Teniendo en cuenta ese precepto constitutional, la
Ley Arancelaria Consular Vigente de 14 de febrero
de 1913, modificada por el Decreto de 11 de noviembre
de 1908 estableci6 en su articulo 27 los derechos que
deben cobrarse por nuestros funcionarios consula-
res por la expedici6n de un pasaporte para paises ex-
tranjeros, sin autorizar el que dichos pasaportes se
expidicran para dirigirse, a su amparo, al territorio
de la Repfiblica desde un pais extranjero.








6 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


La gran guerra international en que Cuba acaba
de entrar, ha dado lugar a que las principles nacio-
nes del mundo, y entire ellas los Estados Unidos de
Am6rica, no permitan a los extranjcros viajar por su
territorio o embarear en sus puertos hacia el exte-
rior sin ir provistos de pasaportes; y en estos momen-
tos nuestra Secretaria de Estado conoce de casos en
que ciudadanos cubanos que se eneuentran en los Es-
tados Unidos necesitan de un pasaporte para embar-
carse hacia Cuba, que nuestros '...i .. ', no les expi-
den por entender que s6lo estin autorizados para fa-
cilitarlos a aquellos nacionales que se dirijan a pai-
ses extranjeros.
Se hace tambien necesario quc nuestros ('.... 11!..
y naestra Secretaria de Estado puedan tambidn ex-
pedir pasaportes a aquellos extranjeros quo habien-
do declarado su intenci6n de adquirir la nacionali-
dad cubana ante el correspondiente funcionario En-
cargado del Registro Civil conform a las Leyes Vi-
gentes, presented un .. ,; iI.-... de dicho Ilegistro, en
que conste dicha deelaratoria al solicitar sus pasa-
porles. Estos individuos es indudable que por haber
hecho public declaraci6n do su prop6sito de abando-
nar su ciudadania primitive tienen el derecho de pre-
tender y deben ser protegidos por nuestro Gobierno,
1',, itl. .i.l.... los medios de que no so les ocasionen
molistias de ninguna clase al dirigirse al extranjero
o regresar al territorio national mientras dare la ac-
tual guerra.

SR. PRESIDENTE (NUREZ) : Se pone a discusi6n la
totalidad de este Proyecto de Ley.
(Silencio).
i Se aprueba ?
(Senales ,i;,-,,ii t; '..,-).
Aprobada.
Se va a leer el articulado.

(El Oficial, Sr. Muioz, leyendo):

Articulo I.-La Ley Arancelaria Consular de 14
de febrero de 1903 modificada por el Decroto 1,076
de 11 de noviembre de 1908 se entendera redactada,
en cuanto a su articulo 27, del modo siguiente:
"Articulo 27.-Por la expedici6n de un pasapor-
te para paises extranjeros:

Personal . . ... ... $ 3.00
Con familiar y servidumbres 4.00

Por la expedici6n de un pasaporte para viajar ha-
cia Cuba desde el extranjero, y siempre que exijan
portarlo los Gobiernos por cuyos territories deba atra-
vesar el viajero:

Personal. . . . $ 1.00
Con familiar y servidumbre . 1.50

SR. PRESIDENTE (NUNEZ) : Se pone a discusi6n.
(Silencio).
SSe aprueba?
(Rs iwlr.q afirmativas).
Aprobado.

(El Oficial, Sr. Mufnoz, leyendo):

Articulo II.-En los casos en que pueda ser nece-
sario para entrar en un pais extranjero ir provisto
de pasaporte, la Secretaria de Estado lo expedird


gratuitamente a los nacionales que para salir de Cu-
ba lo solicitaren.

Sn. PRESIDENTE (NuREZ) : Se pone a discusi6n.
SR. MAZA Y ARTOLA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (NUNEZ) : La tiene el Sr. Maza y
Artola.
SR. MAZA Y ARTOLA: jNo podria el Sr. Torriente
en lugar de las palabras "pueda ser", que hacen
muy vago el concept, usar el vocablo "sea", que es
mas precise? Daria lugar a monos dudas. La locu-
ci6n quedaria entonces asi: "en los casos que sea ne-
cesario. ''
S-. TORRIENTE: Estoy de acuerdo.
SH. GONZALO PEREZ: Pido, la palabra.
SR PRESIDENTE (NUjEZ) : La tiene el Sr. Gonzalo
Perez.
SR. GONZALO PEREZ: Creo que debe hacerse una En-
nmenda. Entiendo que el articulado debiera redac-
tarse empezando por copiar lo que dice a este respec-
to la Constituci6n; pero en el caso de que los gobier-
los extranjeros por cuyo pais tuvicran que pasar los
nae; nales de Cuba, la Secretaria de Estado podrd
expedirles un document que acredite su nacionali-
dad.
Sn. TORRIENTE: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (NUREZ) : La tiene el S. Torriente.
SR. TORRIENTE: El articulo como lo he redactado,
es de una Ley de la Repfiblica, que fu6 modificada
cuando la filtima intervenci6n, por un Decreto del
Gobernador Provisional al que lo finico que he hecho
es agregar lo que se refiere a los nacionales que estan-
do en el extranjero tengan que venir a Cuba. Nues-
traLey Arancelaria Consular establece que los C6n-
sules de Cuba en el extranjero expedirin pasaportes
,, los nacionales que se dirijan a otro pais extranje-
:. cobran esos tres o cuatro pesos, segfin los casos,
y lo que he adicionado es para allanar la dificultad
de que un cubano que se encuentre, por ejemplo en
los Estados Unidos, para salir de alli hacia Cuba se
le exija un pasaporte. He consignado un derecho mu-
cho mas pequefio que en el primer caso, s6lo un pe-
so. Desde luego que la Constituci6n de la Repfiblica
esta respetada por la Ley a que me refiero, de la que
he copiado la primera parte del articulo como pro-
pongo quede redactado por mi Proyeeto de Ley. No-
sotros no podemos de ninguna maneraexigir pasa-
porte ni para entrar ni para salir de la Repfiblica;
y por eso decimos: "para dirigirse al extranjero des-
de un pais extranjero, o desde Cuba, siempre que lo
necesite". De manera que para dirigirse de Cuba a
un pais ::li.iii. i.. se expedirA el pasaporte siempre
que lo necesite para entrar en aquel.
No tendria incoveniente en aceptar que se hiciera
lo que sefiala el Sr. Gonzalo P6rez, pero me pareco
quo es innecesario agregar ese articulo de la Consti-
tuci6n cuando el de la Ley respeta lo que aquel or-
dena.
SR. GONZALO PEREZ: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (NUREz) : La tiene el Sr. Gonzalo
Perez.
Sn. GONZALO PEREZ: Mi deseo es que esta Ley, que
ha de ser muy leida en el extranjero, y a la cual han
de referirse nuestros C6nsules con muchisima frecuen-
cia, result bien clara, para que todos sepan que la
Constituci6n de la Repfiblica prohibe esa clase de do-
cumentos para entrar y salir de nuestro territorio; y
que solamente debido a las circunstancias, es que el
Congress Cubano autoriza a los funcionarios diploma-









DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 7

ticos y consulares para expedir certificados o documen- ci6n, esto es, de adquirir la ciudadania cubana ante
tos a los nacionales para viajar por paises que exijan un funcionario del Registro Civil.
ese requisite. En los Estados Unidos se ha llegado a mis: si un ex-
Pasaporte, o document que debe ser expedido gra- traujero ha hecho la declaratoria de intenci6n, co-
tuitamente, pues no parece rational que creemos un mo alli se llama, de adquirir la nacionalidad ameri-
impuesto sobre esa material, agravando mns la situa- casa, se le consider como national a los efectos
ci6n de aquellos cubanos que tengan necesidad de del reclutamiento military. Y tiene esto su raz6n de
usarlos al volver a la patria. ser. Los espaiioles, aqui, en Cuba, si acuden a un
Propongo, por consiguiente, que por este nuevo do- Registro Civil a declarar su intenci6n de hacerse ciu-
cumento, o pasaporte, que se expide a virtud de las dadanos cubanos, cuando transeuran los dos afios que
circunstancias actuales, no se cobre nada, ya que a exige la Constituci6n y lleven los cinco de residencia
la is epfiblica interest dar facilidades para entrar y en la Repfiblica que aquilla determine, no pueden ir
salir de ella a sus ciudadanos. al Consulado de Espafia a que le expida un pasapor-
SR. MAZA Y ARTOLA: Ese articulo ya se aprob6. te para el extranjero porque con seguridad que ya
SR. GOMIEZ: (Int.) i C6mo! Se aprob6 ese articulo? no los consideran espafioles, por haber abandonado
SR. TORRIENTE: Pido la palabra. su nacionalidad primitive. No han llenado por com-
SR. PRESIDENTE (NUIEZ) : La tiene el Sr. Torriente. pleto aun todos los requisitos que exige nuestra Cons-
SR. TORRIENTE: Queria llamar la atenci6n de los Se- tituci6n para obtener la Carta de Ciudadania, pero
fores Senadores, y especialmente de mi querido amigo ya no se les consider ciudadanos espafoles. En estos
el Sr. Gonzalo Perez, sobre nuestras Leyes. Las Leyes moments tan dificiles parece 16gico, pues, que la Re-
que estan ,ctualmente aplicindose, establecen la obli- pfil'ica de Cuba cuando un presunto ciudadano su-
gaci6n a nuestros funcionarios consulares. de expedir yo necesite dirigirse al extranjero, le facility un pasa-
pasaportes para viajar por el extranjero, desde el pais porte si han de exigirselo para entrar en el pais a
donde se expidan a otro pais extranjero. donde vaya.
De modo que ya la Repiblica por sus Leyes, tiene Yo he pensado todos estos casos sefialados por el
establecido los pasaportes; y eso no quiere decir que se Sr. Gonzalo Perez, y precisamente, tenendo en cuen-
exijan para entrar ni para salir de Cuba. Al ciudada- ta los preceptos de la Constituci6n, consign la re-
no eabano que se encuentra, por ejemplo, en New York forma del articulo 29, de la ley Arancelaria Consular
y n'icesita ir a Rusia, el C6nsul de Cuba en dicha ciu- en Ja forma que la propongo.
dad le expide un pasaporte para entrar en Rusia, por- Hay en el articulo 1 de mi proyecto, dos parties,
que en Rusia se exige ese document; y la Ley Aran- una que esi la que consigna y la actual Ley Arancela-
celaria llama a ese document pasaporte y autoriza su ria o sea la referente a la expedici6n de pasaportes,
expedici6n porque nosotros no podemos sustraernos par passes xtraneros, por los c6nsules cubanos; y
a la necesidad international de cumplir con este re- la 01ra es lo que agrego yo, esto es, que se expidan pa-
quiiito, y una carta de ciudadania no se visa en nin- sa ,rtes para viajar hacia Cuba desde el extranjero,
gfu pais, lo que se visa es el pasaporte, ni el certi- siepre que exijan portarlo los gobiernos por cuyo
ficado de nacionalidad se visa jams en ningfin Consu- teritorio tenga que atravesar el viajero. Si no lo exi-
lado o Legaci6n de alguna Naci6n. jen, no se expedird el pasaporte.
Y yo creo que con las aclaraciones que he hecho se
El pasaporte sirve para viajar por el extranjero; dare por satisfecho el Sr. Gonzalo P6rez.
y d;sde el moment en que el ciudadano cubano entire Sn. GONZALO PEREZ: Pido la palabra.
en un vapor en Key West, en viaje para la Habana, SR. PRESIDENTE (NuNEZ) : La tiene el Sr. Gonza-
por el ferrocarril, desde New York, pongamos por ca- lo Prez.
so, puede guardar su pasaporte porque nadie se lo Si. GONZALO PEREZ: Mi observaci6n al articulo se-
exige a nadie para salir, pero hay que expedirlo por- gudo, tenia por objeto llamar la atenci6n de los Se-
quc :uien lo exige es la autoridad del puerto extran- fio:es Senadores hacia la conveniencia de reformar
jero a donde se dirija algin ciudadano nuestro. Mu- cl articulo primero en su segundo apartado...
chose paises, que no tienen el precepto de nuestra Cons- S. MAZA ARTOLA: (Int.) Ya eso estd aprobado.
titucion que prohibe la expedition del pasaporte, lo Sa. GONZALO PEREZ: Nosotros, los que estamos en
exigen para todos los casos, tanto para entrar como este lado, tenemos la desgracia de no saber cuando
para s.hr, y nuestra Ley Arancelaria Consular, esta- s aprueban determinados articulos, si no hay discu-
blece an derecho por la expedici6n de ese document si6n y no intervene en ella el Sr. Maza y Artola que
para viajar por el extranjero por la necesidad de re- es al quc oimos perfectamente.
caudar fondos para tender al funcionamiento de TORRIENTE: NO tengo inconvenient en que se
nuestro servicio consular, adicione.
En cambio, para los casos en que se expida aqui SR. GONZALO PEREZ: Creo que es inconstitucional
en Cuba el pasaporte por la Secretaria de Estado, he e ijeconveniente para la Repfiblica y para nuestros
consignado en el Proyecto de Ley que no se cobrard conciudadanos, el segundo parrafo del articulo pri-
derecho alguno por el mismo. Si yo s6 que para en- mero que dice: (Leyendo): "Por la expedici6n de
trar en Cayo Hueso necesito pasaporte voy a la Se- un pasaporte para viajar hacia Cuba desde el extran-
cretaria de Estado y me lo tiene que expedir gratis. jero y siempre que exijan portarlo los Gobiernos por
Si mafiana, de los Estados Unidos, quiero dirigirme cuyos territories deba atravesar el viajero etc. etc.
a Francia, tendr6 que ir a la oficina del Consulado Debemos facilitar a los nacionales que se encuentren
cubano y de acuerdo con nuestra Ley Arancelaria en el extranjero y deseen regresar a la patria los me-
Consular, mediante el pago de los correspondientes dios necesarios, pero sin exigirles el pago de un nue-
derechos, se me proveerk de un pasaporte. vo impuesto, derecho o arbitrio. A mi juicio, fuera
Yo no he querido alterar el sistema actual, sino injusto ese cobro en las actuales circunstancias. Aun-
mantenerlo, afiadiendo algo que me pareci6 just y que la Constituci6n de la Repfiblica hace innecesa-
que en los Estados Unidos se ha hecho: lo que se re- ria esa clase de documents para entrar y salir de la
fiere a los extranjeros que han declarado su inten- Repfiblica, sin embargo, si en el extranjero se exi-








8 DIARIO,IOE SESIONES DEL SENADO

je ese document deben expedirlo gratuitamente los Registro Civil, que han declarado ante un funcionario
C6nsules. encar>ado del mismo, que se proponen adquirir la na-
El propusito del Sr. Torriente es eonvcniente y has- i' i( ubin. a'erdj 'n 1 : reeptos del
ta necesario, pero convene aclarar l:) particulars ;i,- ;. ; .r'cr arti.] 11t (. ,,1 A 1 t .
indm eados. i :. i' !!)JL :: : (~rz) : S ., ( :.i:n
SR. TORRIENTE: Pido la palahra. ::. :AZA Y ARTDLA: Pido la pal,; i.
SR. PRESIDENTE (NUREZ) : La tiene el Sr. Torriente. :- 'PRas..N'E ( ,EZ) : La tie 1 s. : j
SR. TORRIENTE: La idea, Sr. Gaonal Pere7, de ii-' r.'l.a.
poner el pequefio derecho que mi proyecto fija es el ,",. HAZA Y ARTOLA: Permita-.ne tambi6n el Sr. To-
que se pague alli el trabajo que tengan 1 s f niona- j 1 ,. h ;: q;i an ,. d este ar-
rios consulares. La propia Secretaria de Estado me tic i. A ni ime paree- alo peligroso la concesi6n que
ha pedido que consignara esos derechos. P r mri I ha: En sa virt.id cnalquier extranjero resident en
parte, no tendria inconvenient en que el pasaporte <, ib:1, que quiera trasladarse a otro pais desde el nues-
se expidiere gratis. tr no tiene mAs que acudir ante el Juez Municipal,
SR. MAzA Y ARTOLA.: (Int.) Ya estA aprobado el ar- dIeelarando su prop6sito de hacerse ciudadano cubano,
ticulo primero. para que se I; tenga que expedir el pasaporte. Como
SR. GONZALO PEREZ: Pido la palabra. despubs su voluntad puede cambiar, pues esa declara-
SR. PRESIDENTE (NUEZ) : La tiene el Sr. Gon- ci6n es perfectamente revocable durante los dos afios
zalo Perez. siguientes, se va a encontrar nuestro Gobierno con que
SR. GONZALO PEREZ: Eso no quiere decir nada. Es ha expedido algunos, o muchos, pasaportes a favor de
costumbre que en el curso de la discusi6n de un Pro- extranjeros que al fin y al cabo no han llegado a na-
yecto de Ley que comprenda various articulos, se mo- cionalizarse cubanos. Esto por una parte, que de otra
difiquen 6stos durante la discusi6n, sin alegar que puede tambien resultar la dualidad de que aquel a
estA aprobado; pues no es possible aplicar ese pre- quien se otorgue semejante pasaporte, adquiera a su
cepto al pie de la letra, cuando se dispute una Ley vez otro del representante de su naci6n, pues como
de muchos articulos, lo cual equivaldria a dejar los no ha dejado todavia de ser ciudadano o sfibdito de
errors y las equivocaciones aun despu6s de cono- ella, tiene derecho a que se lo expida. Habria enton-
eidas. Creo que no es esa la interpretai6n ni el deseo ces asi, personas en el-extranjero que Ilevando proce-
del Sr. Maza y Artola. dentes de Cuba, dos pasaportes en lugar de uno, usa-
SR. MAZA Y ARTOLA: Pido la palabra. rian el uno o el otro, segin les conviniera, lo cual po-
SR. PRESIDENTE (NUTEZ) : La tiene el Sr. Maza y drian hacerlo lo mismo con buenos que con malos fines.
Artola. SR. TORRIENTE: Pido la palabra.
SR. MAZA Y ARTOLA: Por mi parte no pondria el gS. PRESIDENTE (NUREz) : La tiene el Sr. Torriente.
ienor inconvenient a que se le admitiera al Sr. SR. TORRIENTE: Contestando las observaciones del
Gonzalo P6rez la discusi6n de la Enmienda que pare- Sr. Maza y Artola, Ia Constituci6n establece que los
ce presentable al articulo primero, si hubiera toda- extraneros que pueden hacker ea delaratoria de in-
via oportunidad para ello, pero de una manera bien tenci6n en el Registro Civil, son los que resident en
clara y terminante se ha votado y aprobado poni~n- Cuba, esto es los que estin domiciliados aqui. Un
dose en seguida a discusi6n el segundo, al que le he etrajeo e g a ua n est n las ondii
ppc q oextranjero que ilega a Cuba no estb en las condiciones
propuesto una modifcacion que por lo visto no dari que mi proyeeto prevde. Eso en primer lugar; en se-
lugar a debate porque el author del Proyeeto Sr. To- quen m proyeto previe. Eso en primer lugar n se-
rriente se ha mostrado conforme con ella. A C6mo va- gundo, np hay ningn peligro en que demos un pasa-
mos a retroeeder de nuevo al articulo primero Na- porte en que se haga constar que un individuo com-
dmoa o justiicari Ade nue o al acuo prmro asualad prendido en el inciso tal. articulo cual de la Constitu-
da bl justificaia. Adems, cuando por casualidad c i6n, es decir a un extranjero que ha hecho.su decla-
por haberme distraido con su conversaci6n algin ratoria de intenci6n, se le habilita para viajar por
compafiero, me ha pasado eso mismo que al Sr. P6rez, el extranjero; pero no se di que es un ciudadano
de nada han valido mis sfiplicas para que se reconsi- cubano. En muchos paises del Mundo, en Cuba pasa-
derara el articulo tan precipitadamente votado. Creo ba en tiempos de Espafia, se expedian pasaportes a los
dems, con mayor mismo rasero debl orden se medidos todos extrnjeros que salian de a Isla. De manera que nos-
de s, con mayor motivo si el orden de a disusi6n, tros podriamos llegar a expedir pasaportes a los ex-
como en este caso, ha de ganar con eso.
omo en este caso, h de ganar con e. tranjeros vecinos de Cuba que hayan declarado su in-
SR. TORRIENTE: El derecho es muy insignificant; tenci6n de adquirir la ciudadania cubana y quieran
solamente se cobrari un peso. trasladarse temporalmente al extranjero. Pero, ade-
SR. 'GONZLO PEREZ: No deseo intervenir mis en mks, ningin extranjero que quiera abandonar su na-
la discusi6n. La Ley no es para mi: es para todos los cionalidad primitive acude en Cuba a inscribirse en
ciudadanos que. tengan necesidad de salir y de vol- los Consulados de su pais de origen. Hay aqui un
ver al territorio de la Repiblica. enorme nfmero de espafioles que pricticamente son
SR. PRESIDENTE (NUEZ) : Se aprueba el articu- cubanos, porque no se han ocupado jams de regis-
lo segundo con la Enmienda? trarse en los Consulados Espafioles; y en la primer
(Sefiales afirmativas). oportunidad que se les present, a la primer dificul-
Aprobado. tad que tienen, hacen la declaratoria de intenci6n,
dejan pasar los dos afios y adquieren la ciudadania
,(El Oficial, Sr. MufioZ, leyendo): cubana, porque son individuos que Ilevan muchos
afioa entire nosotros. Y nosotros vamos a estos indi-
Articulo III.-La Secretaria de Estado y los Fun- videos, que no estan registrados en los Consulados
cionarios Consulares de la Repfblica, expedirin a to- espafioles, y que por lo tanto los C6nsules espafioles
dos aquellos individuos que, aunque no hubieren ad- no les podran expedir pasaportes de ninguna clase,
quirido ya la ciudadania cubana, justificaren al so- porque les exigirian inscribirse primero como tales
licitarlo, mediante Ia correspondiente certificaci6n del ciudadanos espanoiles, a colocarlos en condiciones de








DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 9

no powder salir al exranjero, no ir a los Estados Uni- uno de esos extranjeros le damos un pasaporte, ya
dos; a ese pais vecino, donde tienen tantos negoeios, tendri, como lo habia tenido siempre, aunque no se
lo mismo que los nacionales cubanos. Y si nosotros le haya dado un I..i-.. ..,I.-, muy buen cuidado de
pudi6ramos llegar a establecr que autoridades de la no ir a su pais de origen donde le puedan reclamar
Repfiblica de Cuba concedan pasaportes aun a los el cumplimiento de esas obligaciones; y este es el ca-
i ,ii.i r.., que aqui viven, 1por qu6 no le vamos a so de los espafioles -io.- ,lIui se hacen cubanos para
dar, a un extranjero que ha declarado que quiere ser no tener que prestar servicio military euando van a
cubano y que necesita salir del pais, un pasaporte Espafia y done los hacen servir, aunque ya scan ta-
para que pueda hacerlo y en que se diga que a don les ciudadanos cubanos. Cuando yo fui Mi. .-I. Ple-
ful:'no do tal, que ha declarado su intenci6n, en tal nipotenciario de Cuba en Madrid, intervine en mu-
o cual fecha, de Ilegar a ser eiudadano de la Repf- chi)s casos, que siecnpre se resolvieron on contra nues-
blica, se le da el pasaporte para viajar por el ex- tra; y esto aseguro sueederd con guerra o no, expidan-
1i.'i '...' No veo :i;.:-... dificultad en esto. seles o no se les expidan pasaportes. Lo linico quc
SR. GONZALO PEREZ: Pido la palabra. debemos ahora hacer, es proveer, al que est6 en esas
SR. PRESIDENTE (NUNEZ) : La tiene el Sr. Gonzalo cond1ciones expuestas, de uin document para ir a
pWrcx. pais que no sea el suyo precisamente. Es sabido que si
S. ONZALO Pn: Pava a1 suyo originario en paz, o en guerra, so le exi-
SR. GONZAiL PEREZ: Para haeor una pregunta al iria cumplir enalquier obligaci6n pendiente para
Sr. Torriente. ,Qu6 objeto tiene l document que va su vieja Patria. Yo he diho antes, y lo repito
a e-ped la Secretaria de Estado para viajar por ahora, que muchos paises expiden pasaportes a ex-
el eitranjero? Es alguna garantia que ofrece nues- traero e estn n u territorio, sin in. sto sig-
tro Gobierno al ,, IC ramI.,.1,.a de ese doeemnento o es sie-n
tro Goleme no eal. id nese document o s nifique que so o d la proteeei6n do ]a bandera, y
plemente un medio de identificaci6n si s6lo un document de identificaci6n. Los pasapor-
Sn. TORRIENTE: La Ley, Sr. Gonzalo P6rcx, lo dice tes no son mas que eso para las personas que haeen
terminantemente. La Ley determine que euando el uso de ellos, y en los que se consignan una series de
pais a que se dirija lo exija, se le d6 por la Secretaria particulars que sirven en cualquier momento para
de Estado; y si no se lo exigc, no tiene que darlo. poder los Gobiernos, por cuyos territories pasan, con-
Si. GONZALO PEREZ: Las naciones que exigen pa- probar si esas personas son o no las que figuran en el
a,:io(rte a ].a ei(:,dadanos de ote:k paises, lo iiccn pasaporte.
para conocer la nacionalidad del individuo, y qu6 No tengo ningfin interns en que se vote lo que pro-
claso do consideraciones deben dispenskrsele tenien- pongo; pero lo cro de una importancia grande, y
do en cuenta las relaciones de amistad que median estimo que nosotros estamos en la obligation d." "avo-
entre los gobiernos do ambos passes, y la facrza y p- ay c todos esos individuos para que puiedaim, con
derio de aquella a la cual pertencee el interesado. La toda facilidad, adquirir nuestra nacionalidad, y ello
Reppblica de Cuba no debe, pues, expedir esos do- nos evitarA conflicts. Si la mayoria del Senado no
cumcntos a ciudadanos extranj.eros, pertenccientes quiere votar ahora el articulo que propongo, no ten-
quizas a naciones beligerantes, porque se expondria go inconvenient en que no se vote, pero tengan la
a desaires y humillaciones, que no debe arrostrar. segnridad los Sres. Senadores de que pronto vamos
El Sr. Torriente sabe quc las declaraciones de in- a tener que legislar sobre esto, porque tendremos que
tenci6n no tienen valor de ninguna clase en el dere- acudir a remediar csa necesidad de los numerosos
cho international. La unica naci6n que ha pretendi- .... i.,,.-.. que cstan dejando correr los t6rminos ne-
do obligar a las demis naciones a que respeten a los ccsarios para adquirir la nacionalidad eubana.
extranjeros que hayan declarado la intenci6n de ha-, GONxzIo PEReZ: Pido la palabra.
corse ciudadanos, es la Repiblica de los Estados Uni- OZr
dos; y no ha podido haccr que las demAs naciones PREDENTE (N ) : La i Sr. Goal
acepten como buena semejante doctrine, cuando con- Snz. ON LO P : La lonia espfola, que aqui
trari la legisla n SR. GONZALO PEREZ: La colonia espafiola, que aqui
traria la legislation national.
trara la egislai6n aci reside desde haeo much tiempo, para obtener carta
Yo llamo sobre esto la atenci6n del Sr. Torriente, y do ciudadania, no necesita hacer constar su inten-
creo con el Sr. Maz: y Artola, que debemos suprimir ci6n previamento.
este particular. Que sea la naci6n a que pertenece els qe e n a
ciudadano la que expida estos documents, si fue- S T Eso los que estaban aqu antes
sen necesarios. del T-ratado de Paris.
S. TORIENTE: Pido l palabra.. GONZALO PEREZ: Los que pueden bacer esa ma-
nifestaci6n son los inmigrantes; y aun despuis de de-
SR. PRESIDENTE (NUNEZ) : La tiene el Sr. Torriente. clarada la intenci6n, necesitan cuando menos, dos afos
Sn. TORRIENTE: El pasaporte que se expida, en las de residencia en la Repdblica para poder ser ciu-
condiciones que he expuesto, a un individuo que re- dadanos de la misma. Luego vamos a favorecer a esos
sidiendo aqui, siendo vecino de Cuba, aunque con una extranjeros, compremetiendo quizis a nuestra canci-
nacionalidad extranjera, haya heeho declaratoria en llcria, sin beneficio ninguno para la verdadera colonia
el Registro Civil para adquirir la ciudadania cuba- espafola.
na, no se daria mis que en los casos en que le sea ne- "C. P'ESI,, T (NUREZ) Se so.mite a voiaciin.
cesario presentarlo en el pais a donde se dirija. Es: Nomin
cosa vieja y sabida que esos conflietos de naeionali- S A A: Nominal.
dad que es como se les llama en el Derecho Interna- SR. TORRIENTE: & Me permit un moment, Sr. Pre-
cional, y a que se ha referido el Sr. Gonzalo Perez, sidente ?
ocurren en todos los paises constantemente, porque SR. PRESIDENTE (NUNEZ) : Tiene la palabra el Se-
la Naci6n que tiene algin derecho sobre algun ciu- for Torriente.
dadano que abandon su ciudadania, para seguir a Sn. TORRIENTE: DDe manera que lo que propone
otra naci6n, a otra bandera, siempre le exige el cum- el Sr. Gonzalo P6rez es que el articulo tercero lo su-
plimiento de sus obligaciones; de manera que si a primamos y que el cuarto pase a ser tercero?








10 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


SR. GONZALO PEREZ: Si, sefor.
SR. TORRIENTE: No tengo inconvenient er
suprima el articulo.
SR. PRESIDENTE (Ni.:i .-,) : Queda suprimi(

(El Oficial, Sr. ,i,.i:, leyendo):

Articulo IV.-Esta Ley empezarA a regi
la f(eha de su publicaci6n en la Gaceta, Ofici
Repiiblica.
SR. PRESIDENT (NUIEZ) : Se pone a disc
(Silencio).
jSe aprueba?
(Senales i'f ,,'. t ;,',i .
Aprobado; y queda aprobado el Proyecto
Se va a discutir ahora el Proyeeto de Ley
la Secretaria de la Guerra.

(El Oficial, Sr. M,,,;.:, leyendo):

Articulo 1.-El articulo 32 de la Ley OrgAi
Poder Ejecntivo quedarA redactado de la ma:
guiente:
Articulo 32.--Para el ejercicio de las atrib
que la Constitutci6n confiere al Presidente de
pifblica, habra nueve Secretarias a cargo ca
de ells de un Secretario del Despacho, que 1
en la Capital de la Republica, donde radical
bi(-n su oliehia.
Diehas Sc'relarias se denominaran:
1.-De Estado;
2.-De Justicia;
3.-De Gobernaci6n;
4.-De Hacienda;
5.-De Obras Pfblicas;
6.-De Agrilcultura, Comercio y Trabajo;
7.-De Instrncci6n Pfiblica y Bellas Artes;
9.-De la Guerra, Marina y Orden Piblico.
SR. PRESIDENT (NUREZ) : Se pone a discus
SR. GONZALO PEREZ: Pido la palabra.
SR. PiESIIDENTE (NuREZ) : La tiene el Sr. (
P6rez.
SR. GONZAI)O PEREZ: Dice el articulo prime
el Seeretario de la Guerra y Marina tendrd a
go todos los asuntos references a las Fuerzas
y Tierra y sigue diciendo, a "cuyo efecto le
traspasadas por esta Ley" gNo es 6sto?
SR. MAZA Y ARTOLA: Es el articulo primero d
tamen.
SR. GONZALO PEREZ: Este es el mismo Dic
SR. MORALES: El articulo primero dice:
"Para el ejercicio de las atribuciones que la
tituci6n confiere al Presidente de la Repfiblii
bra nueve Secretarias a cargo, cada una de el
an Secretario del Despacho, que residiri en la
tal de la Repfblica, donde radicarA tambi6n
cina,''
SR. GONZALO PEREZ: Deseo hacer una mar
ci6n. He votado en ese sentido la totalidad d(
yecto de Ley, porque, a mi juicio, es convenient
esos asuntos tengan su Departamento correspo
te, sin renunciar por ello a la aspiraci6n de
mir la Secretaria de Justicia, porque si hay ve
ro,,Poder Judicial, aunque todavia no dimai
pueblo; que es de donde deben dimanar todos 1
deres, sobre la Secretaria de Justicia; pero no h
do convenient presentar una Enmienda en ese
do sino dejarlo para un Proyecto de Ley. Al
mirse la Secretaria de Justicia debe "1.:, ii u]


cionario, llmese Procurador de !a Republica, o co-
I que se mo se quiera, que sea el asesor legal del Presidente de
la Repiblica. Quiero hacer esa declaraci6n, sin per-
lo. juicio de la Proposici6n de Ley que oportunamente
presentarE.
SR. PRESIDENTE (NUREZ) : L Se aprueba el articulo?
(>, 'i,, afirmativas).
r desde Aprobado.
al de la Sn. MAZA Y ARTOLA: Con mi voto en contra.
Sn. G6MEZ: Con el mio tambi6n.
SR. MORALES: Y con el mio.
usi6n. SR. PRESIDENTE (NUREZ) : Se hard constar el vo-
to en contra de los Sres. Maza y Artola, G6mez y Mo-
rales.
de Ley. (El Oficial, Sr. Munoz, leyendo):
creando
Articulo II.-E1 articulo 33 de la Ley Organica del
Poder Ejecutivo quedara redactado de la siguiente
manera:
Articulo 33.-En cada Secretaria, con excepci6n
nica del de las de Obras Pfblicas, Sanidad y Beneficencia, y
era si- de la Guerra, Marina y Orden Phfblico, habrA un Sub-
secretario que dependerk inmediatamente del Secre-
uciones tario del Ramo y que sera el Jefe Superior de la ofici-
la Re- na y de todos los organismos y dependencias adscri-
da una tas a la Secretaria.
residirh SR. PRESIDENTE (NUREZ) : Se pone a discusi6n.
ra tam- (Silencio).
jSe aprueba?
(Sefales il ,. ';,i. ).
Aprobado.

SEl Oficial, Sr. .11,,; leyendo):

Articulo III.-Al Articulo III de la Ley Organica
del Poder Ejecutivo se le agregark un capitulo que
Y llevarA la denominaci6n de capitulo IX y estara re-
dactado de la manera siguiente:
i6n.
nzalo CAPITULO IX
xonzalo

ro que SECRETARIA DE LA GUERRA, MARINA Y ORDEN PUBLIC
su car-
de Mar Secei6n Primera
uedan Del Secretario de la Guerra, Marina y Orden
el Die- Pdblico.-Sus facultades y deberes.

tamen. Articulo A.-El Secretario de la Guerra, Marina
y Orden Pfiblico, tendrA a su cargo todos los asuntos
Cons- referentes a las Fuerzas de mar y tierra y al orden
ca, ha- pfiblico, a cuyo efecto le quedan traspasadas por es-
las, de ta Ley las facultades consignadas en los articulos
Capi- 127, 128, 129, 132 y 134 de la Ley Orghnica del Po-
su ofi- der Ejecutivo.
Articulo B.-T.i Ili.Ii ejercer las facultades con-
lifesta- signadas en el articulo 130 de dicha Ley, a excepci6n
l Pro- de Jo r' ,'. r, r. a los Archives Nacionales que queda-
.te que rin a cargo de la Secretaria de Gobernaci6n.
ndien- Articulo C.-Igualmente las facultades consigna-
supri- das en el articulo 131 de la propia Ley a excepci6n
rdade- dc la Policia Secreta, que continuara a cargo de la Se-
ne del cretaria de Gobernaci6n.
os Po- Articulo D.-Asimismo le correspondent las fa-
,e crei- cultades consignadas en el articulo 133 de la referi-
senti- da Ley a excepci6n de lo referente a las propiedades
supri- correspondiente a la Secretaria de Gobernaci6n que
n fun- continuarfn a cargo de 6sta.







DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 11


SECCION SEGUNDA

Organizaci y Personal

Articulo E.-E1 Personal do la Secretaria de la
Guerra, Marina y Orden Pfiblico estard formado de
la manera siguiente:
I.--El Seecretrio, que podri serlo cuaiquier ciuda-
da.no eubano, on el pleno goce de lio. derechos civiles
y politicos, aunque no sea, ni haya sido, military ni ma-
rino.
I.---El Estado Mayor del Ejreoito.
II1.-El Estado 'i1 ;...! de la Marina.
IV.-E1 Secretario Particular del Secretario.
V.-Dos -taqiigrafos mecan6g'raf(s
VI.-E1 personal del Negociado de Asuntos Mili-
tares de la Seeretaria de Gobernaci6n, que pasara a
a la Secretaria de la Guerra, Marina y Orden Pf-
blico
SR. PRESIDENTE' (NurEZ) : Se pone a discusi6n.
SR. MORALES: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (NUREZ) : Hay una Enmienda y
es va a Jeer.
SR. MOaALES: Solicito que antes de la Enmienda se


merciales, autorizando debidamente las extracciones
adecuadas'.

"Articulo 134.-Las autorizaciones para tener guar-
das jurados, para la protecci6n de fincas rfisticas y
urbanas, asi come las licencias para portar armas, y
las de caza o.pesea, serAn expedidas por el Secreta-
rio de Goebrnaci6n".

DECRETO No. 885.
Por cuanto al ccrrar el ejercicio de 1913 a 1914
hen quedado sin pagar varies crditos por servicios
prestados al Ejireito Permanente por haberse ago-
tado las conuignaciones presupuestas en los epigra-
fes destinados a los mismos.
Por cuanto existen dentro del mismo presupuesto
sobrantes on otros epigrafes que -pueden tomarse para
reforzar los anteriores a fin de solventar dichas deu-
das; hacienda uso de las facultades quo me estin con-
Eeridas por la Ley del Podcr Ejecutivo y a propues-
ta del Secretario de Gobernaci6n,

RESUELVO:


'ai n cs art cLiu o1 c ent oL ve ntis e, Ienltol Ve lllocIAJU Q,
Le,. Orqdaica del Podler Eirclito y el Decroto niu- --Transferir el capitulo 15 articulo 2' "Subsis-
mero ochocientos ochenta y cince, del primero de Ju- toncias suministros Ej4rcito Permanento 1913 a
lio de mil noveeientos catorce 1914"; del Capitulo 12 articulo 10 "Personal de la
S (N : ~ e : Inspecci6n de las Fuerzas Armadas" doscientos cua-
Sl r x ... (NUMr.Z : L;!..e esos articulos y ernta y cinco pesos sesenta y tres centavos (-24- 1,.:),
l reto.del articulo 2Q "Material de la Inspecci6u de las Fuer-
zas Armadas" seiseicntos treinta y oecho pesos veinti-
(El Oficial, Sr. 1/....., leyendo): dll ecnt::vcs ( ':'): del Capitnlo 13 articulo 39
Transportes y Dictas" mil cuatroeientos sesenta y
"Articulo 127.-E1 Secretario de Gobernaci6n, ba- cuatro pesos setenta y cineo centavos ($1,464.75) ;
jo las 6rdenes del Presidente de la Reptiblcia tendr del0 articulo 4 '"Subsistencia" sub-epigraeo "Aumen-
la alta inspeeei6n de las fuerzas armadas, y adoptar Ito de raciones" nueve pesos cuarenta centavos ($9.40) ;
las riedidas conducentes a la defense del territorio del articulo 50 "Suministros" sub-epigrafe "Asig-
nacinnal, disponiendo la movilizaci6n do aquillas en naci6n do ropa" noventa y seis pesos ($96.00); del
el easo de invasion o alteraci6n grave del orden pfi- Capitulo 15 articulo 1 '"Personal", mil ciento vein-
blico- dictara las reglas que crea necesarias para el tisiete pesos nueve centavos ($1,127.09) ; do "Adici6n
regimen y discipline de dichas fuerzas ariadas; de- a personal" .i'l...pi-i if.- "Por pago de capture de-
terminiar y estableceri las zonas polBnmica, de las sortores" dos mil diez pesos veintinnove centavos
fortalezas existentes o que se construyan en adelan- ('i-1.',)10.29); "Por reintegro do licenciados etc." no-
te, y expediri permisos, en su caso,.pars, nstruc- vecientos noventa y nueve pesos noventa y seis cen-
ciones dentro do los limited de dichas zonas militares; tavos ($996.96) ; del Capitulo 15 articulo 20 "Sub-
practicarA o hare practicar las inspecciones necesa- sistencias y suministros" sub-epigrafe "Aumento de
rias de fortalezas, cuarteles, edificios y fineas utiliza- raciones" doscientos setenta y seis pesos setenta con-
dos por las fuerzas armadas, y tendra la direcci6n de tavos ($276.70), "F. r.,i.- para caballos" cuatro mil
todos los asuntos relatives a la compra y conserva- quitiientos pesos ($4,500.00); "Papelinodoro" dos pe-
ci6n de material de guerra y de la Armeria Nacional". sos doce centavos ($2.12) "Alumbrado" trescientos
trcinta y tres pesos sesenta y cinco centavos (f.-: i,>),
"Articulo 128.-CorresponderA al Secretario de Go- "Lefia" dos mil pesos sesenta y seis cts. ($2,000.66) ;
bernaci6n expedir los permisos, de acuerdo con la "Asignaci6n de ropa" seiscientos setenta y cuatro
Ley, para la importaci6n y venta en la Isla, de ar- pesos ochenta y site centavos ($674.87); "Impren-
mas, municiones y explosives de todas classes, debien- ta, encuadernaci6n y rayado" dos pesos ocho centa-
do llevar un Registro del nfimero de armas existen- vos (Ii-') ; Sostenimiento de la Academia" cion-
tes en el territorio national, especificando las que to cincuenta y tres pesos treinta y cuatro centavos
existen en los Arsenales, Fortalezas o Armerias Na- ($153.34); "Efeetos de herreria" ciento cuarenta y
cionales, y las que se hallen en poder de importado- nueve pesos veinticuatro centavos ($149.24) ; "Uti-
res, detallistas y particulares, a cuyo efecto los Go- los de limpieza e higiene de cuartel" ciento cincuen-
bernadores provinciales Ie suministrarin todos los ta y dos pesos noventa y site centavos, "Entrate-
datos que tengan en su poder". nimiento de cocina y comedor" ochenta y nueve pe-
sos treinta y tres centavos ($89.33); "Reparaciones
"Articulo 129.-E1 Secretario de Gobernaci6n ten- de la plant el6ctrica" ciento sesenta y seis pesos se-
drh bajo su direcci6n inmediata, tomando al efecto tenta centavos ($166.70); del articulo 39 "Barracas
las debidas precauciones, todos los dep6sitos de p61- y Cuarteles" sub-epigrafe "Alquileres, construccio-
vora existentes y cualesquiera otros que puedan esta- nes y reparaciones" ciento cincuenta y ocho pesos
blecerse en adelante para almacenar o depositar ex- cincuenta y tres centavos ($158.53), "Conmutaci6n
plosives del Gobierno o importados per las easas co- de alojamiento" ciento diez y nueve. p...'- n.v.:-t.i y







DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


cinco centavos (,11' I'I ; del articulo 49 "Transpor-
tes" sub-epigrafes "Para reparaciones" noventa y
siete pesos treinta centavos ($97.30); "Maniobras"
cuatrocientos sesenta pesos diez y seis centavos
($470.16); "Sostenimiento del autom6vil" doscien-
tos setenta y un pesos cincuenta y un centavos;
"Combustible para la lancha" cuatro cientos tres
pesos veinte y un centavos ($403.21) ; del articulo 59
"Material de Guerra" sub-epigrafes "Conservaci6n
del material" ochenta y cinco pesos noventa y dos
centavos ($85.92); "Piezas de repuesto" ciento se-
senta y euatro pesos sesenta y cinco centavos (164.65),
29-Transferir el Capitulo 15 articulo 2Q "Subsis-
tencia y suministros" sub-epigrafes "Medicinas para
caballos y mulos"; del articulo 49 "Transportes"
,l,-,:pj','.i,. "Transporte de material" cuatro pesos
ochenta centavos ($4.80) del articulo 79 "Gastos por
una sola vez" sub-epigrafe "Mobiliario" tres pesos
cuarenta y nueve centavos ($3.49) el articulo 49
"Transporte" sub-epigrafe "Gastos de viajes y die-
tas", del articulo 79 "Gastos por una sola vez" sub-
epigrafes "Entretenimiento de equipos de cartel"
cuarenta y siete pesos treinta y siete centavos ($47.37)
"Material para la organizaci6n del tren de transpor-
te" doscientos noventa y tres pesos cincuenta centa-
vos (.Q'"t : .-l) ; al articulo 59 Material de guerra"
.,,i--1. i;.,,f. '"PrActicas de tiro"; del articulo 8 "I'm-
previstos" cuatrocientos cincuenta pesos ($450.00):
al articulo 69 "Gastos Generales" sub-epigrafe "Li-
bros tecnicos"; del articulo 70 "Gastos por una sola
vez" sub- .-;,l..I--, "Adquisici6n de 93 caballos" se-
senta y ocho pesos ($68.00) "Adquisici6n de 500 ma-
chetes" cincuenta, pesos ($50.00), Adquisici6n de 14
espadas" sesenta y nueve pesos noventa y seis cen-
tavos ($69.96) y del articalo 89 "Imprevistos" cien-
to tres pesos treinta y ocho centavos ($103.38) : al
Articulo 69 "Gastos Generales" sub-epigrafe "Die-
tas de experts, traductores etc.", del Articulo 89
"Imprevistos" trescientos pesos ($300.00) al articu-
lo 79 "Gastos por una sola vez" sub-epigrafe "Tel&-
fonos, telgrafos, etc.", de igual articulo, sub- epigra-
fe "Adquisici6n de estufas, cocinas, etc." veinte y dos
pesos cuarenta y tres centavos ($22.43) ; "Remonta de
caballos y mulos" ciento noventa y seis pesos cincuen-
ta centavos ($196.50); "Adquisici6n de cornetas"
veinticinco pesos ($25.00); "Para adquisici6n de es-
tufas de cocina y comedor" diez pesos cincuenta y
cinco centavos ($10.55) y "Entretenimiento de hitiles
de carpinteria" nueve i. ...,. noventa y un centavos
($9.91) ; y
39-Los Sec.retarios de Hacienda y Gobernaci6n
quedan encargados del cumplimiento del present
decreto en la part que a cada uno de ellos concierna.
Dado en la Quinta Durafiona, en Marianao a doce
de Septiembre de mil novecientos catorce.

M. G. Menocal, Presidente.-Aurelio Hevia, Secre-
tario de Gobernaci6n.

SR. PRESIDENTE (NUNEZ) : Se va a dar lecture a las
Enmiendas que se han presentado al Dictamen.

(El Oficial, Sr. Muiioz, leyendo):

ENMIENDAS AL DICTAMEN DE LA COMISION, SOBRE LA
SECRETARIA DE LA GUERRA Y MARINA

Art. A.-Entre las palabras "pfiblico" y "solo"


se insertarhn las siguientes: "fuera de las poblacio-
nes en todo caso: y en las poblaciones....
Art. E.--(PI.'t .. segundo) Dira lo siguiente:
"'Cuando el Presidente de la Repiblica quiera desig-
nar para que desempefie la Secretaria de la Guerra
y Marina a un military o marino de los que estuvieren
en active servicio, podra hacerlo, poniendo previa-
mente a dicho military o marino en una situaci6n que
se liamard de retireo temporal", quien volverA a la
situaci6n de active tan pronto como cose en el des-
empefio de dicha Secretaria."
Art. E.-(Inciso II) Dir finicamente lo siguien-
te: "Por el Departamento de la Guerra, que se orga-
nizarA con el personal de que se componga el Esta-
do Mayor del Ej6rcito."
Art. E.-(Inciso III.)-Dira finicamente lo siguien-
te: "Por el Departamento de la Marina, que se organi-
zari! con el personal de que se componga el Estado
Mayor de la Marina."
Art. F.-(Suprimirlo).
Art. 49-Dira finicamente lo siguiente: "Se supri-
me el Negociado de Asuntos Militares de la Secreta-
ria de Gobernaci6n".

Ricardo Dolz.

Sn, '!'.i-.\ i --: Pido la palabra en contra.
Sn. PRESIDENTE (NUNEZ) : Se va a poner a discu-
sien la Enmienda.
SR. GoxzA.LO PEREZ: Creo que el articulo compren-
de various particulares y que la Enmienda del Sr.
Dolz, puede constituir un segundo parrafo de este
articulo. El primero tiene por objeto los asuntos de
que ha de conocer la Secretaria de la Guerra, y dice:
"El Secretario de la Guerra y Marina tendrA a su
cargo todos los asuntos referentes a las fuerzas de
nar y tierra, etc."
Pudiera discutirse este articulo tal como esta re-
dactado y luego tratar del orden plblico como se es-
tablece en la Enmienda del Sr. Dolz, o en la form
que indican la Constituci6n y la Ley O,'.,4l-,,;;', de los
Mlnicipios, y que vamos a sostener nosotros.
SR. MAZA Y ARTOLA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (NUREZ) : La tiene el Sr. Maza y
Artola.
SR. MAZA Y ARTOLA: Quisiera que el Sr. Gonzalo
1'Pre aclarara algo mAs su Proposici6n para el or-
den del debate, porque no comprendo c6mo se puede
separar del articulo cosa tan esencial como esa que es
objeto de la Ey ,,,, ,ii, del Sr. Dolz.
SK. GONx.ALO PEREZ: Pido la palabra.
Sa. PRE.sDEN.TE (NuREZ) : La tiene el Sr Gonzalo
Pdrez.
SR. GONZALO PEREZ: Propongo que el Senado
apruebe el articulo A en la forma siguiente: (Leyen-
do): "El Secretario de Guerra y Marina conocerA de
todos los asuntos referentes a las fuerzas de mar y tie-
rra, a cuyo efecto le quedan traspasadas por esta Ley
las facultades consignadas en los articulos ciento
veinte y site, ciento veinte y ocho, ciento veinte y
nueve y ciento treinta y dos de la Ley Orgdnica del
Poder Ejecutivo".
Sn. MAZA Y ARTOLA: Esa es una Enmienda que
present el Sr. Gonzalo P6rez.
SR. GONZALO PEREZ: El segundo pArrafo de 6ste
podria redactarse asi: (Leyendo): "En los casos de
grave alteraci6n del orden pfiblico que amenace o
ponga en peligro la existencia del Gobierno consti-
tuido, el Ejecutivo podra encomendar al Secretario
de la Guerra y Marina la conservaci6n o restaura-







DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 13


ci6n del orden piblico, de acuerdo con lo que dispo-
ne el articulo sesenta y ocho, inciso sexto, de la Cons-
tituci6n, y el articulo ciento sesenta y cinco de la Ley
Orgdnica de los 11 i .1 "
SR. MAZA Y ARTOLA: Sr. President: Eso es una
Enmienda que propone cl Sr. Gonzalo Pkrez; he es-
tado siguiendo el articulo y no encuentro muchas co-
sas que 61 ha dicho.
SR. GONZALO PEREZ: El Sr. Maza y Artola me ha
pedido que explicara lo que yo queria; y esto es lo que
yo propongo.
SR. MAZA Y ARTOLA: Pues entonces eso es una En-
mienda.
Sn. MORALES: Primero debe diseutirse la Enmien-
da y despu6s cl articulo, aunque no estoy conforme
con la Enmienda ni con el articulo.
SR. MAZA Y ARTOLA: Ni yo tampoco.
SR. PRESIDENTE (NUREZ) : Vamos a dar lecture a
las Enmiendas.
SR. MAZA Y ARTOLA: EstA bien; pero antes de que
se discutan, quiero hacer una pregunta a su autor,
cuya contestaci6n puede ilustrar much a los que van
a intervenir en los debates sobre ellas.
SR. GONZALO PEREZ: Propongo que este articulo se
discuta por incisos; que el que trata del orden pibli-
co se discuta aparte, que el que trata de lo que debe
conocer la Secretaria de la Guerra se discuta apar-
te, es decir que las Enmiendas no se traten en con-
junto.
Sn. MAZA Y ARTOLA: Creo que asi puede hacerse
para el mejor orden de la discusion; pero no veo quo
a ello se oponga que diseutamos primero la Enmien-
da del Sr. Dolz, de que ya se iba a tratar.
Sn. G6MEZ: La prdetica parlamentaria es diseutir
primero la Enmienda, que so aparta mAs del ar-
tii:,ulo.
SR. MORALES: He pedido, Sr. President, la pala-
bra en contra de la Enmienda.
Sn. MAZA Y ARTOLA: Yo la tengo pedida antes, y
como no es mais que para hacer una pregunta al se-
fior Dolz, ruego al Sr. \f.tI.. que me deje primero
iusar de ella.
SR. MORALES: Con much gusto.
Sn. MAZA Y ARTOLA: Si me he decidido a hacer esa
pregunta al Sr. Dolz, es contando con que no sera mo-
lestia para tan querido compafiero contestarla. S61o
es aclaratoria de su Enmienda, y hela aqui: Es indu-
dable que si se aceptara el articulo propuesto por la
Comisi6n, con la enmienda del Sr. Dolz, conforme a
tal precepto habria dos elases de alteraci6n de orden
pfblico: una grave, y otra no grave o menos grave,
ya que toda alteraci6n del orden piblico siempre en-
vuelve alguna gravedad. Pues bien ,quien haee esa
clasificaci6n? ,a quien compete determinar cuando
una alteraci6n del orden pfblico se produzea, su ma-
yor o menor gravedad? Porque si s61o cuando sea
grave podrA intervenir el Secretario de la Guerra y
Marina y cuando sea menos grave, el de Gobernaeion,
antes de tomar alguna acci6n cualquiera de los dos,
ese punto hay que dilucidarlo. &Y que es lo que ha de
servir de pauta para ello ? No seria 16gico que lo de-
terminara la Ley? j Con esa comisi6n no nos expon-
driamos a que sostuvieran distinto criterio por pre-
tender cada uno recabar en esos moments para si la
facultad de reproducirla? Es human que asi sea. Sin
duda que si no se pusieran de acuerdo, tendrian que
acudir, desde luego, al Sr. President de la Repiibli-
ca. Pero eso requeriria tiempo y mientras tanto qu6
se haria? El caso podria exigir una inmediata actua-
cion. Casi toda alteraci6n del orden lo require.


Al Sr. Dolz, como author de la enmienda no puede
hab4rsele escapado este aspect del asunto y debe
tener previsto el modo ripido y eficaz de resolver su
dificultad.
SR. DoLz: Pido la palabra.
Su. PRESIDENTE (NUNEz) : La tiene el Sr. Dolz.
SR. DoLZ: Tendria much gusto en complacer a mi
querido compafiero el Sr. Maza y Artola, pero me
pregunta una cosa que no puedo contestdrsela porque
no es de mi jurisdicci6n; porque esas palabras de
"alteraci6n grave y menos grave" estAn en el'Dicta-
men de la Comisi6n; y no en la Enmienda...
SR. MAZA Y ARTOLA: Pero las ha aceptado el se-
fior Dolz.
SR. DOLZ: La Enmienda se limita a consignar "fue-
ra de las poblaciones". Preg6nteme todo lo que quie-
ra sobre esa frase, "fuera de las poblaciones"; res-
pecto de las gravedades puede informarle mejor el
autor dc ese dictamen, que no yo; que ni siquiera es-
taba en mi Proyecto.
SR. MAZA Y ARTOLA: Sr. President: No tengo em-
pefio en que sea el Sr. Dolz; pero que me contest
quien deba contestar, porque es muy important la
contestaei6n.
SR. JONES: Soy el author del Dictamen y voy a con-
testar al Sr. Maza y Artola con sus mismas palabras:
el Sr. President do la Repfiblica es el llamado a de-
terminar si la alteraci6n del orden pfiblico es grave
o menos grave.
Sn. MAZA Y ARTOLA: De modo que cada vez que
surja una alteraci6n del orden pfblico, para la pre-
via determinaci6n de si es grave o menos grave de-
ben acudir los dos Secretaries inmediatamente al
Sr. President de la Repfibliea. Y mientras tanto,
vuelvo a preguntar, qu6 se hace? 6 S deja a la alte-
raci6n del orden que ella por si sola se arregle? Por-
que nadie podra intervenir en ninguna forma ni dar
orden alguna hasta que el Sr. President de la Re-
pfiblica no haya resuelto el punto. Y g si su resolu-
ci6n se demorara ya porque tardaran en reunirse
los dos Secretaries, y 6stos con el senior Presidente;
o por otros motivos?
Mientras tanto en el pais puede ocurrir lo mas
grave dci mundo, y es probable que ocurra, pues
los que promuevan la alteraci6n contaran ya con es-
ta dilaci6n de los primeros mementos. Es eso lo que
han querido los Sres. de la Comisi6a y el Sr. Dolz?
SR. GONZALO PEREZ: Eso es lo que deduce el Sr.
Maza y Artola del informed del Sr. Jones...
Sn. MAZA Y ARTOLA: Eso es lo que ha informado el
Sr. Jones; no contest el Sr. Gonzalo Perez por 61.
SR. DOLz: Pido la palabra.
Sn. MORALES: Pido la palabra.
SR. JONES: Creo que en manos del Sr. President
de la Repiublica estin y estarian las Secretarias de
la Guerra y de Gobernaei6n; la Secretaria de Gober-
naci6n es la que rige aetualmente la material de orden
pilblico; pero bajo la autoridad del Presidente que
es el que lo rige todo. Los Secretarios, en realidad,
no hacen mas que r. I'.-i.li r los actos del Presidente.
De modo que no veo la imposibilidad de determinar ri-
pidamente a qu6 Secretaria pertenece, si a la de la
Guerra o a la de Gobernaci6n el caso de que se trate.
SR. MORALES: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (NUNEZ) : La tiene el Sr. Morales.
Sn. MORALES: La Enmienda que present el senior
Dolz al articulo primero, que se compone de dos o tres
palabras, es decir, "fuera de las poblaciones en to-
do caso"; en realidad, a mi juicio, viene a determi-







14 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


nar el concept general que va a tener el Senado de
esta Ley y de la Secretaria de Guerra y Marina; se
va a crear sencillamente para asuntos militaries, o se
va a crear para otros asuntos quc ni por la Ley ni
por la prdctica en otros paises forman parte...
Sn. MAZA Y ARTOLA: (Int.) Para los electorales.
Sn. MORALES: Porque si consignamos en el articu-
lo primoro, que la Secretaria de la Guerra tiene a su
cargo, en todo easo, cl orden putblico en los campos y
solamente en el de grave alteraci6n del orden en las
ciudades, tendremos que el orden piblico en todos
concepts esti en poder de la Secrotaria de la Gue-
rra, y que el Secretario de la Guerra no vh a ser un
verdadero Secretario de la Guerra, para intervenir
con los militares, con el material dedicado a las mili-
cias y al ej6rcito, sino con el ciudadano en sus rela-
ciones con el mismo. Por qu6 vamos a tenor en los
campos de Cuba al ej6rcito, por ejemplo, continua-
mente funcionando como si estuvieramos en un esta-
do de guerra, porque el Secretario de la Guerra y
no el Seeretario de Gobernaci6n ni ninguin Socreta-
rio de orden politico y civil va a ser el eneargado de
sostener el equilibrio? Fuera de poblaciones, el Secre-
tario de la Guerra, pues, serA el Secretario de Go-
bernaci6n; y precisamente eso es lo que se queria
evitar, y uno de los arguments que se daban a fa-
vor de la Ley de su i, I. i ..... era el quitarle al Se-
cretario de Gobernaci6n, porque era un Secretario
politico, el manejo de la fuerza pfiblica; y vamos a
poner, no en la Seeretaria political el manejo de la
fuerza public, sino la political en el Departamento
que maneja ]a fuerza pfiblica, que es todavia peor;
porque es 1 I'.-i;,Iir que un Secretario politico ma-
neje la fuerza pfiblica, que no que un Secretario que
maneje la fuerza pfiblica maneje la political, porque
entonces no va a poderse desenvolver la political en
Cuba, no va a tenor garantias el ciudadano. En
ningfin pais se ejerce el derecho al amparo y pro-
tecci6n de un Secretario de Guerra y Ili Aii Es,
pues, fundamental la Enmienda: se refiere al fondo
de la Ley. Si el Senado aprueba la enmienda del
Sr. Dolz, habremos creado un Secretario de la Gue-
rra, no solamente para la guerra, sino para interve-
nir en todos los problems que se desenvuclvan en el
campo politico de Cuba.
SR. MAZA Y ARTOLA: Pido la palabra.
Sn. PRESIDENTE (NU'EZ) : La tiene el Sr. Maza y
Artola.
SR. MAZA Y AnroLA: He pedido la palabra para
hacer otra pregunta al Sr. Dolz con cuya contesta-
ci6n quizas se d6 por satisfecho y no tenga ya que ha-
blar el Sr. Torriente.
Segfin la enmienda del Sr. Dolz, la Secretaria de
la Guerra tendra a su cargo el orden piiblico fuera
de las poblaciones, "en todo caso", y en las poblacio-
nes s6lo en el de su grave alteraci6n, pues en los de-
mhs queda a cargo del Secretario de Gobernaci6n.
Pues bien, con que fuerzas en este iltimo caso,
es decir en el de alteraei6n del orden, que no sea gra-
ve, en una poblaci6n, el Secretario de Gobernaci6n
puede hacer que se restablezca? I Con fuerzas es-
peciales de que ha de disponer Gobernaci6n o con las
mismas del Ejercito que estin a cargo del Secreta-
rio de Guerra y Marina?
SR. DOLZ: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (NUREZ) : La tiene el Sr. Dolz.
Sn. DoLz: Creo que estamos viendo fantasmas, don-
de realmente no hay ninguna innovaci6n. Si mi En-
mienda no innova nada.


SR. MORALES: (Int.) IC6imo decia el Sr. Dolz?
SR. DOLZ: Que mi Enmienda no innova nada. Po-
dria contestarle a los Sres. Sonadores que mi En-
mienda es lo quo ya existe...
SA. :\ ... Y ARTOLA: (Int.) i Si ahora no hay Secre-
taria de Guerra y Marina!
SR. G6MEz: Pero ahi esta la Secretaria de Gober-
nacion.
SR. DOLZ: Lo que ya existe, repito, s6lo que lo haee
el Ej6rcito dentro de la Secretaria de Gobernaci6n.
SR. MAZA Y AITOLA: Perd6neme el Sr. Dolz: bajo
el mando y la orden del Secretario de Gobernaci6n.
SR. DOLz: El Sr. Maza y Artola me ha pregunta-
do, y yo quiero que me escuche.
SR. MAZA Y ARTOLA: Lo escucho atentamente.
SR. DOLZ: Ahora voy a explicar. Yo he deseado el
establccimiento de la Secretaria de la Guerra, por-
que creia que debia existir un Departamento del cual
dependiesen el Ej6rcito y la Marina, separados de la
Seeretaria de Gobernaci6n.
SB. G6MEZ: De acuerdo todos.
SR. DOLz: Y porque me parccia un punto funda-
mental, lo someti hasta a mis amigos politicos; lo hi
cc casi cuesti6n de Partido. Han estado conformes
con la creaci6n de la Secretaria de la Guerra...
SB. GOMEZ: (Int.) Tambiin los liberals estamos
conformes.
SR. Donz: No tengo ninguln cmpefo, ninguna re-
serva mental, ning6n prejuicio, ningfin deseo de que
se realize de 6sta o de aquella forma. El Senado pue-
de organizarla de la manera que mejor estime. Mis
an in,: politicos pueden votarla libremente en el sen-
tido que quieran, respect a las funciones que se do n
a esa Secretaria; pero, permitanme el derecho de ha-
blar y de intervenir aconseo~iil..1 que hagan una
Ley buena y no una Ley mala; a mi juicio, se en-
tiende.
Separando el Ej6rcito de la Secretaria de Gober-
nacion, quiero evitar los conflicts entire la Secreta-
ria de Gobernaci6n y el Ei.'r,.-.. porque el Ej6rcito
se va de la Socrotaria de Gobernaci6n. Eso es un he.
cho; y por ende, tonemos que poner al Ej6reito a la
disposici6n direct del Secretario de la Guerra; por-
que seria un mal principio que, separado el Ej6rci-
to do la Secretaria de Gobernaci6n, lo dejAramos so-
metido a ella. Si cl Ejercito se va de la Secretaria de
Gobernaci6n para la Secretaria de la Guerra, si el
Ej6rcito debe defender del Secretario de la Guerra,
y no de la Secretaria de Gobernaci6n, viene una con-
fusi6n: si el Ejercito cuida del orden pfblico fuera
de las poblaciones...
Sn. GOMiEZ: (Int.) No debe cuidar nada.
SR. DOLZ: i Ah! Pues vamos a innovar ese precepto.
SR. GOMrEz: Pero creamos la Secretaria de la Gue-
rra para que sea de guerra, para el Ejercito.
SR. GUEVARA: (Int.) Para una Cuesti6n de Orden,
pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (NUNEZ) : Tiene la palabra el Se-
for Guevara.
SR. GUEVARA: Faltan cinco minutes para la hora
reglamentaria, y pido la pr6rroga de la Sesi6n hasta
terminar este asunto.
Sn. GONZALO PEREZ: Que se someta a Votaci6n No-
minal. Hay ademAs de las Enmiendas presentadas,
otras que se han de presentar; cada cual ha de te-
ner interns en sostener sus puntos de vista, y si, se
prorroga la Sesi6n hasta terminar este asunto, resul-
taria much tiempo.
Sn. GUEVARA: Pues que se prorrogue hasta la site.








DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 15


SR. PRESIDENTE (NUTEZ) : 6Aprueba el Senado que
se prorrogue la Sesi6n hasta las siete?
(Sefiales afirmativas).
Aprobado.
Puede continuar el Sr. Dolz.
SR. Doz: Pues repito que no tengo ningfn prejui-
cio, ninguna reserve, ni ningfin prop6sito, sino sim-
plemente procurar que la Ley encuentre el mis fran-
co camino, y que no haya ningfin rozamiento centre el
Secretario de la Guerra y el de Gobernaci6n.
Y volviendo al hilo de mis explicaciones, si se ha
ido el Ej6rcito de la Secretaria de Gobernaci6n, si
el Ej6rcito debe defender del Seeretario de la Gue-
rra desde ahora en adelante, si el Ejercito cuida en la
actualidad del orden pfiblico fuera de las poblacio-
nes, pues el Statu quo es que siga lo mismo, cuidan-
do el orden pfiblico fuera de las poblaciones y depen-
diendo de la Secretaria de la Guerra.
SR. GOMEZ (Int.) Fuera de la Secretariaw de la Gue.
rra.
SR. DOLZ: El Sr. G6mez me dice que no debe ser
aii, que el orden pfiblieo en los pueblos y fuera de las
poblaciones, debe defender de la Secretaria de Go-
bernaci6n; pues hay que crear un organism que de-
penda de la Secretaria de Gobenaci6n, porque el or-
den pfiblico fuera de las poblaciones no puede estar
al cuidado del Ej6rcito.
Sn. MORALES: Eso esti previsto en una Enmienda
por mi presentada.
Sn. DOLZ: Si vamos por este camino, tendremos
(lite crear la Guardia Rural para guardar el orden
public fuera de las poblaciones. Vease la importan-
cia de esto cuando para destruir mi Enmienda hay
que rear un nuevo organismo.
SR. 'MAZA Y ARTOLA: Eso debi6 haberse hecho an-
tes.
SR. DOLZ: Vamos a la 16giea. Ya ven los sefiores
Senadores que para destruir mi Enmienda, hay que
rear un Cuerpo, porque mi Enmienda, repito que no
innova nada; mi Enmienda es....
Sa. GOMEZ: (Int.) El militarismo.
SR. DOLz: Pues en la actualidad el Ej6rcito cuida
del. orden pfiblico y lo continuard cuidando.
S, MAZA P A,',TOLA: Y la Guardia Rural a quien
pasa? gA la Secretaria de la Guerra?
SR. DoLz: Permitanme los Sres. Senadores: lo mi'-
mo que la alteraci6n grave del orden pfiblico dentro
de las poblaciones, que se encomienda por ese articu-
lo y por la Ponencia al Ej6rcito, esta encomendada a]
Ej6rcito cuando la alteraci6n es grave antes de que
escribiera la Ponencia de mi querido amigo el Sr. Jo3
nes; porque.el Sr. Jones no ha inventado nada ni ha
dado a nadie facultades: ha copiado el derecho vigeu-
te. D e manera que ese articulo, tal como quedaria
redactado despu6s de mi Enmienda, es el derecho vi
gente, es el statu quo; he hecho todo lo possible para no
innovarlo; queria establecer la Secretaria de la Gue-
rra con las menores alteraciones, con los menores cam-
bios, y me parece que lo he logrado.
Voy a leer a los Sres. Senadores el primer pArrafo
del articulo veinte y tres de la Ley Or,:,;.... del Ejer-
cito: (Leyendo):

SERVICIOS DEL EJERCITO

"Articulo 23.-En tiempo de paz el Presidente de
la Repfblica destinard al servicio de la conservaci6n
del orden pfiblico y la protecci6n de las personas y
propiedades fuera de las poblaciones, seis escuadro-


nes de caballeria, y el resto de las fuerzas del Ej6r-
cito a servicios exclusivamente".
Esti aqui el nimero de escuadrones que se
eneargarAn de cuidar del orden pfblieo. De manera
que el orden pfiblico esta a cargo del Ej6rcito en el
derecho actual, en el derecho vigente; y en cuanto a
aquello de la gravedad que preguntaba el Sr. Maza y
Artola, esta ya resuelto, pues no puede haber conflic-
to en los casos de grave alteraci6n del orden pfiblico,
porque conforme a esta Ley Orginica, "en los pueblos
donde exista policia municipal, s6lo intervendr el
Ej6rcito, primero, cuando en caso de desorden pfibli-
co o grave perturbaci6n del orden, su auxilio sea soli-
citado por la autoridad civil competente. De mane-
ra que no puede haber conflicts mientras el Alcalde
no pide el auxilio del Ej6rcito....
SR. GONZALO PEREZ: (Int.) Eso no se ha cumplido;
se han nombrado supervisors de policia sin que lo ha-
yan pedido los Alcaldes.
SX. DOLZ: Esa es otra instituci6n...
Sn. MAZA Y ARTOLA: i La realidad es otra, Sr. Delz!
Sa. DOLZ: Eso est6 fundado en el articulo 131 de
la Ley Orgdnica del Poder Judicial. Ya no se podrAn
nombrar desde el moment en que todo pase al Ej6r-
cito.
SR. MAZA Y ARTOLA: Eso es lo que queremos
aclarar.
Sn. DoLZ: Pero no es ese mi tema; el tema es el
que se dispute. Fuera de las poblaciones, actualmen-
te, el orden pfiblieo esti a cargo del Ej6rcito, y si el
Ej6reito se va de la Secretaria de Gobernaci6n, debe
seguir el orden pfiblieo a cargo del Ej6rcito, pero de-
pendiendo de la Secretaria de la Guerra; a mi me pa-
rece una cosa sencilla.
SR. MAZA Y ARTOLA: (Int.) No lo es.
Sn. DOLz: (Cont.) Si hay una grave alteraci6n del
orden pfiblico intervene el Secretario de la Guerra,
porque se va el Ej6rcito de la Secretaria de Goberna-
ci6n. Mientras no suceda esto, no puede penetrar el
Ej6rcito en las poblaciones, porque el orden ps.blico
esta a cargo de las autoridades civiles, y no puede en-
trar hasta que la autoridad civil lo llame en su auxilio.
Es lo mis sencillo, no hay ninglin inconvenient
ni prejuicios, ni fantasmas, no vean detrAs de esto
otra cosa los Sres. Senadores sino explicaciones sen-
eillas en beneficio del mejor cumplimiento de la Ley.
Ahora, si se quiere encomendar el cuidado del orden
publico fuera de las poblaciones a la Secretaria de Go-
bernaci6n, hay que crear un Cuerpo de policia rura',
do policia de campo, de guardia rural, como quiera
llam6rsele; para eso no me parece el moment m6s
oportuno para establecerlo para el cuidado del orden
pfiblico fuera de las poblaciones; en estos moments
me pareee que el articulo con la Enmienda es la me-
nor cantidad de alteraci6n, la menor cantidad de tras-
torno, es el respeto al statu quo, y por eso creo que
podemos aprobarlo.
SR. MAZA Y ARTOLA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (NUNEZ) : La tiene el Sr. Maza y
Artola.
SR, MAZA Y ARTOLA: Como la pregunta mia no ha
sido contestada, sin duda, por no haberla formulado
con bastante claridad, si el Sr. Jones me lo permit,
la reiterar6, aclarAndola lo mejor que pueda. No eran
esas explicaciones que nos ha dado el Sr. Dolz, que
desde luego se me alcanzaban, porque conocia la Le-
gislaci6n vigente, las que de 61 habia solicitado, n6;
han sido otras que los t6rminos de su Enmienda exi-
gen para dejar fijado su alcance. Vamos a ver, for-








16 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


mulando mi pregunta de esta otra manera si la hago
mas inteligible: Quedando el orden pfiblico dentro
de las poblaciones a cargo del Secretario de Gober-
naci6n, y el do fuera con el de dentro tambi6n, en el
caso do su grave alteraci6n, a cargo de otro Secreta-
rio, el de Guerra y Marina, bajo cuya orden estAn
todas las I,. i .,-, armadas, es indudable que al de
Gobernaci6n compete reprimir cualquier alteraci6n
del orden piblico que surja en una poblaci6n cuyo
caricter no sea grave; mis, c e6mo sin disponer direc-
tamente de fuerza alguna podrA hacerlo? Con cual
le seria dable contar para ellot? Con las del ej6rci-
to? Tendria que pedirselas al Sr. Seeretario de la
Guerra y Marina. E.......... gno resultaria que en
rigor cl Secretario de Guerra y Marina intervendria
en toda alteraci6n del orden pbiblico, grave o no gra-
ve, lo mismo de poblado que de despoblado, cuando
del espiritu y de la letra de la Enmienda del Sefior
Dolz parece deducirse que no debe intervenir de
ninguna manera en el orden pfiblico de las poblacio-
nes a menos que este se altered gravemente?
SR. DOLZ: Cuando no cs grave la alteraci6n, la po-
licia municipal intervene.
SR. MAZA Y ARTOLA: Pero esa policia municipal
fuera de la Habana no estA a las 6rdenes directs
del Secretario de Gobernaci6n, sino a las del Al-
calde.
SR. DOLZ: Es una relacion. El Alcalde esta en re-
laci6n con el Secretario de Gobernaci6n.
SR. MAzA Y ARTOLA: Pero no en una relaci6n tal
que pueda disponer sin 61, de la Policia. Vendria asi
star a merced del Alcalde la alteraci6n; y si el Se-
cretario de Gobernaci6n no contara con el, tendria
que cruzarse de brazos ante la alteraci6n que de me-
nos grave, podria llegar a convertirse en muy grave.
SR. DOLZ: Esa es la Constituci6n.
SR. MAZA Y ARTOLA: No; esa no es la Constituoi6n.
Esa seria la Ley que so quiere dictar con tan poca
nleditacion, que en vez de dar un remedio para un
mal, lo que se hace es agrandarlo. Supongamos que una
alteraci6n del orden que surja en determinada po-
blaci6n de mas o menos importancia, en forma tal al
principio que no pucda sor calificada de grave, sea
el mismo Alcalde quien la haya provocado, pues mien-
tras no llegue a revestir caracteres no puede Secre-
tario alguno intervenir en ella, porque el finico que
podria hacerlo seria el de Gobernaci6n, pero como no
tiene directamente fuerzas a sus 6rdenes, y solo po-
drin disponer de la Policia con anuencia del Alcalde,
que no se la di, no dispone absolutamente de ningu-
na. Aviados estariamos entonces.
SR. JoNEs: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (NUREZ) : La tiene el Sr. Jones.
Sa. JONES: Hay una Enmienda del Sr. Torriente,
que puede resolver el punto que present el Sr. Dolz;
y de paso me voy a permitir una observaci6n.
Con motive del discurso que pronunci6 el Sr. Ma-
za y Artola, al consumer un turno ,en la Sesi6n del lu-
nes iltimo, contra la abolici6n de la pena de muerte;
al objeto de justificar la ineficacia de la abolici6n de
esa pena, decia que en la soledad de nuestros cam-
pos se efectuaban ejeecuciones secrets sin previa sen-
tencia de nuestros tribunales, y me preguntaba: "Si
esto ocurre estando toda la material del orden pfibli-
co a cargo de la Secretaria de Gobernaci6n, g no es
much mis peligroso ponerla en la Secretaria de la
Guerra, done los procedimientos empleados siempre
son mis en6rgicos?"
Ademis, yo veo una situaci6n inconstitucional, por


cuanto tendriamos que los habitantes de Cuba que
resident en el campo estarian sujetos'a la jurisdicci6n
military, mientras que los que habitan en los pueblos
estarian sometidos a la de la Secretaria de Goberna-
ci6n, es decir, a la .i,,i .1;.i.-.'.i civil. Y me pregun-
to qu6i delito han cometido nuestras laboriosas gen-
tes del campo para que las traten de esa manera?
Despu6s de todo Zno implica ello un privilegio a fa'
vor de 'los habitantes de nuestras poblaciones, que
quedarian sometidos a una autoridad mris benign
que la de los del eampo? No prohibe nuestra Consti-
tuci6n esos privilegios? &Todos no debemos ser juzga-
dos por las mismas leyes? Sin combatir de piano la
Enmienda del Sr. Dolz, me permit hacerle esas mo-
L l.. ; i ,. .
Admins, entiendo que seria un semillero de cues-
tiones de competencia entire el Secretario de Gober-
nacidn y el de Guerra y Marina.
SR. TORRENTE : Pido la palabra para despu6s, se
ior Presidente, y voy a presentar la Enmienda a la
~\ -.1 para que ordene su lectura.
SR. DOLZ: Quisiera que se leyera, entonces, la En-
mienda.
SR. PRESIDENTE (NUrEZ) : Tiene ]a palabra el se-
for i... .
SR. MORALES: El Sr. Dolz i. !i. u.1.6 su Enmienda con
tres fundamentos: el primero, evitar conflicts en-
tre el Secretario de Gobernaci6n y el Secretario de
la Guerra; el segundo, respetar los dcrechos vigen-
tes; y el tercero, no toner necesidad de crear otro
cuerpo para la guard del orden pfiblico.
Puede que la Enmienda del Sr. Dolz evite el con-
flicto y la discusi6n entire el Secretario de Goberna-
ci6n y el Secretario de la Guerra; pero crea un con-
flicto.mas grave: la discusi6n y los conflicts entire
los ciudadanos y el Secretario de la Guerra.
El Sr. Dolz no quiere que haya una discusi6n en Pa-
lacio entire los dos Secretarios, pero si quiere que el
pueblo de Cuba, que cs y debe ser libre, tenga con-
tinuamente en sus campos discusiones con hombres
que cstando sometidos al regimen military, deben some-
ter todos sus actos a un c6digo military. Quiere el
senor Dolz que en el campo de Cuba siempre haya un
centinela, con la rigurosa consigna de todo centinela:
al que pase de aqui lo mato, y si falta a esa orden,
falta a la discipline del Ej6rcito, falta a la Ley Mi-
litar y el ciudadano tendria que caer ante la discipli-
na del Ej6rcito que vigila en los campos de Cuba,
no regulado por nna Constituci6n d 'miccrftica, no
al amparo de una repfiblica libre ,sino al amparo de
un reglamento military, de una ordcnanza military; .y
eso es lo que quiero evitar, porque Cuba no ha sur-
gido para que un Secretario de la Guerra la made,
disponga de ella y d6 6rdenes en sus campos, sino
para vivir la vida del progress, la vida de la liber-
tad, la vida del derecho, que con estas palabras del
Sr. Dolz, y aunque no sea 6sta su intenci6n, ni ese
su objeto, porque do eso estoy seguro, quedan muer-
tos.
En los campos de Cuba es necesario que los guar-
dadores del orden no sean militares, y se ha visto pro-
bado que el resultado ha sido funesto. Es necesario
que los campos esten vigilados para evitar que se ro-
be, que se hurte, que se realicen delitos contra las
personas, contra la honestidad, consignados en el C6-
digo Penal; pero que lo sean vigilados por los que son,
para ese C6digo Penal, agents de la Autoridad, r.iia-
lados en los preceptos de ese mismo C6digo, y no mili-
tares, porque el agent de la Autoridad es el policia,









SDD


que es el que debe estar encargado de esa funei6n,"
ll.aneseles (uardia Raral, 1mesele Polidia, o el' tr-
i no qu e l d1l en la Ley. El military no pncde es-
.r somiietido a una legislaci6n civil, a una logisla-
c. n que armoniza los derechos de los ciudadanos, que
e',tablece los derechos de los guardadores del orden,
dn la cual pugna el Ej6rcito; y por ello es impossible
que en el campo de Cuba se observe esa libertad con
ere Ej6reito, siempre que ese Ej6rcito sea el guarda-
dor del orden y el encargado de todas las funciones.
Digame el Sr. Dolz qu6 pasaria cuando un Juez Mu-
nicipal, un sencillo, un modesto ciudadano, le diga al
Secretario de la Guerra: "Un subordinado tuyo, un
oldado, tiene que cumplir este mandamiento, por-
que 61 guard el orden piiblico en el campo, y\ t5i
que eres el jefe del soldado, eres un agent de mi
autoridad". Digame el senior Dolz si el Secretario
de la Guerra se prestaria; y, sin embargo, los guar-
dadores del orden, a menos que no se modifique nues-
tra estructura legal, no son mks que agents de la
autoridad, porque las funciones piblicas, conforme al
espiritu de nuestro derecho, no se pueden ejercer mis
que per las autoridades y sus agents; por bjemplo,
el Juez. es la autoridad, y sus agents la policia.
Si quitamos esta clasificaci6n, si establecemos un ter-
cer factor, que no es la autoridad ni sus agents, sino
el military, desnaturalizamos con dos palabras todas
nuestras instituciones, nuestro C6digo Penal, todas
nuestras practices; y es mis, le aseguro al Sr. Dolz
que en ningin pueblo, no ya en ninglin pueblo libre,
sino en ningfin pueblo hoy constituido, el Ej6rcito
esta prestando el servicio de orden piblico en el cam-
po; le garantizo al Sr. Dolz que ni en Rusia, ni en
Inglaterra, ni en Espafia, ni en Francia, ni en los Es-
tados Unidos, ni en la Argentina, ni en las demAs Re-
pilblicas americanas, el Ej6reito esta desplegado en
sus campos guardando el orden; que eso no es guar-
dar el orden sino ejercer la tirania. El Poder Legislati-
ve en esta Repfiblica no puede facilitar los medios
.para que en Cuba se entronice la tirania, porque en-
tonces han muerto los principios fundamentals de la
Replblica ,de los que ha de ser guardadora esta Al-
ta Camara; y el Poder Legislative tiene que evitarlo
sustrayendo al Secretario de la Guerra esta facultad
que es mis peligrosa que un simple conflict entire el
Secretario de Gobernaci6n y el Secretario de la Gue-
rra.
Y no se diga, seflores Senadores, que no podemos
buscar alguien que cuide del orden; ya que se quiere
rear la Secretaria de la Guerra, tendremos necesa-
riamente que rear la Guardia Rural; y esa era mi
Enmienda que vendra en ,el moment oportuno. La
Guardia Rural cuando preste esos servicios, las see-
ciones del Ej4rcito, las unidades del Ej6rcito que se
crea convenient destinar a ese servicio por el senior
President de la Repiblica, entonces no sera Ej4r-
cito porque no ejerce funciones de tal, entonces se-
ra una policia rural, que se llamara Guardia Rural,
Guardia Civil, Guardia urbana, Guardia ristica, co-
mo quiera el Senado, pero que se dedicara a ejercer
funeiones policiacas, y enitonces no puede defender de
un Secretario de la Guerra, no ira en comisi6n del
Seeretario de la Guerra, sine que en este case debera
defender de la Secretaria de Gobernaci6n; quedarA
sustraido a los efectos, no ya de su organization in-
terior sine a los efectos de sus relaciones con los ciu-
dadanos, del Ej6rcito, y sera una simple policia; ten-
dra que guardar las,leyes de orden pfblico en general
y no tendrA que someterae a esa instrucci6n terminan-


Sdl Ej6rcito; tendrA que tener la educaci6n necesa-
Tia para ejercer las funciones policiacas. que son com-
,liminI- distintas a las fanciones militares, porque
n ., Lar p.ede ser un genio cr;mo tal military y fLnes-
.., p.licia; porique precisamente son dos cosas
n.plzamente distintas la rudeza del military y la
carcesia, el necesario don de mundo, que pudi6ramos
ilamuar asi, del policia en todos los paises, para evitar
iis conriictos, para evitar precisamente que se pro-
Juzcan esas graves alteraciones del orden pfiblico a
que se referia el Sr. Maza y Artola.
Un policia educado, un policiA modesto y sencillo,
un policia conocedor de su Cuerpo, un policia inteli-
gente, no tiene por misi6n solamente perseguir al de-
lincuente, sino evitar que exista el delincuente -to-
das las obras de derecho contienen estos conceptos-;
el policia tiene una misi6n mis alta que la de perse-
guir al delincuente, que es la de evitar el delito; el
policia que sabe su misi6n aconseja bien a las perso-
nas que tiene en su zona; procura tratarlas de cerca,
saber los que proceden bien y los que proceden mal;
conocer a los que proceden bien y a los que proceden
nal; i ah! y ese es el policia que necesitamos, n6 el
soldado con carabina al hombro dispuesto a fusilar
al primero que no cumpla las instrucciones que ha
recibido de la Secretaria de la Guerra.
Y con 6sto par6ceme, sefiores Senadores, que queda
demostrado que ya que hemos creado la Secretaria
de la Guerra, debemos reducirla a su verdadero limi-
te, a lo que en todos los paises; debe separarse al
Ej6rcito del pueblo; que el Secretario de la Guerra,
ya que manda esa cantidad de fuerza pliblica, no ten-
ga derecho, en moment dado, de disponer de la vida
y hacienda de los ciudadanos, porque entonces va-
aios a suprimir, sefiores Senadores, de esa Ley, las
siete Secretarias restantes, porque solamente Cuba
tendria un Secretario de Guerra y Marina, porque los
demAs no le hacen falta.
SR. GONZALO PEREZ: Como el Sr. Dolz va a hacer
uso de la palabra en pro de la Enmienda, deseo que
able primero reservindome mi turno para despu6s
de oirlo.
SR. IRESIDENTI- (iNTNEZ) : Tiene la pa'ibr-: el se-
fior Dolz.
SR. DOLZ: En primer lugar, quiero decirle a mi que-
ride amigo el Sr. Morales que no deseo nada, que no
quiero nada, que no pido nada, que lo que quiero es
que siga lo existente. Truene el Sr. Morales contra lo
existente y no contra mi, si quiere innovar...
SR. MAZA Y ARTOLA: (Int.) I Pero c6mo lo existente ?
SLo existente es la Secretaria de la Guerra
SR. DoiLz: Aceptada la Secretaria de Guerra y Ma
rina, lo existente en nuestra Legislaci6n es que el or-
den pfiblico en las poblaciones rurales est6 a cargo del
Ejrcito.
SR. MORALES: (Int.) Lo existente no esta de acuer-
do con una Ley que no existe, pero si el Sr. Dolz modi-
fica la cabeza tiene que modificar el cuerpo, a menos
que no salga un fen6meno.
SR. DOLz: (Cont.) Si el orden pfiblico fuera de las
poblaciones esta a cargo del Ej6rcito y existe una Se-
aretaria de Gobernaci6n que es de quien dependent
estos soldados o el Jefe del Ej&rcito, o el Estado Ma-
yor del Ej4rcito, ahora, antes de la Secretaria de la
Guerra....
SR. GOMEZ: (Int.) Pero no dependent de un military.
SR. DOLZ: Pues no se que carActer tienen el Esta-
do Mayor y el Jefe del Ej6rcito.


W~ARIO DE SEISIONES DEL SENADO


17








DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


Sn. MAZA Y ARTOLA: El Secretario de Gobernaci6n
no es military.
Sn. DoLz: Estamos discutiendo una minucia in-
concebible. El orden pfblico en Cuba, fuera de las
poblaciones, esti a cargo de los soldados, antes, de
la Secretaria de Gobernaci6n, dcspubs, de la Secre-
taria de la Guerra.
SR. MAZA Y ARTOLA: Pero no del Secretario de la
Guerra.
,'i.. G6,IEZ: El Secretario de Gobernaci6n debe ser
un hombre civil y politico.
-' DOLZ: Lo que se quiere aqui, es crear una fuer-
za military para ponerla a las 6rdenes de un Secreta-
rio de Gobernaci6n, y eso si que no existe en nin-
grin pais de la larga lista que ha mencionado el senior
Morales. El Secretario de Gobernaci6n no debe tener
fuerzas militares a su disposici6n. Conforme con
nuestra Constituci6n, el orden pfiblico deben vigi-
larlo en las poblaciones, los alcaldes con la Policia
Municipal, y en los t6rminos rurales, con la Policia
Rural, no con un soldado del Secretario de Gober-
naci6n. ..
SB. G6MEZ: Eso es el ideal, vamos a eso.
SB. DOLz: No se deben crear soldados si son tan
respetuosos de la libertad...
SR. DOLZ: El Sr. Secretario de Gobernaci6n no tie-
ne que tener soldados para nada.
SR. MAZA Y ARTOLA: Si tiene alguna alteraci6n de
orden pAblico ce6mo la domina ?
Sn. DOLZ: El Secretario de Gobernaci6n no es mis
que, m superior gerarquico al que vendrin los asun-
tos que. importa resolver en apelaclcn, no necesitan-
d,' disporer di fuerza military.
,Pero este 1;i"...1li'.... que quiere que no haya un
soldado fuera de las poblaciones, y que quiere un Se-
cretario de Gobernaci6n con fuerzas militares, a mi
no me cabe en la cabeza; absolutamente no io com-
prendo. Es much mas suave el soldado fuera de las
poblaciones, dependiendo del Secretario de la Gue-
rra, que el soldado, llahmese como se le llame, depen-
dicndo del Secretario de Gobernaci6n. Es necesario
que el Secretario de Gobernaci6n sea un gobernan-
te sin fuerzas...
SR. M.i... ,-.: Yo no tengo la culpa, ll1melo agen-
te de la autoridad, no lo llame soldado.
Sn. DOLz: Cuatro escuadrones, que los llamaremos
"policia" -igrandiosa reforma!- a las 6rdenes del
Secretario de Gobernaci6n. No, Sres. Senadores: el
orden pfiblico correspond a los Alcaldes en las ciuda-
des y fuera de las ciudades, en las poblaciones por
mnedio de la policia municipal,; el Secretario de Go-
bernaci6n no es mAs que una autoridad gerhrquica.
Pero si todavia nosotros tenemos que darle fuerzas,
dejemos las que tiene en las del ej6rcito, que depen-
de de la Secretaria de la Guerra, que absolutamente
tendra nada de particular. Con eso no se quita nin-
guna libertad ni se hace ningin atropello al ciuda-
dano.
Argument que me parecia mas s6lido era el que
presentaba mi querido amigo el Sr. Jones, al ha-
llar una disparidad en el derecho de los ciuda-
danos de las poblaciones y el de los ciudadanos fue-
ra de las poblaciones: unos sometidos al orden pfi-
blico de dentro de las poblaciones, encomendado a las
autoridades civiles, y los de fuera, sometidos al orden
fuera de las poblaciones y encomendado a las auto-
ridad military. Pero esta diferencia no es por raz6n
de los ciudadanos; esta diferencia es por raz6n del
terreno.. ..


SR. GOICOECHEA: (Int.) Amparados en la fuerza
pfblica .
SR. DOLZ: Pregfintesele a los vecinos rurales, pre-
gfintesele a los vecinos de fuera de las poblaciones.
Las Leyes no se hacen por idealidades. Vayan por el
campo y I,.-r.;'ii.:-i entire los que viven alli qui6nes
los resguardan mejor. Ellos contestardn que los sol-
dados del ej6rcito.
SR. MAZA Y ARTOLA: Segin a quien se le pregunte.
Sn. MORALEs: Segfn la clase de vecino, segfin el
partido a que pertenezca.
SR. DOLZ: No involucre el Sr. Morales con el esta-
do general del pais, hablamos de moments norma-
les. Todos los vecinos, los clients del Sr. Morales,
duefios de ingenious y de fiacas, estoy seguro de ello,
como estan convencidos todos aquellos que tenemos

posesiones en el campo, que nos comunicamos con
nuestros vecinos, desgraciados de nosotros si viene un
policia nombrado por el Alcalde, que llamaremos
rural, a cuidar de nuestras propiedades y fineas. Que-
remos que las cuide el ej6rcito, esa es nuestra garan-
tia. De modo que eso es lo que le conviene a los cu-
banos; ahora, si aqui no queremos hacer lo que nos
convenga, hagan otra cosa. Al cubano quo vive en el
campo le conviene que lo resguarde y lo ampare el
ejercito. Esta es la verdad, y el ejercito lo esta ac-
tualmente amparando. ~Le vamos a quitar este am-
paro? Hablen los Sres. Senadores. Yo estoy hablan-
do en bien de la Ley, para que salga lo mejor,
para que no encuentre inconvenientes y para que no
perjudique a los ciudadanos cubanos.
D)e manera que mi deseo es el siguiente: sacar el
Ejereito completamente de la Secretaria de Gober-
naci6n, ilevarlo a la Secretaria de la Guerra; que
dentro de las poblaciones garden el orden piblico,
en cada t6rmino municipal, los Alcaldes Municipa-
les, por medio de la policia correspondiente; que mien-
tras el Alcalde Municipal, con su policia correspon-
diente, pueda mantener el orden pfiblico en la muni-
cipalidad, lo mantenga, y que cuando el Alcalde se
sienta impotente para mantenerlo, le pida auxilio al
Ejercito y entonces se consider el caso grave a que
se refiere el Sr. Jones, en el articulo que discutimos.
Mientras tanto, el Ejircito no puede entrar en las
poblaciones. Entonces tendremos una organizaci6n
bastante acceptable. Los Alcaldes cuidando el orden
puiblico en los t6rminos municipals, que es donde
tiene la policia los rozamientos con el orden pfiblico,
vicnen en alzada a los Gobernadore, de los Gober-
nadores al Secretario de Gobernecidn, y el Secreta-
rio de Gobernaci6n esta ejerciendo el orden pfiblico
en grado gerarqnico, no directamenle; pero el Secre-
tario de Goberanei6n no tiene it; hombre armado pa-
ra mandar al Municipio de Mor6n, imponiendolo alli
a su noinbre, porque alli no hay mas Autoridad que
el Alcalde Municipal de Mor6n.
De manera que quitemosle toda fuerza al Secreta-
rio de Gobernaci6n y que pase al Secretario de la
Guerra. Si la fuerza enter pasa al Secretario de la
Guerra, fuera de las poblaciones, en el campo en donde
no hay una diferencia entire ciudadanos, tendria que
guardar el orden el Ej6rcito, porque no seria debido
eso a la raz6n de las diferencias, sino por raz6n de
!a localidad. Dentro de una poblaci6n es possible que
la autoridad' civil mantenga el orden pfiblico: son sus
limits estrechos, estin aglonerados los veeinos, la
policia puede inspeecionar fMcilmente las calls de la
misma, la policia civil, la policia Municipal. En
el campo, por su extension, por las dificultades en las
comunicaciones, no es possible que ejerza el orden pfi-








DIl.\( )I. DE .SE',llNES DEL SENADO 19

blico un Alcalde Municipal. So le aleja demasiado del teriores en los que se ha visto y aun se encuentra en-
centro de su residencia, del radio de su mando, y es vuelta la Repfiblica, le han hecho rectificar su opinion
mis natural que est6 resguardado ese campo solitario, acerca de la necesidad do esta Secretaria; y luego di-
lejano.de las poblaciones, por fuerzas del Ej6rcito, que ce: que los acontecimientos interiores, de los que aun
insoirar mayor respeto, que imponen un poco mas a se sienten sus iltimas consecuencias, recomiendan no
los ciudadanos. De manera que si ha, alguna dife- hacer dependiente de la Secretaria de Gobernaci6n a
rencia, es en favor de ellos, porque el orden pfblico las fuerzas terrestres y maritimas de la Repflblica.
esta maitenidc por individuos que merecen mas res- El articulo ciento sesenta y cinco de la Ley Orgdni-
peto que la misma policia municipal ca de los Municipios, en su 1. .! .. cuarto dice, que
No voy, pues, a dificultar para que se apruebe la son atribuciones propias de los Alcaldes Municipales
Ley tal como esti presentada, sin ningfin deseo, ni mantener el orden public dentro del termino munici-
ningfin prop6sito, porque creo que es la mejor ma- pal; y el Sr. Dolz sabe que no hay una pulgada de tie-
nera de que podamos hacerla para que no haya roza- rra en el territorio de la Repfiblica que no pertenezca
mientos en los campos, para que las poblaciones est6n a un termino municipal. C6mo entonces entiende que,
resguardadas por los Alcaldes, para que el Secreta- en todos los casos, el orden pfiblico en los campos de-
rio de Gobernaci6n no tenga fuerzas militares detras, be defender de la Secretaria de la Guerra sin que eche
que sea un Secretario del Interior, como se llama en por tierra la doctrina, convenient y democritica, de
otros paises, meramente del interior, porque los la descentralizaci6n adnrinistrativa sin mutilar a las
Secretarios de Gobernaci6n son politicos, porque co- grandes y pequefas comunidades? Si 61 encomienda
mo indicaba el Sr. Torriente, como politicos tienen on todos los casos, a las fuorzas militares, que tienen
sus aspiraciones, y es necesario que quien tenga esas su Ley Especial, muy rigida y several el orden pfibli-
aspiraciones, no est. respaldado por ninguna clase de co en los campos, qu6 le deja a los Alcaldes Munici-.
fuerza military. '...1i- Valdria mis modificar la Ley Municipal, y de-
Si. MAZA Y ARTOLA: i Y el de la Guerra n6 ? cir que los Alcaldes no tcndran las atribuciones de su
SI. )oJz: El Secrctario de la Gucira no es un poll cargo sino en el casco de la poblaci6n.
tieo y no tend&i' esas aspiracione.: por lo menos es SR. MAZA Y ARTOLA: En las ciudadelas!
mis frecuente que las tenga el Secretario de Gober- SR. GONZALO PEREZ: Y hay mas todavia. En Cuba
nacion. no hay mAs que una gran poblaci6n, la Habana, y po-
Sa. MAZA Y ARTOLA: Eso es hasta ahora. 1Y des- blaciones de mis o menos importaneia como .\l. ... '.-,
pues que haya Secretaria de la Guerra?, Cienfuegos y Santiago de Cuba, pero que tienen un


SR. DOLZ: El Seeretario de la Guerra podra no ser
politico; el Secretario de Gobernaci6n tiene que ser
politico. Por qun se empefian los Sres Senadores en
darle, cuando se le quitan las fuerzas militares, al Se-
cretario de Gobernaci6n otra fuerza? Dej6moslo de-
sarmado! i Que no tenga mis armas que su inteligen-
cia, su habilidad, su competencia y sus dotes de con-
cordia! i Que no tenga mis armas que esas!
Sa. MAZA Y ARTOLA: Entonees lo arrollarA el de la
Guerra! (Risas).
Sa. DOLz: Que cuando uno vaya a la Secretaria de
Gobernaci6n, no so encuentre con que esti esperando
para hablar con el Secretario un Coronel, porque no se
sabe entonces en las comparaciones de grado, si le co-
rresponde primero la entrada al Coronel, al Doctor, al
Representante o al Senador! ; Que no haya militares
en la Secretaria de Gobernaci6n! Que no haya mis
que hombres civiles y que los militares se vayan a la
Secretaria de la Guerra. El Secretario de la
Guerra no va a ser duefio de Cuba! No es possible que
se haga duefio porque si lo pretendiera tendria que
venir a la arena de la political, y en la arena de la po-
litica los militares estin vencidos por los politicos!
Tengan la seguridad de esto los Sres. Senadores!
SR. GONZALO PEREZ: Pido la palabra.
Sa. PRESIDENTE (NUREZ) : La tiene el Sr. Gonzalo
Perez.
Sa. GONZALO PEREZ: El punto que se debate es doc-
trinal. Vamos a decidir si estamos conformes con lo
que la Constituci6n y la Ley Org6nica de los Munici-
pios establecen o si la experiencia recbmienda ocupar
militarmente los campos de nuestra tierra, limitar la
autoridad de los Alcaldes Municipales y en una pala-
bra sustituir la descentralizaci6n administrative por
una centralizaci6n military, en esta Repfiblica, que to-
do el mundo llama democratic y libre.
El mismo Sr. Dolz en el prehmbulo de su Proyeeto
de Ley dice que la experiencia sirve para rectificar
las opinions, y que los acontecimientos interiors y ex-


t6rmino municipal muy extenso, gy debemos legislar
en el sentido de que la autoridad del alcalde no alcan-
ce mis que al casco de la poblaci6n? Mafiana, los tra-
bajadores del Barrio de Arroyo N ,i.'i.i, por ejemplo,
se declaran en huclga y alteran el orden pfiblico y el
Alcalde de la Habana no podri tratar de restablecer-
lo porque alli no esti encomendado al Alcalde ese or-
den pfiblico, sino al Secretario de la Guerra, y conse-
.. n.-,i,.. Ili. este funcionario con su Estado Mayor al
I'l.-i tI. I1 oL escuadr6n o regimiento irA a imponer el
orden, no obstante tratarse simplemente de una peque-
fia discrepancia entire el capital y el trabajo, que un
solo funcionario civil podri armonizar, con un buen
consejo. Y yo pregunto ( es cuerdo si las circunstan-
cias y la experiencia nos dicen que estamos mal, man-
tener la status interior. 6 Eso no es lo escrito, en el
preambulo como indicaba el Sr. Dolz?
Si el statn quo es perjudicial para la vida de la Re-
pfiblica, y el desenvolvimiento de las iniciativas del
ciudadano, para nuestro cr6dito como pais civiliza-
do, lo debemos mantener?
Si he defendido con calor la creacion de la Secre-
taria de la Guerra, es porque conforme con lo que
decia el Sr. Dolz en el premnbulo de la Proposici6n
de Ley, la experiencia nos aconseja rectificar opinio-
nes, y los filtimos aconteecimientos, cuyas convulsio-
nes todavia se sienten, recomiendan que el funciona-
rio que 1 dI i. la political interior, el Secretario de Go-
bernaci6n no sea cl Jefe de las Fuerzas Armadas de
ia naci6n.
j Pero, es que el mal esta en el nombre ? No convie-
ne que se- la Secretaria de Gobernaci6n, y lo vamos
a traspasar a ]a Secretaria de la Guerra! Al Secre-
tario de la Guerra, un funcionario que no esta obli-
gado a estudiar, sino asuntos militares planes y me-
dios de i'i, r.*,, para mejorar y conservar la eficiencia
y la discipline del ej6rcito y de la marina le vamos a
encomendar ese arbitraje de que hablaba el Sr. Goi-
coechea, centre propietarios y colonos, entire industria-








20 DIARTO DE SESIONES DEL SENADO


1 ; y cmerciantes, entire patrons y jornaleros. No
cre, eso convenient. El (p.i is.e.i .. que se pasa la
1 est.idiando y practicando la vida military, impo-
iil',lido la discipline, maindando siempre y exigiendo
ciega obediencia, aunque tenga un coraz6n sensible
no es el hombre mas apropiado para intermediar en
esa clase de conflicts.
Desgraciado el pais que necesita de la fuerza mili-
tar para solucionar esa clase de conflicts. No seria
un pais de ciudadanos, sino de esclavos, el que necesi-
tara la fuerza military para hacer cumplir sus obli-
gaciones, y llenar sus deberes; y nosotros no re-
presentamos a un pais de esclavos, sino a un pais li-
bre, con una Constituci6n democritica, y plenamente
capacitado para el gobierno propio; apliquemos la
Constituci6n de buena fe y cuando la experiencia
nos demuestre que algunos de sus preceptos no en-
cajan dentro de nuestro modo de ser, modifiquemos
la Constituci6n por los procedimientos que clla mis-
ma sefiala, pero no falseemos sus preceptos por me-
dios indirectos, siempre odiosos y peligrosos para el
porvenir de la Naci6n. Seria atentatorio a nuestra li-
bertad y a nuestro derecho ;1.n..L.,i una Ley crean-
do la Secretaria de la Guerra, estableciendo cue el
orden pulblico en los campos, en todo caso, correspon-
de ial Secretaric de la Guerra montener',: y conscr.
varlo.
Todos sabemos cuil es nuestra caracteristica: con
cedemos gravedad a lo que no lo tiene; y lo que es
grave, doctrinal y fundamental, lo considera-
m.os cosa trivial. En este caso la gravedad depend
ria de las conveniencias, de las miras, de la morali-
dad, de la mantra de apreciar las cosas, que tuviera
el funcionario encargado de hacerlo, y eso no pode-
mos consentirlo. Creemos la Secretaria do la Gue-
rra y '\i 1111., para las fuerzas maritimas y terrestres
de la Repfiblica; y despu6s, si fuese neiccsario, trate
muos del orden pfiblico, que el Congreso no debe ale.
gar nunca, cl much trabajo como exeusa para no re-
solver los problems que se preseuten a su conside-
racion.
No alcguemos las deficiencies de la policia muni-
cipal, tan maltratada por los que mas la utilizan en
beneficio propio, para encomendar al Ej'reito la
conservaci6n del orden pfiblico
La policia municipal no siempre es mala, sirve
])ara mantener el orden, y sus miembros en la m1ayo-
ria de los casos proceden del EjUrcito Libertador,
y yo no me explico el porqu6 un soldado de la Revo-
liciin cuando ingresa en las fuerzas armadas, es
benemirito cindadano, amante de las instituciones,
garantia de todos los derechos, y un malvado en la
policia municipal.
Si la Ley Organica de los Municipios encomienda
el orden pfiblico a los Alcaldes Ali,,. i'.l_.--, ponga-
,aos a disposici6n de esas autoridades los elements
necesarios para la conservaci6n de ese orden, que ya
la Constitueidn y la misma Ley Municipal, cuando la
altcracion del orden adquiera la que indican, dice
lo que debe hacerse.
Entiendo, pues, que debemos aprobar el articulo
primero suprimidndole todo lo referente al orden
pfiblico, dejando para el final, armonizar, eno un
procepto transitorio el particular.
Creo que es inmoral, y contrario a la Constituci6n
establccer que los que viven en Arroyo Apolo, que-
den sujetos a la autoridad military, y los que viven en
otros barrios a la Autoridad del Alcalde Municipal.
La policia municipal por mala que se le consider, es


mnjor que el IE L ;i. para esos empefios. El military
i\xe, o debe vivir encerrado easi siempro en las for-
i.ileZas en los cuarteles, hliowiiido ejcrieiios para es-
tair en condicioni de ser\ir con elicacia a ]a Patria
uniiando asta requiera sus servicios.
Hay que conocer a nuestro pueblo, y toner en cuen-
ta sus prejuicios y sus temores, y saber que siempre
.s mis expansive con los guardians que con ellos
3onviven que con soldados, que muchas veces temen,
porque no esta idi.-ill'...i..l con sus procedimientos.
Procuremos que las fuerzas que tienen por misi6n
guardar el orden pfiblico on los campos, no vivan ex-
trafias a la manera de vivir do los ciudadanos que re-
siden en ellos, que sean los amigos y consejeros del
pobre campesino, de ese campesino que tanto se dis-
,ingui6 en las guerras de independencia, y que con-
tribuye hoy con su trabajo a mantener la riqueza de
nuestra patria. No lo hagamos de peor condici6n,
como a los parias y a los ilotas de los tiempos de Gre-
cia que a los que viven en las ciudades; que bien me-
recen nuestro respeto y consideraci6n.
Si entiende el Sr. Dolz que la policia municipal es
hoy deficiente votemos una Ley impidiendo que hom-
bres de antecedentes penales, figure en ella; pero
no le discutamos su autoridad y su prestigio a los Al-
caldes Municipales; no laboremos en contra de nues-
tro propio cridito! Si repetimos a diario, que los Mu-
nicipios cubanos no sirven para nada, que su policia
esta compuesta de lo infimo de la sociedad, atacamos
a nuestra propia independencia, que haremos career
a los extrafios que nuestro pueblo no esta capacitado
para ]a vida del derecho y de la libertad, como naci6n
independiente y soberana.
Si los Ayuntamientos no pueden organizer la poli-
.ia por falta de recursos, facilit6moselos. Como con-
cedemos cr6ditos para plazas pfblicas, para cemente-
rios, para carreteras, concedamos cr6ditos para la
areaci6n de un cuerpo de policia rural para la vigi-
lancia do los campos, que no tenga que disparar ca-
iionazos en las fortalezas, ni hacer ejercicios, ni pre-
pararse para las grandes necesidades de la guerra.
Esto no es cuesti6n de partido, constitute la esen-
eia de nuestra vida republican y democritica. Yo
invite por consiguiente al Sr. Dolz a que retire su
Ennienda y despues, cambiando impresiones, ponga-
imonos de acuerdo, sobre la nanera de resguardar el
orden pfiblico, robusteciendo la autoridad de los Al-
caldes Municipales.
El President de la Repiblica es el Jefe Superior
de las fuerzas de mar y tierra, y si le encomienda la
Constituci6n la conservaci6n del orden, en casos gra-
ves, cuando el Alcalde Municipal se lo comunica,
1opor qu6 no aceptamos lo que establoce la Constitu-
ci6n, por qu6 queremos, haciendo frases, restarle pres-
tigio y autoridad a los municipios? El dia que nosotros
acabemos de desacreditar nuestra vida municipal, el
credito del Estado y del Congreso estarA tambien en
entredicho. Por que hemos de pregonar con in ij-l;. i.i,
quo los Ayuntamientos son malos, lo peor de nuestra
sociedad?, no le hagamos coro a esos que afectan
ereer, que todo es malo en las esf"ras del Gobiernio.
en el orden Administrative y en el Judicial; y que
lo finico bueno son ellos.
Concluyo rogAndole al Sr. Dolz que retire su En-
mienda, pues aunque soy partidario de la Secretaria
de la Guerra y la he defendido, deseo que respond ex-
clusivamente a lo que debe ser la Secreta ia de la
Guerra en todos los paises aun en aquellos que no tie-
nen una Constituci6n coi o la nuestra. Luego p-ocu-








DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 21


raremos dale garantias a todus 'os ciiudadanos;, por-
qre con'o eihidadano de esta Ren6blica, corno Legis-
]ed 1r. tonm,; inmrs en qne el hacendadlo y l co enlm.i,
I J'i ] ,-:re. tengan pl nm gTaran i' en s;s p)er
t::s i.:s 1;i nes en today la ext:~nsidn c.l terri-
t i; cd !:;!,'l patria.
Sif. (;,,\Li:z: Pjdo la palabra
SR, GUEVARA: Para una Cuesti6n de Orden.
SR. PRESIDENTE (NUREZ) : Tiene la palabra el se-
iior Guevara.
SR. GUEVARA: Son muchisimos los Sres Senadores
que han pedido la palabra y aun hay otros que pen-
samos intervenir en este debate; y como de esta ma-
nera resultaria irregular, propongo que el Senado
acuerde que libremente, pueden usar de la palabra
todos los que quieran respect de este asunto.
SR. PRESIDENTE (NUNEZ) : Aprueba el Senado la
Proposici6n del Sr. Guevara?
(Se ales afirmativas).
Aprobada.
Tiene la palabra el Sr. G6mez.
Sn. G6MEz: Despu6s del discurso del Sr. Gonzalo
Perez, hubiera renunciado a usar de la palabra si
no se hubiera dado el caso de que, contra mi costum-
bre, he interrumpido varias veces al Sr. Dolz mien-
tras hablaba en defense de su Enmienda, y habi6ndo-
lo interrumpido, quiero explicar los motives podero-
sos que me llevaron a no poder contener las objecio-
nes que venian a mi espiritu tan pronto como escu-
chabassus afirmaciones.
Tambi6n yo soy ahora partidario de la Secretaria
de la Guerra. Lo soy porque hay Ej6rcito; si no lo
hubiera, no seria partidario de esa Secretaria.
Yo no he sido partidario de la existencia de un Ej6r-
to regular cubano, y puedo decir que me ha lleva-
do a aceptarlo una especie de Ley de necesidad, de-
terminada por el estado del espiritu pfblico en mi
pals.
Cuando Espaiia abandon su soberania sobre esta
tierra y vino aqui la primer intervenci6n america-
na, hacia yo la vida political con un grupo de hombres
en su mayoria procedentes del campo revolucionario;
vivia con ellos en una gran intimidad y en una co-
munidad de espiritu, y recuerdo que compartiendo
con el Sr. Manuel Sanguily la redacci6n political del
diario La Discusi6n, que dirigia nuestro compaiero
el Sr. Coronado, una vez recibimos un trabajo admi-
rablemente hecho por el general Wilson, gobernador
entonces de la provincia de Matanzas en el que nos
recomendaba a los cubanos, porque se trataba de crear
.el Ejrcito que no pensAramos en semejante cosa; di-
ci6ndosenos que era lo filtimo que debiamos acordar,
y sobre todo, que si se creaba alguna fuerza armada
para la vigilancia de nuestros campos, nunca la pu-
sieramos toda en manos de un solo hombre llamarase
como se llamase, esa fuerza armada, sino que la di-
seminfsemos bajo el mando de diversas autoridades,
porque un Ej6rcito national, a juicio del general
Wilson, en un pais centralizado, era un peligro para
las .institueiones republicans, en tanto que Policia
Municipal o Provincial, a las 6rdenes de los Alcaldes
o los Gobernadores podria ser una salvaguardia de
esas instituciones republicans. Desde aquel momen-
to fui un decidido adversario de la existencia de Ej6r-
to regular en Cuba. Creia que debiamos tener una
gran milicia, que todos debiamos aprender, en deter-
minados afios de nuestra existencia, a servir con las
armas por si fuera necesario defender alguna vez


nuestro territorio; pero que por lo demAs nosotros
no debiamos tener nunca un Ej6rcito regular.
Pero es el caso que el Ej6rcito regular ha venido
r sIs pass c-ntados. Prim'ero, tres o cuatro mil
I!.ubrcs rna brigada de infanteria, que fun el pri-
o r Ej.6rcito Permanente, con unas cuantas compa-
fitns de ametralladoras y sus demis servicios auxilia-
res, y al lado de eso la Guardia Rural, oidlo bien, que
Sstaba definida de esta manera: "un Cuerpo de Po-
licia con organizaci6n military, para el servicio exclu-
sivo de la vigilancia de los campos, donde debia pres-
tarla por pequefos destacamentos". Yo fui autor de
Sesa Ley military; en la Comisi6n Consultiva fui el Po-
nente, fui su redactor y el que la sostuvo. En esa Ley
nosotros procuramos reducir a lo extrictamente ne-
cesario el Ej6rcito y en cambio aumentar la Guar-
dia Rural para irla diseminando por los campos. Y
entonces, como ese Ej6rcito era pequefio, como ese
Ej6rcito surgi6 de necesidades political mAs que de
necesidades nacionales, no ibamos a crear una Secre-
taria de la Guerra para cuiatro mil hombres; fu. ne-
cesario dejarlo todo a la Secretaria de Gobernaci6n.
Los acontecimientos que siguieron, no necesito recor-
darlos, estan a la vista de todos nosotros. Cuantos
nos sentamos en los escafios de este Senado, somos ac-
tores con mayor o menor importancia; pero todos con
importancia, en nuestra vida piblica; asi es que no-
sotros sabemos todo cuanto ha pasado y, lo que es
m6s important: todos sabemos por qu6 ha pasado;
asi es que no nos podemos engafiar los unos a los otros.
1 Por que se refundieron la Guardia Rural y e! Ejer-
cito Permanente? Se refundieron obedeciendo a cl-
guna necesidad national? No; se refundieron obede-
ciendo a combinaciones political. Por eso, primero el
Ej6rcito Permanente y la Guardia Rural quedaron
como cuerpos separados; pero con una sola Jefatura,
la del General Monteagudo. DespuBs andando el tiem-
po, muerto el general Monteagudo, y a virtud de una
simple autorizaci6n dada en la Ley de Defensa Eco-
n6mica...
SR. MAZA Y ARTOLA: A la que me opuse. El inico
que re opuso aqui fui yo!
SR. G6MEZ: Sea lo que fuere, no estoy censurando,
estoy explicando: todos tenemos responsabilidad!
SR. MAZA Y ARTOLA: Yo, en este sentido, no tengo
ninguna, absolutamente ninguna.
SR. G6MEz: No hablo de los individuos, hablo de las
colectividades political. TPues bien, utilizando la au-
torizaci6n de la Ley de Defensa Econ6mica, los cuer-
pos se unieron, desapareci6 la Guardia Rural, y ya no
hay mas que Ejercito Permanente. Responde esto
--pongamos nuestra mano en nuestra conciencia- a
alguna necesidad puramente tenica ni puramente na-
cional? Responde tambi6n a necesidades, a exigencias,
a combinaciones political. Y entonces, Sres. Senado-
res, el problema cambia, y hay que juzgarlo por su as-
pecto verdadero, que es el siguiente: ya hay ahora un
niimero grande de cubanos sometidos al duro regimen
military ,al duro regimen de la discipline military, que
yo no s6 si en una democracia como la nuestra debiera
interpretarse como la interpreta por ejemplo, el Kai-
ser alemnin, que cuando toma el juramento a los reclu-
tas les dice: "Desde este moment no hay mas que y6,
el emperador, y cuando yo os made disparar contra
vuestro padre, vuestros hermanos y afin contra vues-
tra madre, teneis que cumplir, porque me debeis obe-
diencia a mi, nada mas y exclusivamente."'
No creo que esta frase exprese la debida interpreta-
ci6n de la discipline en una democracia, pero es el ca-







22 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO

so que la discipline military coarta la libertad de proce- en huelga a virtud de que no se les quiere dar un
dimiento, que ella influye e il..l..;ll, .,.!,. n,. en la ayudante para hacer las deseargas; no es seguramen-
iniciativa, en la voluntad y en el I. n..,.i..ni.-i del ciu- te cuando el.desorden pfblico que se original por cua-
dadano. Tencr gran nfimero de hombres con el rifle lesquiera disidencias entire obreros y patrons y surge
en la mano, el revolver y el machete al into, acompa- una paralizaci6n de cualquier element de la vida in-
nados de eanones y ametralladoras, en contact intimo dnstrial. No, nosotros lo que llamamos desorden pfi-
con el ciudadano, es peligroso; y por eso ha surgido blico -digamos la verdad- tiene una intima rela-
en nuestro mnimo este gran problema: esos catorce, esos ei6n con la vida .1i;;i.-, del pais; llamamos asi al
quince mil hombres armados quo constituyen el Ejer- movimiento que surje por el disgusto de un grupo
cito, no pueden star en manos de un hombre que, a grande o pequefio de ciudadanos, con otro grupo de
sn vez, tenga el encargo de dirigir la political partida- ciudadanos, o entidades representatives del poder pi-
rista del Gobierno... blico. Ese es el orden pfblico, en el alto sentido de la
So. GUEVARA: Para una Cuesti6n de Orden. Pido palabra, que se quiere mantener, y en ese caso, si con-
que el Senado acuerde prorrogar la Sesi6n hasta que rl ".... permanentemente durante las veinte y cuatro
termine el Sr. G6mez. horas de cada dia y los trescientos sesenta y cinco dias
Sn. ToRnIENTEr : A mi no se me dej6 concluir el otro del ailo a la autoridad exclusivamente military el orden
dia! piblico, eso es algo mas que la tirania, ese es el mili-
Sl. MAZA Y ARTOLA: Ya so tom6 el acuerdo de pro- tarismo espartano de los dias mas duros de la historic
rrogar la Sesi6n hasta las siete.. de aquel pueblo, es la negaci6n de today la voluntad
SR. GUEVARA: En el Senado siempre ha habido la del ciudadano, es la negaci6n de la existencia del ciu-
costumbre de dejar terminar al orador que est6 en el dadano; es el Gobierno de los soldados, donde cada
uso de la palabra. Y no vamos a hacer una excepci6n cual, en sus diversas jeraquias, tiene alguien arriba
con el Sr. G6mez! que lo tiranice, mientras 61 se desquita con ei que esta
SR. MAZA Y ARTOLA: No podemos prorrogar por se- 'l'., i,. tiraniz6ndolo a su vez.
gunda vez. Pero todavia no es la hora. El Sr. G6mez Ese no es el ideal por el cual ningin cubano ha con-
tiolie todavia tres minutes. sagrado vigilias ,tiempo, sacrificios y abnegaciones de
Sn. G6OjEz: Ah! Entonces surge en el inimo de mu- su existencia. Ninguno de los que estamos aqui lo quie-
chos, entire ellos el Sr. Dolz, la idea de la creaci6n de re, el primero que no lo quiere es seguramente el
la Secretaria de la Guerra, y yo entonces dije: Del Sr. Dolz, hombre de Leyes, hombre de su tiempo; pe-
mal el menos; y como, cualquiera que sea mi opinion ro las consecuencias de su Enmienda manteniendo
yo no puedo pedir ahora la abolici6n del Ejercito, no en ]a Secretaria de la Guerra todas esas atribuciones,
puedo pedir la disoluci6n de las fuerzas armadas, nocesariamente tendrin que ser esas. Para que no
cuando acabamos hasta de entrar en guerra contra fueran, tendriamos que contar exclusivamente con la
una potencia extranjera y no es el moment en que bondad de los hombres, tendriamos que confiarnos ex-
puedo pedir a mi pais que se desarme, entonces, del clusivamente en el temperament de los individuos
mal el menos, vamos a crear la Secretaria de la Gue- que colocsemos al frente de las fuerzas armadas; pe-
rra"; Esto me dije; pero vamos a ser consecuentes. ro ningfin pais puede hacer descansar su existencia,
,Por que creamos la Secretaria de la Guerra? Por- su gobierno, ni su regimen, en las cualidades perso-
que tenemos ahora un estado military tan grande que nales de los encargados de desempefiar las funciones
necesita absorber la atenci6n de un hombre; ya no pfiblicas, sino en las atribuciones y en los derechos
puede ser una Seeci6n, ya no puede ser una Direc- que le confieran por la Ley.
ci6n de una Secretaria, ya es una Secretaria aut6no- Por esos motives, yo decia al Sr. Dolz que no puede
ma que necosita absorber la atenci6n de un hombre, ser ..:,,,'-1'" ."' se cree la Secretaria de la Guerra y
y hasta de un hombre i i.- tonga inclinaci6n a las co- tod( lo demis se deje como esta, alegando que eso es
sas militares, aunque no sea un professional, lo que 1glico. No, hoy, esta es la verdad, la guard de los
se necesita; una Secretaria en la que un hombre que camios esta confiada al Ej6rcito a virtud de esa se-
pueda dedicar todo su tiempo al studio de proble- rie d- transformaciones que sufri6 nuestra reorgani-
mas, de organizaci6n military; un hombre que en re- zaci6n del E;.'. it.. y de la Guardia Rural. Es ver-
laci6n con el Estado Mayor y en trato director con el dad que eso esta asi; pero precisamente se crea la
Sr President de la Repliblica, Jefe Supremo nato, Secretaria de la Guerra fundAndose en que eso ha
segfn la Constituci6n, de las fuerzas armadas, se de- producido perjuicios, y entonces hay que ir radical-
dique exclusivamente a la direcci6n y a la adminis- mente al campo de la reforma...
traci6n de todo lo que interest y se relacione con las Sn. MAZA Y ARTOLA: Yo oigo con much gusto al
fuerzas armadas. Sr. G6mez, pero han dado las site. El Sr. G6mez pue-
Figuro centre los contrarios a la existencia del Ej6r- de continuar en la pr6xima Sesi6n, y de esa manera
cito permanent y soy de los que desean las milicias no tiene que hacerlo festinadamente.
ciudadanas; pero yo acepto la Secretaria de la Gue- SB. G6MEZ: Dentro de dos minutes termino, por-
rra, mientras haya E].'. ;i..; pero esa Secretaria de que creo que lo fundamental ya lo he dicho.
la Guerra, no es possible dentro de un amplio espiri- Decia, pues, que no hay inconsecuencia de nuestra
tu deimoerAtico y sobre todo, teniendo en cuenta las parte cuando decimos al Secretario de la Guerra el
realidades del present, los hechos contemporaneos, Ej6rcito y todo lo que es exclusivamente military;
los que estan a nuestra vista, no es possible, repito si pero todo lo que no sea eso, debe ir o quedar en otra Se-
queremos hacer una obrar fecunda, asociarla a nada cretaria, y ahora, si hay que reforzar la vigilancia de
que tenga que ver con los movimientos de la vida ci- los campos, si no basta en muchas de nuestras peque-
vica de este pais. las poblaciones cl concurso de la Policia Municipal,
El orden pitblico, por ejemplo, cuando se perturba pues entonces debemos resueitar la Guardia Rural, lo
aqui al extreme de quo se pueda necesitar del con- que no significa que se haya de resucitar con la misma,
curso del Ej6rcito para restablecerlo, no es segura- antigua formaci6n, sino con todo aquello que la expe-
,I KI. Sr. Dolz, cuando los earretoneros se declaran ri.ocia, haya podido sugerir. Si no se ll .-r.- crear la







DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 23


Guardia Rural poni&ndola primero a las 6rdenes direc-
tas del Alcalde y, luego a la del Gobernador, hasta que
league al Presidente de la Repfiblica, segin el grado
do alteraci6n del orden a que tenga que responder, y
segin la intensidad de esa misma alteraei6n, si no
so quiere eso, se pudiera presentar otra cualquier f6r-
mula mAs acceptable para todos.
Pero el Sr. Dolz decia: "Esa guardia rural gc6mo
va a defender del Secretario de Gobernaei6n ?"
Pues podemos dArselo al Secretario de Justicia que
no ticne nada que hacer; o al de Agricultura, o a
cualquier otro; lo que no debe suceder es que el Se-
cretario military sea el encargado de intervenir dia-
riamente en la vida civil. A cualquier ciudadano me
importaria que se le dieran esas funciones, lo que no
es possible es que sea el Seeretario puramente military,
encargado de mantener una discipline f6rrea en las
fuerzas que 61 dirige, al que tengamos tambien que
encomendar la direcei6n de la vida ciudadana.
Y voy a terminar, quizAs dejando algunas cosas en
cl tintero; pero yo quiero, como resume de estas in-
dicaciones, decir que frente a las realidades del pre-
sente, me doy cuenta de la. necesidad de crear la Se-
cretaria de Guerra y Marina, y estoy dispuesto a votar
la, con tal de que sea exelusivamente para los asuntos
de guerra y marina. Que respondiendo tambi6n a
realidades del present, estoy dispuesto a buscar cual-
quier formula que sirva para substituir a las fuerzas
del E i',.-ii en el cometido que ahora dcsempefian de
mantener la seguridad en los campos, es decir, fue-
ra de las poblaciones rurales.
Tipo de esas organizaciones lo tenemos en muchos
paises en la tierra: hay en Espafia la Guardia Civil,


en Francia la Gendarmeria, hay en otros paises con
otros nombres los encargados de la policia de los cam-
pos, que se mueven en 6rbita distinta de la de las
fuerzas armadas; y hasta naciones que no tienen gran-
des Ej6reitos Permanentes, tienen sin embargo
una policia especial para sus campos. Podemos,
pues, escojer entire esos diversos tipos ensa-
yados en otros paises, aquel que mis se adapte a las
condiciones especiales del nuestro; pero no involu-
creemos los dos problems. Hay uno de actualidad:
creaci6n de la Secretaria de la Guerra; vamos a crear-
la como son todas las Secretarias de Guerra y Mari-
na del mundo entero; y despu6s, entire otros proble-
mas especiales, que han nacido de la circunstancias
particulares nuestras por que a un moment dado
de nuestra historic el Ej6rcito regular ha sido el en-
cargado de la policia de los campos, ese otro proble-
ma, que es secundario, que es el corolario del prin-
cipal, ese vamos a resolverlo tambi6n teniendo en
cuenta sus necesidades especiales.
Creo, pues, que este es un asunto quo se puede re-
solver con un alto criterio national; conservadores y
liberals, en lo fundamental estamos de acuerdo: pues
vamos a suprimir aquellas asperezas que son las fni-
eas que nos distancian; que ya que se va a rear la
Secretaria de Guerra y Marina, ella salga con una
gran autoridad moral, de tal suerte que el Secretario
de Guerra y M ,,Ii.,, cuando tome posesi6n de su car-
go, se d6 cuenta de que es un organismo que se ha
creado para sostener la Naci6n y n6 para ser el ins-
trumento de las pasiones ni de las ambiciones de na-
die.
SR. PRESIDENTE (NUREZ) : Se levanta la Sesi6n.
(Eran las siete y diez).


Imp. Montalvo, Cardenas & C Ave de Italia 103 Habana.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs