Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba.
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072699/00296
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la República de Cuba
Physical Description: v. : ; 33 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Senado
Publisher: Rambla y Bouza
Place of Publication: Habana
 Subjects
Subject: Legislation -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began with: Vol. 1, 1902.
General Note: Description based on: 2. Legislatura vol. 2, no. 1 (abr. 6 de 1907); title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072699
Volume ID: VID00296
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001844861
oclc - 30331556
notis - AJR9135
lccn - sn 94026346

Full Text











SESIONES


DEL


SENADO


R IEPUBLICA DE CUBA

HABANA, MAYO 27 DE 1914.

VIGESIMASEXTA LEGISLATURE


Vig simasegunda Sesion. Mayo


25 de 1914


Presidencia del Sr. Eugenio Sanchez Agramonte.
Secretario: Sr. Julian Godinez.


SUMARIO.

Comunicaciones de la Camara de Represen tantes. Idem oficiales.-Proyecto de Ley
proponiendo el nombramiento de una Comisi6n Codificadora para que estudie
y reform las Leyes. Pasa a la Comisi6n de C6digos. Dictamen de la Co-
misi6n de Obras Pfiblicas sobre el Proyecto de Ley que propone la subven-
ci6n a una linea de Casilda a Placetas del Sur.-Idem de la Comisi6n de Hacien-
da y Presupuestos sobre el mismo asunto.--Discurso del Sr. Berenguer.-Apro-
bado.-Continfia la discusi6n del Dictamen de la Comisi6n de C6digos sobre la
derogaci6n del articulo 567 del C6digo Penal.-Discurso del Sr. Bustamante.


A las cuatro y cuarto, bajo la Presidencia d(
Sr. Eugenio SAnchez Agramonte, actuando de S(
cretario el Sr. Juliin Godinez y presents ]c
Sres. Senadores que siguen, se abre ]a Sesi6n:
Ajuria.
Berenguer.
Coromiado.
(Culliar.
F igueroa..
Garcia Osuna.
Goieoechea.
Gonzalo PWrez.
Lazo.
Llaneras.
Maza y Artola.
R ,.- ;f,. ,,..
SuArez.
SR. PRESIDENT (SXANCEZ AGRAMONTE) : Se va
leer el Acta de la Sesi6n anterior.
(El Oficial, Sr. Vega, la lee).


el SR. PRESIDENT (SANCIIEZ AGRAMONTE) : gSe
- aprueba el Acta que acaba de leerse?
s (Seiales affirmativas).
Queida aprobada.
SR. REGUEI:FROS: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SANCITEZ AGRAMONTE) : La tie-
ne el Sr. Regiieiferos.
SR. l.i i i i;.-: Para rogar que se haga cons-
tar en Acta el sentimiento que embarga A los Sres.
Senadores con inotivo de la muerte del hermaino
politico de nuestro compailero el Sr. Ricardo Dolz.
SR. PRESIDENT (SANCIIEZ AGRAMONTE): jEstA
de acuerdo el Senado ec-n lo que propone el Sr.
b I J. ', ,,, ?
(Sefiales afirnmativas).
Aeordado.
(El Oficial, Sr. .11.,.., leyendo):
IHabana, Mayo 22 de 1914.
a Sr. President del Senado.
Sefior:
La ( .I.I i, de Representantes, en Sesi6n celebra-


VOL. XXVI


NUM. 22


_I~ _


Em If""N meow


DIAHIU UE








2 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


da el dia de la fecha, adopt el acuerdo de apro-
bar el Proyecto de Ley procedente de ese Cuerpo,
autorizando al Ejecutivo para quo entregue al
Ayuntamiento de la ciudad de Santa Clara, lasuma
d ; .i.... mil ,pesos con destino A socorrer A las
i ihili .- que-hairi ,il.1..,,1 sin hogar en dicha ciu-
Ilad,-. '. ti;.i,. *de' li. inundaciones etc. habi6n-
1':, a i, l l,1.i..:. iin a los t.I constitu

'Lo que tlego el honor do comunicarle lios
i... de la Ley de Relaciones entire ambos Cuer-
pos Colegisladores.
Muy iatentame'nte de Ud.,
J. A. Gonzdlez Lanuza, Presidente.-Nemesio Bus-
to, Secretario.--Rad de C..-... .. Secretario.

,SR. PRESJDENTE (SANNCIIz AGRAMONTE) : Ente-
rados.

(El Oficial, Sr. Ml uioz, leyendo):

Habana, 25 de Mayo de 1914.

Sr. President del Senado de la Repibliea.

Ciudad.
Honorable senior:
Las relaciones de cortesia y compafierismo que
siempre han existido entire los miembros do esa
alta Cimara y los de la C ,..II.... baja, nos animan a
dirigir a Vd. el present respetuoso escrito, rog'n-
dole nmuy efi'cazmente se sirva ordenar su lecture
en la sesi6n de hoy, A los i. I' proeedentes.
.PodrA resultar exceptional tal vez, que miembros
de un Cuerpo Colegislador se dirijan al otro Cner-
po en demand do una i:esoluci6n determinada; pe-
ro nunca resultaria, ..-_. ,i .-rt.- un motivo de
I\--.I.il del procedimiento, para que se declare a
los firmaintes inmerecedores de ser atendidos y satis-
fechos en sus legitimas aspiraciones.
La representaci6n oriental que es la que tiene
hoy el honor de dirigirse, por este medio al Se-
nado, ostenta los poderes de los habitantes todos del
hist6rico pueblo de Yateras (Jamaica), sin dis-
tinci6n de los elements ..1i;; ... patri6ticos, socia-
les y economics que la integran, para recabar de
los Poderes Legislativos y Ejecutivo, la instaura-
ci6n de su municipalidad auton6mica, constituy6n-
dose en Ayuntamiento, mediante la aprobaci6n cons-
titucional y legal del Congreso; y como ya, estS
pr6xima la terminaci6n de la present Legislatura,
es el deseo *de los .I nil. l,, que se discuta profe-
lentemenie el Proyecto de Ley sobre el particular
\i aprobado por la ( .' I', en evitaciin de que ca-
rezea de efectividad la referida Ley, por el olvi-
do -e su urgencia.
No escaparA A la consideraci6'n del Senado la
:irennstancia, especialisima de haber sido ese Pro-
yeeto de Ley dietaminado favorablemente, previo
el examen de sus antecedentes documentales, por
las Com.isiones de Justicia y C6digos y de Asuntos
MIl,,. i.p.l,'. Provinciales de la CAmara, y apro-
bado luego per esie Cuerpo Colegislador unanime-
mente, con unanimidad rarisima, no turbada por
la protest ni la pasionalidad polliticas, corno A
menudo viene sueediendo con las Leyes de -distinta
naturaleza.
El Congress de la Repfiblica no se ha opuesto


jamais a ]a evoluei6n progresiva de los pueblos,
poniOcndo trabas a sus ansias do libertad y gobier-
no propio, cua ndo esos Ilotl,]t .s hlan demostrado su
capacidad econ6mica, y las ddemis condiciones ne-
eesarias y ,I..... .1i, al nuevo regimen de su vida
legal, y no seria el pueblo de Yateras- (Jamaica)
cuyos habitantes pasan de .ii;n,.-.-' iil1. .on III
extension .-1i. I iI1 superior I lIi !n, .i 1. !1 '
t6rminos munieiipales de la region oriental, con un
Precsupuesto d(e : .! ,I"I excelente comercio y un
suelo i.'' y I 1, abundoso en centrales azu-
eareros y zona do eal y tabaco, entire otros fru-
tos de cxportaici6n productive, ]a finica y sola ex-
pcipidn en este easo.
En aboni o lo expucsto piocedentemeuto, no de-
be olvidar el Senado que, con earicter urgent y
casi siempre sin otro requisite que los dictimenes
de la C(imara, fueron aprobados los siguientes
Ayititlainientls, ninguno de los cuales podria pre-
seni;lr un expedient comparable al de Yateras-
Gunimacaro, segregado .del de Matanzas; el Perico,
1.1t, :uito, San Jose de los Ramos y Agramonte,
segi gados del de Col6n; Sabanilla del Encomen-
li.dor, segregado de ULnin de Ieyoes; Banes, segre-
'ad(lo de ibara; San Ioriiando de Camarones, se-
gregado de Palmnira; Victoria de las Tunas, de
Puielo Padre; Corralillo, del de Sagua la Gran-
de; San Antoiio de Cabezas, do Alaeranes; San
Juan de los Yieras, de Santa Clara; Cainmito del
Guayabal,- del de Bauta; Candelaria y Palacios, de
San (Crist6ba!; Carlos Rojas, de Jovellanos; Santa
Ana. de 'in ... ; Regla, de la Habana; Ci-
fuentes, de .Snita ('i .; Mariel, de Guan; i ; Cam-
pelehela de Mlanzanill.o y otros amis, la mayoria
aprobados sin discusi6o y todos con el coneurso
del Sonador oriental Sr. Gonzalo Prez Andr6,
miielbro de la Comisi6n de Justicia y C6digos, en
el afio de mil novocientos diez y con :el apoyo tam-
bi6n de los Senadores orientales Manuel, lerniandez
%I ,... I v Erasmn o .. ;, o obstante ser
Orintce la reglin ms cxtensa de las seis cn que se
divide 1ia, Roepblica y la menos i, .,.... i.1 de todos,
en munnicipalidades, con d'o'.-!.. : ,i de la de Ca-
magiguy.
\lay atentamente.-E urique Jardiines, B. Ro-
driguc-p Alberto Sdnchcz, AA.Cebreco, Eduardo Du-
boy, Carlos Gonzdlez, Ricardo Sirv6n, Arturo Be-
tancourt, A. Garcia Gonme, J. R. Campiia, J. Fer-
,it (z de.( Castro, Heliodoro Luque. Bartolome Sa-
garo. I. Sarloeio, F. Ma1nduey.

Siu. ConONAoo : Pido la palabra.
Sit. PRESIDEP'NTE (SANCTiEz AOR\AMONTE): La tie-
ne cl Sr. Coronado.
SnI. C(onoN;rAlO: Para rogar a] Senado que se sir-
va dispenser su inms cuidaldosa atenciOn & la Comu-
nicaci6n que se acaba de leer, proeedente de la
(' I de Representanles; case no frecuente, y
*[uc, por lo nmilnfo, mercer que tolos Ic concedamos
esa. atenta y euidadosa atenci6n. Propongo, asimis-
mo, que se rcpartan copies, en vista de que contie-
ne dalos imuy expresivos para esclarecer los pun-
tos que serin objeo lo de bate, no hoy, sine qui-
zas on la pr6xima Sesi6n.
SR. (GONZALO P1IklRE: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTer (S\NCI:lZ A GRAMONTE) : La tie-
ino el Sr. Gonzalo Perez.
SR. CONZoALO PiREz: El siste'ma adoptado por los








DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 3


compafieros de la, otra Camarara pra apromiar al
Senado, es de una novedad extraordinaria.
El Senado ha rogado varias voces a la CGmara
(o Represoentantes, que concediera la preEerencia,
ique sefiala la Loy de Relaciones, a determinados
Proyeetos de Ley, y jamAs hemnos sido complacidos,
pues ni siquiera hemos obtenido un acuse de recibo;
y en cambio ahora se pide por los Representantes
do una provincia, que el Senado apruebe festinada-
mente un Proyecto de Ley, que s6lo interest A un
redueido mnmero de conciudadanos, prescindiendo
del trimite de las Comisiones, y a esto no podemos
acceder, por convenienciia de todos, y desco que asi
conste para que no se generalice el sistema. Lo
finico quo puede y debo hacerse, es que la Cimara
ruegue al Senado cl despacho I" f.... I:. de ese
asunto, do acuerdo con ]a Ley do Relaciones.
No me opongo A que so repartan copies del es-
erito recihido, y comno deferencia hacia los compa-
fieros ue lo firman, q(ue pase A la Comisi6n co-
rrespo.ndiente para que resuelva.
SI. CORONADO: Pido ]a palabra.
Sa. PRESIDENT. (SANCITEZ AGRAMONTE) : La tie-
no el Sr. Coronado
SR. COROI NADO: En cl fondo tengo que abundar
en las ideas del Sr. Gonzalo Pdrez, y no pedi qu,
pasara la Comnnnicaci6n A la Comnisi6n que conoce
de esta material, porque lie entendido que ya habia
dictaminado; de lo contrario, serial retrasar bastan-
te el asunto.
Basin. que los Sres. Senadores co'ozcan los an-
teeedentes que la Comunicaci6n contiene, para que
en el 6iMinno de lo0, mismos pueda influir en los mo-
mentos en quo so diseuta; asi es que me parece in-
necesario que se envie 6 una Comisi6n. Desde el
momento en que emiti6 Dictanmcn, basta que tengan
conociniento de ella los Sres. Senadores, para
enando 11egne el momento de discutir.
SI. GoNZALo PIREz: Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (fSNCnr.Ez AoGAiMONTE) La tie-
no el Sr. Gonzalo P6rez.
SR. CONZA.O PI6oREZ: ITnloraoTb que hubiora dicta-
minado. Por eso pedi ;I remisidn A la Comisi6n. En
la Orden del Dia no figura; no s6 nada sobre el
asunto.
Su. FIGUEROA : Pido la palabra.
Sn. PRESIDrNTEn (SANCHoEZ AcRAMONTE'i : La tic-
ne le Sr. Figueroa.
S. FIGU)EROA: EI ; ,, Sres. Senadores:
La Comision de Asuntos Municinales y Provinciales
se ha reunido y ha dictaminado ya respceto al asun-
to de Yateras. No so ha presentado el Dietamon,
porque el Presidente de la Comisi6n ha tonido que
ausoantarse; pero tan pronto venga, sera el primer
asunlo que se present al Senado. El Sr. P6rez
Andri quiso discutirlo antes de marcherse, pero
por encontrarse la Orden del Dia 1i, i.i ii, y es-
tarse diseutiendo una Proposieion de Ley, desisti6
de pedir la urgencia p).aira el asunto del Aynnta-
miento de Yaer as. A denms, el Sr. Maza y Arto-
la queria que so terminase el otro aswrnto, para
dcspnus diseutir lo que respect a dicho Ayunta-
miento. No se ha terminhi0ao lo (que oesl-bamos dis-
eutiendo., ni esta en estos moments aqui el Pre-
sidenite de la Conisi6n de Asuntos 3i,,; I'p 1i. que
tiene gran interns en el Proyeeto de Ley sobro
el Ayuntamiento de Yateras.
SR. MIAZA Y ARTOLA : Pido ]a palabra.


SR. PRESIDENT (SAiNCIEz AGRAMONTE): La tie-
ne el Sr. Maza y Artola.
Sn. ManZA Y ARTOLA: Puesto que el Sr. Figueroa
me ha .ludido a] pedir que se place este asunto,
para que no se interprcten mal sus palabras, me veo
obligado A aclarar lo quo realmente ha ocurrido
conimigo respect de 61. Es verdad que el Sr. P6rez
Andr6 me mand6 un recado, hace una semlana
proxiin;mente, con un empleado del Senado, pre-
guntandome si yo estaba dispuesto A discutir ese
dia el asunto del Ayuntamiento de Yateras, por-
que toenia que marcharse inmediatiamente para su
Provincia. Como era uno de aquellos en que figu-
raba tambi6n on la Orden del Dia este particular
que iii re mAs de una somana que se esta diseutien-
do, y si no reenerdo mal, ya so habia empezado en-
tonces su diseusi6n y ademAs no conocia aun el
Diet;men emifido por la Comisi6n de Asuntos Mu-
nicipalcs porque ni se habia ]eido, ni de 61 se ha-
bian repartido copias, hube de mandarle A decir que
tanto porque deseaba salir cuanto antes de este
otro asunto, que estaba pendiente, respccto del que
yo babia quedado en oe uso de la palabra, como
porque no conoeia el Dictamen que habia de ser-
vir de base A ese nuevo debate del que necesitaba
insi rirmme. no me parcca oportuno que se tratara
todavia de 61 en aquella oportunidad. Como se v6
no podia ser mrs rational esta contestaci6n.
SR. PRESTDENTE (SANCIiEz AGRAMONTE): Aclara-
do este particular, con esos antecedents, no creo
neicesario tomar ningfin acPerdo, sino simplenmen-
te darnos por enterados de la Comunieaei6n.
Pasemos A la Orden del Dia.

(El Oficial, Sr. Muioz, i7.. iJ'):

Trinidad, Mayo 23-las 6 p. m.

"Iresidente del Senaido

Habana.

Aynntamiento, en sesi6n extraordinaria ayer no-
ehe aneord6 por nna'nimidad apoyo y ratificar acuer-
do *de comerciantes y propietarios A que me re-
fiero .1,1. i .... ayer sobre interest Senado apro-
baci6n ferroenrril Trinidad Placetas en igual formia
que lo vot6 Camara de Representantes.
Pedro A. Sabin, PJlcalde Municipal.

SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE): Ente-
rados.
Proposiciones de Ley.

(El Oficial, Sr. 11,, .., leyendo):

AL SENADO:

Considerando: que es deber ineludible del Go-
bierno -. r..ii..... sus Leves, adaptAi'dolas al rgi-
men politico en que se desenvuelven sus funciones
para, hacer mis viable y rApidos los procedimien-
tos judiciales. gubernativos y administrativos.
Considerando : que al estableeerse la Repiblica.
eambio por complete el sistema de Gobierno que
hasta l ario de 1899 reia en esta Isla y por con-
siguiente las Leyes de Enjuiciamiento Civil y Cri-
minal, Notariado, Hipotecaria y su Reglamento y








4 DTARIO DE SESIONES DEL SENADO


los C6digos Civil y Criminal han debido ser re-
formados, adaptdndolos al sistema del Gobierno de
la Repfibliea, debi6ndose para ello nombrar Co-
misiones de C6digos y signiendo en este, el siste-
ma adoptado por otros (..;.. y muy especialmente
el del Parlamento Belga.
Conside.rmando: que constantemente la Cmiara y
el Senado vienen reformando los articulos de las
citadas Leyes y CGdigos, creando consigo dificul-
tades y demoras en el procedimiento por las dis-
tintas formas que se vienen i. li,,,ll,-,1.
Considerando: que vista pues la necesidad de una
reform radical, el Senador que suscribe, sonmte A
la consideration del Senado el siguiecite,

PROYECTO I)DE LEY:

Articulo I.-Se nombra una Comisi6n Codifica-
dora, conmpuesta do diez mitembros, en la forma
siguiente: tres Abogados de la Cimara y tres del
Senado. los cuales habran de ser miembros de la
Conmisi6n de C6digos de ambos Cuerpos Colegisla-
dores; de otros cuatro jurisconsulto.s propuestos por
el Ejecutivo con ]a aprobaci6n del Senado, perte-
nezean 6 no A la carrera judicial, y que hayan
demostrado por sus estudiols condiciones especiales
de aptitude en esta case de trabajos.
Articulo IT.-Los Abogados referidos en el ar-
ticulo primero deberan haber ejereido durante seis
afios, por lo menos, la, carrera respective.
Articulo I[I.-La dotaci6n de los miembros de la
Comisi6n ecxcepci6n de los que pertenezean a la
Comisi6n de C6digos de ambas CAnaras, sera de
trescientos pesos, moneda oficiaq, durante el tiem-
po que desempefien el cargo.
Artieulo TV.-El tempo que habra de durar el
funcionamiento de la Comision repetida es el de un
afio, a partir de la aprobaci6n de esta Ley; some-
tiendo A la discusi6n y aprobaci6n del Congreso
las leyes que fueren reformando.
Articulo V.-A los miembros de ]as Comisiones
de C6digos que fueren designados por sus respee-
tivas CAmaras, se les asigna, ]a eantidad de cien
pesos, moneda official, como gratifieaci6n por desem-
pefiar el cargo.
Articulo VT.-EI Ejecutivo, milentras no figure
en el Presupuesto de la Naci6n, las cantidades ne-
cesarias para cubrir las responsabilidades de los
miembros de que trata esta Ley, las tomara de
los fondos sobrantes de cualquier coneepto 6 que
corresponda para satisfacerlo, asi como par-i el
personal. si fuere nedesario nombrarle.
Articulo VTT.-Esta Ley empesar6 a regir desde
su pi'blicaei6n en la Gaceta Oficial de la, Repfiblioa.
Palacio del Senado. 25 de Mayo de 1914.
Francisco Cuillar, Ei:asmo R,.' .:.Feros, Migdel
Llaneras.

Si. CUuLAR: Pido que pase A la Comisi6n de
C(,digos.
SR. PRESIDENT (SANCITEZ AGRAMOtNTE) : ,L 'O
acuerda el Senado?
SR. MAA vY AnRToMA: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ AGRAMONTE) : La tie-
ne el Sr. :\; y Artola.
Sn. MAZA Y ARTOLA: Deseo quee o me i'nforme
si e-xiste algfin Proyeeto igual 6 parecido al que se
acaba de leer, .aprobado por este Alto Cuerpo y
pendiente de discusi6n o ia CQmara de Represen-


tantes, porque tengo rendiniseencias de haber leido
lqe en el anterior period congressional cuando aun
no tepnia el honor dc ser Senador, algo so trat6 en
el Co.ngreso de este mismo asunto.
SK. GoNZALo PfiREz: Pido la palabra.
Sn. PlESIDENTE (SkNCIIEz AGRAMONTE) : La tie-
nio el Sr. Gonzalo PWrez.
Sn. GONZALO Pt:REz: ITace varias Legislaturas
(ue se aprobd, por ambas Camaras, un Proyecto de
Ley casi id6ntico al de que se trata, nonmbrando una
Coinisi6n (C.i.'l;. l.,i, i con miembros del Congre-
so. La (ominsi6n Mixta se puso de acuerdo sobre las
diferenr:ias surgidas, pero la (I',, i! de Represen-
tantes rechaz6 e] Iictamen. Posteriormnente se apro-
bo por el Senado otro Proyecto autorizando al Eje-
entivo para nombrar una Comisi6n Codificadora,
para disponer del cr6dito necesario, el cual esta
p)endien.e en la (CAmara de Represenantes. Esto es
lo que puedo informal.
SR. C('ULIAR: Pido la palabra.
SR. PRISIDENTE (SANCHIEz AGRAMONTE) : La tie-
ne el Sr. Cubllar.
.i.. ('i 'l .<.: Como autor del Proyecto de Ley
(iue acaba de leerse, declare que este Proyecto se
ha presentado por mi conduct 6 iniciativa, y no
por imiciativa de ningfin otro Sr. Senador. Deseo
hace.rlo constar.
SR. PRFSIDENTE (SANCIIEZ AGRAMONTE) : Desea
usar de la palabra el Sr. Maza y Artola?
SR. MAZA Y An'ro'LA: Siento much verme ob'iga-
do A solicitor que quede sobre la Mesa el Pro-
veecto. hasta que cnozeamos el que so aprob6 en
anterior period congressional. Pero hay un pre-
cepto de la Ley de Relaciones muy conocido de to-
dos los Sres. Senadores. que quizas sea necesario res-
petar y por el cual no le podriamos dar cursor. Ese
precepto es el del articulo trece, que dice: (Le-
v(ddo) :

"Mientra est6 pnndie'nte en uno de los Cuernos
Coleaisladores algin Proyect- de Ley 6 de Re-
soluni6n, no puede hacerse en el otro niniguna pro-
nuesta sobre el misio objeto de aqunl".

SR. CTTPTELAR: Siempre que esos dos Proyeetos
sean iguales.
Sn. MA7A Y ARTO A: No. el articulo dice: siem-
'nre que tenean eq mismo objeto;como on leste caso
el nombramiento de una Comisi6ln Codificadora ven-
lrfa i ser l objetoe de ammbos Proyectos, no cabe
iduda one cst comprendido en esa disrosici6n.
Reenerdo cne no hace muerho. al nrPsentar yo
una Pronosic66n de-Ley sobre Companiias de fian-
(as. el Sr. Gonzalo P6rez hubo de recorder one se
lbali) aprobond oP anterior -pirioldo congressional
otro Provecto de Lev. uno de cuyns objetos era el
mismo que inteoraba el min y acab6 ror soli-itar
que se me aplicara 1I articulo tree. Pedi aclaracio-
nes 6 infornes acerea de ello, pero tuve A la posture
(nu balar la cabeza ante el rigor de la petici6n,
nor respeto i la Ley.
N' s m n b 11 oelrrido dtesni s insistir en nnue-
11' Pronosici6n sino tan soo tratar de eoaIsecr r
ane se dimeuta en la otra CO mara el aludido Pro-
vecto. ;P.or an6 'no h c p tambhien O-o mismo el Sr.
Cun"lln on este easo" Yo no pido, nara sn' Pro-
,;no iiiA" sino no trato ilnl y ]i r ,me ob'-erv
S..iill.. on il' L oeasi6 n, si fui el .m'ii[L' ... en








DIARIO DE SESIONES DE, SENADO


acatar el articulo trece de la Ley de Relaciones
l que tiene de particular que ahora invite al Sr.
Cuellar a hacer otro tanto?
SR. CUhLLAR: Que es lo que quiere el Sr. Maza
y Artola?
SR. MiAZA y ARTOLA: SolicitD que G ese Proyee-
to de Ley no se le .d6 procedimiento aguno, sino
que quede sobre la Mesa, hasta que conozcamos el
otro Proyeeto de Ley.
SR. CULLLAR: iNada mis que' e o?
SR. M'AZA Y ARTOLA: Es lo quo he pedido.
SR. CUIkLLAR: *Esta bien.
SR. PRESIDENT (SANCIIEZ AGRAMONTE) : LEsth
de acuerdo el Senado en que quede sobre la Mesa
este Proyecto de Ley?
(Seiales afirmativas).
Acordado.
Discusion de Dictamenes.
SR. REG0EIFEROS: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SANCITEz AGRAMONTE) : La tie-
ne el Sr. Regiieiferos.
SR. REG0EIFmROS: Antes de pasar & la Orden del
Dia, voy a solicitor del Senado que se sirva variar
el orden de los asuntos, pasando d di;cutir ahora
el que figure con el niunmro quinto, 6 sea el Dic-
tamen de la Comisi6n de Hacienda y Presupuestos,
como tambi6n los de C6digos y Obras Pfiblicas, fa-
vorables al Proyeeto de Ley, fijando la subvenci6n
para la construeei6n del ferroearril de Casilda
a Placetfas del Sur.
Las excitaciones que recibo de aquella localidad
en este sentido, ademAs los Dietamenes favorable
de esas Comisiones, nos pueden permitir, como se
ha heeho en easos anilogos, alterar por breves mo-
mentos 1,a Orden del Dia y suspender el debate an-
terior para que tenga lugar la discusi6n de ese
importantisimo Proyeeto de Ley, tan necesario pa-
ra aquella abatida region de la Repfiblica que se
1Fama Trinidad.
SR. PRESIDENT (SANCIIEZ AGRAMONTE): 1,Estt
de aenerdo el Senado con lo que propone el Sr.
Regiieiferos ?
(Seinales .'~: i '., ).
Acordado.
Se van A leer los Dictmenes de las Comisiones.

(El Oficial, Sr. Mudioz, leyendo):

HIabana, Marzo 9 de 1914.

Sr. President del Senado.

Sefior:
La Corisi6n de Obras Pfiblicas en la sesi6n ce-
lebrada el dia 20 de Febrero, tom6 el acuerdo de
hacer suya ]a adjunta Ponencia, emitida por el
Senad.nr Alberdi il Proyeeto de Ley relative A
adieionar & la Ley de 5 de Julio de 1906, la subven-
ei6n A una line de Casilda A Placetas del Sur, que
pas.6 A studio de estin Comision y A la de Ha-
cienda y Presupuestos.
Muy atentamente de Ud.,

Leopoldo Figueroa, Presidente.

A la Comisidn de Obras Publicas.

El Senador que suscribe. designado Ponente por


acuerdo de esta Comisi6n para emitir juicio so-
bre el Proyeeto de Ley relative A adicionar a la
Ley de 5 de Julio de 1906 la subvenci6n a una
linca de Casilda a Placetas del Sur, tiene el ho-
noir de someter a la consideraci6n de sus compa-
ieros de Comisi6n el siguiente informed:
IL.sde hace much tiempo todo el pueblo de Tri-
nida.d viene clamando porque el Estado, vencien-
do .lin.-s.,,.1. ., se sirva autorizar una, subvenci6n
que pueda permitir k una Compafia realizar una
via f6rrea entire el pueblo de Casilda y el pueblo
de Placetas del Sur, entroneando alli con el triin-
gulo donde enlazan la Cuban Central con el Fe-
rrocarril de Cuba. De esta manera se une Trinidad
A lodo el resto de la Provincia y de la Isla.
Trinidad fu6 un pueblo pr6spero y rico. Se
abandonaron sus escasas vias de comunicaci6n, sin
pretender dotarla de nuevas, y su prosperidad y ri-
queza fueron mermandose hasita quedar reducidas
a un pueblo de regular importancia, habiendo sido
una de las ciudades ms pr6spera de la Provincia.
Posee grandes zonas de cultivo, aun sin explotar,
no obstante ]a gran fertilidad .de sus tierras, por
career de vias de comunicaci6n que puedan trans-
portar sus products.
La conmnicaci6n que se pretende establecer, in-
dudablemente, despertarA el entusiasmo en toda
aqucdla jnrisdieci6n; se fomentarAn las fincas aban-
con.das; se estableccrAn nuevas industries; dfindole
un impulse pr6spero d la decaida ciudad de Tri-
,nidad.
Nada mas just y necesario.
Soy, por tanto, d.e parec r que sea concedida la
subvencidn que se pide en la Ley. No obstante, esta
Comisi6n resolverA.
Salon de Comisi6n de Obras Pfiblicas. Habana,
F-brcro 19 de 1914.

Nicolds Alberdi.

AL SENADO:

Comisidn de Hacienda y Presupuestos.

La Comisi6n de Hacienda y Presupuestos, en se-
si6n celebrada el dia de la feecha, adopt el acuer-
do de recomendar al Senado, para su aprobaci6n,
el Proyecto de Ley procedente de la Camara de Re-
presentantes adicionando la Ley de cinco de Julio
de 1906 con la subvencion por kil6metro para la
construcci6n del ferrocarril de Casilda A Placetas
del Sur, que tambi6n ha sido informado favorable-
mclte por ,a Comisi6n de Obras Pfiblicas, A cuyo
studio pasS.


Senado, 5
M. Ferndndez Gievara,
A. G. Osina, Presidente.


de Marzo de 1914.
Seeretario.--Vto. Bno.,


SR. PRESIDENT (SANCT.EZ AGRAMONTE) : Se pone
A discussion ]a totalidad de los Dictamenes que aci-
ban A leerse.
SR. BERENGUER: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SbNC[TEZ AGRAMONTE) : La tie-
ne el Sr. Berenguer.
SR. BERENGUER : Sr. President y Sres. Senado-
res: Como Sena-dor por la provincia de Santa Cla-
ra. voy a pronunciar algunas pala.bras en obsequio
de esta Ley, que desde luego ha de recibir la san-


I


II








6 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


ci6n del Senado, pues en el inimo de todos mis
compafieros esta que si hay una Ley just y ne-
cesaria, es la que en estos moments se toma en
consideraci6n por la Alta Camara de la Repfiblica.
El Legislador cubamo del afio 1906, con fecha 5
de Julio de publicacian en la Gaceta Oficial, di6 una
Ley cuyo principal objeto era, el fomento de los
pueblos aislados al mismo tie'npo que el inicio de
obras pfiblicas en tolda la Naci6n; esa Ley fu6 y es
conocida con el nombre de "Ley de Subvenciones a
los Ferrocarriles". El Legislador de aquel afto, 6 de
aquel Congreso, reconoci6 que habia dos lines im-
portautisimas que debian realizarse con prelaci6n a
todas las demas lines que se subvencionarai en
la Repfiblica. Las lines esas fueron las de Bayamo
& Manzanillo, saliendo de Marti, por Palma So-
riano, en la region oriental y otra en la provincial
de Santa. Clara, que era la de Casilda, Trinidad,
Fern6ndez y Placetas.
A tal extreme reconoci6 el Legislador de entonces
la neceidad de subvencionar aquellas dos lines,
la de Bayamo y la de 'lin.i .1, aislada completa-
mente, en la provinciia de Santa Clara, que la mis-
ma Ley establecia quo la subvenci6n se daba h
esas dos lineas con prelaci6n L todas las demis que
en la misma Ley ,se establecian.
La primena line fu6 construida por el Gobier-
no Liberal, la de Bayamo A Manzanillo, en la re-
gi6n oriental; y es verdaderamente un timbre de
gloria para aquel Gobierno, el haber satisfecho la
aspiraci6n sofiada de los orientales, uniendo a Ba-
yamo, la clAsica poblaci6n de ]as libertades cu-
banas, con todo el rest de la Isla, y haber sido la
causa ese Gobierno, de engrandeeimiento y pros-
peridad que tienen y que sert mayor en el dia de
mafiana, ananzanillo y Bayamo y toda aquella rica
comarca oriental.
Le toca ahora al Gobierno Conservador realizar
esa obra grandiose, como es la segunda de las li-
neas que por la Ley de cinco de Julio do 1906, dada
bajo los auspicios de un Gobierno Conservador...
SR. MAZA Y ARTOLA: Conjuncionista.
SR. 1BEENGUER: Fu6 cuando Estrada Palm a,
que era moderado.
Le toca ahora 6I este Gobierno, realizar esta otra
linea de suma importancia para el pais, pues unira
a T', 1 Ci ,i con el resto de la Isla, abriendo de esa
manera un aneho campo para la vida progresiva
de aquel pueblo.
La Ley, en su segundo articulo, sefialaba la
subvenci6n de $6,000 por kil6metro; pero es, Sres.
Senadores, tan costosa la construction de ese fe-
rrocarril, por la gran sierra que hay que atrave-
sar, que no es possible que con esa peruefia sub-
venci6n de $6,000 por kil6metro sea construida la
lineoa.
Algunos afios hay de la vigencia de esa Ley, y
hasta la actualidad no ha podido el Ei. i I-... con-
tratar con ninguna .,.,i. i .i la, construeei6n de la
line, y ha seignido Trinidad en el mismo estado en
que se eneontraba al publicarse en la GacIta Oficial
la Ley de 5 de Julio de 1906. He .aqui por que la rc-
presentaci6n de las Villas ha tratado deo adicionar
esa Ley, y ha traido 6 la consideraci6n del So-
:nado. ;:rocedente de ]a (', i ., esta otra, en que
aumenta A, $12.000 el kil6metro, desde Fern6ndez
a Placetas del Sur.
A primera vista, Sres. Senadores, parcce que ow
gravoso al Estado el aumento de la cantidad sefiala-


da a la subvenciou por kil6metro del ferrocarril.
Ell Estado, cuando sefiala $6,000 por ki6io.etro A
una line, no haeo nada mjas que devolver a la en-
prosa los derechos de aduana que por kil6metro re-
preo enta, desde luego, esa cantidad.
Tenemos, pues, (que oi sacrificio que el Estado
va a haccr on la construeci6n do costa line, tan
noeesaria, ino es nada mas que deo $6,000 por kil6-
metro, en el tramo eompremlido crntre FernAndez y
Sdel Sur; cantidad que vice A representar
poeo odavi;, si so tiene en uenuia que on la mis-
tna Ley so rebajan al eineuenta' por cionto los
tderehos que el K.I ,1., debe pagar a ]a empresa que
construya este ramal, por flete de correspondencia
y otros I, ii .. y al mismo tiemrpo, '-... 1 i t.., al
,neblo de Trinidad, porque se les rebajan los fru-
tos mnenores de exportaci6n por el mismo ramal de
ferroearril con el mismo tanto por ciento.
Es tan inmporantoe esa li nea, Sres. Senadores, y
asi lo lan treon'oidio nueCstros Legisladores; es de
tana in:portancia parai el pueblo de Tinidad, que
to(das las LJyos que han ido ii ii .l ... h.. la Ley de
5 iic Julio de 1906 ban exeeptuado siempre, para
u b hubiera empresa que la construyese, que todas
subvenciones tcnian que someterse A la prela-
:i,.Ii que so le dejaba intaeta al segundo ramal de
1i' line. 6 sea el de Trinidad I Placetas.
['or eso una de las Leyes que tengo A ]a vista,
Sde Julio de 1902, al conccder una subvenci6n A
uina line dl ferroearril detorminada estableecia qu
pa,.a cubrir esta, si habia quien hiciese proposici6n
1 L: line del ferroearril de T, n,. 1.1, habia -de so-
ineterse, desdc' luego, a su prelaci1n. Viniendo esto
a t demostrar. de una manera clara, que siempre se
ha reconoeidoo por el Legislador do ahora, como per
el Legislator de entonees, (iue era necesario darle
vida ai ese pueblo, por ser verdaderamente uno de
los m'is antiguos, mis ricos y mis pr6speros de la
pr) vicia de Santa. (.I I pues mientras los otros se
nenii por lineas frrreas, conto les pasa a Sagua,
(Gicnl'luegos, Santa ( I r., Remedios, Sancti Spiritus,
fiue son pueblos mtls jdveines y mIs pobres que
Triniidad, todos hoy so encuentran en un estado
progresista; y Trinidad, con un preioso vallo, con
isa habitaics aptos y dispuestos al trabajo, por
rno lteer vias de comiunica'id;,n ha estado siempre
:u,'iado en lIa situaciin en que so encuentra.
ii I es la hora, pues, do realizar una gran obra
In la proviniiia do Santa (' i en el pueblo de
Ti iidad. No importa para nada la subvenei6n de
ios do;e tail i psos; esto nIada reprcseintaria al I, i
do, po'rqu' solament sci.s mil pesos es To que deja do
pereibcir por derechos de aduana, y despu6s con el
t: i, es natural cl aumento de dereehos, como
consocuencia del esCtleeliimiento de la via; y los
otros seis mail pesos ya van compensados con ]as pre-
miteneias qine esta Ley le da no silo por la co-
rrespondencia, sino por los I..... i.... que recibirA
el pueblo de Trinidad, con derceeho, por esta Ley, a
levar hasta la lineiia ccntr:l. para repartirlos p0'r
ioda !t Isla, los f, I... micnores .de su propia pro-
ducecin.
E's taibi6i importantisimno que el Senado aporue-
he esta Levo inimediatamente, porque hay que desen-
afilar-eo, Sres. Senadores, queo la situaci6n en el
pais no es de las manf halaga oras. La crisis mone-
tarin y eeonoimica in iunde algfin temor. En nuestra
Naci6n estan completamente suspendidas las obras








DIARTO DE SESTONES DEL RENADO 7


puiblicas, por parte del Gobierno, A pesar de ha-
her hecho un em.pr&tito, y 6, pesar de tener tres 6
euatro millones en r.i,..
Esta es una obra que lih de ser realizada ppor una
emnpresa, que ha do invertir dinero en el pais, que
ha de dar trabajo y ha de proporcionar la m:anera
de vivir a mnachisima.,- families. Y ya que el Estado
ha suspendido ]as obras, por lo nmenos debe dar!
aliento y ,ayuda iambi6n a las empresas que vie-1
non 6 emprender obras muy importontes y conve-
nientes, uoi h'n do reporter grarndesi .. ''. ,., a
esa region, y que con sus lineas ha de contribuir
al engranleeimiento no sdlo de Trinidad, sine de
Santa Clara y de toda la Naoi6n.
Y, dio quo e son imnoortantisimna, estas obras pu-
blicas, y que dcbe el Eslado avndar y proteger las
empress en estos emomentos mis quo on ningu-n
otro, porque vemos eliaramente qne 'aqrd hem.os pa-
'sado seis Leycs en earg'o a los trees millones dos-
cientos mil y piCO de pe'os, enn ob ieto de haeer obras
pfiblicas on nuestras provin.ias, que boin las neee-
sitan y este es cl nmomnnto en que ningunoa de esas
obras ba oido eornocnz7dq. Ihasta e1 extrcm.on' e no
hay ninenna obra p6bliba, por part del Estado,
para solucionar eote problema eeon6mico que con
caretoer t lr imperio, o comienza en etoos momoenlos,
termin:da eomo .se enuientra la zafra doie muestros
iToenios. en que o'lnicza 6 sentirse c:cas'z do tra-
bajo.
De mi s6 deeir, y esto ]o digo para des- ar'gar mi
reisonsablilidod porru as nsi lo Lan dl saber en la
provineio ann r'nresento---ane he pedido el fe-
rroearriil de Trinidad P1aeetas parn que haya
obras P{ilblicas y para ot, On' e ori eandozea ese pue-
blo, one bien lo mcrece. Pero t'mbli(on qniero qeo so-
pa. mi provincial oneT he solieitadn do mis enmnna-
fieros todoh y do mis aminf'os on la CaTrara Biaa,
la nnrobaiein de tre T Levc-n rol-ioonadas cnn nn
Tnstfitvo on In provineii de Sonil Clira. y rne
hablia doe Rr co"Rntrllvo "n mi imnbir na al, v one
v9.i tr' L Toev's hIrn ,in nT)li'o iu dai s la cartna
Ofi,'i;al co, el eocri',lr(y del o r. Preoirente de la Re-
niwlh'qi ; y nre ya hban tr'mnserri';do ido anIos y
tndavia no se b n inihinado. Y. sin embnrrro. esRns
Loves estain viorrntR y es nrooxtn one no hay di-
ne- nonrn bacerjlas v yo teinFo que hoc una mn-
nifeolnoi'in ant:e ol Senndo, para que lo sepa mi
provi'nei: .
Yo voti el Empristito paorqule (.'.... 1.i i;r y so me
dijo, que el Gobierno qune'"a haccr algo, que no
tenia rmecursos y clue no querl1 pnsar sus cuatro
afios de Oobierno sin dejar rnstro, como pasan las
ond'as por encimra drl agll, en quo se borra todo
rastro, sino lque queria de.jar nlgo en la. Naci6n
que perpeluase el ombre del Generl G \[o. ... i, co-
rno pcrpel)u el norn,bre del CGeer"'al Olmeo este
f'erroParril do Baya1mo qun es verdladeNimcente la
obra nmis n ,'rand0os, doe tcnnel periorlo presidential.
Y yo comprcnndi, desdoe bueo, qu1e, asi co(mo 61.
mii tambin,, al pa ar por el' e sitio, m1 hbabia de
guslar" dei:nr al. g'mna obra pniblina en mi provincia.
Vi Imoverse l Ley del distinpnido Scnmdor Sr.
Conzalo P6rez, hijo como yo de Villa-Clara, le-
vandro A ella, el Acuedneto. No s6 si 1l ten'dra la
dieha dc vler realizada esa obra; poro me parcce
(qce no La. va a lecnr. Yo he pro0url'do ties Leyes
enf el C(,ogrcg'o'o para hA;icr o'sa obra del I ns'ituto y
este es el momiento en que ]a obra no se ha empeza-


do; y yo voy A Obrts Pfiblicas a solicitar que se
comienee porque se me dice que ]a recaudaci6n ha
subido, que es muy honrada. la Administraci6n y
que hay much dine-ro; pero yo no lo veo y la obra
'no se comienza, y son tres Leyes las que ha dado el
Congress, y A veees he pensado si sere el Congreso
de ]a Repuiblica nna mojiganga porque no se obe-
decen sus mandates, porque hay tres Leyes orde-
nutndo la construccei6n de ese Institute, y todavia
no so ha comenzado; y es que se me va pasando el
tiempo que me rest de estar aqui, en este lugar, y
no quiero volver A mi provincia sin dejar termina-
da esa obra que ha aleanzado el benepl6cito de todo
el Cogreso cubano; y por eso llamo la atenci6n, con
el deseo que tengo de qe u esta Ley no le pase lo
mismo que A las otras, por mns que esta tiene
una ventaja, que es:a Ley de 5 de Julio dde 1906
no la modified, simo que esta es una adici6n A esa
Lev do 5 de Julio de 1906; y esa estableee que
anualmente se consignen en los Presupuestos la su-
1ma nue se necesite para el p-a.go de la subvenci6n.
Cuando cl ramal so haya terminado, ese cr6dito
de 400,000 pesos estara desembarazado completa-
rnente. La Ley establee, y quiero que asi conste
que lo digo, en esta. Sesi6n del Senado, que la
snlbvonci6n se ha de paga.r por sextas parties al afio
do construido y explotadao el ferrocarril, es decir,
ane al aieo de eonstruido este ferroearril de Casilda
A Placolas del Sur, se pagara por el Estado la
primer snubvenei6n. Como esta Ley sefiala el t6r-
mino de tires arios para construirlo, transcurridos
esos tries a9os y uno mis. estari completamente li-
bre el erdlito, satisfehasas l demAs empress y
semnre sera, este ferroarri l el que tomara la pre-
laci in rtenor .de lo nue dispone la Ley soabre otras
suibveonciones que puedan hacerse a otros ferrocarri-
les.
ln ruen'o al SenRado one apruebe, sin Enmiendas,
el Proyeeto do Ley. Es bora ya de que sepa el pue-
Iblo de Trinidald, one l1 Smnado do la Reniblica ha
alenclido ,sus maniFestaeionos. Esas manifestaeiones
n11 el Sen ado de la Repdibliea ha. reeibido de los
dio'nisimos repreSentanles del Ayuntomiento' de Tri-
nidrad, de la reunidn celebrada en Casilda. No nos
hbeoan fflta, 'ni hay one ldelararlo asi; en el. nimo
de todos los Sres. Senadores estaba acudir. con la
're.nrpsentaei6n de la provincial, de Santa Clara, A
anv.il'r i la vida y al ongradeeimiento y a la prot-
neridn d de ese pueblo.
Rn. C(loioTno: Cullntos son los kil6metros?
ST. PBTCREMNTERt: Setenta.
ri. Mi,\ v ARroA : Pido la palabra.
SRi. Pi'srnSENTE (SANCITTr AGRAMONTE) : La tie-
ne el Sr. Maza y Artola.
Sn. MAZA. Y ARTroLA: Quisiera que el Sr. Beren-
iur t de itra imjor exp'resado eierto, particular que
por no Iml'wbr heeho nims que a,,!nl '* ha dejado algo
dbsrnro. Me refiero e a la oportunidad del pago
(le la situbnei6n. Crco que a este respect dijo
lue so delbia pagar un afio despu6s de terminada
la line, i, o cree el Sr. Berenguer que seria me-
ir un aifio despu6s de puesta en explotaci6n la
lintea 1
1aR. BERiNrTaER:: Pido la palabra.
:.', PRIDS~INTE (SANCnIEz AGRAMONTE) : La tie-
ne el Sr. Borenguer.
SR. Rli: GmOt Rl: La subvenci6n, segfin la Ley co-
rresp)ontdicnte, y lque 6sta no la modifica para na-








8 DIARIO OE SESIONES DEL SENAI)O


da, es al afio de recibida. TA primera sexta par-
te debe ser pagada, al afio de recibida por la Comi-
si6n de Ferrocarriles.
SR. MAZA Y ARTOLA: De comenzada la explotaci6n.
,SR. BERENGUER: Y despuBs de estar un afio en ex- r
plotaci6n, es cuando se paga el primer plazo de la
subvenci6n. "De m.antenida y explotada", al afo. Es-
to, es Io que dice la Ley.
:SR. MAZA Y ARTOIA: Me interesaba la aclaraci6n
para que quedara en el DIARIO DE SESIONES, ya que,
segein tengo entendido, alguna vez se ha interpre-
tado en la Ley on el sentido de *que podria pagarse la
subvenci6n inmediatamente despues de terminada
la linea y aunque no son el Senado, ni la CAmara,
los llamados h dictar normas de interpretaci6n, aun
de las propias Leyes que hayan elaborado, siempre
la oipini6n de uno fi otro Ci, r'i- debe considerarse
autorizada y digna, por consiguiente, de respeto.
SR. PRESIDENT (SANCITEz AGRAM'ONTE) : Se pone
a discusi6n ]a totalidiad.
(Silencio).
,Se aprueba?
(Seiales afirmativas).
Aprobada:
Ahora el articulado.

(El Oficial, Sr. -,",.:, lehrdn):

Articulo I.-Se adicionara & la Ley de cinco de
Julio de 1906. el siguiente articulo:
"La subvenci6n por kil6metro, para la construe-
cidn del ferroearril de Casilda a Placetas del Sar
sera de seis mil pesos de Casilda A FernAndez y de
doce mil pesos de Pernindez A Placetas del Sur
entroneando precisamente en el triangulo donde en-
laza la Cuban Central con el ferrocarril de Cuba.
E:n la escritura se hark constar que la Compa-
fia concesionaria queda obligada a transportar
gratis por las lines de este ferroearril la corres-
ponddencila piblica y con el eineuenta por ciento de
las tarifas los frutos menores; asimismo estarA obli-
gada A permitir los postes que el Gobierno estiime
convenie'nte establecer en los lados de las lines pa-
ra teldgrafos y tel6fonos."

SR. PRESIDENT (SANCIIEz AGRAMIONTE) : Se pone
A diseusi6n.
SR. C'-oI:N\ 01: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SANCHEz AGRAMONTE): La tie-
ne el Sr. Coronado.
SR. CORONADO: Yo no quisiera presenter Enmien-
da a ese Proyeeto, que tan calurosa y elocuentemen-
te acaba de defender nuestro compafiero el Sr. Be-
reuguer; pero me consider en el deber de llamar
la atenei6n del Senado respeeto a un particular.
Si bien es verdad que es mnuy oportuno el declarar
-digAmoslo asi-exento de todo pago el transport
de ]a correspondencia, tambi6n lo es igualmente que
la modificaei6n ".de que no execederta del cincuenn-
ta por ciento de la tarifa que rija", debia hacerse
extensive a los transports, A los fletes y :.-.l .1
que se devengaren con motive del movimiento de
nuestras fuerzas armadas.
Esta es una prevenci6n, que si no estA en la Ley
General de Subvenciones, cosa que no lo recuerdo
en este moment, debia hacerse constar en toda con-
cesi6n que se hieiera A las Compaiias de ferroca-
rriles,


SR. GlNZALO PEREZ: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SANCIEZ AGRAMONTE) : La tie-
nc el Sr. Goonzalo Perez.
SR. GONZALo PEREZ: Me alegro de que el Sr. Co-
onado apruebe, ]a redacci6n de ese articulo prime-
ro que se refiere al transport gratis de la corres-
pondencia y a la rebaja die cincuenta por ciento de
a tarifa para los frutos menores, porque yo fui
quien presentA esas Enmiendas en este Cuerpo, A
un Proyeeto de L. prdoongando una line en
Pinar del Rio.
Tambihn eambi6 impresiones sobre el transport
del ej6reito, con una gran bonificeai6n como hacen
los ferrocarriles de otras Naeiones; pero muehos de
mis compafieros me, hiieron notar, que no debia
promover este particular porque las otras Enmien-
das estaban ya aceptadas, y esta habria de ser
combatida. Soy partidario de que en las coneesio-
nes que se hagan se exijan estas condieiones. Y voy
mis alli todavia; entiendo que las lines transver-
sales 1ss debe construir el Estado con el auxilio
de la provincial y del Municipio, como se haee en
otras Naciones. Es preciso evitar que en el dia de
mariana el Estado se eoneuentre desposeido de todas
las vias de comunicaci6n; y de seguir, como hasta
aqui, llegoarA el moment en que el extranjero .sea
duefio de nuestras calls, caminos, vias pluviales y
vias f&rreas. En Bl6gica se hacen emprkstito, me-
diaute bonnos del Estado, doe la Provincia y del Mu-
nicipio, par a a construcei6n de las e.l,'i.-" vias
frrreas que van A la costa 6 enlazan con las lines
generals. Tambien ereo que ninguna nueva conee-
si6n debe haeerse A operpetuidad. El territorio na-
eional vale algo, corno valen las franquicias muni-
cipales, de 1as cuales derivan, en otros paises millo-
u11s de pesos; y just es (que las coneesiones repor-
ten algfin beneficio material A la comunidad.
En esta linea de Trinidad, deboemos tener en cuen-
ta, que si se admit una sola Enmienda, tiene ne-
eesariamente que volver el Proyeeto A la Camara de
Reprcsentantes; y todos nosotros sabemos lo dificil
(que es conseguir on ella la aprobaci6n de un Pro-
yecto de Ley, particularmente eii estos moments;
y por otra part, la proximidad de las eleceiones
pareiales habria de alejar ia posibilidad .de que se
aprobaso esa Enmienda con la brevedad que de-
manda la angustiosa situaci6n porcque atraviesa
Trinidad. No debemos consentir que una poblaci6n
tan riea como Trinidad, se vea privada por mas
tiempo de vias do comunicacin para vender sus
products y transpirtar sus materials de cons-
truccion.
Poar eso ruego al Sr. Coronado que no insist, A
fin do aprobair csle Proyeeto de Ley tal como vie-
ne de la ICmiara de Representantes.
Si. ConONADO: En vista de las razones de mi
eompanero el Sr. CGonalo P1rez, y tcnien:do como
tengo profiunda simpatia por la Zona de Trinidad,
que trae a mi mente rocuerdos muy grato.s de la
6poea revolucionaria, retiro mi Proposicion.
SR. PnRES.DE;.TE (SANCTIEZ AGRAMONTE) : i Se
aprueba 1 arlticulo primero?

Aprobado.

(El Oficial, Sr. M'Ilio, .. 1..):

Articulo I.-jLas obras de fkbriea, edificios y








DIARIO DE SESIONES DEL SENADO 9


tiles que existen en powder del Estado, utilizables
en la line de referencia serin celeidos A la em,-
presa que realize ]a obra, siempre que s ecompronme-
ta I comnenzarla por los dos extremes y terminarla
en un plaza o no mayor de tries anios.

it. PRESIDENT (S:ANCIIEZ AGRAMONTE) : Se pone
a discu~si6n.
(Sil/encio).
Se aprueba
(Senales afirmativas).
Aprobado.

(El Oficia.l, Sr. II ,.- lyencdo):

Artienlo 1l.--Esta Ley comeizara 6 regir desde
su publicaciin en la Gaceta Oficial d la Repitblica,
y la eonvocatoriaa para su construccidn se hirt den-
tro de los tres mess de la publication.

SR. PRESIDENT (S NCTIEZ AGEAMONTE) : Se pone
Sdciscusi6n.
(Silencio).
Sc aprueba?
(Seniales afirma, tivus).
Aprobado. Y qucda aprobado el Proyeeto de Ley.
Volvemos ai la primera part de la Orden del
Iia. Discusion del Dict amen de la Co'lisi6n de C6-
digcr, soblre la detrogaceiOn del articulo 567 del C6-
cligo Penal.
Esta en el uso deo la palabra el Sr. Bustamaute.
SR. lBSTAI.MANTE: Pensandolo bicm, Sres. Sena-
dores, debo agradecer i nuestro compafiero el Sr.
Dolz la Iondadosa alusi6n con que hubo de iavi-
tarme A intervenir en este debate. Porqcue so trata
de una disieul.i tan solemne, tai elevada, tan
important, y Ilevada de manera tan hermosa por los
Sres. Regiieiferos, Maza y Artola y el propio Sr.
Dolz que en real idad representA una satisfacci6n
terciar en ella y procurar clue no decinmda ni se
aparte ,de ese nivel satisfactorio y fitil.
No voy a diseutir, en r gor el problema, sine A
aprovechar la alu-i6n del Sr. Dolz para explicar
mi voto anticipadamente, como 61 lo bacia, y para
exponer al Senado, en todos sus detalles, los mo-
tivos por los .euales he formnado la opinion dde que
ese voto ha .de ser expresidn conereta y definitive.
Al darme cuenta del problema, me ha parecido an-
te todo, que i) habia planteadlo nuestro compa-
fiero el Sr. (Gonzalo P6rez con feliz oportunidald.
Deeirlir sobre ]a represi6n de las huelgas, sobre
su castigo 6 el derecho A proinmverlas, no es ccsa que
se, puede hacer cuando hay una huelga en perspeL-
tiva, 6 enanrlo acaba de salirse de un movimiento
de esa indo1e. Ahora, que nada altera nuestro pio,-
blem.a obrero y de trabajo. podemos todos, sin otra
mira que el interfs del pals y sin otro deseo que el
prop6sito de aeertar. diseutir so'u iones y votarlas.
Para eso es ,ieeesrio poner la mente en tries 6r-
denes de i'das distintas. Hay qve saber, ainte todo
-y ya aqui se ha heeho en gran part con acierto
extraordinario- de qn6 manera se han conducido,
frente A este problema, otras Naciones del mudo;
porque lIqs enestiones obreras tinene cierto carActer
de univoen:alidid, dentro del cuaml puede aproveeharse
muaho la experience ajena.
Es preciso conocer, en seoundo t6rmino, rcuiles
son los prineinijo direot-res de eCa eoxnopiene:a ale-
na, y en lqui passes diversos y 6poc-.s diferentes han


0*
tornado casino completamente opuesto, para de-
eidir si son 6 no legitimas y en qu6 condiciones, la
oliigaci6n y la huelga. Y es nlecesario, por filtimo,
'a (lue si no nos exponetaos it peligros gravisimos,
'en.sar en Cuba, .en nuestra condiei6n social, en
nuestras necezidades industrials 6 agricolas, en
iueslra iistoria hasta ahora, y en los efeetos que
una reform, mias 6 menos simpatica y mis 6 mie-
jio0 arrie-gada, va ai producer en la vida future de
tln pais (IIue no tiene una situation econ6mca es-
tablle, sino suijeta a todas las ,I, ,,!t ,. y tropie-
zos a (11e 1; 1i nuestro compariero el Sr. Beren-
guer.
Y on realidad, cuando de huelgas se trata, no
calen mlirs que tres cosas: 6 ,declarar todas las
huelgas i.., I 1.11, i.- licitas, sea cual fuere su for-
tin, sin someiterlas, en todo su desarrollo, a restric-
ciin a'gguna legal, 6 sin doecir expresamente que la
huelga es legitima, 6 bien dici6ndolo por el contra-
ric(, eln una Ley, sefialando en su tramitaeci6n y des-
e i iolvimiicLto le ]a hu,I'lga actos que deben ser repri-
..ios o l f1i h 'eorma penal 6 civil por el E.I-i i ; 6
del *aara, por iltimo, que la hnelga nunca es legiti-
n!a, que no es legitimia, la ceoligaci6n y que toda
; igacwi, t1odai hu.elg'a mcrcmce una sanaci6n penal
'c el IEtado impone. El primer sistema no s6 yo
,'l s piraelique en pals a'guno de la tierra.
Xuestro compafiero el Sr. egiieiferos aludia, en
cic rto modo, a Inglaterra y pareia referirse a la
LI gislaci6n inglesa cono tipo de esta clase; pero
.aiia sin duda en eso al)gii error de ccneepto 6 de
*celigeccia por mi parte, ya que Inglaterr.a, si bien
inititene, como el Voto, Particular del Sr. Maza y
Aitola, el derecho a la huelga p. iI, r, en cambio
ca'tliga una series de modalidcades en el ejereicio de
ese d'erecho de huelga, algunias reativas d la pro-
pi( dad, como el caso en que po.r virtud de la huel-
ga corre el peligro de perverse una propiedad de
iiiport;;iecia y otras relatives A la persona, hasta
'1 extremo de que ppena el heco de' que en tiempo
le liue!ga uin individual siga i otro constantemente
por li pob'aci6n 6 el a 6 se sitile continua-
ic( it en los alredeedores do su casa, 6 de su ofici-
ila, 6 dle s residencia. Llega, en punto A restrieci6n
'e I;i intimidaci6n, la violencia 6 el abuso, en un
extrrreio i que no hi llegiade pals alguno, y eso que
", Ing1ltc rra' la hucelga II .. 1 I, I ;, I.I tiene es'a-
blceidas saiciones pc nile, y sineiones civiles, que
1o icenl perfeetamenite mis compafieros, de to cual
'emrtios ejlowlplo ,en la ed6ebre Ihelga del ferrocarril
:irl valle de Taft, fque cos61 A un sindicato obrero
ein mil pesos, como indemnizaei6n pagada i la
Compafila.
El -. *..... sistema. es cl que admit ]a legiti-
iuid.nd de la huelga cuando 'no se llega A la vio-
loneia, a] abuso, 6 a la intimidaci6n y reprimn to-
dosl esos actos; es el sistemna que pud:era Ilamarse
liberal n el mundo modern; es la soluecin en que
,pulcden coincidir los que se lminan liberals y con-
lervadore, dentro del sentido amp'io y generoso
cle la palabra que exponia aqui, elocuentementc, el
Pr. Dolz la otra tarde.; es el sistema que so pre-
eaniza en el Voto Particular del Sr. Maza y Ar-
tola.
El tereer sistema, la prohibici6n de la huelga, la
deelaraei6n de que ]a coligaei6n es un de ito, no es
el sistema liberal, sine el sistema radical, el mis
wvanzado de todos los sistermas, el que hoy va a la









10 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO
*_ _----------


cabeza de las aspiraciones obieras en los praises de
con.ntitucidn socialist; 01 sistema de que se ha dado
cjemoplo en Australia, lcevandolo A lias Loyes de
la Nueva Zelanda, desde 1892; y 6 las Leyes de
otras comnanidades australianas, y del Commonwe-
alth de Australia desdo los comienzos .de ette siglo;
cs el sistema de la intervenci6n del Estado en el
problema obrero para regular y determinar las con-
diciones del trabajo y su precio, prohibiendo las
hue!gas y prohibieluo tambi6n la coligaci6n de los
patronos y la de los obreros, para que anto un tri-
bunal de coneiliaci6n primero, y ante un tribunal
do arbitraje despuens, so fijen de una mantra dofi-
nitiva esas condiciones por medio do la autoridad
pfiblica. Y paises quo disponen de preceptos socia-
listas, eomo el australiano, estAn siguiendo en la
actualidad ese sistemna y praetic6ndolo come cosa
a que aspiran conl eitera i. ;if,. .;.. las asociacio-
nes obreras mAs avazaidas.
Asi so estin toeando los extremes; mientras en
el siglo diez y ocho la p'roscripci6n de la huelga pa-
rceia ser una aspinaeion de las monairqulias abso-
Intas y i ..... do ose mismo siglo vino a ser una
aspiracion de la propia Revolucidn Fra'neesa, en
el siglo veinto ]a prohibici6n de la huelgpa para
d'Jr -i. i, ;. n: al obrero por medio de los Poderes
del Estado esta siendo la .i- .. .'r_, moderiia--por
los clamores de los obreros-en los pueblos socialis-
tas mais avanzados de Europa.
Se ha hablado aqui, y so ha hablado clocuente-
moent, con grain acopio do datos, no s6lo de esa
Legisla'eion Inglesa, sino de a. Legislaci6n Franeesa,
y de la Legislacion de Espafia. Y do alguna de
cs(:s Legislaeiones, do Ja Legislaci6n Francesa, por
ejemiplo, no se puede hlrblar sin distinguir dos co-
sas eiiteramente distintas: el derecho a la coliga-
cidn 6 la huelga, y el derecho de asociaci6n. la fa-
cultad de los obreros para constituir gremios 6 so-
ciediades que dirijan. las huelgas y las declaren, y
(lue proporeionen medios de subsistencia para debi-
litar al patron. Ese derecho de asociaci6n ha esta-
do en Francia y cn la Legislacidn Francesa cons-
tantenoonte reprimido hasta quo se promulg6 esa fa-
11o.sa Ley organizando los sindicatos profesionales,
debida en 1894 A Ia iniciativa de Mr. Waldecek
Rousseau, come decia perfcaetamente el Sr. Miaza y
Artola.
Pero, en oambio, el derecho a la huelga sin aso-
jcaci6n ha sido en Francia como en la Legislaei6n
1spafiola que ahora vanmos A derogar, algo com-
pIletanmente distinto, que so ha desarrollado en coun-
dieioies dilerentes.
.l. revoluci6n franccesa, do done viene todo este
iovniiento Legislativo, flu6 una revoluei6n esencial-
mileito individualista. La vida nonarquiea antiiguaen
Europa ha'sta el siglo diez y echo, fuera de Inglate-
rra, so habia desenvuelto a expenses de Ics interests
..orporativos do classes 6 de grupos, y el clero, con una
propicdlad enornie amortiza:da, y la nobleza, con una
propiedad enorme vinculada, y los gremios obreros
coin una organizacidn complete, donde no entraba
nadti que no fuera agradable para el mismo, y
,dondo se trabajaba -1,i .... a las 6rdenes del gro-
mio, habian acabado eon la vida y con Ja librtad
individual.
Todos o1I fil6ofcs del s'glo diez y oeho, y algunos
del siglo diez y seis, que prep-.raron la revolnueion
francesa, no hiciercn otra cosa que reaccionar con-


tra aquel espiritu eorporativo, y contra aquel espi-
ritu coorapotivo reaecionaban, lo mismo Mirabeau
cuLmando hababba en la Asamblea Francesa de redu-
eir al clero y A la nobleza, que so oponian A la
desvineulaci6n y desamortizacion de la tierra A sus
primeros elemientos, que los Legisladores franceses
de 1799 euaondo dcelaraban delito, en plena revolu-
i~(i. ((le eualqiier nimero de .individuos se reunie-
ran para de fender sus intereses, nombrar Presiden-
t s, Vo ales y Seeretarios y dictar cstatutos, esta-
' eccr reglas dentro, de las cnades corporativamen-
to e.os interoses se pudieran defender.
Pero esoe moviiliento, freute al cnal se present
una, proteo-ta ceontinua, el espiritn revolucionario
frauces no pudo impedir que al desarrollarse la
industrial modlerna se promoviera la legitimidad del
dereeho A II li elga y, con mias 6 menos dilaciones,
atravesara por todas las vicisitndes legales, desde
las Leyes industriales de 1 '- conocidas mas bion
por Leyes do 22 germinal afio 11, en que apareci6
por prianmra voe csia palabra "abusivamiente", que
ahora estamos discutiendo, no para cl obrero sino
para el paltono, hasta el movimniento li- ..]i de
1864, en cque Napole(n III, Emporador ya de Fran-
cia, que nece'sitaba por su origen plebiscitario apo-
yarse en las closes populares les ,fi.. .:., con este
derehio at la huelga, la posibilidad de mejorar su
condiciin en las contiendas con el patrono. Y de todo
este movimieinto Legislativo y do las Leyes indus-
triales de 1 v de las Leyes penales de 1810, pa-
s6 al C.digo. Espafiol de 1822, con la frase "abusi-
vamento", no, corno en Franeia, s6lo para patro-
nos, sino para los patrons y los obreros, hasta le-
gar A nuestro (odigo Penal que queremos derogar,
que debemos derogar, porque cin la supresi6n esta-
imos de acuerdo, asi el autor de esta Proposici6n,
cmao el ,i.. I. i. i.l author del Voto Partiaular, co-
mo el Ponente Sr. Regiieiferos, como el propio
Sr. Dolz.
El Voto Particular dedica su filtimo articulo a
suprimir el correspondiente ddel COdigo Penal, cu-
ya supresi6n pura y simple se pide on la Ponen-
eia y en la Proposiei6n presentada. El punto a
debatir no cs este; lo que estamios diseutiendo, en
realidacd, es si hay que suprimirlo pura y simple-
mente. 6 si, por el contrario, es necesario que al su-
primirlo establezeamos ciertas reglas prudentes y
oportunas en '.. il.i., .del obrero y del interns ge-
neral. LQu6 puntos de partida se pueden tomar, a
reserve de ir nuego, al orden practice para decidir
lo que en esta material haya de hacerse? Nada mas
que dos, dos quo dependenn-y es notable e6mo un
detalle de una Ley responded siempre A principios
f.l....i ,. i ,' .. y absolutos-del concept que se
tenga de ]a libertad, de la propiedad y del traba-
jo en ]as relaciones con el Estado.
La libertad se estimn6 durante' much tiempo, alla
idcde las doetriums estOicas done esli el origen
de esa t6sis, comio un dereeho inviolable del indi-
viduo, que el i.ndividuo llcvaba 6 la sociedad, y que
solo .- .., Ii. rI... c( la media necesaria para que la
ssoie'dad subsistiera. La libertad consistia en ha-
cor todo aquello que no lastimara la libertad de
otros, y el Estad o tenia que deetenerse frente A ca-
d: manifestaei6n do ese gran powder del individuo.
En esa t6'is se inspiraron algunas "deelaracio-
nes de derechos", y de ellas surgieron consecuen-
eias prAeticas importantisimas.







DJIARIO DE SES1ONES DEL SENADO 11


La propiedad, a su vez, se consider como un
derecho de que el indivi'duo usaba, y, segfin un
texto romano, abusaba, A su eapricho; y esta fu6
una, de las consceuencias mAs funestas para el es-
piritu juridico que debe el mundo modern -al De-
reeho Romano, el mayor obsthculo para el desen-
volvimicnto normal del mundo juridieo modern.
El trabajo se puede estimar, y se ha estimado,
como el ejercieio de la libertad individual, en eu-
ya virtud trabaja quien puede 6 quien quiere, y
trabaja solo para su beneficio, y en cenanto para su
beneficio le imported trabajar. Todo eso es mioneda
corriente, frases continues en los escritores de de-
recho 6 de political, y hasta en las reuniones popu-
lares durante muchos afios; y todo eso esti su-
friendo en la vida modern, desde el punto de
vista del advance de las ideas, de las costumbres
y de las instituciones, una transformaei6n radical.
La libertad empieza hoy A ser otra cosa; empie-
za a ser una funei6n social, en vez de ser un de-
reeho, en cuya virtud el individuo usa de ella en
beneficio de todos, y el Estado la restringe en be-
neficio de todos y en beneficio de la propia per-
sona que se dice duefia de esa libertad.
Apenas el individuo empieza A desenvolver sus
condiciones mentales, el Estado le priva de la 3i-
bertad de hacer lo que le plaza; y en su propio
interns, para que la libertad result una funci6n
social, lo manda a la escuela en nombre de la en-
sefianza obligatoria; sea cual fuere su aptitud per-
sonal, no lo deja empezar ciertos studios de se-
gunda ensefianza 6 de facultad, hasta que alean ce
cierto limited de edad; no lo deja trabajar en nin-
guna fibrica durante su niiiez, sino en ciertas con-
diciones, ni en un espeetceulo pfiblico para diver-
tir A los que lo ven, sino mediante ciertas reglas
de edad y de salud; le va imponiendo desde que na-
ce hastaque muere una series de restriceiones que
llegan hasta el extreme de no dejarle disponer de
lo suyo. y deereta en una Ley, por ejemplo, que de
su sueldo se le quite unna parte para que la disfrute
cuando cese en su officio, como sucede entire nosotros
con el retire military, o que de su salario se le qui-
ta tambi6n una part, imponi6ndole la previsi6n,
para que disfrute, si es obrert. de una pension el
dia une no pueda trabajar. j Todo eso por qu6?
Porque la sociedad tie'ne el derecho A la libertad de
todos; v la libertad, como funei6n social, se ejercita
en proveeho comnn y se conserva en las mejores
condiciones posibles. Asi la libertad result. dentro
del concept modern, un triunfo -de las fuerzas
sociales 6 exteriores y una victoria de la funci6n so-
eial sobre el dereeho individual.
,Con la nroniedad pasa otro tanto; es un dere-
eho individual dentro de la doctrine antigua, y
sin embargo el Estado la toma en beneficio m-i-
blico, por utilidad pfiblioa, mediante indemniza-
ci6n, cada vez que la necesita. Deja de ser un dere-
cho individual, hasta el extreme de que' como el
Estado necesita que la propiedad se ejercite como
funei6n social y que come funei6n social se desen-
vuelva. cuando lo require el inter6s social impo-
ne. baio forma de impuestos crecidos, una penali-
dad al oue no cultiva su tierra 6 al que no fabri-
ci su solar; v de esa suerte oblige A contribuir 6
todo el mundo con su propiedad al beneficio y al
interest cornin. De la pronia suerte el Estado inter-
viene con formulas moderns conocidas y practi-
cadas en muchos paises para obligar 6 cada propie-


tario cuando se dedga A la industrial, A que no sa-
que un prove',ho exagerado de lo que no es suyo,
del ',i ,1..i ajeno, y para que retribuya debidamen-
te ese trabajo ajeno en las condiciones adecuadas.
El Estado modern se rie de la teoria puramen-
te formulista del contrato en el Derecho Romano
y no atiende nunca al que dijera que el obrero no
se puede declarar en huelga porque pact6 tales
6 cuales servicics con el patron; se da cuenta de
que la libertad. puramente formal, *con que el pa-
tron y el obrero se conciertan, envuelve siempre,
en el fondo, determinada imposici6n del uno para
el otro por su condici6n respective, y que hay, por lo
tanto, siempre el derecho de restablecer l1a iqualdad
de los contratantes, dando al obrero, mendiante la
forma co1eetiva de un movimiento comin, una re-
sistencia que no puede ejercitar en la vid'a pura-
mente individual.
El Estado mantiene la balanza entire unos y
otros para que el trabajo de todos contribuya al
bienestar social. CCuAl es la consemuencia inmediata
de esta doctrine? El sistema australiano, dentro
de ciertos pai'es; el sistema del Voto Particular del
Sr. Maza y Artola, dentro de otros.
Si el Estado se encuentra con que el contrato, del
trabajo nlo satisface las necesidades y exigencias le-
'itimas del patrcmo 6 del obrero, porone hav males-
tar eeon6mico, en vez de dejarlo entregado, com,o
en la antigua escuela, 6 la acei6n de las fuerzas
econ6micas, no siemure pondera.das y competentes.
intervene en l problema, crea tribunales de con-
eiliaci6n. de arbitraje, impide la huelga 6 la re-
gula, v logra. de esa manera, colocando su powder de
uno ia otro lado de la balanza, mantener el equi-
librio social, econ6mico y civil.
Nosotros no podemos toidavia llegar 6 esa solu-
ei6n australia'na, aunque existen entire Australia y
Cuba puntos de contact. Alli hay una gran pobla-
cion urbana y una gran poblaci6n rural diseminada
nor raz6n de la form.a de su vid-a agricola: pero
hay ciertos elements, unos a6tnicos, otros politicos,
otros de educa.ci6n y tradicionales que hacen po-
sible la implantaei6n de un sistema que aqui re-
sultaria ide conseueencias contraproducentes. Por
eso, antes de ahondar mras ei la cuesti6n, hay que
preguntarse cuhl es el estado social de Cuba y de
qu6 manera en el estado social de Cuba se planted
v resuelve el problema obrero.
No hav A mi ver en Cuba. mAs que cuatro gru-
nos de industries importantes hov, 6 ane nueda
afertar la cuesti6n one estamos debatiendao. Cierta-
mente hay muchas- industries; pero en grand nfu-
mero son pcquefas; alimentan s6!o part del consu-
mo local; no pueden provo-car ninguna cuesti6n pfi-
blica con inters bahstante para que se imponga de
esas enatro industries fundamentals entire noso-
tros. Son, de una part, la industrial tabcailera, de
ot-ra part, la industrial de construeciones; de otra
par.te, la industrial de transported terretres 6 ma-
ritimos; y de otra la m6s important entire las in-
dnstriRs agricolas: la industrial azuearera.
; C6mo se plan'tea nuestro problema obrero res-
netto de esas industries? ,En condiciones aniloaas
6 diversas de Pas nue en todoslos paisesexisten? La
industrial tabacalera es industrial de ciudnd, y es
na industrial, rivada; esta atravensando una cri-
sis seria que tal vez se debe en parte A una huel-
ga mAs seria, t.odavia; nero sus fen6menos. sus
condiciones y su desenvolvimiento, no se diferen-







12 M)ARJT() D)E SXSIONEI' DKI, ',NA DO


cian desde el punto do vista obrero de cualquiera
relaci'n industrial de las que pueden examinarse
en Alo'mania, ilFancia 6 i' i "' '. Otro tanto suce-
(de con las indlstrias de Constirueion, que son in-
dustrias puramiiente privadas, y fundamentalmcnto
industries urbanas.
Las industries de transportes son industries pri-
vadas, que prestlian un servicio pfiblieo y que tienen,
sobre todo en cuanto, al transport maritime, una
importauecia extraordinaria para un pais todo de
costas, (iue impiorta casi todo lo que 'onisume, y
que produce para exportar; y require, por lo tanto,
una consideraci6n especial, como veremos lueg'o, en
la regularizaciOn de ese movimiento obrero.
Por iltimo, la industria azuc'arera, existed en
Cuba en conudiciones espeeiales. Sc desenvlelve en
este pais, fuera do los centros de poblaci6n, en gran-
ldes terrceios, donde la nceion del powder pfIblico es
y tiene (pie ser mny ]". '1" i, y donde, por lo tan-
to, esta en cierta manera desamparado dcel poder
pdblico el hacendado, que es el gran productor, si
no hicicra muy dificil esa intervenci6n del powder
piblico l.a ,, i;,1,, con que desapareee on un dia,
a impulses de eal;1quier niano, nris 6 menos crimi-
nal, ]o qI(e conlsitiue la riqueza del pais. Esa in-
dnstria, adenims, desde si punto de vista agricola
y produetor, tiele otra particularidad do imupor-
tancia: la de que no puede desenvolverse sino en
eiertos iiises del] ario, cuando va A empezar el frio,
y antes de que empiecen 'as I1i-.;i. Es una indus-
tria que determine e.asi today la riqueza del pals,
en cuanto represent todo ,nuestro principal pro-
(duto exportable, y es una industrial que si sufre
mia paralizaci6n de dos i tres moses al principio
6 al fin de ese periodo., leva al pais a la ruina;
concurren, en ella, por ]o tanto, cirnunstancias de
interns piiblico que no se pueden desatender en
la regularizaci6n de ese problema.
Asi las cosas, surge al paso de los que pretende-
inos decidirlo suprimiiendo el arliculo' del C6digo,
pero snstit'uy6ndolo on otras reglas, algin argu-
mento, uno para mi mnny respectable, que csgrimi6
valientemete e el Sr. Dolz la tarde anterior: "Va-
mos Ai haeer una Teg'islaci6n de classes, y es contra-
rio al cspiritu demoacratieo mode-rno tender legisla.-
eidn de classes Si hay claes, ge6imo no va 6, haber
LIeoilaci6nii de elapes?
El comereio, por ejenplo--y Esipafia tiene desde
1829. y nhba tuvo poco despnus, nni C6digo de C'o-
mercio-ni siquiera en los tribunales so desenvuel-
ve de la misma manera que e-n la vida normal,
porlue enando el oo renriante sobresiee on el pago
corriente de suis oblibirO;aiones, viene n'n procedi-
miento especial qi e so llhai a Ia qoiebra. ?No debe
baber TLeisldacin de classes? Pues vamos a" 1,, .-,,'
el C6dilro de Conercio, que es la Tidisclaci.n do la
else qle se llama commercial, y se dedica a aetos
de comcreio. No debe. pnes, baber Lefislaei6n
de elases? Pues todo el dreccho modern, radical y
avmanzado, se orienta en el sentido de la Lejoislac:6n
ol)rera, p!es todo el dereclio modern. en eierto m,.
do (oncervndo r so oriental tambi6n en el sentido do
la Lekislaeion obrera, .'orque los partidos conser-
vardres ban tonido, en buhen minnmro de pueblos, el
tacto de salir al encuentro de ese problema del
trabajo y procnrar busearle soluci6n.
La protccci6n de los n,';.. en las fabrieas, el


treabajo, de las :- P'. el cierre de los estableei-
mnieonlos a determiniada hora, el reposo hebdomada-
rio, el seguro contra accidents, today la Legislaci6n
del 1rabajo ,qu6 es sino una Legislaei6n de classes?
Y eu:ando so trata de establecer relaciones entire el
palronio el obrero, por q(u6 se dice que esto no
puede hacerse, en uombre dc la Legislaci6n de
elases? Mats anm, no las naciones aisladas, sino un
geupo -do nuciones, se han puesto de acuerdo para
ese deber de proteeiOn universal. Un dia, buen
nfiieoro de naoiones europeas y algunas del Con-
tinente Americano, enviaron sus delegados ai un
Conr rcso Interniacional, que hizo un tratado obliga-
torio paraI todoi esos pueblos, sin mas objeto que
prolhibir que cl f6sforo blanco, que es peligroso
para la salud de los obreros, se empleara en la fa-
b-ieaci6n de eerillas. Otro dia esas na1iones, y al-
gunas otras, celebraron un Conve io Internaoio-
nal, que esta vigente, para que en sus respectivos
'' I so prio.hibiera, para proteger la saludd y la
vida (de la mi.joir. que las obreras tralbajaran en las
fSbrica(s ,de lno(h.( To'do el movimiento modern es en
] senititlo 0de la fogislaei6n do classes, asi el l movie
imjie(lto inaional como el movimie'to international.
Venua otro argument, porque eso no vale contra
la reform.
Se ha esgrimido, &te: "Hay que suprimir ese ar-
ti'm ii 567, porque o os aplica. nunca". 7!. anor-
da1ba frente cestas razones...
SO. MAZA Y ARTOTA : Pido la palabra, para pro-
poner que s," prorroggue la Scsi6n hista que ter-
miiine Sr. Tinstamante.
Sn. PRTSIDErINE< (SJANCHiE AGRAMONTE): ,Est6
de aCeierdo el Senado con lo que propone el Sr.
' v Artola?
(Scmi. afies rmativras).
Aeordado.
SR. BUSTAMANTE: Voy i ser may breve y A
coudensar todo lo possible mis ol)servai'ones.
re aecrdaba, cuando oia este argument, de cier-
tas cauras y efectos de nuestra sitaci6n euba-
na on los delitos elpetorales. LTi Convencidn Cons-
titiventoe hizo nna Ley Electoral que Icnia penas,
v despii(s se hin heeho otrns Leyes eleetora'e4 que
ti(nen penas tambi6n. Cada vez que ha habido
eleed ion s se linn iniciado prcesos. v eala vez que
li halidlo process se ban acabado por amnistins.
Supongamo.s nue II I'I- i venga aqui una refor-
ma de la Lev Electoral y ya por estos 6 por aque-
110s itereses c-(t: sonando la idea de refo-marla
oc- el oiro Curnno Colegislador y que ciando ven-
'0a aqui dicha TLey, me levante v diT'a: ",Supri-
mame.s todas ins penas por delitos electorales: ya no
se delinroic ii las eleeiones: se pneden falsear las
aetas, atropellar los derechos particulares y reali-
zar fraundes; no debe liaber para esos delitos nin-
s'n1na pena, porque no hay andie en la cAreel por
consiz uecieia od los preceptos que castigan esos
actos''.
'l '. aria, easoIn el Senado? No. Lune'o, el argi-
ime Into n vale ta.mpoeo.
Si porrue ldeterminados ariHenlos one contienen
saieci6n penal, In contenan de tal indole que moli-
vas de piedor'd 6 politicos borrnenl de'Tl sus coise-
c(iencias. hay (iue suprimir esos articul~s del 6Oddi-
go Penal, el (:.'. 'Penal disminnira much de
vol i'men.








MDJARIO DE SESIONES DEL SENADO 18


No es verdad que esa sanci6n no sirve. Surge
una huelga, y dentro de esa huelga se comete un
acto do violencia 6 de abuso, y ese hecho so de-
nuncia, y el Juez de Instrucci6n actfia, y el Juez
de Instrueei6n llamna d los que han realizado ese
echo 6 resultan aeusados de ello, y lo,s interroga,
y los deticne, y, A ocasiones, los manda d la carcel,
y a ocasiones los obliga 6 haicr el .. i... de bus-
car, di'ficilmente, una fianza, y cuando estdn en li-
bertad loi hace, por un precepto de la Ley, ir eada
semana al Juzgado a presentarse, y ese dia el obre-
ro tioen que perder una part de su journal, y todo
ese tiernpo esta inquieto, pensando en su suerte fu-
tura, en el porvenir de su familiar y en la creel
que le espera; y cuando al fin eso pasa y la cal-
ma so rcstablece, y la vida econ6miea interrumpida
vuelve A su cauce normal, y el Estado, por obra
de su Poder Legislativo y Ejecutivo, tiende sobre
aquella desgracia el manto generoso de una amnis-
tia 6 do un injdulto, ya esta materialnmente cumpli-
de ]a pena del ('6digo, y ha surlido para en-
tonces todos sus ofectos esta sanci6n penal que en
el C6digo de Lcyes especiales estA escrila para re-
primir esos hechos.
SReomediariamos nosotros la situaci6n exislente
si bohrriunos el artijeulo del C6digo pura y sim-
plemonte? No. Ni para el patron, ni para el obre-
ro; porque ese articulo del C6digo establece un
grand principio de justicia (.ii sef'iambali aldamiien
te, el Sr. "! I i y Artola.
El (ue motiva la huelga, el que excita a la vio-
lencia, el que lleva a la arbitrariedad, no puede
tener la misma pena que el infeliz que le sigue por
imitaeidn, por sugesti6n, sin saber lo que realize ni
A done va. Y ese articulo del Codigo Penal con-
ragra ia distinci6n entire Imo y otro, que com0o un
gran derecho liberal viene manntenido en Francia,
desde las famrosas discusiones del Parlamento Fran-
c6s on 1849, en que Federieo Bastiat dijo todo lo
que so puede decir sobre estas cosas, en provecho de
la clasc obrera. Si borrarainos este precepto, el obre-
ro quedaria A idisposiici6n del Poder Judicial, a mer-
ced del C6digo, y cuando realize esos hechos, como
el Cddigo no distingue, se aplicaria la misma pe-
na (que al Jefe, il clue sabe adoade va y al que no
sabe adonide lo llvan. Y eso no podemos borrarlo
del (Ctdigo, on n(iilbrde1 la I equidad y de la huma-
nidad.
Hay una raz6n, adenm.s, que va a pesar sobre
todo, on cl anilmlo do mi ilustrado y eloeuente amigo
el Sr. Regiieiferos, que suscit6 en mi ese eserfipulo,
cua'ndo defendia con tanto calor la supresi6n del
, ..I. nl, 567. Las amenazas y violencias en tiempo
de huelga vienen A eaer en la sanci6n de otro ar-
ticulo (lel C.:."... Penal, que esta antes que este que
so dispute, y que es el 515.
El Sr. PE-. i;,. ; aproveehaba su elocuentisimo
discurso para clamar una vez mias, contra la jus-
ticia corr eccional, pidiencld' que so aprobara su Pro-
yecto de Ley que establece la apelaci6n, y consig-
nando respeeto A esa justicia, no en cuanto a su
ejereicio sino a sn forma, frases duras, que no es
la primer vez que vierte ante el Senado. Y g,saben
'os Sros. Senadores lo que sueederia si nosotros
deromairamos finica y oselusivamente, cI articnlo
567? Que entrogariarmos al obrero al artiaolo 515,
y los delito-, one eastioa el art.eulo 515. no son,
como estos delitos del articulo 567. de la competen-


cia del Juzgado de Priinera Instancia Instrucci6n,
sino de la competencia de los Jueces Coirreecicnales.
De mlodo, que al obrero que se puede defender ante
el Juez de lnstrucei6n, que puede haeer que su
c:usa se demiore, por la investigaci6n natural de
los hIchi : y que puede esperar el olvido y la am-
nislia, lo entrogaml.s, en Jos moinentos misimos ,de la
huelgai, 6 la justicia corroceicnal de la que tanto
abomina el Sr. Regiieiferos, para que esa jusicia
colree'ionial, doseosa de repriniir el movimiento
huelgisita, tenieiosa desde el punto de vista del or-
den sicijal, condone inmediiatamento a seis mneses de
chrccl a todos los obrcros, que solo obtendrian la
a'mniistia el din que hubieran cuinplido condeona.
lfe aqui lo que no henios pens.ido; he aqui el
in onvena.cte de suprimir este articulo: entregar
al olrcio A la justicia correccional, en lugar .de
entire,'arlo coimo hasta ahora a los Jueces doe Ins-
trucciodn.
Sie. E iI.'Gii: ,'EriOi : Pido la palabra.
Sa. BusTAMANTE': De ahi la necesidad de regular
esta material do competencia de los tribunales, para
que no se dt este easo, para que no, hagamos al
obrero un perjuicio derogando este articulo y en-
tregiudole de lleno & la sanci6n de los Jueces Co-
rreccionales.
LQu6 podemos hacer primero? Ir de freute al
problema, declarar que la huelga es legitima, que
cl paro es lieilo, que se puede llegar A ese acto
miCntras se encierre en el limited de lo pacifico
sin ninguna dificultad y sin obstceulo legal; proela-
nar eso dereclho para quo nadie dude de 61. El pre-
cepto del Codigo Espafol que vamos a derogar, lo
dijo de soslayo, y en cuando eastiga el abuso pare-
cc que pernite el dereelo. Si nosottros derogamos
pura y simplemente, el precept legal, derogamos
las dos cosas: ]a represi6n del abuso y el ejercieio
del (.creelbo; y co0mo no .queremos derogar las dos
cosas, siuo regularlas cinf:inrm al espiritu modern,
no debemos retr.ceder ante esa declaraci6n, a la que
yo () titaria, imas radical en este punto que el Sr.
;Aaza y Artola, toda rcferencia al contrato civil,
rque ino es necesario que meneione la Ley. Pero co-
mo ese derbclio no so puede ejercitar causando un
dailo social, parece 16gico que nosotros serialemos,
conmo o 1hac'e r o .i 1. .I.i i el Sr. \li y Artola,
la ulcesidad doc que en today huelga que Ai..t.. a
interoses pfilicos trascendentales, surja el aviso
previo, que no basta 1levar A ciertas indunstrias es-
peciales, sino que es neccsario extender en Cuba A
dos (rdcnes :in, imipor tastes: primer, A aquel de
clue yo hablalba anteriormcnte, la vida agricola, la
defense al hacendado. Segundo, la salud pfibliea.
Nosniros, que desde el punto de vista del regimen
sanitario estamos en condiciones particularisimas,
no podemos admaitir, siquiera, la hip6tesis, posibili-
dad, de que un dia frente a un brote de peste bu-
bo/nica, por ejemplo, on un barrio de la ciudad,
cuando hay que adoptar inmediatamente medidas
do energia, pueda un grupo de obreros deeir: "Hoy
no hay trabajo, si no se llenan determinadas for-
mas, en rolaciOn con el trabajo y el pago del
journal .
le propongo introducir estas Enmiendas en el
Voto Particular del Sr. Maza y Artola.
SR. MAZA Y ARTOLA: Y las acepto por .anticipado.
SR. BUSTAMANTE: Tengo que Ilevar & ese Voto








14 DIARIO DE SESIONES DEL SENADO


0
dos cosas mis a que me he referido: el manteni-
miento de la .ilil-.li.-i i'n ordinaria, y no de la
justicia correccional en todo problemra de huelga',
y la diferencia entire los instigadores 6 los jefes,
y el simple obrero.
Dentro de estas lines generals que no debo
ahondar nias, podriamos hiccr una obra convenient
A los interests nacionales, itil al patron y al obre-
ro; inspirada on el principio de que el trabajo es
una funci6n social que en beneficio de todos debe
regulars por el Estado. No hay en e'l'o ninguna
dificultad, porque ea lo fundamental todos estamos
-I ..ni,.... ; seria muy ficil qile el autor del Pro-
yecto y el del Voto Particular, hallaran un terreno
comfin en que moverse dentro de estas lines gene-


rales, y parece 16gico y natural que hallando eze
terreno comfin en que moverse, que A todos satisfa-
ga, votaramos unidos esta gran i. i'r!,i.. con la que
Cuba se colocaria al nivel de los pueblos mAs civi-
lizados de la tierra, con la que dejariamos A sal-
vo los derechos del i,.I ri y del obrero, preveria-
mos .ili. i't I. I, iti'l i, y, en definitive, habriamos
prestado un gran servicio al pais.
(MJI y bienr, tmuy bien)
SR. PRESIDENT ('SANCIIEz AGRAM'ONTE): Queda
el Sr. Gonza!o lPrez en el uso de la palabra para
a pr6ximna Sesidn.
Esta se levanta.

(Eran las seis).


Rambla, Bouza y C.", Obispo 33 y 35, Habana.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs