Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba.
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072699/00314
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
Physical Description: v. : ; 33 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Senado
Publisher: Rambla y Bouza
Place of Publication: Habana
 Subjects
Subject: Legislation -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began with: Vol. 1, 1902.
General Note: Description based on: 2. Legislatura vol. 2, no. 1 (abr. 6 de 1907); title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072699
Volume ID: VID00314
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001844861
oclc - 30331556
notis - AJR9135
lccn - sn 94026346

Full Text










DIARIO DE


1_4PAL k


R EPUBTLICA


DE CUBA


VOL. XXVI HABANA, AGOSTO 30 DE 1914 NUM. 40


VIGESIMASEXTA LEGISLATURE


Cuadragesima Sesion.-fAgosto


Presidencia del Sr.


Eugenio Sinchez Agramonte


Secretarios: Sres. .Gonzalo Perez Andre y Julian Godinez


SUMARIO
Mensaje del Sr. President de la Repuiblica, solicitando del Congreso medidas para
conjurar la crisis econ6mica planteada por la actual guerra europea.-Instancia
del Comit6 Central de Obreros.-Moci6n proponiendo el nombramiento de una
Comisi6n Especial para que estudie los particulares que se indican en el ante-
rior Mensaje Presidencial.


A las cuatro y media, bajo la Presidencia del Sr.
Eugenio Sanchez Agramonte, actuando de Secreta-
rios los Sres. Julian Godinez y Gonzalo P6rez.Andr6
y presents los Sres. Senadores que siguen, se abre la
Sesi6n:
Ajuria.
Berenguer.
Carnot.
CuBllar.
Diaz Vega.
Dolz.
Goicoechea.
Gonzalo P6rez.
Llaneras.
Maza y Artola.
Morales.
Regiieiferos.
Suarez.
SR. PRESIDENT (SANCHEz AGRAMONTE) : Se van a
leer lias Actas de las dos filtimas Sesiones, Ordinaria
y Extraordinaria, celebradas el dia treinta de Junio.
(El Oficial, Sr. Vega, las lee).


SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE) : S, 'aprue-
b)an las Actas que acaban de leerse?
(Sefales afirmativas).
Onedan aprobadas.
SR. GONZALO P]REZ: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (9ANCHEZ AGRAMONTE) : La tiene
el Sr. Gonzalo P6rez.
SR. GONZALO PEREZ: Para preguntar h la Presiden-
cia si de las Sesiones convocadas, que no se celebran
por falta de qu6rum, se levanta Aeta, y si se hace
constar en ella el nfimero de los presents.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE): Se hace
constar.
SR. GONZALO PEREZ: Desearia que se me dijese
cuintos y quienes son los Senadores que asistierdn I
la Sesi6n convocada para el dia tres de este mes.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE) : Me infor-
ma el Oficial de Secretaria que la de esa Sesi6n no
estA redactada todavia en el libro; pero que consta
que a esa Sesi6n s6lo asisti6 la Presidencia y el Sr.
Garcia Osuna.
SR. GONZALO PEREZ: Yo fui citado para una Sesi6n
el dia tres de Agosto, cuando hacia cerca de un mes


SENADO


28 de 1914


1_ ____


MrMAMk Arb,


M a ES.I.ONMLS









2 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


que no se citaba y sin que tampoco haya sido citado
mns hasta hoy.
Esa citaci6n del dia tres de Agosto, debi6 haeerse
por algfin motive urgent, porque no se concibe que
se cite a los miembros de una CAmara, sin un objeto
determinado y urgente, despu6s de un largo receso.
Segfin la list que tengo, asistieron al Senado ese
dia diez y site Sres. Senadores, y sin embargo, en el
moment de llamar d Sesi6n,,no habia qu6rum segiin
se dice. Yo debo hacer present que cuando en uni6n
de cinco Senadores liberals mas entr6 en el sal6n de
Sesiones, se me inform que se habia suspendido la
Sesi6n por falta de quorum, y que s61o habian estado
presents los Sres. Garcia Osuna y Shnchez Agra-
monte. Y como mis .'q!!i.:,i I ..s y yo, acudimos al sal6n
tan pronto como oimos la campana, quiero que
asi conste. Me extrafi6 que ese dia no se hiciese lo
que siempre se hace, avisar a los Senadores que est6n
en el edificio para que acudan, quizis habria interns
en que no hubiese Sesi6n, pero de todos modos debi6
cumplirse ese deber de cortesia, ya que se les habia
convocado. Los Senadores que entramos en el sal6n
fuimos los Sres. Regiieiferos, Llaneras, Cu6llar, Car-
not y el que habla.
SR. PRESIDENT (SANCIIEZ AGRAMONTE): Consta-
ran las manifestaciones del Sr. Gonzalo P6rez como
hechas por 61; pero debo hacer constar que ese dia
se llam6 A Sesi6n por medio del timbre, como es cos-
tumbre, y se ha sentado el Presidente en este mismo
puesto y el Sr. Garcia Osuna en uno de los asientos;
se ha tocado la campanilla y no ha asistido nadie A
la Sesi6n; y habiendo oido el que habla manifestacio-
nes de los Senadores liberals de que no iban a inte-
grar el qu6rum, por razones que seria obvio manifes-
tar, por falta de qu6rum se levant6 aquella Sesi6n.
SR. GONZALO PIREZ: No quiero promover un deba-
te que podria resultar enojoso. Yo s6 por qu6 no hu-
bo qu6rum: porque a cada individuo que entraba
en el edificio se le rogaba que se alejara del Sal6n
de Sesiones.
Lo que quiero es que se haga constar que estAba-
mos en el sal6n inmediato cinco 6 seis Senadores que,
como siempre, despu6s de sonar el timbre de llamada,
nos dirigimos al Sal6n de Sesiones para integrar el
quorum.
Ahora bien, si algin otro Sr. Senador quiere pro-
mover el debate, yo entraria en 41 muy gustoso.
SR. PRESIDENT (SANCIIEZ AGRAMONTE) : La Presi-
dencia manifiesta que nada tiene que agregar A lo ya
manifestado, puesto que se ha cefiido al cumplimiento
de su deber como tal Presidente.
Terminado el incident.
SR. MORALES: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SANCIIEZ AGRAMONTE) : La tiene
el Sr. Morales.
SR. MORALES: Sres. Senadores: Reunido este Cuer-
po en este dia para tratar de asuntos de gran impor-
tancia, par6ceme poco todo el tiempo que dedique-
mos 6 ese objeto de la convocatoria; pero necesito
restarle 6 la misma breves instantes y molester a'lgu-
nos siegundos la atenci6n d'e mis distinguidos com-
paneros..
Por motives de natural delicadeza no ocup6 mi
puesto en el Senado en el espacio de tiempo en que
estuve sometido A extrafia jurisdicci6n, pero esos mo-
tivos han cesado, y vengo de nuevo a desempefiar mis
funciones, despu6s de aquellos lamentables sucesos, en
los que no tuve mis participaci6n que la de un mero
testigo, afirmaci6n que hago solemnemente ante mis,
compafieros, y reanudo mis tareas Legislativas dis-


puesto como siempre A cumplir con mi deber y 6 quo
no me guie mis que un fin: el bien de mi patria y el
acatamiento A los principios que inspiran la fracci6n
political A que pertenezco y que dirige ese modelo de
ciudadanos gobernantes, el general Ernesto Asbert,
euya inocencia absolute en aquellos desgraeiadisimos
sucesos me consta, por propia evidencia, y la que pro-
clamar6 algfin dia la Historia con la conformidad de
todos; y si por desgracia esa absolute uniformidad
de opinions no llegara a obtenerse, no es ella tam-
poco necesaria, porque la conciencia de ese hombre
esta tranquila, y la conciencia es el Juez supremo
de todo Juez.
-SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE) : Se va A
entrar en la Orden del Dia.
Lectura del Mensaje del Sr. President de la Re-
pfiblica.
(El Oficial, Sr. I.I,;,:, leyendo):
AL SENADO:
De nuevo he de dirigirme al Congreso, obligado por
circunstancias excepcionales, en demand de medios y
recursos con que afrontarlas en defense de los pfi-
blicos intereses.
La guerra casi general en que las naciones de Eu-
ropa estAn empeiiadas ha creado una enorme pertur-
baci6n econ6mica y financier cuyos efectos se sien-
ten con mayor 6 menor intensidad en todos los pai-
ses civilisados.
Fceil era- prever que nuestro pais, por su pecu-
liar constituci6n econ6mica, las sufriria mayors y
mis fuertes que otro cualesquiera de este hemisferio.
Nuestro pais, eminentemente commercial, export ca-
si todo lo que produce 6 importa grandisima part de
lo que consume, aun aquellos articulos de primer ni-
cesidad que para nuestra poblaci6n relativamente pe-
quefia, debieran cosecharse en su suelo. Nuestro pais
ha concentrado todas sus fuerzas econ6micas en la
producci6n del azficar y el tabaco, que aleanzan A ci-
fras colosales para nuestra poblaci6n, demostrando la
energia y la laboriosidad de sus habitantes; pero
constituy6ndolos en situaci6n algo dificil siempre que
se perturben las relaciones mercantiles en que su pros
peridad esta cifrada.
La dificil situaci6n creada por los acontecimien-
tos A que me he referido se ha complicado y agra-
vado considerablemente con motivo de la clausura
de muchas de las mas importantes fAbricas de taba-
cos. Han quedado sin trabajo, y sin medios, por
tanto, de subsistencia, numlerosos obreros. Este la-
mentable incident ha coincidido con la terminaci6n
de la zafra y con la forzosa paralizaci6n de las
obras piblicas autorizadas por leyes especiales, A
causa de no haber incluido en el Presupuesto sus
consignaciones.
Es siempre en este period del afio muy conside-
rable el nfimero de trabajadores privados de ocu-
paci6n -por efecto de las circunstaneias que dejo
indicadas, la cifra de los obreros sin trabajo exce-
de A todos los cAlculos. Llegan constantemente al
Gobierno solicitudes de Gobernadores, Alcaldes,
Ayuntamientos, Corporaciones pfiblicas y Asocia-
ciones de trabajadores en demand de auxilios pa-
ra las families desvalidas y amenazadas por el ham-
bre y la indigencia.
.IIa realizado el Gobierno cuantas gestiones han es-
tado A su alcance para investigar la extension, los
antecedentes y probable duraci6n de esta crisis,
y para limitar sus efectos, acudiendo en auxilio dq







DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 3


los necesitados. Debo hacer constar que los fabri-
cantes muestran las mejores disposiciones en favor
de los obreros, y anuncian para muy pronto la
reariudaci6n de los trabajos, en las mejores condicio-
nes posibles para los mismos. Pero ni puede contar-
se en absolute con la eficacia de tales determinacio-
nes, mientras no puedan palparse sus resultados, ni
estd circunscrita por otra parte, a los obreros de es-
te ramo la angustiosa falta de trabajo de que se la-
mentan casi todas las Autoridades locales de la Re-
pilblica, implorando para sus administrados la pro-
tecci6n del Gobierno.
Carece 6ste de recursos para acudir A tales soli-
citaciones aun descartando, las que por ser impro-
cedentes y fundarse en un complete desconocimien-
to de las funciones del Estado deben ser resuelta-
mente desestimadas, so pena de instaurar en la Re-
pfiblica un sistema de asistencia pfiblica que no au-
torizan las leyes ni las sanas doctrinas. Tuviera re-
eursos disponibles el Tesoro, .y los preceptos dema-
siado rigidos de los articulos sexto, s6ptimo y octa-
vo de la Ley. de Presupuestos impedirian al Gobier-
no intentar esfuerzo alguno en favor de los necesi-
tados, fuera de la -acci6n indirecta que vienen ejerci-
tando, con laudable celo, todas las autoridades. Pre-
viene el primero de dichos articulos que los gastos
del Presupuestos se realizar6n necesariamente den-
tro de los cr6ditos autorizados por la Ley. Ampliln-
dose por el articulo s6ptimo las limitaciones estable-
cidas por la Ley Org6nica del Poder Ejecutivo res-
pecto de la aplicaci6n de cr6ditos para imprevistos.
Y el articulo octavo terminantemente establece ba-
jo los mis severos apereibimientos, que los ingresos'
no podran invertirse en ninguri caso, salvo autori-
zaci6n express del Congreso, en pagos ajenos a los
detallados en el Presupuesto Fijo y en el General
de G,,.st.os. No existed en este, partid'x alguna de. que
pueda usarse, conform A las disposiciones antes ci-
tadas, para hacer frente a la crisis del trabajo y de
la subsistencia que aflige a gran parte de nuestras
classes obreras, por efecto de acontecimientos de su-
prema gravedad, extrafios por co.mpleto A nuestra
interyenci6n 6 influencia.
Consid6rome, por lo tanto, en el deber de solici-
tar del Congreso la autorizaci6n necesaria para ar-
bitrar recursos con que acudir A tales necesidades,
recomendando al efecto que se me faculte para in-
vertir hasta donde fuere precise, el doce por ciento
de la Renta de Loteria, destinado A gastos de perso-
nal y material, en socorros A los menesterosos, vic-
timas de la falta de trabajo y de ]a carestia de ]a
vida. Y nuevamente con el mayor enearecimiento,
recomiendo A la previsi6n del Honorable Congreso
que se sirva modificar el referido artfculo octavo de
.la Ley de Presupuestos, en el sentido, de que pue-
dan destinarse los ingresos no afectados A obliga-
ciones especiales, k pagos autorizados por Leyes vi-
gentes, permiti6ndome asi ordenar la innediata con-
signaci6n do las obras pliblicas paralizadas, en la
media que consientan los recursos del Tesoro, dan-
do trabajo a numerosos jornaleros que repentina-
mente se ban visto privados del que tenian.
Pero estas providencias y las mismas disposicio-
nes del Presupuesto, en cuanto fueren de aplicarse
al mismo objeto, pueden resultar ineficaces por fal-
ta de recursos efeetivos, si continfla, como es de te-
mer, el constant descenso de la recaudaci6n. El
Presupuesto de Ingresos de la Repfiblica asciende
a $41.828,580, de los cuales $29.100,000. corresDon-
den a la Renta de Aduanas, $1.400,000 6 derechos


de Puertos y $670,000 6 las Rentas Consulares, 6
sea. un total de $31.170,000.00 que dependent del
comercio exterior. Mis de las dos terceras parties
de los ingresos del Tesoro estAn expuestas, por con-
siguiente, a quebrantos de mayor 6 menor conside-
racion a causa de la guerra, que ha suspendido 6
aminorado considerablemente nuestro comercio con las
Naciones de Europa. A $135.810,000.00 se elevaron
durante el ano fiscal de 1912-13 nuestras importa-
ciones: las de las naciones europeas ascendieron a
$51.074,500.00. Si se tiene en cuenta que estas im-
portaciones son las que satisfacen mayors derechos,
sc apreeiara la simple vista el perjuicio que ha
de causar su descenso, en proporciones de cierta
cuantia i lIa Renta de Aduanas. Notoria venia sien-
do ya, por distintas causes, la decadencia de la ren-
ta, desde que comenz6 el aio actual. De $2.415,835
en Enero iltimo, habia descendido en Junio a
:1 i ', :. Tirante el imes de Junio del aiio pasa-
do a; disminnuci6n de los ingresos alcanz6 la cifra de
$550,000.00 comparada con igual mes del afio ante-
rior. L6gico es que se acentfie esta baja de un mo-
do considerable por efecto de la guerra. En los vein-
!e dias tIrnseurridos del pres:ente mes la mermia. as-
ciende ya i muny cerca de cuatrocientos mil. pesos.
Seguin ctilculos de personas experts, la p6rdida por
el concept de derechos en la Aduana de la Haba-
na solamneate, si la guerra contilifa en todo el afio
fiscal y a pesar de las compensaciones que ofrecerd
seguramente el aumento de las importaciones de los
Estados Unidos, no sera menor de cinco A seis mi-
Ilones de pesos.
Exige la mis elemental previsi6n que se adelan-
ten nuestras resoluciones A este important deficit;
y, en este concept recomiendo al Honorable Con-
greso que tenga A bien autorizarme para rebajar
las consignaciones de material de los distintos De-
partamentos hasta donde lo consientan en cada uno
las exigencias del servicio, y para crear un arbitrio
transitorio sobre los haberes de los empleados, con
excepci6n de los menores de novecientos pesos, y
que deberA ser del cinco por ciento sobre los suel-
dos de mil A mil ochoeientos pesos anuales, y del
diez por ciento sobre los que excedan de esta canti-
dad.
PodrAn no ser bastantes estos recursos, ni afin
reforzados con la estricta y escrupulosa economic
que me propongo iacer guardar en todos los ra-
mos,habiendo ya dispuesto que no se cubran vacan-
tes;, no ser indispensable, ni se instauren servi-
cios de nueva orcaci6n, mientras duren las actuales
circunstancias. Preciso serA acudir, por ventura, al
cridito pfiblico, A fin de constituir prudentemente
una important reserve que permit al Gobierno
auxiliar a nuestras institueiones financiers y por
m[edio de o t:a6 A nuestra procducei6n, si ello llegare
a ser necesario. En 'este concepto- recomiendo al
Honorable Congreso se sirva disponer la amplia-
ci6n del empr6stito de diez millones de pesos auto-
rizado por la Ley de 20 de Diciembre de 1913, has-
ta cinco millones mis.
El alza de los prccios del azfcar, en proporciones
que sobrepujan i los eilculos mas lisonjeroe, y que
so extenideri' sogulranmeinte, aunque a:easo en menor
escala, A todo el tiempo que dure el tremendo con-
flicto en que estlin empefiadas las grandes naciones
productoras de azficar de remolacha, anuncia para
nuestra industrial dias de gran prosperidad. Las
creeidas utilidades que inesperadamente han venido
a premier la admirable constaneia de nuestros pro-








4 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO
i---- ___-_..__=__________ _


ductores y A compensar los afanes y sacrificios que
firmemente han soportado largo tiempo, deben con-
tribuir, sin duda, en just proporci6n, al sosteni-
miento de las cargas pfiblicas, coadyuvando al d6-
ficit producido por las mismas circunstancias que
han determinado tales ganancias.
A este efecto creo que deberA autorizarse la crea-
ci6n de un arbitrio de fabricaci6n de azficar, tam-
bi6n transitorio, de veinte y cinco centavos por sa-
co de.trescientas libras, siempre que el precio exce-
da de cinco reales por arroba. Elevar este arbitrio
a tipos demasiado altos equivaldria A confiscar la
utilidad que el alza de los precious proporcione A
nuestros hacendados, apropiandose el Estado todo
el beneficio, sin hacerse solidario de las p6rdidas.
La equidad debe regir para todos.
Ruego al Honorable Congreso, para la eficacia de
esta media, que se sirva autorizar la .emisi6n de
la deuda flotante hasta la cantidad de tres millones
de pesos A reintegrar con los ingresos autorizados
sobre fabricaci6n de azficar fi otros equivalentes,
pues aquellos no comenzarAn A ser efectivos hasta
Febrero 6 sea despu6s de empezada la zafra, y en-
tretanto serAn considerable las deficiencies de las
rentas pfiblicas.
Consider tambi6n de suma conveniencia, que se
autorice al Gobierno para disponer de los derechos
de Puertos, con destino A los gastos generals del
Estado, derogando lo prevenido en el articulo IV
de la Ley de Presupuestos & los efectos de la de 20
de Febrero de 1911.
Otra media que puede ser en determinado' mo-
mento de includible urgencia es la autorizaci6n, que
solicito, por la cual se me faculte para reglamentar
el curso legal de la moneda, si las circunstancias
asi lo exigieren.
No temo que la crisis en que nos encontramos
pueda llegar A ser para Cuba, bajo ningfin concep-
to, ni ain prescindiendo de los grandes elements
de prosperidad que ha de darle el aumento del pre-
cio del azfiar, tan perjudicial y ruinosa como por
muchos se propala. No hay raz6n alguna para abri-
gar recelos semejantes. Nuestra proximidad A los
Estados Unidos, principalisimo mercado de nuestras
exportaciones y de nuestras importaciones mas ne-
cesarias, nos pone A cubierto de tales eventualida-
des y en actitud de aprovechar sus gigantescos es-
fuerzos para asegurar el inmediato restablecimiento
del trAfico por el Ochano, y el de la normalidad fi-
nanciera.
Confio en que nuestro pueblo demostrarA Uina
vez mas la serenidad, el buen sentido y la firme
laboriosidad con que supo arrostrar y veneer crisis
much mis graves al amparo del orden y de la Ley.
Pero he creido, no obstante, de mi deber, recomen-
dar al Honorable Congreso aquellas medidas de
prudent previsi6n que juzgo indispensables para
que la accidn del Gobierno pueda cooperar benefi-
ciosamente A las de las fuerzas vivas del pais, en la
defense de sus intereses fundamentals, mientras
]a crisis subsista, y sean cuales fueran sus vicisitudes.
Mariel, a veinte y dos de Agosto de mil novecien-
tos catorce.-Mario G. Menocal.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE) : Hay
tambien unos cuantos telegramas de Alcaldes Mu-
nicipales de la provincia de la Habana, asi como
una comunicaci6n que me ha entregado la Comisi6n
obrera que acaba de visitarme y que va A leerse.
(El Oficial, Sr. Munoz, leyendo):


Bolsa del Trabajo.-Animas 92.

Iabana, Agosto 28 de 191.4.

Sr. President del Senado.

SHonorable Sefior:

Nosotros, celosos cumplidores de nuestro deber,
como representantes que somos de los que, en estos
moments en la Repfiblica de Cuba sufren los rigo-
res del hambre y se encuentran amenazados de ser
lanzados de sus hogares por falta de pago de alqui-
leres, venimos en demand con el derecho que te-
nemos como miembros del pueblo que os ha elegi-
do para que lo representeis en el Congreso de lo que
es necesario que hagais sin p6rdida de tiempo.
Cuando las naciones como Cuba actualmente se
encuentran. afectadas por una calamidad pfiblica,
sus representantes 6 diputados estAn en el deber
ineludible de sin pretexto alguno y a la mayor bre-
vedad buscar Ips medios de aliviar la .situaci6n de
aquellos que, con sus sufragios, le otorgaron su re-
presentaci6n.
La labor que nosbtros realizamos en este moment
es patri6tica; nuestra demand es humana y nues-
tra exigencia. esta 'justificada.
Es patri6tica nuestra labor, repetimos, porque
aman de veras al pais en que nacen, los que, cuando
suponen que cualquier desgracia puede amenazarle,
lo dicen claramente sin ambajes ni rodeos; es hu-
mana nuestra demand, porque todo el que sienta
'los dolores de sus semejantes, tiene que estar su-
friendo ahora que tantos y tantos se encuentran
sin comer; y esth justificada nuestra exigencia, por-
que se trata de la vida y el hogar de nuestras ma-
dres, de nuestras hermanas, de nuestras mujeres y
de nuestros hijos.
He aqui los hechos que nos obligan A hacer acto
de presencia en este lugar.
Desde el dia primero del mes en curso, se en-
cuentran sin trabajo en la capital de la Repfiblica,
con ,motivo de la actual conflagraci6n europea, mis
de veinte mil obreros, padres de familiar en su ma-
yoria.
Como es natural, estos obreros que no han teni-
do ni tienen otros medios de vida que el escaso pro-
ducto de-su trabajo, A los tres dias de forzoso paro,
ya empezaron A sentir los rigores del hambre.
El Ayuntamiento capitalino, dandose cuenta del
deber que tiene, tom6 el acuerdo de donar A este
Comit4 Central la suma de treinta mil pesos para
auxiliar A los efectados por el paro, descomponien-
do dicha cantidad en la forma siguiente: veinte
y cinco mil para, viveres A repartir, y cinco mil para
medicines patentadas.
Dado el crecido nimero de obreros afectados, da-
do el estado de penuria en que se encuentran los
Ayuntamientos del interior, y atendiendo A los sen-
timientos fraternales de los trabajadores, tuvimos
que dar a nuestros compafieros del campo participa-
ci6n en los viveres comprados con el dinero donado
por el Ayuntamiento de la Habana.
No le pedimos al Congreso que vote determinada
cantidad para tender A nuestras mas perentorias
necesidades mientras dure la calamidad que nos
aflige, porque no podemos ni siquiera suponer el
tiempo que ella pueda durar, y porque ello corres-
ponde al buen juicio de los Sres. Legisladores.
SLos veinte y cincd mil pesos donados, integramen-







DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 5
------ ,---


te fueron gastados en viveres por nosotros en el al-
mac6n de los Sres. Villaverde y Compafiia, sito en
San Ignacio nfimero 15, y, hecho un reparto para
una semana que en honor A la verdad no alcanz6
para tf'es dias, nos encontramos con que no pode-
mos contar para el pr6ximo, que ha de hacerse A la.
mayor brevedad, mAs que con viveres por valor de
cinco mil setecientos pesos y once centavos, que no
nos alcanzan para nada.
Por tanto: demandamos del Poder Legislativo,
que, atendiendo al actual estado de cosas, se reuna
A la mayor brevedad (si es possible en el actual mo-
* mento) y acuerde la manera de que los trabajado-
res cubanos puedan vivir en estos instantes en que
hasta respirar se les va haciendo muy dificil, ya sea
por medio de trabajos que no sean incompatible con
nuestros hibitos, ya por medio de viveres A repar-
tir, bajo techo que los cubra de los rigores del sol,
el sereno y la lluvia.
Muy atentamente de Ud.-Por el Comit6 Central,
Lconcio Rodriguez, Presidente.

SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE): Se saca-
rAn copias del Mensaje. Al mismo tiempo hay aqui
presentada una Moci6n.. ..
SR. MAZA Y ARTOLA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE): La tiene
el Sr. Maza y Artola.
SR. MAZA Y ARTOLA: Sres. Senadores: He oido
con atendi6n el Mensaje Presidencial que se ha lei-
do hace poco y me ha llamado much la atenci6n
un.a lamentable omisi6n que en 61 se observa. En
Agosto del afio pasado se dict6 el clebre Decreto
que suspendia las entregas de los derechos que se
recaudaran por el concept de mejoras de puertos
A la supuesta Compaiia concesionaria llamada vul-
garmente del Dragado. Ninguna otra Ley se dict6
con posterioridad, que autorizara al Ejecutivo para
disponer del imported de esa recaudaci6n; debe por
consiguiente, haber depositada en las areas del Te-
soro una respectable cantidad por ese concept.
Si en el afio econ6mico anterior se recaudaron un
;iil6n cuatrocientos mil pesos aproximadamente,
y en esa cantidad fu6 evaluado ese ingreso por el
propio Ejecutivo en el Proyecto de Presupuestos
que nos remitiera ultimamente, cabe suponer, sin
temor de error, que A cerca 6 A mAs de un mill6n de
pesos asciende el dep6sito. Tendriamos con 61 los re-
cursos suficientes para aliviar la situaci6n aflictiva
que en estos moments estAn atravesando nuestros
pobres obreros.
IIace algfin tiempo pedi al Ejecutivo el dato con-
creto' sobre ]a cantidad que se hubiere recaudado
por los derechos de mejoras de puertos, desde Agos-
to del afio pasado hasta el treinta de Junio de este
afio, 6 sea, en el resto de aquel afio econ6mico, y
creo que hasta ahora el Ejecutivo no ha remitido
ese dato.
,No seria muy convenient que se lo recordAra-
mos? Porque no puedo career que de esa cantidad se
haya dispuesto, dada la honorabilidad del Sr. Presi-
dente de la Repfiblica y de su Secretario de Hacien-
da. No me puede pasar por las mientes. Esa canti-
dad debe estar,depositada; aunque el Sr. President
de la Repfxblica en la autorizaci6n que pide al Con-
greso para disponer de fondos con objeto de acudir
en' tanxilio de nuestros obreros, no nos hable mis
wle de los derechos de mejoras de puertos que se
recauden en este afio econ6mico puesto que s6lo
pidle la derogaci6n de unos articulos dle la vigente


Ley de Presupuestos, y ninguno de la Ley de 20 de
Pebrero de 1911 que fu6 la que autoriz6 ese im-
puesto.'
Ate voy A permitir, por consiguiente, rogar al Se-
nado que acuerde reiterar la sfiplica que ya antes
hizo, A Moci6n mia, de que A la mayor brevedad 'sos
datos sean remitidos para ilustraci6n nuestra y pa-
ra facilidad de la resoluci6n que quepa adoptar en
este gravisimo problema de la cuesti6n obrera.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE): Aprue-
ba el Senado lo propuesto por el Sr. Maza y Artola?
(Seiales afirmativas).
Aprobado.
Se va A leer una Moci6n.

(El Oficial, Sr. Mutoz, leyendo):

AL SENADO:


Los Senadores que suscriben, tienen
presentar la siguiente


el honor de


MOCION:


Se design una Comisi6n especial, compuesta de
cinco miembros encargada de estudiar los particu-
lares que se indican en el Mensaje Presidencial de
22 del corriente mes y afio, fi otros cualesquiera al
objeto de formular los Proyeetos de Ley que estime
convenientes y con los cuales darA cuenta al Senado
para su resoluci6n, A la mayor brevedad possible.
Habana, Agosto 28 de 1914.-Juan J. Maza y Ar-
tola.-E. Sdnchez Agramonte.-Antonio Gonzalo Pe-
rez.

SR. GONZALO PEREZ: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE) : La tiene
el Sr. Gonzalo P6rez.
SR. GONZALO PAREZ: He pedido la palabra para
explicar A mis compaiieros el porqu6. autorizo con
mi firma esa Moci6n, pidiendo .el nombramiento de
una Comisi6n Especial para estudiar los particula-
res que indica el Presidente en su Mensaje, 6 aque-
llos otros que la iniciativa de los Sres. Senadores
tenga A bien indicar. M1i firma no significa que yo
est6 conform con todo lo que se propone en ese
Mensaje. Por el contrario, no me parecen acepta-
bles muchas de las medidas que se indican para re-
mediar la crisis existente. Soy contrario, desde lue-
go, A los descuentos sobre haberes de empleados, por-
que estimo que puede ser inconstitucional. que no
remedia ningun mal, y que no pone muy alto el
credito de la Repfiblica.
El empleado pfiblico es un trabajador como otro
cualquiera; y si tiene asignada en el presupuesto de-
terminada cantidad por su labor, una vez devenga-
da, no puede el Congreso ni el Ejecutivo acordar
que se le descuente sin su voluntad, una part de
ese haber, porque es propiedad exclusive suya y
nuestra Constituci6n lo prohibe.
Yo estaria conform con que, mediante una invi-
taci6n del Sr. President de la Repfiblica contribu-
yesemos voluntariamente, los que percibimos mAs de
trescientos pesos al mes, con determinada cantidad,
si es que de este modo se puede solucionar el con-
flicto; pero me opondr6 A que al empleado que sos-
tiene su familiar con setenta y cinco 6 cien pesos
mensuales, se le descuente el cinco por ciento; por-
que ese empleado ds un trabajador tambien que li-
bra la subsistencia con penuria y ese descuento pri-







6 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


varia A su familiar de una parte de sus ingresos 'ne-
cesarios.
Me opondr6 tambien a la ampliaci6n del empr6s-
tito y A la deuda flotante, porque aparte de compro-
meter el porv'enir, a.umenatan el im porte total del
presupuesto annual.
Los que como el Sr. Dolz y yo pertenecemos A la
Comisi6n de Presupuestos, designada por el Sr. Pre-
sidente, hemos visto, de una manera prActica, que
antes del conflict de la guerra europea, antes de la
paralizaci6n de nuestras industries, ya era alarman-
te. la baja en los ingresos. Y si esto es una verdad,
la raz6n nos indica que no debemos contraer deu-
das, cuyos intereses que alcanzarian cerca de medio
mill6n de pesos anuales, haria aumentar el presu-
puesto annual de gastos de la Repfblica.
Hay otros particulares que pueden estudiarse. No
soy contrario al arbitrio sobre los azicares. Entien-
do que es tiempo ya de que el Congreso estudie
nuestras fuentes de ingresos, para impedir el dese-
quilibrio presupuestal, y para que las grandes in-
dustrias exporten sus inmensos beneficios, dejhndo
solamente en nuestra tierra el imported del reducido
journal del infeliz trabajador. Me refiero A las gran-
des corporaciones, A los grandes trusts extranjeros,
que monopolizan, pudiera decirse, casi todas nues-
tras grandes industries, sin pagar nada 6 casi nada
al Estado.
Hay otras indicaciones que merecen studio. No
entiendo, como entienden los obreros que firman esa
comunicaci6n, que en las grandes crisis, el Estado
esta obligado A constituir A su pueblo en un cam-
pame'nto inmenso para repartir raciones. Creo que
este es un sistema desacreditado, que deprime al que
recibe el alimento, y no favorece al Estado que lo
suministra. Lo que se debe hacer es abrir fuentes
de trabajo, donde el hombre, con su sudor y sus
energies, se gane lo necesario para 61 y su familiar.
El que prefiere vivir de limosnas, no es un ciudada-
no que conviene al Estado. Favorecer6 con mi veto
todo lo referente A-obras pfblicas, para que nues-
tros conciudadanos, que no encuentren en otra par-
te donde ganar el sustento, lo encuentren en ellas.
Mi firma en esa Moci6n significa que estoy confor-
me con el nombramiento de la Comisi6n, para que
estudie con enter independencia, todas las indica-
eiones que hace el Sr. President de la Repuiblica en
su Mensaje, las que haga la prensa y las que nues-
tros compafieros quieran sujerir para solucionar la
actual situaci6n que ha venido A agravar la crisis
que ya existia en nuestro pais. No nignifica en mo-
do alguno, que estoy dispuesto A aprobar todas esas
medidas, que por buena -que sea la intenci6n, y yo
declaro que es buena la intenci6n del Sr. President
de la Repfiblica, al pedir al Congreso que legisle
sobre el particular, nosotros los liberals hemos de
proceder conforme A nuestro criterio, con entera in-
dependencia. Los liberals hemos declarado al cbns-
tituirse el actual Gobierno, y hemos ratificado con
nuestros actos, que el Ejecutivo puede contar con
nuestro concurso desinteresado, para cuanto tienda
A una buena administraci6n; y de ese modo hemos
de proceder siempre.
Y hago estas declaraciones para qfie todos sepan
A lo cue estAn obligados los liberals, A lo mismo
que nos obligamos ayer voluntariamente, oyendo s6-
lo la voz del patriotism.
SR. RFGjETJFEROS: -Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT (SANCITEZ AGRAMONTE) : La tiene
el Sr. Regiieiferos.


Sn. REGiEIFEROS: En todo y en principio estoy de
acuerdo con mi distinguido compaFiero el Sr. Gon-
zalo Perez. Cuando pedi la palabra era precisamen-
te para rogar al Senado que acordara el nombra-
miento de la Comisi6n; pero con muchisima oportu-
nidad vino esa M;oei6n, y por eso espere su lectura,
cosa de que al nombrarse ahora la Comisi6n se vea
el sentimiento unAnime, sin distinciones politics de
ninguna clase, de todo el Senado dispuesto A la
coadyuvaci6n de los deberes nacionales en el mo-
mento oportuno en que nosotros tenemos que res-
ponder al cumplimiento de esos deberes.
Como quiera que con el nombramiento de esa Co-
misi6n se han de cambiar en el seno de ella todas
esas impresiones, me alegro de las manifestaciones
del Sr. Gonzalo P6rez, porque indudablemente nues-
tra iniciativa se va A ejerQer en el Senado para que
de acuerdo con todas las manifestaciones del Men-
saje Presidencial, sin subordinaci6n A nadie, cada
cual exponga, explicit, noble, libre y francamente
su opinion para llegar asi A la soluci6n que todos
deseamos.
Desde luego tengo que manifestar que estoy en un
todo de acuerdo con las manifestaciones del Sr. Gon-
zalo P6rez en cuanto se refieren A las indicaciones
contenidas en el Mensaje; y como esto ha de ser ob-
jeto de deliberaci6n, de studio y de consult de la
opinion de todos aquellos que pueden venir al Sena-
do A nutrirnos con mejores consejos, suplico al Se-
'nado que proceda al nombramiento de la Comisi6n
Especial.
SR. MAZA Y ARTOLA: Pido ]a palabra.
SR. PRESIDENT (SANCTEZ AGRAMONTE) : La tiene
el Sr. Maza y Artola.
SR. MAZA Y ARTOLA: Ya que el Sr. Gonzalo P6rez
ha estimado necesario hacer la salvedad que nos ha
hecho. tambi6n por mi parte voy A hacer otra anAlo-
ga. He .ti-i.i.1., mi fir'ma al pie de esa \Moei6n,'no
porque est6 completamente de acuerdo con las me-
didas que se proponen en el Mensaje Presidencial,
sino porque abundando en el criterio y en el sentir
que creo que en estos moments A todos. nos anima,
de buscar rApidas soluciones A las dificultades, A los
conflicts graves que en los moments actuales nos
perturban, el nombramiento de una Comisi6n ad
hoc me hla pareeido lo mAs adecua!do.
SR. PRESTDENTE (SANCHEZ AGRAMONTE) : .Aprue-
ha el Senado la Moci6n presentada?
(Seaales afirmativas).
Aprobada.
Se va A proceder al nombramiento de la Comisi6n.
Los Sres. Senadores se servirAn resolver la forma
en que se harA el nombramiento. Se concede un re-
ceso de cinco minutes.

(Transcurre el rcceso).

SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE) : Se rea-
nuda la Sesi6n.
Sre. Senad'ores: Autorizadio por mis compaieros,
me voy A permitir designer la Comisi6n de este
Cuerpo. de acuerdo con la nMocin que se present.
La Comisi6n la compondran los Sres. Ricardo
Dolz. Gonzalo Perez, Manuel Suairz, Erasmo Re-
giieiferos y Fermin Goicoechea; que son los cinco
miembros de que se compone.
SEstA de acuerdo el Senado en aprobar estos cin-
co nombramientos?
(Sceiales afirmativas).
Acordado.








DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 7

SR. GONZALO PEREZ: Pido la palabra. SR. PRESIDENT (SANCHEz AGRAMONTE): La tiene
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE) : La tiene el Sr. Maza y Artola.,
el Sr. Gonzalo Perez. SR. MIAZA Y ARTOLA: He entendido, cuando he
SR. GONZALO PEREZ: Para hacer un ruego: que se suscrito primero, y despu6s he votado esa Moei6n,
pida al Ejecutivo que se sirva informer, si se han que el nombramiento de la Comisi6n, no impedia
entregado ya h la Comisi6n organizadora del Con- nuestras iniciativas en esas mismas materials que
greso Obrero, los diez mil pesos que vot6 el Congre- se someten A su consideraci6n, y que, por consi-.
so; porque parece extrafio, por no decir otra cosa, guiente, cualquiera de nosotros podria presentar los
que si es tan grave la situaci6n de los obreros, se Proyectos de Ley que estimara convenientes, sin
malgasten. miles de pesos en Asambleas y Congre- perjuicio de que pasaran al studio de la propia Co-
Ssos, que empleados en articulos de primer necesi- misi6n; pero 1lo entienden asi 6 no mis estimados
dad remediarian muchas necesidades. compafieros?
SR. PRESIDENTE (SANCHEZ AGRAMONTE): Esti de Hago esta pregunta al Senado, porque acaso me
acuerdo el Senado con lo manifestado por el Sr. decida presentar un Proyecto de Ley que estoy
Gonzalo Prez eaborando.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE): Esa es
Si. MAZA Y ARTOLA: LQue datos son esos? una facultad constitutional que tienen todos los Se-
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE): Pregun- nadores.
tar al Ejecutivo si se han entregado a la Comisi6n 1 Algin Sr. Seiador diesea tratar die otra mlateri'a
organizadora obrera los diez mil pesos que vot6 el (Silencio).
Congress. Se levanta la Sesi6n.
SR. MAZA Y ARTOLA: Pido la palabra. (Eran las cinco y media).


imp. Rambla, Bouza y C.*, Obispo 33 y 35, Habana.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs