Group Title: Convencion constituyente
Title: Diario de sesiones de la Convención Constituyente
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072605/00043
 Material Information
Title: Diario de sesiones de la Convención Constituyente
Uniform Title: Convención constituyente
Physical Description: 2 v. : ; 32 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba
Publisher: P. Fernandez?
Place of Publication: Habana
Publication Date: 1940?]
 Subjects
Subject: Politics and government -- Cuba -- 1933-1959   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
General Note: At head of title: Republica de Cuba.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072605
Volume ID: VID00043
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002572573
oclc - 03161278
notis - AMT8899
lccn - 41000702

Full Text


L1CA 0E
,-
~- ~ I
i~


DE


CONVENTION


DE LA


SESIONES


CONSTITUYENTE


VOL. II LA HABANA NUM. 43

SESSION CUADRAGESIMA TERCERA.-21 DE MAYO 1940
ORDINARIA
CONTINUATIONN DEL DIA 17)


President: Sr. Sime6n Ferro Martinez


Secretaries:


Sr.
Sr.


Alberto Boada Miquel
Quintin George Vernot


SUMARIO

A las cuatro y cincuenta cinco p. m. la Presidencia reanud6 la sesi6n. Lectura de una enmienda
del senior Delegado Zaydin, sustitutiva del pirrafo segundo del articulo cincuenta y cuatro, la
que fu6 rechazada en votaci6n ordinaria. -Lectura de otra enmienda sustitutiva del pirrafo se-
gundo del articulo cincuenta y cuatro del senior Delegado Mlartinez Fraga, la que fu6 reti-
rada por su autor. En votaci6n nominal fu6 aprobado el parrafo segundo del articulo cincuenta y
cuatro por cincuenta y dos votos a favor y cinco en contra.-Los sefiores Delegados Alvarez
Gonzalez, GuAs Inclin, Marinello, Rey y Zaydin explicaron sus votof.--En votaci6n ordinaria
fu6 aprobado el parrafo tercero.-Lectura del articulo cincuenta y seis el cual sin debate y en
votaci6n ordinaria fu6 aprobado.-Al interesar el senior Delegado Cuervo Navarro, se entrase en
la discusi6n de los articulos veinte y cinco y veinte y seis del Dictamen, se adopt el acuerdo, a
propuesta del Delegado senior Cortina, suspender el debate para el pr6ximo jueves.-Lectura del
articulo cincuenta y ocho, y a una enmienda sustitutiva del senior Delegado Mafiach, la que fu6
aprobada, sustituyendo al articulo.-Lectura de una enmienda adicional del senior Delegado Fer-
nkndez de Castro, la que fue aprobada en votaci6n ordinaria. A propuesta del senior Delega-
do Cortina, se acord6 conceder un receso hasta las cuatro p. m. del dia de mafiana, por lo que la
la Presidencia, dando cumplimiento al anterior acuerdo, suspendi6 la iesi6n a las ocho y diez p. m.


DIARIO


-~--~----~-----


?-S1, J 1









2 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR. PRESIDENTE (FERRO) : Se reanuda la sesi6n.
(Eran lus 4 y 45 p. in.).
'Se va a dar lectura a la Enmienda del senior Zay-
din.
(El Oficial de Actas lee).
A LA CONVENTION CONSTITUYENTE.
E1.Delegado.qu- suscribe somete a la consideraci6n
de !a Convenci6n Constituyente, ]a siguiente
ENMIENDA.
"ARTICULO ---.-La filiaci6n es un hecho na-
tural y comfin a todos los miembros de la sociedad
civil, y en su consecuencia, un derecho social que
equipara a todos los hijos en los mismos derechos y
deberes, eualquiera que sea el estado civil de los
padres al moment de su concepci6n.
Las leyes admitirAn y regularin la investigaci6n
absolute de la maternidad y de la paternidad.
(Fdo.) Ham6n Zaydin.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Se pone a discusi6n la
Enmienda del senior Zaydin. Se conceden los turnos
reglamentarios.
SR. COIBAS (EDUARDO) : Pido ]a palabra, en con-
tra.
SR. ANDREU (JOSe .R.): No habi4ndose solicitado
la palabra en contra, me pareee que no se puede
usar de ella a favor.
SI. PONs (JTAN B.) : Para pedir a la Presidencia
se sirva ordenar que se d6 lectura nuevamente a la
Enmienda.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Se va a dar lecture
nuevamente a la Enmienda del senior Zaydin.
(El Oficial do Aceas la. lee nuevainente).
SR. "CORTINA (.JOs MANUEL): Pido la palabra,
en contra.
SR. PRESIDENTE (FERRO): Tiene ]a palabra el se-
for Cortina.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Pido la palabra, a favor.
SR. CHIBAS (EDUARDO): Tengo much gusto en
cederle la palabra a favor al senior Zaydin.
S. 'CORTINA (JosE MANUEI): .Sefior Presidente
y sefiores Delegados: He pedido la palabra en con-
tra, en primer t6rmino, porque este mismo asunto
fue debatido y resuelto negativamente en la session
anterior, en una Enmienda que contenia esos mis-
mos concepts. dichos con otras palabras.
Si la Convenci6n Constituyente, durante la dis-
cusi6n, adopta por ejemplo, un acuerdo negative
sobre el hielo, 'y luego se present al otro dia una
proposici6n sobre el agua congelada, me parece, se-
nores, absurdo que se vuelva a discutir el mismo
asunto con nuevo nombre. Nosotrossomos una Asam-
blea que en el modo de trabajar estamos siguiendo un
plan que jams nadie ha practicado.


SR. CHIBAS (EDUARDO): Me permit una inte-
rrupei6n el senior Cortina, con la venia de la Pre-
Sidencia ?
SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : Con much gusto.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el se-
fior Chibas.
SR. CHIBkS (EDUARDO): Quisiera explicarle al se-
fior Cortina, que en el caso mio, quizis en el de al-
gunos otros sefiores Delegados, votamos en contra de
la Enmienda del senior Rey, teniendo en cuenta fun-
damentalmente le Enmienda del senior Zaydin, que
elimina toda distinci6n entire hijos legitimos, ile-
gitimos, naturales, etcetera, y votamos en contra de
la Enmienda de' sefior Rey, porque estimamos que
la Enmienda del sefior Zaydin concretaba de una ma-
nera mas eficiente, mas t6cnica, m6s juridica, que
P1 prop6sito generoso que se habia propiesto el se-
For Santiago Rey, para votar a favor de la En-
mienda del senior Zaydin, porque era m6s juridica
y mis t6cnica.
ISR. PRESIDENT1; (FERRO) : Continfia en el uso de
la palabra el sefior Cortina.
SR. CORTINA (JOS] MANUEL): Pues bien: signi-
fica, sefiores, que en una votaci6n no hay que tener
en cuenta el estilo ni la gramAtica, sino las ideas.
Si se produce una votaci6n negative hoy sobre el
concept que he torado de ejemplo, de "agua con-
gelada", no se puede discutir al dia siguiente el mis-
mo concept porque un Convencional lo haya pre-
sentado bajo el nombre de "hielo"; y despu6s pro-
ducirse otra nueva votaci6n al pr6ximo dia porque
otro miembro de la Convenci6n present el propio
concept bajo la palabra "nieve".
Y asi sucegivamente, podrian irse produciendo
nuevas votaciones sobre expresiones puramente gra-
mjtieales sin6nimas en el fondo.
Estoy argumentando con estos ejemplos de "agua
congelada" o "nieve", porque son formas natura-
les de parecido concept, y que, en definitive, nacen
de una misma noci6n, que es un niimero de grades
de temperature y sus efectos sobre el agua. Es de-
eir qne decade el punto de vista de lo fundamental, to-
das son las mismas ideas.
Podria suceder una veces que el quorum de la
Asamblea se hubiera formado por cierto nfimero
de Convencionales, y al dia siguiente venir a votar
otros Convencionales, qua viariarian el mismo pro-
blema porque se les habia presentado con distintas
palabras nuevamente a discusi6n.
Este.m4todo, que no hace objeto de acuerdos las
ideas, sino las palabras, Ilevaria a la Convenci6n
Constituyente a carecer en sus trabaios de toda uni-
dad mental y a hacerlos inconexos v hasta absurdos.
No podemos aceptar esta practica en problems
tan series y trascendentes como el rsuo estamos dis-
cutiendo. Esta es una material fi'os6fica y social
de mueba gravedad, y no puede se- obieto de reso-
Incione, contradietorias, que dependan de adjetivos
m6s o menos songros, o del estilo gramatical, por-
oue tal m4todo podria dejar, si triinfa, huellas muy
profundas y desagradables en nuestra sociedad. Por









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 3


esto, debemos diseutir mis serenamente, y -prestando
a la sustancia de los problems mayor meditaci6n.
Esta no es una cuesti6n decorative, de political su-
perficial, sino una cuesti6n social muy profunda
y seria.
Tambi6n aqui vengo observando que, en vez de
darse arguments, se usa, para defender las ideas,
el concept de que son "mis liberals" y "mis
generosas". AquZi no 'estamos discutiendo a ver
qui6n es el nms liberal ni el mas generoso, sino es-
lamos procurando acertar, sin adjetivos, en lo que
es modular y necesario.
El Dictamen de la Comisi6n Coordinadora sobre
la familiar, envuelve concepts generosos. Lo finico
que hace es situarlos dentro de los hechos que pro-
duce la vida, porque los hechos y la historic no
pueden ser borrados.
Frente a los hechos, no se razona. Un hecho exis-
te aunquc nosotros digamos que no existe. El dere-
cho tiene que vivir sobre ]a realidad. La Enmienda
que se dispute ahora es igual a la anterior, que ya
fu6 rechazada, y no puede tratarse porque se haya
adjetivado de nuevo el mismo problema.
El Dictamen de la Comisi6n coincide en lo fun-
damental con el prop6sito de las Enmiendas. A los
hijos se les pone en noble igualdad en todo lo que
respect a su personalidad moral y a su situaci6n
legal. Desde el moment en que no se especifica
la condici6n juridica de su nacimiento, no se hace
ninguna calificaci6n que.establezca jerarquias en el
acto natural de venir a la vida.
El concept "hijo", con arreglo al Dictamen, no
es calificable. Todos los hijos son iguales desde el
punto de vista moral, porque-la Ley ha abolido la ca-
lificaci6n de su origen.
Con esta doctrine, el Dietamen de la Coordina-
dora elimina toda discriminaci6n, toda jnferioridad
por concept de nacimiento. Se mantiene una just
y generosa equiparaci6n en todcs los hijos.
En el Dictamen se dice primero:... (lee). En
todo eso estamos de acuerdo.
.Despu6s se dice: "En los casos ..(lee). Es de-
eir, se da a todo padre el derecho de reconocer, con
toda dignidad, la filiaei6n del hijo que haya tenido
fuera del matrimonio. Este precepto, que no existia
en nuestras leyes, responded y contest perfectamente
a. todas las objeciones que injustificadamente se le
bacen al Dictamen. :Sin embargo, este precepto no
estA en la Enmienda que se dispute, es decir, que
el Dictamen todavia es mis amplio y claro que la
proposici6n que se ha hecho.

Al establecer este derecho, es necesario deeir cuiil
es la situaci6n juridica que anteriormente no permi-
tia este reconocimiento.

En esto el Dictamen, enumerando los hechos y
aelarando bien la situaci6n juridica que va a reme-
diarse, es mas efectivo que esa Enmienda que pre-
cisamente, por querer generalizar much, no resuel-
ve nada.


En la Enmienda no se resuelve esta ouesti6n, que
es fundamental en el Dictamen. Y en cambio, en
ia proposici6n de la Comisi6n Coordinadora se dice,
de una manera categ6rica, que queda prohibida to-
da calificaci6n en cuanto a la filiaci6n. El Dicta-
men de la Comisi6n va al fondo del problema, y
lo trata con mas criterio cientifico y con mis cuida-
do, partiendo de la realidad.
La Enmienda propuesta disuelve las ideas en pro-
nunciamientos de cardcter general y oscuro, que no
tienen ninguna trascendencia concrete y no expresan
claramente la reform que se desea.
Creo haber demostrado, frente a la nueva En-
mienda discutida, que en el campo de la justicia y
de la claridad, el Dictamen de ]a Comisi6n Coor-
dinadora llena todos los requisitos necesarios.
Todos queremos reconocer el principio en una for-
ma o eu otra, pero en el Dietamen esti regulado co-
mo corresponde a estadistas y legisladores, que no
solamente deben establecer un precepto, sino hacer-
lo claro, preeiso y sin oscuridades ni ampulosidades.
SR. PRESIDENTE; (FERRO) : Tiene la palabra el se-
nor Ram6n Zaydin.
SR. ZAYDiN (RiAM6N): Sefior Presidente y sefio-
res Delegados: La importancia y trascendeneia de
la Enmienda que los Delegados de Acci6n Republi-
cana han propuesto, nos han llevado en esta oca-
si(n, teniendo en cuenta, ademds el breve tiempo que
el Reglamento concede para ello, a concretar nues-
tra defense, lo que llevamos a efecto, de acuerdo con
lus siguientes t6rminos:
La Enmienda que tengo el honor de suscribir res-
ponde al progiama constitutional d& Aeci6n Re-
publicana y como tal postulado, ha pasado por el
lamiz democratic de las urnas electorales. Respon-
de a una cuesti6n social, a una realidad social y
no a meras especulaciones de. gabinete. No es pro-
pia y unica de nuestro pais; pero, quiz6s tiene una
mayor acentuaci6n, como en Indoambrica por la
forma en que so produjo la Conquista y 'Coloniza-
ci6n, las importaclones de razas, y las mezclas que
dieron nacimiento a la prolifica tamilia natural, al
margen de la Ley. La Repiblica, al constituirse
en la paz, comu organizaci6n civil, olvid6 que por
conseeuencia de eos antecedentes sefialados, existian
miles de miles de hombres y mujeres sin estado ci-
vil. No eran, solamente, los abandonados a la in-
clusa, y bautizados todcs con un mismo nombre, para
llevar el marchamo de su origen, como un estigma
y un complejo de inferioridad, a travys de la vida
social; no eran solamente, los products del abuso
y del placer de' esclavista, que irguiera con arro-
gancia la pluma catilinaria de Jos6 Antonio Saco;
no eran, solamente, los frutos de aquella sociedad de
los siglos del coloniaje, dividida en castas, y por el pre-
juicio, el vasallaje y la explotaci6n de la mujer, sino
tambien, los que el egoismo, desenfreno y excess del
hombre creaban, sin que fuera coto el matrimonio,
ni la moral, ni la religion, porque la sociedad, in-
justa y agresiva para el pecado de la mujer, ha si-
do tolerante. desaprensiva, y en veces, estimulante
y halagadora, para el donjuanismo masculino.
La Repfiblica ha visto crecer, en su propio seno,
esta enfermedad social, convertida en muchas de sus









4 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


regions, en epidemia. Y asi como cuida de la hi-
giene fisica, esti en el deber de prestar su atenci6n
a la higiene mo:al. Se tropieza para ello con difi-
cultades y valladares que han levantado, a nombre
precisamente, de la moral y del matrimonio y de la
familia, los que han sido los primeros, en cultivar
con el esc~ndah. las semillas fecundantes de esos
grmenes que llaman nocivos. Y es que la moral
:e confunde muchas veces con la hipocresia, y esta
Ioma, la mascara de la pureza para eneubrir sus de-
,ignios. hl program constitutional de Acci6n Re-
publicana detiende a plenitud el matrimonio y la fa-
miiia. Las enmiendas nuestras, en este sentido, apro-
badas por la Convenci6n, tras recio debate, son prue-
bas inequivocas de nuestra conduct. Y precisa-
mente, en nombre de este principio social y huma-
no, defendemos el "hijo". Para Acei6n Aepubli-
cana, "los elem:entos oonstitutivos del Estado son
los individuos, no en cuanto entidades biol6gicas, sino
como entidades espinrtuaies; es decir, en cuanto tie-
nen fines que revlizar y conciencia y voluntad para
realizarlo' comr senaia el professor de la Univer-
sidad de i'olonia Cicif. Por eso: "Los individuos
ie encuentran en el Estado orginicamente unidos
entire si, porquz los fines por los cuales el Estado
surge y vive superan los tines del individuo como
tal, se ofrecen, no como fines del individuo aisla
damente considerado, sino del individuo, como ge-
nero, no como lines comunes a todo individuo, si-
no como fines superiores a los fines individuals.
Y si el individuo, como element constitutive del
Estado, es un valor moral, y el conjunto de indi-
viduos se encuentran en el Estado unidos organica-
mente, c6mo es possible que los fines de un Estado
demoerdtico se cumplan, si dentro de 61 viven como
metecos, miles de miles, carentes de estado civil, por
raz6n de su nacimiento. L C6mo se sentira, y se gra-
duara, y se escimar el individuo en el Estado,
como "una entidad spirituall, como un "valor mo-
ral", si asi mismo se observa colocado en una irri-
tante desiguaidad por causa de su concepci6n? C6-
mo podrA producirse esa "unidad orghnica", base
esenciai del Estado demoquetico entire incividuas
desiguales per rotivos discriminatorios que no obe-
decen su conduct sino a la conduct de sus
progenitores? iY cuil es, entonces, ese fin supe-
rior del Estado, superior al fin individual, cuan-
do la humanidad es mis idealista, que ma-
terialista? Y frente a los casos de excepei6n, de
los que se tratan de sacar, verdades absolutas, esta
el hecho del am'or, el verdadero, el legitimo vinculo
y causa del matrimonio. No olvidemos que el arbol
se juzga por sus frutos, pero la semilla no se juzga
por el arbol.
Y en bien comlin del individuo como g6nero, si
gravitan las ci:cunstancias que colocan a unos en
el abandon, en el desamparo de los medios de sub-
sistencia y edueaci6n, mientras prodiga todos los te-
soros de su tulela para otros, en raz6n exclusive
de la 6poca y de quienes los concebirdn, en una per-
durabilidad ancestral del feudalismo que dividia a
los hombres en castas por el origen de su cuna?
Es asi, como nosotros, los Delegados de Acci6n
Republican, planteamos este problema: "La filia-
ci6n es un puro hecho, un hecho natural, que produce


consecuencias juridicas obligatorias para las per-
sonas interesadas". Es un heeho natural, biol6gico, la
concepci6n y el nacimiento Pero este hecho crea una
relaci6n inmediata del padre o de la madre con el hi-
,o; y esta relaci6n toma el nombre de "filiaci6n de
paternidad o de maternidad". Todo concebido,
tiene padre y madre, dentro del hecho natural. De
ahi que nosotros partamos para fijar la filiaci6n
de la concepci6n del hijo, y no del nacimiento.
El concebir uu hijo produce obligaciones. Exa-
minad Ja escala zoologica y observareis entire las di-
versas species de animates, el desarroilo por ins-
tinto de esta concepci6n moral, que nosotros, en la
sociedad civil, tratamos de traducir, a obligaciones
juridicas, a fin de que exista el imperative de la
coacci6n, para quienes las desconocen o ignoran. No
habeis contemplado alguna vez, el celoso trabajo de
los pdjaros, fabricando el nido, cuidando luego a
la hembra, y mis tarde protegiendo a los pollue-
los y enseilindoles a volar Por qu6 el hombre no
ha de hacer igual? En qu6 superioridad se cifra,
precisamente, en violar esa moral verdadera y jus-
ta, que nos oirece con su ensenanza y su lecci6n, Ia
naturaieza '
La Republican democratic deseansa en el Estado
de derecno; pues bien, el individuo en la sociedad
civil, require deJ estado civil. De ese estado civil
nacen sus dereclos y obligaciones. Y ese estado ci-
vil, lo gozan, soJamente, las personas cuya finaci6n
csca prooada. Nosotros, los Delegados de Acci6n Re-
publicana, propugnamos a los fines de los medios
posteriores, neccsarios a la declaraci6n del estado
civil, de todas las personas, cuando quienes los con-
eiben, no cumplen con la ooligaci6n de su recono-
eimiento, la investigaci6n libre de la maternidad y
ce la paternidad. .No se trata, como algunos con-
funden, de la investigacl6n cientifica, sino de la in-
vestigaci6n juridica. No es nada nuevo, aun cuan-
do en Cuba, soi. muchos los que se asusten. Esta
en nuestro C6digo Civil, pero reguiado restringi-
damente. Y nuestra legislaci6n civil, que es la es-
paiiola, calcada de la de Napole6n de 1804, tuvo
t1 triste privilegio de renegar de sus mementos juri-
dicos y de sus instituciones tradicionales. La Ley
septima, Titulo 19, Partida Cuarta Ley Once de
Toro o Ley Cuarta, Titulo 29, Libro 2o. de la No-
visima Recopilaci6n, permitian la investigaci6n;
y a su vez, no seguir a Francia, cuando en 1912,
abri6 sus puerta. a esa investigaci6n de la paterni-
dad y de la maternidad, como lo hiciera mis tarde,
Italia, que habia side, tambien reacia al principio
a la practice. Nuestra legislaci6n, conviene con la
de Servia, Grecia y Holanda. Pero la investigaci6n
iibre absolute, esta reconocida y autorizada por In-
glaterra, Estados Unidos, Canada, Chile, Argenti-
na, Alemania, Suecia, Brasil, Noruega, Dinamarca,
Guatemala, Peru, Honduras y Suiza.
No solamente, los monumentos juridicos que hemos
sefialado, sino tambien el Derecho Can6nigo, estima,
.ue el hijo, cualquiera que sean los vicios de su na-
cimiento es una persona humana que tiene derecho
a la protecci6n, a la educaci6n y al mantenimiento
por parte de los que lo han traido al mundo; con-
trarrestando ese juicio duro y cruel, que a nombre
de una falsa moral y de la familiar, sostienen algu-









DIARIO DE SESIONES DE LA OONVENCION CONSTITUYENTE 5


nos, inspirindose en el absurdo criterio de Napole6n
Bonaparte: "el Estado no tiene interns alguno en
la constaneia de la filiaci6n de los hijos naturales",
cuando precisamente, son los individuos cegados por
el egoismo e irresponsables en sus actos, los que no
"tendrhn cse interns", del cual se les derivan obliga-
ieones y deberes: pero el Estado, que se ve obligado,
a trav6s de la asistencia social, a Tecoger, los hijos
"sin padre conocido", para alimentarlos, educarlos
y prepararlos para la lucha per la vida, asumiendo
los deberes de sus progenitores, y recargdndose con
los gastos que esa misi6n le impone, con la injus-
ticia notoria de tener, a su vez, que aumentar los
impuestos y tributes a los que cumplen con sus obli-
gaciones, para premier a los "irresponsables", no
ha de tener interns, en la filiaci6n, en el estado ci-
vil de esos hijos que nacen fuera del matrimonio?


los hijos, a pesar de su imposibilidad fisica, y que
todo eso era un escindalo. Hoy no hay que temer
a eso, es material de prueba de la que result siem-
pre, clara la verdad, y en cuanto al esc6ndalo social,
acaso no se dan tremendous en los divorcios, sin que la
sociedad no se inmute". No hay, aeaso, mas esci.,da-
lo, mas inmoralidad, en esas unions libres que contem-
plamos de hombies casados, y' que la sociedad tole-
ra, como tolera a su vez, a pesar de las murmu-
raciones, las ligerezas de la mujer cuando tiene un
editor responsible? El matrimonio no se funda en
lo econ6mico, como se ha sostenido aqui, sino en una
moral superior que conduce a los hombres y a las
mujeres, a crear un hogar y una familiar, con digni-
dad y elevaci6n. No es cierto que la mujer vaya
al matrimonio atraida por la fortune del hombre
o la necesidad eeon6mica.


Desde el siglo VIII, Ia filosofia aboga por la Sn. CORTINA (JosE MANUEL): Pido la palabra
igualdad de los hijos naturales con los legitimos. para una alusi6n.
La Ley del 12 Brumario, afio II, de la Revolu- Sn. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el se-
ci6n francesa, aseguraba esta igualdad. La Ley de ior Cortina.
25 de abril de 1924, en Francia, permite la legi- SR. CORTINA (JosE MANUEL) : Quiero dejar sen-
timaci6n de los hijos adulterinos por el matrimo- tado que en el Dictamen de la Comisi6n Coordina-
nio del esposo culpable con su c6mplice. El C6digo dora no se ha negado ningfin principio de justicia, y
Alem6n, en su articulo 1717 preceptia: reputarA que en material de investigaci6n de ]a paternidad,
padre de hijo natural, al que haya cohabitado con se 1ega en este Dictamen a lo que mas han avanza-
-a madre en la epoca de la ccncepei6n, a menos que do las Constituciones mas radicals del mundo, puea-
haya cohabitdo con otro en la misma 6poca". to que se dice: "La Ley regular la investigaci6n
L6gicamente, las pruebas para la investigaci6n de la paternidad... (Lee).
de la maternidad o de la paternidad son diferentes. Por esta raz6n, no hacia falta hacer ninguna de-
En la primera, es precise probar el hecho del parto fensa de esto, porque estA resuelto en el Dictamen.
la identidad entire el que reclama ser hijo y el Segundo: "Los padres estin obligados a... (lee).
ruto de ese part. Para ello, la posesi6n del esta- En este precepto se habla del reconocimiento even-
do, principio do prueba por escrito, la testifical, los tual de todos los hijos, cualquiera que sea su si-
indicios que sean constantes y otros medios, sirven laci6n. Quedan desapareeidos todos los obstAculos
para probar at juez que goza en estos casos de su que para este reconocimiento existian, y tambi6n se
arbitrio judicial. La posesi6n de Estado se basa en dan todas las facilidades a la generosidad y a los
.a antigna f6rmula: nomen: llevar el nombre del pa- deberes que pueda imponer la paternidad.
dre o de la madre; tractatus: haber sido tratado
siempre come hijo y con este carActer por las perso- SR. ZAYDIN (RAM6N) : Sefior Presidente, quiero
nas con quienes haya tenido relaciones de familiar saber si aqui hay turnos libres para poder concre-
o de negocios; fama: el hecho de haber sido cono- tar todas las ideas, pues el doctor Cortina ha ha-
cido por tal ptfibicamente, y en particular en su fa- blade ya dos veces.
milia. SR. COrTINA (JOSA MANUEL): Ya he termina-
Contra ]a invfstigaci6n libre y absolute de la pa- do. Deseo. sin embargo, declarar finalmente que
ternidad se han esgrimido estos arguments: lo. di- con mis palabras estoy sosteniendo el criterio de la
ficultad de la prueba; 20. temor de los escAnrel as mayoria de la Comisi6n Coordinadora; estoy soste-
y el deseo de proteger a los hombres honorables con- niendo la tesis de la Comisi6n, en la que hay dieci-
tra el chantage. En cuanto a la primera, bastard echo miemb'os de esta Asamblea, que todos osten-
que la ley sefia'e los casos, como son el rapto y la tan renresentaciones especiales y muchos de ellos
violaci6n, la seducci6n, las maquinaciones dolosas, son lideres de los Partidos que integran esta Con-
abuso de autorndad o promesa de matrimonio; la venci6n.
existencia de ca-las o documents; el case de que el Sn. ZAYDIN (RAM6N) : Pido la palabra para una
padre y la madre hayan vivido en concubinato no- alusi6n.
torio, durante la concepeicn; cuando el presunto
padre haya mantenido al hijo o contribuido a su SR. PEESIDENTE (FERRO): Tiene la palabra el se-
manutenci6n o educaci6n en calidad de padre, etc. Y nor Zaydin.
en cuanto al segundo argument, repetiremos, lo que Sn. ZI.YDN (PAM6N) : El doctor Cortina ha dicho
en una magnifier. conferencia dijo el professor de que el Dictamen es product no s6 de cuAntos lideres
Dereeho Civil de la Universidad de la Habana, doe- y yo come lider del Partido "Acci6n Republicana",
tor Guerra L6pez: "Otro temor de los redactores perteneci a Ia Comisi6n, y debe recorder que en este
del C6digo Frances, era, y me lo recordaba mi sa- extreme del Dictamen a nombre del Partido "Ac-
bio maestro, el doctor Jos4 Antonio del Cueto, aque- ,i6n Republicana". y de acuerdo con su program
Ila leyenda de que las j6venes podian haeer career hube de formuler la enmienda que yo he traido al
a los viejos, gastados y caducos que de ellos fueran reno de ]a Conctituyente. Que per lo tanto, el he-









6 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


oho de no haber votado el Dictamen, me reservaba
a mi del derecho de presentar la enmienda en el se-
no de la Asamblea Ese derecho fu6 reconocido
a todos los miembros de la Comisi6n Coordinadora.
El doctor Coitina hablaba de la cantidad de en-
miendas que se presentaban aqui, por el cual se esta
cntorpeciendo el desenvolvimento de la Constituyen-
te. Yo creo que las enmiendas que se presentaron en
la Comisi6n Coordinadora, y que alli no tuvieron
el ,xito de una mayoria, se reserve a ellas el de-
recho de traerse al seno de la Asamblea Constituyen-
te. Esas enmiendas no deben estar comprendidas
dentro de la calificaci6n que hace el doctor Cortina.
SR. CORTIN-. (JoS~ MANUEL) : Es cierto que el se-
fior Zavdin cuando fue derrotado su criterio salv6
su voto y es cierto que tenia el derecho de traer su
enmienda aqui, y yo el derecho de decir que ante-
riormente ya se habia votado esa enmienda en la
Comisi6n Coordinadora y que habia sido desechada.
SR. PRESIDENT (FERRO) : Se Ione a votaci6n
la eniienda. Los sefiores Delegados que estin con-
.ormes con la misma se servirin levantar la manrio.
(La mayoria de los seiiores Delegados no levant
el brazo).
Rechazada la enmienda.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Yo pido que se
lea nuevamente la enmienda, senior Presidente.
SR. ZAYDfN (R'AM6N): Pido votaci6n nominal.
SR. GEORGE (QuINTIN): Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el se-
fior Quintin George para una cuesti6n de orden.
SR. GEORGE (QUINTfN): La cuesti6n de orden que
me permit plantear, es la siguiente: ya se ha pues-
to a votaci6n un asunto en forma ordinaria, y hasta
el President ha dicho el resultado de la votaci6n.
No se puede, por lo tanto, pedir votaci6n nominal.
Lo finico que se puede pedir es la rectificaci6n de la
votaci6n ordinaria.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Pido votaei6n nominal.
SR. GEORGE (QUINTINI: Pido a la Presidencia que
resuelva la cuesti6n de orden. que rectifique la vo-
taci6n en forma ordinaria.
SR. ZAYDIN (RAM6N): No, votaci6n nominal.
SR. PRESIDENTr (FERRO): La Presidencia desea
que se dirijan a ella con la debida ecuanimidad.
SR. ZAYDIN (RAM.I6N): Pido votaci6n nominal.
Sn. REY (SANTIAGO): La Presidencia no puede
negarse a que se lea nuevamente la enmienda.
SR. GEORGE (QUINTN) : Pido la palabra.
SR. PRESDENTE (FERRO): Tiene la palabra el se-
fior George.
SR. GEORGE (QUINTIN): El que habla modesta-
rente sostiene que esti dentro del derecho al pedir
ia rectificaci6n de la votaci6n en forma crdinaria;
pgro en absolute queriendo abroquelarse en un prej
cepto reglamentario que lo ampara, queriendo mo
bien colocarse en una situaci6n de indulgencia con
respect a los Delegados que esthn aqui dentro de;


un estado de nerviosismo. Accedo a que efectivamente
se lea nuevamerite la enmienda.
Si el que habla ocupara la Presidencia o la Vice-
Presidencia, hubiera planteado la cue'ti6n de con-
fianza, pues no es possible continuar en esa for-
ma, pues, realmente, estamos atrasados por falta de
tiempo y por el Lerviosismo de los Delegados. Acce-
do, pues, a que se lea nuevamente la enmienda, pero
que reglamentar:amente no procede despu4s de ha-
berse votado.
SR. REY (SANTIAGO): Para informer al senior
George que la autorizaci6n pedida para que se lea
la enmienda no ]a ha formulado el Delegado que ha-
bla al senior George Me he dirigido exelusivamen-
te a la Presidencia, que es, en definitive, la que tie-
ne que resolver si accede o no, y no el senior George;
y 6sta, a mi juicio, no necesita que ningin senior De-
legado le d6 previamente su autorizaci6n.
SR. ACOSTA CASARES (SALVADOR) : Pido que se lea
la enmienda.
SR. PRESIDENTE (FERRO): Se va a dar lecture
a la enmienda.
SR. 'GEORGE (QUINTIN): Sefior Presidente, para
contestar una alusi6n, solicito la palabra.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el se-
fior 'George.
SR. GEORGE (QUINTIN) : Efectivamente, el senior
Rey no puede de ninguna manera pceptar la au-
torizaci6n del que habla, pero el que habla, con
igual derecho que el senior Rey, planted una cues-
ti6n de orden, y la circunstancia de estar aqui sen-
tado, a sabiendas todos los sefiores Delegados del
motive porque estamos, en manera alguna disminuye
el derecho que tiene a exigir que se cumpla el Regla-
rmento, y al plantear la cuesti6n de orden insisted en
el derecho que tenia a que no se leyera despues de
haberse puesto a votaci6n, porque cuando se estd vo-
tando, no se puede conceder la palabra sino en re-
laci6n con la votaci6n. Eso es lo que reglamenta-
riamente procede, y cuando se formula era porque
*efectivamente queria hacer un renunciamiento al
derecho que tengo a que se cumpla el Reglamento. Y al
rectificar la votaci6n ordinaria se quedar6n sentados
los que estuvieron conformes con la enmienda, que es
lo innico que procede; sin que esto implique que, en
manera alguna, desde ahora y en lo sucesivo, que
complazca a mi distinguido compafiero el senior Rey.
SR. PRESIDENTE (FRRO): Se va a dar lecture
a la enmienda.
(El Oficial de Actas la lee nuevamente).
SR. CHIBAS RIvAs (EDUARDO) : Votaci6n nominal,
seiior Presidente.
SR. CASANOVA (JosA MANUEL): Para uni, ueos-
ti6n de orden. No procede la votaci6n nominal, por-
que ya se ha votldo en principio; lo unico que pro-
cede es la rectificaci6n de la votaci6n, y asi lo soli-
cito del senior Presidente.
SR. ACOSTA CASARES "(SALVADOR) : Senior Presi-
dente, Pido la palabra para oponerme a la c'i.estiun
de orden formulada poi el senior Casanova.: '








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 7


SR. PRESIDENTE (FERRO) : Es a la Presidentecia a
quien compete resolver el caso, y va a proceder a
hacer la rectificaci6n de la votaci6n. Los que esten
conformes con la enmienda se serviirn (quedarse
sentados, los quc no esten conformes se servirAn po-
nerse de pie.
(La mayoria de los seioles Delegados permanece
sentada).
Rechazada la enmienda.
Se le va a dar lectura a otra enmienda.
(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA AL ARTICULO 54.
Los padres estin obligados a alimentar, asistir,
educar e instruir a sus hijos y 6stos a respetar y asis-
tir a sus padres. La Ley cuidara del manteni-
miento de estos deberes con garantias y sanciones
adecuadas.
Los hijos natural es se equiparan a los habi-
dos bajo el matrimonio en sus derechos y debe-
res en la forma que la Ley d e t e rm in e. Los hi-
jos habidos fuera del matrimonio tienen los mis-
mos derechos y deberes, a excepci6n de los de la he-
rencia, que los hijos naturales, en la forma que es-
tablezca la Ley.
No se consignara declaraci6n alguna sobre la legi-
timidad o ilegitimidad de los nacimientos ni sobre el
cstado civil de los padres en ningfin document pfi-
blico, referente a la filiaci6n.
(Fdo.) Antoaio Martinez Fraga.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : Pido la palabra
para una aclaraci6n.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : En su oportunidad.
Se le va a daT leetura a otra enmienda.
(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA AL ARTICULO 54
Sustitutiva al parrafo 2o. del Dictamen.
Se consideran naturales los hijos habidos fuera del
matrimonio por persona soltera, casada, siempre que
esta los reconociere como tales o recayere sentencia
declarando la filiaci6n.
(Fdo.) Joaquin Martinez Sdenz.
SR. MARTINEZ S1ENZ (JOAQUIN) : Sefior Presiden-
te: Para facilitar el trabajo de la Asamblea, retire
mi enmienda.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el se-
ior Martinez Fraga.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Persigo la mis-
ma intenci6n del sefor Martinez *S6enz, y retire mi
enmienda para facilitar la labor de la Convenci6n;
pero previamente quiero formular un ruego al Pre-
sidente de la Ccmisi6n Coordinadora, quizhs si en-
caminado a subsanar esta cuesti6n a trav6s de la Co-
misi6n de Estilo en su oportunidad.
Como es sabid:i. en el segundo p6rrafo del Articu-
]o anterior qued6 consagrado el matrimonio de he-
cho, o el matrimonio de uso; y en el p6rrafo prime-
ro del Articulo 54, ya aprobado se dice que los pa-
dres estin obligados a alimentar, a asistir, a sus hi-


jos. El concept de padres aqui es general, no cs
solamente el concept de padre o hijo legitimo, de
padre o hijo natural, sino en el sentido del matri-
monio legal y ademas al matrimonio de uso. Prfc-
ticamente este concepto abarca a todos los padres,
como abarca tairbi6n a todos los hijos. Por eso el
ruego va encaminado al segundo pirrafo del articu-
lo 54, que en la enmienda, que doy por retirada, se
subsanaba, donde habla de los hijos naturales y ha-
ce el distingo, y es el mismo derecho. Si ya acepta-
mos que los padres y los hijos son todos iguales, no
debemos hacer el distingo en el sefialamiento de
los hijos naturales, sino suprimir esa primera parte
del segundo p6rrafo; y en cuanto al tercer p6rrafo,
dejarlo exactamente tal como esta, con un finico rue-
go que formulo a la Comisi6n Coordinadora, que es
suprimir lo que se refiere a las "sentencias judicia-
les". El asunto es el siguiente: Claro esta que to-
dos los hijos habidos fuera del matrimonio son califi-
cados actualmente por nuestra legislaci6n como hi-
jos ilegitimos, hijos adulterinos, inclusive. Sin em-
bargo, el dictan:en, en la segunda parte del parra-
fo segundo; primero reconoce el derecho, o accede
a que puede reconocerse por los padres, en cuyo caso
en derechos son iguales. La sfiplica va a suprimir
unicamente la sErtencia judicial en raz6n de la gra-
vedad moral quc entrafiaria !a reclamaci6n judicial
que puede hacec toda persona, hombre o mujer, ca-
sado; hijo habidc dentro del matrimonio es legitimo;
o habido fuera del matrimonio, por cualquier per.
sona, hombre o mujer, es ilegitimo. El hijo habido
fuera del matrmuonio, si es reconocido, se acepta en
cuanto a todos sus derechos, pero si se acepta el
procedimiento judicial, entonces puede establecer-
se la correspondent demanda contra una mujer ca-
sada, en raz6n de los hijos habidos fuera del matri-
mcinio en orden a su padre, que no es el marido.
Vea el senior Presidente de la Comisi6n Coordina-
dora y los sefiores Delegados, la gravedad moral que
entrafia esa filtima parte. Desde luego, dejando por
retirada mi enmienda y dejando por aclarado el
primer pirrafo, result innecesario hablar de hi-
jos naturales y hacer una distinci6n, porque al ha-
blar el parrafo primero del Articulo 54 de padres
e hijos, en toda extension ya esto queda implicado.
Rogaria al Presidente de la Comisi6n Coordinado-
ra, y sus demas miembros, que aceptaran la su-
presi6n "el procedimiento de sentencia judicial".
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Se va a dar lectura
a otra enmienda.
(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA AL ARTICULO 54.
Al final de su parrafo 20.
El segundo parrafo del Articulo 54 terminarh don-
de dice: "recayere sentencia declarando la filia-
e^6n", suprimiendo el resto del parrafo.
(Fdo.) Rafael Alvarez Gonzdlez.
SR. PRESIDENT (FERRO): A discusi6n.
(Silencio).
A votaci6n. ISe aprueba?
(8enfales negatives).
Rechazada.
Se va a dar lectura a otra enmienda.









8 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


(El Oficial de Aclas lee).
A LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE
Los Delegados que suscriben, inconformes con el
criterio de la mayoria, proponen que el pirrafo se-
gundo del articulo 54 de la secci6n Primera del Ti-
tulo V quede redactado asi:
"Los hijos naturales se equiparan a los legitimos
en sus derechos y deberes. A este efecto se consi-
deran tambi6n iaturales los hijos habidos fuera del
matrimonio por persona casada, siempre que 6sta
los reconozea como tales o recayere sentencia de-
,larando la filiaci6n. La Ley regular, la investi-
gaci6n de la paternidad".
(F.do.) Juan Marinello; Salvador Garcia Agiiero;
Blas Roca; Espezanza Sdnchez; Cesar Vilar; Ro-
mdrico Cordero.
SR. ANDREU (JosE R,.): Para advertir a la Pre-
sidencia que la enmienda a qu'e ha dado
lectura, fu6 discutida y votada conjuntamente con
la del Dr. Rey, con la aceptaci6n del senior Ma-
rinello.
SR. PRESIDENTI. (FERRO) : Tiene ]a palabra el se-
fior Garcia Agiiero.
SR. GARCIA AGUERO (SALVADOR): Para aclarar,
cosa que iba a hacer de todos modos y me alegro
que haya interferido el senior Andreu. Nosotros ha-
biamos considerado retirada ya nuestra enmienda,
cuando en la sesi6n anterior apoyamos y discutimos
la enmienda del senior Rey. Esta vez ratificamos
la supresi6n por que incluso, derrotada como esta
]a enmienda del senior Rey estamos dispuestcs a apo-
var con nuestro voto e incluso con nuestra interven-
cicn, la enmienda del senior Parrado.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Se va a dar lectura
a ]a enmienda.
(El Oficial dc Actas lee).
A LA CONVENTION CONSTITUYENTE
El Delegado que suscribe, somete a la consideraci6n
de sus compaficros. en relaci6n con el Articulo 54
de la Comisi6n Coordinadora, la siguiente:
ENMIENDA SUSTITUTIVA
Articulo 54.--Los padres estin obligados a ali-
mentar, asistir, educar e instruir a sus hijos, y 6stos
a respetar y asistir a sus padres.
La Ley no establece diferencia entire hijos. To-
dos tienen los m.smos derechos y deberes que se se-
fialan en el pirrafo afiterior, ademas de los que res-
pecto a la herencia prescribe la Ley; los hijos habi-
dos fuera del matrimonio por persona casada, po-
drdn ser reconocidos por isa como tales al recaer
sentencia declarando su filiaci6n. La Ley regular
]a investigaci6n de la paternidad.
No se consignari declaraci6n alguna sobre distin-
ci6n de los nacimientos ni sobre el estado civil de los
padres en las actas de inscripci6n de los mismos, ni
en ningfin atestado, partida de bautismo o certifi-
(aci6n referentes a la filiaci6n.
(Fdo.) Felipe Correoso.


SR. PRESIDENTF (FERRO): A discusi6n la enmien-
da.
SR. GARCfA ACtERO (SALVADOR) : Pido la palabra
a favor.
SR. ANDREU (Jos R.): Para suplicar a la Pre-
Fidencia me informed si ha sido solicitado algfin tur-
no en contra.
SR. PRESIDENT (FERRO) : Ninguno.
SR. ANDREU (Josi R.): No puede concederse en-
tonces un turno a favor.
SR. CORREOSO (F'ELIPE): Ratifico que mi enmien-
da consiste simplemente en emplear la forma de len-
guaje con que he redactado el Articu-
lo que debe susutuir al del Dictamen, forma que
elimina ]a nomenclatura arbitraria y disparatada
qie tradicionalmente ha venido empleando la Ley
en este important aspect de la familiar. Se pro-
1pne mi enmienda corregir un defecto de t6cnica,
de 16giea y de cuidado, al eliminar del Articulo 53
del Dictamen las palabras "naturales", "legitima",
"ilegitima", etc.. porque si el propio Dictamen y
el propio Articulo mandan que se supriman estas
denominaciones en los Regisfros Civiles, en las par-
tidas de bautismo, actas de nacimiento y de filia-
ci6n, es una incongruencia que la propia Constitu-
ci6n no comienc- por hacerlo ella, en vez de conser-
var esa vieja noneenclatura.
Es a eso a lo que se refiere mi enmienda y a evi-
tar que la Constituci6n, en este aspect, como en
otros, sea un mapnifico precepto y un pesimo ejem-
plo.
Sn. ICHASO (FRANCIsCO) : Sefior Presidente, que
se vuelva a leer ]a enmienda.

(El Oficial de Actas da lectura nuevamente a la
enmienda).
SR. CUERVO (PELAYO): AMe permit hacerle una
aclaraci6n ?

SR. PRESIDENTF (FERRO) : Tiene la palabra el se-
fior Cuervo.

SR. CUERVO (PELAYO) : La enmienda dice que los
hijos no tendrin diferencia en derechos y deberes,
pero hace la salvedad en cuanto a la Tierencia. Es
exactamente igual al Dictamen. Es decir, que que-
da el problema de la herencia.
SR. ICHASO (FRANCISCO) : Y no se habia aprobado
con anterioridad un articulo en virtud del cual exis-
te la libre voluntad de testar, proposici6n que me
parece que es del senior Ferrara?
SR. PRESIDENTE (FERRO): Se pone a votaci6n
la enmienda. Los sefiores que esten conformes se
servirin levantar el brazo.

(La mayoria de los seiiores Deleganos no lo hace).
Rechazada.
Se va a dar leetura al parrafo segundo del Dicta-
men.









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 9
r


SR. ROCA (BLAS) : Hay una enmienda del senior
Parrado, presentada al parrafo primero y al se-
gundo.
SR. PRESIDENTE (FERRO): Es a la enmienda de
los pirrafos tercero y cuarto.
(El Oficial de Actas lee).
Se le va a dar lectura.
A LA CONVENTION CONSTITUYENTE
El Delegado que suscribe, inconforme con el Dic-
tamen de la Secci6n de FAMILIA Y CULTURA, en
lo referido al Articulo 2o. propone la siguiente:
ENMIENDA.
Los parrafos tercero y cuarto deben suprimirse y
en su lugar colocar los siguientes:
"A todos los efectos quedan suprimidas las dife-
rencias o categories legales entire los hijos, quedan-
do por tanto equiparados los habidos antes, fuera,
en, o despu6s del matrimonio con el c6nyuge legi-
timo, o cualquiera otra persona".
"En las actas de inscripci6n de nacimiento no se
admitiran declaraciones sobre el estado civil de los
padres; ni tampoco podrA consignarse dicho parti-
cular en las certificaciones, atestados, partidas de
bautismo, o cualquiera otra referida a la filiaci6n
que en lo adelante se expidan".
El Delegado que suscribe, entiende que tal y co-
mo esta redactado el parrafo en el Dictamen, con-
signa la diferencia entire hijos legitimos y natura-
les, y lo finico que se supreme es la condici6n de
ilegitimidad que establece el actual C6digo Civil, con
lo cual se mantiene una verdadera injusticia, que
sufren precisamente quienes en ninguna forma hall
podido influir en el estado civil y sus leyes, que los
clasifican en forma que, dados los prejuicios, los co-
loca en situaci6n de inferioridad legal y social,
cuando en realidad, todos los hijos son naturales a
pesar de lo que puedan decir todas las leyes y Cons-
tituciones.
(Fdo.) Manuel Parrado Rodes.
SR. GEORGE (QUINTN) : Llama la atenci6n el que
habla de que efectivamente esta enmienda se refiere
al parrafo primero y segundo: pero es que esta es-
crito con lApiz, entire lines y de una manera que ha
dado motive a una equivocaci6n porque la Presiden-
cia interpret que era el parrafo tercero.
SR. GARCiA AGiERO (SALVADOR): Yo quiero acla-
rarle al senior George que nosotros tenemos copias
mimeogr;ficas en las cuales esta bien claro este asun-
to.
SR. PRESIDENTE (FERRO): Se va a dar lecture
a la enmienda.
(El Oficial de Actas la lee nuevamente).
*SR. PRESIDENTE (FERRO) : Se pone a discusi6n
la enmienda.
SR. GARCIA AGfERO (SALVADOR): Pido la pala-
bra a favor.


SR. PRESIDENTe (FERRO) : Tiene la palabra el se-
fior Garcia Agiiero.
SR. DON (ARTURO): Pido la palabra, para una
cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el se-
fior Don para una cuesti6n de orden.
SR. DON (ARTURO) : Yo quiero que se me aclare;
porque antes se habia dicho que no se podia, conceder
la palabra a favor si nadie la solicitaba en contra...
(El senor Don continfia hablando, p'ero como no tie-
ne el micr6fono puesto no se pueden oir sus palabras).
Sn. GARCIA AGiERO (SALVADOR): Yo no he po-
dido entender lo que ha manifestado el sefor Don
porque no se ha puesto el micr6fono y no se le es-
cucha casi nada de lo que habla; pero yo quieLO
explicarle que habia pedido la palabra para expouer
las razones que teniamos para apoyar la enmienda.
Pero antes yo quisiera que la Presidericia nos di-
jese si tenemos o no ajtorizaci6n para explicar estas
razones.
SR. PRESIDENT (FERRO): Puede explicar.
SR. GARCIA AGiERO (SALVADOR): Apoyamos la en-
mienda del senior Parrado, porque al modificar el
dietamen lo hace, a nuestro juicio, con la ventaja
de reconocer efectivamente la igualdad absolute en-
tre todos los hijos, sin fijaci6n de classes, ni nomen-
claturas distintas.
Se ha dicho aqui por el senior Presidente de la Co-
misi6n Coordinadora, Sefior Cortina, que el Dicta-
men no negaba ninguno de los principios generosos
invocados por estas enmiendas, y que, por el con-
trario, -decia textualmente,- "los envuelve to-
dos el dictamen' Nosotros entendemos que, efecti-
vamente, es exacta la filtima afirmaci6n del senior
Cortina: el dictamen envuelve todos estos principios
generosos; los envuelve de tal manera que los ocul-
ta y no se ven los tales principios por ninguna par-
te.
:S. CORTINA (JosE MANUEL): Me veo forzado
a hablar. Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (FERRO): En su oportunidad.
SR. GARCfA AGUERO (SALVADOR): Entendemos que
en esta enmienda estA perfectamente expresada la
igualdad absolute de todos los hijos, y que el dicta-
men no lo hace, por dos razones esenciales: la pri-
mera, porque ya empieza por denominarlos de mo-
do distinto; y, ademas, porque establece diferencias
express entire los hijos naturales y los hijos legi-
timos en lo que se refiere a los derechos de herencia,
que es, desde todo punto de vista, lo substantial en
este problema de los hijos.
Entendemos nosotros que este dictamen lo fini-
co que suprime es la diferencia entire hijo adulte-
rino e hijo natural, igualando a ambos en las con-
diciones especificas de los hijos naturales; pero con-
serva, tanto al nombrarlos como al diferenciarlos,
las condiciones que marcan a cada uno de estos
dos tipos de hijos: legitimos y naturales, sefialando,
ademas, que los segundos, los hijos naturales, ten-









10 DIAEIO DE SESIONES DE LA CONVENTION. CONSTITUYENTE


tdran los derechos generals de los hijos legitimos,
"a excepci6n de los que, en cuanto a la herencia,
determine, la Jey '. Y como que la ley determine
que los derechos del hijo nat;lral son distintos por
complete a los del hijo legitimo, reduciendolos a ja
mitad de lo que percibe el hijo legitimo, no mejora-
do, y esc sacndolo del tercio de libre disposici6n
en el caso de que no se hayan extraido de alli para
el page de determinadas deudas, cantidades que li-
initen la cuantia de la herencia a percibir, por el
hiio natural; y como esta realidad establece una dis-
criminaei6n violent entire el uno y el otro, afirma-
mos que el Dictamen destruye ]a igualdad de los hi-
jos que es una justisima ansiedad popular.
Por estas razones es superior al dictamen y au-
solutamente distinta y contraria la intenci6n de la
enmienda de lo que el dictamen declara.
Por otra parte, entendemos que el dictamen de la
Comisi6n Coordinadora, en lo que se refiere a esta
cuesti6n de los hijos, esta en contlraposiei6n con
otro arliculo, aprobado previamente, de esta propia
Constituei6n por donde se da e! caso que un articulo
de ]a Constituci6n est. empezando por resultar un tan-
to inconstitucional. Parecerd parad6gico pero el ar-
ticulo 23 dice que la Constituci6n, es decir, la Re-
publica, no reconoce fueros ni privilegios de ningun.s
indole: no acepta diseriminaciones por raza, cilor,
etcetera, ni ninguna otra lesiva a la dignidad hu-
mana; y desde el moment en que el propio ar-
ticulo del dictamen esta afirmando que hay hijos le-
gitimos con plenitud de dignidad, en los hechos y en
la consideraci6n social, y que hay hijos naturales,
que no tienen en realidad, ni en los hechos ni en la
consideraci6n social, ni en la especificaci6n econ6-
mica con respect a la herencia, del dictamen, una
iaualdad con los anteriores, a partir de ese mismo
moment, a nuestro juicio, la propia C'onstituci6n
en este articulo esta violando el criterio que afirm6
en el articulo 23, de no admitir discriminaci6n algu-
na en ningfin caso, especialmente si esta lesionaba
la dignidad moral del individuo.
:Por todas estas razones, porque entendemos que
el articulo lesiona la dignidad moral del individuo,
porque diferencia a unos hijos de otros y porque,
en filtima instancia, marca para unos ventajas en
la participaci6n de la herencia y para los otros de-
termina condiciones inferiores, entendemos, repito,
que el articulo del dictamen es inferior a la enmien-
da y proponemos a los sefiores Delegados que aprue-
ben la enmienda del senior Parrado, en contraposi-
ci6n al articulo del dictamen, que envuelve todos los
principios generosos que nos ha regalado la Comi-
si6n Coordinadora.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el se-
fior Cortina.
SR. CORTINA (JOSE MIANUEL) : Me veo obligado,
sefores Delegados, cumpliendo un deber elemental,
en nombre de la Comisi6n Coordinadora, que acor-
d6 lo que estamos discutiendo, a volver a insistir
brevemente en este punto, aunque parezca una re-
dundancia.
En lo que respect al mantenimiento de la digni-
dad .o decoro moral de los hijos y la ausencia de dis-
tinci6n entire todos los hijos ,el pfrrafo tercero del


Dictamen ]o ha dejado resuelto definitivamente. No
bay, pues, ni en el orden social ni en el orden ju-
ridico, en la proposici6n de la Comisi6n Coordina-
dora, diferencia de ninguna clase entire los hijos.
El Dictamen lo dice en una forma realist, sin ex-
presiones filos6ficas, usando un lenguaje estricta-
mente juridico. Se prohibe la calificaci6n de los
hlijos en la comparecencia en las escrituras y en la
redacci6n de todo document sobre la filiaci6n, y
en todos los instantes en que el hombre tiene que de-
mostra'r su procedencia. La Constituci6n manda
que todos sean iguales.
El segundo punto...
SR. GARCfA AGiERO (SALVADOR): Me permit
una pregunta?
SR. CORTINA (Jos MANTEL) : S. S. ha dicho que
el dictamen no sirve para nada...
ISR. GARCIA AGUERO (SALVADOR): En lo absolute.
En realidad lo que quiero preguntar al senior Cor-
tina es sencillamente esto. Seguin la afirmaci6n del
senior Cortina el pirrafo a que 1 alude elinfna to
da diferencia porque no permite...
SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : Yo voy a demos-
trarlo. La segunda parte...
SR. GARCIA AGUERO (SALVADOR): Es la que que-
ria preguntarle, es estrictamente t&cnica. Si efec-
tivamente a la hora de la herencia hay una dife-
rencia entire hijo legitimo y el hijo natural, y si es-
ta diferencia establece o no algun precepto discri-
minatorio.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : He observado, se-
fiores, que alguncs Delegados, como mi distinguido
(;ontricante senior Garcia Agiiero, ante una diferen-
cia de lenguaje que no es important, exageran las
calificaciones; y de lo que no tiene trascendencia
ninguna y que prede resolverlo la Comisi6n de Es-
tilo, hacen una montafia de humo que tiende a pro-
ducir confusion constant en la discusi:in.
Segfin el Convencional seficr Garcia Agiiero, la Co-
misi6n Coordinadora no ha hecho mhs que ocultar,
envolver, desaparecer y destruir la reform. El
dice esto y yo lo oigo con asombro, puesto que lo ex-
presa todo con aire enfAtico y definitive.
Yo estoy aclarando que la Comisi6n ha resuelto
el mismo problema que preocupa al oponente y sin
embargo, nuestras palabras, que son muy claras
v muy precisas, parecen no haberle informado na-
da.
Este metodo dial6ctico de discutir, carece de base
y no convince a nadie, ni puede impedir que yo ha-
ga ante la Asamblea las explicaciones definitivas
de lo que significa el Dictamen de la 'Comisi6n, que
yo defiendo, porque resuelve mejor y mas juridi-
camente todas las cuestiones que aqui se han plan-
teado.
En el Dictamen de la Comisi6n no se habla espe-
cificamente de hijos legitimos. Se hace una refe-
rencia al concept de hijos naturales para conec-
tarlo con los problems hereditarios, y esta es una
cuesti6n de sintaxis y de necesidad, que si la Comi-
sion de Estilo quiere producirla en otra forma que
diga lo mismo, no le preocupa a la Comisi6n Coor-









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 11


dinadora, con tal de que se mantenga el problema
en la forma acordada.
IQu6 significa esto. ademis? Como no se re-
fiere al aspect moral de las calificaciones, en el
C6digo Civil mailana pueden establecerse nuevos cri-
terios respect de la herencia de los hijos, segun se
tenga por convenient. La Constituci6n no lo pro-
hibe. No entra en el problema econ6mico estable-
ciendo limitaciones definitivas.' S;e refiere a ese
asunto solamente porque trata de la realidad exis-
tente hoy, sin impedir la possible realidad de mailana.
En lo future, el legislator, en el C6digo Civil, so-
bre el texto de la Constitucidn puede establecer las
regulaciones econ6micas que estime por convenien-
les, porque lo que especificamente hemos querido
resolver es la cuesti6n de las calificaciones de la
filiaci6n, que era lo finico que correspondia tratar
en este moment en la Constituci6n.
La Constituci6n abre el campo de todas las espe-
ranzas y posibilidades a los que tengan un criterio
mns radical. Esto significa que la Comisi6n Coor-
dinadora ha trabajado con un sincere deseo de
acertar, porque cada uno de nosotros *es sensible
a la justicia, pero tambi6n a sus responsabilidades
como legislator y como Delegados.
No se trata, como se ve, sefiores, de un Dictamen
terrible, de un Dictamen tirAnico y reaccionario. Es
un buen Dictamen. que cuando lo lean y lo estudien
detenidame'nte los sefilres Delegados, observaran
que resuelve mejor todo lo que aqui se ha dicho y
discutido. Lo fnico que hacemos es abandonar
generalizaeiones que a nada conducen, e ir, sencilla
y direetamente, a reformer razonablemente la le-
gislaci6n vigente, con un sentido de tierna y fra-
ternal justicia.
Sn. PRESIDENTE (FERRC) : A votaci6n la Enmien-
da. Los que est6n conformes sse servirAn levantar
]a mano.
(La mayoria de los sefiores Delegados no lo hace).
Rechazada.
Se va a dar lectura al parrafo segundo del Dic-
tamen.
(El Oficial de Actas lo lee).
SE. ZAYDIN (RAM6N) : Pido la palabra, en con-
tra.
SB. PRESIDENT (FERRO) : La tiene S. S.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Sefior Presidente y seio-
res Delegados: En contra del segundo parrafo del
dictamen, para solicitar de mis companieros 'que lo
rechacen. Voy a explicar brevemente las razcnes
que tengo para ello.
Este Articulo Segundo del Dictamen no da abso-
lutamente nada que no est6 consagrado actualmen-
te en el C6digo Civil Espafiol vigente: por el con-
trario, de ser aprobado, seria un obstaculo para que
en las reforms sucesivas del C6digo Civil pudiera
avanzarse de acuerdo con las influencias contempo-
rAneas y con lo que en el orden social y juridico
pueda ilustrar el porvenir. Porque si el primer pa-
rrafo dice que "los padres estin obligados a ali-
mentar, asistir, educar e instruir a sus hijos, y es-


too a respetar y asistir a sus padres", 6ste
primer pArrafo consagra ya el principio que actual-
nente existe en el C6digo Civil, porque en
el, a pesar de la distinei6n que hace entire hijos
legitimos, naturales e ilegitimos, establece para unos
y para otros la cbligaci6n por part de los
padres de alimento, asistencia y educaci6n, y por
consiguiente, le debe respeto al padre. Y cuando
aqui, en el segundo piarrafo se declara que los hi-
jos naturales tienen los mismos derechos y deberes
que sefiala el parrafo primero, si ya el primer parra-
fo dice "los hijos", se esti refiriendo a todos. No
es necesario agregar que los hijos naturales tengan
esos derechos que estan consagrados en el primer
pirrafo, y agregar lo que respect a la herencia con-
signa la ley, no es decir nada nuevo, porque el C6-
digo Civil establece una cuota a los hijos naturales
reconocidos, y por consiguiente, sin necesidad de
esta declaraci6n que estA ya en el C6digo 'Civil,
se puede dejar como se ha dejado, aprobado el Ar-
ticulo Primero, y en cambio, si en el future una le-
gislaci6n de mayor advance que la que parece inspi
rar este articulo, con un espiritu demasiado tradi-
cionalista quisiera avanzar en Cuba, podria hacerlo,
porque no tendria el obstaculo o valladar infran-
queable de este articulo.
Por consigniente, el pArrafo segundo del Articulo
54 del Dictamen dice que a estos efectos, o s6ase, a
los efectos de la asistencia, educaci6n, instrucci6n
y alimentaci6n, se consideran como hijos naturales
los habidos fuera del matrimonio por personas ca-
sadas, siempre que estdn reconocidos como tales y
recayera sentencia. Es la misma doctrine que sien-
ta hoy la legislaci6n civil actual, que establece la ne-
cesidad juridica, o el reconocimiento, o si no, la sen-
tencia judicial. Por consiguiente, no esta diciendo
el Dictamen nada que signifique, que represent o
que valga a una reform sustancial, y creo y estimo
que a la Constituci6n debemos llevar principios cnua.
do esos principios constituyen en si una refornia. uni
advance, pero cuando esos principios, por el contra-
rio no signifiquen o represented mAs que los nle (s-
tan establecidos actualmente por la legislaci6n defi-
nitiva y tengan a su vez el inconvepiente de crear
obstbculos y dificultades en el future para modifi-
caci6n de la legislaci6n civil en esi material, nos-
otros no debemos llevarla precisamente a ]a -Cons-
tituei6n.
Podra decirse que en lo finico en que se hace ya
una distinci6n es en equiparar a los hijos legitimos
a los naturales. Como aqui se dice que los
hijos naturales podrAn tener derecho a ]a herencia
conforme a lo que la ley prescribe, ese hijo legitimo
tendrA entonces derecho a la herencia de acuerdo con
lo que la ley prescribe. Pero eso lo puede hacer el
legislador, sin necesidad de que este en la Consti-
tui6n. ..
SR. GUAs INCLANi (RAFAEL) : Me permit una
interrupci6n, con la venia de la Presidencia?
BSR. ZAYDiN (RAM6N): Con much gusto.
SR. GuAs TNCLAN (RAFAEL) : Toda la material de
familiar podria tratarla libremente el legislator, por-
que el tratamiento de la familiar result una ex-
cepci6n.









12 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR. ZAYDIN (RAM6N): Desde luego, pero no asi
cuando, por ejemplo, pretendemos la igualdad de de-
rechos, obligaciones y deberes a los hijos y a los
padres, porque eso, en material civil significa un
advance social que podria recogerlo precisamente una
Constituei6n. En la reform que habia de trazar
la future legislaci6n cubana, ya esta la mayor par-
te de los derechos y obligaciones censagrados como
.preceptos de la Constituci6n, estan contenidos y pue-
den contenerse en una legislaci6n especial positive,
pero la distinci6n consiste cuando esos principio-
signifiquen una reform general, ya sea econ6miea.
ya sea juridica, pero cuando no es asi, sino que 1,'
finico que hacee es consagrar un principio present
entonces es cuando yo estimo que no se debe 1evar
a la Constituci6n, y es que la Constituci6n es ri-
gida, que no permit reforms con facilidad; debe
dJtjarse a la legislaci6n positive por la flexibilidad
de los Cuerpos Colegisladores, para que puedan en
determinada circunstancia, escuchando los factors
sociales del pais y la opinion pfiblica, resolver esos
problems, mientras que si lo dejamos a la rigidez
de la ,Constituci6n, entonces nosotros estamos exclu-
yendo la facilidad en el orden de la reform por la
legislaci6n positive, y no es darle nada a esos hi-
jos ilegitimos cuando se digan que estan equipara-
dos a los hijos naturales en euanto a la herencia,
segfin lo prescribe la Ley, porque, como decia cuan-
do me interrumpi6 el senior Guis Incl6n, lo puede
hacer la Ley indiscutiblemente si el principio consti-
tucional lo finico que va a establecer ahora son dos
categories de hijos, los hijos legitimos y los hijos
naturales, para eliminar la categoria de los hijos ile-
gitimos, que si fu6semos a la buena doctrine tampo-
co se eliminaria, porque recordara el senior Guas
y los sefiores Delegados, que la Secci6n en el titu1,
De Familia, del C6digo Civil, que se refiere a los
hijos habidos fuera del matrimonio, reza en esta for-
ma: "De los hijos ilegitimos", y despu6s distingue
entire los hijos naturales reconocidos y los hijos ile
gitimos. Por consiguiente, tampoco en esto consli-
tuye una innovaci6n al precepto.
Yo estoy de acuerdo en que se rechace el precep-
to y que pueda en el mafiana establecerse de acuerdo
con las orientaciones sociales del pais, aquel regimen
que d6 la igualdad de los derechos y los deberes de
los hijos, o que establezca las igualdades entire los
hombres.
SR. PRESIDENT. (FERRO) : Tiene la palabra el se-
fior SuArez F.ernAndez.
SR. SU~REZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Sefior Presi-
dente y sefiores Delegados: En dias pasados hube
de manifestar mi criterio much m6s favorable a
la ampliaci6n del precepto contenido en el Dicta-
men, pero hoy tengo el temor de que sea rechaza-
do tambi6n el articulo del Dictamen y entonces per-
manezca la irritante desigualdad que la legislaci6n
comfin mantiene a este respeto, entire los hijos le-
gitimos, naturales o adulterinos.
Entiendo que en mi pais ep necesario resolver es-
ta cuesti6n. Hace muchos afios que esti a debate
en (l Congreso y en los gobiernos provisionales, el
problema de la igualdad de los hiios v no ha sido
ncsible todavia la reforms del Codigo Civil en este
extreme.


Si esta Convenci6n Constituyente quiere hacer obra
ftil y de advance, es necesario que este paso afn
en ]a forma tibia en que lo hace el Dictamen, sea
dado; y no se corra el riesgo, como todo parece
presumir esta tarde, de que tambi6n sera rechazado
el p6rrafo segundo del Dictamen, finica raz6n por
la que me levanto a defenderlo, porque entiendo que
es demasiado limitado.
Me ha causado extrafieza que sea mi fraternal
amigo el sefor Zaydin el que levante su voz en con-
tra de que en la Constituci6n se consignen precep-
tos que son adecuados a la legislaci6n comfn, por-
que hace muy pocos dias que yo tuve la satisfacci6n,
el honor, de acompafiarle'en una Enmienda presen-
tada por 61, en la cual se dictaban prescripciones
constitucionales sobre la pension de la mujer di-
vorciada, que es del campo del derecho civil, don-
de debe situarlo el ordenamiento juridico.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : 6 Me permit una interrup-
ci6n S. S. con la venia de la Presidencia?
El senior Suarez Fernandez no me escuch6. Yo
he dicho quo estoy de acuerdo con el precepto,
siempre que 6ste sea de advance, que no cierre las
puertas a una legislaci6n en el future, y pueda in-
dicar una reform mayor, y este precepto, como es-
ta establecido, tan rigidamente, impediria que en el
mafiana se pudiera Ilegar a lo que es aspiraci6n en
Cuba todavia, a la igualdad entire los dereehos y
deberes de todos los hijos sin esas distinciones que
marcan los preceptos constitucionales.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Asi debe ser
nuestro advance. Aqui se trata, a mi juiicio, de
lograr la igualdad entire los hijos legitimos e ilegi-
timos. No legislar en este instant sobre la igual-
dad de los hijos naturales, legitimos y adulterinos,
es retroceder. No se esta refiriendo a las diferen-
cias que actualmente mantiene el C6digo Civil, sino
que por el contrario esti contemplando una vision
del future y dice, textualmente: (lee).
Es decir, que virtualmente, tan pronto est6 en vi-
gor este precepto, han desapareeido las limitaciones
del C6digo Civil, y la Ley entonces, en material de
herencias, no podria dar m6s que la igualdad de
unos hijos con otros.
Pero adem6s, el caso del hijo adulterino, es ne-
eesario que lo adopted esta Convenci6n Constituyen-
te, que no debe tener timidez de ninguna clase en
entrar en ese problema, y en resolverlo, porque le
ha sido dable a muchos Congresos anteriores el poder
igualar la situaci6n del hijo adulterino con el le-
gitimo, y nunca se ha logrado, y es necesario que es-
te paso se brinde y se d6 per la Convenci6n Cons-
tituyente.
IDecia el seinor Zaydin que no queria la rigidez del
precepto constitutional en material propia para una
legislaci6n, y si hay algfin precepto flexible, pero
que mantenga la igualdad estoy dispuesto a darle
la mejor acogida aunque creo que la Constituci6n
debe ser terminante y categ6rica. En este asunto no
hay tal rigidez; por el contrario, existed una fle-
xibilidad extraordinaria para que el legislator lle-
ve la forma de la sucesi6n a donde quiera, para que
sefiale la manera en que los padres est6n obliga-
dos a alimentar, a asistir, a educar a los hijos, pero










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 13


siemire tend~rhn que haqerlo dentro de las nor-
mas perfectamente igualitarias y sin distinciones de
ninguna clase. Si este precepto no estuviera con-
tenido en la Constituci6n del future, indiscutible-
mente que el C6digo Civil actualmente en vigor, po-
dri continuar su curso, sin que pueda ser trans-
ferido en ningfin memento por un recurso de in-
constitucionalidad, por que no violaria absolutamen-
te ningfin precepto de la Constituci6n. Y lo voy a
demostrar:
Se ha querido amparar la igualdad de Ics hijos
por el derecho a la libertad de testar que le ha
sido concedido a los cubanos.
Y qu6 obsticulo puede presentArsele a la libertad
de testar, la sucesi6n intestada, y su secuela a la
sucesi6n legitima sefialada por la Ley? A mi juicio
ningfin valladar de importancia, porque la Ley lo
que hace es decir: Cuando el testador disponga su
voluntad, podrh hacerlo libremente, pero si no lo hi-
ciera entonces quedard sujeto a las realas que esta-
blozco. hls cuales podran ser caprichosas y arbitrarias
y en forma desigual, sin que en ningin caso esa le-
gislaci6n pueda ser anulada por un recurso de in-
constitucionalidad.
Yo llamo la atenci6n a los sefiores Delegados, que
fracasada ]a Enmienda presentada por el senior Rey
a la cual tuve verdadera satisfacci6n en brindarle
mi voto, estimo que es necesario que este precepto
sea incluido dentro del Texto Constitucional por que
si no se quedara sin resolver el problema de orden
pfiblico que efectivamente existe en este pais, en
relaci6n con los hijos naturales, legitimos y adulteri-
nos. No han sido los cubanos muy dados al matri-
monio y a no tener hijos fuera del matrimonio. Por
el contrario, en Cuba existed una cantidad numerosa
de personas que no han nacido dentro del vinculo
matrimonial, y por consiguiente es necesario que si
estamos viviendo en una repiblica democrAtica real
y efectiva, lo seguro es que borren las desigualdades
que el origen del nacimiento ha traido a un gran
nfimero de cubanos.
Yo termino, senior Presidente y sefiores Delegados,
solicitando de todos los Delegados que adviertan que
6sta es la filtima oportunidad que tenemos los que
buscamos la igualdad entire los hijos habidos en Cu-
ba de que tengan paridad de dereeho, que tengan
igualdad de respetos en todos los sentidos y en todos
los 6rdenes. aiun dentro de la forma tibia en que lo
ha hecho este Dictamen. Si se desechase el parra-
fo segundo del articulo 54 del Dictamen se manten-
drA en forma indeleble la desigualdad irritante que
ha existido hasta ahora.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : La Presidencia advier-
te al senior Cortina que no puede concederle la pa-
labra, por haberse agotado los turnos a favor y
en contra que se habian concedido.
Sn. CORTINA (JOSE MANUEL) : Era solamente pa-
ra manifestar que el senior SuArez ha hecho una de-
fensa tan ealurosa y ha empleado razonamientos tan
conclnyentes sobre el particular que es innecesaric
oue yo diga una palabra m6s acerca del particular.
SR. SUAREZ (IIGUEL) : Muchisimas gracias, se-
fior Cortina.


ISR. PRESIDENTE (FERRO) : Se pone a votaci6n...
SR. MUJAL (EusEBIO) : Votaci6n nominal, seficr
President.
Sn. PRESIDENTE (FERRO): Por haberlo solicitado
un senior Delegado se pone a votaci6n nominalmen-
te. Los sefiores Delegados que est6n ccnformes vo-
tarhn que si; los que no esten de acuerdo votarAn
que no.
(Se cfectia la votacion).
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Han votado 57 seilores
Delegadow. 52 que si y 5 que no.
Votaron a favor los sefiores: Acosta, Alvarez de la
Vega, Andreu, Bravo Acosia, Busto, Cabrera Her-
ndndez, Calvo Tarafa, Casanova, Cordero, Cortina,
Correoso, Cuervo Navarro, Dihigo, Don, Duarte, Fer-
ndndez de Castro, Ferrara, Galawno, Garcia Agiiero,
Granda Guds Incldn, Ierndndez de la Barca, Icha-
so, Jay, Lauront, Maceo, Marinello, Mdrquez Ster-
ling, Martinez Fraga, Martinez Sdenz, Mendigutia,
Meso, Mesa, 11, N Mesa, Pans, Prieto, Prio
Roca, Rodriguez Cartas, Rodriguez Rodriguez, Sdn-
chez Mastrapa, Silva, Suirez Ferndndez, Vic'r, Vi-
Ilar, Villoch, Vinent, Zaydin, Boada, George y Ferro.
'Votaron en contra los sefiores: Alomd, Alvarez Gon-
zdlez, Dellunde, Rey y Robaw.
Queda aprobado el pArrafo del Dictamen.
Tiene la palabra el senior Acosta Casares.
'SR. ACOSTA CASARES (SALVADOR) : Sefior Presi-
dente y sefiores Delegados: He votado que st p;r
ser la finica oportunidad que nos quedaba a los qao
queremos terminar con la injusticia que crea la 1.-
gislaci6n vigente al dear desamparados de una
manera total a los hijos adulterinos o extramatrimo-
niales.
Era partidario, en principio de la enmienda del
senior Zaydin por creerla just y que resuelve de
una manera total y efectiva el gran problema. Y co-
mo es la fnica oportunidad que tengo, come ante-
riormente dije, para tratar de quitar esta desigual-
dad existent, he votado que si.
Sn. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el se-
fior Alvarez Gonzalez.
SR. ALVAREZ GONZALEZ (RAFAEL) : He votado que
no poit las mismas razones que tuve para votar en
contra de la enmienda la otra noche. Nosotros he-
mos aprobado un articulo en que el Estado da pro-
tecci6n al matrimonio y a la familiar y hemos apro-
bad-I otro articulo en que se le da caracter de lega-
lidad en determinadas circunstancias a los matri-
monies en uso, y ahora aprobamos un articulo en,
que se le da todas las caracteristicas de la legitimidad
a los hijos ilegitimos y a los hijos naturales. ReAl-
mente, mi voto no era en contra de todo el articulo,
sino en contra de su filtimo pArrafo en que se re-
gularA la investigaci6n de la paternidad.
He votado en contra, porque estimo que asa es
una puerta que se abre al chantage, que tendrA o
su oportun:dad dias muy tristes para esta sociedaOl
a la cual !e estamos dando una Constituci6n protet-
tora.









14 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el se-
for Gu's Inclan para explicar su voto.
SR. 'Gus INCLAN (RAFAEL): Seiior Presidente y
sefiores Delegados: He votado que si porque hace
aproximadamente 12 afios fui el iniciador en Cuba,
en el orden legislative, de la doctrine de la equipa-
raci6n de los hijos. Me cupo el honor de presentar a
la Cimara de Representantes una Proposici6n de
Ley en ese sentido; aprobada por la Chma-
ra nunca lleg6 a serlo por el Senado de la Repfbli-
ca. En el seno de la Secci6n de Familia y Cultu-
ra me cupo de nuevo el honor de redactar
el Proyecto que equiparaba absolutamente la situa-
ci6n juridiea de todos los hijos. Al pasar por el
filtro de la Comisi6n Coordinadora dej6 una bue-
na parte del advance; pero qued6, siempre en el Dic-
tamen, un paso fundamental que no puede estimarse
nunca un paso de retroceso, sino de advance.
'Los que en esta filtima votaci6n votiramos en
contra del Dictamen dejariamos las puertas cerradas
y no dariamos paso alguno en un orden de advance
a este problema. He militado, desde luego, en el
bando de aquellos que como los sefiores Rey, Zay-
din, Marinello, etc., pretendian lo mas, la absolute
equiparaci6n; pero puesto ya en esa filtima disyun-
tiva, me conformo con lo menos y voto favorablemen-
te el Dictamen aunque no contenga todo lo que yo
quisiera que hubiera contenido.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el se-
for Marinello para explicar su voto.
ISR. MARINELLO (JUAN): Sefior Presidente y se-
fiores Delegados: Nuestro Partido ha estado en
este debate luchando energicamente para lograr la
absolute, la just equiparaci6n, entire los hijos cual-
quiera que fuere el estado civil de sus padres. He-
mos dicho y repetimos ahora, que el dictamen de la
Comisi6n Coordinadora en este punto, significa una
reform tinida, imparfecta, incompleta en grado
sumo, que no resuelve ni siquiera lejanamente, este
grave problema de la sociedad cubana.
Aqui se ha demostrado por personas con capaci-
dad especifica en estas materials, como el articulo 54
no es innovaci6n important en este punto. Reco-
nocemos sin embargo, que uno de sus extremes trae
una innovaci6n sin dudas estimable, alli donde se
coloea a igual nivel del hijo natural, al que hasta
aqui se conoce como hijo adulterino. Es lo menos
que puede hacerse en este punto.
Nuestro Partido, que ha combatido, que sigue es-
tando irieonforme con la reform que aqui nos trade
]a Comisi6n Coordinadora, no quiere que por su
voto negative, y much menos por su silencio, deje
de obtenerse al menos esta timida reform parcial,
que es mejor que ninguna reform.
SR. PRESIDENTF (FERRO): Tiene la palabra el se-
fior Rey para explicar su voto.
SR. REY (SANTIAGO): Sefior Presidente y sefio-
res Delegados: He votado que no, porque creo que
el parrafo segundo del articulo 54 del Dictamen
es completamente inftil para llenar los fines que per-
sigue y enormemente peligroso, por la forma en que
viene redactado,


Cuando la Convenci6n Constituyente, en reciente
sesi6n manifest su criterio, contraio a la equipa-
raci6n en el nombre, la herencia y en el concept
social, de todos los hijos, estaba marcando ya la
pauta que habia de seguirse en esta material, que es
como acaba de consagrarse en este segundo parrafo;
un criterio timido, vacilante, que yo me atreveria a
]lamar, tambi6n, pidiendo excusas a la Asamblea,
criterio cobarde.
Este es problema que ha venido debati6ndose des-
de hace much tiempo y necesitaba un pronuncia-
miento terminante y valeroso de esta Conve ici6n.
De no hacerlo en forma integral y definitive, do
Ino haber comprendido en estos tres aspects a to-
dos los hijos, debi6 haber silenciado la Conven-
ei6n 'Constituyente de 1940 todo pronunciamiento
en esta material. -Pero es mks; en ese propio ph-
rrafo segundo se deja abierta una puerta excesi-
vamente peligrosa, como es la que establece la consi-
deraci6n de naturales a los hijos habidos fuera del
matrimonio por persona casada, siempre que esta los
reconozca como tales, o recaiga sentencia declarando
la filiaei6n. La peligrosidad de esa disposici6n po-
co concrete, abierta a variadas y quizAs equivocas in-
terpretaciones, es algo que no debi6 haber aproba-
do nunca la Asamblea Constituyente; y por su fal-
ta de valor en el pronunciamiento definitive y lo
equivoco del precepto, repito, he votado que no.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el se-
for Zaydin para explicar su voto.
.SR. ZAYDIN (RAM6N) : Sefior Presidente y sefiores
Delegados : Un nfimero de Delegados expresaron
antes de hablar un criteria anologo al que yo sos-
tengo. Pero los Delegados del Partido Acci6n Re-
publicana. con un criterio igual al de otros Delega-
dos han estimado que no obstante discrepar de es-
te precepto debian votar que si, porque habia un
advance en ]a reform. Hemos convenido sin que
ello marque una contradicci6n, y menos afin para es-
tar de acuerdo con el program de nuestro Partido
que era mas avanzado, de votar que si, pero no de-
jando de marcar la contradicei6n flagrante que hay
entire los que votaron en contra tanto de la enmienda
del Partido Acci6n Republicana, a nombre de la
familiar y del matrimonio, sin embargo, han estimado
que el precepto tal como esta redactado debian vo-
tarlo. Si eran tan defensores en un sentido tradi-
cional del matrimonio v de la familiar, no debieron
nunea mantener y estimar que nada menos que un
,precepto constitutional habria de igualar al hijo
adulterino con el hijo natural que se ha tenido an-
tes del matrimonio, sobre todo si en el moment de la
concepei6n tenian la amplitud para contraer matri-
monio.
(VWase como los arguments que se esgrimieron tan-
to en contra de la enmienda del senior Rey, o de la
enmienda de los Del],nil.. del Partido Acci6n Re-
publicana, cuando pediamos respect al concept de
]a filiaei6n del estado civil, de deelarar la igualdad
de derechos y obligaciones de padres e hijos, te-
niendo en cuenta solamente el objeto de la concep-
ci6n, no eran arguments sobre todo que se pudieran
llamar tales, con respect al matrimonio de la fa-
milia dentro del concept traditional y clasico, sino
que por el contrario, lo que perseguia era dejar








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 15


consagrada constituionallmerite esa ~istinci&n un
tanto arbitraria de hijo legitimo, de hijo natural y
de hijo adulterino, porque ain cuando despu6s en
e! pirrafo tercero quedan suprimidas en las actas de
inscripci6n el origen de la concepci6n, ello ha de
traer numerosos conflictos, y al mismo tiempo una
consideraci6n social con mayores dificultades para
la prneba en la investigaci6n de la paternidad y en
la consideraci6n de los derechos que aparentemente
le esta dando el parrafo segundo. Y es que esta
material, realmente, se puede enfocar a trav6s de
dos puntos: El principio matrimonial cldsico o el
principio de la filiaci6n que son muchas veees anti-
t6ticos afin cuando en el fondo con una moral so-
cial interpretada rectamente una con otra, y no cier-
tamente contraria al principio del matrimonio y a la
finalidad del matrimonio, base en que descansa la
familiar, este otro principio de la protecci6n del hijo
en el estado civil, para que no se convierta en una
carga pfiblica.
SR. PRESIDENTE (FERRO): Se va a dar lectura
al parrafo tercero del articulo 54 del Dictamen.
(El Oficial de Actas lo lee).
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Hay una enmienda.
Se le va a dar lecture.
(El Oficial de Actas lee nuevamente la enmienda
del sefor Parrado).
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Se pone a discusi6n.
:SR. PRfo SOCARRIS (CARLOS) : Sefior Presidente
y sefiores Delegados: Me parece que todas las en-
miendas cnclerran el mismo concept, expresado en
distintos t6rminos, y, por lo tanto, de acuerdo con
la Moci6n aprobada por esta Convenci6n, de que las
(nmiendas que se refieran al estilo o redacci6n pa-
sen a la Comisi6n Correspondiente, para que esta
escoja la mejor o people la misma, pediria que pa-
saran estas enmiendas a la Comisi6n de Estilo.
SR. PRESIDENT (FERRO): LEsta conforme la
Asamblea en que pasen a ]a Comisi6n de Estilo.
(Setales afirmativas).
Aprobado.
iSe pone a diseusi6n el p~rrafo tercero del Articulo
54 del Dictamen.
Tiene la palabra en contra el senior Boada.
SR. BOADA (ALBERTO) : Sefior Presidente y sefiores
Delegados: He pedido la palabra en contra, para
itilizar el medio reglamentario necesario al amparo
del cual solictar una pequefia modificaci6n a la pro-
pia Comisi6n Coordinadora. No estoy, por tanto,
oponi6ndome ni al concept, ni al espiritu, ni al
fondo del precepto que esta a discusi6n de la Asam-
blea; pero en su redacci6n aparece la forma siguien-
te: "No se consignarAn .... (sigue leyendo)".
Yo desearia llamar la atenci6n de ]a Asamblea,
hacia el hecho de que con anterioridad hemos apro-
bado el Articulo 40, que dice: (Lee).
Consignando, ademA~, la separaci6n del Estado
de-todas I:s ig esias. Y se me ocurre pensar, si el
precepto que estA sometido a debate, de cierta ma-
i.era, no interfere una funci6n internal, particular y
privada de algunos cultos.Deseo obtener esta acla-


raci6n de la Comisi6n Coordinadora, con el obje-
to de ver si en el seno de la misma existe algfin
otro fundamento, alguna otra raz6n que no sea la
que yo, por la simple lectura del proyecto en este
moment creo percibir.
Sn. PRfo SOCARRAS (CARLOS) : Pido la palabra pa-
ra nura aclaraci6n.
SR. PRESIDENTE (FERRO): Tiene la palabra el se-
ifos Prio Socarras.
Sn. PRIO SOCARR-S (CARLOS) : Para aclararle al
senior Boada que todavia existen en Cuba individuos
no inscriptos en los Registros Civiles, asi en forma
complementaria o supletoria, se trae su certificado
de bautismo, cuando haga falta determinar su fi-
liaci6n. 'Como todavia, pues, hay individucs cuyo
nacimiento tuvo efecto en aquella 6poca, en que no
existian los Registros, es por lo que no queremos
borrarlo.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Las partidas de bautismo,
a que se refiere el senior Prio Socarras, pueden servir
para sustituir a los certificados de nacimiento, que
son anteriores al C'6digo de 1882, y esas no pueden
ser alteradas.
SR. CORTINA (JOSL MANUEL) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (FERRO): Tiene la palabra el se-
iior Cortina.
SR. CORTINA (Josi MANUEL): Ampliando lo que
mi distinguido amigo el Convencional senior Prio
Socarr6s explicaba, quiero informar por qu6 se ha
puesto este precepto. En una 6poca que no es muy
remota. la filiaci6n se probaba por medio del cer-
tificado de bautismo, es decir, que ese era, con an-
terioridad al afio 1880, un document igual, a sus
eefetos legales a las certificaciones posteriores del
Registro 'Civil.
La Convenci6n Constituyente puede en sus reglas
ir hacia adelante y hacia atrAs, siempre que no realice
nna flagrante injusticia o niegue una verdad. Lo que
declara es que prohibe las calificaciones de filiaci6n,
pero ir a negar los hechos de donde nace la filiaei6n,
o sea, si los hijos se han producido por un matrimo-
nio o por relaciones de amor exclusivamente.
Lo que dice la Constituci6n es que el hijo, en cuan-
to a su filiaci6n, no tiene classes. Lo que se preten-
de con el precepto es que en todo certificado de
bautismo antigno o modern, cuando se vaya a ha-
cer la determinaci6n del nacimiento del individuo
bautizado, diga solamente el nombre del padre y el
de la madre que lo engendraron. La Constituci6n
quiere borrar las calificaciones y jerarquias mora-
les de los hijos, con ocasi6n del estado civil de los
padres.
*Lo que pretendemos es que en los certificados o
partidas de nacimiento no haya dos tipos de ciu-
dadanos y dos tipos de filiaei6n. Queremos que en
la calificaci6n del hombre que entra en la vida no
haya desigualdad alguna. Llevamos ahi tambi6n
el concept de que los cubanos son todos iguales an-
!e ]a Ley.
Queremos que todos tengan atm6sfera spiritual
igual para defenders dentro de la vida y luchar
por su mejoramientq, sin taras morales de ninguna









16 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


especie que puedan ser usadas para deprimirlos in-
justamente.
SR. BOADA (ALBERTO) : Es que el texto del ar-
ticulo proyectado no especifica, no dice certifica-
do de la partida de bautismo. Dice: "partidas de
bautismcs", y la partida de bantismo no es mas
que la incripci6n privada que se hace dentro de las
formalidades internal regladas por las autoridades
eclesiasticas de los distintos centros reconocidos que
practican el bautismo.
La libertad que se reconoce a las religiones no per-
mite que el Estado imponga f6imulas de redacci6n a
sus documents. Esos documents puramente reli-
giosos tienen que responder a ideales y normas fi-
los6ficas, que escapan a la acci6n direct del Esta-
do, en tanto se mantengan dentro de la moral cris-
tiana, aceptada por nosotros.
SR. PRiO SOCARRAS (CARLOS) : Certificaci6n refe-
rente a la filiaci6n, que es la partida de bautismo.
SR. FERRARA (ORESTES): Pido la palabra, senior
President, para una interrupci6n, con la venia del
senior Zaydin.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el se-
for Ferrara.
SR. FERRRAR (ORESTES): No tiene importaneia
]a cuesti6n en si; pero tienen una extraordinaria
importancia las palabras del senior Boada, y la du-
da que a 61 se le ha presentado, por lo cual creo,
one debe quedar muy bien aclarado en esta Asam-
blea, el punto de vista del Estado en relaci6n con la
Iglesia. El culto es libre; pero no todas las fun-
ciones de la Iglesia son libres. Ellas estAn todas some-
tidas a la autoridad del Estado. Por ejemplo: esta
cuesti6n de la partida de bautismo; por ejemplo:
el enterramiento en los cementerios, por ejemplo:
el orden piblico dentro de las Iglesias. De mane-
ra, que si hay libres Iglesias en un Estado libre, y
si hay cultos absolutamente libres para cada ciuda-
dano -siendo este un derecho- hay, sin embargo,
la supreme autoridad del orden pfiblico en todas las
euestiones que se relacionen con las Iglesias, y este
es el punto que deseo que quede contestado, y muy
bien aelarado, segfin lo presentaba nuestro compa-
'ero, senior Boada.
SR. ZAYDIN (RA6MN) : Creo que el senior Ferrara
como el senior Boada, los dos tienen raz6n. Pero
una cosa es lo que podriamos Ilamar la forma exte-
rior, y otra es la cuesti6n de fondo. La Iglesia es
libre; la Iglesia leva sus libros parroquiales para
la incripcion de los bautismos, y en esas partidas
el Estado no puede ingerirse...,
SR. FERRARA (ORESTES) : C6mo no?
SR. MARINEILO (JUAN): 1,Me permit una aclara-
ci6n el senior Zaydin
SR. FERRARA (ORESTES): Sefior Presidente y se-
fiores Delegados, con la venia del senior Zaydin: Isi
el Estado puede intervenir en los libros que yo lle-
vo, en mis cuentas de comerciante, c6mo no puede
intervenir en una funci6n casi pfiblica que ejerce
la Iglesia?
SR. ZAYDiN (RAM6N) : Lo voy a explicar, pero
ruego que no se interrumpa varias veces, porque de


otra manera no voy a poder terminar de expresar
mi modo de pensar.
'SR. MARINELLO (JUAN): i Me permit una acla-
raci6n el Dr. Zaydin.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Hasta que termine no pue-
do, porque de lo contrario no voy a exponer todo lo
que deseo decir. Asi es que pido excusas al senior
Marinello por no permitirle la interrupci6n y le
aseguro que despu6s le dare margen para ello.
Yo decia que una question era la forma y otra era
el fondo. Si yc declare que la Iglesia es libre,
en sus cultos, la Iglesia es libre en su organizaci6n
y la Iglesia tiene su organizaci6n y el sacramento
del bantismo; para constaneia de ese bautizo lleva el
libro parroquial para su inscripci6n. Alli el Estado
no se puede ingerir.
SR. FERRARA (ORESTES) : En cuanto al sacramen-
to no; pero en cuanto a la inseripci6n si.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Le voy a decir los moti-
vos porque no, aunquc el Dr. Ferrara repite tres
veces que si.
SR. RocA (BLAS) : Pido la palabra para una cues-
ti6n de orden.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el se-
fior Roca.
ISR. RocA (BLAS) : Yo quiero preguntarle al se-
fior Presidente -y en eso me parece que esta el des-
orden- si se esth discutiendo ]a Iglesia o el filtimo
pa;rrafo del Dictamen.
SE. PRESIDENTE (FERRO) : Se esta discutiendo el
filtimo parrafo del Dictamen.
SR. ZAYDIN (RAM6N): El argument que ha es-
grimido el senior Ferrara, de la intervenci6n del Es-
tado con los libros de contabilidad de las sociedades
mercantiles o de comerciantes, es por otra raz6n
completamente ajena. La raz6n es esta: porque el
Estado tiene impuestos, y para la fiscalizaci6n de
esos impuestos necesita intervenir en esos libros. En
cambio, las partidas de bautismo -y lo saben los abo-
gados- no son ya documents pfiblicos, las partidas
bautismales -y repito que lo saben los abogados
que se sientan en esta Convenci6n- no son ele-
mentos probatorios mas que en un caso de excepci6n,
cuando se trate de la filiaei6n de quienes se inseri-
bieron en los Registros parroquiales cuando no ha-
bia Registro Civil, antes del afio 18.82, porque en los
casos a que se referia el Dr. Cortina, o sea cuando
el matrimonio se estableci6 por una orden military
que los que se casaran religiosamente estaban obli-
gados los ministros o sacerdotes que celebrabran esos
matrimonios a inscribirlos en el Registro Civil, ello
no se referia a los hijos sino exclusivamente al esta-
do matrimonial, y lo declaraba asi la certificaci6n
matrimonial expedida por la parroquia como el docu-
mento pfiblico, porque para acreditar el estado civil,
el documeneto fehaciente, el document indubitado
es el del Registro Civil.
Por consiguiente, por eso es que el doctor Cor-
tina cuando contestaba las aclaraciones del senor
Boada no hablaba de la partida bautismal, sino ha-
blaba de las certificaciones. Y si fueran las certifi-
caciones, yo estaria de acuerdo en que se aclarara el








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 17


precepto. En las certificaciones de las partidas bau-
tismales, en la expedici6n del document es en lo que
el Estado si puede intervenir.
Vea el Dr. Ferrara y vean los demis sefiores Con-
xencionales que la afirmaci6n que hacia es funda-
mental: el Estado no puede decirle a ]a Iglesia co-
mo llevar los libros, como debe organizarlo ni coimo
debe abrir sus inscripciones, pero si le puede deeir,
porque ya es material que entra en la funci6n ju-
ridica del Estado en la expedici6n de los documen-
tos que deben llevar u omitir.
Por lo tanto, yo me permit sugerir que se ante-
ponga a "las partidas de bautismo" la palabra cer-
tificado de partida de bautismo que de acuerdo,
etc.', puesto que con ello estamos dentro de lo que
expresaba el senior Presidente de ]a Comisi6n Co-
ordinadora.
SR. PRIO SOCARRAS (CARLOS): Pidf--a palabra.
(SR. PRESIDENTE (FERRO): gEn qu6 sentido?
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Pido Ia palabra.
SR. PRIo SOCARRkS (CARLOS): No se ha consumi-
do ning-in turno a favor, senior Presidente y yo
voy a mantener el Dictamen tal como esta.
SR. ICHASO (FRANCISCO) : 1Cuantos turnos se han
dado para esto?
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Primero habl6 el senior
Ferrara y despues el senior Zaydin.
Tiene la palabra el senior Prio Socarras.
SR. PRfo SOCARRAS (CARLOS): Sefior Presidente
y sefiores Delegados: Yo creo que mi distinguido
compafiero y amigo el senior Zaydin no ha enfocado
bien el problema de este pirrafo del precepto. Se
refiere a las certificaciones de bautismo cuando _s-
tas van a ser empleadas pfiblicamente y hardn cons-
tar si es legitimo o ilegitimo el hijo de acuerdo con
lo establecidc en aquella 6poca, pues el Estado no
necesita intervenir en los libros de la Iglesia para
que no haga constar estos particulares, porque la
Iglesia en ningin caso hace constar en los libros si
el senior es casado legitimamente -porque a ella no
le importa el estado civil, sino si es casado por la
religi6n ca't6lica-, porqu'e paira el cat6lico miii-
tante el que no est6 easado religiosamente, conside-
ra al hijo ilegitimo tambi6n, porque para ella el
matrimonio vilido es el que se efectia por la Igle-
sia.
A eso no se puede estar refiriendo ni nosotros to-
nemos que intervenir en ello, porque la Iglesia lo
hard constar asi de acuerdo con su ritual, y no a
trav6s de lo que se trata de evitar en la filiaci6n eii
cuanto a la legitimidad del hijo, porque nos esta-
mos refiriendo precisamente a lo que la sociedad ci-
vil consider como legitimo o ilegitimo.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Una aclaraci6n; ademas,
como un razonamiento adicional se puede argumentar
que el Estado si tiene dereheo para que on 1as par-
tidas de bautismo no figure esta diferencia d? ios hi-
jos legitimos o ilegitimos, porque es interns del Es-
tado y de esta Constituyente que no conste en nin-
gfin lugar la diferencia.


SR. CORTINA (Jos MANUEL): Muy bien, en nin-
guna forma.
SR. PRio SOCARaIs (CARLOS) : Por otra part no
se puede aducir que en una certificaci6n, no se pue-
de alterar lo que dice el libro, pues entonces sobra-
ra este precepto no solamente para los que van a
exhibir certificado de partida bautismal, sino para
los que tienen certificado del Registro Civil, porque
entonces harAn constar, si quieren copiarlos al pie
de ]a letra, quien es el legitimo, quien es el ile-
gitimo, quien es el natural, porque lo dice el libro
de registro del Juzgado y no se consigna en el pre-
cepto constitutional que no se haga, sera para los
nifios la distinci6n, pero para los otros quedaran
siempre clasificados como legitimos o ilegitimos.
Por todas esas consideraciones y creyendo que ya
esto esta suficientemente aelarado, pido que se aprue
be ei precepto tal como viene en eT Dictamen.
SR. BOADA (ALBERTO): Pido la palabra.
Sn. PRESIDENTE (FERRO): Tiene la palabra el se-
for Boada.
SR. BOADA (ALBERTO): Sobre el extreme plan-
teado yo mantengo grande dudas, por falta de in-
formaci6n; ya que precisamente las partidas a que
se refiere este precepto segfin manifiestan miembros
de ]a Comisi6n, son las anteriores al establecimien-
to del Registro Civil, es decir, aquellas de bautizos
realizados pqr las iglesias, cuando el matrimonio
cat6lico tenia toda la fuerza legal, y que segfn ten-
go entendido el bautismo se producia exclusivamente
para los hijos de padres que estaban casados al an.
paro del culto religioso.
Natural ente que sobre estas cuestiones yo no me
consider con ilustraci6n bastante. No soy un prac-
ticante de ninguna religion, aero a todas las respe-
to y en presencia del precepto que estudiamos qui-
siera Ilegar con precision al prop6sito que anima a
la Asamblea y que yo personalmente comparto, sin
lesionar, en lo mus minimo, ]a libertad reconocida a
todas 1as creencias, porque esa libertad de la con-
eiencia humana es la supreme conquista de la civi-
lizaci6n occidental.
SR. PRio SOCARRlS (CARLOS) : Por eso es que no
se pueden expedir certificaciones de partidas de bau-
tismo, sino a aquellos que eran cat6licos.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : La Iglesia bautiza a los
hijos de padres cat6licos y ademis a los hijos de
padres desconocidos.
SR. PRESIDENT/ (FERRO) : 'Se pane a votaci6n
el parrafo tercero. SSe aprueba?
(Seiales afirmativas).
Aprobado.
SR. PRESIDENTE (FERRO): Se va a dar lecture
al articulo 56.
(El Oficial de Actas lee).
ARTICULO 56.
La nifiez y la juventud estar6n protegidos contra
la explotaci6n y el abandon moral y material.









18 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


El Estado, la Provincia y el Municipio organiza-
ran instituciones adecuadas al efecto.
.S. PRESIDENTE (FERRO) : Hay enmiendas. Se les
va a dar lecture.
(El Oficial de Actas lee)
ENMIENDA DE LA DELEGADO
DR.A. ALICIA HER.NANDEZ.
(Sustitutiva).
Articulo 56.-La nifiez y la juventud estin prote-
gidos contra toda explotaci6n y abandon; EL ES-
TADO CUBANO HACE SUYA LA "DECLARA-
CON DE GINEBRAA" 0 TABLA DE LOS DERE-
CHOS DEL NIRO.
El Estado, la Provincia y el Municipio organiza-
ran instituciones adecuadas al efecto.
EXPLICACION
DECLARATION DE LOS DEREC'IOS
DEL NINO.
Por la present "Declaraci6n de los Dereehos del
Nifio" llamada "Declaraci6n de Ginebra" los hom-
bres y mujeres de todas las naciones reconocen que
la humanidad debe dar a la infancia lo que tiene
de mejor, afirmando sus deberes fuera de toda con-
sideraci6n de raza, nacionalidad y creencia.
Esos derechos son los siguientes:
Primero:-Debera colocarse a los nifios en condi-
ciones de desarrollarse de manera normal, material
y espiritualmente.
Segundo:-Debera alimentarse a los nifios que tie-
nen hambre; los nifios enfermos deberan ser cui-
dados; deberA alentarse al nifio atrasado; guiar al
niflo descarriado; recoger y socorrer al huWrfano y
al abandonado.
Tercero:-En tiempos de calamidad el nifio debe-
r:a ser el primero en recibir auxilios oficiales.,
Cuarto:-Debera colocarse al nifio en condiciones
de ganar su vida y debera protegersele eficazmente
contra toda explotaci6n.
,Quinto:-DeberA educarse al nifio en el sentimien-
to de que sus mejores cualidades han de estar al ser-
vicio de sus semejantes.
(El Oficial de Actas lee)
ENMIENDA DEL DELEGADO
SENIOR AURELIO ALVAREZ.
Articulo 56. Adicional.
La Reptiblica hace suya la declaraci61 de Casa
Blanca, de 1931, sobre la salud y protecci61 lel nifio.
EXPLICACION.
Considerando: Que el articulo 56, Secci6n Prime-
ra. Titulo V del Dictamen de la Comisi6n Coordi-
nadora, dispone que la nifiez y la juventud sean
protegidos contra la explotaci6n y el abandon mo-


ral y material, asi com.o que el Estado, la Provin-
cia y el Municipio organicen institueiones adecua-
das a esos fines.
!Considerando: Que la Liga de las Naciones sent
los admirables principios que, relacionados con tan
important material, fueron recogidos en la llamada
"Declaraci6n de Ginebra" o Tabla de los Derechos
del Nifio, que adopt la Constituci6n espafiola de
1931, de igual mr.do que ordenan incorporar algunas
Constituciones al derecho positive del Estado, prin-
cipios juridicos o internacionales y lo hace una de
las bases ya aprobada de nuestro Proyecto, (articu-
lo 9 del Dictamen).
'Considerando: Que con posterioridad a la ex-
presada "Declaraci6n de Ginebra", un Congreso in-
ternacional de pedagogos, soci6logos, m6dicos y poli-
ticos eminentes, reunidos en Washington el afio 1931,
emiti6 la denominada "Declaraci6n de Casa Blanca"
sobre la salud y protecci6n del nifio, cuyos acuerdos
reproducimos a continuaci6n:
DECLARACION DE LA CONFERENCIA
INTERNATIONAL DE CASA BLANCA SOBRE
LA SALUD Y PROTECTION DEL NIRO.
"I.-Formaci6n spiritual y moral de cada nifio
para ayudarle a soportar la presi6n de la vida.
II.-E1 derech& mas precioso de cada nifio es la
comprensi6n y conservaei6n de su personalidad.
III.-Para cada nifio un hogar y el amor y la se-
ouridad que proporciona un hogar; y para el ni-
ifo que ha de recibir cuidados de personas extrafias,
el mejor sustituto de su propio hogar.
IV.-A cada nifio preparaci6n complete para el
nacimiento; a este fin recibird la madre cuidados
pre-natales, y post-natales.
V.-Para cada nifio protecci6n de la salud desde
el nacimiento, sin excluir la adolescencia. Esta pro-
tecci6n comprende: un cuidadoso examen peri6dieo
de la salud y, cuando sea necesario, cuidado de es-
pecialistas y tratamiento en un hospital; exAmenes
dentales peri6dicos y tratamiento de los dientes, me-
didas proteetoras y preventivas contra las enfer-
medades contagiosas y la garantia de un alimen-
to puro, leche pura y agua pura.
VI.-Para eada nifio, desde el nacimiento, contan-
do la adolescencia, fomento de la salud, incluvendo
la ensefanza de la higiene y un program de sa-
lud, ejercieio fisico y recreo mental, con maestros
e instructors bien preparados.
VII.-Para cada nifio una vivienda sana e hi-
gi6nica, con razonables disposiciones para el aisla-
miento, y libre de las condiciones que tienden a
contrarrestar el desarrollo; y el ambiente de un lu-
gar armonioso y estimulante.
VIII.--Para cada nifio una escuela libre de peli-
gros, higi6nica, bien organizada, iluminada y venti-
lada. Para los nifios mins pequefios creches y kin-
dergartens que complementen los cuidados del hogar.
IX.-Para cada nifio una comunidad que reconoz-
ca sus necesidades y lo proteja contra los peligros









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 19


fisicos, los dafios morales y la enfermedad; que le
proporcione lugares seguros y sanos para el juego y
el recreo y que atienda a sus necesidades culturales
y sociales.
X.-Para cada nifio una educaci6n que mediante
el descubrimiento y desarrollo de sus poderes in-
dividuales, lo prepare para la vida, y mediante el
adiestramiento y preparaci6n professional, le prepared
una vida capaz de proporcionarle un miximo de sa-
tisfacciones.
XI.-Para cada nifio una ensefianza y adiestra-
miento que lo prepare para una paternidad inteli-
gente; ]a creaci6n de un hogar y los derechos de la
ciudadania; y para los padres, una preparaci6n adi-
cional que los habilite para resolver sabiamente los
problems de la paternidad.
XII.-Para cada nifio una educaci6n para la se-
guridad y protecci6n contra los aceidentes a que lo
exponen las modernas condiciones de vida: Aque-
llas a que esta directamente expuesto o a las que
por falta o incapacidad de sus padres lo afecten in-
directamente.
XIII.-Para cada nifio que es ciego, sordo, tulli-
do o, en general fisicamente deficiente, y para el
nifio que es deficiente mental, los medics que des-
cubran y diagnostiquen prematuramente sus defi-
ciencias, le proporcionen cuidado y tratamiento y lo
adiestren, a fin de que sea para la sociedad un ca-
pital active, mis que una carga. Los gastos de es-
tos servicios deben ser de cardcfer piblico, cuando
no puedan ser cubiertos por la iniciativa privada.
XIV.-Para cada nifio que est6 en conflieto con ia
sociedad, el derecho de ser tratado inteligentemente
como una carga, no como un paria de la sociedad:
Con el hogar, la escuela, la iglesia, el tribunal de
justicia y el asilo organizado para devolverle, euan-
do sea possible, a la corriente normal de la vida.
XV.-Para cada nifio, el derecho de crecer en
una familiar con un tipo adecuado de vida y la se-
guridad de una lenta stable, es la defense mis se-
gura contra las desfavorables condiciones sociales.
XVI.-Para cada nifio proteoci6n contra el tra-
bajo fisico y mental que impida el crecimiento, que
limiten la educaci6n, que le prive del derecho de la
camaraderie, del juego y de la alegria.
XVII.-Para cada nifio rural servicios escolares
y sanitarios como los proporcionados al nifio de la
ciudad, dando a este fin a las families rurales
facilidades sociales, recreativas y culturales y dotar-
le de aquellos interests que la vida modern tiende
a substraer del nifio. Debe darse todo estimulo y
aliento a la extension y desarrollo de las organizacio-
nes voluntarias de la juventud; y
XVIII.-Para hacer possible esta protecci6n mi-
nima de salud y bienestar del nifio, debe haber en
cada distrito, condado o comunidad una organiza-
ci6n de la higiene, la educaci6n y el bienestar, ser-
vida por funcionarios que le dediquen todo su tiem
po y en coordinaci6n con un program para todo el
Estado. Dicha organizaci6n debe defender de un


servicio national de informaci6n estadistica e in-
vestigaci6n cientifica".
Considerando: Que esta filtima transcript decla-
raci6n, esti considerada por la autoridad de nuestro
ominente Pedagogo Dr. Alfredo M. Aguayo y par
otros critics autorizados, como la mejor orientada
para el cumplimiento pleno de los fines que persi-
gue el articulo 5G del Dictamen de referencia.
POR TANTO:
El Delegado que suscribe tiene el honor de propo-
ner a la Asamblea que con el fin de satisfacer las
necesidades vitales que entrafia tan important ma-
teria y para rendir debido tribute a la cultural in-
ternacional, nuestra Constituci6n haga suyos los
anotados principios, aprobando ]a siguiente enmien-
da adicional al pirrafo primero del articulo 56:
La Repiblica hace suya la "Declaraci6n de la Ca-
sa Blanca"', de 1931. sabre la salud y protecci6n del
niio.

(Fdo.) Aurelio A. Alvarez.
(El Oficial de Actas lee)
DECLARATION DE LOS DERECHOS DEL
NIRO DE LA HABANA
El I Congreso Nacional del Nifio, de la Habana
aprob6 por unanimidad la siguiente declaraci6n de
los derechos del nifo, presentada a dicha Asamblea
por el doctor Pablo F. Lavin, el 28 de diciembre
de 1928.
1.--El niiio tiene derecho al reconoeimiento abso-
luto de su derecho a la vida, fundamento esencial de
todos los demAs. El Estado debe convertir, en una
de sus funciones especificas la protecci6n de la in-
fancia.
2.--El nifio tiene derecho a nacer en condieiones
fisicas y sociales que determine su vida normal.
3.--El nifio tiene derecho a sus padres; las legis-
laciones positivas deben consagrar ampliamente la
investigaci6n de la paternidad y maternidad para
establecer ]a verdadera filiaci6n de modo que el ni-
io pueda recabar de sus padres los derechos que 1c
correspondent.
4.-El nifio tiene derecho a recibir de la socie-
dad los medics suficientes para desarrollarse libre-
mente asi en lo fisico como en lo spiritual.
5.-El nifio tiene derecho a ser protegido contra
toda elase de explotaci6n y muy especialmente a que
no se le dedique a trabajos que le impidan la asis-
tencia a la escuela, su descanso o su expansion en
el juego.
6.-El nifio tiene derecho a la alegria; todo lo que
le produzca dolor o tristeza debe impedirse, y en
cambio facilitarsele los medios de que juegue, can-
te, corra y ria para su distracci6n y desenvolvi-
miento de sus aptitudes corporales y est6ticas.
7.-El nifio tiene derecho a la educaci6n .de acuer-
do c(on los mas avanzados postulados de la Peda-
gogia.









20 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


8.-El nifio tiene derecho al amor de sus padres
y maestros, a los cuidados y atenciones de su' hogar
y de su escuela para poder realizar normalmente su
desarrollo integral.
9.-El nifio tiene derecho a mantener y desarro-
llar su personalidad, a que se le respete su vocaci6n
y se le estimule y apoye en sus naturales aptitudes.
Debe proporcionfrsele la manera de aprender el ofi-
cio o profesi6n con que ha de library su subsistencia
en lo fututro.
10.-El nifio tiene derecho a conservar su inocen-
cia. El nifio extraviado de las buenas costumbres
y que realice hechos delictuosos tiene derecho a que
se le juzgue por tribunales especiales; y cuando se
le recluya o aisle que sea en reformatorios adecua-
dos done se asegura su perfeccionamiento.
El Comit6 de Votos y Resoluciones del Primer
Congress Nacional del Nifio, acord6 a propuesta del
Doctor Pastor del Rio:
"Suplicar a la Secretaria de Instru'cci6n Pfbli-
ca y Bellas Artes, la publicaci6n de la trascenden-
tal Declaraci6n de los Derechos del Nifio que se ha
denominado Declaraci6n de la Habana aclamada por
el Congress y formulada por el doctor Pablo F. La-
vin en admirable ponencia, con el objeto de distri-
buirla profusamente entire las escuelas pfiblicas y
demAs instituciones de cultural.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Sefiores Delegados: En
la sesi6n anterior estaba a discusi6n la enmienda de
]a sefiora HernAndez de la Barca. Por consiguiente,
se va a continuar la discusi6n sobre dicha enmienda.
SR. BOADA (ALBERTO) : Pido la palabra en contra.
SR. PRESIDENTF (FERRO) : Tiene la palabra el se-
fior Boada.
SR. BOADA (ALBERTO) : Sefior Presidente y sefio-
res Delegados: Mas que para oponerme a la enmien-
da presentada por la sefiora Alicia Hernandez, me
levanto para defender, en una forma integral, el dic-
tamen de la Comisi6n Coordinadora.
El Dictamen, en forma conereta, suscinta, con
muy pocas palabras ,abarca el concept amplio de
protecci6n a la nifiez y a la juventud, tanto en
un orden material como moral. El Precepto Cons-
titucional no necesita mbs para la finalidad que se
persigue. Es la declaraci6n del principio, es la de-
claraci6n de la idea que ha de desenvolverse des-
puks en la legislaci6n que se produzca para realizar
esta funci6n de beneficeencia piblica y de protec-
ci6n a la nifiez.
Dice mis el precepto que trae a nuestra consi-
deraci6n la Comisi6n Goordinadolra;, fija de una
manera precisa que el Estado, la Provincia y el Mu-
nicipio organizarin instituciones adecuadas para la
realizaci6n del generoso prop6sito que nos anima.
Estas instituciones serin constantemente modifica-
das al correr del tiempo; no se podria en mode al-
guno sustentar las mismas orientaciones para regir
los destines de lo que se llamaba antes un Refor-
matorio, por ejemplo, con lo que en la actualidad se
denomina una escuela de orientaci6n infantil.


No han transcurrido tantos afics, y sin embar-
go, se ha modificado radicalmente el concept del
trato social a la juventud y a la nifiez; por tanto,
que lo que nosotros fijemos en la Constituci6n d6
la oportunidad para que constantemente, a media
que advance, dia tras dia, el progress de estos pro-
blemas educacionales, el Congreso de la naci6n ten-
ga siempre las puertas abiertas y las manos libres
para la adopci6n de las medidas reformatorias indis-
pensables.
Se present en una de las pasadas sesiones por
nuestra distinguida compafiera ]a sefiora Alicia
Hernandez, una enmienda para que se incorporara
a este precepto la Declaraci6n de Ginebra. La De-
claraci6n de Ginebra, suficientemente conocida, per
tener cardcter international, envuelve una series de
principios que no niegan, sine que mas bien se am-
plIan por los que tenemos cousignados en el Proyecto
de Constituci6n.

Yo me opongo a esa Declaraci6n, naturalmente,
porque ella no es mAs amplia, ni mas generosa, ni
abre mas extenso horizonte hacia un camino de mejo-
ramientos; pero me opongo, tambi6n porque si fuera
necesario que la CGonstituci6n del Estado cubano
consignara una Declaraci6n de esta naturaleza, abo-
garia por la Dleclaraci6n de los Derechos del Nifio
del Congreso de Maestros, de la ciudad de la Haba-
na con posterioridad a la Declaraci6n de Ginebra.
Porque bien estA que nosotros estudiemos juicio-
samente los problems quc confront la sociedad cu-
bana; bien esta que nuestras preocupaciones nos
conduzcan a contemplar come otras sociedades han
resuelto problems id6nticos o semejantes, bien est6
que busquemos en fuentes exteriores aquellas solu-
ciones adoptadas ya para satisfacer plenamente las
intranquilidades que la evoluci6n social han hecho na-
cer en nuestros espiritus inquietos y ansiosos de
progress, pero cuando en circunstancias como las
presents se hallan a nuestra disposici6n soluciones
propias, cubanas, nacidas del studio y la reflexi6n
de nuestros hombres de capacidad y experiencia, en
virtud de studios hechos en la contemplaci6n de rea-
lidades nacionales, yo preferir6 siempre y defen-
der6 con calor y energia, las doctrinas y las ideas
que tengan un origen national.

Hay, sefiores Delegados, una literature muy her-
mosa y abundante sobre estos problems. No sola-
mente la Declaraci6n del Congreso de la Habana;
pudi6ramos traer a la consideraci6n de la Asamblea
la Declaraci6n del Congreso de El Salvador, la de
Buenos Aires, la del Uruguay, ]a Declaraci6n, co-
mo propone tambi6n nuestro distinguido compafiero
el senior Aurelio Alvarez, de Casa Blanca; pues bien,
estas Declaracipnes se han producido porque a tra-
v6s del tiempo, a media que se ha reunido un Con-
greso de educadores, en distintas latitudes, esas De-
claraciones han sido mas extensas, m6s completes, de
acuerdo con la oportunidad en que esas reuniones
nacionales o internacionales se han verificado. Ga-
briela Mistral, cumbre del pensamiento y de la idea,
representaci6n vigorosa de la intelectualidad, ha de-
jado a la posteridad las mas bellas pdginas con-
sagrando los Derechos del Nifio, come en una su-









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 21


blime llamada do amor a las generaciones presen-
tes y futuras.
Yo solicito, por tanto, de la Asamblea, que rechace
las enmiendas que se han presentado; no porque en
el fondo, ni por sus principios ni por su ideas, ni
por sus prop6sitos, sea el Delegado que habla con-
trario a las mismas, sino porque todas y cada una
de esas declaraciones y cuantas mis se realicen en
el future quedarAn compdendidas en el pirecepto
amplio que ha establecido el Proyeeto de la Comisi6n
Coordinadora.
Por estas razones yo demand de la Asamblea que
deje el camino expedite a todos los progress, a to-
das las ideas del present y del porvenir, a todas
las orientaciones del future, no cerrando las puertas
con preceptos estrietos, para que nos den siempre
una esperanza de ser cada dia mejores, cada dia
mas generosos en la defense del nifio y en la de-
fensa de la juventud.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra la se-
flora HernAndez.
SRA. HERNANDEZ DE LA BARCA (ALICIA): Senior
President y sefiores Delegados: No voy a hacer
cuesti6n de negra hornilla el que sea o no aprobado
el precepto que he presentado a esta Asamblea. No
es ni siquiera el deseo de exteriorizar ante los com-
pafieros la vehemencia con que defendemos siempre
las cuestiones del nifio y de la escuela.
Es seneillamente, porque creo que en una Cons-
tituei6n donde se han hecho tantas y tantas decla-
raciones mis o menos adecuadas, no tiene nada de
particular que vaya esta otra, a la que no le he
prestado en manera alguna mi maternidad; per-
tenece a otras lumbreras del pensamiento, de la pe-
dagogia y de la sqciologia.
Quiero expresar, ademis, gue el senior Boada no
ha consumido un turno en modo alguno en contra de
la Enmienda presentada por la Delegado que habla.
Lo ha heeho, a mi modo de ver, en contra de
las declaraeiones 1amense de Buenos Aires, de la
Habana, etc. y no de ]a de Ginebra, porque el se-
fior Boada ha hecho brillantemente un anAlisis de la
particularidad y el peligro que pueden tener esas
declaraciones, nunca las de Ginebra, que establecen
preceptos universales, eternos, prineipios que tiene
toda ciencia, principios que tiene caracteres de eter-
nidad. Tan es asi, que las mismas palabras del
senior Boada aseguraron que los maestros del mun-
do que se han reunido no han hecho mas que parti-
cularizar de acuerdo con las impresiones del momen-
to y del lugar, sin variar nunca los concepts ge-
nerales. Han particularizado inica y exclusivamen-
te de acuerdo con la 6poca y con el concept que
recogieran transitoriamente de la Educaci6n, pero
sin variar esos principios bAsicos.
Tal vez esta tarde parezca un poco romintica y has-
ta latosa mi disertaci6n. Me temo que con algu-
nas aseveraciones que voy a hacer pueda lastimar el
sentir y el pensamiento de algunos Delegados. Pido
perd6n por ello, pero la realidad es que cuando los
hombres se reunen para hablar de cuestiones gene-
rales que afectan a la nacionalidad y al orden pfi-


blico hablan de todo, hablan de organizaci6n del
Estado, hablan de economic, pero cuando se llega
a la parte fundamental y bAsica de la sociedad, del
nifio, talmente parece que los que nos tomamos esa
demand estamcs haciendo mfisica y estamos hablan-
do de mis. El senior Boada, que se express como
1l sabe hacerlo, y en este caso, con conocimientos es-
peciales, por ser professor, no tuvo la atenci6n, ex-
presa, que presta la Asamblea a otros problems y
que ha prestado y que prestari ain mas, cuando
vengan, por ejemplo, las magistraturas.
De manera, que no me asombra hablar en esta tar-
de para mi si fuera asi y para algunos otros De-
legados;
SR. BOADA (ALBERTO) : Lo que pasa es que el
senor Boada tiene por norma hablar uinicamente de
lo que sabe y no como hacen algunos Seiiores De-
legados que hablan de todo, de lo que saben y de lo
que ignoran.
SRA. HERNiNDEZ DE LA BARCA (ALICIA) : Me sor-
prende tal interrupei6n. Yo le quiero explicar al
senior Boada, que yo asi lo declare. El senior Boada
habla atinadamente del asunto, y no me refer a
que hablara o no de cuestiones que sabe, sino exclu-
sivamente a que hay Delegados que tienden a ciertas
cuestiones que screen fundamentals y otros no, y
que padecemos siempre del mismo mal, cuando se
liega a la escuela y al nifio, parecen menudencias.
Pero, no importa, yo sigo hablando aunque parez-
ca latosa. Cuando present la Enmienda a la Asam-
blea, tenia delante la de Ginebra; la de la Casa
Blanca, y posteriormente, estudie la de la Habana.
Aqui la tengo en la Revista "El Sembrador" del
afio 29; no han hecho mas esas declaraciones poste-
riores que particularizar las declaraciones de Gi-
nebra, y precisamente, cuidadosa de que la 'Cons-
tituci6n pueda tener esa vigencia por largos afios, he
propuesto a la Asamblea que se adopted la de Gine-
bra, por tener carActer eterno y universal, y en mo-
do alguno, aunque cambie la Pedagogia, y la Peda-
gogia cambia constantemente, ya que ha de ser como
la vida, no ha de oponerse de ninguna manera, en
ningfin moment, a esas declaraciones de Ginebra.
Los sefiores Delegados puede que las hayan leido,
despu6s que han repartido copias.

AdemAs, quiero expresar sinoeramente que no me
opongo a ]a Enmienda de Casa Blanca, a la de la Ha-
bana, a la de Buenos Aires ni a la de Madrid; siem-
pre que sean en -beneficio del niflo, bienvenidas sean.
Lejos de ello, felicito al compafiero Aurelio Alvarez,
que contrario a muchos hombres pfiblicos, pone su
talent, su ejecutoria y su experiencia al servicio
del nifio cubano, es decir, enfoca la soluci6n de nues-
tros problems: el nifio, y pido a esta Asamblea que
le preste garantias a lo que dice el Dictamen de
una manera generosa y bella si se quiere, aunque
parezca romlntica. Yo creo que no estarian de mas
en la Constituci6n estos precepts de Ginebra, que
son, como he dicho, eternos y universa]es.

SR. PRESIDENTE (FtRRO) : Sefiores Delegados: a
votaci6n la Enmienda. Los que est6n conformes se
servirdn levantar el brazo.








22 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


(La mayoria de los seiiores Delegados no lo hace).
Rechazada.
SR. PRESIDENTE (FERRO): Se va a dar lectura
a otra Enmienda.
(El Oficial de Actas da lectura niuevamente a la
Enmi'-nda d~l senor Avrelio Alvarez).
SR. ANDREU (JOSI R.) : Pido la palabra en contra.
,SR. ALVAREZ (AURELIO) : Pido la palabra, a favor.
SE. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el se-
flor Andreu, en contra de la Enmienda.
SR. ANDREU (JOSf R.) : Sr. President y Sres. De-
legados: En relaci6n con el problema que estamos
debatiendo, poco puede ailadirse a la brillante ex-
posici6n realizada hace algunos moments por nues-
tro distinguido compaiiero el senior Boada, pero quie-
ro agregar unas palabras en oposici6n a la Enmien-
da del senior Aurelio Alvarez, porque rechazo el se-
iialamiento en las prescripeiones constitucionales, de
toda declaraci6n en relaci6n con la protecoi6n a la
nifiez, que sefiale de una manera especial una Con-
ferencia en cualquier 6poca o lugar prefijados. La
protecei6n a la niiiez y su planteamiento, en lo que
tiene de beneficencia, en lo que tiene de beneficio
social, en lo que tiene de ensefianza,.es modificable
con el tiempo, con el advance de la cultural, con el
advance de la civilizaci6n y con el sentimiento de con-
fraternidad que reina entire los hombres, y estos sen-
timientos, estas ideas se modifican con el tiempo, y
esta misma tarde lo estamos observaindo en esta
Asamblea, cuando la distinguida compafiera sefiora
Hernandez, prefiere la Declaraci6n de Ginebra, y
un compafiero tambien muy estimado prefiere la de
Buenos Aires o la de Casa Blanca, esto muestra la
modificaci6n que hace tiempo viene ocurriendo en
deelaraciones que se refieren a la protecci6n del
nifio, protecei6n que, como muy bien decia el senior
Boada, esta ampliamente garantizada en el Dicta-
men.
Por eso le querido consumer este breve turno en
contra de la Enmienda del senior Aurelio Alvarez,
porque creo imprudente la declaraci6n en la Cons-
tituci6n de determinada Conferencia Internacional
que se refiera de manera concrete a la proteeci6n del
nino.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el se-
fior Alvarez, a favor.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Sefior Presidente y se-
fiores Delegados: Es para explicar brevemente la
Enmienda.
Ocupo la atenci6n de la Asamblea, cuando no tu-
ve el prop6sito de hacerlo, al haberse rechazado la
Enmienda de la Delegado Alicia Hernandez, y en
vista de la impugnaci6n que le ha hecho el senior An-
dreu, lo que me obliga a intentar justificar el por
que de mi Enmienda.

Niega el que habla que el senior Boada ni el se-
fior Andreu, hayan aducido un solo fundamento su-
ficiente a determinar la desaprobaci6n de la En-
mienda. Unicamente han demostrado que no han


Estudiado ni la Dcclaraci6n de Ginebra, ni la Decla-
raci6n de Casa Blanca. Ambas Convenciones, am-
bos acuerdos de Congresos Internacionales, recogen
de un modo amplio lo que fu6 el criterio...
SR. BOADA (ALBERTO) : Me permit una inte-
rrupci6n con la venia de la Presidencia? Yo no he
combatido ninguna de las deidlaraoionles presenta-
das a esta Asamblea. Las conceptue todas exceleo-
tes, y declare al compafiero Alvarez, que no sola-
mente las he estudiado, sino que las tengo aqui a
]a disposici6n de la Asamblea, y que lo que yo he
sostenido es que el precepto de caricter general que
present la Comisi6n Codrdinad(ora, abjrca todas
las posibilidades del porvenir, sin que en ningfin
moment yo haya combatido ninguna de las deela-
raciones presentadas.
Sn. ALVAREZ (AURELIO): Tanto la Declaraci6n
de Ginebra, como la de Casa Blanca, saben los se-
fiores Delegados, fue la resultancia de studios de
un Congress integrado per eminentes soci6logos, pe-
dagogos, m6dicos, y politicos. Fu6 una declaraci6n
de principles de caracter general que tanto la Dele-
gada Alicia Hernandez, tengo la seguridad de que
ese fu6 su prop6sito, como el que habla, desearia-
mos que la Constituci6n recogiera, como fundamen-
to para una future legislaei6n, protector de la sa-
lad, de la educaci6n y del nifio. No eambiaran los
fundamentos de esas declaraciones por muchos afios.
Pero desea el que habla, sobre todo, que esta Conven-
ci6n rinda un homenaje a la cultural international
en cuesti6n de tanta importancia como es la atenci6n
a la educaci6n y protecci6n a la salud del Nifio. No
se diga que no es prictica constitutional recoger
declaraciones de esta naturaleza en los textos cons-
titucionales, porque lo han hecho otras Constitueio-
nes, lo saben los sefiores Delegados, y porque ya la
nuestra ha declarado hacer suyos los principios del
Derecho Internacional universalmente aceptados por
todas las naciones.
Consiguientemente, quisimos la Delegada IHernAh-
dez y el que habla, sentar, no una base abstract,
sino principios fundamentals en defense y protec-
ci6n del nifio.
La Asamblea, al rechazar la proposiei6n de la se-
fiora Hernandez defini6 su criteria.
El que habla ruega finicamente que se lleve al Dia-
rio de Sesiones la Declaraci6n de ]a Casa Blanca,
cuya Enmienda hube de proponer a la Asamblea,
para que conste literalmente la Moci6n con los Con-
siderandos que fueron formulados. Y, nada m6s.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Sefiores Delegados: So
pone a votaci6n la Enmienda. Los que esten con-
formes se servirdn ponerse de pie.
(La mayoria de los seFnores Delegados permanece
sentada).
Rechazada.
'Se va a dar lectura al articulo 56 del Dictamen.
(El Oficial de Actas lo lee nuevamente).
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Los que est6n conformes
se serviran ponerse de pie.









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 23


(La mayoria de los seiores Delegados se pone de
pie).
Aprobado.
S'. COUERVO( (PELAYO): Sefior Presidente: El
problema de las obligaciones moratoriadas y la re-
troactividad de las Leyes, habia sido pospuesto pa-
ra discutirlo en la tarde de hoy.
SR. CORTINA (JOPE MANUEL) : Sefior President:
Para informarle al senior Cuervo Navarro y hacer
una sfiplica a la Asamblea, pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (FERRO): Tiene la palabra el se.
fior Cortina.
SSR. CORTINA (JOSE MANUEL) : Sefior President y
sefiores Delegados: Efectivamente, se acord6 tra-
tarlo en el dia de hoy, pero yo ruego a los seiio-
res Delegados que se muestren conformes con la
idea que tengo, product de la deliberaci6n que he-
mos tenide en relaci6n con ese important proble-
ma, y con el sincere deseo de que acertemos todos.
A esos efectos, hemos creido necesario, viendo las
distintas soluciones que se han propuesto estudiar
todas de nuevo, para ver si encontramos una f6r-
mula armonica que sea satisfactoria para el cri-
terio de todos.
;Por consiguiente, nosotros pedimos que se pospon-
ga el debate definitivamente, para el pr6ximo jueves.


SR. PRESIDENT (FERRO) :
Asamblea con la proposici6n
]egado senior Cortina?


I Esth de acuerdo la
formulada por el De-


(Senales afirmativas).
Aprobado.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Sefior Presi-
dente: Yo quisiera que si hay algunas nuevas Enmien-
das sobre dicho asunto, que se ordenase su impresi6n
:y reparto entire todos los sefiores Delegados, porque
tengo entendido que despu6s de la Enmienda for-
mulada por el senior Casanova se ban formulado
otras mAs.
SR. PRESIDENT (FERRO) : Asi se hard.
iSe va a dar lectura al articulo 58.
'(El Oficial de Actas lee).
SECTION SEGUNDA
CULTURAL
ARTICULO 58.-El arte y la ciencia constituyen
intereses primordiales del Estado. Son libres la in-
vestigaci6n cientifica, la expresi6n artistic y la pu-
blicaci6n de sus resultados, asi como la ensefianza,
sin perjuicio en cuanto a 6sta, de la inspecci6n y
reglamentaci6n que al Estado corresponde.
Sn. PRESIDENTE (FERRO): Se va a dar lectura
a las Enmiendas.
(El Oficial de Actas lee).
A LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE
ENMIENDA MODIFICATIVA DEL
S ..ARTICULO 58 DEL DICTAMEN


Se substitute la oraci6n final del Art. 58, despu6s
de la palabra ensefianza, con lo siguiente:
sin perjuicio de la autoridad del Estado para re-
glamentar e inspeccionar esta ultima.
(IFdo.) Aurelio A. Alvarez.
(El Oficial de Actas lee).
A LA CONVENTION CONSTITUYENTE.
El Delegado que suscribe propone, en relaci6n con
el Dictamen de la Comisi6n Coordinadora, la si-
guiente
ENMIENDA:
El artieulo 58 de la Seeci6n correspondiente dirh:
"La cultural, en todas sus manifestaciones, cons-
tituye un interns primordial del Estado. Son libres
]a investigaci6n cientifica y la publicaci6n de sus
resultados asi como la ensefianza, sin perjuicio en
cuanto a 6sta, de la inspecei6n y reglamentaci6n que
al Estado corresponda y que las ]eyes establezean''.
FUNDAMENTOS
Se modifica la .oraci6n final del precepto pro-
puesto por el Dictamen para darle un sentido mis
general, incluyendo manifestaciones culturales que
no son estrictamente artisticas ni cientificas.
Se modifica igualmente la frase final del precep-
to del Dictamen para referir concretamente el de-
recho de inspecci6n y reglamentaci6n que al Estado
se atribuye a la ley, mediante la cual ese derecho
eminente se hard efectivo.
(Fdo.) Jorge Mafach Robato, Delegado.
SR. PRESIDENTE (FERRO): Se pone a discusi6n
la Enmienda del senior Mafiach.
SR. ICHASO (FRANCISCO): Sefior Presidente: Pido
la palabra a favor.
SR. FERRARA (ORESTES) : Pido la palabra en con-
tra.
,"., PRESIDENTE (FERRO): Tiene la palabra el sd -
for Ferrara, en contra de la Enmienda.
ISR. FERRARA (ORESTES) : Sefior Presidente y se-
fiores Delegados: en realidad no me opongo expre-
samente a la enmienda, ni me opongo expresamente
al articulo 58. Me opongo a todo el Titulo, y me
opongo al sabor que se le ha dado a esta Consti-
tuci6n nuestra o Proyeeto de Constituci6n. Estoy ha-
ciendo un examen estadistico del nfimero de veces
que se menciona la palabra "Estado", y comparin-
dolo con el nfimero de veces que se menciona la pa-
]abra "Estado" no s6lo en nmfltiples constitucio-
nes democrfiticas yliberales, sino tambidn en paises
totalitarios, y ya tengo la seguridad, sefiores Dele-
gados, que en ninguna parte del mundo otra Cons-
tituci6n pronuncia la palabra "Estado" el nime-
ro de veees que se encuentra escrita en nuestro Pro-
yecto Constitucional, tan libre y democrdtico.
Un campesino de la Toscana, en tiempos preteritos,
fu6 a ver a Francisco de MBdicis, senior de Floren-
cia, porque un pariente del Jefe de Estado queria









24 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


apropiarse de un vifiedo del pobre desgraciado cam-
pesino y le hizo este breve discurso: Vos sab6is,
porque hab6is vivido much, que este mundo cami-
na a fuerza de epidemias... (lee)...
En la modernidad hay la epidemia del Estado: la
epidemia del Estado ha sido el totalitarismo: ha
surgido el nazismo, se ha constituido el fascismo,
SEn nombre de qu6 se han constituido el fascismo
y el nacismo? En nombre de la fuerza colectiva de
la Naci6n elevada a Estado, de la existencia eterna
del pais, y no circunstancial; el individuo ha decai-
do; los derechos individuals se mantienen en todas
parties como meras fronteras, detrAs de las cuales,
no hay posibilidad de ejercer ningin derecho; se
mantienen los Parlamentos, porque es fitil saber que
hay un Parlamento en Alemania y un Parlamento
en Italia; pero son, como decian los romanos: "Ani-
ma sine corpore", hombres sin cuerpos, sin vida.
Ahi, en estos paises, el ciudadano no puede ejer-
eer todos los derechos. Sin embargo, estos dere-
chos estAn regulados por la Ley; el Estado intervie-
ne en la regulaci6n de estos derechos. El ciudadano
goza de una cierta garantia; pero es la garantia que
el Estado le ha dado. La propiedad existe; pero en
la forma en que el Estado la ha definido. La cul-
tura es enorme; pero dentro de las lines qud el Es-
tado le da, y bajo su protecci6n, y sabido es, que pro-
tecci6n no es un acto unilateral, sino que en la pric-
lica de la vida es un acto bilateral. Todas las
funciones formales de la vida existen. El ciuda-
dano se desenvuelve, el individuo puede moverse li-
bremente; pero dentro de un circulo restringido.
El viejo liberalism, al cual, yo siento en el alma,
satisfaeci6n y goce de pertenecer afin; el viejo libe-
ralismo que pone al individuo por encima de todo,
el viejo liberalism que surgiera de la Revoluei6n
francesa y se aflrm6 en el 48; el viejo liberalism,
esta desapareciendo. Todavia en paises como el
nuestro, nos aferramos a 61 f6rreamente. En el
fondo del alma nuestra, en el fondo de nuestras
instituciones, en la practice de la vida, el libera-
lismo esth verdaderamente muerto.
No niego que hay bellas palabras, que se pueden
escribir en una Constituci6n, con mayor satisfac-
ci6n, cuando se habla del Estado, que cuando se
habla de este derecho. Yo s6 que todos, desde la
infancia de la humanidad hasta nuestros dias he-
mos querido crear un Dios protector. S6, que en
la vida colectiva queremos crear un orden protector,
esta en la infelicidad de la naturaleza, en la des-
gracia de Ad6n, esta en el pecado original, por-
que todo hombre, siempre, se ha puesto de rodillas
delante de otro hombre, y por eso hemos creado esta
instituci6n del Estado, indispensable s6lo'dentro de
limits muy estrechos; pero destructor de t.oda ener-
gia de la personalidad humana, si se le ensanchan
sus actividades.
Nuestra Constituci6n protege la familiar, promue-
ve la maternidad, rige supreme en el patrimonio,
toma interns primordial en las cieneias y en las ar-
tes, (lee)...
El Estado ha intervenido para poder determinar
el que puede poseer y el que no puede poseer en de-


terminadas causes, por ejemplo, mi amigo y dis-
tinguido hacendado senior Casanova, puede tener un
ingenio y puede tener una colonia y puede comer-
ciar en azicar, y el senior que tiene el honor de ha-
olaros no puede comprar una colonia, no puede te-
ner un ingenio, sino pagando aquel sobreprecio que
el Estado ha concedido a los pocos poseedores, por-
que le ha dado la imposibilidad de crear nuevos in-
genios y de crear nuevas colonias...

,SR. ROCA (BLAS): Pido la palabra para una li-
gera interrupci6n, con la venia del senior Ferrara.

SR. FERRARA (ORESTES) : Con much gusto.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el se-
fior Blas Roca.

SR. ROCA (BLAS) : Para llamar la atenci6n de que
en este mismo moment se han trascurrido once mi-
nutos de estar hablando el senior Ferrara. Por tan-

to, pido que se concedan otros diez minutes para que
61 pueda terminar su bellisima oraci6n.

SR. CASANOVA (JOSE MANUEL) : Propongo que
se permit continuar en el uso de la palabra al doc-
tor Ferrara.

SR. PRESIDENTE (FERRO): EstAn de acuerdo los
sefiores Convencionales en que se amplie el debate
por diez minutes?

SR. SUAREZ FERNiNDEZ (MIGUEL) : Yo estoy con-
forme con la ampliaci6n de los diez minutes, pero
que el time-keeper siga guardando el tiempo.

SR. PRESIDENTE (FERRO) : Esta de acuerdo la
Asamblea ?
(Se ales afirmativas).

Aprobado. Continfie en el uso de la palabra el
doctor Ferrara.
SR. FERRARA ('ORESTES): Yo hablo en esta Asam-
blea por deber y s6lo cuando tengo algo que de-
cir. No tengo interns, ninguno mis, que el que se
League a una Constituci6n lo menos mala possible; no
tengo otro interns; pues no soy candidate, y a Dies
gracias, no lo ser6 nunca.
Ahora, dentro del concept que se ha formado de
esta nueva organizaci6n pfiblica, yo encuentro que
se habla de tutela y protecci6n, de nacionalismo, de
]a protecci6n nacionalista. Se habla de la conti-
nuidad en que hay que considerar al pais, y no del
moment de las situaciones precarias, de las situa-
ciones sucesivas y oscilantes; encuentro much iden-
lidad entire nuestro document o Proyeeto que es-
tamos estudiando, y las afirmaciones de otros gran-
des paises sobre la material.
"La naci6n -dice uno de los documents que yo
luego dir6-, no es una simple suma de los indivi-
duos... (lee).

Parece un parrafo 6ste de los bellos discursos de
nuestro amigo Marinello, o parece una declaraci6n









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


constitutional nuestra en que se habla tanto de tute-
la. .En cambio, distinguidos colegas, se trata del
program del Partido Naeional 'Fascista, que con las
palabras que yo he indicado inicia su program.
Giovanni Gentile es el te6rico del Fascismo en Ita-
lia, conoeido fuera de Italia, fil6sofo notabilisimo,
uno de los mis grandes de la 6poca, ha explicado
con palabras magnificas los fines, las ideas, los prin-
cipios del Fascismo, porque en realidad, el Fascismo
tionen tambien sus altas finalidades, s6lo que los fas-
cistas so difereneian de los dem6cratas y liberals
porque ellos quieren la autoridad supreme del Es-
tado, y los dem6cratas liberales queremos la autori-
dad supreme del individuo; Giovanni Gentile, ha
discutido el liberalism, y ha hecho un examen en-
tre los dos liberalismos que 1 sostiene que existen.
A uno lo llama liberalism viejo, 6ste liberalism del
48, a cuyo liberalism yo me he aferrado, y otro que
llama liberalism nuevo. Quiere decir, como me decia
en dias pasados el distinguido colega nuestro, el
senior Martinez SAenz, que desde aquellos tiempos
de Marti y precedentes hasta nuestros tiempos, han
venido otros factors que hay que tenerlos en cuen-
ta, y estos factors son, sobre todo econ6micos.
Pues bien, yo me aferro a este liberalism vie-
jo. Giovanni Gentile, con su mentalidad de fil6-
sofo, ha distinguido el viejo y el nuevo liberalism.
Y voy a dar lectura a unas palabras, que tengo la
seguridad que se podrian poner como preAmbulo
de nuestro Proyeeto Constitucional. Giovanni Gen-
tile es el fascista por excelencia, quizas el m6s cul-
to de todos los fascistas de la tierra.
"Hay un liberalism que encuentra... (lee).
Y, es, sefiores, y 6stas son palabras mias, lo que
decia el senior Blas Roea a prop6sito de Rusia; c6mo
.:uer6is que se oponga al regimen, si el regimen lo
ha hecho odiar al capitalism, c6mo quer6is que se
cponga al regimen para hacer venir a los capita-
listas de tiempo viejo, sin pensar, senior Blas Roca,
que las cuestiones superiores a los 6xitos de la lucha,
la cuesti6n esti en el fin fundamental que el indi-
viduo tiene al vivir en la sociedad, que es, no obede-
cer a las instituciones como se han preparado, sino
querer sus propias instituciones.
!SR. ROCA (BLAS) : IMe permit el senior Ferrara
una interrupci6n ?
SR. FERRARA (ORESTES): Esta bien, pero me qui-
ta los minutes.
(Risas).
SR. PRESIDENTE (FERRO): Tiene la palabra el
sefor Blas Roca.
SR. ROCA (BLAS) : Lo fnico que le queria decir es
que usted al hacer esta breve alusi6n a mi, se esta
lefiriendo a las palabras que yo dije en relaci6n con
la limitaci6n de la libertad en Rusia para propa-
gar la vuelte de la esclavitud...
,S. FERRARA (ORESTES) : Exactamente.
SR. ROCA (BLA) : Esti usted de acuerdo con los
c-nones del viejo liberalism a fin de que se pueda
hacer propaganda en Cuba para volver a ilevar a la


esclavitud a la raza negra, que se puede hacer pro-
paganda para volver a todo el regimen viejo de ]os
amos y de los esclavos sujetos al componte y al
trabajo de sol a sol sin ninguna remuneraci6n. Si
usted esti de acuerdo dentro de los c6nones del vie-
jo liberalism, usted esta de acuerdo con que esa pro-
paganda se puede hacer en Cuba.
SR. FERRARA (ORESTES) : Yo estaba en Inglaterra,
cuando ]a guerra de los Boers contra los ingleses.
Era el moment en que los ingleses estaban perdien-
do batalla tras batalla, y en Hide Park vi anun-
eiado un mitin y a 41 acudi, y me encontr6 a un
grupo de ingleses que estaban hablando en contra
de Inglaterra...
SR. ROCA (BLAS) : A favor de la libertad.
SR. FERRARA (ORESTES) : En contra de Inglaterra.
SR. ROCA (BLAS): Y a favor de la libertad.
SR. FERRARA (ORESTES) : Para Inglaterra no era
libertad aquello. S. S. ]o que quiere es que sea liber-
tad euando S. S. manda; y cuando S. S. est6 en el
Poder, esclavitud...
El hecho que vi fu6 impresionante. Una masa
humana oia a aquellos oradores, en gran part con-
trarios. Un pequefio grupo quiso agraviar a los
oradores: la Policia los defendi6. He visto otra co-
sa en Inglaterra. Un mitin anarquista, y anarquis-
tas terrorists; desde la Tribuna se ensefiaba a ha-
cer bombas. se cnseiaba a matar, se hacia la apo-
logia del delito; la policia defendi6 a los anarquis-
tas. Yo saludo a aquella vieja y noble Inglaterra
y le auguro en estos moments toda la suerte, todo
el favor de Dios, que ]a salve de las dificultades pre-
sentes; no le deseo a esa cuna de la libertad hu-
mana, sino la victoria, una grande y buena defen-
sa, de su noble y grande territorio.
SR. ROCA (BLAS) : Los irlandeses no son anarquis-
tas, pero los miembros del Ej6rcito Republicano ir-
land6s han pagado con sus vidas el defender la li-
bertad de Irlanda, y no hace much tiempo.
SR. FERRARA (ORESTES): No estoy defendiendo
a Inglaterra, estoy hablando de aquella libertad. Es-
to es lo fnico cierto, y le aseguro al senior Bias Ro-
ca, ya que 1e me lo pide, que si 41 pone la nariz fue-
ra de su casa de MoseC, y dice, que Stalin no es el
Dios eterno e inconmovible, la nariz desaparece...
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Se le advierte al senior
Ferrara que le quedan pocos minutes, por lo que le
ruego que concrete.
:SR. FERRARA (ORESTES): Voy a terminar.
,"Pero hay otro liberalismo... (continia leyendo).
OParece que es la sintesis de las ideas que infor-
man nuestro Proyecto de Constituci6n, y gentilmen-
te, termino asi: "dentro de estos t6rminos, el fas-
cismo coincide con el liberalism, con esta segunda
forma de liberalismo.
Selores Delegados: Yo s6 que no debo abusar ni
del Reglamento, ui de las disposiciones posteriores al
mismo, ni much menos de la paciencia de ustedes.
Voy a terminar, para decir que nosotros hablamos








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


mocho, muchos cradores nuestros hablan con un res-
peto casi sagrado por esa Constituci6n de 1940, y
cuando quieren impcner alguna soluci6n, dicen: la
Constituei6n de 1940 i Ah! yo desaria que ellos
no cambien nuestras instituciones; desearia que ello
no sirviera de puerta.de entrada a una dictadura le-
gal, no desearia que volviera sobre nuestro suelo otra
vez una lucha per la libertad; demasiada sangre ha
vertido este pueblo de Cuba por sus desechos, en
todas las cpocas. Yo desearia que los gobiernos fu-
turos, recogieran esta obra nuestra, comprendiendo,
que la hemos hecho para qu'e el Estado represent
el supremo bien pero que entendieran, que esta pa-
labra "Estado" no significa autoridad para ellos,
sino deber; no significa para ellos mando, sino obli-
gaei6n; que no da derechos a imponer desde las altu-
ras del Poder, sino que lo hagan para servir al pue-
blo de Cuba, y respeten siempre, todos aquellos de-
rechos y todas las libertades individuals.
SR. PTESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el se-
fior Ichaso.
SR. ICHASO (FRANCISCO): Sefior Presidente y se-
fiores Delegados: Celebro much no tener que esfor-
zarme en la defense de la enmienda presentada por
el senior Mafiach, puesto que no ha sido atacada por
el Delegado que pidi6 la palabra en contra.
El sefior Ferrara, en realidad, no se ha referido
ni al Articulo del dictamen ni a la enmienda del se-
fior Maiiach. Ha consumido uno de esos acostum-
brados turnos suyos, cultos, atractivos, amenos, pin-
torescos, pero un poco al margen de la cuesti6n: hay
que confesarlo con el mayor respeto.
Al senior Ferrara le preocupa la ingerencia del
Estado en estas cuestiones y ha entonado un hermoso
himno al viejo liberalism, que- tan caracterizada-
mente represent, no obstante lo cual, a rengl6n se-
guido, hizo sus exequias, quizAs prematuramente. Yo
le garantizo al senior Ferrara que el liberalism no
ha muerto: justamente lo que el liberalism verda-
dero tiene que hacer en estos moments es defendcr-
se contra los rezagos del viejo liberalism anacr6-
nico, del viejo liberalism desorganizado, que no ha-
ce otra cosa que producer en todas parties la ruina
de la libertad. A mi no me preocupa que el Estado
intervenga en estas cuestiones: todo lo contrario.
Me ha preocupado much la despreocupaci6n del
Estado; me ha preocupado much ese cruzarse de
brazos, cse mantenerse indiferente ante los proble-
mas cotidianos, sino a la comunidad. Esto no es pro-
pugnar el Estado totalitario, no es postular la hi-
pertrofia del Estado: nada de eso. Es, sencillamen-
te, darle un poeo de intervenci6n en cuestiones vitales
de las que dependent la estabilidad y el progress.
sociales.
Nada de fascismo, comunismo o socialismo. Sen-
cillamente, democracia mejor organizada, democra-
cia alerta, democracia que se pone a resguardo de los
peligros que por todas parties la acechan. Pero, en
fin, dejemos esto a un lado, y cifimonos a la enmien-
da del senior Maiiach.
'En realidad, no hay diferencia fundamental entire
la enmienda y el precepto del dictamen. Sencilla-
mente, ]a enmienda tiene mayor amplitud: lo que se


quiere tutelar, en definitive, es la cultural: y la cul-
tura puede tener manifestaciones que no son estrie-
tamente artisticas, ni estrictamente cientificas, por-
que la cultural en su concept mas modern, mks
amplio, m6s human, en ana palabra, no se limit
a la simple manifestaci6n artistic o a la simple ma-
nifestaci6n cientifica, sino que tiene un contenido
mas entraiiable, mrs human.
Ha dicho un gran fil6sofo de este siglo, Max
Scheler, que la cultural no es una mera acumula-
ei6n de saber; es una categoria de ser. Es por lo
tanto, una etapa a la cual llega el individuo tras
un vivir mas pleno, mas angustioso, mis en sintoni-
zaci6n con los reclamos del mundo.
Pues bien: yo creo, sefiores, que esta Enmienda,
por mis amplia, por mis liberal, y al mismo tiem-
po, por mis concisa, no debe encontrar dificultades
de ninguna clase en el seno de la Convenci6n. Por
eso pese a los e.scrfpulos del senior Feriara, yo pido
a los sefiores Conveneionales que aprueben esta En-
mienda del senior Maniach, que yo defiendo en su
ausencia, en lugar del Articnlo del Dictamen.
SR. PRESIDENTE (FERRO): Sefiores Delegados: se
pone a votaci6n la Enmienda del senior Mafiach. Los
que est6n conformes con la Enmienda se servirkn le-
vantar la mano.
(La mayoria de los sefiores Delegados levantan el
braz'o).
Aprobada la Enmienda.
Se va a dar lecture a una Enmienda Adicional.
(El Oficial de Actas lee).
A LA CONVENTION GONSTITUYENTE
El Delegado que suscribe, creyendo que el Estado
debe velar por la restauraci6n y conservaei6n de
aquellos monuments nacionales que tuvieron impor-
tancia en el orden hist6rico o arquitect6nico; a la
Asamblea propone se adicione al articulo 58 del
Dictamen de la Comisi6n Coordinadora, la siguiente:
ENM1ENDA ADICIONAL.
"El Estado velard por la restauraci6n y conser-
vaci6n de los monumentos nacionales, y (no se po-
dri) al declarar tal a una ciudad, castillo, fortale-
za obra arquitect6nica, lugar o cosa alguna sin que
se prove lo necesario a ese fin y en los casos ya
declarados, el Congreso dard cumplimiento a esta
disposici6n."
,(Fdo.) J. F. de Castro; Eusebio Mujal; Maria
Esther Villoch.
SR. CORTINA (JO'SE MANUEL): Para una aclara-
cion. Estoy de acuerdo, pero quisiera que se volviera
a leer la Enmienda, para precisar lo que yo quiero
quitar.
SR. PRESIDENTE (FERRO): Se va a dar lectura
nuevam-ente a la Enmienda.
(El Oficial de Actas la lee nuevamente).


:SR. CORTINA (JOSE MANUEL):
puede ponerse un precepto que
los recursos necesarios, pero "a


Yo entiendo que
obligue a proveer
priori" hacer una


26 .









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 27


declaraci6n terminante para que esto. se haga an-
tes no me parece prudent. Creo que se va mas
lejos de lo necesario, porque muchas veces una de-
claraci6n que quiere proteger demasiado, no es efec-
tiva.
De modo que lo que yo cambiaria es el concept
"inmediato" sustituyendolo por el concept de que
se proveerA en todo caso de los recursos, pero esto
mismo no debe ponerse como condici6n previa, sino
que es algo que debe producirse "a posteriori".
SR. PRESIDENTE (FERRO): Tiene la palabra el
sefior Fernandez de Castro.
SR. FERNANDEZ DE CASTRO (Jost A.): Sefior Pre-
sidente y sefiores Delegados:
Esta Enmienda adicional, que yo entiendo que es
m:is bien una Enmienda complementaria, debe ser
tratada en esta secci6n de Cultura, porque es el Es-
tado, es decir, el gobierno, el que debe tender a la
conservaci6n, restauracion, etc. de todos estos monu-
mentos nacionales. que vienen a ser una .expresi6n de
la cultural national.
Los objetivos, que es la parte que le importaba
o que quiere conocer el compafiero senior Cortina,
que se persiguen, son dos, el primero es obligar al
Estado a ejercer una funci6n que hasta este mo-
mento ha tenido completamente abandonada, que es,
la restauraci6n y conservaei6n de estos monumentos
nacionales, que como he dicho antes, son una expre-
si6n de cultural de la naci6n. El segundo objetivo
es, establecer una pauta, a fin de que no se contin6en
promulgando leyes y decretos creando o estableciendo
monuments nacionales a ciudades, eastillos, forta-
lezas etc., como dice ]a Enmienda, a fin de que no
se repita en mi pais el caso triste y doloroso de la
Cindad de Ba amo, que declarada monument nacio-
nal y conceido esto por los Turistas y forasteros, no
siempre pueden concurrir a la ciudad de Baya-
mo a ver los castillos que alli hay, porque hay epo-
ea del afio en que el abandon de aquella poblaci6n
no les permit poder Ilegar a la base de escs monu-
mnentos. Y si esto sucede con una poblaci6n tan
sumamente conocida como la Ciudad de Bayamo, yo
quiero qne me digan que sueederia el dia que se de-
elarara Monumento Nacicnal a una ciudad que no tie-
ne la suerte de tener la categoria hitf6riea de la
,Ciudad de Bayamo.
Si es triste la situaci6n de la poblaci6n de Bayamo
en estos moments, despues de promulgada esa Ley,
digame S. S. e6mo sera en las demAs ciudades a que
hago referencia.
El caso de Bayamo es tan especial. que a mi se
me asemeja a un ciudadano que pierde todo lo que
tiene por haber realizado Un acto heroieo, acto que
salva a la patria, y entonces, los demas conciudada-
nos elevan su nombre mis arriba que las nubes, y la
patria agradecida le otorga toda ease de titulcs, pe-
ro los amigas no lo pueden visitar porque todavia
no ha podido adquirir las ropas para recibirlcs. Es-
te es el easo en que se encuentra la ciudad de Ba-
yamo.
Con lo que aeabo de expresar, ya mi compafiero
habri comprendido cual es el mejor objeto de la En-


mienda. No quiere esto decir que cuando yo ter-
mine mi explicaci6n, no estar6 conforme con todas
!as modificaciones que crea convenientes. Yo lo que
busco es llenar el objetivo que antes he expresado.
La provincia de Oriente, es el lugar donde yo vivo
y que por eso conozco m6s. Yo no puedo hacer re-
ferencia a las demas provincias o poblaciones, por-
que no conozeo a fondo sus problems; pero en mi pro-
vincia hay dos casos, especialmente, a los que voy a
referirme.
SR. GEORGE (QUINTIN) : Con la venia de la Pre-
sidencia, me va permitir S. S. una observaci6n.
(Como conozeo al senior Castro, y como el que habla
liene tambien su fundamento de elecci6n en la Ciu-
dad de Bayamo, estoy completamente compenetra-
do con el sentimiento que ha inspirado la presenta-
ci6n de la Enmienda por el senior Fernandez de
CastIo; plero queriendo conheiliar los sentimientos
nuestros con los eserfipulos que apuntaba el senior
Cortina, el Delegado que habla propone al senior
Fernfndez de Castro, que acepte la redacci6n de la
enmienda en la siguiente forma: "El Estado vela-
rd... (lee).
SR. CORTINA (JOSE MANUELI) : Pido la palabra.
SR. FERNANDEZ DE CASTRO (JosE ANGEL): Ya le
contest al compafiero Delegado sefor Cortina, que
no tenia inconvenient alguno en aceptar las modi-
ficaciones que tuvieran por convenientes; pero que
conservaran el espiritu de mi enmienda y suplicaba
e. la Convenci6n que me permitiera explicar dos ca-
sos especiales de Oriente, que con toda seguridad
se han de parecer a todos los demas de nuestro pais.
Esta enmienda adicional que he presentado al ar-
.ieulo 58 del Dictamen de la Comisi6n, mas que adi-
cional, ]a consider complementaria del propio ar-
ticulo; pueq es mi opinion que pertenece a esta See-
(i6n de ('nlt.ra y no a la de Propiedad, estudiar y
iesolver todo lo relacionado con la restauraci6n y
conservaci6n de los monumentos nacionales que de-
ben estar al cuidado de la Secretaria de Instrueci6n
Pilblica y Bellas Artes, ya que su eonservaci6n vie-
ne a ser un exponenete de la cultural national.

Esta enmienda tiene dos objetivos, y al exponerlos
quedarA ampliamente complacido en su petici6n el
compafiero Dr. Cortina: el primero es obligar al Es-
tado a ejercer una funci6n que hasta ahora ha te-
nido completamente abandonada: la restauraci6n y
conservaci6n de los monumentos nacionales que por
cualquier motive pertenezean al mismo y tengan al-
gin interns hist6rico, artistic o arquitect6nico.
Y el segundo; establecer una pauta para que no se
continfie promulgando leyes y deeretos, declarando
monuments nacionales o ciudades, castillos, fortale-
zas, lugares o co-.a alguna, sin que la propia ley o de-
creto consigne o determine la cantidad necesaria a
su reconstrucei6n y conservaci6n. Y a fin de que
no se repita el caso triste y doloroso de la ciudad de
Bayamo, que declarada monument national y co-
nociendo los turistas y demis forasteros esta ley,
tratan de visitarla para contemplar sus h'st6rica-
reliquias y no siempre pueden llegar a la base de las










28 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


mismas por impedirselp las lagunas, pantanos y ba-
ches que las rodean y se extienden por muchas de
las calls de la propia ciudad.
Todos nosotros sabemos que cuando los espano-
les vinieron y descubrieron este pais, (y voy a ha-
blar lo mis rApido possible para no molestar dema-
sado a los sefiores Delegados, pues decursan los diez
minutes concedidos) dejaron pasar algunos afios pa-
ra comenzar a establecer o fundar ciudades perma-
nentes.
Estas poblaciones empezaron a fundarse alli por
el afio 1512 y las primeras fueron Baracoa, San-
tiago de Cuba, Bayamo, Trinidad, etc. Gobernando
la Isla de Cuba don Diego Velfzquez, orden6 a su
capithn PAnfilo de Narvaez, el official mas carni-
cero de aquellos lejanos tiempos, que se situara so-
bre el rio Bayamo, en su parte liana, y fundara una
ciudad en este estrat6gico lugar. Alli un poblado in-
digena llamado CANEYES ARRIBA existe en
contraposici6n de otro nombrado CANEYES ABA-
JO y ambos a orillas del rio y lugares que ocupa hoy
la actual ciudad de Bayamo; pero segfn la tradi-
ci6n, el maHlrato empleado con los indios hizo que
estos se rebelaran, y una noche atacaron a los espa-
fioles mientras dormian y cuando 6stos hicieron use
de sus armas de fuego, aqu6llos se retiraron a la
oscuridad mientras otros indios, como ardid, eneen-
dieron pencas de yarey, moment en que el jefe con-
quistador recibi6 una gran pedrada que lo hizo ser
mis precavido y con ese motivo recomend6 la cons-
trucci6n de algunas pequefias fortificaciones.
.Ccmo habian echo el recorrido de Santiago de
Cuba a Bayamo por la misma ruta que actualmente
existed, en su trayecto se encontraron una gran po-
blaci6n india llamada TIGUANI, que quiere decir
"Rio de Oro" y temiendo ya a los ataques y que-
riendo mantener abierta esa via, construyeron una
Iequefia fortificaci6n que aun existe, en la part alta
de una montafia que forma la primera estribaci6n de
la Sierra Maestra y desde donde se domina una gran
Ilanura, y todo esto ocupa la actual villa de Jiguani,
construida en la base de dicha montafia y que con-
serva en pie aquella fortificaci6n, como centinela
alerta que continuara vigilando la ruta de Santiago
y cuyo castillo posiblemente sea uno de los mas anti-
guos de Am6rica.
Esta fortificaci6n ha lienado perfectamente su cc-
metido manteniendo abierta esa ruta y soportando
]a 6poca de las indiadas, los ataques que en la 2uerra
del 68 le hiciera infructuosamente el general don
Modesto Diaz auxiliado por el valiente brigadier Ca-
magiieyano Gregorio Benitez. el ataque que en la
guerra del 95 le hiciera Calixto Garcia sin poderlo
tomar y los terremotos que durante cuatro siglcs lo
ban azotado; pero ahora se le ha presentado un ene-
migo mrs civilizado, suave v bondadoso, que yo eon-
sidero el enemigo nfimero UNO de todos los monu-
mentos hist6riers del mundo: los turistas. Como esa
antigua construcci6n esta a la vista de la carrete-
ra central y los turistas que pasan por alli la ven,
Ilegan y la visitan y como esta abandonada, cada
uno toma lo que desea conservar como recuerdo, una
placa. un ladrillo, un astilla, una piedra, & y son
tantas cosas que se han tomrado, que si por medio


de un precepto constitutional no se obliga al go-
bierno a restaurarlo y conservarlo, 6ste y los demis
monumentos nacionales habrAn pasado a la histo-
ra, pues los turistas van a tener mayor poder des-
tructivo que los indios, las guerras, los terremotos
y los cielones de todos los tiempos.
'En cuanto a Bayamo antiguo, poeo puedo decir,
pues alli de 61 casi nada nos queda; todo ha sido
destruido por las crecidas del rio, pcr los terremotos,
por las guerras de Independencia y sobre todo por el
terrible incendio a que la sometieron los revolucio-
narios bayameses del afio 1868.

Ya antes dije, que Narvaez por precauci6n habia
recomendado la construcci6n de pequefias fortifica-
ciones y con ese motive tambi6n se construy6 una en
CANEYES ARRIBA que se denomin6 SAN JUAN
y mas tarde otras, que han desaparecido.
En nuestro Bayamo no nos quedan m6s que dos
cosas, que yo consider de una importancia hist6rica
extraordinaria: la pequefia y antiquisima casa donde
naciera dos Tomas Estrada Palma, muy bien con-
servada y cuidada por sus hijos, pero que yo entien-
do que esa funci6n debiera ejercerla el Estado, al
igual que se hace en los Estados Unidos con la ca-
sa de Abraham Lincoln, y en quinta donde naci6
y estA enterrado Washingt6n.
Y la fortificaci6n de .SAN JUAN ya mencionada,
cuyas ruinas se conservan en pie milagrosamente,
quizas por que represent el espiritu fuerte y ague-
rr-do de sus constructores; 6ste es un cuadril6tero
cerrado y amurallado, como de unas tres o cuatro
mil varas cuadradas, cen aspilleras y pro-tegidas
por bastiones, con una pequeiia edificaci6n de dos
plants al frente, que terminal en una cipula que
estaba rematada, cuando yo era nifio, por una media
luna, lo que demuestra la influencia morisca de los
primeros tiempos de la colonizaci6n. Esta cons-
trucci6n sirvi6 de temple, de fortaleza, de cemente-
rio para espafioles, y de seguro refugio en las re-
vueltas de las indiadas.
Pues bien, estA sucediendo con SAN JUAN al igual
que con el castillo colonial de Jiguani, que. desde
que por Bayamo cruza la carretera central y fu6
declara-do monument national, es visit constan-
te de turistas y demas forasteros que como recuerdo
se llevan pequefas cosas, al parecer sin importan-
cia, pero que en conjunto hacen el todo, y si nosotros
no hacemos la defense de esa fortificaci6n, dentro
de diez o dcce afios tambi6n habri desaparecido.
En el cementerio de esa fortaleza hay enterradas
varias generaciones de bayameses ilustres, pero las
linicas tumbas que se mantienen intactas. posible-
mente esperando vuestra decision, son la de Don Fran-
risco Vicente Aguilera, que por conocido. nada ten-
go que decir en cuanto a lo que ella represent, y
s61o expresar6 habiendo fallecido en New York, a
propia petici6n reposan sus restos en el sitio donde
cp encuentran; y la de ofia Candelaria Palma, que
segfin mi criterio, es la genuina representaci6n de
]a mujer cubana del 68, no por que fuera la madre
de Don Tomis. si no por los hechos que con vuestra
bencvolencia, paso a relatar.








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 29


Esa sefiora nacida y criada en las comodidades
que report la riqueza patrimonial, y siendo ya una
matrona entrada en afios, se lanz6 a la manigua re-
dentora a prestar servicios a la Revoluci6n, y es-
tando al cuidado de un hospital de sangre en las ca-
bezadas de la CIENAGA DE BLIRAMA, uno de sus
custodies se present al enemigo y condujo alli las
guerrillas de Manzanillo, que coparon el hospital y
machetearon todo lo que alli tenia vida; pero entire
las pocas personas que pudieron escapar estaba do-
fia Candelaria, que perdida en aquellos intrincados
bosques, fu6 hallada por los prciticos alguncs dias
despues, refugiada en el tronco de u'n corpulento
arbol, teniendo a su lado un gran pafluelo de "ba-
yajar", donde en la huida habia colocado gasas y
yodoformo, posiblemente para seguir curando heri-
dos cubanos, lo que no pudo realizar porque la
falta de alimentcs le habia extinguido su preciosa
vida. Tan pronto como su hijo Don Tomas regres6
del exilio traslad6 sus restos para el sitio donde tam-
bi6n ella queria reposar.
La tumba del don Francisco Vicente Aguilera es
la tumba del verdadereo organizador y mirtir de la
revoluci6n del 68. Y la tumba de dofia Candela-
ria Palma, es la tumba de la genuina representaci6n
de la mujer cubana y mArtir tambien de esa glorio-
sa 6poca del 68. Y es mi criterio, quizas equivo-
cado pero sincere, que ambas deben ser propiedad
del pueblo y custodiadas y conservadas por el Es-
tado.
Y eso me permit pedirle a esta Asamblea, a nom-
bre de Bayamo, que se le concede el triste privilegio
de que se le conserven todas estas ruinas hist6ricas,
expresion fiel de su dolcroso pasado.
Ademas, nosotros, que dentro de algunas semanas
hemos de ir al poblado libre de Guaimaro a firmar
esta Constituci6n que estamos redactando, no debe-
mos olvidar tampoco que una vez termina-do el afic
68, cuando se redact6 aquella Constituci6n, tan pron-
to los Delegados terminaron sus labores, alli mismo se
constituy6 la Camara de Representantes de la re-
voluci6n y a petici6n del propio Carlos 4Tanuel de
CUspedes, se tom6 per unanimidad, el primer acuer-
do consistent en que la incendiada ciudad de Baya-
mo, seria reconstruida por el Estado, tan pronto la
Repfiblica se constituyera y fuera rec'onocida por las
potencias extranjeras.


Ese acuerdo fu6 tomado cuando afin ardia el ma-
deramen de la ciudad heroica; pero despues se apa-
g6 la candela, el viento se llev6 las cenizas y el tiem-
po el acuerdo.
Yo no creo, senior Presidente y sefiores Delegados,
que una ciudad como Bayamo, que todos conside-
ramos cuna de las libertades patrias, que a juicio mio
todo lo merece porque todo lo di6, que produjo esos
magnificos hombres del 68 y esa genuina represen-
taci6n de la mujer cubana en la persona de dofia
Candelaria Palma; esta Convenci6n puede negarle
su petici6n de que por el Estado se le restaure y
conserve como Monumento Hist6rico de la Nacion.
Y le repito y suplico a esta Asamblea, en nom-
bre de Bayamo y de todas las demfs poblaciones de
Cuba que tengan monuments de esta indole, que
tenga la bondad de aprobar esta enmienda introdu-
ci6ndole ]as modificaciones que crean convenientes;
pero conservando la finalidad o los objetivos expli-
cados hace algunos moments.
Es cuanto tenia que decir.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el se-
fior Cortina.
SR. CORTINA (Jose MANUEL) : Para significar que
apoyamos la enmienda en nombre de la Comisi6n
Coordinadora.
(Aplausos).
SR. PRESIDENTE (FERRO) : i Se aprueba la enmien-
da con la modificaci6n propuesta?
(Sefiales afirmativas).
Aprobada.
SR. FEI:NANDEZ DE CASTRO (JOSg ANGEL) : Muchas
gracias en nombre de Bayamo.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL): Pido la suspension
de la sesi6n para mariana a las cuatro de la tarde.
ISR. PRESIDENT (FERRO) : Se aprueba asi?
(Senales afirmativas).
Acordado.
Se suspended la sesi6n hasta mariana a las cuatro.
(Eran las .8 y 10 P. M.).




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs