Group Title: Diario de sesiones de la Convencion constituyente de la isla de Cuba
Title: Diario de sesiones de la Convención constituyente de la isla de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072606/00016
 Material Information
Title: Diario de sesiones de la Convención constituyente de la isla de Cuba
Physical Description: 479, xxxi p. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Convención constituyente, (1900-1901
Publisher: La Convención
Place of Publication: Havana
Publication Date: [1901]
 Subjects
Subject: Politics and government -- Cuba -- 1899-1902   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
General Note: Includes convention reports from Nov. 1, 1900 to Feb. 27, 1901.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072606
Volume ID: VID00016
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 000352599
oclc - 09792325
notis - ABZ0572

Full Text
-; .'


ShABANA-25 DE ENERO flE 1901. -NUMERO 16.




DIARIO DE SESIONES
DE LA

CONVENTION CONSTITUYENTE
DE LA
ISILA DE CTTBA.

* OfloinRs : Ecdificoio cde l, C>3nvenaoi6n (Teatro Ma.arti) 4c .(


SESIOh DEL JUEVES 24 DE ENERO DE 1901
4400-1N.,


TfM-AI?


Se abre la sesidn.
Se lee el acta de la anterior y queda aprobada.
A inoci6n de varies Delegados se reform el articulo 102 del IReglamento, y se acuerda discutir en sit
totalidad cl Proyecto de Bases.
Se pone a discusidn el PreAmbulo del Proyecto.
Los seflores Cisneros Betancourt y Moria Delgado presentan enmienidas al mismo, que son desecla-
das; y queda aprobado.
Se aprueban sin discusi6n las Bases primera y segunda de la Seccidn primer.
Pdnese A discusi6n la Base tercera de la misma Secci6n, y presentan enmiendas los seflores Zayas,
FernAndez de Castro y Morda Delga(" .
Discutidas conjuntamente son tid .e hadas por mayoria; y puesta A votacitn A su vez la Base result
rechazada por mayoria de votes.
El seflor Rius Rivera pide la revisi6u de este ditimo acuerdo, y el sefor GonzAlez Llorente, en nom-
bre de la Coinisidn, que se declare nuio, por haberse adoptado sin observer los trAmites reglamentarios.
Pronmuvese con este motivo un animado debate, en niedio del cual se acuerda prorrogar la sesi6n
hasta que termnine aqu6l.
A moci6dn del seflor Betancourt se acuerda declarar nulo el acuerdo.
Se suspended la sesidn, quedando en la orden del siguiente dia, la discusidu de la Base debatida.


El senior PRESIDI)N'TE: St abre la sesi6n. Eran
los 2 y 35 p. m.
El Secretario, senor Zayas, lee el acta de la anterior.
El seinor PReSIDENTE: iSe aprueba el acta? Se-
talcs afirmativas. Queda aprobada. Hay sobre la
mesa una moci6n de carActer preferente, A la que
dara lectura elsefior Secretario. El Secretario lee la
siguiente mocibn:
"Visto el grand nuinero de secciones de que consta
el proyecto de Bases para la Constituci6n, lo que no
pudo tenerse en cuenta al aprobarse el Reglamen-
to, los que suscriben proponen que se modifique el
articulo 102 del RIglamento, en el seutido de que
la discusi6n del referido Proyecto comience por una
discussion general acerca de la totalidad del mismo,
y que en el cnso de que fuese aprobado en su tota-
lidad en votaci6n que al efecto recaiga, se prescin-
da de la discussion y votaciones generals acerca de
cada secci6n, que establece el citado articulo, y se
proceda desde luego a discutir y votar una por una


todas las Bases del Proyecto, en la forma dispuesta
en el articulo 105. Sal6n de Sesioi.es, Euero 24 de
1901.-Enrique Villuendas.- Gonzalo de Quesada.-
Pedro G. Betancourt.-Manuel R. Silva.-Rafael M.
Portuondo."
El senior PRESIDENTE: Sa abre discusi6n sobre
la moci6n que se acaba de leer. Sirvase el senior Se-
cretario leer los articulos cuya modificaci6n se soli-
cita. El Secretario, senor Zayas, lee los articulos 102
y el adicional 140. Se abre discusi6n sobre la moci6n
presentada.
El seinor QUESADA: Pido la palabra.
El senior PRESIDENTE: Tiene la palabra el seflor
Quesada.
El senior QUESADA: Puesto que nadie pide la
palabra para discutir la moci6n, pido que se la so-
meta i votaci6n.
El senior ZAYAS: Pido la palabra.
El Eefior PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior
Zayas.
El selor ZAYAs: -e pedido la palabra para ha-


''' c


I


4~ r


^~crr~t Irz~a JI


<**







i6o ibfAzib bt SkStoNkt


cer constar que en mi particular no estoy conform
con la reform que se propone al Reglamento; por-
que entiendo no debe discutirse en su totalidad el
proyecto de Constituci6n, por razoues que no voy
d exponer; pero como quiera que se necesita para
esa reform de las dos terceras parties de los sefiores
Delegados, y acaso la mitad mas uno de los mis-
mos est6n conformes con ella, y al dar yo el voto
en contra pudiera contrariar la voluntad de la ma-
yorfa de mis compafieros; por ese motive votar6 en
pro de la moci6n.
El senior PRESIDENTE: Puesto que nadie ha pe-
dido la palabra en contra, se pone A votaci6n, con
arreglo al articulo que asi lo preceptda. Votaci6n
ordinaria. Los seiioresque est6n conformes se pon-
drAn de pie. Se efectia la votaci6n.
26 votos en pro y 3 en contra; mis de las dos ter-
ceras parties.
Queda aprobada la moci6n presentada por los se-
flores Portuondo, Quesada, Villuendas, Silva y Be-
tancourt.
SCon arreglo a la moci6n que acaba de pre-
sentarse, queda abierta discusi6n sobre la totalidad
del proyecto. Los sefiores Delegados recordardn que
el Reglamento establece que pueden usar de la pa-
labra, cada uno de ellos, una vez sobre la cuesti6n
de fondo y una para rectificar hechos y concepts.
Entiendo que por haberse cumplido ya un precepto
reglamentario (el haberse impreso y circulado entire
los sefiores Delegados hace mas de 48 horas) puede
excusarse la Mesa de dar nueva lectura al proyecto;
sin embargo, si alg6n senior Delegado lo quiere, la
Mesa esta en la obligaci6n de leerlo. Silencio.
Pues queda abierta discusi6u sobre la totalidad
del proyecto.
El senior ZAYAS: Pido la palabra.
El senior PRESIDENTE: La tiene el senior Zlyas.
El senior ZAYAS: He pedido la palabra, sefiores
Delegados, en contra de la totalidad del proyecto,
pero realmente no voy a aducir razoues en con-
tra de esa misma totalidad, porque aunque asf
el Delegado que habla, como otros various con quie-
nes ha tenido oportunidad de cambiar impresiones
y la suerte de star de acuerdo con su criterio, no
estamos conformes con algunos puntos esenciales del
proyecto de Constituci6n, realmente estamos de
acuerdo con otros muchos, en mayor n6mero que
aquellos en que estamos en desacuerdo. Y como
quiera que de todas suertes habria de haber una
discusi6n que, si no es por secciones sera siem-
pre por Bases, y tendremos oportunidad al llegar
6 aquellas Bases, donde de una manera mas ex-
plicita y terminante, discutir6 los puntos que no
se ajusten A nuestro criterio, claro esta que seria
una tarea enojosa que pondria trabas a la rapi-
dez con que entiendo y entendetnos todos que
debe proceder en todo lo possible esta Asamblea,
si ahora fuera A lacer un esfuerzo de argumenta-
ci6n en contra de la totalidad del proyecto, basun-
dome en el desacuerdo con alguno de sus puntos
esenciales, y despu6s, al discutirse por Bases, volvie-
ra A repetir las mismas argumentaciones para com-
batir determinadas Bases; porque claro estA que en
la discusi6n amplia de su totalidad no es possible


hacer esto sin que incurramos en un defecto, que
seria el de invertir much tiempo. Asi, pues, me
propongo votar en contra de la totalidad, y ten-
go entendido que por las mismas razones que he
expuesto, votarAn otros sefiores, es decir, por no estar
de acuerdo con puntos A los cuales atribuimos im-
portancia tal, que consideramos esenciales; y, por
consiguiente, al former esos puntos part del pro-
yecto, es claro que no podemos estar conformes con
el proyecto en su totalidad.
Desde luego me atrevo A adelantar que estamos,
aquellos cuya opinion interpreto en estos memen-
tos, en perfect acuerdo en los particulares con-
cernientes a que sea un gobierno republican el
que se establezca en la Isla de Cuba; A. que sea
la division de los poderes, en legislative,
ejecutivo y judicial, la que se establezca en
la Constituci6h; a que sean dos las CAmaras 6
Corporaciones que constituyan el Congreso legis-
lative; y en otros puntos importantes tambi6n;
pero, por lo menos yo, y algunos de los que
conmigo piensan, no podemos estar en absolute
conformes con la organizaci6n del regimen provin-
cial que se fija en el proyecto; tenemos diferen-
cias grades en este particular, y por esas razones,
callando esos arguments, usar6 del derecho de dar
mi voto en contra de la totalidad del proyecto, re-
servindome para su oportunidad exponer las ra-
zones que tengo para no star conform con esos
puntos y otros de relative importancia dentro del
proyecto.
El selior GONZALEZ LLORENTE: Como no hay na-
die que pida la palabra en contra, solicito que se
ponga A votaci6n.
El senior BERRIEL: Votaci6n nominal.
El senior GONZALEZ LLORENTE: Varios deseamos
la votaci6n nominal, con constancia en el acta de
los que voten en uno 6 otro sentido.
El Secretario, senor Zayas, lee el Reglamento.
El senior PRESIDENTE: IHa pedido el selnor Gonza-
lez Llorente el cumplimiento de un precepto regla-
mentario, que la votaci6n sea nominal; y la vota-
ci6n debe ser nominal cuando lo pida un senior
Delegado.
El senior GONZALEZ LLORENTE: Lo han pedido dos.
El sailor QUESADA: Yo lo he pedido tambiBu.
OTRO SENOR DELEGADO: Y yo tambien.
El senior GONZALEZ LLORENTE: Entonces somos
cuatro.
El senior PRESIDENTE: Basta con que lo pida uno.
Se va a proceder a la votaci6n: ,sin, significa que se
aprueba el proyeoto en su totalidad y desecha.
El Secretario, senior Ziyas, toma la votaci6a.
El senior VILLUENDAS: Mayoria absolute.
El senor GIBERGA: Que se lean los nombros.
El Secretario, senor Zayas, lee los nombres de los vo-
tantes y resultan, 21 que si y 8 que n6.
El senior BERRIEL: Yo me permit rogarle al se-
flor Presidente, so acuerde de aquf en adelante, por-
que no aparece en la publicaci6n del DIARIO DE SE-
SIONES, se lean nombres de los Delegados que votan
en uno d en otro sentido.
El senior PRESIDENTE: Asi debe hacerse en las vo-






DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE '6r


taciones nominales, segdu un articulo terminate
del Reglamento.
Queda aprobado el proyecto en su totalidad. Seg6in
la proposici6u que acaba de aprobarse, debe pro-
cederse a discutir Base por Base cada secci6n.
El Secretario, sciior Zayas, empieza d leer la Base pri
mera.
El senior Rius RIVERA, Interrumpiendo: Comno
base est. tambi6n el preAmbulo,
El Secretario, senior Zayas, lee el pre(dmbulo que dice:
"Nosotros, los Delegados del pueblo de Cuba, reu-
nidos en Convenci6u Constituyente, con el encargo
de redactar y adoptar para dicho pueblo la Ley
fundamental de su organizaci6n como Estado sobe-
rano 6 independiente, con un Gobierno stable, ca.
paz de cunplir sus obligaciones internacionales,
mantener el orden, afianzar la libertad, garantizar
el goce de la justicia y promoter el bienestar de los
que habiten su territorio; acordamos y adoptamos,
en virtud de aquel mandate, invocando el favor
de Dios, la siguiente Constituci6n."
El senior CrsNEROS: Pido la palabra.
El senior PRESIDENTE: iEn pro 6 en contra?
El senior CISNEROs: Pido que se supriman las pa-
labras "invocando el favor de Dios."
Piden la palabra el senior Gonzdlez Llorente y el
seor0 Manuel S'i,qii,,.;1
El senior PRE-IDENTE: Seilor Cisneros, usted pre-
senta una enmienda, y en esa forna no se la puedo
admitir.
El seflor Moria Delgado, presenla una enmienda.
El senior PRESIDENTE. Tiene la palabra el senior
Gonzalez Llorente.
El senior GONZALEZ LLORENTE: IIabia pedido la
palabra para impugnar lo propuesto por el senior
Cisneros, pero, puesto que no ha formulado la en-
mienda, no puedo hacer uso de la palabra.
El senor PRESIDENTE: El senior Mor6a acaba de
presentar una enmienda en forma reglamentaria so-
bre el preAmbulo del proyecto.
El Secretario, senor Zoyas, lee la siguienle enmienda:
"El Delegado que suscribe, tiene el honor de pro-
poner a la Convenci6n la siguiente enmienda al
PREAMBULO
Nosotros, los electores cubanos, mediante nuestros
Delegados reunidos en Convenci6n Constituyente,
con encargo de redactar y adoptar para el pueblo de
Cuba la ley fundamental de su organizaci6n como
Estado independiente y soberano, con un Gobierno
democrAtico y stable, capaz de cumplir sus obliga-
clones internacionales, conservar la libertad, arian-
zar el derecho y fomentar la prosperidad del pais;
acordamos y establecemos, en virtud de aquel man-
date, la siguiente Constituci6a de Cuba.
Martin Meoria Delgado."
El senior PRESIDENTE, dirigigndose al senfor Mo-
ra: ,De modo que usted propone que la redac--
ci6u del preAmbulo sea sustituida por esta otra?
El senior GONZALEZ LLORENTE: Pido la palabra
en contra,


El senior SANGUILY: Pido la palabra tambi6n en
contra.
El senior PRESIDENTE' Tiene la palabra el senior
Gonzalez Llorente.
El senior GONZALRZ LLORENTE: Yo creo que la en-
mienda del seinor Cisueros y la del sellor Morda con-
cuerdan en el fondo. Le interrumpen various s,' ores
Delegados. Su objeto esencial, prescindiendo de la va-
riaci6n de vocables de la del seflor Moria, es eliminar
la invocaci6n de Dies, 6 sea el nombre de Dios, y yo
me opongo 6 eso.
El senior NUEz: Sefior Presidente: icul de las
enmiendas se esta discutiendo?
El seior PRESIDENTE: La iuuica que se ha pre-
sentado, la del senor Moria.
El sefnor GONZALEZ LLORENTE: Yo no me estoy
refiriendo A la del senior Cisneros, que no estA pre-
sentada en forma; yo me refiero a la del senior Mo-
rda, que concuerda en el fondo con la del senior Cis-
neros, porque contiene el ostracismo del nombre de
Dios; y contra eso me levanto yo.
Yo tengo el valor de misconvicciones y la firme-
za de mis deberes; yo he venido aqui como Delegado
de las Villas, de un pueblo creyente, y yo entiendo
que si al emprender el viaje, al sentir un hombre
que corre peligro alguuo de sus familiares .....
El senior PRESIDENTE: Perdone el senior Lloreute.
Cuando estaba usted ya en el uso de la palabra, se
present la enmienda del senior Cisneros, que debe
discutirse conjuntamente con la del senior Morda.
Se le va A dar lectura para que pueda usted hablar
sobre las dos. El Secretario, sefor Zayas, lee la en-
mienda, que dice:

"Pido se suprima del Preambulo la frase nuvo-
cando el favor de Dios.n
Salvador Cisneros."
El senior GONZALEZ LLORENTE: Ahora esta mas
precisa, mis categ6rica la cuesti6n. El senior Cisne-
ros, Presidente de un Comit6 de Propaganda que tie-
ne por objeto lanzar de aqui al Obispo cat6lico, vie-
ne A pedir.......................
El senior PRESIDENTE: Dirijase A la Convenci6n,
senior Gonzalez Llorente.
El senior GONZALEZ LLORENTE: Yo me dirijo 6 la
Convenci6n, por mAs que mire al sefioi Cisneros.
Viene a pedir que se proscriba el nombre de Dios al
red.ctar nuestra Constituci6n. Yo declare ante todo
quo soy hombre de tolerancia. Yo en mi juven-
tud, aqui en la Habana, he tenido quizs por el mi.
jor de mis amigos, a un judio, A un israelita; yo i.
propendido A que en esta Constituci6n se establezca
como base la libertad de cultos en su t6rmino mas
absolute. Yo me levanto, creo que desde el seno de
mi madre contra today imposici6n, contra toda tirania;
pero nosotros tenemos el deber de interpreter aqui
el espiritu del pueblo que nos comision6, y nosotros
nosomos los representatives de uu pueblo ateo. Yocreo
en Dios; pero si se me hubiera conferido el mandate
de un pueblo ateo para former una Constituci6n, lo
hubiera declinado; yo vengo por un pueblo que cree


u







162 DIARIO DE SESIONES


en Dios, y yo con la frente muy alta, digo que al
ejecutar en mi vejez el acto m6s grave de mi vida,
al cooperar aunque sea de manera minima a la
Constituici6n de este pais, A una forma que puede
durar arios 6 influir en la suerte de nuestros hi-
jos, y en la de los hijos de nuestros hijos, yo me
sieuto arrastrado A invocar el nombre de Dios, que
si en esta ocasi6n yo no lo invocara, no o1 inivocaria
nunca. QuizAs haya aqui quien entienda que es pue-
ril, que es fanAtico, que es calambuco,cocomo diceu
algunos, (Risas) los imbeciles, career en Dios.
Yo creo en Dios, en quien crey6 el espiritu mas
alto de la ciencia de la material, que es Newton; en
quien crey6 Keplero, en quien crey6 Leibnitz; en
quien han creido los hombres mas grades de la
ciencia humana; y esta creencia es el resultado de
sesenta aflos de studio y de investigaciones y luchas;
y yo no tengo por qu6 sonrojarme, sino que por el
contrario, con la frente muy alta y poni6ndome al
la to de lo3 gran les esprit's que son corona de la
humanidad, digo: yo creo en l)ios, y si no invoco su
favor al ejecutar esta obra, al cooperar a su ejecu-
ci6n, protest que no debo invocarlo nunca. ,Qu6
perjuicio, qu6 agravio se hace a los que sean ateos
por que aqui se invoque 6 n6 el nombre de Dios?
4Por ventura se violentan?
Cuando se present el proyecto de una Base que
deefa: "No se molestar6d nadie por sus opinions
religiosas," yo me levant y dije que aqui por sus
opinions religiosas no se habia molestado a persona
alguna y que no habia podido molestArsela, porque
las opinions son actos interns, que est6n en el se-
creto do la conciencia, y en la conciencia no puede
penetrar ningun poder material; pudiera decirse
que en ella, 6 su entrada, esti escrito un r6tulo como
el que habia en los bafos de las damas romanas:
"Los hombres no entran aqui." Aquel primer ex-
tremo de la Base qued6 eliminado.
Cada Delegado puede career respect A la existen-
cia de Dios.lo que quiera; pero los que sean ateos
no tieneu el derecho de pedir que su voto prevalez-
ca sobre el de la mayoria, que es aqui mandataria
de un pueblo creyente. Yo admitirfa esa reform
cuando se pudiera proponer que en la punta de
Maisi, como la estatua de la Libertad en Nueva York,
se erigiera un elevado monument en que se dijera:
"En este paos no se cree en Dios." Mientras eso no
pueda ser, yo creo que nosotros somos representan-
tes de creyentes en Dios; y que hacemos bien y pro-
cedemos digna y rectamente, invocando su protec-
ci6n al ejecutar nuestra obra, la obra mns grande
de nuestra vida.
Yo, sefiores, soy un hombre para el cual todas las
cosas de este mundo son indiferentes, y me impor-
ta poco la posici6n, la miseria, la pobreza, la cen-
sura 6 el aplauso; yo me voy pronto, y al irme, de-
seo irme sin haber sido infiel, hasta donde mi con-
ciencia alcance, a la ley de mis deberes.
Nosotros representamos al pueblo de la isla de
Cuba, que por fortune suya no es ateo, que si lo
fuera, yo, con mi bAculo, pidiendo limosna, como
Belisario, me irfa de 61 sin volver la cara hacia atras.
Pido, pueo....,.. Un momento...... Revisa unos libros
fi.continaa,


Pido, pues, que si no se tienen presents estas
consideraciones obvias, porque es dificil que aqui
liaya seis personas que se retirasen contents con
el recuerdo de que la idea de Dios se habia elimi-
nado de nuestro trabajo, pido que si lo que yo he
diclo no vale nada, valgan arguments de autori-
dades, el consentimiento de otros pueblos, el con-
sensus mundi.
Pues qu6. iPodemos nosotrosdecir que somos
un pueblo ni mis libre ni m6s ilustrado-y es la
verdad-ni m6s combatiente en esta material intafi-
sica que el pueblo americano? Pues ese pueblo al
declararsu independencia empioz( diciendo: "En el
nombre de Dios Todopodern ," y lo mismo sc
dijo en la Constituci6n de ". iza, y lo mismo se
dijo en California y en todas las Constituciones
particulares de los diversos Estados de la Uni6n
Americana; y se invoc6 6 Dios en las Constitucio-
nes de todas las rep6blicas de la AmBrica Meridional,
en el Ecuador, y en mi segunda patria la repdiblica
de Colombia, y en Venezuela, y en Chile, y en el Pe-
ri, y en la Argentina, y en Bolivia, y en el Uru-
guay. ,Pod;noii nosotros tener 6 menos mencionar a
Dios y decir I) hemos invocado? Yo lo he in-
vocado, yo he .tadecido aquf, seguramente, grave
error; uno, porque me ha doblegado la mayorfa de
la Comisi6n, otro, porque me ha doblegado mi tor-
peza; pero yo he huseado ese medio de acierto que
es la invocaci6n de Dios, y aunque no fuera mhs
qne por un sentimiento de oodestia, yo pido que
nosotros conservemos esas palabras, que dicen me-
nos, much menos, de lo que dice la invocaci6n
semejante en las Constituciones de todas las Repd-
blicas de la Am6rica. Pido, pues, se rechace la en-
mienda y se sostenga la redacci6n de la Base, tal
como la Comisi6n la present.
El senior PRESIDENTE: El senior Mortia tiene la
palabra para consumer un turn en pro.
El senor MORUA Dr. is: Sefiores Delegados:
aqui no se trata de cre( religiosas, aqui no hay
ninguno que no crea e. ,ios. Aqui lo que cree-
mos algunos es que es innecesario traer f Dios A la
Constituci6n. Se dice que Dios ha de inspirarnos
para hacer nuestra obra. Bueno; precisamente los
que vinieren, si vinieren algunos a combatir nues-
tra obra, vendrAn tambi6n en el nombre d.e Dios; y
alora 4sab6is A qui6u protegerd el Dios que ambos
poderes, uno en contra del otro, invocarin? Aqui
no se discute cuesti6n religiosa alguna; yo no d.iscu-
to mins que la redacci6u del preAmbulo y la seguri-
dad que debemos tener nosotros en nosotros mismos;
si es que hemos de hacer de nuestra patria un pue-
blo digno de la civilizaci6 n en que estamos, no ha
de ser con powder extraflo alguno, sino con el poder
de nosotros mismos, con el que hemos de engrande-
cer A nuestra patria; pero lo que menos me Ilevaba
era provocar aqui una cuestiu6 religiosa de que tan
ferviente ap6stol es el senior Llorente......
El senior GONZALEZ LLORENTE, interrumpiendo: Pi-
do la palabra para una alusi6n personal.
El senior MoRuA DELGADO. Lamento haberla he-
cho.
"Nosotros los electores cubanos, mediante nues-
tros Delegados reunidos en Convenci6n Constitu-




-;J<,:
N,.


DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 163


yente," lo creo m6s propio que decir: nosotros los
Delegados del pueblo de Cuba; porque, en reali-
dlad, nosotros no somos Delegados del pueblo de
Cuba, sino somos Delegados de los que el pueblo de
Cuba permiti6 queeligiesen Delegados; queremos, los
que representamos a ese pueblo, hacer aquf una
Constituci6n para todo el pueblo de Cuba; y eso
es lo que decimos en verdad en nuestro pream-
bulo. Yo digo que vamos 6 constituir, 6 organi-
zar un Estado soberano 6 independiente. Entien-
do que la soberania es un atributo de la inde-
pendencia, porque no se es soberano para ser inde-
pendiente, se es independiente para despu6s hacer
uso de la soberania, digo, cumplir sus obligaciones.
El senor BERRIEL, intent ,i:ipiendo: Pido la pala-
bra en contra de la enmienda que sostiene el senior
Morda.
El seflor Mo' -" DKLGADO, continuando: Perfec-
tamente; y digo : queremos mantener el orden,
porque, si hem. j cumplir nuestras obligaciones,
lo primero que tenemos que hacer es conservar el
orden en el pais. Y concluyo, pues, "afianzando el
derecho y fomentando la prosperidad natural del
pais" lo mismo 6 que aspira la invocaci6n aquella que
dice: "Promover el bienestar de los que habitanel
territorio." Y no sigo en la discusi6n de aquello
de Dios, porque yo entiendo que si como dicen los
creyentes, y yo soy tambi6u creyente, Dios estA en
todas parties, no necesita que nosotros lo traigainos
a la Constituci6n nuestra.
El senior PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior
Llorente para una alusi6n personal.
El sefier GONZALEZ LLORENTE: El seflor MorCia
ha dicho 6 ha dado a entender, que yo venia aquf
como un ap6stol de ideas religiosas.
El sefior MORUA DELGADO: No, no.
El senior GONZALEZ LLORENTE, contilnuado: Pues
yo no he hablado aqui cono ap6stol de ninguna
idea religiosa; yo he hablado aquf con el respeto
que debo a mis mandates. Y mis creencias particu.
lares no las sacrificaria ante ese deber, de otro modo
no hubiera aceptado mi cargo. A ninguno se le ha
ocurrido decir que los Presidentes de los Estados
Unidos son ap6stoles de ideas religiosas; alli, donde
al abrirse las sesiones, se pronuncia una oraci6n. Y
eso en nada ha impedido la maravillosa prosperi.
dad de la gran Repdblica.
Anteponerse la palabra independencia, esta bien.
Lo que pretend el senior Morua es un error, una
inversi6n irracional de los t6rmines......
El senior PRESIDENTE, interrumpiendo: Ruego al
senior Llorente quese limited a la alusi6n personal.
El senior GONZALEZ LLORESTE: Yo iba A hablar
sobre esa nueva idea. Iba A demostrar que en el
proyecto se usaba en el orden que debia hacerse.
El senior PRESIDENTE: Eso no puede hacerlo el
senior Llorente.
El senior SANGUILY: iMe hace el senior Secreta-
rio el favor de leer las dos enmiendas?
El Secretario, sef~or Zayas, las lee.
El senior SANGUILY, dirigitndose al Presidente:
jTeugo la palabra?
El senior PRESIDENTE: Tiene la palabra el se-
fior Sanguily,


El sefor SANGUILY: Sefiores Delegados: Lamento
much que por la escasez de mis fuerzas fisicas, a
consecuencia de no encontrarme sano todavia de de-
presiva indisposici6n, y porque no tengo en este
asunto el entusiasmo personal que animaba la pa-
labra del seinor Llorente, necesite mAs que en otra
ocasi6n de vuestra atenta y generosa benevolencia.
En lIs dos mociones que como enmiendas acaban
de presentalse, noto un parecido en el mismo punto
en que esrw:ialmente se diferencian de la Base pre-
sentada rp '., Comisi6n, lo que aparece determina-
do en la ci n.enda por la que el senior Cisneros pre-
tende que se suprima la frase en que se invoca el
nombre de Dios en el PreAmbulo; y como seria ne-
cesario un andlisis muy engorroso si se quisiera es-
tablecer por modo comparative la diferencia pura-
mente verbal que hay entire el resto do aqu6l y la
enmienda del senior Mor6ia Delgado, ni siquiera ha-
br6 de intentarlo; pero sin hacerlo y sin poderhacerlo,
sin deber hacerlo asi, he de declarar, desde luego,
ajeno sin embargo A toda intenci6a de lastimar al
seinor Moria Delgado en lo rmis minimo, que prefie-
ro-desde el punto de vista de la redacci6u-A la
suya la Base que ha presentado la Comisi6n.
No podia, segdn dije, sefiores Delegados, tener el
entusiasmo del senior Lloreute en el punto capital
que se dispute, porque me pasa en realidad respect
a 61 exactamente lo que pensaba el ilustre poeta
francs Alfredo de Vigny,-que como i s6r perfect
siempre se ama con tibieza a Dios, y por mi parole
tampoco vengo A hacer alora alarde de mis ideas ni
much menos de mis sentimientos,-que en esta
material no puede importarle a nadie saber si yo creo
6 n6 en Dios, ni tampoco puede importarle A nadie
saber si cree 6 n6 en Dios esta Convenci6n: por cu-
yo motivo queda suprimida today causa de escripulo
por parte del senior Mor6a Delgado en cuanto a que,
por la mia, pretend darle sabor ninguno teol6gico
6 religioso 6 esta discusi6n; aunque yo, con permiso
de la Presidenciay si el Reglamento lo consintiera,
me volveria a nuestro digno compafiero el senior
Cisneros para preguntarle en este trance, cualquie-
ra que sea la creencia de la Convenci6u: si no
invoca 61 el favor de Dios ,quB invoca? iInvoca-
ri las fuerzas propias, como pretendia el sefnor
Morda? iLa capacidad propia del pueblo cubano?
iLas condiciones morales del pueblo cubauo? ,Se-
rani 6stas bastante, encerrarAn 6stas en si bastanto
fuerza para que sean expresivas de la virtualidad
de nuestro pais, de su espiritu, de sus aspiraciones?
,Seria bastante esta misma Convenci6n A encerrar
todo cuanto cabe, a compendiar todo cuanto hay, a
sintetizar cuanto vive y bulle en el alma cubana?
,No cree el senior Delegado que present6.la"moci6n
radical A que me estoy refiriendo, no cree que la ra-
z6n no es bastante, que ninguna entidad abstract
es bastante ni ha sido nunca bastante en la Historia,
para mover A los pueblos y suspenderlos a ellas co-
mo fuerzas altisimas de su coraz6n, a rin de que
puedan recorrer confiados'el sendero de lo descono-
cido por donde los llevan 6 empujan impulses de su
pasado y necesidades de las-circunstancias? 4Es, por
ventura, bastante la confianza en nosotros mismos,
si es que tenemos nosotros mismos, los quo






164 DIARIO DE SESIONES


aquf nos encontramos, esa confianza, es bas-
tante ella como inspiraci6n y gufa en el nuevo sen-
dero que se abre para nuestro pueblo? ,Debemos con
fe pedir algo solamente A los hombres? Y si debe-
mos pedirles y podemos pedirles A ellos 4no es mis
puro y menos miserable levantar el espiritu para
solicitar protecci6n y ayuda de algo mis elevado,
de algo de que pensemos que es superior 4 nosotros?
Estamos pidi6ndole al Presidente de los Estados
Unidos, estamos pidi6ndole al pueblo americano, de
suyo cosas deleznables, cosas inferiores, que por si
mismas se reconocen inferiores, al punto que, A
su vez, en determinadas circunstancias de su vida,
hacen tambi6n esa invocaci6n que tanto repugna
A algunos sefiores Delegados.
Y de hacerla nosotros, por nuestra part, en la
necesidad de buscaralgo que como un paladium pro-
teja esta obra, la supreme obra, la mAs grande, aca-
so la definitive en la nueva vida del pueblo cubano,
idebemos acudir, con preferencia A Dios, 6 por des-
d6n A Dios, A la electricidad, al magnetismo, A la
luz, A los agents ciegos del mundo material? 4debe-
mos mis bien acudir al arte, A la filosofia, A la
ciencia?......
Yo no digo ni dir6 que estemos en una 6poca, co-
mo tantas veces se ha repetido, de bancarrota de la
ciencia: n6, porque el error de los que asi se expre-
san, ha consistido en haber esperado de la ciencia y
haberle pedido lo que ella no podia dar, lo que no
era de su propia naturaleza el dar. Y de ahi que por
encima de la ciencia y por encima del arte y de la
filosofia, haya estado y est6 siempre la creencia.
jDesgraciado del pueblo que no cree en algo que
no sea 61 mismo, que no cree en algo que haya de
ser por su esencia superior A 61 mismo! y no me di-
gAis que la creencia por su indole no es mis que
ignorancia; porque la Historia demuestra que la
verdad de ayer es la mentira de hoy, como A -veces
sucede que el delirio de ayer ha sido la verdad ac-
tual. La ciencia es esencialmente modificable y pro-
gresiva; lo finico que entire tantas cosas pasajeras
tiene el privilegio de considerarse permanent 6
inalterable en cada moment de la vida social, es la
creencia; que por lo mismo viene A ser la tabla de
salvaci6n en las tribulaciones y las cuitas de los hom-
bres y los pueblos.
Pero, qui6n sabe si en el fondo de esta repugnan-
cia A que he aludido, y de que yo entonces partici-
parfa, no haya una confusion, el temor de que el
nombre de Dios est6 significando ahora, como para
muchos significa, una forma concrete y determinada
que sea la expresi6n definitive de alguna creencia
particular y definida; bien que estoy convencido do
que la Comisi6n redactora de las Bases, como yo,
cree y piensa de un modo distinto; porque para ella
y para mi, aqui Dios significa vago y sin forma y-
en tal concepto-estA por encima de tolos los acci-
dentes temporales en que se ha manifestado, al tra-
v6s de la Historia, la supreme creencia de los pue-
blos civilizados en las fuerzas 6 la soberana fuerza,
impenetrable 6 incognoscible, que rige el universe
mundo.
Dios, pues, no es en mis labios sino un simbolo, y
en este simbolo, cabalmente por ser on simbolo, ca-


ben todas las aspiraciones, las opinions todas, la
del ateo y la del creyente, asi como todas las mani-
festaciones hist6ricas de todas las creencias humans.
Cabe tambi6n en este simbolo, por consiguiente,
una reconciliaci6n, es decir, un acuerdo definitive y
s6lido de todas las formas de lo divino que concibe
el espiritu; porque no es mas que la expresi6n de esa
condici6n relative 6 inferior de la humanidad en-
vuelta siempre por la densa obscuridad de su ines-
crutable destine; y yo, por mi part, me atreveria A
decir que creo en Dios en el sentido de que es el
Simbolo, esto es, la palabra que indefiuida 6 inde-
terminadamer te express cuanto no es nosotros pero
que estA por encima de nosotros, que no es el mun-
do sin dejar de serlo, pero que estA tambien por en-
cima del mundo, que es, en fin, una fuerza supreme
que abraza y determine la acci6n de las otras fuer-
zas universales, siempre moviendo la inmensa mi-
quina del universe y acaso guiundola en una
evoluci6n incesante cuyo t6rmino sea el Bien,aun-
que nunca total y absolutamente realizado.
Dios es, al cabo, el simbolo de aquel bien que
va realizandose con nosotros, contra nosotros, a
pesar de nosotros, ahora, en el pasado y en el
porvenir.
Cuaudo alguna sonrisa ir6nica respond A este
pensamiento que por cierto no es teol6gico, sine
mis bien critic, yo preguntaria: 4estA todo expli.
cado en el mundo? ,ha podido la ciencia llevar
eficazmente su vacilante lampara A todos los rinco-
nes de lo desconocido? jha rasgado ella el velo de
Isis? 4ha penetrado triunfalmente en todos los mis.
terios? iAh! cuanto nos rodea 6 envuelve es un
misterio, nada hay que no sea maravilloso, que no
parezca un milagro, y en este sentido nada hay que
siendo profundo misterio no sea tambi6u po6tico y
divino A un tiempo.
El dia que se hayan explicado todos y cada uno
do los fen6menos; ese dia...... ipero jamAs se expli-
carau los fenomenos y sus leyes!...... El hombre que
se some al abismo del mundo y contemple lo vas-
to y augusto de lo infinite, tiene que reconocer que,
asi lo enormemente grande como la estrella, asi lo
minisculo 6 invisible como el Atomo, son fen6menos
quo su inteligencia mezquina no Ilega A penetrar, y
mientras la inteligencia humana no comprenda, el
coraz6u human tiene que levantar su voz en armo-
nia de aspiraciones y creencias.
Por otra part, y por fortune, si acaso hay algo
que sea opuesto radicalmente A todo enervante pesi-
mismto, es lo inagotable y lo seductor del misterio
c6smico. Nada menos que uno de los critics mis
sutiles y demoledores, Renan, ha dicho que mien-
tras haya un rinc6n del universe que solicit y
asombre al entendimiento human, demostrAudole
la pequeflez de nuestra nmente, el mundo despertarA
cuando menos una profunda. curiosidad en que las
almas que no sean mezquinas, encontrarAn, por el
hecho, vivible la vida, y grande y digno de insa-
ciable contemplaci6n, el sublime espectAculo de la
naturaleza.
Y si Dios es el simbolo de lo supremo, desde es-
te punto de vista meranente abstract, no puedo
comprender que sea para nadie humillaute 6 inde-




i'iJ ii%~.I : 'I


5t. LA. CaNVENCiON COTS4t1113VEiEN#


coroso, que levantemos A l6 nuestras maanos y le pi-
damos su amparo...... No ds fieis, seflores, por com-
pleto de los hombres: aunque el cielo estuviere va-
clo, siquiera visto al travys de nuestra concepci6n,
y al calor de la humana esperanza, es mejor que
la tierra, es mrs puro que los hombres: el coraz6n
human, el que impulsa las razas y promueve Ins
guerras y conquistas, es unaespecie de caverna en
que habitan monstruos que arrebatados por sus ape-
titos, determinan inesperadas modificaciones de la
historic.
Creo, pues, que harfa muy bien la Convenci6n
en mantener la frase combatida del Preambulo: bue-
no es, aunque sea mera ilusi6n de nuestro anhelo,
procurar asfrnos A algo que parezca un ancla de oro
suspendida en el espacio; porque, al menos, es esa
uua idea buena y santa, idea que represent algo
mas poderoso que la voluntad de los hombres, algo
mhs firme y permanent que las vicisitudes de la
Historia.--He dicho.
Apla usos en las galerias.
El senior PRESIDENTE: Se recuerda al publico que
no puede hacer niuguna clase de manifestaciones
en este lugar.
El senior Cisneros tiene la palabra en pro de la
enmienda.
El senior CISNEROS: Seflores Delegados, yo pensa-
ba no terciar en este debate, sino dejarlo A la volun-
tad de los Delegados, pero puede creerse que es por-
que no tengo raz6n; el senior Gonzalez Llorente ha
empezado por hacer una profesi6n de fe, y yo tengo
que hacerla tambien.
Yo pienso y creo que no debo perder mi tiempo
en considerar la religion, yo aquf no opto ni voy A
atacar religion alguna, porque yo no la tengo, y por
consiguiente no puedo atacarla.
Pero como yo creo que la Constituci6n nuestra
debe ser la mas liberal del orbe entero, creo que de-
be tener libertades religiosas, todas cuantas pueda
tender y no debe poner condiciones, ni siquiera debe
usarse la palabra religion en esa Constituci6n, por-
que entonces seria probar el derecho que tienen
ciertas religiones, seria coartarle el legitimo derecho
que tienen todas de emitir su pensamiento libre 6
independiente.
El senor Llorente, no s6 por qu6, ha traido aquf
A colaci6n, al obispo de la Habana. Efectivamente,
le hare siempre la guerra A Sbarreti y A todos los
extranjeros que vengan A Cuba A ocupar un puesto,
sean de donde quiera que fueren; lo mismo le hare
la guerra a los Sbarreti como se la har6 al General
Wood; para mi todos son iguales. Eu siendo extran-
jero, ifuera de aqui! iNo quiero extranjero aquf!
El senior BERRIEL: Pido ia palabra.
El senior PRESIDENTE: No puede la Presidencia
conceder la palabra al senior Berriel, porque ya se
han consumido los turnos reglamentarios. Lo que
procede ahora es someterlo A votaci6n.
El sefnor GONZALO De QUESADA: Sefior Presiden-
te, pido que la votaci6n sea nominal.
El senior GONZALEZ LLORENTE: Dada la impor-
tancia de la votaci6n, me adhiero.
El senior PRESIDENTE: Son dos las enmiendas
que se han discutido conjuntamente. Empezaremos


por la que mas so aparta del proyecto, que es la del
seofor Morda; sirvase leerla el senior Secretario.
El Secretario, senor Zayas, lee la enmienda indi-
cada.
El senor PRESIDESTE: Se va proceder A la vo-
taci6n.
El seofor GONZALEZ LLORENTE: 4En votaci6n
nominal?
El senior PRESIDENTE: Los que digan que sf, acep-
tan la enmienda del seflor Morda. El Secretario, senor
Zayas, toma la votaci6n, explicando 61 su voto asi:
El senior ZAYAS: Como yo no creo en Dios nin-
guno, como que entiendo que no se trata de reli-
gi6n sino de algo supremo, votoasi por......El se~or
Llorente, interrumpiendo: Que se haga la votaci6n, no
se puede explicar votos.
El senior ZAYAS: Tengo derecho A explicar mi
voto.
El senior PRESIDENTE, dirigidedose al senor Llo-
rente: El senior Zayas estA explicando su voto con
arreglo A un derecho que le concede el Reglamento.
Continua el senor Zayas.
El senior ZAYAs: Que creo que es una formula
dentro de la cual cualquiera puede satisfacer las as-
piraciones que tenga.
El ssfior VILLUENDAS: Deseo saber si despubs
se va A votar la enmienda del seftor Cisneros.
El sefior PRESIDENTE: Despnus se votarA la en-
mienda del sefior Cisneroi.
Hecha la votaci6n, queda desechada la enmienda del
sefor Moria.
El senior PRESIDENTE: Se pone A votaci6n la
enmienda del senior Cisneros, que pide se suprima la
frase Ainvocando el favor de Dios.,
El seflor LLORENTE: Pido la palabra para una
cuesti6n de orden, por lo que pueda importer para
lo sucesivo. ( Varios sefores Delgados: Se estA votando.)
iAh! Yo no lo sabia, me reserve la explicaci6n.
El Secretario, senor Zayas, toma la votaci6n, al Ilegar
al senior Juan G. GBmez, astepregunta si puede explicar
su voto.
El senior PRESIDENTE: Precisamente voy A inte-
rrumpir la votaci6n para aclarar el punto. El senior
Llorente tenia raz6n al oponerse A que el senior Za-
yas explicara su voto; se puede explicar el voto en
votaci6n ordinaria, no en votaci6a nominal, porque
alli donde no consta el sentido en que se vota es na-
tural que se pueda explicar el voto, pero no en la vo-
taciu6 nominal donde siempre consta el sentido en
que se vota; y digo eso como una satisfacci6u que
doy al senior Llorente.
El senior LORENTE: Esa es la aclaraci6n que
queria hacer. Risas.
El Secretario senor Villuendas lee el articulo 93 del
Reglamento y dice: No tenfa raz6n el senior Llorente.
El Secretario senior ZAYAS: Han votado en favor
de la enmienda del sefior Cisneros seis, los demas en
contra.
El sefior PRESIDENTE: Por las indicaciones de los
seflores GonzAlez Llorente, Juan Gualberto G6mez y
Zayas, se ha suscitado un ligero incident que tiene
much importancia. No es extrafi6 que la Presi-
dencia que ha estado alejada muchos dfas de esta
discusion, y aunque form6 parte de la Comisi6n


(__ hi'


16-
1 5






166 DIiAtO iE SS10i~tO


redactora del Reglamento, y conoce sus articulos,
y cree que conoce sus preceptos y mAs 6ste en el que,
precisamente A moci6n del senior Zayas, se admi-
ti6 una enmienda; no es extrafio que habiendo, ha-
ce muchos dias, abandonado esta discusi6n y te-
niendo mi 'espiritu verdaderamente jatribulado por
la desgracia que ustedes todos conocen, no haya
tenido present uu precepto reglameutario, al que
deseo que el Secretario le d6 lecture. Tenia raz6n
el senior Zayas y no la tenia el senior GonzAlez
Llorente. Yo al.principio entendi lo contrario, des-
pu6s rectifiqu6,'y ahora ya no puedo rectificar por-
que e Reglamento no me lo permit, por ser muy
S claro y muy terminante. Lo unico que me resta
es pedir mis excusas a los Delegados y rogar al
Secretario que lea los dos articulos.
El Secretario, sefor Zayas, lee los articulos.
El senior ZAYAS: Yo explico mi segundo voto en
la misma forma que el primero.
El senior JUAN GUALBERTO GOMEZ: Yo necesito
explicar mi voto. Yo he votado en favor de la pro-
posici6n del senior Morda, porque soy de los que en-
tienden que en la Constituci6n no era necesario ha-
cer la invocaci6n del nombre'de Dios; y he votado en
contra, sin embargo, de la enmienda del senior Cis-
neros, porque soy tambi6n de los.que entienden que,
una vez puesto ese nombre por la mayoria de la
Comisi6n, era herir el sentimiento de la mayorfa de
nuestro pueblo reclamar la supresi6n.
El senior PRESIDENTE: Desechadas las ennien-
das, queda aprobado el preAmbulo.
El Secretario, senor Zayas, lee la Base primer de la
Secci6n primera, que dice asi:
"El pueblo de Cuba se constituirA en Estado so-.
berano 6 independiente y adoptard como forma de
gobierno la Rep6blica."
El senior PRESIDENTE: No hay presentada ningu-
S na enmienda sobre esta Base; se abre discusi6n so-
bre ella. ,Nadie pide la palabra en contra; se pro-
cede a su votaci6n? Votaci6n ordinaria: los sefiores
Delegados que est6n conformes, se pondrAn de pie.
Se hace la votaci6n.
El senior GONZALEZ LLORENTE: YO no n(cuentro
que sea mas important el preAmbulo que tsta pri-
mera Base que es la capital. Creo, pues, deben ser
nominales todas las votaciones. (El spfior Presidente,
interrumpiendo: Pero sefnor Lloreute).......... Yo ex-
preso aquf mi opinion, que no es mi opinion sola
sino la de varies Delegados......
El senior PRESIDENTE: Pero no cabe eso despu6s
de hecha la votaci6n, y casi por unanimidad ha sido
aceptado el articulo.
El senior GONZALEZ LLORENTE: Bueno, desde aho-
ra pido que las votaciones sean nominales siempre
que se trate de cuestiones.........
El seflor PRESIDENTE: El senior Gonzlfez Lloren-
te puede pedir que sea nominal cada una de las vo-
taciones. Esto no puede ser matei,. d!e discusi6n;
basta que un senior Delegado lo pida, para que la
votaci6n sea nominal.........
El senior GONZALEZ LLORENTE: Yo no pido en
absolute que sean nominales las votaciones, sino....
El senior PRESIDENTE: El senior GonzAlez Lloren-


te puede ir pidiendo en cada caso, en el acto de vo-
tar, que sea nominal la votaci6n; pero en este caso
ya se ha votado en la forma ordinaria.........
El Secretario, senor Zayas, lee la Base sfgunda, que
dice asi:
"El territorio de la Repdblica lo compondrAn la
isla de Cuba y las islas y cayos adyacentes, que esta-
ban bajo la jurisdicci6n y administraci6n del Gobier-
no general de la isla de Cuba, mientras fu6 posesi6n
espafiola."
Es aprobadapor unanimidad.
El SECRETARIO, SEROR ZAYAS: Base tercera de la
Secci6n primera. Lee:
"El territorio de la Repiblica so dividirA en seis
provincias, cuyos limits y denominaciones seran
los de las que actualmente existen, mientras no se
inodifiquen por las leyes."
La Secretaria tiene dos mociones sobre esta Base.
Lee una enmienda del senior Emilio NMiuez, firmada
ademds por el sefor Alfredo Zayas, y otra firmada por
el senor Ferndndez de Castro, qae respectivamente dicen:
"El Delegado que suscribe ruega a la Convenci6n
se sirva acordar que la Base tercera de la Secci6n
primer del Proyecto de Constituci6n se redacte del
siguiente 1modo:
TERCERA
El territorio de la Repdblica se dividira en pro.
vincias, cuyo nufmero, limites y denominaciones se-
rAn los de las actuales, mientras no se modifiquen
por las leyes.
Casa de la Convenci6u, 24 de L .,ero de 1901.
Emilio NiAtez, Alfredo Zayas."
"El Delegado que suscribe tieiie tl honor de so-
neter A la consideraci6n de-sus compafieros, la si-
guiente enmienda a la Base 3W de la Secci6n 1. del
Proyecto de Constituci6n:
El territorio de la Repiblica se dividirA en siete
provincial, que se denominarAn: Pinar del Rio, Ha-
bana, Matanzas, Santa Clara, Camnagiiey,'Cauto y
Oriented.
Las cinco primeras conservarAn los limits que
tienen hoy, y las dos Altimas, los que a cada una co.
rresponda de los que tiene hoy todo Oriente, y en-
tre si los que separan los t6rminos municipals de
Holguin, Jiguani, Bayamo y Manzanillo, de Cauto,
con los de Mayarf, Palma Soriano y el Cobre, de
Oriente.
Las capitals de las ciuco primeras, s;:rAu las mis-
mas de ioy, y de las dos orientales las ciudades de
Santiago y Bayamo.
Casa de la Convenci6n, 24 de Enero de 1901.
Jose Ferndndez de Castro."
El senior PRESIDENTE: Se abre discusi6n conjun-
tamente sobre las dos enmiendas.
El sefor ZAYAS: Pido la palabra en pro de una
sola de ellas.







hE LA CONVENCiON CokStiTt1YENT11 167


El senior FERNANDEZ DE CASTRO: Pido la pala-
bra. Se van a discutir conjuntamente; y yo creo
que debe discutirse primero la que mis se separa
del proyecto de Bases......
El senior PRESIDENTE: Eso es a la hora de votar.
Dirigiendose al Secretario, senor Zayas: Lea el ar-
ticulo 116.
El senor Secretario lee el ( culo 116.
El senior PRESIDENTE: -Se refiere indudablemen-
te a los mismos extremes. No hay inconvenient
ninguno en discutirlas juntas. Cada uno de los se-
fiores Delegados dir6 A cu&l de las enmiendas se re-
fiere; y al votar se hara separadamente, que es lo
que importa.
El senior ZAYAS: Pido la palabra para esta cues-
ti6n.
El seinor FERNANDEZ DE CASTRO: Pido la pala-
bra.
El senior PRESIDENTE: Lo que import es que al
votar no se voten conjunta sino separadamente; y
al hablar un sefior Delegado puede decir si lo hace
en contra de una 6 de la otra enmienda.
El senior E. NUSEZ: Entonces, ,cuatro turns?
El senior PRESIDENTP: Dos turuos en pro y dos
en contra. Hay el remedio del art. 109.
El senior FERNANDEZ DE CASTRO: De todos mo-
dos pido la palabra.
El senior PRESIDENTE: & En pro?
El senior ZAYAS: Yo la he pedido primero en
pro de la otra enmienda.
El senior FERNANDEZ DE CASTRO: Por eso yo en-
tiendo que debia someterse A discusi6n la que m6s
se separa. Si es aprobada, queda desechada la otra,
y si n6, se somete A discusi6n, despu6s, la otra.
El senior E. NUTEZ: Asi entendia yo el Regla-
mento.
El senior PRESIDENTE: 4Eutiende la Convenci6n
que debe interpretarse este articulo en este caso y
en lo sucesivo, que asi como la votaci6n debe ser
separada, la discusi6n sea separada tambi6u?
Se ponen a discusi6n conjuntamente. Dos turns
en pro hay pedidos. El senior Fernandez de Castro es
el autor de la moci6n; tiene preferencia.
El selior FERNANDEZ DE CASTRO: Sefiores Dele-
gados, lamento, sobre manera, que se haya presen-
tado esta confusion sobre las dos enmiendas presen-
tadas A esta Base, pero de todas maneras yo no los
voy a cansar much, porque ni elestado de mi ani-
mo es para pronunciar un discurso, ni la material lo
acredita, ni mis condiciones personales tampoco.
Voy sencillamente a apoyar la proposici6n y 6 de-
mostrar lojusta que es la enmienda presentada, y
para esto usar6 de datos estadisticos.
El territorio de Cuba estaba dividido en tres de-
partamentos. Al terminarse la guerra del 68, el.
Gobierno espafiol lo dividi6 en seis provincias. Na-
die se alarm entouces por aquella division.
Y convieue a mi prop6sito hacer constar que
cuando se hizo la division aquella, un poco antes
de esta guerra, la provincial de Pinar del Rio s6lo
contaba con una ciudad y tres villas. Entro, pues,
de lleno en los datos estadisticos, que es mi finico
objeto, mi dnico prop6sito. La provincia de Pinar


del Rio en ese proyecto constitute una provincia, y
asi la reconoce y asi la deja establecida.
Tenia 6 tiene la provincia de Pinar del Rio, 7,435
kil6metros cuadrados; la provincia de la Habana
tiene 3,300 kil6metros cuadrados; Matanzas, 9,000;
de tal manera que result la provincia Oriental, tal
como esta hoy, con 26,000 kil6metros cuadrados, es
decir, que dividida la provincia tal como dice la en-
mienda, por los limits que la misma indica, viene
A quedar cada uno de los territories con igual can-
tidad de superficie territorial que todas las demas
provincias de la isla de Cuba, excepci6n hecha del
Camagfiey, que es la mayor despu6s de Oriente;
de modo que cada una de las fracciones en que yo
divide la provincia, es mayor que todas las demas,
exceptoel Camagiiey que tiene 17,000 kil6metros
cuadrados. Santa Clara tiene 14,000, y las dos provin-
cias en que yo divido a Oriente quedan con 14,000
y 12,000 respectivamente; luego, en cuanto A territo-
rio, tienen lo suficiente para ser consideradas como
las otras provincias. La que yo llamo Cauto, y
conste que en el nombre no hago hincapie, asi lo he
puesto para completar la Base, y estoy dispuesto si
alguno de los sefiores Delegados propone alguna
enmienda en este sentido a admitirla, lo mismo
que respect al nombre de una 6 todas las pro.
vincias; decia yo que la provincia que lamo Cauto
queda con 12,000 kil6metros cuadrados de superfi-
cie. La provincia de la Habana tiene 3,000 y
pico y nadie se ha asombrado de que sea una pro-
vincia, y la del Cauto queda cuatro veces mayor.
Uno de los t6rminos inunicipales de aquel terri-
torio inmenso es mayor que la provincia de la Ha-
bana. El t6rmino municipal de Holguin tiene ex-
cluidos todos los demis, 61 solo tiene much mayor
extension que la provincia de la Habana; de modo
que queda demostrado, en cuanto a territorio, que
puede hacerse la divisi6u de las provincias en la for-
ma que yo propongo.
Abora, en cuanto a habitantes, la provincia tiene
327,000 habitantes, y en la forma en que yo la di-
vide queda, la que yo Ilamo Oriente, con los Ayun-
tamientos de Alto Songo,Baracoa, Caney,Guantana-
mo, Mayarf, Palma Soriano, San Luis y Santiago de
Cuba; es decir, que le quedan diez 6 once Ayunta-
mientos a cada provincial, con 167,000 habitantes,
double 6 triple que el Camagiiey 6 igual 6 Pinar del
Rio. Luego en habitantes, tiene esa parte la condi-
ci6n de una provincia. La otra, que yo llamo Cau-
to, tieue los Ayuntamientos de Bayamo, Campe-
chuela, Gibara, Holguin, Manzauillo, Jiguani, Ni-
quero, Puerto Padre y Tunas; de modo que le que-
dan ocho Ayuntamientos con 160,000 habitantes.
Esti, pues, este territorio en las mismas condiciones
que el otro.
En cuanto A la forma geogrffica no tengo nada
que decir: fig6rese en la mente cada uno de los se-
fiores Delegados el mapa de ese territorio, y se dara
cuenta perfect; quedando, adem6s, cada una de las
provinciascon el suficiente n6mero deAduanas y con
magnificos puertos en el Norte y en el Sur. Pudie-
ra objetarse que venimos a traer ahora aquf un con-
flicto, necesitando nombrar una Comisi6n de limits
para que los estableciera entire una y otra provincia







i ~bfAiio DIE SESSIONS


y que es inoportuno, y que eso traerfa trastornos.
Pero no hay necesidad do esto, porque en realidad
los limited son conocidos y son: en el Norte, entire
el Ayuntamiento de Holguin y el Ayuntamiento de
Mayari, la line que, partiendo desde la Peninsula
de El Ram6n, entire la Bahia de Banes y la de Nipe,
va al rio Catto, que es el limited al Norte y que
hoy separa ya esos Ayuntamientos. Ahora, en el
mismo rio Cauto desemboca otro rio, que es el
Contramaestre, que es dividente entire el Ayunta-
mieito de Jiguanf y el de Palma Soriano y el Co-
bre, pero este rio nace en la Sierra Maestra, en la
c6spide de la Maestra, que esta A tres leguas de la
costa. Ya veis que no hay necesidad de hacer de-
lineaciones. No habrA Ayuntamiento que tenga
nada que reclaihar, porque nada se le quita.
Pero hay mas, la consideraci6n de la necesidad de
ser ellos una provincia, se siente no solamente por
sus intereses, sino por la distancia inmensa que exis-
te entire los municipios con que yo formo la provin-
cia del Catito y la capital de la provincia que es y
seguirA siendo Santiago de Cuba. Yollamo la aten-
ci6n de esto A los sefiores Delegados: Bayamo, future
capital de la nueva Provincia, dista mAs de 100 ki-
16metros de Santiago; y el t6rmino municipal de
Holguin dista de la capital de la provincia 177 kil6-
metros,y tiene uu vapor quincenal entire Gibara y
Santiago de Cuba, los vapores de Herrera. En el t6r-
mino municipal de Manzanillo, la cabecera dista
233 kil6metros de Santiago de Cuba, yasi sucesiva-
mente iria demostrando que es una verdad que hay
una gran dificultad para la vida de los 160.000
habitantes de ese territorio inmenso, que es la septima
parte del terrihorio de la Isla de Cuba y que bien
vale la pena, sefiores, de que en una division de
provincias se trate de esto, pues es la mejor oportuni-
dad.
La oportunidad es de constituirla ahora, nosotros
vamos A constituir ahora el pais, despu6s de una
guerra que ha tenido por objeto organizarlo, y aqui
ahora se present una oportunidad y debemos apro-
vecharla, para constituir ese territorio que yo digo
tiene condiciones paraconstituir una provincia. La
oportuuidad es 6sta, 6 existed esa condici6n 6 n6, si
existed 6sta es la ocasi6n. Pudiera hacer otro g6nero
de consideraciones; pero dado que ningdu Delegado
ha ptdido la palabra eu contra de mi enmienda, me
reserve en ese caso para rectificar; y propongo que
se proceda A votaci6n.
El sefnor ZAYAS: Yo he pedido la palabra real-
mente, mAs que para combatir la enmienda presen-
tada por el senior Fernindez de Castro...... efiiores
Delegados: la Secretaria en este moment advierte
que se ha presentado una enmienda, asi debe dAr-
sele ]ectura en este moment, precisamente. Lee la
siguiente moci&a suscrita por los senlores Moria Delgado
y Rafael Portuondo:
"El Delegado que suscribe tiene el honor de pro-
poner la siguiente enmienda A la Base 3'. de la Sec-
ci6u 1.
3.1
La division territorial serA en ndmero no menor
de seis Prpvincias y 6stas conservaran los limits


actuales, con la respective denominaci6n de Oriente,
Camagiiey, Villas, Matanzas, Habana y Pinar del
Rio.
Martin Morua Delgado,
Rafael M. Portuondo."
El sefor ZAYAS: Decia que habia pedido la pa-
labra mas que para combat, esta enmienda presen-
tada A esta Base 3. de la Secci6n 13, para sostener y
apoyar la enmienda que en uni6n del Delegado se-
fior Emilio Ndfiez, he tenido el honor de presentar.
El Proyecto de Bases presentado por la Comisi6n
dice que el territorio de la Repfiblica se dividira en
seis provincias cuyos limites y denominaciones seran
las que actualmente existen, mientras no se modifi-
quen por las leyes; de manera que este precepto
constitutional deja abierta la puerta A la posibilidad
de que se modifiquen los limits de las proviucias;
en cambio sin una modificaci6n del mismo precep-
to constitutional no podria modificarse la division
territorial de la Isla en provincias. Los sefiores De-
legados acaban de oir las manifestaciones del senior
FernAndez de Castro, ellas s6lo bastarian A demos-
trar el m6vil que nos gufa al senior Emilio Nufiez y
al que. suscribe al hacer la enmienda, para que la
Constituci6n tambi6n permit mediante las leyes
correspondientes y en su oportunidad, modificar el
unmero en que est6 constituida la Isla. El senior
FernAndez de Castro se hacia eco del deseo de que
las provincias de la Isla de Cuba fueran por lo me-
nos siete, puesto que entiende, y aduce datos para
ello, que debe una de ellas por lo menos dividirse
en dos; aquella cuya representaci6n trae, compar-
ti6udola con otros dignos Delegados; y lo mismo
pudiera acontecer con otras provincias de la Isla, y
vice-versa, pudiera resultar que fuera convenient
refundirse dos provincias en una; y A todo esto pre-
ve esta modificaci6n que proponemos A esta Base 3.
Nosotros no creemos que sea pertinent en estos mo-
mentos, que sea propio de esta Asamblea, hacer mo-
dificaciones en la division territorial, ni siquiera en
el nombre de estas provincias, ni much menos en
sus limits actuales. Esto seria tal vez uua tarea im-
propia dc la misi6n que aqui nos reune y exigiria,
por lo menos, por mi debo decirlo, una amplia in-
formaci6n de sus comitentes que yo no tengo; pues-
to que iba A dar un voto que tal vez va a lastimar
intereses, A crear algo nuevo, con que no hubieran
estado conformes la mayoria de esos individuos A
quienes afectara esa modificaci6n. De modo que por
esa raz6n estimo que la modificaci6n de esta Base
debe limitarse, asi como los limits y denominacio-
nes, a que se puedan alterar en cualquier moment
oportuno, por medio de una ley ad hoc, y el n6mero
de provincial igualmente por medio de esa otra ley,
sin necesidad de modificar el precepto constitutional;
lo cual quizis exija un procedimiento algo dilatorio
como es consiguiente, en las reforms que afectan
al C6digo fundamental de una Naci6n; yo no hago
en estos moments objeci6n a las enmiendas presen-
tadas, sino para que los sefiores Delegados puedan
former juicio del alcance que tiene esta enmienda
que sostengo, y que entiendo que permit que se
realicen en plazo mas 6 menos breve, pero en una






DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


oportunidad evidence. He querido explicar las ra-
zones que nos han movido para que puedan, cons-
nientemente, dar 6 no su veto A esta pequefia en-
roienda de la Base 3. de la Secci6n 1.
El senior FERNANDEZ DE CASTRO: Pido la pala-
bra.
El senior PRESIDENTE: La tiene el selnor Fernin-
de' de Castro.
El senior FERNANDEZ DE CASTRO: He pedido la
palabra para una pequefia rectificaci6n. Decia el se-
lior Zayas que crefa se necesitaba una amplia infor-
maci6n para resolver el asunto. Yo voy A darle un
-solo dato del moment, de ayer mismo, de la necesi-
dad imperiosa en que aquel territorio esta, de esa
division y para que los sefiores Delegados se fijen y
vean si tengo raz6n 6 n6, y para que no se diga que
es necesaria una informaci6u ni que tampoco es la
oportunidad de hacerla. En estos precisos moments
se han reunido en la Habana las representaciones
de la Guardia Rural de la Isla, a fin de organizarla,
de unificaria y de former un solo cuerpo. Reunidos
los jefes de la Guardia Rural de la Isla de Cuba,
entire otras cosas han acordado, ayer mismo, nom-
brar un Inspector del Cuerpo para cada provincia,
uno para cada provincia, para Oriente dos, (lndole
precisamente A cada part el limited que esos se-
fiores no conocian y que yo fijo aquf. Queria hacer
esta pequefia observaci6n para que se yea que al ir
A organizer un cuerpo de servicio national, se tro-
pieza en la realidad con el inconvenient de que sea
una sola proviucia para ese trabajo.
El senior PRESIDENTE: El senior Sanguily tiene
la palabra.
El senior SANGUILY: Sefiores Delegados: yo era de
los que crefan que el iidmero de provincias debia
estar fijado por la Constituci6n, pero la actitud que
ha asumido nuestro compaiero de Oriente, me ha
hecho vacilar; y, debo confesarlo ingenu;nente, ha
expuesto razones tales, que no es possible 'lue noso-
tros dejemos de venir A esta conclusion: en lo que
se llama Oriente, indudablemente que se siente la
necesidad de una nueva organizaci6n, de una nueva
agrupaci6n de la provincial, (mas allA no me permit
llegar.) Y yo me pregunto, itiene la Convenci6n el
derecho de cohibir esos impulses y de imponerse de
esa necesidad para dejarla sin satisfacci6n? Creo
que no.
Pero en cambio, itiene Pl deber de satisfacerla en
el sentido y manera que lo pretend el senior Fer-
nAndez de Castro? Creo tambi4n que n6. Asi es
que no queda la menor duda de que Oriente quie-
re dividirse; nos lo ha dicho una part, pero, ,nos
lo han dicho los de la otra parte?
El senior FERNANDEZ DE CASTRO: Pido la pala-
bra.
El senior SANGUILY: Pero, para fijar mejor los t6r-
minos, es indudable que una parte de Oriente quie-
re separarse de la otra parte y no alega sino razones
de necesidad piblica, que por el hecho de la uni6u
actual no se han satisfecho, ni se han podido satisfacer
en la media que reclaman la prosperidad y los inte-
reses de ese territorio, esto es cierto. Ahora bien, se-
parar, como se debiera, esos grupos de ayuntamien-
tos orientales en la forma y manera que ha expuesto


aqui, dentro de su legitimo derecho, el senior Fernan-
dez de Castro, parece ser algo asi como arbitrario.
Por otra part, el seinor Fernandez de Castro tampo-
co cree que estamos en condicioues para decidirlo;
es precise oir A las dos parties interesadas, que son
esas dos divisions queconstituyen todo Oriente, y es
precise compulsar datos, hacer cAlculos, oir A las po-
blaciones. Aqui hemos oido al senior Fernandez de
Castro, pero no hiemos oido A Oriente, no hemos oido
ni siquiera A Holguin. iSabe el senior FernAndez de
Castro si Holguin tan suavemente se dejarfa anexar
A Bayamo? jC6mo lo pretend el senior FernAndez
de Castro? ,No sospecha el senior Fernandez de Cas-
tro acaso lo contrario?
Si esto es asi, que Holguin crea tener la primacia,
una especie de hegemonia del Cauto (Risas) c6nmo
puede pretender el sefor FernAndez de Castro que
la Convenci6n resuelva desde ahora?
H16 ahi por qu6 no me pnedo inclinar, como bien
quisiera, A una idea tan simpAtica para Bayamo, que
en este asunto defienle el senior Ferndndez de Castro.
,Y he de inclinarme del lado de la Comisi6n deBases?
Tampoco me puedo inclinar a esta. Y he tenido que
cambiar de opinion, porque esa actitud del senior
FernAndez de Castro al establecer su desacuerdo con
las Bases, nos dice que s61o modificando la C-nsti-
tuci6n se puede cambiarel n6 nero de provincias, y
cometemos un gravisimo error, una filta, y acaso
sembremos el germen que quizAs ha de costarnos
muy caro, de modo que yo cambio de punto de vis-
ta; el punto de vista para mi alora, es que no debe
ser constitutional el nfimero de provincias y que
debe ser material legislative, y por lo tanto; me incli-
no A la moci6n del senior Ziyas.
El senior MANDULEY: Pido la palabra para alu-
siones.
El seinor PRESIDENTE: El senior Sanguily no le
li: iludido A usted.
iEl senior MANDULEY: Como Representante de
Oriente tengo, senior Presidente, la representaci6n i;a
Holguin.
El senior PRESIDENTE: Usted no se llama Hot-
guin.
El senior MANDULEY: Pero en mi parecer el se-
iior Sanguily no me ha aludido en mi calidad de
hombre privado, de padre de f:inilia. Me ha alu-
dido como Delegado por Holguin.
El senior PRESIDENTE: No puede sentarse ese pre-
cedente. Usted puede consumer un turn.
El senior MANDULEY: Pues bien, pido que el se-
nor Presidente me conceda un turno, dos 6 tres, los
que sean necesarios.
El senior PRESIDENTE: IEn pro 6 en contra?
El seinor MANDULEY: Para consumir un turn
en pro, respect de la moci6u del senior FernAndez
de Castro.
Muchas veces lie tenido la idea de venir A plan-
tear la cuesti6n, tal como la ha planteado el senior
Fernandez de Castro. El se:5or Sanguily me oy6 muy
bien que yo opinaba como opina todo Puerto Padre,
Holguin, Gibara, Manzanillo y Bayamo, y es indis-
cutible que la capitalidad de Santiago de Cuba trae
trastornos administrativos y de otra indole, (porque
tal como esta la provincia de Santiago de Cuba, por







170 DIARIO DE SESIONES


su escasa densidad de poblaci6n,'por sus pocas comu-
nicaciones de los t6rminos municipales con la capital
y por la escasez de sus t&rminos municipales, por la
poca vida que boy tienen y que acaso tengan maiia-
na,) A los Gobiernos civiles para resolver asuntos de
ninguna clase; por todas estas razones, a mas de las
alegadas por el senior FernAndez de Castro, aquellas
jurisdicciones desean segregarse.
Pero como yo crefa que realmente no iba a ganar
la batalla y crefa que los sefiores Delegados no iban
desde luego A fallar, porque no tenian los suficien-
tes conocimientos del asunto, y estimaba que era
obra del poder legislative, yo venia A salvar mi
voto. El senior Fernandez de Castro present una
soluci6u justisima que yo no iba A presentar ahora
y que me proponia plantearla ante el Congreso,
si no por un medio personal, por petici6n indivi-
dual 6 colectiva.
Yo creo realmente que es obra del Congreso; yo no
creo que esta Convenci6n esta en capacidad conm-
pleta para resolver un asunto de esta indole.
Yo creo que si se estatuye sobre un ndmero de
provincias, limit6ndose en absolute, ha de estatuirse
sobre el nimero de ayuntamientos y sobre el n6mero
de tenencias de alcaldia; la Constituoi6n francesa, 6
cualquier otra Constituci6n, no dice el nfmero de
provincias, departamentos 6 cantones en quo ha de
dividirse el territorio.
Si mafiana Santiago de Cuba, por un crecimiento
demasiado progresivo de poblacin, llegase a tener
el ndmero 6 densidad de poblaci6n necesaria que
requiriese su division no ya en dos, sino en varias
provincias, es natural que no debe cohibirlo la
Constituci6n.
El Congress debe resolver con audiencia de am-
bas parties, con arreglo A justicia.
Yo, en ese sentido, apoyo la moci6n del senior
Sanguily, y la hago tufa, en el sentido de que limi-
tar el n6mero de provincias no es precepto constitu-
cional, porque la division en provincias es una ac-
ci6n administrative. Es una mera division transito-
ria, como todas las divisions de esa indole.
El senior PRESIDENTE: Se pone A votaci6n la en-
mienda del senior Fernandez de Castro, que es la
que mas se separa del Proyecto.
El senior SECRETARIO: La enmienda del senior
Fernandez de Castro, que se va 6 votar, dice asi: lee
la enmienda.
El senior PRESIDENTE: Votaci6n ordinaria.
El senior Rius RIVERA: 4Ha pedido alguno la vo-
taci6n nominal?
El senior PRESIDENTE: Nadie la ha pedido Los
que esten conformes con la enmienda del senior Fer-
unndez de Castro, se pondrAn de pie.
El senior FERNANDEZ DE CASTRO: 4Eu votaci6n or-
dinaria?
El senior PRESIDENTE: En votaci6n ordinaria, to-
da vez que nadie ha pedido la votaci6n nominal.
El senior FERNANDEZ DE CASTRO: Yo la he pedido.
Pido que se aclare la votaci6n.
El senior PRESIDENTE: Mas clara no puede ser; se
pone a votaci6n la enmienda del senior Fernandez
de Castro,
El seflor ZAYAS, dirigiendose al senor Presidente,


dice: El senior Fernindez de Castro la ha pedido no-
minal.
El senior PRESIDENTE: ;Ah! la ha pedido; pues
nominal.
El senior FERNANDEZ DE CASTRO: N6, me es igual.
El SECRETARIO SENOR ZAYAS: Se va A proceder
a la votaci6u. Toma la votaci6n.
Varios seinores Delegados pregantan por el resulta-
do de la votaci6n.
El SECRETARIO SENOR ZAYAS: SO esta tratando
de eso. Hay 25 Delegados presents; han votado
diez en pro y quince en contra, per consiguiente,
hay mayoria de votos presents contra la enmienda:
queda desechada la enmienda del senior FernAndez
de Castro.
El senior FERNANDEZ DE CASTRO: Hn sido once
votos en pro. Se ha contado mal.
El senior VILLUENDAS: No senior, diez, porque el
sefnor Morda, que no habia entendido bien, se puso
de pie y despu6s se sent, rectificando su voto.
El senior FERNANDEZ DE CASTRO: Pues pido per-
d6n A la Secretaria.
El senior VILLUENDAS: Se lo concedo amplisimo.
El SECRETARIO SENOR ZAYAS: 4Se va A votar la
entnienda suscrita, por los sefiores Morda y Por-
tuondo?
Ut senior Delegadopregunta: 4Eu votaci6n nominal?
El senior PRESIDENTE: En votaci6n ordinaria.
El senior PORTUONDO. Yo desearia que la votaci6n
fuera nominal.
El senior PIR'IDENTE: Cuando algdu seinor Dele-
gado desee (!o .v votaci6n sea nominal, ruego que
asi lo express, Iesto que es un derecho que tieene
todos los Delegados, el de pedir la votaci6n nomi-
nal, porque se lo concede el Reglamento sin discu-
si6n. Se va A votar la enmienda del senior Por-
tuondo.
El senior GONZALEZ LLORE~TE: Pido la palabra
para suscitar una aclaraci6n. Parece que con eso, y
sobre ello hablaba al sefi)r Morda, se dice que se pue-
de variar el numero de las provincias sin disminuir
el actual, y sin variar sus linites. Yo no compren-
do esto, ,c6mo, si son mariana ocho, pueden conser-
var los mismos lfmites que tieuen en la actualidad?
iSerA lo mismo?
El senior PRESIDENTE: Se va A votar si se aprueba
6 n6 la enmienda del s- Portuondo.
El senior RIUs RIVE' o desearia que se vol-
viese d leer de nuevo.
El senior PRESIDENTE: Yo ruego a los sefiores De-
legados presten atenci6n cuando se lee, porque se
ha leido dos veces; sin embargo se va d leer de
nuevo.
El SECRETARIO SE'OR ZAYAS: Toma la votaci6n,
y al llegar al sesor Manduley, Mste dice: Voto que
si, y voto que n6. Risas. Voto que si por los nomn-
bres, voto que n6, por el desconocimiento absolute
que encierra la vida administrative en un circulo
muy reducido.
El senior PRESIDENTE: Hty duda sobre su voto,
senior Mlnduley. Usted no puele votar asi, u>ted no
puede decir que si y que n6. Usted debe decir si
6 n6.
El senior MANDULEY: Voto que n6, y explico mi






DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 171


voto diciendo, que si fuera la proposici6n respect a
los nombres de las provincias, votaria que si.
El Secretario, seor Villuendas, lee los nombres de
los seivLres votantes, y dice: Ndmero total, doce que si,
y los restautes que n6: desechada.
El SECREW'ARIO SENOR ZAYAS: Han votado quin-
ce sefiores qte n6 y doce que si.
El senor PRESIDENTE: So va A votar la enmienda
del senior Zayas.
El segor Zaas lee su enmienda, que es rechazada.
El senor PRESIDENTE: Desechada la enmienda.
Queda aprobada por consiguiente la Base tercera.
El SFCRETARIO SEROR ZAYAS, leyendo: Secci6n
segunda.
El sefnor GIBERG: Pido la palabra. Djbe paner-
so A votaci6u el proyecto de la Comisi6n, porque
pudiera ser desechado y tendriamos que former una
nueva Cmisi6n. Se ha desechado la enmienda; pero
no se ha aprobado el proyecto.
El senior GONZALO DE QUESADA: Se ha seguido
esta practice hasta ahora Znor qu6 no hizo la indi-
,caci6u antes?
El senior PREI4DEsTM: V)taci)6 nu)ninal s.)bre si
se aprueba 6 n5 Itl Base tercera.
Efecttase la votaci6n.
El senior PRE~IDENTE: Resultado de la votaci6u:
Desechada por li !:iseis votos contra trece.
El senior Ruu L~rivesl: Pido la palabra: Yo no
s6 si se ha discutido la B ise 6sta antes de ponerla
votaci6n; se han discutido hastaahora las e'liniendas,
pero la Base presentada no ha sido discutida; por
tanto no s6 yo si es inoportuna la votaci6n.
Tambi6n creo que antes de pasar A la votaci6n,
deberfa tener la palabra alguno de los sefiores
de la Comisi6n, siquiera fuera para explicarla 6 dis-
cutirla, y casi podrfa llegarse A una couclusi6n con-
traria a la que se ha llegado, y no se privaria el
uso de la palabra a ningdn individuo de la Comi-
si6n, porque hasta ahora se habla entendido que
desechadas las enmiendas que so presentasen A una
Base, se entendia aprobada la Base. Asi se ha veni-
do haciendo desde el primer moment.
En este concept no ha hecho uso de la palabra
ningfin miembro de la Comision, siquiera fuera para
defender ante la Convenci6n la Base presentada. No
parece just que, sin haberse escuchado A algunos de
los miembros de la Comisi6n 6 A alguuos de los se-
flores que est6n de acuerdo con la Base, se haya vo-
tado.
El senior ZAYAS: Yo habia pedido la palabra co-
mo cuesti6n de orden; aunque yo estoy conform en
el fondo con la moci6n que hace el sefor Rius Ri-
vera con much acierto, porque realmente no se
habia discutido la Base; pero desde el moment que
se puso A votaci6n es, que todos habian juzgado que
era innecesaria la discusi6n; A la cual no so opone
el Regiamento. Asi es que yo creo que por inas que
dijera no podria llevarse A cabo, poique lo que propo-
ne el senior Rfus Rivera es antirreglamentario. De-
rrotado el proyecto, y derrotada la enmienda, la
verdad es que no s6 lo que queda en pie; pero me
parece que no se puede volver ahora sobre lo que
ya se ha votado,


El sefor NuNEz: Sefior Presidente, pido la lecti-
ra del articulo 107.
El senior Rius RIVERA: Lo que yo digo es que en
todo caso esta el reconsiderar el acuerdo, que siem-
pre seria invertir menos tiempo que en nombrar
una nueva Comisi6n que propusiera una nue-7a Ba-
se. Yo pido por tanto que se reconsider el acuerdo
tornado en este punto, conform lo previene el Re-
glamento.
El senior NUREZ: Pido que se lea el artfculo 107
del Reglamento.
El senior GONZALEZ LLORENTE: Yo pido que se
lea el articulo del Reglamento que determine lo
que debe hacerse cuando se rechaza, no una mo-
ci6n, sino una Base. El 104.
El senior GONZALO DE QUESADA: Se nombra una
Comisi6n.
El seflor GONZALEZ LLORENTE: Lo veremos cuan-
do se lea -I Iarticulo.
El sefio, ZAYAS: El senior Niulez ha pedido lalec-
tura del articulo 107, que dice asi: Lo lee.
El senior GONZALeZ LLORENTE: Pido la palabra
para una cuesti6n de orden.
El senior PRESIDENTE: Se le va A complacer. Se
va A leer el articulo 104.
El senior GONZALEZ LLORENTE: Yo lo voy a leer.
Lo lee. No es este nuestro caso. Aqui no se ha des-
echado una Secci6n de Bases, porque las demks de
la Secci6n han sido aprobadas, y se verA como es
asi lo que yo digo. Lee el articulo 104. Eso no es
nuestro caso. Articulo siguiente, el 105. Lo lee. De
inodo que no es el 104 el articulo aplicable. En esta
discusi6n solo podrAn consumirse tres turnos en pro
y tres en contra de cada Base. Se ha cometido una
infracci6u reglamentaria. Me basta. No necesito
mis. Se ha equivocado la Mesa. De modo que esta
es la situaci6n en que nos encontramos. ,Y qu6 es
lo que vamos A hacer? El hecho es que hay una
Base desechada, no una Secci6n de Bases. Por
consiguiente, no es el articulo 104 el que debe apli-
carse y ser aplicado, en lo cual tenia raz6n el se-
for Rius Rivera: esa Base ha debido discutirse,
porque se ha votado antes de discutir.
El senior NuNEz: ,Por qu6 consinti6 la Comi-
si6n que se votara?
El senior ZAYAs: Se ha presentado una moci6n
incidental por el senior Manduley. La lee.
El senior SANGUILY: Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.
El senior JUAN GUALBERTO GOMEZ: Yo he pedi-
do la palabra para pedir la aplicaci6n estricta del
Reglamento. Se acaba de desechar una de las
Bases de la Secci6n primera. Esto ya es un hecho
terminado, resuelto por la mayorfa de la Conven-
ci6n, y ante el cual nosotros debemos inclinarnos.
Aqui procederd pues, cuando la Presidencia lo de-
termine, nombrar una nueva Comisi6n encargada
exclusivamente de former otra Base, y por tanto
debemos seguir adelante en nuestro trabajo. No
es possible admitir la teoria que sustenta la Co-
misi6n, de que se ha procedido previamente A la
discusi6n de su Base. En efecto, el articulo 107
dice, que el dictamen se discutird conjuntamente
con las eumiendas; lo que supone que cuando se






172 DIARIO DE SESIONES


estAn discutiendo las enmiendas estA A la vez discu-
ti6ndose el dictamen mismo de la Comisi6n. Por lo
tanto, el Reglamento se ha cumplido en esa parte, y
yo pido que no nos detengamos mas en este par-
ticular, y que la Convenci6n, haciendo uso de sus
derechos y de acuerdo con el Reglamento, nombre
la nueva Comisi6n.
El senior SANGUILY: He pedido la palabra para
una cuesti6n de orden.
El seflor PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior
Sanguily.
El senior SANGUILY: Sefiores Delegados: Es po-
sitive que no se ha discutido lo Base tercera de la
Secci6u primera. Es cierto y positive que no se
ha discutido; y no es verdad que no se haya dis-
cutido porque ella entienda, la Convenci6n, que al
discutir las enmiendas discuta esa Base. Todas las
discusiones,-hablo como cuesti6n de orden-que
aquf han sugerido las enmiendas, se han reducido
estrictamente A ellas. Por tanto, se ha dejado
por descuido de discutir la Base de la Comisi6n.
De qui6n es esto culpa, no es hora de averiguarlo.
Pero no me parece just que insistamos en un
error, en una falta, cuando sabemos que la hemos
cometido. 4Qu6 medios ofrece el Reglamento para
obviar ya esta situaci6n absolutamente normal?
Y debo referirme A la petici6n que hay hecha de
una sesi6n extraordinaria para reconsiderar el
acuerdo que acaba de tomarse sobre esa Base. Voy
A leer el articulo del Reglamento que nos autoriza
para hacerlo. Lo lee.
Esto es lo que estAn haciendo los miembros de
la Comisi6n; reconociendo que equivocadamente 6
no equivocadamente, aqui se ha tornado un acuer-
do que la mayoria de la Convenci6n parece que
cree que es s6lido. Yo respeto lo que parece ser
la opinion de la mayorfa, pero hago uso de un
derecho A fin de que si esa misma mayoria quiere
rectificar un error que puede haber cometido,
consintiendo en la sesi6n extraordinaria para llevar
A cabo la revision de ella; puede resultar aqui que
sea aprobada la Base que nosotros hemos presenta-
do en vista de los nuevos arguments que puedan
exponerse, 6 bien que lleguemos A una transacci6n
y no sea necesaria una nueva Comisi6n, que serfa
much trAmite, much tiempo y nos lo harfa per-
der esterilmente. De tal suerte, y con ese funda-
mento y esa raz6n, yo pido A la Convenci6n que
se sirva declarar que ha lugar A la revision, A la
reconsideraci6n del acuerdo que acaba de tomarse
y, por tanto, que fije dia y hora para celebrar
la sesi6n extraordinaria en la cual debe lievarse A
cabo la revision de ese acuerdo.
El senior GONZALEZ LLORENTE: Pido la palabra
respect A la cuesti6n de orden.
El senior E. NUREZ: Habia pedido la palabra
para una cuesti6n de orden, pero se la cedo al se-
flor Berriel.
El senior PRESIDENTE: Pero yo debia recorder al
senior Rius Rivera que la peticion que acaba de
hacerse es de la competencia exclusive de la Mesa,-
con arreglo A los articulos 64 y 65 del Reglamento.
Por mi parte,-no s6 si los demAs individuos de la


Mesa estaran de acuerdo-por mi part no tengo
inconvenient.
El senior RIus RIVERA: Para una cuesti6n de
orden. Dice que la revision de ese acuerdo debie-
ra ser si la mitad de los Delegados proclamen la re-
visi6n: es lo que yo pido. En cuanto A la hora para la
sesi6n extraordinaria, eso correrA de cuenta de la
Mesa.
El sifior BERRIEL: Sefiores Delegados, voy A re-
ferinne en muy pocas palabras A la iufracci6n del
texto reglamentario......
El senior E. NUREz: Parece que la Mesa no quie-
re hacerme caso. Ye he pedido la palabra much
antes que el senior Berriel y algunos otros sefiores
Delegados.
El senior PRESIDENTE: El senior Nfifez tiene la
palabra.
El senior E. NuJRz: N6; ahora la cedo a] senior
Berriel.
El senior BERRIEL: Como decia, seiiores Delega-
dos, he pedido la palabra con objeto s6lo de poner
mas de manifesto la infracci6n reglamentaria que
se estA aqui cometiendo, votando uua Base sin la
discusi6n que ordena, de un modo preceptivo, el Re-
glamento. No voy A repetir A este respect lo que
decia mi distinguido compafieroel Sr. Sanguily, pero
si respect A lo que indicaba el Sr. Juan G. G6mez.
No es possible confun iir la discusi6n A que se refiere
el articulo 107 de la Base, con la del que Ileva el nd-
mero 104, respect A la enmienda. Yo disiento muy
much de la opinion del senior G6mez: aun cuau-
do aquf se habl6 de discutir la enmienda, eso no
significa en sentido alguno el discutir la Base,
que no es la enmienda, y A este respect de-
termina de un modo preceptivo el articulo 104,
que en la discusi6n de las Bases se consuman tres
turns en pro y tres en contra, mientras que el se-
for G6mez se refiere de un modo exclusive al arti-
culo 107 que establece que s61o se discuta en el
sentido de dos turnos eu pro; de modo que es un
hecho evidentisimo que se ha cometido la iufrac-
ci6n reglamentaria; pero simplemente me importa
que conste en el acta la violaci6n manifiesta del ar-
ticulo 104, en tanto en cuanto se ha tornado.
El senior E. NuNEZ: Si admitimos el principio
del senior Sauguily y el senior Berriel, no podemos
aprobar ning6n articulo ni ninguna Base sin previa
discusi6n, y ya se ha visto en una Base anterior,
que fu6 aprobada sin discusi6n, porque asi se pre-
ceptda en el Reglamento. Asi se ha hecho en una
Base anterior, de modo que tendriamos que volver
desde luego A discutir esa Base que fu6 aprobada sin
discusi6n. La Comisi6n al no pedir la discusi6n se
di6 por satisfecha y por eso se someti6 A votaci6n:
de lo contrario, tendrinmos que discutir las Bases
que han sido aprobadas sin ser discutidas.
El senior ZAYAS: Hace rato que estamos fuera del
Reglamento: aqui ha habido una votaci6n; la ma-
yoria ha dado su voto; la minoria quiere interpre-
tar que la mayoria no se ha hecho cargo del dicta-
men que ha votado y solicita explicArselo y discu-
tirlo. Yo creo que mientras la mayoria no diga
que efectivamente necesita una explicaci6n, no veo,
porque hemor de pedir que se revise ese acuerdo







bk LA CONVFXCION CONSTITUYE1t4k 173


fundado en ese motive. Es natural que antes de
votar se discuta, si hay alguien que quiera discutir,
pero si no hay quien quiera discutir, si todos votan,
es claro que al emitir el voto convienen en que no
ha sido possible discutir. Despu6s del resultado de la
votaci6n no debe darsele interpretaci6n ni decir que
puede haber tal 6 cual explicaci6n, asi es que cuan-
do vot6 con la minoria entiendo que la mayoria lo
que ha querido significar es que en la Constituci6u
no debe haber una Base que hable de las provincias
y creo que es asunto terminado, y que debemos,des-
pu6s de saber si se prorroga la sesi6n, pasar 6 la
Base siguiente.
El senior GIBERGA: Permftaseme comenzar re-
cordando lo que ha ocurrido: se ha empezado a
discutir una Base, se presentaron enmiendas, se
discutieron esas euniendas, y esas enmiendas en-
volvian la contradicci6n de otros puntos de aque-
lla Base, y al discutirse esas enmiendas se discutian
principios respect de los cuales habia contradicci6n
entire la Base y las enmiendas. Termin6 la discusi6n
de las enmiendas y se puso a votaci6n la Base con
asentimiento general; no se le antoj6 6 nadie que
hubiese raz6n alguna para diferir la votaci6n, ni se
dijo uua sola palabra de protest, y la votaci6u se
hizo como la de otras Bases: sin discusi6n se proce-
di6 a votarla; 4qu6 significaba eso sino que estAba-
mos convencidos todos de que no se necesitaba
discusi6u y que estaba suficientemente discutida la
Base. Esto es claro: y si no lo estaba, ,por qu6 el
President de la Comisi6n no se levant6 para pro-
testar y no pidi6 que no se procediese a aquella
votaci6n? ,Por qu6 el asentimiento a esa votaci6n?
El Reglamento se ha cumplido estrictamente, se ha
discutido mientras se ha considerado necesaria la
discusi6n, mientras alguien quiso discutir. Se dej6
de discutir en el moment que el Presidente puso a
votaci6n el punto con el asentimiento de todos los
presents y sin una sola voz en contra, y todos con-
currimos a la votaci6n. Pues eso es definitive, y
contra el acuerdo no cabe otro recurso que el
de revision. Y pregunto yo: ,es prudent que en
la pritnera sesi6n, al tomarse el primer acuerdo de
la Asamblea sobre el proyecto de ConstituS6n, los
que han sido vencidos por un voto de la Asa:imblea,
por un voto deliberadoy consciente, es prudent que
en esta prinmera sesi6n, en el moment en que to-
mamos el primer acuerdo sobre una Base, que no
haya tenido unanimidad absolute, cinco sefiores De-
legados, seis 6 siete, 6 los que sean, pidan sesi6n
extraordinaria para pedir la revision? Si hoy se pi-
de la del primer acuerdo que en una votaci6u bas-
tante dividida hemos adoptado, 4vamos 6 hacer en-
tonces lo mismo todos los que seamos derrotados,
A continuaci6u de cada votaci6i; vamos a presentar
una proposici6n pidiendo una revisi6n? ,Qu6 ejem-
plo sera ese? 4Qu6 precedent parlamentario serd?
iAsi se dispute? iAsi se acatan las decisions de la
mayoria? ,Asf se har6 la Constituci6n? Yo no
desconozco que todos los Delegados tienen derecho
para presentar proposiciones de revision; pero llamo
la atenci6n de los que quieren pedirla sobre si con-
viene 6 no: no nos podemos negar A discutir de nue-
vo ee acuerdo; pero ,conviene al prestigio de la


Asamblea entrar en esa discusin6? Por otra part,
el acuerdo, no s6lo reglamentario sino de todo punto
claro, en que hemos votado la exclusion de una Base
de la Constituci6n, lo hemos votado porque enten-
demos que eso que la Base dice no se debe decir ahi.
Y la exclusion de esa Base no signfica ni mis ni
menos que lo que pudiera significar la exclusion
de cualquiera de las otras Bases, no exige, no ne-
cesita el nombramiento de una nueva Comisi6n.
El senior GonzAlez Llorente tenia muchisima raz6n
cuando decia que eso lo establece el Reglamento
para cuando se rechaza una Secci6n y por una ra-
z6n muy sencilla, porque cuando se trata de discu-
tir en totalidad una Secci6n los votos que se emi-
tiesen no serian votos decisivos, sino votos que re-
caerian sobre el principio y el espfritu de la Secci6n,
votos que no envolverian acuerdos, que quedarian
siempre sometidos 6 las consecuencia del voto formal
y definitive y A los incidentesde la discusi6n de ca-
da una de las Bases de la Secci6n; y por esto el Re-
glamento permit que las Secciones rechazadas va-
yan a una nueva Comisi6n para que se emitan
nuevos dictAmenes sobre su material.
Hay, pues, en resfimen, un acuerdo tornado con
el consentimiento unanime, dentro del Reglamento,.
sin protest, en cuya virtud se ha rechazado esa
Base, y hay una cuesti6n de prudencia que debe
resolverse y pensarse: es A saber, si conviene que
en el moment que acaba de tomarse un acuerdo
se pida revision.
El sefor PRESIDENTE: Han transcurrido las ho-
ras reglamentarias.
El seflor Rius RIVERA: Pido la palabra para que
se prorrogue la sesi6n.
El senior ZAYAs: Pido la palabra.
El seflor Rius RIVERA: Yo pido que se prorro-
gue la sesi6n hasta que quede terminado este inci-
dente.
El senior Go-NZiLEZ LLORENTE: Tenia pedida ]a
palabra.
El sefor PRESIDENTE: El senior Rius Rivera pi-
de que se prorrogue la sesi6n hasta que quede ter-
minado este asunto.
Va A someterse 6 votaci6n: 4La Convenci6n lo
acuerda asi? Sefales afirmativas.
Queda acordada la pr6rroga de la sesi6n. El se-
for Rius Rivera tiene la palabra.
El senior Rius RIVERA: Sefiores Delegados, ha-
bia pedido la palabra para apoyar la proposici6n
que acabo de hacer A la Convenci6n respect a revi-
sar el acuerdo que aqui acaba de tomarse; y tomo
esta resoluci6n considerando, como el Delegado por
la provincia de Matanzas, senior Giberga, que era
fire el acuerdo de la Convenci6a sobre la Base re-
chazada, y por tanto, considerando que si este acuer-
do permanece firm quedaba herido el plan sustan-
cial del proyecto de Bases que se acaba de presentar.
Es por lo que pido la revision del acuerdo: conside-
ro tan important la cuesti6n que si no se revisa este
acuerdo que se acaba de tomar, desde luego no ha-
bra divisions de la Rep6blica ni en tres ni en cua-
tro ni en seis provincias, sino que habra sido re-
chazada en absolute esa Base.







174 DIARIO DE SESIONES


El alcance de esta resoluci6n lo dejo a la conside-
raci6n de los sefiores Delegados.
Pero ademrs podia haberse equivocado la Con-
venci6n al votar en contra de la Base, y el Regla-
mento le ofrece esta oportunidad de corregir su
error; por estas otras razones fundamentals pido
de nuevo que se desestime el acuerdo que se acaba
de tomar.
Voy A hacer la petici6n en la form que dispone
el Reglamento, firmada por cinco Delegados.
Yo creo que la cuesti6n es tan important, tan
fundamental, que bien vale que en una sesi6n ex-
traordinaria se pase a la revision del acuerdo, y si no
se aprueba ]a Base, se llegarA A un acuerdo.
El senior GONZALEZ LLORENTE: Pido la palabra
para una cuesti6n de orden.
El senior Rius RIVERA: Por lo tanto pido que se so-
meta a votaci6n si se revisa 6 n6 el acuerdo, y la
Mesa se servirk sefialar dia y hora para la sesi6n
extraordinaria, que debe ser esta misma noche, por
cuanto creo que no podemos pasar adelante en
la discusi6n sin antes haber dejado sentado si el te-
rritorio de la Rep6blica se divide en provincias 6 n6,
y de esto depend que sea uno 6 otro sistema, que
sea Repiblica federal 6 Repiblica unitaria.
Para que entonces venga la conciliaci6n entire los
dos 6 un espfritu de transacci6n, que es el que ha
informado 6 los sefiores Delegados y 6 la Comisi6n
redactora de Bases.
El senior GONZALEZ LLORENTE: Pido la palabra.
El senior PRESIDENTE: La tenia pedida el Sr. San-
guily para una cuesti6u de orden. Y debo recorder
al Sr. RiusRivera quo las mociones deben presentarse
a la Mesa para que 6sta acuerde si se celebra la sesi6n
para revisar el acuerdo y entonces la Convenci6n,
por la mitad m6s uno de los Delegados, no de los
presents, acuerde la revision.
El senior SANGUILY: Sefior Presidente, quiero ha-
cer una rectificaci6n, y para eso he pedido la palabra,
pero tengo que referirme 6 lo que antes acaba de de-
cirse. 4Puedo hacerlo?
El senior PRESIDENTE: Si senior.
El senior SANGUILY: Seflores Delegados: decia el
senior Giberga que no era possible ya volver sobre el
acuerdo torado, porque lo habia votado deliberada
y conscientemente la Asamblea; y yo creo que aqul
esta el eje de la cuesti6u.
Sostengo todo lo contrario: se habian discutido
Bases, pero sobre la Base 3? huhu varias enmniendas
y se sefialaron los turnos respectivos, y los sefiores
que hablaron se ciferon exclusivarinla a laI discu-
si6n de las enmiendas, y cuando ya se vt6 la 6ltima
de estas fu6 precise que el seflor Giberga se levanta-
ra y dijera A la Mesa que quedaba pendiente la
Base 3'.
Y entouces, en aquel memento, el senior Presiden-
te, en vez de hacer lo que hizo antes, hizo una cosa
distinta, en vez de levantarse como antes y decir:
"algiun senior Delegado quiere usar de la palabra en
pro 6 en contra de esta Base"? que era lo que proce-
dia, dijo simplemente "se somete a votaci6n"; y yo
pregunto, si semejante cosa implica abandon 6 un
descuido, siendo 6sta una verdad positive ,por que


no ha de discutirse, considerando nulo el voto tora-
do en un moment de trastorno, que yo no me ex-
plico, pero que es verdad? ,Por qu6, reconocido esto
-todos los Delegados delaute y detrds de mi estAn
haciendo manifestaciones de que es cierto lo que di-
go,-que no se ha dado el voto genuine, se quiereaqui
cerrar la discusi6n, no siendo esto liberal siquie-
ra, como tampoco mancilla, puesto que el Reglamen-
to dice que basta que cinco sefiores Delegados pidan
la revision para que osta pueda concederse? ;,No son
cinco los que la han pedido? ,Cuantos. queria el se-
flor Giberga que la pidieran, la Convenci6n entera?
cuando es la protest legitima de una minoria inte-
resada en dos cosas, en cumplir con su deber y en
que no se descompusiera y anulase un plan m6s 6
menos arm6uico.
Yo que estoy en desacuerdo en la totalidad del
plan de Bases que la Comisi6n ha presentado, he de
decir que, como se haga lo que pretend el senior
Giberga, como se Ilegue 6 la supresi6n de esta Base,
seria como si A este edificio sele arrancase una colum-
na, seria una pufialada por la espalda que se le da A
la Comisi6n.
El senior BERRIEL: Pido la palabra.
El senior PRESIDENTE: Va a hablar el senor Giber-
ga, pero yo tengo necesidad de encauzar esta dis-
cusi6n.
El sefor LLORENTE: Hie pedido la palabra antes
que el senior Giberga.
El senior PRESIDENTE: Yo ruego A los sefiores
Delegados que pongan fin A este inc.dente, yo les
invite a que propongan algo, porque Psi no podemos
star toda la tarde.
El senior GIBERGA: Sefiores Delegados: aqui no
hay pufialada, ni nino muerto, ni Cristo que lofund6.
Si el senior Sanguily no vot6 deliberadamente, otros
votaron deliberada y conscientemente, y al sostenerlo
ahora no hacen mas que afirmar una verdad.
4Qu6 descoyuntamiento, que desvencijamiento re-
sulta porque se haya rechazado esta Base? No esti
rechazada, por esto, no esta rechazada la division del
territorio national en provincias; porque rechazada
esta Base, cabe aprobar las Bases posteriores que es-
tablecen la existencia de las provincias, entire otras.la
Base 1. de la Secci6u 17, que dice c6mo sera forma-
da la provincia.
Cuba ha vivido muchos afios bajo una Constitu-
ci6n seg6n la cual habia provincias, y in embargo
esa Constituci6n no hablaba una palab! i de la divi-
si6n de provincial, porque era un hecho anterior
que no necesilaba ser consignado, que s6lo necesita-
ba ser regulado y reglamentado, y por eso la Cons-
tituci6n bajo la cual Cuba vivi6 muchos alos no
tenia ningiu articulo que dijese: el territorio nacio-
nal se divide en tantas provincias; pero si habia un
articulo que decia: las provincias se regirAn de es-
te mode, etc. Lo mismo resultaria una vez desecha-
da esta Base del proyecto de la Comisi6n que con-
signa el principio, de ningun modo necesario, de la
division del territorio en provincial.
De modo que el senior Sanguily me hara la justi-
cia de reconocer que el afirmar yo que esta Base
habia sido rechazada y que no debia volverse sobre
este acuerdo, no es darle pufialadas A nadie, no es







DE LA CONVENCION CONSTITUYENTE I75

atentar contra nadie, no es querer borrar la division mayoria, si se le deja la facultad de determinar el
del territorio en provincias, no es querer desorga- numero, forma y limited de las provincias, entonces
nirar la Constituci6n ni el regimen que establece; es los de las Villas podriamos irnos, porque no habria-
simplemente decir que en la Constituci6n no se ha mos hecho nada. Este sistema que se ha presenta-
de hablar de dar limits y denominaciones A las do en el Proyecto ha sido el resultado de un acuerdo,
provincias, sin perjuicio de que luego en la misma de una transacci6n entire los unitarios y los fede-
Constituci6n resulten vivas y organizadas las pro- rales.
vincias: es decir, precisamente, exactamente lo mis- Sin el regimen provincial, claro es que la exis-
mo que sucede en la inmensa mayoria de las Cons- tencia de las provincias se deja al Poder Ejecutivo,
tituciones del mundo. y es indtil hablar del regimen provincial, y enton-
Serfa precise que cada uno de nosotros hiciese ces nosotros, los de las Villas, podemos irnos de
una confesi6n, y que cada uno de nosotros abriese y aqui, porque no tendremos nada que hacer.
mostrase su interior para que se supiera quien Conforme al Reglamento y en discusi6n plena,
habia votado 6 n6 conscientemente. Para mi el acuer- clara y p6blica,examinemos la Base, y si la mayoria
do fu6 vAlido, fu6 consciente. Entendi que rechaza- la rechaza, que quede reclazada, pero no de esa ma-
da la consignaci6n en la Constituci6n de la regla nera, per saltum, no rechazada sin deliberar y sin
relative al ndmero, limits y denominaci6n de las exponer los fundamentos que ha tenido presents la
provincias, no quedaba rechazada la existencia de Comisi6n al adoptar esa Base.-He dicho.
las mismas, porque la necesidad de darles- u r-rg '-:lt-iFsiefior BETANCOURT: Pido la palabra.
men consignado en Bases posteriores, demuestra, El senior GIBERGA: Pido la palabra para una alu-
claramente, que han de existir, y que no hay nece- si6n y una rectificaci6n.
sidad de reconsiderar la Base que ha sido recha- El sefior PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior
zada.-He dicho. Betancourt.
El senior PRESIDENTE: Tiene el sefnor Llorente la El senior BETANCOURT: COUVencido estoy de que la
palabra. gran mayorfa de los Sres. Delegados que han venido
El senior GO.ZALEZ LLORENTE: Yo no puedo rechazando una y otra enmienda y, en ultimo t6rmi-
aceptar la proposici6n del senior Rius Rivera, por no, la Base, no ha tenido un moment en la mente
mas respetos que me inspira siempre, y sobre todo la idea de rechazarla en el sentido de que quedase
como Presidente de la Comisi6n, al pedir que se aquella suprimida en la Constituci6n, y esto lo pue-
reconsidere el acuerdo. Aqui hay un sofisma, por- do asegurar por explicitas manifestaciones de un
que se presupone que hay un acuerdo, y en realidad buen nAmero de sefiores Delegados. Esa mayoria
no hay acuerdo que recousiderar; por lo menos para jams tuvo la inteuci6n de excluir del texto de la
los que vivimos en la vida del derecho, lo que es Constituci6n la expresada designaci6n de las pro-
nulo no existe, y si el acuerdo es nulo no hay que vincias. Y por ello propongo A los sefiores de la
reconsiderarlo. Como ha dicho muy bien elsefior Convenci6n, la enmienda siguiente, la proposici6n
Sanguily, lo que es contrario al Reglamento es siguiente, que el senor Secretario podra leer.
contrario A la ley, y lo que es contrario A la ley es El senior GIBERGA: Pido la palabra para una alu-
nulo, y lo que es nulo no existe, y lo que no exis- si6n personal y para rectificar......
te no se puede reconsiderar. No hay, pues, motive El senior PRESIDENTE: Se le concederA la palabra
para una sesi6n extraordinaria; para lo que hay mo- tan pronto cono el senior Betancourt acabe.
tivo es para presentar una mocion que se va a pre- El senior BETANCOURT: Pido, pues, A la Presidencia
sentar ahora, para que reco'ociendo la nulidad del que someta Ala Convenci6n la necesidad de revisar,
acuerdo se delibere y se a erde sobre la Base de de considerar nulo el acuerdo tomado y someter A
de la Secci6n tercera, es do, ., que se haga lo que la Convenci6n la Base tercera nuevamente.
debe hacerse, que es cumplir con el Reglamento. Y El senior GIBERGA: Mi antiguo y queridisimo
la cuesti6u es importantisima, sefiores. Hay .aqui amigo y maestro el senior GonzAlez Llorente......
un gran numero, quizas la mayoria, que consider El senior PRESIDENTE: Tienen pedida la palabra
esta Base la cuesti6u capital de todas las Bases rela- antes que el senior Giberga, los senores Sanguily,
tivas al regimen provincial. Silva y Nifiez.........
Querer que esa Base se elimine, que se eche A El senior NURE7: Se la cedo al senior Giberga.
un lado, es tender una cuerda sobre todo el r6gi- El sefiar GIBERGA: La Presidencia sabe que yo
men provincial. Bien se comprende que el senior no hago derroche de palabra y que siempre procu-
Giberga, que ve tan claro y tan lejos, quiera que se ro ser muy breve......
elimine, y nosotros los site Representantes de las El senior PRESIDENTE: Pero hay varies sefiores
Villas, no s6 si estariamos dispuestos A permitir Delegados que tienen pedida la palabra antes que
eso. el senior Giberga. Tiene la palabra el senior Ndfiez.
El senior GIBERGA, interrumpiendo: No he sofnado El senior Nu:'Ez: Sefiores Delegados: si aqui se
nunca en ese absurdo, ni en ese delirio. sentase el principio que ha querido sustentar el se-
El sefnor GONZALEZ LLORENTE: )Y) ~e digo que loer GonzAlez Llorente, despues, inmediatamente que
el senior Giberga suefie delirios; la p;u '>a estA en se adoptara uu acuerdo, si un n6mero de Delega-
que he dicho que ve muy claro y muy lejos. Lo dos creyese que les perjudicaba, se consideraria nulo
que hay es que dejandolibertad de acci6n al Poder y sin ningun valor.
Ejecutivo, que en todos los paises del mundo, si no Yo no puedo permitir que el senior Gonzalez Llo-
seguro es probable que Ileva A las CAmaras una rente diga que la mayor part de los Delegados que







176 blAkto Dr sMOcks


aqui han votado, entire los cuales me encuentro yo,
lo han hecho, en ningiu caso, inconscientemente. Yo
he votado conscientemente. Hay un medio hlbil
dentro del Reglamento para volver sobre lo acorda-
do, y es pedir la revision del acuerdo; pero de nin-
gdn modo debe declararlo nulo, alegando que la ma-
yor part de los sefiores Delegados votaron incons-
cientemente. Esto seria sentar un precedent con-
trario a los ifitereses de la misma Asamblea, y, por
lo tanto, yo me opongo conscientemente 'a que se
declare nulo el acuerdo; y si admit que se solicite
como lo ha solicitado el Presidente de la Comisi6n,
la revision del acuerdo, que es el fnico medio por
el cual se puede obtener que se modifique el acuer-
do; pero no declararlo nulo en ningdu caso.
El senior PRESIDEDTE: Tienen pedida la palabra
los sefiores Silva, Sanguily y Villuendas, pero yo
voy 6, hacer un ruego. Asi, en la forma que va-
mos, no acabaremos nunca. Todos y cada uno de
los seflores Delegados pueden hablar, pueden estar
discutiendo lo que rest de la tarde. Aqui se pro-
pone ahora algo que, en el fondo y hasta en la
forma, es lo mismo que se esta discutiendo. De dos
cosas se ha hablado: si es valido el acuerdo 6 n6.
La Asamblea puede pronunciarse en un sentido 6
en otro. Si se pronuncia diciendo que el acuerdo es
valido, entonces puede haber lugar a la petici6n de
la revision, que es de las atribuciones de la Mesa, y
convocar para ello a una sesi6n extraordinaria, 6 no
convocar. Si por el contrario se pronuncia di-
ciendo que el acuerdo es nulo, se vuelve a abrir dis-
cusi6n sobre el mismo asunto mafiana.
El senior GIBERGA: Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.
El senior PRESIDENTE: Tiene la palabra el seflor
Giberga.
El senior GIBERGA: Si el senior Presidente me lo
permit har6 brevisimamente una rectificaci6n de
todo punto imprescindible. Aqui se ha supuesto, y lo
decia el senior Gonz6lez Llorente, que la exclusion
de la Base que ha sido rechazada significa la ex-
clusi6n del regimen provincial y el desconocimien-
to de la existencia de las proviucias. Esto implica
un gran olvido del contenido del Proyecto. Se ha su-
puesto que con la exclusion de esa Base quedaban
las proviucias A merced del Poder Ejecutivo, y
que 6sa era mi intenci6n, y esto tambi6n implica
un olvido de lo que mAs adelante express el
Proyecto. Rechazada esa Base, las provincias que.
dan vivas, quedan en las mismas condiciones a
que quedarian sometidas si no hubiera sido re-
chazada esa Base tercera, porque no hay ningdu
articulo en la Constituci6n que concede al Presi-
dente la potestad de fijar el n6mero, limits y deno-
minaci6n de las provincias. Hay en cambio en el
Proyecto de Coustituci6n redactado por el senior
Gonzalez Llorente y por sus demds compafteros, una
Base que atribuye A la potestad legislative del Con-
greso la facultad de estatuir acerca del regimen
provincial. De modo, sefiores Delegados, que aqui
se podrA discutir lo que se quiera y en todos los
supuestos, pero no se puede discutir en el sentido
de afirmar que la supresi6n de esta Base implica la
iegaci6n de las provincias; pues no hay tal cosa.


Eu este concept habr6 de propouer A la Conven-
ci6n que se sirva acordar no haber lugar A deliberar
sobre la proposici6n del senior Betancourt, que me
ha causado asombro, por no decir otra cosa......
El senior PRESIDENTE: Perdone el senior Giberga,
pero aun no se ha leido la moci6n del senior Betan-
court.
El senior GIBERGA: Pues cuando se lea seguir6.
El senior PRESIDENTs: A los sefiores Delegados
que habian pedido la palabra, yo les indicaba si
querian renunciar A ella; si no quieren hacerlo, que
hablen.
El senior SANGUILY: Yo no renuncio.
El senior PRESIDENTE: Pues tienen pedida la pala-
bra los sefiores Silva y Sanguily.
El senior SILVA: Muy pocas palabras he de pro-
nunciar, sefiores Delegados. Yo he estado viendo
en esta cuesti6n, desde el principio, que de una ma-
nera incidental se pretend resolver otra funda-
mental: la descentralizaci6n administrative, la exis-
teucia de la provincia.
Hasta ahora no hay ninguna enmienda aceptada,
y las bases tampoco lo han sido, de donde deduce el
senior Giberga que, puesto que la mayorfa no acepta
nada, seguramente querrA que este asunto no cons-
te en la Constituci6n; y es precisamente lo contra-
rio. Nosotros queremos que en el C6digo Funda-
mental no s61o consten las provincias, sino tambi6n
el ndmero de las mismas; pero como en este 6ltimo
detalle no todos estibamos de acuerdo, esa peque-
fla diferencia ha sido la que no ha permitido llegar
6 un resultado final.
De suerte, pues, que la interpretaci6n de su sefio-
ria no es exacta, y que las mayorias A que ha
aludido, desean, por la signiticaci6n que tiene, que
en la Constituci6n se consigne la existencia amplia
y autonoma de las provincias.
El senior PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior
Sanguily.
El senior SANGUILY: Quiero que mi primer pala-
bra en esta breve rectificaci6n sea para hacerle un
ruego sincerisimo al senior Giberga, mi distinguido
amigo, y no extrafie que me haya sorprendido cuan-
do se figure que hubiera yo podido referirme A 61 al
hablar de que podia darse aqui una pufialada por
la espalda; ruego al senior Giberga que no crea que
he podido dirigirme A 61, que ni siquiera me dirigia
6 nadie, porque me referfa s61o a la posibilidad de
que fuese la Convenci6n quien cometiera el infanti-
cidio de marras. Con efecto, el infanticidio existe, se
ha perpetrado, el nifio estA ahi como muerto (Risas);
pero queremos resucitarlo, mientras hay quien se
empefia en seguir aplicAndole el cloroformo (Risas).
Y dice el senior Giberga-iC6mol porque no estA en
la Constituci6n un articulo sefialando la existencia
de las provincias, ddejan 6stas de existir, habiendo un
voto particular del senior Llorente en que se habia
de la organizaci6n provincial?-y yodigo, si la Con-
venci6n decreta en este moment que estamos a os-
curas, resultaria indtil su acuerdo, porque estAn ahi
encendids as las mparas, y entonces 4por qu6 el se-
flor Giberga y los que con 61 piensan- me refiero al
senior Ntfiez-aceptaron el articulo a virtud del cual
se declare que Cuba es una Repiblica? Puea qu6,







DE LA CONV1ENCIN CONSTITtYENTS 177


en el resto de las Bases ono se estatuye la Repdblica?
,No se ve que es una Repfiblica? 4Por qu6 dictar
un artfculo declarandolo expresamente? Pues este
mismo argument puede presentarse al senior Giber-
ga, porque hay una especie de armonia, de ritmo,
en este trabajode la Comisi6n: primero, la declara-
ci6n de la Repiblica; despu6s, la declaraciuo de su
territorio; luego, la declaraci6n de la division de su
territorio. Vean el seinor Giberga y demfit sefiires
Delegados que la declaraci6n de cualquier divisi6a
territorial implica que no es 6ste un territorio coin'),
por ejemplo, la Isla de San BalandrAn 6 la Repdbli-
ca de Liliput, sine que es una extension de territorio
dividida dfc cierto modo porque debla dividirse de
algun modo, pero que nos deterinia, y porque asf
obedecemos 6 circunstancias hist6ricas y morales en
que se fundan modificaciones que han de afectar A
la estructura misma de la Constituci6n. Si nosotros
consignamos que Cuba se organic en Rep6blica, es
para powder organizar luego en las Bases sucesivas
la Rep6blica, y del mismo modo, si nosotros con-
siguamos que Cuba se divida en provincias, es para
establecer despu6s en Bases sucesivas la manera y
forma de organizaci6n de esas proviucias. Por lo
mismo es precise aceptar la ordenaci6u del Proyec-
to,--y en cambic-suprimiendo esto se sorprenderA al
p6blico, que ha leido que en la Constituci6n habia
una Base 3. por la que se determinaba la division
territorial, sin comp>,.nder c6mo ahora la Conven-
si6n la ha suprimido......
El sefor GIBERGA, interrumpiendo: Por innecesa-
ria.
El senior SANGUILY, continuando: TendrA que es-
perar A que veuga alguien de poderosa dial6ctica y
sutil argumentaci6n a probarle que es inuecesaria.
Mas: cuando eso se me haya probado, me valdria
tambi6n de los mismos argumentospara probar da
mi turno que era innecesaria la previa declaraci6n
de la Rep6blica cubana, y advi6rtase que aqui se
incurred en alguna confusion, principalmente por
mi estimado amigo el senior Ndfiez, pues que se ha
dicho que todos los Delegados votaron reflexiva y
conscientemente sobre la Base 3?, de lo que no
queda la menor duda; aunque no es de eso de lo
que se trata, ya que lo que sostengo es que no re-
flexionarou en aquel instant, que nadie reflexion6
en que se estaba violando el Reglamento, siendo lo
positive que por no haberse pensado lo bastante
procedimos en contra del precepto reglamentario; 6
mAs claro, la votaci6n ha sido reflexiva, pero el
procedimiento ha sido irreflexivo y, como su resul-
tado, se ha cometido una grandisima anomalia de-
jindose fuera de la Constituci6n un particular A
que debia ella referirse, que es propio de la indole
de la Constituci6n, y cuando la voluntad de la ma-
yoria ha side y es que no quedase fuera de la Cons-
tituci6n--y este punto se demuestra de un modo
evidence y manifesto aquf, por los gestos que en
este moment hacen casi todos los Delegidos:-se
ha procedido contra el Reglamento, se ha votado
por la Convenci6n muy deliberadamente, es cierto,
pero faltando al Reglamento: lo hecho, pues, es nu-
lo, y lo que es nulo no puede por ninguna raz6n
prevalecer. 4Por qu6 ha de prevalecer? ,Hay al-


g6i modo de que prevalezca? Y si es que hay un
empeno, y a esto me referfa yo, nuuca particular-
mente al senior Giberga, un enipeio por parte de
la Convenci6n, de que haya de caer la f6brica que
nos presentan los sefiores de la Comnisi6n, echando
abajo alguuas de sus columns para convertirla en
una ruina-,qu(n lin se proplone?-Lo ignore; pero
desde luego, tin distinto del que la Comisi6i se
propone. ,Y es possible que se vacile un instant
en reconsiderar el acuerdo? Menester es que tenga-
mos muy en cuenta las consecuencias que puedan
originarse de lo contrario; y, por lo deins, jacnso
ha sido nunca indigo subsanar una equivocaci6n?
Rectificar los errors, reconsiderarlos y corregirlos
delante del p6blico, es mius bien una prueba gran-
disima de virilidad.
El senior EMLIO NusEZ: Pido la palabra para
una alusi6n personal.
El senior PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior
Nfiiez.
El senior EM~ILIo NuN:z: El senior Sanguily dice,
que nosotros no queremos reconocer la existencia de
las provincias, y estA firmada por mi una enmienda
en la cual yo reconozco la existencia de las provin-
cias. Despu6s decia el senior Sanguily que nosotros
queremos que subsista el error; no queremos que
subsista el error, sine que no se incurra, por nuestra
parte, en un error. Si se cometi6 un error, en el Re-
glamento tenemos un modo de rectificarlo, por me-
die de la revision del acuerdo.
El senior PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior
Villuendas.
El senior VILLUENDAS: S-fiores]Delegados: yo no
pensaba hablar, porque me encuentro todavia enfer-
mo; pero me veo forzado a ello en virtud de lo an6-
male de este debate. Yo he votado en contra de la
Base 3. del proyecto de Constituci6n, y al hacerlo
asi, votaba porque estimaba que ese tercer inciso
no respondia a lo que yo quiero cono constitucio-
nal para las provincias; pero desde luego no votaba,
come despu6s se ha dicho aqui, por la persoualidad
y existencia de las provincias. Precisamente soy re-
presentante de las Villas, de la region de Cuba que
inms celosa es del reconocimiento de su personalidad,
y mal podfa yo pretender que se negara el derech-
& las provincial, cuando una de las Base-, al hablar
de la constituci6u del Senado, dice que el Senado se
compondrA de tantos Senadores por cada Provincia.
Pes6 de tal manera en mi la argumentaci6n del senior
Sanguily, que precisamente ella ha determinado mi
veto; cuando el senior Fernandez de Castro nos
decia que era de necesidad que Oriente se dividiera
en dos Provincias, el senior Sanguily con espiritu al-
to se levant6, y con esa sinceridad que en 61 es pro-
verbial, dijo: "No se me habia ocurrido, pero me
llama la atenci6n todo esto, y ya no voto sobre el
n6mero y no limito eso que parece ser una just as-
pirici6n de una part de Oriente." Yo que desde
nifio consider al senior Sanguily come un maestro,
votaba precisamente en contra de la opinion d,
la mayoria, para dejar al st.dir Castro en la aptitl
de no tener mafiana que recabar el reconocimiento
de esa provincial que pretend y que limitase su







DIARIO DE SEStONES


reconocimiento la Constituci6n. Era cuanto tenia
que decir.
El senior PRESIDENTE: So va A leer la moci6u
del senor Betancourt.
El Secreftrio, senior Zayns, lee la moci6a firmada por
loi iearores Betaacowrt, Alernd y Cisneros, qne dice a.d:
"Que reconociendose la *nulidad]del acuerdo, se
p)roceda a deliberar y votar scbre la Base :3i de la
Secci6n 1-'
Sal6n de la Convenci6n, A 24(ed Ener de 1901.
-PI'dro E. Betancourt, Jos6 B. Aleimdn, Salvador Cis-
,neros."
El sefnor PRESIDENTE: Cuiatdo la Presidencia in-
dic6 (uie ]a nioci6n del senor Betancourt no estaba
suscrita, el senior Giberga se levant para pedir que
110 habia lugar A deliberar; ahora se vuelve A dar
lecture v vuelvo A hacer la indicaci6n; si antes no lo
1hicefu6 porque el sefor Giberga habia salido del sa-
16n, y me pareci6 poco delicado hacerlo no estando
i6 present.
El senior GIBERGA: Pido que se declare no haber
lugar A deliberar sobre lo que propone el senior Be-
t.alcourt. La pretension de que quede sin efecto el
ac:uerdo que se ha tornado, no puede ser material
de discusi6n entire nosotros, y entiendo por consi-
guiente que plantear aqui si fu6 valido 6 nulo el
acuerdo, no conduce a nada; yo entiendo que es tde
todo punto improcedente deliberar sobre la validez
6 nulidad de los acuerdos de la Convenci6n, porque
uuestro Reglamento no establece semejante procedi-
miento, nuestro Reglamento no dice si pueden ser
niulos en ningin caso, los acuerdos de la Convencion.
Y es que 6stos son siempre validos, la Convenci6n
siempre acuerda validamente, observando su propia
Icy, y no pueden declararse nulos sus acuerdos. S6lo
si pueden revisarse: y por lo tanto, pido que se
acuerde no haber lugar A deliberar.
El senior PRESID-ENTJ: Se va A poner A votaci6o
mnmiil la moci6n del senior Giberga, de si ha lu-
gar 6 in6 A deliberar sobre la moci6n del sefnor
Betancou; t. De manera que los que digan que si,
votan que no se delibere sobre la moci6a Betan-
cou rt.
Se verifica la votaci6n.
El s(fior PRESIDENTE: Dijeron que n6, diecinue
ve sefiores, y ocho que sf; es decir, que queda des-
ecliada la moci6n del senior Giberga.
So abre discusi6n sobre la moci6n del seiRor Be-
tancourt, que es el incident por quo se ha pro-
rrogado la sesi6n.
El senior BERRIEL: Pido la palabra para apoyar
la moci6undel senior Betancourt.
El seinor PRESIDENTE: La tiene el senior Berriel.
El senior BERRIEL: Voy A molester la atenci6u
de la Asamblea por pocos moments; porque tengo
entendido que las consideraciones que he de expo-
ner A su alta deliberaci6n, son de puro buen sentido,
raz6n por la que no tendr6 que hacer esfuerzo alguno
para llevar al convencimiento de mis compafieros
la necesidad de que la Asamblea, por su propio
decoro, acuerde, por la mas numerosa mayoria
posible, que quede sin efecto, por raz6n de nu-
lidad, el acuerdo tomado; y a este respect, sefiores,


voy A permitirme exponer A la consideraci6n de
los sefiores Delegados, lo que yo eutiendo causa de-
terminante de la votaci6n que aqui se ha realizado.
Vamos a hlablar con franqueza: yo creo que en la
inmensa mayoria de los compafieros que me escu-
chan, estaba la convicci6n de que el voto negative,
respect de la Base tercera del Proyeeto, no significa-
ba otra cosa mis sino la creencia de que, deseclada
esa Base, seria sustituida por otra; pero la inmensa
,nayoria de mis companieros, deseguro, que no hu-
biera votado en un s,i' ~o negative, si hubiera
sabido que votar en s i tal significaba la su-
presi6n absolute de la A que vengo aludiendo,
sin possible sustituci6n p. otra.
Esta es la verdad; y yo creo que no me desmen-
tirnu mis compafieros en esa ya citada intnensa ma-
yoria; 6sta es la verdad, porque es un hecho real
y efectivo que se han cometido violaciones ma-
nifiestas do nuestro Reglamento respect de su or-
ticulo 104, en tanto cuanto no se abri6 discusin6
por el senior Presidente sobre la Base; y porque
seg6n dicho articulo, si abierta discusi6n, nadie pide
la palabra ni en pro ni en contra, deberA someterse
el asunto a votaci6n. Y como se procedi6 direc-
tamente a la votaci6n sin abrirse discusi6u sobre la
Base, es evidence la inlfracci6n manifiesta del pre-
cepto reglamentario. Y como es esencial el debate
que 6ste prescribe, el acuerdo result nulo de he-
cho y de derecho, como indica el senior Betancourt;
siendo por estas consideraciones que no cabe la re-
visi6n de dicho acuerdo, por cuanto la revision pre-
supoue acuerdo valido, al igual que la rescision
presupone la existencia de un contrato eficaz.
Aqui lo que corresponde, como indica el seilor
Betancourt y los que con 6l suscriben la moci6n,
es, que se reconozca el error cometido, y en su vir-
tud, que se tenga por nulo el acuerdo impugnado,
sin que por razon de esa evidence nulidad produz-
ca efecto. IIe dicho.
El senor SANGUJLY: Pido la palabra para una
cuesti6n de orden. Entendi mal la votaciu6, y por
eso he votado contra la moci6n del sefnor Betan-
court, A pesar de estar conform con cuanto en
ella. se sostiene.
El senior PRESIDENTE: Sefnor Sanguily, no se ha
votado la moci6n del seilor Betancourt.
El senior SANGUILY: Pero yo no habia entendido
el espiritu de la moci6n del senior Betancourt, hasta
ahora que la ha explicado el senior Berriel.
El seilor ZAYAS: Yo pido la palabra en contra do
Ia moci6n del senior Betancourt, sostenida por el so-
fior Berriel.
El senior PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior
Zayas.
El senior ZAYAS: SeOFores, se trata de anular un
acuerdo. El Dr. Berriel sabe perfectamente que en
derecho, por mas que ningmir precepto escrito lo
diga, es axiomitico, que doi. hay un recurso
legal, la nulidad no se debe peair; asf, para revisar
un acuerdo, el Reglamento nos dice que se debe
presentar una mocion suscrita por cinco firinas, como
la que estL sobre la mesa, y la Mesa acordarA que se
cite A sesi6n extraordinaria, si asi lolestima oportuno;
esto es lo que prev6 el Reglamento, de uua manera






DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 179


que pudi6ramos llamar legal, puesto que el Regla-
mento es la ley escrita para esta Corporaci6n, y da
los medios para salvar estas dificultades. ,Por qu6
hemos de apelar a medios extraordinarios, no previs-
tos en el Reglamento, como el de declarar nulo este
acuerdo, cuando este acuerdo es revisable por medio
de un recurso legal? Los fundamentos que se dierani
dentro de la revision, serian verdaderos, en tanto que
aquellos que aqui se alegan para obtener una resolu-
ci6n favorable A la moci6n del senior Bctancourt, no
son exactos mas que en cuanto los aprecie el que los
vierte, porque ann cuando resultase aqul aprobatda
la moci6n del senior Betancourt, yo seguirfa dicien-
do que vot6 conscientemente en contra de la BJse
tercera de laiSecci6n primera del Proyecto de B .ses, y
aun cuando la raz6n que alega el senior Barriel coimo
fundamental es subsanar ese error, es decir, que
no se vot6 con perfect conocimiento de lo que
habia de pasar despu6s, yo sigo sosteniendo que he
votado con perfect conciencia de lo que hacia, con
perfect conocimiento del alcance de mi voto.
Yo, lo mismo que el sefor Giberga, y 1,i misino
que el senior Manduley, entiendo que el alcance no es
el desmesurado que se le quiere dar, qne no tiene el
alcance extraordinario de que se desvencije el edificio
construido por la Comisi6u pouente, sine que no tie-
ne otro que afirmar que no estam's conformes con
que la Constituci6n determine el u maro de provin-
cias y que 6ste no pueda alterarse. Yo entiendo, pues,
que esto tiene otro significado, que aqui se saca
la cuesti6n de sus verdaderoi limites; yo eutiendlo
que, mediante esa votaci6n, que creo deliberialda, y
que por mi part lo fu6, se ech6 abajo un orden de
cosas que inspire la Constituci6n, todo el espiritu
que anima a ese Proyecto de B ises que aqui se lih
presentado. Pero quiero suponer que no sea esto asi.
,Por qu6 hemos de apelar A la nulidad, cosa tan ex-
traordinaria que no la prev6 nuestro Reglamento?
iQu6 acuerdo es seguro si despu6s de tomado se alega
que es nulo y que no se tom6 con conciencia? Es ver-
dad que despu6s de tomado un acuerdo, puede des-
cubrirse qun, :nbo error; pero esto sucederA tambig6i
despu6s que i ne el segando, y despu6s que se
tome el terc( y asi sucesivamente.
Si progress esa nulidad, quedaria sanionado ese
precedent de hoy eu adelante, y seria una cosa
que no tendria limits, se apelaria 6 entretener a
la Asamblea con estas peticioaes que podrian ocu-
par la sesi6n, come hoy ha ocupado mns de
la mitad de la present; en tanto que la revisia6
del acuerdo pedida per el seller Rius Rivera en
forma procedente a la Mesa, nada violent ni
nada extraordinario supone; es nuestro propio Re-
glamento que se cumple.
El senior Rius RIVERA: Pido la palabra.
El senior BERRIEL: Pido la palabra.
El senior ZAYAs: HAgase por los melios qun
nuestro Reglamento cone l, y podrA revocarse 6
podra modificarse en algi i sentido, en tanto que
aqui se viene a iizar algo completamente extra-
ordinario, que ... ene mns base qae los votos que
se le den, y que ;rospera en esta cuesti6n, servirA
de funesto prec ..:-, porque esta cuesti6n se repe-
tiri cada vez que ui espiritu de obstrucci6n anime A


alguno de los seiiores Delegados; y no digo que los
anime para planter esta cuesti6n de nulidad: repi-
to que no hay en este caso, alusi6n a nadie en lo
que acabo de decir, que si por alusi6n personal se
tonma lo que acabo de decir de obstruccionismo,
inmediatamente lie hecho la salvedad, para que asi
no so entienda en la present cuesti6n, sine que
digo que puede servir de precedent para que pue-
da plantearse aqui esta misma cuesti6n cada vez que,
votada una cuesti6n trascendental y de importan-
cia, se pida la nulidad del acuerdo por los que no
hayan obtenido la victoria en la votaci6u.
Yo no. veo que el mal sea irremediable, porque
hay otra series de Ba-ses, como una en que se habla
incidentalnente de los Gobernadores de las provin-
cias; las hay que hablan del Consejo provincial y
del Rgiinen provincial, cuya existencia es necesa-
rio suponer, desde el moment que sobre ellas se
dictan reglas. Asi, pues, por estas razones, no por
ninguna otra de segunda iutenci6n que quiera su-
poierse en ella, es por lo que yo me opongo a que
se declare nulo el acuerdo, como lo pide el senior
Betancourt.
El senior PRESIDENTE: Tiene la palabra el se-
for Berriel.
El senior BERRIEL: Empezar6 por significar que,
dada la explicaci6n del senior Zayas, omito referirme
a lo que sobre obstrucci6n expuso en el seno de la
Convenci6n, y hago caso omisode ese vocablo 6-con-
cepto, porque, apreciandolo, pudiera hacer una ora-
ci6n por pasiva.........
El senior ZAYAs: Pido la palabra para una cues-
ti6n de orden. He manifestado que no he aludido i
nadie y menos al senior Berriel; por consig:uiente, el
senior Berriel no puede hacer uso de la palabra para
contestar a e.a alusion.
El selnor B.,aRI:L: Seiores Delegados: rectifico
el hecho q'o r me ha atribuido por el senior Zayas,
de que yo li: ) lido que se estime nulo el acuerdo,
por haber v,,to) i .conscientemente los sefiores De-
legados. Eio no ds exacto; y digo que no es exacto,
porque hube de limitarme A explicar el voto de algu-
nos de mis compafieros, que crefan que rechazindose
la Base, era possible sustitufrla por otra. He aduci-
do come fundamento esencial de la nulidad del
acuerdo, el hecho de que waste result tornado con in-
fraoci6n de un articulo de nuestro Reglamento. Y
para no cansar la atenci6n de mis compafieros, dir6
que esos principios de Derecho que ha expuesto mi
distinguido companero el senior Zayas, de quien tu-
ve la honra de ser maestro en otro tiempo, me ponen
en el caso,-y lo siento much, pero mucho,-de de-
cirle a mi antiguo discipulo, que en la citedra de
derecho ci"': .y6 todo lo contrario a lo que el ha
sostenido, i '. q-e, sefiores Delegados, cuando respec-
to de un acLo concurren 6 pueden concurrir dos ac-
ciones distintas, una rescisoria y otra de nulidad, la
primer que se ejercita es esta dltima.
Entiendo que mi distinguido compafiero no ha-
bria de proceder de ese modo en el ejercicio de su
profesi6n. Si, por ejemplo, se tratase de un menor
de edad A quien se hubiere dafiado,-suponiendo
estar dentro de la fuerza obligatoria de la legislaci6n
derogada-no irfa 61 al beneficio de restituci6n sin







DrXRIO VE SkSIONES


agotar antes sin resultado la acci6n de nulidad. En-
tiendo que no procede en sentido alguno la revision
del acuerdo, porque esa revision presupone la eficacia
de aquel, como la acci6n rescisoria presupone la exis-
tencia de un contrato eficaz. Estimo que el acuerdo
carece de validez desde su nacimiento, y por ello
creo que debe considerArsele nulo y acordar, consi-
guientemente, su nulidad. Suplico, pues, al senior
President, que someta oportunamente A votaci6n si
la Convenci6n consider 6 n6 nulo el acuerdo de
referencia.
El senior PRESIDENTE: Eso es lo que se discute.
Tiene la palabra el sefior Rius Rivera.
El senior Rius RIVERA: Era precisamente para
poner en claro la diferencia que habia entire decla-
rar la nulidad del acuerdo y lo que explica el senor
Zayas. fo entiendo que procede la nulidad del
acuerdo, que es precisamente lo que acaba de explicar
el senior Berriel. El acuerdo es nulo porque adolece
de vicio de nulidad, porque infringe un precepto
del Reglamento, es por decirlo asi inconstitucional;
el acuerdo es nulo per se, ipsofacto, desde el moment
en que se tom6, sin que tenga ni siquiera la Conven-
ci6n que acordarlo, porque no se han cumplido los
preceptos reglamentarios, y no porque se haya dado
deliberada 6 indeliberadamente el voto, sino porque
no habi6ndose seguido el precepto reglamentario, el
procedimiento es nulo, y por lo tanto el acuerdo re.
sultante de ese procedimiento es nulo tambi6n.
No quiero molester mAs la atenci6n de la Conven-
ci6n, porque creo que estA suficientemente discutido
y aclarado el punto, y ruego A la Presidencia lo so-
meta A votaci6n.-H6 dicho.
El s6fior LLORENTE: Yo habia pedido la palabra
para una alusi6n personal r6ferente A la palabra obs-
trucci6n lanzada por l1 seiior Zayas.
El senior PRESIDENTE: Pero yo tenia entendido
que se babia dado por satisfecho con la explicaci6n
del senior Zayas.
El senior LLORENTE: El sefor Zayas en la severidad
de su juicio ha dicho que eso se habia hecho por
obstrucci6n.
El senior PRESIDENTE: El senior Zayas dijo que
no se habia referido A los sefiores Delegados.
El sefor LLORENTE: Esto no es obstrucci6n; se trata
de un punto de capital interns para las Villas, de las
cuales soy un Representante; y en segundo lugar por-
que se sentaba mas bien un precedent favorable ;


porque volver sobre un error y defender la integri-
dad de la ley, siempre es honroso para nosotros.
El senior ZAYAS: Pido la palabra para una alusi6n
personal.
El senior PRESIDENTE: La tiene usted.
El senior ZAYAS: El senior Berriel enteudi6 quu
yo hablaba en el sentido de existir aqui, como si di-
j6ramos, dos acciones, una de rescisi6n y otra de
nulidad, refiri6ndome A una expresi6n bastante
generalizada de nuestro foro, por mAs que entiendo
que la nulidad no es un recurso, sino una acci6n, y
porque cuando antes de cumplir un acuerdo existed
un remedio, 61l se debe apelar y no al medio
extraordinario de la nulidad; y claro esta que apelar
al recurso es lo que procede en este caso, es decir,
que la cuesti6n se vuelva traer ante los mismos que
la votaron, para que se juzgue de nuevo el asunto; y
decia y sigo sosteniendo que mientras exist ese
recurso en el Reglpmento, no parece procedente ape-
lar aun medio extraordinario, como lo es el de la
nulidad, por no estar en nuestro Reglamento.
El senior PRESIDENTE: No pidiendo nadie la pa-
labra, se va A poner A votaci6n.
El senior NUREZ: iQu6 dice la proposici6n?
El senior PRESIDENTE: Se va A leer.
El Secretario, senor Zayas, lee laproposici6n.
El senior PRESIDENTE: Votaci6n nominal.
El sefor RIus RIVERA: Pido que se cuenten los
sefioree Delegados para ver si hay quorum.
El SICKFTARIO, senor Zayas: Hay quorum.
El S(ei a0 PRESIDENTE: De manera que si significa
la nulhd;i el acuerdo. Votaci6n nominal.
Al llega? al senior Rius Rivera este dice: Voto en el
sentido en que acabo de hablar, que es s61o por nuli-
dad del procedimiento, por vicio del procedimiento,
no por la raz6n de que haya sido dado el voto incons.
cientemente; 6sa no es raz6n.
Al votar dice el senior Sanguily: Yo explico mi vo-
to en el mismo sentido que el senior Rius Rivera.
Concluye la votaci6n.
El senior PRESIDENTE: 18 que si y 10 que n6.
Mayoria A favor de la mocin6 sobre nulidad del
acuerdo. Queda terminado el incident, queda ter-
minado el objeto de pr6rroga de la sesi6n. Mafiana,
sesi6n, con la siguiente orden del dia: Continda la
discusi6n, empezando por la Base 3t Se suspended la
sesi6n, Eran las 6 y 30 minutes de la tarde.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs