Group Title: Diario de sesiones de la Convencion constituyente de la isla de Cuba
Title: Diario de sesiones de la Convención constituyente de la isla de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072606/00017
 Material Information
Title: Diario de sesiones de la Convención constituyente de la isla de Cuba
Physical Description: 479, xxxi p. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Convención constituyente, (1900-1901
Publisher: La Convención
Place of Publication: Havana
Publication Date: [1901]
 Subjects
Subject: Politics and government -- Cuba -- 1899-1902   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
General Note: Includes convention reports from Nov. 1, 1900 to Feb. 27, 1901.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072606
Volume ID: VID00017
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 000352599
oclc - 09792325
notis - ABZ0572

Full Text



HABANA 26 DR ENERO DE 1961.- NUMERO 17.




DIARIO DE SESIONES
DE ,LA.

CONVENTION CONSTITUYENTE
DE LA
ISLA DET CUBA-

* Of*ioin a : E-diflofo de la Oonvenoi45. (Teatro 3azrti) *


SESSION DEL VIERNES 25 DE ENERO DE 1901

.ST-MVAR-I=.IO

Se abre la sesi6n.
Se aprueba con ligeras enmien' v .1 acta de la anterior.
Continta la discusi6n de la Base t .r .ra de la Secci6n primer del Proyecto.
Los Sres. Manduley y Quesada presentan enmiendas A la misma, y discutidas, es rechazada la del
primero y aprobada la del Sr. Quesada.
Se da lecture a la Base primer de la Secci6n segunda y A las enmiendas propuestas por los Sres.
Cisneros y Zayas A los incisos 4, 6 y 8.
El Delegado Sr. G6mez, J. G., present una enmienda A los incisos 2 y 3 y una adlcidn A la Base.
Se pone A discusi6n esta enmienda, y agotados los turnos, ampliase el debate por la Presidencia.
Es rechazada la enmienda del Sr. Gdmez.
El Sr. AlemAn present enmienda al inciso 4 de la Base sobre el cual hay enmiendas de los Sres. Cis-
neros y Zayas.
Se discute la priu Gray es rechazada, asi como la del Sr. Cisneros, y la Comisi6n acepta la del Sr.
Zayas.
Queda desechada la enmienda del Sr. Cisneros al inciso 6.
La Comlsi6n acepta la enmienda del Sr. Zayas al inciso 8, y puesta A votaci6n la del Sr. Cisneros al
mismo, es rechazada.
Siendo la hora reglamentaria, se acuerda prorrogar la Sesidn hasta las seis.
Se rechaza otra enmienda del Sr. G6mez, J. G.
Puesta A votaci6n la Base, es aprobada con las modificaciones hechas y una adici6n del Sr. Zayas.
Se da lectura A la Base segunda de la Seccidn segunda y A las enmiendas propuestas por los Sres. Mo-
rda y Zayas.
Puestas 6stas A votaci6n, es desechada la primer y aceptada en su primer part la segunda, y queda
aprobada la Base.
Leida la Base tercera se aprueba sin discusi6n.
El Sr. Sanguily propone en uni6n de otros Sres. Delegados, que la Convencidn acuerde una demos-
traci6u de pesame al pueblo ingles por la muerte de en amada soberana.
Promudvese discusidn sobre la moci6n y es aprobada por mayoria.
Se suspended la sesidn.


A las 2 y 25 se abre la sesi6n.

El senior PRESIDENTE: Se abre la sesi6u. Sirvase
leer el acta el senior Secretario.
El SECRETARIO, senior Zayas: La Secretarfa ad-
vierte que en el cuerpo del acta que va A leerse no
estAn incluidos los detalles de las votaciones nomi-
nales que han tenido lugar. Constan en hoja aparte,
que por la escasez de tiempo no ha sido possible in-
cluir; pero constant en el Diario de Sesiones respective
y en el acta definitive, pues 6sta no es mAs que un
borrador.
El senior FERNANDEZ DE CASTRO: ,En el acta no
constant los detalles?


El SECRETARIO, senior Zayas: En el acta no cons-
tan los detalles, es decir, los nombres y en el sentido
que vot6 cada uno, porque 6ste es un borrador.
ConstarAn en el acta en limpio y en el Diario de Se-
siones.
El SECRETARIO, senior Zayas, lee el acta.
El senior GONZALEZ LLORENTE: Pido la palabra
respect al acta.
El senior PRESIDENTE: La tiene el senior Llorente.
El sefor GONZALEZ LLORENTE: No es exacta la re-
laci6n que se hace respect a mi, al decirse que yo pe-
di que se reconsiderara el acuerdo. Cuando el sefior
Rfus Rivera pidi6 eso, yo me opuse diciendo que no
podia reconsiderarse lo que A mi juicio no existfa. Si







tat JbIAriO D9 SES14Nig


dice asi, que yo pedi que se reconsiderara, me atri-
buye una especie de que yo no era capaz.
El senior VILLUENDAS, leyendo: El acta dice que
el senior Llorente opina que no debe reconsiderarse.
El senior GONZALEZ LLORENTE: Perfectamente.
El senior SANGUILY: Suplico al senior Presidente
que ordene al senior Secretario que lea la parte del
acta que se refiere A la pufialada.
El SECRETARIO, selor Villuendas, leyendo: "El se-
fior Sanguily explica la votaci6n que anula la base,
como desechada en un moment de confusion, y ca-
lifica su contrario resultado como una pufialada por
la espalda al Proyecto presentado por la misma."
El senior SANGUILY: Pido la palabra.
El sefnor PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior
Sanguily.
El senior SANGUILY: Impugno el acta, senior Pre-
sidente, en esa part, porque no traduce lo que yo
dije, por lo menos no lo hace con la fidelidad debida.
Y todo consist en que ha habido exceso de parte
de los sefiores Secretarios, en su noble deseo de ser
lo nAs comprensivos possible. Creo, sin embargo,
que se han extralimitado, porque las actas no deben
comprender tanto ni descender A los detalles de pa-
labras, sino reducirse A la expresi6n mis 6 menos
siut6tica del pensamiento capital que se haya defen-
dido 6 atacado. Pero ya que lo han hecho de ese
modo, debieron haber sido absolutamente exactos.
Como esto no es possible hacerlo en las actas, su-
plico que se subsane 6sta, por lo menos en la parte
que mi concierne. Lo que dije, explicando c6mo
se habia hecho la votaci6n de la Base 3' sin la dis-
cusi6n que el Reglamento exigia, fu6 que semejante
hecho habia ocurrido 6 por inadvertencia 6 por des-
cuido 6 por confusion, y que por lo mismo se man-
tenia un acuerdo que era anti-reglamentario, lo que
podria resultar en dafio del Proyecto de la Comisio6
de Bases, quizas, sin intenci6n, por adulterarse su
espiritu, por cambiarse la estructura del Proyecto,
viniendo A ser entonces para 6ste el acuerdo algo
asf como una pufialada per la espalda; pero ,A qu6
descender A la pufialada, es decir A una frase? 4C6.
mo es possible que la Secretaria se detenga en frases
que brotan de la improvisaci6u buscando un deter-
minado fin en las discusiones?
Lo iuico que en este concept es natural, en cuan-
to A exactitud, tiene que ser la exactitud que ha de
exigirse A los taqufgrafos; pero no se puede pretender
por los Secretarios ser exactos sin serlo, y como el
acta no interpreta mi pensamiento, suplico su co-
rrecci6n en esa part.
El senior VILLUENDAS: El sefior Sanguily tiene
raz6n en lo que se refiere A que no deben constar en
el acta textualmente todas las palabras que se pro-
nuncian; yo debo consignar que voy tomaudo cosa
por cosa todo lo que se va haciendo.
El senior SANGUILY: Pido la aclaraci6n del acta.
El senior VILLUENDAS: No constara en el acta,
como pide el senior Sanguily; por mAs que nosotros
entendi6ramos ayer, los Secretarios, lo que 6l quiso
decir; sobre todo cuando lo dice tan bien.
El senior SANGUILY: Bueno, apliquese el reme-
dio.
El senior PRESIDENTE: AlgIin otro senior Delega-


do tiene que hacer alguna observaci6n sobre el acta?
Silencio. Queda aprobada bl acta.
El senior QUESADA: Pido la palabra, rogandole A
la Secretaria que lea la moci6n que he presentado
acerca de la Base 3.
El Secretario lee 9sa y otra enmienda que dicen:
"El Delegado que suscribe, propone la siguiente
Base:
"El territorio de la Repfiblica se dividira en seis
Provincias, cuyos limits serAn los actuales y cnyas
denominaciones las determinarA el Consejo Provin-
cial de cada una. Las Provincias podrAn incorpo-
rarse A otras 6 subdividirse para former nuevas Pro-
vincias, mediate la aprob.,ci6n de los respectivos
Consejos Provinciales y la aprobaci6n del Congreso
Nacional.
Gorizalo de Quesada, Martin Moria Delgado,
Jose B. Alemdn, Pedro Betancourt, Luis FortAn."

"A la Convenci6n:
"El Delegado que suscribe tiene el honor de pro-
poner que la Base 3a de la Secci6n 1", se redac-
te asi:
"El territorio de la Repdblica continuara dividido
en las seis provincias existentes, con las denomina-
ciones de Oriente, Camagfiey, Las Villas, Matanzas,
Habana y Pinar del Rio, sin que su n omero pueda
restringirse de ningfin modo.
"Para que se forme una nueva Provincia dentro
de los limits de dos, sera necesario que ambas lo
resuelvan por acuerdo de sus respectivos Consejos.
"Para que se forme una nueva Provincia dentro
de los limits de una, sera necesario que lo resuelva
el voto de una Convenci6n ad hoc de la Provincia.
"En esos casos el Congreso acordara la constitu-
ci6n de la Provincia creada, siempre que no se in-
frinja ningun precepto legal.
"Edificio de la Convenci6n Constituyente, A 25
de Enero de 1901.
Rafael Manduley."
El senior PRESIDENTE: Continda la discusi6n de
la Base 3' de la Secci6n 1' Se han presentado dos
nuevas enmiendas. La Presidencia entiende que no
han sido desechadas; las dos enmiendas son comple-
tamente distintas. Se pone A discusi6n la enmienda
que mas se separa de la Base, que es la iltima que
acaba de ser leida. Si los sefiores Delegados lo desean,
se volverAn A leer.
El Secretario, sefor Zayas, repite la lecture de las
enmiendas.
El senior FERNANDEZ DE CASTRO: Pido la pala-
bra.
El senior QUESADA: Pido la palabra.
El senior MANDULEY: Pido la palabra.
El senior PRESIDENTE: El senior Castro la habia
pedido primero.
El senior FERNANDEZ DE CASTRO: Yo habia pe-
dido la palabra para apoyar la primera enmienda.
El senior PRESIDENTE: La que se ha puesto A
discusi6n es la segunda.
El senor FERNANDEZ DE CASTRO: Como ayer se
han discutido las enmiendas conjuntamente......





DI LA CONVENCION CONSTITUYENTE 183


El senior PRESIDENTE: Pero 6stas se separan ra-
dicalmente.
El senior QUESADA: Yo habia pedido la palabra
para la primera, de que soy autor......
El senior PRESIDENTE: 'Entonces tiene la palabra
el senior Mauduley.
El senior MANDULEY: Cualquiera que haya oido
leer en estos moments el acta de la sesi6n anterior,
en la cual se relata la proposici6n 6 enmienda que
present ayer, respect A la division del territorio,
creeri, sefiores Delegados, que la presentada hoy
nuevamente y que ahora se somete a vuestra deci-
si6n, me coloca en desacuerdo comoleto con aquella
enmieLda. Me mueve a esta deteiminaci6n el mis.
mo prop6sito que en la anterior persegufa de modo
claro, absolute y director y que ahora deseo en otra
forma. La realidad en que nos encontramos nos
obliga A algo determinado. Todas las formulas, las
enmiendas presentadas y la del Proyecto de la Co-
misi6n, fueron desechadas sin posibilidad de avenen-
cia. Por eso estudi6 anoche con detenimiento el pre-
sente caso y reconstruyendo mis teorias y sacando
por tanto una consecuencia final, me determine 6
presentaros la enmienda que estoy defendiendo y
que de seguro no debe rechazar ningin unitario, ni
siquiera los ultraunitarios de ayer de tarde. La uni-
dad national no peligra en manera alguna, porque
las provincias tengan el gobierno, el manejo, la di-
recci6n de su propia administraci6n, de sus asuntos
privativos. La unidad national no peligra porque
su territorio se componga de seis, de och; de m6s
provincias, que al fin y de todos modos 6sa es una
division administrative, org6nica y reformable y
nunca base, fundamento constitutional, de la misma
Smanera que no peligra la acci6u ni la existencia de
una provincial porque se subdivida en ocho 6 en
veintinueve 6 mis ayuntamientos y estos en pocas 6
en muchas alcaldias de barrio.
Digo y repito que la unidad national no peligra
porque hoy haya seis prnvincias y mafiana por cre-
cimiento de la poblaci6ii, le la riqueza y por otras
causes imprevistas se modifique el organismo admi-
nistrativo, bien porque de limits colindantes de dos
se forme otra 6 bien porque, si el crecimiento de una
fuere tan extraordinario, se constituya una provin-
cia mis, hechos que pueden resultar en mas 6 menos
lejano tiempo y los cuales no debemos impedir
que lleguen 6 solucionarse, que lo contrario impli-
caria la supresi6n de la descentralizaci6n que la ra-
z6n y los sanos principios de gobierno preconizan
como una necesidad para el equilibrio de la admi-
nistraci6n de un pals.
Al decidirme A poner los nombres obedezco a un
deseo popular que no debe contrariarse y al acuerdo,
con el voto de todos los sefiores Delegados, que de-
jaba a los de cada provincia la libertad de hacer sus
respectivas denominacioues, de poner los nombres,
nombres que precisamente son id6nticos 6 la volun-
tad un6ninme que imper6 en las reuniones privadas,
que por cierto cref de uu resultado mas positive y
focundo del que han tenido.
Cuanto deseo, cuanto he manifestado, no puede
asomar amenaza para la Constituci6n. Creo que los
sefiores Delegados no deben oponerse. Ese fue el


convenio espontAneo y decisive, aprobado para cada
una por sus Delegados y por todos en general.
Refiriendome A la parte que trata de la libertad
que deben tener dos Provincias para que, si por acre-
centamiento de su poblaci6n y riqueza y por ser ex-
tensos sus territories, se determinan A que con part
de amibas se constituya una nueva, no obedezco A
otro criterio que al criterio descentralizador que de-
be imperar en todas las agrupaciones politics, en
todos los pueblos bien organizados, en los cuales no
cabe la posibilidad de escuelas que pretendan que
toda la vida de la Naci6n, ain la part peculiar,
privada, intima, de interns local, venga A surgir y
sea encauzada, reglamentada por el Congreso Na-
cional, donde no deben regulars otros asuntos que
aquellos que afectan y son de carActer colectivo, de
modo tal, que conciernen 6 important 6 todos los ha-
bitantes de Cuba.
Creo que ningun contrario A la federai6n debiera
hacer impugnaciones A mi enmienda. Precisamente
asi se resuelve la transacci6n entire las escuelas a
que pertenecen los sefiores Delegados. El ndmero
de federales es muy grande. El numero de los uni-
tarios es muy respectable tambi6n. Si 6sta, mi propo-
sici6n, no tiene vida, no pasa a ser Ley, no s61o no
impera en debida proporci6n el espfritu federal que
ha transigido cuerdamente cuanto es possible, sino
que ese espiritu morira en manos de los ultraunita-
rios.
Yo insist, pues, en que no veo una raz6n, un
vn ivo politico, econ6mico, administrative de nin-
guia clase, que mueva A unos y a otros, A los fede-
rales y a sus contraries, a no votar en favor de oi
proposici6n, que entraila soluciones que estun
harmonia con los defensores del establecimiento (
una gran descentralizaci6t dentro de una Repuiblica
unitaria, descentralizaci6n que no estorba, que hace
buena su estabilidad.
El senior PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior
FernAndez de Castro.
El senior FERNANDEZ DE CASTRO. Sefores Dele-
gados, pareceria raro antes de oirme que, despu&s de
mi proposici6n de ayer de dividir el territorio de la
Rep4blica en site provincias, haya de usar la pala-
bra en contra de la moci6u del senior Manduley. Yo
no me opongo en absolute A la enmienda, sino A una
part de ella, la parte que dice que se harA la divi-
si6n por una Convenci6n Provincial. H6 aqui per
qu6 prefiero, entire otras, la del senior Quesada, por
muchas razones, y entire ellas por uta muy princi-
pal, por la pl6tora de glecciones que va a tener
nuestro pais; y ahora le vamos A dar una mas. Fi-
jense en esto, que es importantisimo en el detalle de
la vida political de los pueblos. Por ese Proyecto de
Constituci6n, tene:nos nueve elecciones, y ahora va-
mos A dar una mAs, innecesaria, porque cuando el
pueblo elija los Delegados, ya sabe que una de las
facultades que concede A los Convencionales serA la
de dividir el territorio de la Repdblica. En este sen-
tido, hay una enmienda que subsana este defecto,
hay una enmienda que deja libre al pueblo, y deja
en libertad A las provincial para que cuando se sien-
tan con vida suficiente puedan convertirse en dos,
sin el inconvenient de la Convenci6n de las Divi-






184 DIARIO 'DE SESIONES
g


siones Provinciales, para la cual habra que dictar
una ley distinta A las demas leyes, una ley especial
que se llamara Ley de Convenciones Provinciales.
Esta es la consecuencia del proyecto del senior Man-
duley, y para contrarrestarla, apoyo el del senior Que-
sada.
El senior MANDULEY: Para rectificar.........
El senior PRESIDENTE: Tiene la palabra.
El senior MANDULEY: Al senior FernAndez de Cas-
tro le causa temor que el pueblo tenga que hacer mu-
cho uso del derecho electoral. La negaci6n de ese de-
recho es el sistema que impera en Rusia, no en Ame-
rica, no es el sistema de la civilizaci6n que tiene por
maestro A los Estados Unidos, donde debemos tener
tijos nuestros ojos como la estrella polar que en nues-
tro viaje nos guia. Alli hay elecciones para todo.
Hay elecciones para los Ayuntamientos, para Alcal-
des, para Sheriffs, para los funcionarios del Condado,
para Gobernador, Teniente Gobernador, CAmara de
Representantes y Senado del Estado, para Presidente
y Vice Presidente, CAmara de Representantes y Se-
nado de la Naci6n.
El senior PRESIDENTE: Sefior Manduley, ruego A
usted que rectifique.
El senior MANDULEY: No quiero en mode alguno,
ni se me puede ocurrir el desatino que esta Conven-
ci6n Constituyente haga una LEY PARA CONVECIO-
NES PROVINCIALES. Eso no puede pasarme por la
cabeza. Siendo las provincias aut6nomas, adminis-
trativamente, claro es que ellas serAn quienes la ha-
gan, y no esta Convenci6n, que tiene el solo deber
y la sola competencia de ha(.- un C6digo funda-
mental. Creo que una cosa no evitara ni impedira
hacer uso de la otra.
El senior PRESIDENTE: Vuelvo A Ilamarle la aten-
ci6n sobre que no esta usted rectificando.
El senior MANDULEY: Desearfa que el senior Pre-
sidente me concediera alguna latitud para poder ex-
plicar los fundamentos de mi enmienda presentada,
ya que la fiebre que me aqueja me impidi6 expla-
narlos del modo que debia, tanto mAs cuanto que mi
torpe palabra no pudo darles la claridad que con
una llaneza como la de Sancho quiero darles.
El senior PRESIDENTE: Rectifique los hechos.
El sefior MANDULEY: Rectifico los concepts que
se me atribuyen.
El senior PRESIDENTE: Es impossible que continue.
El senior MANDULEY: Bien; senior Presidente, me
callar6.
El senior FERNANDEZ DE CASTRO: Pido la palabra
para rectificar, para declarar que yo no rechazo el
derecho de elecci6n en las provincias; que no sg quA
mote es ese que me pone el senior Manduley con el
t6rmino de ruso, porque aunque el senior Manduley
me llame como 61 quiera, yo soy lo que soy: cuba-
no, oriental y bayam6s.
El senior PRESIDENTE: Votaci6n ordinaria; sirva-
se el Secretario dar lectura A la enmienda.
El SECRETARIO, senor Zayas: Se va A votar la en-
mienda del senior Manduley, que dice asf: (lee). Vo-
taci6n ordinaria, ha dicho el sefor Presidente.
El sefior PRESIDENTE: Se pone A votaci6n; los
que est6n conformes se pondrAn de pie, como dispo-
ne el Reglamento.


Se verifica la votaci6n.
Votaron dos en pro, los sefiores Portuondo y
Manduley; queda rechazada la enmienda del senior
Manduley.
Se abre discusi6n sobre la enmieuda del senior
Quesada, A la que va A dar lectura el Secretario.
El SECRETARIO, senor Zayas: Se pone A discusi6n
la enmienda de los seiiores Quesada y otros Delega-
dos, que dice asi: (lee).
El senior GONZALEZ LLORENTE: Pido la palabra para
proponer una enmienda A la enmienda, que estoy se-
gurola aceptarAn todos. Donde dice: acuy as denomi-
naciones determinarAn diga, ,cuyas respectivas deno-
minaciones,, es decir, que se agregue la palabra ,res-
pectivas).
El senior QUESADA: Perfectamente: aceptado.
El senior PRESIDENTE: Tiene la palabra el sefor
Fernandez de Castro, que la habia pedido en pro.
El senior FERNANDEZ DE CASTRO: Habia pedido
la palabra en pro, desde luego, para apoyar la en -
mienda que se ha lefdo, y hago mfos los argumen-
tos del senior Manduley en favor de la suya, salvo
aqu6llos que se refieren A la elecci6n de la Conven-
ci6n Provincial, A la que e' rrienda las futuras
divisions.
Esta enmienda, sefiores Deiegados, esta en la
mente de todos que viene A resolver un proble-
ma sencillisimo, pero que aqui result grave ayer
tarde. Esta enmienda, presentada por mis distin-
guidos compafieros, viene A resolver el conflict
que se present ayer, porque comprende las aspi-
raciones de todos los que componemos la Asamblea,
las aspirac' n1 de todos los Delegados, consignan-
do: primer ,' : si6n de provincias como princi-
pio general, .. ando, que queden las seis provin-
cias que existent_ hoy, A fin de no llevar esos tras-
tornos, que yo no veo, pero que ayer se enunciaron
aqui; y deja ademis la puerta abierta para los
que conmigo aspiraban A que se dividiese una
provincia en dos, 6 tres. Asi, cuando una provincia
este en las condiciones en que esta la provincia
oriental, su Consejo Provincial, que debe ser el uAi-
co juez, lo resolverA.
No hay para qu6 temarle al Congreio, senores
Delegados; en este sentido no se confunda el federa-
lismo; porque el Congreso no podra nunca reducir
el numero de las provincias, puesto que, aunque en
esta enmienda se le d6 la facultad de hacerlo, no
podra ser sino por ia;'tlva y de acuerdo con
el Consejo Provincial; ; I 1' luego que el' Poler
Ejecutivo no puede toi I.t iniciativa, 63ta le que-
da reservada exclusivatrn.te al Consejo Provincial.
De manera que, resuelto el problema en este sen-
tido, no se cerraran las puertas, como so habian ce-
rrado en el Proyecto de Bases. Para dividir una
provincia en el dia de mafiana, segun el Proyecto
de Bases, serfa necesaria una reforna de la Consti-
tuci6n, que siempre traeria trastornos series, y
siempre seria ridiculo que dentro de dos 6 tries afios,
para complacer necesidades de un pequefo territo-
rio, se fuera A pedir nada menos que la reform de
la Constituci6n.
La enmienda del senior Quesada llena por com-
plete este vacio, satisface las aspiraciones de todos y





DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 185


deja subsistentes las seis provincias; quedan sus li-
mites, sus nombres, y el Consejo Provincial, tan
pronto como est6 organizado, tiene facultad para
facilitar, a los que como yo esperan que su provin-
cia se divida en dos, ei que puedan intentar su de-
siguio y llevarlo A cabo en la forma convenient 6
los intereses nacionales y provinciales.
El senior PRESIDENTE: 4Con qu6 objeto pide la
palabra el s- )o- Quesada?
El senor '_ESADA: Habia pedido la palabra,
pero se la c(< al Presidente de la Comisi6n del
Proyecto de Bases de la Constituci6n.
El senior PRESIDENTE: El senior Rius Rivera ya la
tenfa pedida.
El senior Rius RIVERA: Para aceptar en nombre
de la Comisi6n la enmienda propuesta por el senior
Quesada, explicada por el senior FernAndez de Cas-
tro, teniendo en consideraci6n que la enmienda
obedece al mismo espiritu de conciliaci6n, pues po-
ne A salvo el principio de Bases presentado por la
Comisi6n, y en este caso no veo en absolute incon-
veniente ninguno en aceptar la enmienda del senior
Quesada, toda vez que seconsigue el objeto expre-
sado.
Y por tanto, nosotros r --)tamos la enmienda del
senior Quesadi, v si no 1 j quien pida la palabra
en contra, deL uego pido que se someta a vota-
cion.
El senior S.(r-'TLY: Pido la palabra.
El senior P .-c )TE: 4En contra?
El senior SAI, :ILY: N6, para que tengan la bon-
dad de repetir la lectura de la enmienda.
El senior PRESIDENTE: Se lee la enmienda por
tercera vez.
ElSecretario, senor Zayas, la lee.
El senior SANGUILY: Pido la palabra en contra.
El senior PRESIDENTE: La tiene el senior Sanguily.
El senior SANGUILY. Voy A ser sumamente breve,
en la necesidad en que hoy nos encontramos de lie-
gar A un acuerdo respect de la Base que haya de
sustituir a la tercera del Proyecto de Constituci6n.
Por mi parte no hay inconvenient ni pretenderia
tampoco dilatar esta discusi6n en lo m6s minimo,
pues que procuramos que cuanto antes lleguemos a
una resoluci6n.
S61o, pues, voy A hacer una indicaci6n A modo, si
se permit la palabra, de correcci6n en lo que hace
A la forma en que estA redactado uno de los incisos
de esta enmienda. Dice asi: aLas provincias podrAn
incorporarse A otras).
En primer lugar Zes acaso claro el pensamiento
en tal expresi6u? 4C6mo pueden las provincias in-
corporarse a otras provincias? Se incorpora una pro-
vincia A otra provincia, y esto no lo dice la en-
mienda.
En segundo lugar, subdividir las provincias para
former nuevas provincias, es un concept muy con-
fuso. Si former nuevas provincias fuera precise, en-
tonces no se subdividirian, sino que se dividirfan.
Se subdividen las provincias para former nuevos
ayuntamientos, para reorganizarse en parts infe-
riores, y subordinadas, por lo que con pena he de
declarar que la redacci6n es p6sima.
El senior ZAYAs: Pido la palabra en pro.


El senior PRESIDENTE: La tiene el senior Zayas.
El senior ZAYAS: Sefiores Delegados: he pedido
la palabra en pro de la moci6n.........
El sefiV, QUESADA: Sefior Presidente, yo la ha-
bia pedidk> 1: pro y no se me ha concedido.
El senior "RLSIDENTE: Porque nadie la habia
pedido en co-itra, y el senior Quesada la renunci6 A
favor del senior Rius Rivera. Continue el senior Za-
yas.
El senior ZAYAS: Sefiores Delegados: iba a ha-
blar en pro de la moci6n, porque en efecto conside-
ro que tengo alguna paternidad en ella, pues que
esta moci6n no es otra que la presentada por el se-
fior Emilio Nufiez y por mi y que mereci6 ser re-
chazada ayer, por esta Convenci6n.
Alli 4qu6 deciamos? que continuarian las pro-
vincias en el nfmero y con los nombres y los li-
mites que hoy tienen, mientras que por las leyes no
se modificaran.
Pues efo. v nada mas que 6so, es lo que se dice en
la nuexv ,'o6n, determinAndose la forma en que
han de h,.. re esas variantes. Varios senores Dele-
gados hacet senales negatives. Veo que me hacen se-
fiales negatives, pero me parece que el texto de la
moci6n puede m6s que las sefiales. Lee: ,El territo-
rio de la Rep6blica se dividird en seis provincias,
cuyos limites serfn los actuales y cuyas respectivas
denominaciones las determinard el Consejo Provin-
cial de cada unan.
Various sefores Delegados hablan en voz alta.
El senior ZAYAS: Yo ruego A la Presidencia que
haga que se me escuche, 6 renuncio 6 la palabra.
El senior GONZALEZ LLORENTE: Pido la palabra.
El senior ZAYAs, continuando: (Las provincias
podr6n, mediante'la aprobaci6n del respective Con-
sejo Provincial, etc.......... Esta es la forma en que
ha de hacerse la modificaci6n; en la moci6n del se-
flor Ndfiez y mfa no se daba la forma, pero se in-
dicaba que mediante las leyes podfan variarse el
n6mero, los limits y las denominaciojes.
No hay diferencia esencial entire una y otra mo-
ci6n; son exactamente las mismas, el mismo espiri-
tu las anima; no creo, por consiguiente, que haya
obsticulo ninguno, ni ningin inconvenient, en los
que votamos ayer la moci6n desechada, para que
hoy votemos 6sta, sin que sea 6bice para ello la re-
dacci6n de la misma, en la cual ha sefialado el senior
Sanguily algunos defects, a mi juicio atendibles,
pues como ha de pasar A una Comisi6n de correcci6n
de estilo, 6sta al darle la redacci6n que sera defini-
tiva, tendri en cuenta esos defects, sin que por
eso se varfe la idea.
El senior GONZALEZ LLORNTEE: Pido la palabra,
s6lo para decir que son muy acertadas lasobserva-
ciones del senoor Sanguily, y pido que todas las que
ha sefialado queden para la Comisi6n de correcci6n
de estilo, y que se proceda a la votaci6n.
El senior PRESIDENTE: El senior Ndfiez habia
pedido que la votaci6n fuera nominal.
El senior NuREz: Renuncio A que sea nominal.
El senior JUAN G. GOMBS: Pido que se lea la
moci6n.
El senior PRESIDENTE: Sefior Gomez, se ha leido
cinco veces, y se leera otra vez.





I86 DIARIO DB SESIONES


El Secretario, senor Zayas, lee la moci6n.
El senior PRESIDENTE: El Secretario tomarA la
votaci6n.
El senior Rius RIVERA: Pido que sea nominal.
El Secretario, senor Villuendas, toma la votaci6n y
dicen que si, los seiores: Jose B. Alemdn, Jose Mi-
guel G6mez, Jose de J. Monteagudo, Martin Moria Del-
gado, Jose L. Robau, Luis Fortn, Salvador Cisneros,
Manuel R. Silva, Pedro Betancourt, Pedro Gonzd-
lez Llorente, Antonio Bravo, Gonzalo de Quesada, Juan
Rius Rivera, Diego Tamayo, Manuel Sanguily, Ale-
jandro Rodriguez, Miguel Gener, Emilio NA]ez, Jose
Lacret y Morlot, Rafael Portuondo, Jose Ferndndez de
Castro, J. Quilez, Juan G. G6mez, Eudaldo Tamayo,
Rafael Manduley, A lfredo Zayas, Enrique Villuendas
y el sefor Presidente; y el senor Eliseo Giberga que n6.
El senior PRESIDENTE: Debe entenderse que la
Base tercera queda sustituida totalmente por la eu-
mienda presentada, aceptada por la Convenci6n.
El senor Zayas lee la Base primer de la Secci6n se-
gunda, que dice asi:
SerAn cubanos:
Primero: Los nacidos, dentro 6 fuera del terri-
torio de la Rep6blica, de padres cubanos.
Segundo: Los hijos de padres extranjeros, nacidos
en el territorio de la Repfblica, qfie despues de
cumplir la mayor edad, se inscriban como cubanos
en el Registro correspondiente.
Tercero. Los nacidos en el extranjero de padres
naturales de Cuba que hayan perdido la nacionali-
dad cubana, siempre que, cumplida la mayor edad,
reclamen su inscripci6n como cubanos en aquel re-
gistro.
Cuarto. Los extranjeros que hubieren perteneci-
do al Ej6rcito Libertador y que, residiendo en Cuba,
reclamen la ciudadanfa cubana dentro de los seis
meses siguientes A la promulgaci6n de la Consti-
tuci6n.
Quinto. Los africanos que hayan sido esclavos en
Cuba y los emancipados, comprendidos en el articu-
lo 13 del Tratado entire Espafia 6 Inglaterra, de 28
de Junio de 1835.
Sexto. Los espafioles residents en el territorio de
Cuba el 11 de Abril de 1899, que no se hubiesen
inscripto como tales espafioles en los registros co-
rrespondientes, hasta igual mes y dia del afio 1900.
S6ptimo. Los extranjeros que, hallandose estable-
cidos en Cuba antes del 1. de Enero de 1900, hu-
bieren conservado su domicilio despu6s de dicha
fecha, siempre que reclamen la nacionalidad cubana
dentro de los seis mess siguientes A la promulgaci6n
de la Constituci6n, 6, si fueren menores, dentro de
un plazo igual, A contar desde su arribo A la mayor
edad.
Y Octavo. Los extranjeros que, despu6s de cinco
afios de residencia en el territorio de la Repfblica,
contados desde la declaraci6n de intenci6n de ser
cubanos, obtengan carta de naturalizaci6n, con
arreglo A las leyes.",
El senior CISNEROS: Pido la palabra.
El Secretario, senior ZAYAS: A esta Base se han
presentado, sefor Presidente, varias enmiendas rela-


tivas A algunos incisos 6 nuimeros de la Base y so
han presentado tambi6n adiciones A la misma Ba-
se. Se leerAn las enmiendas primero. Son las si-
guientes:
Lee una enmienda al inciso cuarto de la Base pri-
mera de la Secci6n segunda, del serlor Cisneros; otra al
inciso octavo de la misma Base, del senior Cisneros;
otra al inciso sexto, del Sr. Cisneros; otra del senor Za-
yas relative d los incisos cuarto y octavo, que respectiva-
mente dicen:
(A la Asamblea de Representantes:
El Delegado que suscribe pide la reform del in-
ciso 4? de la Base 1a, de la Secci6n 2'; y que se re-
dacte en la forma siguiente:
((Las personas que hayan estado en la Revolucilu,
cualquiera que sea su procedencia,.
P. L. Sal6n de Sesiones, Enero 25 de 1901.
Salvador Cisneros.,

,,A la Asamblea de Delegados.
El Delegado que suscribe pide la reform del ar-
ticulo 69 Secci6n 2. y que se redacte en la forma
siguiente:
((Los extranjeros que tengan mis de diez afios de
arraigo y domicilio en el pais, siempre que asi lo so-
liciten.n
Salvador Cisneros.,

((A la Asamblea de Repres'ntantes.
El Delegado que suscribe pide la reform del ar-
ticulo 8? y que se redacte en la forma siguiente:
(Los extranjeros que deseen naturalizarse lo harAn
couforme A las leyes que se promulguen sobre la
material ,
Salvador Cisneros.n

((El Delegado que suscribe present las siguientes
enmiendas A la Base 1a de la Secci6n 2" del Pro-
yecto de Constituci6n:
El inciso 8? de la base queda redactado en esta
forma: ((Los extranjeros que, despu6s de 5 afios de
residencia en el territorio de la Rep6blica y no me-
nos de dos desde la declaraci6n de intenci6n de ser
cubanos, obtengan carta de naturalizaci6n, con arre-
glo A las leyes.x
En el inciso 49 de dicha Base se supreme la fra-
se ((residiendo en Cuba."
Habana, Edificio de la Convenci6n, Enero 24
de 1901.
Alfredo Zayas.,
Esta Altima parte tambiu6 la ha suscrito el senior
Emilio NGfiez..-Todo lo demas son adiciones. De
mianera que tenemos, por incisos: para el cuarto, dos
enmiendas, una para el sexto y dos para el octavo.-
Al inciso cuarto que dice asi: (lo lee) se ban propues-
to dos enmiendas.-Una del senior Cisneros, que di-
ce que se cambie la redacci6n por esta otra: (Las per-
sonas que hayan ayudado A la Revoluci6n, cualquie-
ra que sea su procedencia, y ademAs la enmienda







bit LA CONIkl4CION CONSTITtVE&4Tk x87


del que habla, que dice asi: Suprimase la frase, ((re-
sidiendo en Cuba.,)
El senior PRESIDENTE: Se ponen A discusi6n con-
juntamente las dos enmiendas.
El seflor Delegado Juan Gualberto G6mez present
una enmienda.
El Secretario, senior ZAYAS: En este moment
present el Delegado senior Juan Gualberto G6mez
otra enmienda, que comprende A los incisos segundo
y tercero y uno adicional. De manera que aqui
hay una enmienda A esta Base que se refiere A dos
de sus incisos, A dos de sus extremes anteriores al
cuarto; el Presidente resolverA.
El senior PRESIDENTE: Sirvase leer la enmieAda
del senior G6mez.
El Secretario senior ZAYAS: Dice asi: lee:
aSegundo. Los hijos de padres extranjeros nacidos
en el territorio de la RepAblica, que al promulgar-
se la Constituci6n sean mayores de edad, si no ma-
nifiestan el prop6sito de conservar la nacionalidad
de su padre en un plazo de seis meses, A contar des-
de el dia de haber sido promulgada la Constituci6n,
6 desde su mayoria de edad, respectivamente.
Tercero. Agregar A la frase cumplida la mayor
edad, ]a de (( emancipados.,
Noveno. La mujer extranjera casada con cubano.,
El senior PRESIDENTE: Se abre discusi6n sobre
esa enmienda, que es la primer en el orden de re-
dacci6n.
El Secretario senior ZAYAS: El senior Presidente
abre discusi6n sobre la enmienda del senior G6-
mez al inciso segundo de la Base primera de la Sec-
ci6n segunda. El inciso dice asf, refiri6ndose A quie-
nes seran cubanos: lo lee. El senior G6mez propoue
esta enmienda: la lee.
El senior PRESIDENTE: El sefior Zayas tiene pe-
dida la palabra en contra.
El senior BRAVO CORREOSO: Pido la palabra.
El seflor PRESIDENTE: El sefor Bravo Correoso
tiene la palabra.
El senior BRAVO CORREosO: No teman los sefiores
Delegados que, con motive de la enmienda presenta-
da por nuestro distinguido compafiero el senior Juan
Gualberto G6mez, pueda yoplantear un debate que
por su indole y la extension a que se prestarfa, re-
sultase mas propio y adecuado de una disertaci6n 6
conferencia acad6mica. Ni el autor de la enmienda
persigue ese prop6sito, ni el que tiene la honra de
hablar A la Convenci6n lievarA mAs allA la confian-
za que en 61 depositan sus compafieros de Comi-
si6n, defendiendo la Base del proyecto que ahora se
impugna.
Desde dos puntos de vista puede tratarse la cues-
ti6n de la nacionalidad cubana; A saber: el punto
de vista de los principios juridicos generalmen-
te aceptados por los tratadistas y publicistas, y
que ban encarnado en el Derecho international
modern; y el punto de vista politico inspirado por
la couveniencia y provecho de las Naciones, tendente
al logro y consecuci6n del mayor nfmero de sabdi-
tos 6 miembros del Estado. La enmienda del senior
G6mez es indudable que obedece A ese segundo as-
pecto de la cuesti6n, aun cuando se separa de las
recomendaciones del rigorismo del Derecho.


No es pertinente ahora que yo refiera de qu6 ma-
nera han ido evolucionando las relaciones de los
sitbditos de un Estado con respect A otro, hasta
llegar A la existencia de lo que ha dado en Ilamarse
la teorfa de los Estatutos. El principio de la nacio-
nalidad se ha abierto camino, ha llegado A constituir
una ciencia especial del Derecho y originado un
vinculo existent, que hoy nadieniega, eutre la per-
sonalidad y la nacionalidad.
Todos los pueblos tienen su legislaci6n sobre los
modos de adquirir y perder la nacionalidad, y el in-
dividuo que viviere fuera de todo Estado no podrfa
invocar el Derecho de Gentes que s61o existe para
los sfbditos de los Estados. Todos los pueblos tienen
interns en que se mantenga la nacionalidad; todos
los pueblos desean y deben respetar reciprocamente
las leyes que atafien a la existencia y conservaci6n
de la dicha nacionalidad; todos los pueblos prev6n
lo que quieren, pero ninguno prohibe que la volun-
tad del hombre domine y que 6ste pueda, en cual-
quier moment de su vida, romper por autoridad
propia, hacer renuncia de su nacionalidad para ad-
quirir otra. La tendencia de las legislaciones moder-
nas es mis liberal que la antigua que regulaba las
relaciones de vasallaje.
La Comisi6n, seiiores Delegados, ha tenido en
cuenta todas esas consideraciones al redactar la Ba-
se que se dispute en estos moments; la Comisi6n
ha creido mis convenience seguir el m6todo cienti-
fico, ajustarse A los sanos y puros principios juridi-
cos, evitando de ese modo dificultades y complica-
ciones en lo porvenir, disipando dudas en cosas que
deben estar clara, franca y taxativamente reguladas
en nuestra Ley fundamental.
Es una maxima ya consagrada en la prActica y
en la ciencia juridica, que los derechos de sobera-
nia sobre los ciudadanos se extinguen cuando la
persona ha renunciado formalmente A su patria y
se haya naturalizado en el extranjero; y, por consi-
guiente, que el llamado por los autores Estatuto
personal, rige al hombre donde quiera que se di-
rija 6 se establezca, per lo que concierne A la na-
cionalidad, estado y capacidad civil.
En ese Estatuto, seiiores Delegados, se inspir6 la
Comisi6n al redactar la Base, reconociendo una cosa
elemental, la de que los menores de edad siguen la
condici6u juridica del padre, y, por tanto, que los
nacidos en el territorio de la Repiblica de padres
extranjeros, tendrAn la misma nacionalidad de 6stos
mientras no se inscriban conio cubanos despu6s de
arribar A la mayor edad. Y noten los sefiores De-
legados, que la Comisi6n no sefiala plazo alguno A
6sos que estuvieron en minoridad para reclamar la
ciudadania cubana; la Comisi6n, en ese punto, y sin
separarse de su criterio juridico ya expuesto, ha si-
do mis liberal y expansive que el senior G6mez al
establecer 6ste el plazo de seis meses para determi-
narse el menor 6 emancipado, plazo que quizAs, en
la mayoria de los casos, resultarA de hecho descono-
cido ii olvidado para aquellos mismos A quienes so
queria favorecer, y que, como consecuencia, coloca-
ri A dichos menores en situaci6n mAs restringida
por tener que esperar el transcurso de los afios para
adquirir nuestra ciudadania.







bIARiO bE SESiON4kg


No se me oculta que hay naciones como el Brasil
que resuelven la cuesti6n de que se trata, en la
misma forma que propone el senior G6mez; pero la
Comisi6n prefiere seguir los principios cientificos,
que el antecedente equivocado de otros pueblos. Si
la presunci6n de extranjeria esta en favor de los me-
nores, parece mAs 16gico destruir esa presunci6n, no
con otra presunci6n, no par el silencio del que fu6
menor al no declarar que continfa siendo extranje-
ro, dentro de los seis mess de arribar A la mayor
edad, como indica nuestro compafiero el senior G6-
mez, sino por acto afirmativo, concrete, categ6rico
de optar por ser ciudadano cubano, inscribi6ndose
como tal en los Registros correspondientes.
Yo creo, sefiores Delegados, que debemos inspi-
rarnos en las reglas cientificas y no en las supuestas
conveniencias political, evitando asi conflicts le-
gales; y en ese sentido, la Comisi6n espera que la
enmienda del senior G6mez no serA aceptada.
El senior PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior
Juan G. G6mez.
El senior JUAN G. GoMh7: Tengo el prop6sito de
ser muy breve cada vez que me vea en el caso de
intervenir en estos debates. Por lo tanto, no voy a
seguir aldigno miembro de la Comisi6n en los as-
pectos juridicos de la proposici6n que ha examinado,
en las manifestaciones que acaba de formular. Voy
6 concretar el sentido de la enmienda, citando he-
chos prActicos. El espfritu que inform nuestra
Constituci6n, tiende A considerar cubanos A casi to-
dos los que habitat en la Isla de Cuba en estos mo-
mentos. Y ese espiritu se justifica por la circunstan-
cia de que estamos formando una nueva nacionali-
dad y se entiende que es convenient, qu -,s dtil y
que es just que contribuya la mayor s. .na possible
de los elements aqui establecidos, A la formraci6n de
esa nacionalidad. Por eso se dan grandes facilida-
des para adquirir la condici6n de cubano A los ex-
tranjeros, agentes nacidas fuera de nuestro pais, 6
quienes por el solo hecho de su establecimiento en-
tre nosotros se les abren las puertas de la ciuda.
dania. Algunas de las disposiciones contenidas en
esa misma Eecci6n de Bases que estamos discutiendo
lo estatuyen claramente.- Y yo me pregunto, colo-
cado dentro de ese punto de vista,--c6mo es que A
un nacido fuera de Cuba, sigularmente A un nacido
en Espafia, que aqui se encuentra, lo consideramos
cubano, en tanto que, 6 gentes nacidas en Cuba, que
viven entire nosotros, cuya nacionali&rld en la mayor
part de las veces desconocemos, iaes o que ellas
mismas ni siquiera hacen de ella oste t' ciSn, no las
hemos de considerar cubanas? En reaiidad, el caso
*es que muchas de esas personas, nacidas aqui de
padres extranjeros, hacen uso de los derechos polio.
ticos; que muchas de ellas han votado en elecciones
pasadas, sin que a nadie se le haya ocurrido pro-
testar, porque ni siquiera se sospecha que son ex-
tranjeros. Y como eso pudiera seguir ocurriendo,
yo creo muy convenient que desde luego conside-
remos A todos los que estdn en ese caso como cuba-
nos, salvo que explicitamente manifiesten que no
quieren serlo. Se trata de gentle nacida entire nos-
otros, y que en nada se diferencia de nosotros, al
punto que todos los creemos cubanos como nosotros


mismos, y que sin embargo en moment determinado
pudieran, si no tomamos precauciones, reclamar el
amparo de otra nacionalidad, a pesar de haber
disfrutado de las ventajas de la nuestra. Objeta la
Comisi6n que la condici6n del extranjero menor
de edad, es la de su padre. Por eso tengo buen
cuidado de esperar el moment de su emancipa-
ci6n 6 mayoria de edad, porque entonces es cuan-
do manifiesta su voluntad, teniendo condiciones
para hacerlo. En el intern no le exijo ninguna
de estas manifestaciones, y prescindo absolutamen-
te de esta condici6n; asi es que no puede alegarse
en contra de la facilidad que propongo se d6 A
todos los nacidos en Cuba para hacerse cubanos,
el argument de la Comisi6n. Dos caminos nada
mAs quedan a la Convenci6n, 6 equiparar al nacido
en Cuba con el nacido fuera de ella, de padres
extranjeros, 6 declarar que el primero no pierde su
condici6n de cubano sino por actos propios de su
voluntad. Entre esos dossistemas tienela Conven-
ci6n que escoger. Me inclino A career que ella esco-
gero el segundo.
El senior ZAYAS: Pido la palabra.
El senor PRESIDENTE: La tiene el senior Zayas.
El senior ZAYAS: Yo he pedijo la nalabra en
contra dela proposici6n del senior 5Leez, porque
realmente la cousidero innecesai., en su mayor
parte, y en lo iuico que difiere de 1's incisos con-
tenidos en esta Base, no estoy de t terdo con el
senior G6mez. En efecto: la Base primera de ]a Sec-
ci6u segunda tiene dos in isos que se relacionan
con esta material, el inciso 2? y el 7?
El inciso seguudo dice: que los hijos de padres
extranjeros nacidos en el territorio de la Repdblica,
que es el caso a que especialmente se refiere el se-
for G6mez, despu6s de cumplir la mayor edad 6
inscribi68dose como cubanos en los registros co-
rrespondientes, seran cubanos. El senior G6mez
establece distinci6n en lo siguiente, que ademo s de
referirse a la mayor edad, se refiere A la emancipa-
ci6n: que en lugar de pedir que estos individuos
hagan manifestaciones express de ser cubanos, se
supla 6 interpreted su silencio como deseo de ser cu-
banos, pues se dice que lo seran si no manifiestan
el prop6sito de conservar la nacionalilad de sus
padres en un plazo de seis mess. El in iso s6ptimo
de la Base A que nos venimos refirienu habla de
los extranjeros que se hallaban estableciuos en Cuba
antes del 19 de Enero de 1899, y aquf claro estA
que pueden estar comprendidos los hijos de extran-
jeros nacidos on Cuba, puesto que ellos deben ser
considerados tambi6n por las reglas generals de
derecho comoextranjeros, por seguir la nacionali-
dad de sus padres. De modo que si hubieran con-
servado su domicilio despu6s de dicha fecha, po-
drAn tambi6n reclamar la nacionalidad cubana
dentro de los seis meses siguientes A la promulgaci6n
de la Constituci6n, 6 si fueran menores, dentro de
un plazo igual, a contar desde su arribo A la mayor
edad, que es el caso precisamente que supone la
enmienda del senor G6mez; de mauera que el caso
Aque se refiere la enmienda esta atendido no s6lo
en el inciso segundo sino en el inciso s6ptimo, por
cuanto que el s6ptimo comprende tambign los dos






DE LA CONVE1CION CONStITVYtNTh 189


en que habla de los extranjeros en t6rminos gene-
rales, refiri6ndose no s6lo A los que nacen fuera si-
no A todos los que, habiendo nacido 1dentro del te-
rritorio de la Repiblica, por raz6n de ser sus padres
de nacionalidad extranjera estAn considerados co-
mo tales. De manera que estos individuos que se
encuentran en tales condiciones, Zqu6 es lo que vie-
nen A perder? ,qu6 es lo que vienen A adquirir? Es
natural que aquello que van A adquirir sea lo que
ellos manifiesten que desean, y su silencio no se in-
terprete come un deseo, come una acci6n hacia la
nacionalidad cubana que se les brinda. Yo entien-
do per lo contrario que la Comisi6n, al redactar es-
ta Base, ha side mas 16gica en estos extremes, al
exigir que el extranjero, era sea extranjero per ac-
ci6n del lugar de su nacimiento, era lo sea per ra-
z6n de la naturalidad de sus padres, debe pedir la
nacionalidad cubana dentro de un plazo que ya les
sefiala la misma Base, y que casualmente es el mis-
mo que el senior G6mez propone en su enmienda.
Queda el punto de la mayoria de edad, lo de la
emancipaci6n. Yo creo que come el Ifmite de la
mayoria de edad hoy entire nosotros es de 23 aflos,
y estando con tendencies A limitarse aun mas, me
parece que result muy corto el espacio de tiempo
que pudiera haber entire aqu61 en que pueda con-
siderarse emancipado un individuo y aqu6l en que
arriba A la mayor edad, y come ese espacio de tiem-
po corto puede aceptarse A los efectos de la madu-
rez de juicio y de la reflexi6n, en los que cuentan
esos mas aios de edad, crdo que debe sostenerse la
Base, en cuanto no acepta la emancipaci6n, y si
s61o la mayoria.para adquirir la ciudadania. Es
decir, que yo rechazo la enmienda en parte por in-
necesaria, porque estAn previstos los cases A que ella
se refiere en los incises segundo y septimo de la
Base que se dispute; y me opongo A que se acepte
el hecho de la emaucipaci6n come equivalent al
hecho de la mayoria de edad, y sobre todo, que sea
bastante el silencio dei extranjero para que se le
consider cubano; yo entiendo que debe pedirse que
manifieste su voluntad de ser cubano, come la Co-
misi6n ha entendido que debia ponerlo en la Base
que se discute y en las incises A que me refer.
El senior JUAN G. GOMEZ: Pido la palabra.
El senior PRE IDEN'E. La tiene el senior G6mez.
El senior JUAN G. GOMEZ: Una rectificaci6n. No
es exacto come dice mi distinguido compafiero el
sefor Zayas, que en el incise 7 este previsto nin-
guno de los cases A que alude la enmienda mia. En
lo que 6sta se aparta fundamentalmente del Proyec-
to de la Comisi6n es en que la Comisi6n pide la
declaraci6n previa del interesado al hijo de extran-
jero nacido en Cuba para que pueda ser considera-
do come ciudadano cubano; y yo pido que se con-
sidere cubano A todo native de esta tierra, hasta
tanto que no haya manifestado el prop6sito de no
querer serlo. Lo hago porque no debo dejar de sefia-
lar 6 mis compafieros la consideraci6n de que pasan
de ochenta mil los cubanos hijos de espafioles que
puedan conservarlegalmente la nacionalidad de sus
padres sin que nosotros lo sepamos, sin que deje-
mos de creerlos cubanos, ni sospecharlo siquiera.
De ese mode usarfan de todos los derechos del ciu-


dadano, del native, mientras quisieren, y si al-
guna vez les conviene echar mano de su nacionali-
dad espafiola, ampararse de sus derechos de extran-
jeros, entonces seria cuando descubrirfamos que
eran extranjeros. Y como esto pudiera crearnos con-
flictos internacionales per sorpresa, veo en ello un
peligro que podemos evitar sin dafo de ningin
derecho.
El senior PRESIDENTE: Se pone A votaci6n la
enmienda.
El senior ZAYAS: Voy A hacer una rectificaci6n.
El argument 6ltimo de que acaba de hacer uso el
senior G6mez, es para mi de suma importancia, de
tal manera que yo rogaria A la Comisi6n Redactora
de Bases que, usando de un derecho que le concede
el Reglamento, pidiera la enmienda del senior G6.
mez, relative A este incise, y reconsidera.ra 6ste A
los efectos de proponerlo nuevamente: porque con-
fieso que la reflexi6n hecha por el selnor G6mez pe-
sa fuertamente en mi Animo, al mismo tiempo que
me hacia el senior Presidente una observaci6n, sobre
que hay una distinci6n important entire esta en-
mienda y el inciso A que se refiere; y es que la en-
mienda tiene algo de actualidad, y el incise contie-
ne lo permanent; por consiguiente, yo creo que no
seria el memento de proceder aqui A una delibera-
cion pfblica y sin espacio bastante para meditarlo,
decidir si se incorpora la enmienda A la Base 6 se es-
tablece come adicional 6 en otra forma; asi es que pa-
ra resolver, yo rogarfa A la Comisin6 Redactora toma-
ra esto en cuenta, y haciendo uso de un derecho
que el Reglamento le da,retirara el inciso de la discu-
si6n, no la Base integra, y en la sesi6n pr6xima pro-
pusiera lo que A bien tuviese respect al particular.
El senior JUAN G. GOMEz: Me adhiero A la pro-
posici6n del senior Zayas; advirtiendo que no hago
hincapi6 en la redacci6n.
El senior PRESIDENTE: Se pone A votaci6n.
El senior GONZALEZ LLORENTE: Si no hay nadie
que pida la palabra, precede que se ponga A votaci6n.
El senior JUAN G. GOMEZ: 4La Comisi6n rechaza
la enmienda?
El senior PRESIDENTE: Se pone A votaci6n.
El sefior GONZALEZ LLORENTE: ZQue si la Comi-
si6n acepta esa enmienda? Resueltamente, n6.
El senior ZAYAS: Pido que la votaci6n sea nominal.
El senior SANGUILY: Ha de decirse antes lo que
se va a votar.
El senior ZAYAS: Se va A votar una enmienda al
incise segundo de la Base primer de la Secci6n
segunda, que dice: Lee la enmienda.
El senior PRESIDENTE: A votar.
El senor SANGUILY: Pido la palabra per un mo-
mento.
El seofor PRESIDENTE: No puedo concederla si no
se amplia el debate, y lo lamento,porque en mi con-
cepto no esta suficientemente discutida.
El seinor SANGUILY: Para una.cuesti6n de orden,
senior Presideute. Uso de la palabra para decir que
no se va A votar come enmienda la moci6n del senior
G6mez, porque entiendo que 6ste no insisted en el
primer aspect que le di6, sine que pretend que,
manteniendo la Base primer de la Secci6n segunda
tal como la ha presentado la Comisi6n, se agregue,






t ~flARto nk SESIONik


y en eseo sentido s6lo seria una adici6n, lo que
acaba de proponer. No es, pues, lo mismo votar
como enmienda, que votar como adici6n, lo propues-
to por el senior G6mez.
El senior BRAVO CORREOSO: Ni cono adici6n lo
acepta la Comisi6n.
El senior SANGUILY: jVamos! Pero de todos mo-
dos la Asamblea puede decidir lo que crea conve-
niente en este sentido.
El eflor PRESIDENTE: Haciendo uso del derecho
que me concede el artfculo 119 del Reglamento,
amplfo un turn mas en la discusi6n de esta en-
-nienda. Un turno mis en pro y otro en contra.
El senior BERRIEL: Pido la palabra en contra.
El senior PRESIDENTE: La tiene el senior Berriel.
El senior BERRIEL: Yo siento, sefiores Delegados,
i)o powder star conform con nuestro distinguido
amigo el senior G6mez; y me refiero al hablar de
esta manera, a su eumienda 6 adici6n, discurriendo
asi por cuanto es 61 quien ha sostenido en el debate
el asunto que es objeto de dicha enmienda. Siento
no poder, en contra de mis deseos, opinar como opi-
na el senior G6mez; pero no me es possible ser de su
opinion, en virtud de que las prescripciones dcl
Derecho me impiden, en absolute, aceptar lo que
el senior G6mez pretend.
Es cosa de todos sabida-como lo ha explicado
ya mi distinguido compafiero el senior Bravo Co-
rreoso-que cuando se tiene adquirido por la ley
un estado civil 6 social, h6cese de todo punto indis-
pensable para la p6rdida de tal estado, un acto
positive de parte de aquel que, gozaudolo, quiera
perderlo; y lo que pretend el senior G6mez que
establezcamos en el texto de nuestra Constituci6n,
result ser de todo punto contrario a tal principio.
El hijo de extranjero, que por ser tal hijo, adquiere
de derecho la nacionalidad de su padre, no pierde
su caracter de extranjero sin uu acto suyo, en
sentido de querer perder esa su nacionalidad para
adquirirla cubana. Eu cases como 6stos no son
admisibles las meras presunciones.
Aparte de esto, voy a referirme ahora a otro punto
de la adici6n, porque, segun tengo entendido, por
elli, se persigue tambi6n que'pueda el mero emnan-
cipado optar por la nacionalidad cubana......
El senior JUAN G. GOMEZ: Mayor, de edad, no
emancipado.
El senior BERRIEL: .De modo que el senior G6mez
retire lo que se refiere d la emancipaci6n? Perfec-
tamente. Mas yo deseo, si el senior Presidente me
lo permit y asi lo dispone, que el senior G6mez
concrete do un modo precise su pensamiento actual,
A fin de poder discutir acerca de 61, tal y como co-
rresponda.
El sefor JUAN G. GOMEz: Pido la palabra.
El senior PRESIDENTE: La tiene el senior G6mez.
El senior JUAN G. GOMEZ: Mi prop6sito inico, lo he
dicho desdeque empec6, es el de tener en cuenta cir-
cunstancias de actualidad, dentro de las cuales nos
movemos, siendo, 6 mi juicio, conocido por todos los
demAs Delegados, que en estos instantes estamos ro-
deados de una multitud de personas nacidas fuera
de Cuba y 6 las cuales consideramos compatriotas
nuestros; que viven con nosotros y hasta sienten 6


manifiestan sentir con nosotros; personas que na(
sefiala como extranjeras porque nada revela q
lo sean; que por eso mismo ejercen los propios de
chos politicos que nosotros, pues nadie conoce q
son extranjeros. Sin embargo de eso, esas nmisir
personas, si no tomamos las medidas adecuadas,
un moment dado, les podria convenir, para e:
mirse de ciertas cargas 6para sustraerse las ob
gaciones que pesan sobre los cubanos, alpgar
condici6n de extranjeros por ser hijos de extra
ros, por ser hijos de espaliol inscripto, por ejemp
La manera que tenemos de obviar ese inconi
nieute, consist en exigir la manifestaci6n osten
ble de su voluntad de ser extranjeros, porque ,
otro modo no sabemos que lo sean, ni que tengan
prop6sito de conservar la condici6n de su padre, qi
hasta podriamos ignorar que fuera extranjero.
Dice el senior Berriel que esto no se ha heel
nunca, que esto es contrario a today noci6n de d
recho. Y yo pregunto, ,qu6 cosa se ha hecho <
el Tratado de Paris sino eso mismo? ,4Acaso to(
espafiol que se encuentre en Cuba no es cubano,
menos que quiera expresamente renunciar a serl
Ali esta un precedent, que forma part del der
cho international, y al que legitimamente podem,
acudir, por las circunstancias especiales en que
pais se encuentra: estamos hacienda pals nuevo, e
tamos hacienda leyes fundam'entales para ese pa
nuevo. Nada hay, pues, de ins6lito en el hecho (
que consignemos en la Constituci6n de ese pais qt
tan pronto como 6sta est6 promulgada, se abra u
plazo para que todo el que quiera ser extranjero ,
inscriba pura y simplemente como tal, 6 fin c
conservar su nacionalidad, entendi6ndose que
que no lo haga, serA considerado como cubano nl
turalizado.
Para evitar conflicts en el porvenir, exijam(
una inscripci6n previa, y s6lo asi sabremos qui6nm
son los nacidos en Cuba que siguen la ley de los d
mas cubanos, y qti6nes los que quieran conserve
la nacionalidad de sus padres.
El senior BERRIEL. Pido la palabra.
El senior PRESIDENTE: La tiene el senior Berriel.
El senior BERRIEL: Precisamente, sefiores, pal
que eso tenga lugar, para que no haya las comnpl
caciones internacionales que se apuntan, entend,
mos que es necesario un hecho, un acto positive,
que no basta el mero silencio del interesado.
Por otra part, siento much que se haya inv<
cado, al respect que nos ocupa, el Tratado de Par
en el seno de la Convenci6n national, dado lo qr
el Tratado significa: establecimiento de relaciou(
entire dos Gobiernos extrafios A nosotros, sin nuestr
intervenci6n en ningin sentido.
El senior JUAN G. GOMEz: Pero que nos han obl
gado por acto de fuerza.
El senior PRESIDENTE, agitando la campanilla: iO
den!
El senior BERRIEL: El senior G6mez podrA inv(
car aqui, en uso de su legitimo derecho, el Tratf
do de Paris para un solo objeto y s6lo como un h<
cho; pero no lo pueds invocar como ensefianza e
la esfera del derecho. Y esto es asf; porque sobre (
texto, por asi decirlo, material de ese Tratado, esta





DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 191


recomendaciones de la ciencia, y porque es en el
reno cientifico en el que demostrar debe el sefor
mez que lo acordado eu el documneuto de referen-
esti bien acordado.
parte de esto; si las manifestaciones del senior

ateria de una Base transitoria, seria por todos
ceptos inoportuno adoptarlas ahora, en la See-
n sobre que se viene discutiendo; por cuanto ha-
a de tener el asunto que es su objeto, una vida
ramente efimera, de dias, pordecirlo asi.
n todo caso, A ser procedente, en principio, lo
eel sefor G6mez recomienda, s6lo podria tener
adecuado lugar entire las disposiciones transito-
s propuestas en el proyecto de la Comisi6n de
es; pero nunca apreciarla como material de una
qe-que es ahora la discutida-en que se trata
fijar, con caracteres definitivos, la nacionalidad
los nacidos en el extrimljero de padres naturales
ICuba, que hubieran perdido la nacionalidad cu-
ia.
Yconcluyo, repitiendo que, a mi ver, s6lo podina
tratado con oportunidad el asuuto indicado por
ompafiero senior G6orez, ya como enmienda, ya
o adici6n 6 en la forma que mejor le plazca, al
ibar la discusi6n del Proyeoto al particular de
Sdisposiciones transitorias.
E1 sefor JUAN G. GOMEZ: No esta previsto este
o en la adici6n presentada, segdu la cual es ne-
ario que el hijo de Cuba renuncie la nacionali-
Sextranjera para ser cubano. Eso es lo contrario
lo que yo pido. Pero se deduce de lo que ha ex-
esto el senior Berriel, que si la redacci6n de la en-
eunda fuese otra, quizA la aceptaria; por eso es por
ue me adheri a la proposici6n del sefor Zayas,
eando que la Comisi6n tomase en consideraci6u
bi6u la mia, basada en el mismo espiritu, para
e se juntasen los cinco miembros que component
ha Comisi6n y deliberasen sobre ella, A fin de
Smafiana pudieran traer la redacci6n que les
modase y que yo estoy dispuesto A aceptar, con
que salve el couflicto del memento, haci6ndola
usitoria, d9finitiva 6 como quiera. Yo tengo, en
os moments el complete convencimiento de que
por falta de explicaci6u mia, por mi falta de re-
sos oratorios, por lo que la Comisi6n ha recha-
o mi enmienda, pues dB otro modo tengo la.se-
idad de que la aceptaria, ya la sigo creyendo tan
enable y previsora como patriota.
1 senior BKRRIEL: Pido la palabra.
E1 senior PRESIDENTE: La tiene el senior Berriel.
El senor BERRIEL: Para rectificar hechos y con.
tos. Yo me refiero, sefiores Delegados, antes que
a y sobre todo, A lo que, sin que entienda el se-
Juan G. G6mez al proceder asi, que realize un
o de descortesia, califico de inoportuno, porque
esta tratando de determiuar, de una manera de-
litiva, en nuestra Constituci6n, la coudici6n de
ano; y porque la enmienda del senior Juan G.
mez solo puede constituir, A ser procedente, mate-
'de una part puramente transitoria. Por ello me
evi 6 recomendar al senior Juan G. G6mez que,
ervara el debate ahora promovido, evidentemen-
uera de ocasi6n, para cuaudo llegue el moment


de tratar de las Bases que se contraen A asuntos ver-
daderamente transitorios. Nada de eso, propuesto
por el senior Juan G. G6mez, corresponde tratarlo
en. estos nomentos, en que debe acordarse de modo
definitive sobre las condiciones caracteristicas 6 ti-
picas de la nacionalidad cubana.
Varios seifores Delegados preguata si se ha ampliado
el debate.
El sbelor JuAN G. GOMEz: Parece qua esta fuera
de orden.
El senior BRAVO CORREoso: Pido que se ample
el debate.
El senior PRESIDEnTE: Se amplfa el debate.
El seflor GENER: Doy gracias a la Conveuci6n.
Aunque comprendo la intenci6n patri6tica de la
enmienda propuesta por el senior Juan G. G6mez,
no puedo menos que combatirlo por las mismas ra-
zones y por los mismos fuudamr'nos que ha alegado
el senior Berriel; pero tengo que ampliar algo de lo
que dijo el senior Berriel, y aun contrariar algunos
de los puntos que el senior Berriel ha aceptado cono
razones de hecho.
El senior G6mez ha invocado el Tratado de Paris,
y el ejemplo de lo que ha sucedido con los espaflo-
les en Cuba, para pedir que de igual manera se
haga con los cubanos.
La intenci6n es eminentemente patri6tica; se quie-
re sumar el mayor numero do cubanos a la patria
cubana. Yo, desde elfondode mi coraz6n, aplaudo ese
prop6sito, pero no puedo olvidar los principios de
derecho que he estudiado;juuto con el senior Berriel,
desde mis primeros afios, y a los cuales venimos
consagr6ndonos desde entonces. No debemos sacrifi-
car los principios, y much menos cuaudo no hay
necesidad de hacer ese sacrificio, para conseguir el
objeto que el senior Juan G. G6mez se propose. Esto
se consigue por los medios que ha indicado el senior
Berriel.
Invocar el Tratado de Paris me parece que es ino-
portuno; aquf se trata, en estos moments, de redac-
tar una Constituci6n para todos los cubanos; aqui
no hay un representante extranjero, todos somos cu-
banos, de suerte que es un contrato en familiar, por
decirlo asi, la Constituci6n que estamos eucargados
de redactar.
Lo que se hizo alli fu6 un tratado entire Espafia
y los Estados Unidos, interviniendo los Estados
Unidos en representaci6n de Cuba, tuvi6rala 6 no la
tuviera ese Gobierno. Y lo cierto es que Espafia es-
taba alli representada; y por consiguiente los espa-
fioles de Cuba tenian alli su representaci6n legal y
political, que era la Comisi6u espafiola.
La Comisi6u estaba tratando a nombre drt los su-
yos, y aquf nosotros no estamos tratando A nombre
de los cubanos que hoy son extranjeros, y que po-
drian Inafana, por medio de los representatives de
las naciones A que ellos pertenecen, venir a recla-
mar contra la Constituci6n que nosotros hicieramos.
La Constituci6n no obliga a las demas naciones;
y cualquier cubano que no estuviere couforme con
la filiaci6n political que uosotros le d6bamos por vir-
tud de la enmienda propuetta por el senior Juan
Gualberto G6mez, podria negarse A seguir siendo
cubano y resistirse y reclamar A su Gobierno; y ven-





192 DIARIO DE SESIONES


drfa ese Gobierno con muchisima raz6u A reclamar
en contra del precepto constitutional diciendo: aqCon
qu6 dereclio quitais la nacionalidad A quien quiere
conservarla? Ustedes han podido hacer una Cousti-
tuci6u para ustedes mismos en cuanto no afecte el
derecho que tengan los extranjeros.,
Los extranjeros tienen el derecho de conservar su
nacioualidad inientras no realicen un acto positive
que les prive de esa uacionalidad. Por tanto, yo, co-
mo cuesti6n de principios, apoyo las manifestacio-
nes del senior Berriel y del senior Bravo Correoso, y
me opougo A que se admita la onmienda del senior
Juan G. G6mez.
SEl senior PRE IDENTE: Se pone A votaci6n, en vo-
taci6n nominal, la enmienda del senior Juan Gual-
berto G6mez.
El Secretario, senor Zayas, toma la votaci6n que da
el siguiente resultado:
Dijeron que si, los senores: Martin Morza Delgado, Jo-
sS L. Robau, Salvador Cisneros, Juan G. Gbmez, Enri-
que Villuendas, Alfredo Zayas y el senor Presidente. Di-
jeron que nd, los sefores:Jost B. Alemdn, Jose de Jesuis
Mlonteagudo, Luis Fort-in, Manuel R. Silva, Pedro Be-
tancourt, L. Berriel, Pedro Gonzdlez Llorente, Antonio
Bravo Correoso, Gonzalo de Quesada, Juan Rius Rivera,
Eudaldo Tamayo, Diego Tamayo, Manuel Sanuily, Mi-
guel Gener, Emilio Nii2ez, Eliseo Giberga, Jose Lacret,
Rafael Portuondo, J. Ferndndez de Castro, J. Quilez, Ra-
fael Manduley y Jost M'iguel Gbmez.
El sofeor PRESIDENTE: Se va A dar lecture A otra
ennienda al inciso tercero del articulo primero de
la Secci6u segunda.
El sefir Rius RIVERA: Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.
El senior PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior
Rius Rivera.
El senior Rius RIVERA: Yo desearia que el senior
President me dijera, si el hecho de haber sido re-
chazada la enmienda presentada al inciso segundo
de la Pase de que estamos tratando, significa que
queda aprobada, conforme la ha redactado la Comi-
si6n, la referida Base de la Secci6n segunda, sobre
la cual no ha habido discusi6n 6 si se pone A discu-
si6n la Base como se queria ayer......
El senior PRESIDENTE: Despu6s del acuerdo toma-
do ayer por la Convenci6n, no cabe duda alguna
sobre la aplicaci6n del articulo del Reglamento que
esta poco claro sobre este particular. Despu6s de dis-
cutidas y votadas cada una de las enmiendas que se
present, A cada una de las Bases......
El senior Rius RIVERA: Es decir que no se va A
votar ahora.......
El sefnor PRESIDENTE: N6: Aqui hay una Base
que tiene various incisos, vamos examinando las
enmiendas relatives A esos incisos y despu6s volve-
veremos A la Base.
El sefor RIus RIVERA: Bueno, volveremos despu6s
A la Base.
El sefnor PRESIDENTE: Aceptada la enmienda sus-
tituye al inciso y ya eso es lo que debe aceptarse.
El senior ZAYAS: Si el senior Presidente me permi-
te la palabra, har6 una pregunta A la Asamblea.
El senior PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior
Zayas.


El senior ZAYAS: En virtud del precedent que
invoca el senior Presidente, entiendo, que despu6s de
votada la enmienda, se someta A discusi6n la Base
despu6s de discutidas las enmiendas que se presen-
ten A ella, porque asi es como ha resultado con
la Base que se qued6 ayer pendieute. De modo, que
las nuevas enmiendas que se presented A las Bases...
VARIOUS SERORES DELEGADOS: Si. Pues perfecta-
mente.
El SECRETARIO, senior Zayas: Dice el inciso ter-
cero: (Lee). El senior Juan G. G6mez, propone que a
la frase ccumplida la mayor edad,, se agregue: ,6
emancipado,.
El senior JUAN G. GOMEZ: No, retire esa enmienda.
El SECRETARIO, sefor Zayas: Pues no hay otra
eumienda sobre ese inciso. Al inciso cuarto hay va-
rias enmiendas, hay tres enmiendas.-Dice el inciso
cuarto: (Lee). Dice una enmienda del senior Cisue-
ros, que so sustituya ese inciso por 6ste; (lee). Hay
una del senior Alemin (lee), y una del que habla
(lee). La del senior Aleman, es la que parece apar-
tarse mas del texto del Proyecto de la Comisi6n.
El senior Rius RIVERA: Quizas podria evitarse
una discusi6n sobre una de las enmiendas, aceptan-
dola la Comisi6n.
El SECRETARIO, senor Zayas: iCual?
El senior Rius RIVERA: La suya, que podria us-
ted retirar desde luego, acoptandola la Comisi6n.
El senior BRAVO CORREOSO: Es cuesti6n de re-
dacci6n.
El senior PRESIDENTE: Se pone A discusi6n la en-
mienda del senior Aleman, por ser la que mis se
aparta del texto del proyecto.
El Secretario, senTor Zayas, lee la enmienda del seror
Alemdn, que dice asi:
"El Delegado que suscribe propone enmienda al
inciso 49 Base 1P Secci6n 2. en la forma siguieute:
"Los que hubieren servido A la Revoluci6n por
la independencia del pais cualquiera que sea su na-
cionalidad y si no manifiestan su deseo en cou-
trario.
Jose B. Alemdn.
Enero 25 de 1901."
El senior ZAYAS: Pido la palabra en contra.
El senior PRESIDENTE: El senior Zayas tiene la
palabra.
El senior ZAYAS: Yo he pedido la palabra en con-
tra de la enmienda del senior Alemon, y es claro que
opinaba en contra de la misma, desde el moment
en que estuve conforme con la Base de la Comisi6n,
con una ligera supresi6n, que la Comisin6 me acaba
de manifestar que acepta.
Yo creo que esta enmienda por mAs que estA ani-
mada, como resultaba con la del senior Juan Gual-
berto G6mez, de un deseo de justicia y de un espiri-
tu patri6tico, puede ser origen de various conflicts,
de graves peligros; porque, en efecto, muchisimos
extraujeros que han torado las armas en defense de
nuestra independencia, y han compartido con los
naturales del pais lo mismo las fatigas que las glo-
rias de esa campana, muchisimos de esos extranje-
ros se encuentran ausentes, y acaso no poni6ndose
un limited como pone la Comisi6n, para que ollos





DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 193
-----|


manifiesten su voluntad de ser cubanos, y con el
cual queda satisfecho ese espiritu de justicia, que
digo, anima la moci6n del senior Alem6n, puesto
que asi se prueba que los consideramos iguales A los
naturales del pals, que sirvieron 6 la patria en la
pasada revoluci6n, s6lo por una circunstancia espe-
cialisima que no depend de nuestra voluntad 6 que
no est6 en nuestras manos hacer desaparecer, les
demos ocasi6n en un plazo breve para manifestar su
deseo. Desaparezca esa pequefia cortapisa, y resul-
taria que en un tiempo indeterminado podria cual-
quiera de esos extranjeros encontrarse complicado en
asuntos de otros paises en donde se eucuentre, 6
en su propio pais, en el pafs de su naturalidad,
respect 6 lo cual tengo otra enmienda m6s ade-
lante, y pudiera resultar con bastante facilidad
que ese extranjero, que tal vez en su pais seguirfa
consider6ndosele ciudadano del mismo, tendria el
derecho de invocar, ante el Gobierno de la Repibli-
ca de Cuba, esa Base, tal como pretend el senior
Aleman que se redacte, para que se le defienda,
para que se le proteja, para que se le ampare co-
mo ciudadano cubano, despu6s que hubiera podi-
do transcurrir un largo period de tiempo en que
por espiritu aventurero 6 por otra raz6u cualquie-
ra, 6 acontecimientos que absolutamente tengan
nada que ver con la situaci6n political de Cuba,
ni con su bienestar y progress, se viera perse-
guido en su patria native.
La Repfblica de Cuba debe por raz6n de la Ley
constitutional amparar y protejer 6 un grau nfimero
de individuos por el hecho, muy digno de tomarse
en consideraci6n, desde luego, de haber tenido par-
te en nuestras guerras de independencia; pero no
asi cuando los actos posteriores de este individuo no
hubiesen denmstrado evidentemente su prop6sito
de continuar siendo cubano; asi es que entiendo es
saludable fijar el plazo deutro del cual esos extran-
jeros, por raz6n de su naturalidad, manifiesten su
prop6sito de ser ciudadanos de Cuba, y estimo que
el plazo sefialado es suficiente, y desde el moment
en que retire la Comisi6n la frase "residiendo en
Cuba" que antes existia, yo me opongo a toda en-
mienda de la Base que se dispute.
El senior SANGUILY: Pido la palabra en contra.
El senior ALEMAN: Pido la palabra.
El senior PRESIDENTE: ZEn contra 6 en pro?
El senior ALEMAN: Eu pro. Dos palabras nada
m6s. El senior Zayas ha dicho perfectamente que
s6lo un espiritu de justicia es el que me anima en
cuanto al principio que sustento. Y no lo he con-
signado, porque quiero que se cuente ese derecho
dentro de los seis meses seiialados en la Base de la
Comisi6u. Sostengo la doctrine contraria a la de
la Comisi6n. La Comisi6n quiere que todo extran-
jero que sirvi6 a la revoluci6u de Cuba tenga nece-
sidad de declararse cubano. Yo pido lo contrario,
por espiritu de justicia, porque el extranjero que
sirvi6 a la Revoluci6n, A quien nosotros on los cam-
pos de batalla declaramos ciudadano cubano, y 61
como tal ciudadano se tiene y se c.)nsidera; ese indi-
viduo, ese extranjero, es tal cubano y no tiene nece-
sidad de solicitarlo de nuevo. A mi no me importa
que sea uno 6 que sean mil; bAstame que sea uno


solo. Podria citar el ejemplo de muchos; pero cita-
r6 el de personas conocidas: el capitin William, el
capitin Fulton, el coronel Orestes Ferrara, que es
un cubano, perfectamente cubano, que ha desempe-
fiado durante los dos anios pasados destines pfbli-
cos, que ha disfrutado de todos los derechos de la
ciudadania y que hoy se encuentra en el extranjero,
y por esa ley pudiera perderlos. Todos esos casos,
y principalmente el del senior Ferrara, me han in-
ducido A presentar esa proposici6n, porque pueden
perder el derecho de ser ciudadanos cubanos los
que ya han ejercitado los derechos de tales ciuda-
danos.
El senior SANGUILY, dirigiendose al Presidente:
Haga el favor de ordenar que se lea otra vez la en-
mienda.
El seflor Zayas la lee.
El senior SANGUILY: Dos inconvenientes encuen-
tro de moment a la enmienda propuesta por el
senior AlemAn. Y es el primero, que se le impone
una nacionalidad 6 se le concede graciosamente A
quien tal vez no la quiera. Porque el senior Ale-
man ha hablado de disposiciones tomadas en el
campo de la revoluci6u por espiritu de generosidad,
y yo le preguntaria al senior Alem6n: iTodos los
extranjeros que han querido servir 6 la causa de la
independencia de Cuba han querido, por el hecho,
quieren, por el hecho, 6 seguirnu queriendo, por el
hecho, ser cubanos? Como esto no esta demostra-
do, claro esta que resultaria que con la moci6n se
habria hecho lo que Cervantes llamaba "una bobe-
ri." Risas.
El senior ALEMAN, interrumpiendo: Puede mani-
festar su deseo.
El senior SANGUILY: Pero hay el otro inconve-
niente, el de que va a molester A muchos extranje-
ros. Esa enmienda del senior Aleman va A molestar
hasta al mismo Presidente de los Estados Unidos,
y la verdad es que, por lo pronto, esta es una impru-
dencia, aparte la descortesia...... Porque 4qui6n ha
prestado mayor servicio A la causa de la indepen-
dencia de Cuba que el Presidente de los Estados
Unidos? Y si este senior no tiene much cuidado
de declarar A su tiempo que no es cubano, estarA so-
metido......
El senior ALEMAN, itderrumpiendo: No es exact.
El senior SANGUILY: Exactisimo, segdn el texto.
El senior ALEMAN, interrumpiendo nuevamente: Ser-
vir a la Revoluci6u.
El senior SANGUILY: A la Revoluci6n nadie le ha
prestado servicio m6s insigne que el Presidente de
los Estados Unidos. iC6mo! El Presidente de los
Estados Unidos yno envi6 un mensaje diciendo que
ya no habia arreglos con Espafia en la cuesti6n de
Cuba, y que entregaba el asunto al Congreso pi-
di6ndole su parecer? y el Congreso ,no dispuso la
joint resolution y entreg6 todo el poder inmenso de
los Estados Unidos al Presidente para que hiciera
que Espafia abandonase aqui su soberania, que era
lo fnico 6 lo m6s esencial que pedia la Revoluci6n,
por cuyos hechos la soberania de Espafia desapare-
ci6, asi como por el modo de apuntar el Presidente
de los Estados Unidos los cafiones de su escuadra?
(Risas). De modo que el Presidente de los Estados





r94 DIARIO DE SISI0NES


Unidos es, en la efectividad y realidad de las cosas,
el servidor mAs decisive, por lo menos, de la Revo-
luci6n de Cuba. El Presidente de los Estados Uni-
dos serfa, pues, el mas insigne de todos los aludidos
en esa enmienda, y el Presidente de los Estados Uni-
dos estA obligado A andar con much cuidado, si esa
enmienda se acepta, pues al menor descuido se en-
cuentra con que es ciudadano cubano (Risas), y lo
mismo tiene que decirse del secretario de la Guerra,
Alger; de Mr. Meicklejohn, Subsecretario del Ramo;
de los que presentaron la enmienda sobre el recono-
cimiento de la Repfiblica, como minoria en el Se-
nado; de todos los que en el Congreso de los Estados
Unidos procuraron favorecer la causa de Cuba, y
por cuyas gestiones, 6 iniciativas, 6 resoluciones
concurrentes 6 conjuntas, por los insultos a Espafia,
por todo cuanto hicieron y que anim6 el espiritu
revolucionario, por cuanto tendieron a favorecerlo,
por cuanto desunieron A los espafioles, por cuanto,
en fin, los hostilizaron y A la postre vencieron, son
acreedores tambi6n A ese beneficio que les ofrece la
enmienda de mi distinguido compafiero, por lo que
del mismo modo han de andar con cuidado; jcuan-
ta gente ha de andar cuidadosa A virtud de esa
enmiendal si yo os declare que la inmensa mayo-
rfa de los Estados Unidos durante tres afios, no
hizo mas que amparar y estimular A los cubanos,
empujando el carro de la Revoluci6n.
Cincuenta, al menos veinticinco millones de ciu-
dadanos de los Estados Unidos, pueden despertarse
mafiana, si hoy se aprueba esa enmienda, con la
noticia de que son ya ciudadanos cubanos. (Risas).
4Es esto llevar hasta lo absurdo el desacierto, la
inconveniencia que entrafia esa enmienda? Yo no
lo s6; pero sf s6 que es una enmienda demasiado ti-
rana, demasiado antijuridica, demasiado impru.
dente.
El senior BRAVO CORREOSO, interrumpiendo: Peli-
grosa.
El senior SANGUILY: Ese peligro, sf que no lo veo.
La verdad, el peligro es que digan muchisirnos ex-
tranjeros, cuando se enteren de ella, aunque no sea
mas que por nuestro Diario de Sesiones: "i Estos
cubanos se figuran que es un titulo demasiado ho-
norffico el de su nacionalidad, cuando asi, por boca
del senor Aleman, se lo quieren regular a tanta gen-
te!"-He dicho.
El senior PRESIDENTE: El sefor Aleman tiene
la palabra para rectificar.
El senior ALEMAN: Para rectificar y para alusio-
nes personales tambi6n.
El seflor PRESIDENTE: Para ambas cosas.
El senior ALEMAN: Yo celebro y me congratulo
de haber prestado ocasi6n al seflor Sanguily para
que haga frases A mi costa; frases que yo siempre
oigo con gran cuidado y much carifio, como todo
lo que viene de los autorizados labios del senior
Sanguily, cuyo talent soy el primero en celebrar y
aplaudir. Pero A pesar de eso, el senior Sanguily
no esta en raz6n. La Base mia no puede prestarse
en modo alguno a esas frases hechas por el senior
Sanguily acerca de que el Presidente do los Estados
Unidos pueda declararse cubano. En Dios que 6l
no querra y ea Dios que el senior Sanguily, que


me conoce, sabe que yo no quiero que Me. Kinley
sea cubano.
El senior SANGUILY, interrumpiendo: Yo si, ojala!
El senior ALEMAN: Mi enmienda no se refiere mnAs
que A los que sirvieron A la Revoluci6n por la in-
dependencia del pais, y los americanos no sirvieron
a la Revoluci6n de Cuba sino de uu modo indirecto
Los americanos dicen que sirvieron los interests de
la humanidad, sus propios intereses, que se lastima-
ban, y entouces fu6 que prestaron su apoyo y su
concurso 6 la misma Revoluci6n, cuyo Gobierno no
reconocieron antes ni despu6s, ni siquiera la belige-
raucia de los insurrectos. De mbdo que el Gobier-
no americano no prest6 ese apoyo director por servir
6 la Revoluci6n, que dice el senior Sanguily, y mi
Base se concrete uficamente al extranjero que ha
servido I la Revoluci6n y A Cuba con las armas en
la mano. DespuBs de esto el senior Sanguily podri
hacer nuevas frases a mi costa, que oir6 con much

gusto, como todo lo que vieue de mi distinguido
compafiero.
El senior SANGUILY: Pido la palabra para recti-
ficar.
El senior PRESIDENTE: La tieue el senior Sanguily.
El sefor SANGUILY: Dice el sefior AlemAn que los
Estados Unidos-tomemos asi en conjunto la par-
to A que propiamente de ellos se alude-no vinieron
a luchar con Espafia sino en nombre de la Huma-
nidad, y yo sostengo que vinieron A hacer la inde-
pendencia; que no reconocieran al gobierno revolu-
cionario en una de las dos formas establecidas en el
Derecho Internacional es cosa muy diferente. 4No
reconocieron empero al pueblo cubano, el derecho
del pueblo A ser libre, independiente y soberano?
Hubo un moment, y 6sta es la prueba de que no
me he equivocado, hubo un moment solemn en la
lucha de los cubanos contra Espafia; aquel moinen-
to en que llegaba A la Habana el general Blanco
con la nueva de que en Noviembre acababa de pro-
mulgarse una Constituci6n auton6mica para la Isla,
por las Cortes espafiolas, no sg decir ahora si por
Decreto: comenz6 una vida, not6se renovada activi-
dad en determinados circulos: A los cubanos que es-
tabau peleando y A los que estAbamos en la expa-
triaci6n llegaban rumors siniestros, como que ha.
biamos alcauzado un moment, un minute, en que
la magna obra de tantos sacrificios iba A peligrar.
Espafia habia tornado uu derrotero para nosotros
desconocido, pero desde luego temeroso. En aquel
moment desliz6se cortando la corriente del Golfo,
camino del Sur, y fu6 6 situarse enfrente de la Ha-
bana, la escuadra de los Estados Unidos. Ese movi-
miento solo bast6 para conmover, para perturbal,
para inquietar, para enfurecer i EspaTia: la autono-
mia desde aquel instant eStaba perdida, la revolu-
cia6 desde aquel iust:Lute estaba salvada: poco des-
pu6s, las agitaciones en la Habana, las pasioues
sublevadas, los rencores contra los Estados Unidos,
las conspiraciones siniestras; y por dltimo jel estam-
pido del Maine! La suerte se habia echado: aquellos
insurrectos temerosos, aquellos emigrados inquietos,
vieron, como un rompimiento del cielo, asomar la
victoria. Este resultado fua consecuencia de la ac-
ci6n de los Estados Uuidos, de su diplomacia com-







15ft dLA krei41o4 C0NSTIittrkiNtiT


binada con sus grades elements materials. Los
Estados Unidos, pues, abrieron el camino. Yo creo
que al hacer esta declaraci6n no exagero. Ndmero
infinito de manos americanas tomaron parte en esa
obra, y quizAs un solo dedo de alguna de ellas ha
pesado mAs en nuestros destines que muchas manos
modestas y honradas de cubanos que juntas se pu-
sioron en la misma obra. No ha de referirse la en-
mienda del senior Alemin A todos los que contribu-
yeron al 6xito. 4Se refiere-si n6-el seflor Aleman
A los que facilitaron la obra con las armas en las
nanos, A los que ayudaron A los cubanos eil el cam-
po de la lucha? 4A esos y nada mAs que A esos? 4Y
qui6n puede determinar, acaso, la naturaleza de los
distintos servicios mas 6 menos oscuramente hechos
A obra tan grande como la de transformar la historic?
Es impossible, pues, admitir la enmienda del senior
Aleman. Es indefinida en cuanto al ndmero de los
individuos A quienes se refiere, siempre injusta en
cuanto A la otorgaci6n de un derecho que no han
pedido, puesto que es contrario A todo espiritu juri-
dico que se atribuya determinada condici6n como
privilegio a quien no la ha solicitado; es, ademas,
completamente opuesta A los principios que reco-
mienda una buena doctrine juridica refiida con nues-
tra propia conveniencia, y-sin que se incomode mi
querido amigo el seflor AlemAn-algo que nos pone
en ridicule.
El senior PRESIDENTE: Se pone A votaci6n la en-
mienda del senior AlemAn; votaci6n ordinaria.
El senior Zayas lee la enmienda del sefor Aleman.
El senior PRESIDENTE: Los que est6u conformes
con la enmienda se pondrAn de pie.
El senior CISNEROS: Pido la palabra para pedir
que se ponga A discusi6n mi enmienda.
El senior PRESIDENTm: Se pohe A votaci6n la en-
mienda del senior Alemin: Como nadie ha pedido
la palabra en contra se pone A votaci6n ordinaria.
El senior CISNEROS: Pido la palabra.
El senior PRESIDENTE: No se puede discutir.
El senior CISNEROS: Yo voy A explicar mi voto.
Yo estoy con la eumienda, porque de lo contrario
no cumpliria con la Revoluci6n. La Revoluci6u ha
aceptado A todo aquel que ha peleado con las armas
en las manos.
Sometida 6 votaci6n, qued6 desechada la enmienda.
El senior ZAYAS: Otra enmienda ha sido acepta-
da por la Comisi6n, y voy A leerla.
Lee la enmienda al inciso 49
El seflor PRESIDENTE: Se pone A votaci6n.
El senior ZAYAS: iQu6 cosa? iLa enmienda? Si
ya forma parte de la Base.
El senior PRESIDENTE: Se pone A votaci6n la en-
mienda.
El senior SECRETARIO: Hay una enmienda al in-
ciso 69 de esta Base 1. La lee.
El senior FERNANDEZ DE CASTRO: Pido la palabra
para una cuesti6n de orden. Esta enmienda que se
ha de votar Zla Comisi6n la acepta?
El senior PRESIDESTE: La Comisi6n la acepta.
De manera que se entiende ahora el inciso redacta-
do de ese modo, y de ese modo se discutirA.
El senior FERNANDEZ DE CASTRO: ,Se discutir6?
El seofor PRESIDENTE: Si, de ese modo.


El SECUETARIO, seflor Zayas: Una enmienda al
inciso 6? suscrita por el senior Cisneros, dice: Lee la
enmienda.
El senior BRAVO CORREOSO: Esa se relaciona con.
el inciso 89
El senior ZAYAS: La enmienda dice: Lee.
El senior VILLUENDAS: Pero es del 89
El senior ZAYAS: Es que el senior Cisneros tiene
otra al 8? MAs bien puede ser al 79
El senior SECRETARIO: Lee los incisos 6 y 7. La en-
mienda, segdn explica el senior Cisneros, comprende
tal vez el 6 y 7; leido ya el 6, la Secretaria va A leer
el 7, que dice: Lee.
El senior GONZALEZ LLORENTE. Pido la palabra
en contra de la enmienda...... no la renuncio.
SEl senior PRESIDENTE: Se pone A votaci6n la en-
mienda en votaci6n ordinaria; se pondrAn de pie los
que la aprueben.
Se verifica la votaci6n.
El senior PRESIDENTE: Queda rechazada la en-
mienda del sefor Cisneros.
El senior SECRETARIO: Hay dos enmiendas al in-
ciso 89. Lee el inciso 89, la enmienda del sefor Cisne-
ros y la de los sefores Niiez y Zayas.
El senior Rius RIVERA: Hacemos las mismas ma-
nifestaciones respect de esta Altima: 4la Comisi6n
la acepta?
El senior SECRETARIO' La Comisi6n acepta esta
iltima, la de los sefiores Ndfiez y Zayas, y forma
part por consiguiente del inciso, que queda redac-
tado en la forma siguiente: Lo lee, y ademds una en-
mienda.
El senior PRESIDENTE: Se abre discusi6n sobre
esa enmienda.
El senior ZAYAs: Pido la palabra en contra.
El senior PRESIDENTE: La tiene el senior Zayas.
El senior ZAYAS: Yo he pedido la palabra en con-
tra, para decir dos palabras nada mAs. Si el senior
Cisneros dice que dejarAn de ser extranjeros los que
se naturalicen conform A las leyes que se promul-
guen, real y positivamente huelga esta manifesta-
ci6n dentro de la Constituci6n, porque ya en la mis-
ma, en el inciso anterior, ha quedado determinada
esta moci6n, de manera que estando en las leyes
que se promulguen, queda satisfeuho el prop6sito
del senior Cisneros y huelga indicarlo dentro de la
Constituci6n.
El senior PRESIDENTE: Se pone A votaci6n ordi-
naria; los sefiores que est6n conformes con la en-
mienda del senior Cisneros, se pondrAn de pie.
Se verifica la votaci6n.
El senior PRESIDENTE: Queda desechada la en-
mienda.
El seilor SECRETARIO: Hay varias enmiendas
como adiciones A estas Bases, una del senior G6mez.
El senior Rius RIVERA: Sr. President: pido la
palabra para proponer que se prorrogue la sesi6n
hasta las 6 y media. Va A ser la hora reglamentaria
y se nos v a la hora; toda vez que las sesiones empie-
zan A las 2 y media y hay muchos incidents que se
promueven durante el debate y emplean much
tiempo, pido que se prorrogue hasta las 6 y media,
por ser demasiado corto el tiempo que tenemos.
El senior EMILIO NUREz: Que sea hasta las seis.




ii "" \' V ~'.. J::':"=-''~ '.W'L` ~ N
.I -, ~ 3;,1


El senior RIus RIVERA: Pido que la Convenci6n
acuerde no solamente para el dia de hoy sino para
los sucesivos, hasta que otra cosa en contrario no se
acuerde, sean las sesiones hasta las seis de la tarde.
El senior PRESIDESTE: Sefiores: el senior Rius
Rivera propone que se-prorrogue la sesi6n.
El senior Rius RIVERA: N6, que acuerde la Con-
venci6n sean las sesiones en lo adelante de 2 A 6 y
media, hasta que se acuerde otra cosa.
El senior VILLUENDAS: Pido la palabra para
darle forma a esa proposition del senior Rius Rivera
en la form siguiente: (lee) ((El Delegado que suscri-
be, pide que acuerde la Convenci6n que las sesiones
comiencen a la una y terminen A las seis de la
tarde.
El senior ZAYAs: Yo iba 6 oponerme k'la peti-
ci6n del senior Rius Rivera por razones que ya no
necesito decir, pero si quisiera que se acordara en
esta forma: ((sin que se pueda prorrogar despu6s de
esta horan, porque ya acordamos una primera pr6-
rroga.
El senior GONZALEZ LLORENTE, interrumpiendo:
Eso depende de las circunstancias, ,c6mo vamos a
renunciar A ese derecho?
El senior ZAYAS, continuando: -Ruego al senior
President que no permit que me interrumpa el
senior Llorente cuando hablo.
El sefibr GONZALEZ LLORENTE: El senior Zayas
interrumpi6 al senior Rius Rivera y yo crefa que
estAbamos fuera de sesi6n. Yo creia que era un dia-
logo. Risas.
El senior ZAYAS: Ahora pido la palabra en con-
tra de la proposici6n. El Reglamento nos autoriza
para prorrogar las sesiones cada vez que sea necesa-
rio. Prorrogarlas hasta las seis de la tarde supone
que siempre vamos A terminar A esa hora, porque
si se esta discutiendo una cuesti6n, y dan las seis de
la tarde, sin que se haya terminado, habri necesi-
dad de una nueva pr6rroga sobre la pr6rroga prin-
cipal. Ahora bien, A nadie se le oculta que la ma-
yorfa de los que aquf nos encontramos tenemos
multiples ocupaciones, que las dejamos durante el
dia.
El senior Rius RIVERA: Esa no es raz6n.
El senior ZAYAS: Ruego a la Presidencia que
no permit que se me interrumpa cuando hablo.
Decia, sefiores, que tenemos multiples ocupaciones
a las cuales tenemos que tender, y que son A ve-
ces imperiosas. Nosotros tenemos hecho un Re-
glamento, por virtud del cual debemos estar en se-
si6n desde las dos hasta las cinco de la tarde, salvo
la excepci6n de algunas pr6rrogas; por consiguiente,
hemos tenido que distribuir nuestras ocupaciones y
nuestro tiempo conforme a ese Reglamento, que aho-
ra se altera con esa proposici6n, puesto que no s61o
es la pr6rroga hasta las seis de la tarde, sino que sera
hasta las seis y media, 6 mis, y por lo tanto hasta
hora mds avanzada de la noche. Indudablemente
que ahora result que tenemos que encontrarnos en
sesi6n media hora 6 tres cuartos de hora mIs. Den-
tro de estas circunstancias yo preferirfa que empez6-
semos m6s temprano las sesiones, con lo cual de-
muestro al senior Rius Rivera que no trat6 de evitar
el estar mIs tiempo en sesi6n, sino que trato de que


no se trastornen nuestros asuntos arreglados A un
Reglamento que va a reformarse, y por esta ra-
z6n es que me opongo.
El sefor PRESIDENTE: Sefiores Delegados, segin
el articulo 58 del Reglamento que tenemos, puede
concederse la prorr6ga, pero no puede concederse
de una manera general y permanent.
El senior Rius RIVERA: Pido la palabra.
El senior GONZALEZ LLORENTE: La habia pedido
antes.
El senior PRESIDENTE: La tiene el senior Gonz'lez
Llorente:
El senior GONZALEZ LLORENTE: La consideraci6n
alegada, por el senior Zayas, de que tenemos ml1-
tiples ocupaciones, para mi no vale nada. El senior
Zayas no puede tener ocupaciones mas grave que
la que tengo yo. Yo soy Magistrado, ocupo un
puesto en el mis alto tribunal de Cuba, y yo, con
con autorizaci6n del Gobierno, he vacado alli para
venir'aquf, y yo he venido con fiebre porque tengo
catarro gripal, para mi no hay mAs q,;e un deber
que cumplir aquf: nuestro mandate. Los Delegados
de la Habana han tenido una porci6n de dias de
descanso y los que no somos Delegados de la Ha-
bana, hemos estado reuni6ndonos todos los dias
hasta las once de la noche y no pedimos huelga.
No se infringe el Reglamento, cuando el senior
President, con arreglo A las necesidades del caso,
es decir, A lo que exijan las circunstancias, disponga
que se prorogue la Sesi6n no ya hasta las once de la
noche, sino hasta las cuatro de la madrugada;
porque ese es nuestro deber, y no hemos sido euvia-
do aqui para ganar un beneficio simple, sino para
inmolar nuestra conveniencia en beneficio de la
patria. Pido, pues, que cuando sea necesalio se
prorrogue las horas de sesiones que seanlprecisas.
El senor PRESIDENTE: Queda terminado el in-
cidente sin que sea necesaria la proposici6n del se-
for Rius Rivera. Se prorroga hasta las seis en el
dia de hoy.
El senior Rius RIVERA: 4De modo que yo no
puedo proponerlo?
El sefor PRESIDENTE: No, porque se opone el
Reglamento.
El senior Rius RIVERA: Mi proposici6n es otra.
Retiro mi proposici6n, pero es precisamente para
ganar tiempo, porque comprendo que hay quien
quiera obstruir y no quisiera que se perdiese tiem-
po en discutir mi proposici6n, dando lugar A que
se pronuncien grandes discursos.
El sefor ZAYAS: El senior Rius Rivera retire su
proposici6n porque manifiesta que hay alguien em-
pefiado en obstruir y quiere ganar tiempo, y como
quiera que ese alguien es el inico que habla, por-
que es el uinico que ha usado de la palabra, niego
rotundamente que yo tenga el espiritu de obstruc-
ci6n, y no concede al senior Rius Rivera el. derecho
de interpreter mis intenciones.
El senior RIus RIVERA: Yo tampoco le concede
el derecho al senior Zayas de interpreter mis inten-
ciones, porque yo no he personalizado, yo no he di-
cho que sea 61 quien tiene el espiritu de obstruccio-
nismo, yo no he personalizado en absolute.


'r- -: ; ~c~ _-lr-.-,
j`


t bikaR D. SkSI0N1e9


-r -y -~ '






DR LA cdONV2r14ION CONSTIrtJYPNTE 9


El sefior ZAYAS: Rectificado por el senior Rius
Rivera que no ha personalizado, quedan sin efecto
mis palabras respect A una alusi6n personal.
El senior PRESIDENTE: Continfa la sesi6n.
El senior ZAYAS (Secretario:) Respecto a la Base
segunda hay varias enmiendas.
El senior PRESIDENTE: ,No hay mis enmiendas
presentadas?
El Secretario, senior ZAYAS: Respecto A la misma
Base segunda hay varias enmiendas; pero son......
El sefior BRAVO CORREOSO: Hay una adici6n A
la Base.
El Secretario, senior ZAYAS: Se han presentado A
la misma Base las siguientes enmiendas: una del
seflor Morda Delgado........ n6, la del senior Moria
Delgado es a la Base segunda. Una del senior Juan
G. G6mez, que dice se adicione un noveno inciso
para decir quienes son cubanos, sobre la mujer ex-
tranjera casada con cubano, y otra del que habla,
que dice: lee.
"A la Convenci6n Nacional:
Los Delegados que suscriben, usando del derecho
que les concede el Reglamento, proponen que se
adicione A la Base primer de la Secci6n segunda el
siguente pArrafo:
A los efectos de la Constituci6n y de las leyes, se
considerarAn como cubanos natives, los comprendi-
dos en los tres primeros n6meros de esta Base.
Sal6n de Sesiones de la Convenci6n Nacional, 'a
21 de Enero de 1901.
A fredo Zayas y Anmonio Bravo Correoso."
El senior Rius RIVERA: Hago la aclaraci6n, en
nombre de la Comisi6n, de que aceptamos esa pro-
posici6n que pensAbamos incluir al final.
I El senior PRESIDENTE: Las adiciones no deben
discutirse sino despues de discutir la Base; mientras
6sta no result aprobada 6 rechazada, no se sabe que
se ha de hacer de las adiciones. Vamos A discutir,
pues, el n6mnero uno. Se pone a discusi6n la Base
primera; despu6s de discutida 6 aprobada la Base,
se tratara de la adici6n.
El senior BRAVO CoRREoso: Es una enmienda.
Ei Secretario, senior ZAYAS: De manera que se
va a discutir la enmienda del senior Juan Gualber-
to G6mez, relative A que exista un articulo que diga
que sera cubana la mujer extranjera casada con cu-
bano.
El senior BRAVO CORREOSO: La Comisi6n no acep-
ta eso.
El senior PRESIDENTE: Se pone A votaci6n ]a
enmienda del senior G6mez.
El Secretario, senior Zayas, lee la enmienda.
El senior PRESIDENTE: Se pone A votaci6n la
enmienda del senior G6mez, sobre la cual nadie ha
pedido la palabra. Votaci6n ordinaria: los que esten
conformes con la enmienda, se pondran de pie.
Permanecen santados la mayoria de los sefores Dele-
gados.
El senior PRESIDENTE: Queda desechada la pro-
posici6n.
El secretario, senior ZAYAS: Se pone A discusi6n
la Base primer de la Secci6n segunda, la cual tiene
tres enmiendas aceptadas por la Comisi6n. De ma-


nera que su inciso cuarto ha de leerse sin la frase
en esta forma: lee:
(Los extranjeros que, despu6s de 5 afios de resi-
dencia en el territorio de la Republica y no menos
de 2 desde la declaraci6n de intenci6n de ser cuba-
nos, obstengan carta de naturalizaci6n, con arreglo
i las leyes.
El senior PRESIDENTE: Hay que votar inciso por
inciso.
Varios senores Delegados: La Base entera.
El senior PRESIDENTE: Tiene ocho proposicioncs
diferentes; no puede votarse de una sola vez; hay
que votar inciso por inciso.
El Secretario, senior ZAYAS: Se va A votar el in-
ciso primero, que dice: Lo lee.
El senior PRESIDENTE: Los que est6n conformes
se pondrAn de pie.
Se levantan todos los senores Delegados.
Se aprueban los incisos segundo y tercero.
Al votarse el inciso cuarto, dice el senior Giberga, que
se haga constar su voto en contra, porque no acepta la
nueva redaccijn que suprime las palabras "residencia
en Cuba."
El senior CISNEROS: Yo tambien pido que conste
mi veto.
El senor PRESIDENTE: Los sefiores Giberga y Cis-
neros han pedido que consten sus votos en acta, en
contra de la moci6u. Queda aprobado el inciso
cuarto.
Se leen y son aprobados los incisos quinto, fexto y
siptimo, por unanimidad.
El senor Zayas lee la Base segunda de la Secci6n se-
gunda, que dice:
"La condici6n de cubano se perderA:
1? Por adquirir ciudadania en pafs extranjero.
2? Por admitir empleo 6 honors de uu Gobier-
no sin la licencia del Senado.
3? Por entrar al servicio de las armas de una
potencia extranjera sin aquella licencia.
La condici6n de cubano se recobrarA con arreglo
A lo que la ley establzca."
El senior BRAVO CORREOSO: Voy a hacer una pe-
quefa aclaraci6n. En la redacci6n de esta Base hay
un error de imprenta, donde dice "de un Gobier-
no," debe decir "de otro Gobierno."
El senior SANGUILY: Esti mal redactada asi, "de
un Gobierno;" mejor, "de algun Gobierno."
El senior BETANCOURT: Esa es cuesti6n de estilo.
El senior ZAYAS: Hay dos enmiendaq presenta-
das a esta Base. Lee:
"El Delegado que suscribe, tiene el honor de pro-
poner la siguiente enmienda a la Base 29 de la
Secci6n 29:
2? Por admitir empleos 6 honorees de un Go-
bierno extranjero, sin autorizaci6u del Congreso de
Cuba.
Martin Morua Delgado."

"El Delegado que suscribe present la siguiente
enmienda a la Base 29 de la Secci6n 29 del Pro-
yecto de Constituci6n.






198( DfARio DE Sk!SIORt.


A las tres causes de perder la ciudadania se agre-
garAn las siguientes:
Por residir el cubano naturalizado cinco afos
continues en el pais de su nacimiento, no siendo
,or raz6n de empleo 6 comisi6n del Gobierno de la
Repdblica de Cuba.
Por el hecho de tomar part el cubano natura-
lizado en conspiraci6n, sedici6n 6 rebeli6n i otro
acto anAlogo, dirigido A alterar la situaci6n poli-
tica en el pafs de su nacimiento.
Habaua, Edificio de la Couvenci6n, Enero 24 de
1901.
Alfredo Zayas."
El senior PORTUONDO: 4C6Omo? 4C6mo? Yo deseo
que se repita la lectura de la segunda parte.
El seflor Zayas la lee nuevamente.
El senior BERRIEL: 4Qu6 nos import A nosotros
eso?
El senior ZAYAS: Yo dir6 lo que nos import,
luego.
El senior PRESIDENTE: Se pone A votaci6n la pri-
mera enmienda al inciso 2?, 6 sea la que hace el
senior Morfia Delgado. Si algdn sefor Delegado
pide que se lea, se leera de nuevo. Se pone A vota-
ci6n la enmienda del senior Morda: los que est6n de
acuerdo, que se pongan de pie. (Seproduce confusi6u
en el sal6n). Sefiores Delegados, no podemos seguir
y tengo el derecho de pedir que se ponga un poco
mnis de atenci6n, tengo derecho para exigirlo;
pero lo pido, lo suplico. Se ha puesto A votaci6n
una enmienda y se ha dado el caso de que su autor
nose haya dado cuenta de ella... (Rumores) Sefiores
Delegados, un poco mas de atenci6n......
El senior MORUA: Yo iba precisamente.....
El sefior PRESIDENTE: Se pone A votaci6n la en-
mienda del senior Mor6a.
Hecha la votaci6n, queda desechada la enmienda.
El sefior ZAYAS: Hay otra enmienda del que
suscribe, que es la siguiente: Lee la enmienda.
El senior BETANCOURT: Pido la palabra.
El senior PRESIDENTE: La tiene usted.
El senior BETANCOURT: Simplemente quiero mia-
nifestar que la aceptaci6n de esa enmienda vendra
A contradecir un inciso de la Base primer que esta-
blece, que todos aquellos que hubiesen prestado ser-
vicios A la Revoluci6n sean reconocidos cono cuba-
nos. Es indiscutible que la enmienda del sefior
ZayaE entrafia un grave cargo contra la aceptaci6ni
de ese inciso, y someto A la consideraci6n de los
sefiores Delegados esa contradicci6n tan notoria.
El senior ZAYAS: Pido la palabra.
El senior PRESIDENTE: La tiene usted.
El senior ZAYAS: Pido la palabra en pro, porque
entiendo que mi enmienda necesita alguna explica-
ci6n, con motive de la interpretaci6n, que segdn ha
podido llegar hasta mf, se le da. La primera parte
de mi enmienda realmente no habia yo de consi-
derarla de tanta importancia como la segunda par-
te, de tal manera que no tendria escr6pulo alguno
en aceptar como excepci6n, dentro de la primer
parte, la que indica el senior Betancourt. Pero que
la importancia de esta enmienda es grande, eso es
indudable. Nosotros hemos podido experimental


durante los acoutecimientos que se han sucedido en
esta Isla, algo que, por mAs que nos ha favorecido,
y que yo aplaudo que asi resultara dado el objeto
A que se aspiraba, dadas las circunstancias especia-
les de la 6poca y el punto de vista bajo el cual yo
debia verlo no debe repetirse. En lo sucesivo impor-
ta que no pueda resultar respect del Gobierno
de Cuba algo que resultaba respect al Gobierno de
los Estados Unidos de Am6rica en sus relaciones
con el Gobierno espafiol. Por virtud de los aconteci-
mientos politicos de la isla de Cuba, muchos cuba-
nos se ponian bajo la 6gida del Gobierno americano
para obtener determinadas ventajas al tomar part
en los acontecimientos politicos de su patria native,
importandoseles un ardite los acontecimientos poli-
ticos de su patria adoptive; pues bien, nosotros pro-
curamos abrir las puertas de nuestra ciudadanfa lo
mas possible, nosotros procuramos, como decia un
senior Delegado hace poco, sumar el mayor ndmero
de cubanos al pie de la Constituci6n cubana; pero
yo entiendo que nosotros debemos tomar precaucio-
nes para lo future, al mismo tiempo que buscamos
apoyo para el present; y asf como hacia observa-
ciones A la enmienda que propuso el senior Alemin
a otra Base, en ese mismo orden de ideas, hago esta
enmienda.
Supongamos, sefiores Delegados, que en un futu-
re pr6ximo, en algunas de las nacionalidades cerca-
nas A nosotros, se preparan golpes politicos, y los
individuos natives de ellas, quepuedau obtener la
ciudadania cubana, pudieran pensar que 6sta les
convendria para que el Gobierno de la Repiblica
de Cuba se viera obligado A intervenir en favor de
ellos, alli en su patria native, cuando tomen parti-
cipaci6n en los movimientos politicos interns y
propios de esa misma patria native. La Constitu-
ci6n facility much el acceso A la ciudadania, y es
precise evitar ese conflict, evitar esa cuesti6n grave
que puede ser question international en lo future,
y desde luego, de todas suertes, crear dificultades
con que podria tropezar en su march el Gobieruo
de la Repfiblica de'Juba. Con la enmienda se evita
ese mal; porque asf como el que acepta empleos de
Gobierno extranjero, por ese solo hecho, se le consi-
dera desligado de la ciudadania anterior, asi como
en algunas parties una larga residencia fuera del
pafs releva de la ciudadania; yo entiendo que todo
aquel que tiene larga residencia en su pais native
6 intervenci6n direct en los sucesos politicos de
su mismo pals native, realize un acto que cabe in-
terpretar como una renuncia de la ciudadania cu-
bana, y en el iltimo caso entiendo que es de alta
conveniencia para la isla de Cuba, rodeada de pe-
quefias Repfblicas, donde las conspiraciones desdi-
chadamente tienen A cada rato desarrollo, que es
de alta importancia, repito, el evitar la necesidad,
si se cumple con esos ciudadanos y se.cumple con
la Constitucinu, de ir A intervenir en las cuestiones
en que se inmiscuyan esos individuos que han adop-
tado la ciudadania cubana, pero que en sus hechos
demuestrau que siguen siendo, como lo seguimos
siendo los cubanos en la Am6rica del Norte y en
otra naci6n cualquiera, patriots alli en su propio
pals, como lo indica el seguir consideraudo como







13K LA CONVENTION CONSTITUYENTE '99


su verdadera patria aquella de ]a que son oriundos
al intervenir en las situaciones political que alli se
screen 6 puedan crearse. Estas son razones que de-
bo someter A la atenci6n y la consileraci6n de los
seniores Delegados, 6 inspiran estas dos enmiendas; y
respect a la primer, si se consider poco el tiempo
de dos anos de residencia continue en el puis de
done proviene un ciudadano,viviendo alli donde
no presta su part contributiva A la naci6n que ha
adoptado como nueva ciudadanfa; yoentiendo que
pudiera aumentarse el tiempo, si A los sefiores Dele-
gados les parece, pero que debe fijarse alguno, por-
que hay algo como una dejaci6u de la ciudadania
adoptada, desde el moment en que se sigue resi-
diendo y habitando, en que se crea familiar y se
arraiga el individuo, en el pais de su origen, y si
se admit lo manifestado por el senior Betancourt,
pudi6ramos introducir un inciso al efecto. Yo no
tend ria inconvenient en que los extranjeros que lian
tornado part en nuestra revoluci6n, sigan sieudo
ciudadanos cubanos, si lo desean; no tendria incon-
veniente en hacer esta excepci6n.
El senior FERNANDRZ DE CASTRO: Pido la pala-
bra para rogarle al senior Z yas que respect dela
Base fijase un plazo de cuatro aflos, y que tratara
de Ilevar A cabo la enmienda propuesta por el se-
lior Betancourt.
El sefor SANGUILY: Yo propongo cinco afios.
El senior ZAYAS: Yo no tengo inconvenient en
acceder a lo que los sefiores Castro y Sanguily pi-
den, fijando cinco afios de residencia continue en
el pais de su origen para la p6rdida de la ciudada-
nfa cubana, que son precisamente los exigidos para
adquirir esa ciudadania.
El senior PRESIDENTE: So pone 6 votaci6n la pri-
mera parte de la enmienda.
El seor Zayas lee la enmienda.
El senior PRESIDENTE: Los quo estan conformes
que s pongan de pie.
El senior PRESIDENTE: Se va a dar lecture, por
indicaci6n del senior Morda, a la primer part.
El Secretario, senor Zayas, la lee.
El SECRETARIO, se8br Zzyas: Pido que sea la vo-
taci6n nominal.
Se verifica la votacian nominal, y dijeron que no, los se-
nores:Josi B. Alemdn, Luis Fortin, Pedro Betancourt,
L. Berriel, Pedro Gonzdlez Llorente, Antonio Bravo
Correoso, Gonzalo de Quesada, Juan Rius Rivera y En-
rique Villuendas; y que st, los senores: Jost Miguel Gbmes,
Jost de Jesis Monteagudo, Martin Morea Delgado, Jost
L. Robau, Salvador Cisneros, Diego Tamayo, Manuez
Sanguily, Emilio Nrzez, Eliseo Giberga, Jos! Lacret y
Morlot, Rafael Portuondo, Jost Ferndndez de Castro, Eu-
daldo Tamayo,J. Quilez, Rafael Manduley, Alfredo Zayas
y Domingo Mendez Capote.
El senior PIRSIDENTE: Han votado que si, 17, y
que n6, 9. Queda aprobada la adici6n del senior
Zayas.
El SECRETARIO, sector Zayas: La segunda part
de la moci6u dice asi: (la lee).
El senior PRESIDENTE: Votaci6n nominal.
Dijeron que si, los senores: Salvador Cisneros, Diego
Tamayo, Manuel Sanguily, Rafael Portuondo, Jose Fer-
nindes de Castro,J. Quilez, Eudaldo Tamayo, RafaelMan-


duley, Alfredo Zayas y Domingo Mtndez Capote; y que no,
los senores Jose B. Alem4n, Jost MDt'uel Ghmez, fost de
Jestis Monteagudo, Martin Moria Delgado,Jose L. Robau,
Luis Fortin, Pedro Betancourt, L. Berriel, Pedro Gonzd -
lez Llorente, Antonio Bravo Correoso, Gonzalo de Quesada.
Juan Rius Riveta, Emilio Nizez, Eliseo Giberga, Jose
Lacret y Morloty Enrique Villuendas.
El senior PRE-IDENTE: Se va a dar cuenta del
resultado de la votaci6n.
El SECRETARIO, senor Villuendas: 16 que 116,
10 que si.
El senior PREBIDENTE: Queda desechada la elt-
mienda de esa Base.
El SECRETARIO, senior ZtyIs: No hay mis einmien-
das g esa Base.
El senior PRESIDENTE: Se va a votar 63t i. Se pro-
cede a la votaci6n por incisos. Primer inciso, \wi
que est6n couformes se pondrAn de pie. Son aproba-
dos en la misma forma los incisos segndo y tercero.
El SRCRETARIO, senor Zayas: Sobre la tercera Ba-
se de la Secci6n segunda, no existed enmiendeL al-
guna.
El sefior PRESIDENTE: El sefi)r Aleinan manifies-
ta que su enmienda se refiere a otra Base.
El Secretario, senor Zayas, lee la tercera Base de
la Secci6n segunda, que dice asi:
"Todo cubano estarA obligado:
1 Al servicio de las armas en los casos y fi r-
ma que determine las leyes.
29 A contribuir A los gastos piblicos en la for-
ma establecida por las leyes."
El senior PRESIDENTE: Se abre discusi6n sobre la
tercera Base de la Secci6n segunda. Nadie pide la
palabra; se pone a votaci6n. Aprobada.
El senior PRESIDETE: Sefiores Dlegado- ; -e ha
prorrogado la sesi6n hasta la sais de la tarde, y
ahora vamos A entrar en una Secci6n de Bases que
es sumamente important, y acerca de la coal hay
presentadas muchas enmiendas. Aqui se ha pre-
sentado por various Delegados una moci6n que esde
actualidad, que no puede diferirse para maf:ina, v
como el tiempo que falta pudiera ser el necesario
para discutir y aprobar esta moci6n, so va a suspen-
der la lectura de Bases para leer esa moci6n, que
viene en forma y que esta suscrita por ndmero sufi-
ciente de Delegados. Uno de los seflores Delegados
firmantes se serviri dar lecture.
El senior SANGUILY: Sefiores Delegados: El que
suscribe tiene el honor de proponer A la Coiven-
ci6n, la moci6n siguiente: (lee):
"El Delegado que suscribe tiene el honor de pr,-
poner A la Convenci6n el siguiente acuerdo:
Para demostrar al pueblo ingl6s lasimpatia del
pueblo cubano en el duelo national, que es hoy tamn-
bi6n duelo de todas las naciones civilizadas, por el
fallecimiento de su amada soberana y virtuosa sefio-
ra, la Reina Victoria Alejandrina, la Convenci6i
Constitutional, interpretando el sentimiento pfbli-
co de Cuba, acuerda rogar al senior Gobernador Mi-
litar que se sirva trasmitir al Representante del
Reino Unido de la Gran Bretafia 6 Irlanda en este
pafs, la expresi6n de la general condolencia de sus
hijos, y comunicar oportunamente A la P.residencia


DE LA CONVENTION CONSTITUYENTEt


r99







200 DIARIO lIE SESSIONS


de la Convenci6n el dia sefialado para los regios
funerales, a fin de que por ella se guard como dfa
de Inuto."
El senior GONZAIEZ LLOIKNIrE: Pido la palabra
en contra de esa proposici6n.
El senor Rius RIVERA: Pido la palabra para
uni cuesti6n de orden.
El -efior PRESIDENTE: La tiene el senior Rius
Rivera.
El senior Rrus RIVERA: iCuAntas firmas tiene ese
document?
El SECRETARIO, senior Zayas: Tiene echo.
El senior PRE-IDENTh: Sobran tres.
El senior SANGUILY. No hay un solo articulo del
R gliilento que diga que cuando una proposici6u
te.aiii, mIfs de cinco firms sea rechazada.
Ei safior Rius RIVERA: Hay una cuestiin do
ordo'n que no est6 resuelta.
El senior PRESIDENTE: El Reglameuto prohibe que
a iiinguna proposici6n 6 enmienda que est6 firmada
p"r i n6s de cinco Delegados, se le d6 lecture.
El se(ior SANGUILY: Esta firmada por cinco D3-
legiudos: por los sefiores Eudaldo Tamayo, Gonzalo
de Quesada, Juan G. G6mez, Jos6 Fernandez de
Castro y Manuel Sanguily.
El senior GONZALEZ LLORENTE: Yo en mi obscu-
ridad, la mis humilde de todas, desde hace muchos
afis, profeso gran respeto a la reina de Inglaterra
que acaba de norir; pero entiendo que no podemoa
aceptar esa proposici6n, para ocuparnos de ella, por-
iue es ajena a nuestras atribuciones; nosotros esta-
in,saqui Ilamados para former un Proyecto de
(onstituci6n, y no para pedir al gobierno interven-
tor que express plAcemes, condolencias 6 felicitacio-
ies, por acontecimieutos pr6speros 6 adversos.
Digo, pues, que somos incompetents para ocu-
p:;irnos de eso, y que sobre este punto no ha lugar a
deliberar.
PRKSIDENTE: QiQu pide el senior Llorente en con.
creto?
El sefior GONZALEZ LLORENTE: Q'e se declare no
lhaber lugar A deliberar.
El senior PRESIDENTE: Se pone a votaci6n la pro-
posici6n del senior Llorente, de no ha lugar a deli-
b rn r.
El sefi)r SANGUILY: Yo digo, sefir Presiden-
te, que aqu[ se ha violado el Reglamento, por ha-
her liablado en el sentido de un debate, al hacer la
proposici6n de no ha lugar A deliberar.
Se hAce la votaci6n, siendo rechazada la propose.
ci6n delse~or Llorente.
El senior PIESIDENTE: So abre discusi6n sobre la
Imoci6u del senior Sanguily.
El sefi- GONZALEZ LLORENTE: Pido la palabra.
El sefit: PRESIDENTE: La tiene el senior Gon-
z6lez Llorente.
El senior GoNZALEZ LLORENTE: Precisamente un
compafiero me invoca un antecedente. Aquf se
ha rechazado un voto de simpatia, propuesto por
el senior Cisneros, en favor del senior Kruger, jefe
de los Boers. Yo no comprendo con qu6 caracter
podemos nosotros acordar eso en nombre del
ipublo cubano, porque nosotros hemos sido nom-
brados mandatarios del pueblo. cubano para for-


mar un Proyecto de Constitucion, y el Gobierno
interventor que nos ha traido aquf, nos dijo desde
ese lugar (sefialando la mesa de la Presidencia)
((que nosotros no tenfamos atribuciones guberna-
tivas: ese es un acto gubernativo, es un acto quo
si emanara de un Gobierno constituido, pudiera
envolver cierta responsabilidad.
iQu6 cardeter tenemos nosotros para proceder
de esa manera? E4amos aqui trabajando exclu-
sivamente para former un Proyecto de Consti-
tuci6n.
Yo soy el primero en lamentar la muerte de
esa sefiora dignisima, bajo todos aspects; pero
eso no nos autorizari A entrar en un terreno que
no nos correspond, ni el Gobierno interventor
necesita de nuestra iniciativa para dar pesame si
se cree que debe darlo al soberano ingl6s.
Por consiguiente, ,en qu6 nos fundamos para to-
mar ese acuerdo? 4Ei que la naci6n inglesa es
grande?
Yo casi soy ingls6 hasta el fon to de mi alm:i;
pero nada de eso justificanuastra intervenci6n en el
asunto. iCon qu6 car6cter, con qu6 personalidad le
decimos al general Wo~l : "Usted, representante del
Gobierno americano, d i p6same al Gobierno
ingl6s, en nombre de la h ivenci6n cubana, como
representante del pueblo cubano?" 4De d6nde
emana toda esa series de representacioues? Si el
senior Singuily quiere decirque la muerte de est
seflora Reina es un hecho muy lamentable, que para
el pueblo ingl6s sera uua catistrofe, que puede traer
una perturbaci6n en el orden general europeo, es
como si nos trajerau la noticia de que ha habido
un terremoto en Oporto 6 que se ha derrumbado
media Europa; nosotros, 1o lamentariamos y hasta lo
llorarfamos A lAgrima viva, pero no tendremos el
derecho de pedir al general Wood que haga un
manifestaci6n en nombre de Cuba.
El senior Rius RIVERA: Pido la palabra para
una cuesti6n de orden. El articulo 125 dice que
"la Convenci6n no asistirA en Cuerpo A niugdu ac-
to." Yo pido que la Convenci6a se sirva consider.
rar que no puede......
El senior PRESIDENTE: No es cuesti6n de orden:
,quB articulo se ha infringido?
El senior Rius RIVERA: Este que parece quo so
va infringir, y esto podria interpretarse que la Con-
venci6n quiere asistir a un acto, para el cual no
esta autorizada ni facultada.
El senior PRE3:DENTE: Perdone el senior Rfis Ri-
vera, no puede conced6rsele la palabra. Yo con
much sentimiento no puedo consentir que sigs ha-
blando.
El senior SANGUILY: Seioores: despu6s de todo, y
a pesar de ser muy ingl6s el selor Llorente, Varios
sefores Delegados interrumpen.
El sefior PRESIDASTE, agitando la canpanilla: Or-
den, sefiores Delegados.
El senior SANGUILY, coatintuando: Decia, sefi )res
Delegados, cuando fuf interr:-mpido, que A pesar de
querer ser y que se le tenga por muy ingl6s el sei )r
Llorente, y de casi parecerlo, le molesta el p6same
al pueblo ingl6s, que he propuesto, casi tanto como
parece molester a otros sefiores Delegados. Digase


DTAR10 DR SESIONES


200







DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 201


que la Convenci6u no quiere dar ese p6same y esta-
rA en su derecho; pero que no se hagan arguments
de la naturaleza de los aducidos, que--por lo demiAs-
pueden coutestarse victoriosamente.
En primer lugar, no pretendemos que la Conven-
ci6n acuerde que tiene la representaci6n del pueblo
cubano, aunque nadie puede negar su derecho A
creerlo, pues que, en realidad, represent, cuando
menos, los seutimientos del pueblo cubano. La Con-
venci6n, con el acuerdo que propongo, no hace na-
da que sea de naturaleza ejecutiva 6 de gobierno,
realize s6lo un acto espontaneo 6 interior, el acto de
poner fuera de sf los sentimientos que abrigue, digo,
si los abriga, que si n6, no debe fingirlos; pero si los
tiene, esta en nuestro derecho, en nuestra capacidad,
el ponerlos fuera 6 declararlos. Se ha hablado ade-
mis de antecedentes, citAndose uuo solo, cuando
habia dos: el antecedente de una moci6n respect al
general Lee, del senior Rius Rivera, y el anteceden-
te respect del Presidente Kruger, del senior Santa
Lucia. Son dos mociones nacidas de situaciones dis-
tintas, absolutamente distintas A 6sta. La primer
era inexplicable, la otra peligrosa, impolitica y com-
prometedora. Esta es todo lo contrario, 6sta precisa-
mente tiende A todo lo contrario. Se trata de demos-
trar que queremos ser. Se pretend anular ]a Con-
venci6n cuando se trata de la expresi6n de un
sentimiento suyo, si es que lo tiene; y, en cambio,
so cree que la Convenci6n tiene derecho hasta de
disponer de los bienes ajenos, de disponer de la
forma de la Repfiblica y del destino de los extran-
jeros: por un lado se la consider poderosa y autori-
zada; por otro lado se la anula. Como si la Couven-
ci6n no tuviera el derecho de sentir, no se le con-
siente que participe en un duelo universal, que se
asocie al dolor de un grau pueblo;--sin considerar
que al asociarse A este duelo no realize ella un acto
de personalidad international, no sale de esa condi-
ci6n en que se encuentra bajo el poder interventor,
siquiera ratifique la persona moral y juridica de los
cubanos en frente delos demis poderes de la tierra.-
No es, pues, lo que solicito un acto politico. ZNo es
convenient decirle al mundo que aqui, los que es-
tOn trabajando por realizar la personalidad cuba-
na, tienen fe en su existencia, A la vez de tener con-
ciencia y coraz6n, diciendo que simpatizan con el
dolor ajeno, al mostrar que existen, que viven, que
quieren vivir? LQu6 otra cosa significaria este p6-
same?
Y por otra parte, si se tratase de una persona
vulgar, de una de esas mujeres que pasan por un
trono para mancillarlo, me explicaria los escrupulos
de moralidad, la abstenci6n, adn la oposici6n de mi
ilustre compafiero el senior Llorente; pero se trata
de una mujer digna, que ha dado lustre A uno de
los tronos mAs altos y brillantes de la historic; de
una mujer que en todos los 6rdenes de la vida, en
el pfblico y en el privado, como soberana, como
madre, como esposa, ha sido un modelo universal-
mente aclamado; circunstancias 6stas las mas propi-
cias y simpaticas para dar fe de que existimo3, por-
que si al fin el pueblo existe, y los mismos ayunta-
mientos se permiten A cada paso hacer manifesta-
ciones,-4uo hemos de tener nosotros ese derecho


tambi6n, siquiera en trance como 6ste, no ha de te-
nerlo la Convenci6n que represent algo mis que
cualquier ayuntamiento? Pues sefiores, decid que no
sentis duelo alguno, decid mas bien que en el fondo
de vuestra alma hay una secret alegrfa mas 6 me.
nos jacobina;......
El senior GONZALEZ LLORESTE, interrumpiendo:
Pido la palabra.
El senior SANGUILY, continuando: pero no argu-
ment6is, porque lo que hay en frente, una de otra,
son dos proposiciones: una que anula al pueblo
cubano, otra que lo hace surgir por un acto espon-
tAneo y por primera vez A la vida internacional.-
He dicho.
El senior PRESIDENTE. Tiene la palabra el senior
Llorente.
El senior GONZALEZ LLORENTE: He pedido la
palabra para una alusi6n personal. El senior San-
guily ha dado A extender que yo no siento, que no
tengo coraz6n; y yo rectifico, manifestando que
empec6 diciendo que deploraba la muerte de la reina
de Inglaterra, la cual por sus hechos respeto y
venero desde hace muchos afios; pero a su pregunta
contest que esta Convenci6u no siente nada, por-
que esta Convenci6n no tiene coraz6n, sino pensa-
miento y deberes, y no tiene que hacer nada........
El senior SANGUILY, interrumpiendc: Ayer hablando
de Dios tenfa coraz6n.
El senior GONZALEZ LLORENTE, contihuando: Con el
ejemplo de los ayuntamientos, que es impropio, por-
que se traia de pueblos que se agitan en una vida en
la que nos otros no nos encontramos: nosotros somos
una Asamblea deliberate con un objeto fnico, y yo
consider que es, y permitame el sefnor Sanguily ]
palabra sin que tienda A la menor ofensa respect A
61, yo creo que el General mirarfa si no como ri-
diculo, como extrafio el acto en que nosotros le
pidi6ramos que diera 61 el p6same por uua desgracia
A ning6n poder del mundo, porque eso es absoluta-
mente ajeno A nuestras atribuciones.
El senior RJus RIVERA: Pido la palabra en con-
tra.
El senior PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior
Rius Rivera.
El senior Rius RIVERA: Nadie tal vez me gana A
mi en admiraci6n hacia el pueblo ingl6s y sus ins-
tituciones y hacia la soberana que acaba de morir.
Yo, como ciudadano, no tendria inconvenient al-
guno en votar cualquier moci6n de simpatia que en
un club, por ejemplo, 6 en cualquiera otra sociedad
se propusiera para elevarla A la familiar real inglesa,
no ya por conduct de ning6n general, sino directa-
mente. Pero no tiene la Convenci6n personalidad
international que pudiera autorizar un acto de la
naturaleza del que se pretend llevar A cabo.
La familiar real inglesa estaria justificada si pre-
guntara desdefiosamente, iqu6 cosa es esa Conven-
ci6n y con que caracter se dirige A nosotros?
Pudiera hacerlo cada Delegado y todos los Dele-
gados, con caracter particular, pero, de ning n modu,
como una Convenci6n con un mandate expreso del
pueblo de Cuba, no para dar pesames ni felicitacio-
nes, sino para hacer su Constituci6n. ,Debemos
nosotros hacer acto de presencia en ese duelo uni-







202 DIARIO DE SESIONES


versal, segiu he oido decir A algunos sefiores Delega-
dos? ,Por que? No pareceria otra cosa que un acto
ridicule, algo asi como un acto de adulaci6n. Ade-
mns, existent antecedentes que se oponen A que se
adopted esa resoluci6n: aqui se trat6 de euviar un
mensaje de felicitaci6n al general Lee, que, para los
cubanos 6 quienes nosotros representamos, tiene
m6s derecho A ser felicitado que el pueblo ingl6s; y
sin embargo yo, atendiendo A las razones expuestas
por los sefiores Convencionales que no estimaban
convenience traer esa clase de asuntos a la Asamblea,
porque eran ajenos 6 ella, la retire, mejor dicho,
accedi A que no se tomara en consideraci6n; luego
han sufrido p6rdidas dolorosas e irreparables various
miembros de esta misma Convenci6u, La primera
fu6 la muerte de un hijo del senior Bravo Correoso.
Hubo quien propuso que se le expresara el senti-
miento que nos causaba la desgracia que acababa
de sufrir, en el mismo moment en que se preparaba
A cumplir el mandate de sus comitentes; y sin em-
bargo, se opusieron 6 ello. Se dijo: todos individual-
mente podemos hacerlo, pero no serfa propio hacerlo
como Corporaci6n.
Cuando ocurri6 la muerte del padre del senior
Quesada, todos los Delegados le dimes el p6same;
cuando el padre del senior Presidente muri6, yo, en
nombre de todos los Delegados, le di el p6same, in-
terpretando un sentimiento que crefa muy just y
natural en cada uno de los sefiores Delegados; mas
en ningfn caso se ha torado el nombre de la Con-
venci6n.
Y ,qu6 titulos tiene A nuestra consideraci6n la
reina Victoria de Inglaterra? Ninguno, sefiores. No
hay otra raz6n hoy para enviar un mensaje de p6-
same al pueblo ingles que la que tendriamos mafia-
na si muriera el Sultan de Turqufa, para enviar el
mismo p6same a los turcos; la de que ambos ilustres
muertos eran soberanos reinantes......(El sefbor San-
guily, interrumpiendo: Pido la palabra.) Cabe suponer
que el deseo de figurar en ese acto, puede responder
A algo asi como una tendencia a la adulaci6n. Se ha
invocado la consideraci6n de que pudiera ser conve-
niente bajo el punto de vista politico. Yo digo que
nosotros no venimos A hacer aquf esa clase de polf-
tica international. Venimos A interpreter los deseos
de nuestro pueblo; A traducirlos en una Constituci6n.
Yo no s6 si nuestro pueblo desea que enviemos un
mensaje de esa naturaleza al pueblo ingl6s 6 a la fa-
milia real inglesa.
Yo me opongo A que la Convenci6n hnga un acto
de esa naturaleza, que no s6 c6mo calificar, porque
el articulo del Reglamento, que ya cit6, establece
precisamente que la Convenci6n no podrA asistir en
Cuerpo A ningfn acto; y 6ste es un acto, de una na-
turaleza cualquiera, pero es un acto que se lleva A
cabo por la Convenci6n. No import que sea una
Comisi6n 6 que sea uno solo de sus miembros quien
ruegue al general Wood que trasmita el mensaje.
Allf esta la Convencin6 en cuerpo.
Por todas estas razones, yo me opongo A que la
Convenci6n en Cuerpo haga manifestaci6n alguna ai
la familiar real inglesa, con motive del penoso
acontecimiento. El que quiera hacerlo, que lo haga
por su part, y el que sienta realmente, ese dolor que


lo exprese por su cuenta, mas no invoquemos el
noinbre del pueblo cubano cuyos sentimientos sore
el asunto desconocemos. Y no digo mrs.
El senior PRESIDENTE: Ha terminado, senfores,
el tiempo por el cual se prorrog6 la sesi6n; no hay
pendiente mas que un turno en pro, del senior Vi-
luendas, y una rectificaci6n del senor Sanguily; yo
pido que para eso se prorrogue la sesi6n, lo pido 6
la Convenci6n que puede acordarlo 6 no acordarlo.
El senior QUESADA: Yo habia pedido ]a pala-
bra.
El senior PRESIDENTE: Antes es necesario saber
si se prorroga 6 n6 la sesi6n para ese objeto.
El senior GONZALKZ LLORNTE: Hay muchos de
nosotros qae creen que esti suficientemente discuti-
do el punto.
El senior PRESIDENTE: No, senior: todavia hay
que consumer un turno. Se va votar si se prorro-
ga 6 n6 la sesi6n. Se procede A la votaci6n:
Votan que si, los seiTores: Josg Miguel G6mez, Jo0g
de J. Monteagudo, Jose L. Robau, Luis Fortun, Salva-
dor Cisneros, Manuel R. Silva, Pedro Betancourt,
Leopoldo Berriel, Pedro Gonzdlez Llorente, Antonio
Bravo, Gonzalo de Quesada, Juan Rhs Rivera, Diego
Tamayo, Manuel Sangnily, Emilio NfTcez, Jose Fer-
ndadez de Castro, Joaqin Quilez, Rafael Portuon-
do, Eudaldo Tamayo, Rafael Manduley, Alfredo Za-
yas, Enrique Villvetdas, IlMartin Morua Delgado y el
sefnor Presidente; y el senior Jose Lacret vola que n6.
El senior PRESIDENTE: El resuhado de la vota-
ci6n es que se prorrogue la sesi6n por s6lo un voto
en contra. Tiene la palabra el sfior Villuendas
para consumer un turn en pro.
El Secretario, s(ior VILLUINDAS: Sefores Dele-
gados: Si los convencionales que se reunen aqui
por la voluntad del pueblo cubano no estAn aquf
nada mins que para hacer la Constituci6n, y esto lo
dice el senior GonzAlez Llorente, yo entonces tengo
que apuntar una inconsecuencia en 61, porque firm6
un dia conmigo un mensaje de salutaci6n al Presi-
dente de la Rep6blica Americana......
El seflor GONZALEZ LLORENTE, interrumpiendo:
Pido la palabra para una alusi6n personal.
El senior VILLUENDAS, continuando: Y l mismo,
como Presidente entonces de la Convenci6n, ha lle-
vado al general Wood dicho mensaje.
Los convencionales que aqui estan y que inter-
pretnn el sentimiento cubano, se apoyan en esos sen-
timientos que ayer expresaba el senior Llorente,
cuando pidi6 que en el premnbulo se invocase a
Dios; l;i ,Coivenci6n puede y tiene el deber, en este
caso, de depiorar, no la muerte dela reina Victoria,
sino el duelo del pueblo ingl6s.
Yo me pregunto: si el que sehubiera muertofue-
ra Mac Kinley, Presideinte de la Repfiblica de los Es-
tados Uui los, qu6o huiiua hecho la Convenci6n? Ri-
sas. i'orqub si la Convenci6n hubiera acordado que
no debiamos dar el pesame 6 la Rep6blica Norte-
Americana por la muerte de su Presidente, ;ah! en-
tonces yo creeria que en esta Convenci6n no se abri-
gaban sentimient.os de generosidad, ni personales, ni
como representatives de una idea colectiva, porque
yo invocaria, senlores, el dia en que la naturoleza pa-
recfa que acompafiaba el dolor del pueblo cubano






b1 LA CONVEkGIOR CONS]\ITUYEIN~i 16j


y en que las autoridades americanas acompafiaban
descubiertas, a los acordes de triste march, el cadd-
ver del general Calixto Garcia.
El pueblo ingl6s llora la muerte de su reina co-
mo mujer virtuosa y cono simbolo de seitiinientos.
Y nosotros debemos al pueblo ingl6s sincera gra-
titud. Que si registramos nuestra historic, lo velemos
poni6ndose siempre a nuestro ladoen los fusilamien-
tos de Santiago de Cuba; y en esta 6ltima guerra,
sefiores, yo no s6 qu6 pensar, por no quererlo, me
limito A apoyar al senior Sanguily, y inicamente dir6
al seflor Rius Rivera que firm con 61 el proyecto
de saludo al general Lee, y no es comparable una
persona A lo que propone el senior Sanguily: al p6-
same del pueblo cubano, A un pueblo amigo, a un
gran pueblo, al pueblo ingl6s.
El seinor GONZALEZ LLORENTE: Pido la palabra
para rectificar una ofensa personal, que me ha hecho
el sellor Villuendas.
El senior PRESIDENTE: La tiene el senior Gonzalez
Llorente.
El senior GNZALEZ LLORENTE: Es una ofensa que,
A mis afins, se diga que he cometido una inconse-
cuencia a] oponerme a que el Presidente Mac Kin-
ley diese el p6same al Gobierno Ingl6s por la muer-
te de la reina Victoria. Nosotros venimos aqui, cu-
banos, convocados por el pueblo cubano, en virtud
de nna orden del Gobierno Interventor, y el Re-
presentante del Gobierno Interventor, 6 sea el ge-
neral Wood, nos trajo de la mano y nos install en
nombre del Presidente de la Repfiblica Americana;
n) representamos al pueblo cubano, sino somos cu-
banos reunidos en Convenci6n y que al mismo Go-
bierno Americano dirigimos un telegram de grati-
tud; y yo digo, sin temor de equivocarme:si el Gobier-
no [nterveutor no nos llama 3' nos instala en esa me-
sa, no estarfamos discutiendo ahora; pero nosotros, y
yo por mi parte, no tengo individualmente nada
que agradecer al pueblo ingles ni a la reina Victoria
ni a la naci6n inglesa; porque yo, que soy afic;o-
nado A leer ingles......
El sei-or Presidente agita la c(ampanilla y no dfja al
senor Gonzdlez Llorente contin aar.
El sefi.r P-rIDEvNTE: ,NoD cree el seflor GonzA-
lez Llorente que no esti ya rectificando?
El seilor GONZALEZ LLORENTE: No, sefnor, ,por qua?
El sefor PRESIDENTE: Lo cree la Pres d.,ci;a.
Tiene la palabra el senior Sanguily para rectificar.
El serflr ANGUIILY: Seiiores, aquf se ha supnes-
to que se trata de dar un pesame por la Convei:cion
a la familiar Real inglesa; equivocaciOn ::idA i Ile
del senor Pius Rivera. So trata s6lo de i na mani-
festaci6u de simpatia de Ipaite del pueblo cubano al
pueblo ingl6s, y sin embargo se ha creido tambi6u
que se trataba de realizar un acto de soberanfa 6
de gobierno. iC6mo explicar, de otro modo, que
el senior Rius Rivera lo encontrase ridicule; c6nmo
explicar tampoco lo que se figuraba el senior Llo-
rente, ni lo que pensara respect a ese acto, cuando
si se realizase, lo haria el general Wood? Aqui se
ha creido que vamos A ejercer un acto de soberania,
que la Convenci6n, embriagada, ciega, iba A diri-
girse directamente al representante del pueblo in-
gl6s; no es asi; en este acuordo so pide tan s6lo


que la Convenci6n se dirija al general Wood para
rogar 6 6ste que manifieste la condolencia del pais,
de que se hace eco la Convencion, porque no hay
otro modo de hacerlo, fuera de esta situaci6n, por-
que los Ayuntamientos mismos han tornado inicia-
tivas en situaciones andlogas y nadie ha podido ima-
ginar, ni ha imaginado, quepudieran significar actos
de soberania, siendo por lo demis natural que esta
Convenci6n, a falta de otro 6rgano de la opinion y
los sentimientos del pais, se crea con derecho f ser
el representante mAs legitimo, en la actualidad, del
pueblo cubano. Pero decfa el senior Rius Rivera
que aqui no se nos ihabia reunido sino para hacer
una Constituci6n, olvidAndose de que h pesar de
creerlo asf, fu6 61 quien trajo aqui una moci6n para
que se dirigiera un mensaje nada menos que al ge-
neral Lee; un mensaje de gratitud, cuando el gene-
ral Lee fu6 quien, contra tantas esperanzas......
El senior PRESIDENTE: Ruego al senior Sanguily
que no traiga cuestiones nuevas.
El senior SANGUILY: Seflor Presidente, estoy rec-
tificaudo: y me refiero al interrogatorio que hizo al
general Lee la Comisi6n de Relacioues Exteriores
del Senado......
El senior PRESIDENTB: Seflir Sanguily, no pue-
do permitirle avanrar en ese terreno.
El senior SANGUILY: Estoy rectificando; enderezo
6 pongo derecho lo que se ha torcido......
El senior PRESIDENTE: Sefor Sanguily, no pue-
de ser.
El senior SANGUILY: Yo entiendo que estoy rec-
tificando hechos que se tuercen y es precise endere-
zarlos; esto es rectificar, poner recto lo que se tuerce.
Decia el senior Rius Rivera que le parecia casi una
adulaci6n......
El senior PRESIDENTE: Eso es rectificar.
El senior SANGUILY: iY cuanto me alegrol Pues
decfa que le parecia casi una adulaci6n......
El senior Rius RIVERA: No es verdad.
El senior SANGUILY: Es una verdad del tamafio
de este teatro. El senior Rfus Rivera ha dicho un
casi que se refiere a una adulaci6n; en ese caso el
telegram A Lee era tambi6u una adulaci6n: iparti.
do igual! Si eso no era una adulaci6n, menos lo es
esto otrj, pues entire lo que se refiere A un hombre
y lo que se refiere a un pueblo hay una gran dife-
reucia, porque un pueblo es algo vago, no hay en
61 nada concrete a que .pueda adularse...... pero
debemos tener en cuenta dos hechos para que no se
consider jamias que esta moci6n no es de profunda
oportunidad political; la casi providencial interven-
ci6n de on pequefio buque ingles en uno de los
mementos m6is horribles de la historic cubana, y
lo que se ha llamado una p6gina no escrita de la
diplomacia americana, es decir, la cooperaci6n de
Inglaterra en la lucha con Espafia, y a esto me
iba 6 referir, porque sin ella los Estados Unidos ja-
nms se hubieran decidido 6 lanzarse a la guerra, y
si pudieron hacerlo fu6 porque una mano amiga
sujet6, en su provecho, A las naciones de Europa.
Ese auxiliar decisive fu6 Inglaterra. No voy 6 ha-
blar de esto porque me Ilevaria una hora.....
El senior PRESIDENTE: No podri hacerlo.
El senior SANGUILY, continuando:......y no me ex-






o04 blAWto DE sgkkoW9


trafia que, A pesar desu ilustraci6n, lo ignorara el
sefor Rfus Rivera, porque realmente es un asunto
que se ha publicado muy recientemente y eso de una
manera muy somera. Pero es un hecho indiscutible
que Inglaterra tiene una parte capitalis'ma en el
desenvolvimiento de los sucesos de Cuba, que nos
han traido A este punto; es decir, que Inglaterra es
como uno de los engendradores del moviiniento po-
litico universal que ha constituido al cabo esta
Asamblea Constitucional. Por otra parte, nosctros
estamos obligados A guardar toda clase de respetos
y miramientos A los Estados Unidos; pero, dejando
a un lado nuestra gratitude, por nuestra convenien-
cia, que nos hace mirar al horizonte, A todos lados
del horizonte, nosotros necesitamos buscar tambi6u
las simpatfas del mundo.
Se anuncia que va A nacer el gran heredero: estan
preparados las blondas, los encajes y la soberbia cu-
na; todo lo que ha de poder necesitar: la fiesta inti-
ma, la fiesta clAsica, se prepare, y ya, no obstante,
alguna comadre empieza A buscar la enemistad de
los vecinos para con el recien nacido, que no tiene
la culpa de esa falta de previsi6n ......
Yo, por el contrario, pretend hacerle adorable
para el mundo todo; pretend que todo el mundo
tenga interns y simpatias por la nueva nacionalidad
que se forma en este rinc6n de Am6rica.
El senior PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior
Rfus Rivera.
El senior RIvs RIVERA: Voy A referirme al caso
explicado por el senior Villuendas, que A mi se me
olvid6 mencionar, como pens6 hacerlo, cuando hab16
antes, la primer vez, esto es, en la suposici6n de
que muriera el Presidente Mac Kinley. Qu6 haria
esta Convenci6n?
Yo no s8 lo que haria la Convenci6n, pero yo se-
rfa el primero en pedirle que expresara en un men-
saje de p6same al pueblo americano, el sentimiento
que le causaba la muerte del Presidente Mac Kinley:
porque entonces yo creerfa interpreter los deseos y
el pesar de mi pueblo fielmente.
Lo que tenemos y lo que vamos A tener, al pueblo
americano, en grand parte, lo debemos, y yo como
representante del pueblo de Cuba me consideraria
obligado A enviar una expresi6n de duelo en nom-
bre de mi pueblo al pueblo americano por la p1rdida
de su primer magistrado: A mi no me duelen prendas.
Ha hablado el senior Sanguily respect del general
Lee, comparAndolo con Inglaterra: ciertamente que,
como hombre, el general Lee es un Atomo insignifi-
caute en presencia de una naci6n tan poderosa como
Inglaterra; pero, para nosotros, es un gigante com-
parado con la poderosa naci6n BritAnica, ya que, co-
mo representante del pueblo americano, nos ha pres-
tado servicios que no nos ha prestado aquella naci6n.
Y si, prescindiendo de los beneficios que la naci6n
inglesa haya 6 no prestado al pueblo cubano, mira-
mos el asunto bajo el aspect de los bienes que esa
naci6n haya reportado A la humanidad, yo niego
hasta cierto punto que sea rigurosamente cierto,
pues que hoy mismo estAn dando hernrosa prueba
de su humanidad con los boers en el Transvaal. Rui-
dosos aplausos.
El senior PRESIDENTE: Advierto al sefor Rius


Rivera que me ver6 eu la necesidad de Ilamarlo al
ordeL si continda asi.
El senior Rius RIVERA: He terminado, supuesto
que no puedo hablar libremente.
El senior PRESIDENTE: Se pone A votaci6n la mo-
ci6n, y el senior Secretario le volverA A dar lecture. El
Secretario la lee.
El senior BRAVO CORREOSO: Pido que se cuente
el ndmero de los Delegados, pues creo que no hay
quorum para tomar acuerdo.
El SECRETARIO, Sr. Villuendas: Mayorfa absolute.
ElSecretario, senor Zay as, toma la votaci6n nominal.
El senior MORUA DELGADO: ZMe permit explicar
mi voto?
El senior PRESIDENTE: Si, despues de votar.
El senior MORUA DELGADO: Si; y el senior Presi-
dente interino sabe que fuf acaso el primero que
pens6 en que se mandara esa comunicaci6n de con-
dolencia.
El senior FORTUN: N6, porque entiendo que no
estA de acuerdo con las atribuciones de la Asamblea.
El senior CISNEROS: N6; en primer termino, por-
que juzgo que cuestiones de esta naturaleza no de-
ben traerse al debate sin contar antes con una ma-
yoria absolute, y en segundo t6rmino, porque creo
que no estA dentro de nuestras atribuciones, porque
no estamos en condiciones de aptitud para llevar la
representaci6n del pueblo cubano; fuera de aquellas
que constituyen el objeto exclusive de nuestro man-
dato.
El senior GONZALEZ LLOREISTE: N6, porque no es-
tA en las atribuciones de la Convenci6n.
El senior QUESADA: Si, haciendo constar que fuf
uno de los primeros en apoyar esta moci6n, por ser
una consagraci6n del pueblo cubano A quien le debe,
en gran parte, su libertad.
El senior Rius RIVERA: N6, por todas las razones
dichas y por otras que me obligaron A callar.
El senior SANGUILY: Si, haciendo constar que mi
proposici6n ha sido atacada de soslayo.
El senior FERNANDEZ DE CASTRO: Sf, porque los
ingleses salvaron las victims del Virginius.
El senior RAFAEL MANDULKY: Si, haciendo cons-
tar que lo hago cumpliendo mi deber como cubano,
como lo cumplo siempre y lo cumplir6 toda la vida.
El senior VILLUENDAS: Si, y, as6mbreuse los seflo-
res Delegados, sin explicar mi voto.
El senior PRESIDENTE: Sefior Bravo, no puede us-
ted retirarse mieutras no se termine la votaci6n.
El senior BRAVO CORREOSO: Pero tengo el derecho
de retirarme cuando lo crea convenient.
El senior PRESIDENTE: Nadie puede retirarse del
salou mientras no se haya terminado la votaci6n.
El SECRETARIO, senior Villuendas: Resultado de la
votaci6n: 14 que si y 10 qug n6.
Votaron que si,los sefiores: Morua Delgado, Robau,
Quesada, D. Tamayo, Sanguily, N6fiez, Portuondo,
Fernandez de Castro, Quilez, E. Tamayo, Manduley,
Zayas, Villuendas y M6ndez Capote; y que n6, los
sefiores: G6mez J. M., Monteagudo, Fortfn, Cisneros,
Silva, Betancourt, Berriel, GonzAlez Llorente, Bravo,
y Rius Rivera.
El senior PRESIDENTE: Se suspended la sesi6n.
Eran las 6 y 35 p. m.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs