Group Title: Diario de sesiones de la Comision consultiva de la republica de Cuba bajo la administracion provisional de los Estados Unidos.
Title: Diario de sesiones de la Comisión consultiva de la república de Cuba bajo la administración provisional de los Estados Unidos
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072609/00086
 Material Information
Title: Diario de sesiones de la Comisión consultiva de la república de Cuba bajo la administración provisional de los Estados Unidos T. I-IV Año de 1907-1909 Núm. 1-336 ..
Physical Description: 4 v. : ; 32 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Comisión Consultiva (1906-1909)
Publisher: Impr. Rambla, Bouza y c.a
Place of Publication: Habana
Publication Date: 1907-09
 Subjects
Subject: Politics and government -- Cuba -- 1906-1909   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072609
Volume ID: VID00086
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 29601887
lccn - 41035171

Full Text









DIARIO DE


SESIONES


DE LA


COMISION CONSULTIVA DE LA REPUBLICAN DE CUBA

BAJO LA ADMINISTRATION PROVISIONAL DE LOS ESTADOS UNIDOS


TOMO IV ANO DE 1908 NUM. 275


COMISION CONSULTIVA

Sesi6n ordinaria del dia 31 de Agosto de 1908
*01
SUMARIO
Apertura de la sesi6n.-Lectura y aprobaci6n del acta de la sesi6n anterior.-Manifestaciones del se-
lior Presidente sobre los tipos de contribuci6n consignados en la Ley Orgbnica de los Municipios.
-Discusi6n del Proyecto de Decreto relative a la vigencia de la Ley Municipal y a determinadas
enmiendas en el articulado de la misma. (Los articulos enmendados son el 104, 192, 216 y 217 de
la vigente ley.)-Lectura de la enmienda presentada al articulo 104 ,a la cual present otra el
Vocal Sr. Viondi, levantindose la sesi6n sin que se llegue a votaci6n y acordandose que el debate
continfie en la sesi6n inmediata.

A las tres p. m., ocupa la presidencia el Coronel part el tipo; la otra diferencia es que se han creado
E. H. Crowder y declare abierta la sesi6n, con asis- algunas nuevas fuentes de ingresos; el criterio adopta-
tencia de los sefiores Wiaship, Schoenricd, .\.,1i..i, do es el do que los Ayuntamientos que tengan sus
Garcia Kohly, Viondi, Regiieiferos, Carrera Jfistiz presupuestos actuales, que continfien con ellos todo
Coronado, Zayas y J. G. G6mez. este afio que esti empezando y que si la organization
Ruega al senior Secretario dG lectura al acta de la del nuevo sistema require algunos nuevos empleados
sesi6n anterior, en determinados casos, formard un presupuesto ex-
Su. J. G. G6MEZ: (SE'CRETARIO): Da lecture al acta. traordinario que cubra esas nuevas fuentes de in-
Sa. PRESIDENTE: (CORONEL E. II. CROWDER): gresos. Como dentro de la nueva Ley los presupues-
I Se aprueba el acta tos se empiezan a former en Abril, es en Abril pr6xi-
(Seiiales afirmativas). mo cuando podran los Ayuntamientos utilizar las can-
Queda aprobada. tidades de ]as nuevas fuentes de ingresos.
Antes de entrar en la consideraci61 de las leyes mu- SR. PIRESIDENTE: (CORONEL E. H. CROWDIm ) :
nicipal y provincial, deseo hacer esta pregunta: Los Desco lamar la atenci6n sobre la cldusula revocatoria
tipos de contribuci6n que actualmente rigen, serdn de la Ley :;1 in..'1. en cuanto pueda afectar las
interrumpidos durante el tiemipo que transcurra entire fuentes actuales de contribuci6n; con qu6 autoridad
el que los municipios discutan y adopted nuevos tipos pueden los Municipios seguir cobrando bajo la Ley
de contribuci6n. Deseo que se me llame la atenci6n anterior?
sobre la proposici6n concrete que hace que los tipos SR. CARRERA JUSTIZ: Porque todo lo que estA revo-
ant guos permaniezean en vigor hasta que la nueva cado bajo un punto de vista, esta declarado vigente
Ley rija. en la nueva Ley.
Su. CARRERA JUSTIZ: Pido la palabra. SR. I'RESIDES'NTE: COLONELL E. HI. CROWDED) :
SR. PRESIDENTE: (CORONEL E. H. CROWDER): &D6nde esta el articulo que lo declara en vigor?
Tiene la palabra el senior Carrera Jfistiz. Una palabra mis: tomando por ejemplo la "Hava-
Sn. CARRERA JUSTIZ: El sistema de impuestos conti- na Electric": jPodrA esta compafiia o alguna otra
nfia en la misma situaci6n tal como estd en la que va decir: las tarifas anteriores han sido revocadas, y el
a desaparecer; la finica diferencia que existe es que Municipio no puede cobrar nada hasta que no haya
los Ayuntamientos podran aumentar en una pequefia acordado los tipos de contribuei6n que deben pagarse


_ _I







100 DIARIO DE SESIONES DE LA COMISION CONSJLTIVA


bajo esta Ley? Parece que debe consignarse clara-
mente en la Ley o en el Decreto, que los preceptos an-
teriores quedan en vigor hasta que los Municipios ha-
yan legislado bajo la nueva Iley.
SR. CARRERA JiSTIZ: Pido la palabra.
SA. PRESIDENT: CORONERL E. H. CROWDED):
Tiene ]a palabra el senior Carrera Jfistiz.
SR. CARRERA JSTIZ: Los ingresos que se utilizan
por las municipalidades, son aquellos que sc ban hecho
constar en los presupuestos; que los actuales presu-
puestos continfien en vigor por todo el afio que co-
mienza; de modo que por todo este afio quo ha empe-
zado en Julio, la situani6n continfla igual, hasta Julio
de 1909. Pero como los municipios pueden disponer
de nuevos ingresos si es quc tienen nuevos gastos, se
les autoriza a format presupuestos extraordinarios,
cuyos gastos se cubren con esos nuevos ingresos.
Ahora, yo no creo que la Ley Organica 'ii:,;.-lp.,i,
necesite un articulo en ese sentido, porque esta Ley
empieza a regir, tan pronto como la anterior deje de
regir; pcro como no hay, ni siquicra un moment in-
termedio en que deje de regir una de estas dos leyes,
mientras no est6 rigiendo esta nueva Ley in'.-ii.'', i
se esta cumplicndo la anterior; y en orden de hechos,
para facilitar una transiciOn, el Gobernador Provi-
sional, por medio de ese Deereto, establece que los vie-
jos presupucstos continfien como cst6n actualmente
hasta .1909, sin mAs altcraci6n que los presupuestos
extraordinarios, si hubiere necesidad de ellos.
SR. PRESIDENTE: (CORONEL E. H. CROWDER):
Yo descaria saber si la contribuci6n de veintis6is pe-
sos por carro, que paga la compafiia de tranvias de la
ciudad de la IHabana, se pagan en virtud de la conee-
si6n o en virtud de alguna Ley.
Sn. CARRERA JOSTIZ: Sobre ese particular yo me pro-
veer6 do todos los antecedentes necesarios para la se-
si6n de mafiana e informar6 al senior Presidente.
SR. PRESIDENT: COLONELL E. II. CROWDER):
Yo se lo agradeeer6 mncho.
Pido que se consider el Decreto que pone en vigor
la Ley :1l...!. p%1.; pero como todos los sefiores comi-
sionados tienen copies, d6sele lectura a la primer
part y despues se leerin las enmiendas al articulado.
Sn. J. G. GO6EZ: (SECRETARIO) : El Proyecto de
Decreto en su primer part, dice: (Leyendo) :

"Por cuanto: La Disposici6n final de la Ley Orga-
nica de los lu1 1..... promulgada en 29 de Mayo de
1908, establece que esta surtirA efcoto desde la fecha
en que los Alcaldes y Concejales elegidos de acuerdo
con lo dispuesto en la Ley Electoral de 1 de Abril de
1908, deban tomar posesi6n de sus cargos.
Por cuanto: Por Deereto nfim. .... de fecha....
de ......... de 1908, se ha sefialado el dia.... de
......... del mismo afio para dicha toma de pose-
si6n de Alcaldes y Concojales elegidos en primero de
Agosto del afo actual.
Yo, ('1, Ii I E. l.,: ...., Gobernador Provisional de
la Repfiblica de Cuba, bajo la direcci6n del Gobiernc
de los Estados Unidos del Norte Amirica, en virtud de
las facultades de que estoy investido:

Ordeno y Decreto:

Que dicha Ley Orginica de los Municipios promul-
gada en 29 de :l ,;.. do 1908 empiece a regir desde la
indicada fecha de.......... .. de ......... de 1901
que ha sido -. I.,.1..I1 para la toma de posesi6n do los


Alcaldes y Coneejales elegidos en primero de Agosto
pr6ximo pasado, constituy6ndose en consecuencia, ca-
da uno de los nuevos Ayuntamientos en sesi6n para
darse su organizaci6n interior, y hecho asi, el Presi-
dente dispondrA ]a convocatoria a sesi6n extraordina-
ria, por todo el tiempo que consider necesario hasta
dejar cfectuada la implantaci6n del nuevo regimen y
cuanto mns eon ello pueda relacionarse.
Y, por cuanto: que han surgido algunas dudas res-
pecto a determinados articulos de la expresada Ley
Orginica de los 1\i -. p"r y a fin de resolverlas se
hacen las siguientes aclaraciones."
SR. PRESIDENT: (CoRONEL E. H. CROWDER):
SVamos a votar esta part?
(Seniales afirmativas).

Queda aprobada. Continfie el Sr. ". .-, to, I...
SR. J. G. G6MEZ: (SECRETARIO): (Continuando):
El articulo 104 se entendera enmendado por el tenor
siguiente. El pArrafo primero, quedard asi:

"Todos los empleados y ru.-; ... 1 1;..!; municipales
que no deban ser designados por elecci6n popular, se-
rAn nombrados y seipairados por eil Ayuntaimiento, se-
gfin determine la Ley del Servicio Civil y lo que en la
present se establece; pero el Alcalde nombrarA y se-
parara libremento los empleados de su Despacho, en-
tendi6ndose por, 6sto, su Secretario particular y los
auxiliarcs, que de 6ste dependan".

En el parrafo segundo se adicionara en punto y se-
guido, esto:

"El Ayuntamiento podra, con motivo fundado, no
aceptar las propuestas y entonces se harAn otras por
el Alcalde".

El parrafo tercero quedara asi:

"Respecto do los demis nombramientos, el Ayun-
tamiento dei.,I sin efecto aquellos sobre los cuales
el Alcalde consignare alguna protest fundada, y si
despues de deliberar sobre ella lo estimase asi proce-
dente. En caso contrario, quedara definitivamente
ratificado el nombramniento, si asi se acordare por los
votos de un nfmero de Coneejales mayor que una mi-
tad de los que segin la Ley deba tender el Ayuntamien-
to. Si dste aceptare como procedente la protest, o
no se ratificare el nombramiento por el nfimero de vo-
tos indicado, procederli el Ayuntamiento a nombrar
distinta persona y el Alcalde podra protestar en la
misma forma contra esta nueva designaci6n, obser-
vandose entonces el mismo procedimiento".
SR. CARRERA JOSTIZ: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT: CORONERL E. H. CROWDER):
Tione la palabra el senior Carrera Jfstiz.
SR. CARRERA JUSTIZ: A petici6n mia, se acord6 en
la Subcomisi6n, afiadirle al pIrrafo primero del ar-
ticulo 104, en su final, al hablar de los empleados del
Despacho del Alcalde, la i.... : "entendi6ndose por
istos, su Secretario particular y los empleados que de
i1 dependan"; propuse esto, porque la vacilaci6n que
produce este par de lines en la redacci6n y que fu6
objeto de un detenido studio en la Comisi6n Consul-
tiva, ha motivado much perplejidad en los que han
leido esto. Qud es el Despacho del Alcalde; cuales
- son los empleados del despacho del Alcalde. Es bueno
. que se afiada esto; porque sabemos que se han separa-
do los poderes y ha quedado: el Ayuntamiento, que
i tiene su Secretario, y la Administraci6n Municipal,








DIARIO DE SESIONES DE LA COMISION CONSULTIVA. 101
~- -- .


que tiene tambi6n su Secretario; hay, pues, dos Secre-
tarios y un tereer Secretario mis, el Secretario del
Alcalde. Como la Constituci6n dice: "los empleados
de su despacho," a mi entender, la tinica aplicaci6n
possible de este criteria, es, su Secretario particular y
los empleados que do 1 pdependan. Porque ese Secre-
tario no es el Secretario de la Administraci6n Muni-
cipal, Jefe de un Departamento; ni el Secretario del
Ayuntamiento, Jefe del Despacho de la Cfmara local;
de modo que me parece que la interpretaci6n que debe
adoptarse es esa, por lo que yo la propongo a la Co-
misi6n.
SR. J. G. G6MEZ: (SECRETARIO) : Y el Secretario de
la Administraci6n Municipal, que es?
Sn. CARRERA JfSTiz: Es el Secretario del Ayunta-
miento.
SR. J. G. G6MEZ: (SECRETARIO) : CuAl cs la entidad
que se llama "Secretario de la Administraci6n Mu-
nicipal ?
SR. CARRERA JRiSTIZ: Es el Secretario del Departa-
mento propiamente de Administraci6n municipal.
Hay tres departamentos.
SR. MONTORO: Yo creo que es limitar demasiado el
concept a los cuatro escribientes en mAquina y al Se-
cretario particular, porque yo pregunto: los jorna-
leros, los operarios, qui6n los nombra y los separa ?
SR. CARRERA JOSTIZ: El Ayuntamiento.
SR. MONTORn : Y cuando no est6 reunido el Ayun-
tamiento ?
SR. CARRERA JlSTIZ: Resulta que la Constituci6n,
a mi juicio con error, atribuye a los ayuntamientos
cl nombramiento do los funcionarios con que va a
actuar el Alcalde, y ella dice: todos los empleados
serin nombrados por el Ayuntamiento, excepci6n
de los del despacho del Alcalde. Qu6 se entiende por
despacho del Alcalde? El Secretario particular y los
oficiales y escribientes necesarios. Ese es el alcan-
ce maximo do la idea. La limitaci6n respect a la
cantidad de sueldo, alcanza a todos los empleados,
y dice los empleados del despacho del Alcaldc, a mi
entender, habiendo motivado mis dudas esto, que se
entienda por despacho sus Secretarios particulars
y los empleados que de 61 dependent; 6sta es concep-
ci6n mia.
SR. MONTORO: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT'l:: (CORONEL E. I. CROWDER) : Tiene
]a palabra el Sr. Montoro.
Sn. MONTono: Me parece que la interpretaci6n
que limit los empleados del Alcalde a los Secreta-
rios particulares, es demasiado cerrada; porque esta
interpretacidn va a hacer iiposible el funcionamien-
to del regimen municipal. En ofecto, los ayuntamien-
tos no se reunen mAAs ;que cierto nfimero de dias acl afo
v yo pregunto: Ltodo el personal subalterno, la servi-
dumbre, los jornaleros, los empleados que est6n ba-
jo las inmediatas 6rdenes del Alcaldo, todo esto va
a quedar dentro ide la prescripci6n a que solo los nom-
bre y separe el Ayuntamiento? Este cs un personal
muy movible.
SR. WINSIIIP: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT: (CORONEL E. II. CROWDER) : Tiene
la palabra el Sr. Winship.
SR. WINSuIP: Cuando considcramos esta cuesti6n
consult a uno de los funim:luriis municipals y
,61 me dijo que los eanpleados eran los que tenian al-
gfin puosto y que habia otra clase como los criados
que se consideraban como empleados; yo creo que
la palabra cmpleado se refiere a todos los que tie-
nen empleos del MnI.-ipii., pero no estaba bien se-


guro por no conocer el t6rmino en espaiiol y no te-
nia esa otra i.-iIr. .i-ii general (qu podria fijar
al nombramiento de los criados el Alcalde. Me
parece quo cl articulo esta resuelto nmy bien, en la
forma quo ]o tcnornos ahora; es decir, en la forma
aprobada por la Comisi6n antcriormente.
. SR. PRESIDENT: COLONELL E. II. CROWDER):
La Constituci6n dice que los Ayuntamientos debc-
r6n nombrar los empleados del Municipio y el Al-
calde los de su oficina; ahora, qu6 so eomprende por
empleados del Municipio y qu6 se comprende por
ompleados de la oficina del Alcalde; eso no lo he-
mos definido nunca.
SR. J. G. (G'W EZ: (. i i i .i.i): Lo han definido
los Tribunales de Cuba; todos los que dependent del
Municipio, aunque scan criados jornaleros, son sus
empleados, sus servidores.
SR. PRESIDENT: ( COLONEL E. IT. CROWDER):
Siempre me pareci6 muy extrafio que cuando la
Constituci6n cambi6 la situaci6n de ]os municipios,
hizo do los Ayuntamientos un cuerpo legislative,
que le dicra csta funci6n ejecutiva; pero asi lo ha
hecho y tI ha dado la facultad de nombrar todos los
empleados imunicipales, except los del despacho
del Aloailde; y no la ha dado sin limitacion, sino que
dice que los nombrard conform a lo dispuesto en
las eyes. Ahora nosotros cstamos proveycndo la
Ley, pero cn ninguna part hemos dicho qu6 es Jo
que constituyo empleados municipals y cuales son
los empleados del despacho del Alcalde. Me ha sor-
prendido el saber que .los tribunales lo han decidi-
do, porque no vo c6mo la cuesti6n ha podido sur-
gir bajo la Ley \imii i ,I anterior.
SR. GARciA KOIILY: Con motive de la amnistia
para los funcionarios municipals, yo recuerdo ca-
sos que he tenido, como abogado.
SR. PRESIDENT: (CORONELI. E. H. CROWDER) :
Pero los habra 11amado a todos empleados munici-
pales, tanto a los del Municipio como a los del Al-
calde; porque la Ley antigua no hacia distinei6n.
SE. GCARci. KorY: De.sde luego; pero ha dicho
que son empleados municipals todos los que co-
bran sueldos del Municipio.
SR. VIONDI: Hay algo de eso en la Ley del Servi-
cio Civil.
SR. PRESIDENT: COLONELL HE. H. CROWDER):
Propongo quo ese articulo sea aprobado en ]a for-
ma propuesta por ]a Subcomoisi6n. ,So acuerda asi?
SR. VIONDI: Yo tengo quc presentar antes una
enmienda a la Ley Municipal, y ha surgido esta en-
minnda de algunas palabras que lie oido al Sr. Ca-
rrcra Jiistiz y que me ha hecho leer el articulo 104
que mencionaba el Sr. Winship.
Sospecho que en la redacci6n de ese articulo 104
ha habido un gran error; yo croo que ella ha debido
tomarse bas6ndola en el articulo 105 de la Consti-
tuci6n, que dice: "Los Ayuntamientos nombrarfn
y removeran sus empleados", desde luego, confome
a la ley que determine la capacidad de 6stos y los
motives de su remoei6n. Y voy a explicar mis pa-
labras.
La Constituci6n, on su articulo 105, establece un
principio y da un procedimiento para realizar el
principio; en el 1iltimo 1.;, .. dice: "nombrar y
remover sus empleados". Esta es la doetrina, esto
es el principio cientifico aplicado a ]a vida Inunici-
pal. El procedimiento es: ....I ..... a lo que es-
tablezca la Ley". Luego la Ley no puede establc-
cer nada que impida la libre clecci6n por part del








102 DIARIO DE SESIONES DE LA COMISION CONSULTIVA


Ayuntamiento dc sus cmpleados, y la facultad de
removerlos tiene quo ser una Ley que venga a dar-
le en la prActica, realidad al principio doctrinal del
articulo. Y yo me oncuentro que el articulo 104
empieza por decir que estos empleados son nombra-
dos y separados, consignando dicho articulo 104 es-
te principio: todos los empleados ser6n nombrados
y separados por el Ayuntamiento, segln determi-
na la Ley del Servicio Civil, y esta Ley empieza por
decirnos quo son inamovibles los empleados; luego
si se aplica la Ley del Servicio Civil, son inamovi-
bles los empleados y desaparece la :i'.,:ni 1.1 muni-
cipal en el punto de removerlos. Esta, pues, el ar-
ticulo de la Ley nuniilpal por encima del articulo de
la Ley del !Servicio Civil.
La segunda parte do ese articulo dice: que el Se-
cretario de la Administraci6n Municipal y los fun-
cionarios y empleados de policia seran hechos sus
nombramientos a propuesta del Alcalde, y yo afir-
mo que esta ingerencia del Alcalde proponiendo
empleados al Ayuntamiento, contradice la libertad
municipal que da el articulo do la Constituci6n a
los Ayuntamicntos.
Y el torcer pArrafo del mismo articulo 104, don-
de autoriza al Alcalde, para que protest los nom-
bramientos que haga el Ayuntamiento, esta cn. con-
tradicci6n con la Constituci6n, en el articulo 107;
porque ese articulo 107, en punto a empleados, au-
toriza al Alcalde para que pueda vetar los acuerdos
municipals, los nombramientos de empleados de
los Ayuntamientos. Estos, por medio de esos acuer-
dos, nombran empleados; un Ayuntamiento quic-
re nombrar un Sccretario, toma el acuordo y lovan-
ta acta, donde consta habcr nombrado el empleado,
esa acta la lleva al Alcalde, segfin la Constituci6n,
articulo 1.07, y 6ste la aprueba o no y la devuelve
al Ayuntamiento; y 6ste, respetando la interpreta-
ci6n del articulo, la pone nuevamente a debate y
aceptindola nuevamente por mayoria, con el voto
do las dos terceras parties, ya eso acuerdo sera eje-
cutivo y anular6 la voluntad del Alcalde.
Verdad es que el 1.i 'r I cuarto del articulo 105
de la Constituci6n limit la facultad de los ayun-
tamientos de nombrar y remover sus empleados, a
lo que establezcan las leyes; poro yo entiendo que
esas leyes se tienen quo limitar exclusivamente a]
procedimiento, al modo y forma -do nombrar, al mo-
do y forma de remover, respetando siempre la fa-
cultad del Ayuntamiento en lo quo se refiero a esos
empleados. Y ahi, como esta redactado el articulo
104, Ie da supremacia a ]a Ley del Servicio Civil;
haciendo inamovibles a esos empleados, limita. ]a
facultad del Ayuntamiento, porque queda someti-
do, en ]o que se refiere a empleados, secretaries y
policia, a la propuesta del Alcalde y eso no es mo-
vimiento espontAneo y propio del Ayuntamiento,
sino sumisi6n a una propuesta, y a la protest del
Alcalde, que segfin el articulo do la Ley Municipal
obliga al Ayuntamiento al nombramiento dc dis-
tintas personas.
Veamos el articulo 107 de la Constituci6n, que
determine que cualquier acto de protest o de veto
del Alcalde, queda sujeto a lo que acuerde el Ayun-
tamiento on una segunda scsi6n, y si el nim.ero al-
canza a las dos terceras parties del Ayuntamiento,
result vencido el Alcalde.
Por esto yo propongo la redacci6n del articulo
104 en esta forma sencilla quo me parece esta cal-
cada en la Constituci6n;


"El Ayuntamiento nombra y remueve sus em-
pleados conform a las leyes que determinan la ca-
pacidad do 6stos y los motives de su remoci6n."
SR. CARRERA JUSTIZ: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT: COLONELL E. 1I. CROWDER) : Tiene
la palabra el Sr. Carrera Jdstiz.
Sn. CARRERA J(iSTTZ: Yo he oldo con much gusto
al Sr. Viondi y pienso que bajo un punto de vista
abstract tione raz6n, pero os que las ]eyes no pue-
den inspirarse on abstracciones, sine ticnen que des-
cender a la realidad, y eso es lo que hace la Subco-
misi6n al redactar este articulo.
Si yo he de contestar francamente a la pregunta
siguiente: Lel articulo esti dentro de ]a Constitu-
ci6n? diria que no; pero como la Constituci6n ha
tenido por fin Iacer un Gobierno real y pr6ctico,
resultaria que ]levando a la letra lo que dice la
Constitucion de la autonomia municipal, no habria
gobierno municipal possible.
Yo s6 quo la Constituci6n ha tratado do tributar
un principio democritico al no darle demasiado po-
der a un s61o hombre, y partiendo de esa base no
ha querido darle al Alcalde el nombramiento do to-
dos los empleados, pero a mi entender ]a Constitu-
ci6n ha padecido un gran error: ha dividido la res-
ponsabilidad haciendo trabajar al Alcalde con em-
pleados que ]e da 1] Ayuntamiento, y basta consi-
derar lo que puede ser un Alcalde obligado a fun-
cionar con empleados que le nombran deliberada-
mente sus enemigos. Cuando las cosas vayan bien,
el Ayuntamiento le dira: los empleados que to nom-
brW; y cuando vayan mal el Alcalde dira: los em-
pleados que me nombraste, y nunca so sabrA done
esth la responsabilidad.
Dentro de estos dos extremos, la Subcomisi6n pri-
nmro,'y la Comisi6n on pleno, dcspu6s, ha pensado
desarrollar eso on este articulo.
Se' pens6 que ya que al Alcalde debia dirsele cier-
ta cantidad de trabajo, a 1l se le dicra la iniciativa
de proponer determinados empleados: se pens6 que
era equitativo quo si algunos do esos empleados
nombrados resultabain, a juicio del Alcalde, incapa-
ces, o que no tenian preparaci6n suficiento para de-
terminadas funciones, pudiera protestar de estos
nombramientos, y se pens6 esto porque estamos en
la realidad de la vida, porque nadic puede trabajar
con los que no cstAn preparados ni en condiciones
de llenar las funciones debidamente y rendir la can-
tidad de trabajo necesario.
Asi las cosas, este articulo 104 es un acomoda-
miento del principio constitutional, por una parte,
v la exigencia de la realidad. por otra; si va'mos a
.votar. pues, por un articulo de la Ley que de el re-
sultado one se apetece, yo estoy por este que vamos
a votar dentro de la :Constituci6n, y por ended apo-
yo al Sr. Viondi, para quo se borre el articulo.
Sn. MoNTORO: Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT: (CORONEL E. H. CROwDER) : Tiene
la palabra el Sr. Montoro.
SR. MONTORO: Yo empiezo por career que In en-
mienda del Sr. Viondi esta fnera de la ordon del dia
v de la compctencia nctual de esta Comisi6n. Nos-
otros nos hemos reunido hoy para tratar del Decre-
to en que habremos do establecer reglas para la im-
plantaei6n de la Ley, tal como se ha promulgado. So
Ihan bhoeo aclaraeiones qu'e no modifican en nada fun-
(damental a la Ley; pero la que propone el Sr. Vion-
di vendria a ser una reform tan trascendental que
si prevaleciera, yo me consideraria acaso en el de-








DIARIO DE SESIONES DE LA COMISION CONSULTIVA 103


her de proponer reforms a ciertos articulos de la
Ley. Aqui se discutieron extensamente todos los
principios a que ella obedece, y despu6s de prolijos
debates so lleg6 a una transacci6n sobre puntos
esenciales mediante la cual quedamos conformes en
quo resultaban bastante garantizados la eficacia de
los servicios administrativos y el principio de auto-
ridad on los municipios. Uno de los puntos parti-
culares quo m~s extensamente discntimos fue este:
si dado el error cometido al atribuir funciones
propias del Ejecutivo a los ayuntamientos en el mo-
mento mismo en que se les convertia en cuerpos le-
gislativos como ha indicado el Sr. President, po-
dria o no introducirse prescripciones que de alguna
mantra limitaran las peligrosas consecuencias de
cse error, y por unanimidad acordamos por via de
transacci6n lo que dice este articulo. No recuerdo
que se hicieran i..i. .n. s. por ninguin miembro de
la Comisi6n a esa formula de transacci6n, y no de-
jard de producer extrafieza en la opinion p6blica
que solo despu6s de las elecciones, haya venido a
surgir ol oscrdpulo constitutional que se alega. Sd
que el Sr. Viondi no obedece a ninguna mira inte-
resada do partido, yo reconozco su buena fe, poro
no podria el Sr. Viondi impedir que esa fuera la im-
presi6n on todas parts, imprcsi6n tanto mas des-
agradable para las personas imparciales, cuanto que
por efecto del sistema de representaci6n proporcio-
nal, y de la existencia de tres o mis partidos, ha ve-
nido a rcsultar on casi toda la Isla que las minorias
estAn completamento protegidas, pero quedan com-
pletamonte invalidadas las mayorias. De modo que al
quitarles ahora, a los alcaldes, la unica posibilidad
que les hemos dejado de mantoner el orden, la disci-
plina y la unidad de la Administraci6n, cuando so
vean combatidos por mayorias de coalici6n, lo que
vamros a 'hacer es ponerlos enteramente a merced de
esas toaliciones accidentales, que si en el ordon po-
litico son malas, en el orden de ]a administraci6n
municipal, que debe ser ajena a la political, han de
ser verdaderamente desastrosas. Estino, por con-
siguicnte, quo tal como esta el articulo se funda en
razones de equidad y de previsi6n, hoy mas que
nunca atendibles; y que el mismo escruipulo cons-
titucional, solo puede admitirse, ddndole al articulo
que ha citado el Sr. Viondi, una interprctaci6n com-
pletamente cerrada y extrema, que como ha dicho
muy bion el Sr. Carrora Jistiz, vendria a hacer im-
posiblc cl funcionamiento de la administraci6n mu-
nicipal y en este sentido, contradijera la regla de
interprctaci6n, de que es mala, toda aquella que con-
duce al incumplimiento de los preceptos esenciales
de una Ley. En este sentido, me opongo a la on-
mienda del Sr. Viondi, sin perjuicio de coincidir
con este en un solo punto, el de que si prevaleciera
esa poligrosa enmionda, no habria mAs remedio que
considerar como acuerdos en cl sentido legal do ]a
palabra, los que adoption los ayuntamientos para
nombrar funcionarios o emplcados, y por lo tanto,
serian vetables por el Alcalde, lo cual nos llevaria,
sin embargo, a un verdadero callej6n sin salida, co-
sa que no puede convenir al prop6sito que siempre
nos anim6 de poner a cubierto de tales conflicts la
Administraci6n local, y de ique el implantlamiento de
esta Ley lejos de traerlos y de procurarlos, los eli-
mine, de modo que el ensayo que do la autonomia
municipal va a hacerse no sea como muchos temen,
un complete fracaso.
SR. VIONDI: Pido la palabra.


SR. PRESIDENT: COLONELL E. H. CHOWDER) : Tiene
[a palabra cl Sr. Viondi.
Sn. VIONDI: Si a mi alguna duda me ocurriera res-
pecto al particular que se debate, so habria desva-
necido con las palabras del Sr. Carrera Jfstiz que
ha dicho quo real y ti..;- t... ,t,. esta el articulo
rn contradicci6n con la Constituci6n. Ahora me
contraigo al Sr. Carrera Jistiz. Pues cse punto de
-oincidencia me da toda ]a satisfacci6n que yo de-
ieo cuando me siento en situaciones de duda.
Nosotros estamos obligados a respetar la Cons-
tituci6n, y ese articulo esti en contradicci6n mani-
fiesta con nuestro C6digo fundamental.
Respect a las manifestaciones del Sr. Montoro, yo
le contestar6 con lo siguiente que ha constituido el
credo de mi vida entera: cuando en mi camino me
he encontrado con la verdad, la he adoptado
siempre, abjurando de mis errors del pasado, y si
el dia en que so discuti6 el punto yo particip6 del
error del Sr. Montoro y del Sr. Carrera Juistiz, hoy
qne he visto la verdad, creo que cumplo con un deber
depositando esa verdad en la Comisi6n, porque yo
no creo quo haya una regla on virtud de ]a cual ten-
gamos que somctcrnos y respotar el error porque es
viejo.
Este arguncnto del Sr. Montoro no me ti-f,,:-.,
pero si me ha satisfecho uno, cuando 61 afirmaba co-
mo si hablara yo, que a mi no me interesan puntos
de vista ,politicos de ninguna clase. Y de tal ma-
nera es esto cierto, que cuando alguna persona a
quien yo le debo consideraci6n altisima de respeto,
me ha inspirado alguna idea para que yo la traje-
ra, siempre le he contestado: alli no soy un hombre
politico de ningin partido, alli voto con las ideas
de mis adversarios si me pareccn buenas, y en la vi-
da yo tengo nn moment en que me despojo de la
ropa de homnbre politico y me la pongo cuando lego :a
mi habitaci6n. Ahora, vol.viendo la oraci6n por pa-
siva, yo le dir6 al Sr. Montoro que 1 era cl que se
ocupaba de la situaci6n del Alcalde actual, cosa que
por mi no pas6.
iSR. MONTORO: Yo no Ihe hablado del Alcalde
actual.
Sn. VIoNDm : A mi no me preocupa el Alcalde, lo
que me interesa es la verdad, si tengo raz6n, y si la
Comisi6n declara lo contrario, me declare vencido,
equivocado, y si, por cl eontrario, yo logro conven-
cer a la Comisi6n, como he tenido la suerte de con-
veneer al Sr. Carrera Jfistiz, de que ese articulo viola
la Constituci6n, como miembro de la Comisi6n, y en
manera alguna como hombre politico, porque no
soy aqui micmbro politico, sino el mrs modesto de
los miembros de esta Comisi6n, me sentir6 satisfecho.
Sn. PRESIDENT: (CORONELm E. HI. CROWDER):
Antes de seguir adelante la discusi6n, deseo dirigir-
la hacia un punto concrete. Si los nombraniontos
que hace el Concejo Municipal se hacen necesaria-
mente por medio de resoluciones quo puedan ser ve-
tadas por el Alcalde. Esta es la cuesti6n de Ley
constitutional que yo desearia ver clara antes de
llegar a una opinion en cuanto a este asunto; si es
que todas las resoluciones del Ayuntamiento pue-
den ser vetadas por el Alcalde, pero los nombra-
mientos quo hagan los ayuntamientos tienen que ser
hechos por medio de resoluciones o acuerdos?
Sn. WINSrIP: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT: CORONERL E. H. CROWDER) : Tiene
la palabra el Sr. Winship.








104 DIARIO DE SESIONES DE LA COMISION CONSULTIVA.


SR. WINsTTP: Hace cuatro o cinco dias lei una
opinion sobre csto, un caso que fu6 decidido por el
"Attorney General" de uno de nuestros Estados,
donde bajo la Constituci6n el Gobernador tenia el
poder del veto que tendria aqui el Alcalde, con el
mismo derccho las dos ( .. .. que adoptan una
resoluci6n por encima de su ,veto, clitonces surge la
constitucionalidad quo segin ellas, debian ser apro-
bados los acuerdos por el Gohbrnador en la misma
form que aqui, y so provey6, que para que se pu-
diera enmendar la Constituci6n, primero tenia que
votar las dos terceras parties de cada Cdmara. El
Gobernador prcsent6 el asunto al "Attorney G e-
neral" preguntando si 1l tenia que ( .... r;n... o po-
nor su veto al acuerdo de las (Cmaras, antes de que
cl asunto pudiera ir al Congreso del Estado, para
ser votado; y cl Procurador, primero so ocup6 de la
cuesti6n legal, y habl6 de las balanzas y con1traba-
lanzas que provoy6 la Ley y hab16 de eiertas reso-
luciones que sin duda alguna no debian ser aproba-
das ni vetadas por el Gobernador; 61 dijo quc esa
era una de cllas y quo se podia ir directamente al
voto del Congreso, sin rccibir, ni su veto, ni su con-
firmaci6n. Me temo mucho que los acuerdos del
Ayuntamiento, haciendo nombramienlos, serian do
esa misma claso y que no necesitarian ni la aproba-
ci6n ni el veto del Alcalde.
SR. GARCIA KoHLY: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT: (COROEL E. II. '.... : Tiene
la palabra el Sr. Garcia Kohly.
SR. GARCIA KOHnr: Habia pedido ]a palabra, pa-
ra tratar en conjunto el probleni prcsentado por el
!Sr. Viondi. La nueva cuesti6n, planteada por el Sr.
President, realmento no era la que habia side ob-
jeto de mi petici6n de uso de la palabra; pero dis-
curriendo algo, con relaci6n al problem planteado
por el Sr. President, quisiera liamar la atenci6n
respect al texto de los preceptos constitucionales
que regulan esta material. La Constituci6n emplea
las siguientes palabras. En los articulos 107 y 105,
enumera las facultades del Ayuntamiento, dice on
los incisos 11 y 3 del articulo 105, lo siguiente: 1':
Acordar sobre todos los asuntos que conciernan ex-
clusivamente al t6rmino municipal.-29 Acordar em-
pr6stitos, pero votando al mismo tiempo los ingre-
sos pcrmanentes necesarios para el pago de sus in-
tereses y amortizaci6n. Para que dichos empr6sti-
tos puedan realizarse, habirn de sor aprobados por
las dos terceras parties de los clectores dcl t6rmino
municipal. Y el inciso cuarto dice: '" IN.,.'.1.i. y
remover los eipleados municipals conform a lo
que establezcan las leyes". Ya esta ,vez, no usa la
(palabra "acordar"; hay, por lo tanto, evidente-
mente una difercncia de expresi6n, positivamente
cierta, on la letra do la Constituci6n, al referirse a
las facultades de los aynntamientos; siendo do no-
tar, como antes indicaba, que cuando soe 1. .. a
sus facultades de nombrar y remover los empleados,
no dice acordar, sino emplea palabras distintas. Y
hay algo mns, cn relaci6n, dice palabras que1 no pa-
recen pnestas asi al acaso, sino con inteuciOn deli-
berada. Cada vez que la Constituei6n emplea la
palabra "acuerdo", refiri6ndose a las facultades (elI
Ayuntamiento, so reficre a facultades o a resolucio-
nes que no pueden ser adoptadas y ejecutadas )por
si solo, sino que pueden ser objeto de ;!''.ri i. V'i,
o de sanci6n, y asi se vera que on el articulo 107, so
dice quc estc "acuerdo" 'ser presentado al Alcal-
de, y cuando en cl inciso del articulo 105 se o i


a la otra facultad de acordar, a las de acordar em-
prcstitos, declare que habr6n de ser aprobados por
las dos terceras parties do los electors del t6rmino
municipal.
Por eso, discurriendo con l6gica y tratando de
iuterprotar el precepto constitutional, vemos que
aquellas otras facultades no son a virtud de acuer-
dos, sino que so refieren a determinaciones de carActor
interior quo en el ejercicio de esas mismas faculta-
des, adoptalr puede el Ayuntamiento.
Desde luego parece indudable quo no todas las
determinaciones del Ayuntamiento deben sor obje-
to de un acuerdo ni muchio menos que tolos esos
acuerdos scan ipresentados al Alcalde, ni tampoco
crecr que sea necesario el t6rmino de diez dias para
(qu sean ejecutivos esos acuerdos.
Yo recuerdo que cuando so discuti6 la Ley v'.1i.. -
cipal, algo so dijo cop relaci6n a este asunto y hasta
so citron ejemplos. ISe dijo, por ejemplo: el Ayun-
tamiento acnerda suspender su sesi6n en social do
duilo por la muerto de im Concejal; epudiera en
rea.lidad llamarse a eso "aeuerdo" y ser susceptible
de presentiarse a] Alcalde y 6ste sancionarlo o vetarlo?
Pero todavia hay algo s ms en mnateria de nombra-
micntos. Parece indudable que no es esta material
tie las que se somneten al veto del Alcalde, porque el
Ayuntamiento no resuelve solo do nombramiontos
de sus empleados, sino tambien de sus propios miem-
bros. El Ayuntamiento, por ejemplo, design al
President de la Corporaci6n '\!i,;, i..l y al Secre-
tario de ella, no es a ivirtud de un acuerdo, no puc-
de lomar acuerdo, no punde someterse a la sancion
del Alcakle lMunicipal. Por esta consideraci6n, me
parece que los acuerdos de los ayuntamientos que
seorin presentados a] Alcaldo como los acuerdos qne
nueden ser suspendidos por el Alcalde, Gobernador,
President &, ,son a ellos a los que se contract el ar-
ticulo 105.
RR. J. C. C6AiEz: (SECRET'ARIO) : Y esa es la base
acordada por la ConvenciOn Constituyento.
SR. PRESIDENT: (CORONEiT E. TI. CROWDER):
Pero no es possible exagerar la importancia del asun-
to que estamos tratando: el C..... 1. Provincial y el
SAyuntamiento tione double caractcr, son al mismo
1i ,,I... un cuerpo legislative y un cuerpo ejecutivo
y vo pregunto, ,cl powder, el veto, puede referirse lo
mismo a los actos que realize en virtud de sus fun-
ciones legislativas, que las ejecutivas? Esta es la
cuesti6n.
,u. ZAYAS : Yo puedo decir que las resoluciones
del Congreso se someten al Presidente de la Repi-
blica; pero el nombramiento de empleados, jams
so me ocurri6 presentarlo al conocimiento del Eje-
clutivo; es -. I.1 I que el Congreso estA dividido en
dos ramas y cada una de ellas tiene inter-venci6n
exclnsi,vamentc, on el nombramiento de sus cmplea-
dos.
Sn. PRESIDEuNTE: (CORONELT E. 1T. CROWDER):
;,C6mo nomlbra sus empleados, por medio de resolu-
ci6ons, o acuordos, o do otro modo?
S,. ZAYas: \.. .'i ros 1e lnamabamos acuerdos.
SR. PRESIDENT: (CORONEL E. IH. CROWDER):
Este asunto me ha dado much que pensar, desde que
e'mpeozamos niuestra discusi6n .de la Ley :\i u l ; i 'Si
la facultad del Alcalde de poner el veto, se extiende
lo mismo a la I .... 11 .i jecutiva, que a las legislativas
del Ayuntamiento, me .parec e qelo d'ebemos decir
asi. En nuestro pais, el podcr del veto, on su natura-
leza, es un 2i..1. I legislative; pero siempre han habido









DIARIO DE SESIONES DE LA COMISION CONSULTIVA. 105


dudas respect a la interpretaci6n que debia darse a
la Constituci6n cubana; siempre me ha parecido tam-
bi6n extrafio que el ejecutivo municipal tuviera un
dereeho double, de veto y suspension, es algo que no
tenemos en los Estados Unidos; el Ejecutivo tiene la
facultad idel veto, pero nunca, la faicultad de suspen-
der; poro el Alcalde, aqui, tiene ambas facultades: 61
puede vetar un acuerdo del Ayuntaaniento y el Ayun-
tamiento puede adoptarlo en contra de su veto, y en-
tonces, 61 puede suspenderlo. Lo mismo pasa en-
tre los gobiernos de provincias y los consojos pro-
vinciales, pero cuando so ilega al Ejecutivo de la
Naci6n, el i',r -r,,l.. solo puede Iponer su veto; asi es
que la Constituci6n, no es un document sim6trico,
que da a los gobernadores y alcaldes, facultades so-
bre los cucrpos legislativos, que no da al Presiden-
te, en cuanto al Congreso. La cuesti6n quo estamos
discutiendo, es muy prActica, es problable ique surja
dentro de la pr6xilma somana, y es muy important
que decidamos esta cuesti6n correctamente. Quisiera
oir la opinion de los abogados cubanos de la Comisi6n
sobre si el Alcalde tieno el derecho de poner su veto
a los actos ejecutivos del Ayuntamiento. En tal caso,
no puede hacerse ningin nombramiento de emnpleado
del Ayuntamiento sino por voto de dos terceras
parties del mismo en los casos en que ,el Alcalde se
opeonga y, sin embargo, lo mismo la Ley que la
Constituci6n hacen al Alcalde el Jefe responsible
de ]a Administraci6n municipal. 1Parece incongruen-
te, ;l!.',*.;..., que el Alcalde tenga que aceptar esa res-
ponsabilidad y funcionar por medio de emppleados que
61 mnismo no ha elegido, y no estoy seguro de que eso
sea lo que require la Constituci6n de Cuba.
SR. CARRERA J6STIZ: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT: (CORONEL, E. HT. CRowDER) : Tiene
la palabra el Sr. Carrera JAstiz.
SR. CARRERA JOSTIZ: El Sr. President ha expues-
to con much fundamento la alta importancia do es-
te pnnto, pero yo creo que 61 la ha caracterizado en
un sentido en que puede resolverse perfectamente.
El veto del Alcalde es una instituci6n de derecho
politico desconocida on Europa y s61o conocida en
los Estados Unidos y en el Canadd, y todos los tra-
tadistas quo han estudiado esa material ban consi-
derado que cl veto entraba en las facultades legis-
lativas del Alcalde. Si el veto es una facultad le-
gislativa no so ejerce sino dentro del cuadro de la
acci6n legislative, y como tiene el Concejo Munici-
pal y todas las corporaciones del mundo un double
aspecto, uno deliberate y otro ejecuti,vo, es claro
que si cl veto es una funci6n legislative no so rca-
liza ins que con rclaci6n a la funci6n legislative
del Conccjo Municipal. Dentro de este orden de
cosas, el Alcalde vetando, es un miembro del Con-
cejo \ ,imi .;l- I y cuando el Concejo Municipal no
est6 en funci6n legislative, el Alcalde no tiene
nada que ver con el Concejo. El Alcalde, funciona-
rio ejecutivo, cumple los acuordos del Concejo quo
no ha vetado y los acuerdos del Concojo que no es-
tAn dentro do las funciones esencialmente legislati-
vas, eso no esta bajo el veto del Alcalde. No hay
quo ver la Constituci6n en su letra, sipo en su es-
piritu; remontarse a la letra es asfixiar ]a conduc-
ta legislative porque eso es impossible, y vamos a
convenir todos en que el Ayuntamiento entra en
funciones con las cuales no es possible que tenga que
ver el Alcalde. Dentro de muy pocos dias los ayun-
tamientos van a tenar que darse su propia organi-


zaci6n; cada Ayuntamiento va a tener quo dar
su propio Presidente y Sccretario do su seno; seria
perfectamente absurdo pensar que ese acuerdo de
orden interior, que no tiene otra funci6n que la in-
terna del Ayuntanmintto pudiera prestarlo- el Alcal-
de. LQuien so atroveria a sostener que una part
del Ayuntamiento nombrando sus Secretarios y
President fuera asunto quo pudiera el Alcalde ve-
tar? Eso conduciria a que el Alcalde organizara
el iAyuntamiento, lo cual ibajo ningfin conecpto ha
podido pensarse. De modo que ]a interprctaci6n
sana de esto es, que siendo el veto una facultad es-
trictamento de carActer legislative, no se relaciona
sino con las funciones legislativas del Concejo Mu-
nicipal. Y esto tiene en su abono en orden de princi-
pios, no las consideraciones que yo estoy haciendo,
sino el concept cientifico que prcvalece dentro de
la jurisprudencia americana, que es donde nace la
instituci6n que se llama el veto del Alcalde, y no
hay otra manera de resolver la cuesti6n practice
que elevarla al terreno de los principios.
Yo propongo, puos, quo consideremos que cl veto
del Alcalde debe entendorse en el orden puramente
legislati,vo. Y crco que debemos concederle igual
importancia al articulo 104 en cuanto a su letra ac-
tual, que no puede prevalecer.
Descendamos al terreno de la rcalidad political en
Cuba: tries partidos politicos se han repartido en
cierta proporci6n todos los Conccjos municipals y
todas las Alcaldias; apenas sc han verificado las
elecciones y mil quinientas personas estAn fijas en
el articulo 104; iyo, por mi part, he recibido mis
de cincuenta cartas, de todos los matices politicos,
preguntdndome mi opinion acerca del articulo de
referencia.
Hay un aspect human y es, quo cada Alcalde
que esta ya proclamado, tiene su Secretario prepa-
rado, para llevarlo con 61 y despedir al Secretario
que esta funcionando. Claro esta que ese proble-
ma no se plantea en los alcaldes reelectos; pero 6s-
tos, a su vez, tiencn el just temor de quo el Ayun-
tamiento les desorganice la Administraci6n Muni-
cipal. Yo creo que estA perfeetamente claro que
no hablo como hombre de partido, hablo en nom-
bre de los principios legales, y trato de dar cum-
plimiento a la Ley y diir que dentro de este
articulo 104 se Jbusc6 una forma: procurar que se
balanccaran las funciones del Ayuntamiento nom-
brando, con las del Alealde proponiendo, y en un
moment en quo la armonia aqui era mas hermosa,
nosotros convenimos en que se le podia dar al Al-
calde cl derecho de protestar contra los nombra-
mientos que creyera indebidos. Abora, como al con-
tacto do la realidad es como so prueba ]a eficacia de
las ideas, yo declare formalmente que el articulo
104 es un fracaso complete. Yo repito que es un
fracaso y afirmo que el articulo, en si, esta lleno de
contradicciones; el articulo vino de la Subcomisi6n
redactado en. una form muy distinta; probable-
mento seria peor, poro tcnia unidad de pensamien-
to, no habia contradicciones; lnego recibi6 adicio-
nes y alteraciones sucesivas, como ha pasado siem-
pre aqui, con el deseo de ilegar a la unidad de cri-
terio; pero el hecho definitive es que hemos Ilegado
a producer un articulo, base do infinidad de dudas
y de contradicciones. Yo pudiera traer aqui, ma-
fiana, cincuenta cartas, preguntando qu6 dice el ar-
ticulo 104. Yo, por mi part, declare que no esti
en condiciones de ser bien entendido y a mi juicio, la








106 DIARIO DE SESIONES DE LA COMISTON CONSTUTIVA


cuesti6n parte de un punto fundamental: atenerse
a la Constituci6n, o salirse francamente de ella; si
nos atenemnos a la Constituci6n, el Ayuntamiento
tiene la facultad constitutional dc nombrar y sepa-
rar libremente los funcionarios y empleados. Aho-
ra, yo Iddclaro que eso hace impossible el Gobierno
Mni.-.il1,I; declare que si lo hace possible, result
malo, porque estA dividida la responsabilidad y por
consiguicnte, aqui parece que lo efectivo seri, lo
practice, atenerse estrictamente a la Constituci6n y
atribuirle al Ayuntamiento, intcgramente, la facul-
tad de los nombramientos que hagra.
SR. J. G. G6mR:Z: (SECRETARIO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT: (CORONL E. H. CROWDER) : Tiene
la palabra cl Sr. J. G. G6mez.
SR. J. G. G6MEZ: (SECRETARIO) : Por el fltimo in-
ciso del articulo 104, se ve que hay municipalidades
que no tendrirwnunca empleados. La mayoria que
se constitute en cada Ayuntamiento que, con fre-
cuencia, no estara de acucrdo con el Alcalde, Ilega-
ra a una inteligencia para nombrar empleados. El
Alcalde dejara sin efecto esos nomibramientos con
arreglo a ese pirrafo. Se propondran nuevas per-
sonas; el Alcalde formularai nueva protesta y asi in-
finitamente, a no ser que se pongan de acuerdo pa-
ra nombrar los quo quiera el Alcalde, y en muchos
lugares el Ayuntamiento no querra nombrar a los
que el Alcalde quiera.
Es mis, el Alcalde no tiene ni que justificar su
protest, y estard protestando hasta que sc le nom-
bren los empleados que 61 quiera, y eso pasard con
alcaldes de distintos partidos.
SR. GARcia KOHLY: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT: (CORONIEL E. H. (',. 'i.i.r) : Tiene
la palabra el Sr. Garcia Kobhy.
SR. GAnRCi KOHLY: Yo quisiera insistir sobre las
razones aducidas por el Sr. J. G. G6mez.
Este filtimo parrafo, en mi concept es inconsti-
tucional y al mismo tiempo es contradictorio con
los preceptos de la Ley del Servicio Civil. La Cons-
tituci6n (lice que el Ayuntamiento nombrara y re-
movera sus empleados, y aqui result que quien re-
moverA los empleados, sin sujecion a mas ley que
su capricho, es el Alcalde. Reconozco que el caso
no es probable, y que casi no es human, pero es
possible, sobre todo, en una sitnaci6n tonmientosa de la
political.
El Ayuntamiento hace un nombramiento, a vir-
tud de la facultad constitutional. Con arreglo a
]a Constituci6n misma la remoci6n del empleado co-
rrespondc tambien al Ayuntamiento, y, con arreglo
a este articulo result que el Alcalde, sin necesidad
de jiilr i los motives de la protest, puede ha-
cerlo y el Ayuntamiento se ve obligado a remover a
esos empleados dejandolos cesantes. En realidad,
aqui, quien los ha removido es el Alcalde. Y cabe
ipreguntar si este segundo nombramiento es defini-
tivo; no lo pareee seg n el texto d'e ]a Ley y pue-
de ser objeto de una nueva protest sin exprcsi6n
d(I motives y de causa, y entonees el Ayuntamiento
tiene que volver a adoptar esa actitud hasta que nom-
bre los rnipleados Ique el Alcalde quiera y mientras
tanto, como los servicios munieijpales no pueden ser
desatendidos, de'ben ser conservados aquellos que no
se queria conservar.
Sn. PRESIDENT: CORONERL E. II. CROWDER):
,Podria disponerse que los nombramientos los hi-
ciera el Ayuntamiento a propuesta del Alcalde?


SR. GARcia KOHLY: Yo creo que eso tenderia a que-
brantar las facultades de los Ayuntamientos desde
el moment en que no serian nombrados sino los
propuestos, al mismo tiempo que es contradictorio
con la Ley del Servicio Civil que se invoca en el mis-
mo articulo.
SR. WINSmIP: La dificultad csta en que no tene-
mos Ley del Servicio Civil; si la tuvidramos no ha-
bria estas dificultades.
SR. PRESIDENT: (CORONEL E. H. CROWDED):
Tambi6n cntiendo que si hubiera una Ley del Ser-
vicio Civil no pasaria esto. Si el Ayuntamiento no
pudiera nombrar sino los que le fueran 1.I"I.1'i, .
como ap-tos por la Comisi6n del s. 1i;.i.. Civil, no
habria hi i. ilt.,.! alguna. La Constituci6n de los
Estados Unidos le da al Presidente el derecho de
haccr esos nombramientos; pero el Congreso le di-
cc: usted tiene que nombrar cierta clase de miem-
bros, y la Constituci6n, por ejemplo, le dice al Pre-
sidente: usted tiene que nombrar el ej6rcito segfin
la antigiiedad; la Ley le dice eso al Presidente, asi
es qu e c quita su discreci6n y nadie ha puesto en
dnda la constitucionalidad de ese precepto.
Sn. GAsciL KOHLY: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT: (CORON E E. H. CROWDER) : Tiene
la palabra cl Sr. Garcia. Kohly.
Sn. GARCiA KonHvL: Yo estoy de acuerdo en que
la Ley del Servieio Civil, es absolutamente consti-
tucional; lo que no me parece constitutional, es qui-
tarle la facultad al Ayuntamiento para ponerla en
manos del Alcalde, prieticamente. Y ademis, que
no Ie veo, priicticamente, ninguna ventaja, desde el
punto de vista de la conveniencia de la Administra-
ci6n, porque la arbitrariedad lo mismo puede pro-
venir del Ayuntamiento que del Alcalde. Yo crco
que la Ley del Servicio Civil, lo que hace es regu-
lar las facultades constitucionales del Ayuntamien-
to, cuya facultad, al expresarse en la Constituci6n,
cxpresa tambidn la necesidad de que una Ley regu-
le esa facultad, y hasta hace 1i i .. ..- i a esto, des-
de el moment que textualmente dice, que esa fa-
cultad la ejercera el Ayuntamiento, conforme a lo
que establezean las leyes.
Ahora bien, el proyeeto de Ley del Servicio Ci-
vil, que de proyecto no pasa, hasta boy, provee un
procedimicnto que se opone completamente al esta-
blecido en este articulo; porque, precisamente, un
derecho que al funcionario nombrado garantiza la
Ley del Servicio Civil, es no ser despojado arbitra-
riamente; y aqui, ]a protest infundada de un Al-
calde basta para despojarle del nombramiento ob-
tenido.
Sn. CORONADO: Todavia no lo tiene; 6l es un pro-
puesto y acn no esta aprobado.
Sn. GARciA KOHnY: Y al mismo tiempo, aqui, en
el proyecto de Ley Municipal, se dice, que los em-
pleados y fnncionarios serin nombrados y separa-
dos segfn determine la Ley. del Servicio Civil; y la
Ley del Servicio Civil, determine que las propues-
tas se hagan centre individuos que reunan determi-
nadas condiciones; y esos individuos, tienen que ser
aceptados y no rechazados arbitrariamente por una
protest.
Yo creo quc el articulo 104 seo ,-ils.i. i a un cri-
tcrio mis favorable a la buena administraci6n mu-
nicipal, y miis de acuerdo con los preceptos de la
Constituei6n, si se enmendara en la f.n iii que voy
a indicar, en su filtimo p6rrafo; respecto a los de-
ran's !:,i,1.i ,i,.*,t .-, si el Alcalde consignara algu-
na protest y el Ayuntamiento la tomara en consi-








DIARIO DE SESIONES DE LA COMISION CONSULTIVA. 107


deraci6n, atendidas las razones en que se fund, de-
jarA sin ofecto el nombramicnto, procediendo a de-
signar una distinta persona". En una palabra, ovi-
ta que el Alcalde Municipal, asumiendo una facul-
tad que es propia del Ayuntamiento, diga: "por
motives que me reserve", por ejemplo, o sin moti-
vos de ninguna clase, no quiero que se nombre a es-
ta persona; porque eso constituirfa una cantidad
de autoridad tal, en el Alcalde Municipal, y auto-
ridad arbitraria, que seria peligroso a la buena Ad-
ministraci6n Municipal y mermaria, positivamente,
las facultades constitucionales del Ayuntamiento.
SR. J. G. G6MEZ: (SECRETARIO) : Yo voy a pedir
que so borre esta mcnci6n de la Ley del Servicio Ci-
vil, quo no existed; porque esta Ley Municipal se va
a promulgar y los MA;ii. p;l' van a preguntar qu6
Ley del IServicio Civil es *6sta.
SR. PRESIDENT: COLONELL E. H. CROWDER):
Parece quc esta muy claro que el articulo 104 no
puede quedar en la forma actual, pero hay la difi-
cultad que se ha mencionado para idear cualquier
articulo que pudiera sustituir a ese. Si yo fuera
Alcalde de una ciudad de Cuba y pensara que tenia
que scr responsible por medio de funcionarios que
me fueran nombrados por el Ayuntamiento y es-
cogidos por 61, vaeilaria mucho en ,a.eptar tal res-
ponsabilidad. Ahora, si yo supiera (que el Ayunta-
miento no puede hacer ningfin noimbramiento sin la
protest !de la Comisi6n co'respondiente, bajo una
Ley del IServicio Civil, mi opinion seria distinta, por
eso yo estoy conform con el 'Sr. Winship acerca de
que si so Ipromulgara cuanto antes la Ley del Servicio
Civil en Cuba, el mayor nfumero de las -.ilhi. il.i:.'
presents desaparecerian.


Siempre me pareci6 un prccepto extrafio de la
Constituci6n de tCbuba, aquel que le dabra al Alcalde
la responsabilidad de la administraci6n municipal y
daba, sin embargo, al Ayuntamiento la facultad de
hacer los nombramientos de empleados. Esa fu6
una division del Podor Ejecutivo, cuya raz6n yo
nunca he podido comprender. Yo me opongo por
principio a que se de el poder ejecutivo a cuerpo
deliberate, pero esta en la Constituci6n de Cuba y
tenemos que obedecerlo.
Repito que si existiera la Comisi6n correspon-
diente que establece la Ley'del Servicio Civil que
limit el nombramiento arbitrario, yo no tendria
ningfdn temor, porque cada Ayuntamiento se en-
contraria en la necesidad do nombrar personas com-
petentes, y con eso debiera star satisfecho el Al-
calde.
Quiero decir tambien que he leido la Ley del Ser-
vicio Civil cuidadosamente, dos o tries veces, y me
inclino a career que es una do las mejores obras de
legislaci6n de esta Comisi6n. Y me he alegrado mu-
cho al saber que el Jefe del Servicia Civil de Was-
hington ha dicho que esta ley era mejor que la de
los Estados Unidos. Asi es que desearia much que
fuera promulgada como Ley y puesta en vigor cuan-
to antes.
Bien, i,. ,., ha llegado la hora reglamentaria
sin que hayamos podido resolve la cuesti6n pen-
diente. Doy por aceptadas las modificaciones que
so proponent on el Proyecto de Decreto a los articu-
los 192, 216 y 217; y mafiana continuaremos la dis-
cusi6n que venimos sosteniendo.
Se levanta la sesi6n.
(Eran las 6 y 10 p. m.)


Imp. Rambla, Bouza y C.a, Obispo 33 y 85.-Habana.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs