Group Title: Convencion constituyente
Title: Diario de sesiones de la Convención Constituyente
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072605/00034
 Material Information
Title: Diario de sesiones de la Convención Constituyente
Uniform Title: Convención constituyente
Physical Description: 2 v. : ; 32 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba
Publisher: P. Fernandez?
Place of Publication: Habana
Publication Date: 1940?]
 Subjects
Subject: Politics and government -- Cuba -- 1933-1959   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
General Note: At head of title: Republica de Cuba.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072605
Volume ID: VID00034
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002572573
oclc - 03161278
notis - AMT8899
lccn - 41000702

Full Text

ICA


RIO


DE


DE LA


SESIONES


CONVENTION CONSTITUYENTE


VOL. I LA HABANA NUM. 34


SESSION TRIGESIMA


CUARTA.-10 DE MAYO DE


ORDINARIA


President: Ram6n Grau San Martin
Seretarios: rSr. Alberto Boada Miquel
ecretars. Sr. Emilio Nflez Portuondo

SUMARIO
A las cinco p. m. la Presidencia declare abierta la sesi6n.-Lectura del acta de sesi6n ordinaria,
fecha nueve de los corrientes, la que fue aprobada en votaci6n ordinaria y sin modificaciones.-
La Presidencia en cumplimiento de acuerdo de la sesi6n anterior orden6 la lectura de la enmien-
da del sefior Delegado Chibks a la del senior Delegado Alvarez de la Vega, poniendo la filtima
a discusi6n.-El senior Delegado Casanova retire su enmienda y apoy6 la del senior Delegado Al-
varez de la Vega.-El turno en contra de la enmienda fu6 consumido por el senior Delegado
Mujal.-El turno a favor fu6 consumido por el senior Delegado Suirez Fernfndez.-Puesta a vo-
taci6n nominal la enmienda discutida, fu6 aprobada por veinte y seis votos a favor y veinte y cin-
co en contra. La Asamblea a petici6n del senior Delegado Roca, prorrog6 la sesi6n hasta que
terminen las explicaciones de votos. Explicaron sus votos los sefiores Delegados Alvarez Gon-
z&lez, Chibis, Guis Inclan, Ichaso, Martinez Sienz, Ochoa, Rey, Roca y Zaydin.-Terminado el
motivo para que fu6 prorrogada la misma, la Presidencia la levant6 a las nueve y cuarenta p. m.


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se abre la
sesi6n. Se va a dar lectura al acta de la session ante-
rior.
(Eran las 5 p. m.)
(El Oficial de Actas lee).


Concurrentes :
President:
Ram6n Grau San


En el Capitolio Nacional,
a los nueve dias del mes de
Mayo de mil novecientos
cuarenta, se reunieron en el
Sal6n de Sesiones de la Ca-
mara de Representantes, los


Di


1940


V. ? X13


COB


I',







DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Martin.

Secretaries:


Emilio N u i ez
Portuondo y Emilio
Ochoa Ochoa.

Delegados:


Al o m 6, Alvarez
GonzAlez, Alvarez
de la Vega, An-
dreu, Benitez, Bus-
to, Calbrera, Capa-
blanca, Casanova,
Cordero, Corona,
Co rt i n a, Coyu-
la, Cuervo Nava-
rro, Chibas, Dihi-
go, Don, Duarte,
Esteva, FernAndez
de Castro, Ferrara,
Ferro, Fueyo, Gar-
cia Agiiero, George,
Granda, Guis In-
clAn, Hernandez de
la Barca, Ichaso,
Jay, Laurent, Ma-
ceo, Mafiach, Mari-
nello, Martinez
SAenz, Mesa, Meso,
Moreno, Mujal, N6-
fiez Mesa, Orizondo,
Parrado, Prio, Rv-
bau, Roza, Rodri-
guez Cartas, Rodri-
g u e z Rodriguez,
SAnchez Mastrapa,
SuArez Fernandez,
Villar Villoch, Vi-
nent y Zaydin.


sefiores Delegados a la
Asamrblea Constituycnte que
al margen se expresan, para
celabrar sesi6n ordinaria,
bajo la Presidencia del se-
for Ram6n Grau San Mar-
tin, y actuando de Secreta-
rios los sefiores Emilio Ni-
fiez Portiuondo y Emilio
Ochoa Ochoa, este iltimo
senior por sustituci6n regla-
mentaria.
A las cuatro y treinta p.
in., la Presidencia declare
abierta la sesi6n, dandose
lectura a las actas de las
sesiones anteriores, ordinaria
de fecha tres, y extraor-
dinaria de fecha cuatro, con-
tinuada los dias seis, siete y
ocho del present mes y
afo, las que fueron apro-
badas en votaci6n ordinaria
y sin modificaciones.
El senior Roea despu6s de
aclaraciones interest se le
diese lecture a una comu-
nicaci6n dirigida a esta
Asamblea, y suserita, por el
ex-Jefe de las Fuerzas Ar-
madas de la Repfiblica, Co,-
ronel Fulgencio Batista, en
relaci6n con la bandera y
el himno del "cuatro de
septiembre", oponi6ndose a
ello el senior Cuervo Nava-
rro, e interesando en su de-
fecto fuesen leidas todas 'as
comunicaciones dirigidas a
esta Asamblea, sigui6ndose a
esos efeetos el orden crono-
16gico de entrada de las
mismas.


El senior Cortina expuso que debia procederse
a lo interesado por el senior Roca, a virtud de que
interesado por un senior Delegado la lectura de cual-
quier document debia procederse a ella.
El senior Zaydin apoy6 las manifestaciones hechas
por el senior Cuervo Navarro, aclarando que solamente
procedia la lectura de dccumentos cuando sirvan
de ilustraci6n en el eurso de un debate, y al extender-
se en consideraciones en relaci6n con la comunicaci6n
cuya lectura se interest, fu6 interrumpido por el senior
Cortina ,el que como cuesti6n de orden expuso que
no podia discutirse el fondo de la cuesti6n, sino sim-
.plemente si procedia o no la lectura del document,
haciendo nuevas aclaraciones sobre dicho particular
el senior Zaydin.
El senior Ferrara solicit de la Presidencia le infor-
mase si la comunicaci6n cuya lectura ha interesado
el senior Roea se encontraba sobre la mesa, y al res-
ponderle 6ste en sentido afirmativo, el senior Ferrara
planted una cuesti6n de orden en el sentido de que
procedia su lectura, por no infringir ello el acuerdo


adoptado por esta Asamblea anteriormente, relative a
que todas las comun'icaciones recibidas, se remitiesen
a la Comisi6n Coordinadora.
El senior Zaydin, al disponer la Presidencia que so-
metia a votaei6n la cuesti6n planteada por el senior
Ferrara, solicit se hiciese nominalmente, retirando
dieha petici6n, y planteando a su vez una cuesti6n de
orden alrededor del articulo oeherita y siete del regla-
mento, en el sentido de que el senior Ferrara no ha
sefialado el articulo del reglamento infringido, no
procediendo por tanto la cuesti6n planteada, y des-
pu6s de nuevas aelaraciones del senior Ferrara, el se-
fior Suarez FernAndez adieion6 la proposici6ni formu-
lada, en el sentido de que fuesen leidas y tambi6n
todas las comunicaciones que se encuentran sobre la
mesa, siguiendo el orden cronolOgico de entrada de
las mismas, interesando el sefior Ferrara se votase por
parties la proposici6n', o s6ase primero las formuladas
por 61, e inmediatamente despu6s la adici6n presenta-
da por el senior Suarez FernAndez.
El senior Andreu declare que la Asamblea habia
adoptado en sesi6n pasada. un anuerdo determinando
que las comunicaeiones dirigidas a la misma se remi-
tiesen a la Comisi6n Coordinadora, haeiendo aelara-
ciones en' id6ntico sentido los sefiores Prio, Zaydin y
Cuervo Navarro.
En votaci6n ordinaria fu6 reehazada la cuesti6n
planteada por el senior Ferrara, y al solicitarse la rec-
tificaci6n de la misma el senior Aloma pidi6 se hiciese
nominalmente, oponi6ndose a ello el senior Zaydin
y planteando una cuesti6n de orden el senior Suarez
FernAndez en el sentido de que conocido el resultado
de la votaci6n no procede su rectificaci6n, y al estar
exponiendo los motives en que fundamental dicha
cuesti6n de orden, fu6 interrumpido por el senior Fe-
rrara, el que despu6s de aclaraciones, expuso que
aceptaba la resoluci6n Presidencial, dando ]a Presi-
dencia por terminado el incidence. El senior Aloma
hizo aclaraciones sobre la cuesti6n resuelta.
Se le di6 lectura a una enmienda suscrita por los
sefiores Alvarez de la Vega y otros, sustitutiva de la
enmienda del senior Casanova, diseutida en la sesi6n
anterior, y que se refiere a prohibir y declarar ilicitas
las asociaeiones, sindicatos o cualesquiera otras orga-
nizaciones de orden' politico-social, que impongan a
sus miembros obediencia a autoridades u organismos
distintos a los de la Repliblica, etc., usando de la pa-
labra el senior Mujal, para exponer que le correspon-
dia el derecho de continuar usando de la palabra en
contra de la enmienda del senior Casanova por hab6r-
sele concedido la palabra a esos efectos en la sesi6n'
anterior.
El senior Roca, en nombre y representaci6n del Par-
tido Uni6n Revolucionaria Comunista, rog6 se sus-
pendiese el debate sobre la referida enmienda, hasta el
dia de mafiana, a fin de que pudiese ser estudiada
la misma por el partido a que 61 pertenece, informan'-
do el senior Zaydin que la suspension del debate debia
comprender las enmiendas del senior Casanova, y la
del senior Alvarez de la Vega antes leidas, lo que
fu6 aceptado por el senior Roca.
El senior Suarez FernAndez rog6 al senior Roca
permitiese la explicaci6n de la enmienda por su autor,
lo que fu6 aceptado por el expresado senior, en lo que
fu6 apoyado por los sefiores Ferrara y Casanova.







DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 3


Despu&s de ser explicada la enmien'da por el senior
Alvarez de la Vega, se adopt el acuerdo de suspen-
des el debate veinticuatro horas de las dos enmiendas
referidas, haciendo constar el senior Mujal que la
enmienda del sefor Alvarez de la Vega refleja el cri-
terio de dicho sefor y otros, pero no el de todo el
Partido Revolucionario Cubano. Al solicitar el senior
Aloma que se repartiesen copias de la enmienda del se-
fior Alvarez de la Vega, la Presidencia expuso que
asi lo habia dispuesto.
Se le di6 lectura a una enmien'da adicional al ca-
pitulo de Derechos Individuales, suscrita por el se-
for Capablanca, determinando que finicamente los
ciudadanos cubanos podr&n ejercer cargos pfiblicos
etc. Puesta a discusi6n la misma fu6 explicada por
su autor, el que previamente di6 las gracias a la
Asamblea por el mensaje de condolencia que le fu6
enviado en' el dia de ayer, con motive del fallecimiento
de su hermana.
E.1 senior Ferrara us6 de la palabra en contra de
la enmienda, haciendolo a favor el senior Capablanca.
El senior Martinez Sienz expuso que esta enmienda
debia ser tratada en la parte del dictamen que se
refiere a Sufragio y Oficios Piblicos, declarando el
senior Capablanca que podia aprobarse la misma, y
autorizar a la Comisi6n de Estilo para que la situase
en el lugar correspondiente.
El senior SuArez Fern6ndez mdific6 la enmienda
en el sentido de disponer que iinicamente podrAn los
ciudadanos cubanos desempefar los cargos piblicos
que tengan jurisdicci6n, haciendo aclaraciones sobre
dicho particular el senior Ferrara, y aprobin'dose la
enmienda en la forma propuesta por el senior Suarez
Fernandez.
Al referirse el senior Ferrara a determinados par-
ticulares contenidos en el articulo cuarenta y tres so-
bre la extradici6n de press politicos, y a los efectos
de que fuese tomada en consideraci6n por la Comi-
si6n de Estilo dicha sugerencia, la Presidencia le ex-
puso que dicho asunto habia sido rechazado.
El senior Martin'ez 'Sfenz rog6 a la Presidencia
dispusiese se repartieran copias entire los sefiores De-
legados de la parte del dictamen ya aprobada y el
senior Mafach rog6 tambi6n se recopilasen del Diario
de Sesiones todas las aclaraciones que se hiciesen en
relaci6n con criterios disimiles que apareciesen en los
articulos ya aprobados, a los efectos de su conoci-
miento por la Comisi6n de Estilo.
El senior Guhs Inclin advirti6 la presen'cia de con-
ceptos confuses, en los articulos veintiocho y treinta
y dos, que se refieren a determinar en uno hasta el
tercer grado de consanguinidad, y hasta el cuarto
grado en el otro.
ISe le di6 lectura al articulo cuarenta y ocho, acor-
d6ndose rechazar el mismo a propuesta del senior
Ferrara.
iSe le di6 lectura al articulo cuarenta y nueve del
dictamen', asi como a tres enmiendas sustitutivas del
mismo, suscritas por los sefiores Robau, Alvarez de
la Vega y Mafiach, y puesta a discusi6n la enmienda
del senior Robau, fu6 explicada por su autor, y des-
pugs de aclaraciones del sefior Ferrara, el sefior Prio


us6 de la palabra en contra, siendo rechazada dicha
enmienda en votaci6n ordinaria.
Dada lectura a la enmienda sustitutiva suscrita per
el senior Alvarez de la Vega, fu6 explicada por su
autor, y puesta a discusi6n la misma es rechazada en
votaci6n ordinaria, interesando el senior Alvarez de
la Vega sea remitida la misma a la Comisi6n de Es-
tilo, para su conocimiento.
Dada lectura a la enmienda sustitutiva del articulo
cuarenta y nueve, suscrita por el senior Mafiach, y
puesta a discusi6n la misma fue explicada por su autor
al que hiz.o aelaraciones el senior Prio, y combatida
por el senior Cortina, el que fue interrumpido por el
senior Mujal, despu6s de aclaraciones del senior Geor-
ge el senior Mafiach retire la enmienda.
Se le di6 lectura y se someti6 a discusi6n el articulo
cuarenta y riueve, usando de la palabra el senior Fe-
rrara, y despu6s de aclaraciones adicion6 la palabra
"guerra", anteponiendola a la palabra invasionn",
en la quinta linea del mismo, siendo apoyado en dieha
enmienda por el senior Alvarez de la Vega. Se le di6
lectura a una enmienda suserita por el senior Mujal,
suprimien'do la palabra terrorismmo, la que fu6 re-
tirada por su autor al exponerle la Presidencia que
ya habia sido rechazada la enmienda del sefior Al-
varez de la Vega, que se referia al mismo particular
comprendido en la enmienda del senior Mujal.
Puesta a discusi6n la enmienda con la modificaci6n
introducida por el senior Ferrara, fu6 combatida por
el senior Marinello, y defendida por el senior Ferrara,
al que hicieron interrupcion'es los sefiores Marinello
y Roca, aprobandose, sin m6s debate la enmienda en
la forma expresada.
Se le di6 lectura al articulo cincuenta, asi como a
una enmienda sustitutiva del mismo suserita por el
senior Alvarez de la Vega, aprobandose el articulo, y
remitiendose conjuntamente la enmien'da a la Comi-
si6n de Estilo.
Se le di6 lectura a una enmienda adicional suscri-
ta por el sefior Robau, disponiendo que queda prohi-
bido por el Ejecutivo el extrafiamiento o la deporta-
ci6n de los ciudadanos; sin que pueda desterrarlos a
mis de ciento veinte kil6metros de su domicilio, ni
detenerlos m6s de diez dias sin hacer entrega de ellos
a la autoridad judicial ni repetir la detenci6n durante
el tiempo de la suspension de las garantias.
La infracci6n de las prohibiciones consignadas en
este articulo ser6 perseguida y pen'ada poi los tribu-
nales ordinarios.
Sin debate y en votaci6n ordinaria fu6 rechazada
la referida enmienda, haciendo aclaraciones sobre la
misma el senior Robau, y haciendo constar sus votes a
favor de dicha enmienda los sefiores Roca, Marinello,
Sanchez Mastrapa, Garcia Agiiero, Vilar y Cordero.
'El articulo cincuenta y uno, fu6 aprobado en vo-
taci6n ordinaria, remiti6ndose a la Comisi6n de Es-
tilo una enmienda suscrita por el senior Alvarez de la
Vega, sustitutiva del mismo, la que fu6 explicada por
su autor, y aceptada por el senior Cortina el principio
contenido en la misma.
Se le di6 lectura al articulo cincuenta y dos, ha-
ciendo aclaraciones en relaci6n' con'la enmienda sus-








1 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


crita por el senior Robau y presentada al articulo cin-
cuenta, la que a su juicio debe tratarse en esta opor-
tunidad, informhndole la Presidencia que dicho asun-
to habia sido rechazado anteriormente.
El senior Alvarez de la Vega present una modifi-
caci6n al expresado articulo, suprimiendo las pala-
bras "dictarse" por medio de un'a Ley acordada por
el Congress", y agregando nuevos concepts a ese
respect, y despues de ser explicada la enmienda por
su autor, y de aclaraciones del senior Cortina, fu6 apro-
bado el articulo con las modificaciones introducidas
al mismo por el senior Alvarez de la Vega.
Se le di6 lectura a una enmienda adicional suscrita
por el senior Martinez Saenz, en relaci6n' con la aplica-
ci6n por medio de autoridad o agent de una Ley de-
clarada inconstitucional, y despu6s de ser explicada
por su autor y de aclaraciones de los sefiores Mari-
nello y Prio, us6 de la palabra en contra el senior
Ferrara. El senior Guas Inclin rog6 al senior Marti-
nez Saenz retirase su enmienda, por encontrarse
comprendida la misma en ,un precepto posterior, lo
que fu6 aceptado por el senior Martinez SAenz.
S-Se le di6 lectura al articulo cincuenta y tres, que se
refiere al Titulo Quinto, "Familia y Cultura". Sec-
ci6n Primera "Familia", asi como a cuatro enmien-
das presentadas por los sefiores Marinello, Capablan-
ca, Hernan'dez de la Barca y Alvarez de la Vega, sus-
titutivas unas y modificativas otras del expresado ar-
tticulo, el que se acord6 discutir por pArrafos a pro-
puesta del senior Zaydin.
Se le di6 lectura a un voto particular formulado
por la sefiora Hern'ndez de la Barca, en la Secci6n de
Cultura y Familia, sustitutivo del pirrafo tercero
del articulo que se debate.
Puesta a discusi6n una enmienda suscrita por el
senior Capablanca, sustitutiva del parrafo primero del
articulo referido, consumi6 el turno en contra el se-
for Ferrara.
Y decursadas las horas reglamentarias, sin' haberse
prorrogado la sesi6n, la Presidencia levant6 la mis-
ma, en tal virtud, a las ocho p. m.
SSR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : I Se aprueba
el acta?
(Seniales afirmativas).
Aprobada.
Se va a dar cuenta con una nueva enmienda presen-
tada.
(El Oficial de Actas lee)
A LA CONTENCION
El Delegado que suscribe present a la considera-
ci6n de la Asamblea la siguiente
ENMIENDA
La Reptiblica, velan'do por las libertades del pueblo
y la plena independencia de Cuba, prohibe la orga-
nizaci6n y existencia de agrupaciones politi:as,
de tendencies totalitarias o de cualquiera otra indole,
que, dependientes de un Estado extranjero, atenten
contra la soberania national, utilizando las garantias
democriticas establecidas por esta Constituci6n con-
tra el propio regimen democrhtico representative que
la misma garantiza.


En el Capitolio Nacional a los nueve dias del mes
de mayo de mil novecientos cuarenta.
(Fdo). Eduardo R. Chibds.
SR. PRESIDENT (GRAU 'SAN MARTIN) : Se pone a
discusi6n la enmienda del senior Alvarez.
iSR. MUJAL (EUSEBIO): Pido la palabra en contra.
ISR. CASANOVA (JosP MANUEL): Para una simple
pregunta, senior Presidente. La enmienda a que se
acaba de dar lectura es la presentada por el senior
Chibds? 1 0 se trata de la enmienda del senior Alva-
rez?
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se va a dar
lectura nuevamente a la enmienda del sefior Alvarez.

(El Oficial de Actas lee).
A LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE
Considerando: que en el moment de transici6n'
que atraviesa la humanidad, hondamente perturbada
por las corrientes politico-econ6mico-sociales que se
agitan en su seno, a media que avanza la crisis se
hace mas aguda la lucha entire los criterios pugnantes,
habiendo pasado cada grupo del campo de la discu-
si6n doctrinaria o filos6fica al de la acci6n para
imponer sus tendencies.
Considerando: que recientes hechos hist6ricos han
puesto de relieve como determinados Estados totali-
tarios, para destruir las libertades, independencia y
soberania de otros pueblos se prevalieron de una pre-
via labor de penetraci6n' aparentemente pacifica fi-
nalizada despues en hechcs de fuerza.
Considerando: que frente a ese peligro y procuran-
do conjurarlo, naciones como Francia, Inglaterra,
B6lgica, Holanda y otras no menos liberals han adop-
tado las mis dristicas medidas contra lo que en el
lenguaje international se conoce ya como "La Quin-
ta Columna".
'Considerando: que en nuestro propio territorio se
desarrollan actividades, por organizaciones e indivi-
duos contrarios a la soberania y al regimen de Gobier-
no Republican Representativo Democrdtico que in-
forma nuestra existeneia nPacional, tanto mis grave
el hecho cuanto que no puede ser mfs notorio la im-
punidad con que desarrollan sus actividades.
POR TANTO:
El Delegado que suscribe tiene el honor de proponer
a la Asamblea se sirva incorporar al Proyecto de Ba-
ses que se dispute, en sustituci6n del propuesto por
el Delegado senior Jos6 Manuel Casanova, cuya letra
podria prestarse a torcidas interpretaciones, un' ar-
ticulo preventive contra los expresados peligros,
llevindolo al Capitulo que proceda con la siguiente
redacci6n:
Articulo .-Se prohibe la organizaci6n y exis-
tencia de organizaciones political o de cualquier otra
indole, contrarias al regimen de gobierno: representa-
tivo democratic de la Repiblica, o que atenten en
cualquier forma contra la plenitud de la soberania
national,
('Fdo). Aurelio Alvarez.







DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 5


SR. CASANOVA (JOSE MANUEL): Pido la palabra,
sefior Presidente, para una observaci6n.

SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Casanova.

,SR. CASANOVA (JOSE MAINUEL) : Yo no se, senior Pre-
sidente y sefiores Delegados, si el Reglamento me am-
para en el caso que voy a someter a la consideraci6n
de la Asamblea; pero si no me amparara, quiero am-
pararme de la benevolencia de mis compafieros para
que se me permit hacer algun'as consideraciones an-
tes de que se someta a discusi6n la enmienda del senior
Alvarez. Se trata de ]o signiente: Soy autor de' articu-
lo adicional presentado a.l Capitulo que se contrae
a los Derechos Individuales; y antes de retirarlo,
aceptando la enmienda del senior Alvarez, necesito
expresar las razones que me impulsan a asumir tal
actitud. Es una cortesia que reclamo de la Asamblea
y que espero alcanzar de la gentileza de mis compa-
feros.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : La enmien-
da del senior Alvarez se somete a diseusi6n siguiendo
un precepto reglamentario que lo establece de un mo-
do terminante.
SR. CASANOVA (JOSE MANUEL): Perfectamente, se-
fior Presidente. En este caso, y obligado por las cir-
cunstancias, aprovechar6 la oportunidad de la expli-
caci6n de mi voto, para hacer a la Asamblea las ma-
nifestaciones que he anunciado y que justifican' mi
aetitud de retirar mi iniciativa para dar paso a la
enmienda del senior Alvarez.
,SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Pido la pala-
bra.
Sn. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el sefior SuArez.

SR. |SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Realmente, en
cualquier moment un senior Delegado tiene derecho
a retirar cualquier enmienda que haya presentado.
Yo estimo que debe darsele oportunidad al senior Ca-
sanova de exporner los motives que 61 tiene para reti-
rar su enmienda.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Casanova.
SB. CASANOVA (JOSE MANUEL): Sefior President
y sefiores Delegados: Cuando yo present a la consi-
deraci6n de esta respectable Asamblea mi enmienda
adicional al Capitulo sobre los Dereehos Individua-
les, no tuve in mente ni me inspire otro prop6sito, mIs
que una sola cosa: recoger en esa enmienda un latido
muy acentuado de inquietud del pueblo de Cuba, una
sana y alta previsi6n patri6tica, una prudent pre-
cauci6n en presencia de evideintes peligros que se cier-
nen en el future de la nacionalidad. He querido, con
mi enmienda, prestar un nuevo servicio a Cuba y lle-
nar un vacio que observaba en estas reglas que esta-
mos dictando y que han de irntegrar la future Cons-
tituci6n de nuestro pais. Este es el alcance y 6stas
las intenciones de mi enmienda.
Despues de conocida esta iniciativa mia, manos
amigas han puesto en las mias los Estatutos del Par-
tido Comanista de Cuba. Y cuando los he estudiado


y los 'he leido, se ha arraigado mis firmemente eni mi
criterio las razones que me llevaron a presentar mi
enmienda al studio y consideraci6n de esta Asamblea.
Porque es lo cierto, sefior Presidente y. sefiores
Delegados, que de la simple lectura de esos Estatutos
ce contemplan graves y amenazadores peligros para
el future de Cuba. El Partido Comunista de Cuba, se-
fiores Delegados, no es un Partido como los demos
que actfan y se desenvuelven en' nuestro medio. Su
adhesi6n a la Tercera Internacional, que es una or-
ganizaci6n ajena a las necesidades de Cuba, sus doc-
trinas de carcdter international, su sometimiento a
las determinacion'es que se produzcan en el extranje-
ro, su vinculaci6n a regimenes extrafios, sus metodos
de actuaci6n y sus ramificaciones con ideales que tras-
pasan los limits a que estin sometidas las organiza-
ciones political de nuestro pais, le dan al Partido Co-
munista una proyecci6n, un sentido y un'a orientaci6n
que nada tienen que ver con la orientaci6n, el sen-
tido y la proyecci6n que siguen y sienten los otros
Partidos existentes en n'uestra naci6n.
Y es ahora, senior Presidente y sefiores Delegados,
cuando estimo mis necesaria aquella alta previsi6n
patri6tica que entrafia la enmienda que he presenta-
do a esta Asamblea; y es ahora, senior Presidente y se-
flores Delegados, cuando creo que es prudent, que
es precise, que es indeclinable, la obligaci6n por nues-
tra parte de llevar a nuestra Con'stituci6n algin pre-
cepto que ampare a nuestra soberania y a nuestro
regimen politico, de aquellas intenciones que, incuba-
das en el extranjero, tuvieran en nuestro suelo al Par-
tido Comunista como instrument.
No deseo, por otra parte, que se me estime enquis-
tado en' una idea ni que crea que 6sta no pueda ser
sustituida por otra que mejor interpreted la inquietud
patri6tica que nos influencia. Por eso estoy dispuesto
a aceptar la enmienda del senior Alvarez y retirar
la que he presentado, porque en definitive, senior Pre-
sidente y sefiores Delegados, lo que deseo y a lo que
aspiro es a establecer en' la Constituci6n alglin pre-
cepto que aea a'ma defensive en manos dc nuestro
gobierno, para ejereitarla. llegado el caso de ataques
que pudieran venirnos de fuera, contra nuestra sobe-
rania, nuestra libertad y nuestra independencia. Y
como creo que la enmienda del sefior Alvarez llena,
aunque mas suavemente redactada, la necesidad na-
cional de establecer la alta previsi6n patr.6tica que
ai enmienda entrafia, es por lo que no he dudado
en retirarla y adherirme a la que ha presentado
nuestro distinguido amigo el senior Alvarez.
Lo esencial, a mi juicio, es prevenirnos contra los
desleales y traidores, armar al Estado para que pue-
da defender nuestras instituciones, colocar al Estado
en corndiciones legales para que pueda enfrentarse en
el future contra la "Quinta Columna" que aqui se
esta organizando y que ha de dar en' nuestro pais el
mismo resultado e id6nticos sobresaltos, que ha brin-
dado ya en otras latitudes...
No lo sabia, sefiores Delegados, porque como ya he
manifestado, no conocia los Estatutos del Partido Co-
munista. De haberlos conocido, hubiera presentado,
entonces con mayores incentives, mi enmienda y la
hubiera defendido con mas calor todavia. Pero eseu-
chen mis bondadosos compafieros:







SDIARIO DE DE SEIONES DE LA CONVEENCION CONSTITUYENTE


Art. 84.-"El Partido Comunista de Cuba...
(Lee)
Articulo 85.-"El Partido Comunista estard afi-
liado... (Lee)
Y en el articulo segundo, dice: "Su emblema es
una estrella... (Lee)
Sn. ROCA (BLAS) : Con la venia de la Presidencia,
Para ilustrar completamente a la Asamblea debia leer
tambi6n el senior Casanova el articulo cuarto de los
Estatutos del Partido Comunista de Cuba.
SR. CASANOVA (JOSE MANUEL) : Yo no ten'go nin-
gfn inconvenient en leer todos los articulos de los
estatutos del Partido Uni6n Revolucionaria Camu-
nista de Cuba; pero, realmente, como lo que me
interest es dejar sentado que yo no conoeia di-
chos Estatutos, sino que hube de presentar mi en-
mienda porque estaba recogiendo un pensamimnto
national, patri6tico, muy nacionalista, muy de ser-
vicio a Cuba y en defense de los intereses genera-
les del pais, no estaba haciendo en su consescuen-
cia, ninguna labor de orden politico, ni politica-
mente atacando a ninguno de los Partidos Pcliticos
organizados...
Sn. RocA (BLAS) : S Esti usted completamente segu-
ro de que no conocia los estatutos del Partido Comu-
nista ?
ISn. CASANOVA (JOSE MANUEL): Puede tener la se-
guridad el compafiero Bias Roca, de que no los co-
nocia. Conocia el Programa, pero no los Estatutos.
Yo no tengo por qu6 mentir, porque nro estoy aqui
haciendo un descargo de conciencia. Quiero manifes-
tar que estimo fundamentalmente y quiero repetirlo
con franqueza -y en esto no voy a ofen'der a ninguin
compafiero- pero quiero dejarlo sentado, ya que el
sefior Bias Roca me interrumpe, que yo, desde hoy en
adelante, con estos estatutos consider al Partido Co-
.munista de Cuba como a la Quinta Columna. De ma-
nera que no nos vamos a engaiar. El Partido Comu-
nista de Cuba es la Quinta Columna en Cuba. De todos
modos voy a retirar mi enmienda para dar paso a la
del senior Aurelio Alvarez, que como todas las cosas
que 61 realize como cubano, como legislator, como
hombre ilustre, est6 inspirado en el mejor deseo de
servir a Cuba y que ha recogido tambi6n, en defini-
tiva, un pensamiento national y con' ello realize un
gran servicio a la Naci6n.
;SR. MUJAL (EUSEBIO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAu SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Mujal.
SR. MUJAL (EUSEBIO): Sr. President y sefiores
Delegados: Al hacer uso de la palabra en esta oca-
si6n ante la Asamblea Constituyente de la Repfibli-
ca de Cuba, quiero retirar del ambiente, lo que exis-
te en la pugna entire el Conven'cional Casanova y el
Partido Comunista de Cuba, y plantear las cosas de
manera complete y cabal y que mejor sirvan a los in-
tereses de la libertad de mi pais.
Este process del articulo 48 comienza con una pre-
sentaci6n del senior Casanova, que envuelve, en su
concept, un'a series de entidades sin que se perfile
claramente qu6 tipo de entidad political, social o eco-
n6mica va a ser afectada.


,Y el debate es interrumpido a la mitad, para darle
paso a una enmienda del compafiero Aurelio Alvarez,
que aproveeha el Convencional senior Casanova para
sacar de las pugnas internal de la 'Coalici6n Socialista
Democrdtica un problema y lanzarlo, con' toda ele-
gancia parlamentaria, a los bancos de la Oposici6n.
Yo, como persona sentada en los bancos de la Oposi-
ci6n, ni siquiera devuelvo tal maniobra del senior Ca-
sanova y vuelvo a presentar las cosas en el inico
punto en: que hay que presentarlas no como un ataque
al Partido Union AIevolucionaria Comunista de Ju-
ba, sino como un ataque a cualquier Partido que en
determinado moment est6 en la oposici6n y deja al
Poder Ejecutivo de la Naci6n la interpretaci6n de
una series de preceptos para que 6ste haga en reali-
dad sus deseos.
Ha hecho bien un Conveneion'al, que no recuerdo
en este moment cuAl es, en solicitar la lecture de la
enmienda del Sr. Alvarez de la Vega, porque en la
enmienda repartida ayer, dice textualmente de esta
manera: "Se prohibe la organizaci6n... (lee).
Desearia, en una breve interrupei6n, que se le die-
ra lectura a la enmienda del sefor Aurelio Alvarez
para ver si concuerda totalmente con la que yo acabo
de leer.
(El Oficial de Actas repite la lecture de la en-
mienda.).
SR. MUJAL (EUSEBIO): El senior Aurelio Aiva-
rez ha retirado de su enmienda dos cosas. La pri-
mera, "o de cualquier otra indole"; ha dejado,
por to tanto, la parte prohibitive, en el sentido de
la formaci6n y existencia de organizaciones politi-
cas, y tambi6n ha eliminado "euaiquier forma" por
Jo cual queda redactada "o que atenten en contra
de la plenitud de la soberania national". PI.n-
teadas las cosas asi y retirada la enmienda del se-
nor Casanova, el motive de haber pedido la palabra en
contra de ambas enmiendas, y en este caso concre-
to en contra de la del senior Aurelio Alvarez, que-
da, por mi parte, absolutamente en pie y mantengo
la oposici6n a esa enmienda porque en estas cuestio-
nes de la libertad en la Repfiblica, me gusta ser ex-
traordinariamente claro. Olmos los arguments que
el senior Casanova exponia para retirar su enmienda
y aceptar la del senior Alvarez, y oimos la lectura de
articulos de los Estatutos del 'artido Uni6n Revo-
lucionaria Comunista de Cuba. Todo el mundo sa-
be, que con la lectura o sin la lectura de estos Es-
tatutos, que el Partido Comunista de Cuba tiene re-
laciones con sus Partidos hermanos del resto del
mundo y que en la Tercera Internacional tiene el
resume de esa direcci6n; pero es que no puede ser
perfectamente eliminado de los Estatutos del Partido
Uni6n Revolucionaria Comunista, si es que los sefiores
de dicho partido est6n deseosos de gozar de la lega-
lidad en Cuba y de aprobarse el precepto que defien-
de el Sr. Casanova o el del Sr. Alvarez de la Vega. Con
borrar esos articulos de los Estatutos estarian total-
mente conformes con la future ley, y, por lo tanto,
la bandera que aqui se ha levantado contraria al Par-
tido Uni6n ievolucionaria Comunista no tiene, en
realidad, ningdn motive, porque en la prdctica seria
exactamente lo mismo.
SR. CASANOVA (JosE MANUEL): Me permit una
interrupei6n
SR. MUJAL (EusEBI) : Con much gusto.







DIARIO DE SESIONES Dki LA CONVENCION CONSTITUYENTE 2


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Casanova.
Sn. CASANOVA (JOSE MANUEL) : Para hacerle una
pregunta. Entonces, el sefor Mujal cree que el Par-
tido Comunista de Cuba no es un Partido de princi-
pios, que el Partido Uni6n Revolucionaria Comu-
nista de Cuba es un Partido conventional, que se
amolda a las circunstancias, que quita de su progra-
ma una cosa y pone otra, es decir, que esta haciendo
un camouflage y engafiando al pueblo de Cuba? Yo
tengo un poco mas de respeto para el Partido Uni6n
Revolucionaria Comunista de Cuba.
Sn. MUJAL (EUSEBIO): El senior Casanova me ha
hecho una pregurnta y al mismo tiempo, 61 se ha con-
testado. Yo no s6 si la pregunta o la respuesta es lo
que ha arrancado la risa de los bancos en que estAn
sus compafieros de la Coalici6n Socialista Demoera-
tica. Yo, contestando esa pregunta, le podria decir al
Sr. Casanova, come miembro que soy del Partido- TR-
volucionario Cubano, como conocedor de las distintas
tecticas que se emplean para hacer las cosas, que lo
conven'cional, en determinada political, es perfectamen-
te admisible y que no tendria nada, absolutamente
nada de particular, que tal cosa se planteara de la
misma manera que, por ejemplo, en una Asamblea
del Partido Liberal el senior Gustavo Guti6rrez plan-
te6 que el Partido Liberal debia tener un program
mas progresista, parecido al de la Segunda Interna-
eional y a nadie, por eso, se le ocurri6 pen'sar que
esas palabras del senior Guti6rrez querian decir que
el Partido Liberal iba a ser una filial de la 'Segunda
International, sino simplemente que el program del
Partido Liberal, program que, a pesar de que se
llamaba liberal, no era suficientemente liberal, el
doctor Gustavo Guti6rrez queria que tuviera una
series de concepts de la Segunda Internacion'al, mas
conocida con el nombre de la Internacional Socialista.
Yo, en realidad, senior Casanova, quiero eliminar
de este debate todo sentido partidista.
SR. ROCA (BLAS) : gMe permit un'a interrupci6n?
iSR. MUJAL (E.USEBIO) : Permitame el senior Roca
contestar al senior Casanova, y en el acto vamos a esta
discusi6n, que entra en el piano mesurado y correc-
to, a mi modo de ver.
.Aqui se ha utilizado, de manera mis o menos just,
el ataque a tal o cual partido sobre un precepto. Las
cosas no se deben plantear asi, y el senior Aurelio Al-
varez no tiene tal initenci6n, segon sus palabras de
ayer, cuando explicaba esta enmienda, que hoy modi-
fica y que, afortunadamente, gracias a la lectura pe-
dida por un Convencional, nos percatamos de una
nueva modificaci6n que tuvo en el dia de hoy. Yo
sostengo ..
S1. ROOA (BLAS) : Le agradeceria al senior Mujal
me concediese unia interrupci6n.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : NO tengo inconvenient.
ISR. RocA (BLAS) : Yo queria terciar un poco en la
pregunta que habia hecho el senior Casanova y que
el compaiero senior Mujal estaba contestando tan
acertadamente, y asi el senior Mujal, al referirse al
senior Casanova, planteaba que liquidara las diferen-
cias entire sus compafieros: debo decirle que en este
orden, y en el orden de las ideas, consider estricta-
mente mas cerca de nosotros, y tengo absolute dere-


eho de llamar compafiero al sefor Mujal, mientras que
no consider del mismo modo, sino "Sefior", como 61
pedia que les llamdramos, al senior Casanova, a pesar
de que transitoriamente nos encontramos militan'do
en las mismas filas de la Coalici6n Socialista Democra-
tica.
SR. CASANOVA (JOSE MANUEL) : Aunque no sea par-
lamentario, sefior Presidente, quiero manifestar que
reclamo el honor de ser el mayor adversario del Par-
tido Comunista de Cuba. Lo reclamo como un honor.
Sn. ROCA (BLAS) : Qu6 le voy a hacer!
SR. ORIZONDO (MANUEL): 4 Me permit una inte-
rrupcin' el senior Roca?
'SR. ROCA (BLAS) : Le estoy haciendo una interrup-
ci6n al senior Mujal, a 61 le corresponde conced6rsela.
ISR. MUJAL (EUSEBIO) : Yo le voy a rogar a los se-
fiores Convencionales que primero -no s6 si esto es
reglamentario- me permitan continuar en el uso de
la palabra, para poder terminar mi idea.
.SR. MANACH (JORGE) : Pido la palabra para una
cuesti6n de orden'.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra para una cuesti6n de orden el senior Mafiach.
SR. MARACH (JORGE) : Sr. President y sefiores De-
legados: Cuando se planted per primera vez este de-
bate en el hemieiclo, el Delegado que habla hizo obser-
var a la Asamblea que el debate estaba enteramente
fuera de lugar, porque el moment adecuado para
considerar este asunto era aqu6l en que se discutiera
el Articulo 122 del Dictamen, que se refiere a la po-
sibilidad de organizer partidos politicos en Cuba. Se
replica entonices al Delegado que habla que la enmien-
da propuesta por el senior Casanova se extendia tam-
bi6n a los Sindicatos y Asociaciones no political de
otra indole, y ante esas consideraciones, la Asamblea
crey6 oportuno resolver que continuara el debate
que estaba planteado; pero al retirar ahora el senior
Casanova su enmienda, y al eliminar el senior Aure-
lio Alvarez de la suya la frase "de cualquier otra in-
dole" que implicaria Sindicatos y otras organizacio-
nes, este debate ya no tiene pertinencia de ninguna
clase en el memento actual del dictamen; y por con-
siguiente, el Delegado que habla reproduce la Moci6n
que hizo o present el otro dia, en el sentido de que
se place esta deliberaci6n hasta que se venga a con-
siderar el articulo 122.
iSR. MUJAL (EUSEBIO): Para una interrupci6n al
senior Mafiach. El senior Mafiach coincide conmigo,
pero yo le rogaria que aplazara la cuesti6n de orden
presentada, para cuando termine de hablar, porque
le voy a explicar al senior Mafiach...
SE. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): El senior Ma-
fiach ha planteado una cuesti6n incidental.
iSn. MARACH (JORGE) : Quisiera explicar las razo-
nes que tengo, que no me parecen ociosas ni capricho-
sas. Se me dice que se va a duplicar el debate, que lo
vamos a discutir cuando se trate el Articulo 122 del
dictamen. Es possible que eso ocurra, pero entonces va-
mos a discutirlo en una forma orgAinica. Creo que 6se
es el lugar oportuno en que debemos deliberar sobre
la material en conjunto, y creo que la Asamblea no
esta tan sobrada de tiempo como para andar perdi6n-
dolo en discusiones fuera de lugar. Cuando se pase







8 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVE-CION CONSTITUYENTE


a considerar el Articulo 122, con toda seguridad, pues-
to que el Articulo dice: se me va a permitir que lo
lea--(Lee).
Sn. ALVAREZ (AURELIO) : (Interrumpiendo) : Me
permit el senior Mailach? Para rogarle, -tengo la se-
guridad que interpreto el sentir de la generalidad de
la Asamblea-, que retire su proposici6n, que impli-
caria una revision de acuerdo. Despu6s de haberse es-
tablecido el debate, agotemos de una vez la discusi6n.
Reitero, con la venia de la Presidencia, al senior Ma-
fiach, que retire su proposici6n.
Sn. MANACH (JORGE) : No quisiera parecer contu-
maz en mi actitud senior Alvarez, y nada me daria
mis gusto que poder deferir a su criterio; pero si lo
que he propuesto es tan impertinente o tan fuera de
lugar, un voto rapidisimo de la Asamblea lo podria
declarar asi.
ISR. MUJAL (E.USEBIO) : Yo quisiera hacerle rapi-
damente unas observaciones al senior Mafiach. Cuando
se reuni6 el Comit6 Parlamentario de los partidos de
la oposici6n, tuve exactamente la misma idea que aho-
ra sostiene el senior Mafiach: es decir, discutir la Mo-
ci6n del senior Casanova cuando se tratara el Articu-
lo 122. Ese fu6 el acuerdo que se tom6, pero con gran
sorpresa para mi, cuando ayer vinimos aqui, el com-
pafiero senior Alvarez hizo una nueva enmienda que
reproduce el debate; y eso que ahora planted el senior
Mafiach fue defendido por mi, con la aprobaci6n de
los compafieros. A mi no me molesta que el sefior Ma-
fiach haya venido a presentar su cuesti6n de orden
preeisamente cuando yo estaba hablando, aunque en-
tiendo que debi6 haber planteado esa cuesti6n de or-
den al haeerse la proposici6n del senior Alvarez, pues
comparto el criterio que tiene el senior Mafiach de que
corresponde este problema a discutirlo cuando se tra-
te el Articulo 122 del dictamen. Pero el senior Mafiach,
que tiene suficiente talent para ello, no planted la
cuesti6n cuando se present la enmienda del senior Al-
varez.
SR. MANACH (JORGE) : Voy a explicarle brevemente
al senior Mujal: Porque la consideraci6n que se adu-
jo el otro dia para decidir que se siguiera el debate,
fu6 que la enmienda era extensive a las organizaciones
de tipo sindical o de cualquier otra in'dole", yo no
planted la cuesti6n de orden al comienzo del debate;
pero enterado posteriormente de que el Sr. Aurelio
Alvarez ha eliminado de esa enmienda la frase "de
cualquier otra indole" yo creo que es totalmente per-
tinente aplazar la discusi6n para cuando se discuta
el Articulo 122 del dictamen, y pensamiento democra-
tico, -por lo menos asi lo entiende este Delegado-
creo que todos estos problems se pueden resolver en
forma mAs apropiada.
SR. PRESIDENT (,GRAU SAN MARTIN) : Se somete a
votaci6n la proposici6n del senior Mafiach.
SR. CASANOVA (JosE MANUEL) : Quiero hacer una
manifestaci6n como author de la enmienda adicional.
Si la Asamblea se produce en ese sentido, quiero hacer
constar que he retirado mi enmienda para dar paso
a la del senior Alvarez, de otro modo mantengo mi
enmienda para pedir que en definitive recaiga vota-
ci6n sobre ella.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Para una cuesti6n intere-
sante. Iice un ruego al senior Mafiach para que reti-


rara su proposici6n, y ahora planteo hallarnos en el
caso de una revision del acuerdo adoptado en la sesi6n
anterior, consistent en concederle veinticuatro horas
a los representantes del Partido Uni6n Revolucionaria
Comunista, para discutir en esta sesi6n la enmienda
que nos ocupa.
SR. MAIACH (JORGE) : Para hacerle una aclaraci6n
al compafiero senior Alvarez. El acuerdo del otro dia
se referia a una enmienda totalmente distinta, y por
consiguiente no se trata de revision de acuerdo.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): El senior Al,
varez consider que es una revision de acuerdo. Y de
esa manera, si la Asamblea asi lo consider, este asun-
to se somete a la consideraci6n de la misma.
,SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : De todos mo-
dos, si no lo estiman en esa forma los sefiores Dele.
gados, se va a poner a votaei6n la propsici6n inci-
dental del senior Mafiach, para que la Asamblea re-
suelva.
'SR. ALVAREZ GONZALEZ (RAFAEL): Pido votaci6n
nominal, senior Presidente.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : 1 Se aprueba?
(Seitalcs negatives). Deseehada.
'Sn. ALVAREZ GONZALEZ (RAFAEL): Sefior Presiden-
te: antes de que se votara yo he pedido votaei6n no-
minal.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se va a poner
a votaci6n nominal, los que est6n conformes...
SR. ALVAREZ .GONZALEZ (RAFAEL) : Retiro mi pro-
posici6n de votaci6n nominal.
Sn. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Entonces es-
ta rechazada la enmien'da.
Sa. IcHAso (FRANCISCO) : Entonces no estaba vota-
da la proposici6n. Si hubiera estado votada realmen-
te, no la hubiera puesto la Presidencia a votaci6n no-
minal despuss.
ISR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Pero el se-
flor Alvarez GonzAlez habia pedido la votaci6n nomi-
nal simultdneamente con' la votaci6n ordinaria en que
fue desechada la proposici6n del senior Mafiach, y la
Presidencia, que no quiere tener discusiones, cedi6,
atendiendo a la petici6n del Delegado, que la retire,
y qued6 vigente la votaci6n ordinaria, que fu6 con-
traria a la proposici6n incidental.
SR. ICHASO (FRANCISCO): Yo no tengo inter6s en
que se vuelva a votar, pero quiero llamar la atenci6n,
con el mayor respeto para la Presidencia, acerca de
la contradicci6n que existed entire el hecho de que al
retirarse una petici6n de votaci6n nominal, quede auto-
mfticamnte aprobada la proposici6n incidental ob-
jeto de ella.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Mujal.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Sefior Presidente y sefiores
Delegados: Voy a continuar en el uso de la palabra,
ya que se ha planteado en esta Asamblea un nuevo
problema, y quiero indicar como dije antes, que habia
formulado una especie de explicaci6n de opinion en
el sentido de que cualquier enmien'da que se plantea-








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


ra en este caso, cualquier forma que se le diera a este
Articulo, que ya le hemos querido llamar nimero 48,
seria siempre restrictive de la libertad y de la demo-
cracia.
No tengo un concept del demo-liberalismo de ma-
nera tal que me sonroje cuando en defense de la li-
bertad y de la demoeracia de un pueblo, esa propia
democracia y ese propio pueblo que reunen todos los
intereses nacionales, se vearn obligados a tomar deter-
minada actitud contra personas o partidos, que vayan
en contra de su propia integridad.
Opinar de otra manera, seria cruzarse de brazos
frente a las posibilidades de enemigos del propio rB-
gimen y de la demoeracia. Pero es que el debate, cuan-
do se iniei6 el Articulo 48, no fu6 planteado de esa
manera. El debate se planted sobre si se queria o no
la legalidad del Part:do Uni6n Revolucionaria Co-
munista, y el debate no se puede continuar de tal
manera, sino que tiene que estar en el piano de pon-
deraci6n de que estamos aqui defendiendo el prin-
eipio revolucionario, y un partido revolucionario co-
mo el nuestro, no podra votar jams un precepto que
mariana puede ser contrario a los propios interests
revolucionarios.
La Enmienda del compafiero senior Alvarez, habla
de la formaci6n y existencia de cualquier organiza-
ci6n political, y recuerdo que argumentaindo preeisa-
mente, el senior Alvarez contra el que habla, cuando
el otro dia yo planteaba no propugnar ninguna en-
mienda y que se derrotase la Enmienda del senior Ca-
sanova ,el propio compafiero senior Alvarez me deeia
que las entidades falangistas, partidarias del imperio
colonial, etcetera, se podrian organizer como asocia-
clones, y por lo tanto si aqui se quiere impedir la Quin-
ta Columna Falangista, de ninguna manera se podra
impedir la organizaci6n political, porque no se han
de organizer, decia el compafiero senior Alvarez, como
organizaciones political, sino simplemente como aso-
ciacion'es.
Yo creo que el debate debe plantearse siempre.
SR. CASANOVA (JOSi MANUEL): Me permit una
interrupci6n, con la venia de la Presidencia? Si se
planteara como asociaci6n, caerian bajo la Ley de
Asociaciones, y entonces, habiendo una Ley para aso-
ciaciones que no fueran political, el Gobiern'o las
disolveria como asociaciones contrarias a la Ley.
Sn. MUJAL (EusEBIO) : La Ley de Asociaciones no
esth contemplada aqui, y las asociaciones pueden te-
ner mayor liberalidad que la que se pone en el papel,
porque se crea una asociaci6n cultural. No seri la
primera vez que la Quinta Columna en el muindo
adopta esta actitud, creando una asociaci6n cultural,
y tras la cultural van organizando falanges, centuries y
otros tipos de organizaciones que van perfectamente
a favor del criterio totalitario que aqui se quiere
evitar.
No es con preceptos constitucionales como puederi
evitarse los problems creados por los regimenes to-
talitarios; jams los liberals podrin redactar un pre-
cepto tan general que no vaya en contra de la propia
libertad y de la democracia y del principio revolucio-
nario que defienden; jamfs un hombre progresista
lograr concebir una redaeci6n' que abarque todo un I
sentimiento totalitario contrario a su criterio liberal
democritico. Hemos visto los esfuerzos de muchos con-


vencionales para el aplazamiento de esta discusi6n,
para poder con tiempo hacer un articulo que no se
creyera que fuera un ataque contra nadie y que no
menoseabara la libertad y la democracia, sino sim-
plemente, impedir la Quinta Columna de cualquier
regimen totalitario que se quiera establecer en este
pais; y hemos visto que no ha venido una sola enmien-
da que no tenga la posibilidad del ataque sobre las
personas que tienen un sentido verdaderamente de-
mocrAtico, porque a los regimenes totalitarios no se les
combat con preceptos constitucionales, se les corn-
bate con una militancia en la calle capaz de respon-
der al criterio democrAtico y anti-totalitario...
Sn. CASANOVA (JOSI MANUEL) : Me va a permitir
el compafiero una interrupci6rn, con ]a venia de la
Presidencia? Me va a permitir que le haga una pre-
gunta, que es la siguiente: Sefior Mujal g a qu6 llama
S. S. regimenes totalitarios ? Cuiles son los regime-
nes totalitarios ?
,SR. MUJAL (EUSEBIO) : La pregunta se la voy a con-
testar enseguida y de una manera ripida, porque en
realidad, todos los presents sabemos cuAles son los
regimenes totalitarios. Unr regimen totalitario, -y si
el senior Casanova quiere que le diga que en Rusia
hay regimen totalitario, se lo dire-, lo hay en Rusia,
en Alemania y en Italia, regimenes totalitarios en
lo econ6mico, en lo politico y en lo social, pero con
distintas bases, porque en esos paises hay discrepan-
cia en la formaci6n' de los propios regimenes. Pero
es que tambi6n existe la posibilidad de regimenes di-
rigidos y planeados como la N. R. A. de Roosevelt,
que desde un punto de vista amplio, afecta a estas
cuestiones..
:SR. FERRARA (ORESTES): Y como nuestro ante-.
proyecto de Constituci6n.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : No creo que nuestro ante-
proyecto de constituci6n sea totalitario; ayer no tu-
ve oportunidad de contestar al sefor Ferrara sobre
este punto, y hoy la aprovecho. Cuando se trat6 del
tema de la maternidad, la familiar, y el matrimonio,
y la aclaraci6n es que a mi como liberal y dem6crata
no me duelen prendas de ninguna clase en admitir
y propugnar que un partido popular y autentico...
'SR. FERRARA (ORESTES) : Si es del partido Aut6ntico
n'o es popular.. (risas).
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Seria doblemente aut6ntico
y popular.
SB. FERRARA (ORESTES) : Si es del Partido Aut6n-
tico es popular.
SR. MUJAL (EUSEBIO): Completamente popular, re-
volucionario, y ademas que seria doblemente auten-
tico, como ayer decia el senior Ferrara que eran las
interpretaciones aqui planteadas por el compafiero
Carlos Prio SocarrAs.
Por tanto, cuando yo lo oia hablar ayer de esta
manera, admitia que 61 no tenia raz6n; no creo que
ern un pais de economic national, el tema del libera-
lismo sirva para levantar una patria fuerte y defi-
nida. Creo que no, creo que todavia es muy poca
ventaja para Cuba. Creo que el Estado, que un: auten-
tico Estado bien ordenado, bien organizado, podria
entrar en determinadas fases que le permitan per-








10 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


fectamente levantar una poten'cialidad econ6mica, so-
cial y political en beneficio de todos nosotros.
Veo que el senior Ferrara me quiere interrumpir.
SR. FERRARA (ORESTES): Por lo menos, debe un Es-
tado aut6ntico salvar las dificultades de la economic
colonial, no por medio del liberalism econ6mico, si-
no por medio de la economic planeada; I pues por qu6
llamaba el regimen del senior Roosevelt, que tien'e la
economic planeada, un regimen semi-totalitario, y el
nuestro de economic planeada no debe ser regimen
semi-totalitario ?
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Parece que el senior Ferrara
no oy6 bien lo que yo decia.
SR. FERRARA (ORESTES) : Lo entendi perfectamente.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Voy a repetirlo, porque
quiza el que habl6 mal fui yo. Hablaba, contesthn-
dole al senior Casanova, que afin' en el propio regimen
democrAtico-liberal, medidas tomadas por el sefor
Roosevelt, que me parecen excelentes, acertadas, co-
rrectas y salvadoras para su regimen democratic,
que tienen determinadas afirmaciones de economic
planeada, que desde un punto de vista del demoli-
beralismo son perfectamente combatibles. Alguien se
atrevi6 a plantear un recurso de incon'stitucionalidad
en el Tribunal Supremo americano por esa media del
President Roosevelt.
ISR. FERRARA (ORESTES) : S. S. las ha calificado de
semitotalitarias.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : NO es cierto.
SR. FERRARA (ORESTES) : Puede retirarlo.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : No hace falta que lo retire.
Ya aclarada perfectamente esta cuesti6n, nosotros no
podemos de ninguna manera votar ni aceptar, y yo
en esto recojo el sentido liberal y progresista, revolu-
eion'ario y democritico que hay en esta Asamblea ab-
solutamente nada, y sobre todo fuera de lugar, como
es este precepto, porque esa misma opinion del senior
Mafiach no s6o1 la tuve en moments anteriores, ayer,
sino que cuando entr6 en el hemicielo hoy, formula
una opinion particular escrita que decia que se re-
tiraran todas las enmiendas, para lo cual pedi turn'o
para cuando me corresponda, con objeto de que cuan-
do discuti6ramos la constituci6n de los -partidos poli-
ticos liberals y democrdticos, lo hicieramos de mane-
ra tal que fuera plena garantia para esa ideologia
political que informa esta Asamblea.
,Pero es que hoy la enmienda del senior Alvarez que
se dispute no es una enmieinda nueva ni que viene por
primera vez, ya que flota en el ambiente de esta Asam-
blea una defense acalorada del Sr. Casanova a una se-
rie de principios antiliberales y antidemocr6ticos, con-
tenidos en la moci6n anterior que retire y hoy en la del
Sr. Alvarez, y por cuya moci6n, de haberse aprobado,
los sindicatos de los trabajadores de Cuba, con una
Constituci6n democrdtica y liberal, serian cerrados por
cualquier gobernante que le diera especial interpreta-
ci6n. Y no quiero hablar de las federaciones y confede-
raeiones, que serian barridas del mapa con un ataque
a fondo por eualquier motive; porque ya hemos vivido
otras 6pocas en Cuba, y quiero recorder la situaci6n
del afio 17, aunque halague los eseafos Liberales; ya
que para niosotros Villuendas no fu6 mas que un gran


liberal y dem6crata, y para 61 tuvimos los que en aque-
lla 6poca eramos menores de edad, siempre nuestra
mayor simpatia.
SR. FERRARA (ORESTES) : [Continue!
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Hablando de Villuendas?
SR. FERRARA (ORESTES) : Continfie con esa simpatia!
SR. MUJAL (EUSEBIO): Continua, mire si no la
uni6n de aut6nticos y liberals en Santa Clara. Por
tanto, digo ahora que la enmienda del senior Casa-
nova que era contraria a una series de principios, que
era contraria a una series de organizaciones; que eual-
quier capitalist en Cuba, cualquier hombre que tenga
un sentido de economic dirigida y correct, cualquier
capitalista, repito, de paises europeos o norteameri-
canos se negaria en todo moment a trabajar coii
obreros n'o organizados, porque el verdadero capitalis-
ta, el verdadero defensor de la propia economic bur-
guesa sabe perfectamente bien que le va mejor cuan-
do tiene mano de obra organizada y no cuando la
tiene falta de organizaci6nf, porque lo que pasa en Cu-
ba es que todavia ese pensamiento usurero y retarda-
tario de una economic absolutamente retrasada es el
que estf orientando este moment de la economic na-
cional.
SR. CASANOVA (JosE MANUEL): lMe permit el se-
fior Mujal?
Sn. MUJAL (EUSEBIO): Permitame el senior Casa-
nova terminar mi defense del capitalism! Siempre
es much mejor para la propia economic saber lo que
quiere, saber a d6n'de va, y saber por qu6 trabaja, y
no como pasa hoy en nuestra Repfiblica, donde acuer-
dos y preceptos tomados y resoluciones firmadas por
el propio senior Presidente de la Repiblica son vul-
neradas por casas comerciales, nada mas que porque
tienen un concept correct de lo que es una organi-
zaci6n en' un Estado de economic capitalist.
No le ocurriria esto seguramente a Henry Ford,
porque no trabajaria con obreros faltos de organiza-
cion.
Era un ataque general a los sindicatos de trabaja-
dores, era un ataque a una series de concepts libera-
les y democrAticos que hemos venido aqui a defender,
porque los hemos planteado siempre asi en el seno de
niuestro Partido.
Esa enmienda del senior Casanova, que 61 retir6,
era un ataque contra todo esto. Era una concepei6n,
como tuve que decirle las otras noches, antiliberal,
no una concepci6n de aquel viejo y gran Partido Li-
beral que montaba a caballo para defender las liber-
tades de Cuba y que ahora, parece querer negar sus
propios con'ceptos el senior Casanova.
SR. CASANOVA (JOSE MANUEL) : Con la venia de la
Presidencia. El senior Mujal me va a perdonar: se ha
despachado con la cuchara grande: antidemocr6tico,
antiliberal y todo eso del senior Casanova, que es un
liberal, dem6erata, de lo m6s democratico y republi-
cano...
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Por lo menos de la Coa-
lici6n Socialista Democritica.
Sn. CASANOVA (JOSE MANUEL): ... y que pertene-
ce a la Coalici6n Socialista Democratica.







DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE II


SR. MUJAL (EUSEBIO) : Permitame que aclare a S. S.
una breve cuesti6n para que razone bien: No he di-
cho que el senior Casanova es antiliberal, ni antidemo-
crdtico, sino he dicho que el articulo propuesto por
S. S. es antidemocrftico, antiliberal. Yo s6 que el se-
fior Casanova en otras cuestiones tiene un criterio
no voy a decir generoso, pero por lo menos, liberal
y democrftico.
'SR. CASANOVA (JosE MANUEL) : Refiri6ndome a la
segunda parte de las afirmaciones que ha hecho el se-
fior Mujal, quiero hacer present al distinguido com-
paiero que no soy contrario a las organizacion'es obre-
ras, mis bien un decidido partidario de que las classes
obreras se encuentren perfectamente organizadas. Pero
organizadas, senior Mujal y sefiores Delegados, para la
/mas efectiva y certera defense de sus intereses cla-
sistas, pero sin fisonomia political, sino en pura fun'-
ci6n obrera. Lo que combat es que las organizacio-
nes obreras, con notorio perjuicio para sus intereses
como tales obreros, est6n al servicio de una orga-
nizaci6n political determinada y lo que estimo much
mas grave y perjudicial: que est6n subordinadas a or-
ganizacion'es politico-obreras del extranjero que no
tienen nada que ver con los problems intimos de Cu-
ba. Ambos extremes los consider muy peligrosos pa-
ra los obreros y en definitive para el pais. Nosotros
tenemos que darnos cuenta de la urgencia de que un
profundo sentido nacionalista mueva todas nuestras
actividades, mentales y funcionales. Este es el tipo
de organizaciones proletarias que yo combat, que yo
no acepto. Las quiero cubanas, netamente cubanas,
sin ramificaciones con organizacion'es que viven bajo
otros cielos y que tienen, por lo tanto, problems dis-
tintos a los nuestros, y son 6stos, precisamente, los que
debemos estudiar y resolver de todos modos.
(Estos son, senior Mujal, mis puntos de vista alre-
dedor de esta cuesti6n tan fundamental para el pais.
Vea, pues, como no soy enemigo de las organizaciones
proletarias que radiquen en Cuba, con proyecci6n in-
terior, que tiendan al bienestar de Cuba, que recla-
men ventajas y beneficios que se encaminen a elevar
su nivel material, moral y cultural; lo que rechazo
y conden'o, energicamente, pensando en el future de
Cuba, es la organizaci6n gremial sometida al plan
extranjero, al servicio de organizaeiones de cartcter
international o en manos o para el uso de Partidos
politicos que a la vez est6n mediatizados con el ex-
tranjero.
SR. MUJAL (EUSEBIO): El senior Casanova esta ab-
solutamente de acuerdo coninigo; en la Seeci6n de
Trabajo, propuso la delegaci6n autgntica que la di-
rectiva de los sindicatos fuera ocupada exelusivamen-
te por natives; se aprob6 en un articulo de Trabajo
que las organizaciones obreras no podrian tener ca-
rfcter partidarista alguno y que estarian, por tanto,
totalmente alejadas de los Partidos politicos.
El sefor Casanova sabe que fu6 asi e imparti6 su
voto para eso; pero es que la cosa hay que mirarla al
rev6s, n'o es que se proponga eso que quiere el senior
Casanova y que quiero yo, es que en su en-
mienda, puesto que la del senior Alvarez es igual que
la suya, no se trata de una obligatoriedad a los sin-
dicatos de no tener character politico, sino que se dan
facultades al Poder Ejecutivo para interpreter, como
quiera, a su capricho, y pudiera hacerlo en cualquier


moment en que conviniera a interests econ'6micos
determinados, colectivos o personales, que tal sindi-
cato estaba haciendo labor political, y todos sabemos
que en un regimen no muy respetuoso es muy fAcil
hacer todo esto.
Por eso habiamos pedido un turno en contra de
la enmien'da del senior Casanova y ahora decimos que
la enmienda del senior Alvarez aunque le quita 'de
otra indole' queda igual que la anterior.
En cambio, creemos que es innecesaria en este ca-
pitulo, y que esa enmienda no es defensora de una
cuesti6n democritica y liberal, sino todo lo contrario,
cuando se habla de que atente contra el regimen demo-
crAtico de la Reptiblica, dice: 'atente en cualquier for-
ma contra la plenitud de la soberania national", y
la plenitud de la soberania national es tan amplio que
depend de qui6n pueda interpretarla.

Lo mejor seria y es lo que propongo, que se rechace
la enmien'da del senior Alvarez, puesto que en el am-
biente national y en este hemiciclo estaba saturado de
un ataque a un Partido politico o a algfin sindicato,
o a una organizaci6n religiosa, inclusive un ataque
a todo lo que no fuera grato al Poder Ejecutivo en
determinrado moment; como aqui se respiraba ese
aire inquisitorial, han tenido que rebelarse los espi-
ritus demoer&ticos y liberals de esta Asamblea, por
eso no tengo mis remedio que pedir que se rechace
esa enmienda del senior Alvarez, para cuando diseu-
tamos en otra Secci6n sobre los Partidos politicos,
se d6 alli, toda garantia al regimen democritico, pe-
ro no, que se quite la libertad a organizaciones que
existen en' este pais y se prevean euantas medidas ex-
cepcionales hayan de tomarse, porque no vamos a preo-
euparnos tanto por las cosas de Europa; que las cosas
de Europa hace tiempo que se ven venir, y si hace fal-
ta un sentido de justicia y de protecei6n national pa-
ra hacer las cosas en un moment determinado, se ha-
ran, pero no hoy, en un precepto Constitucional; y
no se puede admitir nada que pueda dar lugar a que
el Poder Ejecutivo, cualquiera que fuere, interpreted
las cosas como le parezca.
No es asi como se acaba con las "quintas colum-
nas"... Es organizando la militancia ciudadana en
los distintos aspects: dindole participaci6n a los
j6venes, a las mujeres, a los obreros, a todos, en una
organizaci6n efectiva del Estado, manteniendo el r6-
gimen liberal y democratic present. Es asi como se
sirve a esa democracia y no con estos preceptos cons-
titucionales, que son contra-revolucionarios.

Cuando yo hablo en contra de la Moci6n del com-
paiiero Aurelio Alvarez, lo hago siempre con el cari-
fio y el afecto que tienen para mi todas sus enmierndas;
quiero simplemente recorder este pequefo caso, aun-
que con ello mantenga la atenci6n de la Asamblea dos
minutes mis.
Cuando el senior Aurelio Alvarez, espiritu preocu-
pado por las cosas que vienen en los dictfmenes, tanto
de las Seccion'es como de la Comisi6n Coordinadora,
ha formulado enmiendas y votos particulares, le he
prestado la atenci6n personal y preferente y cuando
ausente ha estado de este hemicielo, he tenido la sa-
tisfacci6n de defender las enmiendas que aqui habia
dejado planteadas...







12 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Pero es que el espiritu que anima al compafiero
Aurelio Alvarez, de proteger el regimen liberal y de-
mocrhtico, que es todo lo que quiere y piensa, y no
como la enmienda anterior, del senior Casanova, en
que flota un ataque a ciertas cuestiones, y por eso
no acept6 y rebati esa enmienda, porque el sefor
Aurelio Alvarez no pide el honor de ser el enemigo
nfmero uno del Partido Comunista eni Cuba, sino que
le basta ser, el mejor amigo del Partido Revoluciona-
rio Cubano, en el cual 61 miiita y con estc esta silfi-
cientemente complacido el senior Aurelio Alvarez.
Es que el espiritu preocupado de mi compafiero
lo es, porque la libertad y la democracia se sien-
tan garanitizadas; pero yo sostengo, en esta explica-
ci6n un poco extensa, que tengo hecha, con la cual
formulo un ruego al par que expreso mi opinion con-
traria, que esta idea magnifica y brillante que tiene,
no debe plantearse en este moment.
Esa preocupaci6n fu6 la que hizo que 61 retire "o
de cualquier otra irndole", porque esta probado que
ahi se ataca a una series de cosas que 61 no ha que-
rido atacar y cuando quita "cualquier forma" es
que sigue teniendo la preocupaci6n de que puedan
ser utilizados en otro sentido.
Yo he oldo al senior Alvarez,. conozco su inten-
ei6n...
.SR. CASANOVA (JOSE MANUEL) : iMe permit S. S.
una interrupci6n, con la venia de ]a Presiden'cia?
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Con much gusto.
SR. CASANOVA (JOSE MANUEL): El compafiero Mu-
jal esta calificando mi intenci6n y yo ya he decla-
rado de una manera clara, precisa y absolute, des-
pu6s de conocer los Estatutos del Partido Comunista
de Cuba, que mi enmnienda tiende a impedir que el
citado Partido pueda funcionar en Cuba, mientras
est6 sujeto a una direcci6n extranjera y obedezca 6r-
denes y disposiciones de instituciones political ex-
trafias a las nuestras. Esto lo he dicho de una manera
honrada, clara, leal, transparent. De manera que n'o
se trata de interpretaciones, sino del recto y claro sen-
tido de las palabras. Mis intenciones no esthn eneu-
biertas ni he utilizado el "camouflage" ni la reticen-
cia. Y este concept n'o tiene nada que ver con las
personas sino con la entidad. Mi ataque se dirige a
un sistema que juzga pernicioso independientemente
de la estimaci6n que en el orden personal guard a los
directors del Partido Comunista de Cuba.
Quiero aclarar, por filtimo, al senior Mujal, que de-
be fijarse en que la retirada de mi enmienida es abso-
lutamente condicional. La he retirado pero a condi-
ci6n de que sea sustituida por la redactada y preseni-
tada por el senior Alvarez. De manera que, si 6sta fue-
se retirada y se pospusiese su discusi6n y votaci6n,
entonces mi enmienda seria mantenida y quedaria
a merced de la Asamblea. Me parece que en este as-
pcto del debate no puedo ser tampoco ni mas con-
crete ni mis precise.


intenci6n de ataque a Partido politico determinado,
cualquiera que ese Partido sea; y que conste que no
quiero defender al Partido Comunista, y lo aclaro
porque en algfin peri6dico matinal me han querido
hermanar a Mociones del Partido Uni6n Revolucio-
naria Comunista, cuando eso no es cierto, sino que
aqui, cuando se present una moci6n de cualquier com-
pafiero que me parece just, yo la apoyo; pero es
que no estoy atacando ni defendiendo al Partido Co-
munista. Yo lo (qe intento es que la libertad v demo-
cracia en Cuba no sean utilizados con un espiritu con-
trario a esa libertad y a esa democracia. Y como s6
que la intenci6n del senior Alvarez, n'o es la misma
intenci6n del senior Casanova, que se ha querido pro-
clamar -y debe tenerlo a much orgullo- ser el
enemigo numero uno. Eso indica que mi intenci6n no
es defender ni acusar al Partido Uni6n Revolucio-
naria Cornunista, sino simplemente que eon el ga-
llardete de un atarlue al Partido Uni6n Revolu-
cionaria Comunista, e pueda atacar a otras organi-
zaciones que nada tienen que ver con el Partido Co-
munista. Esta es la intenci6n que tiene el senior Ca-
sanova.
SR. CASANOVA (JOSi MANUEL) : iMe permit un'a
interrupci6n?
!SR. MUJAL (EUSEBIO) : Yo voy a terminar pronto
y, entonces puede hacer usted uso de la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Sr. Casa-
nova: despues tendr6 oportunidad de hablar, pues
la Asamblea Constituyente tiene escasez de tiempo.
SR. CASANOVA (JOSI MANUEL) : Yo he sido aludido
directamente y estimo que el senior Muja.l no puede
entrar en mis intencion'es, mas que cuando las de-
clare, y cuando las declare lo hago con absolute cla-
ridad y franqueza. De modo que no puede el senior
Mujal entrar en aclaraciones de tal punto.
.SR. MUJAL (EUSEBIO): Desee informarme sobre
qu6 precepto reglamentario estamos hablando? Le
garantizo que cuando termine estas manifestaciones,
le voy a permitir al senior Casanova haeer uso de la
palabra, que mi intenci6n no ha sido que 61 no able.
Simplemente, obligado por las palabras pronun-
ciadas por ousted, digo que la intenci6n del senior Al-
varez, no es la intenci6n' que usted ha dicho tantas
veces en esta Asamblea; que a 61 lo que le preocupa
es la protecci6n a este regimen republican y demo-
crAtico, y por eso ]e pido al senior Alvarez que esto que
en realidad se refiere a los Partidos Politicos, lo de-
je para cuando sea oportuno. Porque en estos momen-
tos plantear esta cuesti6n, con todo lo que se quiera
exponer, con todo el respeto que tengo para. el senior
Alvarez, sera un' ataque a la democracia.
Esta opinion es la misma que express al senior Al-
varez en el Comit6 Parlamentario y personalmente
hablando con' 61. Creo que se ha querido involucrar
un fantasma que antes diie que no existe o que no
debe existir para los Partidos politicos que sp preocu-
p... 1-1 ud.-Jv r ,U ^ ua y..r. 1 p...a_22uo qu .


pan ue, porvenlr ue Cuua y para los paridos que se
Sn. MUJAL (EUSEBIO) : Entonees el senior Casanova preocupan y para los politicos que se ocupan de la or-
no deberia nunca apoyar la enmienda del senior Al- ganizaci6n y de la militancia de sus partidos, no de-
varez, sino hacer otra que diga: "El Partido Comunis- be existir temor como dijo el senior Zaydin cuando
ta jams podr6 existir en Cuba", y no hacer career a defendi6 la libertad de la prensa, porque un regimen
los compafieros de la Asamblea y al pueblo cubano que se siente fuerte, un regimen que quiere el pueblo,
que la enmienda del senior Aurelio Alvarez tiene la un regimen de libertad y democracia, no tiene que








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 13


tener temor por una idea que se exprese, porque para
eso las leyes amparan a ese Gobierno y a ese regimen,
cuan'do un Partido, determinada asociaci6n o un indi-
viduo, se aparten de la line que le marca la ley, serAn
castigados.
ISi aqui hemos aprobado que el espia y el traidor
a la patria, sin especificar mas detalles, podrAn ser
fusilados por el Gobierno; si aqui hemos especificado
amplia protecci6n para el regimen del gobierno, no
es possible dArsela mayor, porque esa mayor protecci6n
la utilizard el Gobierno o el regimen en contra de sus
enemigos politicos, y nosotros que somos un Partido
mayoritario, que tenemos el orgullo de representar en
Cuba una opinion mayoritaria, que ya lo hemos demos-
trado, y lo demostraremos en cuanto se nos d6 oportu-
nidad de ganar legalmente el Gobierno de la Repui-
blica de Cuba, que tenemos un criterio amplio, popu-
lar y revolucionario, no nos molesta encontrarnos coni
otras personas que piensen de manera distinta que
nosotros, y jams por eso las perseguiremos mientras
no se aparten de la ley, que la propia protecci6n del
regimen require.
Pero no podemos de n'inguna manera, como Par-
tido mayoritario y representative de amplia masa
popular y de los elements representatives de la eco-
nomia cubana, no podemos en el amplio sentido de la
libertad atentar contra esa propia libertad, cualquiera
que sea el concept; y much mas si el que lo dice
no se apart de las leyes de la Republica, porque cuan-
do se aparte, ahi estardn los tribunales de justicia, la
legislaci6n adecuada hecha en el momenrto oportuno
y protectora de la integridad de la patria.
.Esas palabras del doctor Zaydin, que fueron emo-
cionadamente escuchadas por el que habla, reiteran
toda political de libertad; quiero con esto decir ade-
mis, que el regimen liberal y democratic de Cuba
me tendrd siempre a su lado, dispuesto a defenderlo
de todas maneras, tanto del modo mas elevado o si
se quiere, con mas sacrificios, pero eso no me permit
de ninguna manera -y no quiero hacer citas hist6-
ricas de determinados personajes- que aunque yo
opinara contra alguna persona no por eso yo iria
a atentar contra su vida y organizaci6n mientras esa
organizaci6n no atentara visiblemente contra la ley
de la Repfiblica y much mis, cuando, se atente con-
tra la plenitud de la soberania national, que puede
estimarse como ataque, un articulo de cualquier pe-
ri6dico que criticare a cualquier Poder con una cri-
tica justa; entonces el Poder Ejecutivo interpretarA
que se atenta contra la plenitud de la soberania na-
cional.
Esa es una expresi6n, que no es proteceei6n de la
libertad ni la democracia, porque hace falta conocer
y saber por experiencia las cosas que han pasado y que
pueden pasar en' el future.
Por lo tanto, yo me muestro contrario a ese articulo
del compafiero Alvarez, porque no refleja su sana y
honrada intenci6n y porque a no dudarlo, sera apro-
vechado por los estranguladores de la libertad para
ir en contra de esa propia democracia en el amplio
sentido que la palabra debe tener.
Por eso me muestro contrario a la enmien'da del se-
fior Alvarez; proclamo que no estoy defendiendo mMs
regimen que el liberal y democratic y que estar6 siem-


pre en contra de cualquier regimen totalitario de
cualquier tipo y de cualquier manera que sea; pero
esa enmienda del senior Alvarez, mas que favorecer a
la libertad y a la democracia, lo que hace es darle
armas a los que en el mafiana, o en el future puedan
estar en' el Poder, para ir en contra precisamente de
lo que la idea del senior Alvarez dice querer defen-
der.
Por lo tanto, ruego a la Asamblea que rechace la
enmienda del senior Alvarez asi como todas las en-
miendas que en ese sentido se planteen y que cuan-
do se trate sobre la organizaci6n de los Partidos po-
liticos, alli, se le d6 una protecci6n debida a la liber-
tad y a la democracia y no aqui, que se puede inter-
pretar como una argucia para ir en contra de orga-
nizaciones political o de entidades sindicales o clerica-
les o asociaciones simplemente, que aunque tengan cri-
terios completamente contraries unos a otros, tienen
todos el derecho de existir y desenvolverse en un pais
democrhtico.
Por todas estas razones pido a la Asamblea Cons-
tituyente que rechace esa enmienda o articulo del se-
fior Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELTO) : Para contestar alusiones,
pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Muy brevemente, senior
President y sefiores Delegados. Se ha adentrado tan-
to el conventional senior Mujal en lo que fueran mis
intencioenes al presentar esta enmienda, que necesa-
riamente debo contestarle las alusiones que me ha
dirigido.
Expliqu6 a la Asamblea los motives que me indu-
jeron a formular pleno de responsabilidad -dije-
y con absolute respeto a todos los criterios, a todas las
ideas que se han producido en torno del debate.'
Ahora, contestando a las alusiones. del Conven'cio-
nal senior Mujal, dir6 que esa enmienda no traduce
un ataque contra los comunistas. Quiero declarar de
modo absolute que no ha sido esa la intenci6n de la
enmienda. Ella no traduce un' precepto punitive, sino
en todo caso, y de ser aprobada, constarA en la Consti-
tuci6n como precepto de car6cter preventive. No he
querido atacar, concluyendo, ni a los clomunist~as
autenticos, ni a los aut6nticos comunistas.
(Risas).
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Pido la palabra para con-
testar a una alusi6n.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Le corres-
ponde el turn al doctor Sudrez Fernandez. El doctor
Suarez Fernandez tiene la palabra.
Sn. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Sr. President
y sefiores Delegados: Voy a ser tan breve en la de-
fensa de la enmienda, como extenso ha sido mi distin-
guido compafiero el Sr. Mujal en combatir la presen-
tada por el Sr. Casainova, sin que se refiriera en nin-
gfn moment a la suscrita por el Sr. Alvarez. La
fijaci6n del precepto ha sido el primer motive de
impugnaci6n tanto por el senior Mujal como por el
senior Mafiach, pretendian que se incorporara al Ca-
pitulo donde se trata de los Partidos Politicos, in'ei-







14 DI. ]IO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


diendo en un error porque se hace indispensable co-
locarla precisamente entire los Derechos Individuales,
donde qued6 regulado el de Libre Asociaci6n, y me
voy a explicar:

Casi todos los Partidos aqui representados, tuvie-
ron su origen en asociaciones inscriptas en el Gobier-
no Provincial, al amparo de la Ley de la material y
del precepto constitutional que permiti6 su libre or-
ganzaci6n; mas tarde las leyes electorales le han per-
mitido transformarse en Partidos Politicos, llegin-
dose al extreme de que la inscripci6n en el Tribunal
Superior Electoral de todos los Partidos de nueva
formaci6n, con motivo del filtimo C6digo Electoral, se
debi6 al caricter que tenian las organizaciones poli-
ticas. De esta manera al incluirse todas las organi-
zaciones political, ee tinee un concept much mas
amplio, y de acuerdo con nuestra tradici6n alcan'za a
su genesis.
El Partido Politico queda regulado por la Ley Elec-
toral, y no asi, las organizaciones que les dan' vida y
origen, alentando su desarrollo o desaparici6n de
acuerdo con su arraigo en la conciencia colectiva co-
mo se comprueba de los numerosos casos de organi-
zaciones political que nunca ban Ilegado a plasmar en
verdaderos partidos, porque n'o penetraron con sus
postulados las masas ciudadanas. De consiguiente, es-
timo que donde esta bien colocado este precepto, es
precisamente, en el Capitulo de los Derechos Indivi-
duales, sin perjuicio de que cuando se trate de los
Partidos Politicos, se reproduzca, lo que no estimo
necesario.
Hecha esta previa aclaraci6n, a la fnica impug-
naci6n formulada paso a defender la enmienda.

Hay un precedent en nuestra legislaci6n, corres-
pondiente a esta propia Convenci6n Constituyente que
a mi juicio, le resta a esta enmienda todo lo que de
ilusoria como precepto sustantivo podia tener, y que
le da plena vigencia material, realidad tangible, co-
mo articulo constitutional.
Encontramos el precedent, en la promulgaci6n
del articulo 115, que declara soberana a esta Con-
venci6n Constituyente. En el mes de diciembre de
1936 discutiamos eni Comisi6n Mixta, miembros de
la CAmara y del Senado la Reforma Constitucional
dentro de un ambient caldeado porque se fraguaba,
en' los cuarteles, la destituci6n del Presidente G6mez,
que pocos dias mas tarde se efectu6.
Interpretabamos muchos de los congresistas, que
despues continuamos en la oposici6n, que se planeaba
un intent fascistizante por parte del coronel Ba-
tista, pretendiendo que los Partidos Politicos que le
eran afines vali6ndose de organizacion'es corporati-
vas vinculadas a los institutes armados intentaran
el control de la ensefianza, la sanidad, la cultural y la
profilaxis social, fomentando un partido Estado con
vision totalitaria.

Para preservar la formaci6n' de la Constituci6n de
toda posibilidad de resurgimiento de un Partido-Es-
tado, en el Proyeeto de Reforma, consignamos que esta
Convenci6n Constituyente no podia acordar ninguna
Constituci6n que no consagre como forma de gobier-
'o la democrftica y representative.


La Convenci6n Constituyente, ratific6 el criterio
del Congreso, por el voto undnime de todos los Dele-
gados, recuerdo que la noche en que se aprob6 el ar-
ticulo 115 del Proyecto de Reforma, ni un solo Delega-
do se produjo en contra.
Ese precedent es la limitaci6n, la coacci6n legal
con que se restringi6 la 6rbita de actuaci6n de la Con-
venci6n Constituyente. Parecia romdntica, idealista,
carente de toda potencialidad fisica la limitaci6n a la
soberania de la Convenci6n Constituyente, y sin em-
bargo, a trav6s de los programs de los Partidos, del
pensamiento de las instituciones political que figu-
raron en las pasadas elecciones, el precepto constri-
fi6 a mis de una organizaci6n a consignar en sus
estatutos y en su program, la defense y el mante-
nimiento del sistema democrAtico-representativo co-
mo forma de Gobiern'o. Es asi, que aquel precepto
romantico, que previene algo que parecia impossible
de suceder dentro de nuestro panorama national, ha
tenido eristalizaciones materials dentro del propio
Tribunal Superior Electoral y de la Convenci6n Cons-
tituyente.
Unica y exclusivamente nos guia el pensamiento
de que de modo constant, las organizaciones politi-
cas que se creen en Cuba, tanto Partidos como aso-
ciaciones, como de cualquier clase deben' propender
a respetar nuestra traditional forma de gobierno. Ex-
plicado el fondo de nuestro espiritu, pasamos a con-
testar la sugerencia de que hay necesidad de suprl-
fir la frase 'organizaciones political de cualquier in-
dole', para que este precepto no aparente una ampli-
tud distinta de la que en realidad integra; suprimi-
mos esas palabras y asi n'o sera torcidamente inter-
pretado, evitando que se llamen asociaciones poli-
ticas a los sindicatos, federaciones o confederaciones,
que aunque realicen algfin acto politico de modo es-
poradico en puridad no tienen tales caracteristicas;
pero, dentro de este precepto estin comprendidas to-
da;- las que evidentemente tengan una vida y un fin
politico cualquiera que sea la forma que adopted.
La enmienda propende, sefiores Delegados, a buscar
la forma y manera de que toda la propaganda poli-
tica, toda la actuaci6n ciudadana, todas las normas
que desenvuelven el process comical, tanto en la
labor de proselitismo como en la electoral propiamen-
te dicha, tengan como base, como ideal, la conserva-
ci6n del sistema demcratico-republicano.
Si esta enmienda no Ilegara a star contenida den-
tro del texto constitutional, seguramente se crearian
organizaciones political que indiscutiblemente podiarl
realizar una labor de penetraci6n dentro del pueblo
cubano, con una idea netamente totalitaria, pudien-
do formarse hasta Partidos-Estado.
A nosotros no nos preocupa, no nos interest, que
en Cuba se haga propaganda encaminada a convertir
a.l pais en un Estado totalitario; pero, esa propaganda
tiene un limited, el que de modo precise le sefiala esta
enmienda, que es la utilizaci6n' de la fuerza, el atenta-
do contra la plenitud de la soberania national, que
no se compete con articulos periodisticos, con discursos
en la tribune pfiblica, porque para realizar un aten-
tado es indispensable, como el element intimamente
vinculado, el ejercicio del acto fisico, para perpetrar-
lo. No basta que se pronuncien discursos, que se escri-
ban articulos tratando de conducir al pueblo cubano







DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 15
--


a un sistema distinto, es necesario que se acuda a la
fuerza fisica, que se atente contra la soberania nra-
cional o contra el regimen democr~tico; el caso ha si-
do resuelto en una series interminable de sentencias
de todos los Tribunales Supremos de Cuba y en el de
Espafia, en el citado en el dia de ayer por el senior
Aurelio Alvarez recordando una famosa sen'tencia en
la cual se declar6 que la palabra expresada por medio
del libro, del folleto, del peri6dico, tratando de que
el regimen fuera sustituido por otro, no implica un
atentado o ultraje a la soberania national ni menos
ain un delito de traici6n, de incitaci6n a la rebeli6n
o a la sedici6n'; cuando la jurisprudencia ha resuelto
de esta manera formando el criterio del jurista; no es
necesario que se emplee la palabra violencia. En otros
t6rminos, mientras las organizaciones political est6n
haciendo su labor de captaci6n de adeptos y de pene-
traci6n en el pensamiento del pueblo cuban'o serin to-
talmente respetadas al amparo de este precepto cons-
titucional; pero cuando intenten un atentado contra
la soberania national, entonees es llegado el instant
en que inflexiblemente habri de caer ese precepto
contra tales institueiones.
SR. CHIBAS (EDUARDO) : (Interrumpiendo) : Lo que
deja la enmienda en el aire es qui6n es el encargado
de interpreter en' esta ocasi6n, cuando una organiza-
ci6n national, una organizaci6n cubana, un partido
politico de Cuba ha infringido esa plenitud de la sobe-
rania national que en la enmienda se refiere. Esto
esta de acuerdo con esta enmienda del senior Aurelio
Alvarez, cuya intenci6n es magnifica, cuya intenci6n
es muy sana, es eminen'temente previsora; pero yo
entiendo que tambi6n es eminentemente peligrosa,
porque esta poniendo en manos de un Gobierno cual-
quiera la facultad de disolver cualquier partido po-
litico, la facultad de disolver nualquier agrupacion,
y esa agrupaci6n no podemos llegar a prever hasta
d6nde va a extenderse; y por eso yo entiendo que es
sumamente peligrosa esta enmienda del senior Aurelio
Alvarez para la causa de la democracia y de la li-
bertad de Cuba no es una enmienda...
,SR. SUAREZ FERNINDEZ (MIGUEL) : Este argument
que por via de interrupci6n me da. el compafiero, se-
iior Chibas, es, precisamente, casi el mismo que fini-
camente ha utilizado el senior Mujal. Decia el senior
Mujal que en una filtima instancia esta enmienda se
prestaba a que el Poder Ejecutivo hiciera ilusoria la
representaci6n de los partidos politicos, de modo ca-
prichoso, y ahora pregunta el senior Chibis que quien
va a ser el encargado de interpreter al aplicarlo el
precepto constitutional que defendemos.
-Si hablamos de democracia en los altos tonos eni que
aqui se hace y no tenemos fe en la justicia cubana, ni
en los tribunales; es infitil todo cuanto se declame,
porque el fundamento de las instituciones democra-
ticas descansa en la recta aplicaci6n del prin'cipio de
justicia y en paises en que se duda de la recta inter-
pretaci6n de la Ley es, materialmente impossible, que
exista una verdadera democracia, bien cimentada y
consolidada. La interpretaci6n de este precepto, senior
Chibis, no la podri dar nadie mis que el Tribunal
Supremo de Justicia, cuando a su amparo, se dicten'
medidas legislativas de cualquier indole y de cual-
quier clase, que impugnadas por via de inconstitucio-
nalidad entienda el Supremo que violan o no el prin-
cipio que contiene.


No estamos frente a una cuesti6n de hecho ni de
interpretaci6in; estamos frente a un problema de de-
recho; no es possible que en ninguna Repfiblica que tie-
ne como base, como tradici6n, como abolengo, el siste-
ma democrdtico como forma de Gobierno, se pueda
prescindir en la Constituei6n de preservar todo el
sistema.
La democracia en Cuba, no es principio nuevo. Fu6
precisamente el motivo fundamental de la indepen-
dencia, el establecimiento de esta clase de regimen en
la Isla.
En la enmienda vamos buscando hasta donde lo
permitan los precedenrtes, conservar toda la intan-
gibilidad del concept democratic y aunque se ha
hablado de ataques al Partido Comunista, en otra
oportunidad al discutir otra proposici6n, quiero de-
clarar, que el precepto del articulo 115 del Proyecto
de Reforma ha hecho que el Partido Uni6n Revolucio-
naria y el Partido Comunista, antes de su fusi6n, hu-
bieran de expresar ante el Tribunal Superior Electo-
ral, en sus programs politicos, que buscaban la for-
macio6nrde una Republica democr6tica con el ideario
de Marti y con la doctrine de los ap6stoles cubanos.
(SR. ROCA (BLAs) : ~Me permit una interrupci6n?
Muchio antes de que nos inscribi6ramos en el Tribunal
Superior Electoral, en los estatutos puestos por
nosotros, en el Gobierno Provincial, estaban declara-
clos todos estos concepts.
SR. SUiREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Esta ratifica-
ci6in del sefir Roca es, precisamente, lo mis fundamen-
tal de mi argument, lo que mis hace que esa enmienda
sea una necesidad. Cuando el Partido Uni6n Re-
volucionaria Comunista declina, como lo ha hecho,
no solamente en su genesis, sino cuando va a con-
vertirse en una organizaci6n political, la implanta-
ci6n de un regimen sovietico en la Isla de Cuba
para defender la democracia, entonees el precepto
legal ha ganado uno de sus mds distantes adep-
tos y un partidario muy apreciado. Un partido
de tipo international que viene a sumarse a la causa
de la democracia cubana, es la virtualidad que ha
tenido este preeepto en el pasado y es la misma que
seguramente mantendrd en el future; porque, no es
fnicamente el Partido Uni6n Revolucionaria Co-
munista capaz de realizar esas cosas quizas en Cu-
ba hayan sido otros los hombres y otras las per-
sonas y las instituciones que han intentado trans-
formar el regimen cubano y querido convertir es-
te pais en un Estado totalitario; quizds en esos
sueiios de gloria que se desprendian de una vi-
da ficil a trav6s de la conquista del Poder haya
abomado la posibilidad de establecer las camisas n'e-
gras del fascismo en la Repfiblica de Cuba; quizas en
aquella Ciudad Militar, en mis de una oportunidad,
se haya pensado en el regimen totalitario en Cuba,
much antes de tener como aliados y participants de
su causa political al Partido Uni6n Revolucionaria
Comunista.
Desde estos propios escafios, en m6s de una oportu-
nidad, hemos pensado que el coronel Batista queria
llevar a Cuba hacia un sistema corporativo y ein inns
de una oportunidad asi lo declare pfiblicamente el
propio Jefe de las Fuerzas Armadas. En m6s de una
ocasi6n se aprobaron en la Cimara leyes, con el voto
en contra de los nficleos de oposici6n, que propendian







i6 =111ZA ) DE SESIONES DE LA CONVLN4CION CONSTITUYETN]


a la integraci6n de los Partidos-Estado. No es, seiiores
s6lo contra el Partido Uni6n Revolucionaria Co-
munista contra quien va dirigida ia enmienda, va
enf.ada contra todo Partido que por medios vio-
ientos, per medios fisicos, atenten contra el siste-
ma democrdtico representative en nuestra nac16n.
Yo he citado los precedentes que nos movieron a que
aquel precepto se incorporara al proyecto de Refor-
ma y que son exactamente los mismos que me sirven
para defender esta enmienda.
La legalidad o ilegalidad de un grupo politico en
Cuba como cuesti6n de hecho es algo que depend del
gobernante. Los preceptos constitucionales, escritos
con la mejor de todas las intenciones, podran ser in'-
cumplidos o violados lo mismo que cualquier precepto
de cualquier ley por muy vulgar que 6sta sea.
Machado no permiti6 la formaci6n del partido po-
litico iniciado con el nombre de "Asociaci6n Uni6n
Nacionalista". Machado no permiti6 el resurgimiento,
o mejor lilcho, la organizaci6n de aquel partido po-
litico, para poder llevar a cabo la Reforma Constitu-
cional. i Habia algfin precepto constitutional que lo
prohibiera? Habia alguna limitaci6n?, alguna tra-
ba constitutional? Absolutamente ninguna. No habia
m6s que el deseo, no habia mas que el capricho de un
hombre.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Pero ahora no serA un ca-
pricho: ahora habra un precepto constitutional que
ampare la tirania.
SR. SuAPEZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Ahi vamos a pa-
rar. Que mas tarde se haya querido entorpecer la or-
ganizaci6n de otros partidos politicos por un precepto
de nuestras leyes electorales, han sido condiciones de-
leznables para amordazar la formaci6n de los parti-
dos politicos...
SR. FERRARA (ORESTES) : i Me permit una pregun-
ta ? i Recuerda S. S. si en cierta ocasi6n no se impidi6,
de una manera fija y terminante, al Partido Liberal
de poderse organizer?
SR. STAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Exactamente.
Naturalmente; no se le prohibit organizarse, lo que
se le prohibit fu6 el uso del nombre de Partido Li-
beral y del emblema del gallo y el arado. Una formula
que interrumpia la continuaci6n en la vida pfiblica
ue ese partido.
SR. FERRARA (ORESTES) : Exactamente.
-SR. SUAREZ FERNINDEZ (MIGUEL) : Y mas tarde, en
otro period mas cercano, en la Ley llamada de Emer-
gencia Electoral habia que organizer tan festinada-
mente, que no pudieron surgir grupos politicos; todo
ello sin precepto constitutional coactivo.
ISe dice por el senior Mujal, y este fu6 su segundo
argument, que esta Moci6n resultaba ciertamente
peligrosa. Porque puede servir de fundamento legal
para no permitir organizer un partido o para ter-
minar con la vida de cualquiera de los existerites. Ah!
Fara que esta enmienda tenga esa peligrosidad no es
necesario que est6 o no incluida en la Constituci6n,
basta que est6 establecida en Cuba una tirania, un Go-
bierno desp6tico, para que con este precepto y sin
este precepto constitutional, se llegue a evitar la li-
bre organizaci6n de los partidos politicos.
iSn. MUJAL (EUSEBIO): Me permit una interrup-
ci6nt


(Sa. SUiRE' FERNiNDEZ (MIGUEL): Con much
gusto.
SR. MUJAL (EUSEBIO): En realidad, quisiera un
argument d(e mis peso por el senior Suarez Ferrinn-
dez.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Hubiera queri-
do lo mismo, combatiendo la enmienda.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : El senior Suarez Fern'hndez
simplemente opina de esta manera: una tirania. Y to-
dos sa.bemos que este gobierno puede hacer lo que
quiera. Parece que usted tiene interns en abrirle a una
tirania las ventajas de una Constituei6n.
SR.! SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Bueno: cuando
el argument llega al absurdo, ha dejado de ser argu-
Iento. La tirania, cua.ndo existe, es desp6tica con
precepto o sin precepto constitutional. No puede ha-
ber una Constituci6n para el regimen de un gobierno
de cxLepAi6n, porque si no este no scria una tirania.
Pero se tildaba a esta enmienda de peligrosa, porque
Re decia por el seiior Mujal que de esta manera el
Poder Ejecutivo podia en cualquier in'stante terminar
con la vida de cualquier partido, declarindolo con-
irario al sistema democritieo republican como forma
de gobierno, o que habia. atentado contra la soberania
national. No tema tal cosa el sefior Mujal. Tema, por
!o contrario, ]a,- leyes e!cctorales do excepci6n, que
pueden exigir mayor nfimero de electores para orga-
nizar un partido, que el del total del niimero de elec-
tores establecido en el Censo Electoral, como fu6 el
caso del 15 de diciembre de 1925; tema el senior Mujal
la festinaci6n de los plazos electorales; tema el senior
Mujal las enmiendas presentadas para captar el nom-
bre correspondiente a otro partido, en beneficio de
organizaciones que nada tienen que ver con ese par-
tido.
Sn, MUJAL (EUSEBIO) : Ruego que me perdone, pe-
ro quisiera hacerle una filtima pregunrta, si es que
el senior Suarez no me menciona tan repetidamente en
lo adelante.
Puede tener la seguridad el senior Suarez Fernan-
dez, que contra todas esas medidas electorales que
61 sefiala, siempre estar6 frente a ellas; pero conocien-
do, por la experiencia del pasado, los problems a que
se refiere el senior Suarez Fernandez, me iinteresa que
no baya un principio constitutional que permit la
disoluci6n o no organizaci6n de cualquier partido, sin
que me preocupen los problems de orden electoral,
porque yo espero estar, en cualquier lugar donde est6,
en contra de esas medidas.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : De eso terigo yo
la complete seguridad, senior Mujal.
Pero este precepto se estima como peligroso para
la vida y existencia de los partidos politicos por el
eapricho de un gobernante. Hay que contemplarlo en
dos aspects distintos: en el aspect de la tirania y
del r6gimcn desp6tico no me interest; en esa forma
se podria barrer esta Constituci6n y diez mIs si fuere
necesario. Vamos a hablar del caso normal, del caso
corriente, del caso 16gico de un'a democracia bien or-
ganizada.
Este precepto, lejos de ser peligroso, es una ga-
rantia, porque la finica manera que habria de disol-
ver una organizaci6n political seria porque intent el








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTTTUYENTE 17


cambio de la forma de gobierno o se atente contra la
soberania national. Cuando se dictare otra disposi-
eion cualquiera, distinta completamente a. 6sta que so
eeiala, recurriendo por via de inconstitucionalidad,
si estamos en un regimen de elemental justicia, ese
recurso de inconstitucionalidad se ganara.
Pero si en Cuba se ha llegado a la prohibici6n de
mitines politicos, para no entorpecer la zafra, y se ha
llegado a esas cosas, con un' precepto constitutional
que permit la libre emisi6n del pensamiento, como
estaba en la Constituci6n de 1901, no podemos para
nada analizar este problema al amparo de gobier-
nos de excepci6n, de gobiernos que no son normales
dentro de la democracia. Si el Congreso aprobara un'a
legislaci6n prohibiendo la formaci6n de los partidos
politicos o prohibiendo los existentes, porque ha'n
atentado contra la soberania national y ese hecho no
fuera cierto, y ese hecho no estuviere precisamente
probado, tengo la seguridad de que, si en Cuba hay
jueces, si en' Cuba se respeta el principio de la justi-
cia, esa media legidlativa ;erA derogada por el Tri-
bunal Supremo.
THay otro argument en contra de esta enmienda,
que no se ha dado esta tarde entire los que han servido
para combatir el precepto. Y es, sefiores, con entera
sinceridad tengo que exponerlo, el inico que ha cau-
sado profunda impresi6n en mi Animo. I Es indis-
pensable esta enmienda? Esta es la uinica pregunta
que podia impresionar fuertemente para aprobar o no
el articulo, Todos, absolutamente todos, en esta Con-
venci6n estamos totalmente conven'cidos de lo bene-
ficioso de esta enmienda, en cuanto recoge como con-
cepto un sentimiento del pueblo cubano y de esta
propia Conven'ci6n. Ahora, llega a nuestro conven-
eimiento, intimo, sincero y leal, a definir por qu6 es
neccsario plasmarlo en la Constiluei6n cubana?
'La respuesta de mi parte, despu6s de haber medita-
do sobre la interrogaci6n, es precisamente afirmativa,
porque aqui venimos a llevar al texto Constitucional
todas aquellas cosas que nosotros creemos que con-
vienen para la mejor gobernaci6n del pais y para
mejor garantizar los derechos de todos.
SR. CHIBAS (EDUARDO) : Yo entiendo todo lo con-
trario que el senior Suarez FernAndez, no solamente
que no es necesaria, sino que es perjudicial.

Yo si con'sidero que es fundamental, que es una
obligaci6n de los paises democrdticos en especial, de los
paises demoeraticos de Am6rica, el defender la causa
de la Democracia, y el prevenirse contra las posibles
agresiones de los estados totalitarios y de las reaceio-
nes de esos estados totalitarios dentro de las demo-
cracias amerieanas, en cuanto y en tanto ponen en
peligro la soberania nacionial.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Para una cuesti6n real-
mente de orden. Que el senior Chibas pida la amplia-
ci6n del debate y consuma un turno formal a mis de
los que ya ha consumido, contra la enmienda, haeienido
possible uno tercero.
(SR. CnIIBS (EDUARDO) : No me extrafia que el com-
pafiero en' su Enmienda condene a los paises que es-
tan en contra de la Demoeracia, esti ahora en contra
de la Democracia en la libre expresi6n de la idea de
un Delegado.


,SR. ALVAREZ (AURELIO): Basta de exhibicionismo.
SR, CHIBAS (EDUARDO): Exhibicionismo el suyo,
que se ha pasado tres horas enteras discutiendo si
debia ser castellana o espafiola una frase.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Continue el
senior SuArez FernAndez.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Francamente,
sefior Presidente y sefiores Delegados, de la finica
persona que yo no esperaba que estimara que esta
Enmienda era perjudicial, era del distin'guido com-
pafiero senior Chibas, porque si el concept que con-
tiene la Enmienda del senior Alvarez, es un concept
de limits muy reducidos, especialmente demarcados;
con la Enmienda a que yo voy a dar lecture, presen-
tada por el senior Chibas, seguramente que si hubiera
alguin peligro, cosa que no estimo, seria extraordina-
riamente mayor, porque el Sefior Chibis piensa sobre
esto lo siguiente:
"La Repfiblica, velando por... (continia leyendo).
SR. CHIBAS (EDUARDO) : (Interrumpiendo la lectu-
ra) : No, no, de tendencies no, de cualquiera otra in-
dole. Con eso se include a las organizaciones obreras.

ISR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Ya estarA mo-
dificado en la Enmienda, pero la copia que me ban
entregado include ese concept, pero me es indiferen-
te si fu6 modificado en cuanto a un extreme. Conti-
nria la Enmienda diciendo (continia leyendo).
Escasa diferencia entire esta Enmienda y la pre-
sentada por mi distinguido compafiero el senior Al-
varez. Si pudiera medirse cuil de las dos tiene el con-
cepto mIs amplio y cual de las dos es mas liberal, a
mi juicio, es la del senior Alvarez. De modo que si la
Enmienda del senior Alvarez perjudica, imaginemos
a donde iria sta...
SR. CHIBAS (EDUARDO) : La Enmienda presentada
por mi, quiero aclararle al senior Su6rez Fern6n'dez,
se refiere a evitar que dentro del pais se constituyan
facciones al servicio de un estado extranjero, que
pongan en peligro la soberania national, y esta En-
mienda no va encaminada prin'cipalmente, como al-
gunos pudieran career, y como quizis ha ocurrido con
otra Enmienda, en contra del Partido Comunista, que
no creo que ofrezca ningfin peligro en ese peligro fun-
damental. El peligro fundamental que yo pre-
veo en el future, va a. ser la penetraci6n fas-
cista dentro de la Am6rica debido a las con-
secuencias que ya se estin viendo, del resultado
de la guerra europea. Contra eso, fundamentalmente,
va encaminada la Enmienda; es decir, que un partido
cubano, sin conexiones con el extranjero, no puede
ser de ninguna manera perseguido.
SR. GEORGE (QUINTIN) : Para una cuesti6n de or-
den. El que habla tiene muchisimo gusto en oir al
distinguido conventional que esta haciendo uso de la
palabra, y tambien en oir terminrar su discurso al
Convencional que estaba usando de ella anteriormente,
pero tiene mayor interns, mayor gusto, en conocer,
para orientarse y para que se oriented la Asamblea,
cual Enmienda es la que se estA discutiendo, porque
'e esta haciendo ]a defense de una Enmienda sin que
todavia se haya puesto a discusi6n por la Presidencia.








18 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR. CHIBAS (EDUARDO): Se ha leido mi Enmienda
y se esta tratando sobre la misma.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Continfle el
senior SuArez Fernandez.
ISR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Y decia que yo
no he querido enjuiciar la Enmienda del senior Chi-
b6s, porque no me gusta hacer cosas extempornneas,
y contrarias al Reglamento. El senior ChibAs califica-
ba la Erimienda del senior Alvarez de peligrosa, y yo
me limitaba a presentar el contrast de que la de 61
es mfs drastica que la del senior Alvarez, y decia que
de la finica persona de quien no esperaba oposici6n
a la Enmienda del senior Alvarez era del senior ChibAs.
Y continfio en el mismo punto en que habia dejado
el asunto. Manifestaba que lejos de ser esta Enmienda
peligrosa para la organizaci6n political, era una ga-
rantia para los partidos politicos existentes en el pais.
Analizando el panorama, dentro del terreno legal,
y 16gico del desenvolvimiento del Gobierno y de las
actividades ciudadanas, para los casos extraordinarios
no va enfilado ni dirigido mi pensamiento. La peli-
grosidad de esta EnTnienda no puede servir dentro del
process normal y natural de las democracies america-
nas, para entorpecer la buena organizaci6n de un
partido politico. Esta Enmienda no ha tenido mas
que una finalidad, que ha dicho ya el senior Alvarez,
y que yo repito: el de preservar la Democracia cuba-
na; la de hacer que las organizaeiones political no
puedan ser dirigidas con un pensamiento distinto o
ajeno a la democracia; no va contra la libertad del
pensamiento, y yo no soy de los que esta noehe o es-
ta tarde le hagan al Partido Comunista una declara-
ci6n que no se ajusta a la verdad; esta Enmienda
va contra el Partido Uni6n Revolucionaria Comunis-
ta, efectivamente, contra el actual Partido Comunis-
ta de Cuba, que defiende el establecimiento de
un sistema demccrjtico. Pero, contra el Partido
Uni6n Revolucionaria Comunista que intent esta-
blecer en Cuba un regimen totalitario o sovi6tico, si
ira esta Enmienda, y tengo que declararlo de una
man'era enfitica: contra todo amago o intent totali-
tario bien del sistema fascista, nazista o comunista,
.contra esto va dirigida la Enmienda; contra todo
atentado a la soberania, realizado por cualquiera. de
los partidos que aqui toman asiento, o por los que
en el future puedan tomar asiento, o por los que en
el future puedan tomar asiento en los Escafios del
Con'greso, contra ellos, va enfilado el pensamiento de
esta Enmienda; contra todo lo que atente o menoscabe
el sistema democrAtico implantado en nuestro pais, va
esta Enmienda, y 6ste es mi pensamiento sincere, que
no queremos esconder bajo el antifaz ni bajo ningfin
velo, ni cubrirlo con ninguna bandera, sino que lo
declaramos de una manera sencilla y enfatica.
Sn. GARCIA AGiERO (S.LVAIA:O ) : ,Me p-rmite una
pregunta? La pregunta es la siguiente, y pretend
simplemente aclarar no s6lo un concept emitido por
el senior SuArez FernAndez, sino tambi6n el contenido
esencial de la Enmienda que 61 defiende. Yo le he
oido decir al senior SuArez Fernandez, respondien'do
a una pregunta del senior Chibas, que no se podia in-
terpretar como un atentado a la soberania national,
un discurso, un articulo, una labor de propaganda,
una cosa de esta indole, hasta tanto no se produjesen
hechos concretos de violencia contra el estado.


SR. SUAREZ FERNINDEZ (MIGUEL) : Fisicos.
SR. GARcfA AGERO (SALVADOR): Bien. El pro-
blema es el siguiente, y aqui me asalta la duda. Me pa-
rece que se contradice esto un' poco, si 6ste es el es-
piritu del Articulo, de la primera parte del mismo,
que el senior Surez FernAndez invocaba como un deta-
lle comprobatorio, el de la jurisprudencia sentada por
distintos tribunales, incluso el del Tribunral 'Supremo
Espaiol, que en ocasi6n a las actividades revolucio-
narias de don Juan Gualberto G6mez declare que se
podia hacer toda clase de propaganda, de divulgaci6n,
afin en contra del tipo de organizaci6n estatal o de
regimen de gobierno, sin que ello conistituyese nada
atentatorio ni perseguible, pero sin embargo, el pri-
mer parrafo o la primera parte de esta enmienda del
senior Alvarez dice: (lee).
Es decir, que me parece un poco contradictorio que
parezca bien y no perseguible que se pronuncien dis-
cursos o se haga propaganda en contra del regimen'
establecido o en pro de otro regimen cualquiera para
sustituir a 6ste y sin embargo se prohiba la organi-
zaci6n de los individuos que tengan ese criterio, sen-
cillamente para desarrollar esa propaganda o man-
tener ese credo en el afAn de gan'ar proselitismo a fin
de subvertir o transformar, precisamente con la pro-
paganda, el regimen de gobierno establecido.
Yo le pregunto al senior Suarez culi de los dos cri-
terios es el que mantiene la enmienda, y si es el fl-
timo, es decir, el de que se puede realizar esa propa-
ganda y ese plan, en cuyo caso no habria posibilidad
de sostener la primera parte de la enmienda o si lo
vigente y efectivo es lo que la enmienda establece
en su primera parte, en cuyo caso no cabe la afirma-
ci6n del senior Su6rez FernAndez.
SR. SUAREZ (MIGUEL) : Para aclararle al senior Gar-
cia Agiiero que la enmienda tiene dos puntos o as-
pectos distintos: una prohibici6n para la formaci6n
y sustento de organizaeiones political contrarias al
regimen democratic representative. Esas no pueden
organizarse, no pueden constituirse, ni pueden exis-
tir en el pais. Si mafiana, por ejemplo, el Partido X
cambiara su program, modificara el objeto para el
que se le ha formado, y dijera: el objeto de este Par-
tido es establecer en Cuba el regimen mon6rquico,
la monarquia hereditaria, por ejemplo, inmediata-
mente podria venir una ley prohibiendo la formaci6n
de esa organizaci6n political.
SR. MANACH (JORGE) : jMe permit el senior SuA-
rez? Lo important es sencillamente que se formule
esa intenci6n, o que se tenga esa intenci6n?
'SR. SUAREZ (MIGUEL) : Yo creo que la intenci6n
esta en el Animo de todos hacerla; no creo que baste
con' que se tenga, es necesario formularla tambi6n,
y a eso es a lo que vamos nosotros.
'Pero, continuando con el senior Garcia Agiiero: en
cuanto al primer extreme de esta enmienda, es indis-
cutible que aqui no podrdn existir organizaciones po-
liticas destinadas a transformar el regimen democrh-
tico representative de gobierno, y es asi como ha sido
possible la existencia del Partido Uni6n Revoluciona-
ria Comuinista. El Partido Comunista euando pre-
sent6 -y yo me a!egro mucho de ia aclaraci6n del
seficr Bias Roca- su reglamento al Gobierno Provin-
cial y despu6s mis tarde, al amparo del C6digo
Electoral, y su program, no propugn6, no patrocin6,








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 19


el Partido Uni6n Revolucionaria Comunista, el esta-
blecimiento del regimen sovi6tico; el Partido Comu-
nista de Cuba defiende un sistema democrhtico, pro-
pende a la organizaci6n de una repfiblica democrA-
tica, y ni siquiera a una repfiblica democratic de
classes; lo que no esta perfectamente bien expresado
en el program del Partido Comunista; mientras esa
Instituci6n se conserve dentro de esos causes y dentro
de esos moldes, n'o sera possible una legislaci6n, al am-
paro de esta enmienda, borrando del registro de par-
tidos al Partido Comunista; pero cuando el Partido
Comunista present un aspect completamente dis-
tinto y vaya a buscar la transformacion -es un su-
puesto nada mas- de la forma de Gobierno demo-
cratico representative por un gobierno de Asociaci6n
de Repfiblicas Sovieticas o de Repfiblicas Socialistas,
entonces podrr el legislator evidentemente, dictar
una ley al amparo del primer inciso de esta enmienda,
que, efectivamente, tiene y contempla dos posibilida-
des distintas.
ISR. GEORGE (QUINTIN) : Perd6neme S. S.: Para pre-
guntarle, en este terreno que plantea el problema, si
podria o no tambien el Congreso votar la ley prohi-
bi6ndole a esas organizaciones constituirse; si hace si-
lencio la Constituci6n y no tiene el precepto prohibi-
tive ni siquiera el precepto en que se declare el dere-
cho de asociaciones
SR. SUAREZ (MIGUEL): Evidentemente que si el
Congress aprobara esa legislaci6n, estaria infringien-
do la Constituci6n, porque hay dos preceptos, uno en
que se dice que es libre la formaci6n de asociaciones,
y otro que dispone que es libre la organizaci6n de
partidos politicos sin mas limitaciones que el sexo,
raza o clase; es decir, que dentro de estos dos concep-
tos, amplisimos, de organizaciones de las sociedades,
seria constitucionalmente y en Derecho puro, sin ana-
lizar las circunstancias que entran en el caso, perfec-
tamente factible una legislaci6n por la cual se autori-
zara la formaci6n de un partido politico en Cuba que
propenda a la transformaci6n del regimen; y la prue-
ba de ello la tiene el senior George en el propio C6-
digo Electoral actualmente en vigor. El C6digo Elec-
toral, dentro de una interpretaci6n restrietiva de su
letra, imposibilitaria la formacion del Partido Uni6n
Revolucionaria Comunista; sin embargo, al ampa-
ro de ese texto legal, hoy existe con el beneplAcito
de todos, ese Partido organizado en Cuba.
,SR. GEORGE (QUINTIN) : Si le he formulado la pre-
gunta al senior SuArez, es porque no recuerdo haber
in'tervenido o haber votado en la Convenci6n Consti-
tuyente ningfin precepto prohibitive de organizacio-
nes political de esa naturaleza, u organizaciones li-
citas, y cuando la ley, en virtud de incidir en esa cir-
cunstancia que determine la enmienda del senior Al-
varez, declara que es ilicita la organizaci6n o asocia-
ei6n, a juicio del que habla, evidentemente, sin que
tenga el precepto prohibitive, innegablemente atenta-
ria contra esa organizaci6n y la disolveria. Sin el pre-
cepto -porque bien sabe el senior Suarez que es casi
universal el precepto de derecho de que se puede
hacer todo aquello que no esta prohibido, y la Cons-
tituci6n n'o es mis que una ley limitativa del derecho
de legislar los Cuerpos Colegisladores.
SR. SUAREZ (MIGUEL) : Exactamente. Es 6se preci-
samente uno de los arguments que mantengo. Si la
Constituci6n permit el derecho de asociarse libre-


mente para todos los fines licitos de la vida, si per-
mite former Partidos Politicos sin mis limitacion'es
que las que ya he expresado, es evidence que. podrian
existir organizaciones contrarias a la forma de Go-
bierno.
[SR. GEORGE (QUINTIN) : Sencillamente para decir-
le, como una explicaci6n, que yo formula la pregun-
te e insist en mi afirmaci6n porque hasta ahora no
se ha aprobado en nin'gfn precepto que prohiba la
absolute libertad de organizaciones political, sino la
limitaci6n que determine la enmienda.
ISR. SUAREZ (MIGUEL) : Pero, por el hecho de que
no se haya aprobado no quiere decir que se apruebe
o se deje de aprobar; pero en el articulo 122 se pre-
ceptfia que es libre la formaci6n de organizaciones o
partidos politicos. Pero, ademAs, estamos frente a cua-
renta afios de vida republican, en' los cuales todos los
textos legales han declarado que la formaci6n de
partidos politicos es absolutamente libre, y si esta
Asamblea Constituyente, que se est& preciando de
progresista, no va a dar oportunidad a la fAcil for-
maci6n de los partidos politicos, entonces estamos ne-
gando todo el progress de que tanta gala se ha hecho.

No puede ser que el senior George pretend trans-
formar coin sus palabras los resultados de la expe-
riencia de la tradici6n y del abolengo cubano.
-SR. GEORGE (QUINTIN) : Precisamente en defense de
ese principio es que no quiero que vaya la prohibici6n
4sa que establece el senior Alvarez. Quiero dejar la
posibilidad de que no se produzca la legislaci6n en el
Congress, pero de ninguna manera que establezea ]a
Constituci6n ]a prohibici6n de organizarse.
Por eso me pareee que estoy -por lo menos en este
momento- en situaci6n mds avanzada, mks liberal,
que el distinguido compafiero que defiende la enmien-
da del senior Alvarez.
SR. SUAREZ (MIGUEL) : Efeetivamente.
SR. REY (SANTIAGO): IMe permit el senior Suh-
rez? Si a eso se limita la finalidad que persigue la
enmienda, realmente, mas que un precepto expreso en
la Constituci6n', merecia la pena que fuera modifica-
do el articulo 122, estableciendo una limitaci6n a los
partidos politicos, a los efectos de que no pudieran
establecer en sus programs nada que propugnara
modificaciones radicals al regimen existente en la
Repfiblica.
De manera que si es efectivamente la -inica fina-
lidad, yo creo que se lograria en esa forma.
A la vez, voy a aproveehar esta interrupci6n para
hacer un ruego al senior Aurelio Alvarez, que es el
autor de esa enmienda...
Yo no quiero, en este moment, hacer consideracio-
nes sobre la procedencia o no de la misma, pero lo que
si no puede ignorar esta Convenci6n Constituyente es
que este mismo tema, la enmien'da del senior Casanova
primero y la enmienda del senior Alvarez despu6s, han
llevado a la Convenci6n a un largo y encendido de-
bate que detiene de manera extraordinariamente, di-
latada su march normal, a pesar de que todos co-
nocemos el poco tiempo que nos queda para terminar
de redactar la Carta Fun'damental de la Repfiblica.







20 DIARI) DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Como si eso no fuera suficiente, el tema es tan es-
cabroso, de una naturaleza tan dificil y que se presta
a tales interpretaciones y a tales rozamientos, que
hemos tenido aqui la oportunidad de ver, en dos dias,
c6mo se puede producer el mismo fen6meno en los dos
grupos en que esta dividida la Convencion Constitu-
yente...
En el dia de ayer se produjeron fricciones entire
los grupos afines de la Coalici6n Socialista Democrd-
tica, sobre las cuales, con singular acierto, llamaron
la atenci6n los miembros del Partido Revolucion'ario
Cubano, y hoy, frente a la enmienda presentada por el
senior Aurelio Alvarez, se produce tambi6n una frie-
ci6n entire los propios miembros del Partido Revo-
lucionario Cubano.
Algo tiene que deeirnos...
SR. MA:ACH (JORGE) : All las diferencias son de
colors; aqui son de matices.
iSR. REY (SANTIAGO) : Algo tien'e que decirnos lo
apuntado anteriormente y por eso limitaba mi ruego
al senior Aurelio Alvarez, a que si efectivamente la
finalidad que se persigue es ]a que ha concretado en
su brillante alegato el senior Suarez Fern6ndez, se
remitiera al articulo 122 la aclaraci6n limitativa, y si
efectivamente hay algfin otro prop6sito, entonces, que
se continfie el debate ampliamente sobre este proble-
ma y que se proceda a lo que resultaria inidispensa-
ble, esto es, a una ampliaci6n del debate, para que en
todos sus detalles pueda ponerse sobre la Mesa de la
Convenci6n.
*SR. SUAREZ (MIGUEL) : Voy a contestarle primero
al senior George, que afirmaba que tenia un espiritu
mis liberal que yo en este asunto, porque no queria
limitar las posibilidades a organizaciones political.
Efectivamente, el senior George es en esto, much
m6s liberal que yo, porque no tien'e mi propio pensa-
miento. Entiendo que es necesario preservar el sistema
democritico, porque soy un enamorado del sistema;
quizfs el senior George crea que es mejor cambiar el
sistema democrAtico y de ahi su libertad, su pensa-
miento de que estas cosas se puedan hacer en mi pais,
pero, yo recojo la propia tradici6n de los libertadores,
recojo cuarenta afios de vida republican para con-
servar la vida democrAtica de mi patria, y acepto
gustosisimo el calificativo de que no soy liberal cuan-
do estoy defendienydo la democracia pura, la democra-
cia criolla, la democracia plena.
Si esto es ser menos liberal y progresista que el Sr.
George, yo tengo verdadera satisfacci6n en que sea asi,
porque no da.r una oportunidad a que se desorbiten
nuestras costumbres pfiblicas ni nuestro sistema de go-
bierno cayendo en formas totalitarias que no pueden
prender en' Am4rica por no tener una previa forma-
ci6n del pensamiento, de la cultural, de la industrial y
de las organizaeiones econ6micas de nuestro pais.
Yo acepto gustosisimo, pues, ser en esta oportuni-
dad, quizAs en otras muchas cuando de este asunto se
trate, menos liberal que el senior George.
En cuanto al senior Rey, debo declarar que es ma-
terialmente impossible consagrar este precepto sola-
mente dentro de la organizaci6n de los partidos poli-
ticos, porque, desgraciadamente, en Cuba, los partidos


politicos no tienen siempre su iniciaci6n como colec-
tividades political. El propio senior Rey antes de per-
tenecer al Partido Dem6crata Republicano perten'e-
ci6 a una asociaci6n political de la cual se gener6 ese
propio Partido Dem6crata Republicano, y asi casi to-
dos los grupos politicos que estdn representados en
esta Asamblea.
Es decir, que si la costumbre nos lleva a sembrar
la simiente de crecimiento de un partido politico en
las asociaciones, I c6mo es possible que se puedan crear
asociaciones de carActer politico y que estas asocia-
ciones no tengan las propias limitaciones de los par-
tidos politicos?
No es al amparo de un ejemplo como pueden discu-
tirse estas cosas; es necesario abarcar la totalidad de
ellas.
En cuanto a las discrepancies dentro del seno de
este partido, no estamos frente a un caso de disencio-
nes fundamentals, dentro del concept de lo politico;
aqui podemos discrepar eni la forma en que este asun-
to se present, podemos discrepar en que es necesario
o no el precepto en la Constituci6n; en el seno de la
Oposici6n podri pensarse en que este asunto se en-
clave en un Capitulo o en otro; pero en lo que ten'e-
mos una total concomitancia de pensamiento todos
los miembros de los partidos de Oposici6n, es en la
defense de la democracia cubana frente a todos los
amagos y a todos los intentos de disminuirla, de res-
tringirla y adulterarla, y, en' cambio, del lado de alld,
el cuadro no es exactamente el mismo.
1E senior Casanova ha declarado que 61 es el ene-
migo nfimero uno del Partido Uni6n Revoluciona-
ria Comunista...
SR. CASANOVA (JOSE MANUEL): ,Me permit una'
interrupci6n S. S. coni la venia de la Presidencia?
He dejado a salvo el respeto personal para todas
las personas. Mis juieios, pues, van contra las doctri-
nas, los m6todos, los procedimientos, la condici6n sin-
gular en que se desenvuelve el Partido Uni6n Revolu-
cionaria Comunista de Cuba, del cual he reclamado
ser, franca y llaniamente, no el enemigo pfiblico, pe-
ro si el mis decidido de los adversaries, honor que he
reclamado cuando interrumpia a un distinguido com-
pafiero.
ISR., SUAEZ (MIGUEL): iAh! Yo me alegro de que
el senior Casanova vaya rectificdndose de sus decla-
raciones acerca de su aliado el Partido Uni6n Revolu-
cionaria Comunista. Nosotros le hemos ganado al
Partido Uni6n Revolucionaria Comunista por lo me-
nos el dismiriuir la animosidad del senior Casanova que
ya no es mis que el adversario de la doctrine comu-
nista, y seguramente en el seno de la Coalici6n Socia-
lista DemocrAtica y el mago del coronel Ba-
tista lograr6n que el pensamiento del senior Casa-
nova se transform y se convierta en uno de los lide-
res radicals de izquierda de mayor proyecci6n' en la
Repfiblica, o, por el contrario, que el Partido Uni6n
Revolucionaria Comunista se acerque a.1 Sr. Casanova
que de todo puede haber en la Coalici6n Socialista
Democratica.
SR. REY (SANTIAGO)': 6Me permit S. S. una inte-
rrupci6n, con la venia de la Presidencia?
SR. CASANOVA (JOSE MANUEL) : Pido la palabra pa-
ra alusiones...








DIARIO DE SESIONES DE LA CC-7ENCION CONSTITUYENTE 21


SR. REY (SANTIAGO) : Yo he sido aludido primer
SR. SUAREZ (MIGUEL) : Con much gusto.
SR. REY (SANTIAGO) : Para deeirle al senior Suarez
Fernfndez que en mis palabras no puede haber cri-
tica, ni siquiera anotaci6ri del hecho en otra forma
que no fuera la de procurar buscar una soluci6n fa-
vorable que dejara de entorpecer, por la cantidad de
tiempo enorme que estamos in'virtiendo, la labor de
la Convenci6n Constituyente; asi, pues, debo hacer
constar que no ha sido mi idea, en modo alguno des-
lizar critical en relaci6n con los asuntos que se tratan,
pues no veo raz6n o motive para ello; y si lo hubiere,
abordaria francamen'te el problema y puede estar se-
guro el sefior Suarez Fernandez que si esa oportuni-
iad se presentara, no la deji>ria pasar sin analizarlb
en todos sus detalles.
Sn. SUAREZ (MIGUEL) : Para mi seria una satisfac-
ci6n contender en estas pol6micas pfiblicas, llenas de
respeto para las personas, con mi distinguido amigo
el senior Rey.
Realmente, en las Asambleas Parlamentarias, y aca-
so mis aun en las de este tipo, por su caricter popu-
lar, podemos discutir y analizar perfectamente todas
las distintas facetas de la vida political del pasado y
quizis, en un piano prof6tico, hasta del future, para
mi seria una verdadera satisfacci6n que este debate
se llevara a cabo, porque de todo, absolutamente de
todo podia sacar, en un escrupuloso analisis de cuaren-
ta afios de vida pfiblica, de todas las organizaciones
political existentes en' el pais. Y es asi como tengo
la complete seguridad de que el senior Rey en ningfin
instant ha pensado que su critical sea dura. No es
mis que el enjuiciamiento politico de este asunto de
paso, diciendo someramente el enunciado en que se
ha planteado esta cuesti6n. No va a haeerinos el senior
Rey el poco favor de pensar que la Coalici6n Socia-
lista Democrftica lo finico que tiene de vulnerable
es el pequefio debate entire el senior. Casanova, future
lider comunista y el que lo es en la actualidad. Tiene
otras cosas much mis trascendentales la Coalici6n
que pudieran traerse a debate.
SR. REY ('SANTIAGO): I Por qu6 no el senior Roca
tambi6n defen'sor del capitalism?
Sn. SUAXEZ (MIGUEL) : Porque todavia no lo he vis-
to inclinarse a ello.
Sn. CASANOVA (JOSE MANUEL) : Puede tener la corn-
pleta seguridad el senior Suarez Fernandez, que no
puede imputarse a la Coalici6n ni siquiera ese pe-
quefio lunar a que aludia mi distinguido compafiero.
El senior Casanova, est6 de ello convencido el senior
Suarez Fernindez, no puede ser, no lo sera nunca,
un hombre de izquierda, tal y como se interpreta
entire nosotros esta postura. El senior Casanova, se-
for Suarez Fernandez, orginicamente, por educa-
ci6n, por principios, por profundas convieciones, por
la experiencia de los afios, sera siempre un hombre
progresista, humanitario, tolerante y transigente, pe-
ro de centro.
Voy a terminar refiri6ndome a algo que flota aqui,
en esta Asamblea, y que yo estimo una critical muy
injustificada. Se censura, en todos los tonos, dentro
y fuera de este Hemiciclo, la extension de los deba-
tes. Y yo deseo manifestar mi criterio: esta Asam-


blea Constituyente, a despeeho de su solemnidad y de
la trascendental misi6n que el pueblo le ha impuesto
y sefialado, es una Camara popular, en la cual, for-
zosamente, deben bullir y agitarse las mayores pa-
siones populares. Natural parece, consecuentemente,
que las opinions contrarias se produzcan y todos los
sefiores Delegados an'helen dejar constancia en el
Diario de Sesiones de su pensamiento respect de
todos y cada uno de los asuntos que se debate.
Todos los cubanos, a su turno, han sufrido y han
padecido los errors de los desaciertos comunes e im-
putables a todos los pueblos j6venes. Y parece 16-
gico y human y natural que cada vez que un pre-
cepto se trae a debate, las tristes experiencias del pa-
sado se alcen ansiosas de poner remedio a posibles
y amargas reincidencias. Por eso no comparto el es-
piritu critic a que antes me referi. La amplitud del
debate es, por lo menos, la vilvula que se abre para
que la conciencia quede tranquila y el espiritu se
sienta satisfecho.
SR. SUAREZ (MIGUEL): El Partido Uni6n Revo-
lucionaria Ccmunista esta hoy muy satisfecho del se-
fior Casanova. Hace pocos nomentos el senior Foca
lo Ilamaba "el senior C'asanova", considerAndolo r.asi
un element de derechas. El scfior Casanoya est'i en
el centro. Ya no es de la derecha.
ISR. CASANOVA (JOSE MANUEL) : Nunca lo fui, com-
pafiero. En el centro.
'SR. SUAREZ (MIGUEL): A quien se le llama senior
en la forma que fu6 calificado S. S. no es precisa-
mente a un hombre de centro. De manera que el pa-
so de avan'ce hacia el partido comunista se va acen-
tuando en favor de la Coalici6n.
Respecto de la enmienda quiero sefialar estos dos
puntos fundamentals. Y, continfio mi informed en
donde lo habia dejado con el senior Garcia Agiiero,
cuando fui continuadamente inrterrumpido, con ver-
dadera, complacencia de mi parte.
Efectivamente, si trazframos y marcaramos prin-
cipios contrarios al sistema democratic representa-
tivo, indiscutiblemente que caerian de ileno dentro
de esta enmienda, en su primer aspect; y en el
seguindo, se atentaria contra la plenitud de la sobe-
rania national, desde luego por medios fisicos, por-
que a mi no me cabe en la cabeza el atentado por
medio de discursos, ni por hojas escritas o de ra-
diaciones, porque en primer lugar esta resuelto por
la jurisprudencia y en segundo t6rmino no es 16-
gico n'i normal; y entonces tambien seria possible la
legislaci6n al amparo de la cual desaparecerian es-
tos partidos u organizaciones political.
Yo termino hacienda constar de una manera ple-
na, cabal, definida, que el pensamiento que me ani-
ma a defender esta enmienda, no es mis que una
consecueneia de los mismos criterios que antes man-
tuve cuando se hizo el proyecto de reform cons-
titucional; no es mis que el criteria acendrado y
firme dentro de mis convicciones, de que es necesa-
rio preservar a ]a democracia cubana, pero que se
hace mis necesario defenderla y preservarla en estos
instantes de conflagraci6n universal europea, cuyos
limits nadie puede predecir y cuyo desenvolvimien-
to nadie puede sefialar hasta d6nde llegar6.







22 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Si vemos la invasion constant de pequefias nacio-
nes y de pequefios territories por unos y otros gru-
pos, si en Europa la forma totalitaria de gobiernos
esta en aumento; es necesario que una Constituyen-
te que se en'cuentra reunida teniendo a la vista esos
hechos tangibles y evidentes, trace normas directri-
ces que propendan a una profilaxis, a medidas de
preservaci6n contra esos intentos.
No quisiera nunca ver en mi pais la quinta colum-
na nazista entregando los cuarteles, la armada, fren-
te a la invasion extranjera como ha sucedido en otras
naciones; no quisiera que este espectaculo se pro-
dujera en nuestro pais como ahora recientemente
ha acaecido en otras naciones del viejo Continente.
Es una media de previsi6n la que debe llevarnos
a votar esta media en holocaust de la democracia
cubana, aunque con ello me venga el calificativo
que me lanza el senior George.
'SR. CIIIBS (EDUARDO): Me permit una inte-
rrupci6n ?
SR. SUAREZ (MIGUEL): Si senior.
SR. CHIBAS (EDUARDO) : Con la venia de la pre-
sidencia, rogandole al compafiero me excuse por es-
tas reiteradas interrupciones que no acostumbro a
hacer como no acostumbro a presentar enmiendas a
cada uno de los articulos y enmiendas.
ISR. ALVAREZ (AURELIO) : Porque no tiene capa-
cidad para ello.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): La presi--
den'cia le ruega que retire esas palabras.
SaR. ALVAREZ (AURELIO): Quedan retiradas, aun-
que lamentando que la presidencia no hiciera lo
mismo cuando se me dirigi6 el calificativo de ene-
migo de la democracia.
'SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): No lo oy6
la presidencia, porque de haberlo oido, lo hubiera
solicitado tambi6n.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : En su oportunidad pido
la palabra para alusiones.
SR. CHIBAS (EDUARDO) : El senior Suarez Fernin-
dez decia que la enmienda mia era mis restringida
que la otra enmnienda presentada por el senior Al-
varez. Es cierto y precisamente la amplitud de la
enmienda del senior Alvarez, la gran amplitud que
ella comprende y que pudiera abarcar a otras situa-
ciones que yo no quisiera que fueran comprometidas,
es lo que me hace apoyar la enmienda mis res-
tringida, que apunta simplemente a la necesidad de
evitar los partidos totalitarios de tendencies totali-
tarias y aquellos partidos que est6n dependien'do
de un Estado extranjero.
De manera que de acuerdo con esta enmienda mia,
ningin partido que no sea totalitario o dependiendo
de un Estado extranjero, podria ser privado en su
libertad de organizaci6n' en ningfn sentido.
Eso es lo que yo queria aclarar al senior Suarez.
SR. SUAREZ (MIGUEL) : Hecha la aclaraci6n por el
senior ChibAs, yo termino suplicindole a la Asamblea
que acceda a la petici6n que formulara el senior Rey,
de ampliar el debate sobre este asunto.


Estimo que este problema es de vital importancia,
para la march future de nuestro pais.
No soy de los que creen que estamos haeiendo una
Constituci6n para un siglo ni siquiera para un cuar-
to de siglo. Opino que las consecuen'cias de la actual
guerra originarin una transformaci6n en las organi-
zaciones econ6micas, sociales y political en el univer-
so enitero; que la vida de esta Consttiuci6n posible-
mente sea much mis efimera, todavia much mas
limitada de lo que nosotros quisi6ramos...
,SR. NiNEZ PORTUONDO (EMILIO) : Y al paso que
vamos, n'o regira nunca.
Sa. SUAREZ (MIGUEL) : Al paso que vamos, es po-
sible que rija algfn dia.
Tenga la seguridad el senior Niifiez Portuondo que
alg6n dia nosotros llegaremos al final de la redacci6n
de esta Constituci6n y a su aprobaci6n. Tenga la se-
guridad de que nosotros no vamos a violar ninigin
precepto legal para terminar esta Constituci6n. To-
dos los amagos que se hagan de disolver esta Cons-
tituci6n tropezardn constantemente con el alma po-
pular que le ha servido de vida a esta propia Con-
venci6n Constituyenrte.
Yo, termino, pues, suplicando a todos los Con-
vencionales que piensen en el moment politico en
que vive el Universo y en la necesidad de conservar
las democracies americanas, para darle vida a este
precepto.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : A votaci6n.
SR. FERRARA (ORESTES): Pido votaei6n nominal,
pero desearia antes hacerle una pregunta al sofior
Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Con much gusto le con-
testar6 al doctor Ferrara.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el doctor Ferrara.
ISR. FERRARA (ORESTES) : Mi pregunta es esta: No
cree el senior Alvarez que votada esta enmienda que
dice: "Se prohibe la formaci6n y existencia de or-
ganizaciones political contrarias al regimen de go-
bierno representativo-democratico ",-pero insist en
la palabra representativo-, que inmediatamente de
votada esta enmienda y hecho precepto constitucio-
nal y promulgado, no cree el senior Aurelio Alvarez,
que quedar6n suprimidos ipsio-facto, y prohibidos
tres Partidos que se encuentran en esta Asamblea?
4 QuB es regimen representative? Es la ordenada
march que el pueblo sigue, al poner en los curules
del Estado a los que obtengan el mayor nfimero de
votos, y aqui hay tres Partidos que se califican' re-
volucionarios. ~Qub es la revoluci6n? La desordena-
da, aunque noble march de la voluntad popular,
ocupando los Poderes por encima de la forma, y por
encima del m6todo representative.
SR. Pafo SOCARRIS (CARLOS) : Esa es la forma tan-
gible de la revoluei6n.
SR. FERRARA (ORESTES): Estas son definiciones
que, mutatus mutandum, podremos encontrar en' to-
dos los tratados de Derecho Pfiblico. Y yo me pre-
gunto el gobernante del mafiana, no podria usar los
Textos Constitucionales, para disolver a los tres par-








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 23


tidos que se ilaman revolucionarios por el mero he-
cho de que la palabra "revolucionario" puede ser
contraria a la palabra. representative?
iSoy contrario a toda restricci6n de libertad, no
s6lo porque a pesar de los afios, en mi espiritu que-
da el viejo principio, sino porque, me avergonzaria
ante hombres como el senior Mujal, que han adqui-
rido estos firmes concepts de libertad, en la predi-
caci6n de aquel noble, viejo, y siempre grande Par-
tido Liberal.
SR. ALVARmIZ (AURELIO): Pido la palabra para
contestar al doctor Ferrara la pregunta.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Yo habia pedido la pala-
bra para alusiones personales, pero tengo la duda...
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Despu6s de
terminada la votaci6n, podrA hacer uso de la pala-
bra para contestar alusiones.
Tiene la palabra el senior Aurelio Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Sefior Presidente y se-
flores Delegados: Contesto al ruego que me dirigiera
hace unos moments, el Delegado doctor Rey y a una
pregunta que acaba de formularme el doctor Fe-
rrara.
He procurado terciar lo menos possible en el de-
bate, despu6s de haber explicado ayer la enmienda
puesta a discusi6n.
El doctor Rey hubo de rogarme que solicitara de
la Asamblea la suspension del debate y que este
asunto se llevara a la Secci6n del Capitulo que com-
prenda los Partidos Politicos. No pude contestar al
doctor Rey, muy a mi pesar, y no quisiera aparecer
descort6s con l1. Estim6 que despu6s de todo lo
que se habia discutido debia darle la Asamblea re-
soluci6n al asunto.
En cuanto a la pregunta formulada por el doctor
Ferrara, 61 sabe cuanto admiro su talent, pero real-
mente, no fu6 su pregunta concrete. Sepa el doctor
Ferrara, 61 ha. debido advertirlo, que su pregunta
estuvo fuera de la realidad. Profesor de Derecho Po-
lit!co, y aun cuando no lo hubiera sido, por su menta-
lidad ilustre y su capacidad sobre esta material, co-
noce perfectamente el doctor Ferrara que el regimen
que entrafia nuestra organizaci6n estatal esta inte-
grado por tres condicionales: republicano-represen-
tativo-democratico, de tal modo, que si desapareciera
una de esas tres formas del regimen, que es indivisi-
ble, y tal regimen representativo-democratico-repu-
blicano de gobierno, estari bien establecido mientras
la voluntad national se encuentre manifestada en
ols Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.
Consiguientemente, no desapareceria ninguno de
los Partidos de la Coalici6n Socialista Democratica,
si triunfantes mafiana en los comicios, se desinte-
graran, porque en definitive, ]a suma de la repre-
sentaei6n de los poderes del Estado, sera la de la
voluntad national, aunque se hubiera desintegrado,
como habra de desintegrarse, indiscutiblemente, la
Coalici6n Socialista Democrftica.
SR. FERRARA (ORESTES) : Y viceversa.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Seria mis fAcil que des-
apareeieran los Partidos de ]a Coalici6n Socialis-
ta Democratica, que los Partidos Revolucioiarios
,i oposicionistas que al andar del tiempo, iran uni-
ficAndonos mis y mAs en sus tendencies, que obe-
decen a prop6sitos programaticos de gobierno.
Veamos, pues, como no hay el peligro que suponia


el doctor Ferrara y como dentro del regimen defi-
nido cabrk la organizaci6n de todos los partidos que
no sean contrarios a ese regimen representativo-de-
mocrAtico y con tal de que ajusten sus actividades y
su existencia a las dispasiciones de la Ley, del C6di-
go Electoral vigente, y a lo que en todo caso, si
llegara a aprobarse esta enmienda, preceptuard la
Constituci6n de la Repfiblica.
SR. ROCA (BLAS) : Yo desearia hacer una aclara-
ci6n antes de votar para que se vieran los motivos...
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTINN: Despu6s de
la votaci6n puede hacer la explicaci6n de su voto el
senior Bias Roca.
Votaci6n nominal. Los sefiores Delegados que es-
t6n conformes con la enmienda votardn que si; los
contrarios dirAn no.
(Se efectia la votaci6n).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Han votado
51 sefiores Delegados. 26 que "si", y 25 que "no".
Votaron a favor los seilores: Alvarez Gonzdlez,
Alvarez de la Vega, Andreu, Boada, Casanova, Co-
rona, Cortina, Coyula, D*higo, Don, Esteva, Galano,
Garcia Rodriguez, Granda, Ichaso, MaFach, Marti-
nez Sdenz, Mesa, Meso, Nifez Mesa, Nifiez Portuon-
do, Orizondo, Robau, Sudrez Fernindez, Zaydin y
Grau.
Votaron en contra los sefiores: Alomd, Capablanca,
Cordero, Chibds, Duarte, Ferndndez de Castro, Fe-
rrara, Garcia Agiiero, George, Guds, Herndndez de
la Barca, Laurent, Marinello, Mujal, Parrado, Prio,
Rey, Roca, Rodriguez Cartas, Sdnchez Mastrapa,
Vilar, Villoch, y Vinent.
Queda aprobada la enmienda del senior Alvarez
de la Vega.
Tiene la palabra el senior Aloma para explicar su
voto.
SR. ALOMA (FRANCISCO) : Sefior Presidente y se-
fiores Delegados: HIe votado que no, porque estimo
el precepto muy peligroso, y lo estimo muy peligro-
so porque tal como esti redactado seguramente pu-
diera hacerse uso del mismo para disolver en el
fiempo que lo disease algfin gobernante, cualquier
Partido Politico existence en el pals.
;En defense de la genuina democracia, en defense
del sistema representative, en defense de los intere-
ses de la Repfiblica, es que he votado que no, a la
2nmienda que se ha discutido.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra para explicar sa voto, el senior Alvarez Gon-
zhlez.
SR. ALVAREZ GO'NZLEZ (RAFAEL) : Sr. President
y eefiores Delegados: Consumo este turno para ex-
plicar mi voto en el asunto debatido, ya que nece-
sario es que lo haga por lealtad a mis enemigos los
comunistas, y por lealtad tambi6n con mis propios
principios.
En dias pasados, al presentarse aqui la moci6n
del senior Casanova con la que no estaba identifi-
cado, porque estimaba que no era absolutamente de-
mocratica, yo vot6 que "si" convencido en aquel
instant de que esa moci6n era la primera que se
presentaba al seno de la convenci6n que se encar-
gaba de proteger a los ciudadanos, a las instituciones
nacionales, a la integridad de la Repfiblica, e inclu-
sive a organizaciones del color del Partido Comu-








24 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENCIUN CONSTITUYENTE


nista; pero si bien es esto cierto, no es menos cierto
tampoco que en el fondo de mi espiritu liberalisimo
repudiaba aquel extreme en que esta enmienda lle-
gaba un poco mas alli de la amplia concepci6n que
de la democracia tengo; por eso esta noche, dese-
chada la moci6n initial y puesta a discusi6nila del
senior Aurelio Alvarez, mis moderada y al mismo
tiempo previsora de los puntos trascendentales que
no deben pasar inadvertidos al legislator de buena
fe; me complazco s'n evasivas y a plenitud de con-
ciencia, ratificar ese voto; dejando constancia que
al hacerlo asi, creo firmemente haberle producido un
bien a mi patria, ya que sigo considerando que, la
political comunista -por su conexi6n internacional-
es enemiga de nuestro sistema republican democri-
tico y pretend desorganizar nuestro sistema social
autectono; creo haberlo manifestado de este modo
aqui una noche tal vez en un tono un tanto vio-
lento y mis grifico y hasta me proclam6 imperia-
lista, porque entiendo que imperialismo es y repre-
senta algo muy distinto de lo que los sefiores comu-
nistas propugnan, y en esta raz6n, y en esta convic-
ci6n, no rehuyo mi parte de responsabilidad, y de-
claro sin reserves mi criterio diametralmente opues-
to a la thetica de sus sefiorias los comunistas.
Y conste que en el orden personal no tengo ni
animadversi6n ni enemiga contra los compalieros
que aqui representan esa doctrine.
Por esta raz6n he votado que "si" y porque con-
sidero la hora en extreme grave para no star ojo
avizor contra todo lo que en esta magna earta pue-
da entrafiar en la posteridad un peligro para esta
patria nuestra.
Y sigo creyendo que el Partido Uni6n Revolucio-
naria Comunista respondera siempre al imperative
categ6rico de Moscf, por encima de la salud y alta
conveniencia moral d? nuestras organizaciones y de
nuestra Reptiblica, aunque para este fn haya que
trastocar sus apelativos mfiltiples ocasiones, ya que
su objetivo alcanza mins alli de nuestras fronteras,
sin importarle ningin medio por contradictorio que
sea.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa.
labra para explicar su voto el senior Andreu.
SR. ANDREU (JOS R.) : Sr. President y sefiores
Delegados: He votado a favor de ]a enmienda del
senior Alvarez, porque una idea similar se encuen-
tra mantenida en el program del Partido Dem6cra-
ta Republican. AdemAs en el curso del debate, en
las pajabras de los oposiPores de esta enmienda, he
oldo destacar la idea, el temor y ]a previsi'n de que
pudiera ser utilizada por gobernantes tiranos, por
dictadores que se establecieran en nuestro pais para
perseguir, para destruir a determinadas organiza-
ciones political, y yo pienso que si tal desgracia
ocurriera, no podria impedirse por la exclusion en
la Constituci6n de la enmienda del senior Alvarez,
porque las tiranias y las dictaduras pa.san por enci-
ma de la Ley, para imponerse con la violencia de
sus determinaciones.
Pero a la vez pensamos en lo que es fervoroso an-
helo de nuestro coraz6n, en la ex'stencia de un go-
bierno democrAtico, respetuoso y vigilante de la ley,
cuidadoso del mantenimiento de nuestras institucio-
nes republicans y democrAticas, y que no tuviera
en la Constituci6n un precepto como 6ste, para cum-


pliendo la ley, defender la soberania del pais, y con-
servar lo que estimo es el tesoro spiritual de las
instituciones democrdticas de nuestra patria.
Por esta raz6n he votado a favor de la enmienda
del senior Alvarez.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Cortina para explicar su voto.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : Sefior President y
sefiores Delegados: He votado que si, porque des-
pues de estudiar la Enmienda del conventional se-
nior Aurelio Alvarez, no he encontrado en ella nada
que atente al ejercicio de las actividades civicas de
ninguin partido cubano.
Eliminado algunos concepts de las anteriores en-
miendas, para evitar dudas sobre que tuvieran al-
rfin caricter politico circunstancial y situado el pre-
cepto preventive en el campo de proteger la demo-
cracia representative y la soberania national, yo no
comprendo que pueda haber ningiin cubano que no
est6 conform con el precepto, puesto que ello s6lo
implica la protecci6n del regimen democritico re-
Dresentativo, en el cual desenvolvemos nuestra li-
bertad, y el mantenimiento pleno de la soberania
national.
El dificil decir que no, a una proposici6n que
tiende a protege unicamente esos extremes.
SR. FERRARA (ORESTES): (Interrumpiendo: En-
tonces, permit a otros que piensen de otra manera.
:SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : S. S. ha podido vo-
tar libremente lo que le ha parecido, y yo tambi6n.
Queda. cada cual con su opinion.
SR. FERRARA (ORESTES): Pero S. S. dijo, que no
comprendia que pueda haber un cubano que piense
distinto, y yo voy mis lejos, pues respeto todas las
opinones, desde el ultramontano hasta el anarquista.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : NO comprendo la
relaci6n que tiene la interrupci6n de S. S. con lo
que acabo de decir...
Aoui estamos discutiendo ahora un precepto ten-
diente a. proteger nuestras libertades, y no veo como
en nombre de la libertad se pueda pensar o pedir
que la libertad no se proteja y se defienda a si mis-
mo.
Yo tengo especial cuidado en mis calificaciones,
y esto me permit ex'gir que los demAs tengan iden-
t'ca escrupulosidad para juzgar mis palabras y res-
petar las intenciones rectas y patri6ticas con que las
produzeo. Aqui debemos pensar que no hay mis
uue ciudadanos bien inspira.dos, y en ]a discusi6n
de los concepts se deben eliminar agudezas y alu-
siones pernonales intempestivas a fin de que esta
Asamblea conserve el decoro spiritual que debe te-
ner siempre.
En este sentido vuelvo a ratificar que no votaria
nada que impidiera. el desarrollo o predicaci6n de
una idea political, siempre que 6sta no envuelva la
destrucci6n de mi pais, de sus libertades o de su so-
berania.
Si la enmienda hubiera ampliado este concept en
cualquier forma que se prestara a la pasi6n political
circunstancial, no la hubiera votado.
La enmienda aprobeda dice: "Formaci6n de Or-
0anizaciones political contrarias al regimen de go-
bierno representative democratico", regimen repre-
sentativo democratic, ,por virtud del cual el pue-








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


blo nombra sus representantes, que con esos pode-
res gobierna en nombre de la mayoria. Nada maI
que eso dice la primera parte de la moci6n.
Hay otros sistemas politicos que consistent en que
un grupo de ciudadanos se apodera violentamente
de las potencias del Estado; y entonces, bajo el pre-
texto de que el grupo usurpador es el depositario
de una verdad, political y social, impone a la fuerza
a todo el pueblo id4ntico criterio y castiga tirhnica-
mente al que no piense asi. Ese sistema podra exis-
tir de hecho en alguna parte; pero ninguna Consti-
tuci6n liberal lo consagra ni lo puede aceptar ni
respetar. Ese sera un hecho, como lo son las enfer-
medades, como el rayo que le puede caer a un hom-
bre sobre la cabeza; pero no puede aceptarse ese mB-
todo de conquistar el gobierno dentro de la vida nor-
mal del hombre civilizado, que no ha renegade de
los principios fundamentals de la verdadera liber-
tad.
Por esa raz6n cualquier partido que intent cam-
biar el sistema social, politico y econ6mico de un
pais, tiene que realizarlo a travys de la propaganda
demoorAtica y por medio de los 6rganos democraticos
del gobierno; tiene ]a obligaci6n de ir, a trav6s de ese
m6todo, a la consult de la conciencia de los cuba-
nos, para ver si por medio de la votaei6n de la ma-
yoria., obtiene poderes suficientes para gobernar. Si
se pretente ascender al poder por otro procedimien-
to, ese partido es illegal; ese m6todo politico no de-
be ser protegido por la Constituci6n.
Como se ve, esta idea no cierra el progress po-
litico de Cuba en ninguna forma; se abren horizon-
tes a las ideas mis radicales; pero el modo de im-
plantarlas tiene que ser el m6todo democrAtico, que
implca. no s61o ]a consult de la opinion pfiblica
para obtener el Poder, smno, ademhs, la obligaci6n
de garantizar desde el Poder el derecho del pueblo
para rambiar libremente el Gobierno si despues no
lo consider iitil o convenient a su bienestar y a su
libertad.
La segunda parte de la enmienda dice: "que aten-
ta en a.guna forma a la plenitud de la soberania na-
cional".
Antes de continuar debo Ilamar la atcnei6n de
que estoy hablando por mi propia cuenta y en mi
propio nombre, a pesar de que el Programa del Par-
tido Liberal tiene preceptos parecidos a la enmienda
oue se acaba de votar. Creo que la proposici6n en el
Program del Partido Liberal fu6 hecha precisa-
mente por el Convencional Ferrara, si no recuerdo
mal.
SR. FERRARA (ORESTES) : No, no. Muy bien.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : En el Program del
Partido Liberal, al regularse la reform constitucio-
nal, se prohibe que 6sta se haga en forma que se
atente o se menoscabe la soberania national.
Con este Programa a ]a vista me encuentro que
la proposici6n aprobada incorpora a la Constituci6n
lo mismo que dice el Programa del Partido Liberal,
aunque en forma mis atcnuada. Nuestro precepto
programaticG es mis drAstico porque se prohibe re-
formar la Constituc!6n en este sentido.
V6ase como el precepto del Programa del Partido
Liberal es mis fuerte que la enmienda. Dice asi:
"La Constituci6n solo podrA reformarse en
todo o en parte por una ley extraordinary del


Congress sometida a la aprobaci6n del pueblo;
pero la parte referente a la soberania national
y a los derechos individuals no podri ser re-
formada".
iSR. ROCA (BLAs) : Sefior Presidente, para una cues-
ti6n de orden.
SR. PRESIDENT (GRAU 'SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Roca.
SR. ROCA (BLAS) : Estdn pr6ximas a dar las ocho,
y yo creo que debemos ampliar el debate para la ex-
plicaci6n de votos, ya que como siendo esta una se-
si6n ordinaria, se terminal reglamentariamente a las
ocho. Pido por tanto que continue la sesi6n.
,SR. PRESIDENT (GRAu SAN MARTIN) : Lo acuer-
da asi la Asamblea?
(Seiiales afirmativas).
Aprobado.
SR. MUJAL (EUSEBIO): Y tambi6n para contestar
las alusiones personales, senior Presidente.
,SR. CORTINA (JosI (MANUEL): Voy a explicar la
segunda parte, por la responsabilidad de mis propios
actos y mi actitud en la Asamblea. Por eso me he
creido en el deber de hacer esta explicaci6n, porque
no quise tomar parte en los debates, deseoso de que
esto fuera el product de una amplia deliberaci6u...
SR. MUJAL (EUSEBIO): Me permit una pregun-
ta el senior Cortina?
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): El senior
Cortina esta en una explicaci6n de voto...
SR. ICHASO (FRANCISCO): Sefior Mujal, no se pue-
den hacer interrupciones cuando se explica el voto.
:SR. MUJAL (EUSEBIO): Yo queria hacerle una
pregunta al senior Cortina,- que me interesaba, y ad-
verti que el senior Ferrara interrumpi6 al doctor
Cortina. Por eso entiendo que yo tambien tengo de-
recho a interrumpirlo.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Habrhn si-
do algunas palabras aisladas, que no se pueden evi-
far, pero reglamentariamente no se puede interrum-
pir.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Yo me dirijo al senior Pre-
sidente a requerimiento del senior Ichaso, que pare-
ce que no quiere que yo able.
SR. ICHASO (FRANCISCO) : Yo no tengo interns en
que S. S. no hable; pero el tiempo avanza, y parece
que no sera bastante para concluir de emitir los vo-
tos que faltan.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Puede con-
tinuar el senior Cortina.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL): Seria curioso, sefio-
res, que yo, que he oldo tantas explicaciones de vo-
to, algunas mis extensas que los discursos reglamen-
tarios y que nunca he explicado el mio, no pudiera
explicarlo ahora por primera vez. (Risas).
Yo creo que me estoy cifiendo tecnicamente a lo
que es la explicaci6n de voto, que es fundamental
la raz6n que se ha tenido para votar de una ma-
nera o de otra. Nunca tengo deseos de hablar ino-
portunamente.
iLa soberania national es uno de los puntos que
tuve presents al votar. Aparte de lo que prescribe
el program del Partido Liberal, lo dice la Consti-
tuci6n, y en los pueblos democrdticos hay que in-
sistir sobre lo que para nosotros significa la sobe-
rania national.
Ningin pals en el mundo debe tener mis espe-
cial cuidado que nosotros en. el problema de la sobe-








26 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


rania como dogma intransigent -y como dogma pro-
tegido por todas las declaraciones y eanciones. Nues-
tro pais, durante muchos afios no pudo convertirse
en naci6n libre mientras todos los passes de Ame-
rica lo eran. Muchos estadistas consideraban que
estfbamos irremisiblemente condenados a' no tener
nunca soberania national, en raz6n a distintos fac-
tores sociales, econ6micos y geogrAficos. El esfuer-
zo heroico y tenaz de los patriots cubanos y la
rebeli6n latente durante casi un siglo, determine
que vencieran obsthculos casi insuperables, y como
una especie de tangente a las fatalidades hist6ricas,
el impulse del sacrificio y el heroismo cubano pro-
dujo la soberania e independencia de la Repfiblica
de Cuba.
Nuestro pais es una especie de Gibraltar, situa
do en el Mediterrineo americano. Y mientras a 1(r
otros pueblos de Am&rica fu6 possible y en ocasiones
facil libertarse, a nosotros, por al ambici6n de otros
pueblos y la terquedad de la naci6n descubridora, se
nos dificult6 enormemente la independencia.
Cuba, al fin, iz6 su bandera sobreana sobre las
fortalezas y tiene en el orden moral, para mante-
nerse a travys de los siglos, que ser como una roca
de intransigencia, de patriotism fervoroso y de *vi-
gilancia combative. Y solamente asi se mantendra
intangible a trav6s de los silos esta soberania na-
cional obtenida frente a fatalidades del destine.
Si nuestro pais esta situado en una posici6n tan
dificil ~qu6 menos puede hacer una Constituec6n
cubana que repetir cien vexes el concept de la so-
berania national y rodearla de f6rrea defenfa no
solamente contra el extranjero, sino contra nuestras-
pasiones o la degeneraci6n de nuestra political? Dcbe
ser la soberania national como ciertas formulas del
cateeismo en las religiones que se repiten siempro,
se mantienen siempre y se veneran siempre.
Nadie puede prever los partidos que puedan sur-
gir en Cuba al calor de las pasiones political o de
los desastres econ6micos. Y esos Partidos pueden a
veces, con sus doctrinas, debilitar el concept de la
soberania; y esto debe evitarse.
Piensen los hombres reflexives y previsores, inte-
resados en nuestro pais, y verin que lo que yo digo
tiene importancia vital. En Cuba podrin desenvol-
verse todas las ideas political, siempre que no aten-
ten a la soberania national ni pretendan por medio
de la violencia imponerle a los cubanos un sistema
politico de gobierno tiranico que cierre al pueblo
el ejercicio permanent de su imperio por medios de-
mocrdticos.
Por estas razones he votado que si.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior ChibAs para explicar su voto.
SR. CHIBAS (EDUARDO) : Serior Presidente y seiio-
res Delegados: He votado que no, porque entiendo
que esta Enmienda es una Enmienda que tiende a
restringir los derechos democrAticos de los partidos
cubanos, de los partidos medular y exclusivamente
cubanos, y una Enmienda altamente peligrosa; y es
to.lo entiendo asi de acuerdo con mi capacidad, quo
puede ser m6s o menos limitada, pero que me ha per-
mitido en la vida pfblica de mi pais, hasta ahora, no
tenerme que contradecir en ninglin momento, ni te-
nerme que arrenpentir de hechos pasados, ni hacer


afirmaciones para retirarlas despu6s. De acuerdo con
asta capacidad mia para interpreter lo Cue es y debe
ser la defense de la Democracia Cubana, la defense
de las libertades pfiblicas de nuestro pueblo, es que
he votado que no, porque me ha pareeido apreciar...
Sn. ALVAREZ (AURELIO): Lea S. S. la Enmienda
que pretendia pasar.
SR. CHIBAS (EDUARDO) : Me ha parecido apreciar
a lo largo de este debate, que continuamente se ha-
cia alusi6n al Partido Union Revolucionaria Comu-
nista, y tal podia interpretarse esta Enmienda, por
lo menos, contra otra Enmienda original, y contra
esta misma en su forma original, como un ataque no
s61o al Partido Uni6n Revolucionaria Comunista,
rino tambi6n a todas las organizaciones obreras de
mi pais, a la libre organizaci6n de los trabajadores
eubanos, y ademis, un ataque a la solidaridad inter-
nacional de la clase trabajadora. Y contra eso me
produzeo yo, porque entiendo, y en ese sentido te-
nia una Enmienda presentada, enmienda que ten-
dia a velar por. la democracia national y por la li-
bertad de nuestro pueblo, impidiendo la penetraci6n
de los regimenes totalitarios en nuestra tierra. Es-
to es no s6lo del Partido Uni6n Revolucionaria Co-
mun's'a, eino de los regimenes totalitarios que en
estoe moments quizAs, y seguramente de acuerdo
con mi opinion, son mis peligrosos para la demoera-
cia americana los regimenes totalitarios fascistas. Es
por eso que he votado contra la Enmienda, porque
entiendo que dentro de un tiempo mas o menos lar-
go, nuestra democracia cubana y la remocracia ame-
ricana en general, van a ser seriamente amenazadas
por el creeimiento del totalitar'smo del tipo fascista,
y contra eso precisamente, contra el totalitarismo
del tipo fascista., que es lo que mas me preocupa a
mi, es contra lo que iba mi Enmienda eneaminada.
Porque el Partido Uni6n Revolucionaria Comunis-
ta, yo lo he combatido y lo seguir6 combatiendo, pe-
ro lo he combatido con arguments en la mano. No
me interest la legalidad del Partido Uni6n Revolu-
cionaria Comunista; es mis, donde quiera que lo si-
'ien, yo he de combatir esa legalidad del Partido
Uni6n. Revolucionaria Comunisfa, porque lo estimo
mas peligroso l!evandolo a la ilegalidad que dejan-
dolo en plena legalidad. Esa e.s ]a situaci6n.
Yo defiendo los principios fundamentals de la De-
moeracia; yo defiendo las libertades pfiblicas y no
quiero que tengan ninguna cortapisa political nada
mins que las agrupaciones totalitarias, que depen-
dan de estados extranjeros, pero sin esa limitacidn,
yo creo que esta Enmienda puede hacerse extensive
por su propia amplitud, a otros partidos politicos
que no sean totalitarios ni que est6n regidos tam-
poco por estados extranjeros, simplemente, de acuer-
do con la conveniencia de un gobernante cualquie-
ra.
Por eso, senior Presidente y sefiores Delegados, fiel,
absolutamente leal a mis convicciones de siempre, y
defendiendo la causa de la Damocracia que estaba
defendida en otra Enmienda presentada por mi, es
precisamente, por lo que he votado como siempre lo
he hecho en mi vida, y como lo he realizado en to-
dos los mnomentos, ya que mi actitud no obedece nun-
ca a animadversi6n de partidos sino conseenente con
mis principios democrAticos, per los que he combatido
al P. Uni6n Revolucionaria Comunista, y por los cua-








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 27

tambi6n esta misma noche he votado sin importarme yecci6n constitutional ni el fikase legislative que lo
principios de siempre. prohiba.


SR. PRESIDENT (GRAU 'SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Gu( s InclAn para explicar su voto.
SR. GUAs INCLAN (RAFAEL) : He pedido la palabra
para explicar mi voto como una manera de dejar cons-
tancia de mi pensamiento en el Diario de Sesiones. No
la solicit antes, para terciar en' el debate, porque
esta Asamblea Constituyente me esta llevando a to-
marle aversi6n a uno de los amores mfs puros de mi
vida: la palabra.
He votado que no, porque este problema afecta la
esencia de mi doctrine y de mi pensamiento liberal.
La. enmienda, lo declare con absolute lealtad, es de
todas las presentadas sobre la material, la mas ponde-
rada, la mas equilibrada y la mis serena, pero con
todo, discrepa en' algunos aspects de la proyecci6n
de mi pensamiento liberal.
En virtud de esta enmienda se prohibe la organi-
zaci6n political cuando ella atenta al regimen represen-
tative o a la soberania national. Si estuvibramos dis-
cutiendo la. consagraci6n del regimen' representative
o la soberania national que dimana del pueblo, mi
voto, como el voto del senior Ferrara y el voto de los
demis Convencionales Liberales que hemos discrepado
de esta enmienda, hubiese sido absolutamente favo-
rable.
Una cosa es, sefores Conveneionales y sefor Cortin'a,
que la base 12 del Programa del Partido Liberal con-
sagre que la reform que afecte a los derechos indi-
viduales y a la soberania national no pueda adoptar-
se, y otra es que nosotros, liberals genuinos, admita-
mos la discrepancia con este pensamiento. Esta es la
doctrinra del Partido Liberal.
,Los votos del Partido Liberal hubiesen sido favo-
rables a la enmienda si este fuera el problema deba-
tido, pero lo que distingue la doctrine liberal, lo que
distingue al Partido Liberal de otros mis flamantes,
nuevos, relueientes, sugestivos, que estin gravitando
sobre la conciencia colectiva, es que el Partido Libe-
ral no tiene la pedanteria de creerse duefo absolute
de toda la verdad, de toda la sabiduria, de toda la
virtud, de todo el patriotism. Lo que caracteriza al
Partido Liberal y lo distingue del regimen' totalitario,
que no admite la libre critical ni la libre discrepaneia
ni ]a puja electoral, es que nosotros profesamos un
credo y una doctrine que admitimos la diserepancia
mas radical con cada uno de los principios cardinals
de nuestro Partido. No ya el Partido Uni6n Revolu-
cion'aria Comunista, el Partido Monirquico absolute,
y ain el Partido Anexionista si pretendiera organi-
zarse en Cuba, tendria mi aceptaci6n de Liberal
cuando no fuera mas que para combatirlo en la tribu-
na, en la acci6n del politico y en' la acci6n del ciuda-
dano.
No hay peligro en que exista en Cuba un Partido
Monarquico, ni habria peligro en que existiera en Cu-
ba un Partido Anexionista; habrA peligro cuando el
nfmero de los cubanos degenrerados sea bastante para
que ese Partido tenga una proyecci6n mayoritaria en
los Organos del Estado y en' las determinaciones de la
Repfiblica; pero, no es el procedimiento de detener
los partidos en su desarrollo y en su advance, la pro-


Contra el cristianismo como filosofia y como re-
ligi6n ensay6 el hombre las mis atroces persecuciones.
En defense del credo eristiano la historic conoce a
cudntos extravios lleg6 el hombre para negar la libre
critical y el libre dogma en material religiosa. Entre
nosotros mismos sabemos los sufrimientos y los dolo-
res de unl political equivocada que no dej6 el libre jue-
go de la organizaci6n de los partidos politicos.
El Partido Uni6n Revolucionaria Comunista si es
un peligro, no deja de serlo por una prohibici6n cons-
titueional. A los partidos les acontece como a la clara
de huevo, que mientras se hall estatica no aumenta
de volume, pero si se le agita, si se le bate, enton-
ces toma mayores proporciones, de la misma suerte
que a la gasoline incendiada no la apaga el agua,
sino acrecenta el incendio y entonces produce mayo-
res proporciones y mayores p6rdidas.
El comunismo es una idealidad de redenci6n huma-
na, perseguirlo es acrecentarlo; combatirlo es canali-
zarlo en el orden legal; dejarle la libertad de propa-
ganda, la libertad de tribune, la libertad de proselitis-
mo y la libertad electoral; si se le prescribe viviri en'
la sombra, y entonces sera peligroso, porque tendr6
la ira del agravio, del odio y del resentimiento. Si
le damos la libertad de tribune que esta Asamblea
Constituyente plenamente liberal que ha permitido
la expansion y la divulgaci6n de todo pensamiento,
entonces el comunismo es un Partido mis, con postu-
lados, partidarios, apologistas, defensores, encarni-
zados enemigos, un Partido como otro cualquiera, con
un volume electoral susceptible de las altibajas y
de las veleidades de las luchas political.
(Por eso he votado negativamente la enmienda del
senior Alvarez.
No creo que ella atente contra la existencia del Par-
tido Uni6n Revolucionaria Comunista; tengo la cer-
teza de que los Delegados de esta Convenci6n que re-
presentan' a este Partido, tampoco estiman que la
enmienda aprobada atenta a la existencia de este
Partido y lo ponga en peligro; pero, dentro de mi cri-
terio, afn euando efectivamente, la doctrine comu-
nista tuviese el origen y las finalidades y los prop6-
sitos que se le suponen, nro creo que la mejor manera
de sofocarlo y de apagarlo sea la de prohibirle por
una ley, que esta oposici6n con su ejemplo y estos
partidos aqui representados demuestran con su pro-
pia existencia que a los partidos basta perseguirlos
y basta dificultarlos para que tengan entonces mar-
tires, bandera, faniticos, credo, la mis noble idea-
lidad que es el motor que siempre mueve a las muche-
dumbres y que las hace avanzar a la victoria.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra para explicar su voto, el senior Ichaso.
SR. ICHASO (FRANCISCO) : Sr. President y sefio-
res Delegados: He votado que si, porque no podria
yo votar de otra manera, con conciencia tranquila,
ningfin precepto que contuviera los dos prop6sitos
cardinals de este del senior Alvarez que acabamos
de aprobar. Porque, squ6 se propone este precepto?
En primer t6rmino: la defense del regimen repre-
sentativo democritico de la Repfiblica; regimen' que
no consider optional para Cuba; regimen para








18 DIARID DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


cuyo disfrute se constituy6 la Repfiblica; regimen
bajo el cual seguirA viviendo Cuba, si Cuba quiere
seguir viviendo civilizadamente.
En segundo t6rmino: defender la plenitud de la
soberania nacionial.
Si todos queremos, como yo asi lo creo, que no
prosper ninguna idea political contraria a la idea
democr6tica; si no queremos, tampoco que la sobe-
rania national se vea mermada, restringida o supe-
ditada, yo no veo inconvenient de ninguna clase pa-
ra que estas seguridades se lleven a la Constituci6n
de 1940, en un moment en que no me parece oeio-
so ni obvio hacer establecer tan elementales garan-
tias.
Porque ya sabemos en qu6 peligros se hallan ac-
tualmente en el mundo, de una parte, las institu-
ciones democriticas de las pequefias nacionalidades,
que tienen magnificas democracies, pero carecen de
los instruments accesorios para su defense.
No quiero hacer demasiado larga la explicaci6n
de mi voto, trayendo ahora a colaci6n', casos que
estamos contemplando, casos de los que esta dando
cuenta la prensa diaria: agresiones contra naciones
indefensas, contra pueblos organ'izados democrdti-
camente; agresiones que han sido posibles, porque
dentro de esos pueblos existian ya los fermentos
ex6ticos, los contacts con regimenes extranjeros, con
sistemas de gobierno que, pretendiendo superar o
mejorar la democracia, s6lo se proponen suprimirla
de la faz de la tierra.
Se ha hablado, senior Presidente y sefiores Dele-
gados, de libertad. Y hemos escuchado hermosas ora-
ciones, magnificos himnos a la libertad. Pero yo les
digo a ustedes que la libertad no se defiende con
himnos ni con oraciones, que la libertad se defiende
con heehos, se defiende dando instruments al libe-
ralismo, precisamente para que se proteja contra
sus enemigos encubiertos, que son los peores, contra
los que fingiendo ser mis liberals que nadie, lo que
hacen es apufialear la libertad por la espalda. La 1h-
bertad no se proteje con arrebatos; se protege no sir-
viendo a ninguna tirania, cualquiera que sea la mas-
cara bajo la cual se disfrace.
Por otra part, es tambi6in prop6sito de esta en-
mienda defender la integridad national en un mo-
mento en que se hace particularmente necesaria y ur-
gente su defensa... Dias llegarin- y mis pronto
de lo que algunos supon'en- en que sera precise to-
mar medidas en6rgicas contra "la quinta columna.
Entonces la Convenci6n Constituyente ser6 elogiada
por su previsi6n, puesto que advirti6 a tiempo el
peligro y puso en manos del Estado el instrument
legal necesario para resguardarse contra 61.
Yo creo, sefiores, quqe ees 6sta una media just
y prudent, porque todos los que estamos aqui, si
de veras somos cubanos, tenemos que ser contraries a
esa "quinta columna, cualquiera que sea el color
con que se vista.
Y siento discrepar de lo que acaba de decir el se-
fior Gu6s Incl6n en' un arrebato de liberalism que
yo me permit, con todo respeto, calificar de ana-
cr6nico. Tal vez en el siglo pasado hubiera sido de
actualidad su tesis. Decia el doctor Guas Incl6n


que estaba dispuesto a permitir, incluso, la forma-
ci6n de un Partido Anexionista en Cuba. Yo, con
todo respeto, declare que el Partido Ainexionistia
seria un Partido traidor a Cuba, y, aunque seria un
Partido minoritario, me temo que, frente a ciertas
crisis del espiritu colectivo, frente a ciertas reaccio-
nes emocionales, frente a ciertos desalientos y escep-
ticismos inevitable, matices de conciencia colectiva
que estamos percibiendo en estos instantes, ese Par-
tido pudiera tender pros6litos bastantes, si no para
imponerse sobre los dem6s, si para deshonrar y para
afrentar a la Repfiblica. iY yo consider esto sufi-
ciente para que nosotros no podamos dar carta de
legalidad a ese Partido Anexionista, que seria tam-
bi6n un partido de "quinta columna.
Hubo ya una 6poca de gran desaliento nacionral
en que se quiso implantar el anexionismo, como una
absurda panacea. Pero la conciencia del pais reac-
cion6 a tiempo saludablemente. Los Convencionales
del 40 tenemos delante la experieneia pasada y los
hechos del present. Ante lo uno y lo otro, no cabe
sino votar afirmativamente un articulo que se limi-
ta a conservarnos dos valores inapreciables que no
queremos perder, ni siquiera arriesgar: el regimen
democritico y la soberania national.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra, para explicar su voto el senior Martinez Saenz.
*SR. MARTINEZ SAENZ (JOAQUIN) : Sefior Presiden-
te y sefiores Delegados: He votado que si, no para
perseguir a nadie; he votado que si, para defender
a Cuba y para ser congruente conmigo mismo y con
esta propia Asamblea.
Se ha hablado aqui de la libertad que se estima
amenazada por ]a enmienda del sefor Aurelio Al-
varez, cuando establece que no se permitird la for-
maci6n de Partidos que vayani contra la soberania
national o contra ]a forma democr6tica representa-
tiva de gobierno. Se quiere ver en esto un peligro
y una amenaza para la libertad...
Pues bien, sefiores, la Constituci6n de 1940, en de-
fensa de la integridad nacion'al, en defense de lo que
hemos llamado el acervo de todos los cubanos, en de-
fensa de lo que es una tradici6n heroica, llena de
sacrificios, por cnstituir en esta Isla, azotada por
la tragedia, una naci6n libre y soberana, ha limita-
do la libertad en muchas ocasiones.
Se limit al extranljero naturalizado conservar su
nacionalidad de origen, cuando rechazamos con todo
vigor, en un acto que limitaba la libertad indivi-
dual, la double ciudadania.
Se limit al extranjero nacionalizado el poder re-
gresar a su pais y seguir siendo cubano, porque de-
cimos que pierden la condici6n de cuban'o los natu-
ralizados que vayan a vivir a su pais de origen.
Limitamos, tambi6n, la libertad del cubano de ir
a pelear en favor de un pais extranjero cuando su
criterio liberal o su criterio politico, le llevara a in-
corporarse al regimen military de una naci6n en gue-
rra.
ILe hemos prohibido, abiertamente, al ciudadano,
native o naturalizado, el ir a ejereer funciones o car-
gos pfiblicos que lleven aparejada autoridad, a otras
naciones.







DIARIO DE SESIUNES DE LA CCIrN7ENCION CONSTITUYENTE 29
~ ^ I ~ ~"


En todos estos casos limitamos la libertad; he-
mos puesto una cortapisa a la libertad; hemos en-
cerrado al individuo, en nombre de cosas sagradas
para el cubano dentro del marco constitutional su
restringido albedrio.
Pero no nos hemos detenido ahi... Hemos lleva-
do nuestra limitaci6n a extremes m6s amplios: a la
propia organizaci6n estatal, al Estado cubano; a la
representaci6n juridica de todos los cubanos, a lo
que supone la cristalizaci6n orgAnica y constitucio-
nal de ]a naci6nr; le hemos prohibido, en el articulo
40, -y no hubo ninguna protest en nombre de la
libertad en aquel momento- celebrar pactos o tra-
tados que limiten o menoscaben la soberania nacio-
nal...
Y ahora, en n'ombre de la libertad, L vamos a per-
mitir q un Partido Politico cunlquiera concertajr
esos pactos o tratados que en merma de la soberania
national ?
Lo que me extrafia es que se produjesen esos dis-
cursos en nombre de la libertad y no en defense de
la soberania national, como en tantas otras ocasio-
nes en que, por unanimidad, se defendi6 esa sobera-
nia.
El precepto que propone el senior Aurelio Alvarez
no ataca ni persigue a nadie; defiende a Cuba, de-
fiende la soberania n'acional, la integridad de los
cubanos, y, como tal, no puede verse como un arma
de agresi6n, sino como un arma de defensa...
Y yo pregunto: Es necesaria o no es necesaria
esta defense de la cubanidad en la Constituci6n'?
Yo ereo que si, sefiores Convencionales. Creo que es
indispensable por varias razones.
:SR. FERRAR (ORESTES): jMe permit una inte-
rrupei6n ?
SR. MARTINEZ SAENZ (JOAQUIN): Si senior.
SR. FERRARA (ORESTES) : En el fondo, estamos de
acuerdo. La cuesti6n es de m6todo. Es entire el me-
todo de Torquemada, que impone su voluntad, y el
m4todo del libre examen, que permit a todos poder-
se expresar, y de la discusi6n hace surgir la libertad.
SR. MARTINEZ SkENZ (JOAQUIN) : Agradezco la in-
terrupci6n del senior Ferrara, pero afortunadamente
aqu6llos que hemos pasado por los tiempos de Tor-
quemada en Cuba, luchamos suficientemente para
que Torquemada no pueda resurgir en nuestro pue-
blo y puede tener la seguridad el doctor Ferrara de
que si resucitase Torquemada y 61 se decidiese a com-
batirlo, en esta ocasi6n, encontraria a su lado, en
defense de la libertad, a todos los hombres de estos
bancos.
Lo que defendemos es la soberania de Cuba, y no
defendemos ninguna otra cosa. Los arguments en
contra son efectistas, pero sin eficacia.
Se establece aqui una garantia para la Repfiblica
de Cuba. Se concede la libertad de organizaci6n de
los partidos politicos y a esa libertad se le pone un
limited, un freno, una cortapisa, por sobre la cual
ningfin partido puede pasar.
Asi se ha hecho con las religions; se reconoce la
libertad de cultos; pero se le ha puesto un limited;


Sla moral cristiana, como acord6 la Asamblea, o la ma-
ral pfiblica, segfin expresi6n del Partido Revolucio-
nario Comunista. Nosotros aceptamos la libertad con'-
fesional, pero entendemos que debe tener una nece-
saria limitaci6n, y asi se ha hecho con cada uno de
los derechos que se han venido garantizando en esta
Constituci6n, a los que siempre se ha puesto un va-
lladar andlogo al que ahora le ponemos, en defense
de la soberania cubana, a la libertad de organiza-
ei6n de los partidos politicos.
SEs este un regimen de Torquemada? No, senior
Ferrara. No, sefiores Convencionales, no, sefiores que
estdn fuera de este hemiciclo con su alma ingenua,
equivocada, tal vez envenenada, pero bien inspira-
dos, creyendo ver agresi6n en lo que es defense de
Cuba y del pueblo de Cuba, militen bajo la bandera
en que tengan a bien military. Esta no es una agre-
si6n tipo Torquemada, porque el Partido que se
vea agredido por una disposici6n gubernativa o le-
gislativa que no se base en un ataque a los prin-
cipios establecidos en la enmienda Alvarez; la sobe-
rania national y la forma democr6tica de gobierno,
tiene todas las garantias que nosotros le concede-
mos -la garantia de la inconstitucionalidad- re-
curriendo ante los tribunales para ampararse. Es
la misma garantia que se concede a todas las or-
ganizaciones, a los intereses, a los individuos, a to-
das las classes y valores econ6micos y valores mo-
rales de Cuba, el Tribunal Supremo de Cuba que
dird si un derecho que la Constituci6n garantiza
estd o no violado y dira tambi6n al recurrent si
al ejercitar ese derecho se ha excedido del limited
mismo. Asi como enr la Constituci6n se dice que el
derecho de cada uno esta limitado por el derecho de
los demds, el derecho de los partidos politicos esta
limitado por un derecho m6s grande, por un derecho
mis sagrado, por un derecho que tienen que de-
fender todos los cubanos, por un derecho que tienen
que defender todos los conveneionales que estan aqui,
el derecho del pueblo de Cuba de vivir libre e in'de-
pendientemente en el concerto de las naciones.
Y no se diga que esto es literario. Estan desapare-
ciendo del cuadro de las naciones libres una series de
pequefios pueblos; estamos viendo qne las democra-
cias que no se armaron, porque no se tenian que ar-
mar en 1901, contra agresiones que nacian de su
propio seno, estin hoy afrontando un peligro ma-
nifiesto, que ha provocado una grave crisis del sis-
tema. Si queremos libertad, tenemos que defenderla,
como en los tiemposo heroicos en que el Sr. Ferrara
supo defenderla, no con el libre examen, sino con
]a intransigenncia del filo de su machete. Tenemos que
defender la libertad, repito, armindola contra ene-
migos tan contumaces como pudieran serlo los que
pelearon por la soberania de Espafia en Cuba.

Esos enemigos son -ustedes lo saben- dos ten-
dencias an'tag6nicas que tienen un punto comfn en
la negaci6n de la libertad humana. En todos los pai-
ses en que se ha dado cabida a esas tendencies, ha
muerto la libertad, ha muerto la libertad para to-
dos y ha sobrevenido un regimen totalitario de opre-
si6n, que repugna a toda conciencia democratica y
libre.
En este pun'to yo podria estar de acuerdo con el
senior ChibAs, pero s6lo hasta cierto extreme, porque








10 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


el senior ChibAs s6lo protege la soberania national,
la integridad de nuestra nacionalidad, contra los
paises extranjeros de carhcter totalitario, y yo, se-
fiores Delegados, defiendo a Cuba contra Inglate-
rra, que es un pais democratieo, contra los Estados
Unidos, contra Mexico y contra quien quiera que
sea, cualquiera que sea su credo propio, que trate
de hollar la soberania national.
En este sentido, es lAstima que la enmienda
del senior Alvarez que no ataca a nadie, senior Fe-
rrara, sino que establece claramente lo que te-
nemos que defender, que por razones que quizhs es-
capen a mi mente, no haya sido aprobada por unani-
midad, porque no persigue ni agrede ni ataca. De-
fiende precisamente intereses patri6ticos cubanos; la
soberania nacion'al y el regimen demoerhtico repre-
sentativo de gobierno.
Es esta una media defensive, que protege al pro-
pio Partido Uni6n Revolucionaria Comunista, si es-
y yo quiero aceptar como veridicas las palabras del
Sr. Blas Roca-un partido que esta al servicio de Cu-
ba y no un partido que esta obedeciendo a consignas
extranjeras que pudieran estar en conflict con los
ideales y los interests cubanos.
Yo, mientras no se me demuestre que el Partido
Uni6n Revolucionaria Comunista es un partido que
conspira contra la soberania de Cuba o contra el r6-
gimen democrftico, creo que ese Partido tiene que de-
fender nuestra soberania por estar integrado por hom-
bres nacidos en Cuba, por estar integrado por hom-
bres que han luchado en Cuba durante largos afios,
un partido que tiene que estar interesado, como el
nuestro, cualquiera que sean las diferencias que po-
damos tener en otros aspects, en la perduraci6n na-
cion'al; un partido que en forma alguna puede sus-
traerse a lo que es fundamental para todos los cu-
banos: al deseo de ver a Cuba integrada y gobernada
libremente por los cubanos y conservando su persona-
lidad independiente y soberana en el concerto inter-
n'acional.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Ochoa para explicar su voto.
,SR. OCHOA (EMILIO) : Sr. President y sefores De-
legados: Me he manifestado en contra de la Enmien-
da de mi compafiero Aurelio Alvarez por considerarla
prohibitive de las libres manifestaciones de la volun-
tad popular. Respetuoso de mis propias convicciones
y de mis ideas en todos los 6rdenes de la vida, lo soy
tambien de las ideas de los demhs, y ello me lleva a
oponerme a que en' la Ley Fundamental de la Repfi-
blica exista un precepto mediante el cual se pueda
disminuir la libre determinaci6n de nuestro pueblo.
Siendo indiscutible que el cubano estuvo y estarA
siempre animado del necesario y suficiente fervor
patri6tico para mantener a su patria en estado de
plen'a y honrosa soberania, creo improcedente que en
la Constituci6n se le ordenen rutas al patriotism de
nuestros conciudadanos, al tiempo que se le disminu-
ye su capacidad para autogobernarse a su entera li-
bertad.
iCon dicha Enmienda se le opone a la libertad un
valladar que ella no n'ecesita y una restricci6n que
ella repugna.


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra para explicar su voto el senior Rey.
SR. REY (SANTIAGO) : Sr. President y sefiores De-
legados: He votado que no porque siente mi espiritu
las mismas dudas e id6nticas vacilaciones que las ex-
puestas aqui en forma brillante esta tarde por algunos
distinguidos compafieros y especialmente por los con-
vencionales sefiores Mujal y Chibis.
Creo que todos, absolutamente todos los con'vencio-
nales de 1940, cualquiera que sea la forma en que
se hayan producido en esta votaci6n, alientan los mis-
mos sentimientos, sostienen iguales principios, man-
tienen con' el mismo decoro y con la misma firmeza
los principios democrdticos de nuestro pais.
Lo que estimamos los hombres que hemos votado
en contra de esa enmienda es que se corre el riesgo,
por la forma en que viene redactada, de colocar en las
manos de los gobernantes, armas que pueden ser en
determinado moment peligrosas para' la democracia
y para la Repfiblica.
No he pensado por un solo moment que la enmien-
da del sefior Alvarez vaya contra el Partido Uni6n
Revolucionaria Comunista, ni contra ning-in otro Par-
tido tampoco, y quiero declarar aqui esta tarde que
cualquier enmienda o cualquier proposici6n que hu-
biera ido contra cualquier organizaci6n political cu-
bana o contra el Partido Uni6n Revolucionaria Comu-
nista, hubiera encontrado en este hemiciclo mi voz pa-
ra oponerme y mi voto para combatirla, porque soy
contrario, absolutamente decidido, a toda media
constitutional que tienda a proscribir de la vida ju-
ridica, normal, de la naci6n a ninguna organizaci6n
que est6 en las condiciones de plena legalidad en que
hoy se en'cuentran todos los Partidos Politicos habi-
litados de la Repfiblica.
Estimo que el precepto que hoy con'signamos en la
Carta Fundamental constitute un arma temible que
utilizada en forma arbitraria, pueda algfn dia ha-
cernos sentir en forma dolorosa el error inmenso en
que estamos incurriendo.
En manos de gobern'antes pasionales o poco escru-
pulosos -y ningfin pais de la tierra puede tener la
presunci6n de no caer en la desgracia de tenerlos-
es, ese precepto, un gravisimo peligro y, quizfs no sea
el Partido Uni6n Revolucionaria Comunista de Cuba
el que recibiera la ilegitima agresi6n que se justifi-
caria al amparo del articulo que hemos consignado.
Un Partido que entorpeciera los planes del gobernan-
te poco escrupuloso estaria corriendo el peligro inmi-
nente de que por medio de medidas legales creadas
de acuerdo con este precepto constitutional, se pros-
cribiera la vida pfiblica normal de la naci6n, lo mis-
mo si se tratara del Partido Uni6n Revolucionaria
Comunista, imputindole supuestas conexiones con
otros paises, que otro Partido Politico cualquiera al
que no seria dificil encontrarle en el pasado recien-
te, semejanza o relaci6n de cualquier tipo, impor-
tando una gravedad de que carecen a esas ligeras
veleidades a las que no han estado sustraidos a1gu-
nos nficleos cubanos que en determinado moment
han parecido simpatizantes de sistemas de orga-
nizaci6n totalitaria.
Efectivamente, como dijo el doctor An'dreu, el
prop6sito que inform la enmienda del senior Al-
varez esta contenido en el program de nuestro par-








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVTNOION CONSTITUYENTE 31


tido, y dijo bien el doctor Andreu, estA contenido
el principio y a 61 no me hubiera opuesto si se hu-
biera llevado al articulo 122 del Proyecto de Cons-
tituei6n que directamente trata de la organizaci6n de
los Partidos Politicos, oponiendole una limitaci6n a
los mismos para que no puedan organizarse en Cu-
ba Partidos con programs que atenten a la forma
existente de gobierno.
:La propia votaci6n de 26 por 25, esta dando la
idea de que al priiieipio y al prop6sito, como afir-
mara el doctor Ferrara, no es hostile el sentimiento
de los Convencionales. Pero es la forma de redac-
ci6n, es la manera en que aparece el precepto, lo que
a nuestro juicio constitute un peligro para el por-
venir, y ello ha determinado que esos 25 Convencio-
nales se produzcan' en abierta oposici6n a que apa-
rezca ese principio como ha de aparecer en la Cons-
tituci6n de la Repfiblica.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Bias Roca para explicar su voto.
ISR. ROCA (BLAS) : Sefior Presidente y sefiores De-
legados: Extraordinariamente siento el no haber
tenido oportunidad de hacer las aclaraciones que
hago ahora como explicaci6n de votos, antes de que
se hubiera hecho la votaci6n.
Se trataba de un problema que venia como deriva-
ci6n de un ataque que nosotros entendimos dirigido
directamente contra nuestro Partido, no porque en
el precepto que se puso a discusi6n antes en esta
Asamblea, estuvieramos especificamente comprendi-
dos, ni siquiera por los articulos 84 y 85 de n'uestros
estatutos, porque si recordamos bien el primer pro-
yecto reaccionario que se present aqui como una
media de perseguir a los sindicatos, a las organi-
zaciones populares y a los partidos populares, decia,
de una manera clara, que se dirigia a los partidos y
organizaciones que estuvieran sometidos a organi-
zaciones de tipo internacion'al o a otros estados,
nuestro Partido por estar afiliado a una organ'iza-
ci6n international, no estaba comprendido en abso-
luto en este precepto. El estar afiliado a una or-
ganizaci6n international, no supone necesariamente,
la subordinaci6n y el sometimiento a esta organi-
zaci6n international, puesto que el articulo 85 cla-
ramente declara, que aquellos acuerdos tomados en
los congress internacionales serdn con'siderados por
el Partido nuestro en sus congress nacionales y so-
bre los mismos recaeran acuerdos que pueden ser
negatives o positives, pueden ser aprobatorios o de-
negatorios, segfin enteindamos nosotros que conviene
o' no, a los altos intereses de la nacionalidad cu-
bana, y a los primaries intereses de la clase obrera,
de los campesinos, de las masas pobres y populares
de nuestro pais.
No estaba comprendido nuestro Partido en el pre-
cepto constitutional como se present en' la primera
oportunidad, y yo hube de declararlo, conociendo
como conocia, perfectamente, los estatutos de nuestro
Partido, aunque otros aleguen ignorancia de unos es-
tatutos que se han publicado ya por cientos de miles
de ejemplares para recorrer toda la Isla y darselos
a conocer a todo el pueblo cuban'o.
Combatimos esta proposici6n que entendimos
reaccionaria, la defendieron' otros, pero da la


casualidad que s6lo una voz sali6 en su defense. De
todos los bancos, absolutamente de todos los bancos,
se levantaron las voices para imptignar este precepto,
que se traia aqui, que nsotros conisiderabamos aten-
tatorio a la legalidad de los sindicatos, de las organi-
zaciones populares y como un arma extremadamen-
te peligrosa en manos de gobernantes inescrupulo-
sos para combatir a cualquier organizaci6n politi-
ca, no a nuestro partido exclusivamente, sino a cual-
quier organizaci6n political que se pudiera opener
al desarrollo de sus planes.
La Asamblea se dividi6 y entonces surgi6 una
nueva Moci6n en este orden, la que acaba de apro-
bar la Asamblea, la del senior Aurelio Alvarez.
Nosotros entendemos que esta moci6n podriamos ha-
berla votado enteramente, sumhndonos al criterio de
la Asamblea, si esta MVfoci6n se present en' otra opor-
tunidad y no como sustitutiva de algo que nosotros
estbbamos considerando que. se dirigia a perseguir
a determinadas organizaciones populares.
'El moment y la oportunidad en que se presen-
ta, las frases en que ha ido envuelta toda esta dis-
cusi6n, el caracter de esta discusi6n, no nos ha per-
mitido a nosotros votar esta enmienda que de todas
las presentadas era la mejor, la mas certera, la mis
ponderada, la que situaba el problema en el marco
estrecho en que la querian situar determinados Con-
vencionales, para ponerla como un problema amplio
de la nacionalidad cubaria. Si nosotros hubi6ramos
votado esa enmienda en cualquiera oira nituaci6n,
apartdndonos del criterio liberal, porque no tene-
mos criterio liberal, efectivamente, y me parece que
6sta es una enmienda del tipo de ellas que entran'
en' el marco del Programa de nuestro Partido, por-
que nosotros...
SR. FERRARA (ORESTES): (Interrumpiendo): An-
ti-liberales.
'SR. ROCA (BLAS) : Anti-liberal, precisamente, por-
que nosotros siempre decimos que toda libertad tie-
ne sus limitaciones. Esta Asamblea pone limitaciones
a la libertad, del mismo modo que el regimen sovi6-
tivo pone tambi6n limitaciones a la libertad.
Alli las limitaciones son' de otro orden; son para
prohibir que se pueda propagar o hacer agitaci6n
en favor de la esclavitud de los pueblos, son para
prohibir que alli se pueda hacer propaganda en fa-
vor de la realizaci6n de la explotaci6n del hombre
por el hombre; son para prohibir que alli se pueda
hacer propaganda a favor de la discriminaci6n de
un hombre por otro, por motives de raza; son para
prohibir que alli se pueda hacer propaganda en el
sentido de restaurar las antiguas propiedades feu-
dales y arrebatar las tierras a los campesinos, que
el regimen sovi6tico reparti6 entire todo el pueblo...
,SR. FERRARA (ORESTES) : Divinamente, a lo Tor-
quemada; lo que yo pienso, es el bien universal; mi
fe es lo finico que hay que obedecer. i Muera el ad-
versario!
SR. ROCA (BLAS) : Si hubi6ramos votado por esa
Moci6n en cualquier otra ocasi6n, decia yo, porque
ella trata de defender el regimen representative y
democrdtico. Nosotros creemos que somos los mrs
celosos defensores del regimen' representative y de-
mocrAtico. Hay muchos que hablan del regimen re-







32 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


presentativo y democratico, pero en mi opinion no
lo entienden bien. Nosotros tenemos aparentemente.
en nuestra Repfiblica' y en' la Constituci6n que es-
tamos votando un regimen representative democra-
tico. Por lo menos, este es el titulo de la fachada de
nuestra Constituci6n; pero a poco que nosotros es-
carbemos en la vida pfiblica cubana, encontramos
que no hay tal representaci6n, ni tal democratismo
en nuestro regimen, desde el moment en que esa
representaci6n y ese democratismo no se refieren a
la voluntad de los ciudadanos libremente emitida,
sino a la cantidad de dinero que pueda aportar
cada ciudadanio. Una Asamblea de un Partido poli-
tico nomina candidates a Senadores del nfimero
uno o del nfimero dos, a un ciudadano y ya ese ciu-
dadano esth electo de antemano, por resoluci6n de
esa Asamblea. No se consult al pueblo; la Asamblea
ha decidido libremente quien es el Senador, sin' dar
oportunida da que se emitan sus votos, para saber
qui6nes deben ser los Senadores. Eso en mi opinion
no es democrAtico, pero mis anti-democratico toda-
via, es que hay partidos politicos, Asambleas que por
veinticinco mil pesos o treinta mil pesos, nomin'an
para Senador en el nimero uno o en el nufmero dos,
y ya desde ese moment, por medio del dinero, sin
la voluntad de la Asamblea, sin la voluntad del par-
tido, sin la volun'tad de ningfn ciudadano, emitien-
do su voto, tenemos un Senador. Eso no es demo-
cradia, ni represent. absolutamente nada en este
sistema. Nosotros defendemos consecuentemente has-
ta lo filtimo, el regimen representative y demo-
crAtico, hasta sus fltimas consecuen'cias, perfeccio-
n6ndolo hasta el extreme de que estas cosas no
puedan suceder en nuestro pais, para que se pueda
de verdad hacer un gobierno del pueblo, para el
pueblo y con el pueblo, que pueda interpreter lo
que nuestro pueblo de verdad quiere.
Esa es la raz6n fundamental de ser de nuestro
partido.
Algunos Delegados han' confundido, en algunas
palabras, el regimen sovi6tico con el regimen fas-
cista, agrupAndolos a los dos, en la misma deno-
minaci6n de "totalitarios". No es cientificamente
exacto este problema.
'SR. FERRARA (ORESTES): i Cientificamente!
SR. ROCA (BLAS) : El regimen sovi6tico es el r6-
gimen democratic, constituido precisamenrte por
Soviets, es decir, por Consejos, por Comit6s elegi-
dos desde la fAbrica, elegidos desde el pueblo, por la
libre emisi6n del voto de los ciudadanos, para que
los represented en sus intereses. Es el sistema de la
mas amplia auton'omia de estos Comit6s, es decir,
como si se dijera aqui, de Comites Municipales, por
circunscripci6n, para dirigir toda la vida econ6mica,
political y cultural de la naci6n.
Es por eso exactamente democrAtico, y es tan' de-
mocratico que es el finico regimen en donde mien-
tras mas pobre se es, donde mientras menos dinero
y menos medios econ6micos se tienen, mhs pueden ir
hacia arriba, en los escalones de este tipo de gobier-
n'o, subiendo los ciudadanos. Es tan democrAtico
este regimen, que en el Teatro de la Opera de Mos-
cfi no entran los grandes sefores industriales, no
entran los grandes propietarios de tierras y los
duefios de fabricas, sino que entran, directamente,


los obreros de las fabricas, las empleadas de los ca-
f6s, las pobres gentes que en todos los demhs luga-
res ricos son' rechazadas, la gran gente libre del r6-
gimen sovi6tico...
SR. 'FERRARA (ORESTES) : C6mo quiere S. S. que
entren los demas, si los han matado a todos ? 'Quiere
S. S. que asistan los muertos?
SR. RoCA blast) : Desde ese punto de vista,
nosotros somos los defensores mas ardientes de la
democracia, consecuentes de que no s6lo mira a las
libertades pfiblicas, dino que tambien mira la las
libertades econ6micas, aspirando a una verdadera
democracia, en' que no haya explotadores ni explota-
dos, oprimidos ni opresores.
En el otro aspect, en el -aspecto de la plena
soberania national, tambi6n somos mas consecuentes
defensores de la plena soberania national. Hay en
nuestro pals infinitas gentes que piensan que, por
fatalismo hist6rico y por fatalismo geogrAfico, nos-
otros tenemos que estar normados por los dictados
de determinada potencia extranjera; nosotros cree-
ms que, por fatalismo hist6rico y por fatalismo geo-
grAfico ,nuestro pais y el pueblo son libres, son
completamente duefios de sus propias acciones. Si
otro pais quiere entrar en guerra, para ir a asegu-
rar los pr6stamos en otros pueblos de Europa, sa-
biendo que ellos se matarai', en una guerra homi-
cida en defense de sus colonies, que esos paises, en
defense de esos emprestitos, si quieren que entren:
nosotros defendemos la soberania national hasta el
extreme de que queremos incluso en estas cosas, que
todos los fatalismos geogrAficos y econ6micos de
nuestro pais, deben mantenernos fuera de la guerra,
porque entendemos que a la burguesia cubana, a to-
do el pueblo cubano, a los campesinos cubanos, a los
trabajadores cubanos, no les hace falta ir a combatir
en las trincheras, para matarse, defendiendo inte-
reses que no son los suyos.
Tenemos la experiencia del pasado, ten'emos la
experiencia del present y estamos por eso por la
plena soberania national, por el respeto a la pleni-
tud de la soberania national; pero nosotros somos
consecuentes con estas ideas; la soberania niacional
no es s6lo el himno y la ban'dera, ni la denominaci6n
geografica de Cuba: la soberania national es el do-
minio de la tierra cubana, es el dominio de las em-
presas que 2peran' en nuestro pais, es el dominio de
todo lo que constitute la riqueza national, la sobe-
rania national, ha de manifestarse tambien en nues-
tra moneda, en el control de los bancos, en todos los
6rdenes en que esta soberan'ia estA afectada; no te-
nemos soberania mas que de etiqueta y de nombre,
y en esta Constituyente por primera vez ino por
primera ves, sino por otra vez! estamos haciendo un
esfuerzo para coneretar esta soberania national en
tales preceptos, que nos asegure que una organiza-
ci6n como la Lonja de Comercio no pueda jugar con
esa parte de soberania, con una particular de esa so-
berania national como es nuestra moneda.
Estamos nosotros luchando contra toda manifesta-
ci6n que disminuya la soberania national; de aqui
que en este segundo aspect de la cuesti6n estemos
tambi6n nosotros witalmente interesados en poner
todo lo que pueda ser en defense de la soberania na-
cional. Por esto, planteando el asurnto desde este








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 33


aspect, nosotros podriamos haber votado la Enmien-
da, pero puesta a discusi6n en el moment en que
se ha hecho, envuelta la sustituci6n con otra En-
mienda aqui presentada, plantean'do el debate y vis-
to el peligro real de qui6n o quienes van a'interpretar
esos preceptos en el future lejano, a nosotros, que
estamos siempre tratando de no dejar portillos ni
puertas por donde se escape la libertad pdiblica, he-
mos votado que no, esta Enmien'da del Proyecto
Constitutional.
Creiamos, ademis de no ser el moment oportuno
para plantearlo, que por otro lado en los preceptos
constitucionales ya aprobados, y en los que estan por
aprobar y que seguramente merecerdn la aprobaci6n
de esta Convenci6n, estan contenidos estos concep-
tos. Muchas gracias.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Zaydin, para explicar su voto.
Sn. ZAYDIN (RAM6N) : Seior Presidente y seiio-
res Delegados: Los Delegados a la Convenci6n Cons-
tituyente del Partido Acci6n Republicana, hemos vo-
tado que si la Enmienda formulada por el senior Al-
varez, porque ella conviene con una base de nuestro
program sometido a la consideraci6n' del pueblo
cubano en las elecciones para Delegados a la Con-
venci6n Constituyente de 15 de Noviembre, y en el
cual se formula en la forma siguiente: "Se declaran
ilegales las organizaciones de cardcter politico que
pretendain cambiar el sistema de gobierno..."
Pero, estimo que por la forma en que el debate se
ha desarrollado, por las posturas que a nombre de
la libertad se han adoptado, precisa al Delegado
que tiene el honor de dirigirse a la Asamblea y a
sus compafieros, expresar cu6les han sido los prin-
cipios que inspiraron a la Asamblea Nacional de
nuestro partido para formular como una de sus ba-
ses en el program, este principio.
Pareceria extrafio que nadie pudiese discutir que
un' precepto constitutional que va a garantizar el
respeto al regimen democritico y representative del
gobierno, que la soberania national necesitase de una
explicaci6n. Bastaria para ello recorder la convo-
catoria hecha por Ley del Congreso para la reunion
de esta Asamblea Constituyente, que precisamente
fij6 como un'a norma invariable, que no se podia
variar, la forma de un Gobierno representative y de-
mocratico, y mis tarde, cuando esta Asamblea apro-
bara la modificaci6n del Articulo 115, precisamen-
te, estableci6 alli su respeto al regimen democratic
representative de Gobierno.
Y si esto es asi, y un articulo de la Constituei6n
como es el que ha propuesto el senior Alvarez, dis-
pone la prohibici6n de toda organizaci6n political
que vaya contra el regimen democratico representa-
tivo de 'gobierno, no estamos haciendo los que he-
mos venido aqui, mas que cumplir con un precepto
de la Constituci6n que hemos aprobado, y que es el
que impone como obligaci6n al respeto y al cumpli-
miento de la Constituci6n y de la Ley. Por consi-
guiente, aquellas organizaciones political que ten-
diesen en algfin modo a amenazar el regimen de-
mocritico representative de gobierno, serian las que
se colocasen por si mismas fuera de la Constituei6n,
y al colocarse fuera de la Constituei6n, seria una


organizaci6n' illegal e ilicita, que indiscutiblemente,
ipso facto, sin necesidad de una Ley, habria de es-
tar excluida.
'Estamos olvidando lo que es el regimen democri-
tico, estamos olvidando que el regimen democr6tico
esta unido a la Constituwi6n, y la Constituci6n no es
mas que un conjunto de inormas de un estado de
derecho, que la Constituei6n tiende a afianzar.
Bastaria considerar algo mias, que el r6giinen de
gobierno democratic sustanciado al estado de de-
recho, que aquellas constituciones como la de la Re-
publica Socialista Sovi6tica, no son Constituciones
como las del tipo del estado de dereeho, sin'o que
son Constituciones extra-juridicas, porque para ellas
el Estado no es mas que un instrument y no una
organizaci6n de car6cter orginico, para la funci6n
preeisamente de tales y cuales derechos o relaciones
existen entire los ciudadanos, las organizaciones y la
Constituei6n. Pero se ha dicho que este principio lle-
vado a la Constituei6n, si en la misma. Con'stituci6n
se establece, es peligroso, porque pone en manos de
gobiernos poco respetuosos de la Constituci6n y las
leyes, un arma peligrosa, de agresi6n, contra aque-
llos partidos que no est6n de acuerdo con sus ideas
y que los combaten con sus procedimientos, y el ar-
gumento no deja de tener una base absolutamente
sofistica, no deja de descansar sobre premises com-
pletamente falsas, porque cuando un' gobierno de
cierto tipo no pueda dentro de un regimen democra-
tico representative, permitir una Oposici6n, es por-
que son gobiernos resquebrajados, sin opinion pfibli-
ca, y entonces utiliza como element para sosteiner-
,e de la fuerza material, y la fuerza no ha sido nun-
ca respetuosa de la Constituei6n y de las leyes.
Por consiguiente, no es un precepto que nosotros
hemos de pon'er en manos de los Gobiernos tirdnicos,
dictatoriales para perseguir a los partidos de la Opo-
sici6n; no es por eso, sino por aquellos que la his-
toria como la nuestra, han dejado escrito con hue-
Hlas de sangre. Se habla much de la libertad; se ha
hablado de la libertad. Bastaria recorder aquella
e1lebre frase de Madame Rolland: "Oh libertad, li-
bertad, libertad; cuantos crimenes se cometen en tu
nombre!," cuantas falacias, cuantas mentiras se co-
meten en' tu nombre, c6mo sirve para conjugar el
vocablo y traer y despertar sentimientos en las ma-
Qas populares cuando el pensamiento rec6ndito esta
mostrando su verdad y cuando los procedimientos
y las conductas est6n sefialando otros derroteros. No
hablemos tanto de la libertad y cultivemos la libertad;
pero no la libertad de la anarquia, no la libertad de
la licencia, que se transform, precisamente, para
vivir en esa libertad que piden algunos convencio-
hales, y tendremos que volver al estado de natura-
leza; pero cuando los hombres se organizan en la
sociedad civil y al trav6s de las formulas del dere-
cho, precisamente, la Constituci6n, al crear el es-
tado de derecho lo primero que tiene que hacer
para garantizar el ejercicio de la libertad, es regula-
rizarla, porque el ejercicio del derecho de un hom-
bre puede afectar al ejercicio del derecho de los
demas, y de ahi las Constituciones y las leyes para
regular, para regir, para normar el ejercicio de
la libertad, y aqui mismo, en un precepto de tanto
alcance, como aqu6n que se ha consagrado a la libre
emisi6n del pensamiento, los convencion'ales todos no








14 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


tuvieron reparo, no pusieron obstLiu'los ni vencieron
escrfipulos de ninguna clase para ponerlo, cuando
fuera contra la paz, y bien'!, aquellas organizacio-
nes political que atentan al regimen democrktico de
gobierno o que vayan contra la soberania national,
no estan perturbando al pais, no estan yendo con'tra
la paz, no estin engendrando movimientos sedieio-
sos que alteran y perturban el orden social estable-
cido en la Naci6n, al amparo de la Constituci6n. En-
tonces, por qu6 hablAis de que se esta restringiendo
y frenando la libertad cuando por aquella libertad
de los pueblos todos ban luchado, en todas las gene-
raciones, por conquistar la libre emisi6n del pen-
samiento, y que se ha enten'dido necesario, no por
esta Convenci6n Constituyente, sino por todas las
Constituciones de los pueblos democrAtico-liberales
la necesidad de limitarla, cuando vaya contra la
honra de las personas y contra el orden social y con'-
tra la paz pfiblica, ah! Pero que es que la libertad
misma, para poder gozar de la libertad, es necesario
regularly, normarla. No entendia en el dia de ayer
el Convencional sefor Ferrara, la Constituci6n
nuestra en donde se formulaban' preceptos que fue-
sen a proteger a la familiar, a proteger al trabajo
y a la propiedad por parte del Estado, y era porque
se mantenia en el criterio individualista, no en aquel
criterio contemporfneo del liberalism que va to-
mando un contenido orgAnico y vital enr las races
econ6micas y sociales de la vida national, de aquel
tipo de Estado de hace un siglo, en que el individuo
se ereia el centro de todas las constelaciones, de to-
dos los mundos, de todos Is planets y de todos los
sat6lites, en que el Estado era un' gendarme, en que
se practicaba el viejo aforismo: Dejar hacer, dejar
pasar.
lPor eso es ficil soltar adjetivos, calificativos, pa-
labras al aire, pero esta clase de materials que tienen
todas una entrafia conceptual, una t6cnica juridica
y un teenicismo cientifico, merecen por nuestra parte
que no abandonemos n'unca ni esa t6cnica ni ese 16-
xico cuando hablamos, porque no es produciendo es-
pejismos populares, aprovechAndonos de aquella in-
cultura en que las masas sccial'es pueden estar como
consecuencia precisamente de la falta de cumpli-
miento, con' los fines esenciales del Estado, vaya a
producer en ellas hondos estados de perturbaci6n y
de confusiones que traigan aparejadas concepciones
ut6picas, equivocadas que provocan los grandes ca-
taclismos, al ver la realidad del hecho econ6mico-
social confront las diferencias que hay entire lo que
se ha dicho y lo que les dieron a entender, ante las
frases estereotipadas, ante las frases de ritornello, de
manubrio de organillo de aquellas otras que la rea-
lidad nos da como hecho significativo de 'a vida mis-
ma. El derecho que no es mAs que la vida, el derecho
que no se nutre mAs que de las raices de la vida,
no puede ser expresi6n real cuando abandon la vida
misma y por eso es que nosotros, no con un concept
totalitario del Estado, sino por un concept human,
por un concept social y econ6mico del in'dividuo
para protegerle, para defenderle, y para conservar-
le su libertad civil, hemos propiciado en las sesio-
nes de la Comisi6n Coordinadora todos aquellos pre-
ceptos de la Secci6n de Trabajo, de la Secci6n de
Familiar y Cultura, de la Propiedad, que tiendan a
darle una consistencia, una eniergia, una autonomia
y una vida al individuo.


Yo, conjuntamente con mis compaieros de Ac-
ci6n Republicana, pedimos la palabra en contra y
hubi6ramos votado en contra de la enmienda del
senior Casanova; pero entire esa enmienda y 6sta,
hay una notable diferencia. Nosotros hubi6ramos vo-
tado en contra de ella porque nosotros si somos ene-
migos de todo lo que pueda ser un sistema de per-
secuci6n, y, ademis, porque el Partido Uni6n Revo-
lucionaria Comunista habia planteado que esa enmien-
da iba contra su organizaci6n, y a mi me sorprende
y me ha sorprendido que no votaran esa enmienda,
a pesar de la explicaci6n dada por el senior Roca.
SR. ROCA (BLAS) : Ya expliqu6 por qu6.
ISR. ZAYDIN (RAM6N) : Ya he oido. Yo he examina-
do y he leido el Programa del Partido Uni6n Revolu-
cionaria Comunista y de comunista no tiene mas que
el nombre...
ISR. ROCA (BLAs): Va hacia el socialismo.
SR. ZAYDIN (RAM6N): A juicio del senior Roca.
No basta decir las cosas. Cuando oigo al senior Roca
estoy traspuesto a la Rusia Sovi6tica, y cuando leo
el pro-grama de Uni6n Revoluciornaria Comunista en-
cuentro una disparidad notable, extraordinaria, en-
tre lo que 61 expresa y lo que dice el senior Roca en
su discurso...
SR. ROCA (BLAS): 4Me permit el senior Zaydin?
Dos palabras solamente: es que en Cuba estamos en
el moment en que hay que luchar por la complete
independencia n'acional, por la construcci6n de una
economic propia, por la ereaci6n de una burguesia na-
cional en un regimen democritico que abra las vias
del desarrollo hacia el future de nuestro pais en mar-
cha.
ISR. ZAYDfN (RAM6N) : Bien. Pero, por eso mismo
yo puedo mantener, como manten'go con el program
eni la mano y constatindolo con los discursos del Sr.
Roca, las masas populares que le escuchan estan escu-
chando un program, estin escuchando una afirma-
ci6n, escuchando un'a ideologia completamente dis-
tinta a la que el program del PURC ha presen-
tado ante el Tribunal Superior Electoral, y con el
cual ha concurrido precisamente al mismo.
SR. ROCA (BLAS): Estamos defendiendo cada pre-
cepto de la Constituei6n por el Programa que esti
en el Tribunal Superior Electoral, y es el que hemos
dado a las masas en quinien'tos mil ejemplares antes
de las elecciones.
SR. ZAYDiN (RAM6N): Pero eso no quita para que
aqui constantemente el senior Roca nos est6 hablando
en un lenguaje, en un 16xico y est6 empleando una
t6cnica que presen'ta el desarrollo de un program
comunista, cuando yo sostengo que el Partido Uni6n
Revolucionaria Comunista dista much de ser comu-
nista, y es que 6stas son las contradicciones de nues-
tra vida pfiblica, 6stas son las contradiceciones que
se viven en' Cuba: se predica una cosa, se practice
otra. Pueden ser 6sas tambi6n cuestiones de tetica,
puede ocurrir eso mismo en los campos de la libertad,
en los campos de la democracia, porque no hay par-
tido Comunista, no hay partido verdaderamente so-
cialista que mantenga la expropiaci6n de la propie-
dad privada mediante pago como mantiene ese Par-
tido. Adem6s, afn cuan'do se haya querido defender







DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 35


al regimen sovi6tico de no ser totalitario, el regimen
sovi6tico lo es totalitario como lo es el regimen na-
zista y el regimen fascist, que ban creado un partido
finico por una concepci6n metafisica de la naci6n,
mientras que el estado totalitario de la Repfiblic So-
vi6tica, ha creado el partido finico del proletariado
y el campesin'ado; pero en el que el proletariado es
el que dirige y control a las masas campesinas; pero
no hay mas que un program finico, y el program
del Partido Uni6n Revolucionaria Comunista man-
tiene precisamente algo que es propio de las de-
mocracias: el respeto a las minorias, no solamente en
el enjuiciamien'to de los heehos sino tambien en la
formaci6n de los partidos y en los cargos, en la repre-
sentaci6n del Estado, la Provincia y el Municipio.
Es decir, admite la concurrencia de todo regimen puro
y democrdtico que pueda representar a su vez el sen-
timiento popular.
Ese Partido Uni6n Revolucionaria Comunista, aun-
que se vista de comunista, dentro del program no es
tal Partido. PodrA serlo en un futuro...
SR. ROCA (BLAS) : Yo le decia al senior Zaydin que
lamento extraordinariamente que esto sea una expli-
caci6n de voto, porque no podr6 replicarle luego.
SR. REY (SANTIAGO) : Sr. President: Ya 6sto no es
una explicaci6n de voto; esto es una cosa nueva y ra-
ra, una pol6mica.
iSR. ROCA (BLAs): A mi me satisface extraordina-
riamente lo que esti diciendo el senior Zaydin.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Yo le permit todas las in-
terrupciones que S. S. me haga.
iSR. ROCA (BLAS) : Pero es que la Presidencia no me
las permit.
'SR. MUJAL (EUSEBIO) : Sr. President, para una
cuesti6n de orden pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Mujal.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Sr. President y sefiores De-
legados: el senior Zaydin esta explicando su voto. Yo
habia pedido la palabra porque quiero contestar alu-
sion'es personales. Yo le ruego a la Piesideneia que
exija al senior Zaydin que concrete su explicaci6n' de
voto, para poder proceder a la contestaci6n de las
alusiones personales, porque si no vamos a star
hasta las diez de la noche, los compaiieros se van a
cansar y yo voy a pedir que se pase lista, o la sus-
pensi6n del debate, porque cuando me hizo las alu-
siones el senior Alvarez era el moment para con-
testarlas, y no a las cinco horas, cuando ya nadie se
acuerda de lo que pas6.
Yo ruego a la Presidencia que pida al senor Zay-
din que explique su voto de manera concrete.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): La Presi-
deneia traslada el ruego al senior Zaydin.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Yo estoy explicando mi vo-
to de manera concrete; pero como yo soy un viejo
parlamentario que acostumbro a escuchar a todo el
mundo, suelo precisamente no interrumpir; pueden
interrumpirme muchas veces, porque aunque se est6
en el desarrollo de una tesis, una interrupci6n me
complace. Cuando a mi se me pide una interrupei6n,


no me molesta, me agrada, porque quiere decir que
las palabras mias gustan, que a alguien interesan.
Pobre y triste es cuando se habla y no hay nadie
que escuche.
Decia Ortega y Gasset que los que n'o saben escu-
char son los que no saben razonar.
Yo he escuchado a todos los Delegados y no he
interrumpido a ninguno. No he intervenido en el
debate, que ha sido largo, y que por mi parte habria
podido ser mis largo, porque creo que nosotros esta-
mos aqui para ventilar estas cuestiones.
Tambien Ortega y Gasset decia que los enemigos
de ela palabra suelen ser precisamente loB que no son
capaces de dominarla, y al hombre se le ha dado
la palabra para poderse distinguir de los demds y
comunicar sus pensamientos.
SR. MUJAL (EUSEBIO): Permitame S. S. Esa c-
tedra ha sido para mi, o ha sido general?
SR. ZAYDIN (RAM6N): Ha sido general. Yo no
singularizo; yo generalize.
Decia ademis que no comprendia c6mo se podia
eneontrar que era antidemocrftieo y antiliberal un
precepto por el cual se prohiben' las organizaciones
political que atenten a la soberania national. Ni a
nombre del principio liberal, de ese principio liberal
individualista que yo he oido expresar por labios de
los sefiores Conveneionales, se puede estimar que
inclusive un partido anexionista pueda tolerarse y
permitirse en la Repfiblica de Cuba a nombre de la
libre emisi6n del pensamiento. Es aqui donde se ha
tocado una cuesti6n medular. Tanto que hablamos
nosotros de nacionalizar a Cuba, de eubanizar a Cu-
ba, y lo primero que nosotros tenemos que fijarnos
muy bien es en la integraci6n de todos aquellos fac-
tores que nos den la unidad national.
Grave mal fue para Cuba la Enmienda Platt,
porque cre6 en los cubarnos el complejo de inferio-
ridad de career que en el extranjero habrian de re-
solverle todos sus problems y no resolverlos por si
mismos.
Propagandas se crearon muchas y se mantuvie-
ron propaganda anexionistas en nuestro pais, que
toleraron afios y afios y que fueron perturbando la
con'ciencia national, y yo pregunto si a nombre de
la libre emisi6n del pensamient podrian tolerarse en
Cuba campafas que fuesen contra la independence
y contra la soberania de la Repfiblica?
SR. FERRARA (ORESTES) : Si lo permiti6 Espafia,
Sport qu6 no lo vamos a permitir nosotros? Yo pro-
hibiria la propaganda separatist.
ISR. ZAYDfN (RAM6N) : Espafia, permitame el se-
fior Ferrara, no permiti6 la campafia. Di6 una fa-
mosa sentencia el Tribunal Supreme Espafiol; pero
eso no fu6 Espaia; porque no rigi6 nunca.
SR. FERRARA (ORESTEs): Eso era la ley, era la
justicia.
SR. ZAYDIN (RAM6N): No rigi6; no rigi6 nunca,
senior Ferrara; precisamente ahi estf llena de ejem-
plos la historic: la Cabaia, las prisiones militares,
las cerceles de Cuba, que estuvieron llenas de aque-









;6 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


llos periodistas, que muchos de ellos pagaron con su
vida y a otros los llevaron a exilarse, por man'tener
sus ideas separatists.
,Hubo un cubano, Juan Gualberto G6me4 que,
condenado por esa propaganda, estableci6 recurso de
casaci6n ante el Tribunal Supremo espafiol, y 4ste
declare que el separatismo no podia ser opuesto a
una Constituci6n que, como la del 78, declaraba
la ilbre emisi6n del pensamiento; pero el precepto
que hemos aprobado no se opone a la libre emisi6n
del pensamiento.
SR. FERRARA (ORESTES): Como no...
SR. ZAYDIN (RAM6N): No; porque no hay orga-
nizaci6n political que, dentro del Estado, viviendo
la hospitalidad del Estado cubano, dentro de la na-
ci6n cubana., permit que se atente, que se conspi-
re, en delito de traici6n o lesa patria, contra la so-
berania nacional... Eso lo sabe el doctor Ferrara,
61 sabe que es un delito, castigado, incluso, en el C6-
digo de Defensa Social.
SR. FERRARA (ORESTES): S. S. se entusiasma; el
precepto dice cosa distinta; no hay nada de hospi-
talidad... El cubano, no el extranjero, el cubano,
puede pensar como le da la gana, y yo quiero, que
todo cubano, piense como le da su real gana.
;SR, ZAYDIN (RAMI6N): Asi que la propaganda
criminal la tolera el senior Ferrara? La propaganda
pornogrAfica ?
SR. FERRARA (ORESTES) : No.
ISR. ZAYDIN (RAM6N): 1Ah! Ino?... Eso no, por-
que va contra el individuo; pero cuando va contra
la Repfiblica, contra la naci6n entonces si? A nom-
bre de la libertad de pensamiento.
I Es que olvida el senior Ferrara que en la propia
Constituci6n de 1901 el articulo 25 ha limitado la
libre emisi6n del pensamiento cuando son actos con-
tra la soberania, contra la seguridad del Estado y
contra el orden social?... Y el senior Ferrara pre-
tende que si es una organ'izaci6n political la que
vaya contra la soberania national, por ser una or-
ganizaci6n political no estd cometiendo el delito de
traici6n contra la Repfiblica y por tanto aqui se estA
limitando la libre emisi6n del pensamiento.
SR. FERRARA (ORESTES): Es distinto cuando se
pasa a los hechos.
.SR. ZAYDIN (RAM6N) : 1Y la organizaci6n politi-
ca cuya finalidad es la destrucci6n de Cuba, ese or-
ganismo, que no podemos permitir, es lo que vamos
a autorizar a nombre de la libertad?... Amplio, ad-
mirable, maravilloiso concept de la libertad, que
repudia la conciencia, que repudia la propia con-
ciencia de la Repfiblica de Cuba.
ISR. FERRARA (ORESTES) : En' political no hay mAs
que dos tendencies: hacia la libertad o hacia la ti-
rania... No hay t6rminos medios.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Pero si estamos jugando
con las palabras, estamos jugando con los concep-
tos... El senior Ferrara, que-es un hdbil parlamen-
tario, sabe perfectamente que la libertad de que esta
hablando esta regulada en todos los C6digos y las
Constituciones.


,SR. FERRPARA (ORESTES) : Regulada... Cuando la
libertad esti regulada no es libertad ya.
SSR.e ZAYDIN (RAM6N) : Pero, entonees, busted
quiere volver al estado de naturaleza?... No vamos
a vivir como Robinson Crusoe en su isla; donde
quiera que nazca una agrupaci6n de hombres y hay
una sociedad civil, sabemos que es necesario garanti-
zar las relacionres entire esos hombres, para que unos
no puedan buscar de los otros a nombre de la li-
bertad, porque la libertad de uno comienza donde
terminal la de los demas.
iAh! No podemos ir a la exageraci6n... Tenemos
que normalizar la libertad dentro de su concept
puro.
Por eso es que nosotros, los Delegados de Ac-
ci6n Republicana, Delegados que hemos demostra-
do en todos los moments de nuestra vida piblica
nuestro amor a la libertad, nuestro amor a la'
leyes, que nos hemos opuesto a todos los atentados,
siempre ,en contra de las libertades pfiblicas, contra
la democracia representative de gobierno, contra la
soberania national, nos hemos pronuniciado a favor
de este precepto, porque no es mIs que un precepto,
precisamente, democrhtico liberal, que mantiene el
respeto que, dentro de las organizaciones civiles y po-
liticas, como el Estado cubano, deben merecer to-
dos los que conviven', cubanos o no...
SRA. ERNXNDEZ DE LA BARCA (ALICIA) : Sr. Pre-
sidente: Estimo que lo que estA diciendo el senior
SZaydin es tan interesante, y como quiera que ain
faltan algunos compafieros para contestar a alusio-
Snes personales y yo dudo del quorum, estimo que de-
bemos posponer la continuaci6n' de la sesi6n hasta
mariana, para que el senior Zaydin pueda seguir
usando de la palabra.
ISR. ZAYDIN (RAM6N) : Si la sefiora HernAndez du-
da del quorum, debe pasarse lista y continuar6 des-
pues...
;SRA HERNANDEZ DE LA BAROA (ALICIA): Sr. Pre-
sidente: Despues que termine el senior Zaydin. Pre-
eisamente queria que todos oyeran al senior Zaydin.
'SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Con'tinfe el
senor Zaydin.
SR. ZAYDfN (RAM6N) : Yo, respetuoso para la Pre-
sidencia, voy a continuar en la explicaci6n; desean-
do, tambien, ser gentil con la compafiera Delegada,
voy a tratar de abreviar la exposici6n de mis ra-
zonamientos de este voto, lamentando n'o haber apro-
vechado aquellas otras oportunidades.
Decia yo que hay diversas formas, m6todos, mo-
dos, prActicasde atentar contra un regimen demo-
cratico, y que los hay tambi6n para atentar contra
la soberania national.
El avan'ce cientifico de la t6cnica ha creado en el
mundo tantas modalidades, tantas innovaciones, que
ya no son, las de los tiempos casi presents que se
suelen utilizar o que se suelen emplear; hay una
tactica que perfora mas a la contextura de los Es-
tados democraticos, hay un procedimiento y un'a t6c-
nica, que, aprovechandose precisamente de todas las
garantias individuals que consagran las Constitu-
ciones liberals democraticas, van dirigidas preci-








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 37


samente para destruir los regimenes democraticos re-
presentativos.
La historic con'temporinea de la guerra que se
est6 desenvolviendo en Europa, nos demuestra como,
al amparo de Constituciones de la post-guerra, Cons-
tituciones democritico liberals con cierta modali-
dad socialist, en una, o en una sola, la de Weimar,
de 1928, de tipo socialist, se han utilizado por los
en'emigos de la democracia, de la libertad, de los
gobiernos representatives democriticos, en el ejer-
cicio. precisamente de todos los derechos individuals
para atentar, para destruir, los Estados democra-
ticos.
Y yo pregunto, y esta es una pregunta que me
he hecho a mi mismo, durante muchas veces, re-
cordando un articulo que apareciera hace algdn tiem-
po en una revista americana, en un' magazine ama
ricano, consagrado siempre a la defense de la li-
bertad... El articulista decia: Liberales contempo-
rineos, a nombre de la libertad, hacen coqueteos,
flirtean con los Partidos, con los hombres y los Par-
tidos de tendencies radicales, a inombre de la li-
bertad, a nom'bre de los principios liberals permi-
ten que las organizaciones fascistas, naxistas, comu-
nistas, todas aquellas que tienden a una reestructu-
raci6n no juridica, no econ6mico social del Estado,
sobre un' tipo de arquitectura completamente distin-
ta de la de los regimenes democriticos, que aprove-
chen todas esas garantias individuals que se dan
para el ejercicio de la libertad, y ellos asi se sienten
satisfechos, ellos asi se sienten orgullosos, ellos asi
no ven que cuando llegue la hora de la agresi6n, la
hora de la acometividad, la hora de la cruzada, ellos
son los primeros en desaparecer. Enton'ces gritan,
entonces huyen despavoridos, entonces claman tam-
bi6n en nombre de la libertad contra esa dictadura.
Y les pasa algo muy comun a todos estos hombres
y a todas estas organizaciones, que no saben a tiem-
po aprestarse a la defense de los propios intereses
que representan. Es muy legitima la defense de la
libertad, pero es necesario educar a los hombres pa-
ra el ejercicio de esa libertad, y es necesario tambien
protegerse contra los que a nombre de la libertad se
colocani frente a la propia libertad, y asi como el
propio Estado decia en la revista norteamericana
que no puede ser tachado de reaccionario, que no
puede ser tachado de conservador, que no puede ser
tachado de antiliberal ni antidemocrAtico -decia-
asi como el propio Estado, asi como la sociedad
debe garantizarse por su sentido de defense social
contra los que atenten contra el pais, contra los cri-
minales que se coloquen al margen de la sociedad,
como enemigos de la misma, adoptando procedimien-
tos de seguridad, asi tambien por qu6 los elements
democrAticos liberals para la defense de sus ideas
no han de adoptar algfin sistema de seguridad que
no sea persiguiendo, que no sea atropellando, que
no sea conculcando derechos?
Y es que para que se pueda mantener la libertad,
para que se puedan mantener esos regimenes libera-
les, el Partido Acei6n Republicana tiene esta otra
concepci6n:
Es necesario que el liberalism ino se mantenga en
su torre de marfil. El liberalism, product del si-
glo 19 tiene como fruto hermosisimo de todas estas


cosas la consagraci6n del derecho y la consagraci6n
del derecho de la tecnica industrial, porque la propia
tecnica industrial ha hecho avanzar a la humanidad
en tales proporciones que no se pudiera medir en el
tiempo y en el espacio, porque la human'idad ha pro-
gresado en el siglo 19 y en esta parte del siglo XX
en comparaci6i' con lo que la humanidad progress
no ya en la edad anterior al mismo, sino en los 18
siglos anteriores podria establecerse una ecuaci6n
progresiva geom6trica. Y es ese progress, es esa t&e-
nica, es esa comunicaci6n de los hombres, no ya a tra-
ves del periddico impreso, no ya a traves del tel6-
fono, con sus conversaciones internacionale4, sino
a trav6s del radio, que no se puede calcular hasta
donde por este medio de progress llegan las ideas que
por ese sistema se trasmtien, que llegan al bohio del
guajiro que esta en el pico de Turquino, en las sel-
vas mAs intrincadas alli en las regions del Africa;
el radio, que al trav6s de la diversificaei6n de todos
los idiomas va comunicando dia a dia todas las ideas,
todos los pensamientos y va poniendo en estado de
compenetraci6n a todos los hombres con motive de to-
dos estos acontecimientos. Este liberalism tiene que
abandonar esa concepci6n individualista, tiene que
abandonar esa inspiraciOn filos6fica que lo hace man-
ten'erse dentro del principio para llegar a tener un
contenido econ6mico social y politico para que en
el mafiana se resuelvan los problems de las gran-
des tragedies econ6micas que sacuden a la huma-
nidad, elevando el concept y los principios y dando
oportunidad a los hombres precisamente para que
pueden' gozar del bienestar individual que sea equi-
parado al bienestar colectivo.
Es alli, resolviendo los problems del campo agra-
rio cubano, que se encuentran todavia como en los
tiempos de la colonia; es alli resolviendo contra los
que puedan destruir las organizaciones y monopolies
que vengan a mantener la especulaci6n mediante la
cual se agarrotan los intereses legitimos de los que
trabajan y viven de su propio esfuerzo; es una Cu-
ba para los cubanos dentro de un concept clasifica-
do por otro concept que es una estructura de su
propio derecho, sin ir a buscar al extranjero m6-
todos ni ejemplos ni ensefianzas.

Los pueblos construyen asi su propia economic
social y encuentran sus elements de vida como el
liberalism podr6 garantizar una libertad civil y no
con la palabra ni con los versos de sus poetas, ni
con los discursos n'i con los cantos a las bonanzas, es
como se pueden mantener? No, los pueblos actual-
mente ya no ereen en palabras sino en hechos. iNo!
los pueblos de hoy crean una libertad en defense de
esa misma libertad que ellos quieren defender social,
econ'6mica y political. Esa es la aspiraci6n del Par-
tido Acci6n Republicana.

ISR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se ha pe-
dido un pase de list.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Yo le rogaria a la docto-
ra Alicia Hernindez que no insistiera en su petici6n,
para no tener que encontrarnos mafana con estas
alusiones personales.

SRA. HERNANDEZ DE LA BARCA (ALICIA): Muy
bien







38 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Mujal.
,SR. CHIBIs (EDUARDO) : Es que las explicaciones
6stas no deben durar mrs de cinco minutes, segin
moci6n aprobada.
,SR. MUJAL (EUSEBIO) : Voy a ser extraordinaria-
mente breve y reclamo de los compafieros conven-
cionales la mayor atenci6n, porque no tengo la fra-
se elegant y siempre eloeuente en cualquier con-
cepto que defienda, del doctor Zaydin, para que
la atenci6n de los sefiores Delegados sea complete.
El senior Alvarez, siguiendo ya de por si su cos-
tumbre, a una series de ruegos que le hacia con
toda sinceridad y con todo el afecto de compafero
a compafiero, contestando a mi criterio, tratando de
demostrar que la intenci6n que 61 tenia no era la
misma intenci6n que la del senior Casanova, de re-
pente, como si le molestara algo ignorado, como 61
acostumbra en muchos casos, se levant airado para
llamarme algo que a mi no me molesta extraordina-
riamente si no llegara envuelto, lo mismo que cier-
ta campafia que se hace por la prensa, desde hace
various dias, el deseo de que cuando se discutan las
cuestiones sociales aparezcamos determinados dele-
gados en situaci6n especial, ya que tenemos cierto
criterio distinto y contrario, al de ciertos sefiores.
Yo quiero contestar al senior Alvarez que no soy
comunista ni comunista aut6ntico ni autintico comu-
nista, soy bastante duefio de mi mismo para renun-
ciar a este Partido en el cual cooper y labor como


el que mAs y acato y respeto sus estatutos y sus
acuerdos como no lo hacen otros convencionales au-
t6nticos, me inscribiria en las filas del Partido Uni6n
Revolucionaria Ccmunista, exactamente, igual eomo
cualquiera otro ciudadano miembro de ese Partldo.

Esa forma de querer alterar las cosas y presen-
tar los problems desde distintos fngulos, es una
forma peculiar del senior Alvarez, y de contestar las
cosas de manera incorrect cuando se le hacen rue-
gos o cuando se le plantean cuestiones correctisi-
mas.
Yo en honor de la propia dignidad de nuestro
Partido, del cual soy celoso y ferviente partidario,
no quiero agriar estas alusiones personales, sino de-
cir la raz6n que aduje y segundo, que mi defense
en pro de las leyes nacionales, mi defense de la ley
del 50 por ciento y una series de leyes nacionales,
me ponen al margen de ese concept especial que
ha tenido el senior Alvarez conmigo y que en cambio
no podria decir exactamente lo mismo el senior Al-
varez, y como no quiero hacer frases, es convenient
que el senior Aurelio Alvarez sepa de ahora en ade-
lante, para llamar a las cosas tal como son, que di-
remos que tambien en el seno de nuestro Partido
hay muchas personas reaccion'arias disfrazadas con
el ropaje de autinticos.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN) : Se levanta
la sesi6n.
(Eran las 9 y 40 P. M.)




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs