Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba.
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072699/00417
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
Physical Description: v. : ; 33 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Senado
Publisher: Rambla y Bouza
Place of Publication: Habana
 Subjects
Subject: Legislation -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began with: Vol. 1, 1902.
General Note: Description based on: 2. Legislatura vol. 2, no. 1 (abr. 6 de 1907); title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072699
Volume ID: VID00417
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001844861
oclc - 30331556
notis - AJR9135
lccn - sn 94026346

Full Text









DIARIO DESESIONES

P DEL*

SENADO
-REPTUBLICA DE. CUBA
VOL. XXXII HABANA. NUM. 18

TRIGESIMASEGUNDA LEGISLATURE

Decimaoctava Sesi6n.-Mayo 9 cde 1917.

Presidencia del Sr. Ricardo Dolz.-
Secretarios: Sres. Agustin Garcia Osuna y Manuel Fernandez Guevara.

SUMARIO
Mensaje del Sr. President de -la Repfiblica remitiendo los antecedentes del Sr. Carlos
M. V6lez Guasch. Pasa A la Comisi6n de Relaciones Exteriores.-Comunicaci6n de
la CAmara de Representantes dando cuenta de haber convocado A sus miembros
para integrar la Comisi6n'Mixta sobre el Proyecto de Ley que establece la Es-
cuela de Artes y Oficios de la Mujer.-Proyecto de Ley volviendo A la juriidicci6n
de la Secretaria de Hacienda el servicio de Guardacostas. Pasa a las Comisiones
de Hacienda y Presupuestos, Asuntos Militares y de C6digos.-Proyecto de Ley
aumentando los haberes del Cuerpo Consular. Pasa A las Comisiones de Hacien-
da y Presupuestos y de Relaciones Exteriores.-Idem, idem, concediendo una
pension al Sr. Gonzilez Darna. Pasa A las Comisiones de Hacienda y Presupues-
tos, de Instruccin Pfblica y de Beneficencia.-Idem, idem, estableciendo el Tri-
bunal de Cuentas. Pasa d las Comisiones de Hacienda y Presupuestos y de C6-
digos.-Idem, idem, concediendo una pension A la Sra. Bienvenida Tormo y Cas-
tillo. Sobre la Mesa.-Dictamen de la Comisi6n Mixta del Congreso sobre el
Jroyecto de Ley que trata de la jubilaci6n a los funcionarios del Poder Judicial.
Aprobado.-Dictamen de la Comisi6n de Instrucci6n Pfiblica sobre el Proyecto
de Ley que crea aulas en todos los dis tritos escolares. Sobre la Mesa.-Dictamen
de la Comisi6n de C6digos sobre la Proposici6n de Ley que concede 6 la mujer
-casada la libre disposici6n de sus bienes parafernales. Discurso del Sr. Maza y
Artola.

A las cinco menos diez, bajo la Presidencia del Sr. Ajuria.
Ricardo Dolz, actuando de Secretarios oIs Sres. Agus- Carnot.
tin Garcia Osuna y Manuel FernAndez Guevara y Coronado.
presents los Sres. Senadores que siguen, se abre la Castillo.
Sesi6n: Figueroa.







4DIARIO DE SiSIONES DIiL SENADO


-Fernandez.
G6mez.
Goicoechea.
Jones.
Maza y Artola.
Morales.;
Gonzalo Perez.
SPorta.
Rivero.
Rodriguez.
SuArez.
Torriente.
Yero.

SR. PRESIDENT (DOLZ)
Sesi6n anterior.


: Se va A leer el Acta de la


(El Oficial, Sr. Vega, la lee).


SR. PRESIDENTE (DoLz) : Se. aprueba el Acta q
acaba de leerse ?
(Sefales afirmativas).
Queda aprobada.
Mensajes del Poder Ejecutivo.

(El Oficial, Sr. Muifoz, leyendo):

Habana, A 5 de Mayo de 1917.


Sefirn Presidente del Senado.

Seflor:


Habana.


SConio contestaci6n al atento escrito en que usted,
cumpliendo .aeuerdo del Senado, se sirvi6 solicitar de
esta Presidencia los antecedentes personales del senior
Carlos M. V6lez Guasch, tengo el honor de remitir
A ese Alto Cuerpo Legislativo, por el digno conduct
de usted, una comunicaci6n de la Secretaria de Es-
tado transcribiendo el informed que, sobre la conduct
de dicho senior V6lez Guasch, ha dado al referido
Centro el senior Alcalde Municipal de Pinar del Rio.
De usted con la mayor consideraci6n,
M. G. Menocal.

Habana, Abril 30 de 1917.
Sr. Secretario:
Con referencia 6 su atento escrito N9 12.664, de
fecha 3 del corriente mes, por el que so sirvi6 intere-
sai, para su remisi6n al Senado de la RepAblica, los
antecedentes personales del Sr. Carlos M. V6lez
Guasch, nombrado Vicec6nsul del Uruguay en Pinar
del Rio, tengo el honor de trasladar A Vd. el siguien-
to informed, que con fecha 1 de Mayo iltimo ha facili-
S tado 6 este Centro la Secretaria de Gobernaci6n:
"El Alcalde Municipal de Pinar del Rio, con fe-
cha 28 de Abril fltimo, me dice lo que sigue:
"Tengo el honor de dar cumplimiento A su orden
confidencial al N 225, de 15 del quo cursa, infor-
mtndole que el senior Carlos M. V6lez Guasch, Conce-
jal del Ayuntamiento, del Comercio y propietario,
goza de desahogada posici6n social y del mejor con-
cepto pfblico en esta Scciedad en que vive, obser-
vando intachable conduct y moralidad".
Lo que tengo el honor de trasladar A Vd. como
contestaci6n de su atento escrito confidential N 58,
de 13 de Abril pr6ximo pasado".
De Vd. respetuosamente,
G. Patterson, Subsecretario.


SR. PRESIDENTE (DOLZ): Se acuerda que estos
antecedentes pasen A la Comisi6n de Relaciones Ex.
teriores ?
(Seiales afirmativas).
Acordado.
Comunicaciones de la CAmara de Representantes.

(El Oficial, Sr. Muiioz, leyendo) :

HAbana, Mayo 5 de 1917.

Sr. President. del Sqnado.

Senior:

Eh el dia de'la fecha he convocado, de acuerdo con
su comunicaci6n de cuatro de los corrientes, A los
miembros de esta Cimara que pertenecen A la Comi-
si6n Mixta del Congreso, encargada de conciliar las
distintas opinions sustentadas sobre el Proyecto de
Ley de este Cuerpo Colegislador, modificado por el
Senado, estableciendo en la ciudad de la Habana,
una Escuela de Artes y Oficios para Mujeres, A fin
de que concurran el jueves diez pr6ximo al Sal6n de
la Presidencia del Senado, para celebrar la primera
reunion.
Lo que tengo el honor de comunicarle.
Muy atentamente de Vd.,
M. Coyula, Presidente.

Sn. PRESIDENTE (DoLz): Han sido citados los Sres.
Senadores que component esa Comisi6n.
Proposiciones de Ley.

S(El Oficial, Sr. M]r,,i.:. leyendo) :


AL SENADO:


Por cuanto: el articulo 66 de las Ordenanzas de
Aduanas, dispone que la vigilancia de Aduanas se
ejercerA: Primero: En las aguas jurisdiccionales por
los Guardacostas. Segundo: En las Aduanas, en los
puertos de llegada y en cada uno de los distritos de
Aduana por todos los empleados interiores de la Adua-
na y por el Cuerpo de Inspectores, en el cual estin
comprendidos todos los Inspectores de Aduanas de
cualquier clase que sean.
Por cuanto: el capitulo XXVI de las mismas Or-
denanzas (Articulos 243 al 246) establece los deberes
del servicio de Guardacostas; y para su organization
y demAs particulares se rigi6 por el Reglamento con-
tenido en la Orden nfmeso 154 de Mayo 14 de 1902,
y'disposiciones del Secretario de Hacienda hasta la
fecha en que pas6 A former parte de .la Marina Na-
cional.
Por cuanto: la indole de este servicio es puramente
administrative, y responded A necesidades de la Ley
fiscal cuya superior .autoridad radica en el Secretario
de Hacienda, y por tanto la organizaci6n y direc-
ci6n del mismo encaja mejor dentro de las atribucio-
nes del citado Secretario, A quien las Ordenanzas del
Ramo en su Articulo 2 en relaci6n con la Orden 142
de 1902 y la Ley OrgAnica del Poder Ejecutivo en
sus articulos 155, 156 y 160, le confieren jurisdic-
ci6n general' sobie todas las Aduanas, Zona Mariti-
ma, costas, playas y cayos 6 islas adyacentes, y le
encomiendan especialmente la misi6n de ejercer la
debida vigilancia para evitar las infracciones de los
reglamentos de pesca, y la introducci6n de contra-
bando y para quie por medio de los empleados de


*








DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 3.


Aduanas y Servicioq de Guardacostas ejerza tam-
biWn la vigilancia sobre las Zonas Maritimas y Ma-
ritima-terrestre.
Por cuanto: estos particulares no se tuvieron en
cifenta en el Proyecto de Ley presentado por los Se-
nadores que suscriben, c6n fecha 4 del corriente,
creando la.Secretaria de la .Guerra, Marina y Orden
Pfiblico.
En tal virtud, los propios Senadores, proponen la
siguiente:

ADICI6N AL PROYECTO DE LEY SOBRE SECRETARiA
DE LA GUERRA, MARINA Y ORDEN PtBLICO
SECCI6N TERCERA

Dei Servicio de Guardacostas

Articulo 4--Se restablece nuevamente el servicio
de Guardacostas bajo la autoridad y direcci6n del
Secretario de Hacienda, el cual se regirA por los pre-
ceptos de las Ordenanzas de Aduanas, reglamento
leontenido en la Orden N 154 de Mayo 14 de 1902,
y las disposicioncs que dicte el Secretario de Ha-
cienda.
Articulo 59-Para llevar h efecto lo dispuesto en
el articulo anterior, se autbriza al Ejecutivo para
transferir A la Secretaria de Hacienda los buques
menores de ciento cincuenta toneladas que actual-
mente prestan servicio en la Marina Nacional, facili-
tAndose con carkcter'temporal el personal que fuere
necesario para prestar con eficacia dicho servicio.
Articulo 6?-Se autoriza al Ejecutivo para que
ponga en vigor el Artieulo 174 de la Ley OrgAnica
del Poder Ejecutivo, que se refiere al Negociado de
Guardacostas, y para que con carfcter provisional
forme el presupuesto de gastos de personal, material
y demAs que fueren necesarios, del Servicio. de-
Guardacostas, con cargo & cualquier fondo del Te-
soro, no afecto h otras obligaciones, hasta tanto scan
incluidas en los Presupuestos generals de la Naci6n.
Articulo 7-El articulo cuarto pasard A ser bajo
la denominaci6n de "Disposici6n -Final", ol articulo
septimo del Proyecto adicionado.
Palacio del Senado, A 9 de Mayo de 1917.
Ricardo Dolz.-Cosme de la Torriente.-Mai)Auel
Rodriguez.-M. de Ajuria.

SB. PRESIDENTE '(DOLZ) : ~Acuerda el Senado pa-
sar esta Proposici6n'de Ley las mismas Comisiones
a que.pas6 la de creaci6n de la Secretaria de Guerra,
Marina y Orden Pfblico, 6 sea l'as .de Asuntos Mi-
litares, de Hacienda y Presupuestos y de C6digos ?
(Seiales afirmativas).
Acordado.

(El Oficial, Sr. MaI',.:, leyendo) :

AL SENADO:
El costo de la vida en los paises beligerantes alcan-
za'proporciones fabulosas, habiendo aumentado desde
el cincuenta.por ciento en Portugal, hasta el doscien-
tos cincuenta por ciento en Austria-Hungria y el
treinta y cuarenta en otros. Con tal motive, la situa-
ci6n de nuestros funcionarios consulares en dichos
paises result cada vez mas dificil, si se. tiene en
cuenta que los oemolumentos. que perciben fueron
fijados en tiempos normales, por lo que dadas las
cireunstancias actuales, ya no les bastan para sos-
tenerse con decoro en el desempefio de sus cargos.


Casi todos los paises han tenido en cuenta estas ra-
zones, entire ellos los Estados Unidos, que han aumen-
tado el sueldo de sus funcionarios consulares en un
cincuenta por ciento. El Poder Ejecutivo de la Re-
pfiblica, en dos Mensajes, uho de 20 de Junio de 1916
y otro del 6 de Noviembre del propio afio, ha reco-
mendado la conveniencia de hacerles un beneficio
anAlogo f nuestros. c6nsules y cancilleres.
En tal Vrirtud, los Senadores que suscriben, tienen
el honor de someter A la aprobaci6n de este Alto
Cuerpo, el siguiente:

SPROYECTO DE LEY

Articulo 19-Se concede A los funcionarios consu-
lares de ]a Repilblica, acreditados en los paises beli-
gerantes y sus colonies, asi como a los cancilleres'que
prestan sus servicios en los propios paises, el treinta
por ciento de aumento ep sus .respectivos sueldos
mientras dure la actual guerra y hasta seis meses
despu6s de firmado el Tratado de Paz que la
termine.
Articulo 29-Se autoriza al Ejecutivo para dispo-
ner de los fondos necesarios al cumplimiento de esta
Ley, que comenzark a surtir sus efectos desde su
publicaci6n en la Gaceta Oficial.
Sal6n de Sesiones del Senado, Mayo 6 de 1917.
Wifredo Ferndndez.-Cosme de la Torriente.-M.
F. Guevara. A. G. Osuna.

SR. PRESIDENTE (DOLz): ~Acuerda el Senado que
esta Proposici6n de Ley pase A las Comisiones de
.Hacienda y Presupuestos y de Relaciones Exteriores?"
(Setales afirmativas).
Acordado.

(El Oficial, Sr. Mufloz, leyendo) I

AL SENADO:

Los Senadores que suscrilen, enterados deolos me-
ritos que concurren en el joven pintor Sr. Castor
Gonzalez y Darna, cubano do hacimiento, que curs6
sus primeros studios en Europa, y .mfs tarde como
ahumno aventajado de las Academias de San Alejan-
dro y Centro de Dependientes, de esta Capital, ob-
teniendo honrosas notas de sobresalientes, vese obli-
gado,o en el mojor period de su carrera artistic
(cbmo lo prueba la hermosa exposici6n de sis obras
en la CAmara de Representaltes, 'que ha merecido
elogios y felicitaciones al Sr. Gonzalez Darna, de
quien cs de esperar, que como tantos otros, d6 a su
patria dias de gloria; cuando sus obras merezean la
admiraci6n y reconocimiento universales) a suspen-
der sus studios si no se le facilitan los medios necesa-
rios, como se ha hecho con otros, para que termine su
brillante carrera. Por las razones. dichas, a nuestros
compafieros del Senado pedimos impartan su apro-
baci6n A la siguiente:

PROPOSICI6N DE LEY

Articulo 1--Se concede, durante cinco afios, una
pensi6n de cien pesos mensuales, para continuar en el
extranjero sus studios, al pintor cubano Sr. Gonza-
lez Darna.
Articulo '29-Cada seis meses remitith el' Sr. Gon-
zflez Darna, un cuadro a la Secretaria de Instruc-
ci6n Pfiblica y Bellas Artes, con destino 6 una ofici-
na pfiblica.








4 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


Articulo 3"-Este cridito. se tomarA de los fon-
dos sobrantes del Tesoro Nacional hasta tanto sea
incluido en el-Presupuesto de ]a Secretaria de Ins-
trurci6n Pfiblica y Bellas Artes.
Articulo4?--Esta Ley. comenzara A regir desde su
publicaci6n en la Gaceta Oficial de la. Repiblica.
Palacio del Senado, a veintisiete de Abril de mil
novecientos diez y siete.
Alfredo Carnot.--Juan Gualberto GJmez.-Fran-
cisco Cuallar.

'SR. PRESIDENTE (DoLz) : ~Acuerda el Senado pa-
sar esta-Proposici6n de Ley a las Comisiones de Ha-
cienda y Presupuestos y de Instrucci6n Pflblica?
SR. FIGUEROA: Y A la de Beneficencia.
SR. PRESIDENTE (DOL) : & Acuerda el Senado que
pase A las tres Comisiones?
(Se4ales afirmativas).
Acordado.

(El Oficial, Sr. .11,i ..:, leyendo) :

AL SENADO:
El Senador que suseribe, tiene el honor de propo-
ner al Senado, acuerde la renovaci6o de la Proposi-
ci6n de Ley presentada por el Sr. Regiieiferos en 30
de Junio de 1911, y que dice asi:
AL SENADO:
Por cuanto: en las bases de organizaci6n del Parti-
do Liberal, aprobadas por la Convenci6n Nacional
del Partido 6 reunida en Sesi6n permanent los dias
11, 12, 14, y 15 de Noviembre de 1904, en su ar-
ticulo 12 se consigna lo siguiente: X, Ley de conta-
bilidad para el Estado, Provincia y Municipios.
Creaci6n de un Tribunal de Cuentas independientes
del .Poder Ejecutivo.
Por cuanto: al redactarse por la Comisi6n Consul-
tiva la Ley OrgAnica del.Poder Ejecutivo arin cuan-
"do se pensara en la creaci6n de dicho Tribunal, se
reconoci6 que esta seria funci6n de una Ley especial,
pues lo primordial era tender en aquel, entonces a
la complete armonizaci6n de los Poderes Piblicos,
fijAndose la .atribuci6n de cada uno de ellos, como se
consiguio.
Por cuanto: en todos los paises, el Tribunal de
Cuentas Ilena una funci6n importantisima, con el .r-
gimen de la coitabilidad national, de la que es dable
eximir A la Repfiblica de Cuba, y previsor el Partido
Liberal, asi lo ha crisignado en el articulo d6cimo
de su program, por estimarlo como base indispen-
sable de la contabilidad del Estado.
Por tanto: el Senador que suscribe, tiene el honor
de proponer al Senado, la creaci6n de dicho Tribu-
nal de Cuentas, con arreglo a los Presupuestos con-
tenidds en la siguiente:

PROPOsICI6N DE LEY

Articulo 1--Se crea el Tribunal de Cuentas de la
Repuiblica de Cuba.
Articulo 2-E1 Tribunal de Cuentas es la finica
autoridad competent para conocer y resolver en de-
finitiva y sin apelaci6n de todas las cuentas del Esta-
do y demas asuntos que sean objeto de esta Ley y
Reglamento.
El Tribunal de Cuentas responded a la categoria de
lo Supremo, y contra sus resoluciones no se darA re-
eurso alguno, salvo aquellas facultades del Congreso,


determinadas por la Ley Organica del Poder Ejecu-
tivo y la Constitifci6n.
Articulo 4--El Tribunal de Cuentas de la Repft-
blicai se compondrA de
Un President.
Scis Vocales.
Uin Fiscal.
Para auxiliar al Fiscal en el desempefio de sus fun-
"ciones habrA un Teniente Fiscal y dos Abogados
Fiscales. Tambi6n habrA Agentes Fiscales de contabi-
lidad, no letrados, si las urgencias 6 conveniencias del
servicio lo exigieren.
Un Sccretario general.
Habri ademAs en las dependencias del Tribunal
para el desempefio de los negocios correspondientes
a sus atribuciones:
Contadores de primer y segunda clase.
Un Archivero y
Los Oficiales y auxiliaries, ugieres y demds emplea-
dos que determine-el Reglamento.
Articulo 5--Los nombramientos de Presidente y
Vocales del Tribunal de Cuentas, se haran por el Pre-
sidente de la Repfiblica con la aprobaci6n del Senado
sin que puedan conferirse estos cargo A individuos
de ninguno de los Cuerpos Colegisladores.
Articulo 6--Para ser nombrado Presidente del
Tribunal de Cuentas se necesitara reunir algunas de
las condiciones siguientes:
1-Ser .6 haber sido Secretario de Despacho.
2?-Presidente del mismo Tribunal de Cuentas.
3--Ministro de la Repfiblica en el extranjero por
mas de cuatro afios.
4-Presidente 6 Fiscal del Tribunal Supremo de
Justicia.
5--Abogado en ejercicio durante veinte afios.
-Articulo 7--Para ser nombrado Vocal del Tribu-
nal'de Cuentas.
S1--Haber sido Senador durante una Legislatura
6 Representante en dos elecciones,generales y tener
en cualquiera de estos casos el titulo de Licenciado en
Jurisprudencia 6 Administraci6n, habiendo ejercido
durante diez anos..
2?-Contar diez ailos, por lo menos, de servicio
active de cualquiera de las carreras civiles del Esta-
do; y haber desempefiado durante dos afios puestos
de categoria de Jefe superior de Administraci6n.
3--Reunir veinte afios de servicio active y cuatro
al menos en el de Secretario del mismo Tribunal.
Articulo 8--Tres de los Vocales seran letrados y
para obtener estas plazas, ademas de los diez afios de
servicios exigidos en el articulo anterior, deberan los
aspirantes haber sido per espacio de dos afios, al me-
nos, Presidente 6 Fiscal de cualquiera de las Au-
diencias de la Isla.
Articulo 9--E1 Secretario o sera la vez del Tri-
bunal y del Presidente, y sera nombrado por el Eje-
cutivo A propuesta del Presidente del Tribunal de
Cuentas.
Articulo 10-El Fiscal y los Contadores, serAp
nombrados libremente por el Ejecutivo.
Articulo 11.-Los diemas empleados lo serAn por el
Ejecutivo tambin' pero a prqpuesta del Tribunal de
Cuentas en Sesi6n plena y por mayorial de votos.
Dicho Tribunal procurara que los empleados reunan
las condiciones exigidas-por la vigente Ley del Servi-
cio Civil.
Articulo 12.-Para obtener la plaza de Fiscal sera
precise ser Letrado y reunir algunos de estos requi-
sites:








DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 5


Hallarse en cualquiera de los casos sefialados en el
articulo 79 de esta Ley respect A los Vocales.
Haber servido diez afios en cualquiera de los ramos
de la Administraci6n del Estado, desempefiando
cargos que exijan la cualidad de Letrado y dos de
ellos al menos, con la categoria de Jefe de Admi-
nistraci6n.
Haber ejercido diez afios la abogacia con studio
abierto.
Articulo 13.-En el Reglamento se expresarAn las
cualidades de los Agentes Fiscales, A que se contrae
el articulo 6 de esta Ley.
Articulo 14.-Asi que sean nombrados los indivi-
duos que han de constituir el Tribunal de Cuentas
y torado posesi6n que les serA dada por el Secretario
de Justicia, como Delegado del Ejecutivo, procede-
ran A la redacci6n del Reglamento para la organiza-
ci6n, funciones y atiibuciones del Tribunal, en
el plazo no mayor de dos meses y sera onviado al
Ejecutivo para su aprobaci6n.
Articulo 15.-Esta Ley empezarAi A regir A los
veinte dias de su publicaci6n en la Gaceta Oficial.
Palacio del Senado, 30 de Junio de 1911.
Erasmo -Regiieiferos.-Fidel G. Pierra.-Luis Fer-
adndez Marcane.-Antonio Gonzalo PNrez.
El Senado, en Sesi6n celebrada el dia de ayer acor-
d6 dar por reproducida la a:djunta Proposici6n
de Ley.
Gonzalo P&rez, Secretario.
Habana, Abril 25 de 1917.
Alfredo Carnot.-Francisco Cuillar.- Lcopoldo
Figueroa..
SR. PRESIDENTE (DOLz) : iAcuerda el Senado pa-
sar esta Proposici6n de Ley A las Comisiones de Ha-
cienda y Presupuestos y de C6digos?
(Seiales afirmativas).
Acordado.
(El Oficial, Sr.Mniioz, leyendo):
AL SENADO:
Los Senadores que suscriben, tienen el honor de
proponer al Senado acuerde la renovaciOn de la Pro-
posici6n de Ley presentada por el Ex-senador Sr.
Erasmo. Regiieiferos, en 16 de Felirero de 1914, y
ique dice asi:
AL SENADO:
Por cuanto: por las estadisticas que vienen publi-
cando las importantes Revistas de la Secretaria de
Sanidad y Beneficencia y la Liga contra la Tubercu-
losis, se deduce, causando verdadera alarna que la
tuberculosis di un contingent respectable de morta-
lidad, A pesar de los nobilisimos esfuerzos empleados
por el Estado para atajarla y combatirla.
Por cuanto: todo cuanto se haga para combatir tan
terrible, enfermedad desde su principio, es funci6n
permanent del Estado, segfin viene demostrado por
las noticias oficiales de los demis paises de Europa y
Am6rica.
Por cuanto: el Sanaforio de la "Esperanza", que
tan buenos resultados viene dando, es insuficiente por
si s61o para tender A la curaci6n y aislamiento de
cuantos necesitan estos auxilios en toda la Repiblica,
del que result que gran nutmero de enfermos se ven
privados de los" generosos auxilios que el Estado les
brinda.
Por eunito: un solo Sanatorio en la' Capital de la
Repfiblica no llena para toda ella todos los fines pro-


pios de estos establecimientos y por el contrario de-
ben establecerse tambi6h en Provincias de la Repfi-
blica y teniendo Santiago de Cuba, A este respect,
lugar adecuado 6 inmejorable en los Altos de Puerto
de Boniato y en terrenos del Estado; el Senador que
suscribe, tiene el honof de proponer al Senado, dis-
cuta y apruebe la siguiente:
PROPOSICI6N DE LEY
SArticulo 19-Se crea un, Sanatorio para la cura de
tuberculosis en los terrenos que el Estado posee en
las alturas del Puerto de Bonia to, en Oriente, con
capacidad suficiente para alojar trescientos enfermos
do uno y otro sexo, adults y nifios.
Articulo 2?-El Estado cederh con ese objeto la
cantidad de terreno que se crea necesaria para la
construcci6n, el que serA oportunamente segregado
por la Comisi6n competente que por el Ejecutivo y
la Secretaria de Sanidad se-designe.
Articulo 3--Se autoriza al Ejecutivo para dispo-
ner de la cantidad de doscientos cincuenta mil pesos,
de los fondos del Tesoro no afectos A otras obligacio-
nes, para la ejecuci6n de esta Ley.
Articulo 4?-El Ejecutivo de acuerdo con la Se-
cretaria de Saiiidad y Beneficencia, procederA al nom-
bramiento de una Comisi6n si fuere necesaria A fin
de que formule el Proyeeto de Sanatorio, conforme
A las exigencias y progress de la ciencia en esta case
de obras, todo dentro del crdito que se destine por
esta Ley.
Articulo 59-En dicho Sanatorio- se dara entrada
gratuita A doscientos enfermos y los cien alojamientos
restantes para pudientes, previo pago sometido A una
tarifa cque- oportunamente junto con el Reglamento
por el cual se ha de regir el Sanatorio para el buen
orden -de su gobierno y administraci6n, .dicte la Se-
cretaria de Sanidad y Beneficencia.
Articulo 6-Los fondos 6 -ingresos del estableci-
miento por este filtimo conccpto servira para. cubrir
las atenciones del establecimiento, abonando el Esta-
do los deficits, si los hubiere; ingresando el Estado en
caso contrario los sobrantes para atenciones de Sa-
nidad.
Articulo 79-En dicho Sanatorio tendrAn ingreso
los tuberculosis de la Provincia de Oriente, no obstan-
te el buen principio de caridad humana, y cuando hu-
biere iacantes suficientes, se permitirA alojar a los de
las demas Provincias, previa consult.
Articulo 89-Esta Ley empezara A regir diez dias
despu6s de su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la
Reptiblica.
Palacio del Senado, Habana, 25 de Abril de 1917.
Alfredo Carnot.-Francisco Cuellqr.-Leopoldo Fi-
gueron.
SR. PJIESIDENTE (DOLZ) : Acuerda el Senado pa-
sar esta Proposici6n de Ley a las Comisiones de Ha-
cienda y Presupuestos y de Beneficeneia.?
(SeiTales afirmativas)..
Acordado.
Lectura de Dictmenes.
(El Oficial, Sr. Muvioz, leyendo)-:
Comisi6n dc Asuntos Militares
At SENADO:
La Comisi6in de Asuntos Militares, en Sesi6n cele-
brada el dia de la fecha, lia conocido de la Proposi-
ci6n de Ley que concede una pension de 720.00
anuales A la Sra. Bienvenida Tormo y Castillo, Vda.'.








6 _DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


del CapitAn dcl Ej&rcito Libertador Sr. Jos6 Rufino
Flores y Diaz; asi como de una Ponencia emitida
por el Senador senior Juan Gualberto G6mez, sobre
dicha Proposici6n de Ley, y despues de un cambic
de limpresiones, se acord6 reqomendar alSenado le
imparta su aprobaci6n redactada de la manera si
guiente:
PROPOSI'CI6N DE LEY
Articulo 19-Se concede una pension de $600.00
anuales, pagadera por niensualidades vencidas, A la
Sra. Bienvenida Tormo y Castillo, Vda. del miembro
del Ej6rcito Libertador, Sr. Jos6 Rufino Flores y
Diaz, para su sostenimiento y. cl de sus menores
hijos.'
SArticulo 2--La pensi6n que so autoriza por el
articulo anterior, la disfrutark la sefiora Bienvenida
Tormo y Castillo, hasta que contralga nuevas nup-
cias, en cuyo caso 6 en e de su fallecimiento, pasarA
aquella de por mitad 6 disfrute de sus dos menores
hijos hasta que arriben a la mayoria de edad 6 con-
traigan matrimonio.
Articulo 39-La pension que se concede por esta
Ley, quedarAsujeta en cuanto a cuantia y condicio--
nes, A las reglas de toda Lcy General de Pensiones
que en lo adelante pueda regir en la Repiblica.
Articulo 49-La cantidad necesaria para el cum-
plimiento do lo que se dispone on el articulo priniero
se tomarA, hasta su inclusion en los Presupuestos Go-
nerales de la Naci6n, de los fondos sobrantes del Tc-
soro.
Articulo 59-Esta Lcy empezarh ha regir desde
el dia de su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la
Repfbica.
Palacio del Senado, Habana, 9 de Mayo de 1917..
Vto. Bno.-M. Rodriguez Fuentes, Presidente.-
M. M. Coronado, Secretario:
A la Com2sion de Asuntos Militares
El Senador que suscribe, nombrado Ponente para
informal respect de la Proposici6n de Ley que
concede una pension de $720.00 anuales a la Sra.
Bienvenida Tormo y Castillo Vda. del Capitin del
Ej6rcito Libertador Sr. Jos 'Rufino Flores y Diaz
tiefle el honor de exponor:
Que examinando los documents que acreditan la
concesi6n de la citada pension "-la Sra. Vda. del Ca-
pitAn Flores y Diaz, ha visto entire otros, un certifi-
cado expedido por el Ayuntamiento de la Habana,
donde se exponen razones suficientes para que se ic
conceda la pension por su estado de pobreza y por la
enfermedad que padece, que la imposibilita para de-
dicarse a trabajo alguno, teniendo, ademAs dos hijos
menores que est6n padeciendo A consecuencia de la
miseria de su madre.
Ademis, el Ponente entiende que el Estado debe
Sayudar a l'os familiares de todos aquellos que se- sa-
crificaron por la patria en nuestras guerras de inde-
-pendencia.
Propongo pues, a la Comisi6n, recomiende al,
'Senado le iimparta su aprobaci6n A la citada Propo-
sici6n de Ley.
Palacio del Senado, Habana, 4 de Mayo de 1917.
Juan Gualberto Gdmez.
CComisidn de Hacienda y Presupuestos
AL SENADO:
La Comisi6n de Hacienda y Presupuestos, en
Sesi6n celebrada el dia de la fecha, adopt el acuer-


do de recomendar al Senado la aprobaci6n de la
Ponencia emitida por el Senador Sr. Castillo sobre
a' Proposici6n de Ley presentada por los sefiores
Osuna, Guevara y Morales, relative A conceder una
pension de $720.00, anuales, a la Sra. Bienvenida
Tormo y Castillo, Vda. del Capitan del Ej6rcito
Libertador, Sr. Jos6 Rufino Flores y Diaz.
Palacio del Senado, Habana 1? de Mayo de 1917.
Vto. Bno.-M. M.' Coronado, Presidente.-M. F.
(i': W,,'.1, Secretario.

A la Comisi6n de Hacienda y Presupuestos

El Senador que suscribe, nombrado Ponente para
informal acerca de la Proposici6n de Ley que conce-
de una pension d& $720.00 anuales 6 la Sra. Bienye-
nida Tormo y Castillo, Vda, del Capitan del Ejercito
Libertador Sr. Jos6 Rufino Flores Diaz, tiene el ho-
ior de informal:
Que esta en un todo de acuerdo con la concesi6n de
dicha pension por entender que el Estado dcbe pro-
teger A los familiares desvalidos de aqu6llos que su-
frieron las penalidades de nuestra guerra de indepen-
dencia y que hoy en nuestra era debienandanzas es
just scan recompensados aunque no sea nada mAs
qu1e muy modestamente.
Adem6s, se trata de un caso en que la miseria de
esta pobre sofiora, con sus dos hijos menores, desde
que se muri6 su esposo- estA haciendo presa do su
hogar; y si nosotros no lo remediamos, tendriamos
que lamentar la p6rdida de la viuda de una de nues-
tro libertadorcs.
Basta s61o ver cl certificado que el Ayuntamiento
de la Habana.ha expedido, sobre el estado lamen-
table en que viven en una casa muy pobre de la ba-
rriada del Cerro, donde tienen que alimentarse, ella
y sus hijos, con lo q'ue los vecinos le proporcionan.
Por las razones antes expuestas, ruego A la Comi-
si6n apruebe dicha Proposici6n de Ley y recomiende
al Senado le imparta su aprobaci6n.
Palaeio del Senado, Habana, 28 de Abril de 1917.
Julio C. del Castillo.

SR. PRESIDENTE (DoL) : Son de primera lectura.
Quedan sobre la Mesa.

.(El Oficial, Sr. MI,,":, leyendo)

Habana, 9 de Mayo de 1917.

Sr. President del Senado.
Sefior:'
Tengo el honor de remitir 6 Ud. un ejemiplar del
Acta de la reunion celebrada por la Comisi6n Mixta,
nombrada para conciliar las distintas opinions sus-
tentadas por, los Cuerpos Colegisladores sobre- el
Proyecto de Ley, procedente del Senado, referente
a la jubilaci6n de los Jueces, MVagistrados y Secreta-
ries del Tribunal Supremo y de.las Audiencias.
De Ud. atentamente,
Cosmne de la Torriente.
President de la Comisi6n MAxta.
En la ciudad de la Habana, A los ocho dias del mes
de Mayo de mil novecientos diez y siete, reunida A
las tres de la tardc en el Sal6n de la Presidencia del
Senado la- Coinisi6n Mixta del Congreso, nombrada
para conciliar las distintas opinions sustentadas








SDIAIO DE SESIONES DEL SENADO 7


por los Cuerpos Colegisladores sobrc el Proyecto de
Ley, procedente del Senado, referente A la jubilaci6n
de los Jueces, Magistrados y Secretaries del Tribu-
nal Supremo de Justicia y de-las Aridiencias, fueron
designados para ocular la Presidencia y Secretaria
de la Comisi6n, respectivamente, 16s sefiores'Cosme
de la Torriente y Jos; R. del Cueto.
Despu6s del studio detenido de ambos Proyectos
y de un amplio cambio de impresiones durante el
cual se expusieron diversos pareceres, la Comisi6n
acord6 recomendar a los Cuerpos Colegisladores
aprueben el siguiente:

PROYECTO DE LEY

Articulo 19-Los Jueces, Magistrados, Fiscales,
Secretaries y Oficiales de Sala del Tribunal Supremo
y de las Audiencias y los Auxiliares y subalternos de
los Tribunales de Justicia,-con excepci6n de los
Jueces Municipales y de sus subalternos y de los Fis-
cales de Partido,-que se encuentren en alguno de los
casos sefialados en el articulo siguiente, serfn jubila-
dos, previo informed favorable de la Sala de Gobierno
del Tribunal Supremo de la Repfiblica.
Articulo 29-La jubilaci6n sera forzosa 6 volun-
taria.
Sera forzosa en los siguientes casos:
(a) Haber cumplido setenta afios de edad.
(b) Padecer enfermedad contagiosa, de caricter
incurable:
(c) Impedimento fisico 6 intellectual para el
ejercicio del cArgo.
* En estos casos,-el Tribunal antes de emitir infor-
me, oirA la opinion de tres peritos m6dicos,.- uno
de los cuales sera nombrado por el interesado 6 su
familiar y los honorarios de todos se pagarAn con car-
go al capitulo "Indemnizaciones A Peritos y Testi-'
gos" del Presupuesto fijo del Poder Judicial.
El informed habrd de emitirse por los peritos me-
dicos dentro de los treinta dias de solicitado; el
Tribunal resolverA dentro de los veinte siguientes a
su presentaci6n, .y si el informed de 4ste fuese favora-
ble A la jubilaci6n, lo comunicarA al Poder Ejecuti-
vo, el que la decretarA en un plazo no mayor de
diez dias.
El expediente de jubilaci6n forzosa podri iniciar-
se 6 solicitud del interesado, del propio Tribunal 6
delI Poder Ejecutivo.
La jubilaci6n sera voluntaria en los. casos si-
guientes:
(a) Haber cumplido sesenta y cinco afios de edad.
(b) Llevar m's de treinta afios de servicios.
Articulo 3--En todos los expedientes de jubila-
ci6n sera oldo el interesado. con vista de.lo que se
act6fe y desde que se inicie. Tambi6n se oir,a al Juez
6 Tribunal respective, sin que por esto se entienda
prorrogado el t6rmino antes citado.
Articulo 49--El funcionario 6 auxiliar jubilado
tiene derecho a disfrutar durante su vida, de un ha-
her igual a! treinta por ciento del sueldo correspon-
diente al cargo que desempefiaba al ser jubilado,
siempre oue Ilevare mis de un afio de servicio eii ese
cargo y de un dos por ciento mas por cada afio de ser-
vicco que excediere del expresado tiempo, sin que
eualquiera que sea 6ste, pueda exceder dicho haber
del setenta y cinco por cieuto del sueldo.
El President y el Fiscal del Tribunal que hubie-
ren servido, por ]o menos, cinco afios en-las carreras
judicial J fiscal disfrutar6n al ser jubilados, del


sotenta y cinco por ciento de sus sueldos y de un dos
por ciento mAs por cada afio de servicio, sin que pue-
da exceder del total de los sueldos que percibian.
Articulo 59-Los jubiladog por impedimento fisico
6 intellectual 6 tenor del inciso (c) del articulo 29 de
esta -Ley procedentes de lesiones recibidas on actos
del servicio 6 por consecuencia direct de ellos, ten-
dran derecho durante su vida, A percibir una dotaci6n
igual al sueldo correspondiente al cargo que filtima-
mente desempefiaron.
Articulo 6--A todos los funcionarios- A que esta
Ley se refiere,, siompre que hubieren prestado cinco
afios -de servicios en su carrera, *se les abonarA el
tiempo que hubieren estado desempefiando cualquier
otro cargo, retribuido de nombramiento 6 elective,
del Estado, la Provincia 6 el Municipio, para compu-
.tar la fecha do sus servicios que. A los efectos de la
jubilaci6n comenzara a contarse, en todo caso, desde
que cos6 la soberania espafiola en Cuba.
Igual computaci6n se le harh A los que hubieren
pertenecido al Ej6rcito Libertador, con respect al
tiempo que on el mismo hubieren prestado sus ser-
vicios:
Articulo 7--El tiempo que permanezca con licen-
cia por motives do salud no lieva cqnsigo interrup-
ci6n del servicio ni perjudica 6 la antigiiedad.
Articulo 89-En los easos de licencia por razones
do familiar, de'suspensi6n de todo cargo 6 de inhabi-
litaci6n, seguida de condena, so deducira del tiempo
de servicio el pasado en este estado,.
Articulo 99-El funcionario 6 auxiliar jubilado a
su instancia 6 que dimitiere el cargo, si vu'elve al
servicio se le computarin los afios de servicio prcs-
tados.
Articulo 109-La viuda' hijos del funcionario 6
auxiliary aue hubieren estado bajo.la notestad de esta
hasta la fecha de su fallecimiento, 6. en su defecto,
sus padres 6 cualesquiera otros familiars que estu-
vieren bajo su protecci6n 6 guard en dicha fecha,
tendrAn derecho A percibir, por cuentat del Tesoro
Nacional. dos mensualidades del sueldo de su cau-
sante.
En el Presupuesto fijo correspondiente al Poder
Judicial so consignarin las cantidades necesarias pa-
ra esta atenci6n..
Articulo 11.--Los derechos de. jubilaci6n no seran
embargables ni podrAn ser cedidos ni gravados" en
forma aleuna.
Articulo 12.-No podra percibirse simultanemen-
te con la ju ilac;6n otro sueldo,, retire 6 nensi6n del
Estndn, la Provincia 6 el Municipio. *El jubilado
tondr6 derehoe de optar por lo que le.conviniera y
al cer, en el disfrute de otro sueldo comenzarA &
percibir nuevam.nt. su iubilaci6n.
Articulo 13.-El Estado descontara de los haberes
une respectivamente percibn los.funcionarios y au-
xiliares comnrennidos en el articnlo 1 la suma del
tres por .ciento- mensual conaue habrAn de contri-
buir al .fondo general de jubilaciones, el cual' ueda-
rA en dep6sito on la Tesoreria, de la'Reppiblica en
be-nfioio exclisivo de los jubilados por esta Lev,
Todos los sobrantes de personal del P6der Judicial
ensrosarAn el fonid general para las jubilaciones a
one se refiere esta Ley, y nor consiguiente, no se po-,
drA transferir nara otra atenci6n.
Cuando ese fondo no fuere suficiente nara el pago
de las ilbilacione- Trorratenra entire los jubilados.
SArticulo 14.-El Elicutivo dictark .las disposicio-
nes necesarias para el mejor cumplimiento de es-
ta Ley. -








DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


Articulo 15.-Esta Ley empezarA A regir desde su
publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Republica.
Y para -remitir A la CAmara de Representantes y
al Senado, se extiende la present Acta por duplicado.
Cosme de la Torriente, Presidente.-Josi R. del
Cueto, Secretario.-Eulogio Sardidas.-Gustavo Pi-
no.-Antonio Gonzalo Perez.-Rail de Cdrdenas.-
Yidal Morales.-J. J. Maza y Artola.-Manuel Fer-
ndndez Guevara.

SR. PRESIDENTE (DOLZ): Se pone A, discusi6u este
Dictamen, debe ser aceptado 6 rechizado sin En-
mienda.
SSR. TORRIENTE: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (DoLZ) : La tiene el Sr. Torriente.
SR. TORRIENTE: Sres. Senadores: AcabAis de oir la
lectura del Dictamen presentado por la Comisi6n
Mixta, que tuve el lionor de presidir. Nosotros hemos
tratado de conciliar-y lo hemos conseguido, por el
criterio unanime de todos los miembros de la Comi-
si6n, las discrepancies que existieron entire la Camara
y el Semndo. Y hemos logrado que los Sres. Represen-
tantes se pusieran de acuerdo con nosotros ein algo
fundamental: c6mo debera formarse el fondo de re-
tiro. Por la Ley de la Camara, se establecia que -el
Estado consigndria'en el presupuesto las cantidades
necesarias para el pago de esa atenci6n. Nosotros
hemos logrado que el fondo se forme con el tres por
ciento de los sueldos y los sobrantes del persona] del
Poder Judicial.
Realmente, con ]a lecture del Dictamen hab6is
nodido daros cuenta de que todos los puntos que de-
bian haber sido results, lo han sido, por lo que no
es necesario que me extienda- en mis explicaciones.
Pero si estoy dispuesto A contestar A los Sres. Sena-
dores que deseen alguna aclaraci6n, aunque sobre
esto no creo que pueda haber dudas y por eso reco-
miendo la-aprobaci6n del Dictamen.
-SR. PRESTDENTE (DOLZ) : LOR Sres. Senadores ban
gido las palabras del. Sr. Torriente. ,,Se aprueba el
Dictamen?
(Sefiales afirniativas).
Aprobado.
Sc me ha n)edido la-lectura) do un Tuforme de ]a
S Comisi6n de Instrucci6n Pfiblica, y se eI dara lectura
cnan'do&venga, porque estA en Secretaria. Orden
del Dia.. ..
SR. MAZA. ARTOLA: So Ie debe dar lecture antes
de entrar en la Orden de'Dia..
SR. PRER~DENTE (DOLZ) : Entonces, lo esperaremos
S n mo'0ienoto: debe iopr cuestiin nvn breve.,
Sn. MORALES: a, Qu prononia el Sr. Maza v Artola?
SR. PREID)ENTTE (DOLZ' : El Sr. Maza v Artola me
nidi6 ]a lectnrt de nn Dictamen de la Comisi6ii de
Tnritrueni6n P6bliea sobre un asunto que estlaba pen-
diente de discusi6n
SR. MORALER: Podfamos ir discutiendo el Drimer
asunto de la Orden del Dia, para no perder tiempo,
y cnando llegara el Tnforme so leeria. .
SR. MAZA Y ARTOLA: No nuede tardar elInforme,
Sr..Morales; v no es convenient interrnmpir una dis-
cnsi6n unra intercalar nnm ounesti6n complctamente
aiena A .a one se oesth discutiendo. '
RS. MORALES: POrdln", el Sr. Tr M v Artoln: Mi
lobieto cs oue en a d dia dc o1 s (liscntia ese acnnto
Estamos ya en el primer, extreme de la Orden del Dia
y Vs un asunto en el one llevanmo varias Sesionos
embargadas. Proponia, para ganar tiempo, que se fue-
ra-diseutiendo el primer extreme de la Orden (del


Dia, aunque se interrumpiera la Sesi6n cuando Ile-
gara el -Iiforme. Tamnbidn pido que se prorrogue la
Sesi6n,
SR. MAZA Y ARTOLA: Deseo que me diga el Sr. Pre-
sidente si se encuentra tan lejos el informed que sea
necesario esperarlo much tienmpo porque me extra-
fiaria, ya que tiene que eslar en eate mismo edificio
y en ese caso no puede tardar sino segundos en lle-
gar A la Mesa.
SR. MORALES: Segundos y hasta minutes .
SR. GUEVARA: Pido la -oalabra.
SR. PRESIDENTE (DOLZ) : La tiene el Sr. Guevara.
SR. GUEVAR A: Voy. explicar al Sr. Maza y Artola
y al Senado, por.que no estA el Dietamen aqui.
Un asunto va A cuatro 6 cinco Comisiones, y por
buen regimen, se ha acordado que hasta que no est6n'
eompletados los Dictamencs, de las Comisiones A que
ha pasado,-que es cuando esta terminado el asunto,
no se-les d& lectura, para que asi pueda pasar A la
Orden del Dia; porque si un asunto va A cuatro 6
einco Comisiones y cada vez que una Comisi6n ha
dictaminado se le dA lectura y no sigue el despacho
por star pendientes los otros Dictamenes; habria un
perfect desorden en la tramitaci6n y no se daria
cuenta nunca el Senado dc lo que se ha leido.
Ahora se trata de un Dictamen- que afortunada-
mente para el Sr. Maza y Artola result que tiene
interest en que se lea .. .....
SR. MAZA Y ARTOLA.: Interes no, es el pais el que
lo reclama. Yo nunca tengo interns en ningfn Dic-
tamen.
SR. GUEVARA: Perfectamente; pero result que el
Dictamen es del Sr. Maza y Artola. .
SR. MAZA Y ARTOLA: No, es-de la Comisi6n de Ins-
trucci6n Pfiblica.
Sn. GUEVARA: Perfectamente; pero esit pendiente
de otra Comisi6n, por cuyo motive se encontraba en
Secretaria en espera de que llegara el Dictamen que
faltaba. Ahora el Sr. Maza y Artola quiere que se
Ie d6 lectura y creo que ya estarA aqui.
SR. PRESIDENTE (DOLZ) : La Presidennia, ia resuol-
to que ain cuando es una regla de earActer general,
se excepcionara euando algpin Sr. Senador pidiera
la lectura de algun Dictamen; y como excepci6n de
la regla general lie dispuesto la lectura del Dictamen.
SR. MAA Y ARTOLA: Se rrata de un informed 'so-
bre un asunto que el propio Senado declare que era
de urgent resoluci6n por lo que hubo de recomendar
A las respectivas Comisiones que lo despacharan cuan-
toantes; una de ellas, la de Instrucci6n Piblica, ha-
emitido ya su Dictamen. Pues lo natural es, que se
lea; no solamente para que con 61 se vayan enterando
de la material los Sres. Senadores, sino para que, de
esa manera se estimule el celo de la otra Comisi6n,
y se disponga A l!enar tambien lo mAs pronto posi-
ble su cometido.
V6ase c6mo no esta destituida de raz6n mi solici-
tud de que se lea hoy mismo ese Dictamen.
SR. MORALES: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (DoLz):-La tiene el Sr. Morales.
Sn. MORALES: No es que me oponga A que se lea el
Dictamen; lo que deseo es que en la Sesi6n de boy
se trate el particular comprendido. en la primer"
part de ]a Orden del Dia, para lo'cual propongo
que se acuerde prorrogar ]a Sesi6n hasta terminal
el nfmermo uo dle la Orden del Dia:
Es una Proposici6n que no tiene nada que ver con
la del Sr, Maza y Artcla, pero que la he querido
hacer abora para no interrumpir la lectura de! Die-
tamen que voy a oir con mueho gusto, ya que se tra-


* ,f







DIARIO DE SE$IONES DEL SENADO 9


ta de un Proyecto de Ley que, en mi sentir, es de
gran importancia.
.Hago, pues, esta Proposici6n Incidental y ruego
al Senado que la acuerde, prorrogando la Sesi6n has-
ta resolver el asunto que figure en primer lugar en
la Orden del Dia:
SR. MAZA Y ARTOLA: Ah!, ese punto lo tengo tam-
bi6n que discutir. Estoy muy de acuerdo con el Sr.
Morales en que hoy continuemos la discusi6n de su
Proyecto, ya que iigura en primer lugar de lai Orden
del Dia, es muy interesante, y le ha llegado el turno,
pero me parece que el Sr. Morales mientras no se
haya reanudado la diseusi6n y vea c6mo se present
no debe solicitar del Senado que la Sesi6n sea pro-
rrogada hasta que se voten todos los particulares re-
lacionados con el Proyecto de Ley, porque hay dos
Enmiendas presentadas, de much importancia, y,
ademas, tengo que promover algunas cuestiones con
ellas relacionadas, de no menos valor, segin creo,
6 A mi juicio. Acaso cuando el debate tome tales vue-
los no le parezca convenient al propio Sr. Morales
que hoy mismo se resuelvan todas esas Enmiendas
y cuestiones.
SR. PRESIDENTE (DOLZ) : Antes de llegar la hora re-
glamentaria es el moment oportuno de solicitar la pr6-
rroga.
SR. MORALES: No tengo inconvenient, lo hacia para
no interrumpir la lectura.
SR. CASTILLO: Pido la palabra para una Proposici6n
Incidental.
SR. PRESIDENTE (DoLz) : La tiene el Sr. Castillo.
SR. CASTILLO: En este Senado existed un Proiecto de
Ley procedente de la CAmara de Representantes que,
segfin mis noticias, se encuentra informado por las Co-
misiones A que pas6. Se me ha dicho que hasta ha fi-
gurado en alguna Orden del Dia del Senado, y suplico
A mis compafieros que acuerden incluirlo en una de
las pr6ximas Oidenes del Dia. El Proyecto de Ley. A
qiue me refiero es el que trata del divorcio.
SR. PRESIDENTE (DOLz): El Sr. Castillo propone
que se incluya en la Orden del Dia de una Sesi6n pr6-
xima el Proyecto que trata sobre el Divorcio. En efec-
to, puede ser puesto en la Orden del Dia.
SR. MAZA Y ARTOLA: Creo que el Sr. Castillo estA en
su derecho al formular la Proposici6n que hace; pero
al aceptarla no se entienda que debamos discutir el
asunto precisamente en la pr6xima Sesi6n. Lo mdica-
do es acordar que se incluya en las sucesivas Ordenes
del Dia' asi como que se saquen copias del Proyeeto y
se repartan, porque tal vez no est6n todos los Sres.
Senadores bien enterados del mismo.
SR. CASTILLO: Simplemente para aceptar la indica-
ci6n del Sr. Maza y Artola.
SR. PRESIDENTE (DOLZ) : i-Se acuerda en la forma
propuesta por el Sr. Maza. y Artola, aceptada por el
Sr, Castillo ?
(19,- il, afirmativas).
Acordado.
Lectura de Dictamenes.
De la Comisi6n de Instrucci6n Pfblica. sobre el
Proyecto de Ley aumentando las aulas en todos los
distritos escolares de la Repfiblica.
SR. MORALES: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (DOLz) : La ticen el Sr. Morales.
- SR. MORALES: Yo hice la Proposici6n de Prdrroga
pensando'precisamente que iba (i venue en el desagrado
de interrumpir la interesante lecture; pero la hora va
A lIlegar, y me veo en ese caso. Vuelv6 A haccr-la peti-
ci6n: solicito del Senado que se prorrogue la Sesi6n


hasta las siete, 6 antes si se ha concluido la discusi6n
de este asunto.
SR. MAZA Y ARTOLA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (DOLZ) : La tiene el Sr. Maza y Ar-
tola.
Sa. MAZA Y ARTOLA: Propongo que se prorrogue la
Sesi6n hasta las seis y media, porque si n6 corre el
riesgo el Sr. Morales de quedarse"sin qu6rum, y. va A
ser peor. Le suplico pues, que acepte esta Enmienda.
SR. MORALES: El asunto que se va A tratar lleva mAs
de quince Sesiones en la Orden del Dia. Yo creo que
en una hora es casi seguro que lo podamos resolver.
Sa. PRESIDENTE (DoLZ) : El Sr. Maza y Artola ha
presentado otra Proposici6n.
,SR. MORALES: Yo sosfengo la de las siete, porque
quiero dejar bastante espacio de tiempo para poder
discutir, porque para prorrogar s61o por media hora,
mas vale no prorrogar.
SR. MAZA Y ARTOLA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (DOL) : La tiene el Sr. Maza y Ar-
tola.
SSR. MAZA Y ARTOLA: Crco que el Sr. Morales desea
quc el prop6sito que abriga con su Proyeeto se rea-
lice en los mejores t6rminos posibles, es decir, en los
m6s viables y no inadecuados para que vaya A ser un
fra:caso. Si es- asi, debe dejar que meditemos sobre 61
un poco mas, pues no es precipitando el debate y A
todo trance queri6ndolo terminar en un tempo dema-
siado breve, como vamo, A dar con la formula mis
acertada.
SR. MORALES: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (DoLz) : La tiene el Sr. Morales.
SR. MORALES: He pedido la palabra para informar
al Sr. Maza y Artola.
No quiero que salga atropelladamente; y tan es asi,
que ha figurado quince veces en la Orden del Dia, y
yo creo que en el Senado no hay ningfin Proyecto de
Ley .que se haya discutido en quince Sesiones.
SR. MAZA Y ARTOLA: El Sr. Morales bien sabe que
no se ha discutid) en todas esas Sesiones y que en
aquellas que se ha tratado se le ha destinado muy po-
co tiempo.
SR. MORALES: Y maiSana estaremos-en el mismo caso.
SR. PRESIDENTE (DOLZ) : Mas vale que se pongan
de acuerdo los Sres. Morales y Maza y Artola y no sos-.
tengan diAlogos.
SR. MORALES: Pido 1a Sr. Maza y Artola que acepte
lo que he propuesto, pues he modificado la Proposici6n.
Pedia' que se prorrogara la Sesi6n hasta que se votara
el asunto; y con la indicaci6n del Sr. Maza y Artola
he solicitado que sea hasta las siete.
SR. GONZALO PEREZ: Pido la palabra.
SR. 'PRESIDENTE (DOLZ) : La tiene el Sr. Gonzalo
Perez.
SR. GONZALO PEREZ: La cuesti6n no ha de resolverse
solamente por el Sr. Morales y el Sr. Maza y Artola,
sino por todos los Sres. Senadores. No sabemos qui6nes
van A tomar parte en este interesante debate, que no
debe ser premioso. No debe sefialarse la media hora que
'indica el Sr. Morales, pues 61 solo en su rectificaci6n
habrA de consumer tempo; que se prorrogue la Sesi6n,
y cuando llegne el moment fijado, se suspend para
continuar la discusi6n al dia siguiente. Hay muchas
Enmiendas sobre Ia material y debemQs oir A sus au-
tores. El que habla, como Ponente, dcsea intervenir
tambi6n en la discussion. Es convenient que todos los
Sres. Senadores que qllicran uscn de la palabra, que
expongan sus opiniones, que demuestren cules son.
sus tendencies en este problema, relacionado con otros
problems muy importantes que vamos A discutir den-








10 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


tro de poco. Asi es quo pido amplitud para este debate
y que no se seiale el t6rmino de media hora.
SR. MORALES: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (DOLZ) : La tiene el Sr. Morales.
-S. MORALES: Yo no be podido pedir que se sefiale
media hora para discutir este Proyecto de Ley, porque
so las facultades y derechos que'tienen los Sres. Se-
nadores, y lo que yo puedo 'proponer A este Cuerpo.
He pedido que se prorrogue la Sesi6n hasta las siete,
y si es necesario discutirlo en cincuenta Sesiones, pa-
ra que los Sres. Senadores consuman turnos en pro y
en contra, que dure cincuenta Sesiones la discusi6n
del Proyecto de Ley. No quiero quitarle el derecho 6
ninguno de mis compafieros; quiero que se discuta y
quiero que se me ilustre, y oigo con much gusto to-
das las opinions.
Por lo tanto, lo que he pedido al Senado es que
aeuerde prorrogar la Sesi6n hasta las siete.
SR. PRESIDENTE (DoLz) : Lo que se esti discutiendo
ahora es si la pr6rroga es de una hora 6 de media.
SR. GONZALO PEREZ,: Apoyo en un todo lo propuesto
por el Sr. Maza y Artola, es decir, que la pr6rroga sea
s6lo hasta las seis y media. Todos los que aqui estamos
hemos tenido una labor intense durante el dia, tenemos
otras ocupaciones, y vedaderamente queremos estUar
preparados y tener nuestro 6nimo sereno para entrar
en la discusi6n de ese Proyecto de Ley.
Sa. PRESIDENTE (DOLZ) : Me dirigi al Sr. Morales,
con objeto de ver si estaba conform con lo propuesto
por el Sr. Maza y Artola, 6 sea si aceptaba la pr6rro-.
ga de media hora.
SR. MORALES: Sr. President: acceder 6A la media
hora, puesto que es cucsti6n de gabinete lo de si po-
demos star aqui hasta las site.
Sn. PRESIDENTE (DOL) : 1 Acuerda el Senado pro-
rrogar la Sesi6n hasta las seis y media ?
( Seoales afirmativas).
Acordado.
Continfia la lectura.,
(El Oficial, Sr. MuNioz, leyendo) :
SComisidn de Instruccidn Piiblica
"AL SENADO:
La Comisi6n de Instrucci6n Pfiblica, en Sesi6n cele-
brada hoy, acord6 aceptar la adjunta Ponencia del Se-
nador Sr. Juan Jos6 Maza y, Artola relative al Proyec-
to de Ley de la C6mara de Representantes creando'
nuevas aulas para todos los Distritos Escolares de la
Repfiblica; y recomendar.al Senado la aprobaci6n de
la Proposici6n de Ley contenida en dicha Ponencia.
Palacio del Senado, 9 de Mayo de 1917.
Vto. Bno. J. J. Maza y Artola, Presidente.-Guiller-
mo R. Jonies, Secretario.
A la Comisi6n de Instrtucci6n Piblica
El Senador que suscribe, designado Ponente para
informar respect del Proyecto de Ley de la CAmara
de Representantes mandando h aumentar las aulas en
todos los Distritos Escolares de la Repfibliea,, despu6s
de su detenido studio recomienda que sea modificado
en los t6rminos y por las razones que A continuaci6n
se expresan.
Dada la apremiante necesidad de este asunto fu6 el
prirher impulse del informant, cuando se di6 cuenta
con ,el Proyeeto al Senado, pedir que lo aprob6ramos
eoseguida, 5 fin de que porel Ejecutivo se fuenen ha-
ciendo los preparativos requeridos para que todas-las
nuevas aulas estuviesen instauradas y enipezaran A


funcionar al abrirse el pr6ximo curso escolar, corri-
gi6ndose mientras tanto por una nueva Ley,'las de-
ficiencias que nosotros y, el propio Ejecutivo advir-
'ti6ramois en el Proyecto, para que pudiera tener la
mas complete y cficaz realizaci6n el proposito que lo
anima. Pero habiendose acordado que pasara 6 las
Comisiones correspondierites y' teni6ndose ya que de-
morar forzosamente su despacho con este trdmite,
no puede estar mas indicada la conveniencia de apro-
vecharlo para de una vez. hacer ese trabajo de depu-
raci6n y hasta el de subsanar cualquiera omisi6n que
tambi6n estimemos que en 61 se haya padecido.
Apenas entregados a esa labor !o primero que nos
impresiona es la desproporci6n entire el aumento de
aulas que so dispone para los Distritos Escolares de
la Habana y las que se crean en los de las demds
Provincias, habida cuenta de la much mayor po-
bla'i6n eseolar de aquellos y queen ninguno las que-
jas por falta de *aulas se ha manifestado con tanta
intensidad ni mis fundamento como en cl Disjrito
de la Capital, euya Junta de Educaci6n, cumpliendo
su deber y eon enrgiico civismo, acaba de denunciar
lo que a ese respccto ocurre en las 'Escuelas que es-
tAn bajo su direcciOn, en terminos tan precisbs y
con datos tan irrebatibles, que han causado honda
impresi6n en todos los 6mbitos.de la Repfiblica.
El propio Ponente, ademks, por sus informaciones
recogidas en otras fuentes y las visits quo personal-
mcnte ha hecho a algunas Escuelas de este Distrito,
ha podido comprobar que lejos de haber la menor
exagcraci6n en tales declaraciones han sido muy co-
nmdidas y dicretas, pues sus calculos, de las aulas que
hacen falta sobrepasan a los de dicha Junta, no obs-
tante que recomierida se'creen por ahora las que 6s-
+a. solicit.
En casi todas las aulas tionen que ocupar tres es-
colares eada dos pupitres; adem6s pasan estos de
treinta y cinco que es el mayor nimero de que debe
constar eada aula, sentarse fuera de ellos otros esco-
lares en asientos improvisados las mis de las veces
molestos 6 impropios, y por ultimo estar divididos
en dos secciones para que concurriendo los de la una
por la mariana y los de la otra por la tarde puedan
el mayor nfimero recibir instruccion. Todavia se
quedan, sin embargo, 'no pocos sin reeibir ninguna
por no caber en las aulas, ni siquiera en tales condi-
.ciones, que no pueden ser mas desastrocas para la
ensenianza de los mismos concurrentes, porque, no les
es dable a todos suficientemente aprovecharla, y hasta
poar a la higiene pfiblica, aue con ese hacinamiento
tiene A la fuerza que resentirse, a pesar de cuantos es-
fuerzos en contrario realicen los Directores y maes-
tros.
Es de advertirse que no s6lo 6stos so desvela.n casi
todos por hacer participes al mayor nfmero de los
beneficios de su cometido! sino que aiin los ms 'indi-
gentes ignorantes de nuestro pueblo n6tase que lo
facilitan con gran celo y on algunos casos con sacri-
.ficios, pues muchos padres suelen privarse de lo mis
necesario para suplir deficiencies del material de que
continuamento adolcccn las Escuelas. Con tan bue-
nas disposiciones como estas y dados aquellos per-
juicios ideben por su part los Poderes Pdblicos re-
gatear lesfuerzos alguno por Ilenar lo mis cumplida-
mente possible ese ireludible deber?
Suponiendo que las verdaderas cifras- del censo
escolar scan, como se viene aproximadamente calcu-
lando por la Secretaria do Instruccion Pfiblica, las
qqu ue arroja el'veinte porciento del censo general
y teniendo en cuenta el numero de aulas que funcio-









DIARIO DE SESIONES DEL SENADO -


<*--- -----
-.a en ca.da Provincia, mientras en la de Pinar del
Rio la proporci6n de nifios de esa edad escolar por
aula pes actualmente-de 93'40 centesinmos, en Matan-
zas de 91'20; en Santa Clara de 108'60; en Camagidey
de 9125'40; en Oriente de 132'60 y en la Habana, sin
la Capital, de 85; en esta 6 sea en el Distrito Escolar
dela Iabana es de 189'20 por aula. gNo es.asombro-
sa esa diferencia ?
Bien' s verdad'que en la Capital de la Repuiblica
es mayor que el rest de s territorio el n6imero de
Planteles privados de edueaci6n y de Profesores de-
dicados h la ensefianza domestica y por ende el de
nifios que, A causa de recibir su instrucci6n costeada
con recursos propios 6 de sus familiares, no necesitan
concurrir 6 las Escuelas Pfblicas; pero, por otra par-
te, es mayor tambi6n.la exigencia del auxilio de 6stas
por no haber las dificultades de la distaneia ni los
obstfculos de las comunicaciones y otros anhlogos
con que tropiezan en casi todos los demss Distritos los
padres y tutores para mandar sus hijos 6 pupilos A
las Escuelas, lo que siempre arroja en ellos un margen
superior al de la Capital de falta de asistencia que'por
tender alguna justificaci6n muy pocos podrian dismi-
nuir la mis en6rgica acci6n coactiva del Estado. Y
afn cuando asi no fuera, el mas exagerado'celculo de
la mayor proporci6n en que en el Distrito de la Capi-
tal respect de todos los demis, se hall la niiez esco-
lar que so costa su instrucci6n, siempre dejaria muy
elevada la cifra de aquella desproporei6n, como lo
demuestra la congestion de las aulas existentes y de
mas sintomas antes apuntados que hieren diariamen-
Ste nuestra vista.
SComo, pues, podemos estimar acertado y equita-
tivo el reparto 6 distribuci6n que se hace de las nue-
vas aulas por el Proyecto de la Camara, cuando de las'
setceientas'noventa y dos que en su virtud so crean
s6lo se le asignan a toda la Provincia de la Habana
188, mientras A la de Oriente 224, es decir, 36 m6s,
y 6 la de Santa Clara 176 6 s6anse finicamente 12
menos?
Para ser just y ilcnar en la proporcion debida las
necesidades escolares en cada Provincia, h6cese 'in-
dispensable aumentar el niomero de la aulas que han
de crearse en la Capital. Pero no disminuyendo lIas
que ya han sido asignadas 6 las demhs Provincias,
pcrque entonces correriamos el riesgo de dejar on
estas las mismas deficiencies que queremos evitar en
aquellas.
No hay otro recurso, de consiguiente, que imponer-
le mayor sacrificio al Estado elevando el total de las
nuevas aulas 6 novecientais para darle el aumento
do 108 mas 6 la Provincia de la Habana, aunque dis-
tribuyindolas con las dem6s asignadas a la misma en
doscientas para la CaDital y noventa y seis para el
rest de 14 Provincia. He ahi la primera de las modi-
ficaciones que propone el Ponente.
Otra de ellas debe ser que el cr6dito de doscientos
mil pesos que concede el articulo 3 por una sola vez,
no s6lo se aplique como este precepto express A do-
tar las aulas que se crean del moblaje necesario y
6 la reparacd6n do los muebles inservibles 6 inftiles
de las Escuelas Pilblicas que est6n funcionando sino
a la dotaci6n del material cientifico necesario en to-
das, asi como A la adquisici6n de muebles para las
Oficinas de la Juntas de Eduoaci6n que carezcan de
ellos. '
Lo aconseja asi por una parte la escasez 6 falt:
complete de ese material'tan indispensable para el
exito de la Pn'sefianza en muchas aulas y la carencia
total de moblaje en los locales de aquellas Juntas de
~i


Educaci6n que han tenido que establecerse al crearse
los nuevos Ayuntamientos, para cuyos gastos no se
han concedido los cr6ditos neeosarios por ninguna
Ley.y las deficiencies en ese mismo moblaje en otras
Juntas antes subsistentes, lo que impide tanto a es-
tas coomo a aquellas, desempefiar cumplidamente su
misi6n.
S61o podria detenernos la consideraci6n de que no
alcanzare la cantidad de 200 mil pesos para esas
nuevas atenciones y hubiera que taumentarla. Pero- el
Ponente 'estima que no seria precise si tambi6n se
autorizara al Ejecutivo para que del cr6dito del pri-
mer afio que se concede para la creaci6n y sosteni-
miento de las nuevas aulas, tomara las cantidades que
se necesiten para el moblaje de las mismas hasta donde
alcanzase, pues casi cubriria el total de su valor como
con brevedad voy A demostrar.
Se calcula por la nueva Ley en mil pesos el gasto
annual del sostenimiento de cada aula- Mas esa es,
en verdad, despues de establecida, estando funcio-
nando con regularidad, y'no el primer aiio,en que ha
de sermenor, si se tiene en cuenta que no abriendose
el curso escolar hasta el 15 de Septiembre no empeza-
ria sino desde esa fecha A devengar sueldo el maestro
y el conserje y hasta cl primero desde ese.mismo mes
alquiler de casa. Quedaria, pues, de los mil pesos
un mirgen de cerca de doscientos pesos por aula, que
casi es el valor del moblaje por lo que podria con 61
pagarse la mayor part de su costo y si quedaba al-
grin resto se cubriria con cargo al cr6dito de doscien-
tos mail pesos, en la scgur'dad,de que esa atenci6n s6-
lo en muy insignificant proporci6n lo haria mermar,
Y hay otro articulo del Proyecto de la Camara cu-
ya modificaci6n tambien se impone para salvar 6 de-
fender la Ley del fraicaso a que, de mantener su tex-
to, la dejariamos expuesta.
Ese articulo es el cuarto por el que se dispone que.
las cantidades necesarias para cubrir las atedicio-
nes de caric'ter preferentes A que se refiere esta Ley
las tomara el Ejecutivo de cualquier ingreso del
Tesoro Pfiblico, y que no podrA destinar suma alguna
a otro gasto, aurique estuvieren consignados en Leyes
anteriores, mientras no se halle en vigor lo dispuesto
c.o esta Ley.
Antes que nada adviertese una gran obscuridad
en ese texto, acaso porque falte 6 sobre alguna palas
bra err6neamente omitida 6 dejada. Pero atentamen-
te leido, de la finica,manera que cabe entenderlo, el
Ejecutivo no podria cumplirlo, pues seria en el senti-
do de que el cr6dito de esta Ley tenia que invertirlo
con pr'fi .-. ii:, a todo otro consignado en las ante-
riores con aquellos destinados cubrir las mis inc-
ludibles necesidades y compromises de la Naci6n, por
]o que si no hubiere recursos suficientes para cubnir
con. las atenciones de esta Ley todas esas, quedarian-
se algunas' de ellas sin satisfacerse.
Todos saben cuanto el informant ha reconocido
siempre el character includible de la obligaci6n a que
la Ley se refiere, pero su celo y entusiasmo por la
difusi6n de la ensefianza entire nosotros, no lo ciega
hasta el punto de pretender que el Estado Cubano
deje de cumnlir en lo absolute compromisos muy sa-
grados que tiene solemnemente contraidos 6 que no
puede eludir sin que se resienta grandemente el cr6-
dito de la Naci6n, por tender cumplidamente este
otro, ain considerandolo. tan apromiante.
A Jo sumo cabe exigir al Ejecutivo' que le d6 prefe-
rencia sobre los demits enyos objetos no tengan car6c-
ter tan fundamental. Y eso es lo que .recomien'da el







12SONES DEL SENADO
______ ______ ___ __ -- DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


Ponente que se disponga. He ahi la otra modificaci6n
que propone.
SCon esto podria dar por terminado su cometido.
Pero como crec que las i.,..,i,l:,,1. de la ensefinza
en cuanto al -particular A que el Proyeeto se refiere
no quedarian suficientemente satisfechas si no se to-
man las medidas conducentes A ir coastruyendo edi-
ficios apropiados en que al fin qucdaran instaladas
todas las aulas y que el crecinierito constant de
nuestra poblaci6n ha de reclamar muy pronto nuevos
aunmentos de ellas, por lo que,a fin de evitar la demo-
ra en atenderlos, come ha pasado con los que ahora
se hacen, seria convenience autorizar al Ejecutivo de
una vez para que vaya incluyendo en los sucesivos
Presupuestos .p.''.r 'tunii. I las cantidades conque
pueda cubrir sus gastos estima que debe tadicionarse
cl Proyecto con dos articulos: uno que conceda esta
autorizacion y otro que disponga el studio y remi-
si6n A la mayor brevedad al Congreso por el mismo
Ejecutivo de los plans y presupuestos de tales cons-
trucciones, teniendo en cuenta los terrenos y edifi-
cios del Estado que pudieran aproveeharse para
ellas y las recomendaciones de la Sceretaria de Ins-
trucci6n Pfblica, que es el centro t6cnico- del Gobier-
no llamado A fifar las condiciones que segfn los ade-
lantos de la P.r..-,.l: y de la Higiene escolar ilo'-
derna deben reunir los respectivos edificios.
Con tales modificaciones el Proyecto de Ley de Ia
Camara quedaria redactado asi:
PROYECTO DE LEY

Articulo 19-Se concede al Poder Ejecutivo. un
crudito. de novecientos mil pesos anuales, en moneda
de cursor legal, que se destinara A la creaei6n y al sos-
tonimicnto de novecientas aulas en las 1-.:-l- 1- de
la Republican.
SArticulo 29-Estas aulas se distribuirAn entire los
Dist'ritos .::-ili .-.. dentro de cada Provincia en la
proportion que lo reclame el exceso de la poblaci6n
de edad escolar necesitado de instrueci6n primaria que
no la reeiba 6 que sobrepase en las actuales alas el
numiero que racionalmente pueden admitir. Pero e,
aumento sera de sesenta y ocho aulas on la Provincia
de Pinar del Rio, de dosciontas en la Capital de la
S Repibica ,de noventa.y seis en el rest de la Provin-
cia de la Habana, de sesenta y dos. en la de Matanzas
de ciento setenta y seis. en la de Santa Cl. .,, de se-
senta y cuatro en la de Oriente.
Articulo 39-En la part de dicho credito corres-
pondiente al primer afio se comprcnderin los gastos
S de moblaje hasta done alcance y se concede ademis
otro'de dpseientos mil pesos, por una sola vez, para el
mismo objeto, aplicandose el exceso quque quedse A
la reparaci6n de los muebles inservibles, reposici6n
de los inftiles en las Escuelas PWblicas que estin
funcionando, dotaci6n de material cientifico que haga
falta 6 sea convenient en todas, asl come la ladqui-
sici6n de muebles para las ofiinas de las Juntas do
Educaci6n que carecieren doe llos.
Articulo 49--Las cantidades necesarias para cu-e
brir estos creditos seran tomadas de cualquier fondo
del Tesoro Ptblico con prefcrencia A todo otro que
no se destine A cubrir obligaciones tan ineludil:'rs
conio las de esta Ley por impoinrlas nuestra Cons-
tituci6n. Y seran oportunamente incluidas en los su-
cesivos y respcctivos presupuostos anuales.
Articulo 59-Queda desde 'luogo autorizado cl Eje-
cutivo paara r en 1o sinu sivo ntodas las nuevas au-
S las que vaya reelamando el crecminento do nuestra


poblacidn, asi como para disponer de las cantidades
del Tesoro Pflblico que los gastos de su estableci-
nieuto y manteniniento ocasionen. 1:. eantidades
deberAn tambiCn incluirse oportunamente en los res-
1-'-tli.-,, Pr,.- ip t,... ,- anuales.
Articulo 6-a-Tamrbien remitirA el Ejecutivo A la
mayor brovedad al C,r,..-. ., un Proyeeto con los pla-
.os y presupuestos respectivos de las casas escuelas
necesarias en todan, Recpiblica dividido en Provin-
cias, teniendo en cuenta los terrenos y edificios del
Estado, que puedan utilizarse con tal objeto. El es-
tudio de ese p an se hara por la Secretaria de Obras
Pdblicas de acuerdo econ las recomendaciones de la
de Instrucci6n Publica y Bellas Artes.
Articulo 7"-Esta Ley einpezari A regir desde su
publicaci6n en la Gaceta Oficial de la, Repiblica.
Palacio del Senado. a 9 de M,,i,-. de 1917.
J. J. Maza y Artola.

SR. MAZA Y ARTOLA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (DOL) : La tiene el Sr. Maza y
Artdla.
SR. Y ., Y ARTOLA: Deseo que el Sr. President
de la Comisi6n de Hacienda y Presupuestos informed
euando se podra en ella tratar de este asunto, pues
recnerde que proneti6 solemnemente al Senado des-
pacharlo A la mayor brevedad.
SR. PRESIDENTEI (DoIz): El Sr. President de la Co-
misi6n de Hacienda y Presupuestos tiene la palabra.
SR. CORONADO: En la iltima Sesi6n que celebr6 la
Comisi6n de 'Hacienda y Presupuestos se di6 cuenta
de este asunto; so design Ponente, con euya misi6n
fu honrado el que tiene el houor de dirigirse al So-
nado en este memento. Dar6 cuenta con esa Poneneia,
en la pr6xima Sesi6n, 6 sea pasado mafiana, de ma-
nera que no es possible mayor diligencia.
SR. MAZA-Y ARTOOLA: ri.-.tivi'.nrit,:. Pues le agra-
deczo much su ainabilidad al Sr. Coronado.
SR. PRESIDENTE (DOIZ): Se entra en la Orden
del Dia.
SDietamen de la Comisi6n de C6digos A la Proposi-
ci6n de Loy, relative ( que la mujer casada, mayor
de edad, tenga la libre administraci6n y disposici6n
de sas bienes parafernales y de los que former su
dote inestimada.
SR. 1M I ARTOLA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE I(DoLZ ) : La tiene el Sr. Maza y
Artola.
SR. MAZA Y ArTrorA: Sros. Senadores: He estudiado
con mucho detenimiento las Enmiendas presentadas
A la Proposici6n de Ley del Sr. Mt..,i,-, y me veo
obligado A declarar, a- mis companeros, que mien-
tras mas medito sobre esta material y m6s la profun-
dizo, mayors son los peligros que veo de que adopte-
mos el principio 6 doctrine que sostiene el Sr. Mora
les, en la forma que se pretend, sin una reform
transcendental de nuestro C6digo Civil en lio que se
refiere A las .relacioles de orden econ6mieo, entire el
marido y la mujer dentro del matrimonio, y much
mas dificil encuentro que pueda asi aceptarse ese
,i''ri l i... 6 doctrine. sin exponerlo i qne fracase de
nna manera ruidosisima en la prActieaa.
Las limitaciones qne per nuestro C6digo tiene Ia
mujor ensada en la-administraci6n y libro disposition
de sus bienes propios, responde al sistema establccido
por el mismo, para regular las relaciones econ6-
micas entree ios conyuges, mientras subsista cl ma
trimonioi y c0111 esa8s 1,.];-.ilii tienolll Au Arraig
hist6rico entire nosotros, no de meess, ni d. ;a i'., sin







DIARIO DE SESO1NES DEL SENADO 13


casi de siglos, no es possible tampoco abordar su refot-
ma sino por grades, por una lenta evoluciin, en que
so vaya preparando A la mujer cubana al regimen
contrario, de complete, do absolute libertad para la
libre disposici6n do sus bienes dentro del hiatrimonio;
pcro esa no debe ser obra del Legislador solamento,
es mias bien obra do edrucaci6n de instrucci6il, de mo-
dificaci6n dc nuestras costumbres y do una mejor
adaptacidn nuestra para el uso de esa libertad.
iPueblos como Francia, B61 ica, IIolauda, los Bal-
kanicos, casi todos los de la Am6rica Latina, pesar
de sus esfuerzos por emancipar, en el orden ccon6mi-
co, i la mujer del marido, en el matrimonio, no han
podido lograrlo, porque el ripido cambio de regimen,
de sistema, les ha sido materialmente impossible. reali-
zarlo! i C6mo nosotros, en un moment, pueblo nacido
ayer a la vida de la libertad, emancipado desde el
otro dia nada mis de la Naci6n que nos descubri6 y
que tanto tiempo nos tuvp dominados, Vamos A reali-
zar semejante proeza s6lo por la voluntad del Congre-
so de Cuba? Esa es una quimera, que si nos empeina-
mos en llevarla adelante nos va A costar muy caro,
porque queriendo sustraer a nuestras families de di-
senciones, unas reales, positivas, que es verdad que al-
gunas veces ocurren on la priActica, poro tambi6n de
otras que son fantisticas, vamos A envolverlas en una
series de pleitos interminables, que arruinaran a no
pocas, como no lo lhan logrado los mayors abuses del
regimen vigente, y, lo que puede ser peor, que compro-
meterin el porvenir, no dinicamente de muchos matri-
monios y de su prole, sino acaso tambi6n much mis
de lo que lo esta, el de nuestra propia colectividad,
que al cabo, como todas, no es mas que la, suma de sus
individuos, de sus distintas asociaciones, de las cuales
la unidad fundamental es la familiar.
La Enmienda del Sr. Dolz, indudablemente, es m6s
complete, y, por consiguiente, seria mas acceptable que
la Proposici6n del Sr. Morales; pero siento tener tam-
bi6n que declarar que no la encuenitro tampoco de todo
punto satisfactoria. Hasta me figure que en el propio
6nimo de nuestro ilustre Presidente se -abrigan los
mismos temores, las mismas desconfianzas, porque yo
he cambiado con 61 impresiones acerca de la material
y me ha parecido que lo tenia hondamente preocupa-
do; y el Sr. Dolz es una autoridad en estas cuestiones,
no solamente por ser un ilustre CatedrAtico de nues-
tra Universidad, sino por su gran experiencia, adqui-
rida en su bufete, consagrado casi exclusivamente,
desde hace much tiempo, A la defense de los intere-
ses de nuestras families.
No creo pues, que sea infundada mi esperanza de
que las observaciones que voy A hacer causen alguna
impresi6n 6 mis compafieros, y 6 61 mayor que A nin-
guno, como autor de esa Enmienda, hasta el punto de
que si ha heeho el prop6sito, tan natural, de de-
fenderla, no lo haga, sino mas bien se apresure a re-
tirarla.
La mujer no tiene por nuestras Leyes vigentes la
libre disposici6n de los bienes propios que aporta al
matrimonio, 6 que ha adquirido durante 61 por con-
sideraci6n a su persona, de algfin pariente 6 extrafio,
antes que nada porque ella le debe obediencia.al ma-
rido, le esta subordinada y no tiene, dentro del matri-
monio, sus mismos derechos. Y, c6mo en la sociedad
que ambos asi formen con sus bienes respectivos, ella
va 6 poder gozar de complete independencia, 6 de la
misma que el marido? Nuestro C6digo Civil, al em-
pezar a tratar de los derechos y obligaciones entire
el marido y la mujer, en au articulo 56 dice: (Le-
yeido) :


Los conyfiges estan obligados A vivir juntos,
guardarse fidelidad y socorrorse mfituamente"
Y en su articulo 57 (leyeido):
El marido debe protege A la mujer y 6sta obede-
(er al marido".'
(Quien esta obligado a obedceer A otro, puede dis-
frutar independencia complete? De ninguna manera.
Pues hay que derogar esos articulos, para darle a la
mujer casada, la libre disposici6n de sus bienes
propios.
Pero, ademais, nuestro C6digo establece por el ar-
ticulo 1315: (Lcycndo):
" Los que so unan en matrimonio podrAn otorgar
sus capitulaciones antes de celebrarlo, estipulando
las condiciiones do la sociedad conyugal relativa-
mcnte a los bienes presents y futures sin otras li-
mitaciones que las seilaladas en este C6digo.
"A falta de contrato,-agrega este articulo- sobre
los bienes, se regirA el matrimonio por el regimen de
la sociedad legal de gananciales".
Dentro de 6ste regimen, podrA la mujer, sin que
se quebrante, ,disponer libTemente de sus bienes para-
fernales y dotales ? Tampoco. Y por qu6 ? Pues por-
que seria eso incompatible con el mantenimiento'de la
sociedad de gananciales.
V6ase lo que dice el articulo 1392 del propio C6di-
go: (Leyendo) :
"'Modiante la sociedad de gananciales el marido
y la mujer harAn suyos por mitad, al disolverse el
matrimonio, las gananeias 6 beneficios obtenidos in-
distintamente por cualquiera de los c6nyuges durante
el mismo matrimonio".
Para esto es necesario que Ia administraci6n de la
sociedad de gananciales est6 bien regulada,' debida-
mente ordenada, y eso como mejor se consigue es con-
fiAndola A uno de los c6nyuges y dAndosele por 6ste
al otro todas las garantias necesarias, para que sus
bienes no sean enajenados, sin su-consentimiento, sin
su aquieseencia expresa.
El articulo 1401, es mis explicit. Dice: (Leyendo) :
"Son bienes gananciales:
1?-Los adquiridos por titulo oneroso durante el
matrimonio A costa del caudal comnin, bien se haga
la adquisici6n para la comunidad, bien para uno so-
io de los esposos.
2?- Los obtenidos por la industrial, sueldo 6 tra-
bajo de los c6nyuges 6 de cualquiera de ellos.
3?- Los frutos, rentas 6 intereses recibidos 6 de-
vengados durante el matrimonio procedentes de los
bienes conmines'6 de los peculiares de cada uno de
los c6nyuges".
Desde el punto y hora en que a la mujer casada, li-
sa y llanamente se le otorgue la libre disposici6n
de sus bienes, ya no hay garantia de ninguna cla-
se de que sus rentas, frutos 6 products pasen A
former part del caudal de la sociedad, y respondan
a sus cargas, pues en la realidad efectiva, quedan sus-
traidos de ella. Y ademAs, g c6mo hacer compatibles la
libre disposici6n con el usufructo que de la dote ines-
timada tiene, segun el articulo 1357 del C6digo, el
marido? I abria que quitarle ese usufructo y suprimir
todas las garantias que por el actual sistema se dan A
su favor para que las rentas 6 products de los bienes







14 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


de la mujer no salgan de la sociedad sino con su auto-
rizaci6n, pues el uno y las otras serian trabas conque
la mujer tropezaria. Ahora bien, si los frutos, rentas
6 products de los bienes particulars 6 privativos de
la mujer no han de former parte del caudal comfin,
no han de acrecentar el de la sociedad de gananciales,
sseria just que los de aquellos bienes privativos del
marido siguieran formando parte de 61 ademfs de es-
tar obligado con su trabajo a soportar las cargas ma-
trimoniales? Pues tendriamos taribi6n que eximirlo
de esa obligaci6n. Pero entonces I h-qu6 es a lo que
quedaria reducida la sociedad de ganaiiciales? I Se
concibe unra sociedad en que no haya bicnes que a ella
se aporten, 6 en que los products 6 ganancias de los
bienes aportados, dado que todavia so entienda que
se aportan los privativos de cada uno, 6 sus ren-
tas, 6 sus frutos, no vayan' former part del caudal
comfn ?
Sres. Senadores: He tenido la curiosidad de hacer
una excursion por las principals. legislaciones del
mundo y me he encontrado conque en casi todos
aquellos paises,donde existed, cual en el nuestro, el sis-
tema de la sociedad de gananciales, fi otro anaiogo co-
mo regla general, y s6lo por cxcepci6oi la separaci6n
do bienes, se vienen haciendo esfuerzos titfnicos, des-
de hace muchos afios, para darle a la mujer la mayor
libertad econ6mica possible respect de sus bienes pro-
pios dentro del matrimonio, y oigan los Sres. Senado
res. el mayor esfuerzo que en uno de ellos en tal
sentido se ha intentado. Lo finico que se les ha ocurri-
do recientemente A dos de los mas ilustrps Diputados
de la Camara legislative en Francia, donde el sistema
que comunmento rige es el mismo nuestro en esencia,
que podria hacerse en favor de la libertad de la mujer
casada,6 A los Sres. Glasson y Jelabert, que asi se ,la-
man esos Iliputados, fu6 proponer A ese Cuerpo una
Ley por la que cuando el marido expusiera en malos
negocios 6 por vicio, 6 de alguna otra manera, el ,cau-
dal de la mujer, tuviese 6sta el derecho por un proce-
Sdimiento sumarisimo de conseguir de los Tribunales
de Justicia, que la hiciera cargo de la administraci6n
de ese caudal y le permitiera trabajar por su cuenta,
sin tender que entregarle el product de su trabajo al.
marido, no osbtante perteneeer 6 la sociedad de ga-
. nanciales.
Eso fu6 todo lo que en favor de la mujer casada se
les'ocurri6 d esos Diputados francescs, eminencias ju-
ridicas de la modern Francia, que podian hacer den-
tro del regimen alli establecido. I C6mo nosotros, con
menos experiencia y con menos ilustraci6n que ellos,
vamos a lograr la maravilla de hacer compatible con
la sociedad de gananciales la libre disposici6n de to-
dos sus bienes por la mujer?
Al contrario, en Inglaterra esta en vigor desde hace
diez aios una Ley, la de 21 de Agosto de 1907, por la
oque se le d6 h la mujer casada, mayor de edad, los
mismos derechos que si fuera soltera. Pero por qu6
se ha podido hacer eso? Porque alli, desde antes, el r6-
gimen de 1l separaci6n de bienes era la regla general,
y dentro del regimen de la separaci6n de bienes es no
s61o perfectamente possible, sino una de sus consecuen-
cias 16gicas, esa libertad.
Semejante regimen existed tambi6n en los Estados
Unidos, en Austria-Hungria, y hasta en Rusia, segfin
creo. Mas en Alelnania no existed sino 6 medias: a la
mujer se le deja part de su caudal para que lo admi-
nistre y rija como 'quiera, para que disponga de 6l1
libremente; pero s6lo parte de su caudal. 1Y noso-
tros pretendemos que todo el caudal de la mujer


sea dispuesto por ella libremente, sin intervenci6n del
marido, dentro del mismo regimen que tenemos, con
el cual es tan incompatible, sin suprimirlo, o sin
derogar, al menos, aquellos preceptos que lo impidan!
Seria muy distinto que se nos dijera: Vamos A esta-
blecer otro regimen, vamos- derogar todos los ar-
ticulos.del C6digo Civil que establecen como regla
general el siste'ma de la sociedad de gananciales y .a
montarnos al estilo ingl6s, al estilo norteamericano,
vamos A establecer de una vez .el regimen de la sepa-
raci6n de bienes. Ya yo le decia al Sr. Morales que
csto podriano ser convenient, pero seria m6s. 16-
gico, lo que finicamente cabria hacer para lograr-
su objetivo. Pero Sabe el Sr. Morales cuantos ar-
ticulos habria que derogar para eso? Cientos de ar-
ticulos, casi medio C6digo, porque:de todo 61, en cuan-
to se refiere A las relaciones econ6micas y sus efectos
de los c6nyuges en el matrimonio y afin de los hijos,
viene a ser aquel sistema lar piedra angular. I Es esa
acaso la obra de An moment como querla el Sr. Mo-
rales? I Siquiera de algunos dias, y hiasta de un afio
No, nosotros no podemos sustraernos en esto a las le-
yes de la evolucion natural, porque nada hariamos con
cambiar completamente el sistema si al cambio no van
A responder, ni nuestras costumbres, ni nuestra edu-
caci6n, ni el grado de progress 6 que hemos legado.
El Sr. Morales un dia aqui nos hablaba de los plei-
tos, de las diferencias, de las controversial, de las
graves cuestiones surgidas a menudo dentro de algu-
nos matrimonios y de las injusticias de que era victi-
ma la mujer por el marido, en el actual regimen, 6
causa de estar privada de la libre disposici6n de sus
bienes propios, 6 s6anse de los parafernales y dotales,
y no conced6rsele mas que una administraci6n nomi-
nal de ellos....
SR. MORALES: iUna administraci6n nominal de lo
que es suyo!
SR. MAZA Y ARTOIA: Si, de los bienes que son de su
propiedad exclusi-va. Se quejaba de todo eso el Sr.
Morales; pero todhvia no se ha puesto a considerar
cu6ntas cuesti'ones, cu6ntas controversial, cu6ntos plei-
tos, cu6ntas disensiones pueden nacer en nuestros ma-
trimonios desde el punto y hora en que la mujer tenga
la facultad de disponer libremente de sus bienes.
SR. MORALES: Ninguna. Sr. Maza y Artola, A menos
que el marido nu quisiera usar y abusar del articulo
cincuenta y seis del C6digo Civil.
SR. MAZA Y ARTOLA : Sea por lo que 'fuere, Sr. Mo-
rales.
SR. PRESIDENTE (Doiz) : Sr. Morales: las inte-
rrupciones no est6n permitidas.
SR. MORALES: Era para aclarar algunos concepts.
SR. MAZA Y ARTOLA: Por mi parte no tengo incon-
veniente en, que el Sr. Morales me interrumpa.
.SR. PRESIDENTE (DOLz) : El Sr. Maza y Artola es-
tA conforme con las interrupciones?
Su. MORALES: YO. sigo el-ejemplo del Sr. Maza y
Artola.
-SR. MAZA Y ARTOLA: A mi no me desagradan-las
interrupeiones, cuando se hacen 'en forma tan co-
rrecta como la que suele usar, y ha usado ahora mis-
mo, el Sr. Morales.
Tan ofuscado esta que el actual orden de cosas lo
ve oscuro, tenebroso, gris y, en cambio, aqu6l que
quiere fundar con' su reformale parece color de rosa,
'brillante, hermoso, fecundo s6lo en bienes, en amor y
felicidad para los c6nyuges; pero lo cierto es .que
nosotros no tenemos 'ninguna experiencia adquirida
en eso, y que lo mismo el Sr. Morales puede tender la


;








DIARIO DE SESIONES DEL SENADO .15


satisfacci6n de ver que ha acertado, como sufrir la
peria de un tremendo desengafio, al poco tiempo de
star en vigor el nuevo sistema que sostiene con su
Proyecto.
A mi me parece que en el matrimonio, para que
haya acuerdo y felicidad entire los c6nyuges, es nece-
sario que las mas de las.veces uno so someta al
otro .
_SR. MORALES: Eso es en la -legislaci6n.
SR. MAza Y ARTOLA: La legislaci6n rcconoce por
base las costumbres, y sobre todo hay algo que la le-
gislaci6n no puede variar, ni puede de ninguna ma-
nera perder de vista, y es la naturaleza humana. .
SSR. MORALES: Porque la Ley la hicimos nosotros,
Sr. Maza y Artola. i Y nos reservamos la mejor parte!
SR. MAZA Y ARTOLA: Pero la naturaleza no la hici-
mos nosotros, est .icreada por otro que est6 muy por
encima de nosotros; nos la encontramos hecha, y no
la podemos variar, y menos por una Ley, que no tie-
no mas que un articulo, como la del Sr. Morales. El
Sr. Morales no puede arrancar de los corazones, las
pasiones; no puede canmbiar la contextura, el molde
especial de una sociedad, adquirido 6 trav6s de los
siglos, romperlo solamente con una disposici6n pu-
blicada en la Gaceta!
'No es necesario ser psic6logo. Basta ser lombre
de alguna experiencia para saber eso; que es dificil,
al menos. en nuestra raza, que haya felicidad en el
matrimonio sin la sumisi6n de. un c6nyuge a otro,
aunrque esa sumision sea alternative, unas veces de la
mujer al marido y otras, del marido a la mujer, pero
es necesario que la haya.
SR. MORALES: i Amor y respeto, Sr. Maza y Artola!
i Sumisi6n nunca!
SIgualdad de derechos y respeto mfituo!
SR. MAZA Y ARTOLA: El amor y el respeto son pre-
cisamente los que traen la sumisi61i, voluntaria, natu-
ralmente, tanto mas voluntaria cuanto mayor es el
amor, 'pero sunmisi6n al fin. i Quitadle al matrimonio
esa sumisi6n y arrojar6is a los c6nyuges en el infier-
no, en un inferno con m6s circulos y mas horrendo
que el del Dante!
Es.una de las consecuencias de esa sumisi6n la so-
ciedad de gananciales en ia forma en que estA esta-
blecida entire nosotros, donde el marido, como jefe, es
el administrator y la mujer comanditaria y coopera-
dora de la sociedad, donde acaso, tenga mas derechos
que obligaciones, bien' mirado, escrupulosamente exa-
minado, y por eso mismo sea 'iecesario que de su
compensation.
SR. MORALES: iY para vender una silla de la casa
necesita la licencia del marido!
SR. ,MAZA Y ARTOLA: Eso es una exageracion.,
SR. MORALES: iLo dice Manresa!
SR. MAZI Y ARTOLA: Aunque lo diga tan ilustre ju-
rista. Eso no esta en nuestro C6digo y el marido.que
impidiera a su mujer disponer de cosa de tan poco
valor, siendo de ella, -seria un d6spota '
SR. MORALES: Lo dicen los tratadistas espafioles.
SR. MAZA Y ARTOLA: Esa no es la sumisi6n de los
c6nyuges en el matrimonio a que me he referido,
,i6. iNi tampoco la que nuestro C6digo establece!
S61o cuando trata de disponer. lamujer de sus bienes,
inmuebles 6 muebles de alguna importancia exige la
licencia marital. Y eso es lo quo ha sancionado la cos-
tumbre.


SR. TORRIENTE: Para una Cuesti6n de Orden. Pro-
pongo que la Sesi6n siga hasta las site, pues se ha
demostrado que el Sr. Maza y Artola no va a acabar
dentro del tiempo concedido.
SRn MORALES: Yo contestaria en diez minutes.
SR. MAZA Y ARTOLA: Parece que hay empefio en
que yo termine! iLa material de que se trata es sin
embargo muy delicada y compleja!
SR. PRESIDENTE (DOLz) : Realmente, ya esta aeor-
dada la pr6rroga hasta las seis y media.
Sn. MAzA Y ARTOLA: El Sr. Torriente no debia de
insistir en que la sesi6n pasara de las seis y media,
pdrque aunque el Sr. Morales empezara ahora su dis-
curso, no lo podria probablemente acabar hoy mismo.
Sn. MoRALES: Yo terminaro en diez minutes. Pido
que se vote la Proposici6n-del Sr. Torriente.
Sn. MAZA 'Y ARTOLA: Pero es que esta acordada ya
la pr6rroga hasta las seis y media, y cuando se acier-
da una pr6rroga,-asi tan determinadamente, no cabe
otra despues.
Sn. TORRIENTE: Se pueden acordar tantas pr6rrogas
como sean necesarias.
SR. MAZA Y ARTOLA: Recurdese que so' discuti6
ampliamente hasta cuando se prorrogaba la Sesi6n y
que al fin qued6 resuelto el punto acord6ndose que la
pr6rroga s6lo fuese hasta las seis y media. I C6mo va
de nuevo a abrirse debate sobre la misma cuesti6n ?,
SR. MORALES: Porque retir6-mi Proposici6n, pero'
el Sr. Torriente la hace suya.
Se puede prorrogar hasta las site 6 hasta terminar
este debate.
SR. MAZA Y ARTOLA: Si el Sr. Morales, quiere em-
pequefiecer este debate. .
SR. MORALES: iNo, al contrario, lo quiero elevar;
pero no quiero que no se acabe nunca!
SR. MAzA Y ARTOLA: No lo eleva haciendo caricatu-
ras de las relaciones econ6micas del marido con la
mujer en el matrimonio, pues tanto monta decir que
la mujer no puede vender una silla sin la licencia ex-
presa del marido. Casi mejor valdria que abandon6-
ramos el debate, si no vamos a sostenerlo la altura
que merece.
SR. MORALES: Le puedo traer al Sr. Maza y Artola
el comentarista de ese articulo del C6digo Civil Espa-
iol, que sostiene que con arreglo A este precepto del
.C6digo la mujer casada necesita la autorizaci6n del
marido para vender muebles de su casa.
S. MA\iZA Y ARTOLA: Eso serA si no fueren de su
propiedad, quo si lo fueren. . .
SR. MORALES: Es una arbitrariedad ese precepto
del C6digo, porque es la servidumbre de la mujer cu-
bana, y asi lo establece un precepto del C6digo Civil.
I Por qu6 no puede votar en favor de la libertad de
la mujer?
SR. MAZA Y ARTOLA: El Sr. Morales repite much
la palabra libertad como su iltima ratio. Nadie la
ama mas 'que yo, pero nadie theme mais a su abuso. por
amor a ella misma. Ese abuso es el que ha perdido a
muchos pueblos y pierde 6 algunos todavia.
SR. MORALES: No estamos en Francia.
SB. MAZA Y ARTOLA: 4 Que importa eso para acon-
sejar que se haga siempre buen uso de la libertad? Es
como finicamente, puede ser ftil f la sodiedad y sos-
tenerse. Aquellos que abusan de la libertad son sus
mayors enemigos. Concedida en malas condicioncs y








16 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


fuera dc oportunidad, forzosamente tiene que fraca-
sar. Asi es como se desacredita, porque son muchos los
que entonces creen que es incompatible con el or-
den social, cunando lo incompatible fueron los m6to-
dos, los procedimientos cmpleados para su ejercicio.


No puedo seguir, Sr. President, porque han dado las
seis y media.
SB. PRESIDENTE (DOLZ) : Continuart on el uso do
la palabra el Sr. Maza y Artola. Se levanta la Sesi6n.
(Eran las seis y mediaa.


Imp. Rambla, Bouza y C.A, Pi y Margall 33 y 35.--Habans.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs