Group Title: Convencion constituyente
Title: Diario de sesiones de la Convención Constituyente
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072605/00070
 Material Information
Title: Diario de sesiones de la Convención Constituyente
Uniform Title: Convención constituyente
Physical Description: 2 v. : ; 32 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba
Publisher: P. Fernandez?
Place of Publication: Habana
Publication Date: 1940?]
 Subjects
Subject: Politics and government -- Cuba -- 1933-1959   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
General Note: At head of title: Republica de Cuba.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072605
Volume ID: VID00070
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002572573
oclc - 03161278
notis - AMT8899
lccn - 41000702

Full Text





11LCA De









DIARIO DE SESIONES
DE LA
CONVENTION CONSTITUYENTE

VOL. II LA HABANA NUM. 70

SESSION SEPTUAGESIMA. 5 DE JUNIOR DE 1940
ORDINARIA


President: Sr. Carlos Marquez Sterling y Guiral
Secretaries Sre. Alberto Boada Miquel
Secret s Sres. Emilio Nunez Portuondo

SUMARIO:

A las cuatro p. m. la Presidencia reanuda la sesi6n.-Lectura del articulo ciento veinte y seis del Dic-
tamen.-Lectura de un Voto Particular del senior Delegado Bravo Acosta, y el Proyecto del Par-
tido A B .0 sobre un Senado funcional y otroa particulares. Puesto a votaci6n el Voto Particular
fu6 rechazado por la Asamblea y aprobado el articulo ciento veinte y seis. La Presidencia con-
cedi6 un receso de cinco minutes para coordinar la discusi6n del Proyecto del Partido A B C
sobre el Senado funcional, suspendiendo la sesi6n a las cinco y veinte p. m.- Reanudada la se-
si6n a las cinco y cuarenta p. m.-Lectura de una enmienda del senior Delegado Marinello, la que
fu6 rechazada en votaci6n ordinaria, en votaci6n ordinaria fu6 rechazada la enmienda del sefor
Delegado Marinello, a nombre del Partido A B C. Lectura del articulo ciento veinte y ocho del
Dictamen. -A propuesta del senor Delegado Martinez SBenz, se procedi6 a votar la enmienda
formulada por dicho senior siendo rechazada en votaci6n nominal por cuarentisiete votos y vein-
te y uno a favor. En votaci6n nominal fue rechazado el articulo ciento veinte y ocho por cin-
cuenta votos en contra y diez y seis a favor. -Lectura de la Emnienda del senor Delegado
AlomA, con relaci6n al nimero de Senadores, siendo aprobada en votaci6n nominal por cuarenta
y seis votos a favor y veinte y dos en contra.-Enmienda del sefor Delegado, sefora HernAndez
de la Barca, la que fue aprobada en votaci6n nominal por cuarenta y dos votos a favor y vein-
te en contra. Enmienda adicional del senior Delegado Orizondo, la que fu6 rechazada en vo-
taci6n ordinaria.-En votaci6n ordinaria fu6 aprobado el articulo ciento treinta del Dictamen.
Enmienda del sefor Delegado Cuervo Navarro, la que fue rechazada en votaci6n ordinaria.-
El articulo ciento treinta y uno fu6 aprobado en votaci6n ordinaria, retirando una enmienda la
representaci6n del Partido Uni6n Revolucionaria Comunista.- En votaci6n ordinaria y sin debate
fueron aprobados los articulos ciento treinta y dos, ciento treinta y trees, ciento treinta y cuatro y
ciento treinta y cinco. Lectura del articulo ciento treinta y seis y una enmienda del sefor D lega-
do Dihigo, siendo aprobado el articulo y rechazada la enmienda en votaci6n nominal por treinta










2 DIARI) DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE

y tres votos a favor y nueve en contra. Sin- debate y en votaci6n ordinaria fu6 aprobado el ar-
ticulo ciento cuarenta y una enmienda del senior Delegado Marinello. Sin debate fu6 aprobado, el ar-
ticulo ciento cuarenta y uno. A propuesta del senior Delegado Roca se concedi6 un receso de una ho-
ra, suspendiendo la Presidencia la sesi6n a las nueve y cinco p. m.


SR. PRESIDENT (M&RQUEZ STERLING) : Se reanuda Sn. FERRARA (ORESTES) : Pido la palabra.


]a sesi6n. (Eran las 4 p.m.).
Contifina la discusi6n del dictamen. Se va a dar
lecture al articulo 126. (El Oficial de Actas lee).
TITULO OCTAVO
ORAM.\NOS DEL ESTADO
'ARTICULO 126:- El Estado ejerce sus Funcio-
nes per medio de los Poderes Legislative, Ejecutivo
y Judicial y los Orgaismos reconocidos en ]a Cons-
+ituci6n, o que conform a la misma se establezcan
per las leyes.
!Si. PRERIDENTE (MiA QUEq STERLING)': Seiiores
Delegados, el articulo no tiene enmienda
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el Sr. Bravo Acosta.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Sr. President y
Sres. Delegados: El Partido Dem6erata Republica-
no, per medio del Delegado que habla y de los de-
mas Delegados que forman parte de la Secci6n de
Organos del Estado y que a la vez tambien formd-
bamos parte, a virtud de concurrir come representan-
tes de las distintas Secciones de la Comisi6n Coor-
dinadora, formula un voto particular en t6rminos ge-
nerales que es esencial al objeto del tratamiento que
le vamos a dar a la parte de Organos de] Estado.
Fste articulo que se acaba de leer, en la forma en
que esta redactado, puede ser que resultara modi-
ficado de manera esencial en el voto particular pro-
puesto per nuestro partido.. Yo estimo que debe dis-
cutirse el voto particular a fin de que se resuelva
lo que nosotros solicitamos, que es el mantenimiento
del regimen presidential o per el contrario si se va
a mantener el regimen acordado per la mayoria de
la Coniisi6n Coordinadora para que esta diseusi6n
tome los rumbos naturales, segfin nosotros tenemos
aecrdado para determinar en qu6 forma vamos a
resolver los 6rganos del Estado. Despu6s de ello si
podemos entrar a discutir -el dictamen y un gran
nfmero de enmiendas que tenemos presentadas se-
rian retiradas.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): El articu-
lo 126 no afeeta, su aprobaci6n, a lo que el Dr. Bra-
vo Acosta acaba de explicar, porque en 61 estable-
(c que el Estado ejercerd sus funciones por medio
de los Poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial, y
cualquiera que sea el regimen que la Convencion
acuerde, estos tres poderes quedardn plasmados en
la Constituci6n y como no tiene enmienda este ar-
tiiulo y el problema de que el seiior Bravo Acosta
alude a este articulo, se puede aprobar.
Se somete a votaci6n el articulo; los que est6n de
acuerdo se servir6n ponerse de pie. (Selales afirma-
t vas). Aprobado.


I


I


SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Tiene la
palabra cl '4 Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES): Sefior Presidente y sefio-
res Delegados: Deseo obtener de la Asamblea toda
sn atenci6n sobre ]o que voy a proponer, pues, a mi
entender, solamente una soluci6n del g6nero que voy
a sugerir permitira a esta Asamblea llenar su misi6n
en el tiempo prefijado. Esta proposici6n mia ha si-
do consnltada con distintos compafieros y ha encon-
trado el favor de todos ellos. Deseo proponer lo si-
guiente: Que la discusi6n de este Capitulo se haga
en forma distinta a los demos aprobados, a saber:
Que se diseutan las seis o siete euestiones funda-
mentales, diria, casi orgdnicas en ]a siguiente for-
ma: Primero: Mantener o no, de aeuerdo con el de-
eo del Partido Dem6erata Republicano, el viejo re-
gimen estrietamente representative; Segundo: El
uroyeeto del partido A B C sobre la forfma corpora-
tiva de] Senado; Tercero: El nfimero de Senadores;
Cuarto: Algunas otras cuestiones de orden general
que sean presentadas; y que luego se pase a discu-
tir las distintas enmiendas hechas a los articulos
3oncernientes a cuestiones secundarias. Discutidos y
votados todos estos puntos, que no son muchos, po-
driamos entonces aprobar en 'conju.to los demis
articulos, porque este Capitulo, sefiores Delegados,
no se trata de preceptos aislados sino de preceptos
orgAnicos d.e un modo arm6nico, en cuya virtud,
aprobado un articulo, que fija una tendencia politi-
ca, los otros articulos son la consecuencia 16gica del
primero, come muy bien decia el Sr. Bravo Acosta.
Entiendo que siguiendo la indicaci6n que hago, po-
driamos aprobar en una o dos sesiones la totalidad
de este largo Capitulo, y luego dedicar .el resto del
tiempo a los filtimos dos capitulos y entonees po-
driamos tener la seguridad que la obra nuestra se-
via cumplida dentro del tiempo fijado.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Coincidimos per-
fectamente. Nosotrou tenemos establecido, en el voto
particular, en las d;iida. Seeciones, cuando se re-
fiere al Presidente, cuando se refiere a los Seere-
taros, y cuando se refiere al Poder Judicial, tene-
mos establecidas las distintas normas, y coincidimos
en un gran tanto per ciento.
Si fuera rechazado el voto particular efectivamen-
te, nosotros retirariamos todas las enmiendas al Die-
lamen acordado poi la Comisi6n Coorainadora, y
per eso es per lo que estoy solicitando, de acuerdo
con la petici6n del senior Ferrara, que se discuta
el voto particular, para ganar asi tiempo.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STElLING) : Continl:i
en el use de la palabra el senior Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES) : Pr lo tanto, formula la
siguiente metodol6gica: Primero: que se discuta el
principio del Sistema Representative, frente al prin-









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 3


cipio del sistema acordado por la Comisi6n Coordi-
radora que yo calificaria de Semi-timido-parlamen-
tario. Segundo: que se trate la cuesti6n programA-
tica como la he oldo llamar del Partido ABC,
sobre el Senado funcional. Tercero: que se decide
si el Senado debe tener ocho miembros en lugar de
seis. Cuarto: que se resuelva cualquier otra cues-
ti6n general. Quinto: que se disponga de las en-
miendas particulares presentadas, y que quedarAn,
despues de tratadas estas cuestiones, sobre la Me-
sa, y por iltimo, que se vote en su totalidad el Ca-
pitulo.
SR. C'ORTINA (JOSE MlANUEL) : Pido la pala-
bra.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el senior Certina.
SR. 'CORT1NA (JosA MANUEL): Sr. President y
.efiores Delegados: Aunque en realidad seria impor-
tante tener ahera ocasi6n de disentir puntos dogma-
ticos de earActer abstract, para luego entrar en
el articulado, veo cierta dificultad en ello, y encucn-
tro mas practice que discutamos paralelamente el
criteria que repredsnta el Voto Particular formu-
lado por el senior 'Bi4avo Acosta y la formula del
Diebamen.
Es mejor asi, porque yo no veo diferencias fun-
damentales entire el Voto Particular y el Dictamen
puestos :,a discusi6n. Em el Dictamen se establece
un sistema parlamentario de los muchos sistemas de
tipo parlamenitario quie se pueden establecer, adecua-
do cada uno die elioj allpais de que:se tratel,
E1 muy: frecuente cpm.e~er el* error de'entender
que parlamentarismo es un sistema de lineas ri-
gidas y dogmfticas, siem'pre iguales. Nada mis equi-
vocado. Es mu(y difioil encontrar en los paises de
]a 'tierra dos variedades de parlamentarismo que
sean iguales. Lo que la ciencia political denomina
generalmente parlamentarismo, es itodo "sistema de
gobierno en que el Jefe de] EZtado se comunica
con el parlamento a traives de sus Ministros,'en:oca-
siones determinadas. ,para discutir oonjuntamente
cuestiones de goliierno.
Aparte de esa definici6n simple, surge ]a mayor
o' menor ampjitud del sistema, o Isea la aoci6n mais
o menos constant y decisive que posea el parla-
mento para influir en las determinaciones del Go-
bierno. Hay paises en que esta influencia se redu-
se silo a la interpretaci6n e informed de los Minis-
tros, como ccurre en la Repfiblica de Colombia.
La formula clAsica de Monsquieu, de ]a divi-
si6n de poderes, no puede ni debe entenderse como
un aislamiento absolute de los poderes, porque no
existie ningfin organism, :ni en el orden biol6gico,
ni en el orden social, que sea realmente organis-
mo, si al propio tiempo las distintas parties que ]o
forman estAn separadas y actian independiente-
mnente.
La separaci6n exagerada de los poderes del Es-
tado, determine consecuencias much ms funestas
que tuna regulada y flexible cocrdinaci6n.
Creo que -el Voto Particular presentado por el


Convencional. Antonio Bravo Acosta, no es mas que
una forfma de parlamentaricsmo parecido al que nos-
ctros hemos propuesto; per ocon algunas restric-
diones.
En vista de esto creo convenient que se discu-
ta le Voto Particular frente al Die'tamen susten-
tado' par la Comnisi6n Coordinadora, y que se some-
ta despu4s a votaci6n, si es desechado, como espe-
re, ,el Voto Particular; y lo que hay que haeer
despues es ir discutiendo articuo ,por articulo el
Dictamen de la Comisi6n 'Ooord:nadora, some-
ti6ndolo a la aprobaci6n final de la Asamblea.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : 1Me permit una
interrupci6n eli:doctor Cortina?.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL): Con much gusto.
SR. PRESIDENT (MARQIJEZ STERLING'): Tiene la
palabra el senior Bravo Acosta, para una interrup-
ci6n.
SR. BRAVO COST (ANTONIO): En el Voto Parti-
cular hay algunos extremes que coinciden con el
sistema acordado por la 'Comisi6n Coordinadora,
dindole cierta flexibilidad al regimen presidential,
pero es terminante la diferencia, lo que se compren-
dera solamente con leer dos palabras que voy a leer
a1 senoer Cortina, y que se consignan en el articulo 153
del Dictamen.
SR. FERRARA (ORESTES) : (Interrwmpiendo) : Pe-
ro -es que no estamos discutiendo el parlamentaris-
mo y el anti-parlamentarismo, sino que lo que esta-
mos discutiendo es el m6todo...
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): A eso vamos...
SR. FERRARA (ORESTES) : Pero es que asi la p6r-
dida de tiempo serd enorme...
SR. PRESIDENT (.MRQUEZ STERLING): El seflor
Ferrara ha presentado una proposici6n metodo!6gi-
ca, como 4l ha dicho, que es incidental. La Presidlln-
6ia estA escuchando a los sefiores Delegados, porque
cree que la proposici6n del senior Ferrara le ahorra
a la Asamblea una enorme cantidad de trabajo. Aho-
ra mi deber es infcrmarle al senior Ferrara que en
ja mesa no hay ninglin Voto Particular ni enmienda
que proponga el sistema representative mantenido
en la Constituci6n de 1901; que lo que mas se pare-
ce a ello es el Voto Particular del senior Bravo Acos-
'a. Pudieran coorclinarse las proposiciones del :e-
fior Ferrara y Cortina en este sentido: Primero: Re-
chazado el Voto Particular, se entire a discutir el
Dictamen ce ]a Comisi6n Coordinadora, dividi6ndolo
entonces en la forma en que nos pongamos de acuer-
do, para ir eliminando las distintas proposiciones en
cuanto al Senado, su composici6n, atrirbuciones de
los Poderes, etc...

Sn. BRAVO ACOST. (ANTONIO): I Me permit la
Presidencia?.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Con much
gusto.
S. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Yo he heeho estas
manifestaciones porque el senior Cortina esta cali-
ficando el Voto Particular como exactamente igual









4 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


que la omnisi6n Coordinadora. Yo queria aclarar
respect a ]as manifestaciones del senior Ferrara, qu(
yo no mo'esto much a ]a Convenci6n, y lo que quie
ro con mi proposici6n es darle facilidades, no lie
var.do cada uno de sus articnlos por via de enmien
da, sino discutiendo en su totalidad el Voto Par
ticular, de acuerdo con las reglas aqui votadas, 3
(qu despu6s de ello se pronuncie ]a Convenci6n cor
respect al mismo.
SR. CORTINA (JOSP, MANUEL) : Me parece muy bier
esa proposici6n.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se pone a
discusi6n el Veto Particular del senior Bravo AcostE
y dem&s miembros del Partido Dem6crata Republi.
cano, al cual se va a proceder a darle lectura.
SR. BR.VO ACOSTA (ANTONIO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene 1f
palabra el senior Bravo Acosta.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Ruego que cuando
se vaya a proceder a leer el Voto Particular, y voy
a pedirle a la Presidencia, que ordene se lea exclu-
sivamente el preAmbulo, para entonces, en las mani-
festaciones ligerisimas que voy a hacer alrededor de
6l, explicar el texto del Voto Particular en terminos
generates, ganando asi tiempo, much mAs tiempo.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Asi se h.-
rh. Se va a leer el Voto Particular del senior Bravo
Acosta y demis miembros.
(El Oficcial de Actas lee).

VOTO PARTICULAR
El Articulo 25 debe ser redactado en la siguiente
forma:
'ARTI.CULO 25.- El Presidente de la Repfbli-
ca es el Jefe del Estado y represent la Naci6n. El
Poder Ejecutivo se ejerce por el Presidente de ]a
Ioepiblica, quien tendra Iara su despacho, un Conse-
jo de Secretaries.'
Al primer phrrafo del Articulo 30, se le suprimi-
ra:
'asistido del Consejo de Ministros.'
El Quinto parrafo del Articulo 30, quedarg ie-
dactado en esta forma:
'Presentarh al 'Congreso, en cualquiera de sus Ca-
maras, 60 dias antes de la fecha en que debe comen-
-ar a regir, el Proyeeto de Presupuestos annual '
El pArrafo Octavo del Articulo 50, quedara redac-
tado en esta forma:
'Nombrar con la aprobaci6n del Senado, al Pre-
sidente del Tribunal Supremo de Justicia, a los Ma-
fistrados del propio Tribunal, segfin dispone esta
Constituci6n, asi ccmo a los Jefes de Misiones Di-
plomanticas.'
El parrafo 16 del Articulo 30, quedara redaetado
en ]a siguiente forma:
'nombrar y remover libremente o en las oportu-
nidades que proceda de acuerdo con esta Constitu-
ci6n los Secretarios del Despacho y suscribir los


,acuerdos del 'Consejo de Secretarios' cuando pro-
e ceda. En los cases de este incise, no es necesario el
- referendo de ningfin Secretario de Despacho.'

TITULO 'DEL CONSEJO DE SECRETARIES'

S ARTICULO 30.- Para el ejercicio del Poder Eje-
i cutivo, el Presidentc de la Repfiblica estarh asisti-
do de un 'Consejo de Secretaries', integrado pot
el ndmero que determine ]a ley.
ARTICULO 40.- Para ser Secretario del Despa-
cho, se require:
1).- Ser cuban) por nacimiento; 2).-- Habe:
- cumplido treinta afios de edad; 3).- Hallarse o'n
el pleno goce de los derechos civiles y politicos; y
4).- No tener negocios pendientes con el Estado,
la Provincia o .el Municipio.
S ARTICULO 41.- Cada Secretario tendra uno o
mhs Sub-Secretarios de caracter ticnico, que sus-
tituirdin a los Secretaries en los casos de falta o
ausencia.
ARTICULO 42.- El Consejo de Secretaries se-
rI presidido per el Presidente de la Repfiblica; pero
este puede designer a uno de entire sus miembros a
fin de que pueda concurrir en nombre del Gobier-
no a informer ante el Congreso.
ARTICULO 43.- Uno de los Miembros del Con-
sejo tendra el car6cter de Secretario eneargado de
levantar las actas de las sesiones del Consejo, certi-
ficar sus acuerdos y tender al despacho de los asunt
tos de la Presidencia.
ARTICULO 44.- Los Secretarios tendr6n a su
cargo el despacho de sus respectivas Seeretarias y
con la anuencia del Presidente de la Reptiblica deli-
berar6n y resolverin sobre todas las cuestiones de
interns general que no est4n atribuidas a otras De-
pendencias o autoridades, y puedan, de acuerdo con
el President de la Repfiblica elevar al Congreso ias
proposiciones de leyes que se acuerden; asimismo,
tendrin las otras facultades que les correspondan con
arreglo a ]a Constituci6n y a la Ley.
ARTICULO 45.- Se suprime.
ARTICULO 46.- Los Secretaries seran personal-
mente responsables de los actos que refrenden, y,
ademAs, solidarios, de los que juntos acuerden o
autoricen.
ARTICULO 47.- Los Secretarios son criminal-
mente responsables ante el Tribunal Supreme de los
delitos comunes que cometieren mientras estuvieren
er el ejercicio de sus cargos.
ARTI'CULO 48.- Las Seeretarias de Educaci6n,
de Sanidad y B'eneficencia y de Agrcultura, actua-
ran como organismos t6cnicos. Los Secretaries y los
funcionarios que a ellas pertenezcan no podrAn in-
tervenir activamente en la political, sin perjuicio del
ejercicio de sus derechos de ciudadanos.
En todo case que este precepto sea infringido, y
sin perjuicio dq lo que las demis leyes determine,
los Tribunales inpondrfn como sanci6n por incum-









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 5


plimiento del mismo, la pena de inhabilitaci6n para suelva dentro de los quince dias siguientes de su
todo cargo pfiblico durante cuatro afios. presentaci6n se considerarA rechazada.


ARTICULO 49.- Los Secretarios jurarin ante el
President de la Repfiblica cumplir fielmente los de-
beres inherentes a sus respectivos cargos, asi como
observer y hacer cumpli- la Constituci6n y la Ley.
ARTICULO 51.- Son atribuciones de los Se-
cretarios:

1) Cumplir y hacer cumplir la .Constituci6n, las
eyes, Decretos-leyes, Decretos, Reglamentos y
demis resoluciones y disposiciones.
2) Hacer ante-proyectos de Proposiciones de Ley,
de Reglamentos, de Decretos y de cualesquiera
otras resoluciones y presentarlas a la considera-
ci6n del Presidente de la Repfiblica y del Con-
sejo de Secretarios.
3) Refrendar todos los Decretos, Ordenes y Reso-
luciones del Presidente de ]a Repdblica, corres-
pondientes a la Secretaria que desempefie, sin
cuyo requisite careeerin de fuerza obligatoria
y no seran cumplidos. Se exceptfian los Decre-
tos de nombramientos o separaci6n de Secreta-
rios.
4) Concurrir al Congreso por disposici6n del Presi-
dente de la Repiblica, o a instancia de cualquie-
ra de ese Cuerpo, informar ante ellos, contestar
las interpelaciones, deliberar en su seno y pro-
ducir individual o colectivamente, cuestiones de
confianza.
5) PodrAn ser designados Secretarios del Despa-
cho Congresistas, pero en ningfin caso el nufme-
ro de designados podri ser mayor de la terce-
ra parte de los miembros que compongan el
Consejo de Secretarios.
6) En el caso senialado con el nfimero 4, el Se-
cretario que tenga el carhcter de -Congresista,
tendrA derecho a votar en el Cuerpo a que
pertenezca.

TITTTLO DECIMO TERCERO
CAPITULO I
DE LAS RELACIONES ENTIRE EL CONGRESS
Y EL GOBIERNO
ARTICULO 52.-- Los Secretarios son responsa-
bles de su actuaci6n political y administrative ante
la Camara y el Senado, cuyos cuerpos podrdn otor-
gar su confianza a todos o cualquiera de ellos, en
la forma en que se especifica en esta Constituci6n.
ARTICULO 53.- Cada Cuerpo Colegislador po-
drA determinar la remoei6n parcial o total del Con-
sejo de Secretarios, planteando la cuesti6n de con-
fianza, que se presentara por medio de interpela-
ci6n, motivada, por escrito, con la firma de la cuar-
ta parte por lo menos de sus miembros. Esta moci6n
se comunicarh a todos los components del Cuerpo
respective y no se discutird ni votarh sino ocho dias
naturales despu6s de su presentaci6n.
La moci6n negative de confianza que no se re-


La facultad de negar su confianza al Consejo de
Secretaries podran ser ejercitadas por cada Cuerpo
por si solo, una vez fincamente, dentro de cada na-
tural.
Durante el primer afio de un period Presiden-
cial no podri plantearse mIs que una crisis por cual-
quiera de los Cuerpos Colegisladores y 6sta inica-
mente despu6s de transcurridos los seis primeros me-
ses.
ARTICULO 54.- Habrd crisis parciales y totals.
Se considerarAn crisis parciales las que afecten sola-
mente a uno o dos Secretarios. Las demas tendrin
el cardcter de totals.
ARTICULO 55.- El Consejo de Secretarios po-
dra plantear por si mismo la cuesti6n de confianza
en cuanto a la totalidad de sus components o res-
pecto de alguno de los Secretarios. En este .caso se
discutird y resolved inmediatamente.

ARTICULO 56.- En cualquier caso en que se
niegue la confianza al Consejo de Secretarios o a
algunos de sus miembros, deberA el Consejo de Se-
cretarios en p]eno o el component o los componen-
tes suyos a quienes afecte ]a negaci6n de confianza,
renunciar dentro de las cuarenta y ocho horas si-
guientes al cuerpo parlamentario, y, si no ]o hicieren,
se considerar6n removidos y asi lo declarari el
President de la Repdiblica.
ARTICULO 57.- Si se suscitare simultnneamen-
te una cuesti6n de confianza en ambos Cuerpos Co-
legisladores, tendra prioridad la que se plantee en
la Camara.
ARTICULO 58.- El hecho de que recaiga vota-
ci6n contraria a un Proyecto de Ley del Consejo de
Secretarios o que se reconsider un Proyeeto de
Ley devuelto por el Presidente de la Repfiblica no
obliga a los Secretarios a renunciar.

Aceptamos los demis articulos que no han sido
objeto de este Voto Particular.
(Fdo.) Antonio Bravo Acosta y Joaqin Meso.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se pone a
discusi6n el Voto Particular del Sr. Bravo Acosta.
Tiene la palabra el Sr. Bravo Acosta.

SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Sr. President y
Sres. Delegados: Hube de solicitar la lectura del
Prehmbulo, porque los puntos fundamentals que
sostiene nuestro partido en relaci6n con el regimen
nresidencial est6n consignados en ese pre6mbulo, de
manera ligera, si se quiere, pero concisa, de una de-
terminada, sefialando las diferencias con el regimen
que pretendemos establecer en el dictamen.

Cuando interrumpi al doctor Cortina hace breves
moments, y manifestaba el senior Cortina que habia
cierta similitud entire el Voto Particular y el dic-
tamen de la Comisi6r Coordinadora, he querido sefia-
lar al doctor Cortina algunos particulares estableci-
dos por la Comisi6n Coordinadora, que establece una









6 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


diferenciaci6n entire lo propuesto por nosotros y lo
propuesto por la Comisi6n.
En lo propuesto por nosotros se mantiene la fa-
cultad presidential de vetar, de disponer sobre el
mando de las fuerzas armadas, de tener derecho a
indultar, de poder dar la gracia de indulto y todas
las facultades que se establecen en el articulo 149
de la Comisi6n Coordinadora, las establecemos nos-
otros al Presidente de la Republica frente a ]o que
establece la 'Comisi6n Coordinadora, que da esta facul-
tad, no al Presidente de la Repiblica, sino que se
]C da efectivamente, de manera positive, al Conse-
jo de Secretarios; de tal modo que si el Presidente
de la Republica pretendiera sancionar una ley y
tuviera frente a 61 e] criterio de la Mayoria del Ga-
binete, no podria el Presidente de la Repiblica ejer-
citar el derecho de sanci6n, como no podria ejerci-
tar el derecho de Veto en el caso contrario.
Mantiene la Comisi6n Coordinadora que el Poder
Ejecutivo se ejerce por el Presidente de la Repfi-
blica, asistido del Consejo de Ministros. Nosotros
mantenemos, siguiendo las lines del regimen presi-
dencial, que el Poder Ejeoutivo se ejerce por el
President de la Repiublica y que para su ejerci-
cio utiliza al Consejo de Secretarios. Si bien noso-
tros, admitiendo determinados avances que pudie-
ran ser beneficiosos dentro del regimen presidential,
legamos a la obligaci6n de la comparecencia de. los
Secretarios de Despacho, a quienes llamamos Se-
cretarios de Despacho del Poder Ejecutivo, y no
Ministros, porque no aceptamos la nomenclatura de
,Ministros; disponemos y aceptamos que puedan los
Secretarios de Despacho concurrir ante el Congre-
so a hacer informaciones que fueren procedentes del
desenvolvimiento que pueda tener la Reptiblica pa-
ra el future y a fin de conseguir que los miembros
del Gabinete sean los ciudadanos mejor preparados,
que puedan provocarse en determinadas circunstan-
cias, crisis totales o parciales; pero siempre reser-
vando al Presidente d.e la Repfblica el dereeho a de-
signar libremente a los que ha nde former su Ga-
binete.
Creemos que no puede la Naci6n, que no puede -el
pais en este moment lanzarse a ensayar el regimen
establecido ,en su totalidad por la Comisi6n ;Coor-
dinadora, porque no hay la preparaci6n civic sufi-
ciente para ello, ni creemos que por las circunstan-
eias especiales que atraviesa el mundo sea aconseja-
ble un regimen en la forma establecida por la Co-
misi6n Coordinadora. Y el ejemplo lo estfn dando
muchos paises, y especialmente Francia, que tiene
un regimen parlamentario casi puro, que ha tenido
que dar al Presidente de la Repfiblica o al Presi-
dente del Consejo de Ministros filtimamente, todas
las facultades, casi dictatoriales, que se pueden dar
en un pais, para poder desenvolver los asuntos na-
cionales y poder defender a la Naci6n en los mo-
mentos dificiles.
Creemos, reitero, que la forma establecida .en el
Voto Particular, que admit concesiones de cierto
desenvolvinraento pa;ramentario, eLs la que ,pue-
de resultar mhs beneficiosa para la Repfblica en es-
tos moments que atravesarios. Por ello nosotros so-
licitamos que se apruebe la totalidad del Voto Par-


ticular, a fin de que, aceptando los preceptos que
estan consignados por la Comisi6n Coordinadora sean
acoplados con los presentados por nosotros en el
Voto Particular, y entonees quede perfectamente
coordinado lo que se refiere al regimen presidential
en la forma propuesta por nosotros.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Tiene la
palabra el Sr. Jos6 Manuel Cortina.
SR. CORTINA (Jost MANUEL) : Sr. President y se-
iores Delegados: Este problema se viene debatiendo
*en Cuba desde hace much.o tiempo y con una cir-
cunstancia muy interesante: hemos demorado tanto
en resolver lo que dentro, de todo el Continente Ame-
ricano somos el pais en donde hay un regimen pre-
sidencia] mas extricto y mas absolute.
Mientras nosotros discutiamos :muchos ,afios sin
resolver nada, la America ha ido avanzando. En la
Repfblica del Uriguay se estableci6 hace muy poco
tiempo un regimen parlamentario mns radical que
el que nosotros proponemos.
Siempre he sido partidario de un sistema par-
lamentario, como regimen de gobierno para los cu-
banos. Tuve el honor de iniciar en Cuba una legis-
laci6n de tipo parlamentario, que propuse ;en la
Camara de Representantes hace ya un buen nfime-
ro de afios. Por ella se establecia sin contradecir
la C'onstituci'6n la asistencia de los Selretarios del
Despacho al Congreso. Mi proposici6n fue aproba-
da por ambas Camaras, pero vetada por el Presiden-
te.
En las postrimerias del Gobierno que precedi6
a la revoluci6n, con objeto, entire otras cosas, de so-
lucionar el conflict, politico y revolucioanrio que
habia, formula y publiqu6 un Proyecto de Bases
para reformar la Constituci6n, en la que estin ence-
rrados casi todos los principios y modalidades que
ha aceptado la Comisi6n Coordinadora en el Die-
tamen que discutimos.
El Congress, en aquella 6poca, imparti6 tambi6n
su aprobaci6n a la reform propuesta en esas bases;
pero no lleg6 a ser ley nunca. Posteriormente, en
]a liamada Comisi,6n de la Mediaci6n, de la que
form part, que actu6 en moments revoluciona-
rics muy dificiles para nuestro pais, propuse la
misma reform; y fue aprobada para nuestro pais,
propuse la misma y fu6 aprobada como soluci6n
racional por esa Comisi6n de la Mediaci6n, en la
que estaban representados todos los partidos y los
grupos revolucionarios que habia entonces.
Es decir, que pocas innovaciones hay que hayan
tenido una preparaci6n social y un studio mds in-
tenso por la critical y la opinion pilblica.
En esta Convenci6n tuve el honor de ser Ponente
en la Secci6n de Organos del Estado del regimen,
en lo relative al tipo de gobierno que debiamos te-
ner. Despu6s, en la Comisi6n Coordinadora man-
tuve ideas iguales a las que mantuve en la Ponen-
eia y a las expuestas en las Bases de la Reforma-
Constitucional. Tve la satisfacci6n de que con e]
aporte del talent, del patriotism y de la capacidad
de los miembros de esas Comisiones, se haya redae-









DIARIO DE SESIONES DJ LA CONVENTION OONSTITIJYENTE


tado el Profyecto q'je estamos disecUtiendo, en el
eual se acepta el sistema pariamentario, reglamen-
tado, que hemos defendido siempre, y que es una
modalidad de gobierno encainado a retener las ven-
:ajas y eludir los servicios que la critical sefiala a cier-
tos regimenes parlamentarios desordenados y anAr-
quicos que nadie desea ni puede defender.
Como antecedentes convenientes de conocer, de-
seo insistir en el hecho que entire las Republicas de
Am6rica, el finico pais en donde los Ministros no
concurren a informar al Congreso, en una u otra
torma, es en Cuba. En los propios Estados Urn-
dos de Norte America el regimen pr.esidencial esta
atenuado por la constant intervenei6n de los Mi-
instros en las Comisiones del Congreso; y por la
intervenci6n que la Constituei6n otorga, en las fun-
eiones ejecutivas, al Senado Federal de los Estados
Unidos de Norte Am6rica.
En la evoluci6n del sistema representative demo-
oratico, nosotros nos hemos quedado ,retrasados.
Nuestra vida political se ha caracterizado siempre
por el aisiamiento .del Preisdente y su conexi6n
imperfeeta con el Congreso.
Se elige a un Presidente y se le dice, erronea-
mente, que puede gobernar segfn su complete ar-
bitrio y criterio propio; y esto Ileva algunas veces
a los Presidentes a producirse en forma que los
.pone rapidamente frente a la opinion public, sin
tener ningin instrument flexible de gobierno que
les permit conjurar la crisis con haoiles eambios
le gobierno o de criterio, reclamados por la reali-
dad o por la necesidad.
La conexi6n del Presidente con el Congreso se
pretend hacer a trav6s de medios indirectos, peo-
res en sus consecuencias que un franco y abierto
enlace y comunicaci6n con el Parlamento.

'Con el moderado sistema qque establecemos, la
influencia del Presidente y la autoridad del Con-
greso se produce y se enlazan libremente por el
cambio piblico de ideas y de criterios; sistema mu-
cho mejor que el de la intriga y el de utilizamiento
ie influencias que no ban sido adquiridas por el
prestigio ante la opinion pfblica o por la capacidad
del parlamento.
El President de la Repfiblica, con este sistema,
no pierde ninguna de sus facultades naturales y ne-
cesarias, y, en cambio, adquiere medios much mas
eficaces para poder ser en todo tiempo, un lider del
bien pfblico y un poderoeso representante de la Na-
cion.
Nosotros decidimos, en la Comisi6n Coordinado-
ra, establecer un sistema parlamentario en que la
acci6n del Parlamento sobre el Gobierno esta re-
g]amentada y restringida en forma que en ningin
moment el Parlamento puede sobreponerse a la au-
toridad que el pueblo confiere al Presidente de la
Repfiblica para dirigir el Estado. Seguin el sistema
que discutimos, el Congreso puede influir sobre el
Gobierno, pero el Congreso no puede gobernar: por-
que gobierna siempre el Presidente.

El President de la Repuiblica nombra y separa


iibremente a sus Ministros. El Dictamen en esto es
igual al Voto Particular. Veamos ahora la diferen-
cia: en el Voto Particular, el Consejo de Ministros
no tiene personalikad responsible, no intervene con
su consejo en la proyecci6n political del Gobierno,
ni en las leyes que se propongan, ni en la sanci6n de
estas. En el uictamen que defendemos, el Presiden-
te es el Jere del Gobierno y president del Conse-
jo de Ministros, pero al propio tempo los Minis-
tros tienen personalidad ante el Parlamento, y el
Utobierno represent una political determinada que
puede ser enjuiciada o diseutida en conjunto; y para
representar esa political, de acuerdo con el Presiden-
te, y soCenerla ante ,el .iarlamentq, pe establece
que ei residente de la 1Republica designari entire
los Ministros a uno para que tenga la categoria de
rrimer Vinitsro, al objeto de que represent, en
rorma arm6nica y unificada, la political del Gobier-
no ante el Parlamento.
Este Primer Ministro no tiene las caracteristi-
cas ael Primer ilinistro trances ni ingles, pues en
esus paises el Primer Ministro es la persona a quien
el Jefe del Estado llama para que forme el GoDier-
no y ie proponga los Ministros del Gabinete. En
ei ulctamen no se establece nada de esto. El Pre-
sidente de- la Repdblica es quien constitute direc-
tamente todo su Labinete y nomora y separa libre-
menie to.dcs sus Ministros; pero de Presidente de
Ja itepiblica no puede ni debe concurrir al Congre-
so para explicar y representar la political del UGo-
Lierno, porque eso someteria su autoridad a un
desgaste permanent y perjudicial.
El President de la Republica necesita, por lo
mismo que es un Gobierno de uabinete, tener un
M.inistro que represent y defiebda la political ge-
neral del Gobierno, que .el Presidente ha querido es-
tablecer al designer el conjunto de Ministros que
forman su Consejo de Gobierno.
En todo tiempo por raz6n de'i regimen, surgiria
]a necesidad de que alguien, cuando fuere precise
expucar la political general del Gobierno, la cono-
ciara y ,tuviera autoridad para pexponeria. eera
forzoso designer a un Ministro para que Ilenara esa
funcion, y 6ste, nombrado o no, seria de hecho el
Primer Ministro.
El President de la Repdblica con este sistema
tiene double ventaja, porque conserve su autoridad
de Jefe de Gobierno, preside el Consejo de Ministros
y puede, sin embargo, desdoblar la responsabilidad
en el Consejo de Gobierno y en el Primer Ministro;
es decir, que tiene el Presidente de la Repfbliea
todas las ventajas del regimen parlamentario, sin
ninguno de sus inconvenientes.
Como se ve, la autoridad del Presidente de la
Repidblica sale robustecida con el sistema, por-
que canaliza el ejercicio de su autoridad a trav6s
de un flexible contact del Gobierno con la opi-
ni6n piblica.
En el sistema antiguo, el Presidente era la piedra
de choque y de escndalo de todas las reacciones ad-
versas de la opinion pfblica. Apenas era electo un
President, nacia la conocida oposici6n hispano-ame-
,ricana, que cree tener la misi6n de ver como muy










8 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


malo lo que hace el Gobierno, y preparar una agi-
taci6n que terminal casi siempre en revoluci6n. La
cooperaci6n national desinteresada, muy raras veees
aparece; y si alguna vez se produce, es a travys de
metodos que convierten muchas veces esta coopera-
ci6n en algo interesado, personal y de mezquina
grandeza.
El sistema que hemos tenido tiende, por tradici6n
y por mala interpretaci6n, a poner sobre el Pre-
sidente todas las responsabilidades de un Jefe ab-
soluto, sin que tenga, sin embargo, los medios le-
gales de ejercer ese poder que se le atribuye. El
resultado ha sido que nuestra historic republican
se ha caracterizado por que todos los Presidentes han
tenido que enfrentarse con una o mis revolucio-
nes.
De una parte, el regimen antiguo estimula, en
los Presidentes que tengan poco balance y sereiii-
dad spiritual, la soberbia y la intransigencia; y
de otra parte, tiende a hacer del Parlamento un
6rgano ineficaz verb'cso e ilresponsable, con des-
conexi6n de ].os intereses de la Naci6n. Despues, ]a
pasi6n de los Partidos Ileva a 6stos a dafiar a la
Naci6n por he.rir o perjudicar al Presidente, lo que
produce el descr6dito de la democracia.
Si mantenemos el sistema antiguo en que los Se-
cretarios del Despacho o Ministros nada represen-
tan frente al parlamento, se mantendrA la funesta
lucha que hemos sufrido muchas veces y la falta
de unidad que ha caracterizado en el pasado a los
Gobiernos cubanos. Es necesario, desde luego, que el
Consejo de Ministros represent una political y una
orientaci6n administrative, para que el Presiden-
te de ]a Repiblica, al escoger sus Ministros, im-
plicitamente esta tambien selecsionando los hom-
bres mas Pcapaces para ejecutar esos designios o
prop6sitos de su program y de su voluntad de
gobernante.
El Ministro, a su vez, ha de estar conforme con
el concept general de la political presidencia deter-
minante de la formaci6n del 'Gabinete, y debe retirar-
pe del Gobierno si no lo esta. Lo que desapareee o debe
desapareer para siempre es el Secretario de Des-
pacho o Ministro convertido en un simple bur6cra-
ta, sin el sentido d.e su alta responsabilidad y de
sus graves deberes.
El pais necesita gobiernos con definiciones espi-
rituales y politicos con prop6sitos clar'os; y al
President, a su vez,le conviene agrupar en derre-
dor de su autoridad el prestigio de hombres de con-
vieciones, que represented principios, talent y vo-
luntad de hacer. De lo contrario, el Consejo de
Ministros nada significaria dentro del juego difi-
cil de la Administraci6n.
Por este sistema, el Presidente tiene dos funcio-
nes: una como Presidente de la Repfiblica y Jefe
del Estado en si; y otra como Presidente del Con-
sejo de Ministros, que 6l mismo ha seleceionado y
que se unifica frente al Congreso por la persona-
lidad de los Ministros ]lamados a representar, de-
fender y explicar ila political a que respond el
Gabinete.
ICuaindo el Presidente die la Repfiblica cambia


de political, si los Ministros no estin de acuerdo con
ella, tienen el franco camin ode 1 adimisi6n; y el
President puede escoger otros hombres que respon-
dan al cambio de political que 1 quiera imprimir
a su Gobierno; y el pais va conociendo en cada
caso por d6nde y ad6nde lo llevan, y la responsa-
bilidad que corresponde a cada cpal.
i En que forma puede estar cohibida la funei6n del
President de la Repfibica con este sistema? En
todo caso 61 puede imponer su political. Lo que el
regimen le facility es la mnanera de presenter ante
la opinion pfblica hombres que, como colaborado-
res, inspire confianza al pais por su capacidad" i:.o-
ral *e inelectual para Jpoder realizar la political
del Gobierno y que el propio Presidente haya anun-
ciado.
En todos los tiempos; afin en las 6pocas de los
reyes absolutos, la necesidad obiig6 a los jefes de
Estado a desdoblar sus responsabilidades en Mi-
nistros capaces y susceptibles de asumir tambien
responsabilidades. Con este sistema se mantiene la
autoridad del Presidente de la Repdblica, pero se
le disminuye la responsabilidad en cuanto a que
"ecae 6sta tambien en un Consejo de .IiI ..-., que
es 6rgano responsible de contact y enlace entire el
Poder Ejecutivo y el Poder Legislative.
Examinemos ahora otro aspect muy importan-
te del Dictamen que defendemos. Me refiero a las
crisis de Gobierno.

Todos los adversaries del regimen parlamentario
resume sus ataques al sistema en 1 afalt ade es-
tabilidad de los gobiernos cuando estos dependent
de la mudable opinion de los parlamentos. Se re-
fieren, en primer termino, al hecho de que el Pre-
sidente, el Jefe del Estado o el Rey, para nombrar
su (Gabinete, tienen necesariamente :que consultar
a los Congresistas para ver si el Gobierno tiene
previa mayoria en el Parlamento. Esto 'hace que
el Consejo de Ministros muchas veees respond no
a ,a voluntad del Jefe del Estado, sino a los gru-
pos, partidos o camarillas que existan en el Con-
greso.
El sistema que hemos adoptado responded a un
nuevo principio respect de la crisis, que elimina es-
ta poderosa objeci6n. Al hacer este studio haee
various aios, seguimos el espiritu de creaei6n revo-
lucionario y libre que han adoptado los paises de
America en sus sistemas de gobierno. La Am6ri-
ca tiene que organizarse de una manera peculiar,
de acuerdo con el ambiente del Continente y al
tipo de cada naci6n. No debemos ajustarnos a nin-
gin molde clAsico, sino a las necesidades reales de
nuestra historic, de nuestro character y de nuestra
economic.
Por otra parte, no puedo menos de recorder que
an notable tratadista francs, ha hablado del regimen
parlamentario, dice: 'Que nadie lo ha creado ni nun-
ca se produjo como un sistema determinado, sino
que es una creaci6n espontAnea de la historic'. Con
esto quiere deeir que en todas parties es la conse-
cuencia del choque de dificultades diversas y de ne-
cesidades reales, que en cada pais son distintas.










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 9


Soy enemigo, pues, en material de reforms de se- ceda en el use de esa pofestad, la facultad presiden-
guir metodos geom6tricos o librescos, aunque nun- cial surge, garantizada en condiciones mAs fuertes
ca me apart. de los postulados fundamentals de la y absolutas que en el actual sistema.
Ciencia Politica. Pudiera decirse que este regimen es alternativa-
mente, unas veces presidential y otras parlamenta-
De acuerdo con el Dictamen, el Presidente de la rio vees presidential y otras parlamenta-
Repfiblica, al tomar posesi6n del Gobierno, nom-
bra su Gabinete; y a 6ste no se le pueden plantear No tengo interns ninguno en que las crisis de go-
cuestiones de confianza, sine despuis de seis meses de bierno sean faciles. Es un grave error confundir los
estar desempefiando sus funciones. Pasados estos vicios de un regimen con ]as facultades y obligacio-
primeros seis meses, el Parlamento puede -si hay nes de un sistema. Los que consideran que las cri-
evidente incompatibilidad entire la political del Go- sis son elements fundamentals del parlamentaris-
bierno y la mayoria del parlamento- plantearle mo, desconocen completamente el fondo del proble-
al Gobierno o a los Ministros, la cuesti6n de con- ma.
fianza, la cual, para ser discutida, tiene que star Dentro del sistema, el Parlamento debe ser un
respaldada, por lo menos, por la tercera parte de amigo y colaborador del Gobierno, puesto que has-
los votos del Cuerpo Colegislador de que se trate y ta muchas veces tiene representaei6n suya entire los
p)ara ser aprobada habri de obtener ]a mitad mais Alinistrcs. Antes de que se produzea una crisis de
,no de votos favorable, de la totalidad del Cuerpo Gobierno, provvocada por el Parlamento, tiene ,el
de que se trate. Producida la crisis de Cuerpo Co- Presidente de la Repfiblica muchas oportunidades de
legislator que la hubiera determinadc, carece de fa- provocarla por su propia voluntad, que no estA forma-
cultades para volverla a producer en el espacio de da no limitada por esta Constituid6n. Tienen tambin
tiempo de un afio; siendo el otro Cuerpo Colegisla- los Ministros que tengan alto concept de su resporsa-
dor el finico que puede planter una nueva cuesti6n bilidad, la oportunidad de dimitir, cuando no ven
de coniianza, despues de pasadop seis meses de ha- respaldada su acci6n por-la voluntad presidential,
berse nomirado el sege-mi.o Ministro o el nuevc Mi- por ]a opinion pfblica o por ]a mayoria del Con-
nistro. greso.


'Como se ve, en primer t4rmino en todo ease los
Ministros nombrados, ya sea por primera vez o ya
sea despues de una crisis, tienen una estabilidad ab-
soluta no menor de seis meses.
Por medio de esta restriecioiu, el Parlamcnto no
puede influir directamente en el nombraminclo de
los Ministros. En Presidente sabre que todc Gobierno
que 6i nombre puede gobernar leterminado period
ce tiempo, sin ser interferido per ninguna votaci6n
de confianza.
Queda, pues, dcstruida !a objeci6n mas funda-
mental que se le hace al regimen parlamentario, o
sea, que el Presidente de la Repubiica tiene que
nombrar .ecesariamente a los Ministros de anuerdo
,.on la vountad del Parlamento; y queda tambi6n
Jestruida 1,- objeci6n de los gobiernos relimpago,
que pasan fni.'azmente, barridos por los grupos hos-
tiles de los Parlamentos.
Nada de esto puede oeurrir con el sistema pro-
puesto. A esto ha,,' que agregar que no puede pro-
ducirse por el Parlamento, crisis de gobierno en los
1timo- srwis meses del period o'eciedncial. Ademis,
como por virtud de la Constituci6n, el Parlaminto
o61e pulnde estar reunido hasia cento cuarenta dias,
el Gobierno tiene easi ocho meses en que la : i .-
zaei6n del Parlamento esta aplazada.
Como so e esta perfeetamen!e uustodiada en la
forma propuesta, la estabilidad de los gobiernos y
la autoridad director di Presidente de "a Re-
pfiblica.
No es possible con este sistema una imposicidn ar-
bitraria del Parlamento en las decisione3 y en la
comoposici6n del Gobierno. Este tiene toda la autori-
dad neeesaria y toda la fuerza indispensable. Lo
que se da al Congreso es la potestad de intervenir,
con sus consejos y su fiscalizaci6n, en 13 Adminis-
traci6n P6bilica; pero eita facultad esta frenada
de tal manera que tan prcnto el Congreso se ex-


Tiene tambi&n 41 PtIrlamento. la poderosa fa-
cultad de la interpelaci6n, con la cual cambia el
Parlamentc ideas con el Gobierno, conoce antece-
dentes que no tiene y aporta, a su vez, sugerencias
y conseios, de todo lo cual se derivan muchos cam-
bios de political sin necesidad de crisis.
Es una especie de pulmin abierto a todos las ins-
p;raciones de al opinion public, en donde el Go-
hierno puede orientar so espiritu, vivificar sus pla-
nes y adquirir nuevas fuerzas para interpreter rec-
tamente las necesidades de ]a Naci6n y las aspira
(icnes del pueblo.
La crisis es ]a ciiajia del regimen y no debe pro-
ducirse mas que en casos muy excepcionales. Se ha
dicho que la virtud y eficacia del regimen parlamen-
trario es que las crisis sustituvyn y neutralizan las
revoluciones. i Esa es su gran fuerza! i Esa es ]a uti-
lidad maxima del parlamentarismo! Y yo me pre-
runto, sefiores Delegados: en una Repfiblica que des-
de su fundaci6n no ha habido Presidente que no tu-
viera una o mas revoluciones, no estA reclamando
la previsi6n del patriotism, un sistema que evite
'Is revoluciones en sus ccncecuencias fuenestav? Se
-ia(mos ciegos si frente a una historic cargada de
,angre. oue nos reclama una reform radical, esta
'onvenci6n volviera ]a espalda a las trstezas de
Cuba. ,, repiti6ramos el fatal r6rimen que nos ha
Oonducido a repetidas boras de dclor, ruina y arar-
quia.
No es, pues, como hemos dicho antes, la crisis
i'ro que deba surgir fici'lmentf- con este sistema,
primero poroue los Estatutos oue vamos a aprobar,
"o lo permiten; segundo, pcrque el patriotism y
la disorecei6n del Parlamento deberA usar, por su
propio prestigio, de esta facultad solamente en ca-
-os muy excencionales.
Posiblemente un President" eapaz, serene y bien
intencionado no tendra una sola crisis. provocada
per el Parlamento, durante todo su Gobierno, y, en










10 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


eambio, con este sistema 4tiencdra portunidad en
todo caso de obtener para el Gobierno el conacrso pa-
tri6tico de todos los partidos, si fuera necesario,
en moments dificiles de la Naci6n o en los gra-
ves peligros de la Patria.
Este regimen es el regimen por excelencia de la
democracia y de la dignidad ciudadana.
El President de la Repfblica, de esta mnlera,
se mantiene en lo alto del Estado, rodeado de res-
peto, de fuerza y de autoridad para mover el ti-
m6n del Estado, segfn sople la corriente de ]a opi-
ni6n y las necesidades de la Patria. No debe haber
nunca conflicts entire la obstinaci6n de un Presiden-
te y la anarquia de un Parlamento con este siste-
ma; toda difioultad puede ser resuelta conciliado-
ra y cordialmente.
Desde luego que con este regimen, los Ministros
deben mirarse como magistraturas honorificas, ne-
cesitadas de capacidad y grandeza moral.
Por otra parte, establecemos la compatibilidad del
cargo de Ministro con el de Congr.esista, aunque
iimitamos su nimero defitro del Consejo de Gobier-
no, a la mitad como maximo.
Es un heeho evidence que generalmente se ref-
nen en el Parlamento, cualquiera que sean las de-
Ciciencias de algunos de sus miembros, la mayor par-
te de los hombres que tienen habilidad political en
in pais, y es convenient poderlos utilizar. Se esti-
mula, ademAs, la concurrencia al Parlamento de los
hombres de mayor capacidad. Alli tendrdn opor-
tunidad de disoutir los problems de Gobierno, in-
fluir con sus ideas, y cuando se han destacado pue-
den former parte de] .Gobierno por la via ancha
del m6rito probado.
Le damos al Parlamento eubano mks facultades;
lo sacamos de la situaci6n de aislamiento en que vi-
via, dedicado a hacer leyes, que muchas veces no
pueden cumplirse o a pedir datos al Gobierno, que
6ste no le envia muchas veces, y enviados, para na-
da sirven.
Damos una oportunidad, lo mismo a los Ministros
seleecionados por el Presidente fuera del Congre-
so, que a los que nombre tomAndolos entire los Con-
gresistas, de destacar sus facultades; y en un espi-
ritu de emulaci6n por la gloria, de esforzarse en ha-
cer una acertada gesti6n de gohierno.
En virtud de este sistema podremos ir fornando,
por selecci6n, nan categoria de hombres de gob';r-
no, distinguidos y experts, como los que tien'n to-
dos los paises de alta cultural en el mundo. El sis-
tema constitutional antiguo tenia el defeeto do anu-
lar las iniciativas y los estimulos en los Congresis-
tas.
Entre nosqfties eiisten mrntables teniperamentos
revolucioarios, oposidionistas, de thetica irreducti-
ble, destructora, de critica implacable en que el
ingenio y a ]a agudeza le impiden ver nada bucno,
en los Gobiernos a que no pertenecen. Haec falta
que entire nosotros halya muchos hombres que por en-
eima de los partidos, vean los intereses permanen-


tes de la Naci6n y que eneaminen su actuaci6n al
supremo bien de la Patria.
E] regimen propuesto, hasta donde una ec-icien-
cia sincera pueda comprender ]a realidad, esth enea-
minado a resolver en cubano el problema de mejorar
los Gobiernos cubanos y su administraci6n.
Hemos tenido en ouenta todas.las duras lecciones
de nuestra historic. y el regimen responded con ma-
tem.Itica propdrei6n y exactitud al pro'pbsito 6de
neutralizar graves defects de nuestros Gobiernos an-
teriores.
Puede resumirse, per lo tanto, el sistema de go-
bierno establecido como un regimen parlaimentario
.reglamentado, en que la faculiacd del Presidente se
Eobrepone en todo case, en que el Parlamento se
exceda. Los Ministros asisten al Congreso y discaten
las leyes en su seno; pero no pneden ser cambiados
arbitrariamente por el Congreso. Las crisis se regu-
lan en forma ta], que durante el period de cua-
tro afios que la Constituci6n da a los Presidentes de
]a Repfblica, o no se produce ninguna crisis o se
produce muy pocas, ain ejerciendo sus faeu!tades
e] Congress en todas las oportunidades legnles que
se le franquean por esta Constituci6n por no toner
mayoria parlamentaria el Presid nte.
Por todas estas razones debe votarse integra-
mente el Dictamen, desechando el Voto Particular
propuesto per el senior Antonio Bravo Acosta, pues-
to que 4ste, aunque reproduce a1gunas de lac ideas
del Dietamen, organize el Gobierno con menos au-
loridad y quita al Presidente de la Repfiblica las
ventajas del regimen parlamentario que hemos pro-
puesto, sin agregarle ,por ,ello ninguna autoridad
mayor, sino, al contrario, aumenthndole las respon-
sabilidades.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Me permit una
interrupci6n?.
SR. CORTINA (JosA MANUEL) ; Si senior.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Donde quiero oir
al Dr. Cortina es con respect a las facultades del
President para sancianar y vetar las Leyes y todas
las facultades qu.e se dan al Consejo de Ministros.
SR. CORTINA (JosI MANUEL) : Voy a contestar,
complacido, a mi querido amigo el distinguido Con-
vencional senior Bravo Acosta.
La Constituci6n de 1901, no es presidential co-
mo se ha dicho generalmente. No estimo que el r6-
gimen constitutional de los Estados Unidos es pre-
sidencial. Es un regimen federal en que el Presi-
dente represent la uni6n de todos los Estados y
tiene funeiones muy limitadas. Sin embargo, como
se cita el regimen norteamericano como de tipo pre-
sidencial, en comparaci6n con el nuestro, creo ne-
ceseario aclarar que el Presidente de los Estados
Unidos no tiene en ]a Constituei6n, Ministros, y que
los llamados Secretaries del Despacho no son m6s
que los antiguos empleados o jefes de departamen-
to que en la primer 6poca tenian los Presidentes
para desempefiar ,sus 'funoioivs; que despu6s la
prActica ha ido elevando, sin que ninguna Ley les
especifique la categoria de Ministros.










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE I


En cambio, en el regimen establecido por la Cons-
tituci6n de 1901, que se cree tan absolutamente pre-
sidencial, el Presidente de la Repfblica tiene que
gobernar con un Consejo de Secretarios, y ninguna
de sus disposiciones era obligatoria si no estaba re-
frendada por un Secretario. Como se ve, la tal fa-
cultad absolute del Presidente para gobernar, en la
Constituci6n de 1901, no existe. S* se ha producido ha
sido porq'e los Presidentes han desconocido la na-
furaleza del regimen y han convertido en emplea-
dos a los Secretarios de Despacho, lo cual resultaba
f6cil porque los Secretarios carecian de conexi'in le-
gal con la opinion piblica y de relaciones de nin-
guna clase con el Congreso.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Le quedan
tres minutes Sr. Cortina.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL): La facultad de re-
frendar las resoluciones del Presidente por los Se-
cretarios de Despacho. en ]a Constituci6n de 1901
era obligatoria; y esto es parlametnario. Esta par-
te, sin embargo, no tenia eficacia ninguna, porque
el Secretario no iba al Congreso, y su entrada y sa-
lida en el Gabinete podia producirse obseuramen-
te y en forma, a veces, poeo favorable a su repu-
taci6n.
La poca autoridad de los Secretarios, poco a po-
co ha ido quitandole importancia a la facultad de
refrendar exigida por la Constituci6n.
Lo que ahora queremos es que el Ministro que re-
frende una Ley, tenga el honor, pero tambi6n la
responsabilidad. Eso es lo que Cuba necesita Res-
ponsabilidad!
En lo que respect a la sanci6n de las eyes. I que
menos puede hacer el Presidente que consultar a su
Gabinete si debe o no sancionar ]a lev? Natural-
mente, es possible que un Gabiente no est6 de aeuer-
do con que una Ley sea sancionada y que desea que
sea vetada. Entonces ya lo sabe mi distinguido ami-
go: Lo que puede hacer el Presidente de la Repi-
blica, si no se acepta su criterio por el Gabinete,
es pedirle ]a dimisi6n a los Ministros, que no esten
de acuerdo con su political.

No veo, pues, que est6 limitada la potestad del
President. Por el contraio, consider que debe sen-
tir satisfacci6n en tener oportunidad de consultar
a los hcmbres qu ecomparten con 61 la responsabili-
.lad No hay desdoro alguno en la consult entire hom-
bres distinguidos, y es convenient que esto se re-
pita, porque acaso uno de los mis grande males
que ha tenido nuestro pais, es que muchas veces
!os gobernantes screen que rebajan su autorir(ad o
su capacidad cambiando libremente ideas respect
de las decisions de gobierno. Las deliberaciones.
oyendo opinions distintas, es una funwi6n que hon-
ra a la inteligencia del que la hace; despubs viene
la determinaci6n o resoluci6n, la cual puede adop-
tar el Presidente segn su propio criterio, porque
nada le cohibe hacerlo, aunque haya oido opinions
contrarias.
Creo con esto haber contestado las obieciones onue
se me acaban de haeer por el senior Bravo Acosta;
y creo, igualmente, haber demostrado que el Pre-


sidente no tiene ninguna dificultad si desea sancio-
nar una ley o vetarla, puesto que en todo, caso si
el Gabinete esti en desacuerdo -on su political, pue-
de cambiarlo y obtener el concurso de otros Minis-
tros que est6n de acuerdo con su political.
El regimen parlamentario esta desenvolvi6ndose
centre las Repfblicas americanas lenta y progresiva-
mente. No hay una sola Repfblica del Continente
que no haya hecho ya ensayos mhs o menos aciapta-
dos a su psieologia y a su historic. Nosotros somos
los filtimos en modificar el primi!ivo sistema y adcp-
tar el regimen parlamentario, con algunos aspects
peculiares que yo consider necesario para nuestro
progress y para el mantenimiento de la paz.
Desde luego que en el regimen parlamentarlo, lo
mismo en 6ste qLie en los otros. hay muchas situa-
ciones que no se pueden reglamentar. Hay una gran
parte del regimen que tiene que ser completada por
el patriotism, por la inteligencia y por la habili-
dad de los gobernantes y de los parlamentos. Es
un regimen en que todos !os poderes del. gobierno
estan responsabilizados, y, por ccnsecuencia, estin
obligados a tratar el sistema con respeto y eaida-
do; en que a todos conviene custodiar este mag-
nifico instrument de la libertad, de la opinion pi-
blica y de la democraeia.
Yo tengo confianza en que estoo poderes que se le
dan al Congreso de Cuba y esta intervenci6n que
se le da en los futures gobiernos, sabrA usarlos el
Congress con grandeza y patriotism, y que jams
dard la raz6n a los que para combatir la implanta-
ci6n del regimen parlamentario en Cuba, sefialaban
s!empre como grave objeci6n que el Congreso cuba-
no no sabria usar debidamente del sistema y abusa-
ria de sus facultades y lo convertiria en un ins-
trumento de anarquia y desorden.
No quiero terminar esta explicaci6n de la trascen-
dental refcrma )ropuesta, sin hacer una declara-
ei6n: Este sistema de Gobierno, que tiende a ga-
rantizar la paz y el progress del pueblo de Cuba,
depend en gran parte de la capaeidad, del patrio-
tismo y de la moderaci6n de los Congresos futures.
El pueblo, que nos ha dado su representaci6n, con-
fia en que los Presidentes y Parlamentos eubanos
utilizarAn las virtudes y recursos de este regimen,
nue armoniza la autoridad con la libertad, para con-
ducir siempre a la Naci6n en paz, con orden y jus-
ticia.
SR. PRES'DENTE (MARQUEZ STERLING) : Tiene la
palaira el Sr. ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES) : Sefior Presidente y sefio-
res De'egados: Hace cerea de treinta afios, en la CA-
mara de Representantes, en un hemicielo como es-
te, el Sr. Cortina y yo diseutimos ]a cuesti6n que
se debate. Sostuve en aquel entonees y sostengo hoy,
que la Constituci6n de 1901 se podia aplicar en sen-
tido parlamentario. El grave error de toda nuestra
orrctiea constitutional ha sido haber marchado des-
de un comienzo hacia la dietadura legal.
Prob6 en aquel entonees. sefiores Delegados, que
las facultades de nuestro Presidente eran las mis-
mas, easi palabra por palabra, que las faeultades










12 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


del Presidente de la Repdblica francesa, que es emi-
nentemente parlamentaria. Prob6, que las faculta-
des del Parlamento eran id6nticas en ambos pai-
ses y que, sin embargo, entire nosotros se habia apli-
cado un Sistema Representativo rigido, demasiado ri-
gido, y en la Repfiblica francesa se habia aplicado
un R4gimen Parlamentario amplio, demasiado am-
plio.
La interpretaci6n constitutional no esta tanto en
las palabras de la Constituei6n cuanto en el m6to-
do que se usa al aplicarla.
Esta Convenci6n Constituyente, si hubiera tenido
el sosiego necesario, si no hbuiera celebrado sus
sesiones en visperas de elecciones generals, hubiera
debido con calma examiner los errors en que ha
caido la Repiblica en los afios de su existencia pa-
sada para enmendarlos, y luego pensar en nuevas
instituciones y en prineipios nuevos. No lo hemos
hecho. Pero, afn en esta hora que la prisa nos con-
funde el espiritu, al detenernos sobre los 6rganos
del Estado, mirando a nuestra historic political, la
primera cosa que debemos hacer es quitarle facul-
tades al Presidente de la Repiblica, porque el Pre-
sidente de la Repfiblica se ha transformado entire
nosotros siempre, o casi siempre, en un dictador mias
o menos bueno, mas o menos honorable, m6s o me-
nos eficaz, m6s o menos transigente, pero dictador a]
fin; y en la mayor parte de los casos no ha sido ello
la consecuencia de una concupiscencia de poder del
hombre que tenia el mando, sino el consensus una-
nime, la voluntad pfiblica, el propio deseo del pue-
blo cubano, todavia no preparado para la vida de
]a libertad.
Nosotros hemos visto a Presidentes populares co-
mo aquel Jos6 Miguel G6mez, que nombro en estos
moments a titulo de honor, deseoso de limitar sus
facultades, deseoso adn mas, de respetar todas las
facultades de los otros poderes, y, sin embargo fren-
te a esos deseos, Ia mayoria de la Chmara, las su-
cesivas mayorias ir a Palacio a ofreeorsele incondi-
cionalmente y decirle, que 41 debia dar ]a pauta de
los trabajos a la Camara de Representantes, y que
debia disponer de la voluntad de la mayoria.
He asistido yo personalmente a tantas consultas
a Presidentes de la Repfiblica de ciudadanos respe-
tables sobre cuestiones de familiar y sobre cuestiones
de intereses, como invocando las decisions de un
ser superior a la Comunidad y que tuviese en sus
manos toda la vida puiblica y privada.
Entiendo que la primera cosa que esta Asamblea
debe hacer, en la part de la Constituci6n que discu-
timos es reducir las facultades constitucionales al
President de ]a Repfiblica, cualquiera que sea el
que en el lia de mafiana ocupe el poder.
Y si esta limitaci6n de facultades es imperiosa
en vista al pasado, much m6s imperative se nos
present despues de haber dictado nosotros gran
parte del nuevo text constitutional. Porqup s;oo-
res Delegados, nosotros le hemos dado enormes fa-
cultades al Estado, le hemos dado todo el poder
ciudadano, le damos -en ]a economic un derecho sin
limits, y asi en material de trabajo, de cultural, de
familiar y de las relaciones sociales.


Nosotros hemos creado un Estado mastod6ntico,
y si sobre este Estado mastod6ntico ponemos una
I;.i,.-. unipersonal, omnipotente, la consecuencia se-
ra una Dictadura Legal, una dictadura a fortiori,
inheiente al r6gimcn. El proyecto sobre Orgaros Jel
Estado que discutimos ha procurado limitar la au-
toridad del Presidente.
No ereo que en 61 so oncontrara ]a panacea de
nuestros males, no creo que nosotros evitaremos con
palabras y precepts, dolores futures. Porque, se-
fiores Delegados, vosotros los j6venes que goberna-
r6is a este pais, debris tener bien en ]a wente que las
buenas y malas instituciones son vestituras o for-
mas exteriores. Y a este proposito es fitil insistir
que las dificultades pfiblicas no estan en las Insti-
tuciones, las dificultades pfblicas se encuentran en
los hombres; son los hombres a veces que no estin a
la altura de su misi6n, son los hombres entire noso-
tros que todavia no estan educados para la vida li-
bre, son los hombres que no saben c6mo gobernar
a su pais, son los hombres que todavia no ban ad-
quirido en la tradici6n este amor a la nacior',lidad.
Porque si bien es cierto que .en Cuba hay un patrio-
tismo acentuado, como en casi todas las islas, es cierto que aqui se ama al terrufio como en ninguna
otra parte del mundo, es cierto y muy cierto taw-
bi6n que el espiritu de nacionalidad no esta en el
alma del pueblo eubano bien arraigado por sepa-
rarnos pocos afios del triste coloniaje. Hay que crear
el amor a la nacionalidad, y entonces vendro el bien
hay que crear este sentimiento civico por virtud del
cual, la vida piiblica concuerda con la vida privada,
haciendo que el ciudadano realize el deber y lo cum-
ple, come cumple sus deberes el padre de familiar.
Esto hay que crearlo, y no lo crea en un dia tal o
cual instituci6n, esto es el product del tiempo.
No creo, por consiguiente, como decia que es una
panacea la proposici6n de la Comisi6n Coordinadora,
pero sin duda es un freno, sin duda pone bajo una
cierta vigilancia los actos presidenciales. He estado
por breve tiempo en un Golierno y he formado par-
te de un Gabinete, y puedo asegurar a esta Asam-
blea, que era triste cosa former parte de un Gabi-
nete. Por qu6? Porque todos los dias se podia en-
contrar el Secretario, el hombre responsible por la
Constituci6n, que, por un Decreto del Presidente
refrendado por otro Secretario, se habia hasta ce-
dido la mitad de la Repfiblica, sin que 61 lo conocie-
ra, sin que estuviese siquiera informado. Es preci-
so pues, dar a la facultad gubernamental algo de
menos personal, que responded a los intereses muy
complejos de la colectividad.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Pido la palabra para
una euesti6n que pudiera ser de orden. Con toda
seguridad ninguno de los sefiores Delegados se corn-
place mAs que yo en escuchar al Dr. Ferrara; pero
pregunto si hemos abandonado las reglas que nos
di6ramos para abreviar nuestros debates, cuando
advertimos que se prolongaban demasiado.
SR. PRESIDENT (MVARQUEZ STERLING): No se han
abandonado las reglas.
SR. ALVAREZ (AuRELIO): Entonees, ruego que se
cumplan.










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 13


SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se estil~
cumpliendo. Lo que pasa es que la Asamblea acor
d6 discutir primero el voto particular del senior Bra
vc Acosta sobre el sistema presidential, y eso modi
flea, en cierto aspect, la regla tercera, y solamente
se acord6 sobre este voto particular.
SR. FERRARA (ORESTES) : Creo, francamente, que
no estaba divagando. Estaba tratando la cuestihn
en su verdadero punto. No me explico la interrup-
ci6n de mi buen amigo y compailero el seficr Aure-
lio Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Mi prop6sito traducia cx-
clusivamente el deseo de actuar.
SR. FERRARA (ORESTES) : He notado que en esta
Asamblea se consider entrar en discusi6n, cuai.do
sp trata de los puntos y comas, trato de principios,
estoy hablando del principio de ]a autoridad presi-
dencial a la luz de la practice.
A;hora, seiiores Delegados, i quc es loq ue se hace en
,i mundo, fuera de nosotros? Como decai mi distin-
guido amigo el senior Cortina, hay muchos sisle-
mas parlamentarios; pero el sistema parlamentario
puro en America no ha dado resultado, y en el
munido, n este momento esta desacreditade.
El Parlamento con sus abandon ,, con sus preocu-
paciones personales, coh sus despilfarros ha
provocado la formaci6n de loq Estados totalitarios.
Si bien hay algun atendencia malsana en algunos
hombres a desear el poder absolute, lo cierto es
lue las instituciones cambian, se transforman, no
por la mala volunted de hombres individualmente
tomad.os, sino' por tendencies generals, por erro-
res colectivos, porque se desacredita el regimen vi-
gente. De manera que cl totalitarismo en el mundo,
es de')ido en gran parte a los errors de Ics Parla-
mentos. El Parlamentarismo ciertamente esti' desa-
creditado hoy; pero el Parlamentarismo, aiun dea,-
creditado, (s indispensable; en una Democracia es
un ma] necesario. Si nosotros con cierto taeto como
el que ha tenido la 'Comisidn Coordinadora, pode-
mos armonizar !a parte buena del Sistema Represen-
tativo. creando, no una forma pura, sine mn sisterna
de control reciproco que pueda evitar los abuses del
poder de un regimen y las irresponsabilidades del
otro regimen, realizaremos una obra de prudenc'a,
no solamente, de prudencia, sine de aciertc.
SR. PRIO SOCARRn S (CARLOS): Con todo el respe-
to al Profesor de Derecho Piblico. Lo que a mi ju;i-
cio esta desacreditado no es el sistema parlamenta-
rista, sine el representative, porque tanto e1 sistema
presidencialista como el parlamentarista, en mi cri-
terio, es un sistema representative. La representa-
cid6 en el Parlamento o on el cuerpo deliberative de
la voluntad popular a trav6s de sus mandatarios, es
lo que da el caraeteo ese de representahrin, y depubs
!o mismo en e! regimen monarquico que en el presi-
den'ial estilo Estados Unidos come en el rLi'men
parlamentario europeo, la representaci6n en el Par-
lamenio pop flar que ha traido, segun el dicho dc!
conventional Ferrara, los Estados totalitarios, pue-
den achacarse a la representaci6n popular, porque
la di teren.,a entire unc y otro es que abroe;, esa
representaci6n cuando nc se consult la voluntad po-


*ular y suerdde lo mismo en el parlameniario quoe 'j:
'1 representative a travis de Camaras, diferencia
util, porque el regimen parlamentario no es tan fi-
ail diferenciarlo del representative.
SR. FERRARA (ORESTES) : Me va a permitir mi dis-
'inguido amigo y colega, que le diga que tambi6n los
Estados Totalitarios tienen la representaci6n popu-
lar. En Italia ha habido una Cimara hasta ahora,
y una Camara popular, elegida per el pueblo. Ahora
hay una Camara que no se diferencia much en
la forma si no me equivoco, a ]a propuesta en cuan-
o al Senado funcional, per nuestros ilustres cole-
gas del A B C, es decir, una CBmara de representa-
ci6n corporativa.
SR. MARTINEZ SAENZ (JOAQUIN) : Hay diferencias
esenciales en la eleeci6n.

SR. FERRARA (ORESTES) : De todas manera.s, en los
Estados totalitarios hay tambien una cierta forma
de representaci6n.

El senior Hitler, bay que recorder, esta electo per
plebiscite en el cual tuvo muchos mis votes que los
que tendri el Sr. San Martin en las pr6ximas elec-
ciones, porque tenge la seguridad que el Sr. Grau
San Martin no aspira siquiera a la totalidad casi,
que tuvo el senior Hitler.


SR. PRIO SOCARRAS (CARLOS) : Pero no
tado mis nunea. Todos los dictadores
[gual, pero despu6s no consultant mAs.


ha consul-
comienzan


SR. FERR\RA (ORESTES): Sefiores Delegados: Esa
tendencia de semi-parlamentarismo no somos los
primeros en adoptarla. Las iltimas constituciones,
ban emprendido este mismo camino, me refiero es-
pecialmente a la filtima Constituci6n de Polonia y
a la filtima Constitueidn de Estonia.
Estcs dos paises han hecho casi exactamente lo
que nosotros, a tantas leguas de distancia, hemos
realizado por la decision de los miembros de la Co-
misi6n Coordinadora. Es que el memento require
este sistema. E! Estado anmenta sus funciones cada
dia, aumenta sus funciones el Parlamento, el Parla-
mento a su vez da pruebas de una mayor despreocu-
paci6n, los Ejecutivo evidencian su deseo siempre
creeiente de mando. Para salvar estas dificultades,
para enmendar estos defects, para variar esas ten-
dencias malsanas es necesario la coordinaci6n de
io-, Poderes. La coordinaei6n de los Poderes ha side
el fin filtimo, la supreme aspiraci6n de la Comisi6n
'Ccordinadora. Ella ha querido evitar un parlamen-
tarismo exarerado, que en Chile, en la opinion del
President Alessandri ha side desastroso. Y es fitil
saber que Chile es fnico ejemplo en America de par-
lamentar!smo. Esta coordinacion de los poderes, muy
sabiamente, muy prudentem:ente organizada, entire
nosotroe puede dar resultados magnificos en Ics alios
futures. Sefores Delegados, voy a terminar, noso-
tros estamos hacienda una Constituci6n; esta Cons-
tituci6n quedarA en la mane de ]a mayoria de los
hombres que pertenecen a esta Asamblea, de uno
y otro band, cualesquiera que sean sus tendencies,
ellos puneden hacerla buena o hacerla mala; lo que
rosotros escribimos seri letra mr:erta si no esta vi-










14 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


vificada por el alma noble, por el sentido recto, y
por los principios ordenados de los hombres que
van a ocupar el poder piblico. Yo, hombre del pa-
sado, espero, con un sincere augurio, vuestros me-
jores 6xitos.
Sn. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el Sr. Prio Socarris.
SR. PRIO SOCARRIS (CARLOS): Sr. President y
Sres. Delegados: Yo creo que la primera declara-
ci6n que hay que hacer ante los convencionales en
cuanto a la oposici6n que pudiera eneontrar el r6-
gimen que propone la nueva Constituci6n de la Re-
piblica es que no se ha traido al seno de la Asam-
blea un sistema parlamentario ni un sistema semi-
parlamentario. Se ha dicho repetidamente y como
se ha querido poner un voto particular volviendo al
regimen representative o presidential y no lo es. por-
que en ninguin sistema donde el Parlamento no tenga
la facultad de designer de una manera negative,
puesto que lo que hace es negar la confinaza de quien
design el Presidente, un poder moderador en esos
regimenes: los ministros, no existe en el regimen par-
lamentario republieano, alli donde el Presidente de
la Repfblica es el Poder Ejecutivo el que puede de-
signar libremente sus ministros sin necesidad de la
aprobaei6n previa del Parlamento; para que estos
empiecen a funcionar no hay regimen parlamenta-
rio en la forma estatuida por nosotros ,como existe
esta libertad del Presidente no se esta estatuyendo
el regimen presidential, lo que hemos traido de in-
novaci6n al nuevo problema, que no es nuevo, no es
nada mas que la responsabilidad de los ministros an-
te el Parlamento por via de interpelaciones y en
casos excepcionales con tiempo limitado en la cri-
sis; producida la crisis del ,Consejo de Ministros,
:cual ha sido .el objetivo de los que este regimen
han 'estructurado? Evitar en cuanto sea possible,
-concciendo el fatalismo de las palabras con que ha
terminado su brillante alegato el Convencional Fe-
rrara- tratar de evitar en la ley en cuanto sea
possible la acumulaci6n de poderes en el Presidente
de la Repfblica a trav6s de sus Ministros, porque
no solamente se ha estatuido en este regimen nuestro
un regimen de absorci6n absolute de todos los po-
deres en manos del Presidente de la Repfiblica; esto
lo ha traido sus ministros, dhndose el caso boehor-
noso de que un Secretario haya dicho al tomar po-
sesi6n del cargo para el que habia sido designado
por la voluntad expresa del Presidente de la Repfi-
blica, que no tenia condiciones de ninguna clase pa-
ra desempefiar el cargo; en el caso del Secretario
de Hacienda no es una sola la ocasi6n de que el
Secretario designado ha confesado deseonocer en
lo absolute de esa oficina del estado y, para evitar
ese sonrojo que ha de producer a los cubanos que
un funcionario en el desempefio de un cargo de tan-
ta responsabilidad lo diga, por lo menos habremos
puesto el freno de que el Parlamento pueda llamar
a ese funcionario para interpelarlo en el moment
que crea oportuno. A trav6s de esta imputaci6n a los
Secretaries y de estas interpelaciones se va a tratar
que el Congreso, de alguna manera influya en las
decisions del Presidente de la Repfiblica; se tra-
ta, adem.is, de darle a 6ste facultad que hasta ahora
no ha tenido ni puede tener, la de delegar en cierto


modo a trav6s de su Consejo de Ministros la respon-
sabilidad que todos hoy han qu. rido abrogarse; un
President que quisiera confiar en un Ministro, que
tiene confianza en el Consejo de Ministros para la
gobernaci6n del pais para 61 quedar como el poder
moderador de los regimenes parlamentarios clasicos
podria hacerlo a tr.avs de este sistema, porque lo que
tiene es una flexibilidad absolute para salvar al Pre-
sidente de la Repfiblica a trav6s de los afios para los
cuales ha sido electo a esa investidura y para los
cuales es impossible moverlo a trav6s de esta volun-
tad de la renuncia popular. De esta manera si la
political en el pais cambiara ostensiblemente, si el
Dr. Grau ]legara a la Presidencia y el poder varia-
se por situaciones da evoluciones internacionales que
afectaran a nuestro pais o a trav6s de propias evo-
luciones nacionales tendria el escape de dar a los
que tales doctrinas profesan la oportunidad de de-
cir al Poder Ejecutivo, a trav6s de un Consejo de
Ministros responsables, facultad muy grande para
el hombre de buena intenci6n -si tenemos la oportu-
nidad de llevarlo a la Presidencia de la Repfiblica-
excepeional, oportunidad para que el vaiven !de las
opinions no provoque la crisis que ha traido como
consecuencia inevitable la insurrecci6n en los passes
de Latino-Am6rica un Presidente abrogado de las
facultades que hasta ahora se abrogaba en nuestro
pais -aunque no niego que es possible, a trav6s de
]a Constituci6n anterior, como decia el senior Ferra-
ra, que 6sta hubiera diluido un p'oco estas responsa-
bilidades,- pero ya estatuido como sistema, y por
el amor propio tan conocido que existe entire los hom-
bres de nuestro pueblo, y del que tantas veces sb
ha hablado,- y quizds los hombres que legislan ten-
gan, como la primera de sus obligaciones, el conocer
]a psicologia de su pueblo- ha resultado que lo0
presidents, como sus antecesores a trav6s de ]a his-
toria, que se han abrogado todos los Poderes, han
tenido a menos, como buenos latinos, el no arogarse
tambi6n todos los Poderes.
Como la ley da esta flexibilidad, podriamos con-
seguir que el Presidente, sin menoscabo del amur
propio tan conocido en nuestro pais, pudiera dele-
gar las facultades en el Consejo de Ministros, si to
tuviera a bien.
Por estas consideraciones brevisimas quiero s.g-
nificar con ellas que es muy poco lo que va a varlar
el regimen, y lo finico que se hace es darle la flxi-
bilidad necesaria para que varie, segin sean las con-
diciones de los hombres de gobierno, porque si no
tendria muy poco de parlamentario.
Sefiores Convencionales: a los que profesan en
su program el establecimiento de un r6,inen pre-
sidencialista, debo decirles que no han cambiado, de
regimen votando poi el que se estatuye en el Dicta-
men de la Comisi6n Coordinadora, no han camnbiado,
-repito,- su eriterio presidencialista, si.o que o1
que han hecho es darle mas flexibilidad al regimen,
y tambi6n darle oportunidad al Parlamento de que
intervenga activamente en los actos del Presidente.
Para los que tenian el eriterio del regimen semi-par-
lamentario, quiero deeir que esto contempla tam-
bi6n estas posibilidades. Lo que hemos traido es
flexibilidad y no car6cter de presidencialista o par-










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 15


Jamentario, segfin sean las facultades de los que es-
t6n gobernando, sirviendo esta flexibilidad para aco-
plarlo a la psicologia cubana.
Hemos hecho esto teniendo en cuenta el pasado, y
ademfs, consideranco los afios venideros, con las
posibilidades tristes que anuncian los aconteclmien-
tos de Europa, por lo cual debemos estar dispues-
tos a tener un regimen que d6 toda la flexibilidad
necesaria para que el pueblo de Cuba sea uno solo,
y que todos los cubanos vengan a contribuir a la es.
tabilidad de la naci6n, sin que haya abismos entire
oposici6n y gobierno. Porque es sabido que el regimen
presidencialista tiene el inconvenient de que quien
se coloca en los Baneos de enfrente al Gobierno, en
los moments de crisis no puede ir a colaborar, sin
traieionar los principios de su Partido, con su opo
sitor. Pero en el regimen propuesto hay un parla-
mento en que esta representada la Mayoria y la Mi-
noria y en esto consiste precisamente la gran flexi-
bilidad, y quien colabore en un gobierno de concern
traci6n national no traiciona a su Partido, porque a
pesar de former parte de la gobernaci6n, de un go-
bierno o Poder Ejeutivo del que es opositor, hay
un Poder Legislativo del que forma parte, y estin
ahi representados todos los Partidos.
Por esta gran flexibilidad, ante la crisis que
atraviesa el mundo, y que amenaza a America, debe-
mos votar un regimen de este tipo.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se pone a
votaci6n el Voto Particular del senior Bravo Acos-
ta y demis miembros del Partido Dem6crata Repu-
blicano.
Los sefiores Delegados que est6n de acuerdo se ser-
virin levantar el brazo.
(La mayoria de los seiores Delegados no lo hace
asi).
Rechazado el Voto Particular.
Sefiores Delegados: Se ponen a votaci6n los arti-
culos que no tienen enmiendas, los cuales pasaran a
la Comisi6n de Estilo, para que durante veinticuatro
horas cualquier Delegado que lo desee pueda hacer
una correcei6n de Estilo, y la proponga a dicha Co-
misi6n. Se ponen a votaci6n. Los sefiores Delegados
1iue esten de acuerdo se servirfn levantar el brazo.
(La mayoria de los seiores Delegados lo hace asi).
Aprobados.
Sefiores Delegados: Con este acuerdo la Conven
ci6n acaba de aprobar mis de cien articulos. (Aplau-
sos).
Con el prop6sito de armonizar los distintos tipos
ce enmiendas, de las que unas afectan a la compo-
sici6n del Senado, y las otras al nfmero de sus in-
tegrantes, se concede un receso de quince minutes.
SR. MARTiNEZ SAENZ (JOAQUIN) : Yo no me pongo
de acuerdo con nadie.
SR. PRESIDENT (MIRQUEZ STERLING) : Es para or-
ter:ar su forma de discusi6n,


Se concede un receso de quince minutes. (Eran las
5 y 20 p.m.).
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se reanuda
la sesi6n. (Eran las 5 y 37 p.m.).
Se va a dar lectura al Voto Particular del senior
Martinez Sienz.
(El Oficial de Actas lee).
VOTO PARTICULAR QUE FORMULA EL DOC-
TOR JOAQUIN MARTINEZ SAENZ A NOMVBRE
DEL PARTIDO ABC AL TITULO DEL PODER
LEGISLATIVE' DEL DICTAMEN DE LA
SECTION ORGANSS DEL ESTADO'.

La sustituci6n total de esa Secei6n por la que si-
gue:
CAPITULO SEGUNDO
DEL SENADO FUNCIONAL

ARTICULO .- El Senado Funcional se corn-
pone de representantes de las diversas ramas de la
producei6n y de las demas funciones sociales orga-
nizadas respectivamente en colegios electorales loca-
les y asambleas de delegados nacionales, que se ajus-
tarnn a las disposiciones de una ley especial y a los
fines de la elecci6n de los miembros del Senado.
Todas las actividades en que se subdividen las cla-
ses productoras de Cuba tendran representaci6n en
el sector a que se agrupen y ninguna persona podra
aparecer en mis de una de las ramas, aunque ejer-
za mas de una actividad. En este caso podra optar
por figurar en uno de los colegios electorales loca-
les.
ARTICULO .- El Senado Funcional estarA
compuesto de no mas de diez y ocho Senadores, que
seran electos ; eleeci6n de segundo grado por las
Asambleas de Delegados nacionales electos por los co-
legios electorales organizados por las diversas ramas
de la producci6n y de las demis funciones sociales.
ARTICULO .- Los colegios electorales loca-
les estaran divididos en dieciocho ramas o grupos
distintos. Estas ramas seran:
1.- Los obreros y empleados de la industrial azuca-
rera.
2.- Los obreros agricolas, de minas, de pesca y
de cualquiera otra actividad andloga.
3.- Los obreros y empleados del transport y de
las dem6s industries y empresas no comprendi-
das en los nfimeros anteriores.
4.- El comercio de importaci6n.
5.- La industrial de consume national y comercio
minorista.
6.- La industrial tabacalera, la alcoholera y las de
mis actividades no comprendidas en los dos ni-
meros anteriores .
7.- La banca.
8.- Los empleados piblicos.










16 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


9.- Lcs empleados privados no comprendidos en
nfmeros anteriores.
JO.-- Los hacendados.
11.- Los colonos azucareros.
12.- Los coseeheros de tabaco, caficultores, ganade-
ros, exportadores de frutos y demis producto-
res agro-pecuarios no comprendidos en nimeros
anteriores.
13.- Las classes pasivas, incluyendo a todos los que
reeiban pensions, jubilaciones, retires, seguros
o rentas vitalicias, tanto oficiales como priva-
das.
14.- Los propietarios urbanos e inversionistas.
15.- Los propietarios rfisticos.
16.- Los profesionales en general.
17.- La docencia, incluyendo profesores y maestros,
tanto de centros privados como de centros ofi-
ciales.
18.- Los adscritos a otras actividades no comprendi-
dos especificamente en la anterior enumeraci6n.
ARTICULO .- El Vicepresidente de la Repfi-
blica formara parte del Senado Funcional y sera su
President.
Tambi6n formarin parte del Senado Funcional du-
rante los seis afios siguientes a su period presiden-
cial, los Presidentes de la Repfiblica elegidos de
aeuerdo con esta Constituci6n.- Los ex-Presiaentes
y el Vicepresidente no se incluirin en el c6mputo de
Senadores a los efectos de la limitaci6n establecida
Cn el articulo anterior.
ARTICULO .- S610o os ciudadanos eubanos
podrAn inscribirse en los colegios electorales de las
ramas respectivas y ejercer el derecho del voto fun-
cional.
ARTICULO .- Los Senadores serhn electos
por un period de seis afios y deberin reunir los si-
guientes requisistos:
1.-Ser cubano por nacimiento.
2.-Haber cumplido 30 afios de edad.
3.-Hallarse en el pleno goce de los derechos civiles
y politicos.
4.-'Hallarse inscripto en un colegio electoral de una
de las ramas de la producci6n.


ARTICULO
Senado Funcional


-Son atribuciones propias del


A.-- Aprobar los nombramientos que haga el Presi-
dente de la Repuiblica o el Gobierno, en su ca-
so, de los Representantes Diplomdticos y de los
dem6s funcionarios cuando la Constituci6n o la
Ley exijan dicha aprobaci6n.

2.- Autorizar a los cubanos para entrar al servicio
de un pais extranjero o para aceptar de otro go-
bierno empleo u honors no prohibidos por la
Constituci6n o la Ley.


:.- Nombrar los miembros del Tribunal de Cuen-
tas del Estado, de la list de elegibles que le so-
meta el Presidente de ]a Repfiblica.
4.- Designar comisiones de investigaci6n por acuer-
do tomrado en la forma dispuesta por la Ley. Las
comisiones de investigaci6n tendran el derecho
de citar tanto a los particulares como a los fun-
cionarios y autoridades pfiblicas para que con-
curran a informar ante ellas y solicitar los do-
cumentos y datos que estimen necesarios a los
fines de su investigaci6n, bajo ]a pena inheren-
te al delito de desobediencia.
5.- Ratificar los Tratados que el Presidente de la
Repfiblica haya negociado con otras naciones.
6.-- Todas las demas que le otorgue la Constitucion
o ]a Ley.
ARTICULO .- Los Senadores podrkn ser re-
movidos de su cergo por un Tribunal de Respousa-
bilidad political y a instancia de las delegaciones no-
cionales de no menos de tres ramas de la producei6r
y por decision fundada en la comisi6n de delitos
comunes o de faltas political, debiendo pasarse P1
ianto de culpa a los tribunales ordinariow, en su
caso.
A los efectos de la formaci6n de este Tribunal de
Responsabilidad Politica, las delegaciones naciona.
les de las distintas ramas elegirhn, al propio tiempo
que a los Senadores, a dos miembros por eada rama
que deberAn reunir iguales requisites que los exi-
oidos para ser Senador y que pasarkn a formrlr
la list de elegibles para el Tribunal Politico que
sera designado por medio de la suerte en la fcram
que la Ley disponga
El Tribunal estarA formado por siete miembros,
-orteados entire los designados por ramas distintas
a las que han acordado ]a acusaci6n.
Para que ]a sentencia de revocaci6n del mandate
sea efectiva se precisard el voto conform de cinco
de los miembros del Tribunal.
La Ley. I..hl.i.. los trimites a que se ajustara el
juicio politico para que sea sumario, pero brinde ga-
rantias suficientes al acusado.
RAZON DEL VOTO

El Dictamen establece un sitema legislative de
dos Cuerpos separados. Este sistema bicameral pro-
cura una elaboraci5n cuidadosa de las leyes por su
iiscusi6n en dos instancias separadas y en Cuerpos
,listintos. Para justificar el sistema se pide, ade-
m6s, que cada uno de esos Cuerpos deba tener una
formaci6n o integraci6n diferente.
El sistema establecido en el Dictamen de 'Orga-
nos del Estado', hace que tanto la Chmara de Dipu-
tados como el Senado sean Ckmaras politTcas. S61o
hay la pequefia diferencia de que mientras que la
CAmara de Diputados esta integrada por individuos
que se eligen a travys del voto preferencial, por lo
que pudi6ramos decir que constitute una C6mara
political en que se traduce la personalidad individual
de sus integrantes, el Senado esta constituido por re-










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE !7


presentantes de Partidos Politicos enviados por 6s-
tos, sin que el elector pueda, sino en muy pequefia
escala, influir en la elecci6n de las personas.
El proyecto que se expone en este voto particu-
'ar, tiene estas dos sefialadas ventajas: 1) le da una
composici6n enteramente diferente al Senado. Vie-
ne 6ste a representar, por virtud de un process de-
mocritico, ya que se mantiene vigente el principio
del sufragio universal dentro de las profesiones, a
las classes productoras, dindoles asi personalidad po-
Aitica para que puedan defender legalmente sus in-
tereses y asuman la responsabilidad en ]a legisla-
ci6n del pais.
La Cimara de Diputados tiene la representaci6n
del individuo seleecionado segun un criterio terri-
torial, por el lugar de su residencia, el Senado Fun-
eional tiene la representaci6n del individuo en rela-
ci6n con su funci6n productora. No se le merma,
pues, al ciudadano ningfn derecho. Por el contrario,
se amplia su poder soberano de integraci6n de los
6rganos del Estado, al dArsele un voto para elegir
por raz6n de vecindad y otro voto para elegir pa
raz6n de su actividad productora, crea un 6:*:'a no.
oeon6mico-politico. 2) Es un hecho cierto que la evo-
luci6n econ6mica del mundo ha creado un mecanis-
mo enormemente complejo, que result aeeptado por
las medidas political que adopten los gobiernos; Cada
vez se require mis la consult a los intereses que
mantienen la vida de la Naci6n antes de la adop-
ei6n de medidas de carActer general, porque su re-
percusi6n puede crear un serio trastorno a la vida
otal del pais. La political y la econcmia ya no son
campos separados.
No es possible mantener por mhs tiempo el princi-
pio de la abstenci6n estatal en material que se re-
lacione con la creaci6n, distribuci6n y consume de
la riqueza; por el contrario, hoy la economic y la
political integran una verdadera unidad. Los que-
lrantos econ6micos tienen fatales repercusiones po-
ticas. Las resoluciones political pueden determinar
la prosperidad o la miseria de un pais. Mientras se
mantuvo como un dogma individualista el que no
podia ser limitada la libertad del individuo en ma-
ieria econ6mica se comprendia una estructura esta-
'al en la que s6lo estuviesen representados los in-
tereses individuals, que hemos llamado clAsicamente
los intereses politicos, exeluyendose los intereses de
1ti producci6n national. En estcs moments un Esta-
ido carente de un 6ragno adecuado para ]a total
vigilancia, fomento e intervenci6n en la vida econ6-
mica es un Estado imperfecto.

Manteniendose el principio de la dualidad came-
ral, el proyeeto abecedario viene ea crear con el Se-
rado Funcional el 6rgano representative de las cla-
ses productoras del pais. con ello complete el cua-
dro de las institueiones que la naci6n necesita para
que esten tutelados, no s61o los lamados derechos
i.dividuales, que hasta ahora el Estado ha recono-
tido y protegido, sino tambien los intereres econ6-
inicos y sociales que la complejidad de la vida mo-
derna ha venido creando.


pio de la armonia y la colaboraci6n entire las classes
s(.ciales y su personificaci6n political. Es el medio
adecuado de eliminar de una vez y para siempre el
principio trogloditico de ]a lucha de classes. En una
epoca el hombre no tuvo para reclamar su derecho
rias que fuerza. En aquel period el imperio de la
fuerza dividi6 a los hcmbres en grupos, classes o fac-
ciones. La organizaci6n social cre6 en el Estado un
6rgano superior al individuo, capaz de realizar la
jasticia, proteger sus intereses fundamentals y per-
nlitir el desarrollo de una vida colectiva pr6spera.
Mientras que el Estado no se integr6 en una for-
ma u otra, se vivi5 de un modo salvaje. Hoy las
cases sociales pugnan per la defense de sus intere-
es, del mismo modo que pugnaron los individuos
ai-tes de la integraci6n de un Estado que protegiera
sus intereses bajo un regimen de paz. Por eso he
.alificado de troglodita a este period de la lucha
de classes.
El Senado Funcional viene a integrar al Estado
con un 6rgano que le permit ]a tutela de los inte-
reses de las distintas classes, y garantiza la colabo-
aci6n entire ellas y de un Estado de prosperidad
al pais.
,Mientras no se haga esto. no se habrA dado una
soluci6n eficaz al grave problema que ha lanzado a
mAs de un pueblo a la guerra civil,que no otra es
la consecuencia de la lucha de classes cuando no exis-
te un poder superior que actfe de arbitro. Ese poder
superior es el Estado. Sin embargo, el Estado para
poder actuar adecuadamente necesita el co' senti-
miento de las clases productoras manifestado por
la via democrhtica del sufragio ejercido dentro de
enda elase, y concedi6ndole una representaci6- pcli-
tica adecuada como lo hace el proyecto del ABC.
La Habana, abril once de mil novecientfs cua-
renta.
(Fdo.) Joaquin Martinez Sdenz.
Sn. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): re va a
dar lectura a una enmienda de los Sres. Marinello y
demis miembros del Partido Comunista.
(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA
El articulo 128 quedard redactado asi:
'El Poder Legislativo se ejerce por un Crerpo
6nico denominado Camara de Diputados'.
(Fdo.) Juan Marincllo, Blas Roca, Salvad'or Gar-
cia Agiiero, Cgsar Vilar, Esperanza Sdnchez Me ltra-
pa y Romdrico Cordero.
'SR. ALVAREZ (ATTRELIO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Tiei la
palabra el Sr. Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Tenemos un acuerdi re-
solviendo denominar 'Camara de Representante ,' a
este Cuerpo Colegislador.


Finalmente, el Senado Funcional es un 6roano (le I Consiguientemente, este conventional ruega que
contribuirA a la paz del pais. Representa e1 princi- Ise mantenga ese acuerdo y que donde quiera qu se










18 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


exprese CAmara de Diputados, se entienda que dice
CAmara de Representantes.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL): Pido la pala-
bra.
SR. PRESIDENT (.MARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el Sr. Cortina.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : Sefiores Delegados:
Desde luego que la Convenci6n es soberana para
mantener el criterio que tenga por convenient; pe-
ro deseo significar que la Comisi6n Coordinadora,
por la votaci6n de la mayoria de sus miembros,
adopt la denominaci6n de "Chrnara de Diputados".
Es verdad lo que dice el distinguido Convencional
Sr. Aurelio Alvarez, que se adopt el acuerdo de
que la CAmara se llamara de Representantes. Esto
se hizo al comenzar las sesiones de esta Conven-
ti6n al organizer las Magistraturas del Estado. Pos-
teriormente esta Convenci6n acord6 que todos los
Estatutos, los preceptos relacionados con las Ma-
gistraturas del Estado que se habian adoptado y
promulgado, rigieran unicamente por cuatro afios,
,alvo aquellos que fueran ratificados para que que-
daran establecidos permanentemente. Es decir que
.ued6 en libertad esta Asamblea para adoptar nue-
vos aeuerdos sobre todos esos particulares, si bien
este acuerdo habria de regir despu6s de cuatro afos.
Todos los Partidos de la Coalici6n tienen en su
program, en lugar de 'Camara de Representantes',
]a denominaqi6n "CGmalra ,de Dlputtados"'. Oomo
se trataba de una sola palabra y no de un concept,
que puede ser cambiado por criterio de transacci6n,
al plantearse otra vez el problema se entendio por
]a mayoria que debia mantenerse la denominaci6n
de "Diputados", para que rigiera dentro, de cuatro
a-ios, dado que el primitive acuerdo tenia el carc-
ter ide provisional.
PPor esta raz6n la Comisi6n Coordinadora encn-
di6 que. no violaba ninggin acuerdo a] proponer en
el Dictamen que la "Camara de Representantes", se
Ilamara 'Camara de Diputados', segfin se denomina
en la casi totalidad de los pueblos de HispanoamB-
rica.
El acuerdo, si se adoptara, no modifica el ante-
rior para que rigiera dentro de cuatro anos.
Con esto quiero explicar al senior Aurelio Alva-
rez por qu6 parece contradictorio. Quiero con esto
tambi6n aclarar que ]a Asamblea est6 en libertad
de votar ahora, manteniendo el concept 'Repre-
sentantes' o 'Diputados', si lo tiene por convenien-
te. Los partidos que estAn representados en la Coa-
lici6n tienen todos en su program el nombre de
'Diputados', y estaban obligados a mantener esta
denominaci6n en toda oportunidad legal que se les
presentara.
Por esta raz6n este es un asunto que ha vuelto
de nuevo, con todo dereeho, a ser sometido a la
Asamblea, para que 6sta resuelva libremente.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Pido la palabra para cfn-
testar al Sr, Cortina.


SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene ]a
palabra el Sr. Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURPLIO) : NO estoy conform con
e] eriterio tan gentilmente expuesto por el Conven-
cional Cortina. Fu6 acuerdo de la Convenci6n adop-
tado por unanimidad, puestos en pie los Sres. Dele-
gados, como homenaje a Aguilera y a la Constitu-
yente de Gudimaro. Y despu6s de haberse adoptado
ese acuerdo, la Comisi6n Coordinadora no tenia fa-
cultades para desconocerlo, dicho con todo respe-
to para ella. Reitero mi ruego muy especialmente
al Dr. Cortina, para que nuestra C&mara popular
continfie llamdndose 'Camara de Representantes',
conforme al acuerdo votado por la Asamblea que
asi lo resolvi6.
SR. CORTINA (JosPi MANUEL) : Pido la pfala-
bra.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene !a
palabra el Sr. Cortina.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : No se trata de nin-
gdn criterio gentil, sino de verdades sencillas y es-
cuetas. El acuerdo de las Magistraturas, con todos
sus aspects accesorios, no rige mas que cuatro aios,
y, Por lo tanto, nosotros tenemos plena autoridad
para modificarlo.
Los arguments juridicos y reglamentarios del
senior Aurelio Alvarez, no ejercen ninguna influen-
cia sobre mi, puesto que estoy convencido de la exac-
titud de mi criterio. En eambio, el veteran Aure-
lio Alvarez, que se conmueve con los recuerdos de
las gestas patri6ticas de Cuba y quiere que con el
nombre de Camara de Representantes, se rememo-
ren los parlamentos que se organizaron durante ia
revoluci6n, pesa much mas en mi animo que todas
las dialecticas .que 61 pueda emplear para demostrar
la conveniencia del cambio de nombre.
Lo que quiero dejar aclarado es que la Comisi6n
'Coordinadora no ha faltado a ningfn acuerdo ante-
rior, sino que lo ha respetado; que propone la modi-
ficaci6n para despu6s de los pr6ximos cuatro afios.
Es cierto que los Constituyentes *de Guaimaro,
a! acordar la Constitu'ci6n de la Repfiblica en ar-
mas, llamaron 'Camara de Representantes' al Par-
lamento. Esta evocaci6n merece todos mis respetos;
pero debo recorder que la primera Constituci6n cu-
bana que redactaron los conspiradores cubanos, po-
co antes de Narciso L6pez, que se llam6 la Confti-
tuci6n de Infante, y que fu6 anterior a la de Guii-
maro, usaba la denominaci6n de 'C6mara de Di-
putados'.
De manera que *en material de recuerdos, si qui-
6i6ramos hacer un homenaje a la primera Constitu-
ci6n revolucionario que hubo en Cuba, debiamos usar
la denominaci6n de 'Cmara de Diputados', porque
asi se llamo la primera Cdmara que se organize en
la primera Constituci6n que hicieron los revolucio-
narios o conspiradores eubanos.
Sin embargo, no me siento con animo de resistir
al ruego que me hace el senior Aurelio Alvarez, de
apoyar su proposici6n conmemorativa; y por esta
raz6n, cediendo a impulses de mi coraz6n y de mis










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 19


sentimientos de patriota, solicito de la CoaliciOn So-
cialista Demorcrdtica y de la Asamblea que votemos
de acuerdo con la enmienda propuesta por el se-
for Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Muchas gracias.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): a Presi-
dencia quiere recorder que ese acuerdo se tom6 el
dia del aniversario del nacimiento de Francisco Vi-
cente Aguilera.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Para una aclara-
ci6n, pido la palabra.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el Sr. Bravo Acosta .
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Quiero hacer cons-
tar nuevamente en el seno de la Comisi6n Coordina
dora, salvando mi voto que constara en el Acta el
mantenimiento de la denominaci6n Cmara de P e-
presentantes'.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Asi cons-
tarA.
SR. MARINELLO (JUAN): Pido la palabra, para
defender mi enmienda.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Tiene la
palabra el Sr. Marinello.
SR. MARINELLO (JUAN): Sres. Delegados: A la ra-
z6n importantisima de tener que realizar nuestra
area, no diremos ya en dias, sino en horas brevi-
simas, se une en el caso present, para que mi tur-
no sea el mas corto que pueda imaginarse, la cir-
cunstaneia de que en ocasi6n pasada, cuando se de-
bati6 ,en el seno de la Convenci6n sobre las Magis-
traturas que debiamos acordar para las elecciones
inmediatas, hube de expresar a nombre de mi Par-
tido por qu6 nos decidiamos por el unicameralismo.
Nos vemos obligados hey, en eumplimiento de
nuestro program a enmendar el articulo 149 del
Dictamen, consignando, nuestra opinion de que el
Poder Legislative debe ejercerse en Cuba por un
s6lo Cuerpo denominado 'Camara de Diputados, o
de Representantes', no nos importa much el nom-
bre, pero nunca por dos cierpos legisladores como
el Dictamen expresa.
Queremos decir que los arguments repetidos en
el seno de la Comisi6n Coordinadora a favor del bi-
cameralismo no nos han convencido. No creemos que
!a double discusi6n de un problema es garantia de su
m6s acertada soluci6n; estimamos que la edad del
legislator no determine un mejor tratamiento de
las euestiones sometidas a su competencia.
Por otra lado, sabemos como no existen en Cuba,
ni siquiera en grado incipiente, las realidades aue
aconsejan una organizaci6n bicameral del Poder Le-
gislativo; ni posee nuestra provincia esos elements
privativos que aconsejan una representaci6n especi-
fica, ni hay entire nosotros castas o grupos que man-
tengan interests o caracteristicas tradicionales; no
existen en el seno de la sociedad cubana esas dis-
tinciones de tipo aristocrAtico aue hacen one toda-
via se acepte como buena, come necesidad impuesta


por la tradiei6n, la existencia del Senado. La misma
indecision que rein6 en el seno de la Comisi6n Coor-
dinadora en todo lo que se referia a la organizaci6n
del Senado, al nfimero de Senadores, a la edad para
serlo, a las funciones estrictas de este cuerpo dijo, a
las claras c6mo se trataba de construir un cuerpo ar-
tificial, siguiendo quizIs el imperative de interests
politicos de orden personal o partidario, o, en el
mejor caso, una tradici6n constitutional pegadiza
que viene de la Constituci6n del Uno.
Nosotros hemos expresado siempre en el seno de
la Convenci6n nuestro interns por mantener en los
6rganos del Estado una vigencia, una actualidad,
una vibraci6n de tipo genuinamente popular que
adelante el criterio democrAtico, realizando dentro
de este criteria cuantos avances sociales exigen !as
grande capas desposeidas del pais. Y nos reitera-
mos hoy en nuestra postura, estimando que slo rre-
diante una CAmara Unica que sea amplia, y por
ello estamos por la desionacin de un Representan-
te o Diputado no por 35 mil habitantes, como luezo
se consigida en el Dictamen, sino por 25 mil habi-
tantes pude el Congreso cumplir sus funciones.
Nos hate falta un gobierno barato; si ese gobierno
puede lograrse mediante una sola 'Cmara, con la
remunerai6n modest, pero bastante, que despues
recomenduremos a la Convenci6n, si logramos que
un s6lo cuerpo numeroso signifique en esencia y
verdaderumente la voz de todo el pais; si obtenemos
mediante un cuerpo de esta naturaleza, no la demo-
eracia retrasada de que han hablado aquf algunos
partidarios del viejo liberalism, sino la democra-
cia en que se exDrese con toda energia, con toda ca-
lidad genuina, el criterio, el deseo y la necesidad de
las grandes mayorias nacionales; si esto puede lo-
grarsc con economic just, que es indispensable, con
efectividad realmente democratic, yo creo, sefio-
res Delegados, que habremos resuelto certeramente
este punto, important y delicado en la organiza-
ci6n del Estado Cubano.
Reiteramos, pues, a nombre del Partido Uni6n
Revolueionaria Comunista nuestro pensamiento de
que el Poder Legislative cubano quede integrado por
una sola CAmara titulada 'CAmara de Representan-
tes', o 'Camara de Diputados'.
SR. MARTfNEZ SAENZ (JOAQUIN) : Quisiera que me
haga una aclaraci6n. El Partido ABO tiene pre-
sentadas dos enmiendas, una, el voto particular one
es integral, que se refiere a todo el sistema del Se-
nado, v otra que es a uno de los articulos sobre
composici6n del Senado. ;,En qu6 turno tengo que
tratar las dos?.
SR. FERRARA ('ORESTES) : Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.
SR. PRESTDENTF (MARQUEZ STERLING) : Tiene la
palabra el senior Ferrara para una cuesti6n de or-
den.
SR. FERRARA (ORESTES) : Creo que, en realidad,
debiera discutirse esta cuesti6n planteada por el
Partido TTIi6n Revdlueionaria Comunista, y. des-
nues. pasar a tratar las dos euestiones presentadas
por el ABC. porque de lo contrario, quedarian in-









20 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


volucradas cuestiones muy distintas, y hasta opues-
tas en una misma discusi6n.
SR. PRESIDENTE (MAKRQUEz STERLING): Lo qu(
puede hacerse es votar la proposici6n del Part;J'~
'Uni6n Revclucionaria Comunista.
SR. FERRARA (ORESTES) : Pido la palabra en con-
tra.
SB. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Tiene ]a
palabra el senior Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTEs) : Sefior Presidente y se-
fiores Delegados: El bicameralismo es un product
hist6rico. Tiene sus origenes en las 1..I.f'.--i..i de
classes, de castas o de sistemas politicos. Por ejemplo,
en Prusia, representaba las cases, en I-..;.li.-i. re-
presenta las castas, y en los Estados Unidos al pue-
blo en su distribuci6n geografica. En otros paises
represent una segunda Camara, nada mAs.
Desde el punto de vista 16gico, en estos otros pai-
ses, no hay ninguna raz6n que alegar a favor del
bicameralismo; pero es lo cierto que el Sistema Bi-
cameral se mantiene en todas parties y el Sistema
Unicameral, cuando se introduce en un pais, muy
a menudo, a los pocos afios, se modifica o desapare-
ce. En ninguna parte el regimen unicameral ha da-
do buen resultado. De manera, que si la 16'ica no es-
ta a favor del bicameralismo, lo esta el bien ,piblico.
La prueba hist6rica ampliamente dada no lo favore-
ce.
Las razones de este heceho probablemente se en-
cuentran en que el Parlamento, como toda colee-
tividad, responded a impresiones del moment, sigue
las agitaciones populares y es, a veces, irreflexivo.
Los que se han sentado por muchos afios en la Cama-
ra de Representantes o en el Senado, deben saher,
porque deben recordarlo, que s6lo despu6s de apro-
bar una ley se empiezan a considerar sus errors.
Una CAmara examine abstractamente un proyecto
que debid.o a las iniciativas distintas se le present,
lo dispute y lo aprueba; luego la agitaci6n popular,
el grito de los intereses, el esclarecimiento piblico,
toda la gama de lo bueno y de lo malo que exists
en un pais, se hace sentir y se empieza un nuevo
examen, se empieza un nuevo studio, a la luz, no
solamente de la voluntad de los legisladores, sine
tambi6n de las repereusiones i.l'.n1,. v y de las
aplicaciones practices. Lo cierto es tambi6n que in-
numerables errors se han evitado por medio del sis-
tema bicameral; lo cierto es que, en ocasiones, des-
vanecido el furor de un moment y entrado el ma-
duro examen se ha ido al acierto a trav6s del double
examen.
SR. MARINELLO (JUAN) : El Sr. Ferrara esta ha-
ciendo use de un argument repetido numerosas ve-
ces en esta cuesti6n: la ventaja de ]a double discu-
si6n, y al oir al Sr. Ferrara desarrollar este argu-
mento con tanta brillantez yo h.e recordado un p.o-
co sus primeras palabras en que decia que en estos
raises no habia raz6n ostensible para mantener el
bicameralismo; el finico argument que podria tener
alguna fuerza para 61 es el que el Sr. Ferrara es-
tA exponiendo ahora. No creo yo que la tenga en
realidad, porque con un sistema unicameral en que


- se pueda balancear -y hay el modo ficil de hacer-
lo- el impulse popular con la organizaci6n de co-
misiones t6cnicas, con la garantia de un debate cui-
dadoso, estarian perfectamente logrados una y otra
cosa: la espontaneidad y la reflexi6n, y nos evita-
remos la existencia de un organismo que, sobre ser
muy care, no significa entire nosotros una realidad
political. No cree el Dr. Ferrara que hay razones
en Cuba para que se cambie el sistema?.

SR. FERARA (ORESTES) : Creo que hay algo
much mas important que la 16gica y es la practi-
ca, la praetica parlamentaria que evidencia no sola-
mente en Cuba sino en todos los paises del mundo
la necesidad del bicameralismo. El Sr. Marinello di-
ce: 'con un poco mas de cuidado, con studios tce-
nicos bien hechos, etc., etc.' iAh! Estamos de acuer-
do; pero yo en la vida pfblica nunca supongo el
bien, porque el bien, si lo suponemos en la vida piu-
blica nos releva de la obligaci6n de pensar en las
instituciones. El dictador bueno vale tanto como una
democracia buena; y una democracia buena vale
tanto come una aristocracia buena. En la vida pi-
blica hay que prevenir el mal, evitar los errors, im-
pedir que se pueda realizar cosa luego inevitable,
prevenir hechos malos, imposibles de remediar.
Es un fen6meno constant -como decia al prin-
cipio- que la double discusi6n y ]a distancia entire
una y otra, impiden que la pasi6n popular e irreflexi.
va de un memento, no la voluntad popular, que es
cosa distinta, sine la pasi6n irreflexiva de un me-
mento, pueda aetuar de una manera decisive sobre
las decisions de uno de los Cuerpos Colegisladores.
La prueba de lo que estoy afirmando se funda tam-
bi6n en los hechos de nuestra historic political. To-
das les eyes malas que se han dictado en Cuba,
las leyes que han side tachadas de malas y defini-
tivamente consideradas malas, han side aprobadas
a breve distancia en la Cimara y en el Senado; nin-
guna de ellas que ha tardado seis meses en el Con-
greso tiene ninguna tacha en nuestra legislaci6n.

SR. MARINELLO (JUAN) : Si en los seis meses se
hubieran producido en una sola cmara que hubiera
considerado las leyes adecuadamente, las cosas hu-
bieran salido mejor todavia.
Sn. FERRARA (ORE'STES): iComprendo este argu'-
mento que se ha dado a favor del Regimen Unica-
meral y en contra del que yo esgrimo; so dice: si
la cuesti6n es de tiempo, obliguemos a una CAmara
s6lo a considerar y reconsiderar el problema a dis-
taneia de emses; pero el Sr. Marinello no ha estado
much tiempo sobre los escafios parlamentarios; en
cambio hay muches que han estado sobre ellos en
otros pauses, y han escrito, contestando al argument
que reproduce el Sr. Marinello de la double lecture
y de ]a triple leetura, a distancia, de los -royectos
de ley. Ellos estAn contests en una opinion y di-
cen: en un Parlamento hay siempre una cantidad
de amor propio; la persona que ha uotado en un
determinado moment o en una determinada oea-
si6n a favor, dificilmente, a pesar de los mess que
pasen, podrd votar en contra. Y es verdad. Supon-
gamos en esta misma Asamblea que esta ncche al
discutirse una de las reforms que se han presen-










DIARIO DE SESIONES DE LA CC T7ENCION CONSTITUYENTE 21


tado votara en contra de lo que he votado a favor
pocos dias antes &quI reproche no me haria nues-
tra compailera la Sra .Hernandez, ya que ella en
mfiltiples ocasiones me ha atacado afin sin raz6n ,
Lo mismo aconteceria en ctros parlamentos: el Di-
putado o Representante que revisara su voto, seria
ataeado por sus compafieros, por sus colegas y no
importarian todas las explicaciones que podria dar
pues se le consideraria en flagrante delito de ccn-
tradicei6n. De manera, que el sistema de las dos
o tres lectures de las eyes que se ha presentado
como enmienda al sistema unicameral, no tiene la
importancia decisive que los favorables a este sist,'-
ma le suponen. De todos modes sefiores Delegados,
digo: hemos hecho muchas reforms, hemos dado
muchos saltos sobre el vacio en este ultimo period,
hemos llrmado en un dia solo, a la gobernaciin cdel
pais, a la mitad del pueblo cubano que estaha ex-
eluido de ella -me estoy refiriendo a la mujer-, le
hemos dado al proletariado todo cuanto ha recla-
mado, o la mayor parte de sus reclamaciones: hemos
buscado, mejor dicho, hemos tratado de que desapa-
recieran los uiltimos vestigios de ciertas diferencias
raciales, hemos tratado de unir al pueblo cubanc
con reforms amplias; no hagamos mas reforms,
tengamos presented que la vida piblica result bue-
na s61o a trav6s de un process de adaptaci6n. Sea-
mos audaces, pero no atrevidos. Recordiemos quie
iho estamos tratando de intereses nuestros, sino de
los altos intereses del pueblo cubano.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Se pone a
votaci6n el Voto Particular del senior Marinello y
de otros.
Los sefiores Delegados que est6n de acuerd.o se
servirdn levantar el brazo.
(Una minoria de los seiores Delegados no lo hace
asi).
Rechazado el Voto Particular..

Tiene la palabra el senior Martinez Sienz, para
defender el Voto Particular presentado por 61 y
demis miembros del Partido ABC.
SR. MARTINEZ SAENZ (JOAQUIN): Senior President
y sefiores Delegados: Antes de explicar el Voto Par-
ticular quiero contestar aciertas alusiones pr6xi-
mais, de ,alguuns compafieros Conviencionales, por
nuestro voto a favor de la Moci6n del senior Ala-
rinello y otros, en cuanto a la supresi6n del Sena-
do.
Hemos v-tado asi porque eonociendo el Dicta-
men, creemos que se estA haciendo un sistema Bicame-
ral, sin tener una base cientifica en qu6 fundamen-
tarlo. Si tuvi6semos ]a esperanza de que esta Asam-
blea Constituyente fuese a crear, efectivamente, un
6rgano legislative que tuviese la representaci6n de
intereses fundamentals cubanos que no est6n efec-
tivamente representados en ]a Cimara de Represen-
tantes, nosotros hubi6ramos estado con el Bi-Came-
ralismo.
MaTs que un voto a favor de la media, fu6 un
acto de protest contra el Dietamen que ha traido
a esta Asamblea una de las instituciones mis equivo-


alas de la Constituci6n de 1901. Se ha dicho que
tsia fu6 un acierto en euanto a que represent un
tjpo de idea individualista, pero aiin asi juzgada se
le han encontrado defects capitals, al mayor de
los cuales es la constituci6n del Senado.
Hay dos bases esenciales de error en la forma en
que se constituv6 el Senado per la Constituci6n de
1901. Primero que lo hizo representative de una en-
tidad political, econ6mica y social, que no tiene vi-
gencia real en la vida. El Senado quiere ser la re-
presentaci6n political de la Provincia, y !a Provin-
cia, entire nosotros, por mAs que se ha hecho no tie-
ne una funci6n propia econ6mica, political y social
que la individualice, y que reclame el derecho de
una representaci6n paritaria en un Cuerpo Coie-
g:slador Nacional.

Se reprodujo, por la Constituci6n de 1901 el sis-
tema de paridad entire los Estados, que caracteriza
el Senado de la poblaci6n norte-americana. Alli es-
taba justificado eso; alli se reconoce la soberania de
cada uno de Ics Estados que integran ]a Uni6n; ca-
da uno de esos Estados tiene una vida econ6mica,
political y social propia. La ]egislaci6n de cada Es-
tado esti votada y regida por las resoluciones de los
Congress Estales. Hay una capacidad de contra-
tar en la Florida distinta a !a que existe en New
York; las leyes de divorcio son diferentes en Ne-
vada y en .1aine; Texas se rige por un C6digo Ci-
vil que es completamente distinto al de Rhode Is-
land. jPor qu6?. Porque son Estados completamen-
te independientes, unidos por fines comerciales a
la Federacion; que tienen su soberania tan legiti-
mamente garantizada, que seglin me expresaron, ellcs
se consideraban mis independientes de ]a Federa-
ei6n Americana que lo que podia serlo Cuba. Y
cuando yo Je contest sonriente al que me hablaba,
sobre lo que me parecia una afirmaci6n injustifi-
cada, una afirmaci6n absurda del senior 'flcridan'
-que tiene contra los yankees una aversion que
gana en muchos puntos a la que podemos tenerles
nosotros- me contest: 'Es asi; en Florida no te-
nemos Embajador de Washington, y no tenemos
tampoco un Ej6rcito que obedezca direct o indi-
rectamente a Washington'. Me pareci6 que tenia mu-
chisima raz6n, porque en efeeto, el Gobierno Federal
Americano no puede meters en las cuestiones in-
ternas del Estado de la Florida, en ninguna forma.
Nosotros los eubanos hemos Inchado contra la inter-
venci6n del Gobierno Americano, intervenci6n poli-
tica del Gobierno Federal que tiene su raiz en Was-
hington. Hay un funcionario que tiene un peso enor-
me en nuestra vida, que es el Embajador Americano
porque nuestra vida de relaciones econ6micas de-
pende de Washington. Nosotros tenemos que ganar
en cada afio, cada dia, el mercado americano, su-
jeto ello a las decisions del Congreso Americano
y de ]a Secretaria de Estado; mientras que el Esta-
do de la Florida resuelve sus cuestiones libremente,
y el Departamento de Estado en nada puede meter-
se alli, porqu ]a Florida tiene el mercado suyo
garantizado, y existed esa uni6n absolute.

Cuando los Convencionales de 1901 le quisieron
dar a las Provincias cubanas esa paridad que la
Constituci6n Americana daba a esos Estados verda-









22 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


dceramente soberanos e independientes, perfectamen-
te separados de los otros Estados, y afin de la Uni6n
de los demas Estados, a nuestras Provincias, nos es-
taba haciendo incurrir en un error craso y gravisi-
mo. Nosotros hemos creado esa cosa que se llama Con-
sejo Provincial, que todavia, en casi cuarenta afios
1le Repfiblica, no ha encontrado su funci6n propia,
aparte de la distribuci6n de los ingresos que tiene,
y que le merma a los Municipios cubanos. Los Con-
sejeros Provinciales no dictan !eyes, ni rigen ]a eco-
nomia de sus regions, ni tienen funciones ce nin-
guna clase. De modo que ese Senado, acordado por
la Constituci6n de 1901 el precepto, sefialando cua-
tro Senadores por Provincia en un estado de pari-
dad, ello es no pudieramos decir un anacronismo,
por si un organismo irreal, que es la representaci6n
fantasmal de una realidad que no existe.
Hay un Senado por Provincia, pero la Provincia
no existe; se ha querido dar paridad a la Provin-
cia, eon una instituci6n political que tiene realidad
y ahora Constituci6n incurre en el mismo error, de
dar representaci6n real a quien no tiene sino una
existencia ficticia.
Si esta Asamblea Constituyente se detiene a con-
siderar la funci6n que debe ]levar a cabo, no puede
incurrir en el craso error de rear un organismo
que represent algo que no tiene realidad en la eco-
onmia, en la political ni en las condiciones sociales
de Cuba.
El otro error eraso de la organizaei6n senatorial
de la Constituci6n de 1901, fu6 que era un Cuerpo
Colegislador dominado por una minoria en ]a Na-
ci6n, porque s61o le daba reperesentaci6n en el Sena-
do a la mayoria. Se renovaba el Senado y salian elee-
tos exclusivamente representantes del Partido que
ganaba la Provincia ,de manera que era possible
que la representaci6n senatorial no correspondiese,
ni de modo aproximado, a la realidad de la opinion
pfiblica national. Y si 6sto era real cuando s61o exis-
tian dos Partidos finicos, adquiere gravedad extraor-
dinaria en el moment actual. Afortunadamente, al
organizer las Magistraturas, se hahbla de Mayoria y
de Minoria, pero s6lo dos. Analicemos: Si los Parti-
dos se cierran dentro de su eriterio de no hacer coa-
liciones de interns politico, el resultado es que un
partido que tiene mas votos en una Provincia saca
la representaci6n de cuatro Senadores y el Partido
que le sigue en mayoria saca dos, lo cual daria la
exclusive del Senado a dos partidos politicos. Si
nos basamos en los dates estadisticos de la elecci6n
iiltima, ten.dremos que el Partido Revoludionario
Cubano y el Partido Liberal serian los inicos dos
partidos representados en el Senado. Esto se ha co-
rregido, porque se han hecho coaliciones; pero lo
cierto es que, sumados los liberals y los aut6nticos,
no representan la totalidad de la opinion national,
ni representan siquiera la mitad de la opini6n na-
cional: representan una minoria si contaramos con
la suma de todos los ofros partidos, lo cual demues-
tra que ,ese Senado, si bien es el resultado de una
designaci6n en esa forma, seria un Senado oligBr-
quico, un Senado que no tendria el reflej.o de la
opinion national integra. sino que representara mas
que a dos sectors extraordinariamente mayorita-


rios: mayoritarios no en lo que se refiere a la po-
blaci6n, sino mayoritarios dentro de la relatividad
de la elcci6n o votaci6n de los otros partidos.
.SR. FERRARA (ORESTES): 6 Me permit una inte-
rrupci6n, con la venia de la Presidencia?
SR. MARTINEZ SAENZ (JOAQUIN) : Con much gus-
to.
SR. FERRARA (ORESTES) : L No cree Su Sefioria
que si hubiera una Mayoria y una Minoria, no ten-
driamos el triste espectaculo a que asistimos, de
tantos partidos, en esta Asamblea? j No cree S.S.
que, en consecuencia, tendriamos un fuerte Partido
Revolucionario Autentico, y un todavia mis fuer-
te Partido Liberal?.
SR. DEL BUSTO (FERNANDO) : 1 Y los nacionalistas
d6nde se quedan?.
SR. MARACH (JORGE): Esa es la mejor contesta-
ci6n.
SR. MARTINEZ SIENZ (JOAQUIN) : No puedo acep-
tar la opinion del senior Ferrara, mas que como una
apostilla simpatica a mi discurso. El es un hombre
demasiado liberal para entender que el pueblo de
Cuba, si quiere ser o manifestarse por distintos Par-
tidos, se le quiera aherrojar a la necesidad de dos
partidos, porque esto va contra todo lo que 61 pro-
clama de libertad y de liberalidad.
SR. FERRARA (ORESTES) : No, no. Yo decia que an-
helo que S.S. sepa y quede proelamado, si es que yo
puedo proclamar mis ideas; que desearia vehemen-
temente que las instituciones cubanas levaran al
pueblo de Cuba a dividirse solamente en dos gran-
des partidos.
SR. MARTfNEZ SXENZ (JOAQUfN) : Eso es casi casi to-
talitario.
SR. FERRARA (ORESTES) : En ingl6s, es americano.
SR. MARTfNEZ SIENZ (JOAQUfN) : Yo tengo el de-
recho a equivocarme al calificar ]as palabras del
senior Ferrara, porque lo totalitario consiste en un
s6o1 partido, y lo mis pareeido al totalitarismo son
los dos partidos.
En los regimenes en donde hay una verdadera
libertad se da a todos los causes de opinion la po-
sibilidad de organizarse politicamente para que
vengan a un Parlamento a dirimir sus ideas, y esto
no es s6lo un,caso esencial de la democracia, no es
e610 un reconocimiento a la individualidad de] pen-
samiento politico, sino que .es el medio mas aficaz
de mantener la paz, es el medio mas eficaz que los
hombres tienen de reivindicaci6n de intereses o rei-
vindicaci6n de ideals, en lugar de tener que abrir
el camino por ]a via de la violencia, porque la via
de la ley les da salida; en lugar de tener que abrir
el camino por la via de la violencia, repito, vengan
por la via de la legalidad, por la manifestaci6n de
las urnas, a discutir en el Parlamento, tanto en la
CAmara como en el Senado.

Pero basta ya de critical de ]a Constituci6n de
1901, que he traido como un antecedente hist6ri-
co, que abona ]a critical y la impugnaci6n que hago










DIARIO DE SESIONES DE LA CO:: 7ENCION CONSTITUYENTE 23


del sistema de Senado que el dictamen trae: siste-
ma de Senado, sin embargo, que el dictamen, en
parte, haciendo mhs liberal la integraci6n del Se-
nadio, porque este dictamen mantiene la mayoria
y una primera minoria y una segunda minoria, lo
que es un esfuerzo para que el Parlamento surta sus
efectos y sea un reflejo, una copia, una especie de
sintesis de la vida political national.

Pero el Voto Particular del ABC. se basa en
otro extremo; se basa en la nece~ dad de una Cinma-
ra que no sea estrictamente political, sino que sea
esencialmente eccn6mica. 6Por qu6?. Porque la vida
econ6mica del pais y de todo el mundo se ha va-
riado desde que se promulg6 la Constituci6n de
1901 hasta este moment. La Constituci6n de 1901
se basaba en el individualism econ6mico, se basa en
el principio del laissez-faire, se basaba en el princi-
pio de que el individuo, si no era molestado, -entor-
pecido, castigado, o perseguido por el Estado, podia
con su energia, con su trabajo, con su decision de
empresario realizar sus medios econ6miccs, sin que
el Estado pudiera meters con 61. La realidad es
que la vida econ6mica del mundo ha evolucionado:
que el individuo s6lo no tiene oportunidad de de-
fensa, que el individuo ha sido desplazado de la eco-
nomia.; que para defenders do ese fen6meno de
absorci6n del individuo que se ha ido a la creaci6n
de los 6rganos de la lueha de classes. La lucha de
elases es la consecuencia del fen6meno econ6mico en
virtud del cual las fuentes de riquezas han sido ab-
sorbidas, no ya nacionalmente, sino internacional-
mente por los grandes Sindicatos capitalism as; que
el credito, que es un medio indispensable para la
producci6n, tambi6n esth absorbido internacional-
mente, de tal modo, que el pequefio capitalist indi-
vidual no tiene oportunidad de competir con los
grandes industriales, con los grandes empresarios,
que hoy el maquinismo, desarrollando la eficiencia
de producei6n, hasta el extreme de determinar eso
que el capital del trabajo, que el instrument de
trabajo no sea aquel que poseia en otros tiempos el
artesano, con el cual podria ligar su fortune; hoy
son los grandes molinos, los altos Hornos, etc., y eso
esta fuera del alcance del individuo que va a tra-
bajar. jQuB surge? Pues de un lado surge ]a aso-
ciaci6n de capitals, que son las Sociedades an6ni-
mas, que ya no son ni siquiera aquellas empresas
en las cuales se descubria a la cabeza un hombre de
empresa y un gran capithn de industrial: no, eso ha
desaparecido: hoy es la General Motors, es el City
Bank, es la West Indies Refining, es la Standard
Oil, que son nombres que representan la suma de ca-
pitales asociados, y en que el individuo capitalist,
el individuo inversionista, el individuo accionista ha
sido destruido en su existencia real por una orga-
nizaci6n juridica, que tiene personalidad, que esta
reconocida en todas las Constituciones y en todas
las leyes, y en el simpJe individuo, el pobre capita-
lista individual no puede tomar iniciativas, torque
es barrido por la empresa, Con el actual sistema, el
individuo que quiere trabajar tiene que someterse
a las condiciones que le impongan, impreseindible-
mente. los grandes acaparadores de las fuentes de
trabajo; los grandes acaparadores del credito, salvo
que se defiendan colectivamente. De esta pugna ha


::nrgido una lucha que ha venido conmoviendo al
mundo por largos afios: la lucha de classes, .bajo
un supuesto falso y equivocado de que el mundo estA
dividido en patrons y obreros. La realidad es que
existe la inversi6n de un lado y la necesidad de
trabajo del otro; que el trabajador, si estA aislado,
no tiene defense, porque estd a la merced del po-
der de resistencia econ6mica de la otra parte con-
tratante. 4 Que es lo que ha impuesto esto ? La sindi-
calizaci6n. La obligaci6n de ]a coalici6n de gremios
obreros, la uni6n y asociaci6n de individuos por cla-
ses, y de estos dos grandes grupos surge la lucha de
classes, que esta en el trance de poner en peligro a
la democracia, porque la democracia tiene que ba-
sarse en el imperio de la ley y no en el imperio del
mis fuerte. Pues bien: si el individuo tiene que
actuar economicamente, sometido a los dietados de
estas condiciones econ6micas existentes, que nadie
puede diseutir; si es cierto que el hombre, no ya
el hombre del pueblo, que no tiene una preparaci6n
especifica, sino el hombre mejor ,preparado, quite
hoy se desconecta de sus relaciones econ6mieas y
sociales y quiera empezar a trabajar en este pueblo,
que es un pueblo rico, se muere de hambre porque
no hay oportunidad de trabajo ni de obtener cr6-
dito, porque si obtiene cr6dito tiene que luchar con-
tra la competencia de las grades empresas que pro-
ducen a un costo much mas bajo por la maquina-
ria y hemos visto como el pequefio comerciante e
industrial ha sido abatido por falta de elements de
defense. Asi que el desplazamiento de individuos de
la vida econ6mica, en la imposibilidad de que sea
cierto el postulado de la Revoluei6n Francesa que
cristaliz6 aqui en la Constituci6n de 1901 de que
el individuo tenia la posibilidad de labrarse su pro-
pia felicidad, es lo cierto que el principio de 'laisez
faire' ha permitido que la economic llegue a rear
los grandes ploderes econ6micos frente al estado,
los que controlan el capital representado por la tie-
rra o las fuentes de riqueza y por el credito y de
otra part los que representan el control del traba-
jo. Y frente a esos el poder del estado es un po-
der que va decreciendo, al extreme de estar al mar-
gen de la lucha social, porque quien control la in-
dustria elctrica en Cuba, por ejemplo, tiene ]a so-
berania de Cuba, porque si pudiera interrumpir el
fluido el6ctrico en la Ciudad de la Habana, se pa-
ralizaria la vida toda de la ciudad.

Ante ese hecho real, el estado reacciona y reaccio-
na meti6ndose en la contienda; ya no es cierto que
el fen6meno politico es reducido, pequefio, como yo
quisiera que fuese, la realidad es que el fen6meno
politico y econ6mico son fen6menos concomitantes
y cualquier fen6meno econ6mico afecta a la vida po-
litica.
Nadie puede negar que esta Asamblea es una asam-
blea political, pues las resolueiones de esta Asamblea,
no las de la Constituci6n, sino las transitorias, han
afectado vitalmente a la economic national, dfndo-
les beneficios a unos y limitando los derechos de
otros, alterando las relaciones de la producci6n y del
Derecho en Cuba.

Si esto es asi, si un impuesto puede determinar
el atraso o la proesperidad del Pais, si una media









24 DIARIO DE SESIONES DE T.' OONVENCION CONSTITUYENTE


arancelaria puede determinar la prosperidad o mi-
seria de una zona; si un acto del Ejecutivo puede
amenazar a la riqueza del pueblo, lo menos que se
puede hacer es que este Estado que intervene inde-
fctiblemente en la vida econ6mica del Pais, tenga
un 6rgano que represent no ya a Ics individuos que
estan debidamente representados ,en la Camara de
Representantes, sino a las classes sociales que van a
ser afectadas para que puedan ellas decir si les con-
viene o no a su clase esas medidas. A esto va el
ABC: a darle personalidad po]itica a las classes so-
ciales, porque la clase social tiene vida como la tiene
la Provincia ni el Municipio y a ella vamos a dar-
le nosotros personalidad para que no tenga que ir
, una guerra de classes que perturbe al Pais y per-
judique a ambas parties contendientes, porque todas
las huelgas, aunque represented el triunfo politico
de un grupo de hombres, representan tambien el
sacrificio de los victoriosos y los perdedores.

Nosotros hemos reconocido el derecho de huelga
como un medio de defense de los grupos de trabaja-
dores que estan faltos de protecci6n en el grnpo eco-
,'6mico del Pais, p'ero ereemos aoe esas huelv'as de-
ben ser las menos posibles, que lo que se puede con-
seguir por una huelga se puede resolver en una
asamblea political, que lo que puede afectar a todas
las clauses sociales puede ser djiscutido, ponderado
en una asamblea. Si vamos a tener dos c6maras, por
]o menos que estas camaras sean reperesentativas de
lodos los interests nacionales. Alguien ha dicho, de-
jAndose llevar en estos moments por una caracte-
ristica de esta Asamblea, ha calificado las inicia-
tivas de un modo determinado restAndoles el va-
lor intrinseco que puedan tener. Muchos ban dicho
que esta iniciativa es casi fascista y yo lo nieogo:
Se trata de rear un Senado democrAtico, pero con
una democracia regulada; que se elija el Congreso
por la mayoria de votos, dentro del territorio del
colegio electoral. Alli se agrupan dos individuos por
raz6n de la localidad, porque los que est6n en Ma-
4anzas no pueden elerir a los de la Habana o Pi-
nar del Rio v asi tambi6n -en el Senado nosotros
ponemos que los individuos se elijan con un voto
universal: un hombre tiene un voto dentro de su
olase; cada cubano estarA adsciito a una de las
classes en que esta dividida la sociedad e intervie-
nen en la producci6n de los medios de vida del Pais
y cada cubano, dentro de su clase, sin intervenci6n
de ningrin partido, elegir6 a sua renresentantes, sin
limitaci6n de ninguna clase. es decir, tan democrA-
ticamente como se eliqe a los efectos de la repre-
sentaci6n political, individualmente, pero dentro del
limite de su provincial, a los Repreesentantes a la
CAmnara..

Asi que lejos de restarle importancia al indi-
viduo y a su dereeho de voto se le desdobla: se ]e
hace figurar como vecino de una demarcaci6n de-
terminada y tambien se oe da otro voto para que
como hombre que intervene en ]a funci6n social y
econ6mica, est6 representado en el Senado, tambi6n
como individuo. Y si algo tiene este Proveeto, es que
se inclin a las classes menesterosas de Cuba, a las mins
desposeifdas, porque ain dentro de ]a rama de los
propietariios hay los pequefios propietariols frentle


al gran propietario que tiene en su powder una enor-
me area de terreno...
SR. PRESTDENTE (MARQUEZ STERLING) : Ya ha ven-
cido el t4rmino y le ruego al Sr .Martinez Saenz
que termine brevemente.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Si, porque debemcs ga-
nar tiempo.
SR. MARTINEZ SAENZ (JOAQUIN) : Yo creo que lo
estamos ganando.
Yo agradezco a la Asamblea la benevolencia oue
ha tenido y al Sr. Alvarez tambien.
Yo creo que el Senado debe representar un 6rga-
no en que los intereses econ6mico-sociales del Pais
tengan prcteccioh, en que se ponderen las consecuen-
eias y repercusiones que a la sociedad cubana pue-
den tener las medidas que se votan. Decidir incon-
sultamente en esta material es de gran responsabili-
dad y darle al estado la intervenci6n en esta cues-
ti6n, sin tener un 6rgano adeeuado, es una gran
responsabilidad, porque si el estado no tiene ojos
para mirar al cuadro econ6mieo d.e Cuba, no puede
tener kxito en esa gesti6n. Se va contra la economic
cuando se dice: El estado dard tal cosa y no se !e da
al Estado el 6rgano para ponderar esa situaci6n que
puede afectar a toda la clase social. M9i.i.., gra-
cias.

SR. PRESIDENT (MAXRQUEZ STERLING) : El senior
Ferrara tiene ]a palabra y la Presid!encia quiere
advertir a la Asamblea que terminada la discusi6n
ilel voto particular del ABC se terminan las cues-
tiones de fondo para entrar en las enmiendas for-
males y regir nuevamente las reglas de la Asam-
blea.
SR. FERRARA (ORESTES): Sefior Presidente y se-
fores Delegados: Deseo en primer t4rmino felicitar al
Partido ABC. por haber planteado esta cuesti6n,
sobre todo, por mantenerse field a sus primeros Tos-
tulados. Deseo tambien felicitar al senior Martinez
S6enz, por ]a convicei6n que ha manifestado. one
ha probado con su vehemencia, al defender el Vo-
to Particular que se hall sobre la mesa.
'Creo, que si el ABC. se mantiene siemnr. de
acuerdo con su program, el porvenir le serh favo-
rable, toda vez que dificilmente los -rl.-i;1, noliti-
cos cubanos se han mantenido firmes en sus primeros
ideales. Con gran dificultad se ha tenido coherencia
entire nosotros, y muy a menudo, lo que un dia se
ha sostenido, se ha combatido al otro.
Pero eso no excluye que la proposici6n del A.B.C.
defendida con tanto calor por el senior Martinez
S6enz, sea completamente errinea. He afirmado que
es una proposici6n de tipo Fascista. Lo he afirma-
do, no para ofepder al A B C, porque yo respeto co-
mo nl he dicho repetidas veces en esta Asamblea to-
dos los principios politicos, desde el ultramontano
hasta el anarquista. El que profesa de buena fe un
idel, merece absolute respeto. v. por tanto, yo res-
p.eto tambi6n los ideales faseistas, los ideales nazis-
tas. aunque no los comparto. Pero de que esta prono-
sici6n sea de tipo fascista, puede tenerse una prue-










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 2.


ba facil, al leer el texto de la Ley italiana que
constituy6 la CAmara actual, ]a Camara Econ6mica.
Las ideas sostenidas en Italia, por los italianos fa-
vorables a esta reform, son las mismas ideas que
ha manifestado aqui nuestro compafiero senior Mar-
tinez Saenz. Se ha dicho alli, como se ha dicho aqui,
Que el movimiento de las ideas political ha redimi-
do a la sociedad del antiguo liberalism hist6rico,
de laissez-faire econ6mico y politico orientandola
haeia una sistematizacion econ6mica nueva. Por eilo
se ha dicho que es necesario que los legisladores sean
reelutados no entire la masa an6nima, sino dentro
de las classes que dan vida a la economic national.
Este ha sido el principio italiano y esta es la de-
claraei6n que aqui se hace. Pero alli y aqui hay
un error fundamental, del cual se han deducido con-
secueneias 16gicas, muy l6gicas, pero no acertadas.
No hay duda que el mundo se ha transformado,
no hay duda que el movimiento econ6mico es me-
jor...
SR. MIARACH (JORGE) : Me permit una interrup-
ci6n el senior Ferrara?.
SR. FERRARA (ORESTES) : Con much gusto.
SR. MANACH (JORGE) : El senior Ferrara insisted
en aplicar al proyeeto del ABC un calificativo que
nosotros nos vemos en el caso de repudiar lo mis
enfiticamente possible.
Nosotros enfdticamente insistimos en que el pro-
yecto de Senado funcional no tiene absolutamente
ningfin caricter fascista en ningfin sentido exact de
la palabra. El hecho de que la concepci6n de la or-
ganizaci6n social en el faseismo pueda tener algu-
na correspondencia externa con ese proyeeto no le
da .el earicter de fascist. El faseismo -lo sabe el
senior Ferrara muy bien,- es una ordenaci6n de
ripo autoritario; toda ]a organizaci6n fascista esta
subordi;nada a ila eonoepc6n del mando fnieo.
Por otra parte, los 6rganos que lo forman no son
organismos de tipo legislative, sino de tipo aseso-
rial, dentro de un regimen, en el cual lo que do-
mina es la voluntad unipersonal.
Son estas diferencias suficientemente esenoiales
para que el senior Ferrara no insist en aplicarle al
proyecto del ABC un calificativo que no le corres-
ponde.
SR FERR-RA (ORESTES) : El error del senior Mahach,
esta en que 61 supcne que yo dija que el A B C es
fascista; y yo no he dicho eso. He dicho que la forma
del Senade por ellos propuesta es una reform de
tipo fascista, porque se asemeja a la constituci6n de
la CAmara italiana. Como se ve, se trata de dos cosas
distintas.
En cuanto a que en la CAmara italiana no se
puede legislar, creo que mi distinguido amigo esta
equivocado. En la Cimara italiana, hasta ahora se
ha legislado.
SR. MANACH (JORGE) : Formalmente se hla legisla-
do...
SR. PERRARA (ORESTES) : nero es que tambi6n ten-
driamos que ver si en ese Senado funcional pudiera


ccurrir lo mismo. Esto depend de la coneepci6n del
Estado que se tenga a la saz6n. Que quede con-
signado, que yo no consider al A.B.C. fascista en
]a forma que ha actuado en esta Asamblea. He di-
cho que esta reform es de tipo fascista y manten-
go mi dicho.
Pero decia, -para reanudar mi breve diseurso-
que no tengo dudas de que el mundo ha cambiado,
que la actividad economic es much mas intense,
que el laissez-laire ha desaparecido de la economic
del mundo en su forma estricta.

Pero todo el error que ha producido, tanto en Ita-
J.a como aqui esta retorma, --tentativa de refor-
ma aqui,- se basa en lo siguiente: en career que po-
litica y economic son t6rminos antiteticos. Aqui es-
Lt el error, error de nuestros amigos del ABiC.,
error de los politicos nuevos y error tambien de
nuestrus distinguidos amigos los Comunistas. En-
tre political y economic no nay absolutamente antite-
sis, porque political, la palabra political comprencde
tambi6n la idea econ6mica. Greer que las actividades
political no contienen las actividades economicas, es
an error 16gico e hist6rico. Political es una activi-
dad colectiva en donde se encierran todas las acti-
vidades procomunes de los individuos. Y asi era la
political en los tiempos antiguos y asi en los moder-
nos.
Las diferencias de ideas, los combates de los prin-
eipios, se unen en la palabra 'politiea'. Cuando se
empieza a dilerencias la 'politiea' de la 'eeon6mi-
ca' se llega al error en que ha llegado mi amigo y
compafiero el senior Martinez Sfenz. El dice: la ca-
cegoria political, la que mira al individuo la tenemos
en la Camara baja; el interns econ6mico debe estar
representado en la Cimara alta; pero el sefor Mar-
tinez Sienz no se ha fijado que en una y otra se
trata de elecci6n. En una Democracia la totalidad
de los electores puecten votar, es mas, en nuestra
nueva Constituei6n la totalidad de los electores de-
Den votar, de manera que el soberano de las clen
mil cabezas al acercarse a la urna, da su voto dele-
gando sus podres. LQu6 es la Cimara alta segfin la
proposici6n que se nos hace por el ABC ? Es tam-
oi6n una CAmara para la cual la totalidad del pue-
blo cubano va a votar pero desvirtuando el concep-
to de la mayoria pues la organizaei6n de las cases
pondria la minoria por encima de la mayoria. Si
nuestra Reptblica es democratic la mitad mas uno
de los cubanos deben disponer de la cosa piblica.
Toda forma electoral que no responded a este prin-
cipio, result una adulteraci6n del ideal democri-
tico.
,El ABC. ha acudido a la idea de los intereses.

Pero yo le pregunto a los sefiores proponents:
Scuando yo voy a votar por un miembro de la CAma-
ra baja, no voy a votar a titulo de professional? Cuan-
do voy a votar por la Camara alta por ellos indica-
da no voy a votar igualmente como professional Y
no son grupos de profesionales o de obreros o co-
merciantes los que nos reunimos en una u otra Ca-
mara ,y no nos reunimos igualmente los electos con
nuestras respeectivas cualidlades que hemos adquii-
rido en el ambiente social. V6ase, pues, como en rea-










!6 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


ldad, la diferencia est8 s61o en que de un lado la
minoria puede ser mayoria y en el otro lado la ma-
yoria no puede dejar de ser mayoria.
El senior Martinez Skenz y sus compafieros de
fe, han presentado este Voto Particular dando a la
Banca una de las representaciones de classes. Pues,
sefiores, esta muy bien. Yo respeto la Banca, creo que
tiene neoesidad de hacerse repitedentar; pero dar
a la Banca una representaci6n tan exagerada y tan
alta evidencia la negaci6n de todo nuestro sistema
democrdtico que inspira el veto particular.
Voy a terminar, como empece, felicitando a mis
colegas del Partido A B C por baber presentado es-
ta cuesti6n. Estos son los debates que deben pro-
ducirse en nuestra Asamblea. No creo estar abso-
lutamente en lo cierto; pero mientras tenga fe en
la democracia, que no significa otra cosa que el
triunfo del mayor nimero, no podr6 aceptar esa
division de classes y de castas que existieron en Pru-
sia antes de la guerra del 14 y que ain existen
en los paises en donde no hay libertad. A titulo de
liberal y de dem6crata, pido que la Asamblea re-
chace esta pro'posici6n.


SR.
votar.
senior


PRESIDENT (MARQ'UEZ STERLING): Se va a
Los que estin de acuerdo con ]a enmienda del
Martinez Sdenz se serviran levantar el bra-


zo.
(Algun.os sehores Delegados asi lo hacen).
.Rechazada.
Se va a pasar a la discusi6n de las enmiendas for-
males para las cuales rigen las reglas acordadas.
Se va a dar lectura a las enmiendas presentadas.
(El Oficial de Actas lee).
VOTO PARTICULAR
El Delegado que suscribe, inconforme con el cri-
terio de la mayoria de la Secei6n de Organizaci6n del
Estado, -que cleva a ocho el nfimero de los sena-
dores por provincia, establece, en lugar de una, dos
minorias y cambia en preferencial la elecci6n de los
miembros de estas- formula VOTO PARTICULAR en
el sentido .de que se mantenga el nfimero de seis
asientos en el Senado per provincia, exista, come aho-
ra, una sola minoria y su elecci6n se realice per sor-
teo p-iblico, en la Junta Provincial Electoral corres-
pondiente, s6o1 entire los cuatro candidates del par-
tido politico- o partidos coligados.. en su caso-
que sigan en votaci6n a los de mayoria.
No parece procedente que la Convenci6n -despu6s
de amplios debates y haber desechado este aumen-
to, cuando discuti6 el acuerdo de las magistraturas
a cubrir en los pr6ximos comicios- acepte ahora la
sugerencia, en contrario, que le hace la Secci6n de
Organizaci6n del Estado.
Los mismos motives patri6ticos que aconsejaban,
hace apenas dias, que el Senado estuviese integrado
por s61o seis miembros por provincia, existen hoy.
Ninguno ha variado. Pero, si esto es verdadero, no
sucede lo mismo con la forma de elecci6n. El sis-
tema establecido, no ofrece, cuanto a la minoria, ali-
ciente de lucha, es antidemocrAtico y result, en


cierto modo, absurdo. El triunfo prefijado en el
acuerdo promulgado a los candidates con los nime-
ros 1 y 2- debe constituir un estimulo para todos.
Todos deben tener iguales oportunidades de alcan-
zarlo y no resultar un favor de las asambleas poli-
ticas.
En este sentido y para impedir la compra-venta
del voto, no cree el delegado que firma es la form
mas adecuada la ri.i -u:.t peor la mayoria de la
Secci6n de Organizaci6n del Estado y se muestra
partidario de ]a redacci6n del correspondiente ar-
ticulo del dictamen, en la siguiente forma:
'ARTICU.LO 3: El Senado se compondra de seis
senadores, cuatro per la mayoria y dos per la mino-
ria, por provincia, elegidos .en cada uno per un
period de cuatro afios, per sufragio universal del
pueblo, igual, director, secret y en un s61o dia.
Cada partido, por si -o los partidos coligados,
cuando la ley autorice la formaci6n de coaliciones,-
designard y hard figurar en el correspondiente cer-
tificado de prcpuesta de candidates, los nombres
de los cuatro ciudadanos que hubiesen nominado para
senadores.
El partido -o los partidos coligados, en su ca-
so- que hubiese alcanzado mayor nfmero de vo-
tes en la elcci6n, obtendra la proclamaci6n de los
cuatro senadores que figure en su candidatura -o
candidaturas- corresponrdientes a la mayoria. El
partido -o los partidos coligados, en su ease- que
hubiese aleanzado el .._ r,.l,. lugar en cuanto al
nfimero de votes en la. elecci6n, obtendra la procla-
maci6n de los dos senadores correspondientes a la
minoria, m-ediante sorteo piublico, ante la Junta Pro-
Nincial Electoral, entire sus cuatro candidates a es-
tos cargos'
(Fdo.) Miguel Coyula.
ENMIENDA AL ARTICULO 128
El articulo 128 dird: El Senado se compone de
echo Senadores per Provincia, elegidos en cada una
para un period de cuatro anos, per sufragio uni-
versal, igual, director, secrete y per el sistema de
representaci6n proportional.
(Fdo.) Alberto Boada.
ENMIENDA DEL Dr. MARTINEZ s.\ !. \.Z
ARTICULO 128.- El Senado se compondra de
un Senador por cada cien mil habitantes o frac-
ci6n de cincuenta mil.

Los Senadores serdn l-1, *;d... nacionalmente por un
period de cuatro afios, per sufragio universal, igual,
director y secrete en un s61o dia y en forma tal que
garantice la representaci6n de 'la minoria per el
sistema de proporcionalidad que la Ley sefiale.
(Fdo.) Joaquin Martinez Sdenz.
ENMIENDA

ARTICULO 128.- El Senado se compondra de
echo Senadores, cinco pgr la mayoria y tres per la
minoria, por Provincia, elegidos en eada una por










ULARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 27


un period de cuatro aios, por sufragio del pue- ner una Asamblea para que llene su funci6n de 6r-
blo, secret y en un s6lo dia. gano active, espontAneo y sincere de la opinion.


'Cada Partido por si, -o los partidos coligados,
cuando la Ley autorice las coaliciones,- designa-
rAn y harin figurar en el respective certificado de
propuesta de candidates en las elecciones correspon-
dientes, los nombres de los oecho ciudadanos que hu-
biesen nominado para esos cargos.
La elecci6n se verificarA por Asambleas de Compro-
misarios igual a la mitad del nfimero total de con-
gresistas que correspondan a ]a respective pro'vin-
cia; eligiendo cinco de los ocho candidates, por el
Partido -o partidos coligados- que haya obtenido
mayor votaci6n para estos cargos, y tres, por el
Partido -o partidos coligados- que sigan en vota-
ci6n al primero.
La elecei6n de los Compromisarios se verificara
en la oportunidad y forma que determine la Ley.
(Fdo.) Antonio Bravo Acosta, Robau y Meso.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se pon? a
discusi6n el articulo del dictamen con las enmiendas
presentados. Como quiera que son dos las enmien-
das presentadas, la Presidencia calificard 6stas para
que los autores puedan hacer uso de la palabra que
utilizan los turnos a que se refiere la regla terce-
ra.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Pido la palabra Sr. Pre-
sidente para hacer un ruego.
SR. PRESIDENT (MABRQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el Sr. Aurelio Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Yo deseo hacer un ruego
a la Asamblea. Como esti redactado el dictamen, Sr.
President y Sres. Delegados, estableciendo una se-
gunda minoria, se contribuiria a la atomizaci6n de
los partidos politicos .No debe estar en la mente de
los Sres. Delegados que por esos rumbos derive nues-
tra political y, porque esto es asi estimo que se de-
ben utilizar otros medios mgis adecuados y que sa-
tisfagan .el mejor fin a que debemos propender to-
dos. Ruego por ello a la Asamblea que deseche el
dictamen, en la seguridad de que en definitive sur-
gira el criteria acorde, que respond a un mejor
pensamiento politico.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el Dr. Cortina.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : Sefores Delegados:
Naturalmente que estos debates son para cambiar
ideas y llegar a un criteria definitive. Creo, sin em-
bargo, necesario que explique los puntos principa-
les en que se funda el Dietamen.

En primer lugar, hemos mantenido que los Se-
nadores sean oeho, porque consideramos convenien-
te elevar algo mas el nfimero de Senadores, tenien-
do en cuenta el regimen parlamentario que se va a
establecer, que le da a ese Cuerpo derecho a in-
fluir sobre el Gobierno.
Es sabido que los organismos pequefios se pres-
tan ficilmente a ser dominados por un pequefio
grupo, perdiendo estonces la amplitud que debe te-


Precisamente el Senado de una Repfiblica co-
no Uruguay, euya poblaci6n s menos de la mitad
de Cuba, estA en la proporci6n, con relaci6n a sus
habitantes, de ocho.
En otras Repfblicas de America tambi6n la pro-
porci6n es mayor, que la que se habia propuesto pri-
mitivamente, de seis.
Desde luego que si el regimen no fuera a cam-
biar, hubieramos mantenido el mismo nfmero de
seis propuesto en las Magistraturas provinciales.

Respecto a la duraci6n del mandato,,hemos mante-
nido el period de cuatro afios.
Por la nueva Constituci6n, el Presidente de la Re-
pfblica cambiarA necesariamente cada cuatro afios.
El Senado tiene acci6n sobre el Gobierno y no pa-
rece 16gico que el nuevo Presidente electo despuls
de cuatro ailos se encontrara con medio Senado pei-
teneciente a una situaci6n political anterior, y que
esta situaci6n political anterior influyera sobre las
determinaciones de gobierno de un Presidente que
pueda venir, acaso, nombrado por el partido contra-
,'io al anterior y representando ideas completamen-
te distintas de las que mantuvo el anterior Gobier-
no.

En vista de esto hemos mantenido el principio de
de renovaci6n total del Senado. En cuanto al perio-
do de duraci6n, cuatro aiios, no lo hemos propuesto
porque nos agrade esa cifra u otra. La mantenemos,
porque el Presidente que ha de ser electo por esta
Constituci6n, no tendrI mas que cuatro afio. de pe-
riodo de gobierno. Si se le hubieran asignado seis
arios, hubieramos propuesto para los senadores seis.
En cuanto a la Cimara de Representantes, es
verdad que se renueva cada dos afios; pero no hay
que olvidar quecuando se elige a un Presidente se
renueva la mitad y a la mitad del period de ese
mismo Presidente se renueva la otra mitad; es decir,
que el Presidente nuevo tiene oportunidad de que
la Camara de Representantes sea renovada total-
merte de acuerdo con las ideas predominates.

En cambio, con el Senado, si no se hiciera lo que
indicamos, no ocurriria lo mismo, porque siempre
quedarian dentro de ese Cuerpo, Senadores que, po-
siblemente, no representan en modo alguno los cam-
bios de opinion habidos despu6s de su elecei6n.

Queda otro particular, el de la minoria. Sobre es-
te punto nuestro criteria es amplio y tolerante. La
Comisi6n ha traido aqui, a la Asamblea, lo de la,;
dos minorias, como un problema abierto al studio
y resoluci6n de la Asamblea.
No estableciendo la representation proportional,
que tiende a quitar todas las minorias, hemos esta-
blecido un sistema de dos minorias, porque se le
franquea la entrada en el Senado, por lo menos, a un
segundo partido que tenga la minoria mIs grande
en la Repfiblica. Es una innovaci6n tendiennte a
darle a la elecci6n de los Senadores cierta ventaja










28 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


del sistema proporcional, sin legar a los extremes
y exageraciones de 61.
El sistema de mayoria y una s6la minoria, ha si-
do muy criticado. Algunos tratadistas en Francia,
partidarios del regimen de representaci6n propor-
eional, dicen que en el mStodo de elecci6n por cir-
,unscripciones, el pais esti, gobernado muchas ve-
ces nada mas que por el treinta per cient,, de su
euerpo electoral.
La formula de las dos minorias que se propone, es
excelente por captar algunas ventajas del sistema
proportional sin sus excess. Hay que ver que esta-
blecemos que la segunda minoria no tendri dere-
ebo a elegir Senadores si no alcanza un niumero igual,
per lo menos, a la mitad de los votos obtenidos por
la primer minoria. Es decir que queda excluida la
m-noria insignificant y eliminada toda posibilidad
de creaci6n .de partidos artificiales para obtener
Ia Representaci6n de la segunda minoria.
Hemos expuesto sencillamente las razones que
inspiraron nuestro criterio, y deseamos que la Asam-
Llea las apruebe, porque las estimamos las mas ati-
nadas y adecuadas al sistema di gobierno que va-
mos a establecer.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se pone a
discusi6n el articulo del dictamen.
SR. ,COYULA (MIGUEL) : Pido la palabra a favor.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : La Presi-
dencia tiene que calificar las enmiendas presenta-
das y la que mas se separa del dictamen es la del
Sr. Martinez Saenz. Tiene la palabra el Dr. Mar-
tinez Saenz.
SR. MARTINEZ SAENZ (JOAQUIN) : Sr. President y
seIiores Delegados: Prometo esta vez ser muy breve.
En la segunda enmienda que hemos presentado tie-
ne por objeto que al S.enado de la Repfiblica de Cu-
ba vengan los mejores hombres de todos los parti-
dos; la diferencia fundamental que tiene con el r6-
gimen actualmente existente es que el regimen exis-
tente es una representaci6n de partidos, porque la
votaci6n se hace por partidos y se gana por un sis-
tema de totalidad de votos, sistema de mayorias es-
calonadas que tiene el dictamen, cuyo sistema yo
apoyaria en subsidio. La idea es que los senadores
se postulen por tqdos los partidos, sean electos a
raz6n de uno por cada cien mil habitantes y que el
sitema proportional de votos sea igual en toda la
Isla, de este modo habria un factor national para
Serador y cada partido sacaria un nfimero de Sena-
dores -equivalente a las veces en que pudiera divi-
dirse el total del factor de su partido entire el factor
y el nfimero de Senadores. El hecho inmediato de esta
media: es que cada partido en lugar de postular pa-
la Senador, como hoy se hace a individuos que contro-
lan la maquinaria de las asambleas political en la se-
guridad de que van a poder obtener una posici6n
cminente procura llev.ar a su candidatura a hombres
del partido de mayor raigambre y de mayor reco-
nocimiento national para obtener para ese cargo,
nos6lo los votos del partido, sino los de cuenta. La
idea tiende a levantar el nivel intellectual del nivol
de representaci6n de los miembros del Senado. Yo
no quiero hacer eriticas del sistema actual; pero es


lo cierto que una Asamblea, -en la seguridad de que
existe una mayoria en una Provincia, se despreo-
cupa much de la capacidad de los hombres que pro-
ponen, yse lanzan sus nombres a la candidatura pro-
vincial. Por qu6? Porque ganando la Provincia es-
tos sefiores salen elects del mismo modo que los
que van a un bote salvavidas, sin correr los ries-
gos y peligros de una elecci6n, saliendo electos por
la votaci6n del Partido.
Con el m6todo que nosotros proponemos aqui se
mejoraria much la calidad intellectual y condicio-
nes de los hombres que compondrian el Senado, y ha-
bria una diferencia esencial entire la Camara de Rie-
presentantes y el Senado. La Camara tendria sn in-
tegraci6n por hombres que han iniciado su vida po-
litica, que han desarrollado su personalidad en pe-
quefias zonas, y que se han destacado en las Asam-
bleas Provinciales. En un Colegio Provincial el que
tenga proyeeceiones en dos o tres T6rminos de ]a Pro-
vincia, tiene garantizado su lugar .en la Camara
de Representantes.
DespuBs se produce su actuaci6n en la CAmara de
Representantes, que tiene proyecei6n national, por-
que los Cuerpos Legisladores son de carkcter nacio-
nal y en virtud de esas proyecciones piblicas pue-
den ir al Senado. Todos los hombres de capacidad
y de emociones pueden ir al Sienado, no coemo un
regalo, ni como un donativo, ni como una posici6n
preferente, sino por un sistema de voto selective, que
escoge a los hombres que deben integrar ese Senado
en lugar de estar, como hoy, impuestos por los votos
de los Partidos.
SR. MARINELLO (JUAN) : Pido la palabra para una
aclaraci6n.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el' senior Marinello para una aelaraci6n.
SR. MARINELLO (JUAN) : Sefior Presidente y sefio-
res Delegados: Para dejar constancia del acuerdo
de nuestro Partido en el sentido de apoyar plena-
mente la proposition que acaba de hacer e] senior
Martinez Saenz. Como que no hay modo de expli-
car por otra via ana .hititi. ..1!..i- de este tipo, o1
haeemos por via de aclaraci6n. En este oportunidad,
como en algunas otras, con asombro de alguien, han
coincidimos el Partido AB'. y el Partido Uni6n
Revolucio-naria Comunista. No hay que asombrarse
much de estas coincidencias: En realidad, pudiera
afirmarse que al ABC. y Uni6n Revolucionaria Co-
munista, parten del lugar que puede ocupar, como
representante del liberalism traditional, el senior
Ferrara. Votamos en contra del Senado Corporati-
vo porque eso si significa una contradicci6n de nues-
tra posici6n ideol6gica. El Senado escogido por el
Colegio Nacional, que acaba de proponer el senior
Martinez Sienz, es el mejor medio de realizar para
ellos y por nosotros para el ABC. y para URC.
nuestra ideologia y nuestros principios. Nos identifi-
ca en este caso, no un objetivo, sino un camino para
la realizaci6n de objetivos distintos.

SR. FERRARA (ORESTES) : Pido la palabra para una
aclaraci6n a que ha dado lugar unas manifestacio-
nes hechas.










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENCTON CONSTITUYENTE 29


SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): El senior
Ferrara puede pedir la palabra a favor del Dicta-
men, pero no para aclaraciones, porque la aclara-
ci6n que hizo el senior Marinello es contraria al Re-
glamento.

SR. FERRARA ('ORESTES) : Es que en este caso, se-
fiores Delegados, no hay una linea recta tirada en-
tre un punto que se llama A B C y otro que se lla-
ma Uni6n Revolucionaria Comunista, sino que hay
un tridngulo, con ctra recta que va desde el Comu-
nismo al Liberalismo hist6rico, y desde el A.B.C. al
Liberalismo hist6rico.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Tiene la
palabra el senior Coyula.
SR. COYULA (MIGUEL) : Sefior Presidente y sefio-
res Delegados: Cuando presented el Voto Particular
que, evolucionando en el desenvolvimiento de nues-
tros trabajos, se encuentra ahora a discusi6n con
otro carActer, y en virtud del cual Voto Particular
me ha sido concedida la palabra, sencillamente qui-
se mantener, en el seno de la Secci6n Organiza-
ci6n del Estado, puntos de vista personales mios, que
estaban de acuerdo con e] program del Partido De-
m6crata Republicano, program que fu4 la bandera
para que mi nombre recibiese de la opinion cubana
los votos que debian traerme a esta Asamblea.

Debo decir que ahora, y despu6s de las reunions
que hemos tenido, sigo siendo partidario del regi-
men presidencialista. Puede ser que justifiquen el
ensayo a que nos lanzamos, ciertas modalidades nue-
vas que sugestionan a muchos de nuestros compa-
fieros; pero si soy presidencialista convencido, soy
lambiGn partidario de algo que aqui exponia el se-
nor Ferrara: soy partidario asi lo he dicho en la
Secci6n de Organos del Estado, y antes lo habia
expuesto en las reunions del Comit6 Ejecutivo del
Partido Dem6crata Republicano de que en Cuba se
organicen grandes fuerzas de opinion. Fuerzas dis-
cip'inadas, .fuerzas conscientes, fL'erzas v:igorosas,
fuerzas de lineamientos fijos, que inclinen al pais
hacia orientaciones que no pueden dare -aunque
sean muy buenas las ansias de sus jefes- los ac-
tuales grupos politicos cubanos. Pbrqu6, difirien-
do del criteria del senior Martinez Sienz, quien cree
que representando partidos pequefios en la vida pil-
blica los distintos matices de la opinion, esta opi-
ni6n se encuentra mis acentuadamente definida,
pienso que han de repetirse casos como el que brin-
da la realidad cubana del moment. Ahora, parti-
dos politicos opuestos radicalmente antag6nicos han
tenido que reunirse alrededor de un hombre, por-
que no teniendo ideales politicos de tipo comfin,
s6lo el program de un hombre les ofrece circuns-
tanciales puntos de contact para la lucha electo-
ral.
He sostenido y sostengo mis puntos de vista; pero
convencido de que hay un criteria de mayoria que
ya no se conforma, por elemplo, con el Senado pro-
vincialmente de seis 1egisladores, sino que quiere
elevar el nimero a oeho, y hasta juzga que ocho no
bastan, pensando en nueve, comprendo seria ini-
til o tonto empefiarme en mantener el Voto Parti-


cular que, ccn el caricter de enmienda, se ha pues-
to a debate.
Por estas circunstancias, y como lo mis importan-
te para Cuba en la hora present es que ganemos
tiempo, retire la enmienda que esta a discusi6n.
SR. FERRARA (ORESTES): Retire la enmienda, y
vote con nosotros.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se pone a
votaci6n el articulo del Dictamen.
Primero se votarh el articulo del Dictamen, y si
se rechaza, se votarAn las enmiendas una por una.
Han retirado su enmiendas los sefiores Boada y Co-
yula.
Las reglas dicen que se pondrA a votaci6n el ar-
ticulo del Dictamen, y que despu6s se pondrAn a
votaei6n las enmiendas.
Si la Asamblea rechaza el articulo del Dictamen,
votaremos separadamente las enmiendas.
SR. MARTINEZ SAENZ (JOAQUIN) : Para una aclara-
cion al Sr. President. En el caso de mi enmienda,
rfecta tan fundamentalmente la estructura del Se-
nado, como la otra del Senado funcional: las demas
dieen si el period es por cuatro afios, o si seran seis
o nueve los Senadores; pero todo de acuerdon con
el sistema del dictamen. Nuestra enmienda es distin-
ta y por eso debe ser la primera en desecharse o
aprobarse.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL): Tiene raz6n.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Pero al pc-
ner a votaci6n la enmienda del Sr. Martinez Saenz,
hace falta que la Asamblea lo acuerde, porque la
regla dispone otra cosa.
SR. MARTINEZ SAENZ (JOAQUIN) : Muchisimas gra-
cias.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se pone a
votaci6n ]a enmienda del Sr. Martinez Saenz, a que
va a darsele lectura.
(El Oficial de Actas la lee nuevamente).
SR. MARACII (JORGE): Votaci6n nominal, senior
President.
SR. PRESIDENT (MAnRQUEZ STERLING): Se va a
votar nominalmente, por haberlo solicitado un se-
fior Delegado. Los que est6n de acuerdo con la en-
mienda del senior Martinez Saenz se servir6n vo-
tar que si, los contrarios que no.
(El O fIcial de Actas pasa lista).
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Falta al-
guin senior Delegado por votar? (Silencio).
Han votado 68 sefiores Delegados: 47 que no y
21 que si.
Votaron en contra los sefiores: Acosta, Alom Al-
varez Gonzdlez, Alvarez de la Vega, Andreu, Beni-
tez, Bravo Acosta, Busto, Cabrera Herndndez, Cal-
vo Tarafa, Caablanca, Casanowa, Casas, Corona,
Cortina, Correoso, Coyula, Cuervo Navarro, Chzbds,
DellUud, Don, Ferndndez de Castro, Ferro, George,










30 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Grand, Grau, Hornedo, Jay, Laurent, L6pez Neg-
gr6n, Martinez Fraga, Mendigutia, Mesa, Meso, Mo-
reno, Mujal, Nifiez Mesa, Ochoa, Parrado, Pons,
Prieto, Rodriguez Cartas, Rodriguez Rodriguez, Sud-
rez Ferndanez, Villoch, Vinent y Ni~ez Portuondo.
Votaron a favor los sefiores: Cordero, Dihigo, Dor-
ta Duque, Duarte, Esteva, Ferrara, Galano, Garcia
Agilero, Garcia Rodriguez, Guds Ineldn, Herndndez
de la Barca, Maceo, Mawnaeh, Marinello, Martinez
Sdenz, Orizondo, Prio, Sdnchez Mastrapa, Vilar, Boa-
da y M6rquez Sterling.
Queda rechazada ]a enmienda.
Se pone a votaci6n el Articulo del Dictamen.
Los Sres. Delegados que est6n conformes con el
articulo del dictamen...
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Votaci6n nomi-
nal, senior Presidente.
SR. PRESIDENT (:MARQUEZ STERLING): Votaci6n
nominal por haberlo solicitado un senior Delegado.
Los Sres. Delegados que esten de acuerdo con el
articulo votarhn que si, los contrarios votarkn que
no.
(El Oficial de Actas efectia la votacii6).
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Falta al-
gfin Sr. Delegado por votar
(Silencio).
Han votado 66 Sres. Delegados: 50 que no y 16
que si.
Votaron en contra los sefiores: Acosta, Alomd, Al-
varez )Gonzdlez, Alvarez de la Vega, Andrewu, Beni-
tez, Bravo Acosta, Busto, Calvo Taiafa, Capablanca,
Cacsanloa, Casas, Cloorona, Correoso; Cuervt Nava-
rro, Chibds, Dellunde, Don, Duarte, Ferndndez de
Castro, Ferro, George, Gr'ada, Grau, Gruds Incldn,
Hernndez de la Barca, Hornedo, Jay, Laurent, Ld-
pez Negr6n, Maceo, Martinez Fraga, Mendigutia, Me-
sa, Meso, Moreno, Mujal, Niiez Mesa, Ochoa, Ori-
zondo, Parrado, Pons, Prieto, Prio, Rodriguez Car-
tas, Rodriguez Rodriguez, Sudrez Fern6ndez, Vi-
Iloch, Vinent y Marquez Sterling.
Votaron a favor los sefiores: Cabrera Iterndndez,
Cordero, Cortina, Coyzla, Dihigo, Dorta DDuque, Es-
teva, Ferrara, Galano, Garcia Agiero, Garcia Ro-
driguez, Mariwello, Martinez S1denz, Swncivez Mas-
trapa, Vilar y N(ilez Portuondo.
Queda rechazado el articulo del dictamen.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Sr. President,
para una aclaraci6n.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el Sr. Martinez Fraga.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Sr. President:
Distintos Delegados se me han aeercado para pre-
guntarme respect a un acuerdo tomado, ya que mu-
chas veces se cambian los acuerdos: Si hay un re-
ceso o si continuamos trabajando indefinidamente,
porque hay una sesi6n extraordinaria convocada pa-
ra las 10 y cuarto.


SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): La Presi-
dencia va a ordenar la lectura de la Regla 5a. que
aclara el problema perfectamente.
(El Oficial de Actas lo lee).
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Por lo tan-
to esta sesi6n es ininterrumpida.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Tengo entendido
que se ha convocado a una sesi6n extraordinaria pa-
ra las 10 y cuarto.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se va a
dar lectura a una enmienda del Sr. Aloma.
(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA
El articulo 128 quedarA redactado asi:
ARTICULO 128.- El Senado se compone de nue-
ve Senadores por Provincias, elegidos en cada una
Por sufragio universal, igual, secret, en un s61o dia
y en la forma que determine la Ley. El period nor-
mal de duraci6n del cargo serA de seis afios.
El Senado se renovari por terceras parties cada
dos afios. En cada eleceion se designardn tres Se-
nadores, dos por ]a mayoria y uno por la miuoria.
Cada Senador tendrA su Suplente elegido en igual
forma y en la propia feeha que el Senador propie-
tario.
(Fdo.) Francisco Alomd y Alvarez de la Campa.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se va a
proceder a ]a votaci6n.
SR. MARTfNEZ SAENZ (JOAQUIN): Nominal.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Sr. President; en
relaci6n con la votaci6n: I Si es rechazada esta enmiern
da, entonces se vota la enmienda presentada pur el
delegado que habla y otros?.
SR. PRESIDENT (MU.RQUEZ STERLING): Si es recha-
zada esta enmienda, como el articulo del dictamen
ha sido rechazado, habrd que aplicar el Articulo 111.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): gY no hay una en-
mienda del Delegado que habla en relaci6n con las
senadurias?.
SR. PRESIDENT (MARQ'UEZ STERLING): Es distinta
a la que el Sr. Bravo Accsta present en relaci6n
con el regimen presidential, a la que se le ha da-
do lectura. De modo que si la enmienda del Sr.
Aloma es rechazada, se pone a votaci6n la del Sr.
Bravo Acosta.
Se va a proceder a la votaci6n.
(8e efectia la lvotaci6n).
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Han vota-
do 68 Sres. Delegados; 46 que si y 22 que no.
Votaron a favor los sefiores: Acosta, Alomd, Al-
varez Gonzdlez, Alvarez de 'la Vega, Andreu, Bent-
tes, Bravo Acosta, Bwsto, Cabrera Herndndez, Calvo
Tarafa, Capablanca, Casanova, Casas, Cordero, Co-
rreoso, Dellundg, Don, Duarte, Ferndndez de Cas-










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 3


tro, Ferro, George, Granda, Grau, Guds Inldn, Her-
nindez de la Barca, Hornedo, Jay, Laurent, L6pez
Negr6n, Mendigutia, Meso,eso, n ll o, Mujal, Niioez
Mesa, Ochoa, Orizondo, Parrado, Pons, Prieto, Prio,
Rodriguez Cartas, Rodriguez Rodriguez, Silva, Sud-
rez Ferndndez, Vinent y Niiiez Portuondo.
Votaron en contra los sefiores: Cordero, Cortina,
Coayula, Cuervo Navarro, Chibds, Dorta Duque, Di-
higo, Esteva, FerVara, Galano, Garcia Agiiero, Gar-
cia, Rodriguez, Maceo, Maiach, Marinello, Martinez
Sdenz, Mesa, Roca, Sdnchez Mastrapa, Vilar, Villoch
y Mdrquez Sterling.
Queda aprobada la enmienda del Sr. AlomA.
EXPLICACION DE VOTO EN EL ARTICULO
128 RELATIVE A LA COMPOSICION DEI,
SENADO
Habiendo mantenido en la Secci6n y en la Comi-
si6n Coordinadora el principio de la elecci6n por
compromisarios y por una mayoria y una minoria,
de acuerdo con el program del Partido Dem6crata
Republican, y para lo cual produce una enmienda al
dictamen; me he producido en el pleno de la Con-
venci6n con criterio idnntico al mantenido anterior-
mente.
Sal6n de Sesiones de la Convenci6n Constituyen-
te a 5 de Junio de 1940.
(Fdo.) Antonio Bravo Acosta.
EXPLICACTON DE VOTO
He votado que no a ]a enmienda del Sr. Aloma
que se refiere al aumento del nimero de Senadores
porque en principio fui contraria a que se variasen las
magistraturas aprobadas aunque no estuviera de
acuerdo en la totalidad de las mismas, y ademas por
creer que no es convenient al pais aumentar el ni-
mero de Senadores.
(Fdo.) Maria E. Villoch.
EXPLICACION DE VOTO

He votado que no al asunto de Senadores por Pro-
,incia por entend-,r que es uvla medida innece-
saria y contraria a los intereses del Estado
Ain cuando no estuve de acuerdo, en general, con
las magistraturas acordadas con anterioridad a en-
trar a discutir el texto constitutional, fui opuesto a
que se considerara dicho acuerdo con carhcter pro-
visional. por entender que cualquiera modificaci6n
quo en el mismo se introdujdra seria para empeo-
rarlo.
(Fdo.) Mario E. Dihigo.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se va a
dar lectura al articulo siguiente.
(El Oficial de Actas lee).
'A.RTICULO 129.- Para ser Senador se requiere:

1) Ser cubano por nacimiento.
2) Haber cumplido treinta afos de edad.


3) Hallarse en el pleno goce de los derechos civi-
les y politicos.'


SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING):
dar lectura a una enmienda.


Se va a


(!K Oficial de Actas lee).
A LA CONVENTION CONSTITUYENTE
La Delegada que suscribe a petici6n de various
miembros de la Asamblea dej6 la enmienda que
presentara al discutirse 1a3 Magistraturas, y que anis
abajo refiere, para la ocasi6n de discutirse la Cons-
tituci6n y como estima que es el moment indicado
propone la siguiente:
ENMIENDA ADICIONAL
Al otro inciso a los articulos 151 y 154 de ]as
Secciones Segunda y Tercera, respectivamente del
Titulo IX; al articulo 275 de la Secci6n Unica del
Titulo XVI; establecerlo como requisite entire Ics
que sefiala el articulo 268. Secei6n Tercera, Titulo
XV y que se expresa asi:
'No haber pertenecido al servicio active de las
fuerzas armadas de la Repfiblica durante los dos
afios inmediatos anteriores a la fecha de su desig-
naci6n como candidate.'
Sal6n de Sesiones de la Convenci6n Constituyen-
te, a los veinte y cuatro dias del mes de Abril de
mil novecientos cuarenta.
(Fdo.) Alicia Herndndez de la Barca.
SR. PRESIDENT (M3ARQUEZ STERLING): A discu-
si6n la enmienda.
SEA. HERNANDEZ (ALICIA): PIdo la palabra.
SR. PRESIDENT (M4RQUEZ STERLING): Tiene la
palabra la Sra. Hernfndez.
SRA. HERNANDEZ (ALICIA) : Sr. President y Sres.
Delegados: Yo ruego a los Sres. Delegados que aun-
que es mi modest persona la que va a defender es-
ta enmienda presten atenci6n...
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Ruego a
los Sres. Delegados que ocupen sus escafios.
SR.\. HERNANDEZ (ALICIA): Me parece que es-
te asunto es de trascendencia para el pais y para el
desenvolvimiento future de nuestra vida political,
por lo que ruego a los Sres. Delegados que me pres-
ten atenci6n para que voten mi proposici6n favora-
blemente.
Nosotros pensamos que si es necesario normalizar
nuestra vida ciudadana, si vamos a entrar ahora al
establecimiento de la nueva Constituci6n, de lleno en
e] piano de la civilidad, tras un process dificil en
qte ha habido que sacar, de cierta manera, las tro-
pas de los cuarteles para, segfin se ha dicho, resta-
blecer el orden, y ha privado lo military sobre lo
civil, creemos que tanto los militares como los civi-
les han de estar interesados en que cada sector de
]a vida pfiblica tome su cauce, que los eiviles se
desenvuelvan en la vida ciudadana, sin intervenir
en lo military; y los militares, en los cuarteles para
defender a los demas ciadadanos, en easo necesario.










32 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Por ello es que contemplando el problema del Pre-
sidente, se ha puesto entire las condiciones para ser
President de la Repfiblica, el de no haber pertene-
cido a las Fuerzas Aramadas, por lo menos un afio
antes de la aspiracin del candiJato.
Y nosotros nos preguntamos si la influencia que
ha de tener ese military, que, por lo tanto, se le su-
pone un alto cargo en el ej6reito para aspirar a la
Presidencia, es grande en el territorio national, por
qu6 no suponer tambi6n que en el de la provincial
ha de ser considerable el de ese military que apenas
_un mes antes de aspirar a ser Senador o Represen-
tante u otro cargo elective, esti afin en las Fuer-
zas Armadas ? Me parece que esta en condiciones de-
siguanles y ventajosas sobre ,otro ciudadano cual-
quiera que aspire a tales cargos. De manera que
deseamos nosotros, haciendo justicia de acuerdo con
e] precepto que hemos aprobado para las condicio-
nes fijadas para aspirar al cargo de Presidente de
la Repfiblica, el no haber pertenecido a las Fuer-
zas Aramadas un afio antes; asi nosotros ponemos
para todos los aspirantes referidos en mi enmienda
no haber perteneeido a los cuerpos armados dos afos
antes y como el fin a que aspiran todos los Delega-
dos de esta Asamblea es organizer nuestra vida pfi-
blica, es decir, a que ningfin ciudadano que est6 en
,el ej6rcito, tenga el deseo expreso de aspirar, cosa
que suele oeurrir, con sus galones, a un puesto elee-
livo: Pedimos que se ponga el traje civil y que aspi-
re democrAticamente en las mismas condiciones de
todos los demas ciudadanos.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Para una indica-
ci6n. Sli nosotros ponemos para Presidente de la
Repfiblica un afio antes de su proclamaci6n de candi-
dato, s por qu6 no equiparamos tambi6n en su en-
mienda, si Ud. lo admitiera, en lugar de dos afios,
un afio antes de haber sido proclamado candidate?.
SRA. HERNiNDEZ (ALICIA) : Le quiero aclarar al
senior Bravo Acosta que nosotros quisi6ramos tambien
para el Presidente de la Repfblica dos afios, para que
est6 todo el mundo medido por el mismo rasero, dos
afios antes, es decir, para todos los cargos eleetivos.
Es, pues, por el deseo que tenemos de que las aguas
tomen su nivel y que todos podamos eoncurrir a las
elecciones con las mismas igualdades y con las mis-
mas armas, que solicitamos de esta Asamblea, civil
y demoer~tica, que se apruebe esta enmienda.
:SR. PRESIDENT (MARQ'UEZ STERLING): A vota-
ci6n el articulo del Dietaraen.
SB. DON (ARTRO) : Votaci6n nominal.
SR. PRESIDENT (MIRQUEZ STERLING): Habiendo
solicitado un senior Delegado votaci6n nominal...
SRA. HERNANDEZ (ALICIA) : Sobre la votaci6n. La
enmienda mia es adicional al Dictamen, de mane-
ra que no importa que quede aprobado el Dictamen
para que se pueda poner a votaci6n otra vez la en-
mienda de la Delegada que habla.
SR. PREGIDENTE (MARQUEZ STERLING): Los que es-
ten de acuerdo con la enmienda.
SR. CAPABLANCA (RAMIRO): Pido votaci6n nomi-


SR. PRESIDENT (M-RQUEZ STERLING) : Los que es-
t6n de acuerdo dirtn 'si'; los contrarios votaran
'no'.
Se va a proceder a la votaci6n.
(Se efectti la votaci6n).
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Han vota-
do 62 sefiores Delegados; 42 dijeron 'si'; y 20 que
no.
Votaron a favor los .eilores: Acosta, Alvarez de
la Vega, Andreu, Capablanca, Casas, Cordero, Cwer-
vo Navarro, C'hibds, Dellrtnd, Dihigo, Dorta Du-
que, Esteva, Fernindez de Castro, Ferrara, Gala-
no, Garcia Agilero. Garcia Rodriguez, George, Grau,
Herndndez de la Barca, Laurent, MI.,*, Mlauach,
Marinello, Martinez .6cnz, Mesa, Meso, Mijjal,
Ochoa, Orizondo, Parrado, Pons, prio, Rodriguez
Carts, Rlodriguez Rodriguez, Sdnchez Masirapa,
b'udrez Fern dez, Vilar, Vil, Vioch, Vinent, \ i, :
Portuondo y Mdrquez Sterling.
Votaron en contra los sefiores: Alomd. Alvarez
(ovnzdlez, Benitez, Bravo Acosta, Busto, Cabrera
Herndndez, Calvo Tarafa, Casanova, Cortina, Co,-
rreoso, Don, Duarte, Ferro, Granda, Hornedo, L6-
pez Negron, Mendigutia, Nffiez Mesa, Prieto y Silva.
Queda aprobada la enmienda.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se v a
dar lectura a una enmienda adicional del senior De-
llund6.
(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA ADICIONAL
4) Ser oriundo de la Provincia en que se haga la
elecci6n, o vecino de ella con residencia efecti-
va de mhs de un afio anterior a la fecha de la
misma, o poseer bienes races, o ejercer el co-
mercio, la industrial, profesi6n u oficio dentro
de su territorio durante el mismo tiempo.
5) No pertenecer al servicio active en le Ej6rcito
ni a la Policia en la Provincia o t6rmino muni-
cipal donde se haga la elecci6n, cuando menos
un ano antes de la celeberaei6n de 6sta.
(Fdo.) Francisco Dellund6.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Pido la palabra
para rogarle al senior Dellund6 que retire la iltima
parte de su enmienda, porque esta en contradioci6n
con lo que acabamos de aprobar.
SR. DELLUND (FRANCISCO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se pone a
votaci6n la enmienda. Los Sres. Delegados que esten
de acuerdo se servirdn ponerse de pie.
(La mayoria de los sefiores Delegados permanece
sentada).
Reehazada la enmienda.
A votaci6n el articulo 329. (Silewcio). 1 Se aprue-
ha? (Se~'mles afirmativas). Queda aprobado.
Se va a dar lectura al articulo 130.









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 33


(El Oficial de Actas lee).
ARTICULO 130.- Son atribuciones propias del
Senado:
1) Juzgar, constituido en Tribunal de Justicia,
al President de la Repdblica cuando fuere acu-
sado por la Camara de Diputados de delito con-
tra la seguridad exterior del Estado, contra el
libre tuncionamientj de los poderes legislati-
vo o judicial, o de infracci6n de los preceptos
constitueionales.
En este caso s-e require el voto de las dos
terceras parties de Is miembros de la CAmara,
y el Senado se constituira en Tribunal de Jus-
ticia especial, integrado ademis, a este efec-
to, por la totalidad de los miembros del Tri-
bunal Supremo y presidido por el Presidente
de este Tribunal.
2) Juzgar, constituido en Tribunal de Justicia, a
los Ministros de Gobierno cuando fueren acu-
sados por la Camara de Diputados, de delito
contra la seguridad exterior del Estado, con-
tra el libre funcionamiento de los poderes le-
gislativo o judicial, de infracei6n de los pre-
ceptos constitULeionales, o de cualquiier otro
delito de caricter politico que las eyes deter-
minen.
3) Juzgar, constituido en Tribunal de Justicia, a
los Gobernadores de las Provincias, cuando
fueren acusados por el Organismo Provincial
o por el Presidente de la Repdblica por acuer-
do del Consejo de Ministros, de cualquiera de
los delitos expresados en el inciso anterior.
En todos los casos en que el Senado se cons-
tituya en Tribunal de Justicia sera presidido
por el Presidente del Tribunal Supremo, y no
podra imponer a los acusados otra sanci6n que
la pena de destituei6n, o las de destituc16n e
inhabilitaci6n para el ejercicio de cargos pu-
blicos, sin perjuicio de que los Tribunales com-
petentes les impongan cualquier otra en que
hubieren incurrido.
4) Aprobar los nombramientos que haga el Pre-
sidente de la Repdblica asistido del Consejo
de Ministros, de los Jefes de Misi6n Diploma-
tica permanent y de los demds funcionarios
cuyo nombramiento requiera su aprobaci6n se-
gidn las leyes.
5) Aprobar los nombramientos de miembros del
Tribunal de Cuentas del Estado.
6) Designar comisiones de investigaci6n que ten-
dran el nfmero de miembros que acuerde el
Senado y el dereeho de eitar tanto a los par-
ticulares como a los funcionarios y autoridades
piblicas para que concurran a informar an-
te ellas y el de solicitar los datos y documen-
tos que estimen necesarios para los fines de
]a investigaci6n. Los Tribunales de Justicia,
autoridades administrativas y particulares es-
tan en el deber de suministrar a las comiF'o-
nes de investigaci6n, todos los datos y docu-
mentos que solicitaren. Para acordar estas co-
misiones, se require el voto favorable de las


dos terceras parties de sus miembros cuando
concierna a actividades del Gobierno; en otro
caso, bastard el voto favorable de la mitad mis
uno.
7) Autorizar a los cubanos para servir militar-
mente a un pais extranjero o para aceptar de
otro Gobierno empleos u honors que eleven
aparejada autoridadl o jurisdiccidn propia.
8) Aprobar los Tratados que negociare el Presi-
dente de la Repfiblica con otras Naciones.
9) Solicitar la concurrencia de los Ministros del
Gobierno para irnformar sobre las initerpela-
ciones de que hayan sido objeto, de acuerdo
con la Constituci6n.
10) Todas las demds que le sean otorgadas por la
Constituci6n o la Ley.


SR. PRESIDENT (MkRQUEZ STERLING):
dar lectura a una enmienda.


Se va a


(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA ADICIONAL
Al Articulo 130 del Dictamen de la Comisi6n Coor-
dinadora, el cual quedard redactado asi:
'ARTICULO 130.- Inciso... Aprobar los ascen-
sos al grado de Comandante y el de los demis ofi-
eiales superiores de las Fuerzas de Mar y de Tierra
que haga el Presidente de la Repdblica.'
(Fdo.) Pilayo Cmervo Navarro.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se pone a
discusi6n.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : Pido la pala-
bra.
SR. PRESIDENT (MVARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el Sr. Cortina.
SR, CORTINA (Jost MANUEL) : Sr. Presiaerte y Ee-
Fores Delegados: No hay duda ninguna que io mis-
mo se peca por exceso que por defeeto. No veo nin-
guna razon que justifique que se haga intervenir la
political a trav6s de un Cuerpo Colegislador, en los
nombramientos del Ej6rcito.

De acuerdo con la Constituci6n es el Presidente de
la Repfiblica el Jefe supremo de las Fuerzas Arma-
das de la Repfblica. Es al Presidente, de acuerdo
con las leyes militares, a quien corresponde resol-
ver sobre nombramientos y aseensos militares. Pre
tender ahora que los ascensos del Ejercito, los nom-


bramientos de
hechos con la
blica, como si
nal Supremo,
que al fin y
los problems
baciones que
political.


Coroneles, Capitanes, Tenientes, sean
intervenci6n del Senado de la Repi-
se tratara de Magistrados del Triou-
es llevar al Senado de la Repfiblica
al cabo es un Cuerpo politico, todes
militares, y con ello todas las pertar-
implica la uni6n de la milicia y la


Ahora, precisamente estamos rporganizando la Re-
piblica con vistas a separar toda political de las ace
tividades militares; y no se explica que al misme
tiempo que hagamos esto,estemos volviendo a unir









34 DIABIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


la political con las cuestiones del Ej6rcito a trav6s
del Senado.
Consider inaceptable la enmienda propuesta. De-
jemaos al Ej6reito que se regul libremente por sus
eyes y reglamentos y bajo ]a direcei6n del Presiden-
te de la Repfiblica; y dejemos al Senado con sus
funciones legislativas, que deben estar separadas de
las actividades del Ej4reito.
Por todas estas razones estimo que debe votar-
se en contra de la enmienda propuesta.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se pone a
votaei6n. Los Delegados que est6n de acuerdo se
servirkn ponerse de pie. (La mayor de los seioores
prmanece sentada.). Rechazadn y aprobado el ar-
ticulo.
Se le va a dar Leetura al articulo 131.
(El Oficial de Actas lo lee).
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Hay dos
enmiendas modificativas, una del Sr. Marinello y
otra del Sr. Martinez Shenz.
SR. MARINELLO (JUAN): Ya esta enmienda, Sr.
President, no tiene raz6n de ser. Por lo tanto la re-
tiramos.
SR. PRESIDENT (MIRQUEZ STERLING): Por retira-
da la enmienda se pasa a dar Lectura a la otra en-
mienda del Sr. Martinez Saenz.
(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA
ARTICULO 131.- La CAmara de Diputados se
compone de un Diputado por cada circunscripci6n
de eincuenta mil habitantes. Los Diputados seran
elegidos por circunscripciones electorales cuya de-
marcaei6n sefialarh la Ley, mediante sufragio uni-
versal director y secret.
El Diputado sera electo por el t6rmino de dos afios
y eada dos se renovarh totallnente la C-mara.
(Fdo.) Joaquli Martinez S~anz
SR. PRESIDENT (MARQTJEZ STERLING): A diseu-
si6n el articulo del dictamen conjuntamente con la
enmienda. Tiene la palabra el Sr. Martinez Saenz.
SR. MARTINEZ SAENZ (JOAQUIN) : Sr. President y
Sres. Delegados: El Partido ABC. ha mantenido la
necesidad de que el sistema electoral para elecci6n
de representantes sea alterado de modo que en ca-
da Municipio tenga e] derecho de elegir un repre-
sentante por si solo; es cl sistema cantonal que hay
en Suiza; cada municipio segfn nuestro proyecto debe
tener 50.000 habitantes y por tanto debe tener un
representante en el Congreso. Hoy el sistema im-
prante hace que un representante que tenga que salir
de un t6rmino municipal est6 afectado por la vota-
ci6n, sea legitima o fraudulent, de individuos de
otros t6rminos municipales; la historic y la experien-
eia political eubana ha cemostrado esto que noso-
tros estimamos que es grave; la actuaci6n political
en un t6rmino determinado influye y altera el resul-
tado de la actuaci6n political en otra parte; tiene el
inconvenient el sistema actual que el interns lo-


cal que existe de modo cierto en lugar de estar re-
presentados debidamente en el Congreso su locali-
dadc irrepresentada esta trepresenrtanido a partido
politico que lo elije y en realidad no represent el
interns de un determinado territorio de la Repfl-
blica. Nuestro proyeeto ti6ne la ventaja de permitir
iel ricor, es deeir la reivindicaci6n del mandate de
los representantes electos por una circunscripei6n de-
terminada y no puede venir a la Camara a votar en
contra de los intereses que a ella lo han llevado; no
puede ignorar la mayoria ni tampoco ignorar el
inter6s politico de sus electores.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Me permit su se-
foria una interrupci6n con la venia de la Presi-
dencia?.
SR. MARTfNEZ SAENZ (JOAQUIN): Con much gus-
to.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Cuando adoptemos
el sistema por la eircunscripci6n 6no lo eontrolaran
tambi6n las asambleas provinciales?, y ademas yo
quiero llamar la atenci6n al senior Martinez Saenz
que en el Proyeeto, en el correspondiente precepto del
Dietamen, no se impide que pudiera resolverse que
sea el Congreso elegido por circunscripci6n o no, por-
que da a la ley la oportunidad para hacerlo en la
forma que se crea mas convenient.
SR. MARTNEZ SAENZ _(JOAQUIN) : De acuerdo estoy
con el senior Bravo Acosta, pero lo que nosotros
queremos es que la Constituci6n lo establezca.
Estoy explicando mi sistema por un deber de
Partido, no con el prop6sito de cansar a la Asamblea.
Ya hemos visto que se queria un Senado pequefo,
y hemos acordado nueve Senadores. Se queria un
period de renovaci6n corta, primero por cuatro
afios, y hemos acordado seis.
No creemos que vamos a tener 6xito en conven-
eer a la Asamblea de que los TUrminos Municipales
con interns propio, con vida real y con necesidades
que satisfacer, vayan a star representados en la
Camara. No vamos a conseguirlo, pero es mi deber
intentarlo, sobre todo cuando nuestro Partido ha
hecho una campafia acerca de la necesidad de la
existencia de Municipalidades fuertes y vigorosas,
integradas por no menos de 50.000 habitantes, y
que esta Municipalidad elija su represientante, y
asi no afecte en Baracoa lo que se vote en Mayari,
ni en Caibari6n lo que so vote en Cienfuegos. Si la
zona de Cabaigudn, Remedios y Yaguajay, reine
50.000 habitantes, Cienfuegos elegir6 su propio Re-
presentante y esta zona el suyo, y no afectaria uno
a otro.
Creemos sinceramente que el Senado que pro-
pusimos mejoraria much el Poder Legislativo; cree-
mos que asi se podria mejor servir a los interests del
pais. Creo tambi6n que la Camara de Representantes,
electa por circunscripci6n, en la que cada Represe.n-
tante supierea a quien tenia que responder, y no
fuera electo por un Partido u otro, sino por la Mu-
nicipalidad y no por un Partido determinado, mejo-
raria much la CGmara de Representantes.

Teniamos much fe en la Convenci6n Constituyen-









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 35


te, no por el hecho de que le incorporaramos a la
Constituci6n preceptos legislativos que m"s bien son
de caraeter reglamentario, sino porque ibamos a
crear una estructura estatal que creiamos resultaria
la mejor para desarrollar la political convieniente
a los intereses.
Proponiamos que la CAmara se eligiera por cin-
cuenta mil habitantes cada Representante, para que
fuera menos oneroso el Poder Legislative. Cuba tie-
ne el orgullo y la satisfaeei6n de tener el Congreso
mas caro del mundo en proporci6n a su tamaio.
No quiero abusar mAs de la atenci6n de esta Asam-
blea, y renuncio a los tres minutes que me sobran de
mi tiempo.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se pone a
votaci6n el articulo del Dictamen. Los sefores Dele-
gados que esten de acuerdo se servirAn levantar el
brazo.
(La mayoria de los se~ores Delegados lo hace asi).
Aprobado, con lo eual oueda rechazada la enmien-
da.
(El Oficial de Actas lee).
ARTICULO 132.- Para ser Dipatado se requie-
re:
1) Ser cubano por nacimiento o por naturalizaci6n,
y en este filtimo cas!) con diez afios de residen-
cia en la Repfiblica, contados desde la feeha de
la naturalizaci6n.
2) Haber cumplido veintifin afios de edad.
37 Hallarse en el pleno goce de los derechos civiles
y politicos.'
SR. ALVAREZ (AURELI) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el senior Aurelio Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Sr. President y sefiores
Delgados: Atendiendo a que el Delegado Martinez
SAenz, necesit6 s61o siete minutes para explicar su
enmienda, renunciando a tres de los que reglamen-
tariamente pudo utilizar, -y ello a pesar de que se
trataba de un asunto de extraordinaria importan-
cia,- ruego a la Asamblea que acuerde limitar los
turnos a cinco minutes.
SR. PRE1IDENTE (MARQ'IEZ STERLING): Acuerda
la Asamblea limitar a cinco minutes los turnoQ re-
lacionados con las enmiendas?
(Senales afirmativas).
Aprobado.
Se pone a votaci6n el articulo 132.
(El Oficial de Actas lo lee nuevamente).
SR. PRESIDENT (MARQUEz STERLING): Los sefio-
res Delegados que est6n de acuerdo se servirin le-
vantar el brazo.
(La mayoria de los sefores Delegados lo hace asi).
Aprobado.


Se va a dar lectura al Articulo 133 y a una en-
mienda adicional del senior Dellunde.
(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA ADICIONAL
4) Ser oriundo de la Provincia en que se haga la
elecci6n, o vecino de ella con residencia efectiva
de mis de un aiio anterior a la fecha de la
misma, o poseer bienes races o ejercer el co-
mercio, la industrial, pro-fesi6n u oficio dentro
de su territorio durante el mismo tiempo.
(Fdo.) Francisco Dellunde.
SR. DELLUTNDI (FRANCISCO): Pido votaci6n nomi-
nal.
SI. PRESIDENT (MARQUEZ STEELING): Los que es-
tBn de acuerdo con la proposici6n del Sr. Dellund6
diirAn que si; los contrarios dirAn no. Pero rogaria
al senior DellundB, como una petici6n carifiosa de
]a Presidencia, e interpretando el sentir de todos los
Delegados, que retirara su petici6n de votaci6n no-
minal.
SR. DELLUND9 (FRANCISCO) : Retirada.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Los sefio-
:-es que esten de acuerdo con la enmienda presentada
por el senior Dellund6, se serviran levantar el bra-
zo.
(La mayoria de los sefores Delegados no lo hace
lasi).
Rechazada la enmienda.
Se va a dar lectura a la Secci6n Cuarta.
(El Oficial de Actas le6).
SECTION CUARTA
DISPOSICIONES COMUNES A LOS CUER-
POS COLEGISLADORES
'ARTICULO 134.- Los cargos de Senador y de
Diputado son incompatible con cualquier otro re-
tribuido eoon cargo al Estado, la Provincia y el
Municipio; o de organismos mantenidos total o par-
cialmente con fondos pfiblicos, exceptuandose el de
Ministro del Gobierno y el de CatedrAtico de es-
tablecimiento official, obtenido con anterioridad a
la elecci6n. En ningfin caso podrAn nombrarse Mi-
nistros que ostenten, al mismo tiempo, la condici6n
de miembros del Congreso, en nfimero que exceda
de la mitad de los components del Consejeo.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Seflores
Delegados: Hay una enmienda del senior Bravo Acos-
ta, en la que pide que se sustituya la frase 'La mi-
tad de los components del Consejo de Ministros',
por la 'Tercera parte.
.SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): No se puede
conceder turno.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Es para aelarar,
y expliear por qu6 voy a retirarla.









36 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION OONSTITUYENTE

SR. PRESIDENTE (MARQUEZ STERLING): Tiene la que puedan requerir alguna aclaraci6n pasen a la
palabra el senior Bravo Acosta. Comisi6n de Estilo, asi lo haga.


SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Porque habiendo
mantenido en el Voto Particular cierta independen-
cia con respect al funeionamiento de los Congre-
sistas, que pueden ser a su vez Secretaries de Des-
pacho o Ministros, y adoptada la tesis contraria del
Dictamen, respect a la mitad, retiro la enmienda.
SR. PRESIDENT (MPAQUEZ STERLING): RPetiradca
la enmienda.
Se pone a votaci6n el articulo. Los sefiores Dele-
gados que est6n de acuerdo levantardn el brazo.
(La mayoria de los seiiores Delegados lo hace asi).
Aprobado, y el 135 que no tiene enmienda.
SR. MARINELLO (JUAN): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el senior Marinello.
SR. MARINELLO (JUAN): Sefior Presidente y sefio-
res Delegados: Nosotros tenemos presentada una En-
mienda adicional al articulo 134. Por eso no hici-
mos uso de la palabra mientras se discutia el ar-
ticulo. Es possible que con la distinta numeraci6n
aparecidas en las copias entregadas a los Delega-
dos, se haya producido un error; en la copia ante-
rior el articulo era el 156. Es possible que haya ocu-
rrido eso simplemente. Por si ha sido asi, pido que
]a Enmienda que correspondia al Articulo 156, se
tenga como presentada en relaci6n con el Alticu-
lo 134. Es un simple cambio.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): El Articu-
]o 134 ya esta aprobado.
SR. MARINELLO (JUAN): Yo se que esta aprobado.
Por eso, si no se tratara de una Enmienda, que es
adicional, yo no haria uso de la palabra.
SR. PRESIDETE (MARQUEZ STERLIiG) : Es que ya
hemos pasado al articulo 136.
SR. MARINELLO (JUAN): En el moment en que
se iba a leer el articulo 135, como la Presidencia no
puso a discusi6n la Enmienda nuestra, que era adi-
cional, esperibamos que se haria seguidamente. Por
eso estuvimos preparados para intervenir en el fini-
co moment oportuno. Ahora rogamos que, antes de
seguir adelante, se nos permit defender nuestra
Enmienda adicional.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): El Artieu-
]o 135 ya esti aprobado, y estamos en el 136.
SR. MARINELLO (JUAN): Perd6neme la Presiden-
cia: el articulo 135 se empezaba a leer, para poner-
ic a consideraci6n de la Asamblea. Lo que se apro-
b6 fu el articulo anterior, pero no la enmienda
adicional, fuera del texto aprobado.
'SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Lamento
iucho. no poder complacer al senior Marinello, pues
me veo en la imposibilidad de poderlo hacer, ya
que estamos en el articulo 136. Yo le sugeriria al
senior Marinello, que como aqui se ha concedido un
plazo de veinticuatro horas para que los articulos


SR. MARINELLO (JUAN): La Comisi6n de Estilo
puede tenerlo en cuenta o no.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Entonces
S.S. puede hacer la declaraci6n correspondiente a
la Asamblea, cuando el Proyeeto se vaya a votar,
de acuerdo con el articulo 118.
SR. MARINELLO (JUAN): Declaro mi inconformi-
dad con la resoluci6n de la Presidencia.
SB.'PRESIDENTE (MARQUEZ STERLING): La Presi-
dencia no ha resuelto, s61o le ha sugerido el proce-
aimiento.
Sa. MARINELLO (JUAN): Yo he insistido, sefior
President, porque no se trata de una mera cues-
ti6n de estilo, sino de algo sustancial. Desde lue-
go, que si la Asamblea asi lo acuerda...
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Continfla
la lectura de los Articulos.
(El Oficial de Actas lee).
'ARTICULO 136.- Los Senadores y Diputados
serdn inviolables por las opinions y votos que emi-
tan en el ejercicio de su cargo.
Los Senadores y Diputados s61o podran ser dete-
nidos o procesados con autorizaci6n del Cuerpo a
que pertenezcan. Si el Senado, o la Camara de Di-
putados no resuelve sobre la autorizaci6n solicitada
dcntro de los cuarenta dias consecutivos de legislatu-
ra abierta y despu6s de recibido el suplicatorio del
Juez o Tribunal, se entendera concedida la auto-
rizaci6n para instruir el process y sujetar al mis-
mo al Senador o Diputado, pero el Juez o Tribu-
nal no continuard la causa si el Cuerpo a que per-
tenee niega la autorizaci6n para continuar el pro-
cedimiento.
Podrd ser detenido sin la autorizaci6n del Cuer-
po respective, en el caso de ser hallado in-fraganti
en la comisi6n de algfin delito. En este caso y en
el de ser detenido o procesado cuando estuviese ce-
rrado el Congreso, se dard cuenta, inmediatamente,
a' President del Cuerpo respective, para la reso-
luci6n que corresponda, debiendo 6ste convocar in-
mediatamente a sesi6n extraordinaria al Cuerpo Go-
legislador de que se trate, exclusivamente para que
resuelva sobre la autorizaci6n solicitada por el Juez
o Tribunal. Si no se denegase dentro de las veinte
sesiones ordinarias celebradas a partir de esta no-
tificaci6n, se entendera concedida la autorizaci6n.
Todo acuerdo accediondo o negando la solicitud
de autorizaci6n para procesar o detener a un
miembro del Congreso, tendra que ser precedido de
la lectura de los antecedentes que habrAn de servir
de fundamento a la resoluci6n, que se adopted por el
Cuerpo Colegislador respective.'
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se va a
dar lectura a uan enmienda sustitutiva del senior
Dihigo.
(El Oficial de Actas lee la enmienda del Sr. Di-
-higo).










DIARIO DE SESIONES DE LA C .NVENCION CONSIITUYENTE 37


ENMIENDA

Los Senadores y Representantes o Diputados seran
inviolables, por las opiliones, expresiones y votos
que emitan, en el ejercicio de sus cargos, en la Ca-
mnara a que pertenezcan.
Los Senadores y Representantes s6lo podran ser
rrivados de libertad, con autorizaei6n del cuerpo
de que formen parte ii estuviere reunido el Con-
greso; except en el caso de se" sorprendido in-fra-
ganti en la comisi6n de algfin delito. En este caso
y en el de ser privados de libertad, cuando estu-
\iere el Congreso cerrado se darA cuenta lo mas
pronto possible al cuerpo respective, para resoluci6n
que corresponda.
En el caso de que estuviere abierto el CongresS
a' delinquir el Senador, Representante o Diputado,
se entenderg concedida la autorizaci6n pedida por
un Juez o Tribunal para privarlo de libertad, si
transcurrieran treinta. dias naturales, a partir del
reeibo del suplicatorio por el cnerpo respective sin
haber sido denegada expresamente la autorizacion
al Juez o Tribunal que la haya solicitado. Si el Con-
greso se cerrase antes de que transcurra el t6rmino
referido sin habere resuelto sobre la autorizaci6n al
Juez o Tribunal, para privar de libertad a un Con-
glesista, es entendera concedida.

Todo acuerdo accediendo o negando la autoriza-
ei6n para privar de libertad a un miembro del Con-
greso tendra que ser precedido de la lectura de los
antecedentes que habrhn de servir de fundamento
a la resoluci6n que se adopted por el cuerpo colegis-
lador correspondiente.
Las causes que se forman por delitos, o contra-
venciones comtiAas por Senado-es, Representantes
o Diputados, se iniciaran y tramitarhn, sin esperar
a que se autorice, o no ]a privaci6n de libertad del
Congresista y continuardn sustancifndose sin inte-
rrupci6n, est6 o no cerrado el Congreso, pero sin
privar de libertad al mismo durante su curso, si no
ee hubiera accedido express o tacitamente a la pri-
si6n, a no ser que el Congreso opusiera resistencia
a su instrucci6n; y una vez firme la Sentencia con-
dantoria sera ejecutada, afn cuando ello implicara
la p6rdida de libertad.
Los Juzgados de Instrueei6n serin competentes
Sara iniciar y tramitar los sumarios contra Sena-
dores y Representantes por todos los delitos y cortra-
venciones que cometieren, y las Audiencias por me-
dio de sus respectivas Salas, los juzgados en jui-
cio oral, pronunciando las sentencias que procedan,
contra las que podran interponerse recurso de ca-
saci6n, ain cuando se trate de contravenciones por
infracci6n de ley o quebrantamiento de forma.
(Fdo.) Mario E. Dihigo.


SR. PRESIDENT (MXRQUEZ STERLING):
palabra por einco minutes el Sr. Dihigo.


Tiene la


SR. DIHIGO (MARIO E.): Sr. President y Sres. De-
legados: El articulo 136 comprende dos concepts
completamente distintos: El primero habla sobre el
reconocimiento de la inviolabilidad en las opinions


votos que emitan en el ejereicio de sus cargcs los
IRepresentantes y Senadores. Esta parte no ha da-
do nuinca lugar a controversial y opinions d.is-
mintas. Pero la segunda parte del articulo regular
!a forma en que el Congresista que compete un de-
lito puede ser privado de libertad. Este precepto
esta consignado en la ConstituciSe del Uno poco mns
o menos, con pequefias variaciones, en la misma for-
mta en que aparece el Texto Constitucional que esta-
mos discutiendo. Pero el legislador del uno no pudo
peusar nunca en la variedad tan grande de delitos
que habrian de cometerse por los Sres. Congresistas,
ni en la actitud del Congreso negAndose sistemitica-
niente a acceder a los suplicatorios.
Este grteso legajo que tengo en la mano (seiialan-
do) es una relaei6n de los Suplicatorios que se han
dirigido al Congreso para privar de libertad a Coi-
gresistas. He hecho una cstadistica y puedo afirmar-
!'s que en 39 afios se han cometido o presumiblemen-
te se han cometido, po:que no se han juzgado, mil
doseientos sesenta y un delitos, ,n ]os cuales hay to-
'a la gama delictuosa: desde dos asesinatos, nueve
homicidios, 265 injuries y despues un nimero extra-
ordinariamente grande, de lo que yo llamaria, uti-
lizando la jerga deportiva, delitos de liga menor. Es
decir, son las infracciones de las ordenanzas sani-
tarias, las infracciones de todas esas pequefias co-
sas, que no por pequefias son menos irritantes para
el pueblo, por el privilegio que ve en ellas...
SR. CORTINA (JOSI MANUEL) : Aparecen denega-
das o solicitadas nada ms ?
SR. DIHIGO (MARIO E.): Denegadas.
SR. CORTINA (Jose MANUEL): IEsti seguro S.S.?
SR. DIHIGO (MARIO E.): A su disposici6n.
SR. CORTINA (JosP MANUEL): Porque hay oeasio-
i.es en que se hace la solicitud, y una forma de de-
negacion es no resolver.
SR. DIHIGO (MARIO E.): En estos 265 casos por
injuries hay algo muy curioso: se trata no ya de
ura inmunidad propia, en la mayor part de los
casos, sino de una inmunidad delegada, es decir, que
un duefio de peri6dico solicita de un Congresista que
figure como Director de ese peri6dico y entonces no
solamente l1 tiene derechc a injuriar a todo el mun-
do sino que lo transfiere per medio de esa enmien-
da al director del peri6dico para que haga lo mis-
Ino.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): La Presi-
dencia quiere aelarar al Sr. Dihigo que le quedan
2 minutes.
SR. DIHIGO (MARIO E.): De modo que nos encon-
tramos con este case ante el cual los constituyentes
de 1940 se enfrentan. A mi me paTece que debemos
darle toda case de garantias al congresista y a la
sociedad tambi6n. Yo creo que la redacci6n violen-
ta qne ha habido en mis de una oportunidad en el
Pais contra el Congress se debe en buena part a
ese sentimiento que lo colcca en una posici6n prvi-
legiada dentro de una Repfiblica que empieza por
reconocer que a los cindadanos no se les reconoce
ningfn privilegio.










8 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


En la forma en que he propuesto la sustituci6n
de este Articulo me parece que queda garantizado
el legisladcr para poder gozar de la libertad de
(umplir la alta misi6n que tiene de hacer las le-
yes, desde luego, pero tamblen cumplirlas.
Yo coloco el dictamen frente a la enmienda. La
Irimera part es igual con tuna ligera modifica-
ci6n:
(Comienza a leer).
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Sr. Dihigo,
se han cumplido los cinco minutes.
SR. DIHIGO (MARIO E.): Me queda un minute que
habr6 de utilizar para expresar las diferencias en-
tre el dictamen y la enmienda: En el dictamen se
exige la autorizaci6n del cuerpo a que pertenezca
el legislator para instruir la causa; en la enmienda
la causa puede instruirse, porque despues que ha pa-
sado much tiempo se borran las huellas, los testigos
no declarar y es impossible reconstruir un delito. Por
otra parte se ha visto que la inmunidad muchas
veoes se transfiere, otras veces ha sido prievia y
oiras p6stuma. Es decir, que delitos cometidos antes
de ser legislator, nunea han podido juzgarse y des-
pu6s de dejar de serlo nunca han querido responder
de ellos.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Sr. Dihigo:
se le ha vencido el tiempo en demasia.
SR. DIHIGO (MARIO E.): Yo me temo que la Asam-
blea, que no oy6 ]a leetura de la *enmienda, no va
saber c6mo resuelvo yo en la enmienda el proble-
ma.


SR. PRESIDENT? (MARQUEZ STERLING):
dar lectura a la. enmienda del Sr. Dihigo.


Se va a


SR. COPTINA (JosA MANUEL) : Pido la pala-
bra, en contra.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene cin-
co minutes el Sr. Cortina.
SR. 'CORTINA (Jose ,MANUEL) : Reconozo, sefores
Delegados, que la cuesti6n planteada sobre la inmu-
nidad parlamentaria por el Convencional senior Di-
higo, es muy grave e important.

Yo deseo tambien establecer algunia restrieci6n
a la inmunidad de los Representantes y Senado-res,
para que ello no sea abusiva y contraria al interns
pDfblico.
Sin embargo, este problema de la inmunidad de
los Representantes y Senadores y de su garantia
previa, frente a los posibles procesamientos, no ha
podido ser cambiado en casi ninguna Constituei6n
del mundo.
Hay que tener en cuenta que este derecho que
se concede a los representantes del pueblo, esta rela-
eionado con las pasiones politics y las violencias
del poder en todas las 6pocas. Es dificil imponerle
a los representantes del pueblo el deber:de actuar
libre y energicamente frente a las necesidades 6il-
blicas, si no se les da alguna garantia frente.a..aque-
]los poderes que estAn rodeados de la fuerza y ,que


pueden ser heridos o lesionados por la acci6n que
realice e] Representante o Senador, en eumplimien-
to .de su deber.
Cuando los romanos quisieron darle antoridad a
las masas populares, establecieron la Magistratura
del Tribunado. Los tribunados del pueblo no po-
.dian ser sometidos a procedimientos ni coaciones en
el ejercicio de sus funciones. A ellos competia la
defense de los intereses del pueblo frente a las de-
masias de] Poder.
Por esto fu6 rodeado el Tribunado de garantias
especiales, muy paracidas a la :nmunidad parlamen-
taria.
Cuando se estableci6 el regimen representative en
Europa, se consigui6 la tradici6n y se establecieron
preceptos andlogos a los que nosotros tenemos en
ajnaos ~ag d 'jasaoood uaud anb Tas o 'o4oaloJd 1p
adelante el procedimiento de acusaci6n contra un
Representante era neeesario que el Cuerpo Colegis-
lador de que formaba part, examinara la acusaci6n
y diera tambien su aprobaci6n al procedimiento ju-
dicial iniciado.
Desde luego que esto no excluye que a la sombra
de esta Constituci6n se comentan abuses por mienm-
tros del Poder Legislativo, que apoyados en las ven-
lajas que les da su cargo, cometan delitos que los ha
gan apartarse de la line de sus deberes, infan-
gando la magistratura de que esthn investidos.
Pero esta circunstancia no es suficientemente im-
portante para que nosotros suprimamos la inmuni-
dad, uorque 6sta nose da para garantia de Represen-
tantes y Senadores, sino para garantia de los dere-
chos del pueblo que les ha otorgado el poder y que
neoesita mandatarios que puedan hablar libremente
y que I.eileiian vivir garantizados frente a los odios
o los ataques injustos de otros Poderes del Estado.
Con lo que propone el Dictamen no se consagra
la inmunidad del Representante o Senador frente
al delito. Lo que se le otorga es la garantia de que
la acusaci6n que .se haya forfmnlado contra ellos y el
procedimiento que haya iniciado el Juez sea exami-
nado por el Cuerpo Colegislador. para que observe
si es un procedimiento normal, product de la verdad
o es una artificiosa acusaci6n del Poder Piblico
para coaccionar ]a libertad de criterio del Represen-
tante o Senador acusado.
Naturalmente, si la 'Cdmara de Representantes
o el Senado no:usa debidamente este poder de revi-
si6n que le da la Constituci6n, falta a su deber; pe-
ro no hay ley ni Constituci6n en el mundo que sirva
para ciudadanos que deliberadamente falten a sus
deberes, y se produzean co ninmoralidad o irrespon-
sabilidad.
Entre los abuses que hemos querido corregir es-
ta el de que en vez de resolver la solicitud de prdee-
samiento del Juez, el Cuerpo Colegislador que la
reeiba, la guard. en una .atet, y no d6 cuenta de
ella para la resoluci6n consiguiente.
iLa Constituci6n qmier, que cada Cuerpo Cole-
gislador estf' obligado a aprobar o a -l ',1rclab'r la
,olicitud que se le haga sobre ]a acusaci6n de uno










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 34


de sus miembros. A fin de que en todo easo esa
solicitud sea resuelta, hemos establecido que si trans-
curren veinte sesiones, sin que el Cuerpo Colegi'ia--
dor que haya recibido la solicitud, resuelva afriia-
tiva o negativamente sobre la petici6n del Juez, se
cntienda que ha concedido la autorizaci6n de pro-
cesamiento. En este caso el Juez podr6 continu-r el
procedimiento contra el Representante o Senador
con todas las consecuencias y sanciones ou"e 3sta-
blezca la'Ley.
For medio del Dictamen se obliga a los ilcutemro'
todos del Senado o de la C'mara de Representan-
tes a que emitan opinion sobre las acusaciones. De
esta suerte si es algo inmoral o evidentemente cul-
poso, estarin obligados a dar su opinion, y si es
negative tendrAn sobre ellos la sanci6n de ]a opini6n
phblica que los verA solidarizarse, indebidamente,
con actos inmorales, que no deben amparar.
Hemcs hecho, pues, una transaeci6n: no sacrifi-
camos la garantia de la inmunidad en todo lo que
es important; queremos que haya siempre garantias
para que el clamor del pueblo pueda manifestarse
libremente a traves de sus Representaptes, en cir-
cunstancias dificiles; pero obligamos al Congreso a
no eludir responsabilidades frente a las peticiones
de procesamiento o ]as acusacicnes que formulen
los jueces, y sobre las cuales debe emitir opinion
y adoptar resoluciones.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se va a
poner a votaci6n el articulo.
Se le va a dar lecture al Articulo 136 del dicta-
men.
(El Oficial de Actas lo lee).
SR. PRESIDENT (AbRQUEZ STERLING): Se va a
poner a votaci6n.
SR. MESA MEDINA (MANUEL) : Votaci6n nominal.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se va a
proceder a la votaci6n nominal. Los Sres. delegados
que estin de acu.erdo con el articulo votar6n que
ei; los que est6n en contra diran que no.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Han res-
pondido al pase de lists cuarenta y dos seiores De-
legados: 33 que si y 9 que no.
Votaron a favor los sefiores: Alomd, Alvarez Gon-
zdlez, Alvarez de la Vega, Benitez, Bravo Acosta,
Busto, Calvo Tarafa, Cortina, Correoso, Don, Este-
va, Ferrara, Galano, Garcia Agilero, Granda, Guds
Incldn, Hornedo, Ichaso, Lopez Negr6n, Mailach,
Marinello, Martinez Fraga, Martinez Sdenz, Meso,
Unzondo, Prieto, hodriguez Cartas, Silva, Sirrez
Ferndndez. NOiez Portuondo, Boada y Mdrquez Ster-
ling.
Votaron en contra los sefiores: Capablanca, Cuervo
Navarro, ,Chibds, Dihigo, Fernmndez de Castro, Me-
sa, Mujal, Parrado y Villoch.

Queda aprobado el articulo del dictamen y recha-
'ada la enmienda.

Se va a dar leetura al Articulo 140.


(El Oficial de Actas lee el articulo).
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): La enmien-
de presentada es adicional. Por lo tanto, se pone a
discusin el articulo.
(Silencio).
A votaci6n. Se aprueba? (Sefales afirmativas).
Aprobado.
Se va a dar lectura a la enmienda adicional.
(El Oficial de Actas lee).

ENMIENDA ADICIONAL
Al articulo 140 del Proyeeto:
'Tampoeo podrA ocupar cargo de Letrado Ase-
-or, Director u otro en que ejerza jurisdicei6n en
alguna Empresa extranjera, o cuyos negoeios est6n
relacionados de algfin modo con entidad que tenga
iUa caricter.'
(Fdo.) Dr. Juan Marinello, Salvador Garcia
gigiiero, Blas Roca, Cjsar Vilar, Esperanza Sd/n-
chez Mastrapa y Romdrico Cordero.
SR. PRESIDENT (MPRQUEZ STEALING): A discu-
si6n la enmienda.
Sa. MARINELLO (JUAN): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el Sr. Marinello.
SR. MARINELLO (JUAN): Sr. President y Sres.
Delegados: La lectura de la enmienda nos ahorra,
Por su claridad, una larga intervenci6n sobre ella.
Tiene por objeto evitar, impedir, que posean en Cu-
ba cargo de Senador o Diputado los hombres uni-
dos de tal modo a las empresas extranjeras podero-
sas e influyentes, que cl juicio que emitan y la ac-
t'tud que adopten sobre los problems pfiblicos de
Cuba obedezcan no al interns de las mayorias na-
cionales, sino al interns que en sus relaciones es-
peciales representan y a los cuales obedecen frecuen-
temente.
Desde luego que alguien pudiera estimar que nues-
tra enmienda, que quiera ser precepto constitucio-
nal, encuadra un problema de detalle, se refiere
una cuesti6n que no merece, por su monto, el cua-
aro augusto de una carta fundamental; pero ten-
dria que recordarsele a quien tal pensase que una
Constituci6n no es mAs, ni puede ser otra cosa, que
el marco en que se incjuyen los problems que en
un moment determinado important ir tal mente a
una naci6n.
Si hemos admitido aqui en muchisimas ocasiones,
si hemos aceptado en la tarde de ayer, -en los dis-
eursos de buena cantidad de sefieres Delegados, y
en la votaei6n misma,-- que la presi6n de las em-
presas extranjeras, especialmente de las grandes cor-
foraciones azucareras, es decisive en nuestros des-
tinos nacionales, que esa presi6n significa limita-
ei6n de la libertad y esclavitud eeon6mica; parece
c"eseeueneia obligada de esta aceptaei6n impedir
ote quienes est6n ligados a esos intereses anticuba-










10 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUTYENTE


nos, sean precisamente los encargados, en el Con-
greos de defender los intereses populares. Se tra-
ta pues, Sres. de hacer buena nuestra intenci6n que
aver expusimos, en pa!abras y en hechos, en este
hemiciclo. Se trata en definitive, de lograr, de ase-
pu.rar ]a libertad perfect de aquellos hombres que,
por el cargo importantisimo que van a ocupar, no
deben tener otros ligAmenes que aquellos que !cs
comuniquen con el pueblo.
La admisi6n de ]a Enmienda, caso de que se in-
lnuyera como adicional a] artieulo 140, --'!.ii,., ;L
que la Acamblea es consecuente con sus acuercdos
anteriores ; seria el modo mis eficaz de hacer que
cl pr6ximo Congreso -ubano, distlngui6ndose en
much de prheticas censurables y de antecedentes
que todos lamentamos, sea, en efecto, un cuerpo ho-
noiable y eficaz que d6 paso al progress verdade-
ro de Cuba, que no esti por cierto en la defense de
los intereses privilegiados y m'nor'itarios que las
empress extranj.eras significant, sino en los intere-
ses del mayor nfimero, de la naci6n maltratada y
esclava.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): A vota-
ci6n la enmienda. Los que est6n de aeuerdo, se ser-
viran levantar el brazo.
(La mayoria de los segores Delegados asi lo ha-


Aprobada la enmienda.
SR. MUJAL (EusEBIO): La Comisi6n nombrada pa-
ra informer sobre el articulo 84, ya ha resuelto el
problema. ITay pendielte ese articulo y hay pen-
diente la euesti6n de 'os desalojos. Desearia que
-1 Sr. President me informara cuando es el ino-
mento de plantearlo.
SR. PREIDENTE (1 :i..:I' F. STERLING): En ceal-
quier momento, pero !a Presidencia le supiLeara
:e permitiera terminal con Ics .- '. i. ... sobre )r-
,anos del Estado.
SR. Roc.A (PLASI : Para una euesti6n incidental.
SR. PRESIDENT (MAjRQUEZ STERLING): Ticne 'a
palabra e] Sr. Roca.
SR. RoA (BLAs) : Creo que tanto los delegados
oomo la Presidencia son hombres y no miquinas; y
omno haee tanto tiempo que llevamos trabajando,
pido un receso de una hora para comer.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): ~,Estan de
acuerdo los Delegados en recesar una hora?.
(Seiales afirmativas).
Aprobado.
Eran 1,s 9 y 5 p.m.).




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs