Group Title: Convencion constituyente
Title: Diario de sesiones de la Convención Constituyente
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072605/00042
 Material Information
Title: Diario de sesiones de la Convención Constituyente
Uniform Title: Convención constituyente
Physical Description: 2 v. : ; 32 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba
Publisher: P. Fernandez?
Place of Publication: Habana
Publication Date: 1940?]
 Subjects
Subject: Politics and government -- Cuba -- 1933-1959   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
General Note: At head of title: Republica de Cuba.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072605
Volume ID: VID00042
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002572573
oclc - 03161278
notis - AMT8899
lccn - 41000702

Full Text


ACAA OZ CU
;r-~-*-e A


DIARIO


CONVENTION


DE SESIONES
DE i LA


CONSTITUYENTE


VOL. II LA HABANA NUM. 42

SESSION CUADRAGESIMA SEGUNDA.-MAYO 18 DE 1940
ORDINARIA
(CONTINUACION DEL DIA 17)

President: Sr. Simedn Ferro Martinez
Sr. Alberto Boada Miquel-
Secretarios: Sr. Arturo Don Rodriguez

A las aeis y cincuenta y siete p. m. la Presidencia reanud6 la sesi6n.-Lectura del acta de Ia sesi6n
ordinaria de fecha diez y seis de los corrientes, la que fu6 aprobada en votaci6n' ordinaria y sin
modificaciones.-El senior Delegado Bravo Acosta propuso y asi fu6 acordado suspender el tra-
tamiento de los articulos veinte y cinco y veinte y seis del Dictamen y la Disposici6n Transitoria
sobre Moratoria, para el pr6ximo martes. -Lectura del articulo cincuenta y cuatro y. enmien-
das de los seiores Delegados Parrado, Chibas, Alvarez' Gonzilez, Zaydin, Garcia Agiiero y Rey.
El primer p6rrafo del articulo fue aprobado en votaci6n ordinaria. Lectura de una enmienda
adicional del sefor Delegado Martinez Fraga, la cual fu6 aprobada en votaci6n ordinaria. -
Lectura de otra enmienda adicional del senior Delegado Chibis, la que fu6 rechazada en votaci6n
ordinaria.-Puesta a debate la enmienda del sefior Delegado Rey, sustitutiva del pirrafo segun-
do, fu6 rechazada en votaci6n nominal, por treinta y un votos en contra y siete a favor.-
Usaron de la palabra para explicar sus votos los sefiores Delegados Alvarez Gonzalez, Bravo Acos-
ta, Chibis, Fernkndez de Castro, Galano ,Garcia Agiiero, HernAndez de la Barca, Mafiach, Mar-
tinez Fraga, Martinez Saenz, Meso, Mujal, Rodriguez, Suarez Fernandez, Zaydin .y Cortina. -
A propuesta del senior del Busto, se adopt eli acuerdo de conceder un receso, hasta las cuatro p.
m. del martes veinte y uno de los corrientes mes y afio- suspendiendo la Presidencia en tal vir-
tud la sesi6n a las nueve-y cincuenta p. m'-










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


*-
SR. PRESIDENTE (FERRO): Se r.,..i'tin. la sesi6n.
(Eran las 6 y 56 P. M.)
Se va a dar lectura al Acta de la sesi6n anterior.."
(El Oficial de Actas la lee).


oncurrentes: En el Capitolio Nacional,
a los diez y seis dias del mes
Prefidcr,!lr;., ~. -4e mayo-de piniLnovccentos
S eu tn,. se relnie-torn e, e\
r'- (Geau SAn ; Sali;ir i I 'e.,, de1 4 la <'ai-
in. inai"n .1' PLpri eIItaltes.
S. cr't.nri'a.: ,los 'sdintres reP'a&.:10s ;a la
rto Loadi Mi. A .;nilla ,i,,stiftuyent_ p;Ir
mKflkd NU- ra itelebrat r,in n ordlilaria,
Poreem*t,. -raj-ia Pri.i4an"ia l *1 ser
fior Ram6n Grau San Mar-
Delegados: tin y actuando de SecredraJ
rios los sefiores Alberto Boa-


Alomi, Alvarez
Gonzalez, Alvarez
de la Vega, Andreu,
Benite z, Bravo
AcostriCTba-fTrn -
Hernande-, G a 1 v o
Tarafa, Capablan-
ca ,Casanova, G"or-
dero, Corona, Co-
-ri'oso. 'C6rtmia(t'o
yula, Cuervo Nava-
rro, Chibis, Dellun-
d6, Dihigo, Don,
Duarte, Esteva,
Fernandez de Cas-
tro, Ferrara, Ferro,
Fueyo, Galano, Gar-
cia Agiiero, Garcia
Rodriguez, G u s
Inclin. Hernandez
de la Barca, Icha-
so, Jay, Laurent,
L6pez Negr6n, Ma-
ceo, Mafiach, Ma-
rinello, M rquez
Sterling, Martinez
Sr a g a, Martinez
Sienz, Mendigutia,
Mesa, Meso, Mujal,
N-fiez Mesa, Ochoa,
Parrado, Pons, Prio,
Rey, Robau, Roca,
Rodriguez Cartas,
Rodriguez Rod ri -
guez, SAnchez Mas-
trapa, Silva, SuArez
Fernandez, -Vilar,
Villar, Villoch, Vi-
nent y Zaydin.


da Miquel y Emilio Nfifiune
3T*i41mJ TITB EMO.


A las cuatro y cuarenta
minntos n. m.. la Presidencia


declare abierta Ia'sesi_6n Tan"
dose lectura a las ac&thk d'
J..^asefsiones-auteriorsfe
naria de feeha diez y extra-
,drtipariA, de fecha catorce,
SCama4'a feil corriente mes y
afio, las que fueron 'aproba-
das en votaci6n ordinaria y
sin modificaciones.
Se continue el debate so-
bre el phrrafo segundo de
la enmienda del senior Zay-
din, sustitutiva del parrafo
segundo del articulo cincuen-
ta y tres del Dictamen, y
puesto a discusi6n el expre-
sado parrafo segundo de la
enmienda del sefor Zaydin,
despues de aclaraciones de
los sefiores Ferrara y -Zay-
din se le di6 nuevamente lee-
tura al parrafo referido a
petici6n del senior Ferrara,
retirando dicho sefior,-la acla-
raci6n que habia interesado.
En votaci6n nominal inte-
resada por el senior Bravo
Aeosta, fu6 rechazado el ph-,
rrafo de la enmienda expre-
sada por cuarenta y nueve
vots .en contra y diez a fa-.
vor.,
Votaron" en contra 'os se
*1, *A1- ^-- / G


nores: Aloma, -Alvarez uu-
zAlez, Andreu, Benitez. Bravo Acosta, Cabrera, Cal-
vo Tarafa,.Capablanca, Casanova, Cordero, Corona,
Cortina, Correoso,, Coyula, Cueivo Navarro, Chibis,
Diiigo; Don. Duarte, Fei-nAndez de Castro, Ferra,:.
ra; Ferro. Garcia Agilero, Guits Ine'ah, Hernandez
de la Barca. Jay. Laurent L6pez Negr6n, Maceo,'
Mafiach, Marinello, Martinez Fraga. Martinez Sienz,
Mendigutia, Mesa, Nfifiez Mesa, Ochoa, Pons, Rey,


-e -prunmr parrao--- a u--emn-enta,- ya-apr Uatoa--y
.,re'tia lecture del expresado apirrafo segundo' (del
artieulopdel Dictamen en la parte del mismo a que se
TiTe-r"e~f i el senior Zaydiin,-fue aprdbada aIn -ggugrn
parte del mismo por haber quedado sustituida la pri-
mera parte hasta donde dice "e6nyuge9',' p6r el pri-
mer pirrafo de la enmienda del senior Zaydin, des-
pues de retirar el senior Ferrara, una enmienda adi-
cional que tenia presentada.
A propuesta del senior Zaydin, la Asamblea acept6
que el tercer pirrafo de su en'mienda quede para ser
discutido y resuelto como adicional en la oportunidad
que se trate el articulo eincuenta y siete del Dicta-
men.
Se le di6 lectura al phrrafo tercero del articulo cin-
cuenta y tres, asi como a un voto particular formu-
lado en el seno de la Seccii6 de Cultura y Familia por
]a sefiora Hernandez de la Barca, asi como dos en-
miendas sustitutivas, suscritas, un'a por la represen-
taci6n del. Partido Uni6n :Revolucionaria Comunista
y la otra por el-sefior Ferrara, y puesto a discusi6n
el voto particular de la sefiora HernAndez de la Bar-
ca, sustitutivo del expresado pirrafo tercero, us6 de
-a- palabra- en -contra el senior Cortina, haci6ndolo a
favor su autora la que fu6 interrumpida por el se-
flor Ferrara.
Para alusiones person'ales us6 de la palabra el se-
fior Cortina.
Sometido a votaei6n el voto particular debatido
.nominal,a petici6n del senior. Capablanca, fue recha-
zado por cuarenta y un votos en contra y veintiuno a
favor.
Votaron en contra los sefiores: Alomi, Alvarez
Gonzalez, Alvarez de la Vega, Andreu. Benitez, Bra-
vo Acosta, Cabrera, Corona, Cortina, Correoso, Co-
yula, Cuervo, Dellund6, Don. Duarte, Esteva, Fer-
nAndez de Castro, Ferrara, Ferro, Fueyo, GuAs In-
blin, Ichaso, Jay, L6pez'Negr6n, Mafiach, Marquez
Sterling, Martin'ez Fraga, Martinez SAenz, Mendigu-
tia, Meso, Nifieez Mesa, Pons, Prio, Rey, Rodriguez
Cartas, Silva, -Villar, Villoch, Vihent,' Nifiez' Por-
tuondo y Boada.


C



Ram


A1'be
(lUA
11 IL


IF : : F f


'Robau, Roca, f~klriguez Cartas, SAnehez Mastrapa,
Sil\n, Vilar, Villar,' Villoch y Vinent.
Vrtaron a favor los sefiores: Alvarez de la Ve-
ga, Galano, Garcia Rodriguez, Ichaso, Mujal, Pa-
rr.,l.,. Rodriguez Rodriguez, Suirez FernAndez, Zay-
din y Grau.
El senior Bravo Acosta despu&s de aclaraciones in-
tf&ni4Vde ia PrcesileuiCh t iRWIjse :,l1.if'ia 1wspift? 9
I(elPi q le l'tIrin :aini,,t'.- iii' In 'la :llitnri& n
del k'olo. -q lo al a-uitb : t ', t 'ad :. i .t'i. d,: .' itar q-yue'.
produr'cani debates politi,.,is
El ',if It Marini lo CxIli 'vt e -l ,*air-er
dt- li-:.rr d'el Pnrti,.t 1ni.'.i ,I -,' :>lu 'l;on:Iin ('.j .Mu-
Ili.ta. -- ... L ...- -
Re 1P di6 lectura al parrafo tereero del articulo
cij-,rii.nta y tres del dictamen, interesando el senior
Zaydin, como cuesti6n de orden se le dB lectura al pi-
vrafo se undo del articulo cinenyita y tres del Dic-
.Iinii-' -w'ic hasta el final del mismo, ya que la primer parte del
expresado pirrafo del Dictamen fue sustituido por


11;"-~1"1~""";;"";11----`---~--------I*- ----








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTL 3


Votaron a favor los sefiores: Capablanca, Cordero, 1
Crib6s. Dihigo, Galano, Garcia Agiiero, Garcia Ro-
driguez, Hernandez de la Barca, Laurent, Maceo, Ma-
rinello, Mesa, Mujal, Ochoa, Parrado, Roca, Rodri-
guez Rodriguez, Sdnchez Mastrapa, Vilar, Zaydin
y Grau.
DespuBs de renunciar el senior Alvarez de la Ve-
ga la explicaci6n de su voto como habia solicitado,
usaron de la palabra para explicar sus votos los se-
fiores Capablanca, Fernandez de Castro, Ichaso y Ma-
fiach.
Al dirsele lectura a una enmienda suscrita por el
senior Parrado, sustitutiva del pirrafo tercero del
articulo que se debate, el sefor Zaydin interest, y la
Presidencia asi lo dispuso, se sometiese a discusi6n,
una enmienda que tenia presentada, como sustitutiva
del referido parrafo tercero por ser mas radical,
usando de la palabra en contra de la misma el senior
Ferrara y a favor su autor, al que hicieron interrup-
ciones los sefiores Ferrara y Alvarez de la Vega.
DespuBs de darsele lectura a la enmienda deba-
tida tu6 rechazada la mlsma en votaci6n nominal
interesada por el senior Zaydin, por cincuenta y ocho
votos en contra y siete a favor.
Votaron en contra los seiiores: Aloma, Alvarez
Gonzalez, Alvarez de la Vega, Andreu, Benitez, Bra-
vo Acosta, Busto, Cabrera, Calvo, Capablanca, Cor-
dero, Corona, Cortina, Correoso, Coyula, Cuervo,
Dellund6, Don, Duarte, Esteva, F'ernandez de Cas-
tro, Ferrara, Ferro, Fueyo, Garcia Agiiero, Guas
Incldn, Hernandez de la Barca, Ichaso, Jay, Lau-
rent, L6pez Negr6n, Maceo, Mafiach, Marinello, Mdr-
quez Sterling, Martinez Fraga, Martinez Sdenz, Men-
digutia, Meso, MNuez Mesa, Ochoa, Parrado, Pons,
Prio, Rey, Robau, Roca, Rodriguez Cartas, Riodri-
guez Rodriguez, Snchez Mastrapa, Silva, Villar,
Villoch, Vinent, Nfiuiez Portuondo, Boada y Grau.
Votaron a favor los seiiores Dihigo, Galano, iGarcia
Rodriguez, Mesa, Mujal, Suirez 1'erndndez y Zay-
din. I
El senior Ichaso, explic6 en nombre del Partido
ABC el voto emitido. Tambi6n explic6 su voto el
senior Zaydin.
,Puesta a discusi6n la enmienda del senior Pa-
rrado, sustitutiva tambi6n del pirrafo tercero des-
pues de aclaraciones de los sefiores Prio y Alvarez
de la Vega, us6 de la palabra el senior Garcia Agie-
ro, solicitando se sustituya la frase "los tribunales
podran reconocer" por "los tribunales deberan re-
conocer .
Sin mas debate, fu6 rechazada en votaei6n or-
dinaria la referida enmienda.
Se le di6 lectura y se someti6 a discusi6n a otra
enmienda tambi6n sustitutiva del parrafo tercero
suscrita por la representaci6n del Partido Uni6n Re-
volucionaria Comunista, la que fu6 explicada por
el senior Gareia Agiiero, consumien'do el turno en
contra el senior Prio, al que hizo interrupciones el
senior Garcia Agiiero.
Sin mas debate, y previa lectura de la expresada
enmienda, fu6 rechazada la misma en votaci6n or-
dinaria.


Dada lectura a otra enmienda sustitutiva tambi6n
del ya referido parrafo tercero suscrita por el senior
Alvarez de la Vega, y puesta a discusi6n la misma
fue explicada por su autor, y despu6s de dirsele
lectura nuevamente a petici6n del senior Marinello,
fue rechazada en votaci6n ordinaria.
Se le di6 lecture a una enmienda modificativa
tambi6n del parrafo tercero, suscrita por el senior
Ferrara, sustituyendo la frase "con pleno arbitrio",
por "raz6n de equidad", y puesta a discusi6n dicha
enmienda, despuns de no ser aceptada por la Comi-
si6n Coordinadora, us6 de la palabra en contra el
senior Guas Inclhn, haci6ndolo a favor el senior Fe-
rrara, al que hicieron interrupciones los sefiores Guis
Inceln y Chibis. Sin mis debate, fue aprobada la
enmienda debatida, quedando asimismo aprobado la
primera parte del p~rrafo tercero.
Al dtrsele lecture a una enmienda suscrita por
el senior Martinez Fraga supresiva del expresado
parrafo tercero, el senior Capablanca hizo constar
que ya habia sido aprobada la primera parte del
mismo, habiendo llegado a la Mesa dicha enmienda
fuera. de oportunidad, sobre lo que hizo aclaracio-
nes el senior Martinez Fraga.
Al interesar el senior Alvarez de la Vega, que la
Asamblea interpretase, al momenrto de votar la parte
sobre el alcance del mismo, el senior Ferrara, despues
de aelaraciones, le rog6 retirase la part de su pro-
posici6n que se refiere a recabar el acuerdo de la
Asamblea, dejando, no obstante, constancia de su
criterio sobre dieho particular.
.Sin mis debate y en votaci6n ordinaria, fu6 apro-
bada la parte final del pirrafo tercero del articulo
cincuen'ta y tres ya referido.
,Se le di6 lectura al parrafo cuarto, del expresado
articulo cincuenta y tres, interesando el senior Fe-
rrara fuesen sustituidas las primeras palabras del
mismo, por las siguientes: "]a Ley fijard las condi-
ciones, etc"., haciendo aclaraciones sobre dicho par-
ticular los sefiores Hernandez de la Barca, ChibAs y
Capablanca, y aceptando el senior Cortina las expre-
sadas aclaraciones, quedan'do por tanto 'redactado
el expresado parrafo, el que en su inicio dird: "la
Ley fijara las obligaciones", quedando el resto en
la.; mismas condiciones que aparece en el Dictamen,
y aprobandose en votaci6n ordinaria en dicha for-
ma.
Se le di6 lectura a una entienda adicional sus-
crita por la sefiora Hernandez de la Barca, sobre
la protecei6n a la pre-natalidad, etc., la que despu6s
de ser explicada por su autora, se le di6 lectura a
petici6n del senior Ichaso, siendo rechazada en vo-
.aci6n ordinaria.
Se le di6 lectura a una Moci6n, suscrita por los
-efiores Prio, Cortina y demAs lideres de los Parti-
dos politicos, y la que transcript literalmente dice:
"'A la Conven'ci6n Constituyente: Con el flin de
abreviar las discusiones, al objeto de terminar den-
tro del plazo fijado el tratamiento de todo el arti-
culado de la Constituci6n, los Convencionales que
suscriben proponen la siguiente, Proposici6n Inci-
dental: Primero: Los turnos en la discusi6n de en-
miendas y articulos, no durardn m6s de diez minu-
tos. Segundo: Cuando la Conven'ci6n lo determine,









4j DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


de acuerdo con la material a tratar, los turns podrhn
ampliarse a veinte minutes. Tercero: El mismo De-
legado no podrA interrumpir mientras este consu-
miendo un turno, mis de una vez al mismo ora-
dor. Cuarto: La explicaci6n de voto no durard mis
de tres minutes. Sal6n de Sesiones de la Convenci6n
Constituyente a dieciseis de Mayo de mil novecien-
tos cuarenta.
Sin debate y en votaci6n ordinaria fu6 aprobada
la anterior proposici6n' incidental, rogando la se-
flora Hernandez de la Barca, que la misma fuese
aplicada por igual a todos los sefiores Delegados, lo
que asi declare la Presidencia que haria. El senior
Bravo Acosta interest se repartiesen copias de la
misma entire los sefiores Delegados, exponi6ndole la
Presidencia que asi lo disponrdria.
A propuesta del senior Alvarez de la Vega, la
Asamblea acord6, incorporar al Reglamento de la
misma, la proposici6n antes aprobada, rogando el
senior Mafiach se le permitiese a cualquier senior De-
legado llamar la atenci6n sobre las transgresion'es
de estos acuerdos, sin que ello constituyese una fal-
ta de delicadeza.
A propuesta, del senior Roca, y despues de aclara-
clones de los sefiores Ferrara y Mafiach, se adopt
el acuerdo de prorrogar la sesi6n hasta terminal ya
la discusi6n y resoluciGn del Capitulo que se debate.
Se le di6 lectura al articulo cincuenta y cuatro
del Dictamen, asi como a una enmienda sustitutiva
del mismo, por ser la mis radical, de las seis que se
han: presentado, y despuBs de aclaraciones del senior
Martinez Fraga, adicionando determinados concep-
tos a su enmienda, el senior Rey solicit fuese diseu-
tida la misma por p6rrafos, y que al someterse a
discusi6n el pirrafo segundo del Dictamen, se some-
tiese tambi6n una enmienda que tiene presentada
at mismo, por ser m6s radical que la formulada a
ese respect por el senior Martinez Fraga. La Pre-
sideneia. expuso que someteria a discusi6n la totali-
dad de la enmienda del senior Martinez Fraga, y a
votaci6n la misma, por parrafos, planteando una
cuesti6n de orden el senior Rey en el sentido de que
en la sesi6n anterior, la Presidencia habia interpre-
tado el articulo setenta y ocho del Reglamento en
el sentido de que se discutiese y votase la enmienda
presentada en aquella oportunidad, per parrafos,
riteresando por tanto se mantenga esa interpreta-
ci6n', lo que fu6 aceptado por el senior Martinez Fra-
ga, despu6s de aclaraciones.
Al disponer la Presidencia la lectura del articulo
ciento trece del Reglamento, el senior Rey interest
que se le diese lectura tam'bi6n al articulo setenta y
ocho, lo que asi dispuso la Presidencia, y despu6s
de aclarar el alcance del mismo, el senior Rey rog6
a la Presidencia trasladase al sefor Martinez SBenz,
que habia presidido la sesi6n anterior, el ruego que
el le formulaba, en el sentido de que explicase si
en la expresada sesi6n, y al someter a discusi6n per
pdrrafos la enmienda formulada por el senior Zay-
din, lo habia hecho interpretando el articulo se-
tenta y oecho del Reglamento. Trasladado por la Pre-
sidencia al senior Martinez Saenz dicho ruego, 6ste
inform, que habia sometido a la resoluci6n de la
Asamblea, dado el caracter especial de la en'mienda
formulada por el senior Zaydin, y a proposici6n del


senior George si la misma entendia, que de confor-
midad con el articulo setenta y oeho del Reglamento,
procedia a la discusi6n y votaci6n de dicha enmien-
da por parrafos, lo que fu8 resuelto en sentido afir-
mativo,sola y exclusivamente para el caso referido.
El senior Rey expuso que habia hecho constar su
criterio contrario a dicha resoluci6n, y despu6s de
nuevas aclaraciones, expuso que dos cuestiones exac-
tamente iguales habian sido resueltas de modo in-
congruente.
El senior Zaydin, despues de aclaraciones, planted
una cuesti6n de orden en el sentido de que se some-
tiese a discusi6n las enmiendas presentadas a cada
pirrafo del articulo, y una vez resueltas las mismas,
se diese cuenta con la enmienda del senior Marti-
nez Fraga, que es sustitutiva de todo el articulo.
.El senior Alomd solicit reiteradamente aclara-
ciones de la Presidencia, sobre la forma en que so-
meteri a discusi6n' la enmienda del sefior Martinez
Fraga, exponi6ndole la misma que sometera prime-
ro a discusi6n la totalidad, y despues a votacion
cada uno de sus pirrafos.
Al reiterar el senior Zaydin, la cuesti6n de orden
que habia planteado, al amparo del artieulo seten-
ta y ocho del Reglamento, y despues de explicar
el alcance del mismo, la Presidencia dispuso la lec-
tura de todas las enmiendas formuladas al articulo
cincuenta y cuatro, a fini de que la Asamblea re-
solviese euil era la mns radical, y por tanto la que
debia someterse inmediatamente a discusi6n.
Puesta a discusi6n la enmienda del senior Mar-
tiniez Fraga, se adopt el acuerdo, a propuesta del
senior Mafiach, de suspender el debate sobre la mis-
ma, para continuarlo en el dia de mafiana, previo
el reparto de copias correspondientes.
Se le di6 lectura al articulo cincuenta y cinco
asi como a una enmienda supresiva del mismo sus-
crita por el senior Dihigo y de otra sustitutiva sus-
crita por el senior Alvarez de la Vega, y despues de
aclaraciones de los sefiores George e Ichaso, el senior
Zaydin rog6 al senior Dihigo retirase su enmienda,
lo que no fu6 aceptado poi dicho senior, y despu6s
de aclaraciones del senior Marinello, fu6 rechazada
dicha enmienda en votaci6n ordinaria.
Puesta a discusi6n la enmienda sustitutiva formu-
lada por el senior Alvarez de la Vega, fu6 aprobada,
en votaci6n ordinaria.
Se le di6 lecture al articulo cincuenta y seis, asi
como a una enmienda sustitutiva del mismo sus-
crita por la sefiora HernAndez de la Barca, y la
que puesta a discusi6n us6 de la palabra el senior
Alvarez de la Vega, para que admitiese determina-
das modificaciones a dicha enmienda, en' relaci6n
con la declaraci6n hecha en Ginebra sobre los de-
rechos del nifio. Despu6s de ser aceptada por el se-
fior Cortina la enmienda que se debate, us6 de la
palabra en contra de la misma el senior Mafach, el
que hizo determinadas aclaraciones, sobre los dere-
chos del nifio proclamados en Girnebra, hacienda tam-
bi6n manifestaciones sobre dicho particular los se-
ilores ChibAs, Capablanca, Bravo Acosta, Boada y
Ferrara, acordindose a propuesta de este filtimo se-
fior, suspender el debate sobre la referida enmien-








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


da, hasta que se aclarasen determinados particula-
res, en relaci6n con las modificaciones sugeridas.
Igualmente se acord6 repartir copias de la enmien-
da expresada anteriormente, y de la declaraci6n
hecha en la Habana recientemente sobre los derechos
del nifio.
(Se le di6 lectura, y sin debate y en votacion
ordinaria, fu6 aprobado el articulo cin'cuenta y sie-
te del Dictamen.
Dada lectura a una enmienda adicional suscrita
por el senior Zaydin, disponiendo que la mujer, en
los casos de divorcio, y cuando no tuviere medios jus-
tificados de subsistencia o fuere declarada culpable,
recibir6 en su beneficio una pension' proporcionada
a ]a posici6n econ6mica del marido, etc., y puesta
a discusi6n ]a misma, us6 de la palabra en contra
el senior Cortina, haci6ndolo a favor el senior Zaydin,
el que fu6 llamado al orden por la Presidencia en
relacion con el tiempo que estaba empleando en el
turn que le habia sido concedido.
A petici6n del senior Pons se pas6 lista, respon-
diendo a la misma los sefiores Alvarez de la Vega,
Bravo Acosta, Cabrera Hernandez, Capablanca, Cor-
dero, Cortina, Correoso, Coyula, Chibis, Dihigo,
Don, Esteva, Ferrara, Galano, Garcia Agiiero, Gar-
cia Rodriguez, George, HernAndez de la Barca, Icha-
so, Maceo, Maiiach. Marinello, Martinez Fraga, Mar-
tinez Sienz, Mendigutia, Mesa, Muja.l, Ochoa, Pa-
rrado, Porns, Prio, Roca, Rodriguez Cartas, Rodri-
guez Rodriguez, Sanchez Mastrapa, Suirez Fernan-
dez, Vilar, Villar, Villoch, Vinent, Zaydin, Boada,
Nf6iez Portuondo y Grau, total cuarenta y cuatro
sefiores Delegados, por lo que debidamente compro-
bada la existence del quorum, continue ]a sesi6n.
Al lacer manifestaciones el senior Parrado, en
relaci6n con el senior Pons, el senior Bravo Acosta
interest, como cuesti6n de orden, el derecho que asis-
te a todo senior Delegado, para usar de la. aplicaci6n
del Reglamento en toda su amplitud.
Despues de nuevas aclaraciones de los sefiores
Zaydin y Hernandez de la Barca, sc someti6 a vota-
ci6n nominal a petici6n del senior Nfifiez Portuondo
la erimienda debatida, siendo aprobada ]a misma per
treinta y un votes a favor y doce en contra.
Votaron a favor los seriores: Alvarez de la Vega,
Benitez, Capablanca, Cordero, Covula, ChibAs, Di-
higo, Ferrara, Gawlleo. Garcia Agiiero. Garcia Ro-
driguez, George, Hern6indez de Ia Barca, Ichaso,
Maceo, Mailach. Marinello, Mendigutia, Mesa, Mu-
jal Ochoa. Parrado, Roca. Sanchez Mastrapa, Sun-
rez Fernandez, Vilar, Villar, Villoch, Vinent, Zay-
din' y Grau.
Votaron en contra los sefiores Alvarez GonzAlez,
Bravo Acosta, Cabrera Hernandez, Correoso, Cor-
tina, Don. Esteva. Martinez Fraga, Pons, Rodriguez
Cartas, Boada y Nuifiez Portuondo.
Los sefiores Cortina, Hernandez de la Barca y Suai-
rez Fernandez usaron de la palabra para explicar
sus votes.
Pa.ra alusiones us5 de la palabra el -.i.-.r Zaydin.
Sc le di6 lecture a una enmienda adicional snscri-
ta por el senior Ferrara, reconociendo el derecho al


cubano para testar libremente, y puesta a discusi6n
la misma, us6 de la palabra el senior Zaydin, el que
rog6 al senior Ferrara que permitiese, case de ser
aprobada la enmienda leida, se situase la misma, per
la Comisi6n de Estilo, en otro lugar del Dictamen,
lo que fu6 aceptado per el senior Ferrara, aprobAn-
dose la. enmienda sin mis debate y en votaci6n' ordi-
naria, y con el voto en contra del senior Nfifez Por-
tuondo.

Dando cumplimiento al acuerdo adoptado ante-
riormente, la Presidencia, per haberse terminado la
discusi6n' del Capitulo, levant la sesi6n a las nueve
y veinte y cinco minutes p. m.
SR. PRESIDENT (FERRO) : I Se aprueba el Acta?
(Seiales afirmativas).
Aprobada.
;Se va a dar lectura a enmiendas sobre el Articu-
lo 54.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Pido la palabra pa-
ra una cuesti6n de orden.
ISR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene palabra el senior
Bravo Acosta.
SR. BRAvo ACOSTA (ANTONIOo): Sr. President: la
Convenci6n tiene acordado que en esta sesi6n debiari
tratarse los problems de los Art. 25 y 26 que se
refieren a la retroactividad de las leyes, y tambien
del asunto de la moratoria.

Yo quiero rogar a la Convenci6n que acuerde que
estos asuntos queden aplazados para la sesi6n del
martes pr6ximo, a fin de que continuemos trabajan-
do en otros articulos.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : ~Lo acuerda asi la Asam-
blea ?
(Senales 'fin l et;,. r ,. ).
Acordado.
Se va a dar lectura a las enmiendas presenta-
das al Art. 54.
(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA SUSTITUTIVA DEL ARTICULO 54
Los padres est6n obligados a alimentar, asistir,
educar e instruir a. sus hijos y 6stos a respetar y asis-
tir a sus padres. La Ley cuidard del mantenimiento
de estos deberes con garantias y sanciones adecuadas.
Los hijos naturales se equiparan' a los habidos ba-
jo el ma.trimonio en sus derechos y deberes en ]a
forma que la Ley determine. Los hijos habidos fue-
ra del matrimonio tienen los mismos derechos v los
mismos deberes, a excepci6n de los de la herencia,
que los hijos naturales, en ]a forma que establezca
la Ley.
No se consignarA declaraci6n alguna sobre la le-
gitimidad o ilegitimidad de los nacimientos ni sobre
el estado civil de los padres en ningn document
pfiblico, referente a la filiaciOn.
(Fdo). Antonio Martinez Frl.









6 DIARID DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


E'NMIENDA AL ARTICULO 54, PARRAFOS
SEGUNDO Y TERCERO
A todos los efectos quedan suprimidas las dife-
rencias o categories legales entire los hijos, quedando,
por tanto, equiparados los habidos antes, fuera, en, o
despues del matrimonio con e] c6nyuge legitimo, o
cualquiera otra persona.
En las actas de inscripci6n de nacimientos no se
admitirAn declaraciones sobre el estado civil de los
padres; ni tampoco podri consignarse dicho particu-
lar en las certificacion'es, atestados, partidas de bau-
tismo, o cualquiera otra referida a la filiaci6n que
en lo adelante se expidan.
EXPLICACION DEL DELEGADO
Entiende que tal y como esta redactado el pirrafo
en el Dictamen, consigna ]a diferencia entire hijos
legitimos y naturales, y lo finico que se suprime es
la condici6n de ilegitimidad que establece el actual
C6digo Civil, con lo cual se mantiene una verdadera
injusticia, que sufren precisamente quienes en nin-
guna forma han podido influir ei el estado civil de
sus padres, ni en las injusticias de una estructura-
ci6n social y sus leyes, que los clasifican en' forma
que, dados los prejuicios, los coloca en situaci6n de
inferioridad legal y social, cuando en realidad, todos
los hijos son naturales a pesar de lo que puedan de-
cir todas las leyes y Constituciones.
(Fdo). Manuel Parrado.
ENMIENDA AL ARTICULO 54. ADICIONAL
AL PARRAFO PRIMERO
Los jefes de familiar tendrAn las mismas obligacio-
nes enunciadas en el p6rrafo anterior para con to-
dos los menores de edad que se encuentren a su am-
paro.
(Fdo). Eduardo Chib6s.
ENMVIENDA. ARTICULO 54. AL FINAL DE SU
PARRAFO SEGUNDO
Eli segundo parrafo del Articulo 54 terminarAi
donde dice: "recayere sentencia declarando la fi-
liaci6n", suprimiendo el resto del p6rrafo.
(Fdo). Rafael Alvarez Gonzdlez.
ENMIENDA. ARTICULO 54. AL PARRAFO
SEGUNDO
La filiaci6n es un hecho natural y comfin a todos
los miembros de la sociedad civil, y en su consecuen-
cia, un derecho social que equipara a todos los hijos
en los mismos derechos y deberes, cualquiera que
sea el estado civil de los padres al moment de su
concepci6n.
Las leyes admitirAn y regularin la investigaci6n
libre de la maternidad y de la paternidad.
(Fdo.) Ram6n Zaydin.
ENMIENDA. ARTICULO 54. AL PARRAFO
SEGUNDO


herencia, borrdndose las desigualdades de cualquier
otro caricter que hubiera en nuestra legislaci6n y es-
pecialmente, la que se refiere a las distintas denomi-
naciones que a los mismos han venido siendo asig-
nadas hasta el present.
(Fdo). Santiago Rey.
ENMIENDA. ARTICULO 54 AL SEGUNDO
PARRAFO

Los hijos naturales se equiparardn a los legitimos
en sus derechos y deberes. A este efecto se conside-
ran tambi6n naturales los hijos habidos fuera del
matrimonio por persona casada, siempre que 6sta los
reconozca como tales y recayere sentencia declaran-
do la filiaci6n. La Ley regulars la investigaci6n de
la paternidad.
(Fdo). Juan Marinello, Salvador Garcia Agiiero,
Blas Roca, Esperanza Sdnchez Mastrapa, Romdrico
Cordero.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Se va a repetir la lec-
tura de una enmienda del senior Correoso ,por esti-
mar la Presidencia que es la que mis se separa
del dictamen.
SR. MARINELLO (JUAN) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene palabra el senior
Marinello.
SR. MARINELLO (JUAN): Es que nosotros enten'-
demos, senior Presidente, que la mis radical de las
eniriendas es la del senior Rey. Y he pedido la
palabra para expresar que nosotros, los miembros
de Uni6n Revolucionaxia Comunista, aceptamos la
enmienda, y en ausencia del senior Rey, reclamamos
el derecho de defendernos.
SR. GEORGE (QUINTIN) : Pido la palabra, para una
cuesti6n de orden.
Sa. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene palabra el senior
Quintin George.
SR. GEORGE (QUINTIN) : Estima el Delegado que
habla que acertadamente se planted una cuesti6n de
orden cuando no se ponen a discusi6n y votaci6n
las enmiendas que mas se separan del dictamen; y
acaban'do de llegar a la Mesa la enmienda formula-
da por el senior Correoso, es possible que la Presiden-
cia, no habiendo tenido tiempo suficiente para hacer
el studio comparative en relaci6n con la del senior
Rey, haya incurrido en el error de suponer mas ra-
dical ]a del senior Correoso con respect a la del se-
nor Rey. Y yo propongo, como cuesti6n de orden a la
Presidencia, que se lean las dos enmiendas, y que si
difiere la Asamblea del criterio de la presidencia,
se ponga a discusi6n la enmienda del senior Rey con
anterioridad a la del senior Correoso.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Se van a leer nuevamen-
te las dos enmiendas.
(El Oficial de Actas da lectura nuevamente a las
enmiendas de los seRores Santiago Rey y Felipe Co-
rreoso.


Se establece la igualdad absolute de todos los hi- SR. CORTINA (Jose MANUEL) : Pido la palabra en
jos, en el nombre, en la consideraci6n social y en la contra.








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 7


SR. MUJAL (EUSEBIO): Para una aclaraci6n: I en
definitive se acord6 que la enmienda del senior Co-
rreoso era ]a mis radical?
SR. PRESIDENTE (FERRO) : No esta a discusi6n to-
davia.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Yo creo que es la mis ra-
dical.
iSR. CORREOSO (FELIPE): Pido la palabra.
SR. CHIBIS (EDUARDO): Me parece que una de las
enmiendas...
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Esta en el uso de la pa-
labra el senior Felipe Correoso.
SR. CORREOSO (FELIPE): Quiero manifestar que
esta enmienda solamente es una enmienda de for-
ma, de lenguaje, que persigue eliminar del texto
constitutional las denominacion'es de "hijo natural",
"hijo legitimo" y todas esas palabras que mantie-
nen, en el dictamen, todo lo que la Ley Constitucio-
nal se propone borrar del farrago de prejuicios y
errors respect a esta important cuesti6n de la fa-
milia. De suerte que mi enmienda lo que se propone
es que el texto con'stitucional no mantenga una no-
menclatura que manda a borrar y que no debe em-
plearse en 61 tampoco para que no pase a la legis-
laci6n del future.
Mi enmienda, repito, es simplemente una cuesti6n
de forma, para que desaparezca del texto constitu-
cional la incongruencia de que adolece el dictamen,
al reproducir, en su redacci6n, aquellos vocablos que
conservan la noci6n de las injusticias que la Con-
venci6n quiere borrar para siempre.
SR. PRESIDENTE (FERRO): -Se pone a discusi6n la
enmienda del senior Correoso.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL): Pido la palabra en
contra.
,SR. MARINELLO (JUAN): Pido ]a palabra a favor
de la enmienda del senior Rey.
SR. CHIBAS (EDUARDO) : Yo quisiera que la Presi-
dencia me aclarara si la enmienda del senior Rey es
una enmien'da sustitutiva de todo el articulo o se
refiere exclusivamente al phrrafo segundo respetan-
do el pArrafo primero, que es lo que me parece a mi
que la enmienda del senior Rey se contrae al parrafo
segundo, admitiendo el pirrafo primero.

Yo quisiera que la Presidencia tuviera la amabili-
dad de aclararme este particular.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : La Presidencia inform
al senior ChibAs que se refiere al pirrafo segundo.
Tiene la palabra el senior Cortina.
SR. MARINELLO (JUAN) : Sr. President, como el
senior Cortina va a hacer uso de la palabra en contra
es mejor que se le d6 esa oportunidad.
SR. ICIIASO (FRANCISCO) : Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Pido la palabra pa-
ra una cuesti6n de orden.


ISR. PRESIDENTE (FERRO): Tiene palabra el senior
Ichaso para una cuesti6n' de orden.
SR. ICIIASO (FRANCISCO): Como se va a discutir
la enmienda del doctor Rey, yo le rogaria a la Pre-
sidencia que ordenara se le diera lectura para te-
nerla mis fresca.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el senior
Bravo Acosta.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Sr. President: La
enmienda del doctor Rey se refiere al pirrafo segun-
do y por consiguiente tenemos que discutir las en-
miendas al parrafo primero y despues entrar al pa-
rrafo segundo, que es al que se refiere la enmienda
del senior Rey.
SR. CORTINA (JosI MANUEL) : Abarca todo el ar-
ticulo.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : La Presidencia me
ha dicho que es al parrafo segun'do. No es cierto?
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Si senior, es al parrafo
segundo.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Entonces yo pro-
pongo que entremos a discutir el parrafo primero.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : 4 Esta conforme la Asam-
blea con la proposici6n hecha por el sefor Bravo
Acosta?
:SR. GEORGE (QUINTIN) : Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el senior
George.
SR. GEORGE (QUINTIN): La cuesti6n de orden
planteada por el senior Bravo Acosta ha sido para
pedir a la Presidencia que aclare si efectivamente se
va a votar por p~rrafos, porque si efectivamente lo
vamos a hacer por parrafos, tenemos que entrar a
considerar las enmiendas que hay sobre la Mesa al
parrafo primero del articulo 54. Es decir, que no ha-
biendo pedido ningfin senior Delegado que se discuta
por p~rrafo...
Sn. MUJAL (EUSEBIO): Yo lo pido.
Sn. ICHASO (FRANCISCO) : Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el senior
Ichaso para una cuesti6n de orden'.
SR. ICHASO (FRANCISCO): Pudiera ser que al apro-
barse la enmienda sustitutiva de todo el articulo, no
haya oportunidad de discutir por parrafos. Someto
ese caso a la consideraci6n de la Asamblea.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Puede continuar en el uso
de la palabra el senior George.
SR. GEORGE (QUINTIN) : Si una enmienda sustitu-
tiva de todo el articulo contuviera la sustitutiva de
todo el segundo pirrafo en extremes que no se apar-
tan tanto de la enmienda del senior Rey, pudi6ramos
caer en la infraeci6n del articulo del Reglamento que
obliga a tratar los preceptos que m6s difieran del con-
tenido del parrafo del Dictamen. Por consiguiente,
repito, pues, la cuesti6n de orden' planteada a la Me-
sa y que debe resolverse ya que el sefior Mujal ha pe-









8 DIARIO DE SESIONES DE LA ICONVENCION CONSTITUYENTE


dido que se discuta por pirrafos y que entremos a
tratar el primer pirrafo del articulo 54 para entrar
a tratar despu6s la enmienda del senior Rey, que es la
que mas difiere.
SR. ICHASO (FRANCISCO): No tengo inconvenient.
Acepto el criteria del senior George.
SR. PRESIDENTE (FERRO): La Presidencia somete
a la consideraci6n de la Asamblea lo propuesto por
el senior George. 4 Esti de acuerdo que se discuta lo
propuesto por 1l?
SR. CORTINA (JOSE MANUEL): &Qu6 se vota?
SR. GEORGE (QUINTIN) : Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENTE (FERRO): Tiene la palabra el senior
George para una cuesti6n de orden.
SR. GEORGE (QUINTIN) : La Presidencia, indulgen-
temente, en lugar de aplicar el Reglamento, ha que-
rido remitir a la Asamblea el acuerdo interpretative
de la cuesti6n de orden planteada por el que habla.
Pido a la Mesa que ponga a discusi6n y despues a vo-
taci6n el primer parrafo del articulo 54 del Dicta-
men.
tSR. PRESIDENTE (FERRO) : Se pone a discusi6n el
primer pirrafo del articulo 54 del Dictamen. Se le
va a dar lectura.
(El Oficial de Actas lee)..
"Los padres estin obligados a alimentar, asistir,
educar e instruir a sus hijos, y estos a respetar y asis-
tir a sus padres".
SR. PRESIDENTE (FERRO) : A discusi6n el pfrrafo.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Pido la pala-
bra.
SR. PRfo SOCARRIS (CARLOS) : Propongo que se su-
prima el pArrafo.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): b Es el primer
parrafo del Dictamen?
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Si sefor. Tiene la pala-
bra el senior Martinez Fraga.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Yo quiero lla-
marle respetuosamente ]a atenci6n a la Presidencia
que mi enmienda es modificativa al articulo en su
primer parrafo.
SR. PRESIDENTE (FERRO): La Presidencia puede
iiformar al senior Martinez Fraga que su enmienda
es adicional.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Es modificati-
va, senior Presidente, le ruego que se lea, porque
se esti discutiendo por pirrafos.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Se le va a dar lectura.
.(El Oficial de Actas la lee).
SR. 'GEORGE (QUINTIN): Siendo'id6ntico el primer
pfrrafo a la primera parte de la enmienda del se-
fior Martinez Fraga, reitero, suplico que se someta
a votaci6n y discusi6n el primer pirrafo y poste-
riormente a la votaci6n que recaiga al primer pa-


rrafo se vote el extreme de la enmienda adicional
del doctor Martinez Fraga.
SR. PRESIDENTE (FERRO): 6 Esta conforme la Asam-
ble con la proposici6n hecha por el senior George?
(Seiiales afirmativas).
Aprobado.
Se va a dar lectura a la enmienda adicional.
( El Oficial de Actas lee).
Los padres estin obligados' a alimentar, asis-
tir, educar e instruir a sus hijos y 6stos a respetar
y asistir a sus padres. La Ley cuidars del mante-
nimiento de estos deberes con garantias y saneio-
nes adecuadas.
(Fdo.) Antonio Martinez Fraga.
SR. MARTiNEZ FRAGA (ANTONIO) : Simplemente,
senior Presideinte, para pedir la aprobaci6n de mi
enmienda, porque result complementaria al dere-
cho de los padres y de los hijos sobre las obligacio-
nes de unos y otros. Sin la enmienda a que yo me
he referido, que da garantia y sanciones adecua-
das, quedaria el derecho y el deber del padre y del
hijo, prActicamente sin amparo, y ya hemos dicho
que el Estado debe velar y cuidar de todas estas
cuestiones. Por ese motive pido a la Asamblea se
sirva votar favorablemente esta enmienda.
SR. PRESIDENTE (FERRO): A votaci6n' la en-
mienda.
SR. Pnfo SOCARR-S (CARLOs): Que se lea antes.
SR. MARTfNEZ FRAGA (ANTONIO): (Lee su en-
mienda).
SR. PRESIDENT (FERRO): A votaci6n. Los que
est6n conformes se serviran levantar la mano.
(La mayoria de los sei~ores Delegados asi lo hace)
Aprobada.
(El Oficial de Actas lee).
ARTICULO 54. ADICIONAL AL PARRAFO
PRIMERO
SLos jefes de familiar tendrin las mismas obliga-
ciones enunciadas en el pfrrafo anterior para con
todos los menores de edad que se encuentren a su
amparo.
(Fdo). Eduardo Chibds.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : A discusi6n la en-
mienda.
SR. CHIBAS (EDUARDO) : Pido la palabra para ex-
plicar brevemenite el alcance de mi enmienda.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el senior
ChibAs.
SR. CHIBAS (EDUARDO): Esta enmienda tiene el
prop6sito de que aquellos hu6rfanos abandonados
que est6n bajo la protecci6n de un jefe de familiar,
reciban la atenci6n de 6stos los que a travis de esa
enmienda estAn obligados a prestarle a esos huer-
fanos la misma protecci6n, educaei6n, asistencia,








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 9


etc., que se ve obligado por la ley a prestarle a sus
propios hijos.
Ese es el motivo de esta enmienda y pido a la
Asamblea que se sirva aprobarla.
;SR. CORTINA (Josi MANUEL): Pido la palabita
para unas observaciones.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el senior
Cortina.
SR. CORTINA (Jo's MANUEL): Realmente, sefio-
res Delegados, el prop6sito de la enmienda es nobili-
simo, puesto que pretend que el que tenga a su
abrigo j6venes o nifios, los cuide con las mismas obli-
gaciones y deberes de un padre. Pero es que nos-
otros, sefiores, en esta cuesti6n tan delicada de las
reacciones de las pasiones humans, dejAndonos lle-
var de gcnerosos sentimientos, acaso produzeamos el
efecto contrario.
Si el niiio recogido produce rigurosamente y con
sanciones una series de responsabilidades al que lo
proteje, yo creo que dada la naturaleza humana, es-
to hara disminuir extraordinariamente el ndmero
de nifios amparados y recogidos, porque las obliga-
ciones de la paternidad representan excepcionales
deberes fijados por la Ley, pero fijados, por enci-
ma de todo, por la naturaleza. Claro es que aqu6l
que tiene a su amparo al nifio o al joven, le debe
dar protecci6n parecida al del hijo; pero si el hecho
de ampararlo lo coloca a 61 dentro de una ley con-
minatoria que r1 puede traer sanciones y peligros,
sefiores, aunque la media es muy generosa, seria
contraproducente, porque, cr6anme, no se puede le-
gislar contra la naturaleza humana, que no es des-
graciadamente, ni tan generosa ni tan pr6diga.
Por estas razones, yo que estoy idealniente de
acuerdo con la enmienda, no me siento favorable
a votarla, porque creo que lejos de favorecer la pro-
tecei6n de los nifics, pudiera el egoismo human
disminuir much el n6mero de caridades en este
sentido.
(SR. CHIBAS (EDUARDO) : Pido la palabra para con-
testar brevemente al doctor Cortina.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el senior
ChibAs.
SR. CHIBAS (EDUARDO) : No pretend la enmienda
introducirse y penetrar en el campo de los afectos,
en' el campo del carifio paternal, sencillamente las
obligaciones que establece para los menores de edad,
sobrinos, parientes, o mhs o menos cercanos del jefe
de familiar, son las siguientes: Alimentar, asistir, edu-
car e instruir, son obligaciones elementales, absolu-
tamente elementales, n'o son mis que 6stas uinica y
exclusivamente, son obligaciones modestas.
Yo no creo que ningin jefe de familiar que tenga un
menor de edad, sobrino de 61 o primo o pariente, que
haya quedado hu6rfano, pueda human'amente negarle
a ese menor de edad que se haya acogido a su ampa-
ro, alimentaci6n, asistencia en caso de enfermedad,
en caso de gravedad de cualquier indole, educaci6n
e instrucci6n.
Por estas razones, solicito nuevamente de la Asam-
blea, se sirva impartirle su aprobaci6n' a la enmienda.


SR. CORTINA (Jos A MANUEL) : Yo repito que es-
toy de acerdo con los elevados sentimientos de la
enmienda. Lo que temo es que como se trata de ex-
trafios no ligados por vinculcs de sangre, io que ha-
brA es menos amparados de esa clase en los hogares.
Es lo finico que yo objeto.
iSR. MUJAL (EUSEBIO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : La Presidencia estima que
se han consumido los turnos reglamentarios.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Permitame la Presidencia,
pero el senior Cortina pidi la palabra para haeer ob-
servaciones solamente.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : No tengo ningfin in-
ter6s en que no se apruebe.
,SR. MUJAL (EUSEBIO) : El senior Cortina tiene de-
recho a usar de la palabra, el senior Chibas y yo tam-
bi6n tengo ese derecho.
SR. GEORGE (QUINTfN): Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el senior
George.
SR. GEORGE (QUINTIN) : Yo creo que conviene que
oigamos la palabra del senior Mujal, siempre intere.
sante, sobre este extreme. Pero, efectivamente, es ne-
cesario si es que queremos redactar una Constituci6n,
que se limiten los turnos a lo que marca el Reglamen-
to: un turno en pro y otro en' contra. Yo creo que la
Presidencia ha estimado con justeza que se ha con-
sumido un turno en pro y otro en contra, pero creo
en este caso que pudiera conced6rsele la palabra al
sefior Mujal sin que 6sto siente un precedent.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el senior
Mujal.
:SR. MUJAL (EUSEBIO): Yo voy a termin'ar breve-
mente esta euesti6n. No le quise pedir una aclaraci6n
al doctor Cortina, porque prefer que terminara su
pensamiento. El senior Cortina estimaba que eran no-
bilisimas las iniciativas del senior Chibas, pero tiene
el temor de que si se pusieran tantas obligaciones y
san'ciones al jefe de familiar, que tuviera recogido un
nifio o un joven, no le prestaria la debida protecci6n.
Creo que si ese jefe de familiar no le presta la
debida protecci6n al niiio o al joven, no debe recoger-
lo; para que entonces el Estado se eneuentre ante el
grave problema de resolver esta cuesti6n.
SR. PRESIDENTE (FERRO): Se pone a votaci6n' la
enmienda. jSe aprueba?
(Beilates negatives).
Rechazada la enmienda.
Se va a dar lectura a otra enmienda.
(El Oficial de Actas tee).
ENMIENDA. ARTICULO 54. AL PARRAFO
SEGUNDO
Se establece la igualdad absolute de todos los hijos,
en el nombre, en la consideraci6n social y en la he-
rencia, borrAndose las desigualdades de cualquier otro
carcdter que hubiera en' nuestra legislaci6n y especial-
mente, la que se refiere a las distintas denominacio-








10 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


nes que a los mismos han venido siendo asignadas
hasta el present.
(Fdo). Santiago Rey.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el senior
Cortina.
SR. CORTINA (JosI MANUEL): Sefior Presidente
y sefiores Delegados: Realmente, me siento preocu-
pado at hablar esta tarde. Yo no s6 si tendr6 en el
cerebro alguna desconexi6n con el sentimiento pfibli-
co o con necesidades y dolores que no hayan perci-
bido, siendo como soy un hombre supersensible al
dolor ajeno.
Soy partidario de llevar el amor, la protecci6n y
honor a todas parties. Deseo que todos los hijos sean
considerados, estimados y respetados, cualquiera que
sea la forma de su nacimiento; que tengan oportu-
nidad decorosa para que jams en su vida el do-
lor profundo de una humillaci6n irremediable pueda
debilitarils frente a una sociedad egoista y cruel, que
quiera ponerles obstaculos en el camino del 6xito
y de la dignidad humana.
Para conseguir esto, en el Dictamen se ha avan-
zado 'extraordirariamente mhs que en ninguna
otra legislaci6n constitucional en el Mundo. Conoz-
co bien lo que se ha hecho en otros paises. Este
Dictamen de la Comisi6n Coordinadora fu6 exami-
nado, desde luego, cuidadosamente. Todos tenia-
mos loS mismoS propositos, pero una palabra de
mas, o una palabra de menos, podia ser un grave
error: debiamos hacer el bien sin destruir demasiado.
SLlevar la protecci6n, llevar el amparo, llevar el
honor a todas parties, era nuestro fin; pero teniendo
en cuenta la cstructura hist6rica y social de la ci-
viiizaci6n occidental. Yo no s6 c6mo separar total
y absolutamente nuestra Constituci6n, del tipo de
civiliaci6n en one vivimos; y hasta ahora esta
civilizaci6n y cultural a que nosotros pertenecemos
ha organizado el grupo familiar, con ciertas cere-
monias jerhrquieas y gradaciones que mantienen
determinada coherencia, necesaria al objeto de es-
timular la evoluci6n moral progresiva de la sociedad
y mantener el hogar como centro de poder biol6-
gico y moral, como centro de cultural y como centro
de amor.
El hogar puede a veces haberse constituido en
forma legal, y otras veces en forma no legal, pero
tambidn moral y digna de respeto. La Comisi6n
Coordinadora va con su Dictamen a todos los An-
gulos del problema, para consolar el dolor, llevar
la protecci6n al desvalido y evitar injusticias.
La Comisi6n Coordinadora ha avanzado much en
algo muy delicado, en que los legisladores de todas
parties se produce con especial cuidado. Los pro-
blemas que nacen del amor y se relacionan con el
matrimonio o con los hijos, ya sea dentro o fuera
de esta instituci6n, representan una series de reac-
ciones espirituales que no siempre la Ley puede
,captar; y nosotros debemos legislar sin desgarrar
sentimientos, pero sin llevar nuestras resoluciones
a producer, en sentido inverso, males iguales a los
que hemos querido evitar o remediar.
Hay necesidad de much ponderaci6n en estas me-
dicinas espirituales. Se debe Ilevar el consuelo a una


parte de la sociedad. sin producer, al propio tiem-
po, desconcierto y dolor en otros sectors sociales.
Hay que producer con discreci6n la protecci6n so-
cial, pero con eserupulosa prudencia, a fin de no
entrar a saco en la historic del Hombre ni en el
ritmo natural de la evoluci6n humana, porque nos
expondriamos entonces a socavar sentimientos que se
han creado lentamente a trav6s de milenios y que
no se deben destruir con una ley, porque ninguna
ley podria despu6s, una vez que se han desorgani-
zado, restaurarlos de nuevo.
Vamos a examiner ahora el Dictamen y las razo-
nes por las cuales yo me opongo a las Enmiendas
presentadas, y desde luego a la primera que se esta
discutiendo, que hace tabla rasa sobre todas las gra-
daciones de la familiar, sin cuidado ni prudencia al-
gunos. N!l Dirtamen intenta remediar ciertos ma-
les, pero de una manera ordenada y cuidadosa.

Vamos a ver que es lo que debe protegerse en
un hombre naeido tuera del matrimonio o dentro
del matrimonio. Primero: su filiaci6n, es decir, que
en la calificaci6n de esta filiaci6n no haya huelia al-
guna de su nacimiento, ya sea si se produjo den-
tro de matrimonio, o ya si se produjo entire perso-
nas que no podian casarse, por estarlo ya, o entire
personas que pudiendo casarse, no lo han hecho.
En esto el Dictamen es generoso y amplio, por-
que despu6s de aprobado, a nadie podra pregun-
tarsele legalmente la naturaleza de su filiacl6n, si-
no el nombre de su padre y el de su madre, lo cual
podri ostentar con toda dignidad, sin calificativos
deprimentes de ninguna especie. Esto lo ha hecho
el Dictamen, y yo o1 apoyo resueltamente. Dice
asi: "No se consignarA deciaraci6n alguna sobre la
naturaleza de la tiiiaci6n... (lee).
Es decir, que esth barrido todo aquello que pue-
da afectar al decoro del hijo, que es lo mIs dolo-
roso. JNadie podri ostentar, en la certificaci6n de
su nacimiento, detalles ni calificativos que le den
superioridad moral sobre ningfin otro hijo, sino sim-
plemente la certifcaci6n dira que se ha nacido bajo
las leyes de Dios y de la I\aturaleza, y que todos,
bajo la proteccicn. de la Naturaleza, son iguales. Es-
to estA en el Dictamen.
Vamos a ver otro aspect del Dictamen: "Los hi-
jos natlrales tienen los mismos derechos y deberes...
(lee). Se refiere a todas aquelias consideraciones ge-
nerales que se establecen anteriormente para los hi-
jos, ademis de lo que la herencia establezca en la ley
civil. Es sabido que el hijo natural tiene su part
legitima y forzosa en la herencia, y que no puede
ser desppjado de ella. Esta legislaci6n que apro-
bamos no elimina ese derecho del hijo natural. A
ese efecto, se consideran tambi6n naturales, en cuan-
to a los derechos establecidos en las leyes civiles, los
hijos reconocidos de cualquier clase, ya sean nacidos
dentro del matrimonio o fuera de 61. Lee)
.Es un precepto radical, como se ve.
Ademin se ettablece la possible reclamaci6n de fi-
liaci6n en forma mds avanzada aun que los progress
obtenidos por la biologia, que todavia no han podido
resolver claramente, por medios cientificos, la cues-
ti6n de la identificaci6n sanguinea de la paternidad.









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE II


SR. GARCIA AGtiERO (SALVADOR) : Me permit una
interrupci6n el senior Cortina?
SR. CORTINA (Jos, MANUEL) Con much gusto.
GARcIA AGUERO (SALVADOR): Yo queria hacerle al
efior Cortina dos preguntas. El senior Cortina afirma
como una excelen'cia de este pdrrafo tercero del ar-
ticulo que se dispute, el hecho de que niega autoriza-
ci6n para consignar ninguna diferenciaci6n entire hi-
jos de distintas classes y estima el senior Cortina, que
es una excelencia del pdrrafo.
'SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : Creo que no es un
perjuicio.
SR. GARCIA AGUERO (SALVADOR): Desde luego que
no; pero no le parece al senior Cortina que es un poco
con'tradictorio que la Constituci6n, al mismo tiempo
que niega a toda ley, disposici6n o lo que sea autori-
dad para establecer diferenciaciones nominales, y esta,
por su parte, en el pirrafo anterior, establece dife-
renciaciones nominales entire esos hijos, llamin'dolos a
unos naturales y a otros legitimos, y no seria much
mejor de acuerdo con el criterio del senior Cortina,
que en el parrafo que a esto se refiere, se diga que
todos los hijos son iguales y que no hay ninguna di-
feren'ciaci6n entire ellos ?

SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : No crea el distin-
guido Convencional que acaba de hablar, que ese
aspect yo lo habia olvidado, porque precisamente
estaba explicando el parrafo como antecedente, y
despul iba a en.rar a razonar sobre !o que me acaba
de tratar.
Desde luego, sefiores, hoy se debate en el inundo
dos doctrinas political y sociales: una, democrAti-
ca evolncicnista, a la que yo: pertenezco, que man-
tiene el conjunto de instituciones hist6ricas y las va
sujetando a cambios progresivos, segfin lo que se
llama boy "derr.,ho social"; y hay otras doctrinas
political, de earicter comunista, que tienden a des-
truir totalmente !a sociedad actual, y que estiman
q(Ie todas las institu4iones ll ist6ricas a!n de.,ca-
racter arcaico, y que estorban a nu future. mundo
que pretenden hacer a su manera por medio de la re-
voluci6n social y moral.

De manera que si yo tuviese *ese criterio destruc-
tor v revolucionario...
SR. MUJAL (EUSEBIO) : g Me permit una in'terrup-
ci6n el senior Cortina con la venia de la Presidencia?
SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : Puede hacerlo.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : De acuerdo con lo que aca-
ba de decir el senior Cortina, hay que interpreter que
el senior Rey, miembro del Partido Dem6crata. Repu-
blicano, es un tremendo revolucionario, lii.- 'l.ieirl'
la revoluci6n social.
SR. CORTINA (JosE MANUEL) : Yo no he dicho
nada de eso. El senior Rey puede tener sobre este
punto concrete ideas que coincidan con doctrinas
radicals de otro paftido, porque l1 es libre de opi-
nar en esta material tan especial, en la misma for-
ma que el Convencional senior M~1.,1 ha expuesto,
pero esto es contrario i:en al-l.i-t.. coin itiestro cri-


terio, toda vez que tenemos puntos de vista com-
pletanienie dislintos; fen6meno perfectamente na-
tural, porque los hombres todos no estamos ccrta-
dos por el mismo patron, ni reaccionamos intellectual
ni espiritualmente de la misma manera.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Desearia que el sefir Corti-
na, y perd6neme al propio tiempo esta libertad, acla-
rara el particular, ya que cuando este juzgando este
pensamiento del senior Santiago Rey, para ponerle en
un sentido just, no diga que es un precepto partida-
rista que subvierte todo lo vigente, sino que es sim-
plemente un precepto reformista, 16gico y correct.
SR. CORTINA (JosE MANUEL): Permitame el Con-
vencional senior Mujal. No he combatido al senior
Rey personalmente, ni le achaeo la idea de sub-
vertirlo todo. D-ebo significarle, sin embargo, al
senior Mujal que esto no es ya una interrupei6n,
sino una interpelaci6n que me hace S. S., para lo
cual debe pedir el derecho a consumer un turno en
contra, y yo lc agradeceria que cuando quiera ha-
cerme interrupciones, no lo haga ccnsumiendo un
turn en contra de lo que estoy diciendo, bajo el
pretexto de una interrupci6n.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Complazco al lider de la
Coaliei6n Socialista Democrdtica y le doy las mAs ex-
presivas gracias.
SR. 'CORTINA (Jos 'MANUEL): Agradeico la aeti-
tud del seuor Mujal. porque somos buenos amigos,
pero quiero significar que 61 ha estado haciendo
una generalizaci6n respect del senior Rey que era
err6nea.
Yo estoy ahora razonando sobre la Enmienda, sin
hacer ar siones personales de caricter politico. He di-
cho quc hay doctrinas que estiman que la organizaci6n
actual de la familiar es retr6gada, contraria al pro-
greso de la sociedad y que debe ser destruida, pa-
ra dar paso a la hip6tesis y a las esperanzas que
tienen los mantenedores de principios revoluciona-
rios que estiman convenience sostener.
Hay otros hombres como yo,'que screen que la Na-
turaleza tiene sus limits infranqueables, y que hay
leyes de caracter natural que aquel que no las res-
pete dentro de la legislaci6n, viola fundamentos vi-
tales del progress del hombre y produce, en defi-
nitiva, consecuencias fatales en la organizaci6n so-
cial.
No hace much decia yo aqui que tanto mata el
exceso de protecci6n, ocomo ninguna protecccin.
Cuando en un pais el fen6meno "hijo" constitute
algo demasiado perturbador y grave en lo econ6-
mico y social, lo que pasa entonces es que el egois-
mo human proyecta teorias suicides y derrotistas,
que apiquilan na vida social y abren paso a las
teorias maltusianas, que pueden Ilevar hasta la ex-
tinci6n de la raza humana, por reducci6n de Ics na-
cimiento., ..
Todo el que :q a las estadistas demogrAficas de al-
gunos'paises muy civilizados, podrA ver que el ma-
yor egoismo, exasperado por una desviada cultural,
y los afanes de riqueza y placer, estAn produciendo
]a .1,s.,.11,"i.'r.i; y esas estadisticas, de proogresionie
pavorosas,- demuestran que si tal tendencia no se









12 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


contiene y se reform, grandes pueblos que estAn
hoy a la cabeza de la civilizaci6n, deben extirguir-
se totalmente en period no mayor de un siglo.
Hace poco leia yo precisamente la ,estadistica de
ciertas zonas de los Estados Unidos en donde ]a dis-
minuci6n de la natalidad es tan grande, que de no
repirim'irse se extinguiria la pbblaci6n d'entro de
cierto nfimero de anios en esos Estados. Esto no
solamente lo digo yo, sino lo afirman soci6logos emi-
nentes de ese pais. Esto significa que en problems
relacionados con la maternidad, la familiar y los
hijos hby q'ae proeeder con cuidado, a fin de no vio-
lentar las tendencies naturales del hombre. Hay que
favorecer el progress sin irritar demasiado el inven-
cible egoismo human.
No quiero continuar desviAndome de la discusi6n.
Solamente he querido seialar que la protecci6n es
algo que debe darse valorando tambi6n la reacci6n
que pueda provocar.
Cuando un medico opera a un enfermo, previa-
mente estudia su estado fisiol6gico, sus enfermeda-
dades, su herencia, su resistencia natural; y valo-
ra todos esos factors para ver si son adecuados pa-
ra resistir la operaci6n.
Lo mismo pasa en las cuestiones sociales y en el
cuerpo social. Cuando se propone una reform, ha
de tenerse en cuenta la cantidad de receptividad
que tiene el cuerpo social; han de tenerse en cun-
ta las racciones de carfcter moral o social que pue-
dan producer las reforms que se intenten, dentro
del tipo de socicedad en que convivimos.
De manera, sefiores, que como ven, no estoy ac-
tuando aqui como un terrible y reaccionario ene-
migo de las reforms sociales. Este es un m6todo
muy conocido de discutir, cuando faltan otros argu-
mentos mas s6lidos y poderosos. Nada de eso: este
fantasma puede ser suprimido de la discusi6n; soy
apasionado partidario de todo lo que tienda a au-
mentar la felicidad y la protecei6n del hombre.
ISR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Permitame S. S. una
pregunta: Apara qu6, estudiando el Articulo 53, que
aprobamos, en su pirrafo primero y tercero, donde
habla del matrimonio, la familiar y la maternidad, los
que tienen la protecci6n del Estado, y se establece,
desde luego, como base de la familiar el matrimonio,
y a continuaci6n sefiala las unions entire otras per-
sonas con capacidad legal para contraer matrimonio
y se dice que pueden ser equiparadas. No dice esto
filtimo que es un matrimonio legal, sino que los equi-
para en todos sus derechos. INo cree el senior Cortina
y he ahi el motive de mi pregunta, que la Enmienda
del senior Rey, de ser aprobada esti en contradicci6n
con esos preceptos?
SR. CORTINA (JOS& M1ANUEL): Evidentemente
que hay contradicci6n.
Voy a seguir, sefiores, analizando el problema. Yo
s6 que ha de continuarse argumentando sobre pa-
labras sonoras y procurando revestir el error con las
califi'ca ce al progress moral de la sociedad. Consider lo
contrario; creo que si no enfocamos bien este pro-
blema, produciremos reforms innecesarias y perju-


diciales, que no tienen fundamento alguno de caric-
ter hiotnrico ni natural. Yo persigo tambien fines
de caridad y amor, pero quiero adaptar los precep-
tos de ]a Constituci6n a la naturaleza humana, al
lipo de nuestras institueiones familiares, que no veo
la manera de cambiar, como no la har. ercontrado tam-
poco los pueblos de mis alta civilizaci6n de la tie-
rra.
Yo no creo que estemos delante de una revolu-
ei6n de tipo social comunista, que tenga por fin
destruir, bajo todos sus aspects, la sociedad en
que vivimos y que deba tambi6n cambiar el siste-
ma de families en que nos hemos desenvuelto propa.
gando el amor libre.
Creo que ya hemos hecho bastantes cambios y re-
voluciones en el orden econ6mico y que debemas
llevar al problema de la familiar, no ideas revolu-
cionarias, desorbitadas y peligrosas, sino concepts
progresistas que vayan exclusivamente a curar cada
dolor o cada mal, con la media precise, sin agre-
gar nuevos cambios innecesarios.
Aqui para argumentar sobre problems tan se-
rios como el process biol6gico de la supervivencia de
la especie humana a trav6s de la familiar, se habla
solamente de caridad y piedad, cuando este es un
problema sociol6gico y juridico que no puede tratar-
se solamente bajo ese aspect.
En la Comisi6n Coordinadora hemos solucionado
todos los conflicts morales que tenia nuestra orga-
nizaci6n familiar, pero no hemos avanzado una li-
nea mas de lo necesario, y ain asi, nos hemos colo-
eado ya a la cabeza de las legislaciones radicales so-
bre ]a familiar que existen en el mundo.
Dentro de las lines del Dietamen yo me manten-
go, y wo avanere un paso mis, porque quiero que-
dar tranq:ilo y seguro de que solamente he produ-
cido, con mi actuaci6n, bienestar, alegria y nuevos
horizontes para los cubanos, pero no oseuros conflic-
tos sociales cuyo alcance no se puede prever.
Con el criterio que mantengo ahora con firme-
za, tengo la satisfacci6n de sentirme duefio de mi
mismo, sin demagogia peligrosa, que desdefio, y con
la seguridad de haber cumplido con mi deber ante
el pueblo que me eligi6 confiando en mi criterio.
SR. ROCA (BLAS) : Sr. President: pido la palabra,
para una cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el senior
Blas Roca.
.SR. ROCA (BLAS) : Sefior Presidente: yo quiero re-
cordarle a la Presidencia, que ayer acordamos, preci-
samente, limitar los turnos que se consumieran finica-
mente a diez minutes, y que si la Asamblea lo estima-
ba oportuno, podia ampliarlos a veinte, si el tema lo
ameritaba, toda vez que esta Convenci6n necesitaba
poner ripidamente en vigor la Constituci6n.
Yo tengo un verdadero placer en escuchar al senior
Cortina, que siempre me deleita, a pesar de que en
este caso soy contrario a las ideas que sustenta, y qui-
siera pudiera seguir desarrollhndolas, pero Ilamo res-
petuosamente la atenci6n de la Presidencia de que se
ha acordado un tiempo minimo de las discusiones, a fin









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


de votar la Constituci6n rApidamente, antes del 9 de
junio, y estimo que la Presidencia debe aplicar esos
acuerdos, o si no, que no se adopten en definitive.
Repito, que llamo la atenci6n respetuosamente a la
Presidencia de que aplique este acuerdo, llamando la
atenci6n al orador que consumiere los diez minutes,
a fin de que si la Asamblea lo estima convenient, pre-
via su consult, 6sta acuerde ampliarlo a vein'te minu-
tos.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Ruego al senior Cortina
que concrete sus palabras.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Sefior Presidente: Pido la
palabra.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el senior
Mujal.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Creo que es una cuesti6n
muy interesante la que se estf debatiendo, y que seria
convenient ampliar el debate. Este conventional
entiende que debe ampliarse a vein'te minutes, y al
mismo tiempo, concederse dos turnos a favor y dos
turnos en contra.
SR. PRESIDENTE (FERRO): La Presidencia estima
que eso implica una revision de acuerdo.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Ayer nosotros acordamos
que los turnos eran de diez minutes, y que se podian
ampliar 6stos a veinte minutes. A su vez, el Reglamen-
to no dice nada en contra de mi proposici6n; por tan-
to, se puede ampliar el debate a dos turnos a favor
y dos en contra.
Propongo, por consiguiente, y ruego a todos los
compafieros que asi lo acuerden, que se extienda el de-
bate a veinte minrutos, y en lugar de un turno en pro
y otro en contra, que sean dos y dos, y tengo derecho
a proponer eso.
*SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Pido la palabra, se-
fior Presidente.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el seinor
Bravo Acosta.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Para modificar la
proposici6n del senior Mujal, en el sentido de dividir-
la en dos; es decir, que una sea de ampliaci6n, que
es la primera que se va a votar, a veinte minutes en
lugar de diez y la segunda, que sean' dos turnos a fa-
vor y dos en contra, que se votard despuns.
SR. PRESIDENTE (FERRO): Se pone a votaci6n la
ampliaci6n de los turnos a veinte minutes.
(Seiales afirmativas).
Aprobado.
Se pone a votaci6n la ampliaci6n del debate a dos
turnos a favor y a dos en contra.
Los sefiores Convencion'ales que est6n conformes,
con la ampliaci6n, se serviran levantar el brazo.
(Algunos se4ores Delegados levantan el brazo).
Rechazada.
;SR. MUJAL (EUSEBIO) : Pido que se rectifique la
votaci6n.


SR. PRESIDENTE (FERRO): La Presidencia afirma
que esth rechazada.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Pido la rectificaci6n, senior
President.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : Pido a la Presi-
dencia que haga la rectificaci6n en el sentido con'-
trario, es decir, que los que han votado en contra
no levantaran el brazo. Es decir, los que no est6n con-
formes con la ampliaci6n levantaran el brazo, y los
que est6rn conformes no lo levantarin.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Los que no esten confor-
mes con la ampliaci6n del debate levantaran el brazo.
(La mayoria de los seiores Delegados no lo hace).
Rechazada.
SR. GARCfA AGCiERO (SALVADOR): Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el senior
Garcia Agiiero.
SR. GARciA AGUERO (SALVADOR): Sr. President y
sefiores Delegados: Con todo el respeto que la Presi-
deneia nos merece, creo hacer esta pequefia observa-
ci6n: Este Delegado que habla no sabe, porque nadie
se lo ha dicho, ni la Presiden'cia siquiera, cuhntos han
votado en pro de la ampliaci6n del debate. No es po-
sible, por tanto, que yo tenga constancia de si efec--
tivamente fu6 aprobado por una mayoria o no.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : Como quiera que
se trata de una votaci6n ordinaria, no se pueden con-
tar los votos.
SR. GARCfA AGiUERO (SALVADOR): IY como se sabe
enton'ces?
SR. GEORGE (QUINTfN): Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el senior
George.
SR. GEORGE (QuTNTIN): En virtud, senior Presiden-
te y sefiores Delegados, de haberseme concedido la pa-
labra, voy a hacer uso de ella. El que habla entiende
one cuando no se pide votaci6n nominal se deja a ]a
Presidencia a5rreciar desde su asiento quienes vota-
ron en pro y quienes votaron' en contra. Se produjo
una votaci6n, y la Presidencia entendi6 que estaba
rechazada la proposici6n oue se formula, se invirti6
la forma e internret6 la Presidencia que estabr re-
chazada, y yo estimo que cuando la Presidencia tiene
esa manera de interpreter, parece que la Asamblea
debe aceptar la decision' honrada de la Presidencia.
SR. ZAYDIN (RAM6N): [ Cuil es entonces el acuerdo
recaido?
SR. GEORGE (QUINTfN) : a quedado rechazada la
proposici6n que estaba a votaci6n.
Sn. ALVAREZ (AURELTO) : Esti votado el acuerdo.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Yo ruego a la Presidencia
que en virtud de que la votaci6n en realidad, casi ha
sido igual, pudiera someterse a votaci6n nominal.
ISn. ALVAREZ (AURELTO) : Es que ya ha sido votada.
SR. PRESIDENTE (FERRO): Continfia en el uso de
la palabra el senior Cortina.









14 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR. CORTINA (JOSE MANUEL): Sefior President
y seiicros Delegados: Reanudo mL razdnamiento
que confieso que si no fuera por esa situaci6n de
profunda resposrabilidad para mi, no lo seguiria.
Es costumbre en esta Asamblea adoptar un desa-
gradable tipo de dial6ctica que, para combatir las
ideas, coloca indebidamente al que sostiene puntos
de vista contrarios, en la posici6n absurd de sos-
tener coneeptos disparatados que no esta sostenien-
do, con lo cual se nos hace aparecer como enemigos
de los mismos principios que estamos defendiendo.
En estas condiciones, si yo fuera un hombre sa-
turado de fria indiferencia y de egoista filosofia,
me fuera mas c6modo quedarme en mi butaca tran-
quilo, oyendo los debates sin m6s preocupaci6n, y
dejar que las ideas y las pasiones sigan su ruta,
aunque nos lleven al abismo.
Pero es dificil, a un espiritu luchador como el
mio, preocupado dolorcsamente por los intereses de
la Patria, permanecer en silencio cuando creo que
puedo contibruir al bien de mis compatriotas con
algunas de las ideas que expongo. Yo deseo contri-
buir al .ejor acierto en esta reunion de Delegados
del pueblo, en que todos estan inspirados, sin du-
da, en el mismo prop6sito mio, pero que pueden es-
tar, en algunas ocasiones. completamente equivoca-
dos.
Por esta raz6n, me veo obligado a exponer y man-
tener inoi-1entemente los puntos de vista que estoy
presentando, en la confianza de la elevaei6n espiri-
tual que tiene esta Asamblea, que tanto la honra y
que ]a !leva a interesarse extraordinariamente por
este profiindo y delicado problema social.
Examinando el phrrafo iltimo, el que dice: "A
estos defects se concede ... (sigue layendo). Este
es un precepto del Dictamen que merece profunda
consideraci6n. No queremos que haya ningfin hom-
bre que no tenr'a abiertas, franca v totalmente. las
vias legales para el reconocimiento de la digni-
dad civil de su filiaci6n. Hemos querido que no ha-
ya ninguna clase de hijos que tenga que quedar siem-
pre a la sombra, en una situaci6n ambigua. De-
seamos que no haya ningun hombre que no tenga
plieno derecho a ostentar la filiaci6n de sus padres,
cualquiera que sea el estado legal de 6stos. Que-
remos que todo hombre tenga el derecho a que en
su filiaci6n aparezca el nombre de sus padres, sin
ninguna sombra y con todos los respetos y dere-
chos que esta Constituci6n sefiala en cada caso.
t0On6 diferencia queda, pues, entire los principios
morales que sostienie el Dictamen v los que estan man-
teniendo sus impugnadores? Nada mAs que estas
palabras: "legitimo" y "natural", que se consig-
nan en la Constituci6n v que pueden ser revisadas
por Ia Cemiaion de Estilo, poraue esti Duesto sola-
mente a los efeetos de las vradaciones hereditarias
si no se sostiene en las leyes la libertad de testar.
~ Qu6 "alor tienen esas palabras? En el orden
de la filiaci6n, ninguno, porque en los certificados
de filiac'6n n. pse o ede poner ninguna califica-
ci6n de "natural" ni de "leitimo". Ya no habri
certificados de naldimionto dittintos: todos serAn


iguales. Habr6 solamente un certificado que espe-
cifique el nombre de los padres de cada hijo; es
decir, sefiores, que se han abierto, de par en par, las
puertas a la plenitud de la dignidad civil a todos
los hijos, y se ha borrado toda humillaci6n en las
calificaciones que determine la naturaleza de la fi-
liaci6n.
SQun resta? iProblemas hereditarios... ? La
Constituei6n los resuelve de una manera liberal, y n'o
impide que el C6digo Civil los revise y los modifi-
que en cada 6poca en la forma que tenga por con-
veniente si la libertad de testar no quedara estable-
cida por nosotros.
SR. ROCA (BLAS) : El senior Cortina, oponi6ndose a
la enmienda del senior Rey, que en lo fundamental lo
que trata es de evitar que en el texto mismo de la
Constituci6n se establezcan ya las diferencias de los
hijos entire naturales y legitimos, lo que quiere el se-
flor Cortina es borrar hasta de las inscripciones en
documen'tos oficiales, y si el texto de la Constituci6n
es el texto official mIs alto de la Repfiblica, 4 no le pa-
rece al senior Cortina que debe borrarse de 61 la di-
ferencia entire hijos, porque todos son hijos y todos
deben tener un tratamiento igual, porque los hijos no
tienen la culpa de las condiciones en que fueron con-
cebidos por sus padres ?...
Si de verdad se quiere borrar esto de todo do-
cumento official, 1por qu6 no borrarlo en la Cons-
tituci6n, quitando ya las situaciones diferencia-
doras, quitando de ese modo el derecho a que, por
atavismo, por estar en el texto constitutional, se siga
estableciendo esta diferencia, que tan generosamente
quiere borrar el senior Cortin'a?
Sn. CORTINA (OSI MANUEL): El Convencional
senior Bias Roca argument con una dial6ctica que
se presta much a la impugnaci6n, porque tiene mu-
cho de sofistica.
SQu6 es lo que tienen que ver las explicaciones
de la Corntituci'n con el do(umento de filiaci6n que
cada hijo va a .cner? Es ahi donde se borra la dife-
rcnciaei6n. En la filiaci6n no se va a coser una
Constituci6n para que se vea en ella, con motive de
distintos problems, se habla de hijos legitimos y na-
turales. En ]a Constituei6n hay que hablar precisa-
mente de esos dos concepts para poder despues su-
primirlos en las filiaciones. Es un problema casi
gramatical.
SR. ROCA (BLAS) : (Interrumpicndo) : Con la venia
de la Presidencia, me permit una nueva interrup-
cio6n? *
SR. CORTINA (JOSE MANUEL): Las interrupciones
no pueden ser mas que una, segfin el Reglamento, y
asi a mi se me ha aplicado anteriormente.
SR. ROCA (BLAS) : Exactamente.
SR. CORTINA (Josf MANUEL) : Pido que se aplique
el Reglamento.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : El senior Roca no p'uede
interrumpir al senior Cortina.
SR. ROCA (BLAS) : Renmcio a. la interrupei6n, se-
ior Presidente, permitame por lo menos .,*.iri,.a ,
porque lo finico que le iba a decir al senior ('..rill I,









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 15
--i


es que cuando se aboli6 la esclavitud no se establecian
diferencias constitucionales entire esclavos y libertos,
porque ya estaba abolida la esclavitud.
SR. CORTINA (JOSE, MANUE.): JVean, sefiores, lo
que yo decia auteriormente sobre el m6todo de dis-
cutir que se adopta por algunos Delegadcs! iPron-
to va a resultar, por lo que dicen mis impugnado-
res, que yo est.y defendiendo la regresi6n social y
hasta la esclavtiud! Qu6 conste, pues, en Acta, que
segnin las palabras de los que no piensan como yo, me
encuentro ahora defendiendo la regresi6n de la fa-
niilia y todo lo demAs que se quiera agregar.
Esto ea abst.rdo. Y es, sefiores, que no se debe
traer al debate cuestiones que no tienen nada que
ver con lo que estf diseutiendo, porque la Asamblea
tiene sobrada inteligencia para saber pensar bien
sin estas desviaciones.
&Qu6 es, pues, sefiores, la diferencia de criterio
entire el Dictamen y sus impugnadores? Absoluta-
mente ninguna en lo fundamental. Se quiere lle-
var la impugnaci6n a minucias que no tienen valor
doctrinal aiguno.
iDeseo dejar sentado claramente que en material
de sentimientos, en este problema, no hay ningfin
Delegado que pueda exceder en generosidad a la que
en mi coraz6n existe para tratar estas delicadas cues-
toines. Lo que pasa es que estoy defendiendo las so-
soluciones que consider razonables y convenientes
para mi Pais, dentro de la media on que deben
producirse los hombres cuando tienen la alta res-
ponsabilidad de reorganizar el Estado.
SR. GARCIA AGUERO (SALVADOR) : IMe permitiria el
senior Cortina un'a interrupci6n, para explicarle en
qu6 consiste, a nuestro juicio, la diferencia?
SR. CORTINA (JosE MANUEL) : Es que el Reglamnen-
to es igual para todos.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Se le ruega al seflor Cor-
tina que concrete su explicaci6n, porque se esta ven-
ciendo el termino.
,SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : Voy a terminar
en breve. La dificultad, seiiores, esta en que esta
no es una material que pueda ser tratada ligera-
mente. Se trata de un problema medular de ]a so-
ciedad y de la familiar cubanas. Hay que dejar
sentado que el hijo, como tal, se produce en vir-
tud de ]a fuerza creadora del amor y no por vir-
tud de las leyes.
El amor es tambien de las formas mas eleva-
das de la grandeza spiritual. El amor, por si mis-
mo, redime todo lo que toca, y a veees, por su pro-
pia virtualidad, sin auxilio alguno de las leyes, pro-
duce resultados maravillosos. Ese mismo amor pro-
duce tambi6n sus resultados en virtud de reglamen-
taciones legales que las leyes califican de matrimo-
nio.
~Se quiere decir en la Constituci6n que no exis-
te el matrimonio?
ISe quiere ignorar completamente esa reglamen-
taci6n del amor y que se borre de la Constituci6n?
Entonces, creo L ambi6n que debemos borrarlo del
C6digo y de la vida.


Lo hemos suprimido como element calificativo
de ]a filiaci6n, porque en ningfin document pue-
de sefialarse esa peculiaridad. I Se quiere tambiin
borrar de la realidad el matrimonio? Es decir, SSe
quiere defender que lo que existe no existe, o que
no debe existir?
Pues bien: ese sistema d? near los hechos y des-.
truir la historic de la evoluci6n de la familiar, que
no produce ninglin beneficio al hijo como tal hijo,
yo no lo acepto. En cambio, estoy de acuerdo en
todo lo que beneficie al hijo como tal y que proteja
su honor y el de sus padres, cualquiera que sea su
origen.
Para defender esto, en mi opinion habr~ siempre
un aliado. Pero para destruir el conaepto hist6ri-
co de la estructura social, sin necesidad; para eli-
minar la muanera c6mo evoluciona la familiar den-
tro de la democracia actual, soeavandola innecesa,
riamente, no se puede contar con mi criterio, por-
que eso es llegar a! absurdo! Mi coraz6n llega a to-
das las piedades, pero no al absurdo, (Aplausos).
SR. PRESIDENTE (FERRO): Tiene ]a palabra el senior
Mlarinello, a favor.
SR. MARINELLO (JUAN) : Sr. President y sefiores
Delegados: Para defender con brevedad la enmienda
del senior Santiago Rey que compendia el criterio de
Uni6n Revolucionaria-Comunista en un problema de
graan interns.
Nos ocupa esta tarde una de las cuestiones mas in-
teresantes de cuantas ha deba.tido la Conven'ci6n.
Los compafieros de la Secci6n de Cultura y Familia
recordarAn que fu6 este de la condici6n de los hijos
'problema. debatido en la Secci6n hasta lo hondo, con
derroche de talent y de cultural. En aquella oportu-
nidad estuvieron junto a Uni6n Revolucionaria-Co-
munsita muy distinguidos Convencionrales que enten-
dieron que no manteniamos una postura peligrosa, ni
extremist, ni much menos absurda, como la. ha ca-
lificado prActicamente aqui el senior Cortina. Quiero
decirle al lider de la Coalici6n que este criterio nues-
tro que mantienen la igualdad absolute, definitive,
entire los hijos todos, no es hijo de actitudes que quie-
ra.n transformar radical y decisivamente la sociedad.
Ya se ha encargado de poner las cosas en su punto el-
sefior Mujal al mostrar el program del Partido De-
m6crata. Republicani que establece, en parejos t6r-
minos que Uni6n Revolucionaria Comunista esa igual-
dad plena entire todos los hijos. Y nadie podria soste-
ner que el Partido Dem6crata Republicano es un Par-
tido de extrema izquierda.
Lo que ocurre, senior Presidente y sefiores Dele-
gados, para que se produzcan estas coincidencias ,es,
que se trata de un caso just por muchos concepts.
Hay aqui no s61o la justicia del sentimiento, a la que
ha aludido repetidamente el senior Cortina. Su postu-
ra no es la de nuestro Partido, sin que nosotros de-
jemos de entender las cosas por el lado human. La
condici6n del hijo ilegitimo, la condici6n, sobre to-
do, del hijo adulterino es responsible de las mis do-
lorosas situa.cioncs que se pueden' producer en la si-
tuaci6n' actual. Pero quiero decirle al doctor Cortina,
quiero decir a cantos Convencionales quieren mante-
ner ese dolor sin frontera, que nuestro Partido no
defiende esa igualdad s6lo por razones sentimentales:









16 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


defendemos la equiparaci6n por estrictas razon'es cien-
tificas. Para nosotros el matrimonio es un hecho eco-
n6mico, es decir, una Instituci6n caracterizada por la
organizaci6n econ6mica de la colectividad en un mo-
mento de la Historia. Si el senior Cortina -y yo admi-
to de anteman'o que asi ha sido- ha releido en los
iltimos tiempos los studios magnificos de Morgan y,
sobre todo; la interpretaci6n que de esos studios rea-
liz6 esa cumbre del pensamiento modern que es Fe-
derico Engels, podrd advertir, no por el dicho arbi-
trario sino por la observaci6n seca y direct de la
realidad hist6rica, como a cada organizaci6n, a cada
moment de la evoluci6n humana, correspon'de un ti-
po definido de uni6n sexual.
SR. MARACH (JORGE): ,Me permit una interrup--
ci6n ?
SB. MARINELLO (JUAN) : Con much gusto.
SR. MARACH (JORGE) : El doctor Marinello nos adu-
ce la para 61 decisive y abrumadora autoridad de fi-
16sofos que se inspiran, notoriamente, en un'a concep-
ci6n materialista de la historic y de la sociedad.
Yo queria simplemente preguntarle al doctor Ma-
rinello, si no sabe mi distinguido amigo y compa-
fero que, frente a la opinion y a la autoridad de En-
gels y del ilustre autor y prominent materialista se-
fior Morgan, que acaba de citar, se yerguen autorida-
des no menos admirables, de valor tal vez mas univer-
sal, que afirman que el matrimonio, lejos de ser un
hecho econ6mico, es un hecho social de valor espiri-
tual, la c6lula a trav6s de la cual se mantienen todas
las tradiciones culturales y espirituales de la so-
ciedad modern.
SR. MARINELLO (JUAN) : Debo decirle al senior Ma-
fiach que el hecho de que las investigaciones de Mor-
gan y la interpretaci6n de Engels sean para mi la ver-
dad obedece a una circunstancia, que tiene, en el
terreno cientifico innegable valor. No crea el senior
Mafiach que, al desentrafiar ese tipo de cuestiones
los hombres de mi partido nos dejamos llevar por un
nombre ilustre o por la filiaci6n filos6fica del que in-
vestiga. Mas fuerza tiene en nuestro inimo advertir
si de la interpretaci6n del hecho social nace una nor-
ma que se vaya cumpliendo hacia el future, en nues-
tro present, que es el future del que investig6. Vea
el sefor Mafiach: el libro de que hablo, bien cono-
cido, popular, no es una obra de hoy, se produjo hace
casi 50 afios. b No le dice nada al senior Mafiach sobre
]a validez de las aseveraciones de Engels el hecho de
que sus previsiones sobre la sociedad modern se est6n
cumpliendo puntualisimamente y que lo que estamos
debatiendo esta noche no es sino product de la rea-
lidad que para n'uestro tiempo sefialaron Engels y
Morgan? No le dice nada al sefior Mafiach en cuin-
to a qu6 sea el matrimonio expresi6n de la organiza--
ci6n econ6mica, la circunstancia de que el matrimo-
nio en la sociedad capitalist vaya acompafiado cada
dia mas de los dos hechos que para Engels y Morgan
le son secuela: la prostituci6n y el adulterio ? La mo-
niogamia, relaci6n sexual propia de la civilizaci6n, es
para Engels una real manifestaci6n de la lucha de
classes en que el var6n significa el elemenlo fuerte,
principal, opresor. La sociedad capitalist es en las
relaciones sexuales una superaci6n estimable y plau-
sible respecto de estados anteriores en la evoluci6n
human'a; pero como instituci6n fundada, producida


en un regimen injusto, la injusticia se le traduce y re-
fleja ostensiblemente. Y esa injusticia es la que nos
entretiene esta noche. Comprueba .Engels como los
dos fen6menos aludidos, el adulterio y el hetairismo
se proyectan y aumenitan en la sociedad actual. Reco-
nozca el senior Maiiach, recon6zcanlo todos los seiores
Convencionales, que las predicciones de este gigante
del pensamiento socialist, se han producido cabal-
mente. Es o no el adulterio lo que produce el hijo
ilegitimo de la peor categoria? El amor fdcil, sin con-
secuenrcias econ6micas, tipo de tairismo, no tiene mu-
cho que ver con las injusticias dolorosas que trata-
mos algunos de superar en esta Asamblea?
SR. MARTINEZ S-ENZ (JOAQUIN) : Me permit una
interrupci6n?
SR. MARINELLO (JUAN) : Si senior.
'SR. MARTINEZ SAENZ (JOAQUIN) : Yo he oido con
much gusto al doctor Marinello, y me parece que su
postura es exacta. El cree que el matrimonio mono-
gamico es una consecuencia del capitalism. El estA
contra el capitalism y esta naturalmente contra el
matrimonio monogimico.
SSR. MARINELLO (JUAN): Al contrario, voy a expli-
carle al senior Martinez ;Saenz...
SR. MARTINEZ S~ENZ (JOAQUIN) : Yo quisiera que
el doctor Marinello me permitiera completar la in-
terrupci6n lo mIs r6pidamente possible.
Lo cierto es que antes que hubiera capitalism ha-
bia prostituci6n y habia tambi6n adulterio, porque
en Grecia, cuando todavia no habia nacido el
capitalism, ya existian las grandes cortesanas y
habia una forma organizada de prostituci6n; lo mis-
mo en la India donde no habia nacido, no ya en esta
6poca sino en' el pasado, el capitalism. De manera
que ese mal no naci6 con el capitalism ni desapare-
cera el dia fatal en que las proyecciones ideol6gicas
del Partido Uni6n Revolucionaria Comunista se lle-
ven a cabo en todo el Universo, y entonees se lleven'
a cabo en Cuba y no antes.
SR. MARINELLO (JUAN): Hay un largo capitulo del
libro de Engels que trata precisamente, de las rela-
clones sexuales en la Grecia antigua. Cierto que habia
alli hetairas y adilteros; pero para En'gels la mono-
gamia, madre de estos dos fen6menos sociales, no es
caracteristica del capitalism sino de la etapa civili-
zada de la sociedad: Grecia esti dentro de esa etapa.
Lo que dice Engels es que el moment capitalist den-
tro de la civilizaci6n agrava tanto la prostituci6n co-
mo la infidelidad conyugal.
Las palabras del senior Martinez Shenz nos llevarian'
muy lejos. El tiempo no permit ya aqui sustancia-
ciones te6ricas. Pero, con todo, queremos fijar nuestra
postura rectificando una afirmaci6n equivocada de
nuestro distinguido compafiero. Los comunistas, dice
el senior Martinez Sienz, quieren' destruir el capi-
talismo y como que el matrimonio monogimico es una
con'secuencia del capitalism, quieren los comunistas
destruir el matrimonio actual. No. Lo que nosotros
queremos es lo mismo que asienta Engels en las filti-
mas piginas de su libro insigne: el mantenimiento
de la uni6n singular entire el hombre y la mujer, pero
perfeccionada, limpia de los vicios que la sociedad
capitalist les contamina. Y no podra limpiarse de









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 17


esos vicios mientras la sociedad est6 organizada ca-
pitalisticamente. De ahi que el socialismo sea la me-
jor defense del matrimonio verdadero.
Y para que se yea, finalmente, hasta qu6 punto es
cierto que el problema que nos preocupa es econ6mi-
co, yo apelo al recuerdo de los compafieros de la Sec-
ci6n de Familia y Cultura; recordarin c6mo cuan-
do la discusi6n lleg6 a un moment decisive los con-
trarios a nuestra tesis estaban perfectamente de
aeuerdo con todas las equiparaciones, pero no en aque-
lla por la que se igualaba a todos los hijos en' mate-
ria econ6mica...
ISR. GUAs INCLAN (RAFAEL): AMe permit una in-
terrupci6n el senior Marinello, con la venia de la Pre-
sidencia ?
SR. MARINELLO (JUAN) : sY no recordais los miem-
bros de la Coordinadora, que alli dijo el senior Corti-
na: "Yo me atengo al texto de la Con'stituci6n espa-
fiola porque no habla de iguales derechos, porque
sigue estableciendo la diferencia en material de he-
rencia... ?"
SR. CORTINA (JOSd MANUEL) : (Intt) : No es
exacto que yo dijera eso. Lo que dije fu6 que la
Constituci6n Espafola no resolvia el problema tan
radicalmente como nosotros, sino que se hacia una
simple consideraci6n moral. No entr6 en el pro-
blema econ6mico, que por otra parte, al establecer
nosotros la libertad de testar, esti suprimido.
SR. MARINELLO (JUAN) : No entr6 el doctor Corti-
na en el problema econ6mico, pero lo interesante en
estas cosas no es hablar sino actuar. Los hijos son
ahora iguales, dice el senior Cortina. Pero mantiene
la redacci6n del Dictamen que prfcticamente esta--
blece diferencias econ6micas...
SR. GuAis INCLAN (RAFAEL): iMe permit una in-
terrupci6n el senior Marinello con la venia de la Pre-
sidencia ?
ISR. MARINELLO (JUAN): Puede interrumpirme el
compafiero Gufs.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el senior
Guas.
SR. GUAs INCLAN (RAFAEL) : Sr. President y se-
fiores Delegados: No ya por una con'cepei6n econ6-
mica, y no ya por raz6n capitalist hay en esta Asam-
blea un grupo de Delegados que apoyan abiertamente
la enmienda del senior Rey. Es por una consideraci6n
hondamen'te humana y por un acendrado sentimiento
de justicia. Ciertamente, senior Marinello, sefiores%
Delegados, que Aste es un aspect innovador en esta
Constituci6n. Ciertamente que quizAs no tenga pre-
cedente cabal en ninguna otra Con'stituci6n; pero es
justamente en este aspect donde hay una reform
mhs honda, m6s humana y mhs just en el seno de esta
Convenci6n Constituyen'te.
La raz6n fundamental de nuestro animo para bo-
rrar esas diferencias es Asta: Los hijos deben ser ab-
solutamente iguales. Cuando viene a la vida un ter-
cero el acto y todas sus consecuen'cias debe serle im-
putable a quien lo realize. El hombre que va regando
hijos en la vida debe sufrir cabalmente todas sus con-
secuencias. Y quien viene a la vida sin culpa de su
origen, no puede venir con el estigma de difereneia-


clones sociales y de diferenciacion'es econ6micas. Es
el principio del tercero. Es la raz6n de la absolute
inocencia de quien viene a la vida por una raz6n que
n'o le es imputable, la que pesa en el Animo de los que
creemos que en este problema no pueden haber mas
que dos bandos: de un'a part, los que pretenden la
diferenciaci6n; de otra parte, los que votamos por la
absolute igualdad de todos los hijos.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Puede continuar en el
uso de la palabra el senior Marinello; pero la Presi-
dencia le advierte que s61o le quedan cinco minutes
por consumer.
SR. MARINELLO (JUAN): Termino enseguida. No s6
si la rigidez del Reglamento debe o no incluir el tiem-
po de las interrupciones: Si es asi, los Delegados que
no han hablado much cuando habia libertad absolu-
ta de tiempo, sufren ahora un rigor injusto.
,SR. Pafo SOCARRAS (CARLOS) : Le quedan cinco mi-
nutos.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : La Presidencia puede in-
formarle que se le han aumentado cinco minutes de
las interrupeiones de los demas compafieros.
SR. 1VARINELLO (JUAN): Entonces, senior Presiden-
te, medio minute para terminar.
SR. PRESIDENTE (FERRO): Le quedan cinco minutes
todavia.
SR. MARINELLO (JUAN) : Ah!, muy bien. Si me
quedan cinco minutes, creo que serin bastantes para
decir en primer t6rmino al ilustre conventional se-
flor Guis, que los hombres pueden ir a la justicia por
caminos muy distintos. Unos van por el camino del
sentimiento. Nosotros por el de una investigaci6n es-
tricta, cuidada y cientifica de la realidad. Pero esta
identidad de ahora quiere decir, senior Guis, que cuan-
do nosotros queremos realizar la justicia econ6mica,
pensamos que ella traerA todas las satisfacciones es-
pirituales que quiere el senior Guas. Queremos lo mis-
mo, pero sospechamos que lo queremos de una manera
mis eficaz y concrete. Y por querer lo mismo, y por
qyuerer la igualdad absolute y la justicia cierta, es
porque nuestro Partido levanta su palabra en6rgica
contra una redacci6n, la del Dictamen, que con todo
el respeto para los que lo mantienen, no solamente es
cobarde, sino engafiosa. Decia el doctor Cortina, que
en esto, aceptando el Dictamen, damos un paso avan-
zado, gigantesco. El Dictamen no hace otra cosa que
traer a la condici6n, ya bastante desdichada, de hijos
naturales, (manteniendo la diferencia ecn'6mica-so-
cial con los hijos legitimos) al adulterino. iY c6mo lo
trae? Ah!, lo trae, senior Presidente y sefiores De-
legados, por un camino estrecho y frhgil; por el reco-
nocimiento del padre.
Y yo me pregunto, seflor Presidente y sefiores De-
legados: si en lo general va a defender de la volun:-
tad del hombre, de un hombre casado al cual el re-
conocimiento de un hijo habido fuera del matrimonio
le significa un grave problema moral, y si es rico, ade-
mis, el empequefiecimiento de la herencia a sus hijos
legitimos, jen cuhntas oportunidades, en que pocas
oportunidades, el hombre realizard un' acto que le
trae conseeuencias morales y materials de tanta gra-
vedad? Es una reform timida, es una reform co-
barde que funcionarh muy pocas veces. Es verdad que
se establece -y nosotros, desde luego, estamos con









18 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTTTUYENTE


ella- la investigaci6n de la paternidad. Campo nue-
vo en el orden cientifico por el cual hay que marchar;
pero que de irimediato no producirk abundantes fru-
tos de bendici6n. No, senior Presidente y sefiores De-
legados, no es esa la senda; luchamos por la igual-
dad cierta de los hijos en lo moral, en lo econ6mico, en
todos los campos, con un sentido de actualidad y de
porvenir. Es natural que nosotros, por nuestra ubi-
caci6n cien'tifica y political no nos hagamos demasia-
das ilusiones con reforms de este tipo. El padre del
socialismo, Carlos Marx, habl6 un dia de la igual-
dad que las Constituciones de su tiempo querian es-
tablecer en lo moral y en lo econ6mico entire los c6n-
yuges. Aplaudid esa igualdad, como la aplaudimos
n'osotros; pero advirti6 al mundo que esa igualdad es
equiparaci6n falible, claudicante, porque no existe la
distribuci6n just de la riqueza que la haga fuerte y
definitive.
Nosotros sabemos que afin la Enmienda de Uni6n
Revolucioanria Comunista no nos trae la justicia que
queremos, pero entendemos tambi6n que es un' paso
hacia esa justicia y que significa esa maravilla que
es en lo revolucionario la comprobaci6n inmediata de
lo mejor.
Con este tipo de reform va abri6ndose, por lo
menos, el camrino hacia una relaci6n sexual noble y
just.
Aqui se ha dicho por alguien, se ha susurrado eni
algunas ocasiones, que nosotros somos contrarios al
matrimonio, que queremos destruir la familiar. Al coni-
trario; queremos hacer del matrimonio una cosa es-
pontAnea y stable que no se parezca al que orga-
nizan nuestros C6digos y al que sale del Dictamen.
Queremos, en un'a palabra, senior Presidente y sefiores
Delegados e1 matrimonio monogamicc en la santidad
del amor verdadero, en la libertad, como impulse
poderoso para ilegar a la sociedad que ansiamos.
SR. CORTINA (JOSI MANUEL) : Si esta permitido,,
queria contestar una alusi6n personal.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el senior
Cortina.
SR. CORTINA (JosE MANUEL) : Estoy conforme en
que el Convencional senior Marinello ha definido bien
lo que 61 'iuieie decir: el amor libre, por la uni6n
lib:e, sin rin' n g6nero de duracikn ni de perma-
nencia; y naturalmente, como la uni6n del hombro
y la mujer se realize libremente, pasajeramente, sin
ningfin compromise, no hay dificultad de ninguna
especie ni se puede producer engafio ni adulterio,
porque con esa multiplicidad y rapidez de amores,
toda posibilidad de engafio desaparece puesto que
no hay tiempo para que se produzca.
SR. GEORGE (QUINTIN) : Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el senior
George para una cuesti6n de orden.
SR. GEORGE (QUINTIN): Para suplicarle a la Pre-
sidencia que conceda la palabra para alusiones con
posteridad a la votaci6n y no antes, a fin de que no
se interrumpa la march del asunto sometido a la
consideraci6n de la Asamblea.


SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : .Qiero signii-
car que si el senior Marinello no ha dicho amorr
libre", sus concepts o las consecuencias de lo que
sostiene, licvar al amor libre.
Cuando la sdciedad cubana actual sea destruida
y se produzca la reform total de su vida econ6-
mica y social, conforme se predica por ciertos par-
tidos, esto tendriad justificaci6n. Pero yo no tengo
noticias de que en Cuba haya caido todo el orden
social y se est6 procediendo ahora a donstruir una
nueva sociedad, sino a reglamentar la existente.
SR. MARINELLO (JUAN): Para expresar, sencilla-
mente, que yo no he abogado aqui por el amor libre en
el sentido en que el senior Cortina lo expresa; he abo-
gado por el matrimonio serio, permanent, hondo, sin
las monstruosidades ni las hipocresias que hoy lo
rodean. Si a eso se llama amor libre, estoy por esa
libertad y estoy en contra de los que quieren mante-
ner en esta Asamblea la libertad para seguir reali-
zando la injusticia.
,SR. MUJAL (EUSEIO) : Pido la palabra para una
alusi6n.
SR. PRESIDENTE (FERRO): La Presidencia estima
que el senior Mujal no ha sido aludido.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Pido la palabra para una
cuesti6n previa.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : La Presidencia no puede
conceder el uso de la palabra al senior Mujal.
SR. MUJAL (EUSEBIO): Es que no sabemos lo que
se esta tratando, si el amor libre, si el capitalism,
si el socialismo o si la enmienda del senior Rey, por-
que el Sr. Presidenite que es tan severe ccumigo, no ha
Ilamado la atenci6n al Sr. Cortina, que ha hecho uso
de la palabra en dos ocasiones; y la emnienda del Sr.
Rey, que es lo que interest, viene aqui completaiente
disfrazada, y en realidad, lo que se ha querido es .ha-
cer un debate teatral pirotecnico. Repito, que ruego
a la Presidencia que no sea tan several conmigo que
no me deja usar de la palabra para alusiones, cuando
en cambio ha permitido al senior Cortina, lider de la
Coalici6n Socialista Democritica, que haga uso de la
palabra eoi dos ocasiones, y en cambio a mi no me ha
permitido usar de la palabra una sola vez.
SR. PRESIDENTE (FERRO): So pone a votaci6n.la
enmienda -del doctor Rey.
SR. CORDERO (Ro0 RICco): Pido votaci6n nominal;
SR. PRESIDENTE (FERRO): Se va a dar lecture .nue
vamente a la enmienda para conocimiento pleno. de
los seiiores Delegados.
(El Oficial de Actas la lee).
SR. PRESIDENTE (FERRO): Votaci6n nominal. Los
sefiores Delegados que est6n conformes con la enmien,
da se serviran decir si; los contrarios dirin no.
(Se efectia la votacidn).
SR. PRESIDENTE (FERn ) : g Falta algfin Delegado
por votar?
(Silencio).
Han votado 48 sefiores Delegados; 31 que no y 17
que si.








DIARID DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 19


Votaron en contra los sefiores: Alvarez Gonzdlez,
Alvarez de la Vega, Bravo Acosta, Busto, Capablan-
ca, Casanova, Cortina, Chibds, Dellund6, Esteva, Per-
dina'ez de Castro, Galano, George, Granda, Maiach,
Mdrqucz Sterling, Martinez Fraga, Martinez Sdenz,
JV".1v.~!-i.',, Mesa, V,;:i, Mesa, NViiez Portuondo,
Pons, Prin, -P.,'igucz Cartas, Villoch Vineent, Zay-
din, Boada y Ferro.
Votaron a favor los seiiores: Cordero, Correoso,
Duarle, 'arcia Agiicro, Guds InclIn, Hierndndez
de la Barca, Macco, Marinello, Meso, M jal, Parra-
do, Pricto, Roca, Rodriguez Rodriguez, Sdnchez Mas-
trap'a, Sudrez y Vilar.
Queda rechazada la enmienda.
Sn. GUAS INCLAN (RAFAEL) : Para renunciar a la
explicaci6n del voto.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el senior
Alvarez GonzAlez para explicar su voto.
SR. ALVAREZ GONZALEZ (RAFAEL) : Brevemente pa-
ra explicar las razones que he tenido para votar. He
votado por convicci6n, por principios, porque esti-
mo que en la forma en que esa Moci6n estai presen-
tada, es un'a agresi6n al punto de vista traditional
de la familiar, que encarna dentro del concept que de
ella yo tengo. Pero el objeto de la explicaci6n es que
podria aducirse que he votado en contra del Pro-
grama del Partido, y ciertamente he votado en con-
tra del Programa del Partido, y seguir6 votando
contra 61 en lo que tenga.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el senior
Bravo Aeosta para explicar su voto.
ISR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Sr. President y
sefiores Delegados: He votado en contra de la en-
mienda porque entiendo que el Dictamen se ajusta
a los puntos basicos del Programa de mi Partido. Los
prop6sitos que he seguido con respect a este parti-
cular estAn expresados en el Dictamen acordado por
la Comisi6n Coordinadora, sin que implique para
mi, en manera alguna, la coacci6n afectiva o elec-
toral que pudieran' realizar determinados Delegados
con respect a estimar que cuando un Delegado se
produzea abiertamente en la forma que crea con-
veniente de acuerdo con su criterio, esta votando en
contra de los intereses del pueblo. Aqui los De-
legados se produce siempre velando por los inte-
reses del pueblo.
He votado que no, porque estimo que ]o funda-
mental del Programa de mi Partido esta compren-
dido en el Dictamen, y dar6 mi aprobaci6n al Dic-
tamen en su oportunidad.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el senior
ChibAs para explicar su voto.
SR. CHIBAS (EDUARDO) : Sr. President y sefiores
Delegados: He votado que no porque estimo que el
Dictamen de la Comisi6n Coordinadora es extraor-
dinariamente amplio en ese sentido. No he podido
apreciar esa diferenciaci6n fundamental entire la en-
mienda y el Dietamen...
SR. MARINELLO (JUAN): Me permit una in-
terrupci6n el senior Chibis, para explicar en cuatro
palabras la diferenciaci6n ?


SR. CIIBAS (EDUARDO) : He votado que no porque
he tratado de apreciar esa distinci6n; he tratado de
ver qu6 concept mIs restringido podia haber entire
el Dictamen y la enmienda, y me parece que mis
amplio todavia es el Dietamen que la enmienda.
Es mas, un argument que me impresion6 para
votar a favor, expuesto por el senior Marinello, pu-
de comprobar despu6s al leer de nuevo el Dictamen,
que es equivocada la argumentaci6n del senior Mari-
nello, y, en esa oportunidad, reiteradas veces le pedi
al senior Marinello me permitiera la palabra para una
interrupci6n a fin' de que me aclarara el concept y
el seflcr Marinello no me quiso conceder esa interrup-
ci6n y aclaraci6n del concept que le pedia para
former juicio antes de votar y era lo siguien-
te: el argument empleado por 41, que me llegara a
impresionar, eran sus palabras en el sentido de que
esta declaraci6n de igualdad de derechos entire los
hijos naturales y los legitimos solamente se podia
hacer mediante el reconoeimiento del padre. Me pa-
reci6 un argument muy fuerte que me decidi6 a
votar a favor de la enmienda; pero al leer el dic-
tamen me encontr6 que era inexacto el argument.
El dictamen dice: (lo lee)... Hasta ahi es cierto
lo que dice el senior Marinello; pero, despu6s, ante
cl Dictamen, contradicien'do las palabras del senior
Marinello, se dice: o que recayera sentencia... (lee).
Luego, es cierto que la finica manera de obtener
esta igualdad entire los hijos naturales y los legiti-
mos es por medio de la declaraci6n del padre, porque
se puede obtener a trav6s de una sentencia judicial
que declare la filiaci6n.
SR. PRESIDENTE (FERRO).: (Agitando la campani-
lla). La Fresidencia quiere recorder al senior Unibds
que la explicacion de voto es por tres minutes y el
tiene consumidos cinco.
SR. MARINELLO (JUAN) : Sr. President: Para des-
pues de la explicaci6n de voto del senior Chibas, pido
la palabra para una alusi6n.
SR. CHIBAS (EDUARDO) : Habiendo leido el Dicta-
men y no habi6rndome aclarado esa contradicci6n el
senor Marinello, me parece que es mAs amplio y mas
preeiso todavia y mas concrete y abarca mis extre-
mos el propio Dictamen que la enmienda del senior
Rey.
Por todo esto he votado a favor del Dictamen de
la Comisi6n Coordinadora.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el senior
1'ernandez de Castro para explicar su voto.
SR. FERNANDEZ DE CASTRO (JosE A.): Sr. Pre-
sidente y sefiores Delegados: he votado que no, a pe-
sar de que hubiera sido mi deseo votar que si, por-
que indudablemente, que los prop6sitos que persigue
la enmienda son hermosisimos. Todo lo que sea bus-
car y encontrar la igualdad entire todos los hijos
es un prop6sito magnifico y loable; pero se le ol-
vid6 al author de la enmienda que tratando de bus-
car justicia e igualdad ha caido de lleno dentro de
lo que yo estimo que es una gran injusticia y una
gran desigualdad en el orden equitativo.
Mi experiencia de la vida y de abogado, me han
ensefiado, que por lo regular, el hijo natural ambicio-









20 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


na mIs el apellido de sus padres que el capital de
los mismos, y esto se explica; el dinero se adquiere
con el trabajo y aqu6l no esta al aleance de sus es-
fuerzos.
Y el precepto del dictamen resuelve este proble-
ma, sin olvidar garantizar tanto al hijo natural co-
mo al legitimo, su participaci6n en el haber heredi-
tario de sus padres, cuya cuantia la Ley determinard
en su oportunidad.
La enmienda trata de equiparar o igualar todos
los hijos en todos los derechos, incluso en los dere-
chos hereditarios, que es la parte econ6mica que
afecta al derecho de los que han trabajado junto a
sus padres.
Yo no creo, senior Presidente y sefiores Delega-
dos, que sea just que los hijos, legitimos o no, que
se crian dentro de la casa, ayudando a sus padres
a levantar el patrimonio comfin, y cuando estos hi-
jos tienen 20, 25, 30 o mis afios y sus padres fa-
llecen, ese haber hereditario que ellos han contri-
buido a conquistar, tenga que dividirse por parties
iguales entire aquellos hijos que han vivido fuera
de la casa paternal y que por tanto, en lugar de
acrecentar este haber, lo han mermado. Este es el mo-
tivo principal que me ha impedido votar a favor
de la enmienda, ya que estimo que su autor, tratan-
do de buscar justicia y amparo para los hijos natu-
rales, ha caido, segiin mi criterio, y en el orden eco-
n6mico, en una gran injusticia que yo trato de evi-
tar. Ese es el motive por el cual vote contra la en-
mienda.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el senior
Galano, para explicar su voto.
SR. GALANO (ADRIANO): Sefior Presidente y se-
fiores Delegados: He votado que no porque, segura-
mente sera objeto de modificaci6n la parte sustanti-
va del precepto del Dictamen, por existir sobre la
Mesa una Enmien'da sustitutiva de ese preceptd,
que produce una modificaci6n de fondo del dicta-
men, y que expresa de manera mis cabal y comple-
ta la idea contenida en el ante-proyeeto de Consti-
tuci6n de mi partido, que dice textualmente: (lee).
La Enmienda sustitutiva a que me acabo de re-
ferir, contien'e perfectamente el espiritu que ani-
ma este precepto, y me reserve, para entonces, im-
partir mi voto a.probatorio, que sera la oportunidad
en que yo habr4 de manifestar la enorme preocupa-
ci6n que siempre he sentido por esa sentencia secu-
lar, que a mi me luce como la negaci6n de toda
equidad y espiritu de justicia social, y que afirma
que "la culpa de los padres la pagan los hijos".
SR( PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el senior
Garcia Agiiero, para explicar su voto.
SR. GARCfA AGUERO (SALVADOR): Sefior Presiden-
te y sefiores Delegados: He votado que si al discu-
tirse la Enmienda, porque si hay un'a diferencia
esencial entire ella y el Dictamen, aunque haya mio-
pias tan agudas que pretendan no verla. La diferen-
cia esen'cial, a mi juicio, esta -y por esto he vota-
do que si- en que la Enmienda establece la igual-
dad absolute de todos los hijos, y en el Dictamen se
mantiene la diferenciaci6n entire ellos. Se diferencia
al natural del legitimo; y la diferenciaci6n no es, a
mi juicio -como se ha pretendido presentar apa-


rentemente, con cierta habilidad- de tipo sentimen-
tal, sino es una diferenciaci6n estrictamente econ6-
mica, que pretenide mantener la ventaja especifica
para un tipo de hijo, en detrimento de los otros.
He votado que si, ademas, porque esta igualdad
absolute entire todos los hijos, ha de estar por en-
cima del pequefiisimo, del cominero prejuicio o preo-
cupacion que pretend garantizar mayores derechos
al hijo que estuvo viviendo dentro de la casa que
aquel que naci6 fuera de ella, porque precisamente
su padre quiso que naciera alli, y se le mantuvo fue-
ra de ella; y tengo entendido que es principio de
justicia el de mantener una linea exacta id6ntica
para todos los hijos, no s6lo para los que nacieran
fuera del mismo, ya que ello acaeci6 por expresa vo-
luntad del propio padre y no por voluntad del que
naciere, y ademas, porque no compren'do como hay
quienes sosteniendo criterion nacidos al calor de la
Revoluci6n Francesa, que franque6 el camino para
que todos los series ante el naeimiento fueran igua-
les, puedan mantener, sin' embargo, las desigualda-
des entire los hombres en la cuna misma, mantenien-
do para uno todas las ventajas de la herencia, y p]ara
los otros todas las pretericiones y las violencias, el
hambre y la miseria, porque no entiendo que sea
possible que con un principio de verdadera justicia ha-
yan hijo.s destinados a pasar hambre y...
SR. CHIBAS (EDUARDO): {D6nde dice eso... ?
SR. GARCIA AGiERO (SALVADOR): A pasar ham-
bre... y pido al sefior Presidente, entire otras cosas,
que haga silenciar al senior Chibas, para cuando le
correspond hablar en su turno, y ademas, ratifico
en esta afirmaci6n que he votado que si porque es
principio de justicia, porque corresponde al criterio
de nuestro partido y porque es ciertamente una di-
feren'cia esencial la que existe entire la Enmienda
que establece la igualdad en un Dictamen, que pre-
tende ocultar, con mas o menos parabanes, una in-
justicia deliberada.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra la se-
fiora Alicia Hernandez de la Barca.
SRA. HERNANDEZ DE LA BARCA (ALICIA): He vota-
do que si, senior Presidente y sefiores Delegados, por
ser consecuente con ideas que se han in'vocado reite-
radamente en el seno de esta Asamblea, desde el prin-
cipio, ya que he creido que iba asi mi voto parejo a
tales concepts; es decir, a la igualdad de todos los
cubanos ante la ley, y al Dios que se invoc6 para
preceder, desde el preambulo, esta Constituci6n. Ese
Dios, senior Presidente y sefiores Delegados, que no
reconoce ninguna distinci6n entire todas sus criatu-
ras.
Creo que en el Dietamen se le da un privilegio
irritante al hombre, porque en ese caso, la finica
persona a que se alude, ya que la mujer no puede ha-
cerlo de acuerdo con las leyes actuales, es al padre;
esto es, que arriba del adulterio, se le deja la vo-
luntad de reconocer o no al hijo. Contrario al egois-
mo que pudiera tener personalmente, he levanitado
mi espiritu y he votado que si, para defender a to-
dos los hijos, que tienen el mismo derecho ante la na-
turaleza y ante Dios, y para defender tambien a la
mujer porque el adulterio no se suprime, porque
los hijos no sean iguales. El adulterio se suprimiri









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 21


cuando haya mas pureza de intencion'es, cuando los
hombres quieran de veras proteger a los hijos legi-
timos; y si la Enmienda presentada por el senior
Rey hubiera quedado aprobada, entonces si que
tendrian protecci6n todos los hijos, tambien los le-
gitimos, ya que el adulterio no existiria, o existiria
muy poco. (Aplausos en los bancos comunistas).
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el senior
Mafiach, para explicar su voto.
SR. MARACH (JORGE) : Sefior Presidente y sefiores
Delegados: He dado mi voto negative a la Enmien-
da, por estimar que el precepto del Dictamen de la
Comisi6n Coordinadora es un precepto equilibrado.
Por una part, ese precepto reconoce el derecho ba-
sico de humanidad, los derechos econ6micos y los
derechos sociales del hijo nacido fuera del regimen
matrimonial, y los reconoce con amplitud suficien-
te para que no pueda decirse que la Carta Fundamen-
tal de la Repiblica deja pesar sobre la vida de esos
series el bald6n de una diferencia ostensible de cali-
dad social ,o que los condena a un perenne desva-
limiento en la vida. Pero, por otra parte, el precepto
de la Comisi6n Coordinadora se preocupa tambi6n
de ese hecho moral en el cual todavia algunos de
nosotros creemos: el hecho de la familiar.
No creo, como decia mi distinguido compafiero, el
senior Marinello, que la familiar sea, final y esen-
cialmente, un hecho econ6mico; cierto que la econo-
mia conciciona el hecho familiar, como condiciona
todo hecho social; lo econ6mico es un coeficiente a
los fines que la familiar se propone servir; y por
ello import much que sea possible hacerlo sin in-
justicia para los que nacen fuera de la familiar, pero
sin llevar tampoco nuestra generosidad al extreme
cco euminar tocalmente de la lamllia aquenos an-
cientes de orden econ6mico que contribuyen a la
preservaci6n de ella sore una ease matrimonial.
SR. ROCA (BLAs): Pero para qu6 tienen hijos
fuera del matrimonio ?
,Sn. MARACH (JORGE) : Para el Delegado que habla
(y es possible que sea muy "reaccionario" por lo
que mantiene, pero es una posici6n en la cual se
slente sumamente c6modo), la familiar es algo mis
que esa asociaci6n meramente fisica y transitoria
en que algunos sefiores Delegados parecen estar pen-
sando...
Es, como decia contestando a una interrupci6n
anteriormente, el ambito afectivo en que se mantie-
nen las mejores tradiciones sociales; es la sociedad
en' pequefio; el instrument de que la sociedad se
sirve hasta para preservar la vida fisica de la es-
pecie, porque no es lo mismo la familiar creada al
amparo del matrimonio que la familiar creada bajo
el amparo artificial, vago y difuso, del Estado...
La familiar es el instrument de que la sociedad
se vale no s6o1 para mantener la especie, sino tam-
bi6n para la trasmisi6n de la tradici6n moral y cul-
tural de la especie; para preservar una series de va-
lores, de actitudes delicadas del espiritu, que no
pueden prosperar fuera del ambito familiar.
Si la conservaci6n do cicrtas prefcren'cias en el
derecho de sucesi6n, contribute a que podamos pre-
servar ese instrument de valores morales, cultura-


les, espirituales que la familiar es, esa preferencia
est6 mAs que justificada.
No soy un hip6crita que desconozca el hecho de
que lo econ6mico tiene una importancia capital en
todos los Ambitos sociales; es de una importan'cia
capital en la familiar, y no tengo empacho en decir
que efectivamente, al votar contra esta enmienda
y a favor del dictamen, estoy manteniendo un de-
recho de sucesi6n preferente para la familiar ma-
trimonial, porque creo que un'o de los alcientes,
uno de los motives fundamentals aue el hombre
tiene, es ,afortunada o desgraciadamente -no va-
mos a tratar de enjuiciar la humanidad tal como
estA hecha-, es el motive econ6mico, y, si nosotros
eliminamos totalmente del ambito familiar el dere-
cho a integrar y conservar de modo preferente un'
patrimonio familiar, estamos minando por la base
el mas seguro instrument de preservacion de los
mAs altos valores sociales.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el se-
fior Martinez Fraga, para explicar su voto.
SR. MARTINEZ FRAGA (AOToNI) : He votado en
contra de la enmienda suscrita por el senior Rey,
aparte de las propias convicciones que tengo, de ha-
ber nacido y vivido en una sociedad que hace de la
familiar base secular de su propia constituci6n y
desenvolvimiento, por los propios principios que
contiene en su program el Partido que tengo el
honor de representar.

Para mi Partido, la sociedad cubana tiene como
base esenceial y fundamental la familiar, y la fami-
lia se encierra, forzosamente, dentro de esa institu-
ci6n secular que se llama el matrimonio...
No es possible pensar, como he oido decir, que se
pueda evitar el adulterio, que se puedan evitar los
males sociales que acarrean o se proyectan sobre el
matrimonio, dejando prActicamente el libre desen-
volvimiento del mismo y de las relaciones materials
del hombre y la mujer.
Si efectivamente se entiende, como se ha dicho,
una simple funei6n mecanica, un simple ajustamien.
to de hombre y mujer para la procreaci6n, al com-
p6s de una situaci6n fnicamente econ6mica, enton-
ces est6 de mis el acuerdo adoptado por esta Con-
venci6n de la libertad de testar, que no tiene que
regular ya en forma de ninguna clase el derecho
sucesorio.
Pero, como si fuera poco, se aspira con esta en-
mienda, afortunadamente desechada, a la desapa-
rici6n del matrimonio, y a la desaparici6n del ma-
trimonio siguiendo el sistema de aquellos medicos
antiguos que para hacer desaparecer la en'fermedad
entendian que lo mejor era matar al enfermo.
De esta forma, senior Presidente y sefiores Dele-
gados, entiendo que se vela y mantiene por el matri-
monio, porque es base esencial de la familiar, como la
familiar es base esencial de la sociedad; si el hijo, por
el contrario, se equiparase en todos sus derechos y
obligaciones, lo mismo el inacido dentro del matri-
monio que el nacido fuera del matrimonio, podria-
mos pricticamente suprimir la instituci6n del ma-
trimonio como base secular de la familiar.










2 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Por eta raz6n, porque para mi Partido es funda-
mental la familiar y el desenvolvimiento social al am-
paro de leyes y regimenes propios, entiendo que
es fundamental el votar en contra de esta enmienda,
como lo he hecho y lo explico en esta forma, por es-
tas razones politics de Partido, a mis de las convic-
ciones propias que tengo.
No quiero que afecten en lo mins minimo el hecho
de que el matrimonio se haya mantenido como sacra-
mento al trav6s dcl tiempo y de la historic, y en
muchos paises asi se mantiene; dentro de un prin'ci-
pio social de necesidad imperative el matrimonio
existe, y para que el matrimonio exista es necesa-
rio que se legalice y reconozca el derecho de los hi-
jos legitimos.
SR. PRESIDENTE (FERRO): Tiene la palabra el se-
fior Martinez Silenz, para explicar su voto.
SR. M1ARTINEZ SAENZ (JOAQUIN) : Sr. President
y sefiores Delegados: Tres razones funda.mentalles
me han llcvado a votar que no a la enmienda pre-
sentada por e] sefior Santiago Rey.
En primer lugar, es un respeto a la democracia.
La democracia es el gobierno por consentimiento
y yo tengo la seguridad de que cuando se eligi6 a
esta Convenci6n Constituyente y cuando se le plan-
te6 a ese pueblo, que aqui nos trajo, la realidad de si
ibamos o no a alterar fundamentalmente la existen-
cia de ]a familia... Notemos el consentimiento po-
pular para ello; no hemos venido aqui a establecer
esta reivin'dicaci6n; no hemos oido en ninguna par-
te, y hace muchos afios que yo lucho, y lucho en to-
dos los frentes', por la revoluci6n en Cuba para reno-
var la vida cubana, y no he oido ni encontrado na-
da hasta este moment, en que el senior Roca me
trae un escrito, con letra muy pequefia, que no pue-
do leer porquc me llevaria los tres minutes.
SR. RoCA (BLAs) : El program del Partido De-
m6erata Republican'o.
SR. MARTINEZ SAENZ (JOAQUIN): Explicado por
el senior Bravo Acosta y que yo entiendo que no re-
.presenta el sumun de la opinion nacion'al.

En segundo lugar: creo que es una enmienda que
carece de valor civico. Que a.qui estamos actuando
sin concept exacto de n'uestra responsabilidad y
sin el valor necesario para ello; aqui, en este dicta-
men, se estf tratando de destruir la familiar con pa-
labras falsas: se empieza en el dictamen con la afir-
maci6n rotunda de que se protege a la familiar y al
matrimonio.

Soy un hombre valiente, y si quisiera destruir la
familiar y el matrimonio, tendria el valor de soste-
nerlo; pero no quiero escudarme detris de un ar-
ticulo primero, que dice que se defiende a la fami-
lia y el matrimonio, y despu6s, con medidas que pa-
recen generosas y amplias, destruir la familiar.

Estamos como los hombres que saltan en el tra-
pecio del circo: hay tres trapecios, uno en un ex-
tremo, otro al medio y en el otro extreme un ter-
cero, y se salta del primero al del medio, en el pri-
mero se estaba bien', en este segundo ya empiezan las
vacilaciones y en el tercero lo destruimos.


Falta el valor esencial para establecer si se quie-
re la supresi6n del matrimonio, pero decirlo franca-
mente...

Yo le hube de prcguntar al senior MVarinello si 61
era contrario al matrimonio monogdmico y 61 me
dijo que no, pero si tal como nosotros lo entendia-
mos, y me pareci6 valerosa su declaraci6n, porque
ha dicho exactamente lo que quiere; pero los demAs
no estamos actuando con valor, de un modo direc-
to, sino que estamos queriendo un hecho sin atre-
vernos a declararlo.

Finalmente, hay una raz6n que es poderosa: la
Asamblea Constituyente quiere facilitar el matri-
monio; lo declara gratuito; para hacerlo mis efec-
tivo crea el matrimonio de "usus", que aunque al-
gunas personas screen que es un ataque al matrimo-
nio, es su mejor defense, porque multiplica el n'u-
mero de los matrimonios. Nunca he pensado que ese
precepto vaya contra el matrimonio: al contrario,
es una defense del mismo.
Tratamos, por esto, de defender al matrimonio, y
una de las razones mis poderosas que los hombres
de conciencia pueden tener para ir al matrimonio
es la responsabilidad con su prole. Si hay dos si-
tuaciones diferentes, hijos de matrimonio e hijos
fuera de matrimonio, tenemos que reconocer el he-
cho y su consecuen'cia. Asi como el regimen de igual-
dad ante la ley no elimina la diferen'cia de hecho,
tampoco el regimen judicial puede borrar, como dijo
muy bien el doctor Cortina, hechos que son distin-
tos. No puede haber injusticia mayor que tratar en
igual forma situaciones distintas. Si la ley estable-
ce el matrimonio, y 6ste tiene consecuencias, el resul-
tado tiene que tener un rango adecuado al mismo.
Si se produce un acto sexual que la ley repudia, que
la ley no quiere, sus consecuencias, no pueden ser
tratadas del mismo modo aunque hagamos todas las
declaraciones humans y divinas. No podemos acep-
tar que un hombre tenga hijos, como los podia te-
rier, conforme con este precepto, con cinco o seis
mujeres distintas, y tenerlos a todos bajo su am-
paro, porque no es possible que el hecho se acepte por
todos los interesados.
Hay una injusticia social que tratamos de re-
peler. La injusticia social es, que a una pci 4ona
se le persiga pfiblicamente por su posici6n de na-
cimiento; y en el dictamen se dice claramente y se
establece en el primer parrafo, un'a responsabilidad
igual para todos los hijos, sin distingos de ninguna
clase. Y en el filtimo pirrafo se dice, que no se po-
drA hacer constar en los documents oficiales cuhl
es el estado legal de los padres, ni expresar la clase
de filiaci6n del hijo. Creo era convenience haberlo
quitado.
lMe hablan de la situaci6n' econ6mica. Pues bien: ya
el dictamen lo ha aprobado... Ahi esta la libertad
de testar...
SR. MARINELLO (JUAN): Pero lo repetimos ahora.
SR. MARTINEZ SAENZ (JOAQUIN) : No lo tenemos
que repetir, porque esto no es una vaca que esth ru-
miando siempre el mismo concept, y en esta Cons-
tituci6n debemos consignar las cosas de una vez y
para siempre.










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 23


El padre y la madre protege al hijo que quie-
ren...
,SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : Eso es lo que hemos
acordado.
SR. MARTINEZ SIENZ (JOAQUIN) : Con esto se des-
truye el argument, el ataque in'directo para hacer
desaparecer el fundamento de la existencia del ma-
trimonio: la. raz6n econ6mica. Pero esa es una cosa
sin relieve, una cosa que no debe preocupar a Uni6n
Revolucionaria Comunista, ni debe preoeupar a la
mayor part de los Delegados de esta Asamblea, por-
que eu Cuba estamos en' un pueblo de desheredados
y la herencia es poca... Se le quiere dar un relieve
extraordinario, cuando no lo hay. IQui6nes son los
que han formado aqui capitals que tengan una im-
portancia suficiente para la distinci6n entire los hi-
jos? La realidad eubaina es que el pueblo de Cuba
llega por un process de depauperaci6n creciente, que
alcanza a todo el mundo, a un estado de ineapaci-
dad de capitalizar gen6rico. HabrA un 10 o un 15
por ciento, pero la mayoria de los cubanos nos en-
contramos en estado de desposeidos.

No hay pues en defin'itiva una raz6n econ6mica.
Hay si, una raz6n moral, una raz6n moral que a los
hombres responsables lleva al matrimonio, que es
evitar tener hijos que puedan estar en una situaci6n
distinta a los otros hijos, pero si se pone la igu 1l-
dad de derechos, se eliminarA el matrimonio y se
llegar6 a la posibilidad de la multiplicaci6n de las
unions sexuales, y si eso es lo que quiere la Asam-
blea, que lo diga claramente, y el pueblo, que se
entusiasma oyendo los discursos, ereyendo que esta
recibiendo beneficios, sepa que lo que se va a hacer
es destruir el matrimonio. Si eso es lo que se quiere,
en definitive, que se manifieste, y entonees me opon-
dr6.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el se-
fior Meso para explicar su voto.
SR. MESO (JOAQUIN): Sr. President y sefiores
Delegados: He votado a favor de la enmienda del
senior Rey, porque la enmien'da se aparta del dicta-
men. El dictamen se refiere finicamente al recono-
cimiento de los hijos naturales, mientras que la. en-
mienda del senior Rey va much mas lejos: establece
el principio de la igualdad de los hijo-.
Al votar en esa forma, lo he hecho manteniendo
exactamente los principios sostenidos por el Parti-
do Dem6crata Republicano, que simplemente ha
reproducido la. enmienda del senior Rey. El Partido
Dem6crata Republicano en su program dice: (lee).
E,s decir, que la enmienda del senior Rey no hace
mis que recoger exactamente el principio del Pro-
grama del Partido Dem6crata Republicano, y por
esta raz6n he votado a favor de la misma.
SR. MARINELLO (JUAN): El senior Bravo Acosta
tiene otra edici6n.
SR. CORTINA (JosE MANUEL): Es un'a interpreta-
ci6n del Programa del Partido, segfin el criterio del
senior Bravo Acosta.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el se-
fior Mujal.


SR. MUJAL (EuEBlo) : Sr. President y sefiores
Delegados: He votado que si, porque en la enmien-
da no hay ningin ataque a la familiar. Al contrario:
hay una. defense de la familiar.
De la misma manera que el senior Martinez SAenz
vot6 a favor del matrimonio de uso, para proteger
precisameinte al matrimonio, de esta misma mane-
ra, cuando se obligue a que los hombres no tengan
hijos fuera de easa, como sucede en esta democracia;
por la forma en que se entiende, la fnica manera
de evitar eso es que cuando se imponga al hombre,
que de su sueldo tenga que pagar una cantidad pro-
porcional, enton'ces los compafieros verin como se
acaba la corrupci6n que hay en este regimen, en que
hay tantos hijos fuera de casa, porque cuando a los
hombres se les diga que tienen que pagar una par-
te de su sueldo o una parte de su dinero, se cuida-
ran mueho de no tener hijos fuera del matrimonio,
y en' cambio le tendran carifio y afecto a la compa-
nera, y si no se lo tienen, se separarAn de ella me-
diante el divorcio, ya aprobado.
Todos los partidos que aqui estin, absolutamente
todos, han defendido en la tribune pfiblica, la igual-
dad de los hijos.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): No creo que to-
dos lo hayan defendido en la tribune pfiblica.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Los que han hablado en la
tribun'a pfiblica, porque hay algunos partidos que
no han hablado nunca en pfiblico; pero todos los
que lo han hecho, han dicho siempre al pueblo de
Cuba que quieren la igualdad de todos los hijos, de
cualquier clase que sean; pero eso seria una cuesti6n
declamatoria, si no se le pusiera remedio de modo
fundamental. Cuando se dice por la herencia, no se
esta atacando al regimen capitalist ni se esta ha-
ciendo ninguna labor socialist ni contraria al r6-
gimen existente. Lo que se esti es llamando la aten-
ci6n respect a ese individuo que tiene la desgracia
de nacer fuera del calor de los padres, y que toda.
via tiene la mayor desgracia de no poder contar coin
una parte del dinero que tiene su padre.
Este precepto protege totalmente al matrimonio,
y lo protege perfectamente bien; pero ademas de
eso, protege a la posibilidad de poderse divorciar,
con lo cual se facility todavia mas el matrimonio.
No hay absolutamente ninguna raz6n para nregar
aqui cosas que no deben ser alegadas. He notado que
esta Asamblea normalmente, cuando se discute un'
problema de esta clase, se eleva el tono de manera
tal, que no se sabe que es lo que se dispute. Este prp
cepto del senior Rey es esencialmente reformista,
tan' reformista que esta en el Programa del Partido
Dem6crata Republicano, que yo creo que la mayor
gloria que tiene es ser un program derechista.
He observado que hay algunos sefiores Delegados
que en sus discursos tachan de reaecionario o de
revolucionario o de radicales a los que defendemos
este problema, en su afan de buscar votos en contra.
Esta enmienda protege a la familiar, como aqui
se ha dicho.
No se ataca absolutamente en n'ada; lo que ni
quiero decir es que la mayoria de los Convenciona-









24 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


les que son hombres, antes de haber combatido este
precepto, debian haber hablado con su propia con-
ciencia y se den cuenta de que en nuestra poblaci6n
hay hijos fuera de la familiar y que a esos hijos,
un Partido revoludion'ario que quiere a (Cuba le
interest protegerlos, lo mismo que hace con los hijos
legitimos, y si no, piensen que cuando el Estado
necesita de su poblaci6n para su defense, no estable-
ce diferencias entire unos y otros hijos, sino que los
manda a todos a buscar la muerte.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el se-
fior Prio Socarras para explicar su voto.
,SR. PRIOR SOCARRAS CARSO) : He votado que no
en cuanto a la enmienda del doctor Rey, porque
me parece que aqui en el caso de esta enmienda,
hemos tenido lo que es corriente como figure de
delito: un exceso en la defense.
Los corvencionales en general, tanto en la Sec-
ci6n correspondiente como en la Comisi6n Coordi-
nadora encaminaron sus pasos al confeccionar la
parte de la ConstituciSn que discutimos en estos
instantes: el de ir a proteger a una parte de la so-
ciedad qiu con dcsigualdad inexplicable hasta ahora
mantenia en un piano secuniario de desconocimien-
to y pretcrici.'n a los hijos ilegitimos..
Pero como sucede con frecuencia entire los cuba-
nos, que much tenemos de la herencia de las pro-
vincias meridionales espafolas tan picarescas, que
cuando creemos que lo pedido ha sido poco porque
acaso el dadivoso hubiera estado dispuesto a dar
mis, quizRs reconvengamos a nuestra propia actitud
por no haber sido mfs amplios en la peticion.
Los sefiores del Partido Uni6n Revolucion'aria Co-
munista, plantean una enmienda que no es la del
senior Rey y se adhieren a la del senior Rey que man-
tiene concepts que en mi criterio serian musicals,
como ya lo ha calificado asi la Convenci6n; "el que
se establezea que tendrfn igual con'sideraci6n social".
'SR. MARINELLO (JUAN): Iablamos de herencia
tambien...
SR. PRIO SOCARRiS (CARLOS) : Nosotros tratamos de
proteger al hijo ilegitimo lo mismo el hombre que ten-
ga un hijo natural cuando es soltero, o quien lo tenga
ile'itimo cuando casado lo concibi6 fuera del matri-
monio con cualquier mujer, que tuviera la obligaci6n
para con este hijo, no lanizindolo a la calle como una
bestia indefensa sin protecci6n alguna, porque a los
animals se les protege y parece que nosotros en este
caso no lo queriamos hacer. Si nos determinamos a
darle garantia a esos hijos tenidos fuera del matrimo-
nrio, obligando al padre a defender a ese hijo ha-
bido fuera del matrimonio por culpa suya y no por
culpa de la prole. Y asi se trat6 de confeceionar y asi
se ha hecho en el dictamen y quizis alguna otra en-
mienda lo recoja de manera ms certera que la en-
mienrda del senior Rey. Y sin embargo se ha enar-
bolado la enmienda del senior Rey como cosa fun-
damental, revolucionaria, cuando en verdad se tra-
ta de salvar un defecto de nuestra sociedad que la
mayoria de los Delegados aqui presents han
demostrado su disposici6n a salvar haeiendo que la
Constituci6n nuestra contenga preceptos que tienen


muy pocas Constituciones en el mun'do, y por lo tan-
to nos debemos sentir orgullosos, porque hemos rea-
lizado obra humana y social.
Por todas estas razones, reservando este criterio en
cuanto a los hijos ilegitimos para tratar de hacerlo
triunfar en la oportunidad que crea mas efectiva, y
no en esta enmienda, que creo adolece del grave de-
fecto de hacer declaracion'es absolutas sin ir al fon-
do del problema, yendo al exceso de defense porque
con raz6n han enarbolado algunos Delegados que se
esta atacando al regimen del matrimonio, a la protec-
ei6n de la familiar, y quizAs tengan raz6n, por la re-
dacci6n tan ampulosa de la enmien'da, haciendo con-
sideraciones hasta de carActer social, cuando quien
evita que se tengan diferencias. en este asunto cuan-
do hasta en el seno de la misma familiar ocurren estas
diferencias.
Por todas estas razones di mi voto n'egativo a esta
enmienda.
SR. PRESIDENT I (FERRO) : Tiene la paiabra el Sr.
Primitivo Rodriguez para explicar su voto.
SR. RODRiGUEZ (PRIMITIO) : Sr. President y sefio-
res Delegados: A pesar de la brillante argumentaci6n
de mi distinguido compafiero el doctor Cortina, he
votado que si respondiendo al imperative sentimiento
de humanidad que informa toda la actuaci6n de mi
vida.
Soy un devoto consagrado de la santidad del ma-
trim.onio y por lo mismo estimo que la incorporaci6n
de esta enmienda del compafiero Santiago Rey a
nuestro texto constitutional serin un frenc qlue suleta-
ria recientemente la lujuria desbordada de una series
de sefiores que en ocasionres prevalidos de ]os recursos
econ6micos de que ellos disponen y de la indefensi6n
econ6mica de algunas mujeres, y en otras ocasiones,
abusando del sentimiento de esas desventuradas, sa-
cian en ellas su in'stinto grosero y dejan a los hijos
lanzados al arroyo, porque si bien es cierto que en el
phrrafo primero de este articulo se ampara a esos hi-
jos, no es menos cierto que si el padre muere, quedan
totalmente indefensos y a merced de los vaivenes
crueles de la vida.
Aqui se ha invocado el favor de Dios en el preAm-
bulo de la Constituci6n. Yo soy un fervoroso creyente
en la existencia de ese Dios; pero me duele que se
invoque el favor de Dios en el preAmbulo de la Cons-
tituci6n, mientras se trata de desoir las ensefianzas
y las prddicas de ese Dios que propugnaba la igual-
dad entire todos. los hombres del mundo.
Por eso yo he votado que si, y veo cof dolor que la
mayoria de los compafieros votaron que n'o, porque
mi impresi6n es que la enmienda del senior Rey seria
un freno recio para sujetar la lujuria de una series
de entes que abusani de su posici6n econ6mica -y esta
es una realidad que nosotros podemos comprobar fA-
cilmente nada mAs que tendiendo la vista por done
quiera, y abusan de la miseria o de los ;ientimientos
de pobres mujeres, a.bandoniindolas despu6s con los
hijos mancillados por el estigma de ilegitimos que es
bald6n ignominioso en una sociedad cimen'tada sobre
tormentosa injusticia.
En tanto, en la tranquilidad de sus hogares no
sienten los monstruos de lascivia que asi rasgan el








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENCION CONSTITUYENTE 25


honor que la miseria o el sentimiento pierde, ningfin
remordimiento de conciencia, ni acusaci6n ninguna
de su coraz6n, sin importarles que los desventurados
hijos de su placer choquen con los inconveniences que
todos conocemos y ademis con el estigma de hijos
adulterinos que es vergiienza infamante en una socie-
dad injusta y cruel.
Por eso he votado que si y quiero dejar constancia
de que he visto con dolor que esta enmienda no se haya
incorporado al texto constitutional, porque tal proce-
der revela la negaci6n de ese Dios, cuyo favor se ha
invocado en el preambulo de la Constituci6n que es-
tamos redactando.
SR. PRESIDENTE (fERRO) : Tiene la palabra el Sr.
Suarez Fernandez para explicar su voto.
SR. SUAREZ FERNINDEZ (MIGUEL) : Sr. President
y sefiores Delegados: Este problema de la enmienda
que he votado afirmativamente, me ha causado much
extrafieza, se consider un caso nuevo en los debates
cubanos.
En el Consejo de Estado, del que form parte,
se present un proyecto de Decreto-Ley equiparando
los hijos legitimos, naturales y adulterinos. MIVs tarde,
en la C6mara de Representantes no solamente se pre-
sent6 un proyecto equiparando los hijos sin que fuera
aprobado, y cada vez que este problema se suscita,
oigo los mismos arguments: se destruye el matrimo-
nio, se destruye la familiar! Y por cierto en esta Con-
venci6n ya el pun'to cardinal de distinci6n entire unos
y otros hijos ha desaparecido desde el moment en que
se reconoce la libertad de testar.
Claro, que al hombre escrupuloso que reparte su
herencia con el testamento no le sera de aplicaci6n
ninguna de las reglas del derecho civil. Para el omiso,
para el despreocupado, le eran de inflexible aplica-
ci6n las reglas sucesorias del C6digo Civil. Si no hay
ninguna finalidad econ6mica para diferenciar un hi-
jo del otro dependiente de la voluntad del testador.
6 Cudl es el finico motivo que queda en toda nuestra
legislaci6n' y en todo el campo del derecho para dis-
tinguir un nijo del otro? Exclusivamente un regimen
de castas que debe estar abolido en nuestra repfiblica
democrAtica.
El process ha sido lento. Primero se borraron las
distinciones de raza en los libros de los Registros Ci-
viles. Despu6s se ha llegado a plantear ante los Tribu-
nales de Justicia, una sola vez con 6xito, la existencia
de la sociedad de ganaciales concubinarios. Y ahora,
no nos quedaba mas que un solo problema por resol-
ver, que desgraciadamente mantiene el Dictamen que
tanto han defendido esta noche. La distinci6n funda-
mental entire la enmienda y el Dictamen no es mis
que 6ste conserve una nomenclatura de hijos, califi-
cAndolos ya en su propio texto en hijos naturales, le-
gitimos y adulterinos. Luego eso obligaba a toda nues-
tra legislaci6n civil a mantener la nomenclatura que
contiene el precepto. Si entire el Dictamen y la en'-
mienda estamos todos de acuerdo, no hay diferencias
en el orden econ6mico, ni en orden sucesorio, ~por
qu6 ha de haber alguna raz6n, o alguin motivo para
que mantengamos esta estigmatica clasificaci6n y esta
diferenciaci6n entire hijos? Estamos buscando la su-
pervivencia del Regimen de casta en Cuba? & No exis-
ten lasdivergencias de tipo econ6mico ni aquella que


tien'e por nobleza la raz6n del matrimonio? No me pa-
rece acertado, sefiores Delegados. Y no puedo afirmar
que ein la campafia political precedent a la Convenci6n
Constituyente, no se haya hablado en todos los par-
tidos de este asunto. Por mi parte puedo asegurar que
en mas de una oportunidad he hablado, y he oido
decir a otras personas, que se intentaria borrar esta
diferencia que separaba a los cubanos finica y exclu-
sivamente en raz6n' del nacimiento. Triste situaci6n
la del cubano que nace fuera del matrimonio o que
nace a espaldas del matrimonio. Si vamos a conservar
unica y exclusivamente una distinci6n por el solo
hecho de su origen, del cual no ha tenido partici-
paci6n' el estigmatizado, ni es responsible, creo que
durante toda la campafia se hizo en mks de una opor-
tunidad una series sucesiva de promesas para reme-
diarlo.
Yo voy a terminar, porque el reloj estai caminando
y veo que el doctor Cortina se impacienta por hacer
cumplir el Reglamento, cosa por lo cual lo felicito,
pero quiero hacer una filtima y precisa declaraci6n.
Nosotros no estamos discutiendo el problema de la
conservaci6n' ni de la protecci6n al matrimonio, ni
estamos debatiendo si esto conduce a facilitar las unio-
nes sociales libres. No creo que ninguna de esas ra-
zones pesen para que nazca o no un hijo fuera del
matrimonio; pero estimo que el derecho contermporh-
neo mas grande que pueda reclamar el hombre sobre
la faz de la tierra es el derecho a la felicidad. No hay
ningfin texto constitutional, ni una Ley de estos tiem-
pos que no ayude al hombre a obtener el derecho de
felicidad. Sefiores, la felicidad se obtiene borrando
estas diferencias, o ayudando a borrar este estigma,
a los hombres que por raz6n de su nacimiento lo su-
fren hoy. Yo contribuyo, con mi voto, a que los cu-
banos no est6n separados por diferencias originadas
en virtud del nacimiento.
ISR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el se-
fior Zaydin para explicar su voto.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Sr. President y sefiores de-
legados: Estimo que todo el debate alrededor de la
enrmienda del senior Rey se ha desorbitado y se ha
situado en plano que no era propio de un concept
t6cnico de esta material para discurrir sobre su al-
cance y sobre su concept. Es por eso que la enmienda
no tiene la finalidad que se propone su autor y la
que proponen tambi6n' los que han votado, que yo de-
cidi mi voluntad en contra porque para mi 6ste es un
problema que no esta relacionado con el matrimonio.
No esta relacionado con la familiar y no esti en contra
del matrimonio, n'i esta en contra de la familiar: es el
estado cabal de la persona. Todo hombre, toda mujer
que viene al mundo, no por su voluntad, quizis en
contra de ella, como dijera Renan, tiene derecho, cual-
quiera que sea el origen que motivara su alumbra-
miento, a que la vida lo sitfie en el plano de la protec-
ci6n para vivir, para educarse, para. desarrollar. Y
ello trae como unia consecuencia inmediata, el naci-
miento de una relaci6n; una relaci6n entire 61 y quie-
nes lo crearon. Es decir, la relaci6n entire el hijo y el
padre. Y de ella se deriva una instituci6n, que es la
filiaci6n. Y es aqui precisamente, en la filiaci6n', como
un hijo natural, del cual se derivan inmediatamente
consecuencias de character juridico y relaciones de
caracter social, porque viene a situar al estado civil
de la persona dentro de la organizaci6n civil y el









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Estado debe cuidar de la tutela y regen'cia de esas
tutelas sobre todos los integrantes del mismo mientras
est6n sin estado civil, y es ahi donde hay que centrar
esta cuesti6n. Y entonces es cuando podriamos hablar
de los derechos y de los deberes de la filiaci6n. Y en-
tonces es cuando, para que esa filiaci6n cree el estado
civil y el cumplimeinto de los hechos y deberes, tene-
mos que ir a la investigaci6n de la maternidad y la
paternidad. Una investigaci6n libre dentro del con-
cepto juridico del mismo, que no es el caso que yo
expliqu6 ahora.
Por eso es que alguien, como el doctor Chib6s, mi
distinguido compaiero y el doctor Galano, que vota-
ron.que no, lo hicimos, no por no estar en el espiritu
del concept, sino porque t6cnicamente el concept no
estaba expresado, y oportunidad tendrA esta Asamblea
de discutir una enmienda, que presentada por mi,
encuadra, a mi juicio, quizas equivocado, la cuesti6n'
y tal como debe centrar para este debate desorbitado,
contra los que han querido hacer de 61 un ataque al
matrimonio y de los que han querido hacer de 61 una
defense al matrimonio.
El hecho de la concepci6n no depend nunca de que
los hombres hayan tenido la voluntad del matrimonio
o hayan tenido la voluntad del amor libre. QuizAs
todos hayan sido concebidos contra la voluntad de
sus propios progenitores, pues todos vienen' a la vida
contra su propia voluntad.
Por algo RenAn dijo, y permitidme que termine
con estas palabras, comentando el C6digo Civil Fran-
c6s, que estaba escrito por un exp6sito para que lo
viviera un c6iibe: "Y es esa concepci6n, un tanto hi-
p6crita de las normas sociales a la que se hace aspirar
a los hombres para establecerse situaciones de hecho,
de ventajas y privilegios, en el escindalo pfiblico, en
la moral pfiblica, cuando la verdadera moral esta en
el cumplimiento de los deberes por cada uno dentro
de aquellas instituciones que crean con la plenitud
de su volun'tad y su conciencia".


del matrimonio, tiene que hacerse refereneia al pro-
blema en alguna forma, para que pueda ser aten-
dido.
Tercer punto: ei econ6mico. En esta Convenci6n
se ha acordado la libertad de testar, y por consecuen-
cia, el concept de la legitima entire los hijos de
todas classes, ha desaparecido. Ninguna ventaja
especial tienen ya los hijos legitimos.
Depende de la voluntad del padre el asignar a
cada hijo el haber hereditario que tenga por con-
veniente. Y este acuerdo de la Convenci6n, unido
al Dictamen, deja a todos los hijos en situaci6n ab-
solutamente igual.
Hago esta explicaci6n porque es necesario que
conste, que cualesquiera que sean los puntos de vista
de los Convencionales que han sostenido los criterios
radicales que tiene la Enmienda, el Dictamen de la
Comisi6in, que yo defiendo, mantiene en lo funda-
mental las mismas ideas y responded a un amplisimo
espiritu de progress, suprimiendo los calificativos
legales de los hijos; y a esto, como dije antes, me
adhiero con toda convicci6n.
En el orden econ6mico, no se establece ningin
privilegio: s6lo se hacen las debidas referencias al
matrimonio, porque el matrimonio existe y la Cons-
tituci6n no lo puede suprimir ni lo quiere suprimir.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Aqui se acaba
de afirmar enfaticamente que esta consagrada la li-
bertad de testar.
SR. CORTINA (JosA MANUEL): Sefior Presidente, pi-
do la palabra para una cuesti6n de orden.
Si se me alude, yo tengo el derecho de pedir tambi4u
la palabra despu6s.
SR. DEL BUSTO (FERNANDO) : Sefior Presidente, pi-
do que se suspen'da la sesi6n para continuarla el mar-
tes a las cuatro de la tarde.


SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el sefor SR. MARINELLO (JUAN) : Pido la palabra para con-
Cortina para explicar su voto. testar una alusi6n que se me ha hecho.


SR. CORTINA (JosA MANUEL) : He querido, senior
President y sefiores Ddlegados, exp;licar, lo mIis
brevemente possible, mi voto, para declarar, primero,
que en esta Constituci6n no es exacto que haya dis-
tinci6n entire los hijos, en el orden moral ni en la
calificaci6n.
Por ese precepto del Dictamen de la Comisi6n
Coordinadora se dice: "No se consignara en la de-
claraci6n... (lee). De manera que en esta Cons-
tituci6n se hace el pronuneiamiento de que que-
quedan suprimidas en lo adelante todas las califica-
clones de la filiaci6n de los hijos.
Debemos conceder el honor de esta afirmaci6n ra-
dical y definitive al Dictamen de la Comisi6n Coor-
dinadora. No es, pues, exacto que se hagan califi-
caciones en los hijos dentro del Dictamen.
Segundo punto: Cuando se habla de hijos na-
turales y legitimos, no se le quita fuerza al parrafo
anterior. Se suprime toda calificaci6n civil en los
atestados legales, si bien, para explicar la manera
c6mo pueden ser reconocidos los hijos nacidos fuera


SR.. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el se-
fior Marinello.
SR. MARINELLO (JUAN) : Era, sencillamente, senior
President y sefiores Delegados, para no dejar en el
ambiente una afirmaci6n inexacta que se hizo por el
senior Chibas, sobre las palabras vertidas por el que
habla.
Dijo el senior Chibas que lo que nosotros mantene-
mos era exactamente lo que consigna el Dictamen de
la Comisi6n Coordinadora, y que por esa circunstan-
cia estaba por el texto del Dictamen y combatia nues-
tra Enmienda. Yo quiero decir simplemente al senior
Chibas sin que quiera en esto (estA muy lejos de mi
Animo) darle una clase elemental de Derecho Civil,
que los hijos son en nuestro derecho tradiciornal, de
tres classes: el legitimo, el natural y el adulterino, y
que el precepto del dietamen lo finico que hace, y su
texto es bien claro, es elevar la condici6n del hijo
adulterino a la del hijo natural, pero manteniendo,
senior Chibas, la diferencia entire el hijo del matrimo-
nio y el natural, al paso que la enmienda del doctor
Rey supreme ain esta division, estableciendo s6lo la









DIARIO DE SESIONES DE LA C, NVENOION CONSTITUYENTE 27

condici6n de hijo con la igualdad absolute de dere- cial en favor de la enmienda del doctor Rey, porque
chos y consideraciones. el Dictamen a mi juicio, con mis modestos conocimien-
tos del Derecho Civil, en este caso, esta equiparando a
Yo queria solamente expresar estas palabras, y ter- los hijos naturales con los hijos legitimos, no esta-
mino diciendo, senior Presidente y sefiores Convencio- blece ninguna diferenciaci6n, eleva los legitimos a la
nales, que si existe ese Dios que invocamos aqui al categoria de hijos naturales. En este sentido yo en-
comienzo de nuestras labores, yo quisiera ver el ros- tiendo, quizes equivocadamente, que el Dictamen es
tro de ese Dios, al descubrir c6mo esta Asamblea Cons- mAs liberal todavia que la proposici6n del doctor Rey.
tituyente esti decidida a quitar el bald6n de los hijos,
pero no a ofrecerles verdadera protecci6n, la igual- Ahora bien, he de votar en' este sentido no por el
dad real que queria la enmienda del doctor Rey, y que Dictamen, ni por ]a proposici6n del doctor Marinello,
queremos nosotros. sino por una enmienda del doctor Zaydin, que entien-
do es todavia m6s liberal y mAs juridicamente redac-
Si. PRESIDENTE (FERRO): SSe pne a votaci6n tada que la. enrnienda del doctor Rey, m6s liberal,
ia proposici6n del senior Busto. mas precisa y mas concrete.
SR. CHIBAs (EDUARDO) : Pido la palabra brevemen- SR. PRESIDENTE (FERRO) : Estan de acuerdo los
te para contestar unas alusiones del senior Marinello. sefiores Convencionales con la proposici6n del senior
Busto de suspender esta sesi6n hasta el martes a las
SR. PRESIDENTE (FERRO) :Tiene ]a palabra el senior cuatro de la tarde? Los sefiores Convencionales que
Chibas. est6n de acuerdo se servirdn levantar el brazo.
SR. CHIBAS (EDUARDO) : Quiero conisignar de una (La mnayoria de los Convencionales levantan el
manera perfectamente clara que a pesar de todo lo brazo).
que ha dicho el doctor Marinello, a pesar de todo lo SR. PRESIDENTE (FERRO) : Se levanta a sesi6n.
que han dicho los distintos Delegados aqui, de uno
y otro lado, yo no acabo de ver una diferencia substan- (Eran las 9 y 50 p. m.)




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs