Group Title: Convencion constituyente
Title: Diario de sesiones de la Convención Constituyente
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072605/00038
 Material Information
Title: Diario de sesiones de la Convención Constituyente
Uniform Title: Convención constituyente
Physical Description: 2 v. : ; 32 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba
Publisher: P. Fernandez?
Place of Publication: Habana
Publication Date: 1940?]
 Subjects
Subject: Politics and government -- Cuba -- 1933-1959   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
General Note: At head of title: Republica de Cuba.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072605
Volume ID: VID00038
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002572573
oclc - 03161278
notis - AMT8899
lccn - 41000702

Full Text



*-'z;CU


DIARIO


DE LA


CONVENTION


CONSTITUYENTE


VOL. I LA HABANA NUM. 38

SESSION TRIGESIMA OCTAVA.-16 DE MAYO DE 1940
ORDINARIA


President: Sr. Ramdn Grau San Martin


Secretaries:


Sr. Alberto Boada Miquel
Sr. Emilio Nuniez Portuondo


SUMARIO

A las cuatro y cuarenta p. m. la Presidencia declare abierta la sesi6n.-Lectura de las actas de las
sesiones anteriores, ordinaria de fecha diez y extraordinarily de fecha catorce, ambas del ca-
rriente mes y afio, las que fueron aprobadas en votaci6n ordinaria y sin modificaciones.-Conti-
nuaci6n del debate sobre la enmienda del Sr. Delegado Zaydin, sustitutiva del pirrafo segundo
del articulo cincuenta y tres del Dictamen, despu6s de aclaraciones del Sr. Delegado Ferrara, fu6
rechazada en votaci6n nominal por cuarenta y nueve votos en contra y diez a favor.-Lectura
del pirrafo tercero del articulo cincuenta y tres asi como de un Voto Particular de la sefora
Delegado Hernandez de la Barca, asi como de dos enmiendas, una del Partido Uni6n Revolucio-
naria Comunista y otra del senior Delegado Ferrara. Us6 de la palabra en contra del Voto Par-
ticular el sefor Delegado Cortina, a favor la sefiora Delegado Hernandez de la Barca. Sometido
a votaci6n nominal, fu6 rechazado por cuarenta y un votos en contra y veinte y uno a favor.-
Usaron de la palabra para explicar sus votos los seiiores Delegados Capablanca, Fernandez de
Castro, Ichaso y Mafiach.-El senior Delegado Zaydin interest, y la Presidencia asi lo dispuso,
se sometiese a votaci6n una enmienda que tenia presentada como sustitutiva del pirrafo terce-
ro por mfs radical, usando de la palabra en contra el senior Delegado Ferrara. Sometida a vota-
ci6n nominal fu6 rechazada por cincuenta y ccho votos en contra y siete a favor.-El senior De-
legado Ichaso, explic6 en nombre del Partido ABC el voto emitido.-Tambi6n explic6 su vo-
to el senior Delegado Zaydin.- Sin mis debate y en votaci6n ordinaria fu6 aprobada la parte fi-
nal del pfrrafo tercero del articulo cincuenta y tres.-Lectura del parrafo cuarto del articulo
cincuenta y tres, que fu6 aprobado en votaci6n ordinaria con una adici6n del aefior Delegado
Ferrara.-Modi6n suscrita por los lideres de los Partidos Politicos, fu6 aprobada en votaci6n


e
F:~ZP?~
~s~J-air







DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


ordinaria.-Lectura del articulo cincuenta y cuatro y de una enmienda del senior Delegado Mar-
tinez Fraga. Se adopt el acuerdo de suspender el debate para el dia siguiente.-Lectura del
articulo cincuenta y cinco y dos enmiendas de los sefiores Delegados Dihigo y Alvarez de la Ve-
ga. Fub puesta la del senior Delegado Alvarez de la Vega a discusi6n, siendo aprobada, en vota-
ci6n ordinaria.-Lectura del articulo cincuenta y seis y una enmienda de la sefiora Delegado Her-
nandez de la Barca, acordindose suspender el debate.-Sin debate y en votaci6n ordinaria fu6
aprobado el articulo cincuenta y siete.-A petici6n del senior Delegado Pons, se pas6 lista, res-
pondiendo cuarenta y cuatro sefiores Delegados. Comprobado el quorum continue la sesi6n. Al
someterse a votaci6n la enmienda adicional del senior Delegado Zaydin, fu6 aprobada en votaci6n
nominal por treinta y un votos a favor y doce en contra. Usaron de la palabra para explicar sus
votos, los sefiores Delegados Cortina, Hernfndez de la Barca y Suirez Fernfndez.-Enmienda
adicional del senior Delegado Ferrara, reconociendo al cubano el derecho de testar libremente,
aprobndose dicha enmienda sin m6s debate y en votaci6n ordinaria.-Dando cumplimiento al
acuerdo adoptado y terminada la discusi6n del Capitulo, la Presidencia levant la sesi6n a las
nueve y cinco p. m.


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se abre la
sesi6n.
(Eran las 4 y 40 P. M.).
Sc va a dar lectura al Acta de la sesi6n Ordinaria
del dia diez de Mayo
(El Oficial de Actas lee).
SESSION DECIMA ORDINARIA


Concurrentes:

President:
Ram6n Grau 'San
Martin.

Secretaeios:
AIboerto Boada
Miquel y Emilio Nui-
fiez Portuondo.

Delegados:

A 1 om a, Alvarez
Gonzalez, Alvarez
de la Vega, Andreu,
Capablanca, Casa-
nova, Cordero, Co-
rona, Cortina, Co-
yula, ChibAs, Dihi-
go, Don, Duarte,
Esteva, Fernandez
de Castro, Ferrara,
Ferro, Galano, Gar-
cia Agiiero, Garcia
Rodriguez, George,
Granda, Guds In-
clin, Hernindez de
la Barca, Ichaso,
Jay, Laurent, Ma-
i a c I, Marinello,
Martinez S en a,
Mesa, Meso, Mujal,
Ndfiez Mesa, Ochoa,
Orizordo, Parrado,
Prio, Rey, Robau,
Ro c a, Rodriguez,


En el Capitolio Nacional,
a los diez dias del mes de
Mayo de mil novecientos
cuarenta, se reunieron en el
Sal6n de Sesiones de la Ca-
mara ide Representantes, los
sefiores Delegados a la Conr
venci6n Constituyente que al
margen se expresan, para
celebrar sesi6n ordinaria, ba-
jo la Presidencia del senor
Ram6n Grau San Martin y
actuando de Secretarios los
sefiores Alberto Boada Mi-
quel y Emilio Nfifez Por-
tuondo.
A las cinco p. m. se abre
la sesi6n, leyendose el acta
de la sesi6n ordinaria de fe-
cha nueve de los corrientes,
la que fue aprobada en vor
taci6n ordinaria y sin mo-
dificaciones.
La Presidencia dando cum-
plimiento al acuerdo adop-
tado en la sesi6n anterior,
suspendiendbo el debate de
la enmienda del senior Alva-
rez de la Vega, hasta la se.
si6n de hoy, orden6 la lee-
tura. de una enmienda del
senior Chibhs a la del senior
Alvarez de la Vega, ponien-
do a discusi6n la enmienda
del senior Alvarez de la Ve-
ga, explicando el senior Ca-
sanova, despues de aclaracior
nes del senior Suirez Fer-


Carta's, Rodriguez
Rodrigue;z Sanchez
Mastrapa, S i v a,
Su rez Fernin-
dez, Vilar, Villar,
Villoch, Vinent y


nindez y de ser interrumpi-
do por el senior Roea, las ra-
zones por las cuales retira-
ba su enmienda y apoyaba
la del senior Alvarez de la
Vega.


Laydin El senior Mujal consumi6
el turno en contra de la enm
mienda, siendo interrumpido en distintas ocasiones
por los sefiores Roca y Casanova.

Al plantear el senior Mafiach, como cuesti6n de
orden, la suspension del debate para llevarlo a la
oportunidad en que se trate el articulo veinte y dos
del Proyecto, el senior Alvarez de la Vega le ruega
la retire, despues de manifestaciones, haciendole acla-
raciones los sefiores Mujal y Casanova, reehazando
la Asamblea su proposiciei6n incidental despues de
retirar e] senior Alvarez GonzAlez la votaci6n nomi-
nal que habia interesado.

Resuelto por la Convenci6n la continuaci6n del
debate continue el senior Mujal en el uso de la pa-
labra, siendo nuevamente interrumpido por el senior
Casanova y por el senior Ferrara.

El senior Alvarez de la Vega us6 de la palabra
para alusiones
El turno a favor de la enmienda lo consumi6 el
senior Suarez FernAndez, el que fue interrumpido por
los sefiores OChibis, Roca, Mujal, Ferrara, George,
Garcia Agiiero, Mafiach, Rey, Casanova y Nfiiez Por-
tuonrdo.
Al intervenir nuevamente en el debate el senior
ChibAs y referirse a la enmienda que se dispute, se
produjo un incident entire este senior y el senior Al-
varez de la Vega, que di6 por terminado la Presi-
dencia al retirar el senior Alvarez de la Vega, a su
ruego, la frase vertida contra el senior Chibas.

El senior Ferrara solicita aclaraciones del senior
Alvarez de la Vega sobre su enmienda, las que le
hace el interpelado, haei6ndolas tambi6n la Presi-
dencia al senior Mujal.
Puesta a votaci6n la enmienda discutida, nominal
a solicitud del senior Ferrara, la Asamblea le im-
parti6 su aprobaci6n por veinte y seis votos a favor
y veinte y cinco en contra.







DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 3


Votaron a favor los sefiores: Alvarez Gonzdlez, Al-
varez de la Vega, Andreu, Boada, Casanova, Corona,
Cortina, Coyila, Dihigo, Don, Esteva, Galano, Garcia
Rodriguez, Granda, Ichaso, Maiach, Martinez Sdenz,
Mesa, Meso, Nifiez Mesa, N1iez Portuondo, Orizon-
do, Robau, Sudree Ferndndez, Zaydin y Grau.
Votaron en contra los sefiores: Alomd, Capablan-
ca, Cordero, Chibds, Duarte, Ferndndez de Castro.
Ferrara, Garcia Agiiero, George, Guds, Herndndez
de la Barca, Laurent, 'Marinello, Mujal, Ochoa, Pa-
rrado, Prio, Rey, Roca, Rodriguez Cartas, ,Sdnchez
Mastrapa, Vilar, Villar, Villoch y Vinent.
La Asamblea, a petici6n del senior Roca, adiciona-
da por el senior Mujal, prorrog6 la sesi6n hasta que
terminen las explicaciones de votos y el uso de la
palabra, ya interesada, para contestar alusiones.
Explicarori sus votos los sefiores Alvarez de la
Vega, Martinez Shenz, 'Ochca, Rey, Roca y Zaydin,
el que fu6 interrumpido por los sefiores Roca, Mujal
y Ferrara.
El senior Mujal us6 de la palabra para alusiones,
despues de retirar el pase de lista que tenia solicita-
do la sefiora Hernandez de la Barca.
Terminado el motivo para lo que fu6 prorrogada
la sesi6n, la Presidencia levant6 la misma, siendo las
nueve y cuarenta minutes p. m.,
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : I'Se aprue-
ba el Acta?
(Senales afirmativas).
Aprobada
Se va a dar lectura a otra acta.
(El Oficial de Actas lee).
SESSION DECIMACUARTA EXTRAORDINARIA


Concurrentes:

President:
Joaquin Martinez
Saenmz

Secretaries:

Emilio Ochoa
Ochoa y Emilio Ni-
fiez Portuondo.

Delegados:

Alvarez Gonz6lez,
Alvarez de la Vega,
Andreu, Bravo
Acosta, Cabrera
Hernindez, C a p a-
blanca, Casanova,
Casas, Cordero, Co-
rona, Cortina, Co-
rre os o, Coyulpa,
Cuervo, Chibas, De-
Ilund6, Dihigo, Don,


En el Capitolio National,
a los catorce dias del mes
de Mayo de mil novecientos
cuarenta, se reunieron en el
Sal6n de Sesiones de la CA-
mara de Representantes, los
sefiores Delegados a la Asam-
blea Constituyente. que al
margen se expresan, para
celebrar sesi!o extraordina-
ria, previa convocatoria y
de conformidad con los ar-
ticulos setenta y dos y ser
tenta y tres de: Reglamen-
to, bajo la Presidencia del
sefor Joaquin Martinez
Saenz, y actuando de Secre-
t a r i o s los sefiores Emilio
Ochoa Ochoa y Emilio Nil-
iez Portuondo, por sustitu-
ci6n los dos primeros sefior
res.
A la.s cinco y quince mi-
nutos p. m., la Presidencia
declar6 abierta la sesi6n.
dandose lectura a las aetas


Esteva, Fernandez
de Castro, Ferrara,
G al an o, Garcia
Rodriguez, George,
Guis Incldn, Her-
nindez de la Barca,
T o a T.ai,n


de las sesiones extraordina-
rias celebradas los dias once
y catorce de los cursantes,
las que fueron aprobadas en
votaci6n ordinaria y sin mo-
dificaciones.


1,, ., Ma..... A petici6n del senior Don,
Mahiach, Marinello,
Mendigtia, Mesa, y despu6s de aclaraciones
Meso, More, Mu- del senior Bravo Acosta, en
Meso, Moreno, Mu-
jl P P su character de Presidente
jal, Parrado, Pons,
Rey, PRoba, Rodri- de la Comisi6n de Actas. se
uz Carts, Rodri- le di6 lectura al Dictamen
guez Carts, Rodri- de la referida Comisi6n, que
guez o d r g declara limpia el acta y re-
Samchez Mastrapa,
Silva, Surez Fr-, comienda la proclamaci6n
Silva, Su~rez Fer-
nSndez, Vilar, Vi- del senior Felipe Correoso
nIn, Vil Za del Risco, como Delegado a
loch, Vinent y Zay-
dioc, esta Convenci6n Constitur
yente, por el Partido Liberal
y ia Provincia de Camagiiey, en la vacant ocu-
rrida por fallecimiento del Delegado senior Jose I.
Valero HernAndez. En votaci6n ordinaria fu6 apro-
bado el referido Dictamen, proclamando la Presi-
deneia en su consecuencia al senior Felipe Correoso
del Risco, Delegado a esta Convenci6n Constitur
vente, por la Provincia y Partido ya expresados.

Los sefiores Don y Alvarez de la Vega, previamen-
te designados por la Presidencia, acompafiaron al
sefior Bravo Correoso a tomar posesi6n de su cargo,
una vez efeAtuado lo cual, la Presidencia di6 cuenta
de ello a la Asamblea.

Se le di6d ectura a la convocatoria a sesi6n extra-
ordinaria, y dando cumplimiento a la Orden del Dia,
se le di6 lectura al Dictamen de la Comisi6n Coor-
dinadora, formulado a los articulos veinte y cinco
y veinte y seis del Dictamen y las enmiendas a los
mismos presentadas, asi como a una enmienda for-
mulada por el sefior Suarez Fernandez en el seno
de la Comisi6n expresada, y mantenida como
Voto Particular, que se refiere a las obligacion'es pi-
viles nacidas o derivadas de contratos, actos, etc.

El senior Bravo Acosta propuso se suspendiese el
debate sobre' ambos particulares, hasta el pr6ximo
jueves, a fin de permitir -a los Comit6s de los distin-
tos Partidos Politicos estudien y resuelvan sobre
ambas medldas. aceptando dicha proposici6n el se-
fior Suarez Fernandez, y modificando la misma, des-
pun& de aclaraciones en el sentido de que la suspen-
si6n fuese basta el pr6ximo viernes, lo que fue acep-
tado por el sefor Brave Acosta.

IDespuBs de aclaraciones del senior Ferrara en re-
laci6n con una enmienda que tiene formulada, sobrv
la misma material. fu6 acordada la proposici6n pro-
puesta per senior Bravo Acosta, en la forma enmen-
dada por cl senior SuArez Fernandez.

ISe le di6 loetura al articulo cincuenta y tres, y
al informar la Presidencia que la enmienda presen-
tada por el senior Capablanca. y sobre la cual habia
consumido un turno en contra el senior Ferrara, era
implemented de estilo, se remiti6 la misma a dieha
Comisi6n, a propuesta de su autor.







4 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Se le di6 lectura a una enmienda suscrita por la
Representaci6n del Pagrtido Uni6n Revclucionaria
Comunista, sustitutiva del pArrafo primero del ar-
ticulo que se debate, y al solicitar la pala-
bra el senior Marinello para explicarla, el senior Fe-
rrara present verbalmente una enmienda supresiva
del primer renggl6n del pialrafo referidc. La que
fu6 puesta a discusi6n, despu6s de haber autorizado
su tratamiento la Asamblea.
Despu6s de las aclaraciones de los seiiores Mari-
nello, Ferrara y la Presidencia, se someti6 a diseu-
si6n la enmienda del senior Ferrara, haciendo aclara-
ciones el senior Capablanca en relaci6n con el turn,'
que habia solicitado en la sesi6n anterior para de-
fender la enmienda por 61 presentada, solicitando
la palabra, en su defecto, en contra de la enmienda
del senior Ferrara, exponiendo previamente el tur-
no en contra, y concedi6ndole la palabra a dicho
senior. a esos efectos.

El senior Zaydin consumi6 el turno en contra de la
enmieinda. siendo interrumpido por el senior Ferrara.
Para alusiones us6 de la palabra el senior Ferrara.
En votaci6n ordinaria fu6 rechazada la enmien-
da debatida.
La Presideneia hizo constar que al haber queda-
do rechazada la enmienda del senior Ferrara, habia
quedado aprobado, el primer rengl6n del parrafo
primero referido.

Puesta a discusi6n la enmienda suscrita por la
representaci6n del Partido Uni6n Revolucionaria
Comunista, sustitutiva del segundo rengl6n del pa-
rrafo primero del articulo que se debate, us6 de la
palabra en contra de la misma el senior Capablanca,
haci6ndolo a favor el senior Marinello, y el que fu6
interrumpido por los sefiores Ferrara, Andreu y Ca-
pablanca, exponiendo este filtimo senior que acepta-
ria la enmienda, siempre que se mantuviese en la
misma el matrimonio judicial, aceptando dicha acla-
raci6n el senior Marinello.

Se le di6 lectura a una enmienda suscrita por el
senior Bravo Acosta, sustitutiva de ]a enmienda del
senior Marinello que se debate, y la cual fu6 acep-
tada por dicho senior y por el senior Capablanca, y
aprobada en votaci6n ordinaria, despu6s de aclara-
ciones del senior Ferrara, sustituyendo por tanto di-
cha enmienda el segundo rengl6n del pArrafo pri-
mero del articulo cincuenta y tres.
Se le di6 lectura al pArrafo segundo, asi como a
una enmienda sustitutiva del mismo suserita por el
senior Zaydin, ]a que puesta a discusi6n, fue comba-
tida por el senior Cortina y lefendida por su author.
El senior Marinello hizo constar que ]a enmien-
da discutida comprende various extremes, algunos de
los cuales la representaci6n del Partido Uni6n Re-
volucionaria Comunista votaria favorabTemente, soli-
citando por tanto que sea votada la misma por pa-
rrafos. La Presidencia expuso que sometia a votaci6n
la totalidad de la enmienda, y despu6s seria votada
la misma por parrafos.


En votaci6n nominal Interesada por el senior Zay-
din, fu6 aprobada la totalidad de la enmienda de-
batida, por veinte y cuatro votos a favor y veinte y
uno en contra.
Votaron a favor los sefiores: Alvarez de la Vega,
Capablanca, Cordero, Correoso, Chib6s, Dihigo,
Esteva, Galano, Garcia Agiiero, Garcia Rodriguez,
Herndndez de la Barca, Ichaso, Maniach, Marinello,
Mesa, Moreno. Mujal, Parrado, Rodrigwez Rodri-
guez, Sdnchez Mastrapa, Sudrez Ferndndez, Vilar,
Villoch y Zaydin.
Votaron en contra los sefiores: Alvarez Gonzdlez,
Andreu, Bravo Acosta, Cabrera Herndndez, Corona,
Cortina, Coyula, Dellundg, Fernandez de Castro,
Ferrara, George, Guds Incldn, Laurent, Mesa, Pons,
Rey, Robau, Rodriguez Cartas,- Ochoa, Nifez Por,
tuondo y Martinez Sdcnz.
Al someter la Presidencia a discusi6n el pdrrafo
primero de la enmienda del senior Zaydin usaron de
la palabra para aclaraciones de caricter reglamenta-
rio los sefiores Ferrara, Rey, George, Marinello y
!SuArez FernAndez, exponiendo la Presidencia que
se habia acordado discutir y votar por parrafos la
enmienda del senior Zaydin, manteniendo a discu-
si6n el primer parrafo de la misma, y acordandose
a propuesta del senior Cortina la ampliaci6n del de-
bate.
El turno en contra del parrafo primero de la en-
mienda fun consumido por el senior Cortina y a fa-
vor lo hizo el sefior Zaydin.
En votaci6n ordinaria fue aprobado el pArrafo dis-
cutido y al interesar el senior Suarez FernAndez se
votase nominalmente la Presidencia expuso que ya
habia reeaido acuerdo.
A petici6n del senior SuArez FernAndez se pas6
lista, respondiendo a la misma los sefiores: Alvarez
de la Vega, Bravo Acosta, Cabrera Hernandez, Ca-
pablanca, Cordero, Correoso, Cortina, Coyula, Chi-
bas, Dihigo, Esteva, Ferrara, Galano, Garcia Rodri-
guez, George, Guas, HernAndez de la Barca, Ma-
fiach, Marinello, Mesa, Mujal, Parrado, Pons,
Prio, Rodriguez Rodriguez, SAnchez Mastrapa, Sua-
rez Fernindez, Vilar, Villoch, Zaydin, Ochoa, Nd-
fiez Portuondo y Martinez Saenz, total treinta y cua-
tro seiiores Delegados por lo que comprobada la in-
existencia del quorum, la Presidencia levant la se-
si6n en tal virtud a las ocho y cinco minutes p. m.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : iWe aprue-
ba el Acta?
(Seiales afirmativas).
Aprobada.
Se va a dar lectura al segundo parrafo de la en-
mienda del doctor Zaydin al articulo 53.
(El Oficial de Actas lee).
ENMTENDA AL PARRAFO 2o. DEL
ARTICULO 53.
El matrimon'io es la base fundamental de la fami-
lia y descansarA en la igualdad absolute de derechos







DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 5


para ambos c6nynges. De acuerdo con este princi-
pio se organizara su regimen econ6mico. Por con-
secuencia, la mujer casada gozari de la plenitud de
su capacidad civil, sin que necesite la licencia o au-
torizaci6n material para regir sus bienes, ejercer li-
bremente el comercio, la industrial, profesi6ni, oficio
o arte, y disponer del product de su trabajo.
Podrh disolverse el matrimonio por mutuo disenso
o a petici6n de cualquiera de los c6nyuges por jus-
ta causa en los casos que determine la Ley, la cual
regularA su procedimiento en forma que eyite los
divorcios irreflexivos asi como que se desvirtfie la
iatuTaleza moral y social de la instituci6n matri-
monial.
Salvo que ]a mujer tuviere medios justfi-cados
de subsistencia, o fuera declarada culpable, se fija-
ri en su beneficio una pension proporcionad&a a la
posici6n econ6mica del marido y teniendo en cuenta,
a ]a vez, las necesidades de la vida social. Esta pen-
si6n serd pagada y garantizada por el marido divor-
ciado, y subsistira hasta que aqu6lla contrajere nue-
vo matrimonio, sin perjuicio de la pension que se
fijarA a cada hijo, y la cual deberd ser tambi6n ga-
rantizada.
(Fdo.) Ramn Z, i';,,.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): A discu-
si6n.
ISR. FERRARA (ORESTES): Pido la palabra.
'SR. PRESIDENT (IGRAU SAN MARTfN): Tiene la pa-
labra el doctor Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES) : Solamente para pregun-
ta. Creo, senior Presidente y sefiores Delegados, que
es ]a intenci6n del senior Zaydin, y el deber de esta
Asamblea, escribir preceptos que no sean interpre-
tables por los jueces que los debain aplicar, y por el
ciudadano que los deba seguir.
Yo desearia que el senior Zaydin explicara qu6 sig-
nifican las palabras "matrimonios irreflexivos", o
"divorcios irreflexivos" despues de las otras pala-
bras, en que se da a cada uno de los c6nyuges el
derecho de pedir el divorcio.
Si uno de los e6nyuges es irreflexivo y tiene el de-
recho a solicitar el divoreio, no hay juez, ni proce-
dimiento possible en el mundo, que pueda impedir
la petici6n de este divoreio. La irreflexibilidad es
un acto individual, y si nosotros confiamos al indi-
viduo el derecho de pedir el divorcio y de obtenerlo,
Se6mo se puede justificar esta irreflexibilidad?
De manera, que desearia que el Sr. Zaydin me
hieiera el honor de explicarme esta situaci6n, que
por un lado da al arbitrio de uno de los c6nyuges el
dereeho de obtener el divorcio y por el otro lado,
quiere qnle este c6nyuge sea irreflexivo, qu6 fuer-
za humana o divina debe haber sobre el individuo
para que sea reflexive en una cuesti6n pasional, en
la cual uno de los miembros del matrimonio, quie-
re a today costa romper las cadenas que para 61 son
pesadas ?
SR. ZAYDfN (RAM6N).: Pido la palabra.


'SR. PRESIDENT (!GRA SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Zaydin.

SR. ZAYDIN (RAM6N): Para acceder al ruego del
senior Ferrara, y explicarle la Enmienda. La En-
mienda concede el divorcio por mutuo disenso, por
mutuo acuerdo, en ese caso, por mutuo acuerdo, en
primer lugar; en segunrdo lugar, es per causes jus-
tas que se determinarin en la Ley.
SR. FERRARA ('ORESTES): Ruego a la Presideneia
que disponga la lecture de la Enmienda otra vez.


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN):
dar lectura nuevamente a la Enmienda.


Se va a


(El Oficial de Actas la lee nuevamente).
SR. FERRARA (ORESTES) : Retiro la pregunta.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Se somete
a votaci6n el segundo parrafo de la Enmien'da del
senior Zaydin.
SR. BRLVO ACOSTA (ANTONIO) : Pido votaci6n no-
minal.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Votaci6n
nominal. Los que est6n de acuerdo con el segundo
parrafo de ]a Enmienda, votarin que si; los que
no est6n de acuerdo, votarin que no.
(Se efectia la votaci6n nominal).
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): iFalta al-
guin senior Delegado por votar?
(Silencio).
iHan volado 59 sefiores Delegados; 49 que no y
10 que si.
V.otaron en contra los sefrores: Alomd, Alvarez
Gonz4lez, Andreu, Benitez, Bravo Acosta, Cabrera,
Calvo Tarafa, Ca'ablanca, Casanova, Cordero, Co-
rona, Cortina, Correoso, Coyala, Cuervo Navarro,
Chibds, Dihigo, Don, Duarte, Ferndndez de Castro,
Ferrara, Ferro, Garcia Agiiero, Guds Inoldn, Her-
ndndez de la Barca, Jay, Laurent, L6pez Negr6n,
Maceo, 1Maiach, Marinello, Martinez Fraga, Mendi-
gutia, Mesa, Ochoa, Pans, Robau, Roca, Rodriguez
Cartas, ,dnchez Mastrapa, Silva, Vilar, Villar, Vi-
lloch, Vinent, Boada y Nifiez Portuondo.
Votaron en favor los sefiores: Alvarez de la Ve-
ga, Galano, Garcia Rodriguez, Ichaso, Mujal, Parra-
do, Rodriguez Rodriguez, SuArez Ferndndez, Zay-
din y Grau.
Queda reehazado el segundo p6rrafo de la En-
mienda.

SR. BRAvo ACOSTA (ANTONIO): Pido la palabra,
primero para una pregunta, luego para un ruego.
'SR. PRESIDENT (1GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Bravo' Acosta.
'SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): iCuAntos sefio-
res Delegados han pedido explicar sus votos?

SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Uno.








5 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE
p -.=--,--- --- ------- ~-- .- --~- -----. -- .. .


SR.. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Quiero rogar a
la Presidencia, como medio de que podamos avanzar
todo lo possible en nuestro trabajo, que de acuerdo
con lo que dispone el Reglamento, les haga conocer
a los sefiores Delegados el tiempo de que disponen
para explicar sus votos, al objeto de que no puedan
en ha explieaci6n del voto realizarse debates de or-
den politico ni de ningfin otro orden, sino limitarse
a la explicaci6n con respect a como se ha producido
so voto.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Marinello, para explicar su voto.
SR. MARINELLO (JUAN): Sefior Presidente y se-
fiores Delegados: en mencs tiempo del que pedia el
senior Bravo Acosta, para decir que hemos votado
en contra de la Enmienda del senior Zaydin, no por
que estemos en desacuerdo con lo que la Enmienda
consigna, sino porque estimamos que lo esenicial de
ella esti perfectamente expresado en el texto del
Dictamen de la Comisi6n Coordinadora.


'SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN):
dar lecture al Pnrrafo Tercero.


Se va a


(El Oficial de Actas lo lee).
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Pido la palabra, para una
cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa.
labra el senior Zaydin.
'SR. ZAYDIN (RAM6N): Sefor Presidente y sefio-
res Delegados: En vista de que este segundo pa-
rrafo de la Enmienda ha sido rechazado, sustituti-
va de la parte del pirrafo segundo, ten'go otra En-
mienda que es adicional del parrafo segundo, que
me parece que corresponde discutir y votar antes de
la Enmienda que ha leido al parrafo tercero.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se va a
dar lectura al parrafo segundo.
(El Oficial de Actas lo lee).
SR. PRESIDENT ((GRAU SAN MARTIN): Se va a
dar leetura a una enmienda del senior Ferrara.
SR. FERRARA ('ORESTES) : Sefior Presidente: La re-
tiro por el moment.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se pona a
discusi6n el pirrafo segundo del dictamen.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.
'SR. PRESIDENT (IGRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra, para una cuesti6n de orden el senior Zaydin.
SR. ZAYDIN (ROM6N): Es sobre la misma cues-
ti6n de orden planteada... No se puede poner a
discusi6n el parrafo segundo en su totalidad, por-
que sobre la primera parte fu6 aprobado el pfrrafo
priinero de la enmienda que tuve el honor de pre-
sentar a la Conrvenci6n.
Estimo que solamente se puede poner a discusi6n
a partir de donde dice: "Y puede disolverse", es de-
cir, el matrimonio, "puede disolverse... (conti-
nia leyendo).


Esa es la inica parte, porque sobre la primera ya
se vot6.


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN):
dar lectura a esa parte del pArrafo.


Se va a


(El Oficial de Actas la lee).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se pone a
discusi6n.
(Silencio).
A votaci6n. Los sefiores Delegados que est6n
conformes se servirin ponerse de pie.
(La mayoria de los sefiores Delegados se pone de
pie).
Aprobado.
Se va a dar lectura al p6rrafo tercero.
(El Oficial de Actas lo lee).
SR. ZAVDIN (RAMON): Sefior Presidente: Pido la
palabra para una cuesti6n de orden.
'SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el sefor Zaydin para una cuesti6n de orden.
SR. ZAYDiN (RAM6N): Yo he explicado, senior
President pero me pareee que no me he explicado
bien, que hay que darle lectura a ese parrafo terce-
ro de la enmienda que yo tuve el honor de someter,
y es lo que que hay someter a diseusi6n, y no
esta enmienda que se refiere al parrafo segundo.
SR. FERRARA (ORESTES) : Yo creo que el pirra-
fo iria mejor en el articulo 57.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se le va a
dar lectura.
(El Oficial de Actas lo lee).
iSR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se pone P
discusi6n.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Pido la palabra.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Pido la palabra.
'SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra en contra el senior Bravo Acosta.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Renuncio a la so-
licitud de la palabra en contra
SR. PrESIDENTE (GRAU SAN MARTIN) : Tien'e la pa.
labra el seflor Zaydin.
SR. ZAYDfN (RAMN) : Para solicitar de ]a Presi-
d-incia qine e-a enmienda se discuta como adicional
del articulo 57.
SB. PRESIDENT (GRAU 'SAN MARTIN): SL esti-
ma asi la Asambleal
(Sce ales afirmativas).
Asi se hard.
Se va a dar leetura al pirrafo siguiente del Die-
tamen.







DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


(El Oficial de Actas lee).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Hay dos
enmiendas y un v'oto particular.
(El Oficial de Actas lee).
A LA CONVENTION CONSTITUYENTE
La Delegada que suscribe, miembro de la Secci6n
de Familia y Cultura, inconforme con la variante in-
troducida al parrafo 3ro. del articulo Iro. del Die-
tamen que se eleva, formula el siguiente VOTO PAR-
TICULAR: que el citado pArrafo del Dictamen quede
como fu6 presentado a la Seeci6n por la suscribiente:
"Toda uni6n de caracter stable y singular, en-
tre personas con capacidad legal para contraer ma-
trimonio, sera considerada ante la Ley, a los efec-
tos y obligaciones y dereehos entire si para con los
hijos, como si se tratara de un matrimonio civil".
Sal6n de Sesiones de la Secci6n de Familia y Cul-
tura, a 28 de Marzo de 1940.
(Fdo.) Dra. Alicia Herndndez de la Barca.
A LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE
Los Delegados que suscriben, inconformes con el
criteria de la mayoria, proponen que el parrafo se-
gundo del articulo 53 de la Secci6n Primera del
Titulo V quede redactado asi:
"Toda uni6n de cardcter stable y singular en-
tre personas con capacidad legal para contraer ma-
trimonio, seri considerada ante la ley, a los efectos,
obligaciones y dereehos entire si para con los hijos,
como si se tratase de un matrimonio legal".
Sal6n de Sesiones de la Convenci6n Constituyen-
te, a los veintid6s dias del mes de Abril de 1940.
(Fdo.) Juan Marinello; Salvador Garcia Agiiero;
Bias Roca; Esperanza Sdnchez; Cesar Vilar; Romd-
rico Cordero.
ENMIENDA ADICIONAL AL PARRAFO
SEGUNDO DEL ARTICULO 53
"Cada uno tendri la libertad de testar".
(Fdo.) Orestes Ferrara.
Sa. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Las dos
primeras enmiendas son sustancialmente analogas.
SRA. HERNXNDEZ DE LA BARCA (ALICIA) : Pero el
mio es un voto particular y tiene plenaci6n.
SB. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTINN: Se pone a
discusi6n el veto particular.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL): Pido la palabra en
contra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra en contra el senior Cortina.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : Sefior President y
sefiores Delegados: Ninguno de los problems plan-
teados en la Constituci6n es mis delicado que 6ste.
Hay en el organismo humane zonas sumamente de-
licadas, que denominamos mucosas. Todo tratamien-
to que afecte a esta part del organismo, ha de ha-
cerse con much cuidado, porque a veces la reac-
ci6n cicatrizante produce situaciones fisiol6gicas par-
liculares peores que las que se han deseado remediar
con el tratamiento o la operaci6n.
En este caso se trata una vez mas del matrimonio,


objeto de atenciones tan excesivas per esta Consti-
tuci6nn. Ya en el Dictamen de la Comisi6n Coordi-
nadora se va muy lejos, comparada con otras Cons-
tituciones del mundo. En el Dictamen se adoptan
criterios muy radicals; pero se reglamentan con mu-
cho cuidado. Se hace asi porque no es possible proce-
der a saltos en materials que no solo afectan al orden
pfblico o econ6mico, sino al orden moral y que se
reieren a la manera a como han de regulars las
relaciones amorosas y los derechos que de elias se
produzcan. Esta no es material en que se pueda ha-
cer arrebatados avances, sin tener en cuenta la ley
natural que se expresa en el concept de "Natura
non fecit saltum": la naturaleza no hace nada a
saltos. Hay que auscultar y consultar perfectamente
la consecuencia de cada precepto para no cometer
gravisimos errors. No es la primera vez en la his-
toria que per errors sociol6gicos o antinaturales han
desaparecido pueblos enteros.
Revisese la historic y se vera que muchos passes
extinguidos precipitaron su caida por prActicas con-
trarias a su vitalidad. Unas veces por razones reli-
giosas; otras veces por la falta de protecci6n a la in-
fancia, por el infanticidio usado sistemAticamente o
por instintos llevados a exageraciones viciosas.
En cuanto al orden biol6gico todo lo que se refiere
a la familiar, que es el receptaculo donde se produce

el hijo y se educa, que es la c6dula primera de la so-
ciedad, tiene que producirse con much tiento y cui-
dado.
Orientaciones equivocadas o exageradas pueden
producer regresiones profundas en nuestra sociedad,
a pesar de nuestro deseo de querer reparar toda in-
justicia.
El matrimonio no es una invenci6n retr6gada; el
matrimonio no es ninguna cadena tirinica; el matri-
matrimonio no es ninguna cadena tirdnica; el matri-
monio no es mAs que el amor reglamentado. Las re-
ligiones, al intervenir en los matrimonios, sobre todo
la religion cat6lica, le da un carfcter mistico casi
absolute. Sin embargo, cualquiera que sea el punto
de vista en que nos coloquemos, el matrimonio ha
existido siempre. En su mas simple expresi6n no es
mas que un contrato de permanencia en el amor, y
esto lo practican hasta los salvajes en el Africa. Cuan-
do un hombre de la selva haee una selecci6n espe-
cial, celebra una ceremonia: va a visitar al jefe de
la tribu o al jefe de la familiar donde esta la novia;
le lleva flores, presents, se produce fiestas. Todo
eso es para indicar que ha habido una selecci6n per-
mamente, que se va a crear algo con cierta estabili-
dad; se quiere significar que se ha escogido pfblica-
mente a aquella mujer para madre de los hijos. Esto
no quiere decir que el coraz6n humane no pueda esta-
blecer relaciones de amor, respetables y honestas,
aunque no sean matrimoniales.
De manera que sin near respetos y derechos a to-
da relaaci6n sincera de amor, aunque no haya na-
cido del matrimonio, no debemos exagerar el concep-
to hasta un extreme tal que por proteger esas situa-
ciones, destruyamos al mismo tiempo el sistema ma-
trimonial, haci6ndolo inftil completamente.
Para proteger las unions puramente amorosas,
pero dotadas de respetabilidad y permanencia, no








8 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


tenemos necesidad de despojar totalmente al matri-
monio de su significaci6n.
En el Dictamen de la Comisi6n Coordinadora se
protegen y se respetan las relaciones de amor mante-
nidas de un modo stable entire personas que pue-
den contraer matrtimonio, y se les da car6eter de
matrimonio, pero mediante su individualizaci6n y
comprobaci6n ante el Juez. En la Enmienda se su-
prime esta condici6n. Para que exista y se use el
matrimonio, tenemos que darle alguna significaci6n
y autoridad.
Por medio del voto particular de la doctor Alicia
Hernandez, se declara que toda uni6n permanent
entire personas de capacidad legal para contraer ma-
trimonio, sera considerada igual al matrimonio.
Sefiores Delegados: En el Dictamen nosotros res-
petamos, como he dicho antes, las unions libres,
cuando son permanentes y estables; es decir, que ren-
dimos acatamiento a las relaciones amorosas de ca-
r6cter stable; pero no declaramos -como dice el
voto particular -que todas las unions, por si mis-
mas, de esta naturaleza, tiene cl car6cter matrimo-
nial. Pedimos que cuando esos casos especiales ocu-
rran, sea el Juez quien estudie y aprecie el caso, y
si los hechos concuerdan con los studios, le d6 a la
simple uni6n de amor, las ventajas del matrimonio.
La diferencia que parece pequefia entire el Dic-
tamen y el voto particular, en la realidad result
enorme, puesto que prActicamente elimina la inutili-
dad del matrimonio al hacerlo innecesario en todo
caso.
Si el voto particular fuera aprobado, produciria-
mos una confusion enorme en la via juridica matri-
monial y llevariamos las consecuencias de la revolu-
ci6n political que acabamos de pasar, a sectors de
nuestra vida sentimental y familiar que no tienen
para qu6 ser transformados en la forma radical y
perturbadora que se propone. Ademis, nos separa-
riamos de la ruta juridica que siguen todos los pue-
blos civilizados de la tierra a los cuales estamos ads-
critos por nuestra cultural.
Por todas estas razones consider que el Voto Par-
ticular sostiene principios anAlogos al Dictamen; pe-
ro lo generaliza en forma tal que no pueden acep-
tarse.
Yo respeto los sentimientos elevados que han ins-
pirado la proposici6n, que va encaminada a tratar
de solucionar las relaciones permanentes del senti-
miento. Esto tambi6n lo propone el Dictamen, y
nosotros lo apoyamos. Pero en la forma que indica
el Voto Particular, no hay gradaci6n ninguna, sino
que se declare que todas las unions, sin que inter-
venga el Juez para investigarlas. serin consideradas
matrimonio, si son stables y permanentes. Esta libe-
ralidad que preconiza el Voto Paticular es la que lo
separa del Dictamen y la que yo combat.
Por todas estas razones, sefiores Delegados, esti-
mo que el principio de protecci6n a las unions amo-
rosas de caricter permanent y stable, esti ya man-
tenido y defendido en el Dictamen; pero al mismo
tiempo el Dictamen se produce con. la debida mode-
raci6n y cxige para que esa protecci6n sea consagra-
da que el caso se singularice en una controversial de
carceter juridico, producida ante un Juez, que habra
de ser el que falle con vista de los hechos. Nosotros


debemos por esto aprobar el Dietamen como esta y
rechazar el Voto Particular.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra la sefiora Alicia Hernandez.
SRA. HERNANDEZ (ALICIA): Sefior President y
sefiores Delegados: Ante la defense,' por demds in-
necesaria, que ha hecho el senior Cortina del matri-
monio al que 61 consider por el voto particular pre-
sentado a esta Asamblea, atacado fuertemente, debo
declarar que el senior Cortina esta haciendo una de-
fensa que merece otro motive mejor. No hay tal ata-
que al matrimonio, en modo alguno. Precisamen-
te en la tarde de antier y de hoy hemos votado pre-
ceptos ampliamente generosos y ampliamente pro-
tectores para el matrimonio, y por ello -pidiendo
perd6n a esta Asamblea por la inmodestia que re-
presenta hacer algunas alusiones respect a mi per-
sona, antes de entrar a explicar el motive de mi
enmienda, debo hacer unas aclaraciones que tal vez
desvirtfien las palabras sumamente pesimistas, suma-
mente exageradas, y perd6neme el senior Cortina, que
1l ha vertido esta tarde en contra de nuestro voto
particular.
Cuando nosotros hubimos de presentar en la Sec-
ci6n de Familia y Cultura la idea que recoge nues-
tro voto particular, por los comentarios que alli se
hicieron y por la prensa diaria, un grupo de damas
mal informadas se acercaron hasta mi como a un
ejemplar de rara peligrosidad, y debo declarar, se-
fiores, per si esto, como dije antes, abunda en fa-
vor de mi enmienda, y a pesar tal vez de defrau-
dar algunas opinions sobre mi modest persona,
que la Delegada que habla en su vida privada, tie-
no una linea sencilla, modest, y estrictamente de
acuerdo con la moral en uso, que si result abu-
rrida, es asi.
Pasadas estas aclaraciones debo expresar mi agra-
decimiento a los compafieros de la Secei6n, que a
pesar de los conflietos espirituales, como decia feliz-
mente el senior Guis, que se le plantearon con mo-
tive de la presentaci6n de mi moci6n, la consideraron
durante algfin tiempo y la llevaron al Dictamen
tal como esti hoy en el Dictamen de la Comisi6n Co-
ordinadora, pero que no llena valientemente, a mi
juicio, la necesidad que yo, en aquellos moments,
alegu6, en la Secci6n de Familia y Cultura.
En modo alguno, senior Cortina, en modo alguno,
seflores Delegados, mi enmienda va en contra esa ins-
tituci6n tan basica y medular como es el matrimo-
nio. Pero aunque somos partidarios del matrimonio:
debemos considerar serenamente, como cabe a hom-
bres que estAn haciendo leyes para un pueblo, la
situaci6n actual de 6ste.
Teniendo en cuenta que el derecho nace del he-
chc, estos hombres aqui reunidos para hacer una
Constituci6n que subsane errors del pasado y bus-
car nuevos derroteros para el future, es necesario que
estudien juiciosamente las condiciones de nuestro
medio y lleguen a la conclusion de que hay heehos
en nuestra vida y en nuestra sociedad, a los cua-
les no podemos en modo alguno cerrar los ojos, que
tenemos que darle la frente valienteemente. Y pese
a critical, y. pese a ]os juicios, yo he venido a la
Asamblea a defender, modestamente, de acuerdo con
mi capacidad, a ]a mujer cubana, a la casada, a la








DIARIO DE SESIONES DE LA oONVENCION CONSTITUYENTE 9


soltera, a la blanca, a la negra, a la de todas las
condiciones, he de decir que hay un gran nfimero de
mujeres cubanas que estan atravesando por situacio-
nes dificiles, por situaciones humillantes, que son
tan honradas, y que son tan dignas de merccimiento
como la que mis, porque el hecho de tener una uni6p
de este earActer libre, no justifica para que la con-
sideremos y consideremos su familiar como una fa-
milia fuera de la moral...
SR. FERRARA (ORESTES) : (Interrumpiendo) : Por
qu6 al hombre no? La mujer sigue al hombre. Hay
que defender a los dos; S. S. es representante del
pueblo cubano, no de la mujer solamente.
SRA. HERNANDEZ (ALICIA) : Tiene raz6n el senior
Delegado. En este caso estoy defendiendo a la mu-
jer. Como aqui hay mayoria de hombres, creo que
ahora soy la llamada a hablar.
SR. FERRARA (ORESTES) : Sra. Delegada, yo de-
fiendo a las mujeres tambi6n.
SRA. HERNANDEZ (ALICIA): Y yo a los hombres,
senior Delegado.
De manera que volviendo a la explicaci6n de mi
Voto Particular, quiero decir, que nosotros, tenien-
do en cuenta que el derecho civil que regular las re-
laciones de los individuos entire si segfin la concep-
ci6n romana, toma las necesidades de la sociedad
para plasmarlas en postulados juridicos que prote-
jan a la misma. Y es.un hecho cabal que la mayor
parte de nuestra poblaci6n campesina, y pobre, vi-
ve en este estado de matrimonio de usus -como de-
cia el mismo Dr. Ferrara en dias atras- y que
nosotros hemos llamado unions estables. Y no se
alarmen los sefiores defensores del matrimonio, ni
los casados, que precisamente una de las condicio-
nes de nuestra moci6n es que los individuos que
mantienen esa uni6n sean solteros; es decir, con ca-
pacidad legal para contraer matrimonio y ademis
que la misma sea con caracter singular.
No se precipite el senior Ferrara. Me dice que
por que no se casan, y le voy a contestar.
El Dr. Zaydin en la tarde antes de ayer, en
palabras brillantes, en palabras magnificas, apoya-
das por su ejecutoria pfiblica, por su experiencia
parlamentaria -que quisiera yo para mi siempre
que aqui elevara mi voz para defender a las muje-
res y a los hombres- decia que la mujer vivia en
Cuba sometida 1 la sevicia e inconsecuencia del
hombre. En gran parte yo s6 que muchos hombres,
y entire ellos los sefiores Delegados que nos acom-
pafian, han ido much mis alli en liberar a la
mujer. Pero hay hombres que en estas situaciones
del amor, que defendia el senior Cortina y que nos-
otros no combatimos, que en estas situaciones hacen
prevalecer su secular autoridad de hombres, y la
mujer no tiene mas remedio, aunque tenga muchos
deseos de casarse, que permanecer en ese estado de
indefensi6n. Es decir, que a pesar de haber contri-
buido a un hogar moral, a pesar de haber ayudado
a aquel individuo a hacer una fortune o a ocupar
una posici6n. al cabo de los afios esa mujer se ve
desamparada; esos nifios a los cuales tambien he-
mos venido aqui a defender, sefiores Delegados, se
estan desarrollando en un hogar infeliz bajo la pre-
ci6n de un compiejo de inferioridad.
De manera que si nosotros llevamos al piano juri-


dico esas unions estables, estamos defendiendo a
dos factors tan importantes y tan decisivos como
son la mujer y el nifio, y en modo alguno atacan-
do al matrimonio. Vamos precisamente a proteger
a la masa campesina, a la gente pobre que por falta
de medios econ6micos y hasta por la distancia del
lugar, no puede muchas veces casarse. Adem~s, co-
mo hemos aprobado tantas facilidades para el ma-
trimonio, el Voto Particular que present, hace jus-
ticia a situaciones de hecho que ya existen.
De modo que debe quedar de una manera bien
clara, de una manerabien precisa, que anima a la
Delegada que habla, a presentar esta Moci6n, a la
Asamblea, que tiene ya su antecedente en mi tra-
bajo presentado por una distinguida compafiera df
nuestro Partido Revolucionario Cubano, en ocasi6n
de reunirse una asamblea de mujeres, me mueve a
presentar -repito- esta Moei6n a la Asamblea, sen-
cillamente la idea de proteger a gran nfimero de mu-
jeres cubanas que se encuentran indefensas, de pro-
teger a un gran nfimero de nifios que estan y estarin
en el mayor desamparo.
Es necesario que dejemos los prejuicios de rigor
que pugnan precisamente con lo que hemos dicho
que venimos a defender -la sociedad- cuando en
realidad, si queremos ser sus defensores poniendonos
con arguments extremes a atacar soluciones valien-
tes y decisivas, lo que hacemos es atacar tambi6n a
esa sociedad que pretendemos defender.
Asi es que aprobando tal como esta el Voto PaTti-
cular que ha merecido la atenci6n de los sefiores De-
Ihgados, no vamos contra el matrimmnio ni vamos
cinira la familiar, que no ha sido m.unca esc mi
pensamiento ni ha sido tampoco mi intensi6n. Muy
,; contrario, es regularizar, darle normas juridicas
a una series de families que en estos m,:nentns se en-
cuentran fuera del status quo Ic la scciedad.
Sefiores Delegados, tenemos que ser valientes. No
pensemos que nos van a tachar de radicales, no pen-
semos que nos van a tachar de contrarios al matri-
monio y al amor, y esto parece un sarcasm Jha-
blando de estas unions estables; aprobando mi Mo-
ci6n no vamos en modo alguno contra ninguna de
esas instituciones; al contrario, las favorecemos.
Por ello es que pido a los sefiores Delegados la
aprobaci6n de mi Voto Particular.
,SR. CORTINA (JOSE MANUEL): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Ya estan
consumidos los dos turnos.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : Yo lie sido aludi-
do personalmente y tengo que contestar...
SR. PRESIDENT (GRAU 'SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Cortina.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL): He sido aludido
y tengo que contestar lo mhs brevemente possible.
Es penoso a veces defender algunos principios en
esta Asamblea, sobre todo si se refieren a problems
que despiertan apasionamientos sentimentales.
Cumplo este rudo y dificil deber por el prop6sito
inquebrantable que me he hecho de servir a mi pa-
tria, manteniendo con sinceridad y energia mis con-
vicciones, cualquiera que sea el 6xito o no de mis
ideas o la popularidad o impopularidad que ello pue-
,da producirme. Me satisface solo tener la convicci6n







10 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


de que cumplo cor. mi deber. En estos debates inva-
ci6n constructive de colaboradores del bien o de la
verdad, sino en la posici6n de adversario de aquello
mismo que estamos defendiendo. pero garantizando
o potegienedo de otra manera. Si se trata del trala-
jo, y se propone algo err6neo y lo combatimos, se dice
que somos enemigos del trabajo; si es algo relacio-
nado con el obrero, se dice que somos enemigos del
obrero, si es algo relacionado con el amor o el na-
trimonio, que pretendemos negarle sus divinas fuer-
zas a ese maravilloso sentimiento del amor.
amor.
Vean ustedes como yo, que tanto respeto al amor
sincero, result ahora tambien enemigo del amor!
Yo no he dieho, ni much menos, que mi distin-
guida compafiera la Convencional Alicia Hern6ndez
haya atacado al matrimonio. Ella ha hecho una pro-
posici6n tendiente a darle caricter matrimonial a
todas las unions estables existentes entire personas
que puedan casarse. Con motive de ello, yo he hablado
de la importancia hist6rica del matrimonio como m6-
todo pfblico y permanent para fijar la selecci6n
que hace el hombre de la mujer con quien vive per-
manentemente y forma una familiar. No he hablado
del matrimonio religioso ni civil; he hablado del ma-
trimonio desde el punto de vista biol6gico y como mB-
todo para producer ordenadamente la reproducei6n
de la especie y la regulaci6n de la familiar.
Con motive de todo esto he tenido que hacer con-
sideraciones para impugnar el radicalismo de la pro-
posici6n formulada. Yo s6 perfectamente que, como
decia Diderot, el sentimiento mas caprichoso y mu-
dable que existed es el del amor; pero esto mismo,
cuando el amor se relaciona con la estabilidad y la
familiar, me.lleva a oponerme a que se haga inftil e
innecesario el matrimonio, lo cual no excluye el res-
peto y protecci6n a ciertas unions no matrimoniales.
De manera que mis palabras no van a combatir la
protecci6n que debe darse al amor permanent aun-
que no est6 legalizado. Es mas: creo que el matrimo-
nio sin amor previo, sin que previamente se hayan
entendido los corazones, no merece respeto, porque
es s6o1 entoncees un frio intercambio de intereeses
econ6micos y de egoistas conveniencias.
El matrimonio sin amor no es una buena institu-
ci6n; acaso es una perturbaci6n. Creo que al matri-
monio, lo debe preceder siempre un sentimiento de
compenetraci6n spiritual, que es la verdadera vin-
culaci6n entire un hombre y una mujer, lo que reco-
nozco que puede existir tambien sin que haya media-
do el matrimonio.
Hechas estas aclaraciones de car6cter filos6fico,
necesito recorder que aqui no estamos hacienda un
C6digo sentimental, sino una Constituci6n political
para reglamentar a un pueblo de acuerdo con su
historic y su tradici6n. La diferencia de mi criteria,
que es el de la Comisi6n Coordinadora, con el pun-
to de vista de la Convencional sefiora Hernandez, no
es que queramos reconocer la fuerza moral de cier-
tas unions, pero queremos que esto se haga espe-
cializando y singularizando el caso ante el Juez. Lo
que yo combat es el radicalismo de la proposici6n,
porque tiene una extension y generalidad inconve-
nientes.
No nos oponemos, pues, a que se proteja la uni6n


singular y stable por personas que puedan casarse.
Esto esta ya previsto en el Dictamen. La diferencia
es que en el Voto Particular, con el afdn sentimental
y noble de remediar un mal, se puede producer per
reacci6n un mal much mayor. Debemos colocarnos
en el just medio: no destruir lo existente y, sin
embargo, remediar la injusticia.
Por eso, mirando el problema con la fria 16gica
conque hay que eexaminar los problems de Estado,
me opongo al Voto Particular.
Mis palabras no han estado encaminadas a estu-
diar los problems matrimoniales, sino a defender
el criteria de la Comisi6n, que ha resuelto ese pro-
blema planteado por la sefiora Hernandez; ha res-
petado el sentimiento human profundamente res-
petable; pero lo ha hecho dentro del sistema juri-
dice e hist6rico predominante en Cuba, y ha dejado
al mismo tiempo al matrimonio con las garantias
que la ley ha otorgado siempre como forma de es-
tablecer unions de amor enecaminadas a criar una
familiar y mantener la perpetuidad de ]a especie.
,SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se va a
someter a votaci6n el Voto Particular de la sefiora
HernAndez.
'SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Nominal.
Los que est6n conformes con el Vote Particular vo-
tarAn que si; los que no esten conformes, votardn
que no.
(Se efect'za la votacidn).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN): Han votado
63 sefiores Delegados: 41 que no y 22 que si.
Votaron en contra los sefiores: Alom6, Alvarez,
Gonzdlez, Alvarez de la Vega, Andreu, Benitez, Bra-
vo Acosta, Cabrera, Corona, Cortina, Correoso, Co-
yula, Cuervo, Dellundj, Don, Duarte, Esteva, Fer-
ndndez de Castro, Ferrara, Ferro, Fuweyo, Guds In-
cldn, Ichaso, Jay, Lopez Negr6n, Mafjach, Mdrquez
Sterling, Martinez Fraga, Martinez Sdenz, Mendi-
gutia, Meso, Ntiiez Mesa, Pons, Prio, Rey, Rodri-
guez Cartas, Silva, Villar, Villoch, Vinent, Nfiiez
Portuondo y Boada.
Votaron a !favor los sefiores: Capablanca, Cor-
dero, Chibds, Dihigo, Galano, Garcia Agilero, Gar-
cia Rodriguez, Herndndez de la Barca, Laurent,
Maceo, Marinello, Mesa, Mujal, Ochoa, Parrado, Ro-
ca, Rodriguez Rodriguez, Sdnchez Mastrapa, Vilar,
Zaydin y Grau.
Queda rechazado el Voto Particular. Tiene la pa-
labra el sefor Alvarez para explicar su voto.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : La renuncio.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra para explicar su voto el senior Capablanca.
SR. CAPABLANCA (RAMIRO): Sefior President y
sefiores Delegados: Aunque parezca parad6gico, el
Voto Particular de la compafiera sefiora Hernondez,
lejos de constituir en el fondo un ataque al matri-
monio entrafia una defense del mismo.
)Hace algfin tiempo, en una brillantisima confe-
rencia pronunciada per el Profesor titular de esta
material en la Universidad Nacional, abogaba el ilus-
tre compafero que menciono, precisamente por la
reglamentaci6n del concubinato. En esta Conferen-
cia, que 61 titul6: "Uniones libres o concubinarias",
decia lo siguiente: "Las edtadisticas, los hechos...
(sigue leyendo)."








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE -11


El matrimonio crea un vinculo juridico; el ma-
trimonio ata al hombre. El concubinato, no. Y
cuando los hombres sepan que tienen obligaciones
con motive del ccncubinato para con la mujer y
para con los hijos que tengan de esa uni6n libre, en-
tonces no iran al concubinato, sino al matrimonio.
Por eso decia que, lejos de ser un ataque al matri-
monio, es defense del matrimonio. Al no enten-
derlo asi en muchos paises, que, apart6ndose de la le-
gislaci6n Romana y de la legislaci6ii de las Partidas,
dcnde se reglamentaba esta forma de matrimonio,
la condenaban, pxodujeron como consecuencia de
esa proscripci6n del concubinato el aumento de los
mismos, la disminuci6n de los nacimientos y el au-
mento de los abortos.
Por eso he votado que si a la enmienda de la
compafiera Alicia Hernandez.

SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tien'e la pa.
labra el senior Fernandez de Castro, para explicar su
voto.
SR. FERNANDEZ DE CASTRO (Josg A.): Sefior Pre-
sidente y sefiores Delegados: He votado en con-
tra del veto particular de la compafiera Alicia Her-
nfndez, antes que nada, porque lo creo innecesario.
Ese mal que ella quiere subsanar, ya esta amplia-
mente comprendido en el dictamen de la Comisi6n
Coordinadora, en su pirrafo tercero.
Yo no podria, en ningfin moment, aceptar come
instituci6n national ese matrimonio de "uso" que
vendria a relajar afin mas nuestras costumbres pii-
blicas, aunque en mi cardcter de abogado en ejerci-
eio comprendo que en el order econ6mico, se nos
presentan muchisimos problems, nacidos de la or-
ganizaci6n de estos hogares irregulares, que con la
actual vigente Ley, no se pueden resolver; pero 6se
no es motivo suficiente que me obligue a establecer
en Cuba una institnci6n que ya est6 en desuso.

Eni mi oficina de Bayamo, recintemente, se ma
ha presentado el caso tipico que esta perfectamente
comprendido en el pirrafo tercero del dictamen, a
tal extreme, que parece que sus redactores ban te-
nido otros casos semejantes. Hace unos cuantos me-
ses cuando estibamos construyendo los pabellones
de la Exposici6n Ganadera Nacional, un obrero del
departamerito de Obras Pfiblicas al regresar de su
trabajo, tuvo la desgracia de que se volcara el ca-
mi6n en que viajaba y se mat6. A mi me toe6 ir
personalmente a ]as oficinas del Gobierno a intere-
sarme por su viuda" e hijos, ya que estos expedientes
se tramitan de oficio, y descubri por la documen-
taci6n presentada uoe no eran casados, que tenian
17 afios de vivir en coieubinato, que tenian tres
hijcs, que nincuno estaba inscripto ni reconocido
y que ambos habian estado en aptitud legal para con-
traer nupeias.

Aqui tiene ustedes el caso tipico especial, el case
corriente que se relaciona con la parte econ6mica,
problema que nosotros debemos resolver .como cases
especiales y nunica come una generalidad que com-
prenda un precepto constitutional inflexible, si no
per una disposici6n de la Ley Civil.


Este caso que yo present, que es muy repetido
en la Isla de Cuba en la parte econ6mica en rela-
ci6n con el concubinato o coni este matrimonio ile-
gal, queda perfectamente resuelto en el pirrafo ter-
cero del dictamen de la Comisi6n; posiblemente sea
este el motive mas important de mi negative a vo-
tar favorablemente.

Pero a mayor abundamiento: hace unas cuantas
tardes, aqui en este hemiciclo, present uni voto parti-
cular en relaci6n con el articulo 15 del Dictamen,
respect a la naturalizaci6n de los extranjeros, a
los cuales yo queria poner toda clase de trabas, por
que tengo entendido que nosotros debiamos amparar,
en todo lo possible a los natives y tambi6n a los na-
turalizados que ya conviven con nosotros y nos han
ayudado a elevar a nuestro pais al estado de pros-
peridad y civilizaei6n en que actualmente se encuen-
tra. Por eso me oponia a la aprobaci6n del parrafo
segundo de este articulo que naturaliza a los ex-
tranjeros a trav6s del matrimonio con cubana y te-
mia el establecimiento d4e agencies matrimoUiales
que sirvieran para ese fin. Y el argument que mas
fuertemente esgrimi6 contra mi voto la sefiora Her-
nandez, y que sirvi6 para que mis enemigos politi-
cos publicaran articulos combati6ndome, fu6 que yo
estaba atacando a la mujer cubana y que era in-
calificable que un cubano come yo, pudiera supo-
ner que la mujer cubana fuera capaz de contraer ma-
trimonio con un extranjero a trav6s de una agencia
matrimonial.
Y ahora a mi me parece algo extrafio que sea mi
compafiera la propia sefiora HernAndez quien aqui
quiera establecer una instituci6n para constituir o
celebrar el matrimonio legal a trav6s de un "amo-
rio" o dc un "concubinato". Adermas, y voy a ter-
minar porque no tengo nada mas que tres minutes
disponibles ...
SRA. HERNANDEZ (ALICIA): En su oportunidad
senior Presidente, para contestar alusiones.
SR. FERNANDEZ DE CASTRO (JOSt A.): ...los indi
viduos que tengan capacidad para contraer matri-
monio, es decir, que searn libres y despues que esta
propia Asamblea ha acordado que el matrimonio ci-
vil es completamente gratuito; para dar afin mas
facilidades a los que deseen contraerlo; todo lo que
tienen que hacer'esos sefiores que utilizan el matri-
monio de "use" es, salir con dos testigos y los do-
cumentos ccrrespondientes, presentarlos en el juz-
gado de su Demarcaci6n y acto continue el Juez pro-
cede a iniciar el matrimonio. Y hay algo m6s: si
alguna de las dos parties ha sido casado, es decir,
que si ha concebido un hijo fuera del matrimonio,
entonces, de acuerdo con las actuales leyes de la
Repuiblica. el Juez lo reconoce come hiio legitimo.
y de legitimo matrimonio come se decia antigua-
mente.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tieine la pa.
labra el senior Ichaso, para explicar su voto.
SR. ICHASO (FRANCISCO) : Sefior Presidente y se-
fores Delegados: He votado en contra de la en-
mienda pre distinguida compafiera sefiora Hern6ndez, no porque







12 DIARIO DE -SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


estt en contra del espiritu de esa enmienda, que es-
timo just, amplio, generoso y human, sino por-
que creo que e1 pirrafo tercero del Articulo del Die-
tamen recoge enteramente ese espiritu y, al mismo
tiempo, result mis serio, mis garantizador, no s6lo
para el interns de los participants en esas unions
singulares y estables, sino para el interns social que,
de acuerdo con nuestra tradici6n y con nuestra or-
ganizaci6n familiar, descansa en el matrimonio.
Basta dar lectura a este parrafo, para comprender-
lo asi: (Lee).

La enmienda de !a doctor Alicia HernAndez quie-
re que ]a equiparaci6n se produzca de un modo au-
tomAtico, por la sola existencia de la uni6n sin-
gular y stable. El articulo del dictamen da inter-
venci6n a los Tribinales, lo cual constituye una ga-
rantia y, al mismo tiempo, sefiores, un estimulo pa-
ra el matrimonio. 1 Qu6 queremos nosotros: que se
.difunda 3 vigorice el matrimonio en Cuba, que se
case. mas gente, sRbre todo entree los campesinos?
i.No hemos establecido a ese fin un precepto ya-en
virtud del eual el matrimonio judicial es gratuito?
Pues si queremos que el matrimonio aumente, a
que viene esa enmienda de la doctor Hernandez d&
Sia Barca, en la que parece decirsele al pueblo quo
con la simple uni6n concubinaria le basta para pro-
ducir el vinculo juridico que el matrimonio garan-
tiza ?

Creo, seiiores, que los Tribunales cubanos ya han
declarado que las unions estables produce econ6-
micamente los efectos legales del matrimonio. Es
innegable, que se debe amparar a la mujer, en los
casos de esas unions singulares; pero, al mismo tiem-
po. hay que proteger el interns social, y el interns
social se protege dando intervenci6n en estos pro-
Sblemas a los Tribunales de Justicia.

SR. PRESIDENT (GRAU SAN 'MARTIN) : Tierie la pa.
labra el senior Mafiech para explicar su voto.

SR. MANACH (JORGE): Brevemente, senior Presi-
dente y sefiores Delegados, para explicar que he vo-
tado en contra de la enmienda de la doctor Her-
nandez por las razones que acaba de expresar el se-
fior Ichaso, y por esta raz6ni: por estimar el De-
legado que habla, que el matrimonio no es simple-
mente una simple asociaci6n mecnuica, un hecho
puramente fisico, sine algo que se produce en un
ambito spiritual, que comporta valores morales,
por lo cual solamente un Tribunal de Justicia, con
las solemnidades del caso, debe conocer de las excep-
ciones que se puedari hacer al regimen juridico que
regular el matrimonio como norma de la vida fami-
liar. Por esa raz6n, aunque creo que en muchos ca-
sos se debe, efectivamente otorgarles validez a esas
unions de heeho creo aue la tarea delicadisima de
determinar cuando existen realmente en esas unio-
nes'circunstancias y fines comparable a los del ma-
trimonio, debe reposar en manos de un tribunal de
justicia y no en los preceptos puramente automa-
ticos de la ley.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Se va a
dar lecture a una enmienda.


(El Oficial de Actas lee).
A LA CONVIENCION CONSTITUYENTE
El Delegado que suscribe, inconforme con el pro-
yeeto de la Secci6n de FAMILIA Y CULTURA sn
lo referido al Articulo 1, propone ]a siguiente en-
mienda:
Entre los primero y segundo pArrafos del referido
articulo debe interealarse el siguiente:
"El Estado reconocera como legitimo matrimonio
los contraidos legalmente hasta la promulgaci6n de
esta Constituci6n, y los que en lo adelante se cele-
braren anle los funcioi;arios eiviles que la ley deter
mine".
El prrrafo tereero debe sustituirse por el siguien-
te;
"La uni6n permanent entire dos personas capa-
ces para contraer matrimonio y con el 6nimo y for-
malidades exteriores de dlnstituir familiar, qued2a
equiparada al matrimonio, y los Tribuna'es podrin
reconocerlo a instaneia de parte interesada, en cual-
quier tiempo Yv con la intervenci6n del Ministerio
Fiscal".
El Delcgado que suseribe entiende .que precede
inlercalar el precepto que se recomienda, en virtud
de que el texto del Dictamen no establece con cla-
ridad que el finice matrimoniQ legalmente realiza-
do en Cuba lo es el Civil, siio que se limita a de-
clarar bajo ]a protecci6n del Estado el matrimonio,
(que lo mismo puede ser civil que religioso) y de-
clarar tambi6n que el matrimonio efectuado por fun-
cionario judicial serA gratuito; lo que tampoco ex-
cluye el reconocimiento de un matrimonio religioso.
Hoy en virtud de la legislaci6n en vigor, ciertamen-
te s6lo tiene validez el matrimonio civil, pero in-
cuestionablemente es que la nueva Constituci6n, si
el Dictamen se aprueba, lejos de fijar esa circunstan-
cia concretamente, deja el amino Pbierto para que,
sin que se la vulnere, el Estado pueda reconocer la
facultad de practicarse en el territorio national, el
matrimonio religioso.

La segunda enmienda contiene el espiritu del ph-
rrafo tercero del Articulo lo. del DTeTamer, pero en
su letra se aclara en forma que no deja lugar a du-
das, la actitud del Estado frente al hecho de las
unions no realizadas ante los funcionarios que las
leyes determine, y que, sin embargo, no contrarian
las leyes.
('Fdo.) Manuel Parrado Rodes.
SR. ZAYDfN (RAM6N) : Para una cuesti6ni de or-
den.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Para una
cuesti6n de orden tiene la palabra el senior Zaydin.
SR. ZAYDfN (RAM6N) : Tengo presentada una en-
mienda que estimo es mAs radical que la que se ha
leido, porque la enmienda leida viene a dejar a los
Tribunales de Justicia el que puedan reconocer la va-
lidez de estas unions libres, mientras que la enmien-
da que yo presentW establece que la ley deber& re-
gularlas, por lo cual estimo que es m6s radical.








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 13
M _


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): 0e
dar lecture a la enmienda del senior Zaydin.


va a


(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA
al pArrafo tercero del articulo 53 del Dictamen
de ]a Comisi6n Coordinadora:
La ley determinari los casos en que la uni6n libre
entire personas con capacidad legal para contraer ma-
trimonio, sera equiparada, por su estabilidad y singu-
laridad al matrimonio civil, en: los derechos y obli-
gaciones.
(Fdo.) Ram6n Zaydin.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): La enmien-
da del senior Parrado substitute un parrafo del Dic-
tamen y por eso la Presidencia entendi6 que era mas
radical, no obstante eso, se puede poner a discusi6n
la enmienda del sefor Zaydin si la Asamblea en'tien-
de que es mas radical todavia.
SR. FERRARA (ORESTES): Pido la palabra en con-
tra de la enmienda del senior Zaydin.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tien'e la pa.
labra el senior Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES): Solamente para decir,
que la enmienda del senior Zaydin no es ni m6s ra-
dical ni menos radical, sino que no dice n'ada, por-
que la ley puede hacer regular los matrimonies de
uso, es evidence que lo puede hacer, auin si no hay
ningin precepto dentro de ]a Constituci6n, de ma-
nera, que no hace mas que dar una indicaci6ri, no es
nada preceptive, ni es nada obligatorio. "La ley
podrA regularr, no debeiia, podrA regular, y al
mismo tiempo, si los legisladores opinan de una ma-
nera distinta a como opinamos nosotros hey, nun-
ca harAn la ley, y por lo tanlto, me parece que votar
la enmienda del senior Zaydin o no votarla, es dejar
las cosas como estAn en la actualidad, mientras que
la Constituyente, segfin parece, desea poner un re-
medio fijo, determinado, a estas unions ilegales y
desea, en determinadcs casos, recoriocer determinados
derechos, tanto a ]a mujer como al hombre y como a
los hijos tambi6n. Por estas razones, indico a la
Asamblea, que votar la enmienda del senior Zaydin,
es dejar las cosas como estan hoy, y la idea de la
Asamblea es establecer un precepto, dar una solu-
ci6n a este problema, y creo, que la Convenci6n Cons-
tituyente tiene raz6n y no el sefor Zaydin.
'SR. ZAYDIN (RAM6N): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tien'e la pa.
labra el senior Zavdin.
SR. ZAYD1N (RAM6N): Agradezco al senior Fe-
rrara que me haya dado la oportunidad de poder
defender mi enmienda, y al propio tempo, tengo que
suponer, dada la cultural y mentalidad del doctor
Ferarra, .que al esgrimir los arguments que es-
grimi6, lo ha hecho unica y exclusivamente, para
proporcionarme a mi esta oportunidad...
SR. FERRARA (OREsTES) : Yo no estoy en! discu-
si6n. Me refiero a la enmienda.


SR. ZAYDIN (RAM6N): ... porque, senior Pre-
sidente y sefiores Delegados, no dice mi enmienda
lo que el doctor Ferrara le atribuye, y no me pare-
ce que sera del caso repetir ahora que al doctor
Ferrara le ocurre ien estas circunstancias lo que
hubiera ocurrido tambi6n cuando combati6 o pidi6
aclaraciones sobre otra enmienda mia, una vez que
se empefi6, que tuvo que retirar su aclaraci6n por-
que habia oldo mal.
Mi enmienda no dice "podra", mi enmienda, por
el contrario, dice, "]a ley determinara", luego, si el
doctor Ferrara queria decir con ello que debia de-
cir deberi, lo esta diciendo en terminos imperati-
vos y categ6ricos mi enmienda.
Y ahora voy a explicar el por q a se aparta del
Dictamen. El Dietamen dice: "Los tribunales de-
termirin con plenio arbitrio, los casos... etc".


SEso es algo nuevo absolutamente? No. No
es nada nuevo que los tribunales de justicia pue-
dan precisamente interpreter la existencia de la so-
ciedad legal de gaianciales, y por consiguiente, de
las relaciones juridico-econ6micas qae nacen del ma-
trimonio a virtud de uni6n. En cambio, la enmien-
da mia trata de elevar el principio que se establece
en el Dictamen a un rango y a una categoria superior,
hacienda que la ley determine, fija y concretamerite,
para que los tribunales no puedan hacer lo que han
venido hacienda en determinadas ocasiones, que re-
huir, mediante interpretaciones equivocadas de pre-
ceptos del C6digo Civil, lo que constitute la raz6n
y existencia de esas unions libres de carhcter esta-
ble y duradero, contraidas por personas que estan
en aptitud de poder precisamente, contraer matri-
monio.
No es este problema nuevo absolutamente. Es
nuevo para nuestro C6digo Civil, que olvid6, como
muchas otras cosas, por un sentido de imitaci6n del
C6digo de Napole6n de 1804, antecedentes juridicos
de sus propias legislaciones, mAs amplia, mis huma-
na, mas just, y mis equitativa que aquel C6digo
que inspirara en sus discusiones el Gran Corso.
Asi no solamente recordando aquel matrimonio
de usus a que se refiere el Derecho Romano, sino
tambien al Fuero Juzgo, en la Ley Siete, Titulo
Quinto, Libro Tercero, el Fuero Viejo, en las Le-
yes Una y Dos, articulo Sexto, Libro Quinto, el
Fuero Real, en la Ley Tercera, Titulo Octavo, Li-
bro Cuarto, las Leyes de Partidas, nosotros podemos
encontrar como el llamado concubinato en las Leyes
de Partida, calific6 a la concubina de barragana. Esti
perfectamente defendido por los derechos y obligacio-
nes en las relaciones juridico-econ6micas de esta insti-
tuei6n. Asi nos encontramos en la cuarta partida del
titulo 14, que habla de las otras mujeres que tienen
homes que no son sus maridos, y en la Ley segun-
da cual muier puede ser reeibida por "barragana".
de donde toma ese nombre; en la Ley segunda del
Titulo 14, dice: "bien puede haber barragana, y
de qu6 manera"; en la Ley tercera, titulo 14, "cuA-
les son las mujeres que no deben recibir por la
barragana los hombres nobles y de gran linaje".
Es decir, que hay antecedenftes juridicos hist6ri-
cos suficientes, para que esta Constituci6n pueda ser







14 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


nuevamente restablecida en nuestra legislaci6n, por-
que el C6digo de Napole6n, despu6s de la Revolu-
ci6n Francesa, hubiera de declarar la igualdad en-
tre las unions libres, contraidas por personas con
aptitud para el matrimonio, o sea, que eran iguales
a los matrimonios civiles, viene a modificar la orien-
taci6n para no contener ningfin precepto autorizan-
te de las mismas. La explicaci6n la pod6is encon-
trar en un Tratado de Derecho Civil que hoy esta
en manos de todos los Abogados... cuando nos ex-
plica qu6 razones se adujeron de moral y de es-
cindolo, cuando se manifesto y se dijo que se iba con-
tra la instituci6n del matrimonio, porque de este modo
se iba a declarar la igualdad ante las unions libres
celebradas a espa!das de la Ley por los hombres, para
crearse situaciones de ventaja, muchas veces, mu-
chas veces han exagerado la piedra filosofal del es-
cAndalo y la moral, pero han olvidado al mismo
tiempo que el concubinato es un hecho frente al
derecho, que represent un cuadro de realidad, y
es la fuerza active de la vida la que tiene que reco-
gerlo, pero al propio tiempo, cuando el derecho es
omiso, regular esta clase de unions libres es am-
pararlas, porque no se las prohibe, sino por el con-
trario, lo que se hace es dejarlas en libertad para
organizarse, situdndolas en un plano de privilegio
sobre el matrimonio, porque el concubino no tiene
derechos ni tiene obligaciones como las tiene el ma-
rido en el matrimonio; no tiene que proteger, no
tiene que alimentar, no tiene que sostener ni cuidar
a la mujer, y no tiene tampoco la obligaci6n de pro-
teger, de alimentar, ni de educar a los hijos, y de
esta manera result que el hijo de la procreaci6n,
que el hombre dentro de la instituci6n del estado no
puede mirar con un concept puramente biol6gico,
sino spiritual, en tanto sea hombre, en tanto forme
parte del Estado, como sujeto de derecho, y no de-
jarlo sumido en el abandon, por el incumplimien-
to de los deberes y obligaciones de los que lo tra-
jeron al mundo, precisamente, porque la ley a nom-
bre de una moral protectora, en contra pre-
cisamente del vicio y la coneupiseeneia y escon-
diendo la cabeza como el avestruz, deja en el des-
amparo la defense del matrimonio, no regular
Psas situaciones que pueden crearse por las per-
sonas con aptitud de matrimonio, lo cual es un
contrasentido y una contradicei6n, porque precisa-
mente, es la line de menos resistencia del hombre, y
el hombre va a ese concubinato porque no le crea de-
beres ni obligaciones de ninguna clase, en vez de ir
al matrimonio, en donde se eneuentra con una se-
rie de deberes y obligaciones para con el hogar, la
familiar, la' mujer y los hijos.
Pero dejar eso al arbitrio de los tribunales de jus,
ticia, como dice el Dictamen, seria solamente rear
]a naturaleza de los pleitos, que no siempre pueden
ser llevados por quienes preeisamente son los que
se encuentran en la mayoria de los casos en esta
situaci6n, sino finica y exclusivamente por los que
tienen recursos de caracter econ6mico para poder
pleitear ante los Tribunales de Justicia.
Asi podriamos decir que el precepto fu6 necesa-
rio porque la jurisprudencia en otros paises se ha
abierto paso, como la jurisprudencia franeesa, por
la Sentencia de Paris de 1876, para determinar los


casos en que el concubinato ha tenido caracter de
natural a los efectos civiles del matrimonio celebra-
do con arreglo a la Ley. Y en otros casos, nuestra
propia jurisprudencia, en la Sentencia de 1922, que
reconoci6 la existencia a los efectos de la division
de una sociedad legal de gananciales, solamente que
no quiso l!egar al paso de advance de situar el proble-
ma juridico en su verdadera entrafia medular, si-
no que comprendiendo toda la moral y toda la jus-
ticia del asunto, solamente tom6 como element la
existencia del hogar, el nfimero de afios de vida,
la comunidad existente, y lo viene a resolver por
raa6n de una soeiedad civil de gananciales; por
otras Sentencias de 1928 y de 1930, pareee como que
si se asintiera con aquella tesis avanzada y se estable-
ciera un retroceso en la interpretaci6n juridica de
de la sentencia del 22, y dice que dejar eso al ar-
bitrio de los tribunales no seria mas que rear una
norma en el sistema de la interpretaci6n libre.
SQuB esta dando el Dictamen, en cambio Nos-
otros iremos siguiendo en esto las rutas trazadas per
el C6digo Social, de la legislaci6n Franco-Sajona
de que tanto se ha hablado aqui, y de todas las mo-
dernas orientaciones civilistas.
Asi pues, como por otra parte .-e ha dicho aqui
en que consiste esto, yo quiero sefialar que nada me-
nos que en el C6digo Civil de la Repfiblica de los Es-
tados Unidos de Mexico, er' el Articulo 1635, se de-
clara la sucesi6n de la concubina en estos t4rminos:
"La mujer con que el autor de la herencia viva co-
mo si fuera su marido durante los cinco afios que
precedieron inmediatamente a pst muerte, con la
que tuvo hijos...
Y es por esta raz6n que se ha estimado regular en
la Ley los casos, modalidades y circunstancias tan
diversos que concurren en estas unions libres de
caricter permanent, porque alli donde el hombre
se encuentra con un conjunto de obligaciones inhe-
rentes al matrimonio, no tendrA por qu6 ir a bus-
car la puerta falsa del amor libre que ha sido se-
millero de esos hijos sin padres que van a las casas
cunas y que son las carnes del presidio del mafia-
na; no quedarA tampoco la coinsecuencia que hemos
palpado dentro de la tragedia social de nuestro pais,
de estas unions libres product tambien de la mez-
cla de razas, asi como con extranjeros que han lle-
gado a nuestra patria aqui a buscar una posi-
ci6n de character econ6mico y que no tienen los re-
cursos necesarios para poder realizarla sobre su jui-
cio, buscan en la uni6n iibre con una mujer de
rango humilde, todas las garantias y comodidades
del hogar, ha tenido con ella hijos... pero, m6s tar-
de, cuando ha crecido en la fortune, la ha abandonado,
cas6ndose con una de rango superior o de buena
posici6n social, o se ha ido lejos de Cuba, dejando
abandonada la mujer y los hijos y no tienen un aso-
mo de arrepentimiento; toman la mujer como instru-
mento de licencia y .de libertinaje, toman las muje-
res como instrument de placer, le ponen' una casa
han estimado que no tienen responsabilidad nin-
guna ni obligaciones, ni con la mujer, que perdi6,
durante esos afios, el frescor de su belleza y d.e su ju-
ventud, ni con aquellos hijos, creados en el momen-
to del placer, y no quieren asumir la responsabili-
dad ni el deber de esa situaci6n.








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 15


Nosotros, los que tratamos mediante este principio
defensive, lo que queremos de una manera categ6rica
que se determine y fije en la Constituci6n y se regule
despu6s en la ley, es precisamente evitar el vicio de
la coneupiscencia que corroe el matrimonio, que se
morali.e, que se neutralize mediante la forma de la
igualdad de estas unions libres, porque entonces no
sera necesario ir a buscar la irresponsabilidad y la
libertad exenta de deberes y de derechos del amor
libre, sino que se irA por el camino recto del matri-
monio a hacer la familiar, y entonces no se ofrecera
el especticulo de -esos hijos sin padres, de esos hijos
sin familiar, sin nombre, sin apellido, abandonados
a la sociedad, y entonces no tendremos la pobre mu-
jer seducida en los afios de juventud por el hombre,
abandonada cuando la primavera de la vida ha pa-
sado para ir a parar al vicio y a la prostituci6n.
No cobijamos, pues, esos vicios...
SR. ALVAREZ (AURELIO): MMe permit S. S. una
interrupci6n con la venia de la Presidencia?
SR. ZAYDIN (RAM6N): Con much gusto.
SR. ALVAREZ (ATRELIO): Es que S. S. ha estima-
do que la enmienda va dirigida a impedir to.do
eso... Pues, efectivamente, la enmienda no dice na-
da de eso.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Eso cree el senior Alvarez,
pero ese es un criterio muy particular del senior Al-
varez; ademis, 6sa no es forma de razonar ni dia-
16etica para el debate... a mi me gusta polemizar,
pero no, jams, utilizar ese medio que no resuelve
nada, sino demostrarlo.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Con la venia de la Pre-
sideneia...
Para rogar al senior Zaydin que tenga la bondad de
leer la enmienda, ya que sus arguments, no pa-
recedr concordar con ella, estin en ]a mente del Dr.
Zaydin, pero que la enmienda no comprende.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Porque el senior Alvarez
solamente ha prestado atenci6n a las uiltimas pa-
labras por mi pronunciadas; no ha oido todo el in-
forme por mi expuesto, no ha seguido la sistemati-
ca juridico social y jurisprudencial, de nuestro Tri-
bunal Supremo, en la material; pero si el senior Al-
varez hubiera .escuchado con atenici6n cuando yo ex-
ponia esa sistemitica juridico social, veria como, pre-
cisamente, por medio de la enmienda, llev6ndolo a
la ley que regule esta material y no dejhndolo al
arbitrio de los Tribunales de Justicia, busco que se
puede llegar a consagrar este principio de morali-
dad.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se pone a
votaci6n la enmienda del senior Zaydin.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Votaci6n nominal, senior
Presidenite.
SR. MAFACH (JORGE): Sefior Presidente: Que se
lea de nuevo la enmienda.
SR PRESIDENTE (GRAU SAN MARTIN) : Asi se hard.
(El Oficial de Actas la lee nuevamente).


SR. PRESIDENT (GRAU S
nominal. Los sefiores Deleg
do votarhn que si; los que e
(Se efectia la votaci6n).


AN MAKTIN) : Votaci6n
ados que est6n de acuer-
stWn opuestos, que nro.


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : 1,Falta al-
gin senior Delegado por votar?
IIan votado 65 seficres Delegados: 58 que no y
7 que si.
Votaron en contra los seiiores: Alomd, Alvarez de
la Vega, Alvarez Gonzdlez, Andrew, Benitez, Bravo
Acosta, Busto, Cabrera, Calvo, Capablanca, Corde-
ro, Corona, Cortina, Correoso, Coyula, Cuervo,
Dellunde, Don, .Duarte, Esteva, Ferndndez de Cas-
tro, Ferrara, Ferro. Pueyo, Ga4rcia Agiiero, Guds
Incldn, Herndndez de la Barca, Ichaso, Jay, Lau-
rent, L6pez Negr6n, Maceo, Manach, Marinello, Mdr-
quez Sterling, 'Martinez Fraga, Martinez Sdenz,
Mendigutia, Meso, Nfieez M]esa, Ochoa, Parrado,
Pons, *Prio, Rey, Robau, Roca, Rodriguez GCartas,
Rodriguez Rodriguez, Sdnchez Mastrapa, Silva, Vi-
lar, Villar, Villoch, Vinent, Nuiiez Portuondo, Boa-
da y Grau.
Votaron a favor los sefiores: Dihigo, Galano, Gar-
cia Rodriguez, Me(a, Mujal, Sudiez Ferndndez y
Zaydin.
Queda pues, rechazada la enmienda.
Tiene la palabra el senior Ichaso, para explicar su
voto.
SR. ICHASO (FRANCISCO) : Sefior Presidente y se-
rores Delegados: Los Delegados del Partido ABC, en
cuyo nombre hablo, hemos votado que no, porque
queremos que las relaciones juridicas que se derivan
de una uni6n stable y singular sean efectivamen-
te garantizadas en I. Constituci6n, 7 entendemos que
la enmienda del sefor Zaydin es una enmienda ti-
mida y evasiva, que remite este problema a la ley y no
]a resuelve ereando el dereeho en la propia Cons-
tituci6n. Creo, por tanto, que de la enmienda del
senior Zaydin no queda mas que el 4nfasis y el lu-
jo de erudici6n con que su distiinguido autor la ha
defendido.
SR. PRESTDENTE GRANTT SAN MARTIN) : Tiene la pa.
labra el senior Primitive Rodriguez.
SR. RODRIGUEZ PRIMITIVEO) : He votado que no,
no porque no est6 de acuerdo con la enmienda del
senior Zaydin, sino porque la esencia de la misma
esta mis ampliamente contenida en el parrafo ter-
cero del articulo 53 del Dictamen de la Comision
Coordinadora.
SR. PRESIDENT (ORAU SAN MARTIN): Se va a
dar lectura a la enmienda del senior Parrado.
(El Oficial de Actas lee nuevamente la enmien-
da del senior Parrado).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : A discu-
si6n.
SR. PARRADO (MANUEL) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tien'e la pa.
labra el senior Parrado.







DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR. PARRADO (MANUEL): Sefior Presidente y se-
res Delegados: Despu63 de la brillante diserta-
ci6n del senior Zaydin en defense de la enmienda,
yo mantengo la mia, dejanrdola al mejor criterio de
los sefores Delegados, por tener mayors conocimien-
tos en esta material
SR PRiO SOCARRIS (CARLOS) : Pido la palabra pa-
ra una aclaraci6n.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tierie la pa.
labra el sefor Prio Socarras para una aclaraci6n.
SR. PRio SOCARRIS (CARLOS): Me parece notar
que la Convenci6n ha oido con cierta indiferencia
la moci6n y que van a votar sin saber el sentido
que la moci6n tiene. Yo, que trabaj6 en la Comi-
si6n Coordinadora, conozco su espiritu. Y pido que
se vuelva a leer, si es que no se pone a discussion.
SR. PRESIDENT (GRAU 'SAN MARTIN) : DNsele lec-
tura nuevamente.
(El Oficial de Actas la lee nuevamente).
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAu SAN MARTIN): Tien'e la pa.
labra el.sefior Aurelio Alvarez.
SR. ALVAREZ (ATRELIO): Sefior Presidente y se-
iiores Delegados: Para poner otras observacibnes
al margen de las formuladas por el Delegado Prio
Socarras. La Ermienda discutida no modificaria
la situaci6n existente, sino para agravarla, poniendo
un inconvenient mis para que la uni6n informal o
ilegitima pueda transformarse en matrimonio, ya-
que habria que darle intervenci6n para ello al Mi-
nisterio Fiscal.
La situaci6n de los llamados matrimonios de uso
no impide que se casen formalmente, concurriendo
al Juzgado, sin que tenga que intervenir el Minis-
terio Fiscal, si aprobamos la Enmienda habriamos
levado a la Constituci6n un precepto baladi impro-
pio de esta Convenei6n.
SR. GARCIA AoiERO (SALVADOR)': Pido la palabra
para una sugereincia.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tien'e la pa.
labra el senior Garcia Agiiero.
'SR. GARCiA AOiERO ('SALVADOR): Queria pedirle
con todo respeto al ponente de esta enmienda que
se cambiara en el texto de ella la palabra: "Los Tri-
bunales podran reconocer", por la palabra "Los
Tribunales deberin reconocer", porque entonces,
una vez probado el hecho de que se trata de una
uni6n stable, permanent, con todas las caracteris-
ticas y prop6sitos de constituir familiar, todavia el
Tribunal, en caso de justicia, podria por determi-
nados intereses, negar el reconoeimiento; mientras
que si dejasemos "deberin reconocer", sera obli-
gatoria.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): A vota-
ci6n la enmienda del senior Parrado. Los que esten
eonformes levantaran el brazo.
(Algunos sefiores Delegados levantan el brazo).
Rechazada.


Se va a dar lectura a una enmienda del senior
Garcia Agiiero.
(El Oficial de Actas lee).
A LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE
Los Delegados que suscriben, inconformes con el
criterio de la mayoria, proponen que el phrrafo se-
gundo del articulo 53 de ]a Seeci6n Primera del Ti-
tulo V quede redactado asi:
"Toda uni6n de earacter stable y singular entire
personas con capacidad legal para contraer matri-
monio, sera consiaerada ante la Ley, a los efectos,
obligaciones y derechos entire si y para con los hi-
jos, como si se tratase de un matrimonio legal".
Sal6n de Sesiones de la Convenci6n Constituyen-
te, a los vein'tid6s dias del mes de abril .de 1940.
(Fdo.) Juan Marinello; Salvador Garcia Agiie-
ro; Bias Roca; COsar Vilar; Esperanza Sdnchez; Ro-
m6rico Cordero.
SR. PRESIDENT (IGRAU SAN MARTIN): A discu-
si6n.
SR. GARCfA AGUERO (SALVADOR) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tien'e la pa.
labra el senior Gareia Agiiero.
SR. GARCIA AAGUERO (SALVADOR): La explicaci6n
es breve y muy sencilla. Nosotros hemos votado en
favor de la enmienda de la sefiora HernAndez, que
tenia una gran semejanza con esta enmienda nuestra;
pero que tiene una diferencia tal vez no tan peque-
na. El problema que trato de aclarar es la dife-
rencia que existe entire esta enmienda nuestra y la
presentada por la sefiora HernAndez, ya votada; y
entire esta enmienda nuestra y el Dictamen, que es
lo filtimo que habremos de votar.
)Consiste la diferencia, en lo siguiente: el Dictamen
despubs que se haya probado que existe una uni6n
stable y singular entire personas con capacidad le-
gal para contraer matrimonio, despu6s de comproba-
do que esto existe, todavia los Tribunales determina-
ran en qu6 caso debera o no equipararse esta uni6n a
un matrimonio legal para los efeetos consecuentes.
En el caso de la sefiora Hernandez ya esto no se
limit a la voluntad o criterio del Tribunal sino lo
que se hace es negarle al Tribunal la facultad de dic-
taminar o de comprobar que se trata efectivamente
de unions estables de caracter singular y entire per-
sonas con capacidad legal para contraer matrimonio.
Y una vez comprobado esto se consider equiparada
esta uni6n al matrimonio legal. La nuestra pretend
exactamente lo mismo; pero tiene esta pequefia dife-
rencia: en la enmienda de la sefiora Hernandez se
dice que se consider ante la ley como un matrimo-
nio legal este tipo de uni6n a los efeetos de las obli-
gaciones y derechos entire si y para con los hijos. Es-
tamos de acuerdo; pero esta expresi6n limit el al-
cance de la enmienda, cosa que tengo la seguridad de
que no se proponia la sefiora Hernandez. La limit
en el sentido de que consignando que a estos efee-
tos se estime equiparada esta uni6n de caricter esta-
ble, etc., parece excluida la posibilidad de consider.







DIARIO.DE SESIONES JDE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 1I


rarla tambi6n equiparada al matrimonio legal a los
efectos, por ejemplo, de la percepei6n de pensions
y de otras compensaciones por motive de accidents
del trabajo o de otras circunstancias semejantes, cir-
cunstancias que no concurren, es deeir, que no se re-
fieren estrictamente a las relaciones entire si y para
con los hijos, sino entire los integrantes del matrimo-
nio y una tercera persona.
Ahora bien, nuestra enmienda trata de resolver es-
te problema, llegando a una redacci6n dentro de
la cual quepa perfectamente el prop6sito de equipa-
raci6n que persigue el Dictamen, con la mayor am-
plitud; que no someta (despu6s de comprobada la
igualdaa, la estabilidad, y todas las demAs caracteris-
cas de la uni6n) at criterio del Tribunal, la posibi-
lidad de estimarlo o no, matrimonio legal; y, por
filtimo pretend tambi6n resolver la situaci6n que
pudiera crearse con esta enmienda de la :Sra. Alicia
Hernindez, al no especificar o al considerar aparen-
temente fuera de posibilidades, la realidad de que
en la uni6n stable. la mujer y su prole, que se
encuentren en estas circunstancias, puedan pereibir
determinada pension a los efeetos que ya hemos men-
cionado.
Por esta raz6n hemos presentado, y pedimos a los
compafieros asambleistas que aprueben, una enmien-
da de esta indole, que no pretend desde luego otra
cosa que garantizar todos los derechos, especialmen-
te econ6micos que debe comportar el matrimonio.
No se pretend desde luego (y vale la pena de in-
sistir brevemente en la cuesti6n en previsi6n de lo
que tal vez pudiera argumentarse) invalidar o des-
naturalizar la utilidad que se atribuye al matrimo-
nio. Nuestro criterio, contraxio en esto al de otros
asambleistas, es el de que el matrimonio no tiene por
finalidad otra cosa que la garantia efectiva de los
derechos, especialmente econ6micos de las parejas y
de su consecuencia: la prole. Mientras esto result
garantizado por el precepto, estamos de acuerdo con
el mismo. No nos preocupa poco o much la perdura-
bilidad de una formula, de un ritual o de cosa ex-
terior que no tenga fundamental importancia desde
el punto de vista de los intereses humans y sociales;
lo que nos import no es tanto que todas las unions
esten saneionadas por un precepto legal, que es el
matrimonio, como que todas las unions sean efecti-
vamente estables, singulares, garantizadas en su ido-
neidad y en su moralidad, y que tengan tambien ase-
gurados, tanto para los dos integrantes de ella, co-
mo para la prole que viene despues, todos los dere-
chos econ6micos que son esenciales dentro de inues-
tra sociedad.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Ningfn Sr.
Delegado pide la palabra en contra?
SRA. PRIOR SOCARRIS (C'ALOS) : Pido la palabra en
contra.
SR. PRESIDENT (GRAIT SAN MARTIN): Tien'e la pa.
labra el Sr. Prio SocarrAs.
'SR. PRio SOCARRiS (CARLOS): Sr. President y
Sres. Delegados: De las enmiendas presentadas al
parrafo del dictamen, podria hacerse una double agru-
paci6n: aquellas que quieren que la ley regule las


unions singulares y estables come matrimonio; ; la
otra que deja al arbitrio de los Tribunales o al jui-
cio posterior del juzgador, cuando el concubinato o
la uni6n libre entire dos personas, debe ser considera-
da a los efectos de derechos y deberes entire si y pa-
ra con la prole, y el verdadero matrimonio.
Yo soy partidario de que quede a los Tribunales
el juicio sobre esta material, y por eso me opongo a
la enmienda que discutimos, como me hubiera opues-
to y vot6 en contra de la de la Sra. Alicia Hernin-
dez, o la del Dr. Zaydin.
Motivo: porque no se esti tratando, a mi juicio, de
crear dos classes de matrimonio: un matrimonio de
primera, aquel en el cual se qumplen todos los requi-
sites exteriores y ceremoniales; y otro matrimonio de
segunda, de los que escapan un poco a todas las ce-
remonias, pero que en definitive, de acuerdo con la
ley se han casado tambi6n.
Como no creo que deba perseguirse esto, ni esta sea
la finalidad que la Constituci6n trata de agravar en
sus postulados, sine que el que queriendo burlar las
obligaciones que trae aparejado el matrimonio, con-
trae una uni6n libre o se amanceba con una mujer,
result al cabo que de aquella mariera de escapar a
deberes y obligaciones, est6, en definitive obligado
tambi6n para con la mujer que tuvo a su lado y con
la prole que cre6.
SR. GARcfI AGUERO (SALVADOR) : Me permit una
interrupci6n ?
SR. PRfo SOCARRAS (CARLOS) : Con much gusto.
Sn. GARCIA AGUiERO (SALVADOR): Una aclaraci6n
con la venia de la Presidencia. La aclaraci6n es la si-
guiente: no hay el peligro de que se pretend burlar
la santidad del matrimonio y amancebarse en cambio
con una mujer, porque ya esth diciendo el precepto
que se trataro exclusivamente de personas con capaci-
dad legal para contraer matrimonio.
En este caso nadie habra burlado un matrimonio
celebrado y habrA escapado entonces por una puerta
de la moral actual para no llamarla con el apelativo
religioso que es usual; nadie podra escaparse por
aqui para rear entonees un nuevo amancebamiento
sancionado por la ley, porque la realidad es que la
ley s6lo estima equiparables estas uniones en el case
do que ambos c6nyuges esten perfectamente con ca-
pacidad para contraer matrimonio.
SR. Pnio SOCARRIS (CARLOS) : Lo dicho por el Con-
vencional Garcia Agiiero no se opone en nada a mi
argumentaci6n, porque lo que sostengo es que se hu-
ye del matrimonio por las obligaciones que crea, y se
huiria de la misma manera de la ley que oree una
cosa parecida al matrimonio, porque quien no Va por
la via direct de crear un hogar, es porque teme a
las obligaciones que consigo trae en la mayoria de
los casos.
Y no me puede decir que no el Convencional tan
adicto a las cuestiones materialistas, que hay otros
que piensan, que lo hacen, por no darle su nombre a
la mujer creyendo que es inferior, pero aeeptando,
come debe aceptar el Convencional que hace gestos ne-
gatives, que son los intereses materials los que guian







18 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


la conduct de los hombres, es que huyendo de esas
obligaciones y deberes el hombre va a la uni6n libre;
pero en esta situaci6n aqu6l que ha huido, sobre to-
do en el campo, donde cuesta trabajo de veras reali-
zar el matrimonio, donde parece lo mIs c6modo en
los lugares mis apartados, entire gente muy necesi-
tada y pobre, amancebarse, continuar esa vida sin sa-
ber si tienen o no responsabilidad, result, me pare-
ce, a lo mejor, lo mis sabio, que un Tribunal en cual-
quier oportunidad y de acuerdo con esto que estamos
grabando en la Constituci6n como garantia para la
sociedad, para los hijos que de esas unions nazcan,
que posteriormente dijera a quien naya hecho o rea-
lizado ese acto: lo que tfi has hecho, crea tales y ta-
les obligaciones y deberes para con la c6nyuge lo
mismo que para con los hijos.
Como creo que este criteria es el mIs saludable a
la situaci6n actual de nuestra sociedad, como que creo
que remedia mejor lo que nos proponemos todos, es
por lo que soy partidario de las mociones y enmien-
das que tiendan a dejar al arbitrio judicial posterior
al hecho realizado, el determinar si debe considerar-
se con las obligaciones y deberes que el matrimonio
crea, no como matrimonio, lo de menos es que sea
matrimonio o no, no vamos a entrar en el formulismo,
sino que tieie los deberes y obligaeiones que para el
matrimonio estln grabados y preceptuados en el C6-
digo Civil.

SR. GARCIA AGUERO (SALVADOR) : IMe permit una
nueva interrupci6n ?

SR. Pnio SOCARRkS (CARLOS) : Con much gusto.

SR. GARCIA AGUERO (SALVADOR) : La finica observa-
ci6n que queria haeer al compafiero es la siguiente.
la de que si como el compafiero Prio Socarrfs dice,
quienes huyen del matrimonio lo hacei para evitar
las obligaciones que 41 comporta, obligaciones que es-
tan establecidas, desde luego, por la ley, cuando no-
sotros establezcamos desde ahora que efectivamente
una uni6n stable de tal o cual caricter, tal como se
ha dicho, tiene ya ante la ley todas las obligaciones
que el matrimonio comporte, no serA como ahora fa-
cil que escapando del matrimonio se vaya a soluoiones
de otra indole, -sino cuando efectiyamente se.tenga el
prop6sito decidido de crear una.verdadera familiar.
SR. PRIO SOCARRiAS (,CARbS)': No estoy de acuerdo
absolutamente en lo dicho por el Convencional Gar-
cia Agiiero, porque la estabilidad la da el tiempo, y
casi siempre el hombre, en toda clase de uni6n libre,
va con el malicioso interns de poseer a la mujer y
alejarse, y la estabilidad viene despu&s como conse-
cuencia del carin'o reciproco que nace a trav6s del
trato.
Por lo tanto la estabilidad que nace despu6s es la
que va a apreciar el tribunal, porque consider que
de esta manera se garantizan mas los interests de la
prole y lo que va a considerar la ley como obliga-
ciones reciprocas, es por lo que me sumo y votar6 a
favor de la enmienda o dictamen que deje al arbitrio
judicial la apreciaci6n de cuando had nacido esas
obligaciones y deberes en unions estables que han
perdurado durante much tiempo.


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se pone a
votaci6n la enmienda del senior Garcia Agiiero. Los
que esten de acuerdo se servirAn manifestarlo.
(Sef'ales negatives).
Rechazada.
Se va a dar lectura a otra enmienda.
(El Oficial de Actas lee).
A LA CONVENTION CONSTITUYENTE
El Delegado firmante tiene el honor de proponer
a la Convenci6n .a siguiente enmienda modificativa
y adicional al parrafo tercero del articulo 53 del
Dictamen que se discute:
Los tribunales Teterminarhn con pleno arlitrio los
casos en que la uni6n entire personas capaces para
contraer matrimonio sera equiparada, por su singu-
laridad y estabilidad al matrimonio civil; pero esto,
sin perjuicio de terceras personas y fnicamente pa-
ra legalizar la uni6n, ain cuando uno de los ayunta-
dos hubiera fallecido y a los fines de que el super-
viviente y los hijos si existieren, sean equiparados en
sus derechos y acciones civiles a los que habrian de-
rivados para iguales personas de la instituci6n del
matrimonio civil.
Sal6n de Sesiones de la Convenci6n Constituyente,
en la Habana a los diez dias del mes de Mayo de mil
novecientos cuarenta.
(Fdo.) Aurelio A. Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Pido la parabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el Sr. Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Sr. President y sefiores
Delegados: Para explicar la enmienda que he tenido
el honor de formular, y que acaba de leerse.
Estudi6 acuciosamente el precepto del Dictamen,
asi como las numerosas enmiendas de que ha conoci-
do la Asamblea, y llegu6 a la siguiente conclusion:
que la timidez del precepto del Dictamen no resolvia
el extreme que se habia propuesto resolver; de igual
modo que ]as enmiendas presentadas al mismo, tam-
poco lo resolvian. Por qu ? Consideremos breve-
mente el Voto Particular formulado por la Delega-
da sefiora Alicia Hernandez. Contempla el problema
desde un punto de vista sentimental, quiza mirando
hacia la condici6n de las numerosas mujeres que
viven en ese matrimonio de uso, como aqui bien se
ha calificado, en complete indefensi6n tanto ellas co-
mo la prole en los casos de existir. Adverti que el
Dictamen, contemplando quiza esa misma situaci6n,
procur6 darle soluci6n al problema de los matrimo-
nios de uso, tan usuales en los paises de nuestro ori-
gen, y tambien que las demis enmiendas, muy espe-
cialmente ]a formulada por los Delegados del Parti-
do Comunista, como por el Delegado Sr. Parrado,
miraban por asi decirlo, el lado econ6mico-social di
la cuesti6n. A resolver esto es a lo que va dirigida la
enmienda. Si ]a Ley debe atenerse a la realidad para
dar en sus preceptos satisfacci6n a las necesidad"..
sociales, es inlitlatle que nuestro Texto Constitl-
cional debe llevar uno que contemple la situaci6n de







DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 19
--- !


las numerosas unions ilegitimas existentes en
el pais para tratar de resolver los proble-
mas econ6micos-sociales que se derivan de esas
unions, euando, desechas en cualquier moment, que-
da la prole abandonada, o alguno de los ayuntados.
Los matrimonios de uso llevan aparejada una si-
tuaci6n que ocasiona dafio, por defecto de legislaci6n,
en series indefensos, a los que precisa proteger. Ci-
temos un ejemplo: la Ley de Coordinaci6n Azucare-
ra confiere a los colonos el derecho de permanencia
sobre la tierra que trabajan, mientras paguen la ren-
ta; y tambi6n el derecho a la cuota de la cafia que
ha plantado. La Asociaci6n de Colonos, a la que ten-
go el honor de pertenecer, ha tenido que afrontar
numerosos casos de colonos fallecidos quedando aban-
donada la prole y la compafiera del desaparecido, sin
derecho a reclamar nada.
Hoy ocurre, ademis, y asi lo expresaba el Delega-
do senior Garcia Agiiero, que en los problems del
trabajo, cuando muere alguien, en una de esas unio-
nes, con derecho a disfrutar del seguro social, que
iria a parar a su compafiera o a sus hijos, no estan-
do equiparada esa uni6n al matrimonio civil, la Com-
pafia de seguros, o el patrono asegurador, en su ca-
so, desconoce la obligaci6n en que estaria de amparar
a la prole del obrero caido en el trabajo. ST la legis-
laci6n de todos los paises lleva iaoy un sello econ6-
mico, porque es lo econ6mico y lo social lo que priva
y debe privar en todas las legislaciones, esta eimien-
da va dirigida, no contra la instituci6n del matrimo-
nio civil cual esti establecida, no a convalidar las
unions ilegitimas, ya que no est6n impedidos los
que en esa situaci6n se encuentran, de con'urrir an-
te un Juzgado, en la oportunidad en que lo tengan
por convenient, para legalizarla. La enmienda va di-
rigida finica y exclusivamente a que eni casos de es.
tas unions, afin cuando haya desaparecido el c6n-
yuge, pueda concurrir el superviviente o sus hijos a
los tribunales de justicia, como se quiera designer a
los tribunales de justicia, en demand de la protee-
ei6n, para que no se les prive de sus derechos natu-
rales.
En estos casos especialisimos seialados y cuando
los tribunales de justicia los haya resuelto, deberAn
considerarse equiparadas esas unions ilegitimas o
matrimonios de uso al matrimonio legal en lo refe-
rente a los derechos hereditarios de la prole y de los
o6nyuges; pero nada mas.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): A vota-
ci6n la enmienda del Sr. Alvarez. Los que est6n con-
formes se servir6n levantar el brazo.
(La mayoria de los sehiores Delegados no lo hace).
Rechazada.
Se va a dar lectura a una enmienda del senior Fe-
rrara.
(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA AL PARRAFO TERCERO DEL
ARTICULO 53
Donde dice: "Los Tribunales determinarAn con


pler'o arbitrio", etc. debe decir: "Los Tribunales de-
terminarin per raz6n de equidad, etc."
(Fdo). Orestes Ferrara.
SR. GUAs INCLAN (RAFAEL): Pido la palabra en
contra.
SR. FERRARA (ORESTES): Para una observaci6n
previa. Deseaba saber si la Comisi6n Coordinadora
aceptaba mi indicaci6n, modificando la palabra "ple-
no arbitrio", por la frase "por razones de equidad".
SR. .NiEZ PORTUONDO (EMILIO) : Habria que reu-
nir a la Comisi6n Coordinadora.
SR. FERRARA (ORESTES): Normalmente, siempre se
hace asi.
SR. CORTINA (JosE MANUEL): La impresi6n' que te-
nemos los pocos miembros que hemos podido consul
tar, es que "pleno arbitrio" comprende la equidad y
comprende adem6s, toda series de fisonomias peculia-
res, que pueden ser presentadas al Juez, que puede
crear en vista de ello el derecho, es decir, que el Juez
puede actuar conjuntamente como por equidad y co-
mo jurado.
SR. FERRARA (ORESTES) : Si por pleno arbitrio se
entiende equidad, esti bien.
SR. CORTINA (JosI MANUEL): Queda aclarado asi
en el Diario de Sesiones, pero es un'a palabra mas
amplia.
SR. FERRARA (ORESTES): Rayana en el arbitrio...
SR. CORTINA (JosE MANUEL): Se sobrentiende
que no debe ser arbitrariedad.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Queda acla-
rado asi.
SR. FERRARA (ORESTES) : No estoy conform, y es
mejor por tanto darle la palabra en contra al senior
Guis, que la habia solicitado, para yo poder defen-
der mi enmienda.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el Sr. Guas.
SR. Guls INCLAN (RAFAEL) : Sr. President y sefio-
res Delegados: He pedido la palabra en contra, en
primer termino, para facilitar al. senior Ferrara la
manera de defender su enmienda, y ademas, para de-
fender en este caso el dictamen de la Comisi6n Coor-
dinadora, que ha recogido, sin modificarlo, el texto
de la Secci6n de "Familia y Cultura" en relaci6n
con este problema.
La enmienda del senior. Ferrara aspira a sustituir
las palabras "pleno arbitrio" por estas otras: "por
razones de equidad".
Y yo quiero explicar al senior Ferrara, y explicar-
le a toda la Asamblea, la raz6n de ser de estas pala-
bras. La iniciativa sobre este interesante probleina
que ha promovido debate extraordinario en su seno,
corresponde a ]a sefiora Hernandez. Ella planted en
el seno de la iSecci6n de "Familia y Cultura" este
problema, .en los t6rminos contenidos en el Voto Par-
ticular, que, con palabra bella y emocionada ella ha
defendido, deleit6ndonos a todos esta tarde. Y un






20 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


grupo de nosctros, en la Secci6n de "Familia y Cul-
tura", recogiendo la esencia de: la: doctrine, la no-
bleza del prop6sito, la rectitud :del principio, pero
acompasAndolo todo ello con el natural escrfpulo le-
galista, derivado de la experiercia de la vida que
habia en muchos de nosotros, quisimos acudir a una
f6rmu!a ecl6etica, equidistant, que recogiera la esen-
cia de la doctrina, y sin embargo, calvaguardara de
peligros gravisimos que nosotrcs reconociamos en
ella. Y de ahi surgi6 esta formula, que es una colabo-
raci6n, desde luego, que me honra, porque toda cola-
boraci6n con el senior Mafiach enaltece. Hemos queri-
do, al propio tiempo, salvar estos dos aspects del
problema; hay una amplia zona para la cual el prin-
cipio en' que descansa la enmienda de la sefiora Her-
nhndez es admirable. Hay en nuestros campos, y
tambien en nuestras poblaciones, una cantidad extra-
ordinaria de verdaderos matrimonios de hecho, que
han .sii.siti l.. a 1o 'argo de today la vida. Quien haya
contemplado la pareja campesina, alli en lo abrupto
de ]a montafia, apartados en la !ejania de toda pobla-
eion, que tiene ocho, diez, quince y hasta veinte hi.os,
matrimonies perfectamente monogamos, matrimonios
que descansan en el coraz6n y en el sentimiento mias
puro y mAs human. y los yea morir en esa situacwin
de hecho, y los hijos resultan hijos ilegitimos y de
matrimonio no hay nada en esa uni6n, santificada
por la vida, verdadera creadora, ciertamente que
debe darle sin reserve su voto al principio y a la en-
mienda de la sefiora Hernandez. Pero nosotros con-
temp]amos otra zona, otra zona de cosas, otra zona
de hechos, para los cuales la enmienda nos luce pe-
ligrosa. Cuando no hay un verdadero matrimonio de
hecho, cuan'do la mujer no tiene mas que una raz6n
sensual, cuando es un pasatiempo, por ejemplo,
cuando es la amiga del muchacho adinerado o diver-
tido, que la sostiene con carActer stable durante dos,
cuatro, seis, ocho o diez afios y la deja para tener
otra, con la cual convive, amante empedernido y
eontumaz del celibato, durante otros cuatro, seis y
oeho aflos, crearia esta situaci6n a que me estoy re-
.firiendo, un conflict juridico de muy dificil solu-
ci6n. Si los t6rminos del precepto constitutional re-
cogen tan s6lo estos tres caracteres: estabilidad, sin-
gularidad, capacidad de contraer matrimonio, nos
encontrariamos con verdaderas relaciones concubina-
rias en' que no hay en el fondo un verdadero prop6-
sito matrimonial de hecho -antificado por la-vida
que produciria las *-onsecuericias econ6micas de un
matrimonio en el orden' legal. Cuando estas solucio-
nes'con vista a posteriori con un matrimonio legal,
cuando lo que ha sido en esta situaci6n de
hecho o en varias s u c es i v a s situaciones de
hecho contrarias a posteriori a 1 matrimonio.
crea entonces este conflict juridico; eada una de
aquellas mujeres tendrA la con'dici6n dentro de la
sociedad legal de gananciales de esposa y vendra a
discutir con la denominada esposa legitima, la cuota
que a las unas y a la otra debieran corresponderles
en definitive.
Nosotros teniamos como Abogados, esta otra preo-
cupaci6n: El matrimonio es una instituci6n juridi-
ca regulada en' todo su process por la ley. Nace con
solemnidad con una fecha que queda en el Registro
Pfiblico, da derechos y deberes determinados en la
ley y muere, con la misma solemnidad, por la muer-
te de uno de los c6nyuges o muere por el divorcio.


Pero de todas maneras, el process, la gama y los ma-
tices del matrimonio deja su huella en un registro pfi-
blico. La disoluci6n del matrimonio en el aspect eco-
n6mico, en' las relaciones entire los c6nyuges, depen-
de de los distintos matices y de las causes que pro-
duzcan su disoluci6n, o sea, la muerte del matrimo-
nio. Y esta instituei6n de hecho, esta insitituci6n
creada por la vida, les iba a dar, les va a dar a los
tribunales de justicia un semillero de conflicts ju-
ridicos. jOCundo nace el matrimonio de hecho?
SCuando muere el matrimonio de heeho? Qu6 razo-
nes determinaron la extinci6n de este vinculo ma-
trimonial creado por la vida? Problems todos ellos
de extraordinarias dificultades.
Por eso, sefiores Delegados, quisimos ir a una f6r-
mula: La formula del pleno arbitrio judicial. En
este caso la Constituei6n establece los caracteres de
estabilidad, singularidad y capacidad legal de con-
traer matrimonio de los que se hallen en esa situa-
ci6n; pero ademis los tribunales de justicia, casuis-
ticamente, que es iste un easo en el que el casuismo es
indispensable, los tribunales de justicia casuistica-
mente, con pleno arbitrio, determinarAn en definiti-
va aquellos casos que tengan la verdadera fisonomia
de un matrimonio de hecho para darle entonces la
consagraci6n definitive.
La formula, razones de equidad, es una f6rmula
que va mas alli del arbitrio. En la equidad todo es
elistico, porque esa es 'a esencia de la equidad. En
el pleno arbitrio entra la equidad fundamentalmen-
te, pero entra la justicia, entra ]a ley, entra el pre-
cepto de la Constituci6n, mientras que la formula de
la equidad y de las razones de la equidad, le permi-
tirian, inclusive, a los tribunales de justicia, ain
cuando concurrieran las circunstancias de estabili-
dad, singularidad y capacidad, negarla, por un sim-
ple pretexto de equidad el6stico, acomodaticia, ple-
namente al arbitrio y a la conciencia del juez.
Por estas razones, por lo elastica que result la
formula de la equidad, por lo que tiene ella no ya
de arbitrio, sino de arbitrario, hemos preferido crear
en el precepto de la Constituci6n el arbitrio, pero no
el arbitrio arbitrario del antiguo regimen, no el arbi-
trio del antiguo regimen, no el arbitrio caprichoso, si-
no el arbitrio regulado por la ley, el arbitrio deter-
minado por la Constituei"6n, por los tres elements
indispensable en esta instituci6n que hemos recogi-
do en el precept de la Constituci6n.
Por estas razon'es, sefiores Delegados, termino so-
licitando qte se vote favorablemente el Dictamen de
la Comisi6n Coordinadora a este respect.
,S. FERRARA (ORESTES) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa.
labra el senior Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES): Sefior Presidente y se-
fiores Delegados: Esta tarde han habido muchos dis-
cursos, todos encaminados a sostener lo que estaba en
el dnimo de todos. Me voy a permitir declarar que en
realidad, han sido infitiles, desde el muy erudito del
doctor Zaydin, hasta el muy elocuente del doctor
Guis. Hemos abierto puertas que estaban ya abiertas.
Todos estibamos de acuerdo en' darle una soluci6n a
estos matrimonies de usus, y hubieran podido aho-








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 21


rrarse las tantas palabras pronunciadas y hubi6ramos
podido votar muchos m6s articulos y proceder a ha-
eer de verdad esta Constituci6n, que a mi entender
no haremos por falta de tiempo.
El senior Gufs ha defendido las intenciones de la
Sra. Hernandez, el senior Cortina ha elogiado a la se-
flora Hernn'dez, y el doctor Zaydin ha elevado a las
alturas a la sefiora Hernandez. Yo siento much no
poderlo hacer tambi6n, porque no quiero que la
Asamblea oiga todavia maycres elogios a una Delega-
da, a la que despues de todo, le han derrotado su mo-
ci6n o proposici6n. Los antiguos, coronaban de flores
a las victims, y yo veo que esta Asamblea hace lo
mismo.
Ahora el doctor Gufs, ha combatido la pequefia en-
mienda mia, solamente en las filtimas palabras, y ha
dicho, -y realmente, si es asi, sefiores, yo me siento
y no hablo m6s en esta Asamblea-, que la equidad es
algo peor que el arbitrio; si es asi, -repito-, que la
equidad es peor que el arbitrio, yo no comprendo cudl
es la noble funci6n del juez. El arbitrio es una cosa
subjetiva, la equidad es una cosa objetiva, y si de ese
modo se examine el caso, efectivamente, y no sea el
juez el que subjetivamente declare que yo soy casado
o soy soltero. Lo que deseo es, que el Juez vea el caso
en relaci6n con las distintas personas que contiende,
porque, sefiores, cuando nosotros decimos que se debe
acudir ante el Juez, nosotros establecemos una con-
tienda, nosotros establecemos una contenci6n para ser
mas exacto; de un lado unio de los c6nyuges, del otro,
otro de los c6nyuges, porque dada la facilidad que
nosotros le hemos dado al matrimonio, es del todo in-
concebible, que se vaya a una lucha comicial, cuando
f6cilmente se puede ir para obtener el matrimonio de-
clarado ante un juez cualquiera, ante un Tribunal
cualquiera, ante un n'otario cualquiera, sobre todo un
funcionario del orden judicial, que hasta esta obliga-
do a hacerlo sin cobrar ningfin honorario o ningln
derecho.
SR. GuAs INCLAN (RAFAEL) : AMe permit una li-
gera interrupci6n el senior Ferrara?
SR. FERRAR I (ORESTES) : Con much gusto.
(SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tien'e la pa.
labra el sefior Guas.
SR .GUAN INCLAN (RAFAEL) : Esas facilidades,
sofior Ferrara, no se la damos en la Constituei6n,
existen en la ley. Lo finico que hemos agregado si
acaso, es la gratuidad, pero por lo demAs las for-
mas actuales del matrimonio y las facilidades del
matrimonio, no las hemos modificado. Desde lue-
go que esta instituci6n no mira fundamentalmente
para el caso, los casos en que sobreviven los po-
sibles contendientes de la "litis'. Pero, hay una
realidad por defects sociales de caricter, por abu-
lia, por pereza, -vaya used a saber por qu--, sin
embargo, una amplia zona de nuestra poblaci6n, con
todas las facilidades del matrimonio notarial y ju-
dicial, sin embargo, no consagran la solemnidad del
matrimonio y viven toda la vida en esta situaci6n
de hecho. Cuando esta situaci6n de hecho ha
existido y muere uno de los dos no hay
relieve juridico en esa u n i 6 n, el precepto cons-
titucional equipara esa situaci6n al matrimonio, cuan-


do los tribunales de justicia con pleno arbitrio screen
que debe merecer esa consagraci6n legal.
SR. FERIARA (ORESTES): El senior Gufs es un
gran jurista, a la par que un elevado Constituyente.
Los tribunales no intervinieron voluntariamente, si-
no cuando son requeridos, cuando se les present una
demand, cuando se les formula un'a petici6n. Do
manera que debe venir una de las parties, o un cual.
quier interesado a formular esta petici6n. Si la
otra part se opone, surge la contienda; entonces
tenemos la contienda judicial, y es cuando el tribu-
nal o juez es Ilamado a resolver.
SR. GuAs INCLAN (RAFAEL): De acuerdo.
SR. FERRARA (ORESTES): De acuerdo. Pero S. S.
decia, que el tribunal debe intervenir en estos ca-
sos, porque no habia reconocimiento del matrimo-
nio, sino solamente prAciica del matrimonio.
SR. GUAN INCLAN (RAFAEL): Desde luego, no es-
toy viendo este precepto solamente en la esfera ce-
leste, sino en relaci6n con las leyes civiles y proce-
sales, con todos los ordenamientos juridicos. Yo s6
que-nuestra jurisprudencia civil es asi y lo sabe tam.
bien sobradamente el senior Ferrara, pero sin el pre-
cepto constitutional, la instituci6n no tiene efectivi-
dad, porque les timidos y acobardados ensayos de
nuestra jurisprudencia vacilante hasta hoy dia, en un
franco estado reaccionario, en discrepancia con esa sen-
tencia del afio 22. Esa situaci6n es la que eleva y
mejora el precepto constitutional.
SR. FERRARA (ORESTES) : Si yo tuviera que admi-
tir, que los Tribunales de Justicia se encuentran ate-
morizadoa ante esta reform, no dejaria "pleno ar-
bitrio", sino al contrario, seguiria el criteria del
Comunista amigo nuestro, senior Garcia Agiero, y
cntonces obligaria a los tribunales a resolver "ex-
jure", el asurto a favor del peticion'ario, cosa nue-
va en los anales juridicos y legislativos, pero al fin
lo haria, porque entonces modificaria una sentencia
de nuestros tribunales, pero nunca le doy un "pleno
arbitrio" a los tribunales que crea que no estnn a
la altura de los asurtos que deben juzgar.
SR. GuAs INCLAN (RAFAEL) : Yo no he dicho, se-
fior Ferrara, que los tribunales de justicia esten aco-
bardados frente a esta reform, porque este crite-
rio, no tengo el poder de adivinar sobre esto. S6 que
les tribunales, de acuerdo con un precepto que rige
en nuestra legislaci6n civil han ido hacia atrAs, y
cuando se aventuran much en unia sentencia y ]e
dieron efecto econ6mico a un matrimonio de hecho
en relaci6n con la sociedad legal de gananciales,
han ruelto hacia atrfs, han negado el paso de avan-
ce, pero con un precepto del tipo de 6ste, no tengo
temor de que los tribunales de justicia se espanten
por esa instituci6n.
SR. FERRARA (ORESTES): De todos modes, senior
President y sefiores Delegados, si es que los Tri-
bunales de Justicia han retrocedido en este camino,
de considerar el matrimonio, como algo que efec-
tivamente existed y erea derechos, no vemos ahora,
si es que efectivamente se hallan en este estado de
6nimo, vamos precisamente ahora, reconociendo este
.estado de Animo, a reconocer el pleno arbitrio, cuan-







22 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


do podemos poner "que deben resolver en justicia",
o cuando debemos poner que "deben resolver con
equidad".
SR. CHIBAS (EDUARDO): Me permit una inte-
rrupci6n S. S. en la venia de la Presidencia?
A mi me parece observer que diciendo como estA
en el Dictamern "pleno arbitrio", los tribunales, en
todo caso, han de resolver de acuerdo con la equi-
dad, y diciendo como propone el senior Ferrara, "con
equidad", de todas maneras habrAn de resolver con
pleno arbitrio. Tanto en un caso como en el otro,
porque una decision judicial hecha con pleno arbi-
trio no puede basarse en una cosa que no sea equi-
tativa, y al resolver tambien por equidad, lo esta
haciendo con pleno arbitrio. En ese sentido, yo me
permitiria preguntarle al senior Ferrara que incon-
veniente veria en que quedara redactado en esta for-
ma: "Los tribunales determinardn por razones de
equidad con pleno arbitrio, los casos, etc. etc... "
SR. FERRARA ('ORESTES): No estoy de acuerdo,
porque seria una contradicci6n. El arbitrio se opo-
ne a cualquier otra regla o media de justicia. Si
se le da el pleno arbitrio, no hay media de equidad.
Si se le niega el pleno arbitrio, entonces si se pue-
de poner una media just.
Sefiores, en realidad, cuando yo present la En-
mienda, la presented porque me parece del todo feo
poner en una Constituci6n, que los tribunales de
justicia deben resolver con pleno arbitrio. Yo hu-
biera suprimido la palabra; senicillamente, hubiera
puesto otra en sustitucin de "pleno arbitrio"; que
los tribunales resolveran "libremente". Pero fren-
te al "pleno arbitrio", que es un acto subjetivo, en
que un juez por su propia voluntad o capricho,
puede resolver una cuesti6n de justicia, yo acudi a
la idea, y voy a explicar en pocas palabras por que
busqu6 la palabra "equidad" y no busqu6 la pala-
gra "justicia, ni puse la palabra "libremente", Iii
pedi a esta Asamblea se suprimiera la palabra "ple-
no arbitrio" y dejara "los tribunales resolveran,
etcetera, etcetera". Porque, sefiores, no estamos in-
troduciendo en nuestra Constituci6n nada nuevo;
todo es secundario, lo que parece nuevo no lo es.
Y yo estimaba, por lo menos, ya que no habia po-
dido trahajar en tiempo oportuno, dar una
idea que no existed una justicia estrieta, que no exis-
te un principio del Dios de Sinai, que obligue y
eastigue a los malos, y que le da todos los beneficios
a los buenos. Yo queria poner algo nuevo para nues-
tra legislaci6n, pero viejo para el mundo, que es
la equidad en las resolucionres judiciales. Nosotros
'stamos ligzdos a ciertos principios de Derecho, nos-
otros perseguimos los articulos del C6digo, y amon-
tonamos leyes sobre leyes, pero nosotros olvidamos
al individuo, y yo queria, que en este caso tan pia-
doso, tan extraordinario y especial, como es el ma-
trimonio de "usus", surgiera la palabra "equidad",
para que en la hora dificil, el niiio que se presen-
tara ante el Juez para que se le reconociera como
al legitimo, los beneficios y algunos bienes, el Juez
pudiera responder con una palabra de amor; y cuan-
do la mujier desgraciada y separada, teniendo el do-
lor por el marido muerto y el double dolor por ]a
ofensa que recibiera, y la negaci6n de los bienes


que aquel compafiero hubiera dejado, que hubiera ido
ante el Juez, pudiera invocar esta noble palabra de
"equidad", y no.un Juez severe, que a pleno ar-
bitrio, a su voluntad, "ad libitum", pudiera resol-
ver mirando los articulos de un C6digo, cuando de-
biera resolver, mirando los latidos y los sentidos
de su coraz6n.
'SR. PRESIDENT (GRAu SAN MARTIN; Se pone a
votaci6n la enmienda del senior Ferrara, que susti-
tuye las palabras completeo arbitrio" por las 'por
raz6n de equidad". Los sefiores Delegados que es-
teri conformes se servirdn ponerse de pie.
(La mayoria de los seinores Delegados se pone pie).
Aprobada.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa.
labra el sefor Maitinez Fraga.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Sefior Presi-
dente y seiores Delegados: Ha podido observer el
Delegado que habla que la discusi6n alrededor del t6-
pico del pleno arbitrio y de la equidad parecia cons-
tituir esencialmente el motive de la enmienda...
Dsede luego, la enmienda que tuve el honor de pre-
sentar a la c;nsideraci6n de la Convenci6n, llega-
ba tarde en orden a la discusi6n, pero quisiera que
la Presidencia me informara si ha quedado aproba-
da la totalidad de la enmienda o s61o esa modifica-
ci6n, porque de ser asi posteriormente podria dis-
cutirse la totalidad del pirrafo y en consecueneia
mi enmienda supresiva.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Ya ha sido
aprobada la totalidad; ahora se ha venido discutien-
do por parrafos...
Se va a votar el parrafo tercero.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Sefior Presidente: Pido
la palabra... para una cuesti6n que estimo previa
a la votaci6n.
SR. PRESIDENT (GRAu SAN MARTIN): Tien'e la pa.
labra el senior Aurelio Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Muchas veces el jurista,
o los Tribunales judiciales, se van a la fuente de
una legislaci6n para interpretarla, y no parece acla-
rado lo suficiente el alcance del precepto que aca-
bamos de aprobar. El que habla formula una en-
mienda tratando de definir el fin que nos determi-
naba a votar dicho precepto, sin perjuicio del ma-
trimonio, como instituci6n secular, y de que conti-
nuen las unions estables o inestables o informales,
como quieran' seguir: lo que importa al respect es
el aspect econ6mico social de esta cuesti6n.
Cuando el precepto haya sido votado, C6mo va
a ser interpretado por los Tribunales, a su pleno
arbitrio ?...
Y he aqui la cuesti6n previa que planteo: ISe en-
tiende que al votar el precepto, en el caso de una
uni6n informal, que est6 en posesi6n, por ejemplo, de
un' arrendamiento de una finca, fallecido uno de
los miembros de esa uni6n informal, aquel miembro
a nombre del cual est6 hecho el contrato de arren-







DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 23


damierito, a su fallecimiento, la comlafiera y la
prole, podrin acudir a un Tribunal a que no de-
clare extinguido a su perjuicio el arrendamiento, a
que no declare a su perjuicio otros derechos, no de-
rivados de una uni6n informal; o va a considerarse,
por el contrario, que el Tribunal a que se dirija le
reconocerA los derechos correspondientes, come si los
hijos y la compaiera hubieran formado part de un
hogar contituido por una uni6n legitima, o stable,
o reconocida por la ley?... Se entendera, al vo-
tar este precepto, que esta situaci6n de derecho han
querido crear los 'Conven'cionales cubanos en los ca-
sos de unions informales ?...
Sn. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se va a
poner a votaci6n la cuesti6n previa; sirvase el senior
Alvarez concretarla.
SR. ALVAREZ .(AURELIO): Simplemente: si al vo-
tar la Asamblea este precepto, afirmativamente, j Se
entendera que &stos son los fines que persigue?...
.SR. PRESIDENT ('GRn.U SAN MARTIN): Esta da
acuerdo la Asamblea con la proposici6n del senior
Alvarez?
(Seiales negatives).
Rechazada.
SR. FERRARA ('ORESTES): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tienie la pa.
labra el senior Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES): La cuesti6n, senior Pre-
sidente, -es que si aun si nosotros di6ramos nuestro
voto favorable a la declaraci6n del senior Alvarez,
no le daria mayor impartancia ante el Juzgado
o ante las Autoridades Judiciales, y, per lo tanto,
yo creo que 6stas son cuestiones de aplicaci6n, que
hay que dejar al desenvolvimiento de la instituei6n.
Per mi parte, yo creo que el senior Alvarez tiene
raz6n; pero una cosa es la interpretaci6n autnitica,
]a voluntad de los distintos legisladores, y otra co-
sa es la voluntad colectiva de las autoridades admi-
nistrativas o legislativas que lo haeen.
Creo, que puedo dar mi opinion, pero no exigiria
la opinion de la Asamblea, porque se pueden pre-
sentar cases tan complejos, que entonrces, no sola-
mente hariamos una Constituei6n,- sino que- escri-
biriamos las sentencias que a posteriori se hubieren
de dictar.
Por tanto, suplico a mi amigo el senior Alvarez que
se satisfaga con la opinion personal mia, y deje a
la Asamblea libre de pensar come quiera.
'SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se pone a
votaci6ni el prrafo tercero en su parte final. Los
sefiores Delegados qoe esten conformes se servirin
ponerse de pie.
(La mayoria de los seiiores Delegados se pone de
pie).
Aprobado.
Se va a dar lectura al pirrafo 4o;
(El Oficial de Actas lo lee).


SR. FERRARA (ORESTES): Para una sfiplica a la
Convenci6n En lugar de decir "el Estado inter-
vendrA directamente en el cumplimiento de las obli-
gaciones...", poner: Esta ley fijara las obligaeio-
nes que dimanen...
En lugar del Estado, la Ley, porque el Estado es
un complejo demasiado amplio, que va desde el Pre-
sidente de la Repiblica hasta el policia que esti
en la calle, y yo no desearia que el policia que estA
en la calle viniera a dictarme las disposiciones ma-
trimoniales de la paternidad.
:SR. CORTINA (JOSe MANUEL): Aunque creemos
que el Estado se produce por medio de la Ley y
no del policia..
SR. FERRARA (OESTES) : Muy agradecido, aunque
no acepto la teoria de que solamente per medio de
la ley.
ISR. CORTINA (Jose MANUEL): Es una opinion de
S. S., yo tengo la mia.
'SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Esta de
acuerdo la Asamblea?
ISR. 'CHIBAS (EDUARDO) : Creo que la palabra que
cabria seria asi: La Ley fijara el cumplimiento de
las obligaciones que dimanen... Creo que la pa-
labra "condiciones" esta de mIs.
'SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): A Esta de
acuerdo la Asamblea?
(Seiales afirmativas).
Aprobado.
Se va a dar lectura a una enmienda adicional.
(El Oficial de Actas lee).
A LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE
La Delegada que suscribe, miembro de la Secci6n
de Familia y Cultura despu6s de estudiar los dic-
tAmenes de las otras secciones, ha llegado a la con-
clusi6n, que el articulo que mas abajo referirA, no
puede incluirse en otro titulo de la Constituci6n que
en el Familia y Cultura por lo que propone quede
adicionado en la Secci6n Primera a continuaci6n
del articulo 53, con Ia redacci6n siguiente:
Articulo------La ley regularA la proteeci6n a
la prenatalidad y a la maternidad en general.
Sal6n de Sesiones de la Convenci6n Constituyen-
te a los 20 dias del mes de Abril de mil novecien-
tos cuarenta.
(Fdo.) Dra. Alicia Hernindez de la Barca.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): A discu-
si6n.
DRA. HERNINDEZ (ALICIA): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRATJ SAN MARTIN) : Tien'e la pa.
labra la sefiora Alicia HernAndez
SRA. HERNiNDEZ (ALICIA): Sefior Presidente y
seiores Delegados: Con motive de discutirse ein la
Comisi6n Cford.nadora del Dictamen de la Secci6n
del Trabajo, propuse, precisamente, al hablarse de







24 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


la maternidad y de la regulaci6n de la maternidad,
que se ampliara en el sentido de que se incluyera
la prenatalidad y la natalidad, en general, y voy
a decir por qua: Precisamente si nosotros estamos
tratando de proteger al nifio con el objeto de hacer
una sociedad mejor, es deeir, de tener individuos
sanos de cuerpo y de mente, es necesario no tomar
al nino en el moment en que nace; hay que ir mas
ali6, es decir, en el process de la gestaci6n, porque
es conrocido de todos que hay muchas laeras que ata-
can a la humanidad que pueden sufrir las madres
en el process ese del embarazo y de ser tratadas a
tiempo el nifie no las hereda, y puede de esa ma-
nera protegerse de antemano la vida de ese future
ciudadano. Por eso me refiero a la prenatalidad,
precisamente recogiendo la idea de una distinguida
m6dico cubano, la doctor Aguilera, que la presen-
t6 al Colegio Medico de Camagiiey, y fu6 aprobada
por considerar que es una manera de proteger am-
pliamente y no solamente con preceptos soci616gicos,
sino con preceptos cientificos y preventivos esta so-
ciedad que pretendemos reconstruir. Esta es la ma-
nera eficiente de reconstruirla, tomando al individuo
desde su proceso inicial, es decir, desde el vientre
de la madre, que es donide se general las sociedades.
Por eso hablaba de prenatalidad y de maternidad
en general, porque nos hemos preocupado, y cierta-
mente tiene mi apoyo y mi aplauso, de la maternidad
obrera; pero hemos descuidado la maternidad
en general, incluyendo en ella las campesinas, mu-
jeres pobres que no gozan actualmente de la regu-
laci6n de la tal maternidad. Por eso incluia yo
en la Secci6n de Cultura este articulo de la mater-
nidad en general, porque me parecia que se dejaban
olvidadas, desde luego sin intenci6n, en la Secci6n,
en el Capitulo Correspondiente al trabajo, las mu-
jeres en general, que no son obreras ni empleadas.
Ese es mi prop6sito: defender a la mujer, no sola-
mente en el moment de tender el hijo, sino defen-
derla desde antes, para defender la future salud
del nifio.
Sn. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se pone a
votaci6n la enmienda de la sefiora HernAndez.
'SR. MARACH (JORGE): Que se lea.

(El Oficial de Actas la lee nuievamente).

SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): A vota-
ci6n. Los que est6n conformes se servirin levantar
el brazo.

(Algunos senores Delegados levantan el brazo).

Rechazada.

Se le va a dar lectura a una proposici6n incidental.

(El Oficial de Actas lee).

A LA CONVENTION CONSTITUYENTE
Con el fin de abreviar las discusiones, al objeto de
terminar dentro del plazo fijado el tratamiento de
todo el articulado de la Constituci6n, los 'Constitu-
cionales que suscriben proponen la siguiente:


PROPOSITION INCIDENTAL.
PRIMERO: Los turns en la discusi6n de las En-
miendas y los Articulos del Dictamen no durar6n
mas de diez minutes.
SEGUNDO: Cuando la Convenci6n lo determine,
de acuerdo con la material a tratar, los turnos po-
drin ampliarse a veinte minutes.
TERCERO:EL mismo Delegado no podri inte-
rrumpir, mientras est6 consumiendo un turno, mas
de una vez al orador.
CUARTO: La explicaci6n de voto no durar6 mas
de tres minutes.
Sal6n de Sesiones de la Convenci6n Constituyen-
te, a dieciseis de Mayo de mil novecientos cuarenta.
(Fdo.) Jose Manuel Cortina; Carlos Prio Soca-
rads; Salvador Garcia Agiiero;! Antonio Martinez
Fraga; Juan Marinello; Rafael Guds Incldn; Joa-
quin Martinez Sdenz; Eusebio Mujal; Adriano Ga-
lano; Antonio Bravo Acosta.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se somete
a votaci6n la proposici6n incidental. iSe aprueba?
(Seiiales afirmativas).
Aprobada.
SRA. HERN.NDEZ (ALICIA): Con una observaci6n,
senior Presidente, que me perdonen la descortesia
los compaieros, que le agradezco a la Presidencia,
que ya aprobada esa moei6n tan adecuada, se Laga
cumplir por todos los sefiores por igual.
SR. BRAvo ACOSTA (ANTONIO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tieine la pa.
labra el senior Bravo Accsta.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Para un ruego a
la Presidencia en el sentido de que se ordene que se
repartan copias de la moci6n aprobada a cada uno
de los sefiores Delegados, a fin de que conozcan,
ya que es una ampliaci6n del reglamento, el tiempo
que tienen para los debates a fin de poder exigir
el eumplimiento de estas disposiciones.
Sa. ALIVAEZ (AURELIO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) i Tiene la pa-"
labra el se5or Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIIO) : Para proponer que esta
moci6n se consider incorporada al reglamento.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Esta de
acuerdo la Asamblea?
(Sefiales afirmativas).
Acordado.
SR. MARACH (JORGE): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Mafiach.
SR. MARACH (JORGE): Voy a ser muy breve. Pa-
ra tratar de llegar a un aeuerdo tacito con los com-
paferos Convencionales, en el sentido de que se le
extienda venia a cualquier Convencional para ha-







DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 25


cer observer a cualquier compafiero, sin que por eso
se estime vulnerada la cortesia debida al compafiero
en el uso de la palabra, cualquier transgresi6n de
los limits que todos de comfin acuerdo nos acaba-
mos de imponer aqui.
Creo que una de las razones por la que estamos
perdiendo el tiempo, es porque hay uin exceso de
cortesia convencional en el ambiente que nos impi-
de llamarnos la atenci6n unos a otros.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): IContinfia
la discusi6n del dictamen.
(El Oficial de Actas lee).
ARTICULO 54.-Los padres estAn obligados a
alimentar, asistir, educar e instruir a sus hijos, y es-
tos a respetar y asistir a sus padres.
Los hijos naturales tienen los mismos dereehos y
deberes que se sefialan en el phrrafo anterior, ade-
mas de los que respect a la herencia prescribe la
Ley. A estos efectos se consideran tambi6n natu-
rales los habidos fuera del matrimonio por perso-
na casada, siempre que esta los reconociere como
tales o recayere sentencia declarando la filiaci6n.
La Ley regular la inivestigaci6n de la paternidad.
No se consignara declaraci6n alguna sobre la le-
gitimidad o ilegitimidad de los nacimientos ni so-
bre el estado civil de los padres en las aetas de ins-
cripci6n de los mismos; ni -en ninglfn atestado, par-
tida de bautismo o certificaci6n references a la fi-
liaci6n.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Hay seis
enmiendas a este articulo.
Se va a dar lectura a una que es sustitutiva.
SR. ROCA (BLAS): Para una cuesti6n de orden
pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Bias Roca.
SR. ROCA (BLAS) : Como estamos en sesi6ni or-
dinaria, porque es jueves, y esta pr6ximo a cumplir-
se el tiempo reglamentario, yo pido la pr6rroga de
la sesi6n para continuar la discusi6n de este articulo.
SEA. HERNANDEZ DE LA BARCA (ALICIA): Hasta
terminar el capitulo.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Se acuer-
da asi?
(Senfales afirmativas).
Acordado.
SR. MAFACH (JORGE) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Mafiach.
SR. MARACH (JORGE): Estimo, senior Presiden-
te, que en la moci6n que se acaba de aprobar, uno de
los ,dos extremes se refiere al horario de la Asam-
blea; y de acuerdo con esa moei6n, segfn recuerdo
del cambio de impresionres en que se acord6, ten-
driamos que empezar ya a celebrar la segunda sesi6n,
la sesi6n nocturna, a partir de esta noche.


'SR. CORTINA (Jos6 MANUEL): La nocturna no
empieza hasta el lunes d.e la semana pr6xima.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Se va a
dar lectura a ]a enmienda sustitutiva.
(El Oficial de Actas lee: Enmienda sustitutiva
por el senor Martinez Fraga).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Martinez Fraga.
SR. MARTfNEZ FRAGA (ANTONIO) : Hay una omi-
si6n en mi enmienda que quisiera dejar subsanada
En el segundo parrafo, donde dice "Los hijos na-
turales se equiparan a los habidos en el matrimonio
en sus derechos y deberes, en la forma que la ley
determine", debe agregarse: "Los hijos habidos
fuera del matrimonio tienen los mismos deberes y de-
rechos que los hijos naturales en la forma que es-
tablezea la ley". Este parrafo falt6 ahi.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Usted va
a haoer la aelaraci6n por escrito?
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : La voy a hacer
en la enmienda.
SR. REY (SANTIAGO) : Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Rey para una cuesti6n de orden.
SR. REY (SANTIAGO): Estamos siguiendo el siste-
ma de discutir por phrrafos los articulos y las en-
miendas. No quiero que con el articulo 54 se ha-
ga una excepci6n. Como quiera que he presentado
una enmienda al parrafo segundo del articulo 54,
mhs radical y que se aleja mis del Dictamen que
la presentada por el senior Martinez Fraga, pido que
la mia se discuta con preferencia.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Deseo ad-
vertirle al senior Rey que se va a seguir el procedi-
miento de someter a discusi6n la totalidad, porque
no son cuestiones disimiles que establece el regla-
mento, no por parties. Se va a someter a discusi6n
en su totalidad la enmienda y se va a votar lo mis-
mo.
SR. REY (SANTIAGO): La Presidencia, antes de
ayer, resolvi6 todo lo contrario. Estando ausente
el sefior Grau, la Presidencia, con el acuerdo unAni-
me de la Asamblea, resolvi6 que los pfrrafos se
discutieran concedieindo un turno en pro y otro en
contra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTINN: Y asi ha
venido hacidndose en ese articulo para el cual se to-
m6 el acuerdo. Pero como el reglamento establece
que las enmiendas sean discutidas consumi6ndose
un turno en pro y otro en contra, entorices tenemos
que atenernos al reglamento.
SR. REY (SANTIAGO): Con el mayor respeto pa-
ra la Presidencia: no fu6 para un articulo especifico;
fu6 interpretando la Presidencia el articulo 78 del
Reglamento, que asi lo decidi6. No se si lo inter-
pret6 bien o mral, y yo recurro al Diario de Sesiones
y a las Actas de esta Asamblea para que se vea que
estoy en lo cierto.








26 DIARIO DE SESIONES DE LA OONVENCION CONSTITUYENTE


SR. CAPABLANCA (R.MIRO) : Y el senior Rey pidi6
que se hiciera contar en el Diario de Sesiones su
inconformidad con esta interpretaei6n de la Presi-
dencia.
SR. REY (SANTIAGO) : Y estoy inconforme con la
interpretaci6n; pero, sentando el precedent interpre-
tative ahora, tengo derecho a pedir su cumplimiento.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : Quisiera rogar-
le a la Presidcncia que aceptara la indicaci6n hecha
por el senior Rey, que tiene toda la raz6n.
Nosotros estamos diseutiendo los articulos phrra-
fo a pirrafo, y las enmiendas han sido presentadas
pirrafo a pfrrafo.
Esta enmienda es a todo el articulo. Yo acepto
ir diseutiendo parrafo a parrafo con las enmiendas
a cualquiera de los distintos parrafos. Porque muy
bien puede ocurrir como present el senior Rey el
caso, de que una enmienda sea mas radical que la
enmienda que suscriba a determinado pfrrafo del
articulo, en cuyo caso tiene 61 la preferencia.
Yo le agradeceria a la Presidencia que permitie-
ra por parrafos las enmiendas.
SR. PRESIDENT (OGRAU SAN MARTIN): Se va a
dar lecture a los articulos del reglamento pertinen-
tes, para que la Asamblea los interpreted.
SR. REY (SANTIAGO): Para un'a cuesti6n de or-
den pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el sefor Rey.
SR. REY (SANTIAGO): Pido que primeramente se
le d6 lecture al Art. 78, que meneion6 el senior Quin-
tin George, que fu6 el que interpret la Presidencia.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se va a
dar leetura a todos los articulos pertinentes, prime-
ro al articulo 78.
(El Oficial de Actas lee).
Articulo 78.-La discusi6n de proyectos o de pro-
posiciones que abracen various extremes, se hara pri-
mero en su totalidad y luego por parrafos o articu-
los.


SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN):
dar lecture al articulo 113.


Se va a


(El Oficial de Actas lee).
Articulo 113.-Se admitiran las enmiendas totales
o parciales que se presented a cada Titulo, Capi
tulo, Se-ci6n o Articulo, cuyas enmiendas deberAn
estar suseritas por un Delegado. Cualquier miem-
bro de la Secei6n de redacci6n del Proyecto, podrA
pedir que la enmienda o enmiendas presentadas pa-
son a dicha Secci6n, la cual dara cuenta al siguien-
te dia con su informed favorable o adverse. El dic-
tamenr se discutira conjuntamente con la enmienda.

En la discusi6n de estas enmiendas se podrAn son-
sumir dos turns en pro y dos en contra, de cada
enmienda.


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) El Articu-
lo 78 se refiere a lo que precisamente estamos in-
terpretando. Vamos a leerlo nuevamente.
(El Oficial de Actas lo lee nuevamente).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): De mane-
ra que estamos en la consideraci6n de apreciar lo
que abarca varies extremes. Ahora vamos a ver
que significa variouss extremes". Asi vendria a
eaer la discusi6n.
Ahora las enmiendas, todas, segfin dice el articulo
gen6ricamente, se discutiran en su totalidad y des-
pues se votarA el precepto o la enmienda que lo sus-
tituya. En eso esta la Presidencia, pero anterior-
mente se interpret esto asi; por lo menos yo lo
interpret en las veces...
SR. REY ('SANTIAGO): Lo hice constar asi antes
de ayer, que la Presidencia habia interpretado que
no podian discutirse las enmiendas parrafo por pi-
raffo, sino votarlos finica y exclusivamente. Sin
embargo, el Dr. Martinez SAenz, que presidia en aquel
moment, decidi6 que los parrafos se discutieran
separadamente, y hasta que se concedieran los tur-
nos en pro y en contra; y como hay una notable di-
ferencia entire las dos interpretaciones, yo quisiera
saber cuAl es la verdadera. En las dos oportunida-
des ha dado la coincidencia de que yo haya tenido
que sufrir las consecuencias derivadas de dos di-
ferentes interpretaeiones. Ruego a la Presidencia
que haga una interpretaci6n autintica para saber
en definitive a qu6 atenerme.
SR. MARTINEZ SAENZ (JOAQUIN): Senior Presiden-
te pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Martinez SAenz.
SR. MARTINEZ SAENZ (JOAQUIN): Senior Presiden-
te y sefiores Delegados: Para explicar la cuesti6n de
las dos interpretaciones por las dos Presidencias. Se
someti6 a la Asamblea el criteria de la Presidencia
en relaci6n con una enmienda del senor Zaydin que
no podia considerarse una enmienda de un proble-
ma sencillo, sino que era un parrafo del Dictamen
que envolvia una series de puntos tan' distintos unos
de otros que no hubo otro remedio que se explicaran
los parrafos de esa enmienda por separado en vista
de los diferentes puntos de la enmienda.
La Asamblea entendi6 por. mayoria de votos que
se discutiera punto por punto, en ese caso, porque
estabamos en un caso exceptional, y otra vez que
ocurra del mismo modo serA aplicado de la misma
manera por la Presidencia, que en aquella oportu-
nidad tuvo el respaldo de today la Asamblea en su
interpretaci6n.
SR. REY (SANTIAGO): Sefior Presidente: yo qui-
siera que la Presidencia trasmitiera al senior Marti-
nez Saenz el ruego complete de si es que 61 ha in-
terpretado el Art. 78, no importa si de acuerdo con
la Asamblea o no, ni si se trata de un caso especial,
sino simplemente si 61 ha hecho la interpretaci6n
del Art. 78. Ahora bien, yo sostengo, que como quie-
ra que lo hubiera interpretado, diariamente no pue-







DIARIO DE SESIONES DE .A CONVENTION CONSTITUYENTE 2;


de haber una interpretaei6n distinta, porque los De-
legados necesitan saber a qu6 atenerse.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): La Presi-
dencia entiende que habia various extremes en los
que esthbamos todos de acuerdo. En el caso de que
fuera una enmienda en que todos los pArrafos fue-
ran sustituyendo un articulo o todos fueran con-
cordantes, fueran discutidos todos de una sola vez,
y en ese caso la Presidencia entieinda que debiamos
de ajustaihos a un turno en pro y un turno en con-
tra.
SR. REY (SANTIAGO): Sefior Presidente: Lo que
yo le rogaria a la Presidencia es que transmitiera mi
ruego al senior Martinez Shenz, para que me expli-
cara si 41, desde la Presidencia, interpret el Art.
78, o se limit a cumplir un acuerdo especial de la
Asamblea.


enmienda abarca distintos particulares en los que
no podrian esiar conformes algunos Convencionales
y en cambio, en otros si, y por consiguiente, no sa-
brian e6mo emitir su opinion sobre la misma, y con
ese criteria se llegaria al punto de que la enmienda
presentada al pirrafo del articulo del Dietamen no
podria tener ocasi6n de poderse discutir.
Por esso entiendo que se debe discutir las enmien-
das presentadas a cada parrafo para poder tener
oportunida d de discutir todos los puntos y despu6s
la enmienda que sea total al Dictamen.
SR. ICHASO (FRANCISCO) : Para una cuesti6n de or-
den. Quiero llamar la aterici6n de la Presidencia
que son las ooho de ]a noche.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Ya ese
asunto ha sido resuelto.


SR. PRESIDENTE (GRAU .SAN MARTIN): Se trans- Se pone a votaci6n la enmienda sustitutiva del se-
mite el ruego del senor Rey al sefior Martinez SAenz. nor Martinez Fraga.


SR. MARTINEZ SAENZ (JOAQUIN) : La Presidencia
en aquella oeasi6n someti6 a la consideraci6n de la
Asamblea el caso especifico de la enmienda del senior
Zaydin porque era un easo exceptional en el que
podria aplicarse el articulo 78, por excepci6n, que
dice: (lee).
El sefor George pidi6 que no se aplicara el ar-
ticulo 123 que concede un turno en pro y otro en
contra cuando se trata de una enmienda, sirio el
articulo 78 por tratarse de un articulo distinto al
Dictamen, y entonces se someti6 este punto a la con-
sideraci6n de ]a Asamblea para que 6sta decidiera
si debia aplicarse, y la Asamblea entendi6 que era
el articulo 78, y asi se vot6.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Esta de
acuerdo el senior Rey?
iSR. REY (SANTIAGO) : No estoy de acuerdo ni pue-
do estarlo. Me parece just la soluci6n que le di6
esta Presidencia hace algunos dias, porque, a mi
juicio, los pArrafos deben ser diseutidos separada-
mente, pero quiero hacer constar que a pesar de mi
protest. Y no son mis palabras, sino que esta afir-
maci6n mia puede probarse examinando el Diario
de Sesiones: se interpret un articulo de una ma-
nera, y despu6s, de otra, sufriendo yo las consecueni-
cias de dos interpretaciones opuestas en dos distin-
tas ocasiones.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Zaydin para una cuesti6n de orden.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Sefior Presidente y sefio-
res Delegados: La cuesti6n planteada por el Dele-
gado senior Rey es sumamente importan'te, y mrs en
los moments en que la Presidencia iba a poner a
discusi6n una enmienda del senior Martinez Fraga
que es a la totalidad del articulo del Dictamen de
la Comisi6n Coordinadora, y si triunfara aqui la te-
sis de un turno a favor y un turn en' contra de
la enmienda, despu6s no podria discutirse pirrafo
por parrafo, y nos encontrariamos que como esa


SR. ALOMA (FRANCISCO): Sefior Presidente: An-
tes de la votaci6n quisiera hacer un ruego a la Pre-
sidencia sobre esta cuesti6n.

SQub acuerdo ha reeaido sobre este problema en
relaci6n con que si se discuteri los preceptos por ph-
rrafos o en total el articulo?
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): La Presi-
dencia tiene el criterio de que la enmienda que se va
a leer nuevamente para votar, es sustitutiva del ar-
ticulo. Si ella acuerda o se rechaza, despu6s en-
traremos a discutir la otra; y aunque no sea tan
amplia, o sea mrs radical en algunos articulos que
este otro, indudablemente despu6s se pone a discu-
si6n'.
SR. ALOMA (FRANCISCO) : NO me refiero especifi-
eamente a esta cuesti6n, sino que me refiero a, la si-
tuaci6n general.
SR. PRESIDENT (iGRAU SAN MARTIN): La Presi-
dencia entiende que se puede discutir la totalidad.
De esa manera, cuando no se adopted acuerdo puede
reehazarse. Es un m6todo que tenemos que seguir,
porque de otra manera se retardaria la labor de es-
ta Convenci6n, y esto es muy favorable para el de-
bate y para abreviar tiempo. Desde luego, abre-
viar tiempo, no quiere decir que no se discuta todo
lo que sea discutible; pero esto result un' m6todo
mejor.
SR. ALOMA (FRANCISCO) : Perd6neme la Presiden-
cia en que insist: La Presidencia va a aceptar en-
miendas a todos los pArrafos
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): La Presi-
dencia va a someter ahora adiscusi6n una enmienda
sustitutiva del Articulo.
SR. ZAYDfN (RAM6N): Pido la palabra, en su
oportunidad, para una cuesti6n de orden.
SR. ALOIA (FRANCISCO): Yo no he termi-
nado todavia, senior Presidente, porque no he aca-
bado de comprender lo que se proyecta hacer. La
Presidencia va a aceptar a cada parrafo enmiendas,
o la enmienda va a ser sustitutiva del Articulo?








28 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Algunas
enieniC;.as se eietrein a a-gunos pfrrafos. El m6..
todo es escoger la que sea mas radical. Desde luego
que mas radical puede ser una con relaci6n a la to-
talidad y otras lo pueden' ser en cuanto a los parra-
fos. Entonces, la Presidencia, si la Asamblea no es-
tima otra cosa: aclara la que entienda que es mis
radical.
SR. ALOM (FRANCISCO) : Ruego a la Presidencia
me diga...
SR. FERRARA (ORESTES) : (Interrumpiendo) : Va-
mos a entrar en ia discusi6n. Estamos perdiendo,
dos horas sobre el metodo a seguir. El m6todo se ha-
r siguiendo, caminando...
SR. Z kYDIN (RAM6N) : Es que tengo planteada
una cuesti6n de orden, y no ha sido resuelta.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTINN: Es que no
ha terminado el senior Aloma. Continla en el uso
de la palabra el senior Alomi.
SR. ALOMA (FRANCISCO) : Es que no se me ha de-
jado terminar mi pensamiento. La Presidencia ha
de conceder turnos en pro y en contra de la discu-
si6n de cada parrafo del Articulo o enmienda. SSi
o no?
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): A la en-
mienda, a los parrafos y al Articulo.
SR. ALOMA (FRANCISCO): Eso es lo que yo que-
ria saber, pues de otro modo seria perder el tiempo
miserablemente.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Zaydin.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Yo he planteado una cues-
ti6n de orden Sr. President y sefiores Delegados, al
amparo del Articulo 78, y lo hago para evitar que el
sistema de presentar enmiendas a la totalidad de
un articulo, comprendiendo varies parrafos distintos,
d6 lugar a que despues la enmienda presentada a
pDrrafos de ese Articulo no tenga oportunidad de
poderse discutir, no obstante que las enmiendas a
esos pirrafos sean mis radicals.
El Articulo 78 dice: (Lee).
En cambio, cuando hay un'a enmienda que vaya a
la totalidad, seri discutida primero la totalidad, pe-
ro despu6s habrd que entrar a diseutir y votar pa-
rrafo a pirrafo la enmienda. Asi, dice el Articulo
78: "Se hara... (sigue leyendo)".
Este fu6 el criterio, ademAs, resuelto no s6lo por
la Presidencia, sino por la Convenci6n, cuaifdo se
trat6 de una enmienda presentada por el Delegado
que habla, que abarcaba various particulares distin-
tos entire si. De otro modo, como dice el Articulo
78: (Lee).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Pero no se
refiere a las enmiendas.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Una proposici6n es una
enmienda.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Ese es el
criteria del senior Zaydin.


SR. ZAYDIN (RAM6N): La interpretaci6n del Re-
glamento en mi prActica parlamentaria sabe que pre-
cisamente a la Asamblea solamente puede uno diri-
girse por medio de Proyectos, Proposiciones o Mo-
ciones. Y una enmienda no es mAs que una propo-
sici6n. Y por lo tanto, cuando este Articulo esta
hablando de Proposiciones, es la enmienda, que no
es mas que una proposici6n, que estA perfectamen-
te comprendida en el Articulo 78. De otro modo, se-
ior Presidente. con una interpretaci6n distinta, lo
que se produciria seria un galimatias, y cuando las
enmiendas se presentasen a los parrafos de los Ar-
ticulos, daria lu'gar entonces a que en el future to-
dos los Convencionales, yendo a mcdificar a un par-
ticular de un Articulo, presentasen cada uno en-
miendas sustitutivas, creandose asi una verdadera
confusion.
Por consiguiente, creo que si se sigue la practi-
ca parlamentaria acordada por la Convenci6n Consti-
tuyente, o ]a interpretaci6n que se hiciera en dias
anteriores, de que cuando una proposici6n, o sea
una enmienda, que abarca various particularss. se dis-
cuta y vote cada uno de los particulars o parrafos
de toda esa enmienda, tendremos oportunidad de
poderla discutir y entrar a votar con plena concien-
cia.
ISR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Esa difi-
cultad estA subsanada, si se da oportunidad tambi6n
de presentar enmiendas a lo que se esta discutienido,
porque si lo que se estA discutiendo permit ser am-

pliado, modificado o sustituido, entonces hay la opor-
tunidad de discutir esa enmienda y presentarse otra.
De manera que en este caso estaria obviada la difi-
cultad a que con tanto acierto se ha referido el se-
flor Zaydin. Siempre habra oportunidad de presen-
tar enmiendas a esa enmienda que se esta discu-
tiendo y, desde luego, hay tambien la oportunidad
de votar parrafo por parrafo, por separado, estan-
do garantizados asi todos los derechos: el derecho del
que present la enmienda, el derecho de hacker en-
miendas a ella y el derecho de aceptarla o rechazar-
la. De manera que si el senior Zaydin lo permit,
se le va a dar lectura a todas las enmiendas, para
que la Asamblea las conozca y juzgue cual es la mis
radical.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Quiere decir, Presidente,
que cada Delegado que estime convenient presentar
una enmienda, no una enmienda a otra enmienda, si-
no una enmienda a un precepto del dictamen, resul-
taria entonces que habria que convertir, si se siguie-
ra el criterio mantenido por la Presidencia, se ten-
dria que seguir el criteria de que, al llegar a un
parrafo de esa enmienda totalitaria, tenrdria el De-
legado que pararse y decir: "La enmienda a mi en-
mienda, que era al pflrrafo tal del Articulo del
Dietamen, result enmienda a la enmienda; lo cual
si produciria aqui una situaci6n de much mayor
confusion para el debate. En cambio, si se siguiera
el sistema de discutir la totalidad, y despues parra-
fo a parrafo como dice el articulo 78, entonces, al
discutirse los parrafos, cabe discutir, conrjuntamente
con la enmienda, todas las ,otras ennliendas que
llegaran con ese parrafo, y de ese modo, tecnica-
mente se desenvolveria la discusi6n, como se vie-
ne desenvolviendo, .alrededor precisamente de la en-








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 2Z


mienda que tuve el honor de presentar, cuando la
,Convenci6n o la Presidencia entendiere que debia
hacerse.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se le va a
dar lectura a la enmienda del senior Martinez Fra-
ga, y tambi6n se va a dar lectura a las demas en-
miendas, para que la Asamblea pueda apreciarlas
y considerar cuAl es la que mis se aparta del dicta-
men. Se van a leer.
(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA AL ARTICUILO 54.
Los padres estin obligados a alimentar, asistir,
educar e instruir a sus hijos y 6stos a respetar y
asistir a sus padres. La Ley cuidard del manteni-
miento de estos deberes con garantias y sanciones
adecuadas.
Los hijos naturales se equiparan a los habidos ba-
jo el matrimonio en sus derechos y de"eres en la
forma que la Ley determine. Los hijos habidos
luera del matrimonio tienen los mismos derechos y de-
beres, a excepci6n de los de la herencia, que los hi-
jos naturales, en ]a forma que establezca la Ley.
No se consignarA declaraci6n alguna sobre la le-
gitimidad o ilegitimidad de los nacimientos ni so-
bre el estado civil de los padres en ningun docu-
mento pfblico, referente a la filiaeiirn.
(iFdo.) Antonio Martinez Fraga.
(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA AL ARTICULO 54.
ADICIONAL AL PARRAFO 10.
\Los jefes de familiar tendran las mismas obliga-
ciones enunciadas en el pirrafo anterior para con
todos los menores de edad que se encuentren a su
amparo.
(Fdo.) Eduardo Chibds.
(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA AL ARTICULO 54.
AL FINAL DE SU PARRAFO 2.
El segundo parrafo del Articulo 54 terminard
donde dice: "recayere sentencia declarando la fi-
iiaciin", suprimiendo el resto del pirrafo.
(Fdo.) Rafael Alvarez.
(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA AL ARTICULO 54.
AL PARRAFO SEGULNDO
La filiaci6n es un hecho natural y com6n a todos
los miembros de la sociedad civil, y en su conse-
cuencia, un derecho social que equipara a todos los
hijos en los mismos derechos y deberes, eualquiera
que sea el estado civil de los padres al moment de
su concepei6n.
Las leyes admitirAn y regularan la investigaci6n
libre de la maternidad y de la paternidad.
(Fdo.) Ram 6n Zaydin.


(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA AL ARTICULO 54.
AL PARRAFO SEGUNDO.
Se establece la igualdad absolute de todos los hi-
jos, en el nombre, en la consideraci6n social y en
la herencia, borrAndose las desigualdades de cual-
quier otro caricter que hubiere en nuestra legislaci6n
y especialmente la que se refiere a las distintas de-
nominaciones que a los mismos han venido siendo
asignadas hasta el present.
('Fdo.) Santiago Rey.
(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA AL ARTICULO 54.
AL SEGUNDO PARRAFO.

Los hijos naturales se equiparan a los legitimos en
sus dereehos y deberes. A este efecto se consideran
tambien naturales los hijos habidos fuera del matri-
monio per persona casada, siempre que 6sta los
reconozca como tales y recayere sentencia declaran-
do la filiaei6n. La Ley regular la investigaci6n
de ]a paternidad.
(Fdo.) Juan Marinello; Salvador Garcia Agilero;
Blas Roca; Esperanza Sdnchez Mastrap'a y Romdri-
co Cordero.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se va a
dar lectura a la enmienda mis amplia.
SR. PARRADO (MANUEL): Sefior Presidente, yo
tengo presentada una enmienda al parrafo tercero.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se va a
dar lectura a dicha enmienda.
(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA AL ARTICULO 54.
PARRAFOS SEGUNDO Y TERCERO.

A todos los efectos quedan suprimidas las dife-
rencias o categoriass legales entire los hijos, quedan-
do, por tanto, equiparados los habidos antes, fuera en,
o despuis del matrimonio con el c6nyuge legitimo, o
cualquiera otra persona.
En las aetas do inscripci6n de nacimientos no se
admitirAn declaraciones sobre el estado civil de los
padres; ni tampoco podrA consignarse dicho parti-
cular en las certificaciones, atestados, partidas de
bautismo, o cualquiera otra referida a la filiaci6n
que en lo adelante se expidan.
(Fdo.) Manuel Parrado.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : La enmien-
da del senior Martinez Fraga afecta a todo el articu-
lo.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Sefior Presi-
dente, para ganar tiempo yo ruego a la Presidencia
que se considered presentada mi enmienda a los dis-
tintos pfrrafos del articulo y de esa forma podra
discutirse la enmienda cuando se diseutan los dis-
tos pirrafos del articulo.







30 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN):
debe considerarse dividida su enmienda
los distintos pirrafos del artieulo.


Entonces
respect a


SR. MANACH (JORGE): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTINN: Tiene la pa-
labra el senior Mafiach.
SR. MANACH (JORGE): Sefior Presidente y sefio-
res Delegados: Yo estimo que es sumamente dificil
poder percatarse del sentido de una enmienda con
solamente oirla leer. Se trata de enmiendas muy
largas que envuelven extremes sumamente delica-
dos, y por esta raz6n me atrevo a proponer a la Pre-
sidencia y a la Asamblea que se suspend el debate,
en vista de la existencia de numerosas enmiendas a
este articulo. Que se suspend el debate y se re-
partan copias de todas las enmiendas para delibe-
rar sobre ellas en la pr6xima sesi6n.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se somete
a votaci6n la proposici6n de] seflor Mailach sobre
este articulo. ALo acuerda asi la Asamblea?
(Seiales afirmativas).
Se suspended el debate sobre este articulo y se im-
primirin y reparlirhn copias de las enmiendas.
Se va a dar lecture al articulo 55.
(El Oficial de Actas lee).
ARTTCULO 55.-E1 beneficio de los impuestos,
subvenciones pensions, seguros socia!es y demis for-
mas de la asistencia social se aplicard de acuerdo
con el principio de protecci6n preferente a la fa-
milia.
SR. PRESIDENT ('GRAU 'SAN MARTIN): Hay una
enmienda supresiva al articulo 55. Se le va a dar
'lectura.
(El Oficial de Actas lee).
A LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE
ENMIENDA
Se suprime el articulo 55.
(Fdo.) M. E. Dihigo.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Hay otra
enmienda. Se le va a dar lecture.
(El Oficial de Actas lee).
A LA OONVENCION CONSTITUYENTE
El Delegado firmante tiene el honor de proponer
a la Convenci6n que el Art. 55 del Dietamen que se
dispute sea modificado y aprobado con la siguienre
redacci6n:
ARTICULO 55 -El regimen fiscal y los segu-
ros de asistencia social se aplicarin de acuerdo conr
las normas de protecci6n a la familiar establecida
on esta Con-tituci6n.
Sal6n de Sesiones de la Convenci6n Constituyente
en la Habana, a los diez dias del mes de Mayo de
mil novecientos cuarenta.


(Fdo.) Aurelio Alvarez.
SR. PRESIDENT (IGRAU SAN MARTIN) : A discu-
si6n la enmienda supresiva del articulo.
Sn. DIHIGO (MARIO): Pido la palabra para ex.
plicar el por que pido la supresi6n.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Dihigo.
SR. DIHIGO (MARIO E.): Yo creo que la supre-
si6n de este articulo debe hacerse por confuse y por
innecesario: Dice: "Los beneficios de los impues-
tos, subvenciones... (lee).
Con el nombre de asistencia social hemos susti-
tuido lo que hasta hace poco se conocia con el nom-
bre de beneficencia pfiblica, por entender que esta
denominaci6n es m6s just, y sobre todo, menos de-
primente para quien recibe el beneficio.
Ahora bien', hay algo mis todavia; en la segunda
part dice: "Los seguros sociales y demAs morma
de asistencia... (lee).
Yo creo que es impossible determinar quien no es-
t6 comprendido en ese caso, porque al fin y al cabo,
todos pertenecemos a alguna familiar, pero ain hay
algo mas todavia, aquellas personas que por haber
llegado a una edad avanzada sin el apoyo de otros
que lo cuiden, o los que pierden sus padres a edad
temprana, en el caso de orfandad, son precisamente
aquellos que no tienen familiar, los que mas necesi-
tados estin de esta ayuda, y que el Estado de'Fe pres-
tarselas, teniendo en euenta el principio de la pro-
tecci6n a la familiar.
Yo creo que la Constituci6n no perderia nada con
que se quitara este articulo que es confuse e inne-
cesario.
SR. GEORGE (QUINTfN): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRRAU SAN MARTIN): Tiene la pa
labra el senior George.
SR. GEORGE (QUINTIN) : Yo llamo respetuosamen-
te la atenci6n de la Presidencia sobre la importan-
cia que tiene para el orden de la discusi6n de los
preceptos que se someton a la consideraci6n de la
Asamblea, de la interpretaci6n que se da a lo que
se propone, porque si se le da la interpretaci6n de
Enmienda a un precepto que no enmienda nada,
entonces se invierte el orden de la 16gica y l.e
quita la posibilidad a eualquier otra enmienda de
que se discuta y vote. El que habla planted a la
Presidencia la cuesti6n de orden de que no se tra-
ta de una Enmienda y que tiene el Conveneional que
habla el derecho de pedir la palabra en contra en
la oportunidad en que se discuta.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): La lectura
del precepto y de lo que se llama Enmienda supresi-
va y de las otras enmiedas, se ha hecho de manera
cue cuando se discuta esa llamada Enmienda supre-
siva, como se conoce la que modifica el precepto,
se puede estar preparado para no aceptar la pri-
mera y entrar a discutir la otra.
SR. GEORGE (QUINTfN): Yo pregunt4 a la Pre-
sidencia si la Enmienda calificada como Enmienda





DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 31


supresiva por la Presidencia suprimia totalmente el
parrafo sin enmendarlo, y a la vez, le pregunt6 si ha-
bia otra enmienda.
SR. PRESIDENT (.GRAU SAN MARTIN): Ya so ha
leido.
SR. GEORGE (QUINTIN): Yo sostengo, sin que
quiera sentar un precedent, mejor dicho, queriendo
sentarlo para casos posteriores, porque no es funda-
mental este caso que se altere el order de los tur-
nos y consumer un turno en contra el que no es par-
tidario de la suspension y partidario del precepto.
El que habla entiende que una iniciativa Convencio-
,ial en la forma en que esta redactada esa, no es una
Enmienda, porque no Enmienda ningfn precepto,
sino que pide totalmente, la supresi6n de 1l, y el
Convencional que lo formula, tiene derecho a con-
sumir un' turno cuando el precepto se ponga a dis-
cusi6n.
SR. IcHASO (FRANCISCO): Sefior Presidente: pa-
ra ver la manera de obviar la dificultad que en-
cuentra el senior George; tal vez se podria acordar
que se leyera primero la Enmienda modificativa,
ilespu6s.la supresiva del Sr. Dihigo, y si es aprobada
esta filtima, entonces, no se dispute el Articulo del'
Dictamen.
SR. GEORGE ('QUINTfN) : Para una cuesti6n de or-
,den: yo no quiero en lo absolute que la Presiden-
cia me d6 la raz6n en este caso. No quiero que se
siente el precedent. Si no lo entiende asi la Pre-
sidencia y quiere organizer el criterio del que for-
mul6 la Enmienda, que se discuta alterando los tur-
nos, pero efectivamente, no se pueden repetir eso
casos frente a un precepto que se present como En
mienda una disposici6n y por complete lo abarca.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : La Enmien-
da supresiva es al articulo, de manera, que pudie,
ra interpretarse que en este caso se ha seguido el
criterio de que se discuta la Enmienda mhs radical,
La Asamblea tiene ccnocimiento de las otras En-
miendas, y no hay ninguna mis radical que la que
suprime por complete el Articulo; de manera que
si la Asamblea entiende que puede variarse el trh-
mite...
SR. GEORGE (QUINTIN): Debe convenir la Pre'
sidencia, que la forma en que esta redactada esa ini4
ciativa, no Enmienda nada.
Sn. DIHIGO ('MARIO E.): Yo he empleado el ti-
tulo de Enmienda. porque no he tenido otro. El
Articulo contiene dos aspects que a mi juicio no
sirven para nada, y entonces, no los enmend6, sino
que Ics quit. No es el primer caso de que un De-
legado proponga la supresi6n de un precepto; por
eso yo he puesto el riombre de Enmienda, pero no
tengo inconvenient en darle otro si asi lo estima
la Asamblea. iSi esta Enmienda prospera y enton-
ces las demAs no pueden discutirse, result un pro-
cedimiento injusto; por eso yo estimo que deleria
discutirse primero la otra Enmienda.
SR. GEORGE (QUINTIN): Para darle una rendida
explicaci6n al compafiero. No es mi prop6sito que
la Enmienda no se diseuta, pero con ese sistema cae-


remos en una double discusi6n, primero se rechaza la
Enmienda y luego se empieza a tratar otra vez del
Articulo.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Yo quiero hacerle un ruego
a nuestro querido compafiero el senior Dihigo. Re-
glamentariamente, tiene el derecho de que siendo
la Enmienda que ha presentado, la mas radical,
porque pide la supresi6n del Articulo, procede la
discusi6n y votaci6n de la misma, sin embargo, so-
bre la mesa hay una Enmienda modificativa, pre-
sentada por el senior Alvarez, que francamente, des-
envuelve perfectamente el principio de protecci6n
a la familiar, que consagra el Articulo 53 del Dicta-
men, y yo rogaria al senior Dihigo si no tuviera in-
conveniente en retirar temporalmente su Enmienda
para dar paso a que se discuta la Enmienda del se-
fior Alvarez.
SR. DIHIGO (MARIO) : La Enmienda del senior Al-
varez tiene una diferencia, ya que separa los segu-
ros, impuestos y subvenciones del concept de la
asistencia social, pero en lo que se refiere a la se-
gunda parte, esti en iguales condiciones que el Dic-
tamen, puesto que dice que se estableceri siguiendo
las normas de proteeci6nr a ]a familiar. Eso es lo que
yo no encuentro que tiene una explicaci6n clara,
.C'uhl es esa norma de protecci6n a la familiar?
A Quinnes son los que no estin comprendidos en ese
beneficio y pertenfecen a una' familiar ya que aque-
llos, los que no tengan una familiar, son precisamente
los mas necesitados de los beneficios de la asisten-
cia social?
SR. MARINELLO (JUAN): Para una aclaraci6n.
Como miembro de la Secci6n de Cultura y Familia
que trat6 ese problema, yo admito que la redacci6n
del articulo es desdichadisima, y que seguramente.
al mayor nfimero de personas que lo lean les dark la
impresi6n hasta contraria de lo que quiere -decir;
hasta ese extreme, el articulo es imperfecto en su
forma; pero quiero aclararle al senior Dihigo lo quo
nos llev6 a tratarlo al Dictamen. Quiere decir, que
cuando Ne establezca lpar el Estado una subven-
ci6n, cuando se organicen los seguros sociales, se ten-
drk como unidad protegida a la familiar, no se aten-
derh como element central al hombre, sino a la
familia...
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): El senior
Marinello desea consumer un turno a favor de la
Enmienda.
SR. MARTNELLO (JUAN) : No, senior Presidente;
termino. Yo s6lo quiero dejar asentado que el pre-
cepto, entendido asi, es sumamentp beneficioso, y qu-
no merece la supresi6n, sino una redacei6n mis per-
fecta.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se pone a
votaei6n la Enmienda del senior Dihigo que pro-
pone la supresi6n del Articulo. Los que esten con-
formes con ella se servirAn levantar el brazo.
(La mayoria de los se4iores Delegados asi lo harce

Rechazada.
Se va a dar lectura a la otra Enmienda.








32 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


(El Oficial de Actas lee).
A LA CONVENTION CONSTITUYENTE
El Delegado firmante tiene el honor de proponer
a la Colivenci6n que el articulo 55 del Dictamen
que se discute sea modificado y aprobado con la si-
guiente redacci6n.
ARTIOULO 55.-E1 regimen fiscal y los seguros
y la asistencia social se aplicar6n de acuerdo con las
normas de protecci6n a la familiar establecida en es-
ta Constituci6n.
Sal6n de Sesiones de la Convenci6n Constituyeni-
te, en la Habana a los diez dias del mes de Mayo de
mil novecientos cuarenta.
(Fdo.) Aurelio A. Alvarez.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Pido la palabra a favor.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Alguien
pide la palabra en contra de la enmienda?
(Silencio).
A votaci6n...
SR. CORTINA (JosE MANUEL) : Nosotros aceptamos
la enmienda.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Los seno-
re- Delegados que esf6n conformes se serviran po-
nerse de pie.
(La mayoria de los senores Delegados se pone de
pie).
Aprobada.
Se va a dar lectura al articnlo 5G.
(El Oficial de Actas lee).
ARTICULO 56.-La niiiez y la juventud esta-
rAn protegidos contra la explotaci6n y el abandon
moral y material.
El Estado, la Provincia y el Municipio organiza-
ran institucione.- adecuadas al efectoq
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTiN): Hay dos
enmiendas.
Se va a dar lectura a la einiienda sustitutiva, de
la sefiora Hernandez.
(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA AL ARTICULO 56.
(Sustitutiva)
Articulo 56.-La nifiez y la juventud estarin pro-
tegidos contra toda explotaci6n y abandon; EL ES-
TADO CUBANO HACE SUYA LA "DECLARA-
CION DE GINEBRA" 0 TABLA DE DERECHOS
DEL NIJO.
El Estado, la Provincia y el Municipio organiza-
rAn instituciones adecuadas al efecto.
(Fdo). Dra Alicia Herndndez de la Barca.
SR. ALVA\REZ (AURELIO): Pido la palabra, senior
President.


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Aurelio Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Para hacer un ruego a
la Delegada so:iora Alicia Hernandez, procurando
armonizar su enmienda con la que he tenido el ho-
nor de presentar y que esta dirigida al mismo fin;
finicamente que la de la sefiora Hernandez propone
la protecci6n de los derechos del nifio y el que ha-
bla solicit que la Asamblea acepte la declaraci6n de
Casablanca, que tuvo su origen en un Congreso In-
ternacional, auspiciado por la Liga de las Nacio-
nes, y que dijo la filtima palabra en cuanto a la pro-
teeci6n de los derechos y la salud del niiio.
SRA. HERNANDEZ DE LA BARCA (ALICIA) : Yo acce-
deria al ruego del senior Alvarez, pero en realidad
es que yo creo que la declaraci6n de los dereehos
del nifio, de Ginebra, es m6s amplia, mucho mis que
la de Casablanca; ademis, condensa, en menos pre-
ceptos, todo lo que trae la de Casablanca.
Asi es que, por lo tanto, porque esta, ademas,
tiene el precedent de estar en una de las filtimas
Constituciones del mundo, la Constituci6n espafiola,
yo mantengo la enmienda de Ginebra, pidiendo a ]a
Asamblea que mediten sobre ella, que aunque des-
afcrtunadamente no es presentada por el senior Zay-
din ni el Sr. Ferrara, ni otros Delegados eumbres,
merece la consideraci6n de los Asambleistas, ya que
asi lo han hecho otros hombres cumbres, maestros
del Derecho, y que en filtima instancia no hace mas
que recoger lo que esti en la conciencia de los pe-
dagogos modernos.
SR. MA.ACH (JORGE) : Sefior Pre:idente: Pido ]a
palabra en contra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
]abra el spilor Mafiach.
*Sn. MARAACH (JORGE) : Yo no .s lo que dice la de-
claraci6n de Ginebra; presumo que, desde el me-
mento en que mi distinguida compafiera la sefiora
Alicia Hernandez le ha impartido su aprobaci6n y
extendido su simpatia, debe tener un contenido su-
mamcnte generoso y vigilante sobre todos los inte-
reses de la nifiez: pero yo me opondria a que se
irsertase en el texto Constitucional ninguna alusi6n
a convenios o pactos extranjeros...
Estimo que se debe !levar a nuestro texto Co',s-
titucional exclusivamente aquelos principics de orden
general que dejen amparados de una manera gen4
rica los interests que nos parezean dignos de tal
amparo, dejando la ley el desarrollo adecuado de
esos principios.
SRA. HERNANDEZ (ALICIA) : Tengo entendido que
Cuba ha aceptade ese tratado. y ademas, si no ]e
quiere poner el senior Mafiach el nombre de Ginebra.
se ]e puede poner otro nombre que tiene: el Tra-
tado de los Derechos del Nifio.
SR. MAAACH (JORGE): Yo lo acepto... Es al he-
eho de hacer alusi6n, en general, a textos y conve-
nios extranjeros que me parece un poco fuera de
]a t&enica Constitucional; creo que es una cuesti6n
de political social, que debe ser material de la con-
ducta de los ministerios respectivos y que no de-







DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 33


bemos incorporarla a nuestra Constituti6n, aparte
de que algunos no conocemos la declaraci6n de esos
derechos en el moment del debate.
SR. CHIBiS (EDUARDO): Dos de las filtimas Cons-
tituciones, una de ellas la espafiola, y la otra la me-
ricana, hacen referencia a esa declaraci6n.
SR. CAPAELANCA (RAMIRO) : Para aclararle al se-
fior Mafiach...
En el articulo 43 de la Constituci6n de la Repfibli-
ca Espafiola, hay un pdrrafo que dice lo siguiente:
"El Estado prestara asisteneia... (continfia le-
yendo) ".
SR. MANACH (JORGE) : Pero es que pudiera darse
el caso de que en Ginebra se volviese a reunir otra
Ccnvenci6n dentro de cinco afios y de acuerdo con
criterios mas generosos y amplios se revisasen los
acuerdos incorporados a esta Constituei6n, y ten-
driamos entonces, posiblemente, para ser acordes con
nuestra Constituci6n, para estar al dia.
SR. HERNANDEZ DE LA BARCA (ALICIA) : Sefior Pre-
sidente: Yo pido que se lean los derechos esta-
blecidos en Ginebra, para que se vea que son eternos,
que siempre estaran vigentes.
SR. FERRARA (ORESTES): Estoy dispuesto a vo-
tarla si no se lee.
SR. BOADA (ALBERTO): Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Boada.
SR. BOADA (ALBERTO): Sefior Presidente y sefie-
res Delegados: Tengo entendido que con posteriori-
dad a la declaraci6n de Ginebra se produjo un Con-
greso de Educaci6n precisamente en la ciudad de
la Habana, que. tomando como base esa declaraci6n,
hizo una much mas amplia y modern que la de Gi-
nebra.
Yo creo que en estos problems de protecei6n a la in-
fancia, y en esto coincide con el sefor Mafiach, no
debe establecerse una forma rigida, puesto que pre-
cisamente los problems educacionales estAn evolu-
cionando per dias y pudiera ser que estas institucio-
nes que queremos crear, al amparo de este precepto,
se vieran forzadas al mantenimiento de una linea
do conduct educational que no fuera ]a apropiada
dentro de diez o quince afios, puesto que nuestra
obra no puede aspirar a ser de poca duraci6n...

Cuando establecemos la protecei6n a la juventud
y a la infancia y creamos las institucion'es para pro-
ducir esos beneficios en los t6rminos consignados en
el dictamen estarian siempre el Poder Ejecutivo y
el Legislative de la naci6n en disposici6n de poder
incorporar a nuestro pais cuantas innovaciones la
educaei6n sufra, sin necesidad de ajustarnos a pre-
cepto sobre los cuales habian pasado algunos afios.
Yo declare que, si mal no recuerdo, hay la declara-
ci6n del Congreso de la Habana, mas amplia y com-
pleta que la de Ginebra.
Si eso es asi, preferir4 siempre una declaraci6n
cubana a una extranjera.


SRA. HERNANDEZ DE LA BARCA (ALICIA): Le con-
testo al sefior Boada con esta sola frase: Ponga
atenci6n a la lectura de los preceptos en Ginebra.
para que vea que en ningin moment pueden con-
travenir ninguna evoluei6n ni desarrollo posterior
de la ensefianza.
SR. BOADA (ALBERTO) : No es eso, sefiora; a lo
que yo aspiro es a que quede el precepto tan amplio
que cualquier otra inieiativa pueda adoptarse en una
circunstaneia determinada.
SRA. HERNANDEZ DE LA BARCA (ALICIA): Yo insis-
to en que se lea senior Presidente.
SR. PRESTPENTE (GRAU SAN MARTIN): Se le va a
dar lectura
(El Oficial de Actas lee).
EXPLICACION
DECLARATION DE LOS DERECHOS
DEL NIRO.
Por la present "Declaraci6n de los Derechos de!
Nifio" llamada "Declaraci6n de Ginebra" los hom-
bres y mujeres de todas las naciones reconocen que
la humanidad debe dar a la infancia lo que tiene
de mejor, afirmando sus deberes fuera de toda con-
sideraci6n de raza, nacionalidad y creencia.

Esos dereehos son los siguientes:
Primero:-Deberi colocarse a los nifios en con-
diciones de desarrollarse de manera normal, material
y espiritualmente.
Segundo:-Debera alimentarse a los niiios que tie-
nen hambre; los nifios enfermos deberfn ser cuida-
dos; deberA alentarse al niiio atrasado; guiar al ni-
fio descarriado; recoger y socorrer al hu6rfano y a!
abandonado.
Tercero:-Eii tiempos de calamidad el nifo de-
berA ser el primero en recibir auxilios oficiales.
ICuarto:-Debera colocarse al niio en condiciones
de ganar su vida y deberA proteg6rsele eficazmente
contra toda explotaci6n.
Quinto:-Debera educarse al nifio en el sentimien-
to de que sus mejores cualidades han de estar al ser-
vicio de sus semejantes.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se va a
dar lectura a la enmienda del senior Aurelio Alvarez.
(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA AL ARTICULO 56.
(Adicional).
La Repfiblica hace suya la declaraci6n de Casa
Blanca, de 1931, sobre la salud y protecci6n del nifo.
EXPLICACION
Considerando: Que el articulo 56, Secci6n Pri-
mera, Titulo V del Dictamen de la Comisi6n Coor-
dinadora, dispone que la nifiez y la juventud sean
protegidos contra la explotaci6n y el abandon mo-







14 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


ral y material, asi como que el Estado, !a Provin-
cia y el Municipio organicen instituciones adecua-
das a esos fines.
Considerando: Que la Liga de las Naciones sent,
los admirables principios que, relacionados con tan
important material, fueron recogidos en la llamada
"Declaraci6n de Ginebra" o Tabla de los Derechos
del Niiio, aue adopt la Constituci6n espafiola de
1931, de igual modo que ordenan incorporar algu-
nas 'Constituciones al derecho positive del Estado,
principios juridicos o internacionales y lo hace una
de las bases ya aprobada de nuestro Proyecto, (ar-
ticulo 9 del Dictamen).
Considerando: Que con posterioridad a la expre-
sada "Declaraci6n de Ginebra", un Congreso In-
ternacional de pedagogos, soci6logos, m6dicos y po-
liticos enminentes, reunidos en Washington el alo
de 1931, emiti6 la denominada "Declaraci6n de Ca-
sa Blanca" sobre la salud y protecci6n del niiio, cu-
yos acuerdos reproducimos a continuaci6n:
DECLARATION DE LA OONFERENCIA
INTERNATIONAL DE CASA BLANCA SO'BRE
LA SALUD Y PROTECTION DEL NIRO.
"I.-Formaci6n spiritual y moral de cada nifio,
para ayudarle a soportar la presi6n de la vida.
1I.-El derecho mis precioso de cada nifio es la
comprensi6n y conservaei6n de su personalidad.
III.-Para cada nifio un hogar y el amor y la se:
guridad que proporciona un hogar; y para el nifio
que ha de recibir cuidados de personas extrafias,
el mejor sustituto de su propio hogar.
IV.-A cada nifio preparaci6n complete para el
nacimiento; a este fin reeibird la madre cuidados
pre-natales, natales y post-natales.
V.-Para eada nifio portecci6n de la salud desde el
nacimiento, sin excluir la adolescencia. Esta pro-
tecci6n comprende: Un cuidadoso examen peri6dico
de la salud, y cuando sea necesario, cuidado de es-
pecialistas y tratamiento en un hospital; exhmenes
dentales peri6dicos y tratamiento de los dientes, me-
didas protectoras y preventivas contra las enferme-
dades contagiosas y la garantia de un alimento pu-
ro, de leche pu'ra y agua pura.
VI.-Para cada nifio, desde el nacimiento con-
tando la adolescencia, fomento de la salud, incluyen-
do la ensefianza de la higiene y un program de
salud, ejercicio fisico y recreo mental, con maestros
e instructors bien preparados.
VII.-Para cada niiio una vivienda sana e higi6-
nica, con razonables disposicionres para el aislamien-
to, y libre de las condiciones que tienden a contra-
rrestar el desarrollo; y el ambient de un lugar ar-
monioso y estimulante.
iVIII.-Para cada nifio una escuela libre de peli-
gros, higi6nica, bien organizada, iluminada y ven-
tilada. Para los niios mis pequefios creches y kin-
dergartenes que complementen los cuidados del hogar.


IX.-Para cada nifio una comunidad que reconoz-
ca sus necesidades y lo proteja contra los peligros fi-
sicos, los dafios morales y la enfermedad; que le pro-
porciones lugares seguros y sanos para el juego y
el recreto y que atienda a sus necesidades culturales
y sociales.
X.-Para cada nifio una educaci6n que mediante
el descubrimiento y desarrollo de sus poderes indi-
viduales, lo prepare para la vida, y mediante el
adiestramiento y preparaci6n professional, le prepare
una vida capaz de proporcionarle un maximo de sa-
tisfacciones.
XI.-Para cada nifio una ensefianiza y adiestra-
miento que lo prepare para una paternidad inteli-
gente; la creaci6n de un hogar y los derechos de
la ciudadania; y para los padres, una preparaci6n
adicional que los habilite para resolve sabiamente
los problems de la paternidad.
XII.-Para cada nifio una educaci6ni para la segu-
ridad y protecei6n contra los accidents a lo que ex-
ponen las modernas condiciones de vida: Aquellas a
que esta directamente expuesto a las que por falta
o incapacidad de sus padres lo afeeten directamente.
XIII.-Para cada nifio que es ciego, sordo, tullido
0, en general fisicamente deficiente, y para el nifio
que es deficiente mental, los medios que descubran
y diagnostiquen prematuramente sus deficiencies, le
proporcionen cuidado y tratamiento y lo adies-
treni, a fin de que sea para la sociedad un capital
active, mas que una carga. Los gastos de estos ser-
vicios debe ser de caracter pfiblico, cuando no pue-
dan ser eubiertos por la iniciativa privada.
XIV.-Para cada nifio que est6 en conflict con
la sociedad, el derecho de ser tratado inteligente
mente como una carga, no como un paria de la so.
ciedad: Con el hogar, la escuela, la iglesia, el tri-
bunal de justicia y el asilo organizado para devol-
verle, cuando sea possible, a la corriente normal de
la vida.
XV.-Para cada nifio, el derecho de crecer en una
familiar con un tipo adecuado de vida y la seguridad
de una renta stable, es la defense mas segura con-
tra las desfavorables condiciones sociales.
XVI.-Para cada nifio protecei6n contra el tra-
bajo fisico y mental que impida el crecimiento, que
limiten la educaei6n, que le prive del derecho de la
camaraderie, del juego y de la alegria.
XVII.-Para cada nifio rural servicios escolares y
sanitarios satisfactorios como los proporcionados al
nifio de la ciudad, dando a este fin a las families
rurales facilidades sociales, recreativas y culturales
y dotarle de aquellos intereses que la vida modern
tiende a substraer del nifio. Debe darse todo esti-
mulo y aliento a la extension y desarrollo de las or-
ganizaciones voluntarias de la juventul; y
XVIII.-Para hacer possible esta protecei6n mini-
ma de salud y bienestar del nifio, debe haber en ca-
da distrito, condado o comunidad una organizaci6n
de la hiiiene, la educaci6n y el bienestar, servida
por funcionarios que le dediquen todo su tiempo y
en coordinaci6n con un program para todo el Es-







DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 3,


tado. Dicha organizaci6n debe defender de un ser-
vicio national de informaci6n estadistica e investi-
gaci6n cientifica".
Considerando: Que esta filtima transcript decla-
raci6n, esta considerada por la autoridad de nuestro
eminente pedagogo Dr. Alfredo M. Aguayo y por
otros critics autorizados, como la mejor orientada
para el cumplimiento pleno de los fines que persi-
gue el articulo 56 del Dictamen de referencia.
POR TANTO:
El Delegado. que suseribe tiene el honor de pro-
poner a la Asamblea que con el fin de satisfacer las
necesidades vitales que entrafia tan important ma-
teria y para rendir tribute a la cultural internacio-
nal, nuestra Constituei6n haga suyos los anotados
principios, aprobando ]a siguiente enmienda adicio-
nal al pdrrafo primero del articulo 56:
"La Repliblica hace suya la "Declaraei6n de Casa
Blanca", de 1931, sobre la salud y protecei6n del
nifio.
Sal6n de Sesiones de la Convenci6n Constituyen-
te, en la Habana, a los treee dias del mes de Mayo
de mil novecientos cuarenta.
(Fdo.) Aurelio Alvarez.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): j Me permit?
Quiero hacer constar que leyendo la Declaraci6n de
Casablanca del Congreso celebrado en Washington,
con posterioridad al de Ginebra, es much mks am-
plia con respect a la protecci6n a la nifiez, que es
Jo que propone el senior Alvarez. Esta declaraci6n
es much mks amplia. Inclusive llega a sefialar que
cada nifio debe tener un hogar, una habitaci6n y un
cuidado especial. Me inclino a la proposici6n del
senior Mafiach para dejar el camino amplio para
cualquier otra declaraci6n o acuerdo international
que sea mks progresista y mis bienhechora.
SR. FERRARA (ORESTES): Es que existe realmen-
te una Declaraci6n de la Habana?
SR. BOADA (ALBERTO) : He hablado en serio.
SR. FERRARA (ORESTES) : Yo pediria que esta en-
mienda, pudiera former parte de un articulo, que-
dara en suspense, y que no fuera aprobada ahora,
rhpidamente, sin conocimiento total de todos.
,SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN) : 6El senior
Ferrara hace una proposici6n incidental?
ISR. FERRARA (ORESTES) : De suspension, hasta sa-
ber bien entredaos, de si efectivamente hay una De-
claraci6n de la Habana.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): A votaci6n
6 Se aprueba?
(Seiales afirmativas).
Aprobado.
Se va a dar lectura al articulo 57.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Pido la palabra para
rogar que se repartan copias de la proposici6n de
la sefiora HernAndez de la Barca, sobre la que he
tenido el honor de informar, con respect a la De-
claraci6n de Casablanca y tambien sobre la de la


Habana, que efectivamente existe y es mas amplih
que la de Ginebra.
SR. BOADA (ALBERTO): Tendr4 el gusto de ofre-
cerla a la Asamblea, aunque no la propongo, ni la
defiendo.
(El Oficial de Actas lee).
ARTICULO 57.-Las pensions por alimentos a
favor de la mujer y de los hijos gozarAn de prefe-
rencia respect a cualquier obligaci6n y no podrA
oponerse a esa preferencia la condici6n de inem-
bargable de ningfin bien, sueldo, pension o ingreso
econ6mico, de cualquier clase que sea.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : A diseusi6n
(Silencio.)
A votaci6n. 4 Se aprueba ?
(8eeales afirmativas).
Aprobado.


Hay dos enmiendas adicionales.
lecture.


Se les va a dar


(El Oficial de Actas lee).

ENiMIENDA ADICIONAL DEL ARTICULO 57

Salvo que la mujer tuviere medios justificados de
subsistencia, o fuere declarada culpable, se fijara en.
su beneficio una pension proporcionada a la posici6n
econ6mica del marido y teniendo en cuenta, a la
vez, las necesidades de la vida social. Esta pension
sera pagada y garantizada por el marido divorciado,
y subsistira hasta que ella contrajere nuevo matri-
monio, sin perjuicio de la pension que se fijard
a cada hijo, y la cual deberA ser tambien garantiza-
da.
(Fdo.) Ranm, Zaydin.
(Z' Cicizl de Actas leeT.

ENMIENDA ADICIONAL AL ARTICULO 57

Dentro de las restrieciones referidas anteriormente
el cubano tendri la libertad de testar.
(Fdo.) Orestes Ferrara.
SR. CORTINA (JosA MANUEL): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Cortina.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL): Sefior President y
sefiores Delegados: La enmienda propuesta estaria
muy bien como un articulo de la Ley del Divorcio,
en el C6digo Civil.
En cuanto a los preceptos generals sobre los cua-
les se puede desenvolver lo propuesto en la enmien-
da, ya estAn consignados en la Constituci6n. No veo
para qu6 nosotros nos vamos a poner a regular esta
cuesti6n en la forma minuciosa de un C6digo Civil
o de un C6digo Penal. La Constituci6n debe consa-
grar ese principio; pero hacerlo en t6rminos sint6-
ticos.
No veo la raz6n por la eual se deba poner en un
precepto constitutional lo que deba hacerse cuando







56 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


el c6nyugue no es culpable, ni tratar todas las cues-
tiones de distinta naturaleza de las que integran el
process de los divorcios. Esto corresponde al juris-
ta en el C6digo Civil, el cual con la serenidad, tiem-
po y paciencia que estos problems requieren, con la
jurisprudencia y las estadisiicas delante, est6 en
condiciones de acertar mejor que nosotros.
En las Constituciones se ponen las garantias y lo
que llamariamos preceptos basicos de cada garantia.
iiEso 1 oveniamos haeiendo con amplitur y genero-
sidad extraordinarias, hemos torado todas las cum-
bres de aspiraciones de nuestro pueblo y las hemos
tenido en cuenta y las hemos consagrado en esta
Constituci6n, apreciando hasta donde es possible todas
las angustias, dolores y esperanzas de nuestro pueblo.
En esto hemos llegado muy lejos y hemos casi co-
dificado muchas instituciones. Pero todo tiene un
limited. Es bueno que haya previsi6n para las dolen-
eias mortales o graves de la sociedad; pero no po-
demos llevar aqui nuestros anhelos de reglamenta-
ci6n y constitucionalidad hasta consignar los reme-
dios que se deben usar hasta para las neuralgias. No
es possible que una Constituci6n se convierta en una
farmacia de medicines menudas hasta para las mis
ligeras indisposieiones.
Por esto, sefiores, creo que no debe aprobarse
ahora la Moci6n propuesta y que un distinguido ju-
risconsulto como nuestro compafiero el Convencional
doctor Zaydin, tiene muchas oportunidades en la le-
gislaci6n civil, de llevar lo propuesto en su enmien-
da a la legislaci6n civil de nuestro pais, presentan-
do en el Senado, en donde es distinguido miembro,
la proposici6n correspondiente y haci6ndola triunfar
con el apoyo de su elocuente palabra.
SR. ZAYDfN (RAM6N): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Zaydin.
SR. ZAYDiN (RAM6N): Sefor Presidente y seflo-
res Delegados. Vengo observando cuando -se discu-
ten ciertas enmiendas el tono ampuloso, enfatico. Se
dispute inmediatamente sobre la t6cnica constitucio-
nal, dando lecciones sobre lo que debe ser, lo que
debe ir, y se califica de menudo, y se califica de
cominero, y se califica de cosa insulsa...
SR. CORTINA (Josh MANUEL): Yo no he califica-
do de cominero lo propuesto. Yo he dicho que es un
precepto reglamentario, que no debe consignarse en
la Constituci6n.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Aquello que no conviene
con las ideas; pero no ve nunca al mundo de la
material. Y en esta forma de polemizar, y en esta
forma de analizar magisterr dixit", yo frfancamen-
te nunca me coloco, porque no he creido ser duefio
ni poseedor, ni monopolizador de la cultural cons-
titucional, y mis todavia cuando yo vengo observan-
do, a trav6s de todos estos Proyectos Constitueiona-
les que esa rigida tecnica juridica que determina-
dos autores o tratadistas sefialan, no se ha observado
en la menor part de los casos, porque haciendo nos-
otros una Constituci6n para nuestro pais en las cir-
cunstancias de este process: hist6rico, del que viene
a ser una culminaci6n la Asamblea Constituyente,
no es possible ajustarse exclusivamente a lo que un
buen sentido juridico pudiera determinar.


Podrh parecer esta enmienda al Dr. Cortina, que
no es protectora, que no es tutelar, que no es nece-
sario llevarla a la Constituci6n. Ah, sefiores Dele-
gados! Con ese criterio, muchas iniciativas que el
doctor Cortina ha llevado y que han salido produc-
to de su mente clara en la Comisi6n Coordinadora,
podria aplickrseles el mismo juicio que el doctor
Cortina le ha aplicado con su 6nfasis caracteristico
a esta enmienda que procede de uno de estos Dele-
gados que no pretenden rivalizar en los pianos de ]a
cultural ni de la inteligencia con el senior Cortina.
SR. CORTINA (JosE MANUEL): Lo que yo he dicho
es, que es una regla que, aunque important, es ade-
cuada para consignarla en el C6digo Civil; pero no
en la Constituci6n.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Materia adecuada al C6-
di Civil. Si fuera eso exclusivamente, el divorcio
no habria por qu6 consignarlo en la Constituei6n de
la Repfiblica, y sin embargo, el Dr. Cortina ha esta-
do conform con que se establezca el divorcio en un
precepto constitutional, y que hasta una de las for-
mas del divorcio, el mutuo disenso, vaya grabado
en la Constituci6n. Y yo le podria haher dicho al
Dr. Cortina que eso esti en la Ley de Divoreio, que
eso no es necesario llevarlo a la Constituci6n.
Yo recuerdo de aquellos debates del Congreso Ju-
ridico Nacional para la reform del C6digo Civil,
en.que la palabra brillante del Dr. Ferrara defen-
diera el divorcio, y eso esta consagrado ya no sola-
mente por la legislaci6n positive, sino por las cos-
tumbres sociales de Cuba. Y sin embargo, se ha
llevado por la Comisi6n Coordinadora que preside el
doctor Cortina, a la Constituci6n.
Asi tambi6n a la Cionstituci6n se ha 1]evado el
matrimonio civil. Yo podria deeirle al Dr. Corti-
na, siguiendo su mismo criterio, que eso es material
de legislaci6n positive. Esto esta en el C6digo Civil.
Eso no es necesario llevarlo a la Constituci6n. Asi
podria irle diciendo cuando para garantizar la
libertad individual se ha llevado a la Constituci6a
el mandamiento de Habeas Corpus, y se ha regla-
mentado inclusive en su funci6n, no novAndolo ab-
solutamente, sino elevando a precepto constitucio-
nal las normas legales del Habeas Corpus, que esti
legislado tambien por una orden military.
Y asi, si yo fuera examinando multitud de pre-
ceptos de la Constituei6n, podria decir: 6so esta en
el C6digo Civil; eso otro est6 en la Ley de Enjui-
ciamiento Criminal; eso otro esta en el C6digo Pe-
nal; eso otro esta en la Legislaci6n Social; eso est6
en la Legislaci6n Fiscal, y bpor qu6 entonces los
traemos a la Constituci6n y los elevamos a la catego-
ria y a la jerarquia de preceptos constitucionales?
Porque todos ellos han figurado en los programs
de los Partidos Y por que han figurado en los pro-
relieve de un derecho social, ha adquirido una ca-
tegoria colectiva y han exigido la garantia supre-
ma de ellos, llevndolos a la Constituci6n para que
no est6 a la libertad exclusive del legislator que los
puede modificar en el mafiana.
Recuerdo debates en la Comisi6n Coordinadora
y en la Comisi6n de Derechos Sociales cuando deter-
minados Delegados pedian que se consignara en la
Constituci6n, por ejemplo, el regimen de ocho horas
de trabajo; cuando pedian que se estableciera el








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 37


regimen de trabajo semanal; cuando se pedia que
se determinaran asi otras garantias para el proleta-
riado cubano. Y se les argiiia entonces. "eso esta
en la Legislaci6n Social actual". Y ellos contesta-
ron con un criterio muy razonado, como contesta-
taba yo sumado tambi6n a ese criterio: "si, paro
nosotros queremos elevarlos a la categoria de dere-
chos Constitucionales para que nunca puedan .er
modificados por el leg'islador. jPor ,quM? Porque
estamos expuestos lo mismo que a tener gobiernos
liberals, progresistas, democrAticos podemos estar
expuestos a gobiernos reaccionaribs, a todos esos
que se titulan fuertes porque van contra todos los
derechos y libertades, y por eso nosotros queremos
consignarlos.
Y asi cuando he visto que en la Constituei6n
se consagraba el matrimonio civil, pero se consagra-
ba tambi6n el divorcio, que es uno de los medios de
disoluei6n del matrimonio, decia: pero el Estado va
a garantizar y a proteger el matrimonio, y al mis-
mo tiempo se establece como una media higienica y
saludable en mucl'os casos y en otros no, el divorcio.
Y yo recordaba entonces la situaci6n de la mujer y
los hijos, la situaci6n de ellos, la situaci6n econ6mi-
mica, la que afeeta a la vida social, la que afecta al
Estado cubano, y cuando ese hijo, product de un
matrimonio que es objeto de un divorcio no esta
garantizado en la pension alimenticia, o esa mujer
no est6 garantizada en la pension econ6mica pa-
ra mantener su hogar, para subsistir, entonces, 4 que
pasa, qu6 ocurre? Esos cuadros desoladores que es-
tamos contemplando actualmente como efeeto y con-
secuencia del divorcio, esos ejemplos de mujeres di-
voreiadas a las que no se les pagan las pensiones,
que se declara en proporci6n con la posici6n eeon6-
mica de los maridos...
SR. PRESIDENT (*GRAU SAN MARTIN): Sefor Zay-
din, me da much pena tener que llamarle la aten-
hemos acordado que dure la discusi6n...
SR. ZAYDIN (RAM6N): Admirable, senior Pre-
sidente! Soy el finico Delegado a quien se le ha apli-
cado el reglamento, porque yo he escuchado a los se-
fores Delegados hablar hasta media hora por el re-
loj, y no se le ha aplicado.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Asaba de
aprobarse esa disposici6n...
SR. ZAYDfN (RAM6N) : Yo pido que se me permi-
ta ampliar siquiera cinco minutes mis...
!SR. PONS (JUAN B.): Tengo dudas del qu6rum,
senior Presidente, pido que se pase lista.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Parece que no s6 quiere
que able de la protecci6n a la mujer y por eso se
pide el pase de lista.
SRA. HERNSNDEZ (ALICIA): Yo protest de esas
manifestaciones, porque ninguno de nosotros esta
dispuesto a negar los dereehos de la mujer.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN ) : I Se acuer-
da ampliar el debate por cinco minutes
(Se ales afirmativas).
SR. FERRARA (ORESTES) : Por primera vez.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Acordada la
ampliaci6n del debate por einco minutes.


'SR. PONS (JUAN B.): Yo he pedido pase de lista.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : La Presi-
dencia lo hard inmediatamente que termine el senior
Zaydin.
SR. PONS (JUAN B.): Yo insist en el pase de
lista porque tengo dudas sobre el quorum.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se va a
pasar lista.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Es lamentable que esto ocu-
rra cuando se esti tratando de una media que pro-
tege a la mujer cubana.
(El Oficial de Actas pasa lista.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Han res-
pondido 44 sefiores Delegados al pase de lista.
Respondieron los sefiores Alvarez de la Vega, Bra-
vo Acosta, Cabrera Herndndez, Capablanca, Corde-
ro, Cortina, Correoso, Coyula, Chibds, Dihigo, Don,
Esteva, Ferrara, Galano, Garcia Agilero, Garcia Ro-
driguez, George, Herndndez de la Barca, Ichaso,
Maceo, Maiiach, Marinello, Martinez Fraga, Marti-
nez Sdenz, Mendigutia, Mesa, Mujal, Ochoa, Parra-
do, Pons, Prio, Roca, Rodriguez Cartas, Rodriguez
Rodriguez, Vilar, Villar, Vinent, Zaydi,, Boada,
Niq'ez Portuondo y Grau.
Hay quorum. Continfa la sesi6n.
SR. PARRADO (MANUEL) : Sefior Presidente: Para
rogarle a la Presidencia me informed el nombre del
sefor Delegado que pidi6 el pase de lista, porque es
la primera vez que lo veo en esta Asamblea.
,SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Fu6 el Sr.
Pons.
SR. PONS (JUAN B.): Acaso S. S...
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): para una cuesti6n
de orden pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Bravo Acosta.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Yo quiero rogar
a la Presidencia, para que lo comunique a todos los
sefiores Delegados, si es que no le conocen, que to-
do Delegado tiene el derecho de pedir la comproba-
ci6n del qu6rum, y estos no pueden ser objeto de cri-
tica por parte de nadie, porque es un derecho que le
da el Reglamento.
SR. PARRADO (MANUEL) : Tambi6n tengo yo el de-
reeho de saber el nombre del compafiero, porque es
la primer vez que lo veo aqui.
SR. PONS (JUAN): Es que el compaiiero ha venido
muy pocas veces a esta Asamblea. Si hubiera venido
hubiera podido advertir mi presencia en las sesio-
nes, y no he venido a perder el tiempo como lo ha-
cen muchos sefores Delegados.
SRA. HERNiNDEZ (ALIcIA): Para un ruego al se-
fior Zaydin. Yo estoy muy interesada en que el se-
fior Zaydin aclare las palabras, un poeo violentas,
con las que 61 termin6 su brillante disertaci6n, di-
ciendo que aqui no se le permitia hacer la defense
de la mujer cubana, porque creo que nadie tenga ese
.interds.







38 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


(Aplau4sos).
SR. FERRARA (ORESTES): Son palabras electora-
les.
SR. ZAYDiN (RAM6N): Pido la palabra para con-
testar a la sefiora Hernandez.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Zaydin.
Si. ZAYDIN (RAM6N) : Antes que nada felicito a
la compaiera Alicia HernAndez, por haber obteni-
do los aplausos de la Coalici6n Socialista Demo-
critica.
Francamente, yo solicit de la amabilidad y cor-
tesia de todos mis compafieros, que se me permitiera
ampliar por cinco minutes mi exposici6n de ideas,
ya que se me aplicaba a mi y no habia visto que se
le aplicara a nadie mis, un acuerdo de limitaci6n de
tiempo, que yo desconocia. Yo hubiera tratado de
sintetizar, porque he permitido por mi parte que
cada cual able como quiera, decir lo que quiera y
por todo el tiempo que quiera. Entonces yo, natural-
mente, cuando vi el pase de lista, me quedaba com-
pletamente asombrado.
SR. PONS (JUAN): En aquella oportunidad no
habia quorum.
'SR. ZAYDIN (RAM6N) : Y por otra parte, la otra
cuesti6n es una cuesti6n important, trascendental
y yo creia que era mejor que en la noche de hoy, lle-
ghramos a la discusi6n de la misma; pero como se
trata de una sefiora Delegada, la que me ha pedido
la aclaraci6n, yo siempre he sido correct con las
damas.
Ahora trato de enhebrar mis ideas. Yo decia que
pedia predisamente, en defense (de la mujer, esa
garantia constitutional, ya que se han ilevado ga-
rantias para la libertad, para los derechos sociales,
por los derechos econ6micos, pedia tambi6n que se
llevase esa garantia econ6mica para la mujer divor-
ciada; en esa garantia estriba en llevar al principio
constitutional el que la pension sea establecida en
proporci6n con la posici6n econ6mica del marido y
que a su vez sea garantizada por el marido, para que
tenga efectividad, real, positive, porque en la ac-
tualidad a despecho de la Ley de Divorcio, modifi-
cada 12 6 14 veces -y eso lo sabe el senior Corti-
na que muchas veces se ha producido en contra de
la monstruosidad de esas modificaciones- no hay
ni la proporcionalidad entire la pension y la posi-
ci6n econ6mica del marido, ni hay tampoco la garan-
tia para que pueda cobrar la mujer, y yo decia que
esto si interesaba al Estado que se declaraba pro-
tector del matrimonio y de la familiar, indiscutible-
mente que habia a su vez declarado como principio
constitutional el divorcio, es natural que el Esta-
do se preocupe por la situaci6n de la mujer divor-
ciada y por la situaci6n en que queden los hijos
del matrimonio divoreiado, y esa es una situaci6n
de carkcter econ6mico para que no vengan a ser
carga pdiblica para el Estado, y para que a su
vez puedan hacer cumplir al marido y al padre los
deberes y obligaciones inherentes al matrimonio; y
no estime que 61 pueda eludirlos en forma alguna
por el divorcio. Quizas muchos divorcios no se efec-
tuarian si este principio constitutional que yo qui-


siera que la Asamblea aceptara, fuera efectivo y
real; porque es una ley de vida que ahi donde los
deberes y las obligaciones tienen efectiva garantia en
la ley y se cumplen, es cuando los hombres realizan
entonces todos aquellos esfuerzos de situaciones de
responsabilidad.
Yo, sefores, estoy hablando a una Asamblea for-
mada en su mayoria por hombres y yo tengo na-
turalmente que apelar al espiritu de equidad de que
iablaba el senior Ferrara cuando proponia en una
enmienda. relacionada precisamente con las unions
libres, que el criteria de los tribunales de justicia
se inspiraban en un principio de equidad. Asi tam-
bi6n es, por equidad que entrafia una justicia so-
cial, se lleve a la Constituci6n el precepto que yo
estoy demandando de la Convenci6n.. Si vosotros lo
vottis, podr6is tener entonces esta seguridad: no
habrA en el future Tribunal alguno que pueda de-
jar de aplicarla, y entonces la mujer divorciada, y
los hijos del matrimonio divorciado tendrAn la ga-
rantia, no legal, sino garantia constitutional, de que
aquello que se ha ido a buscar para proteger al de-
recho individual, aquello que se ha ido a buscar
para protege el derecho social, aquello que se ha
ido a buscar para proteger a tcdos los derechos, ten-
dra su mAxima garantia en la familiar y el matri-
monio.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : A votaci6n
SR. ZAYDiN (RAM6N : V.otaci6n nominal.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se somete a
votaci6n nominal. Los sefiores Delegados que est6n
conformes con la enmienda votaran que si, los con-
trarios no.
(Se efectia la votaci6n).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Han votado
43 esfiores Delegados: 32 que si y 11 que no.
Votaron a favor los sefiores: Alvarez de la Vega,
Benitez, Capablanca, Cordero, Coyula, Chibds, Di-
higo, Ferrara, Galano, Garcia Agiiero, Garcia Rodri-
guez, George, Herndndez de la Barca, Ichaso, Maceo,
Mafach, Marinello, Mendigutia, Mesa, Mujal, Ochoa,
Parrado, Roca, Sdnchez Mastrapa, Sudrez Ferndn-
deez, Vilar, Villar, Villoch, Vinent, Zaydin y Grau.
Votaron en contra los sefiores: Alvarez Gonzdlez,
Bravo Acosta, Cabrera Herndndez, Correoso, Corti-
na, Don, Esteva, Martinez Fraga, Pons, Rodriguez
Cartas, Boada y Niifez Portuondo.
Queda pues, aprobada la enmienda.
Tiene la palabra el senior Cortina para explicar
su voto.
SR. CORTINA (JosE MANUEL): Dentro de los tres
minutes acordados, voy a explicar mi voto.
En la Ley Constitueional que hemos aprobado se
preve que las pensions de esa naturaleza sean in-
embargables y preferentes.
En cuanto al rest de la enmienda, me parece
bien para el C6digo Civil en la parte del Divorcio
que se refiere a la protecci6n que debe tener la mu-.
jer divoreiada. Esto lo dir6 la Ley, de acuerdo con








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 39


las prhcticas existentes por los abuses que se obser-
von, ja experiencia que tenga el legislator y lo
que arrojen las estadisticas.
Ale parece bien que la pension siga todas las flue-
tuaciones de la fortune del que debe darla; pero no
creoe necesario que ahora, en la Constituci6n, vaya-
mos fijando cada caso peculiar de pension, impro-
visadamente.
Yo no me siento con fuerzas bastantes para ha-
cer aqui ahora un C6digo Civil por medio de en-
miendas a la Constituci6n. Nosotros venimos prepa-
rados y tenemos mandate del pueblo para estable-
cer reglas generals, pero no hemos venido aqui a
hacer la legislaci6n especial de todas las institucio
nes sociales o ccon6micas de Cuba.
Por esta raz6n he votado en contra; y, sin embar-
go, si estuvi6ramos discutiendo el C6digo Civil, hu-
biera aprobado eso y much mis.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se va a
dar lecture a una enmienda.
SR. ZAYDfN (RA6MN) : Pido la palabra para alu-
siones.


Tanto a mi compafiera gentilisima la doctor Ali-
cia Hernandez, que ha hecho gala de su talento, do
su cultural y de su capacidad en esta Asamblea Cons-
tituyente, que soy el primero en reconocer, como
a Ids demds compaiieros que se han servido impar-
tir su voto de aprobaci6n a esta enmienda ticnen mi
mayor reconocimiento.
Si algunas palabras mias en algfn moment han
pcdido susceptibilizar o modificar, quiero darles mni.
mis cumplidas excusas, porque siempre tengo para
las damas y para los caballeros la sentida palabra de
satisfacci6n y de explieaci6n, porque en las bata-
llas parlamentarias por tener que discutir rdpida-
mente muchas veees, como muy bien comprenderi
el doctor Ferrara, la imaginaci6n chisporrotea y no
quiere decir que est6 en la conciencia de uno el
mortificar a nadie.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : S le va a
dar lectura a otra enmienda.
(El Oficial de Actas la lee.)

ENMIENDA AL ARTICULO 57

Adicional


SR. PRESIDENTE (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la. pa- ''Dentro de las restricciones referidas anterior-
labra el senior Zaydin. mente el cubano tendrA ]a libertad de starr.


.SR. ZAYDIN (RAM6N) : Yo he votado en esta Asam-
blea siempre de acuerdo con el Programa de mi Par-
tido. La Asamblea Constituyente no es una Asam-
blea. Political, y por lo -tanto, como una iniciativa
ha estado conforme con el program de mi Partido,
y ella nace de cualquiera de los otros Partidos, quie-
re decir que ha habido la concurrencia de criterio;s.
En Cuba conocen perfectamente bien todos los cuba-
nos cual es mi linea de conduct. bien definida y en
muchas ocasiones he prestado mi apoyo a ]la inica-
tivas de la compafiera. Aqui se vota con el Partido,
porque es el sistema de votar. Ahora mismo a una
enmiendo mia yo he podido contar con los voto,3 del
Partido Urii6n Revolucionaria Comunista, al cual
no se los habia pedido, y del doctor Ferrara y de
algunos otros de la Coalici6n Socialista Democrgti-
ca, fnica y exelusivamente porque esta en sus pro-
gramas, o bien, no quiero tener ese brgullo ni esa
vanidad, por la explicaci6n que yo diera de la en-
mienda, ellos han creido que era pertinente elevar-
la. a precepto constitutional.


(Fdo.) Orestes Ferrara.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : A discusi6n
(Silencio).
A votaci6n. j Se aprueba ?
(Senales afirmativas).
Aprobada.
ISR. ZAYDIN (RAM6N) : Pido la palabra solamente
para solicitar que se lleve a un articulo posterior,
porque no concuerda con este articulo, si el doctor
Ferrara no tiene en ello inconvenient.
SR. FERRARA (ORESTES) : NO tengo inconvenient
alguno.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se harh asi.
Terminado el Capitulo, se suspended la sesi6n.
(Eran las 9 y 5 P. M.)




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs