• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Sesion del viernes 23 de noviembre...
 Apendice al numero 10 de 24 de...






Group Title: Diario de sesiones de la Convencion constituyente de la isla de Cuba
Title: Diario de sesiones de la Convención constituyente de la isla de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072606/00010
 Material Information
Title: Diario de sesiones de la Convención constituyente de la isla de Cuba
Physical Description: 479, xxxi p. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Convención constituyente, (1900-1901
Publisher: La Convención
Place of Publication: Havana
Publication Date: [1901]
 Subjects
Subject: Politics and government -- Cuba -- 1899-1902   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
General Note: Includes convention reports from Nov. 1, 1900 to Feb. 27, 1901.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072606
Volume ID: VID00010
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 000352599
oclc - 09792325
notis - ABZ0572

Table of Contents
    Sesion del viernes 23 de noviembre de 1900
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
    Apendice al numero 10 de 24 de noviembre de 1900
        Page 119
        Page 120
Full Text


IHABANA NOVIEMBRE 24 DE 1900.-NUMEROIO.



DIARIO DE SESIONES


CONVENTION CONSTITUYENTE
DE LA
IS-LA. DEj CTTBA

Ofleinas : AEdcifio cle la C XonvTenci6n (Tear ttro Marti) ( ,



SESSION DEL VIERNES 23 DE NOVIEMBRE DE 1900

STUTIV~ARIO

Sc abre la sesidn.
Se aprnleha el acta de la anterior.
Ocupa la Presidencia el seflor Cisneros Betaucourt.
Contina a I dliscnsi6n de los articulos 94 y siguientes del proyecto de Reglamento.
Para tomar parte en el debate, abandon la Presidencia el seflor Cisneros y le sustituye el seflor Rius
Rivera.
ApruBbanse las einmiendas propuestas por el sefior Juan G. Gdmez, a los articulos 94, 95, 96 y 97.
Quedau aprobados los articulos 98 al 106.
Discdtense los articulos siguientes.
El seflor Gonzalez Llorente vuelve a ocupar la Presidencia y suspended ia sesiin por 10 minutes.
Reanddase la sesi6n y continlla la discusi6n pendiente.
Se suspended la sesidn por ser la hora reglamentaria.


El seflor PRESIDENTE: Se abre la sesi6u.
El Secretario senior Villuendas lee el acta.
El senior PRESIDENTE: ,Se aprueba el acta? Quelda
'aprobada. El.sefior Cisneros tendrA la bondad de
o upar la Pre-idencia, porque sigue la discusi6n del
RWglanento en un capitulo en que tomo yo parte.
Ocrupa la Presidencia el seCnor Oisneros.
i~i senor PRESIDENTE: Continuia la discusi6n del
articulo 91. L s que deseen toinar la palabra o1
pueden hacer.
El sefor BERRIEL: Pido la palabra.
El scfi0or PRESIDENTE: La tenfa antes el senior
Gomzalez Llorente.
El st flor GONZALEz LLORENTE: Seiiores, ayer ha-
bl comno yo creo que se debe hablar siempre aquf,
impr.visanido; esto no es una Academia para venir
a pronuniciar discursos cou grande amplificaciones y
repeticiones en que la misma idea so disuelve eu mu-
chas palabras; ese es un procedimiento pueril, que
queda ya para los primeros ejercicios uuiversitarios.
Aqui venimos como hombres serious, no 6 hablar
bien, sino a obrar bien. El senior M4udez Capote,
contestaudome ayer, dijo que mis observaciones se
d(-bian d que yo no habia leido los articulos poste-
riores al 94. Es verdad; no los habia lefdo, los lei
entouces r6pidamente, y los he leido anoche con
tmucho deteniiniento; y lie confirmado mi opinion.
Yo tengo ante todo que hacer una protest, y eos, de


respeto, merecida y muy sentida, respect A los se-
iores tan dignos que component la Comisi6n de Re-
glameato. No ha sido mi animo dirigirles censura
a'guna; yo que soy, entire todos los que aqui se ha-
llan, el nms pr6ximo A los iltimos dinteles de la
vida, yo creo que aqui teuemos un deber gravisimo
que llenar, y ante ese deber, por much que sea
nuestro respeto a determinadas personas, debemos
hacer lo que nos dicta nuestra conciencia; y yo por
mi part lo he hecho ayer, y lo har6 siempre con la
absolute libertad de mi opini6n. Hablaron, contes-
tAudome, el senior M6ndez Capote y el senior Sau-
guily. Yo tuve ayer un pesar, y fu6 el no haber oido
al senior Sanguily, a quien oigo siempre, no dire con
escrupulosa atenci6n, sino con anhelo Avido, porque
cuando habla el senior Sanguily, habla con su pala-
bla tan vibrant y tan eficaz y tan rica, con los co-
nociunientos que atesora su inteligencia; yo estoy
siempre pendiente de su palabra, gozando y apren-
diendo.
* Pero ayer, repito, tuve yo la desgracia de no oir
al senior Sanguily. Y h6 aqui confirmado el simil
que yo presentaba ayer, de emprender un camino sin
derrotero 6 una obra sin plan anterior. Este edifi-
cio se construy6 para teatro, y no para Asamblea.
Las condiciones acusticas de este local hacen que
la voz vaya del scenario al sal6n, pero no del sa-
l6n al scenario; alli eu la Mesa la onda sonora que


--







DIAftO DE SEStONES


trafa i mi la preciosa palabra del senior Sanguily,
venfa en direcci6n diagonal, pero ayer venfa en di-
recci6n recta, encontrAndose con esta ventana y esta
puerta, de las que venia una corriente que rechaza-
ba la palabra del sefnor Sanguily. Yo no le ofa nin-
guna, y verdaderamelite me parecia ayer adquirir
la certeza de que mis 6rganos auditivos los perdia,
pero pregunt6 al senior .os6 M. G6mez, y me contes-
t6 ani una palabra,, y lo mismo me dijo el sefor
Rfus Rivera; y luego preguntl A various sefiores que
estaban detrAs en este palco, y me contestaron que
n6; es decir, que no oian. No s6lo por mi, sino por
otros muchos, suplico al senior Sanguily que hoy con
poco trabajo, porque A las privilegiadas dotes inte-
lectuales que atesora, se une el don de una palabra*
viva, potent y sonora, hoy eleve un poco la voz
S .. r 'je si habla, no perdlaims ni una sola palabra
de lo que diga.
Yo s6lo le percibi ai sefnor Sanguily una cosa que
me llen6 de placer y es, que convenia conmigo en
career pequefio y corto el t6rmino de ocho dias que
sefiala el articulo- 94, y le of la palabra aacepto,, pe-
ro no s6 lo que acept6. Voy A repetir y d explanar
con toda la brevedad que me sea possible mi moci6n:
yo impugn6 el articulo 91 ayer, y boy impugno to-
dos los articulos del capitulo 69, seg6n la impresi6n,
y 4?, segfn el orden relative en el debate sobre
la Constituci6n. Yo siento haber ocasionado esta
interrupci6n en el respective al Reglameuto, porque
he impedido desde luego que se termine, y yo deseo
que se termine, porque anhelo ver constituida la
Mesa definitive, para que una persona que tenga
las condiciones necesarias ocupe ese puesto muy de-
licado.
Pero hemos llegado, sefiores, al punto culminan-
te, al esencial, al alma de nuestra obra: la Consti-
tuci6n. Todas las discusiones que hasta ahora he-
mos tenido han sido meramente preparatorias, so-
bre puntos secundarios, de escaso, de escasisimo
interns ante esta gran cuesti6n: la Constituci6n, es
decir, el bienestar, la suerte future del pais. Y eso
que por much va influir en nnestros actos, eso cons-
tituye un punto que cuaudo lo encontramos, co-
mo lo hemos encontrdo, por priinera vez, debe
hacer que nos detengamos y meditemos, porque
6sa es, repito, nuestra obra, el objeto esencial de
nuestro llamamiento A este lugar.
Decia yo, y tengo entendido que eston conformes
conmigo otros muchos Delegados, decia, que el
t6rmino de ocho dias, como miximo sefialado eai
el articulo 94, para que todos los Delegados p-i-
dan presentar bases de Constituci6n, era muy pe-
quefio; creo que en esto he de encontrar el asen-
timiento general de los sefiores Delegados. Si 6 mi
se me encargara con otros compafieros el former,
dentro de ocho dias un Reglamento para la ad-
ministraci6n de justicia, para la administraci6n
de justicia s6lo en primera instancia, yo no aceptaria
el encargo; yo no creeria pcsible ejecutar esos traba-
jos en ocho dias. iQu6 distancia, sefiores, tan in-
mensa hay entire el reglamento para la adminis-
traci6n de justicia en primera instancia y la Cons-
tituci6u, ley fundamental del pafs, la ley que ha
de ser Ley de todas nuestras leyes. Yo entien-


do que no habrA uno que disienta, que no conven-
ga en que el t6rmino de ocho dias es insignificant.
Yo me complazco en ver una sefial de asentimiento
en el senior M6udez Capote.
Yo le ruego me perdone lo que consider un
poco atrevido en las objeciones que voy A presenter.
Yo, que conozco hace afios al senior M6ndez Capote,
tengo de 61 una altisima idea. Mis objeciones tienen
que defender de uno 6 de dos motives. S61o que el
senior Mendez viene a ser el autor por trasmisi6n he-
reditaria de este capitulo, porque ahi esta un meca-
nismo de bases, que me parece viene del Reglamen-
to do la Yaya, obra del senor Mnidez Capote; 6 el
senior Mendez en este caso, A pesar de su inteligencia
6 de su buena voluntad, ha sido victim de un sen-
timiento natural, muy dominant, que es el que
obra en los padres cuando contemplan A sus hijos; 6,
lo que ofrece mis condiciones de probabilidad, yo
estoy en un gravisimo error, porque no he com-
prendido la obra muy complicada que se encierra
en estetapitulo sobre los preparativos de la Consti-
tuci6n. Yo impugnaba el articulo 94 por tres mo-
tives: el primero, porque el t6rmino de 8 dias para
que cualquiera de los Delegados present un proyec-
to de Constituci6n total 6 parcial, 6 de bases totales
6 parciales, es uu trmnino evidentemente exiguo;
segundo, porque en el articulo se dice que la Mesa
sefialari un termino que no podrA exceder de 8
dias. iY quin es la Mesa? el Presidente y dos Se-
cretarios, tres Delegados; es decir, que, segfin el ar-
ticulo, esos tres Delegados a una Comisi6n, que de-
be ser la nmas numerosa de todas nuestras Comisio-
nes, le podra decir: "Ustedes trabijaran tantos dias
y no mas." 4Y qu6 sabe la Mesa de las condiciones
del trabajo que se va A emprender por ]a Comisi6n?
iPor qu6 han de inspirarnos mIs confianza los tres
Delegados que est6uen la Mesa, que los diez Dele-
gados, supongo, que compongan la Comisi6n? Aqui
en este articulo del Reglamento no se debe fijar el mA-
ximo, es decir, el limited del termino, sino dejar a la
Comisi6n, A la honradez y al criteria de los Delega-
dos constituyentes de la Comisi6n, extender sus tra-
bajos hasta el tiempo que necesiten para llegar al
limited. Esa mi segunda objeei6n. La tercera se
contrafa al iutiino extreme del articulo: que cada
Delegado pueda presentar las bases para la Consti-
tuci6n, los proyectos totales 6 parciales que desee
someter a la Convenci6n. Y estos proyectos los pre-
s- itAri A la Mesa, la Mesa los clasificard y formarni
g ipos para el objeto de que despues habr6 de ocu-
pam:ne. Y yo decia ayer que de esa manera, como
cada Delegado usarti de dederecho que aqui se le re-
conoce, de presenter un proyecto total de Constitu-
ci6u, podria suceder que eos encontrAramos aqui
con 31 proyectos, todos diferentes; podria suceder
que.. (El selor M. Capote hace un sign negative). Y
no hay en este articulo nada que se oponga a este
hecho.
El sefior M. CAPOTE, interrumpl)endo: El articu-
lo 97.
El seier G. LLORENTE, continando: Perdone S. S.,
queen se opone. El articulo 94 dice que todo Dele-
gado podra presentar A la Convenci6n los proyectos
totales 6 parciales que consider convenientes.






bt LA CONVENCIOR CONSTITUYtNit io


El senior M. CAPOTE: Pero no se contrae A las Co-
misiones.
El senior G. LLORENTE: Y el articulo 97 lo que dice
es que una Comisi6n de que hablar6 despues, nom-
brada por las Secciones, de acuerdo con tal articulo,
redactara libremente el proyecto definitive de bases
de la Constituci6n. (El Sr. M. Capote, interrumpiendo:
El proyecto.) Pero eso no obsta al derecho que tie-
ne cada Delegado de traer aquf un proyecto de
Constituci6n, y no quita A la Comisi6n el trabajo
obligatorio de examen de 31 proyectos de Constitu-
ci6n, que 31 Delegados habrAn presentado en uso
del derecho que este articulo-les reconoce. De ma-
nera que en los articulos estA sobradamente funda-
da mi objecion. Yo no discuto en el fondo. Yo
dije ayer, y de esto creo que se ocup6 algo el senior
Sanguily, que estAbamos llamados para dos grande
objetos: el primero, former la Constituci6n del pais;
el segundo, uno que yo no necesito mencionar por
ahora. Yo no me ocupo del segundo; trato s6lo del
primero; mi objeto no fu6 entrar en una cuesti6n de
fondo, que vendrA pronto, porque despu6s de cons-
tituida la Mesa, el primer asunto de que nos ocupa-
remos sera el relative A la Constituci6n.
Yo no pensaba ayer, ni quiero hoy entrar en una
cuesti6n fundamental; lo que ayer queria, y quiero
hoy, y querr6 siempre, es que ese trabajo, desempe-
fiAndolo con condiciones de prudencia, no se demo-
re, sino se acelere todo lo possible, porque yo entien-
do que todas las dilaciones innecesarias en que nos-
otros consciente 6 inconscientemente incurramos,
constituyen otras tantas infracciones de nuestro
deber, que nosotros no podemos hacer al pais espe-
rar mAs de lo que debe esperar; que con todas las
facultades de nuestro espiritu y en todos los instan-
tes de nuestro tiempo, debemos ocuparnos en esta
tarea, procurando abreviarla. "Segurameute se me
dirA que la cuesti6n de tiempo tiene que subordi-
narse much A la cuesti6u de perfecci6n. Yo digo
que no por esto debemos arredrarnos. Y aunque
yo no puedo repetir exactamente sus palabras, re-
cuerdo que dos grades politicos ingleses, Hamilton
y Burke, decian, el uno, el primero, que en las ta-
reas de la Constituci6n para un pais, mirAndola en
el porvenir, no podia menos que inirarse temblando,
y decia Burke que para former una Constituci6n,
que es la ley fundamental por que ha de regirse un
pueblo, para former eso, eran deficientes todas las
fuerzas del espiritu mAs privilegiado que s6lo se
confiaba en los dictados de su raz6n; que necesitaba
esa obra el concurso de las demAs voluntades v la
acci6n del tiempo, porque la obra resultarfa siem-
pre deficient.
Nosotros no debemos, pues, alarmarnos por la
idea de que nuestra Constituci6n result algo defec-
tuosa, yo no conozco ninguna que desde sus prime-
ros instances haya sido perfect. La obra maestra
de la political humana, que era la Constituci6n de
los Estados Unidos, fu6 reformada, sefores. iPor
que nos heimos de detener ante el peligro de una
reform que serA inevitable, porque con las circuns-
tancias del tiempo variarin en algo los motives, las
condiciones de la ley fundamental, y nuestra obra


aunque para nosotros sea intachable, sera con el
tiempo reformada?
Debemos hacerla con todo elcuidado, con toda
la conciencia, con todo el esfuerzo intellectual y
moral que nos sea possible, pero debemos hacerla
sin detenernos en pequefieces. Y yo decfa que to-
dos esos articulos siguientes, desde el 94 hasta el 112,
component un mecanismo, sefiores, que cuando se
le consider en abstract, francamente, asusta,y a mi
me asust6.
Y ahora van a oir los sefiores Delegados, segIn
este Reglamento novisimo, que yo no podia conocer,
las peripecias, las idas y venidas, las vueltas y re-
vueltas por que habra de pasar nuestro proyecto de
Constituci6n.
Segfn el articulo 95, vencido el t6rmino de ocho
dias, sefialados como mAximum por la Mesa, recibi-
ra esta y formara un grupo con los proyectos totales
y otro con los parciales, y calificara los grupos de
todas aquellas bases que se refieran A un mismo or-
den. Esa es la primera operaci6n: la calificaci61
por la Mesa en grupos, de todas las bases que se le
presented, y despues, la distribuci6n de esas bases
segin su especie respective. Segunda operaci6n:
hecho ese trabajo, cuidarA de que todo quede copia-
do y repartido a los sefiores Delegados. Tercera
operacin6: la Comisi6n, nombrada por laSecci6nde
acuerdo con los articulos 46 y 47, redactara libre-
mente el proyecto definitive de bases de la Consti-
tuci6n, que sera presentado al examen, discusi6n y
acuerdo de la Convenci6n. De modo que, despues
deesa operaci6u preliminary, la Comisi6n, con visa
de todo lo que se haya agregado, formarA un proyec-
to definitive de bases, que traerA A la Convenci6u.
Cuarta operaci6n: se nombrara una Comisi6n por
las Secciones para entender en el asunto. Quinta
operaci6n: la Comisi6n nombrada redactara el pro-
yecto definitive de bases. Sexta operaci6n: el pro-
yecto de la Comisi6n se dividira en las secciones
que la Comisi6u estime procedentes y dentro de
cada seeci6n de bases irAn estas enumeradas. Sep-
tima operaci6n: los miembros de la Convenci6n que
disiutieren del proyecto, deberAu redactar la base 6
bases que les parezca deban sustituir A la base 6
bases propuestas por la mayoria. Octava operaci6n:
copia y repartimiento de las bases y los votos par-
ticulares. Novena operaci6n: discusi6n general y
votaci6n de las bases en la Convetfci6n. D6cima
operaci6n: si fuese desechada una seeci6n de bases
del proyecto y no hubiera voto particular que la
sustituyera, 6 si estos votos hubieran tambieu sido
desechados, se nombrarA otra Comisi6n en la misma
forma que la primera,para que redacte y presenteel
proyecto que ocupe el lugar del que ha sido des-
echado. Undecima operation: votada una secci6n
,de bases, se procederA a discutir y votar una per
una Ins bases que formen la secci6n. En esta dis-
cusi6n s6lo podrAn concederse tres turnos en pro y
tres en contra. Duod6cima operaci6n: Votada una
secci6u de bases, se discutiran 6stas y se votarAn una
por una las bases que s6lo formen la secci6n. Aquf
tambien habrin seis turnos, tres en pro y tres en
contra. Decima tercera operaci6n: discusi6n y vo-
taci6n de los votos particulares. Decima cuarta






i10 hIA1ldI Dh SkSiONR4


operaci6n: admisi6o de enmiendas, su pase A la
Comisi6n, dictameu de ella y discusi6n y votaci6n.
Operaci6n d6cima quinta: nombramiento de una
Comisi6n para el articulado. Operaci6n d6cinma
sexta: repartimieuto A los sefiores Delegados de la
obra de esa Comisi6n. Operaci6n d6cina s6ptima:
vuelta del articulado A la Comisi6n, si se enimen-
dare algun articulo. Operaci6n d4cima octave:
pase del proyecto a la Comisi6n de correcci6n de
estilo, para la discusi6n correspoudiente. Operaci6n
d6cima nona: sale el proyecto de la Comisi6n de
correcci6n de estilo, y como operacion n6mero
veinte, la discusi6n por la Convenci6n de si ha lu-
gar 6 no ha lugar A deliberar, y acordar sobre lo
propuesto por esa Comisi6n.
Sucede, sefiores que, aun cuando fuera convenien-
te el procedimiento adoptado por la Comisi6n de
Reglaiento, podria suceder que aqu6llos de los De-
legados que todavia fueran j6venes, llegara un tiem-
po en que recordando los trimites seguidos para
former nuestra Constituci6n, creyeran que habian
visto en ellos lo que un gran autor dramintico lla-
maba "del tiempo infinite la imagen anciana"
Yo no impugno como malo el procedimiento, yo
lo impugno como innecesario y como dilatorio. Y
siendo innecesario y dilatorio, es para nosotros ina-
ceptable. Yo proponia otra forma, y entiendo, por
lo que oido hoy, que encontraro el asentimiento de
muchos de mis compafleros. Yo decia: cambiemos
ese articulo 94, cambiemos todos los que le siguen
en ese capitulo, devolvamos el proyecto a la Comi-
si'5n para que aqul, sin amor propio, que estoy se-
guro seria incapaz la Comision en este asunto, por
ella se aceptase nuestro prop6sito de mejorar la obra,
haciendo mis rApido el procedimiento. Y yo pro-
ponia ayer y propongo hoy que se acuerde que,
constituida la Mesa definitive, como primero de
nuestros trabajos, se proceda A nombrar una Comi-
s'6n numerosa que proponga las bases de la Consti-
tuci6n; y ese proyecto cuando ella lo present, den-
tro del t6rmino sefialado como maximo por la
Convenci6n, se discuta con gran amplitud, sin re-
servas de ninguna especie, que estoy seguro no ten-
drda ningunodelos Delegados, y entonces resultarA
hecho sin mais t6rmiu)s el proyecto de Constituci6n.
Pero podria decir el senior M6ndez Capote iy aque-
llos derechos indiviluales para presenter cada l)e-
legado proyectos totals 6 parciales? iN6! todas sus
proposiciones,*todas sus enmiendas se traeiran a este
lugar, y las que sean afines se agruparin, y se dis-
cutirAn y votarkn al misino tiempo. Se habr6 gana-
do much tiempo y asi quedard bien cumplido
nuestro deber. Se votarA la Constituci6n, y 6sta pa-
sara 6 la Comisi6n de correcci6n de estilo, y con las
correcciones que osta haga, lo devolverd 6 la Con-
venci6n, y sin discusi6n como dice el Reglamento,
y en esto me hallo conforme, se votara aceptando 6
rechazando las enmiendas iechas por la Comisi6n
de correcci6n de estilo, y la Constituci6n quedard
terminada.
Despu6s de haber oido ayer la opinion de algunos
de mis comnafieros, yo retrocedo del lugar en que
me habia colocado para provocar este debate; yo
labia dicho que como hecho previo, que como con-


dici6n preliminary, como requisite indispensable pa-
ra que pueda cumplir esa Comisi6n el encargo de
former el proyecto de Ley fundamental, tenemos que
decirles nosotros A qu6 deben atenerse, si ese pro-
yecto de ley es para tal Estado politico que vamos
ai constituir, para una monarqufa absolute, para
una constitutional, para una repfblica unitaria, para
una federal, porqne sin ese conocimiento previo, no
a una Comision de diez, a una Comisi6n de mil no le
seria possible presenter un buen trabajo; porque la con-
dici6n esencial de today obra divina 6 humana, es la
unidad en el pensamiento; y nosotros to intentaria-
mos despreciar esa ley,.para former una Constituci6n
acomodaticia que se pudiera adaptar a todas las for-
mas de Gobierno. Prefiramos un procedimiento que,
sin sacrificio esencial, nos ha de llevar pronto a
nuestro fin.
Aquel minucioso mecanismo, de que estoy seguro
no se h hecho cargo A la primer lectura del Re-
glamento ninguno de los sefiores Delegados, nos va
A detener much tiempo.
El senor VILLUENDAS: Hay una enmienda, se-
flor Presidente. Lee la enmienda. [ Vease el apendice.]
El senior GONZALEZ LLORENTE: Pido la palabra
en pro de la moci6n, en pro de la enmienda.
El senior PRESIDENTE: Como tengo que ocuparme
y entrar en la discusi6n de la enmienda, pido a la
Asamblea nombre otro Presidente.
El senior GONZALEZ LLORENTE: Si usted me per-
mite, senior Presidente. Sea la opinion de usted favo-
rable 6 contraria A la enmienda, no le impide ocu-
par ese puesto que tan dignamense ocupa y que
siempre debia ocupar. Puede el senior Cisneros se-
guir presidiendo.
El senior PRESIDENTE: NO es possible, porque voy a
entrar precisamente en la discusi6n.
El senior GONZALEZ LLORENTE: Si va used a
discutir, entonces es diferente.
El senior MENDEZ CAPOTE: Para nna cuesti6n de
orden. Tengo entendido que hay otra enmienda
sobre la mesa, y suplico al senior Presidente se sirva
ordenar la lectura del articulo 52.
El senior VILLUENDAS: Tiene raz6n el senior Min-
dez Capote, hay otra enmienda. Lee esa enmienda.
El senior G. LLORENTE: Pido tambien la palabra
respect de esa enmienda.
El senior PRESIDENTE: Vamos a tratar respect
del Presidente.
El senior SECRETARIO: Hay otra enmienda del
senor......
El senior MANDULEY: Pido la palabra, para saber
si procede dar lectura a esa moci6u antes de discutir
las anteriores.
El senior SECRETARIO: Con arreglo al Re-
glamento, todas las enmiendas siempre se votan en
conjunto; por lo tanto se le va A dar lectura. Lee.
El senior G. LLORENTE: Tiene la bondad el senor
Villuendas de volver a decir eso que acaba de leer,
pues no le he oido nada.
El senior SECRETARIO: Para mi no es una moles-
tia. El servir al senior Gonzalez Llorente es un pla-
cer, Lee otra vez. ( Vase el apindice.)
El senior G. LLORENTE: Pido lapalabra.





DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE I T


El senior PRESIDENTE: Vamos A ver A qui6n norm-
bran ustedes para Presidente de la Mesa.
El senior JUAN G. GOMEZ: iQu6 pasa?
El senior SECRETARIO: El senor Presidente va a
hablar 6 desea hablar, en contra de la enmienda, y
como eso no puede hacerlo desde la Presidencia, pi-
de que se nombre otro que le sustituya en estos mIo-
mentos. Ademrs, senior Presidente, today ennienda
tiene que ser apoyada.
El senior QUESADA: Yo apoyo la enmienda del
senior Juan Gualberto G6mez.
El senior SECRETARIO: El sefnor S inguily propo-
ie al senior Lacret para que sustituya al seflor Cis-
neros.
El senior LACRET: Agradezco al senor Sanguily
el haberme sefialado para ese puesto. Pero ese
puesto lo deben ocupar personas de grades condi-
ciones de honradez, patriotism y capacidad. Y aqui
hay otras personas que, A mis de reunir esas condi-
ciones, tieneu lade la mayor edad, entire ellos el senior
Sanguily.
Los seiiores D. TIMAvo y A. RODRIGUEZ,
dirigiendose al seinor Singuily: ,C6ino, es cierto que
tiene used mas edad que el sefir Lieret?
El se-nor SANGUILY: Eso lo dice 61.
El senior MANDULEY: Yo propongo que queden
sobre la mesa las mociones presentadas.
El senor QUESADA: Yo propongo al senior Berriel.
El senior PRESIDENTE: El senior Berriel ha pedi-
do la palabra.
El senior QUESADA, iterrtupiendo al senior Tamna-
yo: Entonces, A don Eudaldo.
El senior E. TAMAYO: Yo estimo que en este caso
debe ocupar la Presideucia el que le siga en edad al
senor Cisneros; y como entiendo que no le sigo
en edad, creo que cumpli6ndose el Reglamento, cou-
forme A la prActica establecida en todos los Parla-
mentos, debe ser el que le siga en edad alsefior Cis-
neros quien le sustituya.
El sefor NuRKz: Yo propongo que se le pida la
edad A cada uno do los Delegados, para saber quien
debe ocupar la Presidencia; no hay otro medio prac-
tico.
El senior QUESADA: Propongo al senor Rfus Ri-
vera, que es el que tiene mis edad.
El senior Rius RIVERA: Si, senor, tengo 78 aios.
El s&tor Rius Rivera ocupa la Presidencia.
El senior PRESIDENTE: Se continda la sesi6n. El
senior Berriel tiene ]a palabra.
El senior BERRIEL: Para hacer renuncia A la mi--
ma, porque, A la verdad, no si con qu6 objeto he de
usarla, si con el que yo la solicit en el dia de ayer
para impuguar de un modo privativo el articulo 94
del Reglamento 6 bien la totalidad del mismo. Me
importaria ante todo conocer, de un modo exact y
possible, la esfera de acci6n de mi palabra respect A
ese punto, porque, si mal no recuerdo, se ha puesto
A discusi6u el texto del .articulo 94 planteAndolo de
un miodo condicional; pero he ofdo, por supnesto,
aplaudir la elocuencia de las palabras que aquf se
han vertido para conseguir que la discusi6u se am-
plie hasta comprender la casi totalidad del capitulo
de referencia, Y A este respect yo no hago usq de
la palabra y me incline A cederla. Y si esto so va A


demorar, no voy A hablar en estos omeentos, porq ie
no s6 si se va A hablar sobre la totalidad de este ea-
pitula.
Ei senior PRESIDENTIE: S.g6ni el Reglameneto, do-
ben discutirse las enmiendas aotes qtie las mouiones,
y por lo tanto, se va A poner A discusi6n la enmien-
da que se ha presentado.
El senior B:RRIEL: Y coMo 110 lie pedlidtla I pa-
labra respect A la enmienda, porque la peli desde
ayer, me siento, con permiso de la Presidencia.
El senior JUAN G. GOMEZ: Pido la palalra.
El senior G. LLORENTs: Pido la palabra para uIM
cuesti6n de orden.
El senior G6tme es author, creo, de la segunda eli-
mienda que se ha presentado, y tiene preferencia pa-
ra hablar en pro respect A esa eninieiind, 116 res-
pecto de la primer de que tengo eiiteudido no es
author.
El senior VILLUENDAS: jMe permlite el sc-iior Pre-
sidente? El senior Alemtin, author de la primer mo-
ci6n, que por consiguiente tieiie derecho A usar de
la palabra el primer, en pro, la ha cedido al senior
G6mez.
El senior JUAN G. GOMEZ: Yo no d1eseo liter Iiso
de la palabra mas que para defender mi enmienda;
y respect A la tmanera c6mo yo debo defeindera,
creo que mientras no se yea c6mo voy A hacerlo, el
senior Llorente no tiene derecho A darme ninguiia
lecci6n.
El sefinr PRESIDENTE: El senior G6omez ttine la
palabra.
El senior JUAN G. GoUIEZ: Para defender ini en.
mienda?
El seror PRESIDENT: Si.
El senior JUAN G. GOME7: Perfectainentie. Yo
creo que el debate ha torado una form irregular.
Desde ayer habiamos acordado discutir este Regla-
mento, articulo por articulo, y la discusi6n del 91
ha ocasionado una series de debates que,: mi juicio,
no debian haberse planteado al examinarse diclo
articulo,objeto del debate iniciado ayer. Con el pro-
p6sito de ver si determinadas aclaraciones pudieran
hacerse en la redacci6n del trabajo de la Comisi6n,
con el cual estoy perfectamente de acuerdo, me lie
permitido presenter i vuestra consideraci6a algu-
nas enmiendas. Ellas podian haberse presentado,
y pens6 en un principio hacerlo asi, A media que
se fueran discutiendo los articulos cuya modificaciiti
propongo; pero como quiera que los.t6rminos del
debate iniciado ayer, y aun los mismos del que hoy
se viene sosteniendo, indican que en el Animo de la
Coinisi6n estA ya tratar la cuestioi en coiijntlto, y
que os la totalidad del capitulo, y no cada uno de
sus articulos, lo que se esta discutienld, he redac-
tado mis enmiendas todas juntas, A fiu de que la
Convenci6n pudiera apreciarlas en su espiritu total.
SEl mrecanismo que la Coumisi6n ha propuesto pa-
ra la redacci6n de los proyectos de Constituci6n, me
parece A mi que no morera grades sorpresas ni
grades ataques de part de niadie. Se dice que pro-
bablemente en ning6n otro Parlamento se han pre-
sentado al studio de los Representantes los proyec-
tos de Constituci6n por Bases. Podra ser que'para
las Constituciones este procedimiento no se haya






112 DIARIO DE SESSIONS


observado; pero yo s6 positivamente de muchos Par-
lamentosque han discutido C6digos importantes
tambilin, como son los C6digos civiles y crimiuales,
por medio de Bases. Cada vez que se prev6 que
una obra parlam'entaria ha de tener un articulado
inuy extenso, lo que se procura es poner de acuerdo
a ]a Asamblea respect al espiritu que debe animar
la part esencial de ere proyecto, para reservar des-
pu6s a cierto n6mero de personas el cuidado de dar
forina definitive al pensainiento de la Asamblea.
De donde result que yo estoy de acuerdo con la
Comisi6n cuando propone la discusi6n por Bases, y
lo estoy tanto mis, sefores Delegados, cuanto que
es necesario ponerse en el lugar en que tuvo que
colocarse la Comisi6n para redactar su proyecto en
esa forma. Estamos discutiendo eutre nosotros mis-
mos, privadamente unas veces, y en el dia de ayer
y antes de ayer pfiblicamente, si las sesiones hau de
ser p6blicas 6 secrets, y uno de los arguments ca-
pitales, el mas grave, el que impresionaba mis a los
seflores Delegados, era el de que por la falta de h.-
bito en el uso de la palabra en pfblico, iban a dejar
de hablar de las materials constitucionales, de la la-
bor inmportantisima a que heinos de consagrarnos,
muchos sefiores Delegados, que se absteudrian de
emitir sus opinions. Y ante ese argument pens6
que fue una felicisima transacci6n la idea de la Co-
misi6n del Reglamento al establecer el trabajo por
Secciones. En esas Secciones reducidas, puesto que
se component de seis Delegados, cada uno examina-
rA el proyecto y las bases que sometau a su studio
sus demais comparieros; cada uno emitird su opinion
respect a ese proyecto y 6 esas bases. De ese modo
result que no se le aleja, que no se le impide su
concurso; propone 1l mnismo las ideas que van ger-
minando en su cerebro, y con todos las estudia,y de
aquel cambio de impresiones, sostenido ante el pe-
quefio Comit6, constituido por cada Comisi6n, sur-
giri la idea general predominate, que se traducirit
despubs en la elecci6n de un Delegado de ese Co-
mit paira former la Comisi6u definitive, encargada
de ,,i ':ctar el proyecto de Constituci6n.
1'( todo esto result que una de las grades ven-
tajas que el Reglamento nos trae, es ese sistema de
establecer Secciones para el studio de todos los pro-
yectos que aqui se presented, sistema que nos facility
el concurso de todos los sefiores Representantes. Por
tanto, nosotros tenemos que admitir como una con
secuencia logicay natural del principio que ya he-
mos aceptado, tenemos que admitir, repito, que
cuando a la Comnisi6n Ileguen las bases propuestas
por un Delegado, 6 el proyecto complete formado
por cada uno de esos Delegados de cada una de las
cinco secciones que se establecen por nuestro Regla-
mcnto,se va a discutir, se va A estudiar, se va A pro-
poner en todas sus forms lo que cada cual entiende
que debe llevarse, como espiritu predominante, a*
nuestra Constituci6n. Y por eso, cuando la Comi-
si6n de los cinco individuos nombrados por esas
Secciones se re6ne para discutir el proyecto que lha
de presenter a la Asamblea, no andara, segun se ha
dicho aqui ayer y se ha repetido hoy por el senior
Llorente, no audar6 buscando inspiraciones y pre-
guntando: 4A qu6 venimos aqui? qu6 clase de


Constituci6n vamos A hacer? 4qu6 obra vamos ifor-
mar? 6 qu6 clase de pals, A qu6 clase de forma de
Gobierno va A adaptarse la Constituci6n?
N6; yo empiezo por decir que pOr lo que A mi to-
ca-y entiendo que pasa lo mismo i muchos, y en-
tiendo que le pasa al propio senior Llorente,-ya s6,
ya tengo una idea director respect al concept de
la Constituci6n que nuestro pals iecesita. La mina,
la que yo creo que Cuba necesita, no hoy, sino hace
muchisimo tiempo que estoy pensando c6mo ha de
ser. Y la verdad es que si yo no hubiera pensado
que Cuba debia constituirse hoy en una forma
determinada, distinta de aquella que hasta la eva-
cuaci6n espafiola tuvo, no hubiera side yo jmn6s el
colaborador de uua obra revolucionaria, reducida
entonces A obra de puro trastorno, que habria de
perjudicar su riqueza. Yo s6 ya c6mo deseo que mi
pals se constituya. La idea madre, por decirlo asi,
me hace falta; yo la tengo, pero como acaso no sea
absolutamente la de la Convenci6u, por eso nos reu-
nimos en el seno de uuestras Secciones, y nuestros
representantes en la Comisi6n que hau de formar el
proyecto, sostendran el sentido y las opinions de la
Secci6u de que procede cada uno, y reunidos con sus
dem.as companeros, que vienenu former algo asi
como la resultante moment6nea, interina, de la opi-
ni6n de las Secciones, redactaran el proy ecto que ha
de ser, por necesidad, momentaneamente transaccio-
nal, puesto que en l6 no predominarun las ideas de
tal 6 cual represeitante, sine las de la mayoria que
habra de tener muy en cuenta las de las minorias,
para que result una obra enteramente national.
Con este convencitniento y con estos principios,
vengo A defender el proyecto de la Comisi6a del Re-
glamento, haciendo s6lo uua ligerisima enmienda,
destinada a satisfacer en parte, algunas delas obser-
vaciones que he encontrado muy razonables entire
las formuladas por los seiores Llorente y Sanguily,
y otras que A mi mismo se me ocurrieron al leer el
proyecto. Yo propongo, per consiguiente, que se
acepte la obra de la Comisi6n, modificando el ar-
ticulo 9- en el sentido de que, en lua r de ser sola-
mente de ocho dias la duraci6n del plazo para ad-
mitir proyectos completes, 6 parciales, 6 bases, ese
plazo sea de uu mes; pero comoquiera que la Con-
vencion no puede ni debe estar un mes en receso, es-
perando A que se le presented por Delegados proyec-
tos 6 bases para la Constituci6n, se impone una
modificaci6u del articulo 95, quo establece que hay
que esperar A que expire el plazo sefialado para li
presentaci6u de esas bases, antes de que las Secciones
empiecen a estudiarlas. Yo propongo que A los ocho
dias se empiece estudiar los que ya estAn presen-
tados, y que peri6dicamente, todas las semanas, se
vaya empleando el tiempo en examiner los que la
Mesa vaya recibiendo. De esa manera las Secciones
van A funcionar con toda regularidad,estudiando
los proyectos que se les vaya presentaudo. Termina-
do ese plazo de un mes, si no se ha presentado nin-
guno, comoquiera que las iniciativas de los miem-
bros de las Secciones no estan agotadas, las Seccio-
nes van estudiando proyectos y bases, debidos A la
iniciativa de los propios miembros de las Secciones.
Hecho esto, el articulo 97 pide una pequefia modi-


DIARIO DE SESIONES


II2





DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 113


ficaci6n, y es que los proyectos y bases que se hayan
presentado, s61o sean examinados por la Comisi6u
encargada de redactar definitivamente el proyecto
y que se tengan en cuenta esas bases para resol-
ver sobre ellas, con toda libertad, despu6s de tenerlas
A la vista. Despu6s de eso, todos y cada uno de los
Delegadosresolveran librementesohre ellas lo que les
parezca couveniente.
Todos los demAs artifc-los comprendi-los en este
capitulo, si se aceptan las auteriores enmiendas que
he propuesto, debeu subsistir. Pero llega aqui una
omisi6n que me ha parecido convenient que se sub-
sane, siquiera sea para que nos permit de una vez
hacer que en el Reglamento uuestro queden resuel-
tas, 6 por lo menos desechadas, ciertas dudas que se
han plauteado respect al procedimiento que nos-
otros debemos seguir para realizar nuestro trabajo.
Se decia ayer por el senor Llorente, en forma de
preguuta: iqu6 clase de Constituci6u debemos nos-
otros redactar? jva A ser para un pueblo soberano,
p.ra un pueblo protegido, va A ser para una monar-
qufa, va A ser para una republica? Y se decia des-
pu6s por el sefor Sanguily, que 61entendia que se
habia cometido un grave error no indicanlo, A la
vez que se indicaba la forma en que habfa de pre-
sentarse el trabajo que habia de servir de base para
el studio de la Constituci6i, algo que tuviese refe-
rencia al caracter de las relaciones que nuestro pue-
blo debe mantener con el pueblo de los Estados
Unidos. Y yo debo decir, sefiores Delegados, que
cuando el senior Sanguily, con frases llenas de elo-
gio inmerecido, y que s6lo su bondad y su carifi
justifican se eucaraba con muchisinos distingui-
dos Representantes, algunos amigos suyos, yo debo
decir que si sobre ese particular se referia a mi humil-
de personalidad, yo estoy en efecto en disentimiento
con el senior Sanguily, y quizas con alguna otra per-
sona, respect al orden que debemos nosotros obser-
var en nuestros trabajos. Yo estoy en ese particular
mtis de acuerdo-parecerA extraflo, singularmeite
extranlo, y es por lo menos curioso-estoy inas de
acuerdo con .el Gobierno interventor que con mi
amigo y correligionario el senior Manuel Sanguily.
Yo creo que nosotros debemos seguir aqui exclusi-
vamente el orden trazado por el Gobierno interven-
tor en la alocuci6n 6 mensaje pronunciado por el
General Wood, Gobernador military de la Isla. Ha-
blando en representaci6n del pueblo de los Estados
Unidos, decia el General Wood: (SerA vuestro deber
en primer tMrmino, redactar y adoptar una Cons-
tituci6n para Cuba, y iua vez terminada Msta,
formular cuAles deben ser, A vuestro juicio, las
relaciones entire Cuba y los Estados Unidos.n
Yo entiendo que 6ste es el procedimieuto que
nosotros debemos seguir; entiendo min: si no se
hubiera trazado en ese orden el trabajo de la Coin-
venci6u, yo hubiese vacilado much en seguir to-
nando parte en nuestras deliberaciones; porque,
sefiores Delegados, la objeci6n que se formula y
que consist en decir: oC6mo vaios nosotros A
hacer una Constituci6u viable-una Constituci6n
prActica, que tenga aplicaci6u, que tenga probabi-
lidades de ser apoyada-si nosotros ignoramos cual
ha de ser el cartcter de nuestras relaciones con 15s


Estados Unidos? -que significa que la Constituci6n
se deberA hacer teniendo en cuenta las relaciones
que han de existir entire Cuba y los Estados Unidos,
entiendo que lo que nosotros debemos hacer es pre-
cisamente todo lo contrario; nosotros debemos cons-
tituir A nuestro pais como entendemos que debe
constituirse, y cono tiene derecho A constituirse, y
despu6s, dentro de un gran espiritu de amistad, del
mis amplio y carifioso espiritu de gratitud hacia el
pueblo de los Estados Unidos, podemos estar dis-
puestos A decir que nosotros entendemos que nues-
tro pals necesita para vivir libre, grande y pr6spero,
mantener con los Estados Unidos cuantas relaciones
sean compatibles con ese orden de cosas; 6, lo que
es lo mismo, que las relaciones con los Estados Uni-
dos debeu defender de nuestra ConstiLuci6n, y
nuestra Constituci6n no debe defender de las rela-
ciones con los Estados'Unidos. (Grandes aplausos.)
Ruego al pdblico que no aplauda; que se respete
bse acuerdo de la Asamblea.
Senores Delegados: Para evitar que nosotros po-
damos plantear esta cuesti6n, para que de una vez
por todas la dejemos zanjada, es por lo que entien-
do que en efecto hay una omisi6n en.el Reglamento,
sefialada por el senior Sanguily. Yo proponia que el
articulo 112, que terminal el capitulo sexto que es-
tamos discutiendo, se adicione con este otro que ven-
dria A ser el 113: ((Una vez aprobada definitivamen-
te la Constituci6u, se procederA A admitir bases 6
proyectos respect de las relaciones que, A juicio de
la Convenci6n, deban existir entire Cuba y los Es-
tados Unidos. El plazo para la presentaci6n no ha
de pasar de quince dias, salvo acuerdo de la Con-
venci6n, torado A propuesta de quince Delegados.,
Estas son las enmiendas que yo someto A vuestra
aceptaci6u.
Entiendo que si las aceptais, el capitulo sexto
quedarA desprovisto de todos aquellos lunares, de-
fectos y omisiones elocuentemente sefalados por los
distinguidos compafieros que lo han impugnado y
que han hecho uso de la palabra antes que yo.
Despu6s de todo, no tengo mas m6rito que el do
haber recogido las observaciones por ellos presenta-
das en el dia de ayer, en aquellos extremes quo me
parecieron aceptables 6 de verdadera necesidad. Y
deseo que la Convencion acoja, por lo tanto, esa
enmienda, con un espiritu de benevolencia, porque
entiendo que de esa manera podremos seguir facil-
mente la discusi6u del capitulo s6ptimo y teriniar
la discusi6n del Reglamento en esta tarde.
El senior G. LLORENTE: He pedido la palabra
para una cuesti6n de orden.
El senior PRESIDENTE: Va A leer una proposici6n
el senior Secretario.
El Secretario lee una mociba.
El sefor PRESIDENTE: Se va A poner A votaci61
laenruienda del senior Juan Gualberto G6tnez.
El seilor SANGUILY: Senfor Presidente, breves pa-
labras sobre que la enmi(nda del sefor G6mez abra-
za varies extremes, y desearia hacer uso de la palabra
para rectificar algunos concepts.
El senior PRESIDENTE: Tiene la palabra el sellor
Sanguily, para rectificar.
El sefor CIsNEao- Pido la palabra para una






I14 DIARIO DE SESIONES


cuesti6n de orden, senor Presidente. iCuando se va
A leer mi enmienda?
El sefior PRESIDENTE: Cuando le llegue el tur-
no. Tiene la palabra el sefor Sanguily.
El senior SANGUILY: Sefiores Delegados: Primera-
mente necesito que sepais que, lo mismo que ayer,
me ver6 en el caso de hablar bajo, porque yo no
tengo la culpa de no poder esforzar mi palabra 6 causa
de encontrarme enfermo de bronquitis. Sere lo breve
que quepa en este momento,y procurar6 ser mras claro
todavia que ayer, ya que tengo la desgracia de haber
observado que no se me entendfa cuanto tuve el
honor de manifestar, colocandoseme en una situa-
ci6n tan falsa en este debate, que lie podido servir
de anzuelo para pescar algunos aplausos do la ga-
leria.
El senior JuAN G. GOMEZ: Protesto: el senior
Sanguily no tiene dorecho a decir eso.
El sefior SANGUILY: Yo no lie mentado a' nadie.
El senior JUAN G. GOMEz: Yo lie sido el quo ha
hablado.
El senor SANGUILY: Se sentia mentado. Sefiores
Delegados, discuti6ndose un articulo en el dia de
ayer, el articulo 94, estaba en mi derecho y cumplia
con un deber, manifestando aqui lo que 6 mi juicio
pudiera considerar la Convenci6n una deficiencia
de ese articulo; pero jamins una opinion mia, desde
el punto de vista de alguna soluci6n para el proble-
ma mas capital que actualnente debe resolver la
Isla de Cuba. Todo 1o demais es falsificar cuanto
dije, y entiendo que si la Asamblea acuerda que no
ofrecia duda la rcdacci6u de aquel articulo, dado el
punto de vista en que me coloqu6, todo lo demos,
cuanto se dijo entonces, cuauto se pueda decir y
cuanto se ha hecho, huelga; yo creo que el derecho
de rectificar, no me permit rebatir concepts que
son por lo menos equivocos. El seflor Juau G. G6-
mez manifesto, que sentia que en este moment es-
tuviese mis de acuerdo con el poder interventor que
conmigo, lo que pudiera implicar que yo no estoy
de acuerdo con el powder interventor; poro yo estoy
de acuerdo con el poder interventor por los mismos
motives, de la misma manera y en igual grado que
el seflor Juan G. G6:nez; y porque estoy de acuerdo
con el powder interventor, y porque estdis de acuerdo
con el poder interventor, y porque el pais estA de
acuerdo con el poder interventor, no es esto una,
farsa: y si no es esto una farsa, nadie tiene el dere-
cho de decir, que hay uu solo representante, como
no se le niegue el sentido comin, que imagine quo
aqui no venimos A hacer la Constituci6n de la Re-
pfblica cubana.
Pero de la misma manera es precise reconocer
que la Repdblica cubana no existed todavfa; que la
Rep6blica ha de existir del propio modo que ha ve-
nido surgiendo, aunque en condiciones especialisi-
mas: no somos aquf los representautes de una na-
ci6u qua despubs de un cataclismo hist6rico, que
despues de una revoluci6n profunda, viene, al cabo
de una guerra civil 6 de una guerra extranjera,
porque necesita cambiar la forma de su gobierno, A
nombrar libremente los representantes que hayan de
reunirse para establecer una nueva Constituici6u en
una Asarmblea adecuada. Nosotros estamos aqui


convocados para una obra que nos encarga el poder
interventor; nosotros estamos aquf para evacuar una
consult del poder interventor. El senior Presidente
me hace sefias de que n6: 6ste serA un distinto inci-
dente, que dari lugar a series discusiones; pero
yo aseguro que por incidents como 6stos es por
lo que nos vemos tan detenidos, que mientras
incidents coiho 6stos puedan ocurrir, corremos
el riesgo de equivocarnos. Antes que nada,
es precise avivar el sentido, que llamaba el senior
Le6n y Castillo de ,hacerse cargo,, y creo que mien-
tras esta Asamblea no se haga cargo de su cardcter,
de su naturaleza y de su objeto, vamos a incurrir en
graves equivocaciones y quizis hasta en errors la-
meutables. Por mi parte consider, y es la primer
vez que voy A declararlo, que la Constituci6n de la
Repdblica cubana que hagamos aqui, a mi juicio,
no es la Constituci6n que desde luego haya de ser
definitive para el pueblo cubano por el hecho de
haberla nosotros redactado, y que, y en esto estoy en
desacuerdo con el powder interventor, la manera de
haberse planteado aqui el problema de las relacio-
nes entire Cuba y los Estados Unidos es absoluta-
mente normal, incomprensible y absurda; porque
lo creo asi, promovf ayer el iniidente, que ha sido
la causa de que yo vuelva a molestaros hablando, asi
como de la ofensa que acaba de inferirme el senior
Juan G. G6mez. 4Quie6 puede ni imaginar que ven-
ga aqui 6 dar mi voto para que se amarre A Cuba,
se limited su soberania y se malogren las aspiracio-
nes de los cubanos? muy pretensioso y muy necio
tendria que ser quien me hiciera semejante injuria,
6 me levantase semejante calumnia; pero he querido
decirlo, porque como eso no se aclare de una mane-
ra indudable, me consideraria desautorizado para se.
guir en este puesto, me consideraria incapaz de per-
mninecer ni un moment mts en este puesto. De ma-
nera que este problema tiene para mi, bajo el punto
de vista legal y bajo el punto de vista moral, una
importancia fundamental, capitalisima y trascen-
dental. Contray6ndome a la resoluciou del asunto,
que s6lo indiqu6 ayer, debo declarar que mi inteli-
gencia, mi moralidad y mi patriotism, estan afec-
tados porque en medio de esta sala se ha lanzado lo
que vulgarmente se suelo llamar un rope cabezas.
Afectada esti mi inteligencia en lo que pudi6ramos
llamar su dignidad, afectada esta mi moralidad,
afectado estA mi patriotism, y yo dispuesto estoy
a todo, A considerarme totalmente incapaz en el or-
den moral, A indignarme en el orden del patriotis-
mo, a separarme de esta Asamblea; A todo, menos A
engafiarme A mi mismo y imucho menos a engafar
al pueblo cubano......
El senior VILLUENDAS: Pido la palabra para una
cuesti6n de orden: pidlo qnp se ponga A votaci6a la
enmienda del senior Juan G. G6mez.
El senior ALEMAN: Pido que se lea el articulo 52.
El senior GONZALEZ LLORENTE: Para una cues-
ti6n de orden: para emitir mi voto.
El seflor NUEZ: Pido la votaci6n de la enmien-
da, senior Presidente.
El senior PRESIDENTE (Sci-, Ris Rkivera): Que
se vuelva A leer,
1El senior CISNEROS: Pido la palabra para una






bi LA CONVENTION CONSTITUVENtil 115


cuesti6n de orden: creo que antes de la votaci6n de-
bemos saber lo que vamos A votar.
El sefor PRESIDENTE: Se va A dar lectura A la
enmienda.
El Secretario, senior Villtdeudas, lee la enmienda del
senor Juan G. G6mez.
El senior ZAYAS: Pido la palabra para una cues-
ti6n de orden. SegGn acuerdo de esta Convenci6n,
deben irse aprobando uno por uno los articulos.
Yo pretend hacer una enmienda al articulo 107, y
si se aprueba la enmienda del senor G6mez, pierdo
el dereclo de impugnar el articulo 107.
El sefi)r G. LLORENTE: Pido que se cumpla el
Reglamento y que se vote; ya se ban consumido los
turns en pro y en contra y no cabs ints discusi6n; a
vota r,
El sefilr ZAYAs: El Riglamento no pnnrmite que
se interrumpa al orador.
El senior G. LLORENTE: El Reglamento permit
que en cualquier estadode la discusi6n se pida la pa-
labra paira una cuesti6n de orden, y en ese caso pido
que se lea el articulo infringido y pido que se ponga
a vit;ici n la enmienda.
El seifor MENDHZ CAPOTE: Pido la palabra sobre
una cuesti6u de orden. No hay ningdn articulo in-
fringido textualmente, aquf hemos venido votando
articulo por articnlo, a pesar de la lectura de las en-
miendas.
El senior PRESIDENTE: Se va a votar. El Secre.
tario procederh at dar lecture a: los articulos enmen-
dados.
El Secretario, se7i)r Villuendas, lee los articulos 94,
95, 96, y 97, que son aprobados por todos los sefores
Representantes, menos por los senores Gonzdlez Llorente,
Giberga, Sanguily, Bravo y Alemini,.
El seflor ZAYAS: fo hago constar mi derecho
de presenter eniniendas al articulo 107.
El Secretario, seior Villueidas, lee los articulos del
)9 al 106; al leer el arlicitlo 107, elseor Zayaspide la
ptlabra.
El seflor ZAYAS: Yo propongo la'modificaci6n
de este articulo. El articulo 107, se refiere en espe-
cial fi la discusi6n de la Constituci6n y exige que
today enmienda total 6 parcial que se present a cada
base lh: de ser suscrita por tres Delegados; en tanto
que el articulo 114, que sin duda so refiere A otra
discu-i6n que no es la de la material constitutional,
se conforma con que la enmienda 6 moci6n ten-
ga la fimna de un solo Delegado. Yo creo que
precisaiente done mAs nos import oir la opi-
ni6n y el criterio de todos los Delegados es en la
material constitutional, es cuando se dispute !o esen-
cial del objeto de esta Asamblea, y como quiera
que pudiera ser que en esta material de suyo tan
iinportante hubiera criterios aquf dentro de la Asam-
blea singulares, por lo menos en el moment, se-
ri dificil a cada uno de los Delegados encontrar
otros dos que suscribieran sin la necesaria medi-
taci6n una enmienda que le ocurriera. Yo creo
que no debe coartarse ]a facultad de presenter en-
miendas en esta material tan important y que,
por consiguiente, debe concederse A cada Delegado
el derecho de firmar y presentar enmiendas, tanto
mas cuanto que ese es el verdader9 objeto para


que se nos convoca. Y si en otras cuestiones de
segundo orden, dedetalles de menos importancia, se
permit que un Delegado interest la atenci6n de
la -Asamblea con una enmienda, just es que, en
esta material importantisima se oiga la opinion
singular de un Delegado, cuando A 61 le ocurra ha-
cer una enmienda. Asi, pues, yo propongo que el
parecer general del articulo 114 relative A enmien-
das, rija tambi6n y que la enmienda de que habla
este articulo se pueda presentar con s6lo la firm
de un Delegado.
El senior MENDEZ CAPOTE: Como miembro de la
Comisi6n de Reglamento hago uso de la palabra
para haceralguna observaci6n al senior Zayas. Por
mi parte empiezo declarando que yo estoy confor-
me en admitir la enmienda que 61 propone. Pre-
cisamente el objeto que nos propusimos nosotros
al r-dactar esa parte del Reglamento, fu6 dar la
mayor amplitud a los debates sobre la Constituci6n,
y por eso se establecen turnos especiales como ha-
brA podido ver el senor Z.iyas,-quien, reconozco,
ha hecho un studio esmerado del Reglamento.-
Para la discusi6n de las bases se establece un turno
general en que pueden intervenir una vez todos
los Delegados, mientras que para la discusi6n de
cada base se establecen tres turnos en vez de dos.
Para la discusi6n de las enmiendas A los articulos,
es decir, A las bases, se concede dos turnos, en
vez de uno como concede el Reglamento general
para la discusi6n de las enmiendas. Ahora, nos
pareci6 que realmente una enmienda de la Consti-
tuci6n debia ser objeto de una meditaci6n previa
de mas importancia que la que precediera A la
firma de una enmienda 6 moci6n en general; pero
realmente nosotros aqui hemos tenido dos objetos,
uno es cuaudo se trata de una discusi6n general
y el otro es cuando se trata de una discusi6n es-
pecial que se refiera A las bases. En la general
debe haber la exigencia de las firms que acom-
pafien las del autor, y en la especial basta una
sola ifirma. De manera que esta part que para
nosotros tenia cierta importancia relative, no ha
pasado inadvertida. Ya el senior Zayas, que vie-
ne estudiando detenidamente este Reglamento, vi6
un punto en el cual nosotros quisimos que todos
se fijaran; pero por mi part no s6 si con el con-
sentimicnto de mis compafieros (me hacen signos
afirmativoQ) acepto la enmienda del senior Zayas;
aunque ahora la Convenci6n al votar decidira si el
senior Zayas tiene raz6n, 6 si por el contrario la tiene
la primitive redacci6n.
En ese caso esta demAs el primer parrafo del
articulo, y no hay necesidad de hablar mins de una
manera especial......
El senior PRESIDENTE: Lo redactara el senior Se-
cretario. Dentro de cinco minutes estar- con-
cluido.
El senior MENDHZ CAPOTE: Es cuesti6n de redac-
ci6n.
El senior VILLUENDAS: Lee el articulo 108, que es
aprobado. Despugs de leido el arliculo 109, pide lapa-
labra
El senior ZAYAS: Para una ligerisima enmienda.
Que las 48 horas se amplien a 72, porque es muy









corto ese t6rmino. Puede empezar A repartirse y
cualquier Delegado, por raz6n de la localidad en que
viva 6 por otro incident, puede recibir con retraso
el ejemplar que le corresponda, y por consecuencia
seria violentarlo. Me parece que si no se contradice
no se debe votar sino aceptarse que se amplie A 72
horas el t6rmino que en este articulo se fija.
El senior PRESIDENTE: ,Se acepta? Aprobado.
El senior SECRETARIO: Lee los articulos 110, 111
y 112. Despugs de leer el articalo 113, dice: El sefor
G6me7 propone una enmienda A este articulo, que
dice asi: lee la enmienda. (VPase el Ap/ndice). iEl seflor
Llorente esta conforme en que se acepte la enmien-
da del senior G6mez?
El senior LLORENTE: No sefnor. Porque es con-.
traria 6 los m6todos que hemos observado en el Re-
glamento.
Hecha la votaci6n, result desechada la eomienda por
quince votos en contra y ocho en pro.
El senior G. LLORENTE: Yo ya no tomo part en la
discusi6n que sigue y quiero ocupar la Presidencia.
El senior PRESIDENTE: Habiendo terninado de
discutirse la enmienda a que se debe que el senior
Llorente dejase la Presidencia para hablar en contra
de ellas, ruego al senior Presidente que vuelva A
ocupar el sitio que por esa causa abandon.
.El sefor Rius Rivera abandona la Presidencia, que
es ocupada por el senior Gonzdlez Llorente.
El senior PRESIDENTE: Atendiendo 6 los deseos
de algunos sefiores Representantes de que se suspea-
da la sesi6n, la Presidencia, con muchisimo gusto,
accede a ello. Se suspended la sesi6n por 10 minu-
tos. Eran las 5 menos 20 minutes.
Se reanuda la sesi6n d las 5 menos 10.
El senior PRESIDENTE: Se abre la sesi6n.
El senior SECRETARIO: Lee el articulo 113.
El senior ALEMAN: Yo tuve el honor de presenter
a la Mesa una moci6n, y dentro de la auormalidad
que aqui se viene observando, he visto con profun-
do disgusto, que mi moci6n no se ha discutido con-
forme al articulo 52 del Reglamento. Yo no quiero
establecer protest ninguna sobre este punto, pero si
pido A la Presidencia que, en cumplimiento de ese
articulo y por respeto al derecho que yo tengo como
Delegado, de hacer una moci6n y la Presidencia
de ordenar que se discuta, deseo someter a discusi6nI
el segundo extreme de esa moci6n ina, que nose ha
discutido.
El sefior PRESIDENTE: 4CuIl es ese extreme?
El senior ALEMAN: El segundo considerando de
mi moci6n.
El senFor PRESIDENTE: Yo no estaba en la Mesa,
pero......
El senior VILLUENDAS: Lee la mocibn del .efior
Alemdn.
El senior PRESIDENTE: Tiene la palabra el senior
Alemin.
El sefior ALEMAN: Sefiores Delegados: con pala-
bra facil y galanura de estilo incomparables, con
correcci6u de estilo envidiable, el senior GonzAlez
Llorente pronunci6 ayer una calurosa arenga, mas
que eso, un grandilocuente discurso, indicando pre-
cisamente que entendia de necesidad que antes de
discutir el proyecto de Constituci6n, deberia esta


Convenci6u sefialar la forma de Gobierno que debe-
inos dar 6 nuestro pueblo. Consi deraba que era
principal asunto, primordialisimo, esa declaraci6n,
antes de discutir la Ley fundamental, porque enten-
dia el senor Llorente que podriarnos excogitar cual-
quiera de las forms posibles dentro de las forms
de gobierno conocidas y dentro de la republican,
por ejemplo, que es la inica que responderia al senti-
miento del pueblo, 6 la misma tradici6n revolucio-
naria, la forma unitaria 6 la forma federal, constitu-
yendo una Republica representative 6 una Repiblica
parlamentaria. Ante las observaciones del senior
Llorente, el exquisite orador seflor Sanguily, maestro
en el arte del buen decir, recogia ayer eso que el
President apuntaba aquf, para planter otro pro-
blema; problema importantisimo y capital, en el
que yo estoy de acuerdo con el senior Sanguily, aun
cuando nos quedisemos solos, aunque haya quienes
supongnn que el patriotism del senior Sanguily co-
mo el info, no es un patriotism sano y previsor,
porque nosotros queramos que dentro de esta Con-
venci6n se trate de las relaciones de nuestro pueblo
con el de los Estados Unidos, conjuntamente con la
redacci6n de la Constituci6n.
Yo no veigo A planter sobre este punto un deba-
te; pero yo lo anuncio A la Presidencia, a fin de que
lo tenga present para cuando se inicie esta cuesti6n,
rogandole que me concede el primer turn en pro.
Yo defender ese asunto, y dire y probar6 c6mo no-
sc(tr s tenemos aqui compromet.ida la dignidad de
nuestra inteligencia, tenemos comprometida nu stra
honradez, tenemos comprometido nutstro patriotis-
mo, porque, sefiores Delegados, ninguno de nosotros,
absolutamente ninguno, podra decir ahora, en estos
mementos, cuales son las relaciones entire Cuba y los
Estados Unidos, cu6les son los interests comunes
entire ese pueblo y el nuestro, cuiles han de ser esas
relaciones, cuales han de ser esos interests. Nosotros
no tenemos el derecho de llevar A nuestro pueblo A
hacer concesiones que nuestro pueblo no acepte;
nosotros no tenemos el derechol de limitar esas con-
cesiones a tal punto que resultaren ridiculas y pro-
vocaren para este pais una reacci6n, cuya reacci6n
no tuviera por consecuencia otra cosa que una nue-
va revoluci6n; nosotros veninos iqui como hombres
de paz que queremos defender la sitnnci6n political
de este pueblo, pero no A provocar reacciones ni
conflicts, no 6 provocar diferencias tampoco, entire
aquel pueblo y este pueblo. Y mientras no se re-
suelva ese problema, mientras no sepamos a qu6
atenernos, dificil es, sefiores Delegados, hacer una
Constituci6n verdad, una Constituci6n con la liber-
tad que se nos pide, aunque si haremos ,qui6n lo
duda? la Constituci6n de un pueblo libre, indepen-
diente y soberano. Y claro es que si no cabe otra
cosa dentro de nuestra dignidad, no es de suponerse
otra cosa de la sinceridad del senior Sanguily, reve-
lucionario de abolengo, ni es de suponerla tampoco
de la de este modesto y humilde revolucionario,
sincere y honrndo coiVo lo es en ese punto el senor
Sanguily y lo son todos los que en esta Camara, por
consecueucia de la Revoluci6n, vicnen A realizar este
acto y a cimentar las bases de un nuevo pueblo.
Como decia el senior Llorente, no podemos dejar a


z16 MTARIO Dt ASIfONES






fk LA CUONVENdtON CONSTjttfirUYlt X117


la Comisi6n que se nombre, la facultad de elegir li-
bremente el proyecto, sefialaudo la forma de Gobier-
no. Yo pido A esta Cimara, yo pido A los sefiores
Delegados, que inspirAndose en un alto sentido de
justicia, pesando la gravedad de nuestra responsabi-
lidad, hagau que ese problema se plantee pronto, y
mAs pronto lo resolvamos, y pido tambien que se
acuerde adicionar al Reglamento un articulo, en el
cual se harA constar que la Convenci6n antes de ad-
mitir y discutir los proyectos de Constituci6n, habrA
de resolver de manera clara y terminante, cuil es la
forma de Gobierno que debemos dar A nuestro pue-
blo.
El senior ZAYAs: Supongo que se dispute una
moci6n, porque esto no es una enmienda A ning6un
articulo. Tambi6n veo que no es de ninguin articu-
lo de lo quo se trata, y me interest aclarar este punto.
El senior ALEMAN: Pido la palabra para aciarar.
Ayer, al iniciar este debate el senior Zayas, tuvo cen-
suras para el senior Llorente, que sali6ndose de la
discusi6n del articulo 94 trataba todo el capitulo, y
todos ofamos con gusto al venerable anciano que
nos preside, y con gusto discutimos, y tambi6n al
senior Sanguily, que igualmentese sali6 de la discu-
si6n del articulo 94, sin la protest del senior Zayas.
Ahora yo tengo el derecho de exigir un poco de
consecuencia, para que tambi6n se d6 cuenta de esa
moci6n mia, que no es otra cosa que la consecuen-
cia del acto de aver.
El senior ZAYAS: Si el senior Secretario tom6 nota
de una protest, yo s61o he hecho una pregunta. Co-
mo el senior Alemiu se refiere A una protest mia,
quo no ha salido de mis labios, por eso hago constar
que s6lo he hecho una pregunta. Si el senior Ale-
man, en su calidad de Secretario de la Convenci6n,
ha torado nota de que yo he protestado, no he pro-
testado. iSe discute una enmienda, un articulo, 6
se discute una moci6n?
El senior ALEMAN: Una moci6n, senior Presidente,
porque entiendo que es un articulo que debe prece-
der al capitulo cuarto del Reglamento.
El senior VILLUENDAS: Es una moci6n seflor Zayas.
El senior ZAYAS: ZUna moci6i? Yo creo que
es una cuesti6n de orden el seguir la discusi6n del
Reglamento, pues lo tenemos acordado; sin embargo,
si se quiere discutir la moci6n, quiero usar de la pa-
labra en contra.
Elsefior ALEMAN: Nuevamente para llamar laaten-
ci6n del senior Zayas. En una enmienda presentada
por el seflor G6mez, se trafa al debate una cuesti6n
distinta del Reglamento. y no hubo por parte del
senior Zayas oposici6n ninguna. Realmente es una
coincidencia el oponerse el senior Zayas A todos los
actos mios. Con el perfect derecho que el sefor
G6mez present un articulo nuevo, distinto al Re-
glamento, con ese mismo perfect derecho quiero
que la CAmara acoja el que acabo de presentar.
El senior JUAN G. GoMEz: Un articulo adicional
que querfa que constara en el Reglamento; asf es que
estaba en mi derecho al hacerlo.
Los seaiores Sanguily y Zayas piden 4 la vez la pala-
bra para una cuesti6n de orden.
El senior PRESIDENTE: Tiene la palabra el senor
Sanguily.


El sefnor SANGUILY: Sefiores Delegados: Una ano-
malfa, un olvido de parte de la Mesa. Cuando se
discutia el informed del articulo 52 del Reglamento,
se presentaron unas cuantas enmiendas, entire ellas,
una del senior Alem6n. El olvido ha sido el no ha-
ber tenido en cuenta en aquel moment una moci6n
presentada por el senior Alemin, relative al articulo
94 y con la pretensi6n de que precediese A 6ste. Yo
no tengo inter6s en que se discuta 6 n6 la moci6n
del senior Alemin; pero creo que no es culpa su-
ya que esta moci6n no so hubiera presentado A la
consideraci6n de los sefiores Delegados A tiempo, y
creo tambi6n que no debe responder A faltas, siquie-
ra involuntarias, ajenas, y creo ademAs sobre todo,
que ya que el senior Alemain consider oportuno
tratar de este asunto, no debe la Convenci6n negar-
se A hacerlo, cuando ella ha de ser el arbitro defini-
tivo y absolute de las resoluciones que convenga
tomar.

Me parece propio qae, como dice el senior Alemin,
se ponga A discusi6n, despu6s de dar lectura A su
proposition.
El senior ZAYAS: Yo no me he opuesto A nada;
he hecho simplemente una pregunta, y nada mAs
que una pregunta.
Si quieren desnaturalizar mis intenciones y en-
cuentra el sefior Alemnu coincidencia en mi cpo-
sici6n A sus manifestaciones, en lo cual no hi fa
caido, y no me habia hecho cargo, no es culpa
mia.
El senior VILLUENDAS; Sefiores Delegados: la
Mesa no ha sufrido olvido ninguno, no s6 si en lo
sucesivo lo sufrira, pero ahora no lo ha sufrido.
Los Presidentes que se han sucedido, los sefiores
Lacret, Cisneros y Rius Rivera, no han sido res-
ponsables, ni el Secretario que en este moment
habla, tampoco; lo que ha sucedido es lo siguiente:
el senior Aleman ha presentado otra enmienda;
despu6s el senior AlemAn por su voluntad ha cedi-
do galantemente la palabra al senior G6mez; por
ese hecho el senior Alemnu tenia que aceptar lo
que marginara y margin como consecuencia de
ese acto la enmienda del senior G6mez, y por con-
siguiente, la terminaci6n de este capitulo anterior;
se hace un receso, y en ese moment la Conven-
ci6n vuelve A su sesi6n, y entonces el senior Ale-
man toma la palabra para defender su moci6n.
El senior ALEMkN: Con sentimiento tengo que
manifestar al senior Villuendas que no es exacto
cuanto acaba de manifestar, y no es exacto, por-
que si yo he cedido mi turno al senior G6mez,
inAs que por un acto de deferencia, por un acto
de cortesia A que me obliga mi caracter de hom-
bre y de Secretario de la Mesa, no crefa que la
Mesa debia olvidar que debia dirigir la discusi6n
y* dar cuenta de mi moci6n, y el senior Villuendas
ignora el articulo 52 del Reglamento provi-
sional que nos rige, que en el acto voy A leer al
senior Presidente, para refrescarle la memorial al
senior Villuendas. Lee el articulo 52.
La moci6n del senior G6mez, por lo tanto, esta-
ba en absolute de acuerdo, y sin embargo, se abre
discusi6n sobre la del senior G6mez y se pres-
cinde de la mia; y dice el articulo 43 del Reglamento






I t1R bAkib DE sksIOfRtgS


provisional que nos rige, que la discusi6u debe
hacerse por bases, no por grupos, y por eso no jus-
tifica el que se hubiesen votado juutas; no es, pues,
culpa mia, y si culpa de la Mesa.
El senior E. NuSvz: Es la hora reglamentaria.
El senior ZAYAS: Son mas de las cinco.
El senior PRESIDENTE: Varios sefiores Ddlegados
me indican que pida la pr6rroga de la sesi6n
y que la someta a votaci6u. Yo iba A pedir la vo-
taci6n, teni6udose en cuenta que s6lo faltan trees
p6ginas del Reglameuto para la aprobaci6u de
puntos de poca importancia, y que seguidamente
se debiera proceder a la elecci6n de la Mesa defini-
tiva; parecia regular dejar esto hecho aunque pro-
longaramos la actual sesi6n, con el objeto de pasar
sin deteneruos a la cuesti6u de la Constituci6n. So-
ineto, pues, a votaci6n si se prorroga 6 no la sesi6n.
El senior E. Nu5sz: Para una aclaraci6n. iPara
qu6 va A prorrogarse la sesi6n?
El senior PRESIDENTE: Por el tiempo necesario
para terminar la discusi6n del Reglamento y proce-
der a constituir la Mesa definitive.
El senior E. NUNaz: Se ha seutado en dos sesio-
nes anteriores el precedent de que uu Sr. Dalegai lo
ha pedido que se prorrogue,y asi se ha hecho; no se
puede negarle el derecho, si un senior Delegado lo
pide; hemos de ser consecuentes, y no hacer todos los
dias obra nueva.
El senior PRESIDENTE: Pero la voluntad de la
Conveuci6u no envuelve la prohibici6u de que la
Convenci6n acuerde la pr6rroga cuando mas de un
Delegado la pida, y noes possible privarle A la Con-
venci6n el acordar la pr6rroga de una sesi6n, cuan-
do mas de uu senior Delegado la pretend. Se va a
proceder a la votaci6n para que se prorrogue la se-
si6n, para terminal la discusi6n del Reglamento y
former la Mesa definitive; que se prorrogue la se-
si6n por el tiempo necesario para resolver sobre los
puntos que faltan y para proceder a la elecci6n de
la Mesa definitive, con objeto de que en la sesi6n
inmediata, sin detenernos mis en estos preAmbulos


neramente preparatorios, de poca importancia, que
quedairan asf terminados, entremos en la cuesti6n
de foudo, abordindola desde luego eu sus entrafias,
coino yo entienlo que es una obligaci6n de todos los
Delegados.
D mainera que se somete A votaci6u si se prorro-
ga la sesi6n para terminal el Reglamento y proce-
der a la elecci6n de la Mesa definitive.
El senior SANGUILY: Mariana.
El senior PRESIDENTE: Pero yo aqui, como Pre-
sidente, tengo el deber de hacer la observaci6n de
que lo que estamos haciendo es irregular, me refie-
ro A la Presidencia, y yo debo insistir todo lo
que me sea possible, para impedir que se prologue
esta situaci6n an6mala. En ninguna Asamblea, ni
de Europa ni de Am6rica, la Mesa de edad ha du-
rado mas que una sesi6n estrictarente preparato-
ria, los instautes necesarios para constituir la Mesa
definitive; y ya estanos en nuestra d6cimasosi6n, y
todavia continda y continuarA, por much tiempo,
la Mesa de edad. Eso no puede ser usi, es irregular,
es contrario a todas las practices que son usuales en
todos los Parlamentos; bajo este punto de vista es-
tamos aquf iudebidamente. Quiero que se termine
la discusi6n del Reglamento y se proceda A la elec-
ci6u de lalMesa definitive; asf es que se somete a vo-
taci6n.
El sefnor VILLUENDAS: Pido la palabra.
El senior PRESIDENTE: Sobre este punto, senior
Villuendas, no hay palabra.
Seprocede d votar. El senor Secrelario toma la vota-
ci6n; durante ella el seror Giberga dice: No. Y pido
la palabra, si es possible, para explicar mi voto.
El senior PRESIDENTE: N6, senior Giberga; se es-
t0 votaudo y no es possible hacer uso de la pala-
bra.
El senior VILLUENDAS: Por 19 votos contra 10
queda desechada la pr6rroga de la sesi6n.
El senior PRESIDENTE: Se suspended hasta ma-
fiana.
Eran las cinco y veinte.

















IIARIO DE SESIONES





Apendice al nufmero 10 del 24 de Noviembre de 1900.




MOCION PRESENTADA POR EL SR. ALEMAN
para que se adicione un articulo al proyecto de Reglamento, y retir;lda despues
por su autor.


El Delegado que suscribe tiene el honor de proponer a la Conven-
ci6n acuerde lo siguiente:
Considerando: que la Comisi6n A que se refiere el articulo 97 del
Reglamento que se discute, ha de ser nombrada con arreglo a los
articulos 46 y 47 del mismo, siendo la Ilamada A redactar el proyec-
to definitive de bases para la Constituci6n, luugo que las secciones
A que se contrae el 66 hayan estudiado los proyectos totales 6 par-
ciales que les haya pasado la Mesa, con arreglo al 95, por haber si-
do presentados por los Delegados en la forma que estatuye el 98,
y en uso de la facultad que les confiere el articulo 94 que se dis-
cute;
Considerando: que en el aludido articulo 94 ni en los siguientes,
hasta el 112 inclusive, que forman el capitulo 6', se dice que la re-
ferida Comisi6n ha de tener en cuenta la forma de gobierno que la
Convenci6n acuerde dar al pueblo de Cuba para redactar el proyec-
to definitive de Constituci6n, sin que este ni pueda estar a su mer-
ced el escogerla entire las varias que puedan prooonerse;
Considerando: que por el silencio que en este punto guard el Re-
glamento se han suscitado dudas que parecen dignas de tenerse en
cuenta, en evitaci6n de que se extravie el debate planteado;
Considerando: que la Comisi6n redactora del Reglamento al no
tocar este punto, quiso asi expresar su ju icio de que no era material
reglamentable y si asunto constitutional el sefialar la forma de go-
bierno, cosa que compete A la Convenci6n hacer, usando de sus fa-


cultades, sin que pueda presumirse que se intentara poner a dispo-
sici6n de la Comisi6n la facultad de sefialar la forma de gobierno;
La Comisi6n acuerda: adicionar el Reglamtnto con un articulo
que sera el primero del capitulo 40 en esta for na: "La Conven-
cidn acordard la forma de gobierno que debe darse al pueblo de Cuba
antes de entrar en laformacidn y discusidn del proyecto de Constitu-
cidn d que se refieren los articulos de este capitulo "
Asimismo acuerda: ampliar a QUINCE dias el termino sefialado en
el articulo 94 para que los Delegados presented los proyectos tota-
les 6 parciales 6 bases para la Constituci6n.
Tambien acuerda: mantener, sin otra enmienda, el varias veces
repetido articulo 94, sin que sea possible que la Comisi6n que pre-
sente el proyecto de Constituci6n pueda ser elegida en otra forma
que la sefialada por los articulos 46 y 47, ni las secciones nombra-
das de otro modo que el expresado en el articulo 43, aprobado co-
mo los dos anteriores, y que no pueden ser revisados durante el
curso de este debate, sino en la forma que sefialan los articulos 6o,
61 y 62 del Reglamento provisional.
El Delegado que suscribe solicita por illtimo que se voten por
parties los extremes de esta petici6n relacionada con el articulo 94
diicutido, y lo pide asi a tenor de lo preceptuado en el articulo 43
del Reglamento que rige.
Habana, Edificio de la Convenci6n Constituyente, A 23 de No-
viembre de 1900.-Josi B. Alemdn.--osi Luis Robau.-Josi de J.
Moaleagudo.


MOCION PRESENTADA POR EL SR. ALEMAN
para que se acuerde el nombramiento de una Comisi6n que estudie las relaciones
entire Cuba y los Estados Unidos.


A la Convenci6n Constituyente:
Los que suscriben, miembros de esta Convenci6n, tienen el ho-
nor de proponer i la consideraci6n de la misma, el siguiente pro-
yecto de acuerdo, fundado en las razones que se exponen:
Considerando: que el asunto mis important y trascendental que
ha de ocupar la Asamblea Constituyente, es el que se refiere i las
relaciones futuras que deben existir entire la Rep6iblica de Cuba y
la de los Estados Undos, por cuyo motive no deben escatimarse
esfuerzos por grandes que estos sean, ni economizar labor ni tiem-
po en el studio de dicho asunto, de suyo muy complicado, pues
no existe precedent ni tenemos ideas de las pretensiones del Go-
bierno americano en esta material;
Considerando: que aun cuando la formaci6n de la Constituci6n
ha de ser nuestro primer trabajo, en el cual habremos de emplear


bastante tiempo, por lo que aparecera, a primera vista, premature
toda idea expresada sobre las relaciones futuras de Cuba y los Es-
tados Unidos; sin embargo esto no es 6bice, y por el contrario es de
conveniencia suma, que se vaya pensando y estudiando ordenada-
mente esta material, por la importancia que encierra, y lo cual en
nada entorpecera la march del primer trahajo;
Se acuerda: nombrar una Comisi6n A- s;no de esta Asamblea,
compuesta de cinco miembros, en la cual -st6n representados los
distintos Partidos que figuran en la Convenci6n, la cual se ocupara
en.estudiar 6 informar, de la manera nis acabada possible, adqui-
riendo datos por todos los medios que esten A su alcance, sobre las
relaciones que en lo future deben existir entire la Reptiblica de Cu-
ba y la de los Estados Unidos, con cuyo informed se dara cuenta i
la Asamblea, asi que este terminada y aprobada por vista la> Consti-
tuci6n.- Firmado.- -osi C. Alcindn.-EmilioNtrz.-Josi Luis
Robalf.







120_ DIRT DR SESSIONS_ _~


ENMIENDAS Y ADICIONES
del seflor Delegado Juan Gualberto G6mez.


A la Convenci6n:

El Delegado que suscribe, somete a la aprobaci6n de la Asam-
blea Constituyente, las siguientes enmiendas y adiciones:
El articulo 94 debe sustituirse por este otro:
"Articulo 94.-Luego que la Convenci6n quede constituida defi-
nitivamente, la Mesa sefialarA un plazo de treinta dias, para que
todo Delegado que lo desee pueda presentar las Bases para la
Constituci6n, 6 los Proyectos totales 6 parciales que quiera some-
ter a la Convenci6n.
El articulo 95 debe decir:
"Articulo 95.-Cada ocho dias, la Mesa formari un grupo con
los Proyectos totales que se hubiesen presentado; otro con los Pro-
yectos parciales, y clasificari las Bases pre sentadas, formando un
grapo con todas aquellas que se refieran a un mismo asunto, cui-
dando que todo sea copiado 6 impreso y repartido a los Delegados
peri6dicamente.
El articulo 96 debe decir:
"Articulo 96.--La Convenci6n se constituiri en Secciones para el
studio de las Bases y Proyectos de que hablan los articulos ante-
riores. En el caso de que no se hubiese presentado ninguno, las
Secciones, cuya iniciativa queda inc6lume para actuar desde que se


constituyan, procederin por su cuenta a estudiar los que sus propios
miembros estimen pertinentes.
El articulo 97 debe decir:
"Articulo 97.-La Comisi6n nombrada por las Secciones, de
acuerdo con los articulos 46 y 47, una vez terminado el plazo para
la recepci6n de Bases y Proyectos, al tenor de lo dispuesto en el
articulo 94, redactari libremente el Proyecto definitive de Bases de
la Constituci6n, que seri presentado al examen, discusi6n y acuerdo
de la Convenci6n.
Al II1 debe seguir:
"Articulo 1I3.-Una vez aprobada definitivamente por la Con-
venci6n la Constituci6n, se procederi 6 admitir las Bases 6 Proyec-
tos respect a las relaciones que a juicio de la Convenci6n, deban
existir entire Cuba y los Estados Unidos, empleandose para ello
procedimiento anilogo al seguido para redactar la Constituci6n, si
bien el plazo para admitir Bases 6 Proyectos, no excederi de quince
dias, salvo acuerdo expreso de la Convenci6n, tornado a petici6n de
cinco Delegados."
Sal6n de Sesiones, Noviembre 23 de 19oo.
Juan G. Gdmez.


DIARIO DE SESIONES


120




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs