Group Title: Diario de sesiones de la Comision consultiva de la republica de Cuba bajo la administracion provisional de los Estados Unidos.
Title: Diario de sesiones de la Comisión consultiva de la república de Cuba bajo la administración provisional de los Estados Unidos
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072609/00088
 Material Information
Title: Diario de sesiones de la Comisión consultiva de la república de Cuba bajo la administración provisional de los Estados Unidos T. I-IV Año de 1907-1909 Núm. 1-336 ..
Physical Description: 4 v. : ; 32 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Comisión Consultiva (1906-1909)
Publisher: Impr. Rambla, Bouza y c.a
Place of Publication: Habana
Publication Date: 1907-09
 Subjects
Subject: Politics and government -- Cuba -- 1906-1909   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072609
Volume ID: VID00088
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 29601887
lccn - 41035171

Full Text











DIARIO DE SESIONES

DE LA

COMISION CONSULTIVA DE LA REPUBLICAN DE CUBA

BAJO LA ADMINISTRATION PROVISIONAL DE LOS ESTADOS UNIDOS

TOMO IV AiNO DE 1908 NUM. 277


COMISION CONSULTIVA

Sesi6n ordinaria del dia 2 de Septiembre de 1908

SUMARIO
Apertura de la sesi6n.-Lectura y aprobaci6n del acta de la sesi6n anterior. Manifestaciones del
Vocal Sr. Montoro, sobre el studio que del Proyecto de Ley Orggnica del Poder Ejecutivo, hace
la Junta Central de Beneficencia.-Continuaci6n del debate sobre el articulo 104 de la Ley Mu-
nicipal y sobre la moci6n del Vocal Sr. Carrera, acerca de si el derecho al veto del Alcalde, se
extiende tambi6n a los acuerdos municipales. Se retira la moci6n del Vocal Sr. Carrera, despu6s
de discutirse extensamente, y se acuerda aceptar las modificaciones propuestas a la Ley Munici-
pal y que en la pr6xima sesi6n se de lectura al Proyecto de Decreto para darle su sanci6n defini-
tiva, y continuar despu6s con el Proyecto de Decreto sobre la vigencia de la Ley Provincial.-
Suspensi6n de la sesi6n.

A las dos y treinta p. m. ocupa la presideucia el la moci6n de] Sr. Carrera Jfistiz para dejar cl pri-
Coronel E. II. Crowder y declara abierta ]a sesi6n, mer 1'....i,, del mismoq, en vez de todo el articulo.
con asistencia de los -. ...... Winship, Schoenrieh, Lo entendi6 asi la Comisi6n?
Coronado, Viondi, Carrera Jfistiz, Regiiciieros y SR. CARRERA JTiSTIZ: Pido la palabra.
Montoro. Sn. PRESIDENT: (CORONEL E. H. CROWDER):
Ruega al Sr. Secretario de lectura al acta do la Tiene la palabra el Sr. Carrera Juistiz.
sesi6n anterior. Sn. CARRERA J(TSTIZ: Yo desco antes que nada fi-
SR. REGi EIFEROS: (SECRETARIO INTERINO) : Da lec- jar una idea y es que, aunquc desde luego estaba de
tura al acta. perfect acuerdo con l6, la proposici6n fu6 del Sr.
SR. PRESIDENTE: (CORONEL E. HI. CROWDER): Zayas, recogiendo una idea del Sr. Viondi. Y lo
ISe aprueba el acta? que sc acord6 fu6 dejar vigente el parrafo primero
(Sefalcs afirmativas). del articulo 104 y borrar todo lo demis.
Queda aprobada. SR. PRESIDENT: (CORONEL E. H. CROWDER):
SR. MONTORO: Pido la palabra. Queda todavia pendiente la segunda cuesti6n pro-
SR. PRESIDENTE: (CORONEL E. H. CROWDER) : Tiene movida por el Sr. Zayas, o sea si el derecho del veto
la palabra el Sr. i\.,!t.ro. del Alcalde se extendia a los acuerdos municipals
SR. MONTroR: Sr. President, el Sr. President de por los cuales quedaban noinbrados algunos emplea-
la Junta Central de Beneficencia me encarg6 hicie- dos. Siento much que el Sr. Zayas no cst6 aqui,
ra present a la Comisi6n, que la Junta habia acor- porque 61 fud quien propuso la cuesti6n.
dado dirigir una exposici6n a esta Comisi6n Con- SR. CARRERA JUSTIZ: El Sr. Zayas vendri dentro
sultiva para que en la Ley del Poder Ejecutivo se de un imomento, y el Sr. Carcia Kohly me manifes-
tenga en cuenta sus manifcstaciones. t6 que vendria un poco tarde porque se encontraba
SR. PRESIDENT: (CORONEL E. I. CROWDER) : enfermo.
f', i',..I l.., i,,i SR. PRESIDENT: (CORONEL E. H. CHOWDER):
Cuando la Comisi6n levant su sesi6n en cl dia de La situaci6n que tenemos delante parece ser la si-
ayer, est6bamos todavia discutiendo el articulo 104 guionte: si la Constituci6n de Cuba hubiera dispues-
de la Ley Municipal, y habiamos votado a favor de to que todos los empleados de la Repiblica de Cuba








120 DIARIO DE SESIONES DE LA COMISION CONSULTIVA.


fueran nombrados por el C..r- -.... excepto los del
despacho del Presidente, entonces habria en la ad-
ministraci6n national, lo mismo que hay ahora en
la adrninistraci6n municipal. Tengo algAin tomor de
lo quo pueda ser el resultado bajo la Constituci6n
de Cuba seg6n la interpretaci6n que ]e di6 el voto
de ayer, porque tenemos que el Alcalde es el res-
ponsable de toda la administraci6n municipal sin
poder controlar o :Iti!I,!I en los nombramiontos que
se hagan: todos los jeo.s de su departamento son
nombrados por el Ayuntamiento; del misio modo
podria espcrarse que el Prosidente de ]a Repdblica
actuara on un Gabinete nombrado por Ie Congreso
y que todos los empleados do los Departamentos
fueran nombrados por el Congreso. Yo no s6 cual
seria el resultado.
St. CRRERAI. JTSTIZ: Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT: (CORONEL E. H. CIOWDER)):
Tiene la palabra el Sr. Carrera Jistiz.
Sn. CARRERAl JTJSTIZ: Yo estoy muy de acuerdo con
las manifestaciones del Sr. President. )esde la
primcra vez que vi en nuestra Constituci6n ese prin-
cipio, me pareci6 no solamente equivocado sino ab-
surdo. Realmente, no so Ie puede exigir responsa-
bilidad a un funcionario a quien se le pide cierto
trabajo y para hacerlo so le exige quo tenga elemen-
tos que 61 no designed. Do inodo que en orden de
sana :!..i.. lI.,, no cable duda do que el Alcalde de-
biera libremente nombrar y separar a todos los em-
pleados y funcionarios de la administraci6n muni-
cipal: si yo hubiera redactado la Constituci6n, lo
hubiera establocido de esa nanera. He aprendido
esto estudiando en libros de ciencia political ameri-
cana, porquc precisamente alli es done inas fre-
cuentcmente acontece que so obliga al Alcaldo a fun-
cionar con empleados que 61 no nombra y he leido
bastantes critics hochas por autores eminentos so-
bre que eso no debe succder.
SR. PRESIDENT: (CORONEL E. H. CROWDER):
o.\ permit una interrupcion. t Qu6 debe ocurrir en
cuanto a las vacantes que ocurran centre los emrplea-
dos durante el receso del Ayuntamiento, si por ejem-
plo un iinozo d limpieza o algfin sir,viento del Ayun-
tamiento cesa de trabajar, el Ayuntamiento ha de
reunirse especialmente con ese motive, para nom-
brar su sucesor?
Algo hay que haeer para prever el caso de lle-
nar ,vacantes que ocurran no estando en scsi6n el
Ayuntamiento. Y me parece que ayer levantamos
la sesi6n sin haber hecho ninglin progroso sustan-
cial para la soluci6n do este problema. Ahora pron-
to pondremos en vigor la nueva Ley y aquf ponemos
un precepto quo puede paralizar completamente la
administraci6n municipal. Estamios siguiendo lo que
parece ser un precepto constitutional, scan cuales
fueran las consecuencias. Ahora, qu so va a ha-
cer en cuanto a vacantes? El Ayuntamiento no pue-
de star en sesi6n siempre, ni 16gicamente puede ci-
tarse a una sesi6n especial cada vez que uno do los
empleados subalternos sale do su puesto.
SR. CARRERA JISTIz: No parecc on la realidad tan
serio ese argumnnto que so acaba de exponer, comio
a primer vista pudiera creerso. Ese problema no
tendria importancia sino en las municipalidades (de
cierta altura, de gran riqueza y nimero de habitan-
tes, y csas nmunicipalidades hay que tener en cuen-
ta quo el Ayuntamiento star~ en sesi6n pernianen-
te siempre.- Por ejemplo, dentro do la Ley Munici-
pal fr-in:e. i, las municipalidades no se reunen mis


quo cuatro veces al afio por ministerio de la ley, pe-
ro practicamente el Ayuntamiento de :' i.., die ~1 I,-
sella, de Burdeos, y no recucrdo cual otro, estan en
sesi6n permanent todo el afio. Eso inismo pasark,
entire nosotros, con los Ayuntamientos do la Haba-
na, Santiago, Cienfuegos, C(rdenas, etc., esto es, en
las ciudades de mns importancia, porque asi ]o re-
quiere las necesidades de la Administracidon; y en
cuanto a los ayuntamientos pequefios, el movimien-
to de personal es insignificant y ]a pcqueficz del
Ayuntamiento y el nuimneo (d Concojales bacon por-
fectamente possible reunir a los Conceejales cada vez
quo se necesitan para uno d( esos casos.
Ahora, on cuanto al heclio de que el Alcalde no
debe funcionar con emploadmos que 61 no se nonibra,
eso no debe prevalecor tcenicamente, pero de he-
cho, eso esti sucediendo y sucede siempre en todas
las municipalidades cubanas, porque en la actuali-
dad dentro de la Ley espafiola, los funcionarios to-
dos los nombra el Ayuntamiento y en esos Ayunta-
mientos el Alcalde no es mins que un voto.
Ahora, on orden de principios, para levantar el
espiritu de las municipalida(lds modernas y hacer lo
que so debe, a mi entender, el Alcalde debe propo-
nerlo todo; pero he aqui que ese articulo ha motiiva-
tdo un examen detenido de todo el que ha cogido la
Ley, especialmente de todo el que la ha tornado
con ojos de gobernante municipal, ya como Conce-
jal o como Alcalde; y donde quiera que ha habido
disidencia de matiz politico entire el Alcalde y el
Ayuntamiento, se ha presentado ya el punto y has-
ta so ha anunciado el alegar la inconstitucionalidad
del articulo, tal como estaba, redactado. Yo tongo
casi la seguridad de que el Congreso que venga no
dejaria ese articulo como esti, asunto quo me preo-
cupa a mi personalmento, porque tongo deseos y
aspiraciones de ir a ese Congreso y quiero defender
alli lo que on eierto modo es mi obra. De modo que
yo tengo ahi un interns ide prestigio personal y de-
claro que tengo temores fundados de que el artieu-
lo sea inconstitucional. Yo afirmo que la Constitu-
ci6n continue un disparate; pero despuds de las ob-
servaciones q(ue hizo el Sr. Zayas ayer, de la lectu-
ra de la base acordada en la Convenci6n, me parece
que la inconstitucionalidad esta clara, y que todo lo
que tienda a mermarle al Ayuntlamiento a facultad
que a 61 haya querido darle, da base al rccurso de
inconstitucionalidad. Est.o so relaciona con otro
orden do ideas que yo quiero recorder; yo soy un
decidido dcfensor de los funcionarios municipals
existcntes, on tanto que cumplan bien; la Corni-
si6n recuerda bien que yo propuse y se acepto, un
articulo transitorio para declarar inamovibles los
Secretarios actuales; al menos, para salvar a esos
funcionarios, que son los (que resultan nuis intere-
sados; y ese articulo luego se borr6, despu6s do ha-
berlo yo propuesto. Yo creo que la soluci6n del
asunto estai, a mi entender, on que se promnulgue
la Ley del Servicio Civil, cuando pueda promulgar-
so, y que entire tanto, un Decreto del Gobernador
Provisional, inande abstenerse de in .. o ,i el perso-
nal de los municipios, hasta que so promulgue la
Ley del Servicio Civil. Esa seria una media de
carhcter transitorio, em1inentolente moral, 1. i. 1-
siva de empleados y evitaria perturbaciones on las
oficinas municipales, hasta ]a promulgaci6n de la Ley
del Servicio Civil.
SR. PRESIDENT: (CORONEI E. II. CaOWDER):
Tambi6n crco quo todas las dificultades que tnoemos








DIARIO DE SESIONES DE LA COMIS10N CONSULTIVA. 121


ahora dosaparecerian si tuvidramos la seguridad do
que no habrfa ningfin camnbio hasta que se promul-
gara la Ley del Servicio Civil. Yo tongo tanto in-
tcrds en cl Exito de ]a Ley Municipal como el Dr.
Carrera Jcstiz que es sn author y sentiria muchisimo
que despues de promulgarse surgioran, por defccto
do ella, ... i.t,-i.-, centre los alcaldes y- los ayunta-
mientos sobre los nombramientos; paroceria que el
trabajo de la Comisi6n ha sido un absurdo y dcbe-
umos buscar una souci61n (ue evite esos conflicts,
aunque confieso que no estamos mIs cerca do ella
hoy que aycr; si pudi6ramos poneo uninimemento
algo analogo a lo que ahora ha sugerido el Dr. Ca-
rrora Jistiz, entonces veria el camino mins claro, pc-
ro ya se ha indicado on el debate que un element
important de esta Comision se opondria a la pro-
mulgaci6n do tal prcccpto.
SR. CARMUa M JdSTIZ: Pido la palabra.
Sn. RI'I ';'ETE: COLONELL E. 11. CROWDER):
Ticne la palabra el Sr. Carrera Jaistiz.
SR. CARR n JSTIZ: El Sr. President habla en
un sentido en que yo me felicito oirle, porque pien-
so lo uismio que,l6 y bucno es que, sin referirme a
personas, descendamos un poco a la realidad. Mi
identificaci6n con los asuntos municipals cubanos,
desdc hace niucho tiempo, me ha pesto en relaci6n
con muchos alcaldes. Ta] parece que aqui la mayo-
ria de los miembros do la Comisi6n, en uno o en
otro sentido, tiene por .,1i. I vo la Habana: a mi no
me preocupa eso ni por un nomcnto: la Habana tie-
ne un Alcalde de perfect honorabilidad, un hom-
bre corrcctisimo, do los niejores antecedentes, que
no ha de bacer nada de o que no deba hacer, y es-
to que digo es tanto nias sincere county que soy su
adversario politico. Ahora, a mi me preocupan los
doerns alcaldes, a mi so han acercado nias dc media
docena de alcaldes para proguntarmno cuAl es la
forma mas inmediata para proponer la cesantia de
los secretaries, y yo tongo cartas de m1as de veinte
secretaries que saben que los alcaldes que van a
tomar posesi6n tienon ya designados los sustitutos
para dejarlos cesantes, y me estan pidicndo desti-
nos. Do modo que esto que digo es evidence, y yo
no le toeo a los ayuntamientos sino a los alcaldes
y no prccisaumente al Alcalde de la Habana. En un
orden tdenico, yo resolveria que los alcaldes fuescn
irbitros de los funcionarios, poro dentro de nuestro
medio anbiente, eso conduce a consagrar la tirania
do un hombre, y dcsde Inego, os menos temible ]a
tirania de una Corporaci6n. De manera. pues, que
lo quo acordamos aver es lo nmis tranquilizador, por
lo que yo me inclino a mantenerlo.
SR. IPRESIDENTE: (CORONEL E. IT. CROWDER):
Segdn cl articulo 156 de la Ley Municipal, los
acuerdos del Ayuntaminento deben someterse al Al-
calde. ; Eso significa que los acuerdos que so refic-
ren a nontmramientos y remociones de los emplea-
dos debcn someterso al Alcalde? Ahora, supongamios
que el Alcalde ponga su veto a uno do esos acuer-
dos. Asi es que tenemos pendiento la cuesti6n cons-
titucional de si 61 tione cl derecho del veto; dejoeos
esa cuesti6n abierta para discutirla ante los Tribu-
nales; es rmuy razonalle suponer que algdun Alcal-
de tratira de ejercer esa facultad.
SR. CARRERA JrSTTZ: Yo croo muy necosario acla-
rar eso y desdo luego creo que l ,veto no alcanza al
nombrainiento de funcionarios.
SRi PRESIDENT: COLONELL E. I. CROWDED):
Eso ; II,,i .- una decision do la Comisi6n, de que la


palabra "acuerdos" del articulo 107 de la Consti-
tuci6n, no tiene el nismo signifi(adn de la palabra
"acuerdos" del articulo 108 de la propia Constitu-
ci6n; porque ninguno dudard de que cl Alcalde pue-
de suspender un acuerdo del Ayuntamiento, que
haga un nombramiento contrario a la Ley y enton-
ces estA justificado que ]a palabra "los acuerdos",
en el articulo 107, ..-i-,i'. i una cosa y significa otra,
-en el articulo 108.
SR. VIOxDI: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT: (CORONEL E. H. CROWDER):
Tiene la palabra el Sr. Viondi.
SR. VIONDI: Yo entiendo que so llaman "acuerdos
municipalss, todos los actos que realice la corpo-
raci6n municipal, constituida en esa forma delibe-
rante de CAinara. Cuando se procede por el Ayun-
tamiento,-que en mi concept es la teoria sana,-
a nombrar un empleado, sc present a la Corpora-
ci6n municipal esa proposici6n; toman la palabra,
en pro o en contra los distintos miembros quc cons-
tituyen el Ayuntamiento, se somote a votaci6n, re-
sultan nombrados los empleados y lo son, por me-
dio de un acuerdo; esto ha ocurrido en la Isla de
Cuba, siompre. S1 el Alcalde entionde que cn el
nombramiento de ese empleado concurren condicio-
nes ilegales, lo vcta, porque os un acuerdo munici-
pal; tione caracterizada su condici6n do acuerdo
municipal, el que so dispute el punto del nombra-
miento del empleado, por el Ayuntamiento, y que
consta en el acta de la sesi6n, levantada por el Se-
cretario; y ese empleado, cuando quiere referirse
a la historic de su nombramiento, pide copia del ac-
ta municipal, dondo consta el acuerdo que ]o 1nom-
br6, do tal modo, qu( para mi, el punto del nombra-
iniento del empleado por el Ayuntamiento, es un
acuerdo, sin que haya otra palabra en cl idioma que
]e dU una definici6n distinta. Y yo ostoy cansado de
oir esa discusi6n de los ayuntamientos, de si Fula-
no de Tal debe ser Contador, o si no debe scrlo, pe-
ro tomnndose en definitive un acuerdo, accpt6ndolo
o rechazandolo, sujcto a las condiciones del veto,
de la Ley antigua, y por tanto, a las condiciones del
veto, de la Ley modern.
SR. PRESIDENT: CORONERL E. H. CROWDED):
Sin embargo, se ha exprcsado aqui la opinion do que
debemos interpreter el articulo 107 de la Constitu-
ci6n como si dijera: "Los acuerdos de los ayunta-
mientos scrAn presentados al Alcalde si son de na-
turaloza legislative" y el articulo 108 como si di-
jcra: "Los acuerdos de los ayuntamientos do today
naturaleza, podrin ser suspendidos".
(El Dr. Zayas penetra en el Sal6n de Sesiones.)
SR. COnoNADO: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT: (CORONEL E. H. CROWDER):
Tiene In palabra cl Sr. Coronado.
SR. CORONADO: Yo me alegro much de haber oido
la opinion del Sr. Viondi porque estoy do acucrdo
con ella, sobre todo en este period en que nos en-
contranmos, de interpretaciones restrictivas y cerra-
das de los preceptos constitucionales, tan distant
de otros en que entendemos que, para el bien de la
administraci6n, debemos interpreter los prcccptos de
la Constituci6n de una manera amplia.
El articulo do la Constituci6n que se refiere al
Congress, reconoce 1a posibilidad de quc el Congre-
so de la Repiblia hagaag otra cosa que no sean leyes,
por cuanto dice que: "so someterin a la sanci6n del
President de la Repbiblica, aquellas resoluciones
que deban ser ejecutadas por Cste". Implicitamen-
te rcconoce y establcce la posibilidad de que el Con-








122 DIARIO DE SESIONES DE LA COMISION CONSULTIVA


greso adopted resoluciones sin sor leyes. Dice asi el
articulo 62, en sus dos pArrafos primeros:

"Todo Proyccto de Ley que haya obtenido la
aprobaci6n de ambos Cuerpos Colegisladores y to-
da resoluci6n de los mismos quc haya de ser cjccu-
tada por el Prcsidente de la Repiblica, deboern pre-
sentarso a isto para su sanci6n. Si los aprueba, los
autorizard desdo luego, devolvi6ndolos, en otro ca-
so, con las objeciones que hiciere, al Cuerpo Cole-
gislador que los Ihubiere i1riI 1,..; el .cual consig-
nari las ., irl.,1 objeciones integramento en acta,
discutiendo de nuevo el Proyecto o resoluci6n.
Si despu6s de esta discusi6n, dos terceras parties
del numero total de los miembros del Cuerpo Cole-
gislador, votasen on favor del Proyecto o resolu-
ci6n, so pasara, con las objeciones del Presidente, al
otro Cuerpo, quo tambi6n lo discutird y si por igual
mayoria lo aprueba, sera Ley. En todos cstos casos
las votaciones seorn nominales."

De suerte que hay que aceptar que el Congroso
podia dictar, ademnis dc leyes, resoluciones que hu-
bieran de ser ejecutadas por el Presidente do la Re-
pfiblica; pero cuando se trata del C,.-. i,. Provin-
cial, no usa esas mismas palabras: todas las deter-
minaciones del Consejo Provincial tienen cardcter
de estatutos, que es la frase quo so le da por la Ley
Provincial; de modo que el Consojo Provincial no
hace mio s que estatutos y todos cllos los somete a la
aprobaci6n del Cobernador Provincial. Cuando se
trata del regimen municipal, los ayuntamientos no
hacen mins que tomar acuerdos, y reciben este nora-
bre, no por la indole de la material que con ellos se
resuelva, sino por el process que estas materials re-
ciben on las sesiones municipals, que consiste on lo
siguiente: Primero: constituci6n de la Asamblea
Municipal como Cuerpo deliberate, con quorum
-iii. : !I. para pocdcr deliberar y tomar acucrdos;
segundo: existencia de una moci6n que pueda deter-
minar "cosas"; tercero: apertura do debate sobre
dicha moci6n; cuarto: votaci6n sobre la material.
Ahora bien, yo sostengo que con arreglo a la ]c-
tra del articulo 107 de la Constituci6n, today deter-
minaci6n de cualquier orden que adopted el Ayunta-
miento tiene quc ser sometida al Alcalde para su
aprobaci6n. El Alcalde la aprobara o no. Si ]a aprue-
ba ya es una cosa terminada, si no la aprueba,
entonces se devuelve al Ayuntamiento con las
objeciones oportunas para que resuelva en la
forma quo cl propio articulo determine, o sea por
las dos terceras parties de los elementos que deben
constituirlo, en cuyo caso, a pesar de la oposici6n
del Alcalde, entonces es ejecutivo.
El caso del articulo 108 es distinto, porque el de-
recho quo va a ejercitar el Alcaldo lo es el de los
de la no aprobaci6n, mejor dicho, do denegaci6n de
aprobaci6n, sino el do suspension. que solo puede
fundarse en alguno de los casos de sor contrario a
]a Constituci6n, a las leyes, a los tratados o a los
acuerdos de los Consojos. Pero on uno y en otro
caso la material sobre la cual va a resolver el Al-
calde, bicn aprobando o desaprobando, es la mis-
ma. La expresi6n que respect a los ayuntamien-
tos y consojos provinciales hace la Constituci6n de
adoptar otra cosa quo no scan aenordos, obliga al
Ayuntamiento a presentar lo mismo a la aprobaci6n
del Alcalde, sea cualquiera la material que trate,
aunque trate de nombramiento de empleados.


Yo entiendo, pues, que seria perfectamente in-
constitucional sustraor del conocimionto del Alcal-
de cualquier acuerdo que el Ayuntamiento adopted;
y si el Alcalde que tal asunto tuviera acude al Tri-
bunal Supremo, obtendria una declaratoria de in-
constitucionalidad ponque esta es una facultad, co-
mo decia el Sr. \\Win- I,, que vine a reconocer la
propia Constituci6n a favor del Gobernador, cuan-
do del Conscjo so trata, o del Alcalde, cuando se
trata del Ayuntamiento.
SR. CARRERA JUSTIr: Pido la palabra.
S,. PRESIDENT: (CORONEL E. H. CROWDED):
Tiene la palabra el Sr. Carrera Justiz.
SR. CARRERA JLSTJZ: El Sr. Coronado ha .if. ,i i
do muy bien su punto de vista, pero no me ha con-
vencido; yo le ruego a los sfiores de la Comisi6n
que tongan la bondad de fijarse on los cuatro inci-
sos que continue cl articulo 105 de la Constituci6n
y que examinado ese articulo, on relaci6n con cl 107,
teniendo en cuenta una raz6n de hermenuntica ju-
ridica, que cl articulo 105 sicnta principios, a los
cuales desde luego se subordina el 107, que viene
despucs.
SR. CORONADO: Lo posterior aclara lo anterior.
SR. CARRERA JaSTIZ: Hay que ver el segundo ar-
ticulo en inevitable relaci6n; y tenemos aqui que
el 105, cuando habla de lo que corresponde a los
ayuntamientos, en dos casos les atribuye acuerdos
y-on dos no se los atribuyc.
Sn. SCHOENRICIT: Una progunta; en el segundo
caso dice: forman sus presupuestos; oel Alcalde no
puedc poner veto a los presupuestos?
SR. CARRERA JGSTIZ: Un presupuesto, no es un
acuerdo, hablard d(e cso; y esto es do much trascen-
dencia, si queremos atenernos a lo quo estrictamen-
te ._,,iii'... la palabra "acuordo"; en cl articulo
107 podemos darle mas latitud quo aqueilos casos en
que 0c 105 habla tambien de acuerdos; y la inter-
pretaci6n recta es, indiscutiblemcnto la siguiente:
En el primer y tercer caso, cl Ayuntamiento acucr-
da y ontonces el veto no so le puede quitar; en el
segundo y en ol cuarto caso, cl Ayuntamiento no
acuerda y entonces lo que so podia hacer con el ve-
to, es otorgarse; pcro la Constituci6n no se lo da; y
este aclara perfectamnone un punto de vista que ayer
considoerbamos a prop6sito del caricter legislative
quo tiene cl veto. Todos sabomos quo una de las ex-
ccpciones dentro de las cuales los parlamentos, el
Congress y las Camaras exceptuan uno do esos ca-
sos, es cuando intcrvicenen n la formaci6n de los
presupuestos.
SR. MONTono: 1E. -. no son I. "
SR. CARRERA JU STIT: No, sofior; vamos por parties:
los presupuestos, tcenicamente, no son leyes; dentro
;de la ciencia political, el presupuesto es un acto ad-
ministrativo en que so les da intervenci6n a los Cuer-
pos Cologisladores por razones do intor6s econ6mi-
co, poro no porqne sea cuesti6n legislative el pre-
supuesto. Los presupuestos no son leyes, cientifi-
camcnte.
SR. PRESIDENT: (COROKEL E. H. CROWDER) :
Desco llamar la atenci6n hacia cl articulo 60 do la
Constituci6n, quc so refiere a las eyes de presupues-
tos. Dice: (Loyendo) :
"El Congreso no podrd incluir en las eyes de
presupuestos, disposiciones que ocasionen reforms
lcgislativas o administrativas de otro orden: ni po-
dra roducir o suprimir ingresos do character perma-
nente, sin establecer al mismo ti..-ipu otros que los








DIARIO DE SESIONES DE LA COMISION CONSULTIVA. 123


sustituyan, salvo el caso que la reducci6n o supre-
si6n procedan de reducci6n o supresi6n d( gastos
permanentes equivalents; ni asignar a ningiin ser-
vicio que deba ser dotado on el presupuesto annual,
mayor cantidad que la propuesta en el proyceto del
Gobierno; pero si podra crear nue,vos servicios y
i. f ..11 i! o anipliar los existentes por medio de le-
yes especiales."

Si. CARRERA JUSTIZ: Yo convengo que so Ic lame
Ley, poro estoy hablando dentro de los principios;
y dentro de la ciencia political, que no es en el orden
positive, los presupuestos no son leyes; precisamen-
to, so cnseia en todas las Universidades, que cse es
uno de los casos en que cl Congreso no legisla, sino
administra y se ensefia on todas las catedras de I)e-
recho Politico que csas son funciones de la C6imara
legislative. Do mantra que en orden de doctrina el
presupuesto no es Ley. Ahora, dentro do lo quo el
articulo 105 determine, yo veo una hi;. r. Ii.i clara,
en quo dice "acordar sobre los asuntos y former sus
presupuestos"; tercero, "acordar empr6stitos";
cuarto, "nombrar y remover sus empleados". De
manera, que si queremnos darle al articulo 105 la in-
torpretaci6n literal quo require el Sr. Coronado,
vemos que dentro de la Constituci6n, la designaci6n
de un empleado es un nombramiento, no un acuer-
do, scan cuales fueran los trAImites en virtue do los
cuales un nombramiento se hace. Apart do esto,
tenomos que considerar que si todo lo quc el Ayun-
tamuiento resuelve se lleva al veto del Alcalde, nos
conduce al absurdo, y ya sabcmos que no hay in-
terpretaci6n possible que conduzca al absurdo. Yo
voy a poner un ejemplo: el Ayuntamiento es, a ,vir-
tud de esta Ley, poseedor de un derecho de ejercer
cicrta fiscalizaci6n sobre la administraci6n munici-
pal: tieno el derccho do nombrar una Comisi6n que
examine ciertas funciones del Alcalde, seoria posi-
ble que ese acuordo del Ayuntamiento pudiera ve-
tarlo el Alcalde?; eno ejorccria el Alcalde el dere-
cho del veto entonccs en -1. (. I de sus propios in-
toreses ?
Se habla de que tione el derccho do suspension,
si; pero ese derecho es caracteristico do la Consti-
tuci6n y do la Ley, y claro estd quo si so nombra
para ejercer un cargo on la Administraci6n muni-
cipal a un individuo que por razones legales estu-
viera incapacitado, alli cabria el veto...
Sn. SCHOENRICII: Usted dijo, Sr. Carrera, que no
era eso acuerdo, hace un mnomento lo cxpres6 asi.
SR. PRESIDENT: COLONELL E. H. CROWDER):
Si el Ayuntamiento acuerda nombrar un Tesorero
que no tiene las condiciones requeridas por ]a Ley,
entonees, oel Alcalde podria funcionar?
SR. CARRERA JOSTIz: Si, senior.
S. PRESIDENT: ( CORONEL E. II. CROWDED) :
Entonces es una resoluci6n.
Sa. CaRRERA JSTIri: Por eso decimos que no pue-
de haber veto.
SR. PRESIDENT: ( CORONER E. H. CROWDER ) :
Yo deseo saber de algun acuerdo que quepa dentro
del articulo 108 y no dent-o del 107.
SR. CARRERA J6sTIz: Al articulo 107 y al 108 hay
que darles una interpretaci6n 16gica y no estrieta.
Ahora, en otro orden, yo creo quc necositamos con-
siderar que cl veto no es miis que una funci6n legis-
lativa.
SR. SCHOENRICII: E, E1 Dr. Carrora Jfistiz crce que
no seria inconstitucional si se le dicra el derecho
de veto en cuanto a los nombraanuentos


Sn. CARRERA JsrTIZ: Creo quc es inconstitucional,
porque cso lo prohibe la Constituci6n.
SR. SCIIOENRICH: Y con respect a los Presu-
puestos ?
SR. CARRERA JOSTIZ: Se 1o puede dar el derccho
de veto, porque eso no lo prohibe la Constituci6n;
y yo me incline a aclarar el articulo en el sentido
de que las resoluciones que adopted el Ayuntamiento,
de acuerdo con el inci'so 4U, esto es, los que so refie-
ren a ]a organizaci6n interior, etc., no podrAn ser
objeto del veto del Alcalde.
Una palabra mis. Me basta con que este punto
de vista mio, contrario a la universalidad del veto,
conste on acta; yo no lo hago motive de discusi6n;
de modo que yo, sencillamente, hago constar que cn-
tiendo que no debe considerarse universal la auto-
ridad del veto, me basta con quc conste en el acta
y retire mi moei6n.
SR. VIONDI: Pido la palabra.
SR. IPRESnDENTE: (CORONEI, E. H. CHOWDER) :
Tione la palabra el Sr. Viondi.
SR. VIONDI: Hago nmfa ]a moci6n del Sr. Carrera
Jistiz, solo al efecto de oir al Sr. Zayas.
SR. Z.A YrS: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT: (CoRONEL, E. H. CRowDER):
Ticne la palabra el Sr. Zayas.
SR. ZAYAS: Yo voy a decir mi opinion franca y
leal. Yo. croo que la Constituci6n sufri6 una modi-
ficaci6n, al ser redactada, por la Comisi6n que corri-
gi6 su estilo; y asi es, porque aunque sostengo que.
cl cspiritu, la intenci6n de los legisladores de la
Constituyento, era que el Ayuntamiento pudiera li-
bremento nombrar sus empleados, no result asi del
texto de la Constituci6n; y examinando literahmen-
te el articulo 107 de la misma Constituci6n, estimo
que el nombramiento de un empleado, es un acuer-
do y que como tal, debe sor prescntado al Alcalde.
Si se hubiera conservado la palabra "libremente",
que existi6 en el articulo 105 en su primer momen-
to, entonces, sostendria lo contrario. El articulo
quo cit6 el Sr. Coronado, con relaci6n al Congreso,
a primer vista parece contraproducente al objeto
que 61 lo citaba. Yo he tonido oportunidad, en el
Senado, do estudiar ese articulo, el 62, por haberse
prcsontado un caso do una resoluci6n del Congreso,
que no era una Ley. Nosotros, en el Congreso, en
cierta ocasi6n, se acord6, por la Camara y por el
Senado, unirnos una Comisi6n de Senadores y Re-
presentantes, a la cual debian concurrir dos Secre-
tarios del Despacho del Presidente de la Repijblica,
para realizar ciertos studios y former un determi-
nado proycto que debia imprimirse. Eso no era
una Ley, no era de observancia general ni obligato-
ria, para ningin ciudadano, era, puramente una re-
solucion que determinaba ciertos procedimicntos en
trabajos del Congreso; poro como habia una part,
cuyo cumplimiento incumbia al Presidente de la He-
pfiblica, era necesario someterlo a su sanci6n. Esa
part crai la asistencia de los Secretarios del Despa-
cho quc no estaban facultados para asistir, si cl Pre-
sidente de a. RepAblica, accediendo a ]a invitaci6n
del Congreso, no les daba la orden de hacerlo, y co-
mo ol Congroso no tonia autoridad para obligar al
President a que enviara sus Secretarios, de alli que
la rosolncion necesitaba ser sancionada por el Pre-
sidente y podia ser vetada por cl mismo; entonces
so estableci6, estudiando el articulo 62, la siguiente
doctrine: el Congreso tonaba dos classes de acucrdos,
unos liue constitulan leyes y otros que no eran mas
qIue resoluciones. Todas las leyes deben ser presen-








DIARIO DE SESIONES DE LA COM1SLON iCONSULTIVA.


tadas al Presidente y podrin ser vetadas, poro no
todas las resoluciones dchen scr presentadas ni pue-
den ser vetadas, solamenle aquellas en cuya ejecu-
ci6u tenia que intervenir cl Presidente de ]a Rep'-
blica. Si tomairamos estos articulos como una nor-
ma para aplicarlos a los ayuntamientos, tendriamos
que hay acuerdos del Aynntamiento que no neccsi-
tan veto, que no necesitan sanci6n ni pueden ser ob-
jeto del veto, y serian aquellos para cuya ejecuci6n
no s neccesita del Alcalde. Esto es lo que se des-
prenderia del articulo 62; pero yo creo que ese ar-
ticulo es de especial aplicaci6n al Congreso, y que
como la Constituci6n haIblando de los acuerdos de
esta indole pudo hacker la nisma distinci6n y no la
hizo, no es aplicable el articulo 62 por analogia, si-
no los articulos propios del r&giimen municipal, en
los cuales no so hace distinci6n alguna respect a
cllos. Se dira que un Alcalde puede star vetando
continuamente los nombramientos de un empleado,
eso tiene un rcmedio, porque si lo hace es una ex-
tralimitaci6n de sus facnltades y entonces lo pnede
suspender el Gobernador; de manera que no ha que-
dado desamparado el Ayuntamiento en su derecho
ni a merced de la voluntad del Alcalde. Asi, pues,
yo creo que del texto constitncional se deriva el de-
recho al veto de todos los acuordos del Ayuntamien-
to. La observaci6n de que un acuerdo que debe rea-
lizarsc inmediatamente no es una observaci6n de
fuerza, y, la propia Ley Municipal se ha apcesura-
do a resolve ese aparente conflict. El articulo
157, dice de esta manera: "Todo acuerdo del Ayun-
tamiento, debe comenzar a cumplirse diez dias des-
pu6s de scr ejecutivo, salvo que en el propio acuer-
do so disponga otra cosa". De modo que si el acuer-
do envuclve la idea do su inmediata ejecuci6n, o
bien so dispone en el acuerdo, yo enticndo que, con-
forme a este articulo, se ejecuta inmediatamente,
sin perjuicio del veto y de las responsabilidades
. ..;._. iientes, porque de ]o contrario, si se estan ca-
yendo l;s pa redes de la casa consistorial y si se
acen(.'d ( tie se les ponga puntales y para cumplir
ese acterdo labia que esperar a que pasara el tiem-
po del veto, so caerian las paredes y mataria a todos
los Concejales. De modo que la Constituci6n debia
distinguir, como en el caso del Congreso, unos acuer-
los de los otros; pero, realmente, no ha distingni-
do; y hay un articulo', el 156 de la Ley Municipal
que hemos aprobado, que esta en contradicci6n con
la teoria que ha sustentado el Sr. Carrera Jfistiz y
que yo, en ]a esfcra do los principios, tambidn acep-
to; porque ese articulo dice:

Ariu'(lo 156.-Los acuerdos del Ayuntamiento so-
ran presentados al Alcalde el dia siguiente hiabil, de
aprobada el acta que los contenga. Para ese efec-
to, el Secretario expediri, de cada acuerdo, dos co-
pias certificadas, que el Alcalde hard sellar y poner
en ellas la fecha, al recibirlas, devolviendo seguida-
mentol una do las dos.
Si el Alcalde aprobare los acuerdos, los atutoliza-
rA con su firm, comunicandolo al Ayuntamiento, y
en caso (<1.1( i;,.. le devolverii la copia con sus ob-
jeciones. El Ayuntamiento discutird, do nuevo, cl
asunto, y si despues de esta segunda discusi6n, las
dos terceras parties del uinedro total de Concejales
que seguin la Ley deba tcner, votaren en favor del
acuerdo, 6ste serI ejecutivo, y so comunicard asi al
Alcalde.
Transcurridos diez dias desde la presentaci6n de
un aquerdo, sin habor expuesto cl Alcalde sus obje-


clones, so tendra por aprobado y sera tambi6n eje-
cutivo."

De modo que aqui, de nuevo, vuelve a hablarse de
toda clase do acuerdos.
En rcsumno, dcntro del preccpto constitutional y
de los preceptos que tenemos aprobados de esta L.- .
mientras ollos no se modifiquen, entiendo que todos
los acuerdos estdn sujetos al ,veto y no me parece
que sea un gran peligro el veto en manes del Alcal-
de, con respeccto al nombramiento do empleados, por-
que si on el Ayuntamiento existe una mayoria para
nombrar a los cmpleados, si el Alcalde sistemAtica-
mente veta, como que el veto necesita ejercitarse
contra cl acuerdo, la interrupci6n que se produzca
on la marcba do los asuntos mnnicipales es de la res-
ponsabilidad exclusive del Alcalde, pues resultari
ovidenciado que por un prop6sito deliberado y no
por razones atendibles rechaz6 la scrie de nombra-
mienotos (iq el Ayuntamicnto hizo.
Y cuando exist una Ley quo regule las condicio-
nes en que los empleados se nombran, tambi6n pier-
do entonces toda su importancia el derecho al veto
que contra esos acuerdos tione cl Alcalde. Esa es
mi opinion franca.
SR. PRESIDENT: (CORONELi E. H. CHOWDER) :
E'ti' en el horizonte alguna Ley de esa clase, a la
cual usted so refiere?
Antes de used Ilegar, se propuso que se pusiera
un articulo transitorio sefialando que no se hiciera
ningin cailbio on el personal del Ayuntamiento,
hasta que so promulgue una Ley del Servicio Civil.
SR. ZAYAS: Yo con eso no estoy conform; creo
que debemos dejar la Ley con ese precepto consti-
tucional que hemos acordado, 1o mismo la facultad
del Ayuntamiento de nombrar, que la del Alcalde
'de vetar. 31. parece que es mejor un precepto le-
gal permanent, que lo mismo favorece a unas per-
sonas que a otras, seglin las distintas localidades,
que haeor algo especial, que conocidamente se hace
para favorccer alguna situaci6n.
SR. WINSIIP: Pido la 1.,iliI....
SR. PRESIDENT: (CORoNeiL E. H. CROWDED):
'T'iene la palabra cl Sr. W .inlp
SR. WAVi.-nill : Entonces podemos dar efecto a lo
propuesto ahora por el Sr. Zayas en el articulo 104.
Iarece que hay alguna duda entire los miembros de
la Comisi6n acerca de si los acuerdos en que se ha-
cen nombramnientos, son acuerdos que pueden ser
vetados por el Alcalde; por ]o tanto podria agregar-
se al articulo 104 un precepto disponiendo lo siguien-
te: que el Alcalde pueda protestar contra los noni-
bramientos del Ayuntamiento, pero que el Ayunta-
Iniento por el voto de dos torceras parties do sus
uiembros pneda insistir en cl nombramiento que
primeramente acord6.
SR. ZAYAS: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT: COLONELL, E. H. C'i.:',.r :
Tiene la palabra el Sr. Zayas.
SR. ZAYAS: Yo me ,i...i"-'.. completamente a 0so.
He dado mi opinion lealmente en el particular del
veto del Alcalde, pero tambien la di con toda leal-
tad en, o que respect al articulo 104 que pone tra-
bas especiales a la funci6n del Ayuntamiento. En
una votaci6n que tuvo efecto aqui, el articulo 104
qued6 reducido a su parrafo primcro, y veo que aho-
ra se pretend volver sobre ese particular y agregar
un precepto especial llamando la atenci6n sobre la
facultad del Alcalde de 1o.ii.-st.i' los i,-iil,,aiuii,.-


_ I I


__ i-I I








DIARIO DE SESIONES DE LA COMISION CONSULTIVA 125


tos y quo el Ayuntauiento pot las dos [erccras par-
tes do sus miiembros puede volver a repetir su an-
terior nombramiento. Eso vione a seo, ini is ni
menos lo que el articulo 156 determine de una ma-
ncra general y no hay ninguna necesidad de un ar-
ticulo 104 que trate especiahneite de los emplea-
dos, que debe limitarse a ]a facultad de los ayunta-
mientos para nombrarlos y removerlos; pues cl 156
dice perfectamcinte la indicaci6n que hace el senior
Viondi. Si la duda existed, cotonces, yo quo soy con-
trario, on principio, a ]a interpretaci6n que Io he-
mos dado al texto natural d( Ia Coistituci6n, ,voto
por los quo tinenn la opinion contraria. Porque a
mi me parecia que no ofrecia duda ninguna el tox-
to constitutional; pero (desd cel moment on que se
cntiende que si, que el texto es dudoso, y es necesa-
rio :.. -i!- Mil do un mnodo especial, yo aprovecha-
ria entonces para iacer valer Ini verdadera opinion
sobre el particular, que cs contraria na veto por el
Alcalde; pues yo dije, que en la esfera de los prin-
eipios, estaha de acucrdo con 1a do crina del so-
flor Carrera Jfistiz; pot tanto, si se trata ahora do
determinar,-porque es dudoso que el Alcalde pue-
da vetar los acuerdos relatives a nonibramiento,-
cntonces, discutird el punto y sostendri que no los
debe vetar.
SR. WINSHIP: Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT : CORONERE i 1 [. CHOWDER )
Tiene la palabra el Sr. Winship.
SR. WINSHIP: Solo of reci 1o que hicc, para aelarar
la forma en que el misino Sr. Zayas dijo que era la
intcrpretaci6n de la :Constituci6o ; y al mismno tienm-
po para referirme a la opinion muy respectable do
otro miembro de esta Comisi6n, que la estudiado la
Ley, bien y fielnento, cl cual opinabat que acuerdos
de esta clase no podian ser vetados por cl Alcalde;
me parcel que cl preccepto so rel'eria a anmos casos.
El Dr. Zayas, estA seguro de que el articulo 156 sig-
nifica lo que 61 dijo. Yo no veo raz6n por la que 61
deba oponerse al cambio. El Dr. Carrera JMstiz
cree que el articulo 156 no se refiere a acuerdos de
esa clase.
Por qu. no evitar today duda sobre el asunto; lo
que dcseamos evitar aqui es que surja una question
de inconstitucionalidad que so Ilexe ante los Tribu-
nales, y por cso so canmbi6 el articulo 104 do su for-
ma primitive.
SR. ZAYAs: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT: (CORONEl, F. 11. CROWDER):
Tiene la palabra el Sr. Zayas.
Sn. ZAYAS: Hay que recorder (que yo no toinaba
parte en la discusi6n: el Sr. Viondi pidiO que yo (die-
se mi opinion sobre el texto constitutional a la vis-
ta; si esa opinion no es sustentada por otins perso-
nas y se suscita aqui la duda de cual sea la buena,
yo no temo que surja una question ante los tribIu-
nales el dia do maiiana, sino antes al coutrario, lme
alegraria que fuera ante los Tribunales done se re-
solviera la buena doctrine. Yo no po)drli en la
Ley un articulo que dijcse que no son votables los
acuerdos relatives a nombramnientos, pero tam-
poco pondria uno que dijera que son vctables esos
acuerdos, sino me limitaria a decir que cl articulo
156, con referencia a todos los acnerlos munlicipla-
les, que ellos son vetables, porque al decirlo de una
manera definitive, al tratar de los noimbramnientos,
es para resolve definitivamento una duda; asi, yo
tongo un campo abierto para que imnpere mi deseo,
lo que no me parece ser del C6digo Fundanmental,


porque mi desco seria que el Ayuntamiento nornbra-
ra sus empleados y que cl Alcalde tuviera que fun-
cionar con ellos. Si nosotros vainos a dedicar un ar-
ticulo especial, en realidad legislamos declarando
que ]a Constituci6n comprende esto caso y en ese
terreno no podria tratar do que imperase mi deso,
sino la opinion de interpretaci6n de la Constituci6n.
Yo creo que he explicado lo 0'i.. ,i. ,n ti,. por qu6(
no me opongo a que el articulo do caracter general,
copiando el texto constitutional, declare que todos
los acuerdos deben ser sometidos a la sanci6n del
President, y si me opongo a quo do una manera es-
pecial se declare que los acuerdos sobre empleados
estan sujctos al ,veto, porque limitiandonos a copiar
!a Constituci6n, en t6rminos gcnerales, queda abierta
la puerta para quo cualquier interesado level la cues-
t.ion ante los Tribunales, mientras quo si nosotros
decimos algo especial tratando dc los acuerdos rela-
tivos a nombramnientos, ya afirmamos una interpre-
taci6n que constitute una Ley obligatoria. En cl
caso de un articulo general, yo acepto el derecho
constituido. En el caso especial puede considerarse
como dereeho constituyente en el que tengo opinion.
Esa es la diferencia que yo' veo en el asunto.
SR. PRESIDENT: (CORONEL E. H. CROWDER):
Crco que hay una cuesti6n pendiente anto la Comi-
si6n que todavia no ha sido votada. El Sr. Zayas
propone quo se tome el parecer do la Comisi6n so-
bre si el dcrecho del veto del Alcalde so refiere tam-
bin. ..
SR. ZAYAS: (interrumpiendo) Yo no propongo cso.
Yo o 1que he dicho es que para no involucrar dos
Cuestiones quo so estaban discutiendo,-sin quo yo
las propusiera-se resolviera primero una y se de-
jara la otra para despu6s, pero yo no propuse nada
en esta material y me limit a dar mi opinion sobre
la misma. Esa proposici6n creo que la prcsent6
ayer el Sr. Viondi.
SR. VToNDI: Antes de ayer.
SR. PRESIDENT: COLONELL E. H. CROWDER):
Dijo que habia dos cuestiones pendientes, una re-
ferente a si el articulo 104 debia ser modificado, y
otra con respect a si el derecho del veto que tiene
ec Alcalde se hace extensive a los acuerdos en que
se nombran emnpleados. Entonces el Sr. Carrera JMs-
tiz propuso un sustituto para la primera cuesti6n y
ese fu6 puesto a votaci6n y aprobado.
SR. CARRERA J ',rTIZ: Y yo era tambien quien pre-
sentaba la cuesli6n sobre el veto.
SR. PRESIDENT: (CORONEL E. 1H. CROWDER):
Y 1 seginda cuesti6n sobre el ,veto la iba ahora a
soimeter a votaci6n; pero si es retirada, no es nece-
s1r0io votarla, y tengo entendido que el Sr. Carrera
Juistiz In retir6.
SR. C.\ t:IUA JUiSTIZ: Si, sofior; y cl Sr. Viondi la
lizo ina nada mias que para oir la opinion del se-
ftor Zayas.
S-R. PRESIDENT: CORONERL E. H. CROWDER):
Perf ectaom ente.
Sefiores: segint pareee n.o hay ninguna moci6n
pendilent sobre cl articulo 104 y, por tanto, 6ste
quedara en la, forma aprobada aycr, esto es, borran-
do los filtimios parrafos y manteniendo el primero
mad(a lis, y entonccs puede resolverse la filtima par-
et del Decreto poniendo n. vigor la Ley Municipal.
SR. MONTrono: Pido la palabra.
Sn. 1'REIDENTE: (CORONEL E. H. CROWDER):
Tiene la palabra el Sr. Montoro.
SR. MONT'ORO: Pero yo creo que, como indicaci6n
-porque probablemente cuando se le lleve al senior








126 DIARIO DE SESIONES DE LA COMISION CONSULTIVA


Gobernador Provisional la nu1va redacci6n del ar-
ticulo 1r', podril 61 estimar que queda l,,.i. i, k la
autoridad del Alcaldo, y todos cstamos conformes,
on (que 1110 lo I el veto, os decir, on cuanto al alcan-
ce del articulo 156 de la Ley-podriamos hacer cons-
tar csta conf'oriidad en el acta.
Sn. ZAVAMS: Yo debo lliamr la atenci6n acerca do
que todo lo que aqui so dice consta on las cuartillas
taquigri~ficas.
SR. MoONTOlO: Petr como la nmoeid6 del Sr. Vion-
di no 'formia part del Proyecto de Decreto, porque
es una inoci6n especial que se hace al Gobernador
Provisional, croo que se debicra haccr constar en
ncta ese ]punto, y acompafiar una copia do la misma
para q-u se pueda apreciar todo el alcance de la
cuosti6n.
So. VmIO i: Yo deseo hacer constar que la que yo
lpreselntO lfu una1 ellllieinda conmo las otras lnmiein-
das que so lian hecho a la Ley MAunicipal.
SR. \lONTOr O: De todos niodos, que se acompanie
con el P'royeeto de Decreto enpia del acta, para que
so vea cual ha sido el sentido que ha predominado
(aqui con respect 1a lcdance del articulo 156, porque
la opinion easi unAnime es que no se neeesita hacer
declaraci6n alguna, acerca del derecho del Alcalde
a vetar los nombramiientos, porque el articulo 156
resueloe cl punto, y creo, pop tanto, que seria con-
veniento (ull el Sr. C obernador lo supiera, pues por
algo ihmcis estado discutiendo este asunto cuarenta
y ocho horas.
SR. (ORON(ADO: Y en la que constari el voto par-
ticular del Sr. Carrera JfIstiz.
Sa. Pi'RESENTE:\ (CORONEW, E. H. CROWDED) :
Se hace la moci6n de que se remita con el Decreto,
una copia del acta.
SI. MONTono: 0 de las cuartillas iII:.;i, ,;
se 1a hecho otras veces.
SO. P]ESTIDENTE: ( CORONEL E. t. CROWDED):
gSo piuedo proceder a la votaci6n?
Sn. 1'. i I .: Qu6 es lo que s .va a votar?
81. ZAYAS: Quc so 10 remita, al Sr. Gobernado:r,
con el acuerdo do la reform del artliulo 104, co-
pia del acta.
SR. ConONADO: 0 do la sesi6n.
Sn. MIONTORO: Hemos estado discutiendo dos dias
esc punto. Al retirar el Sr. Carrera Jlstiz, a filti-
ma hora, su moci6n, result initial el debate. Bueno
es (que e sepa cual ha sido cl objoto y sentado fun-
damento del debate, para que al resolver sobre cl
artieulo 104, pueda aprcciarse en todo su aleance,
el eriterio de la Comisi6n.
Sn. P'RESID.ENTE: CORONERE E1. 1. CROWDED)
E So puede proceder a votaci6n sobre esa moci6n?
SR. CA(RRER JTSTIZ: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT: (CORONEL E. H. CROWDERm):
Tiene la palabra el Sr. Carrera Justiz.
SR. CARRERA JoSTIz: Yo quisiera comprender ]a
tendencia de la moci6n, porque en ninufln easo en
que so ha pedido al Gobernador ProvisioMal resolu-
eidn, sa ha aldoptado ese sistema de mandarle copia de
las natas. Mi pregunta obedece a lo nuevo del caso
y a que no alcanzo la 1, i ,11.Ii I parn votar en con-
ciencia.
SR. MoxTOReo: Si el Sr. Carrera J1istiz so fija en
quc por algo bomos estado discutiendo cuarenta y
ocho horas ci asunto, comprondera que el eso o es0
tan claro; si nosotros entendieramos que bastaba re-
formar el artiulo 104, no habriamos seguido discu-
ticndo despu6s tan largo y >. i' I i .. :.


Q, CARRERA .11 : El articulo 156 sol)re Ia na-
ejonalidad do la Ilabana, lo discutimos diez dias y
no s quoe se lilvaran al (obernador Provisional las
diez actas de csas sesiones.
SR. MONTORO: No insist, pero convierto entonces
mi mocin n un ruego al Sr'. President. El sofior
' I. ;.. i..- y todos entondimos, (que aqui cstaban
plantcadas dos cuestiones, y asi lo dice el acta; que
una so habia decidido ayer, y que otra ila a dcci-
dirse hoy. A iltima hora, ha desaparecido la sc-
gunda cuesti6n, despu(is do habor estado, casi dos
sesiones enteras discuti6ndola. Algfin fundaimento
habia para tan larg'o debate, y es, que ocurria la du-
da de si por virtud del articulo 104 iba a queda' ec
Alcalde completanmento desarmaldo. )Dspuis de la
sesi6n, y muyl princip)almente, do la itparcial y lu-
minosa cxposici6n del Sir. Zayas, 1iem1os Ilegado al
convencimiento de (que no era Ineesario, porque los
articulos 107 y 108, on concordancia con el 156, per-
miten evidente(mete al Alcalde establecor Jo que
se ha l1amado su veto, cuando lo estima convenien-
te. Parn'e convenience, pira I ue el Sr. Cobernador
resuelva con pleno conociniento de causa, que ten-
ga conoeimiento de este desenlace tan inesperado
que ha, tenido el debate m ante ue 1a intervention del
Sr. Zaas. Po' lo d emis, digo (que cvierto lii 1mo-
ei6n on uin ruego si el Sr. Presidente Jo eneuentra
oportuno, sio, idesisto.
SR. PRI:SIDENTE: : ((CORON:1EL E]. H. (ROWDER):
Si lo pone en csa forml'Ii'atar6 de cumplir mis de-
beres; yo no tengo secrets anto el Gobernador Pro-
visional.
Ahora debemos consitdelar la e iena 1 1i que todos
conocemos al inciso quince del nrticulo 216. El au-
toe' cs cl Sr. Winship y le ruego nos e1xplique los mo-
tivos de la enmienda.
S. WiNsiiiP: Pido la I)alabra.
SR. PIESTIDENTE: ((CORONNEI, E. 11. CROWDER):
Tiene la palabra el Sr. Winship.
SR. W INSn[ : La histol'ia do esta .....-,li i.-,.;., es,
quc vino una comunic;aeidn doe la C"..p...l.."; elctri-
ca de los tranvias, )idiendo (ue so estableciera una
mnodifcaci6n de limiitacidn sobro la i .-.ii ..1 del Mu-
nicipio para inplonier esta contribuci6n y ellos pi-
dieron jque sc tomara como base do la disposici6n de
estos impulestos, la unidtad pop el ltrnomro do carrots
y no por el do kil6mietros de via; o indicaron una
suma, que d1' )ia, sr el linite de Ia contribuci6n.
(uando 1a Subcomisi(n lepez6 a exaiinar el ar-
ticulo consider al mismo ticmpo otro articulo de
la Liy d(onde sta, se i -. .;, a as concesiones, y ese
precepto dice que el cinco por ciento del product
bruto (d todals is coIcesiones debe i .. n. : al Te-
soro Municipal. Eso habra de aplicarse a todas las
concesiones del porvenir. Nosotros cr'Cmos que de-
bclmos tejalo este asunto i .I'a la libre regulaci6n de
los tinllicipios on cuanto a las concesiones cxisten-
tes, porlue de oti;ra illlaner las nuevas concesiones
no tlendn opl ort u niad para entrar on competen-
eia con las q(e ya existen. Asi es que acordamos
que el A"intAlmienmo debe toner el derecho de regu-
l;ir librecintcle esl;i conlribuci6n; que no debemos
:,I -. un1a unidad do tribultaeciou o de kil6metros co-
mo el tipo soi) J, el cual deba irmponerse la tributa-
ci6n, sino dejirlo para si ellos ereen inmponer una
conrtribuci6n que resuldri igual a la contribuci6n
do einco pop eieulo que pagan 1as concesiones nue-
vas. fliceimos el nislio ca1mbio en cuanto a otras
c ontribulciones, on eases de utilidad p1iblica, porque








DIARIO DE SESIONES DE LA COMISION COITJLTIVA 127


ellas tambien tienen estrecha relaci6n con ol articu-
lo sobre concesiones.
SR. PRESIDENT: (CORONLL iA. I. CROWDER):
Si no hay objeci6n se acepta la emnienda dc la Sub-
comiisi6n.
Queda aceptada.
HIay tambidn una enmienda que yo presentI al in-
ciso septimo del articulo 216; pero Ja retiro.
SR. WiNsihm: Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT: COLONELL E. 11. POWDERR)
I', ... la palabra el Sr. Winship.
SR. WINSnIP: Yo sostengo ]a cmnienda. Es muy
dificil saber cual es el ingreso uoto do cualquiera de
estas ompresas; si elbruto es mas ftcil do detcrminar;
Baltimore impone una contribuci6n do nuocve por
ciento del ingreso bruto a las corpafifas do carrots
do la ciudad; no s6 si esto se reficra a las do utili-
dad pliblica; pcro hemos determinado en otras p;r-
tes de esta Ley, que no podrAl otorgarse ninguna
conccsion a una empresa cualquiera que no page,
por 1o nenos, cl cinco por ciento do sus ingrcsos
brutos y debeinos darle a la comnpalia antig-tia la
ventaja. Se desea hacer un monopolio y evitar que
otras entren?, porque esto seria 0l resuladlo; si sc
permit a nna persona pagar un tipo calculado so-
bro sus ingrcsos notos y se obliga a otras a hacer-
lo sobro cl ingreso bruto, la primera tiene la ,vletaja.
Ilemes dispuiesto en ]a Ley que no so otorgaril
ninguna concesi6n que no pague al Xiunicipio, pIor
1o mienos el cinco por ciento de sus ingresos brutos;
pudiera ser el veinto, pero no menos do] cinco, y si
a las concesiones actuales st les va a dar una vein-
taja tan grande sobre las concesiones futures, ;,qud
puedo darso do aqui en adelante? No veo la justi-
cia de eso. Yo propolngo la cnmicnda, en este caso,
por la nriisma raz6n que la propuse en el caso ante-
rior, porque estoy de acuerdo con los I .... il..-, do
la Loy.
S'. CAiRR RA JUOsT : 'P., f .-I n. i, .
Sn. ZAYAS: nQuiere decir este patrrafo (cue a eada'
empresa le puede fijar el Ayuntamient o o que de-
ba pagar, o que el Ayuntamieinto :.j ..1 una cuota a
proportion, lqu a todas las empresas por igual
afectc
SR. CA.uRERA JO sTI: Si, eso es 1o que quiere deciP.
SH. PIESIDENTE: (CORONEL E. H. CROWDED):
Soe aIprueba ]a onmienda?
(Sicaalcs afirmativas).
Qucda aprob-da.
Al poner e0n vigor la Ley ':\i l.. I desoo sabe-'
si no es nlcesario algun articulo que salve los dero-
chos adquiridos y so refiora a los litigios quie hubi,-
ren )pcndientes. En relaci6n con eso, desco (que so
dce ectur a] alrticulo 482 del Proyccto de Ley del
Poder I i... li;vo. No cstoy seguro, si al rovocar 1a;
Ley antigua, nosotros no estamos losionando algu-
nos dercchos adquiridos o algunos litigios pendien-
tes. Como eso da lugar a una cuesti6n de constitu-
cionalidad, que es muy important, me alegraria
quo todos los miembros de csta Comisiin, dieran
atenci6n a cste asunto.
El Sccretario dara lcctura al filtimo articulo, de
]a Ley del Poder Ejecutivo.
SR. tEGiCill'ERrOS: (SENCRETARO IXTERINO): Dice :
(Leycndto) :

"Todas las lcyes, 6rdenes, decretos, disposicioncs
y reglaiientos contrarios a cualesquiera de las dis-
posiciones de esta Ley, quedan por el presented de-
rogados; poro esta derogaci6n no perjudicari ni


afcctarAi a ninglin derecho adquirido con arreglo a
dichas eyes, 6rdenes, decretos, disposieiones y re-
glamnentos, 1i a a n valid ez do niugin acto, juicio o
procedimiento administrntivo o causa, iniciados y
seguidos con arreglo a los mismos; que subsistirin
con today su fuerza y vigor; no obstantc lo cual, la
ulterior sustanciaci6n de los expedientios adminis-
trativos so adaptarti hasta dond1 c f'uere possible, a 1o
prevenido en esta Ley."

SR. PRESIDENT: (CORONKL I. 1. CROWDEDR):
Es possible que haya algin litigio pondientc o algun
dorecho constituido que pueda scr .i I ..i por csa
revocaci6u.
"A. CARRERA JUSTIZ: Yo propongo que cl segundo
parrafo do la disposici6n adicional de la Ley AMuni-
cipal, contcnido en la pdgina noveuta, so ,, .. I ai
articulo 482 quo se acaba de leer.
Sn. PRESIDENT: (CORONIL E. 11. CHOWDER):
i Es necesario teler algfun prccpto dc esta close ?
Sr. WIsurp: Pido ]a palabra.
SR. PRESIDENT: CORONERL E. IH. CHOWDER):
'I ... la palabra el Sr. \\in i ,1 ..
SR. WINSHIP: Yo croo (que es bastante ilnncccsa-
rio y hasta puede haeer dofio el poncrlo; ine parcce
que la cliusula revocatoria dcbe quedar tal como
estal. Como ste asunto fu6 sugerido on ]a sesidn do
ayer, yo he estudiado algunos libros quo( tengo aqui
on la oficina. En varias eyes, por eojciplo, on
]a Municipal de Filipinas, hay una clausula go-
neral revocatoria; tambi6n tongo otra quo acaba
do ser adoptada por la logislacion do ', ..* York,
en su filtima sesi6n y que solo tonia la clAusila re-
vocatoria general, y una clhusula revocatoria gone-
ral no -.i,. 1, nmis que lo siguiento: csa Ley es
revocada para lo porvenir, pero no se quit a na-
dic ningfmu dercho que tenga, no sc ata.ca a ningiin
dorecho adquirido. i .. es cierto bajo la Constitu-
ci6n (que dieo que no debe haber ningunIa Ly re-
troactiva sino inicamente en favor de criminalsl, y
quo no puede adoptarse ninguna Ley que inodifiquc
la obligaci6n de un contrato. Eso me parece que
lo enbre todo. Ahora, en cuanto se entra en una
cldusula revocatoria y so cxceptian ciertos precep-
tos, tengo dudas respect a si no se hiar aplicable
una rcglo de la Ley que hara ese precepto peligro-
so. (Cuna(o se empiexan a Iaeer xccpeciones, de-
bon nhacrse todas las que scan necesarias. Una re-
gla general do ley es, que la cxpresi6n de una eosa0
es la exclusion do otra. Y me par1ce que la causu-
la revoetoria general que tonemos en. esta Ley esti
en forlma convenient. Lo inico que ieo pudiera
ser interesante que se decide es que so quierc que
ellos sigaln el procedimiento anterior (c cuanto
; los expedicntes que ya estarn on tramitacion o ,en
los tribunales administrativos.
Sn. PRIcSIDENTaE: (CORONE1L E. I. (CRowoD ):
Lo q(e dice cl Sr. Winship seria buena jurispruden-
cia (ei los Estados Unidos, y o] que yo deseo prog[u.-
ta;r a los abogados de ]a Comisi6n es, si seria buena
jurisprudencia eii Cuba. No dcseo que e(n l I)e-
partamento dc Justicia so me queje ninguin litigan-
to, diciendlo que por la revocaci6n de esta Ley so
1ha1 sobrescido las apelaciones que estaban estable-
cidas, o que so hlan quitado dereohos adquiridos. Si
ustedes estain completamente seguros acerca do que
esto no Imsara, no tengo nada que ,,'...I .
Sr. Z\AAs: Pido la palabra.
S. PRESIDENT: COLONELL E. H. CROWDER):
Tieno la palabra el Sr. Zayas.








128 DIARIO DE SESIONES DE LA COaMISION CONSULTIVA


SR. ZAYAS: Yo crco que el Sr. Winship tiene per-
fecta raz6n al decir que basta el prcccpto de la Cons-
tituci6n para cstimar que csta Ley no puede tenor
efectos retroactivos; por eso yo dijo anteriormente,
quc no era necesario quc so dijor~ en e] filtimo ar-
ticulo, lo que continue iel (iltimo d(c la Ley de Sc-
crctarias; pcro al mismio tiempo dije que era con-
venientc que sc rcpiticrna en hli Ley Municipal part
de lo quo sc dice en la Ley dte :ecrctarias, porque
pudicran suscitarse cuestiones quc dentro do este
precepto, ya no tendrianu raz6n de suscitarse. El
C6digo Civil dict6 o contiene varias disposieiones
Ilamadas transitorias, que tionen por objeto, evitar,
precisamente, esas cuestiones quc nacon de un cam-
bio de legislacin. Alli, pom i. nI.1... sc dice, que
los dcrechos nacidos con aiterioridad al C6digo, se
regiran por la legislacin anterior; se hacen decla-
raciones rcspecto a la extension, duraci6n y modo
de ejcrcitarsc las acciones y sin embargo, yo mis-
mo, he tcnido cucstionos sobre la interprctacidn de
esas disposiciones transitorias. La Ley Municipal,
no neccsita, entre tanto, detallar como el C6digo
Civil y yo croo que es muy convenience que en este
filtimo articulo so declare que la derogaci6n no per-
judica ningfin (dereelo adquirido por las disposicio-
nes derogadas; y que los procedimicntos iniciados
son vilidos.
Yo crco que despuis de dccir lo que aqui se ma-
iii,. -i i, para e,vitar confusiones, habria que agregar
que el derecho nacido de la legislaci6n anterior, pe-
ro no ejercitado, no podri a a ejercitarse; si ese ex-
tremo no se toca, esta i; i..ii no resuclve todos los
casos.
SR. WIXNSIP: Pido 1a palabra.
SR. PRESIDENT : ( COLONEL E. TI. CROWD ) :
Tiene la palabra el Sr. Winship.
SR. i---,i : Una revocaci6n, sobreentiende que
ningilu dereeho adquirido es afectado; ahora, la ma-
nera do haccr efectivos esos derechos, la manera de
conseguirlo, estaria i'; i" *; en. la nueva Ley. Y
a mi me parecia que en la Ley .i.,'i11 i, estaban
puestas tantas disposiciones transitorias, con tanto
cuidado, porque no hiafa ninguna Ley basic, nin-
guna Constituci6in, que sirviora de norma, para sa-
ber c6mo intepretar esa revocacidn. La palabra re-
vocar en t6rminos g'enrales, ahora tiene un .i,,;i..
cado que conoce todo el mundo, y se sabc euales son
los dorcclos, bajo csa palabra. Entonces, si se tra-
ta de establecer algo, dc acuerdo con su propia in-
terpretaci6n, de la palabra revocaci6n, no es mias
quc una interpretaci6n de ]a Ley. Puede ser que


la interpretacin. no sea correct; y segin dijo
cl Sr. Zayas, bain habido cuostiones sobre las clhu-
sulas revocatorias ide la Ley espafiola; iesa no *es mAs
que una interpretaci6r de la Ley, una interpreta-
ci6n de la revocacion.
SR. ZAYAS: Y estimo que cs l0.ii:;. nt. la forma
que se ha usado en la Laey :.inl..qI I
SConoRw\.\ o: I. ,,. a la vista cl C6digo Penal
que dice: "Que(dan derogadas todas las leyes".
SR. PRESIDENT: ( CORONEL E. H. CROWDED):
;',..11 creo que no es necesario hacer nada.
SR. ZAYas: Nada.
SR. VioNI[: Yo creo quc seria prudent.
Sn. CAmrzREA rw J : Yo lo consider muy intcrc-
sante.
Propongo que so IniII a la disposici6n adi-
cional de ]a Ley A\l1,.. I.. un segundo 1i,' 'if"
comprcndicndo cso, y ese parrafo sera torado del
articulo I'- del Proyecto de Ley OrgAnica del Po-
der Ejecutivo, y dira: (Loyondo) :

"'-: 1. dcrogaci6n no perjudicarA ni :.if.-'. ... a
ningun derecho adquirido con arreglo a dichas le-
yes, 6rdones, decretos, disposiciones y reglamentos,
ni a la validez do ningin acto, juicio o procedimien-
to administrati,vo o causa, iniciados o seguidos con
arreglo a los nismos, quc subsisting con toda su
fuerza y vigor; no obstante lo cual, la ulterior sus-
taneiacidn de los expcdientes administrativos so
adaptara hasta done fucre possible, a lo prevenido
en esta Ley.-(F) ..... Gobernador Provisional."

S. PRESIDENTE: (-1 1... 1 H. CROWD) :
4Y si so encenulnra en tramit'acin algun expedien-
te por multa a algifin empleado, de acuerdo con la
Ley anterior?
Sc. CARR nER.A J'.STI: Ese punto esta comprendido
n n in i parrafo del articulo transitorio.
SR. 'PR';,iUMIl'NTa: (CORONEL E. H1. CROWDED):
Soe apriueba 1o 1p ...i I. por el Sr. Carrera Jistiz?
(Stiales afirmativas).
Qucda aprobado.
El Proyccto de Decreto promulgando la Ley Mu-
nicipal, puede poncrse en su forma definitive, por
la Subcomisi6n y podemos clerlo mafiana, y darle
nuestra sanci6n; despuds seguir con ]a considera-
ci6n del Proyto o de Dccreto sobre la Ley Provin-
cial.
Se levanta ]a scsi6n.

(Eran las 6 y 15 p. m.)


Rambla, Bonza y C.-, Obispo 33 y 35, Habana.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs