Group Title: Convencion constituyente
Title: Diario de sesiones de la Convención Constituyente
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072605/00054
 Material Information
Title: Diario de sesiones de la Convención Constituyente
Uniform Title: Convención constituyente
Physical Description: 2 v. : ; 32 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba
Publisher: P. Fernandez?
Place of Publication: Habana
Publication Date: 1940?]
 Subjects
Subject: Politics and government -- Cuba -- 1933-1959   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
General Note: At head of title: Republica de Cuba.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072605
Volume ID: VID00054
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002572573
oclc - 03161278
notis - AMT8899
lccn - 41000702

Full Text




I-CA DZ

Ji1


DE


CONVENTION


DE LA


SESIONES


CONSTITUYENTE


VOL. II LA HABANA NUM. 54

SESSION QUINCUAGESIMA CUARTA.-MAYO 28 DE 1940
President: Sr. Carlos Marquez Sterling y Guiral
Sres. Alberto Boada Miquel
Emilio Nfiiez Portuondo

SUMARIO
A las diez p. m. la Presidencia reanud6 la sesi6n, disponiendo la lectura de la enmienda del senior
Delegado George. Asimismo se di6 lectura a una enmienda presentada por el senior Delegado
Marinello a nombre del Partido Uni6n Revolulucionaria Comunista, la que en votaci6n ordinaria
qued6 rechazada.-En votaci6n nominal por cincuenta votos a favor y diez y seis en contra fu6
aprobada la declaratoria de permanencia la sesi6n.- El senior Delegado George, consumi6 un
turno a favor de su enmienda, al que hicieron interrupciones los senores Delegados Suarez Fer-
nandez, Casanova e Ichaso.-El senior Delegado Bravo Acosta, us6 de la palabra en contra.-En
votaci6n nominal interesada por el senor Delegado George fu6 rechazada su enmienda por cua-
renta y nueve votos en contra y nueve a favor.-El sefor Delegado Alvarez de la Vega, ex-
plic6 su voto.-Tambi6n explicaron sus votos los sefores Delegados Cuervo Navarro, Martinez
S~enz, Ochoa y Suarez Fernindez.-En votaci6n nominal interesada por el senior Delegado Mu-
jal, fu6 aprobada la totalidad de la enmienda formulada por la Comisi6n Especial sobre liquida-
ci6n de las Moratorias, por cuarenta y un votos a favor y siete en contra. A propuesta del senior
Delegado Roca, se adopt el acuerdo de conceder un receso hasta las nueve p. m. del dia de
hoy, suspendiendo la Presidencia la sesi6n en tal virtud a las dos y treinta a. m. del dia
veinte y nueve de los corrientes mes y aiio.


'SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Se reanula
la sesi6n.
(Eran las 10 p. m.).
ISe va a dar lectura a una enmienda presentada
por el senior Quintin George.
(El Oficial de Actas lee).
A LA CONVENTION CONSTITUYENTE
El Delegado que suscribe, somete a la considera-


ci6n de la Asamblea, como substituci6n de la Dispo-
sici6n Transitoria sobre autorizaci6n al Congreso
para legislar, en relaci6n con la liquidaci6n de las
moratorias vigentes, la adopci6n de ]a siguiente,
ENMIENDA
El Congress deberd acordar, en la forma ordina-
ria y con las facultades otorgadas en los articulo 13
y 14 de la Ley Constitucional de 11 de Junio de
1935 y sin sujeci6n a lo dispuesto en los articulos
25 y 26 de esta Constituci6n, las Leyes necesarias


DIARIO


X3 13B


Cjj -










2 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


para regular las obligaciones civiles nacidas o deri.
vadas de contratos, actos u omisiones anteriores al
15 de Agosto de 1934, que disfruten por los Decretos
Leyes 412, 423 y 594 de 1934, modificados por la
Ley de 3 de Septiembre de 1937 sobre Coordina-
ci6n Azucarera.
Mientras el Congreso no legisle con los efectos y
a los fines expresados en los pArrafos anteriores
sobre regulaci6n de las obligaciones a que los mis-
mos se refieren, respect de las deudas que disfru-
ten de los Deeretos-Leyes 412, 423 y 594 de 1934,
modificadas por la Ley de 3 de Septiembre de 1937,
s6lo podrA exigirse pagos o prestaciones anyales des-
de Julio 1, 1939, a quienes no lo hayan efectuado,
conforme a los tipos y con los efectos, requisitos.
fines y plazos dispuestos por dichos textos legales en
raz6n a la anualidad comprendida de Julio 1, 1938
a Junio 30, 1939 o la zafra azucarera comprendida
dentro de ella, segin los casos y las circunstancias;
aplicAndose a los pagos posteriores que proceda ha-
cerse con arreglo a dichas leyes, cualquiera cantidad
que se hubiere pagado en exceso de la que corres-
pondia abonarse de acuerdo con ellas, siempre que
el dcudor no hubiese recibido ningin beneficio en
compensaci6n a dicho pago en eseeso.
IComo excepci6n a lo dispuesto en el pdrrafo an
terior, cuando se trate de obligaciones procedentes
o derivadas del precio de solares comprados a plazos,
mientras el Congreso no legisle s61o podra exigirse
como pagos a cuenta un dos por ciento annual en rela-
ci6n al capital adeudado.
El Congress debera acordar, dentro de cinco le-
gislaturas ordinarias, a partir de la vigencia de esta
Constituci6n, las leyes a que se refieren los parra-
fos anteriores, sin que en las mismas se puedan com-
prender cr6ditos originados en contratos posterin-
res al 14 de Agosto de 1934.
Sal6n de Sesiones de la Convenci6n Constituyente,
a 17 de Mayo de 1940.
(Fdo.) Quintin George.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : A discu-
si6n la enmienda.
Sa COuTINA (JosA MANUEL): Pido la pala-
bra.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la
Ipalabra el senior Cortina.
SR. 'CORTINA (Jose MANUEL): Presentado en la
',onvenci6n Coristituyente Una Eumienda o Voto
Particular del senior Jos6 Manuel Casanova, se nom-
br6 por esta Asamblea una Comisi6n representative
de todas las tendencies de la Asamblea, para que con-
ciliara en lo possible los distintos puntos de vista que
se sustentaban sobre la debatida cuesti6n.
A ese efecto, la Comisi6n nombrada por la Asam-
blea, despu6s de reunirse varias veces, ha emitido
su dietamen. En tal virtud, sin perjuicio de dis-
cutir la enmienda del senior Quintin George, como
las de todos los demas sefiores Convencionales, en-
tiendo que lo que procede, en primer lugar, es po-
ner a discusi6n la totalidad del dictamen emitido
por la Comisi6n Conciliadora extraordinaria que
nombr6 la Asamblea. Una vez que este dictamen


sea aprobado o rechazado en su totalidad, proceder
a discutir las enmiendas a los distintos particulares
que hayan quedado en pie, seglin sea el antigao Dic-
tamen de la Comisi6n Coordinadora o el Voto Par-
ticular del senior Casanova, modificado por la Co-
misi6n que nombr6 esta Asamblea.
En cada moment y en cada base que se discuta,
procederdn las enmiendas que se refieran a los par-
ticulares que se traten; pero es impossible presentar
enmiendas a un dictamen que no se ha aprobado
en su totalidad y que no se esti discutiendo. Po.r
:anto, primero hay que ,poner a discusi6n el dicta-
men y despues de aprobada la totalidad, poner a
'.iscusi6n, en cada articulo, las enmiendas que re-
nuiten pertinentes.
SR. GEORGE (QUINTIN) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (MSRQUEZ STERLING) : Tiene la
palabra el senior George.
-SR. GEORGE (QUINTIN): Procurando aligerar la
carga que quiere echar el senior Cortina sobre la Pre-
sidencia, voy a mi vez a plantear una cuesti6n !d
orden, teniendo flexibilidad en la interpretaci6n del
Reglamento, aunque no a favor de la.tesis que for-
mula el senior Cortina. Se olvida aqui el derecho
que tiene cualquier senior Delegado a formular en-
miendas. Quiero llamar la atenci6n a la Presiden-
cia y a la Asamblea, sobre la circunstancia de que
aqui se nombr6 una Comisi6n Especial para coor-
dinar enmiendas. No es possible, pues, que del tra-
bajo de esa Comisi6n se produzca otra cosa que uno
enmienda sustitutiva recogienido ilas distintas eu-
miendas que fueron presentadas y para coordina-
ci6n se pasaron a Comisi6n Especial; pero a mayor
abundamiento quiero significar, respetuosamente, que
cuando de interpretaci6n reglamentaria se trate, e.
bueno que no olvide el senior Cortina que la Co-
misi6n fu6 nombrada dentro del Reglamento al que
se abroquela tratando de impedir que se trate pre-
viamente una enmienda a la enmienda que se pro-
pone. El nombramiento de esa Comisi6n no se ajus-
t6 estrictamente al Reglamento y por ello, sefiores, no
es possible que por la voluntad de uno o m6s res-
pctables sefiores Delegados, se imponga una vota-
ci6n cerrada que obligue a los representantes de
la mayoria. Hasta ahora estamos acostumbrados,
y con mi respeto lo recuerdo, a que se reuna previa-
mente e] Comit6 Parlamentario del respective Par-
+ido para que acuerde qu6 personas deben ser desig-
nadas para la Comisi6n de que se trate o asunto a co-
nocer y existe la circunstancia favorable en este ca-
so de designaci6n irregular de que la designaci6n ha
recaido en personas de extraordinaria competencia
en la material, en el problema que se dispute; pero,
repito, la Comisi6n no esta nombrada de acuerdo
con el Reglamento, porque no se vot6 sino que se
proclam6 a indicaci6n personal del senior Cortina,
pero ni aun designada reglamentariamente puede la
Comisi6n impedir que un senior Delegado proponga
su enmienda a la sustitutiva de la omisi6n Especial,
que no es un dictamen, sino una enmienda sustitu-
tiva y no tiene, por otra parte quien habla inte-
res en que sea previamente diseutida y votada su
modest enmienda, ni siquiera tiene la esperanza de
que en el consensus de esta Asamblea se produzca un
voto de mayoria, pues aunque se convenzan de mi










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 3


raz6n no se darin por convencidos. Asi, pues, so-
meto a la consideraci6n de la Presidencia la soluci6n
de este problema. Se quiere, de acuerdo con lo qauc
propone el senior Cortina, da le prelaci6n a la vo-
taci6n de la totalidad de la enmienda sustitutiva.
PP. CO-rTINA (JOSE MANUEL): Pido la pala-
bra.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Tiene la
palabra el senior Cortina.
SE, CORTINA (JosE MANUEL) : No voy a referir-
me otra vez a la cuesti6n de la Enmienda, porque
quiero ahorrar tiempo. Se acord6 que se designa-
ra una comisi6n extraordinaria, de caracter conci-
liador, la cual habria de formarse por Delegados de
las distintas tendencies.
En mi cardcter de Lider General de la Coalici6n
Socialista DemocrAtica, consult a Ics lideres parti-
culares de cada Partido sobre las personas que de-
bian integrar la Comisi6n en represcntaci6n de la
Coalici6n. Para esto adopt el mismo m6todo que
habia seguido la Oposici6n. Informado de los de-
seos de la Mayoria scbre las personas que debian for-
mar parte de la Comisi6n en representaci6n de la
Coalici6n Sooialista Democratica, hice la designa-
ei6n, con toda autoridad, informaci6n y derecho.
No tiene, pucs, ninguna raz6n el senior Quintin Geor-
ge, y yo lo invito para que en una pr6xima reunion
d.Le Comit6 Parlamentario de la Coalici6n Socialis-
ta DemocrAtica, me planted todas las cuestioncs de
confianza que tenga por convenient.
SR. PRESIDENT (MIARQUEZ STERLING) : La Presi-
dencia va a resolve el problema en la siguientk
forma: va a someter a discusi6n la totalidad de la
enmienda de la Comisi6n de Conciliaci6n y una vez
que esta enmienda est6 aprobada en su totalidad,
va a someter a la consideraci6n de ]a Asamblea el
p.rrafo inicial en la forma en que esti redactado.
SR. GEORGE (QUINTIN) : Como dije anteriormen-
te, acepto, a priori, lo que resuelva la Presidencia:
pero me temo que le planteen posteriormente una
cuesti6n de orden y entonces se vea en la dificultad,
aplicando el Reg]amento, de poner a discusi6n mi
enmienda. La Presidencia acaba de decir que va
a someter a discusi6n la totalidad de la enmienda
tratada por la Comisi6n Especial. De acuerdo con
el Reglamento, si se vota la enmienda en esta form"
no se puede votar, senior Presidente, parrafo pom
pdrrafo como debe acordarse para poder discutir
otras enmiendas. V6tese ]a tot didad y 6ntrese a dis-
cutir, pirrafo por pirrafo.
Las enmiendas se pueden discutir en su totalidad;
pero no se pueden votar en su totalidad; porque
entonces queda votado desde el primero hasta el i1-
limo pirrafo y no caben nuevas enmiendas.
Yo llamo na atenci6n, sencillamente, para que 1I
complacencia de ]a Presidencia en resolver el proble-
ma no vaya a traer como consecuencia el que an
Delegado vaya a plantear una cuesti6n que impida
el tratamiento, votaci6n y discusi6n de la enmienda
que tiene formulada el Delegado que habla.
Sn. ALVAREZ (AURELIO) : Pido la palabra para una
cuesti6n ,previa.


SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el senior Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Sefior Presidente y se-
niores Delegados: Porque se acord6 discutir la Mo
ratoria sin sujeei6n a las reglas acordadas para la
discussion de las bases constitucionales; y porque da-
da la importancia de la material no debe quedar sil
ver oido ningiln driterio, ri dejar de considerar
cnantas enmiendas deseen formular los sefiores De-
legados, prescindi6ndose de todos los trhmites regia-
mentarios, el que habla ruega a la Asamblea que
acuerde darle mayor amplitud a este debate, con el
p?-op6site ya expuesto de qu. absolutamente todos
los s-fiores Convencionales pueden analizar, critical
y sugerir cuanto estimen oportuno para el mejor
acierto, que es al fin lo que todos debemos desear pa-
ra la Asamb!ea en la resoluci6n de este grave pro-
blema.
'0-1. CorITIN (Josm MANUEL) : Pido la pala-
bra.
SR. ANDREU (JOSE R.) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Tiene la
palabra el senior Cortina.
SR. CCORTINA (JosoE MANUEL) : Deseo precisa-
mente aclarar que o1 indicado es lo mismo que yo
he propuesto, c sea, que al entrar a discutir las dis-
tintas parties del Dictamen, los Convencionales pue-
dan ir presentando las Enmiendas correspondientes
a cada uno de los articulos que se vayan tratando.
SR. PRESIDENT (fMRQTUFZ STERLING): Tiene la
palabra el senior Andreu.
SR. ANDREU (JOSE R.) : Sefior Presidente y sefio-
res Delegados: Para mostrarme conform con la
opinion sustentada por la Presidencia en cuanto a'
tratamiento del informed de la Comisi6n Especial.
A juicio de este Delegado, la Comisi6n Especial
designada por la Convenci6n para conocer el Die-
tamen de la Comisi6n Coordinadora, respect a la
enmienda del senior Casanova y distintas enmiendas
presentadas; en realidad, el informed de la Comisi6n
es un Dietamen, no es una enmienda, por tanto, di-
siento del parecer del Convencional senior George
que le da la caracteristica de enmienda, que a mn
juicio es un Dictamen y por lo tanto puede ser dis-
cutido en su totalidad, presentAndose en cada uno
de sus parraros, incisos, etc. las enmiendas que se
tengan por convenient.
SR. PRESIDENT (M31RQUEZ STERLING): Tiene la
la palabra el senior Marinello.
ISR. MARINELLO (JUAN): Para que la mesa deci-
diera en que oportunidad debe discutirse la enmien-
da presentada por nuestro partido al Dictamen de
la Comisi6n Especial. Estimamos que esta enmien-
da nuestra sustituye en part, y en algunos extremes
modifica, cl Dictamen referido. Es por otro lado en
aquello que sustituye, creo yo, mis radical que las
otras que esthin sobre la Mesa, por lo cual estimo que
merece la prioridad en el debate.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): La Presi-
dencia resuelve la solicitud del senior Marinello de
acuerdo con lo propuesto por 6l










4 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Se pone a discusi6n la enmienda suscrita por los
sefiores Marinello, Roca y otros.
Previamente se va a dar lectura a la enmienda.
(El Oficial de Actas lee).
A LA CONVENTION OONSTITUYENTE.
Los Delegados que suscriben, inconformes con el
Dictamen de la Comisi6n Especial designada para
el studio del voto particular y enmiendas relacio-
nados con los Decretos Leyes 412, 423 y 594 de 1934,
modificados por la Ley de 3 de Septiembre de 1937
sobre Coordinaci6n Azucarera, someten a la conside-
-raci6n de la Asamblea la siguiente
ENMIENDA

Que debe entenderse modificativa de la presentada
por la Comisi6n Especial.
El p6rrafo initial de dicha disposici6n quedara
redactado como sigue:
"El Congreso deberi acordar en la forma ordina-
ria, dentro de las cinco legislatures siguientes a !a
v;gencia de esta Constituci6n "on las facultades otor-
pedas en los articulos tree y catorce de la
Ley Constitucional de 11 de junio de 1935, y sin
sujeci6n a lo dispuesto en los articulos 25 y 26 de
esta Constituci6n, las eyes necesarias para regular
las obligaciones civiles nacidas o derivadas de cou-
tratos, actos u omisiones anteriores al 15 de agosto
de 1934, que fueron objeto de los Decretos-Leyes
412, 423 y 594 de 1934, modificados por la Ley de
3 de Septiembre de 1937 sobre Coordinaci6n Azui-
carera.
Lo dispuesto en el parrafo que antecede, se apli-
card asimismo a las obligaciones civiles nacidas u
derivadas de contratos, actos u omisiones posteriores
al 14 de Agosto de 1934 y anteriores al 4 de Sep-
tjembre de 1937, pero tan s6lo cuando se re-
fieran al pago de cantidades procedentes o derivadam
del precio aplazado de colonies de cafia, ingenios de
fabricar azdcar o acciones representatives del domi-
nio de bienes de una u otra clase, o asi se deduzca
del conjunto de los contratos, pactos o acuerdos en-
tre acreedor y deudor, sean males fueren la natu-
raleza y forma de las garantias.
'Caso de que el Congreso no legisle con los fines
y efectos establecidos en los idrrafos anteriores so-
bre regulaci6n de las obligaciones a que los mismos
se refieren, el cumplimiento de dichas obligaciones
se regird definitivamente por las siguientes reglas:
A la regla primer del Dictamen de la Comisi6n
Especial, proponemos la modificaci6n siguiente:

Que los capitals que no excedan de mil pesos de-
bernn quedar amortizados en 30 de junio de 1960.
Que los capitals comprendidos entire mil y quin-
ce mil pesos, deberin ser amortizados en un plazo
de veinte y cinco afios; en 30 de junio de 1965 cuan-
do siendo superior de dicha cantidad no exceda de
50 mil pesos; y en igual dia de 1970, si es mayor de
$50,000. De estar la obligaci6n representada por
bonos, c6dulas, obligaciones o pagares se conside-
rard capital a todos los efectos de esta Transitoria


el imported total de los valores nominales represen-
tados por los que estaban en circulaci6n en 14 de
agosto de 1934 o el 3 de septiembre de 1937, seguin
la obligaci6n de que se trate los devengard al 21/o
pagos de amortizacin por el orden de sus respec-
tivos vencimientos anuales, segfn el contrato origi-
nario, o a prorrata si tuvieran el mismo vencimien-
to. Las amortizaciones seran exigibles por anuali
dades, a pagar la primera en 30 de junio de 1942
pero de no haber decursado en esa fecha el plazo cor-
venido por las parties, dicha primer anualidad se-
ra pagadera el dia 30 de junior que siga al venci-
miento del aludido plazo. En todos los casos, el
capital adeudado debern distribuirse entire las co-
rrespondientes anualidades de amortizaci6n en for-
ma progresiva a fin de que, conjuntamente con oos
intereses, integre pa:gos anuales aproximadament'
iguales al combinarse los exigibles por ambos con-
ceptos, y de manera que el acreedor quede totalmnen-
te satisfecho al veneer el plazo determinado por ]a
cuantia de la deuda, segfn antes se establece".
Inconformes con la reg'a segunda del Dictamen de
la Comisi6n Especial, proponemos la siguiente mo-
dificaci6n:
'"Segunda: Seran radicalmente inexigibles todop
los intereses atrasados que se adeuden al entrar en
vigor esta Transitoria, asi como las sumas debidas
por comisiones, costas, multas u otras penalidades,
aunque aqu.llos o 6stas aparezean capitalizados; pc-
ro, a partir de su vigencia, las obligaciones de que
qe trata devengarfn intereses segin la cuan-
tia del capital, pagaderos como determine los De-
cretos Leyes 412 y 594 de 1934 y conforme al tipo
que resuite para cada una de la aplicaci6n de le
siguiente escala: Cuando el capital debido no exce-
da de $15,000, la obligaci6n devengarA interns al
3%anual; si excede de $15,000, pero no de $50,000,
la obligaci6n de que se trate, y se les imputar6n los
onual; suando exceda de $50,000, sin rebasar de
$200,000 los devengard al 2%o; de ser superior a
$200,000, y no exceder de $400,000, al 13/%%; de
pasar de $400,000, pero no de $600,000, al 11/2%;
cuando sea superior a $600,000, sin exceder de
$800,000, al 1140/o; y, finalmente, cuando el capi-
tal exceda de $800,000, la obligaci6n de que se tra-
te devengara interests al 1% annual. Lo dispuesto
en la present regla se aplicari a las obligaciones
de que trata el parrafo initial de esta Transito-
ria, devenguen o no intereses, sean 6stos conveni-
dos o legales y cualquiera que sea, en su caso, el
tipo pactado".
En cuanto a la regla tercera, estamos de acuerdo
con el Dictamen de la Comisi6n Especial.
Estamos conformes con la regla cuarta del Die-
tamen de la Comisi6n Especial.

Conformes con la regla Quinta.
Conformes con la regla Sexta.
Conformes con la regla Septima.
Conformes con la regla Octava.
Conformes con la reg]a Novena.
Conformes con la regla Dkcima.
Conformes con la reg]a Decima:primera.
Sal6n de Sesiones de la Convenci6n Constituyen-









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


te, en la Habana, Cuba, a los 28 dias del mes de ma-
yo de 19340.
(Fdo.) Juan Marinello.--Blas Roca.-Cesar Vilar.
-Romidrico Cordero.-Josi Maceo.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el senior Casanova
SR. CASANOVA (JOSE MANUEL): Sefior Presiden-
te y sefiores Delegados: Cuando tuve el honor de
presentar a la consideraci6n y studio de esta Asam-
blea la enmienda sustitutiva a la totalidad del Die-
tamen de la Comisi6n Coordinadora sobre la Dispo-
sici6n Transitoria respect al problema de la 1i-
qnidaci6n de la moratoria hipotecaria, procedi, se-
fior Presidente y sefiores Delegados, por mi incon-
'formidad con lo consignado en dicho Dictamen, que
difiere a ]a resoluci6n del nuevo Congreso que ha
bra de organizarse, la resoluci6i de este grave y tras-
cende'ntal problema de carActer econ6mico. Esta
es ]a finica raz6n que me ha llevado a presentar a
la consideraci6n de esta Asamblea, la enmienda sus-
titutiva que se encuentra sobre la mesa, ya que re-
conozco y proclamo la inmensa labor rendida por
la Comisi6n Coordinadora, como reconozco y proclamo
la buena fe que la ha inspirado, su entusiasmo patri6-
tico, contenidas en todas y cada una de las ihiciativas
que ha traido al seno de la Asamblea. Mi inconformi-
dad arranca, precisamente ,del aplazamiento que se re-
comienda. Yo estimo que *esta responsabilidad no de-
bemos declinarla y que el pais esta reclamando y
nuestros intereses demandando que se d6 una solu-
ci6n rapida a un problema que, como este de la mo-
ratoria, viene gravitando pesadamente sobre la ecc
nomia del pais desde el afio 1932.
Porque es necesario que se diga. con sinceridad y
franqueza, sefiores Delegados, esta gran verdad: el
pais, la naci6n, nuestros intereses, nuestra econo-
mia, nuestro porvenir reclaman v necesitan una so-
!uci6n definitive de este problema importantisimo.
Hasta ahora se ha reenTrido a una te-ap6utica in-
adecnada. Eludir los problems, soslayarlos, eva-
dirlos en alguna forma, aplazar su resoluci6n, no
es nn remedio. Y (l nroblema demand una cura
radical. Mantener la ineertidumbre v la zozobra,
es er peor de todos los m6todos que podemos eseoger.
Y como la enmienda que present al Dictamen de
la Comisi6n Coordinadora Ins sefiores Miembros d!,
Partido Comunista, mantiene ]a misma actitud in-
hibitoria que acorseja el Dictamen, es claro que no
est6 de aeuerdo con ella, como no lo estoy con 'e
Dictamen.
SR. RocA (BIAS) : jMe permit una interrnpcior
S. S. con la venia de la Presidencia? El senior Ca-
sanova se esta refiriendo a la Enmienda presenta-
da por nuestro Partido al Dictamen de la Comisi6r
Especial nombrada para dictaminar sobre este pro-
blema de la Moratoria Hipotecaria.
Es cierto que la Enmienda nuestra remite al Con-
greso el problema de la liquidaci6n definitiva de la
moratoria hipoteearia, pero dandole un plazo preci-
so, y si en ese plazo el Congreso no resuelve defini-
tivamente este problema, entonces regirAn las re-
glas mismas que ya acord6 la Comisi6n dictamina-
dora.


Yo queria llamar la atenci6n al senior Casanova
de que al proponer esto estamos contemplando el
problema complicado en toda su magnitude. Este
problema de ]a Moratoria Hipotecaria no es un pro-
blema muy fMcil, ni muy sencillo, y todos estamo3
corriendo el riesgo de equivocarnos, ,porque en cues-
ti6n de una fecha pueden concebirse prop6sitos qu-
a la postre resulten irrealizables.
Creyendo esto, pero creyendo tambi6n que de to-
dos modos al pais hay que darle una soluci6n, pro-
poniamos en forma transitoria la obligaci6n del Con
greso de legislar en este asunto y liquidar este pro-
blema que pesa como una loza sobre la economic
del pals.
SR. CASANOVA (JOSE M1ANUEL) : Agradezco la acla-
raci6n one acaba de hacerme, -en nombre del Par-
tido Uni6n Revolucionaria Comunista, el senior Bias
Roea. Conozco perfectamente la enmienda prescn-
tada per los sefiores Miembros de dieho Partido, y
estimo que esta inspirada en los mejores deseos y que
va en busca de ]a soluci6n que todos ansiamos en
relaci6n con el problema que ocupa la atenci6n de la
Asamblpa; pero como ella, lo mismo que el Dicta-
men, no afronta el problema sino que lo aplaza; co-
mo la enmienda, al igual que el Dictamen, deja al
nuevo Congreso la soluci6n final que se deba dar
a este conflict, mi inconformidad sigue en pie, por.
que mi opinion es contraria a todo aplazamiento v
mi criterio es, sefiores Delegados, que debemos darle
la cara al problema y dejarlo resuelto, seguro de
que, resolvi6ndolo mis o menos bien. ha de influir
este punto final en el eneanzamiento de nuestras ac.
tividades econ6micas, estanca.das en la actualidad
por la cronicidad de una moratoria que hace rato
ya requeria que se le ponga termino.
Yo opino, senior Presidente y sefiores Delegados,
cue 6ste es un problema qne fundamentalmente debe
ser resuelto, de una vez y para siempre, por esta
Asamblea Constituyente, por ser un problema de
nuestra absolute competeneia y porque su reso-
luci6n la pide todo el pais. Ya se ha dicho aqui en
otra oportunidad y me parece convenient que !o
recuerde a la Asamblea: Esta Convenci6n es, por
encima de todo, una CAmara popular que esta li-
quidando diez afios de revoluci6n y que estA entre-
gada afanosamente a la tarea de edificar los ci-
mientos de una nueva nacionaldad. Y si esto es asi
en el orden politico, es precise, en rigor de nuestra
responsabilidad, que entremos a considerar este gra-
ve problema que confront la economic del pais, re-
solvi6ndolo de alguna manera, para que el nuevo gc-
bierno que ha de tomar posesi6n en breve fecha, como
product de la consult popular del 14 de Julio
pr6ximo, pueda entrar con pie firme en la reorga-
nizaci6n de la hacienda pfiblica y del cr6dito nacio-
nal, con las manos libres y sin el lastre pesado de
este problema que si no ha sido resuelto ya, agu-
dizandose cada dia sus efectos perniciosos y deplo-
rables, se debe precisamente a un defecto esencial
del caracter cubano y que consiste 'en ir aplazando
los problems, imitando, con esta actitud, la t6ctica
esteril del avestruz, cuando se le eneima un peligro.

Esta Enmienda viene, aomo decia antes, a poner
en manos del nuevo Congreso la soluci6n del proble-









5 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


ma. El m6todo sera e6modo pero es necesario re-
putarlo de inhibitorio. Imitariamos, si aceptassemos
esta iniciativa, a Poncio Pilatos. Y la cuestinn no
estriba en lavarnos las manos y echar sobre otros
la responsabilidad sino en asumirla nosotros per en-
tero, y darle, definitivamente, una soluci6n a un pro-
blema que desde el afio 1932 viene gravitando pc-
sadamente sobre nuestras actividades econ.bmicas e
imposibilitando, por consiguiente, toda possible reuu-
peraci6n del cr6dito. Si yo hubiera creido que el
cruzarse de brazos era la aetitud mas convenient,
no hubiera presentado mi enmienda y me huibiera
sumado al trabajo de la Comisi6n Coordinadora.
El resto de la enmienda, como muy bien lo ha ex-
presado el senior Blas Roca, es una reproducci6n
fiel del contenido de la enmienda que tuve el ho-
nor de presenter al studio de la Asamblea.
En m6rito a todas las razones expuestas y por-
que esta enmienda, seliores Delegados, no es, pudie-
ra decirse, ni una cosa ni la otra, porque no resuelve
el problema en la forma categ6rica y definitive que
el pais demand, porque deja abierta las puertas a
futures moratorias y revalorizaciones, a las cuales
soy contrario, por resultar contrarias, a] mismo tiem-
po, al interns de Cuba, pido coneretamente a mis
compafieros que impartan su aprobaci6n a la ini-
ciativa que he presentado a ]a consideraci6r de la
Asamblea, que deja resuelto este .problema y abier-
tos los horizontes a todos los nobles empefios de re-
cuperaci6n econ6mica que pudiera animarnos en el
porvenir.
SR. PRESIDENT' (MIRQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el senior Marinello.
SR. IMARINELLO (JUAN) : Sefior Presidente y se-
fiores Delegados: Antes de entrar en ]a defense,
que prometo breve, de la Enmienda de nuestro Par-
tido, debo deeir unas palabras que estimo indispen.
sables dada la naturaleza de la cuesti6n que comien-
za a debatirse esta noche; unas palabras que expre-
sen, de una manera concrete, estrieta, indubitable,
la posici6n de Uni6n Revolucionaria Comunista
frente a este dificil problema de la liquidaci6n de
]a moratoria hipotecaria.

A lo largo de los debates interns de la cuesti6n,
en las Secciones, en la Coordinadora, en la Comi-
sibn Especial, mils de un Delegado express su extra-
fieza do que un Partido de las caracteristicas de
Uni6n Revolucionaria Comunista mostrase tanto in-
tcrEs en el tratamiento ajustado de la cuesti6n. Es.
timando estas cosas con ligereza, sin la atenci6n res-
ponsable que requieren, puede asombrar a algunos
que en un pleito entire acreedores y deudores, -es
decir, entre pcseedoreF,- tqnga tanto interns *el
Partido de los desposeidos...
(En este instant en las Tribunas pOblicas se pro-
duce un incident que determine naa alteracin del
orden. El orador se interrump'e en su discurso; cl
President agita vigorosamente la campanilla).

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING ) : Continue
en el uso de la palabra el senior Marinello.
SR. MARINELLO (JUAN): Sefior Presidente y se-
fiores Delegados: Sigamos, restablecida la paz, el


curso de nuestro razonamiento. Decia yo que a
muchos asombraba que a nuestro Partido preocupa-
se el modo en que debe liquidarse la moratoria hi.
potecaria. Afiado ahora que ese asombro carece de
sentido y traduce, perd6noseme la calificaci6n, una
actitud un poco superficial. Es cierto que las gen-
tes que integran Uni6n Revolucionaria Comunista
no son aereedoras ni deudoras. No lo son, en efem-
to, ni los obreros ni los campesinos, entrafia de nues-
tro Partido, ni las otras capas modestas que con
ellos ]o forman. Pero no es menos cierto que a los
grupos humildes, a los sectors oprimidos del pais,
importa como a todos, y quizAs ris que a nadie, la su-
peraci6n de la crisis pavorosa en que estamos vi-
vi.endo. Una moratoria del tipo de la que nos ocu-
pa es un reflejo, un sintoma, de una honda pertur-
baci6n econ6mica. Y cuando se produce una depre-
si6n de tanta cuantia que es capaz de romper mu
chos diques legales y moratoriar los creditos, pus-
dde afirmarse que las condiciones de vida de los
que siempre sufren mis los efectos de las crisis, se
agravan hasta lo inexpresable. El estado general de
nuestra economic, en desorden y bancarrota insu-
perable se ha aumentado a tal punto el padecimien-
to habitual de nuestras masas quoe un viaje a tra-
vys de la Repfiblica es un tormento sin limited para
quien posea corazon sensible y mente responsible.
Imagine los sefiores Convencionales si a un Partido
integrado por los que mis sufren la crisis no ha de
importar la salida de esa crisis. Veamos c6mo le
importa.

Es vieja verdad, senior Presidente y sefiores De-
legados, que afecta el capitalism en los paises coln.
niales muy especiales caracteristicas. En ]o gene-
ral, las fuerzas econ6micas nacionales viven supe
ditadas, dependientes en lo esencial del capitalis-
mo imperialist. Existe en las tierras econ6mica-
mirento vasallas una contradicci6n permanent en-
tre el capital national v el extranjero. Cuando ocu
rre una crisis de cualquier naturaleza, -y much
mias si es de ]a hondura de ]a que ahora queremos
liquidar, --a contradicci6n sube a grave conflict.

En el fondo del problema que nos ocupa .esta no-
che esta present, normAndqoo todo, ese conflict
singular. Un Partido come el nuestro, que por su
program actual, por ]a especial actividad que lc
impone el moment cubano, esta dado a la defen-
sa de la economic national, esta trabajando per cl
desarrollo y diversificaci6n de nuestra industrial pa-
ra lograr una mejor condici6n para las masas; un
Partido como el nuestro, es forzoso que est6 junt,,
al interns cubano, contra la entidad imperialista y
contra el gran capitalist criollo que obedeciendo
unas veces, auxiliando en otras e imitando en oca-
siones al capitalism financiero, es un opresor se-
fialadisimo de las grandes mayorias islefias.

Quiere decir, que, en lo general, nuestro Partid,
esti junto al propietario cubano, defendi6ndolo de
las duras agresiones extranjeras y nacionales que
miran a lograr un total empobrecimiento, excelente
para sus fines depredatorios.
En las discusiones en las Secciones y en la Co-
misi6n Coordinadora, despuBs en la Comisi6n Es-
pecial, se ha evidenciado el mode de actuaci6n de








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 7


los bancos extranjeros y de los grandes prestami-;-
tas cubanos. Puede ofrecer nuestra tierra al mun-
do, triste privilegio, el extreme a que llegan el egois.
mo y la inhumanidad de los duefios del dinero. Es
que se han concentrado en nuestra isla desdichada
dos tipos de opresi6n capitalist los m6s caracte-
risticamente crueles. De una parte, el viejo pres-
tamista usurario de raiz espafiola, que prefiere per-
der la vida a perder un c6ntimo de lo prestado; de
otro, la poderosa corporaci6n impersonal, irrespon-
sable, que todo lo arraza y destruye a su paso. Bas-
taria citar dos nombres que son compendio de las
dos modalidades monstruosas: el National City Banll
y el senior Ernesto Sarra.
No negamos que oste de la moratoria hipotecaria
es un problema complejo en que se hace compro-
metido, y en definitive err6neo, el sefialamiento d3
lines divisorias inflexibles. Pero, con todo puede
fijarse un interns de las capas medias, cubanisima;:,
de la naci6n, y un interns ajeno a la gran concen-
traci6n capitalist extranjera enemiga de nuestro
pueblo. Entre estos intereses lemos decidido.
Pero hay que precisar en qun forma especifica
estamos junto al interns cubano. La Ennienda de
Uni6n Revolucionaria Comunista lo dice con toda
claridad. Entendemos que hay un s6lo modo de
dar soluci6n adecuada al problema: la revaloriza-
ei6n de todas las deudas. Se trata, en primer t6r-
mino, de una soluci6n que pudi6ramos lamar nor-
mal, acatada y practicada por Estados que nadie po-
dria calificar de extremists ni de aventureros. En
las discusiones internas de la Comisi6n Coordinado-
ra adujo el senior Casanova datos preciosisimos so-
bre el modo en que los Estados Unidos han resuel-
to problema similar; atendiendo a la revaluaci6n
de los cr6ditos; nunca aplazando largamentc su cuni-
plimiento.

Es interesante dejar constancia de que no se ha le-
vantado contra nuestro criterio ningin argument
valioso. Es mis, hace dos tardes, e! propio senior
Casanova admitia, en cambio de impresiones de los
Delegados de la Coalici6n Socialista DemocrAtica,
que la unica salida oportuna era la revaluaci6n que
yo sustentaba a nombre de nuestro Partido. La
razon que el senior Casanova oponia para no acep-
tar nuestra soluci6n no nos convencia. Decia 61 que
hay pueblos como el nuestro a los que la fatalidad
de la historic y de la economic no les permit a
veces acudir a los remedies mejores. Y seguida-
mente mostraba el senior Casanova cases frecuentes
muy conocidos en que las Compafiias Azucareras
norteamericana que desarrollan sus negocios en Cuba
ban ido, en estos filtimos aFios critics, no a una
sino a eien revaluaciones, realizadas todas con tal
impunidad, can tan poco respeto para los tenedores
de bonos y de acciones, que habria que buscar en
el idioma, y quizhs no se encontrase, el mis duro
calificativo para estas reducciones pasmosas del ca-
pital aportado a esas empresas.
Para el senior Casanova no ofrecia la economic,
cubana fuerza bastante para tomar el camino te6-
ricamente mejor. El venia a decir, en resumen, que
la condici6n de entidad extranjera era en Cuba una
franquicia para todos los despojos y que lo que no


hacian esas corporaoiones en \los Estados Unidos
y lo que no nos permitian hacer a los cubanos en Cuba,
lo realizaban habitualmente entire nosotros con aca-
tamiento general. Hay desde luego algunos ex-
tremos ciertos en este razonamiento. RecordarA
el propio senior Casanova que en los debates de la
Coordinadora yo coincidia en algin punto con 61
recordando la frase sagacisima de un pensador me-
xicano, aquella en que se afirmaba que los capita-
listas norteamericanos eran vegetarianos en su ca-
sa y carnivores en la ajena. Cierto. Si las enti-
dades azucareras yanquis, que todos los meses cam-
bian aqui de nombre para burlar al aciconista mo-
desto, realizaran en su pais de origen lo que aqui
realizan, sus directors estarian hace much tiempo
entire rejas; porque entire opresores hay desde luego,
categories y toda organizaci6n social, aun ]a injus-
ta del capitalism, require, para su transitoria es-
tabilidad, ciertas garantias relatives que ofrezcan
alguna confianza a los que pueden ser sus usufruc-
tuarios o sus victims.
Yo creo que lo peor que puede ocurrir a un pue.
blo es vivir con la preocupaci6n desmoralizante de
su inferioridad. Precisamente son ocasiones corn,,
6sta las que deben aprovecharse para la legitima de-
fensa. Buena coyuntura, porque ante la oposicion
imperialista podemos mostrar la acci6n de los mis-
mos que nos quieren tutelar oprimiendonos. Pero,
apart de esto y bajando a lo concrete del caso, no
vemos por qu1 el banco extranjero vaya a oponerse
violentamente a la revaluaci6n y acepte sin embar-
go una liquidaci6n de ]a moratoria que, realizada a
largos plazos y con bajo interns, equivale a una re-
valuaci6n y, a veces, es mas perjudicial para el
acreedor. No nos impresiona demasiado, pues, e0
reparo del senior 'Casanova.
Pero, no s6lo queremos la revalorizaci6n de los
cr6ditos moratoriados sino que queremos ademas que
de el'o se ocupe el 'Congreso que nazca de las cer-
canas eleceiones generals. La revalorizaci6n debe
ser la norma general, el modo de resolver la ocasi6o
critical; pero include la moratoria tal eantidad dL
casos distintos que s6lo en un Parlamento, median-
te comisiones t6cnicas y studio detenido y respond
sable, puede hacerse justicia. Aqui se ha dicho, y es
cierto, que en ocasiones el hombre modesto, el pro-
fesional vencido por los afios, ]a viuda del burocra-
ta, hasta la hija del obrero de alguna categoria.
pueden ser, son acreedores hipotecarios. Exacto. Y
nosotros no queremos ir contra estas gentes que son
tambien came de nuestro Partido. De ahi que ha-
yamos mantenido de antinuo nnestro criterio de un
tratamiento pormenorizado y just de la cuesti6n
que atienda con equidad a cada circunstancia. Y
eso no puede hacerse en unas horas en una Asanm
blea como esta, inquieta por los mis intensos esti-
mulos. Existe ademas. selfor Presidente y sefiores
Delegados, otra raz6n de much cuantia que abona
la postura de nuestro Partido. Aqui se ha hablado
de lo que puede ser en vista de los aconteeimientos
mundiales de la guerra de Europa, nuestro future
inmediato. El mundo arde en una confiagraci6r'
de caracteristicas inusitadas. No hay que poseer
adivinaci6n genial para decir que pronto AmBrica
'y Cuba van a sentir los efectos del gran aconteci-
miento hist6rico. 'Frente a lo que viene indefee-









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


tiblemente, meditemos con responsabilidad nuestro
pronunciamiento.

Yo he oido decir al senior Cortina en los debates
de ]a Coordinadora: liquidemos la moratoria ahora
mismo, ya que nos viene encima una tormenta de
imprevisible magnitude; no dejemos al moment te-
rrible que ha de llegar, ademfs de sus problems
propios, 6ste que ahora nos preocupa... Y yo, ad-
mitiendo la gravedad del future, pienso, con mi Par-
tido, de modo contrario al senior Cortina. Si esta-
mos en verdad abocados a un moment national de
insuperables complejidades, c6mo vamos esta noehe
declarar valores y a establecer plazos, fifjar in-
tereses y a sefialar amortizaeiones? Es probable, yo
diria que es mis seguro, que ]a escala liquidatoria
que nos present el senior Casanova, que hoy a mu-
chos (no a nosotros) parece just y factible, signi-
fique pronto, en las cercanias del moment super-
critico a que la guerra nos ileva, una expropiaci6n
en masa de la propiedad cubana al hacerse imposi-
ble el cumplimiento de esa escala. Cuando la gue-
rra nos incluya en su 6rbita no habrA leyes que res-
petar, se ha dicho por algunos sefiores Delegados.
'Cierto. Pero mientras ilega el moment, y si nos
libramos de 61 por mas espacio, quedamos sometidos
a una soluci6n que no puede ser la mejor porque, des-
conociendo muchos costados del problema y dando
de lado a la justicia de muchos casos, es tan parcial
como insuficiente.

Aim queda senior Presidente y sefiores Delegados
otro aspect del problema que no puedo olvidar. Mu.-
cho hemos convenido aqui en que a la revalorizaci6n
debe seguir una direct acci6n del Estado, que de-
be ser este quien, con su autoridad y con su fuerza,
garantice el cumplimiento de los creditos revalora-
dos. No hay que decir lo que esto significaria en
beneficio national, como limpieza oportuna en un
campo erizado de sospechas, desconfianzas y recelos
El "borr6n y cuenta nueva" que esta haciendo
falta, la soluci6n radical a que se ha ido en otros
climas, s6lo puede lograrse de este modo. Hemos
estado clamando hasta el cansancio por una banca
nacional, por la organizaci6n de un Banco Hipo-
tecario. El plazo de dos afios que concedemos al
Congress para que, con paralizaci6n de procedimien-
tos judiciales, resuelva la cuesti6n, es bastante para
lograr ese respaldo estatal que nosotros creemos in-
dispensable.

Muchas razones podrian afiadirse, senior Presiden-
te y sefiores Delegados a Wstas que hemos ido enume-
rando. No tienen fuerza escasa las expuestas. Nos
mantenemos en nuestro criteria. Ahora bien, con-
fesamos con toda lealtad que un s61o argument en-
tre tcdos ha hecho meditar a la Delegaci6n de Uni6n
Revolucionaria Comunista. Es 6ste: la moratoria
hipotecaria, que fu6 sintoma de una crisis grave,
esti resultando entire nosotros una crisis especifica
ella misma. Mientras existed, no puede renacer la
confianza ;mientras no se liquid, el crudito conti-
nuara dafiado y en precario! Debe darse fin inme-
diato a la moratoria y debe ser la Asamblea Cons-
tituyente, convocada para resolver en la raiz los
problems mis hondos de Cuba, el cuerpo encar-


gado de resolver definitivamente la cuesti6n de ]a
moratoria hipotecaria.
Este argument, esta consideraci6n, que nos ha
impresionado considerablemente, es lo que norma la
segunda parte de nuestra Enmienda, es lo que no:'
hace admitir subsidiariamente, en caso de que no sea
el Congress quien resuelva, por el camino de la re-
valorizaei6n, el dificil problema, la soluci6n que sig-
nifica la Enmienda del senior Casanova. Aclaremos
exactamente este extreme de nuestra postura.
Nosotros entendemos que debe ser el 'Congreso el
que d4 adecuada soluci6n al caso, el que liquid cui-
dadosa y justamente la moratoria hipotecaria. Aho-
ra bien. puede ocurrir, por razones varias, por te-
mor o por interns, que transcurran dos afios y el
Congress no solucicne el conflieto. Si asi ocurriese,
nuestra soluci6n, sin un complement adecuado, po-
dria ser la pear. Por ello dice nuestra Enmienda
que si al final del termino indicado nada ha resuel-
to el Congreso entrara en vigor la Enmienda del se-
for Casanova con las modificaciones que inmedia-
talmente vamos a sefialar. De este modo queda
abierta la posibilidad de la mejor soluci6n, que de-
be darla el Congreso, sin el peligro de alargar indc-
finidamente la agonia econ6mica que la moratoria
significa.
Pero, ya lo hemos dicho, al admitir como suple-
toria la Enmienda del senior Casanova no la acep.
tamos en el mismo texto con que viene al hemieiclo;
lo que aceptamos es el modo de soluei6n, no sus
terminos. Asi, en lo que toca a los solares com-
prados a plazos estamos en desacuerdo con lo que
en esa Enmienda se consigna. Y debemos declarar,
porque ello es de justicia, aue en los iltimos cambics
de impresiones entire los Delegados de la Coalici6n
Socialista DemocrAtica ha aceptado el senior Casano
va nuestra formula: no habrA pues inconvenient en
concertar los criterios, ofreciendo plazos m6s largos
para el pago de 1o debido o por deber. No hay as-
pecto mas monstruoso aue 6ste de los adeudos apla-
zados per compra de solares en los alrededores de la
Habana. No es un secret para nadie que esos lo-
tes de terreno en los Repartos cercanos no valen hoy
ni la quinta part del precio en que fueron tasados
cuado se convino la venta aplazada. No hace ml-
chos dias nos ofrecia en la Coordinadora numerosos
eiemulos el senior Cuervo Navarro en que un solar
ha sido vendido y recunerado por falta de paro cin-
co o siete veces, lo cual sobrepasa el suefio del mni
inhumano prestamista. En pste punto nuestro Par-
tido mantiene criteria inflexible: los m6s largos pla-
zos posibles y ningfin interns. Y ain asi aueda sin
castigo, que ya es injusticia, el vendedor delincuenta.
Por otro lado, estimamos que los plazot sefialados
por el senior Casanova nara amortizar capital e inte-
reses en el caso de los pequefios deudores son inacep-
tables y oue de mantenerse significarian la enaje-
naci6n violent de la pequefia prop'edad cubana.
Los plazos v los interests aue fiiamos nosotros cum-
plen cabalmente la finalidad oue dice mover la En-
mienda del senior Casanova. Nuestra escala ha side
hecha con la opinion do muchos propietarios y aten-
diendo a ]a renta normal aue rinde hoy en Cuba cl
bien ristico y urban. Nada se logra de lo que pre-










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


tendemos si no hay posibilidad cierta de satisfacer las
obligaciones que la liquidaci6n establece.

Expresamos nuestra adhesi6n absolute en aquelil
en que la Enmienda del senior Casanova toca a la in-
dustria azucarera. Nuestro Partido ha dicho y re-
petido que esti por el desarrollo de la indastria na-
cional; estimamos que en la actual etapa el robus-
teciriento de nuestra actividad industrial es el me
joramiento de las capas populares; oportunidad de
vida y de trabajo para el campesino y el obrero.
Una diaria y dura experiencia, nos ensefia, ademis
que la explotaci6n imperialist es mis dura y de
efectos nacionales mis nocivos que la del capital cu-
bano. De diez ingenios pasados a propiedad de los
bancos extranjeros, oeho dejan de operarse; es de-
cir. que su traspaso a manes extranjeras significa
empobrecimiento, inactividad, ruina en grandes ex-
tensiones del pais.

Nos importa much, senior Presidente y sefiores
Delegados, hacer, antes de terminar nuestras pala-
bras, una declaraci6n important. En esta cuesti6n
de la moratoria hipotecaria hay de por medio cua-
trocientos millones de pesos. Los que conocen como
nosotros la corrupci6n inherente al capitalism sa-
ben hasta qu6 punto en casos como este se ponen
en juego todas las presiones ilegitimas y todas las
acechanzas tentadoras. No hay en lo que decimop
ofensa para nadie ni acusaci6n concrete porque no
tenemos el dato acusador, pero nosotros afirmamos
que es cosa obligada la gesti6n insistente de los in-
teresados en el problema. Es mas, afirmamos que.
cualquiera que sea el tratamiento que en definti
va reciba la cuesti6n, siempre habr6 gentes bene-
ficiadas excepcionalmente. Y a nosotros como Par-
tido, nos importaba mucho expresar esto: Dada la
natunaleza del problema y nuestra postura ,ideo-
16gica tenemos que decir: enalesquiera que san
los beneficios personales legitimos que se consignan,
estaremos por la soluci6n que, en lo general, benefi-
cie al deudor que es aqui el interns cubano. Si el
Congress no resuelve en el tiempo indicado la cues-
ti6n particularizando para hacer justicia, que, al
menos la pequefia y media pyopiedad national que-
de en manos cubanas; que buena cantidad de inge-
nios sigan siendo nuestros; que miles de caballerias
de tierra cubana no pasen al prestamista extranje-
ro. El interns national y popular sobre el interns
imperalista y el capitalism cubano mas reacciona-
rio y opresor. En esta direcci6n se nos encontrarA
siempro.

Al proponer a la Convenci6n Constituyente nues-
tra Enmienda hemos querido abrir el camino a la
soluci6n que creemos mas just, mejor enfrentada
con el porvenir. Al aceptar como subsidiaria la En-
mienda del senior Casanova, -con las salvedades v
rectificaciones expresadas,- queremos maiitener una
posibilidad de liquidaci6n que, si no es la mejor,
no cede, al menos, al interns de los opresores. Cree-
mos que de esta manera realizamos un servicio cu-
bano, que hemos trabajado en la media de nues-
tras fuerzas, de nuestro deber politico, por el me-
joramiento de la economic national que es, en de-
finitiva, el mejoramiento cierto de las capas popu-


lares, al que debemos nuestra actividad y nuestra
palabra.

(Aplausos).

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se pone a
votaci6n la enmienda. Los sefiores Delegados que es-
t6n de acuerdo, se servirdn ponerse de pie.
(La mayoria de los se'iores Delegados permanece
sentada).
Desechada la enmienda.
Se pone a discusi6n la enmienda del senior George.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Desearia senior
President, que se le diera lectura nuevamente.
SR. PRESIDENT (MAERQUEZ STERLING): Se va a
dar lectura a la enmienda del senior George.
(El Oficial de Actas la lee).
Tiene la palabra el senior George.
SR. GEORGE (QUINTIN): Sefior Presidente y se-
fiores Delegados: Conviene que empiece explican-
do el alcance de mi enmienda,...
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Pido la pala-
bra en contra.
SR. GEORGE (QUINTIN) : Pues entonces, siguiendo
la costumbre parlamentaria, debe usar de la palabra
el senior que la ha solicitado en contra.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Espero que 61, con-
forme al Reglamento, se manifieste respect a la en-
mienda.


SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING):
en el uso de la palabra el senior George.


Continue


SR. GEORGE (QUINTIN): La enmienda recogida
asi, en cuatro palabras: el phrrafo primcro tiene el
siguienie alcance: evitar que, so pretexto de la liqui
daci6n de la moratoria hipotecaria que pide el pais
entero y que parece no habrh un Convencional que
disienta de su obligaci6n que no trate de votarla, que
so pretexto de esa necesidad pfiblica, se vote una
nueva moratoria de enorme alcance. Esa es senci-
llamente la explicaci6n que doy de mi enmienda. De
acuerdo con el pArrafo primero del dictamen, que
recogiendo segfn lo entendi6 la Comisi6n nombrada
anoche, las distintas enmiendas e iniciativas
producidas en esta Convenci6n, trae esta noche para
votarse, la siguiente: "Respecto de las obligaciones
civiles... (lee).
Es decir, que no tendria nada que objetar el auto
modesto de esta enmienda, si se tratara concretamen-
te de liquidar la moratoria hipotecaria en vigor en
Cuba; pero lo que se trata es que al amparo de esa
necesidad puiblica se vote una nueva moratoria hi-
potecaria a espaldas -con mil respetos lo digo- de
los intereses pfiblicos, que esthn pidiendo la liqui-
daci6n de la moratoria.
Yo no puedo afirmar, con la seguridad de que
digo la verdad, si esta enmienda presentada hace un
moment, es exactamente igual al dictamen o a la
enmienda presentada por el senior Casanova y quo










10 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


conociamos hasta ayer. Es realmente torturador, se-
fiores Convencionales, que se traiga a esta Conven-
ei6n un cuerpo de esta naturaleza tan important y
que se nos prive del tiempo necesario para estudiar-
lo ya que por su gravedad no debemos actuar atro-
pelladamente, pues esto afecta a1 cr6dito pfiblico, ata-
fie al porvenir ecoi,6mico del pais. Yo creo, sefio-
res, que una prudent media de respeto no s6lo a
los intereses piblicos sino al compafierismo, debia
llevar a los autores de esta enmienda a posponerla
siquiera sean veintieuatro horas para estudiarla; pe-
ro leyendo ligeramente su texto he encontrado repre-
sentada por lo menos en parte la regla tercera con-
tenida en la enmienda del senior Casanova, que esta
redactada en esta forma: (lee).
Las bases son, que cuando no suba el precio del
azficar a mis de 1.40 no tendra la obligaci6n de pa-
gar, pero es de advertir que no se trata solamente
de los cr6ditos products de contrataci6n de la in-
dustria azucarera, sino que las circunstancias con-
currentes en la condici6n del deudor de una perso-
na que tenga o no un ingenio lo coloca en una situa-
ci6n privilegiada, sin que ello implique una acusa-
ci6n por parte del que habla en contra de los due-
fos de ingenios, pero en la forma en que esti redac-
tada esta disposici6n, en la forma en que se expre-
sa, aunque el cr6dito no sea procedente de compras
de ingenio ni products de contrataciones de la in-
dustria azucarera, cuando el duefio de un ingenio sea
a su vez acreedor y cualquiera que sea el monto de
la cantidad que adeuda, estard acogido dentro de es-
te beneficio y disfrutard, pues, del ingenio y del ca-
pital prestado para la explotaci6n.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : 4Me permit una inte
rrupci6n ?
SR. GEORGE (QUINTIN): Con gusto.

SR. ALVAREZ (AURELIO): Aunque el que habla for-
m6 part de la Comisi6n que ha sugerido determi-
nadas enmiendas a la del Delegado Casanova, desea
hacer constar que de acuerdo en lo fundamental coa
esta ultima, impugnada por el Delegado senior Geor.
ge, el asunto precede de la Comisi6n Coordinadora,
y que por ello no ha debido causarle extrafeza, ya
que de haber estado atento a este extreme hubiera
tenido tiempo de advertir que se trataba de un asui,-
to nuevo.
SR. GEORGE (QUINTiN): El habito del sefior Au.
relio Alvarez lo lleva a hacer una reconvenci6n iu-
justa al que esta defendiendo su enmienda.
Desdo que lleg6 a manos del que habla esta segun.
da enmienda del senior Casanova, observe este de-
fecto; pero no he tenido oportunidad de combatir-
la, y lo digo como una satisfacci6n al senior Alvarez
que ha pretendido que sin estar a discusi6n esta ini-
ciativa de la Convenci6n, tuviera oportunidad el que
habla de combatirla; cuando le ha llegado su opor-
tunidad ha sefialado a los sefiores Delegados pfibli-
camente el defecto capital, medular, de este precep-
to. Lo que quisiera no es que tuviera reconvenci6n
por la falta de antelaci6n en combatir este precepto,
sino que hubiera un solo Convencional que interpre-
tando esta redacci6n me diga si efectivamente tiene el


alcance de que se le acusa, es decir, de que un duefio
de ingenio, por la sola circunstancia de serlo, est6 am-
parade en los pdrrafos siguientes, uno de los cualos
le releva del pago de interests y de capital, cuando
el precio del azfcar sea de 1.40 o inferior.
SR. CASANOVA (JOSE MANUEL) : Tengo la mayor
correccion y respeto para todos mis compafieros y
exijo, por tal raz6n, que me trate con esas mismas
consideraciones. Respecto de esta cuesti6n puede te-
ner la seguridad el Sr. George que he de contestarle
todo o- que diga, sobre todo cuanto est6 rquivocado
y confunda los t6rminos del asunto, como sucede en
este caso. Si no veamos: Dice el el pdrrafo tercero:
(Lee).
De manera que esta perfectamente aclarado, sa-
nor George, que se reiiere concretamente a deudas
de la industrial azucarera por concept de suminis-
tros, etc., que estin moratoriadas desde el ailo 1934.
Ya ve S. S. que esti dendo una soberbia batalla na-
val en una batea...
SR. GEORGE (QUINTIN) : La frase es pintoresca
y jocosa; pero poco seria, por lo mismo que es jocosa
y por lo mismo que es inoportuna, lo que precede es,
despu6s de esta aclaraci6n del Sr. Casanova, que se
suspend el debate, porque lo que estoy leyendo e-.
la enmienda del senior 'Casanova, y no es possible que
yo conozca la modificaci6n que 61 acaba de introducir
a su propia enmienda.


SR. CASANOVA (JOSE MANUEL):
ior George esta equivocado.


Creo que el se-


SR. GEORGE (QUINTiN) : Me parece que no.
SR. CASANOVA (JOSI~ MANUEL) : No tengo la cul-
pa de que est mial informado el senior George y equi-
voque los concepts. A mi se me ha entregado, co-
mo a todos los demds Delegados el document que
tengo en las manos.
SR. GEORGE (QUINTIN): Estoy leyen:o la en-
mienda del senior Casanova que me ha ofrecido la
Mesa y que es objeto de mi consideracion y nue-
vamente, con mil respetos al senior Casanova, le rue-
go que venga a mi lado a leer su enmienda. y me
diga si aqui esta la adici6n. La formula del senior
Casanova se me acaba de entregar y no cs possible,
se le pida a un Delegado que conozca y discuta un
proyecto que aun no ha tenido tiempo de leer.
SR. REY (SANTIAGO) : Para una cuesti6n de orden,
pido la palabra.
SR. PRESIDENT (MIRQUEZ STERLING) : Tiene ia
palabra el senior Rey, para una cuesti6n de orden.
SR. REY (SANTIAGO): Veo que el debate se des-
via. En realidad, se esta discutiendo la enmien-
da perfeetamente conocida del senior George y se ar-
gumenta pidiendo la suspension de un debate sobre
una cosa que no se ha empezado a discutir, que es
el dictamen de la Comisi6n designada en la noche
anterior. De manera que quisiera saber qn6 suspeu-
si6n de debate pide el senior George, si de su en-
mienda que se ot6 discutiendo, o del dictamen de
la Comisi6n que todavia no se ha empezado a dis-
cutir.










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 11


SR. GEORGE (QUINTiN) : Deseo hacer saber al sb
fior Rey que lo por este Delegado plantcado a la
Asamblea consiste en que he pedido la suspension
del debate, porque se nos trae un cuerpo de ley
compuesto de diez hojas escritas a miquina, sin ha-
ber aun tenido tiempo ninglin senior Delegado pa-
ra leerlas y ya se pretend que las aprobemos. Es,
pues, cuesti6n de consideraci6n personal y de res-
peto a nuestras propias deliberaciones. Sabrd ei
pais que se ha presentado y votado a paso de car
ga un asunto de tanta gravedad como lo es la liqai-
daci6n de la moratoria hipotecaria; pero podra pen-
sar tambi6n que no pueden existir cerebros tan pr;-
vilegiados que en cinco minutes discurran con sere-
nidad de juicio y con acierto para votar en contra o
en pro de un proyecto de tal naturaleza y de tai
magnitude.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): La Presi-
dencia desea llamar la atenci6n carifiosamente al se.
fior George, qute ia Disposici6n anterior a la Dispo-
sici6n final no se esta discutiendo sino finica y ex-
clusivamente la del senior George, por lo cual la Pre-
sidencia le ruega que fnicamente se concrete a la
enmienda.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Pido la pala-
bra para una cuesti6n de orden.
SR. GEORGE (QUINTIN) : Permitame el scfior Mar-
tinez Fraga que antes de hacer uso de la palabra yo
recoja las palabras de la Presidencia, porque es la
primera vez que sefiala el que habla, que la Presi-
dencia de la Convenci6n Constituyente interrumpa
injustamente, para canalizar la manera de discu-
rrir de un Convencional que esta definiendo su en-
mienda.
Pero concretAndome a que no debo referirme a la
tercera Disposici6n Transitoria a que se contrae el
pfrrafo inicial, yo remito a los sefiores Convencio-
nales la interpretaci6n que doy a este parrafo en re-
iaci6n con mi enmienda.
Empieza el parrafo de la siguiente manera: "Lac
obligaciones a que se refiere el parrafo inicial cuan-
do concurra la cireunstancia de que sea, deudor o
fiador un duefio de ingenio serr sometido a la si-
guiente regla: (ContinUa leyendo).
Yo quiero que me diga la Presidencia si estoy o
no discurriendo de manera atinente o pertinente:
pero ain cuando asi no fuera es por lo menos iim-
prudente la conduct presidential. A la Presidencia,
quiero recorder una frase hist6rica dicha por Camilo
Desmoulins, junto a Dant6n cuando los llevaban a
decapitar. Trataron de abrazarse a presencia del
verdugo y 6ste se los impidi6 violentamente. En-
tonces le dijo: "Quieres ser mas cruel que la muerte,
pero nada podri impedir que nuestras cabezas se
besen en el cesto". No sea la Presidencia mas cruel
que los impacientes autores del malhadado proyeec
to, mis cruel que el propio proyecto de moratoria.
Y yo quiero significar a los sefiores Delegados, que
el conocimiento previo que tiene la Presidencia de
que los votos aplastarAn la enmienda del que habla,
en nada me podri impedir hacer uso del de-
recho que tengo del andlisis y de la manera de ar-
gumentaei6n y defense de mi enmienda.


SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): La Presi-
dencia le da la raz6n ahora al senior George en re-
iaci6n con la explicaci6n que ha hecho acerca de la
Disposici6n tercera. En lo finico que no le da la
raz6n es en que la cabeza del senior Rey y la del
senior George se besen en el cesto. (Risas).
SR. GEORGE (QUINTIN): Yo lamento que la cam-
panilja de la Presidencia interrumpa, annque ae-
tuando como Delegado tendria muchisimo gusto en
dejarme interrumpir por el Dr. ldrquez Sterling
que siempre ailade un poco de vis festival a la Asam-
blea; pero que no cuadra como jocosidad de la Pre-
sidencia, y le suplieo que cuando por cualquier mo-
tivo quiera entender a esta Asamblea porque es
este un recurso Farlamentario conocido, que cuando
quiera utilizar ese recurso, deje la Pres:dencia y
venga a1 hemiciclo a hacer uso de tal recurso, que
muehas veces desvirtfia y desvia el debate, y ya que,
tambi&n muchas veces no se responded debidamente
por el respeto que merece la Presidencia de la Con-
venci6n.
Pues bien, senior Presidente y sefiores Delegados,
esta enmienda es la repetici6n de la que formula a
la presentada el dia 18 por el senior Jos6 M. Casa-
nova. Conviene deeir que son tres las hJiciativas
siguientes formuladas por este distinguido Conven-
cional como Presidente de ]a Comisi6n Coordina-
dora, que con fecha 13 del actual envi6 un dicta-
men, recomendando a la Asamblea la aprobacion de
la Disposici6n Transitoria sobre la liquidaci6n de in
Moratoria Hipotecaria, y en ese Proryeceo, guar-
dando cierta cautela y tratando de evitar que ca-
yera sobre la Asamblea una mayor responsabilidad
de la que hasta ahora va cayendo, remite al Congre-
so la soluci6n del problema con fecha 18 y da un
viraje la iniciativa y vuelve entonees en una en-
mienda al Pleno de la Convenci6n.
Sn. CASANOVA (JosP MANUEL): Para hacer una
aelaraci6n, me autoriza el senior Presidente?

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el senior Casanova para una aclaraci6n.
,SR. CASANOVA (JOSE MANUEL) : El senior George
me ha confundido, haci6ndome un gran honor, con
un ilustre cubano, Principe de la oratoria, mi que-
rido amigo y Jefe, el senior Jos6 Manuel Cortina.
Yo no soy el Presidente de la Comisi6n Coordina-
dora, senior George; tan alto titulo lo ostcnta, muy
merecidamente por cierto, el doctor Cortina; y mi
intervenci6n en este debate se ha limitado a mante-
ner la enmienda, qui he presentado a la resoluci6n
de la Asamblea.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Para una cues-
ti6n de orden.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene [a
palabra el senior Bravo Acosta para una cuesti6n de
orden.

SR. BRAVO ACOSTA (ANTNIo) : Para solicitar le
la Asamblea declare la sesiOn permanent antes d.
que vaga a vencerse la hora reglamentaria.
;SR. ALOwMA (FRANCISCO): Para una adici6n.










2 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING):
palabra el senior Alomi para una adici6n.


Tiene la


SR. ALOMA (FRANCISCO) : Para que se declare
permanent esta sesi6n hasta la terminsei6n del
asunto que estamos discutiendo de la liquidaci6-
de la Moratoria Hipotecaria.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): 1,Estf d'-
acuerdo la Asamblea con lo l6timo propuesto por
el senior Alom ?
.SR. MUJAL (EUSEBIO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el senior Mujal.
SR. MUJAL (EUSEBIO): Sefior Presidente y sefio-
res Delegados: Para formular al senior Aloma uni
ruego.
En el dia de aver acordamos que desde mafian:
habrian tres sesiones, la de la mafiana y la de la tar-
de para cuestiones constitucionales y la de la noch.
para la discusi6n de la Moratoria. Me parece que
si declaramos esta sesi6n permanent hasta que s'
termine la Moratoria, vamos a evitar la posibilidad
de reunirnos por la mafiana y por ]a tarde y yo
rogaria al senior Aloma a trav4s de la Presidenca,
que planteara su cuesti6n en el sentido de que pu-
di6ramos discutir por la mafiana y por la tardc
las otras cuestiones de la Convenci6n y para la Mo-
ratoria proseguir ]a discusi6n en la sesi6n de por
la noche.
SR. ICHASO (FRANCISCO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene 3J!
palabra el senior Ichaso.
SR. ICHASO (FRANCISCO) : No soy una autoridad,
como lo es la Presidencia, en la interpretaci6n del
Reglamento de la Asamblea; pero tengo la sospecha,
y quisiera que la Presidencia me sacara de dudas
de que la proposici6n que acaba de hacer o1 Conven-
cional senior Aloma, implica la revision de un acuer-
do, toda vez que nos imposibilita de reur,irnos por
la mafiana y por la tarde para estudiar el texto
constitutional, a no ser que queramos dedicarle to-
do el tiempo a la Moratoria y no acabar nunca la
Constituci6n.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): La propo-
sici6n del senior Aloma, a juicio de la Presidencic
no entrafia revision de acuerdo.
Es como quien se envenena con un vaso de agua;
es decir, que si se declara la sesi6n permanent v
despu6s de los sefiores Delegados quieren romper el
quorum, es impossible cumplir el acuerdo.
Ahora, es la formula, y mi deber es proponerlo a
la Asamblea.
El senior Mujal ha hecho un ruego al senior Alo-
mi que este debe contestar.

SR. ALOMA (FRANCISCO) : Desde luego que ia-
mento much no poder acceder a un ruego de tain
distinguido compafiero, pero se puede resolver esta
cuesti6n en la siguiente forma: Que se declare l,
permanencia de la sesi6n y mis adelante, cuando,


cualquier senior Delegado 1o estime convenient pue-
de pedir el receso hasta mafiana; asi es una forma
transaccional entire el ruego del senior Mtjal y la
proposici6n mia.
SR. PRESIDENT (M'-RQUEZ STERLING): Esa es la
proposici6n inicial del senior Bravo Acosta.
I Esta de acuerdo la Asamblea en declarar la per-
manencia de esta sesi6n?
SR. CAPABLANCA (RAMIRO): Votaci6n nominal.
senior Presidente.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : A solici-
tud de un senior Delegado, se va a proceder a la v-.
taaionr en forma,,nominal.
Los sefiores Delegados que esten conformes con la
permanencia de la sesi6n votaran que si: los que
sean contrarios, votarin que no.
(Se efectha la votaci6n).
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING);: Falta al-
gun senior Delegado por votar?
(Silencio).
Hian votado 66 sefiores Delegados. 50 que si; 16
que no.
Votaron a favor los sefiores: Alomd, Alvarez Gon-
zdlez, Alvarez de la Vega, Andren, Benitez, Bravo
Acosta, Busto, Cabrera Herndndez, Calvo Tarafa,
Casanova, Cordero, Corona, Cortina, Correoso, Co-
yula, Cuervo Navarro, Chibds, Duarte, Ferro, Fuc-
yo, Garcia Agiiero, Grau, Cuds Incldn, Hornedo,
Laiurent, L6pez Negron, Maceo, Marinello, Martinez
Fraga, Mendigutia, Meso, Moreno, Mujal, Niiez Me..
so, Orizondo, Parrado, Pous, Prieto, Prio, Rey, Ro-
Lau, Rodriguez Cortas, Rodriguez, Sdnchez Mastrapa,
Silva, Sudrez Ferndndez, Vilar, Boada, y Mdrqucz
Sterling.
Votaron en contra los sefiores: Acosta, Capablan-
ca, Casas, Dihigo, Don, Ferndndez de Castro, Gala-
no, Garcia Rodriguez, George, Herndndez de la
Barca, Inhaso, MJaoiach, Martinez Sdenz, Mesa, Ochoa
y Villoch.
Se declara la permanencia de la sesi6n.
Tiene la palabra el senior Capablanca para expli-
car su voto.
SR. CAPABLANCA (RAMIRO): Senior President y
sefiores Delegados: En la sesi6n anterior, y pre-
cisamente con la finalidad de que pudi6ramos con-
tinuar tratando el Proyecto de Constituci6n de la
Rep6blica, y para que esta discusi6n sobre la mora-
toria no entorpeciera la discusi6n del Proyecto cons-
titucional, se acord6 que aprovechisemos la mafiana
y la tarde en -el studio del Proyecto, dejando la no-
che para la moratoria hipotecaria; y como tengo in-
terCs en que se trate tambi6n el Proyeeto de Con:.-
tituci6n, es por lo que he votado en contra de que
esta sesi6n se declare permanent, porque temo quo
con este acuerdo nosotros no reanudemos mafiana
por ]a mafiana nuestras labores.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING).: Tiene ia
palabra el senior Ochoa, para exflicar su voto.









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 13


SR. OCHOA (EInILIO): Sefior Presidente y sefio
res Delegados: En la noche de ayer, el Delegado
senior ChibAs y el que os habla, firmamos y pre-
sentamos a la consideraci6n de esta Asamblea una
moei6n en la que solicitibamos la celebraci6n de tres
cesiones diarias, mariana, tarde y noche, a fin de que,
discutiendo a primera hora las Disposiciones Tran-
sitorias, pudi6ramos en las sesiones ordinarias de
]a tarde y de la noche, darle fin en breve plazo se-
fialado, a todo el articulado del Dictamen de la Co-
misi6n Coordinadora sobre la Constituci6n.
Si anoche sostenia yo este criterio crey6ndolo acer-
tado, hoy, por causa del tiempo ya ido, abundo en
61 con mayores razones, razones que en el problems
puesto a votaci6n, determinaron mi voto en contra.


SR. P'RESIDENTE (MARQUEZ STERLING):
en el uso de la palabra el senior George.


Continfua


SR. GEORGE (QUINTIN) : Puede tener la seguridad
aI Presidencia, y los sefiores Delegados, que no tra-
to de demorar con la cuesti6n de orden que voy a
planter, el tratamiento de esta cuesti6n. El que
habla entiende que es una necesidad ineludible ha-
cer ]a liquidaci6n de la moratoria hipotecaria, y
nualquiera que sea ]a suerte que quepa a esta enmien-
da que ha formulado, cualquiera que sea el resulta-
do de la votaci6n ha de acompafiar a los sefiores
Delegados que han formado un grupo, -no de ma-
yoria, o que puedan 'ormarla posteriormente- a li-
quidar este problem. Pero no habra un senior De-
legado que me contente en sentido contrario de es-
ta afirmaci6n : es una injusticia, es una' desconside-
raci6n Ilevarnos a discutir y votar estas diez ho-
jas de papel escrito, resolviendo un problema cde
esta naturaleza en tanta festinaci6n.
La Presideneia, y los miembros de la Comisi6n
Coordinadora han afirmado, -y al amparo de esa
afirmaci6n formulo la cuesti6n de orden- de qua
este es un dictamen y no una enmienda.
El Articulo 56 del Reglamento dice 'o siguiente:
"Los dictimenes y votos particulares, etc... (Lee).
De aeuerdo con dicho Articulo, el dictamen n.o
puede discutirse en la misma sesi6n en que se hai
traido a la Asamblea la copia. Esp'ero pues que
la Presidencia, confirm6pdose en su anterior afir-
maci6n, de que 6ste es un dictamen, le aplique el
articulo 56 del Reglamento a este asunto, y seiia1e
para su tratamiento el dia de mafiana, permitiendo
asi que este modesto Delegado, y otros tambidn qne
por circunstancias especiales no lo digan, pero 1:)
piensan, puedan estudiar el problema, manifestan-
do su opinion en pro o en contra mafiana, con co-
nocimiento exacto de lo que se trata.
,SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Planteada
por el senior George, al amparo del articulo 56 del Re-
glamento, una cuesti6n de orden, que consiste ea
lo siguiente: que sobre la Mesa hay un Dictamen
sobre una cuesti6n especial, y que tratandose de
un Dictamen, de acuerdo con el articulo 56, debe
ser resuelto en una sesi6n posterior a aquella en la
que figure por primer vez en la Orden del Dia, la
Presidencia interpret asi la cuesti6n de orden plan-


teada: "que 6sta es una enmienda a un dictamen que
figure en la Orden del Dia haoe dos dias". Por tan-
to, no procede la cuesti6n de orden, y esti bien tra-
tado en la sesi6n de hoy. Continfa en el uso de la
palabra el senior George.
SR. GEORGE (QUINTIN) : Respetuoso de la decision
de la Presidencia, continfio tratando este problems,
que conozco superficialmeiete y remitixndome, en
cuanto conozco, a la enmienda anterior del senior
Casanova.
Qued6 pendiente la aelaraci6n, por el que hablu.
de la rectificaci6n que hiciera el senior Casanova a
las palabras que pronunciara anteriormente, cuando
dijo "que 61 no era Presidente de la Comisi6n Co-
ordinadora", y que el que habla habia incurrido en
un error. Efectivamente, no es el senior Casanova
el President de la Comisi6n Coordinadora, si-
no un prestigioso miembro de la misma, pero yo
tengo que afirmar que con respect a este proble-
ma lo consider el Presidente de la Comisi6n
Coordinadora, ya que ha sido 61 quien ha llevado el
peso de la informaci6n, por su innegable competen-
cia en ]a material Ha incurrido evidentemente e!
que habla en el error de considerarlo el Presider-
te, acaso por una torpe analogia en este problema,
pues a la vcz no pueden ser los sefiores Cortina y
Casanova Presidentes de la Comisi6n Coordinadora
para informar sobre el asunto. Pues bien, el senior
Casanova que ha llevado el peso de esta informaci6n,
y de la gloria de sacar esta enmienda, o de las rns-
ponsabilidades, si ellas yinieran despu6s.
SR. SuAiRrz FERNAiNDEiZ (MIGUEL): (Intc.rum-
piendo). Las responsabilidades quedan moratoria-
das...
SR. GEORGE (QTINTfN) : Pues bien, con fecha 13
viene al Pleno de la Asamblea el Dictamen de la
Comisi6n Coordinadora. El 18, una enmienda del
senior Casanova, sustrayendo del conocimiento del
Congress el problema, y envihndolo a la Convenci6n
Constituycnte, para que le d6 forma de precepto
Constitucional, y con fecha 23 se produce una nue-
va enmienda de] senior Casanova.
Posteriormente, viene este Dictamen, cuando no tie-
ne, repito, la Convenci6n, conocimiento de 1e, ni puede
aprobarlo o discutirlo, sino confiada en el presti-
gio y competencia del seficr Casanova.
Quiero sefialar, senior Presidente y sefiores Dele-
gados, que la indulgencia se hace mfs evidence cuan-
do este precepto es la repetici6n de aquel c4lebre
precepto contenido en la Ley de la Liquidaci6n de
la Moratoria Hipotecaria del afio 1939, que tuvo el
saludable veto del Honorable Sefior Presidente de !a
Repiblica, con preceptos que no han merecido toda-
via la controversial pfiblica, es decir, que no se ha dis-
cutido piblicamente la raz6n o la sin raz6n del Ho-
norable Sefior Presidente de la Repfiblica vetando
la Ley, ni siquiera ha intentado el Congreso, con
viso de posibilidad, la consideraci6n de la Ley o la
reconsideraci6n del veto.
Voy, en abundamiento de mis palabras, a leer los
dos preceptos: el contenido en el primer pirrafo,
en el parrafo inicial del dictamen o de la enmienda
-segfri la califica la Presidencia- que estf a dis-









4 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


cusi6n, y el precepto de la Ley que ful objeto del
veto Presidencial.
(Lee el p6rrafo inicial).
Este es el pirrafo inicial de la enmienda que esta-
mos discutiendo.
Y el articulo 15 de la Ley vetada por el Presiden-
te de la Repfiblica dice, refinndose al articulo prime-
ro:
''Quedan sujetas a las disposiciones de la present
Ley, etc...
Es decir, que es una copia literal del precepto
contenido en la enmienda que formula el senior Ca-
sanova, y quiero afiadir a este respecto...
SR. CASANOVA (JOSE MANUEL) : Me permit una
interrupci6n ? Con la venia de la Presidencia...
SR. GEORGE (QUINTIN): Permitame que termi-
ne...
SR. 'CASANOVA (JOSE MANUEL) : Es s6lo para acla-
rar. ..
SR. GEORGE (QUINTIN) : Con much gusto.
"SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el senior Casanova.
SR. :CASANOVA (JOS] MANUEL): Sefior President
y sefiores Delegados: El senior George quiere apo-
yarse en la autoridad indiscutible del eminente ciu.
dadano que rige o dirige los destinos de nuestro
pais, el Honorable senior Presidente de la Repiblica,
mi querido amigo el Coronel Dr. Federico Laredo
Brfi.
Y precisamente yo quiero manifestar, con la ma-
yor franqueza y con la mayor claridad tambi6n, que
yo asimisino voy a apoyarme en esa ilustre figure
cubana, en su hombria de bien, tn hu talent, en
10. previsi6n, y en la claridad con que ese ilustre
cubano ha visto los acontecimientos.
Cuando el Honiorable senior Presidente de la Re-
pfiblica se vi6 obligado a vetar esa ley, por
otras razones distintas de las que quiere sefialar
el senior George, tuvo tengo la seguridad un
minute de tristeza yde dolor, cuando pens6 que
estaba dejando desamparada a la industrial azuca-
rera. Y de acuerdo con su conciencia de hombre
preclaro e insigne, de cubano magnifico que lucharai
en los campos de batalla por la independencia de
Cuba, pensando en que estos ingenios cubanos los en-
tregaba, en virtud del veto a esa ley, en manos de
la ferocidad de los acreedores extranjeros, el Ho-
norable senior Presidente de la Repiblica se dirigi6
al Congress con este mensaje que indica la gran cla-
rividencia, el talent extraordinario, de ese eminent
ciudadano y amigo mio.
Con fecha 9 de octubre de 1939, decia asi el Ho-
norable Sefior Presidente de la Repfiblica dirigiai-
dose al Congreso despues de haber vetado la Ley
de Moratoria.


"Al Congreso de la Repfblica. Los efectos que so-
bre la economia"... (Lee).
IVea, pues, el senior 'George, como el Honorable Se-
ior Presidente de la Repfiblica, con una clarividen-
cia extraordinaria, con un conocimiento de estos pro-
blemas profetico, anunci6 el 9 de octubre de 1939, lo
que habia de suceder en estos moments: los merca-
dos, sefiores Delegados, estin por debajo de este
precio promedio de 1.35.
De manera que cuando el Honorable Sefior Presi-
dente de !a Repfblica vet6 la Ley, precisamente su
coraz6n sangr6, pensando en la ruina de la indus-
tria azucarera, lo contrario a lo que quiere hacer el
senior George; le brind6 una proteci6n tan legiti-
ma como convenient a los intereses generals de
Cuba.


SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING):
en el uso de la palabra el senior George.


Continue


SR. GEORGE (QUINTIN): El que habla puede de-
cir "punto y seguido". Y voy a leer lo que decia
el Honorable Sefior Presidente de Republica alrede-
dor del problema 6ste de Moratoria Hipotecaria coo
posterioridad al afio de 1939.
"No existed raz6n alguna de justicia y equidad...'
(Lee).
Eso es lo que dice el ilustre amigo de mi distin-
quido compafiero el senior Casanova: que con poste-
rioridad al afio 1934. no procede haber nueva mora-
toria, porque los plazos juridicos establecidos al am-
paro de situaciones econ6micas anAlogas a las que
actualmente disfrutamos, no requieren el quebran-
tamiento de lo estipulado.
Pero afiade algo mAs .el Honorable senior Presi-
dente de la Repfblica con el veto rechazando la Ley,
que permitaseme deeir, sefiores Delegados, acaso no
sea por este s6lo precepto sino por otros contenidol
en la misma, tuvo la repulsa general de la opinion
puiblica, y se dolia much la opinion pfiblica del pais,
do que al amparo de una necesidad tan sentida, de
tan ineludible obligatoriedad, completamente para
los representatives de la naci6n, se pusiera al am-
paro de ella el interns que menoscababa al interns
general que impulsaba la Ley.

Pues bien, el Honorable Sefior Presidente de la
Repfblica, al rechazar la Ley con el veto que in-
completamenite leyd.mi distinguido compafiero se-
fior Casanova, agregaba el precepto final que acaba de
leerse del Proyecto, que debe excluirse todo lo que no
sea de aplicaci6n y tenga garantia para el hipote-
cario... (continuta leyendo).
Yo no s6, senior Presidente y sefiores Delegados,
donde puede estar el secret de esa legislaci6n que
se nos manda a votar para amparar a los acreedores
a quienes se le moratorian sus creditos, sin que haya
en ellos alguna garantia para el future.
El Proyecto en cuesti6n dice: (lee), "sea cual fue-
rc la naturaleza y forma de las garantias".


Yo quisiera que mis compafieros escucharan con' Es deeir, que un cridito comiin se moratoria, mien-
mucha atenci6n esto que voy a leer: tras se deja a la posibilidad de otros acreedores la









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 15


ejeeuoi6n, la calificaci6n de insolvencia para los
deudores. La Ley de Moratoria Hipotecaria se re-
fiere solamente a creditos moratoriados en esta for-
ma: en el Articulo 64, efectivamente, se salva esta
necesidad con justicia en favor de los acreedores; se
refiere, pues a obligaciones hipotecarias, pignora-
ticias y dice asi: "Los derechos de los acreedores...
(contini'a leyendo).
Esto se refiere a los Articulos de la Ley Hipote-
caria que estableen el derecho de los acreedores. Es
pues, senior Presidente y sefiores Delegados, sano el
precepto que ampara el derecho de los acreedores;
pero es mas que falto de equidad y de justicia, ver.
daderamente inmisericorde el precepto que moratoria
un creedito comfn, dejando al acreedor fuera de posi-
t:ilidad para cobrar dicho cr6dito. Y asi lo estable-
ce en su pfrrafo initial la enmienda que estamos
discutiendo, sea cual fuere la naturaleza y forma de
la garantia.
Yo creo que velando por los intereses generals,
se puede buscar un medio equidistante recomendado
por la equidad y la justicia, para acreedores yddeudo-
res, y no es que vaya en ello solamente embar ado el
interns de ambas parties contratantes, sino que la pro-
pia vida econ6mica de la naci6n depend de la pru-
dencia que tengamos para legislar sobre esta ma-
teria. iRepetidas veces, y por personas que ahondasi
*en el fondo del problema debidamente, he oido con-
siderar el problema desde un punto de vista nacio-
nalista, diciendo que el interns de mayor importan-
cia consiste en amparar a los cubanos, y que los pres..
tamistas, en su generalidad y globalm.ente conside-
rados, son extranieros. Pero yo quiero, sefiores, ha-
cer esta afirmaci6n, que debemos querer el engran-
decimiento de la patria honradamente, y no es po-
sible que cuando se esta en situaci6n de crisis, tar-
to de earicter econ6mico como de caricter national.
euando la economic domestica se resiente, cuando
se acude al prestamista porque se ve que la madri
esta grave, cuando se ve qu6 el hijo esth a las puer-
tas de la muerte, no es possible al dia siguiente 1la-
mar al garrotero, al individuo que cobra su cr6di-
to, despues de haber salvado la vida de un fami-
liar, o de haber salvado de Ta quiebra de la indus-
tria particular.

Yo creo que nosotros debemos colocarnos en un
piano de comprensi6n, de convivencia, ya que de nos-
otros los cubanos depend el propiciar la soluci6n de
este problema; no debemos cerrar las puertas, sino
abrirlas...

SR. TCHASO ('FRANCISCO) : Para una cuesti6n in-
cidental. Pasan de las 12 de la noche y como crec,
quc este asunto no debe tratarse por una Asamblea
fatigada, propongo un receso hasta mafiana a las
9, para que podamos celebrar sesi6n por ]a mafiana
y por la tarde, segfin hemos acordado.
SR. PRESIDENT (MA.RQUZ STERLING): Los Dele-
gados que est6n de acuerdo, se serviran ponerse de
pie.

(La mayoria de los seflores Delegados permanece
sentada).


Rechazada la proposici6n de receso. Continue el
sefor George.
SR. GEORGE (QUINTIN): Sefior Presidente y se-
fiores Delegados: uno de los motives que aconseja ja
demcra del tratam'iento, discusion y votaci6n d
u(ste problema, es el casi desconocimiento en que se
encuentra la opinion pfiblica respect a ello.
* Ha sido lamentable que la prensa peri6dica no
haya hecho conocer y acaso no lo ha hecho conocer
por no habersele enviando cada una de las distintas
iniciativas formuladas dentro de la Convenci6n Cons-
tituyente.
Un distinguido compafiero, prudent y cautelosa-
mente, en reciente sesi6n celebrada por el Comit6 de
la Coalici6n Socialista Democrtica queria que se
abriera una informaci6n con el tiempo indispensa-
ble, para que la opinion pfiblica conociera este pro-
blema, porque si penosa es la situaci6n de un Dele-
gado que tiene que concurrir y votar sobre un pro-
yeeto que no ha tenido tiempo de leer, mayor in-
justicia se compete cuando a espaldas, no solamerte
dc esa representaci6n enviada a la Convenci6n Cons-
tituyente para hacer una Constituci6n, y que se en-
reda en los vericuetos de una legislaci6n coman,
cuando no solamente a espaldas de esa representa-
cion legisla cuando ni siquiera ha tenido la oportuni-
dad la opinion pfiblica de enviar cartas privadas pa-
ra hacer conocer su opinion a los sefiores Delegados.
:Quiero sigcificar, senior Presidente y sefiores De-
legados, que algunos peri6dicos, con conocimiento,
porque sus propios redactores viven en la Habana,
de que ibamos a resolver este problema a paso de
carga, y entire ellos, un ilustre escritor, con fecha
de hoy, emite su parecer de la siguiente manera. Vov
a leer -e parrafo discretamente, para que no se su-
ponga que el que habla compare en toda su exten-
si6n e! parecer del ilustre escritor que nos llama la
alenci6n.
Dice asi: (Lee).
Yo quiero, seilores, afiadir algunas argumentacio-
rnes que pudieran considerarse de interns en esta cues-
tinn pero cs innegable que si no obramos con absolu-
la cautela, con prudencia en este problema, acaso no
,engamos tiempo mafiana para alrrepentiilnos del
dafio que le causamos a la Repiblica.
Yo suplico a la Presidencia y a los sefiores Dele-
gados que disculpen que les haya entretenido por
much tiempo con la pobre expresi6n del que habla,
y que procuren, de acuerdo con su conciencia y los
intereses pfiblicos, votar esta enmienda que purga
de nuevo la moratoria, que purga de creditos que
no tienen garantia, !a liquidaci6n a que vamos.
ISR. PRESIDENT (MiRQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el senior Bravo Acosta.

SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Sefior Presiden-
te y sefiores Delegados: Yo no voy a hacer uso de
un turno tan extenso como mi distinguido compa-
fiero el senior George. Si no conociera el patrio-
tismo y el nacionalismo del senior George, podria,
quiz~s, poner de cierla manera un poco de duda a









6 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


la defense realizada por el senior George a su en-
mienda, que va encaminada a atacar al precepto
que trata el dictamen y que 61 con su enmienda trata
de suprimir.
Toda la argumentaci6n del Dr. Goerge ha veni-
do encaminada contra una sola cuesti6n, contra la
disposici6n del dictamen que 61 trata de suprimir,
que se refiere a aquellos actos que realizados con
posterioridad y a virtud de contratos que fueron
comprendidos en los decretos de la moratoria y se
alarma de que se diga que se comprende en estas
disposiciones medidas que fueron objeto o derivado
de aquellas que ya lo fueran de leyes de moratoria.
Yo no voy a hacer mas que apuntar las mani-
festaciones del Dr. George. A d6nde va el Dr.
George con la supresi6n de este precepto? Indirec-
tamente, sin quererlo, porque tengo la seguridad
absolute del nacionalismo del Dr. George, a favo-
recer a determinadas instituciones extranjeras que
pretenden, por la situaci6n actual y al amparo del
quebranto, que les han producido a los adquirentes de
Ingenios leyes del Gobierno, que fueron dictadas
on beneficio del pueblo, a traer a su poder ingenios
quie permanedian cerrados, y fueron manipulados
impidiendo que algunos centros de poblaci6n cuba-
na siguieran sin trabajo. Esta disposici6n que se re-
fiere a ventas de colonies de cafia, y a los inge-
nios adquiridos con precios rebajados con posterio-
ridad al afio 34 y anterioridad al 37, fueron aque-
llos ingenios que habiendo sido adquiridos por Com-
pafiias extranjeras, especialmente por el National
City Bank y otras entidades bancarias, y fueron ce-
rrados, fueron liquidados, fueron lanzadios todps
aquellos cubanos que vivian al amparo de aquellas
jndustrias, fueron lanzados -repito- a la calle o
al camino real, a buscar ]a manera de vivir y enton-
ces hubo cubano que en aquellos moments dificiles.
invirtieron su dinero y obtuvieron -si bien es cier-
to a un precio bajo la adquisiei6n del ingenio no es
menos cierto que lo realizaron con bases fundamenta-
les para cumplir sus compromises. Es decir, que antes
de la Ley de Coordinaci6n Azucarera, al que invertia
su dinero, cubano -que es el caso en que se encuentra
un nfimero de ingenios que pudieran, y result, efee-
tivamente, ser favorecidos por esta disposici6n- uun
grupo de cubanos invirtieron su dinero, dieron nue-
%,a vida a industries tan basicas como el aziicar, lle-
varon a aquellas zonas, que habian estado cerradas
y liquidadas por la adquisici6n por companiias ame-
ricanas, medios de vida para todos los trabajadores,
cuando realizaron la adquisici6n, habia una legis-
laci6n que les prometia .lo siguiente: cobrar hasta
cien pesos por cada caballeria de caia sembrada;
y los jornales eran entonces de miseria, el trabaja-
dor ganaba cuando mis treinta o cuarenta centavos
por su labor.
SR. GEORGE (QUINTIN): tMe permit una inte-
rrupci6n con la venia de la Presidencia.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Con much gusto.

SR. GEORGE (QUINTIN) : DOS palabras de adver-
tencia cordial y afectuosa, tanto al senior Bravo Acos-
ta, como a cuantos intervienen en este problema.
Primero a 61 para darle las gracias por el reconoci-


miento que hace, acaso un tanto exagerado por la
amistad que me profesa, de mi patriotism y de mi
nacionalismo. Trato siempre, efectivamente, de
cumplir con el deber que me impone la investidu-
ra que ostento; pero, sefiores, como a rengl6n segui-
do asegura esta afirmaci6n y dice que no puede ad-
mitirse de otra manera, porque si asi fuera, cons-
cientemente el que habla respaldaria intereses del Ci-
ty Bank, que tiene intereses contra puestos a lcs sefio-
res deidores, yo quiero significar a mi distinguido
amigo, que 61 robusteeiese esa afirmaci6n en algo,
en la seguridad de que ninguna entidad bancara,
que ningfin hombre, con sentido prActico, frio y cal-
culador, le confia defense en esta Asamblea a un
individuo que esta casi s6lo, discurriendo solo en
favor de los intereses cubanos. Por consiguiente,
robusteciendo o aceptando esa afirmaci6n, asi lo di-
go, seria cosa de loco, el hombre de negocios que en
modo alguno se pusiera en connivencia con un hom-
bre que no tiene tras de si, mas que el modesto
voto suyo; pero no me preocuparia que algfin se-
iior Delegado discurriera con recursos e insinuacio-
nes destruir reputaciones como se le hizo al glorioso
Marti" en playas extranjeras cuando preparaba la re-
voluci6n y a ella vino a entregar su vida para rendir
culto al honor de su Patria, y puede tener la seguri-
dad el Sr. Bravo Acosta que no obstante los presti-
gios s6lidos de muchos de los Sres. Convencionales que
defienden la enmienda que estamos tratando de evi-
tar que se aprueba y que ha de ser objeto de la vo-
taci6n de la Asamblea, no faltan ciertas insinua-
clones mal6volas que seguramente rechaza el patrio-
tismo y la dignidad de la Asamblea.
Aqui, sefiores, en este articulo que acabo de leer,
y del que no he querido leer el segundo p6rrafo,
porque en 61 se hace una inculpaci6n que no compar-
tc el que habla; pero de la misma manera que re-
cojo esa expresi6n, que es insincera, sefialo de que
muchas veces no se dicen con toda sinceridad las
palabras vertidas; pero si algfn senior Delegado tu-
viera el prop6sito de hacerlo, con mil respetos reco-
giera esa expresi6n para probar que el que habla
esta mirando a los intereses del pueblo porque aqui
no se est6n discutiendo los intereses de la clase me-
nesterosa, y que directamente no les afecta a las
classes pobres, que no son deudores ni acreedores,
ni propietarios ni capitalistas y que solamente viven
de la economic national, hoy en precario porque efec-
tivamente no existe capital cubano -y perd6neme
el senior Bravo Acosta con esta aclaraci6n, porque he
acabado con su paciencia- y le doy las gracias por-
que tengo la seguridad de que es sincere.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Tiene el senior
George la convicci6n de la certeza de mis manifes-
taciones, certeza que tengo respect a su actuaci6n
political, a su actuaci6n cubana y a su actuaci6n
nacionalista en el nfmero de afios que hace lo conozco,
laborandd en algunas ocasiones junto a mi en el Con-
.greso de la Repfiblica, y malvado fuera el cubano
que pensara mal de cualquier miembro de la Con-
venci6n; por cualquier raz6n que pudiera tener pa-
ra defender cualquier problema o cuesti6n
que se produjera, malvado fuera el que creyera que
el mantener un criterio en esta Asamblea estuviera
supeditado al pag o oa coaeci6n o cualquier otro









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 17


interns mezquino que no fuera su criterio propio y
la defense de la Repdblica.
Tengo la convicci6n firmisima de que el senior
George se produce de .esa manera sinceramente. Yo
seguia mis manifestaciones en el sentido de que estos
individuos que resolvieron la inversion de su dinero
adquiriendo esos ingenios, han prestado un servicio
a la Repiblica, hicieron su contrato bajo la legis-
laci6n establecida, que les permitia, con los recur-
sos que ella les daban, adquirir esa propiedad. I Y
aqu hizo el Gobierno cubano en defense de los inte-
res legitimos del pueblo? Dictar la Ley de Coordi
naci6n Azucarera, que le permit dar al colono pe-
quefio y a todos los que necesitan el desenvolvimien
to de esta industrial, mayor utilidad en el negocio
azucarero. Ojala que la Ley de Coordinaci6n Azu.
carera hubiera dado salaries mayores, ojala hubie-
ra dado m6s azicar de la que ella sefiala, ojalA que
hubiera permitido adn mayor disfrute de la tierra
que la que da la Ley de Coordinaci6n Azuearera pa-
ra beneficio de las classes pobres, para el beneficio
de los que iaboran la tierra, y entonees estariamos
mis satisfechos de que el Gobierno preste este bene-
ficio a estos elements trabajadores, y tambien ten-
gamos nosotros en cuenta aquellos que contrajeron
compromisos que no pueden cumplir por revestir al
pueblo esa parte de las utilidades que el Gobierno
sefiala y les obliga a dar, tengan el apoyo para se-
guir manteniendo ingenios que de otra manera
podrian pasar a manos ,extranjeras.
Como quiera que la discusi6n del senior George es
alrededor de este precepto, he querido nada mis ha-
cer estas acotaciones respeto a este particular y con
respect a las manifestaciones que hacia de que esta
tercera disposici6n viene por primer vez a la Con-
venci6n, es un error del senior 'George. He estado
leyendo la primer enmienda del senior Casanova,
que tiene fecha 23 de mayo, en la cual, en la sexta
disposici6n de esa enmienda, consigna lo que trae esta
tercera disposici6n de la presentada hoy por la Comi-
si6n Conciliadora, es decir, que todos los problems
traidos en este dictamen han side objeto del studio de
la Secci6n correspondiente, de la Comisi6n Coordi-
nodora, de !a enmienda del senior Casanova y del
otro dictamen traido por la Comisi6n Conciliadora,
despues de considerar la enmienda del senior Casa-
nova. Si esto ha sido asi, si esto es un problema que
io hemos tenido en nuestras manos desde hace lar-
go tiempo, desde que la Seeci6n emiti6 su dictamen,
como puede alegarse que no se conocen todos los
particulars a los que se refiere el dictamen presen-
tado por la Comisi6n en el dia de hoy? Esto ha
sido demasiado conocido; creo que la tardanza en
resolve este problema eg perjudicial para la econo-
mia cubana. Demos resoluci,6n definitive a estf
problema, entremos a discutir los particulars a que
sc refiere el dictamen de la Comisi6n Conciliadora
y llegaremos a las enmiendas que sean precisas a ca-
da uno de estos particulars, a dar la media just
y equitativa que corresponde tanto al acreedor como
al deudor.

Por ello solicito de la Convenci6n que rechace la
enmienda del Sr. George, para en su oportunidad, vo-
tar a favor del dictamen.


SR. PRESIDENT (MANRQUEZ STERLING): Se pone a
votaci6n la enmienda del senior George. Los que
est6n conformes dirAn si; los contrarios dirAn no.
SR. GEORGE ('QUINTfN) : Pido votaci6n nomina:.
SR. PRESIDENT (MiARQUEZ STERLING): Se pone a
votaci6n nominal.
(Se efectua la votaci6n).
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): lFalta ,IA-
gun senior Delegado por votar?
(Silencio).
Han votado 58 sefiores Delegados; 49 que no y
9 que si.
Queda rechazada la enmienda.
Votaron en contra los sefiores: Acosta, Alomd,
Alvarez de la Vega, Benitez, Bravo Acosta, Busto,
Cabrera Herndndez, Calvo Tarafa, Casanova, Corde-
ro, Corona, Cortina, Correoso, Coyula, Cuervo Na-
varro, Chibds, Duarte, Fueyo, Galano, Garcia Agile-
ro, Garcia Rodriguez, Guis, Hernendez de la Bar-
ca. Hornedo, Laurent, Maceo, Marinello, Martinez
Fraga, Mendigutia, Mesa, Mcso, Mujal; Ochoa, Ori-
zondo, Parrado, Pons, Prieto, Prio, Rey, Robau,
Itoca, Sdnchez Mastrapa, Silva, Sudrez Fernandez,
Vilarr Villoch, Boada y Mdrquez Sterling.
Votaron a favor los sefiores: Alvarez Gonzdlez,
Don, Ferndndez de Castro. George, Ichaso, Manacih,
Martinez Sd6nz, Nifiez Mesa y Ndilez Portuondo.
Tiene la palabra el seilor Alvarez para explicar su
voto.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Seflor Presidente y se-
fiores Delegados: He votado que no, en contra de
la enmienda tan brillantemente mantenida por el
Delegado senior Quintin George, porque ella se opo
nia expresamente a la inclusion en la que se discu-
te, de los adeudos contraldos por compra de inge-
nios con posterioridad a 1934; y si siquiera el Dele-
gado Bravo Acosta justifieara lperfectamente lo re
comendado al respect por la enmienda, el que habli
procurarh explicarlo con hechos prActicos, citando
nombres de ingenious:

VENTS DE INGE.NIOS REALIZADAS CON
POSTERIORIDAD A 1934 QUE SE COMPREN-
DEN EN LA ENMIENDA, 0 CUYOS ADEUDOS
SE COMPRENDEN EN ELLA.

VENTAS DE INGENIOUS POSTERIORES A 1934


Ingenios a

Ulacia
.Santa Catalina
Portugalete (S.C.)
La Vega
San Ram6n
Teresa u Ofelia


zafra zafra afios
interior posterior paralizados


1927-28
1930
1930
1927-28
1923-24
1927-28


1937
1937
1934
1936
1937
1937


Portugalete (H) si ha molido regularmente, pero
su producci6n decay de 127,757 en 1924-25 a 20,011








18 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


sacos en 1934. Despu6s de su nuevo adquirente e.s
cuando su producci6n ha reaccionado.
Coraz6n de Jesfs se paraliz6 en 1921-22, moli6
despubs en 1927-28 y 1928-29, se paraliz6 en 1930,
moli6 el 31 y el 32, volvi6 a paralizarse en 1933.
Numerosos Ingenios rematados y que han molido,
no lo han hecho por sus acreedores, sine por sus
arrendatarios: "Santa Isabel', "Limones", "Es-
trada Palma", "Sofia", etc.
Es decir, ]a adquisici6n de los Ingenios por sus
acreedores suele traducirse en paralizaci6n de los
mismos, si no surge un extrafio que asuma el ries-
go de operarlos. S61o en los casos de .acreedores a
la vez hacendados ha tenido excepeiones ese fen6
meno.
No creo que pueda considerarse interesante para
Ja economic national aprovechar el primer aio ca-
lamitoso para volver a poner esos Centrales en las
manos que paralizaron sus actividades, ensefiando
asi a nuestros modestos capitalistas que es un error
el invertir la fortune en haoer producer aquellos
centros que las manos fuertes paralizan.
Pero veamos ahora por qu6 estd justificada la in-
clusi6n en la moratoria de los criditos referentes a
algunos de estos ingenios. La generalidad de ellos fue-
ron paralizados per los que los reataron y vendidos
despuBs del afio 1934, allAndose en vigencia las MLora-
torias. Ciertamente fueron revalorizados al venderse;
pero no es menos cierto que la operaci6n de venta se
efectu6 como una mejor perspective del precio del
azfcar. Las ventas de estos Ingenios se realizaron
cuando al haberse mantenido el plan de cuotas azu-
careras, la perspective del precio promedio del azi-
car era alrededor de 1.90 a 2 cts., y de ahi que se
acordaran cortos plazos de amortizaci6n imposibles
de satisfacer despuns de ]a decaida que ha experi-
mentado el precio del crudo. Sera por tanto imposi-
ble que los actuales operadores de esos ingenios pu-
dieran cumplir sus obligaciones, y cumpliria su de-
ber la Asamblea impidiendo que esos ingenies sean
de nuevo rematados, para que al tomarlos en sls
manos los acreedores vuelvan a paralizarlos, parali-
rando el trabajo en sus zonas, sumi6ndolas en !a
miseria de que fueron libradas por sus adquirentes
al ponerlos en operaci6n.
(Aplausos).
iSR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el senior Pelayo Cuervo.
iSR. CTIERVO (PELAYO) : Sefior Presidente y sefio-
rees Delegados: He votado que no a la Enmienda
del senior George, porque tengo la absolute convic-
ci6n de que si )a Enmienda del senior George hubie-
ra prcsperado y ese pirrafo primero de la Enmien-
da o del Dietamen de la Comisi6n Coordinadora hu-
biera sido sustituido por el del Sr. George, la Asam-
blea Constituyente hubiera cometido el acto d.e ma-
yor injusticia que pudiera haber cometido. No so-
lamente la Enmienda del senior George tiende a ex-
cluir las obligaciones procedentes de la industrial
azucarera entire los afios comprendidos del 34 haste
1i 3 de Septiembre de 1937, en que se promulga la
Ley de Coordinaei6n Azucarera, que de manera ma-


gistral ha explicado el senior Alvarez, y anteriormen-
te el senior Bravo Acosta, y es 1una cosa necesaria y
f'icil de comprenderla dentro de esta disposici6n de
'a Asamblea en ]a forma en que lo ha hecho, por-
que aparte de cometer un acto de justicia y eubani-
simo, realize uno de los pass de advance que vienen re-
clamando desde hace muchos afios los conocedores de
la industrial azucarera, esto es, que las obligaciones
procedentes de la industrial, ya sea en su forma de
colonos o ya sea procedente de hacendados, hay que
regularlas de acuerdo con el precio del azuicar y des-
pu6s teniendo en cuenta la cuota cuando ha side
restringida la zafra de la industrial azucarera apart
de esta disposici6n que creo indispensable y muy
just, porque la Ley de Ccordinaci6n azucarera eu.
elerta forma ha restringido ...
Sn. NftEZ PORTUONDO (EMILIO) : f Ese precepto de
que habla el senior Cuervo viene del Proyecto de Mo-
ratoria ?
SR. CITERVO (PELAYO) : ',Cudl?
SR. NWrEZ PORTUONDO (EMILIO): El de que con
eardeter general y permanent se regule el precio.
SR. CUERVO (PELAYO): Para los pagos de esas
obligaeiones.
Pero, si se aprobara la Enmienda del senior Geor-
ge hubi6ramos cometido muchas injusticias, y vea-
se el pfrrafo initial del Dictamen de la Comisi6u
Especial, que quedaria suprimido totalmente por la
disposici61 del senior George.
(Lee).
De suerte que si se aprueba la Enmienda del senior
George, una obligaci6n comprendida dentro del afio
1933 6 1934, que su ,estado legal no sea moratoria-
do, no se puede comprender dentro de esta disposi-
ci6n de la Asamblea Constituyente.
SR. GEORGE (QUINTIN): 'Mle permit una inte-
rrupei6n S. iS., con la venia de la Presidencia.
SR. PRESIDENT (_MARQUEZ STERLING): La Presi-
dencia le hace constar al senior George que en la
explicaci6n de votos no hay interrupciones, porqu
se originaria un debate que ya se ha suscitado.
SR. GEORGE (QUIINTIN): Mi intenci6n es abre-
viar, que la Asamblea no pierda tiempo.
Yo he querido sencillamente modificar uno de
los p6rrafos, pero soy partidario de la...
SR. CUERVO (PELAYO): Efectivamente, S. S. ha
querido...
SR. GEORGE ('QUINTAN): Quiero, para no consu
mir un nuevo turno, haciendo nuevas rectificaciones,
decirle al senior Cuervo Navarro que efectivamente
la intenci6n mia fu6 la de no establecer una nueva
moratoria, porque no es solamente contrataciones,
que ahora son pbjeto de obligaci6n y moratoria, si-
no que ,esas propias contrataciones han sido ins-
eritas en el Registro de la Propiedad y ahora, con
esta nueva moratoria se provoca una perturbaci6n
general sobre la contrataci6n que ha llegado hasta
la liquidaci6n general de algunos creditos y que el
que habla tiene el temor de que tenga tal alcance el










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 1


primer parrafo que se llegue a la reivindicaci6n de
propiedades porque se aplique la moratoria ahora
a ciertos cr6ditos que fueron objeto de ella.
SR. CUERVO (PELAYO): Esti absolutamente equi-
vocado el senior George. En una de las disposiciones
del Dictamen de la 'Comisi6n Especial se declare
de manera terminante que las obligaciones que por
un procedimiento judicial o extrajudicial ya est6n
adjudicadas, sobre ellas no puede rezar el problema
de la disposici6n de la Comisi6n Especial, de suerte
que ese caso no puede aparecer, senior George; pe-
ro, la Enmienda del senior George, -y es necesario
aclararlo para que se vea que no solamente ha
querido excluir las obligaciones procedentes de obli
gaciones de industrial azucarera, posteriores al ano
1934 y anteriores al 3 de Septiembre de 1937, en qu
se promulg6 la Ley de Coordinaci6n Azucarera-
sino que e] senior George, de una manera subterri-
nea, lo que trata es de hacer impossible la aplicacidn
de la liquidaci6n de la Moratoria Hipoteearia.
SR. GEORGE ('QUINTIN) : I'Me permit una inte-
rrupci6n...
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): En su opor-
tunidad. Continfia en ,el uso de la palabra el senior
Cuervo.
SR. CUERVO (PELAYO) : Si se suprime el pirrafo
del Dictamen de la Comisi6n Especial que dice:
(Lee)
.Nos encontramos que un deudor, de muy buena
fe, cuando se dictaron las moratorias del afio 1933,
la moratoria de 1934, la Moratoria de coloncs, por-
que tenia numerario, no quiso acogerse a esa dispo-
sici6n de moratoria y pag6 buenamente los intere-
ses contractuales, pero en este moment se encuen-
tra que una situaci6n adversa le hace acogerse a las
Dispesiciones de ]a Moratoria por ,el s6lo hecho, per
e] s6lo delito de haber sido un buen pagador, un
gran pagador, este deudor no se puede acoger a las
disposiciones de esta Ley de Moratoria.

VWase como la enmienda del senior George no s6-
lo quiere excluir las obligaciones azucareras poste-
riores al afio 1934, sino que haria impossible la apli-
caci6n de la resoluci6n de la Comisi6n Especial.

Despuns ]a Comisi6n Especial hizo, en el pirrafo
inicial esta afirmaci6n: "...Ingenios de fabricar
azficar, acciones representatives del dominion, etc...
(Lee).
De manera que la Comisi6n Especial lo que ha
querido decir es que en una compra-venta de uin
Ingenio, sean cuales fueren las formas de la contra-
taci6n, sean cuales fueran las formas en que se ha
disfrazado la compraventa, pues ya sabemos que
muchas veces se vende un Ingenio y se aparenta ser
un arrendatario o se aparenta ser un sub-arrenda-
tario, pero en definitive cuando el adquirente de
cs Ingenio ha liquidado todas las obligaciones lo que
en *el fondo existe es una compraventa y una tras-
misi6n de dominion, como nosotros queremos que cuan-
do ha habido una compraventa, y se ha producido
una disparidad o ha habido una divergencia entire
comprador y vendedor scan los Tribunales los que


resuelvan, la Comisin Especial ha querido decir
que cualquiera que sea la forma de contrataci6n,
cualquier forma legal en que se present el contra-
to, si en el fondo existe una compraventa del Inge.
nio o Industria Azucarera, quede comprendido den-
tro de Jas disposiciones de la Comisi6n Especial.
Es per eso que he votado que no a la enmienda
presentada per el senior George, basdndome en trees
puntos principles: Primero: Porque creo just que
las obligaciones fundamentals de la industrial azu-
earera, posteriores al afio 1934 y anteriores a Sep-
tiembre de 1937 deben ser acogidas a la moratoria.
iSegundo: Porque los deudores no acogidos a las
moratorias anteriores, bien porque no quisieron aco-
gerse, o bien porque renunciaron o no se acogieron,
y no han podido pagar, y se encuentran en procedi-
mientos judiciales; o en filtimo case, se trata d-
obligaciones de la industrial azuearera en que el con-
trato de compra-venta se ha disfrazado con un arren-
damiento, pignoraci6n o subarriendo, si se prueba
que en realidad ha habido una compra-venta, se de-
be estar al fondo del contrato, y no a lo que ha-
yan querido similar las parties contratantes.

.Por ,estas consideraciones es que he votado en con-
tra de la enmienda propuesta por el senior George.
SR. PRESIDENT (IMARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el senior Martinez Smenz, para explicar su
voto.
SR. MARTINEZ SAENZ (JoAQufN) : He votado que
si porque me daba la oportunidad de precisar la si-
tuaci6n que confront la Asamblea Constituyente, y
cuando me preparaba a hacer esa declaraci6n ocu-
rri6 el error de palabra que tuvo el Sr. Aurelio Alva-
rez quien al dirigirse a la Asamblea dijo: "Sr. Presi-
dente y sefiores Senadores". Parecia una cosa joco-
sa, pero en realidad .es un fallo psicol6gico, de ra-
zones muy intimas y muy explicables. Realmente,
no es 6ste un problema que corresponda resolver a
]a Constituyente, sino a los sefiores Senadores, bien
a los Senadores que fueron, y no actuaron contra el
veto presidencia, bien a los Senadores que vengan
despues.

Se ha traido este problema al seno de la Asam-
blea Constituyente con un argument de peso ex-
traordinario: el peligro exceptional de que el 30 de
junio de 1940 se empiece a haeer una ejecuci6n en
masa de todos los deudores. A todos nos ha im-
presionado este problema, y entendiamos que de-
biamos resolverlo, para que no se diera el caso ca6-
tico de un desalojo o traspaso en masa de las pro-
piedades de los deudores a manos de los acreedores.
Pero, enfocando el problema, se ve que ha varia-
do notablemente con ciertos acontecimientos poli-
ticos ajenos a esta Asamblea, pero que han influido
en esta Convenci6n. Cuando nos reunimos en ]a
Seeci6n de Economia y Hacienda, al tratar este pro-
blema, resolvimos que los ingenios adquiridos antes
del 4 de septiembre del afio 1937 requerian un tra-
tamiento especial, y lo resolvimos de un modo que
no ofrecia dudas de ninguna case, porque habia
razones legales y morales para hacerlo asi. Se tra-
ta de ingenios respect de los cuales no existe el
dominion, ya que por actos del Estado no se pueden









20 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


hacer los sacos de azicar que uno quiera, ni sem-
brar la cantidad de cafia que uno desea, ni laborar
la finca azucarera en la forma que a uno le plaza.
Si ha habido una intervenci6n del Estado para ali-
mentar el dominio, es 16gico tambien que haya un
acto del Estado para proteger a las personas que
estan colocadas en esa situaci6n que no les permit
cumplir fielmente sus compromises, pero eso no ha-
bia necesidad de resolverlo en la Transitoria; porque
en el Dictamen se hace por un articulo especial, de
la Secei6n de Economia y Hacienda. Esto se ha
traido aqui para resolver otros cases que no tienen
nada que ver con los arguments expuestos por el
senior Aurelic Alvarez.
Por eso, al votar que si a la enmienda del senior
George, no estaba excluyendo a los interests cu-
banos. ni a cls intereses de una zona econ6mica de-
terminada. Vote que si porque si queriamos liqui-
dar una moratoria hipotecaria debiamos liquidar la
moratoria hipotecaria existence; y si queriamos ha-
cer una nueva revision de la contrataci6n cu-
bana, no se debia limitar a determinados indivi-
duos, porque estas circunstancias especiales determi-
narian que los, deudures moratoriados se cornvir-
liesen en deudores privilegiadcs.
Yo no vivo en la China ni en la Siberia; yo vivo
en Cuba y no veo un pueblo constituido por gran-
des potentados que posean bienes cuantiosos, sino
a un pobre pueblo desposeido totalmente. En nom-
bre de ese pueblo depauperado no veo necesidad de
proteger a quienes tienen bienes en gran escala, que
resentan millones de pesos, que represeentan
un ,patrimonio extraordinario, que no ya ese po-
bre pueblo de Cuba, en sus escalas mas modestas,
sino afin los sefiores que se sientan en esta
Asamblea, muchos de los cuales representan un ni-
vel econ6mico favorable, quisieran tener para si.
Es lo cierto que esta moratoria beneficia a una
-erie de grandes propietarios, de grandes latifundis-
tas, de grades tenedores de empresas de servicios
piblicos, las cuales a so vez no han moratoriado ni
restringkdo en ninguna forma sus ingresos, esos in-
gresos que reciben del pueblo de Cuba, que sacan al
pueblo de Cuba, el cual tiene que pagar sus obli-
gaciones y servicios al mismo tipo que en el mo-
niento en que se implant dicho servicio p6blico.

IToy se beneficia a los grandes deudores, ya que
so esta hablando de justicia (como si esta Asamblea
se hubiera convertido en un Tribunal de adminis-
trar justicia y no para hacer la Constituci6n), ya
que la justieia se invoca, y no he oido hablar de
los bienes que se fomentaron, en todo o en part con
dinero ajeno, con el prop6sito de despojar a los
que dieron ese dinero para fomentar esas propieda-
des. Por qu6 no se investigan los ingresos, los me-
dios econ6micos y los bienes hipotecados, que ahora
se quieren dejar reducidos a una situacl6n de pri-
vilegio ?
Declaro sinceramente que la situaci6n dolorosisi-
ma, de esos deudores, m6s de 500,000 pesos, es tan
horrible y tan trigica, que, compadecido de ellos,
estoy dispuesto a ocuparla si fueran ellos tan gene-
rosos que est6n dispuestos a dejarme sustituirlos


en su lugar, para que se vean libres de la angus-
tiosa situation que quieren que les resuelva esta
Constituyente.
A mi vecino de eseafio senior Acosta, por ejemplo,
hombre joven, vigoroso, energico, si le dan una pro-
piedad a pagar en 30 afio', en esos treinta afios po-
dra 41 haber devuelto lo que quiera, pero lo cierto es
que saldr:i rico de esa situaci6n.
No -es Cuba un pueblo de millonarios; el que de-
be un niill6n de pesos es porque posee bienes que re-
presentaron cuatro o cinco millones en un moment
dado; tiene ingresos alrededor de esos bienes, pero
est. tratando de obtener y obtiene beneficios deter-
minados.
Nosotros hablamos de los casos de deudas, y de
obligaciones representadas por bonos.
Pues bien, yo digo aqui, y los sefiores De!egados
que estAn aqui presents lo saben, que muchos de lo1
acreedores que son tenedores de un bono, de dos,
de tres o de cien pesos, son unos pobres hombres al
Lorde muchos de ellos de la miseria, que proceden
del pueblo de Cuba e invirtieron honestamente su
dinero en empresas de servicio pilblico, y son mu-
cho mas pobres que los deudores que nosotros es-
tamos beneficiando aqui a nombre del pueblo de
Cuba, hablando de un inversionismo extranjero, ha-
blando de baneos extranjeros. Esos banccs no pres-
tan dinero en hipoteca -y eso lo saben los sefiores
Delegados-, porque los abncos no pueden prestar
dinero en hipoteca ya que se lo prohibe !a ley y sus
propics estatutos, y de ninguna manera pueden ob-
tener una hipoteea si no es como consecuencia de
on negocio malo; lo finico que hacen los bancos
extranjeros en las grande emisiones de bonos, es
actuar de "trutses" o fiduciarios. Todc el mundo
sabe lo que eso quiere decir : son agents que colo-
can la emisi6n de los bonos entire los pequefios deu-
dores, que son los que ponen su dinero, cien, doscien-
tos, quinientos pesos. El banco percibe, como corretaje
una cantidad de dinero durante la vida de esos
pr6stamos, un tanto por ciento. 'Asi es que cada
vez que hablamos de esto, y hablamos de los ban-
cols extran-jeros. estamos echando ina Icortina de
humo, que no puede servir sino para pasar a su
amparo a ccsa completamente distinta sobre ]a cual
no conviene una investigaci6n a la luz diffana del
sol.
Pero me he salido un tanto de lo que tenia que
decir. Lo cierto es que estamos reunidos aqui para
hacer una nueva Ley de Moratoria Hipotecaria, y
si es asi, si oes una Ley lo que se quiere hacer venir a
esta Convenci6n sacendola de un Cuerpo Legislativo
que la aprob6 y ]a someti6 al Poder Ejecutivo, y
6ste la vet6, si queremos hacer eso, digamoslo fran-
camente, digamoslo honradamente. El problema de
la liquidaci6n de la moratoria hipotecaria para que
no hubiera ejecuciones en masa, podria tener mu-
chisimas soluciones, todas fAciles, que estaban den-
tro del concept y dentro de las obligaciones espe-
cificas de esta Asamblea.
Si esta Asamblea establece preceptos para impe-
dir la retroactividad de las leyes, si esta Asamblea
establece preceptos para impedir la alterabilidad de










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 21


los contratos nacidos entire las parties, entonces po-
dria por medio de una disposici6n transitoria excluir
de la aplicaci6n de esos preceptos a los contratos
ya moratoriados, y podria sefialar, muy facilmente,
reglas de aplicaei6n general que todos podriamos en-
tender sin dificultad.

Pero anni se nos trae un Provecto que yo, nue no
soy una lumbrera. que seguramente sov el mas mo-
desto de alcance entire todos los miembros de esta
Asamblea (porane veo qne existe una mavoria que
vota firmemente, sin duda por tener su conciencia
iranquila y su mente debidamente informada), yo
-rentto- no entiendo lo aqu ese nroyeeto pueda
significar. ni lo one se trata de establecer.
Y no precisamente en el caso de la industrial azu-
earera, porque el caso de la industrial azuearera es
el caso mas jnsto que se trae aqui. Aqui se dice que
si el preeio del azficar es tanto, pagard tanto, y que
si es mis cuanto, pagard mis cuanto; se estable-
cee correlaci6n entire los ingresos del deudor y las
obligaciones del propio deudor. -Pero hay una se-
rie de preceptos done no se establece correlaci6n
alguna entire los ingresos del deudor y sus obliga-
ciones de pagar. i'Cuil es el caso? 1 Porqu6?
i En qu6 forma? Qu6 es lo que regulan? ~Qu6
cosa se pretend con eso? Yo no no lo alcanzc a
comprender. Lo inico que veo es que, bajo el fan-
tasma de la liquidaci6n en masa, hay una series de
deudores a los que nosotros queremos proteger; a]
amparo de eso se nos estan presentando una series
de nuevas disposiciones, que creo que la mayor par-
te de los que estamo's aqui presents no las entende-
mos.
Me pareci6 prudent lo que decia el senior Geor-
ge: lo relative a los ingenios podia ser previsto en la
Secci'in de Economia. Tcdo lo dicho por el senior
Aurelio Alvarez, en lo cual le sobraba raz6n, podia
protegerse y evitarse sin involucrar los demas pro-
blemas.

Y el resto, si lo podemos hacer, vamos a hacerlo;
pero vamos a haeerlo asumiendo facultades legisla-
tivas de las cua!es ncsotros mismos nos quisimos des-
pojar. Cuando se constituy6 esta Asamblea, renun-
ciamos a cllas a virtud de un pacto politico en
que nos comprometiamos a no ser legisladores. Y
ahora, porque ha cambiado la mayoria political, por-
que tenemos el gusto y el honor de poder saludar
aqui, de ver entire nosotros las caras de ciertos Con-
vencionales que me gusta ver siempre, pero que s6-
lo podemos ver cuando se discnten asuntos politi-
cos o cuando se discuten asuntos de interns econ6-
mico, que no afectan a !a Constituci6n, hoy quere-
mos hacer una legisiaci6n, 4 Por qu6? Porque la
situaci6n ha-cambiado; porque existe un nfimero de
votos suficientes para pasar nna ley que el Congreso
no pudo aprobar, debido a que no tuvo las dos terce-
ras parties do sus votos para rechazar el veto presi-
dencial: una legislaci6n que los Senadores que la
tuvieron en el Senado pudieron haber tratado de
pasar antes de que se extinguiera el Congreso recien-
temente, y no lo intentaron. iPor qu6? Porque
no les fu6 possible. Y ahora, con una exigua mayo-
ria, vali6ndose, no de un Congreso, sino de una


Asamblea que tiene facultades excepcionales, para
darle una Constituci6n a la Repfiblica, que no se
ve obligada a pasar por el trimite de informaci6n
de Comisiones; ni por el de double discusi6n en los
dos Cuerpos Colegisladores; ni por la revision del
President de la R'epfiblica; aprovechando estas cir-
cunstancias -digo- se ouiere votar ahora lo que
antes no se logr6 con esos impedimentos. gY c6mo?
De un modo one creo que lesiona el respeto que a
si misma se debe esta Asamblea; de un modo festi-
nado, de un modo preeipitado, de un modo que no
nos permit el analisis de ]o que esta pasando aqui.
Nadie mAs interesado que yo en la recuperaci6n
econ6mica del pais. Pero Yo creo que !a recupe-
raci6n econ6mica del pais require medidas justas y
yo no puedo saber si las que se proponent son justas
o no, porque no tengo informaci6n suficiente, y no
la pueden tener mns que los tres o cuatro cerebros
privilegiados que han intervenido en la confecci6n
de este proyecto, y los quince o veinte que tienen
el don de intuici6n rApida. Si estas medidas son
justas, que pueden serlo o no, afin asi se va a le-
sionar el cr6dito de este pueblo, porque para hacer
jnsticia hay que oempezar por hacerla en el proce-
dimiento. Justicia es dar a cada cual lo que es
suyo; justicia es oir las parties que tienen interns en
el problema; justicia es ponderar las cosas y dis-
tinguir las situaciones. Esto no se *esta hacienda
aqui. Nosotros no hemos analizado la situaci6n de
cada cual; no hemos sometido a un examen glo-
bal la situaci6n; estamos dictando leyes que, por 1o
pronto, no son en beneficio de todo el pueblo de
Cuba. Hay una series de deudores pequefios que cons-
tituyen, pudi6ramos decir, el nfcleo pequefio de la
clase media cubana; pequefio, digo, porque el agro
cubano, la tierra cubana. que es la base y la garan-
tia de la hipoteca, no esta en manos cubanas, y ma-
lamente podria ser que gravaran esas hipotecas a
esa tierra que no es nuestra, aunque es la base esen-
cial de una defense a los intereses cubanos.
Pero hay algo mis que yo denuncio desde
ahora para que se sepa claramente. Esas medidas,
lejos de protege a la poblaci6n de Cuba, la lesionan
en cuanto a esa clase media, que unas veces cs deu-
dora y otras veces acreedora. En los Proyectos aqui
presentados se establece la liquidaci6n a largos
plazos de los pequefios cr6ditos, es decir, de los cr&-
ditos de las viudas, de los cr6ditos de los hu6rfanos,
de los cr6ditos de los pequefios comerciantes que van
buscando la hipoteca como medio de acumular un
ahorro, que van acumulando esos pequefios cr6di-
tos; y ahora se les van a pagar en largos plazos, o
sea fraccionando su capital 'Con estas medidas Iqu6
cosa se hace? Que el deudor de mil pesos los paga
en diez afios, y consiguientemente el acreedor reci-
be diez pagos anuales de cien pesos, que divididcs
en mensualidades dan una cantidad insignificant.
Y esa familiar cubana se tiene que ir comiendo esas
pequefias cantidades, con las cuales no puede vivir
y que constituyen el nicleo de resistencia de esa
pobre clase media, formada por los que trabaja-
ron y produjeron confiados en las leyes de la Repi-
blica, y que hoy ven su patrimonio completamente
destruido, casi aniquilado, en virtud de la insuficien-
cia de esos pagos divididos.










22 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SQuiin va ganando con esto? Pues el que tiene
un cr6dito de cincuenta mil pesos va a buscar la
manera de liquidarlo y lo da al fin y al cabo por
cinco mil, L ad6nde, entonces, van a parai esos
creditos Van a parar a manos de los ricos de Cuba,
de los g r a n d e s acaparadores de creditos, de
los que han ido acumulando grandes capitals con-
tra los cuales s pretend dirigir estos tros, pero
a los cuales estos tiros no llegan, pues esos acapara-
dcres de creditos estAn en una especie de puerto se-
guro al que no ha de alcanzar ni la liquidaci6n que
se haga ahora, ni ninguna otra.
Estos altos sefiores tienen que recibir amortiza-
ciones anuales y mensuales igual que los pequefios
acreedores; pero ellos no pierden su capitalizaci6n,
porque quien tiene quinientos deudores, a los cuales
se obliga a que le paguen mensualmente 20 pesos,
estA reeibiendo 10,000 pesos mensuales, y como estA
reeibiendo todos los meses ese capital, que forma
parte de su sistema econ6mico, ese gran capitalist
no s61o tomarA sus intereses, sino que tambi6n verA
asegurados intereses que creia que iba a perder.
No va a haber, pues, liquidaci6n; lo que se va a
hacer es poner al deudor en condiciones de que fo-
mente mIs ain su capital, comprindole a vil pre-
cio al pequefio inversionista desesperado.
SR .ROCA (BLAs) : La proposici6n nuestra es que
se anulen todas esas deudas.
SR. MARTINEZ SIENZ (JoAQUIN) : Perfectamente.
Preguintele muy seriamente a esos defensores del
pueblo, y vamos a ver si les damos la oportunidad
de que liberen la tierra que es cubana y que esti en
manos extranjeras. (Aplausos).
Por todas estas razones, seilor Presidente y sefiores
Delegados; por todas esas razones vot6 que si pa-
ra establecer que no era una media de necesidad
eeon6mica, que no era una media de emergencia
indeclinable que imponia a esta Asamblea ahondar
en este problema, sino que ademis habia una series
de cosas que no se quieren aclarar, y que no se quie-
ren aclarar porque no se nos da el tiempo suficien-
te para que 5as aclaremd* idebidamnente. Yo he
pedido que la Asamblea dedique el tiempo necesa-
rio a la discusibn de este problema, euando se haya
terminado la discusi6n de los articulos de la Cons-
tituci6n y yo emplazo al pfiblico y a los Delegados,
para ver si mafiana, cuando tengamos que discutir
los articulos del texto constitutional vemos aqui las
caras rozagantes y tranquilas que s61o estan presen-
tes cuando se discuten asuntos politicos y asuntos
de intereses.
SR. PREEEDENTE (MARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el senior Ochoa para explicar su voto.
SR. OCHOA (EMILIO): Sefior Presidente y sefio-
res Delegados: Escuchadas las brillantes palabras
del estimado compafiero, Delegado senior Aurelio
Alvarez con las que ha explicado las razones ,que le
obligaron al votar en contra de la enmienda del De-
legado senior George, yo, en beneficio del tiempo que
materialmente nos falta, y encontrando en ellas en-
cerrado mi propio pensamiento, las hago mias y con
ellas doy a esta Asamblea la explicaci6n de mi voto
en contra.


'S. PRESIDENT (MIARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el senior Miguel Suarez, para explicar su
veto.

Sn. SUAREZ FERNINDEZ (MIGUEL): Selior Presi-
dente y sefiores Delegados: En esta Asamblea ha
pasado una cosa extraordinariamente curiosa. Ncs-
otros nos reunimos en la Comisi6n Coordinadora,
para discutir el problema. Me toe6 presentar un
voto, que despues fu6 particular, recabando de la
Comisi6n el que la Asamblea resolviera el proble-
ma de la liquidaei6n de la moratoria hipotecaria, y
los mids tenaces adversaries de aquel criterio, son hoy
ios que con espiritu o con criterio mIs amplio, quie-
ren llegar a la liquidaci6n de la Moratoria

El President de la Comisi6n Coordinadora, Lider
de la Coalici6n Socialista DemocrAtica, senior Cor-
tina, el hacendado senior Casanova, el propio Lider
del Partido Uni6n Revolucionaria Comunista, senior
Marinello, y otras personas que no recuerdo, creye-
ron que no debiamos entrar...

.SR. CASANOVA (JOSE MANUEL) : 1Me permit una
interrupci6n?
SR. PRESIDENT ('MMRQUEZ STERLING) : En las ex-
plicaciones de voto no se permiten las interrupcio-
nes.

SR CASANOVA (JOSE MANUEL) : Se han estado ha-
ciendo interrupciones, abusindose, probablemente,
de esta licencia, pero cuyo metodo no comparto. Pe-
ro como no deseo usar de un'turno para hacer ree-
tificaciones, por conside'raci6n a la resistencia fisi-
ca de los sefiores Delegados, aprovecho este sistema
de la interrupci6n para rectificar muy brevemente
respect de algunas afirmaciones aqui vertidas por
uuestro distinguido compafiero el senior SuArez Fer-
nAndez. Debo declarar, en honor de la verdad his-
t6rica, que en ningfin moment he sido partidario de
la Transitoria que remite al Congreso la resoluci6n
final de este problema. Quiero recordarle este extre-
tremo al senior Suarez Fernandez, con lo cual que-
da probada mi consecuencia mental y justificada
mi aetitud en contra de esa media inhibitoria y
aplazadora. Es m6s: no vot6 esa iniciativa; y no
la vote porque soy un decidido partidario de poner
fin a las actuales incertidumbres y a las sombras
que el estado actual de cosas, dentro del campo de
los negoeios, refleja sobre nuestra economic.

Soy, por lo contrario, el sostenedor mIs conven-
cido de la' necesidad inaplazable y perentoria de
concretar una 6rimula, cualquiera que ella sea, que
cierra el paso a futuras moratorias y revalorizacio-
nes; y ninguna, a mi modesto juicio, mas eficaz
que la que he propuesto a la Asamblea de llegarse a
uia liquidaci6n just, honest, equitativa de la vigen-
oe moratoria, a fin de evitar, aunque este pensamien-
!o difiera del manifestado aqui por el ilustrado com-
poiaero Dr Martinez Sienz, -que un s6o1 acreedor
hipotecario, duefio de crditos sobre 500 fincas ur-
banas, se apodere de las mismas so pretexto de la
sr,tidad de los contratos, convirti6ndose la propie-
dad territorial en el dominio de dos o tres afortu-
nados inversionistas










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 23


Esta es la cuesti6n neurAlgica que esta sometida
a la consideraci6n de la Asamblea.
SR. MARINELLO (JUAN): 'Para una breve aclara-
ci6n al senior Suarez, porque ha aludido a mi perso-
na como representante del Partido Uni6n Revolu-
eionaria Comunista, sin ninguna raz6n...
Sn. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Sin el tri-
mite de alusiones, no le puedo conceder el uso de la
palabra.
SR. MARINELLO (JUAN): Yo deseo hacer uso de
la palabra con igual derecho que el senior Casanova.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Con mu-
chisimo gusto se la concede, porque los demis lo
han hecho sin atenerse al Reglamento.

Tiene la palabra el senior Marinello
SR. MARINELLO (JUAN): Podia yo suponer que
cuando consumi un turno en favor de la enmienda de
nuestro partido, no estaba en el Hemicielo el senior
Suarez, porque la actitud de nuestro partido aqui
ha sido perfectamente consecuente con la que man-
tuvimos en la Comisi6n Coordinadora. Yo he di-
cho aqui que nosotros estamos ahora como estuvi-
mos en el seno de la Comisi6n Coordinadora porque
sea el Congreso quien resuelva definitivamente el
problema que nos ocupa, y que aceptdbamos con
las rectificaciones, la enmienda del senior Casanova,
s6lo en un sentido supletorio. Asi pues, las pala-
bras del senior Suarez, estdn fuera de raz6n. .No hay
contradicci6n, sino mantenimierto de la misma pos-
tura, lo cual no quiere decir que si en muchas oca-
siones, siempre que haya xazones bastantes para
ello, nuestro partido rectifique; pero no ha ocurrido
asi, y mantenemos aqui la misma actitud que man-
tuvimos en el seno de la Comisi6n Coordinadora.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL): Para una aclara-
ci6n. En primer t6rmino, hay que recorder que la
Secci6n de Economia fu6 la que propuso, por pri-
mera vez, una Transitoria para resolver el proble-
ma de la Moratoria. Este dictamen fu6 remitido a
la Comisi6n Coordinadora, la cual acept6 la idea y
adapt6 y reform esta Transitoria.
Posteriormente, fu6 la Convenci6n la que, en vis-
ta de un Voto Particular que habia hecho el senior
Casanova al Dietamen de la Comisi6n Coordinado-
ra, nombr6 una Comisi6n para que armonizara, si
era possible, el Voto Particular del senior Casanova
con la Transitoria y las otras opinions que se ha-
bian emitido. De este conjunto de circunstancias
ha nacido la situaci6n parlamentaria de este momen-
to. lU

Nosotros no 6ramos, al principio, partidarios de
entrar a la resoluci6n total del problema de la Mo-
ratoria en esta Convenci6n, pero los partidarios de
entrar en el fondo del problema nos convencieron.
Entre los que opinaban que debia la Asamblea Cons-
tituyente resolver definitivamente este problema, sin
posponerlo mis al future Congreso, se encontraba el
ilustre Conveneional Dr. Ram6n Grau San Mar-
tin, el cual me di6 a mi personalmente poderosas
razones en favor de esa soluci6n.


Como yo entiendo que una de las caracteristicas
m~s superiores de la mente humana es la de cam-
biar bajo la influencia de nuevos antecedentes y ra-
zonamientos, fui uno de los que cambiaron de cri-
terio, disponi6ndome a apoyar aqui una proposi-
ci6n que estableciera las reglas para liquidar todas
las deudas moratoriadas. Creo que es mejor, por-
que la Convenci6n tiene autoridad supreme para
hacer esto, y lo que ella disponga no puede ser dis-
cutido, apelado ni rebatido ante ninguin Tribunal,
porque nadie tiene potestad sobre la determinaci6n
final del pueblo de Cuba, que nosotros representa-
mos.
Sn. SUiREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Las tres acla-
raciones, lejos de contradecir la idea que acabo de
enunciar. son una veradera ratificaci6n de cuanto
habia expresado y que 1o corroboran de manera ine-
quivoca.
Voy a repetir mi pensamiento, que no es otro que
el sianientr: En el seno de la Comisi6n se discutian
dos tendencies para liquidar la moratoria. Una,
que remitia al Congreso la liquidaci6n de la mora-
toria hipotecaria, caso en que se encontraba el par-
tido del senior Marinello, y en que se sigue eneon-
trando, cosa que yo no ie negado en ningfin mo-
mento...
SR. MARINELLO (JUAN) : D6nde esti la contra-
diccion 9
SR. SUAREZ FERNANDEZ ()MIGUUEL): Yo no hablo
de contradicci6n; hablo del caso curioso que pre-
senta la Asamblea. No crea el senior Marinello que
65 es toda la Asamblea, sea mis modesto dentro
de los principios que predica.
SR. MARINELLO (JUAN) : Yo s6lo contest cuando
se me alude.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MCIGUEL): En cuanto al
Dr. Cortina, las declaraciones que ha hecho revelan
de manera definitive que, efectivamente, cuanto es-
taba afirman'do es cierto. Decia que este es un ca-
so curioso. En el seno de la Comisi6n Coordinadora,
apenas fui acompafiado por los votos de los Parti-
dos de la Oposici6n; en contra, de manera tenaz, se
enfrentaron los Delegados de la Coalici6n Socialis-
ta DemocrAtica, que trataron de remitir este asun-
to de la liquidaci6n de la moratoria al Congreso de
la Repiblica.
MAis tarde, el Senador Casanova present una en-
mienda que sometia la liquidaci6n de la moratoria
a la discusi6n de la Convenci6n Constituyente, y aqui
es done surge la paradoja de la Convenci6n y no
de ningfn partido determinado, desde ese instant
contradiciendo actitudes anteriores, todos nosotros
nos disponemos a liquidar la moratoria. Todo pa-
rece indicar que se quiere Ilegar a una verdadera
rivalidad por ver qui6n es el que logra extender mIs
la liquidaci6n de la moratoria, exceptuando a mi
distinguido amigo el proponents de la enmienda, con-
tra la cual he votado, que quiere reducir los efec-
tos de la liquidation de la moratoria a las proposi-
clones mas minimas.
Este fen6meno tiene una variedad de explicacio-
nes political, de situaciones frente al problema elee-










24 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


toral pr6ximo e inmediato, y tambien tienc una can-
tidad enorme de explicaciones dentro de la 6rbita
juridica de apreciaci6n del problema.
SR. GEORGE ('QUINTIN) : Una interrupci6n. Para de-
cirle sencillamente al senior SuArez FernAndez, que
el que habla no ha querido reducir a la minima ex-
presi6n la liquidaci6n de la moratoria. Lo que he
querido es extender la liquidaci6n de la morato-
rma a los criditos efectivamente moratoriados; ya que
los otros estaban liquidados. No quiero provocar
una aibarda sobre otra albarda.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (AMIGUELJ: Yo lo acepto
asi y tengo ]a seguridad que oste ha sido el prop6sito
de mi distinguido amigo y compafiero el senior Geor-
ge; pero desgraciadamente el aspect en que o1 ha
presentado esta cuesti6n, tiene que llevarme a man-
tener mi criterio de que el minimo de liquidaci6n,
es el que planted el senior George. Por esa raz6n
fundamentalmente, es que yo no he aceptado la mc-
difieaMi6n que 61 pretend tacer a la enmienda del
senior George y he votado en contra. La enmienda
del senior George se refiere inica y exclusivamente
a las obligaciones que actualmente disfrutan del he-
neficio de la moratoria; es decir, que aquellas obli-
gaciones que no estAn comprendidas en el De-
creto 412 o sus modificaciones posteriores, no es-
1:An amparadas por esta moratoria; y jque nece-
sidad hay de suspender una ejecuci6n a quien no
estA en ese Iramite, o de extender los beneficios de
ese decreto a entidad natural o juridica que estf
fuera 'de lo dispuesto en el Decreto 412? A mi juicio
ninguna. Por esa raz6n, entiendo que el criterio
mis restrictive ha sido el del senior George.
Pero volviendo a mi idea: es necesario que se
quiera encontrar la explicaci6n de este caso curioso en
aue ha caido la Convenci6n Constituyente. Fren-
al criteria de liquidaci6n que mantuve en la Comi-
si6n Coordinadora, se alzaba el valladar infranquea-
ble por parte de muchos Delegados de la Coalici6n
Socialista Democratica y isa no era la facultad co-
rrespondiente, tipicamente, a la Convenci6n, crite-
rio que ni entonces ni hoy comparto, porque entien-
do que la Constituyente tiene facultades no para
liquidar la moratoria, que oste es un tirmino abstrac-
to, y sin conscunencia juridica de ninguna clase, si-
no para fijar el estado en que quedan las obliga-
clones que han sido objeto de moratoria, cosa bien
distinta. Y ahora result que todas aquellas prohi-
biciones que tenia la Convenci6n, que todas aqnellas
limitaciones que se le encontraban para que la Con-
venci6n no pudiera adentrarse en el problema, han
desaparecido de l. escena y ha valido este proble-
ma de la liquidaci6n de la moratoria, para que du-
rante tres sesiones se este discutiendo sobre la
moratoria con abandon de la Constituci6n.
Nos ha permitido tener a compafieros muy valiosos
horas enteras discutiendo este asunto, abusando de la
salud del Convencional senior Cortina, que impa-
ciente en otras oportunidades, espera esta noche,
tranquilo y resignado, en su escafio, el final de esto
que va siendo una casi interminable sesi6n.
SR. CORTINA (JosE MANUEL): No he faltado a
ninguna sesi6n de la Convenci6n, ademas de las in-
censurada por la opinion pfiblica, product del Con-


numerables celebradas por la Comisi6n Coordinado
ra, que preside. No soy un Delegado de los qu
acaban de llegar ahora como pasa con algunos.
SR. SUAREZ FERNiNDEZ (MIGUEL) : Le estoy ha
ciendo justicia al Dr. Cortina.
Sn. CORTINA (JosE MANUEL): No se preocup
de mi salud, ni la tome como pretexto para funda
mentar sus arguments.
SR. SUARilEZ FERNANDEZ (MIGUEL): Yo si deb
preocuparme de la salud del senior Cortina. Ha si-
do uno de los colaboradores mas eficaces que ha
tenido esta Convenci6n para salir adelante. Gracias
a su buen juicio, gracias a sus conocimientos pro-
Ifndos de esta material de Derecho Constitucional,
nosotros hemos avanzado posiblemente mIs de lo que
hubieramos avanzado sin su concurso. Es just,
pues, que yo reconozca hasta donde ha llegado el
sacrificio de su seiioria, que impaciente en otras
tardes y en otras oportunidades, hoy se presta gus-
toso a estar aqui hasta altas horas de la noche, tra-
tando de llegar a la liquidaci6n de este problema.
Esto es justicia que le hago al senior Cortina. No es
que vele por su salud, sino por el reconocimiento que
debemos tener a ]a actividad que ha desplegado el
sefior Cortina en relaci6n con este problema, asi como
tambien tenemos que reconocerle esa misma activi-
dad que hubiera de desplegar en el particular re-
lacionado con las Magistraturas, en que durante to-
da una noche estuvimos departiendo con el senior
Cortina en estos escafios.
SR. CORTINA (JOSl MANUEL) : Esas noches y cuan
tas noches mis hagan falta, las pasar6 sin descanso
por servir a la Patria. Todos los problems de im
portancia me tendran aqui para colaborar en la me
dida de mis fuerzas. Por eso estoy aqui ahora, co
mo he estado present tambi6n en otras cuestiones im
portantes distintas de la que tratamos.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Lo se y espe
ro que en otra oportunidad y en este mismo problem
ma important de por si. nos de la ocasi6n de s
compafia, y yo me expresari con las mismas pa
labras qne ahora lo hago. Este hecho es realme
tes significativo. Por qu6 la Convenci6n Constituye:
te hace un alto en las labores propias de la Con
tituci6n y por qu6 nosotros, que hemos dedicad
noches enters a la discusi6n de la Constituci6
hoy se la dedicamos a esto que se ha dado en llama
"liquidaci6n de ]a moratoria hipotecaria?"' Pues se
cillamente, sefiores, porque este es el problema fu
damental que a mi juicio tiene la Convenci6n Con
tituyente. Yo no concibo que nosotros pudieramo
separamos si resolver, sin que la Convenci6n trazar
pautas generals para liquidar ]a moratoria hip
tecaria. Y me alegro extraordinariamente de qu
mi tesis se haya abierto paso; pero no tengo m'
que una preocupaci6n, ]a misma de Spencer: "el e
ceso de legislaci6n". Esto si que me preocupa. H
estado comparando la enmienda del senior Casanov
y el dietamen filtimo de la Comisi6n Especial, co
ia ley vetada por el Presidente. Laredo, con la le
censurada por la opinion piblica, product del Co:
greso que acaba de terminar; y es case muy curios
el contrast entire una legislaci6n y otra. i Claro









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 2;


Aqui no se ha ]levado, casos particulares, como se
hizo en various articulos de aquella legislaci6n. Aqui
se ha generalizado un poco mis, pero se ha tenido el
deseo de llevar, de ampliar las moratorias, y hasta
los mis restrictivos, por ministerio de su ocasi6u
political, se afanan en dictar nuevas moratorias, lle-
gando a limits insospechados como son los acciden-
tes de trabajo, y la posibilidad de que cuando el
patrono es el que asegura a sus propios obreros,
estAn incluidos en la moratoria hipotecaria. A to-
do esto se esti llegando en el afin de moratorizar las
obligaciones, y lo voy a demostrar. El Decreto 412 per-
miti6 la moratoria de todas las obligaciones garanti-
zadas con hipoteca, con prenda, etc.; casi todas las
compafiias de seguros tfenen sus reserves tcenicas, so-
bre todo las cubanas, en hipoteca que gravan edi-
ficios y presentado a los Tribunales a discusi6n so-
bre la moratoria de los accidents del trabajo, fu6
necesaria mas de una resoluci6n para abrirle paso a
la cuesti6n de interns social que representaba el se-
guro sobre accidents del trabajo. En la Ley que
vet6 el Presidente Laredo Brfi, ley censurada acre-
mente por casi toda la opinion pfblica national, se
prohibit per el articulo segundo del Proyecto el que
las obligaciones moratoriadas alcanzaran ese tipo de
seguro y, sin embargo, en la enmienda propuesta
per mi disTinguido amigo el senior Casanova y mis
tarde recogida por el dietamen de la Comisi6n Es-
pecial, se permit que las obligaciones moratoriadas
o no -dispone asi el pbrrafo initial de este articu-
lo,- moratoriadas o no, comprendidas en el Decreto
Ley nfimero 412, podian ser objeto de moratoria.
SR. CASANOVA (Jos MANUEL) : sMe permit una
aclaraci6n.
Sn. ROCA (BLAs): Me permit para una cuesti6n
de orden?
Sri. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Con gusto.
Sn. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el senior Roca.
Sn. RocA (BLAS): Tengo entendido que en las
explicaciones de votes no hay interrupciones, y quie-
ro saber si se esta explicando el voto o no.
SR. PRESIDENT ('MANRQUEZ STERLING): Se vot6 la
enmienda del senior George.


SR. Ro'. (BLAS) :
vot6 en contra?


IY esta explicando por qu6


SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Llamada
]a atenci6n a la Presideneia, ruego al senior Suirez
Fernindez que concrete.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL):. Es lo que
hago.
SR CASANOVA (JOSE MANUEL) : En forma de cues-
ti6n de orden, quiero decirle al senior Suarez que re-
cojo su manifestaci6n y que, desde luego, en forma
de enmienda hare la aclaraci6n correspondiente.

SR. SIAREZ FERNANDEZ (!MIGUEL) : Me propongo
presentar esa enmienda al dictamen de la Comisi6n
Especial y lo que queria es ir preparando el animo
de la Asamblea para que tuviera una buena acogida,


y la raz6n es sencilla: miembro de la Minoria, acos-
tumbrado a las minorias en el Parlamento, s6 bien
que cuando se constituyen y forman estas mayorias
sin una explicaci6n definitive, sin una explicaci6n,
no voy a decir clara, pero si il6gica, dentro de todo
lo que aqui se ha hablado, dentro de todo este pro-
ceso dificil, es cosa impossible para la minoria abrir-
se paso a travys de la mayoria en una enmienda
y lo que iba haciendo era preparando el ambien-
te para ver si triunfaba esta enmienda que
ya ha conquistado nada menos que el voto del se-
iior Casanova, y accediendo a lo que dice la Pre-
sidencia, aclaro de un mode definitive que siendo
partidario de la liquidaci6n de la moratoria hipote-
caria, no creo que con el criterio restrictive de la
enmienda que hemos votado eni contra, se podia
llegar a situar todas las obligaciones moratoriadas
dentro de un verdadero estado de equidad. Creo
que en material de moratoria es materialmente im-
posible emplear la palabra "Justicia", justicia, den-
tro del coneepto romano de dare a cada cual lo que
le corresponde, no es lo mIs adecuado para enfo-
car este problema. No aspire a entrar en estas cues-
tiones con un espiritu de justicia pero si con un cri-
terio de equidad, y per eso me alarm extraordina-
riamente cuando oigo hablar que se precede con
justicia en este asunto, y me preocupa que a nom-
bre de la justicia se van a quitar, a reducir intere-
ses, a mermar capitals, a ampliar terminos de las
obligaciones, porque todo ello podremos hacerlo a
nombre de la equidad, del interns social; pero nun-
ca en nombre de la justicia. Con esta enmienda del
Sr. George-y voy a terminar-se planted el debate
en unos t6rminos a mi juicio impossible de continuarlo
adelante dentro de lo que disponen los Decretos-Le3 es
sobre la moratoria y circunscribiendo a ellos las obli-
gaciones que estAn disfrutando de esos privilegios; es
materialmente impossible, despu6s de dictar reglas que
no sean de excepcion, que no son reglas constitutivas
de un privilegio mayor sobre el privilegio que ya se
tiene. De este defecto tambi6n adolece la enmienda
del senior Casanova y tanibi6n adolece el dictamen
de la Comisi6n Especial

No es. sefiores, la liquidaci6n de los Decretos 412,
423 y 594 y de la Ley de 3 de septiembre de 1937
lo que he venido a hacer aqui, no es que esos De-
cretos tengan una vigencia -limitada en el tiempo o
se amplie su vigencia. NO. Por el contrario, son
las obligaciones product de hipotecas, de censos,
de prendas o de cualquier otra de las obligaciones
humanas de ]a contrataci6n las que deben guiarnos
a nosotros a resolver esta cuesti6n. No vamos a li-
quidar derechos adquiridos al amparo de estos De-
cretos: vamos de frente a tocar las obligaciones, a
modificarlas en ,su parte contractual, cuanto tienen
de obligatoriedad para los propios contratantes. Ha-
eer otra cosa es caer en riesgos gravisimos. Estimo
que nunca llegaremos a una estricta liquidaci6n si
enfocamos el problema de las leyes que han ido mo-
dificando esas obligaciones. Hay que ir a la obli-
gaci6n en si, no de una manera timida, no de una
manera superficial, come esta pretendiendo, y con
reglas generals que tocan a esas obligaciones en su
parte modular, en la causa, en el objeto y en los
efectos de las mismas, y esto no se logra, con la









26 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


enmienda, y la Convenci6n seria bueno que volviera
sobre sus pasos, que analizara cuil es la situaci6n
de derecho que se plantea, que lejos de resolver es-
ta situaci6n la vamos a complicar mis con nue-
vos preceptos sustantivos y adjetivos para la rea-
lizaci6n de todas las obligaciones contractuales, por
eso pido que debemos ir a una liquidaci6n distinta
a ]a contenida en la enmienda presentada por el
senior George, a una liquidaci6n de las obligaciones,
no con vista de las leyes y las obligaciones, sine de
las propias obligaciones en si, y por todas estas ra-
zones he votado en contra de la enmienda del se-
fior George.
SR. PRESIDENT (M3ARQUEZ STERLING): Termina-
das las explicaciones de votos, se pone a votaci6n ]a
enmienda sustitutiva...
SR. GEORGE (QuINTIN) : Pido la palabra para alu-
siones personales.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el senior George.
ISR. GEORGE (QUINTIN): El senior Pelayo Cuervo
express que la enmienda presentada por mi y que ha
sido desechada por la Convenci6n de una manera
subetrrAnea trataba de excluir determinadas obli-
gaciones. Puedo afirmar a la Asamblea que ni si-
quiera se a que obligaciones se referia.
SR. CUERVO (PELAYO): Es por omisi6n.
SR GEORGE (QUINTIN) : Si el senior Pelayo Cuer-
vo no dijo subterraneamente, no tengo nada que afia-
dir. Si ha afirmado esto, queria hacer aclaraciones
para demostrar que era completamente claro.
SR. MArACH (JORGE): Pido la palabra, senior
President.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Tiene la
palabra el senior Mafiach.
SR. 1MANACH (JORGE) : Para renovar la petici6n
que hace hora y media'hizo el senior Ichaso, en el
sentido de que se suspendiera la sesi6n, que se acor-
dara un receso, para continuar esta sesi6n maiiana,
en atenci6n a aquel "ritmo fisiol6gico" de que ha-
blaba en otra oeasi6n el senior Cortina 3' como de-
ferencia a los Delegados que tienen que levantarse
y venir mafiana para tratar otros asuntos que no son
precisamente de la Moratoria Hipotecaria, pero si
tan importantes como ella, es que solicito la suspen-
si6n de la sesi6n.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): La propo-
sici6n del seinor Mafiach como una proposici6n inci-
dental debe someterla la Presidencia inmediatamen-
te a la Asamblea.
SR. CORTINA (Josi MANUEL) : Hace hora y me-
dia fuW sometida a la Asamblea y rechazada.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Sefiores
Delegados: Los que est6n de acuerdo con la suspen-
si6n de la sesi6n para continuarla mafiana por la
maflana se servirin ponerse efectivamente de pie.
(La mayoria de los seiores Delegados permaneoe
sentada).


Rechazada la proposici6n.
Tiene la palabra el senior Cortina.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL): Sefior President
y sefiores Delegados: En realidad, ya sea el Voto,
el Dictamen o la Enmienda, o como quieran llamar-
le, que esta en la mesa, es product de la Comisi6n
conciliadcra que se nombr6 por esta Asamblea; estA
firmado por ]a representaci6n de toda la Asamblea;
se ha venido discutiendo por la izquierda, per la
dereeha, en forma de Enmienda y de Voto Par-
ticular. No he visto nada mas discutido, y sin em-
bargo result ahora que no se ha discutido.
Por esta raz6n, yo propongo que se d6 por agotado
el debate ya sobre esta material y se consider per-
fectamente discutida la totalidad del Dictamen de
]a Comisi6n Conciliadora. Debe ponerse a votaci6n.
Ha llegado ya el moment de que la Asamblea re-
suelva y diga su opinion, por lo menos sobre la tota-
lidad del Dictamen sobre la Moratoria, que se ha dis-
cutido sobradamente.
SR. ROCA (BLAS) : Pero aclarado que aprobada la
totalidad caben enmiendas sobre las distintas parties
de ]a misma.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING).: Ya se ha-
bia heecho la referencia anteriormente y existe so-
bre la mesa una enmienda del senior Guis a determi-
nados pirrafos.
SR. GEORGE (QUINTIN) : Para una cuesti6n de or-
den pido la palabra.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Tiene la
palabra el Sr. George para una cuesti6n de orden.
SR. 'GEORGE (QUINTIN) : ,La cuesti6n de orden que
planted a la Presidencia es que no sea incompatible
con el deseo del senior Cortina, el que ]a Presidencia
cumpla con el Reglamento; porque no es possible sin
poner a discusi6n un Proyeeto decir, "se pone a vo-
taci6n".
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): -Se pone
a discusi6n la enmienda que ya habia puesto a dis-
ensi6n ]a Presidencia.
(Silencio).
Se pone a votaci6n.
SR. PRIO SOCARRAS '(CARLOS) : No, senior Presi-
dente. Yo he pedido la palabra alrededor de la en-
mienda y express perfectamente mi deseo.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Para una aclaraci6n pre-
viamente a ]a votaci6n. I Cuintos turnos se van a
poner a favor y cuintos en contra?
SR. PRESIDENT (MSARQUEZ STERLING): Uno a fa-
vor y uno en contra.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : gPor qu6?
SR PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Porque lo
dice el Reglamento.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : g,Podria darse lecture a
la enmienda?
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Voy a
mandar a darle lectura a la enmienda.









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 2:


(El Oficial de Actas lee).
:SR. MUJAL (EUSEBIO) : IMe permit la Presiden-
cia? Me parece recorder hace bastante rato que el
senior Rey hablando en contra del criteria del senior
George, expuso aqui y fu6 aceptado por la Asam-
blea que no era una enmienda lo presentado' por
la Comisi6n Especial.
SR. PRESIDENT ('MARQUEZ STERLING) : Ese era un
criteria personal del senior Andren, no del senior Rey
precisamente y la Presidencia no puede resolver na-
da mls que lo que resolvieron los sefiores Delegados:
que se trata de una enmienda sustitutiva.
SR. MU.TA, (EUSEBIO) : Acepto la resoluci6n de la
Presidencia.
SR. PRESIDENT (MkRQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el senior Prio Soearris.
SR. PRiO SOCARRAS (CARLOS): :Sefior President
y sefiores Delegados: Nosotros vamos a entrar en
la. discusi6n de una enmienda que, efectivamente,
es un Dictamen sobre la Transitoria referente a la
liquidaci6n de la Moratoria Hipotecaria.
Necesitaba, a nombre de mi Partido, y hasta de
!a Oposici6n, decir que nosotros hemos sido los pri-
meros partidarios y mantenedores del criteria de que
la 'Convenci6n Constituyente liquidara la Morato-
ria; criteria que hemos visto triunfar, como apunta-
ba el Convencional Suarez Fernandez, en los ban-
cos de la Coalici6n..que por otra parte no me ad-
mira; porque en las luchas de mi pais, muchas veces
nos negaron para poco a poco despu6s irse abriendo
paso nuestras ideas y nuestros principios, hasta ob-
tener la voluntaria mayoria national demostrada en
las filtimas elecciones.
Pero qcieria la Oposici6n que ]a liquidaci6n de la
Moratoria Hipoteearia se hiciera de una manera glo-
bal, de un modo general, sin que flera precise
entrar en los detalles de una legislaci6n del tipo que
present la enmienda del Convencional senior Casa-
nova.
Pens6 la Oposici6n que un banco de liquidaci6n
hipotecaria y hemos visto con gusto que de una idea
que recoge el Convencional Marinello, que la cree
buena y oportuna, viniera a resolver los problems
de ]a Moratoria Hipotecaria en Cuba, como se ha re-
suelto, sefiores Convencionales, en casi todos los pai-
ses que han confrontado el grave problema de crisis
que confront nuestro pais.
Sn. REY (SANTIAGO) : 1Me permit una interrup-
ci6n S. S., con ]a venia de ]a Presidencia? El se-
iior Prio estA hablando no solo como Lider del Par-
tido Revolucionario Cubano; esta hablando ademis
en nombre de la Oposici6n? ~ Es pues el criteria de
]a Oposici6n al que debe aludir.mis adelante, cuan-
do se adentre el debate? 'O es solamente a la opi-
ni6n del senior Prio a nombre de parte de la Opo-
siei6n?

La pregunta tiene el siguiente motive: en el seno
de la Secei6n de Asuntos Eon6micos, que tengo el
honor de presidir, he estado muy en contact y es-
cuehandolo con la verdadera admiraci6n que siem-


pre !o hago, a una figura ilustre, ausente hoy de la
Convenci6n Constituyente, representante tambien,
de uno de los Partidos de la Oposici6n: me refie-
ro al senior Ram6n Zaydin; lider del Partido Acei6n
Republicana; y me parece que el criteria del senior
Zaydin es completamente opuesto a la posibilidad
de una liquidaci6n de la moratoria por la via de la
Convenciin Constituyente. El Dr. Zaydin, tengo
entendido, es un partidario decidido de que la Con-
venei6n Constituyente se limitara a trazar normas
generals, tomar las mis indispensables medidas
de emergencia v remitir el problema al Congreso
para que 6ste dictara en definitive las disposiciones
correspondientes a la liquidaci6n de 1 amoratorla.
Como conozeo ese criterio del senior Zaydin, que
aqui ha representado a un nficleo important de la
Oposicion, queria pedirle esa aclaraci6n que me va
a ser muy fitil, por si alrededor de todo estos temas
lengo necesidad de intervenir en el debate y hacer
alusiones a las palabras del Dr. Prio.
SR. PRio SOOARRuIS (CARLOS) : Voy a informal al
senior Rey con much gusto, que quizas si la mente
lilcida y la documentada opinion del senior Zaydin
hubiera podido pesar en la Oposici6n durante las de-
liberaciones de su Comit6 Conjunto Parlamentario,
quizAs pudiera haber influenciado, pero como nos
hemos visto privados de su asistencia, hablo hoy en
nombre del Comite Parlamentario de la Oposici6n,
que ha venido tratando el problema en estos filtimos
dias, independientemente del criterio del senior Zay-
din, que es el de otros Convencionales de la Opo-
sici6n, que atemperan su criteria personal al cri-
terio conjunto de la Oposici6n.
Decia que pensamos que un Banco Hipotecario
podria ser la soluci6n del problema, sin entrar en
los detalles de quienes caen dentro de la Moratoria,
de a quienes comprende el Decreto 412 y los siguien-
tes; y como decia el senior Sukrez, si vamos a li-
quidar estos Deeretos, o si efectivamente vamos a li-
quidar las obligaciones que nacieron de los contratos
en- la 6poea de crisis a que nos venimos refiriendo.
Quisimos abarcar, en toda su complejidad, pero de
un modo sencillo, y por otra via. Kin necesidad de
]a legislaci6n acuciosa que esta mirando la Enmien-
da el caso concrete de la situaci6n hipotecaria del
pais, de la situaci6n de la moratoria, como hizo
Argentina, que liquid su moratoria a traves de un
Banco HTipotecario, como hizo el mismo Rooselvelt, a
travys de los Bancos, para acabar con la situaci6n
an6mala que atravesaba el pais.
De esa manera, en una situaci6n especial, que
se presta indiscutiblemente a la creaci6n del Banco,
porque ahi estin los creditos capaces de ser liqui-
dados en el Banco Hipotecario, podria haberse lle-
gado a la soluci6n, porque los cr6ditos que efecti-
vamente estin respaldados por valores reales, esos
podrian ser adquiridos por el Banco Hipotecario y
aquellos otros valores ulcerados, gangrenados, inad-
misibles para nadie, no podrian ser aceptados efec-
tivamente y tendrian que ser rematados.
Pero si en el criteria de los que tomaban los cr6ditos
habia habido algfin error, ahi esta la ley previso-










28 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


ra del tanteo del Estado, para que en la oportunidad
que esos valores representaran tierras, en Cuba pu-
dieran, por ]a Ley del tanteo, ser adquiridos por
el Estado, para despu6s ser repartidos esos terrenos
entire el campesinado cubano, contribuyendo de esa
manera al florecimiento de las classes mis necesitadas
en el pais, o sean los campesinos y los obreros.
Es indiscutible que la discusi6n no puede termi-
narse en una noehe, que no puede de ninguna ma-
nera liquidarse, porque la Ley de Moratoria que fu6
vetada por el Presidente de la Repfblica compren-
dia 57 articulos en 26 paginas, y nosotros estamos
haciendo esa misma liquidaci6n en diez; y los seno-
res que estuvieron estudiando esa liquidaci6n hi-
potecaria, pasarcn mas de un afio para producirla;
no se sabe en el conflict de que motives o si en el
studio acucioso de cada uno de los casos particu-
lares, pero este tiempo demoraron.
La Enmienda del Convencional Casanova, iba a ser
pasada en la Asamblea por el voto fatal de la Ma-
yoria que asi lo determine. Por primera vez, y
Io he dicho en conversaciones privadas a los sefiores
Convencionales, so ha tratado en la Convenci6n
Constituyente de hacer valer el voto de la Mayoria,
a pesar de los discursos inaugurales que se repiten
en todas las oportunidades, de que aqui no hay ma-
yoria ni minoria, que aqui estamos todos represen-
tando al pueblo de Cuba, porque las tendencies se
quedaron mas alli de la puerta.
SR. C'AANOVA (JOSA MANUEL) : Me permit una
interrupci6n S S, con la venia del senior Presidente
Debo declarar, senior Presidente y sefiores Delega-
dos, que me sorprenden las manifestaciones que aca-
ba de hacer nuestro distinguido compafiero el senior
Prio Socarr&s, mias que por ninguna otra raz6n por-
que no existe ningfn antecedente que las justifiquen
ni ningfin argument serio qu'e les sirvan de respal-
de. El studio de este problema no arranca de aho-
ra. Hace muchos dias que la Convenci6n se en-
cuentra dedicada a su studio y consideraci6n; y
antes de que la Convenci6n se ocupara de su estu-
dio, es el problema que mis se ha discutido en este
pais y el asunto que mis se ha manoseado por to-
dos los sectors sociales.
La votaci6n y discusi6n cn la Asamblea de este
trascendental problema de la moratoria hipotecaria
se ha pospuesto en mis de una ocasi6n en el curse
de estos dias. En este sentido nadie ha querido
aqui que el asunto se resuelva a paso de carga y
de ello es testigo de mayor excepei6n el propio doc-
tor Prio Socarris, quien conoce perfectamente la
ponderaci6n y serenidad con que se viene enfocando
este palpitante asunto. Cuando hace seis o siete
dias el propio doctor Prio Socarras me apunt6 la
conveniencia de posponer por un t6rmino de 72 ho-
ras la discusi6n en el pleno de la Convenci6n de
esta cuesti6n, intervine gustosamente con el Dr.
Cortina para conseguir que se aplazara su trata-
miento. Fue entonces que se aplaz6 para el lunes
el conocer del problema y llegado el lunes se acuer-
da pasar estas iniciativas al studio de una Comisi6n
Conciliadora. La meneionada Comisi6n ha estado
reunida casi todo el dia de hoy y ha producido el


dictamen que se encuentra sobre la mesa C6mo
acusarnos, pues, de festinaci6n ni de impaciencia?
Es convenient que repita, sefiores Delegados, que
esta cuesti6n no admite mis dilaciones ni aplaza-
mientos; que imperatives eiredinstan.ias :'lmponen
a esta Asamblea decide sobre asunto que tan inten-
samente gravita sobre !a economic del pais. Esta
es una verdad que ningfin espiritu equilibrado pue-
de rebatir con razonados arguments.
La onesti6n, pues, sefiores Delegados, es conocida,
en todos sus mis intimos recodos, por todos los Con-
vencionales. HIace site afios que este asunto se es-
curre como un fantasma pavoroso por los horizontes
de la patria, .estancando toda manifestaci6n vital en
el orden econ6mico.
Ahora mismo no tenemos ningfn empefio espe-
cial en que se vote totalmente el proyecto de liquida-
ci6n que hemos sometido a la consideraci6n de ]a
Asamblea. Aspiramos solamente a que se comience
su discusi6n, se abra el debate y se escuchen todos los
razonamientos y se acepten todas las modificaciones
que el buen sentido de los sefiores Delegados deseen
insertar en sus preceptos.
Si esta noche llegamos a votar la totalidad de la
enmienda, la Asamblea habrf rendido una gran jor-
nada. A eso aspiramos solamente. A que se vote
la totalidad. A que la Asamblea haga un pronun-
eimiento formal respecto de su autoridad y capaci-
dad para enfocar y resolver este problema. Des-
pu6s tendremos tiempo, en sucesivas sesiones, para
discutir lel articulad.o, para considerar enmiendas
modificativas, en escuchar a todos, ya que en defi-
nitiva, sefiores Delegados, s6]o nos alienta el fervo-
roso anhelo de acertar y arribar a una soluci6n que
ponga un punto final a este estado permanent de
incertidumbre que nos viene asfixiando.

Y he querido hacer estas manifestaciones, senior
President y sefiores Delegados, porque las he esti-
mado necesarias para la aclaraci6n debida del pro-
ceso de esta cuesti6n en el seno de la Asamblea Cons-
tituyente-y para refrescarle, de paso, la memorial a
mi querido compafiero el senior Prio Socarrhs, llamin-
dole la atenci6n, por iltimo, de que en el seno de la
Comisi6n Coneiliadora que ha emitido este dicta-
men, figuraba un estudioso e ilustre representante
del Partido Revolucionario Cubano, el senior Aurelio
Alvarez, a quien debe la referida Comisi6n la pre-
ciosa cooperaci6n de su inteligencia y de su probi-
dad, vertidas en esta soluei6n final que se ha someti-
do ahora a la votaci6n de ]a Convenci6n Constitu-
yente.
Sn. PRiO SOCARRAS (CARLOS) : El senior Casano-
va, en la aclaraci6n que oido gustoso, ha llegado a
donde yo queria Ilegar, pero no desmiente con ello
lo que yo hube de. afirmar al comienzo de la discu-
si6n. respect al process de la incubaci6n, al trav6s
de la enmienda del Convencional senior Casanova,
ajena completamente a la Oposici6n.
La Oposici6n quiere, y lo ha dicho, liquidar la
moratoria hipotecaria; que queria encontrar la f6r-
mula mejor para liquidarla; que queria sacar a Cu-
ba de la situaei6n en que esti, liquidando realmen-








DIARIO DE SESIONES DE LL CONVENTION CONSTITUYENTE 29


te la moratoria, pero no prorrogbndola como se quie-
re hacker. Pero como no ha venido a la Asamblea la
Oposici6n, ni el Partido que represent, a obsta-
culizarla, sino que lo inico que ha querido es viril-
mente mantener su derecho, va a participar, impo-
sibilitado de dar la soluci6n que desea para los des-
tinos de Cuba, imposibilitado, repito, por el nimero
de votos, de dar la soluci6n que cree que salvaria a
Cuba, va a intervenir ahora en el debate buscando
la mejor soluci6n, y va a tratar y tratara del pro-
blema con plena libertad en sus miembros, pero ha-
ciendo constar el Convencional que habla el crite-
rio del Partido, de que en Cuba es precise que se le-
gisle, en los Congresos y en las Asambleas, con reglas
de caracter general, que es lo unico que le da respe-
to y consideraci6n a los Gobiernos que las produ-
cen, porque los Gobiernos pueden equivocarse, y co-
meter -errores en la Legislaci6n, pero si la Legisla-
ci6n ha sido de caracter general, comprendiendo a
todos los ciudadanos por igual, y respetando todos
los derechos, esa Legislaci6n equivocada podria te-
ner su posterior derogamiento o suspens16n, pero
mantendria el respeto de todos los hombres del pais,
porque ei criteria que se pretendia en ella, aunque
erroneo, era de carhcter general, con respeto de
todos los interests, y con el objeto de beneficiary a
todos los ciudadanos de la Republica.
Asi se ha procedido por el Gobierno Ant6ntico, en
aquel moment dificil que vivi6 la Rtepublica. Us-
tedes saben c6mo se combati6 a aquel Gobierno. Y
si sus leyes no hubieran tenido un caraeter general,
In habiera llegado este Partido hoy a ser lo que es
en la Repfiblica. Grau San Martin dict6 una mo-
ratoria para el pago del aiquiler de las habitaciones,
pero creyendo que tenia que poner el dedo en la
laga, s61o comprendi6 aquellos que pagaban menos
de ocho pesos mensuales de alquiler. No hizo la
moratoria para los que pagaban 150 6 200 pesos, por-
que entendia que los que pagaban tal cantidad, le-
jos de merccer una moratoria, lo que debian hacer
es mudarse a casas mis modestas.
Aqui se trata acerca de tantos intereses, tan disi-
miles y tan diversos, que en realidad es imposr-
ble o muy dificil enfocarlos en un moment, de un
modo inesperado, no obstante lo cual nosotros vamos
a ir al fondo de la discusi6n.
Aqui hay el caso concrete de deudores de menos
de diez mil pesos: hay muchos deudores, pero mu-
chos acreedores; hay el caso de grande hipotecas,
de cantidades que pasan de 10,000 pesos y llegan
hasta cincuenta min pesos. Hay mds deudores que
acreedores. Hay tambi6n el caso de los solares com-
prados a plazos, que contempla la enmienda, en que
la persona natural o juridica son uno o various, pero
nunca aicanza el nfimero de los tenedores de pago
aplazado de los solares. Hay tambi6n los Bonos, en
que una gran empresa de Servicios Pfiblicos o de
Abastecimiento eeha los Bonos a la calle a trav6s
de Trutses, Bonos que adquieren los poseedores de
capitals pequeiios, de 100, 200 6 500 pesos. Los
acreedores son infinitamente mayor en nfimero que
en deudores.
Como tendriamos que tratar de hacer una liquida-
ci6n en jasticia de la moratoria, para comprender


en ella eada caso, aunque fuera necesario que la Ley
tuviera 100 articulos, es asi que hemos querido man-
tener, al llegar esta noehe el debate a este punto, el
criteria de que fuera una Ley que lo abarcara to-
do, y para 6sto no es que la Convenci6n dijera
c6mo se iba a liquidar en el sentido de las deudas
o contratos, sino que eso lo haria el Banco Hipo-
tecario, que aceptaria los valores de una manera
'i otra. A ellos seria a quienes corresponderia la
apreciaci6n, y no a nosotros, que s61o dictariamos una
norma de caricter general. Esto sacaria al pais del
estaneamiento en que se encuentra. Otra cosa, y
lo vuelvo a repetir, puede determinar que dentro
de 10 6 20 aiios, al trav6s de la moratoria que esta-
mos creando, haya necesidad de otra...
SR. ROCA (BLAS): Para una pregunta. Queria
preguntarle a la Presidencia si este turno del senior
Prio lo consume a favor o en contra de la en-
mienda.
SR. P'fo SocARRAS (CARLOS) : Estoy haciendo de-
claraciones, que los Convencionales pueden estimar
a favor o en contra. Mis bien el tono es en con-
tra. No quiere decir que el hecho de que no en-
contremos Ja mejor soluei6n nos impjda que en-
contremos una bueia...
SR. ROCA (BLAs) : Entonees no es a favor ni en
contra..
SR. PRio SocARPAS (CARLOS) : Estoy haciendo de-
claraciones, como lider del Partido, al cual perte-
nezeo, de su posici6n acerca de este problema...
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Son de-
claraciones, en vista de ciertas manifestaciones que
se habian producido en el seno de la Asamblea.
SR. REY _(SANTIAGO) : Como el tema que trata el
senior Prio es tan interesante, y ha hablado del Ban-
co Hipotecario, quisiera tener una mds amplia in-
formaci6n. Quisiera que el senior Prio explicara c6-
mo podria el Banco intervenir, funcionar y resolver;
como podria evitar lo que tratamos de evitar, esto
.es, las ejecuciones en masa que estan pr6ximas a
producirse; qu6 facultades tendria el Banco; c6mo
se produciria en relaci6n con las hipotecas, sus re-
laciones con acreedores y deudores, etc. y tambi6n
su concept especifico sobre el mismo en el sentido
de que si seria un organismo principal agent de una
iiquidaci6n integral, 0 si por el contrario seria un
organismo accesorio, que contribuyera simplemente a
le mejor resoluci6n de estos problems, despu6s que la
Constituyente hubiera abordado y resuelto el grave
problema de la moratoria hipoteearia.
SR. PRio SOCARRiS (CAELos): En mi criterio, la
Constituyente no iba a hacer el Reglamento del Ban-
co Hipotecario, tan conoeido en todos los paises...
SR. REY (SANTIAGO): Pero la soluei6n, por la
Convenci6n...
Sa. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): i Me permit
una aclaraci6n, con la venia de la Presidencia
'SR. PRfo SOCARRIS (CARLOS) : Con much gusto.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Tiene la
palabra el senior Martinez Fraga.










30 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): El tema que
trata el Sr. Prio Socarris es asaz interesante, y la
postura que toma, desde luego personal y official en
nombre de su Partido y de la -Oposici6n, es muy inte-
resante, y el Delegado que habia lo oye con verda-
dero placer y con muchisimo gusto.
Sin embargo, quisiera hacerle un ruego al lider
del Partido ltevolucionario ,Cubano. El mismo estd
declarando que no estt consumiendo un turno ni
a favor ni en contra, aunque declar6 que por su to-
no pudiera apreciarse que .estaba hablando en con-
tra.
SPudiera el lider del Partido Revolucionario Cu-
bano, ya que parece que no va a consumer ninguin
turno en contra de la totalidad, permitir que se pu-
diera votar, y haciendo bueno el acuerdo de esta
Asamblea, explicar luego los motives, las razones de
todos los que tienen representaci6n official de los par-
tidos, explicar las posturas de nuestros partidos en
la sesi6n que ha de seguir a esta ?
SR. PRiO SOCARREIS (CARLOS): Yo quisiera com-
placer totalmente al senior Martinez Fraga pero es
impossible, por la sencilla raz6n de que nos-
otros vamos a producer nuestros votos y no se com-
paginaria nuestra actitud de ayer con nuestra ac-
titud de hoy, sin hacer constar cudl es nuestro cri-
terio sobre el problema. Nosotros queremos hacer
constar que no estamos como se ha dejado ver en el
ambiente, contra la liquidaci6n de la moratoria,
porque ha sido nuestro Jefe el primero en mante-
ner que la Moratoria debe liquidarla la Convenci6n.
Quizas guiindose en eso por el prestigio de esta
Asamblea, porque efectivamente, las resoluciones de
esta Asamblea hasta el moment que cursa son mias
respetables que las de ninguna otra Asamblea de las
que han habido en Cuba desde la de 1901.
Por esa circunstancia especial es quizes por la que
nos hemos guiado por la idea de que una liquidaci6n
hecha por esta Asamblea seria la mejor que se hi-
ciera.
Salvando esos principios, y dejando la oportu-
,aidad de explicar al senior Rey c6mo funcionaria el
Banco Hipotecario, ya que lo que tendrd que hacer
la Convenci6n no es el Reglamento del Banco Hi-
potecario, sino la creaei6n del Banco, dejando las
resoluciones de la moratoria para cuando el Ban-
co estuviera funcionando.
Seria este pais el mds desgraciado, si no pudiera
hacer lo que otros paises han hecho en 6pocas mais
perentorias, que han resuelto sus problems a trav6s
de los bancos hipotecarios...
SR. REY (SANTIAGO): En esos passes han exis-
tido los Bancos Hipotecarios primero y las morato-
rias despu6s...
SR PRIO SOCARRIS -(CARLOS) : La oportunidad de
crear los Baneos es cuando existen valores en descr&-
dito como existen ahora.
SR. REY (SANTIAGO) : Creo que si se crea el Ban-
co Hipotecario sin respaldo econ6mico del Gobier-
no y sin una amplitud de acci6n realmente eficien-
te, como Cuba lo necesita, habrd de resultar infitil


cn su misi6n. Nosotros no hemos tenido hasta aho-
ra mas que pequefios bancos de tipo privado, que en
lugar de cumplir sus tinalidades se han dedicado al
oficio de la usura, con grave perjuicio econ6mico ge-
. eral.
SR. PRIO SOcAnnis (CARLOS) : Esos, son bancos de
otro tipo, son bancos de pr6stamo.
SR. REY (SANTIAGO): Sin embargo, estimo que
no seria la creac6n del Banco Hlipotecario
por si solo, la panacea total para resolver los pro-
blemas de este tipo que confrontamos. Yo creo que
debe haber una liquidaci6n de la moratoria previa,
para resolver la crisis existent por una series de
problems acumulados. Las sueesivas moratorias
nan producido esa crisis, la cual a su vez tiene su
origen en la de nuestra economic, y en general a
Ja que viene sufriendo el mundo. En lo que a Cu-
ba se refiere nos encontramos en estos moments
fiente a la posibilidad de adjudicaciones violentas
por el resultado natural de muchos aiios de morato-
ria. Dudo much que la creaci6n del Banco sin otras
medidas indispensables sea suficiente para resolver
todos nuestros males.
SR. PRIO SOCARRnS (CARLOS): Como via de res-
pt;~sta, s6lo me resta decir que para suerte del pais,
quieran los acontecimlentos que los remates en ma-
sa no tengamos que contemplarlos a la liquidaci6n de
la nueva moratoria que estamos creando en la no-
che de hoy.
Creo que el punto fundamental de nuestra con-
ducta, ha sido, dicho sea, guardando para otra opor-
tunidad la mejor explicaci6n, porque es necesario
que se sepa en la Asamblea que si el problema que
debati6ramos aqui, y oportunidad habrh para que se
conozca nuestra postura, si se refiriera de verdad a
la situaci6n de necesidad del campesino y del obrero,
ya nos hubierareos decidido sin titubeos de ningu-
na clase, porque cuando se trata de proteger los in-
tersese de los campesinos o de los obreros cubanos,
nosotros nos encontramos siempre dispuestos; pero
cuando vemos que se mueven grandes interests, y
que son tantas las fuerzas que se mueven alrededor
dc este problema, cuandp vemos los concilihbulos a
travbs de los pasillos, c6mo se mueven tantos intere-
ses que tocan a la puerta a buscar soluciones para
uno y para otro, pensando que 6ste es un problema
que puede tener el deserBdito paPa los partidos
que integran la Convenci6n Constituyente, sino
se precede con un cardeter general, que es el que nos-
otros queremos, para la liquidaci6n de la moratoria.
SR. GUts INCLIN (RAPAEL) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra cl senior Guks Incldn.
SR. GUAs INCLIN (RAFAEL): Sefor Presidente y
seriores Delegados: Para una proposici6n inciden-
tal, desde luego, si no va a demorarnos y no va a
entorpoccrnos.
Para pedir la suspension momentnnea del debate,
a fin de que antes que recaiga esta votaci6n y se
levant esta sesi6n, podamos resolver un asunto de
suayo muy demorado, que debiera .resolv;erse esta
noche.












DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 31


Como saben los serores Delegados, desde hace dias
hubo de presentar la renuncia de su cargo, el lider
del Partido Aci6n Republicana, senior Ram6n Zay-
din. La Asamblea acord6 dejarla sobre la mesa y
designer una Comisi6n de los Lideres de todos los
partidos para que le trasmitieran el deseo undnime
de la Asamblea, n el sentido de que depusiera esa
actitud y retirara esa renancia, por estimar todos
nosotros, que su presencia era indispensable. Cele-
br.mos, efectivamnente, la entrevista con el senior Ra-
m6n Zaydin, y 61 mantuvo sus puntos de vista. No
cbstante esto, los lideres de todos los partidos insis-
tieron eerca de 61 para que cambiara su actitud. Co-
mo quiera que el argument que 61 empleara fuere
el de que habia recaido un acuerdo del Comite Eje-
cutivo de su partido, quisimos que llevara al Comit6
Ejecutivo del Partido Acci6n Republicana, el deseo
de la Convenci6n y el deseo de los lideres de los par-
tidos politicos de que retirara esa renuncia. El se-
fior Zaydin nos ofreci6 llevar el problema al seno
del Comite Ejecutivo del Partido Acci6n Republi-
cana, y en el dia de hoy se dirige a nosotros dan-
donos cuenta de que el Comit6 Ejecutivo de aquel
portido habia ratificado'esa actitud, si bien agra-
deci6ndole a esta Asamblea y a los Lideres de los
partidos las palabras encomiasticas que ha tenido pa-
ra el senior Zaydin.
Demorar este asunto seria privarle a un partido,
- en este caso, a un partido de la Oposici6n, de la
presencia en csta Asamblea de un Delegado...
Ya asi planteado .el problema, parece prudent
que aceptemos esa renuncia. Por eso coincretamente
yo propongo la suspension momenthnea de este de-
bate, para adoptar el acuerdo de aceptar la renuncia
del Dr. Zaydin, ratificando, desde luego, la pena
coin que la Asamblea acepta esta renuncia y via-
bili-e, de este modo, la concurrencia de su sustituto,
sin perjuicio de votar inmediatamente el problema
qie estaba a discusi6n.
Anuncio, desde luego, que hago este proposici6n
si no produce debate, ni demora ]a discusi6n de este
asunto, bien entendido, que si produjera debate o
dilatara este asunto, yo retiraria ]a proposici6n in-
cidental
Sc. REY (SANTIAGO): Si me permit, yo haria...
SR. GuAs INCLAN (RAFAEL): Retiro la proposi-
ci6n incidental.
SR. PRESIDENT (1RQUEZ STERLING): Retirada
la proposiei6n incidental, no cabe debate.

Se pone a votaci6n la enmienda sustitutiva for-


mulada pcr los sefiores Delegados que integraron la
'Comisi6n Especial. Los sefiores Delegados que esten
de acuerdo...
SR. MUJAL (EUSErIO) : Pido votaci6n nominal.
SR. PRESIDENT (,MARQUEZ STERLING): Votaci6n
nominal por haberlo solicitado ur, senior Delegado.
Votaran que si los seiores Delegados que esten con-
fories, y votarfn que no los contrarios. :Se va a
pasar lista.
(71 Ofical de, Acdas efectia la votacidn).
R. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Han vota-
do cuarenta y c(ho sefiores Delegados: cuarenta y
uno que si y site que no.
Queda aprobada ]a totalidad de la enmienda.
Votaron a favor los seiores: Alomd, Alvarez de
la Vega, Bravo Acosta, Busto, Cabrera Herndndez,
Calvo Tarafa, Casanova, Cordero, Corona, Cortina,
Correso. Cuervo Navarro, Chibds, Diarte, Fueyo,
Galan c, Garcia Agilero, Guds, Hornedo, Laurent,
Lopfie Negrdn, Macco, Marinello, Martinez Fraga,
Mendigutia, Mcso, Mujal, Parrado, Pons, Prieto,
Prio, Rey, Roca. Sdnchez Mastrapa, Silva, Sudrez
Fera6ndez, Vilor, Villoch, NiCeez Portuondo, Boada
y ~ldrq!ez Sterling.
Votaron en contra los sefiores: Alvarez Gonzdlez,
Coyidla, Dihigo, Ferndndez de Castro, George, Mesa
y Ni(iiez Mesa.
Tiene la palabra el senior Bias Roca.
,SR. ROCA (BLAs) : Para proponer que se suspen-
cia ]a sesi6n y que las explicaciones de votos que es-
tan anunciadas, se hagan en la pr6xima sesi6n de
la noche.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): sEsth de
acuerdo la Asamblea con la proposici6n que acaba
de formular el seiior Roca?

( i,.i7?, afirmativas).
Apriobada.
Se recuerda a los seiiores Delegados que la se-
si6n de la mafiana tiene fijada la hora alas nueve,
para comenzar a las diez; la de por la tarde, a las
tres. comenzari a las cuatro y la de la noche a ]as
nueve, comenzarh a las diez.

Xe levanta la sesi6n.


(Eran las 2 y 30 a. m.).




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs