Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba.
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072699/00369
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
Physical Description: v. : ; 33 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Senado
Publisher: Rambla y Bouza
Place of Publication: Habana
 Subjects
Subject: Legislation -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began with: Vol. 1, 1902.
General Note: Description based on: 2. Legislatura vol. 2, no. 1 (abr. 6 de 1907); title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072699
Volume ID: VID00369
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001844861
oclc - 30331556
notis - AJR9135
lccn - sn 94026346

Full Text








DIARIO DE* mSESIONES

DEL

SENADO


REP UB LICA


DE CUBA


VOL. XXX HABANA NUM. 14

TRIGESIMA LEGISLATURE


Decimacuarta Sesi6n.-Mayo


Presidencia del Sr.


Secretaries:


Sres. Julian


12 de 1916


Eugenio Sanchez Agramonte.
Godinez y Gonzalo Perez Andre.


SUMARIO

Comunicaciones Oficiales.-Proposici6n de Ley modificando la segunda de las Dispo-
siciones Transitorias de la Ley de 1? de Mayo de 1916. Pasa a la Comisi6n de'
Instrucci6n Piiblica.-Dictamen de la Comisi6n de Hacienda y Presupuestos so-
bre el Proyecto de Ley que concede un credito para un acueducto en Nuevitas.-
Aprobado.-Dictamen de la Comisi6n de Hacienda y Presupuestos sobre el Pro-
yecto de Ley relative al alcantarillado y acueducto de Cienfuegos.-Discurso del
Sr. Maza y Artola.


A las cuatro menos cuarto, bajo la Presideneia
del senior Eugenio Sanchez Agramonte, actuando de
Secretaries los sefiores JuliAn Godinez y Gohzalo
Perez Andre y presents. los sefores Senadores que
siguen, se abre la sesi6n:
Ajuria.
Alberdi.
Bustamante,.
Berengaer.
Betancourt.
Cullar.
Carnot.
Diaz Vega.
Figueroa.
Guevara.
Garcia Osuna.
Gonzalo Perez.
Lazo.
Llaneras.
Maza y Artola.
Regiieiferos.


SSR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE) : Se va a
leer el Acta de la sesi6n anterior.
(El Oficial de Actas la lee).
SR. PRESIDENT (SANCHEz AGRAMONTE): Antes
de someter el Aeta a votaci6n, he de hacer una acla-
raci6n, en cuanto a la Enmienda del senior Guevara,
quien indicaba que quedaba comprendida la Pro-
posici6n mia dandole preferencia a las Proposiciones
de Ley, procedentes de la CAmara, y que hubieran
sido dictaminadas. Asi debe entenderse en la forma
en que fu6 presentada la Enmienda.
SSe aprueba el Acta de la filtima sesi6n?
(Seniales afirmativas).
Queda aprobada.
Comunicaciones oficiales.


(El Oficial de Searetaria, leyelndo):


E '3







2 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO
de1 1I .-- -1 "." J-- _---* *"---" ** *** -- -- -----


Guayos, mayo 11 de 1916.-Las 10-55 a. m.

Honorable6, Presiden'e Senado.-Habana. '


esta ciudad, correspondiente a la sesi6n ordinaria
de 14 de Febrero filtimo adhiri6ndose a. la moci6n
del Ayuntamiento ~de Baut-, giroyincia de la Haba-;
*i ^ ^ -i n ~-t ^ *) L'' i: f "- -1


na, solicitando de los Cuerpos uolegislaaores la Iran-
Elh.-'iintrs.s solventes .omercio propietarios hacen- quicia postal para los lMiii;,.ipi'.. de la Repfiblica;
dados y pueblo trabajador suplican a Ud. no se acuer- De used respetuosamente, dI. .S., h. r Cruz, Al-
de Alta' CAmara segregaci6n este Barrio de Spiritus calde Municipal, p. s.
por entender ruinoso a sus intereses y dicen no han
autorizado ni autorizan persona ni entidad para pe- SR. PRESIDENTE (SANCHEZ AGRAMONTE): Entera-
dir segregaci6n pueblo :en mayoria protest de unir- dos.
se a Cabaiguin para segregarse suplican se les ex-
cluya de aprobaci6n hecha CAmara creando Ayun- (El Oficial de Secretaria, leyendo):
tamiento.


Felipe Alvarez, Alcalde de Barrio.


Sagua la Grande, Abril 19 de 1916.


SR. PRESIDENTE (SANCHEZ AGRAMONTE) : Entera- Sefior Presidente del Senado:


(El Oficial de Secretaria, leyendo):

Seiior Presidente del Senado.
Sefior:
Estando pr6ximo el dia de la inauguraci6n del
monument al'Lugarteniente General Antonio, Ma-
ceo, los que suscriben se permiten solicitar de ese
alto Cuerpo colegislador, por el digno conduct de
usted que no deje en olvido al hijo finico de ese
gran soldado y patriota, en favor de quien ha apro-
bado ya la C~mara de Representantes, un proyecto
de Ley. Parkceles eminentemente oportuno el mo-
mento para que el Congreso de la'Repilblica; como'
una muestra de gratitud del pueblo de Cuba hacia
el h6roe de todas sus guerras de Independencia, aprue-
be una Ley que conceda al hijo del general Maceo
aquellos beneficios que el Congreso juzgue adecua-
dos al caso.
Durante la guerra el Delegado D. Tomks Estrada
Palma correspondiendo a los vivbs ees delser propio
general Aritonio Maceo, ayudo a costear la educaci6n
de dicho' joven; y la Repiblica despUls 'por Ley de
10 de Ocdubre de 1902, concedi6 un cr,'dito .coh. el
mismo :objeto. Por si estos antecedentes no fueran
suficientes, podemos afiadir que distintas, cartas au-
t6grafas del Gral. Maceo que existen en poder deo
personas residents en esta ciudad, demuestran que
el bienestar de su hijo Antonio siempre constituy6
para 61 un vivo anhelo. Lo qu.e hoy hiciere la Re-
pfiblica en provecho del hijo de Maceo, serial, pues,
acto patri6tico muy just, y un tribute al -insigne
guerrero a quien ahora se van a rendir los honors
mhs grandes que un pueblo puede tributar a sus li-
bertadores.
Habana, Mayo 9 de 1916.-De usted con el mayor
respeto, Fr' 'i,, de Andrade, C. de la Torriente, Ma-
nuel Secades, Jose Mird, A. Cebreco, J. E. Ducassi,
E. Ni~lez. '

SR. PRESIDENT (SANCHEz AGRAMONTE): Entera-
dos.

(El Oficial de Seeretaria, leyendo):

Bayamo, abril 12 de 1916.

Sefior Presidente del Senado.
Honorable senior:
Tengo el honor de pasar a sus manos, copia certi-
ficada del acuerdo NQ 9 de la Cimara Municipal de


Senior:
El Ayuntamiento de este T.rmino en la sesi6n
extraordinaria que celebr6 el 16 de Marzo filtimo
adopt con el nim. diez y ocho el siguiente:

ACUERDO:

"Se di6 lectura a una moci6n que suscriben los
Concejales sefiores Francisco Marrero y Pablo Cas-
tillo, interesando que por esfa Camara se gestione
ante los Cuerpos Colegisladores de la Repfiblica la
inclusion del magisterio particular en la Ley de
retire pr6xima a ser promulgada; siempre que haya
sido graduado.por el Estado, que posea la ciudada-
nia cubana y que se le reconozca, por lo menos, m6s
de diez afios de labor constant. Que a dicho magis-
terio particular, en tal forma admitido, se le haga
contribuir con el tanto por ciento fidajo, excluy6n-
dolo del beneficio de la Ley al dejar de satisfacer
la segunda mensualidad. Y por filtimo, que de la
moci6n se:dB conocimiento a la Chmara y al Senado
y tambien a los Ayuntamientos y A ,ociaci6n de'I
Maestros Pfiblicos de la Naci6n, con el'rtiego- de que
se sirvan prestarle-su apoyo. Y la Cimara acord6 de
conformidad con:lo solicitado'.
Lo, que tengo el honor de trasladar. a usted en
cumplimiento de 1o acordado.
Muy ateritamente de usted, Andres Campo, Alcal-
de Municipal.

SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE): Entera-
dos.

(El Oficial de Secretaria, leyendo):

Ciego de Avila, Abril 19 de 1916.

Sefior Presidente del Senado.
Habana.


Sefior:


-- I


El Ayuntamiento en sesi6n ordinaria celebrada la
tarde del dia diez y seis de marzo pr6ximo pasado,
adopt entire otros, el acuerdo nimero 16 --Solicitud
de Leyes al Congreso, el cual fu6 aprobado por este
Ejecutivo Municipal en fecha cinco del actual; y de
cuyo acuerdo tengo el honor de remitir a usted copia
certificada, para su conocimiento y el del.Cuerpo de-
liberativo de su digna Presidencia, a los efectos que
estime procedentes.
De usted con toda consideraci6n, Manuel Prieto,
Alcalde Municipal.


K I







DIAR1O, DE SESIONES DEL SENADO 3


SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE) : Entera-
dos.

(El-Oficial de Secretaria, leyendo):

El Cobre, Abril 12 de 1916.

Sr. President del Senado.

Sefior:

En cumplimiento a lo acordado por el Ayuntamien-
to de esta villa en su sesi6n celebrada el dia dos
de Marzo filtimo, tengo el honor de dirigirle la pre-
sente, para que a su vez lo.comunique a ese Cuerpo
Colegislador de su digna Presidencia, que este Ayun-
tamiento en la sesi6n referida acord6 adherirse en un
todo, al torado por el Ayuntamiento de Bauta, re-
lativo a interesar de ese Alto Cuerpo y de la Cimara
de Representantes, la franquicia postal para todos
los Ayuntamientos de la Repfiblica.
Lo que comunico a usted para que surta sus efec-
tos.-P. Goderich, Alcalde Municipal.

SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE): Entera-
dos.

Proposiciones de Ley.

(El Oficial de Secretaria, leyendo):

AL SENAEtO:

Por cuanto que la segunda de las disposiciones
transitorias de la Ley reoiganizaudo la Escuela de
Agronomia de la Universidad de la Habana, de 19
de Mayo de 1916 esti creando dificultades en su
aplicaci6n.
Por cuanto :que es indudablo que lesiona dereehos
adquiridos por los alumnos- matriculados en dicha
eseuela y especialmente. los de aquellos que est.n,a
ixn6ximos -a ser graduados.
Por cuanto que esa disposici6n le darA cierto efec-
to retroaetivo a dicha Ley, en virtud de la cual
pudiera estar .en pugna con el- articulo 12 de la
Constituci6n.
El Senador que suscribe recomienda la aprobaci6n
de la siguiente:

SPorpsici6N DE LEY

Articulo 1": La segunda de las disposiciones tran-
sitorias de la Ley de 19 de Mayo de 1916 reorga-
nizando la Escuela de Agronomia quedari redacta-
da -asi:
Segunda: El Poder Ejecutivo a propuesta del
Claustro de la nueva Escuela de Ingenieros Agr6no-
mos y Azucareros de la Universidad de la Habana,
dictara las 6rdenes oportunas para adaptar a su
plan de studios los de la antigua Escuela de Agro-
nomia, de manera que no se lesione ningfn derecho
adquirido.
Articulo 2Q: Esta Ley empezarA a regir desde
su promulgaci6n.
Sal6n de Sesiones dcl Senado. en la Habana, a
12 de Mayo de 1916.
J. J. Maza y Artola.-Erasmo Regiieiferos.-Ma-
nuel Lazo.


SR. MAZA Y ARTIOLA: Pido la palabra.


SR. PRESIDENT (SA CHIEZ AGRAMONTE): La tiene
el senior Maza y Artola.
Sa. MAZA Y ARTOLA: Solicito que esa Proposi-
ci6n de Ley pase a la Comisi6n de Iristrucci6n Pfi-
blica, pero recomendando la urgencia, porque este
es un asunto que demand pronta resoluci6n.
SR. PRESIDENT (SANcCHEZ AGRAMONTE): 4 Esta
de acuerdo el Senado con lo que propone el senior
Maza y Artola?

(Senales afirmativas).

Acordado.

Se :va a entrar en la Orden del Dia.

(El Oficial de Secretaria, leyendo)

COMISION DE HACIENDA Y PRESUPUESTOS

AL SENADO:

La Comisi6n de Hacienda y Presupuestos en se-
si6n celebrada hoy, adopt el acuerdo de aprobar la
adjunta Ponencia emitida por el senior Fernindez
Guevara sobre el Proyecto de Ley de la Ctmara de
Representantes relative a conceder un credito de
'$100,000 para la construcei6n de un Acueducto en
Nuevitas.
Palacio del Senado, Iabana, 22 de Noviembile
de 1915.


Vto. Bno.:.
A. G. Osuna,
President.


M. F. Guevara,,
Secretario.


A LA COMISI6N DE HACIENDA Y PRESUPUESTPOS:

Designado Ponente, para informar sobre el Proyec-
to de Ley de la CGmara de Representantes, conce-
diendo un cr6dito de $100,000.00 con destino a la
construcci6n del Acueducto de Nuevitas, tengo el ho-
nor de exponer:
Que habiendo oido los informes verbales que el
senior Sanchez Agramonte, Senador por Camagiiey,
hechos durante la sesi6n que ha celebrado esta Comi-
si6n, demostrativos de la necesidad imperiosa en que
so encuentra. Nuevitas sobre que se le construya un
Acueducto a fin de que las aguas de que se surte no
esten en condiciones antihigienicas, y por lo tanto
poco saludables para el pfiblico.
Teniendo en cuenta ademns que debemos velar por
la conservaci6n de la salud pfiblica, el Ponente que
suscribe no vacila en proponer a la Comisi6n, que
recomiende al Senado su aprobaci6n en la forma
propuesta por la CAmara de Representantes.
Palacio del Senado, Habana, 22 de Noviembre de
1915.
Mdnuel F. Guevara.

COMIsr6N DE OBRAS PUBLICAS

AL SENADO:

La Comisi6n de Obras Pfiblicas en sesi6n celebra-
da hoy, adopt el acuerdo de recomendar al Senado
la aprobaci6n del Proyecto. de Ley de la Camara
de Representantes, concediendo un credito de $100
mil con destino a la construction dle Acueducto de
Nuevitas, despues de haber oido el informed verbal







4 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


del Ponente senior Figueroa, y atendiendo a la ne-
cesidad en que se encuentra Nuevitas sobre que se
le construya un Acueducto a fin de que las aguas
de que se surte esten en condiciones higienicas, ade-
mfs ha tenido en cuenta esta Comisi6n para reco-
mendar su aprobaci6n al Senado los informes verba-
les del senior Sknchez Agramonte, Senador por Ca-
magiiey.
Palacio del Senado, Habana, 26 de Enero de 1916.


Vto. Bno.:
Leopoldo Figueroa,
President.


Manuel Lazo,
Secretario.


Habana, Junio '4 de 1916.

Sr. President del Senado.

Sefior:

La Camara de Representantes, en sesi6n celebra-
da el dia de la fecha, adopt el aeuerdo de aprobar
el adjunto Proyecto de Ley, referente a conceder un
cr6dito de cien mil pesos, con destino a la construc-
ci6n de un acueducto en Nuevitas.
Lo que tengo el honor de comunicarle a los efec-
tos del articulo diez y oeho de la Ley de Relaciones
entire ambos Cuerpos Colegisladores.
Muy atentamente de Ud.,


Orestes Ferrara,
President.
Rail de Cdrdenas,
Secretario.


Enrique Roig,
Secretario.


PROYECTO DE LEY

Articulo I: Se autoriza al Ejecutivo para dispo-
ner de un cr6dito de cien mil pesos con destiny a la
construcci6n de un acueducto en la ciudad de Nue-
vitas.
Articulo II: La cantidad consignada en el articu-
lo anterior se incluirk en los Presupuestos Genera-
les de la Nacion.
Atticulo III: Esta Ley comenzari a regir desde
el dia de su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la
Repiblica.
Sal6n de Sesiones de la CAmara de Representan-
tes, a los cuatro dias del mes de junio de mil nove-
cientos quince.

Orestes Ferrara,
President.


Rail de Cdrdenas,
Secretario.


SR. PRESIDENT (SANCHEZ
a discusi6n la totalidad.


Enrique Roig,
Secretario.


AGRAMONTE): Se pone


(Silencio).

ASe aprueba?

(Seiales afirmativas).

Aprobada.

(El Oficial de Secretaria, leyendo) :

Articulo I. Se autoriza al Ejecutivo para dispo-


ner de un credito de cien mil pesos con destiny a la
construcci6n de un acueducto en la ciudad de Nue-
vitas.

SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE): Se pone
a discusi6n.

(Silencio).

A votaci6n.

SSe aprueba?

(Sefiales afirmativas).

Aprobado.

(El Oficial de Secretaria, leyendo):

Articulo II: La cantidad consignada en el ar-
ticulo anterior se incluir6 en los Presupuestos Ge-
nerales de la Naci6n.

SR. PRESIDENT (SANCIIEZ AGRAMONTE): Se pone
a discusi6n.
SR. MAZA Y AR'TLA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE): La tiene
el senior Maza y Artola.
SR. MAZA Y ARTOLA: Llamo la atenci6n acerca
de que nosotros hemos aprobado el 'Proyecto de Pre-
supuesto para el pr6ximo afio econ6mico con un su-
perAvit insignificant; si no recuerdo mal, de ciento
sesenta y cinco pesos.
Si esta Ley la aprobamos, pues, tal como esth re-
dactada, y la sanciona el Ejecutivo. inmediatamente
irA a la Gaceta Oficial, es decir, antes que la de los
Presupuestos, de lo que sobrevondri la necesidad de
incluir en ellos el credito a que se refiere, convir-
tiendose entonces el superivit en deficit.
Por lo tanto, creo que este articulo debe modifi-
carse en el mismo sentido que ya lo hemos hecho al
tratarse de otras leyes anilogas cuyos proyectos es-
taban redactados de id6ntica manera.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE) : Esta Pre-
sideneia, lo mismo que el Senador en.particular, no
tiene inconvenient en tender esa solicitud.
SR. MAZA Y ARTOLA: Me parece que no puede ser
mfs razonable, pues de otro modo estariamos en con-
tradicci6n con actos celebrados antes por nosotros
mismos, ya que habiendo sido nuestro prop6sito apro-
bar con supervit el presupuesto, resultaria que lo
aprobAbamos con deficit. Sobre esto no cabe duda.
SR. PRESIDENT (SBNCHEZ AGRAMONTE): Por mi
parte, acepto la indicaci6n.
SEl Senado acuerda la Enmienda que al articulo
segundo pone el senior Maza y Artola?
(Senales afirmativas).
Acordada.

(El Oficial de Secretaria, leyendo) :
Articulo III: Esta Ley comenzarh a regir des-
de el dia de su publicaci6n en la Gaceta Oficial
de la Repiblica.

SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE): Se pone
a diseusi6n.


(Silencio).







DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 5


A votaci6n.

jSe aprueba?

(Sefiales afirmativas).

Aprobado.

Y queda aprobado el Proyecto de Ley.

SR. MAZA Y AR3DLA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SANCIEZ AGRAMONTE) : La tiene
el senior Maza y Artola.
SR. MAZA Y ARTOLA: Quiero hacer constar que
aunque mi voto no ha sido contrario a esta Ley, ello
no quiere decir que modifico lo mhs minimo mi
criterio en material de presupuestos, y much me-
nos, particularmente en estas cuestiones de obras
pfiblicas, respect de las cuales, sigo manteniendolo
sin la menor alteraci6n.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE): En ese
sentido constarAn sus palabras en el DIARIO DE SE-
SIONES.
Corresponde ahora discutir el segundo asunto de
la Orden del Dia.

(El Oficial de Secretaria, leyendo):
COMTSI6N DE HACIENDA Y PRESUPUES~OS
AL SENADO:
En la sesi6n celebrada el dia de la fecha, por la
Comisi6n de Hacienda y Presupuestos, se di6 euenta
con el Proyecto de Ley de la Camara de Repre-
sentantes, relative a que el Estado cargarA a su
cuenta y redimird totalmente a la ciudad de Cien-
fuegos del resto que result adeudarle su Munici-
pio, por las obras para la construcci6n de un siste-
ma de acueducto y alcantarillado de dicha pobla-
ci6n; y despues de haber conocido el informed favora-
ble de la Comisi6n de Obras Pfiblicas y de tener a la
vista las diversas solicitudes de los vecinos y de Cor-
poraciones de la referida ciudad, adopt el acuerdo
de recomendar al Senado su aprobaci6n, conforme lo
ha dictaminado la mencionada Comisi6n de Obras
Piiblicas, teniendo en euenta ademns que para ese fin
no se vota credito alguno.
Palacio del Senado, Habana, 12 de abril de 1916.


Vto. Bno.:
A. G. Osuna,
President.


M. F. Guevara,
Secretario.


COMISI6N DE OBRAS PT1BLICAS
AL SENADO:
La Cdmisi6n de Obras Pfiblicas, en sesi6n celebra-
da el dia de la fecha, adopt el acuerdo de aprobar
]a adjunta Ponencia emitida por el Senador senior
Figueroa, sobre el Proyecto de Ley procedente de
la Camara de Representantes referente a que el Es-
tado caraara a su cuenta y redimirh totalmente a la
ciudad de Cienfuegos del resto que result adeudar-
le su Municipio por las obras para la construcci6n
de un sistema de Acueducto y Alcantarillado de la
poblaci6n, etc.
Palacio del Senado, Habana, abril 10 de 1916.


Vto. Bno.:
Leopoldo Figueroa,
President,


Manuel Lazo,
Secretario Ace.


A LA COMISI6N DE OBRAS PLBLICAS.

El Senador que suscribe, nombrado Ponente
tiene el honor de informar acerca del Proyecto de
Ley, procedente de la C6mara de Representantes,
por el que se propone que el Estado argue a su
cuenta, redimiendo totalmente a la ciudad de Cien-
fuegos, el resto que result adeudar el Municipio
de la misma por obras para acueducto, alcantarilla-
do y pavimentaci6n, etc., etc.
Pero antes de concretar este informed, seiiores de
la Comisi6n, permitaseme relatar y comentar breve-
mente algunos hechos a que ha dado lugar este Pro-
yecto de Ley en la ciudad de Cienfuegos.
Tan pronto se me confiri6 el honor de redactar
esta Ponencia, comence a recibir mensajes y comu-
nicaciones de dicha poblaci6n, unos, como el del
Ayuntamiento, oponiendose a que este Cuerpo Cole-
gislador aprobase el Proyecto de Ley de la Camara
y otros pidiendo, a la inversa, su aprobaci6n inme-
diata. De este filtimo carficter son las comunicacio-
nes de una Asamblea Liberal presidida por el senor
Andres Pereira, y de la Cimara de Comercio,. el
Centro de Propietarios Urbanos, y los Gremios de
Obreros y Trabajadores de aquel TBrmino Municipal.
Ante esas variadas expresiones del knimo pfiblico
resolvi esperar, y asi he dejado durante m6s de diez
meses a la opinion en libertad, sin perturbarme los
juicios aventurados que se emitieran acerca de mi
conduct, hasta considerar ilegado el moment de
exponer ante esta Comisi6n los motives que me han
hecho arrostrar situaci6n tan dificil y pesada. Esti-
mo que, como ha dicho hace pocos dias el ilustre
President Wilson, el hombre pfiblico esta obligado
a observer con calma los arrebatos de la opinion, y
a actuar luego de firme y con sujeci6n a los princi-
pios y al bien general. Por otra parte creia y creo
que la sociedad de Cienfuegos debia considerarme
como un miembro sano de ella misma teniendo en
cuenta mi actuaci6n pfiblica de siempre, consagrada
en dificiles circunstancias muchas veces, al bien de
la coleetividad donde he vivido y crecido, donde he
constituido una familiar y radican casi todos mis in-
tereses, y sabiendo que tanto mis mayores como yo
hemos puesto al servicio de ella vida y fortune, unas
veces en el secret de la conspiraci6n y otras veces
en plena lucha por la independencia y las libertades
patrias, siempre defendiendo los intereses de Cien-
fuegos con mayor carifio y solicitud que la propia
vida. Esa creencia fire me ha hecho pasar por alto
el hecho que por mi demora se manejara la ca-
lumnia contra mi por el mis encopetado y por el
mAs humilde, y se propalaran falsas versions sobre
las causes de mi proceder.
Primeramente, el Ayuntamiento de Cienfuegos me
dirigi6 la comunicaci6n de fecha 8 de Abril de 1915,
trasladandole por conduct de su Presidente el
acuerdo torado por la Corporaci6n del dia 29 de
Marzo de dicho aio, oponi6ndose a que el Senado
aprobase el Proyecto de Ley de la Camara, y recla-
mando que se gestionase el cumplimiento de la Ley
del Congreso que autoriza al Ejecutivo para entregar
las obras del acueducto, etc., al Ayuntamiento de
Cienfuegos para su administraci6n y el pago del res-
to de la deuda con el Estado. Respetando ante todo
la voluntad de un cuerpo deliberate, la mks alta y
genuina representaci6n local, he de.ado, seiiores d-
la Comisi6n, diez meses en suspense esta Ponencia,
esperando que aquella Corporaci6n ejercitase ante Iso
Tribunales de justicia los derechos aue tenia por







6 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


virtud de la Ley anterior votada por el Congreso, y
he procedido asi aun a riesgo de sufrir acusaciones
injustificadas. No queria que en ningfin tiempo, por
una resoluci6n rkpida, pudiera llegar un dia en que
aquel organismo arguyera que yo no habia oido su
petici6n antes de llevar a su aprobaci6n esta Ley que
en definitive vendri a angular la anterior reclamada
por l1; y he querido ver si los Concejales del mismo
obtenian ante el tribunal competent, el derecho que
podian ejercitar. Mis los he observado perder lasti-
mosamente el tiempo en quejas ineficaces, sin seguir
el inico camino abierto para la defense de intere-
ses lastimados, segfin ellos, por este Proyecto de Ley;
he vistb alin a algunos de aquellos coneejales fir-
mantes de la petici6n, formando luego parte de Co-
misiones de obreros venidas a pedir ante ustedes la
aprobaci6n del Proyecto de Ley; y asi pues, ante la
incapacidad manifiesta para reclamar sus derechos
en largos meses deiiostrada por el Ayuntamiento de
Cienfuegos, y por fin-ante esta conduct de algunos
concejales, me veo obligado y animado a tomar una
decision sin tener mis en cuenta el acuerdo munici-
pal de 29 de Marzo de 1915.
Pasar 'ahora a considerar, sefiores de la Comisi6n,
.a grande rasgos para no cansarlos, las distintas opi-
niones contrarias al acuerdo municipal. No me de-
tendr6 sino de memento en el voto de censura que
por mi demora me dirigi6 hace tiempo el senior Pe-
-reira a nombre de una Asamblea Liberal que presi-
gde, voto al que no prest- much atenci6n conside-
rando en primer termino que los Concejales del mis-
meo matiz-politico no compartian esa opinion pues
figuraban entire los firmantes del acuerdo municipal
:a que antes me he referido.' Otra cosa sucede con los
actos de la CAmara de Comercio, el Centro de Pro-
pietarios, y los Gremios de Industrias Rodadas, Es-
tibadores, Braceros, Albafiiles, Carpinteros, etc., que
todos' pedian la aprobaci6n de este Proyecto de Ley.
Suh opinions ban hecho profundo efecto en mi
6animo.
Com6'saben los sefiores de la Comisi6n, la Camara
de Comercio se compone de los elements mas adine-
rados de la ciudad de Cienfuegos. Claro es que se
debe oir siempre, como lo hacemos nosotros, a perso-
nas tales, que representan el capital, cuando vienen
con su voz a cooperar al engrandecimiento del pue-
blo donde muchos han pasado los mejores afios de su
vida y donde la Diosa Fortuna les ha sonreido otor-
gkndoles 6pimos frutos en premio de sus desvelos y
afanes. Es prenda de buenas intenciones la voz de
la CAmara de Comercio de Cienfuegos, sin que le
quiten muchos valor a sus palabras el pensamiento
-de que los miembros de ella pudieron, con su po-
tencia econ6mica, prestar un positive benreficio a
,la ciudad acudiendo al Ayuntamiento en hora opor-
tuna a mostrar que ellos, entire los que hay algunos
: millonarios, estaban dispuestos a cooperar al arre-
glo y pavimentaci6n de las calls, ofreciendo el di-
.nero'suficiente para esas obras, y pidiendo, ponga-
mos por case, el 5% de interns sobre el capital ade-
lantado con la garantia del mismo acueducto de Cien-
fuegos o de otras rentas municipals, obteniendo asi-
mismo la intervenci6n en las obras que se realiza-
ran a fin de poder fiscalizar el empleo del dinero
avanzado. Pero en nuestro pais ya sabemos que esta
idea es un suefio. Ricos y pobres hallan mas c6modo
dejarlo todo a la acci6n del Estado, sin perjuicio
de disponernos a la censura cuando de un modo u
otro se realize la obra solicitada. Y en Cienfuegos
tenemos la desgracia de que suelen malograrse los


resgos generosos que en beneficio general tienen las
personas enriquecidas en aquella hermosa ciudad. Yo
quiero recorder dos casos en este moment. Hubo
alli, muchos afios ha, un gran senior del ore: Don To-
mks Terry, quien al morir dej6 un suma considera-
ble para la construcci6n de un Teatro con cuyos pro-
ductos habria- de sostenerse una Escuela de.Artes y
Oficios para la educaci6n gratuita de los j6venes

cienfuegueros. Estos eran, si mal no recuordo, los
descos der senior Terry. Sus herederos llevaron a ca-
bo la construcMi6n del Teatro que es uno de los me-
jores de Am6rica; pero no ha llegado a mi noticia
que se haya creado la Eseuela de'Artes y Oficios que
hiciera grata ei corazones agradecidos la memorial
del inolvidable DonTom6s Terry. Tambien no hace
muchos afios falleci6 en Cienfuegos otro rico sefor:
Don NicolAs Acea de los Rios, y en testamento dis-
puso que se dedicara mis de un mill6n de pesos de
su fortune a la creaci6n de una Escuela y Asilo para
nifios pobres. La sefiora viuda de .Acea demor6 el
cumplimiento del legado, y todos creimos que ella,
anciana y sin descendencia, queria acrecentar el le-
gado y al morir donar la inmensa fortune a la ciu-
dad.de Cienfuegos. Pero al dejar este mundo des-
tin6 todo su dinero a la erecci6n, de un mausoleo
extraordinario en ]a ciudad de Brooklyn, EE. UU.,
para guardar los restos de ella, de su esposo y de un
hijo difunto. D)iriase que quiso en la muerte olvi-.
dar su pasado y su pobre cuna bajo los pomposos
m~rmoles y en el seno de extrafia tierra. Y en cuan-
to al legado de Don NicolAs Acea, todavia los sefio-
res albaeeas no creeh llegada la hora de darle cum-
plimiento.
Tambi6n he tenido en cuenta al desarrollar esta
Ponencia las instancias de los sefiores propietarios
urbanos de Cienfuegos; en cuya actitud no se me
oculta sin embargo que existe el just anhelo de esos
elements valiosos y- avisados, de que sus propieda-
des adquieran de cualquier modo y cuanto antes ma-
yor valor y rendimiento.
Pero lo que mis fuerte impresi6n ha producido
en mi Animo impulsaIndome a una decision es el de-
seo en pro del Proyecto de Ley manifestado por los
gremios de Obreros y Trabajadores que sin reparos
politicos ni de intereses han acudido a los poderes
publicos solicitand6 la aprobaci6n de la Ley y la
ejecucion de las obras en proyecto. Todos han com-
partida esa ;i.;tii., incluso los obreros de la indus-
tria rod'ada, quienes, debn de saber que. dentro de
pocos aios,, con la aprobaci6n de esta Ley, tendr6n
que desaparecer la mayor parte de los vehieulos que
hoy pululan por las calls cienfuegueras, y en espe-
cial los actuales carretones de tipo romano, pues la
pavimentaci6n modern esta refiida con ese sistema
de tracci6n, siendo sustituidos por los autos y camio-
nes pequefios y grandes. Los coaches habrin de reba-
jar sus tarifas de modo ruinoso para duefios y con-
ductores, come sucede aqui en la Iabana. Tambi6n
tengo el presentimiento de que.a la larga el pueblo
en general tendra que sufrir el aumento de los al-
quileres, dado que la compafiia concesionaria, cual-
quiera que sea, no perdonarA medio de aplicar en
toda su integridad las actuales tarifas que asi esti-
mo elevadas y onerosas.
'A la vez quo la consideraci6n de los diversos movi-
mientos de opinion a que aludi al principio de este
trabajo, sefiores de la Comisi6n, me detenia el de-
seo de hacer viable el decidido prop6sito de efectuar
algunas reforms en este Proyecto de Ley. Queria
que en la Ley se consignara la creaci6n delun mer-







DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 7


cado en Cienfuegos con todos los adelantos modernos
para que desapareciera el vetusto de hoy que no pa-
rece propio de una Repibblica adelantada sino de
Marruecos. Queria que se obligara al concesionario
a que en un period no.menor de cinco afios crease
un Parque en lugar que el Ayuntamiento designa-
ria, donde los nifios tuvieran expansion saludable y
cultivaran los sports a fin de producer generaciones
fuertes y sanas para beneficio de las instituciones y
ventura de la ciudad. Pense asimismo que despubs
de los primeros quince afios se obligara al concesio-
nario a reducir las tarifas a la mitad, porque es
bueno hacer constar de nuevo que las actuales no se
han aplicado ain integramente por el Estado.
Otras varias reforms pensaba introducir al in-
formar acerca de este Proyecto de Ley, pero
Considerando que en el largo espacio de tiempo
transcurrido desde la aprobaci6n de la Ley anterior
el Estado no ha querido entregarle el Acueducto al
Ayuntamiento, no teniendo este medios hibiles para
realizar la composici6n y pavimentaci6n de las ca-
Slies de Cienfuegos;
Considerando que el Honorable Presidente de la
Repuiblica ha pedido muchas veces que se apruebe
este Proyecto de Ley, prometiendo subsanar sus de-
fectos al hacer el pliego de condiciones para el re-
.mate de Ia obra, con lo que probablemente se verdin
cumplidas algunas reforms proyectadas;
Considerando que los concesionarios estarin obli-
- gados a conservar las calls y el acueducto en per-
fecto estado hasta el fin de la concesi6n, dotando al
segundo de un modern filtro que resguardarA a la
poblaci6n contra la fiebre tifoidea;
Considerando que la sociedad de Cienfuegos exi'
ge que con toda rapidez se apruebe este Proyeeto de
Ley.
Vengo a rogarle a la Comisi6n que informed favo-
rablemente el Proyecto de Ley de la CAmara tal
como esti redactado.
La Comisi6n, no obstante, resolvera lo que estime
mas convenient.

Leopoldo Fl;,,,,,,ar..

SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE) : Se abre
discusi6n sobre la totalidad de los DictAmeiles que
acaban de leerse.
Si. MAZA Y ART3L A: Pido la palabra.
SR. CUELLAR: Pido la palabra para una cuesti6n
de orden.
Sn. PRESIDENT (SANiCHEZ AORAMONTE): Para
una cuesti6n de orden tiene la palabra el senior
Cu6llar.
SR. CU&LLAR.: Para rogar a la Presidencia que
me diga la raz6n que se ha tenido para colocar en
primer lugar este Proyecto de Ley, correspondiente
al numero cuarenta de la Orden del Dia, con perjui-
cio de todos los demas Proyectos de Ley que se han
de discutir.
SR. GUEVARA: Si el senior Cu6llar hubiese asiSti-
do a Ia Sesi6n celebrada filtimamente, hubiera sa-
bido el motivo.
SR. CUELLAR: Perd6neme el senior Guevara; le
hago la pregunta a la Presidencia y quisiera que
fuera contestada por ella.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE): El senor
Cullar no asisti6 a la fltima sesi6n, en- la cual se
acord6 que se alterase la Orden del Dia, en lo que
se refiere a las cuestiones de Obras Piblicas, dAndole
preferencia a todos los asuntos procedentes de la


Camara de Representantes y en el orden en que es-
tos hubieran sido dictaminados, y que en cuanto a
los asuntos presentados en el Senado fueran trata-
dos por el orden de antigiiedad. Ese fu el Acuerdo,
y seglin los datos que me han sido facilitados por la
Secretaria, figuraba este que se esta tratando en
el tercero o cuarto lugar de los asuntos correspon-
dientes, por lo cual le corresponde su turn en estos
moments.
SR. CuLLLAr: IEs decir'que'el Senado en esa se-
si6n concedi6 un privilegio, para resolver todos los
Fi iy.,::t. de Ley que han venido de la Camara,
con perjuicio de los que se encuentrain en la Ca-
mara resuxeltos por el Senado? Eso es lo que no
me gusta: lo ancho para la Camara, lo estrecho para
nosotros. Eso no es l6gico; no es procedente, no es
honrado, ni es just! La CAmara de Representantes
tiene pendientes de resoluci6n mas de cincuenta Pro-
yectos procedentes del Senado...
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE):' (Agitan-
do la campanilla): Permitame el senior Cuellar que
le diga que todos los actos realizados por el Senado
son honrados, que todos los acuerdos que aqui se
toman se inspiran en la mis alta honorabilidad, y
que ese ful un Acuerdo torado por el Senado, y
el Senado que tiene una Ley de Relaeiones con la
Camara, siempre da preferncia a los asuntos de ella.
Ese fu6 el Acuerdo.
Asi es que le 'ruego al senior Cu~llar que tenga la
bondad de retirar esas frases que la Presidencia con-
sidera molestas para el Senado.
SR. CULLA R: Que no es honrado el procedimien-
to seguido por la Camara?
SR.. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMPONTE): La Ca-
inara es exactamente .igual que este Cuerpo Cole-
gislador. La CAmara y el Senado deben siempre
.marchar de perfect aeuerdo para poder hacer obra
de buena ]egislaci6n.
SR. CULLAR: Hace ocho afios que estoy ocupando
un escaiio en este Senado, y nunca he sido requerido
por ningfin motivo, porque no hago lo que muchos
oladores, que hablan y ofenden, y por ese motive co-
mo no soy orador, puedo pronunciar quizAs alguna
frase que se entienda mortificante, y no sea ese mi
animo.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ. AGRAMONTE) : Es una
frase que esta Presidencia consider molesta, motivo
por el cuel hizo un ruego al senior Cullar, para que
-tuviese la bondad de explicar esa frase, o de reti-
rarla. Pero la Presidencia en vista de las manifesta-
ciones del senior Cuellar se da por satisfecha.
SR. CUELLAR: Lo finico que he dicho es que en la
CAmara de Representantes hay Proyectos del Senado
que no se resuelven, y, sin embargo, nosotros acor-
damos discutir con urgencia los Proyectos de ella.
Esta Ley que se. estA discutiendo, es una Ley que
esta en ese lugar con perjuicio de muchos Proyectos
del Senado. Creo que eso no es just.
SR. ALBERDI: Perd6neme el. senior Cu6llar que le
interrumpa, pero quisiera hacerle una explicaci6n a
fin de que se dC cuenta de has razones que ha habido
para discutir los asuntos de obras pfiblicas que esta-
ban en el Senado. Conforme el Acuerdo que. adopt
el Senado, se traz6 una linea de conduct; buena o
mala, siempre es mejor que no haber ninguna...
SR. CUPLLAR: Siempre que no se perjudique a
tercero.
SR. ALBERDI: 'No se perjudica a tercero. Quiero
explicar al senior Cubllar, que no esta en caja, que
estA molesto....







8 ? DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


Sn. CUELLAR: No, yo no me molesto nunea...
SR. ALBERDI: Quiero explicarle que si se han qui-
tado algunos Proyectos que afentan a Matanzas, ha
sido obra de la casualidad. Vamos a discutir todos
los asuntos de obras pfiblicas, cualquiera que sea el
odden en que se encuentren, y lo vamos a hacer rd-
pidamente; tenga un poco de paciencia, y vatios a
seguir el orden establecido, que es mejor para todos.
SR. CUELLAR: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE) : La tiene
el senior Cullar.
SR. CUELLAR: Creo que no ha sido casualidad des-
de el moment en que teniendo este asunto cuando
se reanud6 la sesi6n el nimero nueve, el asunto refe-
rente a las carreteras de Manguito, Calimete, etc.,
sin encomendarse a Dios ni al Diablo, lo han ido
a poner al cuarenta, y eso creo que no ha sido just.
SR. ALBERDI: Pero senior Cullar...
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE) : (Agitan-
do la campanilla) : Ruego al senior Alberdi que tenga
un poco de calma. Nosotros tenemos el derecho de
haber oido al senior Cuellar hacer sus aclaraciones,
pero una vez satisfechas no se puede admitir nada
que signifique revisar el acuerdo adoptado anterior-
mente, porque se necesitarian las dos terceras parties
y una citaci6n previa para una reuni6n especial, con-
forme el Reglamento. La Presidencia ha permitido
al sefior Cullar hacer sus aclaraciones y, una vez
hechas, declara terminado el incident.
Tiene la palabra el senior Maza y Artola.
SR. MAZA Y ARTOLA: Sefiores Senadores: A riesgo
de volver a ser blanco de las censuras humoristicas
de nuestro querido compafiero el senior Fernandez
Guevara, me veo obligado a 1amar la atenci6n acer-
ca de la gravedad extraordinaria de este asunto.
En verdad que para tratado entire otros de relati-
va importancia, no estaba hecho; 61 nos ha venido
hace un afio de la C6mara de Representantes; pero
rodeado de una aureola tal que merecia que nosotros
le hubi6ramos concedido mis honors, que se le hu-
biera sefialado una sesi6n especial para discutirlo.
Como si esto no fuera bastante, al iniciarse el debate
sobre su totalidad un compafiero nuestro, tan paci-
fico de suyo como el senior Cu611ar, ha suscitado un
incident enojoso. Esto por si solo le daria tono, si
no lo tuviera ya, de ins6lita gravedad, afin antes de
haberse entrado en 61.
Pero las circunstancias en que vamos a discutirlo
y a resolverlo, todavia se la imprimen mayor. Es-
tamos conminados con una huelga casi general en
]a ciudad de Cienfuegos, que acaso Ilegue a exten-
derse por todo el territorio de la Repfiblica, si antes
del lunes nosotros no aprobamos en todas sus parties
el proyecto de la Camara de Representantes.
Jamas en los fastos de nuestra vida republican
se ha registrado nada semejante, jams ha tenido que
deliberar una de nuestras CAmaras bajo presi6n de
tal naturaleza.
Me -explico que la ciudad de Cienfuegos quiera
tener pronto su pavimentaci6n, que est6 harta de
esperar meses tras meses y afios tras afios, sin que
se haga y, que exija de los poderes pfiblicos que se to-
men las medidas conducentes a satisfacer inmediata-
mente tan perentoria necesidad. Pero de ello a que se
nos exija con esa amenaza que nosotros aceptemos la
forma de resolver el problema propuesto por la otra
Camara, que pudiera ser acertada, pero que podria
no serlo, hay una distancia muy grande.
He recibido hoy por distintos conductos recortes
de peri6dicos de la ciudad de Cienfuegos, en que


se me hacen cargos muy duros porque me atrevi a
indicar en la sesi6n anterior que iba a oponerme al
Proyecto de la Camara de Representantes. Y veo que
algunos de esos articulos vienen con acotaciones por
este estilo: '"Parece mentira, extrafio, il6gico, que
el que esta luchando contra las "botellas" se opon-
ga a una media que es la inica que puede terminar
con el regimen de ellas" en Cienfuegos!"
Sefiores Senadores: nosotros estamos obligados an-
te todo, cualquiera que sea la region donde hayamos
nacido, de donde nos hayan traido a esta Camara,
a examinar todas las cuestiones que aqui se presentan,
desde un punto de vista national, antes que. local,
y s6lo cuando el punto de vista national no tiene
interns, es cuando el punto de vista local debe ser
preferido. Asi las examine siemore todas aqui, y asi
examinaria, por tanto, la que ahora se nos presen-
ta a nuestra consideraci6n; pero voy a hacer una ex-
cepci6n esta tarde: voy a examiner esta cuesti6n des-
de el punto de vista local: me voy a declarar cienfue-
guero, y a demostrar qi(~ lo que le conviene a
Cienfuegos es que rechacemos ese Proyecto de Ley
de la Camara de Representantes, much mas que a
la naci6n cubana, porque la Reptiblica podri per-
der algo en su prestigio; pero Cienfuegos no s6o1
perderia moralmente, sino que con ello. se resenti-
ria much en su riqueza, y se echaria eneima un
gravamen por cincuenta afios, extraordinariamente
oneroso.
Aunque todos esthn enterados hasta la saciedad
de la historic del acueducto de Cienfuegos, porque
sus escAndalos son tantos que desde su cuna vienen
llamando la atenci6n y constantemente se han seguido
produciendo por lo que parecen inacabables, no esta
de mis que, sin tratar de rtenetrar en las mis-
mas fuentes del Hanabanilla, por lo menos demos
una ojeada retrospective, ligera, a los mas culminan-
tes sucesos que han ilevado el asunto al estado en
que nos lo ha remitido la Cimara de Representantes.
Todos conocen el primitive contrato celebrado por
el Ayuntamiento de Cienfuegos con Mr. Reilly, du-
rante la primera Repfiblica; aquel c6lebre proyecto
de emprestito del cual hasta el referendum se hizo,
y por cierto que fu6 el primero intentado en Cuba
para poder realizar una operaci6n de cr6dito: el fra-
easo del contrato y el del empr6stito, y c6mo de la re-
voluci6n de agosto surgieron otros nuevos negocios re-
lacionados con el acueducto del Hanabanilla. de los
oue fu6 nota salient el Deereto nfimero 813 de
Mr..Magoon, del afio 1908, por el cual se dispuso lle-
var a cabo un nuevo contrato con el mismo Mr. Rei-
lly-a pesar de que el primitive habia sido rescin-
dido y de que establecidos los correspondientes re-
cursos contra su rescisi6n, las autoridades competen-
tes lo habian declarado sin lugar-. Todos saben tam-
bi6n c6mo asi hubo de reanudar sus relaciones con
Mr. Reilly nuestro Gobierno, y llegar a un acuei'do,
si bien sobre bases algo menos onerosas que las del
anterior contrato, determinando el Gobernador Pro-
visional-por instrucciones del Gobierno de Washing-
ton, y a los efectos principalmente sanitarios-las
fundamentals obligaciones que habia de cumplir ese
contratista; fijando la proporci6n en que contribuiria
el Estado Cubano y la Ciudad de Cienfuegos a esa
obra, que fue, si no recuerdo mal, la de dos quintas
parties el primero y la de las tres quintas parties res-
tantes la segunda, siendo el c6lculo aproximado que
se hizo del valor a que la obra ascenderia el de tres
millones de pesos. Y saben, por filtimo, c6mo con
esas instrucciones el Secretario Provisional de Obras







DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


Pdblicas, celebr6 el nuevo contrato que a tan diver
sas peripecias di6 lugar en- su desenvolvimiento
de las que fueron desgraciado remate aquella que
constituy6 un negro borr6n en nuestras relaciones
con los Estados Unidos, porque, a virtud de exigen
cias de su Representante, tuvo que entregar el Esta
do Cubano la garantia que en dep6sito tenia cons
tituida Mr. Reilly para cumplir las obligacione,
que el mismo Gobierno de los Estados Tnidos le ha
bia impuesto y el acept6 despues.voluntariamente or
la respective contrata sin que lo hubiera hecho
una de las cuales era precisamente dejar las called
de Cienfuegos en el mismo estado que se encontra
ban antes de darse comienzo al alcantarillado, que
es claro, estaba distant de ser perfect, aunque res
pecto de algunas cables lo era bastante; pero si si-
quiera asi se hubieran dejado, no habria habido mas
que reparar unas mas y otras menos en lugar de
tener hoy Cienfuegos la jfVrentoria necesidad de
pavimentarlas todas; no habiendo otro remedio que
acceder a tan dura exigencia, porque fueron initiles
cuantos recursos se emplearon para contrarrestarla.
STengo una copia del recibo pfiblico que hubo de
otorgarse del que tambi6n hay copia aqui en el Se-
nado, donde claramente expresa la representaci6n
del Gobierno de Cuba, que s6lo por presi6n de la re-
presentaci6n del de los Estados Unidos. es aue accedia
a la entrega del dinero, con lo que mi aserto queda
confirmado.
Despues de eso se han hecho various proyectos, se
ha intentado de diversos modos resolver el conflict
creado por la falta de cumplimiento del contrato de
Reilly en ese extreme, y recordardn los sefiores Se-
nadores que una Ley del Congreso lleg6 a determi-
nar la forma de subvenir a esa necesidad, de mane-
ra beneficiosa a la ciudad de Cienfuegos, pues por
ella se le eximia de la obligaci6n de pagar un mill6n
de pesos del mill6n ochocientos mil aue aproxi-
madamente importaban las tres quintas parties del
costo de las obras del alcantarillado y del acueducto,
y se le deba una forma ficil y c6moda al Ayunta-
miento de pagar los ochocientos mil restantes. man-
dindosele entregar el acueducto, para que con su
administraci6n pudiese llevar a cabo la pavimenta-
ci6n y al mismo tiempo realizar el pago de ese rest
de obligaci6n, que habia quedado tan limitado.
Por virtud de esa Ley, que es la de 8 de agosto
de 1912, habia de hacerse una liquidaci6n y determi-
narse el adeudo exacto del Ayuntamiento de Cien-
fuegos, teniendo en cuenta esa condonaci6n, entre-
gandosele entonces las obras a ese municipio para
su administraci6n y conservaci6n. Articulo segundo.
Y por el articulo septimo se establecia que el fun-
cionario encargado de la administraci6n de las obras,
seria un Jefe de Administraci6n Civil de Tercera
Clase, que prestaria la fianza necesaria para el ejer-
cicio de su cargo. Lo designaria el Ejecutivo Muni-
cipal y su nombramiento se comunicaria al Estado y
al Ayuntamiento, sin que pudiera ser removido del
cargo sino por virtud de expediente administrative,
o por resultancias de process criminals, o por con-
curso o interdicci6n civil.
Por el articulo octavo se determinaba aue las tari-
fas para el cobro del uso del agua y de cloacas serian
aquellas exigidas por la necesidad de que las obras
produjeran lo necesario al pago del interns y amorti-
zaci6n del capital invertido, y administraci6n y sos-
tenimiento de las obras, mientras no fuere redimido
el credito del Estado. Mas verificada la redenci6n, se


-harian'en las tarifas sucesivas modificaciones 'ten-
dientes al abaratamiento del servicio.
Todo, como se ve, bien favorable a la ciudad de
Cienfuegos.
"Los products de las obras serian depositados
diariamente en la Tesoreria Municipal, con su cuen-
-ta de dep6sito correspondiente; y los giros a la
STesoreria. General se harfn por el senior Alcalde
Municipal". Tal era el articulo noveno.
Por el trece, que yo no voy a leer a los sefiores
Senadores, se fijaba la plantilla del personal y es-
pecificaba el cargo y el empleo de cada uno de los
Sque habian de constituirla.
Y decia el articulo catorce: "Cada semestre se
elevard una Memoria hecha por el Administrador de
Slas obras, al Ayuntamiento un ejemplar, otro al senior
Secretario de Obras Pdblicas v otro al senior Secreta-
rio de Sanidad, dando cuenta circunstanciada de todo
lo referente a la march de las obras y su estado, pro-
ductos, estados de la recaudaci6n y cuantos datos mas
puedan servir para ejercer una supervision real so-
bre ellas. Esa Memoria se imprimira y repartir-,
repart.indose otros ejemplares de la misma, espe-
cialhente entire las Corporaciones econ6micas de la
ciudad de Cienfuegos, a fin de que puedan ellas hacer
las observaciones que creyeren convenientes para la
mejora del servicio y de las obras."
Creerfn los sefiores Senadores que les leo los ar-
ticulos de un Proyecto de Ley que se malogr6 o que
aun se esta tramitando? No: estoy leyendoles el tex-
to de una Ley votada por el Congreso, sancionada
por el Ejecutivo y promulgada en la Gaceta Oficial
del 24 de agosto de 1912. Pues esa ley no se-ha puesto
en vigor, ninguno de sus preceptos se ha cumplido,
en Cienfuegos no se tienen noticias de que se haya
siquiera intentado. Sin embargo, alli se ha pedido
muy a menudo, aunque en vano.
Los clamores en tal sentido siempre fueron tratados
con la mayor indiferencia, si bien es verdad que nun-
ca se acompaiiaron de la amenaza de una huelga
general, no obstante tratarse de una Ley de la Repi-
blica, cuyo cumplimiento sin raz6n se negaba. 1 C6mo
ahora puede decirse que ha sido un fracaso y se
nos viene a pedir otra que la derogue, cuando ni
auin se ha ensayado su implantaci6n?
Antes al contrario, sefiores Senadores, lo que se ha
hecho en vez de cumplir esa Ley es dar nuevos escan-
dalos que han superado a todos los demas que ya en
este asunto se habian dado, algunos de los cuales pare-
cian insuperables. Se confi6 la administraci6n del
acueducto a una persona nombrada por el senior Se-
cretario de Obras Pfiblicas o por el Eiecutivo de la
Repfblica, pero que habia de realizar la administra-
ci6n de acuerdo con aquel funcionario. AY que se hace
con esos fondos? En primer lugar ellos no se ingresan
con la regularidad que la Ley determine, a juzgar
por ciertas denuncias cuyos resultados no se han da-
do a conocer con diafanidad, y los que se ingresan
.e emplean en pagar personal, ni el 'de la planilla
a que me he referido. finico autorizado por la Ley,
sino un personal quimerico y numeroso, hasta el pun-
to de plagarse con 61 de botellas la ciudad de Cien-
fuegos, sus alrededores, otros lugares de la provin-
cia de Santa Clara y hasta esta misma capital, a
.donde han llegado rachas de ellas, porque, aun cuan-
do parezca inverosimil. hay aqui tambihn quien co-
bra, o ha habido quien ha cobrado, con cargo al acue.
dueto de Cienfuegos.
SEsas deben ser las botellas a que se refiere" la
prensa de esa ciudad al echarme en cara que voy






10 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


a (1 ii,.r, subsistentes si consigo que nosotros recha-
cemos la Ley de la Camara, las botellas que han da-
..d grandes influencias a .ciertos personajes, las bo-
tellas que han servido para determinadas comnbinacio-
nes political, como la de an aspirante a cierto cargo
do importancia al ceder en su aspiraci6n a favor de
quien disponia de cllas, a camibio de apoderarse de
su control, encontrdndose este al tomar posesi6n con.
que son rms las botellas que los ingresos I no pu-
diendo tender, de consiguiente, al pago de todas,
deorcta o hace decretar las cesantias de algunas, por
lo que, -seiores. Benadores, ioiqan eslo, que es es-
tupendo! recibe umna paliza y, la opinion pilblica
, .,..'. coimo sius autores o inductores a los perjudica-
,dos: con las .supresiones de tales botellas, sin que
nada a causa de ello les haya pasado. iY estaban asom-
brados los serores Senadores de lo que y1o decia de
las botellas de .por act! iCreian que la madrigue-
ra estaba solo cn el Departamento de Loteria; no;
habita o hay otra madrigwera, quizrs mayor, e'n rela-
cion con la im.portancia de los fondos que las sus-
'., la *del acuedcilo del Hanabanilla. cuca triste
historia habia de ,, ':I,;,,n ese nuevo gran escndalo!
Naturalmente, sefiores Senadores, la ciudad de
C;',-iiriu.*.-, cansada de solicitar de los poderes pfi-
blicos. la construction de su pavimento, por las obras
del aleantarillado dejado len estado tan deplorable,
que algiuas de sus vias estin totalmente intransita-
.bles-acaso antes de que Cienfuegos alli se levantara
y era una selva virgen su terreno, no estaba tan ac-
cidentado como hoy se encucntra-cansados sus mo-
radores de solicitar de los poderes pfiblicos que esa
necesidad fuera iti-f' .1 i,.. que por lo menos se: pu-
siera en v gor aqnella Ley, en la que se dispone que
Sse hagan con las rental del acueducto ciertas obras
pfiblicas- para el ornato y saneamiento de la ciudad;
de las euales las preferentes serian esas de. la pavi-
mentaciOn, al ver Iqe el Ejecutivo Nacional en vez
.,de acceder a tan justos deseos y de ponerle coto a
esos esendaalos los toleraba, o, mAis que tolerarlos,
se ponia de acuerdo con los que los realizaban y
lasta utilizaba la mala inversion de las rentas del
Acueducto para combinaciones politics, ha acabado
por lenarse de desesperaci6n, y de ahi que ciego
quisiera la pavimentaci6n a todo trance, de ahi ese
estado de excitaci6n que ha ilevado a la nobilisima
y culta villa a dar el espectficulo de solicitar, con
amenazas, del Senado, la aprobaci6n del Proyecto
de Ley que discutimos, tal como ha venido de la otra
CAmara,. atentando asi a la libertad do los Legis-
ladores, uno de los derechos mns sagrados que reco-
noce nuestra Constituci6n.
Ya ven los sefiores Senadores que disculpo, hasta
cierto punto, a Cienfuegos. La hermosa Perla del
Sur, en estos moments tiene la raz6n Derdida o
muy perturbada. Sc ha. arrastrado a sus habitantes a
un estado tal de 1,-.. -1 .i-.;: que no es possible que
sobre los sentimientos, que sobre las pasiones des-
atadas, puedd poner freno alguno la raz6n. j Pero por
eso nosotros tambien debemos perderla? Es la pre-
gunta que yo hago. iNos debemos dejar arrebatar
por insanas pasiones? l)Deben hacernos ofeeto algu-
no esas amenazas?
No; nosotros estamos obligados a meditar con todo
detenimiento sobre el problema, a depurar la respon-
sabilidad de los culpables, tratar de exigir aquellas
en que hayan incurrido, que para ello tenemos autori-
dad, y, en filtimo caso, hasta a Ilevar a los tribunales
de justicia a los infractores, a los autores de tales irre-
gularidades, de tales escindalos, pues mientras el


imperio de las Leyes no se haya restablecido en todo
su vigor, parece que no debiamos pensar en la dero-
gaci6n de ninguna.
SQui6n puede asegurar que aquella no puesta en
prActica por los encargados- de ejecutarla, que se
di6 por el Congreso un dia, entusiasmado, cuando
se figuraba que era la soluci6n mis acertada del
problema de la pavimentaci6n de Cienfuegos, iha
sido un error en que ha incurrido, que es precise
rectificar? Ninguna mente sana lo podria decir. Si
el pueblo de Cienfifegos estuviera mejor dirigido no
seria contra el Poder Legislativo contra quien ven-
dria, sino contra el Poder Ejecutivo; si no maniobra-
ra en la sombra algfin poderoso interesado en que se
aprobara el Proyecto de la CAmara de Representan-
tes, a buen seguro que la prensa de Cienfuegos, que
me merece much respeto, la mayor consideraci6n, de
la que, como he dicho y declara el propio articulo a
que me he rcferido, no he recibido mArs que agasajos,
por lo que, lejos de tener quejas de ella, le estoy muy
agradecido, sobre todo cuando recuerdo que en los mo-
mentos en que me ponian duras trabas al libre ejer-
cicio de mis derechos como Senador, me daba vo-
ces de aliento en nombre de aquella ciudad, a buen
seguro que no obraria asi, sin que por eso deje de
reconocer su buena fe y el celo desinteresado de su
defense. El culpable es quien, prevali6ndose de ese
malestar, do esa desesperaei6n, ocultamente trata de
encaminar al pueblo de Cienfuegos por derroteros
equivocados, como quien aprovecha la exeitaci6n de
una turba a quien se acaba de agraviar para dirigirla
por el camino de las reivindicaciones sangrientas,
cuando tiene abierto y libre a su disposici6n el de las
manifestaciones pacificas, para lograr la respective
reparaci6n y que sus derechos scan reconocidos y sa-
tisfechos.
,Qui6nes serAn los que desde las sombrasasi ma-
niobran? Ah! Seiores Senadores, este es otro as-
pecto, acaso uno de los mas interesantes del pro-
blema que tratamos de resolver.
Los compaficros que no fueren curiOsos, tal vez
no hayan descubierto lo que yyoen.mis investiga-
ciones sobre este asunto. Tratando. de saber, escru-
tando todo cuanto pudiera ilustrarme acerca de 61,
hube de pedir antecedentes a la C.',n.rI. de Repre-
sentantes, y particularmente una copia exacta de la
Ley del Sr. Villal6n a quien por este Proyecto se en-
comia tanto en Cienfuegos que casi se le ha endio-
sado al decirse que es el finico santo que hay en el
Congress o. el que como Legislador eumple sus de-
beres y al que no s6 por qu6 se atribuye la Ley
que hoy se somete a nuestra consideraci6n. porque,
sefiores Senadores, me he encontrado que ella no se
parece nada absolutamente o apenas, al Proyecto por
61 presentado en aquel Cuerpo. S61o se componia de
dos articulos, a los que mas tarde hubo de agregar
otro. Pero asi y todo, no fu6 aqu6l en que luego se
convirti6, mucho mns complejo, con nueve articulos,
y algunos de ellos con una series numerada de inci-
sos, completamente nuevos, el mismo que se ha leido
hace un moment. Si tambi6n es del senior Villal6n
su paternidad, fuerza es confesar que tal alumbra-
miento tuvo lugar misteriosamente despu6s que el
primitive presentado bajo su firm, por lo que cabe
mejor career que el nuevo Proyecto en que se trans-
form6 aqu1l o sea el que nos ha venido de la Camara
de Representantes no es en su mayor part del senior
Villal6n.
Tengo aqui a la vista el Diario de Sesiones de esa
CAmara y leyendo todo lo que en 61 se refiere de







DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 11


este asunto he podido conocer el texto del primitive
Proyecto suscrito por dicho Representante, los de
las Enmiendas que o1 mismo le present y de los
Dicthmenes de las diversas Comisiones a que estas
:y ese pasaron, pero no he podido encontrar aquellos
de las Enoi'.i .,, presentadas durante el debate ni
qui6nes fueron sus autores, tan s6lo enterAndome de
que se aprobaron.
Es esta una manera muy original de llevarse uin
Diario de Sesiones, de'transcribirse un debate. Nada
mis una de estas Enmiendas se dice quien la firma,
el senior Vazquez Bello; respect de las otras no se
hace constar mis sino que se presentaron dos En-
miendas que fueron aprobadas; y deben ser precisa-
mente las que le imprimieron nuevo cardcter al Pro-
yecto y Ib desviaron de su primitiva orientaci6n.
1 Por que ni siquiera se dice, como respect de la
primera, a quienes pertenecen? ,Es que se ha queri-
do adrede ocultar su paternidad?
Hay algo de extrafio en ello. Leo a menudo el
Diario de Sesiones de la Camara de Representantes
y he notado que, aun cuando al relacionarse algunos
debates no se copian textualmente todas las Enmien-
das, siempre se dice quienes son sus autores. Y en
este caso, sefiores Senadores, 6igase c6mo se da cuen-
ta de aquellas a que me refiero. (Leyendo):

"Se va a proceder a la discusi6n del articulado. (Es
aprobado el articulo I).-(Lee el articulo II).-Hay
una Enmienda del Sr. VAzquez Bello.-(La lee).-
Sr. President (Urquiaga) : Se pone a discusi6n la En-
mienda del articulo segundo.-Sr. Villal6n: Pido la
palabra para rogar al Sr. President de.la Comisi6n
de Justicia y C6digos, que exprese-su opinion res-
pecto a la Enmienda, y asi podremos tal vez ahorrar-
nos una discusi6n.-Sr. Sanchez Fuentes: La Comi-
si6n acepta la Enmienda.-Sr. GonzAlez Iglesia: Se-
fior Presidente y seiiores Representantes: Despu6s
de consultar los miembros de Obras Piblicas. puedo
manifestar a la Cimara que tambi6n aceptamos la
Enmienda.-Sr. Messonier: Entiendo que tambien se
debe consultar a la Comisi6n de Hacienda y Presu-
puestos.-Sr. President (Urquiaga) : Se pone a vo-
taci6n la Enmienda del senior Vazquez Bello.-(Apro-
bado).-(El Oficial lee una Enmienda al articulo ter-
cero).-Se pone a votaci6n.-(Silencio).-A vota-
ci6n.-Es aprobado.-(El Oficial lee una Enmienda
al articulo cuarto).-Se pone a discusi6n.-(Silen-
cio).-A votaci6n.-Es aprobado.-(El Oficial lee el
articulo quinto)."

A 6ste no parece quo se le present Enmienda al-
guna.
Pero en cambio su texto no conviene 'con el del
articulo quinto del Proyeeto que se- nos ha remitido.
Es de suponerse que se transformaria al corregirse
su estilo. No fu6 sin embargo, la Comisi6n ad hoc
quien lo corrigi6. Eso si se dice bien claro en el,
Diario de Sesiones. Hubo de conferirse un voto de
confianza a la Mesa con tal objeto, a fin de que ese
mismo dia mandara el Proyecto al Senado, cual en
efecto, lo hizo, porque tanto 61 como la comunica-
ci6n con que lo recibimos ostentan la propia fecha.
Tal es la genesis de la Ley, su alumbramiento. Aun-
que haya sido muy clara para los seflores Represen-
antes, a nts,; nto obscure result para nosotros por
estas omisiones que no nos permiten enterarnos bien
de qui6nes presetaron, ni cuales fueron las Enmien-
das que transformaron el Proyecto ni tampoco las
correcciones de estilo que por los miembros de la


Mesa se le hicieron al aprobarse, ni por virtue lde
que process pudo al cabo venirnos, no s6lo tan vesti-
dito de limpio, sino tan ricamente enjaezado.
Fu6 el caso que. se nos entr6 por. nuestras puer-
tas. Y ,qu6 pasa apenas se entera de ello la pren-
sa? Conste que no iablo de toda. En .Cienfuegos
un peri6dico public que yo manifesto aqui duran-
te- el curso de la anterior sesi6n, que, la prensa sin
excepci6n habia dicho atrocidades del Proyecto, cuan-
do no fu6 asi como me express en rigor de yerdad.
Referime, cual ahora, a ella .en general, con lo que
no cabe entender que comprendi a today ; precisa-
mente.
Pues bien, si, algunos peri6dicos dijeron cosas tan
estupendas de esta Ley, sefiores, Senadores, que aqui
se tuvo por algfin tiempo hasta por pecaminoso inten-
tar Ilevar adelante su tramitaci6n e instar siquiera
su despacho por la Comision a que pas6, much. ms
pedir que se resolviera. Se miraba cual cosa infesta-
da, o peor afin, peligrosa, algo.asi como una maquina
infernal que si se tocaba podia estallar y darnos un
mal rato. Por eso permaneci6 en la :Comision duran-
te un afio aproximadamente.;
SQu cosas fueron esas que la prensa; dijo ? aya
una muestra. En su editorial un peri6dico de bastan-
te circulaci6n, noctprno por, ms sefias, bajo. este. ti-
tulo: Alto ese Plato, express: "'Pendiente de la san-
ci6n presidential -ya supone que se habia aproba-
do- estI la Ley de chivo gordo'".
Asi empieza el articulo, no lo he de leer todo,; pero
si como concluye, para que los sefiores Senadores
que no lo conozcan o no lo, recuerden. puedan en
su. imaginaci6n empatar ese principio.con este fin,
y darse poco mis o nenos cuenta del contenido,del
articulo: (Leyendo)-: "Por eso en la fondita.del Te-
soro Nacional pensaban sabrosamente ii.erhi" .el su-
culento chilindr6n; del acueducto del Hanabanilla-
Sque ya este Hanabanilla tiene antecedentes penales.
Les queremos quitar las ganas con este grito que
es muy grAfico y se impone: i Alto ese Plato!" '
En el mismo Cienfuegos se pens6 bastante mal del
Proyecto entonces. Lo dice el propio senior Figueroa
en su bien redactada Ponencia cuando nos.revela que
recibi6 una comunicaci6n' del Alcalde haciandole sa-
ber que habia acordado el Ayuntamiento recomendar
o suplicar al Senado que no fuera de ninguna ma-
nera a aprobar el Proyecto de Ley de la Camara
de Representantes, pues era preferible' que se pusie-
ra en vigor la Ley de 1912, entreghndoseleen conse-
cuencia al Ayuntamiento de Cienfuegos el Acueduc-
to del Hanabanilla. Pero decia mis la comunicaci6n,
porque. el senior Figueroa no entr6 en detalles por
no estimarlo ya oportuno seguramente. Es 'muy in-
teresante conocer su texto exact para que se vea
cuinta contradicci6n hay entire lo que primero pedia
la poblaci6n de Cienfuegos, por medio de su mis ge-
nuina representaci6n, y lo que hoy se empefia en
obtener al agitarse en las convulsiones con que se
retuerce y en lag amenazas con que nos conmina para
que sin demora y sin quitarle ni afiadirle una tilde
aprobemos aquella Ley de la C6mara de Represen-
tantes que, como presto vamos a ver, antes encontr6
tan peligrosa o por Jo menos muy perjudicial a'los
intereses esa Municipalidad,
Dice el acuerdo de su Ayuntamiento a que me he
referido: (Leyondo): "Visto el Proyecto de Ley
aprobado en la C~mara de Representantes sobre usu-
fructo o arrendamiento del Acueducto-del Hanabanilla
a un contratista durante cincuenta afios por las obras
de pavimentaei6n que ejecute en la ciudad de Cien-







12 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO

fuegos, el Ayuntamiento acuerda dirigirse al Sena- hacer su pavimento; y la de que entregado por el
do de la Republica, exponiendole lo siguiente: 19: Estado al Ayuntamiento, previa condonaci6n del res-
Que dicho Proyecto de Ley vulnera y desconoce de- to de su deuda, no ya con una buena administraci6n,
rechos adquiridos por este Ayuntamiento, segdn la pero si con una medianamente honrada que dejara
Ley de 8 de Agosto de 1912; 29: Que se encuentra alguno ssobrantes de aquellas rentas esas fueran apli-
vigente una Ley que prohibe arrendar ningin acue- candose a ese nismo fin. Desvanecidas ambas espe-
ducto construido con fondos del Estado, la Provin- ranzas en gran part con la nueva political de estos
cia o el Municipio. 39: Que los 360,000 metros de filtimos meses, ~c6mo no habia de sentirlas defrauda-
pavimento de granite y asfalto a $,6 y $4, respecti- das por complete ante la perspective de que con el
vamente, cada" metro, s61o important $1.560,000 y los apoyo del propio Ejecutivo Nacional fuera electo Al-
productos liquidos de dicho Acueducto pasan con calde el mismo que estuvo al frente de la administra-
toda seguridad en 50 afios de $5.000,000. 49: Que al ei6n del acueducto durante estos filtimos afios, con-
arrendarse el acueducto a un particular tratarh 6ste virti6ndola en un semillero de botellas? Veria asi el
de sacarle los mayores rendimientos posibles, a cuyo 'pueblo de Cienfuegos, que ni el consuelo le quedaba
fin perseguirk con verdadera safia al propietario, de que pasando su acueducto a un Ayuntamiento,
comprobindole constantemente las alteraciones de si no pobre, por lo menos decoroso, se dispusiera si-
rentas de las casas. 59: Que el plazo de cinco afios quiera a iniciar con el remanente de los products
fijados para terminar la pavimentaei6n de la ciudad algfin dia el arreglo de su pavimento.
es "excesivo", no debiendo ser mayor de dos aios. iAh, sefiores Senadores! Tales impresiones finica-
69: Que dicho acueducto a quien debe entregarse es mente ban podido haber causado alteraci6n tan pro-
al Ayuntamiento de Cienfuegos, su duefio, pudiendo funda. Se han encontrado los cenfoguenses entire
reservarse el Estado el derecho de intervenir y fis- Scila y Caribdis y han preferido arrojarse al biratro
calizar por medio de las Secretarias de Hacienda y que es como llamaban los griegos a las puertas del
Obras Pfiblicas todas y cada una de las operaciones infierno, aquella sima sin fondo donde arroiaban a
obras y disposiciones que acordare el Ayuntamien- sus criminals, porque alli y nada mas que alli pue-
to. 7": Que el hecho de sefialarse una fianza tan cre- de ir a parar el pueblo de Cienfuegos con esa Ley
cida de $200,000-precisamente en efectivo o en bo- que ha aprobado Ia Camara de Representantes.
nos-para poder hacer proposiciones en la subasta Compadezeamos a la desgraciada Perla del Sur,
de que trata dicho Proyecto de Ley, evidentemenete victim inocente de tantos engafios, de tantos maquia-
impide que pueda acudir mks de un solo postor a velismos y de tantas concupiscencias. Convencida de
aqu6lla, ya que son muy contadas las personas en su impoteneia para librarse de tamafios males, porque
today la Repfiblica que puedan disponer de esa cre- abriga la seguridad de que en estas elecciones aue se
cida cantidad. 89: Que result una enormidad en avecinan ni alli ni en el resto de la isla nuestro pue-
cualquier aspect que se yea, que el acueducto Ha- blo va a poder manifestar libre y franeamente su vo-
nabanilla sea objeto de un contrato de suma impor- luntad; presa de una indignaci6n legitima que no
tancia y a 61 acudan y figure como parties various puede contender por mns tiempo, ha caido en la ma-
sefores, pero no su legitimo duefio". yor de las desesperaciones y ciega se dirige al Sena-
Como ven los sefiores Senadores, este es un verda- do y lo llena de. amenazas porque no le acaba de
dero alegato, nutrido, repleto dq razones tan 16- aprobar la Ley de la CAmara de Representantes. iSin
gicas e irrebatibles que hasta ahora ni la prensa darse cuenta de que asi descarga sus iras precisa-
de Cienfuegos, ni ningfin vocero do aquella ciudad mente contra quienes tratan de desviar de su mano
ha destruido, ni siquiera tratado de destruir. el arma suicide, profunda herida con la que por lo
SC6mo puede explicarse el cambio. que luego hubo menos se causaria mis dafio que hasta acui! Porque
de operarse? ,QuB habri pasado por el animo de los efectivamente eso es lo que ha venido hacier.do el
cienfuegueros y ain por el de esos mismos conceja- Senado y lo que seguiria realizando con Ciezfuoegos
les que suscribieron el acuerdo del Ayuntamiento, si no se decidiera a darle su aprobaci6n al proyecto
ya que segfin informed que me han dado personas de Ley de la CAmara de Representantes.
que estan familiarizadas con las cosas de Cienfuegos, i Pero es que la administraci6n municipal de Cicn-
hoy estin unidos a ese levantamiento popular con el fuegos no puede modificarse? ",No depend de la vo-
mismo entusiasmo y con los mismos brios, con que luntad, aunque muy firme tendria que mostrarse, de
antes protestaban del Proyecto? los mismos cenfoguenses ? f'Toda esa furia de que nos
Lo que ocurre respect de esos sefiores no seria hace blanco no seria mejor que la descargara contra
dificil adivinarlo. Si es que algunos de ellos ce- quienes la han provocado Imponga su voluntad aquel
san ahora en sus cargos y tratan de ser reelectos, pueblo el dia de las elecciones en los comicios v saquen
s6lo con esta evoluci6n podrian conseguirlo. Torpes de sus urnas a los hombres que le inspiren verdadera
serian si se pusieron frente a esa corriente impetuo- confianza y sean dignos de ella, para que hagan una
sa del pueblo de Cienfuegos en visperas de abrirse administraci6n honrada en su municipio, y enton-
los comicios. Pero la ciudad. la poblaci6n de Cien- ces no habri que temer que distraigan las rentas del
fuegos, que aunque no inspirara aquel acuerdo, al acueducto a otros objetos que no sea a la inmediata
no protestar de 61 fu6 porque lo acept6, ,c6mo ahora pavimentaci6n de las called de su urbe de que tan
la rechaza tan abiertamente? ienoesterosa estA. Y preste ademss su cooDeraciGn al
En general, por una parte, los desengafos reci- resto de la Nacion, para que ese mismo dia, que sera
bidos tanto de la Administraci6n Nacional como de tambi6n de elecciones generals, manifestando libre-
su Administraci6n local, y particularmonte, por otra, mente su voluntad, lleve a ocupar los altos cargo
la combinaci6n political a que antes me he referido, nacionales s6o1 a quienes lo merezean y ofrezean
son los inicos elements que pueden haber influido en ims garantias de gobernar honradamente, a fin de qle
ese cambio tan radical. Se ha tenido a la ciudad de si no se le quiere entregar el acueducto a la ciudad
Cienfuegos oscilando entire estas dos esperanzas: la de Cienfuegos; sino seguirse administrando por la
de que con las rentas del acueducto bien administra- Secretaria de Obras Piblicas, el encargado de ella
do por el Ejecutivo Nacional, 6ste le hubiera podido sea, como sin duda lo snria entonces, m6s escrupuloso







DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


y menos tolerant que el actual, vigile e inspeccione
mejor la recaudaci6n y empleo de sus rentas, no se
haga c6mplice de irregularidad alguna sino antes al
contrario, las persiga y las impida. Ya consiguiendo
una u otra cosa, o ambas, Cienfuegos tendria pronto
su pavimentaci6n y obtendria para siempre las mas
o menos pingiies rentas de su acueducto.
Todo le es preferible, todo, menos aprobar ese
Proyecto de Ley de la Cimara de Representantes, ya
que con 61 se le obliga a enajenar su m6s valioso bien
por cincuenta afios, medio siglo, gran parte del por-
venir quizis de Cienfuegos, a algfin logrero, que por
s6lo una millonada y una fianza, que no le va a costar
nada porque cualquier Banco se la presta si tiene un
poco de crdito, o que ella podria otorgarse en bonos
que no le resultaria un capital estancado tenerlos de-
positados, pues seguirian devengando su interns, po-
dria cobrar en el period de cincuenta afios, no cinco
millones de pesos, como ha dicho el Ayuntamiento
de Cienfuegos, sino much mas, porque ha hecho un
calculo equivocado, una cuenta demasiado pobre, al
suponer tan exiguo rendimiento en tanto tiempo, sin
fijarse'en que la poblaci6n, una vez pavimentada la
ciudad, ha de progresar much. Tengo aqui los dos
censos oficiales, no los de Gobernaci6n, porque esos
no me inspiran confianza (pueden ser hechos sus au-
mentos con miras electorales u otras interesadas),
los de 1899 y 1907, que acusan un aumento de ella
del uno al-otro, nada menos que de un 20 por ciento
respect a Cienfuegos.
Si hemos de career en la Ley de Malthus, el creci-
miento es de esperarse que ocurra en proporci6n geo-
metrica, y much mas de tenerse en cuenta la aper-
tura del Canal de PanamA, que sin duda ha de per-
manecer abierto libre ya de accidents durante todo
ese tiempo, Cienfuegos puede llegar a ser la ciudad
metropolitan de Cuba, como lo es New York respec-
to de los Estados Unidos, y entonees tendriamos un
afortunado contratista o una Compailia poderosisi-
ma que extraeria miles de miles de pesos de sus en-
trafias a titulo s61o de haber anticipado un mill6n.
iAh! Cuinto Cienfuegos se arrepentiria de este mo-
vimiento convulsive con el que se impone amena-
zador para que nosotros le permitamos producirse
tan grave lesi6n a lo que equivaldria tener que su-
frir durante cincuenta afios la perdida de una de
sus rentas mis seguras, mis cuantiosas, con cuyos
products podria tender de un modo desahogado
a su conservaci6n, ensanche, embellecimiento y al
mayor progress que a ciudad alguna de Cuba le fuera
dable alcanzar.
Mas volviendo a otro lado nuestra vista. en qu6
estaria pensando la Camara de Representantes el dia
que se le ocurri6 votar este Proyecto ? ; No hacia poco
tiempo que habia concurrido con el Senado a la ela-
boraci6n de aquel, que al fin fu6 Ley, propuesto por
el sefior.Gonzalo P6rez en moments tambien de exci-
taci6n, pero de esta gran urbe, de la ciudad capitali-
na, cuando se quiso por unos cuantos codiciosos, por
unos cuantos logreros tambien, arrendar el servicio
de abasto de aguas de la Habana, ofreci6ndonos pin-
giies ventajas, todavia mayores que las que se ofrecen
hoy a Cienfuegos? Si, much mayores si se quiere;
aunque para Cienfuegos en estos moments lo signifi-
que todo su pavimentaci6n y no parezca sino que esta
dispuesto a reproducir el calebre pasaje de la inmor-
tal comedia de Shakespeare, "ofreciendo al que le
satisfaga ese necesidad una o mis Jibras de su care,
del lugar que elija su salvador", pues tal significa-


ci6n podria tener este contrato leonino que se em-
pefia en celebrar.
. Vanse cudles fueron los fundamentos que el se-
fior Gonzalo Perez, consecuente con su provincia, y
respondiendo a un movimiento en6rgico de opinion,
al presentarlo,.di6 para justificar su Proyecto de Ley,
los cuales, como no fueron a la Gaceta Oficial, acaso
se hayan borrado de la memorial de los sefiores Sena-
dores, por lo que me voy a permitir recordirselos.
Constituyen una de las mis brillantes exposiciones de
motives que se han dado de una Ley al Congreso:
"'Por cuanto son facultades y deberes inherentes a la
administraci6n pfiblica la realizaci6n por si misma de
los servicios a ella encomendados por su propia na-
turaleza y por las Leyes, implicando, casi siempre,
el arrendamiento de esos servicios una confesi6n de
incapacidad para el acertado y honrado manejo de
la cosa piblica. Por cuanto los antecedentes en este
punto no recomiendan como bueno el arrendamiento
de los servicios pfiblicos, y much menos tratindose
de articulos de primera necesidad, y de un pueblo
progresivo, republican y democr6tico como el nues-
tro, celoso de su cr6dito y ansioso de demostrar, en
todos sus actos su capacidad para el gobierno propio.
Por cuanto al cesar la soberania de Espafia en Cuba,
el Gobierno military americano dict6 la Orden NQ 254,
series de 1900, por la cual dispuso que los Munici..
pios recaudaran todos sus ingresos por administra-
ci6n, es decir, por medio de funcionarios suyos, re-
munerados con salaries, seguin el presupuesto munici.
pal, que hubiesen prestado la fianza prescrita por la
Ley; y si bien es cierto que -la Ley Orgdnica de los
Mu'nicipios ha derogado la anterior legislaci6n en
material municipal, en evitaci6n de posibles conflic-
tos, debe reafirmarse con caracter obligatorio, me-
diante una Ley, el principio en que descansaba aque-
lla saludable disposici6n para la administraci6n pfl-
blica en general. Por cuanto el Ayuntamiento de la
Habana trata de dar en arrendamiento el Acueducto
de Vento, que sure de agua a la poblaci6n a cuyo en-
tretenimiento contribute el Estado con crecidas su-
mas, con el prop6sito, seglin se dice, de obtener un
ingreso mayor, beneficio que pudiera obtener la Cor-
poraci6n Municipal, sin necesidad de arrendamiento,
con s61o fiscalizar con honradez y acierto la instala-
ci6n de las plumas y el percibo de sus ingresos.
Por cuanto el servicio de agua no debe ser nunca
objeto de codiciosa explotaci6n por parte de los Ayun-
tamientos, sino que, por el contrario, debe regulars
de manera que todos puedan obtener sus beneficios
a muy poco costo; si no fuera possible, por el momen-
to prestarlo gratis, como lo hacen en otros paises
muchos Ayuntamientos celosos de la salud y el bien-
estar del pueblo que representan."
Es mis; advierto a los sefiores Senadores que el
final del articulo segundo del 'Proyecto de Ley del se-
fior Gonzalo Perez por el cual se dejaba abierta la
puerta al Congreso para hacer lo que ahora quiere
la Camara de Representantes no fu6 aceptado por el
Senado. El senior Alem6n, como Ponente de la Comi-
si6n a que pas6, en un notable informed que di6, aun-
que de acuerdo en lo esencial con el criteria del senior
Gonzalo Perez, propuso la sustituci6n de ese filtimo
parrafo por otro que al fin el propio senior Gonzalo
Perez admiti6 convencido, como los demis sefiores Se-
nadores, que no convenia siquiera dejar entornadas
las puertas, para que fuera necesario, antes de dar
cualquiera otra Ley que en algfin caso especial autori-
zara lo contrario, dictar una general derogando 6sta.
Y asi la aprob6 la Cimara y la sancion6 el Ejecu-







14 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


tivo; fu6 a la Gaceta Oficial, se promulg6 y esta vi-
gente desde entonces, siendo la misma a que ha alu-
dido el Ayuntamiento' de Cienfuegos 'en el acuerdo
que, le. No olviderios que su texto, en ese punto,
esth (.n:.Ili1,.i., asi: (Leyendo) : "Los servicios de
abastecimiento de agua de todas las poblaciones de
la Repfiblica, y cuyas obtas hayan sido costeadas con
fondos' del Estado, la'Provincia o el Municipio, se
1,'.li,:.i .,!n precisamente por administraci6n, sin que
en formi alguna puedan ser arrendados, contratados,
enmendados 6 concedidos a particulares, companies
o corporaciones". Contiene, pues, todas las limita-
ciones necesarias.
Ya una Orden Militar, aquella a que se referia
el senior Gonzalo P6rez enel iprehmbulo de su Proyec-
to de Ley, tambi6n de una manera expresa habia
establecido'que los servicios de los Ayuntamientos no
pudieran ser arrendados de ninguna manera, sino
administrados siempre por el propio Municipio. Se
pretendia asi iniciar la rectificaci6n de los malos hd-
bitos de nuestras administraciones municipales en
tiempos de Espafia,' en la 6poca de la colonia, que
de esa y de otras maneras le daba facilidades a nues-
tros dominadores ,para que improvisaran grande ca-
pitalesa' costa de las rentas municipales. Y f ello se-
guramente debi6se que el- Gobierno Militar incluyera
en esa Orden dicho precepto. Pero no considerhndose
i I...i~.~~. sa precauci6n, luego, ante el peligro que
preSentaba la proposici6n hecha para arrendar el ser-
vicio de abasto de agua al Ayuntamiento tambien en
esta ciudad, se estim6 indispensable lo dispuesto en
aquella Ordenique podia'entenderse derogada, al me-
nos'virtualmente, por la' Ley Orgdaica de los .MIr ;-
pios. iC6mo ahora la Camara de Representantes se
olvida de todos esos a,'rte.-:.,:i'-'. y podemos olvidar-
los nosotros, para de una plumada echar abajo esa
rectificaci6n tan discreta y acertada, tan previsora y
convenient a los interests comunales?
La forma, ademl s, que se estableee para la subasta,
la. condiciones que se exigen a los postores, estAn
limitando sn nfimero; casi puede decirse que prepa-
rando el terreno de' un nodo claro, precise, concre-
to, bien determinado para que cierta persona que
aqui: n -Cuba so dedica a esos negocios, que se ha
encumbrado torcidamente con ellos, improvisando un
gran capital, sea la finiea que pueda llevarsela.
1 Qui6n, sino ella, es entire nosotros capaz de apor-
tar en' un moment dado doscientos mil pesos, aun-
que sean en bonos, no' pudiendo disponer mais
que de. sus intereses durante cinco aids? No va esa
a ser, pues, en realidad una subasta, sino una cesi6n
en favor de cierta persona, de pingiies rentas, por
medio siglo, con algunas leaves cargas de las que no
pocas seran aparentes.
Todo el mundo o toda Cuba sabe c6mo hace siem-
pre esos negocios la persona a que me refiero, sobor-
nando a cuantos puede, sin recato y con alarde, pues
al mismo tiempo con el mayor desparpajo lo pregona.
Sin .embargo, nadie como ella tiene mis abiertas las
puertas de las oficinas pfiblicas y' los despachos de los
primeros personajes de la Repiblica y nadie inspi-
ra a 6stos mayor eonfianza para hacer esos n.'...,i;-.
Si teme la ciudad de Cienfuegos, y no dejo de
comprender que con motives harto justificados, que
su acueducto y pavimentaci6n contindie en manos del
Ejecutivo Nacional o que vaya a caer en las de su
Ejeeutivo Municipal o de su Ayuntamiento, a casa
de la desmbralizaci6n en que viven los unos y los
otros, cree que va a mejorar en las de un contra-
tista, otro por el estilo, que tendrA que moverse


dentro del mismo medio y transigir por ende con la
desmoralizaci6n de todas esas autoridades para poder
libremente entregarse a la suya, ya que a ella serA a
quienes habrA de rendir sus cuentas y eon las que le
serk forzoso, por tanto, ponerse de acuerdo? Ficil es,
pues, prover c6mo cumplird sus obligaciones.
Seria ingenuo y quimirico career la ciudad de Cien-
fuegos que pavimentaria sus calls. No! Haria alli lo
que estA haciendo en el Roque, donde cobra como me-
tros de piedra los que son de fango. Cargaria como
metros de granite los de la tierra mas mala, de esa
que inmediatamente desapareciera con el rodaje de
los vehiculos, o de piedra calcarea, de la que no tarda
en concertirse en polvo. Y no le importarian los cla-
mores de Cienfuegos, como no le important los que le
le han levantado contra lo que hace en el Roque, por,
que aquellos que tienen que inspeccionarle las obras,
que se las tienen que aprobar, y mandArselas a pagar,
todo se lo tolerarian a cambio de enriquecerse con 61,
a costa de la pobre ciudad de Cienfuegos, que se-
guirialasi a este respect, su calvario, aunque para
acercarse mis a a a cumbre, pudi6ramos decir a su
crucifixion, porque se encontraria con que de su mejor
propiedad, de su acueducto, no podria disponer du-
rante cincuenta afios, y con un pavimento infernal,
aprobado sin reparos por las autoridades administra-
tivas y pagado lujosamente, al precio de tan enorme
sacrificio.
: Vean a lo que puede llevar la insensatez, el extra-
yio de la raz6n, la falta de direcci6n inteligente, ra-
zonable, sana, o el dejarse sugestionar por ambiciosos
que son instruments, unos conscientes, otros incons-
cientes, de los que viven, medran y.hacen fortune,
s6lo a costa de las lfgrimas y de la sangre de los in-
felices, que es como ha hecho su fortune el contra-
tista a que antes me referi.
N No conocen todos cual.ha sido su iltima gran
hazafia? Saear del powder de cubanos por poco dinero,
'relativamente, cuantiosas, tierras, ricas propiedades,
para entregarlas al extranjero, con una enorme ga-
nancia! Codiciosos, sin .conciencia,. son esos que
sobre la ciudad de Cienfuegos se ciernen en estos
moments, como el milano sobre la paloma que tan
faseinada queda al verlo, que en vez de huirle se
lanza al pico de la rapaz para ser devorada cuanto
antes.
Pero yo, que me siento fuera. de esa sugcsti6n, yo,
que amo a C'i.-,firi...-, aunque parezca este amor ex-
trafio, --gpero no forma parte del territorio nacio-
nal?-y3 si amo a nuestra Naci6n, no debo amar tam-
biEn todos sus componentes?,-ademas lo lie visita-
do varias vcces y tengo de esa villa muy gratos
recuerdos, nadie como yo admira m6s sus hermosos
paisajes, su envidiable situaci6n, sus innfmeras be-
llezas naturales, sus hijos sagaces, laboriosos, cultos
y corteses, de quienes no he recibido mis que mani-
festaciones de simpatia,- yo, que deseo para Cien-
fuegos ]o mejor, libre de toda prevenci6n y'sin sen-
tirme agraviado, afin en estos moments que nos tiene
conminados con una huelga general, a pesar de sus
amenazas me permit contestdrselas exhortdndola con
earifio a que reflexione, a que entire en raz6n, vuelva
a ser duefia de si, sacuda el yugo de los concupiscen-
tes, rompa el velo que le han puesto ante sus ojos
y ves claro el camino de su felicidad y de su progre-
so, para tomarlo sin vacilaciones y no apartarse-mas
de su curso. Y recomendindole, por filtimo, que no
se empeie mis en levantar esa montafia entire su por-
venir tan hermoso y su present, por muy azaroso
que sea, sino ,que ti.n,.uil. jy serena nos ayude a







DIARIO DE SESIONES DEL SENADO' 15


resolver este problema con elevaci6n de miras, lo
mis ripidamente possible, si, pero tambien de la ma-
nera mis racionalmente ventajosa para aquella mu-
nicipalidad.
Toda esa ira I por quB no la guard para los verda-
deros culpables de que no se les haya hecho ya la
pavimentaci6n? Toda esa energia, ~por qu6 no la
rese'rva para el dia de las elecciones, que tan pr6xi-
mo esta, no dando entonces de ninguna manera sus
votos a los que la explotan, a los que por enriquecer-
se o vivir alegremente la han privado de su pavi-
mento, sino por el contrario, a los que le inspiren
confianza y sean dignos de ella, a los que por su
solvencia moral les ofrezcan las mayores garantias de
administrar honradamente sus rentas y ser capaces
por sus vivas y constantes muestras de virilidad,
de civismo, de amor patri6tico, por haber siempre ha-
bido alli una tendencia muy sana al progress y por
no dejar nunca los corazones de sus hijos de estar
abiertos a los buenos, a los grandes, a los mAs eleva-
dos y nobles sentimientos.
Sean consecuen'tes con su historic, cambien de
ruta, no nos con'minen ni "amenacen, al contrario,
ayfidennos; fortifiquennos con sus consejos, tengan
y d6jennos serenidad, no nos den un plazo tan pe-
rentorio, de aqui al lunes, tan corto para que refle-
xionemos lo bastante, para que le busquemos soluci6n
tan conveniente como prAetica a este problema. En-
viennos sus Comisiones para que nos ilustren, y des-
pu6s que todos conferencidmos y diseutamos, modifi-
quemos la Ley de la Camara de la manera que consi-
deremos mais razonable. Y con esta exhortaci6n a esa
ciudad y sus vecinos, que espero sea atendida, voy a
terminar. Creo que quien asi se expresa, no es, no
puede ser enemigo -de Cienfuegos, sino uno de sus
mejores amigos; o al menos da muestras de quererla
mis, much miAs que algunos de sus hijos, aquellos
que no s6 por qu6 se empefian en servir de instru-
mentos a manos criminals contra su propia villa
natal.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE) : AAlgfin
otro senior Senador desea hablar en pro o en contra?
SR. REGUEIFEROS: Pido la Palabra.
SR. PRESIDENT (SAcIIEZ AGRAMONTE) : La tiene
el senior Regiieiferos.
SR. REGOEIFEROS: Sefiores Senadores: Mias que pro-
nunciar un discurso en contra...
SR. GUEVARA: NO es en contra, se habla en pro.
SR. REGOEIFEROS: El senior Presidente ha dicho si
desean hablar en pro o en contra.
SR. PRESIDENT (SAXCIIEZ AGRAiMONTE): He di-
cho en pro o en contra.
SR. REGOEIFEROS: Y yo deseo hablar en contra.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE): Puede
usar de la palabra el sefor Regiieiferos.
SR. REGOEIFEROS: Yo, mAs que pronunciar un dis-
curso en contra, voy a explicar mi voto, porque ha
de ser efectivamente en contra de la totalidad de
esta Ley...
SR. GUEVARA: Si no vamos a votar ahora.
SR. PRESIDENT (SANCIIEZ AGRAMONTE) : Deje al
senior Regiieiferos que explique su voto.
SR. GUEVARA: Precisamente deseaba saber quin
consumiria un turno en pro para consumer entonces
uno en contra.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE) : Puede
continuar el senior Regiieiferos.,
SR. REGiEIFEROS: Yo voy a hablar en contra, pero
me siento para oir a alguien que quiera defender
la totalidad de esta Ley.


SR. MAZA Y ARTIOLs;: Es indefendible.
SR. PRESIDENT (SANCIIEZ AGRAMIONTE)-: Continue
el senior Regiieiferos.
SR. REGOEIFEROS: Pues bien, mis que para consu-
mir un turn en contra, es para explicar al Senado
mi voto negative a la totalidad de esta Ley, pidiln-
doles inil perdones a los Senadores por las Villas
porque no concurra con ellos a votarla; pidilndoselo
tambien a los Senadores que pudieran hacerlo en'ptro
y por filtimo a la prensa que lo defiende, con la que
siento, desde luego, no estar de acuerdo. Tambien
pido mis excuses a la ciudad de Cienfuegos 'porque
efectivamente no'puedo ir en contra de sus intereses;
pero como pertenezeo a un partido politico que tiene
un program, y como en el seno de la Comisi6n
Consultiva he redactado una Ley en consonancia con
ese program, salvando siempre la autonomia de los
Municipios; y como pertenezeo a una provincial que
tiene su acueducto bajo la tutela del Estado, y el
Municipio de Santiago de Cuba ha protestado siem-
pre de esa tutela y en nombre de la autonomia de los
Municipios ha pedido la administraci6n de ese acue-
ducto; de acuerdo con esos prienpiios y con la sin-
ceridad de los mismos que aqui he venido a susten-
tarlos, es por lo que tengo forzosamente que votar'
en contra de la totalidad de esta Ley. Esa autono--
mia de los Municipios, que es precisamente la que'
nos inspira, porque es ley faiiiil,.i.iil, porque es
Ley que los regular, siendo al mismo tiempo consti-
tucional, es la que me obliga en armonia con esos
principios, a no poder, bajo ningin concept, sin-
tiEndolo con toda mi alma, dar mi voto a la totalidad.
Pero, ademis, consecuente con esa Ley a que ha
hecho menci6n el senior Maza y Artola, nacida de la
ilustre iniciativa del senior Gonzalo PErez,'.qi;l..1,-i:i
por el Senado en circunstancias excepcionales, en
que la misma prensa nos excitaba a ello, ~ l .1,i.lia
por la. Camara de Representantes y sancionada poi"
el Ejecutivo, no podemos ir contra-nuestros propios
actos. Por eso decia que-no iba a consumer un turn
en contra, sine a dejar sefitados inis princeipios,' ag
dejar sentada mi opinion para ser consecuente'con
aquel program de' mi partido y por el respeto a: la
Constitucion, que esta por encima de todas las cosas.
Sn. BEREN-GUER: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SAxCHIEZ AGRAMONTE): La tiene
el senior Berenguer.
SR. BERENGUER: Sefiores Senadores: El senior Ma-
za y Artola, al terminal su brillante discurso, pedia
que se estudiase detenidamente este Proyecto de Ley,
porque reconoci6 que el estado en que se encuentra
la poblaci6n de Ci, ,rn.-.,,. frente a la administra-,
ci6n de su acueducto es bastante deficiente, d recono-
cio y proclam6 que la Ley de que se trata tiene
tambi6n algunas graves deficiencies; pero que es ne-
cesario tomar una actitud para resolver lo relaciona-
do con la ciudad de Cienfuegos y encauzarlo de ma-
nera que su misma ciudad pueda realizar su pavi-
mentacion con lo que produzca el acueducto, que se-
guramente el Estado donarA a la poblaci6n...
SR. MAZA Y ARTOLA: Estoy dispuesto a dar mi voto
para esa donaci6n.
SR. BERENGUER: Atendiendo a las insinuaciones
del senior Maza y Artola, ruego al Senado que proce-
da al nombramiento de una Comisi6n para que estu-
die la Ley: esta Comisi6n puede ser de un Senador
por cada provincia, puesto que s6 que hay algunas
que tienen deseos de resolver en esa o pareeida
forma la cuesti6n de un acueducto y presentar al
Senado una soluc;A^ compatible con los intereses de







16 DIARIO DE ESSIONES DEL SENADO


la poblaci6n de Cienfuegos y tambidn con la situa-
ci6n del Estado y la del future Municipio de Cien-
fuegos.
Quisiera que el Senado acordase el nombramiento
de dicha Comisi6n para que estudiase el punto y
no desechase una Ley que, modificada como lo quie-
re el senior Maza y Artola, puede ser de utilidad
prictica no s6lo para Cienfuegos, sino tambien para
el Estado.
SR.. GUEVARA: Pido la palabra.
SR. BERENGUER: Pido que se prorrogue la sesi6n
hasta que se tome acuerdo sobre este asunto.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE): Esth
de acuerdo el Senado con la pr6rroga que pide el
senior Berenguer?
(Sefales afirmativas).
Acordado.

Tiene la palabra el senior Guevara.
SR. GUEVARA: No estoy conforme con la Proposi-
ci6n del senior Berenguer, porque no indica en que
plazo debe emitir Dictamen la Comisi6n. Que hay
necesidad de resolver lo de la pavimentaci6n, es in-
dudable; que por ese-camino de la Ley de la CAmara
no se llegaria, es seguro tambien. Por lo tanto, va-
mos, en consonancia con la realidad, a fijar un plazo
para que esa Comisi6n emita su dictamen.
SR. BERENGUER: A fines de Mayo.
SR. GUEVARA: Eso es much esperar.
SR. FIGUEROA: Propongo para el viernes entrante.
SSR. MAZA Y ARTOLA: En toda la semana pr6xima.
SR. GUEVARA: Para el viernes pr6ximo.
SR. DOLZ : Lo primero me parece muy largo, lo se-
gundo muy corto; propongo el viernes de la otra
semana.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE) : El vier-
nes veintis6is?
SR. GUEVARA: .Eso es much. No puede ser que el
Senado se muestre tanto tiempo indiferente a una si-
tuaci6n como la'que se ha creado a Cienfuegos. Pro-
pongo el viernes pr6ximo.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE) : Llamo la
atenci6n de los sefiores Senadores de que el pr6ximo
viernes es diez y nueve, aniversario de la muerte de


Marti, y en este dia generalmente no celebramos
sesi6n.
SR. GUEVARA: Entonces, propongo para el mierco-
Sles diez y siete.
SR. REGUEIPEROS: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SANCIIEZ AGRAMONTE): La tiene
el senior Regiteiferos.
SR. REGUEIFEROS: Iba a hacer una proposici6n mis
radical que la del senior Berenguer, invitando a los
Senadores por las Villas, puesto que hay urgencia en
cste asunto, para que redacten una Ley proponiendo
un credito para la pavimentaci6n...
SR. GONZALO PEREZ: No.

(Varios sefiores Senadores: iNo! iNo!)

SR. PRESIDENT (SANCIIEz AGRAMONTE): EEst6n
,onformes los sefiores Senadores en que sea el lunes
veinte y dos?
SR. BERENGUER: La Comisi6n dictaminard para
ese dia.
R. PRESIDENT (SANCHIEZ AGRAMONTE): La Pro-
posici6n es quo sea un Senador por cada provincia.
YG asi lo propongo.
Si. MAZA Y ARTOILA: Creo que para mayor breve-
dad, debiamos dar un voto de confianza al senior Pre-
sidente a fin de que los nombre, que, al efecto, ya
consultard con los Senadores de cada provincia.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE): No que-
rrin que los design ahora mismo; me dejarhn con-
sultar la opinion de los sefiores Senadores..
SR. MAZA Y ARTOLA: Si, senior. Es lo que acabo
de decir.
SR. PRESIDENT (SANCIHEZ AGRAMONTE): Todavia
faltan cinco minutes, por si se quiere tratar algfin
otro asunto.
SR. MAZA Y ARTOLA: No habria tiempo.

(Varios seiores Senadores se muestran en igual
sentido).

Sr. PE',IIDENTE (SANCHEZ AGRAMONTE) : En ese
caso, se suspended la sesi6n.

(Eran lus seis menos diez).


Imp. de Rambla, Bouza y Ca., Pi y Margall 33 y 35.-Habana.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs