Group Title: Convencion constituyente
Title: Diario de sesiones de la Convención Constituyente
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072605/00061
 Material Information
Title: Diario de sesiones de la Convención Constituyente
Uniform Title: Convención constituyente
Physical Description: 2 v. : ; 32 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba
Publisher: P. Fernandez?
Place of Publication: Habana
Publication Date: 1940?]
 Subjects
Subject: Politics and government -- Cuba -- 1933-1959   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
General Note: At head of title: Republica de Cuba.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072605
Volume ID: VID00061
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002572573
oclc - 03161278
notis - AMT8899
lccn - 41000702

Full Text



~-L1


DE


,CONVENCION


CA DE
1 I* u


SESIOINES


DE LA
CONSTITUYENTE


VOL II LA HABANA, NUM.61


SESSION


SEXAGESIMA PRIMER. -MAYO


ORDINARIA
(CONTINUACION DEL DIA 29)

President: Sr. Carlos Mirquez Sterling y Guiral
S Alicia Hernindez de la Barca
Secarios Sre. Joaquin Meso Quesada
Secret Alberto Boada Miquel
Emilio Niunez Portuondo


SUMARIO:
A las tres p. m. la Presidencia reamnd6 la sesi6n.-A propuesta del senior Delegado Prio Socarris
se acord6 un receso de treinta minutes, suspendiendo la Presidencia la sesi6n a las tres y un
minute p. m.-Reanudada la sesi6n a las tres y cincuenta p. m. se concedi6 un nuevo receso a
propuesta del senior Delegado Ichaso, suspendiendo la sesi6n la Presidencia a las tres y cuarenta
y dos p. m.-Reanudada a las tres y cincuenta y cinco p. m. se di6 lectura al articulo sesenta y
cuatro del Dictamen, el que puesto a votaci6n fu6 aprobado en votaci6n ordinaria. Lectura
'del articulo sesenta y cinco y de las enmiendas presentadas al mismo por los sefiores Delegados
Alvarez de la Vega, Marinello y Herridndez de la Barca. Puesta a votaci6n la enmienda del senor
SDelegado. Alvarez de la Vega, fu6 rechazada en votaci6n ordinaria; la sefiora Delegado Hernandez
de la Barca, retire la que habia sido presentada por ella; la enmienda del.sefior Delegado Mari-
nello, despu6s de ligero debate fu6 rechazada en votaci6n ordinaria; los articulos sesenta y cin-
co y sesenta y' seis fueron aprobados en vota ci6in "odinaria. Enmienda adicional al articulo
aesenta y seis del senior Delegado Marinello, la que puesta a votaci6n nominal, fu6 rechazada
por treinta y seis votos en contra y diez y siete a favor, puesto a votaci6n el Vote Particular de
la sefiora Delegado Hernandez de la Barca, fu6 rechazado por treinta y dos votos en contra y
veinte y uno a favor.-L~a Presidencia, ea vir tud de acuerdo anterior, suspendi6 la sesi6n a las
siete y diez p. m.


DI


RIO


31 DE


1940











2 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Se reanuda
la sesi6n.
(Eran las tres p. m.).
SR. PRfO SOCARR1S (CARLOS): Pido la palabra.
SR. PRFSIDENTE (MARQUEZ STERLING) Tiene la
palabra el se.;or Prio SocarrAs.
Sni PRfo BoBACRAs (CARLS) :- Para proponer a la
Asamblea se conceda un-receso de un cuarto de hora
o veinte mirutos, para terminar una enmienda que
estamos mreldatando.
:R;, PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Se acuer-
da p6i ]a Asamblea conceder el receso propuesto?
(S,'-iales afirmativas).
A,:ordado el receso. Se suspended la sesi6n.
(Eran las tres y dos minutes p. m.).
SR, PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Se reanuda
la sesi6n.
N('ran 1as 3 y 37 P. M.).
Se va a dar lectura al Articulo 64.
SR. ICIIASO (FRANCISCO) : Sefior Presidente: para
solicitar de la Asamblea que acuerde un receso de 10
minutes.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): S EstA de
acuerdo la Asamblea con declarar un receso de 10
minutes, segfin solicita el senior Ichaso?
(Scles afirmativas).
Se declara el receso de 10 minutes.
(Eran las 3 y 40 P. M.),
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se reanuda
la sesi6n.
(Eran las 3 y 50 P. M.).
Se va a dar lectura al articulo 64.
(El Oficial de Actas lee):
ARTICULO 64.-Podrin crearse universidades
oficiales o privadas, y cualesquiera otras institudiones
y centros de altos studios. La Ley determinarh las
condiciones que hayan de regularlos.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): A discu.
sion.
(Silencio),
A votaci6n. I Se aprueba ?
(Setiales afirmativas).
Aprobado.
Se va a dar leetura al articulo 65.
ARTICULO 65.-La ensefianza official serk laica.
Lbs centros de ensefianza privada estarin sujetos a
la reglamentaci6n e inspecci6n del Estado, pero en
todo caso conservarAn el derecho de impartir, se-
paradamente de la instrucei6n tncuica, la educaci6n
religiosa que deseen.


SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se va a
dar lectura a varias enmiendas.
(El Oficial de Actas lee):
A LA CONVENTION CONSTITUYENTE
El Delegado irmante propone que el articulo 65
del Dictamen comprenda finicamente su primer de-
claraci6n, dejAndolo redactado asi-
Articulo 65.-La ensefianza official es laica.
Habana, Mayo 14 de 1940.
(ido.) Aurelio A. Alvarez.
(El Oficial de Actas lee).
A LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE.
Los Delegados qrp3 suscriben proponbn a esta
Asamblea Pienaria que apruebe para el articulo 65
la redacci6n siguiente:
"La ensefianza national sera laica, unificada y
regida por el Estado. Los planes, orientaci6n y textos
acordados por 6ste, regiran igualmente para la en-
sefianza no official, que estara sometida a la inspec-
ci6n correspondiente.
"La ensefianz.a religiosa podra impartirse por tb-
das las sectas que lo deseen, en planteles indepen-
dientes de toda otra labor de docencia comfn.
:Sal6n de Sesiones de la Asamblea Constituyente,
a los veintid6s dias del mes de abril de 1940.
(Fdo.) Juan Marinello; Salvador Garcia Agiiero;
Blas Roca; Romdrico Cordero; Esperanza Sdnchez;
Chsar Vilar.
(El Oficial de Actas lee).
A LA CONVENTION CONSTITUYENTE
VOTO PARTICULAR.
La Delegado que suscribe, miembro de la Secci6n
de Familia y Cultura, formula Voto Particular en re-
laeion con el Di?1amen de la citada Secci6n y propo-
ne al pleno de ]a Convenci6n que el p6rrafo Iro. al
articulo 65 quedo redactado del modo siguiente:
"La ensefanza official serA laica. Los centros de
educaci6n han 3e estar inspirados por fines estrie-
tamente pedaggicos Los dentros privados esta-
rAn sometidos a la inspecci6n del Estado y se regirin
por los programs oficiales.
;Se reconoce el derocho a las instituciones privadas
de ensefiar otras materials ademas de las del plan de
la Secretaria de Educaci6n, siempre que no vayan
contra la moral ni sirvan de plataforma para pro-
paganda de ideas partidaristas".
Sal6n de Sesiones de la Seecci6n de Familia y Cul-
tura, a los 29 dits del mes de marzo de 1940.
(Fdo.) Dra. Alicia Herndndez de la Barca.
Sn. ALVA.EZ (AURELIO)): Pido la palabra para
expli-at brevemr;,te.
SR. PRESIDENT (MA.RQUEZ STERLING)b Tiene la
palabra el senior Aurelio Alvare. V










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITtJYENTE A


SR. ALVAREZ (AURELIO): A trav6s de la Secci6n
que se ocupa de la cultural, al poner la ensefianza
piblica al cuidado de la S-cretaiia de Educaei6n,
hemo. estoblecidc la libertad de cultos. Consiguien-
temente, debemc mantener que la ensefianza official
,ea la laica, ya que no podria establecerse otra sin
contrariar la libertad de cultos.
SPor que esta indicado esto? El Profesor Duguit,
estima por ejemplo: que no puede haber libertad
de cultos cuando a todos los habitantes de un pais que
concurren al sostenimiento de los gastos del Estado,
profesando distintos cultos, se les hiciera concurrir
al sestonimientc de una ensefianza que practicara
determinada religion, ajena a las creencias de im-
portantes nficleo contribuyentes.
Po- ello estA justificado que la ensefianza official
sea Laica; pero como el Dietamen no solamente reco-
mienda la ensefi.nza official laica, sino que hace una
serie de consideraciones en torno a permitir practi-
cas reliricsas en centros privados de ensefianza, pa-
rece indicado no entrar en esas distinciones, dejan-
do que cada cual practique su culto privadamente.
Por estas consideraciones, ruego a la Asamblea que,
tan sencillamerte como lo propongo y aceptando s6lo
el primer enunciado del Dictamen, se consagre la
ensefianza laica, cuando sea official. para que el culto
de cade congregaci6n o instituci6n, pueda manifes-
tarse libremente en ]a privada.
SR. MARACH (JORGE) : Pido la palabra para una
preguita.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene 1a
palabra el senior Mafiach.
SR. MARACH (JoPEF) : Me pareci6 entender que el
senior Alvarez dijo que en este precepto se estable-
cia la posibilidad de supervision del Estado sobre la
cnsenanza.
Yo quisiera que el senior Alvarez me dijera cual es
el precepto que dice eso porque no he podido en-
contrarlo
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Se aprob6 en efecto, una
enmipnda al respect. Y no seria possible que el
Eslado prescindiera de la supervision de la ensefian-
za, tanto official como privada; pero en iltimo t6rmi-
no mantendria ]a enmienda, que no pretend con-
fundir las cuestiones de la ensefianza con la religion,
sino fijar cuil sera la modalidad de la ensenanza
official sin deeir: (lee).
SR. DORTA (MANUEL) : Entonces el senior Alvarez
no znrantiza el derecho a la educaci6n religiosa; en
otras palabras, no se garantiza en la enmienda del
seiicr Alvarez. el derecho a la educaci6n religiosa,
con lo cual en el dia de mafiana una ley puede impo-
ner la ensefianza laica en las Escuelas Privadas, lo que
seria intolerable para los padres de familiar que en
la edupaci6n de la religion y de la moral cristianas
vemos un fundamenuo indiscutible para el cardcter
de los hijos.
(El equiip'o de radio sufre una averia en estos mo-
mentos, y hablan los sefores Alvarez y Dorta, uno
frente al otro, sin que, por la posicidn que ocupan,


y con la ausencia del servicio de radio, fuera possible
obrlos).
S,'. MANACH (JORGE): Sefior Presidente y sefio-
res Delegados: La enmienda presentada por el se-
fior Aurelio Alvarez...
(Varios senores Delegados, jno so oye! ino se
oye!).
Si. GARCfA ActERO (SALVADOR): Yo queria pre-
gunta- lo siguiente: si por medio de la Presidencia se
podria hacer una consult a los sefiores MecAnicos
Electricistas, para saber si con rapidez se podria re-
solver el problema de la audici6n, porque la reali-
dad s que no se oye absolutamente nada...
SR. CORTINA (JOSE MANUEL): Es que, no enten-
demos media palabra de lo que se dice.
(Vqrias voices: Un receso hasta que se arregle).
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Es que la
Presidencia tampoco oye nada.
SR. DON (AR-URO) : Sefiores, que no se diga que
poioue no funciona el radio no puede celebrarse la
Asamblea. i Que haya Asamblea sin radio!
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : NO es pro-
blema del radio, sino de los micr6fonos interiores del
Capitolio.
SR. FERRARA (ORESTES): El orador podria acer-
carse a la Presidencia y nosotros, los Delegados,
acercarnos al orador; porque si este medio meca-
nico de un magna voz viniera a faltar, entonces la
Convenco6n no se podria reunir mis.
SR. MARTINEZ SAENZ (JOAQUIN): Pido, senior Pre-
dete. que se declare un receso.
Sn. PRESIDENT (M1RQUEZ STERLING): Ruego a
los s':-ores Delegados que hagan silencio, para enten-
derncs.
Los sefiores Delegados que est6n de acuerdo con lo
que propone el senior Martinez SAenz, se servirAn
levantar el brazo.
(La mayoria de los senores Delegados no lo hace).
Rechazado.
La Presidencio tiene la fajultad, por el Reglamen-
to, de Ter ella la que acuerde el receso. Ruego a
aos seflores Delegadcs que garden silencio, para que
uno solo pueda hablar y podamos entendernos. Ya
ha sido rechazado, pues, el receso propuesto por el
senior Martinez Saenz.
Tiene la palabra el senior Mafiach
SR. MARACH (JORGE): Sefior Presidente y seio-
res Delegados: El que habla ha observado que fre-
cuenten.ente, a esas horas de la madrugada, o de la
casi madrugada en que los Delegados, fatigados, aban-
donan sus papees y se quitan del ojal lo que el com-
pafier. Tchaso ha llmado admirablemente "la flor
negra de la garruleria", a esas horas, en que no
funciona el micr6fono, nos oimos perfectamente unos
a otros, por el solo hecho de que todo el mundo
guard silencio. Si nos hacemos este prop6sito, es-









4., DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


toy seguro de qie, a -pesar de la desventaja mec-
nica, prdremo.s entendernos.
El pr.cepto one' propone a la Convenci6n el De-
legado seioi Aurelio .Alvarez, tiene extraordinario
m6rito a mis ojos, y es el de su exceptional sobrie-
dad; rs sencillo: pero, en cambio, deja, sin previ-
sion alguna, dos asuntos de capital interns para la
naci6n: el primero es la necesidad de que se reco-
nozea y establezca de modo categ6rico, el derecho
eminente que el Estado tiene a supervisor la ense-
fianza privada. En alglin lugar del dictamen debe
consignarse ese precepto, para que no se pueda dar
el caso de qne, al amparo de una libertad excesiva,
surjan n medrel, en el imbito educativo de la na-
ci6n, institucioes pedag6gicas que se sustraen total-
mente a l.S norinma fundamentals que el Estado
debe dr.r y vigilar.
SR. A.LVAIEZ (AURELIO) : -Me permit una inte-
rrupei6n el sefii Mafiach, con la venia de la Presi-
dencia?
SR. TMANACH (-JORGE) : Con mucho gusto.
SR. ALVAREZ .(AURELIO): Pudiramos levar m6s
adelante la redaei6n del Art. 65 y en lugar de ter-
minarlo done dice: "La ensefianza official sera lai-
ca", ahadirle estas otras palabras:, "Los centros de
ensefianza privada..." (continia leyendo).
SR. MAFIACH (JORGE) : Lo siento much, pero tam-
],oco puedo aceptarlo.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Entouces la retire.
SR. MARACI (JORGE) : No la acepto .porque; de-
jando el precepto asi mutilado, se le daria al Estado
un powder absohluo de intervenci6n en la ensefianza
privada, sin eqiilibrar ese pcder del Estado, reco-
nociendo tambir n el derecho que determihadas ins-
tituciones tienen de impartir, en condiciones peda-
g6gicas adecuadas, l ensefianza religiosa que ten-
gan a hien impartir. Yo no soy Caballero de Col6n,
ni calambuco, y quiero salirle al paso.a la possible sos-
peelia de que el que habla esta hablando en nombre
de un principio dcgmitico. No hay tal cosa. Pe-
ro si creo, como cubano preocupado por los intereses
espirituales y morales en esta hora de crisis, que es
ahsol,+amente indispensable elevar a rango consti-
tucional el dereeho que las instituciones privadas
tienen de impartir la ensefianza religiosa. si tal les
place. Entiendo que.la ensefianza religicsa en las
escue!,as esti perennemente sometida al filo de una
espada de Damocles, de laicismuo absolute que se cier-
ne sobre esas institueiones.
Aqri mismo tenemos presentada una enmienda,
que ha de discutirse esta tarde, por la cual se pre-
tende que se generalice el laicismo en la ensefianza;
y es indispensable, sefiores, que de una vez y para
simple se les reconozca el derecho a las instituciones
pri.adas de educar a los hijos y a las families cu-
banas dentro del ambiente spiritual y moral que es-
tas tengan por convenient.
Por eso me opongo a la enmienda del senior Au-
relio Alvarez.
Sn. CAPABLANCA (RAMIRO) : Pido la palabra, se-
fior Presidente.


SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el senior Capablanca para informaci6n.
SR. CAPABLANCA (RAMIRO): Yo deseo hacer ma-
nifestaciores muy breves respect a este particular.
El fundamento que tuvo la mayoria de la Secci6n
de Familia y Cultura para redactar el precepto en
esta forma, fu6 el siguiente: La Constituci6n del
uno, no dice nada sbre si la ensefianza piiblica debia
de ser laica o no. Al consignar en este precepto,
de una manera expresa, qu-e la ensofianza official debe
ser laica. la Secci6n de Familia y Cultura estim6 que
debia tambien establecer ]a misma garantia para las
escuelas privadas on cuanto a la ensefianza religiosa,
porque al no decirse nada (n ]a Constituci6n del Uno,
y establecerse aqui expresamente en el precepto, del
Art. 65, que la ensefianza ofiial s-ra, laica, estim6 la
Secci6n que debia en este easo consignar tambien que
los centros de ensefianza privados, conservar6n el de-
recho de impartir l] ensefianza religious que deseen.
Este 1u6 el fundamento que tuvo la Secci6n de Fa-
milia y Cultura pail. redactar el precepto en ]a forma
que lo admiti6 tambien la Comisi6n Coordinadora.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se pone a
votaci6n la 'enmienda del sefio- Alvarer. Los que es-
ten conformes se servirin ponerse de pie.
SR. ALOMA (FRANCISCO) : Desearia que la Presi-
dencia crdenara qve se le volviera a dar lectura.
(El Oficial de Actas la lee).
Sn. PRESIDENT (M1RQUEZ STERLING) : Los sefiores
Dele-ados que esten de acuerdo se serviran ponerse
de pie.
(La mayoria de los seflores Delegados asi lo hace).
Reel azada.
Se va a dar lecture a la enmienda de la Sra. Alicia
Hernhandez.
(El Oficial de Actas lee nnevamente la enmienda).
SR. FERRARA (ORESTES) : Pido la palabra en con-
tra.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se va a
dar Jectura a otra enmienda mis radical firmada por
los seilores Marinello y otre,:
(El Oficial de Actas lee nuevamente la enmienda).
SRA. HERNANDEZ DE LA BARCA (ALICIA): Retiro
la mia para apoyar el Dictamen.
Si. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Retirada
]a enmienda de ]a sefiora Hernandez, tiene la pala-
bra a favor el senior Marinelio.
SR. NtPEZ PORTUONDO (EMIIO) : En contra.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el senior Portuondo por haber solicitado un
turno en contra.
SR. N'rPEZ PORT;ONDO (EMILIO): Sefiores Dele-
gados: De acuerdo con el Reglameite procede que
el primer turno sea a favor poir el seior Marinello.
Precisamente, he solicitado, en este caso m6s to-










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVNCION CNWIITUYENTE


davia, que se cumpla el Reglamentc, porque como la
enmienda no acierto a compr"nderla en su totalidad,
ni en tus extremes, para poder combatirla con co-
ziocimiento exact de causa, necesito que el senior
Marine.lo consume un turno a favcr. Como se tra-
ta de un precepto reglamentario de la Convenci6n,
solicit que lo aplique la Presidencia.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el senior Marinello por star de acuerdo en
este caso el senior Nfiiez Portuondo.
SR. MARINELLO (JUAN): .efior Presidente. y se-
fiores Delegados: ]a necesidad en que estamos de dar
termino a nuestra labor en tiempo brevisimo nos im-
pide la sustanciaei6n adecuada de cuestiones de tan-
to signififcado como las que incluye ]a Enmienda de
Uni6n Revolucionaria Com;'nista !l articulo 65 del
Dictajmen. Nuestra Enmienda planted, en frases muy
parcas, problems que merecen largo y cuidadoso es-
clareeimiento. Nosotros queremos deIjr establecidos
en la Constituci5n de la Repfiblica, de una maneia
cierta y eficaz, el laicismo,.la unificaci6n de la un-
sefianza y su vigilancia por parte del Estado.
Nuestra enmienda, sospecho yo, va a seer may en-
tendida por mis dt un Convencicnal. Ya en el seno
de la Seei6n de Familia y Cultura se levant un
p'ersistente recelo sobre el sentido verdadero de nues-
tro proposito. No falt6 plli quien expresase lo que
ha rep'etido aqui con demasiada frecuencia el se-
fior Ferrara, que se trataba de una iniciativa to-
talitaria. Pintoresca calificaci6n tratindose de una
simple reform demccritica, si es esencia de la de-
mocracia que todos los habitantes de una naci6n re-
ciban igual cultural y que 4sta sea la eultura me-
Jor...
:SR. MA1ACH (JORGE): 1Me permit una interrup-
ci6n ?
Sn. 31ARINFLL( (JUAN) : Con much gusto.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el senior ',afilach.
SR. MARACH (JoRoIE) : INo cree el senior Marine-
llo que lo esencial de la democracia es que, si una
gran )parte del pacblo cubano tiene convicciones ca-
t6licas y desea educar a sus hijos en ja moral cat6-
lica, pueda hacerlo sin qae el Estado intervenga pa-
ra mermarle esa liiertad?
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Puede con-
tinuar en el uso de la palabra el senior Marinello.
SR. MARINELLO (JUAN): A eso iremos enseguida,
senior Mafiach. So ha ade'antado Ud. demasiado.
Nuesetra enmienda abarca tres aspects; cuando en-
tremos er. la parte que oe refiere al laicismo contes-
taremcs su intercsante interrogaci6n. Pero desde
ahora, debo decirle al sefioi Mafiach que no tengo no-
ticias de que se haya hccho la comprobaci6n esta-
distica do esa mayoria cat6lica de que 61 habla. y
que, esta propia ASambla, profundamente piadosa,
-representaci6n genuina del pueblo de Cuba,- ha
invocado repetidamente la moral cristiana, pero no
ha i!egado todavia, quizi lleguemos a. ello, a invo-
car la. moral cat6lica...


Sigo 'liciendo que nuestra Enmienda es sencilla-
mente democr6tica. Queremos el laieismo, queremos
la enseiianza separeda de -u religioso, pero no quiere
ello decir, t4ngase (n cuenta de una vez por todas,
que ataquemos ninguna creencia. Ningfin Partido
ha mostrado en tsta Asanblea tanto respeto como
el nuestro por todos los eriterios y sentimientos. Lo
que ocurre, simplemente, es que damos a la creencia
el Ambito augusto que merece, situam)s lo religioso
en el espacio intimo al que no debe llegar ni la
sombra de una Intoleran'ia. Nada hemos cambiado
en este punto. V6ase como dice la Enmienda: "La
ensenanza religiosa podrA impartirse por todas las
sectos que deseen, en planteles independientes de
toda olra labor de docencia comfin". No queda
aqui agredida la religi6n- es su ensefianza la que se
canaliza Zle un modo adecuado, con todos los res-
petos, pero con todas las independencias. Con todas
las reverencias, pero con fijaci6n estricta de su sig-
nificado.
Si de antemano precisamos nuesrra postura es
.porque sabemos el pensamiento que esti pugnando
ya en miuchas mcntes de los que nos.oyen. Yo s-
que se dirA (quizA lo oigamos de boca del senior Nil-
fiez Portuondo) como se dijo en Ia Secei6n de Cul-
tura y Pamilia, que si el Estado ejerce vigilancia so-
bre teda la enseianza ,egfin se acepta en el Dic-
tamen, no hay inconvenieite alguno en que se ensefie
religion donde se quiera ni en que sean regidos por
I'.rl'ii-S religiosas colegios numerosos. Todo estar6,
se concluye, en que las lecciones de religion se pro-
duzean en distintos moments que. las t6cnicas que
el Estado fija y orienta. El argument seria va-
ledero si una religion fuese s61o una creencia, si una
religion no fuese adeins, actividad humana al fin,
una political. En este punto permitidme. senior Pre-
sidente y sefior.s Conveneionales, que Uni6n Reevo-
lucionaria 'Comunikta no habla por su boca. Ha ocu-
rrido, y ya es coincidencia feliz, que nuestro cri-
terin estA cristali'ado cabalmente en la obra del mis
ilustre. del m6s grande de los cubanos. De ahi que
nuestra Enmienda no sea sino concreci6n, -en el
seco estile constituciona!,- del pensamiento de Jos6
Marti.
FuB nuestro Libertador quien mejor supo distin-
guir lo que tiene una religion de cosa entrafiada, in-
tocable, sagrada, y lo que tiene de rapacidad delez-
nable. Nadie como 61 distingui6 un aspect del
otro. Fu6 l1 quien dijo: "las religiones, en lo que
tienen de durable y puro, son forms de la poesia
que el hombre presented fuera de la vida, son la
poesia del mundo venidero... por cso la religion
no muere, sino se clsancha y acrisola, se engrande-
ce y cxplica con !a verdadera naturaleza y tiende
a su estado definitive de colossal poesia. Y es el
mismo Marti, quien express: "las religiones todas
han naaido de ias mismas races, han adorado las
m;mna.s imagenes, han prosperado por las mismas
virtudes y se han corrompido por los mismos vicios".
Encendido en .u sinceridad permancnt6e, face
Marti la, ms en6rgica denuncia de la acci6n nociva
del ':atolicissmo. Uf dia dijo: "No hay satrapas
mils groiescos y efcarnecidos que los curas en, los
pueblos cat6licos". Y en otra oportunidad: "Lo










6 DIARIO DE SESIONES Di LA CONVENTION CONSTITUYENTE


degradante en el catolicismo -es el abuso que hacen
de su autoridad los jerarcas de la Iglesia y la con-
fusi6n en que mczclan a sabiendas los consejos ma-
liciosos de sus intereses y los mandates sencillos de
la fe. Sobre la acci6n especificamente political, desdi-
uhadamente political de la clerecia en tiempos pasa-
dos, dice: "los mercaderes de la dignidad,.Jos cl&-
rigos bambrientos... venian de Roma manchados
con un fausto inieuo, con todo,- vois \i.s de una oli-
garquia soberbia y con el comprqmiso.: inmoral de
ayudar contra su, vasallon 'y enemigos, mediante el
influjo de la fe, a los principeside quienes habian
recibido donaciones"'. Y esa.actitud political corrom-
pida y servil de edtar junto al podero'o no tiene pa-
ra Mar;t variant's a lo largo del tiempo. Hoy, co-
nm hace oeho srglos, -dice,-el que niega a retrac-
tar Ia Terdad qu. ve, y que la Iglesia acata donde
no puede vencerla, o tiene que ser vil y negar lo que
esth viendo, o en pago de haber levantado en una
di6cesis corrompida un temple sin mancha, es echa-
do al estercolero, sin agua bendita ni suelo sagra-
do para su cadaver.
Sobre la obra ?ducativa que podia esperarse de la
Iglesia son bien conocidas las palabras martinenses:
"La Iglesia no aprende historic, no aprende liber-
tad, no aprende economic political. 1C6mo podrA en-
sefiar lo que es incapaz de conocer! Podra decirse
que Unf6n Revolucionaria 'Comunista no tiene la sim-
,palia mas rendida por la ensefanza cat6lica; Cier-
to. Pero no se no.; podri acusar de haber dicho pa-
labras mis duras que las que.dijo nuestro Ap6stol in-
sobornable y justiciero. No queremos nosotros lo
que repudi6 Jos6 Marti. Eso es tcdo.

Acudiendo a lo m~ s concrete, a lo mas pertinente,
veamos qu6 ensefianza queria para la Repfblica nues-:
tro hombre miximo. De Marti son estos conceptss,
"Ni religion cat6lica hay derecho a ensefiar en las
escuelas ni religion anticat6]ica; o no es el honor'
virtud one cuenta entire las religiones, o la educa-
ci6n sera bastante religiosa con que sea honrada.
Ni es licito a un maestro ensefiar ccmo inica cier-
ta-una religion. Sea libre el espiritu del hombre".
Eso es, sefior Presidente y seiores Convencionales, lo
que quiere la enmienda de Uni6n Revclueionaria
Comunista: hacer libre el espiritu del hombre por
la no imposici6n de una creencia determinada. Co-
mo Marti: ni religion cat6lica ni religion anticat6-
lica...
SR. FERRARA (ORESTES): Pero la religion del
Estado...
SR. MARINELLO (JUAN) : Todo ]o contrario, se-
for Ferrara; al no querer imponer ninguna religion,
.mal podemos hacer obligatoria una religion official,
una religion del Estado. El senior Ferrara sigue
creyendo que nosotros estamos enfermos de estadola-
tria; es 41 quien esta enfermo de suspicacia libx-
ral... Muy pronto vera el senior Ferrara nuestro
verdadero pensamiento. Cuando en la Secci6n de
Familia y Cultura...
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING):. Deseo .ad-
vertirle al senior Marinello que le quedan dos mi-
nutos.


SR. GARCfA AGUERO (SALVADOR): Senior Presiden-
te: para pedir que se amplie el turno a diez minutes
mas.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Esth de
acuerdo la Asamblea en que se amplie el turno a
diez minutes mis?
(Seniales afirmativas).
Aprobado.
SR. MARINELLO (JUAN): Muchas gracias senior
President y sefiores Delegados. Decia yo que cuan-
do la cuesti6n que debatimcs ahora se planted en
el seno...
SR. MAiAACH (JORGE) : Sefior Presidente: Qu6
enmienda se esta discutiendo? Yo entendia que se
estaba discutiendo la de la sefiora Hernandez de
]a Barca, y el senior Marinello, en el curso de su
brillante peroraci6n, ha dicho "nuestra enmienda-
da"... Como yo tengo a la vista una enmienda
del Partido Uni6n Revolucionaria Ccmunista, que
generaliza el laicismo en toda la ensefianza, hay que
precisar la tesis, para que podamos entendernos.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): La Presi-
dencia desea aclarar que tiene raz6n el senior Ma-
iach porque la sefiora Hernhndez de la Barca re-
tir6 su enmienda.
SR. MARINELLO (JUAN): Retirada la de la sefio-
ra HernAndez de la Barca, estoy explicando y de-
fendiendo la enmienda de nuestro Partido.
RS. MANACH (JORGE): Yo tengo a la vista una
enmienda del Partido Comunista que abarca dos
concepts, ambos marcados, conventional o arbitra-
riamente, como articulo 8. E Es esa la Enmienda
que el senior Marinello esti sustentando?
SR. MARINELLO (JUAN): Estoy defendiendo, se-
fior Maiach, la enmienda adicional al articulo 65,
que obra en pcder de todos los sefiores Convencio-
nales. No me explico como puede haber confusion
en cosa tan clara.
SR. MA:ACH (JORGE): Entonces, es el voto par-
ticular de Uni6n Revolucionaria Comunista?
:SR. MARINELLO (JUAN): No es un voto parti-
cular es una Enmienda.
SR. MARACH (JORGE): Entonces quisiera aclarar-
le al senior Marinello que mi pregunta anterior esta-
ba basada en el case del Voto Particular que tengo
a la vista.
SR. GuAs INCLAN (RAFAEL): Sefior Presidente:
Para solicitar que se le d6 lectura nuevamente a
la Enmienda.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se le va a
dar lecture nuevamente a la Enmienda y ruego a
los sefiores Delegados escuchen con atenci6n, para
que no haya que volverla a leer.

(El Oficial de Actas la lee nuevamente).
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Continue
el senior Marinello.










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 7


SR. MARINELLO (JUAN): Decia yo, senior Presi-
dente y sefiores Delegados, al ser interrumpido por
el senior Mafiach, que nuestra enmienda, -citas nu-
merosas lo han probado, -cristalizaba exactamente
el pensamiento de Marti. Previsor siempre, genial
en su previsi6n, se adelanta Marti a su moment
precisando con asombradora penetraci6n la influen-
cia nociva de la ensefianza religiosa. Lo que mu-
chos pedagogos ilustres de nuestros dias estin de-
nunciando: que la obra educativa realizada por re-
ligiosos tifie de su sentido toda actividad de cul-
tura, lo sefial6 Marti en muchas oportunidades. Es
]o que ,ustenta en buena parte el extreme de la En-
mienda que defendemos.
Queremos en este punto, porque viene muy a pe-
lo, reiterar nuestra postura de respeto a todas ias
ereencias. Mas que respeto, hay aqui sefiores Con-
vencionales, estimaci6n admirativa del hombre que,
crey6ndose en posesi6n de la verdad, trata de infil-
'trarla en todo cuanto toca. Porque nosotros no
pensamos ahora en el also religioso ni en el creyen-
te tibio y vergonzante. 'Como un gran Santo de la
Iglesia Cat6lica, nosotros podiamos decir en jesta
oportunidad que lo important es que cada uno crea
con la fe que tenga... Pues bien, yo no puedo con-
cebir un creyente verdadero desaprovechando la
oportunidad de trasmitir lo que cree. Y la educa-
c16n, en todos sus grades, pero de modo especial en
sus pasos iniciales, tiene mil aspects en que el en-
foque de los problems el tratamiento de las cues-,
tiones esenciales, son susceptibles de una orientaci6nl
de tipo religioso. Es muy dificil que un maestro
cat611co que ensefie historic pueda tener a Lutero
como Libertador, como tambi6n lo es que para un pro-
fesor luterano sea un hereje abominable como expre-
sa a diario la Iglesia Catl6ica. Practicamente nin-
guna disciphna queda fuera de esta influencia; ni
las humanidades, que son razonamientos sobre la
actividad individual o colectiva del hombre, ni las
ciencias naturales, en que el criterio religioso tanto
desorienta y deforma.
De mi experiencia personal puedo decir que, de
nifio, oi mucnas veces a mis maestros religiosos, alu-
siones poco halagadoras de Jos6 Marti. tPara ellos,
espailoles y religiosos, -resentidos dos veces, por
el mambi y por el critic insobornable de la mala
political cat6lica,- nuestro hombre mejor era un
ente turbilento y delirante, desvaido en el pensa-
miento y desacertado en la acci6n political. Seguir sus
pr6d,icas significaba inclinaci6n peeaminosa y to-
iiarlo como guia un crime sin tamafio. Han pa-
sado algunos afios y me imagine que no sera mejor
la opin16n que hacen de nuestro Ap6stol los maes-
tros espafioles y religiosos de hoy. Por lo menos,
andan por ahi textos numerosos, que nadie denun-
cia ni sustituye, en que a la monstruosidad cienti-
fica se agrega la interpretaci6n cavernaria de los
hechos politicos mds recientes. El compaiiero Gar-
cia Agiiero tiene aqui sobre su escafio, alguno de
insuperable torpeza. Ya lo conoceri la Asamblea.

Probado como esta que la ensefianza confesional es
inaceptable en cuanto moldea a su inspiraci6n (o a
su interns) todo tipo de docencia, viene ahora la
oportunidad de decir la raz6n esencial de nuestra


postura DigAmosla, que asi se allanarA el acciden-
tado camino de este debate. Nuestra Enmienda tra-
baja, centralmente, por la unidad popular cubana
Algunos Convencionales han sonreido. Lo esperA-
bamos. Tambieu esperamcs convencerlos de la se-
riedad de nuestra aseveraci6n. Veamoslo.

Retrasa el progress de un pueblo y la just orga-
nizaci6n de su vida todo lo que establece divisions
internas disociadoras, de 6sas que haeen perder en
in pelea dom6stica eneonada y cerril, la energia ne-
cesaria al comfin mejoramiento. No se olvide que
el mundo no ha padecido disidencias mas crueles que
las que engendr6 la pugna religiosa. Sera obra hu-
mana y fecunda la que trahaje, en todo pueblo, por
apartar. la creencia de los conflicts interns, por
impedir que los hombres se dividan desde su nifiez
por la religion que profesan y por los colegioso que
han de ir por raz6n religiosa. En una sociedad
como lb; nuestra, tan dafiada por distinciones in-
humanas, hace obra suicide quien quiera distanciar
a los hombres por el lugar y el modo en que se edu-
quen. Nuestra Enmienda quiere el laicismo para
que todos los riiios cubanos se identifiquen en la
misma actitud frente a la cultural, sin impedir que
en sus casas, que en sus conciencias, rija una creen-
cia u otra o no riia ninguna; queremos enseianza
gobernada por el Estado para que a todos alcance
en media igual, en la mayor media, la posibilidad
de mejoramiento -intelectual y moral; queremos es-
cuela. unificada para que todos los nifios de Cuba
abran. su conciencia a Una igualdad de superaci6n
que -les afirme desde el inicio de la vida el mas pro-
fundo, .ei mris reeio, el mas verdadero sentimiento
democritico. Y queremos todo esto, para hacer a
nuestro pueblo un cauce do unidad por el que mar-
che.sin rencores ni resentimiento, hallando en el es-
fuerza coleetivo una |'II-''1. moral y ascendente..
SA.. HERNXNDEZ DE LA BARCA (ALICI) : Cuando
en el voto particular, ustedes se referian a.ensefian-
za unificada, es ajena toda la enseianza en manos
del Fstado, es decir: que no haya ninguna ensefian-
za privada ?
Sn. MARINELT.O (JUAN) : En modo alguno. Y en
seguida vamos a precisar este extreme de nuestra
enmienda. Es innegable que existed en este purno
una confusi6n lamentable en la Convenci6n. Bien
se advirti6 en la Seeci6n de Cultura y Familia. Tam-
bi6n all? algunos Delegados, como ahora la sefiora
Hernandez, imaginaron que nosotros, al defender
]a unificaoi6n de ]a ensefianza y su vigilancia por el
Estado, estibamos por la escuela 6nica y preten-
diamos, en consecuencia, el cierre inmediato de los
planteles privados. Aqui actfia esa sospecha de to-
talitarismo que vive en la mente del senior Ferrara;
se olvida que s61o queremos lograr una conquista de-
mierata; es deeir, que cada ciudadano tenga la mis-
ma posibilidad de formaci6n cultural en cualquier
plantel, privado o pfiblico, a que asista. Precise-
mos las cosas: queremos que la ensefianza sea, por
ceclaraci6n constitutional, una funci6n pfiblica y
que, por serlo, ninguna actividad educational pue-
da quedar fuera de la vigilancia y la orientaci6n del
Estado cubano. (Nuestra Enmienda adicional al
articulo 58 lo express cabalmente). Y ello puede lo-










8 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


grarse, debe lograrse, manteniendo los actuales cole-
gios de ensefianza privada. Pretender esto, no es
totalitarismo.. Prueba al canto: tengo en la mano
el libro, muy conocido, del pedagogo alemin Erich
Witte, que es para el senior Nifiiez Portuondo un
Bolchevique inveterado; pues bien, en este libro se
afirma lo siguiente: "los norteamericapnos tienen
establecida la escuela finica social y laica". Y tam-
bien: "'Gracias a ia escuela bisica y primaria supe-
rior, en la cual no se da ensefianza confesional y re-
ligiosa, se ha hecho possible en los Estados Unidos la
fusion de los mis diversos elements en un conjun-
to arm6nico, resuitado que en Alemania es todavia
impossible de imaginar". Vease como queremos la
ensefianza unificada (no la escuela lnica), como la
tiene los Estados Unidcs, como democracia y como
unidad popular...
SR. MARTINEZ SAENZ (JoAQUIN) : Eu los Estados
Unidos es, precisamente, donde no existed, porque
son los Mumcipios los que mantienen la enselaanza.
La ConstituciOn de los Estados Unidos no permit
la acci6n federal sobre cosas que no estAn incluidas
en su Constitucio'n, y el c stado respeta la autono-
mia municipal.
SR. MARINELLO (JUAN): 6 Me perdona el senior
Martinez Saenz que le diga que sure un error de
apreciaci6n La escuela unica en sentido estricto
claro estiA que no puede producirse sino por una
transformaci6n de tipo socialista. S61o en la Union
Sovietica puede existir. Pretenderla en Cuba y en
este moment seria absurdo y muy lejos de nuer~ra
intention. Lo que nosotros queremos senior Marti-
nez yienz, es lo logrado en los Estados Unidos, es
decir, una real unidad de posibilidades docentes,
presidida y regida por la acc16n estatai. El mismo
pedagogo a que aludiamos antes, Witte, entiende por
escuela unifica da etipo de ensefianza que reune a
los nifios y a las nifas en una escueia basica comun,
que pueda dar a cada uno instrucci6n a.ustada a sus
aptitudes, inclinacion y profesi6n futuras, sin tener
en consideiaci6n creencias reugiosas, distinci6n de
sexos ni posici6n econ6mica familiar. Ha de ccnve-
mr conmiLo el senior Martinez Sdenz que esto, en t6r-
minos generals, estk logrado en los Estadcs Uni-
dos y esta muy lejos de lograrse en Cuba.
SR. FERRARA (ORESTES): Eso no tiene nada que
ver con la enmienda de S. S.
SR. DORTA DUQUE (MANUEL): Yo puedo afirmar
a S. S. que en la escuela privada americana no se
impone la ensefianza laica, y que en la gran demo-
cracia norteamericana hay un profundo respeto para
la ensefianza religiosa en las escuelas privadas.
SR. MARINELLO (JUAN) : Respeto que se consigna
en nuestra enmienda, del modo en que debe enten-
derse una democracia eficaz. Y quiero precisar al
hoor Ferrara, nuevamente, el alcance -exacto de nues-
tra intenci6n. Cuando no se habla de escuela ini-
-a sino de escuela unificada, estas eecuelas...
SR. FERRARA (ORESTES): S. S. habla de nifios y
yo hablo de ciudadanos tambi6n.


Secci6n de Familia y Cultura, aunque, naturalmen-
te, lo que pretendemos tiene el mis amplio signifi-
cado y abarca todo el case colectivo, pero no para
someterlo al imperio sectario de la escueia social
o un partido politico sino para realizar en este pun-
to ]a democracia. Lo que proponemos ha de estar de,
acuerdo, por fuerza, con lo que disponen otros ar-
ticulos de la 'Constituci6n, los que establecen los li-
neamientos esenciales de nuestra organizaci6n na-
cional. En los primeros articulos de la Constituci6n
que discutimos se proclama el sentido igualitario de
nuestra organizaei6n political y nosotros, en lo do-
cente, no vemos otro modo de lograr esa igualdad
que por la vigilancia estricta del Estado aseguran-
do a cada ciudadano la mejor posibilidad de cultural.
Ya sabemos que hay en esta Asamblea muy dis-
tintos modos de entender la democracia. Para mu-
chos es un modo de realizar lib6rrimamente lo que
Mos venga en ganas, no importa si con ello mante-
nemos en opresi6n e ignorancia a la colectividad
de que formamos parte. No faltan pseudo-pedagogos
servidores de esa peregrina democracia que llegan a
afirmar que cada ciudaadno tiene el derecho natural
de enviar a sus hijos a la escuela que le parezca
bien. Alguien contestaba a esta afirmaci6n con mag-
nifica elocuencia: C6mo puede llamarse derecho
natural al que s61o puede ejercer un pequefio grupo
de individuos, los provistos econ6micamente?
Si se trata de un derecho natural, de una garantia
democrAtica, entonces habria que asegurar a todo
ciudadano, lo mismo al rico que al pobre, el ejerci-
cio de ese derecho y, es lo cierto, que las escuelas me-
jor pertrechadas, dotadas de grandes laboratories, de
nutridas bibliotecas, no se franquean a los hijos de
los proletarios y much menos a los hijos de los ne-
gros. Cuando una Constituei6n establece la genera'i-
dad de un derecho o de un deber lo establece ex-
presa en6rgicamente. Cuando nosotros hemos acoi-
dado que tcdo ciudadano defienda la patria con las
armas no hemos decidido que al pobre se entregue
un rifle distinto del que se da al rico. Puede esco-
gerse en material de escuela porque alii cada uno quie-
re defender un interns particular, el poderoso quiere
entregar al hijo posibilidades de triunfo sobre la
gran masa desvalida e ignorante; en caso de gue-
rra, el hombre de la masa es el que defiende el in-
*ter6s del poderoso: no se le propici6 en la paz la
mejor escuela, pero se entrega en la guerra el rifle
mis eficaz...
SR. FERRARA (ORESTES): El regimiento domina
la mentalidad de ustedes.
SR. MARINELLO (JUAN): No nos domina el regi-
miento, sefior Ferrara, nos domina la raz6n. Yo
quiero preguntar al senior Ferrara c6mo, cuando se
trata de ir a una guerra, casi siempre injusta, se
opone 61 a toda distinci6n, a toda limitaci6n; en-
tonces el seofor Ferrara es plenamente totalitario.
APor qu6 renuncia el senior Ferrara a esa proyec-
ci6n general, -que 61 llama totalitaria y no lo es,-
cuando se trata de armar al ciudadano para esa otra
guerra nobilisima que es la guerra a la ignorancia?


SR. MARINELLO (JUAN): Yo hablo, claro esta, de SR. PRESIDENT (MAkRQUEZ STERLING): Le queda
educandos. Estamos discutiendo problems de la un minute senior Marinello...










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENT. 0


SR. ANDREU (Jos, R.): IMe permit una inte-
rrupci6n '
SR. MARINELLO (JUAN): Acepto la interrupei6n
del senior Andreu siempre que los minutes que va a
utilizar no se me abonen en cuenta...
SR. ANDREU (JOSE R.): Para que no quede flo-
tando en el ambiente la afirmaci6n que ha hecho, de
que -en los Estados Unidos ce practice o se mantiene
la escuela unificada, voy a leer. ea un minute el
fallo de la Corte Suprema de los Estados Unidos de
feeha 1 de Julio de 1925:
"La teoria fundamental... (Lee).
SR. MARINELLO (JUAN): Lo cual es cierto y no
est6 peleado con la vigilancia generica que ejerce el
Estado norteanmericano sobre la docencia, vigilan-
cia que asegura la escuela sin distinciones religiosas
ni de sexo y en que los nilics y ninas de cualquier
posici6n social pueden adquirir los mismos elements
de cultural. En cuanto a la libertad religiosa que
alli se defiende, no queremos nosotros para Cuba
cosa distinta de lo que ocurre en los Estados Uni-
dos. No intentamos saltos en el vacio; queremos po-
nernos al paso de paises que han vivido, que estan
viviendo, etapas doeentes correspondientes a un ca-
pitalismo mas desarrollado que el nuestro. Ya se
ve que nos parece buen model el de los Estados
Unidos.
Pero v'mos que el tiempo nos falta. Tendremos
que concretar arguments importances de un modo
tan violento que duuaamos ce su exacLa interpre-
tacl6n. \o queremos terminal nuestra lnterveneion
sin expresar ilasLa que punto ha inliuido en nuestro
eriterio un proulema especilicamente cuoano, el de
la raza. Los autores que se nan preocupaao seria-
mente de las cuestiunes educacionaies que anora nos
ocupan nan reconocmo como el mas alto ueneiicio
de la escuela unilacada el logro de una unidad ral-
gal en el pueblo, de una convivencia entire todos los
elementos que integran una coiectividad que, a to lar-
go de Ja vida, acorta distancias y prcpi~la entendi-
mientos fecunuos.
En otros pueblos de la tierra Sr. President y Sres.
Dejegados, los nihos esiAn divididcs radcalmente por
la posic,6n econ6mica de sus padres, estan distnmgui-
dos por el grupo religioso, a que perteniecen. En Cuba
ex.sten esas distinciones pero, ademis, la que ios apar-
ta por el coior de la piel. for ello, en 'Cuba una
escuela como la que propone Union Revoluclonana
Comunista es mIs necesaria que en parte alguna y
significa un impulso vigorosisimo para nuestro pro-
greso verdadero. Yo lamento que el tempo no per-
nita el buceo denunciador en tristes realidades nues-
tras. Las conocen los sefiores Deiegados. Siendo
el prejuicio racial cancer poderoso y extendido en
la sociedad cubana, sus etectos han de vertirse an
el campo de la educaci6n; much mis si, como ocu-
ire, las capas negras del pais pertenecen a esos sec-
tores desvalidos de la sociedad a los que se nieg,, ese
peregrino "derecho natural" de que hablan los par-
tidarios de las escuelas privilegiadas.
Estamos mIs divididos que pueblo alguno; nece-
sitamos factors de unidad mis activos y poderosos


que ninguna naei6n. Dia llegar6, desdichadamente
en que Ics fermentos disociadores que impiden nues-
tro advance popular se conjuren violentamente contra
el orden juridico que aqui queremos realizar. En-
tonces, el lamento sera in6til, ademis de cobarde.
Por ello, es el mas important de nuestros deberes
trabajar desde aqui por una unidad que s6lo puede
existir cuando se extirpa el privilegio. Eso preten-
de nuestra enmienda: acabar con el p.rivilegio en
la educaci6n y la cultural, hacer al pueblo duefio
efectivo de sus vias superadoras, ofrecer a todos una
misma escuela y un mismo maestro. Es el finico
modo de que todos, pobres y ricos, hombres y muje-
res, blancos y negros, tengan una misma naci6n.
SR. DIHIGO (MARIO E.): Para una aclaraci6n.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el senior Dihigo.
SR. DIHIGO (Josi R.): Me interesaba, Dr. Mari-
nello, precisar un concept que se ha lanzado en su
peroraci6n.
El habla de las diferentes armas que se le podian
dar a los ciudadanos para defender a la patria, y
dentro del ej6rcito, diferentes classes de rifles, es de-
cir, unos mejores que otros.
Tai parece como que se sienta aqui que la ense-
fianza privada represent una ventaja, una ense-
nanza mejor que la que se imparte por el Estado;
es decir, un privilegio que tienen los que pueden
pagar esa ensenanza, y que no tienen los que no pue-
cen pagarla y van a la escuela pdblica.

Personalmente me encuentro en este caso: Tengo
suricientes medios para pagar la ensenanza, los ne
icnico en la epoca en que a esto tenia que tender,
para pagar la ensenanza de mis nijos -en un coiegio
privauo; pero creo que no supera en general nada
ta ensenauza en un coieglo privado, a la ensenanza
en ia escueia publea. I sigalenao esta manera de
pensar, he maniuaao a mis nijos a la escuela puoll-
ca aunque poula naoerios manuado a una escuela
privaa, por career que no les daoa ninguna case de
ventaja.
SR. MARINELLO (JUAN): jM.e permit la Presi-
dencia para .contestar esta aciaraciont
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Tiene la
paiabra el senor Marnello.
SR. MARINELLO (JUAN): Brevisimamente, para ex-
presar al senor Dihigo cuanto me satisiace su acti-
tud, prorlunamente simpatica al que nabia. Vea-
mos 1o central de sus palaoras. Fuede darse el
caso, en etecto, de que la escuela privada no sea
mejcr que la piblica. Si esto ocurre, es un argu-
mento a flavor ae nuestra tesis: no deoe existir en el
luturo la escuela privada. Y si, como ocurre fre-
cuentemente, existen escuelas privadas con elemen-
tos .econ6micos que les permiten museos, bibliotecas,
laboratories, es decir, dispensar la mejor docencia,
y en esas escuelas no se da entrada a ese element
esencial de nuestra naci6n que es el negro; enton-
ces, debe la acci6n del Estado forzar, por cualquier
medio, a que el negro y el blanco de cualquier po-










10 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


sici6n tengan entrada en esas escuelas y que la en-
seianza en ellas se produzca con la misma orienta-
ci6n que en las escuelas pfiblicas. No indico la so-
luci6n integral; estoy sefialando lo que es indispen-
sable, forzoso, en la etapa que estamos viviendo y
para la cual ha de regir la Constituci6n que ahora re-
dactamos. El senior Dihigo, lo sabemos, estA en
el fondo, de acuerdo con nuestra postura.
SR. DIHIGO (MARIO E.): Pero no habra discrimi-
naci6n racial en el future.
SR. iMARINELLO (JUAN) : No la habra si todos co-
laboramos, en la forma que dice nuestra enmienda,
para extirparla.
Sn. NIREZ PORTUONDO (EMILIO): Pido la pala-
bra en contra de la enmienda del Partido Uni6n
Revolucionaria Comunista.
SR. PRESIDENT (2AIRQUEZ STERLING): Tiene la
palabra en contra el Dr. Nfifez Portuondo.
SR. Ni\BEZ PORTUONDO (EMILIO): Sefior Presi-
dente y sefiores Delegados: Para pedir a la Conven-
ci6n Constituyente que rechace la enmienda sobre
esta material que ha presentado el Partido Uni6n Re-
volucionaria 'Comunista.
El senior Marinello con su gran talent y extra-
ordinaria elocuencia para no encontrarse s6lo nos
ha traido en el dia de hoy a dos autoridades para
apoyar su tesis, una, el autor alemin Erich Witte, y
otra, al Ap6stol de nuestra Independencia, Jose Mar-
ti. Es decir, ha reiterado en esta oportunidad el
mismo procedimiento que utilize, cuando discutia-
mos el problema de los hijos ilegitimos, en la que
ncs cit6 como a un autor de extraordinario valer
intellectual y de una universalidad por todos acep-
tada a Morgan, que mAs tarde, result que describe
sobre prehistoria. Por ese antecedente es por lo que
me permit indicar a la Convenci6n que no se deje
convener con esas citas sin realizar una compro-
baci6n de los antecedentes del autor, que he de hacer
para facilitar la labor de los sefiores Delegados.
SR. MARINELLO (JUAN): Lo que quiere entonces
el senior Nfifiez Portuondo ,s que la Convenci6n cie-
rre los oidos a la exhortaci6n de Marti?
Sn. NI\iEZ PORiTUONDo (EMILIO): Despugs me re-
ferir6 a ese aspect de las palabras de Marti. As-
piro, sefiores Delegados, a que no se dejen conven-
cer con facilidad, y a que ni siquiera admitan por
vilidas las citas, ya que de acuerdo con la Pedago-
gia modern, el senior Witte carece de importancia.
Puedo agregar que el libro citado no es .escrito so-
lamente por el citado seior Witte; y para la me-
jor informaci6n de la Convenci6n debo afirmar que
es un marxista disfrazado de liberal como voy a de-
mostrar cumplidamente.
El libro citado y leido por el senior Marinello in-
titulado La Escuela Unica, fu6 editado en el afio
1933 por la Colecci6n Labor. Aparece con el nom-
bre de dos de sus autores en su primera pAgina;
Witte, alemin, y, Everardo Backheuser, que es de
nacionalidad austriaca; pero si examinamos todo el
libro, nos encontramos con la sorpresa de que tiene
otro colaborador insigne, que desde luego, ya clasi-


fica al libro, pues en su iltimo capitulo se habla
finicamente de la Escuela en Rusia por .el Camara-
da Lunatcharki, ex Comisario de Educaci6n de la
Rusia Sovi6tica.
SR. MARINELLO (JUAN): Me permit una inte-
rrupci6n el senior Nifiez, con la venia de la Presi-
dencia l
'SR. N1NEZ POITUONDO (EMILIO) : Cop much gus-
to.
:SR MARINELLO (JUAN) : Para decir al senior Nu-
iiez Portuondo que como se trata de un libro que
quiere mostrar al dia la situaci6n del problema, tie-
ne que referirse a la Uni6n Sovi6tica, que no creo
que est6 fuera del Mundo aunque algunos lo qui-
sieran como el senior Nififez Portuondo.
ISR. NUNEZ PORTUONDO (EMILTO) : No es proble-
ma que me interest que ]a Rusia Sovi6tica este o
no fuera del mundo, aunque luego me referir6 a ello.
En ese libro de Witte y sus colaboradores ya cita-
dos, se habla de la Escuela Unica como una cosa de
extraordinaria importancia, lo que ya demuestra su
deficiencia en el aspect pedag6gico, pero donde mis
podemos observer la candidez de su autor, por no
calificarlo de otra manera, es cuando leamos los si-
guientes pirrafos que darin a los sefiores Conven-
cionales una idea exacta de lo que pueda valer to-
marlo en consideraci6n. Dice Witte en su libro ha-
blando de ]a Alemania de la actualidad: "Alemania
es ya un Estado juridico, no un estado militarista"
(pfgina 129). "Alemania renunci6 ya a la guerra
de revancha y conquista; su ensefianza estA anima-
da del espiritu de la paz international". (Pigina
142). Un autor que hace esas afirmaciones tan pe-
regrinas y ajenas a la verdad es la maxima autori-
dad que nos trae aqui el senior Marinello para de-
fender la Eseuela Unica, con objeto de que la Con-
venci6n Constituyente de la Repfiblica de Cuba, la
acepte, despu6s del especticulo desolador ofreeido
por esa pacifica Alemania que arrasa tierras libres
y hace desaparecer nacionalidades que siempre han
merecido el respeto y la admiraci6n de todos los hom-
bres de bien que pueblan el planet. Esto es lo
que se pretend implantar en nuestra Patria.
SR. VILAR ('CPSAR): El senior Nufifez Portuondo
se esti refiriendo al libro de Witte y a la escuela
unificada de Alemania; yo estoy de acuerdo con
eso; pero lo important es que se refiera a lo que
es mas cubano; a Marti.
SR. NR-NEZ PORTUONDO (EMILIO): Descartado por
la propia representaci6n del Partido Comunista
como autoridad digna de Eer tomada en considera-
ci6n en este caso al senior Witte, voy ahora a tratar
con todo el respeto debido a las frases escrtas por
el Ap6stol Marti, que aqui han sido leidas.
Marti escribi6, cuando existia la religion official
en el Estado, y como argument politico afirm6 que
debia impedirse que fuera la fnica ensefianza ce-
ligi(;.a en Cuba. que era entonces Colonia de Es-
pafia, pero Marti, que era todo amor a la libertad,
que era todo tolerancia, no hubiese escrito esas fra-
ses, ni siquiera habria abordado ese problema en
estos molnentos en que precisamente poaemos en










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE II


pre6tica su pensamiento; una ensefianza laica del
Estado y un respeto absolute para que en las ea:ue-
las privadas cada cual pueda ensefiar en la fornma
que estime convenient la leligi6n y la ciencia ba-
jo la supervision del Estado.
SR. tOCA (BLAS): Es para aclarar un concep-
to hist6rico sobre este problema; sucede que Marti
escribi6 las palabras a que se ha dado lectura ha-
blando sobre el Padre Macklin en los Estados 'Uni-
dos, y sobre la Religi6n Cat6lica en un Estado don-
de habia absolute libertad de religions aunque no
habia religion del Estado.
SR. NtITEZ PORTUONDO (EMILIO): Esto no tiene
nada que ver con mi interpretaci6n de sus palabras.
SR. ROCA (BLAS) : Es que como usted se refiere
a que Marti escribi6 ese trabajo porque habia enton-
ces religion official del Estado, es verdad que el Apos-
tol tomando en cuenta ademas, que el Papa bendijo;
a las tropas espafiolas que vinieron a luchar en con-
tra de la Independencia de Cuba, y que era la re-
ligi6n cat6lica la que aqui hacia persegmir a los
patriots que luchaban por la Independencia ?n
nombre de Dios y de la bendici6n papal.
ISR. N5NEz 'PORTUONDO (EMILIO): Lamento se-
for Roca que ]a cita que hace Su Sefioria sea un
tanto err6nea, en el sentido de que dice que Su San-
tidad el Papa bendijo a las tropas espafiolas que
venian a Cuba, pues Su Santidad estaba en Roma y
las tropas salian de Espafia. Pero es que este pro-
blema no guard relaci6n con el asunto que debati-
mos.
,La aetitud que haya podido tomar algin represen-
!ativo de la Iglesia Cat6lica en relaci6n con un pro-
blema politico no tiene ninguna importancia para
examiner el aspect de la ensefianza privada en Cu-
ba. Lo que si es un hecho evidence e indiscutible,
que en lugar de tratar, como decia el senior Mari-
nello, de evitar una guerra religiosa en 'Cuba por
ese esoirittj ie intolerancia de la 'representaci6n
comunista se va a producer, pues lo que se pretend
es impedir por todos los medios que los padres pue-
dan educar a sus hijos de acuerdo con sus creencias
religiosas, y esto si me parece grave.
El problema en la form en que se ha planteado
por el se-ior Marinello significa un retroeeso en la
pedagogia modern. La Escuela Unica se ha pues-
to en praetica en Francia y en Alemania y ha sido
totalmente deseartada. La Escuela laica misma ha
sido suprimida en esos pueblos, y hoy existed en mu-
chos paises la ensefianza religiosa en las escuelas ofi-
ciales.
La Escuela Unica no existe ni siquiera en todo
su vigor en la Rusia Sovi6tica. Pero el resultado
que en ella ofreci6 voy a exponerselo a la Conven-
ci6n, no con palabras mias, que desde luego, pueden
suponerse, como decia el senior Marinelae al atribuir-
me que era deseo mic que el Estado Sovietico des-
apareciera de la tierra --uando la verdad es que
dentro de mi criterio es la mejor propaganda para
la democracia, pues estableciendo la comparaci6n
cada dia me siento mas dem6erata y partidario de la
libertad apasionadas o exageradas.


SR. MARINELLO (JUAN) : La escuela unificada ha
sido descartada en Alemania por Hitler, lo que es
completamente natural...
SR. CAPABLANCA (RAMIRO): Deseo plantear una
cuesti6n de orden a la Presidencia: Que se permit
al sefior Nfiiez Portuondo que continue en el uso d:
la palabra...
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): La Presi
dencia ha sido lamada al orden por el senior Capa-
blanca. Ruego, pues, a los sefiores De'egados 'iu.
no interrumpan al orador.
SR. NfNEZ PORTUONDO (EMIIO) : La viuda de
Lenin en el peri6dico comunista Komunistitches-
Koie Prosvachtennie (25 de :Septiembre de 1931) di-
ce lo siguiente: "Nuestro fragil edificio de la ili'-
trucci6n pfblica cae pulverizado, los profesores ham-
brientos, mezquina y contadas veces pagados, de,'r-
tan en masa". El mismo diario en el n6mero dp
4 de Octabre de 1931 dice con m.elancolia, despiwl.
le enumerar una larga lista de escuelas que no ban
recibido ni un solo libro: "Podria alargarse esta
lista 1pero para qu6? El mismo peri6dico (lo: de
Septiembre de 1931) dice que "el nfimero de alum-
nos desciende en proporciones catastr6ficas y ape-
nas alcanza el diez por ciento de la cifra prevista".
La Krasnaia Gazetta .(2 de Octubre de 1931 hace
constar que do noventa mil niios de las Escuelas Uni-
eas de Rusia la mitad no reciben en ella el menor
alimento y oue van en pleno invierno en harapos y
calzando roidas alpargatas". La misma publicaci6n
afirma que la mayoria de las escuelas de Lennin-
grado stfin cerradas y que los nifios han sido lle-
vados a las fAbricas donde trabajan rudamente.
En la Conferencia Pedag6gica celebrada en 1931
en Leninsrado se decia en un informed que "*en la
Zamaria Truda se hace traba'ar durante diez meses
al anio a mil doscientos niios de diez a doce afios".
Debo advertir que todo esto suede cuando levaban
mas de diez afios de Eseuela Unica.
Ahora yo pregunto, Sr. President y Sres. Delega-
dos: I Si ]a cita es de la Viuda. de Lenin, si la toma-
mos de peri6dicos oficiales de la Rusia Sovi6tica,
done sc declara en forma terminante el fracaso de
la Escuela Unica en Rusia Sovi6tica, hay algfin mo-
tivo parn que ]a Convenci6n Constituyente ponga en
pr6ctiea la idea del Partido TTni6n Revolucionaria
Comunista ?
SR. MARACH (JORGE) : Pido la palabra para una
interrupci6n, con la venia tambi6n de la Presidencia.
SR. PRESIDENT (M1RQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el senior Mafiach.
SR. MARACH (JORGE) : Me mueve a hacer la in-
terrupci6n, eli hecho de que veo que los bancos co-
munistas esgrimen la memorial venerable de Marti
a favor de su tesis; y queria decir s6lo dos ccsas:
en primer termino, que aqui no se -esta tratando de
establecer el derecho de la Iglesia Cat6lica en par-
ticular a la ensefianza privada: se esta establecien-
do el derecho de las escuelas privadas a impartir en-
sefianza religiosa de cualquier indole o'confesi6n. Y
creo, como modesto conocedor que soy de la obra y










12 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


del pensamiento de Marti, que le seria niuy dificil
al senior Marinello, o a cualquier otro correligibna-
rio suyo, el mostrar que el pensamiento y la'vida de.
Marti no *estin regidos por un sentimiento religio-i
so, profundamente religioso. No, hay sino cI Insul-
tar tanta pagina, tanto verso sencillo de Marti enn
que alude a la inmortalidad del alma, y c6mo sobre
ese concept eminentemente religioso...
SR. ROCA (BLAS): Pido la palabra para alusio-
nes personales, senior Presidente.
SR. NU1NEZ PORTUONDO (EMILIo) : Si se esti ha-1
blando de Marti, senior Roca.
(Grandes risas en el hemiciclo).
SR. RoCA (BLAs) : Es que se ha diaho por el se-'
for Mafiach que seria ihuy dificil para cualquier
delegado de Uni6n Revolucionaria Comunista pro-
bar esto y al referirse el senior Mafiach a los DeF-
gados de Uni6n Revolucionaria Comunista, me sent
aludido por el senior Mafiach, gran conocedor de la s
obras de Marti...
SR. PRESIDENT (MARQUE STERLING). Las'alusio-
nes se contestan, sefior Roca, despuks de terminado
el debate cuando a juicio de la Presidencia han oeu-
rrido. En este caso la Presidencia no encuentra
que ninguno de los sefiores Delegados comunistas
haya sido aludido.
Continue en su interrupci6n el senior Mafiach, ha-
ciendole present que le queda un minute.
SR. MARACH (JORGE) : Queria aiiadir esto otro:
Yo no cedo a nadie, absolutamente a nadie, y creo
qu.e lo tengo demostrado en mi obra escrita, en ve-
neraci6n por ]a vida y el pensamiento de Marti;
pero creo tambi6n que se nos esta queriendo abru-
mar aqui, a fuerza de citas hist6ricas, nerdiendo de
vista el hecho de one toda actitud hist6rica, es condi-
eional, relative. Las cosas se contemplan en un mo-
mento dado, dentro de un panorama que circun-
da a cada hombre, y es necesario juzgar las opinio-
nes de ese hombre, teniendo en cuenta las circuns-
tancias universales, la vida cultural en que esos hom-
bres se hayan desenvuelto.
SR. GARCfA AGUERO (SALVADOR) : Me permit una
aclarasi6n la Presidencia?
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : El senior
Garcia Agiiero tiene la palabra para una aclara-
ci6n.
SR. GARCfA AGUERO (SALVADOR) : Yo quiero, de-
jando aparte el lamentable sentido matemhtico del
Dr. Ferrara que multiplica arbitrariamente los mi-
nutos de mi intervenci6n, quiero, s6lo responder con
una aclaraci6n a lo que acaba de decir el senior Ma-
fiach. directamente enfocando sobre los Delegados
de este Partido Comunista...
SR. MANACH (JORGE): El senior Agiiero dice lo
que acaba de decir el senior Mafiach". y el senior Ma-
fiach no ha acabado de decir nada, porque no le
permitieron acabar.
SR. GARCfA AGUIERO (SALVADOR) : No ha acabado
de decirlo, pero acaba de decir lo que no puedo aca-


bar; eso que queda inconcluso, pero que tiene, co-
mo'todo lo que dice el senior Mafiach, un perfect
sentido de unidad, de sind6resis, quiero responder
con esta simple observaci6n; porque el senior Ma-
fiach decia que seria absolutamente impossible que
,cualquiera de estos Delegados sostu'iese lo que se
,.dio aqui sobre el criterio de Marti en cuanto a la
religion. Yo queria, sencillamente, afirmarle al se-
nfor Mafiach que no es impossible que Marti tuviese
criterio religioso; pero que es absolutamente claro y
exacto, el sentido con que este hombre hablando en
cierta ocasi6n de las actividades de la Iglesia cat6-
lica, con palabras que esta tarde textualmente repe-
tiria, censuraba "el crecimiento en proporciones
enormes de la fuerza de la Iglesia, por la complici-
dad y el servicio de las camarillas political y por el
temor a las aspiraciones de las masas de obreros".
Fu6 Marti, senior Mailach (y estamos citando pa-
labras textuales) quien conden6 "la ambici6n y los
m6todcs del Clero de Roma" y "el poder de la Igle-
sia sobre ]as cases lanas, como el valladar mis fir-
me a sus demands de mejora y el mas seguro mam-
puesto de la fortune de los ricos".
Fud 4T quien asegur6 que "el Cristianismo habia
muerto 'a manos del Catolicismo" y consider nece-
sario aislar a Cristo, para hacerle justicia, de "la
forma grosera .en que la ambici6n de Ics p6steros
convirti6 su doctrine".
Fu6 Marti, sefiores, quien, enjuiciando este Ca-
tolicismo que aqui defiende hoy el senior Mafiach, lo
llam6, "esa Doctrina funesta que en el instant de
la victoria vende a la Patria, y en los dias de la
humillaci6n la divide, la detiene y la ensangrienta".
Asi aers6 Marti, de antipatri6tica a la doctrine Ca-
t6lica; y si estuviese aqui esta tarde, seguramente
repetiria estas palabras de indignaci6n y de aviso:
"'Todavia se agitan a la sombra de la libertad que
daiian; conspiran contra ]a libertad en -el seno de
ella; hieren a quien los protege".
Fue el mismo Marti quien al comentar en una
cr6nica la excomuni6n lanzada contra el padre Mac
Glynn por el pecado de defender a los pobres con-
tra sus expoliadores, escribi6 estas palabras conde-
natorias: Con que el que sirve a la libertad no
puede servir a ]a Iglesia? PCon que hoy, como ha-
ce ocho siglos, el que se niega a retractar la ver-
dad que ve (y que la Iglesia acata donde no puede
vencerla) o tiene. que ser vil y near lo que esta
viendo, o en pago de haber levantado en una di6cesis
corrompida un temple sin mancha, es echado al es-
tercolero, sin agua bendita ni suelo sagrado para
su cadaver? Con que la Iglesia se vuelve contra
los pobres que la sustentan y los sacerdotes que es-
tudian sus males, y echa el cielo en la hora de la
hie! del lado de los ahitos, y arremete con ellos, co-
mo en los tiempos'del anatema y la floor del Papado,
contra los que no hallan bien que las cosas del mun-
do anden de modo que un hombre vulgar acumule
sin empleo lo que bastaria a sustentar a cincuenta
-mil hombres i? Con que la Iglesia no aprende his-
toria, no aprende libertad, no aprende econromia
political ? Con que cree que este mundo de ahora se
gobierna a cuchicheo y villanias; de barragana he-
dioanda en rey idiota, de veneno en cuchillo, o de ca-










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 13


labozo en pica, de chisme en intriga, de augurio en
ex-comuni6n, de complicidad *en venta, como en los
tiempos de Estes, Esforzas y Gonzagas?".
Elevando ain el tono de la acusaci6n inflexible con-
tinuaba el Maestro: "I'Con que la Iglesia compra
influjos y vende votos? Con que es aliada de los
ricos de las sectas enemigas? :Con que prohibe
a sus pArrocos el ejercicio de sus derechos politicos,
a no ser que los ejerzan en pro de lcs que trafican
en votos con la Iglesia? Con que intent arruinar
y degrada a los que ofenden su political autoritaria
y siguen lo que ensefi6 el dulcisimo Jesuis? Con
que no se puede ser hombre y cat6lico?".

Y todavia dijo mas el Ap6stol; lleg6 a conclusio-
nes tan dristicas como la siguiente: "No es precise
ya acumular arguments: es precise reprimir con
mano fuerte toda tentative de resurrecci6n de los
que han escrito tantas pdginas negras en la gloriosa
historic del pais". Y como si escribiese para esta
hora nuestra dej6 esta sentencia fulminante: "No
pneden tenerse miramientos constitucionales, para
los que anidan en el seno de la Constituci6n con
Animo de herirla y devorarla".
No vamos nosotros senior Mafiach, tan lejos como
el Maestro en su actitud inflexible; pero son de Mar-
rt estas afirmaciones; son de Marti estas palabras,
senior Maiiach, y ellas dicen con bastante claridad
que si pudo tener sentido religioso, tuvo en cambio
el estricto criterio con el cual combati6 siempre la
concesi6n a las Iglesias (de cualquier indole que fue-
sen; pero, especialmente, a esta Iglesia cat6lica de
que 61 habl6), de que pudiesen ejercer sobre la masa
popular esa influencia perniciosa que aqui se pre-
tende garantizar.
SR. ICHASO (FRANCISCO): Pido la palabra, senior
President.
SR. PRESIDENT (MIRQUEZ STERLING): El que es-
tA interrumpiendo es el senior Garcia Agiiero, con la
venia del senior Nifiez Portuondo, y el senior Nfifez
Portuondo no concede mis interrupciones.
Continue en el uso de la palabra el senior Nufiez
Portuondo.
SR. NIRjEZ PORTUONDO (EMILIO) : El Apostol Mar-
ti, una de las mis grandes figures de la America
nunca milit6 -en ningfin Partido Comunista. Marti
nunca fu6 comunista, repito, y los sefiores Delegados
Comunletas para poder citarlo con plena autoridad
debian traernos producciones en que afirmara que
el comunismo era bueno y acceptable para implantar-
lo -en las tierras libres de Am6rica. Porque tomar
a Marti como ejemplo en la parte que les interest
y no poner en ejecuci6n las predicas political de
Marti cuando no les conviane a las ideas de los se-
fiores De]egados Comunistas, me parece que es un
sistema de discutir que significa una ventaja que
no debo en este caso aceptar. A Marti no hay que
invocarlo falsamente, de Marti debemos seguir sus
ejemplos, hay que seguirlo si, y Martf ponia por en-
cima de todas las cosas a su Patria; era cubano, no
era international. (Grandes aplausos en los escaflo.).
Sn. rihCA (BLAS): Hay que seguirlo.


SR. NIEZ PORTUONDO (EMILIo) : Y Marti ponia,
por encima de todas las cosas, sus buenas formas; no
era international, era cubano.

(Varios seiiores Delegados hablan a la vez).
SR. PRESIDENT (IMARQUEZ. STERLING) : Ruego que
no interrumpan al senior Nffiez Portuondo en el uso
de la palabra.

SR. NR]EZ PORTUONDO (EMILIO): En esta en-
mienda ya hemos visto, senior Presidente y sefiores
Delegados, los errors tecnicos quie contiene puea
pretend, establecer la Escuela Unica. Es totalmen-
te inaceptable. Ya no la practice mAs que la iRukt
Soviutica a medias; es inaceptable porque establc*,e
una dictadura del Estado sobre la ensefianza; es ii-
aceptable porque priva a los padres del derecho de
eduear a sus hijos en la escuela que ellos quieran;
pero en su otrc aspect, es tambien inaceptable, la
que se rfiiere a que cuando se ensefie religion en
una esuecla privada tenga que hacerse en edificios
independientes y separados de toda otra labor do-
cente, porque esto no tiene mas importancia que
meramente topogrifi-a, si se me permit la palabra.
Decir de acuerdo con ese precepto que combat, que
no se puede ensefiar religion dentro del colegio pro-
piamente dicho, pero si si se pasa a un .edificio que se
construyv en la parte de enfrente del colegio, min
parece sencillamente una cosa pueril y una agresi!n
innecesaria e injustificada.

Repito que me parece una awresi6n injustificada
a las escuelas religiosas, agresi6n que a nada con-
duce, a no ser ]a parte indirecta oue pudi6ramos
calificar de beneficio que se obtendria con la cons-
truci6n de un nuevo edificio, aunque supongo que
6sa no es la intenci6n de los sefiores Comunistas, lo
que hace todavia mas inadmisible la enmienda.
Lo que resuelve la cuesti6n es lo que ha aprobado
la Comision Coordinadora a propuesta mia; laicismo
en la ensefianza official. Esto nadie lo discute y lo
apoyamos lodos. Respeto absolute dentro de la en-
sefianza privada para uoe ,'ada escuela pueda divul-
gar la religion que quiera. Que el que sea lutera-
no pueda mandar a sus hijos a la escuela protes-
tante a oir cantar las glorias de Lutero; que el que
sea Cat6lico pueda concurrir a la escuela cat6lica a
oir lo que verdaderamente fue Lutero. Que cada
uno tenga derecho de ensefiar lo que auiera. exisien-
do un espiritu de cubanidad v bajo la super-
visi6n del Estado. En esas condiciones, todos esta-
rAn perfectamente garaitizadjos, y la Convenci'in
Constituyente no hara asresi6n a esas escuelas re-
liziosas que durante un sigio ban ccntribuido a au-
mentar el acervo cultural del pais, que han produ-
cido figures tan ilustres como el lider de la Coali-
ci6n Socialista DemocrAtica Dr. Cortina, para no
citar otros ajenos a esta Asamblea; que han pasado
por sus aulas hombres de extraordinario valer en
todas las ramas de la ciencia; y que, en definitive,
han inculeado a la juventud cubana principios mo-
rales y de verdadero patriotism. nue ban hecho que
era juventud haya podido cumplir con sus deberes
civicos, y que las hacen acreedoras a la gratitud de
todos los ciudadanos.










14 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


En esta forma, senior Presidente y sefiAores Dele-
gados, rendimos pleitesia al. principio, d,-..lI:brt~ta d
de conciencia que aqui hemos proclamado, pone-
mos en ejecuei6n ideas democraticas de respeto a
todas las opinions; y lo mas iimii.:rt.it-:, votando
contra la enmienda comuisiita, lestamos tam)i6n
rindi6ndole pleitesia al. Ap6stol Martit -que sobre
todas las cosas, era un gran tolerant .que amaba a
todos sus semejantes. He dicho.
(Gran ovaci6n en los escanios).
SR. FERRARA (ORESTES) : Sefior Presidente, he pe-
dido la palabra en contra.
SR. PRTSIDENTE (MARQUEZ STERLING): El proble-
ma es que no hay m~s que ur turno a favor y otro
en contra.
SR. FERRARA (ORESTES): Propongo !a ampliaci6n
del debate.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): bAcuerda
la Asamblea la ampliaci6n del debate?
(Sen~ales afirmativas).
Aprobado.
SRA. HERNANDEZ DE LA BARCA (ALICIA): Pido la
palabra para una aclaraci6n.
SR. GARCIA AGQERO (SALVADOR) : Para una pre-
gunta despu6s.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene ]a
palabra la seiiora HernAndez de la Barca, para una
aclaraci6n.
SR. FERRARA (ORESTES) : Es a favor, porque ha
firmado la enmienda.
SRA., HERNXNDEZ DE LA BARCA (ALICIA): Esa es
nna chanza mis a que nos tiene acostumbrados el
senior Ferrara.
Decia, senior Presidente y sefiores Delegados, que
al hablar aqui esta tarde el senior Mariniello, de'una
manera muy brillante por cierto, dijo, y no creo
que con intenci6n, que en las escuelas 'privadas se
hacian distingos raciales. Debo aclarar que en la
escuela privada cubana, inspirada en -las pr6dieas
de Marti, servida por mYaestros cubanos, no hay tal
cosa. Alli se consider a todos los nifids cubanos
por ignal; no se hacen diferencias absolutamen'te de
ninguna clase. Esa escuela privada, que ha pres-
tado grandes servicios al pais, desde'Luz Caballero
para aca, no se siente en moment algufno en el tran-
ce en que tal parecia ponerla el senior Marinello.
Quede pues, aclarado esto. .;
SR. FERRARA (ORESTES): Antes, para ciesti6n de
orden especial, personal, yomhndola en "latus sen-
sus": yo he entendido, y probablemente estoy eqfui-
vocado, que la Sra. Hernh~dez de ]a Barca habia reti-
rado su enmienda y que se habia adherido a la en-
mienda del senior Marinello y otros. Creo que ten-
go la seguridad; pero si la sefiora Herhnndez'de la
Barca dice que no, debe ser asi.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): La sefiora
Hernandez de la Barca retire su enmienda; pero. no


se ha adherido a la enmienda del senior Marinello
y demas Delegados.
SR. FLRRARA (ORESTES): Probablemente, si se
examine en las notas taqaigrhficas, se encontrara
lo que yo acabo de expresar.
SRA. HERNANDEZ DE LA BARCA (ALICIA) :Para apo-
yar el dictamen.
SR. FERRARA (ORESTES): De todos modos yo he
querido...
SRA. HERNANDEZ DE LA BARCA (ALICIA): eY que
interns tiene S. S. en esto?
SR. FERRARA (ORESTES): Para demostrar que no
existe chanza, cuando deeia que S. S. hablaba a favor.
SRA. HERNANDEZ DE LA BARCA (ALICIA) : S. S. siem-
pre esti de chanza.
.SR. FERRARA (ORESTES) : Me alegro de tener buen
humor, pero es el caso que queria decir una verdad
y no hacer una chanza.
SR. OARCIA AGfERO (SALVADOR): Para preguntar
a la Presidencia si la ampliaci6n del debate consis-
tia en un turn, a favor y otro en contra, o de un
modo ilimitado.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Uno en
favor y otro ,en contra. S. S. desea un turno a favor ?
SR. GARciA AGiUERO (SALVADOR) : No, senior Pre-
sidente.


SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING):
palabra en contra el senior Ferrara.


Tiene la


SR. FFRRARA (ORESTES): Sefior Presidente y se-
fiores Delegados: La enmienda del Partido Comu-
nista, es e] cuchillo que el mismo partido esta a'i-
lando e.i contra de su fu-uro progress. Esta en-
mienda me indica que mis nobles amigos, -la pa-
, bra noble en el sentido moral- ... (risas).
SR. MARINELLO (JUAN) : Nobles amigos. no amigos
nobles.
SRA. HERNANDEZ DE LA BARCA (ALICIA): Ve el
senior Ferrara como siempre esta de chanza?
SR. FERRARA (ORESTES): ...mis nobles amigos
han creido que ya han llegado al Poder.
SR. MiARINELLO (JUAN) : Todavia.
SR. FERRARA (ORESTES) : La enmienda y la acti-
tud que ellos han tenido durante todo el debate de
este Proyecto Constitucional, me hace ver que un
efecto do espejismo se ha llevado a cabo en su alma
y que e!los creen, de acuerdo con la teoria comu-
nista, que tiene dos fases: la fase de rebeldia y la
fase gubernamental; que ellos entienden que han
legado a esa segunda fase y, que, por lo tanto, pue-
den ya sentarse sobre los cimientos del Estado mas-
tod6ntico, para gobernar desde alli a todo el g6ne-
ro humano, con la fuerza, si la fuerza es necesaria,
y con ]a sonrisa, si la sonrisa .es fitil...

SR. ROCA (BLAS): Me permit una interrup-
ci6n ?










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 15


SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Por una
sola vez y por no mas de tres minutes.
SR. FERRARA (ORESTES) : Le concede la interrup-
ci6n, pero por solo dos minutes.
(Risas).
SR. RocA (BLAS): Me veo obligado a hacerle la
interrupci6n ahora, porque el senior Ferrara, siguien-
do su costumbre de siempre en todos los debates, se
aparta del asunto discutido, para entrar a toda una
series dp problems de ideologia political y de otro
orden que nada tienen que ver con el asunto de que
se trata...
SR. FERRARA (ORESTES) : Ya vera S. S. como lle-
garemos de "picada"... (Risas).

SR. ROO)A (BLAS) : Pero quiero, para que la "pi-
cada" sea mfs fAcil al doctor Ferrara, yo quiero de-
cirle que con respect de.c6mo los miembros del Par-
tido Uni6n Revolucionaria Comunista al presentar
preceptos a este Proyecto de Constituci6n, estamos
por un estado de espejismo, en la creencia de que
ya nos oncontramos en el poder, quiero decirle que
todas sus dudas y toda su comprensi6n va a ser muy
clara, desde el moment mismo en que entiendo que
los se-ores Delegados del Partido Uni6n Revolucio-
naria Comunista estin tratando de fijar unos pre-
ceptos que, si ellos fueran al Poder, lo querrian in-
tegramente para beneficio de todo el pueblo, para ha-
cer de verdad de Cuba la tierra feliz por todos y pa-
ra todos. Cualquier hombre de vergiienza, cualquier
hombre de verdad progresista y democrftico, que
quiera hacer uso de esta Constituci6n, puede tener
una misma aspiraci6n que el Partido Uni6n Revolu-
cionaria Comunista: una Repliblica de verdad pro-
igresista y democrAtica; con todos y para todos;
no estamos afilando el cuchillo para nuestro pes-
cuezo, sino que estamos creando el 6rgano id6neo,
en el Texto Constitucional, para servir de verdad
al mejoramiento progresivo de nuestro pueblo.
Sn. FERRARA (ORESTES) : Es verdad que yo gene-
ralize algunas veces; pero creo que la generalizaci6n
es indispensable; sobre todo cuando uno describe una
Constituci6n.
SRA. HERNINDEZ DE LA BARCA (ALICIA): Cuando
hay tiempo.
SR. FERRARA ('ORESTES): No salgo del argumen-
to, como cree el senior Bias Roca, sino que estoy den-
tro de 61, porque como vera, como claramente po-
drA suponer, este precepto que se pretend hacer
votar esta tarde, encadena el pensamiento cubano,
impide la libertad de tener ideas propias, somete
]a educaci6n a la voluntad del partido imperante,
que ocuna el Poder. Y en este period de ideolo-
gias distintas, es todavia mis peligroso, porque si
ganan los individuialista "enrage ', todo el mun-
do tendrA que ser individualista. y sera impossible
entonces poder propagar la doctrine comunista; y si
los comunistas llegan a alcanzar el Poder un dia, to-
do individualism, como en Rusia, seria prohibido,
y la imposici6n, el imperative categorieo de la men-
te humana seria comunista, qui6rase o no se quiera,
'des6ese o no se desee. Y como yo debo suponer que


mis distinguidos amigos los Comunistas de esta
Asamblea, son hombres de la inteligencia que han
probado tener, como yo debo suponer que ellos no
desean dar las armas para su propia destrucci6n,
tengo que pensar, que ellos se creen ya en aptitud
para usar estas armas y destruir las ideas contrarias.

Es una cosa 16gica, senior Presidente y sefiores
Convencionales, porque yo no he conocido nunca en
el mundo ningfin Partido Revolucionario que este
en la Oposici6n de un regimen llamado revoluciona-
rio, y no he conocido en la historic political del mun-
dc, que este Partido escriba preceptos draconianos,
en virtud de los cuales toda ]a ensefianza de un
pais, toda la cultural de una naci6n, tiene que estar
sometidia, al gobierno domlinador, al partido que
.se hall en el Poder...
SR. MARINELLO (JUAN): Para decir al senior Fe-
rra, con todo respeto, que su argumentaci6n no po-
demos estimarla robusta; hay que analizar el pre-
cepto en relaci6n con el cuerpo de que forma par-
te. Estamos haciendo una Constituci6n, que a pe-
sar del criterio del senior Ferrara, es democrAtica,
recogiendo los avances sociales que la propia de-
mocracia exige y recomienda. Nosotros decimos que
la ensefianza debe quedar regida por el Estado.
,Por que Estado? 4 Por el que quieren los comu-
nistas? No. Por el Estado que organize la Cons-
tituci6n que estamos elaborando. Y ya hemos dicho,
en los primeros articulos, cuales son las earacteris-
ticas centrales de ese Estado. Son ellas las que que-
remos ver reflejadas, proyectadas, en lo docente.
SR. FERRARA (ORESTES) : En el moment en que
estamos escribiendo ese document nosotros no co-
nocemos los acontecimientos futures de Cuba. El
pueblo cubano nos ha enviado aqui para que nos-
otros les fijemos a los gobernantes los limits de su
acci6n en el dia de mafiana. El pueblo nos ha man-
dado aqui para que nosotros evitemos dolores en el
dia de mafiana, y si en cambio, nosotros damos fa-
cultades a estos gobernantes y los autorizamos a
realizar todos los acts de la vida pfblica y priva-
da, si nosotros hacemos de su funci6n un interven-
cionismo constant y director en todos los actos de
familiar, de educaci6n, de economic, de vida priva-
da y pfiblica; si nosotros hacemos esto, en lugar de
haber realizado en nuestro pueblo la obra de previ-
si6n que significa impedir que en una hora u otra,
en un memento u otro, puedan echarse a perder las
libertades p6blicas y. los derechos cjudadanos, en
lugar de haber hecho esto, nosotros habremos pues-
to el cuchillo en manos del gobernante de mala fe,
para que pueda matar toda la inteligencia cubana,
todo el orden pfiblico cubano, todo el orden dom6sti-
co cubano, todo el orden econ6mico cubano, es decir,
destruir esta naci6n, que no pertenece, despues de
todo, a ninguna de las generaciones.
El senior Marinello nos deela que un autor cdt6-
lico escribia sobre Lutero falsedades indiscutibles,
porque esta es ]a naturaleza humana. El senior Ma-
rinello hablaria de Lenin, presentindolo como un
heroe, y negaria las facultades militares de un Na-
pole6n. Pensaria que ciertas cualidades en unos
son bnenas y ciertas cualidades en otros son malas.










16 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Sefior Marinello v distinguidos amigos mios de es-
te lado de la Asamblea: es de la lucha de las ideas,
es del contrast de los principios que viene la ver-
dad; es de la libertad moral que surge la convic-
ci6n; es del choque de todas estas ideas contrastan-
tes que los. pueblos, la masa popular, y los ciudada-
nos pueden formal sus convicciones. Cuando se
determine una s61a linea fija, cuando se fija un s61o
derrotero, entonces no hay espiritu critic, no hay
dial6etica, no hay concepci6n de lo nuevo, no hay
investigaci6n de la verdad, no hay studio, todo de-
saparece; la propia personalidad cubana desaparece.

Yo debo asegurarle a esta Asamblea, que en to-
dos los debates de esta Convenci6n, tan elevadcs to-
dos, ninguno me ha impresionado tanto como el que
ha promovido esta enmienda, y ningfin precepto me
ha hecho pensar tanto como esta misma enmienda.
Yo creo que la Asamblea la conoce, pero es fitil exa-
minarla.
La cuesti6n laica o religiosa me parece una cues-
ti6n de segundo orden en el estado actual de la men-
talidad subana. Desde 1848, se ha dado la f6rmu-
la magnifica: libre iglesia y libre estado. Es una
formula perfect. Dejar a cada uno su propia creen-
cia y de.arle al estado independencia de toda creen-
cia religiosa. Esta afirmaci6n ha hecho la felicidad
de los estados nuevos, y ha evitado las guerras reli-
giosas en los estados viejos. Es algo fundamental,
que me parece que ha resuelto la cuesti6n definiti-
vamente, sin que haya necesidad de persecuciones
ni de propaganda excesivas.
Lo que a mi me interest es algo de mayor impor-
tancia. Lo que a mi me interest es la libertad men-
tal, que cada uno pueda pensar como quiera, que
cada uno pueda ensefiar como quiera, que cada uno
pueda aprender como quiera.
Sefores Delegados: yo tengo el mayor respeto por
el ultramontano mas conservador, y tengo el mayor
respeto por el anarquista mas avanzado. El cam-
po de las ideas, no el campo del espiritu, admite to-
dos los atrevimientos, y yo respeto todos estos atre-
vimientos. Yo quiero que ellos se prcduzcan, por-
que de la lucha de estos atrevimi'entos surgeon las
ideas nuevas. Asi como en la antigua Grecia vi-
nieron los Cinicos. -una secta hist6rica que debia
negar las mAs evidentes verdades.- y vinieron en-
tre el asombro general para producer mas tarde la
ficura de un S6crates, que era el filtimo de los Ci-
nicos y el primero de los Fil6sofos nuevos; asi, en
la 6poca modern, de este choque, de estas dife-
rencias, de estas oposiciones, ha de surgir la nueva
verdad que todos esperamos.
'Tacer todo lo contrario a estas ideas esta inspira-
do en esta enmienda. La enseiianza national serA
laica, unificada y regida por el Estado. Sul e el
laicismo ya he dado mi opinion; sobre la unifica-
ci6n, creo que se ha hablado ya, sin neccsidad de
referirse a ella. La unificaci6n es 'una cuesti6n me-
ramente de metodo, una cuesti6n de poea importan-
cia, es una cnesti6n por virtud de la cual se unen
en un moment dado los distintos elements juve-
niles e infantiles en una sociedad para formarse una
conciencia fnica afin sobre esto no me parece real-


mente que se debe extender la discusi6n; pero don-
de ]a discusi6n se hace importantisima, es cuando
se dice que la ensefianza national sera regida por el
Estado, y luego se afiade -como si fuera nada, que
sean regidos por el Estado- ilos planes, orientaeio-
nes! Y oidlo bien: "los textos acordados por el Es-
tado, regirAn igualmente para ]a ensefianza no ofi-
cial, que estara sometida a la inspecci6n correspon-
diente".
No puede haber sefiores Delegados, nada mas ofen-
sivo, tanto para el profesorado como para los estu-
diantes, que esta frase de que "los planes, orienta-
clones y textos, se regiran igualmente para la ense-
fanza no official etc.
Quiere decir, que para poder estudiar las men-
tes j6venes que se van formando, y los profesores
que las van formando, se deben inspirar -4 qu6 di-
go inspirar ?- se deben reflejar en los textos oficia-
les que han sido acordadcs.
Francamente creo que en ningin pais, -a excep-
ci6n de Rusia que no conozco la cuesti6n- que en
ningin pais del mundo haya este precepto. Es mAs,
creo que no hay ningin professor, que no sea bu-
r6erata, que desee solamente cobrar el sueldo, que
pueda aceptar el principio de que el texto sobre el
cual debe ensefiar, sea un texto inico que le haya
dado el Estado. o sea una comisi6n que puede ser
tambien de personas de much elevaci6n mental,
pero que no responded en sus tendencies, que no
responded en sus principios, que no responded en
sus studios, al professor que debe ensefiar.
Yo he sido catedratico de la Universidad de la
Habana durante treinta afios. Si me hubiesen obli-
gado a tener un texto official, yo hubiera abando-
nado aquel alto escafo, yo hubiera abandonado aque-
Ila alta misi6n.
Ensefiando Derecho Politico, yo tuve una ampli-
tud enorme, grandisima para con mis estudiantes.
Durante un cierto pericdo, -lo recuerdo siempre
como una cosa curiosa-, yo me desvivia, especial-
mente en aquel entonces que era joven, para poder
dar a cada uno ]a impresi6n. de que el Estado libe.
ral, el Estado DemocrAtico, representaba el maxi-
mun de bien que podia tener un hombre.
No hacia propaganda, pero le es facil a un pro-
fesor prcbar con los ejemplos de la historic, con ]a
16gica. con una cierta dialectica, que una determi-
nada instituci6n -es mejor que otra instituci6n.
Yo recuerdo que casi todos mis estudiantes 'de
afquel period eran furibundos conservadores, casi
todos contrarios al sufragio universal; y como reci-
bian de mi, ensefianzas de libertad, ellos afirmaban
delante de mi, one eran contrarios al sufragio uni-
versal y contrarios a la democracia.
SR. MARINELLO (JUAN): I Me permit una peque-
fla interrupci6n el:seflor Ferrara?
SR. EERRARA (ORESTES) : Si seior...
'SR. MARINELLO (JUAN): Para pr6guntar al se-
for Ferrara si .en esa postura conservadora de sus
'discipulos de ayer no advierte niniguna serial de la










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION GONSTITUYENTE 1I


ensefianza religiosa a la que se ha cantado aqui una
loa extraordinaria.
SR. FERRARA (ORESTES): No, porque al amparo
de la misma ensefianza primaria, vinieron nuevas
promociones, y los nuevos se manifestaron de ten-
dencias completamente contrarias en cierto period,
y algunos eran hasta comunistas.
;SR. MARINELLO (JUAN): La luz que se abria pa-
so...
SR. FERRARA (ORESTES): De manera que no po-
dia ser del studio initial. Ademis, sobre esto, yo pue-
do presentar un argument de caricter personal. Yo
me he educado con los Dominicos, y bendigo aque-
lla educaci6n, porque me dejaron libertad mental,
me dejaron pensar, y en lugar de salir de aquellos
escafios, de aquellas Iglesias un poco ligubres, de
aquellos corredores sonoros, en donde muy a me-
nudo sonaban las voces dolorcsas de un cura que
nos decia a nosotrow jovenzuelos que se acercaba la
muerte a cada instant, yo hube de sacar de aquel
ambient un espiritu de critical, un espiritu de in-
conformidad, un espiritu de rebeldia, porque ain la
enseianza religiosa, cuando es verdaderamente en-
seiianza, prepare estas libertades meniales.

Si se estudia toda la Historia de la Iglesia, si se
adentra uno en los vol6menes del Derecho Can6nigo,
examinando todo el Papado, toda la formaci6n del
mismo, la formaci6n de los primeros cristianos, y se
va a estos studios profundcs, la consecuencia sera
que vuestra mente se sentira mas elevada y vues-
tra conciencia mAs ennoblecida, porque todo studio
favorece al alma humana; !a cuesti6n es estudiar de
veras, con profunda constancia y con deseos de po-
der llegar a las iltimas entraiias de la verdad.
Esta es la grave cuesti6n. No qu6 se estudie ni
qu6 se estudia.
De todcs modos, sefiores Delegados, entiendo que
debemos rogar a mis amigos, los sefiores Marinello,
Garcia Agiiero y otros, que retiren esta enmienda.
Es doloroso que ellos deban sufrir una derrota so-
bre el campo de la libertad. Es doloroso que nos-
otros, viejos aferrados a ]a cruz del cuarenta y ocho,
le debamos decir a esta juventud magnifica que sur-
ge con todos los entusiasmos de una nueva fe, le deba-
mos decir que no, que no es possible que la mente de
un hombre se someta a la mente de otro hombre,
que sSlo el principio de la libertad de conciencia,
de la libertad de pensamiento, de la libertad de idea,
con el atrevimiento de todas las ideas nuevas, que so-
lamente esto puede dar a los humans la felicidad
deseada.

La cuesti6n social, sefiores amigos mios, no es
una cuesti6n de est6mago, la cuesti6n social es una
cuesti6n de la mente. Dad a la mente su libertad
complete y el mundo seri feliz, y mas grande, y,
sobre todo, mis pr6spero, y todo el mundo tendrA
el derecho que se merece en el campo econ6mico y
en el campo politico.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene ]a
palabra el senior Garcia Agiiero.


SR. GARcfA AGUERO (SALVADOR): Senior Presiden-
te y sefiores Delegados: En realidad no pensaba con-
sumir el turno en pro, y asi se lo habia hecho cons-
tar a la Presidencia, porque entendia, ciertamente,
que bastaba con las afirmaciones tan claramente he-
cbas por el compafiero Juan Marinello, para exponer
del modo mis precise lo que nuestra enmienda pre-
tende, su contenido esencial, las razones de nuestra
proyecei6n. Sin embargo, las palabras del Dr. Fe-
rrara me han hecho pensar, no que fuese necesaria
esta intervenci6n para convencer a la Asamblea y
sacar adelante la enmienda propuesta sino que pa-
rece no haber sido plenamente interpretada la orien-
taci6n que la enmienda sostiene y que ciertamente
es bastante diverse de lo que ha parecido entender
el senior Orestes Ferrara.
Nuestra enmienda, y voy a limitarme en todo le
possible y a defender y explicar estrictamente, lo
que ella contiefe, dice: (lee).
Vamos a ir a lo concrete de la enmienda. Pedi-
mos la "ensefianza national laica". Aqui esto el
primer problema. Hay quien entiende que todo lo
mas, debcria recabarse que fuera laica la ensefianza
official. Nosotros extendemos la condici6n de laica
a toda ]a enseiaanza, la official y la no official. La pri-
mera raz6n est6 tal vez en la diferencia de deno-
minaci6n que le damos a la ensefianza official y no
official. Raz6n primordial de este criterio: que en
el nuestro la ensefianza toda ella, es puiblica, por la
funci6n y trascendencia que tiene. La ensefianza
que llamamos privada no significa otra cosa, sino
que las escuelas en donde se imparte estfin sosteni-
das por empresas particulares, es decir, que no son
atendidas econ6micamente por el Estado. Pero esa
ensenanza como la que se ofrece en las escuelas sos-
tenidas por el Estado, es toda ella element de pre-
paraci6n del ciudadano del pais en que se imparte,
para hacer de 61 un element actuante dentro de la
vida future. Por tanto cada individuo que sale -
no importa de que plantel- llevarh a la vida que
desarrolle despues, dentro de la comunidad, la orien-
taci6n, concept y documentaci6n hist6rica, political,
cientifica, y de toda indole que haya adquirido me-
diante la ensefianza recibida; no importa si se ob-
tuvo en escuelas del Estado o en planted de orga-
nizaci6n y sostenimiento particulares. Quiere deeir
que toda la ensefianza, donde quiera que se prodi-
gue, es un elemeento de interns pfiblico, raz6n por la
cual, no solo el Estado, sino tambi6n, y prepondera-
mente la Iglesia, se han empefiado con ahinco, a lo
largo de toda la historic, en tenerla en sus manos
como instrument el mas eficaz para el moldeamien-
to de las conciencias, de las posibilidades de reac-
ciones y de proyecciones futuras de las generacio-
nes on formaci6n...
SR. FERRARA (ORESTES) : Hasta el Estado demo-
crAtico.
SR. GARCIA AGUERO (SALVADOR): Vamos a Ile-
gar despues a todo eso que el senior Ferrara sefiala.
Sostenemos que por esta raz6n, la escuela privada,
en ese sentido que aisla, (seglin se pretend en-
tender), de la preocupaci6n y el interns del Estado,
y de la comunidad, no existe. La ensefianza pue-










18 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


de ser official y puede no ser official; poro toda ella
afecta a los intereses oolectivos; prepare centenares,
millares, millones de hombres para la vida en ]a
sociedad y tal como ellos sean de preparados, asi
sera despu6s la labor que desarrollen dentro del
nfcleo social en que les toque vivir. Por eso en-
tendemos quc la ensefianza ha de ser unificada, lo
cual no quiere decir que hablemos de la escuela uini-
ca; -no vamos a entrar aqui de nuevo en el ti-
quis miquis de tipo pedag6gico que trata de resol-
.ver el p oblema de qu6 significa escuela inica-,
queremos decir lo que significa para nosotros "es-
cuela unificada", quiere decir que las escuelas de
todo el pals, que se sostienen de 61, que preparan
gentes para la vida dentro de 61, que tienen su raiz
aqui, y sus proyececiones y sus consecueucias aqui
mismo, toda esa escuela y toda la ensefiarza que de
ella se deriva, ha de darse del modo mas homogeneo
possible a toda la poblaci6n future, si de verdad as-
piramos a que una misma orientaci6n, dsde el pun-
to de vista human y social sea la que establezca y
garantice al cabo, la verdadera unidal total de la
familiar cubana.
SRA. HERNINDEZ DE LA BARCA (ALICIA): iMe per-
mite una interrupci6n? Esth seguro el compafiero
de que ese concept que tienen los Delegados del
P. U. R. C. de ]a escuela unificada que estiman ellos
que es distinto de lo que en Pedagogia se estima por
escuela finica, es un concept generalizado, cono-
cido por lodos los profesores, conocido generalmen-
te?
SR. GARCIA AGUERO (SALVADOR): Muy brevemen-
te voy a responder a la compailera.
Los compafieros de Uni6n Revolucionaria Comn-
nista hablamos de escuela unificada. Sostenemos
-aunque no queremos entrar en el debate estricta-
mente pedag6gico porque no es hora de eso- que es-
cuela unificada es algo muy distinto de escuela tini-
ca; afiadimos eI que interpretamos por escuela uni-
ficada, a fin de que no quede nadie que no nos com-
prenda; y si este precepto presentado por U. R. C.
tiene su responsabilidad como respaldo y la inter-
pretaei6n ha sido suficientemente clara, nos parece
que no hace falta mas para que se sepa, en caso de
aprobarse, cuil debe ser la interpretaci6n que de el
Estado a esta Escuela unificada; y quede por tan-
to lo que hemos explicado aqui del concept de la
palabra, como la interpretaci6n aut6ntica de esta
enmienda presentada.
SRA. HERNANDEZ DE LA BARCA (ALICIA) : Podria
prestarse a confusion, porque como no es una pala-
bra o un concept generalizado que todo el mundo co-
nozca. Yo sugeriria otro vocablo mas conocido, de
mejor interpretaci6n.
Yo en el fondo estoy de acuerdo con que se siga
una ensefianza uniform, es decir, con un program
finico de la Secretaria de Educaci6n; pero tengo du-
das que a! expresarse ello, se entienda dseela inica,
cuando se diga unificada; pcrque verdaderamente
no esta elaro eso y podria prestarse a que se supri-
mieran, no s6.o las escuelas'privadas sostenidas por
los maestros particularmente, sino muchas esciueas
que prestan grades servicios, como las. que figiran


en una relaci6n que tengo aqui de. escuelas legadas
y administradas por la Sociedad de Amigos del Pais.
SR. GARCIA AGijERO (SALVADOR) : Yo s6 cul es su
criterio; estuvimos juntos en la Comisi6n de Cul-
tura, y s6 cuul es su honda preocupaci6n y a que se
refiere. ;S6, ademAs, hasta que punto sostiene la
compafiera Hernandez el mismo criterio que nos-
otros, desde este punto de vista; pero quiero decla-
rarle, ya por fltima vez, que nuestro criteria no pre-
tende en absolute la supresi6n de la escuela privada.
Sostenemcs que existe y seguira existiendo durante
el tiempo que lo impongan las circunstancias; y ello
es evidente, desde el moment que, unas palabras
despu6s, hablamos de 6sa que llamamos ensenanza
no official, que es lo que se llama escuela privada.
Entendemos que esas seguirin existiendo; no es la
hora de que el Estado las suprima, porque todavia
el Estado no tiene ni la potencialidad econ6mica ni
la organizaci6n para hacerse cargo de toda la edu-
cacion y ensefianza y destruir por complete la posi-
bilidad de la ensefianza privada. Seguird existien-
do, pero nosotros sostenemos que debe unificarse su
orientaci6n, su textificaci6n, los textos de que ha de
disponer, a pesar de que ello alarme al senior Ferra-
*ra. Todo eso queda perfeetamiente lexplicado en
nuestros preceptos, y si despubs la Comisi6n de Es-
tilo, .encontrase alguna palabra que fuese menos
productora de confusiones, muy bien, que la Comisi6n
de Estilo cambie la palabra y ponga en su lugar la
que result m6s precisa. Pero continuando la ex-
plicacion de la enmienda...
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Debo ad-
vertir al senor Garcia Agiiero que s6lo le quedan
cinco minutes.
Sn. GARCfA AGUERO (SALVADOR): Es possible que
dentro de cinco minutes hayamos terminado porque
esto no es tan complejo. De todas maneras, como se
trata del filtimo turn, rogaria al senior Presidente
que sometiera a la Asamblea la ampliaci6n por cin-
co minutes m6s de este turno que estoy consumien-
do.
SR. PRESIDENT (M1~RQUEZ STERLING): Es que de
la ampliaci6n le quedan los cinco minutes.
SR. GARCfA AGOERO (SALVADOR) : El problema es
el siguiente: Se habla del peligro enorme de que
se unifique la escuela, hasta tal extreme, que afin los
textos se trate de que sean regidos por el propio
Estado. Pues bien, a pesar de la alarma que ello
produce al senior Fjerrara, quiero insistir que es
necesaria la vigilancia del Estado sobre los textos
de la ensefianza national, no s6lo de la official. Por
eso, como sabia que era possible que esto produjese
alarma, he traido, tomado al azar, uno de los textos
Que se usan en eseuelas de nuestro pais, que tiene la
circunstancia, anotada en una de sus primeras pdgi-
nas, de estar aprobado en Noviembre de 1937. y orde-
nado su impresi6n por el Sr. Arzobispo de la Ha-
bana. El libro es escrito en nuestro pais, escrito
per un coterraneo nuestro, aprobado por la censu-
ra o vigilancia eelesiastica y refrendado por el Ar-
zobispo de la Habana. Pues bien; en el libro hay
:dos cuestiones :esenciales, por no sefialar otras, que
es necesario considerar como negatives y perniciosas.










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE I1


La primera es la gran cantidad de errors, vacie-
dades, torpezas y disparates cientificos; la segun-
da es la orientaci6n indudablemente tendenciosa
contra los principios de la Repiiblica, desde el pun-
to de vista social, politico e hist6rico que el libro
contiene.
Por una part, afirma, por ejemplo, cosas como la
siguiente: "Dios creador es el ser infinite (que no
tiene fin), en Poder, Sabiduria y Bondad, que cre6
o sac6 de la nada la Tierra donde nosotros vivimos,
el Sol que nos alumbra por el dia, las estrellas que
aparecen power la noehe y muchisimos mas soles o
estrellas que no alcanzamos a ver. Cre6 ademas,
el hombre, los animals, los vegetables, el agua, aire,
etc".
SR. 1CHASO (FRANCISCO): iQu6 libro es .se...
Para no comprarlo.
SR. GARCIA AGUfERO (SALVADOR): Es un libro
de geografia que yo, abundando en el criterio del Sr.
Ichaso, les recomiendo a los seiores Convencionales
que no lo compren, pero creo ademas que es necesario
que tomemos medidas atinadas para que no lo com-
pren y menos lo estudien aqu6llos a quienes puede
hacer mas dafio que a los Convencionales...
SR. ICHASO (FRANCISCO): Qui6n es el autor?
SR. GARCIA AGIUERO (SALVADOR): Alberto Marti-
nez.
SR. ICHASO (FRANCISCO): !Y no cree el senior
Agiiero que debe haber muchos Martinez laicos que
escriben libros tan malos como ese
SR. GARciA AGaUERO (SALVADOR) : De acuerdo se-
nor Ichaso; pero yo no estoy tratando de dilucidar
si son laicos o 'religiosos los Martinez que escriben li-
bros malos.
Hay Martinez de todas las categories. Pero es
necesarlo que se entienda que en las categories de
los laicos o en el grupo de los religlcsos, un linro de
esta Indole, utnuzado en las escuelas privadas de
nuestro pals y recomendado, ademas, por tan eleva-
da autorinda eclesiastica como el Arzo~uspo hlaba-
nero, es pernicioso por estupido, y esca prouando la
necesidaa de viguar los textos que se produce.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Debo ad-
vertirle al senor Garcia Agiiero que solamente le
quedan cinco minutes.
SR. GARCIfA AGiUERO (SALVADOR): No creo que
sea necesarlo ampliar el tempo much mIs.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Es que el
tiempo no se puede ampliar mas, ya ha trans-
currido. J L!J
SR. GARCIA AGUERO (SALVADOR) : El problema es
el siguiente: es necesario, imprescindible, a nuestro
juicio, que se garantice la vigilancia sobre los tex-
tos que tan perniciosos como este, pueden deformar
no s6lo el criterio clentifico de nuestra poblaci6n
escolar, sino tambi6n el criterio politico e hist6rico,
puesto que libros como este, donde se afirma que la
Revoluci6n Francesa fu6 un aborto pavoroso que
ech6 a volar una series de ideas disolventes por el


mundo, constituyen una agresi6n declarada a las
orientaciones basicas de nuestra democracia y una
fuente de deformaciones mentales contrarias al pen-
samiento politico de nuestro pais. Y es, por tanto,
criminal y antipatri6tico que se empleen en las es-
cuelas.
Por estas razones sostenemos, aun en contra de
todo otro criterio, que es necesario modificar los
textos y vigilarlos, regir las escuelas privadas, y
mantener una enseinanza scbre todo, que impida de
todo punto que en ninguna escuela privada o p6bli-
c de la naci6n se sostengan criterios religiosos o
politicos que puedan presionar la mentalidad del in-
dividuo. Lo cual no impide que existan otras es-
cuelas religiosas done se pueda ensefiar un dogma
o ina dcctrina, pero independientemcnte de today do-
cencia comun.
SR. PRESIDENT ,(MARQUEZ STERLING) : Se pone a
votaci6n.
Sn. DON (AITURO) : Pido votaci6n nominal.

SR. NNFREZ PORTITONDO (EuILO) : Nominal, senior
President.
SR. DOITA DUQuJE (MANUEL) : Para una aclara-
ci6n, senior Presidente, y es la siguiente: En el dic-
tamen de la Comisi6n Coordinadora se dice: "Los
centros de ensefianza. (continita leyendo). De
modo que a trav6s de este metodo, la inspecci6n del
Estado, pueda subsanar textos, tanto laicos como
religiosos que contengan errors, cosa distinta a que-
rer impcner a la eseuela privada un regimen tira-
nico, evitando el derecho de los padres a educar a
sus hijos en la religion, en el encauzamiento moral
que estimen convenient.
SR. DON (ARTURO): Retiro la petici6n de vota-
ci6n nominal que habia formulado.

SR. N6hiEZ PORTUONDO (EMIIO) : Tambien la re-
tiro yo, sfior Presidente.
Si: PRESIDENT (MiARQUE' STERLING) : Retirada
la petici6n de votaci6n nominal, se pone a votaci6n
ordinaria. Los Delegados que esten conformes, se
serviran ponerse de pie efectivamente.

(La mayowia de los seiiores Delegados permanece
sentada).
Rechazada la enmienda.
Se va a dar lectura al articulo 65.
(El Oficial de Actas lee).
ARTICULO 65.-La ensefianza official sera laica.
Los centros de ensefianza privada estarin sujetos a
la reglamentaci6n e inspecci6n del Estado, pero en
todo caso conservarAn el derecho de impartir, sepa-
,radamente de la instrucci6n tecnica, la educaci6n re-
ligiosa que deseen.

SRA. HERNANDEZ DE LA BARCA (ALICIA): Para
hacer una pregunta a la Presidencia, si no procede la
discusi6n del articulo que habia quedado en suspense
de la Secei6n de Cultura, ya que estA terminada la
enmienda.










20 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


(El Oficial de Actas lee nuevamente el articulo
65).
(Silencio).
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se pone a
votaci6n. Lcs que est6n conformes se serviran le-
vantar ]a mano.
(La mayoria de los segores Delegados lo hace asi).
Aprobado.
Se va a dar lectura al art. 66.
(El Oficial de Acias lee).
ARTICULO 66.-En todos los centros docentes,
pibblicos c privados, la ensefianza de la Literatura,
la Historia y la Geografia cubanas, y de la Civi-
ca y la Constitucicn, deberA ser impartida por maes-
tros cubanos paor nacimiento y mediante textos de
autores que tengan esa misma condici6n.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Se pone a
discusi6n.
(Silencio).
Se pone a votaci6n. Los que est6n conformes se
servir~n levantar la mano.
(La mayoria de los seinores Delegados asi lo hace).
Aprobedo.
Se va a dar lectura a una enmienda adicional.
(El Oficial de Actas lee).
A LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE
ENMIENDA ADICIONAL.
Los Delegados que suscriben, proponen a la Asam-
blea Plenaria que el articu'o 65 quede complemen-
tado con la siguiente adici6n:
"Tambien serA indispensable este requisite, para
todo maestro de instrucci6n primaria y pre-primaria.
"Para ejercer en- cualquier rama de la ensefian-
za national, bastard ]a condici6n de ciudadano cu-
bano, aparte de los demhs requisitos que sefialen la
Constituci6n y las leyes".
(Fdo.) Juan Marinello, Salvador Garcia Agilero,
Bias Roca, Romdrico Cordero, Esperanza Sdnchez
Mastrapa.
(SR. PRESIDENT (MARQUIEZ STERLING): A discu-
si6n la enmienda
SR. 'COTINA (JosA MANUEL): jQu6 dice?
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Se va a
dar lectura a la enmienda adicional. Ruego a los
sefiores Delegados que garden silencio.
(El Oficial de Actas da lectura nuevamente a la
enmienda).
:SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): A discu-
si6n la enmienda. Ailgfin senior Delegado desea ha-
cer uso d ela palabra?
Sn. DORTA DUQUE (MANUEL) : Pido la pala-
bra en ccntra.


SR. CORTINA (JOSE MANUEL): Yo
la palabra para explicar el aleance qi
la Comisi6n Coordinadora.


tambien pido
- quiso darle


SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLIN( ': Tiene la
palabra el Dorta Duque, en contra.
SR. DORTA DUQUE (MANUEL): Sef I: President
y sefiores Delegados: Claramente, la f mienda pre-
sentada por el senior Marinello y otr : del Partido
Comunista tiene como finalidad alcan lo que sus-
tancialmente ha sido el prop6sito d, la enmienda
que se acaba de derrotar. Es decir, la supresi6n, la
destrucci6n de las escuelas privadas y principalmen-
te de las escuelas privadas donde los cat6licos envia-
mos a nuestros hijos, para que adquieran alli saber
y cultural, al mismo tiempo, que la ensefianza moral
adecuada, quo por nuestra experiencia sabemos lo
que significa en el progress moral, en la prepara-
ci6n del individuo y en la integridad de su ca-
rdeter.
Nosotros creemos que es obligaci6n del padre tras-
mitir al hijo lo que el padre cree que es lo me-
jor para el hijo. Nosotros los cat6licos enviamos
a nuestros hijos a los colegios cat6licos. Esos cole-
gios est6n atendidos y regidos en su mayor parte,
por instituciones religiosas que tienen distinto on-
gen, e imponerles a esas instituciones notables, en
su mayor part la condici6n de natives para el pro-
fesorado de la enseianza primaria es, sencillamente,
disponer el cierre de sus colegios...
SRA. HERNANDEZ (ALICIA): Que pongan maes-
tros cubanos.
Sn. DORTA DUQUE (MANUEL): ...es, sencilla-
mEnte, acabar con esos colegios. Se dice que en los
coleg:os releridos no hay una ensefanza patrioti-
ca adecuada. Y yo debo signiticar,- y en esto apor-
to mi experiencia personal- y la de muehos Dele-
gados que se han educado igualmente en colegios re-
ligiosos, que jams conocimos de nada que haya in-
fluido en nuestro animo en estos Colegos para no
amar a la patria y a nuestras instituciones, al con-
trario, alli recibimos el ejemplo admirable de hom-
bres austeros, consagrados al cumplimiento del de-
ber, que nos lo ensefiaron a nosotros, y nada tan
itil al ciudadano y por ende a la Patria, como que
cada uno sepa cumplir con su deber.
Pero de todas manera, creemos que la llamada
"educaci6n patri6tica" debe mantenerse, y eso vie-
ne a garantizarlo y a asegurarlo el dictamen y el
articulo aprobado ya por esta Asamblea, cuando
dice: (lee).
Es decir, que para suplir lo que pudieramos lla-
mar deficencia de la 'emoci6n patri6tica", en pro-
fesores que no han nacido en Cuba, para la expli-
caci6n de asignaturas que la requieren, es que se
ha establecido esa excepci6n en el dictamen; en el
sentido de que para explicar Historia de Cuba, Civi-
ca. etc., se require la condici6n de native; pero
que esta excepei6n no puede hacerse regla general
porque ]a explicaci6n do otras asignaturas, que na-
da tienen que ver con esa emoci6n patri6tica, ro lo
requiera y porque dada la forma o constituci6n de
esas organizaciones, si prosperara esa enmienda, ]la-










DIARIO DE SESIONES DE LA -CONVENCION CONSTITUYENTE 21


mada enmienda adicional, esos colegios, esas organi-
zaciones que se reparten de Oriente a Occidente, en
cientos de colegios, donde se da en muchos de ellos,
ensefianza a gente rica, pero tambien, en un nf-
mero extraordinario se da ensefianza a gene pobre,
ya en multiples escuelas gratuitas, ya otras veees
por becas, en las Escuelas de pensionados, segfn el
sistema de enseiianza y de creaci6n de escs Colegios;
y tambi6n mantienen academics nocturnas para obre-
los, Escuelas de Artes y Oficios; en fin, una organi-
zaci6n toda en la Repdblica, 'Integrada por esos
eientos de colegios, donde millares de nifios cubanos
reciben una educaci6n que satisface plenamente a
sus padres, que son ciudadanos conscientes, respec-
to de los cuales no pueden, en manera alguna, esta-
blecerse ]a supcsici6n de que sean inconscientes o
malvados porque sencillamente envien a sus hijos a
colegios religiosos, a recibir educaci6n moral, que
los hard grande y dignos el dia de mafiana...
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Le advier-
to al senior Dorta Duque que le faltan tres minutes.
SR. DORTA DUQUE (MANUEL): Muchas gracias,
senior Presidente.
Con respect a la necesidad de tender al profe-
sorado naivo, ese prosesoraco native deoe ir a cu-
brir el aumento de las escueias publecas, cuando
aqui tengamos presupuestos organizados, cuando ten-
gamos recaudaciones adecuadas, exactas y nonesta-
mente manejaaas, para entonces suplir esa enorme
deficiencia de la ensenanza piulica, y cuando eso
se haga en Cuba y se realize, y. el dinero no se mai-
gaste, tendremos entonces la cantidad necesara de
auias que deberan tender a dcnce pudieran ir esos
meritisimos prolesores cubanos.
No destruyamos, sefiores Convencionales, con me-
didas artinuciaes nuestra escueia piadosa, sin tencr
con que sustituirla, y menos por un proposito sec-
tario.
Por esas razones, senior Presidente y sefiores Dele-
gados, pido que se reehace la enmienda de los se-
hores Marmelio y otros ael Partico Comunista.
SR. MUJAL (EuSEBIO): Para una aclaraci6n al
senior Dorta Duque, pido la palabra, senor Presl-
dente.
SR. PRESIDENT (,MARQUEZ STERLING) : El senor
Dorta Duque ya ha terminado su turno.
SR. COETINA (JosE MANUEL): He pedido la pa-
labra, senior Presidente.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Para una pregunta al se-
fior Dorta Duque, ruego que se me concede la pa-
labra.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el senior Mujal para una progunta al sefiLr
Dorta Duque.
Sa. MIUJAL (EUSEBIO): La pregunta que le quie-
ro hacer, es la siguiente:

En realidad ha estado apasionado en el ataque a
la enmienda, porque la enmienda sera mantenida
por nuestro propio partido en la sesi6n correspon-


diente, sin que se pueda calificar al Partido Revo-
lucionario Cubano en esto, de querer subvertir el
orden existente...
(No se oyen las palabras del orador: Murmullos
en el Salon).
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se ruega
: los sefiores Delegados que ocupen los escafios y
garden silencio.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Esthn en Ju
de la movilizaci6n.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Continue
el sefieor Mujal.
SR. AIUJAL (EUSEBIO): ...que en material reii-
giosa no hay suficientes profesores natives, para im-
partir dicha enseiianza. Eso en primer lugar; y en
segundo lugar, porque no afecta en manera tan fuer-
te, porque en realidad hay una gran cantidad de
natives religiosos, y tambi6n de ciudadanos cubanos
Profesores. Es dccir, que esta cuesti6n me parece
que debe ser analizada con un sentido veridico, y
no con el apasionamiento con que ha sido tratado
por el senior Dorta Duque.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene ia
pa'abra el senior Garcia Agiiero, para consumer un
turno a favor.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : Yo he pedido la
palabra para explicar.
SR. PRESIDENT (MAXRQUEZ STERLING): El seflor
Cortina .ha pedido la palabra y se le dard en su
oportunidad. Tiene ]a palabra el senior Garcia
Agiiero.
SR. GARCIE AG-CERO (SALVADOR): Senior Presi-
dente y reficres Delegados: La enmienda de Uni6n
Revolucionaria 'Comunista, contiene, estrictamente,
el prop6sito de garantizar, del modo mds viable y
rApido possible, la existencia de una ensefianza na-
eional, efectivamente cubana: es el prop6sito de la
nacionalizaci6n de la ensefianza. Pido, que el requi-
site de cubanidad que se exige en el Articulo 66 pa-
ra los Maestros de Literatura, Historia, Geografia,
Civica y Materias Constituciona!es, y tambien para
los Textos que se usen en las Escuelas, sea exigible
ademds para todo maestro de Instrucci6n Primaria.
Pide tambien, que para ejercer en cualquier otro
ramo de la ensefianza national, no se exija la con-
dici6n de cubano por nacimiento, pero si la de ciu-
dadano cubano, de acuerdo con los demhs requisi-
tes que sefialen la Constituci6n y las leyes, es de-
cir, capacidad ticnica probada, etc.
SR. MARTINEZ SAENZ (JOAQUIN): Me permit una
interrup.i6n ?
SR. GARcfh AGOERO (SALVADOR) : 'Con much gus-
to, si no se me resta del tiempo que consuma de mi
turno.
SR. MARTINEZ SAENZ (JOAQUIN) : Muy brevemen-
te, para fijar el pensamiento del senior Garcia Agiie-
ro. INo cree el senior Garcia Agiiero que es nece-
sidad cubana acabar con el analfabetismo Y si
eso es asi, y todo el pais esta muy retrasado en










,2 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


este aspect, porque si antes, durante la Colonia
el analfabetismo llegaba al 30 por ciento, hoy'pa-
sa del 40 por ciento, en esta 6poca la limitaci6n a
la ensefianza debiera hacerse con much cautela, por-
que se ha demostrado la insuficiencia de los medios
aetuales, y no seria inconvenient en esta oportu-
nidad limitarlos, aunque me simpatiza el contenida
de la proposici6n, pero me parece que no result
oportuno en las actuales circunstancias, porque to-
do lo que sea para acabar con el analfabetismo ha
de ser un bien para el pais, y suprimiendo profe-
sores no creo que se llegue a esa 'finalidad. Hay,
ademas, el ,prdblema de la ensefianza vlocacional,
como por ejemplo: ]a ensefianza de idiomas, en dorn-
de no siempre los Profesores natives podrin ten-
dir tecnicamente sus funciones. Le hago esta aela-
raci6n, al senior Garcia Aguero, para que la tenga
present, como una duda.
SR. GARGIA AGiOERO (SALVADOR): La duda es ficil
de aclarar. En primer lugar, nadie pretend, aun-
quo lo diga con su elocuencia exaltadisima, el senior
Dorta Duque, nadie pretend destruir las escuelas
privadas que hasta ahora existen, ni pretend nadie,
ademfs, que se cierren las puertas de las escuelas
religiosas, a las que el doctor Dorta Duque quiere
conservar el derecho de enviar a los hijos suyos, y
en general de los que creen en su propio credo.
Nadie ]o pretend; lo que se pretend, con la en-
mienda es que sean cubanos los maestros que ense-
fien a los hijos de todos, tanto en las escuelas oficia-
les come en nlas escuelas privadas. Maestros cu-
banos ejercen la ensefianza en las escuelas oficiales;
pero adm-ias, hay una enorme cantidad de maestros,
millares de ellos, sin plazas en estos moments, que
pueden empezar a rendir eficazmente su tarea, con
su titulo de capacidad adquiridp al amparo de las
leyes nacionales. & Qu6 inconvenient, en el orden
de la cubanidad ni de la docencia, puede encontrar
nadie en que se pretend garantizar, nacionalizando
ia ensefianza, qne estos maestros vayan a rendir sus
tareas (n las escuelas privadas, lo mismo que la
rinden en las escuelas pfblicas, resolviendo a. la
vez una cuesti6n de competencia y un problema de
desempleo ?

Los maestros extranjeros de ensefianza primaria de
las escuelas privadas pueden ser plenamente susti-
tuidos, y ain sobrarh un enorme contingent de na-
tivos, con capacidad probada y adquirida al am-
paro de las leyes nacionales. Eso aseguraria no s6-
lo vida decorosa, (en lo que ella sea possible dentro
de esta situaci6n econ6mica) de esa enorme cantidad
de maestros, producidos por nuestras Escuelas Nor-
males, que estarin entonces ejerciendo la docencia
en las escuelas privadas, y las pfiblicas, sino que ade-
mas brindaria ]a manera de asegurar un poco me-
jor una verdadera cubanidad en la docencia, que
actualmente deja much que desear.
No significa esto, ademas, que se vaya a impedir
a todos los actuales Profesores de las escuelas priva-
das, religiosos o no, el ejercicio de la docencia en
sus CAtedras o plazas respectivas, porque lo finico
que se pide es que sea native el maestro de ensefianza
primaria; no se exige lo mismo para el resto de la


enseianza, en la cual se admite que el maestro sea
ciudadano cubano, y me parece que no es much
exigir a quien viene a ejercer .la doce acia en nues-
tro pais, a preparar ciudadanos de nut stro pais, que
adquiera 61 a su vez la ciudadania d este pueblo,
asumiendo por esa condici6n el ejere] ) real de su
deber, como cuadra a la verdadera rientaci6n y
grandeza de este pueblo.
VWase pues, como no seria necesa ') que aban-
donasen sus cargos los maestros no nativos que ac-
tualmente los desempefian.
Pero hay ademas otras dos razones importantes:
Primero que en el articulo anterior hemos aprobado
que los maestros de historic, geografia y civic de-
ben ser rativos; y como en la ensefianza primaria
cada maestro tiene a su cargo todas las materials del
plan de studios, es forzoso en consecuencia que el
maestro sea cubano por nacimiento, puesto que s6lo
con esa ccndici6n se le permit ensefiar las materials
fijadas.
Por otra parte los maestros extranjeros, que ac-
tualmente ejercen respaldados por titulos de validez
legitima en nuestro pais no resultan lesionados en
sus derechos, porque hay una transitoria comple-
mentaria del precepto -que se dispute que afiade lo
siguiente: "Los maestros de ensefianza primaria
y pre-primaria, cubanos por naturalizaci6n, que ha-
biendo adquirido su titulo de capacidad y su carta de
ciudadania antes de promulgarse esta Constituci6n,
estuvieren en esa fecha en ejercicio legitimo de sus
funciones profesionales, quedaran equiparados a los
natives, a los efectos de lo dispuesto en e] pfrrafo
segundo del articulo 66.
Lo que quiere decir, que si hay alguin seefior maes-
tro ciudadano cubano que est6 ejerciendo con pleno
dereeho la docencia en el moment actual, esta Tran-
sitoria se lo reconoce y asegura; pero se garantiza
tambi6n de este modo, que en lo adelante ningfin
professor puede tener el derecho de ejereer la ense-
fianza primaria siendo extranjero, en nuestro pais,
mientras queden como hoy, millares y millares de
maestros cubanos que estin reclamando atenci6n del
Estado y esta reclamando servir a nuestro pais, en
nombre del cual se habla tanto.
SRA. HIERNIANEZ DE LA BARCA (ALICIA): Sefior
Presidente: Necesito observarle a la Presidencia
que la Delegada que habla tiene presentado un
voto particular desde la, Secci6n de Cultura y Fa-
milia sobre el motive que se esta discutiendo, es de-
cir; de In nacionalidad de los maestros primaries,
y seguin me ampara el Reglamento, tiene prelaci6n,
pero como ya es un hecho consumado, quiero que la
President, resuelva antes de la votaci6n; toda vez
que hay una series de enmiendas...
SR. PEESIDENTE (MARQUEZ STERLING): No es un
heeho corsumado, porque la enmienda que como vo-
to particular present la sefiora Hernandez, es adi-
cicnal. De manera, que puede discutirse despu6s.
Tiene la palabra el senior Cortina.
SR. ConTINA (JosE MANUEL): Sefior Presidente
y sefiores Delegados: Me he levantado porque creo
indispensable sefialar la trascendencia de eiertos









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 23


puntos que se estkn debatiendo aqui, para que una
vez que se conozca realmente por la Asamblea el al-
cance de sus determinaciones, pueda resolver debi-
damente.
Nosotros no estamos afilando un hacha para de-
rribar un bosque de historic y tradiciones. Estamos
haciendo una Constituci6n para reglamentar lo que
existe y darle cauce de progress, no para destruirlo.
Yo llamo afilar un hacha social elaborar una Cons-
tituci6n de tipo destructor y con ella entrar a gol-
pes de filo contra la estruetura hist6rica, las tradi-
ciones y los sentimientos de nuestro pueblo. Eso es
suicide. Ningfin pais, como no haya enloquecido
bajo la influencia de una revoluci6n social destruc-
tora como un terremoto, entra a saco en sus costum-
bres y en su historic, destruyendo sin tasa ni media
en nombre de prop6sitos faniticos o absolutos. Se de-
be trabajar, se debe estudiar, perfeccionar y revisar
las initituciones poco a poco con la debida gra-
duaci6n.

Nosotros somcs una naci6n joven con process his-
t6rico poco consistent. Es peligroso y anti-social
ingertar aqui fanatismos, odios y prejuicios de otros
pueblos y de otras sociedades que no tienen nada
que ver con la nuestra.
SR. MUJAL (EUSEBIO): Sefior Presidente: Se han
ampliado los tuinos?
SR. PAFSIDENTE (MARQUEZ STERLING) : NO, el S-
fnor Cortina habla como miembro de la Comisi6n
Coordinalora.
SR. McJJAL (EUSEBIO): Pues yo pido la palabra,
para habiar a nombre de los que no pertenecemoss
a ]a Coriisi6n Coordinadora.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL): Yo no estoy ha-
blando en contra del Dictamen, sino que estoy soste-
niendo el Dictamen de la Comisi6n. El Dietamen
se pretend enmendar por la proposici6n presenta-
da, y si esa proposici6n es buena, es porque es malo
el Dictamen; y no es possible hablar de una cosa sin
unir necesariamente la otra, para hacer la compa-
raci6n y decidir si la bondad esta en el Dictamen o
en la enmienda.
SR. GARCIA AOiUERO (SALVADOR): I Me permit el
senior Cortina? El senior Cortina dice que si la en-
mienda es buena, es malo el dictamen. Eso me pa-
rece absurdo.
SR. CORTINA (JOSE 6MANUEL) : Diferentes puntos
de vista.

SR. GARCIA AGUERO (SALVADOR): Es muy c6modo
evadir las cuestiones diciendo que se sostienen pun-
tos de vista diferentes. Yo afirmo que el senior
Cortina no tiene raz6n al decir que si la enmienda
es buena, es malo el Dictamen, porque la enmienda
no es sino adici6n al Dictamen de la Comisi6n, y
por lo tanto, empieza por estimarlo bueno; es de-
cir: que ]a enmienda estima bueno el Dictamen y se
afiade a l1. Por lo tanto, no precisa decir que la
enmienda es mala para considerar que el Dictamen
es bueno, o viceversa.


SR. CORTINA (JOSE MANUEL): En cambio, a mi
lo que me pareee absurdo es que el seficr Agiiero
pretend que dos cosas distintas sean iguales entire
si y no se excluyan necesariamente.
Efectivamente, la enmienda que se ha propuesto
transform completamente el Dictamen y modifica
la soluci6n que en el Dictamen se da a ese proble-
ma. La Comisi6n Coordinadora ha pretendido re-
formar sin destruir, que es la regla de progress del
estadista. Destruir es muy ficil; crear es muy di-
ficil.
Nosotros no podemos fabricar ahora una nueva
historic de Cuba para poder colocar sobre ella nue-
vos preceptos que no tienen nada que ver ccn las
conveniencias del pais.
Nosotros no podemos crear instituciones de ense-
fianza privada y darles prestigio, antigiiedad y au-
reola suficiente para la misi6n que desempefian, por-
que adoptemos aqui unas cuantas reglas o demos
unos cuantos consejos.
El process de las instituciones de ensefianza pri-
vada, con el prestigio de la educaei6n que dan, con
las tradiciones que representan, no se debe cam-
biar y destruir aqui porque lo acuerde la mitad mis
unb de los miembros de esta Convenci6n.
Nosotros en la Comisi6n Coordinadora tratamos
debidamente este problema y adoptamos un criteria
transaccional, que es muy avanzado. Voy a expli-
car lo que hizo la mayoria de la Comisi6n: "La en-
seianza... (lee).
Como se ve, hemos resguardado y nacionalizado,
de un modo absolute, la ensefianza pfiblica official.
La ensefianza official en Cuba represent el no-
venta y cinco por ciento de toda la ensefianza. La
enmienda esta que tiende a introducir cambios de-
masiado radicales en la Constituci6n, de la ense-
fianza privada, no tiene ninguna trascendencia en
el conjunto de la ensefianza general, en cambio, pro-
duce muchos perjuicios. No tiene trascendencia por-
que no abarca mAs que una pequefia parte de la
ensefanza; y produce muchos perjuicios porque,
practicamente, va a destruir muchas instituciones
privadas de ensefianza, que tienen sus m6ritos y re-
presentan grandes valores morales en la historic de
Cuba.
Yo no quiero que con la enmienda propuesta se
perjudiquen o destruyan los grandes planteles de
ensefianza privada que hay en Cuba, y que no afec-
tan fundamentalmente a la ensefianza general del
pais y le agregan, sin embargo, las ventajas de la
iniciativa y de la competencia privada.
En esos planteles de ensefianza privada ya esta-
blecimos preceptos que cuidan de esta Constituci6n,
lo relacionado con la instrucci6n de asignaturas re-
lacionadas con la Patria. No tenemos para que lle-
var mfis lejos las restricciones, porque 4stas llegarin
a ser, no restricciones, sino persecueiones disfrazadas.
SR. PREEIDENTE (MXRQUEZ STERLING) : Se han ven-
cido los 10 minutes.









24 DIARIO DE SESIONES DE L.A CONVENTION CONSTITUYENTE


Discutida suficientemente la enmienda, se pone a
votaci6n.


SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL):
la Presidencia me informara si hay
ticular firmado por la sefiora Alicia


QQuisiera que
un voto par-
Hernn'idez.


SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Si, hay un
voto particular, pero como la Asamblea acord6 hace
tiempo que los votos particulars se considerarartn o-
mo enmiendas, y la enmienda era adicional, se pon-
dri a discitsi6n despu6s de que se vote la qile s-' eist
discutiendo.
SR. SuAREZ FIlRNANDEZ (MIGUEL): Ese no es el
problema. Es que el voto particular de la sefioro
HernAndez, abarca a mi juicio la enmienda present.
tada por la Delegaci6n Comunista.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Ese asun-
to se debi6 plantear en su oportunidad. Ruego a
los sefiores Delegados que est6n atentos a las deci-
siones de ]a Presidencia para que cuando la estimen
equivocada me l1amen la atenci6n, pero no que cuan-
do la Presidencia va a poner a votaci6n un asunto,
se pida explicaci6n sobre lo que ya se ha discutido,
porque la P.residencia no quiera dar march atr.s.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Yo no .pre-
tendo que la Presidencia lo haga, porque s6 que siem-
pre march hacia adelante, pero quiero que la Pre-
sidencia contemple esta situaci6n: el voto particu-
lar...
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : ILa Presi-
dencia march hacia atras, por culpa del senior Sua-
rez Fern6ndez.
SR, SLAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Lamento te-
ner tanta influencia...
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Precisa-
mente la tiene.
SR. SuAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Pero en este
caso la I'residencia (lebe observer lo siguiente:
el veto particular de la sefiora Hernandez tiene in-
cluida la adici6n que present el Partido Union
Revolucionaria Comunista.
Yo no quiero mAs que la Presidencia abra iis-
cusi6n tambidn sobre este voto particular. Y cntcin-
ces, a la hora de votar, se votard en la forma que,
quiera la Presidencia; pero no es possible votar una
enmienda incluida dentro de un voto particular,
porque si se rechaza, colocaria a mi distinguida ccm-
pafiera, la sefiora Hernandez, en una situaci6n de
verdadera inferioridad en la Asamblea.
Entiendo que por el contrario, el voto particular
debe ser tratado previamente a la enmienda, sin
que eso quiera decir que la-enmienda no est6 per-
fectamente bien discutida.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): La Pres;-
deneia no puede complacer al senior Suarez, porque
este v6to particular lo es en la Secci6n de Cultura
donde se discuti6 el problema. Y la Comisi6n Coordi-
nadora lo remiti6 aqui como antecedente, y que la se-
flora HI-rn;ndez lo present como enmienda de
acuerdo con una resoluci6n anterior.


Si esto se hubiera presentado como enmienda a
la enmieada que se dispute, podia haberse puesto a
discusi6n antes.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Per eso pedia
a la Presidencia que me informara si existia el voto
particular.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): La Presi-
dencia le inform al senior Suarez que existia el vo-
to particular, pero que debido a un acuerdo de esta
Asamblea, estos votos particulares se reproducen
como enmiendas.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Entonces voy
a planter una cuesti6n reglamentaria. El regla-
mento de a 'Convenci6n permit que en cualquier
memento en que esta a debate una cuesti6n...
*SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Es que se
va a votar ya.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Habrd ter-
minado el debate sobre esta cuesti6n, pero no se ha
votado.
El Reglamento permit que cualquier Delegado
present una enmienda, y si la Presidencia quiere,
le voy a citar el articulo.
SR. N6JEZ PORTUONDO (EMILIO): Pido la pala-
bra para una cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el senior Nfifiez Portuondo.
SR. NliEZ PORTUONDO (EMILIO) : Para pedir que
se prorrogue la sesi6n hasta terminar este asunto.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se acuer-
da asi ?
(Seiiales afirmativas).
Prorrogada la sesi6n.
-SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : El articulo 122
del reglamento dice lo siguiente: (Lo lee).
Es decir, que cumpliendo el iltimo pdrrafo del
articulo 122, presentada la enmienda de la sefiora
IIernandez, le propongo a la Presidencia que cum-
pla con Este filtimo parrafo, y entonces estaremos
dentro del. reglamento.
SRA. IfERNANDEZ (ALICIA) : Ademfs, senior Pre-
sidente, hay un articulo del reglamento que dice que
los votos particulares tienen prelaci6n.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Eso esti re-
formado. No hay votos particulares, y saben los se-
fares Delegados que se acord6 en obvio del tiempo,
que la Comisi6n Coordinadora remitiera los votes par-
ticulares de las Secciones y que se diseutieran aqui co-
mo enmiendas; acuerdo que se tom6 no hace mAs de
un mes, cuando este Delegalo que ocupa este sill6n
tan espinoso, no lo ocupaba.
El senior Suarez no puede plantear en la forma
que lo plantea, este asunto. El senior Sutrez quie-
re que una enmienda presentada con anterioridad,
se presence ahora como enmienda a otra enmienda.
SR. Sl'AREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Si la Presi-
dencia me dice que la enmienda esta presentada, yo









DIARIO DE SESIONEb DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 25


entonces solicito que se discuta la enmienda, y que
sc suspend la votaci6n de ]a enmienda presentada, a
fin de votar el voto particular de la Dra. Herndn-
dez, mds amplio que la enmienda del Partido Uni6n
Revolucionaria Comunista.

.Sn. PIESIDENTE (MARQUI4Z STERLING): Eso no
se puede plantear en este moment. Eso se debi6
plantear antes.

Sn. AVAREZ (AURELIO): Pido la palabra para
una propusici6n incidental.
SR. PRESIDENT (MIRQUEZ STERLING): Tiene la
ialabra oi senior Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Puesto que tengo for-
mulada una enmienda tambi6n at precepto que se
discute, que de algCin modo se armcniza con el vo-
to particular de la Dra. Hernandez y con la formula-
da por el Delegado Garcia Agiiero, ruego la suspen-
si6n del debate.

SR. PRESIDENT (XMARQUEZ STERLING): Ya el de-
bate se ha terminado. Se ha puesto a votac6n y
un Deiegado ha pedido votaci6n nominal.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : No ha habido votacion.
Mi proposici6n incidental esta bien tormulada, y
permitiia ganar tempo al no tener que diseutir tres
enmiendas que pueuen armonizarse y resolverse en
una sola votaci6n.
SR. MANACH (JORGE): Pido la palabra.


SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING):
palabra el seiior Mafiach.


Tiene la


SR. MARACH (JORGE): Ante esta discusi6n no ca-
be mis posibilidad que la de que la Presidencia haga
su interpretaci6n del reglamento, o que apeie a la
Asamblea.
SR. PRESIDENT (A1ARQUEZ STERLING): Le agra-
dezeo al tefior Mafiach esta especie de auxilio presi-
dencial que me presta; pero en atenci6n a los Dele-
gados que tienen el prurito de presentar sus probie-
mas con el deseo de ganarlos, he querido no resolver
drasticamente este problema que pudiera traer una
discrepancia de pareceres entire un grupo de interesa-
dos y otro grupo.

No quiuro establecer mi criteria con esa rigidez
en absolute, sino que pido la cooperaciln de los se-
lores Delegados, porque a mi juicio, es lo mismo que
se vote ahora la enmienda suscrita por el Partido
Uni6n Revolucicnaria Comunista, y despu6s se pon-
ga a discusi6n la enmienda de la Dra. Hernandez.
Es un problema de preiaci6n el que se esta discu-
tiendo, en el cual no pierde su dereeho a que se
discuta su enmienda.

SRA. HERNANDEZ (ALIcIA): Para una aclaraci6n
sefor Presidente: no es culpa mia que la Presiden-
cia, tenienedo en la mesa mi enmienda, puesto que
vino como voto particular desde la Secci6n de Cultu-
ra, no lo haya tenido en cuenta para discutirlo con
prelaciin.


SR. PIESIDENTE (MARQUEZ STERLING): La Presi
dencia la ha tenido en cuenta y ha dispuesto que se
le diera lectura. Y en uso de las facultades que
le da el Reglamento para calificar la radicalidad de
las enmiendas, la he calificado. Si la sefiora Her-
nandez oportnnamente hace esta aelaraci6n...
*SRA. HERNANDEZ (ALIIA) : Y asi lo hice.
SR. PRESIDENTE (MRQUEZ STERLING) : Perd6ne-
me la Dra. Hernandez, esta Presidencia no tiene in-
ter6s en que se discnta un asunto primero que otro.
Lo que d-sea es que la Asamblea se ponga de acuer-
do.
SRA. [TERNiNDEZ (ALICIA) : La insistencia no es
porque nstemos contraries a que vote primero la
presentada pnr el Partido Uni6n Revolucionaria Co-
munista...
Sn. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Es que se
va a votar. Es que la Presidencia ha dicho que se
ponia a votaci6n, y entonces el senior Nifiez
Portuondo ha pedido votaci6n nominal, y, al am-
paro del Reglgamento, ya no se puede plantear nin-
guna cuesli6n que no est6 relacionada con la vota
ci6n, y sin embargo, la Presidencia ha tenido la 11!-
xibilidad de permitirles a los seiiores Delegados que
plantearan un problema que ya no cabia.
SRA. HERNINDEZ (ALICIA): Tengo el temor do
que ccmo encierran ideas andlogas, el senior Presi-
dente me diga despu6s que ya esti votada.
SR. MUJAL (EUSEBIo) : Pido la palabra para una
aclaraci6n previa: despues de votada ]a enmienda
presentada por el senior Marinello, ise va a poner a
votaci6n esta otra
SR. PRFSIDENTE (IXARQUEZ STERLING): Despubs.
Vamos a la votaci6n de la enmienda del senior Ma-
rinello. Se ha solicitado votadi6n nominal. Los
que estnr de aeierdo con la enmienda contestar6n
afirmativamente; los contrarios no.
(Se efectia la vo-aci6n).
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Han vota-
do 53 sefiores Delegados. 36 que no y 17 que si.
Votaron en contra los sefiores: Acosta, Alvaree
Gonzalez, Andreu, Boada, Bravo Acosta, Busto, Ca-
brera H1rcindcz, Casanova, Corona, Cortina, Correo.
so, Coyula, Cuervo, Chibas, Dellundg, Don, Duta,
Esleva, Ferndndez de Castro, Ferrara, Galano, Gar-
cla Rodrlyucz, Guis Inclan, Ichaso, Jay, Mahach,
Martinez Fraga, Martinez Saenz, Mendigutia, Meso,
Niluez Portuondo, Prio, Rey, Robau, Rodriguez Car-
tas y Marquez Sterling.
Votaron a favor los sefiores: Alvarez de la Vega,
Cordero, Dihigo, Garcia Herndndez, Garcia Agilero,
Hern6ndez de la Barca, Maceo, Marinello, Mesa, Mu-
jal, OrAoa, Parrado, Roca, Sanchez Mastrapa, Sud-
rez Fernandez, Vilar y Villoch.
Queda rechazada la enmienda.
La Pr-sidencia va a formular a ]a Asamblea un
ruego cariioso: la Asamblea acaba de acordar no
levantar 'a sesi6n hasta que no se discutan estas dos










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENCION CONSTITUYENTE


enmiendas, las que acaba de resolverse y la que esti
sobre la mesa.
iComo tenemos sesi6n a las 9 de la noche, la Pre-
sidencia quisiera suplicarles a los sefiores Dele-
gados que. han solicitado la palabra para explicar
sus votes, que son 11, que los expliquen en otra opor-
tunidad.
Es u ruego de la Presidencia.
SR. FERRARA (ORESTES): Renuncio a mi turno pa-
ra la exilicaci6n.
SR. P.Io SOCARRAS (CARLOS): Yo tambi6n re-
nuncio. Pero quiero explicar a la Presidencia, que
estimo que el asunto esta debatido y que algunos
han producido sus votos ya orientados; que unica-
mente se le concede ]a oportunidad de la explica-
ci6n necesaria a la autora para la diferenciaci6n
con la otra, y si alguien desea hablar que sea en el
mismo temia y en el tiempo de 10 minutes.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra la sefiora Hernandez de la Barca para ex-
pliear su Noto.
SR. ROCA (BI.AS) : Para un ruego a la Asamblea:
come los micr6fonos estan esta tarde funeionando
Mnal, oimos con much dificultad y si tcdos los se-
nores Delegados hablan a un tiempo como en el de-
bate que nos ha precedido, no oiremos a la sefiora
Hernandez. Por eso deseo rogar a los sefiores .?-
legados que aunque sea cinco minutes, mantenga-
mos silencio para poder oir la .explicaci6n de la
sefiora Hernandez.
(El Oficial de Actas lee).
'A LA CONVENTION CONSTITUYENTE
VOTO PARTICULAR.
A la Convenci6n Constituyente, la Delegada fir-
mante, miembro de la Secci6n de Familia y Culturai,
inconforme con las condiciones que se establecen por
el Dictamen de dicha Secci6n, para el profesoral,
de Ira. y 2da. ensefianza propone a la Asamblea lo
siguiente:
"El professor clE Ensefianza Primaria debe ser
native. El de Ensefianza Secundaria, cubano nati-
v o per naturalizri6n, excepci6n de los valores inte-
lectuales y cientificos extranjeros que aporten a nues-
tra docencia un factor positive de superaci6n".
Sal6n de Sesiones de ]a Secci6n de Familia y Cul-
tura, a los 29 dias del mes de mayo de 1940.
(Fdo.) Dra. Alicia Herndndez de la Barca.
SRA. HERNANDEZ (ALICIA): Sefior President y
sefiores Delegados: Al formular nuestro veto parti-
cular desde la Secci6n de Familia y Cultura, no nos
movi6 otro motive, sencillamente, que cumplir un
principio que orienta a nuestro Partido, es decir, el
de la cubtnidad, ademAs de cumplir otros principios
pedag6gicos que ncs dicen que "quien gana la ni-
fez, gan;i el future", y si precisamente nosotros en
esta Constituei6n, en otro articulo -creo que el 61-,
del propic Dictamen de la Secci6n de Familia y
'Cultura, hemos estableeido que la ensefianza debe es-


tar inspirada en la cubanidad, no encmntramos mo-
tivos suficientes ni poderosos que se p( agan enfren-
te para ccntrariar el deseo y mis qu ) el deseo la
necesidad, de que los maestros de in' t ucci6n pri-
maria sean eubanos natives.
Razones fundamentals de la Pedr gia, porque
en la edad primera, en la arcilla bland lue es el ni-
io, queda grabado, de un mode ind, ble, todo lo
que en esa edad primera se ensefia, ].:'que el nifio
tiene admiraci6n y emulaci6n por su maestro, es
por lo que nosotros nos orientamos a que los maes-
tros de instrucci6n primaria, sean natives, sean cu-
banos.
AdemAs, senior Presidente y sefiores Delegados, si
no fuerar. estos motives suficientes, tenemos tambien
el gran nfimero de maestros que ha preparado Cu-
ba, el Esiado cubano, y que seria suficiente para
cubrir todas las aulas de educaci6n primaria Esos
maestros preparados especialmente para ensefiar la
rifiez cubana, en gran nfimero pasan en estos mo-
mentos por un estado preeario, en su pais, y si nos-
otros queremcs servir al principio que inspira esta
Constituci6n, es decir, el de cubanidad, y si nosotros
queremos confraternizar y ayudar a los maestros
cubanos, que el Estado cubano ha preparado, de-
bemos espeeificar que el maestro de instrucci6n pri-
maria sea native.
Adema:, queremos aclarar que no hay agresi6n
ninguna a los colegibs re'igiosos ni ereemos que, co-
mo decian ya los compafieros del P. U. R. C., va-
yan a desaparecer por emplear al modesto y eficien-
te maestro cubano native; al contrario, entrando en
esos grades colegios, la mente clara y preparada,
inspirada en principios cubanisimos de nuestros
maestros, seria darles una orientaci6n, afin mejor,
si eabe, mis moral, mis completamente moral, a la
que se referia el senior Dorta Duque hace unos me-
mentos, es decir, que a esos principios de religion en
aquellos colegios donde se explica religion, se afiadi-
rian los principios que adicionaran los maestros cu-
banos. Por otra parte, contemplando el problema
desde el punto de vista de la pedagogia modern,
todos saben que actualmente la ensefianza es un to-
do; que no se ensefia al nifio el mundo fraccionado.
Actualmente la orientaci6n de la pedagogia es inte-
grar al niflo a la vida, darle un sentido homog6neo,
del mundo exterior; todas las asignaturas de acuer-
do con :a escuela active, o escuela nueva, se en-
sefian, pudi6ramos decir, de frente; y si es asi, es
un motive quo abunda a favor de la tesis de que el
maestro primariu ha de ser cubano, per la ensefianza
de la civica.
Sefior Presidente y sefiores Delegades: para resu-
mir, en vista de la prisa que corre a los seiiores De-
legados para asistir a la sesi6n de ]a moratoria, quie-
ro significar, de manera bien clara, que es como
una reparaci6n que hacemos a los maestros cuba-
nos; que es cumpliendo con los principios de cuba-
nidad, no con las palabras, sino con heehos. Ade-
mks, crej que en todos estos moments, nosotros, que
estamos resolviendo necesidades nacionales, tenemos,
de una manera determinada, el modo de hacerlo por
la Constituci6n, votando en favor de la tesis de que
l1s maestros primaries sean natives, votemos per los


i











DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 27


maestros cubanos, sin que ello sea perjudicar, en
modo alguno, a los colegios religiosos.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se pone a
votaci6n nominal, porque la Asamblea acord6 que
despues de explicada la enmienda por su autora, la
sefiora HernAndez de la Barca, se sometiera a vota-
ci6n nominal.
Los que est6n conformes, votarfn que si; los con-
trarios, que no.

(El Oficial de Actas efectia la votaci6n).

SR. PRESIDENT (MARQUEZ -STERLING): Han vo-
tado cincuenta y tres sefiores Delegados. 32 que mn
y 21 que si.
Votarol en contra los sefiores: Alvarez Gonzdlez
Andreu, Boada, Bravo Acosta, Busto, Cabrera Her-
ndndez, Casanova, Corowa, Cortina, Correoso. Co
yula, Cuervo, Dellwnd6, Don, Dorta, Esteva, Ferra-
ra, Garcia Rodriguez, Guds, Hornedo, Ichaso, Jay,
Maiach, Martinez Sdenz, Mendigutia, Meso, Niiez
Portuondo, Rey, Robau, Rodriguez Cartas y Mdr.
quez Sterling.


Votaron a favor los sefiores: Acosta, Alvarez de
Ta Vega; Cordero, Chibds, Dihigo, Ferndndez de Cas-
tro, Garcia Agilero, Herndndez de la Barca, Laurent,
Maceo, Marinello, Mesa, Mujal, Ochoa, Pons, Prio,
Roca, Sdnc.hez Mastrapa, Sudrez Ferndndez, Vilar y
Villoch.
Queda rechazada la enmienda.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONI) : Renuncio a la
explicaci6n de mi voto.
SR. ROCA (BLAS): Los micr6fonos estdn descom-
puestos, hace falta tiempo para repararlos y si no da-
mos tiempo para hacerlo, no es possible trabajar. Yo
rogaria por tanto a la Presidencia que las .expli-
-aciones de votos quedaran para la pr6xima sesi6n.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): 6 Estd de
acuerdo !a Asamblea?
(Selales afirmativas).
Aprobado.
Se aplazan las explicaciones de votos para la pr6-
xima sesi6n. Se levanta la sesi6n.
(Eran las 7 y 10 p. m.).




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs