Group Title: Diario de sesiones de la Comision consultiva de la republica de Cuba bajo la administracion provisional de los Estados Unidos.
Title: Diario de sesiones de la Comisión consultiva de la república de Cuba bajo la administración provisional de los Estados Unidos
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072609/00028
 Material Information
Title: Diario de sesiones de la Comisión consultiva de la república de Cuba bajo la administración provisional de los Estados Unidos T. I-IV Año de 1907-1909 Núm. 1-336 ..
Physical Description: 4 v. : ; 32 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Comisión Consultiva (1906-1909)
Publisher: Impr. Rambla, Bouza y c.a
Place of Publication: Habana
Publication Date: 1907-09
 Subjects
Subject: Politics and government -- Cuba -- 1906-1909   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072609
Volume ID: VID00028
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 29601887
lccn - 41035171

Full Text











DIARIO DE SESIONES

DE LA

COMISION CONSULTIVA DE LA REPUBLICAN DE CUBA

BAJO LA ADMINISTRATION PROVISIONAL DE LOS ESTADOS UNIDOS

TO0MO III ANO DE 1908 NUM. 219


COMISION CONSULTIVA

Sesi6n ordinaria del dia 13 de Febrero de 1908

SUMARIO
Apertura de la sesi6n.-Lectura y aprobaci6n del acta de la sesi6n anterior.-Manifestaciones del
senior Presidente acerca de la petici6n formulada por el Inspector General del Censo, referente
a la expedici6n de copia del registro general de electores, con destine a las juntas provincia-
les.--Informe del Vocal senior Montoro sobre la materia.-Se acuerda que el referido Vocal senior
Montoro, redacte una comunicaci6n diciendo que la solicitud es incompatible con el criterio de
la Ley, y que, por consiguiente, al Gobierno Provisional incumbe la resoluci6n del particular.-
Instancia de la Banda "Libertad", de Camagiiey pidiendo que se acuerde crear dicha Ban-
da con caricter oficial.--4e acuerda pasarla ia la Subcomisi6n militar.-Comunicaci6n de los em-
pleados del Juzgado de GuantAnamo, solicitando aumento de sueldo.-Se acuerda trasladarla
a la Secretaria de Justicia.-Continuaci6n del examen del Proyecto de Ley de empleados.-Se
discuten y aprueban los articulos 27, 28, 29, 30 y 30 "A".-Lectura de un Proyecto de Ley
presentado por el Vocal senior Regiieiferos, sobre implantaci6n en Cuba de un tribunal de meno-
res.--,9e acuerda repartir copias.-Suspensi6n de la sesi6n.

A las euatro p. in., ocupa la presidencia cl vocal se- el encargo con que so me iehonrO y propongo qlue sea
fior Miguel F. Viondi, y deelara abierta la sesi6n, con la Coinisi6n en pleno la que trate y resuelva este par-
asistencia de( los I...i. Winship, Sehoenrielh, Monto- ticular.
ro, (arrera Jistiz, Coronado, Garcia Kohly y Re- SR. VIONDI: (PRIESIDENTE INTERINO) : Me parece
g.i. t' ros. que, en efeeto, la Conisi6n en pleno puede resolve
Ruega al sfior Secretario d(1 lecture al acta de la hoy esta euesti6n pendiente, aunque lamentando no
sesi6n anterior. tender el voto ilustrado de la Subcomisi6n.
SR. REG OiEFEIROf: (SECRETARIO INTERINO): Da Iec- SR. WINS ITPp: Yo propongo que esperemos, para
tura a al acta. este asunto, (que estin presents algunos otros miem-
Sn. VIoNDI: (PRESIDENTE INTERINO): Se aprueba bros de esta C'omisi6n.
el acta ? SR. ViONDm: (PRESIDENTEi INTERINO) : Perfect
(Scfales afirmalivais). mente.
Queda aprobada. SR. RcEGiiFA'EROS: Se ha recibido na comuniiicaci6ti
Ruego al senior l\l..II...... que tenga la bondad de de ]a Banda "Libertad" de Camagiiey, pidiendo que
informar a la ComisiOn acerca de si ]a Subcomisi6n se acuerde crear dicha banda con caricter official.
de la Lcy electoral ha tornado ya en consideraci6n la Si. VIONDI): (PRESIDENTEn INTERINO) : Debe pasar a
instancia del senor i\I,.,,, ..,,.l,,.. la Subcomision de las fuerzas armadas.
SR. MONTORO: Yo debo manifest;r a a Comisi6n (Se acuerda asi).
aue, no obstante las gestiones que en ese sentido se SR. REG0:IFEROS: Se ha recibido una comunicaci6n
han hecho, no he logrado afin entrevistarme eon el sc- de los empleados del Juzgado de GuantAnamo, pidien-
fior GonzAlez Sarrain, miembro de dicha Subcomisi6n. do aumento de sueldos.
En tal sentido y como el tiempo apremia, y no es po- SR. VIONDI: (PRESIDENTE INTERINO) : Pido que so
sible que emita dictamen por mi sola cuenta, decline made la instancia a la Secretaria de Justicia.








DIARIO DE SESIONES DE LA COMISION CONSULTIVA.


Se acuerda asi ?
(Se~iales afirmativas).
Queda acordado.
El senior Winship deseaba que no se discutiera el
punto ese de la proposici6n del senior Monteagudo,
hasta que no estuviera mis nutrida la Comisi6n.
j Cree el senior Winship que podemos, ahora, discutir
el punto?
SR. WIN~HIP: Era solo una indicaci6n. No es pro-
bable que concurran mls comisionados a la sesi6n
de hoy?
SR. VIONDI: PRESIDENTE INTERINO) : No, senior.
SR. WINSHIP: Entonces, podemos despacharlo.
SR. MONTORO: Pido la palabra.
SR. VIONDI: PRESIDENTE INTERINO) : Tiene la pa-
labra el sefior Montoro.
SR. MONTORO: Repetir6 lo que he dicho y deseo que
se tenga en cuenta.
Y es, que hallAndose ansente nuestro digno Presi-
dente el coronel Crowder que es al mismo tiempo,
miembro y Presidente de la Subcomisi6n electoral,
6sta ha quedado reducida al senior Gonzalez Sarrain
y a mi. El senior Gonzilez Sarrain no ha podido ve-
nir, y segiln me acaban de comunicar por tel6fono, se
hall indispuesto. Ahora bien, como quiera que el
asunto reviste alguna urgencia, no pudiendo yo, por
mi solo, asumir la representaci6n de la Subcomisi6n, lo
que procede es que la Comisi6n en pleno, discuta y re-
suelva, por si misma, el particular.
Por lo demis, no tengo inconvenient en decir lo
que pienso sobre el asunto, una vez entablada dis-
cusi6n.
SR. VIONDI: PRESIDENTE INTERINO) : So va a dar
lectura a la comunicaci6n del senior Monteagudo.
Sa. REGUEIFEROS: Dice lo siguiente: (Leyendo):

Habana, Febrero 8, de 1908.

Sr. Secretario de la Comisi6n Consultiva.

Senior:

IHaciendo uso del derecho que me concede el inciso
tercero del Decreto que sirve de introducci6n al Pro-
yecto de Ley Electoral publicado por la Comisi6n
Consultiva, elevado a la consideraci6n del Gobernador
Provisional en Diciembre filtimo y tambi6n en mi ca-
ricter de funcionario del Censo, tengo el honor de
hacer a los -. i..i miembros de ese Cuerpo las indi-
caciones que me han sugerido su lectura y el conoci-
miento que tengo de los trabajos hochos para el censo
de Cuba, scgfin se dispuso en el decreto quinientos
veinte del Gobierno Provisional. En el Proyecto, ca-
da Junta municipal electoral formark y llevare un
libro quo se denominarA "Registro Electoral Perna-
nente" (articulo setentid6s) en el cual se inscribirimi
los nombres de los electores del Municipio y cada Jun-
ta provincial electoral (articulo noventa) llevard, por
medio de tarjetas, un indice de los electores de la
Provincia; y como en sus disposiciones transitorias
(articulo doscientos cuarenta y site) esta misi6n ha
sido encomondada al Director del Censo para los pri-
meros registros e indices, resultari, en su cumpli-
miento que el organism principal, os decir, la Junta
Central electoral, quedarA sin antecedente alguno del
Censo Electoral de Cuba, porque los registros prepar'a-
dos ya en libros; por barrios y municipios, y certifi-
cados por el Director del Censo, igual que las tarjetas
extraidas de las planillas de enumeraci6n, tendran
que ser remitidos. por la Junta Central electoral, a
las juntas provinciales y municipals; y es, por tan-


to, mi opinion, y con el fin de que siempre queden
bien garantizados los derechos de los eleetores, asi
comno para evitar entorpecimiento en caso de que ocu-
rran extravios u otros percances, que se extienda una
copia del Registro electoral certificado ya por el Di-
rector del Censo, y 6sta sea, de acuerdo con lo dis-
puesto en el articulo setentiuno sobre la distribuci6n
do los electores en colegios, remitida a las juntas pro-
vinciales, como dispone el iprrafo segundo del articu-
lo doscientos cnarenta y site; quedando entonces el
registro general electoral crrtifi,-cad por cl Director
del Censo, en poder de la Junta Central electoral, y
constituyendo para 6sta la fuente verdadera que le
facilitaria los datos aut6nticos para resolver en jus-
ticia cualquiera reclamaci6n.
Atentamente de usted,

(f)-Jose de J. Monteagudo".

SR. V[ONDI: PRESIDENTE INTERINO) : Algfin senior
Comisionado desea usar de la palabra ?
SR. MONTORO : Pido la palabra.
SR. VIONDI: PRESIDENTE INTERINO) : Tiene la pa-
labra el senior Montoro.
SR. 'l..'. i. i.,,: Como tuve el honor de manifestar
al darse lectura por vez primera de esta carta, creo
que la indicaci6n del senior Monteagudo no es com-
patible con el plan a que ha obedecido el proyeeto de
Ley electoral. Min. I... y muy extensamente se discu-
ti6 por la Subcomisi6n este particular, y por cierto
quo nuestro digno Presidente intervino con grann in-
ter6s en la discusi6n, establcci6ndose que on todo lo
relative a los registros no so darian siquiera apela-
ciones para ante las juntas provinciales, y que una
vez resueltas las solicitudes por las juntas nmunicipales
no quedara otro recurso que el de la apelaci6n ante los
tribunales. La Junta Central tiene otras funciones
que la Ley establece, y precisamente por el carActer
de esas funciones no le correspond intervenir en la
formaci6n do los registros.
De manera, que seria necesario introducir un cam-
bio radical en la Ley para el cual no me siento auto-
rizado sin un implio debate sobre cl particular, al
que concurriera toda la SubcomisiOn y especialmente
el senior Presidente de esta Comisi6n.
En cuanto a la convenieicia do mantener en po-
der de la Junta Central un registro electoral, que
pueda servir para aclarar dudas, etc., no me parece
que esto pueda hacorse sin variar por comlpleto el me-
eanismo de la Ley. labria (lue trasmitirle, on efecto,
copia integra de todas las inclusiones y exclusions,
cada vez que se hicieran y someterlas a su revision.
Si por el contrario, se trata de meras seguridades,
garantias o precauciones contra posibles extravios,
el Gobierno Provisional de la Isla es el llamado a rc:-
solver el punto, con el informed del senior Director del
Censo. Lo mas que creo podria hacer esta Comisi6n
seria indicar que si el gasto que ello significa no es
oxcesivo, pudiera resultar convenient desde ese pun-
to de vista, que se conservara esa copia, pero sin que
ello nos oblige a modificar la Ley electoral.
Su. WINSIIIP: Pido la palabra.
SK. VIONDI: PRESIDENTE INTERINO) : Tiene la pa-
labra el senior Winship.
Su. W~iNsiri: lie tenido una conversaci6n con el
Director del Censo, senior Olmstead, en cuanto a es-
tos registros; 61 creia que iuna de las cosas que de-
biamos conoccr era cuanto tiempo se necesitaria para
el trabajo y cuanto costaria.
Tengo entendido que la oficina terminara su traba-


._-__


---








DIARIO DE SESIONES DE LA COMISION CONSULTIVA. 303


jo dentro de tres o cuatro dias, y para terminal cl
trabajo que se propone, tendria (que retener ciento
veinte y cinco escribientes durante treinta dias mis.
El senior Olmstead calcula que costarian estos escri-
bientes y el material necesario unos diez mil pesos,
no tomando en consideraci6n los sueldos de los jefes
de ]as oficinas. Segfin la Ley, deben enviarse las lis-
tas a la Junta Central y por ella remitirlas a las pro-
vineiales y municipales.
Hasta que se organicen esas juntas, las a.. ;i,..i. del
Censo tienen que quedarse intactas, por lo menos han
de quedarse los jcfes que van a entregar las listas,
asi es que esa parte del costo se incluiria siempre,
aunque no se hiciera el trabajo, y de realizarse, cos-
taria, por lo menos, diez mil pesos y el tiempo nece-
sario seria hasta fines del mes pr6ximo. El uinico pe-
ligro que veo es el siguiente: que no solo las tarjetas,
sino tambi6n las listas van a las juntas provinciales:
si las tarjetas se cnviaran a las juntas provinciales
y los registros a las juntas municipales, pero no por
medio de las provinciales, entones no habria oportu-
nidad para la inclusion de una parte de las listas.
Yo no veo raz6n especial, para que la Junta,
la Oficina del Censo, detenga una copia de lo que se
habia enviado. El fnico peligro que veo, para la
perdida de documents, de listas, es que pudieran
perderse al pasar por las juntas provinciales. Si hay
una operaci6n, un recurso ante la Junta Central y
la Junta Central tiene que coincidir con las copies
certificadas de los registros de las juntas inferiores,
y esta Junta Central no tiene ella misma registro.
Ninguna buena raz6n hay, para que la Junta Cen-
tral tenga una copia.
SR. MONTORO: Pido la palabra.
SR. VIONDI: PRESIDENTE INTERINO) : Tiene la pa-
labra el senior Montoro.
SR. MONTORO: Toda esa material de formaci6n y re-
parto, se sale de la competencia de la Comisi6n; se
refiere al funcionwmniento de la Oficina del Censo, que
depend directammnte del Gobierno provisional. Hay
una disposici6n transitoria on la Ley, que si no recuer-
do nial, se i, h. r. a esa distribuci6n, y resuelve, desde
luego, todas las dudas.
Es en el art'uilo 247, en el (ue se ve como la Junta
Central actda de mero 6rgano de transmisi6n:
remite todos estos registros a la Central, para que los
pasc a las provinciales, las cua.les, a su vez, los itw;-
mite a todas las municipals de su demarcaci6n.
Desde .ese moment, la Junta Central no vuelve a
tencr en su powder los registros electorales ni existe,
coiiforme al Proyeeto de Ley, raz6n ninguna para. que
los tenga; ella no interviene, en ningfin caso, en la
formaci6n de las listas.
Por eso digo que implicaria cambiar toda la Ley
electoral.
SR. WINSHIP: Pido la palabra.
SR. VIONDI: PRESIDENTE INTERINO) : Tiene la pa-
labra el senior Winship.
SR. WINSHIP: Yo creo que euando este registro se
entregue a las juntas municipales, si hubiera alli un
agent de la Junta Central para que presenciara la
entrega, tal vez eso evitaria ]a necesidad del otro
,.i. ,ipl..r del registry. No creo que la Junta provin-
cial suprima part del registro, pero es ese el finico
peligro que yo podria ver. Y cs mis, en ese orden de
suposiciones, tambi6n el Gobierno provincial deberia
tenor otro ejemplar del registro.
Yo creo que dos registros son suficientes.
S1. CARRERA JJSTIZ: Pido la palabra.
SR. VIONDI: PRESIDENTE INTERINO) : Tiene in pa-
labra el senior Carrera Jfstiz,


SR. CARRERA Ji'STIZ: A mi entender result aqui
perfeetamnite claro un punto, y es, que ni la Ley
electoral iii la Comisi6n Consultiva tienen que ver
nada con cl particular de que se trata.
Las funciones de las Juntas Central, provinciales
y municipals son aquellas que la Ley establece y de
ahi no result que la Junta Central deba tener ese
registry ni en copia ni en original, sino simplemente
recibirlos y tramitarlos.
Ahora, apart de todo esto, se planted un punto que
tiene cierta importancia, y es que un alto funcionario
del Censo llama la atenci6n acerca de la posibilidad
muy remota, pero posibilidad al fin, de que alguno de
esos registros se pierda, con buena o mala fe, y
en ese caso las consecuencias serian desastrosas, por-
que inclusive impediria la elecci6n. Es de tener en
cuenta que dentro de un punto de vista administrati-
vo estricto, estA requerido que en la Oficina Central
del Censo se quede un ejemplar de ese trabajo.
Yo no lablo de la Junta Central, sino de la Oficina
Central del Censo. La Oficina Central del Censo es
permanent como oficina y en ella debe haber una
copia del registro, que es bAsico a los efectos de las
elecciones.' Parece sor que el modo de desenvolverse
este asunto es bajo la acci6n direct del Director del
Censo al Gobernador Provisional; con eso no tiene
que ver la Comisi6n Consultiva, pero puesto que pasa
por nosotros, parece practice que se informed en ese
sentido, afiadiendo que si por razones del costo no so
prescinde de obtener esas copias, eso quede en la Ofi-
cina del Censo.
SR. CORONADO: Pido la palabra.
SR. VIONDI: PRESIDENTE INTERINO) : Tiene la pa-
labra el senior Coronado.
SR. COnoNADO: Dada la organizaci6n de la Junta
provincial, que la compone, el Presidente de la Au-
diencia, un professor del Instituto, el Juez de Primera
Instancia y dos miembros politicos, por lo que no
ereo que exista ese peligro que sefialaba el
senior Winship, de que desaparezean esos da-
tos iinportantisimos, porque la respetabilidad de
esas personas no hace pensar que se puedan prestar
a componendas, a priori, sobre todo.
SR. IEGLCEIFEROS: Pero como el Censo se ha de pu-
blicar, esa publicaci6n podria servir de comprobante
en eualquier caso.
Sn. MONTORO: Pido la palabra.
SR. VIONDI: PRESIDENTE INTERINO) : Tiene la pa-
labra el senior Montoro.
SR. MONTORO: Yo creo que lo mejor seria decirle
al Gobernador Provisional, que para los efectos de la
Ley electoral no se necesitan esas copies en la Junta
Central que no conoc de esa material, pero que si el
Gobierno por otras razones lo cree necesario, no hay
inconvenient.
SR. VIONDI: PRESIDENTE INTERINO) : La proposi-
ci6n del senior Montoro, parece que abraza todos los
t6rminos de discusi6n y los resuclve en el sentido do
que la Comisi6n carece de competencia para decidir
esta material, pero si el Gobierno provisional entien-
de, por razones que son ajenas a la competencia de la
Comisi6n Consultiva, que es util, que 61 resuelva ha-
cerlo.
La comunicacion al Gobernador provisional, qui6n
la redacta ?
SR. MONTORO: Yo citarK los articulos pertinentes.
SR. VIONDI: PRESIDENTE INTERINO:) Tiib1li.-i pue-
de su sefioria encargarse de hacer la carta.
SR, MONTORO: Estoy conform.








304 DIARTO DE SESIONES DE LA COMISION CONSULTIVA.
r -


Sn. VioND1: (PRESTDENTE INTERINO): Se aprueba
la proposici6n del sofior 1i.,I.....?
(Seiiales ,i, i....,ii .-).
Queda aprobada.
Debemos seguir con la Ley de empleados y tenomos
pondiente una emnienda al articulo 24.
SR. SCHOENRTCH1: Propongo quo se deje para ma-
fiana, para que pueda ser traducida al ingl6s.
(Queda acordado asi).
Propongo que so lean todos los articulos de la Ley
de empleados, del Capitulo III en adelante, y que si
ocurren enmiendas, que se discutan 6stas, y los demhs
articulos, se den por aprobados. Por ejemplo, que
aprobemos hoy veintiseis articulos, aunque mejor es
ir leyendo y aprobando hasta done se pueda.
SR. REGiEIFEROS: Yo suplico que leamos hasta las
cinco y media, para powder dar cuenta a la Comision
de otro asunto.
SR. VIONDI: PRESIDENTE INTERINO) : Se harA asi.
Si. REGdEIFEROS: (LIeyJdo) :


Exdmenes y oposiciones

"Articulo 27.-La Comisi6n celebrarA exAmenes y
oposiciones, para juzgar a los solicitantes de ingroso
en el servicio I ,i-i. I., en los tiempos y lugares qne
sean mis adecuados para la conveniencia de los soli-
citantes y las necesidades del servicio. Dichos exa-
menes u oposieiones sorAn de caractor prActico y apro-
piados a los cargos que han de ser desempefiados".

SR. VIONDI: PRESIDENTE INTERINO) : So aprueba ?
(Seiales afirnativas).
Queda aprobado.
SR. REGiEIFEROS: El articulo 28, dice: (Leyendo):

"Los examenes y oposiciones pneden ser cclebrados
bajo la direction do eualquier miembro de la (omi-
si6n, del Jefe examinador o de otra persona debida-
mente designada a ese efecto por la Comisi6n. Eu lo
possible los ejercicios se haran por oscrito y en pliego
corrado, los interrogatorios que so propongan seran
reservados, y no se abriran hasta el dia del examen
y en presencia de las personas que lhan de ser exami-
nadas"

SR. VIONDI: PRESIDENTE INTERINO) : Se aprueba
(fSeales afirmativas).
Queda aprobado.
Sn. REGiEIFEROS: El articulo 29, (lice: (IJ ...i ,r ) :

"Cualquier departamento del Gobierno puede dc-
signar r po periods que no excedan de treinta dias,
los empleados que se estimen necesarios para ayudar
a la Comisi6n en la preparaci6n y celebraci6n do los
exhmenes y a la calificaci6n de los documents para
los mismos. Los sueldos que las personas asi designa-
das devenguen, seran pagados con cargo al departa-
mento respective a que pertenezcan. Tambibn se po-
drAn hacer designaciones de personal por periods de
mas de treinta dias, pero los sueldos do estos en tales
casos, seran pagados por el tiempo que exceda do
treinta dias, con cargo a la consignaci61 para la Co-
misi6n del Servicio ('ivil".

SR. VIONDI: PRESIDENTE INTERINO): Se aprueba?
(Senales afirmativas).
Queda aprobado.
SR. REGfEIFEROS: El articulo 30, dice: (Leyendo):


"La Comisi6n, cuando sea necesario, y a solicited
del Jefe de cualquier departamento, celebrara exa-
men de los empleados de las oficinas a fin de former
listas o registros para asconso a la categoria inmedia-
ta superior. Dichos registros regirln, por el period
de un afio. Si cualquier empleado no tuviere favo-
rable calificaci6n en estos exxmenes, no sera inscripto
su nombre en dicho registro".

SR. VIONDI: PRESIDENTE INTERINO) : Se aprueba ?
(., n,.,. : afirmativas) :
Queda aprobado.
SR. REGtUEIFEROS: El articulo 30 "A," dice: (Le-
yendo) :

"La Comisi6n, previa consulta con los respectivos
jefes de departamentos, podrA designer las personas
que estime convenientos, perteneeientes a los servieios
provincial y municipal, para hacerse cargo de las
lists y certificaciones de elegibles inscriptos, a fin de
facilitar 6stas a las autoridades respectivas que de-
ban hacker los nombramientos. Se dara aviso inmedia-
tamento a la Comisi6n do los nombramientos asi he-
chos, y las euestiones que surgieren sobre la interpre-
taci6n o aplicaci6n de esta Ley y los reglamentos dic-
tados para su cumplimiento, serin resueltas por los
funcionarios locales a ouyo cargo est6n las lists. Con-
tra las resoluciones de 6stos cabri, recurso ante ]a
Comisi6n.

SR. VIONDI: PRESIDENTE INTERINO) : 1,Hay objo-
cin6 al articulo ?
SR. WINsIIP: FPor qu6 no decir gobernadores y
alcaldes, a mis de jefes de departamentos?
SR. CARRERA JlSTIZ: Me parece muy bien.
SR. VIONDI: PRESIDENTE INTERINO) : Si no hay ob-
jeci6n, queda aceptado cl articulo con la enmienda
del sofior Winship.
Podrniamos continuar con la Ley, pero el senior Re-
giieiferos nos ha pedido que suspendiaios para leer-
nos un trabajo. ; So aucorda dedicarnos al trabajo ex-
presado?
(Senales afirmativas).
Queda acordado.
Sn. I:i- .. I i ..I -.: Pido la palabra.
SR. VIONDI: PRESIDENTE INTERINO) : Tiene la pa-
labra el senior I ,:;. 1."
SR. RnGifEIFEROS: Los seiores de la Consultiva re-
cordarin que cuando present cl Proyecto de Ley so-
bre crcaci6n de T1'r II .I.i de menoros, Mr. Crowder
nos comision6 a los sefiores Coronado, Schoenrich, y
a mi, para que formul6semos un Proyecto de Decreto,
para llevar a la prActica dichos Tribunales; tengo
aqui la exposici6n de motivos y el articulado de c6mo
han de funcionar esos tribunales y so ha redactado
de acuerdo con los prccedentes de Inglaterra, los Es-
tados Unidos y Australia, aceptando un t6rmino eclec-
tico, y voy a leerlo, suplicando u nmomento de aten-
ci6n. (Leyendo) :

Exposicidn de Motives que precede a la implantacidn
en la Isla de Cuba, de un Tribunal de Menores
*: ; : i [ '"-1
Iniciado en la segunda mitad del siglo XVIII un
period de complete transformaci6n dcl C6digo Penal,
cayeron para siempre los dclitos corporales al impul-
so poderoso de la critical y el espiritu democr6tico y
humanitario de las reforms del i; i-_-.,,. Beccaria, le-
vantandose la individualidad humana a exigir cuen-
tas a la sociedad de la raz6n de las penas, que deter-
min6 la genesis del studio filos6fico del problema ju-









DIA.IO DE SESIONES DE LA COMISION CONSULTIVA '305

ridico-penal, referente a la legitimidad del poder en tablecimiento de los Tribunales qule ban de juzgar a
la punici6n. los menores de edad, delincuentes.
Consagrados los derechos individuals en los C6di- Me mueve a la adopci6n de este sistema, ver comLo
gos fundamentals de todos los paises, la transforma- en Europa se aboga por la constituci6n de los Tri-
ci6n que sufri6 el derecho de castigar, tenia que ve- bunales especiales para los menores de edad. Estos
nir en consonancia con la proclamaci6n soberana de T'iiiri i se constituyen por un Juez unico, casi
los principios politicos que determinaron la vida de siempre, y fu6 Chicago el que consagr6 el estableci-
los pueblos. Se ha batallado incesantemente por lie- miento de la Ley que entr6 en vigor en primero de
var a la administraci6n pfiblica la nueva savia que Julio de 1899. Despu6s, de cuarenta y cinco Estados,
diera vida a todos los organisms, dentro de una orien- que componen la Uni6n americana, veinte y cuatro
taci6n de libcrtad presidida por un espiritu de justi- ban adoptado el mismo sistema, que son: New York,
cia, que hiciese a todos los hombres iguales ante la New Jersey, Pennsylvania, Ohio, Michigan, Indiana,
Ley; y si estudiamos con un poco de atenci6n las obras Illinois, Missouri, Wisconsin, Minnesota, Kansas, Ne-
de los mas eminentes tratadistas, defensores de las braska, Colorado, Utah, Georgia, California, Washing-
bondades y excelencias del Derecho modern, en ellos ton, Oreg6n, Connecticut, New Hamshire, Tennessee,
vemos como late y flota soberanamente aquel antiguo :\[,,!; !...1. Rhode Island, Iowa. Se proclam6 la
principio de la Repiblica romana, de dificil adapta- excelencia de este sistema, en el:Congreso de Asisten-
ci6n a los pueblos, por la triste condici6n humana, cia y Beneficencia de Londres, en 23 de Mayo de 1905,
que consistia en el siguiente dilema: honeste vivere habi6ndose instituido en Birmingham uno de los pri-
altero non ledere, sun cuique tribuere". Maxima su- meros Tribunales para nifios, bajo la presidencia de
blime que, desgraciadamente, s6lo queda de ella el lord Courtenay, y en 30 de Mayo de 1906, declare el
hermoso recuerdo hist6rico que me obliga a pronun- Ministro Gladstone, que los resultados de la creaci6n
ciarla; por esto, no obstante, consu6lanos la idea de de ese Tribunal eran satisfactorios, y, con ese motivo,
que a ese fin moral se encaminan los legisladores de funcionan admirablemente en Inglaterra y en el Pais.
todos los pueblos, y quizAs no est6 lejano el dia en de los Gales los Tribunales para nifios en Bury, Bol-
que sea el desideratum de las sociedades modernas. ton, Manchester, Liverpool, Nottingham, Tubridge,
Cuando en la segunda mitad del siglo XVIII, In- Wells, Swanseo, Steckton, Hull, Conventry, York,
glaterra asombraba al mundo con el Bill de los De- Southport, Boverly, Scarborough; en Escocia, en Gro-
rechos y las doctrinas de Hower y Locker, habian onock, Glasgow, Dundee; en Irlanda, en Dublin y-
hecho de la sociedad una instituci6n creada por el Cork. Existen en Toronto (Canada) y en Adelaida,.
respeto de los que la constituyen y un medio de se- (Australia).
guridad para las personas y la propiedad individual, El principio que inform la creaci6n de estos Tri-
segiin magistral expresi6n de Emilio Brusa, llev6se bunales, no es otro, no son otros, mejor dicho, que la
al espiritu de todos los C6digos el principio humani- condena conditional, la libertad condicional y la in-
tario de la equidad. determinaci6n de la pena; instituci6n que responded a
Pero es de advertirse un fen6meno muy particular, concepci6n altruista y elevada acerca del delincuente,
y yo me permit recomendarlo aqui. Mientras Euro- del delito y de la penalidad, en fin, la corregiolidad
pa, en pol6micas ardientes proclamaba las orienta- del criminal, su regeneraci6n complete, su apercibi-
ciones de la justicia criminal y le marcaba nuevos miento para que no delinca si por las fatalidades del
derroteros que garantizasen al mismo tiempo que a destiny ha tenido que delinquir, -sustray6ndolo a to-
la sociedad, al individuo, en 1776, cuando envanecida dos los agents morbosos del delito, ensefiando su
Europa de sus reforms, creia haber llegado a la voluntad por medio de la reflexi6n y educAndola a
meta de las aspiraciones juridico-penales, los ameri- fines nobles y levantados; haci6ndola comprender el
canos proclamaron la obligaei6n de respetar la Ley peligro de la caida, para que no caiga; la inmensidad
en la aplieaci6n de las penas y la prohibici6n de cas- del abismo, para que lo mida y no se deje atraer por
tigar sin una Ley penal anterior. Y este solemn el mismo, y los beneficios incalculable que report el-
principio contribuy6 a nuevas orientaciones del De- bien vivir en el seno de la sociedad donde se- nace.
recho Penal y marcaron una 6poca civilizadora en la El funcionamiento de estos Tribunales es bien senci-
funci6n punitive. Y cuando el legislator creia ver 1lo. El sistema tiene por objeto averiguar cuil de los
llegado en los presents tiempos, amparados unos por dos es mis beneficioso para la funci6n penal, si el pre-
las- doctrinas de Lombroso, y otros por las doctrinas ventivo, o el represivo.
propagadas enr otras escuelas, y las que en pugnas La condena conditional puede concederse cuando'
brillantes. y sobresalientes han dado por resultado en se den los siguientes requisites: que la pena impuesta
todas las naciones un beneficio ecl6ctico, do medidas nor el Tribunal sea pecuniaria o prisi6n, no importan-
salvadoras para la legislaci6n penal, porque en los ar- do que la que hubiera podido imponerse fuera ma-
dientes combates las critics pusieron de manifesto vor; que concurran especiales circunstancias atenuan-
hechos y verdades, que los gobiernos supieron aprove- tes, es decir, que en la acci6n misma o en la persona
char, surje, para honra suya, el pueblo americano, del agent o en la vida y relaciones de 6ste, se d algo
desde el reformatorio Elmira hasta los presents dias, que se salga de Io ordinario y corriente. Estas espe-
y aparece mns reformador que los mismos reformistas. ciales circunstancias las determine la Ley; en la Isla
y en sus luchas de escuela ha proclamado principios de Cuba, teniendo en cuenta el precepto del C6digo'
y sistemas; que han merecido la atenci6n de fil6sofos Penal, fijariamos la edad hasta los 19 anios, su ante-
y pensadores. rior conduct (que no haya sido penada por ciertos'
He estudiado cuidadosamente, con todo detenimien- delitos) ]a poca importancia del delito: las especiales'
to, los C6digos Penales de todos los paises, consa- eircunstancias atenuantes en que lo haya sido cometi-
grando de esta manera la misi6n del Honorable Gober- do: provocaci6n, embriaguez involuntaria, la sincere
nador Provisional en el studio de las leyes que nos y complete confesi6n del inculpado; el haber dado el
estin sometidas, y de esos studios he obtenido el pro- ofensor al ofendido la satisfacci6n que 6ste tenia de-
fundo convencimiento de que a Cuba, en estos actna- recho a pedir y haberle prestado la convenient in-
les' moments, le es imprescindible y necesario el es- demnizaci6n;. el haber declarado el iuculpado que








306 DIARIO DE SESIONES DE LA COMISION CONSULTIVA


esta dispuesto a pagar al ofendido, conform a sus
facultades, la indemnizaci6n a que este tenga derecho.
El efecto de la condena conditional es quedar en
suspense ]a ejecuci6n de la pena; y si en el espacio
de dos o tres afios no sc hace acreedor a ella el ineul-
pado por no cometer ningin. otro delito, al cabo de
este tiempo queda extinguida.
En la America del Norte, donde la condena condi-
cional tuvo su origen, el Tribunal la concede a soli-
citud del official de policia encargado de someter al
culpado a un period de prueba que durara dos ,in..-
discrecionalmente. prorrogable, cancelindose la sen-
tencia euando el inspector de la prueba, comparece
ante el Juez demandante para que el sentenciado sea
deseargado de la pena.
En Inglaterra, el Juez no dicta senteneia; pero ter-
minado el juicio criminal, perdona condicionalmente,
aunque reconociendo ]a culpabilidad del acusado, si
6ste carece de antecedentes judiciales y el delito es
leve. Transcurridos dos arios, si el perdonado vuelve
a recaer o no es de buena conduct, el Tribunal, sin
otro procedimiento, dicta ]a sentencia eondenatoria
que es, desde luego, ejecutada.
En la generalidad de las legislaciones de Europa,
se difiere a los Tribunales la f t. t I.1 de suspender
la sentencia condenatoria, con subordinaci6n a las
circunstancias personales del acusado y ]a pena que
debiera impon6rsele, la cual no deberi exceder de seis
meses de prisi6n; no se somcte ni a vigilancia ni tute-
la especial, y se establece como plazo el de tres a cin-
co afios, dnrante el cual, si cl condenado no recae en
nuevos delitos, queda anulada la sentencia, pero si
reincide, la pena es cumplida conjuntamente con la
applicable a la posterior recaida.
Espafia tiene un proyecto de Ley, de ocho de I'.-,r,,
de 1900. Descansa, pues, este principio, en la sus-
pensi6n de la ejecuci6n de la pena impuesta por los
lTril~ini.i l. al declarado culpable de un delito, subor-
dinindose tal aplazamiento a la condici6n de la no
reincidencia, y caso de quedar incumplida ]a condi-
ci6n. Ileva aparejada la ejeeueidn de la sentencia
aplazada.
De estos tres sistemas, funcionando estin el prime.-
ro y el segundo, con excelentes resultados, o sea la
condena conditional y la libertad conditional. En
cuanto al de la indeterminaci6n de la pena, creo fir-
memente que estos dos casinos, por sus buenos re-
sultados, le van abriendo paso, y no tardarA mtucho el
dia en que se proclame la implantaei6n de la reform.
Desde luego yo afirmo, que ambos sistemas pueden im-
plantarse en la Isla de Cuba, no ya s61o para los meno-
res, sino tambi6n para los adults, lo extenderia has-
ta la prisi6n correecional, siempre que no excediera
de dos afos, y en otra clase de delitos. pues no veo los
inconvenientes de por que est6 estableeido en otros
paises y anni no pueda llevarse a la prcetica seme-
jante media.
Ahora b'ien: este sistema exige como consecuencia
ineludible, sobre todo, si se aplica a los menores, del.
concurso de otras instituciones penitenciarias y de
beneficencia, por ese motive acompafio al proyecto de
ley otro proyeeto sobre la protecei6n, por parte del
Estado, de ]a infancia abandonada y si pudi6ramos
llegar al desarrollo de la acci6n del patronato, el 6xi-
to seria complete. El patronato tendria por objeto.
dar colocacion a aquellos menores por los cuales la
sociedad debe velar, para impedir que se desenvuell
van en la vagancia y en los vicios; vigilar sus dispo-
siciones mentales y sus aptitudes, de manera que la
tutela del Estado se haga moral y efectiva sobre aqiel
ixidividuo a quien -iis |:irhes abandonaron o a quien


la miseria impidi6 darles padres que velaran por ellos.
Todo hombre es un porvenir, y ese porvenir no lo
lleva escrito en ]a frente. Todo Estado tiende a su re-
generaci6n, por medio de sus hombres. El Estado que
protege a la infancia abandonada, labor su propia
felicidad, y, en este sentido, prepare nuevos cindada-
nos para el porvenir, regenerados y aptos para la vida
de la libertad y del dereeho.
De todos los sistemas que he estudiado sobre eyes
de proteecion a la infancia, me parece mfs acertada y
mis acomodaticia a nuestra realidad national, el sis-
tema Ginebrino que, nulifi.aid, en parte, acompano
en forma de Ley. Para cl sostenimiento del mismo,
los recursos no han de ser nuy numerosos ni en una
cantidad exagerada que haga impossible su existeneia.
La caridad humana, 1p. If .. .ni.-iit.- desarrollada en
la Isla de Cuba, quizAs sea. ]a primer en colaborar
voluntariamente a la realizacion de esta empresa.
Tengo en ello verdadera fe, pues sin esas institncio-
nes creadas por el Estado, hay particulares que se
encaminani a este fin.
Con estas breves consideraciones--porque el tiem-
po no me permit extendermne mis de lo que quisiera
y traer un cnadro perfect y acabado de ]a reform
que propongo al honorable Gobernador Provisional--
creo que liabr6 sintetizado, modestamente, la idea que
me he propuesto desenvolver para que en mi pais se
cnsaye cl sistema americano, de la condena condi-
cional.
Import a todos ejereer por medio del Estado, el
movimiento tutelar de la juventud, no ya criminal,
sino vieiosa y abandonada, y a esta area se ban con-
sagrado ineesantemente, con perseverancia, los Con.
gresos penitenciarios; y el principio de ]a condena
conditional no cabe duda alguna que es el mas exce-
lente, aplicado a la infancia criminal, aprovcchando
el period de gestaci6n, o preparatorio, mejor dicho,
de incubaci6n en los delitos humans; se preserve la
realizaeidn de ( stos, mediante la advertencia privada
v earifiosa de un Juez que, junto al delincuente im,
erbe, le sofiala dos caminos, o el de la redenci6n, que
le brinda con los frutos de la utilidad social, o cl de
la desespera;cin, que Ie condena eternamente a su
desintegraci6n social. No obstante esta illtima prue-
ba, ain qu(eda el reformatorio penal, dentro de un
nuevo sistema penitenciario, por el cual he abogado,
que a ejemplo del de Elmira, en los Estados lUnidos,
obligue al liombre p. r-.~ ;1.. por la pena, al trabajo
y a la instrucci6n, y halle como final o corolario de su
triste realidad, que s6lo el trabajo y la ensefianza re-
dimen al hombre de sus culpas y pecados.
Nuestro sistema carcelario actual, pugna con las
conquistas dc la civilizaci6n en material de castigos.
El infante que tiene que ir a la creel, va a una triste
escuela de aprendizaje de la maldad y (del vicio, y
por consiguiente, cerradas para 61 las puertas de today
regeneraci6n. Asi lo ha demostrado la practice; pero
nor el otro sistema, el coraz6n del nifio se abre a las
esperanzas de la libertad individual y aprecia las con-
ouistas del derecho y agradee el beneficioso ;iilli,
del consejo tutelar del Estado. Nadie presencia el
desenvolvimento y prueba acusatoria de su delito; no
ve al piiblico que rie con su confesi6n y lo maldice
por su delito. no ve a los testigos que lo inculpan; se
eneuentra solo ante la presencia de un funcionario
del orden judicial, que ni siquiera ese caricter va a
tener euando le interrogue sobre la realizaci6n del
hecho punible; alqui no sera un funcionario que est'
pendiente de sus palabras para imponerle un castigo;
ante 61 va como el ferviente creyente ante el sacerdote
a .... .-. a] monmento de la caida; y aquel funcio.








DIARIO DE SESIONES DE LA COMISION CONSULTIVA


nario debajo de la toga que le caracteriza, en nombre
del Estado, sentirA latir su coraz6n, de padre amoro-
so, y en lugar de la pena fulminante, oira el consejo
de la experiencia y del amor a la humanidad, que le
previene y le amenaza cariiosamente con no reincidir.
para que vea lo que la sociedad le pide de 61: un buen
comportamiento nada mas y una saludable enmienda.
Dos sistemas rigen en los Estados Unidos: el "Pro-
bation System" y el "Probation officer". Por el pri-
mero se somete al joven que ha de comparecer ante
los Tribunales, a una prueba, consistent en una cau-
ei6n que un fincionario de policia ofreee del sometido
a la consideraci6n de la justicia y que lo hacia mere-
cedor de la relevaci6n del cumplimiento de la pena
que, por la transgresi6n cometida debiera imponir-
sele. Pero el segundo sistema, una vez pronuneiada la
senteucia, se ejeree durante dos afios, con direct ins-
peceion sobre el condenado, que tiene autoridad para
acordar su arrest y hasta demandar del Tribunal
sentenciador prorrogue el plazo de ]a prueba, sin can-
celar la sentencia suspendida.
Como so veri, el sistema no puede ser mas hermoso,
y hasta yo lo ealificaria de sublime; y asi como en la
regeneraci6a d dederecho penal cabe a los Estados
Unidos la solemne declaraci6n de 1776, de prohibit
castigar sin una ley penal anterior y la obligaci6n de
respetar la ley en la aplicaci6n de la pena, en estos
moments cabe tambien a los penalistas americanos
haber llegado al desideratum de la justicia penal, o
sea prevenir, siempre prevenir, antes que reprimir,
o sea ensefiar, iluminar primero, que dejar al indivi-
duo en la triste y eterna noche de su ignorancia".



LEY ORGANIZANDO LOS TRIBUNALES

DE MENORES

Disposiciones generates

CAPITULO I

Artieulo 1.-Se entienden menores, a los efectos de
la present Ley, los mayors de catorce y menores de
diez y nueve afios.

Articulo 2.-S61o disfrutarAn de los beneficios de
esta Ley, los que al tiempo de su publicaci6n, no hu-
bieren sido penados por delitos ni faltas.

Articnlo 3.-Los menores s6lo seran responsables,
por regla general, de los delitos y faltas contra las
personas y contra la propiedad.
Cuando aparezean responsables de otros delitos, se
reputara que han obrado por seducei6n y se proccde-
rh en la forma que preceptulan las reglas que han de
observarse en el procedimiento.
Articulo 4.-Para los efectos de la penalidad y de
las medidas precautorias que deban adoptarse con el
menor, se calificaran los heehos punibles como faltas,
delitos y crimenes.
Se enttenderhn faltas todas las comprendidas en el
Libro III del C6digo Penal; sin perjuicio de que se
proceda en las quo no son contra las personas ni con-
tra la propiedad, en la forma que se dira al hablar del
procedimiento.
Se reputaran delitos, los que el C6digo castiga con
penas corrececionales.
Serin iii,- l...- de rilmenes, aquellos que el C6-
digo castiga con peas aflictivas.


Articulo 5.-Las penas que podran imponerse se-
ran las de nmlta y arrest. cuando se trate de faltas;
sin que pueda exceder la primer de treinta pesos y
la segunda de treinta dias de arrest.
Los delitos podrin castigarse con prisi6n correecio-
nal, que durara de seis meses a dos afios.
Los crimenes so castigaran con prisiou, con o sin
aislamionto, que durara de dos a seis anlos.

Articulo 6.-En la aplicaci6n de estas penas se
apreciara tan solo, la concilrreneia do eircunstancias
eximentes; pero no las atentantes ni agravantes, que
s6Yo so tendran en cuenta para la aplicacidn prnden-
cial de la pena, pero sin sujetarse a las reglas del C6-
digo Penal.

Articulo 7.-La responsabilidad de los menores po-
tdr serlo en concept de autor, complices o encubri-
dores con arreglo al Cddigo Penal; pero tampoco de-
bera sujetarse el Juoz o Tribunal, a las reglas para
la aplicaciun de las penas, en atencidn a este grado de
responsabilidad; pero sin dejar de tenerla en cuenta,
las aplicarAn prudencialmente.
La responsabilidad en grado de frustrai6n o (de
tentative, se tendri tambidn en cuenta para la apli-
eaci6n de la pena; pero sin sujetarse a las reglas del


Articulo 8.-Siendo el espiritu de la present Ley,
mias que eastigar, procurar la enmienda y arrepenti-
Iniento de los menores delineuentes, s6lo en easos muy
justificados y tratandose de crimenes, se podra acor-
dar la inmediata prisi6n preventive del menor; pero
entonces so cnidara de que permanezea aislado de
otros penados o press.

Articulo 9.-A mas del deber encomendado a todo
Agent de Autoridad, cualquier persona puede tam-
bi6n denunciar, conform a lo preceptuado en la See-
ci6n novena de la Orden nfimero 217 de 7 de Julio
de 1900, la existencia en su distrito, barrio o demar-
eaci6n, de uno o mis menores, que por sus malos la-
bitos, vicios, costumbres pernieiosas, malos ejemplos,
o cualesquiora otros motivos, so encuentren ell el ca-
Iino del crime.
En este easo se procederi por el Jiiez que reeiba la
denuncia en la forma que determine el procedimiento.

Articulo 10.--Cuando por aparecer que los neno-
res no han obrado por seducci6n, sino que son inica
y exclusivamente responsables de ciertos (lelitos espe-
ciales, como los comiprendidos on el C6digo Postal,
orden relative a ferrocarriles y otras especiales, la
pena que se imponga, se ajustara a lo estableeido on
el articulo 5 de la presence Ley.

Articulo 11.-Toda condena que se impusiere en
virtud de esta Ley, tendra el earacter de conditional,
pudiendo durar este character para las faltas hasta
seis meses; y para los delitos y crimenes, dos I,,
prorrogables a uno mis, por eircunstancias espeeiales,
que serfin informadas y apoyadas por el Jefe de Po-
licia y estimadas por el Juez.

Articulo 12.-Durante el period de suspension con-
dicional, podral permnanecer en libertad el menor res-
ponsable de falta o delito, o de crime en el caso es-
pecial en que asi se acordare; pero sujeto a una vigi-
lancia mis o menos estrecha, segfin la naturaleza, cir-
cunstancias y fi. ..-. del delito








838 DIARIO DE SESIONES DE LA COMISION CONSULTIVA
-..~~~ f....._. -__~.. __. ~ ~ __


Articulo 13.-Cuando no se haga efectiva la pena,
por ]a bucna condueta de los mienores, no le serviri
6sta do antecedentes penales; declarandolo asi 1e Juez
en el auto en que d( por no dietada dicha pena, y ha-
bilitando al menor en virtud de su sincere arrepenti-
mionto y de las buenas disposieionos que ha demos-
trado tender para ser uni ciudadano digno y honrado.

Articulo 14.-Los eneairgados de los Registros Ci-
viles, los Alcaides de Careeles y Jefes do Estableei-
mientos Penales, Jucees d( Instruceion, Alcaldes Mu-
nicipales y de barrios y demts funcionarios y autori-
dades, facilitaran al Juez de Menores, o a los funcio-
narios de policia investidos por este del earicter de
Juez do prueba, cuantos datos, antecedentes y noticias
tenganl aerca (d los mlenlores a quienes se 1. ti. los
infornmes podidos, ya consten en su 1I,. I;.... o Jo sepan
por otros niedios o condultos.

Articulo 15.-Las penias inII)puestas con motive do
esta ley, cuanldo uo fuesen anuladas a virtud de no
liaber curmplido (el menor Las condiciones que se le inn-
pusieran para ello, y mientras no existan estableci-
mientos adecuados, las cuniplirian las que to scan para
penas y faltas, en las easas de los menores, bajo la pro-
mesa formal, heoeha bajo juramento, por sus padres.
tutores o guardadores de cque la harian ceumiplir, pri-
vandoles de la libertad por el tiempo que se Io indi-
que, bajo la inspeecion de un funcionario de policia.
La falta de enumplinmieito de esta obligacion ser,
motive para trasladar el menor a un correecional, don-
de extingluiri today la condena.
Los condanados a prisi6n correeeional seran desti-
nados a algunos de los correccionales existentes, so
gdn sea var6n o hemblra, haci6ndole trabajar modera-
damente on su ofieio, si lo tuvitre, o ensefiindole al-
guno, si no Jo tuviere.
Los condenados a prisi6n con aislamiento, cumpli
ran sus condenas en las ecareeles de partido, en babi
laciones aisladas, done podran ser visitados por slt
familiares, dos veces por seniana. So les iara traba-
jar site horas por su oficio, o so les ensnfiara alguno,
si no to tuvieren.
En todo easo, se darA instrucci6n a los penados, s:
no la tuvieren.
Del product del trabajo de los penados se pagara
(1) La indemnizaci6n al perjudicado o sus here
deros, si no lo ihbieren sido.
(2) Los gastos de mantenci6n y vostuario.
(3) El resto, so forlmar'i con 1e, un ahorro, que
se le entregara a sus padres o guardadores, o cuand(
arribe a ]a mayoria de edad.

Articulo 16.-En ningfin caso se impondri prisi6r
subsidiaria, sino despues do eumplida la condena
comprobado que los ahorros del penado no hasten ;
eubrir dicha indemnizani6n, pero sin que puieda ex
coder de tries meses el tiempo de prisi6n que deb,
sufrir on defect del )ago de ]a indemnizaci6n. enal
quiera que sea la eantidad a que ascienda.

Articulo 17.-En los easos en que el delito o crime
realizado por el menor, fuere de grades traseende,
eias y causare gran alarma. el Juez acordarai desde e
primer momnento, la prisi6n preventive del menor e,
la circel del partido; pero previniendo que so le ter
ga separado de los demis press facilitindole libros '
periodicos, si supicre leer, o instriutentos para el tra-
bajo: pero entendiendose que esta separaci6n, no e,
incomunicacion.


Articulo 18.-El Juez Ilevara una estadistica ri-
gurosa de las penas amnladas y de las que no lo han
sido; de la clause do faltas, delitos y crimenes de que
haya conoeido, elevando una lMemoria con dicha esta-
distica, a la Secretaria de Justicia, Fiscal y Presidon-
to del Tribunal Supremo, coi los resultados que vaya
tdando este sisteima y proponiendo lasefos reforiias que a
su juicio, deba( n Iiacerse en la Ley.

Artieulo 19.--En todo lo que no esta provisto en
la present Ljey, se aplicarin conio supletorias las dis-
posiciones del Codigo Penal, de la Ley de Enjuicia-
nietnto Criminal y de ]a Orden 213 de 1900; pero
amoldfindolas al espiritu de observacion que informa
la present Loy.

CAPITULO II

Del proccdimiieto en los juicios contra menores

Articulo 20.-Sera competent para conocer de los
delitos y faltas de que scan responsables menores en
el T6rmino Municipal de la IIlabtna, el Juez de Meno-
res, que se crea con esta misma feeha; en las donas
'iudades, el Juez Correceional del Distrito, o quien
.esempefie estas i'.1.., ] .

Articulo 21.--Presentada al Juez una denuncia,
dictar6 a continuaeion providencia, disponieado con-
'erir comision al fuicionario de policia, que crea con-
,eniente, para que como Juez de prueba adquiera los
latos y antecedentes s uis exeatos para colmprobar lo
iiguiento:

(1) Que el acusado es mayor de 14 y menor de
19 anos;
(2) Si tiene padres, tutores o encargados, y quid-
ies scan 6stos; o si no los tuviere, al abrigo de quien
vive;
(3) D)e qu6 vive, o a qui se dedica, dicho menor,
iCios o malos hibitos (ile tenga y si ha side penado;
(4) Qu mi6viles Ie inipulsaron a cowneter el delito;
(5) Que aplicaci6n (di al prod(icto del delito;
(6) Si tiene antcedoentes, y on qudi consistent.
So le )prevendra adenlis, lquI siem1pre que sea posi-
,le, acompafie la Iii T ..... de inscripeion del Re-
gistro Civil.
lfgualmente dispondrt i que si liubiere compareeido
I d(enuncianto, se le reciha declaracion haeiendo cons-
'ar cuantas circunstancias se -. r ..I a la realizacidn
lel delito y medios de cornprobaci6. Si fuere necesa-
10 disponer algfin registry. reconocimitento pericial
1 otra diligencia, sc acordaraL inmediatamente.

Articulo 22.-Recibidos los inforimes del Juez do
)rueba que deberh presentarlos dentro de tercero dia,
i apareciere qulie el acusado no es menor, so inhibirA
A1 Juiez de menores del conocimiento del asunto, re-
aitiendo lo aetuado al JeIz corresponldiente; en otro
aso. citara a las parties y testigos y al Juez o Jueees
!e prueba para el dia siguiente en que darAn princi-
'io las sesiones, sin asistencia del nienor, que permaine-
era en local soparado, o fuera de 61, para que no se
,ntere de las actuncions, ni sea objeto de burial o
oesprecio.

Articulo 23.-Desde que so present la denuncia,
'uedara elI menor en libertad. si ihubiese sido deteni-
o; pero despids de harbor prestado juratmento de no
'ariar de domicilio sin participarlo al Juzgado.








DIARIO DE SESIONES DE LA COMISION CONSULTIVA 309
...


Si tuviere padres, tutors o encargados, se le entre-
garan a 6stos, con obligacion de presentarlo, eada vez
que fueren requeridos para ello.

Articulo 24.-Concluido el examen de las personas
a (lue se refiere el articulo 23 y retiradas 6stas, se ha-
ra eomparecer al menor a quien examiner. cl Juez,
invitbndole a declarar la verdad. Si 6ste se confesare
culpable y renulciare a today defense, de aeuerdo con
sus padres o tutores, se proeedera a dictar sentencia;
en otro caso, se oira la defense y coneluida vista, se
dictarf senteneia al dia siguiente.

Artieulo 25.-La sentencia serA fundada y se leert
al menor penado por delito o crime, instruyendosele
de su contenido. Acto seguido le Ilamari el Juez, y
sentindolo a su derecha, le diri: "Usted se lia apar-
tado de los deberes que las leyes y las iiecesidades so-
ciales imponen a todos los cindadanos: el respeto a
las personas, a la propiedad y a las leyes de su pa-
tria. Con este aeto se ha colocado a inis bajo nivel
(qe los demons eiudadanos, ( le mirarli con despre-
cio y prevencin. Cuba, su Patria, que no puede ver
con i.;!i. I. I.. I que uno de sus cindadanos en la floor
de sus afios, cuando quizas estaba llamado a prestarle
grandes servicios, Ileve su frente manchada por el es-
tigma o el delito, le va a conceder a ousted un tiempo
de .............. para que listed, completamente
arrepentido de el ............. que ha cometido,
se regenere por el trabajo o el studio, demostrando
aptitudes y honradez, a fin de (tue reeupere el concep-
to perdido". Enseguida le instruira de cuAl ha de
ser su comportamiento y conduct durante ese perio-
do, de que queda sujeto a la vigilancia de la autori-
dad, de que no puede variar de domicilio sin parti-
ciparlo al Juzgado, y que si cumple todas esas condi-
ciones honradamente y da la policia buenos informes,
Ie sera levantada la pena.
A los sentenciados por crimenes, no se les dejarA en
libertad absolute, a menos que se prcsenten personas
de arrai.go, que bajo sn responsabilidad se hagan cargo
de ellos durante el tiempo que se les sefiale para su re-
generaciln. En otro caso. ingiresaran e(n un correccio-
nal, done no serin tratados como penados, sino como
asilados; siendo observados cuidadosamente para in-
formar acerca de sus coiidiciones, para relevarle de la
pena.
Los eastigados por falta, solo serai advertidos en
la forma que acuerde 1e Juez, de las condiciones que
ban de cumplir para ser relevados de la pena.

Articulo 26.-Cuando en el heecho denunciado apa-
rezean responsables otras personas quIe no seanl meno-
res, el Juez deducira testimonio de los lugares nece-
sarios y los remitirA al Juez correspondiente. Io mis-
mo hara el Juez de Instrucei6n), cuando en algiun pro-
ceso aparezea responsible alguln metnor.

Articulo 27.-Cuando el delito denunciado no sea
contra las personas o contra la propiedad, sino dc
los comprendidos en otros Capitulos del C6digo, o en
leyes especiales, el Juez examinara si hay otras per-
sonas mas directamente responsables, en cuyo easo pa-
sarA las diligencias al Juez correspolndiente. Si s61o
apareciere responsible de ello uin senior y el Juez,
dados los antccedentes del caso estimate quc obr6 con
malicia, conocera del juiicio, aplicando por analogia,
las disposiciones de esta Ley, dejando siempre en li-
bertad al menor.
Igualmente procedera contra el menor, cuando le


sean remitidas diligencias en que s61o aparezea 61 como
responsible del delito.
Cuando se rate de faltas, examinarci el caso, y si
a su juicio no revelase tendencies en el menor, a des-
moralizar o emprender la carrera del crime, o no
hubiere causado escandalo, arehivarat las diligencias,
haeiendolo constar y amonestando al menor para que
no reincida en faltas de esa naturaleza.

Articulo 28.-Trasciirrido el tiempo concedido por
el Juez para el arrepentimiento y regeneraci6n del
menor, habiendo observado 6ste buena conduct e in-
formado el funcionario de policia correspondiente,
que se ha heclho acreedor( a la anulacion de la pena,
asi lo acordatr por auto fundado, mandando compare-
c(r al nenor y en audieneia pitblica se le harai saber
esa resoluci6n, dirig&ldole el Juez frases laudatorias
y exhorttindole a seguir por el camino de la virtud y
el trabajo, que es el uie dignifica y engrandece a la
Patria.

Articilo 29.-Cuando el aiceor, por haber reinci-
dido o por sun ial colnportamiento no se hubiere he-
cho acreedor a la anulaci6in de la pena, so dictara
auto en las diligencias, declaraindolo asi y disponien-
do su ingreso en un establccimiento correctional, si
fuere menor de diez y ocho alos; y en establecimien-
to destinado al I. t.. si fuese mayor de esa edad.

Articulo 30.-Acordado que una sentencia debe
llevarse a efedlo, se lie arA saber al tnenor asistido ld
su padre, tutor o defensor, a fin (il quc manifieste
si estableee contra ella apelacidn; esta manifestaci6n
se harai constar por diligencia, disponiendose en caso
de que se establezea, clevar las diligeneias al superior
en la forma que se dispone en la Ley Organica d(el
Poder Judicial, para las apelaciones de los juicios co-
rreccionales. Si se conformare con ella, se procedera
a su euimplimicnto cuando el Juez reeiba una denun-
cia de las comprendidas en el articilo noveio.

Articulo 31.-Eli cl Juzgado de menores hiabr uni
libro-registro de sentencias, en el que se copiaran todas
las que se Ileven a efecto; con su indice alfabhtico o
auxiliar, para powder informar sobre los antecedentes
penales.

CAPITULO III

Personal del Juzgado de 11, ,ores de la Habana y con-
diciolnes que dleben renir el J ez y el
Secretario dcl mismo.

Articulo 32.-El Juzgado de menores de la Haba-
ia, se compondrA d(e 1in Juez, con la dotaci6n de.... ;
un Secretario de actuaciones, con............ ; .un
escribiente meeanografo con ... ..... y 11 alguacil
encargado de la limpieza y arreglo del Juzgado,
con ...............
Articulo 33.-Para ser nombrado Juez de menores
de la HIabana, a mins de las condieiones exigidas en
la Ley Organica del Poder Judicial, se necesitara te-
ner cincuenta anos de edad. ser easado y con hijos Ic-
gitimos, no lhabiendo figurado nunea en contiendas
judiciales references a sus deberes como padre de
familiar, eiviles ni criminals.
Para ser Secretario so require, tener treinta arios
de edad, ser casado o viudo, con hijos, y de buenos








310 DIARIO DE SESIONES DE LA COMiSION CONSULTIVA.

antecedentes y acreditar la prdctica en Jnzgado o SR. VIONDI: (PRESIDEN'E fNTERINO) : Una vez lei-
Tribunales, durante diez anos. do el proyeeto, procede esperar a que venga el -, ,.,.

DISPOSICIONES FINALES (rowder, para diseutirlo y se repartirAn copias, tra-
duci6ndolo.
I. Quedan derogadas todas Ias leyes, 6rdenes o dis- S. (CORON.AO: Es un trabajo muy complete de la-
posieiones decretadas on materia penal, en la parte boriosidad.
que se opongan o seau incompatible con esta Ley. SR. G(ARCdA KOHLr: EstA mnuy bien hecho.
II. La present Ley empezark a regir diez dias SR. VIONDI: (PRESIDENTE INTERINO) : Se ]evanta la
despu6s de publicada en la Garcta. session.

(f)-Erasmo 1i' .,,. feros". (Eran las 6 y 15 p. m.Q


Rambla, Bouza y C.A, Obispo 33 y 35, Habana.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs