Group Title: Diario de sesiones de la Convencion constituyente de la isla de Cuba
Title: Diario de sesiones de la Convención constituyente de la isla de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072606/00025
 Material Information
Title: Diario de sesiones de la Convención constituyente de la isla de Cuba
Physical Description: 479, xxxi p. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Convención constituyente, (1900-1901
Publisher: La Convención
Place of Publication: Havana
Publication Date: [1901]
 Subjects
Subject: Politics and government -- Cuba -- 1899-1902   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
General Note: Includes convention reports from Nov. 1, 1900 to Feb. 27, 1901.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072606
Volume ID: VID00025
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 000352599
oclc - 09792325
notis - ABZ0572

Full Text



HABANA 8 DE 'EBRERO tE 191. NUTMERO 2$.



DIARIO DE SESIONES
=DE I-A-
CONVENCION CONSTITUYENTE
DE LA
ISL2A _DE OUTTB-A


* f Ofoi~ tp : cIIcliocio cde la Convenoi-A n. (TIeatro MVEarti) C4 d


SFION DEL JUEVES 7 DE FEBRERO DE 1901


STUMA.ARIO

Se abre la sesi6n.
Aprnubase el acta de la anterior, con unas aclaraciones de los Sres. Manduley y Ferrer.
Continda la discnsi6n del Proyecto de Bases.
Se da lectura a la Base la. de la SecciOn 19 y- las ennliendas de los Sres. G6mez, J. G., Quilez y
Nifiez.
Se pone A discnsi6n la del Sr. G6mez al inciso lo. de la Base, y es aprobada, siendo deseclada la del
Sr. Quilez, presentada comno adici6n al inciso.
Se aprueban los incisos 2o. y 3o.; 4ste con una enmienda del Sr. Giberga.
Queda aprobado el inciso 4o., desechlandose ina enmienda del Sr. Ntiiez.
Se aprueban los incisos 5o. y 6o.
Se lee el 7o. y puesto a discusi6n es aprobado con una enmienda del Sr. Gomez, J. G.
La Comision sustituye por otra la Base 2a., que es aprobada, lo mismo que la 3a.
La Comisi6n retire la Base 4a. y present otra sobre la cual se abre discusiin.
Suspendese la sesi6n por ser Ia hora reglamentaria, quedando pendiente el debate.


Abriose la sesib&n las 3 y 25 de la tarde.

El senior PRESIDENTE: Se abre la sesi6n.
El Secretario, senior Fillnendas, I li el ncta de la
sesi6n anterior.
El senior PRESIDENTE: ',Se aprueba el actu? Que-
da aprobada.
El senior MANDULEY: Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.
El senior PRESIDENTE: La tiene con ese objeto
el senior Manduley.
El sefnor MANDULEY: NO S6 verdaderamente si
es una cuesti6n de orden; para hacer una sGplica,
para que se recuerde 6 los sefiores Couvencionales,
que asistan con mls puntualidad; que 6sta es una
obra dnica en ]a historic nuestra, y que no parece
bien que se est6 resolviendo, aqui entire nosotros, la
Constituci6n de la Repiblica, con 22 6 23 Delega-
dos, con el 25 por 100 de falta.
El senior PRESIDENTE: Se tendra en cuenta lo
manifestado por el senior Manduley.
El sefnor FERRER: Pido la palabra pra una ex-
plicaci6n.
El sefnor PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior
-Ferrer.
El senior FERRER: Para que, dada la trascenden-
cia de la sesi6n de ayer, de lae dos sesiones de ayer,


en las cuales se trat6 del regimen provincial, sobre
el cual habia yo presentado enmiendas, quiero decir
que no pude asistir porque me encontraba enfermo,
lo que me imposibilitaba venir; ademis yo quiero
hacer constar, para que conste en acta, que cuando
se someti6 A votaci6n la Base que trata de la elecci6n
y origen de los Gobernadores de las provincias,
quiero que conste mi voto en contra de esa Base-
El senior SANGUILY: Seflor Presidente, la mani-
festaci6n de encontrarse enfermo constard en acta y
su opinion sobre esa votaci6n; pero su voto, n6. '
El sefnor PRESIDERTE: El voto, n6, su opini6n, sf.
El senior VILLUENDAS, lee la Seccibn dEcima novena
y dice: Hay varias enmiendas, una del senior Quilez,
otra del senior Juan Gualberto G6mez y otra del se-
fior Nifiez.
El senior NUNEZ: Esa esta ya resuelta.
El seinor PRESIDENTE: Yo creo que est, resuelta;
pero no recuerdo el punto en que qued6 aprobada.
El senior VILLUENDAS: Si, de modo que el senior
Nfiiez retira la enmienda.
El senior BRAVO: Fu6 en el parrafo tercero de la
Base 1.1 de la Secci6n d6cima octava, y qued6 re-
dactada en esta forma: lee.
El senior PRESIDENTE: De manera que aqu61 era
su lugar.
El senior NUSEz: En los dos lugares.








374 DIAPIO DI SESIONES


El Secretario, senor Villuendas, lee la Base la que
dice:
19
"CorresponderA al Gobernador de la Provincia:
19 Cumplir y hacer que se cumplan las leyes,
decretos y reglamentos generales de la Naci6n.
2 Nombrar los empleados de su despacho.
3: Publicar los acuerdos del Consejo Provincial
que tengan caracter ejecutivo, cumplibndolos y ha-
ciendolos cumplir.
4? Expedir 6rdenes, instruccioues y reglamentos
para la ejecuci6n de los acuerdos del Consejo Pro-
vincial, cuando 6ste no los dictare.
59 Convocar al Consejo Provincial a sesi6n ex-
traordinaria cuando A su juicio se requiera, expre-
sApdose el objeto de la convocatoria.
69 Suspender los acuerdos del Consejo Provin-
cial y los de los Ayuntamientos, en los casos y forma
que establezca la Constituci6n."
Yuna enmienda del sencr Juan Gualberto GCmez, que,
dice:
"A la Convem-i6on:
El Delegado que suscribe pide a la Convenci6n
que la Base 19 de la Secci6n 19 se redacte en esta
forma:
,Correspondera al Gobernador de la Provincia:
19 Cumplir y hacer que se cumplan, en la part
que le concierna, las leyes, decretos y reglamentos ge-
nerales de la Naci6n.,
Sal6n de Sesiones Febrero 4 de 1901.
Juan Gualberto Gbomz."
El senor PRESIDENTE: Se pone a discusi6n la en-
mienda del senior G6mez, que es la primer que esta
en el orden correlativo; es una enmienda al inciso
primero de la Base 1"
El senior GIBERGA: Pido la palabra para cuando
se entire en la discusi6n de las enmiendas.
El senior PRESIDENTE: Se va A poner primero A
discusi6n la del senior G6mez. La enmienda del se-
fior G6mez.
El Secretario, senior Zayas, la lee nuevamente.
El senior PRESIDENTE: Se me ha hecho indicaci6n
por un miembro de la Comisi6n, de que estaba dis-
puesto A admitirla; pero que no estaba present un
miembro, y que por eso no habia hablado.
Se pone a discusi6n la enmienda del senior G6-
mez.
El senior GIIBERGA: Pido la.palabra.
El sefor PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior
Giberga.
El senior GInERGA: Creo que conviene que todos
nos demos perfectamente cuenta de lo que estamos
haciendo; y yo no s6 si todos la tenemos, ni s6 si la
tengo yo. i.Qu6 significa esta Base? iQu6 significa
esta enmienda?
"Corresponde al Gobernador cumplir y hacer
cumplir",-y agrega la enmienda "en lo que le con.
cierna"-las leyes y reglamentos generals de la
Naci6u". La potestad de ejecutar las leyes corres-


ponde al Presidente de la Repiblica; por ser suya
la potestad de ejecutarlas, por eso se le llama Poder
Ejecutivo. Ahora bien: es lo mismo ejecutar las le-
yes que cumplir las leyes?
El deber de cumplimiento que se impose aquf al
Goberuador de la provincia, ,no es el inismo deber de
cumplimiento que tenemos todos? En este caso, estA
demuAs que se diga. ,No es ese deber, sino el deber de
ejecuci6n, que corresponde al Poder Ejecutivo de la
Naci6n? En este caso ,es que el Gobernador de la pro-
vincia ejercerA las mismasfunciones ejecutivas que el
President de la Rep6blica? 4Es que lhbrA dos Po-
deres Ejecutivos en la Rep6blica, 6'por mejor decir,
site? ;,Es que la potestad del Ejecutivo,-porque es
una potestad la de ejecutar las leyes,-no residiri
s6lo en el Presidente, sino taml;ien en los seis Go-
bernadores de las provincias? Me parece muny im-
portante esclarecer y fijar bien estos concepts, que
pueden dar margen a muchos trastornos en las ideas,
y como sucede siempre que las ideas andan trastor-
nadas, A much confusion y trastorno en los hechos.
4iQu6 signitica, por otra parte, la adici6u que pro
pone el seinor G6mez A la Base? "Cumplir y hicer
que se cumplan las leyes y reglamentos" dice la Base.
"En lo que le concierna," agrega el sefnor G6mez.
Pero iqu6 significa esta adici6n?
A media que advance el debate, porque creo que
el punto es grave y ha de ser bien debatido, podre-
mos ir tomando posiciones y formando juicios: por
abora pido explicaciones a la Comisi6n y al senior
G6mez.
El senior JUAN G. GOMKz. Pido la palabra.
El senior PRESIDENTE: Tiene la p)alabra el senior
G6mez.
El senior JUAN G. Go.raz: Mi enmietnda se redu-
ce A una sola frase; el Proyecto de la Comisi6n de-
cfa: ((corresponderA al Gobernador de la provincia,
cumplir y hacer que se cumplan los reglamentos
generals de la Naci6n.n
Y yo digo que puede habcr decretos y leyes de la
Naci6n, cuyo deber para hacer cumplir no incumba
al Gobernador de la provincia, porque como noso-
tros no tenemos aqui, en estos moments, ningLn
estado de derecho ya constituido, y no sabemos
cuAl ha do ser el que constituya la Csmiara future,
preveo el caso de que, por ejemplo, en el orden de
la, Hacienda, el poder national entendiera deber
crear Delegados de Hacienda en cada provincial. Y
en ese caso una ley de Hacienda ya no correspond'
rfa A los Gobernadores de provincial hacerla curm
plir, sino al Delegado comisionado a ese efecto, y
por eso consigno que en cambio puede haber un decreto dictado por
los poderes centrales, en los cuales se encargue su
cumplimiento al Gobernador de la provincia, y en
ese caso no debe eximirse del cumiplimiento de ese
reglamento por ser de caricter general y no pro-
vincial.
Ese fin se propone mi enmienda, que no entra en
el examen que ha hecho aqui el senior Giberga. Yo
no prejuzgo lo que sera despues con las leyes y re.
glamentos que se vayan dictando, cuando se cons-
tituya nuestro verdadero estado de derecho. Lo que
si quiero es que dentro de la Constituci6u haya po-






DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 375


sibilidad de adaptarla A cualesquiera circunst~ncias.
Ese es el prop6sito inico de la enmienda que lhe
tenido el honor de presentar.
El senior GIIERGA: Me parece que ]a Comisin
no estA constitufda y no puede contestar a la inter-
pelaci6n que yo le dirigia.
El senor SANGUILY: Creo que individualunonte
pueden hacerlo.
El senior GIBEIRGA: Entonces, si alguno de la Go-
misi6n, individualmente, desea, puede contestar.
El senior BERRIEL: Pido la palabra.
El senior PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior
Berriel.
El senior BERRIEL: Procediendo, sefiores Dolega-
dos, con el carActer de individuo de la Comnisi6n, y
no en representaci6n, de esta, por estar ella en miino-
rfa en estos moments en la CAmara, voy a satisfa-
cer los deseos del senior Giberga. Con tal prop6sito
digo: que sostengo el texto de la Base propuesta por
la Comisi6n, y que aquella obedece y responded al
animo do que todos y cada uno de los distintos or-
ganismos que ha de establecer nuestra Constituci6n,
resulten estrechamente relacionados, en cuanto esto
sea possible, sin entorpecer sus respectivas funciones,
dictandose al efecto, por las autoridades que, en
cualquier orden, asumana la representaci6n del Po-
der Ejecutivo, las 6rdenes y los reglamentos y las
instrucciones que mejor conduzcan al libre y desem-
barazado funcionamiento de los Poderes superiors,
cuando 6stos no havan ocurrido A hacerlo. Y en
aplicaci6n de esta doctrine general, ha sido redac-
tado el texto de la Base A que se ha referido el se-
for Giberga; pensando yo que la redacci6n se ajusta
a lo que se vine hacienda en todos los paises y A
lo que ensefia la ciencia administrative.
Por 1o demas, creo que es acceptable el prop6sito
de mi distinguido amigo el senior GCmez, y por en-
de, no tendria inconvenieute en admitirlo coino in-
dividuo de la Comisi6n redactora; pero digo (de
nuevo que ello me parece innecesario.
El senior JUAN G. oUMxEZ: Mi enmienda tiene
por objeto evitar esos conflicts. Tal como estA re-
dactada la Base por la Comisi6n, temo la posibilidad
de ese conflict, que los Gobernadores de provincial
entiendan que hayan de tener obligaci6n de cum-
plir aquellas leyes, decretos y reglamentos cuyo
cumplimiento no se les exige A los Goberuadores de
provincias, sino A otra clase de funcionarios. Asi es
que quiero eximirlos de la responsabilidad de hacer
lo que no se les manda, y sin embargo imponerles
la obligaci6n de hacer todo lo que taxativamente
deben hacer. Eie es el prop6sito de mi enmienda,
que habia consultado con various miembros de la
Comisi6n privadamente.
El senior GIBERGA: Parece que se van aclarando
algo las ideas, qu'e es lo que me import. Result
de las declaraciones de los sefiores G6mez y Berriel
que ni en el Animo del senior G6mez ni en el de la
Comisi6n esta el considerar la autoridad del Gober-
nador civil, de quien dice el Proyecto que habra de
cumplir y hacer cumplir las leyes, como la potestad
de ejecutar y hacer ejecutar las leyes. No es, pues,
una potestad propia, es un mero deber de cumpli-
miento lo que el Proyecto establece. Pero es preci-


so redactar la Base de un modo tal que se eviten
confusiones y que se vea que es el deber de cumpli-
miento lo que se consigua, y n6 la potestad de eje-
cuci6u. Estoy, pues, de acuerdo con el senior G6mez;
y A este fin propose el senior G6mez que se agregue
a la Base la clhusula "en lo que le coucierna", al
declarar el deber del Gobernador de cumplir las
leyes. Quisiera, empero, que el seflor G6mez encon-
trase otra formula que expresase mejor su pensa-
miento.
Si no le entendido mal, me parecen muy acertadas
tambien otras ideas del senior G6mez. Hay leyes,
decretos y reglamentos que, por la indole de sus
funciones y de su autoridad, ha de cumplir necesa-
riamente el Gobernador, como 6rgano natural para
su cumpliniento, cuales son las leyes, decretos y re-
glamentos de carlcter provincial, las que se refieren
al regimen de las provincial; pero afiadia con mu-
cla raz6n el senior Gimez, que puede haber otras
leyes de caricter general y no de caracter provincial
cuyo cumplimiento se confiera por el Poder central
al Gobernador de la Provincia, como podra haber
otras del mismo caracter cuyo cumplimiento se en
cargue por el ioder central A otro funcionario dis-
tinto, como por ejemplo, el Jefe de Hacienda. De
modo que result que la autoridad del Gobernador
de la Provincia tiene un double caracter; tiene el ca-
racter dejefe de la adminiitraci6n active provincial,
y como tal ha de cumplir las leyes generals que se
refieran a la adminiistraci6n provincial, y tiene el
caricter tambi6n de Representaute del Poder cen-
tral, y como tal ha de cumplir y hacer cumplir en
el territorio de la Provincia las leyes de caracter
general. iEs esto lo que se dice en la enmienda? Si
es esto, me parece que vamos adelantando algo; si
son 6stas las ideas comunes A todos, no nos falta
muAs que una cosa mAs sencilla, que es expresar lo
que la redacci6n de la Base no express.
El senior BERRIEL: Sefior Presidente: Estando
conforme la mayoria de la Comisi6n, en nombre de
esa entidad no tengo inconvenient en aceptar la
idea mas que la expresi6n del senior G6mez, rogan-
dole muy muclo que busque otra frase que sea mas
propia que la que acaba de recomendar, pues la Co-
inisi6n acepta su pror6sito, su idea y su pensa-
miento.
El senior PRESIDENTE: La Comisi6n acepta la en-
mienda del senior G6tez, puesto que acepta la idea
aunque no la redacci6n. Puede ponerse de acuerdo
con el senior G6mez.
El senior GOnEz: Yo acepto cualquier redacci6n
que la Comisi6n proponga.
El senior GIBERGA: Pido la palabra para plropo-
ner A la Comisi6n la siguiente redacci6n:
"Cumplir y hacer cumplir en las Provincias las
leyes, decretos y reglameutos relatives al regimen
municipal y provincial y los de caracter general cu-
yo cumplimiento le ordene el Poder Ejecutivo."
Creo que oste es el concept que ha salido del de-
bate.
El senior PRESIDENTE: So suspended la sesi6u por
cinco minutes, para que se pongan de acuerdo en
la redaccion de la enmienda.






370 DIARIO DE SESIONES


Se suspended la scsi6n.
Reanudase la sesi6n, despu!s de transcurridos 5 mi-
nutos.
El senor PRESIDENTE: Se reanula la session.
El sefor BERRIEL: Sefior Presidente: El que ha-
bla tiene el honor de manifestar que la Comisi6n
sostiene en absolute los t6rminos en que aparece re-
dactada la Base.
El senior PRESIDENTE: La Comisi6a manifiesta
que sostiene su Base en los propios t6rminos, y el
senior G6mez manifiesta que sostiene tambien su
enmienda. Continda la discusi6n sobre la enmienda
del senior G6mez. (Nadiepide la palabra.) Se pone A
votaci6n. Votaci6n ordinaria. Queda aprobada.
El senor GIBERGA: Deseo explicar mi voto en el
sentido de que la Base y la einienda tieene, en
mi concept, un error coming; pero entire la Base y la
enmienda, me parece mejor la einienda.
El senior PRESIDENTE: La enmienda del sellor
(Gmez sustituye ahora el inciso 1" do la Base, y la
enmlienda del seinor Quilez es 6. la Base con la en-
mienda.
El senior QUILEz: La sostengo come adici6n.
El seiLor Zayas la lee:
"A la Convenci6n:
El Delegado que suscribe tiene el honor de pro-
poner que al primer incise numerado de la Base P.
de la Secci6n 19 del Proyecto de Bases para la Cons-
tituci6n, se adicionen las siguientes palabras: y las
6rdenes del Presidente de la Repfiblica.n
Edificio do la Convenci6n 7 de Febrero de 1901.
Joaquin Quilcz.
El sefnor PRESIDENTE: Se pone a discusiun.
El senior MANDULEY: Pido la palabra en contra.
El senior PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior
Manduley.
El senior MANDULEY: He pedido la palabra, se-
fiores Delegados, porque la proposici6n del senior
Quilez hace negative la Constituci6n, al pouer A la
absolute 6 irresponsible voluntad del Presidente de
la Repiblica los derechos de las provincias y la
autoridad de sus Gobernadores, viniendo A ser el
primer Magistrado de nuestro pais superior en poder
i todos los Presidentes y 6 todos los Reyes constitu-
cionales, que no otra cosa significa revestirlo de po-
der para que los Gobornadores est6n obligados,
ademnAs de todas las legales obligaciones que se
consignan, d cumplir tambidn las 6rdencs qule le d2 el
President de la Repiblica.
Si esta Convenci6n acordase que la proposici6n
del senior Quilez sea Ley, esta Convenci6n destruirfa
la libertad, haria innecesario caanto hay estatuido
ya para que esa libertad sea verdad, sea positive y
permanent.
Con esa adici6n funesta, organizamos la dictadu-
ra. Poner A la libre voluntad del Presidente, ama-
rrar a los Gobernadores de ese modo, es traer la
perturbaci6n, agitar al pafs, hacer que impere un
hombre contra un pueblo, eternizar el caudillaje
donde culmina la political de Hispano-Amnrica.
Yo creo que si el senor Quilez media la obra
que propone retirard su enmienda. No creo que ten-


ga el prop6sito de pretender que los Gobernadores
de las provincias, despu6s de funciones tan elevadas
tan tiles y tan armnnicas, con la idiosincracia de-
Cuba, se convierta en un gendarme pasivo, mudo,
del Poder central, que s6lo con su enmienda tendria
un poder que no se le otorga en nuestra Constituci6n
ni debe tener, come contrario las ideas y d la
voluntad del pueblo cubano.
El senior GIBERGA: Pido la palabra, senor Presi-
dente.
El senior PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior
Giberga.
El sefor GIERGA: Al senior Manduley le parece
nuy peligroso que el Gobernador tenga que cumplir
las 6rdenes del Presidente de la Republica. iEntien-
de el senior Manduley que el Presidente no podrn
dar 6rdenes? ,No es eso, selnor Manduley?
El seoior MANDULEY: Yo no puedo suponer eso.
El sefnor GIBERGA: Ya lo suponia. Digo, pues:
i,qui6n va A cumplir las 6rdenes del Presidente que
necesiten ser cumplidas en la Provincia, senoer Man-
duley? El Presidente de la Repiblica podra tener
un agent fiscal en la Provincia, por ejemplo, un
Delegado de Hacienda; podra tener Delegados per-
manentes para tales 6 cuales ramos; pero en cuanto
ai los ramos de determinado caricter, como los ramos
de political, los ramos de seguridad, los ramos de
orden piblico y otros que deban defender del Pre-
sidente de la Repdblica, y en cuanto el Presidente
de la Repiblica deba dar necesariamente 6rdenes,
,es que tendrl tambi6n Delegados especiales y per-
manentes en las provincias? ,Es que el Presidente
de la Rep6blica, para que se haga sentir en la Pro-
vincia su autoridad, va a tener necesidad de dos,
tres, cuatro 6 no se cuantos Delegados permanentes
y cada uno de estos Delegados atenderd a determi-
nada esfera, a determinados ramos, sin unidad en-
tre si, de tal suerte que cuando llegue una situaci6n
en que se necesite, para hacer frente 6 dificultades,
una gran firmeza y unidad en la acci6n, no haya
en la Provincia ninguna autoridad en cuyas manos
pueda ser concentrada la autoridad necesaria? Por-
que ide qu6 mode el Presidente de la Repiblica lle-
gara, con su acci6n, a un lugar remote, a donde no
puede llegar personalmente? Si ha de llegar por
medio de distintos agents suyos, cual sucederd si
prosperan las ideas del seleor Manduley, ya sabemos
que en las provincias no labrA unidad en las auto-
ridades permanentes que represented al Presidente
de la Repdblica. ,Es asi como so va a asegurar la
libertad, a la cual defiende con tanto ardor el senior
Manduley?
Pero iqu6 peligro puede haber en que el Presi-
dente de la Repdblica dicte 6rdenes; y qu6 peligro
puede haber en que esas 6rdenbs'sean oumplidas
per el Gobernador de la Provincia; y c6mo van A
ser cumplidas sine per medio de uu brazo que obre
en el lugar en que haga falta el cumplimiento?
iC6mo, sin la unidad necesaria, sera possible que el
Poder central pueda extender su acci6n 6i las pro-
vincias? Este es el problema, y a esto obedece la
enmienda del senor Quflez.
El seof'r MANDULEY: Pido la palabra.






DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 377


El senior PRESIDENTE: Tieue la palabra el senior
Manduley.
El senior MANDULEY: Sefiores Delegados: yo nu
creo que fuera de los principios constitncionales,
fuera de la ejecuci6n de las leyes, que la Constitu,
ci6n encomienda al Presidente, pueda y deba 6-to
dar ordenes suyas, a su voluntad, t los Gobernado-
res de provincia, Gobernadores que s61o deben cum.
plir leyes que est6n de acuerdo con aquel C6digo
fundamental, conform se preceptia taxativa y ri-
gurosamente en este artfeulo. (Lee): cer cumplir las leyes, decretos y reglamentos gene.
rales de la Naci6n.,
Claro estA que esas eyes son aquellas que han
sido acordadas porel Poder Legislative y que el Eje-
cutivo ha tenido a bien 6 necesidad de promulgar
y para cuya ejecuci6n diera decretos y reglamentos
que son de forwoso acatamiento para los Goberna-
dores, por cuanto son consecuencia de leyes de ca-
racter general.
Con la adici6n propuesta por el -sefior Quilez y
defendida por el senior Giberga, se quiere investir alt
President de la Repiblica con un poder desconoci-
do en los pueblos constitucionales. Si en los debe-
res de los Gobernadores esti uno de los principles,
el que hace nu moment lei, y si en las facultales
del Presidente se encuentran todas las necesarias
para que cualquier ley sea cumplida ia qu16 inves
tirlo de mAs autoridad? ,6 qu6 ponerlo en condi-
ciones de dar 6rdeues caprichosas? 6a qun dar oca-
si6n para que la dictadura tenga una base y 11
Constituci6u sea una quinera? Por don l yo voy
iremos 4 la libertad. Por ese camilno que se nos iu-
dica iremos t la tiranfa, iremos a ser presa del es.
tado pasional, movedizo y enervante de otros ,pue.
blos de nuestra raza.
Por estas mauifestaciones, por la vehemencia que
empleo para derrotar la enmienda del senior Quilez,
se me juzgari por algunos, como un ultra-liberal.
Conforme. Mieitras no se implante, arraigue y per-
dure en esta desdichada Cuba un regimen de feculn-
da, ordenada y positive libertad, por cuyo ideal lie
luchado, mientras 9sa libertad no sea stable, no se-
r6 conservador. Si ese dia venturoso llega,'si era
tan ansiada result una realidad, entonces y s61o
entonces serB conservador, porque la conservaci6n
de tautas bieuandanzas serial mii duico m6vil, mi
regla de conduct. Mientras sea un deseo, iientras
tenga una duda, sefnor Giberga, ser6 liberal, liberal
y liberal.
El senior GIBERGA: Pido la palabra.
El senior PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior
Giberga.
El senior GlBERGA: Hay que precisar el sentido
de la palabra "6rdenes." El senior Manduley'estima
suficiente, para que la autoridad del Presidente de la
Repiblica se h'ga sentir en todo el territorio nacio-
nal, que se consigne que A los Gobernadores de las
provincias correspond cumplir y liacer cumplir
las leyes, decretos y reglamentos. Pero ,qu6 son
las leyes, los decretos y los reglamentos? Son
preceptos generals; preceptos generals que, des-
pu6s de dietados, han de recibir aplicaci6n. Vienen
los casos concretos despues de las reglas abstrac-


tas; vienen las necesidades del gobierno y de la
administraci6n-porque el gobierno y la adminis-
traci6n no cousisten en hacer leyes, decretos y re-
glamentos, sino precisamente en la aplicaci6n prac-
tica de las leyes, decretos y reglameutos a los casos
concretos, a las coutingencias que'vayan ocurriendo
en el cursode la vida, A las cuales deben acomodarse
leyes, 6rdenes y reglamentos. De modo que no basta
que el Presidnete de la Repiblica pueda dictardecre-
tos y reglamentos y que los Gobernadores esten obli-
gados a cumplirlos; no basta esopara queel Presiden-
te gobierne y para que el Presidente administre. Sur-
gen los casos concretos; vienen los intereses en pugna
con otros intereses; Ilegan problems de orden p6bli-
co y de seguridad;id ocurren simplemente problems
adiniistrativos, asuntos que hay que resolver en
casos concretos; y en todos estos casos concretes hay
que aplicar leyes, decretos y reglamentos por media,
de 6rdenes que habrA de dictar el Presidente de la
Repdblica, cada vez que vaya a su resoluci6o un
caso de gobierno 6 de administraci6n. Pues las 6r-
denes son los inicos medios posibles 6 imaginable
de gobierno y administraci6n, porque no se gobier-
na sino asi, dictando 6rdenes para cada caso concrete.
Esas 6rdenes ;nio han de ser cumplidas por los Go-
bernadores de las proviucias? Hace falta que se go-
bierne y se administre, y no se gobierna ni adminis-
tra siuo dictando 6rdenes, por medio de 6rdenes; y
si esas 6rdenes no han de ser cumplidas, no habra
gobierno ni administraci6n, y sin esto no puede ha-
ber libertad. Es necesario que el Gobierno tenga un
brazo, con el cual llegue hasta los lugares en que
convenga para hacer sentir su acci6u en todas par-
tes y en todos los moments: porque si n6--dejadme
repetirlo-no habr! gobierno ni habri administra-
ci6n.
El senior SASGUILY: Pido la palabra.
El senior PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior
Sanguily.
El senior SANGUILY: Casi se puede decir que no
voy A hablar en favor, sino que voy A presenter al-
gunas consideraciones a mi amigo el senior Manda-
ley, de acuerdo por consiguiente con el senior Giber-
ga. Es para mi un deber, puesto que lo veo asf
claro, decir cuanto estoy pensando en estos momen-
tos, por mas que me apena sepaarame de ciertas
opiniones.
Se ha asustado el senior Manduley porque so ha-
blaba de 6rdenes del Presidente que deben ser cuin-
plidas por el Gobernador de una provincia; ha
repugnado al senior Manduley el hecho de que se
consigne la posibilidad de que un Gobernador de
provincia obedezca 6rdenes del Presidente de la
Rep6blica; pero vea que aqui se presentau dos pro-
blemas; el primer problema es el siguiente: el Con-
greso da una ley A virtud de su derecho,-;,c6mo la
trasmite para su cumplimiento el Poder Ejecutivo
A los Gobernadores de las provincial, que deben
hacerla cumplir en sus respectivos territories, sino
por medio de una orden?-de manera que es indis-
pensable que la comunicaci6n forzosa, dentro de la
unidad del Estado y las necesidades del Gobierno,
entire el Presidente de la Repiblica y los poderes
representatives del Estado y las provincial, sea por






376 DIARIO DE SESIONES


medio de 6rdenes. De otro modo sucederia que el
Congress acuerda una disposici6n 6 ipso facto los
Gobernadores de las provincias, asumiendo carActer
absolute, aunque respect A una proviucia, 6 en
cada provincia, de poderes, 6 poder ejecutivo, se
creerian en el caso de proceder seg6n su leal saber
y entender para interpreter los precepts de la Cons-
tituci6n: es decir, que habria cinco poderes ejecuti-
vos, cinco autoridades que se creerfan con el dere-
recho de ser cada uno poder ejecutivo, ademas del
President de la Repdblica, en la Isla de Cuba.
Yo creo que esto en absolute pugna no s6lo con
los principios de conciliaci6n de extremes que aqui
nos proponemos, sino con la unidad profunda del
Estado, con la realidad de la Naci6n, con la entidad
supreme de la Naci6n.
Y hay una cosa muy curiosa; este mismo Proyec-
to que esta inspirado en igual sentido de concilia-
ci6n de los extremes, reconoce en el Gobernador de
cada provincia la facultad de dictar 6rdenes; porque
dice el inciso tercero que corresponde al Gobernador
de la Provincia la formaci6n de reglamentos para
la ejecuci6n de los acuerdos del Consejo provincial,
cuando 6ste no los dictare; lo cual implica que ha
de aceptarse como una cosa rational lo que propone
el senior Quilez 6 virtud de este razonamiento. El
Congress dicta una ley, y el Presidente de la Repi-
blica, para hacer cumplir A todos esa ley, d6 una
orden A todas las autoridades del territorio, porque
de otra manera habrfa que asentir en que se le re-
conoce el derecho de sancionar, por si, las eyes, en
cada pedazo del territorio national, A los Goberna-
dores, quienes asi asumirian las facultades del Pre-
sidente de la Repfiblica.
Para mi se falta A ese espfritu de conciliaci6n do
extremes, entire los que son partidarios de la unidad
del Estado y quienes son partidarios del Fe leralis-
mo, que han venido A encontrarse en un t6rmino
medio de conciliaci6n; y es faltar tambi6n al priu-
cipio en que se han fundado para razonar conforine
al inciso 39 de la Base 1. de la Secci6n 19, el que-
r6rsele negar al Presidente de la Repfiblica la fa-
cultad de dar 6rdenes, rompiendo asi la unidad del
Estado 6 impidiendo de todo punto la gobernaci6n
del pafs.
Es cuanto tenia que decir.
El senior MANDULEY: Pido la palabra.
El senior PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior
Manduley.
El senior MANDULEY: Me extrafia que el senior
Sanguily haya supuesto algo que no puedo pensar.
,C6mo voy a career, sefiores Delegados, que no haya
necesidad ni deban dictarse 6rdenes y decretos para
la ejecuci6n de las eyes? Lo que yo dije es que en
nuestra Constituci6n esta claro'el precepto que su-
bordina los Gobernadores de provincias al Presi-
dente de la Rep6blica en lo relative A los asuntos
generals. Y como esos asuntos generals compren-
didos en las leyes han de ser ejecutados por el Pre-
sidente, A 6ste corresponde tomar las medidas de
ribrica para que tengan cumplimiento.
Aunque agradezco y conozco el aliento que quie-
re infundirme el sefor Sanguily al decir que no
tenga temor alguno, he de manifestar sefiores Dele-


gados,que yo no creo en tantos repetidos y tantos
siniestros augurios que A diario nos amenazan y que
no temo A nada, nada de cuautos cataclisinos se
anuncian.
Desde que en mi nifiez of un serm6n al cura de
la parroquia, en el que amenazaba con la inmersi6n
en paila de aceite hirviendo, all6 en el infierno, al
que no cumpliera con el precepto dominical y fies-
tas de guardar, y despu6s del pAnico que experimen-
t6, ful advertido por la piedad maternal de la impo-
sibilidad de la amenaza, y sobre todo desde que
rompimos con Espafia en guerra cruenta, desigual,
y sacamos A Cuba airosa y triunfante de la pelea,
no le tengo miedo A nada ni A nadie, y much me-
nos A ese constant apocalipsis con que quiere ate-
rrarnos con gran entonaci6n y con actitudes de pro-
feta el senior Giberga. Lo que yo temo que pueda
mixtificar nuestra obra, es la reacci6n, reacci6n quo
es enemiga de lo que Ilevo aquf (seialando el coraz6i)
y que esta reproducido en mis hijos y difundido en
mi hogar, el amor A Cuba, A su indepenlencia y a
su libertad.
Mis uinicos temores 6 impaciencias, mejor dicho,
es que todo ese noble anholo pueda ser... ....
El senior PRESIDENTE: Senfor Manduley, aunque
usted no le tenga miedo a nada, ha de ten6rselo al
Reglamento, porque usted no tiene derecho 6 la pa-
labra mas que para una alusian personal, y sin em-
bargo se ha salido used de la contestaci6n.
El senior MANDULEY: Estaba equivocado. Yo le
tengo miedo al senior Presidente, de tal modo que
hugo punto en boca y me callo.
El senior SANGUILY: Pido la palabra para una
alusion personal.
El senior PRESIDENTE: Ticne la palabra el T fiior
Sanguily.
El senior SANGUILY: Regocijados nosostros (y E1
publico, hemos oido todas esas cosas muy intere-
santes que nos ha referido el senior Manduley; las
primeras impresiones de su nifiez, y los consejos
sabios de su sefiora madre, y las terriblezas apoca.
lipticas de su predicador, y lufgo la conclusion que
ha hecho, tan oportuna, sobre todo, contra los apo-
calipsis; pero nos hemos quedado sin saber si teufa-
mos 6 no raz6n los que argiiiamos al sefior Mandu-
ley;... porque 61, olvidandose de ello, per el recuer-
do de sus primeros afios, no ha hecho en este punt
las observaciones que esperAbamos; por lo que que-
dan en pie las que debia contestar y no ha coutes-
tado el seinor Manduley; de donde insist en career
que se trata de dos cosas muy diferentes: la noci6n
del Estado y lo que Ileva aqui (sefialando el cora-
z6n) el sefor Manduley, segdn nos lo indicaba. El
sefor Manduley puedp Ilevar aquf hasta un nido
de Angeles, y sin enmbhgp,, tei er nosotros raz6n en
lo que mantenemos. Yo se lo que dice el articulo
que acabamos de votar, y por lo mismo encuentro
que satisface una necesidad del pafs en sus actuales
condiciones, y que es contrario al espiritu de con-
cordia y armoniia que ecl6cticamente hemos tratado
de buscar y procuramos realizar en esta Constitu-
ci6n. Esto es cuanto tenia que contestar A los allies
del seflor Manduley.







DR LA CWNVERCIOR CONSTiTUIANTi; 379


El senior PRESIDENTE: Se pone a votaci6n la en-
mienda del senior Quilez.
El senior QuILrEz: Pido la votaci6n nominal.
El Secretario, senor Zayas, lee la enmienda del
senor Quidez.
Se verifica la votacion.
El Secretario, senior ZAYAS: Dijeron que si: los
sefiores Berriel, Sanguily, Ndiiez, Giberga, Quilez,
Ferrer, Quesada, Zayas, Villuendas y Mundez Ca-
pota; y que n6: los sefiores Alemin, Jos6 Miguel
G6mez, Monteagudo, Mor6a, Robau, Fortun, Cisue.
ros, Silva, Lacret, Portuondo, Castro, Juan Gual-
berto G6mez, Manduley y Eudaldo Tamayo.
Queda desechada ]a enmienda del sefior Quilez,
por 14 votos contra 10.
El Sccretario, senor Zayas, lee el inciso 2?, que es
oprobado en votacimn ordinaria.
El Secretario, seFlor Zayas, lee el inciso 3?
El selnor GIBERGA: Para hacer una indicaci6n a
la Comisi6n. iNo seria mejor decir "ejecutaudo y
hacienda ejecutar?"
El sefior BERRIEL: Yo, en nombre de la Comisi6n,
acepto la indicaci6n.
El senior PRESIDENTE: Se pone A discusi6n. A vo-
taci6n ordinaria. Aprobado.
El Secretario, senior Zayas, lee el inciso 41? y una
enmienda del seaor NlATez, que dice:
"A la Convenci6n:
Enmienda al inciso 4 deI la Base 1l de la Sec-
ci6n 19.
4? Expedir reglamentos, instrucciones y 6rdenes
para la ejecuci6n de los acuerdos del Consejo pro-
vincial, salva la facultad de 6ste de former los re-
glamentos cuando lo crea convenient.
Sal6n de Sesiones, 7 de Febrero de 1901.
Emilio Nun-bez."
El sefor NuSnz: Pido la palabra para explicar
mi cnmienda.
El senior PRE-iIDENTK: Tiene 1a palabra el senior
NFifez.
El senior NU~Ez: Yo eutiendo que la diferencia
entire mi enmienda y la Base de la Comisi6n, con-
siste en que yo doy al Gobernador todo lo que co-
rresponde al poder ejecutivo, y le doy al Consejo
provincial lo que es atribuci6n exclusive de Conse-
jos proviiciales; 6sa es la diferencia, mientras que
en la Base se le dan al Gobernador muchas de las
facultades que deben ser exclusivas del Consejo pro-
vincial; y al Conspjo, facultades del Gobernador.
El Secretario, sebor Zayas, vuelve a leer la enmien-
da y la Base.
El sefor GIBERGA.: Pido la palabra para ver si
he comprendido la enmienda del senior Ndfiez.
El senor PRESIDENTE: La tiene el senior Giberga
con ese objeto.
El sefor GIBERGA: Entiendo que la Base le da
al Consejo provincial la facultad de former regla-
mentos, instruccioues y 6rdenes. Admitir6 que los
reglamentos puedan ser, deutro de' ciertas condi-
ciones, funci6n de un Cuerpo deliberate; pero no


las 6rdenes 6 instrucciones, que son medidas ejecu-
tivas. Los Consejos no deben dictar 6rdenes, por-
que esto es propio de los Gobernadores. Entiendo
que 6ste es el prop6sito de la enmienda del senior
N6fiez, y si es asi, esto basta para comprender que
no dice lo mismo que la Base. Per mi parte, s6a-
me permitido apoyar la enmienda del senior Nufiez.
El senior BERRIEL: Sefior Presidente, yo le supli-
caria se me facilitara la Base para compararla.
La Mesa le remite la Base.
El senior BERRIEL: Pido la palabra.
El senior PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior
Berriel.
El senior BERRIEL: Dice la Base: (lee). Luego en
la enmienda no se hace otra cosa que alterar sus
t6rminos, sin que se introduzca modificaci6n esencial
en el fondo.
El senior GIBERGA: No dice textualmente lo mis-
mo la Base, used la ha leido inal.
El senior BERRIEL: Si, la lie leido mal; la he con-
fundido con otra. Dice la Base: ,expedir 6rdenes,
instrucciones y reglamentos para la ejecuci6n de
los acuerdos del Consejo provincial;,, y hasta aqui
no se ofrece reparo. Pero se agrega: acuando 6ste-
el Consejo provincial-no los dictare;, y sobre esto
se expone, dando ello motive A la enmienda, que la
redacci6n de la Base es defectuosa, por cuanto los
Consejos no habrin nunra de dictar 6rdenes.
Mas yo expongo que esto no puede aseverarse de
modo tan absolute; recordando a este objeto que las
famosas Cortes espafiolas del afio 1812 dictaban de-
cretos, entire los que figure, pongo por ejemplo, el
relative a los arrendamientos de fincas rdsticas y
fomento de la propiedad agricola. Asi que no veo
raz6n bastante convincente que haga indispensable
dar otra redacci6n al texto de la Base.
El senior GIBERGA: En mi concept difiere la Ba-
se de la enmienda; y asi ha resultado de la explica-
ci6n del senior Berriel.
La Base le reserve al Consejo la facultad de ex-
pedir reglamentos, instrucciones y 6rdenes. La en-
mienda reserve al Consejo provincial la facultad
de expedir reglamentos, y dice que las instrucciones
y las 6rdenes, es el Gobernador quien las tiene que
expedir. ,No advierte la diferencia el senior Berriel?
Luego, convengamos en que no dice lo mismo la
enmienda que la Base y en que no se trata de una
cuesti6n de redacci6n: se trata de una diferencia de
concepts.
El senior JUAN G. GOMEZ: Pido la palabra.
El senior PRESIDENTE: Tiene la palabra el seflor
Juan Gualberto G6mez.
El senior JUAN G.. GOMEZ: Hago uso de la pala-
bra en contra de la enmienda, porque me parece
que la Base responded A los prop6sitos manifestados
por los sefiores Ndfiez y Giberga. Lo que hace falta,
lo que se necesita hacer, es de la exclusive compe-
tencia de la Comisi6n encargada de hacer el ar.
ticulado de la Constituci6n. En la Base 4" se dice:
(Que el Gobernador tendrL la facultad de expedir
6rdenes para hacer cumplir los acuerdos del Conse-
jo;, es decir, se necesita para mayor claridad, y creo
que asf debe hacerse, ponerlo en un articulo aparte;
pero como ademas debe tener la facultad de expedir







MWbito bi sWStONR9


las instrucciones y reglamentos cuando el Consejo
provincial no los dictare, sucede simplemente que
en el Proyecto todas esas facultades que tiene el
Gobernador se han consignado en una Base unica.
Al redactarse el articulado han de ir A doslarticulos
diferentes; por lo tanto, no hay necesidad ninguna
de la explicaci6n que ha dado la Comisi6n; no es
precise aceptar el espiritu de la enmienda dol senor
Nffiez, porque no veo la necesidad de aceptar esta
enmienda, que A mi juicio tiene que alterar el senti-
do mismo de la Base. Con tal motivo yo propongo
que se deseche la.enmienda, y que tenieiiTo en
cuenta lo que la Comisi6n ha manifestado, a su vez
la Comisi6n encargada del articulado lo redacte en
esa forma.
El senior PRESIDENTE: Se pone A votaci6n la en-
mienda. Se verifica la votaci6n. Queda desechlada.
El senior GIBERGA: Pido que conste mi voto.
El Secretario sefnor ZAYAS: Y el mfo.
El senior PRESIDENTE: Los selores Giberga y Za,
yas hacen constar sus votos a favor de la en'nien-
da. La Base ahora.
El Secretario, sei-or Zayas, la lee.
El senior PRSEIDENTE: Se pone 1 discussion. (Silen-
cio). Votaci6n ordinaria.
El senior GIBERGA: Pido la palabra para expli.
car mi voto.
El senior PRESIDENTH: Li tiene el senior Giberga.
El seinor GLBER(sa: Voto la B L-se en el con(cepto,
que se ha explicado aquf, oe que significa virtual-
mente lo mismo la enmienda; que el concerto y
espiritu de la enmienda sean admnitidas len la re-
dacci6n definitive.
El senior NuENz: Por la misma raz6n.
El senior PRESIDENTE: Explican su voto los sefio-
res Giberga y Nufiez.
El Secretario, sefnor Zayas, lee de nuevo el inciso 5?
El senior PRESIDENTE: ,No hay enmliendas?
El Secretario, senior ZAYAS: N6.
El senior PRESIDENTE: Se pne A dliscusi6n. (Si-
lencio). Votaci6n ordinaria.
Queda aprobada.
El Secretario, senor Zayas, lee el iaiciso G:
El senior PRESIDENTE: Tampoco lhay enmiendla.
Se pone a discusi6n. (Sileacio). A votacion ordina-
ria. Aprobado.
El Secretario, senior Z.YAs: Hay una enmienlda
que dice.........
El senior PRESIDENTE: Es una adici6n.
El Secretario, senior ZAYAs: Si, sefiores Delegados,
es una adici6n.
El senior GIBRRGA: Pido la palabra. La primer
Base, al tratar del Reglamento municipal y provin-
cial, fija los casos en que procede la suspension
de los acuerdos de los Ayuntamientos y de los
Alcaldes; /,no seria mas convenience reservar este
punto para cuando so discuti el regimen munici-
pal, porque es una cuesti6i que esta aqul por refe-
rencia?
El senior PRPSIDENTE: Se va A dar lecture la
adici6n del senior Juan Gualberto G6mez.
El Secretario, senior Zayas, lee la adici6n del se-
Rnor Juan G. G6mez, que dice:


"A la Convenci6n:
El Delegado que suscribe, pide se adicione la Ba-
se 1P de la Secci6n 19, con el siguieute inciso:
(7': Acordar la suspension de los Alcaldes en los
cases de extralimitaci6n de sus facultades, viola-
ci6n de las leyes y de los acuerdos de los Consejos
provinciales, 6 incumplimieuto de sus deberes, dan-
do cuenta al Consejo provincial, en los t6rminos
que determine la Ley.)
SalOn de Sesiones, 7 de Febrero de 1901.
Juan G. G6mez.
El senior PRESIDENTE: 4Se pone a discusi6n alora,
senior Juan Gualberto G6mez?
El senior JUAN G. GOMEZ: Si, sefnor.
El senior PRESIDENTE: S3 pone a discusi6n. A
votaci6n ordinaria.
Aprobada.
El sefor VILLUENDAS: Voy hacer constar en ac-
ta mi voto en contra.
El senior MANDULEY: Tambi6n quiero que conste
en acta mi voto en contra.
El Secretario, senior Zayas, lee la Base 2. que
ha rejforoado la Comisi6n, la cual es aprobada, y
dice:
"A la Convenci6n:
(El Gobernador recibir t del Tesoro provincial
una dotaci6n que podrl ser alterada; pero esta al-
teraci6n no surtirA efectos sino en los periods si-
gnientes At aqu61 en que se acord6 la alteraci6n.,
Sal6n de Sesiones, 7 de Febrero de 1901.
La Comisiwi."
Es oprobada la Base 39, que dice:

(A1 Gobernador lo sustituirA el Presidente del
Consejo Provincial; siendo la sustituci6n, en caso
de vacant, para todo el t6rmino para que fu6 electo.,
Lee la Base ./. reformada por la Comnisio, que
dice:
"A la Convenci6n:
Secci6n 19.-Base 4
((El Gobernador serA responsible ante el Senado
en los cas )s que establezca la Constituci6n. Acordada
la acusaci6n, quedarn el Gobernador suspense, ipso
facto, en el ejercicio de su cargo.
De todo otro delito el Gobernador serai responsa-
ble ante los Tribunales, en la form que las leyes
determinen)
Sal6n de Sesiones, 7 de Febrero de 1901.
La Comisi6n."
El Secretario, sef >r ZAYAs: Hay una enmienda
del senior Nifiez. (La lee).
El senior NUrEZ: Retiro la enmienda, porque fun
ya adoptada.
El Secretario, senior ZAYAS: Es cuesti6n de refe-
rencia.
El senior JUAN G. GOMEz: Pido la palabra en contra
de la Base.
El senior PRESIDENTE: Teniendo necesidad de ter-
ininar la sesi6n A esta hora, se levanta la sesi6n.
(Eran las 5 en punto).




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs