Group Title: Diario de sesiones de la Comision consultiva de la republica de Cuba bajo la administracion provisional de los Estados Unidos.
Title: Diario de sesiones de la Comisión consultiva de la república de Cuba bajo la administración provisional de los Estados Unidos
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072609/00072
 Material Information
Title: Diario de sesiones de la Comisión consultiva de la república de Cuba bajo la administración provisional de los Estados Unidos T. I-IV Año de 1907-1909 Núm. 1-336 ..
Physical Description: 4 v. : ; 32 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Comisión Consultiva (1906-1909)
Publisher: Impr. Rambla, Bouza y c.a
Place of Publication: Habana
Publication Date: 1907-09
 Subjects
Subject: Politics and government -- Cuba -- 1906-1909   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072609
Volume ID: VID00072
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 29601887
lccn - 41035171

Full Text











IARI0 E 7 SE SIONES

DE LA

COMISION CONSULTIVA DE LA REPUBLICAN DE CUBA

BAJO LA ADMINISTRATION PROVISIONAL DE LOS ESTADOS UNID.OS

TOMO IV ANO DE 1908 NUM. 261


COMISION CONSULTIVA

Sesi6n ordinaria del dia 13 de Julio de 1908

SUMARIO
Apertura de la sesi6n.-Lectura y aprobaci6n del acta de la sesi6n anterior.-Manifestaciones del se-
fior Presidente, relatives a haber entregado al Vocal Sr. Winship, varies Proyectos sobre la Ley
de Irrigaci6n. La Comisi6n se da por enterada.-Lectura y aprobaci6n de la contestaci6n que se da
al Sr. Gobernador Provisional, sobre las observacones formuladas por el Sr. J. M. Tarafa al Pro-,
yecto de Ley de Tel6fonos.-Informe del Vocal Sr. Montoro sobre el Proyecto de Ley Organica
del Poder Ejecutivo. Se acuerda comenzar en la pr6xima sesi6n la discusi6n del articulado.-Ma-
nifestaciones del Vocal Sr. Carrera Jiustiz sobre elogios hechos a la Ley MIunicipal por el Sr. Agus-
tin Correa. La Comisi6n se da por enterada.-Manifestaciones del Vocal Sr. Coronado y del senor
President sobre adquisici6n de ejemplares de la Ley Electoral, comentada por el Vocal Sr. Re-
giieiferos. Se acuerda que el Sr. Coronado en la pr6xima sesi6n, present una moci6n sobre el par-
ticular.-Observaciones del Sr. President sobre el funcionamiento en la Habana de la Junta Muni-
cipal Electoral.-Suspensi6n de la sesi6n.

SA las cuatro y treinta p. m. ocupa la presidencia el lfono,. La Subcomisi6n ha presentado un nuevo 'bo
Coronel E. H. Crowder, y declare abierta la sesi6n, rrador de contestaci6n, que se ha traducido, segun
con asistencia de los vocals sefiores VWnliil.. Viondi, tengo entendido; sera convenient que nos oeupemos
Montoro, Gareia Kohly, Carrera Jistiz y Regiieifercs. do l.
Ruega al Sr. Secretario d6 lectura al acta de la se- Despues de haber yo intercalado una pequefia en-
si6n anterior. mienda en el pArrafo de la carta que se refiere al es-
SR. REGIiEIFEROS (SECRETARIO INTERINO) : Da lac. tudio sobre la Ley Telef6nica, hecho por la Consultiva
tura al aeta de la sesi6n anterior, verificada el dia Agraria, ha quedado con la redacei6n que el Sr. Se-
treinta del pasado mes. cretario se servira leer.
'SR. PRESIDENT COLONELL E. H. CROWDER): Sec SR. REGUEIFEROS: Ha quedado redactada la carta
aprueba el aeta? que se debe remitir al Sr. Gobernador Provisional, en
(,Sehales afirmativas). contestaci6n a la que 61 dirigi6 al Sr. Tarafa, en la
Queda aprobada. forma siguiente:
Antes de entrar en la orden del dia, deseo decir (Leyendo):
que se me han remitido various ejemplares de leyes so-
bre irrigaci6n, para ser trasladados a la Subcomisi6n Habana, Julio 13 de 1908.
que estA redactando el proyecto; esos ejemplares se
han entregado al Sr. Winship y en la pr6xima se AL HONORABLE SENOR GOBERNADOR PROVISIONAL.
si6n se dard cuenta con ellos. Honorable senior:
(La Comisi6n queda enterada).
Nuestra orden del dia es tratar de la contestaci61 En escrito fecha 6 de Abril filtimo, se sirvi6 usted
que debemos dar al Sr. Gobernador Provisional so- solicitar -de esta Comisi6n Consultiva, se le informase
bre la carta del Sr. Tarafa, relative a la Ley de Te- si estimaba o no convenient que por el Gobierno Pro-


_ I s I








4 DIARIO DE SESIONES DE LA COMISION CONSULTIVA


visional se promulgase una Ley sobre construcci6n de
lines telef6nicas locales y de largas distaneias, afia-.
diendo que, de opinar alirmativamente, la Comisi6n
redactara un proyeeto de Ley sobre la material.
Asi las cosas, la Comisi6n Consultiva redact6 el
proyecto de Ley correspondiente, estando en ella im-
plicita sa opinion en el sentido de ser convenient
que esa Ley sea promulgada por el Gobierno Provi-
sional, y en tales condiciones, se somete a informed de
la Comisi6n un escrito del Sr. J. M. I'.irc.ia, dirigido
a ese Gobierno Provisional, hacienda objeciones al
proyecto de Ley redactado por la Comisi6n 'Con-
sultiva.
La fuente esencial en que descansan todos los fun-
damentos del Sr. Tarafa, estriban en un proyecto de
Ley votado por el Congreso 'Cubano el dia 22 de Ma-
yo de 1903 y vetado por el Sr. President de la Re-
pfiblica, oportunamente. So cree, por consiguiente,
que la naturaleza de estas objeciones seria mas cla-
ramente entendida por la (:.,iiii' .' i."1i analitica del
proyecto de la Comisi6n con el del Congreso Cubano.
(1) El proyeeto de Ley se .ii. I. .i .., de la Ley
congressional en que aquel dispone la competencia ah-
solutamente libre, mientras 6sta dispone la concesion
exclusive y ofrece ciertas ventajas a la competencia
libre.
La Ley de TelBfonos del Congreso Cubano, aprobada
prdcticamente por unanimidad; pero a la cual el Pre-
sidente puso su veto, tenia por objeto la otorgaci6n
de una 'conceesi6n exclusive por "el plazo mAximo de
cuarenta afios para lines de larga distancia y vein.-
te afios para las de servicio local", con el derecho, a
la terminaci6n del plazo de la concesi6n, de "conti.
nuar en explotaci6n su sistema sin privilegio exclu.-
sivo y en la forma que determine la legislaci6n enton-
ces vigente". El articulo 30 dispone que: "La con-
cesi6n se otorgarA mediante subasta pfiblica, que ver-
sara sobre el menor tiempo que se requiera del mono-
polio o derecho exclusive a que se refiere el articulo 2
de esta Ley". El articulo 33 dice, que si en la primer
subasta que se convoque no hubiese licitadores o las
proposiciones no fuesen admisibles, "queda autori-
zado el Presidente de la Repfiblica durante el plazo
de un afio, para otorgar la coneesi6n a cualquier
particular o empresa que lo solicite y que se obligue
a las prescripciones de esta Ley''.
Por las disposiciones ya mencionadas, se ve que la
aspiraci6n especial del Congreso Cubano era de abrir
el campo telef6nico a la competencia libre y no otor-
gar ninguna concesi6n exclusive, si so pudiese evi-
tar; y en easo contrario, reducir el carncter exclusive
de tal concesi6n al menor numero possible de afios. Las
prescripeiones probablemente se motivaron en la du-
da seria en cuanto a la posibilidad de conseguir el
capital para invertirse en una coneesion que no fac-
re exclusive; y la eliminaci6n total o partial de este
rasgo objecionable era la inica consideraci6n que pi-
di6 el Congreso pr el. privilegio.
(2) El proyecto, siguiendo las lines generals
de la legislaci6n para competencia libre, no sefiala
campo especial para explotaci6n, sino la permit en
un solo pueblo, aunque exige conexiones de larga dis-
tancia entire todos los pueblos en donde el duefio del
privilegio explota un servicio local; mientras la Loy
Congressional sefiala especificamente el territorio que
tiene que cubrir el concesionario.
(3) El proyecto resuelve de una manera prictica,
segfin se cree, la cuesti6n de concesiones existentes,
proporcionando al Estado el valor entero, que la Co-
misi6n podia calcular de los derechos reversibles de


aqul1 en la ,~i.,1'l,.hIl de tales concesiones; cuando
por otro lado, la Ley congressional no ofreci6 practi-
camente ninguna resoluci6n de este problema, dejan-
dole en condiciones que, por lo menos, estorbarian
gravemente la aplicaci6n de la Ley, y hasta cierto
punto pudiera impedir su ejecuci6n.
(4) El proyecto de Ley dispone la toma de dl-
minio sobre la propiedad por el Estado, la Provincia
o el .l.u u.i'.., mediante el pago de su valor tasado
a la expiraci6n de veinte afios o la de cualquier perio-
do de diez afios subsecuente; mientras la Ley del Con-
greso de ninguna manera prevee el dominio por el Go-
bierno.
(5) El proyeeto de Ley dispone que ademds del
pago de todas las contribuciones ordinarias sobre bie-
nes inmuebles, edificios y bienes muebles, la empre-
sa telef6nica "pagard, ademds, cada afio, al Tesoro
Municipal, el dos por ciento de dichos ingresos brulos
correspondientes a los respectivos Municipios, mien-
tras la Ley congressional prescribe que: "Pasados lo.s
diez primeros afios, el concesionario pagard el nueve
por ciento de sus utilidades liquidas como contribu-
ci6n al Estado, a la Provincia o al 1Miumi i.*i,., segfin
lo establezean las leyes.
(6) El proyeeto de Ley prescribe que toda tarifa
maxima de I..I..i,.,,, podra ser alterada en cualquier
tiempo por el Congreso; mientras la Ley congresio-
nal prescribe que: ''" -.. tarifas (c,-n, iI.- nl-. sola-
mente a las locales) seran revisadas cada cinco arfos
despues de transcurridos los diez primeros de la con-
cesi6n.
(7) El proyecto no es tan liberal como la Ley del
Congress con respect al uso del servicio telef6nico
por los oficiales del Gobierno; pero a juicio de la Co
misi6n cubre todo lo nccesario.
(8) El proyecto de Ley prescribe que los privi-
legios podran ser alterados o revocados por el Con-
greso por razones de intereses generals, 1I-.'I.1I..i'
los perjuicios asi causados cuando la revocaci6n no es-
t6 fundada en falta por la Compafiia. Ninguna press
cripei6n de esta naturaleza aparece en la Ley Congre-
sional.
Los-reparos del Sr. J. M. Tarafa pueden analizarse
en la forma siguiente:
(I) La Ley propuesta es contraria a los intere-
ses generals y a la voluntad del pueblo.
(a) Desde el moment en que no obliga a los pro-
pietarios de las mas grandes redes telef6nicas loca-
les a instalar lines de larga distancia, dejard incurm
plido el prop6sito de suministrar ese servicio a larga
distancia.
(b) Porque es diferente de la Ley aprobada por
el Congress Cubano y vetada por el Presidente Estra-
da Palma.
II.-No es lo mis cuerdo, y desde cierto punto de
vista es inconstitucional, adoptar, en la actualidad,
una Ley de T !. ,f:.n..-, sea cual fuere esta Ley.
(a) Es inconvenient como media pfblica pro-
mulgar una Ley de Tel6fonos, porque dicha Ley no
as necesaria para la pacificaci6n de la Isla.
(b) Una nueva Ley de Telbfonos, seria en la ac-
tualidad inconstitucional, porque ya hay una Ley se-
mejante pendiente de resoluei6n ulterior en el Con-
greso 'Cubano.
III.-La Ley propuesta por la Comisi6n favorece
de una manera especial e improcedente a las redes y;a
establecidas en detrimento de los intereses del Estado
y de los particulars que deseen establecer la comu-
nicaci6n telef6nica,







DIARIO DE SESIONES DE LA COMISION CONSULTIVA. 5


(a) Porque no dando a toda persona y empress
una oportunidad de presentar licitaciones en subasta
piblica de toda la propiedad telef6nica, reversiendc
al Estado, a la expiraci6n de las concesiones otorga-
das bajo la Ley vigente, las Compafinas telef6nicas
existentes resultan particularmente aventajadas.
(b) Porque los derechos de reversi6n al Estad.
en las actuales concesiones pueden cancelarse en cier.
tos casos, medianto el pago del valor en que dichos
derechos sean tasados.
IV.-Porque la Ley perjudica el derecho prefe-
rencial concedido al Sr. Tarafa, en la Ley adoptada
por el Congreso Cubano y vetada por el Presidente
Estrada Palma.
Estos reparos pueden considerarse en el orden en
que han sido presentados.
I.-La Ley propuesta es contraria a los interests
generals y a Ta voluntad del pueblo.
(a) Desde el moment en que no obliga a los pro.
pietarios de las mis grandes redes telef6nicas loca.
les a instalar lines de larga distancia, dejard incurn-
plido el prop6sito de suministrar ese servicio a
larga distancia.
Partiendose del punto de vista de los intereses ge-
nerales del pueblo, ha de ser mas perfectamente ma-
nifiesta; en vista de la ineficacia absolute de la legis-
laci6n de telefonos vigente, suficientemente notada en
la carfa de trasmisi6n del proyecto de la Comisi6n, que
legislaci6n nueva de telefonos de caricter algo efi
ciente esti absolutamente requerida por los interests
generals del pueblo.
Es axiomdtico que mientras un pueblo sea mas rico,
el Estado lo es tambi6n, y el proyeeto de Ley sobre
Telefonos, de la Comisi6n Consultiva, si como Ley Ile-
ga a aplicarse, al favorecer las iniciativas individun-
les, favorecerd el bienestar de la naci6n; al engrande-
cer el comercio, al elevar el movimiento productor, al
suscitar la competencia en todas .sus classes y prove
chosisimas coisecuencias, al levantar el espiritu in-
dustrial, al alentar el desenvolvimiento econ6mico, al
promover la actividad manufacturer: en una palabra.
aT unir y aproximar distintos pensamientos y reaii.
zar de un modo fiel el ideal del comerciante.
Los adelantos actuales de la Ciencia Politica de.-
muestran, al par que los progress de la Ciencia Eco-
n6mica, que a mayor individualidad, mayor solidari-
dad; es decir, que a mayor beneficio individual: ma-
yor beneficio social. Dado que los ciudadanos de un
pais y sus habitantes son las parties homog6neas de un
todo y representan los sumandos de un total o suma
general: y la Aritm6tica nos dice que si aumenta el
sumando aumenta el total y es 16gico que si se quiere
aumentar el total de una suma se empiece por acrecen-
tar sus distintos sumandos. Por lo que la Comisi6n
Consultiva al favorecer el desarrollo de los intereses
particulares, protege, vivifica y aumenta los intereses
sociales. El Estado cubano se engrandece si sus ciuda-
danos se enriquecen y progresan commercial, fabric,
agricolamente, etc., y todo esto se consigue o puede lo-
grarse merced a la proteeci6n individual, rational.
mente concedida, como se efectiia en el actual proyec-
to de Ley sobre tel6fonos.
"Es indudable que las leyes telef6nicas existentes
"en Cuba hasta la feeha, son restringidas y absorben-
"tes y centralizan y limitan el servicio coartando todo
progress y mutilando su exceptional ventaja en mate-
"rias agricolas y comerciales". Esta opinion no s61o
es de la Comisi6n Consultiva, sino fruto de la opini6a.
piblica, conseiente del pais, como se ve demostrado ea


la pAgina 57 en la Memoria de los Trabajos de la Co-
Smisi6n Consultiva Agraria Cubana de 1908.
Habiendo considerado la material del punto de vis-
ta de los intereses generals del pueblo, vamos a con-
Ssiderar los datos a nuestro alcance que pueden tomar
se como expresi6n de la voluntad pfiblica sobre el
Sasunto, y a este fin, analizar primero la significaci6n
del voto, prActicamente unanime, de los representan-
tes del pueblo cubano, en el Congreso. La acci6n, pr6c-
ticamente unfinime, del Congreso, consta enfaticamen-
te, por parte del pueblo, de Ia convicci6n de que hacia
falta la legislaci6n de tel6fonos y que era su voluntad
que la hiciese. De la carta del Sr. Tarafa parece, y
hay que admitirlo, que el objeto del Congreso, en
aprobar su Ley, era la competencia libre y ]a implan-
taciOn de "una line telef6nica principal de larga dis-
taneia", de Pinar del Rio a Santiago de Cuba, y otras
lines rurales, conectando la principal con gran nfi-
mero de pueblos rurales". La opinion de la Comisijn
es que la Ley preparada por ella es much mds venta-
josa para el Gobierno y pueblo cubanos que la del
Congress, si aquilla consigue el servicio de larga dis-
tancia y el local en los pueblos menores, y lue alcan-
zaria el objeto expresado del Congreso, mis satisfacti
riamente.
AdemAs, cuando se estudic Este asuato en la ?it'da
Comisi6n Consultiva Agraria, se tuvieron en cuenta
muchos antecedentes; se abri6 una informacidn de
hacendados, comerciantes e industriales, la cual pare-
cia demostrar que ellos estaban generalmente deseosos
de la promulgaci6n de una nueva Ley sobre tel6fonos,
y esos antecedentes constituian la mejor evidencia que
podia entonces conseguir esta Comisi6n en cuanto a
lo que era la verdadera y sensata opinion pfblica cun
bana en material de esta indole.
Es de tenerse tambidn muy en consideraci6n que at
redactarse la Ley se escucharon y se tuvieron en cuen-
ta, para mayor ilustraci6n, a personas interesadas eri
esta cuesti6n, centre ellas el mismo Sr. Tarafa, que an-
te esta Comisi6n Consultiva en pleno y con la exten-
si6n que estirm6 convenient expuso, poco mds o me-
nos, cuanto ahora reproduce en la comunicaci6n fecha
9 de Mayo de 1908 de que se deja hecha referencia.
De manera que con datos tangibles, con hechos rea
les y partiendo de una base veridica y nunca presu-
mible, ha procedido en este caso la Comisi6n Con-
sultiva.
Habiendo tratado la material de la legislaci6n gene-
ral de telifonos, en abstract, desde el punto de vista
de los intereses generates y la voluntad del pueblo,
debemos considerar el reparo especifico del Sr. Tarafa,
que alega que el proyecto de Ley es contra los intere-
ses y la voluntad del pueblo "porque por no obligar a
los duefios de las mayors plants telef6nicas locales a
construir lines de larga distaneia, fracasard en su
objeto de conseguir tal servicio de larga distaneia".
Este reparo, en efecto, suscita una cuesti6n seria, y el
punto de vista del Sr. Tarafa, tanto como el de sus
abogados 'en apoyo de esa objeei6n, fu6 presentado an-
te la Subcomisi6n y la Comisi6n en pleno, y los deta-
lles esenciales se presentan a continuaci6n.
El Sr. Tarafa cree que aunque en los Estados Uni-
dos y demis paises la competencia libre podria ser
suficiente para forzar la explotaci6n de 1.1."f..i .i, en los
pueblos pequefios, por las empresas, con conexiones
de larga distancia, no seria suficiente en Cuba, y que,
por el proyeeto, la explotaci6n de telifonos seria limi-
tada a la Habana y algunas otras ciudades grandes co-
mo campo finico de explotaci61 luerativa; y que la







6 DIAR10 DE SESIONES DE LA COMI1SION CONSULTIVA


aspiraci6n del Congreso y la esperanza de la Liga
Agraria para un servicio de larga distancia no serian
realizadas por medio legislative. El reclama que como
la Habana constitute un campo muy lucrative para la
explotaci6n de tel6fonos, el privilegio para ese campo
debe ser usado para comprar el servicio para campos
menores y no lucrativos; y su opinion es que la ex-
plotaci6n de larga distancia, cubriendo la extension
de Pinar del Rio a Santiago de Cuba, resultaria en la
p6rdida de dinero. Sus objeciones surgeon material pa.
ra seria consideraci6n, pues se cree que 61 ha exprosa-
d'o correctamente el objeto del Congreso. Si la implan.
taci6n de lines principles de larga distancia y sus
ramales, como el Congreso tenia en vista, resultaria o
no de la competencia libre, es algo dudosa. La IIaba-
na esti reconocida como la clave a toda explotaci6n de
telefonos en Cuba, y es muy claro que no se puede evi-
tar la con-sideraci6n de ]a condici6n de la IHabana con
relaei6n a la cuesti6n telef6iica y el hecho de que alli
existed actualmente un concesionario, bajo la Ley an-
tigua, que en nombre suyo ha sustituido, declare que
estI listo y anheloso a solicitar un privilegio bajo las
prescripciones del proyecto. El Sr. i'. ii I y sus abo-
gados, como tambien el Sr. Talbott, comparecicron va-
rias veces ante la Subcomisi6n nombrada para rcdae.
tar la Ley, y muchos antecedentes de importancia fue-
ron obtenidos de sus contestaciones. La iiaiii'est:.i,,i'i
del Sr. Tarafa, que el servicio de larga distancia no
resultaria como consecrencia de la Ley proyectada,
di6 lugar al ruego, por part de la Subcomisi6n, a
que el concesionario de la Habana hiciera, si le pare-
cia bien, una declaraci6n del program de la Compa-
ilia, con referencia a la nueva Ley. La contestaci6n fu6
la presentaci6n del croquis de un mapa y la declare
ci6n de que ella solicitaria privilegio, bajo la Ley, para
cubrir un territorio no menor que el mencionado en
dicho mapa, dentro del plazo limitado de los dos ,,.i..
previstos por la Ley; que en la primera instaneia soli-
citaria privilegio por un territorio mis extenso si se
extendiera el plazo; que su motive para no pedir pri-
vilegio por mis territorio que el descrito en el mapa,
era porque creia qule no se 1I.I1 I tierminar mis tra-
bajo dentro del plazo de dos ailos. Este concesionario
dijo tambi6n, que preferentemerite hubiera solicitado
una concesi6n bajo las prescripeiones de la Ley del
Congress Cubano, renunciando el derecho de su ca-
rActer exclusive, para cubrir el campo que en ella es-
tA especificado dentro del plazo de cinco afios lij ,..I. en
la Ley, y para mostrar su buena fe, entraria en un
convenio por escrito a cumplir con cualquiera de las
proposiciones mencionadas, prestando fianza, si se le
proponia la forma de hacerlo, para garantir el cum-
plimiento de la oferta. Dijo ademAs ese sefor, que era
la intenci6n de su Empresa cubrir todo el campo to-
lef6nico de 'Cuba. Estas proposiciones hicieron impre-
si6n en la Comisi6n, y como tenian la apariencia de la
buena fe, se les consideraron ... i,1ll.!., de ser apro.
vechadas en via practice, bajo las condiciones legisla-
tivas actuales, para contestar completamente a los re-
paros del Sr. Tarafa. El Sr. Tarafa y sus abogados
son de la opinion que.,el capital no seria atraido a este
campo bajo las preseripciones extrictas de la Ley.
Somos de la misma opinion. Dicen que el capital in-
gles, ahora en vista, no serA disponible cuando las
prescripciones de la Ley est&n conocidas. Nosotros le
contamos lo propuesto per la Compafiia de Talbott.
Ellos dijeron que esta nunca lo cumpliria, que sola-
mente esfaba procurando salvar para si el campo de
la Habana y que siala Compafiia le pidieran una fian.


za respectable como garantia para el cumplimiento do
sus promesas, no la daria. Entonccs les preguntamos si
en el caso de powder asegurarse la proposici6n, la Ley
seria 1..-, ii. ;.- para Cuba. Ellos contestaron que da-
das esas condiciones, Cuba no pudiera tener mejdr
Ley; y eslamos de acuerdo con ellos. Se ha hecho 'a
sujesti6n de que esta material pudiera ser resuelta
,i.. hi, ;- ,' 111i. .. ,,, H .p. In ,, en la Ley que el privi-
legio no sera otorgado para un campo menor del eu-
bierto por la proposici6n de la Compafiia, y aplazando
cl tiempo de eumplir el trabajo a un plazo no menor
del prescrito en la Ley congressional. Esta enmienda no
traeria prceticamente ningein cambio en las demds dis-
posiciones del proyecto. La finica objeci6n especial
es que tste impediria la implantaci6n de servicios en
competencia en un solo pueblo o campo mis pequefio
del especificado en la Ley. Como el Congreso esta fa-
cultado a :n...11..,ii' la 1 IIf en cualquier tiempo,
puede ser que esa no seria una objeci6n muy seria.
Sin embargo, como la I-abana, segfin parece, presen-
ta la finica Ii1 ,ili ,.1 digna de consideraci6n en rela-
cion con esta material la Ley pudiera prescribir que
no se otorgaria ningin privilcgio para ]a Habana que
no cubriera tambi6n los campos locales y de larga dis
tancia prescriptos, que pudieran ser, bien el del Con-
greso Cubano, bien el del Sr. Talbott, u otro que aho-
ra cubriera mejor las condiciones.
(b) Porque es diferente de la Ley aprobada por el
Congress Cubano y vetada por el Presidente Estrada
Palma.
'Si es verdad que el Congreso cubano realize la ne-
cesidad para la legislaci6n general del telofono, y tie-
ne como aspiraci6n y objeto, en sus gestiones sobre el
asunto, la eompetencia libre y la implantaci6n de una
linea principal de larga distancia de Pinar del Rio
a Santiago de Cuba y otras lines ramales conectan-
do la principal con gran nuimero de pueblos riir.,il.",
entonces se verA fcilmente por referencia, al anAlisis
comparative de los dos proyectos, tomando en con-
sideraci6n a la misma vez las -,,,li,!.i- i.-i. ,. que la
Comisi6n indique ahora pudieran hacerse en su pro-
yecto, que iste no solamente alcanzaria el objeto y as-
piraei6n del Congreso cubano, sino protegeria al Go-
bierno y al pueblo, no solamente en todo lo esencial
contenido en la Ley del Congreso, sino en muchas
otras absolutamente esenciales y no cubiertas por la
Ley del Congreso.
El articulo 62 ,de la Constituci6n Cubana dice: "To-
do proyecto de Ley que haya obtenido la aprobacin
de ambos Cuerpos Colegisladorcs, y toda resoluci6n de
los.mismos que haya de ser ejecutada por el Presi-
dente de la Repfblica, deberin presentarse a este para
su sanci6n. Si los aprueba, los autorizara desde lue-
go, devolvi6ndolos, en otro easo, con las objeciones que
hiciere, al Cuerpo Colegislador que los hubiere pro-
puesto; el cual consignara las referidas objeciones in-
Legramente en acta, diseutiendo de nuevo el Proyeeto
o Resoluci6n".
No hay, pues, necesidad de razonar sobre este par-
ticular, pues se ve de un modo claro que tal proyec.o
de Loy de 22 de :\I (-y de 1903 del Congreso cubaro
no tiene fuerza alguna y es completamente inexisten-
to; si el Cuerpo Colegislador Cubano no tom6 aue:.crdo
alguno como no ha tornado (y como asi lo confiesa (;
mismo Sr. Tarafa en su ., 1.-. ; .. I, parra f) 11 sobre el
veto puesto por el Presidente de la Repfiblica Cubana
contra dicho proyecto de Ley, este career de toda vir-
tualidad, eficacia y trascendencia legal.
II.-No es lo mas cuerdo, y desde cierto punto de
e







DIARIO DE SESIONES DE LA COMISION CONSULTIVA. 7

vista es inconstitucional, ad'optar en la actualidad una Estado a la expiraci6n de las concesiones otorgadas ba-
Ley de Telefonos, sea cual fuere esa Ley. jo la Ley vigente, las compafiias telef6nicas existentes
(a) Es inconvenient como media pfblica pro- resultan particularmente aventajadas.
mulgar una Ley de Telefonos, porque dicha Ley no 'So desprende del studio de la Ley, que los aetuales
es necesaria para la pacificaci6n de la Isla. concesionarios resultarian, en efecto, aventajados. To.
Si bien Ces cierto que en la proclama del Secretario do plan telef6nico que permit la libre competencia ha
Taft, al establecerse la administraci6n provisional, se de dar forzosamente estos resultados. Cabe dudar que
enunciaba que: se pudiera redactar Ley alguna que no daria venta-
El Gobierno provisTonal establecido por la present, jas mis o menos a las plants establecidas. En el caso
por orden y en nombre 'deVPresidente de los Estados concreteo de la concesi6n de la Habana se hizo ver a la
Unidos, s6lo existirA el tiempo que fuere necesario pa- Comisi6n que no habria falta de equidad en seme-
ra restablecer el orden, la paz y la confianza pfiblicos, jante estado de cosas, por cuanto la Compafila que so
y una vez obtenidas 6stas se celebrardn las elecciones 'habia formado para refundirse pricticamente con la
para determinar las personas a las cuales deba entre- actual concesi6n, bajo otra concesi6n, que fu6 decla-
garse de nuevo el Gobierno permanent de la Rept- rada invilida por los Tribunales, ha desembolsado su-
blica; y que: mas considerable para establecer una nueva Estaci6n
"... continuardn en vigor todas las Ieyes que no Central que, de otro modo constituiria una p6rdida pa-
sean inaplicables por su naturaleza, en vista del ra la Compaiia.
carActer temporal y urgente del Gobierno"; (b) Porque los derechos de reversion al Estado en
existed por otra parte, en el animo pfiblico, la conside- las actuales concesiones pueden cancelarse, en ciertos
raci6n de que la existencia de la administration pro- casos, mediante el pago del valor en que dichos dere
visional no debe ser obstAcuro a la promulgaci6n de las chos sean tasados.
medidas legislativas que sean necesarias y que el pue. Este reparo no es verdaderamente ,digno de seria
blo pida con urgencia, aun cuando dichas medidas no consideraci6n, por cuanto el Estado en todos los oa-
se relacionen con el prop6sito de asegurar la pacifica- sos de cancelaci6n ha de percibir el valor de sus dere-
ci6n moral de Cuba. Nadie niega que la actual legisla- chos 'de reversion. Se cree que el Estado ganarA, en
'ci6n sobre telfonos necesita reformarse, y si la veraz lugar de perder, bajo las preseripciones de esta Ley.
opinion pfiblica cubana desea conseguir inmediata- Es cierto que en algunos casos el Estado podria al cx-
mente mayor facilidad en la comunicaci6n del pensa. pirar el plazo de la eoncesi6n sacar a remate la propie-
miento, no puede resultar politicamente inoportuna dad y obtener per ella una suma mayor; pero tambiWt
una Ley sobre Telffonos. La Comisi6n esta dividida lo es que en otros cases, al volver la propiedad a manos
sobre la cuesti6n de si la opinion pfiblica desea tal Loy del Estado, puede hallarse en tal condici6n que carez
actualmente, o premiere aplazar el asunto para la reso- ca, prActicamente, de valor alguno. De todos modos no
luci6n del Congreso cubano. La mayoria de la Comisi6ni pudiera redactarse ninguna Ley satisfactoria sin seme-
opina que el Gobernador Provisional tendria motives jante prescripci6n.
suficientes para promulgar la Ley, mientras una mi. IV.-Porque la Ley perjudica el derecho preferen
noria de aqu6lla se opone tenazmente a semejan'e cial concedido al Sr. Tarafa en la Ley adoptada por el
acuerdo y desea que la material sea aplazada para que Congreso Cubano y vetada por el Presidente Estrada
el Congress cubano la consider. Alunnos de los miem- Palma.
bros se sienten apoyaaos en su actitud, a favor de la Es verdad que la Ley votada por las CAmaras reco.
Ley, por las peticiones v cartas reeibidas dde personas noei6 efectivamente ciertos derechos preferenciales a
de consideraci6n en todas parties de la Isla, mientras favor del Sr. Tarafa; pero este reconocimiento no
otros miembros sostienen que dichas comunicaciones no obliga a la Comisi6n a tomar en consideraei6n esos
pueden considerarse como manifestaciones de la opi- mismos derechos, ni la naturaleza del proyecto tarm-
ni6n pfiblica, puesto que en el mayor nfimero de casos poco admitiria de tal acci6n.
eran evocadas por una carta circular del Presidenle El curso entero de todo argument sobre la legis.
de la Liga Agraria y de las gestiones de la "Havann laci6n telef6nica, segfin parece, corre por la cuesti(n
Telephone Company", y que son solamente sanciones del campo de la Habana, e independientemente de !ls
de principios generals, y que cesaron tan pronto come reparos del Sr. Tarafa, debi6ramos tomar bien en con-
la Comisi6n Consultiva empez6 la consideraci6n de la sideraci6n la situaci6n de otras, ademAs del concesio-
Ley. nario actual, que querian entrar en ese campo dentro
(b) Una nueva Ley de telefonos seria en la actua- de las prescripciones de la proyectada Ley. Cuando
lidad inconstitucional, porque ya hay una Ley senme- tomamos en consideraei6n el hecho de que la conce-
jante pendiente de resoluci6n ulterior en el Congreso si6n actual expira al fin de unos diez y ocho meses, y
Cubano. que el proyecto de Ley prescribe que la explotaci6;'
Tan clara es la facultad de la Administraci6n Pro- de las lines locales deberA comenzar dentro de diez
visional para dictar leyes sin excluir una Ley sobre y ocho meses, y las de larga distancia dentro de dos
tel6fonos, que resulta insostenible la aetitud asumida afios, contados desde la fecha de la otorgaci6n del pri
por el Sr. Tarafa en lo concerniente a este extreme, y vilegio, seria bien practicable para cualquier Com-
huelgan, por tanto, los comentarios. pafiia entrar en el campo de la Habana sin tender que
III.-La Ley propuesta por la Comisi6n favorece de pagar un centavo al concesionario ni invadir de nin-
una manera especial e improcedente a las redes ya es- guna manera los derechos de 6ste, y estar list para co-
tablecidas en detrimento de los intereses del Estacdo menzar su operaci6n en el dia de la expiraci6n de di-
y de los particulares que deseen establecer la comuni h cha eoncesi6n. Es dificil que un sistema nuevo pudie-
caci6n telef6nica. ra ser instalado aqui, list para funcionar en menos
(a) Porque no dando a toda persona y empress de ese tiempo.
una oportunidad de presentar licitaciones en subasta Hay miembros de la Comisi6n que opinan que el
pfiblica de toda la propiedad telef6nica reversiendo al principio de la competencia libre es hasta cierto punto






8 DIARIO DE SESIONES DE LA COMISION CONSULTIVA

una ilusi6n en Cuba; que en las localidades fuera de incluido todas las disposlciones que han ido insertin-
la Habana un solo sistema siquiera tiene que luchar dose en la Ley, relatives a material de contabilidad.
para la vida, y en Ia Habana no habra dinero para dentro de un plan perfectamente calculado, para que
mas de una Compafiia; que si se forman otras Compa- garden la debida relaci6n unos preceptos con otros.
iias los I".'*' II. -. dividends les obligarian a combi- Debo afiadir que segfn tengo entendido, esta material
narse; que la existencia de mas de un sistema de tele- ha side consultada con los funcionarios de la Secreta-
fonos en la misma localidad es, en efecto, una molestia; ria de Hacienda y principalmente con el Sr. Super-
y que en todo ]o concerniente a la comodidad pi- visor del Ramo, cuyas observaciones ban sido tenidas
blica, seria preferible un monopolio regulado por la en cuenta, hasta donde era possible, o, como las de
Ley. Sin embargo, so vera al examiner detenidamen to los demAs Departamentos, especialmente el de Obras
las prescripciones del proyecto de Ley, que si la rna- P6blicas, por su character t6enico con los respectivos
teria se resolviese precisamente en un monopolio, iste titulares


estara bajo un Reglamento tan estricto como se pu
diera exigir a cualquier monopolio. De todos modes,
deja el campo para el desarrollo de la competencia li-
bre, cuanido las condiciones hayan cambiado material-
mente.
Si dcspues de considerar este informed, el Sr. Gober-
nador Provisional opina que se pudiera mejorar la
Ley sobre algunas de las lines indicadas, ]a Comi-
si6n le ruega respetuosamente la devoluci6n de la Ley
para las enmiendas convenientes.
Muy respetuosamente, !:i
(F ) . . . . .


Sa. PRESIDENT (CORONEL E. H. CROWDER) : Los
que est6n de acuerdo con que se apruebe asi la carta,
levantaran la mano derecha.
(Queda aprobada por unanimidad).
Deseo manifestar que ya so han repartido copies del
Proyecto de Ley OrgAnica del Poder Ei. -n.il o; y
desearia pedirle al Sr. Montoro,-que rApidamente ha
Ilegado a ser el verdafero ponente de esta Ley, espe-
cialmente en la parte castellana,-que explique lo que
se ha hecho, sobre todo, en cuanto a incluir en esta
Ley la Contabilidad Nacional.
SR. MONTORO: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (CORONEL E. HI. CROWDER) : Tiene
la palabra el Sr. Montoro.
SR. MONTORO: Tengo much gusto en corresponder
a la indieaci6n del Sr. President. La Ley estaba casi
por complete redactada por el Sr. President y verti-
da en gran parte al castellano, cuando nos reunimos
para revisar la version castellana, los 'n' ., Gonza
lez Sarrain, el Juez Feuille y yo. El Sr. Gonzloez
Sarrain, durante cierto tiempo concurri6 a nuestras
tareas; pero obligado despues por atenciones apremian-
tes tuvo que acudir a otra parte, teniendo la cortesia
de .1-i:-i .111. al Sr. Feuille y a mi la revision del texto
en castellano. Hemos procedido enteramente de acuer.
do, con el mayor detenimiento, a levar a caho esic
trabajo, y algunos articulos han sido objeto de dos y
hasta de tres redaceiones, con el prop6sito de aliorrar-
le a la Comisi6n el trabajo de mejorar o corregir la
part puramente formal o de lenguaje. Una vez termi-
nado este trabajo, ibamos a considerar un Proyecto
de Ley de Contabilidad del Estado, cuando advertimos
que en la Ley habia numerosas disposiciones que se
referian tambien a contabilidad. Por manera que iba
a resultar una de estas dos cosas, o que ciertas dispo.
siciones se repitieran sin harmonizarse quizAs debida.
mente o que faltara algo de lo que en la Ley de 'e
cretarias so dejaba ya consignado; y come quiera que
las reglas de una Ley general de Contabilidad tie
nen igual aplicaci6n a todos los Departamentos, en
tendimos que era lo mis prudent refundir dichos ar-
ticulos en la Ley general Organica del Poder EIi ..
tivo, como un titulo adicional. En este Titulo se harn


Algunas i Ili.-. I.i.. ha presentado la redacci6n cas-
tellana de algunos de estos preceptos, por raz6n del
mismo earacter especial de la material, y los sefiores
que han trabajado en otras leyes analogas podrin cor-
prender el alcance de la observaci6n; pero me parece
que las dificultades se han superado en todo lo hace.
dero, prescindiendo en algunos casos de la pureza del
lenguaje, en obsequio de Ja exactitud del teenicismo,
segin viene rigiendo en nuestro pais desde 1899. \i;
inconvenientes habria ocasionado variar ese teenicismo
por preocupaciones literarias, que dejarlo tal como es-
taba, atendiendo a la eficacia administrative del pre-
cepto. En general, me parece que la Ley sert acogida
por la opinion pfiblia .con verdadero favor, porque
include todos los particulares quo debia comprender,
para que el funcionamiento de los D.:l.i'iii.l ilI sea
regular y harm6nico.
No creo que tengo ya nada quo afiadir.
Sn. PRESIDENT COLONELL E. HI. CROWDER) : YO
puedo deeir que la Subcomisi6n ha trabajado concicu-
zudamente para evitar, en todo lo possible, trabajo pa-
ra ]a Comisi6n en pleno; el trabajo de harmonizar la
i'......., i .1., ccreo que se ha hecho bien; el Juez Feuille
y el Dr. Montoro han podido consultarse en el idioma
espaiol y creo que el resultado es que existe una ver-
sion castellana muy buena; eso es lo que me dice el
Juez Feuille.
Yo me acuerdo de la sorpresa que tuve cuando me
inform, a mi 1legada a Cuba, de que los Departamen-
tos del Ejecutivo habian funcionado sin ninguna Ley,
sin ningfun precepto legal. El General Brooke cre6 cua.
tro Departamentos, cuatro Secretarias, les di6 un nom-
bre, y mis nada; se le dej6 busear su camino solamento
con ]eyes aisladas especiales que se referian mejor a
Negociados que a Secretarias. El General Wood au-
ment6 el nfimero de Secretarias a seis, pero tampoco le
gisl6 en cuanto a ellas, except a la Secretaria de Obras
Pfiblicas. Todas las leyes, t ..,. *., y 6rdenes espafio-
las militares que imponian deberes a las Secretarias
han sido tomadas en consideracidn al redactar esi.a
Ley. Muchos otros textos de leyes -*.iir t han si
do estudiadas; ahora, no puedo anticipar las objecio
nes que se puedan hacer, pero si puedo decir que mi
opinion es qcue esta es mejor ley de Secretarias que
la de mi propio pais y esta arreglada mis sint6tica y
mis 16gicamento. Los primeros cincuenta y nueve
articulos son en sustancia una repetici6n de leyes
cubanas, y creo que podemos salir pronto de ellos; al-
gunas imperfecciones de las leyes cubanas se han
eliminado, pero-en su totalidad, la legislaci6n conti-
nfla en Ia fortma aprobada por el Congreso cubano.
Yo quisiera empezar el trabajo de la Comisi6n en pie-
no inmediatamente, si el deseo de la Comisi6n es asi,
y propongo que celebremos la primera sesi6n mafiana.
SR. REGOEIFEROS: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT COLONELL E. H. CROWDER): Tiene
la palabra el Sr. Regiieiferos.







DIARIO DE SESSIONS DE LA COMISION CONSULTIVA 9


SR. REGEIFEROS: YO veo que la Constituci6n de la
Repiblica de Cuba dice, que son ,-~tril., iii.-s del Se-
nado, entire otras, juzgar al Presidente de la R.-.I1,11-
ca y dentro de una btuena doctrine constitutional, el:
President de la Repiblica no puede ser responsible.
En este -wntii1c. se expresan casi todos los tratadistas:
de derecho politico. El Presidente de la Repfiblica ,'
President del Poder Ejecutivo tiene ]'.p.ll' .illlI.
como pasa, por ejemplo, en la Constituci6n americana,
y me asalta la duda, at extenderme en consideraciones
sobre esta material, que el articulo cuarentiuno de la
Constituci6n parece que nos impide entrar en ella.
SR. PRESIDENT (CORONEL E. H. CROWDER) : No
puede haber duda respect a que cl Presidente de 1.i
F.epibulca esta sujeto a ser acusad3 con arreglo a II
Constituci6n.
SR. VIONDI: Desde luego.
'SR. PRESIDENT (CORONEL E. H. CROWDER): Si
bien I.-.1.[' !', dejar para maiiana el empezar a con!
siderar esta Ley, hay un punto del articulo ochent,
tres de la Ley Municipal sobre el cual deseo oir
opinion de la Comisi6n, y me dirijo especialmente al
Sr. Carrera Jistiz.
Yo desearia que 41 consultara una copia de la Ley
Municipal y leyera lo que se refiere a *las condiciones
para ser Alcalde, en la parte que habla de la resi
dencia. Como podrh ver, el artilculo require seis me-'
ses de residencia consecutivos, y la Audiencia de Ca.
magiiey ha decidido que eso significa seis meses do
residencia, inmediatamente antes de la elecci6n. Ye;
'quisiera saber si esa es la opinion de los ,,--r,.,, que-
redactaron la Ley.
SR. CARRERA: Me parece que en principio sostu-
vimos que si; pero despu6s, en discusiones posteriores,.
se entendi6 que bastaba la residencia de seis mes 4.
aunque no fueran inmediatamente anteriores.
SR. PRESIDENT ('CORONEL E. H. CROWDER) : E-,
-significa los primeros seis meses de la vida de i n
-hombre ?
SI. CARRERA JIJSTIZ: La Subcomisi6n estableci6, "In,
seis meses inmediatamente anteriores"; eso vino ,.,
el proyecto primitive; lo finico que :se resolvi6 i,,
quitar "los seis meses inmediatamente anteriores'"
y dejar seiss meses".
'SR. SCHOENRICH: Tambi6n se puso que una perso-
na que se encontraba desempefiando comisi6n del Go-
bierno, no se contaba en ese caso.
SR. VIONDI: Hubo una discusi6n sobre si eran car-
gos electorales.
'IS. MONTORO: Yo creo que el segundo pirrafo des-
truye el casuismo del primero.
SR. PRESIDENT (CORONEL E. H. CROWDER) : Yo
creo que lo que dice el 'Sr. Montoro es lo que deter-
min6 el fall de la Audiencia de Camagiey, en la
forma que -decidi6.
SR. CARRERA JUSTIZ: El segundo parrafo respon-
de a la redacci6n primitive.
'Sn. MONTOROn: Debi6 haberse quitado; pero no se
hizo.
'S. PRESIDENT (CORONEL E. H. CROWDER) : Tiene
la palab'ra el Sr. Viondi.
SR. VIONDI: Del modo que estk redactado, tiene ra-
z6n la Audiencia de Camagiiey; pero tambi6n, tal co'-
mo esta redactado tenemos raz6n los dos; yo, que :ao
pienso como la Audiencia de Camagiiey, tambi6n
tengo raz6n, con este articulo. Ahora, nosotros, los
hispanos cubanos, estamos muy acostumibrados a in-
t1:rprei. i 'la Ley fuera de su sentido, por una elasti-
cidad que a veces llega a los absurdlo, de lo 1inverosi-
*


mil; y ustedes, los americanos, leer, a Ley y la apli-
can estrictamente; yo, entire las ventajj 'yI,.- he ob-
tenido en el comercio con ustedes, he g,,nIdl esto:
que he podado un poco mis fantasias de interpreta-
ci6n, y me alegro much.
El sentido estricto de la Ley, renunciando a tola
invenci6n y aplicando este criteria estricto, era seis
meses .,itinii' l.- aunque se cuenten desde el dia que
naci6 el individuo. Y sera un mal de la Ley, pero es
lo que ella dice.
SR. MONTORO: Pero es que la Ley dice lo que con-
tiene el primer parrafo y lo que contiene el segundo.
SR. VIONDI: En el primero dice ">-o:tilii'nl.,," y
basta, y en el segundo dice: "con excepci6n", etc.
SR. MONTORO: Pero es regla de interpretaci6n en
todos los tiempos, que una interpretaci6n no es buena.
si conduce a una contradicci6n.
SR. VIONDI: Pues yo declare que la Audiencia de
Camagiiey ha hecho bien y declare que ese articulo
esti mal.
SR. CORONADO: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (CORO:NEL E. H. CROWDER): Tiene
la palabra el Sr. Coronado.
SR. CoRONADO: Yo tengo casi la seguridad de ser el
autor de esa proposici6n y tengo entendido se dijo
que la residencia fuera continuada, y que se habia he-
cho a virtud de observaciones, .:n.]igindiI, la ex-
cepci6n a favor de los que ocupaban empleos pitbh-
cos y comisiones del servicio; y que el Sr. G6mez se
opuso, se someti6 a votaci6n y se gan6 el punto que
yo sostenia. Si se trae el acta de la d,-.in de ese dia,
es possible que se vea claro que lo uinico que se alter6
del Proyecto primitive fu6 lo que contenia el Iwr-'.'i
to de la excepci6n de los que .,*,.-,.llp.l.-,_ln destinos
piiblicos.
SR. WINSHIP: &Qu6 le parece esto al Sr. O,,r..ia
Kohlyy?
SR. GARCIA KOHLY: Yo tengo gran duda; pero no
,pienso como la Audiencia. Creo que aqui hay lo
que se dice y lo que 'no se dice, lo que quiso decirse.
Lo que se quiso decir podrA ser tal vez que para ser
Alcalde se requiriese estar con residencia continuad'a
seis meses antes de la elecci6n; pero eso 'no es lo que
dice la Ley; y yo creo que el segundo parrafo ti~.-
explicaci6n, sin. llegar a la conclusion a que llega la
Audiencia, porque puede existir el cas oy tal parece
que es esto a lo que se refiere el phrrafo s,:glnll,,-, a la
persona que haya residido en el t6rmino diversas ve
ces, por razon de cargos que haya .l1"'-nperial.,: ; pe-
ro que nunca ha estado los seis meses i.giiil.s. El
tiempo que ha residido en tdiversas ocasiones ha s'u-
mado m6s de los seis mess, pero consecutivamente no
los ha estado.
Me parece que esa .x\pli~:,-I,..ii podria encontr tse-
le al segundo 1p ir. ;!., mas eh armonia con el con-
cepto que establece el primero, y que la deducci6n con.
tenida en la resoluci6n judicial, es un poco aventura-
da, porque podria set una apreciac'in relative a la
iritenci6n del legislator, pero 'es positivamente 'cn-
traria al texto expreso de la Ley.
'SR. PRESIDENT (CORONEL E. 'I. CdWDER) : 'Otra
pregunta: L Qui6n es Autoridad competent para Te-
visar la resoluci6n de la Audiencia de Camagiiey'?
SR. VIONDI: El Gobernador Pri'i'ion': l, en i:st"s
omnmeitos.
SR. PRESIDENT (CORONEL E. 'CROWDER): gPue.
de el Gobernador Provisional revisar la resoluci6n do
la Audiencia, cuand o la Ley le da a la Audiencia el
derecho de decidir I







10 D)IARIO DE SESIONES DE LA COMISION CONSULTIVA


SR. GARCiA KOHLY: Creo que la resoluci6n de la
Audiencia no es just; pero entiendo tambikn que no
existed poder sobre ella para revisar dicha resoluci6n.
SR. PRESIDENT COLONELL E. H. 'CROWDER) : El
Gobernador puede cambiar la Ley, pero no controlar
una resoluci6n de la Audiencia.
!SR. VIONDI: Puede que para esto caso haya escr.-
pulos per parte del Gobernador Provisional; pero sc-
ria muy convenient que se explicase el alcance del
articulo, aunque no fuera inas que para evitar un ca-
so analogo al de la Audiencia de Camagiiey.
Sa. MONTORO: A mi me parece que ]a culpa ha sido
nuestra. Al camBiar el primer parrafo debimos haber
suprimido el segundo; pero yo no concibo que pueda
aprovecharse para el c6mputo, toda la vida de un in
dividuo, porque desde quo yo naci hasta que cumpli
los veintifin anos, qu6e .-*.. pude haber desempe
fiado ?
SR VIONDI: Yo recuerdo que el Sr. President ha-
blo de eso cuando se trat6 el asunto y que nosotros lo
tomamos como un chiste.
SR. PRESIDENT COLONELL E. H. 'CROWDER): Ei:
efecto, recuerdo que anunci la enmienda y quc fa E
rechazada.
Ahora se va a dar esta situaci6n: El ocho de Julio
se public un Decreto diciendo que cuando hubiera
una vacant en alguna list de candidates, porque 1:
Audiencia lo hubiera resnelto asi, los partidos respen
tivos podrian presentar nuevas eandidaturas; y come
quiera que no habia tiempo para enviar eso a la Au-
diencia, se dispuso que todas las listas se enviaran Li-
rectamente al Supervisor de Estado y Justicia, que
debia resolver todas las cuestiones referentes al caso.
Asi es que si un partido on cuesti6n, propone al mis-
mo hombre, tengo que decidir la misma cuesti6n que
ha resuelto la Audiencia y con la deferencia-que te
nemos los americanos con los Tribunales, es muy pro
bable que yo me incline y acepte lo hccho por la ALt-
diencia de Camagiiey.
SR. WINSHIP: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (CORONEL E. H. CROWDER) : Tiene
la palabra el Sr. Winship.
SR. WINSHIP: Yo creo, quizds, que si la Audiencia
hubiera tomrado en consideraci6n el articulo 45, al
mismo tiempo de interprotar el otro articulo, aca
so hubiera Ilegado a otro acuerdo, porque en
aquel articulo decimos claramente que para ser con-
cejal, era necesario que el candidate tuviera un afio
de residencia continuada en el Distrito Municipal; y
aTinterpretar una Ley es necesario comparar las dis-
tintas parties que se refieren a puntos semejantes y el
haber emitido las mismas palabras en el otro articu-
lo, podria entenderse que se habia heeho con inten-
ci6n y que eso significaba algo; y si significaba algo,
significaria que pudiera serlo en cualquier tiempo
durante la vida del hombre. Sin embargo, creo que !a
interpretaci6n de la Audiencia de Camagiiey era muiy
natural, por raz6n del segundo pirrafo.
ISR. PRESIDENT (CORONEL E. H. CROWDER): El
debate sobre todos los articulos estaba muy someti-
do a la influencia de ]a sugesti6n del Sr. Carrera,
a favor del Alcalde professional. El nos dijo quoe or
Alemania un hombre podia ser elevado de un pueblo
a otro, como Alcalde.
SR. CARRERA: Luego, el espiritu fu6, radiealmente,
que no se exigiera la residencia.
;SR. 'CORONADO: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (CORONEL E. H. CROWDER) : Tieic
la palabra el Sr. Coronado.


SR. CORONADO: Eso se discuti6 vivamente y yo me
acuerZo que declam6 aqui contra los alcaldes impor-
tados y cit6 el ejemplo de individuos que sin conoci-
mientos ningunos de la localidad, y aqui mismo en la
Provincia de la Habana, se les Ilevaba de Alcaldes
por necesidades politics, y ese fuE el criterio que
triunf6 y se mod-ifie6 el parrafo en el sentido de re-
dueirlo de dos afios que se exijian primero, a seis
lines s.
'S. PRESIDENT (CORONEL E. H. CROWDER): Si
no hay objeci6n este asunto queda sin tomar acuerdo
alguno.
SR. CARRERA: Pido la palabra.
Sa. PRESIDENT (CORONEL E. H. CROWDED) : Tieme
la palabra el Sr. Carrera.
Sa. CARRERA: Deseo manifestar a la Comisi6n, que
desde ..i i go de Chile me dirige una carta el Sr.
Agustin Correa Bravo, persona muy competent en
asuntos municipales, y en esa carta, concebida en t6r-
minos congratulatorios, clogia la confecci6n de nues-
tra Ley Municipal.
SR. PRESIDENT (CORONEL E. H. CROWDERP) : Es
muy grato rccibir una carta como esa.
SR. CORONADO: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (CORONEL E. H. CROWDER): Tiene
la palabra el Sr. Coronado.
SR. CORONADO: Yo propongo que se consigne en acta
la I-f :,. :..r con que la Comisi6n ha escuchado las
manifestaciones del Sr. Carrera, por los elogios que
conticne la carta de nuestra Ley Municipal.
.,:. PRESIDENT COLONELL E. H. CROWDED): Asi
se hara.
SR. CORONADO: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (CORONEL E. H. 'CROWDER): Tiene
la palabra el Sr. Coronado.
SR. CORONADO: He pedido varies ejemplares y no
me han podido facilitar ninguno, de la Ley Electoral
y esto me ha sugerido la siguiente idea y voy a haeer
estas manifestaciones. Tambi6n existe ya impresa, la
edicin de la Ley Electoral que ha hecho el Sr. Re-
;i i,' I y aunque su modestia se resiente, comienzo
por declarar que es una obra admirablemente heeha.
con la particularidad siguiente, que tiene recopiladas
todas las alteraciones que hasta este moment se han
hecho a la Ley Electoral, que como nosotros sabemos,
son varias.
'SR. PRESIDENT COLONELL E. H. CROWDER) : Quie-
re decir que la primer reform de la Ley demuestra
la neecsidad do una revision de aquellos articulos que
so r. i. ,. a la correcci6n del registro electoral perma-
nente. Abrimos el period electoral, practicamente, el
primrera de Mayo. En aqutlla fecha, todas las Juntas
electorales de toda la Isla estaban abiertas y en dis-
posici6n para trabajar; muchas veces se llam6 la aten-
ci6n a los electores y a los que tenian condiciones
electorales, que era muy convenient presentar con
anticipaci6n sus peticiones de inclusion y exclusion.
En una de esas circulares se express que se deseaba
que todas esas peticiones sc presentaran durante el
mes de Mayo y se presentaron muy p"." i: el dia
veinte de Junio, dia para exponer al pfiblico las lis-
tas, tambien se habian presentado muy pocas peticio-
nes; la gran mayoria de todas las peticiones se pre-
sentaron entire ventid6s de Junio y dos de Julio, cuan-
do termin6 el period. En la ciudad de la Habana,
solo se presentaron unas catorce mil y unas ocho o
nueve mil se presentaron en esos dias, asi es que se di6
a la Junta Municipal y a la Audiencia un trabajo
que no podia llevar a cabo bien.







DIARIO DE SESIONES DE LA COMISION CONSULTIVA. 11


Me parece que tendra que publicarse una edici6n
revisada de la Ley, inmediatamente d( ".1'.\ de estas
elecciones, que no se permitirin mis de cuarenta dias
para presentar las solicitudes de inclusiones, exclusio-
nes y correcciones, y obligar a las Juntas municipa-
les, a considerar las solicitudes en determinado nime
ro de dias, despuis de recibirlas, y que no se permit
ninguna apelaci6n que no se present antes de cinco
dias despues de tomarse el acuerdo de la Junta. Solo
de esta manera podrd conseguirse la correcci6n de las
lisfas electorales. Yo habia supuesto que los interesoe,
electorales serian tan vivos que no pasaria el mes de
Mayo sin que se presentaran todas las peticiones; pe.
ro, por el contrario, nada se hizo. Ahora, tenemos qn<;
disponer algo para evitar estas dificultades en las
otras elecciones. El filtimo memento fu6 necesario
publicar un Deereto extraordinario para que la Au-
diencia de la Habana pudiera salir de las apelacio
nes pendientes. Todavia no estoy absolutamente segu-
ro del resultado; y me refiero a este heho para que
el Sr. Regiieiferos pueda tomarlo en consideraci6n al
publicar su obra. Se puede decir que es el inico punto
d4bil que se ha encontrado en la Ley Electoral. Es
verdad que hemos publicado unos cuantos decretos,
pero todos han sido necesarios porque se han combi-
nado las elecciones provinciales y municipals y tene
mos que cambiar casi todos los formularios de la Ley
Electoral y habia que disponer una declaraci6n adi-
cional para que las Juntas municipals pudieran ha-
cer el escrutinio para los puestos municipales y pro-
vinciales y por esta combinaci6n de elecciones, el tra-
bajo de las Juntas ha sido triplicado. Tambi6n puedo
decir que parece que la mayor parte de la confusion
pudiera y hubiera sido evitada si las elecciones muni-
cipales se hubieran celebrado solas, pero el hecho de
combinarlas con las generals ha sido causa de mu
cias molestias.
Sn. CORONADO: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (CORONEL E. H. CROWDED) : Tiene
la palabra el Sr. Coronado.
Sn. CORONADO: Voy a pedir algo concrete. Queda-
mos en que el trabajo del Sr. Regiieiferos es una obra
verdaderamente itil en que se encuentran perfecta-


mente comprendidos todos los decretos que se han die-
tado. Al mismo tiempo esti la obra tan cuidadosa-
mente corregida que no tiene ninguna errata.
Por todo csto, sugiero la idea ide que se adquic-
ran algunos ejemplares de esa obra del 'Sr. Regiieife-
ros, ya que ella ha de prestar un verdadero servicio.
SR. PRESIDENT (CORONEL E. 1. CROWDER) : Yo
propongo que en la pr6xima session el Sr. Coronado
haga una moci6n en ese sentido, para que el Gobierno
suscriba cierto n6imero de esos libros. Eso algu-
nas veces se hace, y me parece que esa obra va a ser
muy ftil.
Sn. CORONADO: Presentare la moci6n.
SR. PRESIDENT (CORONEL E. H. CROonDER) : Hay
otro punto sobre el cual quiero llamar la atenei6n:
Se me ha ocurrido la idea de si seria convenient quo
en lugar de una, hubiera tries Juntas electorales
municipals en la Habana, dividiendo la ciudad en
tres Distritos a ese respect.
!Sucede que la actual Junta Municipal ha tenid(o
que celebrar sesiones de dia y de noche por mas de
veinte dias. Fu6 necesario llamar a los miembros sus-
titutos para continuar la sesi6n, y ha sido necesario
tener unos escribientes de dia y otros de noche.
Por todo eso, quizis en la nueva edici6n de la Ley
seria necesario disponer algo sobre ese extreme.
Ahora bien, hay que tender en cuenta que la dificul-
tad en las proximas campafias nunca sera tanta como
en 6 ta. HaIbri much menos trabajo en la campaia
presidential, pero en estos dias pasados, hubiera si-
do muy ftil tener tres Juntas en vez de una.
Podria tambien no aumentarse el n6mero de Jun-
tas, pero permitir que pueda trabajar dividida en
Salas.
SR. SCI-IOENRIC: Para los efectos del escrutinio,
seria necesario tener una sola Junta.
SR. PRESIDENT COLONELL E. H. CROWDER): Hu-
biera deseado oir opinions sobre este asunto; pero
en vista de ser ya tarde, si no hay objeci6n, se levanta
la sesi6n, debiendo reunirnos mafian a las cua-
tro p. m.
(Eran las 6 y 30 p. m.)


Imp. Rambla, nouza y C.-, Obispo 33 y 35. HalaanA.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs