Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba.
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072699/00381
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
Physical Description: v. : ; 33 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Senado
Publisher: Rambla y Bouza
Place of Publication: Habana
 Subjects
Subject: Legislation -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began with: Vol. 1, 1902.
General Note: Description based on: 2. Legislatura vol. 2, no. 1 (abr. 6 de 1907); title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072699
Volume ID: VID00381
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001844861
oclc - 30331556
notis - AJR9135
lccn - sn 94026346

Full Text








DIARIO DE SESIONES

DEL

SENADO


REPUBLICAN


DE CUBA


VOL. XXX HABANA NUM. 26


TRIGESIMA LEGISLATURE


Vig6simasexta Sesi6n.-Junio 14 de 1916.


Presidencia del Sr. Eugenio Sanchez Agramonte
Secretarios: Sres. Gonzalo Perez Andre y Julian Godinez.


SUMARIO

Mensajes del Poder Ejecutivo.-Comunicaciones de la Camara de Representantes.-
Dictamen de la Comisi6n de Hacienda y Presupuestos sobre la Proposici6n de
Ley relative a que a los Secretarios de Primera y Segunda Clase, de la Legaci6n
de la Reptiblica en Washington, se les aumenten las asignaciones para los gastos
de representaci6n.-Dictamen de la Comisi6n de C6digos sobre el Proyecto de
Ley que modifica los articulos 320 y 321 del C6digo Civil. Debate entire los
Sres. Bustamante, Dolz y Guevara. Aprobada la totalidad.


A las cuatro y veinte, bajo la Presidencia del se-
fior Eugenio SAnchez Agramonte, actuando de Se-
cretarios los sefiores Gonzalo P6rez Andr6 y Julian
Godinez y presents los sefiores Senadores que si-
.guen, se abre la sesi6n:
Ajuria.
Alberdi.
Berenguer.
Bustamante.
Coronado.
Ciullar.
Diaz Vega.
Dolz.
Figueroa.
Guevara.
Garcia Osuna.
Goicoecha.
Gonzalo Pirez.


Llaneras.
Maza y Artola.
Regiieiferos.
Sn. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE): Se va a
leer el Acta de la sesi6n anterior.
(El Oficial de Actas la lee).
SS. PRESIDENT (SkNCHEZ AGRAMONTE) : I Seaprue-
ba el Acta que acaba de leerse?
(Sefiales afirmativas).
Queda aprobada.
Mensajes.


(El Oficial de Secretaria, leyeud'o):


-----~-------





2 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


AL SENADO:


MENSAJE


Tengo el honor de poner en conocimiento de ese
Alto Cuerpo que haeiendo uso de las facultades que
me estAn conferidas, por convenir al mejor servi-
cio y a lir.iue,.f: del Secretario de Estado, por de-
creto de esta fecha he tenido a bien disponer el cam-
bio de destines entire los sefiores Gustavo Navarrete
y Romay y Augusto Merchan y Cort6s, C0'nsules de
Primera Clase de Cuba en Londres, Gran Bretafia,
y en GOnova, Italia, respeotivamente.
Quinta Durafiona, Marianao,, a doce de Junio de
mil novecientos diez y seis.
M. G. Menocal.

Aii,.,,.lnt-i de los sefiores Gustavo Navarrete y
Romay y Augusto Merchan y Cortis, C6nsules de
Primera Clase. de Cuba en Londres, Gran Bretafia,
y en G6nova, Italia, cuyo cambio de destines ha sido
decretado con esta' fecha por el senior Presid'ente de
la Repfiblica.

El senior Navarrete y Romay ingres6 en el servi-
cio consular el 9 de mayo de 1903 como Canciller de
Primera Clase. En 4 de Julio de 1906 ascendido a
Vicec6nsul en 21 de mayo de 1908 a C6nsul de Se-
gunda Clase y al cargo actual en 26 de Abril de
1911. Posee los idiomas castellano, ingles, frances e
italiano.

El senior 'Merchin y Cort6s ingres6 en el servicio
consular en 3, de diciembre d'e 1913 como C6nsul de
Primera Clase en Gnnova, Italia. Antes prest6 ser-
vicios en la Secretaria do Estado como Secretario
particular del Secretario Sr. Come de la Torriente.
Posee los idiomas castellano, francs, italiano e in-
glis.
Habana, Junio 12 de 1916.
G. Patterson,
Subsecretario de Estado.

SR. PRESIDENT (:SANNCHEZ AGRAMONTE) : Este
Mensaje pasarh a la Comisi6n de Relaciones Exte-
riores.

(El Oficial de Secreitaria, 7. i, .1) :

MENSAJE

AL SENADO:

Haciendo uso de las facultades que me confiere
el incise noveno del articulo sesenta y ocho de la
Constituci6n, a propuesta del Secretario d'e Estado
y a nombre de la Repiblica, por Decreto de esta fe-
cha he tenido a bien designer al senior Josi S. Sienz
y Mach6, para desempefiar las funciones de CGnsul
honorario de Cuba. en los Angeles, California, Esta-
dos UnTil,- 1. America.
Y en cum plimiento d'e lo dispuesto en el referido
inciso noveno en relaci6n con el cuarto del articulo
47 de la Constituci6n, tengo el honor de someter
dicho nombramiento a la aprobaci6n de ese Alto
Cu erpo.
Quinta "Durafiona", Marianao, a doce de Junio
de mil novecientos diez y seis.
M. G. Menocal.


SAntecedentes del .-,o.r JosB S. Sienz y Mach6,
propuesto' al Senado para d.....l ,,..,N, las funcio-
nes de C6nsul Ilonorario de Cuba, en Los Angeles,
California, Estados Unidos de Am6rica.

El oi.s.. Jose Sienz y M..i:h.., es ciu dadno cuba-
no, Doctor en M.li':mji. y Cirugia, posee los idio-
mas castellano e ingles y ha sido recomendado por
el senior James Pennie, ex-C6nsul honorario de la
Reptiblica en dicha .ii,,1.l. como persona que reune
las condiciones que se requieren para ocupar el ex-
presado cargo.
Habana, Junio 12 de 1916.
G. Patterson,
Subsecretario de Estado.

SR. PRESIDENT (:SANCHEZ AGRAMONTE): Este
Mensaje pasarh a la Comisi6n de Relaciones Exte-
riores.

Comunicaciones de la Camara de Representantes.

(El Oficial de Secretaria, i ii.i ,,)

Habana, 9 de Junio de 1916.

Sr. President del Senado.

Sefior:

La Cimara de Representantes, en sesi6n celebrada
el d;ia de la fecha, adopt el acuerdo de aprobar las
modificaciones introducidas por .el Senado, al Pro-
yecto de Ley procedente do este Cuerpo Colegisla-
dor, enmendando el articulo primero de la Ley de 20
de Junio de 1912, que autoriz6 la con.strucci6n de
la carretera de Palmira a Manacas, hab.indolo ele-
vado al Ejecutivo, a los efectos constitucionales.
Muy atentamente de Ud.,

Orestes Ferrara,
President.


Cecilio Acosta,
Secretario.


Rail de Crdenas,
Secretario.


SR. PRESIDENT (SANCIEZ AGRAMIONTE): Entera-
dos.

(El O.ficial de Secreataria, leyeWino):

Habana, Junio 7 de 1916.

Sr. President del Senado.

Sefior:

En eumplimiento y a los ofectos de los articu-
los doee y siguientos de la Ley de Relaciones entire
la Camara de Representantes y el Senado; adjunto
tengo el honor de enviar a Ud. copia de todas las
Proposiciones y Proyectos de Ley que han, sido pre-
sentados y ledos ,ant e osta Chmara, en la sesi6n ce-
lebrada popr la misma en el dia die la fecha y que
tratan de'los siguientes particulares:
Concediendo un eridito de doscientos ochenta
nmil psos, para la terminaci6n de la carretera de
Victoria de las Tunas a Puerto Padre.






DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 3

Concediendo una pension de seiscientos pesos emitida por el Sr. Llaneras, relative a que los Se-
anuales, a la Sra. Reparada Ferriol, vda. del Te- cretarios de Legaci6n de Primera y Segunda clase
niente Hermenegildo Quintero. de la Repfiblica en Washington D. C., Estados Uni-
Concediendo una pension de trescientos sesenta dos de Am6rica, ademhs de los gastos de representa-
pesos anuales, al Sargento Cayetano Alfonso y Diaz. ci6n fijados para los de su clase, se les asigne la
De Ud. atentamente, cantidadi annual de $2,400 al primero y $1,000 al
Segundo.
Orestes F1' rni', 1'ala.cio del Senado, Habana, 14 de Junio de 1916.
President.
Cecilio Acosta, Rail de Cdrdenas, Vto. Bno.:
Secretario. Secretario. A. (G. Osuna, M. F. Guevara,
President. Secretario.
.SR. PRESIDENT (SA-NCIE AGRAMONTE) : Entera-
dos. A LA COMISI6N DE HACIENDA Y PRESUPUESTOS:

(El Oficial de Secreiaria, leyelno): El Senador que suscribe, designado Ponente para
informar sobre la Proposici6n de Ley de los Sirs.
AL .SENADO: Coronado, Dolz y Fernandez Guevara, aumentando
los gastos de representaci6n de los Secretarios de la
Ruego se sirvan concederme dos meses de licencia Legaci.n de la Repiblica en Washington, D. C., E.
a contar desde el dia 19 del mes en curso, para pa- U. de A., tien.e el honor de emitir el siguiente in-
sar al extranjero. forme:
SHabana, Junio 14 de 1916. Basta observer que las asignaciones de los Secre-
tarios on Washington fueron fijadas por la Ley de
E. Sdnchez Agraimownte. 14 de Febrero de 1903, para reconocer que alli existed
una notable desproporci6n entire el medio en que di-
SR. PRESIDENTE (SANCHEZ AGRAMONTE) : Se aprue, chos fancionarios tienen que desenvolverse y los re-
ba la licencia solicitada? cursos que a ese efecto tienen sefialados, poirque es
notorio que desde aquella fecha hasta el dia los gas-
(Seiiales afirmativas). tos de la vida han ido creciendo de manera constan-
te, de tal suerte que casi se ham duplicado Pero no
Aprobada. es s6lo ese aumento natural el que justifica la apro-
baci6n de esta Ley, sino tambien otras circunstan-
Dietmmenes de Comisiones. i cias que a mi juicio tienen afin mayor importancia..
El prestigio de Cuba en los Estados Unidos ha ido
(El Oficial de Seeretaria, leyengo) : creciendo de dia en dia, y a la par que nuestra pa-
tria ha ido ganando en la estimacin6u y el respeto de-
COMISI6N DE HACIENDA Y PRESUPUESTOS la vecina Repfiblica, su comercio asimismo se ha acre-
centado prodigiosamente, creando con su extension
Ai, SENADO: nuevas relaciones entire ambos' passes. Esto como es
natural, ha ensanehado la esfera de acci6n de, nues-
La Comisi6n de .Hacienda y Presupuestos, en se- tra Legaci6n en Washington, imponi4ndole nuevos
siiln celebrada boy, ha conocido diel Proyecto de d.eberes y obligaciones. Por otra parte, el Gobierno
Ley procedente de la CAmara de Representantes, d,e los Estados Unidos sigue en la actualidad una
relative a conceder un cr6dito de $60,000 para la vigorosa political panamericanista que cada vez se hace
,reparaoi6n del edificio que ocup'a el Hospital de mis fuerto, celebrando continuamerite importanttes
Santiago de Cuba y $30,000 para fitiles, etc., y te- conferencias como la Financiera y Cientifica Pan-
niendo en cuenta lo manifestado por el Sr. Fernan- americana de este afio, y. proyeetando otras igual-
dez Guevara sobre la necesidad de' reparar el refe- mente notables. Estas nuevas tendencies, tan favora-
rido edificio, la Comisi6n adopt .el acuerdo de re- bles para Cuba, requieren ser fomentadas, y con ese
comendar al Senado su aprobaci6n. fin es precise que sus representantes est6n en con-
Palacio del Senado, Habana, 14 de Junio de 1916. diciones de laborar por ellas devolviendo todas las
atenciones de que scan objeto, y esforzindose en dar
Vto. Bno.: pruebas patentes del alto nivel social e inteleetual
A. G. O.sunr, M. F. Gu.vara, de los cubanos.
President. Secretario. Las Repiblicas de Argentina, Brasil y China tie-
nen Embajadas en los Estados Unidos con nume-
SR. PRESIDENTE (SANCHEZ AGRAMONTE) : Es pri- rosos Consejeros y Secretarios de E1'.lj..'l amplia-
mera lectura. Queda sobre la Mesa. mente dotados y no es inoportuno recorder que el
comercio de Cuba con los Estados Unidos es much
(El Oficial de Secreitaria, '. i,.:-) :J) mayor, casi el double y a veces mis, que el de cual-
quiera de aquellas Repfiblicas, por lo, que se ve la
COMISION DE HACIENDA Y PRESUPUERTOS neeesidad de que Cuba se apresure a ocupar el alto
rango que le corresponde como Naci6n latinoameri-
AL SENADO: cana de elevada cultural, avanzado regimen politico
y asombrosa potencia econimica.
La Comisi6n de Hacienda y Presupuestos en se- Resulta' indudable, pues. que siendo insuficientes
si6n celebrada hoy, adopt el acuerdo de recomen- las dotaciones de los referidos Secretarios, y convi-
dar al Senado la aprobaci6n de la adjunta Ponencia niendo a los intereses de la Naci6n que sa actua-







4 DIARIO DE SESIONES DEL SENzcIADO


ci6n diplomktica, que ya es muy intense, se desarro- vinciales de Segunda E'I-.i.in,_.a en la Universidad
lie en las mejores condiciones, estimo que el aumento Nacional.
de gastos de representaci6n que por esta Ley se les Palacio del Senado, Junio 12 de 1916.
asigna es razonable y equitativo y ademns de evi-
dente necesidad y conveniencia. Vto. Bno.:
Por lo que que esta Ponencia estima es de aeep- J. J. Maza y Artfola, :1., 11.ii Regiieiferos,
tarse dicha Proposici6n de Ley y asi lo recomienda P .; ..,1 .- ;Seeretario.
a la' Comnision para que a si vez lo haga al Senado.
Palacio del SenaAdo, Habana, 9 de i'l 1-i- de 1916. A LA COMiSI6N D:e INSTRUCC6IN P6BICAu :

Miquel Llaneras. El Senador que suscribe, ..,._.ii.1.. Ponente para
itLa Ir..II. sobre el Proyecto de Ley de la (','1..,i de
SR. CORONADO: Pido la palabra. I'i.,*.r, ,., relative a fijar la eldad para el in-
SR. PRESIDENTE (SANCHEZ AGRAMONTE) : La tiene greso en la Universidad Nacional, tiene el honor de
el .:.--l'.r 'Coronado. evacuar su cometido en la forma siguiente:
SR. '. ,,i,...,. : Para pedir al Senado el acuerdo Por el Proyeeto de que se trata se rebaja a diez
de que se repartan copies de este Proyecto y se co- y oeho afias de edad actualmente se require para
loque en la Orden del Dia de la pr6xima sesi6n. el ingreso en la Universidad, por lo que exigiendose
SR. PRESIDENTE (SANCIHE AGRAMONTE) : Esa es para el examen de admisi6n en los Institutos Pro-
la prictica, vinciales tenor trece afos s*n.i,.lil... se deja inplici-
Pero mi Proposin envuelve el tamente reidlucida la Segunda Ei-, i.ii.-:. a tres afios,
r Ido prefer a. los cuales son insuficientes para el studio acabado
caracter de preferencia.
Raoter de A r de la misma. Asimismo la pr6rroga del pago de la
SR. PRESIDENTE ..c.ri C-IEZ AGRAMONTE) : Pero si matricula hasta el 31 de Octubre de hecho reduce el
Proposici6n indica s6io que se ineluya en la Orden ourso ie los estnelios a siete meses en lugar de ocho
del Dia. curso de los estud.ios a site meses en lugar de ocho,
a. : Pro n gr 1 pues el .i'" r'i,.1, con raz6n, no comenzaria la en-
SR. ConoNAoDo : Pero en lugar i.i-t,.i,-it.- .dcesde
u, ego. sefianza hasta el vencimiento de dicha pr6rroga.
1 "ego. Por tales razonc; propongo a la Comisi6n que
SR. GARCIA OSUNA: Creo que hay various acuerdos se sirva informal al Senado en el sentido de que
del Senado sobre discusiones preferentes. Vamos a no d.ebe aprobarse dicho Proyecto de Ley.
incluirlo en la Orden del Dia. Palacio del Senado, Junio 7 de 1916.
SR. CORONADO: Pero en lugar preferente, en tanto
no -.. I.ji.li.i.. los acuerdos. Ricardo Dolz.
SR. GUEVARA: Piido la palabra.
SR. PRESIDENT (SAiNCHEZ AGRAMONTE) : La tiene SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGBAMONTE): Es pri-
el senior Guevara. mera letura. Queda sobre la Mesa.
S. G A Me ha pareido oir solicitor qu Corresponde ahora la discusi6n de DietAmenes.
SD. GUV.RA: Me ha pareiido onr solieitar que sn primer ino
colocara ese Proyecto en lugar preferente de la Or- De lo ds uds asnntos que fiuran en primer t ino
den del Dia. Entiendo que debe ponerse oen el lugar en la Orden del Dia, es author el sefor Morales. El
i E i e primer se refiere a la capacidad de la mujer ca-
que le correspond, porque result que todos tene- pri s r.fare a n eapaidad d mujer c-
mos unas c ua~ntas eosas '" ,,-., y todos .estamos sada, mayor de edad, para la-libre administraci6n
mos unas cuantas cosas --ii. i o-at- y todos estamos
en el mismo caso. De suerte que me alegrar6 que el y disoseiin do sus bienes; y segundo modifyca
enado acuerd ue pride el dos articulos del C6digo Civil. El Senado dira si
Senado acuerde Jo que pide el senior Coronado, yo wth conforme en quo se posponga la diseusi6n de
lo votar6 en de acto; pero inmeidlatamente he de so- bos Proynforme en que se pospona la desen usin e
licitar o6ho o nueve cuestiones preferentes. Morales. present
.~ T M A C q Morales.
SR. PRESIDENTE (SANCHEZ AGRAM.ONTE) : Creo que Su. GUEvVARr : Deseo saber si los dos Proyeetos son
el senior Coronado habia ya convenido en que se co- del senior Morales.
loeara en la Orden del Dia en el lugar que le co- 'SR. PRESIDENTE (SANCIIEZ AGRAMONTE) : Asi lo
rrespondiera. tengo entendido.
SR. CORONADO: Eso me pareeia inecesario pedirlo; SR. G'NZALO PEREZ: De uno s61o es author el se-
mi' solicited envolvia lo. de colocaci6n preference, fior MI~., .l
mientras no perjudicara otros asuntos que, por acuer- .S. G ,RCiA OSUNA: El senior I.,I.I.. es autor del
do del Senado, debian tener preferencia; pero no primer Proyecto. El segundo procede de la CAmara
insist en esto, porque tiempo habra para pedir la de Representantes; pero para ambos )idi6 la alte-
urgeneia. raci6n de la Orden del. Dia el senior Morales.
'SR. PRESIDENT (SINCIEZ AGRXMONTE) : -Continifa SR. MAZA Y ARTOLA: Pido la palabra.
la Orden del Dia. SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE) : La tiene
el senior Maza y Artola.
(El Oficial de Secretaria, leyeindo): So. M'ZA Y ARTOLA: Si no recuerdo mal enaitdo
el sefior .1.- il. solicit1, o;ue se colocara en lugar
COMISI6N DE INSTRUCCI6N PiOBLICA l, p.-i.. I it de la Orden del Dia el pi'oyecto por Al
presentado. habiendole el senior Gonzalo Perez indi-
AL SENADO: eado que tambi6n podia discutirse do una vez el que
figura en el nfimero dos, se convino on que asi se
La Comisidn de Tnstrucci6n PTiblica. en sesibn ce- hiciese tan pronto se resolviera el del senior Morales.
lebrada hoy, acord6 aceptar la .liiil; Ponencia Al noedar, pues, 6ste en susnenso aquel debe sU.,,ir
del Sonador Sr. Ricardo Dolz al Proyeeto de Ley la misma suerte, tanto mis-cuanto que tienen ambos
de la CAmara de Representantes relative a fijar la intima relaci6n ya que por uno y otro se modifican
ediad necesaria para el ingreso cn los Institutos Pro- preceptos del ('...1;.. Civil.


:41






DIAR10 DE SESIONES DEL SENADO


SR. GONZALo PEREz: Pido la palabra. del Proyecto de Ley sobre la capacidad legal de la
SR. PRESIDENT (SISNCHEZ AGRAMONTE): La tiene mujer casada?
el senior Gonzalo Pdrez.
SR. GONZALO PEREZ: Al solicitar que se disautiera (Sewales afirmativas).
el Proyecto de Ley que fija en veintifn afios la ma-
yoria de edad, lo hice en la cr-eencia de que la dis- Aeordiado.
cusi6n del asunto anterior, que nos preocupa a todos,
habia de acabarse hoy; pero como esto no ha suce- Se va a tratar ahora del. segundo extreme de la
dido, no tengo inconvenient en que se trate mas Oren del Dia, que es un Dictamen de la Comisidn de
tarde, en previsi6n de la demora fu., que pedi que C6digos al Proyeeto de Ley modificando los articu-
se sefialara el midreoles de la semana entrancee para los 320 y 321 del C6digo Civil.
la discusi.6n del Proyeeto de Ley aumentando el suel- iDesea el Senado que se discuta?
do de los maestros. :SR. GUEVARA: Por mi no hay inconvenient en
Creo que demorada la discusi6n del Proyeeto de que se discuta.
Ley del senior Morales, d.ebe tratarse desde luego, el Sn. M \ZA Y ARTOLA: Piidlo la palabra.
asunto de la reelecci6n, que preocupa a todos, y a SR. PRESIDENTE (SANCIIEZ AGRAMNOINTE) : La tiene
todos nos interest discutirlo cuanto antes. para se- el senior Maza y Artola.
guir con los demis asuntos que estAin en la Orden SR. MAZA Y ARTOLA: Propongo que, se trate desde
del Dia. luego del asunto marcado con el nAmero tres, por-
SR. GUEvARA: Pido la palabra. que expresamente se ha sefialado el dia de hoy para
SR. PRESIDENTE ((SANCHEz AGRAMO:NTE) : La tiene tal particular, mientras que el acuerdo adoptado
el senior Guevara. respect del que figure en el nfimero dos ha pasado
SR. GUEVARA: Resulta que despufs de oir a los la oportunidad .dle cumplirlo con el transcurso de
sefiores Maza y Artola y Gonzalo P6rez, no tengo la fecha que al efeeto se fij6, siendo necesario se-
conoeimiento de nada absolutamente. fialar otra. En cambio estA vigente y no se ha alte-
El senior Maza y Artola se levant y dijo: el se- rado en lo mks minimo el que se refiere al maread.)
inor Gonzalo P6rez ha propuesto que el asunto que con el n6mero tres. Al contrario qued6 sobre la 2e.
figure en el nfimero dos se discuta a rengl6n seguido sa, a propuesta del senior Garcia Osuna, para discu-
de haberse discutido el que afeta a la capacidad de tirlo hoy. De consiguiente, no veo por qu6 se ha, de
la mujer casada y que interest al senior Morales... tratar antes algfin otro.
SR. MAZA Y ARTOLA: Conjuntamente, dije. SR. PRESIDENT (SANCIIEZ AGRAMONTE)): El Se-
SR. GUEVARA: Eso es lo que le atribuye al senor nado resolvera si debe tratarse el ninmero dos o no.
Gonzalo Perez, y el senior. Gonzalo Purez dice ,ue SR. GUEVARA: Pido votaci6n nominal.
no estA conforme con lo que afirma el senior Maza SR. PRESIDENTE (SiNCIIEZ AGR\MONTE) : Los se-
y Artola, sino que per el contrario se limit a decir fiores que estdn de acuerdo en que debe tratarse la
que debe pasarse al nimero cuatro, que tampoco dis- proposici6n qu,e ocupa el nimero dos, diran que si.
cutamos el nfimero dos anterior. Y yo me pregunto,
si ha habido algdn acuerdo del Senado, porque des- (Se cfectzia la votaci6n).
puBs de todo el Senado es el llamado a decidir sobree d o s j l
el particular, porque yo he estado enfermo e ignore Sefores que dieron que si: Ajura, Alberdi, Be-
si ha habido acuerdo sobre tal particular. El senor renguer, Coronado, Cullar.
President podria informarme sobre ello. SR. GONZALO PEREZ: Pido la palabra.
SR. PRESTDENTE (SANCHEZ AGR\hAIONTE) : El acuer- SR. GUEVAR : Estamos en votacion.
do que habia torado el Senailo en sesidn anterior SP. GONZALO PEREz: Estando present ahora el
fu el de que se discutiera en la sesi6n de hoy la Seior Bustamente. author de la Ponencia sobre el
capaeidad de la mujer casada. y a contin:uaci6n el Proyeto de Ley que sefiala los veinte y un afios
de la mayoria de edad, que fig,.ra en segundo t6r- para mayoria die edad. estoy de acuerdo en q,ue se
minor. despues, por otro aeuer to posterior, el Pro- discuta, si mis compafieros tambien lo estan. y en
yeeto de Ley aumentando la representaciOn en la cste ease no hay necesidad de sequir la votaci6n.
('Cm,, de Renresentantes. y fltimamente, a con- SR. ARcA OsN : Que sigala votacion.
tinuaci6n de ello, el que se refiere a la reelecei6n SR. PRESTDENTE (SANCRnj AGRAMONTE) : Estamos
presidential. Por eso figuran en: la Orden del Dia co- en la votaeion. senor Gonzalo P4rez.
rrelativamen,te. SR. GoNZ LO PRZi:: Pero se puede suspender.
Se somete a la consideraci6n del Senado, si por eSR. PRESIDENTE (SNCHEZ AGRAMONTE) : Est de
ausencia del senior Morales debe tratarse el primer aewerdo el senior Bustamante?
asunto... SR. BUSTAMANTE: Completamente de acuerdo.
s SR. PRESIDENT (S NCIIEZ AGRAMONT)l : Estin
SR. GUEVARA: Pido la palabra. de a.unerdo todos los sefiores Senadores?
SR. PRESIDENT (SANCIHEZ AGRAMONTE): Sobre
el nrimner asunto? (Sefales -rfi', t; ,.f,,).
SR. GUEVARA: Si, senior. Acoridado.
SR. PRESTDENTE. (!SANCHEZ AGR \MONTE): Tiene la
palabra el senior Guevara. Se va a leer el Dictamen.
SR. GUEVARA: Para decir al senior Presidente (ue l ial de S, ,
respeeto al primer caso, no tengo inconveni.ente en ( f l e eretar, )
one se suspend, ya que no esti present el senior Ai, SENADO:
Morales.
SR. PRESIDENTE (SANCHEZ AGRAMONTE) : j.Esth de La Comisi6n de C6digos, en sesi6n celebrada el
acuerdo el Senado en que se suspend la discusi6n dia de la fecha bajo la presideneia del Sr. Antonio


5







DIARIO DE, SESTONES DEL SENADO


Gonzalo P6rez y con asistencia de los sefiores Erasmo
Regiieiferos y J. J. Maza y Artola, miembros de
la misma adopt el acuerdo de aprobar la ponencia
del senior Antonio Sanchez Bustamante al proyecto
die ley proedente de ]a Camara de Representantes
referente a modificar los articulos 320 y 321 del
C,6digo Civil, y recomendarle al Senado le imparta
su aprobaci6n.
Palacio del Senado, Junio 2 de 1916.


Vto.. Bno.:
Antonio Gonzalo Perez,
President.


Erasmo R', i ii, ;feros,
Secretario.


A L COMISI6N DE C6DIGOS:

Designado Ponente por esta Comisi6n para in-
formar respect del Proyecto de Ley aprobado por
la, Cimara de Representantes que, modificanidlo el
C6digo Civil, fija en los veinte y un afios la mayoria
de edad, me complazco en recomendar a la Comisid
se sirva aprobarlo.
La mayoria de edad para los efectos electorales
se ha fijado entire nosotros a los veinte y un afios
y para los, efeetos mercantiles tiene ese mismo limi-
te desde la publicaci6n del C6digo idlo Comercio que
empez6 a r egir en Cuba en 1886.
Las condiciones de nuestro clima, el desarrollo
social y mental de nuestra juventud, el desenvolvi-
miento de la cultural gracias a la instrucci6n prima-
ria obligatoria, los precedents de otras legislaciones
amerieanas y europeas y' .l-.ii:;. consideraciones mis
que en el iurso del idlebate habra ocasi6n de expo-
ner, sirven de apoyo a la opinion que acabo deo sus-
tentar.
No creo que merezca' la pena do introducir cier-
tos cambios que podrian mejorar la redacci.n es-
pecialmente del articulo cuarto del proyeeto, por-
que se refiere a disposiciones transitorias cuya efi-
cacia legal ha do ser muy limitada e:' raz6n del tiem-
po que dura.
En consecuencia, el Ponente propone a la Comi-
si6n que apruebe dicho Proyeoto de Ley en los' tir-
minos en que fu6 redactado por la Camara de Re-
presentantes.
Habana, Mayo 26 de 1916.

Antonio S. de Burtamanle.

SR. PRESIDENT (SANCIHE AGRAMONTE).: St, .bre
diseusi6n sobre la Proposici6n de Ley que acaba de
leerse.
Sn. DorL: Pido la palabra.
SI. PRESIDENT (iSINCHEZ AGRAMOINTE): La tiene
el senior Dolz.
SR. DOLZ: Sefiores Sennadiores: como decia la otra
tarde el senior Maza y Artola cuando se discutia el
primero de los proyectos que ocupan la orden del
dia, el de concederle a la majer la libre disposici6n
de sas bienes parafernales, el l..i-..-t,. de ley que
a mi juicio ha debido precederle era este, norque es
mis natural que nos oeuipemos primero mis quci de
dar, de restituir a la mujer el derecho de propiedad
que tiene a sus bienes parafernales, antes que otor-
gar a los que todavia no tienen derecho para la ad-
ministraci6n de sus bienes, esta administraci6n y dis-
posici6n en edad menos avanzada que la concedida
por el C6digo. Decia el senior Maza y Artola que to-


do proyecto de ley que tratara de enmenaar los C6-
digos, era de gran importancia y necesitaba ser es-
clarecido con detenimiento. Yo participq de esa opi-
nidn, mfixime cuando el C6digo de que se trata es el
C&dtigo Civil, y maxime cin.i... dentro del C6digo
Civil lo que se trata de alterar es el dereeho de fa-
milia. No hay nada de mas gravedad ni de mas im-
portancia, a mi juicio, en estos moments ante el Se-
nado que esos dos proyectos que ocupan los nime-
ros uno y dos de la orden del dia; y.este segundo, ya
queo el il "iiLr.i no podemos 1;.-itii'l.i, este segundd
encierra a mi juicio una eixtraordinaria gravedad:
no le precede sino un dietamen con la respectable e
ilustrada ponencia que tiene, si, todo el peso de su
autoridad; pero que esta redactada rapidamente en
dos pirrafos, que realmente no son razonamientos
bastantes y necesarios para hacer deseansar sobre ese
dictamen una reform de tanta importancia y tras-
cendencia. Verdad es que por el ilustrado author de'
esta ponencia se dice que hay otras razones, que en
el cursor del debate habri ocasi6,n de exponer, y se-
guidamente se reserve el expresado ponente la opor-
tunidad de reforzar su ponencia durante este ,debate.
Yo voy a preferir oirlo antes, porque a la verdad,
las razones consignadas en la ponencia no me con-
velnen ni me decide a la reform y si lo que se
exponga oralmente no las superan tengo que hablar
en contra del Proyecto de' Ley que se esti discu-
tiendo.
ISR. BUSTAMANTE: Pido la palabra.
SB. PRESIDENT" (SI NCHEZ AGRAM'ONTE) : La tiene
el senior Bustamante.
ISR. BUSTAMANTE: Entendia yo que este Proyccio
habia de merecer sin debate la aprobaci6n del Se-
nado. Y hasta me figure que asi hubiera sucedido
en enalquiera sesi6n mis normal, un dia menos tem-
pestuoso que el de hoy, o con menos anuncio de tem-
pe:stad; pero sea de ella lo que fuere, un deber de
cortesia y de compaierismo hacia mi querido amigo
el i. i Dl)o]z me obliga a formular ante el Senado
algoinas brevisimas indicaciones.
En primer t6rmino, va a convenir conmigo el
senior Dolz en que no hay relaci6n alguna entire los
dos Proyectos; el que de una manera timida y li-
mitada confiere a la mujer una parte de la capaci-
.dad oue hoy le falta, y el que declara a la mujer
y al hombre mayores de edad a los vein:tifn aiios.
El primero es un Proyeeto del Senado, que despu6s
que nosotros lo aprobemos va a pasar a la 'Cmara;
el segundo es. un Proyecto de la (';i.n'.i que despues
oue nosotros lo aprobemos y lo sancione el Presi-
dente, va nasar a ]a Gaceta Oficial.
Por much que nosotros los reunamos aqui, se di-
viden en seguida, siguen caminos opuestos y no van
a ser Ley a la vez; he ahi claramente la separaci6n
ineludible de las dos materials que, por otra parte,
nn tienen conexi6n juridica precisa.
El senior Dolz, con gran habilidad, echaba de me-
nos razones, y yo, que tengo la mania de la e,,ir.i-'ii,
creia haberlas dado casi todas en la Ponencia. par-
ticularmente para un hombre de tanta cultural, de
tanta ilustraci6n y de inteligencia tan vasta commo el
senior Dolz.
;.Por que conviene ese PI..;.-,. cde Ley?
Parrafo primero de la Ponencia. Porque la Le-
gisl aciSn Cubana fija en los veintiin afios la ediad
political, la mayoria de edad political, y autoriza pa-
ra votar a esa edad, Porque la Legislaci6n :Cubana


6






"DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 7


fija en los veintilfn afios la edad mercantil, la capa-
cidad plena para el ejercicio del comercio respect
de los- que esthn emancipados, y no hay raz6n para
que en el orden civil el limited sea diferente al ordien
politico y al orden mercantil.
He ahi la primera raz6n expuesta en dos lines
en el primer parrafo que la Ponencia consagra a
esta material.
Segundo pArrafo: las condiciones de nuestro cli-
ma, una raz6n; el desarrollo social y mental de nues-
tra juventud, otra raz6n; el desenvolvimiento de la
cultural gracias a la ilustraci6n primaria obligatoria,
otra raz6ni; los precedents de otras Legislaciones
americanas y europeas: una raz6n mis. No estaban
mis que enunciadlas y con un parrafo para cada
una de ellas puedan quedar desenvueltas. Las con-
dciones de nuestro clima, 4 por qu6? Porque hace
cr'ecer y desenvolverse con rapidez extraordinaria
a los irboles y a los hombres, a cuanto vive en nues-
tro suelo fecundisimo. Porque ya ha venido al Se-
nado un Proyecto de Ley por el cual nosotros re-
bajamos la edadi sefialada por la Interveinci6n Ame-
ricana para ingresar en la Segunda Ensefianza, y
ahora viene otro Proyecto de Ley rebajando un afio
mis. Porqu.e se vive aqui *tan de prisa y se llega a
ser hombre tan pronto, mental y fisicamente, en
nuestro clima, que no debe quedar sujeto a la po-
testad ajena quien tenga veinte y un afios. Eso es
cierto para el hombre; es cierto para la mujer; esta
ya como cosa reconocida en nuestras propias Leyes,
que confieren, la aptitud para testar a los catorce
afios y la aptitud para contrary matrimonio a los
doce o a los catorce, segfin el sexo, y otras aptitudes
para otra series de relaciones de la vida civil antes
de Ilegar a los veinte y tres afios, edad sefialada por
el C6digo. Se ha llegado dentro de la Legislaci6n
Mercantil a permitir el ejercicio del Comercio, la
mis peligrosa de las profesiones en el ord'en, econ6-
mico, a los que no tienen todavia veinte y tres afios,
a los que no tienen todavia la mayoria de edad que
sefiala el C6digo Civil.
Segunda raz6n, que importa desenvolver: el des-
arrollo social y moral de nuestra juventud. Nosotros
somos un pueblo modern, una democracia, en que
la juventud se mezela, sea la que fuere su proce-
dencia, en las escuelas pfiblicas, en las privadas, en
los institutes, en. las granjas agricolas, en la Univer-
sidad, en los clubs, en las asociaciones, done ade-
mis se mezela en todas las manifestaciones de la
vida, desde el studio a que antes me referia, hasta
el jqego y las dliversiones, y en que cada uno, por
consiguiente, de lo que pudiera Ilamarse un campo
o clase: social, toma del otro su desenvolvimiento, su
adelanto, su desarrollo, su conocimiento del medio.
y con ello se prepare para la vida en el mundo, para
entrar plenamente en ella antes de la edad que se
puede necesitar en otras naciones. A ello s'e agrega
que hasta pueblos de razas diferentes, como el saj6n,
han fijado los 21 afios como mayoria de edad.
Ademis, debe tenerse en cuenta que la mayoria
de edad ha ido evolucionado en nuestros derechos en
sentido favorable a la disminuci,6n, die su limited, des-
de los veinte y cinco afios, que .Lri.,l i la antigua
Legislaci6n, hasta los veinite y tres aue fij6 el C6-
digo Civil de 1889, y nosotros nos dam.os un paso
mas en el propio sentido, rebajdndola a los 21.
Un element nuevo, del que no debe prescindirse
y que aqui se indica tambien, es la circunstancia
del caricter obligatorio de la ensefianza primaria.


Desde que nosotros consignamos eso como una nece-
sidad de nuestra vida durante la primer Interven-
ci6n Americana y lo levamos despues a in precepto
constitutional, esthbamos preparando esta reform
del Cdigo, indispensable para una generaci6n que
ha pasado ya por la instrucci6n primaria y que debe
llegar a la plenitud de sus derechos civiles al cum-
plir los veintiin afios.
Es extraordinario lo que en la capacidad del hom-
bre influye la cultural; lo que sirve para todas las
cosas eh la vida al que ha podido desenvolverse en
la escuela, en la escuela pfiblica o en la escuela pri-
vada, en un pais dondle la instrucci6n primaria es
una verdad, es una obligaci6n. El hombre que ha re-
cibido ciertas nociones de cultura esta preparado pa-
ra todo en la vida; y como esa cultural viene, aun en
el orden professional, antes de los veintiin afios, el
que a los veintifin afios no tiene plena capacidad pa-
ra regir sus actos, no la tiene nunca.
Ya entire nosotros esa plena capacidad se ha ad-
quirido con la educaci6n, y si alguien ha tenido la
desgracia, por tal o cual circunstancia, die career
en lo absolute de instrucci6n, ese suele ser el que no
necesita la capacidad, porque la capacidad no le sir-
ve apenas para nada fuera del orden econ6mico.
El desenvolvimiento de la oultura es la garantia
de todas las refomas, del desenvolvimiento social,
de esa capacidad de la mujer, de la aplicaci6n de
todas las Leyes progresivas y liberals que tiene en
estudio el Senado, a que han contribuido de una nma-
nera tan poderosa las iniciativas y Ponencias de
nuestro querido amigo el senior Regiieiferos, es la
garantia de esta propia Ley. La cultural hace al hom-
bre capaz para todo, y cuando no se ha adquirido en
el grado necesario a los veintifin afios, es dificil que
se adquiera despu6s; debe haberse adquirido antes
dentro de nuestro regimen vigente.
La riqueza no es, despu6s de todo, mas que un
instrument miserable con que satisfacer ciertas ne-
cesidlades de la vida; la salud es muchas veces un
don mas o menos precario de la suerte. mis apeteei-
do qu.e necesario. En cambio la cultural es la con-
auista superior del hombre. que lo ha hecho el rey
de lo creado, y que permitiendole elevarse mis allA
de este mundo, en pos del ideal, segrin sus aptitu-
des, eI ha permitido una veces inventar, y otras com-
prender -a Dios.
SR. DOLz: Pido la palabra.
SR. PRESTDENTF (SANCHEZ AGRAMONTE) : El senior
Dolz tiene la palabra.
SR. Doioz: Yo habia dicho, sefiores Senadores,
que habia cierta conexi,6n entire el proyeeto de ley
que concede a la mujer la libre di-i"' .-1'.. n de sus
bienes parafernales y este que disminuye la edad en
los j6veres de ambos sexos para que ejerciten tam-
biWn la libre disposici6n de sus bienes. Claro es que
no es una conexi6n tani intima y estrecha que haga
absolutamente necesario que se vote un proyeeto pa-
ra oue se vote 01 otro, porque si asi lo hubiese en-
tendido, me hubiera opuesto a la discusiin de este
proyeeto de lev una vez que se habia acordado cl
aplazamiento del primero.
Claro es alie no hay una conexi6n material hasta.
el punto oue impida que aprobado una pueda ser
ley porque viene de la CiAmara de Representant's.
v el otro tengo que ir al C'uierpo hermano. Pero vo
deeia Oue en el orden dile la 16gica. en eierto orden
superior de 16gica. si el Poder Legislativo trata de
legislar modificando lo que existe en nuestro regi-






8 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


men familiar, parece natural que el Poder Legisla-
tivo se oriented. en el sentido de hacer justicia en
esa relaci6n familiar, y decia yo: la mujer es.ya
duefia de sus bienes parafernales, la mujer es ya
propietaria die sus bienes parafernales, es primor-
dial, primero, en el sentido de la justicia y de la
16gica reconocerle a esa que ya es duefia, que ya es
propietaria, la libre disposici6n de las cosas de que
es duefia y propietaria antes que entrar a conceder
a j6venes y mujeres que aun no son duefios en el
sentido de la libre disposici6n de sus bienes, que pue-
d)an hacerlo en un tiempo mas anticipado que aquel
que el C6digo actual le reconoce. Me parece que en
el orden de la justicia es mis primordial, mas nece-
sario, mds 16gico.el primero de los proyectos que el
segundo, y s6lo en ese sentido he marcado ciertas
relaciones, ciertas co'nexiones entire ellos.
Muy dificil es oponerse,-y ahora me voy a opo-
nerme francamente a ese proyecto de ley,-a proyec-
tos de ley que tiene a su favor la ponencia del senior
Bustamante y la palabra hermosa y brillante de este
distinguido Senador.
Pero quiero hacer constar que no me opongo a
este proyecto por ninguna circunstancia accidental.
Quiero haeer constar .que no, siento la tempestadi a
que aludia el -.i,,,! Bustamante, y no la siento, por-
que yo creo que nunca debemos sentirnos amenaza-
dos ien estos asuntos con vientos de tempestad, debe
exponer serena, tranquilamente, cada uno, su cri-
terio y aceptar el resultado de la votaci6n.
De mi se ha dicho, o se suele decir, con o sin raz6n,
que no voy ahora a discutirlo, que cuando yo dis-
pongo de las mayorias las Ilevo dIecididamente a la
obtenci6n de aquello que me propongo. Si es cierto
o no, no lo discutir6, pero no han dicho la" se-
gunda parte, y es que cuando soy minoria acato
humilde y resignado el acnerdo de la mayoria. De
manera que para mi no hay tempestades, porque las
tempestades las puedien ocasionar las minorias per-
turbadoras contra los acuerdos de las mayorias; pe-
ro nunca aquellos que como yo estin siempre dis-
puestos a aceptar los acuerdos de la "i i,-,.1,, no, el
senior Bustamante, con la else de razonamiento que
vov a hacer, apreclara one estaba prenarado si no
naturalmente en el detalle norone eso muy poeis
veces tengo tiempo para realizarlo estaba prepare -;
do en la idea y en el concept para oponerme
este proyecto de ley.
Las razones aducidas por el senor Bustamante. e')-
mo habrAn observado los -.'*...' Senadores, con. mn-
cha hermosura, con much brillantez con extraor-
dinaria eloenencia no son ni mis ni menos que las
que consign6 en su concisa roneneia. No ha dicho,
a mi\ juicio, nada mis, nada nnevo, 1,., 1 que no
haya dicho en esa ponencia; por lo tanto. voy a oeI-
parme de los :I(p*ii nt.,. que la ponencia contio nn
y que han sido los fundamentals del discurso del
senior Bustamante.
La primer raz.6n en la que a mi' juicio el senior
Bustamente ha caido por una corriente general en
que han caidol mentalidades superiors en el orden
de la ciencia del derecho la primera es ]a nuimera de
andar buscando una edad que eanacite al hombre
para todo, que sea la misma edad la que sirva para
lo mercantil. para lo electoral y para lo civil. Esa
es un quimera, esa es una pretension que han, tenido
al4nnos ilustres publicistas; pero esa pretension es-
tA desmentida dentro die la experieneia en el terre-
no de la prictica, porque son tan diversas las ma-


nifestaciones de la aptitud de la inteligencia huma-
na, tan varies los matices a que suele dedicarse el
hombre, que no es possible darse una edad que sirva
para todo, sino por el contrario, el mejor sistema es
sefialar una odadi distinta para cada una de las dis-
tintas manifestaciones del sentimiento. Por qu,6 ha
de equipararse la edadcivil de las operaciones tran-
quilas y I' -,,ffi...r de la compra-venta, de la adquisi-
ci6n de bienes con la edad que se determine en un
C6digo die Comercio para que el que tiene vocaeidn
y temperament so lance a esas empresas de cr6dito
en que no se necesita esa edad ? Pero si esto es una
quimera, si esto no lo puede conseguir el -..f,,, Bus-
tamante; si esto a que e1 aspira como base funda-
mental como un razonamiento de su ponencia es
absolutamente impossible de conseiguir, porque ahi es-
tarAn siempre las leyes indicando una ,Ilt .-lr-i., de
edad para las diferentes manifestaciones de la vida.
Hay una edad penal que tiene que ser una edad dis-
tinta a la edad mercantil y a la edad civil. Armo-
nice el senior Bustamante una edad penal y ponga
la misma edad para lo mercantile y para lo civil.
Hay una edad que tiene quo respetar: ahi estAn los
Squince, los diez y seis y los diez y oecho afios en el
derecho penal para marcar capacidad y aptitude, es
decir, mayoria y minoria de eldad en el orden del de-
recho penal. Y las leyes de los empleados pfiblicos?
Para ser empleado piblico se require distinta ediad
que para la mayoria de edad. LY dentro del mismo
derecho electoral no hay mayoria y diferencia de
edad para el dereeho active de sufragio que para
el derecho pasivo die sufiagio? gY dentro del mismo
orden de familiar no hay distintas edades para el
nlatrimonio y para ejercer el derecho testamentario?
SC6mo se va a pretender que tengan una sola
edad, si en el Derecho Civil y Pfiblico se requieren
distintas edades, porque son distintas esas manifes-
taciones?
Asi es que no es argument que pueda convencer
a nad'ie el que se diga que es necesario unir, armo-
nizar porque no lo van a conseguir. gY por que no
es 16gico que so eonsiga? Porque son aptitudes dis-
tintas, desiguales. Ya lo dijo un viejo0 I. r.. i'.f., "que
las condiciones, desiguales hay que tratarlas desigual-
mente para que se produzea la igualdad ". Y por eso
es precise. para conseguir la igualdad, distintas apti-
tudes se'Gin el orden de que se trate, ya sea penal,
ya sea mercantile, ya sea electoral active, ya pasivo,
ya matrimonial o testamentario. Queda, pues, con-
testado, a mi juicio, ese primer argument de la po-
neneia.
El segundo se refiere al clima, al sol, seguramente
al susurro de las palmas, a la claridad de nuestro
cielo. Todo eso es muy vago tratbndose de proble-
mas de Derecho que tienen que ser examinados d,
maera mis profunda. No vamos a ir a busear el
sol y las 'estrellas para resolver este problema; debe-
mos de ir a busear los caisos, debemos procedier con
un sistema de experimentaci6n, no con un sistema da
idealismo. o cosn un sistema imaginative.
Al fin y al eabo el clima, la luz, el sol, puede ser
rqe capaciten al cubano prematuramente no para la
administraci6n, de sus bienes sino para las unionPs
sexuales. para el amor; no s6 que relaci6n nuedan
tener esos elements para la necesaria reflexi6n del
one administra bien y one puedan capacitar para el
ejereicio de todas aqnellas potestades qu.e son imagi-
nativas o sentimentales, pero no la quo es concrete
y genuina intellectual y reflexiva.







DIARIO DE SESIONES DEL SENADG 9

Eso servirA para modificar el C6digo Civil en la puede hacer este Senado antes que confiar fortunes
edad que sefiala al matrimonio poniendo menos, pe- cuantiosas a la impericia y ante la inutilidad proba-
ro eso no sc toca ni por el clima, ni por las estre- da de la experiencia de los j6venes.
llas, ni por la luz, ni por el sol; asi permaneoc desdec Sn. BUSTAMANTE: Pido la palabra.
much antes de que se discutiera este Proyecto de SR. PRESIDENTE (.Si'NCHEZ AGRAMIONTE) : La tiene
Ley y sin embargo se viene a tocar la edad, que es el senior Bustamante.
tocar lo que no guard conexi6n ni relaci6n alguna. SR. BUSTAMANTE: Aunque casi no nedesito recti-
Ni la cultural, ni el desarrollo de la instrucci6n, :,.,., porque mis razones fundamentals estan en
primaria, son elements bastante para afirmar, por pie, quiero decir algo para desvanecer la impresiin
ello slo, que se adquiere capacidad, la que se nece- iue haya podido producer en el Senado la palabra
sita para la buena direeci6n de los bienes propios, autorizada y habilisima del senior Dolz.
Se puede ser un muchacho muy avisado, un joven Y pres'.indo del ambient tempestuoso y de la si-
muy inteligenste, un estuidiante brillante, un .profe- tuacion de esta tarde, y de los motives fundamen-
sional distinguido, y hasta erudito; pero muy mal tales de este debate, porque no quiero prolongarlo,
administrator de sus bienes, un p6simo regidor de con esas disquisiciones. Voy a ser muy breve en mi
su fortune. rccti ficacin.
SA qu6 habri pues necesidad de aeudir para for- El sefor Dolz me ha opuesto various arguments
mar conciencia cierta de que vaTios a realizar un que pueden decirse fundamentals. El primero de
beneficio con este Proyeeto de Ley, que vamos a cllos, oierta tendencia a la unidad exagerada, en
llevar al seno de la familiar bienestar y prosperi- cuya virtud hay que llegar a los veinte y un anos
dad y que no vamos a llevar zozobras e inquietudes? como mayoria de edad civil, porque es la mayoria
Ah!, sefiores Senadores, cuando hay que aeudir do edad mercan-til y es la mayoria de edad political
a la experiencia, y aqui el senior Bustamante-y sin legar por eso a la uniformidiad absolute del li-
esto le comprobarA que venia preparado a oponerme mite de edad on todos'los ,d.c'-n, ; y los cargo que
a este Proyecto de Ley,-ha ejercidl sus brillantes me haeia el senior Dolz de dejar en pie la mayoria de
cualidades profesionales y ha encaminado primor- edad penal,-si se le puede dar ese nombre:-y la
,dialmente su gran experiencia en la ardua y dificil diferencia de edadl para .i ..-.p. f ,' i ciertas funcio-
direcci6n de los complicados negocios de las empre- nes pfiblicas y ciertos cargos, esta demostrando que
sas industrials .y mercantiles; pero yo he sidlo'un no aspiro a esa uniformidad sino en lo que sea es-
modesto abogado de families, mi bu.fete no so ca- trietamente necesario.
racteriza por la direccidn, de esos trust, de esas com- No acierto a comprender cuil es la raz6n de orden
paifias, de esas .empresas, pero si por una aglomera- juridico en cuya virtud un hombre que tiene veinte
ci6n constant, un rio afluyente, a donde vienen a y un afios y esta en las condiciones del C6dligo de.
parar todas las quepas y relaciones de un numero Comercio pueda dedicar toda su fortune, sin ningun
grande de families cubanas; y es on mi bufete dondle riesgo, sin que el senior Dolz haya pedido que el C6-
esthn los 1, ij.. de familiar, menores somctidos a tu- digo de Comercio se modifique, a operaciones mer-
tela, a la patria potestad, y aseguro con pena ante cantiles; pero en cua-nto se trata do administrar ci-
este .-' i..... i que es un crime entregar a los jdve- vilmente su propio patrimonio, ya'no tenga eapaci-
nes cubanos la libre disposici6n de sus bicn.es; lo di- dad suficiente. No me explico die qu, manera la ca-
go ante este Sena-do, que cada vez que un menor su- pacidad mercantil, mks dificil, mAs commplieada, mts
jeto a mi rIgimen y direcei6n professional, cumple t onica, puede ser possible cuando no es possible la
los veinte y tres afios y tengo que libertarle d! sn capacidad civil, ni me explico qu6 criterio obliga a
tutela, tengo que libertarle de la potestad de su pa- mantcner anticipada una y retardada la otra.
droe tengo que entregarle su fortuna, es nn dia tris- Por otra part, los limits de la e'dadi para la vida
to. para mi bufete, tiemblo por el porvenir de esa political, es deeir, para decidir de los destinos del
fortune, tiemblo porque la experiencia me ha de- pais. para la vida mercantil decidiendo en esa 'for-
mostrado que no sabe administrar sus bienes, que no ma del patrimonio propio y para la vida civil, tie-
hay aptitude afin a: los veinteo y tries arios, a pesar del non cntre si, neecesariamente, una .,i ,1.-_.,. general
clima. del sol y de las estrellas para regir una for- que obliga a un propio criterio coming '
tuna. Multitud de cases podlria narrar, en los euales Pero el senior Dolz se burlaba un poeo de mis
es una desgracia el haber confiado a esos jivenes to- afitrmaciones relatives al clima, confundiendo el cli-
davia inexpertos, esa fortune, multitude de casos po- ma,-un hombre tan docto como 61,-con el sol y
dria citar en los cuales la salvaci.(n de esa fortnna con las estrellas! Hasta ahora no sabia yo que el
de menores4 se debe a la intervenci6n de sus tutores sol y las estrellas'formaran part del clima, sino co-
o de sus padres; porque naturalmente, no hablemos .mo elements que puedan contribuir a modificarlo.
dde todos los menores de veinte y un afios que en su El sol, en cuanto tiene part de la culpa do nuestro
inmensa mayoria, carecen de bienes de fortune. Esos elima, en cuanto esta colocado respect de nosotros
podrian ser mayores a los veinte :. ... Se trata de en condiciones diferentes al resto del mundb, no s6lo
los menores con dinero, con fortune. Lo. digo en con- por la distancia, sino ademAs, por la inanera como
cieneia: piensen los -;I..., Senadores en un joven recibimos sus rayos, es, efectivamente on factor de
en Cuba a los veinte y un afios, por el mismo climax. ese desenvolvimiento ripido en todos los ordenesi El
por nuestro ambiente, por eso mismno rue se cita. hombre es un ser arm6nico y no anticipa su desen-
por cso mismo esta, ms expuesto, no sabe manejar volvimiento s6lo en la esfera sentimental o en la e:-
sus bones propios, por eso mismo hav- que defel-1er- fera sexual; lo anticipa en todos los 6rdenes. Y el
los; no hay una raz6n solida a saber indiscntible senior Dolz que ha viajado much, que ha recorrido
que domine mi criterio, que domine tambidn mi ex- otros passes, que ha visto hombres cde otras razas
periencia y me oblige a prestar mi voto a ese pro- y de otras naciones, sabe de sobra c6mo se diferen-
yeeto de ley. No, es una necesidad aparente, pien- ..eia nuestra juventud por su preeocidad extraordi-
senlo los sefiores Senadores. Hay cosas mis fitiles que naria, de la juventud de otros paises.







10 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


Yo tengo en eso cierta experiencia personal; pas,
como estudiante por Universidades extranjeras; he
recorrido como oyente Universidades extr,]i.i-r.,
mis tarde; he podido observer cuIl es la condici6n
mental de la juventud en este pais y en otros, y
puede afirmar que de todlos los passes que he reco-
rrido no hay ninguno cuya precocidad mental pue-
da compararse con la nuestra. No hay ninguno en
que las condiciones de la inteligencia se desarrollen
tan pronto, ni en que la inL. 1l-.-.. ;.- adquiera tanta
viveza, tanta facilidad, tanta adaptaci6n, tanta ca-
pacidad, como entire nosotros, a la propia edad.
Eso esta pidiendo una Ley diferente, y nosotros
no venimos a pedir sin embargo una Ley excepcio-
nal de tal indole que se aleje del minimum sefiala-
do por otras Legislaciones del mundo. Venimos a
pedir para esta raza latina, en este clima tropical,
la mayoria de edadi sajona, es decir, la mayoria de
edad de una sociedad que no tiene esas condicionies
de precocidad intellectual, mental y moral; pero ique
sin embargo, prepare al hombre dentro :de otro or-
.,I;D:,.-''.i civil y social para el regimen de sus bie-
nes, como nosotros lo preparamos, ayudadios por esa
preeocidad, con, las instituciones que estamos des-
envolviendo.
Sabe el senior Dolz que yo no soy el inventor de
esa doetrina sobre el clima. Flotaba ya en buen ni-
mero de escritores nli;_,-... y el senior Dolz que tiene
un cultural extraordinaria sabe q'ue a 61 y a mi no
nos seria dificil encontrar vestigios de esa influen-
cia del clima para las Legislaciones, en los grandes
pensadores de la Grecia antigua, Plat6n y Arist6-
teles especialmente. Pero el senior Dolz sabe, que el
lombre que se dedlic6 con mayor empefio a estudiar
el espiritu de las Leyes y que form". asi una. obra
fundamental suya compuesta de no mis de cuatro-
cientas paginas, que estuvo preparAndola y escri-
bi6ndola veinte arios seguidos, para que no fuera el
resultado de una imorovisaci6n, sino de un esfuer-
zo continuado y constant, Mn!, .r-j ii. inmortaliz6
su nombre en cl derecho y en la filosofia cuando lo-
gr6 demostrar la influencia .:i,..,..r !.. ,: dol cli-
ma en las Legislaciones de todos los paises.
El, alla en su tumba, si desde, alia se oye lo que
pasa, en el mundo, se habrA sonreido extraordinaria-
mente, por sus veinte afios de esfuerzos perdidos, al
oir los juegos de palabras del'sefior Dolz sobre el
sol, las- estrellas y el clima.

(iRisas).

Desde entonces, desde one esa obra fundamental
anda por el mundo, no hay nadie que niegue ese he-
cho, ni nadie que cuando se trata de ;iji.t,,r las Le-
yes al desenvolvimiento personal deje de recorder
esa doctrine. .
El tiene la responsabilidad de mis palabras, y en
las piginas de su libro inmortal estan, las respues-
tas a esas aseveraciones del senior Dolz.
Ah! Pero es que la exneriencia de los Consejos
de Familia obliga a retardar la mayoria de edad en
vez de adelantarla. Yo he intervenido en muchos
Consejos de Familia, e intervengo todavia en buen
nfumero do ellos, y puedo asegurar al senior Dolz que
si consultAramos la experiencia de la mayoria de
los abogados, seria contraria a la instituei6n diel Con-
sejo de Familia.
~Que es lo que i..-.l..n.- el" ,c*' i D,,i,: Que cuan-


do un hombre tiene la desgracia de perder a su padre
y a su madre, de salir de la patria potestad y die ver
entregada su fortune a la gestiSn de site personas,
parientes o amigos, ni,,1.i i 1.... sabe Dios e6mo y
sabe Dios cuando, se estime mis convenient el man-
tenimiento de esa situaci6n, contra la que tanta -:. i.
te protest, que el hecho de entregarle a 61 solo, a
los veine y un aeios, la gesti6n de sus propios intere-
ses,
Hay Consejos de Familia que funcionan de una
manera ideal, llenando todas las exigencias de los
que en esta materia legan mis lejos; pero eso no
es la mayoria. Generalmente esos Consejos de Fa-
milia representan una reuni6n de siete personas que
actfian de un mcdo intermitente, que se reunen una
vez eada afio o una vez cada seis mess, que no tie-
nen la sanci6n direct e inmediata de los asuntos de
los menores o die los inca-acitados, y qu(e suelen en-
tregar al menor o al ineanacitado la If., i, in. dilapi-
dada o mermada. Si pudidramos traer aqui estadis-
ticas, limitadas simplemente a saber lo qu.e en tesis
general recibe un Consejo de Familia y lo que en
tesis general entrega, tal vez la mayoria de esas es-
tadisticas no fuera favorable a la instituci6n; y el
senior Dolz se empefia en sostener la duraci6n de esa
instituci6n.
Un menor aue league a los veirtifin afios se prue-
de enoontrar en estas dos situaciones: o esti bajo la
patria potestad, y entonces import poco quc la Ley
lo emancipe, porque el vinculo del... if.,' le sigue
sirviendo de, rolecci6n, de ;o\v, 1 y de .k1.1r .... ; o
estA sometido a un Consejo de Familia, que o1 trata
bien o que lo trata mal, y que no tiene a veces de
familiar mas que el nombre que el C6digo le da; y en-
tonces importa que la Ley lo saque cuanto antes de
esa situaci6n, porque si.a los veintiun afios no puede
salir de esa situaei6n, el Consejo de familiar tiene la
culpa.
He tenido la practice, en to'dos los Consejos de Fa-
milia en que intervengo, de llamar a los menores a
la gestion direeta de sus bienes en unanto tienen el.
uso normal de su rain, y, para ese fin d(e hacerles
intervenir, dia por dia, desde los trece o eatorce
afios en todos los aetos que el Consejo de Familia
realize y en todos los aetos administrativos del tu-
tor, y hacerles inspeecionar sus casas, intervenir en.
pus contratos .de inquilinato, instruirse de las con-
diciones de sus hipotecas. ir viviendo poco a poco la
vida econ6mica propia. Cuando el Consejo de Fa-
milia hace eso, el menor. despuds de cinco o seis afos
de instrucci6n de sas asuntos estd, al llegar a los vein-
tiuno, plenamente capacitado para regirlos; euando
el Consejo de F ,,,,lii no hace eso y mantiene al
menor ignorant de tbdo lo que pa.sa, cuando lo ale-
.ja die la. gesti6n de sus bienes y la leva 61 solo, sabe
Dios edmo, el menor llega seguramente a los veinti-
tres o a los veinticinco, completamente ignorante y
la culna de su situacin no, esti en el menor, en su
falta de'eapaeidad. sine en la gesti6n equivocada del
Consejo de Familia.
S6 que desde cierto punto' de vista es l6gica la ac-
titud del senior Dolz. No puede preseindir de que
por temperament y por eonvicci6n profunldha es
un hombre de ideas conservadoras, y el espiritn con-
servador suele entenderse en el sentido de *-,I; .-ri .
de evitar toda iniciativa, toda manifestacion de li-
Ih'ri.i.i ; hay que contener el i,- iiu-I.r.I por medio
de Leyes que restrinjan su emisiin mediante la 'pa-







DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


labra hablada o impresa; hay que contener la acti-
vidad personal, manteni6ndola todo el tiempo posi-
ble sujeta a un regimen que se le'impone; hay que
estableeer el criterio del principio de autoridad y
de la base de la fuerza en todas las relaciones de la
vidia; no, ese no es el criterio de una democracia.
Nosotros necesitamos preparar a nuestra juventnd
para todas las manifestaciones de la vida: para la
vida particular y para la vida political, y mantener-
la sujeta, negindole derechos, estableciendo limita-
ciones;, suponi6ndole incapacitada, oponidndoinos a
las consecuencias naturales de su desarrollo mental,
econ6mico y material, no prestamos un servicio al
pais ni a la democracia, sino todio lo contrario.
En nuestro C6digo Civil sucede una cosa curIosi-
sima. La mayoria de edad empieza a los veintitr6s
afios, pero basta casarse .despu6s de los diecioeho pa-
ra estar emancipado, de modo que .todo el peligro
que nosotros vamos a hacer correr a la juvenlud
cubana respect a su situaci6n economic dejAndole
administrar los bienes que posea a los veintiuin afios,
se los deja correr el C6digo, desde los dieciocho, con
tal de que se case.
He ahi lo que no puede evitarse dentro de la ac-
tual Legislaci6n, lo que result indiscutible dentro
de los preceptos vigentes, lo .que hace die este Pro-
yeeto una cosa en realidad sin trascendencia, y en
el fondo una media fundamental de justicia. Espe-
ro que el senior Dolz nos ayude en esta tarea; se con-
venza de que vamos por buen camino; se persuade
de que, en efecto, necesitamos en Cuba, en bien de
nuestra juventud, anticipar la mayoria die edad; que
se d6 cuenta de que el medio, la instrucci6n, las
condiciones climat6ricas, todo, contribute a 'colocar
a nuestra juventud on condiciones diferentes a las,
que actualmente se mantienen. Recuerde su situaci6n
mental, su situaci6n econdmica, su capacidad, cuan-
do el soilor Dolz tenia veintifin afios; yo le conoci
entonees, y declare qu.e po:iia ponerse en manos del
senior .Dolz, la fortune m6s cuantiosa, on la seguri-
dad absoluta de que 61 la hubiera administrado muy
bien.
A los veintiin ,,i. yo llevaba dos anos ejei'ciendo
mi profesi6n de abogado; estaba casado, tonia un
hijo, y era menor de edad. Cnando hago propaganda
por este Proyecto.dc Ley, y lo defiendo con tanto
empefio, es porque quiero que a los hombres de esta
generaciOn, much mas adelantada y much mas fe-
liz que la mia, no les suceda lo mismo. Cuando pido
para todos. aquello de que creo capaz al scfior Dolz.
la mayoria de edad a los veintiin afios, lo pido por-
que s6 que aunque en el senior Dolz concurren, como
han concurrido siempre, circunstancias extraordina-
rias de capacidad y aptitudes, afin rebajando much
de.esa capacidad y de esas aptitudes, le queda toda-
via a cardia cubano lo bastante nara tender el derecho
de administrar sus bienes a los veintifin aios de
edad.
Po-r mi experiencia constant, adquirida con el
contact de los Consejos de Familia, ejerciendo la
patria potestad, y entendliendo en la direcei6n de
menorcs, con bienes en Cuba, he Ilegado a la conclu-
sion que expuse antes; que en Cuba el que no esta
a los veintifin afios en candiciones para eiercitar la
capacidad civil, no 1...:]1., estarlo ni a los veinti-
tres ni a los veinticinco.
SR. DoIz: Pido la nalabra.
'Sn. PRESIDENT (,fALrc.liu AGRAMIONTE) : La tiene
el senior Dolz.


SR. DOLZ: Sefiores :Senadores: no est6 de mis que
discutamos con. algfin detenimiento, proyeeto de ley
de tan extraordinaria importaneia. Por eso me voy
a permitir molester brevemente la atenei6n, de este
Senado, contestandio algu.nos arguments del senior
Bustamante, como de 61 siempre presentado's bajo
un aspect vigoroso.
En primer lugar ya no se trata de la unificaci6n
de la edad, ya no se trata de unificar dos t6rminos,
la aptitud mercantil y la aptitud civil: ha bajado
much la importancia de la unificaci6n porque unifi-
car dos t6rminos cuando hay tantos sueltos, yo veo
que tendir6a importancia si el proyecto- unificara to-
das las aptitudes, todas las edades; pero ya va recor-
tdndose, ya no queda mis que la palabra muy mo-
desta de unificaci6n de la aptitud mercantil y la
aptitud civil. A mi no me convene tampoeo porque
la aptitud mercantil es una aptitud professional; el
comercio es una profesi6n; van a 61 los que tienen
vocaei6n, los que tienen aptitudes, los que tienen im-
petus, y, por ende, condiciones y cualidades que aconm-
paian siempre a esta vocaei6n y a esta decision de
la juventud como la tiene para ejercer la abogacia,
como ]a tiene para ejercer la medicine. Se puede ser
un abogado distinguido, un m6dico eminent, un co-
merciante intr6pido y die cr6dito, porque esas son
I i. -if.i. s, vocaciones, aptitudes para el ejercicio
de esas manifestaciones de la ii ni-1i_--i.-.. humana;
pero esa no es la vida civil, esa no es absolutamente
ni puede compararse con la mayoria de edad civil
como regla general, no para esa minoria que sobre-
sale, que se dedica con un gran empefio a una de
esas aptitudes, sino para la generalidad de los cu-
banos en el ejercicio tranquilo, sin vocaci6n, sin im-
petus y sin decision de sus derechos civiles.
Por'lo tanto sigo creyendo que asi como el derecho
melcantil no es el derecho civil, que asi como se ne-
cesita un C6digo civil y un C6digo mercantil, no tie-
ne nada de particular que haya una edad4 civil y
ira edad mercartil. Seria necesario llegar a la con-
clusi6n que algunos preteniden-y creo que en esta
cseuela no toma asiento el senior Bustamante-de
que desaparezca el derecho mereantil y no haya mis
que el derecho civil, y otros m6s on minoria que
oretenden que desaparezca el derecho civil, que no
haya mins que el C6digo 'die comercio para regir to-
las Ias transacciones de los 1L..iI.. En tanto no se
League a una de estas dos escuelas exageradas y ex-
tremas, en tanto diferenciemos el dereeho civil del
derecho mercantil, no veo por qu6 no hemos de
diferenciar la mayoria de ediad civil de la mayoria
de edad mercantil. Los argumentos aducidos por el
senior Bustamante no han ejercido presi6n bastante
sobre mi para modificar mi pensamiento.
El sefior Bustamante decia,-y yo lo estaba oyen-
do con cierto asombro,-que el sol y las estrellas no
tienen nada que ver con el cliina. Afortunadamente
(I mismo contest el argument: "A no ser qu.e in-
fluyan en el clima". jInfluyen en el clima? Pues no
ve's mayor relaci6n. j Qu6 mayor relaci6n se puede
pretender con una cosa que influya en esa misma
eo'a ? A no ser que el senior Bustamante pensara que
;nelde existir un pais con un sol clido, con una no-
che clara y estrellas rutilantes y que la gente se est6
muriendo de frio; o un pais en. que el sol no nazca,
en que'las noches est6n ocultas por la neblina y todio
ol mundo se est6 ahogando de calor. Realmente no
comprendo esas dos cosas. Do manera que ese es el
elima, eso es lo que constitute el clima; el clitna no






12 DIARIO DE SES1ONES DEL SENADO


es el clima, es un resultado de esos elements, el
clima es esos elements que lo integran. Y ese dinma
-dejemos la .li,.i .l.i de Mnili. ".'". n porque si
vamos a opener esa autorida.d no voy a poder easi
argumentar-dejemnos a .,Im .plh.i y vamos a ana-
lizar de nuestro pals ese clima y esa luz y ese sol;
prepare para la imaginacidn, !i. !i.I1.I el sentimien-
to, hace artists, poetas y nfisicos, no hace hombres
guardadores de su fortune que sepan racionalmente
disponer de ella. Ese clima no es un determinante
decisive de la. capacidad para regir a los demis,
siempre que se trate de demostrarme si un indivi-
duo sabe: o no.admninistrar sus bienes, que no me ha-
blen del sol, ii de las estrellas, ni del clima.
Y la prueba la tenia ce softor Bustamante en su
propio ejemplo: la raza sajona es mucho mas apta
para la administraci6n de sus bienes. Luego no es
el clima, es el carc6ter forniado por otras causes, por
las tradiciones, por las escuelas. Hace unos cuantos
aios la oscuela primaria ya estaba preparada, no cs-
tamos muy :, m!..,.- todavia en el comienzo del ca-
mino; pero andando el tiempo cuando esa esc!la
primaria d e 6pimos resultadios, entonces vendran a
former el caricter con independencia.
Por' eso creo que argiiir con algo que I,''.- .. pa-
ra otras i-i i.i--l..i.,,.ii de la vida, queriendo esco-
.:-. eso como fundamento de este proyeeto de ley,
es equivocar el camino, y cuando un polemista tan
extraordinario como el sefor Bustamante equivoca
el camino en el razonamiento, realmente yo creo que
no debe haber razonamiento bastante s6lido para la
defense de ese extreme.
SY respect a lo que dleeia de'los Consejos de fami-
lia, de' los tutores. de los padres, que era un dia
triste en mi bufete el dia en que arribando. a la
veinte y tres afios un menor se ponia a su unica y
libre disposici6n la f i.-l ,ll de enajenar aquello( ;
bieres; el soeor Bustamante la emprende con los
C..,,. .1- de familiar. Bueno, pues vamos a .erogar
los C,. .i.i.-. yo tampoco soy partidario del C(on-
sejo de f.,ill., pero epor qu6 ol Consejo do fami-
lia sea malo, los j6venes culbanos de veinte y in
anos estin capaoitados para la libre disposicidin de
sus bienes? No veo la argumentaci6n.
Me referia mas bien al tutor o al padre. No hay
que hablar contra los Consejos de familiar ni em-
prenderla contra losi Consejos de ',,niii.. porque
esta. ley va.a poner a la disposiei6n die los hijos con
padres, la libre .1;1.... i-..I de sus bienes. El padre,
me negara el senior Bustamante, que el padre no es
buen -_,' .. i.1.. de los bienes de sus hijos? 1,Me
negara el senior Bustamante que el tutor no es buen
guardador de los bienes de sus hijos? Es que son
unos males, unos perversos los padres y los tutores
que no saben guardar esos bienes?' Ah! Y estan ca-
pacitados para la libre disposicion de sus bienes,
los menores, de veinte y un afois y que desde ahora
en ,lo adelante estan capacitados para ser tutores y
para.ser miembros delos Consejos de familiar. De
mantra que los Consejos de familiar van a ser peo'es,
porque va a habor miembros de los Consejos de Fa-
milia de veinte y un afios, y va a haber tutores de
veinte y un afios. No es asi como se, puede defender
el proyecto de ley, no es atacando una institueidn
,que no tiene counexion, con. el proyecto de ley.' AtA.-
quese en buena hora al Consejo de familiar, eso no
quiere decir nadia respect a la bondad de la ley,
en cuanto que ella afirma que los mayores de veinte


y un aios est6n capacitados para la libre disposi-
ei6n de su.s bienes.
E;fuerzo extraordinario ha hecho el senior Busta-
maite en dos puntos p1ara producer efecto con so
brillante palabra y ,on su extraordinaria argumen-
taci n. Uno apelando a. mi mismo, para que diga lo
que yo era a los veinte y un afios. Yo lo voy 'a de-
clarar; ereo que a los veinte y un .i .I.- yo era c"om-
pletamente ciego, creo que veia muy poco. Por lo quc
he visto despues de los veinte y un cI... comprendo
que muy poco veia en aquel entonces; y el otro
punto on el que se pos6 el '" ... Bustama.nte, fu6
en el de las ideas liberals y conservadoras. Ahi te-
niamos que parar. Es liberal rebajar la edad do los
j6venes cubanos? Ah! sefiores liberals ly per qu6
no la rebajais a diez y ocho afios? T...],,- .; li-
beral rebajarla a veinte y in 'afnos 1 1..... I' eis
rebajarla a diez y ocho.
'i s BuTAMANTE: No, eso es conservador.
SR. Doiz: La liberalidad esta en rebajar ]a eda'dr?
pues vamos a rebajarla mis todavia. No, ahi ro hay
ideas liberals ni ideas conservadoras; ahi lo que
hay. que demostrar con datos y con nuestra expe-
riencia es que los j6venes 6ubanos a esa edad tienen
esa (apacidad, y eso es lo .0,il no he visto que el se-
for I ustamante probara.
Por iltimo, porque yo no quiero ocupar micho
tiempo la atenci6n de los sefiores Senadores, el.se-
fior Bustamante esta defendiendo un proyecto de
ley. debe defenderlo en campo abierto, francamente,
diciendo cuales son sus virtudes y cuales son, sus
lefectos; no debe .1. f. nd.ri.. oponi6ndo argaimentos
queT no ,los puede. presenter sino disfrazados para
que pasen ocultos ante la conciencia de los *r...
Senadores. El senior Bustamante ha dicho que ya
eso esta casi resuelto, que los mayores de diez y
ocho ailos emancipados deben ser mayors de odad.
No, sefiores Senadores, los casados mayors de diez
y hoeb afios no pueden vender sus bienes, ni pIeden
..... ..... anto los Tribunales:'pues dole a los ma-
yores de diez y ocho afios la administration de sus
1.;,1. y tiene mi voto. Demos ese paso fundamental .
Todo mayor do diez y ocho. aios, casado, tien.e .que
proveerse de su padre si lo tiene para la adminis-
traci6n de sus bienes; todo casa'do mayor de diez y
ccho anos necesita .autorizaci6n para comparecer en
j'icibo o tiene que comparecer con quien guard su
i .'.,11 did.1. de manera quc no hay necesidad de
aminorar un proyeeto de Ley hacien'dolo aparecer
como de una base p1 I.I....I, cuando es una cosa tras-
ccndental.
Y desAd, el moment en que el ,.,I Bustamantit
trata de derivarlo on este sentido yo sigo dudando
de que sea .nn proyecto beneficioso para la juyen-
tud cubana; y, por consiguiento, lamentando haber
molestado \tanto al Senado, insist suplicar a los se-
,,,r-- Senadores votcn en contra de ese Proyeeto de
Ley.
SR. BUSTAM'NTF : PidHo la nalabra.
Sn. PRESIiENTE (,SINCT:EZ AGRAMONTBE) : La tiene
el sefor Bustamante.
Sht. BuIsTAMAN : Dos palabras solamente tenien-
do en consideraci6n que ya le hemos dado gusto 1a
senSor Dolz, os doeir. que le hemos dedlicado a este
Provyeto today la tarde de hoy; y doos palabras en re-
laci6n con su argument capital, el inico que voy a
reeogoer: la supuesta dlifreitnia entire el Derecho Co-
mercial y el Dereeho Civil: la profesi5n commercial,







DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 13


como base de la mayor edad mercantil a los vein-
tifn afios.
Una brevisima explicaci6n va a convencer al Se-
nado de que en este punto parece no tener raz6n
el sefior Dolz. En el mundo antiguo hubo un pue-
blo que tu.vo la fortune de elevar el Derecho a con-
diciones que parecian superiors a su medio social,
por lo menos al medio social que le sigui6 durante
todo up period de la historic: me refiero al pue-
blo romano. Descansan esos preceptos legales, err6-
neos para nuestra sociedad actual, pero excelentes
para su tiempo, en una series de Cuerpos Legales,
que eran muy superiores, como decia antes, a la
cultural juridica medieval.
Llegi el period medioeval y, el. mundo-que con
la invasion, de los bkrbaros habia descendido desde
el punto de vista juridico, y estaba elaborando os-
cura y dificilmente, la Edad Moderna-se encontr6
en la necesidad de aceptar aquel derecho para un
buen nimero de relaciones juridicas. El comercio
apenas habia existido en Roma en la forma que to-
m6 durante el period medioeval; empez6 a desen-
volverse en la Edadi Media, principalmente por el
l-l-.1ii.- -Aneo, gracias al auge de los grande p}'rer-
tos mediterrnneos, de Venecia, de G6nova, de Mar-
sella y de Barcelona. Aquel Derecho Romano esta-
ba encerrado en cadigos que nadie podia variar,
porque el Imperio Romano habia muerto y no exis-
tia el Legislador; como no era possible que las nue-
vas manifestaciones de la vida mercantil resultaran


Acordado.

Se va a leer el Proyeeto de Ley.

(El Oficial de Secretaria, Zeyendo):

Habana, Abril 24 de 1916.

Sr. President del Senado.

Sefior:
La C~mara de Representantes, en sesi6n celebra-
da el dia de la fecha, adopt el acuerdo de aprobar
el adjunto Proyecto de Ley, referente a modificar
los articulos trescientos veinte y trescientos veinti-
uno del C6digo Civil.
Lo que tengo el honor de comunicarle a los efec-
tos del articulo diez y ocho de la Ley de Relaciones
entire ambos Cuerpos Colegisladores.
De Vd. atentamente,


Enrique Recio,
President.
Radi de Cdrdenas,
Secretario.


Enriqu,, Roig,
:Secretario.


PROYECTO DE LEY

Articulo I9-El primer pirrafo del articulo tres-
eientos veinte del C6digo Civil queda redactado de


comprendidas en el C6digo Romano, que nadie po- la manera siguiente:
dia cambiar, para aquella otra vida mercantil em- "Articulo 320.-La.mayoria de edad comienza a
pezaron a escribirse reglas nuevas en frente a las los veintifn aros c.,lmplidos".
otras reglas petrificadas del Derecho Romano, y Articulo 29-E1 articulo trescientos veintiuno del
del "Consulado de la Mar" y de otras disposi- C6digo Civil queda, igualmente, redactado asi:
ciones medioevales surgi6 el Derecho Mercantil. na I "Articulo 321.-A pesar de lo dispuesto en el ar-
ciendo. por lo tanto, de una pura deficiencia histi- ticulo trescientos veinte, las hijas de familiar mayo-
rica: de star el mundo regulado por un C6digo res de edad. pero menores de veintitr6s afios, no po-
cuando no habia Legisladores que lo cambiaran: de drAn dejar la casa paterna sin licencia del padre o
lo contrario hubieran entrado en el cuadiro del De- de la madre en cuya compafiia vivan, como no sea
recho Romano, como entraron en el C6digo de Ro- para contraer nupcias, o cnando el padre o la ma-
ma las Leyes Rodias, las primeras manifestacio- dre hayan celebrado ulteriores bodas".
nes del espiritu mercantil de la Edad Media. El Articulo 39-Quedan emancipaCts y fuera de la
Derecho Mercantil existe. pues. por pura casualidad, patria potestad los hijos que aubiesen cumplido vein-
por una circunstancia hist6rica, por un estado par- tiin afios al empezar a regir esta Ley.
ticular de la Edaid Media, que hizo necesaria su vi- Articulo 49-E1 padre que voluntariamente hubie-
da apart y en cuanto empez6 a vivir aparte so re emancipado a un hijo, reserviandose algfin dere-
crey6 con derecho a la vida. Hasta que punto este cho sobre sus bienes adventicios, poldr continuar
oriven, en cierto modo espfireo, ha llegado a ad- disfrutindolo hasta el tiempo en que el hijo deberA
quirir en la vida juridica carta de naturaleza que salir de la patria potestad con arreglo a la legisla-
ya se piensa, como cosa indudable, que deben ser ci6n anterior.
diferentes la mayor eidad mercantil y la mayor edad Sal6n de Sesiones de la CAmara de Representan-
civil. tes, a los veinte y cuatro dias del mes de Abril de
SR. MAZ\ Y ARTOLA: Para una cuesti6n de orden. mil novecientos diez y seis.
pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE) : La tiene Enrique Recio,
el senior Maza y Artola. President.
SR. M'ZA Y ARTOLA: Propongo que se prorrogue Rail de Cdrdfenas, Enriqu~e Roig,
la sesi4n hasta que se vote este. asunto, no s61o en Secretario. Secretario.
su totalidad, sino en su articulado, y tambien hasta
que se resuelva el particular marcado con el niime- SR. PRESIDENTE (iSBNCHEZ AGRAMONTE) : Se po;ne
ro tres en la Orden del Dia. a discusi6n la totalidad del Proyecto de Ley que
!SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE): ,Est;n acaba de leerse.
de acuerdo los sefiores Senaldores con que se prorro-
gue la sesi6n, hasta que recaiga votaci6n sobre este (Silencio).
asunto, y sobre el nufmero tres que figure en la Or-
den del Dia? I Se aprueba ?


(Sehiales afirmativas).


(Se~iales afimnnativas).






14 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO
- s c "- 1_ ._j i i i i 1 i -] l i I r I I ii


Aprobada.

A discusi6n el articulado.

(El Oficial de Secretaria, da lecture a los artiqu.
los 19, 29, 39 y 49 quo son aprobados sin discusi6n).


Sn. PRESIDENT (iBNCHEZ AGRAMONTE):
aprobado el Proyeeto de Ley.


Queda


(El Oficial de Secretaria,. leyepndo)

Habana, Junio 7 de 1916.

Sr. Presidente del Senad.

Sefior:

La Cimara de Representantes, en sesi6n celebra-
da el dia de la fecha, adopt el acuerdo de aprobar
el adjunto Proyecto de Ley referente a que la Jun-
ta Central Electoral convocard a elecciones el dia
primero de Noviembre del afio en curso, a fin de
cubrir las vacantes que resulten en la Camara ,de
Representantes.
Lo que tengo el honor de comunicarle a los efec-
tos del articulo 18 de la Ley de Relaciones entire
ambos Cuerpos Colegisladores.
Muy atentamenlte de Vd.,

Orestes Ferrara,
President.


RaI l de Cdrdenas,
[ocretario.


M. Gim6nez Lanier,
Secretario.


PROiYECTO DE LEY

Articulo 1l-La Junta Central Electoral convo-
card a elecciones para Representantes el dia pri-
mero de Noviembre del afio en ourso, a fin, de cu-
brir las siguientes vacantes, por provincial: Pinar
del Rio: seis; Habana: catorce; Matanzas: seis; San-
ta Clara: trece; Camagiiey: seis; Oriente: doce.
Articulo 29-De los trece Representantes que se
elijan por la Provincia de Santa Clara, permane-
cera solo dos afios en el cargo, el que menos votos
obtuviere.
De los seis Representantes que elija la Provincia
de Camagiiey, los dos que resulten electos y hayan
obtenido menos votos cesarin a los dos afios.
No pueden cesar d os Representantes elegidos por
un mismo partido.
Articulo 30-Esta Ley comenzara a regir desd.e
el dia de su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la
Repfblica.
Sal6n de Sesiones de la Cimara de Representan-
tes, a los siete dias del mes de Junio de 1916.

Orestes Ferrara,
President.


Rail de Cnrdenas,
Q -r + r;i


M. Gim6nez Lanier,
0 +to r\


Sn. PRESIDENT (:SANCHEZ AGRAMONTE): Este
es un Proyecto de Ley, procedente de la Camara,


que no ha pasado a Comisi6n alguna y qued6 sobre
la Mesa a disposici6n de los sefiores Senadores.
Se pone a discusi6n la totalidad.

(Silencio).

SSe aprueba?

(Seiiales afirmativas).

Aprobada.

SR. MAZA Y ARTOLA: Con mi voto en contra, por-
que no me inspiran confianza los dates del censo
que ha traido.
SR. GONZALO PAREZ: I C6mo dice ?
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE): El senior
Maza y Artola explica su voto en contra porque no
1c inspira confianza el censo contenido en los datos,
A discusi6n el articulado.

(;Jl Oficial de Secretaria da leltura a los articu-
los 19, 29 y 39 que son aprobados sin 'd~soussidn).

ISR. PRESIDENT (SAINCHIEZ AGRAMONTE): Queda
aprobado el Proyeeto de Ley.
SR. MAZA Y ARTOLA : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE) : La tiene
el senior Maza y Artola.
SR. MAZA Y ARRTOA: Como no ha terminado la se-
si6n, propongo su pr6rroga hasta que se termine de
votar la totalidad del Proyecto de Ley marcado con
el nfimero cuatro.
SnR. GUEVARA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE): La tiene
el senior Guevara.
Sn. GONZ.LO PAREZ: Para apoyar la Proposici6n
Jel senior Maza y Artola?

(Risas).

SR. GUEVARA: No, precisamente para todo lo con-
trario; porque el senior Maza y Artola ha dieho que
se acordara la pr6rroga, si era precise, para que se
trataran, esos dos asuntos; no ha side porrogada pa-
ra otro, y ahora viene con un.nuevo acuerdo pidien-
d'o la pr6rroga para un asunto de la importancia
de este, donde hay oradores que van a usar de la
palabra, a consumer turns extensos; por tanto, no
creo one deba prorrogarse la sesi6n; pero si el se-
nor Maza y Artola insisted, pido votaci6n nominal.
SR. MAZA Y ARTOLA: Estoy conform con la vota-
ci6n nominal; que se proceda en; seguida a ella.
)SR. PRESIDENT (SANC-IEz AGRAMONTE) : Los' que
esten confo-rmes en que se prorrogue la sesi6n, di-
ran que si. La Proposici6n del senior Maza y Arto-
la es de que se prorrogue hasta que recaiga vota-
ci6n sobre la totalidad.

(Se afectia la votaci6n).

(Dijerbn que si: los semored Bevenguer, Biuta-
mante, Cuellar, Figueroa, Garcia Osulna, Godinez,
Lazo, Llawerais, M1I:. y Artola, Gonzalo Perez, P6-
rez Andre y R, .j;i' ;f ros).

(Dijeroin que no: los seiores Alberdi, Coroinado,
Diaz Vega, Dolz, Guhevara, Goicoechea y Sdnches
Agramonte).






DIARIO DIE SESIIONES DEL SENADO 15

SR. PRESIDENT ((SANCHEZ AGRAMONTE) : Resulta- SR. REGOEIFEROS : Es el lenguaje de la sinceridad
tado de la votaci6n: doce que si y site que no. Ha expresado, en alta voz.
triunfado la Proposici6n 'del senior Maza y Artola. SR. GUEVARA: Encantado con "el'lenguaje de la
Queda prorrogada la sesi6n. sinceridad expresada en alto voz", he de declarar
SR. GONZALO PFREZ: Como nadie pide la palabra, que el senior Regiieiferos me ha dejado verdadera-
pido que se someta a votaci6n el Proyecto. mente anonadado. Tenia entendido que 61 me habia
SR. GUEVARA: No, senior! Pido la palabra. dicho qu; pensaba hablar si se trataba de este asun-
to. j C6mo al tratarse de este asunto no ha querido
(Risas). hablar el senior Regiieiferos I He ahi que no tenien-
do ese gusto, tengo que molester un poco a los se-
SR. PRESIDENTE (SANCHEZ AGRAMONTE) : La tiene flores Senadores y tengo que empezar por molestar-
el senior Guevara. me a mi, cotejando los datos que necesito para mi
ISR. GUEVARA: Tengo entendido senior Presidente, propia orientaci6n...
porque no estaba present en los anteriores deba- SR. MAZA Y ARTOLA: A estas alturas, senior Gue-
tes, que eel senior Regiieiferos qued6 en el uso de vara!
la palabra. SR. GUEVARA: Qud quiere, senior Maza y Artola?
SR. REGnoiFEROS: Pedi la palabra, pero renuncio Habla un Senador modestisimo, escaso de inteligen-
a ese honor. cia; apenas me he enterado de este Proyecto de Ley;
Sn. GUEVARA: Pues entonces, pid'o la palabra en es mrs, mi enfermedad' no me ha permitido revisar
contra. much la prensa y poco he leido del desenvolvimiento
SR. PRESIDENTE (SiSNCHEZ AGRAMONTE) : La tiene de este debate. En cambio, los mks inteligentes, los
el senior Guevara. El senior Maza y Artola la habia que toman tiempo para estudiar estos l,.l,:'la.-.
pedido para rectificar. no quieren intervenir ahora. De modo que eso no
SR. GUEVARA: Y ahora pregunto al senior Maza y tiene nada de particular.
Artola si tambidn renuncia a rectificar como habia A estas alturas, me encuentro con un Ponente que
anunciado el otro dia, porque tendria much gusto es el senior Regiieiferos. Tengo... (IEs interrumpido
en oirlo, ya que me priv6 de ese placer la otra por el sefor Gonzalo Perez, que le habla satto voce).
tarde, y eso me refrescaria la memorial. .Sefior Presidente: no quiere protester absoluta-
SR. MAZA Y ARTOLA: Espero que el senior Guevara mente de nada; pero vamos a rogarle a nuestro dis-
hable antes, pues de oitra manera tendria que hacer tinguido amigo que no me interrumpa, porque yo
dos rectificaciones, y no quiero hacer m~s que una. cuando sufro interrupciones pierdo la brfjula y no
sd que decir ni s6 por d6nde empezar.


(El senor Guevara lee el Proyecto de Ley dete-
vidamente).

SR. GUEVARA: No le extrafie a los sefiores Sena-
dores que trate de orientarme, porque estaba en-
fermo y no he asistido a las sesioncs anteriores y por
mi enfermedad he leido poco la prensa, y como hoy,
hablando con el senior Regiieiferos, me dijo que si,
que iba a hablar consumiendo' el segundo turno...
SI. REGijEIiEROS: No he dicho oso al senior Gue-
vara! Le he dicho que no sabia si haria uso de la
palabra; le he dicho que no sabia si esta tarde se
trataria de este osunto...
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE) : (Agitan-
do la campanilla) El senior Guevara no debe ejercer
coacci6n sobre ningfin Senador.
Sn. REGiOEIFEROS: El senior Guevara no tiene dere-
cho a hacerme esa imputaci6n...
SR. PRESIDENT (S1ANCHEZ AGRAMONTE): Sr. Re-
giieiferos: la Presidencia esta llamando la atenci6n
al senior Guevara sobre el caso.
SR. IREiOPiIFEROS: Agradlezco la intervenci6n de la
Presidencia, pero en actos personalisimos tengo que
hacer personalmente las aclaraciones.
Sn. PRESIDENT (ISANCHEZ AGRAMONTE) : El sehor
Guevara no puede ejercer coacci6n sobre ningfin se-
fior Senador.
Sa. GUEVARA: Pero si no trato, senior Presidente
de ejercer coacci6n, ni nada he dicho para que el se-
ior Regiieiferos se sofoque.
SR. REGUEIFEROS: No me sofoco: hago la aclara-
ci6n; pertinent.
SR. GUEVARA: Porque en todio easo pudiera ser
que no lo hubiera comprendido, bien, y en esto no
puede haber mAs que una equivocaci6n de buena fe;
y por lo tanto no me explico ese tono fuerte que se-
guramente debe ser para ejercer coacci6n sobre mi...


(Risas).

Sn. MAZA Y ARTOLA: M'e explico que el senior Gue-
vara no sepa por d6fide empezar!
Sn. GUEVARA: iQud ha dicho el senior Maza y Ar-
la? Le agradecer6 que me lo repita.
Sn. MAZA Y ARTOLA: Que me explicaba que el se-
ior Guevara no supiera por d6nde empezar!
SR. GUEVARA: Afortu'nadamente, yo tambi6n me
lo explico! Estamos los dos completamente de acuer-
do.

*(Risas).

Me encuentro aqui con un p'rrafo que dice:"En
muy dificil situaci6n se encuentra el ponente al die-
taminar esta ley... (lte).
SR. MAZA. Y AROLA: Sefior Presidente, eso se ha
leido ya.
SR. GUEVARA: Pero yo no lo he leido, senior Maza
y Artola.
SR. MAZ\ Y ARTOLA: Se repartieron copias. gPara
qun toma entonces part en el debate, si no esta en-
terado de nada?
SR. GUEVARA: Porque me creo con derelcho a in-
tervenir en 1l.
SR. MAZA Y ARTOLA: Pero si no esta eon antecen-
tes d:e este asunto ,por que intervene?
SR. GUEVARA: Parece mentira que el senior Maza
y Artola no quiera que yo able, 61 que es tan pr6-
digo con su palabra. y que con ella nos viene delei-
tando desde hace tres afios seguidos!

(Roisos).

Por lo que he leido, con 'este solo. phrrafo, vengo






16 DIARIO DE SE0IONES DEL SENADO
--


o conocer que aqui de lo que se trata es, pura y
simplemente, de discutir las reelecciones; pero es
mis, no' es una media previsora, de esas que diga-
mos que se toman con vista a lo I"*'.*-i'r para que
surta sus efectos en el dia .dle mailana, sino que, por
el contrario, se viene a plantear el problema en la
actualidad, queriendo llevar a la prActica esta Ley
que es un verdadero vejamen para el Presidente de
la Repiblica.
Precisamente la caracteristica de la actual Presi-
dencia ha sido la nota de cordialidad, a juicio d'e mu-
chos exagerada, que desde ese alto puesto ha tenido.
Alli no ha habido, ni un solo moment, hasta ahora,
un hombre de partido, sino, por el contrario, un hom-
bre, national que ha atendido, en la mayoria de ]os
casos, much mins a los que procedian de campos con-.
trarios que a los del suyo propio. Y uno solo de los
fuiI.ji'-ni.. de los que podian tomarse en conside-
raci6n y que se refiere a ese problema del reelee-
cionismo, y que podria preocupar a la Asamblea Na-
cional Conservadora, fue naciendo precisamente de
aquel rescoldo, do aquel sedimento de amargura que
existia por ver detenidas en muchisimos, casos todas
las aspiraciones conservadoras, y, sobre todo, por
mantener constantemente, inalterablemente, un Con-
sejo de Secretarios que no respondia a las aspira-
ciones y deseos del Partido Conservador. Esa ha sido
la caracteristica del actual Presidente de la Repfl-
blica: una dosis de ecuanimidad, una verdadera com-
penetraci6n con todos los elements del pais y una
il.i .-1I'... ;,;lI a favorecer eso que se ha dado en, lla-
mar "rama del liberalismo, especialmente la que
capitaneaba el doctor Alfredo Zayas.
El Proyecto en cuesti6n no hace falta examinarlo
detenidamente para comprender que. ante todo se
trata do un Proyecto antico'nstitucional; y aqui ver[a
el sefior Regiieiferos por qu6 yo tenia gran interns
on oir su autorizada palabra en este caso. El senior
Regiieiferos fu6 miembro de la Consultiva; alli se
dict6 la actual Ley Electoral; allf so consign6 de
una manera taxativa, y precisa la forma en que los
Alcaldes y Gobersnadores tenian que abandonar sus
puestos para el period electoral. C6mo esa Con-
sultiva, de la que form part el senior R .:'.' 1. '.
oue abord6 ese problema, no abord6 asimismo el pro-
blema presidential? Pues sencillamente, porque de
haberlo abordado no hubiera podido prosperar en el
seno de aquella Comisiln, que se movia por alto e
inspiraldos ideals y que trataba de llevar a las Te
yes todo aquello .que parecia mejor para el dese'n
volvimiento de, nuestra Repliblica; y como era nato-
ral se encontraba con el articulo '59 de la Constiti-
ci6n, donde se sefiala y se marea de una manera ta-
xativa y precisa cuindo y en que ocasiones debh
abandonar el Poder el Presidente d'e la Rep6blica
y por qu6 causes. Y desde el moment en oue so
encontraron con el. articulo 59, me. pareee-cito do
memoria y, por lo tanto, si hay algin error, pues
con bnscar una Constituci6n y cotejar. podemos ver
si la cita es exacta-vioron que no podian'influir na-
da mrs que en aquello que estaba incluido, soncilla-
mente porque eran opnesto al desenvolvimiento de
la Constituci6n. Si la Constituei6n marca y precise
oauellos casos en que debe cesar en sus funciones el
President de la Reptiblica. y al mismo tiempo el ar-
ticulo 66, consign el nrecento de la reelecei6n, es
indudable one no podian darse de bruees los dos
preceptos, porque de haber querido el Legislador por
medio- de la Carta Fundamental establecer este pre-


cepto, lo. hubiese dicho terminantemente en la Cons-
tituci6n, y no hubiese desenvuelto en el articulo 59
los casos en que debiera cesar el Presidente y en el
66 admitir el principio completainente indiscutible
de la reeleccidn.
No s6 si pueblos mas adelantados que el nuestro
dos pudieran servir de ensefianza en la cuesti6n.
Aqui es frecuente oir a compafieros, que son mas
ilustrados, traernos a colaci6n, cuando quieren sa-
car a flote un Proyecto de Ley o cuando quieren
introducir una reform en cualquiera de los 6rde-
nes, ensefianzas de Alemania, B6lgica, Francia o los
Estados Unidos y, hasta en muchos casos, de Espa-
fia; y no s6 cimo ahora con este motive no han trai-
do tambi6n las ensefianzas que nos da la Uni6n Ame-
ricara, done constantemente puede citarse la ex-
cepci6n de la no reelecei6n, y porque es la norma
y prActica constant de aquella gran diemocracia, y
la cito por ser democracia, porque aqui en uno de
los parrafos que he leido de la Ponencia del senior
R,.gi.; if...-, se dice. "que no es convenient para
el desenvolvimiento de la demooracia".
Creo que cuando en aquel pais tan adlelantado, que
mareha en muchos, 6rdenes a la cabeza de la civi-
lizaci6n mundial, se mantiere el principio de la re-
elecci6n, no somos nosotros quinnes para discutirla.
,Por qu6? Porque la experiencia se opone. Yo, en
el campo de mis opinions personales, dentro de las
evoluciones de mi partido, he tenido perfect dere-
cho a opinar si era convenient la reelecci6n: he for-
mado en el grupo de los antireeleccionistas; poero
eso antes de que ]a Asamblea Nacional, el 6rgano
official de nuestro ipartido, dijera su filtima, pala-
bra. La ha dicho? Pues yo soy un reeleccionista
convencido, soy uno de los que estA dispuesto a sos-
tenerla y a laborar con el mismo entusiasmo de
siempre por la reelecci6n, porque asi cumplo con los
deberes de mi conciencia y conr los deberes que ten-
go contraidos con el partido al cual me honro en
oertence; npr.lo tanto. desd'e el moment que ha-
b16 la Asamblea Nacional, no he podido tener otro
criteria one este, ni otro deseo, sir, que con *eto quie-
ra mortificar a nadie, porque cada uno es duefio do
sns obras v procede como 1o tiene pot convenient;
al final cda eual se sonreira o no -e ~onreirk, o ]Jo-
ra.r, con los resultados que haya po'dido obteiner cn
determinada empresa.
Uno de los argumentos aue he oido invocir aqui
es siempre el de los antecedentes. y en la CAmora
de Representante,,. ffjense bien los -. f,,,., Senado-
res. hubo un debate verdaderamente vivo y muy
rostenido de part y parte acerca de la cacareadia
reelecci6n anterior. Y. en efecto. examinando sere-
ramente el problema crco noe no bay absolute pari-
dad en presentar la situaci6n de hoy, en parang'n
con la situaci6n anterior: creo que son .cosas com-
pletamente diferentes.
Si es en el orden inter'irn de los orcranismos poli-
ticos, para ]legar a la reelecci6n se dio el csso de
mue hasta diez y siebe funcionarion pfblicos fueron
antireeleccionistas y en ese sentido votaron en 1i
Ai~mblea sin, que hubiera solicitaciones de nadie
nara one votaran en otra forma. Eso dentro del or-
den interno del partido. En el orden exterior, a lo
visto est.i no se nuede sefinlar un solo eqso aqui
nio se ha formado "gabinete" como el que dieorn en
llamar "Gabinete de Combate", nara aue hiciera
esto o ejerciera aquella Dresi6n. Yo mismo. por mi
propia experiencia, puedo asegurar que he podido






DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 17


enterarme de que determinado alto funcionario de
la Secretariat de Gobernaci6n di6 cuenta al Secreta-
rio con un determinado expediente contra un Ayun-
tamiento y o0 decirle: "Aqui hay esto". A lo que
contest en el acto el Secretario: "Asi haya esta
o la otra cosa, interin no pasen las elecciones, no
me able usted de ese asunto, porque aun. cuando
Ie asista toala la raz6n, no quiero tocar ni molestar a
,iii"-'l alcalde, porque no quiero que se piense que
esta es una cuesti6n de la campafia electoral". Esto
lo he presenciado accidentalmente...
SR. GONZALO PEREZ: Muy bien, muy bien!
lSR. GUEVARA: A ver que acto, los que digan: muy
bien, muy bien, en sentido ir6nico, pueden sefialar
y citar del que se colija que la situaci6n actual esta
naciendo cosas *que tiendan a desesperanzar ni mo-
lestar a nadie. Veo c6mo se estd desenvolviendo la
political en mi pais, libre, desembarazadamente, co-
mo debe ser; veo ecuanimidad perfect; es mas,
veo hasta desde el punto de vista politico mio, una
especie de suefio ren nosotros verdadleramenite d'e-
licioso para los liberals, que de seguir asi, yo no
s6 el resultado euil seri, preveo que no sert segu-
ramente el triunfo de los reeleccionistas ni de los
antirreeleccionistas. Esto es lo que veo desde el pun-
to de vista politico, del interns que me mueve por
amor a mi partido. Pero resp.ecto al que lo mire des-
de otro plano, tendri que reconocer que no hay sin-
tomas de alarma, ni nada que pueda preocupar a
las huestes liberals, en el sentido de violencia, coac-
ci6n, fuerza o resorts para alcanzar el Poder.
Hace pocos moments tenia conocimiento de cier-
tas cesantias, de tres individuos, por economies en
el personal temporero, y resultaba que esas persona-
lidades que tenian que quedar cesantes, desgraciada-
mente, eran conservadores, habiendo en aquel de-
partamento un nfmero mayor de liberals tempore-
ros colocados. Por lo tanto, no siento alarma de nin-
guna especie. Y yo pregunto, y desco que se me con-
teste, por aquellos autorizados para decirlo: | qu6
se persigue con este Proyecto de Ley? IRomper las
relaciones arm6nicas que han existido y deben exis-
tir siempre, entire los distintos Poderes del Estado,
lanzhndole el guante al Ejecutivo en serial de reto?
Esto es anticonstitucional; nosotros lo sabemos y
perscIias perfeetamente preparadas y conocedoras
del derecho, cuando se les pregunta dieen que este
Proyeeto es anticonstitucional. Asi y todo lo van a
votar, y lo van a elevar, para que el Ejecutivo se
vea en el easo de vetarlo. Esto es pura y simplemente
lo que se puede conseguir, como seria tan arbitrario,
gratuito e riit.. como si el que esta al frente del
Ejecutivo, con ciertos elements de que dispone, vi-
niera a decirnos que no continuiramos reunidos, por-
que no queria que lo estuviiramos despu6s de las 6
de la tarde, porque son las 6 y media; o que no nos
reunieramos hasta Julio o Agosto, o que no nos reu-
nieramos en seis meses. Tan falto de raz6n esti el
Proyeeto respect del Ejecutivo, como si el Ejecu-
tivo perdiera la cabeza, en la forma en que algunos
de nosotros parece querer perderla, para crear con-
flictos entire poderes del Estado que se estin desen-
volviendo arm6nicamente, en las mejores relaciones,
en una corriente de afecto y simpatia, y sin deseos
die vejar ni atropellar absolutamente a nadie.
Se dice que este Proyeeto va a coneluir con las re-
elecciones, que tiende a entorpeeer las reelecciones;
y yo declare francamente, que este Proyeeto de Ley,
--f~, i i del A. i-,-ii. moral que, a mi juicio, signifi-


ca ese reto que se le quiere lanzar a qui6n no lo ha
mereeido, por su manera cort6s de desenvolverse y con
ducirse con todos los partidios-va a hacer todo lo
contrarib: este Proyeeto de Ley aprobado, es al con-
trario, la g.ri.lli., mis s6lida y exacta de la reelec-
cion. Fij6monos en nuestro medio; y no vamos ha-
blar ahora del clima, para no repetir la discusi6n
anterior, tan brillantemente sostenida por nuestros
ilustres compafieros -, i,',. Dolz y Bustamante; va-
mos a hablar pura y simplemente del medio. En
nuestro merdio un Presidente de la Reptiblica que
determinado dia entrega el Poder a un Vicepresi-
dente de su mismo partido, que se rodea de los ele-
mentos que quiere y que sale a busear los votos per-
sonalmente con el consurso de su gente, para lue-
go, el dos de Noviembre, sea cual fuere el resultado
ce la votaci6n, volver a ocupar la silla presidential
hasta seis meses despub6s, a ese Presidente no hay
quien lo derrote en la Isla de Cuba, Il,..-.' como se
lame y por poca capacidad political que tenga...
SR. MAZA Y ARTOLA: Por qu6 entonees le tienen
miedo al Proyecto ?
SR. GUEVARA: No es eso; es que el Proyecto es de-
presivo, porque el General Menocal, por sus condi-
clones personales, por la manera de desenvolver la
political en nuestro pais, por la consideraci6n y afec-
to que en 61 siempre han encontrado los liberals, no
es acreedor a que se le lance eso al rostro. Parece
que no es mis que la obra de animosidad personal
contra el General Menocal.
SR. MAZA Y ARTOLA: No tengo ninguna!
SR. GONZALO PEREZ: Es una apreciaci6n muy mal
fundada,
SR. GUEVARA: Es una afirmaei6n que hago.
SR. GONZA LO PEREZ: La que he negado.
SR. GUEVARA: El senior Gonzalo P&rez, mi querido
amigo, se queda con su negaci6n y yo con mi afir-
maei6n.
SR. GONZALO PnREZ: La afirmaci6n la decidird la
mayoria, que es la que vale.
'SR. GUEVARA: Lo que vale es el voto de la ma-
yoria para decidir; pero las afirmacionies y negacio-
nes no son de la mayoria ni de la minoria, porque
pueden ser las unas apasionadas y las otras perfec-
tamente penetradas de raz6n y de experiencia.
Vamos adelantte, pues, ya que el senior Regiieiferos
ha sido tan poco consecuente conmigo que no ha que-
rido ilustrarme, que no ha querido explicar cosas que
yo le hubiera preguntado, por ejemplo, c6mo se con-
sign6 un precepto de ja Ley Electoral con caricter
general, que 61 ha. estudiado y examinado; ya que
no quiere hacerme ese favor, que hubiera sido para
mi una fuente de ilustraci6n; ya que no he podidio
oir con muchisimo gusto la rectificaci6n del senior
Maza y Artola, padre de la critura, para ilustrarme
para ver a que obedece esto, porque interim el senior
Maza y Artola con su acostumbrada eloeuencia no
me demuestre la bondad de este Proyeeto, pensare
-y no se tome en agravio mis palabras-que no es
mAs que una mantra de molestar, que han creido
oportuno esgrimir el senior Maza y Artola y los se-
ii,,,- Senadores liberales...
Sn. MAZI Y ARTOLA: Es un ...i-., gratuito com-
pletamente!
Sn. GUEVARA: Puede que tenga raz6n el senior
Maza y Artola; puede que el cargo sea gratuito,
que yo est6 equivocado.
Pido, pues, a los sefiores Senadores que me ilus-
tren, porque aqui hay personas por su capacidad ex-






18 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


traordinaria que debieran ser los llamados a ilus-
trarnos en esta cuesti6n. S6, por ejemplo, que el se-
fior Gonzalo Perez .no me quiere ilustrar ahora; quie-
re que pase la totalidad para una vez aprobada en-
tonces presentar su Enmienda y abrir las esclusas
de su elocuencia con los grandes razonamientos y los
1'on'.111. gestos para moverme a votar su Enmienda;
pero aqui estA, para mi, el maestro de los maestros,
el elocuentisimo sefior Bustamante, que cada vez que
habla construye un monument de ensefianza, a quien
me quedo extasiado oyendo, porque la mayor parte
de las veees me ensefia cosas que no conozeo y otras
me recuerda algunas que tenia casi olvidadas y que
estaban ocultas en los rincones de mi imaginaci6n.
Yo celebraria, pues, que el ,-I'.i- Bustamante me ex-
plicara si el articulo 59 de la Constituci6n es per-
feetamente compatible con este Proyecto de Ley; si
el desenvolvimi'ento que se da al articulo 66, dondle
se consigna el principio de la reelecei6n, esti de
acuerdo con este Proyecto de Ley; en suma, si no
es inconstitucional, porque si es inconstitucional, qu6
es lo que va a pasar aqui?
SR. GONZALO PiREZ: Lo decidir& el Tribunal Su-
premo.
SBn GUEVARA: Perfeetamente; pero es que le tengo
horror a que lo decide el Tribunal Supremo; porque
empezamos por chocar con el Ejecutivo, sin motivo,
lanzandole a un hombre die las condiciones del Ge.
neral Menocal este mamotreto a la cabeza, y luego,
cuando el Tribunal Supremo declare lo que tiene
que declarar, porque se necesita ser ciego I'., i no
ver que esto, es inconstitucional, entonees se diria
que ese tribunal estf supeditado al Ejecutivo, y tam-
bi6n tendriamos la obra de las "boteillas" eterna-
mente aplicada al Tribunal Supremo en ese caso; y
con esto vamos a traer una perturbaci6n sin venta-
jas absolutamente de ningfn orden.
SR. GONZALO P REZ: A juicio del senior Guevara.
SR. GUEVARA: A juicio del consensus de easi todos
en este pais, y si no se oye, ms es porque en ciertos
cen6culos politicos conviene mis decir otras' cosas
para causar efecto en la galeria,
El senior Gonzalo Perez que tiene mis studios,
que sabe mis derecho politico que yo, que esta me-
jor preparado que yo, sabe perfectamente que este
Proyecto es inconstitucional.
SR. GONZALO PIREZ: Mi obligaci6n es no sostener
eso.
SR. GUEVARA: Respeto esa opinion. No s6 si tiene
obligaci6n o no; pero los holnbres de historic, los
hombres de autoridad, los que han ocupado hasta la
Presidencia del s. n l.i, como el senior Gonzalo P&
rez, son los que estin obligados siempre a ilustrar
a aquellos que, como yo, m&s modestos, necesitan, de
la ilustraci6n, de los consejos de los que mis pesan
y mis representan en la vida public.
Y yo quedar6 encantado y agradecido y tomar6 to-
dos los apuntes que pueda a fin de tener alguna ig-
norancia menos para el dia de mafiana.
SR. GONZALO PBREZ: No lo dudio.
:SR. GUEVARA: Crea el seofor Gonzalo P6rez que
seri un discipulo aprovechado.
Pero es intitil decir nada, senior Presidente. IHe
pedido ilustraci6n al senior Bustamante, y el senior
Bustamante, mi querido amigo, en este caso no me
quiere ilustrar, y, por lo tanto, sigo en mis dudas.
SB. MAZA Y ARTOLA: Yo le dar6 las explicaciones
que desee,


SR. GUEVARA: Si el senior Maza y Artola tuviera
para mi la eficacia que tiene el senior Bustamante,
no sabe cuanto se lo agradeceria! (Risas). Pero sea
por elfecto .de la confianza mayor que yo tengo con
el senior Maza y Artola, sea porque estoy mis acos-
tumbrado a oirlo a diario an este reeinto, result
que me cuesta ms trabajo que me convenzan las
cosas que dice el scfior Maza y Artola, sin duda por-
que se prodiga much y no me causa ningfin efecto;
pero como quoe el n..r Bustamante se prodiga me-
nos y dice alguna que otra cosa con cierto aspect de
novedad, desde luego creo que es el mis lamado a
convencerme. Pero parece que el senior Bustamante
tiene vocaci6n de catedordtico en la citedra, y el se-
fior Maza y Artola, que hasta ahora no ha corisegui-
do ninguna citedra, por mls que bieni la merece, es
el que nos lo explica aqui siempre, lo cual no. es
equivalent, porque siempre sale con las mismas ex-
plicaeiones y arguments.
SR. GONZALO PBRtEZ: Muy bien! Muy bien!
SR. GUEVARA: Muchas gracias!

(Risas).

Resulta, pues, senior Presidente, que ni el senior
Regiieiferos, como miembro eminent de la Comisi6n
consultiva, me quiere ilustrar, ni el senior Busta-
tamante tampoco. Por lo tanto, mientras no me ilus-
tren estos sefiores no creo que este Proyeeto de Ley
pueda merecer la aprobaci6n del Senado.
Es indudable que el que defendi6 el Proyeeto ha-
bia declarado muchas cosas; pero como no tuvo la
suerte de oirlo y los demAs se han callado, y el se-
fior Gonzalo P6rez ha dicho que las reserve para
despuBs que paseo la -.t.l!i.i, no s6 c6mo producir-
me hasta el moment de la votaci6n. Por eso le agra-
deceria al senior Maza y Artola que lo dijera, en la
seguridad de que aquello que me convenza, lo mismo
que aquello que tenga la desgracia. do no conven-
cerme, se lo dire sinceramente.
SR. M.ZA Y ARTOLA: Sefior Presidente: renuncio
a la rectificaci6n, y pido que se vote inmediatamente.
Sn. BUSTAMANTE: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SINCHEz AGRAMONTE) : La tiene
el senior Bustamante.
SSB. BUSTAMANTE: Simplemente para no peear de
descortis con persona a quien estimo tanto como el
senior Guevara. Tengo que recoger su ;!ii-'.n y ten-
go que recogerla para decirle que la cuesti6n que
ha planteado tiene tanta gravedad y para mi tanta
importancia que mercee un studio dietenido, que no
he hecho todavia. Tan pronto como haya tenido oca-
si6n de hacerlo, sera para mi un placer contestar al
senior Guevara.
SR. GUEVARA : Muchas gracias.
SR. MAZA Y ARTOLA: Pido votaci6n nominal, se-
5or Presidente.
SR. GUEVAR w: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SANCnHE AGRAMONTE) : La tiene
el senior Guevara.
SR. GUEVARA: No sabe el senior Maza y Artola lo
que me regoeija verle en esa actitud!
.SR. MAZ\ Y ARTOLA: Era esa ]a ensefianza que le
iba a dar.
SR. GUEVARA: Precisamente, senior Maza y Artola,
estaba cansado do oirle decir que siempre tengo prisa
en las votaeiones, y hoy el senior Maza y Artola tie-
nie una extraordinaria prisa por esta.
Pues bien, vamos a detenernos dos minutes nada






DIARIO DEC SESIONS DECL EIR~ACDO 19


mas, los preeisos para dar las gracias al senior Bus-
tamante por la cortesia que ha tenido al no querer
ilustrarme. (Risas). Es tan grave la cuesti6n, que
tiene que pensarlo; y despubs que lo piense nos darh
un curso, que problablemente seri en la pr6xima
sesi6n, porque no creo que le requiera much tiem-
po, y entonces estard5 perfectamente preparado para
eso. Y entire tanto, conste que el senior Maza y Ar-
tola no ha querido ilustrarme esta vez, a pesar de
todos sus actos doeentes y del deseo que tiene de
ilustrarnos en todas las cuestiones.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE) : El senior
Maza y Artola ha pedido votaci6n nominal. Los se-
fiores que estin de acuerdo con la totalidad, dirhn
que si.


(Se efectwa la votaci6n).

(Dijeron que si: los selores BAeren.guer, CnOllar,
Figweroa, Garcia Osuna, Godinez, Lazo, Llaneras,
Maza y Artola, Gonzalo Perez, Pdrez Andrd y Re)-
giieiferos).
(Dijeron qu.e no: los semores Alberdi y Sdnchez
Agramanite).

SR. PRESIDENT (iSANCIEZ AGRAMONTE): Result.
do de la votaci6n: once que si y dos que no.

Se levanta la sesi6n.

(Eran las seis y media).


[Ip. Rambla, Bouza y Ca., Pi y Margall 33 y 35.-Habaus.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs