Group Title: Diario de sesiones de la Comision consultiva de la republica de Cuba bajo la administracion provisional de los Estados Unidos.
Title: Diario de sesiones de la Comisión consultiva de la república de Cuba bajo la administración provisional de los Estados Unidos
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072609/00049
 Material Information
Title: Diario de sesiones de la Comisión consultiva de la república de Cuba bajo la administración provisional de los Estados Unidos T. I-IV Año de 1907-1909 Núm. 1-336 ..
Physical Description: 4 v. : ; 32 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Comisión Consultiva (1906-1909)
Publisher: Impr. Rambla, Bouza y c.a
Place of Publication: Habana
Publication Date: 1907-09
 Subjects
Subject: Politics and government -- Cuba -- 1906-1909   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072609
Volume ID: VID00049
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 29601887
lccn - 41035171

Full Text











DIARIO DE SESIONES

DE LA

COMISION CONSULTIVA DE LA REPUBLICAN DE CUBA

BAJO LA ADMINISTRATION PROVISIONAL DE LOS ESTADOS UNIDOS

TOMO III AN'O DE 1908 NUM. 240


COMISION CONSULTIVA

Sesi6n ordinaria del dia I1' de Abril de 1908
---
SUMARIO

Apertura de la sesi6n.-Lectura y aprobaci6n del acta de la sesi6n anterior.-Supresi6n de la pa-
labra consecutiveo" en el articulo 83 del Proyecto de Ley municipal.--Continuaci6n del de-
bate sobre el Proyecto de Tribunales de menores.-Al llegar la hora reglamentaria de suspen-
der la sesi6n, se acuerda que el debate continue en la pr6xima.-Manifestaciones del senior
President acerca del procedimiento que debe emplear la Subcomisi6n de asuntos municipales y
provinciales al considerar las observaciones formuladas a los respectivos proyectos.-Suspen-
si6n de la sesi6n.

A las cuatro p. m., ocupa la presidential el coronel SE. (1.mu'c KoX Yv: Yo voy a aiiadir mis modestos
E. II. (rowd(r y declare abierta la sesi6n, con asisten- esfuerzos a los brillantes realizados ayer por
cia de los sefiores Winlship, Sohoeorich. lMontoro, los seliores Re'iieiferos y Carrera Jfistiz, para que
Vioudi, Ca(mera Jfistiz, L. I. It. Ios y (arlcia Kohly. prevalezca el crilceio sustentado por estos y la Co-
luiega al senior Sceretario d( lectura al aeta de la misi6o (Consultiva acuerde discutir y resolve sobre
sesi6n anterior. el Proyeeto sonmetido a sl consideraciOn por el senior
SR. i;I i .. ... : ( I'CRETAR T ) INTERINO) : Da Ile- Regiieiferos.
It ra al acta. )elro nlltes d(e hacerlo. me1 illtresalI hacer constar
SR. PRKISIDENTE: ((OORONI, E. II. (CROWDEK) : que yo no d(ifiCero sino en ina part, no en todo, de
i Se aprueba el acta? as 1mIan ifestacionies formuladas cn el dia de ayer por
(. ...'. :afirmativs). m nestro comipafievo el senior Schoenrich; y que creo
Queda aprobada. que uno de los aspecoss diversos por l1 tocado en1 las
SR. CARRnlRA J'STZ: Pido la palabra. palabras (lqe promnnc'iara, es tan important y tan
Sn. I'RESIDENTE: (CORONEI EK. 11. ( 'Rowola) trascen(lental que de atenderlo y resolverlo es como
Tiene la palabra el senior Carrera Jfistiz. U nicamente, en mi concept, habria de tener 6xito ese
SR. CaiH RAJ Jis1'iz: Antes de (cotillllar e sta se- I proyeetto de Ley y habria, de resultar dte 1 1una obra
si6n la disclisin del Proyecto sobre Tribunales de :. ... I1 y praelica.
menores, pido que acordemos suprimir en el inlcso Yo no cro quo el pensamiento d(esenvuelto en una
primero del articulo 83 de la I ey municipal, la frase forma m1uy breve y muy liabil tambicn, por el -. 0
consecutiveo", porque ella constituye n1 franco dis- iRegiiciferos, debe ser somctido a la consideracino de
parate; debe decirsc. "reside(cia contiudIa" las respetabilisimas persons (que constituyen la Co-
SR. PRESIDENTE: (CORONEIL I. II. (iROWDEa): misi(n cncarg'adl a de la redacci611 del (6digo Ienlal y
,Se acepta cl cambio propuesto? de la Ley de Elnjuiciamicnto criminal. Por su pro-
(SeKalcs afirmaiivas). pia Iaturalexa es esta una1 ley de carictor especial
Queda aeeptado. ique no encaja 1dentro de esa ley s-Ostantiva o penal y
La orden del dia para hoy, es continually la discusiln esa ley adjetiva o de enjuiciamienito; de tal manera,
sobre el proyecto creando los Tribunales para menores. que mils que' constituir part e ella, constitute una
Al terminar la sesi6n de ayer, el senior (Jarcia Kohly excepcei6n; desde luego, los precedents abonan este
habia pIedido la palabra y precede qu1e haga 1so tie criteria, dicha Ley ha sido generalmente, una ley es-
ella. special tdtallada y separada de los preceptos do carc-








416 DIARIO DE SESIONES DE LA COMISION CONSULTIVA


tor general quo regular ]a penalidad y el enjuicia-
miento. Infitil parece decir, porque todos nosotros lo
sabeoos, (que n nuestras eyes penales, sustantivas y
adjetivas jamas se ha dedicado atencion a ]a possible
criAninalidad y a la proporci6n de criminalidad en
esa clase. Tan especial es esta Ley, cqu en ella se con-
fiunde y se contieuen unos preceptos do caracter
sustlativo (e0o otros do cariic:ter adjctivo; de
tal modo, quo para .. ....i. l' esos preceptos en. el C6di-
go Penal y oe la Ley de Enjuiciamiento Criminal, no
podianl ir totalete, ni auno n11110 i a otra, sino quo ten.-
dria lle desintegrarse, por decirlo asi, que descoyun-
tarse la Ley, para que los preceptos de caraetcr sus-
tantivo fueran al C6digo y los d( earecter procesal
fueran a los de a1 Ley de Enjuiciamiento. Creo, pues,
que la especial idad y su falta de lugar adecuado entree
aquellas otras (jue de 1ula manera conOreta esta ha-
ciendo esa respotabilisimna (omisi6n, explica comple-
tanmentc que no se ..n. a ella ol cneargo, do igual
modo (ue cuando se hace iu C6digo de Justicia mi-
litar no se confiera a la Coinisi6n que redacta ol C6di-
go Ienal por cjomplo, do ecyo texto no ha de former
part ]a lcgisla.ci6n military. Creo, pies, analizando
ese aspecto de la discusi6on, que no linen lugar ade-
cuado on la Ley de Enjuiciamiento Criminal 1ii en el
C6digo Penal esos preceptos y quo acaso perderia
grand part de sn importancia y significaci6n. que en
vez do constituir un todo ....llf-i .... y concrete, so di-
seminaran sus preceptos aisladamente on uno y otro
cuorpo legal.
Otra razon aducida cu el dia de ayer por el schor
Regiieiferos, pardeeme positivamente incontestable,
que es Ja raz6n de oportunidad, la de indole praetica
que refuerza y .1ii, ., l cuantos argumentos puedan
aducirso en favor de la adopci6n de esta Ley. La Co-
misi6n eneargada de la reform de nuestro C6digo
Penal y de la Ley de E, i;i. ; i ni.-Il... ha sido enearga-
da de aliondar y realizar una obra do enorme trascen-
dencia,o ua obra fIundamentalisima q(ue modifica de
una naienra substantial el concept de nuestro viejo
C6digo Penal, y nuestra antigua Ley de F ni;.-i.;
miento, inaterias stas, las l(ie la cienelia modern con-
sidera loy de iua manera completamente distin-
ta; y esa es una obra que por su propia ma.gni-
tud y trascendencia, require un studio tan prolon-
gado (qu acaso, y no aeaso, probablemente, ino podra
ser objeto de u11a terminacoil6 rapida, a pesar de los
esfueczos de la buena voluntad c itdiscutible comipe-
tencia (d los caballeros que la realizain.
Uno de los miolebros mais conspicios de esa Comi-
si6n, el doctor (Jonzalez Laniiza, acaba de publicarl
un articulo en un peri6dico editado por los estudian-
tes de Derecho do nuestra Universidad, relative a las
reforms del C6digo Penal encomendadas a ]a Comi-
si6n.de (pie 61 forma part, dandole muclho brillo con0
su presclcia, y sill que en (es articulo so haga la afir-
maci6n compnleta de imposibilidad malteial por part
do la (Conisi6n do realizar dentro del period inter-
ventor la obra pretendida; por lo menos, so hace la
indicaciOn (le lque posiblemiento, por cl tiompo q)ue la
obra require y por los estndios extraordinarios que
exige, fuera natural que no estuviera en ese period
terminada. Y yo me atreveria a .,i .....I. que esa pro-
babilidad so insiniia a virtud de una seguridad, de
que al ser redaetada la obra y sometid a a la sanciOn
del Gobernador, se rcalizarl con ella cl procedimiento
democratIico y practico que so ha puesto on. accidn con
relaci6n a nuestras Ieyes, sometidndola a la considera-
ciln de aquellos elementos que ban de conocerla y
practicarla, porque solamcnte con lo ya publicado


con( relacid a esos nuevos eddigos, que no es mis que
los prilmeros capiltlos del libro primero del
C(digo, hay tanto tema pa.ra discussion y deba-
tes, debates que segiuramente so realizari en n nues-
tros circulos forenses, en nuestros colegios de abo-
gados, y (|iei mereeerin uiia consideration miuy cuida-
dosa dc todos los (qu haan de hacor la adopei6n .1 In, -
I;iva do ese coserpo legal, quo a mi, al menos, parecclm
impossible que pueda ser promllgada on una fecha que
no sea posterior a la (que so pens6. No es culpa, ii
pietide serlo, ni 1aunqej ]o fuera me atroveria a de-
cirlo, de los cmineotes y distinguidisimos scihores que
integran esa Comision, en ella0 liguran, perfectamento
seleeeionados, los abogados reconoeidos como ilustres,
(,,coo eminentes en la material, y los nombres de todos
y de cada un1lo de ellos es una garantia; la indole do
la material os de tal na.turaleza e importaneia, que la
modifiicaci6n de nuestra legislacido arc0lica es de tan
liferentes extremes (que una gral part de nuestros
cireulos forelnses y nuestros abogados, discreparin del
nIuevo sistema.
llasta alora, por ejomplo, so lian publicado los ca-
pitulos relatives a lais circunstnias ,,,...iii. rivas do
la responsabilidad criminal. TUna grau parte de la
opinion forense entendia que nii estos nomentos, al
relormarse nuestra legislaei6n penal, so iba a ..- I; I*
el sistema de la arcica legislaciodi penal espalfiola que
nos rige, (qel sigue un eartab6n ; ]a voltiitad del juz-
gador, seiialando unos girados y unas limitaciones per-
fectaimente .,, r i .l expresadas por unas circums-
tancias (quc hunmanamento cs impossible que compron-
'da todos los os s a que puedo star sometido el es-
piritu y la voluntad liumanas, y tquie son uHa re lmora
1astante grave para qu(e se hagla, verdadtra justicia
por la Administraci6n ique lecva (se nombro.
Ia Comisi6n ha tenido un criteria distinto; ha man-
tenido el criterio antigno de las eircunstanlias moli-
i. '1ivas y do los grades como consecuencia de ellas.
Acaso sea lo prudent, acaso sea lo just y lo debido,
poro es indudable que esto ha de dar lugar a discu-
siones qcue harAi que probablemente se 1,i ... I la pro-
mulgaci6n de ese C6digo.
Ann denltro do esas circunstaneias modificativas do
la responsabilidad penal, la opinion de una part res-
petable on nuestros eireulos forenses, esperaba una1
sustanl ial :. ...I. ll.. .. o en 1o q e se :- i t .. i a a exi-
entLe de responsabilidad en. casos (d legitilma defen-
sa, tal come loy la entiende .nueslro C6digo. Parccc
(que ese criterio ino ha sido comparltido por los respe-
tabilisimos mienmbros lque constitryen la Comisi6n. Yo
vuelvo a repet.ir que aca(so sea csto lo prludclte, pero
es indudable (ique esto (dari lugar a, grandes discusio-
ncs (cle demoraran, desdo luego, Ia promnilgaeion do
ese C(digo.
Y asi sueosivamente en los 0 il (asos (jqe pudierl
citar, pero (que no hago para no nmolestar la ilustrada
atcnicidn 1d esta Comiisi6n1. Por cjemplo, la mayor
part (de los cddigos modernos consideran comio una
eirclunstancia alenulanti de la responsabilidad, el arre-
pentiiniento del culpable, demolstrado por el Jieeho de
procurar rcparar en lo possible el ldafo causado. Sin
embargo, el nuevo Cddigo no la sefiala como circuns-
taneia atonuante. SerAin inuchos, no obstanto, los que
defiendan ]a existeciia de esa c ir lcustaneii v esto,
por lo meInos, d(llmorarl' la adop(ein (ed un criteria de-
finitivo.
Otros C6digos modernos seialan la buena conducta
anterior del a(uclsado comno 11ua circunstancii iatenllan-
te. Nlustro 'Cdigo no sefiala como atelnante, ni co-
mo ( ,iiri. ,Ivo de ninguna olase y on cambio seiala








DIARIO DE SESIONES DE LA COMISiON 'OJ;SULT[VA. 417


los malos antecedentes y ani la vagancia, es dedr la
ausencia de antccedentcs de ninguna clase como u11na
agravante; alguna part de Ia opinion forense espe-
raba i....i. I; ....1.- en ose sentido, parece que el pro-
yecto no las consigna, y asi succsivamente on otros
casos. Tambidn esta y otras materials darian lugar
a debates interesantisimos, pero que indudablemcente
demorafrian ia adopeiin I. I~I;inva del asunto; en es-as
condiciones, cuando hay tanto problema dentro de
nuestra legislacii6n penal, elando hay tantos nievos
products de la conquista del dereeho modern quoe
llevar a ella y cuando hay por realizar esa grand obrta,
la Comisiun de ('...I%.... habnri realizado una labor po-
sitivamente meritisima y ttrascendentalisima, pode-
mos y dcbcmos llevar a ella llun nluevo problema que
prologue su acci6n y qu(e .lv I, It' su labor? En cam--
bio, o meijor dicho, si llcvamos ese problema al ('cigo
Penal, y este, por alguna cireunstaneia indepetndiente
de la voluntad de los que lo redactan, ni llegara a ser
promulgado, o se demorase extraordinariamient su
promulgaciin, no correviamios el peligro de ver (life-
rida una media reparadora, eonvenite y beneficio-
sa, por una, consideraci6n de principio a incllirlo en
un enerpo legal dionde genetralmente no esti indcuida
una materia de esta naturallza ?
El I'royeeto de Ley del seior' ii. ,11. os, vs de una
brevedad y una concision absolute y creo llle no nos
ocuparia mis dve tres sesiones discutirlo y resolverlo,
respIondle a nil pcnsamienio altisimo, satisfacie una ne-
cesidad social cducativa, cxtIraordinariamente sentida,
por dtesgracia, entree niosoltros. Yo ereo qiue todas esas
considracionies abo como p)ar1e de un todo (qIe pre)isamente por su propia
magiiitud no llegue a realizarsc, o per lo mnnos tarde
considerablcmente en realiz/arla.
Pero hay otra considtlraci6 de otra naturaleza que
me voy a permitir enunciar. Yo ereo que la Ley de
correcei6n de menores estableeiendo los tribninles ade-
uados para ellos, no es inia obra de jurista, sino una
obra educativa de moral.
De igual mantra (quie inme parece e t el juez que
tenga que juzgar esos casos, mils que juez es una cs-
pcie de padre de fanilia.
De modo que yo no quisiera ver aplicada a esa tley,e
a sus disposiciones y a so espiritu, el criteria juridi-
eo y exclusivamente cieintifico que pueda inspirar un
C6digo del esa naturalzxa en sus liineas gene ales y (en
su descnvolvimiento total, sino un criteria edunedor'.
un criterio hil i's .,, 1n criteria altruista y .. ... I -
tor de las classes desvalidas, ipor si se estal)lece.
Ahbora bieni: nuestro distinguido companiero., en las
palabra.s que pronuncid ayeor, toe6 un aspectoii dte ia
cuesti6n que en mi colcepto es importantisimo y dei
una trascendencia extraordinaria, que es el relative
al lugar en qcue nuestros delincuentes menolres de edad
van a numplir actualmente sus condenas. Ei sernor
Schoenrieh, yo creo que con un sentimiento de exqui-
sita delicadeza, por ese sentimiento de delicadeza que
no penetra muy hondamente en la llaga por no lasti-
mar profundamente la filcera, se referia de una ma-
nera muy leve a lo que constitute positivamente una
grand desgracia para inustra juventud.
tues bien, enando el senior Schoeurich lea datos
estadlisticos para demtostrar la ausencia dle iecesidad,
por lo mienos absolute, del estableeimiento en la IIa-
bana dte 'un Juzgado de la naturalxeza del propuesto
por dl senior Regiieiferos, yo pensaba (iquc esos datos
estadisticos, desde luego, cuya procedetcia tan auto.-
rizada los hacen de aceptaci6n includibles, acaso 1no
debian ser tenidos en consideraci6n de una mancra


absolula para former opinion a cese respeecto, Iporque
con ellos de una manera Imuy love y delicada, el senior
Schoenrihi se referia a que puede acaso encontrarse
el escaso nlimero de casos sometidos a las cortes co-
rreccionales, y voy a explicar lo que he dicho. Entrc
nosotros existe con el nombre de Asilo correeeional,
y que en realidad debiera Ilamarse "Escuela de Cri-
menes", 111 luLgar a doll(d so cllvianll los mcnlor'cs que
cometen faltas o delitos de algl' una naturalexa y que
las Cortes ('orreccionales castigan. Si algin micmlbro
de la (Comision Consultiva quisiera interrogar a los
sefores ijueces correccionaes de la IIabana, respect
a lo que significa para cllos cn lo mis hondo de su
concienclia tcner que firinar una senteneia colndnato-
ria lune nilnda a aquel asilo a algfri menor, estoy se-
guro (ue los dos jueces correeeionales de la IIabana
(que soil dos personas niiy rcspetables y ni1y lionra-
das. Ies diiian cque las penas mins hondas lque llos
puedeon cxperimenlltar es Icler iue enviar u11 nifio al
Asilo de (huiaajay, no a que sc regenere, sino a con-
cliir do cvoiioionpcr'se. I)e tal maicra, quc ien oL no-
venta por e(iento de los easos, por una conisideraci n
de picldit y por nl biimn ententdido senitimiin-
to de varifio y conmiseraciin, esos infelices piue compa-
reeni ante los in .1 ..-. correceionales no obtienen iilna
sentecicia condenatoria, y por igual sentimienito ex-
tendido y g'eneralizado ante la evidencia del mal que
ello causa, los agents, ya de instrucci6n pliblica, ya
de policia imuniicipal, ya los miembros de cualquiera
socicdad protectora, etc., se absticlen de lhevar a los
.juzgados correceionales tminerosos de que la pena no
sea la que contribuya al fin alto para que fcera crea-
da, sinao (que por el contrario, d6 un resultado comple-
lamcnto 'ontraproduccnte. I'or eso no son condena-
dos los iifios dclinuennites y los niflos quce cometen
faltas, porque por unna cspecio dt convcnio theito do
los agcentes de policia y de los inspectors de cualquie-
ra aturalexa, y en grado mais alto de los propios jue-
ces, lhodos piensan y (c'eeii que es un inal mayor
el ((lie callsanl al nifio a (uiie se Ie va a somieter a iun
presidio completamnnte aIpartado de sus families y
hasta lejos de la provincial en ique delinquii o falti, on
pcores condiciones (me los propios deliieicnteis Que
son conideinados a sufrir penas en la creel de, mllestra
eiudad, ya que ellos pueden, siquiera, ser visitados
diariameicnte por sus familiares; y si ademias se com-
pleta el piroyecto con iin disposici6n q autoridad a esos junecs. a esos padres, para que per-
.onalhnanit inievstiguen iel cnmplimiento de la sen-
tceina en un asilo que tcungan cerea de su accidn y de
su vigilanlda, ciietoncs todos comnprendertin la bondad
del sistema y la necesidald dle levar ante la Corte Co-
rrcci a los nifios delincuenteiis o (lue faltan, polrque alli se
les educa o se lPs castiga si es necesario, pero no se
les lleva a la perdicidn fuiiltra, enviindolos a esos otros
asilos.
Por eso yo creo que los datos estadisticos se modifi-
carianii de na mantra considerable, si la iidole de la
in siliicinil hicicra inaer i'n 1 e conccepto general la se-
guridad de que la labor q(ue en ella so va a realizar
cs una labor corrective bienhechoran, on bien de la
vlase que compare y no iuna labor desgraciadamen-
tc p)1liivicaiosa. come la (iue hoy se realiza.
Nadic puede creer q(ue solamente al aio, eiincuenta
casos dl niiilos hayan imrci ido ir al juzgaado correccio-
nal; ihay que suponor por tanto, que una causa muy
lonida, muy profunda y muy generalmente conocida
hae ( que tlodos se abstengan, lo mismo en los casos de
delilos que en los de faltas de ir al Juizgado Corree-








418 DIARIO DE SESIONES DE LA COMISION CONSULTIVA.


cional. Ojala que nuestro estado do educacidn gene-
ral fuera tan notable, tan maravilloso, qu(e n1 nIimero
tan exigu dotd criaturas pudiera faltar a los deberes
que gienralmente la educacion misma les haJe olvidar;
pero dhsg raciadamento no es asi, y aqui, done, no
por eulpa del pueblo cubano, sino por eulpa de un
sistema politico que iba degenerando sisteml ticamen-
te nuestro pueblo, sabiendo (lequ la degencracini gene-
ral es el mtjor antidot(o eotra la libertad y l1 mejor
auxiliary de la esclavitud, done la educacit n social,
no Iha Ilegado, ni con mlucho, al grado de perif'eci6n
y desarrollo ncetsario, do(le so observe, n cosas ele-1
mentales, (n las personas mayors, ge(llo plensar, c6-
mo creer y (6mo aceptar sin atribuirle otra eanusa com-
pletalente distinta. que on los nifios pudiera habor
un estado de moralidad social tan perfect, cono su-
pone la sola existencia do eineuenta casos anuales en
un juzgado correccional ?
Poro adetmis, con el proyeeto del senior Roegiiciforos,
aumentla el lnumero de personas somletidas a la com-
netencia del Juzgado, desde el memento en |que se
los ascien(A liasta los diecinimve afios deo dad, y yo
creo que bion podia llegarse hasta los veinto coino en
algunas parties, el nalmero d( arios de las personas
one pntden ser sometidas a la jurisdiccion y autori-
dad del Jnzgad(o de mentors, porque boy nuestro C6-
digo Penal declara ]a mavoria de edad penal, a todos
sus effects, ineluso para la imposicein de la pena ca-
pital, a los dieciocho ai1os; es una de ]as muchas eu-
riosidades y de las muchas contradiceio(es do nues-
tras leaves. Para ser en todo contradictorias m1nestras
eyes, result lo siguieute, on lo que a la mayoria de
edad se refioer. La mayoria de edad civil, so fija ea
los veintitri's afios; hasta esa, cdad no puede uno ad-
ministrar y distribuir sus )bienes, salvo easos especia-
les; la mayoria de edad mereantil, la fija el ()ldigo
de Comotr(io a los veinHtin afios; de inanera (ue (uien
no puede administrar los bienes propios puede admi-
nistrar los aienlos, y la mayor elad penal a los dlie y
ocho aios. Ya desde los diez y oe(o afios en adllante,
eon arre'lo a nuestro C6digo, la edad no modifica li,.
responsabilidad. y mientras so supone que a osa (dad
y hasta cinmo aros despu6s ;ua persona tioen ca.pai-
dad para lque so le recohozea responsible de sus aclos
1no la tieno para que se In pneda obligar. El sefor
Reeiieiferos, con un criteria mils humano y mais exae-
to de 1as cosas, eree que una persona de diez y oclio
S.i-. no ha llegado a la plena capacidad penal; some0-
te hasta a los que tengan diez y nueve anfos, a la ju-
risdicci6n dt los Tribunales suplriores; por 1o tantlo,
la osfera do aeei6on de estos Tribuniales se amplia y
la estadistica tiene que anmentiar con los delincueunte
que cometen delitos en el period de los diez y oclio
:1ii.. a los diez y nueve. Aliora biio, si todas estas
ventajas abonan la proposicidn del senior f I: i. ... ..
Scual es laI unioa consideraci6on (lue pudiera detene'r-
nos?; la que ese ,Juzgado do menores, que s61o so es-
tablece uno en la ciudad de la Habana, por via de
ensayo, porque segfin tengo entendido en su proyeeto,
deja como inisiin de los d s j adostl s jl correetiona-
los y de insl rnc(i6n, la de que esos juzgados no tuvie-
ran n n nlmero de casos "lh. i. I. 1I i.. grande. En
primer lugar, yo creo quesi si s dietara alguna niedi-
da administrativa sobre los delincuentes doe enlor
edad que so trasladasen a la capital de la Repfiblica;
a un lugar qlue estuviera bajo la inmediata inspeooei6n
del propio Juiz (que dietara la resolnei6n, ya su labor
se duplicaba doe una manera considerable, porque (n-
tonces no tenia el Juez el debcr do todos los casos, sino


la misiLn de vigilar el cumiplimiento de sits resolu-
ciones.
En segundo lugar, la pr.I. indole del cargo re-
quiere para su desempefio ina persona de rcvelantes
(ondiciones; yo eroo que ese cargo nuneca podria ser
desempefiado sino por persons que tuvicsen una gran
experiencia, gran madurez de juicio, grand sen-
satex do ctriterio, gran rctitud de procedures,
por consiguiente, la i,. I., el juicio y la ma-
durez (que debe preceded a sus determinnaiiones; asi
no soria perjudicial, sino por el contrario, convlenitnte,
(qie flueral poeos. Cseasos el In'imero de casos a si con-
sideracion sometidos, porque lla misma especia]lidad de
sus resiolulcioes vy a necesidad de esa 11 .... seria
itmu dlificil do toner si los cases so presentaren en des-
file Casi ; ... ...I ii.- ;i conlo sueede en 'los juzgados
o-orrecc ioa.les, tratfind ose do otras class do I'altas.
Yo crco, scfiores, que la Comisi6n Consultiva si de-
dica dos o trcs es siones-- qu no roquerirai mils -a dis-
cutir y resolver el Proycc to del ,i,..,- I; _., ;. ,i.-,
realizarti una altisima y blena labor, y ldriiSnldome
a los s5ciores miemlbros americanos de la (Comisi6n, me
permit 'rogar su concurso spara ello. Yo creo (1lie nos-
otros. mtucho tonemos (llt' agraldce r1 a ustedcs, y en
ustodes a a la gran nacidn o(Il ropresentan, on c0 orden
politico, on (1 ordcn moral y (1n c 1 orden oducacional.
Acaso (sce il1imo asoccto sea cl mias interesanle y el
ms I' Iitiv'o d o todos sus auxilios. de toldos sus coi0-
"ursos, vIcilvo a' repetir (i11 o nor nuestra '1ulpa ni
nor 1nustra responsabilldad. sino por clauses a ljona
a nnustra1 volintcd y nUls po(dro(sas quoe 1la, lt osta-
do edueacaiolna l (l pueblo u(bano era absolutamen1te
deficiente. H1 oy lodavia, e(n mils doe una ocasin,l vos-
otros 1ia;rllis visto, y lnootros al ver que o1 veiais,
!lemos 11i lido rublor, escouc11a su Iliimno y vcer subir
wit bandor l prfeetatiipnt ('uANi(=rtos v perfertanmente
wenlaldo. EIso no es falia (' pairioti'mIo, c's 1';1ai d
edu5caciinl. pcrlo ya CllUe los one forinamos part11( do
esta geiternidw' sufrinos his dificultldes de aquel sis-
tema, por 10 monos, (an la 'e 0Oratcin fMtUra experi-
mente la.s voentaias doe 1 siitem.na diamltralm ntof0
opnesto. IEn este sentido, se IProyeeto cs uin paso y
un paso mnv important. Vosolcros hab6is dado mu-
'Eo Oln s;a dlireccin. en bien nuestro; por ",so yo os
nido n1n paso I1s. 'ore1)nse'llldo or n)lestro conllclllso.
par a la ap'rol)aci del Proveto del soiior 1 i. ItI 1.
SP. VioN'): Pido la tpalabra.
SM. PiI)m INTIlP: (Co()ONi I E'. 1T. CROwn I) :
Tie'in la palabra el senior Viondi.
SR. VIONDI : Para mi, la. (etlosti6n present dos as-
pectos: no. (que estk fuera de nnestra jurisdlicTid y
cque yo llamaria el aspect eooNolnico; i, euluto ha do
"ostar el e'atlableoimiento do (,''os ji'zgados edIuativos ?
eu* cnto, el eslablecimiento "ad lhoe" 1 que so ha do
'rear para ello, con el propisito dt que no so reopitanl
las eseenas del Correccional de (G i.. i.' Esto, lo
apreciar el (IGobcrnador Provisional; esto, no (corres-
ponde a la jurisdiccion do la (Comisi6n Consultiva.
El exammo n qu a nuestra conicinelia ioy nos obligan,
es el de emilir 1n voto acercna d( si es 1itil y 1.' !i. ...
;o para (11 pais en general, el proyeeto del sefior R'-
tiieiferos. Decjo de lado la culcstii6n ccon6mica, pero
antes de entrar a consignar mi voto, para o (lquo Ie
nedido la palabra, yo quiero reflrirmn a una de las
indicaciones hochlas ayer por cl sifior Schoenrich y
qulte me parl'e qu(1 110 comproendi ol Caso en today so
Pxtensi6n o totalidad. es el dato estadistico. Lo apor-
1a el senior hlhoenriich funldndose en lo que ]o mnani-
fiesta un Juez correctional en estadistica que se re-








DIARIO DE SESIONES DE LA COMISION CONSULTIVA. 419


fierce exelusivanllnte a los casos que han eaido bajo su
jurisdeiodon; esa es ia nenor proporci6n possible do
los casos dC i mn(ores, so)metidos a iluestros tribunalcs.
Ustcdes a(caballn de oil al sofior c' Gaia hoIohly, cuando
(lice (que para la ilm1ag'llitud de la pena, on su mayor
extension, so consider hombro encero y coompleto al
que1 solo cuncnta, diielocho ailos do edad clumptldos, y
si (l dtato estadistlto so trajera, no solo dct Juzgado
I. 'rr0 ecloal, sino d( los Juzgados do illstruccion y
do las audioucias, veriamos quo los cientos a quo so
releria el J .tcz corre0donal inllforlantc, so transfor-
manll en miles.
Perinitasollc una disg'resi6n1 con. ua ejeiplo praic-
tico ocurrido filtinimaI tone en un cas o do 1i proiestoln.
iDelicndyo yo a1 un menor d icecistete afios, el Tribu-
hial at0mite 1a atelnuanto l de la edad y contlena a seis
iel0ses de prison, sO le rellllte a la parcell, recae el fa-
llo, jiterplone un rocureLso de castaei6n contra la sell-
tcncia, solitita la ]bortad provisional y durante cse
niterregno, Ja Audiencia me declare qu( e in vista d1e
quc el 'lsc(al ihabia iillerpuesto recurso de casaci6n1
contra una sittlacilon ( de drecho, no debia ponerse
en libertad a ese procesado, a pesar de labor traniscu-
rri(tdo ya en la prisidti los seis ioescs a (uie le condena-
ron. 11 ''Tribinal Suiprcino declar6 que ese proccsado
debia ser solo co0nde0ado a cuatro meses y a ese menor,
a quien so lo adinito la atenuante de ]a odad, porque
s6lo tiene diecisiet aiios, mafiana se le pondra en li-
bertad, deslpes de once mneses y medio de prisi6n; por
lo tauto, si s.iliuanlos los datos estadisticos de los juz-
gados corrioncioalcs, los que aportaran los juzgados
det instruci6do y las audiencias-, yo no salgo de la
liabana-, so contariaii por miles, los cienlos a que so
re'eria el iil'orme; por lo anto, entiendo que esos
datos cstadisticos no son bastante parai inllnir en la
detrcmina ien, por(quie son inconipletos.
lRespecto a si debe esto forniar parte del C6digo
I'enal, yo no lie do decdr una sola palabra despuis de
la expresio6, field y exacta dcl senior Garcia Kohly. Eni
tOsis general Ja Ilamaba el soefor Garcia Kohly una
Ley especial y por eso a11adia: es la excepci6n del C6-
digo Penal, por lo tanto, despuis de esto yo no tengo
(iue referrintc e a ello, pero iay algo a que si quiero
referirme. J)eploro (liue el sei(or Garcia Kohly, (que
sa)be decir Jas cosas lan bien, no lo ihaya dicho, por-
qiue entiendo que hiaria mncho niAs efedoo que diicho
por mi, d1 la mala mianera coin (ue yo lo hago. AMe
coiitraigo a lo siguieonte: Cs 1un lhcho ciorto, fuera m1o-
destia, (que la labor do esta Colnisi6n Colnsultiva, qule
(,I los prileros tieimpos despert6 cierta desconfianiza
(en el espiritlil pIblico, se hIa ido gaanndo la ] il iianlzi
do tal nulera, que todos en la Isla estimnan personas
gratas a loosmimbros de -esta Comisi6ti. Yo s6 (que
c(ada uno (do nlosotros ha hechio lo que ha podido; y sill
ofensa de nadie, 1a realidad 'efctiva es, que la direc-
ei16 de estas sesiones, y de esta (omisi6n, su labor be-
,fotciosa quie le ha prestado al pais buon servicio conl
sus eyes, todo ello, se ha hecho merced a la poderosa
iniciativa ido nulestro P'residtiete-; y (lqu esto no es eor-
lesania, sirn verdad, lo prueba que cada uno de los
mioembros c:ibanos (d esta Coinisi6n lo grita enO todas
parties.
Pues bilei, el pais eiitero en lo alto y cn lo bajo, en
lodas sus latitudes, alienta ni pensamienito, un dte-
seo muy hondo, y es (que so tlralisforell ab)solutamelite,
(n el sentido del Proyeeto del senior legiiciferos, sui
organizaciou penal.
La inspiraci6n del senior Rlegiieiferos que ha busca-
do 61 en los libros, (lite corresponde a un sentilmiento
.* i. l ii .. conttemporaneo, se siente profundamente on


todos los hogares del pueblo cubano. Ustedes, los se-
nores extranjeros de esta Comisi6n, si tocan on la
puerta dte eacl hogar cubano, alto o bajo, rico o pobre,
enClontrarl'an (lque st les pregnuntan a sus lmoractores
acerca dtc este particular, reclbiran por contestacion
la siguiente: la coronaci6n 1mejor que a su labor puede
car uat (omish6n (onsultiva, con correccion o sin ella,
pero encarnando su pensamiento, no puede ser otra
que aplobando eo proyecto de ey ddel senior egiei-
leros.
Coiuo decia el sofior Garcia Kohly, con la frase quo
Dios le ha dado, hay terror en Jos hogares eubanos
cuandlo tiole (qule ir unll lllnor ante un Tribulnal Co-
rreecliial, cte instruccitl6 o Audiencia. La mIadre dt
aquel ilenor sa11b qlue es su hljo desgraciado va a
manir dc cuimplir su pena completamnente corrompido;
y las personas l(je no soil doctas, pero que tlenen la
j,, 1, .. .. i del sentimllo to, adlivinanl que Ihay un re-
meulo para esa situac6it angustiosa, que of nino cul-
pable (ci una falta esta on condicioues do transfor-
mnarse 1 en nll honlbre hor1a11do, evltalndo asi que con-
innue rodando, escalon a escalon por el canmno del de-
nto hasta 1legar ill ern1mle. Por eso, ol dia que surja
nc esta Lon0sion ol pllsamliento de rear ese verdadce-
ro juz-gado ettducador y correccional, el dia (lqe eso se
someta al reierenltumn al (que se reteria el senior Garcia
noIoly, ya to verit la Comisiln, no sera simple aproba-
clio l (1 que mlorecora la eondueta de esta Conmision, so-
ran a.ronacloresosaplausos prodigados por todos los que
Componel n nuestro orgilanlio social, sin distmicion de
class ii de personas.
Es imucho organizer la legalidad electoral, es bas-
lautc lienar cl vaelo en el orden judicial, tooo lo quo
se ha Iheclo aqiui se 1reiere a aspectos parciales do
nutestro organism o social, la edtucacionl de nuestra ju-
ventud diitro dlel -royecto del senor tegiietteros, el
eerrai para el porvenir, con muralla infranqueable
d0 camnl o ascenlente d(et delito a la juventud que va
a constituir los hombres del porvenir. Eso no abraza
un aspect particular de nuestro organism social,
s no se contract a la se a isa )ci de nuestra vida
social. Y a mi no me importa el argument que pu-
diera flaclrsecni dde(que tua naci6ii tan perfeccionada
y tan adelantada como los Estados Unidos, no plan-
teo esos tribunales hasta despues toe ien afios de su
existencia, porque nadie ticne el derecho do pedirme,
a mi, cubano, (lqui no aprovche las hlermosas ensefan-
zas prlaticas (lue a si mismo so ha dado uno de los
pueblohsmas adelantados de la tierra. La obra es excc-
en1te, la obra da resultados practices on la uni6n ame-
ricana, ]a obra es buena, porque es buena eni los Es-
tados Gnidos, y porquce alli da resultados 1., i.. 11-,
yo la pido para mi pais, porque 01 menor derocho (que
se me plueil conceder cs qu( solicited de los paises
exirlajeros, todas las institueiones buenas qule puedanl
mejorar la condici6n del m1io. Yo abundo en las ideas
del senior Garcia Kohly, cuando invitaba a los mielm-
bros extranjeros, tan bondadosos como inosotros, a
que coadyuven a esta obra. Estoy prof'undamentc
agradecido a la labor de esta Intcrveunoi6 en todos
sus drdenes, I)orque no digo nada incierto cuanldo
afirmo que si hay faltas, sou poquofias e imperlceptibles
y (ique esta ilitcrvenci6on civil amerieana, se hal caracte-
rizado por la grandeza moral con que se Iha relaeiola-
do con el pais cubano y co0mo .estoy firmeniente
conveneido en este punlto de lo (lque sientoii nuestros
hogares, y miAs los hogares pobres (que los ricos, y co-
mo el pensamiento relgcoerador Illis important para
mli pals, en estos momncitos, es ol (dct emplear todos los
rnedios que lcvanten ol nivel moral nuestro y no hay








420 DIARIO DE SESIONES DE LA COMISIG( CONSULTIVA

inglll prilocedimento que Il alcanc, de una maiera Subcomisio6 de la liey electoral; los sofiores cubanos
tan eficaz, como el sistema educativo e po t del proyto de la Subconisi6n tenian la bondad de preparar las
sefcor Rcgileiferos. i(rlmca. comno en cslu ocasi6n, lesea- observacnions on formula condensa(da, ellto(ces nos renu
ria yo tnelr una palanca milagrosa para infiltrar en niiamos como Subeomisi6n, y tratabamos y acordaba-
(e cerebro do cada uno de los mnicllbros extranjeros mos las .... li I.. ;...... (ju como Subcomisi6n podia-
do esta (CIoisi6n, y del (Gobernador IProvisional, que mos haeor; todas las I...l... ........ importantes de ]a
dlcspius do tanta obra biunia noino sc lia ccliho aqui c,'y fueroi I llvadas a la (ConisiOn en pleno.
c(n estos Ciltimos ticnupos. 1o l nio i ue(in nos faita, para A e par 'cce ( i( q el iprocdinlienito seria bueno que
coronlar -... Ii 1, 1... 1. nul'Stra elloprl' a, es estable- lo sigtucra tlanlbidn la otra Suboornisi6n.
(er un sistemna edlncativo c((,n respctlo a .nustlra lj- (Como tuve oportlunidad de dcuir', ha tcrminado ya
ventud, do tal modo, quo a la vuelta do veinticineo (I ltienpo para discur'sos largos, y ha Ilegado el tiem-
nios, en lIug'ar deo onltinull saliendo dl a ilos y (c:r- ipo lpara la accidn. Teneios delantt un progranra mity
celes j0ventcs cor'roimpidos, liayamos rcalizado la oibra cxthnso. Yo cmeo qu(c ('s de gran iiportancia que per-
nceritoria do sacar dc las ca.rcclcs y do esos asilos rcJcionrimos la, redacciid definitive, de la Ijcy munici-
a1, homlibros qlue o prestl('I servicios a sn pais. pal y de Ia provincial. Por lo tanto, yo indicaria a
'ln.I.. I is puidicera deei nre d esto. plro in Huelcoinision q(ue lii(ciora on la Ley municipal to-
no quielo que sc olviden eon la momoria las (dal s las modificacIlons (que ercycra conveniintes, sin
]a.labras del scfior (jarcia Kohly y qu(e on mi concept t(en(ci que idar ciuenta a la Comisi6n en pleno y (qie
son absolut.amernte (ociivias; acal)aIl ca toda 1 du1 (a y unicai ent lal s ..... I. I ... ....... de gran importan'ia
le den iimportaneia y vigor ill proyeeto dol senior 1,:e- (ll(' ('incicr'ai una aHl(racin susltaiial s(lla las (quo
giieiferos. I raig'a a esta ('Coisioli; y que la. Comisid no se rou-
SI. PIllE :SI'D)E NTE: (CORO(NINI, E. II. CROWInI)I1) : nla iuevalmentC para considerar la Ley municipal has-
SIJay algina otra oblervaci6n quel hac(r? la que la S ubocomisiOn no preslntc su inf'orme deti-
SSu. RKJ:(;ci'IFERONs: (SECRil:'11ET O IT?;r IN()I ) : ('01o 'itiivo.
faltan ciico mnillnuts para ienmiuarso la hora y los I Ilay algluna objecinl que hacr ?
ssciores J. G. Gdiocz, Zayas y (Gonzliloz Sarrain, me S:.- (Ali'ax I sTIz: P'ido la palabra.
Ihan promotido ocuparse del I'royecto, y al mismo ticin- u PRIIIsI:NTE: (CO(ONELJ E. 1. ( ROWDI ) :
p)o deseo a(larar alg'ios pinlols do vista, pido que se Ticmnc la palalbra l scoior ( ar'eIra ,Jistiz.
su;spenda el debate hisia inauian/. Qi. CARRLA JNTIZ: Yo creo qt as :,l, ... ..
MR. Fin:sieD-NT'l: ((CORONtnl, V. II. CI(owum;o) : que (t1 I hya'1 quo hacur a Ia lNey municipal, son de
Ri no lhay objoci6in, so hara as. muy pcquienia imnportanlia. -La Subcomision so reuni-
Sobre nuestros trahajos pcndicntes d(sco liaccr ina ir nminiana isnimo y seguira el plan que ha tenido Ja
ob)('sorvaein Do).' loyes redactadas por no1otros. JIan 1 bonded de indlic ar el s(ior' Presidetie.
sido publiuadas para, observaeioes del piblico, supo- St. S hl PSIDNTE : (('CORONEL E. IT. C(ownI-) :
nicndo ya la. Ley licor al (om powder del impresor. Es S levanta la sesi6n, debicndo renlirnos nmafiania a ;
implortanlt qu(e trminillmos breve feeoi possible, y sin altrever( e a lihcor ilndica-
cion a Ia SHubomisihn de la ILy mUnicipal, me pe r- (Eran las 6 p. m.)
mito dccirle el procedimicnto que observamos en a


Uv. HO Mll Ii UL11Y C IP f Y I M l 33 y 25 "ilalb a




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs