Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba.
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072699/00430
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
Physical Description: v. : ; 33 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Senado
Publisher: Rambla y Bouza
Place of Publication: Habana
 Subjects
Subject: Legislation -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began with: Vol. 1, 1902.
General Note: Description based on: 2. Legislatura vol. 2, no. 1 (abr. 6 de 1907); title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072699
Volume ID: VID00430
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001844861
oclc - 30331556
notis - AJR9135
lccn - sn 94026346

Full Text










DIARIO DE SESIONES

DEL

SENADO

REPUBLICAN DE CUBA

VOL. XXXII HABANA NUM. 31


TRIGESIMASEGUNDA LEGISLATURE
---.--.--3--

Trigesimaprimera Sesi6n_.Junio 11 de 1917
--------~-- ----... -_-_.-
Presidencia del Sr. Emilio Nuniez.

Secretarios: Sres. Manuel Fernandez Guevara y Agustin Garcia Osuna.
--- ---- .. ...
SUMARIO
Mensaje del Poder Ejecutivo dando cuenta del traslado de los sefiores Aristides Agiiero y Betancourt
y Manuel Vega y Calder6n, Enviados Extraordinarios y Ministros Plenipotenciarios de Cuba en
Alemania y Noruega respectivamente, a Holanda y Suiza y a la Argentina, Uruguay y Paraguay.-
Comunicaci6n de la Cimara de Representantes participando haber aprobado un Proyecto de Ley
concediendo pension a la Sra. Pilar Campuzano. Pasa a la Comisi6n de Asuntos Militares.-Comu-
nicaci6n de la Camara de Representantes participando haber aprobado un Proyecto de Ley conce-
diendo un cr6dito de $3.000 para trasladar los restos de los veterans, del cementerio de San An-
tonio de Rio Blanco, al nuevo cementerio municipal, y erigir un monument. Pasa a la Comisi6n de
Hacienda y Presupuestos.-Comunicaci6n de la COmara de Representantes, participando haber
aprobado un Proyecto de Ley autorizando al Ejecutivo para emitir bonos hasta la cantidad de
$30.000.000, y establecer determinados impuestos, para tender al pago de intereses y amortiza-
ci6n de los mismos. Pasa a una Comisi6n Especial.-Comunicaci6n de la Camara de Representan-
tes participando haber aprobado un Proyecto de Ley por el cual se modifican los articulos quinto
y sexto de la Ley de 22 de Enero de 1913. Pasa a la Comisi6n de C6digos.-Proposici6n de Ley
del Sr. Juan Gualberto G6mez, concediendo una pension a la sefiora Vda. e hijos del Coronel Ge-
rardo Portela. Pasa a las Comisiones de Asuntos Militares y de Hacienda y Presupuestos.-Con-
tinfia la discusi6n del Proyecto de Ley estableciendo el divorcio. Discursos de los sefiores Gonzalo
P6rez, Morales y Guevara. Se aprueba la totalidad.-Mensaje del Ejecutivo dando cuenta del nom-
bramiento del Dr. Jos6 A. del Cueto, para desempefiar la Presidencia del Tribunal Supremo. Pasa
a la Comisi6n de Justicia.

A las cuatro y cuarto, bajo la Presidencia del Fernandez,
Sr. Emilio Nifiez, actuando de Secretarios los Sefio- Figueroa,
res 11 n. I Fernandez Guevara y Agustin Garcia Gonzalo P(rez,
Osuna, y presents los Sres. Senadores que siglien G6mez,
se abre la Sesi6n: Jones,
Miaza y Artola,
Ajuria, Morales,
Alberdi, Porta,
Carnot, Rivero,
Castillo, Sunrez,
Coronado, Torriente,
Dolz, Yero,








2 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


SR. PRESIDENT (NUREZ) : Se va
la Sesi6n anterior.
(El Oficial, Sr. Vega, la lee).
SR. PRESIDENT (NU]NEZ): So
que acaba de leerse?
(Seaales afirmativas).
Queda aprobada.


a leer el Acta de


aprueba el Acta


Mensajes del Poder Ejecutivo.
(El Oficial, Sr. Mu0oz, leyendo):
AL SENADO:
Tengo el honor de poner en conocimiento de ese
Alto Cuerpo, que haciendo uso de las facultades que
me estin conferidas, por convenir al mejor servicio
y a propuesta del Secretario de Estado, por Decreto
de esta fecha he tenido a bien disponer el traslado
del Dr. Aristides Agiiero y Betancourt, Enviado Ex-
traordinario y Ministro Plenipotenciario de la Re-
pfblica en Alemania, con igual cargo ante los Gobier-
nos de Holanda y de Suiza; y el del Sr. Manuel de
la Vega y Calder6n, Enviado Extraordinario y Mi-
nistro Plenipotenciario en Noruega, con la misma ca-
tegoria ante los Gobiernos de la Argentina, del Uru-
guay y del Paraguay.
Mariel, a cinco de junio de mil novecientos diez y
,iete.
SM. G. Menocal.

ANTECEDENTES RELATIVES a los Sres Dr.
Aristides Agiiero y Betaneourt y Manuel de la Vega
y Calder6n, trasladados por Decreto Presidencial, de
esta fecha, para ocupar los cargos de Enviados Ex-
traordinarios y Ministros Plenipontenciarios de Cuba
ante los Gobiernos de Holanda, Suiza, Argentina,
Uruguay y Paraguay respectivamente:

El Dr. Aristides Agiiero y Betancourt, ingreso en el
Servicio Diplomatico el 12 de Diciembre de 1903 co-
mo Secretario de 1o clase de la Legaci6n en Berlin,
Alemania; posee los idiomas francs, ingl6s, italiano
y alemhn. El 19 de agosto de 1911 fui ascendido a
Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotencia-
rio.
El Sr. Manuel Vega y Calder6n, ingres6 en el De-
partamento de Estado de la extinguida Secretaria
de Estado y Justicia, en 1 de Noviembre de 1902. Po-
see el idioma ingles y ha ocupado diferentes cargos
en la Carrera DiplomAtica, desempefiando en la ac-
tualidad el de Enviado Extraordinario y Ministro
Plenipotenciario ante el Gobierno de Noruega.


Hab


SR.
Mensa
(Sei
Aco
Con


(El


Sr. Pr
Sef


brada el dia de la fecha, adopt el acuerdo de apro-
bar el adjunto Proyecto de Ley, relative a conce-
der una pension vitalicia de mil doscientos pesos
anuales, a la Sra. Pilar Campuzano, madre del Te-
niente Coronel del EjSrcito Libertador, Carlos Pio
Uhrbach y Campuzano.
Lo que tengo el honor de comunicarle a los efec-
tos del articulo diez y ocho de la Ley de Relaciones
entire ambos Cuerpos Colegisladores.
De Vd. atentamente,

M. Coyulla, Presidente.-Felipe Gonzalez Sarrain,
Secretario.-Manlel Villalon y Verdaguer, Secre-
tario.
PROYECTO DE LEY

Articulo I.-Se concede una pension vitalicia de mil
doscientos pesos anuales, a la Sra Pilar Campuzano,
viuda de Uhrbach, madre del Teniente Coronel del
Ejercito Libertador, Carlos Pio Uhrbach y Campu-
zano, muerto en el campo de la guerra el afio de mil
ochocientos noventa y siete, en el Termino Municipal
de Jagiiey Grande.
Articulo II.-En tanto el cr6dito necesario para el
pago de esta pension no figure en los Presupuestos
Generales del Estado, el Ejecutivo tomarA dicha su-
ma de los fondos del Tesoro no afectos a otras obli-
gaciones.
Articulo III.-Esta Ley comenzarh a regir desde
el dia de su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la
Repuiblica.
Sal6n de Sesiones de la Chmara de Representantes
a los ocho dias del mes de junio de mil novecientos
diez y site.

M. Coyula, Presidente.-Felipe Gonzdlez Sarrain,
Secretario.-Manuel Villal6n y Verdaguer, Secre-
tario.

SR. PRESIDENTE (NUNEZ) : Acuerda el Senado el
pase de este Proyecto de Ley a la Comisi6n de Asun-
los A\,,!i it', '?
(N ,.,i. Ifir tia ois).
Acordado.

'El Oficial, Sr. MTiioz, leyendo):

Habana, 8 de Junio de 1917.

Sr. President del Senado.

Sefior:


ana, Junio 5 de 1917. La Camara de Representantes, en Sesi6n ce-
G. Patterson, lebrada el dia de fecha, adopt el acuerdo de apro-
Subsecretario de Estado. bar el adjunto Proyecto de Ley, relative a conceder
un crudito de tres mil pesos moneda official, para tras-
PRESIDENTE (NUrEZ) : S Se acuerda pasar este ladar los restos de los veterans, del antiguo eemen-
je a la Comisi6n de Relaciones Exteriores? trio de San Antonio del Rio Blanco al nuevo cemen-
ales afirmativas). terio municipal, y erigir un monument en los terre-
rdado. nos don:.dos por el Ayuntamiento de Jaruco con ese
lunicaciones de la Camara de Representantes. objeto.
Lo que tengo el honor de comunicarle a los efec-
Oficial, Sr. M '.. 17. .r l.'): tos del articulo diez y echo de la Ley de Relaciones
entire ambos Cuerpos Colegisladores.
Habana, 8 de junio de 1917.
Muy atentamente de Vd.,
residente del Senado.
M, Coyula, Presidente.-Felipe Gonzdlez ..arr.,,I.
tor: Secretario.--1. ,auel Villadln y Verdaguer, Secre-
La CAmara de Representantes, en Sesi6n cele- tario.








DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 3


PROYECTO DE LEY

Articulo I.-Se concede un cr6dito de tres mil pe-
sos, moneda official, para trasladar los restos de los
veterans, del antiguo cementerio de San Antonio de
Rio Blanco del Norte, al nuevo cementerio munici-
pal y erigir un monument en los terrenos donados
por el Ayuntamiento de Jaruco, con ese objeto.
Articulo II.-Este credito se tomar, de cualesquie-
ra de los fondos disponibles del Tesoro y en su defec-
to se incluirA en los pr6ximos Presupuestos Genera-
les de la Naci6n.
Articulo III.-Esta Ley empezara a regir desde el
dia de su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Re-
pfiblica.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representan-
tes, a los ocho dias del mes de Junio del mil novecien-
tos diez y site.

JM Coyula, Presidente.-Felipe Gonzdlez Sarrain,
Secretario.-Manuel Villal6n y Verdaguer, Secre-
tario.

SR. PTESIDENTE (NuNEZ) : Acuerda el Senado que
este Proyecto de Ley pase a la Comisi6n de Hacien-
da y Presupuestos.
(Sefiales afirmativas).
Acordado.

(El Oficial, Sr. Mufioz, leyendo):

Habana, 8 de Junio de 1917.

Sr. President del Senado.

Sefior:

La CAmara de Representantes, en Sesi6n ce-
lebrada el dia de la fecha, adopt el acuerdo de apro-
bar el adjunto Proyeeto de Ley, autorizando al Eje-
cutivo Nacional para que emita bonos hasta la can-
tidad de treinta millones de pesos, oro, del curso le-
gal y estableciendo determinados impuestos para
tender al pago de intereses y amortizaci6n' de los
mismos.
Lo que tengo el honor de comunicarle a los efec-
tos del articulo diez y ocho de la Ley de Relaciones
entire ambos Cuerpos Colegisladores.
Muy atentamente de Vd.,

Vf. Coyula, Presidente.-Felipe Gonzrilez Sarrain,
Secretario.-Manuel Villal6n y Verdaguer, Secre-
tario.

PROYECTO DE LEY

Articulo I.-Se autoriza al Ejecutivo Nacional pa-
ra que emita bonos hasta la cantidad de treinta mi-
llones ($30.000,000) de pesos oro, del curso legal, del
peso y ley establecidos para la moneda nacional, los
ciales devengarAn interns no mayor del seis por cien-
to annual, pagadero por semestres vencidos.
La emisi6n podra hacerse por terceras parties en
todo to que resta dcA afio fiscal en curso y en los su-
cosivos (e mil noveeentos diez y site a mil ]novecien-
tos diez y ocho; de mil novecientos diez y ocho a mil
novecientos diez y nueve y de mil novecientos diez y
nueve a mil novecientos veinte, pudindose anticipar
sin embargo, las emisiones hasta hacerse una sola vez
si lo requieren las necesidades del Tesor o lo acon-
seja el estado de los asuntos pfiblicos.


La amortizaci6n de la deuda se hara en el t6rmi-
no de nmiec. afios, contados desde primero de Ene-
ro de mil ncvecientos diez y ocho, pero comnmen:ir a
ejecntarsie -an pronto existan cantidades suficientes
de las recaudadas por los impuestos que se crean, y
por sorteos semestrales, que se verificarin con la an-
ticipaci6n necesaria, pudiendo el Estado realizar mis
de dos sorteos en cada afio en que los recursos ex-
traordinarios lo permiten y ser disminuido por tan-
to el ltrmino de amortizaci6n.
PodrAin darse esos bonos en garantia o en pago de
cuabi;iera obligaci6n contraida por el Tesoro con
motive de las guerras, ser vendidos o '..,I-i..r-,.l.. me-
diante subasta pfiblica que se anunciarh en los mer-
cado de Habana, New York y Londres, para obtener
recursos pecuniarios con que tender a los pagos o
para adquirir e importer oro legal acuniado, a fin de
mantener el credito y la base de oro de nuestro siste-
ma monetario. PodrAn canjearse por bonos de estas
emisiones el remanente de los que haya en circu-
laci6n, emitidos con arreglo a la Ley de Defensa Eco-
n6mica de primero de Enero de mil novecientos quin-
ce, conocida por la "Emisi6n de cinco millones".
Los demis detalles y circunstancias de la emisi6n
seran acordados por el Gobierno en su oportunidad.
El pago de los interests de amortizaci6n de esta
deuda se hara con cargo a los fondos que se recauden
de los Impuestos cuyo cobro se autoriza en el articu-
lo segundo.
Articulo IT.-Se crean con carActer especial y tran-
sitorio y s61o para el pago de los intereses y la amor-
tizaci6n de la denda que esta Ley autoriza, los si-
guientes impuestos:
Primero: Un impuesto de timbre que se satisfa-
ra con sellos, bien entendido que el grabado y estam-
pado de los timbres se verificarA exclusivamente por
cuenta del Estado, previa subasta, que sera el encar-
gado de su expendio, como se hace actualmente con
los sellos llamados del impuesto. Podran utilizarse,
mientras se impriman estos sellos, los de Correo y
del impuesto desechados antes, o sobrantes, existen-
tes en almacen, a cuyo efecto habrAn de ser habili-
tadas esas existencias por el Ejecutivo.
Tributar6n en la forma y en la cuantia correspon-
diente los actos que se expresan a continuaci6n:
(a) Las operaciones de Bolsa que se realicen ofi-
cialmente y en privado, y contrataci6n de valores y
efectos pfiblicos domiciliados en Cuba, a raz6n de
veinte centavos por cada operaci6n que exceda de qui-
nientos pesos nominales y que no p. de mil; trein-
ta centavos por cada miller o fracci6n de miller, des-
nu6s de los primeros mil pesos, todos nominales.
No seran cotizables en Bolsa los valores no com-
prendidos entire los que se declaran tributables en el
pArrafo anterior.
(b) Las copias autorizadas de las escrituras otor-
gadas ante Notario Pfiblico, o de los documents pro-
toeolados en sus Archivos, en los que medic cosa o
cantidad; se les fijarh un sell de acuerdo con los si-
guientes tipos:
En las escrituras o documents cnya ascendencia
no pase de quinientos pesos, un sello de cinco cen-
tavos; pasando de quinientos hasta mil, un sello de
diez centavos; exeediendo de mil, no pasando de cin-
co mil, un sello de cincuenta centavos. Excediendo de
cinco mil y no pasando de diez mil, un sello de un pe-
so; y de diez mil en adelante, se les fijara un sello de
cineo pesos, debiendo llevar cada copia autorizada un
sello de los sefialados.
(e) Los recibos privados que pasen de veinte y
cinco pesos y no excedan de cincuenta, cinco centa-









4 )IARIO DE SESIONES DEL SENADO

vos; de cincuenta a cien pesos, diez centavos; de cien te a una iisma persona para dentro y fuera de po-
a quinientos pesos, veinte centavos y de quinientos blado licencias de armas. A los que la hayan obteni-
pesos en adelante, un peso. do de la primer y segunda clase y dcseen la de ter-
(d) Los pedidos y facturas comerciales expedi- cera, se les anulara la obtenida antcriormente, dcdu-
das en el Territorio national con motivo de contratos eiendo a su favor los derechos y el impuesto pagados.
y operaciones, llevar6n sellos de un centavo cnando Se prohibe la expedioi6n de licencias gratuitas. Que-
sea su cuantia desde uno hasta diez pesos; de dos cen- dan exceptuados del impuesto aquellas que deban cx-
tavos si pasara esa cuantia de diez pesos y no exce- pedirse a virtud de Leyes Especiales.
diera de cuarenta; y de dos centavos adicionalcs por (n) Llevaran timbre o sells de ii peso las licen-
cada cuarenta pesos o fracci6n de ellos, hasta llegar a cias o documents que se expidan por la Autoridad
cuatrocientos; de cuatrocientos a ochocientos pesos, Municipal para la circulaci6n amnal de cada auto-
treinta centavos; de ochocientos a mil doscientos pe- m6vil de alquiler o de plaza de uno hasta cuatro asien-
sos, cincuenta centavos; y de mil doscientos pesos en tos; de dos pesos en sellos las mismas licencias o do-
adelante, un peso. cumentos para la circulaci6n annual por cada autom6-
(e) Las p6lizas o documents en que se consig- vil de alquiler de los Ilamados de lujo, de cuatro a
nen contratos de afianzamiento por las Compafias de site asientos; de tries pesos en sellos cada licencia o
Fianzas, para garantizar today clase de servicios, obli- document para la circulaci6n annual de cada autom6-
gaci6n o responsabilidad entire particulars, ante la vil de particulars y licencias o documents do la mis-
Administraci6n active o en procedimientos judicia- ma clase de cada guagua-autom6vil u 6mnibus y la
les; las p6lizas de seguros de todas classes, con excep- licencia de cada camidn-autom6vil.
ci6n de las de vida, llevaran sellos de la letra (c) en Toda earreta cuyas ruedas tengan llantas de un
relaci6n con el imported de la prima que se pague por ancho menor de seis pulgadas y que atraviese o tra-
raz6n del seguro. Los recibos de las primas llevaran site por las carreteras, llevar e n su licencia do cir-
los sellos de la letra (c), segfin su cuantia. culaci6n un sello de cinco pesos. Las demhs carretas
(f) Llevaran sellos de cinco centavos en cada pa- Ilevarin en su licencia un sello de un peso.
gina o plan, los libros de los Registros de la Propie- Llevaran sells por valor de tries pesos las licen-
dad, de los Registros Mercantiles y de los Registros cias o autorizaciones anuales de que tuvieren que
de Embarcaciones. proveerse los carromatos; y de cineo pesos las de los
(g) Cada libreta de euenta corriente de Baneos carretones de dos ruedas.
y Banqueros, llevara un sello cuyo valor seri el equi- (o) A las guias forestales de aprovechamiento de
valente a un centavo por cada hoja utilizable que montes propiedad del Estado se les fijara un sollo de
contenga. cinco pesos.
Los certificados o libretas de dep6sitos con interns (p) Un sello del valor del cinco por ciento del
en los Bancos y Cajas de Ahorros, llevaran un sello imported de cada pasaje de primera clase que despa-
do dos centavos por cada cien pesos que excedan de chen para el extranjero los agents y consigiiatarios
doscientos, las que excedan de quinientos pesos y no do compafias navieras, y nno del dos por ciento por
pasen de mil, cinco centavos; y de mil en adolante, cada pasaje de segunda, quedando exentos do este im-
diez centavos por cada mil o fracci6n de miller. puesto los pasajes do tercera.
(h) Llevarian el mismo timbre de la letra (c) se- Secfiudo: Un impuesto sobro la transmisi6ni, ad-
giin la cuantia de la transacci6n, las letras de cam- judicacion y provision de eapellanias, obras pias, me-
bio, libranzas, pagar6s a la ordcn, vales, documents morias de misas y vinculaciones de caracter religioso.
do giro en general y comprobantes de todas classes no Cualquiera que sea la forma en que tcngan Ingar, ya
especificados anteriormente. se realicen judicial o .-i .i'];. ,,in..f.-. por do-
(1) Los titulos aead6micos expedidos por la Uni- cumlento pfiblico o por document privado, pagarmn
versidad Nacional, llevaran un sello de diez pesos, un trnto por ciento con relaci6n al capital, de acuer-
y uno de cinco pesos los demrs titulos o certificados do con los siguientes tipos:
do aptitud y diplomas de todas classes. En las transmisiones, provisions y adjudicacio-
(j) Llevaran sellos de veinte centavos los folios nos hechas a favor de los descendientes del fundador,
de los expedientes de contratas y subastas naciona- el medio por ciento.
les, provinciales y municipals. Los sells serin fa- En las transmisiones hechas a favor de los parien-
cilitados por los contratistas o concesionarios al apro- tes colaterales del fundador dentro del cuarto grado
barse y adjudicarse la subasta. Las hojas de aden- civil, cl dos por ciento.
do de las obras o tareas ejecutadas en lo referente a En las transmissions hechas a favor de los parien-
obras pfiblicas, llevar6n, tambi6n, cada una, un se- tes del fundador, pasado el enarto grado civil, el cin-
llo de diez centavos, sin cuyo requisito no se ordena- co por ciento.
ra el pago. Cuando la transmisi6n so haga a favor de extra-
(k) Se presentar6n con sellos de diez centavos, fios porteneeientes a families 1lamadas por el funda-
las instancias, exposiciones o memorials en que se dor, el seis por ciento.
soliciten certificaciones y en cada una de las certifi- Cuando la transmisi6n se haga a favor de personas
caciones que se expidan, por las Oficinas Pfiblicas o cntidades de cnalquier clase no llamadas por el fun-
Nacionales, Provinciales y Municipales, sin I..- i,;- dador, el treinta por ciento.
cio de los derechos establocidos en otras Leycs. No se Las cargas de beneficencia que acrediten star so-
expedirAn estos documents sino cuando so soliciten mctidas a la jurisdicci6n del protectorado do la Be-
por eserito. no-ti.-i.-.iai Pilblica, que afecten a capellanias, obras
(1) Llevarain sellos de veinte centavos las certifi- pias, memories de misas y diemis vinculaeiones las
caciones expedidas por los Registradores de la Pro- que afecten a iiistituciones de herederos, legados, do-
piedad Mercantil y de Buques. naciones, inter-vivos o mortiscausas, pagaran un quin-
(m) Llevaran sellos do cineo pesos las licencias ce por ciento de la cantidad asignada o destinada por
de caza; las do uso de arma para poblado, diez pesos; el fundador 1para el levantaminiito de dichas eargas,
en despoblado, tres pesos; para dentro y fuera de cntenidicndose (que on los casos In que el fundador no
poblado, quince pesos. No so expedirin separadamen- scfialare cantidad para esa atenci6n, se abonaran por







DIARIO DE -1-s ONES DEL -AI:ADO 5


misas cnatro pesos, si son cantadas, y uno, si son re-
zadas.
La renta liquid o superavit que percibcn anual-
mente los patrons y capellanes de capellanias, obras
pias, memorial de misas, vinculaciones de ear eter re-
ligiioso, pagaran un tanto por ciento con relaci6n al
mointantc de dicha renta liquid o superavit, de acuer-
do con los siguientes tipos:
(Cuando sean disfrutadas por los descendientes del
I'undador, el diez por ciento.
Cnando sean disfrutadas por los parientes del fun-
dador dentro del ciarto grado civil, el quince por
ciento.
hCuando scan disfrutadas por los parientes colatera-
les del fundador que pasen del cuarto grado civil, el
veinte por eiento.
Cuando sean disfrutadas por extrafios pertenc-
cientes a I .'i!. -, llamadas por el fundador, el vein-
te y cineo por ciento.
(nuando sean disfrutadas por personas o entida-
des de cualquier clase, no Ilamadas por el fundador,
el cincuenta por ciento.
Las rentas liquidas de las capellanias que est6n pen-
dientes de adjudicaci6n o provision y permanczcan
en administraci6n de quienes por la Ley o por titulo
fundacional vengan obligados a adjudicarlas o pro-
vistarlas, pagaran el cincuenta por ciento.
Las distintas religions acreditadas oficialmente en
la Repniblica, enviarn a a a Zona Fiscal a que corres-
ponda, por medio de sus respectivos Jefes, relaci6n
ju'rada y detallada, con expresion del nfinero de mi-
sas o eargas a que est&n ..l. 1,1 y de todas las cape-
llanias, obras pias, mcmorias de misas y demas vin-
culaeiones de caracter religioso, asi come los legados,
instituciones de herederos, y donaciones inter-vivos
o mortis-causas, de que fueren beneficiaries para i1,. .
religiosos.
La ocultaci6n de cualquiera de dichos beneficios de
que estuvieren en posesion y disfrute, y la no rernisi6n
do la relaci6n referida, seran consideradas como ocul-
taciin fraudalenta de bienes a los i,. i. del articu-
lo trescientos veinte y site del ('.i,,.. Penal. Las
inexactitudes, cuando redunden en i, i ,, i del Es-
tado, conteridas en dicha relaci6n jurada, serin con-
sideradas como perjurio a los efectos de la Orden Mi-
litar Nimuero 115 de 1900. Para la exigencia de la
responsabilidad del perjurio, debera ser requerido pre-
viament.e el firmante de dicha relaci6n jurada, a fin de
([ti se I II i'i.n. el juramento con relaci6n al extreme a
(quI e oe s I,. el dato inexacto.
Los impuestos anteriores se establecen sin perjui-
cio de la tributaci6u general ya ordenada por Leyes
anteriores.
Terccro: Dos impuestos sobre el primer transpor-
tc de azfcar.
El primero u ordinario, consistira en diez centavos
por cada trescientas veinticinco libras de centrifuga
de guarapo.
El segundo u extraordinario, consistira en otto de
diez ecentavos por concept de utilidades extraordi-
narias de guerra, eligible mientras se cotice en la
Habana y se venda el azficar de la clase expresada a
razon de tres centavos por libra o mis.
Ambos impuestos se pagaran por los duefios de los
ingenios azueareros, o sus representantes legales, al
transport del batey a los muelles o almacenes, me-
diante declaraciones juradas presentadas a la admi-
nistraci6n de rentas de la Zona Fiscal correspon-
diente.


Ambos impuestos se hardn efectivos a partir del
primero de diciembre de mil novecientos diez y siete.
Cuarlo: Un impuesto de exportaci6n de medio
centavo por cada -.-.l'.i de miel de purga.
Quinto: El impuesto sobre sociedades o empresas,
a que se i i, .- la Orden nfumero 463 de mil novecien-
tos, seri extensive como impuesto especial, a los efec-
tos de esta Ley, a todas las sociedades y empresas an6-
nimas, industriales y mercantiles, organizadas, o que
se organicen en Cuba o en el extranjero, para la pro-
ducci6n y explotaci6n en Cuba del azficar, constitu-
yendo un impuesto sobre las utilidades de esa indus-
tria. En los gastos de explotaci6n y entretenimiento
del negocio, se tendrh en cuenta come de legitimo
abono en part del costo de producci6n, las cantidades
pagadas por los impuestos sobre el primer transpor-
te de azficar.
Se deroga la e'-encin de este impuesto a favor de
las minas, quedando obligada a contribuir la propie-
dad miniera, coin el seis per ciente de eus utilidades; y
se crea un impuesto de exportaci6n de mineral de co-
bre, hierro y manganese, consistent en el dos per
ciento por el cobre y el uno por ciento por el hierro
y el manganese, ad-valorem en ambos cases, que se
pagaran en las aduanas al verificarse el embarque.
Los Baneos y Banqueros en general, no enumerados
en la Orden miml. 46;, tributaran con el seis per cien
to de sus utilidades. Se aumenta en un dos por cien-
to mis come impuesto especial a los efeetos de esta
Ley, la tributaci6n de las compafiias y empress de
ferrocarriles a que se refiere la Orden nufmero cua-
trocientos sesenta y tres de mil novecientos.
La contabilidad de todas las sociedades, empresas
y establecimientos mercantiles se llevard precisamen-
te en moneda del curse legal.
El impuesto sobre las compafiias de seguros, en
:is de seguros mutuos y en las compafias nacionales,
sc eleva al cineo por ciento, y en las extranjeras al
seis por ciento, incluy ndose en el impuesto las co-
:iisiones de los agents; el dos y medio por ciento de
cste impuesto continuara perteneciendo a los impues-
toi ordinaries del presupuesto; y el resto que se au-
menta a los ingresos cxtraordinarios para responder
al page de los intereses y de las amortizaciones de la
emisi6n que por la present Ley se autoriza.
Sexto: El impuesto del seis por ciento sobre las
cantidades en numerario que hayan recibido, reciban
y mantengan en dep6sito las empresas de todas cla-
ses y particulares para garantizar servicios o consu-
mes come el alumbrado, tel6fono, fuerza motriz y
.ros semejantes. Sera el page de cuenta de las em-
presas, eoncesionarios, fabricantes o particulares que
reciban y mantengan dep6sitos.
S tptimo: Se deroga la :'i..,_ih.. i,..i establccida en
la Partida sexta, Apartado A y concordantes del
Arancel de Aduana vigente; y los articulos en ellos
comprendidos abonaran los mismos derechos asigna-
dos por el propio Arancel, de un peso euarenta cen-
tavos por cien kil6gramos, imperando a los efectos
de este impuesto, la diferencia de recaudaci6n del
Arancel que result con motive de la derogaci6n es-
tablecida. ,
Octavo: Un impuesto de cincuenta centavos por ca-
da cien kilos de cuero no curtido que se export.
Noveno: Los articulos comprendidos en las Parti-
da-h veinte y cinco y veinte y seis del Arancel de Adua-
nas vigente, abonarin come impuesto un derecho
adicional igual al que result liquidado en cada caso.
D)cimo: Los articulos comprendidos en las Parti-
das treinta y doscientos noventa y seis del Arancel de
Aduanas vigente, abonaran come impuesto un derecho







6 DIARIO DE SESIONES DEL -ENAL)O


adicional del veinte y cinco por ciento del que result
liquid en cada caso.
Undecimo: Un impuesto sobre los remates que
realicen las casas de empefo y prestamos, de las joyas
y objetos dados en garantia, del seis por ciento so-
bre la cantidad que resultare como precio del rema-
te a la prenda u objeto. Las casas de empelo y pres-
tamos deberAn, al realizar los remates de >iiiil,>- y
objetos, levantar acta notarial consignando la can-
tidad por la que se remata la prenda u objeto, y el
valor que en el remate obtuvieren; presentando dicha
acta notarial a la Zona Fiscal corresponauoite para
que se liquid el impuesto que se establece.
Duodecimo: Se autoriza al Estado para cobrar
costas en sus colitigantes en los litigios patrimonia-
les en que ellos fueren condenados a pagarlas, regu-
ladas en la forma legal que correspond. El imported
de estas costas ingresard en-firme en cl Tesoro.
Articulo III.-Se cobrara por cada quintal de ex-
plosivos que los particulares depositen en los polvo-
rines del Estado, un peso por concept de almace-
naje.
Articulo IV.-Los impuestos y derechos expresa-
dos se pondran en ejecuci6n a partir del primero de
Julio de mil novecientos diez y siete, o cuanto antes
fuere possible, en el curso del afio Fiscal pr6ximo, ex-
ceptuando el easo en que tengan fijada especialmen-
te la fecha de su vigencia. Por el Ejecutivo se dic-
taran las instrucciones y reglamentos necesarios.
Articulo V.-CarecerAn de eficacia en toda clase
de actos pfiblicos los documents sujetos al impuesto
que carezean de los sellos expresados. Los infracto-
res, ademis de incurrir en una multa, que por la pri-
mera infracci6n sera de diez pesos y por las sucesi-
vas de cien, abonarin el double del impuesto que han
dejado de pagar. Al que use armas sin licencias se le
considerara reo de un delito y se le impondra la
pena de arrest, de treinta y uno a ciento ochenta
dias, o multa de treinta y uno a ciento ochenta pesos,
o ambas a la vez, por el procedimiento correctional.
Articulo VI.-El Ejecutivo national organizArd los
servicios indispensable para la ejecuci6n de esta
Ley; quedando autorizado para invertir de los fon-
dos de esta deuda, hasta el seis por ciento, para con-
ceptos de gastos de personal y los demis que ocasio-
ne la cobranza y administration de los impuestos y
derechos creados por esta Ley.
Articulo VI1.-Los fondos que se recauden por co-
bro de los impuestos creados, quedarin en calidad de
dep6sito en powder del Tesorero General de la Repi-
blica; y contra dichos fondos no se podra library, ni
de ellos disponer, sino para el pago de los intereses
y amortizaci6n de esta deuda, asi como para satisfa-
cer los gastos de recaudaci6n y administraci6n de los
impuestos. En su consecuencia, queda prohibido trans-
ferir esos fondos y disponer de ellos, en cualquiera
otra forma, ni afin para el pago de otras atenciones
o servicios que fucren de naturaleza an&loga a los que
expresamente quedan autorizados.
Articulo VIII.-Los imipuestos creados por esta
Ley son de carActer temporal y cesaran de ser exigi-
bles una vez pagados los intereses de los bonos de la
deuda de guerra y amortizados 6stos.
Articulo IX.-Quedan derogadas las Leyes, Re-
glamentos y Decretos dictados, a partir del siete de
abril de mil novecientos diez y siete, sobre creaci6n
de impuestos y emisi6n de bonos del Tesoro; asi co-
mo todas las disposiciones legales que se opongan a
la ejecuci6n y cumplimiento de la present Ley, la
cual empezarA a regir desde su publicaci6n en la Gace-
ta Official de la Repfiblica.


Sal6n de Sesiones de la Camara de Representantes,
a los ocho dias del mes de Junio de mil novecientos
diez y site.

M. Coyula, Presidente.-Felipe Gonzdlez Sarrain,
Secretario.-Manuel Villaldn y Verdaguer, Secre-
tario.

SR. PRESIDENTE (NUREZ) : Acuerda el Senado pasar
este Proyeeto de Ley a la Comisi6n Especial nom-
brada "
(Seales afirmativas).
Acordado.

(El Oficial, Sr. Munoz, leyendo):

Habana, 8 de Junio de 1917.

Sr. President del Senado.

Sefior:

La ('iI I ., de Representantes, en sesi6n ce-
lebrada el dia de la fecha, adopt el acuerdo de apro-
bar el adjunto Proyecto de Ley relative a modificar
los articulos quinto y sexto de la Ley de fecha vein-
tc y dos de Enero de mil novecientos trece.
lo que tengo el honor de comunicarle a los efectos
del articulo diez y ocho de ]a Ley de Relaciones en-
tre anmbos Cuerpos Colegisladores.
MAy atentamente de Ud.

M. (Coyula, Presidente.-Felipe Gonzdlez Sarrain,
Secretario.-Manuel Villalon Verdaguer, Secretario.

PROYECTO DE LEY:

Articulo I: El articulo quinto de la Ley de fecha
veinto y dos de Eenero de mil noveeientos trece, pu-
blicada en la Gaceta Oficial de la Repfiblica de Cuba,
de veinte y nueve de Abril del referido afio, quedard
redactado en la forma siguiente:
Articolo Quinto.-La Comision se compondrh: de
tres Comisionados y un Secretario, designados por
el Ejecutivo; un Comisionado nombrado por el Se-
nado de la Repfiblica, miembro de la Comisi6n de
Aranceles del Senado; un Comisionado nombrado
por la Cimara de Representantes, miembro de la Co-
misi6n de Aranceles de la (',1.,cro ; un Comisionado
nombrado por la Camara de Comercio de la Repfi-
blica, designado libremente por dicha Camara; un Co-
inisionado de la Lonja del Comercio, designado libre-
mente por la Lonja; un Comisionado nombrado por
la Vni6n de Fabricantes de Tabacos, designado li-
bremente por la Uni6n; un Comisionado nombrado
por la Liga Agraria, designado libremente por la Li-
ga; un Comisionado nombrado por la Sociedad Eco-
n6mica Amigos del Pais, designado libremente por
la Sociedad; un miembro obrero, designado libre-
mente por las Asociaciones Obreras legalmente cons-
tituidas en la Repfiblica.
"Sera Presidente nato de la Comisi6n, el Secreta-
rio de Hacienda".
Articulo TI:-El articulo sexto de la referida Ley
del Congreso de veinte y dos de Enero de mil nove-
cientos trece, quedarl redactado en la siguiente forma:
"Artilrvlo Sexio:-Los tres Comisinados nombra-
dos por el Ejecutivo disfrutardn del haber annual,
percibido por mensualidades, de seis mil pesos, y el
Secretario tendri un sueldo de tres mil pesos anua-
les "







DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 7


Articulo 1.1:-A los efectos del cargo de Comisio-
nado que se crea por esta Ley y cuya designaci6n co-
rresponde al E.i. I .., podri nombrarlo 6ste libre-
mente, por esta vez, pero se entenderd inamovible
en lo adelante, debiendo cubrirse por oposici6n.
Articulo IV:-El Ejeeutivo queda encargado y au-
torizado para tomar de cualquier cr6dito disponible
o transferible de cualquier otro, las cantidades nece-
sarias para abonar el haber annual, por mensualida-
des, que percibira el nuevo Comisionado, debiendo
consignar dicho gasto, en lo adelante, en los Presu-
puestos Generales de la N i.,II.
Articulo V:-Quedan derogadas todas las Leyes,
Deoretos, 6rdenes, circulares y disposiciones o part
de ellas que se opongan al cumplimiento de la presen-
to Ley.
Articulo VI:-Esta Ley empezarA a regir desde su
publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Repfiblica.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representantes,
a, los ocho dias del mes de junio de mil novecientos
diez y site.

M Coyula, Presidente.-Felipe Gonzdlez Sarrain,
Secretario.-Manuel 'ilt.,li y Verdaguer, Sccretario.
SI. PRESIDENTE (NUNEZ) : Acuerda el Senado que
este Proyecto de Ley pase a la Comisi6n de ('...hy.. *
(., ,i.I,, afirmativas).
Acordado.
Si. MAZA Y ARTOLA: Sefior Presidente: como no se
ha hecho mAs que meneionar la fecha de la Ley, qui-
siera que se me informara la material de ella.
SR. PRESIDENTF (NUNEZ) : Es sobre la Comisi6n de
Estadistica.
SR. MAZA Y ARTOLA: I A qun Comisi6n se acord6
que pasara ese Proyeeto de Ley ?
Sn. PRESIDENTI ('. I r, .): A la Comisi6n de C6-
digos.
(Los Sres. Ajuria y Torriente, abandonan el Salon).
Proposiciones de Leoy.
(El Oficial, Sr. Mulcoz, leyendo):
AL SENA-DO:
El Coronel Gerardo Portela y Lasfuentes, falleci-
do recientemente, ingres6 en la Revoluci6n el cuatro
de febrero de mil ochociontos noventa y seis, prestan-
do sus servicios en el M-t'.i. MMayor del General An-
tonio Maceo, como Ayudante de 6ste, y en el Cuerpo
Juridico del Departamento Occidental Fun ademis
Representante por el Sexto Cuerpo de Ejercito a la
Asamblea de Santa Cruz del Sur.
Los servicios prestados por el Coronel Portela son
eminentes y j-i i.1 11 que se solicite del Congreso una
pension a favor de su viuda y de sus menores hijos,
los que se encuentran en condiciones econ6micas bas-
tantes deplorable, por lo que el Senador que suscri-
be somete a la consideraci6n del Senado la siguiente:

PROPOSITION IE LEY:

Articulo I.-Se concede una pension de mil doscien-
los pesos annales a la sefiora Teresa Portela Viuda
del Coronel del Ej6rcito Libertador Gerardo Portela
y 1, i.. ir. r. y otra de trescientos pesos anuales a ca-
da uno de los dos hijos do ambos nombres, Gerardo
y Juan Portela y Portela.
Articulo II.-Esta pension quedarA sujeta en cuan-
to a su cuantia y condiciones a lo que pueda dispo-
nerse en lo adelante en cualquier Ley General de Pen-
siones.


Articulo III.-La pension concedida por la presen-
te Ley, se abonarA con los sobrantes del Tesoro, no
afectos a otras obligaciones, hasta que sea incluida en
los Presupuestos Generales de la Naci6n.
Articulo IV.-Esta Ley empezara a regir desde su
publicaci6n en la Gaceta Oficial de la RepAblica.
Palacio del Senado, Habana, 11 de junio de 1917.

Juan Gualberto Gdmez.

SR. PRESIDENTE (NUREZ) : Acuerda el Senado que
esta Proposici6n de Ley pase a las Comisiones de
Asuntos M\li,.. -, y de Hacienda y Presupuestos?
(Sefiales .,fii ...l ii, ).
Acordado.
Discusi6n de Dictimenes.
Continfa la discusi6n del Proyecto de Ley estable-
ciendo el divorcio.
El Sr. Gonzalo Perez tiene la palabra.
SR. GONZALO PEREZ: Sres. Senadores: Si no fuera
porque deseo que mi modest opinion sobre el asunto
trascendental que se dispute, el divorcio, quede escri-
ta en las pdginas de nuestro DIARIO DE SESIONES, no
diria una sola palabra a este respect, porque con los
dos discursos que se han pronunciado, aunque difie-
ren algin tanto en la apreciaci6n del problema, pa-
rece condensada la opinion del Senado, y demostra-
do que la inmensa mayoria es partidaria del divorcio
complete, absolute, restringiendo sus causales.
La material de que se trata es esencialmente civil,
de la competencia del Estado, y por eso hace bien el
Congress en discutir ese Proyecto de Ley y en apro-
barlo con las i,.,Illil.-..l.-,que entienda convenien-
tes. No contiene, como algunos han dicho, un ataque
a religion determinada; que, si asi fuese, yo lo comba-
tiria, porque siento profundo respeto por todas las
religiones, pues, en mi sentir, la religion es para el
individuo lo que el faro para el navegante, esperan-
za y guia en el proceloso mar de la vida.
Se dice que el divorcio es una conquista de la de-
mocracia modern, y yo niego que el divorcio sea una
conquista de la democracia: el divorcio es tan anti-
guo como la sociedad, ha existido en todas las nacio-
nes y lo han tenido todos los pueblos.
Si recorremos la Historia encontraremos el divor-
cio, en forma de repudio, en el pueblo Hebreo, en las
naciones de la antigua Grecia, en la China, en la In-
dia, y despu6s en Roma, muchos siglos antes de Je-
sucristo.
El divorcio no surgi6 en beneficio de la mujer; fu6
una media en favor del hombre. En los mismos li-
bros sagrados, en el Deuteuronomio del pueblo He-
breo, encontramos el derecho del hombre a repudiar
a la nujer con un simple escrito que ponia en sus ma-
nos, arrojdndola de la casa, por motives de impureza,
que ciertos escritores interpretan por adulterio. En
algunos pasajes del Koran tambi6n se concede igual
derecho al hombre.
Mas tarde en Grecia, en Esparta, habia el divor-
cio casi por el mutuo disenso; llegaba a los lines del
amor libre, y fue necesario que un MI.. I .1.I., el
Ephori castigase con multa crecida a Lisander, uno
de los grandes de la Ciudad, por haber repudiado a su
esposa sin motive, para que la mujer ganase en con-
sideraci6n, y los casos de repudio disminuyesen.
En Atenas tambien existi6 el divorcio; y fu6 tan
grande el abuso, que se hizo necesario disponer que
el propio interesado, en persona, compareciese ante
el Magistrado, el Archdn, con el escrito de divor-







8 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


cio para que se le diera curso, y fuese remitido al ju-
rado llamado a dccidir; y cuenta Plutarco, que Al-
cibiades, uno de los hombres mas ilustres de Atenas,
no queri6ndose divorciar de su mujer, la detuvo cuan.-
do se dirigia a casa de su hermano, y neeerrandola
en su hogar, impidi6 que presentase el escrito ante
el Magistrado popular.
En Roma existio el divoreio desdc los primeros
tiempos. Doseientos treinta afios antes de Jesucris-
to, aparece el primer easo, en forma de repudio, pre-
sentado por Spurius Carrilius Ruga, alegando como
causa la esterilidad de su esposa.
Al divoreio se .,I.. .' en la antigiiedad por conve-
niencias de Estado y en !f ..i de loyes, Principes
y grades Sefiores; y la misma religion se mostr6
complaciente en este punto mAs de mna vez, cuando
las circunstaneias lo exigian.
En el divoreio, se fu6 perdiendo today clase de con-
sideraciones, Ilegindose a los mayors excesos, y se
hizo preciso determinar las causes. En los tiempos
del Emperador Teodosio, se estableeieron en el C6-
ligo l do las principals: el adulterio, la 1 i! ;i i. I..I de
Haves, festejar a un extranjero a disgust del marido,
asistir a !i -*., conspirar contra el Estado, etc.; y
la irrupeiOn de los barbaros puso fin a aqu6l esta-
do de disolucin6 a que habia llegado la sociedad ro-
mana. Y llamo la atenci6n de mis compafieros ha-
cia el heeho de que el divorcio se ha ido restringiendo
con el mayor progress y eivilizaci61 de la humani-
dad, las eausales se han ido redueiendo en casi todas
las naciones, y hoy, en muy pocos paises, existe el
divoreio por el muituo disenso, y ese can verdaderas
restricciones.
Entre nosotros existe el divoreio que llaman los tra-
tadistas limitado, el cual se eneuentra tambi6n en to-
dos los pueblos, afn n n aquellos que tienen reconoci-
do el divoreio complete, absolute, con la disoluci6n
del viniulo conyugal.
En Alemania, pais que se distingue por el socia-
lismo en sus Leyes y la oligarquia en su gobierno,
existed el divoreio: y en los primeros tiempos fu6 tan
amplio y se abus6 tanto de 61, iqe diO lugar a una
reaeci6n en contra.
Eu tiempos de Guillermo IV de Prusia, se hicieron
grades esfuerzos para disminuir los causales a virtud
de una Ley general, y mas tarde, despues de series lu-
chas, so Ileg6 a votar esa Ley que determine las causes
de divoreio y el procedimiento para obtenerlo, en senti-
do restrictive. Alli no existe el divoreio por el mu-
tuo disenso, y las demands se sustancian con el fis-
cal, como parole, en representaci6n del Estado; y euan-
do a pesar de la prueba practicada, el Juez o Tribu-
nal estima que hay otros hechos que pueden influir
en la demand a favor del matrimonio, de oficio
practice una especie de ampliaeidn de la prueba pa-
ra fundamentar el fallo.
Ni en Fr..,-,..l. ni en Inglaterra, ni en los Esta-
dos Unidos, existe el divoreio por mutuo disenso. En
el estado de N... York, no hay mas causa de divor-
cio que el adulterio; y en la mayoria de los Estados
se sigue el ilismo procedimiento que en Alemania.
Y. Sres Senadores, nosotros que hemos venido a
la vida de las naciones en los primeros afios del siglo
XX, siglo de luz, de progress y democracia, vamos a
legislar para la familiar cubana, a los pocos afios de
nuestra emancipaci6n political, y no debemos olvi-
dar que las Leyes, pero especialmente las de 6sta cla-
se, deblen responder siempre a los sentimientos y tradi-
ciones de la sociedad que representamos, a las altas


conveniencias nacionales, y de ningfun modo a de-
seos individuals o a casos aislados.
Al legislar no podemos deseonocer como esta cons-
tituida la familia cubana, y lo que ella represent en
la organizaci6n del Estado.
Debemos tener tambi6n en cuenta, los sentimientos
religiosos de la comunidad, la cducaci6n de nuestra
mujer, no bien preparada todavia para la I. 1.- i2.i de
sus dereehos ante los Tribunales de Justicia, y que
por lo tanto, puede ser ficilmente victim de la vio-
lencia o del engaiio. Con estos antecedentes, entien-
do, como el Sr. Maza y Artola, que debemos ser muy
prudentes y previsores, restringiendo las causes y
garantizando el procedimiento, dejando al mafiana
la reform o modificaci6n de la Ley, a la luz de la
experiencia.
Si queremos que haya divoreio, principio saluda-
ule en casos extremes, pero peligroso cuando se am-
pla demasiado, tenemos que rodearlo de toda clase
ae garantias, y toda suerte de restricciones.
Nos decia el Sr. Dolz, con elociueicia insuperable, que
el iba a votar el divoreio como un derecho a la felici-
dad. 1'rase hermosa, pero engaflosa, cuya paternidad
se atribuye a uno de nuestros mejores oradores, el Dr.
i-ustamante; y yo me pregunto: g cal es el derecho
a la felicidad? En qu6 ('. ig.. se eneuentra, y c6mo
se legisla para obtenerlo?
El derecho a la felicidad nace con el individuo y
Ie acompafa durante su existencia; no hay que bus-
carlo en las paginas de un C6digo, ni en las hojas
de mu drama, nl en la literature de una novela. La
felicidad debemos buscarla en el seno del hogar, en
el eonjunto de las virtudes domnsticas, en nuestra
,Copia eonducta.
En Leyes que rompen la uni6n de la familiar, que
perturban necesariamente la educaci6n de los hijos,
que han de influir desastrosamente en la vida del
Estado, no puede encontrarse ni debe buscarse la fe-
licidad.
Y creo que el divorcio es un mal, pero es un mal ne-
eesario, en easos muy graves; y si nosotros aplaudi-
mos las gestiones de nuestro I)epartamento de Sani-
dad (lue, siguiendo el ejemplo de otros pueblos civili-
zados, prohibe la venta del opio y de las drogas he-
roicas, como peligrosas para el individuo, la familiar,
la sociedad y la raza, 4 eomo hemos de recomendar el
abuso del divoreio? Si se prohibe la venta de esas
drogas g podemos poner al alcance de eualquier des-
preocupado la mis heroic de las drogas: el divorcio?
Se dira seguramente que son arguments de los
enemigos del divorcio, de los reaccionarios, y no de
los hombres amantes de la democracia y del derecho.
Y yo voy a demostrar con la lecture de unos phrra-
fos de un libro que se titula Democracia y Libertad,
escrito por uno de los hombres mits ilustres de la raza
anglosajona, partidario del divoreio, que la pruden-
cia en esta clase de asanto es necesaria. Dice el doe-
tor Lackey, (Leyendo): "La estabilidad de la fami-
lia es mis esencial que ningfun otro element aislado,
al bienestar moral, social y aun politico de una naci6n.
Es de vital importancia para la educaci6n de la ju-
ventud. Campo apropiado y condici6n necesaria de
las mejores virtudes de la comunidad, y piedra fun-
damental sobre la cual descansa todo el sistema so-
cial. El mis grande de los infortunios que pudiera
caer sobre una naei6n, seria el hecho de que las vir-
tudes dom6sticas dejasen de ser altamente apreciadas
y que la vida de la familiar con todos sus supremos in-
tereses, pudiera convertirse en el sport de la pasi6n
y del capricho."








DIAR10 DE SESIONES DEL SENADO 9


S''Sc sostiene, con mucha raz6n, que eso sucederia
inevitablemente si el divorcio so concediese con dema-
siada libertad y, espeeialmente, si la idea de una se-
paraci6n permanent y de un nuevo matrimonio, ac-
tiasen constantemente en la imente de alguno de los
c6nyuges; pues cl matrimonio, sobre today otra con-
sideraci6n, descansa en la lenta y segura formacio6n
de las costumbres."
Cuando los hombres y las mujeres ven ciertas con-
diciones como permaonentes e inevitables, sus senti-
mientos y sus hibitos se vai acomodaldo gradual-
mente a las mismas. Pero si el lazo que los une es de-
masiado flojo, interests distintos crecerin, pronto di-
' r. r ,. .. pasajeras so ahondarin hasta llegar al odio,
* :li .I...i.ii. caprichos surgiran, el prolongado sa-
. ,;I-;. i ..... tara impacientemente si el cambio es
focil y. el roposo, la *.... .i y va seguridad que son
e'en,'iles para la : .,., I 1i de los matrimonios, se-
ran danfados fatalmentc."
"Otra iniportante consideration es la desigualdad
que substiste entire las dos parties. La mujer es mas dd-
bil, y comunmente la mAs pobre; su felicidad esta
habitialihente muchlo mis ligada con la vida dom6s-
tica que la del hombre; y la fuerza de la pasi6n pue-
d(e subsistir en un scxo cuando el 1...1. de satisfa-
cerla y de inspirarla ha cesado en el otro. Cualquie-
ra que est( versado con la historic de la moral sabe
cuantos divorcios en el pasado se han debido a es-
ta causa y que graves injuries se han ii.1i.i.I.. a l]a
parte mas d6bil."
"Estas consideraciones han convencido a la gran
mayoria de los Legisladores y moralistas de que el
matrimouio no debe ser tratado como un contrato or-
dinario, y quce su disolucion solamente deberia permi-
tirse por causes muy graves."
Si esto dice el author de una obra democratica con-
sagrada a cantar las conquistas del progress y de la
democracia en los tiiempos modernos, recogiendo las
i,-. i, 1. de la Historia, ,qu6 podemos decir noso-
tros sobre el particular! Es possible que el Congreso
a raiz de una conmocidn tan grande como la que ha
i,,;.i,. ]a sociedad eubana al desprenderse de so
metr6poli political, (qIe tan hondamente ha repercuti-
,1, en cl seno de la familiar, cuando todavia se esti
.I...iiI, ,,... definitavamente, cuando no ha tenido
Iiempo ni serenidad bastantes para robustecer sus
cimientos eomo nacidn soberana, ni para modificar
sus ('...: ., y lucha, como toda democracia, para
gozar de los beneficios de la civilizaci6n, concede el
divorcio por causes triviales, de interns personal mis
qiue de inter6s pufblico? ~Debemos nosotros hacerle
el juego a los eternos inconformes con los deberes so-
ciales, sin tener en cuenta lo que el matrimonio y la
familiar significant para la vida del derecho y el bie-
nestar de la naci6n? 4Habeis pensado alguna vez en
la infeliz mujer, honest y trabajadora, que vive te-
merosa de perder al esposo amado, porque otra mujer
mias hermosa o mis rica lo atrae y hasta le insinfia
el divorcio para satisfacer su pasi6n o realizar su ca-
pricho ?
No he de cansar a mis compafieros con ]a lecture
do estadisticas, que son numerosas, y que, no obstan-
to lo dicho por nuestro compaficro el Sr. Dolz, sumi-
nistran a pensadores y Legisladores, elements muy
valiosos para sus trabajos, sin los cuales no es posi-
ble realizar a conciencia una verdadera reform en
la legislaci6n. Y si entendemos que nuestra demo-
cracia debe seguir, en cierto modo, la senda trazada
por la democracia americana, yo pregunto a mis com-
pafieros: 1. en esa democracia, en los cuarenta y ocho
estados, casi independientes, que forman la gran Fe-


deracion Americana existed el divorcio por el mutuo
disenso ? No existed, Sres Senadores. Ni afin en los Es-
tados del Oeste, algunos de los cuales han hecho del
divorcio una especie de tourism para lucro de sus
hotels y honorarios de sus curiales, se ha establecido
el divoreio por el mutuo disenso. Y en cl Estado Im-
perial, el mis grande y (l mas rico de los Estados
de la Uni6n, el de New York, como antes he dicho, se
admit solamente el divorcio por adulterio.
En Inglaterra, cuna de las libertades politics y
de los derechos constitucionales, son miuy reducidas
las causales del divorcio, no admiti6ndose tampoco
por el mutuo disenso. Un tribunal do site Magis-
trados conoce y fall en definitive las demands de
divorcio, mediante un procedimiento restrictive; y
aunque por acta del Congreso se ha concedido ilti-
mamente la facultad de dictar decretos de divorcio
al Magistrado que presida una Corte, este decreto no
es ejecutivo, sino despu6s de haber transcurrido eier-
to lapso de tiempo.
Estimo que los males que se achacan al divorcio, en
cuanto a la natalidad, son exagerados, pues creo, co-
mo el Sr. Dolz, que la disminuci6n no se debe exclu-
sivamente al divorcio, sino mas bien al aumento de
riqueza en todos los paises; al afAn de i.,i,-,.'.., al
cosmopolitismo en la vida, a la facilidad de los via-
es, enl una palabra, a las I!. i ,, ,, ,,i,.- que, por
muy distintas causes, se vionen operando en el seno
de la familiar, en detrimento do hermosas tradiciones.
Pero si el divorcio no es causa finica de la disminu-
ci6n de la natalidad, a ella contribute indudablemen-
te por la inestabilidad de los matrimonios. Los c6n-
yuges que temen o suefan con la disoluci6n del vincu-
lo, procuran no tener hijos para estar expeditos en
cl camino de aventuras que el divorcio les ofrece.
Conviene tambi6n fijarse en el procedimiento para
el divoreio, pues el gran ndmero que arroja la esta-
distica en los Estados Unidos J.1. ,uI. .l., en part, del
procedimiento y de la existencia de cerca de tres mil
Cortes o Juzgados, que pueden decretarlo. Ein Ingla-
terra no hay mis que una Corte para los divorcios.
En Alemania hay 28 Tribunales que pueden conce-
derlo, y on Francia, 79. No olvidemos pues, a este
respect, que si en todos los asuntos judiciales es
convenicto la unidad en la jurisprudencia, en nin-
guno mias razonable y necesaria que en el divorcio.
Procuremos que el fallo definitive descienda siem-
pre del aiis alto Tribunal, del Tribunal Supremo; y
como el divorcio no interest solamente a los e6nyu-
ges sino tambi6n, en muy alto grado, a la sociedad, al
Estado, es convenient que el A-I jl i.. Fiscal, re-
presentante de esa sociedad, sea part en la deman-
da, sin que pueda, en ningfin caso, allanarse a la
misma.
En easi todos los paises en que existe cl,divorcio,
el Juez o Tribunal que conoce de la demand pue-
de, si lo juzga convenient en defense del matrimo-
nio, aportar, de oficio, elements de prueba no pro-
puestos por las parts, segfin he indicado antes. En
Inglaterra, cuando so sospeeha connivencia entire los
esposos para obtener el divoreio, el Procurador del
Reino, so persona en la demand para defender el
matrimonio.
Y puesto que estamos casi todos conformes con el
divorcio en principio, y lo finico que pnede distan-
ciarnos es su mayor o menor amplitud, dejar6 para
cuando se discuta el articulado el entrar en ciertos de-
talles del procedimiento, pues no quiero cansar por
mns tiempo la atenci6n de mis compaieros. Hay Se-
nadores que votarin en contra de la totalidad del
divorcio y do su articulado, pero como la inmensa








10 DIARIO DE Es:, ,NIs.'NE DEL SENADO


mayoria esta eonforme con la totalidad, por lo cual
puede decirse que no hay verdadero debate sobre lo
esencial, he querido consumer este turno, para que
conste en nuestro DIARIO DE SESIONES, mi manera de
pensar y de sentir en tan delicada material.
Soy, pues, partidario del divorcio, restringido. Lo
quiero como un remedio para grandes males, y no
como un sport o un eapricho en la vida del matri-
monlo.
No olvidemos las tradiciones de nuestras families,
la santidad del hogar, ni el amor de nuestros hijos;
y como una necesidad solamente, votemos el divor-
cio, pero rodeindolo de toda clase de restricciones y
toda suerte de garantias.
SR. MORALES: Pido lo palabra.
SR. PRESIDENTE (NUNEZ) : La ticne el Sr. iMorales.
Su. MORALES: Sefiores Senadores: En tardes pasa-
das el Sr. Maza y Artola, con la elocuencia de siem-
pre, con su palabra docta y con sus conocimientos vas-
tisimos, se levant6 en este Senado a hablar a favor
del divorcio, pero al mismo tiempo a hablar a favor
y en defense de la familiar cubana, para que en la me-
dida o en las resoluciones que tomara este Cuerpo en
relaci6n con esa Ley, no fuera abandonada esa fami-
lia oubana; y por tanto yo, me permit dar al compa-
fero en este debate el titulo de vocero de la familiar
cubana, que aceptarA 61 con much gusto.
1I.I.l>.i. tambi6n en el debate nuestro querido
maestro de Derecho el Sr. Dolz, y nos hablaba en nom-
bre de la felicidad; era el vocero de esa gran figure
que, desgraciadamente, siempre so nos present in-
completa, defectuosa, deforme, porque en la vida no
es possible aspirar a esa 1",,i f... i'.i.
'Y yo voy a hablar ni siquiera como tercero en dis-
cordia, como corrientemente se dice, sino el cuarto,
el fultimo, porque tambi6n soy el ultimo en condicio-
nes intelectuales; y si me lo permiten los Sres. Se-
nadores, voy a hablar en nombre de algo no tan ele-
vado como la familiar cubana, no como lo hizo el se-
flor Dolz en nombre de una idea tan bella como la fe-
licidad, sino voy a hablar en nombre de algo mks
prActico, en nombre de la necesidad social que desdi-
ohadamento nos exige que aprobemos la Ley del Di-
vorcio, que Ileguemos a esa soluci6n.
El Sr. Maza y Artola tambi6n en su discurso nos
decia que siempre que esta euesti6n fundamental se
tratara, creia convenient que se examinara uno asi
mismo y nos hacia la historic feliz de su hogar; y
siguiendo y aceptando ese program trazado por mi
distinguido compafiero, tengo que declarar en este
Alto Cuerpo que si esta Ley que estamos discutiendo
no fuera de preceptos autorizantes, sino fuera de
preceptos imperantes, es decir que dispusiera la di-
soluci6n de todos los matrimonios existentes en la Re-
pidblica de Cuba, yo me volveria a casar al dia si-
guiente con la compafiera que Dios me ha deparado.
Por lo tanto mi hogar es completamente feliz y no
he tenido que acudir a las pAginas del ('...lig ni a
los textos de los libros para resolver las cuestio-
nos de mi hogar. No necesito la Ley del divorcio ni
la modificaci6n del C6digo Civil!
Hablo, pues, en nombre del pueblo cubano, porque
legislo no para los felices, no para los desgraciados;
legislo para todos, legislo para tender las necesida-
dcs del pueblo cubano al cual representamos en este
Senado.
Yo que creo que en esta cuesti6n pueden ser heridas
nuestras families, que tradicionalmente son cat6li-
cas, apost6licas romanas, y que tienen raz6n en de-
fenderse contra toda media de reform que pueda


atentar contra ese principio, voto el divorcio porque
soy liberal, porque es una corriente de libertad acepta-
da hoy en las legislaciones modernas; pero quiero vo-
tar ese divorcio hiriendo, como decia el Sr. Gonzalo P&
rez, lo menos possible, esa creencia muy respectable y
nmuy salvadora para nuestras families; porque antes
de ver en el elero, antes de ver en la religion cat6li-
ca un enemigo de la sociedad cubana, debo declarar-
lo en este Alto Cuerpo, he visto una gran protecci6n
para -l.-f. ir.. de nuestra instituciones, para defense de
nuestra moral.
Podemos, pues, llegar a esa reform legal sin he-
rir lo fundamental de esa religion, porque podemos
dejar a los catilicos, apost6licos y romanos, con su ma-
trimonio indisoluble, podemos dejar sus preceptos
al ('...1l.,, Civil; pero dejemos a los que quieren des-
hacer su matrimonio porque les es impossible la vida
en conjunto, dejemos, repito, la puerta abierta para
que busquen la felicidad a que aludia el senior Dolz...
Se ha discutido much por todos los autores de de-
recho si el matrimonio es un contrato, o un cuasi con-
trato, si es un sacramento que no participa de los re-
quisitos y de las obligaciones que establece la legis-
laci6n civil o si es algo instituido simplemente por las
distintas religiones.
Yo, Sres. Senadores, creo que el matrimonio ni es
iun contrato, porque el amor no puede contratarse
porque es causa ilicita, ni es un cuasi-contrato, ni
es un sacramento. No es contrato, porque el amor no
se contrata; no es un cuasi-contrato, porque existed
el consentimiento prestado expresamente; y no es un
sacramento, porque el matrimonio es anterior al sa-
cramento. El matrimonio, Sres Senadores, a mi jui-
cio, es una instituei6n de derecho natural; es una
instituci6n do ese derecho, que segun la definici6n de
un hombre c6lebre es "el derecho que Dios ensefia a
todos los animalss. Desde que existed el mundo, exis-
te el matrimonio; las religiones y los preceptos de los
c6digos, han venido a dar formas distintas a esa insti-
tuci6n; pero su esencia, su principio, que es la uni6n
del hombre y la mujer, no tiene por finalidad, ni la fe-
licidad, ni la desgracia, ni menos la procreaci6n futu-
ra; no tiene mis finalidad que ese mismo amor. Los
hombres se unen con las mujeres porque sienten
esa necesidad del derecho natural, porque para eso
tueron ereados el hombre y la mujer: para unirse;
porque el hombre solo en el mundo ni constitute so-
ciedad, ni constitute nada que pueda llenar ninguna
de las acciones para que fu6 creado; porque no puede
vivir aislado de la mujer; y por eso, sin saber por qua,
vd a unirse a ella, porque naci6 para el matrimonio,
sin tender en cuenta su felicidad o su desgracia; se
une a ella porque el mundo, sin la mujer, no existed.
I)espu6s los c6digos han venido regulando, definien-
do, estableeciendo condiciones para su celebraci6n, es-
tableciendo condiciones para su disoluci6n; pero el
inatrimonio esencialmente existed en cualquiera de sus
f..i ,,,1-, en todos los paises. El divorcio, ni viene a mo-
Sill-. ii... ni viene a echarlo abajo, ni viene a suprimir-
lo, porque mientras existan hombres y mujeres, exis-
tirA el matrimonio. El divorcio se refi.re a las condi-
ciones en que aquellos se encuentren en lo future.
Decia el Sr. Dolz que para k1, el divorcio era una
puerta sobre la cual debia ponerse esta inscripei6n:
"Por aqui no entran mAs que los desgraciados". Pa-
ra mi el simil del divorcio y del matrimonio es com-
pletamente distinto.
El matrimonio, Sres Senadores, es una sala bella-
mente puesta, con preciosos tapices, con sillas doradas,
en que el hombre no sabe por que entra, porque cuan-







1)IARI(O I)E SESIONES DEL SENADO 11


do el liombre ama no discurre, cuando (l coraz6n man-
da el cerebr o no funciona; va a esa sala del amor por-
que se siente impulsado; en esas condiciones tlcga
alli y se encuentra con un sal6n adinirableinente
puesto; y ese sal6n, Sres. Senadores, debe tender va-
rias piilrtas, iunia tque conduczea a ese inatrinionio en
sus rat os de diseordia a un bello jardin para que alli
adqu(iera inevalmente la alegria; otra pe(iteFma puer-
ta para (que los lleve a un cuarto de disceusioii para
ique alli disenlan ; y otras puertas para (]iie los Ill-
'i ni a olIros departatnentos, para (iue alli so separen
y tino iin una habitaci6n i otro en otra, inedilen si
piuedein vivir aii aislados, si puedet sostener la vida
felices, ilto alli \ otro aqui; y asi utna series de apo-
seltos y puertas, Sres. Senadores; y alli al mti de
t(Iuella salai, iina pierta doe hierro, munw piierta obshc-
ia, uiia p)tierta lriste que dig-i arriba- Kst, es el
divorcio", por aquii no sale mis que los quie no tio-
lnon otra piertai, es decir, -..' esta puerta deben ve-
nir a busear salida los que ya han ido a otra part
y no ban cncontrado la posibilidad; entouces piue va-
yan p)i esa puerta obseura; y eoincidiendo con el
seofor (onzalo Pirez, le pondria este subtitulo: "en
la Rcpfiblica de (Cba es possible el divorcio, pero no
es fiacil".
Es decir, s,'iores Senadores, en ]a Rlepublie:, d(t
('C.ba craiil(o s-e romipan los lazos morales en el ma-
trimcliio c(ii ido sea impossible la unii(n eiitre el
hoimi)be y la miujier, entionces venldriin esos imals so-
ciales; pero debemnios evitar ese mnoniento, Ipor lodos
los medio., po ntiendo en nuestra Legislaci6o todl)s lo;
rceursos ii,,c-tinos antes de salir por esa puert'l (q11
se llaia el divo"eio.
Sieiipr-._ he creido, sefiores Senadores, que Ifis ( ie
li,, 1 en ls as cos taxativos de divoreio, detlbomos fi-
jarnos en el prloceedimiento( a que esten soinetidals li
demands de divorcio, porque 1o que no qtuis,;:;r.t e
que se procediera a ese acto judicial concurriendo ( il,
de las circunstancias atenuantes a que so '. r e el
('. Ii.a Penal: arrebato y obeecaci6n. Quiero (qei
euando se acuda a los tribunales para romn, el
vinculo, el narildo y la miujer hayan pensado sufi-
cientemente la media aque van a adoptar; (lque i1o es
ten bajo los inpulsos de la pasion del mom:, nto, o
de la ira del i nstante : sino que tengan la necesaria Ipre-
meditaci6O, el necesario tiempo para examinar si de-
ben o no divorciarse, porque (en mi pr4tica tde alboga-
do, ; entas vcees, sofiores Senadores, he vislo llegar a.
un eliente, o a una eliente, dispuestos a divorciarse( al
dia siguiente, a noI transijir conl su mujer o su maridio,
y a las veintieiiatro hioras los he visto mas cariftosos,
mas amorosos, mats iuiidos, quieri6ndose mas! Por eso
es que como hablo en nornbrc de la necesidad social, de-
seo que no exist ese itmpulso, sine que sea oill acto
meditado, r. i..... estudiado.
Cuando existent causas verdaderas de divorcio es
indiscutible la necesidad del divorcio; porque prtic-
ticamente, sefiores Senadores, se csta dando el caso de
que en Cuba pueden. divorciarse los ricos, pero Ino
pueden divorciarse los pobres, porque el rico va a uno
de esos Estados lamericanos a que se referia el sector
Gonzalo P6rez y alli en diez o quince dias logra obte-
ner un divorcio, ntis o tnenos eficaz (en Cuba, pero
que le abre las puertas de la sociedad y del bien de-
cir pfiblico; pero el pobre no tiene ese recurso, el po-
bre no puede ir a los Estados Unidos; en realidad
hay una disparidad entrt el rico y el pobre. Eil rico
puede disolver su matrimonio, el pobre no lo puede
disolver, porque no )puedl salir de Cuba.
Otro de los cargos contra el divorcio es el siguiente:


el divorcio no debe de existir, porque cuando los con-
trayentes saben que van a realizar una uni6n que no
se disuclve mnds que eon la muerte jah! entonces le
dan gran importancia a lo que que van a realizar, lo
median y van al matrimonio convencidos de que esa
es una obligaci6n de today su vida. Y si hay divorcio,
entonces so easarAin por casarse; no lo pensarAn, por-
ique siempre se acordaran de la Ley de Divorcio que
puede disolver ese vinculo. Ese argument no es ver-
dadero, porque nadie lque se casa piensa, porque na-
die que se easa va a busear el C6digo, porque nadie
que se casa va a ver las obligaciones que tiene como
marido ni las que tiene la esposa; se casa porque ama
a esa mujer, se casa sin pensarlo, porque quiere po-
seer esa mujer; se easa porque desea estar unido a
el a y no media, Serfores Senadores, si el matrimo-
nio es o puede ser disoluble; eso viene despu6s y esa
es la practice de la vida. Por tanto ese argument
(lue parece de gran fuerza y -.-.,.i, en la vida real
no existe: cada uno so casa con la mujer que le gus-
ta y no media; y 1o mismo pasaba antes, pasa ahora
y pasarA despues de aprobar esa Ley.
Pero es, Sres. Senadores, que los fi ;Ii, n ., anti-
divorcistas no tienen qu6 decir. No es que el divorcio
sea bueno; no soy partidario del divorcio como no soy
partidario de la cuchilla del cirujano, que desprende
1in iiembro del cuerpo human: quisiera cue no llega-
ra iiuicla l cortarse un pedazo del cuerpo human; pe-
ro si esa ni. i ..I .1 puede afectar a la totalidad del
cuerpo y pereeer la victim, entonces, Sefiores, opto
por cortar esa parte. Pues ese cs el divorcio: cuando
el matrimonio es impossible, cuando la vida en comuni-
dad, en sociedad, se hace intolerable, entonces viene la
cuchilla del -*.,Ii ...., que ott este caso es la Ley del
Iivorcio, y corta ese micmbro; porque de seguir uni-
dos perturbaria a esa familiar, a esos hijos y a la socie-
dad; porque un matrimonio mal avenido es un mal
ejemiplo para la sociedad, y lejos de ser un aliciente,
es, por el contrario, perturbador.
Y ya digo, Sres. Senadores, que en determinados
casos cde la vida conyugal las situaciones son tan tiran-
tes, que muchas veces hemos visto realizarse tremendous
desastres. i Ah! y en esos casos y en esas situaciones,
yo me pregunto ( qu6 es mejor, Sres. Senadores, el ho-
itieidi o el divorcio? Parece que ]a balanza se incli-
no a flavor de este iltimno; que cuando llegan esas si-
tuiaciones de desesperaci6n e qu e el hombre se siente
inelinado a matar, debe la Ley, para evitar esa eseena
tan trAgica y tan horrible, darle una salida, esa filtima
pecrta, el divorcio, para que no realice ese delito.
lie aqui, Sres Senadores, e6mo el divoreio viene a
evitar una situaci6n de odio. Cuando ya el matrimonio
no tienc soluci6n, surge un estado de odio de tal inten-
sidad que es peor que todo lo que pueda pasar, porque
el odio no lo evita mis que el divorcio, porque el odio
no track mais que perturbaciones en la familiar ,porque
el odio no trae mnis que turbaciones en la sociedad;
poI(que el odio corroe y terminal con los cimientos de to-
da instituci6ni. Y no hay mis que una manera de evi-
tar (lue ese odio crezea y que ese odio no tenga final
nitin(a, pie es separar a esos series que ya ellos mismos
se repudian, que ellos mismos no puedln vivir unidos
porque le es impossible la vida, y hay que darles su li-
bertad para que recobren en parte sn I, li.-i.l..l ...
El divorcio es muy antiguo, como decia el Sr. Gon-
zalo P6rez. El divorcio fu6 una de las causes del
inaeimiento de la religion inglesa. Alli surgi6 Ia nece-
sidad tque sentia un monarea de divorciarse. El di-
vorcio le trajo el mayor de los conflicts a la Iglesia
('atiliea Apostl6ica Romana con Napole6n, y no tu-







12 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


vo mas remedio esa Iglesia, cuando se enfrent6 con
este problema, que consentir en cse divorcio, porque
se venian abajo los principios cat6licos de entonces.
6 Por que, sefiores Senadores ? Porque cuando el hom-
bre siente la necesidad de divorciarse no hay freno, no
hay retranca, no hay instrument, no hay articulos,
no hay palabra, no hay nada que lo contenga en ese
impulse; salta todas las barreras, como saltan muchos,
Sres. Senadores, el articulo del Codigo que dice que
el matrimonio es indisoluble. El divorcio no se lle-
va a los Tribunales, pero el divorcio existe en el ho-
gar, se separan los c6nyuges; viven independiente-
mente hno de otro, no realizan ninguna de las fun-
eiones para que se ere6 ese vinculo. Luego ~para qu6
vamos a tener un articulo en el ('..,I ,- Civil, decla-
rando indisoluble una sociedad, si cuando es necesa-
i-i disolverla el gerente y los comanditarios se ponen
de acuerdo, no para disolverla en forma legal, como
se disuelve una sociedad mercantile colectiva o an6ni-
ma, sino para disolverla ilcgalmente, es decir, para
declarar en quiebra :rrlii.ll-,.i, esa sociedad del
matrimonio ?
Vamos a evitar, sefiores Senadores, que haya ma-
trimonios deelarados en quiebra fraudalenta; vamos
a darles una tabla de salvaci6n que es esta Ley, y va-
mos a ddrsela con todas las restricciones que son ne-
cesarias, para que no se disuelva esa familiar cubana;
vamos a darla nada mas que para aquel que la nece-
site, vamos a darla con las garantias que debe esta-
blecer toda legislaci6n bien hecha, toda legislaci6n
que respond a la salud del pueblo, que es lo que
debemos proponernos. Y por eso, ,,...-. Senadores,
y puesto que aqui no hay debate, y puesto que este
tema esta agotado, voy a terminar las pocas pala-
bras que me he permitido dirigirles, solicitando, co-
mo decia al principio, en nombre de la sociedad y de
la necesidad cubana, las cuales representamos por
nuestra Carta Fundamental que es la Constituci6n
de ]a Repfiblica, votemos por esa Ley sin perjuicio
de introducir en ella las modificaciones necesarias pa-
ra garantizar ese mismo derecho establecido.
SR. GUEVARA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (NUREZ) : Tiene la palabra el se-
flor Guevara.
SR. GUEVARA: He pedido la palabra para hablar
en este asunto, pero al mismo tiempo voy a plantear
una cuesti6n de orden al Senado: en los moments
en que hablaba el Sr. Gonzalo P6rez, se ha recibido un
Mensaje del Ejecutivo; y yo, en atenei6n a los dos
compafieros que hacian uso de la palabra, no he que-
rido interrumpirles, pero ahora someto a la considera-
c:6n del Senado, si le parece bien, ante, de que yo ha-
ga uso de la palabra, puesto que no se entorpece en
nada el debate y no se me interrumpe, que demos
cuenta de ese Mensaje del Ejecutivo.
SR. MAZA Y ARTOLA: Si el Mensaje amerita que in-
terrumpamos la discusi6n del asunto que se debate,
contrariando asi nuestros preceptos reglamentarios,
no me opondr6 a que se lea; pero si no es de tanta
importancia, seria mejor dejarlo para despu6s que
able el Sr. Guevara y se vote la totalidad del Proyee-
to. Creo que habrA tiempo suficiente, pues es afin
temprano.
SR. DOLZ: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (NUVEZ) : Tiene la palabra cl sR
flor Dolz.
SR. DOLZ: Creo que se pueden armonizar esas dos
solicitudes en la forma indicada por el Sr. Maza y
Artola dando lecture a] Mensaje una vez que se vote la


totalidad de esta Ley, y antes de entrar en la discu-
si6n del articulado.
SR. PRESIDENTE (NUNEZ) : Est6n conformes los
Sres. Senadores con lo propuesto por el Sr. Dolz?
(Sefiales afirmativas).
Aprobado.
Puede hacer uso de la palabra el Sr. Guevara.
SR. i'.;i al:k: Sefior Presidente y sefiores Senado-
res: he seguido con muchisima atenci6n el curso de
este importantisinio debate, y declare qLe en el fondo,
en el conjunto, no he recibido sorpresas extraordina-
rias; pero si realnente no me siento satisfecho,-par-
tidario como soy de esta Ley,- con las declaraciones
que aqui he oido, porque despu6s de much decir y
argumentar acerea de la bondad de la Ley, del de-
senvolvimiento que se quiere dar a esta Ley, real-
mente no ofrece para mi ninguna garantia, y mis
bien constituiria una traba para el desenvolmiento
de esta misma Ley. Declaro que he de felicitar,
y felicito, al sfcior Maza y Artola, que fu6 el pri-
mero que habl6 y que fu6 muy parco en textos, lo
lo mismo que el sefior Gonzalo P6rez y el senior
Dolz, porque realmente venir ahora a sentar si el di-
vorcio es o no buena instituci6n, es cosa ya completa-
mente pasada de moda; es una cosa tan conocida, tan
vulgar, que realmente seria perder lastimosamente el
tiempo; para aquellos que somos partidarios del di-
vorcio, que entendemos que en vez de ser todo eso de
remora de la familiar y debildad del matrimonio, et-
c6tera, eteetera, es todo lo contrario, el divorcio es
el principio imas en consonancia con el matrimonio,
facility precisamente que el hombre pueda vivir cons-
tantemente en ese estado, cuando las viscisitudes de
la vida lo han hecho romper el primer vinculo, que
ya era irreparable en el orden social.
Por lo tanto todo lo que sea facilitar al hombre los
medios de constituir nuevo hogar, todo lo que sea fa-
cilitar que el hombre pueda desenvolverse en la vida
normal con todas aquellas garantias de moralidad
y dc honorabilidad con respect a la constituci6n de
una familiar, todo eso es hacer un gran bien a la socie-
dad; y asi como el Sr. Maza y Artola cuando desgra-
ciadamente pcrdi6 su primer hogar tuvo la suerte
de reconstituir el segundo, procuremos, pongamos los
medios para que los que sean desgraciados, los que
han tenido la desgracia de constituir un mal hogar,
puedan deshacerse de 61 -que no vamos a discutir
ahora por culpa de quien, que el hecho es lo que debe
tener en cuenta el legislador- para former nuevo ho-
gar legitimamente instituido, donde aquellos hijos,
que de otra suerte pudieran tener alguna mancha,
puedan vivir satisfechos al lado de sus padres al ha-
cerse la nueva uni6n.
Por eso entiendo que el divorcio no es mas que
un medio de poner fin a una situaci6n dificil, que no
puede subsistir, evitando que existan aquellos ho-
gares que sirven fnica y exclusivamente de escanda-
lo para los hijos, para la prole, que no puede apren-
der absolutamente nada mas que ver como se tratan
con odio sus padres; a esas fuentes de escAndalo po-
ne fin el divorcio. Esa es su gran finalidad despu6s
de dar facilidades para constituir nuevos hogares:
que con estc h- de venir la legitimaci6n de aquellos
hijos, que solo con la legitimidad del matrimonio de
sus padres pueden ostentar una patente de dignidad,
de honor y de decencia, igual que los que estAn hoy
po! los matrimonios constituidos.
Esas son las finalidades del divorcio; y el divorcio
basado en esos tres puntos de vista, ni es inmoral, ni
puede rechazarlo nadie. Al contrario: es un gran re-
generador de la sociedad.







DIARIO DE SESIONES D)EL SENADO 13


Ahora bien: si estimamos el divorcio desde el punto
de vista de la cuesti6n personal nuestra, -que es co-
mo debemos verlo,- y digo personal en el sentido de
nuestro pais, y no en el sentido individual de
cada uno. porque realmente no tengo por qu6 pensar
en nadie a la hora de votar, ni puedo aceptar una ley
porque me favorezca sino porque entiendo que es con-
veniente para el pais a quien debo la responsabilidad
de mis aets, -yo prescindiendo de eso puede decirles
a los Sres. Senadores,-y yo s6 con cuanta verdad,
con cuanta sinceridad han hablado,-puedo decirles,
que creo que la inica cosa buena que he hecho en mi vi-
da fu6 el casarme muy joven, y que lejos de estar
arrepentido estoy muy satisfeeho, que conozeo mu-
chos casos de amigos mios, mas dignos que yo, virtuo-
sos, de grandes prendas personales y morales, que
son muy desgraciados en su hogar; y conozeo sefioras
dignisimas de usar del derecho a la felicidad de que
han hablado el Sr. Sanchez de Bustamante y nuestro
compafiero el Sr. Dolz, que son unas desgraciadas y
que no tienen puerta de salida, ni remedio, en la for-
ma en que nosotros nos desenvolvemos actualmente
con respect al matrimonio.
Y he oido cosas, para mi muy respetables, como el
problema de la religion. Aqui la religion no tiene na-
da que ver con nosotros. El Congreso de una Repfl-
blica democrAtica del siglo XX, que no tiene como re-
ligi6n positive absolutamente ninguna, porque real-
mente todos y cada uno podemos profesar la que ten-
gamos por convenient, no puede legislar nunca
con vista de ninguna religion, porque eso realmente
no responded ni al progress que- aqui tenemos ni a las
necesidades del tiempo; y porque si legislamos con
vista de esas religiones, o si vemos determinados as-
pectos de esas religiones, podria darse el caso de le-
gislar bien con arreglo a las religiones que admitie-
ran el divorcio, y mal con aquellas que quieren man-
tener la indisolubilidad del vinculo. L Qu6 tenemos
que ver con las conciencias cat6licas? Los cat6licos
se casan y su vinculo es indisoluble para ellos; nadie
los molesta, nadie se mete en sus cosas. Nosotros no
obligaremos que ningfin cat6lico se divorce; no obli-
garemos a nadie; no es ley que obligue a nadie; es
ley para el que la necesita, para cualquiera que se
acoja a ella o que de ella se vea necesitado. Se que se
la mira con recelo, que se la mira con suspicacia, que
en estos moments se esta buscando, Sres. Senadores,
a parte la poblaci6n, de la mas conspicua en el sen-
tido social, para que acuda en determinado momen-
to al senior Presidente de la Repfiblica a pedirle que
vete esa Ley, porque ofende sus sentimientos cat6-
licos.
Y yo que tengo un respeto profundo por todas las
religiones, no comprendo como puede hacerse eso: in-
vocar el nombre de una religion aqui precisamente
donde esti el prineipio de la libertad de conciencia
consagrado en la Constituei6n y en nuestras costum-
bres; y no s6 como puede invocarse una religion po-
sitiva para evitar que el Congreso legisle en la for-
ma que estime mas convenient para la sociedad que
represent.
Asi pues vamos a examiner el divorcio, pero vamos
a examinarlo con tranquilidad; si mis queridos com-
pafieros del Senado, de mayor ilustraci6n que yo, de
mayor experiencia, con mIs talent, entienden que no
es el moment oportuno para abordar esa reform,
que el pais no la exige, que no la quiere, que la re-
chaza, pues votemos en contra del divorcio; pero si
por el contrario entienden que esta es una reform
necesaria y progresiva, iah! sefiores Senadores, en-


tonces vayamos de buena fe y con el pecho descu-
bierto a la reform; busquemos todas las garantias
que scan necesarias para que no se pueda convertir
esto en el capricho de un cualquiera; pero no tampo-
co busquemos lu procedimiento dilatorio, excepcio-
nal onerosisimo y molesto, que haga ineficaz comple-
tamente el desenvolvimiento de esta Ley; porque en-
tonces realmente pueden pensar muchas gentes, y con
raz6n: Ah! esos sefiores que han votado esta Ley
no tuvieron bastante valor para decir que no estaban
conformes con ella, y que no admitian el divorcio pa-
ra la sociedad cubana ,y se han valido de un medio in-
directo: el de hacer, una Ley que pugnaba con el
piincipio y la hacia totalmente inapliecable.
Yo he estudiado bastante ligeramente, porque no
tengo grande condiciones para ello, ni soy muy
,plicado, los dos proyectos, el de la Camara y el del
S nado, y quiero declarar que los dos no pueden ,a-
tisfacer a nadie. En primer lugar, centre las causes
del divorcio hay una, acerca de la cual ya he oido la
opinion do nuestro ilustre Presidente el Sr. Dolz, y la
de mi querido compafiero el Sr. Antonio Gonzalo P&
rez, que es la del mutuo consentimiento, o la del mu-
tuo disenso, para hablar con mas propiedad; y cuan-
do comentaba las estadisticas el Sr. Dolz, realmente
abrigaba ]a idea de que 61 fuera partidario de esta
causa, porque nos demostr6 que las estadisticas mien-
ten, porque a ellas se llevan documents y relaciones
que no son verdad en el fondo; y asi, al existir la cau-
sal esa del mutuo disenso, naturalmente muchas per-
sonas para ahorrarse ,Ii. ,i.'.-, y quebrantos se aco-
gen a ella por ser sencilla y facil, much mIs que las
otras causales que se determinan en la Ley. Pero
despu6s he visto que no era partidario del mutuo di-
senso, y yo pregunto, sefiores Senadores, por qu6
hemos de hacer una Ley dura ? qu6 tenemos que
pensar si en Berlin, si en Paris, si en New York, si
en el Estado 6ste o aquel sc hacen o desenvuelven
las cosas de tal manera? Yo no tengo que mirar
mas que a casa, c6mo nos desenvolvemos dentro de
nuestra sociedad. Yo s qlue en nuestra sociedad
hay muehos matrimonios p. ri'..-.li,. ,I.- constituidos
al amparo de la Ley del Divorcio vigente en los
Estados Unidos, a los cuales, si se aprueba esta
Ley en las condiciones que viene, se les va a someter
a un calvario verdaderamente vergonzozo: el matri-
monio aquB1 que est6 realizado par los requisitos le-
gales de tal o cual Estado y que lleva afios surtiendo
efectos, tiene e lu egalizarse aqui con un procedi-
miento completamente extraordinario y enojoso; y
result que a los hijos de aquellos matrimonios cons-
tituidos entonees, que han levantado prole, euya pro-
le esta reconocida y admitida en nuestra sociedad, los
vamos a colocar en la condici6n de hijos adulterinos,
cuando sus padres creyeron unirse legalmente confor-
me a las leyes que ellos invocaron para celebrar el
matrimonio.
De otra parte, en un asunto tan privativo tan in-
timo, tan completamente individual como es la cues-
ti6n de apreciar el acercamiento o separaci6n de dos
personas, se quiere hacer intervenir al Ministerio Pi.-
blico y hasta a la Policia Judicial, Sres. Senadores, di-
ganme en que principio, en que legislaci6n han en-
contrado esta intervenci6n. Se quiere dejar que no
sea el Juez el que aprecie por si mismo; se quiere ha-
cer que hasta sea un juicio, no siquiera de mayor
euantia, sino extraordinario, especialisimo, peor to-
davia que el de mayor cuantia. Y si eso se hace, con-
vendrAn conmigo los Sres. Senadores, que no es esta







14 DIAR1O DE SESIONES DEL -i'A.l)O

ningina buena idea para facilitar el desenvolvimien- convenient para el desenvolvimiento de la institu-
to rapido de esta Ley. ei6 1.
Yo s6 queay hay ogares eni uuestra liepiblica cons- SR. MAzA Y ARTOLA : (Int.) i Puede star escondido!
tituilos de manera illegal, on los que se respeta la for- Si. GUEVARA: Y abora que habla de escondido el
maci6n de] vinculo, de manera sana, de mancra bon- Sr. Maza y Artola, hay otro easo que en este moment
dadosa; en los que se respeta el orden de afceto, con- recuerdo que es una de las causes por las cuales no so
sideraci6n y estimacio6n ilmtuos que debe haber entire lpede solicitar el divoreio: la de que el abandon del
los edoyuges. Yo s6 que hay parejas que se estiman marido no sea mayor de cinco afios.
y se quieren, y que tionen prole; sin embargo esa Y result-, por ejemplo, que el marido X, que no
prole y esas parejas parecen star mal considera- quiere vivir con su mujer, que no vive con ella, que
das, a juzgar por cierto criterio (qu[ impera en es- no le convene divorciarse por tener ciertas ventajas
tos casos. Piues bien, vamtos a dar facilidades para iiatrimoniales, que las ili IIt.., pasa cuatro afios y
que todos esos liogares considerados boy ilogitimos pico fuera do su hogar y antes de que llegne el quin-
se lornenl legitiimos medianto nuestra ley. Vamos a to, para evitar la prescripei6n, so present, esto en el
pensar en dar ciertos imldes de mioralidad que sir- pais un moment y vuelve a retirarse; y aquella po-
van para el desenvolvimiento :ii.i de la sociedad bre Imujer no puede divorciarse por no haber llegado
cubana. la ausencia a ese plazo. Eso, sefores Senadores, no
A mi ~ce6mo es possible que puodan pasarme inad- podde pasar, es enorme, eso pugna a los sentimien-
Nec-idlos casos que conocnemos todos, que sin ir a bus- tos altruistas y eaballerosos del -'.. I, Maza y Ar-
car ninas que un circulo estrecho, como alguln pequeino tola, quien, como 61 ha dicho, quiere esta ley lo mismo
poblado (c las Villas, pueden eneontrarse a docenas? que el Sr. D)olz, para los desgraciados.
En el so ha dado el siguiente fenmnco: so hanl sepa- Pues bien, vamos a hacer una ley para los desgra-
rado sin senteneia judicial marido y mujer, llevan eiados! i Dios sabe cuantos de los que hoy estan en el
vartios anios separados ie uno de la, otra, v al cabo radio de los series felices, pueden caer en un plazo mas
del tiempo el uno y la otra han constitiido nuevos o menos largo en la desgracia!. Vamos a pensar en que
hogares y nuevas families gy ahora no vamos a dar no se puede juzgar a los demis por el prisma de uno
facilidades para que esos puedan conlstitmir sus nue- m"ismlo! Vamos a pensar en que hay necesidad de dar
vas familias legallmente, socialmente, dignamente, pa- salida a todos aquellos que sean verdaderamente des-
pa que cesen do considerarse ilegitimos, por sostener graciados!
la inlisolubilidad del vinculo matrimonial? SR. MAZA Y ARTOLA: (lIn.) Pero n6 para hacerlos
Proponen algunos que solo debe mantenerse la se- mIas desgraciados.
paira0on de cuerpos y bienes de la legislaci6u vigen- 8 GUEVARA: No se trata de hacerlos mis desgra-
te, con lo eual no estoy de acuerdo porque eso de la eiados: lo que se trata es de hacer una cly para que
separacidn de cluerpos y bienes es precisamente la aquellas desgracias que se puedan reparar sean re-
separaci6n del matriimoio. Decia el senior I)olz, re- paradas y que no se obligue a un hombre y a una mu-
montan dose nada menos que a la autoridad del Con- jer a star unidos como por un grillete, que a tanto
eilio de Trento, que el "ereced y multiplicaos" equivale el obligar a star constantemente al lado a
del U(inesis cra la primera finalidad del ( matri- un hombre y a una mujer que, como deia muy bien
nmoio. Y yo digo, 6,e6mo va a seguir el creced y '1 Sr. Morales, se odian y so repudian.
multiplicaos si hay la separaci6n de euerpos y bienes Entre esas causes que se sefialan para el divorcio
moralmentc, y Io pneden constitiuir el uno y la otra un no figure la embriaguez habitual, que debe, tenerse
vitculo nulevo? Podria pasar eso de la separaci6n de nmny en llenta, porlue si las estadisticas sirven para
cuerpos y bienes cuando se pidiera a una cdad deter- algo-. v 1 Sr. Gonzalo Perez dice que si si irven, el o-
1milnda, e.uatdo y:aa ea edad, e! lhombre y la mujer venta por ciento de los divoreios de los Estados Uni-
estuvieran a cubierto del desenvolvimiento familiar; dos son precisamente por la embriaguez de los mari-
pcro, en edad en que todavia la nuiter puede ser ma- (os ..
dre ) el hombre producer ciudadanos, reallente es SR. W Y ARTOA: (Int.) ) Esto se cura!
desconsolador y triste qule se les quiera privar ente- S. GluVARA: (Cont.) Perfectamente pero mieu-
ramente, teuiendo descos, de vivir la vida digna y tras no so elra, digale Vd. a las esposas que estan so-
desenvolverse armnlicaimenlte en l0 seno del matri- portando constantemente a un marido borracho, que
monio. Esta es otra de las cosas (iue tenemos (que te- o sigani soportandjo.
nor en cuenlta al resolve este problema de la Ley, pa- (iertas enfermedades vergonzosas, como por ejem-
ra; que surja nuelvos liogares cn el seno do la sociedad plo, la -.11. adquirida por el marido durante el pe-
eubana. riodo del matrimo io, -no son -.i i.i. I,. I para que
llay, por ejeinplo, otros proeeptos que liacen que la mujor 1o repudie o lo rechaee? ... no es cau-
la illujer no pueda ciasaise sin nn lapso de tiempo sal taipoeo? ,)Debe soportar aquella u otras enfcr-
largo. Qu6 IIIn,,II. i puede tenor 6sto? Creo que medades contagiosas? &Por qu6 no debe romper el
ianldo se rompo el vicnulo, lo mejor es dar facilida- vinculo?
des a Ja mujer para que pueda former un nuevo ho- S. MAZA Y ARrOLA: (Int.) iEso pertenece a la
gari y no enltrgarla al concubinato, 1que no correspon- ligiene...
de a la finalidad del matrimonio ni a todosos sl fines SR. GiUVARAx : (Cont.)... Pertenecera. a la higie-
que el matrimonio persigue. no -si quiere el Sr. Maza- pero de esa higiene te-
Ilay otros casos que quisiera recorder aliora rapi- nemos que tomar la consecuencia para hacer una ley
damente en que tambiden esta ey hlace materialmen- previsora para el maiana; y asi sueesivamente po-
1e imp)osible (que se desenvuelva la instituei6n. Por dria sofialar al querido compafiero, una series de cau-
; ,...Il : tenemos aqul6 en que so dcreta el divorcio sas que no recuerdo, pero que son realmente enormi-
por la auineicia del m.arido, por ignorado paradero y dades juridicas sobre las cuales venimos llamando la
todavia despuls de esc lapso do tiempo tan largo, se le atenci6n.
oblilga a esperar dos aios mis para poder coltraer un Y ahora pregunto al Sr. Dolz, Presidente de nues-
nuevo vincuilo Eso tampoco me parece absolutamente tra Corporaci6n, y a todos mis compafieros, (qun es








DIARIO DE SESTONES DEL SENADO 15


mnis convenicnte hacer en este easo? .\i ,11i.. 1 sere-
namente por medio de una Comisi6n especial accrca
de la redacci6n del articulado, o venir aqui y pasar
tardes y tardes, enmiendas sobre enmiendas, 6sta que
se rechaza, ]a otra que se present, resiultaudo de
este studio, de este trabajo, que aqucllos, (pue como
yo, somos decididos partidarios de esta ley resultare-
mos el obstaculo de la misma?
Creo qne seria mis convenient que en este articu-
lado subsanemos todo aquello que entendemos que
debe subsanarse; que pensemos detenidamente en
aquello que puede ser objeto de entorpecimiento pa-
ra el mafiana; no busquemos causes que estien fue-
ra de la realidad que no sean justas y legitimas, que
vo no pretend eso; pero sefialemos aquellca quIe la
experiencia y la previci6n nos sefialen y sean conve-
ientes mantenerlas en la ley. Este cs un punto que
quisiera lleva.r al Animo de los Sres Senadores para
former opinion acorca del mismo. gPor qu6 no haeer
de ello asi on studio previo en una Comisi6n especial
quc redacte (en iltimo termino el articulado en con-
sonancia con los que aqui estamos exponiendo? D)e otro
modo, 6sto sc va a hacker materialmente impossible, por-
que de ml, s6 decir que traeria constantcmc nte cuan-
tas enmienda scan precisas para sacar a salvo el pro-
yccto, en la forma que tenga por convenicnte. Por
ejemplo, decia el Sr. :\f.., l. coincideo tambien coni
su opinion) que para 61 el matrimonio, no era, nIi un
contrato, ni un cnasi contrato, y algo menos (pue un sa-
cramento. Y yo que no entiendo de sacraments,
porque eso pertenece a un ca'mpo fucra dc la rcali-
dad; y como personalmente puedo ser, y soy, eato6ico,
come legislator no tengo que mirar bajo ese punto
de vista pero digo: i por que se ha borrado eo Ar-
ticulo Primero del Proyecto de la CGmara, in quec
se dice, que el matrimonio es un contrato civil? Qun
afecta dejar (so fuera de la jurildicci6n del ('...'K,..?
En eso creo que ha estado mis acertada que nosotros
la Camara de Representantes.
Pero come todo ello ha de ser objeto de estiudio,
como no es posible...
SR. MAZA Y AIrTOLA: (Int.) Ya lo decia en mi dis-
curso.
SR. GTJEVARA: (Coni.) Y ahora recuerdo una cosa,
y muy important para el Sr. Maza y Artola, qie es
paladin de todas esas grades causes. Fijese bien
el Sr. Maza y Artola. Iay aqui un articulo que no
puede hacer uso de 61 ninguna sefiora que se estime
ni ningUin hombre decente, y digame si es eso possible,
en la legislaci6n que vamos a sentar; es lo siguiente:
los maltratos de obra o de palabra seran causa de di-
voreio cuando respect de ellos reeaiga sentencia, es
decir, cuando la sefiora digna se vea obligada a aeu-
dir al Correccional, a hacer una denuncia, y decir
que su marido la maltrata, o que es un desvergonza-
do, mezclindose alli con toda aquella elas e de gen-
te que por 1o general va a los Correccionales, a
despeeho, de today su cducaci6n, de todo su pudor, y
de todos sus antecedentes; y si la sefiora por digni-
dad no acude a ese extreme, ya la puede maltratar el
esposo, pues no hay otro medio de probar que es
victim de males tratamientos.
Eso hay que meditarlo much, mis queridos com-
pafieros, es necesario que vayamos con pies de plomo;
pero que marchemos no con pies de plomo en el sen-
tido de haeer nna lcy que haga ineficaz el divorcio,
sino con pies de plomo en el sentido de hacer una ley
pensada, meditada, just y equitativa, que pueda res-
ponder a las nccesidades de boy, y qne respond tam-
bien, sin necesidad de rectificaciones, al desenvolvi-


miento que tenga ein el dia de mafana.
SR. GoNZALO PIoERI:i: Se4iores Senadores: si so han
consumido todos los turns para la discusi6n de la to-
talidad, pido que se ponga a votaci6n la totalidad.
SR. PRESinDIN'Tr (NItiiz) : Los que digan si, esta-
ran .,!.1..i.....- con la totalidad.
(El official, Sr. M'.1oz, (loIt la votacidni. Dije-
ron que si, los Sres. Alberdi, Carnot, Castillo, Coro-
indo, Fern (ndcz, Fif~c ,roa, Gdo)ez, Jones, MlazI y
Arlola, Mor(ales, (iowzno IYrc, o,Por o, Ye, ro,
Guevoara y Dole. Dijcron qlie nd, los Sres. Surtez i
Garcia Osmun).
SR. PRESIDENTI, (NuiI;z) : Resultado de la vota-
ci6n: dieciseis qnu si y dos (pue n6. Aprobada la to-
talidad.
SR. GoNZALo P'iR:EZ: Pido la palabra.
SR. PRESID:NTEI (i : I ) : La tiene el Sr. Gonzalo
PWrez.
SR. GONZAIO PIiPEREZ: 1Proponigo quei se nomnbre in a
Comisi6n Especial de ciino Sres. Senadores, para
que, revisando el Proyeeto presentado a discusi6u, le
(16 forma con las -I..h. I .I ...... Ilque estime convenien-
tes y lo someta al Senlado.
SR. CORONADO: Pido 1a palabra.
SR. PRESIDENTE (NUNIZ ) : La ti('e eI Sr Coro1ad(o.
SR. CORONADO: He pedi(lo la palabra para adicio-
nar a la Proposiciiin del Sr. (Golzalo P6rez, la facul-
tad que tendra esta Comisiii para recibir las En-
miendas que los Sres. Senahdores quiieran presentarle.
SR. GONZALO PEnRZ: I)esde ilego, today Comisi6n,
al hacer las n...,i,. ,. i..i. ., no solo debe tener eo
euenta las Enmniendas, siuo las ,,11 if. -i.,,......- ver-
bales (lie cada uno quiera liaecrle.
i,. PREs irNTi (Nuaivz): j,Se aprueba lo pro-
puesto?
(Sctiles afirmalivas).
Aprobado.
SR. 311i .i is: Que se iproceda a designer la Comi-
ision.
SR. MAAzA Y ARToIA: Proj)pongiio (lue sC concede un
receso de cinco minutes.
SR. PRESIDENTE ('*1 I ) : Se concede un receso dc
cinco minutes para proceder al nombramiento de es-
ta Comisi6n.
(Transcurre el receso).
SR. PRESIDENTE (NuIJNL) : Esth conform el Se-
nado con (qe ]a Comisi6ti esti6 integrada por los Se-
fiores Dolz, Maza y Artola, (onizalo P'rez ,Morales y
Gue vara ?
( ,. ,, ., .: ,- ) .
Conform.
Se va a leer un mensaje del I'E ii vo.
(El Oficial, Sr. I! .. le/(endo):
Ar, SiENAno:
Ilacieindo use de las 'falultad( s quie ic ....1 i .- el
iniiso 99 del articulo 68 de a (onlstituici6n, y por
c(reerlo convenient a los i1ntereses de la Naci6n, he
tenlido a bien designer, ein iionirb de la. Republican,
al Dr. Jos6 Antolin del ('Ciito y I'azos, para desem-
pefiar el cargo de Presideiite del Tribinal Supremo,
vacant por haber sido jibilado el Dr. Jos6 Pichardo
y Marquez que desenpefiaba diclio alto cargo.
Y en cumplimiento de lo dispiuesto en cl referido
iniiso 9" en relaci6n con el 4- del artic;ulo 47 de la
(Conisituci6n, tengo la honra de sonieter dicho nom-
braiiienito a la aprobahci6n de ese Alto Cuerpo.
\i lliel, a once de junio de moil novecientos diez y


M. G. I. tocal.








16 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


SR. MORALES: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (NUNEZ) : La tiene el Sr. Morales.
SR. MORALES: Para proponer que ese MIansaoe, de-
signiando al Presidente del Tribunal Supremo, phase
a la Comisi6n de Justicia, con cargo especial de que
nos ((6 ceuenta en la pr6ximt Sosi6n del S.enado.
SR. PRESIDENTE (NuNEZ) : i Se aprueba lo propues-
to por el Sr. Morales?
(Senales afirmativas).
Aprobado.
SR. GUEVARA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (NuREZ) : La tiene el Sr. Guevara.
SR. 'UEVA A: Sres. Senadores: La atenci6n del Se-
nado se ve solicitada por tries o cuatro Leyes de carac-
ter urgente, dadas las circunstancias del moment, y
propongo a los Sres. Senadores, como Secretario, pa-
ra former la Orden del Dia, que se me autorice a in-
cluir en la Orden del Dia ,pr6xima exclusivamente,
esas cuatro Leyes, a saber: la del Empr6stito, la del
Petr6l1o, la de Inmigraci6n y la Ley sobre creaci6n
de la Secretaria de la Guerra.
SR. GONZALO PEREZ: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (NUNEZ) : La tiene el Sr. Gonzalo
Perez.
SR. GONZALO PEREZ: Entiendo que en la Orden
del Dia no deben figurar los euatro asuntos, que son
importantes, y no estoy de acuerdo con el orden in-
dicado. Para mi no hay nada mis important que
el Empr6stito; en eso estoy completamente de acuerdo.
Sn. MAZA Y ARTOLA: Pero la Comisi6n no ha dicta-
minado todavia.
Sa. GONZALO PEREZ: No ha ido a ninguna Comisi6n,
y es necesario que vaya.
SR. GUEVARA: Hemos quedado en que pase a la Co-
misi6n Especial.
SR. MAZA Y ARTOLA: He oldo decir a algunos de
los Sefiores Comisionados qne seri impossible dicta-
minar para pasado mafiana, y por eso me he atrevido
a hacker esa manifestaci6n, porque es muy possible que
pasado mariana no haya Dictamen todavia.
SR. DOLZ: Creo que lo que el Senado puede decla-
rar es que va a tratar, y acuerda tratar con toda pre-
ferencia, esas materials, en el orden y forma que lo
permitan los DictAmenes emitidos, pero declarando
una preferencia a favor de esas Leyes.
SR. MIAZA Y ARTOLA: Cuil] es entonces el alcance
que tiene el Acuerdo?
SR. DOLz: Que tan pronto como los Dictimenes de
las Comisiones respectivas est6n hechos, figure en la
Orden del Dia y sobre el tapete, sin necesidad de
primeras lectures ni de declararlas urgentes.
Sn. MAZA Y ARTOLA: Los demis asuntos estAn dic-
taminados? El Sr. Gonzalo P6rez observaba que de-
bia tener preferencia, sobre todo, el Emprestito.
SR. DOLZ: Pero si hay algunos Dicthmenes antes
del empr6stito...
SR. GONZALO PEREZ: Estoy de acuerdo con que se
les conceda preferencia a los asuntos en que tiene in-
teres el Gobierno, por los motives expresados, empe-
zando por el empr6stito y que no se coloque en la
Orden del Dia para discutirse ningin otro asunto,
pero incluyindose esos asuntos cuando est6n debida-
mente dictaminados, porque respect del petr6leo se
dice que estA complete, y, sin embargo, hay cuatro
o cinco Ponencias que no han sido emitidas todavia,
y es un asunto que tiene que tratar el Senado. De
manera que este asunto podra tratarse cuando est6
debidamente informado.
El Proyeeto reference a la Secretaria de la Gue-
rra ya esta dictaminado por la Comisi6n de C6digos.
Respect al de Inmigracion, ya se trat6 y qued6 pen-


diente, y, segfin he leido en la prensa, el Partido Con-
servador acord6 que se.discutiera en la Camara nues-
tro Proyecto y que se le introdujeran las modifica-
ciones pertinentes...
SR. MAZA Y ARTOLA: Eso no se puede discutir de
ninguna manera, Respecto de ese asunto se ha tora-
do un acuerdo por la mayoria de esta CAmara en el
sentido de que se resolviera primero el Proyeeto por
la Camara de Representantes a donde fu6 remitido.
De modo que yo me opongo a que se incluya entire
los de preferencia, pues no esta en condiciones de ser
discutido aqul.
Respecto a lo sotros tres, podemos acordar que ape-
nas sean dictaminados por las Comisiones respectivas
puedan discutirse.
SR. DoLz: Eso es en realidad lo que procede que se
acuerde: dar preferencia a las materials contenidas
en las Leyes del empr6stito, de la Secretaria de Gue-
rra y Marina y del petr6leo. Que se active las Co-
misiones para que rindan sus Informes, y, una vez
rendidos, quedan colocados en la Orden del Dia, pro-
cedi6ndosc inmediatamente a su discusi6n.
SR. MAZA v ARTOLA: Sin dar conocimiento pre-
viamente a los Sres. Senadores?
Sn. DoTz: Pueden repartirse copias de los Dicta-
menes que se emitan por las Comisiones.
Sn. MAZA Y ARTOLA: De modo que antes de la Se-
si6n hemos de conocer los Dictamenes. No es eso?
Sn. DOLZ: Si senior; la cuesti6n es que nos dedi-
quemos con empefio a que resolvamos esas materials.
Sn. GUEVARA: Como no quiero dar lugar a que se
me hagan censuras de ninguna especie, vamos a pun-
tualizar que es lo que se pone en la Orden del Dia
del minrcoles.
Sn. MORALES: La Secretaria de la Guerra.
SR. GONZALO PEREZ: Pido la palabra.
SR. MORALES: Y el Dictamen de la Comisi6n Mix-
ta sobre el Emprestito, si lo enviara la Comisi6n Es-
po 'ial.
SR. MAZA Y ARTOLA: Si lo enviara y hubiera tiem-
po de darlo a conocer.
SR. GUEVARA: Desde luego no hay tiempo material
Sr. Maza y Artola, porque si para mariana se ha ci-
tado a esa Comisi6n, aunque mafiana mismo rindie-
ra su )ictamen, no habia tiempo para que lo cono-
cieran los Sres. Senadores, porque hay que hay hacer
copies para todos, y no hay absolutamente tiempo
material.
SR. MAZA Y ARTOLA: No puede discutirse.
SR. MORALES: No soy mAs que un miembir de la
Comisi6n; pero para obviar esa dificultad, acordado
el Dietamen, podrian pasarse copias a los Sres Sena-
dores.
SR. MAZA Y ARTOLA: El Sr. Guevara observa que
es muy possible que no haya tiempo.
SR. GONZALO PEREZ: Qu6 se hace entonees?
SI. MORALES: No lo discutimos. La Comisi6n pue-
de ponerse do acuerdo mafiana.
Sn. GUEVARA: iA qu6 hora se reune la Comisi6n?
SR. CORONADO: A las cuatro de la tarde.
SnR. :.i. ..t -: Si tenemos tiempo, sera mafiana; es-
taremos trabajando sobre el asunto.
SR. l)oLz: ,No se podrian poner on la Orden del
Dia pr6xima esas materials e ir tratando cada una de
ellas segin el estado en que estuviesen? Si no ha
llegado el Dictamente de una de ellas se tratarh del
asunto, acord6ndose que la Comisi6n rinda su Dicta-
men dentro de las 24 horas. No vamos a discutir la
materia, sino a tomar los acuerdos pertinentes sobre
cada material; no vamos a tratar sobre su fondo, si-
no sobre el procedimiento.








DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 17


SR. MAZA Y ARTOLA: Eso es lo que yo.proponia,
que se entienda que ese es el alcance del acuerdo.
SR. GONZALO PEREZ: ~Qu6 es lo que se consigue
con un acuerdo de que se pongan en la Orden del Dia
estos asnntos ? Con arreglo al Reglamento y a las prac-
ticas parlamientarios, deben ponerse los asuntos para
entrar en sui diseusi6n: pero para decir que se amo-
nesta a la Conmisi6n, o que se le ruega que d& su Die-
tamen, no me parece bien.
SR. MAZA Y ARTOLA: Puede estar dictaminado.
SR. GONZALO PEREZ: Pues si lo esta, que se ponga
en la Orden del Dia. Si no hay ningfin asunto en con-
dieiones. ..
SR. DOLZ: Sres. Senadores: Vamos a ponernos de
acuerdo, vamos a acordar algo en concrete, porque el
tiempo va pasando, lBegan las iltimas Sesiones de la
Legislature, y tenemos que aplicar medidas extraor-
dinarias. Realmente el Senado debiera constituirse
en Sesi6n Permanente, hasta que se resolvieran es-
tas.Leyes.
SR. GONZALO PEREZ: Con qu6 objeto propone el
Sr. Dolz que esos asuntos figure en la Orden del
Daia?
SR. DoLz: Con el de apurar a las Comisiones y pro-
curar que en esa Orden est6n todos los Dictamenes.
SR. GONZALO PEREZ: Entonces el Sr. Dolz se pro-
pone, vali6ndose de los votos de la mayoria, imponer
la diseusi6n de determinados asuntos, aunque no se
hayan dictaminado.
SR. 'MAZA Y ARTOLA: No; ya el Sr. Dolz ha expli-
cado eso.
SR. GONZALO PEREZ: Pues hay que aclararlo. Me
parece entonees completamente infitil que un asunto
figure en la Orden del Dia. Estoy de complete acuer-
do en que esos particulares se discutan con toda pre-
ferencia y atenci6n; si es necesario en horas extraor-
dinarias, por mAs que las horas extraordinarias no
est6n del todo justificadas; a lo que me opongo es
a que Leyes que no estan en condiciones de figurar
en la Orden del Dia, se discutan.
Que se reunan las Comisiones a cualquier hora ex-
traordinaria, que den su Dietamen y que figure en
la Orden del Dia. De otra manera no, porque hay
asuntos en que eada Senador tiene inter6s. Esa Se-
si6n del mi6rcoles va a ser completamente infitil; en
cambio podria servir para que se reunan las Comi-
siones, y asi estaremos dentro del Reglamento.
SR. DoLZ: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (NuTTEZ) : La tiene el Sr. Dolz.
Sn. DOLZ: El Sr. Gonzalo P6rez tom6 extraoficial-
mente un acuerdo con los demAs Sres. Senadores. en
una reunion que celebramos, en virtud del cual se
me autoriz6, como Presidente del Senado, para que
cuando Ilegase la Ley de la Camara, sin darle cuenta
al Senado, la pasara inmediatamente a las Comisiones,
y la pusiera en la Orden del Dia para discutirla tan


pronto como estuviera dictaminada. De manera que
se tom6 el acuerdo redactado por el Sr. Maza y Arto-
la, de que se excepcionaran todos los preceptos re-
glamentarios que se opusieran a eso, y es lo mismo
que pido ahora.
SR. GONZALO PEREZ: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (NyEZi) : La tiene el Sr. Gonza-
lo Perez.
SR. GONZLO PEREZ: Ese acuerdo tenia por objeto
evitar que un Proyeeto de Ley que no se habia apro-
bado todavia y que se sospechaba que habian cinco
dias por el medio antes de conocerse, se pudiera pa-
sar a las Comisiones, y se serial el mi6rcoles para
discutirlo. Si ahora no hay ese intermedio de tiempo
por qu6 se trata de sefialar para el mi6rcoles la dis-
cusi6n de un asunto que no conoce todavia el Sena-
do, porque no ha venido el Proyeeto y no lo hemos
leido, ni estudiado?
SR. GUEVARAS Si, ya leg6.
SR. DoLz: Voy a modificar mi primera Proposici6n:
que esto se haga en la Sesi6n del viernes.
SR. MAZA Y ARTOLA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (NUrEZ) : La tiene el Sr. Maza y
Artola.
SR. MAZA Y ARTOLA: Voy a hacer una Proposici6n
que creo que ha de satisfacer a todos. Vamos a po-
)nrnos de aenerdo r'especto de este punto. El pro-
yecto mhis nrgente es el que acaba de venir de la
CAmara sobre el empr6stito; vamos a mandarlo a la
Comisi6n para que lo estudie con el ruego de que lo
haga con Ia mayor premura; si esti listo el miereoles
a filtima hora, no se dispute, pero se lee y se reparten
copies. Pero el miercoles pudiera ser que necesitara
la Comisi6n todo el dia para ese trabajo. No celebre-
mos Sesion hasta que la Comision haya dictaminado;
de esa manera el trabajo estarA mis pronto conclui-
do y nosotros en mejores condiciones para diseutirlo.
SR. GONZALO PEREZ: Y se harA dentro del Regla-
miento.
SR. GUEVARA: Precisamente por eso pido que se ha-
aa la aclaraci6n, porque la Orden del Dia debe ser
hecha venticuatro horas antes.
SR. DoLz: Creo que el miircoles pr6ximo, en vez
de celebrar Sesi6n debe acordarse que todas las Co-
insiones que tengan trabajo sobre esta material se
reunan y rindan su Dietamen.
SR. MAZA Y ARTOLA: Entonces vamos a acordarlo
asi: celebrar Sesi6n el viernes y que el mi6rcoles se
reonan todas las Cornisiones a fin de que rindan su
Dictamen.
SR. PRESIDENT (NUTIEZ) : E, EstA de acuerdo el Se-
nado con lo propuesto?
(Seiales afirmativas).
Acordado.
Se levanta la Sesi6n.
(Eran las seis).


Imp. Montalvo, CArdenas & Co. Ave de Italia 103- Habana.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs