• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Sesion del miercoles 28 de noviembre...
 Apendice al numero 13 del 29 de...






Group Title: Diario de sesiones de la Convencion constituyente de la isla de Cuba
Title: Diario de sesiones de la Convención constituyente de la isla de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072606/00013
 Material Information
Title: Diario de sesiones de la Convención constituyente de la isla de Cuba
Physical Description: 479, xxxi p. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Convención constituyente, (1900-1901
Publisher: La Convención
Place of Publication: Havana
Publication Date: [1901]
 Subjects
Subject: Politics and government -- Cuba -- 1899-1902   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
General Note: Includes convention reports from Nov. 1, 1900 to Feb. 27, 1901.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072606
Volume ID: VID00013
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 000352599
oclc - 09792325
notis - ABZ0572

Table of Contents
    Sesion del miercoles 28 de noviembre de 1900
        Page 135
        Page 136
        Page 137
        Page 138
        Page 139
        Page 140
        Page 141
        Page 142
    Apendice al numero 13 del 29 de Noviembre de 1900
        Page 143
Full Text

HABANA NOVIEMBRE 29 PE 1900.--NUMERO 13.




SDIARIO DE SESIONES


CONVENTION CONSTITUYENTE
DE LA
ISLA IDE CUTTBA

S* ~ Ofioixnams : Edifiio de Ifc Convnoin (lToatro Malrti) *



SESSION DEL MIERCOLES 28 DE NOIEMBRE DE 1900

STT MA-IOC

So abre la sesi6n.
Queda aprobada el acta de la anterior.
El Delegado seflor Quesada present una mocion para que la Convencidn suspend sus sesioues por
ocho dias.
Se pone A discussion la moci6n de los scftores Cisneros, Lacret y Gonmez, J. G. acerca de la alocucid6n
del Gobernador Militar.
El seilor Ndiez present una nlocion de no ha Ingar a deliberar sobre ella, y al ponerla A votaci6n
result empate.
S pone a discuwsio la moeioti del senior Quesada.
Los seftores Gonzalez Llorente y Cisneros presentan enmiendas d ella y pum stas d discusidn es retirada
la del primero y rechazada la del seflor Cisneros.
Se da lecture al proyecto de contestaci6n al mensaje del Gobernador Militar que present el seflor
Juan G. Gdnmez y queda sobre la mesa.
So suspense la sesion.


Eran las tres menos diez.

El senior PRESIDENTE: Se abre la sesi6n. Sirvase
dar lecture al acta de la sebi6n anterior.
El Secretario, sector Villiueudas, lee el acla.
El senior PRSIDNT: ,Sj aprueba el acta? Sea..-
les de asentimiento.
Queda aprobada el acta. No hay otra moci6u
pendieute sobre la mesa, wiAs que la que va A leer
el Secretario.
El Secretario, senor Villuendas, lee una moci6n
suscrita por el senior Quesada, que dice asi:
A la Convenci6r&n
El Delegado que suscribe propone que la Asam-
blea suspend sus sesiones hasta el martes pr6ximo,
dia en que se vencen los primeros ocho dias para
presentar Bases 6 Proyectos parciales 6 totals para
la Constituci6n.
Habana, 28 de Noviembre de 1900.-Gonzalo de
Qaesada.-Jos~ Miguel Gwmez.-Martin Morfia Del-
gado.
El seiior CISNEROS: Pido la palabra.
El senior PRESIDENTE: Sobre la moci6n, senior
Cisueros?
El senior CISNEROS: Sobre uua moci6n mia.
El seinor PRESIDENTs: Tiene la palabra el sefor
Cisneros.


El senior CISNEROS: EstA pendieute sobre la mesa
una proposici6u hecha por los sefiores Juan Gual-
berto G6mez, Lacret y el que habla; y yo creo que
seria couvenieute fijardia para discutirla y que no
se suspeudiesen las sesiones hasta que no se trate de
este particular, supuesto que yo debo ausentarne de
aquiel sAbado.
El senor PRESIDENTE: La Presidencia entiende
que, segfin lo que manifest aycr el senior Juan
Gualberto G6mez en su nombre y en el de los de-
mis firmantes, no era precisamente esa moci6n lo
que iba a ser objeto de discusi6u, sino un proyecto
de contestaci6n al discurso del general Wood; que
iba A ser traido, que se anunci6 su preseutaci6n para
hoy; pero que no ha sido traido todavia.
El senior JUAN G. GoiMEz: Acabo de llegar y 1o
traigo aquf.
Se dirige a la mesa y lo entrega.
El senior G. LLORENTE: Pido la palabra.
El senior PRESIDENTE: La Presidencia quiere ha-
cer constar que es un hecho cierto que aqui se ley6
una moci6n, y que uno de los firmantes, A nombre
suyo y de los demAs, dijo que esa moci6n no se dis-
cutiera; que en vez de ella se iba A traer otra dis-
tinta, y prueba de ello es que en estos moments se
acaba de presentar. Realuiente no pudo presentarse
una moci6n que no habia sido traida y que ha sido
sustituida por otra.


-- ~- -





136 DtARIO DE SESIONES


El senor G. LLORENTE: ,De modo que la moci6n
del senior Cisneros ha sido retirada? Sefiales afirmativas
de la Presidencia. Entiendo que entonces no tengo
para qu6 hacer uso de la palabra.
El senior Cisneros: Deseo hablar.
E senior PRESIDENTE: Tiene la palabra el seflor
Cisneros.
El senior CISNEROS: Yo no lie entendido que se
hubiera retirado la moci6n mia, porque no lo hn-
biera permitido. Yo estoy y estar6 siempre porque
se discuta mi moci6n, la cual no entiendo que se
haya retirado.
El senior PRESIDENTE: La Presidencia entiende
que los firmantes de la moci6n se habian puesto de
acuerdo, y hasta asi se dijo y se repiti6, con el asen-
timiento de ellos, supuesto que no se puso A discu-
si6n y se manifest que al dia siguiente se iba A ha-
cer otra moci6n. Sin embargo, si el senior Cisneros
quiere que se ponga A discusi6u, se pondrA.
El seinor CISNEROS: Desde luego la mfa no era la
proposici6n, sino que de ella se habian de derivar
6tras, y ya que el senior Juan Gualberto G6mez ha
presentado 6na, yo tengo 6tra que presentar sobre
el mismo particular.
El senior NUNEZ: Yo entiendo que habi6ndose
ap: ,ado una moci6n diametr'almente opuesta A la
pr itada por los sefiores Ci,.ieros, Lacret y Juau
Guaiberto G6mez, queda de hecho..............
El senior PRESIDENTE: Eso lo dira el seinor Ni-
fiez cuando se abra discusi6a. Se abre discusi6n.
El senior GONZALO DE QUESADA: Pido .a palabra
para una r esti6n de orden.
El sefio, -. LLORENT:: Y yo tambi6n para otra
cuesti6n d( orden.
El senior PRESIDENTE: La tiene el seinor Quesaila
para una cuesti6n de orden.
El seinor QUESADA: Sefior Presidente, eutiendo
Sque hay una moci6a hecha por mi y apoyada por
dos Delegados; tengo presentada una moci6n y rue-
go A la Presidencia que ponga A discusi6n y a vota-
ci6n esa moci6n; y ruego que la lea.
El senior PRESIDENTE: La Presidencia entiendo
que el asunto de que se trata tiene prioridad sobre
la moci6n que usted ha presentado, porque estaha
presentada desde hace varies dias; y uno de los fir-
mantes insisted en que se ponga A discusi6n, de mo-
do que se abre discusi6n sobre la moci6n del senior
Cisneros, y el deber de la Presidencia es abrir dis-
cusi6n sobre esa misma moci6n, porque result que
no estaba retirada, que esta sobre la mesa y que uno
de los firmantes quiere que se discuta; debi6ndose
discutir, porque ha venido en forma reglamentaria.
Se abre discusi6n.
El senior G. LLORENTE: Pido la palabra para una
cuesti6n de orden. Esa moci6n del senior Cisneros y
otros compafieros, se ley6 hace dias, y yo por lo me-
nos no la recuerdo, y pido a la Presidencia que an-
tes que se discuta se lea de nuevo.
El senior PRESIDENTE: Se va A dar lecture A la
moci6n de los sefiores Cisneros, Lacret y Juan Gual-
berto G6mez.
El Secretario, seflor Villuendas, lee esa moci6n.
El seflor PRESIDENTE: Se abre discusi6n sobre la
moci6n del seflor Cisneros.


El senior NuREz: Pido 'a palabra.
El senior PRESIDENTE: La tiene el senior Nfilez.
El seinor NU:EZ: Yo pido que se declare que no
ha lugar A deliberar sobre esa moci6n, porque la
Asamblea ha adoptado una diametralmente opuesta.
El senior SANGUILY: Pido la palabra.
El senior PRESIDENTE: No hay discusi6n sobre
esto, seinor Sanguily.
El senior SANGUILY: Es para una cuesti6n de
orden.
El senior PRESIDENTE: La tiene el selnor Sanguily.
El senior SANGUILY: El otro dia la Asamblea ha
acordado, es verdad, una moci6n, que tuve el honor
de suscribir, que no se opone absolutamente A 6sta;
aqu6lla fu6 pidiendo A la Asamblea que acordase
nue no tuviera contestaci6n el discurso del general
Wood.
El senior PRESIDENTE: Sefior Sanguily, esta usted
discutiendo la moci6n del senior Nifiez.
El senior SANGUILY: No voy A discutir, sino a
explicar lo que ha pasado; queria aclarar el punto
de la moci6n, y para aclarar 6ste, pido, puesto que
no hay inconvenient, que se lea 6sa, y por otra
parte, me parece innecesario dar lecture A ese dis-
curso para presentar las otras proposiciones.
El senior PRESIDENTE: Sefior S tuiuily, se esta
poniendo A votaci6n la moci6n del senior Ndfiez; el
Reglamento lo prohibe; se va A leer el articulo 115.
FL sefior SANGUILY: No me opongo.
El Secretario, senior Zayas, lee el articulo 115.
El senior PRESIDENTE: De manera que no procede
mAs que poner A votaci6u la moci6u del senior NA-
fiez que no ha lugar A deliberar.
El senior JUAN G. GOMEZ: iY si el concept es
equiv.ocado, como sucede en este caso?
El senior PRESIDENTE: Lo apreciarA asi la CAma-
ra al votar. Se pone A votaci6n ordinaria la mociu6
del senior Nifiez. Los que est&i conformes se pon-
drAn de pie.
El senior GIBERGA: Pido que conste en el acLa
mi voto.
Sometida 6 votaci6n, result empate.
El senior ZAZAS: Yo pido que sea nominal la
votaci6n.
El senior PRESIDENTE: L a el senior Secretario el
articulo 89.
El Secretario, senor Zayas, lee el articulo 89.
El sefnor PRESIDENTE: De manera que no hay
acuerdo.
El senior QuEsADA: Sefnor Presidente: pido que
se ponga A votaci6n mi moci6n, puesto que creo que
estA en orden.
El senior PRESIDENTE: S3 va A leer la moci6n
del seinor Quesada, que fu6 presentada antes que la
de los sefiores Juan G. G6mez, Cisneros y Lacret.
El senior VILLUENDAS: Lee de nuevo la moci6a del
sefror Quesada.
El senior G. LLORENTE: Pido la palabra.
El senor PRESIDENTE: 4En pro 6 en contra?
El senior G. LLORENTE: Yo la pido en contra de la
moci6n, seinor Presidente.
El seinor PRESIDENTE: El senior Llorente tieue el
primer turn en contra.
El seflor G. LLORENTE: Si no he entendido mal, en




;T ,- -:


DE LA COSVENCION CO'NSTITUYENTE


la moci6n se dice: que se suspendan las sesiones
hasta el martes pr6ximo, que es el dia en que termi-
na el plazo sefialado por la Presidencia para presen-
tar bases que sirvan como tales bases de la Consti-
tuci6n A de sus proyectos.........
El refior PRESIDENTE: Perdone el senior Llorente.
Dirigieadose al seor Secretario: Sirvase dar lecture A
la moci6n del senior Quesada, para que se entered
el senor Llorente.
El Secretario, sefor Villuendas, vuelve a leer la mo-
ci6n del senior Quesada.
El senior GONZALEZ LLORENTE: Un mornento, an-
tes de hablar: como aclaraci6n, rogaria al senior
President se sirviera decir qu6 t6rmino se sirvi6 61
sefialar, porque no fu6 de ocho dias.
El sefor PRESIDENTE: Se fij6 de ocho dias, que es
reglamentario y no puede modificarse.
El senior GONZiLEZ LLORENTE: Yo crei que se
habia modificado.
El senior PRESIDENTE: Perdone el sefnor GonzAlez
Llorente; tengo que aclarar: se fij6 el t6rmino de
ocho dias, pasados los cuales la Convenci6n se cons-
tituira en Secciones, para estudiar los proyectos que
se hubieren presentado dentro de esosocho dias y los
que se presentaren dentro de los siete siguientes, es
decir, en los quince, A coutar desde el dia en que se
comenzaron A contar los ocho......
El senior GONZALEZ LLORENTE: Pues bien, me
opongo A la moci6n. Yo entiendo que la presenta-
ci6n de bases por los Delegados no impide que la
Convenci6n se redna para deliberar y resolver sobre
los demnAs asuntos que haya pendientes. Yo creo
que es muy just, segdu un antiguo dicho que co-
rrfa entire los canonistas, cque el que sirva al altar
coma del altar), pero esigualmente.justo que el que
come del altar sirva al altar; nosotros lo tenemos
aqui, yo n6, que soy emplendo y sigo disfruta ido
de mi sueldo, sin asistir al Tribunal en que ocupo
una magistratura; los sefiores que no son empleados
tienen dietas y ademr s un tauto, casi todos porque
viven a mAs de 10 millas de distancia de la capital.
Segdn nuestro Reglamento, que en esto coincide con
el de la Yaya, debemos trabajar tres horas,desde las
2 hasta las 5; nosotros, sefiores, somos obreros, los
demis obreros que lo son de trabajo material, vie-
neu trabajando hace ailos por conseguir que el t6r-
mino de su trabajo de 9, 10 y 12 horas al dia se rebaje,
y nosotros, con este Reglamento, nos hemos sefiala-
do, con una retribuci6n much mnejor, is6lo tres ho-
ras de trabajo! y si A cada instant estamos estable-
ciendo una tregua quedura seis i ocho dias, resultarA
el trabajo de cuatro dias al mes, y entonces nuestros
puestos son los que se llamaban antes "beneficios
simples." (El se7Ar Quesada: Pido la palabra).
,0cho dias de asueto? Creo que si tuvi6ramos ocho
dias de asueto, mi conciencia se revolveria contra
el hecho de que yo gane ocho dias de sueldo coino
magistrado, sin cumplir mis deberes de magistrado
y sin asistir A la Convenci6n, es decir, sin hacer na-
da. Porque el derecho de presenter bases, que lue-
go examinaremos hasta d6nde Ilega ese derecho, no
me impide A mi star aqui tres horas diaries; opin )
pues, que debe reelazarse la moci6n del senior Que-
sada.


El senior QUESADA: Sefior Presidente y sefiores
Delegados: no ha sido mi Animo al presenter esa
proposici6n, que los sefiores Delegados A esta Cons-
tituyente tengan ocho.dias de asueto, sino al contra-
rio, que durante estos oclio dias no perdamos el
tiempo viniendo A esta Asamblea cuando no h'ay
ningdn asunto de que tratar, puesto que hoy el ini-
co que debe preocuparnos es la Constituci6u.
Al pedir yo que se suspendan las sesiones por
ocho dias, no es para dejar de trabajar durante esos
dias, sino para que los Delegados pudiesen tener el
tiempo suficiente para estudiar las bases, los proyec-
tos totales 6 parciales de la Constituci6n y para que
las Secciones pudiesen reunirse. Yo admiro la fa-
cilidad con que un Delegado puede asistir A estas
sesiones todos los dias y al mismo tiempo puede con-
currir A las sesiones de los diferentes grupos en que
se ha dividido la Asamblea y darle studio y aten-
ci6n al trabajo mas important que tenemos eutre
manos, que, repito, es el de presentar bases 6 pro.
yectos parciales 6 totales para la Constituci6n.
Tambi6n me ha movido A hacer esta mociu6, el
deseo de ganar tiempo, A fin de que el martes pr6-
ximo veamos si el procedimiento que hemos adop-
tado aquf, para buscar ]a forma de la Constituci6n,
es el mejor procedimiento que podemos seguir, 6 si
es precise buscarotro como el que proponent mis
distinguidos amigos los seifores Bravo Correoso y
Llorente.
El senior GonzAlez Llorente no lha etendido se-
guramente los motives de esa moci6n; yo creo que
con esta aclaraci6u que le hago, comprenderA que
me animaba el deseo de que ganemos nuestro suel-
do con una dedicaci6n mis dtil y provechosa para
nu -tras labores.
E senior GONZALEZ LLORENTE: Pido la palabra
p ;. rectificar un coucepto y para una alusi6u per-
son.r.
El qefnor PRESIDENTE: La tiene el senior Llorente.
El senior G)NZALEZ LLORENTE: El senior Quesada
dice que yo he pedido que continuaran las sesio-
nes cuando no habia asuntos pendientes, y hay un
as.unto pondiente, grave y muy grave, senior Presi-
aente, esa moci6n A que aludia el senor Quesada
para que se altere el orden de la Constituci6n.
El senior PRESIDENTE: No existed.
El sefic GONZALEz LLORENTE: Si no lo sabia el
senior Presidente, lo sabe el senior Quesada que lo ha
dicho y yo lo ratifico: varies Delegados, principal-
mente de las Villas, tienen una mocion que va A
interrumpir ese orden.
El senior QUESADA: Pido la palabra.
El senior GONZALEZ LLORENTE: El sefior Quesada
dice que lo primordial de su moci6n es acelerar
nuestros trabajos,yo desgraciadamente creo lo con-
trario, creo que la moci6n del senior Quesada, por
mas que lo entienda-y creo 61 lo creara cuando
lo ha dicho-demora nuestro trabajo, para los que
no estamos conformes con el orden adoptado y
creemos debe admitirse otro orden respectode esos
ocho dias; precisamente lo que queremos es impe-
dir que vengan bases por ese sistema, por lo menos
yo, con sobra de razones de 16gica y gravisimas de
fondo may especiales, que en su caso demostrar6.


~------i-------- ------ --= -- 'I'


I'




V '


13: DIARIO DZ SESIONES


Digo, pues, que hay una mocion pendiente, que
yo ratifico que es cierta, porque yo mismo la he
redactado. Digo, pues, que en esos dias no per-
maneceremos ociosos, y que la alusi6u que el senior
Quesada ha hecho refiri6ndose a mi es equivocada,
yo no he hablado en el sentido de que no tengamos
que hacer, yo creo que hay que hacer y much que
hacer, y que hay algo que estA antes del termino
de ocho dias.
Voto, pues, en contra de la moci6u del senior
Quesada.
El senior PRESIDENTE: fo pretend hacer una
aclaraci6n A los sefiores DAlegados. La Asamblea
pensarA que hay una moci6u pendieute. El senior
Llorente me ha dado un rotundo mentis, pero yo
gracias 6 las consideraciones que me inspira el senior
Llorente, no lo tomo en ese sentido. (El seiTr Gon-
zalez Llorente: Es impossible )
Aqui no existe, sefiores Delegados, ninguna mo-
ci6n; no se ha presentado. Si la Presidencia hubiera
dicho eso, habria dicho una falsedad; aqui sobre
la mesa no hay mis mociones, oficialmente, que las
de los sefiores Quesada y Cisneros.
El senior GONZALEZ LLORENTE: Yo quisiera que
el senior Presidente me admitiera una ligerisima
rectificaci6n. Yo he estado muy distant, no s6lo
respect al sefior Presidente, sino respect de cual-
quiera de los que se encuentran aqui, de decir que
habia mentido. Lo que yo decia, senior Presiden-
te, y esto es cierto de todo punto, es que habia proyec-
tada una moci6n; yo no he dicho que estuviese
presentada, sino que se iba A presentar, y al hablar
de asuntos peudieutes me referia A ese asunto que lo
consider grave, de orden previo a la terminaci6i
de los ocho dias para que se presented bases.
El senior PRESIDENTE: Acepto la aclaraci6u del
senior Llorente, y queda, pues, sentado que pueden
existir muchos proyectos de mociones, pero que
aqui no existed ninguna moci6n.
Tiene la palabra el senior Cisneros.
El senior CISNEROS: Me opongo a la moci6n del
senior Quesada, pues yo creo que las Secciones no
puedeu trabajar sin que se les den bases, Zqu6 bases
les hemos dado A las Secciones? Ningunas absolu-
tamente; de suerte que ellas van A trab.ijar P bar-
becho y no saben a qub se van a dirigir. Yo creo
que la Asamblea debe darles primero alguna base
para que ellos puedan seguir sus trabajos, y si nos.
otros no nos reunimos c6nmo podremos darles esas
bases?
Justamente tengo una proposicion hecha que se
fund en algunas bases primordialesque he de darle
Slas Comisiones. Y yo digo que, de la que lie hecho
aquf, emanan varias proposiciones que todavia no
hay lugar de presentar.
4C6mo, pues, teniendo asuntos importantes pen-
dientes, se trata de que vayamos al recess? So ne-
cesita reunir la Asamblea para que esas Comisiones
puedan trabajar, y sin ella todo lo que hagan es
indtil, porque aquf nosotros no podemos aceptar las
cosas que se hagan sin fundamento real y verdade-
ro.-He dicho.
El senior PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior
Zayas.


El senior ZAYAS: Cede el turn al senior Sanguily.
El'sefior SANGUILY: No lo acepto,- estoy en la
mis profunda duda sobre el particular.
El seofor ZAYAs: Sefiores Delegados: Yo lie pe-
dido la palabra en pro de la proposici6n del senior
Quesada. Yo creo, como entiende el senior Quesada,
que es important que la obra relative A los trabajos
para la Constituci6n, que es el objeto primordial,
casi 6nico, de esta Asamblea, comience cuanto an-
tes, y creo que comienza con ese receso que el sefor
Quesada propone, aparte de que ese receso casi se
desprende de la letra del Reglamento, que al deter-
minar un espacio de tiempo, despues de constituirse
definitivamente la Asamblea, al cabo del cual dice
que se constituiri en Secciones, que ya han sido ele-
gidas, tal parece que quiso indicar que durante ese
lapso de tiempo estarfa en receso. ZPor que? Porque
durante 61 se presentarfan, segdu decia el articulo
94 en su redacci6n primitive, (y el articulo queria
come que todos los Delegalos presentasen forzosa-
mente algo) se presentarian,repito, proyectos paroia-
les 6 totales de bases para la Constituci6n de la Isla
de Cuba.
Abundando en ese espiritu que inform h los re-
dactores del Reglamento, ilnduablemente que la
moci6n del senior Quesada es de alta conveniencia,
y precise que se adopted, porque es innegable que si
estamnos dedicados 6 celebrar sesiones durante este
espacio de tiempo, no es possible que dispongamos
del suficiente para meditar, antes de trasladar A un
papel esas bases 6 esas proposiciones mis 6 menos
completes de la Constituci6n, que seguramente ca-
da uno tiene ya, si no en part redactadas, por lo
menos pensadas, pero A las que deseard dar la ilti-
ma mnano, como suele decirse, antes de presentarlas
a la deliberaci6n y studio de sus otros compafieros.
De manera que ese espacio de tiempo de ocho dias
no sera desaprovechado, sino antes al contrario, por
virtud del receso tenido por la Asamblea podremos
dedicaruos 6 la redacci6i y exposicion de esas bases,
para presentarlas A la Convenciiu 6 darlas 6 la
Mesa, para que 6sta las distribuya en la forma que
indica el Reglamento.
Aqui decia el senior Llorente, eu una de sus in-pi-
radas alocuciones, en una de las sesiones pasadas,
que la situaci6n expectant era siempre peligrosa y
debia evitarse que existiera, y en caso do existir, que
durase. De esta Asainblea lo que se esta esperando
no es que termine el Reglamento y que lo moditi-
que despues de terminado, no es que se acuerde con-
testaci6n al discurso 6 mensaje del general Wood, no
es que se tome ninguna otra clase de acuerdos, quo
no sean conducentes a la redacci6n de la Constitu-
ci6n,cuyo encargo se le ha hecho. De mode que esa
situaci6n expectant s~ prolong, y se prolonga in-
definidamente, si se falta al espiritu del Reglamento
en cuanto a recesar la Asamblea durante ocho dias,
para despues tomar las Secciones per su cuenta el
studio de las bases que aqui se presented de esa
Constituci6n. Esa situation expectant, repito, se
prolonga, porque ya entouces el pueblo ignora cuan-
do empezaran 6 trabajar reanlente Ias Secciones y
vera que nos estamos ocupando en todo, menos en la
redacci6n de la Constituci6n, que constituye la reali-







DE LA CONVENCiON C0NSTITtPENtE 139


zaci6n do nuestro verdadero objeto. Yo creo que el
receso no impide que otras cuestiones de detalle inci-
dentales, que no dejan de tener importancia, se tra-
ten en sesi6n pr6xima, y un algo en 6sta misma, co-
mo se ha tratado hace un memento. Pero entiendo
que es muy important que sea un acuerdo lo que in-
dique la decision de entrar ya, desde luego, defiui-
tivamente, en la redacci6n y studio de las bases,
que han de conducir despues con su natural desen-
volvimiiento A la redacci6n defiuitiva de la Cousti-
tuci611. El tiempo, pues, no es perdido, antes al con-
trario, el tiempo es ganado. Se avanza hacia el ob-
jeto principal que nos mueve, por mn que puedan
retrasarse cualesquiera otras cuestiones de segundo
orden que aqui se traigan. Asf, pues, yo apoyo la
proposicion1 del sefnor Quesada y entiendo que la
Asainblea debe acordar el receso por 61 pedido, has-
ta que trauscurran los ocho dias. Al cabo de ellos,
es important que nos reunamos, aunque no sea
mris que para saber qu6 proyectos se han presenta-
do, qut distribuci6n les d a la Mesa entire las Seccio-
nes, c6mo los clasifica etc., materia iinportantima
que nos lleva al objeto primordial que aqui nos ha
congregado.-He dicho.
El senior CISNEROS: Y no me opongo al receso
solicitado por el senior Quesada en su moci6n. Yo
me opongo al receso de hoy, porque debemos darle,
para ganar tiempo y no perderlo, a esos seliores de
la Comisi6n, alguna base en que se funden para tra-
bajar, uno, dos 6 tres dias, para que ellos se empa-
pen de lo que nosotros pensamos y entonces puedan
trabajar perfectamente, tener el receso, y creo que
sera con provecho.
El setfor PRESIDENTE: Una eumienda del senior
Llorente.
El Secretario, selor Villuendas, se acerca al senor Llo-
rente, habldndole enL voz baja, regresando a supuesto des-
ptes.
El senior PRESJDENTE: Una enmienda A la moci6n
del senior Quesada. Debe procederse A su lectura y
discusi6n inmediata y votaci6n previa, con arreglo
al Reglamento. Sirvase el seflor Secretario leer la
moci6n y la enmienda.
El Secretario, senior Villuendas, lee la mocib6 dcl se-
for Quesada y la siguiente enmienda:
"El infrascrito propone A la moci6n del senior
Quesada la siguiente enmienda:
A no ser que se pida algo que reforme el Regla-
mento en lo relative al capitulo 4? del mismo, 6, sin
esa reform, ailada algo al procedimiento.
Pedro Gonzdlez Llorente."
El senior GONZALEZ LLORENTE. Pido la palabra pa-
ra apoyar mi enmienda.
El senior PRESIDENTE: La tiene el spfior Llorente.
El senior GONZALEZ LLORENTs: El senior Zayas
parece muy impaciente porque adelantemos; yo lo
estoy tanto 6 mas; uno de los principals motivos,
el primero, que en uuestra pendltima sesi6n expu-
se para sostener mi proposici6n, estaba en la cues-
ti6n de tiempo, que es gravisima. El senior Quesa-
da quiere que se cumpla el Reglamento, que se con-
tinfie como hemos empezado; yo pido se adopted un
procedimiento mins corto, mas seguro y mejor. Yo


alegu6 varias razones: la de tiempo, la econ6mica, la
de fondo; y no he ofdo alegar una sola raz6n en
contra.
Nosotros hemos sido llamados a former un pio-
yecto de Constituci6n. Ningin otro asunto puede
sobreponerse A ese, que es nuestro objeto capital, 6
con mAs exactitud, nuestro inico objeto. Unico,
pero que en esencia comprende todos los otros: te-
nemos que hacer nuestra ley fundamental, es decir,
la ley de nuestras leyes. A eso hemos venido con el
double carActer de mandatarios y depositarios: con
el primero, como representantes del pueblo; con el
segundo, porque nos ha confiado el tesoro de sus
derechos. Todo lo que A eso se refiera debe sin de-
moras ocuparnos; porque las demoras innecesarias,
especialmente en la situaci6u actual del pais, im-
portariau un perjuicio para nuestros mandantes, y
un olvido de lo que nos exigen las condiciones del
dep6sito.
Yo he pretendido que el intervalo de los ocho
dias sefialados por el Reglamento, lo aprovechemos
en deliberar y resolver sobre lo que debe ser nues-
tro punto de partida: la forma de gobierno. Deter-
minada 6sta, lo demas sera todo consecuencia mins
6 menos estricta, proposiciones secundarias, pre-
ceptos de aplicaci6n y garantia.
Yo creo que asi lo exigen claras y poderosas ra-
zones de m6todo. Ademis de ser insuficiente el t6r-
mino de ocho dias para los proyectos parciales y
totales, si los proyectos vinieran absolutamente ex-
traiios los unos A los otros, sin vinculo de relaci6n,
sin principio de unidad, ,qu6 harfamos con treinta
y un proyectos de Constituci6u? Si A uno de los Co-
misionados que han de nombrarse se le preguntase
qu6 estaban haciendo 61 y sus compafieros, probable-
mente se le presentaria en la memorial un trozo del
gran trAgico ingl6s: cuando A las brujas que canta-
ban en torno de su caldero, Macbeth les pregunta
,qu6 hac6is, hijas de la media noche? Ellas le con-
testan "una obra sin nombre."
El no haber sabido yo explicarme ha dado oca-
si6n A que un perio6ico de esta capital, en frases
muy beu6volas me dirija una censura, extrafiando
mi insistencia en pedir que se empiece por estable-
cer como piedra fundamental la forma de gobierno.
Si asi no lo exigieran motives de m6todo, que no
s6lo conducen A facilitar y abreviar la obra, sino
tambi6n A conseguir que en ella domine el princi-
pio de unidad que debe presidirla, habria otro mo-
tivo especial, del que s6lo puedo hacer muy ligera
indicaci6n.........
El senior PRESIDENTE: Sefor Llorente, hace media
hora que estamos fuera de la cuesti6n.
El senior LLORENrE: Yo no estoy fuera de ella,
sei-or Presidente. Hablo sobre la forma que con-
vendrA seguir en el trabajo que vamos A emprender,
es decir, hablo sobre un punto preliminary, insepara-
ble de nuestra gran cuesti6n, de nuestra inica cues-
ti6n. El senior Presidente, A quien conozco desde
hace afios y A quien tribute siempre mi aplauso y
mi respeto, no puede querer, por nimias cuestiones
reglamentarias, imponer silencio cuando se trata de
lo esencial. Yo lie credo que estaba en mi deber y







i40 bIAMtO DE SkSION29


en mi derecho, pero tambi6n me parece que, por
ahora, he dicho lo bastante.
El senior PRESIDENTE: La Presidencia se ve en la
necesidad de hacer una aclaraci6n. Si alguno ha
intentado cerrar la boca y ahogar al senior Llorente,
cosa que no s6 si es verdad, 6se no puedo ser yo. Los
sefiores Delegados habrAn notado que la sesi6n em-
pez6 hoy A las tres porque el senior Llorente anunci6
su moci6n y pidi6 un moment para redactarla y
no la redact6. De manera que yo he empezado h')y
por faltar al Reglamento para dar facilidades at
senior Llorente; asi es que yo tengo que hacer una
rectificaci6n, y es que yo no he intentado ahogar su
derecho al senior Llorente.
El senior LLORENTE: Habrg de rectificar.
El senior ZAYAs: Tampoco ha intentado el que
habla cerrar la boca al senior Llorente. Lo que lha
intentado es hacer cumplir el Reglamento; pero qui-
zas sea una fatalidad, dadala repetici6u del caso qe,(,
al querer hacer cumplir el Reglamento, se me acuse
de cerrar bocas. El senior Liorente present una en-
mienda en que pide que se apruebe la moci6n del
senior Quesada con esta afiadidura: "A no ser que
se pida algo que reform el Reglamento en lo rela-
tive al Capitulo cuarto; 6 que esa reform afiada
algo al procedimieuto." So trata, pues, de revisar
acuerdos, porque la aprobaci6n del Reglamento es
un acuerdo; y el senior Llorente que es hombre de
leyes, sabe que la ley se describe para cumplirla, y el
Reglamento de una Corporaci6n es la ley de la Cor-
poraci6n, y debe saber el senior Llorente, que el ar-
ticulo 123 del Reglamento dice: que las revisioues
deberAn tratarse necesariamente eu sesiones extraor-
dinarias; y que otro articulo del mismo Reglamento
dice: que deberau ser pedidas por escrito, por cinco
Delegados. De manera que si aquf acordamos que
se celebre sesi6u extraordinaria, cuando se pida por
cinco Delegados, para reformer el Reglamento, que
no otra cosa es modificar ese capituto cuarto, 6 afi:-
dirle algun precepto, no hay necesidad de expresar
eso en fa moci6n del senior Quesada, porque el Re-
glamento le dA los medios al senior Llorente de ha-
cer la petici6u, con otros cuatro Delegados que quie-
ran firmarla, de sesi6u extraordiuaria durante el
receso 6 cuando les parezca oportuno. Si se acepta
la enmienda A la moci6u, habria de enteuderse mo-
dificado el Reglamento; pues por el solo hecho de
aprobarse dictha enmienda, podrA cualquier Delega-
do pedir que se reform el Reglamento, y por lo
tanto, que se interrumpa el receso; siendo asi que
eso se pide en la forma que determine el Reglamen-
to, 6 sea por cinco Delegados solicitando sesion ex-
traordinaria. La Presidencia no podria negarse A
acceder A esa petici6n, hecha conform al Reglame-.
to, y satisfaria, pues, los deseos vehementes del senior
Llorente de reformer esa part del Reglamento. De
manera que yo no me opongo A la eumieuda por
que no est6 conforme con que se discuta, mariana 6
pasado 6 cuando parezca oportuno, cualquier re-
forma del Reglamento; n6 porque yo me oponga A
que ese Reglamento se reform, sino que al tomar
este acuerdo, al adoptar esta enmienda, ipso facto
hemos faltado al Reglameuto que dice: "Que s6lo en
las sesiones extraordinarias se tratar! de revision de


acuerdos, y para ello se necesita sea pedido por es-
crito por cinco Delegados." Recuerdo perfectamente
que en la sesi6n anterior hablaba el senior Llorente
de este mismo particular, y se le explic6 por la Pre-
sidencia que conforme al Reglamento debia pedirse
la sesi6u extraordinaria por cinco Delegados firman-
tes. ,Y por qu6 no se pide? Yo estoy oyendo el deseo
de discutir que tienen algunos sefiores Delegados
sobre el particular previo que el seflor Llorente ha
tocado al preseutar su enmienda, es decir, el de la
forma de Gobierno que habra de establecerse en la
Isla de Cuba. Sin embargo veo que no se discute,
porque no hay moci6n alguna, porque una moci6n
presentada se retir6, se volvi6 A auunciary se volvi6
A- retirar, anuuciAndose de nuevo por el senior Llo-
reute y siendo retirada de nuevo, mejor dicho, no
presentada; de modo que se quiere discutir algo que
nl, se trae en forma reglamentaria, porque lo adicio-
undeo a la moci6n del senior Quesada huelga, y digo
que huelga por complete, porque estA en oposici611
con lo que el Reglamento dice. El senior Llorente
puede pedir con otros cuatro Delegados la sesi6n
extraordinaria para mafiana, para pasado mafiana,
para dentro de ocho dias, cuando lo estime mAs con-
venieute, mts oportuno.
Por consiguiente, la Asamblea, al adoptar la en-
mienda del senior Llorente de un modo indirecto,
faltarA al Reglamento, today vez que al adoptarla
prescinde del mismo Reglamento.
Conste, por otra parte, que yo no tengo el menor
deseo de alejar la discusi6n A que aludia el senior
Llorente. Yo me refiero este punto, aunque parezca
salirnne del asunto de la enmienda, porque tengo que
contester A una alusi6n personal, toda vez que el
senior Llorente comenz6 dirigiendose a mi y conclu-
y6 tambi6n dirigiundose A mi. Yo no tengo ningiu
deseo de alejar la discusi6n, pues cuando se anuuci6
la moci6n pedi la palabra eu contra, y aprovecho
esta oportunidad para dcir que al hacer entouces
una pregunta indagando si se trataba de una en-
mienda 6 de una moci6n, precisamente la hice por
el deseo que tenia de que se discutiese con toda am-
plitud. Si me hubieran dicho que era una moci6n lo
que se iba A discutir, iba a pedir que quedase sobre
la mesa para el dia siguiente, por lo avanzado de la
hora, y en atencion a que segun el Reglamento de-
bian concederse dos turnos en pro y dos en contra, y
era just que se discutiese con amplitud y no apre-
miados por la hora reglamentaria. No era, pues,
mi Aimo alejar la discusi6n de este punto.
Solicitese la sesi6n extraordinaria y discitase ese
particular; pero desechese la eumienda, que no en-
caja en la mnoci6n del senior Quesada, que trata de
otra cosa.
El senior GONZALEZ LLORENTE: Retiro mi enmien-
da, porque la elocuencia del senior Zayas me ha con-
vencido; y ruego A la Presidencia me permit hacer
una observaci6n personal. Yo no he dicho ni de le-
jos que el senior Presidente ahogara mi libertad de
discutir; al contrario, yo he dicho que el senior Pre-
sidente, A quien he tenido la fortune de conocer hace
muchos afios en el terreno propio de la controversial,
que es la vida judicial, tenia un espiritu demasiado
ilustrado y un caracter demasiado noble para que




, /-


bi LA CONikxNCIft COXST1t1UYEN1P k 14t


pretendiera en ningdn caso, invocando el Reglamen-
to, ponerme una mordaza; y si al referirme al Presi-
dente me he referido en general A los que A mi ver
quieren rehuir este debate, si el senior Presidente ne-
cesita de mi (y no soy pr6digo en estas manifestacio-
nes) unanueva declaraci6n de mis respetos A sus con-
diciones dignas y de mi conocimiento de sus condi-
ciones intelectuales, estoy pronto siempre A tributAr-
sela como una obra de justicia en los t6rminos mAs
amplios, sentidos y ardientes.
El senior PRESIDENTE: Yo no he podido nunua
entender que el senior Llorente se dirigiera A mi en
esos t6rminos; era una aclaraci6n, senior Llorente.
EstA retirada la enmienda del senior Llorente. La
discusi6n sobre la moci6n del senior Quesada ha con-
sumido dos turns en pro y dos en contra, con sus
respectivas aclaraciones y rectificaciones.
El senior QUESADA: Pido la palabra.
El senior PRESIDENTE: Si el senior Quesada la pide
sobre la enmienda, no puede ser, y ya se cerr6 la
discusi6n.
El senior QUESADA: Era para una alusi6n per-
sonal.
El senior CISNEROS: Pido la palabra.
El senior PRESIDENTE: 4Con qu6 objeto?
El seflor CISNEROS: Para presentar una ennien-
da. Yo creo que ademAs de la enmieuda del
senior Llorente, habia una enmienda propuesta
por mi. No me opongo A que se recese la CAmara; A
lo que me opongo es A que se recese mafiana, por-
que hay asuntos pendientes que resolver. Porque la
Asamblea ha suspendido una moci6n mia paraque
se resuelva en la qesi6n pr6xima, y por consiguien-
te, creo que es lo mismo que se recese mafiana que
pasado maiana, para que las Secciones tengan
tiempo suficient'e para estudiar.
El senior PRESIDENTE: Se pone A votaci6n la en-
mienda del seflor Quesada.
El senior CISNEROS: ,Y mi enmienda?
El senior PRESIDENTE: 4CuaMl es s enmienda, se-
for Cisneros? No se pueden admitir enmiendas ver-
bales; han de ser por escrito y firmadas.
El Secretario, sefnor Villuendas, lee la moci6n del se-
Lor Quesada.
El senior PRESIDENTE: Se pone A votaci6n.
El senior Rius RIVERA: Pido que la votaci6n sea
nominal.
El senior PRESIDENTE: Una enmienda A la moci6n
que se iba A votar.
El Secretario, senor Villuendas, lee una enmienda d
la moci6n del senor Quesada, concebida en estos termi-
nos:
"El Delegado infrascrito pide se retrase un dia 6
mAs al de mariana, el principio de la suspension de
sus sesiones.
Noviembre, 28 de 1900.
Salvador Cisneros."
El senior PRESIDENTE: Queda abierta discusi6n
sobre esa enmienda.
El sefior VILLUENDAS: Para una cuesti6n de or-
den, senior Presidente; yo entiendo que 6sta es una
moci6n contraria precisamente. El senior Quesada
pide que se levanten las sesiones para reunirse den-


tro de varies dias, y el senior Cisneros pide que se
suspendan hasta dentro de various dfas; por consi-
guiente es una moci6a perfectamente contraria, y
como ya se han consumido dos turnos en pro y dos
en contra, pido que se cumpla el Reglamento, que
se ponga A votaci6n.
El senior CISNERos: Pido la palabra para hacer
una aclaraci6n A mi enmienda.
El sefor PRESIDENTE: La tiene el senior Cisneros,
para aclararla, y no para discutirla.
El senior CISNEROS: Ya estA discutida suficiente-
mente. Yo no pido que no se haga el receso, sino
que 6ste se retarde por uno 6 dos dias mAs, hasta
que se hayan terminado los trabajos que estAn pen-
dientes, porque mi proposici6n estA sobre la mesa
para discutirla mafiana 6 en la pr6xima sesi6n, y si
se dejara para mas tarde, seria indtil mi proposici6n.
Por consiguiente, pido que no se recesen las sesio-
nes hasta que no se hayan discutido las mociones
pendientes.
El senior PRESIDENTE: Yo le suplico que me acla-
re esto. Lee la moci6n.
Un dia mAs... (aqui una palabra ininteligible)...
de mafiana el principio de la suspension de las se-
siones...... Esto no es una enmienda.
El senior CISNEROS: El tiempo necesario para
concluir los trabajos pendientes.
El senior PRESIDENTE: Se pone A votaci6n la en-
mienda; se pone A votaci6n ordinaria.
El senior SANGUILY: Pido la palabra.
El senior PRESIDENTE: Senior Sanguily, como na-
die habia pedido la palabra en pro ni en contra, se
va A proceder A la votaci6n.
El senior SANGUILY: Era simplemente para hacer
observer que algui objeto debe tener 6sta,y que no
estA muy claro. Si se pide una sesi6n mAs y que
despu6s de ella, en caso de haberse aprobado, em-
piece A tener efecto la moci6n del sefor Quesada,
seria una proposici6n; si se pide que la moci6n del
senior Quesada no empiece A tener efecto, una vez
aprobada, sino despu6s de dos 6 mAs dias, seria otra
proposici6n, pero muy obscure. Por otra parte,
para poder yo en lo que me concierne dar mi voto,
necesito explicarme, saber absolutamente, por qu6
se quiere ese aplazamiento en el cumplimiento de
una moci6n que todavia no ha sido aprobada. En-
cuentro mas: una irregularidad incomprensible; se
refiere A una moci6n que iba a ser votada, que se
suspendi6 en el moment precise de la votaci6n,
para traerse aquf una enmienda que solamente tie-
ne puntos sumamente obscures, como el de que no
pudi6ramos saber el objeto del proponents al hacer
esta moci6n. Digo todo esto, porque deseoso de
facilitar, en la part que me quepa, A mis compa-
fieros, el conocimiento complete de la cuesti6n, dan-
do amplitud al debate, desearia saber realmente el
fin A que obedece esta moci6n, para saber lo que
voy A votar.
El senior CISNERos: Pido la palabra.
El senior PRESIDENTE: La tiene el senior Cisne-
ros.
El senior CISNEROS: Mi proposici6n era 6sta. Lee
su proposici6n. Por complacer al sefior Llorente,
acept6 la enmienda que he presentado antes. Si el


t:
\


~:-- ,::e






i4d DlAMtO DE SIStoNES


senior Sanguily desea saber las razones que tengo
para ello,ya las he dado cuando inform la enmien-
da. Yo creo que es una enmienda, n6 una propo-
sici6n, y por consiguiente debe votarse.
El senior PRESIDENTE: Abundando en las mis-
mas ideas que el senor Sanguily, pedfa al senor
Cisneros que aclarase su enmienda; ya lo ha hecho
dos veces, no puede aclararla mas. El Presidente
tiene que someterla A votaci6n. Se pone A votaci6n
ordinaria: los que est6n conformescon la enmienda,
se pondrAn de pie, y los que la desaprueben, queda-
rAn sentados.
Sometida 6 votaci6n, qued6 desechada la enmienda.
El senior QUESADA: Senor Presidente, que se pro-
ceda A la votaci6u de mi moci6n en votaci6n nomi-
nal.
El senior PRESIDENTE: Se pone A votaci6n no-
minal, pedida por un senior Delegado, la moci6n
del senior Quesada; los que esten conformes con
ella, diran que sl la aprueban.


El sefor Secretario toma la votacion.
El sefor PRESIDENTE: Queda aprobada la mo-
ci6n del senor Quesada por 21 votos, contra 7. Hay,
para la pr6xima sesi6n, ia votaci6n empatada de la
moci6n de los sefiores Lacret, Cisneros y G6mez,
que con arreglo al articulo 89, debe someterse &
nueva votaci6n, sin discusi6n, enla pr6xima sesi6n
que se celebre, y ademis una moci6n que acaba de
presentarse y que quedarA indudableniente para la
primer sesi6n; pero A que so le va A dar lecture para
que los sefiores Delegados la conozcan.
El Secretario, senor Zayas, la lee.
El senior PRESIDENTE: Segfin el acuerdo que se
acaba de tomar, se suspended la sesi6n hasta el mar-
tes pr6ximo. Orden del dia para entor ces: Vota-
ci6n de la moci6n de los sefiores Lacret, Cisneros
y G6mez y discusi6n de la moci6n que acaba de
leerse.
Se levanta la sesi6n.
Eran las cuatro y cuarto.















DIARIO DE SESIONES





Apendice al numero 13 del 29 de Noviembre de 1900.







PROYECTO DE CONTESTACION
d la alocuci6n del Gobernador Militar, presentado por el seflor Juan G. Gomez.


A la Convenci6n Constituyente:
El Delegado que suscribe, ruega a la Convenci6n que se sirva
aprobar el siguiente Proyecto de contestaci6n A la alocuci6n pro-
nunciada por el senior Gobernador Militar de la Isla, al inaugurarse
las sesiones de esta Asamblea.
Juan G. Gdmez.
CONTESTACION
Propuesta por el senor Juan Gualberto G6mez, y leida
en la sesi6n de la Asamblea el dia 28 de Noviem-
bre.

ScAor Gobernador Militar de la Isla de Cuba.
Sefnor:
La Asamblea Constituyente de Cuba, se ha enterado con el inte-
res debido, de la alocuci6n que pronunclasteis cuando en represen-
tacidn del Presidente de los Estados Unidos y como Gobernador
Military de la Isla la habdis declarado constituida..
Segin vuestras palabras, el deber de la Asamblea sera, en primer
termino, redactar y adoptar una Constituci6n para Cuba, y una vez
que esta Constituci6n este redactada y adoptada por la Asamblea,
formular cuAles deben ser, A juiclo de los Delegados, las relaciones
entire Cuba y los Estados Unidos. La Asamblea acepta con gusto
esta racional ordenaci6n de sus trabajos y ajustandose A ellos se
dedicara inmediatamente a redactar y adoptar la Constituci6n que
con toda sinceridad entienda mejor para Cuba en las actuales cir-
cunstancias.
a Constituci6n como acertadamente lo indicais, debe ser capaz
de asegurar un Gobierno stable, ordenado y libre, condiciones que
s6lo rednen aquellos Gobiernos que descansan en el consentimien-
to de los gobernados.
La Asamblea se complace en tomar nota de vuestra declaraci6n,
de que tan pronto como formulen los Delegados las relaciones, que
A su juicio, deban existir entire Cuba y los Estados Unidos, el Go-
bierno de los Estados Unidos adoptarA, sin duda alguna, las medi-
das que conduzcan por su parte A un acuerdo final y autorizado en-
tre los pueblos de ambos paises, A fin de promover el fomento de
sus intereses comunes. La Asamblea estA persuadida de que Ilega-
do ese moment, cualquiera que sea el Gobierno de Cuba que su
Constituci6n establezca, ese Gobierno adoptara tambi6n todas las
medidas que conduzcan, por su parte, A un acuerdo final y autoriza-
do con el de los Estados Unidos, no s6lo para promover el fomen-
to de sus intereses comunes, sino para consolidar A la vez, cuanto
sea humanamente possible, los lazos de amistad en los dos pueblos,


Tiene plena conciencia la Asamblea Constituyente de que todos
los amigos de Cuba siguen con interns sus deliberaciones, deseando
ardientemente que llegue a resolver con tino, los asuntos encomen-
dados A su studio y decision. Deseos tan nobilisimos no han de
ser seguramente defraudados por la Asamblea, que por la dignidad,
compostura personal y cuerdo espiritu de conservaci6n que han de
caracterizar sus actos, afiadira nuevos elements, A los que ya pa-
tentizan la aptitud del pueblo cubano para el gobierno representati-
vo. En ese extreme como en los anteriores, la Asamblea Consti-
tuyente secongratula de que coincidan sus prop6sitos con vuestras
recomendaciones.
Del propio modo la Asamblea piensa como vos, que una de las
distinciones fundamentals entire un gobiemo verdaderamente re-
presentativo y uno desp6tico, consiste en que en el primero, cada
representante del pueblo, cualquiera que sea su cargo, se encierra
estrictamente dentro de los limits definidos de su mandate. Como
lo decis muy bien, sin esa restricci6n que no es mis que la prActica
del principio de la observancia de las leyes por todos, singularmen-.
te por los que desempefien un cargo pdblico, no hay Gobierno que
sea libre y constitutional.
De tal suerte se encuentra penetrada de ello la Asamblea Cons-
tituyente, qne ain antes de escuchar vuestra important alocuci6n,
todos los Delegados entendian que conform A la Orden en cuya
virtud fueron electos, y se encuentran reunidos, no s6lo no tenian

el deber de tomar parte en el Gobierno actual de la Isla, sino que ca-
recian de autoridad para ello; y todos ademrs admitian, que sus po-
deres estan estrictamente limitados por los terminos de la Orden 301
del Gobierno Militar, que sigue siendo la reguladora de su mandate
salvo en lo que se refiere i las relaciones entire Cuba y los Estados
Unidos, que ya no han de ser parte de la Constituci6n, sino que se
han de formular despues, y fuera de ella, como A su juicio lo entien-
den los Delegados, convenient A ambos paises.
Al consignar, como lo acaba de hacer, su adquiescencia A las Au-
torizadas manifestaciones contenidas en vuestra alocuci6n, la Asam-
blea experiment necesidad de acompafiarla con la expresi6n de sus
sentimientos de gratitud y de carifio al pueblo de los Estados Uni-
dos, y de respeto A su ilustre Presidente, por vos representado como
Gobernador Militar de la Isla; alentindola la risuefia esperanza de
que cumpliendo todos honradamente nuestros deberes, Ilevaremos
A cabo en breve tiempo y en la mayor harmonica la obra de consti-
tuir aqui un pueblo independiente, hermano atento y solicito del
que en dia memorable intervino en su favor para ayudarlo A alcan-
zar los beneficios de la libertad y los derechos de la soberania.
Noviembre 23 de 1900.


Para autorizar la lectura:
Rafael Portuondo.


Juan Gualberto Gjdnez,


Lacret M orlot.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs