Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba.
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072699/00379
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
Physical Description: v. : ; 33 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Senado
Publisher: Rambla y Bouza
Place of Publication: Habana
 Subjects
Subject: Legislation -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began with: Vol. 1, 1902.
General Note: Description based on: 2. Legislatura vol. 2, no. 1 (abr. 6 de 1907); title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072699
Volume ID: VID00379
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001844861
oclc - 30331556
notis - AJR9135
lccn - sn 94026346

Full Text







DIARIO OE7SESIONES

DEL

SENADO


REPUBLICAN.


DE CUBA


VOL. XXX HABANA NUM. 24

TRIGESIMA LEGISLATURE


Vigssimacuarta Sesi6n.-Junio 9 de 1916.


Presidencia del Sr. Eugenio Sanchez Agramonte.
Secretarios: Sres. Gonzalo Perez Andre y Julian Godinez.


SUMARIO
Comunicaciones de la Cimara de Representantes.- Comunicaciones Oficiales.- Pro-
posici6n de Ley modificando el articulo segundo de la Ley de 9 de Mayo de 1916.
Aprobada.-Dict;menes de la \Comisi6n de Asuntos Militares sobre la Proposi-
ci6n de Ley que concede pension a la Sra. Adela Fiallo; sobre la Proposici6n de
Ley que concede pension a la Sra. Enriqueta G6mez; sobre la Proposici6n de
Ley que concede pension al Sr. Enrique Ayala. Quedan sobre la mesa.-Dicta-
men de la Comisi6n de C6digos sobre la Proposici6n de Ley referente a los casos
de reelecci6n presidential. Debate entire los Sres. Maza y Artola y Dolz.


A las cuarro y diez, bajo la Presidencia del senior
Eugenio SAnchez Agramonte, actuando de Secreta-
rios los sefores Gonzalo P6rez Andre y JuliAn Godi-
nez y presents los sefiores Senadores que siguen, se
abre la sesi-da:
Ajuria.
Alberdi.
Berenguer.
Cu6llar.
Dolz.
Figueroa.
Garcia Osuna.
Goicoechea.
Gonzalo Perez.
Lazo.
Llaneras.
Maza y Artola.
Morales.
Regiieiferos.


SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE) : Se va a
leer el Acta de la sesi6n anterior.
(El Oficial de Actas la lee).
SR. PRESIDENT (SANciHE AGRAMONTE) : L Se aprne-
ba el Aeta que acaba de leerse?
(Seiales aflrmativas).
Queda aprobada.
Comunicaciones de la CAmara de Ropresentantes.
(El Oficial de Secretaria, leyendo):
Habana, Junio 7 de 1916.
Sr. President del Senado.
Senior:
La Camara de Representantes, en sesi6n celebra-
da el dia de la feeha, adopt el acuerdo de aprobar





2 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


el adjunto Proyecto de Ley referente a que la Junta
Central Electoral convocara a elecciones el dia pri-
meriio '1 Noviembre del afio en ourso, a fin de cubrir
las vacantes que resulted en la COmara de Represen-
tantes.
Lo qu t'. ng,. el honor de comunicarle a los efec-
tos del areticnil. 18. de la Ley de Relaciones entire
ambos Cuerp,'i Colegisladores.
SMuy atentamente de Ud.,


RPU Acd Cdo rdena


Oresst' Ferrara,
President.
s, M.

PROYECTIO DE LEY


Gmike~z L~an'4r,
Sccretario.


Articulo ---La Junta Central Electoral convo-
card& a eleceiones para Representantes el dia primero
de Noviembre del afio en curso, a fin. de cubrir las
siguientes vacantes, por provincias: Pinar del Rio:
Lcis; Halllana- e(atrtr.,; Ml tuniia.u: seis; Santa Cla-
ra: trece; Camagiiey: seis; Oriente.: doce.
Articulo 29-De los treee Repr'-.l.ntln-s que se
elijan por la Provincia de Santa Clara, permanecera
s6lo dos afeos en el cargo, el que menos votos obtu-
viere.
De los seis Representantes que elija la Provincia
de Camagiiey, los dos que resulted electos y hayan
,lhtnid,. menos votos cesarAn a los dos afios.
No pueden cesar dos Representantes elegidos por
un mismo partido.
Articulo 3Q-Esta Ley comenzark a regir desde el
dia de su pbillic.aci,.n en la GOvaeta Of i.r. de la Re-
piblica.
SSal6n de Sesiones de la Cimara de Representan-
tes, a los siete ,dias del mes de Junio de 1916.
Oresles Ferrara,
President.
Rauil de ('il ,'&'H M. GCimnea Lavier,
Secretario. S.ecretario.
Sa. GARCiA OSUINA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SANCHEz, AGRAONTE) : La tiene
el senior Garcia Osuna.
Sn. GARCIA OsUNA: Para proponer al Senado que
el Proyeeto de Ley que acaba de leerse quede sobre
la Mesa, que se repartan ce-pias y que sea, discutido
el mi6rcoles pr6ximo. Tambien propongo que se acuer-
de solicitar dAe la Camara la remisi6n de los -datoer
que ha tenido a la vista para redactar ese Proyeeto
de Ley.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE) : ~Estitn
de acuerdo los sefiores Senadores con lo propuestc
por el senior Garcia Osuna?
(Seiales ,iafi,',,itirais).
Acordado.
Comunicaciones Oficiales.
(El Oficial de Secretar~a, leyendo).:
Pinar del Rio, Junio 8 de 1916.
Honorable Presidente Senado.-Habana.
Magisterio pinarefio hace suya protest maestros
Palmira. Criterio comisi6n instrueeci6n pfblica suel-
dos maestros, suplican ese Cuerpo aprueben ponen
cia Regiieif PresAdeit Asociaciijn.


Sancti Spiritus, Junio 9.

President Senado.-Habana.

En nombre directors Kindergarten esta provin-
cia pido honorable Senado que *lir,-.I,,. esta en-
sefianza sean gratificadas como tales pues actual-
iente'ganan igual que maestros auxiliares a pesar
de rendir mayor labor.
(f) Fe Luya.

Habana, Junio 9 de 1916.

Sr. President del Senado.

Sefior:

La Comisi6n designada para la erecci6n de un
Manumento al Geneial MAximo G6mez, ha -observa-
do que en el articulo 29 de la Ley promulgada por
el Sr. President de la Repdiblica en 9 de Mayo de
1916, se determine que el emplazamiento de dicho
Monumento sea elegido por la Comisi6n y el autor
del proyeeto.
Como quiera que esa obra se va a ejecutar por un
concurso pfiblico, habria que esperar a que este se
eelebrase para eonocer el autor del proyeeto premia-
do, por lo que la Comisi6n acord6 interesar del Ho-
norable Congreso la modificaci6n de esa parte del ci-
tado articulo, dejdido la clecci6n del lugar al juicio
de la Comisi6n solamente.
De Ud. con toda consid'eraci6n,

Jose R. Villdalr,
Secretario,
President de la Comisi,6n.

ISR. PRESIDEN-", (SANCHEZ AGRAMONTE):, Entera-
dos.

Proposiciones de Ley.

(El Oficial de 'Secretaria, leyendo):

AL SENADO:

Por cuanto la Comisi6n designada para entender
en la erecei6n de un monument al General Maxi-
mo G6mez'ha observado que el articulo 2Q de la Ley
de 9 de Mayo de 1916 se determine que el emplaza-
miento de dicho monument sea elegido por la Co-
misi6n y el author del proyeeto,
Por cuantd la mencionada Comisi6n acord6 inte-
resar del Congreso la modificaci6n de esa parte del
citado articulo, dejando la eleeei6n del lugar al jui-
eio .de la Comisi6n solamente, por ser la obra el re-
sultado de un .concurso p6blico y habria que esperar
a que 6ste se celebrase para conocer 'el autor del
proyeeto premiado, lo cual acaso pudiera producer
entorpecimientos o demoras en la realizaci6n de lo
dispuesto en la mencionada Ley.
El Senador que suscribe somete a la consideraci6n
del Senado la siguiente:

PROPOSITION DE LEY

Articulo l--El articulo 29 de la Ley promulgada
por el Sr. President de la Repfiblica en 9 de Mayo
de 1916, que autoriza la erecci6n de un monument






DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 8,
-----~----- -- ----` I-~-- -- ~ -- I---


al General Maximo G6mez, se entenderi redactai.i
asi:
"Articulo segundo:--El monumento se levantla
en el lugar que, a juicio de la Comisiisn, se estime n.
procedente ".
Articulo 29-Esta Ley empezard a regir desde
dia de su promulgaei6n.
Palacio del benado, Habana, 9 de Junio de 19i1.
E. S6inchz A y:. I.../ .--A. G. Osn na.-Antoni.,.-
Gowzalo P6rez.

ISR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE): COMno s
acaba de oir, es sumamente urgente que esta modify
caci6n sea aprobada para que pueda la Comisio6
Ilevar a cabo su cometido.
Por este motivo, rogaria ., 1.. sefiores Senadorn
que se acordara la suspension de los preceptos r:
glamentarios y se sometiere inmediatamente a di
cusi6n y votaci(n la Proposiei6n de Ley. 1 Se apru
ba la urgenia ?

s, WdI, -.- afirmativas).

Apiobada.

(El Oficial de Secretaria repite la leefiura de la
Proposition die Ley).

|SR. PRESIDENT (SANCIEZ AGRAMONTE) : Como Ven
los seiiores Senadores, s61o se trata de modificar poi
medio de este Proyento el articulo segundo de la
Ley, ya aprobada por el Congreso,, en el sentido de
que no sea necesalia la concurrencia del autor para
designer el lugar en que se ha de erigir el monu-
mento al General MAximo G6mez, en vista de qut
por la misma Ley se ha de celebrar 'un concurso pa-
ra que vengan autores a proponer el proyecto quc
crean convenient; y si no esta designado el lugar;
no puede venir el autor para acordar la designaci6r.
del lugar.
,Se aprueba la totalidad del Proyeeto de Ley?

(Seiales afirmativas).

Aprobada.

(El Oficial de Secretaria, leyendo)

Articulo I.-El articulo 20 de la Ley piomrulgad;
por el Sr. President de la Repfiblica en 9 de May
de 1916, que autoiiza la ereoei6n de un monument
al General Maximo GC mez, se entenderd redactad
asi:
"Articulo II.-E1 monument se levantar~ en
lugar que, a juicio de la Comisi6n, se estime m6
procedente".

SR. PRESIDENT (ISANCHEZ AGRAMONTE): So po0n
a discusi6n.



ISe aprueba?

(Semales afirmativas).

Aprobado.

(El Oficial de Secretaria, leyendo):


Articulo II.-Esta Ley empezara a regir desde el
dia de sa promulgaci6n.

SR. PRESIDENTs (SANCHEZ AGRAMONTE): Se pone
a discusi6n.

(Silencio).

ISe aprueba?

(Seliales afirmativas).

Aprobado.

Y queda aprobado el Proyecto de Ley.

Lectura de Dict6menes.

(El Oficial de Secr'etaria, leyendo):

AL SENADO:

La Comisi6n de Asuntos Militares en sesi6n cele-
biada el dia de la fecha, adopt el acuerdo de reco-
mnendar al Senado le imparta su aprobaci6n a la
Proposici6n de Ley que concede una pension. vita-
iicia de $400.00 anuales a la Sra. A.lla' Piallo Vda.
del soldado del Ej6reito Libertador Sr. Jose Lara
.Snchez, habiendo examinado los documents que se
acompanian que acreditan la concesi6n de la citada
Pension.
Palacio del Senado, Habana, 7 de Junio de 1916.


Vto. Bno.:
lfiguel Llaneras,
President.


CO12aio Perez,
Secretario.


SR, PRESIDENT (SANCIEZ AGRAMONTE): Es pri-
nera lectura. Queda sobre la Mesa.

(El Oficial de Secretaria, leyendo):

COMISI6N DE ASUNTOS MILITARES

'L SENADO:

La Comisi6n de Asuntos Militares en sesi6n cele-
rada el dia de la fecha adopt el acuerdo de reco-
qendar al Senado le importa su aprobaci6n a la
>roposicin de Ley que concede una pension de
:720.00 anuales, al Capithn del Ej6rcito Liberta-
'or Pedro Torres y Torres, y examidados los docu,
ientos que se acompafian referentes a un certifica-
lo del.Jefe de la Secci6n. de Biblioteca y Archivo
le este Cuerpo done se hace constar qie el Sr. To-
*res perteneci6 al Ej6rcito Libertador y un certifi-
-ado del Ayuntamiento de GuantAnamo donde se
lice que el Sr. Torres es pobre de solemnidad.
Palacio del Senado, Habana, 7 de Junio de 1916.


Vto. Bno.:
figufel Llaineras,


Gonzalo Perez,


President. secretario.

IL SENADO:

La Comisi6n de Asuntos Militares en sesi6n cele-
brada el dia de la fecha, adopt el acuerdo de re-
comendar al Senado la aprobaci6n de la Proposici6n







4 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO
-J --- -- -- --


de Ley por la cual se concede una pension vitalicia
de $600.00 anuales a la Sra. Enriqueta G- mez, vda.
del C4pitkn -del Ej6rcito Libertador Sr. Sim6n Ro-
driguez y de la Cruz, despu6s de haber examinado
los documents que se acompalian y que acreditan
la justificaci6n de la concesi6n de la citada pension.
Palacio del Senado, Habana, 7 de Junio de 1916.


Vto. Bno.:
Migual Llaneras,
President.


Gonzalo Pirez,
Secretario.


COMISI6N DE ASUNTOS MILITARES

AL SENADO:

La Comisi6n de Asuntos Militares en sesi6n cele-
brada el dia de la fecha, acord6 recomendar al Se-
nado la aprobaci6n de la Proposici6n de Ley que
concede una pension vitalicia de $500.00 anuales al
superviviente del malogrado vapor Virginius Sr. En-
rique Ayala y Guerra, despues de haber examinado
los documents que se acompaiian, justificativos de
la concesi6n de dicha pension.
Palacio del Senado, Habana, 7 de Junio de 1916.


Vto. Bno.:
Miguel Llaneras,
President.


Gonzalo Perez,
Secretario.


SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE) : Han ter-
minado los Dictmmenes de primera lectura.
Entremos en la Orden del Dia.
Su primer asunto es el Dictamen de la C6misi6n
de C6digos a la Proposici6n de Ley referente a las
medidas que deben adoptarse en los casos de reelec-
ci6n Presidencial.
Tiene la palabra el senior Maza y Artola que habia
quedado en el uso de ella.
SR. MAZA Y ARTOLA: iEn torno de este proyecto
de Ley, euantos comentarios no se han hecho du-
rante estos filtimos .dias! Creo que todos los colors
del iris, todos sus matices, todas sus combinaciones
se han agotado. Yi cuAntas censuras proferidas con-
tra mi por haber osado presentarlo! Toda la gama
tambi6n de ellas se ha recorrido; desde la critica
mas mesurada, hasta la mas agria, esmaltada de
frases soeces o enrojecida con amenazas, ya descu-
biertas, ya embozadas, ora directs, ora indirectas,
bien pfiblicas o privadas; de todas classes.
Aquella prensa que tenia la consigna hacia ya al-
gin tiempo de no nombrarme ni siquiera en las re-
sefias de las sesiones del Senado, que era el colmo de
la omisi6n, reeibi6 instrucciones de salir de su mu-
tismo, y es de suponerse de que manera lo habrA
hecho. Los que la han leido podrAn decir si esa es
la forma de sostener una pol6mica, de diseutir asun-
to de esta naturaleza con un representante de la
naci6n.
Uno de nuestros sabios clasificados, de esos a quie-
nes lo que les sobra en la cabeza, les falta en el cora-
z6n. despeehado acaso porque yo me permitiera una
tarde desenmascararlo aqui, entire las estridentes car-
cajadas con que acostumbra a reirse porque no sabe
hacerlo de otro modo, ha calificado despectivamente
el proyeeto de un disparate. Y cierta prensa clue
venia sosteniendo campafias paralelas a las mias,
que parecia completamente identificada con mi ma-
nera de pensar y sentir sobre nuestros problems ca-


pitales, cambiando de improvise, ha llegado a lan-
zarme este terrible anatema: que.yo con este pro-
yecto, cualquiera que sea su resultado, cualqumera
que sea su suerte, le he clavado 'un pufial envene-
nado a la Repfiblica.
Si esta frase yo no se la hubiera oido ya dos veces
a un conocido personaje que estuvo divorciado del
Gobierno, y que hoy convive en grain intimidad con
6l, a cambio de un acta de Senador, ouya candidatu-
ra le ha conseguido, creeria que habia sido hecha es-
pecialmente para mi y para este caso, pero habi6n-
dose aplicado semejante metifora a otras situacio-
nes, cuya analogia con esta en vano se buscaria co6-
mo es possible darle algfin valor?
Todo ello revela, *in embargo, cierto estado de
inimo en las altas 'esferas oficiales contra ese Pro-
yecto y especialmente contra mi, agresivo hasta lo
sumo.
Cuando lo concebi estimAbalo ccnveniente para
salvar a la Repfiblica de los peligros a que la expone
ese obcecado empefio reeleccionista de los hombres
del Gobierno; pero despu6s de estas campafias, que,
sin duda para nadie, ellos dirigen, tan poco mesura-
das, tan descompuestas, tan rencorosas, tan agrias, tan
lenas de odios y otras bajas pasiones, creo que el
mayor servicio que le he prestado y podr6 prestarle
en lo sucesivo a nuestra patria es haber presentado
este Proyecto y defenderlo con calor, porque esos
peligros que veia en lontananza, que creia que se
cernian sobre el pais, son, ahora ciertos y seguros,
ya que de otra manera tales actitudes no las habrian
tomado los que se muestran tan. airados por mi ini-
ciativa.
Confieso, sefiores Senadores, que desde que vi aso-
mar el fantasma de la reelecci6n presidential, otra
vez, en nuestra political, no duermo tranquilo. Aque-
llos dias nebulosos, cargados de electricidad, por los
cuales hube de pasar cuando era Representante de
la Naci6n, senti reproducirlos en la imaginaci'-n con
todos los detalles, con todos los perfiles, con toda
la viveza de la realidad de entonces.
Constituyeron un process que sigui6 mi alma acon-
gojada desde su genesis hasta su fatal desenlace y
del que nada se me escape., como que en el fui pate,
aunque secundaria y la penosa impresi6n que me
ha dejado es tal que me impide resignarme a ver
sin alarma y sin tomar precauciones, levantarse -en
.!l horizonte de Cuba la nube negra, precursora de
-inloga tempestad.
Por eso, desde su pristine vislumbre me apreste
a combatirla, y como el campo de la primer batalla
tenia que ser el propio hogar del Partido Conserva-
dor Nacional alli ful a darla con toda la energia y
entereza de mi alma, poniendo en ejercicio todas
mis facultades, sin economizar recurso alguno, sino,
al contrario, derrochando hasta el agotamiento todas
mis fuerzas, ya intilectuales, ya morales, y aun las
fisicas.
Cuando vi a mi alrededor un grupo numeroso de
correligionarios que tambi6n iban a luchar por el
mismo ideal, subi6 de punto mi entusiasmo y lleguC
a sentirme alentado por la esperanza de que podia-
mos, en el propio lugar donde habia osado hacer su
aparici6n, ponerle el pie encima a la vibora. Pero
a poco vi que empezaban a desertar algunos db
nuestras filas, a los que despaus siguieron otros y
otros, hasta que hube de quedarme casi completa-
mente solo.
-^ 1,/1







uIARIO DE SESIONES DEL SENADO


No cej6, sin embargo, de mi empefio hasta el final
en que, a fuer de disciplinado, cuando se consu-
Iraron todas las votaciones, hube de declarar que
acataba el fallo definitive, bastante a mi pesar, si
bien .i--.*.mil., que como 61 no podia hacerme variar
de manera de pensar, y seguia viendo los mismos
peligros en la reelecci6n que antes, suplicaba a mis
correligionarios que no me pidieran entusiasmo ni
me exigieran actuaci6n de ninguna clase para soste-
ner aquel acuerdo, en cuyo cumplmiento me limita-
ria a votar la candidatura reeleccionista cl dia de
las elecciones generals, sin que de ninguna manera
estuviera dispuesto a preatarle mi cooperaci6n n
cualquier medio ilicito que para sacarla de las urnas
se quisiera emplear.
Consecuencia de aquello conduct y reflejo de ta-
les consideraciones viene a ser esta nueva actitud
mia, ya en otro piano mds elevado, en otro campo
mas extenso, en la esfera congressional, en el orden
de las leyes.
Tortur6me el cerebro buseando los medios mas ade-
cuados para salvar los graves peligros a que nos cx-
ponia la reelecci6n, acordada por mi Partido, del
actual primer Magistrado de la Naci6n. Y despu6s
de algunas noches de desvelo, en, las que me he pa-
sado meditando sobre el problema, llegu6 a la con-
clusin de que un Proyecto de Ley podia solucionarlo.
Su finico obstdculo podria ser la Constituci6n,
que habi6ndome merecido siempre el mayor respeto.
pues aqui y en toidas parties ey el arma que mas he
esgrimido contra las transgresiones, abusos e irre-
gularidades por mi combatidas, no iba a infligirle
el menor agravio en piunto tan capital. De ahi que
me dedicara a hacer por ella un, atento recorrido de
un extreme a otro, considerando todos sus articu-
los, en cuantas relaciones pr6ximas o remotas pu-
dieran tener con mi Proyecto, y que tratando de en-
contrar con 61 divergencias, me hieiera toda clase de
objeciones y me las contestara hasta arrancar de sus
entrafias su espiritu y el sentido de su letra y ad-
quirir la firmisima convicci6n de que no incurriria
en la menor falta dc respeto a ella, de que estaba
completamente dentro de sus limits y de que no da-
ba el menr pretexto para que pudiera alegarse que
Sel Proyecto era inconstituoional. S61o despuns de
tan maduro deliberar y de esa afanosa depuraci6n
decide presentarlo.
iAh! Sres. Senadores. los acontecimientos ocurridos
en Cuba de 1905 a 1906 son, bien recientes. Apenas
ha pasado una dceada despu6s do ellos. Pero, annque
fueran mas remotos, han repercutido tan hondamen-
te en todos los Ambitos de nuestro pais, en todos los
corazones cubanos, y dejado en niestra memorial,
en nuestra imaginacion, impresiones tales, que su
recuerdo tiene que ser indeleble. Unicamente los
que, ademas de ciegos; sean sordosy tenoan tam-
bi6i, el sentido tactil embotado, no podrAn darse
euenta de que la situaci6n que entonces hubimos dc
atravesar, con motivo de las eleceiones generals dc
1905, es muy parecida, analoga, casi id6ntica a la
que en los actuales moments estamos pasando con
la particilaridad dde que los sintomas de nuestra
descomposici,6n son hoy afin mis graves, pues today
via en aquella 6poca no estaba amenazada Cuba d(
tantos peligros en un orden mis general es deer
independientemente del circunstancial erendo por 1i
reelecci&n, como aquellos de que en el present s(
men central
Es verdad que ahora no s'e destituyen ,Ayunta


mientos; pero para qu6? si no hay necesidad. Se
compran cuantos organismos hacen falta, formando,-
se los demas que interesan con individuos mercena-
rios que fdcilmente se reclutan. El dinero del Es-
tado, del que entonces era avaro el primer 4agistra-
do de la Naei6n, no permanece tanto tiempo en nues-
tras areas estancado, sustraido a la circulaci6n de la
riqueza. Antes, al contrario, se emplea inmediatamenh-
te, pero no por cierto, en algo fitil al procomfin, fun-
dam.ental, sino en lo que se hace lamar la "pacifi-
caciin," del pais, en tenerlo halagado para que no
piense levantarse, es decir, en sobornar las concien-
eias, en el cohecho de las autoridades, en atraerse,
los ciudadanos, en simular electores y en pactar con
los aspirantes.
Quiero que se me diga si de una manera o de la
otra, no se falsea el sufragio, no se ejerce coacci6n
sobre la voluntad del cuerpo electoral, si la finali-
dad no es la misma, si tambi6n eso no constitute frau-
de, bien mirado todavia mis grave, porque la vio-
lencia deja en el hombre un sentimiento, el cual le
hace reaccionar contra ella, que es la dignidad, mien-
tras que el cohecho y la compra, hasta este mismo
apaga tambi6n.
No se emplea o no se ha empleado todavia la fuer-
za puiblica para obligar a determinado grupo de elec-
tores a obrar en tal o en cual sentido; pero, en cam-
bio, con gran aparato y ostentacid6 se revistan fuer-
'zas importantes, que se hacen ascender a much ma-
yor numero de aquel a que realmente ascienden, co-
mo para indicarle al cuerpo electoral que quien no se
deje sobornar sera tratado por la violencia. De mo-
do quo afiu cuando no se ha llegado a ella es casi
lo mismo, pues la amenaza de emplearla esth lan-
zada.
Sobre todo, sefiores Senadores, en la 6poca de aque-
lla primera reelecci6n no habia pasado tanta tierra
cubana a manos extrafias como hoy, ni Don Tomas
Estrada Palma era ademis de Presidente de la- Re-
pfiblica empleado de una Compailia extranjera por
ella longfnimemente retribuido. Ni todavia estaba
abierto el Canal de Panama. M6xico h]ll.'Ihi., tran-
quilo y no se haeian in.tervenciones norteamericanas
fiecuentes en Santo Domingo y Haiti. Tampoco se'
hablaba de la adquisici6n por los Estados Unidos de
las Aintillas Danesas. En menos palabras: no nos en-
contrdbamos tan dentro del regazo de esa poderosa
repuiblica como en estos moments.
La vida, sefiores Senadores, es el equilibrio de fuer-
zas contrarias, de las que pugnan por la destruc-
ci6n y las que pugnan por la subsistencia, de las
que desgastan y las que reparan. Cuando en la lucha
entire ambas vencen estas filtimas, tendrk probabilida-
des de prolongarse. Pero cuando son mayors, cuando
tienen mds intensidad las fuerzas destructoras, iah!,
entonces, si las reparadoras no desarrollan mis vigor,
mis entereza. mas energies contra sus terrible an-
tag6nicas .est' amenazado el equilibrio, y, por lo tan-
to, el subsistir.
De consigluiente, nunca como hoy, Cuba necesita
star mas alert para preservarse de los peligros que
la asedian. Encontrhndose geografica y economica-
Smente mas cerca de los Estados Unidos, yo quiero
que me digan los sefiores Senadores si no es una gra-
ve imprudencia acostumbrar a los cubanos a la venta
de todos sus dereehos tratese de los mfis baladies o
de los mAs -.~nrn.q1-., los Pna hi.-n," per poco o por
much diner.. N., .-s abrir en nuestro pueblo peli-







6 DIARIO DE SES1ONES DEL SENADO


grosos canales de tendencies, de esos a que se refi
ri6 el c6lebre professor de Psicologia de la Universi
dad de Cornell, Mr. Bradford Fitchener, al decir qu(
por ellos se inclina luego la voluntad a dirigir su:
acciones de modo automAtico e, inconsciente siendc
muy ldif-i;l detenerla aun haciendo para ello lo,
mayores esfuerzos?
Estos canales de tendencies que tan torpemente
se han abierto en nuestro pueblo no nos ponen nmr
a merced, senlores Senadores, de la gran naci6n qu(
nos protege, pero que tambi6n'nos fascina, nos sedu
ce con su gran poderio, con su inmensa riqueza. L
por virtud de esa influencia no estamos expuestos
a s~er -srpr.,1,1'l cualquiera mafiana, al desportar
nos. con que ya no 6ramos libres sino que habiamo
vuelto a la condici6n de esclavos?
Por eso nunca tanto como ahora es peligroso jugar
con fuego, y conviene tener present que el mejo
de los dados es no jugarlos. Si una rceleci6n pus
a la ,a 'iai'nnlldl.1 i h l-'nia al border de su ruina cuan
do lamaba la atenci6n por su vitalidad y era much,
su pr-.sti;a,', ahora que tantos factories conspiran
contra ella. otra reeleeci6n puede acabar de arras-
trarla al.abismo en que su perdida sea definitive.
Ahora bien, euiles son, los arguments que se
han aducido contra este proyeeto ? En primer lugar.
se .dice que es inconstitucional; en segundo que es
depresivo en alto grado para el primer magistrado
de la naci6n; en tercero que su presentaci6n por un
conservador, es un acto de indisciplina y de rebel-
dia incalifi-iibl.; y en iltimo lugar, que cualquiera
que sea su suerte, su sola iniciativa, habra dado lu-
gar a que se produzca in fen6meno de descomposi-
ci6n en la Repfblica. cuyas conseciencias para la es-
tabilidad de sus instituciones pueden llegar, a ser
much mfs graves que el mal que se propone evitar.
Est,-. son los cuatro prineinales arguments esgri-
midos ora contra el Proyecto, ora contra mi por
haherlo propuesto. Empecemos por el. primero, el de
la. inconstift cionalidad.
*En los labios 6 en la pluma de los que mis V1
emplean, hace reir, porque son quienes menos res-
petuosos se han mostrado, hasta ahora con nuestrr
Constituci6n, precisamente aquellos que todos lo0
dias v a, todas las 11oras, casi por sistema, vienen in
fringiendola para los one, no ya finicamente en 'ellq
ni en las leves m.s fundamentals del orden moral
han encontrado barreras qie. los d6tuviese. C06m'
pueden escandalizarse de este proyeeto porque desd,
su ounto de vista interesado no hallan que aiuste
comnietaemente a todos los I'flyi ,I: i.<'i de la Cons-
tituoidn ? ; Sus escrippulos no pueden ser ms irriso
rios! Los one menos capacitados estAn para impug
nai* Ley alruna por ese motive son los que 'de tal
arg.eia se han valido para.imnugnar tsta.
I.Pero en oa: hacen consistir la sunpesta inepns-
tituenimalidad? En que el senior Pr.,i,1.nt,. de IP
Fenilblioa. nor nnestro C6diso Fundamental tiene
pel deeebho de disfrunar enatro afis consecutivos do
pr...lri-. v no se le nuede hnrtar' de esos cuatro afion
n.i nn m;Tnto. ni un segundo. i Oni avar'os se mues-
tr'n .de ile' derechos do .nnestro Magistrado!.
F n eib.io. a locs Gohernantes v a los Alcaldee
pormue son nlitor'd; des de ur orrdn inferior, y n'
tfntfs lan mTrovp dfioes nie mnedrn disnensr,. a neF dfle rn no nlil!.rt tanto npl;7rno en deiarlos e'e'p--
spn fnirinnos nori-np los Alcaldes tionen sobre si I-
an+noridd del Ghberiador y la del nronio Ph^,-
Ejecutivo, y el Goberhador tiene el valladar del Go-


'ierno Supremo, y son, por consiguiente, much me-
lores los perjuicios que la continuaci6n en el ejerci-
,io de sus funciones, puede ocasionar a los candi-
latos durante el period electoral; a esos si se les
mueden quitar dias y meses. iVaya un criterio mis
original!
Ni ann observkndose el mismo rigor' en ese crite-
nio con los Gobernadores y los Alcaldes cabria con-
iderar serio semejante argument.
Es verdad que la Constituci6n prescribe en el ar-
':iculo 66: "que el Presidente de la Reptiblica sea
alegido (', y. i ) por sufragio de segundo grado
0n un solo dia, y conforme al procedimiento que es-
tablezca la Ley". Diciendo despu6s que '"el cargo
durara cuatro aiios y que nadie podrh ser Presidente
,n tres periods consecutivos".
Pero fijense bien los sefiores -Senadores que ese
'empo se le sefiala de duraci6n al cargo y no al senior
'rcsidente lo cual no deja de.ser muy r.ig i; ,tv.-ir
suando la Constituci6n al establecer otros periodos
,nhlogos no usa la misma palabra, ni emplea la
misma forma de expresi6n, lo que quiere decir que es
al cargo y no a la persona que lo desempefia a lo que
se ha querido,scfialar ,tiempo de duraci6n como los
hay congresionales de dos afios, camerales de cuatro
y senatoriales 'de ocho, lo que no impide sus interrup-
ciones y renovaciones aunque sin nueva elecci6n,
salvo casos extraordinarios muy contados que leyes
especiales tienen que determinar expresamente.
Pero suponiendo que conform a la recta inter
oretaci'n de este articulo no pudiera el Presidente
ser perjudicado, como antes dije, ni siquiera con un
minute de descuento de su period de ouatro afios,
"sa seria una regla general que en circunstancias
-xcepcionales habria que quebrantar. C6mo se-
"ia possible sino armonizar ese precepto con otros,
'le la misma Constituci6n, mantener su enlace 16gi-
co con ellos si en algunos casos no se interrumpiera?
Voy a poner un ejemplo.
El articulo 74 establece que nor falta temporal o
lefinitiva del P'r.-,.l. ,nt de In Rpi.lbli.-i. le sustit1i-
4 el Yi,:-.. i'cl' .I nl en *el ei-'E.-'-' ,1.-1 Poder Eie-
-utivo, agregando despues: si la falta fuere defin'i-
'iva durar l]a sustituciin hasta la terminaci6n del
ieriodo presidential. Lo que quiere decir que si la
Altaa no es de esa clase sino s61o temporal. la susti-
')inei6n no durara mAs que determinado tiempo. Yo
1uiero que me digan los sefiores Senadores si en este
easo hay que cortar el period inprescindiblemente
mo se compaginaria este precepto con el otro que
lef anteriormente ?
Lo tengo manifestado repetidas veces, y es ele-
mental. Los codigos no pueden interpretarse to-
mando aisladamente sus precePtos, pues el valor
,ue tenga cada uno de ellos lo determine mis el en-
Race y trabazn6 que guard eon los 10.-i'; su inter-
iretaci6n propia hay que completarla con su in-
'.erpretaci6n de relaciin; y asi result. mnchas veces.
iue lo que parece derivarse de la letra de una nres-
'ripci6n. es necesario ampliarlo o restringirlo. con
-rista de aquello quc otra u otras establecen en el mis-
no ouerpo legal.
No es possible. por consiguiente, conrierar a;sla-
,amenite el articulo 66 oae. cs el invocarlo nor !on m(Ie
-'da.reyen de ineonstitucional mi provpo+o. sno eO
"us diversas relaciones con todos aquello, con m"-
isti eslabonado, con los que, forma In esnp;ee d red
malla o tejido de la respective codificaci6n. Porque







DIARIO DE SESIO.NES Dfat SENADO


no es s6lo el artioulo 74 con el que hay que armoni- fa
zarlo. Othros mas reclaman la misma consideraci6n. y
Entre ellos el 69, que dice asi: El Presidente no po- c(
drA salir del territorio de.la Reptiblica sin autoriza- fe
ci6n del Congreso. Luego con su permiso si podrd p
salir. Y es possible que una vez fuera del pais con- m
serve sus funciones presidenciales? No tendria que la
declinarlas entonces en el Vicepresidente? He aqui d
otro caso en que se tiene que interrumpir el period.
Pues como ese aun podriamos citar mis. c
Segfin el articulo 70. de la propia Constituci6n: g
(lee) : "El Presidente sera responsible ante el Tribu- c
nal Supremo de Justicia por los delitos de caricter co- t
mfin que cometiere durante el ejercicio de su car- e
go pero no podra ser procesado sin previa autoriza- e
ci6n del Sehado. De manera que el Tribunal Supre- p
mo puede procesarlo con autorizaci6n nuestra y a] z
hacerlo no hay duda que tambi6n puede suspenderlo c
debiendo cesar la suspension tan pronto sea absuelto
Ya tenemos otra interrupci6n del period presiden-
cial. Pero esta ocasi6n en contra de la voluntad del
propio Presidente, con lo que cae por tierra la alega-
ci6&n de que s6lo con su consensus, cabe cercenarle al-
guna parte del tiempo que la Constituci6n le concede.
gPor qu6 no ha de ocurrir lo mismo cuando quie- t
ra se.r reelecto, en cuyo caso su voluntad no seria a t
ello nmuy ajena? Pues quoe la necesidad de tomar
medidas preventivas para castigar un delito come-
tido por el Presidente de la Reptiblica, *es mayor que
la de prevenir a nuestra patria del peligro mortal
que la amenaza con la reeleccion?
'Ademas, la Constituei6n le da facultades al Con-
greso por el inciso 13 del articulo 59, para designer
por medio de una Ley especial qui6n debe ocupar
la Presidencia de la Repfiblica en el caso de que el
President y el Vicepresidente sean destituidos, fa-
llezan, renuncien o se incapaciten. Qu6 clase de
incapacidad es 6sta?
Hay.varias incapacidades: fisica o mental, de ca-
r6cter permanent o s61o temporal; y si el Congreso
es el llamado a fijar los casos de ellas, como seria
indispensable para llenar cumplidamente el cometi-
do que el articulo 59, inciso 13, le asigna, rpor que
no ha de establecerse como un caso de incapacidad
temporal para desempefiar la Presidencia de la Re-
pliblica durante un period electoral que el que la
desempefie sea candidate al mismo cargo, es decir,
que haya hecho uso del dereeho a su reelecci'6n por
un segundo period? Y asi como se manda a entre-
gar a Ips Alcaldes y Gobernadores su mando a los res-
pectivos sustitutos, cuando son candidates, tambi6n
S61 debe entregarlo al Vicepresidente o a aquel que
deba sustituirlo con arreglo a la Ley.
Contra este parecer se levantan los de algunos de
nuestros sabios, ,de esos a quienes antes aludia, cuya
sabiduria la ponen al servicio de cualquier causa,
con tal de one se la remuneren bien. Y I quien va. a
confiar en la opinion de aquellos intimos amigos del
senior Presidente que explotan su amistad, sobre una
Ley que les privaria de la nocee a la mai.ana, aun-
one fuere, temporalmente, de todas las vemtajas ,cue
disfrutan? He aqui por qu6, a pesar del respeto que
me merecen semejantes talemtosos y de mi estima por
sus intelectos, no me rindo ante su criterio, sino ten-
go que recusarlos por interesados siendo muy justi-
ficada mi actitud.
Creo que quien s6lo por algunos servicios profe-
sionales que presta al Gobierno, mientras ptiblica-
mente rehusa sus honorarios, secretamente para su9


imiliares recibe prebendas, colecturias y "botellas",
lo que es mas grave, trata de poner y quitar jue-
es y magistrados para las conveniencias de su bu-
ete, por muchos que sean sus prestigious, ninguna im-
resi6n debe causarnos con su opinion. El que de tal
lanera trata a la jlusticia y asi se comporta, no se
consideracind que pueda mereeer de sus conciuda-
anos, el derecho que le quepa a hacerse su mentor.
No se necesita ser sabio; basta tener un sentido
omfin vulgar y elemental cultural, para hacerse ear-
o de lo que dice la Constituci6n, comprender el al-
ance de cada uno de sus preceptos, y darle su in-
erpretaci6n mas rational y 16gica. Por tanto, si hay
n ella un articulo que sefiala cuatro afios para el
jercciio del cargo de Presidente de la Repfiblica,
ero tambi6n una series de disposiciones que autori-
an cortar, romper ese period por algunas causes,
ualquiera ha de ver claro que para interrumpirlo
linguna hay tan legitima como 6sta.
Cuando en la Comisi6n Consultiva hubo de pro-
)onerse ese articulo de la Ley Electoral que exige
los Gobernadores y a los Alcaldes cesar, por me-
lio de una licem.cia, que se entienda po:r ellos pe-
lida, en el ejereicio de sus funciones, y hacer en-
rega al sustituto apenas comience el period elee-
;oral en que sean candidates, hasta que termine, al-
gunos de sus ilustres miembros. promovieron acerca.
de ello important discusi6n. Es de mueho interns
recorder en qu6 forma ese debate se present6i, para
que se yea el carActer que revisti6 desde un prin-
cipio.
No se referia s6lo a los Gobernadores y a los Al-
caldes. El que tom6 la iniciativa fu6 el doctor Al-
fredo Zayas, y he aqui la primera proposici6n que
someti6 a la consideraci6n de sus compafieros: "Cual-
quiera persona que figure en las propuestas de can-
didatos 'de que trata el capitulo octavo de esta Ley,
y desempef.e cargo pfiblico que tenga aparejada au-
toridad, debera obtener licencia funth lan en ese mo-
tivo, y cesar en el desempefio de su cargo desde el
dia siguiente a aquel en que las juntas electorales
deban reunirse de acuerdo con el articulo 98, hasta
el inmediato siguiente al dia de la votaci6n.,"
Como se ve, tenia un character general. La proposi-
cion del sefor Zayas fu6 acogida favorablomerlbe
por todos los miembros de la Comisi6n, y finicamen-
te se discutieron detalles, casi de forma. El. seofir
Juan Gualberto G6mez, uno de los miombros'mras
prominentes de aquel organismo, hubo de pronunciar
estas palabras que constant, en el correspondiente Dia-
rio de Sesiones: "En favor de la proposici6n del
senior Zayas, hago uso de la palabra porque de todas
las que se han presentado, la que parece ;a.-tir .
mas a nuestra situaci6n actual, dentrode cietrt: prin-
cipio de equidad, es esa; lo que. se desea cop. es
proposition es que nimnguna persona investida de
autoridad pueda. en aquellos moments decisivos de
la lucha electoral, usar la influencia de su autori-
dad en beneficio suyo. Yo ereo que eso se consigne,
si desde el dia mismo en que so constitiye la Junta
Electoral y empiezan, los traba.os oficiales de la
elecei6n, esa persona que es candidate, ya no ejerce
autoridad."
No s. habl6 especialmente del Presidente de la
Repfblica m6s que apor uno de los miembros de la
Comisi6n, y fu6 nada menos que el insigne .5iol
Montoro, Seeretario hoy de la Presidencia. Yoy a
leer los t(rmin'o-en que lo hizo. Se oponia a que los







S DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


Secretaries de Despacho fueran incluidos en el pre-
cepto, fund6ndose en que no tenian autoridad propia,
porque la que ejercian emanaba del senior Presidente
de la RE-liiliH1a, y pronunci6 estas palabras que tam-
bi6n han quedado estampadas en el Diario de Sesio-
nes: '' Yu no estoy de acuerdo en que se incluyan los
Secretaries del Despacho, porque en el regimen nues-
tro los Secretarios del Despacho no son mas que Se-
cretarios del Presidente; con la misma o mayor ra-
z6n, podria incluirse en la disposici6n de que estamos
tratanto, al Presidente, cuando sea candidate a la
reelecei6n."
Admiti6, por consiguiente, el senior Montoro, la
legalidad de que el senior Presidente de la Repfibli-
casiendo candidate a la reelecei6n estuviera inclui-
do en esa prohibici6i. No se le ocurri6 entonces alli
a nadie que eso era inconstitucional, y si no se in-
eluy6 expresamente en el articulo al Primer Ma-
gistrado, gsab6is por qu6 fu6, s-,-i.,1.0- s,.r,-,1<.'r--
Pues por que nadie creia que despu6s de lo acae-
cido con D. Tomas Estrada Palma se repetiria el
caso, es decir, que algt~n Presidente de Cuba en lo su-
cesivo aspirara a la reelecei6n. Asi conio hubo un
pais en que no se legisl6 contra el asesinato por-
que nunea se crey6 a nadie. capaz de cometer delito
tan hgrrendo, en la Comisi6n Consultiva se conside-
r6 ya inverosimil el caso aqui de la reelecci6n Presi-
dencial en lo future. Por eso no se adopt precauci6n
alguna especial contra ella en la Ley Electoral, como
se hizo contra la de los Alcaldes y Gobernadores, y
de ahi la necesidad ,de dietar una sobre la material
que supla semejante omisi6n, ahora que se ha pre-
sentado el caso con asombro de todos.
El otro argument que se esgrime como muy fun-
damental contra el proyecto, es que result alta-
mante depresivo para el senior Presidente de la Re-
pfblica, porque implica una desconfienza de su ac-
tuaci6n durante el period electoral y, por ende,
dudas de su honorabilidad. S61o por haberlo usado
al propio tiempo que various peri6dico's de impor-
tancia no pocos personajes de alta significaciCn, es
por'lo que lo recojo, ya que de otro modo no va-
liera la pena ni mencionarlo.
jEntonces insultaron a todos los ciudadanos cuba-
nos que d.-pmii'- merecieron y en el porvenir merez-
can ser exaltados a ese alto puesto, los convenciona-
les que. regularon en la misma Constituci6n los proce-
dimientos que debian seguirse cuando delinquiera el
propio Jefe del Estado? No, a nadie se le podria
ocurrir semejante desatino.
Pues poco mis o menos pasa con esta Ley que tie-
ne un carceter general. que no resuelve un caso es
special, sino todos aquellos de la misma naturaleza
que puedan i-;r en lo sucesivo y no. se debe, por
consiguiente, entender dirigida contra determinada
persona. Si se ha presentado en esta oDortunidad
es porque nos encontramos on. visperas de una re-
elecci6n cuyos peligros pone tan de manifesto la
anterior que nadie pudo pensar que casi en seguida
volvieran a exponer al pais a ellos y nos ha sorpren-
dido sin ley sobre la material; por eso la orimera
persona a ouien tiene que comprender es al actual
President de la Repfiblica, prescindiendo de sus con-
diciones particulares.
Pero one .pilr-1.'I qcue asi'no fuera, i en que puede
consistir el agravio? tEs qu6 el Sr. President de la
Rphl1i n ,. ei.r, personalmente s61o el Poder Eie-
e oltivb? No tiene un Consejo de Secretarios, los
cuales' obrain, con autonomia en cada uno de sus de-


partamentos y a veces hasta con verdadera indepen-
dencia? gNo hace a menudo el senior Presidente de
la Repfiblica excursions deportivas que lo mantie-
nen alejado dfas y hasta semanas de esta capital, no
pocas veces en el mar a distancia de nuestras cos:
tas sin que por eso interrumpa la march. de los
asuntos al Poder Ejecutivo encomendados? g No obran
entonces casi a su antojo los sefiores Secretarios de
su despacho? I Y no podrian realizar en favor de
su candidatura algunos de los actos qne precisamente
tratan de evitarse por esta Ley?
En nuestras suposiciones podriamos ir mds lejos,
hasta partir de la base de que personalmente ejer-
ciera s61o el senior Presidente de la Repfiblica el
Poder Ejecutivo. Podria presumirsele realizar actos
que sin entrafiar mala fe de su parte scan perjudi-
ciales y peligrosos, lo cual nunca cabria considerarlo
ofensivo.
Y gacaso el cubano mas honrado, el mis integro
de los que han ocupado esa silla presidential y con
,...-l,';..l1 de los que en lo sucesivo desempefien tan.
alto puesto, no fu6 objeto de graves sospechas por
parte de muchos de sus conciudadanos y acab6 por
renunciar, tras sufrir vejAmenes sin cuento, todo por
consecuencia de su reelecci6n? Que tiene, .pues, de
particular que menos concretas sospechas recaigan
sobre otro primer magistrado que ha osado, despu6s
de aquella triste ensefianza de nuestra historic, repe-
tir el caso, sin parar mientes en los riesgos a que
con ello expone la suerte de Cuba?
Pero volvamos la proposici6n por pasiva. Si el
proyecto puede entenderse que constitute un agra-
vio al senior Presidente de la Repuiblica, los que tie-
nen semejante criteria al hacerle oposiei6n no agra-
vian tambi6n al Vice? Y por qu6, los Sres. del Go-
bierno, los amigos del General Menocal, han de abri-
gar la menor duda acerea de la rectitud con que
procederia el senior Enrique Jos6 Varona en el ejer-
cicio provisional doe la presidencia de la Repfiblica
durante este period electoral?
g Es que su historic. acrisolada de patriot, de
maestro do nuestros maestros y de padre de familiar,
sus'glorias alcanzadas como revolucionario y como
politico siempre honrado.y consecuente, no son pren-
das que garanticen bastante su imparcialidad? Re-
cientemente no ha realizado el acto grandiose, ,digni-
simo, en que todos deben inspirarse, de rechazar la
candidatura para la misma Vicepresidencia de la
Repfiblica, que se le hubo de ofreeer de nuevo para
otro period? El senior Presidente de este Cuerpo
que formaba parte de ]a respective Comisi6n puede
ser testigo de ello.
t,Y sab6is por qu6 la rechaz6? ; Por que sus ideas
son anti-reeleccionistas ? Pero tambi6n esas fueron las
del actual Presidente. Como 61 ha podido echar es-
criipudos a un lado y decidir aceptar el ofreeimieinto
ante la probabilidad de .l1Elai. durante otros cua-
tro afios mas tan alta posici6n.
Y el acto ain mayor significaci6n entrafia si se
tiene en cuenta que es un hombre pobre, apenas sin
recursos propios, anciano y achacoso, a quien le hace
falta la dotaci'6n del cargo para su sostenimiento y
el de su familiar. Pues el ciudadadano que ha tenido
ese gesto y que no ha desmentido, ni un apice en
estos tiempos de corrupci6n que atravesamos, su glo-
riosa historic, debe inspirar la mayor confianza al
pueblo cubano.
Por eso se explica que los liberals, a pesar del






DIarIO DE SB&O$I)8 DL BSUNADO


matiz conservador del senior Varona, no hayan teni-
do el menor escrfipulo en tomar el acuerdo de pro-
hijar este proyecto de Ley. Evidentemente, aun con-
siderado s6lo desde este punto de vista, tiene que me-
recer el aplauso lo mismo de liberals que de conser-
vadores, lo mismo de cubanos que de cuantos extra-
ios se interesen por la mejor suerte de Cuba.
Seriamos, sin embargo, injustos si no calificra-
mos tambi6n de generoso este rasgo de los libera-
les y no llamkramos la atenci6n sobre el contrast
que present con la conduct d.e aquellos correligio-
narios mios que se oponen al Proyecto. No piensan
que siendo conservador el Sr. Varona, si bien es de
presumir que mientras provisionalmente desempefie el
Poder Ejecutivo, cual parece l6gico, ha de obrar con
entera imparcialidad, lo es tambi6n que preferiria
rodearse de conservadores antes que d'e liberals?
Mas bien no estaria, pues, del todo infundacdo
cualquier recelo de los liberals, respect a la con-
ducta que aquellos que lo seciundaran podrian se-
guir, y lejos de manifestar siquiera la menor suspi-
cacia, no tienen inconvenient en que sea ese con-
servador el que provisionalmente ocupe la Presi-
dencia durante este period electoral, con tal de que
no sea el que hoy la ocupa, seguramente para que
no sea al mismo tiempo jiuez y part en la contien-
da, por ser a lo que principalmente tiende el proyecto,
apotegma juridica, que si en otros paises, como en
los Estados Unidos, parece que no se observa en es-
tos casos, es porque las leyes tanto como las costum-
bres puiblicas son completamente distintas a las nues-
tras y la mfquina electoral queda sustraida a la ac-
ci6n de los Poderes Pfiblicos hasta done result po-
sible. Pero en estos paises latinos, donde nuestra
organizaci6n electoral, nuestra manera de ser y la
falta de educaci6n civica impiden al Primer Ma-
gistrado de la Naci6n o a cualquiera otra autoridad
cuando es parte en un process de esta clase, legar
a ser completamente imparcial, ni aun queri6ndolo,
no puede de ninguna manera dejar de observarse.
Y he ahi como este razonamiento me lleva como
de la mano, a la tercera de las impugnaciones que
se le hacee a mi proyecto de ley, en relaci6n particu-
larmente conmigo, o sea con su autor.
Se dice, qfe propuesto por un conservador, cons-
tituye un. acto de rebeldia y de indisciplina incalifi-
cable, que yo he debido antes acudir a mi partido,
y consultarle si era o no convenient hacerlo y que
s6lo, despu6s de autorizado expresamente por 61 es
que cupo que lo presentara, agregAndose que la prue-
ba mhs evidence, de que el proyecto atenta a los in-
tereses del Partido Conservador, se halla en que lo
prohija el Partido Liberal, habi6ndose ido tan lejos
en esta apreciaei6n que hasta se me ha su:puesto en
pactos bastard:os y secrets coin sus jefes, cuando no he
celebrado ni una sola conferencia acerca del Proyee-
to con ningiin liberal y el apoyo que espontAnea-
mente han decidido prestarle mks bien me ha sor-
prendido, pues quienes crei que desde los primeros
moments se apresurarian a apoyarlo con el mayor
entusiasmo serian mis propios correligionarios, por-
que a nadie mins que al Partido a que pertenecemos
conviene, como presto lo voy a demostrar, aun a
riesgo de exponerme a que mis razones acaben por
despertar recelos y suspicacias entire los mismos li-
berales, y haci6ndoles caer en la cuenta de los per-
juicios que-pueda irrogarles, se decidan a volver so-
bre su acuerdo.
Permaneciendo en la P,'esidein'-ia de la Repfiblica


el General Menocal durante todo este perioao elec-
toral, en que ha de ser uno de los candidates a la
misma alta magistratura, por muy correct que sea
su conduct, por much que se ajuste a la Ley, no
podrd evitar estas dos cosas: una, que los entusias-
tas defensores de su candidatura, sus incondiciona-
les amigos muestren lo que l1aman los franceses ''trop
de zele", se excedan en el ejercicio de las funciones
que le est6n enconmedadas, los que algunas ejerzan,
o en la realizaci6n de sus actos de adhesion y empefio
por sacar de nuevo triunfante su candidatura de las
urnas. Y, esa conduct de sus subalternos, de sus
amigos, de sus simpatizadores, excedi6ndose en el
ejereicio de sus facultades, traspasando los limits
de la conveniencia y de la descreci6n, no serian
considerados por los adversaries como inspirados por
61? Qu6 pod. i hacer para impedir esta apreciaci6n
tan natural? Nada, pues se vera moralmente imposi-
bilitado la mayor parte de las veces, de desautorizar-
los, porque en medio de toda lucha tratar de templar
la fogosidad de los propios, cuando se tiene en frente
un contender cuyos partidarios atacan perennemente
con entusiasmo y ardor, es exponerse a restarse adic-
tos sin que en el campo contrario por ello se conquiste
a nadie. De ahi que haya que tolerar hasta lo in-
decible, como lo hizo el desgraciado D. Tom6s Es-
trada Palma, siendo semejante debilidad la principal
causa de su perdici6n y del gran peligro a que expiu-
so el pais corn su reelecci6n.
Y lo otro que puede pasar, o mejor dicho, que
pasara coin toda seguridad, es que todos los actos de
violencia que se iealicen por iniciativas particulares
en los distintos lugares de la Repfiblica para defense
de los derechos de cada candidate, aisladamente, tam-
bi6n se han de tomar por los adversaries como inspi-
rados en las altas esferas.
Ocurre; por ejemplo, un homicidio vulgar pero la
victim result liberal; pues se supone en seguida
que fu6 un conservador apafiado por el Gobierno el
que lo mandara a matar porque era un cacique o
un agent electoral temible. Eso es muy human y
muy propio de estos periods turbulentos de las elec-
ciones. Basta que uno lo diga. El mismo kutor pue-
de hacerlo correr para despistar a la Justicia. No se
tomar6 nadie siquiera el trabajo de tratar de com-
probarlo. Se considerarh verdad evang6liea desde el
primer moment. He aqui como con la acumulaci6n
de estos series cargos al primer Magistrado de la Re-
pfiblica, cabria empezar a crearse una grave agita-
cion.
Vaya otro caso. El dia de las elecciones ocurre un
tumulto en un colegio, siendo necesario que la fuer-
za pfiblica imponga orden. Si el Jefe de la Naci6n
no es candidate ella llena facilmente su cometido.
Las protests que originare pronto cesardn, ya que
no alcanzarAn nunca gran recrudescencia. Pero su-
cede lo contrario, qui6n apea a los contrarios de que
ha habido mala fe o injustificaci6n en la media ? To-
dos la tend:rian por abusiva. No digamos nada si al
fin pierden en aquel colegio. & Qui6n les quita que la
fuerza puiblica con el pretexto de poner orden impi-
di6, a los suyos el libre ejercicio del voto. Nadie les
arrancaria que fu6 por instrucciones del Gobierno
que atropell6 a los electores para ganar por la vio-
lencia aqruel colegio. Eso es mAs natural, al menos,
en todos estos paises de estirpe latina.
CuAles son los modos de evitarlo? El primordial
que en elecci6n alguna sea candidate el Jefe de las







_____ 1DIMARIO DIC SESIONES DEL SENADO


Fuerzas Armadas o que si lo fuere, durante el pe
riodo electoral oeupe interinamente la primera Ma'
gAtratuia e1 Vice-Presidente o cualquiera otra per-
sona a quien correspond. Como en este case le to
ca la sustituci6n y es felizmente un conservador in-
tegro, i qu6 desconfianza pueden tener de 61 libera-
les y conservadores ?
Los fundadores, de este Partido, los que militamo'
en 61 casi desde que se form, los que durante mka
de un lustro estuvimos acaudillados por el doctor
Enrique Jos6 Varona, quien con suo presidencia le
dird; tono y prestigio a la ;- ri'.Iu,,,,i, podrAn sentir
per su :,ili-',,. jefe algfn resquemor? Itienen dere
cho recelar de ~l, lo m s minimo? Idebe pasarle po
las' mientes que el senior Varona dirigiendo provi
sionalmente las elecciones trate de perjudicar eon 1
mis i.i-- if .-i,,.- la candidatura conservado ra ?
iAh! &Es que los conservadores ,.1 n. 1,-, alre
dedor del'General Menocal, del actual Presidente do
la R.,Hili;.- .temen a la imparcialidad del sefiol
Varona que no pueden poner en duda? Entonces, se
fires Senadores, hay motives mayors para sospe-
char que los prop6sitos que abrigan no son puros
sine bastardos, y temor semejante haria mss just
fieadas las medidas de ii-v ..-. ni,,.i por mi propnestas
Pero sea cual fuere el valor 16gico de esta dedne
cion si..esos recelos existen, estarian eircunscrinto,
al '.'r1i.. de amigos y paniaguados del General Me
noeal, que son, los menos conservadores del Partido
Conservador. Para demostrarlo basta recorder qcin
-,.' ,",.- .-,, sin ese, gruno, que no vine a engTroSa
Ilfr)lai filas sine cuando se, ,convenci6 de quo ""I
poda, ser cand.idato a la Presidencia, de la T'crnTbl:c
el General Menocal por otro Partid) y que no concr,
ri ,i a nuestras asambleas m6s que en virsenaq d
elecciones generals para preparer su candidatuire
Si, ni antes, ni desapus, cuando nos reunnamos ta-
a menudo en los periods interelectorales con obiet"
de' deliberar sobre los graves y trascendent'lor. 'mnn-
tos del pais, y organizAbamos y desarrollbamo,
nuestra oposicimn' al Gobierno Liberal, casi ninrpunn
de los que le componen venia a ilustrarnos con snI
conejos, a dartnos la fuerza de sn concurso, es rm'on
ni' siquiera contribuian muchos de 61 con la cnota
insignificante oue a cada delegado se le.tenia asi'.
nada. pues daban como pretexto de deiar de paear-
la, que no eran conservadores, sine fnica y exclusi-
vamente Menocalistfs.
Para ellos'no existia Partido lonwervador mis oin
eni vi neras de eloeniones cuando les povlia ser fit0
para lonrar la exalfntoin .del General Menocal a I11
Presldoneia doe I Renhiblica. y una veo conseOuide
?.qni6n ro roenoerda cue viendo. en 61 una carg'a ni-
sieron disolvPrlo v foriar otiro Partido a su imi-
gen y semeidanza ? e aRnnollas asamhbleas tnrblulen-
tas en one Ins -slnes del Gabierno fueron a lunellh
a favor de la diaoi1o1 n. sin an.,e oven Ins clamnres
Fu, nece-Rswo R nm el 7 t:.'o, Conservador s'e some-
tefra incn" ionalment- para que cejaran en su em
peoin dre dsnlverlo.
aDesde pno-reInnoeq nn nT;;onPr del Gonberno
de los ami' os (de Gener r -l '"..., 1. nero el antiginr
Partidonons-nr"-dor el one diriifan los exeelsos nc
bans. -Pro. Vro na TI niann, es,.e alnqlle poster
gado v v'Toido. ai' so mnntiono todavi. "on s9s an
tiyeno' idealPs. Amhnb iefero est6in retraidoR was n(
se han senarado de la av;onnoian. t1 el Dr. TLannzf
no qunire ton.Rr narte aboolbtamonte en niuestrai
cointiendas civicas, (lo acaba. d de eir a' la prenso


lirectamente) es porque esti disgustado, de la mar-
,ha que le'han impreso a, los asuntos pfiblicos quie-
es lo dirigen; y si el Dr. Enrique, Jos6 Varona no
leja oir su autorizada voz, d6bese a que ya sus sa-
0ios consejos no se atienden, ni siquiera se le piden.
No obstante ese retraimiento de los antiguos Jefes
iel Partido Conservador que con sus grandes pres-
'Iigios lograron darle todo el, cr6dito de que lleg6 a
,ozar, hacienda possible su triunfo despu6s en las
inmas, pues el General Menocal s6lo con el suyo no
'o hubiera conseguido, muches son los conservadores,
'o repito, que todavia abrigan aquellos puros prin-
ipios de que fueron portaestandartes que, se sien-
len identificados con los prop6sitos de estos pr6ce-
'es y con sus desengafios. Esos no gobiernan pero
eon el sane. el verdadero Partido Conservador. Con
,1 es con el que yo estoy, con el queen sigo estando,
on nuestro genuine Partido, senores correligiona-
ios mios de esta alta CAmara, no con los titulados
.onservadores del Gobierno, que solamente, lo son
horaa en el nombre y porque asi lles conviene.
Desde este punto, de vista, come Conservad.or de
umra cepa, mi proyeeto, en su eseneia por lo menos.
no tiene absolutamente una tilde que pon6rsele. El
.alvarfa, no s61o el honor' y el prestigio de este Go-
'ierno, facilitAndole los, medios legitimos de salir
'riunfante de las urnas sine ad;emhs al pais de una
*neva catistrofe. De modo.que realizaria dos altas
," II;,iI,': una partidaria y otra patri6tica.
Y, por filtimo, se dice que de todas maneras, triun-
o no este proyeeto, ha de dejar un fermento de
liio en el pais, de reeelos, desuspicacias, que habr&n
comprometer su porvenir m6s que la misma re-
'eccion.
Ah sefiores Senadores, ya sabia que en esto ha-
,ifamos ,de venir a parar, que al fin y a la postre
Sibaa a ser .,.,,i-i,.. por mis compatriotas come ase-
:no de la Republica, que no otra cosa auiere decir
:a frase lapidaria que se viene escribiendo per eier-
a prensa en contra mia: que con mi Proyeeto le he
'avado un pufial envenenado a la RepfibliCa. Suce-
la. pues, lo qtue suceda, de aqui en adelante, parece
ine yo ser6 el responsible de todos los males que le
,engan a la Repfsblica, mientras la gloria de todos
'os bienes ser de los seoiores del Gobierno
iA d6nde he ido yo a parar com, mi conduct!
Me he pasado tres afios y medio luchando por soste-
i,er ine61umes los principios y las doctrinas de mi
nartido, solicitando que se cumplan los ofrecimientos
le rectifica.i6n heehos al pals, sin conseguir otra
iosa que u I.-n..ii.i ,. amigos y concitar odios contra
-ni [y por qu6 afin me quedan fuerzas, y 'r-'l'. un
Ifa a realizar, a mi juicio al menos ,una de las obras
nas patri6ticas que le cabe a un 1l.-i;'.1i se me
one on la frente el estigma de traidor a mi patria,
'e asesino de la. Reppblica!
Era lo inico que me faltaba en esta send de sacri-
'icios que venno recorriendo. ?,Es que de aoui en ade-
'ante mi huinilde frente ostentark ese marchamo ante
', historic. y me pereegnira su nota en mi corta o larga
-'ida. haci6ndome despreciable para mis oenciudada-
nos, mientras los que han vulnerado, no ya los prin-
"ipios y las doctrinas del Partido Conservador, las
Sreplas de conduct moral mAs elementales, aquellos
a'1me violan a diario ]a Constitue"i'n y todas las de-
nls eyes, loa dilapidadores del Tesoro Pfiblico, los
Ssobornadores de concieneias, apareeertn que, lojos de
Senveneltar a la Repfblica, per el contrario, e dan







DIARIO DE SESIONE3 DEL SENA DO 11


auge, !e dan prestigio, le dan riquezas, toda clase de
prosperidades y bienandanzas? gY a pesar de tener
privada a mas de la mitad de la poblacin escolar del
pan de la instrueci6n, sin siquiera ocurrirseles man-
darnos un Mensaje recomenddndonos medidas apro-
piadas para remediar ese mal, y tan abandonado el
fomento del pais en los demds 6rdenes, que nos llevan
a la cumbre del progress y laboran por hacernos el
pueblo mejor de la tierra? Si asi se va a escribir al--
gin dia nuestra historic habria que convenir en que
la verdad y la justicia es cierto que han huido *de
esta parte del mundo.
Imp6rtame, sin embargo, poco todo eso, sefiores
Senadores. Persuadido de que la labor que estoy rea-
lizando es la finica que en cada caso mi deber me dicta
6c6mo he de tomar otro camino? Tendr6, pues, que
continuarla, cualesquiera que sean los nuevos abrojos
que en ella me encuentre, seguro de que algfin dia
nuestro pais, a despeeho de los que se dedican a hacer
frases, como la antes expresada, ha de reporter algu-
na ventaja de mi obra.
Esa esperanza me alienta. Y pensando que se rea-
lice, nad'a me preocupa el cargo con que mi pobre
nombre se quiere hacer pasar a la historic. Para con-
suelo ya me veo alli biein acompafiado aunque siendo
mis humildes mis condiciones.
Tambi6n sobre Don Tomas Estrada Palma, aquel
gran virtuoso se ha lanzado el estigma de traidor a
su patria: Sin embargo, por su administraci6n inta-
chable, todos los dias, propios y extrafios, lo estin
echando de menos. Suponiendo que en las postrime-
rias de su vida incurriera en algfin error, no por eso
va a dejar de ser el patriota ejemplar y cubano in-
teg6rrimo de todo el resto de ella.
Y voy a concluir. sefiores Senadores rogando, lo
nmismo a los que son liberals qu.e a los que son con-
servadores. sus votos a favor de este Proyecto que
indefeetiblemente salvaria en estos instances a Cuba
del grave riesgo que corre con la reelecci6n que la
azota, siendo ademas muestra brillante que dariamos
ante el mundo entero de la sensatez y cordura con
que sabiamos resolver nuestros dificiles problems co-
mo pueblo libre.
Y mas ante el lamentable espectaculo que vemos.
ahora dar a la joven Repnblica de PanamA con la
conduct que observe el Jefe del Partido adversaric
al del Gobierno yendo en peregrinaci6n a Washing-
ton para pedir una Comisiin morteamericana que
dirija las elecciones de ese pais. por ser candidate
a la -reeleci6n su actual Presidente. i Qu6 contrast
tan hermoso no ofreceriamos haciPndole frente al pro-
pio caso por nosotros mismos, sin intervenci6n ex-
trafia poniendo todos nuestra confianza en nn cu-
bano dignisimo, del que nadie sosneche, que en luga"
de Comisi6n exb(tica sea quien rija nuestra Repi-
blica en circunstancias tan critics.
'Si algin dia los enemigos de Cuba volvieran a
conspirar contra su indenendencia, con silo esgri-
mnir esta Ley los co-nf ndiriamos. va que a virtud dP
ella nuestra capacidad t ara robernarnos quedarip
par comnleto fnera de today duda.
Sn. noL,z: Pido la nalabra.
SR. PRwmTnNTE (S&NCIIEZ AGRAMONTE) : La tioroe
el seior T17olz.
Sn To^LZ: TUn pelotin d(e solrado. si so s nliere n-
re~g'rim;erto co. n coronel al frPirte nrn'vst do aao"e
alos mredios o elfmentos que la Cons+;trci'n v 1"-
Leyes nonen .en su mano para el e;ereic;o de sus
funciones legales, es decir, cargado de rifles, sables o


espadas y piezas de artilleria, acaba de Ilegar a las
puertas del Palacio del senior Presidente de la Re-
pfblica. (,Sensacidn). El Coronel con sus Ayudan-
tes y algunos oficiales ascienden las escaleras, llama
al President de la Repfiblica y le dice que ellos han
pensado para mayor tranquilidad del pais, para me-
jor sosiego y ventura, que entregue por unos dias
el ejercicio de las funciones que la Constitucidn le re-
conuce. El P:esidente de la Repfblica le contest
que no se ha muerto, que no esta enfermo. que no
ha perd.ido la raz6n, que no ha pedido al Congreso
autorizaci6n para ausentarse que no esta acusado
por la Camara, ni destituido por el Senado consti-
tuido en Tribunal de Justicia, que esta en el pleno,
en el tranquilo, en el legitimo ejercieio de sus fun-
ciones; y el Coronel le dice que sospeeha de su con-
ducta, que 61 es un portaestandarte de la Ley de sos-
pechosos que regia en tiempos de la dominaci5n espa-
fiola, y que lo califica de sospeehoso., y que ademas
lo recusa porque como candidate tiene interns di-
recto o indirecto en el asunto, o sea en las pr6ximas
eleccones, esto es que lo recusa como a un vulgar
Jnez de Primera Instancia. El Presidente de la Re-
pfblica se queda asombrado ante esas enormidades
y defiende a6n su cargo; pero el Coronel le ensefia
el imnerio de la fuerza. de las armas que porta su
regimiento, y el Presid;ente entrega su mando al Vi-
cepresidente y desciende por las escaleras de Pala-
cio: eso se llama en el derecho pfblico constitutional,
un golpe de estado dado por el Ej6rcito.
SR. MAZA Y ARTOLA: N6 cuando se hace por Leyes.
SR. DOLZ: Pues bieri, esta Ley cuando se promul-
gue-y no he interrumpidio al senior Maza y Artola,
nor lo que le suplicaria no me interrumpiese esta
tarde, porque quiero desarrollar con absolute scre-
nidad mi tema, y las interrupciones excitan un poco
al orador-pues bien esta Ley cuando se nromnlgue
es exactamente lo mismo en el orden fundamental y
cientifico del derecho pfiblico constitncional: es un
o-olpe de estado; con la difereincia de que lo da el
Congress y no el Ejircito; con la diferencia de oue
el Eijrcito para darlo, no habria usado, sino abusa-
do d;e la fuerza de las armas, y el Congrevo. pa-a
darlo. habria no usado, sino abusado de la fuerza
de la Ley o sea de los medios q.ne en uno y otro
easo se tienen para el ejercicio de las funciones res-
-ectivas. El primer golpe de estado lo habria dado
el Ejircito con la fnerza de las armas, y estc que se
-retenlde dar, lo daria el Congreso con toda la fuer-
-a de la majestad de la Ley.
Y contra ese Proyecto de Ley. voy a hablar como
Sena.dor de la Repfiblica. no como miembro del Par-
tido Conservador, que me seria muy doloroso entrar
rn ese orden de consideraciones, ni como leader de
""e partido. que no 1o soy ni como amio-o patimclar
4c1 selfor Presidente de la Reniblica, oue'no me ex-
-lico e6mo entire Inosotros se ponen en relnvo6n eson
-feetos nartienlares y privados con la aeein nilbli-
"a de los politicos: y voy a ahblr contra el P-nvec-
*,o no contra el Senador sefor Mnza v A-torl one
"oa no fao siemnre por encnina de lo1 Provc&cn los
nxronrisitos levantados v nobles de los sefiores Sena-
'noes que los presentan.
Mas como narece one v;vimos en n-' ~amAil fo'a
J1 sonec'has annaue los hombres p blicon s estamos
h"ligados a res'-narnos a today clase de critieas de'la
nrensa o del nipblico. por duras que ellas sean; como
parece que hablo dentro de un ambiente de sospe-






12 __ DIARIO DE SESIONES DEL SENADO
'^lr.- ~ _I ,,,. ~'3~ --- .-- m-- -I~rr.-- U IIII


chas, voy a ejercitar mi derecho tranquilamente, ex-
poniendo las razones que tengo para opinar en con-
tra de ese Proyecto de Ley, y escudando inicamente
mi actitud, con aquellas celebres palabras del lema
de la Jarretiera: "HIonni soit qui mal y pense".
El Proyecto de Ley que se dispute, desde el mo-
mento que he sostenido que contiene un golpe de es-
tado, he dicho que es inconstitucional, que va a vio-
lar la Constituci6n de la Repfiblica y, en efecto, Ina
va a violar y lo voy a demostrar a los sefiores Se-
nadores.
El President de la Repiblica, conforme al pi-
rrafo segundo del articulo 66 de la Constituci6n, des-
empefia un cargo que durari cuatro arios. y conform
al articulo 74, por tales o cuales causes al Presidente
de la Repfblica lo sustituird el Vicepresidente en el
e'jercicio del Poder Ejecutivo. Pues bien, sefiores
Senadores, en primer lugar esos cuatro afios, que le
reconoce el pArrafo segundo del articulo 66 de la
Constituci6n, no se refieren, como aqui se ha dicho
errdneamente, al cargo: el cargo es eterno y per-
durable; se refieren a la persona, la persona elegida
lo ejercita durante cuatro aiios. El cargo c6mo va
a durar, el cargo de Presidente de la Repiublica, cua-
tro afios nada mis? Luego la persona que ejeree e
cargo de Presidente de la Repiblica, tiene el dere-
eho constitutional, que implicitamente es un deber,
de ejercer los cuatro afios. Nadie puede despojarlo
de ese derecho; 61 podra cesar temporal o totalmento
en, el caso en que no pueda ejercitar sus funciones
Podra cesar temporal o totalmente, ora enfermhndo
se en t6rminos que la enfermeda.d le impida el ejer-
cicio de sus funeiones, cesaci6n temporal, ora muw
ri6ndose, cesaci6n total, ora incapacitAndose, volvien-
dose loco, cesaci6n temporal o total por la enferme-
dad o muerte de la raz6n. Y nada mis en cuanto a
eases generals, porque atribuir esa Ley, como la
hemos oido atribuir, a caso de presunta incapacidad
moral, es hacer resurgir la vieja Ley dle sospeehosos,
Podri tambi6n cesar en casos especiales: autoriza-
do por el Congreso para ausentarse, cuando 61 pida
la autorizaci6n, articulo 69 de la Constituci6n, esto
es, con el asentimiento de su voluntad, y cuyo p.re
cepto tambien inplica que ni el Congreso estA .fa
cultado, aunque el Presidente lo pida, para autori-
zarle a lo que este Proyecto dispone: que cese en e'
ejercicio de sus funciones, sin salir del territor.io na.
cional: Luego si el Presidente de la Repiblca pidiese
lo que este Proyecto ordena, teniendo ya su consent
miento, que es much, todavia seria inconstitucional
autorizarlo. Y puede igualmente cesar en este otro
caso especial: destituido por el Senado, articulo 47
numero 3, lo que implicitamente indica que consti-
'tucionalmente no puede el Congreso privar al Presi-
dente del ejercicio de sus funciones, sino mediante
la f6rmula.de "destituci6n". Pero estando sano, co-
mo afortunadamente l est, o est, o stndo loco, sino
muy cuerdo, no habiendo pedido licencia para au-
sentarse, ni habiendo sido destituido, no puede cesar
sin despojo del derecho que le reconoce el parrafo
segundo del articulo 66 en el ejercicio de las fun
clones que le estan encomendadas.
gY por qit no puede cesar en el ejercicio de esas
funciones mas que en esos casos: el impedimento ma-
terial, la enfermedad que lo imposibilita, la locura
o la muerte que 16 priva de la raz6n o de la vida.
la licencia que 61 pide con su consentimiento y vo-
luntad y que se le otorga pr. fi. i'it ,. para ausen-


tarse del territorio national, y en fin la destituci6n,
que es la pena de su delito ?
,SR. MAZA Y ARTOLA: Perd6neme el senior Dolz, le
interrumpo s6lo para proponer que se i,,.'Ir.,iai la
sesi6n hasta que se vote la totalidad de este Proyecto.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE): Ya han
oido los sefiores Senad.ores la Proposici6n del senior
Maza y Artola de que se prorrogue la sesi6n hasta
que recaiga votaci6n sobre la totalidad.
SR. ALBERDI: Pri',l.*1 que se prorrogue hasta que
termine su discurso el senior Dolz, pues de otra ma-
nero se haria esta sesi6n demasiado larga.
SR. MAZA Y ARTOLt: Ya este es un asunto que se
empez6 a discutir. Tratamos de prorrogar la anterior
session hasta que se votara la totalidad, y no se pudo
lograr. Por que no vamos a hacerlo en la de hoy?
Tenemos otros asuntos importantes a que dedicarnos.
Insisto, pues, en mi Proposici6n.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE) : IS va, a
someter a votaci6n la Proposici6n del senior Maza y
Artola.
Sn. CORONADO: j Cual es esa Proposici6n?
SR. PRESIDENT (SANCHIEZ AGRAMONTE): Que se
prorrogue la sesi6n hasta que recaiga votaci6n sobre
la totalidad del Proyecto.
SR. CORONADO: Seria much mejor que se aco'rda-
ra prorrogarla hasta que terminara su diseurso el
senior Dolz, porque podria haber otros sefiores Se-
nadores que desearan intervenir en el debate.
SR. MAZ. Y ARTorA: Ya eso lo propuso el senior
Alberdi.
SR. DoLz: Sobre esa Proposici6n, pido la palabra.
SR. PRESIDENT (;81NCHEZ AQRAMONTE) : La tiene
el senior Dolz.
SR. DOLZ: ~ Qu necesidad hay de atropellar este
debate que es interesante, que es levantado? Des-
puss que yo able, el senior Maza y Artola me va
a contestar.
SR. MAZA Y ARTOIA: No l1 sA.
SR. DOLz: Seguramente que me va a contesta'r,
que me contestarA.
SR. MAZA Y ARTOLA: Pudiera ser.
Sr. DOLZ: Yo probablemente le tender& que con-
testar al senior Maza y Artola. IY a que hora vamos
a terminar con todo esto? 1Por que no se termina
hoy la sesi6n con el discurso del senior Maza y Ar-
tola y con el mio, y on la pr6xima sesi6n volvemos
a oir la elocuente palabra del senior Maza y Artola
y yo volver6 a hacer algunas observaciones?
SR. MAZA Y ARTOEA: ~,.i.r Presidente: Acepto
por mi part la Enmienda del -.4-.- Dolz de que so
prorrogue la sesion s6lo hasta que termine su dis-
curso. '
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE) : Estin
de acuerdo los e."ii,.s Senadores en que continfie
la sesi6n hasta que termine de hablar el senior Dolz?

(Seiiales .!I, I i, I;,.. ).

Acordado.

Continue el C .. Dolz en el uso de la palabra.

Sa. DoLz: PPor que, sefiores Senadores, el Presi-
dente de la Repftblica ticne un derecho soberano ema-
nado de la voluntad del pueblo cubano de ejercer
sus funciones durante cuatro aflos y no dejar do
i.-r.-.rl; sine estando enfermo, loco, muerto, ha-
biendo pedido ausentarse, es decir, por acto volunta-






DIARIO'DE SESIONES DEL SENADO


rio, o destituido por el Senado constituido en Tribu-
nal de Justicia?
SY por que atentar contra ese derecho es contra-
rio a la Constituci6n? I Y por qu6 es no contrario a la
Constituci6n que los Gobernadores y los Alcaldes de-
signados candidates pueden entenderse en use de li-
cancia durante determinado nimero de dias ?
Porqu- para contestar a esas tres interrogaciones
no basta saberse de memorial la Constituci6n de la
Repfiblica de Cuba, sino es.necesario ir a empaparse
en las ensefianzas profundas del derecho pfiblico y
constitutional; porque la ciencia no se describe en los
textos de las Leyes; porque para saber d.erecho Ci-
vil no basta reptir el C6digo Civil, ni para saber el
derecho penal, basta repetir de memorial todo el texto
del C6digo Penal; porque hay que ser hombre ver-
sado en el derecho pfiblico y constitutional, y en el
origen y en el espiritu de las Constitueiones para
poder afirmar rotundamente que la Ley que trata de
privar, siquiera una hora, al Presidente de la Re-
pfblica del ejerecico de su funci6n, es una Ley aten-
tatoria, no al articulo tal o cual d.e la Constituci6n,
sino a toda la Constituci6n.
Los Poderes del Estado estaban confundidos y fal-
tos de lines y de limits, y en esas condiciones unos
y otros abusaban de sus facultades, se entrometian
en facultades ajenas, y de la lucha esa entire los Po-
deres, surgi&6 la separaci6n, la independencia y la
soberania de los tres del Estado. Esa es la base Cons-
titucional: el Poder Legislativo, libre, independiente
y soberano; el Poder Ejecutivo, libre, independiente
y soberano tambien; el Poder Judicial, en las mis-
mas condiciones. Poderes todos con igual prestigio
y, reciprocos respetos.
Si el Poder Legislativo puede dictar una Ley
arrancando al Jefe del Poder Ejecutivo el ejereicio
de sus funciones, desde ese moment el Poder Eje-
cutivo ha doblado la cerviz ante el imperio y la so-
berania del Legislativo.
Mas eso que no se puede hacer con el Presidente
de la Repfiblica se puede hacer con el Gobernador
y con el Alcalde, porque no son los Jefes del Poder
Ejecutivo; pero no se puede hacer con el Presiden-
te de la Repiblica, porque es el Jefe del Poder Eje-
cutivo, y nosotros no podemos, bajo ningfn con-
cepto, dictarle ninguna orden, ninguna regla que cer-
cene sus facultades como Jefe del Poder Ejeeutivo.
Si nosotros pudieramos hacer eso, dado que las Cons-
tituciones democriticas y liberals exigen como base
indispensable el equilibrio entire los Poderes Pfibli-
cos, tendriamos implicitamente que reconocerle al
Poder Ejecutivo la facultad de dictar un dia un
Decreto en el cual, por conveniencia pfiblica, por or-
den pfiblico. ordenara que cesara quince dias en sus
funciones el Poder Legislativo, con arguments tan
patri6ticos y racionales, como ahora el Poder Le-
gislativo quiere que cese en sus funciones el Poder
Ejeoutivo. Pero como el Poder Ejecutivo no pued_
hacer eso con nosotros, porque somos independien
tes, y 61 no puede privarnos ni un dia del ejereicic
de nuestras funciones, nosotros no podemos hacer es.
to contra el Poder Ejecutivo, que es igualmente in
dependiente en el ejercicio de su funci6n constitu
cional. Por todo esto, dentro del Derecho Pfiblic
Constitutional no puede hacerse, ni se ha hecho ja
mis en naci6n alguna, lo que ese Proyecto pretend
contra el Presidente de la Repfiblica.
Yo no necesitaba haber hecho el studio que hq
realizado de ese Proyeceto de Ley para calificarlo di


inconstitucional, porque ya voy envejeciendo en esta
tarea de interpretaci6n y aplicacion de Leyes y me
es facil conocer la naturaleza de ciertos Proyeetos,
que seria impossible se presentaran y discutieran en
Parlamentos no tan inexpertos como las j6venes CA-
ma as Cubanas. Una Ley que establece un status a
virtud 'de que un Presidente elegido por cuatro afios,
vivo, sano, cuerdo, que no ha pedido ausentarse, que
no ha delinquido, y que se pasea por la ciudad de
la lHabana, siendo Presidente y no ejerciendo la Pre-
sidencia, es ya un Proyecto que no me suena, que
no le descubro el sabor juridico que estoy acostum-
brado a saborear en las Leyes desde mi juventud.
Si esto fuera un pasaje de miisica y yo fuera mfi-
sico, diria, al oirl tocar ese Proyecto de Ley, que no
habia armonia, que desafinaba. Eso desafina en el
orden del derecho pfiblico constitutional.
Y naturalmente, aparte de la gravedad que encie-
rra, como despius explicar6, esa violaci6n de la Cons-
tituci6n, que ahora abraza unos cuantos meses y
desp'us puede ser mayor el tiempo y el despojo, hay
que convenir en que la aprobaci6n de es'tas cosas
raras, tienen su parte c6miea y suelen, ponerse en
ridiculo. Seria una cosa curiosa qu.e durante ese pe-
riodo en que, conforme a la Ley que discutimos, cesa
el President de la Repfblica, se, celebrara entire nos-
otros un acto pfiblico como el filtimo, tan solemne-
mente celebrado, de la inauguraci6n de la estatua
del General Maceo, y que a l6 asistieran los Minis-
tros Extranjeros, personas cultas y habituadas al
conocimiento del derecho y de la vida political de
los paises civilizados; y que en primer lugar, done
no hay gran espacio para todos naturalmente, ocu-
para el sitio de preferencia el Vicepresidente de la
oepuiblica, y algin Ministro extranjero, acaso toda-
via no acreditado, preguntara: Ese senior aes el Pre-
sidente? No, es el Vicepresidente. Estoy seguro que
el Ministro diria: "Ustedes ban tenido la desgracia
de que se les muriera el Presidente". "No, no nos
d6 el p6same, porque no se ha muerto el Presiden-
te". "Ah! Entonces esta incapacitado". "No, ni si-
quiera esta enfermo, el Presidente es aquel lotro
quo esta de pie; lo hemos quitado unos dias porque
sospechabamos que iba a hacer fraudes en las elec-
ciones". Seguramente que habria que agarrar al Mi-
nistro porque iba a desplomarse de la tribunal (Ri-
sas).
Tengamos, pues, en cuenta, que las mejores ideas,
las mis sublimes, pueden ponernos en ridicule, que
es viejo aquel adagio de que "De lo sublime a lo
ridicule no hay mas que un paso". Pero ademis de
todo lo dicho que pone de manifiesto, en recta in-
terpretaci6n, que no puede atentarse a la irdepen-
dencia de los Poderes del Estado, a la que ese Pro-
yeceto atenta, y que esa Ley puede ponernos en ri-
liculo por presentar un easo desprovisto de todo sa-
ber juridico y constitutional, L quieren los seiiores Se-
nadores tener la comprobaci6n de que es contraria a
ia Constituci6n? No es tan cierto que los proble-
imas juridicos no tengan comprobaci6n por no ser el
derecho una ciencia exacta como la aritm6tica, por
jemplo, en que la tienen sus operaciones. No, sefio-
Sres Senadores, los problems de derecho, aunque no
Sse trate frecuentemente de que dos y dos siempre
e son cuatro, suelen a veces tener comprobaciones, tan
claras a ios ojos del perito y del jurisconsulto, como
e una operaci6n d'e multiplicar para la aritmetica. La
e comprobaci.n de aue lo que .li-I,.i.' ese Proyecto






DIAR11( DE SESIONES DEL 6$ENAD()


no lo podemos hacer, es la que voy ahora a reali- Eso seria el estancamiento. de la historic. Eso seria
zar anse vosotros. No me. ie fijado bien en cuancto ia declaraci6n de que la historic produce en el des-
se haceecesar al senor Presidente de la Republica y arrollo de los pueblos el stalw quo. iC'6mo, porque
cuanuo se le iestituye en el cargo; pero supongamos una cosa haya dacto determinados resultados ya no
que sea uurante los meses de beptiLenure y Ociubre, vuelve, a haeerse jamrns! No! be estudia nuevamente
uuranLe estos meses y de Noviemore o hasta que los aquello, se descubren sus causes y se vueive a ha-
compromisarios eijan at Presicente. I o, o cuatro cer, sin las causes malas que, segun se dice, produ-
meses. 6bs decir, que el Congreso puecte dictar una jeron la revoluci6n de Agosto. Asi es como 1 ,'-....-"
Ley por la que haga cesar a un Presidente de la san los [niii,:.i..; pero si porque en Cuba una reelec-
Repiblica en e ejercicio de sus funciones desde 1t' ci6n diera mal resultado, hubieiamos de renunciar a
de Septiembie hasta fin de aLo? 8erued'e hacerlo? todas, ello equivaldria a decretar que Cuba, en el
Ahi! rues nadie me negara que puede liacerlo cosar orden de los tiempos, se paralizaba, se petrificaba
desde el 19 de Agosto, y si puede hacerlo cesar desde en el de 1906. No! Vamos a hacer una reelecci6n
el 1I de Agosto, nadie me negara que puede hacerlo noble, levantada, sincera, imparcial, sin violencias
cesar desde el i9 de Febrero; y si puede hacerlo ce- tampoco por parte de la oposiciOn, para borrar la
sar desde 1 ,de Febrero, nadle me nega.ra que puede mancha de todos y reivindiear en el curso de la his-
hacerlo cesar desde el 19 de Noviemble del aho an- toria la dignidad y el prestigio del pueblo cubano.
tenor. A virtud de esta Ley, no usando, simo abu- SR. MAZA Y ARTOLA: LAstima no sea verdad tanta
sando de nuestras facultades, nos arrogamos contra belleza.
la Constitucion, la facultad de i.--1 .......r del tiem- :B. DoLZ: Seiores Senadores, ademas de todo esto,
po de su ejereicio a la persona elegida pot el pueblo .s una Ley candida la que diseutimos. Ofensiva para
cubano paia ei cargo de Presidente de la Reptibica, el Presidente? De tal la ha calificado ce.ebro tan
para ello solo basta que nosotios creamos que va a 'rivilcgiado como el que redacta los editoriales de
hkacer algo grave, algo malo, lo cual es muy ficil de Muwdo. Si, pero bajo otro punto de vista es in-
creer, sore todo en estos paises; y lo cierto es qut ofensiva. Es del genero eindido. &Qu6 nos propo.
no teemnos ese derecho para privarlo de sas funcio- nemos tlacer? Que el Presidente, que estd en el le-
nes ni un mes ni un dia ni una hora ni un minut( gitimo ejereicio de su cargo, cese en su funciones,
ni un Atomo de segundo, porque esta por encima de entregue su mando por unos cuantos dias para que
nuestro powder, porque es un Poder independiente. as elecciones scan imparciales, para que no haya in-
4No es esta una comprobaci6n tan clara como la com -luencias? Pues si el Presidente es un hombre bueno,
probaci6n de restar? Por cso, liberal tan insigne, ,i es un hombre noble si es hombre sincere, no hay
pero de tan buena cepa, de corazin tan liberal coma tue sacarlo de Palacio; si es un hombre malo, si
el elocuente orador sefior Juan Gualberto G6mez, ha va a hacer fraudes en las elecciones, si va a com-
impugnado de inconstitucionalidad ese Pioyecto de prar concincincias, jah! con que mayor facilidad las
Ley. Qud va el senior Juan Gualberto G6mez, pole va a comprar, sin la responsabilid:ad del gobierno y
mista extraordinario, rendido siempre a la fuerz, iiendo Presidente! iPor qu6 no le vamos a quitar
del razonamiento, a aceptar que esta Ley no fuert:) 1 cargo de Presidente de la Repfiblica! Cuando ven-
inconstitucional! Ia Fulano, y ese Presidente que se paseara por las
Es pues, un Proyecto de Ley inconstitucional el calls de la Habana como un. caballero particular,
que el Senado se propane aprobar. Representa tanto le diga: "Necesito que Ud. haga tal cosa por Ciela-
es tan grave, es tan extraordinariamente grave, se- nito"; y el individuo le arguya: "No porque el se-
flores que el Poder Legislativo por una Ley preten tor Varona, que es el Presidente, me ha dicho que
da despojar al senior Presidente de la Repiblica de ,ea imparcial". Si, le contestaria, "pero Varona se.
las funeiones que le estkn encomendadas por la Cons a ahora y Ud. pierde su destiny, de manera que
tituci6n, que se acusa a la reelecci6n del senior To 0o se ocupe de Varona, oeilpese de mi que soy el
mas Estrada Palma de haber dado motives justi residentte, y Ciclanito triunfaria al cabo. Y lla-
ficados o no, que ahora no quiero d'iscutir este par naria al Jefe de la Guardia Rural y le recomendaria
ticular, para una revolucidri; y yo digo que est; e t e el dia de las elecciones alegrara un poco todo
Ley daria motives much mis justificados para otrf 'I contorno, y el Jefo le responderia: "El senior Va-
revoluciOn, porque esta'Ley es un golpe de Estad' ona no quiere". "Pero. Varona se va, es cuesti6n
del Poder Legislative porque esta Ley despoja a le dias, yo soy el Presidente y en cuanto vuelva al
President de la Repfiblica de su derecho constitu argo le voy a dar el retire". Si el Presidente es
cional. De modo que si no fuera yo un hombre pa 'n hombre noble y just, en ese caso no es necesa-
cifico, si no creyera todavia en la eficacia de 1 -ia la Ley; si no lo es, y se le separa nada mAs que
palabra y del razonamiento, y en la eficiencia de le la funcion, seguira siendo Presidente, y ~-ii
dereeho si no pensara que la violencia, salvo muiy .ejor para el fraud y para la maldad, porque en-
contados casos, s6lo es productora de desastres, un' jnces no podrA ser acusado por la CAmara y des-
vez promulgada esta Ley, no me quedaria nada e ti.1.. por el Senado, porque no es Presidente en
la conciencia acaudillando una revoluci6n armadr eiereicio de su cargo.
contra la Ley. Sn. MAzA Y ARTOL : 1Y por qu6 no quiere el -fiu.r
Por cierto que no hay que hablar de reeleccionis olz entonces la Ley?
mo porque aqui no se dispute eso. El reeleccionismn :SR. DOLZ: No quiero ]a Ley porque no me suena
se discuti6 en la Asamblea del Partido Conservador I oido, porque me desafina al oldo. simplemente.
y alli las opinions qiuedaron al fin aunadas en 1I Y como no me gusta ser largo, voy a terminar;
opinion official del Partido Conservador. 'er no quiero concluir sin dejar de hacer estas dos
De lo qne si hay que hablar es de que porqu n"nsideraciones finales. Es que cuando hubi6ramos
aquella reelecci6n di.6 motive al levantamiento a- nIgrado todo lo que patri6ticamente se prononen los
mado, se saque esta consecuencia: que no haya m6 ;mpatizadores de esta Ley, cuando lo hubi6semos
reelecci6n. Asi no es como se hace critical hist6rica 'ogrado todo, cuando hayamos obtenido que, a vir-


14





SDIARIO DE SESIONES DE] ..iNADO 15

tud de esta Ley, se celebren en Cuba unas elecciones IBelBn ha recientemente pronunciado. Notad bien lo
reeleecionistas sineeras e inpa.I.,b, es decir, el dia que dice el lustre Rector...
que esta Ley de todo el product, todo el jugo que R. MAZA Y ARTM A: jesuita!
pueda tener en sus entrafias, ese dia no habireos 6R. DOLZ: Jesulta, pero sabio. (Leyendo): "Pero,
adelantado nada en nuestro credit ni en auestro neoadlo bien, es el "patriotismo" una pasion y es
prestigio como pueblo apto para el libre ejereicio una virtue. Es una pa6in que enciende nuestro pe-
de liasoberana. Ese dia habremos dado ante ei mnn- cno con un aidor impossible de contener; es una es-
do una official declaraci6n de incapacidad, ese dia peele de corriente electric que corre por todo nues-
habremos demostiado que los cubanos para powder t o ser y to enardece y lo lanza a acciones grande,
hacer elecciones imparciales necesitan destituir tebr empresas.arriesgadas, a luchas, a victorias Mas, si
poralmente al Jefe de la Nacien; ese dia habreomo.; o es mnas que pasien, no logra toda su energia viril
demostrado que no sabemos ejercer el gobierno por y no merece el nombre de patriotismmo, sno a lo
la virtud y la honorabilidad, sino que tenemos que .as, ei de "patrioteria". Menester es, para qu sea
star amarrados por el cello como el criminal, po ^ ede patrioteia. Menster es? parTa qu sea
estar amarrados por ela uello como eo eiminal, po patrlotismo, legitimo, que league a ser virtud, que
el imperio de la Ley. Ah! No quiero eso para ni ios impulse con eficacia al sacrifice cumplido no
pals. Quiero para mi pais.., solamecnte en oun moment de ciego arrebato, en una
SR. MAZA Y ARTOLA: la Intervenci6n Norte-Ame- noia de fogosa e irreflexiva impetuosidad; sino aun
ricana. en moments de calma, bajo el imperio frio tal vez
SR. DoLz: Quiero para mi pais, senior Maza y Ai- ispero del deber, con la seienidad del verdadero va-
tola, que se celebren elecciones honradas; confio en ior, con la conciencia refleja de las obligaciones so-
la alteza d'e miras, en la honorabilidad del ilustre beranas que nos ligan a nuestra patria. Cuando el
cubano que hoy preside los destinos del pais. Quiero patriotismo aleanza estas alturas y es verdadera vir-
que se subsanen los errors de unos y de otros que tud, no es un sentimiento ideal e inerte, que se re-
dieron motivo o pretexto a la revoluei6n de Agosto, vela a lo mias en palabras aunque muy fogosas, en
revoluci6n que no debe seguir siendo para los cuba- bellas frases, en magnificos y quimericos pyoyectos;
nos dep6sito de fango para arrojarnoslo a la cara, (Dclz: Parece que se refiere a este Proyeclo quimd-
sino material de honrosas y nobles rectificaciones po- rico. Gonzalo Perez: Tal vez le darian copia. (lIisas)
liticas. Quiero que rectifiquemos, que cuantos come- sino una fuerza internal, que se manifiesta, sin alar-
tieron error rectifiquen, y yo me empeiio mas que des vanos, en obras grades, fructuosas, imperecede-
nadie, porque contra mi pesa injusta acusaci6n, pa- ras; un deseo eficaz de formarse aptamente para
ra que estas elecciones sean un espejo donde todo se servir a la patria, sacrificarse por ello, engrandeeer-
vea con claridad y lucidez. Quiero que haya entire la, sublimarla y levantarla sobre todos los pueblos".
nosotros unas elecciones en las que no nos presen- "Eso es lo que con toda nuestra alma procuramos
temos, en tierra americana, cerca de ese gran coloso, inculcar en vuestros corazones, a eso tienden todos
que es nuestro amigo, pero que es nuestro censor, sa- nuestros trabajos, a former en vosotros hombres de
cando una Ley en virtud de la que hemos tenido carActer, eselavos del deber, enamorados del ideal
que privar de sus funciones al Presidente de la Re- altisimo de Dios y Patria, ciudadanos en una pala-
pfiblica para poder ejercer el derecho de sufragio. bra, perfectos; que con obras mAs que con palabras;
Quiero que lo imitemos. Y quisiera que pudiera leer- que con la acci6n mis que con las rastreras adulacio-
se en los Esta-dos Unidos este telegram que de los aes, que con el sacrificio callado, pero no interrum-
Estados Unidos hemos leido los cubanos (Leyendo): pido, eleve el nivel, moral, intellectual y aun mate-
"San Luis 3. La Convenci6n Nacional del Partido cial de la patria a alturas admirables, colocindola al
Democrgtico, en su sesi.6n final del 17 de Junio, de jivel de los pueblos m6s adelantados en cuanto sig-
signarl al Presidente Wilson y al Vicepresident( lifica verdadero progress!"
Marshall porta-estandarte en la pr6xima campafia pre SR. MAZA Y ARToL : No esta mal para sermon.
sidencial". Esto es lo que quiero, que el propio can ,SR. DoLz:Pues este serm6n quisiera que lo oyeran
didato sea el portaestandarte de la campafia, el di uestros politicos; esa es la political que quiero entire
rector de la lucha comicial; eso es lo que quiero, qu( losotros, no la que derriba: no la que denigra; la
seamos iguales, que nos sirva de ejemplo el noble y lolitica de confianza, la political que da alientos, la
levantado ejemplo de la Naci6n Americana. political de emulaci6n, la political en una palabra, que
Y quiero ademds, y con esta otra consideraci6n no represent esa Ley, que sospecha de la inmacula-
termino, quiero sefiores Senadores, que se haga entire da y acreditada, como una ejecutoria, honradez del
nosotros otra clase de political, no quiero la political Presidente -de la Repfblica sino la political que cree
del ataque, del insulto, de la sospeeha. Patri6tica- que somos aptos para el ejereicio de la vida ]ibre y
mente.se inspiran los que la practical, desde luego, quo rige los destinos de la patria en estos momen)tos,
pero es a mi juicio funesta para la. vida y el progreao un cubano meritisimo, que podria regir los destinos
de la Repdblica. Pasaron los tiempos del patriotis- de cualquier naei6n., (El orador es muy felicitado
mo fogoso y apasionado; en Cuba se necesita ahora por los elomentos conservadores).
que la political simbolice otra clase de patriotismo, SR. REGUEIFEROS: Pido la palabra para el lunes.
y para que esta idea mia sea fructifera. deseo res- SR. PRESIDENTE (SXNCHEZ AGRAMONTE) : Cumplien-
paldarla, leyendo unos parrafos admirable,, que nos do el acuerdo del Senado, se levanta la seslen.
pueden servir de sereno consejo, de un diseurso her-
moso y elocuentisimo que el Rector del Colegio de I!(, Eran las seis y meiad p. m.)


Imp. de Rambla, Bouza y Ca., Pi y Margall 33 y 35.-Habana.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs