Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba.
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072699/00312
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
Physical Description: v. : ; 33 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Senado
Publisher: Rambla y Bouza
Place of Publication: Habana
 Subjects
Subject: Legislation -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began with: Vol. 1, 1902.
General Note: Description based on: 2. Legislatura vol. 2, no. 1 (abr. 6 de 1907); title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072699
Volume ID: VID00312
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001844861
oclc - 30331556
notis - AJR9135
lccn - sn 94026346

Full Text










DIARIO S ESIONES

DEL

SENADO


RE PUPBIBLICA


DE CUBA


VOL. XXVI HABANA, JULIO 2 DE 1914. NUM. 38

VIGESIMASEXTA LEGISLATURE

Trig6simaoctava Sesi6n.-Junio 30 de 1914.
(PRIMERA EXTRAORDINARIA).

Presidencia de los Sres. Eugenio Sanchez Agramonte y Agustin Garcia Osuna.
Secretaries: Sres. Gonzalo Perez Andre y Julian Godinez.

SUMARIO

Dictamen de la Comisi6n de C6digos sobre la Proposici6n de Ley relative & derogar
la Ley de 20 de Febrero de 1911. Votos particulares de los Sres.-Diaz Vega y Ma-
za y Artola. Debate entire los Sres. Maza y Artola, Bustamante, Dolz, Regieiferop
y Diaz Vega. Aprobado el Dictamen con algunas modificaciones.-Proposici6n de
Ley concediendo pension vitalicia a la Sra. Beatriz Boza Sanchez.-Idem, al Co-
ronel Francisco Aguirre.-Idem, a la Sra. Balbina Fajardo.-Idem, a la Sra. As-
censi6n Vlillazana.-Idem, al Sr. Antonio Sotolongo.


A las cuatro y diez, bajo la Presidencia del Sr.
Eugenio SAnchez Agramonte, actuando de Secre-
tarios los Sres. 'Gonzalo Perez Andre y Julian Godi-
nez y presents los Sres. Senadores que siguen, se
abre la Sesi6n:
Ajuria.
Alberdi.
Berenguer.
Bustamante.
Carnot.
Coronado.
Cuel1ar.
Diaz Vega.
Dolz.
Figueroa.
iGarcia Osuna.
Goicoechea.
Gonzalo P6rez.
Lazo.


Llaneras.
Maza y Artola.
iRegiieiferos.
Suarez.
SR. PRESIDENT (ISANCHEZ AGRAMONTE): No ha-
biendo Acta de Sesi6n Extraordinaria, se entra
inmediatamente en la Orden del Dia.
(El Oficial, Sr. MuNioz, leyendo):
Habana, Junio, 29 de 1914.
Sr. President del Senado.
Senior:
La Comisi6n de 06digos, en sesi6n celebrada el
dia de la fecha, adopt el acuerdo de modificar el
jinforme del Sr. Antonio S. de Bustamante, sobre la







2 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


Proposici6n de Ley, relative A derogar la de 20 de
Febrero de 1911, redactAndola en la forma que apa-
race el document que se adjunta.
SAteiitamente de Ud.--Erasmo Regiieiferos, Se-
cretario.-Vto. Bno., Sr. Antonio Gonzalo Pgrez,
President.

SPROYECTO DE LEY:

Articulo 1---El Presidente de la Repfiblica queda
facultado, si lo estima eonveniente y oportuno, pa-
ra resolver y transigir con quien estime proceden-
te, todas las cuestiones pendientes en relaci6n con la
llamada Compafiia de Puertos de Cuba y sus acree-
dores hipotecarios, sin que esta autorizaci6n envuel-
va reconocimiento alguno de la existencia legal de
la Compaiiia 6 de derechos y acciones por parte de
la misma 16 sus acreedores, y siendo condiciones de
I. misma la complete disoluci6n y extinci6n de la
companiia al ireconoeimiento por todos los interesa-
dos de la legalidad y validez de cuantas medidas y
disposiciones ha adoptado la Repuiblica en esta ma-
teria A partir del Decreto 522 de 4 de Agosto de
1913, el traspaso 4 la Repfiblica de toto 6 parte del
activo de la Compafiia, en las condiciones ique se
convenga.coneel Presidente de la Republica, y la
afectaci6n linica, co.mo garantia exclusive, sin ulte-
rior responsabilidad para la Naci6n, al pago de enal-
quier carga que se acepte en favor de la Compafiia
6 sus aereedores de un cincuenta por ciento del im-
porte de:los dereahos de Puerto A que se refiere el
articulo 175 de las Ordenanzas de Aduanas, destinan-
dose el remanente en cada ejercicio econ6mico A lo
que ordena el articulo quinto de esta Ley.
Articulo 2?--.Quedan derogadas las Leyes de 20 de
Febrero y 14 de Noviembre de 1911, y cuantos De-
cretos, Resoluciones Administrativas y Reglamentos
,se refieran A.las mismas, con excepci6n del Deere-
to:rininiero 522 de 4 de Agosto de 1913. Esta dero-
gaci6n no modifica en modo alguno, cuanto expre-
sa sobre los terrenos ganados al mar, el antepeniilti-
mo resultando del Decreto nfimero '246 de 1913.
SArticulo :3-1De conformidad con el articulo 26
de la yigente Ley de Puertos, se modifica el articulo
175 de laq Ordenanzas de Aduanas, suprimidndose los
impuestos .que gravan la navegaci6n a que se refie-
ren los epigrafes primero y segundo de dicho ar-
ticulo, el cual quedarA redactado en la siguiente
forma:
Articulo 175.-Los derechos de mejoras de puer-
tos se recaudar'n en todos los puertos de entrada de
la Repfiblica como sigue:
"0.70 por eada tonelada de mercancias, produc-
t.< &el suelo 6 de la industrial de los Estados Uni-
dbs de Am6rica, desembarcadas de un buque de va-
por 6 de vela.
"0.88 por oada tonelada de mercancias proceden-
tes de los demise raises, desembarcadas de un buque
de vapor 6 de vela.
"0.10 por cada tonelada de carb6n desembarcada
de un buque de vapor 6 de vela."
Toda carga, except el 'arb6n, quedarA sujeta al
tipo mayor de dereeho fijado en 'este articulo, cuan-
do dejare de haber Tratado de Comereio vigente en-
tre Cuba y Los Estados Unidos de Norte America.
El Preaid.liti- de la Repfiblica, queda autorizado
parn r.hnajar eni un 10%o los dereehos A que se refie-
ri:. te ,t'aticulo, tan pronto come hiciere uso de las


facultades que se le conceden en el articulo 1? de
esta Ley.
Articulo 4?-Se crea, con residencia en la Habana,
una Junta .de Puertos, que se compondrA de un In-
geniero del Negociado de Mejoras de Rios y Puer-
tos y otro del servicio de Faros, designado por el Se-
cretario de Obras Pfiblicas, del Capitan del ,Puerto
de la -Ifabana, y de los Presidentes de la Junta de
Navegaci6n y 'CAmara de Comercio, Industria y Na-
vegaci6n de la Isla de Cuba.
Estos dos ilitimos eargos de vocales, ex-oficio, se-
ran gratuitos y se requerira para su desempefio,
la condici6n de ciudadano cubano. En el caso de
que no concurriere este requisito en las personas que
desimpeniaren aquellos eargos, las direetivas de las
respectivas Juntas de Navegaci6n y Camara de Co-
mercio, Industria y Navegaci6n, designarAn A uno
de sus miembros que fuese ciudadano cubano.
'Las Juntas de Obras del Puerto, tendran ademis
un Abogado Consultor y un Secretario, quedando au-
tarizado el Ejecutivo para que de los sobrantes del
Tesoro, no afectos A otras obligaciones, disponga de la
cantidad necesaria para la organization de la Ofici-
na de la Junta de Puertos, debiendo incluirse en su
oportunidad, en Presupuestos.
Dicha Junta estudiarA y formulary los Proyeetos
de Obras en todos los Puertos .de la Naci6n y los so-
metera a la resoluci6n definitive del Presidente de
la Repilblica.
IntervendrA, ademAs, en todos aquellos asuntos que
las Leyes ,vigentes difieran el conocimiento 6 el infor-
me de la Junta 6 Juntas de Puertos.
Articulo 5--El Poder Ejecutivo, bien por admi-
nistraci6n, 6 bien por subastas parciales, que no abar-
quen en caso alguno mAs que las obras de un Puer-
to para cada una de ellas, queda autorizado para
realizar 6 continuar todas las obras 6 mejoras de
Puertos que ya hayan sido acordadas 6 aprobadas y
las Leyes que en lo sucesivo se aprueben 6 acuer-
den en la forma procedente.
En niigun caso los concesionarios 6 subastadores
de Obras, podrAn percibir otra remuneraci6n que
la sefialada en la subasta como precio de la ejecu-
ci6n *de las mismas, sin que puedan alegar dereehos
a la propiedad 6 didfruten de los terrenos deseca-
dos 6 ganados al mar.
Articulo 6-Todas estas Obras y Mejoras de
Puertos, incluso las que hayan sido objeto de Leyes
especiales, se pagarAn con cargo A los derechos A que
se refiere el articulo 175 de las Ordenanzas de
Aduanas vigentes, que constituiran un fondo especial,
en cuenta aparte, destinado A los fines de la pre-
sente Ley.
(Articulo 7?-E1 Presidente de la Repilblica, darA
cuenta al .Congreso de todos los actos 6 acuerdos que
se eleven A efecto en virtud qel articulo 1? de la pre-
sente Ley, y de todas las Disposiciones que dicte pa-
ra la ajecuci6n de los mismos.
Palacio del Senado, Junio 29 de 1914.-Vto. Bno.,
Sr. Antonio Gonzalo Perez, Presidente.--EWrasmo Re-
giieiferos, Secretario.
(El Oficial, Sr. Muiioz, leyendo):
AL SENADO:
VOTO PARTICULAR .
El Senador que suscribe, disintiendo del parecer
emitido por la mayoria de la Comisi6n de Justicia







'DA1-tIO DE SESIONES DEL SENADO


plile acept6'el informed de la de C6digos, formula
.votb particular para su previa discusi6n.
Parece ev idelil t -'que no prosperari, porque el Pro-
yecto 'deW Lyen n cuesti6n esta ya prejuzgado, toda
ez ,que iaprobado en las diversas Comisiones a que
pas6 para su informaci6n por mayoria, lo sera tambieu
en -I Senado al votarse; pero a pesar de ello es con-
ne iiente exponer las razones y los motives que indu-
cen al Senador que suscribe para combatirlo, a fin de
que el pais pueda tener m~s exacto conoeimiento de
ese asiunto, de suyo grave y transcendental.
*' No Il .d 'pI.-I::..L-i. hacer iustoria de la Ley llamada
4el Dragacto, de las protests igenerales del pueblo
cuibaib' contra ella por lesionar intereses de la Na-,
ci6n, del Decreto del Presidente de la Republica nu-
niero''522 :de 4 de Agosto de 1913, recibido con
grandes aplausos por.la opinion pfiblica porque era
el principio A determinar su derogaci6n, 6 al me-
inos, A contener los efectos desastrosos de ella en el
Tesoro Nacional, porque son heehos palpitantes que
todos 'han' de iecordar; pero si se consignarA la
opinion de que los legisladores que la aprobaron y el
bjecutivo que la sancion6 procedieron con buenas
int-,.Ln.:,:., y en la creencia,de que el servicio im-
portante de lamaejora de puertos de la Repiblica se-
*ria"debidamente atendido; pero el tiempo se ha en-
cargado de demostrar la equivocaci6n en que ineu-
rrieron entonces y que es precise ahora subsanar
'enijusta defense de intereses sagrados de la Na-
ci6n.
'-iPet1 para .esta finalidad hay 'que adoptar pro-
icedimientos eficaces y definitivos sin dejaei6n ni
abdieaci6n de dereehos legitimos de la Naci6n, de
-al modo, que ellos no constituyan un nuevo peli-
gro iquizas de mayor entidad que el propio mal que
ise trataode remediar 6 .corregir.
i.El Proyeeto' de Ley en discusi6n no resuelve na-
da, deja en pie el problema; y su inmediata con-
secuencia es el embrollarlo mAs al contener en prin-
-'ipio, el explicit reconocimiento de la personalidad
;le la Compafiia de Puertos, negada en resolueiones
-presidenciales, al autorizar, aunque sea con salve-
dades, al TPresidente, para convenir y transigir con
.ella y sus acreedores.
i:;.Es oportuno consignar que no se dispute la auto-
rizaci6n en cuanto que sea concedida al Presidente,
sino por, las consecuencias derivadas racionalmente
de la, misma, es decir, que no le es negada por los
que. asi piensan por recelo, temor ni desconfianza,
.puesto que, para honor de los cubanos, el Presi-
d.lt.- de la Repiblica merece y tiene todo el pres-
tigio necesario. para esa 6 eualquier otra autoriza-
il~.i. pi:tr su Ihonradez comprobada y su alteza de mi-
,ras, en el ejercieio de sus altas Tunciones.
*-rCia,.ii .,:. trata de harmonizar intereses que pa-
recen encontrados, lo primero investigar es la le-
gitimidad de ellos y despu6s su alcance y trascen-
dencia a fin de poder fijar el reconocimiento del dere-
'.li.n y la' cuantia, nada de lo que result justifica.
do, pol,.irw lo0 dice el Decreto 522 de 4 de Agostc
"de 19'13, al isti1d. c:r' "que como el articulo 1? de la
L.-y de 20 d.- F-lirr.elr de 1911 exige que la Compa
'fia concesionaria Iabrf de justificar estar organize
"da (uci arreglo ; las Leyes del pais, la Compaiia de lo
T',, rirt de Cuba no es ni puede seguir siendo con
-illrvinalrkeii l sui.'-.-iv, como tal concesionaria, ya qu
-1a' misnma 'no estahna organizada con arreglo: 6 di


*,


chas leyes al promulgarse la Ley citada, nilo ha
sido despubs, en la hip6tesis de que ello fuera le-
galmente admisible".
De modo que no hay Compaiiia de Puertos de .Cu-
ba, 6 al menos no esta reconocida por el Poder Eje-
cutivo, y entonces, 4 para qu6 autorizarlo para tran,
sigir con qui6n no tiene justificada su personalidad?
STiene dereehos legitimos que reclamar al Estado?
Tampoco consta ese dato indispensable, per lo que
result inconcuso que la autorizaci6n que se conce-
de en la Ley al Presidente, aparte de ser improce-
dente por lo anteriormente expuesto, en definitive
resultaria perjudicial porque en cierto modo viene.
reconocer su personalidad y dereohos negados expre-
samente por el Gobierno, al facultar.A 6ste A contra-
tar sobre cosas que no deben ser objeto de conve-
nio.
Pero detallando mis el particular, se ver6 que se
pretend dictaN una Ley sin los antecedentes del
caso, pues el Senado desconoce las operaciones de esa
llamada "Compafiia de Puertos" y en su conse-
cueneia ignore la ascendencia de sus acciones, bonos
iA obligaciones 'hipotecarias, que podran ser objeto de
la transacci6n con arreglo A la autorizaci6n que se
le concede al Ejeeutivo, y tal pareee que rehuye res-
ponsabilidades para declinarlas en el Presidente de
la Repiblica que, come quiera que transija, sufri-
r6 critics acerbas, indudablemente, porque en el
concept pfiblieo ni esa Compaiia' existe legalmente,
ni tiene derechos que hacer efectivos ni raz6n" lau-
dable para que el Estado Cubano se subrogue en su
lugar para pagar a sus acreedores, cuando suyas ex-
clusivamente son las obligaciones que haya contraido,
maxime cuando no se sabe qu6 se ha hecho del
dinero que recibi6, por las acciones, bonos 6 presta-
mos, y de lo cual tendria en justicia que dar cuei-
ta de su. inversion.
El procedimiento finico, exclusive, del que no
puede prescindirse para depurar las cuestiones to-
das que puedan promoverse, es la via judicial en
la que los Tribunales de Justicia resuelvan con arre-
glo 'a derecho; pero no busear por medios indirectos
soluciones que no estin amparadas ni resp-aldadas
con el sello de la legitimidad, cosa que solamente
en este caso debe ser de la competencia y declarato-
ria de aquellos.
Tal vez el camino sea mas largo; pero es el finico
seguro y no expuesto A errors y equivocaeiones que
pudieran ser grandemente perjudiciales 6 la Naei6n,
siendo ese medio el reconocido como el mias eficaz en
todos los paises civilizados y especialmente en aque-
Sllos en que' los Tribunales de Justicia son indepen-
- dientes en el ejercicio de sus facultades y jurisdic-
ci6n, como acontece en Cuba, que son, libres y sobe-
Sranos para resolver con arreglo A dereeho las cues-
Stiones que ante ellos se plantean.
SSal6n de Sesiones del Senado, Habana, 30 de Ji-
nio de 1914.-Francisco Diaz Vega.

S AL, SENADO:

El Senador que suscribe, no estando conforme con
-el Dietamen votado por la mayoria de las Comisio-
s nes de C6digos y de Justicia sobre la Proposici6n
- de Ley del Sr. Ricardo Dolz, acerca de la deroga-
Sci6n de la llamada del Dragado, formula, segfin tie-
- ne anunciado, el siguiente:







4DDL


VOTO PARTICULAR

Consider totalmente improcedente desde el pun-
to de vista juridico, desastrosamente perjudicial en
la esfera econ6mica y lesivo en alto grado al cr&-
dito de la Repdblica de Cuba bajo los aspects mo-
ral 6 international, que se adopten por el Congreso
las medidas ,que se proponen A virtud de dicho Die-
tamen.
En el estado actual de la cuesti6n s6lo deben oirse
los alegatos y reeursos, ora razonados, ora apasiona-
dos, de las parties, ante los Tribunales de Justicia, y
sobre ella la voz serena de 6stos resolviendo con im-
parcialidad las diversas controversial suscitadas por
consecuencia del reparador Decreto nfmero 122 de
4 de Agosto de 1913 del Honorable Sr. President
de la Repfiblica, en el que cualesquiera que hayan si-
do los errors cometidos se siente todavia palpitar pa-
ra dejarlos justificados ante la historic, el noble anhe-
lo de aquella mayoria de nuestro pueblo que Avida de
justicia y risuefia de esperanzas, entire vitores y acla-
maciones, acababa de elevar A la cumbre del poder
al patriot insigne para quien de cualquier modo se-
r 'honor in.marcesible haber estampado su firma al
pie de semejante docum'ento,
Despu6s de ese Decreto no se debe obligar al Eje-
cutivo A actuar en ningfin otro sentido que no sean
los que se driven directamente de sus propios ex-
tremos 6 de las decisions que dicten en su dia nues-
tros Tribunales de Justicia y much menos debe el
Congress de Cuba interponerse entire ambos poderes,
siquiera sea con los mas nobles fines.
Aquellos cuyos intereses hay'an sido perjudicados
por los iniciadores y colaboradores de la titulada
Compafia de Puertos abiertas tienen, y muy anohas,
las puertas de los augustos recintos de nuestros Tri-
bunales y seria demostraci6n palpable !de la poca fM
que A nosotros mismos ellos nos inspiran, career, 6
dar margen A pensar, que no es convenient al cre-
dito de Cuba esperar sus fallos.
VPero esto con ser bien grave, no lo es tanto como la
significaci6n que tendria adelantarnos A ofrecer al-
guna oportunidad de una indemnizaci6n A esos supues-
tos perjudicados, ya que semejante gesto envolveria
forzosamente la declaraci6n de una possible responsa-
bilidad por parte del Estado cubano, de los perjui-
cios causados, cuando en la mente de todos estA que
el pueblo de Cuba, ha sido la principal vietima de
las maquinaciones engafiosas de esos despreocupados
especuladores sin conciencia, ocultos no pocos de
ellos en la sombra, que para desgracia de Cuba, osa-
ron un dia nefasto crear la fraudulent negocia'ci6n
del dragado.
ICasi todos, bien los conocemos. Algunos, ostento-
samente se pasean & diario ante nuestra vista en
magnificos autom6viles, deslumbrantes de lujo, ame-
nazindonos con su procacidad y levantan en los
mas aristocraticos barrios de la urbe soberbios pa-
lacetes, con cuyas elevadas torrezuelas hasta el mis-
mo cielo se atreven A insultar. gPor .qu6 contra 6s-
tos no se dirigen los defraudados? iPor qu6 no ha-
cen presa de sus improvisadas fortunes, arrebatadas
A la buena f -de ellos, 6 A la codicia de otros lo-
greros, para resarcirse asi de los perjuicios que ha-
yan recibido en vez de querer hacer pagar A nues-
tro sufrido pueblo aquello que no les debe en modo
alguno?
El 'Congreso nunca debe amparar semejante in-
justicia. El crdito de nuestros Poderes Pfblicos s6-


Slo puede sostenerse inc6lume entire propios y extra-
fios, sin salirse cada uno de la orbita que le es pro-
pia y le marca nuestro C6digo Fundamental. No in-
vadan, pues, ni el Legislative ni el Ejecutivo, el cam-
po augusto del Poder Judicial. Pongamos nuestros
mejores esfuerzos y nuestra mis profunda ,fe en sus
definitivos falls. Y esper6mosles todos tranquilos.
Palacio del Senado, Junio 30 de 1914.-J. J. Maza
y Artola.

SR. PRESIDENT ('SAINCEZ AGRAMONTE) : Crao que
los dos Votos Particulares pudieran resumirse en un&
para la discusi6n de este particular.
SR. MAZA Y ARTOLA: En realidad, los dos son nega-
tivos.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE): En ese
caso, I estA de aeuerdo el Sr. Diaz Vega ?
SR. DIAZ VEGA: En qu6 ?
SR. PRESIDENT ('SANCiHEZ AGRAMONTE) : HIabia ma-
nifestado que los dos Votos Particullatres tienen seine-
janza, puesto que son negatives en el fondo, y pu-
dieran discutirse. de una vez.
SR. DIAZ VEGA: Estoy conformie.
Sn. MAZA Y ARTOLA: Sus conclusions son las mis-
mas.
'S. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE): Entonces,
se somete A discusi6n el asunto.
SR. MAZA Y ARTOLA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE) : La tiene
el Sr. Maza y Artola.
SR. MAZA Y AP moA: Sres. Senadores: Mi Voto Par-
ticular, como habrAn podido notar cuantos me han
hecho el honor de oir su lecture, es bien escueto. Nin-
guna de las varias cuestiones complementarias susci-
tadas en el seno de las Comisiones de Justicia y C6di-
gos, con motivo de la Proposici6n del Sr. Dolz, sori en
61 tratadas, A pesar de su importancia. Pero no debe
extrafiar. 'Son todas 'A cual mas complejas y reque-
ria cadc una para su examen, exposici6n y critical, mu-
cho mas tiempo del que se me ha concedido para re-
dactar el Voto.
Por querer tocar, siquiera la mas interesante, no s6-
'o habrialo tonido que hacer deficientemente, sino que
hubi6rame visto forzado A tratar todavia con menoo
extension la esencial, en su perjuicio. De ahi quo haya
preferido dejar todas las secundarias, 6 menos fun-
damentales, para cuando consumiera este turno sobre
la totalidad y otros sobre el articulado, contando con
la proverbial benevoleneia de los Sres. Senadores.
Mas, antes de entrar en material, permitaseme hacer
una declaraci6n, que aca'so algunos considered aventu-
rada, y no pocos hasta jactanciosa, pero que es la ex-
presion de una verdad indiscutible, y teniendola mis
oye'ntes previamente en cuenta, los razonamientos que
voy A exponer, podran tener mayor autoridid y por
ende pesar mks en el 6nimo de todos.
Mi oposici6n al Dictamen de la Comisi'6n de Justi-
ia y de C6digos, no se debe A mi inspiraci6n perso-
nal, sine A ]a del Partido que me design candidate a
Senador en estas fltimas elecciones y por el que he
venido A ocupar este alto puesto para tanto honor mio.
Mis palabras no van, pues, A traducir la impresi6n
personal de un Senador, sino A exteriorizar una vez
mas ]a opinion reflexiva, madura, tan reiteradamente
expuesta de mode bien precise y categ6rico desde mu-
cho tiempo ha, por ese important organo de la opi-


4


DIAkRIO DE SESIONES DEL SENADO








DIARIO DE SESIONES DAL SENADO


ni6n eubana en diversidad de declaraciones que cons-
tan de actas y otros documents aut6nticos.
Acaso en la forma de los razonamientos, en los de-
talles de la argumentaci6n, pudiera no saber traducir-
las con bastante exactitud, pero en lo sustancial de
la oposici6n y principalmente en cuanto A no estar
conforme con las conclusions de los Dictamenes de
esas Comisiones, estoy seguro de no hablar por cuen-
ta propia, sino ser eco field del pensar y del sentir del
Partido Conservador Nacional.
Todos recuerdan, porque estos hechos son bastantes
recientes y no pudieron ser mis pfiblicos, ia actitud
que, cuando ese malhadad6 negocio del Dragado hubo
do iniciarse, adopt desde los primeros moments este
partido. Come que hubo de ser discutido y resuelto
tan aceleradamente en este Cuerpo Colegislador, don-
de no ocupaba ninguno de sus sitiales Senador alguno
que lo representara, no tuvo tiempo ni para reu-
nir su Ejecutivo Nacional, sino cuando el asunto pa-
s6 ila otra CAmara, al objeto de darle sus instruccio-
nes A los Representantes conservadores que consti-
tuian entonees la Minoria de aquel otro Cuerpo.
Tengo aqui, sobre la Mesa, el acta de los acuerdos
que aquella memorable noche se adoptaron, resumidos
por el insigne patricio que era entonees su Presidente,
Vicepresidente hoy de ]a Repfiblica, y por ende, Pre-
sidente de este Alto Cuerpo, el Dr. Enrique Jos6 Va-
rona. Fueron pocas, aunque sustanciosas, las frases
que emple6 con tal objeto, y no serA, por consiguiente,
gran molestia la que voy A ocasionar recordAndolas,
mas si la constitute, excfsenme, pues interesame su
fiel reproducci6n para que se conozca cual fuW desde el
prinoipio Ja conduct del Partido Conservador Nacio-
nal en ese asunto del Dragado.
"El Comit6 Ejecutivo del Partido Conservador Na-
cional, en vista de los prop6sitos claramente anuncia.
dos, de. aprovechar-las filtimas sesiones de la present
Legislature para lanzar sobre el pais, en forma de Le-
yes, nuevas cargas que comprometen el present y el
porvenir de ]a Naoi6n, acord6 que sus Representan-
tes se abstengan de asistir a las Camaras A fin de no
integrar el quorum. Esta grave media A que se apela
como recurso salvador para la Repfblica, responded A
la situaci6n exceptional en que nos vemos colocados.
Un Congress en sus postrimerias, no tiene el derecho
de realizar actos que puedan comprometer los desti-
nos de la patria".
Esto, despu6s de una amplia discusi6n en que todos
los del Comit6 expusieron sus puntos de vista, sin que
ninguno se atreviera a defender la concesi6n del Dra.
gado. Y A partir de este instant, el Partido Conser-
vador Naaional abri6 una recia campaiia de oposici6n
contra tan escandaloso negocio.
No voy A recorder la ineficacia del acuerdo de no
integrar el quorum aquel dia en la CAmara de Repre-
sentantes, ni ]a conduct que sucesivamente fu6 ob-
servando el Partido Conservador en sus Asambleas,
en las demas reuniones pfiblicas, en los actos oficiales
en su propaganda, ya por la, tribune, ya por la pren-
sa, y en el mismo Congreso, porque dada la conmo-
ci6n tan honda que todo ello produjo, no puede ha-
berse olvidado..
(Ruego al Sr. Bustamante que me oiga, porque voy
A aludirle en mi discurso, y si no me atiende no es po-


sible que se haga cargo de 11a alusi6n. Es un favor que
pido al ilustre y querido compafiero).
Acaso -por la constancia 6 intensidad de esa propa-
ganda, que corria pareja con la protest que un gru-
po del Partido Liberal habia formulado en6rgicamen-
te contra ese mismo negocio, cuyo grupo acaudillaba
el muy prestigioso Gobernador entonces de esta Pro-
vincia, General Asbert, fu6 por lo que mas nacieron y
crecieron aquellas simpatias mutuas que al fin un dia
bubieron de cristalizar en la Conjunci6n Patri6tica,
entire ambos Partidos: el Conservador Nacional y el
Liberal Nacional, que asi se llam6 el grupo A que alu-
do, despu6s de su desprendimiento del Partido Li-
beral.
Y fu6 esa la ensefia principal que ostentaba, la ban-
dera comfin A la cual ambos se acogieron y que como
ninguna otra simbolizaba la moral administrative, ex-
teriorizada mas expresivamente en la promesa solem-
ne al pueblo de Cuba de hacer desde el Poder cuanto
estuviera en las manes de uno y otro por impedir la
consumaci6n de ese gran fraude, por redimirnos, co-
Ino deciamos grAficamente, de los tentaculos del odio-
so pulpo, tan repetidamente formulada en todos los
tons durante la filtima .lucha comical. El pueblo en-
tusiastamente nos aclam6 cada vez que con tal lengua-
je le hablabamos y acaso quepa suponer que el triunfo
que coron6 nuestra campafia, en no poca parte signi-
fic6 que era muy profunda la f6 y mudha la esperanza
que, al menos su mayoria, abrig6 de que esas prome-
sas, como otras anAlogas, eran sinceras y habrian de
cumlplirse y que como prueba 6 manifestaci6n de tales
sentimientos fue que nos exalt6 A las altas magistratu-
ras que ahora nos permiten ser los irbitros de la suer-
te de este asunto.
Por eso, cuando el ilustre general Menocal ocup6 la
Presidencia de la Repfiblica, tanto 61 como no pocos
de los que de rodeaban, no tuvieron otro pensamiento
mAs predominante, en el desenvolvimiento de su pro-
grama de gobierno, que el de darle una soluci6n A
ese problema, tan halagadora para nuestro pueblo,
que lejos de entrafiar la menor defraudaci6n de las es-
peranzas de su mayoria, viniiera A darle plena satisfac-
ci6n al serio compromise a ese respect tan solemne-
inmnte con ella contraido.
Confi6se, pues. enseguida el asunto al studio de los
mis inteligentes de sus Secretarios, 6 de los que se es-
timaron mas competentes, y durante los albores del
nuevo gobierno, en el Palacio Presidencial no se ha-
blaba de otra cosa, no herian los oidos de los que lo fre-
cuentaban, otras palabras que las expresivas de los
deseos, de los afanes que en el Animo de sus morado-
res bullian por darle eima pronto y con el mayor acier"
to A tan noble empefio.
Toc6le al .que entonces era Secretario de Estado, al
Sr. Torriente, la ponencia del asunto, que le confi6 el
President de la Republica, segin consta de un acta
de las sesiones del Consejo de Secretarios, y el 'Sr. To-
rriente, dedieAndose exdlusivamente A su studio, vi-
sit6 todos los departamentos donde podia recoger da-
tos, se dedic6 casi por entero A esa labor durante al-
gunos dias, consult con los abogados mas notables, 6
one mas confianza le inspiraban, buscando, animado de
la mayor buena f5, la ansiada soluci6n, y al fin, se le
ocurri6 redactar.el proyeeto de decreto, por todos co-
nocido, que no sin corregir antes muy cuidadosamente








'DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


someti6 6 ,la consideraci6n del Sr. President de la Re-
piiblica, quien todavi'a A su vez lo someti6 al criteria
de una junta de abogados notables, a todos los que oy6
sussa'bias opinions, y despu6s al Consejo de Secreta-
rios, donde sin quitarle una tilde, fu6 aprobado unini-
memente. Asi consta de otra acta de dichas sesiones
del propio Consejo.
I C6mio fu6 esa resoluei6n ? Bien ila conocemos. I Pa-
ra qu6 voy 6 recitarla ? Cuando entire en el fondo de
este problema, acaso tenga que recorder algunos de
sus parrafos principles. Como ahora s61o hago una
r6pida excursion hist6rica para llamar la 'atenci6n
acerca de algunos de sus antecedentes, circunstancias
y consecuencias, no me hace falta al objeto que per-
sigo.
El efecto que caus6 en el campo conjuncionista, es
decir, no s61o en el campo conservador, sino en pl de
nuestros aliados, los liberals nacionales, enyo jefe
en persona hubo de felicitar al general Menocal, no es
para contarlo.
El Decreto puede tener sus errors, como en mi Po-
nencia llego A conceder, pero afin habi6ndolos en cuen-
ta, no cabe dudar que trat6 con buena f6 de resolver
satisfactoriamente, en la forma que se crey6 en aque-
-los mementos que era la m6s adecuada y mis conse-
cuente con cuanto habiamos prometido 6 nuestro pue-
blo, tan arduo problema. Y asi se entendi6 entonces
por los mis exigentes en el cumplimiento de ese deber.
Demu6stralo que las asambleas del Partido Conserva-
'dor y las de los Liberales Nacionales no se limitaron A
dar sefiales de aprobaci6n 6 esa conduct, sino que hi-
cieron manifestaciones de regocijo y felicitaron al Sr.
President de la Repfiblica, siendo las primaries quie-
nes iniciaron ese movimiento que espontAneamente co-
municado'de abajo 6 airriba lleg6 al organismo mas
superior del Partido Conservador, A su Junta Nacio-
nal, que en dia solemn tom6 como uno de los acuerdos,
en que puso mis entusiasmos, entire vitores, aplausos y
otras expansiones A que se entreg6, el de ir su Comit6
Directivo en pleno felicitar al Presidente de la Re-
pfiblica y & sus Secretarios por semejante acto.
SDespu6s de tanta satisfacci6n, g c6mo ha podido sur-
gir el desencanto? G Qu6 es lo qu6 ha pasado desde en-
tonces aci, para que tengamos hoy que arrepentirnos
de aquella obra, para que lo que antes nos pareci6 tan
acertado lo econtremos *ahora tan equivocado y pe-
ligroso, que nos mostremos tan asustados y afano-
son de rectificar? Absolutamente nada. Todo To que
alli se dispuso ha ido cumpliendose. fand6ronse a
ejercitar acciones ante los Tribunales de Justicia, y
se estAn ejorcitando:; mand6ronse a suspender las en-
tregas de las recaudaciones, y se suspendieron; man-
dironse a suspender las obras y entregarlas en el es-
tado en que se encontraran, y se est6n entregando.
Los que formaban entonces la Compaiifa de Puer-
tos, apenas si se atrevieron a chistar ante aquel golpe
formidable, oque no lo esperaban de tal magnitude, ni
tan terminante, ni tan categ6rico, ni tan repenti-
no; y sus primeros mementos fueron de gran pavor.
Las acciones y los bonos cayeron por los suelos, nadie
los queria, eran los papeles mas mojados de la Repfi-
blica; no habia la menor esperanza, ni afn por part
de los 'corredores interesados en esa famosa especula-
ci6n de que volvieran a valer jamafs. 'Tan contundente
efue el golpe, tan justose consider hasta por aquellos
mismos A quienes se asest6.


Ah! Pero en torno del Sr. President de'la Repii-
bliea, (de cuya honorabilidad hasta ahora jams' he
dudado, por mas que alguno haya dicho lo: contrario,
ya que afin,en esta misma oportunidad en que le rega-
teo la autorizaci6n que se trata de concederle, no me
ha pasado por ]a mente, y seria calumniarme el que,
tal me aribuyera, pensar que pudiera hacer de ella
mal use a sabiendas, dando asi un inverosimil mentis
A su brillante historic de patriota), en torno del Sr.
President de la Repiblica, repito, como sucede 'en
torno de todos los que gozan de algfin p-d,-r ,al pa1
que habia amigos desinteresados que bien lo querian,
amigos leles,- habia falsos amigos, ambiciosos, egoistas
6 intrigantes. Y como los interesados en la Compafia
de Puertos eran muchos y de ellos no pocos muy pro-
minentes en el pais (acaso alguno .6 ,algunos de los
que mis freeuentemente lo visitaban, eran de los .mi~
mos interesados en los negocios de esa Compafiia, m6s
6 mnenos encubiertos, 6 se logr6 interesailos), sus .in-
trigas que nacieron timidas, vergonzantes, arrastr6n-
dose como ofidios, fueron poco poco apoderisdose
del fnimo del Sr. President de 4la Repuiblica hasta
hacerle career en la necesidad de una reetificacion.
Presto la atm6sfera "palaciega lleg6 a hacerse pesada
para todos aquellos que tuvieron alguna participation,
mas 6 menos active en la elaboraci6n del c6lebre De-
creto de 4 de agosto de 1913, y tan in oportalle para
aquel que habia sido, como ponente, su principal an-
tor, que acab6 por verse obligado A abahdonaara." Asi
fu6 como el Sr. Cosme de la ITorriente, Seeretario de
Estado, dej6 de ser miembro del Gabinete del actual
President. Pero, para qu6? Para tener la gloria de
ser llamado despu6s a ocupar un puesto, de mayor con-
fianza, si se quiere, y sin duda mas honroso, aunque
no fnera m6s cue.por la satisfaceicn que con ello se
le daba.
Convencido el Partido Conservador de que habia si-
do el que mejor habia interpretado de todos los cola-
boradores hasta entonces, en la obra de Gobierno del
Sr. President de la Repuiblica, los deseos, los ideals
y las doctrinas de esa colectividad y el' que
con m's alhinco se habia dedicado A cumplir las so-
lemnes promesas que se habian hecho al pueblo de 'Cu-
ba durante la filtima propaganda electoral, lo llev6 en
seguida, entire aclamaciones entusiastas, a ocupar su
mas alta Jefatura, manilfestando- asi, de'una manera
evidence, su identificaci6n con su condueta en el Go-
bierno.
Mientras tanto, en Palacio las cosas siguieron su
march iniciada. Continue ia intriga desenvolviendo-
se eada vez con menos dificultades, nada ya la detenia
en su curse; de ella eran victi-nas afin aquellos amigos
mIs dignos y mas honrados del propio. .Presidente
de la Repuiblica, porque A todos se ilograba hacerles
career, come al Sr. President, que habia afectado ex-
traordinariamente el cr4dito.de Cuba en el exterior el
famoso decreto y que aqui no vendria mns dinero ni
mks capital de otros paises a establecer, ni 6 fomentar
industries, ni 6 ayudar al Gobierno en sus necesidades,
si no eran generosamente indemnizados los tenedores
extranjeros de bonos y acciones, principalmente los
de Inglaterra.
El Sr. President de la Repfiblica, profundinmente
imnpresionado con estas intrigas, comobuen patriot a
quien le interest el porvenir de si :pais, parece que le
ha asaltado el temor de haber perturbado' oni su De-


I







DIARIO DE SESO1NES DEL SENADO 7,


creto Ia regularidad de nuestra vida econ6mica, aun
que inconscientemente y de buena f6, y a aquella pri.
mera preocupaci6n ha acabado por sustituirla otra
contraria, la de reparar en lo possible, el supuest(
error .
Y he aqui c6mo vuelve A verse animado el Palacic
Presidential, con otras visits de notables a quienes s(
consult el nuevo aspect del problema y entire ellas las
de personalidades muy prestigiosas de esta Alta CAma.
ra que celebran alli una reunion A fin de aprovechar al
objeto perseguido, la Proposici6n de Ley del Sr. DolI
solicitando la derogaci6n de la Ley del Dragado, que
desde hace tiempo yacia olvidada por las Comisiones
A que pas6 y en las que habia sido designado Ponente
el Sr. Bustamante. En aquellas reunions, a ninguna
de las cuales fui llamado, seguramente porque ya se
sabia c6mo yo pensaba y no se abrigaba la esperanza
de que pudiera variar de criterio; en aquellas reunio-
nes se trat6 de buscar una f6rmula, y al fin se crey6
encontrarla, para darle soluci6n a lo que el Sr. Pre-
sidente de la Repibliea ya estimaba que era un grave
conflieto :para el pais. No dudo de que muchos de los
que a ella fueron estuviesen animados del mejor de-
seo y del mismo sano patriotism que el Sr. Presi-
dente de la'Reppiblica all pretarle su colaboracion. Me
limito a hacer historic y ahora a recoger el hecho do
que las reuniones culminaron, con .poca diferencia, en
el acuerdo que integra ese Dictamen de nuestras dis-
tintas Comisiones.
En tal estado quedan las cosas por algfin tiempo sin
que se dejen traslucir, hasta que un dia se quiere fes-
tinadamente resolver este asunto de cualquier manera,
y eso ocurre precisa-mente cuando el Presidente del
Partido Conservador, estA en visperas de marcharse a
los Estados Unidos. Se entera de esta determinaci6n,
aunque no se le participa, y creyendo 61 que prestaba
un nuevo servicio a su pals, se apresura A darle la voz
de alerta del peligro que corria por medio de una car-
ta que puh!ica toda la Prensa y que es objeto de mu-
chos comnentarios, los unos envueltos en terrible cen-
suras, los otros en entusiastas aplausos. Durante al-
gunos dias es Ia comidilla diaria de todas las tertu-
lias y reuniones political la carta ded Sr. Cosme de
la Torriente, y qu6 hace entonces el Gobierno? Pues
a ella contest con una nota oficiosa que da el Secre-
tario de la Presidencia tambi6n A la Prensa y que
principalmente public aquila que estA'en oposici6n
con la actitud del Sr. Cosme de la Torriente, cuyos
documents convene cotejar.
Dijo en su carta el Sr. Cosme de la Torriente: "El
Decreto que en su dia dict6 el Sr. President de la
REp6blica, declarando que dl Dragado era un negoc'o
a m6s de inmoral, illegal, al concluir con tan escanda-
loso asunto, rea-z6, hasta lo infinite, en Cula y en el
extranjero, el cr6dito y el prestigio del Sr. Presiden-
te y de su Gobierno y demostr6 que los conservadores
eran capaces de cumplir fielmente su program de
"honradez. paz y trabajo". n Qu6 cosa mejor ha he-
cho el Gobierno actual que acabar con el Dragado?
Esta noehe se me dice, .que mariana en el Senado, va-
rios Senadores, algunos de ellos conservadores, come-
tiendo todos un grave error, A mi juicio, y los del parti-
do que presido. olvidando que asunto de semejante
eravedad ban debido primero de consultarlo con el
Ejecutivo de a.u68 y los Jefes del mismo, presenta-
ran una Prnpr.;,i:-l'n de Lev en que en vez de limitar-


- se A derogar las Leyes que crearon la concesizn mAs
- inicua que jamAs se ha otorgado en: Cuba, pro-
t ponen el modo de que se reconozca, la famosi-
Ssima Compafiia de los Puertos de Cuba,` el derecho
a reeibir del Estado cubano fuertes sumas por la con-
cesi6n, cuando los fnicos que han ingresado dinero en
las cajas de dicha Compafiia, fueron los contribuyen-
tes cubanos y los bonistas ingleses, y cuando si aca-
Sso, por 6stos, en via de equidad es que algo podria ha-
cerse. Sin tiempo para otra cosa, puesto que forzosa-
mente tengo que salir, mafiana temprano para Nueva
York, denuncio ante el pueblo cubano lo que se inten-
ta hacer y pido a los conservadores nacionales, 6 los
veterans de laindependencia y h cuantos habitantes
de Cuba est6n en contra de los nganejos de los hom-
bres del Dragado, que por todos los medios legales,
de un extreme a otro de la Isla, hagan constar su pro-
testa. No basta con la confianza que tengo en que el
general Menocal no gancionard ni aceptarA nada que
ayude a sanear tan feo negoodo A los hombres delDra-:
gado, es necesario que la protest cubana sea tan
grande que nadie vuelva consciente 6 inconseiente-
mente A favorecerlos. ,
Que se lea, mi intervifi de principios de Febrero,
publicada por "La Lucha" y la carta que al pie se
inserta, que dirigi al general 1Mfenocal hace pocos dias
y se verA que es un absurdo, por no decir un'erimen,
que ahora el dinero del Estado cubano puedai volver
en ninguna forma 6A entrar en las cajas de la Compa-
nia 6 en los bolsillos de sus accionistas.-Cosme de la
Torriente.-Junio 4, de 1914".
Y estaba asi rediactada la referida nota oficiosa fa-
cilitada A la prensa por la Secretaria de la Presiden-
oia: "El honorable Sr. President de la Repiblica,
con vista de las equivocadas ,apreciaciones que se han
dado a luz acerea de la actitud del Gobierno respect
de la Compafiia de los Puertos de Cuba y a fin de que
la opinion pfiblica pueda orientarse con .xamfftifl.
desea que se hagan constar en su nombre estos ex-
tremos:
Primero: Que el Sr. President de la Repiblica, es
el iniciador y fnico responsible del DecreFo nimero
522, de 4 de agosto de 1913 y de las disposiciones
complementani'as del mismo. Aunque no fuesen, re-
dactados por 61. obedecieron en un todo h su direct
y personal inspiraci6n.
Segundo: Que much antes del dia 20 de mayo de
1913. en que tom'6 posesi6n de su alto cargo, el Sr.
President li ia manifestado reiteradamente : .l as
nersonas one debian former part de su Gabinete. el
decreto y la firm resoluci6n de dictar tqiil medidasr
cuvo efecto comision6 A los Sres., Torriente,.Can-,
Mo. Desvernine. general N6fiez y coronel Villal6n,
nararue acometiesen desde luego el.estudio del asun-
to. en.eargindose mas tnrde tambi6n de dicho trabajo
4 inr Sres. 'T,, nt rdia. Bideqarav v Travieso.
Tercero: Que desde que se constituy6 el actual Go-
bierno hasta el citado dia 4 de agosto, formulfronse
varios nroyeetos de deeretos, amolia y proliaianente
diufntidos en Consejo de Secretarios y fuera de 6ste,
ihabindose acordado en definitive, adoptar el proyeeto
redactado nor el Sr. Torriente. de entero acuerdo con
las conclusions del Sr. President.
Guarto: Que el Sr. President entiende, no obstan-
te, que el Gobierno de Cuba, una vez en todea su fuer-







8 DIARIO DE SESIONES DEFj SENADO


za y vigor estos Decretos, no puede desentender-
se de los perjuicios sufridos por extralios A la Compa-
iiia de los Puertos de Cuba 6 A sus acreedores que de
buena fM hayan procedido, comprometiendo sus capi-
tales, y que por el propio prestigio de la Repfiblica,
este asunto debe ser examinado y resuelto definitiva-
mente en forma equitativa y just, prop6sito en que
parece ,tambi6n inspirarse el Dictamen de la Comi-
si6n del Senado".

Esta nota, como se ve, es un reclamo claro, eviden-
te, para ese Dictamen de las Comisiones del Senado, y
por consiguiente una desautorizaci6n al Sr. Cosme
de la Torriente. 1 Cual es entonces la actitud del Par-
tido Conservador? El primero de sus organismos que
se reune es el Comit6 Ejecutivo de su Junta Provin-
cial de la Hlabana, de aquella misma que hubo de de-
signarme candidate A Senador, y despues de darse por
enterada de esta carta, y de la nota de la Secretaria de
la Presidencia, acuerda darle un banquet al Sr. Cos-
me de la Torriente, "por su identificaci6n y compene-
traci6n complete con los ideales del Partido". A poco
le toea reunirse A su Junta Nacional y adopta casi el
mismo acuerdo, cuyos t6rminos es convenient tambien
recorder c6mo fueron redactados, A cuyo fin voy a
leerlos, pues no pueden ser mas significativos:
"La Asamblea Nacional, secundando la feliz inicia-
tiva del Comit6 Ejecutivo de la Juntla Provincial de
la HIabana, acuerda ofrecer un acto pfiblico, que serA
un gran banquet, en honor del Presidente del Partido
Dr. Cosme de la Torriente, en demostraci6n de I'a
gran harmonia existente y estrecha identificaci6n en-
fre los distintos organismos del partido y su ilustre
Jefe".
Ya se conocia el Dictamen de las Comisiones de 06-
digos y de Justicia, que no era precisamente ese mis-
mo que ahora se ha leido, sino otro, pero casi id6ntico,
con muy pocas variantes, como ya he dicho; ya se co-
nocia la carta del Dr. Cosme de la Torriente; ya se
conocia la nota de la Secretaria de la Presidencia, y
sin embargo, la supreme representacicn del partido,
por unanimidad-alli se encontraba el Senador Sr.
Goicoechea, y puede dar f6 de ello-,por unanimidad,
repito, y con el mayor entusiasmo, adopt ese acuerdo.
Despues de tales datos, yo quiero que se me diga
cual debe ser la conduct que corresponde adoptar A
los Sres. Senadores conservadores en esta CAmara.
SLa de apoyar franca y decididamente ese Dictamen,
s6lo porque .o inspiran los amigos del Gobierno, 6,
por el contrario, hacer todos lo que yo, A saber: opo-
nerse con today su alma A tal media por ser la con-
signa que todos estos antecedentes de una manera bien
precise y elocuente nos dan, sin que de ello quede el
menor asomo de duda?
ISe ve, pues, c6mo mi opinion esta muy distant de
ser solo la personal mia, sino que es la inspirada por
mulltitud de actos sucesivos y reiterados, bien marca-
dos y algunos de ellos muy reeientes, del partido A
que pertenezco y por cuya iniciativa ostento en este
acto, en esta Alta CAmara, tan elevada representa-
ci6n.
4Por que entonces, no la sustentan conmigo todos
mis compafieros de la misma filiaci6n? HIe aqui lo que
hay de mas grave en este asunto., Por que personas
tan dignas, tan honorables, tan patriots, se sienten
arrastradas por esa corriente, cuyos iniciadores no son


seguramente de esa mrisma calidad.? Iicibronia nacer
en las sombras, subrepticiamente, de manera solapada,
y eso no es de almas grandes, de corazones dignos y
nobles, ni de causes justas. I De que estratage-
mas se habrAn valido para hacer a esas personas
sus instruments? I QuB medios habrAn empleado pa-
ra explotar su buena fM? I'Qu'in es capaz de averi-
guarlo? Pero es indudable que ban dado por resulta-
do hacerles career que se habia provocado una grave
cuesti6n de trascendencia international cuyas conse-
,ueneias amenazan el present y el porvenir de nues-
tra Reptiblica, asi como que hay necesidad de resol-
verla inmediathimente, cualesquiera que sean los sa-
crificios que imported al pais, decididndose con tal su-
gesti6n a ser sus cooperadores.
Hie ahi, pues, lo primero que interest desmentir pa-
ra romper esa burda trauma y creo que lo podr6 hacer
con 6xito. Para ello estoy provisto de datos que traigo
Lqui, en esta carter, de ta~ naturaleza, que la luz que
van A esparcir, disiparA todas las sombras amontona-
das para hacer obscurecer la conciencia de los Sres.
Senadores.
*Cuando se public en la Gaceta la Ley de 20 de Fe-
brero de 1911, despues de su elaboraci6n tan rApida,
tan precipitada, que todos conocemos, por no haber
encontrado oposici6n en ninguna de las dos CAmaras,
I cuAl fu6 la impredi6n que le caus6 esa, Ley al Go-
bierno de los Estados Unidos? Eso no es un secret.
El e6lebre Decreto Nfim. 522, de 4 de Agosto de 1913,
copia la nota que entonces hubo de enviarnos su Se-
cretario de Estado. No fhago ninguna revelaci6n con
recordarla; es una Nota de todos bien conocida, y que,
en verdad, no es muy halagiiefia para la Compafiia de
Puertos, ni para el Gobierno que promulgara aquella
Ley.
En ella se dice por ese Departamento (La Nota es
de veinte y tres de junior de 1911, dirigida al Mi-
nistro de Cuba en Washington): (Leyendo): "Que
a causa de su Arancel especilbi y relaciones comercia-
les en general con Cuba, lamentaria que la Ley pudie-
ra resultar indebidamente onerosa 6 perjudicial al co-
mercio amerieano en Cuba; que el proyecto desde dl
punto de vista de Cuba era poco apetecible, puesto
que parecia ser un compromise completamente impre-
visor de un ingreso important de Cuba y que no era
de desear desde el punto de vista de todos los otros
intereses comunes porque el impuesto parecia excesi-
vo y gravoso al comercio de la IsTh, que no parecia
calculado sobre una base razonable, pues el costo del
dragado seria completamente reembolsable en un pe-
riodo de 15 afios, suposici6n corroborada por el pros-
pecto empleado al poner en circulaci6n los bonos de
la Compafiia, y siendo sOlo pequefio el costo de soste-
nimiento, por lo que prActicamente la totalidad del
impuesto cobrado despubs de esa fecha, seria utilidad
liquid y que el Gobierno de los Estados Unidos de-
seaba lUmar encarecidamente la htenci6n del Gobier-
no Cubano haeia el asunto y manifestar que un estu-
dio cuidadoso y continuado lo ha convencido de que
este proyecto, que afecta, como vitalmente afecta los
ingresos ordinaries de la Isla, en la actualidad apa-
rentemente apenas adecuados para sufragar los gastos
del Gobierno, refleja una political fiscal altamente imu-
prudente y peligrosa queamenaza Ilevar A Cuba A ftna
situaci6n de bancarrota national y A la consiguiente







DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 9


incapacidad de mantener un Gobierno adecuado, es-
pecialmente para tender A las necesidades de la Na-
ci6n, y que por consiguiente, los intereses del Pueblo
Cubano parecen demandar imperativamente que el
nroyeeto sea completamente reformado, que su impre-
visi6n manifiesta sea remediada y que se iaga que se
ajuste .las exigencias de una administraci6n razona-
blemente segura y econ6mica de los ingresos de la,
Naei6n."
Como se ve, no puede ser una oposici6n m'is viva,
SmAs en6rgica, mags terminante, mas categ6rica la que
hizo el Gobierno Norteamericano A esa Ley, apenas
de ella tuvo conocimiento.
Despu6s, el Gobierno de Cuba trat6 de conseguir
ventajas de la Compafiia de Puertos, y cuando crey6
que habia conseguido el sumum de ellas, se acerc6 A
un representante del Gobierno de los Estados Unidos
para preguntarle lo que le parecian. Y ese represen-
tante se limit A contestar que eran mas convenientes
que las otras, con lo cual no \queria decir que las apro-
baba. Indudablemente, si en cierta piarte eran menos
onerosas, oc6mo habia de decir lo contrario? Del sim-
ple reconocimiento de tal verdad (ahi esta la nota y
se puede examiner) A la expresa conformidad del Go-
bierno de los Estados Unidos con ese convenio, May
much diferencia.
Luego. sobre el asunto, nada mas pas6 en relaci6n
con el mismo Gobierno, hasta que se dict6 el Decreto
de 4 de Aeosto de 1913. despues del cual cuantos con-
sideraron one los perjudicaba, centre los que se encon-
traban ciudadanos iaimeriernos lo mismo que sTibditos
invleses. trataron por todos los medios posi'bles de
consenir de los respectivos Gobiernos de sus Nacio-
nes, oue A su nombre se hicieran reclamaciones al de
Cuba. -'
Yn eso habia sido previsto por nuestro E.ecutivo y
de abi nue antes de mandarse a l.a Gaceta el Deereto,
tuviera la discreci.6n de mostrarlo al Representante
de los Estados Unidos entire nosotros. sin que 6ste tu-
viera ninoin rpnaro nue ononerle. Estov autorizado
para decirlo a.ni A nombre del oue era entonces Se-
cretario ie Estn.do, asi comb que se di6 ese paso porque
al Sr. President de nuestra Repfiblica hubieron de
asaltarle dudas sobre cual podria ser la actitud del
Gobierno de Washington acerea del asunto. Interpre-
tose el resultado de esta consult en sentido flavora-
ble para el Decreto y desvaneciendo todo eser6pullo A
ese respect, no se encontr6 ya inconvenient de
ninguna clase en promulgarlo.
Con tales antecedentes era de esperarse que dichas
reclamaciones. ni en Washington ni en Londres pros-
'peraran, y, efectivamente. ambos Gobiernos defrauda-
ron por complete en los primeros moments, las espe-
ranzas de esos reclamantes, diciendoles que no tenian
por qu6 mezclarse en semejante asunto, y especialmen-
te eil de Londres, qui6n di6 esta contestaci6n por boca
de su Ministro Lord Grey, ,que es de un interns extra-
ordinario: "Declar6 el Gobierno de Su Majestad Bri-
taniea:, que no podia ayudar A nacionales suyos intere-
sados en una concesi6n que perjudicaba A los intere-
ses mAs fundamentals del comercio ingl6s. "
i'C6mo que por ellas se estableeia un derecho dife-
rencial A favor de las importaciones americanas que
lo perjudicaban!
,Con esa categ6rica y energica respuesta de Lord


Grey, parecia ilue allA en Londres, debian haber
quedado cerradas para siemrpre las puertas A los recla-
nantes.
En Washington se les trat6 aun peor porque
no quisieron hacerles caso, se les di6 la callada por res-
puesta. Fu6 precise que naciera aqui la idea de autori-
zar al Sr. President de la Repi'blica A hacer un arre-
glo con los accionistas y bonistas del Dragado para que
entonces, como era natural ante esta iniciativa nues-
tra, se decidiera el Gbbierno de los Estados Unidos,
cumpliendo un deber elemental A darle instrucciones A
su Ministro en Cuba para que investigara lo que hu-
biera de verdad en ello. He aqui lo tinico official que
se ha hecho hasta ahora sobre dieho Decreto por el Go-
bierno de Washington. Ponerse al corriente de lo que
aqui pasara, de lo que aqui ocurriera acerca
del asunto y hasta en lo que fuera possible de los pro-
p6sitos que aqui se abrigaran de darle soluci6n A sus
dificultades, con un solo objeto: con el de poder infor-
mar de todo ello A los ciudadanos americanos inte-
resados. Es, como se ve, lo menos que puede hacer el
Gobierno de un pais con sus naicionales, tenerlos al
cabo de lo que se piensa con sus interests en los de-
mAs paises donde los tienen colocados; pero de eso A
que hayan cartas que constituyan requerimientos, exi-
gencies, 6 en que siquiera se expresen deseos de que
se indemnice inmediatamente A los perjudicados, hay
una difereneia enorme. Aun suponiendo que se haya
ido mas lejos, como se dice, mlanifestandose en alguna
nota que el Gobierno de los Estados Unidos veria con
gusto una soluei6n inmediata y satisfactoris para am-
has parties de todas esas cuestiones, eso nunca podria
tomarse en el sentido de estimiarse que se consideraba
convenient la aprobaci6n del Dictamen que se discu-
te y por ende la transacei6n que por 61 se autoriza ha-
cer al Sr. President de la Repfiblica, ni nada que re-
motamente se le parezca.
No eabe siquiera presumirlo. El mismo Sr. Cosme
de la Torriente, en una carta suscrita por.1l, que ten-
go A la vista y pongo A la disposici6n de los Sres. Se-
nadores, eispecialmente de los conservadores, me dice
que ha estado recientemente en Washington, que ha
visitado A Mr. Bryan, y que ha oido de sus labios la
interesante declaraci6n, A ese respect que van a co-
nocer.
Oigan bien las palabras del Sr. Torriente los Sres.
Senadores: (Leyendo) : "No tengo dudas sobre esto;
conocia lo que dejo dicho, desde mi visit A Washing-
ton, de dias pasados, y ailli concretamente pregunt6 &
Mr. Bryan si el Gobierno se interesaba en favor del
Dragado. contestandome que no, que algunas veces
1an ido A pedirle informes del estado de la cuesti6n,
,ne por eso precisamente se habian pedido informes
k Mr. GonzAlez. sin que se hubiera dirigido ninguna
o1-31 official al Gobierno Cubano sobre este asunto, de
lo aue no tengo dudas, poraue aqui en el Departamen-
to de Estado no se ha recibido niriguna."
Asi es. efectivamente; el Sr. Cosine de la Torriente,
pntes de venir yo A esta Sesi,6n, ha hecho una visit al
Sr. Secretario de Estado para powder adquirir de este
?sunto la filtima noticia. Y ha podido comprobar que
basta abora no hav nota, no hay carta conminatoria
p,-lna. Todo lo dicho A tal respect es una fAbula de
;ntrivantes, nna burda esnecie da los mismos asentes
re esos honistas y aeccionistas de la quim6rica Compa-
iia de los Puertos, que despu6s de envolvernos mu-








10,.. DIARIO'DE SESIONES'DEL SENADO


cli 1.- .ll., enl ;*iii' ei; .1 con rilt.-, en ese sucio ne-
goeio, aii:ora quieren arrebatarle 'fraudulentamente alI
E;tal,o Cubano otras millonedas de pesos, sin reparar
en l.1 anguitionisiuii situa:i-i'n en que nuestro Tesoro
S' ei';!I[ntrai.
.Por pta .carta, 41 Sr. C.siie d la Torriente no se
limita A darme este dat,'. 1Me farilita otros muy va-
lijs -:connt'ituye tambi4n, una instrucci6n que
,iidJrefe nlme,da,.para que sos~liena aqui como punto de
vi-ta del Pi rt; 'i Conwervador, sobre este.asunto, el que
estoy sotiiiienl,. es decir, para que me oponga ener-
gieaprente, pqn. todas las fuerzas de mi alma A que se
apruebheel jDi'ctaen.puesto ahora a discusi6n.
-No so ext rafti. pues,,que vuelva .pronto,sobre,,esta
carta y me,refiera A otra de gran interns, con ella re-
lacionada, 6 que: aluii'i :n.i otro.momento de mi discur-
so. Pur an'ora me likitiiri. a anticipar que esta filtima
esdel .Departamento. de Estado de Washington y de-
n.ioslrar, 1i ]lna, I f6 de la mayor part de los bonstas
d1.' Lu',l.,i-. 1,e ,*s Iqui, rcclaman como infelices a
iiiuili, .-oe Ii ha i.fll'adlo. euando es lo cierto que. mu-
oh'oshTubieron,de lanzarse. esta aventurada especula-
'i6n, no ignorando su origen fraudulent y por ende,
lis .peligros a que .se, exponian.
r_;Como se ve, jpodemos star trianquilos y seguir de-
lilberando lillr-s ,le today, prol cupalln iiii. de todo temor,
de,.tbda presi6n, detodo miedo,.si se me permit la ex-
pnrsi',r. ; a ii interven-i:.'ii no:rte-i.iricana en este
asunto,~ A;exigencias: 6apremios del Gobierno de la
Oran R'.-l.uili'a, tnnto mas cuanto,que esta hoy regi-
:cdappor :uno de los hombres, ms puros y,de conciencia
ni"is re:-ta, que ha gozado de poder, en el mundo, inca-
paz' i- inmnisii;-ir-. on un n11e1 .i de esta clase y menos
;para obliinrA una Naci6n tan pequefia como la nues-
tra,,enunlode:1'n miomentos~ rn'1k angustiosos de su Te-
soro, A hlacer desembolsos de tIuta importancia como
-Ins quei.se pretended en favor de personas que no tie-
nen ,deredohoi,a ello, y que si ]o.. ti,-ivn ii alumina in-
deiniizaci6n;, no es;por cierto del Estado Cubano.
': Veamos ahora el fundamento que tenga la otra espe-
cie 'de que eli crdito de Cuba se haafectado notable-
Tnente'en el e xt 1.njro. ,ju- no hay quien quiera traer
dinrroprara'nada; ni afin para la empresa mas lucra-
tiva y de mAs seguro 6xito dentro de nuestro territo-
rio, pirs elecapital exti'anjero nada quiere con nosotros
det'pi-'u ll TD.-reto nimero 522 de. 4'de agosto de
191.3. In1 u-.qui una fabuia, tan burda como la otra,
tan injuitifi:l.' a, de la misma fabricaci6n, de la
'~ishi fuhinte.
SNnisot rn:s' o hemos visto con qu .facilidad se hizo
nui.-tr. i.[ft imni Empr6dtito ? tNo estaba aquel dia muy
e6'iitet6 'ei: Sr. Presidente de la Repiiblica? Yo re-
'uilrdo 1, :luii f'ui' verle con various .de mis compafieros
por I.1 ta rnl:.-de'sus labios ofmos palabras que demos-
traibAldui'c onvencimiento de que el Deereto de 4 de
agosto de 1913, lejos de haber empeorado, habia me-
j<,ira'l. ni'ftal-I.>i;nont el credito de Cuba en el extran-
.ij-rr': i'Pr.I'i -.. abia rdhlaibilitado al reivindicar el
lnuen ii:iiiiei d su Gobierno, que supo volver 'asi por
'ls' fueroside la honradez y de la justicia. Estaba tan
satisfecho'el general MTenocal, que nos comunic6 a to-
'dos gu iegocijo ry bebimos sorbos de champagne unos
y 'otros para celebrar aqiuello que entonces se conside-
r6 un"ffia'sto acontecimiento. i'Qu ,pronto han cam-
biado- las cosas! C6mo de sfibito se ha vuneto entene-


brecer el horizonte hasta el punto de ver oscuros y
densos: nubarrones donde antes s6o1 se vislumbraba
un cielo azul, muyy clear despejado y sereno.
i Ah! la labor de los intrigantes, que astuta y perse-
verante es sieinpre! C6mo alprovecha el menor detal'le
para sus prop6sitos! Asi no plerde la oportunidad de
llamarle la atenci6n al Presidente de la Repfiblica 0o-
bre cualquiera que les haga juego y de atribuir la
mis inji~;niialit- .Ctntriarleldid de su Gobierno 6 los
mi llin,, accionistas y bonistas del Dragado, haciendo-
le ver que son sus adversaries *mas ipoderosos y enco-
nados y que lo persiguen sin descanso, no dejandolo
quieto un s6lo moment 6 impidi6ndole tener exito al-
guno.
Gesti6n tan artera como active hecha A todas horas
por un grupo de personas interesadas en una empress,
al hombre de mAs mundo, mas inteligencia y mas pro-
bo,, al de mis fortaleza de Animo, aciaba por amilanar-
lo, dominarlo y arrastrarlo. He aqui lo que sospecho
que le ha pasado 6 le esta pasando A nuestro ilustre y
honorabilisimo Presidente de la Relpiblica.
Pues qu6?. gEl Sr. Bustamante no es testigo de
que a unos clients suyos aleaba una Compafiia er-
tranjera de dale 1i ofrecerle tres millones de pesos por
un conocido central de que son duefios? I Y no sabemos
que en otro Central, el "Manati", y en algunas fineas
mas, situadas en otros lugares de la Isla se esta tam-
bien empleando much capital extranjero? jCon .qu6
fundamento 'entonces, se dice, que no hay quien quiera
traer dinero A Cuba ni para empresas particulaires?
Pero, suponiendo que asi fuera, i por que se habria de
deber, A causa tan nimial como el citado.Deereto? gNo
cabria atribuirlo A que, segfin el juicio de ciertas per-
sonas, los nuevos aranceles amerieanos seran un de-
sastre 'para Cuba mientras para otros paises va A ser
una salvaei6n, y A que por la impresi6n de este juicio,
dada la natural timidez del capital, los capitfailistas
por discreci6n se hayan temporalmente retraido de
aqui, hasta ver mas claro los efectos que esos aranceles
han de producer en nuestro porvenir? Y si no es A esa,
Si.or qu6 A otras causes de orden econ6mico no ha de
deberse ese supuesto retraimiento del capital extran-
jeiro? No, el tan citado Decreto niimero 522 de 4 de
Agosto de 1913, no puede habernos restado erAdito, ni
dentro, ni fuera del pais. Como labran y aumentan su
descr6dito las naciones, es entregandose A la labor es-
teril de Penelope, tejiendo hoy, destejiendo mafiana
y volviendo A tejer pasado mariana; un dia hacienda
una concesi6n a una supuesta Compafiia extranjera
con tantas ventajas para ella y tan perjudicial para el
Estado, como la que se hizo A la de Puertos por nues-
tro anterior Gobierno, luego dictando un decreto, que
la echa ruidosamente abajo, y mAs tarde lhaeiendo Le-
yes que dispongan indemnizaciones A sus bonistas y
accionistas, lo que lleva implicitamente la declaraci6n
de que fu6 mayor el error cometido por el Decreto que
el que en su virtud se quiso subsanar. Es asi como sin
duda se desacreditan los Gobiernos. Nunca cuando
inspirados en el mAs sano Ipatriotismo y en la moral
mis pura han, logrado destruir la obra de los malva-
dos, restaurando el imperio del derecho que en una
mala horaa para nosotros fue perturbado, triunfando
asi gloriosamente de sus artimafias 6 intrigas. De tal
manera muestran ser Gbbiernos fuertes y series, e&-
mo no han de adquirir credito con ello? Pero si despuks







DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 1.1
i. m


de haber realizado acto tan valeroso y digno que ha
meredido los aplausos de toda persona sensata, dudan
ellos mismos de su justicia y muestran los que estAn a
su fr,- ,:. i'r,.[..-l.,.t;liii>',t,> por haberlo realizado, aca-
baIhd dpor rectificar su digna conduct con transaccio-
nes vergonzosas, taiita admiracion puede trocarse en
despreecio,'tanta dignidad en desprestigio. No, mejor es
o'stener lo heeho'y ddjar que los Tribunales de Justi-
cia sean' ,]-I .pii hagan las rectificaciones que procedan.
Es de suponerse que obrara con el mayor acierto ese
* dt_1 pd'er, A ..- .:i d,:1 stara. nos alto que ninguno; por
'u caraeter igni-t- y sereno, y por estar completamen-
te 'us.t ri.1 i alas pasiones populareS. Tengamos, pues,
en' *I itoda niuestra confianza y dej6mosle que resuelva
(dl:-fiii.v, II'orit.-. el asuntd. Si' lega A hacerlo en contra
del Estado Cubanio, lament6moslo, pero bajemos ante
f..- f,ll1'la cabeza. No por eso se afectaria ni en poco
iii einamucho' nhestro credit, antes al contrario, asi po-
idrA;d'll lil' todas parties que son tales las garantias
iim a l' derecho brinda nuestra Repfiblica que si su
'Ejeutivo' realize' actos ilegales, nuestros tribunales
tieni6enbastante 'integridad, energia 6 independencia
para' r:.iip;:rIr, ilnd:l.1.e la raz6n al que la tenga, aun
fin p'?rj.iid,., del propio *Estado.
S'i/por'el contrario, como ea. I-sp.-,prar's,, la decision
'de' 1s tribunales fuere favorable al Gobierno de Cuba,
tbdos" loI ,ii E han contendido, tendrAn tanibi6n que
6nfiainmarsd;, lo mismo naturales que extranjeros, y
semejaiite fallo nada podrA mermar tampoco nuestro
crdlito,i di: dentro ni fuera 'de' nuestro territorio, por-
que tiriogry trayanos habrAn de reconocer que la ultima
p'alabia 'a' habian pronunciado los llamados A hacerlo,
aquellos A' quienes competia; despu6s de agotadas las
'defensas-por cuantos se consideraron perjudicados.'
'P iro' es,'Sres. Senadores, que todavia se quiere co-
meter''tro gravisimo error. Se pretend hacer res-
poni'ald,, al :Estadoi'Cubano de los fraudes 'cometidos
por: in (c.'uaints, malvados, casi todos.en las sombras,
cuaido precisan enter' la afiagaza se la tendieron mns
'quea' ninguno al propio Estado Cubano. Siendo, pues,
T' principall victim 'de esa gran maquinaei6n frau-
'duilenta' quo' se s llama el pulpo del Dragado,
sse 'leva abora, A iconvertir en victimario? -De
'perjudicado en responsible de perjuicios? ;.Y despu6s
de todos los que'ha sufrido?:Porque, indudablemente,
oue si con algo se 'afect6 b.hasta lo incredible el cr6dito
'de Cuba en el extranjero fu6 con esa Ley del famoso
DragOado, 'trenienda ignominia -que nos desprestigi6 en
*el nlr.h' enter, dan'do lugar A esa nota del Gobierno
A.\iri,'-no aunti recordada, que hubo de traspasar las.
fronteras, de todos los paises y Ilegar a conocimiento
de'todo 'el mindo para vituperio nuestro. Jais que
so' nada ha podido ni puede desacreditarnos. Y des-:
ipuesdeliaber sufrido el Estado Cubano tan inmensos
perjuicios, ahora se le va A obligar A indemnizar a los
bonistas y A los accionistas de los supuestos, que,,
su vez, alegan haber tambien sufrido? No. EBso, el
buen criteria juridico y la mAs sana moral lo recha-.
zan.' Seria una'enorme injusticia;
S'Sres.' Senadores, A consecuencia del Deereto de 4
de Agosto de 1913, se estan sosteniendo varies intere-
santes litigios ante los Tribunales de Justicia. emana-
dos 'le a'is pril.1,i, resoluciones. :El;Sr; Bustamante,
:irl'fe'. rinnt eint.' ra'ln de este asunto, porque lo ha
seguido paso A paso desde sus fuentes, nos daba cuen-
'ti~ae i otro'dia de cuAntos y *:I;uW a enan esos litigios.


Segfin tal informaci6n, que nos debe merecer,comple-
to,credito, es uno de ellos uII rIe-iiursi c-oliten- ii.:i-adni-
nistrativo contra,,el Decreto; otro, qlue cursa .ante
los, tribunales civiles,, consistent en ,un,juicio,, do
nulidad de la. escritura de :la coni-stituii11n "ide
la Compafiia de Puertos; otro itaulit'in ,del
mismo caracter :formado ,con.las ,reclamacion,5
le los bodistas, i el.cual ,se h a fallal.o re:ient-.
mente por el Sr. Juez de Primera I n;stanin, .sItan,'1o
pendiente de apelaci&n; y aI1eni; cauqas criminals
incoadas,A'instancias del Mini.,terio .Fiscal y lno s6si
tambin por denuncias de pairtii:laries. .Po,'lii tra Ii-
girse sobre todos ellos?.No, IHay 'algunosde esos liti-
gios que por su naturaleza noppueden ser objetos de
tranus;.-r'ii. .;,Qui6n nosabe que es legalnilent? imnpol-
sible transigir una causa criminalcuando lasaociones
que en ella se ejerciten 'son, plblicas ? El mas exper-
to yhabil Abogado no las ha poldi. ltra"igi r jams.
Podra separarse un naii.a1'ier. de la aoacli6n, podra
dejar de I': 'r-.i l-:. comotal a:u.:iuador elluna deesas
causas,,pero no por eso se detendrA su,curso, si nose
trata de delito perseguible s6l0 A instancia de;pa rto. si
no,es lai acci6n privada la que tiene ,stali1, eida. So-
bre las acciones criminals ,piblicas no cabe, u puede
ni debe caber transacci6n de ninguna espe ie. ,,
Y'yo ,creo, Sres,, S,:inalore. y locreo.dc buienr f',
que ellas son el nervio de, todas lascuestiones suscita-
das con motiyo del negocio del Dragado,, yno lasq clvi-
les ni las (. inti.-nCino.alliiini trativ,;. 'iporI.II1 cn el,
1o que se come-tiS, fu6 un.; enorme fraud, 'y nada es
mAs procedente y pri mordlin como perse-p'uiir y c .i-tig'.i
A los que hayan sido sus.autores,,c6mplices,6 encubri-
dores.. Escudrifiando bien, los Tribunale 'd de '.tstive.t,
ihabrian de encontrar gran part de ese dinero que los
bonistas aleg n 'haberle. side siiutlraiT ri' eon Pi ,iArno.
abusando de su.buenra .fe,,'en Ilas areas y liasta en las
manos todavia dee muchos de los l,4frau.Indire. ,: em-
pleados en propiedades riquisimas, qve tienen inscrip-
tas a su nombre en los R.-i stio: il. la Propi-li- d. AMl
es adonde deben ir A buscar esos perjudi..-adls us in-
demnizaciones y noi alas exhii'uta ip.ijjs di1 polire E-.
tado Cubano, la liiri-li' l victim de esas maiquinacio-
nes fraudulentas.
Pero Ihay todavia mas. Se dice :que la Companii de
los Puertos habia hechoi,muy costosas obras 'y ha-
bia adquirido magnifias propiedades que ivalen mu-
cho dinero, por lo que el E-ta.lo al ineanf'ie de
una.s y otras, tendrA, que indemnizarla con una enor-
me ,suma; :
Sres. Senadores: tendria que ser muy prolijo para
demostrar,lo infundado de esta !tr, e;pelie.. pues no
se puede presumir Ia series de en'a.iilo, ia 'nardena in-
terminable deo defraudaciones que Ise cometieron,,ppr
los autores de este'negocio en!relaci6n -con tales, su-
puestas obras y tan fantAsticas ,propiedades, ntuchos
do elio, como ya 'he dicho,' desde las sombraQ ,va ,nlue
temieron'dar ]a cara, siendo esos los' principles induc-
tores, precisanmente los que dierof la idea,:los que tra-
zaron el plan del colossal negocio y dirigieronlps, pro-
cedimientos que se pusieron en priatica para Ilevarlo
adelante, entregando la 'agencia d de su ejecuci6n, a
otros que Tueron, como nosotros'llamamos vulgarmente,
verdaderos testaferros, porque tras ellos s, ocultaron.
SUna Compaiia, que se constituye.con un capital de
eioen mil pesos repr'esentado por papel mojado, por
'acciones de esas? que llamamos de, agua,, que ino reco-







12 DIARIO DE SESTONES DEL SENADO


nbce nuestra Legislaci6n, para adquirir los cuales no
s6 hizo desembolso de ninguna clase por nadie y que
ofrece realizar obras por valor de catorce millones de
pesos, asegurando que tenia dinero y recursos bas-
tantes para emprenderlas y hasta que era duefia de
una plant valiosisima que tenia empleada en la cons-
trucci6n del ferrocarril de Cayo Hueso y que despu6s
de terminado no sabria qu6 hacerse con ella, por 10
que nadie podria hacer las obras en mejores condi-
ciones, siendo todo mentira, pues no era duefia de na-
da; cuantos la formaban eran unos pelagatos, no te-
nian un centavo, no iban mas que A buscarlos!
Tengo aqui, sobre mi pupitre un tratado que se de-
dica exclusivamente al studio de las estafas en las
Compaiias An6ni-mas de un ilustre jurisconsulto fran-
c6s, Grandjean, y se titula: "Estudio prdctico del de-
lito de estafa en las Sooiedades per Acciones". Tiene
un pr6logo de un Magistrado del Tribunal Supremo
Espafiol, el Excelentisimo Sr. Don Alvaro Landeira,
y esta traducido por un eminente abogado madrilefio.
nuien A su vez lo ha glosado con notas relatives A la
Legislaci6n espnfiola, Don Antonio Soto. En este tra-
tado, por el que se hace un studio especial de la ma-
teria, podrian encontrar los Sres. Sen'adores prolija-
mente enumerados y perfectamente calificados todos
esos hechos realizados por los que maquinaron y lleva-
ron A cabo el famoso fraude del Dragado.
No constituyen, pues. delitos originales ni nuevos.
de dificil persecuci6n, por lo que seria muy facil des
cubrirlos, someterlos A la jurisdi'ci6n de los tribuna-
les criminals de nuestro pais. castigar A sus auto-
res y obligarlos A indemnizar A los perjudicados. Mu-
chos de ellos, como yai he dieho antes, ostentan sus
paDitales A nuestros ojos escandalosamente, in-
suitandonos con su lujo, y tienen A su nombre ins-
criptas en el Registro de la Propiedad, propiedades
valiosisimas.
Si los bonistas y accionistas extranjeros se unen pa-
ra de consuno establecer las ,acciones criminals co-
rrespondientes, Iah! ISres. Senadores, serian procesa-
dos casi todos y sus bienes embargados y podria
recuperarse con su imported no poco del dinero que
aportaron, si no todo, el que real y efectivamente esta-
faron: ~Pero sab6is por qu6 no lo hacen? Porque
no pocos de ellos son aceionistas y bonistas, casi de
tan mala f6 como los que maquinaron el negocio y, por
ended, sus c6mplices.
Si, Sres. Senadores, oasi de tan mala fM, y lo voy A
probar con una carta cuya edpia tengo aqui. Cuando
se hizo ]a emisi6n de Bones "B" y se trateaon de colo-
car en Londres seis millones de pesos de esos Bo-
nos se le encomend6 el ne.gocio A una Casa de banca
de esa gran capital, la que, A su vez, lo propuso A otra.
Y 6sta que representaba el capital de los que habiar
de covnprar los bonos, tambien como media de pre-
cauciin discreta, nidi6 informs del asunto al Depar-
tamento de Estado de Washington, antes de aceptar
i proposici6n one le hilciera. dicha casa (la de 2leim-n-
worth, hijos y Compafila) banqueros de Londres, que
,dicho sea de paso 1 saben cuAnto cobraban de comi-
si6n? AsAmbrense! Nada menos que el quince por
ciento. }.En qua corrie.nte y licita neociaeio6n se le
papa A un Banco semrejante enormidad?
Ahora vean los Sres. Senadores el informed que fa-
nilit6 del negocio A los nue desnues compraron esos
bones el Departamento de Estado de Washington al


que por conduct de una conocida Oasa de banca de
Wall Street, en Nueva York, hubieron de pedirselo.
Consta de ,a referida carta, que tiene fecha 9 de junio
de 1911, y cuya traduoci6n mils 6 menos literal es la
siguiente: "Sefiores: el Departamento ha recibido,
"por referencia del Secretario del Tesoro lN carta de
"ustedes A 61, del dia, 19 filtimo. Tambi6n ha recibido
"la carta fechada del 12 iltimo, de los Sres. Kleim-
"worth, Hijos y Compafiia, Banqueros principles de
"ustedes en Londres.-En su earta, losSres. Kleim-
"worth, Hijos y Compafiia, manifiestiat que se les sa
"ha pedido que emitan en Londres por euenta de sus
"duefios $6.000,000.00 en Bonos de primer hipoteca
"por 25 afios que forman parte de una emisi6n de 10
"millones de Bonos de la Compafiia de los Puertos de
"Cuba; y ellos buscan informaci6n acercea de si seria
possiblee que pudiera levantarse alguna objecci6n por
",el Gobierno de los Eltados Unidos, por raz6n de la
"asi llamada Enmienda Platt, contra lla Ley cubana,
"autorizando el pr6stamo y la concesi6n hecha bajo la
"misma. Ustedes en su carta solicitan A nombre de los
"Sres. KIeimworth, Hijos y Compafiia., informaci6n
"acerca del control por este Gobierno de las finanzas
"de Cuba par virtud de la Enmienda Platt. A am-
has cartas, el Departamento contest, como sigue:
"La Enmienda Platt, asi llamada, como comprendida
"en el Tratado de Relaciones con Cuba de 22 de Ma-
"yo de 1903, esta al present, en toda fuerza y
"efecto. En cuanto al Proyecto de las mejoras de
"los Puertos de Cuba, debe manifestarse, que debido
"A la gran precipitaci6n con que la Ley fu4 pasada
"por el Congreso Cubano, y la consecuente failta de
"oportunidad para este Departamento, de estudiar la
mediaa con referencia A los derechos y obligaciones
"creadas por el arriba mencionado 'Tratado de Rella-
'ciones con Cuba, no se dirigi6 al Gobierno de Cuba,
"una definitive representaci6n con anterioridad A su
"promulgac:in. La cuesti6n toda, fu6 sin embargo,
"examinada y considerada cuidadosamente en la
"primera oportunidad que se ofreci6, con el resultado
"de que este Departamento ha llegado a la convicci6n
"de que el contrato es en su apariencia tan manifies-
"tamente imprevisor favorable tan s6lo para una de
"las parties, que esta tan falto de equidad y razonabi-
"lidaid, que 61 mismo impone tan pesadas y.excesivas
"cargas sobre el comercio cubano y ademas afecta tan
"vitalmente los ingresos ordinarios de Cuba, que eran
"ya escasamente adecuados para los gastos del Go-
"bierno, que haee abrigar graves dudas acerca de su
"validez y legalidlad. (As to raise grave doubts re-
"garding its ultimate validity and legality).--Que-
"do de ustedes safiores, Su Obediente servidor Ilun-
"tington Wilson, Secretario de Estado por sustitu-
"ci6n.
Sin embargo de que esta earta 11eg6 en su oportuni-
-lad A poder de los sefiores Kleimworth, Tijos y Com-
-aijia. de Londres, 6 s6ase, antes de hacerse negocia-
-i6n alguna con los bonos y a pesar del interesante in-
forme que contenia, la negociaci6n se hizo, al fin, por
conduct de la 'propia casa. gPueden en verdad los
bonistas ahora decir que en ella presidi6 por su parte
la mas absolute buena f6? No pueden de ninguna ma-
nera alegaria contra el Estado Cubano, dentro de la
mAs estricta justicia, porque si la hubo por parte de al-
gunos de los compradores, seria porque se les ocult6







DIAltIO DE SESIONES DEL SENADO 13


aquel informed y entonces quien tal hizo fu6 quien les
engafi6 y quien debe indemnizarlos.
Yo no digo que algunos terceros adquirentes, .ale-
jados por la distancia y el tiempo de los primeros que
hicieron la negociaci6n, 6 ignorantes de dichos ante-
cedentes, no sean, en verdad, victims inocentes de esta
defraudacin. Es muy possible que lo fuesen, pero
ain asi, no nos deben venir A contar la novela de que
tomaron todas las precauciones necesarias para no ser
engafiados, porque si hubieran adoptado siquiera las
mas elementales, no lo habrian sido. Esto aparte de
que lo mismo estA obligado el capitalist extranjero
como el national que contrata con otro national, A
conocer las Leyes del pals donde contrata y en el que
arriesga su dinero, y que por consiguiente esos bo-
nistas ban debido entemrase de nuestra legislaci6n, y
conoci6ndola hubieran podido convencerse de que la
Compafiia de Puertos no tenia validez dentro de nues-
tra legalidad, por lo que tarde 6 temprano, habia de
sobrevenir el easo de ser objeto de una controversial
ante nuestros tribunales, quienes en defini,tiva po-
drian declarar que :la tal Compafiia s6lo existia como
una quimera en la imaginaci6n de los que la forjaron
y que en tal virtud no cabria considerarla concesiona-
ria, ni de la c6lebre concesi6n del Dragado, ni de otra
ninguna.
gSres. Senadores: habrAn comprendido todos que
estoy demasiado fatigado. No pido un descanso, por-
que no se me oculta que se quiere festinadamente re-
solver este asunto y podria creerse que me proponia
con fftiles pretextos contrariar esos deseos. Sin em-
bargo, la material es algo vasta y compleja, requirien-
do per ended mayor examen, asi come que para ilus-
tra.rla se aporten mas datos, y he estado muy lejos de
haber agotado toda la argumentaci6n que cabe alegar
en favor de mi tesis. Me voy, pues, A ver obligado A
cortar mi discurso, pero conste que contra mi volun-
tad y precipitado por la gran fatiga que siento A con"
secuencia, no s6lo del tiempo que hace vengo hablan-
do, sino del excesivo calor que reina.
Pero no creo que delba haceflo sin llamar la aten-
ci6n respect de otros puntos importantes de esta
cuesti&n que preoisa dejar bien determinados. Entre
ellos IcuAl es el valor de los bienes de la famosa Com-
pafiia de los Puertos, que sobre la base de no s6 qu6
calculos se ha hecho subir A la fabulosa suma de algu-
nos millones? No es el que habla quien los va A tasar, si
no la misma supuesta Compafia, que ya se los ha tasa-
do.
Oigase el balance que en agosto diez y seis de 1913
hubo de practicar, el cual ya debia tener imnpreso
cuando se dict6 el celebre Decreto, porque a pesar de
su promulgra!i6n lo reparti6, acaso sin premeditar sus
consecuencias. Por 61 se relatan y especifican las pro-
piedades de la Compafiia en esta forma: Propiedades
y Equipos; Terrenos, $581.585,59 cts. menos resto de
hipoteca, ascendente A $325,000; $256.585,58 cts.
Equipo de Ingenieros, $33.720,28 centavos, menos de-
presi6n acumulada, $4,025; $29.695,28 centavos. Mue'
bles y enseres de oficina, $7.378. Total del valor li-
quido de los bienes- declarados por la Compafia de
Puertos: $293,695.21 centavos.
SY sabeis lo que ha cobrado a estas alturas la Com-
profia de Puertos por los derechos de majoras? Ahora
lo sabiis. En el afio 1910 a 1911, $312.471,47.-En
el afio de 1911 al 12, $1.295,708.55.-En el afio de


1912 al 13, $1.342,654.41.-En el afio de 1913 al 14.
hasta 30 de junio, $81.965,18. Total: $3.032,769.61.
iY despues de haber percibido todo ese dinero, no
tiene de capital ni trescientos mil pesos! 4 Qu6 bienes
tenia entonces antes? 1 En qu4 ha empleado todo lo
que del Estado ha percibido? 1 En obras? Eso parece-
ria, lo natural y lo 16gico si se hubiera procedido si-
quiera con algfin buen sentido. Pero los hechos de-
muestran lo contrario.
; Las obras! Todos sabemos qu6 obras ha hecho y de
qu n manera. Ostentosamente ha lanzado A los cuatro
vientos el comienzo de cada una que estaba obligada
A realizar y que no ha continuado, guardando acerca
de este particular gran sigilo para hacer career que se
estaba verificando, y despues hasta nos hemos encon-
trado con que ni los instruments, ni los aparatos aban-
donados sobre ellas, eran de su propiedad, sino de ter-
ceros, que ahora los estAn reclamando.
Siento, Sres. Senadores, que el tiempo y las fuerzas
me falten, porque no terminaria sin hacer siquiera un
breve examen de otra Compafiia, aquella de Ingenie-
ros, que fu6 la que di6 la cara y dirigi6 este negocio
en sus primers mementos, sin que despubs haya de-
jado de seguirla controlando, la Houston Contracting
Company, porque bien merecia ese examen, para que
.se viera c6mo estaba constituida, cuAles eran y son sus
directors y asesores y e6mo lejos de prestar recursos
pecuniarios A la de Puertos, 6 servirle de algfin sos-
t6n 6 darle pizca alguna de Ia legalidad que le falta-
ba, puede tener tanta 6 mis responsabilidad en los
fraudes cometidos.
Limitareme pues, A esa referencia, pero conste que
forzado por el apremio de este debate, que se quiere
ver ter.minado esta misma noche A todo trance, sin que
por eso deje de star satisfeoho de la ratenci6n con que
he sido oido, ya que seria de mi part una inconse-
cuencia el no reconocerlo. Comprendo,. ademia, que
todos deben estar tan 6 mas fatigados que yo. Por
consiguiente, voy A terminar aunque reservandome si
acaso tuviese que hacer algunas rectificaciones, subsa-
nar, entonces, cualquiera important omisi6n en que
haya incurrido.
Pero no terminar6 sin exteriorizar una confianza
con que voy A sentarme, la de que los sefiores Sena-
dores, despu6s de las declaraciones y razonamientos
que he hecho y de los datos que he aportado, como to-
dos han venido aqui, cual siempre, animados de los
prop6sitos mas nobles, y del patriotism mia puro y
desinteresado, fija siempre la vista de cada uno en la
conveniencia plfiblica y enderezados sus mejores de-
seos A servir los intereses nacionales antes que los pro-
pioJ 6 de otros paTticulares, per muy cars que les
sean, una vez descorrido el velo que cubria muchos de
los misterios de este negoeio, los cuales parecian tener
otra explicaci6n, rectificando su juicio y rnodificando
su sentir sobre esta material si fuere necesario, acaba-
riin por votar conmigo contra los DictAmenes de 1ss
mayorias de las 'Comisiones de C6digos y de Justicia.
ISR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE) : Estando
para expirar la, hora reglamentaria 6 desea el Senado
prolongar la Sesi6n hasta que se apruebe este parti-
cular ?
(Senales afirmativas).
Acordado.
SR. CORONADO: Pido la palabra.







.., .D RIO.-DE SESIO ES DEL SENADO: :

r il'. r (SANCIHEz AGiAMO TE): La tiene Es verdad que sol'I e el pueblo cubano pesa la En-
el c:r Coroundo. mienda Platt; pero no es muy loabl qe e constante-
i- IN.\Lo: Debe entenderse la pritrro-ra haswa mente seli, :,- echlando en ;J:r.i av:..i.t'onz:lnd.ilo.
iiur- s.' termiine ia' diseusi6ny resoluci6n de todas las no ya c' n esa' Eunmiiinla, "sin o .n uu ve'-
m ,iii-l.- je Ilu.hn ioobjeto de la! Sisiin Extrlordi- dadero proteetorado,'que es'el si d `fi,:.l,, de 6'sa
.irit .I a f'irmi::'u:,ne. PueI-lln'cruzairse c irtaIs nt itr1 el Eje-
S M.A i, L.: Es dcir, h pastaa votarse este cutivo yel Gobierno Amnericano, pero jamas esas car-
as;ult; -tas deben'ser "ltili zadas como armas de coimbate para
SS. CORONADO ,No este asunto especialmente, sino venir a demostrar al pueblo de Cuba'pque esf6. 'ajo
lia um si Ar toda la Orden del bia. el ta 6n del .ii,:.l :ai jri.:i Ante .s -,1 Ieei-
S'. M.\z.\ Y ARTOLALo quue implic.ala votaci6n de nes ,'eeha'zaria con toda as .as n.-rgi;, dL- que s~oy ca-
este asunto esta inisma tarde? paz, 1~Jefaitura d l! Sr. Cosme de la Torl iint'.
SR. C otNADJ : Prft't.t. Ient.. S6 tani donservador como'eI Sr. Cossme de la To-
,S. k.\;:. A.roLA i Lo comprendo, Sr. Coronado! rriente"y coii el Sr. 'aza y Artola prque s6y
El S'. Sif ,te.: A.gram,,,, deja la Presidencia, fundador del partido, :puesto 'que flui -uno: de los
ocuraa)dola H Sr. Osuwa). siete miembros que constituyeron, su primer grupo, y
S. Sr.SNCIlIzR\ AR ONTE Pido la palabra. jamls 'en la vida hed dado lugar 6 que un acto mio
pueda haber sido juzgado, como de ligerezadentro
Sn. P~ESIDTENTf1 (GRciAR O~,NA): La tiene el Sr. del Partido, Conservador, porque:heddd siempre ins-
SSuhiz A;iiiie. ;. i ,:- pirado en la buena f6 y defendiendo sus:doctrinas.
SR. S:~NCHiiZ AIR \tMutNTL: Sres.. Senadores: No pen- La situaci6n del general,Menoeal, al hacerse cargo
oabahaber tomado parte en este debate, aunque he si- del Poder, E iit i ytv. encontrarse conesa Ley, del
-;doindtidablemente elialmamater, pudieradecirse, de Dragado, fu6 comoi la-del ~m6dico que ae halla ante
eNte- ai.;unito, Wlk- se ha trail o 1a Se'aildo .sta tarde; pe: una- pierna: ernferma,. una, pierna gangrenada,: que
pO he.de hablar.en ii:,tibre, dlel Partido Conservador ya lo pin'ero tiIe lia .iii :es:cortarla, y de ese modo pro-
-que,,-ocupo;el .alto puesto con que me honraron, mis cedi6.
q.,o.napanieros, tanto ConservadoresiComo Liberales. Despu6s 1de cortarda la ;pierna, entonces el mbdico
-.c:hr ayidosipuntos fundamentailesien la oposici6n del busea la causa ry los remedios.:que impidan la conti-
Sr;i Maza yiArt6la 6 la aprobaei6n del Dictamen de nuaci6n de lagangrena. Y eso es lo que ha :hecho
:lbs:,Sres. 'BLt.&hmaunte, Gonzalo P6rez y Coronado el general, Menocal, yeso ess lo que nos'tro' veni-
-Esos dos puntos abarcan, primeramente, la actitud mos a buscar, en estos momentso. .
:deli.Partido:Conservador en.este asusto, y despues, la El Decreto 522,.dictado, por ol .general Menocal,
.*oposiei6n legal iqe' se le hace: A esta soluci6n que se no resolvial dea enpe; y de-
ia qiierido formnular en el-Dictamen. ja npie.en peores condiciones que si estuviera vi-
,,-Despu6 de cortadala pierna, entonces el m6dico gente la Ley del Drai'alo. Nosotros no sabemos
iqueele Sri Maza yiArtdla ios ha tratado duramente; qu hom bres ocupar6in estos puestos en el dia de
maSr aza rtolaoshatratadodrmene nana, ypor eso velamos por"l p'-t'i-i,ii .il
is hi juzgado d.:,m imllnnscietes n como negociantes, *Congreso. Tampoeo sabemos quiien ,.np:tra la Pri-
a;liic.a;itv,:s yue rechazo,' pero que no voy, en estos meraalngi ,t CIlaiw de la N;,i,.u, y tm. .i .i, 6.inlu ,-
monmentos'a Juzgar; mi propia actitud y lade los comfy le dar entonees A este Decreto 522. Y ,., ijii.trv
parl .s ,.ile ine han ayudado en etta solu'.-; pertene- deber y es nuestra -,li.ani ,,l. comro coadyuvadores
'ce Ala' historic, lu tf. la I que puede juzgar; y ella la del general Menoeal, ,l I.u,,ar la ..Iui.!.n al 'lrotl,'-
escribird el pueblo cubano. Por eso no -oy it hacer so- na qU1e 1 '~haplahteado6 El hasta' ahdra,; no ha im-
hlir.- t.t extremo salvedad alguna. p'uestouna soluci6n; 1 lo que h hiecho es conside-
-NU~stra a-ititid'es dni;fana, y ya que''el Dictameiui rar. q(la ., uC'.i npaifnlia .1e losi Puirts de Cuba no'te-
;noii' txlplica u ft'i'-nuteniii~lt''lo qfie se perdigue; seg;i nia' personalidad s uici.-i-itt. para abrogarse la L-ey
i.l Sr. Maa'y 'Artolayo 'tratare de'ayudarle, lo mis que li.-t. el Cohgreso, y por lo tanto, le neg6 el
it .i 'fle atglguno -' companeros qtie, quizas, usen de Ia pago: a esa Compaiila. ,Pero nosotros, veladores por
~ lra. '' .: el bien piblieo y por estas mismas Leyes que el Con-
'Yo aso i alui el lr.-ipr:nt,.nta nt itimo del Partido greso ha votado, debemos resolver este problema. :,
""oii s. val.k.. com.. Pr;ide tc liue sy de este Cuer- Conifieso ,in,-ariin.ente, ,1 nio i hemrosreunido, en
;I..., pstild.otp6 po arti. lr Ir.:lu--vador; y puedo varias ocasiones, y no yo, que nada vaSo, pero-si
s. .lir .,nad, y6 todosmis correligionarios, que ofros co)mpaierrf de :redonocida capacidad, han es-
n,:, I. r.-.-.il,]d,, uIn -ol:. aviso del Pre'idente del Parti- tudiado'durante seis fi ochomeses este problema pa-
1 ,. lor, ,i-, -, id i,.al;,e inea de condueta algu- ra hallarle *una soluci6n y la inica quue se:ha) encon-
Son tj a :pe tep~ic: ilar. trado,.es acontenida enla P.i:-n.tia. Por : qu. los
-: ,,:an ud e l aya tor mdo o on r- que no estaban de acuerdo, con; ella ,no han busca-
S.n Il Sr. .- ;e dl ,TorriPnte, spnacuerdos ufniea-. za ni se ha, resuelto :festinadamente; antes al contra-
mente de simpatia hacia si figiia political y hacia el rio. En los peri6dicos-diarios,;, se public oportuna-
e.r -go ,l ejerce, pero de ninguna manera puedoacep- mete el:primer. Dictamen del Sr., Bustaii,.it,. ha-
oitarlps comomuestras de identificaci6n a, esa su con- ce ,nAs de quinee dias; despus ,el .otro .Dictamen
-Ldi 1ta en portico. .' i, emitido por los Sres,,.Gonzalo- P6rez, ;y Coronado,
Respect a ciertas informaciones que se dicen sumi- tambi6n ha, sido puillip.ti.. D6nde esta, pues la
nistradas por el Sr. Torriente,,,cuando desemrpefiaba festinai6n? ,,La ,urgencia qu e todo
la Secretaria de Estia'do, habri que oonvenir, si asi pr,-,y,'t,) ,1, Ley .que envuelve u ll'tis 1 >-la impor-
fuera, que su condncta n pl ele-lellp-Fil deese cargo tancia y t" n.s a'.Ii 1 t 't'.. i.' i-: i ha m*-
habia sido bastante indiscrera. video para pres iitanilo aqil estia tarde. "







DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


:;En esa Ponencia se solucionan los asuntos pri-
mordiales que van envueltos en el Deereto nfimero
522,.para el decoro de Cuba, que no puede permi-
tir bajo ningfn concept que ella se apropie de lo
que no es de ella, A menos que los Tribunales de
Justicia le, demuestren lo contrario.
: Se dice que la Compafiia del Dragado tiene bie-
nes de su propiedad y que el Gobierno de Cuba le
ha pagado cantidades. & Qui6n resuelve el saldo de
este asunto? Los Tribunales de Justicia? Si; los
Tribunales de Justicia podrAn resolver; ,pero cuan-
do resuelven? LY, mientras tanto, el cr6dito de
Cuba & d6nde va A parar?
En today transacci6n de caricter international, no
es la justicia la finica que inspira, sino tambien la
conveniencia, y dentro de ese espiritu de convenien-
cia, de 16gica, nosotros hemos optado por adelantar-
nos A los acontecimientos y no esperar A que los
Tribunales de Justicia resuelvan, sino dcndole un
voto de confianza al primer Magistrado de la Na-
ci6n. Con ese voto de confianza 61 resolvera qu6
es lo que debe pagarsey a quien; 6 si es el Gobier-
no de Cuba quien debe exigir indemnizaci6n d la
Compaiia 6 si es la Compafiia la que debe ser in-
demnizada por el pueblo de Cuba. Eso es lo fni-
co que interest aelarar, puesto que ahi se le dice
claramente al Ejecutivo que, en su oportunidad,
cuando lo crea convenient, puede defender, por
ese i otro pacto, los intereses que confiamos A sus
manos.
Y despus :de ese arreglo que nosotros le busca-
mos, consta en ese Dictamen de una manera termi-
nante la derogaci6n de la Ley del Dragado, para
que, terminado este asunto, ya podamos dormir tran-
quilos, sabiendo perfectamente que no tendremos
mas al pulpo que pueda chupar la savia al pueblo
cubano.
'SR. BUSTAMANTE: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GARciA OsuNA) : La tiene el Sr.
Bustamante. .
SR. BUSTAMANTE: No s6, en rigor, si me toca pro-
piamente intervenir en este debate, porque nuestro
ilustre compafiero el Sr. Maza y Artola no ha com-
batido mi Ponencia, sino dirigido todo el fuego de
su palabra y todo el vigor de sus razonamientos con-
tra el Partido Conservador. Y yo no tengo que
decir que no represent al Partido Conservador...
SR. MAZA Y ARTOLA: Contra algunos conserva-
dores, no contra el partido. Perdone el Sr. Bus-
tamante que haga esa rectificaci6n, porque es de
justicia. Yo, he defendido al Partido Conservador.
SR. BUSTAMANTE: No queria decir lo que va A
,oirme el 'Sr. Maza y Artola, porque no me atraen
much ciertas pequefieces political, y porque no es
ese el objeto de mi intervenci6n en el debate; pero
tengo, por. nuestras disenciones interiores,, algunas
dudas, hace tiempo, sobre si existe el Partido Li-
beral; y si el Sr. Maza y Artola y el Sr. Cosme de
I. Torricnte sigien por ese camino, no voy A, tener
duda alguna de que no existe el Partido Conser-
vador.
SR. MAZA Y ARTOLA: Somos muchos, Sr. Busta-
mante, los que seguimos ese camino.
SiSR. BUSTAMANTE: Y vamos A mi Ponencia, que no
es el Dictamen de la Comisi6n, puesto que el Die-
tamen de la Comisi6n se aparta !de ella radical-
mente .en algunos extremes.
'.CuAles son los motives en cuya virtud llegu6 A


pensar que era conveniente la ;soluei6n que,:mi Po-
nencia propone.? iFuiisiempre enemigo dei(la rLey
del Dragado; la:combati con todas mis fuerzas en
este Senado;.y el Sr. Maza y Artola nose ha :ajus-
tado a la .exactitud hist6rica:cuando decia, lue sali5
de los Cuerpos Colegisladores sin niiiinlia pl.sk-ici'u.
La crei tan perjudicial Ajlos.iintereses ,.nacio-
nales.... : ,
,; ,SR. A zA iY ARTOLA,: DDije:! que .sali6 isin ,-ningu-
na oposici6n del Partido, Conservador.. ; -;
SS. ]BUSTAMANTE: i De modo que eljPartiddoGon-
servador estaba cobiforme :con ila .Ley? i; :, I .;
:SR. MAZA Y ARTOLA: No, se retrajoo en la: iotra
Camaral donde tenia, representaci6n, pues, aqui rio
la -tenia. ,, ;
SR. BUSTAMANTE : Alguien; dijo entonces que, ese
retraimiento, era un, medio; de facilitar ;;:la ,aproba-
ei6n de la Ley. A mi. no seme la olvida'l0. l hilis-
toria. *, -
ISR. MAzA Y ARTOLA: Esoeseria:lo ique estuvo eila
mente de algunos conservadores, pero noidel Partido.
SR. BUSTAMANTE : Pero no 'he venidol A hacer
historic, entire otras razones, ponque, el sistema. his-
t6rico no. tiene inudhas simpatiasn enmi mentali-
dad. ISiempre :miro hacia adelante.-;y ;:no. hacia
atrAs. En eso.se suelen diferenciar los partidosili-
berales de los partidos conservadores.: .;..
Combati esa Ley con todas, mis fuerzas ::la,,com-
bati en el Senado, lnchando, tenaz 6, inritilmente
contra ella, y cuando habial salido ya de:los GlCuer-
pos Coleigisladores, y, parecia'::que -no estaba san-
cionada todavia por el Prsideinte l e la Repiblica,
la combat en un mitin pfiblico del que.sali6 una
Comisi6n A' pedirle al Presidente de la,, Repiblica
que oyera A determinados elements antes nde san-
cionarla, y elPresidente de la Repfiblica recibi6 A
la Comisi6n ilii:iin.1lok que laiLey acababa de ,ser
sancionada. .
SR. CORONADO: Rigurosamente exacto; yo' form
part tambi6n de esa Comisi6n.,: ;
SR." BUSTAMANTE:' Segdi pensando- siempre; que
esa Ley no era convenient A los intereses de Cu-
ba, y que no era conveniente A lo, intereses :de
Cuba la forma en que se desenvolvia ;la Compa-
iina de Puertos, y cuando lleg6 hasta mi elrumor
de que la situaci6n conservadora. iba, A ;.dictar
ciertas medidas respect de la Comipaiiia :dePuer-
tos, que rcrei inspiradas en :los: intereses ,naeionales,
senti una gran satisfaeci6n. : :,c !
Estaba ifuera de aqui cuando' se, dict6:: elDe-
creto; lo lei atentameite y me pareci6-queieleDe-
cretb en su detalle, siempre legal, era una equivoca-
ci6n.' Estim que no se habia iherido: el, tal6n ode
Aquiles de la Compafiia, y ,estimA otras cosas: que
me voy A callar, porque la Compaiiia de Puert,,s
esta litigando en los tribunales contra ;el KEstado
Cubano, y yo no dir6 jams eniel Senado una so-
la palabra que debilite la: posici6n del Estado
Cubano. I -s
Sea cuai fuere mmi opinionn sobre':eso; no 'he'tde
entrar en mas ddetalles, ique w mi lno me to~a 'dar
nirigun argument a nadie contra, i Neiin.' 'iSin
embargo, el Decreto aquel provoc6 una seriede.re-
clamaciones en ,los Tribunales de; Justicia y, trajo
inmediatainente: estas dos consecuencias 'de-ordeii) y
de interns pfibli'co: la Compafiia,; bied I rnial,: qiue
y:o o lo, s6,, porque rio; tengo-competehcia te6nica
para juzgrlo, habia:empezado en: los puertosldel;a







16 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


Isla una series de obras que estaban A la mitad, y
que por virtud del procedimiento adoptado se iban
A quedar en suspense durante much tiempo.
SR. MAZA Y ARTOLA: A la mitad de la mitad.
SR. BUSTAMANTE: Esas obras le habian costado
al contribuyente cubano millones de pesos y ex-
puestas al movimiento del mar y a los ciclones, y A
los vientos de invierno, se iban A perder, de una
manera absolute, en un afio, y muaho mas en va-
rios afios sin continuarlas ni atenderlas.
Primer aspect de interns pfblico que vi en el
asunto: ahi habia propiedades del Estado Cubano
sobre las cuales se iba A litigar ante los Tribuna-
les durante largo tiempo, con el resultado de ca-
si todos los litigios: ignore si perderA esas cuestio-
nes la Compafiia de Puertos, pero la obra ejecuta-
da y pagada por Cuba, la iba A perder el pueblo
cubano mientras se discutia en los tribunales. Y
pens6 tambien cutles podian ser para nuestro cr&-
ditq las consecuencias de esa media. No es que
yo crea que jams va A venir dinero A Cuba por-
que se haya dictado ese Decreto; el dinero va de-
tras de los negocios productivos y cuando el cr6-
dito se pierde un poco, siempre hay estimulo para
que el dinero venga, pagAndolo mias caro 6 impo-
niendo humillantes condiciones y garantias; pero
yo sabia y s6, porque algunas relaciones tengo en
el mundo de los negocios, que ya esos valores de la
Compafiia de Puertos no estaban en Cuba, que an-
daban por una series de plazas europeas y que alli
los tenian 6 entidades respetables como fondo de
reserve, 6 modestos capitalistas para la colocaci6n
de sus ahorros con un interns ventajoso. Y como
yo conozco estas situaciones, pens6 muchas veces
que un dia y otro dia el hombre de la clase me-
dia ique habia invertido sus ahorros en ese papel
de Cuba y las grandes Compaiiias de Seguros que
lo habian llevado A su fondo de reserve, tenian
que pensar, al tropezar con 61 en sus cajas, que
habia allA en America una modest, Repfiblica na-
cida bajo auspicios envidiables, en el orden de la
prosperidad econ6miea, que 'para ellos representa-
ba una p6rdida segura y un dinero inutilizado,
y un papel completamente' desautorizado, de tal
suerte que cuando alguno volviera al mercado A
lanzar bonos, A lanzar acciones, A lazar empr6sti-
tos para el Estado Cubano 6 para particulares, to-
da esa gente, que represent los arrayuelos de que
se forman los grandes rios de la prosperidad eco-
n6mica, iba A detenerse ante cualquiera inversion de
negocios en Cuba y A dificultar nuestra prosperi-
dad y nuestro cr6dito .y *que eso iba A durar todo
lo que durara el pleito de la Ley del Dragado, y el
dia que, afortunadamente para nosotros, perdiera
ese pleito la Compaiiia, es" iba A durar eterna-
mente, porque aquellos papeles perdidos iban A
star pesando sobre la conciencia national de las
naciones ricas, en perjuicio de nosotros, que con
una grann prosperidad en el orden de los bienes, no
tenemos numerario suficiente para former y des-
envolver empresas de interns pfiblico ni privado.
Pens6, ademas, que Cuba estaba atravesando
una crisis econ6mica realmente seria. Nuestro azii-
car se ha vendido este afio, por lo general; en con-
diciones desastrosas; nuestro tabaco--y aqui esta
quien puede dar de ello testimonio-esta atravesan-
do la crisis nams seria y mas dificil de nuestra his-
toria; no hay nada que mayores dificultades pre-


senate .que desenvolver un negocio 6, siquiera, man-
tenerlo en estos moments, y ya tenemos dos sin-
tomas que lo comprueban: 'la baja en ciertas re-
caudaciones importantes y la especulaci6n 6 la des-
gracia en cuya virtud sube en estos moments la
moneda ,que usamos en las transacciones diaries.
Eso ha traido consigo la suspension de buen numero
de obras pfiblicas; la paralizaci6n de buen nfimero
de trabajos privados y las consecuencias naturales
de cierto deser6dito econ6mico. La situaci6n se
siente primero en la casa del pobre, y se siente
despu6s, inmediatamente, en la casa del rico. Ha-
ce dos 6 tres afios podia pasearse por todas las ca-
lles *de la Habana sin ver una sola casa que tu-
vicra un papel anunciando que se alquilaba; y boy, al
venir i la Habana, he pasado par una de las
Avenidas principles de la Repfblica, no muy lar-
ga por cierto, viendo A trav6s de ella, porque las
he contado, catorce casas vacias en demand de
inquilino. Hace dos 6 tres anos, el comercio se
desenvolvia en medio de cierta prosperidad mate-
rial, que hoy falta en gran parte, ihasta el punto
de que el movimiento material de la vida econ6-
mica, en Bancos y en comereios, estA en gran par-
te estancado. No s6 qui6n tiene la culpa; pero
pudiera suceder que sin meters en disquisiciones
metafisicas sobre esa situaci6n, atribuyeran todas
las victims las consencuencias desagradables que
sufren al poder pfiblico.
Si arreglado rapidamente, en condiciones que
fueran satisfactorias y no gravosas para el Estado
Cubano, empezaban inmediatamente, con esos re-
cursos, obras en odho 6 diez puertos de la Isla, ha-
bria much gente que hoy no trabaja que pudie-
ra trabajar y much gente, que hoy dificilmente
vive, que pudiera vivir en condiciones de hol-
gura, y empezariamos A restablecer de nuevo
desde abajo, de donde viene siempre, la prosperi-
dad econ6mica, y ]a satisfaeci6n econ6mica del
pals.
En esas condiciones me pareci6 que era obra
patri6tica prestar mi cooperaci6n, lo inico que
se me pidi6, A que este asunto terminara. &C6mo
debia terminar? Habia dos caminos. Uno, que
lo arreglara el Congreso, que no lo habia des-
arreglado, y que no tenia elements suficientes ni
la suficiente informaci6n para llegar A soluciones
equitativas y adecua.das. Otro, ,que confiaramos
todos, como conflaba yo, en la probidad personal,
en el espiritu patri6tico y en la habilidad adminis-
trativa del Sr. President de la Repfiblica.
SR. MAZA Y ARTOLA: Pido la palabra.
XSR. BUSTAMANTE: Era 41 quien podia saber lo
que valian esas obras heahas por la Compafiia;
era 61 quien podia saber lo que valian esos terre-
nos que la Compaiia tiene; era 61 quien podia saber
si debia entenderse con la Compaliia disuelta y
extinguida por el poder piblico; era 61 quien de-
bia saber si debia entenderse con su acreedores
legitimos, con los que procedian de buena fe; era
61 quien con todos los antecedentes del asunto y
con autorizaci6n bastante del -Poder Legislativo,
podia adquirir, A nombre de Cuba, cierta clase de
responsabilidades, y habria de decidir, en definitive,
la suerte de este negocio.
En la Ponencia rodeaba de una series de restric-
ciones la autorizaci6n. Me parecia, tal vez exage-
radamente, que era necesario defender A toda cos-




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs