Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba.
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072699/00297
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
Physical Description: v. : ; 33 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Senado
Publisher: Rambla y Bouza
Place of Publication: Habana
 Subjects
Subject: Legislation -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began with: Vol. 1, 1902.
General Note: Description based on: 2. Legislatura vol. 2, no. 1 (abr. 6 de 1907); title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072699
Volume ID: VID00297
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001844861
oclc - 30331556
notis - AJR9135
lccn - sn 94026346

Full Text












DEL


SENADO


I EPUI B LICA


DE CUBA


HABANA, MAYO 29 DE 1914.


VIGESIMASEXTA LEGISLATURE


Vig6simatercera Sesion. Mayo


27 de 1914


Presidencia del Sr. Eugenio Sanchez Agramonte.
Secretario: Sr. Julian Godinez.

SUMARIO

Comunicaci6n de la Camara, dando cuenta de las Proposiciones de Ley presentadas en
aquel Cuerpo.-Dictamen de la Comisi6n Mixta sobre el Proyecto de Ley que
concede pension a la sefiora viuda del Capitin Capdevila.-Dictamen de la
Comisi6n de Hacienda y Presupuestos sobre la Proposici6n de Ley que concede
un cr6dito para tender a los servicios de Aguaa y Cloacas y Calles y Par-
ques.-Dictamen de la Comisi6n de Hacienda y Presupuestos sobre la Propcsi-
ci6n de Ley reference A crear una CAtedra en la Escuela de Cirugia
Dental.-Sobre la Mesa.-Idem, de la propia. Comisi6n sobre la Proposi-
ci6n de Ley que crea un Juzgado en Puerto Padre. Sobre la Mesa.-Dictamen
de la Comisi6n de Justicia sobre la Proposici6n de Ley que aumenta los haberes
de los Secretarios Judiciales. Aprobado.-Dictamen de la Comisi6n de C6digos
favorable a la Proposici6n de Ley que deroga el articulo 567 del C6digo Penal.
Discursos de los sefiores Gonzalo Perez, Regiieiferos y Maza y Artola.


A las cuatro menos cineo, bajo la Presidencia del
Sr. Euggenio SAnchez Agramonte, actuando de Se-
cretario el Sr. Julian Godinez y presents los Sres.
Senadores que siguen, se abre la Sesi6n:
Alberdi.
Berenguer.
Coronado.
Cnullar.
,Carnot.
Diaz Vega.
Figueroa.
Garcia Osuna
Goicoechea.
Gonzalo PWrez.
Lazo.


Llaneras.
Maza y Artolz
Regieiferos.
Suarez.
SR. PRESIDENT (SANCIIEZ AGRAMONTE) : Se va A
leer el Aeta de la Sesi6n anterior.
(El Oficial, Sr. Vega, la lee).
SR. PRESIDENT (SANCIIEZ AGRAMONTE) : IIay al-
guna objeci6n que hacer al Aeta que acaba de leer-
se?
(Silencio).
j, Se aprueba ?
(.'., "i, afirmalivas).
Queda aprobada.


VOL. XXVI


NUM. 23


_ __


Am Aft. Aft m M m In.


t mmass
U


D uI'mm" U








2 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


Pasemos A la Orden del Dia.
(El Oficial, Sr. .lli'..:, leyendo):

Habana, Mayo 25 de 1914.

Sr. President del Senado.
Senior:
En cumplimiento y a los efectos de los articulos
doce y siguientes de la Ley de Relaciones entire la
Cimara de Represcntantes y e' Senado, adjunto
tengo el honor de enviar a Ud. copia de todas las
Proposici'ones de Ley que han sido presentadas y
leidas ante esta CiU ara, en la sesi6n celebrada
por la misma el dia de la fecha y que tratan de los
siguientes particulares:
Referente A conceder una pension vitalicia de
$720 anuales, A la Sra. 31.......i., Diaz, Vda. del Ca-
pitain Josi Santos Estevez.
Relative A modificar los articulos 273, 274, 293,
294, etc. de la Ley Orgitica del Poder Judicial.
Relative A conceder una pensi6n de $1,200
anuales, al Coronel Modesto Fornaris y Ochoa.
Referente a eximir de derechos arancelarios va-
rios fitiles para el Cuerpo de Bomberos ,de la Ha-
bana.
Atentamente de Ud.,
J. A. Gonzdlez Lanuza, Presidente.-Nemesio Bus-
to, Seeretario.-Raul de Cdrdenas, Secretario.

SR. PRESIDENT (XSNCIIEZ AGRAMONTE) : Ente-
rados.
(El Oficial, Sr. Munioz, leyendo):

Habana, 19 de Mayo de 1915.

Sr. President del Senado,
Sefior:
Tengo el honor de remitir U.d., un cjemplar
del acta de la reunion celebrada por la Comisiin
MTixta, nombrada para conciliar las distintas opi-
niones sustemtadas por los Cuerpos Colegisladores
sobre el Proyecto de Ley, procedente de este Alto
Cuerpo, relative A conceder una pension vitalicia de
setenta y cinco pesos mensuales A la Sra. Manuela
Atanasia Rodriguez, Vda. del CapitAn del Ejer-
cito Libertador Eduardo Capdevila.
De Vd. atentamente,
Eugenio Sdnchcz Agramonte, Presidente de la Co-
misi6n Mixta.

En la ciudad de la Habana, A las tres de la tar-
de del dia diez y nueve .de M1-i; del afio de mil no-
vecientos catorce, reunida en la Secretaria del Se-
nado la Comisi6n Mixta del Congreso, nombrada pa-
ra conciliar las distintas opinions sustentadas por
los Cuerpos Colegisladores, con motive de las en-
miendas introducidas por la C6mara de Represen-
tantes en el Proyeeto de Ley relative i conceder
una pension vitalicia de setenta y cinco pesos
mensuales, a la Sra. Manuela Atanasia Rodriguez,
Vda. del CapitAn del Ejercito Libertador Eduardo
Capdevila, siendo designado para ocupar la Pre-
sidencia y Secretaria de la Cormisi6n, respectiva-
mente, el Senador Eugenio SAnchez Agramonte y *el
Representante Federico Argos.-Con ]a lecture pre-


via 'de todos los antecedentes del asunto, y despues
de un amplio cambio -de impresiones, la Comisi6n
aeord6 uninimemente someter a la aprobaci6n de
los Cuerpos Colegisladores el siguiente,
PROYECTO DE LEY:

Articulo I.-Se concede una pension vitalicia
de veinticinco pesos mensuales, a la Sra. Ma-
nuela Atanasia Rodriguez, y otras tambidn de vein-
licinco pesos mensuales & cada una do sus dos hi.
jas nombradas Otilia Buenaventura y Maria Elpi-
dia Capdevila y Rodriguez; viuda y hu6rfanas del
Capitan del Ej6rcito Libertador Eduardo Capdevila.
Articulo II.-Esta pension se satisfard en el ac-
tual ejercieio econdmico con cargo A los sobrantes
del Presupuesto corriente no afectos A otras obli-
gaciones y se incluirA -en la Ley de Presupuestos de
1914 A 1915 y en las sucesivas.
Articulo III.-Las pensions a que esta Ley se re-
fiere, quedarin sujetas, -en cuanto respect a cuan-
tia y condiciiones, A las reglas de today Ley General
de Pensions que en lo adelante pueda regir en la
Repfiblica.
Articulo VI.-Esta Ley surtirA sus efeetos desde
su publicaci6in en la Gaceta Oficial de la Reptfblica.
Y para remitir A la Cimara de Representantes
y al Senado, s e extiende por duplicado la present
acta.
Vto. Bno., ,,,'y,'/.. Sdnchez Agramonte.
Manuel Lazo, Miguel Llaneras, Leopoldo Figue-
roa, M. de Ajuria, M. Gonzdlez Iglesias, A. Garcia,
A. Cebreco, F. M. Ferndmdez.

SR. PRESIDENT (.SANCHEZ AGRAMONTE) : Se pone
A discusi6n el Dictamen de la Comisi6n Mixta.
(Silencio).
I'Se aprueba?
(Seiales afirmativas).
Queda aprobado el Dictamen de la Comisi6n

SR. MAzA Y ARTOLA: Deseo que se haga constar
m,i voto en contra, por las razones que tengo ex-
presadas.
SR, PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE): So ha-
ra constar el voto, en contra, del Sr. -Maza y Ar-
tola.

(El Oficial, Sr. M11 .,., 1,, ,,,,,i):

AL SENADO:

Dada cuenta en la Comisi6n de Hacienda y Pre-
supuestos en sesi6n de hoy, con la Proposici6n de
Ley presentada por los Sres. Sinchez Agramonte,
Antonio Gonzalo P6rez y Dolz, relative ia conceder
un cr6dito de ciento cuarenta y un mil cuatrocientos
treinta y ocho pesos con sesenta centavos, para
tender hasta el dia 30 de Junio de 1914 los
servicios de "Aguas y Cloacas" "Calles y Parques"
y "Limpieza, recogida y disposici6n die basuras de la
ciudad de la Habana"; se adopt el acuerdo de re-
comendar al Senado su aprobaci6n, teniendo en
cuenta lo expuesto en el Mensaje del Ejecutivo.fecha
19 del present mes, reiterando otro de 5 de Abril
del corriente afio, en el sentido doe que se encuen-
tran agotadas las consignaciones ,para esos servi-
eios pfiblicos, que no es possible dejar desatendidos








DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 3

poar su indole, y 'pocque afectaria sin duda al- SR. PRESIDENTE (SACHIEZ AGRAMONTE): Es pri-
guna al estado sanitario, hoy mAs que nunea digno. mera lecture. Queda sobre la Mesa.
de la mejor atenci6n. iL.
Palacio del Senado, Habana, Mayo 26 de 1914. i (El Oficial, Sr. Muhoz, leyendo):
Miguel Llaneras, Secretario.-Vto. Bno. A. G.
Osuna, Presidente. AL SENADO:


SR. GARCiA OSUNA: Para suplicar A la Mesa que
ponga el Dictamen que acaba de leerse en primer
lugar en la pr6xima Orden del Dia.
SR. PRESIDENT (SANCIIEZ AGRAMONTE): EstA
de acuerdo el Senado con lo que propane el senior
Garcia Osuna?
(Seioales afirmativas).
Acordado.

(El Oficial, Sr. Muioz, leyendo):

AL SENADO :

En sesi6n celebrada el dia de la focha por esta
Comisi6n, se adopt el acuerdo de aprobar la ad-
junta Ponencia emitida por el Senador Sr. Llane-
ras, sobre la Proposici6n de Ley presnentada por los
Sres. Carnot, Figueroa y Alberdi, referente a segre-
gar do las Citedras "A" y "'B" las asignaturas de
Histologia Anormal y Patologia Especial de la Boca
y constituir las Catedras "C", "D" y "E" en la
Escuela de Cirugia de la Universidad Nacional.
Palacio del Senado, Habana, Mayo 27 de 1914.
M. Llaneras, Secretario.-Vto. Bno., A. G. Osu-
na, Presidente.

Sr. President de la Comisi6n .de
Hacienda y Presupuestos.

Senior:
El que suscribe, designado por Ud. Ponente para
informar la Proposici6n de Ley de los Sres. Carnot,
Figueroa y Alberdi, reference A segregar de las CA-
tedras "A" y "B" las asignaturas de Histologia
Normal y Patologia Especial -de la Boca y consti-
tuir las CAtedras "'C", "D" y "E" en la Escuela
de Cirugia Dental de la Universidad Nacional, que
pas6 al conocimiento y studio de esta Comisi6n y
de la de Instrucci6n Pfibliea, viene A llenar su co-
metido de la manera siguiente:
Que esta en un todo conform con el dictamen
emitido por la Comisi6n de Instrucci6n Piblica, que
es la t6enica en la material, y que, practicado un
studio sobre el cost de las r'.. 1 i... que se pro-
ponen en dicha Proposic.i6n de Ley, result que el
aumento, en relaci6n con lo consignado actual-
mente -en el Presupuesto, asciende A la modest su-
ma de $4,200.00, lo cual se comprende al saber
que si bien es verdad que se crean tres Catedras
es lo cierto tambien que se suprimen varias plazas
de Auxiliares.
Soy pues de parecer que la Comisi6n de Hacien-
da y Presupuestos, conforme con el dictamen de la
de Instrucci6n Piiblica, debe recom,endar su aproba-
c'6n por estimar dicha Proposici6n de Ley conve-
niente y poco onerosa para el Estado.
La Comisi6n, no obstante, resolverA.
Senado, Habana, 27 de Mayo de 1914.

Miguel Llaneras.


-


La Comisi6n de Hacienda y Presupuestos, en
sesi6n celebrada hoy adopt el acuerdo, de con-
formidad con lo dictaminado por la Comisi6n de
Justicia, de recomendar !al Senado la aprobaci6n de
la Proposici6n de Ley presentada por los Sres. Co-
ronado, FernAndez Guevara, Regiieiferos y P6rez
Andr6, relative a crear en el puerto de Puerto
Padre (Oriente) un Juzgado de Primera Instancia,
Instrucci6n y Correecional de Tereera Clase.
Palacio del Senado, Habana, Mayo 26 de 1914.
M. Llaneras, Secretario.-Vto. Bno., A. G. Osu-
na, Presidente.

SR. PRESIDENT (S&NCHEZ AGRAMONTE): Es pri-
mera lectura. Queda sobre la Mesa.
Comunicaciones Oficiales.

(El Oficial, Sr. Muioz, leyendo):

IIabana, 27 de Mayo de 1914.

Sr. President del Senado.

Sefior:

En la sesi6n celebrada el dia 25 del actual, el
S.enado acord6, A solicitud del Senador Sr. Maza
y Artola, dejar sobre la Mesa la Proposici6n de
Ley suscrita por los Sres Cu6llar, Regiieiferos y
Llaneras, referente al nombramiento d.e una Comi-
si6n Codificadora, hasta que se in-formara si existia
6 no otra Proposici6n de Ley anloga A aqu6lla; y
el quo suscribe tiene el honor -de informarle lo
siguiente:
En 8 de Febrero de 1909 fu6 presentada en la
(' ,,i, de Ropresentantes una Proposici6n de Ley
nombrando una Comisi6n Mixta, de miembros del
Parlamento y fuera de 61, para el studio de un
nuevo C.". ".' Penal y una nueva Ley de En-
juiciam'iento Criminal. Dicha Proposici6n de Ley
fu6 por todos sus trAmites, hasta la resoluci6u de
una Comisi6n Mixta, del Congreso que recomend6
su aprobaci6n, siendo rechazadao el dictamen de la
misma por la (' ; e.ir.i de Representantes, en se-
si6n celebrada el 10 de Febrero de 1911.
En 18 de Noviembre de 1911 los Senadores Sres.
Antonio G. P6rez, A. Nodarse, Laguardia, Alemin
y Osuna presenta.ron una Prnoposiei6n de Ley nom-
brando una Comisi6n Especial que estudiara y pro-
pusiera refornas en el vigente Codigo Penal. Di-
cha Proposici6n de Ley fu6 aprobada por este Cuer-
po en 29 de Noviembre de 1911, .encontrdndose,
*desde csa fccha, pendiente de resoluci6n en la. Ca-
mara.
Estos son los oantecedentes que sobre la material
obran en las Oficinas de este Cuerpo, y ellos de-
muestran claramente que el Proyecto de Ley, a que
me rofiero en el pf.rrafo anterior, proponiendo re-
formar el C6digo Penal por miedio de una Comisi6n
Especial, es distinto, a mi juicio, del presentado por
los Sres. Cu6llar, Regiieiferos y Llaneras, en el que








DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


se propone el nombramiento de una Comisi6n Co-
dificadora en general, compuesta de miembros del
Congress y do personas ajenas al mismo, sefialando-
se A los primeros una gratification y fijindole a
los segundos una dotac.in mensual.
Soy de pareeer, pues, que Ud. puede proponer
al Senado que acuerde la tramitaci6n correspon-
diente d la Proposici6n de Ley presentada en la
sesi6n de anteayer, por los Sres. Cutllar Regiei-
feros y Llaneras.
Usted no obstante resolver6.
Respetuosamente de Ud.
Francisco C',,.1,, Jefe del Despacho.

SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE): Ente-
rados.
SR. GONZALO PEREZ: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SANCIEZ AGRAMONTE): La tie-
no el Sr. Gonzalo P&rez.
Si:. GONZALO PREZ: Ese informed ha debido limi-
tarse a los antecedentes pedidos. Si son iguales 56
hay diferencia entire esta Proposici6n de Ley y la
anterior, al Senado corresponde decidirlo, asi commo
la tramitaci5n que debe darsele.
SB. CUfLLAR: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SINCIIEZ AGRAMONTE): La tie-
ne el Sr. Cull'ar.
SR. CUELLAR: Por el informe que acaba de leerse,
se ve perfectamente que el Proyecto de Ley enviado
por la Cimara de Representantes f u6deceohado por
la misma; desde luego, huelga insistir sobre ese
particular. Y digo esto en cuanto a las manifes-
taciones de mi querido amigo el Sr. Maza y Ar-
tola, que pidi6 que ese Proyecto de Ley quedase so-
bre la Mesa, hasta tanto que se aclarara. Es decir,
que ya este Proyecto ha muerto, y nosotros, por
tanto, debemos haser easo omiso de 61. En cuanto
A lo otro, el Informe es bien claro, y estimo que
debe trami.tarse el l'i..- I que tengo presentado y
remitirse A la Comisi6n de C6digos, para que re-
suelva; porque nada tiene que ver que haya otros
parecidos. Haiy uno que se refiere a todas las Leyes,
el Cddigo Civil, el Militar, la Ley de r,1i;,' ;. ,,,; ,.
to Civil y demnis; y en cuanto al 'del Sr. Gonzalo
Perez, s6,lo se cnncreta al Cddigo Penal. Mi Pro-
yeeto es mis amplio, abarca todas las Leyes ve-
tustas de la antigua metr6poli, que necesitan ver-
daderamente una reform.
Pido, pues al Senado q oue ese Proyecto de Ley pa-
se 6 la Comisi6n de C6digos.
SR. MAZA Y ARTOLA: Pido la palabra.
SI. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE): La tie-
ne el Sr. Maza y Artola.
'SR. MAZA Y ARTOLA: Despu&s de la lectura del
informed tan claro y precise del Sr. Jefe del Des-
pacho, todas las dudas quo abrigamos deben quedar
desvaneeidas. El'f. .li\i;,ir.ii., no se trata de los
mismos Proyectos, ni siquiera puede decirse que sus
objetos son de todo punto id6nticos. El que se
pas6 k la Cmara de Representantes y esta alli
pendiente de resoluei6n solo se refiere al Cddigo
Penal, y la Proposicin presentacd'a por el Sr. Cu6-
llar A todos los C6digos. Do manera que tiene un
carter mis general.
,Estoy pues conforme con que pase lJa Comisi6n
de C6digos, oomo proponia su autor.
Y no creo que por su informed el Sr. Jefe del Des-


pacho merezca censura alguna.
En sus detalles podria demostrar algfin exceso de
celo, pero en el fondo se ajusta a la verdad y si
aventura algfin juicio, es con respeto y dejando en
conmpleta libertad A los Senadores para resolver ca-
da uno con el suyo propio.
SR. GoNZALO PNREZ: lPido la palabra.
SR. PRESIDENT (SA1NCIIEZ AGRAMONTE) : La tie-
ne el Sr. Gonzalo P&rez.
SB. GONZALO PEREZ: No he propuesto censuras
para n.adie. Lo que he dicho es que los informs que
se pidan a la Oficina deben concretarse A los datos
que en la Oficina existan; no deben hacerse indi-
caciones de cu.les deben ser nuestras resoluciones.
SR. PRESTDENTE (SANCIIEz AGRAMONTE) : ,Estail
conformes los Sres. Senadores en que pase este Pro-
yeeto de Ley ai la Comisi6n de C6digos, como pro-
pone el Sr. Cuillar?
(., :;,,i. -* afir niaivas).
( '.., f I ,, .
Se va a entrar en la Orden del Dia. Continima la
discusi6n sobre el Dictamen de la Comisi6n de C6-
digos, favorable a la derogacidn del articulo 567 del
odigqo Penal.
Sn. DiAZ VEGA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE): La tie-
ne el Sr. Diaz Vegia.
SR. DiAz VEGA: Para solicitar, Sres. Senadores,
que se acuerde la ailteraci.6n de la Orden del Dia,
diindose cuenta con do-s DictAmenes: uno do la Co-
misi6n de Hacienda y otro de la de Justieia, rela-
tivos al Proyecto de Ley aumentando los haberes de
los Secretarios de Segunda y Tereera clase. Me fun-
do para ello en que estk ya muy pr6xima la eon-
clusi6n de esta Legislatura, y en que haee mueho
tiempo que ese Proyecto de Ley esta tramitandose,
sin haberse Ilegado a una soluci6n, y hay interests
respetables de esos subalternos dependientes de la
Administraci6n de Justicia, que A mi juicio deben
preparamie y ponerse en condieiones de que puedan
desempefiar sus obligaciones y sobrellevar, con suel-
dos adecuadois, las necesidades de la vida. En esa
virtud, ruego a los Sres. Senadores que aeuerden
dar cuenta de estos Dictimenes, con el Proyeeto do
Ley, alterando la Orden del Dia.
SR. PRESIDENT (SANCIIEZ AGRAMONTE) : ,Estin
conformes los Sres. Senadores icon lo que propone el
Sr. Diaz Vega, do alterar la Orden del Dia, colo-
cando en primer lugar lo que figure en el quinto?
(S ales ).
CS.n, ..sn ,- ..'.

(El Oficial, Sr. Muios, ,,, ..1,):

AL SENADO:

La Comisi6n de Justicia, en session celebrada el
dia de ]a fecha, bajo la Presidencia del Sr. Euge-
nio Sinehez Agramonte, Presidente del Senado, 6
virtud de eneontrarse ausente el Presidente de la
Comisi6n y a, tenor de lo dispuesto on el articulo
19 del Reglamento, ha conocido del adjunto in-
forme que le present uno de sus miembros. el Sr.
Gonzalo Perez AndiF6, sobre la Proposici6n de Ley
de los Sres. Diaz Vega, P,,. -. k.. ,.. y Cu61lar, re-
lativa al aumento de los haberes de Ios Secretaries
Judiciales de (ns Juzgados de Primera Instancia,
Instruccidn y Correccionales de Segunda y Tercera








DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 5


Case; teniendo el honor de recomendar al Sena-
do apruebe el Proyceto de Ley que en el expre-
sado informed se contiene.
Sal6n de la Presidencia del Senado, H'abana, a
18 de Mayo de 1914.
Eugenio Sdnchez Agramonte, Presidente del Se-
nado.-J. J. Maza y Arlola, Secretari'o.

A la Comisi6o de Justicia.

El Senador que suscnibe, Ponente designado por
esta Comisi6n, para cl studio y dictamen acerca del
Proyeeto de Ley que autorizan los Sres. Diaz Vega,
Regiieiferos y Cu6llar, relative & la modificaci6n
de] articulo ciento cuarenta y siete de la Ley Or-
gdnica del Poder Judicial, tiene el honor do eva-
cuarlo en los siguientes terphinos:
Que acopta en todos sns extremes el irforme fa-
vorable emritido por la Comisi6n de Hacienda y
Presupuestos fundindose para eFo en las consi-
deraciones siguientes:
La misi6n conferida a los Secretaries Juddiciales
es tanto mas .laboriosa cuanto menor es la catego-
rila que so les asigna por el expresado articulo
eiento cuarenta y site de la Ley 0',.;. ,,;.. del
Poder Judicial. En efecto, un studio somero do la
situaoi6n de esos funcionarios pronto nos l1eva al
conve'ncimiento de que sus tareas los colocan on una
situaci6n completiamento inversa al orden de sus
eategorias. Los de primera entienden 6 conoecn, sin
distinci6n de una de las dos ramas en que se des-
onvuelve nuestro sistema de enjniciar en material
judicial, siendo 6 Seeretarios de lo Civil 6 Se-
cretarios de lo Criminal. No ocurre lo mismo con
los. Seeretarios de Segunda, on que paor 1o general
conocen de las dos ramas, civil y criminal, si bien
es cierto que por la propia cat~ooria que les estA
asignada, su numero es mayor y por tanto su desen-
volvimiento es m.is ficil, siquiera sea porque la
distribution de l.s materials atribuidas a cada una
do ellas puede hacerse con mayor am.plitud.
SLos do tercera, a no dudarlo, ocupan la situaci6n
mas penosa dentro del organismo judicial; pues
habida consideraci6n a la. inferioridad de su cate-
_goria, no s:lo es menor su nufiero, que nunca
exeede del de dos, sino que, con muy conta-das ex-
cepeiones, conoeen de lo civil y criminal y que
por la condici6n de las poblaciones en que funcio-
nan tienen que hacer frecuentes salidas al campo,
A distancias no mayor de las qne.permiten el de-
vengo de dietas, lo que supone no s6lo un traba-
jo exccsivo sino que en cierto modo les demandan
gastos, que en la mayor parte de los casos no les
son recompensados.
La laudable iniciativa del autor del Proyecto
de Ley y la hermosa labor realizada por el Ponente
designado por la Comisi6n de II.acienda y Presu-
puestos quedarian incompletas, si al ocuparnos de
los Secretarios, cuya situation trata de mejorar-
se, rindiendo culto a la justicia y a la equidad, no
rasgiramaso el estrecho horizonte en que los aprisio-
na el articulo eiento cincuenta y uno de la propia
Ley O ... ; ;.., del Poder Judicial con una preteri-
ci6n one pugna con los grande beneficios one esos
auxiliaries prestan A la Administraci6n de Justicia.
La vigente Ley Or,',.,-. del Poder Judicial, los
hace de peor- condici6n que los meros Escribientes
de los Juzgados de primer clase, ya. que para na-


die os un seereto queelas vacantes que ocurren en
los Juzgados de esta categoria, lejos de ser cub'er-
tas po.r auxiliaries que, por su larga prhetica en
Juzgados de Segunda y Tercera Clase, estin !la-
mados a realizar una labor provechosa, lo son por
los referidos Eseribientes, no s61o con dafio para la
Administraci6n do Justicia, sino en .desdoro de la
snfrida clase de los de Segunda y Tercera que vW
reducidias sus aspiraciones a las dos categories mas
inferiores por falta de una Ley que los amipare, 6
1o que seria peor, por falta de influencia cerca 'del
Juez a quien ]a Ley confiere facultad para la for-
maci6n de las ternas. Preeiso se hace quo termi-
nen de una vez esas propuestas hechas por los Jue-
ces de la Capital, finicos que tienen la categoria de
Primera Clase, en favor de sus Eseribien'tes, pues
apart de lo poco .equitativo que result la prete-
rici6n de los Secretaries de Segunda y Torcera Cla-
se, no se 0armoniza tampoco coni la justicia llamados
A administrar por'la raz6n de sus propios cargos.
Por las razones ex.puestas, somete a sus compaiie-
ros de Comisi6n, y salvo su mejor parecer, la adop-
ci6n del Proiyeoto de Ley, redactado en la forma
siguiente:

PROYECTO DE LEY:

Articulo I.-El articulo eiento cuarenta y site
de la Ley Orgrnica del- P ,r Judicial quedar o re-
dactado del modo siguiente:
Articulo 147.-Los Secretaries de Juzgados. de
Primera Instancia. 6 Instruccion seran de la misma
categoria de los Jn .l'. A que estuvieren adscrip-
tos, y estarAn udotados:
Los de primer clase, con dos mil cuatrocientos
pesos anuales.
Los de segunda clase, con dos mil pesos anuales.
Los de tercera clase; eon mil seiseientos pesos
anuales,
Articulo I.-iEl articulo ciento cincuenta y uno
de la moncionada Ley 0,r-.",,',.i del Poder J,,d;, ;l,
quedara redactado -del modo siguiente:
"Artieulo 151.-Los Secretarios del Tribunal Su-
premo y de Audiencias, serin nombrados por la
Sala de Gobierno del Tribunal respective; los que
scan letrados, libromente; los que no lo scan,- en la
forma siguiente:
Los del Tribunal Supremo,- centre los Secretarios
de Audiencias y Oficiales de Sala del mismo Tri-
bunal.
:Los de la Audiencia ,de la Hiabana, entire Se-
cretarios de. Audieneias de Segunda clase, Oficiales
de Sala del Tribunal Supremo y del mismo. Tribu-
nal, y Secretarios de Juzgados de Primera Instan-
eia 6 Instruceion de primera clase,
Los de Audie einas de segunda clause, entire -Ofi-
eiales de Sala de Audieneias.y Secretarios de Juz-
gados .de Primera Instancia, Instrueci6n y Corree-
eionale.s de .nalquiera clase. Los Secretarios de
Juzgados de Primera Instancia, Instrucei6n y Co-
rrencionales y los de los Miiii';.-1 de primer
'y segunda clase, seran nombrados power la, Sala
de Gobierno de la Audiencia .del Territorio, a pros
puesta en terna de los Jueces respectivos., Diehas
ternas se formar6n, necesariamente, con aspirantes
de la misma categoria 6 de la inmediatamente in-
ferior, cuando las vaeantes fueren- de Secretarios
de Juzgados de Primera.. Trnstancia, Instruoe'i6nu-y








.-6 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


Correceionales dc primer f0 segunda clase, 6 de
Juzgados M.,i.;l'-i.',i de primer elase, previa con-
vocatoeria peor treinta dias. Si fueren de tercera cla-
se 6 de Juzgados dflf.-ip,.l.';s de segunda clase, com-
prenderan indistintamente los nombre de:
(a) Abogados.
(b) ,Secretarios, Oficiales de Sala 6 Eseribientes
de los Tribunales de la Repitblica.
(e) Personas que hubieren sida aprobadas por
la Comisi6n del Servicio Civil en los exxmenes pa-
ra E.--iil.1.' t..- de Tribunales.
Las respectivas Salas podrAn, A su discreci6n,
rechazar today ]a terna, y pedir otra.
,Los Secretaries de Juzgados Municipales de ter-
cera clase serAn nombrados libremente por los res-
pectivos Jueces.
Articulo III.-El aumento de sueldo de estos
funcioparios -se satisfarh con cargo a los sobrantes
de la Secretaria de Justicia, hasta tantlo figure en
el presupuesto correspondiente.
Articulo IV.-Esta Ley empezar &h regir desde
su publicaci6n en la Gaceta Oficial, quedando dero-
gadas las leyes, decretos y demins disposiciones le-
gales en cuanto se opongan A su cumplimiento.
Palacio del Senado, IIabana, 25 de Noviembre'
de 1913.
Gonzalo P6rez Andri.

Comisidn de Hacienda y Presupuestos.

AL SENADO:

En sesi6n celebrada el dia de la feeha, por esta
Comisi6n, con asistencia de los Sres. Llaneras, Go-
dinez, Guevara, Coronado y Osuna, se di6 cuen-
ta con la adjunt.a Ponencia emilida por uno de
sus miembros, el Senador Sr. Antonio Gonzalo
Perez, sobre la Proposici6n de Ley relative a
aumentar el sueldo a los Secretaries de los Juz-
gados de Primera Tnstancia, Tnstrueci6n y Co.
rreecionalcs de serunda y tercera clase; acordcndo-
se rernomendar al Senodo la aprobaci6n de la m.isma.
Pacilo del Senado, Iabana, 20 de Noviembre
de 1913.
M. F. Gucvara, Secretario.-Vto. Bno. A. G. Osuna,
President.

A la Comisidn:

El Ponento aue suscribe, designado nara infoMr-
mar ,arerca de In Pronosici6n de Ley de lo, Sres.
Diuz Vega. Recrieiferos v Cn61lar. sobre aumento
del haber de los S-cretarios Judiciqles de los Juz-
gados de Primera Instancia 6 Instrucci6n de se-
gnnda clase, dice:
Oue dicha PronosiciOn de Ley envuelve la mo-
dificaei6n del articulo 147 de la Ley Or-,ni, -. i del
Poder Judicial que sefala el haber de esos funcio-
narios, y .aunque, es contrario A que de una manera
parcial y de un .modo eonstante se modifiquen las
Leyes Orginieas, por cuanto tales modificaciones
respondein casi siempre intereses pcrsonales y easi
nunca se tienen en cuenta los mis altos interests y
convenienicias generals, sin embargo, en el presen-.
to easo, es do parecer que debe aceederse lo queo
se solicit.
"El rIt',l.. 147 de la referida Ley OrgFnica del
Poder Judicial, .'..;i.-:i como haber annual a Il.., Se-'


crotarios de primera clase dos mil cuatrocientos pe-
sos, a los de segunda clase, mil seiscientios pesos y d
los de tereera clase mil doscientos pesos; establecien-
do una diferencia entire los haberes de esos funciona-
rios sin .ii.;l .i. i... en la praetica, puesto que todos
tienen las mismas atribuciones, los mismos deberes;
y las distintas localidades en que .1-- ii I'- 'In su co-
metido, ni por razones econ6micas ni de otra clase,
aconsejan tan mareada diferencia.
En su consecueneia, 1.r. 1-1'r- que se ,acuerde re-
comendar al Senaido dicha Proposici6n de Ley, de-
ii,,,,],,l. redactada de la manera siguiente:

PROYECTO DE LEY:

Articulo I.-El articulo ciento cuarenta y site
,de la Ley O,,,r,.' ,,I del Poder Judicial, se entende-
r6 redactado del. modo siguiente:
Articulo 147.-Los Secretaries de Juzgados de
Primera Instancia 6 Instrucci6n seran de la misma
eategoria de los Juzgados a que estuvieren ;,lerip-
tos, y cstarin. dotados:
Los de primer clase, con dos mil cuatrocientos
pesos anuales.
Los de segunda clase, con dos mil pesos anuales.
Los de tercera clase, con mil seiscientos pesos
anuales,
Articulo II.-E] aumento de sueldo de estos fun-
cionarios se satisfar con cargo a los sobrantes de
la Secretaria de Justicia, hasta tanto figure en el
Presupuesto correspondiente.
Articulo III.-Esta Ley empezark & regir desde
su publicaci6n en la Gaceta Oficial, quedando dero-
gadas las Leyes, Decretos y demis disposiciones le-
gales, en cuanto se opongan a, su cumplimiento.
Palceio del Senado y Noviembre 18 de 1913.
Antonio Gonzalo Pirez.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE) : Se pone
A discusi6n la totalidad de los DietAmenes que aca-
ban de leerse.
Sn. MAZA Y ARTOTA: ,C Cui1 de los dos es el pri-
mero que se pone a discusi6n?
SR. PRESIDENT (SANCI-TEZ AGRAMONTE) : Los dos
Ditimenes son iguales, pero el de Justicia es mAs
amplio que el de Hacienda y Preupuestos, y con
tal motive se .e .,.-'' discnsiln el de la Comisi6n de
Justicia, en el cual queda englobado el de la otra
Comisi6n.
Sn. MAZA Y ARTOLA: Esti bien.
SR. PRESTiDFNTE (SANCTHEZ AGRkAMONTE) : Se so-
mete i votaci6n la totalidad del Dictamen.
I Se aprueba?
(Seinale afirmativas).
Aprobada.
A discusi6n el articulado.

(El Oficial, Sr. MIuniloz, leyendo):
Artieulo T.--E articulo 147 de la Lev Ora4nica
del Poder Judicial, quedark redactado del modo si-
guiente:
"Arti.elo 147.-~f os Secretarios de Juzerados de
Primera Tristancia 6 Tnstrueci6n, seran de la misma
categoria de los Juzgados A que estuvieren aderiptos
y ostarin dotados:
Los de Primera ('I.-., con dos mil cuatrocientos
pesos anuales.







DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 7


Los de Segunda Clase, con dos mil pesos anuales.
Los de Tercora Clase, con mil seiscientos pesos
anuales.
SR. CUEiLLAR: A ese articulo hay una Enmienda
presentada por mi.
SR. GONZALO PIREZ: Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT (SANCIEZ AGRAMONTE): La tie-
ne el Sr. Gonzalo P6rez.
SR. GONZALO PRREZ: He pedido la palabra para
rogar A nuestro compafiero Sr. Cuellar, que retire
su Enmienda, pues trata excluisivamente de mejo-
rar el sueldo A funcionarios subalternos de los juz-
gados, y aqui se ha presentado una. Proposici6n de
Ley del Sr. Dolz que trata Ampliamente ese par-
ticular.
El que habla es ponente de dicha Proposici6n,
y esti identiflcado con el prop6sito del Sr. Cu6-
llar, de que los funcionarios subalternos sean mejo-
rados en sus sueldos; pero si aprobisemos esta En-
mienda, habrian de surgir otras para otros funcio-
narios que tambiEn merecen que se tonga en con-
sideraci6n su aumento de sueldo. Esta Proposici6n
de Ley, trata, principalmente, del escalaf6n de los
Secretaries Judiciales, para impedir que un Escri-
biente pueda ser nombrado Escribano, 6 Secreta-
rio de Primera, prescindiendo del derecho al as-
censo de los do segunda y tercera clase.
SR. CUELLAR: Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT (SANCIIEZ AGRAMONTE): La tie-
no el Sr. Cu6llar.
'SR. Cu aLLAR: En vista de las razones del Sr.
Gonzn'o P6rez, retire la Enmienda. Ahora bWen, su-
plico al Sr. Gonzalo P6rez, como Ponente que es
de ese Proyeeto de Ley, que tenga en euenta,
cuando emita su Dietamen, A los alguaciles de los
juzgados apart de los demis empleados. Esos po-
bres ganan veintinueve, treinta y cuarenta pesos,
y no es possible que puedan vivir con ese sueldo;
por ese presented la Enmienda.
SR. PRESIDENT (SANCTIEZ AGRAMONTE): Retira-
da la Enmienda del Sr. Cu6llar, se pone A votaci6n
el articulo primero.
'Se aprueba?
(',, .,!i, : afirmativas
Aprobado.

(El Oficial, Sr. MMuoz, 1,, i 7.):

Articulo TT.-El artiunlo 151 de la mencionacda
Le Oracnica del Podler Judicial, quedarA redac-
tado del modo sigu.iente:
"Articulo 151.-Los Secretarios del Tribunal Su-
premo y de Audiencias, serAn nombrades nor la
Sala de Gobierno del Tribunal respective; los que
scan letrados. libremente; los que no lo scan, en
]a form sinliente:
Los del Tribunal Snpremo, entire los Secretarios
de Audieneias y Oficiales de Sala del mismo Tri-
bunal.
Los de Ia Audiencia de Ia HIabana. entire Secre-
tarios de Andiencias de Segunda Clise, Ofciales
de Sala del Tribunal Supremo y del mismo Tribu-
nal, y Secretaries de Juzgados de Primera Instan-
oea a Instrueci6n de Primera Clase.
Los de Audiencias ,de Segunda Clase, entire Oficia-
les de Sala de Audiencias y Secretarios de Juz-
gados de Primera Tnstancia, Tnstrueeidn y Correc-
cionales dde cualquiera clase


Los Secretaries des Juzgados de Primera Ins-
tancia, Instrucci6n y Correccionales y los de los
Municipales de Primera y Segunda Clase, seran
nombrados por la Sala de Gobierno de la Audien-
cia del territorio, A propuesta en terna de los Jue-
ces respcetivos. Diehas ternas se formarin, necesa-
riamente con aspirantes de la misma categoria 6
de la inmediataamente inferior, cuando las vacan-
tes fueren de Secretaries de Juzgados de Primera
Instancia, Instrucci6n 6 Correceionales de Primera
y Segunda Clase, 6 de Juzgados Municipiales de
Primera Clase, privia convocatoria plor treinta dias.
Si fueren .de 'T ,'.- i, Clase 6 de Juzgados Mu-
nicipales de Segunda Clase, comprenderAn indistin-
tamente los nombres de:
(a).-Abogados.
(b).-Seeretarios, Oficiales de Sala 6 Escribien-
tes de los Tribunales de la Repiblica.
(c).-Personas que hubieren sido aprobadas por
la Comisi6n del Servicio Civil en los exAmenes pa-
ra escribientes de Tribunailes.
Las respeetivas Salas podrAn, A su discreci6n,
rechazar today la terna y pedir otra.
Los Secretarios de Juzgados Municipales de Ter-
cera Clase serAn nombrados libremente por los res-
pectivos Jueces.
SR. PRESIDENT (SANCIIEZ AGRAMONTE): Se pone
A discusi6n.
(Silencio).
A votaci6n.
&Se aprueba?
(Seales afirmativas
Aprobado.
(El Ofical, Sr. Muaoz, leyendo):
Articulo III.-El aumento de sueldo de estos fun-
cionarios se satisfarA con cargo A los sobrantes de
la Secretaria de Justicia, hasta tanto figure en el
presupuesto correspondiente.
SR. PRESIDENT (,SANCHEZ AGRAMONTE) : Se pone
A discusi6n.
SR. DiAz VEGA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SNCITEZ AGRAMONTE): La tie-
ne el Sr. Diaz Vega.
SR. DiAZ VEGA: Tengo que introducir una En-
mienda A ese artieulo. Tengo entendido que la
Secretaria de Justicia no tiene sobrantes. de nin-
guna clase; de mnera que, en esa forma, seria ilu-
soria esa concesi6n, y debe sustituirse de oeste mo-
do: que se pague con los sobrantes del Tesoro que
no estuvieren sujetos a otras obligaciones.
SR. GONZALO PWREZ: Pido ]a palabra.
SR. PRESIDENT (SXNCTTEZ AGRAMONTE) : La tie-
ne el Sr. Gonzalo Perez.
Sn. GONZALO PAREz: Al proponer que se paga-
ra eon los sobrantes del Departamento de Justicia,
lo hice porque se me habia informado que habia
sobrantes, erencia abonada, A mayor abundamien-
to, por el hecho de estarse pagando una Comisi6n
de Reforms con cargo al Presupuesto de ese De-
partamento, y como en 61 no figure cantidad al-
guna para esa atenci6n, supuse'que se pagaria con
los sobrantes del Departamento de Justicia; pero en
vista de las manifestaciones del Sr. Diaz Vega, no
teno inconvenionte en acceder A lo que propone.
SR. PRESIDENT (SANCITEZ AGRAM'ONTE): El Sr.
Diaz Vega ha presentado una Enmienda A este ar-







DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


ticulo, que el SRenado acaba ca oir. Esta de acuer-
do on aprobarla?
( .. ,' afirmativas).
Acordado.

(Elk Oficial, Sr. 1/, ...., leyendo):

Articulo IV.-Esta Ley empezara & regir desde
su publicaciOn en la Gaceta Oficial, quedando de-
rogadas las Leyes, Deeretos y dcmas disposiciones
legales en cuanto se opongan k su eumplimiento.

SR. PRESIDENT (S.ANCHEZ AGRAMONTE) : S
a:prueba el articulo cuorto?
(Seiales afirmativas
Aprobado. Y quedda aprobada la Proposiei6n
de Ley.
)ictameon de la Comisi6n de -C6digos, favorable
a lI Proposicidn de Ley derogando el articulo 567
del C.:,7;.,. Penal. Tiene la palabra el Sr. Gon-
zalo Perez.
SR. GoNZALO PEREZ: Sres. Senadores: Muy poco,
casi ii .1.i. tendria que decir en apoyo de la Pro-
posici6n de Ley que tuve el honor de presenter f
este Cuerpo, porque ha sido aeeptada por todos
los .... ...'. .... que han heeho uso de la palabra
de manera elocuentisima; todos se han mostrado
conformes con ]a derogaci6n de ose preeepto del
C6digo Penal; pues, ellos entienden, como el au-
tor de la Proposici6n, que entrafia un preeepto ar-
caico. vetusto, y pudiera de 61 deeirse que corres-
ponde a otro estado de derecho, a otro grado de ci-
vilizaei6n. Proeepto que tiene cerca de medio siglo; y
en ese medio siglo -ha habido tantas transformacio-
nes, tanto progress on todas las naciones, y en
-nroestra tierra se ha operado un eambio tan radi-
'cal, que los preeeptos de esa naturaleza no leben
n. rmanecer veinte v cunatro horas mas en nuestras
inslitueiones juridicas.
Los Sres. Maza y Artola, Regiieiferos, Dolz y
'nustamante qne ban hablado con elocuencia, de
este asunto. todos, uninimemente, han pedido y
han .t .1.. conforme con ]a derogacion de ese pre-
'cepto, y cneo que los Sres. Senadores habran de
votarla f ,- .. 1.1.... i,,
'- i derogaoion, en la formal por mi presentada.
-'es ]a demostraci6n mas complete y aeabada de que
*, me -proponia halagar eon ello classes ni perso-
'rias: puies ientiendo uoe es deber do todo Legislador
*.'*-.'. de las necesidades de su pais, sin halagos
services, que no resnondon a ninefin prop6sito eOe-
vadlo. y lie iamas darin resultado anetecible.
AI suprinmir se preoepto, que trata dela eoligaci6n
.abusiva para abaratar 6 enearecer el trabajo, he que-
rid.o ~oitar do nuestro C(digo algo que estimo que
lo afoi. nue conuiclero Cena un inmenso borr6n en el
,'ciolo diffano' de nuestra Repfiblica.
'Nosotro tCnfemos el deber de sanear nuestra
vidfa ilurdica., b6rrando cuanto sea contrario al
'"rado de c ulturn v de eivilizaei6n que alcanzamos.
Qon debenmos A los prineiiios sacrosantos de la
*evol-ti6onr rodentora, por la cual tenemos Repi-
blica, patiia y bandera.
T" loe lenido la satisfacci6n inmensa de ver que
iI este debate, el mas serene de los realizados en
nnestro" I'l i. .. Colegislador, se ha llegado a un
ailto ,., 1l on eclocuencia y en aeopio de datos.
S.-. 'ha' I;. 1,-, 1i.,,, m6Bsg se han hecho' declaraciones


terminantes por un miembro distinguido del Par-
tido Conservador, que no quiere que el pueblo
lo siga creyendo partido retr6grado, ni reaccio-
nario, sino partido identificado. por compileto con
todas ]as libertades, con todos los principios de
libertad, y todas las conquistas de la revoluei6n
rcdentora. )Declara ones que tienen una impor-
tancia capital, porque de hoy on adelante so
inicia.r un movimiento de reforms, sin obstAcu-
los de ninguna clase en nuestro pais, y sin que lele-
nidnaos,-que los hay on todas las sociedades, es-
pecialmente 'n la nuestra, salida ayer de la colo-
nia, contrar.ios a un nuevo r6gimon,-obstaculicen
nuostro propOsito, y detcngan el movimiento de sa-
nas y saludables reforms por las cuales viene cla-
mnando nuestro pueblo.
Es deber de todo Legislador procurar que. las
instituciones jnridicas del pueblo, que represent,
sirvan para juzgar la .apacidad, el progress y la
cultural national, respondiendo 6 verdaderas ne-
cesidades sociales. Cada pueblo, come cada indivi-
duo 6 familiar, liene necesidades peculiares, y cuan-
do se. trata do una reform fitil, es necesario .te-
nor en cuenta los elements que lo component, sus
lhibitos y costumbres.
El pueblo de Cuba, nuovo, en cuanto A su forma
de g;bierno, se encuentra, quizas, sin la prepara-
ei6n neeesaria para abordar ciertos problems, pero
hay que recconoer que estA dotado de un gran
espiritu de justicia y equidad, de un amor grande
6 la libertad y A la democracia. Por eso es im-
posible que en nuestra patria se ;In ...ii-., ]a reac-
ei6n, porque los grades problems de las vie-
jas nacion'alidades 'no so sienten en nuestra vida.
Aquellas han tenido quo vivir divididas en cla-
ses desde hace siglos; clases privilegiadas han
venido imperando sobre otras cases, y aqui, en nues-
tro suelo, todos pertencdemos A la misma clase
social. Nuestros padres, nuestros abuelos, vinieron
A eila tierra on busea de trabajo y de fortune; y
do ellos deseendemos todos. Aqui no hay elases, aris-
toeraticas, y si la palabra aristocracia tuviera sig-
nificaci6n entree nosotros, seria inica y exclusiva-
monte para distinguir la cultura, el saber, el pa-
triotismo y el trabajo, finicas aristocracias 'que ins-
piran consideraeiln y respeto en los pueblos de-
mocraticos y libros, que tienen una Constituci6n
omno la nuestra'.
Esa forma -... Ili- en que se present la Propo-.
sici(.n de Ley, indica tambien, claramente, que
el author de ella. no le di6 gran imporlancia. No tie-
ne importancia por la novedad del asunto, porque
no es nuevo, es muy vicjo," tiene siglos de exis-
tencia en otros paises. No tiene importaneia tam-
poeo en lo quo so refiere A las relaciones entire el
obrcro y el patron, porque es un precepto que casi
nunca ha sido aplieado. A los patrons, no ha
sido jamAs aplicado en Espafia, ni on Cuba, dos-
de que ii,., I en el C6digo Penal. Jamis se ha
iniciado un process contra un patrono porque
haya tratado do abaratar, abusivamcnte, el pte-
cio del 1, 1il., i S:e han iniciado. process en con-
tra de los obreros cudando han tratado, en use
de su leoitimo derecho, ejercitando la libertad hu-
mana, de hacer valer sus reclAmaciones, yendo a
la huelga, quo han' terminado, casi siempre, como
aqui se decia, de manera elocuente, por'indultos y







DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 9


amnistias. Pero no porque term,inasen de esa ma-
nera dejaban de ser depresivos esos process, indi-
cadores de un prejuicio social de classes, ni de oca-
sionar grandes perjuicics A los obreros y a sus fa-
milias, que tienen tanto derecho, A que no se les per-
judique en su libertad, ni en su persona, ni en el
bienestar de los suyos, como el millonario 6 co-
mo el professional.
Los obreros gozan en la Republica los mismos
derechos que las demas classes, y no es possible que
lo desconozeamos cuando tratemos de hacer una
Ley obrera. A los obreros se debe much en nues-
tra vida national: ellos van A los comicios 6 de-
positar su voto para elegir Representantes y Sena-
dores, influyendo grandemente en nuestras colec-
ttividades politics, pues, por su nfmero, forman
la base de nuestra sociedad y el sost6n mas firm
de su independencia y libertad.
Si respect A Inglaterra decia uno de sus gran-
*des eseritores, que lo0 hombres de Estado y los sa-
cerdotes formaban los elements pensadores de la
sociedad, y que los elements de la industrial, el
comercio y la masa obrera, A donde se iba A bus-
car 61 verdadero espiritu national, formaban la
fuerza vital de la sociedad, que era la base del
pais, j.qu6 hemos de decir nosotros, que no te-
nemos esa vieja aristocracia, que tenemos institu-
ciones democraticas y republicans, donee todos
viven unidos, sin distinciones de elases?
Debemos procurar, para bien del pais y de nues-
tras instituciones, que no arraiguen entire nosotros
prejuicios de clase de ningfin g6nero, que todos
vivamos en la serena esfera de la justicia, con
iguales dereehos y con id6nticos deberes.
Respect al lasunto primordial, la derogaci6n de
ese precepto -del C6digo Penal, no hay discrepan-
cia entire nosotros; pero pudiera haberla en cier-
tos extremes de lo que se llama el Voto Parti-
cular, que de tal Voto Particular no tiene mas que
el nombre.
Los Votos Particulanes no pueden comprender
jam.as Proposiciones de Ley sobre materials distintas
a anqella de que se trata en el Dictamen, y el Vo-
'to Particular de riuestro compafiero el Sr. Maza
y Artola', es una Proposici6n de Ley sobre asunto
dintinrio, que no erneaja siquiera dentro de la im-
plia esfera del C6digo Penal. La Proposici6n de Ley
del .Sr. Maza y Artola, con muchos de cuyos ex-
tremos estoy de acuerdo, debe ser objeto de una
Proposici6n dde Ley apart, de higiene social, de
nrevisi6n y no de castigo; y as necesario que esa
Proposici(n de Ley, que tiene importancia trascen-
dental, como nos decia elocuentemente el Sr. Busta-
mante, no se trate como Voto Particular, sin el studio
de las Comisionies. Es necesario que se present enla
forma que sefiala nuestro a Reglamento, que pase A las
Comisiones, y hasta seria convenient abrir una
.afnplia informaci,6n, invitando A los obreros y pa-
tronos, a los representantes de las industries, para
quo emitan parecer. De esta manera ganaria-mos
much, tendriamos Tla .-ni., ii inmensa de que to-
dos vieran que- nnestro prop6sito era saludable,
nimplio y convenient para el pais, pues queriamos
oir la opinion de t6dos y' muy especialmente de
aquellos direetamente afectados por las luchas en-
tre el capital y el trabajo. De esta manera, los
obreros podrian !ifi,!i ,!r',;, decirnos c6mo pien-
sdin ellos respeeto de la intervenci6n del Estado,


que en estos asunts tiene que ser como mediador,
como amigable componedor, y de niinguna manera
para imponerse por la fuerza de las armas, ni la
fuerza de su influencia, en favor de los patrons ni
en favor de los obreros.
La huelga es lieita. El hecho de que un obre-
ro deje de trabajar, A nadie llama la atenci6n; pues
tampoeo debe llamar la atenci6n de que muchos obre-
ros no trabajen cuando asi les convenga, bien por lo
bajo del salario 6 por otras causes, particula-
res que se han tratado en todos los congress
obreros, y que han sido material de casi todas las
huelgas. Eso responded A la libertad personal, que
hoy reconiocen todos los C6digos. No hay un
solo Legislador que pretend impedir que el obrero,
usando de los mismos -derechos que el patrono, tra-
baje 6 deje de trabaj.ar. Y asi como no se censura
al patrono porque no admit al obrero sino pagando-
le el preeio de su trabajo, en la forma convenida, de
la misma manera, nadie puede pretender que en una
industrial fi oficio de cualquier naturaleza trabaje
un obrero por un sueldo mezquino.
La huelga constitute un medio de legitima defen-
sa para el trabajador I Qu6 es el trabajo? El trabajo
es tambi6n riqueza, con la sola diferencia de llamarse
capital cuando estA acumulado. h Por qu6 pnes, el
que tiene capital ha -de gozar de mas dorechos poli-
ticos y civiles que aquel que solo cuenta con su
trabajo? Los dos deben disfrutar de los mismos
derechos. Por eso estimo que deben.os derogar, de
una manera complete y absolute, el precepto del
articulo 567 del C6digo Penal, y acordar, al mis-
mo tiempo el nombramiento -de una Comisi6n Es-
pecial, porque especial es la Legislaci6n que debe-
mos hacer, especial en el sentido de que se ha ha-
blado, por tratarse de Leyes para obreros, como las
hay para los militares, y para el comercio. Esa Le-
.gislaci6n de classes es recomendable, porque tiende
a favorecer especi.almente al comercio, a la indus-
tria, a los niflos, 6 las mujeres, A los ancianos. En
cambio la Legislaci6n de classes, que tiene por ob-
objeto coartar la libertad y los derechos de unos ciu-
dadanos en beneficio de otros, es injusta. A esa
Legislaei6n de classes es A la que debemos oponernos
siempre, para conservar la tranquilidad y la armo-
nia, necesarias en todas parties, pero muy particu-
larmente en un pais como el nuestro.
Aqui el obrero se distingue del obrero de otros
passes en que tiene abiertos to-dos los senderos Iue
conducen a su j...i.,i. iit.' social y econ'6mico; y
por eso vemos que el obrero de hoy es el burgu6s de
mariana y el gobernado de ayer, cl gobernante de
hoy. Y para evitar todo pretexto A la exageraci6n,
he pedido la derogaci6n de ese precepto del articulo
567. ; Cuinta mayor tranquilidad no habria en las
relaciones del capital y el t'.,1.-i.., cuando nadie
pueda ver en la Legislaci6n privilegios para deter-
minada clase! Lo que trato es de evitar los males
que pudieran venir para Cuba; porque, tengan ra-
z6n los obreros 6 los patrons, ,toda huelga afecta
no s61o al patrono y al obrero, afecta al pais en-
tero, y dada nuestra especialidad pudiera afeetar
tambin 6 la estabilidad do las institueiones.
Si queremos que las huelgas se solucionen en la
forma en que deben solucionarse, por medio del
arbitraje, y de procedimientos de armonia, hagamos
esa Ley; pero una Ley sabia, estudiada, no una Ley








10 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


improvisada, sino una Ley qu4 respond A la ca-
racteristica de nuestro pueblo, A nuestras necesida-
des, A los deseos manifestados por obreros y patro-
nos, procurando siempre la mayor cordialidad; y que
cuando esa cor.lialidad cst6 A punto de romperse, que
intervenga el Estado, no A titulo del mis fuerte,
sino como amigable componedor, interesado en la,
soluci6n deorosa de las lif.-,i. .-.; surgidas. No-
sotros debemos baccr esto, por muchisimas razo-:
nes. Nuestras institueiones no descansan en la fuer-
sa de la tradici6on, ni del espiritu de clase; no pue-
den ser jamnis sostenidas por la fuerza deo las ba-
yonetas. Han de doscansar en terreno mas fire, en
mis profundos cimiontos, en la justicia y en la
miltua consideraci6n entire obreros y patrons.
Nuestros obreros han demostrado, en larga y
cruenta historic, que A ellos les If.-. l, les interest,
como al que mAs, la suerte de nuestra patria. Se
unieron, soportando necesidades, aeallando naturales
deseos y aspiraciones, para contribuir-con disci-
plina admirable, que merece todos los encomios que
palabra mis elocuente que ]a mia pudiera tributarle
-con su 6bolo, pequefio, pero inr!:o,1.i.l por el
nilmero, para conquistar ]a libertad y la indepen-
dencia de que hoy gozamos y queremos que on nues-
tra patria no se rompa jamAs la armonia hermosa
de que han venido dandro noble ejemplo todas las
elases sociales, deniostrando nuestro pneblo capa-
cidad para los grande y dificiles problems de la
vida indnpendiente y soberana.
Salidos de una situai6n de aprobio y de bald6n,
sin que la mayoria de nuestro pueblo hubiera ejer-
citado jams el dereccho electoral, ni desempefiado
puestos pfiblicos, sin haber tenido la oportunidad
de practical en las esferas del Gobierno, monopo-
lizadas siempre por -i. I -i 1,-, A nuestro ambient, i
nuestras aspiraciones, a nuestra manera de sentir y
de pensar; sin embargo, 'este.pais, de la noche A la
mafiana, de colonial esclava, se ha convertido en una
Repfiblica, la mis libre de las Repfiblicas latino ame-
ricanas. La que mas ha progresado en menos suma
de tiempoo, debido A la natural condici6n de los cu-
banos exentos de los prejuicios de clase. Y es alta-
mente lisonjero, Sres. Senadores, que cuantos han
hablado, lo hayan hecho inspirados en los mismos de-
seos, como si un mismo espiritu de libertad, de equi-
dad y justicia, disease sus palabras, animados de
un solo sentimiento: el de poner.a salvo nuestra na-
cionalidad, por encima de todo.
Por eso, yo veia con gusto la intervenei6n del
Sr. Dolz, cuando declaraba que su partido, acusado
pfiblieamente de tenor un lastre pesado, de ser
un partido reaccionario y retr6grado, se mostraba
partidario ardiente de esta reform, ,i.,ii'l. 1I.. en
absolute con los prineipios de la revoluci6n. Decla-
raciones esas del Sr. Dolz-que creo compartan to-
dos los de su partido-que han de resonar en el ex-
tranjero, matando esperanzas bastardas, contrarias
A nuestra nacionalidad, a nuestro pueblo, que no
consentirA jams un protectorado 6 el predominio
de una bandera extrafia.
Y yo espero que asi como hoy hembs estado uni-
dos en esta discusi6n, habremos de estarlo siempre
en todo aquello que tenga carActer national, sin
perjuicio del credo cspecialisimo de los partidos
politicos.
Y se lamentaba el Sr. Dolz de que este asunnto


no figurase de una manera resuelta en las platafor-
mas electorales de los partidos, sino que fuera un
problema circunstancial, que se necesitara resolver
con el voto de las mayorias 6 minorias en el Con-
greso; y yo tambi6n me lamento de eso, porque
desde que el antiguo Partido Nacional Cubano
redact6 su primer plataforma electoral, para las
elecciones provinciales y municipales, sefialando co-
mo una obra hermosa y necesaria la construcoi6n
del Malecn, no so ha redactado ninguna otra pla-
taforma electoral. Y yo, continuamente, he pedi-
do que para cada clecci6n se redacte una platafor-
ma electoral, una declaraci6n de principios; porque
de lo contrario. qu6 principios. qu6 ofertas, qu6
promesas. qu6 obras y qu6 trabajos ofrece realizar
el partido, en el caso de que el pueblo le d6 el
triunfo? Pero he tenido la desgracia de que no ha-
yan dado resultadTo alguno mis gestiones en ese
sentido; parece que A nosotros nos obsesiona mAs
la adquisici6n inmediata del puesto A que aspira-
mos, que la proelamaci6u de un principio, que nos
pueda restar votos en determinados moments.
Y yo ,Ii;,.d 1. que los partidos politicos deben se-
fialar los derroteros de la political que so proponent
realizar, si van al poder, como se hace en los Es-
tados Unidos, como lo ha hecho el Partido De-
mocrAtico cuyo candidate, Mr. Wilson, cumple con
,,r,,,. la plataforma electoral.
Por eso, y porque entiendo que despu6s de los
cuatro brillantisimos discursos pronunciiados por
mis compafieros, scria infitil que me pusicra A
hablar de lo que se hace en Australia 6 en In-
glaterra, dond.e el patrono y el obrero tienen la
misma libertad: el obrero la de negarse ,Atrabajar y
el patrono la de cerrar sus fabricas. En esta material,
mAs que en ninguna otra, debemos tener muy ien
euenta nuestras necesidades, porque no es possible
que en una Reptibliea nueva, como la nuestra, enca-
rifiada con la libertad, dotada de un espiritu republi-
cano y democrAtico, pueda legislarse como en las
viejas naeionalidades, como en algunas monarquias,
done alrededor del Trono giran todas las institu-
clones; donde no hay libertad political, y el par-
tido derrotado la vispera, si se le da el Poder, ob-
tiene mayoria al dia siguiente, demostraci6n evi-
dente de que no hay verdaderos partidos politicos,
ni cocienciia en el cuerpo electoral.
Y yo, deoeo que la Ley, que llamaria de "hi-
giene social", que, con mny buen acuerdo indi-
cn numstro comnariaro el Sr. 'Maza y Artola en su
llamado Voto Particular, sea una Ley que puedan
votar coniuneionistFs, conservadores y liberals, pa-
ra (lemostrar. de esa, manera, que respeeto A Tos
grande problems sociales one puedan afectar la
estabilidad de nuestras instituciones, no hay mAs
one un cri'terio: 0e de mantoner la unidad de nues-
tra soeiod&'d, de nluestra bandera y nuestras institu-
ciones. Rueqo al Sr. Maza y Artola, que acepte pues,
la deroaaci6n del articulo 567. Despu6s puede nom-
brarse una Comisi6n iEspecial para que redacte
un Proyeeto.de Lev. oyendo la onini6n de obreros
v notronos v de arcnollas otras elates A Que se referia,
el Sr. Bustamante. Oida osa informaci6n, podria dis-
entirso Amplia y serenamente, como hemos hecho
ahora. No es possible pensar en reaeciones de
ninguna clase, ni en el orden jurid"co, ni en ningu-
no dtro; porque necesitamiOs demostrar que el Con-








DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 11


greso de hoy sigue sustentando los mismos prin-
cipios que fueron proclamados en el campo de bata-
lla, por tantas generaciones, los principios de la li-
bertad humana, el triunfo de la justicia y de la
equidad, sin elases privilegiadas; porque los privi-
legios, las classes privilegiadas, no favorecen la li-
bertad, pues como ha dieho un gran escritor, el que
d6 su hijo d que lo eduque y crie un esclavo, solo
consigue tener dos esclavos.
SR. REGOEIFEROS: Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE): La tie-
ne el Sr. Regileiferos.
(SR. REGUEIFEROS: Sres. Senadores: Si se tratase
de otra discusi6n que no fuese political y Parlamen-
taria, casi no valdria la pena de rectificar, porque en
otro 6rden de debates, regularmente los discursos
no exigon rectificaci6n, porque se sicntan princi-
pios cientificos perfeetamente definidos y conclu-
yentes. Pero en la Tribuna Parlamentaria, sobre to-
do, cnando se trata de un caso especial, do la na-
turaleza especialisima de 6ste, en que por una cir-
cunstancia del azar 6 de la suerte, viene A decirse,
que A pesar de ser el ponente, en la feliz oportuni-
dad de una obra del querido amigo y compaiiero
Sr. Gonzalo Perez, por ser yo el Ponente de esa
misma obra, que aplaudo, cuya aprobaci6n pido
ratifinq el Senado, me encuentro en esta especia-
lisima dificultad, que tengo forzosamente que discu-
tir A pesar del elocuientisimo y brillante discurso del
Sr. Gonzalo Prez, y los de los no monos ilustrados
compafieros Maza v Artola y Dolz. y el maestro
de todos nosotros Sr. Bustamante. Tengo que ree-
'tificar pooliue las tres distinguidas y conspicuas
personalidades de este Senaido, han venido a coinci-
dir en un pensamicnto nue -da por resnltado 1lo
siguiente: que los Sros. Bustamante y Dolz, aun
cuando diserepan del Sr. Maza v Artola. discrenan
de mi parecer, y discrepan de la opinion faculta-
tiva en esta material, del Sr. Gonzalo Perez: y al
discrenar han forzosamoent tenido que argumentar,
rebatiendo arguments mios, y de aqni que yo ten-
ga el deber imperioso de acudir A esta rectificaci6n,
aunninne pueda cansar un moment la atenci6n del
Senado, para ilegar a la soluciAn de este asunto.
Toda la obra de mi ilustrado comnafieno el Sr.
Gonzalo P6rez descansa en una obra de principios.
Today esa obra es nna brillante oportnnidad ,del Se-
narlo ante la Naci6n, nor haberse traido anui. A su
seno deliberate, y today esa obra, Sres. Senadores,
recoo' el espiritu Leoaislativo de to.dos los passes;
no nasa de moda, como decia el Sr. Dolz, el traerla
aqn1: podrA nasar de moda, aquello que es un tra-
je ,de vestir, 6 una prenda nara nonerse. Lo que se
dlemnestra es 'ne tanto el Partido Liberal come el
Partido Conservador hqn sio remisos en anlicar
oportunamonte Pesa T ov, que es vieji. oue pias de
moda en Esnaia y unrona v quo arni no hubiera
por eso nasado de moda, al traerla al seno de nues-
tra LTeislaci6n. sino inoportuna en el mmomento en
oue se traa:: y al ser inoportuna, tiene para noso-
tros ese triste neea.do, qne no cumplimos onortuna-
mento el mandate one la conciencian nonnlnr nos
diera nara one tranisemos noui. al seno de la Repre-
sentaci6n Nacional, esa reform Legislativa.
Por eso deefa on mi Dictamen que era la onortu-
nidnd tambin de ir nensondo nosotros en la re-
forma del C',:,;,, Penal. noroue el Codiqo Penal se
desenvuelve junto A principios nuevos, sabiamente


proclamados y acepta-dos por todas las naciones.
SY sabeis cuiles son esos principios? Los de la
concieneia social.
Os voy A hacer un breve resume hist6rico de esa
ciencia penal al lado de la sociologia. Despues del
canto de Beecaria y del grito de Howard sobre los
malos tratamientos de detcnidos y press, en aquells
filosofia experimental y prActica que se forma de la
concomitancia exacta y veridica de todos esos cono-
cimientos, deslumbr6 al mundo Lombroso con su
teoria del atavismo: el delito nace en el individuo,
por Ley atavica, lo cometia porque volvia A su
primitive estado salvaje; y paralela k esa teoria le-
vanta Ferri su voz, con los "Nuevos horizontes del
Derecho y el Procedimiento Penal en su notable So-
clologia Criminal." Y poco tiempo despues, un ma-
gistrado observador completando esta trinidad apos-
t6lica de las nuevas teorias de lo Criminal, el repu-
tado Gar6falo, afirma esta otra teoria, la del delito
natural, y hace sus dos grande clasificaciones: "Los
que tienen por objeto el ataque A la propiedad, fal-
ta de probidad; los que tienen por objeto los deli-
tos de sangre, falta de piedad". Y, mientras tanto,
A travis de todo esto--y aqui voy A darle la raz6n
al Sr. fMaza y Artola contra el argument del Sr.
Dolz-a travis de todo esto venia, eoetAneamente,
v contra todas las teorias y el canto de Beecaria y
las reforms de- Howard, naciendo otra escuela pe-
nal, la que en breve serA, Sres. Senadores, la domi-
nadora en esta doctrine: (el present lo denomina
Molinari de esta mantra: "El oeas6 del Derecho
Penal") : y aparece proclamAndola el insigne Roeder,
creando la eseuela correccionalista. Es verdad, co-
mo deeia el Sr. Dolz, que la positivista niega el
libre albedrio, nero al mismo tiempo Gar6falo, al
mismo tiemno Lombroso y al mismo tiempo Ferri,
venian en el gran Congreso de Berna. en ese su-
blime Congreso, A proclamar este stolemnisimo y
grande prinoinio, A virtud del que ha podido muy
bien el Sr. Maza y Artola sostener, comn sostiene
a:qi con gallardia--a near de la r. Il .-.'.ii va-
liosa del catedratico de Procedimiento-decir que los
horizontes de la esencla. nreventiva son los que
se imponen para el porvenir. Y por eso yo en mi
Dietamen lo bacia sinificar, porque a la oportu-
nidad de la cita no podia nenarle el miodesto con-
curso mfo al valioso del Senador, que pedia al mis-
mo tiempo. que ya era hora do seeuir nosotros
nor esas orientaeiones, desde este dia memorable A
fin do one en el norvenir no fuera ilusorio, sino
fuera una realidad eientifca el gran proo'rama. di-
Eanmonslo Si. de annel Congreso celebrado en Ber-
nn. A done concnrr; ron miembro ceminentes como
TLi./ nrovS'entfndo 6 Alemania. HTa.mel. renresen-
tando Hlnn ,n'a, v Stoos renre-entando el dorecho
nonal do Suiza ,v one sn obra en e's. material es
onoi lo m, imnnortante one so ha escrito. v que lle-
pn. on definitive. A las siguientes conclusion eis: (Le-
lwnerlo )':
"La vila y cl osn-ritu ban penetrndo en los le-
trnq muertas do la Lov. hanse revolado nuevas y
ndrcmrosas IenerLc'is cientificas y legislativas, descu-
bri,6ndose afinidando ni aun sosneohanra anterior-
monte v prodnciendose un desarrollo indispensable
alli rondoe la co~mnidtdn de los orilienes hacia es-
pnpor on1. evolucin uniforme"
,Todo -el nrograma die la eseela correnciona,. todo
el program de la escuela penal preventive. Alli, en-







12 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


tre transacciones, Lombroso .eedi6 de su teoria y Fe-
rri de la suya; pero Ferri, proeediendo con un gran
talent, vino A ponerse al lado de Molinari, dentro de
la escuela socialist, y haciendo de esta manera
'compatibles, con sau .'i ioll II declaraci6n; aquellas
teorias de Darwin con las de Marx, sentando esta
conelusi6n: (Leyendo):
"Marx complete A Darwin y Spencer", y que
"junlos forman la. gran trinidad cientifica del si-
glo XIX".
Y ya proclamado el principio, Sres. Senadores,
las orientaciones iban determinadas.
'Aquel Congreso de Berna tuvo por objeto prin-
eipalisimno y printero, ver si se llegaba A la con-
feeci6n de un derecho penal uniform para todas las
naciones. So abandon el proyeeto, porque no po-
dia ser, pero se aceptaron los trabajos del Con-
greso para haceir un' studio comparative del Derecho.
Penal vigente en Europ.a con el fin de que se llega-
ra en oatro Congreso una conclusion definitive.
Y es claro, oomno decia muy bien el Sr. Gonzalo
Pirez. que han ooincidido aqui los principios, y han
coincidido con espiritu sereno y voluntad grande.
Y por' qub han coincidido? Con voluntad inflexi-
ble, mirando al porvenir, colocado en la base en quo
esti colocado en este presented y oomo lo hizo el
Sr. Maza y Artola,-A pesar do que lo aludia ir6-
niceamente el Sr. Dolz su origon de escuela,--pero
aplaudiendo yo al Sr. Maza y Artola por haberse
colocado ddentro de aquella ..I!. i';.I del ilustre
catedratico de la Universidad de New York. "El
verdadero espiritu conservador exige la reparaci6n
constant de lo viejo, y el verdadero espiritu pro-
gresivo, la constante adaptaci6n de lo nuevo". Asi
so h'ace politiea, y asi contra aquella crisis--de que
"hablaba Aze,iratc' unl' dia citando la frase do un
peri6dico-de los dos partidios, Conservador y Li-
beral, para remediarla, mientras esto no se dosen-
Svuelva dentro de ese tema. no habrA mis que oli-
garquia dentro de los partidos, y los principios se-
ran secundarios.
Y todavia m'As': nosotros tenemos que ir algio
mits comio Partido Liberal. Me decia el Sr. Maza
y Artola hanciendo referencia al eminent catedrati-
co de la T, 1..- .11 .l de Oviedo, Dr. Posada, que
6l tenia todo sn 'anlauso v today su aprobaci6n para
esa gran obra del Tnstituto de Reformas Sociales. Y
aquel espiritu soembrado de poderosa ciencia como
el del Dr. Posada, en una: obra titulada El Il,'.d,, ,,
Local de /I. .,'.' nos dice,. de acuerdo con las cri-
sis de los partidos politicos, esto que vov A repe-
tir, y que es un consejo que debe aceptar el Partido
Liberal: (Leyendo):
"Los partidos liberals. tienen que ca.mb;ar su
figure de partidos formalistas, para, convertirse en
fuerzas aaitadoras v en 6rganos mIas 6 menos fie-
'es de la idea socialist, 6 miAs bien del ideal social,
(qu en todos los pueblos'se cierne como musa ins-
piradora de tofdos los avances, como fondo vivo de la
(tica de las izquierdas".
Y es claro, se desenvuelven asi los partidos po-
liticos. como se hba desenvuelto el Partido Liberal en
ITn'laterra. Ved e6mo avanza alli Lloyd George,
ved como deolara el impuesto finieo. 7,CnuA es la
tiooria? Asi como cl one vive la easa tin'e el deber
de pagarla. com,o inunilino.' como la tierra no es de]
'hombre, com.o la tierra es de la Naturaleza, ddada por
Dios, los, que poseeri la tietra tienen'que pagar este


inquilinato. Y c6mo lo pagan? El gran economist
resuelve el problema con el impuesto finico. ~Y qu6
es el impuesto finico? La desaparici6n dc todos
aquellos impuestos industriales, comerciales, agri-
colas que gravan al contribuyente, para dejarlos
reducidos A un impuesto uinico, al impuesto sobre
la tierra.
Y ved de qnu manera, por una coincidencia es-
pecial y sencilla, la formula de aquellos que han ve-
nido aljui, de aquellos que ban hecho esta. patria,
eata Repufblica, que vienen, ann siendo conservado-
res, A expansionar su espiritu en la Repuiblica li-
bre que sofiaron con hermosos horizontes, como el
Sr. SAnchez Agramonte, econ su Proposici6n de Ley
sobre los solares, viene a coineidir, o.iii.. l en pe-
quefo, con aquel otro pensamiento que tambi6n
abord6 y emprendi6 Lloyd George; porque son las
'deas las que nos mueven, porque a pesar .del espi-
.itu gastado, y personal que nos guia en las tareas,
triunfan las ideas. Por eso estimo, Sres. Senadores,
que ,esta. reform debe acometerse del modo y for-
ma en que la acometi6 Inglaelrra.
Nuestro ilustre maestro el Sr. Bustamante me
va A permitir la osadia de r. t;i.-n manifestacio-
nes suyas; porque en su verbo cuando habla, re-
cuerdo, ]a frase de Plat6n, "las abejas de. oro liban
la elocuencia on sus labios", aparte de que su forba-
leza de ccrebro nos ilumina todos nosotrcs; pero
rne voy A permitir deeirle-al ilustre maestro quo no
ha oido mal. (iue no se ha equivocado cuando oy6
mis manifestaciones y ejcmplos referentes A In-
glaterra, no do ahora, porque las mias pueden ser
rioleznables y peligrosas, al lado do esa serena esfera
de principios ceon que 1 culmnina siempre su orato-
ria, ouya palabra trae brillantez, calor 'y fuerza fun-
damental A los debates de este Senado: me voy
A ilustrar pues, con cl autor de "Ponos", el autor de
esta memorial proimiada. por la Academia Economi-
ca JMatritence, que precisamente trata sobre las
huelgas. El author de ella. y ya os lo he dicho, es
el eminent -.1 i.l i, ni Martii (LT. I. 7,.):
"No se croa-dice-ique la situation es idWntica en
todos los paises, varia .;,,ii .....i I.r aun sin sa-
lir de nu.estra Europa. Los obreros se hallan de
acuerdo en una sola aspiraci6n: mejorar de estado;
pero las medidos que proponent, los medios que pre-
fieren y aconsojan, son muchos y muy diversos. En
Tnglaterra la clase obrera, fria, razonadora, caleulis-
ta, interesada, rutinaria, A la vez que eminentemon-
temente prictica, usa pero no abusa, de las huel-
gas; se propone on general ir consiguiendo poco A
poo .aumentos en los jornales, y salvo, contadas
excepciones no alarm con esos sistemas tan garri-
los como0 ut6pieos Ai que se mucestran muy aficiona-
dos sus veeinos los franceses. La libertad que tienen
]os trabajadores on aquel pals para reunirse y
asociarse, es part tambien a des'terrar de sus li-
gas de oficio (trades unions) today tendencia des-
tructora y anti-social".
Es complejo, lo sabe mejor que vo el Sr. Bus-
tamqnte, es verdaderamente conploio y raro todo
anuel amasijo que constitute el Ccligo Penal Tn-
gles; sus disposicines son tan- lhterogeneas y tan
raras que. se necesita verdadera tension de Animo
v nrejuicios para dcsentrafiarlo, asi se express la
critica que del Codigo Penal -in'l s se hace; poro,
sin embargo, la vitalidad de aquel pueblo ha sido
tal, que mientras en EwilN.a no se permitia la huel-








DIARIO !DE SESIONES DEL SENADO 13
-~~ -i--- I i ---


ga, cualquiera manifestaci6n de huelga, incluso en
la misma Francia, vosotros no podeis olvidar aque-
llas critics, aquellas tremendas censuras contra In-
glaterra, pojrque daba cabida en su sen o A toda cla-
se de ideas, claro est5, porque aquel pueblo es
respetuoso, ante todo de su Constituei6n, porque en
aquel pueblo las reuniones pfiblicas y las asociacio-
nes estin escritas de verdad en su C6digo Funda-
mental; porque en aquel pueblo mientras no se l1e-
gue a la via de hecho, mientras no se haga, frente
A la policia, el pueblo aes soberano y libre para hacer
todo lo, que tenga por convenient: los nihilistas
rusos y los libertarios, anarquistas y socia.listas se
reunian en T!.f11 g. i Square, alli en Inglaterra,
6 imponian miedo A las demAs naciones, porque alih
la Gonstituci6n amparaba aquel dereeho soberano y
libre. Y, es claro, no habia un precepto en la Le-
gislaci6n Penal. Voy 6 star .de acuerdo con el
Sr. Bustamante despu6s.
Inglaterra, que no podia sustraerse A estos pro-
blemas, tuvo forzosamente que ilegar tambihn & la
Legilaci6n obrera, y fu6 k la Legislaci6n obrera
y cre6 su Oficina del Trabajo; por eso el Fiscal del
Tribunal Supremo y la Comisi6n de Asuntos So-
ciales de Espafia, recuerdan aquellas dos conclu-
siones con que yo empece planteando el problema,
y concuerdan en una tercera, que pudiera leer aqui,
pero no lo haigo para que no sea demasiado larga mi
rectificaci6n. Recuerdo que de todos los extremes el
mejor, el mas acabado es el de Inglaterra.
Inglaterra se ha anticipado, tambi6n; no podia es-
caparse, come nunca se ha escapade, A este proble-
ma; por eso es que sus partidos liberals van avan-
zando en la forma en que dice el Dr. Posada; y por
eso vemos que en Inglaterra el partido conservador
va A la retaguardia de los liberals, para cumplir
aquella frase de Burges el C'.t, il,.;t; de la Uni-
versidad de Nueva York, de que acabo de hablar
hace un memento. Por eso, Sres. Senadores, voy A
tener un gran sentimiento esta tarde, un senti-
miento porque se trata de mentalidad a quien
yo quisiera comp'acer; se trata del Sr. Maza y
Artola, al cual no puedo seguir, pero lo a.plaudo
porque 61 ha puesto la prim.era piedra para el edi-
ficio de la reform social, de la Legislaci6n social;
no Lcgislaei6n privilegiada, sine Legislacin con
un movimiento que viene, digAmoslo asi, dentro de
un engranaje verdadero, a hacer lo que haeer se
debe en esta case de asuntos, que son inmanentes
e inherentes & la felicidad de los pueblos, que se
legisla para ellos, con Comisiones nombradas por
todos los partidos.
Y en el seno de la Comisi6n de Asuntos Sociales
de Espafia, al lado de Azcarate, vemos A Vaz-
quez Mella, que represent A los patrons, porque
ellos le han dado su powder; A Azoarate, que re-
presenta la elaboraci6n cientifica, elegido por
qui6n? No creais que por las classes proletarias,
que alli tienen a Iglesias que los represent, sino
elegido por el ljoeutivo de la 1\iM...,'r.jii.r, por el
movimiento cientifico que 61 represent, A pesar de
no comulgar con sus ideas, para que vaya alli, con
su sabiduria A actuar en beneficio y por el mejora-
miento de la clase obrera.
Y es claro, eso es lo que siento y eso es lo que
yo lamento en estos instantes, no powder seguir en
la oportunidad de su obra A mi ,distinguido com-
I..i.-., y no powder seguir tampoco en sus manifesta-


cones a quel para el que no tengo mis que ad-
miraci6n y afecto: al Sr. Bustamante. Y tengo
que decirle al Senado, dentro de los principios,
dentro de la realidad de las cosas, no temo que
este asunto vaya al Juzgado Correccional, porque
suprimido el articulo que tratamos de suprimir las
otras disposiciones del Cddigo Penal quedan vigen-
tes. En la forma y c6mo ya lo recomendaba en su
Circular el Fiscal del Tribunal Supremo de Es-
pafia, aun .uando alli tuvo que ir a la Comisi6n de
Reformas Sociales para la resoluci6n 1. fii;,.i del
problema, y de esta manera tanto en aquellas Cons-
tituci6n, come en la Constituci6n de la Repfiblica
ie Cuba, la libertad de reunion y la libertad de
asociaci6n quedar5n aun mas garantizadas.
Permitidme, Sres. Senadores, que refresque vues-
tra memorial con un hecho prActico. Aqui hemos te-
nido huelgas; la filtima ha sido la de los colonos.
Y me ha dado tristeza ver, que junto al colono,
que va A ejercitar su derecho, 6 junto al huelguista,
estan detrAs, 6 la Guardia Rural 6 la Policia Gu-
bernativa que les impiden las :,.ini;i. -t i,:-I..,-. de su
espiritu, provocando con su present ia el moment
de la rebeli6n. Esto, no es lo que nosotros quere-
mos; no es esto lo que ocurre en esos passes en estos
instantes. No se arguya que de estos cases conocera
el Juez Correccional porque habi6ndose suprimido
del Cddigo Penal, el a.rticulo, no hay otro que le dU
.-..ii 1 i i.; para estos casos.
Asi pues, Sres. Senadores, yo estimo, como han
estimado todos nuestros compafieros, que esta lucha
de principios ha sido en holoaausto, en honor del
Parlamento-salvo las manifestaciones mias-librada
por los distinguidos compafieros que han interveni-
do en este debate. Se vB bien que la oportunidad que
yo he sefialado es evidence; que en ella se traza
un verdadero problema cuya inicialtiva honrosa la
tiene el Sr. Gonzalo P6rez al tratar de quitar ese
articulo del C6digo Penal; pero, al mismo tiempo,
dentro de las orientaciones, lo que hay que hacer
es continuar aquella obra del Cddigo Penal, para
que tenga satisfacei6n cumplida la critical y la
protest.
Decia el Sr. Dolz, como filtimo argument: "Na-
die se ha interesado en este asunto que tan admi-
rablemente planted el Sr. Gonzalo Perez, desenvuel-
ve el Sr. Maza y Artola, y en el que vendr 6. in-
tervenir el ilustre Sr. Bustamante; la indiferencia
y el silencio en los bancos-ya lo dijo El Mundo
tambin-aparecen demostrar que el pais no se preo-
eupa de esto". Y a eso, Sres. Senadores, contest
una sola cosa: no me import esa indiferencia ni
ese silencio; tenemos aqui la prensa- exponente de
todas las m.anifestaciones -que nos eye, y que se
encargard de llevarlas por toda la Repfiblica de
Cuba.
SR. MAZA Y ARTOLA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SANC'HEZ AGRAMONTE): La tie-
ne el Sr. Maza y Artola.
,SR. MAZA Y ARTOLA: No teman mis benevolentes
e(...Ip i '. ,,, que yo vaya esta tarde, ya A hora
tan avanzada, y cuando todos estamos tan fatiga-
dos, a abusar todavia much r6s de su paciencia.
Pedi la palabra cuando todavia estaba en el use
de ella mi ilustre correligionario y amigo el Sr.
Dolz para hacerle no pocas rectificaciones, pero el
Sr. Bustamante en su magistral oraei6n, me ha
ahorrado con inmensas ventajas la mayor parte de








14 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


ese trabajo ya que ha pulverizado los principles
arguments que el Sr. Dolz presentaba A favor de su
tesis y asi s6lo me ha dejado aquellos extremes
en que me hizo algunas iiiilin..i.i.-.-. de cierto ca-
rmcter personal, aunque de orden politico unas, y de
orden c',-.,,ii-i otras. Esos han de ser pues los
fnicos objetos de mi rectificaci6n.
El Sr. Dolz hubo de echarme en eara, es verdad
que afectuosamente y on el tono muy cort6s por
l1 acostumbrado, que yo no hubiera sabido defender
al Partido Conservador, cuando segfin 61 tuve la
debilidad de declarar que sus tendencies eran tam-
bi6n liberals, siendo asi que no era necesaria esa
declaraci6n, sino, que lo que procedia era una expli-
caci6n de lo que significaba el Partido Conservador
en la Repfibliea. Y A rengl6n seguido nos di6 esa
explicaci6n, que, en resumen, salvo la mayor elo-
cuencia conque la hizo, fu6 la misma que quizAs con
mis sinceridad vine a dar la primer tarde que
de este asunto so habl6, a saber: que en nuestra
Repfbliea no pueden existir partidos que no ten-
gan un sabor liberal bastante mareado, porque ha-
hiendo sido el fruto de una revoluci6n libertadora
que tuvo por principal objeto romper todos los
,. iiiI i.... lazos que nos unian al pasado, no seria
possible que prosperase en ella ninguna aspiraci6n
politiea. organizada con la menor tendencia reaecio-
naria 6 de carActer alguno traditional.
En .qu6 consisti6 entonces mi debilidad? L En
haber sido mas franco que 61? Tal vez, porque no
tuve inconvenient en decir a los liberals desde los
primeros moments que aunque no habiamos pro-
puesto la reformna, en principio estAbamos do acuer-
do con ella, y s61o discrepabamos-en cuyo sentido
si me sentia i-. r:-.i.d.,, dfindole la mejor significa-
ci6n A la palabra-en queellos querianir muy de
prisa, ,w; .1. con imprudent precipitaci6n y nos-
otros, sin negarle nuestro concurso A la reform,
con la calma y la discreci6n necesarias para que
se pudiera haeer con acicrto.
Queda, puos, deoostrado que el Sr. Dolz, mi
ilustre y ..i I.1l..i n i i.., y yo, no diferimos absoluta-
mente .nada sobre la -ignii. i..i, aloance y sentido
conservador de nuestro Partido y que en punto
tan sustancial estamos prefectamente identificados,
por lo que podemos continuar militando bajo la
misina bandora, 6 intiamente compenetrados con'
los prop6sitos do esa .i-',,'',i i;'s. seguir laborando
unidos por su ideals.
Este era uno de los puntos que me interesaba
:.-. l;i.-.,i El otro es de un caratctr mas sustan-
icial si se quiere, porque .li. l.i al foIndo de la
cuestidn que so debate, 6, per lo menos, A uno de sus
extremnos mis importantes. Deeia el Sr. Dolz, 'que
seguramenote por haber tenido que acortar el final
de m,i discurso a causa de la extension que me ha-
bia visto obligado a darle, yo no habia hecho mas
que tratar do un modo muy somocro, y superficial,
sin llegar a desarrollar sus ideas y tendeneias pre-
ventivas, do la escuela penal modern. Y que por
eso, tal vez, eaia on el error de suponer que po-
dria caber esa tendencia dentro del derecho penal;
"porque el dereeho penal, iagreg6, es el deremho ique
castiga, y cuando la pena no es represiva no es inti-
midativa; y, por tanto, no cs verdadera pena; pu-
diendo dentro de otra esfera del derecho, dentro de
otro orden de disposiciones, caber esa tendeneia, pe- .


ro no dentro del Codigo Penal, dentro del derecho
penal vigente." Esto no lo podia dej'ar sin contes-
tar, porque naun cuando es verdad que me limit
A dar, sini amplias explicaciones, mi opinion sobre la
material, me parece que fui suficientemente esplici-
to, para quue no cupiera la menor duda acerea del
alcance de la t6sis que sustent6. Por consiguiente,
tiene que ser equivocada, ]a apreeiaci6n de mi que-
rido compafiero el Sr. Dolz. No sabe bien lo que la-
mento que no se encuentre present, y much mis
que la causa de su ausencia sea una desgracia de fa-
milia, porque tengo la seguridad que, siendo tan cul-
to y perito en toedos los 6rdenes del derecho con solo
el recuerdo y esta somera refutaei6n de lo que sos-
tuvo, se apresuraria a rectificar todas suEs ,1,mil.i,-t
cones, asi como a mostrar su conformidad con mi
criterio.
En puridad, el Derecho Penal no es m's que
elc derecho de castigar, peor lo quoe la facultad que
tiene la sociedad de prevenirse, de asegurarse con-
tra el delincuente p'ara evitar la comisi6n del de-
lito, en rigor, no debe caer dentro de la esfera
del Derecho Penal. Esto, dicho asi, onI tales t6rmi-
nos gencrales, parece una incontrovertible verdald.
Sin embargo, la, cioenia Penal modern no sustenta
esa t6sis de n,odo, absolute.
Al Derecho Penal modern se lI ha dado mayor
extension sin cambiar pior eso1 su denominaci6n, lo
que no tiene nada de particular, porque casi todas las
palabras llevan el sello del concept que en su origen
expresaron, pero despu6s se usan para expresar otros,
y entonces toman un sentido nuevo 6 conservan
el misano pero adquieren mayor extension por un
conveneionalismio anulo.go al que di6 origin at ellas.
gPoPr qu6 no ha podido suceder eso on el present
caso? Si atendemos al significado primitive, etimo-
16gico, de la palabra penal, dentro del Derecho asi
.i .i ...1i., 11no cabrian mks que el delito y el castigo;
cl delito, por ser la material penable, y eel castigo,
porque seria su finico objeto; pero eso dentro del
caracter, que tenia en el derecho antiguo, y que
aun conserve en al guns paises, pero si se. tiene
en cuenta la mis alta y remnota finalidad de la pe-
na, hay que darle al Dorecho Penal mayoresvuelos,
sin romper albirtamente con su traditional misi6n,
y en 61 podrian caber al lado dde las penas, otras
melidas que hicieran innecesaria su aplicaeion, por-
(quc en vez de reparar el mal del delito, tendieran
a evitarlo, corno por ejclplo, la de poner al presun-
to delincuente en tales condicioncs que quedara
preservado, .de 6l la sociedad, L qu6 necesidad ha-
bria de someter esas medidas A la esfera de otro
)Drecho nuevo completamiente, distinto 6 extrafio
al Penal cuando persiguen la misma Ili.il.i1 de
las penas y unas y otras so complementan?
Eso es lo 'que yo decia quc ya so habia empeza-
do k haeor 6 se intentaba llcvar A la practice con
el proyeeto de C6digo AlemiAn, de que habl, ter-
minado en Abril de 1909, y elaborado por los mis
eminentes prof.esoros de aiquel Impcrio, entire los
euales habian partidarios de todas las escue!as pe-
nales, por lo( que on ese Proyecto se han tratado de
armonizar todas las tcndeneias, y en su exposiciOn do
motivos, que oocupa nada menos que dos volfmen'es,
se dice de una mantra clara y precise, que si bien
el proycto no rnompe definitivamente con la es-
euela tradicionalista, llamada cldsica, pues sus bases








DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 15
------ -------e _


no se quebrantan en lo fundamental, en 61se le han
hecho grande concesiones A la tendencia preventive
modern, A la de seguridad, a la educativa, A la que
aconseja ciertas medidas que paralelas al castigo,
a la pena, elevan el nivel del derecho penal, asi
come su categoria y la misi6n de los tribunales lla-
mados A aplicar sus leyes. Y asi eneontramos entire
]as disposiciones de ese proyecto, cuyo texto tengo
a la vista, algunas m,uy curiosas. En su primera
partle, en la que se llama general, hay un capitulo
que se titula de esta manera: "Penas, Md.I,.l., de
seguridad, Reparaci6n -de dafio". Por este epigrafe
puede juzgarse del contenido; al lado de las penas
figuran las medidas de seguridad; al lado de la re-
paraci6n del dafio ya causado, la prcvcnci6n para
que no se llegue c.ausar 6 si se produce sea menor.
Si los Sres. Senadores examiinaran algunas de
estas disposiciones, verian que en un mismo articulo,
un caso que tiene caracter delictuoso es castigado
eon cierta pena, pero si en 61 concurren determina-
das circunstancias, entonces no es penado, al de-
lincuente se le pone en debida seguridad y se le
somete A un riguroso plan de reeducaci6n 6 rege-
neraci6n. Lejos de separarse cl derecho de castigar
del derecho. de prevenir el delito, se barajan uno y
otro alternative y armoniosamente en el mismo ca-
pitulo, segfin el caso lo requiera.
Tales citas, Sres. Senadores, las hice para jus-
tificar ese character mixto que puede entenderse re-
viste mi Voto Particular; y asi volviendo A 61 pue-
do pasar, como llevado de la mano, A una de las ree-
l; h.-...-i.,.... que tambidn tengo que hacerle al Sr.
Gonzalo P&rez. Recu6rdese ,que dijo que lo que
con mi Voto Particular proponia era una Ley es-
pecial -que no tenia un earaeter verdaderamente
penal, cayendo de ese modo en un error analogo
al de mi querido amigo el Sr. Dolz. & Por qu6 no
tiene an carActer penal? I Por qu6 se toman alli
medidas preventivas? IPero tambi6n se castiga! No
es mejor que antes de castigar, se fije la esfera de lo
licito por medio de reglas, A las cuales se deban
amoldar aquellos que no quieren ineurrir en pe-
nalidad? En este easo no se evitaria con la regula-
ci6n del derecho de coligaci6n, muchos de sus abu-
sos? Pero si asi y todo se cometen, mi Voto Parti-
cular los pena. Luego es una Legislaei6n principal-
mente penal aunque tambi6n tenga un character
preventive en cierto modo, si bien no al que lo es 6
debe serlo aquella que se aplica A delincuentes de
otra case.
,Pcro yo decia: ya que se trata de delitos come-
tidos por grupos de personas, por muchedumbres,
de delitos colectivos, y esos delitos rara vez en la
prictica son penados po.r ciertos motives y conside-
raciones que todos conocemos, habiendo recordado
lo que Napole6n con su gran sentido prActico dijo
de ellos, a saber: que los "delitos colectivos no com-
prometen A nadie" 1o cual es, efectivamente asi,
como lo estamos viendo todos los dias, con motiv'o
de las grades huelgas cuyas violencias no llegan A
penarse nunca, pues ni sentencia condenatoria de
los tribunales criminals suele recaer en los pro-
cesos y si por aeaso recaen no se eumplen en el es-
tablecimiento penal correspondiente; ya que casi
todas esas causes terminal eon una amnistia, 6
'eon un indulto general, cuando no con el sobre-
seimiento, que se ven los tribunales obligados a
dictar forzados por motives y circunstancias mas


'de indole ajena A su elevada misi6n que por obe-
:decer a los dietados de la Ley; ya que se trata,
decia, de dictar una legislaci6n de esa case para
muehedumbres, para colectividades A quienes es di-
ficil castigar y que, sin embargo, por esto mismo
y por ser los danfos que pueden causar, mayors que
los quo aisladamente .eada uno de sus components
Sseria capaz ,de ocasionar, I no debe ser ms preventive
quc i. 1'',-;., ? Mejor no debe a'ntes reconoecrse *el
derecho quo sus individuos tcngan a reunirse, a
asociarse, para ese fin, con toda la amplitud que
licitamente quepa, y garantizarseles ese derecho, al
par que fijarle sus limits para evitar en todo lo
possible que sea traspasado, porque es asi mas difi-
cil que surja la exaltaei6n y el desenfreno que dan lu-
ger a que so cometa el dolito? Pero como a pesar de
eso puede coometerse, estableciendose las penalidades
correspondientes, con ellas la Ley queda complete.
\I el Sr. Gonzalo P&rez tamb.in objetaba-y
esta es la iltima, rntitia-iln que hago-: "1lo
que ha formulado el Sr. Maza y Artola no es en
realidad un Voto Particular, sino un Proyecto de
Ley". Y yo pregunto al Sr. Gonzalo P6rez: P1ero
qu6 cosa puede ser un Voto Particular, las mis
de las veces centre nosotros, sino un Proyeeto de Ley
frente A otro Proyccto de Ley? Puede haber Vo-
tos Partioulares sencillamente negatives, comoecuan-
do so propone la reform de una Legislaci6n y dis-
crepa un Senador de sus compafieros de la Comi-
sion respective, por entender que no debe dictarse
Ley alguna sobre la material. Entonces claro es que
como no sostiene nada afirmativo el que disiente, s6-
lo tiene que .iul .,w su negative, pero cuando en fren-
to de una reform que se propone opina que en su
lugar debe hacerse otra c6mo puede formular su Vo-
to Particular sino proponiendo 6 su vez el Proyeeto
de Ley, que creek debe de aprobarse en lugar de
aquel de que discrepa, y demostrando que es mas
con veniente ?
Podria el Sr. Gonzalo P6rez refutar que el punto
objeto de dibscusion en los primeros moments no
tuvo tanta extension y que el Voto Particular, de
consiguiente, se aparta much del primitivo Proyee-
to de Ley. Pero a eso corresponderiale con esta
otra pregunta que no sabria contestarme satisfacto-
riamente: iqu6 modo mi6s adecuado tongo yo para
proponer al Senado mi criterio sobre la material
dentro de nuestro Reglamento, .que sea eficaz, sino
traduciendo en un Proyeeto de Ley de tan Amplia
naturaleza, cuhl es mi criteria, de modo que quede
bien explicado y comprendido? Si, es verdad que
estoy conform con la derogaci6n del artieulo 567
del Codigo Penal, pero siempre que so sustituya por
otra Legislaei6n que llene mejor su finalidad, que ven-
ga A estar mis en armonia con el derecho modern en
la material, que satisfaga mas las exigencias de las
elases .A que se reficre, pero que, al mismo tiempo,
no deje indefensa a la sociedad contra los males a eu-
ya represi6n provee y e6cmo puedo evitar que la de-
rogaei6n so -. I.i lisa y llanamente, sin presentar un
Proyeeto de la Legislaei6n que estime mas adecuada
para atraer como consecuencia esa derogaci6n, y de-
mostrar su conveniencia? El Sr. Gonzalo Prrez no
me podria sugerir otro medio ni dentro de nues-
tro Reglamento, ni dentro de la 16gica menos exi-
gente, portlue no lo hay.
,SR. PRESIDENT (.SNCInEZ AGRAMONTE): Sr. Ma-








16 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


0
za y Artola: son las seis; si desea continuar, habr6
que prorrogar la S esi6n.
SR. AIAZA Y ARTOLA: Pido que se prorrogue hasta
que yo termine, lo eual voy A hacer enseguida.
SR. PRESIDENT (SiNCHEZ AGRAMONTE) : I EstA
de acuerdo el Senado con que se prorrogue la Se-
si6n hasta que el Sr. Maza y Artola acabe su dis-
curso ?
(Seiates afirmnativas).
Acordado.
Sa. MAZA Y ARTOLA: Como se v6, Sres. Senadores,
yo no he infringido ninguria regla de nuestro orden
interior al formula mi Voto Particular en for-
ma de Proyeeto de Ley, ni me he apartado nada del
buen sentido, ni de los precedentes aqui estab'lei-
dos. En este asunto, no parece sino 'que estamos ju-
gando al discreteo con las palabras como si quisi6ra-
inos imitar a lo.s insignes autores de obras c6mi-
cas y dramAticas de los siglos XVII y XVIII. Aten-
damios mis al fondo que A la ki, ,, de las graves
cuestiones que diseutimos. Si ni aun los partidarios de
la deroigaei6n Ilana y simple del articulo 567 se
han atrevido i near la conveniencia de la Legis-
laei6n que propongo Ipor qu, do una vez no la

Los miismos iSres. Regileiferos y Gonzalo P6rez es-
thn de acuerdo en lo fundamental de mi Voto Par-
ticular, es en 61 yo propon'go, y s61o le introdueirian algunas
variantes de forma. & Por qu6 no las proponen y si
son rationales las aceptamos ? S6lo, pues, discrepamos
verdaderamente en un punto bien baladi. En que los
partidarios de la derogaci6n pura y neta quieren
dej.ar para mis adelante dictar esa Legislaci6n espe-
cial que sustituya al a i;. li.. 567, mientras que no-
soltros queremos aprovechar este hermoso debate, en


el que nos hemos empapado bien de la mate-
ria, para resolver todos sus extremes de una vez,
sin mias dilaci6n, sin que de este asunto tengan
nuestras Comisiones que conocer de nuevo, pucs do
otro modo quedara sin resolver durante much
tiemnpo, y mientras tanto estaria. surtiendo sus efec-
tos la simple derogaci6n del articulo 567, pues bien
puede adivinarse que pasarb asi en esta CAmara y
seguramente tambien en la otra. ~Para qu6? Para
que nuestro obrero en vez de una legislaci6n que en
eierto modo anmpara sus dereehos, pero que aun euan-
,do 1o "'. A i.l.1.. impide la los Jueces Correcciona-
les actuar en persecuci6n de los delitos que castiga
--lya que por su naturaleza s61o pueden conoccr de
.ellos los Jueces de Instrucci6n y las Audiencias, ra-
z6n por la cual ha podido decir el Sr. Dolz que ae-
tualm.ente no 0hay nadie preso 6 detenido, 6 cum,-
pliendo condena por ese delito-no se quede preci-
samnente sin ninguna Ley punibl.e sino que por las
que le alcanzan venga a caer "por unquitame all1
estas pajas", por el movimiento huelguista mas in-
-.,.,,ii ,l-.. en manoss de los Jueces Correccionales
que lo tratarian con mayor rigor, pues se apresura-
rian a imponerle penas m6s 6 menos arbitrarias
contra las que no tendrian recursos y habrian de
cumplir en seguida, y entonces podriamos deeir, eon
mayor motive, que no hay obrero que est6 sufriendo
penas en las cArceeles A consecuencia del articulo 567
del Cddigo Penal, pero que en cambio muchos van
A parar A ellas, precisamente por consecueneia
de su derogaciOn; y la culpa seria del Congreso
Cubano.
SR. PRESIDENT (SANCIIEZ AGRAMONTE) : Se le-
vanta la Sesi6n.
(Eran las seis)


Imp. R.mbla. Bouza y 0.-, PI y Margall 33 y 35.-Habana.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs