Group Title: Convencion constituyente
Title: Diario de sesiones de la Convención Constituyente
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072605/00039
 Material Information
Title: Diario de sesiones de la Convención Constituyente
Uniform Title: Convención constituyente
Physical Description: 2 v. : ; 32 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba
Publisher: P. Fernandez?
Place of Publication: Habana
Publication Date: 1940?]
 Subjects
Subject: Politics and government -- Cuba -- 1933-1959   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
General Note: At head of title: Republica de Cuba.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072605
Volume ID: VID00039
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002572573
oclc - 03161278
notis - AMT8899
lccn - 41000702

Full Text

ICA DE
C


DIARIO


DE


SESIONES


DE LA
CONVENTION CONSTITUYENTE
VOL. 1 LA HABANA NUM. 39


SESSION TRIGESIMA NOVENA.- 17
EXTRAORDINARIA


DE MAYO DE 1940


Prident \ Sr. Ram6n Grau San Martin
Presidentes Sr. Sime6n Ferro Martinez


Secretaries:


Alberto Boada Miquel
Emilio Nufiez Portuondo,
Quintin George Vernot


A las tres y treinta y siete p. m. la Presidencia declar6 abierta la sesi6n, disponiendo pas.e de lis-
ta, y rectificada la misma a petici6n del seflor Delegado Aloma y despues de aclaraciones del
senior Delegado Bravo Acosta, respondieron cuarenta y un senior Delegados por lo que compro-
bada la existencia del quorum, se le di6 lectura a la convocatoria a sesi6n extraordinaria. -
Lectura de la Moci6n de los sefiores Delegados Cortina y otros, relative a determinar la fecha
del quince de septiembre de mil novecientos cuarenta, en la que debera comenzar a regir en au
totalidad, la Constituci6n de la Repiblica.-DespuBs de un debate alrededor de lo interesado
de la Presidencia, por el sefor Delegado Bravo Acosta, el seflor Delegado Martinez Fraga,
planted como cuesti6n de orden la proposici6n planteada por el sefor Delegado Bravo Acosta.
La Presidencia resolvi6 no precede la cuesti6n planteada por el sefor Delegado Martinez Fra-
ga, por constituir una revision de acuerdo, despu6s de aclaraciones de los sefiores Delegados
Zaydin y Martinez Fraga, y produci6ndose un debate entire ambos sefiores.-Continu6 el senior
Delegado Zaydin, razonando la cuesti6n de orden que habia formulado y sufriendo interrup-
ciones del sefior Delegado Ferrara, el que expuso que los concepts anteriormente vertidos por
61 no envolvian una cuesti6n de confianza a la Presidencia.-El senior Delegado Martinez SAenz
que habia sido 1amado por el senior Presidente a ocupar dicho sitial, en su caracter de Primer
Vice-Presidente, pero que estimaba que la cuesti6n planteada tambi6n le afecta, interest del
Sr. Delegado Ferro ocupase la Presidencia en su caracter de Segundo Vice-Presidente.-Ocup6 la
Presidencia el senior Delegado Sime6n Ferro Martinez.-La Presidencia, en cumplimiento del
acuerdo interesado por el senior Delegado Martinez Fraga, suspendi6 la sesi6n a las cuatro y
cincuenta y cinco p. m. A las nueve y treinta p. m. se reanud6 la sesi6n.-El sefior Delegado
Suarez Fernindez, solicita la lectura de la Moci6n referente a la vigencia de los Estatutos Cons-
titucionales y las enmiendas presentadas. En votaci6n ordinaria fu6 rechazada la proposici6n
incidental del senior Delegado Cuervo Navarro, de suspension del debate.-E1 senior Delegado
Don propuso la suspension del debate en el sentido de receso, hasta mafiana a las cuatro de la
tarde.-Puesta a votaci6n nominal fu6 aprobada por el voto favorable de cincuenta sefiores De-
legados.- La Presidencia en tal virtud suspendi6 la sesi6n a las doce y quince a. m. del dia diez
y ocho del actual.


'': X13I







2 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SB. PRESIDE''TP (GRAU S!N 311\jTi. Se abre la
sesi6n. (Eran las 3 y 37 P.M.)
Se va a pasar lista.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Algfin senior De-
legado ha pedido el pase de lista, o lo ha ordenado
la Presidencia ?
SR. PRESIDENT.] GRAIN I SAN MARTIN) : Lo ha orde-
nado la Presidencia.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONI) : Perfectamente.
Faltan 20 minutes para la hora que siempre se acos-
tumbra.
(El Oficial de Actas pasa lista).
SR. ALOMA (FRANCISCO) : Sefior Presidente: iAl-
guin senior Delegado ha pedido la rectificaci6n del
pase de list?
SR. PRESIDENT (1GRAU SAN MARTIN) : No, senior.
SR. ALOMA. (FRANCISCO) : Entonces pido la rectifi-
caci6n del pase de lista.
SR. PREPIDENTE (GRAU SAN MARTIN): Asi se ha-
ra.
,Falta algfin sefior Delegado por contestar a la
lista ?
(Silencio).
Se va a rectificar la lista.
(El Oficial de Actas rectifica la lista).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Falta al-
gin senior Delegado por contestar a la lista?
(Silencio).
Han respondido 41 sefiores Delegados. Hay quo-
rum. Continfa la sesi6n.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Pido la palabra
para una cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el Sr. Martinez Fraga.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Para sugerir a
la Presidencia, scmeta a la consideraci6n de los De-
legados la permanencia de esta sesi6n, a fin de que
recese tan pronto comience la sesi6n ordinaria que
esta sefialada reglamentariamente para las cuatro,
a fin de que cuando esta sesi6n ordinaria termine, o
recese por cualquier raz6n, continue de inmediato es-
ta sesi6n extraordinaria.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): ~Esti de
acuerdo la Asamblea con la proposici6n del senior
Martinez Fraga.'"
(Seliales afirmativas).
Aprobada.
Se le va a dar lectura a la Convocataria.
(El Oficial de Actas lee).
CONViOCATORIA
De conformidad con los articulos setenta y dos
y setenta y tres del Reglamento, convoco a la Con-


venci6n Constituyente, a sesi6n extraordinaria, para
mafiana viernes dia diez y siete de los corrientes, a
las tres p.m., en el Sal6n de Sesiones de la CAmara
de Representantes, Capitolio Nacional, a fin de dis-
cutir y resolver ]a siguiente:
ORDEN DEL DIA
10.- Moci6n de los sefiores Cortina y otros, fijan-
do la fecha del 15 de Septiembre de 1940 en
que comenzara a regir en su totalidad la
jConstituci6n de la Repfblica, etc.
2o.- Moci6n de los sefiores Martinez Fraga y otros,
sobre la vacant que exista en la representa-
ci6n senatorial de eualquier provincia y cuyo
period de elecci6n no se extinga el primer lu-
nes de abril de 1940, que sera cubierta en la
primera elecci6n que se celebre, etc.
La Habana, Mayo 16 de 1940.
Ram'6n Grau San Martin.- Presidente.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN): Se va a
dar cuenta con e nfimero UNO de la Orden del
Dia.
(El Oficial de Actas lee).
A LA CONVENTION CONSTITUYENTE
POR CUANTO: La fecha en que habrA de termi-
nar sus labores la Convenci6n Constituyente, impi-
de la total vigencia de la Constituci6n en 20 de Ma.
yo de 1940.
POR TANTO: Los Delegados que suscriben, so-
meten a la consideraci6n de la Convenci6n Constitu-
yente para su aprobaci6n ejercitando el poder cons-
tituyente del pueblo, como Disposici6n Transitoria
de la Constituei6n, el siguiente:
ACUERDO:
"La Constituci6n de la Repfiblica comenzard a re-
gir en su totalidad el 15 de Septiembre de 1940, has-
ta cuya fecha se extiende la vigeneia de la Ley Cons-
titucional de 11 de Junio de 1935."
Sal6n de Sesiones de la Convenei6n Constituyente,
a los diez y seis dias del mes de mayo de mil nove-
cientos euarenta.
('Fdo.). Dr. J. M. Cortina.-Dr. Antonio Bravo
Acosta.--Dr. J. Maceo.- Dr. Rafael Guds Incldn.-
Dr. Juan Marinello.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUIEL) : Sefior Presiden-
te: Tengo presentada una enmienda a esa proposi-
ci6n.
SnR PRESIDENT (ORAU SAN MARTIN): Se va a
dar cuenta con la enmienda del senior SuArez Fer-
nandez.
(El Oficial de Actas la lee).
SR. PRESIDENT (!GRAU SAN MARTIN): A discu-
si6n la enmienda.
SR. SUAREZ FERNINDEZ (MIGUEL) : Para explicarla,
pido la palabra.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Para una cuesti6u
de orden, pido la palabra.








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENCIO-N CONSTITUYRNTE 3


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Bravo Acosta, para una cuesti6n de
orden.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Con el respeto que
tengo para todos mis distinguidos compafieros, pero
como es mi prop6sito exigir el cumplimiento estric-
to del Reglamento y que tambi6n se me aplique cuan-
do me exceda en el desenvolvimiento de mis actuacio-
nes convencionales, ruego a la Presidencia que me
manifieste que plazo tiene cada Delegado para ex-
plicar una enmienda, a fin de conocer de antemano
el tiempo que cada cual puede invertir.
Mi pregunta deseo que se me contest, a fin de
que cuando haya que exigir el cumplimiento del Re-
glamento, o de los acuerdos de la Convenci6n, saber
por d6nde me voy a regir.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Para aclarar
este particular, pido la palabra.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el Sr. Suarez Fernfndez.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : La moei6n apro-
bada ayer se --.feria tinica y exclusivamente a
las enmiendas y votos particulares al dictamen de
la Comisi6n Coordinadora, y no a ningfin otro asun-
to.
Por lo tanto, para el asunto que ha sido citada
!a Convenei6n en el dia de hoy, no es de aplicaci6n
la moei6n incidental aprobada, ya que en ella se habla
de la discusi6n del dictamen de la Comisi6n Coordi-
nadora o de las enmiendas que al mismo se presen-
ten.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Esti con-
forme la Asamblea con esta interpretaci6n?
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Es que ayer se aeor-
d6 incorporar ]a moei6n al Reglamento.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Yo quisiera que
se diera lectura a esa moci6n, porque 4ste no es un
problema que pueda resolver la Asamblea, porquei
ayer fu6 acordado. Tan pronto se lea la moei6n, se
vera perfectamente que no puede haber otra inter-
pretaci6n sobre ella, porque de su texto literal se
desprende que iinicamente es de aplicaci6n para ):
dictamen de la Comisi6n Coordinadora y para las
e:nmiendas y votos particulares que a ella se presen-
ten.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Seg(un el
acuerdo torado ayer para discutir los dictAmenes,
se concede turnos de diez minutes, con una amplia-
ci6n de otros diez; y tres minutes para las explica-
ciones de votos; pero como se trata en la sesi6n de
hoy de un asunto que 1o es precisamente lo que
corresponde a lo aprobado ayer, la Presidencia con-
sidera que debe someter esta interpretaci6n al pleno
de la Asamblea.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Pido la palabra
antes de que se lleve al pleno.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el Sr. Bravo Acosta.


SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Entiendo que todo
lo que estd incorporado al Reglamento, conforme al
acuerdo adoptado en la sesi6n de ayer, rige para
todas las sesiones, y para todos los problems que
se refieran a las discusiones de la Convenci6n.
Sera un criterio particular que sustente el Con-
vencional que habla, pero, desde luego, que venga al
pleno de la Convenci6n para que interpreted si se
refiere exclusivamente al dictamen de la Comisi6n
Coordinadora, o si formando parte ya del Reglamen-
to, es aplicable para todas las sesiones.
SR. NiNEZ PORTUONDO (EMILIO): Pido que se d6
lectura al acuerdo adoptado ayer.


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN):
dar lectura a la mcci6n aprobada ayer.


Se va a


(El Oficial de Actas lee).
A LA CONVENTION CONSTITUYENTE
Con el fin de abreviar las discusiones, al objeto de
terminar dentro del plazo fijado el tratamiento de
todo el articulado de la Constituci6n, los Constitu-
cionales que suscriben proponen la siguiente:
PROPOSITION INCIDENTAL
PRIMERO: Los turnos en la discusi6n de Enmien-
das y Articulos del Dictamen no durarAn mas de
diez minutes.
SEGUNDO: Cuando la Convenci6n lo determine,
de acuerdo con la material a tratar, los turnos podran
ampliarse a veinte minutes.
TERCERO: El mismo Delegado no podri inte-
rrumpir, mientras este consumiendo un turno, m6s
de una vez al orador.
CUARTO: La explicaci6n de voto no durarA mIs
de tres minutes.
Sal6n de Sesiones de la Convenci6n Constituyen-
te, a dieciseis de Mayo' de mil novecientos cuarenta.
('Fdo.) Jos6 Manuel Cortina.-Carlos Prio Soca-
rrds.-Salvador Garcia Agiiero.-Antonio Martinez
Fraga.-Juan Marinello.-Rafael Gids Incldn.-Joa-
quin Martinez Sdenz.-Eusebio Mujal.-Adriano
Galano y Antonio Bravo Acosta.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Esa moci6n apro-
bada en el dia de ayer contiene diversos aspects.
IIabla, uno de ellos, con respect a los dictimenes y
a los particulares que se refieren a su discusi6n, y
despues, en t6rminos generals, comprende todo el
desenvolvimiento de la Convenci6n; porque son con-
ceptos totalmente distintos el primero del segundo.
SR. SUAREZ FERNkNDEZ (MIGUEL) : Esta equivoca-
do S. S., porque en el nfimero dos se dice que se
podran ampliar los turnos anteriores. Luego el ni-
mero dos esti relacionado con el nimero uno.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Para mi opinion,
se refiere a todos los asuntos que estin sometidos a
la consideraci6n de la Convenci6n. Por eso espero qae
la Convenci6n sea la que resuelva, a virtud de las
manifestaciones del senior Presidente.







4 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE
I-- --


SR. NRjEZ PORTUONDO (EILIO): Sefior Presiden-
te: Es una modificaci6n del Reglamento lo que pre-
tende el senior Bravo Acosta, y lo voy a explicar. En
el dia de ayer, se tom6 el acuerdo de que esta Moci6n
se incorporase al Reglamento, es decir, que forma-
se parte del Reglamento, y en la Disposici6n Prime-
ra se dice muy claramente que "los turnos en la
discusi6n... (continia leyendo).
Esta no es cuesti6n de interpretaci6n; en esta se-
si6n no hay Dictamen de ninguna clase; hay una Mo-
ci6n que present el distinguido compafiero, y una
Enmienda a esa Moci6n, pero ningfin Dictamen. Por
lo tanto, todo lo que signifique modificar este crite-
rio, sin dudas de ninguna clase, significa al mismo
tiempo modificar el Reglamento al cual ha sido in-
corporado, y se necesita una sesi6n especial y una vo-
taci6n extraordinaria. El problema no es de interpre-
taci6n de un acuerdo, lo dice claramente: "los tur-
nos en la discusi6n de enmiendas y articulos del Dic-
tamen no durarin mis de 10 minutes." Y nadie po-
dra manifestar aqui que esta sesi6n extraordinaria
se ha convocado para conocer del Dictamen, porque
si no, no hubiera sido necesaria esa sesi6n. Se ha con-
vocado para conocer finica y exclusivamente de la
Moci6n de los sefiores Martinez Fraga y otros.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Eso es en cuanto
al primer articulo, y estoy de acuerdo en que ese
articulo se refiere a ese particular, pero estimo que
los demhs preceptos no tienen nada que ver ni estin
en relaci6n con el Dietamen, sino que se refiere a
todos los asuntos que est6n sometidos a la considera-
ci6n de ]a Convenei6n. Por eso, pido la interpreta-
ci6n de la Presidencia, y la Presidencia bondadosa-
mente ha sometido este asutno al consensus de la
Convenci6n.
SR. NT(JEZ PORTUONDO (EMmIO): Los dos pArra-
fos, aunque estuvi6semos de acuerdo con el sefor
Bravo Acosta, que no lo estamos, no hablan de limi-
taci6n de tiempo para los turnos, y lo va a ver la
Convenci6n, es decir, que si el senior Bravo Acosta
esta conforme, como ha dicho, en que el primero se
refiere a las sesiones en relaci6n con el Dictameh, el
segundo dice: "cuando la Convenci6n lo determine,
de acuerdo con la material a tratar, los turnos podrAn
ampliarse a veinte minutes". Qu6 turns? jPara
poderlos ampliar, cuhles pueden ser sino los turnos
de diez minutes?
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Ya lo dice muy cla-
ramente el nfimero dos: "cuando la Convenci6n es-
time que la material a tratar require mayor ampli-
tud, ampliara 6stos a veinte minutes", lo que signi-
fica que cuando cualquier material se trata en la
Convenci6n independientemente de la sefialada en el
numero uno, tiene amplitud hasta 10 minutes.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Suficiente.
mente aelarado el particular, la Presidencia entien-
de que todo lo que se acord6 ayer se refiere a la dis-
cusi6n de los Dictimenes. De manera que no es apli-
cable...
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Pido la palabra,
para una cuesti6n de orden.
ISR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): La tiene S.S.


SR. MARTiNEZ FRAGA (ANTONIO): El compaiero
senior Bravo Acosta ha pedido a la Presidencia que
no obstante su resoluci6n, Ileve a votaci6n al seno de
la Convenci6n la interpretaci6n, a los efectos de
que esta cuesti6n la resuelva la Asamblea, como cues-
ti6n de orden.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Para una cuesti6n de or-
den.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO)': Yo me reserve para
apelar de la resoluci6n de la Presidencia.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : El Delegado que
habla ha planteado una cuesti6n de orden, y sobre
esa cuesti6n de orden, no es possible que se planted
otra por el senior Zaydin.
SR. ZAYDfN (RAM6N): Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.
'SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : Primero la Pre-
sidencia tiene que resolver por votaci6n mi petici6n;
despues, el senior Zaydin podra plantear lo que desee,
pero no es possible permitirle la palabra antes de que
se resuelva mi cuesti6n. Por lo tanto, yo ruego a la
Presidencia...
SR. ZAYDIN (RAM6N): El senior Martinez Fraga
no es la Presidencia. La Presidencia me habia conee-
dido el uso de la palabra. (Murmullos en el sal6n).
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Para una cues-
ti6n de orden: reitero que no puede la Presidencia
conceder la palabra al senior Zaydin, hasta no resolver
por medio de una votaci6n la cuesti6n interpretati-
va planteada por el senior Bravo Acosta.
Sn. ZAYDIN (RAM6N): Yo he planteado una cues-
ti6n de orden en el sentido de que el senior Martinez
Fraga no puede hablar hasta que yo no haga uso de
la palabra, y la Presidencia no debe consentir esto.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): El senior
Martinez Fraga present una cuesti6n de orden, que
no la interpreta ]a Presidencia asi, porque no sefiala
el nfimero del Articulo del Reglamento infringido.
SR. MARTfNEZ FRAGA (ANTONIO): No hace falta
sefialarlo. El senior Bravo Acosta ha planteado como
cuesti6n de orden la interpretaci6n por analogia del
acuerdo torado por esta Convenci6n...
SR. ZAYDfN (RAM6N): El senior Martinez Fraga no
puede hacer uso de la palabra, en este moment hasta
que...
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Yo he dicho, re-
pito, como cuesti6n de orden, que este asunto debe
someterse a votaci6n, y nadie podra usar de la pa-
labra hasta que no se resuelva. Por eso, ruego a la
Presidencia ponga a votaci6n la cuesti6n de ordeal
planteada por el senior Bravo Acosta.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Yo sostengo que el senior
Martinez Fraga no puede hacer uso de la palabra..
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): La Presi-
dencia entiende que no puede someterse a votaci6n,
porque seria una revision de acuerdo.
SR. MARTfNEZ FRAGA (ANTONIO): Si la Presiden-
cia entiende que no procede ponerse a votaei6n la







DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 5

cuesti6n de orden planteada, yo apelo ante la Con- SR. PRESIDENTE (GRAU SAN MARTIN) : Esa apela-
venci6n, de esa resoluci6n de la Presidencia. ci6n no impide que pueda hablar el Sr. Zaydin.


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): El senior
Martinez Fraga ha pedido que se someta a votaci6n
la cuesti5n planteada, y la Presidencia entiende que
no precede ponerla a votaci6n, porque en ese case,
repite, la Presidencia estima que se trataria de una
revision de acuerdo.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Yo apelo de esa
resoluci6n de la Presidencia.
SR. ZAYDIN (RAM6N): El senior Martinez Fxaga
quiere imponer su criterio, y la Presidencia no debe
permitirle que continfie haciendo uso de la palabra,
sin que se Je haya concedido previamente.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): El senior
Bravo Acosta pide que se someta a votaci6n la cues-
ti6n de orden planteada por 61, y el senior Martinez
Fraga lo apoya. La Presidencia entiende que no
precede ponerse a votaci6n, porque se trata de un
precepto reglamentario, y finicamente hay que in-
terpretarlo, y no ponerlo a votaei6n...
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): El delegado que
habla apela de esa resoluci6n ante la Convenci6n
Constituyente y hay que someter la apelaci6n a vo-
taci6n inmediatan ente. La apelaci6n que yo hago es
contra la resoluci6n de la Presidencia. Y esa apela-
ci6n hay que llevarla inmediatamente a votaci6n.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el Sr. Zaydin para una cuesti6n de orden.
Sn. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): La Presidencia
no puede conceder la palabra al Sr. Zaydin, hasta
que no est6 resuelta la apelaci6n que yo he plantea-
do.
ISR. ZAYDIN (RAM6N) : Es para una cuesti6n de or-
den que yo he pedido la palabra.
(Muchos seniores Delegados hablan a la ves).
Sr. President: Yo solicito de la Presideneia, que
levante la sesi6n, porque en la forma de desorden
en que estdn actuando los sefiores Delegados, no pue-
de seguir la sesi6n.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Aqui no
hay alteraci6n ninguna del orden.
SR. SUIREZ FERNiNDEZ (MIGUEL) : Sr. President:
pido que se levante la sesi6n, por el desorden que
hay.
.(Continiaan muchos Sres. Delegados hablando a la
vez y en voz alta).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se ha pedido
por un Sr. Delegado que se someta a votaci6n y la
Presidencia entiende que no precede ponerse a vo-
taci6n.
SR. MARTfNEZ FRAGA (ANTONIO): Apelo de esa re-
soluci6n y hay que llevar inmediatamente a votaci6n
esta apelaci6n.


Sn. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): No, iSr. Presi-
dente. Inmediatamente hay que llevarla a votaci6n.
Es una apelaci6n que se hace ante la Convenci6n
Constituyente, y la Presidencia tiene que llevarla a
votaci6n.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): La Presi-
dencia le concede la palabra al Sr. Zaydin.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): La Presidencia
no puede hacerlo.
SR. ZAYDfN (RAM6N): Si puede hacerlo. Lo que no
puede hacer el senior Martinez Fraga es hacer uso de
la palabra sin pedirselo a la Presidencia.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el Sr. Zaydin.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Vuelvo a ape-
lar...
SR. ZAYDfN (RAM6N): Es para una cuesti6n de
orden, y despu6s que yo hable hablard el Sr. Mar-
tinez Fraga.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el Sr. Zaydin.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Sr. President y Sres. De-
legados: He planteado una cuesti6n de orden...
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Usted no tiene
derecho a hablar antes de que se resuelva la cues-
ti6n de orden que yo he planteado...
Sa. ZAYDIN (RAM6N) : Martinez Fraga: Tengo de-
recho a hacer uso de la palabra.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): S.S. no tiene de-
recho a hacer uso de la palabra hasta que no se re-
suelva la cuesti6n de orden que yo tengo planteada.

SR. ZAYDiN (RAM6N): Yo he pedido la palabra, Sr.
President, para una euesti6n de orden, y el derecho
de hablar me lo ha concedido la Presidencia. El Sr.
Martinez Fraga tiene que respetar a la Presidencia,
porque no respethndola infringe el Reglamento.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): La Presidencia
tiene que respetar a la Convenci6n Constituyente.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Sr. Marti-
nez Fraga: Una apelaci6n no obsta para que se pue-
da conceder la palabra. De manera que puede con-
tinuar en el uso de la palabra el Sr. Zaydin.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Le ruego a la
Presideneia que per respeto al Reglamento, por res-
peto a la Convenci6n, lleve esta apelaci6n que he pre-
sentado inmediatamente a votaci6n de la Convenci6n.
SaR. ZAYDIN (RAMAN) : Por respeto a la Presiden-
cia y a la Convenci6n debe sentarse el Sr. Martinez
Fraga, y dejar que se hable en esta sesi6n.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Por respeto a la
Convenci6n es que yo he apelado.








6 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Concedo
la palabra al Sr. Zaydin, y puede confinuar en el
uso de ella.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Sr. President y Sres. De-
legados: La cuesti6n de orden que yo present es que
los acuerdos adoptados en el dia de ayer, como dice
preeisamente el preimbulo de la proposici6n inciden-
tal, son a fin de abreviar las discusiones con objeto
de terminar dentro del plazo fijando el tratamiento
de todo el articulado de la Constituei6n.
Estamos en esta Sesi6n Extraordiaria no para
tratar de ningin articulo de la Constituicin...
Sr. President, yo ruego a la Presidencia que haga
que los Sres. Delegados garden silencio y ocupen sus
respectivos escafos.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Sr. President,
pido la palabra para una cuesti6n de orden.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Esta es una cuesti6n de or-
den. Decia que no podian plantearse interpretacio-
nes del acuerdo torado ayer en esta sesi6n porque
ese acuerdo se refiere exclusivamente a la discusi6n
del Dictamen, lo que no tiene conexi6n alguna con
los asuntos que se van a tratar en esta sesi6n extraor-
dinaria. Esta es la cuesti6n de orden. Por eso no ca-
be interpretaci6n...
SR. FERRARA (ORESTES) : Son tonterias.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Tengo raz6n, Sr. Ferrara,.
tengo derecho para hacer uso de la palabra y he de
hacerlo aunque S.S. no quiera. Estoy planteando una
cuesti6n de orden en t6rminos completamente juridi-
cos, legales y parlamentarios y con el mismo derecho
con que el Sr. Ferrara oia plAcidamente al Dr. Mar-
tinez Fraga, tiene tambidn la obligaci6n de oirme
a mi.
SR. FERRARA (ORESTES): S.S. no esta planteando
una cuesti6n de orden.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : La cuesti6n de orden que
estoy planteando es que no cabe plantearse aqui in-
ternretaciones sobre estos acuerdos, porque estos
acuerdos fueron tomados en relaci6n con los articu-
los del Dictamen de la Comisii6n Coordinadbra, y
ahora hemos sido convocados para tra~ar otra mate-
ria y otros asuntos que no estAn en modo ni manera
alguna en relaci6n con esos acuerdos tomados ni tam-
poeo con el Dictamen de la Comisi6n Coordinadora.
Por lo tanto, la interpelaci6n hecha a la resoluci6o
de la Presidencia no puede prosperar. Las interpela-
ciones se pueden hacer contra una decision de la Pre-
sidencia cuando esa decision es err6nea o equivoca-
da sobre la interrpretaci6n del Reglamento, cosa que
no es esto. Es saa la cuesti6n de orden que yo he plan-
teado.
Si es que cre6is que pod6is ahora imprimir un cri-
terio de mayoria asi, sobre los demAs convencionales,
si es que quer6is restringir el derecho de la palabra
en debates de la irascendencia de 6ste que se presen-
ta ahora a la consideraci6n de la Convenci6n; si es
que quereis observer un procedimiento de esta indole
contra la minoria para que la minoria no pueda ex-


presar su opinion, si es que crei.s que para debatir
un problema 6st, es el procedimiento a seguir, la
minoria esti er. su puesto de honor y exigirA su
derecho con tods la fuerza moral y con toda la au-
toridad moral que tiene.
SR. FERRARA (ORESTES): Este grupo de la 'Camara
constituyente no quiere proceder con la violencia que
le atribuye el Sr. Zaydin.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Est6 dando
pruebas de ello.
SR. BENITEZ (MANUEL) : Haga el favor ese senior
de no continuar asi en el uso de la palabra.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Sr. Presiden-
te: Yo solicito de la Presidencia que le llame la aten-
ci6n al Sr. Delegado que no puede calificar a ningin
delegado de "ese senior". Que 61 tiene que retirar
esas palabras.
El Delegado senior Benitez no puede calificar a
ningfn Delegado de "ese senior". El podrA zanjar
con el senior Zaydin eualquier cuesti6n personal que
tenga, pero dentro del scenario de este hemiciclo
tiene que guardar el debido respeto a los seifores
Delegados. Al amparo del Reglamento solicito de
la Presidencia que le ruegue al senior Benitez que
retire las palabras que ha pronunciado.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Yo le ruego
al Delegado Sr. Benitez que retire sus palabras.
SR. BENfTRZ (MANUEL): Me levant, y violenta-
nente lo dijp. Lo conozco much y no recordaba su
nombre.
-R. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIfN): Terminado
el incident.
SR. FERRAru. (ORESTES) : Sr. President y Sres. De-
legados...
SR. ZAYDIN (RAM6N): Es para una interrupci6n?
SR. FERRARA (ORESTES): .. .La prueba de que esta
mayoria no desea provocar ningin agravio a la Pre-
sidencia, ni a la minoria especialmente, se ve clara-
mente, por el heeho de que, a pesar de tener la ma-
yoria, mantiene en la Presidencia a un miembro de
la minoria.
La mayoria no desea provocar ningin agravio a la
Presidencia, ni a la minoria especialmente, s e vcla-
ramente, por el hecho de que, a pesar de tener la ma-
yoria mantiene en la Presidencia a un miembro de la
minoria cuando podria, por un voto de censura in-
mediato, obtener el abandon de la silla presidential,
del ilustre personaje que la ocupa.
De manera, que hay que hacerle honor a esta ma-
yoria.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Me permit el
Sr. Ferrara una interrupci6n, con la venia de la
Presidencia?
El actual Presidente ocupa la Presidencia despu6s
de haber puesto su cargo a disposici6n de la Conven-
ci6n 'Constituyente y con el ruego de la actual ma-
yoria de que continuara en ella.








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR. FERRARA (ORESTES): Lo se; pero, evidentemen-
te, camblando los hechos podrian cambiar las actl-
tudes political de los hombres que se encuentran...
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Pero no es lo
16gico que de esa manera abrupta se plantee este
problema... Si la mayoria lo que quiere es la renan-
cia del Sr. President de la Convenci6n Constituyein-
te, la puede pedir, que inmediatamente estard a dis-
posici6n de la mayoria.
SR. FERRARA (ORESTES): Yo creo que hay que pe-
sar las palabras; las cosas se dicen, por lo que efec-
tivamente se dicen, no por el contrario. AdemAs, el,
Sr. SuArez Fernandez, puede poner su cargo a la
disposici6n de la Asamblea, pero no los de otras per-
sonas; esas palabras, en todo case, las debiera decir
el President, .n la ocasi6n oportuna, pero no las di-
ce ahora, porque...
SR. ZAYDIN (RAM6N): No queremos nada de mer-
ced ni por gracia...
SR .FERRARA ('ORESTES) : Pero esta tarde se han
piesentado dos asuntos de una facilidad enorme, y
ruego al Sr. Zaydin no hacer dificiles cosas ficiles.

La primer es, que por analogia se ha aplicado una
parte del Reglamento.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : No hay interpretaciones por
analogia.

SR. FERRARA (ORESTES) : Creo que un voto de esta
Asamblea, puede resolver decididamente el asunto, y
ereo, que la Minoria no debe aprovechar la situaci6n
especial en la cual se encuentra, para pedir a la
Mayoria que discuta como ella quiera discutir un
asunto.
SR. ZAYDiN (RAM(N) : Es la mayoria la que lo im-
pide.
Sn. FERRARA (ORESTES) : La segunda cosa es 6sta,
y pongo a testimonio de esta afirmaci6n mia, los mu-
chos afios que he estado en la Presidencia de la CA-
inara, y cas .podria decir, que ningdn parlamenta-
rio en esta Asamblea puede ser de opinion .contraria
a o: que afirmo: inmediatamente .qune iii. seor .Re-
presentanite. Delegadof o SSenador, :'p.ea de una a.e-
eisi6n del -Presidente de la Asamblea, este .Presi.dep-
te tiene que ponerla a votacid6n .pero inmediatamen-
te, ipso facto... es una cuesti6n:de honor, y respeto
de la Presidencia, y una cuesti6n de honor y de res-
.peto de la Presidencia, porque si esti en el alto car-
go que ocupa es, precisamente, debido al favor de
la Asamblea, el Presidente es el que tiene los pode-
res de la Asamblea, y cuando la Asamblea quiere re-
clamar esos poderes, el Presidente no puede oponerse
a ello.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Pero tiene que
proteger a ]a Minoria.
SR. FERRARA .(ORESTES) : ... y en todo caso no po-
dria asumir la representaci6n direct de lo que tan-
to le interest.
SR. NdiEZ POR'UONDO (EMILIO): jMe permit una
interrupci6n S.S., con la venia de la Presidencia?


SR. FERRARA (ORESTES) : Yo he terminado... Es-
tas son las dos cuestiones.
Pero termmo, repitiendo lo que decia al principio:
nosofros queremos manterier, tenemos plena confian-
ra en el Sr. Grau; no queremos alterar la situaci6n;
pero, sefioies Delegados, no queremos ser, a fuerza
de gritos, las victims de una Minoria.
SR. N;'rER PORTUONDO (EMILIO) : Sr. Ferrara: Yo
quisiera que S.1S. me contestara por cortesia siquie-
ra.
SR. FERRARA (ORESTES) : S.S. se dirigia a mi...
Con much gusto.
SR. NTREZF, PORTUONDO (EMILIO): Con la venia de
la Presidencia...
Le estaba prtguntando esto: si algfin Delegado
pretende modificar el Reglamento fuera de una se-
si6n extraordinaria convocada al efecto y el Sr. Pre-
sidente le dice que no puede hacerlo y apela a la
Asamblea, ,el Presidente debe. efectivamente, some-
ter a la Asamblea eso?...
SR. FERRARA (ORESTES) : Hay dos cosas...
Si se somite a la Asamblea la interpretaci6n, el
President so debe negar; porque la interpretaci6n
reglamentaria estA solamente confiada a la Presiden-
cia y no a la CAmara... y -yo he visto el mal sistema
que se ha usado en esta Asamblea de someter a ella
interpretaciones reglamentarias; el Presidente, es
soberano en cuanto a la interpretaci6n del Reglamen-
to.
Pero cuando de la resoluci6n Presidencial sobre el
Reglamento se apela a la Camara, no hay mAs re-
medio que someter a la Camara esa apelaci6n, contra
la interpretaci6n del Reglamento, no contra la reso-
luci6n Presidencial.
SR. ZAYDfN (RAM6N) : Sr. President: Yo estoy en
el uso de la palabra.
SSR. MARTINEZ SAENZ (JOAQUIN) : Me permit el
Sr. Zaydin-.... Con la venia de la Presidencia.
SR.-;ZA, DIN -(RA6N.) : Con: mucho- gusto;:
.S. PRESIDE-NTE, (GRAU. SAN MARTIN) .Tiene la pa-
larra el Sr. Maritinez :Saenz. :- : .:. :
Si.: MARTifZ'S'AENz (JOAQUIN) : Sr. President y
'Sres. Delegados: Se ha venido desarrollando esta
Asamblea en una forma que tengo la seguridad que
todos somos a lamentar, pero esto era algo que el
Sr. Grau ISan Martin y el Delegado que habla, pre-
vieron que podria ocurrir en un moment determi-
nado y, deseosos de que esa situaci6n no pudiera
plantearse, en detrimento del prestigio personal del
Sr. Grau y el Delegado que habla, que es el pri-
mer Vice-presidente, hicieron lo que tenia que ha-
cerse en una Asamblea de carhcter democr6tico: so-
meter nuestra renuncia a la Asamblea... Y no la so-
metimos como un acto airado o de desconfianza a
la. Asamblea, sino para facilitar su desenvolvimien-
to, para evitar obstdculos y allanarle el camino.
Tuvimos an honor sin precedentes: el honor de
que esta Asamblea, -que tenia una Mayoria adver,-








8 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


sp, a los grupos que el Sr. Grau San Martin y el De-
legado que habla representan,- no la aceptara, y
no solamente no la aceptaron, sino que hiciera de-
c!araciones pfiblicas y privadas de respaldo en su ges-
ti6n official en esos elevados y honrosos cargo. Ape-
lo al Sr. Cortina, al Sr. Bravo Acosta, al Sr. Coyula,
al Sr. Guis Inclin, y a otros sefiores que estuvieron
en la Comisi6n, y al Sr. Marinello, si no recuerdo
mal, que nos vieron en casa del Sr. Grau San Mar-
tin y a los que nosotros planteamos con enter fran-
queza la sitliaci6n dificil en que nos encontrariamos
en casos precisawlente como el que ocurre ahora, en
casos de interpretaci6n reglamentaria, y se nos dijo
que en cualquier moment, en cualquiera ocasi6n, el
President de la Asamblea, Sr. Grau San Martin, o
el Delegado que habla, primer Vice-presidente, co-
mo President por sustituci6n, tendrian el apoyo de
la Mayoria de la Coalici6n Socialista Democrftica.
Y yo declaro sefiores, que fu4 en virtud de ese
icuerdo que el Sr. Grau San Martin, y yo, siguien-
do su ejemplo, retiramos nuestras renuncias, y si en
'a primer contingencia que ocurre se plantea esta
situaci6n, pregunto yo: se ha rectificado lo que se
nos dijo o acaso entendimos nosotros mal? Idebimos
haber retirado las renuncias, porque teniamos de ve-
ras el respaldo de aquella Mayoria que asi lo solici-
taba o debiamos haberla mantenido? Porque en la
primera ocasi6n :- ha planteado una situaci6n tan
dificil que el Sr. Grau San Martin va a dejar la Pre-
sidencia y yo he de hacer lo mismo, declinando el
ruego qne el Sr. Grau me hace de ir a presidir yo
la Convenci6n.
Yo, desde luego, les pido que hagan buena la pa-
Ipbra que nos dieron por medio de sus lideres o re-
presentantes. No quiero hablar en nombre del Sr.
Grau San Martin, aunque tengo la seguridad de quw,
cstk pensando lo que yo estoy pensando, pero oui-
ro declarar que no voy a presidir. Que vaja -1 Sr.
Ferro, que es el Segundo Vice-presidente, o el Sr.
Coyula, que tiene, no s6lo la confianza de la Coali-
ci6n Socialista DemocrAtica, sino tambi6n la de es-
tos bancos, porque nosotros en la Presidencia no po-
Cemos ver a un hombre que estA sufriendo, sin su
culpa, las consecuencias de una pugna de grup6s
Yb reclamo la definici6n para el Sr. Grai San Mar-
tin, ya que 61 no puede hacerlo, porque esta presi-
diendo, y para mi, en cuanto a los ofrecimientos fir-
:nes, indubitados, que se nos hicieron, que fueron las
razones por virtud de las cuales, sinti6ndonos inmen-
ramente honrado-, retiramos una renuncia que nun-
ea debimos haber retirado, para que los sefiores de
la Mayoria tuvieran las protecciones absolutas que
ellos necesitan y que nosotros les volvemos a dar, en-
seguida, con la renuncia de nuestros cargos.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Pido la palabra...

SR. ZAYDfN (RAM6N): Sr. President: Estoy en
cl uso de la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Esta en el
uso de la palabra el Sr. Zaydin.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) Precisamente era
an ese sentido, Sr. President.


SR. ZAYDIN (RAM6N): Decia, Sr. President y
Sres. Convencionales, que la verdad, los arguments
esgrimidos por el Sr. Ferrara no han podido ser ni
mas desdichados ni mAs infortunados, porque han
cuerido y han planteado una cuesti6n que es de con-
fianza para la Presidencia de la Convenci6n Cons-
tituyente y ha olvidado como bien ha recordado aqui
el ilustre Convencional y Primer Vice-presidente, Sr.
Joaquin Martinez Saenz, que, cuando a virtud de
determinados pactos politicos de carActer electoral,
aquella Mayoria que en la Convenci6n Constituyen-
te habia producido...
SR. FERRARA (ORESTES): Yo no he presentado nin-
guna cuesti6n de confianza.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Es una forma indirecta de
presentarla, Sres. Delegados.
SR. FERRARA (ORESTES) : Hay una forma te6nica,
yo no conozco esa forma indirecta.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Indirecta es, porque no tie-
ne porqu6 recorder 6so, como si hubiera sido una gra-
cia o una merced... Nosotros, en cambio, no hemos
recordado que con nuestros votos se produjera una
persona para la Secretaria; porque nosotros hubimos
de entender, con un criterio de Convencionales, que
las cuestiones political, de caricter electoral, que
por la Convenci6n Constituyente se produjeran, no
tenian que influir ni debian influir en la Conven-
ci6n Constituyente porque esta Convenci6n Consti-
tuyente no es una arena political para venir a discu-
tir en ella las cuestiones electorales. Pero si de las
palabras del doctor Ferrara se puede desprender que
se desea obtener la Presidencia, 6sta, como ha dicho
muy bien el doctor Martinez Saenz, esta completa-
mente a disposici6n de la Mayoria. Pero como viejo
parlamentario el senior Ferrara sabe que una Presi-
dencia no pertenece legitimamente ni a la Mayoria
,i a la Minoria, que una Presidencia es aquella que
debe obtener el respeto y la consideraci6n de los pre-
-ididos, porque el derecho de constituir por circuns-
tancias especiales y extraordinarias a virtud de facto-
res heterogneos una Mayoria en la Convenei6n, no
quiere decir que eso es para dar los privilegios de
mantener una situaci6n de ventaja sobre la Minoiia.
Eso no puede permitirse a virtud de interpretaeio-
ies.heehas por esa Mayoria formada por elements
heterog6neos, para que la minoria no pueda expre-
Ear su opinion ni pueda defender sus derec.hos, ni
p;ueda concurrir aqui con la visera levantada en
un terreno igualado con esa mayoria.
iEl sefior Ferrara recordaba su 6poca de Presiden-
te de la Camara, su experiencia parlamentaria, y es
precisamente en nombre de esa experiencia parla-
mentaria que yo le estoy exigiendo, que yo le estoy
demandando que haya precisamente una protecci6n
absolute para todos y no se me puede decir a mi
oue cuando se plantean aqui cuestiones como la que
se acaba de plantear por el sefor Ferrara por ana-
logia, en material de esta naturaleza en que no cabe
nada de analogia, el Presidente de la Convenci6n ven-
ga a aplicar acuerdos para casos completamente disi-
miles, que el caso que se viene a discutir en esta se-
si6n extraordinaria, porque el Presidente, precisa-
maente en honor del Reglamento que debe amparar a








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


la Mayoria y a la Minoria, hace una decision y en-
tonees se apela de la decision del Presidente. Esa es
la primer vez que ha sucedido en la Convenci6n,
para entonces reunidos esgrimir el voto de la Mayo-
lia, porque el Presidente no quiere aplicar un acuer-
do que figure en el Reglamento para casos especia-
les, a este otro caso que no tiene nada que ver con
ello.
V6ase como es una cuesti6n de confianza que a
ia decision presidential se esta planteando, a la Me-
sa de la Convenci6n, y se le estd planteando de una
vzanera que no es propia, porque si quereis vosotros
csa Presidencia, vosotros sab6is de la dignidad y el
respeto de las personas que la ocupan que la ha-
brian puesto inmediatamente a la disposici6n de us-
ledes. Y si eso quiere decir que vais a unir vuestras
iuerzas porque tennis ahora una mayoria circunstan-
cial de votos, y que vais a venir aqui a no permitir
.as discusiones y cerradamente emitir vuestros votos
en contra de la Minoria, sabed que los que hemos
sabido luchar, que los que hemos sabido luchar toda
ia vida como la Minoria frente a esas agresiones de
Mayoria heterognnea, aglutinada, que no tiene unidad
moral, sabremos iambi6n defender nuestros derechos
con la misma entereza de carActer.
(Ocupa la Presidencia el Sr. Simeon Ferro).
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Pido la palabra
para una cuesti6n de orden.
Le ruego a la Presidencia llame la atenci6n al se-
for Zaydin, pero se la llame efectivamente, porque
no tiene el deresco de decir que esta Mayoria esti
carente de unidad moral.
SR. CHIBAS (EDUARDO): El Partido Uni6n Revo-
lucionaria Comunista y ustedes no pueden tener uni-
dad moral
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : Ruego a la Pre-
sidencia, a reserve de contestar otras cuestiones, que
Laga ese recordatorio al senior Zaydin.
SR. ZAYDfN (RAM6N): No tiene que pedirle a la
Presidencia el senior Martinez Fraga que me haga
ningin recordatorio. Si el senior Martinez .Fraga in-
torpretara los concepts como ellcs son vertidos, .le
hubiera bastado la contestaci6n. del.sefior Chibis.. En
su interpretaci6n, no hay unidad moral en lo: que
ob comprende una mayoria hemog6nea; no hay uni-
dad moral en lo que no constitute mayoria unida
con program bien definido; no hay mayoria ni uni-
dad moral donde no se constitute esa mayoria de vo-
tes por una convicci6n plena y consciente, uniforma-
da en sus caracteres y en su unidad parlamentaria de
codos esos votos. Alli estiis vosotros, hombres afilia-
dos a distintos Partidos...
SR. CORTINA (JosE MANUEL) : Exactamente lo que
ocurre con la minoria. No son grupos de Partidos
con programs distintos, senior Zaydin. Pareee que
el senior Zaydin ha perdido toda la serenidad.
SR. ZAYDfN (RAM6N) : Eso es a lo que yo me re-
fiero a lo que s! llama unidad moral en la political.
SR. FERRARA (ORESTES): Lo mismo que la uni6n
de Rafil de Cardenas y mi amigo Mujal, la misma uni-
dad moral.


SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Pido la palabra
lara una cuesti6n de orden, senior Presidente.
SR. ZAYDiN (RAm6N): Lo mismo que entire el se-
nfor Ferrara y el senior Bias Roca.
Sn. FERRARA (ORESTES) : Nosotros estamos reuni-
dos, para termindr la Constituyente, y la Constitu-
ei6n es lo finico que tenemos que tener present. S.
S. s6lo esti trayendo toda la confusion, y yo creo
que el sefor Zaydin est loco.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : El senior Ferrara esta in-
terrumpiendo y no pide la palabra para nada, por-
que grita, declama, dice cosas que no vienen al caso,
y eso si son sintomas psico-patol6gicos.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : Pido la palabra
para una cuesti6n de orden.
SR. FERRO (SIME6N) : La Presidencia ruega al se-
5or Zaydin que concrete exactamente su discurso.
SR. ZAYDiN (RAM6N) : A su vez ruego a la Presi-
dencia que lame la atenci6n a los Delegados de la
Mayoria para que no me interrumpan en la forma
descompuesta, en la forma violent en que lo estan
hacierdo.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Pido la palabra
para una cuesti6n de orden.
Sr. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el
sPenor Martinez Fraga.
Sn. ZAYDIN (RAM6N) : A su vez ruego a la Presi-
dencia que llame la atenci6n a los Delegados de la
Mayoria para que no me interrumpan en la forma
descompuesta, en la forma violent en que lo estin
haciendo.
SR. MARTfNEZ FRAGA (ANTONIO): El Reglamento
determine que la sesi6n ordinaria debe comenzar a
las cuatro, si acaso, hacerlo a las cinco menos cuar-
to o a las eineo, y esta sesi6n esta declarada perma-
nente. Pido que se cumpla el reglamento y se 1ase
a la sesi6n ordinaria, y de ahi, si se recesa en esa se-
si6n, podemos continuar despu6s esta sesi6n extraor-
dinaria...
SR. ZAYDIN (RAM6N): Cuando yo termine en la
cuesti6n de orden.
. S. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Es cuesti6n ur-
gente, senior Presidente.
SR. PRESIDENTE (FERO) : Se somete a la conside-
iaci6n de la Asamblea lo propuesto por el senior Mar-
tinez Fraga.
'SR. ZAYDiN (RAM6N): Sefior Presidente, estoy en
e] uso de la palabra para una cuesti6n de orden...
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Se ruega al senior Zay-
oin que concret..
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Sefior Presiden-
te: Ruego a la Presidencia que esta sesi6n recese, pa-
ra continuar la sesi6n ordinaria, de acuerdo con el
Reglamento.
SR. ZAYDiN (RAM6N): Deseo ceder la palabra al
Sr. Grau San Martin, que necesita hacer unas acla-
raciones.







10 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR PRJ-SIDEN'I'b (FERRO): Tiene la palabra el
senior Grau San Martin.
SR .GRAU SAN MARTIN (RAM6N) : Sr. President
y Sres. Delegados: He apelado al senior Zaydin, con
la venia de la Presideneia, para decir brevemente
unas palabras que estimo necesarias.
Yo he tenido siempre, por lo menos la creencia, des-
de que oeurri6 el ultimo detalie, pudidramos decir,
porque fuI mas que un detalle, la rectificaei6n por
esta Asamblea de la Mesa, yo entendia, repito, que
estaba apoyado por la Asamblea en su totalidad; pero
no sabia que estaba por ia mayoria, porque sefiores,
tengan la seguridod absolute, de que no hubiera acep-
tado en esa forma, porque no pertenezco a la mayo-
ria. Pero a mi la Asamblea me explic6, con la reunion
Je todos los lide es, que estaba por la Asamblea ple-
na y hasta en un arranque de camaderia y bondad,
me pidieron que yo retirara mi renuncia la cual yo
creia que era perfectamente normal producirla, pre-
sentarla, porque cuando nosotros perteneciamos a la
mayoria, al inicio de la Convencion, fuimos Presi-
dente por la mayoria y entcnces dije que yo no era
el President de la mayoria, sino que me considera-
ba President de todos.
De manera quc en esa forma se inici6 el primer
period de ]a Convenci6n Constituyente, que tanto
habiarnos anne:ado y tanto habiamos pedido y a la
cual estamos completamente entregados, porque pa-
ra mi, seiiores, n, existe propaganda political, ni exis-
Le nada mas que la Asamblea Constituyente; a ella es-
toy dedicado, a ella estoy totalmente entregado, y
a pesar realmente de que mis correligionarios me so-
licitan en la political, les he hecho saber que finica-
r:ente estar6 en la Convenci6n Constituyente hasta
que termine, pues es mi afin primordial.

Asi, cuando los lideres y todas las representaciones
de la Convenci6n me visitaron, y con una bondad
que. yo jams olvidar4, con un rasgo para el cual
conserve mi mayor gratitud, me pidieron que conti-
nuara en la Presidencia y retirara mi renuncia, en-
tonces accedi a volver a la Presidencia de la Asam-
blea.
Y volvi a la Asamblea, animado de los mismos
prop6sitos que siempre me animaron desde la Revo-
luci6n, o sea los de luchar y trabajar en ello con todo
empefio por el bien del pueblo.
De manera que encontrindome en esa disposici6n,
en ese estado, por eso decia que estaba confundido,
equivocado, mientras actuaba como Presidente de to-
da la Asamblea, y enterarme ahora de que estoy por
la minoria simplemente, y por ello, inmediatamente,
apelo a esta Asamblea, para que tenga la bondad de
aceptar mi renun'i.a, que es irrevocable: yo no volve-
r6 a ocupar ese puesto, ya que no estoy por la Asam-
blea plena como se me prometi6. Luego, en este ins-
tante, como yo no pertenezco a la mayoria, no pue-
do continuar como Presidente de la Asamblea, y asi
ruego a todos los Sres. Delegados que tengan la bon-
dad de reconocerlo.
Ese es el primer particular.
Aclarado ya perfectamente este detalle, tenemos


otro detalle, que puede no ser de gran importaneia,
pero que es convenient considerar.
Ayer se acord6 que los discursos, las apelaciones,
en fin todas las intervenciones del debate, durasen
diez mitnutos, extensivos a veinte. Al replan-
tearse hoy el acuerdo de ayer, la Presideneia no lo
entendi6 aplicable, puesto que aquello se referia ex-
elusivamente al Dictamen. Entonces, como hubo dis-
tintas opinions, la Presidencia mantuvo la correla-
cion, apesar de que siempre ha sido el criterio de
la Presidencia, la de dar la mayor amplitud en los
debates, y puede decir que nunca le ha negado a nin-
:'an Delegado el v'so de la palabra, ni afn a aque-
llos que en un moment dado no lo tenian, pues siem-
pre hemos entendido que era preferible dejar expo-
ner ampliamente todas las opinicnes y todos los crite-
rios, pues era nuestro deseo que las opinions de to-
dos se manifestasen, con la finalidad de eaptar, en
un moment dado, cualquier criterio atendible. De
manera que esa e- la raz6n, y en ningon moment he
ignorado la responsabilidad que tengo al interpreter
correctamente el Reglamento.
P ro despues, en la interpretaci6n del debate, se
hizo una apelaci6n para que la Asamblea dijera si
Ia Presidencia habia interpretado bien o mal el Re-
glamento; desde luego, esta apelaci6n es incompati-
ble con lo que pvdiera significar la Presideneia apo-
yada nor toda la Asamblea. Al mismo tiempo, esa
apelaci6n a la Asamblea significaba realmente re-
considerar una opinion de la Presidencia, que, desde
luego, podia star equivoeada, pero en ese instante...
SR. FERRARA (ORESTES): Sefior Presidente: (y to-
davia deseo llamarlo Presidente) : La Asamblea hu-
biera votado en su favor.
SR. GRAU SAN MARTIN (RAM6N) : Perfeetamente...
Sn. ZAYDIN (RAM6N): Sefior Presidente: Estando
en el uso de la palabra el senior Grau, por haberle per-
mitido yo una interrupci6n en mi cuesti6n de orden,
cualquier otro Delegado tiene que pedir mi venia pa-
ra hablar.
SR. FERRARA (ORESTES) : Derecho matrimonial.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Hay una cues-
ti6n de 'orden planteada por mi...
SR. ZAYDIN (RAM6N): Yo no estoy casado con el
senior Ferrara.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Continfia el senior Grau.
SR. GRAIN SAN MARTIN (RAM6N): De manera que
en este easo, que puede considerarse, un accident o
una circunstancia, so ha venido a poner en eviden-
cia lo que yo desconocia: que estaba en la Presi-
dencia no por el pleno de la Asamblea, sino por la
minoria. Y por esa circunstancia, pudiera decirse
que por la sola bondad de la mayoria es que esta
Presideneia se eneontraba desempefiando su cargo,
cosa que desde luego, desconocia. Esta interpretaci6n,
este problema de la interpretaci6n del Reglamento
sin embargo ha dilucidado este extreme. De manera,
que en este caso, hasta cierto punto, ha sido bueno
para la Presidencia que esto asi se haya producido,
porque de esa manera hemos conocido la situaci6n







DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 11


en que estdbamos, mejor dicho, hasta entonces te-
niamos la certeza, porque siempre me lo manifesta-
ron gentilmente los sefiores Delegados; pero las cir-
cunstancias ban variado, ya que no pertenezco a la
mayoria. El hecho de que abandon la Presidencia
de la Asamblea, no quiere decir que yo desde mi es-
cafio no labor con el mismo tes6n y energia, para
producir la obra constitutional para la cual el pue-
blo nos di6 su confianza. De todas maneras, quiero
deeir que he hecho cuanto me ha sido dable para res-
ponder a la bondad de esta Asamblea; pero desde
este escafio debemos manifestar ]a gratitud inmensa
que ecnserva la Presidencia por todas las atenciones
cue le han guardado los sefiores Delegados durante
el tiempo que desempefi6 la Presidencia. No obstan-
te, seguir6 laborando con igual afin, con el mismo
entusiasmo, con el mismo empefio y constancia con-
que hemos trabajado hasta ahora, con la finalidad,
de que en el tiempo que se ha sefialado, esta Asam-
blea pueda terminar de redactar la Constituci6n y
cumplir asi los anhelos del pueblo de Cuba. (Aplau-
sos).
SR. MARTINEZ SAENZ (JOAQUfN): Sefior Presiden-
te, pido la palabra.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Para una cues-
ti6n de orden, senior Presidente. Es problema de
tiempo, urgente. Estamos en sesi6n extraordinaria,
acordemos entrar en ]a sesi6n ordinaria y despues,
inmediatamente, volvemos a la extraordinaria.
SR. MARTINEZ S.ENZ (JOAQUIN) : Para una cues-
ti6n incidental, previa.
SR. ZAYDfN (RAM6N) : Sefior Presidente, estoy en
el uso de la palabra, pero el Sr. Martinez Sfenz tie-
ne mi venia para hablar.
SR. MARTiNEZ FRAGA (ANTONIO): Permitame el
senior Martinez Saenz. Es que estamos en una sesi6n
extraordinaria y tenemos, por imperative del tiem-
po que pasar a la ordinaria. Es una cuesti6n funda-
mental.
SR. MARTfNEZ 'SAENZ (JOAQUIN) : Creo que ha sido
una sesi6n bastanie extraordinaria... Creo que podr6
decir, lo que voy a declarar, en breve tiempo.
Antes que nada tengo que deolarar, como lo hice
anteriormente, mi gratitud a la Asamblea, por el ho-
nor que me confiri6, pues nunca pude concebir tener
un honor mis grande que el de integrar la Presiden-
cia de una Asamblea Constituyente cubana.
Tambien tengo que declarar que cuando present
mi renuncia, la retire siguiendo la pauta trazada por
el Dr. Grau San Martin, en cuyas manos dej6 ia de-
cisi6n final de continuar o no en esa posici6n. Y
ehora tengo el or(ullo de acompafiarlo en estos mo-
mentos, presentando con igual caricter de irrevoca-
bilidad, la renuncia de mi cargo de Vice-presidente,
agradeciendo en todo lo demis a esta Asamblea que
tanto me honr6 con aquella designaci6n, que acepte
mi renuncia. (Aplausos).
SR. GEORGE (QUINTIN): Pido la palabra
Si PlI:III'! NiEr. (FERRO): Tiene la palabra "-;
Sr. Quintin George.


SR. GEORGE (QUINTIN): Sr. President: Hay un
acucrdo adoptado en virtud del cual tenemos que
pasar lista, lamando para la sesi6n ordinaria, rece-
sando esla extraordinaria.
Y en cumplimiento del acuerdo adoptado, pido a
'a Presidencia que antes de que se cumpla la hora,
a partir de las cuatro, que fu6 la inicial, que se pro-
ceda a pasar list para abrir ]a sesi6n ordinaria.
SR. PRESIDENTI: (FERRO) : Vamos a suspender la
sesi6n extraordinaria para pasar a la ordinaria.
SR. SUAREZ FERNINDEZ (MIGUEL) : L'QuG es lo que
se somete a la Asamblea?
SI. 1PRERIDENTE (FERRO) : Esta ya acordado per la
Asain i-i suspender ]a sesi6n extraordinaria para
dar ::omninzo a la ordinaria.
,SR. ZAYDIN (RAM6N) : Pero todavia no son las cin-
co y yo quiero hacer uso de la palabra antes de que
se someta a votaci6n.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : Se acord6 ya que
reeesaramos. Se debe pasar list y pido que se de-
clare permanent la sesi6n ordinaria y se continfie
despues la sesi6n extraordinaria.
SR. PRio SOCARRAS (CARLOS) : gPero eso sera en la
session ordinaria?
SR. SuiREZ FERNiNDEZ (MIGUEL) : Dice el Art. 70
del Reg]amento Sr. Presidente...

SR. PRESIDENTE (FERRO) : Quiero llamarle la aten-
ci6n al Sr. Delegado que ya estamos en la sesi6n or-
dinaria.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Eso no se ha votado. -Ya
empieza por violar el Reglamento el Sr. Presiden-
te?
SR. SUAREZ FERNINDEZ (MIGUEL) : Creo, Sr. Pre-
sidente, que no estamos todavia en la provincia de
Sta. Clara bajo el imperio de la fuerza pfiblica, mal-
tratando a los electores de la oposici6n. Creo que
todavia en la iCn'ivenci6n Constituyente deben tener
reflexi6n los miembros de la Coalici6n Socialista De-
mocrAtiea y no deben traer tambi6n aqui el imperio
de la fuerza.
Per consiguiente pido a la Presidencia que me de-
je plantear la cuesti6n de orden para lo cual tengo
pedida la palabra.
SR. PRESIDENTE (*FERRO) : La palabra no se la pue-
do conceder porque vamos a la sesi6n ordinaria.
iSR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Es en la sesi6n
extraordinaria...
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Se declare en receso esta
sesi6n extraordinaria para poder abrir la sesi6n or-
dinaria.
'(Eran las 4.55).
SR. PRESIDENTE (FERRO): Se reanuda la sesi6n ex-
traordinaria. (Eran las 9 y 30 P.M.).
Continfla.en la palabra el Sr. Zaydin.







12 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR. ZAYDIN (RAAM6N) : Habi6ndose producido la re-
nuncia a que yo me referia, es infitil que continlie
en el uso de la palabra.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIIGUEL) : Sr. President,
y. desearia que .-e diera lectura a la Moci6n y en-
miendas que se van a someter a la consideraci6n de
esta Asamblea.
SR. PRESIDENTE (FERRO): Se va a dar lectura a
la moei6n presentada.
(El Oficial de Actas lee).
A LA CONVENTION CONSTITUYENTE
Los Delegados que suscriben someten a la conside-
raci6n v aprobaci.n de la Convenci6n Constituyente,
como Disposici6n Transitoria, el siguiente
ACUERDO:


PRIMERO:-


SEGUNDO :-


"La vacant que exist en la repre-
sentaci6n senatorial de cualquier
Provincia, elegida en las elecciones
generals del 10 de Enero de 1936 y
cuyo period de elecci6n no se extin-
ga el primer lunes de Abril de 1940,
s-5r cubierta en la primer eleccidn
que se celebre.
"Cada Partido, por si, -o los parti-
dos coligados, cuando la Ley autori-
ce la formaci6n de coaliciones- de-
signarA y hara figurar en el corres-
pondiente certificado de propuesta de
candidates, el nombre del ciudada-
no que hubiese nominado para cu-
brir la vacant existence, cuyo nom-
bre figurarA en la boleta con su co-
rrespondiente nfimero y sin suplen-
te.
"El Partido -o los partidos coliga-
dos, .en su caso- que hubiese alcan-
zado mayor nfimero de votos en la
elecci6n, obtendra la proclamaci6n
del candidate para el cargo de Sena-
dor que cubrira la vacant existente.
"En las elecciones nacionales que
habran de celebrarse este afio, se
cubrira en la forma dispuesta en es-
ta disposici6n transitoria la vacan-
te existente en la representaci6n se-
natorial de la Provincia de Santa
Clara.
"El Presidente de la Convenci6n
Constituyente promulgara este
Acuerdo dAndole lecture en sesi6n
pfiblica y a los efectos de su publici-
dad, lo remitir6 a la Gaceta Oficial
de la Repfiblica.


nSal6n de Sesiones de la Convenci6n Constituyen-
te a 30 de Marzo de 1940.
(Fdo.) Dr. iw',ioiio Martinez Fraga.-Jose M.
Cortina.-Jose Manuel Casanova.-Fernando del
Busto--Dr. Emilio Niifez Portuondo.


SR. PRESIDENTE (FERRO): Se va a dar lectura
a la enmienda presentada.
SR. ZAYDfN (RAM6N): Pido la palabra para cuan-
do se termine la lectura.
(El Oficial de Actas la lee).
SR. PRESIDENTE (FERRO): Se pone a discusi6n
la Enmienda.
SR. SUABREZ FERNkNDEZ (MIGUEL) : Quiero hacer la
observaci6n a la Presidencia de que no es una sola
Enmienda lo que he presentado.
En el preAmbulo se dice que los nfmeros primero
y segundo de esta Enmienda son sustitutivos de los
presentados por el senior Cortina; y que los nfime-
ros tres y cuatro son adicicnales a la Enmienda.
Yo rogaria a la Presideneia que pusiera a discu-
si6n las enmiendas sustitutivas, pero no las adicio-
lales, que no tienen nada que ver.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Sr. President: Habia pe-
dido la palabra.
"R. PRESIDENTE (FERRO): Tiene la palabra el
senior Zaydin.
OR. ,NAYDIN (iAAMON) : Sr. President y Sres. De-
legatus: ijus palaoras van dirigidas a la C.&.J. -y
ue aiegro cque naya ilegado ei senor uortina-. iEn
iuo uia que preceuteron a ia inauguraci6n de la
Asanmuea uolusttuyence, se produjo, ai traves de los
u ees ae rartiauc que lienen representation en esta
aaiamieoa, un acuerdo que se cenomino de Concilla-
eion, con vista a cooracnar aquellos traoajos espeela-
les y excepulonaies que al margen de la Uonstitucion
tenia y ueue la Asamolea Uonstituyente. Jsos acuer-
uos se reierian a las MVagistraturas a cubrlr y al pe-
riodo que iaoria de mediar entire ia promulgacion
ce la Constitueion, las elecciones, y la toma de pose-
sion de los nuevos ',uncionarios Publicos. 6e convi-
no entonces y se realize designarse representantes por
caaa Partico roaitico, que constituyeron aquella Co-
mision que se denomino de los Uatorce, y en la cual
pianteauos estos problems, produjeron acuerdos que
se trajeron despues a la Convencion Constituyente.
En las palatras muy hermosas pronunciadas por
el senor Coruna hace pocos instantes, con motivo de
ias renuncias presentadas por los sefiores Ramon
Urau 8an Martin, Martinez bAenz y iNiiez Portuon-
ao, labia de los altos empenos patri6ticos y con-
ciladores y arm6nicos de los Delegados integrantes
de la Coancion Socialista Demoeratica.

Sin .embargo, yo he visto presentarse Mociones pa-
ra tratarse reiacionadas con esos aspects, que no
han sido consultadas, por lo menos, a los Jefes de
los Partidos Poiticos, a los Lideres de esos Partidos
Politicos, y se han presentado estas Mociones, como
la que figure en la Urden del Dia de hoy, como otra
que ha liegado a mis manos, tratando de lo que llu-
man "la rehabilitaci6n" -es un t6rmino nuevo-
del Congreso, que esta calzada con la firma exclusi-
vamente del Lider mAximo de la C.S.D., y por los Li-
deres de los Partidos que integran la 'Coalici6n So-
cialista Democratica. Y mi pregunta es esta: 6 La Coa-







DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 1I


lici6n Socialista Democratica ha dado borr6n a aquel
espiritu de armonia, a aquel empefio de coordinar,
para las nobles funciones de la Asamblea Constitu-
yente en estos aspects a que yo me he referido, lo
que fuera entonces ayer una iniciativa feliz o por el
contrario, es cierto como afirmaba el doctor Cortina
hace breves mementos, que la Coalici6n Socialista De-
mocritica estA en la disposici6n spiritual y real de
que estos problems se estudian previamente de tra-
tarse y de discutirse en el pleno de la Asamblea, por
la Comisi6n que integran los lideres o representan-
tes de todos los Partidos que tienen a su vez repre-
sentaci6n en ]a Convenci6n? Si esto es asi, si ese es-
piritu de conciliaci6n y de armonia se trata de man-
tener, entonces yo pediria al doctor Cortina en nom-
bre de lo que se denomin6 el "Pacto de Concilia-
ci6n" do seis de Febrero de 1940, que se suspend
el debate sobre las mociones presentadas hoy y que
pasen ellas al studio y consideraci6n de esa Comi-
s!:n de los Catorce en que estAn representados todos
los Partidos Politicos, para tratarla despu6s en una
sesi6n que sea correspondiente.
Es precisamente la iniciativa tomada espontinea-
mente por los lideres de la Coalici6n Socialista De-
mocratica, Ic que nos hace pensar a nosotros de que
hay propisitos de carActer partidarista en ella, que
van al margen de la Constituci6n y de las funciones
de la Asamblea Constituyenite. Si por el contrario,
la Coalici6n Socialista DemocrAtica, atendiendo a
las consideraciones que yo estoy hacienda, basadas
en el "Pacto de Conciliaci6n", accede a lo que estoy
proponiendo, entonces si, efectivamente. podremos
entrar nuevamente en el cam;no de esa armonia para
quoe a eocperaci6n de todos los Eelegados pueda en
el studio de problema tan fundamental como 6ste,
producer lo que sea mejor al servicio de la Repfiblica.
Espero, puts, y deseo, porque mis palabras no van
con ningin espiritu pol6mico, sino realmente es una
pregunta y una demand hecha a la Coalici6n Socia-
Fsta Democratica y al lider sefior Cortina que se sir-
va contestar.
Sn. FERRnRA (ORESTES) : Pidji la palabra.
SR. COIRTINA (JOS MIANITELI : Pido la palabra
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el se-
iior Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES) : Creo, que la euesti6n prin-
cipal planteada por el senior Zaydin, sera ccntcstada
por el senior Cortina, porque en realidad, no conozco
el pacto, ni estaba trabajando en el asunto; pero en
cuanto al case concrete que se encuentra a discussion.
quiero recomendar tanto al senior Zaydin, como al
senior Suarez FernAndez, algo que facilitaria much.
]a adopei6n de un precepto, que nos pondria a salvo
de que nce quedAramos sin bases fundamentals de
los derechos y de 'as defensas ciudadanas. La propo-
sieion presentada por la Coalici6n Socialista Demo-
cratica, e- nims o menos, tiene la misma intenci6n
tiene el mismo fin, que la pronosici6n que ha presen-
tado el senior Suarez FernAndez. y crec, que la Coa-
lici6n Socialista Democratica estarA completamente
de acuerdo eon el refior Suarez Fernandez, para ]le-
gar a una inteligencia, que debiera referirse solamen-
te, a una redacei6n mAs perfect.


Por ejemplo, creo que no hay necesidad de dar una
interpretacion autentica, cuando se puede dar una
norma preceptiva, pero si el senior Suarez Fernandez
hiciera de esto una cuesti6n de gabinete, si con la
interpretaci6n se pued.e llevarnos al mismo efecto, yo
votaria al criteria mio, que es slempre mejor para
una Asamblea dar una norma preceptiva, clara, que
no una interpretaei6n aut6ntica, que s61o seria litil
para los tribunales de justicia, cuando nosotros tene-
mos que evitar de ir ante los Tribunales de Justieia, si-
no que nuestros ciudadanos sepan lo que nosotros de-
Cemos, lo que nosotros acordamcs, lo que nosotros
promulgamos.
A este efecto, yo pediria, senior Presidente y se-
nores Delegados, que un miembro de la mayoria y
otro miembro de la minoria, que pud'era ser el se-
fior Fernandez, se pusieran de a-uerdo sobre la re-
dacci6n simplemente, y que 6sta se votara por una-
rnmidad, porque creo, que lo supremo en este caso es,
!ue el pais tenga una Constituci6n en donde se con-
signen las bases fundamentals de los derechos ciu-
dadanos, y las bases generals de la organizaci6n del
Estado.
Si el senior Suarez FernAndez, esta de acuerdo con
ello, asi como e1 senior Zaydin, que defiende la mo-
ci6n del senior SuArez FernAndez, creo que esto po-
dria facilmente resolverse.
Respect a la ctra parte a que hacia referencia el
senior Zaydin, se podian ir tratando estas materials a
media que se presented.
SR. ZAYDfN (RAM6N) : Si yo he hecho la proposi-
cidn de que vaya a la Comisi6n de los Catorce, es
precisamente, porque yo me encuentro en el espiri-
tr de conciliaci6n que di6 origen a ese pacto, y tan-
to sobre la proposici6n del senior Cortina como sobre
la proposic!6n presentada por el senior Suarez Fer-
nandez, yo tenro apreeiacioner de carActer juridico
supongo que las tengan los que representan a los
oiros Partidos, y creo que en lugar de lanzarnos en
un debate en el pleno seria me:or que pasara a la
Comisi6n de los Catorce, que podria producer un
acuerdo que en la Convenci6n Constituyente obtu-
viera la unanimidad, y por eso es que me dirigia al
doctor Cortina, jefe de la Coalic'6n Socialista Demo-
crAtica.
SR. SuFAREZ FERNANDEZ (MIOGUEL) : Pidc la palabra
para alusiones.
SR. PRESIDENTE (FERROn : Tiene la palabra el se-
iior SuArez Fernandez.
SR. SITAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Senior Presiden-
t- y .e'lores De'egados, v especia'mente el distingui-
do conventional doctor Ferrara. Efectivamente, nay
poca discrepancia entire la enmienda que yo he te-
rido la sat-sFace*6n de presentar y la suserita por
Ic': lideres de Ics Partidos uoe integran la Coalici6n
Socialista Democratica.
Punto fundamental de divergencia es en la apre-
ciaci6n distinta y contraria que hacemos respect a
la fecha en que comenzara a regir la nueva Const'tu-
c'6-. En ]a moci6n del doctor Cortina se consigna ex-
presament- lo sinuiente: "La Constituwcin de la Re-
pfiblica... (lee).








14 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Y hasta esa fecha, quince de Septiembre, se ex-
tiende la vigencia de la actual Ley Constitucional.
Ye sostengo que no es necesario, que no es indispen-
sable en esta oportunidad hacer la declaraco6n ex-
presa, categ6rica y terminante del dia en que comen-
zari a regir la nueva Constituci6n, y ademis, man-
ttngo...
SR. MiARQUEZ STERLING (CARLOS): Me permit una
ligera interrupci6n?
SR. SUAREZ FERNINDEZ (MIGUEL) : Con much gus-
to.
Sn. MARQUEZ STERLING (CARLOS): Yo entiendo, se-
fior Suarez, que si hay que fijar la fecla en que en-
trard a regir la Constituei6n de la Repiblica...

SR. SUAREZ FERNINDEZ (MIGUEL) : Yo discuto la
oportunidad.
SR. MXRQUEZ STERLING (CARLOS): 4Me permit el
senior Suarez completar mi pensamiento?
Yo tengo en mis manos la moei6n aprobada por
la Convenci6n Constituyente por la cual se acept6
la reform del articulo 115 que dice de esta manera.
y yo quiero llamar la atenei6n de los sefiores Con-
vencionales, del doctor Cortina y del doctor Suarez
Fernindez.
El articulo dice: (lo lee).
Este articulo 115 forma parte de la ley constitu-
cional de 11 de Julio de 1935, es decir que esta ac-
tualmente en vigor y ordena que la reform
constitutional entire en vigor totalmente el 20 de
Mayo de 1940.
Si la Converci6n Constituyente toma el acuerdo
p, opuesto por el Dr. Cortina y por los demis lideres
de la Coalici6n Socialista Democrftica, efectivamen-
te ese acuerdo pugnard con el actual Art. 115 de
la Ccnstituci6n que ordena que la nueva Constitu-
ci6n -entre en vigor totalmente el 20 de Mayo de 19
40.
Si ]a Convenci6n, por el contrario, aceptara la
noci6n del Dr. SuArez Fernindez, que no varia la
fecha, pero que pretend interpreter el pirrafo que
dice: "Dentro de los 3 meses de constituida", para
posponer Ja fecha de vigencia de la Constituci6n, el
acuerdo de esta Constftuyente, interpretando el Art.
115, pugnara de todas maneras con la feeha rigida
J-" 20 de Mayo.
Yo creo que la Convenci6n debe ponerse de acuer-
do, sin distingos de Partidos politicos y llevando a
efecto la coordinaci6n a que nos tiene acostumbrados
para reformar el Art. 115 poniendo la fecha en que
va a entrar en vigor la nueva Constituci6n, donde
dice "20 de Mayo de 1940" y dejando, "dentro de
los 3 moses de constituida", efectivamente de
acuerdo con !a interpretaci6n que ya la Convenci6n
ha dado a la feeha de constituida para su funciona-
miento posterior.
.De esa manera se salvan los dos problems y la
-Convenci6n en uso de su soberania propone y pro-
mulga un nuevo art. 115 con la fecha del 15 de Sep-
tiembre, que fija la moci6n del Dr. Cortina.


De esta manera quedarian coordinadas las dos mo-
ciones y mantendriamos firme el Art. 115 de la ac-
tual ley constitutional, con lo cual no habria decur-
sos de ninguna clase ni ahora ni en el mariana.
Es una proposici6n incidental que por via de inter-
jiplaci6 remito al Dr. Suarez FernAndez y a mi dis-
tinguido compafiero Dr. Cortina.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Me alegra ex-
traordinariamente la interrupci6n del Sr. Marquez
Sterling porque de una manera definitive aclara mi
pensamiento.
Yo sostengo que esta Convenci6n Constituyente ya
ha perdido el poder constituyente para la reform
parcial de la Constituci6n de 11 de Julio de 1935.

Me voy a explicar. La Constituei6n de 11 de Julio
de 1935 disponia la manera de reformar la Constitu-
ci6n por acuerdo de las dos terceras parties del Con-
greso y despues por la Asamblea plebiscitaria como
In es esta Convenci6n Constituyente.
Seria ir sobre nuestros propios pasos revocar el
acuerdo adoptado de modificar el Art. 115j ero lo
que es mas grave, si en realidad pudieramos ir sobre
la reform del Congreso de qu6 manera podriamos
nosctros decir si o no a un Art. 115 distinto al que
aprob6 el Congreso y promulg6 el 16 de Septiembre
de 1936 ? A mi juicio, de ninguna forma. De ahi que
yo sostenga que no es possible sefialar en esta oportu-
nidad la fecha en que entire en vigor totalmente
la Constituci6n, porque, ja d6nde iria este precep-
to si se aprobara en la forma que lo propone el
Dr. Cortina? Iria a former part de la Consti-
tuci6n en vigor? o por el contrario, a unirse m6s
adelante a la nueva Constituci6n que promulguemos
nosotros? Si este precepto entra en vigencia hoy,
seguramente que seri formando parte de la Constitu-
cion de 11 de Julio de 1935, y ya la oportunidaa pa-
ra reformar parcialmente aquella Constituei6n ha pa-
sado; y la oportunidad que tenemos es la de hacer li-
bre y soberanamente una nueva Constituei6n, que
son preceptos completamente distintos.
No quisiera discutir sino en su turno reglamenta-
rio este asunto y voy a ceiiirme al problema que
planteaba el Dr. Ferrara haciendo esta ligera acla-
raci6n: diserepamos la enmienda y la moci6n en es-
tos dos puntos fundamentals. Primero, especifica y
concretamente sefiala el Dr. Cortina que la Constitu-
ci6n comenzara a regir en su totalidad el 15 de Sep-
tiembre. Y el Art. 115 de la Constituci6n sefiala a
esta Constituyente dos cosas: un t6rmino de tres me-
ses para terminar la Constituci6n y un dia prefija-
do que es el 20 de Mayo, ya pr6ximo, para que entire
a regir totalmente esa Constituci6n.
La realidad de facto, que se nos ha presentado de-
muestran que el precepto es contradictorio, porque
esta Convenci6n en su sesi6n de 2 de Mayo, declare
que quedaba constituida el 9 de Marzo. Luego los
tres meses se vencen el 9 de Junio y de ahi que sea
de impossible cumplimiento el Art. 115 de la Consti-
tuci6n en vigor.
Si esta demostrado que no .es possible en una sana
y recta interpretaci6n del-Art. 115 que la Constitu-







DIARIO DE SESIONES.DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE I1


ci6n entree en vigor el 20 de Mayo, los preceptos de
impossible cumplimiento no obligan a su observancia,
es indiscutible qu.e entonces ha quedado al arbitrio
de esta Constituyente, desde luego dentro del plazo
de los tres meses, sefialar la fecha en que entire a
regir la nueva Constituei6n.
SR. FERRARA (ORESTES) : No la interpretaei6n, si-
no un precepto.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Eso es en cuan-
to al aspect de en qu6 oportunidad debe empezar a
regir la Constituei6n.
SR. FERRARA (ORESTES) : A mi tampoco me impor-
ta. Ahora lo que me importa es que quede prorroga-
da la vieja.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Y ademhs por-
que en todas las Constituciones modernas, -y recuer-
do la austriaca,- se fueron poniendo en vigor pau-
latinamente los preceptos constitucionales.
SR. MARQUEZ STERLING (CARLOS): En la que fiu
austriaca.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Efectivamen-
te Y actualmente nosotros ya hemos publicado par-
te de la Constituei6n para regir en estas elecciones, y
tenemos que seguir regulando el process interconsti-
tucional. De modo que en cuanto al primer aspect
de la enmienda, es evidence su improcedencia.
El segundo problema es el de la extension del esta-
tuto constitutional. Yo mantengo que no es necesa-
ria la declaraci6n de manera especifica, rotunda y
much menos como quiere esta moci6n que se extienda
]a vigencia. La Constituci6n en el tiempo -y eso lo
sabe mucho mejor que yo el Dr. Ferrara- rige hasta
que es sustitoida por otra Constituci6n, hasta que es
derogada por un golpe de Estado, por una revoluci6n,
o por cualquier otra contingencia de facto.
SR FERRARA (ORESTES) : No le hago el augurio de
que venea otra vez todo eso, pero yo creo, que no es
exacto iS.S. cuando dice, que pacificamente no se
puede hacer, no se puede derogar una Constituei6n:
creo que tacitamenie estf derogada, porque desde el
mome-lto en que se dice one la nueva Constituei6n
empezari a regir en tal fecha, significa que la vieja
esta derogada, pero sobre una cuesti6n de este gene-
ro, si hemos de dar una resoluei6n, es mejor que la
demos clara y terminante y no la demos en forma
interpr',tativa.
SR. -IXAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Ya ve el senior
Ferrara ccmo era necesario poner de manifiesto la
contradicei6n.
SR. FERRARA (ORESTES): Yo no insistiria much
sobre esta contradicci6n; pasaria sobre ella como por
sobre ascuas.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Sobre estas
cuestiones de derecTio no puedq haber criterios ro-
tundos, terminantes; acaso lo que se quiere evitar es
que se piense que mientras no se adonte la nueva
Constituei6n se vava a la interpretaci6n de que no
existe ninncuna porque yo entiendo que la actual
Constituci6n regira en el tiempo hasta que entire en
vigor la nueva.


SR. FERRARA (ORESTES) : Yo tenia preparada una
Enmienda.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Si fuera coin-
c:dente con la mia, la aceptaria. Ahora viene otro
problema distinto, que es a mi juicio fundamental.
Hemos venido desenvolviendo las labores de esta
Asamblea, mediante el Pacto suscrito el 6 de Febre-
ro de 1940, por la casi totalidad de los Delegados,
que aqui se encuentran reunidos, y en ese convenio
firmado por todos nosotrcs, se dispuso, en el nime-
ro segundo, lo siguiente: "La Convenci6n redactarA
Ja Constituei6n en el menor tiempo que le sea posi
ble... (contin(a leyendo).
A] amparo de este nfimero del pacto se reuni6 la
Comisi6n Ilamada de los 14, la cual dictamin6 sobre
las Magistraturas. El Dictamen fu6 discutido duran-
te cuatro o cinco dias, en una sesion permanent, per
esta Convenci6n, y ahora se pretend hacer dos ccsas
que a mi inicio chocan de una manera abierta con
el Pacto politico celebrado, que son, la extension de
la Constituci6n actualmente en vigor, en primer lu-
gar y en segundo...
SR. PERRARA (ORESTES) : Pero si S.S. esta de acuer-
do... S.S. cree que esta vigente y que quedara vigen-
te
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : No tengo du-
das.
SR. FERRARA (ORESTES) : IY de d6nde saca estas
palabra "y ahora se pretend poner en vigor?. S.
S. habla en tono heroico y hay que dejar ese tone.
SR. SUAREZ FERNINDE7 (MIGUEL) : Yo dejo la he-
roicidad para el senior Ferrara; mi position es mu-
cho mas modest.
Ahora se pretenden, repito, dos cosas per la Coali-
ei6n, sin el conoeimiento previo de los pacts con la
Cposici6n, hoy que somos minoria, la Coalici6n no
present el mismo espeetAcul.o que cuando estcs ban-
cos ,eran los mayoritarios...
SR. FERRARA (ORESTES) : Estamos de acuerdo. No
ee queje S.S.
Sn. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Ni estoy heroi-
co, ni estoy que;,ndome. No es raro que estemos de
acuerdo. En definitive, el problema que pTanteo es
ctue estas dos mociones comprendidas con los nAme-
row uno y dos de ]a Orden del Dia, tal come lo ha
solcitado el senior Zaydin, pasen a la Comisi6n de
los 14, para que venga una inteligencia, y si enton-
ces, cuando este grupo era mayoria y discutiamos
todas las cosas en .el seno de esa Comisi6n y se llega-
ba siempre sobre cuestiones fundamentals a acuer-
dos unanimes, me remito al senior Cortina, si cuan-
do la Oposii6n present come euesti6n fundamental
nue los votes de candidates a cargos de representa-
ei6n proportional no se acumularan a los votos del
President de la Repfiblica, y la Coalici;n reelam6 la
intanqibilidad def pacto, ahora nosotros que somos
minoria, solicitamos de los miembros de la Coalici6n,
hoy en mavoria, que nos brinden igual oportunidad
para poder discutir con .llos ambas cosas y Poder lie-
Sgar a acuerdos o inteligencuas sobre cuestiones co-
mo 6stas que estimamos fundamentals. Por lo tan-







16 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE
===;


to, entiendo que este asunto debe ir al seno de la
Comisi6n de los catorce.
ISR. M&RQUEZ STERLING (CARLOS): ALa Comisi6n
de los catorce no se habia disuelto ya?
SR. SUrREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Se resucita.

SR. MARQUEZ STERLING (CARLOS): Entonces, po-
demos tamie6h resucitar el Articulo-115...
SR. PRESIDENTE (FERRO) : La Presidencia no pue-
de informarle a S.S. porque esa Comisi6n ha venido
trabajando extraoficialmente.
SR. CUERVO (PELAYO) : Sefior Presidente: pido la
palabra.
SR. PRESIDENTE (|FERRO) : Tiene la palabra el se-
fior Pelayo Cuervo.
SR. CUERVO NAVARRO (PELAYO) : Sefior President
y sefiores Delegados: como el Delegado que habla no
pertenece a ningfn Comit6 Parlameniitio de la Con-
venci6n, y como realmente estas Enmiendas llegan a
la Asamblea con absolute desconocimiento, y me lo
decia tambi6n el senior Coyula tambi6n hace unos
instantes, lo mismo me da que esta Moci6n vaya a
la Comisi6n de los 14, o a cualquier otra Comisi6n,
pero creo que es necesario que se repartan copias y
se d6 a cada Del.gado el tempo prudential para po-
der formarse una idea sobre ella. Yo recuerdo que
en la Comisi6n de los 14 se mantuvo la opinion por
todos los asistentes de que los acuerdo- promulgados
por la Convenci6n, no podian ser modificados por
esta propia Asamblea, sino por una future, y como
el Articulo 115 manda a promulgar la nueva Cons-
tituei6n el 20 dp Mavo de 1940, realmente, es una
contradicci6n a la oue vo quiero dedicarle el tiemoo
necesario. para noder formarme una opinion sobre
el asnnto. De snlrte. oue pido a la A-amblea que se
suspenda el debate v se 'repartan ecnias. y que si la
Convenei6n estima onortuno. mne se nombre una Co-
mi;i6n quo dic+amine sobre la Enmienda, y la Moci6n
del senior Cortina. porone do otra manera no podria-
mos producer una votaei6n consciente.


SR. PRESIDENT (FE.RO) :
pronosici6n del spfior Pelayo
del debate. Se aprueba?


Se pone a votaci6n la
Cuervo, de suspension


(Seia0es negativas).
Rech'fzada.
SR MARTfNET' FRAGA (ANTONIO): Para una cues-
ti6n de orden.
SR. PRTSTDET.F (FERRO) : Tiene la palabra el se-
for Martinez F-raza.
SR. MARTfNEZ FRAGA (ANTONI) : Se acaba de acor-
dar la supensi6n del debate...'?
SR. PRfo SOCARRIS (CARLOS) : No, no se ha votado
nada.
SR. TMARQUEZ STERLING (CARLOS) : Ni a favor, ni
en contra.
SR ZAYDIN (RAM6N): Yo he hecho un ruego al
Lider de la Coalici6n. Pedi que pasara a la Oomisi6n


de los Lideres de los distintos partidos y se suspen-
diera el debate. No se me ha contestado todavia.
SR. GEORGE (QUINTIN): Pido la palabra, para ana
cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENTE ('FERRO)': Tiene la palabra el se-
fior Quintin 'George.
SR. GEORGE (QUINTIN) : Sefior Presidente y sefio-
res D-elegados: Para manifestar, que he estado .aten-
diendo con interns el curso del debate, y efectivamen-
te, el senior Pelayo Cuervo, de una manera concrete,
propuso la suspension del mismo y que se repartieran
copias.
El Sr. Zaydin no planted concretamente el asun-
to, sino que, a juicio del Delegado que habla, interpe-
16 o suplic6 de los Sres. Lideres de la Coalici6n So-
cialista Democratica que se aplazara este asunto y
que se pusieran de acuerdo.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Perd6neme el Sr. Quintin
George, que esta dando una interpretaci6n equivoca-
da a mis palabras, porque ellas fueron completamen-
te concluyentes y terminantes...
Me dirigi al Jefe de la Coalicin Socialista Demo-
critica pidi6ndole que se suspendiera el debate de
esta Moci6n y que pasara a la Comisi6n integrada
por los Lideres de todos los Partidos.
SR. GEORGE (QUINTIN): Permitame que me extien-
da un poeo...
Yo he querido hasta llamarle la atenci6n a la Asam-
blea, de que, por ]a falta de atenei6n de la misma, no
se vot6 a favor del receso propuesto por el Sr. Pela-
yo Cuervo...
Yo creo que podemos armonizar este criterio sin
llegar a situaciones antirreglamentarias.
Se vot6, porque efectivamente el Sr. President
dijo: "Se pone a votaci6n: los que est6n conformes
sirvanse levantar la mano", y nadie la levant6, y
entonees dijo estas palabras: "Queda rechazada la
propbsici6n incidental".
Si el Sr. Zaydin mantiene su proposici6n, entonees
yo planteo la cuesti6n de orden, someto esta cuesti6n
de orden a la Presidencia. Si el Sr. Zaydin propone
la suspension del debate, ello no se puede discutir.
ISR. ZAYDfN (RAM6N): No, no, perd6nenie el Sr.
George, oue yo, en material parlamentaria, s6 guiar
mis propios pasos... Yo he hecho una petici6n para
one se me contest por el Jefe de la Coalici6n Socia-
lista Democrftica y quiero y reclamo que se d6 opor-
tunidad al Sr. Cortina para que me contest.
SR. GEORGE (QUINTfN): Para una cuesti6n de or-
den, Sr. Presidente...
El Sr. Zaydin adopta una pose .de director de la
Asamblea quo yo, modestamente rechazo, permitame
qe lo exprese.
SR. ZAYDfN (RAM6N) : De director de 61 mismo.
SR. GEORGE (QUINTfN) : No -es cuesti6n de gritar
mhs fuerte... permitame terminar, son dos palabras
que voy a decir, nada mis, y despu6s puede terminar
el Sr. Zaydin.








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 17


El senior Pelayo Cuervo habia propuesto la suspen-
si6n del debate y la Presideneia lo someti6 a votaci6n
y como nadie vot6 a favor declare la proposici6n re-
chazada, y yo aclaraba que no se habia puesto a vo-
taci6n la proposici6n del senior Zaydin porque 61 no
habia hecho una proposici6n concrete de suspension
del debate, sino que habia suplicado a los lideres de
]a Coalici6n Socialista DemocrAtica que se pusieran
de acuerdo para esa suspension del debate.
Entonces me contest nuevamente el senior Zaydin
que 61 si habia formulado concretamente esa propo-
sici6n, y ahora rectifica su anterior afirmaci6n y di-
ce que efectivamente habia interpelado, dirigido, una
sidplica para que la recibieran los lideres. Yo sostengo
que no habia formulado la proposici6n de suspension
del debate y ahora 61 me da la raz6n. Por ese motive
se vot6 la proposici6n del senior Pelayo Cuervo,..
SR. ZAYDiN (RAM6N) : Quiero aclarar, a pesar de
las palabras del senior Quintin George, y la mayoria
de los sefiores Convencionales estan conformes con lo
que voy a decir, que nadie oy6 a la Presidencia cuan-
do la someti6 a votaci6n...
tPero, aparte de esa cuesti6n, insignificant, yo man-
tengo y pido a la Presidencia, porque el debate hay
que organizarlo, que cuando un Delegado se levanta
para hacer un ruego, para hacer una interpelaci6n
a otio Delegado, sobre todo siondo at lider de los Par-
tidos de la Coalici6n Socialista Democratica, como es
en este caso, antes de darle la palabra a ningfin otro
senior Delegado, se le debe dar al lider que la pide pa-
ra contestar.
Si. GEORGE (QUIINTIN) : Eso no es asi...
SR. ZAYDiN (RALM6N): Me estoy dirigiendo a la Pre-
sideneia.
Si no es asi, se establecen estas confusiones en que
nadie sabe qu6 es lo que se esta tratando y votando.
Por tanto, planteo mi cuesti6n al senior Presidente,
con todos los respetos con que yo me dirijo siempre a
la persona que ocupa la Presidencia de la Asamblea,
de que ruego al senior Cortina, como Lider de la Coa-
lici6n Socialista Democritica, que se sirva contestar
a la formula que yo planteaba aqui, de que esta Mo-
ci6n pasara a la Comisi6n integrada por los Lideres
de los Partidos, y, consecuentemente con ello, si es-
tuviera de acuerdo la Comisi6n, suspenlerse el debate
para continuarlo mariana, si se quiere, o pasado ma-
fiana, pero una vez que se haya encontrado una f6r-
mula conciliadora, como product de todos los Parti-
dos que tienen representaci6n en la Asamblea.
!SR. PRESIDENTE (FERRO) : La Presidencia quiere in-
formar al senior Zaydin que no le queda mAs remedio
que someter a votaci6n las cuestiones de orden, por-
que asi lo dispone el Reglamento; en ese sentido, so-
metid a votaci6n la proposici6n del senior Pelayo
Cuervo...
No obstante eso, la Presidencia tiene much gusto
en oir al senior Zaydin y conceder la palabra ahora
al senior Cortina.
SR. CORTINA (Jos9 A1VLNUEL) : Sr. President y se-
iiores Delegados: Hay, sin duda, dias fastos y dias
nefastos. Positivamente, este es uno de los dias ne-
fastos de la Convenci6n Constituyente... Yo tengo
la esperanza de que sea el filtimo; de que el turbi6n
oscuro de pasiones political que nos perturba, pase
pronto, y se apague el fuego funesto de nuestras dis-
cordias, sefiores Delegados, porque dificilmente, sin


reciproca comprensi6n y tolerancia, podremos llegar
al final de la ardua tarea -que se nos ha encomendado
por el pueblo de Cuba.
Es muy frecuente que los politicos no vean la res-
ponsabilidad hist6rica en que incurren cuando estan
tomando actitudes perniciosas al pais. Esto ocurre en
muehas cosas de la vida. La proyecci6n del future es
confusa. Por eso se rea.lizan a veces actos que despu6s
quisieramos borrar de nuestra vida.
Estc caeo es uno de ellos. Seria convenient que vi6-
ramos que si el fracaso de la solidaridad cubana se
produce por un rompimiento grave de esta Asamblea,
]a responsabilidad nos alcanza a todos. Todos debemos
saber que si aqui impulsamos las pasiones que vienen
de las discordias political de la calle, estos debates
se haran agrios, duros, interminable e infecundos,
y no llegaremos a ning'una soluci6n beneficiosa para
Cuba.
Aqui, a veces, muchos Delegados hacen considera-
ciones de filosofia political, y yo he querido tambi6n,
en este penoso moment de discordia, hacer las mias.
Yo deseo que vayamos sacudiendo de nuestras pa-
]abra,s y de nuestros prop6sitos la idea de hacer poli-
tica aqui. Si nos colocamos en un terreno de suspica-
cia y desconfianza, yo garantizo que la imaginaci6n
creadora de la Oposici6n para producer motives de
discordia y rompimiento, no aventaja a la nuestra
si la desencadenamos por la misma peligrosa via.
En realidad, iqu6 es lo que se ha propuesto? No
veo nada extraordinario en lo que esth debati6ndose.
Ante la necesidad de que haya un regimen constitu-
cional despu6s del 20 de Mayo, en que terminal el ac-
tual, la Convenci6n no tiene otro camino que adoptar
una determinaci6n para regular provisionalmente el
future. Esto es una recta intenci6n; esto no es hacer
political. Qu6 political puede haber en prolongar la
vigencia de esta Constituci6n, cuando todavia no esta
hecha la nueva?
Si no hemos acabado nuestra tarea y no hemos pro-
mulgado la nueva Constituci6n, es natural que adop-
temos acuerdos que permitan enlazar en lo future,
sin trepidaci6n ni violencia, los dos regimenes.
Lo que se propone es una coordinaci6n de fechas,
de acuerdo con las demoras que sufri6 nuestro tra-
bajo y la fecha de la future promulgaci6n. Yo no me
enamoro nunca de ninguna formula: todas me pare-
cen buenas si se obtiene el mismo resultado. Lo que
se ha propuesto es una regulaci6n adecuada y eficaz.
Lo que el senior Su6rez FernAndez propone es tambi6n
otra formula encaminada al mismo fin. No tengo in-
conveniente en que nos reunamos mafian a las diez
de la mafiana los lideres de los distintos partidos de
esta Asamblea, para ver si llegamos a un acuerdo ar-
mI6nico. Nosotros no tenemos inter6s politico de nin-
guna clase en este problema de la vigencia de la actual
Constituci6n.
Por otra part, no es possible que estemos actuando
como si nuestra Patria estuviera en las regions es-
telares y no en la tierra. El mundo est6 hoy sacudido
por un verdadero terremoto de guerras y cambios fun-
damentales de political, que las edades no han conocido
afin mayores, ni de superior trascendencia filos6fica
y social, ni de consecuencias mas incalculables en la
orientaci6n de la concieneia humans
Es inexplicable que frente a una situaci6n mun-
dial en donde los cambios que se realian son enor-








8 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


mes, nosotros levantemos una tempestad sobre el mi-
nisculo problema de adoptar acuerdos para coordi-
nar dos Constitueiones que necesariamente hay que
enlazar.
Por otra parte, es inconcebible este exceso de arti-
ficiosos escrfpulos en un pais como el nuestro, que
ha. vivido durante siete afios sometido a Estatutos y
Leyes Constitucionales provisionales, que no han si-
do sancionados ni autorizados por el pueblo. En los
afios precedentes, segfin subia un Presidente de facto
al Poder, dictaba un Estatuto Constitucional nuevo,
por Decreto. Se crearon Consejos de Estado que fun-
cionaban como si fueran Congresos; y esto se hizo por
Decreto. Hemos vivido una vida interina y sin base
constitutional durante siete afios. y ahora, sin embar-
go, que tenemos el mandate del pueblo de Cuba pa-
ra ordenar juridicamente el Estado Cubano. por una
cuesti6n de fechas se suscitan escrfipulos incompren-
sibles dentro del ambiente antijuridico en que hemos
vivido hasta ahora. Me parece que este problema debe
tratarse con mas sentido de la realidad y con mIs se-
renidad.
IEstoy conforme con la indicaci6n del senior Zaydin,
de que nos reunamos para tratar del problema de la
vigencia de la Constituci6n y buscar una redacci6n
que a todos nos satisfaga. No tengo la menor duda
de que entire lo propuesto por el senior Suarez y lo
que hemos propuesto nosotros, encontraremos una
tercera formula que sea satisfactoria.
Estoy, pues, conform con que mariana, previa la
reunion de lideres, la. cuesti6n planteada sea resuelta
por medio de una proposici6n que tenga una redacci6n
precise, definitive y que armonice si es possible, todos
nuestros puntos de vista.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : Pido la palabra.
para una cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el se-
fior Martinez Fraga.
SR. MARTfNEZ FRAGA (ANTONIO): Se ha acordado
el receso o suspension del debate de la Moci6n que
figure en la Orden del Dia con el nimero 1.
SR. PRfo SOCARRAS ('CARIOS) : No se ha votado.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : No ha sido votado.
S1I. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): iAh! no se ha
votado.
SR. PRio SOOARRIS (CARLOS): Pido la palabra.
I SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el se-
fior Prio Socarras.
SR. PRfo SOCARRnS (CARLOS): He pedido la pala-
bra antes de que se votara para adicionarla en el sen-
tido de que la otra moci6n one figure en la Orden
del Dia que se refiere a las magistraturas fuera tam-
biWn pospuesta para un tratamiento posterior despues
de nasar por la Comisi6n de los Catorce.
Me guia esta finalidad la realidad de que hay un
articulo, el 128 del Reglamento que dice: (lee).
Por todos estos motives, sabiendo como sabe la
Coalici6n Socialista que en estos bancos de la minoria,
por lo menos se sientan 27, no pueden tener las dos
terceras parties de los votos la Coalici6n Socialista,
de manera que de este grosus modo seria mis conve-
niente, mfs prudent que Ilevaramos a la Comisi6n
que hemos denominado de Conciliaci6n el problema
a ver si alli le encontramos una soluci6n que diera
fin a este exclusive problema que no sabemos hasta
d6nde llegar6 ni qu6 tiempo nos consumirk.
Voy a terminar para decir que era precise al acuer-


do de la Moci6n anterior porque si los convencionales
dudan, y algunos me lo han expresado asi hace algu-
nos instantes, do que termine la Constituei6n, c6mo
van a atreverse a votar de que el dia 15 de Septiembre
va a estar en vigor.
ISR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Como primer
firmante de la Moei6n, pido la palabra para infor-
mar.
ISR. PRESIDENTE (FERRO): Tiene la palabra para
informar el senior Martinez Fraga.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): En la imposibili-
dad de aceptar el ruego formulado por el senior Prio
SocarrAs, he pedido la palabra para decir que 6se es
un criterio personal suyo y pido a la Presidencia que
lleve, ahora como cuesti6n de orden, que lleve a vo-
taci6n la suspension del debate que figure en la Orden
del Dia con el nfimero 1.
ISR. SUAREZ FERNINDEZ (MIGUEL) : Quisiera que la
Presideneia me informara de una manera definitive
si la Moci6n del senior Pelayo Cuervo pidiendo la
suspension del debate de la Moci6n que figure con el
No. 1 en la Orden del Dia fu5 rechazada.
Sn. PRESIDENTE (FERRO) : La Presidencia puede in-
formar al efioir Suarez, que fu6 reehazada.
SR. GEORGE (QuINTfN) : Para una cuesti6n de or-
den pido la palabra, senior Presidente.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el senior
George.
SR. GEORGE (QUINTfN) : Para suplicar a la Presi-
dencia. que despues de la eontestaci6n dada por el
doetro Cortina a la proposiei6n formulada por el se-
fior Zaydin, invite a este a que la concrete porque
aunque el doctor Cortina la formula sefialando cier-
tos extremes, no es 61 el que la present. Solicito de la
Presidencia que invite al doctor Zaydin a que concre-
te su proposici6n de suspension del debate y hasta
cuando se suspended el mismo.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el se-
nior Zaydin.
SR. ZAYDfN (RAM6N): Yo decia que pasara a la
Comisi6n de los Catorce para que dictaminara.
SR. PRESIDENTE (FERRO): Sefiores Delegados, la
Presidencia pone a votaci6n la proposici6n del senior
Zaydin de que pase a la Comisi6n de los Catorce.
SR. REY (SANTIAGO) : Pido la palabra.
'SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el sefor
Rey.
SR. REY (SANTIAGO): Es precise que se tome este
acuerdo concretamente. Se trata de un problema, que
por urgente y falta de tiempo, no paede esperar mu-
chos dias para su tratamiento. Habida cuenta de que
el lider de la Coalici6n no tiene inconvenient en que
el tratamiento de ese asunto se haga dentro del
grupo de los catorce, de los lideres, de los dirigentes,
o como se llame, no voy a ser, ciertamente, un obstdcu-
lo para ello; pero lo que si quiero es que se determine
expresamente cuando se va a reunir ese grupo, esa
comisi6n, esos lideres, cu6ndo va a emtiir su informed
y cuando volverA a reunirse esta Convenci6n para dis-
cutir nuevamente este asunto.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Pido ja palabra.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el se-
fior Zaydin.
SR. ZAYDfN (RAM6N): Sr. President y sefiores
Delegados: La suspension era para continuarla mafia-
na y que la Comisi6n de los Lideres de los Partidos o








DIARIO DE SESIONES DE L! CONVENTION CONSTITUYENTE 19


representantes de los Partidos se reuniese mafiana dialidad en que trabajabamos cuando 6ramos mayo-
a las diez de la mariana. ria, a satisfacci6n de la minoria, que se uni6 al pro-
SR. PRESIDENTE (FRu ) : Est onforme el Sr. p6sito de la mayoria en ese noble prop6sito de tra-
SR. PRESIDENTE (FERO) Est c el Sr. bajar al servicio de Cuba, y yo pido de la actual
Re con la informaci6n dada por el Sr. Zaydin mayoria que no interrumpa ese ritmo de cordiali-
SR. REY (SANTIAGO) : Me parece muy bien. dad.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Habia pedido la palabra, S. MART'NE. FRAGA (ANTONIO): El senior Marti-
Sr. Presidente, sobre el asunto puesto a discusi6n. nez Fraga no aspira a nada de eso. El sefor Marti-
L Puedo hacer uso de ella? lez Fraga nunca aspir6, como aspir6 el Partido Re-
volu'cionaric Cubano, a travys del Congreso, a usur-
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Si, senior. par la voluntad popular, a espaldas de esa voluntad,
SR. ALVAREZ (AURELIO): Sr. President y Sres. por un acta de Senador que pact el Partido Revolu-
Delegados: Hare un ruego a la Asamblea, deseoso de cionario Cubano con otro partido, y que hoy aqui no
que no se interrumpa, acaso definitivamente, el rit- quiere cumplir, no obstante ese propio pacto de ho-
mo de cordialidad que hasta hace unos pocos dias nor. Pero hay mfs: el criterio de S. S. en relaci6n
rein6 en ella, mientras estos bancos eran mayoria, an- con el Articu'o 128 es un criterio personal, discuti-
tes de que, circurstancialmente, faltando a sus debe- ble y respectable, pero criterio, y por eso queremos ir
res, ya que constituy6 una defraudaci6n su paso a al debate, por eso el Partido Revolucionario Cubano
los bancos... ha estado eludiendo el debate, por eso, apesar de las
Convocatorias que ee han hecho, no han asistido a
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Pido la palabra. la sesi6n, por es) han figurado solamente los ele-
'S. CORTINA (JosE MANUEL): No puede continuar mentos de los bancos de la Mayoria, en espera de
este tipo de debate. que la Minoria concurriera, sin que eso se hubiera
hecho en ninguna oportunidad.
(Varios seCiores Delegados piden a la vez la pala- Como lo que queremos es poder discutir clara y
terminantemente, y sencillamente, todos nuestros
SR. ALVAREZ (AURELIO): ... contrarios, redujeran puntos de vista en relaci6n con el asunto -perd6ne-
la mayoria a minoria. nie el senior Alvarez,- que no guard relaci6n de
El ruego que dirijo a la Asamblea es el siguiente: iinguna clase, absolutamente ninguna, con el c'l1e-
h* ^ ^1- l 01 00 0 / r09 9A A Fb 1, r in


se na puseLuO ue relieve que la mayoria circunstaneial,
formada del modo a que me he referido procura el
incumplimiento del pacto de honor que firmamos to-
dos los convencionales...
(El Dr. Ferrara hace gestos de tratar de interrunm-
pir al Sr. Alvarez).
Dr. Ferrara: tenga la bondad de no interrumpir-
me Le permitir6 ]a interruption dentro de un mo-
mento.
Ruego a los Sres. Delegados que me atiendan, por-
que estimo que van a responder al compromise de
honor que tienen contraido ante el pueblo cubano,
ante la Asamblea y ante ellos mismos.
(El Dr. Ferrara insisted en su gesto de tratar de
interrumpir al Sr. Alvarez).
...Dr. Ferrara, no me interrumpa S.S. en este mo-
mento. No le confero la interrupci6n. Perd6neme.
Quiero llamar ]a atenci6n de los Sres. de la Ma-
yoria que el preeepto estableciendo votaii6n le dos
terceras parties para modificar determinados aeuer-
dos, lo adopt ]a mayoria, integrada entonces por
la Oposici6n, para proteger a la que entonees era
minoria. IY qu6 pretenden los convencionales de la
mayoria de estos moments? Pasar sobre el precep-
to de protecci6n que noble y caballerescamente le
ofrecimos aver. ~Es que se pretend por el conven-
cional Dr. Martinez Fraga, llevar la Convenci6n a
la tragedia en que estaria con este debate politico,
pasando por sobrc el pacto de honor que tenemos
contraido? No haga esto la Convenci6n. Estamos de-
9eosos y asi lo esta el que habla, de que nos entregue-
mos a deliberar serenamente sobre las cuestiones de
la Convenci6n y a no interrumpir el ritmo de cor-


Urt acuer o el AyJ, y tie e I ue L VU, Uo -UI
nado acuerdo de ]as Magistraturas; en su oportuni-
dad podemos discutirlo, pero no vayamos ahora a
cuestiones de honor, ni much menos en el orden po-
litico, en nombre del Partido Revolucionario Cu'a-
-o, cuando debia ser ese el Partido primero, qu', ha-
e'endo bueno su pacto, viniera aqui a di3tiiir coni
nosotros estas cuestiones de orden politico constitu-
cional, porque no se aspira a que la Convencl6n Cons-
tituyente le de a nadie una Senaduria: esta muy
equivocado el senior Alvarez. Se aspira simplemente
a que el procedimiento elective que figura en la ley,
electoral, con la anuen-ia y con el consentimiento de
todos los part'dos de la mayoria, cuando se quiso
usurpar a la voluntad popular un acta de Senadoro
rara que fuera a caer en poder de una ilustre figure
del Partido Revolucionario Cubano, pero no se le-
vant6 n'nguna voz del Partido Revolucionario Cuba-
no cuando, en cambio, en el seno del Congreso fu6
modificado y se hizo que esa Acta vacant que co-
rresponde sea llevada a eleeei6n popular, entonces el
Partido que se dice representante de la cubanidad se
opone y se opone por razones que no podrA discutir
en un debate amplio y elevado.
Yo rueao al Sr. Alvarez que al mencionarme, lo
haga en forma generica y no personal. Ninguna va-
cante de Senador hay para nadie, sino simplemente
que el derecho que tiene ]a Provincia villarefia al
igual que las demhs Provincias, que tienen ahora nue-
ve Senadores a tener tambi6n nueve Senadores, por-
cue una magistrati'ra esta vacant. Precisamente la
elecei6n de esa magistratura es lo que vamos a dis-
eutir aqui. Ya la Ley Electoral primero y el Tribu-
nal Superior Electoral despu6s. convocando al pue-
blo de Cuba y a la Provincia de Santa Clara a esa
election, convocara tambien para cubrir esa posici6n.








20 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE

No se trata aqui de obtener una posici6n. Creime fir- que se han hecho, confiriendome prioridad en el uso
memente el senior Alvarez que los Partidos de la Coa- de ]a palabra. Es un ruego director, a la amistad, al
lici6n estin en una situaci6n muy distinta a la que a fecto, al cariflo del senior Bravo Acosta.
estaba el Partido Revolucionario Cubano cuando SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Yo hice la solici-
qIuria repsnitar z 1nl rf n iA lnmn >mfnelnCna rTia


1936, para donarle a su partido un Acta de Senador.
Vea cuan distinta, cuAn diferente es la posici6n de
ese Partido con la Coalici6n Socialista Democrati.
ca.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (IIGUEL) : Pido la palabra
para alusiones.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): La tengo pedida
anteriormente, senior Presidente, para alusiones tam-
bi6n.
SR PRiO SOCARdlS (CARLOS): (Interrumpiendo):
Sefio: Martinez Fraga: CGuintos miembros tiene el
Partido Revolucionario en el Congreso?
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Tenia dos.
SR. PRIOR SOCARRAS (CARLOS) : No le parece poco
para dominar a esa mayoria de 70 y pico u ochenta
y pico Miembros de la Mayoria que habia en la CA-
mara?
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Por eso perdie-
ron.


tud por estimar que debia usar de la palabra, no s6!o
para contestar alus:ones, sino del Part-do que repre-
sento. No tengo inconvenient, como un caso excep-
*ional, en ceder al ruego que me hace mi distinguido
compafiero senor Suarez, para despu6s hacer uso de
la palabra.
,SR. FERRARA (ORESTES): Pido la palabra, para
proponer la suspension del debate.
Sn. CHIBAS RIV.AS (EDUARDO): No, no. Ahora van
a oir lo que va a decir el Partido Revolucionario Cu-
bano.
SR. FERRARA (ORESTES): Sefiores Delegados: ,No
seria preferible enviar a una Comisi6n de Concilia-
ci6n todo este asunto? L Queremos envenenar las aguas
que luego debemos beber?
SR. ZA'YDiN (RAM6N): Por qu6 no interrumpi6
el Sr. Ferrara al senior Martinez Fraga, cuando aeu-
saba al Partido Revolucionario Cubano?
SR. PRfo SOCARRni (CARLOS): Le bast6 con aplau-
d i.


SR. ALVAREZ (AURELIO) : Cuando me dirigi ex- SB. ZAYDIN (N~AM3ON) : Eso si que no es equitativo.
presamente al Delegado senior Martinez Fraga, no lo SR. FERRARA (ORESTES) : No sera just, pero es hu-
hice con el prop6sito de aludirlo en el orden perso- mano.
nal; lo mencion6 como lider, Jefe de un partido po- ZA N ( N): N es human tampoIo.
litico, que est6 interesado en este problema.YD (AMN) : e umano tampoco.


Por otra parte, quise eludir el fondo de la cues-
tion, en relaci6n con lo que no aludia al Convencio-
nal Martinez Fraga. Estaba refiriendo -y recuerdo
bien mis argumnentos,- que este asunto qued6 com-
prendidc en el Paeto Politico, dentro de un acuer-
do que requeriria las dos terceras parties de los De-
legados de la Convencein, para poderse modificar y
,lue, a no ser que la Mayoria tuviera el prop6sito de
pasar sobre ese anuerdo, y sobre lo que fu6 un Pac-
to de Honor, frmado por todos los Jefes Politicos
y por los Delegados de esta Convenci6n, eso no po-
dria haeerse. Y nada mils.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO). Senior President,
cengo pedida la palabra para alusiones.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : En su oportunidad, des-
pnus que hable para alusiones el senior Suarez Fer-
n.ndez.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : No le quiero discu-
tir al compafiero el derecho que tiene a usar de la
palabra; pero previamente yo la habia solicitado pa-
;a alusiones, no s6lo personales, sino tambi6n del Par-
tido que represent.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Ruego al Sr. Suarez que
r-pere a que el senior Bravo Acosta haga uso de la
palabra.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Yo no me puedo
near a una solicitud del senior Bravo Acosta. Pero
en esta oportunidad quisiera rogarle de una manera
especial que me permitiera contestar a las alusiones


SR. FERRARA (ORESTES) : Es human, porque debe-
mos nosotros, despues de una sesi6n tan agitada, dar
la sensaci6n al pueblo cubano de que no nos separa-
nos bajo la impres'6n de rencores, y dentro de una
agitaci6n. Vamos a tener los buenos prop6sitos que
leniamos hace solamente quince minutes.
SB. ZAYDIN (RAm6N) : Despu6s que el Sr. Suarez
Fernandez contest al senior Miartinez Fraga y de-
'ienda al Partido Revolucionario Cubano, podemos
tener esos bellos prop6sitos.
SR. FERRARA (ORESTES) : No hay que tener extre-
mada susceptibilidad; no hay que tener extremada
;lsceptibilidad political, porque si el Partido Revolu-
(,onario 'Cubano la tiene, la puede tener tambi6n el
Partido Dem6erata Republicano, que ha sido atro-
c'llado.
SB. ZAYDfN (RAM6N) : Y tenemos tambi6n todo el
derecho, senior Ferrara, torque lo que no es possible
-; que haya sefiores Delegados que tengan el privile-
S-o de hacer acusaciones, y no se conceda despues el
use de la palabra a los Delegados aludidos, para poder
defenders.
SR. FERRARA .'RESTES): El Sr. Zaydin ha estado
un poco como en aquel juicio Salom6nico, en que,
un mismo hijo era reclamado por dos mujeres: unaj
era la mujer que decia que si, que lo cortara,. cuan-,
do Salom6n dijo que lo iba a dividir, y la otra dijo
que no. Yo no estoy de acuerdo conque cortemos
nuestros buenos ideales y nuestra buena amistad. Y
-ogaria, tanto al Sr. Zaydin como al Sr. Bravo Acos-
fa, que conserv6ramos sus magnificos diseursos y sus








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 21


airadas arengas, para de aqui a un dia o dos, des-
puis que la Comisi6n de los Catorce, cumpliendo lo
que se llama el Pacto de Honor haya podido buscar
una soluci6n.
Tengo la seguridad de que entonces se pueda, con
igual fin e intensidad, defender sus respectivos pun-
tos de vista y defender a sus partidos, pero tengo la
seguridad de que entonces no tendremos lo que ten-
driamos esta noche... es decir, un estado airado en el
interior y un estado de reproche en nuestras pala-
bras.
Si mi ruego no es aceptado, yo dejo que se desa-
irolle ]a pequefia tragedia verbal en la forma que
guste a los que no creen que esta Asamblea, se de-
be presentar ante el pueblo -cubano unida y compac-
ta para realizar la magna labor que le ha encomen-
dado.
SR. ZAYDfN (RAMAN) : Es que no es cuesti6n de pa-
labras, sino de actitudes y de costumbres.
Sn. SUIBREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Voy a comenzar
declarando al senior Ferrara que no es precisamen-
'e una tragedia verbal la que pienso desatar. No
os mi prop6sito nunca en el Parlamento, ni en esta
Convenci6n Constituyente desatar una tragedia ver-
! al, no es mi prop6sito tampoco ahondar mis las di-
vergencias que puedan existir entire los grupos de
!t Mayoria y los de la Oposici6n. Es todo lo contra-
rio. Pero se hace indispensable, mi distinguido com-
paiero, determinadas declaraciones. Yo rechazo de
una manera terminante, absolute, definitive, la
imputaci6n que hacia el Delegado que me precedido
on el uso de la palabra, de que el Partido Revolucio-
nario Cubano habia gestionado en el Congreso una
-enaduria. No hay tal cosa: El Partido Revolucio-
nario Cubano, si la hubiera gestionado la hubiera
logrado, ccmo logr6, la aprobaci6n el Delegado que
nabla, y entonces era Representante, la aprobaci6n
repito, en el 'Senado y en la CAmara, de un acuerdo
adicional a la Ley de 9 de Marzo de 1940. Esa es una
gestiin completamente personal, completamente ex-
plusiva de las personas, no del Partido. Planteado en
el orden del terreno de los Partidos Politicos, no
hubiera sido possible que por unanimidad el Senado
de la Repfiblica hubiera aprobado el precepto que
mias tarde seceion6 la 'Camara y se separ6 del Pro-
yeeto de Ley proveniente del Senado, aprobAndolo
-omo Proyecto de Ley aparte, y remitido nuevamente
al Senado. No. Es muy ficil Haeer esta imputaei6n
con los ojos vueltos al cielo, come si se hubiera co-
metido por el P.R.C. alguna falta. No creo que haya
(n esto la mas ligera falta del Partido Revoluciona-
rio Cubano, per 1r menos para mi, mis bien es una
5atisfacci6n personal, que yo creo que todos los hom-
bres deseen para si, que en mis de una oportunidad
me ha valido la felicitaci6n y el aplauso de las per-
sonas bien nacidas de esta tierra.
De modo que he aclarado cumplidamente que no
se trata, ni se trat6 en ningin memento de buscar
ringuna ventaja political para el Partido Revolucio-
nario Cubano, y deseo que de este mode quede acla-
rado.
Ahora el problema no es sencillamente equiparar a
las Villas, ni muchisimo menos. No es 6se. El objeto


que se persigue con esta Enmienda es inica y exclu-
sivamente dictar una nueva Ley de Remache.
La Ley de 11 de Marzo ha side tachada y acusada
de inconstitucionalidad, precisamente per contener
isa Convocatoria. Se han presentado los recursos de
inconstitue-onalidad al Pleno del Tribunal Supremo,
y se quiere detener la sent neia definitivamente que
ha de dictar el Tribunal, se quiere detener la mar-
c.a de la justicia mediante la inserci6n en el Texto
Constitucional del articulo propuesto entorpeciendo
ia buena march, de la administration de Justicia.
Nosotros no queremos marchar a espaldas do la
opinion piblica, pero tampoco queremos que se reali-
cen actos contra la Ley Constitucional, contra lo
dispuesto en los acuerdos de la Convenci6n Cons.
tituyente; asi come tampoco deseamos que se for-
nalice y concrete un fraude mediante una nueva Ley
de Remache, que no es otra la Moci6n que se ha pre-
sentado, que comprende el numero dos, porque va
: amparar esta situaci6n de derecho que verdn todos
lus convencionales
En la Ley de 9 de Marzo de 1910, publicada en
!a Gaceta del 11, se incluye, en las magistraturas co-
rrespondicntes a la Provincia de Santa Clara una Se-
jaduria que se titula la nfmero cinco, que se cubria
por !a vacant ocasionada per el fallecimiento del
efior Fonts.
Se present contra esa Ley, suscrito per la firm
de 25 Ciudadanos. recurso de ineonstitucionalidad, e
igualmente per electores de las Villas, contra la Con-
vo atoria heoha per la Ley, se inferpuso un recurso
de inconstitucionalidad.
Si la Ley de 9 de Marzo era buena; si era bastan-
Le para cubrir esa Senaduria, para que el pueblo de
Santa 'Clara pudiera votar, ahi esta el Pleno del
Tribunal Supremo, que habrh de dictar en su dia
ru fallo a favor o en contra de la tesis sustentada per
los recurrentes.
SR. ALOILM (FRANCISCO): iMe permit una inte-
:rupci6n con la venia de la Presidencia?
Sn. SuAREZ FERNiNDEZ (MIGUEL) : Con muchisimo
gusto.
ISR. ALOMA~ (FIANCISCO) : Yo no se, pero el ambien-
te esti un poco rare, y, quiz6s, por eso, sea el motive
de la pregunta cue voy a formular, y, per tanto, mi
pregunta tambi6n, sea un poco rara.
SEl Partido Revolucionario Cubano (Autentico)
en reciente pacto politico con el Partido Liberal en
la Provincia de Santa Clara, cedi6 esa Senaduria per
medio de ese pacto politico al Dr. Carlos Morales,
que fu6 hasta hace poeo Alcalde Municipal en la
Ciudad de Santa Clara; y, he aqui mi pregunta: & Si,
per la raz6n extiaordinaria del ambiente rare que se
present aqui esta noche, qu6 sucederia si el Dr.
ICarlos Morales se encontrara sentado en uno de los
paleos de este Hemiciclo, viendo a los miembros del
Partido Revolucionario Cubano (Autentico) no ha-
ciendo bueno ese pacto, faltando al compromise ad-
quirido en esa gesti6n political con el Partido Libe-
ral, para unirse a las filas del Partido Revoluciona-
rio Cubano?








22 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Como que todo esta tan raro es que no acierto a
comprender...
SR. PRfO SOCARRiS (CARLOS): Es que pactamos lo
que dice la Ley.
SR. SUAREZ FEhNANDEZ (AIIGUEL) : Ruego al senior
Prio Socarris que me permit contestar por mi mis-
mo la pregunta que se me formula.
SR. ALOMA (FRANCISCO) : Es que no acierto a com-
prender, Sr. Prcsidente y Sres. Representantes, por
qu6, si 6ste fu6 un pacto politico de la oposici6n, y
tamb.nn un pacto politico de la Coalici6n, y las elec-
ciones ain no se han celebrado, y no sabemos qui6n
(*anarA esa Provincia, yo no me explico c6mo el Parti-
do Revolucionario Cubano no viene, igual que la CSD
a defender ]a existencia de esa acta, que naturalmen-
te debe existir, para que el Partido Revolucionario
cumpla los compromises adquiridos con el Partido
Liberal en la Provincia de Santa Clara.
SR. SUAREZ FLRNINDEZ (MIGUEL) : Despu6s de la
declamaci6n dramitica de mi distinguido compafiero
senior Alomi, parece que se va a ceiir estrictamen-
te al cumplimiento de los pactos y yo me alegro mu-
cho, porque asi tendri la oportunidad de cumplir, co-
mo el senior Alomh cu ple, este pacto que 61 firm6...
SR. AIOMA (FRANCISCO): LMe permit una inte-
rrupci6n... ?
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Despu6s que
termine, Sr. Alomt, porque ahora estoy contestando
precisamente ]a interrupci6n que me hizo anterior-
mente.
DespuBs que haya terminado, con muchisimo gus-
to volver6 a acceder, con la benevolencia de siempre,
a cualquier interrupci6n que me haga el compafiero,
o cualquier otro Constituyente.
Pero, en fin, concretando mi respuesta, debo ma-
nifestable que si el senior Carlos Morales estuviera
sentado en esta Convenci6n Constituyente, tambi6n
hubiera votado en contra de una Ley de Remache;
porque, o la Ley dictada en 9 de Marzo es inconsti-
tucional, y ha sido propuesta al objeto por el senior
Alomi, a sabiendas de su inconstitucionalidad, y aho-
ra se quiere buscar el remache, o no es inconstitucio-
nal, y entonces nada se hace necesario.
-No es que tenga el privilegio de career que un recur-
so de inconstitucionalidad que tenga mi firma va
a prosperar y a ser declarado con lugar; es un pro-
blema que se discutird en su dia en el pleno del Tri-
bunal Supremo; a lo que no tiene derecho el senior
Aloma es a proponer en la Camara de Representan-
tes un articulo que decia ampara la Quinta Senadu-
ria de Sta. Clara y despu6s venir a la Convenci6n
Constituyente a buscar el remache de aquella ley.
Tenga la seguridad el sefior Aloma que si el doc-
tor Carlos Morales estuviera sentado en estos ban-
cos estaria mantcniendo absolutamente la misma pos-
tura que mantienen todos los que velan por el prin-
cipio de justicia, todos los que velan torque no se
interrumpa la acci6n de los tribunales de justicia.
Y en cuanto al pacto Liberal-Aut6ntico de las Vi-
llas que desconoce el senior Alom6, se concrete pres-


tandole un gran servicio al pais, porque trataba de
evitar el entioi:zamieiito del una dictadura military
en el pais. El senior Carlos Morales conoeia perfec-
tamente, porque es del dominio pfblico cual es la si-
tuaci6n procesal de ese recurso, y a su entera satis-
facci6n lo ha aceptado. No nos haga el seflor Alo-
ma hablar de cosas que ignora y desconoce, ni nos
haga la imputati6n de que no cumplimos nuestros
pactos, porque somos estrictamente cumplidores de
todo cuanto convenimos. Lo que pasa es que la con-
ciencia dcl senior Aloma no esti tranquila, no por
escrfipulos de otra indole, sino finica y exclusiva-
mente porque a sabiendas de los graves peligros que
corre la ley de 9 de Marzo de 1940 al ser tachada de
inconstitucional, 61 mantuvo en el pleno dle la CAma-
ra de Representantes que aquel precepto tenia toda
!a calidad de los derechcs constitucionales, que lo
inconstitucional cra el articulo que vino procedente
del Senado, y ahora quiz6s quiera hacer buena su de-
fensa con esta nueva ley de remache que es lo fini-
co que ]e queda por hacer a la Convenci6n Consti-
tuyente.
Ahora tengo mucho gusto en permitirle al senior
Aloma su interrupci6n.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el se-
for Aloma.
Sa. ALOMI (FRANCISCO): Agradezco la gentileza
que tiene mi distinguido compaiiero el doctor SuArez
en permitirme esta interrupci6n brevisima y que yo
le ruego me disculpe.
Las razones que se produjeron al calor de aquella
ley yo no las voy a explicar. Razones fundamentals
de amiqtad c-i el do-to- Suh-ez me iobligaron en
aque.la ocasi6n, cua.ldo expliq .6 mi vote, a ser se-
reno, porque su ilustre padre que era para quien se
iba a propiciar aquella senaduria...
SR. SUIAREZ FI:RNANDEZ (MIGUEL) : Eso era una
elecei6n del Colegio de Compromisarios. Ya ve que
se adelanta el senior Aloma.
ISR. ALOMA (FRANCISCO): Por razones de que
aquella senaduria iba a ser indiscutiblemente para
el senior Snirez padre, y por raz6n de la admiraci6n
y el carifio que yo tengo hacia el mismo es que no
quiero tocar la cruzada extraordinaria de aquella ley
en la CAmara de Representantes. Y voy a referirme
solamente a las manifestaciones del pacto politico au-
t6ntieo-liberal. Claro que yo no puedo conocer las
interioridades de los pactos politicos, porque eso fu6
entire dcs partidos en que yo no milito, y mis tarde,
al conocerse las proyeciones political de esos Parti-
dos se otorgan compensaciones senatoriales a los
Partidos Aut6ntico y Liberal a virtud de ese pacto.
La cosa es bien clara. No se explica que el doctor
Carlos Morales, que domina la Asamblea Municipal
del mayor t6rmino de la Provincia de Santa Clara,
est6 en oraci6n evang6lica y se prestara a la coope-
raci6n de esa alianza political, porque conoce el doc-
tor Suarez, como lo conoce toda la provincia de San-
ta Clara que no fu6 una labor ardua y dificil en las
filas del Partido Liberal para lograr esta cuesti6n.
Por consigniente, el pacto politico era de dominio
pfiblico de toda la Provincia de Santa Clara. Segu-
ramente que al doctor Carlos Morales no se le dijo







DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 23


que esa senaduria no le iba a ser otorgada porque
seguramente el doctor Carlos Morales no iba a hacer
su aporte politico en forma gratuita. Todos los que
estamos en esta Asamblea somos politicos, y sabemos
como se efectian esos pactcs. Si el Partido Aut6nti-
co Revolucionario y el Partido Acci6n Republicana
en la Provincia de Santa Clara tomaban dos senadu-
rias, es 16gico que al traer a una compensaci6n o pac-
to politico al Partido Liberal, era por raz6n de las
aetas de Senadores que se le otorgaban.
Vea el doctor Suarez, como yo hube de expresar
antes, que no es possible que el doctor Carlos Mora-
les viniera a ese pacto politico por una raz6n de pura
mfisica, sin recibir nada en cambio de ese pacto po-
litico, que sabe el senior Suarez los trastornos y di-
ficultades que prcdujeron en la Provincia de Santa
Clara, que yo conozco porque yo tambiin tengo el
honor de ser villarefio.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Quiero hacer
una aclaraci6n al senior Aloma que quiz6s sea una
repetici6n. El senior Alomi no conoce los motives del
pacto aul.:ico-liberal de las Villas y el senior Alo-
ma quiere er en este easo un reparto de posiciones.
En el rcto liberal-autentico de las Villas ha ha-
bido dos motives: Primero, el maltrato de la Coali-
ci6n Socialista Democratica al Partido Liberal en las
Villas, y segundo, la necesidad que sentian los libe-
rales villarefios, que casi todos estuvieron formando
filas en los bancos de la oposici6n, lo mismo los que
estan del lado de aca que forman parte de la Coali-
ci6n Socialista Democratico, como el SenAdor Capes-
tany, que form filas con nosotros que es una con-
secuencia de sinceridad y de probidad...
SR. REY (SANTIAGO) : Y el senior Madrazo y el se-
flor Fico L6pez...
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : He dicho la
mayoria. De esta manera no se ha hecho mAs que no
interrumpir una linea de pensamiento que quiza hu-
bo posibilidades de quebrar, si la Coalicion Socialista
Democratic, no hubiera despreciado totalmente al
Partido Liberal en las Villas. No yea el senior Aloma
en este pacto de los liberals y autinticos de las Vi-
llas el reparto de posiciones, vea algo mas, el deseo
de evitar el entronizamiento en Cuba de una dicta-
dura military si triunfa la Coalici6n Socialista Demo-
cr6tica...
SR. DEL BUSTO (FERNANDO): Usted sabe que esos
Delegados del Partido Liberal en las Villas postula-
ron candidate presidential al senior a quien usted se
refiere.
.SR. SUAREZ FFRNANDEZ (MIGUEL) : No conozco la
composici6n de *la Asamblea Nacional del Partido Li-
beral.
SR. DEL BUSTO (FERNANDO) : Pero usted sabe que
hay Delegados en las Villas que lo postularon...
SR. SUIREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Pero si lo pos-
tularon o no en ]a Asamblea, eso no afecta al pacto
provincial que tiene por limits los Arabos y el rio
Jatibonico.
Quiero aclararle perfectamente al senior Aloma
que no hay engaiio ninguno al doctor Carlos Mora-


le?, y que sobre todo no nos present a un candidate
a ;jenador actualmente que no ocupa escafio de la
Convenci6n Constituyente, como un hombre que ac-
tfia en la vida pfiblica por una raz6n de obtener
podiciones.
Debe merecerle otro concept a mi distinguido ami-
go el Sr. Morales: el de una persona que actfa en la
vida pfiblica no para obtener posiciones sino para
mejor servir a su pais.
SR. REY (SANTINGO) : Pido ]a palabra.
Sn. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el Sr.
Rey.
dr. REY (SANIIAGO): No hay critical para los-au-
sentes, ni razones de ningfin earceter para ello. Co-
mo se trata de un problema de la Provincia de San-
Ia Clara, y en cierto modo los conozco Jgo,, voy a
:iamar la atenci6n del Sr. Suarez hacia un hecho cier-
co, indiscutible, y es, que la raz6n fundamental de
ia actitud de gran parte del Partido Liberal, no se
debe puramente a razones ideol6gicas, o, por lo me-
iios, esas razones ideol6gicas no las han exterioriza-
do sus lideres ni en la prensa, ni en la radio. Es
mis, la justificaci6n pfiblica que ofrecen, de su ac-
cual actitud, se refiere al supuesto maltrato que en
d, distribuci6n de posiciones de character electoral su-
fri6 el Partido Liberal en la Provincia de Santa Cla-
ra; y tanto es asi, que el fundamento del pacto con
el Partido Autintico, para el que tengo mis mayo-
res respetos, fud no solamente un nimero notable de
posiciones provinciales y de alcaldias municipales.
,R. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Yo quiero acla-
rarle al Sr. Rey que puedo ponerle a su disposici6n
el document suscrito p6r el Presidente de la Asam-
diea Provincial del Partido Liberal, en cumplimien-
to estricto de los acuerdos adoptados en sesi6n cele-
brada por ese organism.
SR. REY (SANTIAGO) : Y yo puedo poner a la dispo-
sici6n del Sr. Miguel Suarez y de la Asamblea, el
document suscrito por el Dr. Capestany, a nombre
de la Asamblea Liberal, en el que demandaba del Di-
rectorio Provincial de la Coalici6n Socialista Demo-
eratica un nfme o de posiciones que reclamaba pa-
ra integrar la Coalici6n en la Provincia de Santa Cla-
ra. Ese document, firmado, estd a la disposici6n del
Sr. Suarez FernAndez y de toda la Asamblea.
SR. DEL BUSTO (FERNANDO) : No es cuesti6n de ideo-
logias sino de puestos.
SR. SU.REZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Conozco el do-
cumento y es mts, presenci6 hasta cuando se suscri-
bi6. Lo que no puede invocar el Sr. Rey...
SR. REY (SANTIAGO) : Yo no lo invoco.
SR. SUXREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Es que ese do-
cumento sea una demostraci6n de que el pacto del
lado de allA tenga una raz6n igual a la que se que-
ria del lado de aed. Ese document se suscribi6 con
la fnica finalidad y lo sabe el Sr. Rey, de demostrar
euil era el sentimiento que tenia la Coalici6n Socia-
lista Demoeratica en las Villas para el Partido Libe-
ral, que le neg6 absolutamente todas las posibilida-
des, a pesar de ser el segundo Partido de mayoria,
dentro de la Goalici6n Gubernamental.








'4 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Queria expresarle al Sr. Aloma, que parece que
no conoce los motives que guiaron este asunto, que
no son mas que los siguientes: primero la necesidad
de evitar el entronizamiento de la dictadura military;
segundo, propiciar al Dr. Grau San Martin su triun-
To y para ello fu6 necesario materializar el pacto y
darle posiciones electivas a los liberals, y tercero,
que en esto de la quinta senaduria no vele el Sr.
Alomi por el Sr Carlos Morales, lo que si me de-
muestra evidentemente y me sirve de gran satisfac-
ci6n, es la preccupaci6n del Sr. Aloma respeeto a la
inconstitucionalidad de la ley de 9 de Marzo. Quizis
el Sr. Morales piense que no es tan inconstitucional
como la cree el Sr. Alomi. Pero lo que no tiene dere-
cho a hacer esta Convenci6n Constituyente, sino es
por el acuerdo unin!me, es darle una nueva estrue-
turaci6n al pacto que ha servido de base para las
elecciones sin violarlo en estrieto cumplimiento del
document suscrito por todos los Delegados a esta
Convenci6n, con excepci6n de los que ilegaron des-
pues de constituida, y de los que se negaran a firmar-
lo, que como unicamente se puede aumentar una Se-
naduria en una provincial determinada o en todas, es
con el consentimiento expreso de todas las parties. Y
a mi me. han causado profunda satisfacci6n las pa-
labras del Sr. Aloma que espero que vele por este
pacto politico un poco mas que por el pacto Liberal
de las Villas, ya que el iltimo no le interest y el
primero si le ataie de una manera direct.
Este turno que consume de alusiones creo que he
aclarado convenientemente que el Partido Revolucio-
nario Cubano Autentico nada absolutamente ha te-
nido que ver con ]a tramitaci6n de la ley 9 de Mar-
zo ni -en el Senado ni en la Camara. Y es obvio y
sencillo porque a tal ParticTo de oposici6n con dos
congresistas en ambos euerpos, era muy dificil que
pudiera obtener ]a aprobaci6n de esa ley. Para mi
esa demostraci6n del Senado y de la CAmara es lo
que estimo como mas preciado en toda mi actuaci6n
legislative; fu6 una evidence demostraci6n del cari-
fio y del afecto y de la profunda estimaci6n que
sabemos agradecer los bien nacidos.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el Sr.
Bravo Acosta.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Sr. President: Un
delegado del Partido Autentico en el curso de sus
manifestaciones declamatorias a que nos tiene acos-
tumbrado, hubo de hacer acusaciones al Partido Re-
publicano Dem6crata sobre quebrantamiento del pac-
to.
Yo quiero hacer constar que en ningfin moment
el Partido Dem6crata Republicano ha suserito pacto
alguno con el Partido Aut6ntico...
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Como no?
'SR. BRAVO ACOsTA (ANTONIO) : ...podrA decir el Sr.
Alvarez lo que desee. pero lo que yo digo aqui es
verdad. Podra asumir el Sr. Alvarez hoy que se en-
cuentra satisfecho dentro del Partido Aut6ntico, no
en los moments en que se encontraba repudiado por
la direcci6n autfntica, esta defense y hacer estas ma-
nifestaciones.
El Partido Dem6crata Republicano fu6 a las elec-
ciones a solicitar votos con un program que mantie-


ne, que defiende, y que realize en todos sus actos.
Los que hablan hoy de esto, contra Batista y contra
el militarismo, fueron los que a espaldas del Parti-
do Dem6crata Republicano, fueron a buscar al lider
del 4 de Septiembre para pactar con 61, a celebrar
el pacto de honor y luego traerlo a nuestro Partido
para que lo firmaramos.
SR. ALOli (FRANCISCO) : Para bien del pueblo y
uno y otro bando.
SI. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Esto significa el
reconocimiento de que existiendo una coordinaci6n
de procedimientos, se prescindi6 de todos los Parti-
dos de la oposici6n y se hizo s61o por el Jefe de un
Partido.
Sn. SUAREZ F'ERNANDEZ (MIGUEL) : Me permit
una interrupci6n ?
Sa. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Con much gusto.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Ya que esta no-
rhe estamos empefiados en someter documents a la
disposici6n de la Asamblea, podria poner a la dispo-
sici6n de la misma, un acta muy interesante suscri-
ta en Villa Esther, por el General Mario G. Me-
nocal, a nombre del Partido Dem6crata Republicano,
por el Dr. Miguel Mariano G6mez Arias a nombre
del Partido Acci6n Republicana, por el Dr. Joaquin
Martinez Sienz a nombre del A B C. y por el Dr.
Grau San Martin a nombre del Partido Revoluciona-
rio Cubano, en la cual de una manera expresa y ter-
minante se convinieron todas estas cosas: primero,
conservar rn frente oposicionista en la 'Convenci6n.
Segundo, evitar por todos los medios que en esta Con-
venci6n Constituyente se llegaran a plasmar otras
realidades constitucionales que las que habian defen-
dido y patrocinado en ]a campafia political los cuatro
partidos de oposici6n.
Esto en ningfn moment llevaba implicito pactq
electoral alguno con vista a ninguna elecci6n. En
material de elecci6n esthbamos totalmente en libertad
de acci6n, absolutamente, todos. A lo que esfaba obli-
gado el Partido Dem6crata Republicano por la fir-
ma del Gral. Maalio G. Menocal, era a mantener un
frente unido con los Partidos de oposici6n en la Con-
venci6n.
Este. docuninto-lo. conoce perfectamente el Dr.
Zaydin, 16 conoce el Dr. Martinez Saenz que para hon-
ra de. nosotros fue uno de los firmantes del mismo,
y lo podria poner a la disposici6n del Sr. Bravo
Acosta en cualquier moment.
iEfectivamente el pacto, el compromise cerrado
que tenia el Partido Dem6crata Republicano con no-
sotros era mantener un frente unido en esta Conven-
ci6n; y no hemos sido nosotros precisamente los que
nos tratamos de separar de ese pacto.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Posiblemente pu-
diera el Sr. Suarez tender raz6n.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Puedo poner ese
document a la disposici6n del Sr. Bravo Acosta.
SR. MARQUEZ STERLING (ICARLOS): Lo quisiera ver.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Pero dentro de ese
supuesto pacto a que se refiere el Sr. Suarez, el








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 25


Partido Republicano Dem6crata en el seno de la Con-
venci6n ha mant:nido y sigue manteniendo todos los
principios que declare en su program frente a cual-
quier otro grupo, frente a cualquier otro Partido.
Hasta este moment el Partfdo Dem6grata Republi-
cano no ha reunido siquiera su Ejecutivo para, de
acuerdo con la ley, poder rectificar su program.
En cambio otros Partidos que se dicen de opo-
sici6n, ante el problema electoral, rectificaron su
program para ir a acoplar la cooperaci6n electoral
en relaci6n con los problems que se iban a resolver
frente a la Coalici6n Socialista DemocrAtica.
SR. SIUAEZ FERNANDEZ (MIGUEL): 4 Qu6 Partido?
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): El Autintico que
por manifestaciones hechas en el seno de la Comisi6n
Coordinadora cuando tratabamos de llevar a vias de
pacto la posibilidad de una Constituci6n en que es-
tuvieran de acuerdo todos los Partidos que mante-
nemos un program oposicionista, el Partido Aut6n-
tico manifesto que dejaba a un lado el sistema de
regimen presidential para optar por el regimen se-
mi-parlamentario y ligar intereses electorales con
otros Partidos.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Perd6neme que
sea tan insistente pero quiero hacerle una aclara-
ci6n.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Me voy a adelan-
tar. S6 que me va a decir que eso fu6 el anuncio que
se hizo alli, y el Ejecutivo no lleg6 a acordarlo, pero
en el seno el Partido Aut6ntico declare que se apar-
taba de ese regimen presidential, para votar el r6-
gimen parlamentario.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : No es preeisa-
mente esa la aclaraci6n que le iba a hacer, sino, es-
ta otra. En sustituci6n del senior Prio Soearrfis tu-
ve la honra de representar al Partido Revoluciona-
rio Cubano en el seno de la Comisi6n Coordinadora,
y el senior Cortina propuso que se debia adoptar el
sistema parlamentario, y a nombre del Partido Re-
volucionario Cubano no intervine en el debate, por-
que en el program de nuestro partido estaba el sis-
tema presidential, y si bien era cierto que se habia
reunido el Comit6 Ejecutivo del Partido para deli-
berar sobre el asunto, estaba pendiente de que se lle-
vara una ponencia con el prop6sito de parlamentari-
zar el sistema presidential, cosa distinta. De modo,
que va demasiado anticipado el senior Bravo Acosta
en esto.
SR. BRAVO ACOsTA (ANTONIO): No voy anticipado.
No me refiero a las manifestaciones recientes que hi-
zo el senior Suarez en el seno de la Comisi6n Coordi-
nadora, me refiero a las reuniones que celebrAbamos
con el prop6sito de que todos los partidos de la Opo-
sici6n pudieran coordinar un proyeeto de Constitu-
ci6n para que se pudiera venir a votarlo aqui; cuan-
do tuvimos las reuniones en el despacho del sefor
Zaydin, much tiempo antes de las manifestaciones
del senior SuArez Fernandez. Ahi si se han quebran-
tado los principios programaticos del partido, los
principios por los cuales se fue a las elecciones. En
cambio, el Partido Dem6crata Republicano no ha
quebrantado ninguno de sus principios programi-


ticos, los mantiene y los esti defendiendo de manera
inflexible, de manera intransigente en el seno de la
Comisi6n Coordii.adora y los traera al seno de esta
Asamblea, porque tiene formulados Votos Particu-
lares con respect a los puntos que tiene contenidos
en su program y no han sido aceptados en la Coor-
dinadora.
SR. CHIBAS (EDUARDO): 4 Me permit una interrup-
ci6n ?
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Yo acepto la inte-
rrupci6n del senior Chibas, para demostrarle que
si l se negaba a concederme una interrupci6n en se-
siones pasadas, yo no se la niego.
SR. CHIBAS (EDUARDO): Nunca he negado una in-
terrupci6n a nadie. En una oportunidad le rogu6 al
senior Bravo Acokta que esperara a que terminara el
parrafo para concederle la interrupci6n, de la misma
manera que ha actuado ahora el senior Bravo Acosta,
que me ha pedido que lo deje desarrollar su idea,
cosa a que yo he accedido sin molestarme, como en
aquella ocasi6n sc molest el senior Bravo Acosta.
Yo quiero declarar de una manera enfftica y ter-
minante, que toda determinaci6n del Partido Revo-
lucionario Cubano en cuanto a la modificaci6n de
su program se refiere, modificaci6n que siempre se
ha heeho mediate acuerdo, en la mayor parte de
los casos, acuerd, unfnime, del Comit6 Ejecutivo del
partido, que tient para ello un amplio voto de con-
fianza de la Asamblea Nacional. De manera, que
cualquiera modificaci6n del program del partido en
relaci6n con el si-tema presidential o el sistema par-
lamentario, o cualquiera otra determinaci6n de esa
naturaleza, ha sido realizada con el acuerdo unanime,
acuerdo por gran mayoria del Comite Ejecutivo Na-
cional del Partido Autentico, y siempre ha sido den-
tro de un orden de mejoramiento, de advance, de su-
peraci6n del program del partido; nunca para re-
clamar mayores nfimeros de Senadurias, elevfndolas
de seis a oeho, sino, en todo caso, hubiera sido para
restringir el nfimero de Senadurias, de posiciones.
Lo que nunca ha heeho el Partido Autentico ni lo
hara nunca es abandonar la linea civilista, es desde-
cirse de los discursos de sus lideres miximos, de sus
miximos representatives en cuanto a la defense de
la civilidad y de la democracia cubana; nunca se
darA en el Partido Autentieo la contradicci6n que
hoy existe entire la actual actitud del Dem6erata Re-
publicano y aquel discurso famoso del doctor Cuer-
vo Rubio en la provincia de Matanzas hacienda un
llamamiento al pais para que salvaran a la Repfibli-
ca de los peligros de caer en una dictadura military
representada por el Coronel Batista, y en contrast
con las declaraciones opuestas que hoy hace el sefnor
Bravo Acosta...
SR. BRAVv ACOSTA (ANTONIO): Una vez mAs se
demuestra la disparidad que existe entire los miem-
bros del Partido Aut6ntico. El senior SuArez Fer-
nindez manifest que la Asamblea de su partido
no habia acordado en definitive el cambio de esta
line de conduct con respect al regimen, y el se-
fior Chibis dice que si, como en 6poca anterior se
planted otro problema como cuesti6n de partido por
el Autentico, y el Presidente vot6 en contra del pro-
grama de su partido. En cambio, nosotros mantene-







16 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


mos y declaramos, lo que hemos demostrado, que to-
dos los puntos sostenidos por el Partido Dem6crata
Republican durite su campafia estin intangibles.
e inclusive en o! pacto electoral a posteriori de la
clecci6n de los Delegados a la Convenci6n Constitu-
yente, ha mantenido y sigue manteniendo la line
civilista, porque esta planteando esos problems y
los defender hasta en el seno de la Convenci6n. Lo
que pasa es que es muy bueno el santo cuando el
santo hace favors, y es muy male cuando no hace
favores...
SR. CHI.AS (EDUARDO) : No aceptamos los favors
del santo del senior Bravo Acosta.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : No se aceptan en
estos mementos los favors; se hu-bieran querido
aceptar.
SR. PRio SOCARRiS (,CARLOS): Pido la palabra, se-
for Presidente.
SR. PRESIDENT (FERRO) : La tiene S.S.
SR. PRio SOCARRIS (CARLOS): El Partido Revolu-
cionario Cubano se ufana de haber cambiado en mu-
chas oportunidades puntos insostenibles para obte-
ner 6xito en el seno de la Convenci6n, porque como
no viene a ella a demostrar solamente que vota de
acuerdo con los papeles firmados, sino a tratar de ob-
tener el mayor beneficio para el pueblo, lo que mas
se adapta a las conveniencias de esas grandes masas
populares, y cuando ve que su criterio no puede
triunfar, se adapta a aqu6l que mas favoreee a los
intereses populares, y por eso ha cambiado a veces
su tactica, siempre encaminada a obtener las ma-
yores ventajas para el pueblo que represent y que
nos ha elegido.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): No ha dicho nada
el senior Prio SocarrAs. Nosotros hemos sostenido
nuestros principios, y hemos discutido esos prin-
cipios, y cuando en el seno de la Convenci6n han
resultado derrotados como sucedi6 en cuanto a las
magistraturas de Senadores, en las cuales nosotros
proponiamos a los Compromisarios, hemos ido a vo-
tar con la mayoria.
SR. PRfo SOCARRAS (OARLOS): Ran cambiado.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Derrotado ante la
Convencion un prop6sito de su program, se ha pres-
tado a llevar a vias de hecho lo que era bueno para
el pueblo cubano, pero ha mantenido el program
que llev6 a las elecciones. Ese papel escrito es para
el partido intangible, que defender hasta el filtimo
moment, y cuando no tenga los votos necesarios,
entonces busca lo mejor para el pueblo, sea de quien
sea la iniciativa.
SR. CHIBkS (EDUARDO): Un dia dice que una co-
sa es buena, y otro dia dice que es mala.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): S.S. esta equivoca-
da. El senior Chibas estarA habTando para alguien de
fuera de la Convenci6n. Yo hablo para que me en-
tiendan todos. Si no tengo la suerte de que me en-
tiendan, mia no es la culpa. Yo digo la verdad siem-
pre, y con respect a ciertos particulares...


SR. REY (SANTIAGO): Algunas veees el sefior Chi-
bas las comprende y las practice. Hace pocos dias, el
Partido Revolucionario Cubano vivi6 moments de
'ntensa crisis. Su figure central, su raz6n de existen-
cia, el hasta hoy ilustre Presidente y por Inuchas4
razones respectable, senior Grau San Martin, produjo
su renuncia como candidate a la Presideneia de la
Repuiblica, -y en esto, y en la afirmaci6n que voy
a hacer no hago otra cosa que recoger lo que en
estos dias publicaban casi todos los peri6dicos de
la Repfiblica- porque el Partido Aut6ntico de la
Provincia de Santa Clara se negaba a cumplir un
pacto de carcdter politico, por estimar que entire las
fuerzas que iban a integrarlo, junto con las del Au-
t6ntico Revolucionario, habia una distancia tan gran-
de, un abismo tan insondable, que no habia razones
do ningfn genero que pudieran justificarlo.
Y he aqui que hubo la suerte, para la provincia de
Santa Clara, que el Sr. Chibas fuera uno deelos emi-
sarios del Sr. ,Crau San Martin, que con singular
destreza resolvi6 muchos de los intrincados y graves
problems que culminaron en la soluci6n definitive
del paeto liberal aut6ntico de la Provincia de Santa
Clara.
Yo quisicra que el Sr. ChibAs nos dijera si podria
afirmar aqui, entire nosotros, que encontr6 a los
miembros del Partido Aut6ntico absolutamente pro-
picios y satisfechus de que se realizara ese pacto; que
nos relatara ]a escena de aquella reunion tumultuo-
sa de San Fernando de Camarones, en que el Sr.
ChibBs tuvo que utilizar todos los resorts de su ad-
mirable elocuencia para lograr convencer al Comit
Ejecutivo Autentico, que postulara al candidate del
Partido Liberal; y nos dijera, si es que lo sabe, c6-
mo en Cienfuegos, a pesar del secrificio de esa per-
sonalidad brillante que'se llama Rodrigo Bustamnn-
te, hubo una verdadera y justificada rebeldia del
Partido Autentico, y c6mo sufrieron los muebles
del Circulo Autentico en serial de protest; y c6mo
fue" precise, por iltimo, la infervenci6n personal del
Sr. Grau, en una reciente visit a las Villas...
Que nos dijera, por iltimo, el senior Chibhs, c6-
mo, al fin y al cabo, sus palabras -bilsamo milagro-
so- lograron restafiar la herida que se abri6 en el
organism del Partido Aut6ntico en aquella provin-
cia, que se mantenia irreductible, porque estaba de-
fendiendo algo que, -justo es reconocerlo, habla man-
tenido siempre: la idea de una nueva political fren-
te a la vieja y aln quizAs caduca, pero siempre res-
petable, del Partido Liberal en la Provincia de San-
ta Clara.
(Aplausos a la derecha del hemiciclo).
SR. CHIBtS (EDUARDO) : Con la venia de la Presi-
dencia... Para contestar alusiones
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Ruego a la Presi-
dencia que me mantenga en el uso de la palabra y que
el Sr. ChibAs contest esas alusiones en su oportuni-
dad.
SR. CHJBAs (EUARDO) : Pido la palabra para alu-
siones.


Sn. CHIBn S (EDUARDO): Es demasiado grande la SR. PRESIDENTE (FERRO) : Continfa en el uso de la
contradicei6n. palabra el Sr. Bravo Acosta.








DIARJO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 27


SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Yo voy a darle la
oportunidad al Sr. Chibfs, terminando prontamente,
para que 6i contest las alusiones...
Yo quiero terminar reiterando que tanto el Par-
tido que represent, como los components de 1l,
como los Jefes que para honor nuestro nos dirigen,
han tenido siempre la conduct moral que en todos
los moments les ha reconocido la Repiblica, y que,
quizas, en el desenvolvimiento de la vida political o
parlamentaria de algunos de los que lanzan acusacio-
nes contra estas figures prestigiosas, si podria de-
cirse lo que han querido decir de los ilustres Jefes
del Partido Dem6crata Republicano.
SR. ALVAREZ GONZALEZ (RAFAEL): Tenia pedida la
palabra para alasiones, en su oportunidad.
SR. PRESIDENTE (FERRO): Tiene la palabra el Sr.
Coyula.
SR. COYULA (MIGUEL) : Sr. President y Sres. De-
legados: El reloj, con su mareha acompasada, esta
Ilevandonos hacia el siguiente dia Los debates a que
asistimos son hermosos, y mAs que hermosos, suges-
tivos: hay en cl ambient de la Asamblea algo ex-
traordinario que habla al entusiasmo, enciende los
espiritus y casi arrecia las voluntades, disponi6ndo-
nos a una contienda todavia de mas vigor.
Yo estoy satisfecho de la labor que estan realizan-
do mis compafieros; pero tengo el temor de que el
pueblo cubano sienta menos satisfacci6n que nosotros
en las horas que transcurren.
A mi juicio, Sres. Delegados, tiene la Convenci6n
Constituyente dus deberes fundamentals: hacer la
Constituci6n y procurar que sean posibles las elee-
ciones sefialadas para el dia 14 de julio.
Cuba no esta fuera del globo terraqueo, no vivi-
mos en el planeta Marte. Desdichadamente. o por
fortune, habitamos en la Tierra, y es precise ser sor-
do, o ser eiego, o ser las dos cosas a la vez, para no
darnos cuenta de que hay en Europa, es decir, casi
en la manzana vecina, un incendio; y nadie sabe
--con la organizaeci6n modern de la guerra- si un
chispazo puede llegar a Am6rica. Pensando en serio,
si uno de tales chispazos hace que se inflame estate
Hemisferio, Cuba -colocada como antesala del Ca-
nal de PanamA- acaso tenga que responder a vici-
situdes extraordinarias, de oonseeoueicias imprevi-
sibles. En circunhtancias de esta naturaleza, me pa-
rece que -pensando en nuestro pais, pensando en
ruestras responsabilidades, pensando en nuestros de-
beres colectivos- debemos procurar, Sres. Delega-
dos, que urge poner un dique a tan lamentable des-
bordamiento de pasiones.
Apelo a mis c3mpaiieros todos, a los de la Minoria
Sa los de la Mayoria. Yo, que no figure en la una
ni en la otra; yo, que por circunstancias doblemen-
te dolorosas, porque quiero much a mi pais y quie-
ro tambi6n much al Partido que renov6 mis esperan-
zas; yo, repito, que estoy equidistante de las pasio-
nes en contienda, apelo a unos y otros, para que
pongamos dique al verbalismo y actuemos con senti-
dc exacto de la iesponsabilidad. Unifiquemos el in-
teres de los nue-e grupos aqui representados, en el
afin de lograr que, por encima de las diferencias y


por encima de los programs, prevalezca el sentimien-
to de un pueblo generoso, hoy triste y abatido, que
ve como su horizonte luce entire sombras y que tiene
derecho a pedirnos mejores normas de trabajo y mds
alta previsi6n.
No creo que las asambleas deliberantes deben ser
algo de quietud obsoluta, como aguas estancadas que
s6lo sirvan para ofrecer g6rmenes de infecci6n. Pe-
ro tambi6n pienso que las cataratas impetuosas y los
remolinos turbulentos y que todo lo desquician, tam-
poco resultan e. la vida fecundos.
Pido, pues, a mis compafieros de unos y de otros
bands, que se procure esta noche, antes de levantar
la sesi6n, un acuerdo efectivo, un acuerdo que nos
ponga en condi-iones de venir a la pr6xima con so-
luciones para enfrentarnos con el dia veinte, que
esta s61o a horas de distancia, y que es fecha en cier-
tos aspects llena de enojosas posibilidades.
Es precise crear en Cuba una situaci6n bien defi-
nida. Es precise impedir que surjan nuevos perio-
dos indeterminados o confusos. Es precise poner la
casa cubana en orden, por si desgraciadamente Am6-
rica se viese envuelta en la gran conflagraci6n euro-
pea, que no sabemos qu6 consecuencias o derivacio-
nes podra tener.
Hagamos que, en todo caso, Cuba sea tratada por
los poderosos de la tierra -veeinos o distantes- co-
mo un pueblo digno y no como un pueblo que vive
en plena anarquia political y social.
SR. PRESIDENTS (FERRO) : Tiene la palabra el Sr.
Alvarez Gonzalez para contestar una alusi6n.
Sa. ALVAREZ (iONZALEZ (RAFAEL) : El Sr. Chibas
ha hecho una alusi6n que yo voy a contestar porque
61 mencionaba de un modo gen6rico a los delegados
del Partido Dem6erata Republicano; pero palabras
pronunciadas por el lider del Partido Aut6ntico, re-
firi6ndose a las conveniencias de los partidos, para
amoldar sus programs a las conveniencias political
de los ciudadano,. por ellos representados, me han
hecho cambiar da idea, porque aqui ha aparecido un
fen6meno de la naturaleza que se llama mimetismo,
aclarado perfectamente con las acusaciones que se le
imputan a los delegados del Partido Dem6orata Re-
publicano, y tambi6n de ese Partido Revolucionario
Cubano cuando amolda y atempera las conveniencias
political a las n:;cesidades imperiosas para lograr el
objetivo que desca.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Son cosas distintas.
SR. ALVAREZ GONZALEZ (RAPAEL) : No le he con-
cedido la interrupei6n.
SR. MUJAL' (ESsEBIO) : Con la venia de la Presi-
dencia.
SR. ALVAREZ GONZLEZ (RAFAEL) : Le suplico que me
deje hablar.
SR. MUJAL (EUSEBIO): j'No me permit una inte-
rrupei6n ?
SR. ALVAREZ GONZALEZ (RAFAEL): NO. Desde el
moment que m? interrumpe con tiempo para no de-
:armc hablar.







28 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR. MUJAL (EIJSEBIO): No tiene nada que ver una
cosa con la otra.
SR. ALVAREZ 'GONZALEZ (RAFAEL): Precisamente
por eso.
Se acusa al Partido Dem6crata Republicano y a
sus Delegados de que ban hecho dejaci6n de sus pos-
tulados y han entrado en un pacto con el Coronel
Batista. Yo he combatido al Coronel Batista cuan-
do he creido quo he debido hacerlo, y lo seguir6 ha-
ciendo cuando este no haga su deber de ciudadano.
Soy un individuo disciplinado del Partido Dem6cra-
ta Republican que acato la decision de la mayoria,
pero que no ha hipoteeado su conciencia ni ha hecho
pacto con su mente para conveniencias political de
ninguna clase. Y bsta es la alusi6n que queria con-
testar, y el porqu. una cosa no tiene que ver con
la otra. V6ase asi que el Partido Revolucionario Cu-
bano, que se llama Aut6ntico, y que cree monopoli-
zar todo cl patriotism de Cuba, ha sido capaz de
cambiar, desvirtuando sus palabras pronunciadas al
unirse al partido que ellos mismos execraban, llamnn-
dole Machadista'.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Pido la palabra.
SR. PRfo SocAanAs (CARLos) : Pido la palabra para
una alusi6n.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el Sr.
Chib s.
SR. CHIBAS (EDUARDO) : Sr. President y Sres. De-
legados: Estoy plena y absolutamente identificado
con los magnificos concepts que esta noche acaba
de verter aqui e. Sr. Miguel Coyula; pero este deba-
te politico no ha rido planteado por nosotros, este de.
bate politico ha ;uirgido a petici6n de una convocato-
ria extraordinaria de esta Asamblea Constituyente pa-
ra tratar in asunto politico ajeno a la Constituci6n,
convocatoria hecha precisamente por los D-elegados
de la Coalici6n Socialista Democritica. No ha sido
ruestra la culpa de que este debate haya venido a
apartarse del cauce estriFtamente constitutional para
cerivar por el ca~ce exclusivamente partidarista. Pe-
ro yo voy a contestar, y me satisface much esta
oportunidad de ipostar la interrupci6n de tres dis-
tinguidos compafieros. Voy a comenzar por ripostar
la alusi6n del St Alvarez Gonzilez.
El Sr. Alvarez GonzAlez arroja como un grave
cargo sobre mi Partido el pacto politico realizado en
la provincia de Santa Clara entire el Partido Libe-
ral y el Autentico...
SR. ALVAREZ GONZALEZ (RAFAEL) : Sr. Chibas: Yo
no lo he aludido a usted. Ha sido el Sr. Santiago
Rey.
SR. CHIBiS (EDUARDO) : El Dr. Alvarez GonzAlez
se refirid al pa3to autintieo con el Partido Liberal
y el Sr. Santiago Rey insisti6 tambien en hacerme
diversas pregunta, en relaci6n con esto.
SR. REY (SANTIAGO) : Quiero aclarar al Sr. Chibas
que empez6 diciendo: "El Dr. Alvarez GonzAlez
arroja sobre el Partido Aut6ntico y el Sr. Santiago
Rey..." Conste que el Sr. Rey no arroja nada. El
Sr. Santiago Rey inicamente ha interrumpido al


Sr. Chibis para hacerle rectificaciones de orden po-
litico, lo que no es arrojar nada sobre un hombre o
un partido. De manera que no he arrojado nada so-
bre del Partido Revolucionario Cubano (Autentico).
SR. CHIuks (EDUARDO) : No es, senior Rey, una rec-
tificaci6n en absolute de la linea de conduct que
el Partido Aut6ntico medularmente ha seguido en
Santa Clara. Yo quiero consignar que cumpliendo
un acuerdo del Ejecutivo Nacional de mi partido,
como official disciplinado del autenticismo que soy,
me traslad6 disciplinadamente, obedientemente a la
Provincia de ,Santa Clara, a gestionar la realizaci6n
del Pacto politico a que se refiere el senior Santiago
Rey, y me satisface de manera extraordinaria la in-
terrupci6n que en ese sentido me formula el senior
Santiago Rey, porque me ofrece la oportunidad de
decir, en lo cual me honro de manera extraordinaria,
que en ese pacto, en ese viaje a Santa Clara, para
exigir el acatamiento a la discipline del partido, pude
presenciar uno de los ejemplos mIs extraordinarios
de desprendimiento, de desinter6s y de sacrificios que
jams yo haya presenciado en mi vida political, por-
que alli yo fui a pedir a la Asamblea Provincial de
Santa Clara que todos los candidates aut6nticos pos-
tulados para Representantes, para Senadores, para
Gobernador, para todos los cargos electivos, presen-
taran la renuncia de sus cargos, y todos aquellos De-
legados, con poquisimas excepciones, me entregaron
las renuncias de sus posiciones, y habia entire esos
hombres a quienes yo les pedia las renuncias de sus
cargos, y se les pidi6, sabiendo que tenia que hacer-
se con ello un sacrificio extraordinario, un sacrifi-
cio enorme, una riposta de extraordinaria altura: to-
dos ellos, de manera especial el senior Rodrigo Bus-
tamante, a quien conoce S.S. y que tenia asegurada,
por el consensus no s61o de los autenticos...
SR. REY (SANTIAGO) : (Interrumpiendo) : Y de
quien tengo que decir que es una brillante figure del
autenticismo en las Villas. Pero debo aclarar, que
esas renuncias coleetivas todos los partidos politicos
de las Villas tuvieron el honor de tenerlas en sus
manos, con esta particularidad: El Dem6crata Re-
publicano no solamente las entreg6 en manos de su
Direcci6n Provincial, sino que present en la Junta
Provincial, las de cada uno de los treinta y dos can-
didates a. Alcaldes. De manera...
SR. MARTfNEZ FRAGA (ANTONIO)': (Interrumpien-
do): Con la venia del senior Chibas y del senior Rey.
Para rogarle a la Presidencia que despu6s del 1il-
timo turno para alusiones, podamos entrar en el de-
bate, que prActicamente hemos entrado en el debate
antes de tiempo. Ruego, por via de cuesti6n de orden,
por lo tanto a la Presidencia, que al terminarse las
alusiones, podamos continuar el debate con el nfme-
ro dos.
SR. PRfo SOCARRAS (CARLOS): Estamos en el ni-
mero uno todavia.
iSR. REY (SANTIAGO) : Yo rogaria a los Sres. Dele-
gados que tuvieran la bondad de eseuchar al senior
ChibAs.
SR. 'CHIBIS (EDUARDO) : Yo quiero aelararle al Sr.
Santiago Rey que en ese pacto de Santa Clara, era
el Partido Autentico y los candidates autenticos, los








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 29


que renunciaron a posiciones, renunciando algunas
posiciones de extraordinario relieve en la Provincia
de Santa Clara, y posiciones que tenian perfectamen-
te aseguradas, como me han manifestado los propios
dirigentes de los Partidos de la Coalici6n en aquella
Provincia; figures indiscutibles que tenian asegura-
da su eleeci6n, como el caso del Sr. Rodrigo Busta-
mante, que acaba de mencionar S.S.

SR. REY ('SANTIAGO) : Queria interrumpir de nue-
vo al sefor Chibis, y s6 que 41 me oirk con el mismo
gusto que yo a 41, y me podrd interrumpir a mi siem-
pre que lo desee. En esta forma quizas le hagamos
perder un poco de tiempo a la Convenci6n, pero nos
entenderemos.
Quiero decirle al Sr. ChibAs que la generosidad
j desprendimiento del Partido Autentico en las Vi-
llas con sus nuevos aliados, se refleja en el cuadro
de character provincial, en que el Partido Aut6ntico
se limita a llevar a un s6lo Senador, el senior Miguel
Su6rez Fernandez, siendo de los otros partidos alia-
dos, definitivos o circunstanciales, las cuatro Sena-
durias restantes y el Gobierno Provincial. Esa mis-
ma generosidad puede notarse tambi6n, en cuanto a
las Alcaldias, pero esa misma generosidad lo ha lle-
vado a postular hombres que en otras circunstaneias
no hubiera llevaado de ninguna manera. Voy a poner-
le un ejemplo prictico que conocen perfectamente no
s610 aquellos Aut6nticos aqui presents, de la Pro-
vincia de Santa Clara, sino tambi6n la distinguida
representaci6n abecedaria de la Convenci6n. Me re-
fiero a la candidatura de Alcalde del T6rmino Mu-
nicipal de Cienfuegos. El Partido Aut6ntico tenia
en Cienfuegos, como muy bien ha dicho el senior Chi-
bis, a mi juicio una de las figures mis altas del au-
tenticismo en la Provincia de Santa Clara, nimbado
por todos los respetos y aureolado por tbda la auto-
ridad de una enorme e indiscutible popularidad: el
sefor Rodrigo Bustamante, que era a mi ver el candi-
dato mas formidable a la Alcaldia de Cienfuegos. Y
en virtud del pacto con el Partido Liberal, el Partido
Aut6ntico rectifica, y lleva en su candidatura, a
qui6n? A una persona que tiene toda mi considera-
ci6n en el orden personal, inclusive mi simpatia, con
quien mantengo relaciones cordiales; pero que en el
orden politico es uno de los hombres que mas abso-
luta identificaci6n ha tenido, durante el period de
su estancia en el Congreso, con el candidate presi-
dencial de la Coalici6n 'Socialista DemocrAtica. Es
mis: es un hombre que, a pesar de sus vinculaciones
con el senior Miguel Mariano G6mez, cuando se vio
obligado a escoger entire uno de los dos caminos en
que se bifurc6, en el mes de diciembre del afio 36 la
famosa coalici6n tripartita, eligi6 el de Columbia y
olvid6 el de Palacio. Es el mismo candidate que se
ha negado a aceptar el ABC, produciendo con esa
aetitud casi la ruptura de ]a Coalici6n Oposicionista
en las Villas, determinando que ese Partido lleve
candidatura independiente en Cienfuegos.
Ahi estfn los sefiores miembros del A.B.C., que po-
drin confirmar todo lo que estoy diciendo. Y afin
hay mis: recuerdo haber leido, en el peri6dico "Ac-
ci6n", hace muy pocos dias, en su segunda o tercera
pigina, una carta de un lider abeeeista de las Villas,
en donde daba todos los detalles del grave problema


de esa Provincia. Asi, cuando se resolvi6 el proble-
ma y se decidi6 a integrar la Coalici6n 'Oposicionis-
ta, salv6 como cuesti6n fundamental la candidatura
municipal de Cienfuegos; por esta raz6n el ABC
lleva alli su candidate propio, que por cierto es una
personalidad distinguida, m6dico ilustre y hombre
de gran popularidad: el senior Julian de Armas.
SPor qu6 adopt esa actitud el ABC'? No por ca-
pricho, sino porque estima que es una rectificaci6n
a Vu condueta political, llevar la propia candidatura
del Partido Liberal, que hoy va ligada a la del
Autenticismo. No niegan mis afirmaciones, pues, que
el Partido Revolucionario Cubano no sea generoso;
pero, en cambio, prueban que el Partido Aut6ntico
rectifica y que su conduct reciente constitute la
mIs evidence rectificaci6n a la line de conduct del
Autenticismo. Rectificar, por otra parte, no impor-
ta, porque la political no es un arte inflexible, es
todo lo contrario. La political es un juego de intere-
ses...
SR. PRfo SOCARRIS (CARLOS) : No es lo mismo su-
mar, que ir a sumarse.
SR. REY (SANTIAGO): Perd6neme el senior Chibas
esta larga interrupci6n, pero yo lo autorizo tambi6n
para poderme interrumpir.
SR. PRio SOCARRIS (CARI)S) : S.S. esta dando un
mitin en Santa Clara ?
SR. REY (SANTIAGO) : El mitin de Santa Clara no
lo he dado todavia, pero se lo dar6 un dia de estos
a S.S.
Pues bien, en estas condiciones, y para terminar
despu6s de haber hecho estas rectificaciones de ca-
rteter politico, voy a recordarle una frase biblica al
senior Chibas: el que est6 limpio de culpa que tire
la primer piedra:
SR. CHIBnI (EDUARDO): En primer lugar, antes
que nada, quiero marcar la diferencia que existe en-
tre ese grupo de liberals de la Provincia de Santa
Clara, de antiguos Miembros de la Coalici6n Socia-
lista Democritica, que vienen a sumarse y ponerse
a las 6rdenes del Sr. Grau San Martin, Presidente
del partido nuestro y candidate de la oposici6n, y
la que existe entire los antiguos oposicionistas, que
van a ponerse a las 6rdenes del Coronel Batista. Es
una cosa completamente distinta. No somos nosotros
los que nos ponemos a las 6rdenes del Partido Libe-
ral, ni del Coronel Batista; ese grupo de antiguos
amigos del Coronel Batista viene ahora a ponerse a
las 6rdenes de la Jefatura nuestra, lo cual es algo
completamente distinto.
SR. BOADA (ALBERTO): Me permit una interrup-
ci6n ?
SR. CHIBmS (EDUARDO): Con gusto.
SR. BOADA (ALBERTO) : Creo que en lo que respect
a la conduct political a que se refiere el Sr. Chibis
hay una gran similitud entire el Partido Dem6crata
Republican y el Partido Aut6ntico. No hay mas que
una pequefia diferencia: el Partido Aut6ntico estu-
vo de acuerdo con el Coronel Batista cuando vestia
el uniform military; nosotros hemos estado de acuer-
do con 61 cuando ha abandonado las filas del Ej6r-
cito y se ha incorporado a la vida civil.








30 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR. Pafo SOCARRAS (CARLOS): Estibamos con 61
cuando el Coronel Batista obedecia a los civiles, y
no despu6s del 15 de Enero.
SR. CHIBAS (EDUARDO) : Cuando Batista era Sar-
gento y nosotros lo hicimos Coronel y 61 se encon-
traba a las 6rdenes de la civilidad, y se mandaba en
Palacio y se estaba al servicio de la Revoluci6n, y se
daba al pais ese centenar de Decretos que han hecho
de Cuba un nuevo pueblo, consciente de su libertad y
consciente de su independencia, entonces era el Co-
ronel Batista el que estaba a las 6rdenes de la au-
toridad civil, representada por el senior Grau. Y
cuando se trat6 por parte del Coronel Batista de de-
sacatar y desconocer a la presidencia de la Repfbli-
ca, al Presidente de la Repfiblica, entonces ese Pre-
sidente de la Repiblica, cuando se le quiso
violentar que abando la Presidencia de la Repfi-
blica antes que someterse a la autoridad military;
de la misma manera que en la tarde de hoy abando-
n6 tambi6n la Presidencia de la Convenci6n Consti-
tuyente antes de someterse a la violencia de la lega-
lidad representada por el Reglamento.
Pero, perd6neme la Asamblea y d6jeme continuar
contestando las preguntas amables que me acaba de
hacer el distinguido compainero senior Rey. Hay un
hecho cierto: que no implica rectificaci6n en nuestra
lieea political: el pacto de Santa Clara; porque el
Partido nuestro, el Revolucionario Cubano, esta de-
dicado ahora, como estaba dedicado antafio, al esta-
blecimiento en nuestro pais de un regimen democra-
tico y civilista. Eso es lo que lleva por divisa. Para
conseguir eso esta dispuesto a afrontar y realizar to-
dos y los mis grandes sacrificios, lo mismo sacrifi-
cios de orden material que de orden moral. Ah, senior
Rey, cuando en la Asamblea de Santa Clara yo pe-
dia la renuncia a los candidates. de mi Partido y
los candidates de mi Partido en la Asamblea Pro-
vincial y en la Municipal me preguntaban a qui6n
habrian de postular en lugar de los candidates que
habia postulados y yo les daba los nombres de sus
adversaries de la vispera, ah, senior Rey, corrian las
l6grimas por los ojos de los Delegados aut6nticos,
por el rostro de los candidates de mi Partido, y
ellos me decian: es muy fuerte lo que nos piden, es
muy fuerte lo que se exige de nosotros; y yo les con-
testaba entonces: no importa, todo este sacrificio fi-
sico y moral hay que hacerlo para salvar en Cuba la
causa de la Democracia, de la civilidad, y yo tambien,
con los ojos rojos, con lgrimas en la cara, les decia:
firmen las renuncias compafieros, que 6ste es un sa-
crificio mas que tenemos que hacer por el triunfo de
la Revoluci6n cubana, y aquellos delegados, pilido el
rostro, cubiertos de l1grimas los ojos, iban firmando
unas tras otras las renuncias de sus candidaturas.
Ah, pero, era que a aquellos seiores del Partido Libe-
ral, antiguos adversaries nuestros, teniamos que re-
cibirlos con los brazos abiertos y aceptar esa rec-
tificaei6n generosa que haeian, porque nosotros no
queriamos ver en ese gesto del Partido Liberal de la
Provincia de Santa Clara un m6vil interesado, sino
un m6vil grande, un m6vil elevado, sagrado: el de
ponerse a las 6rdenes del caudillo nuestro, de la De-
mocracia y de la civilidad, para impedir que el Par-
tido Liberal en la Provincia de Santa Clara recayera
on los errors y en los horrors del liberalism de an-


tafio. Nosotros teniamos que hacer un sacrificio com-
pafiero Rey, ese sacrificio que realizibamos con el
coraz6n hecho trizas, con lgrimas en los ojos, con-
movidos en lo mis hondo de nuestras almas, y tenia-
mos que realizar ese extraordinario sacrificio para
impedir que en la escala national, en una s61a Pro-
vincia, en las seis Provincias de la Repuiblica, triun-
fara con el Coronel Batista el machadato y el meno-
calato...
SR. DON (ARTURO) : Para una cuesti6n incidental.
SR. CUERVO (PELAYO): Para una cuesti6n de or-
den: Son las 12 de la noche; hace 4 horas que esta-
mos en un mitin politico. Debemos supender la se-
si6n.
SR. DON (ARTuRO): Sr. President: Yo pido la
suspension del debate como cuesti6n incidental.
SR. CHIBns (EDUARDO) : Yo quiero hacer una acla-
raci6n a esta Asamblea, una solemn declaraci6n que
yo voy a hacer ante esta Asamblea 'Constituyente...
SR. DON (ARTURO) : Sr. President: Yo insist so-
bre mi proposici6n incidental.
-SR. PRESIDENTE (FERRO) : La Presideneia va a so-
meter a votaci6n la proposici6n incidental del Dele-
gado sefor Don.
SR. REY (SANTIAGO): No, no; yo creo que el Sr.
Chibas debe decir todo lo que quiera.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Se va a someter a vota-
ci6n la proposici6n incidental del Sr. Don.
SR. CHIBAs (EDUARDO) : Pido votaci6n nominal.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : Yo pido la suspen-
si6n del debate para tratarlo en la sesi6n de nafia-
na, citando a la Comisi6n para mafiana a las diez y
por la tarde a las cuatro, la sesi6n.
SR. CHIBAS (EDUARDO) : Pero es que a mi me que-
daban por hablar, solamente tres o cuatro minutes. He
oido a los demis con suma paciencia y just es que
a mi se me escuche tambi6n.
SR. REY (SANTIAGO): Sr. President: Yo estoy de
acuerdo con la suspension propuesta, pero propongo
que se someta a votaci6n despu6s que termine de ha-
blar el Sr. ChibAs.
'SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Yo ruego al Sr Don
que acceda a que se consider su proposici6n inciden-
tal una vez que haya terminado de hablar el Sr.
Chibas.
SR. DON (ARTURO) : Acepto.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Continfa, entonces, el
senior Chibas en el uso de la palabra.
SR. CHIBAS (EDUARDO): Antes de terminar yo quie-
ro precisarle al senior Rey que en mi concept el
Partido Liberal de la Provincia de Santa Clara ha
salvado el honor, porque el Partido Liberal rectifi-
cando y poni6ndose al lado de la causa de la Demo-
cracia y de la civilidad sin incurrir en los errors
del pasado, en que se puso al servicio de la causa mi-
litar, el Partido Liberal en la Provincia de Santa
Clara merece encomios y son los que ban reivindicado
al Partido Liberal.








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 31


Pero ahora, voy a terminal, pero antes de hacerlo
quiero plantear, quiero hacer ante esta Asamblea una
declaraci6n; porque no quisiera que en ningin ins-
tante en las palabras mias pudiera apreciarse un sen-
tido politico, pudiera considerarse como un prop6si-
to electoral. Siempre en toda mi vida he defendido
postulados, principios, y he rechazado todo lo que
pudiera representar el menor interns personal. Eso
es algo que tiene que reconocer asi el senior Bravo
Acosta. Eso es algo en lo cual nos caracterizamos los
lideres o los dirigentes del Partido Revolucionario
Cubano. Pero ahora, sefiores Delegados, para que en
estos moments en que se esti discutiendo la Consti-
tuci6n de mi pais, mejor dicho, que debia diseutirse
pero que no se dispute, por esa infortunada proposi-
ci6n que hoy planted aqui la Coalici6n Socialista De-
mocrdtica...
SR. DEL BUSTO (FERNANDO) : Y aquella noche, y
aquella larga discusi6n del mensaje a Finlandia era
de la Coalici6n Socialista Democrftica?
SR. CHIBAS (EDUARDO) : Esthbamos defendiendo la
democracia.
SR. DEL BUSTO (FERNANDO): Era la democracia
de.Finlandia o la democracia de Cuba?
SR. CRIBAS (EDUARDO) : Para que nadie pueda in-
terpretar que hay en esta actitud mia ningln m6vil
partidarista, lo que ha hecho reiteradamente la direc-
ci6n de mi Partido, y en varias ocasiones he querido,
como lo ha hecho el doctor Grau San Martin, con
entera libertad durante esta noche, renunciar, de una
manera clara y de una manera precisa, aunque no
se pueda hacer legalmente, pero si moralmente, de
una manera irrevocable, mis aspiraciones political
en las pr6ximas elecciones...


Chibas renunciara a su candidatura, porque ereo, y
esto lo digo con absolute sinceridad, que sera valio-
sisimo y brillante representante del pueblo ante el
Congress de la naci6n; y en segundo t6rmino, decla-
rar que en ningfn moment puedo pensar, como no
lo puede pensar el senior Bravo Aeosta, en que el Dr.
Chibas, que es fogoso, que es emotivo, que es senti-
mental, ponga en ninguna de sus palabras intencio-
nes electorales; y por ultimo, que en el debate que
he tenido con el senior Chibas no he deslizado, en
ningfn moment, palabra alguna que pudiera entra-
far critical o censura para la actitud del Partido Li-
beral en la provincia de Santa Clara o para la frac-
ci6n del mismo que en esa provincia ha pactado con
el Dr. Grau San Martin, respetuoso, come soy, de
las decisions que libremente toma el individuo. Y
si me he visto en la necesidad de mencionar nombres
o hacer referencias personales, ha sido en forma
amable y haciendo las salvedades precisas de la con-
sideraci6n que guard para los distintos lideres in-
tegrantes de esa parte del Partido Liberal que se ha
unido al Dr. Grau, y para el Partido Liberal en ge-
neral en la Provincia de Santa Clara.
SR. CHIBAS (EDUARDO) : Estoy muy agradecido al
doctor Rey.
SR. Guks INCLAN (RAFAEL): Para que quede en
el Diario de Sesiones estas filtimas palabras. "La fe-
roz tirania de esta mayoria a las doce de la noche."
SR. CORTINA (JOSP MANUEL) : HIemos oido todos los
discursos politicos durante ella y no hemos contes-
tado ninguno de ellos.
SR. PRfo SOCARRS (CARLOS): Tauvieron (fe fuerza
de cheque al dem6crata, otras veces al Partido Uui6n
Revolucionaria Comunista.


SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : lMe permit el SR. PRESIDENT (FERRO) : bTendria la bondad el
senior Chibis una ligera interrupci6n? senior Cortina de concretar su proposici6n?


SR. COIBAS (EDUARDO): 'Con mucho gusto.
SR. PRESIDENT] (FERRO) : Tiene la palabra el se-
fior Martinez Fraga.
SR. MARTfNEZ FRAGA (ANTONIO) : Yo creo que efec-
tivamente el Partido Revolucionario Cubano, esta
entrando en plena democracia. En efecto, si los pe-
ri6dicos de Miami no mienten, a raiz de la destitu-
ci6n de Miguel Mariano G6mez, el Partido Revolu-
eionario Cubano, al traves de su maximo lider, de-
clar6 que Cuba entraba entonces en plena democra-
cia, ahora al reconocer a los liberals de las Villas,
el Partido Revolucionario no esta haciendo mIs que
volviendo atris aquellas palabras del decreto que ta-
ch6 el emblema y el nombre del Partido Liberal.
SR. CHIBnS (EDUARDO) : Mienten los peri6dicos de
Miami que publiearon eso.
(Risas).
SR. REY (SANTIAGO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Tiene la palabra el se-
fior Rey.
'SR. REY (SANTIAGO) : Voy a permitirme decir unas
palabras finales. Yo lamentaria much que el senior


SR. CORTINA (Josi MANUEL) : Que se suspend esta
sesi6n para continuaria mariana a las cuatro de la
tarde, que se declare permanent y que a las diez
de la mariana se refina la Comisi6n de lideres.
Sa. PRESIDENTE (FERRO): Esta de acuerdo la
Asamblea con la proposici6n del senior Cortina?
SR. 'SUAREZ F.ERNANDEZ (MIGUEL): Pido votaci6n
nominal. senior Presidente.
SR. PRESIDENTE (FERRO): Votaei6n nominal. Los
que est6n conformes con la proposici6n del senior Cor-
tina se servirdn decir que si; los contrarios dirdn
no.
(Se efectia la votaci6n).
SR. PRESIDENTE (FERRO) : Falta algdn senior De-
legado por votar?
(Silencio).
Han votado 50 sefiores Delegados. Se suspended la
sesi6n para continuarla hoy, a las cuatro de la tar-
de.


(Eran las 12 y 15 A.M.)




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs