Group Title: Convencion constituyente
Title: Diario de sesiones de la Convención Constituyente
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072605/00032
 Material Information
Title: Diario de sesiones de la Convención Constituyente
Uniform Title: Convención constituyente
Physical Description: 2 v. : ; 32 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba
Publisher: P. Fernandez?
Place of Publication: Habana
Publication Date: 1940?]
 Subjects
Subject: Politics and government -- Cuba -- 1933-1959   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
General Note: At head of title: Republica de Cuba.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072605
Volume ID: VID00032
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002572573
oclc - 03161278
notis - AMT8899
lccn - 41000702

Full Text



oL ..CAD C

a







DIRIO DE SESIONES
DE LA
CONVENTION CONSTITUYENTE

VOL. 1 LA HABANA NUM. 32

SESSION TRIGESIMA SEGUNDA.-8 DE MAYO DE 1940
EXTRAORDINARIA
(CONTINUACION DEL D1A 4)

President: Sr. Ram6n Grau San Martin

Secretary : Sr. Emilio Ochoa Ochoa
Secretaries: Sr. Emilio Nuinez Portuondo

SUMARIO

A las cinco p. m. la Presidencia reanud6 la sesi6n. La Asamblea se puso de pie, a propuesta del senor
Chibas, como homenaje a la memorial del senior Antonio Guiteras, por cumplirse en el dia de
hoy el aniversario de su muerte. Mensaje de p6same al sefor Delegado Capablanca, por fa-
llecimiento de su sefor hermano.-Lectura de una Moci6n suscrita par los ,senores Delegados
Prio Socarris, Martinez Sienz, Marinello y otros, disponiendo determinadas reglas para la discu-
si6n de enmiendas y votos particulares, asi como las Mociones y Proposiciones que se someten a la
consideraci6n de la Asamblea, la cual fu6 aprobada.-Lectura del articulo treinta y tres y varias
enmiendas, sustitutivas y modificativas del mismo, remiti6ndose a la Comisi6n de Estilo y a
propuesta de su autor y de conformidad con la Moci6n antes aprobada, una enmienda suscri-
ta por el sefor Delegado Alvarez de la Vega.-La enmienda del aesor Delegado Ferrara, sin
debate fu6 rechazada en votaci6n ordinaria.-Lectura de la enmienda sustitutiva del articulo
treinta y tres, suscrita por el senior Delegado Garcia Agiiero y otros del Partido Uni6n Revolu-
cionaria Comunista, la que fu6 rechazada sin mis debate, en votaci6n ordinaria. Despu6s de acla-
raciones de los sefiores Delegados Martinez Saenz, Marinello, Zaydin, Don, Guns Inclin y Cor-
tina, fu6 aprobado el articulo treinta y tres en votaci6n ordinaria.-Lectura de una enmienda
adicional- de los sefiores Delegados Garcia Agiero y otros, la que fu6 rechazada en votaci6n
ordinaria.-Igualmente fu6 rechazada una enmienda adicional del senior Delegado Boada.-Lec-
tura de una enmienda adicional del senior Delegado Casanova, que fu6 rechazada en votaci6n
ordinaria.-El senior Delegado Alvarez de la Vega solicit un receso, el cual fu6 aprobado por
la Asamblea en votaci6n ordinaria, suspendiendo 'l, Presidencia en tal virtud, la. sesi6n a las
nueve y veinte y cinco p. m.-Decursada la hora sefialada para la reanudaci6n de la sesi6n y no
habiendose hecho, se did por terminada la misma,







DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se reanu-
da ia sesi6n.
(Eran las 5 1'. M.).
SR. CHIBAS (EDUARDO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Chibas.
SR. CHIBAS (EDUARDO) : Para rogar a esta Asam-
bmlea Constituyente que con motivo de celebrarse
hoy el aniversario de un insigne revolucionario, so
permit a la delegaci6n de mi Partido, a la delega.
ci6rn del Partido Revolucionario Cubano (Autenti-
co), y a todos aquellos Delegados que quieran su-
marse a este tribute, que nos pongamos un minute
en pie en homenaje a la memorial de ese gran cu-
bano y revolucionario que se llam6 Antonio Gui-
teras.
(Los seitores Convencionales se ponen de pie).
SR. 'OCHOA (EMILIO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Ochoa.
,SR. OCHOA (EMILIO) : Para solicitar de la Asam-
blea acuerde maridar un telegrama al compafiero
senior Capablanca, de condolencia, por la muerte de
su hermano.
SR. PRESIDENT!' (GRAU SAN MARTIN): 6Lo acuer-
da asi la Asamblea?
(Sefiales afirmativas).
Acordado.
S- va a dar ctenta con una moci6n presentada a
]a Mesa.
(El Oficial de Actas lee).
A LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE
Los Delegado? quc suscriben, someten a la conside-
ra i6n de la Apamblea Constituyente, la sigijiente
MOCION
En 'a discusiIn de las enmiendas v votos part'-
(-ur res, asi como en 'as mociones y proposiciones so-
metida.s a la crnrsideraeion de la Asamblea, se ob-
servarAn las siiuientes reg'as:
PR.IMER.A.-N-( se permitirin interrupsiones,
preguntas y aclaraciones que no sean previamente
concedidas por el orador y autorizadas por el Pre-
sidonte. En ninlgna de estas ocasiones utilizara
'ni-n pregunte, interrumpa o. a-are. mas de dos
mn n1tos.
SEGUNDA.--Para respond a alusiones perso-
nales,, no se emplearAn por e1 a'udido mas de cinco
minutes.
TERCERA.-I as enmiendas que afecten al esti-
lo 6 redacci6n o las que se refieran a fusi6n, divi-
sion o separaci6n de articulos o de pirrafos den-
trr.' de un mismo artirulo o sintesis de concepts,
ser~a remitidas a 1a Ccmisi6n de Estilo, si despu&s
de zu-'ecifra a.si lo estimate la Asamblea Constitu-
yente o lo declare su autor.


Sal6n de Sesiones de la Convenci6n Constituyen-
te, a los ocho dias del mes de mayo de mil nove-
cientos cuarenta.
(Fdo.) Carlos Prio Socarrds; J. Martinez Sdenz;
Jnan Marinello; Josg R. Andreu; J. M. Cortina;
Joaquin Meso; Ram6n Zaydin.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): A discu-
si6n la Moei6n.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
el senior Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Para una aclaraci6n a
los sefiores autores de la moei6n. Interrupciones-for-
males, esta bien, conform; pero seria impossible,
anti-parlamentario e inconvenient, que se prohibie-
ran las interrupciones rdpidas, fugaces, en una
Asamblea de esta naturaleza.
SR. PRiO SOCARRAS (CARLOS): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Prio.
SR. PRIO SOCnRRAS (CARLOS): El caso que con-
templa el Conveneional Alvarez no esta ni prohibi-
do ni autorizado en ning6n Parlamento; es una cues-
ti6n que surge de momen'to y que no se podria pre-
cisar el tiempo que se autoriza porque siempre son
segundos. Por eso no consta en la Moci6n.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): A vota-
ci6n la Moei6n. tSSe aprueba?
(Seniales afirmativas).
Aprobada.
Se va a dar lectura a las enmiendas presenfaias
al articulo 33 del Dictamen.
(El Oficial de Actas lee).
ARTICULO 33.-E1 Habeas Corpus sera aplica-
-ble a todo aquel que est6 privado de libertad. Se
consider este recurso como uni examen global del.de-
recho del acusado a gozar de libertad, de acuerdo
con la Ley, y debera ser resuelto dentro del tercer
dia de su presenlaci6n. El Juez jurisdiecional de-
berA sustanciarlo, en todo caso, bajo pena de preva-
ricaci6n y decretar la libertad ain en el caso.que no
le haya sido presentado el detenido, dentro de los
tres dia. indicados, si estima prima facie que tie-
ne derecho a ella.
(Fdo.) Orestes Ferrara.
SP. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Seo'va .
dar lectura a otra enmienda.
(El Oficial de Actas lee).
A LA ASAMSBLEA CONSTITUYENTE
El Delegado firmante tiene el honor de propo-
ner a la Asamblea que el articulo 33 de la Seeci6n
Primera del Titulo Cuarto del Dictamiende la Co-
misi6n Coordinadora, quede redactado en la siguien-
te fornma:








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Articulo 33.-Todo detenido o preso sin las for-
malidades legalese debidas, sera libertado a su peti-
ci6n o a la de otra persona cualquiera, sin n'ecesidad
de poder ni direeci6n letrada, mediante un suma-
risimo procedimiento de Habeas Corpus ante cual-
quier tribunal ordinario de justicia requerido part
ello en el cual no podrd declinar su jurisdicci6n, ad-
mitir cuestiones de competencia ni dejar de dictar
irinediata preferpnte resoluci6n.
Toda persona privada de libertad respect de la
cual se haya librado mandamiento de Habeas Cor-
pus, sera presentada sin tardanza, al tribunal co-
rrespondiente, cualquiera que sea la autoridad, fun-
cionario, persona o entidad que la retenga, consi-
derandose nulas cuantas disposicion'es de cualquier
clase pueda oponerse a la presentaci6n y punible to.
do hecho que la estorbe y sujete a responsabilidad,
criminal, extensive a quienes por cualquier causa
coadyuvare a realizarlo, considerAndose tal heeho
como detenci6n ileal, sin perjuicio de la calificaci6n
mis grave que pudiera corresponderle.
'Cuaindo el detenido o preso fuere presentado, el
tribunal que conozea del Habeas Corpus decretari
la detenci6n del culpable o culpables del hecho, qnue
serii juzgado conform se expresa en el pArrafo an-
terior, disponiendose la libertad inmediata del do-
tenido o preso.
( El iltimo parrafo del articulo que se trata de
enmendar quedarh igual al del Dictamen).
,Saln de Sesiones de la Convenci6rn Conustituyen-
te, en la Habana a los seis dias del mes de mayo de
mil novecientos cuarenta.
(Fdo.) Aurelio A. Alvarez.
SR. ALVAREZ (ARELIO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Aurelio Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Dentro de la Moci6n que
acaba de aprobar la Asamblea, esta enmienda susti-
tutiva formulada por el que habla, debe pasar a 1li
Comisi6n de estilo.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Se acuer-
da lo propuesto por el senior Alvarez?
(Seiales afirmativas).
Aeordado.
Pasarh a la Comisi6n de Estilo.
Se va-a dar lectura a otra enmienda.
(El Oficial de Actas lee).
A LA CONVENTION CONSTITUYENTE
Los Delegados que suscriben, proponen como En-
mienda al Articulo 33 del Dictamen de la Com'si66
Coordinadora, la siguiente:
El HABEAS CORPUS sera aplicable a todo aquel
que est6 privado de libertad. Podra interponer el HA-
BEAS CORPUS, la persona que sufra el encarcela-
miento o cualquiera otra, sin necesidad de Poder ni
direcei6n de letrado, y se tramitard en el termino


de tres dias, invariablemente. El Juez o Tribunal
deberd sustanciarlo en todo caso, bajo pena de pre-
varicaci6n y decretarh la libertad, aun en el caso
que no le haya sido presentado el detenido dentro
de los tres dias irdicados.
El Tribunal no podra declinar su jurisdicci6n, ni
admitir cuestiones de competencia en ningfin caso ni
por ningfn motive, ni aplazar su resoluci6n, que
sera preferente a cualquier otro asunto.
Es absolutamente obligatoria la presentaci6n, ante
el Tribunal que haya expedido el HABEAS COR-
PUS, de toda persona detenida o presa, cualquiera
que sea la autoridad o funcionario, personal o enti-
dad que la retenga, sin que pueda alegarse obedien-
cia debida.
Seran inulas, y asi lo declarard de oficio la auto-
ridad judicial, cuantas disposiciones impidan o re-
tarden la presentaci6n de la persona privada de li-
bertad, asi como las que produzcan cualquier dila-
ci6n en el proeedimiento de HABEAS CORPUS.
Cuando el detenido o preso no fuere presentado
ante el Tribunal que conozca del HABEAS COR-
PUS, este decretara la detenci6n del infractor, el
que sera juzgado de acuerdo con lo que disponga la
Ley.
Los Jueces o Magistrados que se negaren a admi.
tir la solicitud de mandamiento de HABEAS COR-
PUS, o no cumplieren las demhs disposiciones de es-
te articulo, serin separadas de sus respectivos car-
gos por la Sala de Gobierno del Tribunal Supremo.
Sal6n de Sesiones de la Convenci6n Constituyen-
te, a los seis dias del mes de mayo de 1940.
(Fdo.) Salvador Garcia Agi'ero; Juan Marinello;
Bias Roca Calderio; Cesar Vilar; Esperanza Sdn-
chez; Ronicrico Cordero.
Sn. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se va a
dar lectura a otra enmienda.
(El OficiaL de Actas lee).
A LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE.
Los Delegados que suserien, inconformes con la
supresi6n que en articulo treinta y tres de este Pro-
yeeto de Constitaci6n que ha realizado la Comisi6n
Coordinadora, sostienen el criteria de la Secci6n de
Derechos Individuales proponen a la Asamblea resta-
blecer el iltimo parrafo afiadidndole lo siguiente:
ENMIENDA ADICIONAL al ART. 33.
"La simple presentaci6n de la apelaci6n por ,.
promovente del recurso, bastard para que ]a refe-
rida Sala se haga cargo inmediatamente de las actua-
.iones practicadas y continue el procedimiento".
Sal6n de Sesiones de ]a Asamblea Constituyente,
a los veintid6s dias del mes de abril de mil riove-
cientos cuarenta.
(Fdo.) Salvador Garcia Agilero; Esperanza Sdn-
vhez; Juan Marinello; Romdrico Cordero; Bias Roca.
Sn. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se va a
dar lectura a una enmienda adicional.







4 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


(El Oficial de Actas lee).
A LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE
El Delegado que suscribe tiene el honor de pro-
poner al Articulo 33 del Dictamen de la Comisi6n
Coordinadora, la adaptaci6n de la siguiente:
ENMIENDA ADICIO.NAL
"Toda persona detenida en virtud de auto ju-
dicial sin que contra la nisma recaiga sentencia fir-
me (cndenatoria. debera ser indemnizada. La Ley
reguiara este derecho y la forma de asegurarlo.
SWa6n de Sesiones de la Asamblea Con'stitnyente,
a los echo dias del mes de mayo de mil novecientos
cuarenta.
P.do.) Alberto Boada.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Se pone a
discusi6n la enmienda. del doctcr Ferrara.
SR. NOREZ PORTUONDO (EMILIO): Pido la pala-
bra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra e] Nifiez Portuondo.
SR. NfjNEZ PORTUONDO (EMILTIO): Sefior Pres'den-
te y sefiores Deiegados: Yo estov conforme con la
intklci6n que contiene la-enmienda del doctor Fe-
rrara, en el sentido de reducir a unas cuantas li-
neas el precepto, porque efectivamente, lo mejora;
per( quiero sefia'ar a la consideraei6n de la Asam-
bea, dos aspects del problema de la enmieda del
doctor Ferrara, con los one no estcy de acuerdo, pre-
cisamenrte, por las afirmaciones que hacia nuestro
ilnutre compafiero en el dia de aver. de que trata-
ba de que. t6'nicamente, la Constituei6n estuviese
lo me'or redactada possible. Yo entiendo que no s-
puede decir estrictamente, dentro del Dereeho Pro-
cesal, y asi tamhi6n lo mantienen la mayoria de los
tratadistas, que el Habeas Corpus es un recurso, pro-
cesalmente hablando; el Habeas Corpus es un prr.-
cedimiernto, y no es un recurso, porque no tipnde en
todos los casos, a variar una resoluci4n judicial de
un Tribunal inferior, como tampoco dicen los pro-
cesalislas que es on recurso el de aclaraci6n, precisa-
mentet por los mismos motives. Por lo tanto, deeir
en el precepto constitutional, que se consider este
recurso como un examen global del Derecho del acu-
sade a gozar de libertad, me parece que constituve
una exactitud dentro de una buena ticnica processl,
y que podria variarse y redaptarlo meior. diciendo
que en lugar de un recurso es un procedimiento.
Tampoco estoy de acuerdo, dentro del campo del
Derecho Procesal, el hablar del juez jurisdictional.
Yo creo que lo que se quiere decir con esto, es el
Juez competent: Jurisdicci6n es, precisamente, la
facultad de administrar justicia; enti6ndase aue si
es un juez, implicitamente, tiene jurisdieci6n, por-
que hay que distinguir perfectamente en la t6cnic.t
y en la doctrine lo que es la competencia y lo que
es la jurisdieei6n. Lo que quiere decirse con esta
enmienda es que el Juez competent debera sustan-
ciar en todo caso, bajo pena de prevaricaci6n, y de
cretar ]a libertad en el caso de que no hava sido
presentado; porque decir "El Juez jurisdictional",


en realidad no dice nada, porque siendo un Juez,
tiene, evideritemente, la facultad de administrar
justicia y por ello jurisdicei6n.
La jurisdicci6n es una cosa dentro del Derecho
Procesal; la competeneia es otra. Seria absolutamen-
le innecesario agregarle "jurisdiccional" al referir-
se al Juez, y si lo que se quiere es establecer una
competencia especial, es decir, que conozcan del asun-
to, si se trata de una causa criminal el que la in-
coa, o el del domicilio del sustraido, del privado
de libertad, si nos referimos al domicilio, todos son
problems de competencia y no de jur'sdieei6n.
Estoy tratando el asunto, dentro del campo del De-
recho Procesal; por lo tanto, me atreveria a indi-
earle al senior Ferrara la conveniencia de que se ha-
blara del "procedimiento" de Habeas Corpus y del
Juez competent, para enton'ces poder votar el pre-
cepto, que en lo demAs me parece perfectament"
acceptable dentro de los principios del Derecho que
todos debemos tratar de mantener en esta Conven-
ci5n Constituyente.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES): Sefior Presidente. y se-
ilores Delegados: Si la Asamblea estuviera de acuer-
do con las manifestaciones que acaba de hacer mi
distin'guldo amigo y compaiiero el senior Nfiiez Por-
tuondo, no discutiria en lo absolute las dos pa'abras
que quiero enmendar, y aceptaria, aunque no d-
acuerdo con 41, las dos breves enmiendas que 61 ha
hecho al articulo sobre Habeas Ccrpus que he pre-
sentado.
Pero yo no s6 si la Asamblea esta de acuerdo. Co-
nmo hay tantas )tras enmiendas, podria suceder que
no lo estuviera y, por lo tanto, no debo acceder tan
rapidamente, hasta ver cual es la intencElin de los
sefiores Delegados.
En cuanto a las observaciones, dos, que ha he-
cho el senior Nfiiez Portuondo, debo contestar lo
siguiente: Primero: En nuestro procedimiento he-
mos dicho siempre, -y yo he tenido una larga prie-
tica en la material en mi juventud- Reeurso de
Habeas Corpus, pcrque Recurso no es Apelaci6n, es
un medio especial por virtud del cual se acude a un
Juez para obtener una declaraci6n de derecho, y,
por lo tanto creo que bien se puede afirmar que el
Habeas Corpus es un Recurso; es mis, en la prie-
tica nuestra. No he oido nunca llamar al Habeas
Oorpus, en mi practica professional de los primeros
tiempo de mi vida de abogado, sino "Recurso", v
riada mAs que Recurso. No es un procedimiento el
Habeas Corpus; el Habeas Corpus es much mis
que un procedimiento; el Habeas Corpus es un arma
political, no un arma procesal. Tiene una impor-
tancia extraordinariamente mas alta que el Recur-
so que nosotros tenemos consignado desde el tiempo
de Espafia en nuestra Ley de Procedimierito Crimi-
nal, y que es como una apelaci6n del Auto de Pro-
ccsamiento.
Yo uso la palabra "Recurso" porque me parece
]a mas apropiada, porque el Habeas Corpus es un
Recurso total a favor de la libertad del individuo,
es much mAs amplio que una cuesti6n meramente








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


procesal, la que se present cuando yo acudo al Juez
y le digo: este senior, el cual esti privado de li-
bertad, la merec, la merece a titulo de hombre, no
a titulo de tal o cual condici6n t6enica de la Ley, y
el Habeas Corpus, no va tan s61o contra el detenido
del Estado; el Habeas Corpus, es mis, se puede usar
contra lo que los italianos llaman: "Carcele priva.
to", y en contra de lo que los ingleses ccnsideran
como una sustracci6n de determinada persona a la
vida social.
SR. N6%EZ PORTUONDO (EMILIO): Por eso no cs
un recurso.
SR. FERRARA (ORESTES) : Recurso es, en cuanto
a que se actfia ante un funcionario del Poder Ju-
dicial, y yo preguntaria al senior Nfifez Portuondo,
si no lo desea llamar "Recurso" y -me important
poco las palabras-, gc6mo lo llamaria?
SR. NUNEz PORTUONDO (EMILIO): "Procedimien-
to", como dicen los t~enicos.

SR. FERRARA (ORESTES) : No es un procedimiento-
procedimiento no se puede llamar a determinada
fnnei6n; procedimiento es mas amplio, es la mane-
ra en virtud de ia cual se acude a un Tribunal. Es-
to es el procedimiento; pero procedimiento de qu6
de un Recurso, de un Sumario, el procedimiento d&
un juicio, el procedimiento de algo, porque el pro.
codimionto no es mas que el movimiento que se le
da a una determinada acci6n judicial; pero yo estoy
de acuerdo en cambio con todos los t6rminos que so
quieran, si es que se puede obtener de esta Asamblea
!a declaraci6n formal y, por lo tanto, el precepto
estricto, de que e] Habeas Corpus es, el derecho quo
todo ciudadano tiene a la libertad, en cualquier con-
dici6n en que se encuentre. Habeas Corpus no ei
solamenete, la aceci6n que se despliega en' contra de.
funcionario policiaco que detiene a una persona, e;
Habeas Corpus se dirige tambi6n en contra del Juez
que va contra la Ley, encarcelando por determinado
nfimero de dias, o durante el tiempo del procedimien-
to criminal que se debe seguir, a un detenido; el
Habeas Corpus puede ejercitarse, en favor del ciu-
dadano cubano que fuerr enviado a Triscornia, por
star crey6ndose que es extranjero; es algo total, en
virtud del cual, todo 'hombre dice a la autoridad ju-
dicial: yo tengo derecho a la libertad, y tfi me la
tienes que dar. Fu6 una cuesti6n political surzida
haeo muchos afios la que di6 lugar al Habeas Cor
pus. Yo tengo miedo en esta Asamblea, despu6s de
las magnificas palabras que pronunci6 ayer el se-
fior Zaydin; tengo miedo tratar esas euestiones teo.
nicamente, porque en realidad, parece que hay co-
mo un consensus, y que es mejor no elevarse much,
sino mantenerse "tete a tote". Pero, en fin, el Ha-
beas Corpus fu6 la conseeuencia de una gran lu-
cha political; surgi6 con la Carta Magna y afin antes.
Tuvo su afirmaci6n mAs precise y exacta, cuand)
se dict6 el Bill de Habeas Corpus en 1679. En In-
glaterra. se ha practicado, nosotros lo recibimos a
traves del ejercicio de este derecho usado en los Es-
tados Unidos. Vino aqui. y en los printeros tiem-
pos. Ia mavoria de los Mazistrados desconocia por
complete las razones fundamentals, las razon'es po-
liticas del Habeas Corpus, y lo creyeron, -como


parece career el senior Nfifiez Portuondo como parte
de un procedimiento, como una mera formula.
,SR. NUNEZ PORTUONDO (EMILIO): Como lo creen
todos los tratadistas de Derecho Procesal, no como lo
cree el senior Nuifiez Portuondo.
SR. FERRARA (ORESTES) : N quiero decir to-
dos los tratadistas de Derecho Procesal que no co-
nocen la material, pero, en fin, me permit deeir quo
el HIabetas Corpus, es un derecho politico y no pro-
cesal; que el Habeas Corpus tiene como fundamen-
to en Ingiaterra, donde ha nacido, y en los Estadcs
Unidos, donde se ha practicado much, una base po-
litica, una acci6n political, el derecho a la libertad
del ciudadano, no una cuesti6n del detenido, que du-
rante el process va a discutir con los Magistrados
'"t.quis miquis" judiciales.
Hay otras cuestiones, otra observaci6n que me ha-
cia muy bondadosamente, el senior Nufiez P'ortuon-
cdo, que yo le agradezco, pero que puedo explicar
end:i lia sido mi intenei6n. El decia, se trata de com-
petencia, y yo digo, se trata de jurisdice16n, porque
es muy dificil en easos de Habeas Corpus, acudir
al Juez competent, y por eso he comprendido la
raz6n por la cual, la Comisi6n Coordinadora, ha
puesto tan especificamente, que el Juez no se pue-
de negar a dar el "mandatus", como se llama t6c-
nicamente, para que el detenido sea presentado ?
la autoridad Judicial. No es possible, porque no se
sabe muchas veces d6nde esti el detenido, en qu6
parte se le ha puesto, si es competent la competen-
cia; si por ejemplo, digamoslo asi, corresponde al
Juez del Vedado, de Jesus del Monte o de Marianao.
Yo en cambio, digo que no es competencia, sino ju-
risdicci6n. A mi no me importa saber o decidir a
qu6 Juez se acude, basta que se acuda a un Juez,
este es el que debe decidir, y entonces es su juris-
dicei6n, porque la jurisdieci6n, o los grades de ju
risdicei6n, son el Juzgado, las Audiencias o el Tri-
bunai Supremo. Y yo quiero que la jurisdicci6n
se mantenga, pero no la competencia. La jurisdic-
e16n signitica, en mi intenci6n y en el articulo, que
a cuaiquier Juez que se present una petici6n de
Habeas Corpus, esce debe expedir el mandamiento,
poro si en lugar de presentarse al Juez de Primera
Instancia, se present a la Audiencia, 6sta no tie-
ne que expedir el mandamiento, porque no tiene el
deber de haeerlo, sino en los distintos grades de ju-
risdicei6n, y por lo tanto, suprimida la cuesti6ni de
competencia por ]a dificultad que se pueda presentar
no sab6endose el domicilio, puesto que casi siempre
es igncrado, de un preso, que ha sido puesto fuera de
libertad, he cambiado la pa.abra competencia por
]a palabra jurisdicei6n.
Cualquier Juez serA competent, si el detenido
no ha side juzgado, por un Juez de igual grado que
aquel a quien se va a pedir el mandamiento, porque
si este Juez lo ha detenido ilegalmente, entonces hay
que ir a la Jurisdicci6n superior; si se eneuentra a
la disposici6n de una Audiencia, se debe ir al Tri-
bunal Supremo.
Creo, que he explicado al sefior Nfifez Portuondo
la razi'n de mi palabra jurisdicci6n, que scetengo
decididamente, asi como no sostengo la palabra com-
petencia, y aceptaria cualquiera otra; y mantengo








5 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


la palabra jurisdicci6n, porque responded ampliamen-
te al criterio extensive, al criterio politico real que
del H'abeas Corpus me he formado.
Esta lucha, no ha sido de ahora solamente que la
he sostenido, queriendo darle al Habeas Corpus una
importancia global total, para que la jurisdicci6n
superior, no el Juez, decide sobre la libertad del in-
dividuo. No la he sostenido aqui por primera vez;
la he sostenido muchas veces, por desgracia, ante
los Tribunales de Justicia, y por esto desearia que
una vez y para siempre, aprobando mi Enmienda,
se diera al Recurso de Habeas Corpus aquella auto-
ridad, no solamente de orden procesal, sino politico,
por virtud del cual una vez mAs, ncsotros afirmAre-
mos la amplia vision de la personalidad humana, que
tiene derecho a la libertad en todos los casos, menos en
aquellos en que ]a sociedad, por ser una persona a
la cual por sus actos antisociales, se quiere destruir
y segregarla de la comunidad dentro de la cual vi-
vimos.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se pone a
votaci6n la Enmienda del senior Ferrara. Los que
est6n conformes con ella se servirin manifestarlo al-
zando el brazo.

(La minoria de los seilores Delegados levanta e1
brazo).
Rechazada.
Se va a dar lectura a otra Enmienda
(El Oficial de Actas lee nuevamente la Enmienda
suscrita por los senior Garcia Agilero, Marinello, Ro-
ca y otros).
SR. FERRARA (ORESTES) : Yo desearia hacer, sim-
plemente, una pregunta...
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Ferrara.
SR. FERRAR.A (ORESTES): Sefior Presidente y se-
ilores Delegados: Quisiera, para que se me expli
eara, hacer dos preguntas: en la enmienda se habla
indistiitamente, de Juez o Tribunal, en el primer
caso. En el segundo case se habla de Tribunal so-
lamente. LQu6 es lo que esto significa? Es que
se pnede acudir indistintamente, al Tribunal Su-
premo o al Juez Municipal de la Ceiba? Esta es la
primera pregunta. La segunda: "serfii nulas las
disposiciones que se opongan al Habeas 'Corpus o
que se dicten para evitar el Habeas Corpus". IQu-'
son estas dispcs:ciones? Disposiciones son 6rdenes,
son actos de legislaci6n, o son 6rdenes gubernativas.
Si son 6rdenes gubernativas me parece, que no hav
necesidarl de ponerlo. ncrque p1 mandamiendo de
Habeas Cor 'us, es superior a todo, y va per enai-
ma de todo. Si son disposicionee- leeislativa rco
que no es 6sta la forma de anularlas, sino acudien-
do al Tribunal Supremo en su fcrma y via determi-
nadas. Despu6s se dice, que el Juez mandarh u or-
denard la prisi6:i del violador de la Ley que ha-
bi6ndosele ordenado presentar al detenido no lo hi-
ciera, y que 6ste sern juzmado. Y este senior eiu-
dadano violador, &tendri tambi6n el dereeho al Ha-
beas Corpus


De manera, quE desearia un poco de claridad so-
bre la material, y hago constar una vez mas, ama-
blemente, mi protesta contra las especificaciones de
estos pormenores que se est6n poniendo en la Cons-
tituci6n, que desvirtGan el concept de la Carta Fun-
damental del pais, del document mis important
de la Naci6n, donde s6lo se deben presentar e ins-
cribir los primeros principios de la legislaci6n cu-
bana.
SR. MARINELLO (JUAN): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Marinello.
SR. MARINELLO (JUAN) : Sefior Presideinte y sefio-
res Delegados: Yo voy a contestar eon el mayor gus-
to a las preguntas que acaba de hacer el senior Fe-
rrara.
Pero voy antes a decir, porque me parece que esto
ordena mejor nuestra intervenceon, algo que tiene
que serle particularmente grato a nuestro opositor.
Hemos votado hace un moment contra la enmienda
del senior Ferrara, a pesar de que en lo central de
ella estamos absolute, plenamente de acuerdo. Tan
es asi que una simple lectura de la enmienda de
nuestro Partido lleva al conocimiento de que lo fini-
co que se ha hecho en este caso, es agregar al texto
del Dictamen de ]a Comisi6n Coordinadcra, lo que
aporta como cosa sustancial la enmienda del senior
Ferrara.
De modo que, en realidad, no hemos votado con-
tra su intenci6n; hemcs votado contra el texto de
su Enmienda, porque de votar a favor de ella, por
el modo en que el Regiamento dispone estas cosas,
hubieran quedado fuera del articulo garantias quo
yo ac:pto pormenorizadas, pero no menos necesa-
rias, no menos importantes que las muy altas y esen-
ciales que consigna la enmienda del senior Ferrara.
Nosctros. estudiando en el seno de nuestro Parti-
do el modo en que debia quedar redactado un ar-
ticulo en que se trata problema de tanta impor-
tancia, hemos tratado de que se consigne el mix:
inun de garantias, que -el Habeas Corpus sea, en
efecto, un modo de evitar, ojala para siempre, el
desafuero continuado que mil veces hemos lamenta-
do los que inter venimos de cualquier modo en la vi-
d-. political del pais.
Nosotros queremcs que el Habeas Corpws sea am-
plio, que signifique ese summun de garantias de
que habla el senior Ferrara. Por eso al texto del
Dictamen, nosotros agregamos lo esencial de la en-
mienda del senior Ferrara y decimos, como 61, que
el habeas corpus seri aplicable a todo el que esti
privado de libertad, y no, como dice el Dictamen,
sl!o al que est6 privado de ella sin atenci6n de las
formalidades normales de la ley. Por eso nosotros
aceptamcs otro extremo important de la enmiendd
del senior Ferrara, aqu6l que preceptfia que debe
resolverse el Habeas Corpus, no en un t6rmino peren-
torio ,o brevisimo -no reeuerdo cual es la palabra
exacta que acepta el dictamen-, sino que precisa.
mos, como 61, que debe serlo dentro de tres dias
improrrogables, y aceptamos tambi6n su enmienda
en aquello de que, adri en el caso de que no haya








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


sido presentado el detenido dentro de ese t6rmino,
si el Tribunal entiende de los antecedentes que se
le muestran, que merece la libertad, la deeretar6
desde luego.
Vea el senior Ferrara c6mo nosotros no estamos,
no podemos estar, en contra de su criterio, sine que
lo aceptamos, lo aplaudimos plenamente, lo defen-
demos con nuestra experiencia modest; 61 con su ca-
pacidad indiscutible, contribuyendo todos a lograr
la garantia esencial que este procedimiento signifi-
ca. Procedimiento decimos- y en este punto si
no estamos de acuerdo con el senior Ferrara-, por-
que admitiendo desde luego que es el habeas corpus
una grani conquista political, creemos sin embargo,
que tiene una concreci6n procesal y que esta con-
creci6n merece la denominaci6n de recurso y no -a
de procedimiento.
Del mismo modo y por razones parecidas a las qu
exponia el senior Nfifiez Portuondo, estimamos que
no debe hablarse aqui de jurisdicci6n, sino de com-
peten'cia. Pero son cuestiones que quiza podrian es-
timarse pequefias, quiza distingos de t6cnica element
tal. 'No queremos detenernos en ellos. Pero deci-
mos al senior Ferrara, sin embargo, que aunque hay
una gran diferencia entire un problema de pequefia
t6enica y una cuesti6n de principios, aqui puede sig-
nificar much po primero, pero indispensable, cuan-
do la experiencia de nuestros il1timos afios To acon-
seja. Yo lamento...
SR. FERRARA (ORESTES): Me permit una in-
terrupci6n? Yo desearia que los sefiores Delegados
que han presentado la Enmienda en discusi6n, exa-
minaran nuevamente, la diferencia entire competen-
cia y jurisdicci6n, tenierido en cuenta la explicaci6n
que he dado, porque poniendo competencia y no ju-
risdicci6n, nosotrcs limitamos el derecho de Habeas
Corpus. Tengo por este procedimiento, o por este
Recurso, tal entusiasmo, que no desearia que en es-
ta Asamblea pasara, y fuera aprobada, una noble ma-
nifestaci6n, en forma de precepto constitutional, en
la cual estuviera luego "el caballo de Troya", -
quiere decir, la forma de burlar toda la nobleza del
precepto.
SR. MARINELLO (JUAN) : A mi vez, quiero pre-
gnntar al seflor Ferrara, que si tendria 61 inconve-
niente en qne no se consignara nada que se refi-
riese ni a jurisdicei6n, ni a competencia, sino da
una manera clara a tcdo Tribunal ante el cual se
presentase el recurso.
SR. FERRARA (ORESTES) : Esto podria provoca"
dificultades, que yo he notado que puede surgir de
la enmienda de los sefiores Delegados que ban pre-
sentado ]a que esta en discusi6n, que es la confu-
si6n entire Tribunal y Juez. Creo que debe deci-
dirse por jurisdicei6n, pero no por competencia.
Quiere decir que hay que ir ante un Juez, no ante
una Audiencia, ni ante el Tribunal Supremo, si el
detenido se encontrare a la disposici6n de la Po-
licia o de un privado; v en cambio. hay que ir ante
la Audiencia si el detenido estuviere a la dispo-
siei6n del Juez, y habria que ir ante el Tribunal
Supremo, si el.detenido se encontrare a la dispo-
sici6n de una Audiencia. Por eso pongo la pala-


bra "jurisdieci6n". No poner la palabra jurisdic-
ci6n, ni compet3icia, daria lugar o libertad al le-
gislador para poder fijar una u otra cosa.
*SR. MARINELLO (JUAN) : Creo, senior Ferrara, que
el legislator, en definitive, tendrd que completar el
precepto. Y quiero aclararle, que si nosotros he-
mos aceptado, y no es parte de nuestra enmienda,
sino ]a manera en que lo consigna el dictamen' de
la Coordinadora; que se diga Juez o Tribunal, lo
hemos hecho precisamente para dejar mis amplio el
camino, para que pueda el camino, para que pue-
da el procedimiento tramitarse ante un Tribunal
unipersonal o ante un Tribunal colegiado; es decir,
que al indicarse Juez o Tribunal, nosotros queremos
sefialar la posibilidad, que nos parece indispensable,
de que el procedimiento oueda ante juzgadores le to-
das las categories; es decir, que, cuando una ley
desenvolviera adecuadamente este precepto consti-
tucional, fran'qu6e el modo de que cualquier juez
o tribunal pueda realizar la garantia que este pro-
cedimiento s;gnifica. Creemos que se completaria
asi el verdadero sentido de nuestra enmienda, que
es, en definitive, el mismo que alienta a la del doc-
tor Ferrara.
Yo quiero. al terminar una intervenci6n que es
demasiado larga, expresar que si nosotros acepta-
mos la ]arra enumeraci6n circunstanciada, que la
Comisi6n Coordinadora nos trae en su Proyecto, no
es porque teneamos interns alguno en hacer del al-
to Cuerpo juridico que debe ser la Constituci6n de
]a Republica un Reglamento pedestre, como decia
el senior Ferrara, usando en el dia de ayer una ex-
presi6n en realidad demasiado dura y creo que tam-
bi6in injusta nara las Seeciones de esta Convencion.
No se trata de violentar, de des naturalizar el carac-
ter de la Carta Fundamental de la Repfublica. En el
caso que nos ocupa, no hav ningfin apartado del pre-
cepto-nuedo afirmarlo asi-, que no obedezca a una
experienc;a conoeida. sufrida, en los filtimos afios.
El sefior Ferrara deofa anui en dias pasados. ha co-
nocido ]a arbitraziedad de los tribunales y de los Jue-
ces complacientes a los gobiernos tirAnicos, la per-
spcuoi6n y la cArcel. Los que hemos sufrido esa per-
Peneii6n en tiemnos mAs reeientes que el doctor Fe-
.rara. homes acumulado de una exneriencia amar-
etiisirna todas oRas gErantfia conoretas. un noco le-
"ales, mAs leal-es qne constitueionales. es cierto, pe-
ro one nos na,~e' ind.isnensable que so consirnpn en
el Cnerno Fundamenrtal. en la Constituci6n. nor-
nue los afios ncs ban ensefiado que lo que se deia i
la, inicintiva leeislativa, lo nue se deia a lo leral o
a lo reqlampntario. en muchas ocasiones no se produ-
ce. o se produce del modo que menos convene a los
!egitimos interests populares.
Esa experiencia, senior Ferrara, es la que nos lle-
va a una Constitci6n preeotiva, un' poco detallis-
ta. noraue nosotros -lo declaramos ingenuamente-
oroferimos a una arquitectura perfect, una efecti-
vilad asecrrada. a una Constituci6n arm6nioa. be-
l1sima en sus anuustos lineamientos, la realidad de
los do.reoP o cala dia birlados y que constituyen'
anholo central de la mTisa me nos he envindC aqni
nara r-Aaofar la Con-itlnoi6n de la Renfiblica. A
una Carta de pocos articulos, que sea una maravilla







3 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


de t6cnica constitutional y de ciencia juridica, nos-
otros preferimos una Constituci6n de mil articu-
los, que asegure de manera efieaz, cosas tan esen-
ciales, tan vitales, como es la libertad del individuo,
perseguida en este caso -y ojalA definitivamente-,
a travks del proc-edimiento de Habeas Corpus.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se pone a
votaci6n la enmienda discutida.
Los que est6n de acuerdo se servirhn levantar el
brazo.
(La mayoria de los seitores Delegados no lo hace).
Rechazada.
Se va a dar lectura al Articulo 33 del Dictamen
(El Oficial de Actas lee).
ARTICULO 33.-Todo .el que se encuentre dete-
nido o preso fuera de Ics casos o sin las formalida-
des y garantias que proven la Constituci6n y las
_eyes, deberA ser puesto en libertad, a petiei6n suy.
o de cua'quier otra persona, sin necesidad de po-
der ni de direec;6n letrada, mediante un sumari-
simo pro(edimiento de Habeas Corpus ante los tri-
bunaies crdinarios de justicia.
El Tribunal no podrd deelin'ar su jurisdicci6n, ni
admitir cuestiones de competencia en ningcin caso
ni por ningfin motivo, ni aplazar su resoluci6n, que
sera preferente a cualquier otro asunto.
Es absolutamente obligatorio la presentaei6n', an-
te el Tribunal que haya expedido el Habeas Cor-
pus, de toda persona detenida o presa, cualquiera
que sea la autoridad o funcionario, persona o enti-
dad que la retenga, sin que pueda alegarse ohedien-
cia debida.
Ser~n nulas, y asi lo declare de oficio la autori.
dad judicial, cuaritas disposiciones impidan .0 retar-
den la presentaei6n de la persona privada de li-
bertad, asi como las que produzcan cualquier dila-
io6n en el proccd'miento de Habeas Corpus.

Cuando el detenido o preso no fuere presented)
ante el Tribunal que conozca del Habeas Corpus, 6ste
decretarA la detenci6n del infractor, el que sera juz-
gado de acuerdo con lo que disponga la Ley.
Los Joeces o Magistrados que se negaron a
admitir la solicitud de mandamiento de Habeas Cor-
puti. o no cumplieron las demas disposicion'es de este
articulo, seran separados de sus respectivos cargo
por la Sala de Gobierno del Tribunal Supremo.
Sn. PRESIDENT (GRAU SAN MARTINN: A discusi6n.
SR. PRiO SOCARRAS (CARIOS)): Pido la palabra a
favcr.
Si. FERRARk (ORESTES): Pido la palabra, no en
contra, sino para hacer una pregunta igualmente
a los miembros de la Comisi6n Coordinadora.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Ferrara.
SR. FERRARA ('ORESTES) : Deseo saber, si un de-
tenido i'egalmente en Pinar del Rio, teniendo un ami-


go en Santiago de Cuba, que presentara ante el Juez
o la Audiencia de aquella Provincia, un Recurso d.
Habeas Corpus, si se puede near la Audiencia o
el Juez; o si, negindose, se puede destituir por el
Tribunal, es decir, por la Sala de Goblerno de un
Tribunal Superior.
'SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra a nombre de la Comisi6n Coordinadora, el se-
fior Cortina.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL): A qu6 precept)
se refiere el sefio. Ferrara?
SE. FERRARA (ORESTES) : Me refiero al articulo
33, que estamos diseutiendo...
SR. 'CORTINA (JOSE MANUEL): I Qu PArrafo?...
'SR. FERRARA (ORESTES): Y al pirrafo que dice:
"Los Jueces y Magistrados... (ContinUa leyendo) ".
Y a este parrafo, en relali6n con el otro, que es
a] final del primer parrafo, donde dice: (Lo lee).
SR. CORTINA (JosE MANUEL) : Estdn relacionados
ambcs articulos y serAn completados por la legisla-
ci6n, porque aqui no esti toda la legislaci6n de Ha-
beas Corpus, &sno que se sientan los principios fun-
damentales que iuego completarA la legislaci6n co
rrespondiente.
SR. FERRARA (ORESTES): Pido la palabra, para
contestar.
SR. ZAYDiN (RAM6N): 1Me permit el senior Fe-
irara?... Para ilustrarle. Con la venia de la Pre-
sideneia.
Sr. FERRARA (ORESTES): 'Con mucho gusto. No
tengo mis deseo que quedar satisfecho.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Zaydin.
SR. ZAYDiN (RAM6N): Para conitestar al senior
Ferrara afirmativamente, es decir, de acuerdo con
el pArrafo segundo de este articulo, que dice: "El
Tribunal no podr;i declinar su jurisdicci6n... (Lee)".
Es decir: que si en el caso que planteaba el sefio:.
Ferrara, una perscna detenida en cualquier pobla-
ci6n de la Provincia de Pinar del Rio, que tuviese
un amigo en la Provincia de Oriente que pidiese la
-xpedici6n de un mandamiento de Habeas Ccrpus,
isi ste lo podia hacer ante cualquiera de los Tribu-
nales de la jurisdicci6n ordinaria?
Contesto que, de acuerdo con este precepto, como
estd redactado, si.
SR. FERR4RA (ORESTES) : Y S. S. esta de acuer-
do?
SR. ZAYDfN (RAM6N) : De acuerdo, senior Ferra-
ra, porque, precihamente, cuando oia al senior Fe-
rra exp'icar el c icance de su enmienda en aspect.
jurisdicionial, la Ccmisi6n Coordinaddra, recogien-
do en ella el dictamen de la Secci6n correspondien-
te, hahia tenido (omo un deseo y como un prop6sito
muy firme, precisamente el que se pudiese solicitar
mandamiento de Habeas Corpus de. cualquier Tri-
bunal ordinario de la Repfblica, sin que pudiesen








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 9


plantearse cuestiones ni de jurisdicci6n ni de com-
petencia, y como la cuesti6n, el concept de juris-
dicci6n, como el de competencia, suelen, inclusive
para los tratadistas del Derecho Procesal, estar se-
parados por matices en muchos cases a extreme de
reccrdar con cierta precision aquellos concepts
que ncs diera en c6tedra el maestro de Procesal Dr.
Ricardo Dolz, para que no hubiese nunca confusion
en la interpretaci6n del concept de jurisdici6n, y.i
que no es solamcnte unilateralmente concebida, sino
que en el Derecho hay tambi6n la jurisdicci6n n,
atendiendo excluiivamente al territorio ni a la ex-
presi6n de la soberania de un pais, sino tambi6n
atendiendo a la material, y de ello que ncsotros ten-
gamos la jurisdieei6n ordinaria dividida en jurisdie-
ci6n contencioso y jurisdicci6n de negocios uni!ate-
rales, os6ase, de aquellos negoeics que son someti-
dos a la jurisdicei6n voluntaria; de que nosotros
mismos podamos hablar de jurisdicei6n ordinaria,
porque hay jurisdieciones extracrdinarias, como es,
por ejemplo, la jurisdieci6n militar...
Y entonces, para que no se nos planteasen los pro-
blemas de declinatoria de jurisdicci6n, o los proble-
mas que en muchos casos tambi6n denitro del De
reeho Procesal y de nuestra Ley de Enjuciamiento
Civil rozan con los de la jurisdicci6n y de la com-
petencia, fu6 que nosctros redactamos el precepto
en esta forma, orillando todos esos matices juridicos,
para de modo concrete y categ6rico y definitive sa-
ber sentar como norma que la petici6n de habeas
corpus presentada ante cualquier Tribunal de Cuba,
de la jurisdicei6n ordinaria, tuviera que ser admi-
tido y sustanciado y resuelto por ese Tribunal, sin
poder hacer declinatorias de jurisdicei6n ni plan-
tearse cuestiones de competencia.
SR. FERRARA (OPESTES) : Sefior Presidente y sefio-
res Delegados: Solamente deseo haeer constar, que
con plena conciencia, esta Asamblea, va a votar un
precepto obligatorio para todos los ciudadanos y
tambi6n para el legislador, por virtud del cual, pue
de ser llamado cualquier Juez de la Repfiblica, a re.
solver de una delenci6n en cualquier otro punto ex-
tremo de la misma Repuiblica, en que se encuente el
detenido.
Me parece, seiiores, que si lo hacemos con plena
conciencia, podemos hacerlo todo ...
SR. ALVAREZ (AUREL[O): Dentro de un procedi-
micnto que se ha querido hacer excepeional...
SR. FERIARA (ORESTES): Que no lo hemos que-
rido nosotros, que lo es desde siglos y siglos; pero
debe ser normal. imaginese usted c6mo dentro d'-
tres dias se puede llevar el detenido...
SR. ZATDfN (RAM6N): Perdone el sefor Ferra-
ra... No sefialamos t6rmino perentorio de trees dias.
Por eso no votamos la enmienda del senior Mari-
nello del Partido Uni6n Revclucionaria.
SR. FERRARA (ORESTES) : No sabia que la Comisi6n
era tan reaccionaria.
SR. ZAYDfN (RAM6N) : No; la Comisi6n, en este
precepto, es mis progresista que S. S.


SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : Reservamos el li-
beralismo a S. S.
SR. FERRARA (ORESTES): Le quitan al Habeas
Corpus la finica raz6n de ser del Habeas Corpus...
Senior Presidente y sefiores Delegadcs: Yo me
pongo de rodl:as y acepto todo... todo; pero lo que
deseo es que conste, para que el legislator lo sepa,
qun 61 debe permitir, que un detenido en Pinar del
Rio, sea objeto de examen de un Juez que en encuen-
tra en Santiago de Cuba.
SR. ZAYDWN (RAM6N) : Pido la palabra, para con-
testar al sefor Fer.ara...
Al senior Ferrara le gusta much califiear los tra-
bajos de los demAs... lo haee siempre.
SR. FERRARA (ORESTES) : Para dar una explica-
ci6n...
SR. ZAYDIN (-RAM6N) : S. S. me va a permitir...
Sn. FERRARA (ORESTES): Le quiero dar toda ex-
plicaei6n a S. S., no me va a recitar un serm6a
cnando le voy a pedir todas las excusas.
SR. ZAYDIN (RAM,6N): No es tal serm6n, pero lla-
mar reaccionaria : la Comisi6n, Comis'6n que ha que-
rido ser mnfs progresista que el senior Ferrara...
porque, precisamente, la Orden de Habeas Corpus
que existed en nuestra Repfiblica resuelve ese recur-
so dentro de veinte y cuatro horas, porque dispones
que inmediatameiite que se present la solicitud del
manndamient. de Habeas Corpus, deberA ser admiti-
da y expedido por el Tribunal y esto, el detenido
dentro de veinte y cuatro horas ser presentado por la
Autoridad o funcionario que lo retenga detenido,
para celebrar la vista y resolver entonces, terminada
la vista, la situaci6n del in'culpado.
Vease como la Orden de Habeas Corpus actual
puede resolver la cuesti6n en menos de cuarenta y
oeho horas y v6ase como cuando el senior Ferrara pro-
pone setenta y dos estaba, sin embargo, prolongan-
do el tiempo que la ley actual concede...
SR. FEERARA (ORESTES) : Maximun.
SR. ZAYDfN (RAM6N) : Por otra parte, nosotros
lo que hemos querido es evitar lo que en' la prActiea
se present en muchas ocasiones, que un Juez o Tri-
bunal so pretexto de competencia o jurisdicci6n no
sustanciaria el mandamiento de Habeas Corpus, y he-
mos querido darle, en todos los lugares, en todos los
distritos, jurisdieei6n para resolver el problema, pa-
ra que no haya protest ni excusa en casos que se
pudieran presen'tar de jueces que no quisieran cum-
plir ccn esto one es una garantia de libertad y en-
tonces si sefialibamos un t6rmino perentorio, preci-
samente dentro de este precepto constitutional, cuan-
do lo tiene establhedo la Ley nosotros podemos alar-
Ear o acortar la detenTci6n de un preso, cuando pre-
cisamente es todo lo contrario de lo que se esti tra-
tando por medio de esta Instituei6n, cqu es poner
en libertad inmediata al que esta detenido ilegal-
mente.
SR. MARTNELTO (JUAN) : Pido la palabra para una
aolaraci6n brevisima.







10 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR. FERRARA ('ORESTES): Permitanseme dos pa-
labras. Deseo hacer una declaraci6n ante esta Asam-
blea con toda ingenuidad, con toda sinceridad.
Terigo la seguridad mas absolute, porque conoL-
co mi manera de ser, que no faltar6 al respeto en
lo mis minimo en ninguna ocasiSn, ni aun en estado
de locura, a ninguno de mis compaieros, porque n-
tengo hAbito de faltarle el respeto a nadie, igual-
mente en sociedad, y much menos a personas que
estimo tanto, y que aprecio tanto, como son mis
compafieros de esta Asamblea. Pero me quiero re-
servar el derecho de todas las calificaciones, en cuan-
to a objetividad de las cosas, porque si no, no hay
Parlamento, si no se puede discutir, como en rea-
lidad, yo no podria asi, diseutir de ninguna manera.

En cuanto a la parte cbjetiva de la libertad, cali-
ficaci6n de lo que hubo de ser la obra de uno de mis
compafieros, la calificaci6n 6sta, la quiero tener ab-
soluta, libre. Si yo no pudiera tener esto, seiiores
Delegados, no hablaria mis.
Cuando he dicho que la Comisi6n es reaccionaria,
no quiero ofender a los Comisionados...
SR. CORTINA (JOSE MANUEL): 4Hay algiin argu-
mento en esa palabra?
SR. FERRARA (ORESTES): No; una verdad.
SR. CORTINA (JosE MANUEL) : No, eso es un ar-
gumento.

Sit. MARTINEZ SAENZ (JOAQITfN): En el argumen-
to, Dr. Ferrara, s6lo se cons-gnan las setenta y dos
boras y en ese sentido somos tan reaceicnarios los
miembros de la Comisi6n Coordinadora como el Dr.
Ferrara.

SR. C 'RTINA (Jost MANUEL': Esos no son ar-
"" mentos
SR. FERRARA (ORESTES): Muy bien: yo acepto.
Seria mas fitil que en lugar de decir reaccionario
el Dr. Ferrara, se pudiera decir de 'a labcr de la Co-
misi6n. Yo no he dicho que son reaccionarios to-
dos los miembros de la Comisi6n, y no lo dir& nun-
ca Y podrAn tener la seguridad mis ccmpafieros,
que nundir6 ninguna palabra que pueda mortificar.
Pero si, dentro d&l Parlamentarismo mAs puro, quie-
ro tener derecho a calificar los actcs de los que es-
tin aquie i, rplaci6n con la labor que se desenvuelve
en este arbiente.

SR. PRfo SocA.RRni (CARLOS) : Cualquiera se lo
dis,-nte. IIav qne ponerle una mordaza.
SR MARTINE7 FQENZ (Jo.ql'iN) : Creo qu- el dere-
e'o que tiene el Dr Ferrara de calificar la obra d.,
'r, demAs es muy 'e itimo, y lo r-spetamos; pero re-
clamamos el mismo dereho de calificar 'a obra del
9r. Ferrara. Y como e6 nos ha calificado a nosotros
de reaccionarios pcrque no pusismcs ese plazo de se-
tenta y dos horai en su enmienda que ha sido recha-
zada, nosotros tenemos el mismo derecho de hacerlo.
En realidad ambos son liberals; no hay ninguna
reaccionaria.


Sr. FERRARA ('ORESTES) : Siento much que el se
fior Martinez Saenz no haya leido mi pobre prosa en
que he basado mi enmienda. Yo digo, que a los tres
dias de presentado o no, el que ha sido privado de
libertad, se le pondri en libertad de todas maneras.
De manera que en esta ocasi6n no soy reaccionario.
Sn. MARTINEZ SAENZ (JAQufN) : 4 Me permit una
rcspuesta el Dr. Ferrara?
SR. ALVAREZ (AURELIO): Bien lo dice el Dietamen.

SR. FERRARA (ORESTES) : Con much gusto.

SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el Sr. Martinez SAenz.

SR. MARTINEZ SAENZ (JOAQUiN) : Le voy a deeir al
Dr Ferrara que esa parte de su precepto precisa-
mente haee inefieaz el mandamiento de Habeass Cor-
pues, por o1 menos segfn la experiencia cubana. La
experiencia cubana ha sido que ha desaparecido un
hombre de la circulaci6n ilegalmente, y lo que se
quiere con el mandamiento de Habeas Corpus, es en-
contrar el cuerpo de ese individuo, vivo o muerto.
El mandamiento de habeas corpus por la formula del
Dr. Ferrara, si a los tres dias no ha aparecido ese
individuo, se da orden de libertad, lo que represent
que no se tenga garantia de ninguna clase. Y yo he
tenido esa experiencia Sres.. En una 6poea muy do-
lorosa para Cuba desapareci6 el Sargento Miguel
Angel HernAndez el cual lo llevaron primero preso
a Isla de Pinos y luego a Atares, pero no pude en-
contrar su cuerpo hasta que cay6 Machado y lo ha-
llamos en los fosos del Castillo de Atares. Por eso
queremos que en tiempo suficiente, cuando se hallan
+erminado las diligencias necesarias, se present el
enerpo. vivc o maerto del detenido Por eso es one no
es tan liberal, a nuestro juicio, la Moci6n del Sr. Fe-
rra-a v 6sta es la raz6n por la cual yo no he votado
a favor de ella, a pesar de que estoy dispuesto a
votar por preceptos breves siempre que ofrezcan ga-
rantias.

SR. FERRARA (ORESTES) : Pido la palabra.

SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el Sr. Ferrara.

SR. FERRARA ('ORESTES): Solamente para discul-
parme de que en el period que yo ponia de tres dias,
en lugar de ser en beneficio del detenido, sea en con-
tra de Al. No habia pensado en esta realidad. No ha-
bia penisado que algo que beneficie a un detenido pu-
dlera hacerle dalio. Yo le pregunto al senior Martinez
S4enz y a los miembros de esta Asamblea: ~Es me'or
te"er una orden de lbertad a favor de una persona
1snparecida. o tender una l1amada del Juez de este
desapareeido? Si ha desaparecido, no lo llevarAn ante
el Juez ni con una ni con otra orden. pero me pare-
Pe mas perentorio, mAs efectivo, y me parece que pro-
voca ademas la consecuei6n de un delito, que es el de
no ponerlo en libertad, y provoca la conseeuei6n del
delito el precepto mio, que no el otro precepto, que
mantiene en' suspense el Juez. Porque si no lo han
encontrado, si no sabe d6nde se encuentra, no serb
expedido el mandamiento de Habeas Corpus.








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 11


Sn. PRfo SOCARRIS (CARLOS) : Pido la palabra pa-
ra una cuesti6n de orden.
'SR. FERRARA (ORESTES): He terminado, sefores.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-.
labra el Sr. Prio Socarrhs.
Sn. PRio SOCAERiaS (CARLOS): Fu6 presentado y
firmado por los lideres de los partidos un sistema de
inrterpretaciones y alusiones. Como ya el Dr. Ferrara
dijo todo lo que tenia que decir, asi que no va contra
61, quiero evitar que los cuatro o cinco que tenemos
deseos de hablar, entire los cuales estoy yo, por lo que
tengo autoridad para deeirlo, lo dejemos para otra
oportunidad dentro del tiempo en que esta Asamblea
ha acordado.
SR. MARTfNEZ SAENZ (JOAQUIN): Pido un turno a
favor del Dictamen, porque el Dr. Ferrara lo ha con-
sumido en contra.
SR. FERRARA ('RESTES) : El Sr. Zaydin lo ha con-
sumido en contra.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Fu6 una interrupci6n ama-
blemente concedida por el Sr. Ferrara.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el Sr. Martinez Saenz.
'SR. MARTINEZ SAENZ (JOAQUIN) : Muchas gracias,
Sr. President.
Sr. President y Sres. Delegados: Yo quiero preci-
sar la raz6n especifica de un precepto tan extenso y
tan pormenorizado en la Constituci6n de 1940. Yo lo
he dicho, lo repite y lo repetir6 siempre: soy parti-
dario de la sobriedad y del car6cter gen6rico de los
preceptos constitacionales. Sin embargo, no soy parti-
dario sino lleva aparejada la efectividad de las ga-
rantias que el pueblo debe obtener de la Constituci6n
que nos pide.
Cada pais tiene que ajustarse en material constitu-
cional a las caracteristicas de ese pais. Si un pais tie-
ne una deformaci6n hist6rica que se tiene que corre-
gir por via constitutional, no nos queda mAs reme-
dio, en ese aspect, que llegar hasta detalles extraor-
dinarios. En los Estados Unidos tenemos el preceden'-
te de la Ley Seea que ninguna Constituci6n' del mun-
do puede utilizar. En ninguna Constituci6n del mun-
do puede decirse que el que se bebiese o no fuera ma-
teria Constitucional. Sin embargo, en la historic in-
terna de aquel pais se elabor6 uin precepto especifi-
co prohibiendo la bebida. Ahora se tiene alli otra
mancha que es el dereeho de Lynch, que no es un'a
ley, ni un derecho, sino una costumbre, en virtud del
cual el individuo que se sospecha que ha cometido un
delito en lugar de ser juzgado por los Tribunales y
con las garantias de la ley, se extrae de la cArcel y
se le cuelga. Este sistema priricipalmente se emplea
en los estados del sur y generalmente contra indivi-
duos de la raza d.: color. Es un boehorno tan grande,
que en los Estados Unidos se esti estudiando la ma-
nera de incorporar o adicionar un precento a la Cons-
tituci6n que haqa impossible la repetici6n de los he-
chos de la Ley de Lynch.
Pues bien, Sres. Delegades, anui en Cuba la efecti-
vidad de la libertad civil, la efectividad del precep-


to en virtud del cual nadie porA ser detenido o pro-
cesado sino en virtud de mandate de Juez competen-
te, ha sido ineficaz.
La Constituci6'i de 1901 nos di6 esa garantia en sus
preceptos y puso en las manos del que podia ser de-
tenido o perseguido ilegitimamente el recurso de Ha-
beas Corpus y sin embargo, hemos estado muchos reu-
nidos hoy aqui para hacer una Constituci6n de la Re-
pfiblica, press sin orden judicial, press sin manda-
miento judicial, press en virtud de hechos no impu-
tados. Es decir que los preceptos declarativos de la
Constituci6n eran in eficaces, y fueron tambi6n ine-
ficaces los preceptos del recurso de Habeas Corpus.
4 Por qu6 ? Porque nuestros Tribunales que tenian una
tradici6n juridica, una tradici6n political que venia
de Franeia y que venia de Roma, y no de Inglaterra
ni de los Estados Unidos, ignoraban 1a efectividad
del recurso del Habeas Corpus, en virtud del cual de
be presentarse el cuerpo del detenido y rehuyeron la
emisi6n de los mandamiento de Habeas Corpus: Pri-
mero, porque no se presentaban por el interesado o
sus familiares; se:gundo, porque se decia que se ig-
noraba si estaba preso; tercero, porque si estaba pre-
so o se presumia que estaba preso en Pinar del Rio,
decia el Juez que no era competerite; cuarto, porque
se decia que no tenia jurisdicei6n y quinto, porque,
librando el mandamiento, el funcionario o_ empleado
que tenia empleo ilegitimamente o legitimamente
(esto no se puede decir hasta que el juez falla) deso-
bedecia el mandate o la orden judicial de preseritar
al detenido, y finalmente porque los jueces y Jos ma-
gistrados cohibidos en un estado de coacci6n pfiblica,
se negaban a emitir la orden, y el Dictamen nuestro
ha tenido que ajustarse a la historic dolorosa de Cu-
ba.
SR. MARINELLO (JUAN) : Me permit el senior Mar-
tinez S6enz unna igera interrupci6n?
;SR. MARTINEZ SAENZ (JOAQUIN) : Con much gus-
to.
ISR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el seior Marinello.
SR. MARINELLO (JUAN) : Ateni6ndome a las nuevas
disposiciones a que hacia referencia el compafiero
Prio, har6 una Interrupei6n brevisima. Yo he dich-
anteriormente que estoy totalmente de acuerdo con
el senior Martinfez Saenz en que en esta material la
Constituei6n debe ser amplia y preceptiva, quiz6s
hasta reglamentaria, y quiero ahora preguntarle: ~si
estima que deben consignarse tantos detalles, no le
parece que es uno de los mas importantes el que pre-
cise el t6rmino en que el Habeas Corpus debe trami-
tarse 1 Se dijo por el Sr. Zaydin que nosotros, al apo-
yar la proposici6n del doctor Ferrara, 6ramos reac-
cionarios tambibn.. No se ley6 que n'osotros hablamos
de los tres dias, no para ]a presentaci6n, -asi lo en-
tendi6 el doctor Zavdin-, sino para la tramitaci6n
total del procedimiento de habeas corpus.
Yo s6 que la ley actual establece un precepto pare-
jo. pero los otros extremes de este articulo estan exi-
giendo una nueva ley de Habeas Corpus, y es mejor
que desde aqui, desde la Constituei6n, arran'que lo
sumario del trnnino.







iDARIAO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Esta de acuerdo el senior Martinez Saenz en que
asi tiene que ser...
SR. MARTINEZ S.IENZ (JOAQUIN) : Estoy de acuer-
do. La raz6n por la cual yo creo que no es prudent
fijar el tirmino en el precepto coustitucional es es-
ta: Habiendo concedido la competencia universal a
todos los jueces de Cuba para conocer de esa situa-
c.in, podrian rehuir su deber por la imposibilidad
material de atender al recurso dentro del t6rmino de
!as 72 horas, y entonces, por un exceso de garantia~
haciamcs ineficaz cl precepto y la finalidad que persi-
gue el sefor Marinello se obtiene con el precepto ex-
preso del Dictamen que dice: "Estos asuntos serAn
preferentes a cualesquiera otros". De modo que uri
tribunal naraliza el conocimiento de otros asuntos
hasta revolver sstos, y no le ponen la excusa, de que
no pudiendo resolver en 72 horas se niegan a conocer
el asunto.

SR. ZAYDIN (RA.M6N) : A Me permit hacer una li-
gera interrupci6n ?

SR. 'MARTINEZ SAENZ (JoAQUIN) : Con much gus-
to.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Zaydin.
SR. ZAYDiN (RAM6N): Yo no habl6 de reacciona-
rio. Eso de reaccionario o progresista no tiene conte-
nido mAs que en Ics hechos, jams me han preocupado
las palabras, porque se conjuga el vocablo o el len-
guaje como le parece al opinante.
En cuanto a. lo que decia el senior Marinello, no va
a ser n'ecesario tener que mcdificar la orden de ha-
beas corpus mas que en la parte jurisdictional, por-
que recordara el doctor Marinello que la Comisi6n
Coord'n-adora cuando se estudiaba esta material ful-
mos tan cuidadoscs que inclusive traiamos los tex-
tos legales vigentes para. xaminarlos y hasta la ju-
risprudencia que habia sobre esta material, y nos en-
contramos que todos los preceptos que contiene el
Dictamen de ]a Comisi6n Coordinadora, y que los
trafa ya el de la Secci6n correspondiente, estAn injer-
tados en ]a orden .obre habeas corpus, y lo que se qui-
so fu6 elevar a categoria constitutional, los que aa-
tualmente son preceptos legales para darle una fuer-
za y un vigor, una autoridad, una jerarquia, que la
hiceese obligatoria efectivamente en' Ouba, y lo fini-
co que se modific6 aqui fue ]a cuesti6n de la jurisdic-
ci6n para que todos los Tribunales de una vez fueran
competentes para conocer de la solicitud en esta mate-
ria de habeas corpus.
Asi que solamente en esta parte, y a juicio mio era
necesaria la modificaci6n del texto legal que existe
actualmente en vigor en Cuba.
SR. MARTINEZ SAENZ (JOAQUfN): La material es
tan important que quiero fijar de unr modo precise
la situacion de la Comisi6n Coordinadora y de la
Secei6n de Derebhcs Individuales que intervino en
este asunto. Seiial6 como habia sido ineficaz el man-
damiento de Habeas Corpus por varias razones, la
primera, porque requeria un interns en el recurrei'-
te, el Dictamen dice que lo podra presentar cual-
quier persona; en segundo lugar porque requeria


un letrado director, el Dictamen dice que no es ne-
cesario; en tercer lugar, porque el Tribunal no era
competent porque carecia de jurisdicci6n, se de-
clara que los TrIbunales no podrAn near su juris-
dicci6n. Despucs venia ]a negative a presentar el
detenido; eso es lo m6s important, y volviendo al
caso dramAtico en que tuve el door de intervenir,
hubiera dado resu'tado esta disposici6n que el sefior
Jefe del Penal en donde entr6 y fu6 registrada su
entrada, el deterido. Sargento Miguel Angel Her-
n6ndez hubiera tenido que presentarlo.
SR. DON (ARTURO): Eso ha ocurrido muchas ve-
ces en Cuba...
SR. MARTINEZ "SENZ (JOAQUIN): Lo afirma el se-
seiior Don con su interrupci6n. Consiguientemen-
te, la Comisi6n Coordinadora dijo: tfi, jefe de pe-
nal que lo tuviste preso, o presents al detenido pre-
so o est6s detenido tfi a la vez para ser juzgado por
el delito que hubieras cometido.
Pero finalmence nos encontramos con un'a judi-
catura temerosa, con una judicatura que tiembla
ante una situaci6n de fuerza, con una judicatura ti-
mida que no se atreve a admitir el recurso de habeas
corpus o a tramitarlo. iAh!, entonces se le impo-
ne a esta judicatura una responsabilidad. La Sala
de Gobierno del Tribunal Supremo exigira a ese
funcionario timido, que no ha sabido llenar plena-
mente su misi6n de garantia para la sociedad, le
exigira su respoasabilidad y lo pone en la situaci6n
de ser separado de la carrera judicial. Se ha co-
rrido la gama complete para hacer efectiva esta ga-
rantia para que sea cierto que niadie puede ser de-
tenido ni procesado sino por un juez competent
en virtud de ley anterior al acto cometido. Si nos-
otros no ponemos todos estos detalles estamcs igno-
rando la realidad eubana.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Guis para explicar su voto.
,SR. Guls (RAFAEL): Sefior Presidente y seio-
res Delegados: He solicitado la palabra en contra,
no propiamerite para consumer un turno en contra,
sino para explicar la posici6n.del que habla en re-
laci6n con este problema.
Cuando nosotro- vot6bamos favorablemente la en-
mienda del senior Ferrara, como cuando a posterio-
ri votabbamos tambien favorablemente ]a enmienda
del Partido Uni6n Revolucion'aria Comunista, no te-
niamos ciertamente el prop6sito de negarnos a la in-
corporaci6n del Habeas Corpus a la Constituci6n de
1940.
En relaci6n con este problema, como con otros mu-
chos de esta Convenci6n, si algo oeurre, es que hay
un marat6ni de libertadores; todos los convenciona-
les son liberals y todos son libertadores; en esta
Asamblea no hay ni debe haber convencionales reac-
cionarios, no cre, que en el seno de ella haya uno
siquiera que se oponga a la incorporaci6n del Ha-
beas Corpus a la Constituci6n de la Repibblica; pue-
de discreparse por raz6n de metodo, por raz6n de
escuela filos6fica, quizas por raz6n de gusto juri-
dico, en un sentido o en otro puede haberlos aman-
tes de la sobriedad y amantes de la frondosidad,







DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 1I


puede haberlos amante de lo abstract, de lo gend-
rico, de lo sintitico; enamorados de aquella elegan-
cia que nos vino de Atenas y de Roma y partidarios
de los tiempos actuales, un poco materialistas, mas
especificos, mis comineros, mas detallados, porque
van dentro de una filosofia positive al fondo de
las rosas a asegurar la efectividad de los beneficios.
Puede haber discrepancia con una escuela o con- la
otra; pero, en el fondo, en el seno de esta Con-
venci6n y en relaci6n con este problema, somos to-
dos libertadores, libertadores los de alli y los de aca;
nadie, absolutamente nadie, reaccionarios, ni los que
votamos con el senior Ferrara, primero, ni con el se-
fior Marinello, despues, ni los que estdn votando a
favor del Dictamen.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el sefor Cortina.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : Sr. President y se-
fiores Delegados: Es convenient fijar un punto, un
punto nada mas, en relaci6n con el problema de la
posibilidad de que sea resuelto un Habeas Corpus
sin la presentaci6n de la persona. No voy a analizar
ninguin otro aspect juridico sobre este studio, por-
que ya se ha hecho aqui.
El origen del Habeas Corpus fu6 esencialmente
traer al reo, cualquiera que fuera su estado, ante
los Tribunales. En la 6poca oscura de los reyes ab-
solutos, era frecuente que a un hombre, por medio de
las llamadas "Letters de Cachet", so le hiciera desa-
parecer, sin ningfin procedimiento judicial. Sucedia
que entonees, o se le mataba, o se le sometia a
tormento, o se le asesinaba, sin que quedara ante
los Jueces ninguna huella de esta acci6n.
Entonces los ingleses, en primer termino, al im-
poner garantias de car6cter personal, establecieron
el original recurso de Habeas Corpus, que tiene co-
mo base, antes que hacer ningin juicio ni discutir
la culpabilidad del acusado, el que se present al
propio acusado en persona, es decir, el cuerpo, ya
sea vivo, muerto, atormentado o destrozado.
El recurso va encaminado principalmente a de-
fender la integridad fisica y la vida del aeusado.
De esta manera, se defendia la vida del hombre pre-
so irregularmente, y a la vez se daba despues opor-
tunidad a los Tribunales para traerlo a juicio regu-
lar y normal, sustrayendolo a la orden tirdnica que
lo habia aprisionado.
Este es el origen del Habeas Corpus. No es el
objeto dar lugar a estudiar solamente si el individuo
estuvo bien preso o detenido o aprisionado, ni tam-
poco si la pena que se le ha impuesto es just o es
injusta. El Habeas Corpus, en primer t6rmino, lo
que pretende es que, cupable o no, se present ante
los Tribunales, en cuerpo, vivo o muerto, al acusado.
El recurso es un atributo politico juridico de la
libertad individual y del dereeho de todo ciudada-
no a defenders dentro de las normas legales.
Cuando el individuo esta en prisi6n conocida y
no hay duda alguna de su integridad fisica, el re-
curso de Habeas Corpus se convierte en un recurso
mis, sin gran trascendencia. No es para eso que se
ha otorgado el recuiso. El de Habeas Corpus es para
defender al hombre que, en tiempos de pasiones o
tirania, es sustraido de la vida social de un modo
irregular.
Por este recurso se le da a los Jueces un poder
i.us grande que cl que tengau los reyes, presidents y


gobernantes. Se les da derecho a pedir imperativa-
mente que, sin demora ninguna, se traiga a su vista
al hombre misteriosamente aprisionado. De esta suer-
te, se impide tambi6n que sus aprehensores lo ma-
ten o lo hagan desaparecer para siempre, sin que
se sepa d6nde esta ni d6nde se eneuentra.
Es el Habeas Corpus no solamente un amparo
juridico, sino una amenaza contra los que violan
gravemente la libertad individual. Si aqui se lleva
el Habeas Corpus a considerarlo como un recurso
mas o monos judicial para. devolver la libertad al
preso, o rectificar algfn error en el procedimiento
seguido, se convertira en un papeleo muy interesan-
te, pero no tendr6 importancia. Un Habeas Corpus
resuelto sin traer a.l hombre fisicamente ante el Juez,
no es un Habeas Corpus en lo esencial.
Debemos sefialar que en todo caso el recurso de
Habeas Corpus se inicia, se mantiene en su esen-
cia y se realize presentando al hombre fisicamen-
te; y a ese efeeto, estoy conforme con todas las
medidas encaminadas a perseguir y castigar a los,
que frente a un mandamiento de Habeas Corpus,
no presented ante los Jueces al hombre, vivo o muer-
to. Esto es lo esencial del Habeas Corpus; todo lo de-,
mas es decorative. En esto coincide en part con las
palabras de mi distinguido amigo el senior Martinez
SAenz.
Un Habeas Corpus discutido y fallado sin la pre-
sentaci6n fisica, ante el Juez, del hombre acusado,
seria un Habeas Corpus vacio y desposeido de la
fuerza y de la esencia hist6rica de esa instituei6n.
SR. GEORGE (QUINTfN): Voy a emplear menos
tiempo que el que seguramente limita la Moci6n que
acaba de ser presentada y aprobada por la Conven-
ci6n. En todo este articulo, en que se quita el de-
recho al Tribunal de plantear cuestiones de compe-
tencia, se habla de "Tribunales"; dentro de la acep-
ci6n comfin "Tribunales y Jueces" se admiten si-
n6nimos; pero dentro de la acepci6n estrictamen-
te juridica, "Tribunal" es el colegiado, y Juez es
el unipersonal. En el iltimo pArrafo, efectivamen-
te, se establecen obligaciones y se depuran respon-
sabilidades para Jueces y Tribunales que no cum-
plan lo preceptuado en este articulo.
El que habla no quiere sino que algin miem-
bro de la Comisi6n Coordinadora exprese a la Asam-
oim si eiccvamieone quieie signiticar y compren-
de la palabra "Tribunales" a los "Jueces y Tri-
ounalcs" para conocer del reetuso o de la acei6n
del Habeas Corpus.
SR. ZAYDiN (RAM6N): Para contestar al sefor
George, ya que lo ha pedido para que conste; que
cuando se ha empleado el concept "Tribunal" se
ha empleado dentro de nuestra acepoi6n juridico-
t6cnica, que es lo mismo "unipersonal" que "cole-
gaado" y, por lo tanto, cuando se habla de Juez se
refiere a los tribunales unipersonales; y mas bien
que la t6cnica juridica, es la prActica comin la que
ha llegado a distinguir como Tribunales a los cole-
giaaos, pero ie inmniu uado ia aceptaclon estrietamente
6cnica, al deeir, Tribunalcs, que comprenden, tan-
to la denominaei6n "Jueces" o "Juzgados" como
tambien a las Audiencias o Supremo, que viene a
conitituir la segunda instancia.
SR. GEORGE (QUINTIN) : Muchas gracias por la ex-
plicaci6n que da a la Asamblea; pero, repito con
respeto, al maestro, que la afirmaci6n anteriormente







14 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


hecha de que en un sentido t6cnico-juridico se inter-
preta la palabra "Tribunal" como colegiado, y
"'Juez" al unipersonal; se diferencian en eso, funda-
mentalmente, en nuestra Ley Organica del Poder
Judicial y en los distintos textos, en que se define,
efectivamente, lo que es Tribunal. Establecen las
diferencias los tratadistas ?de que el "Tribunal"
es colegiado y "Juez" el unipersonal.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Lamento discrepar con el
distinguido compafiero senior George; pero he creido
dar la interpretaci6n tecnico-juridica que estA en
todos los textos procesales, y me basta haber consig-
nado la interpretaci6n, accediendo a lo pedido.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Los que es-
ten conformes se servirin levantar la mano.
(La nwyoria de los seiores Delegados asi lo hace).
Anrobado. Se v a a dar lectura a una enmienda adi-
cional.
(El Oficial de Actas lee nuevamente una enmienda
suscrita por los se~iores Garcia Agilero, Vilar y otros).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN.MMARTIN): A discusi6n
(Silencio). A votaci6n. Los quo est6n conformes
con ella lo manifestarAn alzando el brazo.
(La minoria de los seniores Delegados alza el bra-
zo).
Deshechaada. Se va dar lecture a otra enmienda.
(El Oficial de Actas lee nuevamente una Enmien-
da suscrita por el senior Boada).
SR. FERRARA (ORESTES) : Pido la palabra, no pre-
cisamente en contra de ia enmienda sino mas bien,
para dar oportunidad al author de defenderla.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES) : Sefior Presidente y se-
fiores Delegados: La enmienda del senior. Boada me
parece muy clara, puesto que existed un precepto de
igual ginero en otra legislaci6n. Se refiere, a que
el que haya sufrido injustamente una prisi6n, ha-
biendo estado sometido a un procedimiento judicial
por un period mas o menos largo de tiempo, quo re-
ciba luego una sentencia absolutoria, sea indemniza-
do de la molestia, de la pena, de la injuria que ha
sufrido habiendo estado detenido. Esto me pare-
ce una justicia elemental, pero lo finico que encuen-
tro es, que esto significaria la quiebra del Estado,
porque en realidad, el cincuenta por ciento de nues-
tros procesados son absueltos: Deficiencia del pro-
cedimiento, deficiencia policiaca, piedad del juzga-
dor? No sabemos por que, pero lo cierto es que el
cincuenta por ciento de los encausados salen absuel-
tos, y como nuestra delincuencia, por desgracia, no
es muy limitada, supongo que muchos miles de hom-
bres y muchos miles de mujeres, tendrAn el derecho
a esta indemnizaci6n con una sentencia que nuestro
Estado Cubano, que ya esta en deficit, lo estaria to-
davia much mis.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Boada.
SR. BOADA (ALBERTO) : Sefior Presidente y sefio-
res Delegados: Para defender la Enmienda presen-
tada a la Asamblea. Como decia el senior Ferrara,
no trae esta Enmienda al seno de la Asamblea nin-
guna idea nueva, puesto que ella ha sido aceptada
en legislaciones de otros paises. Es, por lo tanto.
una media aceptada ya que ha tenido su realizaci6n
en otras latitudes.
El argument presentado por el senior Ferrara
para combatirla, mAs que un argument de verda-


dero peso, es un argument en que el senior Ferra-
ra, con su agudeza mental, me ha ofrecido el mo-
tivo paxa que yo la defienda...
SR. FERRARA (ORESTES): No, no; lo he dicho en
serio.
SR. BOADA (ALBERTO): Existe una realidad, que
a Asamblea debe contemplar serenamente, pues me-
ditada la enmienda con ia profundidad que mere-
ce y con el respeto que siempre otorgo a este cuer-
no ante el cual hablo hoy, antes de someter a su es-
tudio cualquier problema.
Es frecuente la privaci6n de libertad por auto ju-
dicial, y es mas frecuente todavia, que despu6s de
sufrir una prisi6n preventive, la sociedad, a trav6s
de sus defensores, no ofrezca ni siquiera un acto de
reconocimiento o reparaci6n a los perjuicios materia-
les y morales que se han producido en el ejercicio
de su defense. La Enmienda, manteniendo esta te-
sis, precisamente, y de acuerdo con las reiteradas de-
mandas del senior Ferrara, establece de una manera
escueta el principio, y deja despues la regulaci6n
de este principio y la manera de asegurarlo a la ley.
Yo no s6 hasta d6nde pudieran llegar en el orden
economic los fundamentos para rechazar la enmien-
da, pero yo garantizo ante la Asamblea en estos ins-
tantes, que es precise reparar esta injusticia, que
es precieo buscar la formula que d6 al traste con este
procedimiento, que ya no puede aceptarse en los
tiempos modernos. Con frecuencia se encarcela a
un hombre sin m6ritos bastantes para encontrar des-
pu6s las razones sobre las cuales fundamental una
sentencia condenatoria, y muchas veces esas prisio-
nes preventivas se sufren finicamente por indicios o
por confidencias, sin que aparezca justificaci6n bas-
tante en los autos de procesamiento, que en ccrtas
ocasiones estfin hasta refiidos con la realidad del su-
mario. Y esos hombres que padecen err6neamcnte
los sufrimientos de nuestras carceles, para ser des-
pu6s libertadas, sin exeusas con el consiguiente sacri-
ficio para su familiar, y con la lesi6n tambi6n a la
sociedad, que la exper'menta en la injusticia infe-
rida a uno de sus miembros...
SR. ZAYDIN (RAM6N): Yo quisiera que el senior
Boada contestara esta raz6n tecnica, que se afiade al
argument expuesto por el senior Ferrara, que ya
no es de carActer econ6mico, sino de carieter juri-
dico. El senior Boada sabe, como Abogado, que el
auto de procesamiento se dicta por indicios racio-
nales de culpabilidad, y que la Ley distingue por la
calidad o gravedad de los delitos, aquellos por los
cuales impone la privaei6n de libertad, sin que pue-
da prestar fianza para gozar de ella, de. los que por
su no gravedad pueda gozarse de libertad. Si se im-
pusiese al Estado la obligaci6n que creo captar de
su Enmienda, de indemnizar a todo procefado que
fuese absuelto cuando hubiese estado privado de li-
bertad durante todo el tiempo del process, no cree
el senior Boada que entonces los jueces se eneontra-
rian ante este problema legal de extraordinaria im-
portancia?: no proceso mas que cuando tenga un
cfimulo de pruebas de tal naturaleza que pueda ga-
rantizar que el tribunal competent condenard. Y
entonces, no esca.parian por ese medio la mayor
parte de los autores de crimenes, porque es imposi-
ble que dentro de las 72 horas pueda tener un juez
todos los elements comprobatorios de esa natura-
leza?
SR. BOADA (ALBERTO): Con much gusto voy a
contestar al senior Zaydin.






DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE .15


Naturalmente que el senior Zaydin parte del falso
supuesto de que un senior Juez dicta un auto de pro-
cesamiento excluyendo de libertad o no, segfin qu:
pueda ser motivo o no de indemnizaci6n, el presun-
to culpable. No es ese el punto de vista que yo
sostengo, ni pudiera sostener. El juez debe proce-
der con la misma rectitud si existe o no existe la1
indemnizaci6n No es ese el valladar que pueda es-
tablecerse para una decision judicial. Lo que se
desea es evitar casos como he comprobado por la ex-
periencia, de que a un procesado, despues de cumplir
determinados meses de prisi6n preventive, se le pre-
sentan unas conclusions del senior Fiscal con pena
inferior, inclusive a la que ya tiene cumplida el
procesado; o cuando se retira la acusaci6n por falta
de pruebas, precisamente por la acci6n del propio
Fiscal, despu6s de haber cumplido determinado tiem-
po de prisi6n preventive; o cuando se produce unn
declaraci6n terminante del Tribunal de la inocen-
cia de cuaiquier ciudadano, no obstante la cual el
ciudadan'o ha cumplido en realidad una pena aflic-
tiva a todas luces injusta.
La raz6n econ6mica que sefialaba el senior Ferra-
ra, era la unica que podia detener esta enmienda,
nunca una ra?:6n de justicia social; porque la jus-
ticia social tiene que reconocer que cuando se pro-
duce un dafio, aunque ese dafio sea precisamente en
el intent de la defense de la sociedad, la propia
sociedad esta en la obligaci6n de indemnizar el da-
fc que impropiamente ha causado a uno de sus inte-
grantes.
La raz6n econ6mica del senior Ferrara no pesa, sia
embargo, bastante para evitar la reform que in-
tento, ya que deio a la Ley y al legislator el esta-
bleeimiento, mediante juicioso studio, de las me-
didas indispensables para la aplicaci6n real del prin-
cipio, que es lo que nosotros tenemos iinicamente que
consignar en la Constituci6n.
No es una innovaci6n, no es una novedad, no es!
un' invento, es un principio de derecho sentado ya
en otras legislacicnes que yo vengo a traer al seno:
de la Asamblea para que si efectivamente se deseda
rectificar determinados errors comprobados en
nuestro pais, aprovechemos estas oportunidades pa-
ra dejar sentadas las nuevas ideas del Derecho.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Se pone a
votaci6n la enmienda del senior Boada. Lcs que es-
ten conformes se servirAn ponerse de pie.
(La mayoria de los seiiores Delegados permanec-i
sentada).
,Rechazada.
Se va a dar lecture a otra enmienda.
(El Oficial de Actas lee).
A LA CONVENTION CONSTITUYENTE
El Delegado que suscribe propone el siguiente:
ARTICULO ADICIONAL
Que al final del Capitulo sobre Derechos Indi-
viduales, se inperte el articulo adicional siguiente al
47.


Articulo 48.-"Se prohiben y declaran ilicitas las
asociaciones, sindicatos o cualesquiera otras organi-
zaciones de orden politico o social, quie imponlgan a
sus miembros obediencia a autoridades u or'ani.smriu;
distintos a los de la Repfiblica, asi como los conec-
tadcs con organizaciones political o sociales extran-
jeras, o de carkcter international o contrarias al sis-
tema democrftico de gobierno".
La Habana, 4 de Mayo de 1940.
(Fdo., Josi Manuel Casanova.
SR. PRia SOCARRAS ('CARLOS): Yo consider que
esa enmienda o adici6n de un articulo de la.Ccns-
tituci6n presentada, asi de sopet6n, a la Asamblea,
como pudieramos decir, me parece que debia sei re-
mitida a la C.omisi6n Coordinadora para de verdad
desentrafiarse ol sentido de ]a Enmienda, antes de ser
discutida en el hemiciclo.
SR. 'CASANOVA (Jost MANUEL): Sefior Presiden-
te: Como author del articulo adicional que esta en
discusi6n, quiero preguntar al senor Prio SocarrAs
si lo que propone es una cuesti6n incidental.
SR. PRfo SOCARRkS (!CARLOS): Si, claro.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Si es una
moci6n incidental tiene que someterse a votaci6n in-
mediatamerite.
Se pone a votaci6n la proposici6n incidental del
senior Carlos Prio.
SR. CASANOVA (JOSE MANUEL): Votaci6n nomi-
nal.
SR. PRIOR SOCARRAS (CARLOS) : Yo creo que no de-
be interpretarse la votaci6n de los sefiores Delega-
dos ni favorable ni contraria a la moci6n.
SR. CASANOVA (JOSE MANUEL): Senior Presiden-
te: Yo he solicitado votaci6n nominal no porque ella
pudiera interpreter la opinion de ]a Asamblea en
relaci6n con el asunto que estA sometido a debate; si
he pedido votaci6n nominal es, sencillamente, porque
deseo tener ]a oportunidad parlamentaria de expli-
ear mi voto, diciendo, en ese moment, algunas con-
sideraciones que cbnsidero pertinentes respect al ses-
go que va tomando el articulo adicional que he tenido
el honor de someter a -la consideraci6n de ]a Asam-
blea. Y no debe interpretarse en forma distinta mi
intenci6n, cuando si la proposici6n del senior Pri)
Socarris se eneamina a enviar este asunto a la Co-
misi6n Coordinadora, no he de ser yo que formo
parte de dicha Comisi6n en representaci6n del Par-
tido Liberal, quien sostenga dudas ni rece'os en
cuanto a la conduct laudable que viene desenvol-
viendo dicha Comisi6n. Se trata, sencillamente. de
que se me conceda la oportunidad de hacer algunas
consideraciones y el Reglamento solamente me de-
ja abierta esta puerta de la votaci6n nominal. No
hay otra intenci6n detras de mi solicitud.
Sn. ZAYDfN (RAM6N): 1Me permit un ruego 91
senior Casaniova? Para rogarle que retire su solici-
tud de votaci6n nominal y entonces que se le conce-
diese por la Asamblea explicar su voto, si 61 lo es-
tima conveniente.







16 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR. CASANOVA (JosE MANUEL) : Acepto el ruego
del senior Zaydin, rogando a mi vez, linica y exclu-
sivamente, qUe se me permit explicar mi voto.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se pone a
votaci6n la proposici6n del senior Prio. Los que es-
t6n conformes.se servirn .ponerse do pie.
(La mayoria de los seinores Delegados permanece
sentada).
Rechazada.
SR. ROCA (BLAS): Pido la palabra en contra d';
!a moci6n del senior Casancva.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN): Tiene la pa-
labra el senior Roca.
'SR. RocA (BLAS) : Sefior Presidente y sefiores De-
lerados: lie pedido la palabra eIi contra d, es!e
articulo adicional que propone el senior Casanova.
porque quiero explicar, brevemente, las razones que.
.tengo para estar .en contra de esa moci6n, y pedirle
al mismo tiempo a la Asamblea que la rechace.
Aqui se ha presentado nuevamente una moci6n
en la cual -el verdadero sentido, el verdadero fin per-
seguido, va envuelto y oculto detras de eiertas pa-
labras, para no decir exactamente lo que se pre-
tende. Siguiendo mi costumbre de siempre en estos.
debates, voy a decir, antes que nada, lo que pretendde
la moei6n presentada.
La moci6n presentada, como decia hoy certera-:
mente el editorialista del Diario de la Marina, es
una moei6n dirigida a former un cuerpo legal, me-
diante el cual pueda ilegalizarse, en determinado mo-
mento, al Partido Comunista o cualquier otro Pacr-
tido de raiz popular, que levante aqui la bandera
de las reivindicaciones populares.
Este es el fin fundamental de la enmienda. La
enmienda no declara illegal inmediatamente al Par-
tido Comunista de Cuba. El Partido Comunista dec
Cuba no depend de ninguna organizaci6in social c'
political extranjera. No esta sometido a ninguna;
organizaci6n political o social extranjera, y no esta,'
de ninguna inahera, en el t6rmiio que se establece.,
de que depend de tal o cual 'Organismo, contrario'
a tal o mis cual forma de gobierno que est6 ope-
rando en nuestra Repfiblica. No -est comprendido'
en eso exactamente; pero la enmienda, tal como se
present, esta d'rigiendo el filo a permitir cualquier:
initerpretaci6n que, ahora o en el future, quiera
darle el legislator o el gobernante a este precepto
constitutional, para tener continuamente abierta la!
puerta a una legislaci6n del Partido Comunista, -*
de cualquier otro Partido popdilar.
En la Constituri6n de 1901 no habia este precep
to. y; sin haber este precepto, ni niTnguna ley ilega
lizando al Partido Comunista, sin embargo, duran
te much tiempo, durante trece aios exactamente, ei
Cuba ha estado illegal y perseguido-el Partido C'(
munista por las autoridades nacionales. Machado
oue se levanta en el espiritu de esta Moi6n a re
clamar su lugar en esta Asamblea, en 1930, acaban
do de tomar posesi6n para el segundo period pr-
sidencial para el: cual se' reeligi6 *por Ics m6todo
que nosotros conocemos, en un discurso dado al pue-


blo de Cuba, para justificar la represi6n y persecu-
ci6n de todo el pueblo, para justificar todas las atro-
cidades que cometi6 contra el pueblo y contra los
trabajadores cubanos, decia estas palabras, que se
estan repitiendo en el seno de esta Asamblea tam-
bi6n, a trav6s del Delegado que ha presentado esta
Moci6n.

"A todos.. (contini'a leyendo)".

Y en el texto de su discurso decia: "Cuba se en-
cuentra... (continUa leyendo)".
Y mas adelante, para contestar las acusaciones
que, por 6se y otros procedimientos, se le hacian en
Cuba de Dictador, declara que no se le puede lla-
mar dictador, que lo que a 61 se le puede acusar es
de tener demasiado mane blanda con la oposici6n, quo
estaba creciendo. en el seno de la Repfiblica.
Y bien: en el mismo tiempo en que todo el pais
se levantaba contra iachado y en que se pronuncia-
ron *estas palabras, tratando de plantear como el
uinico problema fundamental de Cuba el de nuestro
Partido, tratando de hacer algo contra toda la opo-
ici6n, contra todo lo progresivo, contra todos Ics
trabajadores; en esa misma 6poca, en 1930, al dic-
tarse ese discurso s61o 300 miembros tenia nuestro
partido. Pero acababa de ser asesinado en M6xico
Julio Antonio Mella, y un nuevo mirtir de la cau-
sa de la independencia de Cuba, un nuevo martir
de las luchas por las demands de los trabajadores
cubanos, era alzado en toda la naci6n, y miles y mi-
les de nuevos miembros contestaban a esta agresi6n,
al asesinato de aquellos lideres obreros, que recla-
maban el derecho a vivir, el dereeho al trabajo. To-
do eso deviino en un movimiento formidable, en
un aumento grandiose de los miembros de nuestro
partido, que se convirti6 asi en uno de los puntales
m.s s6lidos en la lucha contra Machado en aquellos
tiempos.
Se quiere ilegalizar al Partido Comunista con
la enmienda que se acaba de presentar, porque asi
serk mAs fAcil que cada obrero que reclame aumen-
to en el salario, que cada uio que protest contra
una injusticia, que cada uno que se rebel contra
un gobierno tirAnico o pida un poca de libertad, se
1' acuse simplemente de comunista y, por ese solo he-
-ho. sea sometido a todas las torturas, a todas las
persecuciones, a todo lo que nosotros hemos vivido,
i todo lo que nosotros hemos pasado.
L6gicamente, la proposici6n de este articulo, en
forma envuelta y velada, habia de venir de la miano
'ue vino: hay gentes que se molestan extraordina-
iamente porque en la Asamblea Constituyente de
'940 se est6n planteando los problems candentes
lel pueblo cubano; hay gentes que estAn profunda-
nente inc6modas porque se able en el Proyecto de
"c'nstitucion de la semana de 44 horas, del pago de
,alario los dias festivos, del reconocimiento univer-
'al del dereeho de organizaci6n...


SR. CASANOVA (Josf MANUEL):
bla de gentes, ya sabemos que se
torque los sefiores Delegados aqui
sonas,


Cuando S. S. ha-
referira a S; S.
todcs somos per-






DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE "l


SR. RoCA (BLAS) : Somos personas y creo que gen-
tes tambi6n: En algunos textos he leido "el derecho
de gentes" y no el derecho de personas solamente.
Yo no s6 si eso es juridico o si estA bien empleado
el t6rmino "gentes". Pero si se presta a confusio-
nes, dir6, y con mas propiedad ain, que hay algu-
nos sefiores, es decir, con el criterio antiguo -de la
palabra senior, que significa amo feudal; hay algu-
nos sefiores que estan muy molestos porque estas
cosas se est6n planteando en el seno de la Asamblea
Constituyente. Gente es el pueblo, gente son las
masas, gentes son Ics trabajadores, y esos no estanr
molestos porque estas cosas se pongan aqui. Sefio-
res, son los amos, son los duefios de esclavos, son Ics
explotadores de los que sirven, son los enemigos d-
la nacionalidad. Estos sefiores si estan profunda-
mente inc6modos de que estas cuestiones- se est6n
planteando en el seno de la Asamblea Constituyen-
te... Jornada de ocho horas, Seguro Social para lo1
desocupadcs, pago de los dias festivos, reconocimien-
to perentorio del sindicato y obligatoriedad de tra-
tar con 61, trabas en el texto...
SR. CASANOVA (Jos M1ANUEL) : iMe permit S.
S. una interrupci6n, con la venia de la Presidencia?
SR. RocA' blast) : Con much gusto.
SR. CASANOVA (Jose MANUEL) : ISencillamente pa-
ra decirle que cuando S. S. irrumpi6 en' la political
cubana, tcdas esas leyes se habian Totado y eran le-
yes de la Repfiblica y estaban en vigor.
De manera que por lo menos tenemos que reco-
nocer que a estos sefiores y a esta burguesia y a
estos Partidos que se sientan en toda esta part del
hemicielo, se deben, por lo menos, todas esas ven-
tajas que obtuvo el proletariado.
SR. ROCA (BLAS): IMe permit seguir el se-
fior Casanova y terminar lo que precisamerite esta-
ba diciendo en estos momentss.
Trabas en el texto constitutional a la organizaci6n
de sindicatos patrona'es, propios del duefio del ad-
ministrador de la fibrica, para burlar, precisamente,
toda la legislaci6n, todo lo logrado por el proleta-
riado, todos los avances que estin invadiendo el
seno de la Asamblea.
El senior Casanova dice que todas estas cosas eran
eyes de la Repfiblica...
Son las leyes de la Repfiblica y son ventajas que
ha logrado el prolotariado antes de que yo irrum-
piera en la vida political national.
Yo no estoy tratando de mi personalmente, ni si-
quiera de n'uestro Partido como expresi6n politic i
de actualidad, sino a! trav6s de todo el process hist6-
rico que ha seguido Cuba...
Si estas. leyes estAn, efectivamente, yo no com-
prendo por qu6, en el seno de la Secci6n de Traba-
jo y R6gimen de la Propiedad, las discusiones fue-
ron tan ardientes, 'tan vivas y tan vibrantes, quo
mas de un peri6dico diario se refiri6 a que algunos
de los seficres Delegadcs no se les' dejaba hacer
uso de la palabra, se les coaccionaba, y mis de una
oeasi6n he reeibido de muehisimos miembros de la


Uni6n Social Econ6mica de Cuba y de la Confede-
raci6n de Organizaciones Patronales, mis de una
comunicaci6n he recibido, hablando extraordinaria-
mente mal de estas leyes contenidas en el dictamea
de la Secci6n de Trabajo y R6gimen de la Propie-
dad.
SR. CASANOVA (JosP MANUEL) : Me permit S
S., con la venia de la Presidencia?
SR. RoCA (BLAS) : Con muchisimo gusto.
SR._CASANOVA (JosE MANUEL): S. S., con: today
seguridad, esta confundiendo al citar a la Union SC-
cial Econ6mica de Cuba. 'Abrigo !a certeza de'que
esta entidad no se ha dirigido a -S. S., mis lque por
ninguna otra raz6n, porque .la Uni6n Social Eco-
n6mica de Cuba no intervene para nada en estos
asuntos ni se inmiscuye en problems sociales y po-
liticos que estan fuera del circulo de sus actividades.
Cuando se refiere a la Confederaci6n de Corpora-
ciones Econ6micas de Cuba, incurre el senior Roca
en una exageraci6n, si es que no esta tambien, maL
informado. No tengo conocimiento de que la Confe-
deraci6n de Corporaciones Econ6micas se haya diri-
sido a la Convenc'6n en ningfin sentido; pero vi
alguno de sus miembros, independientemente lo hu-
biese hecho, tengo la firma convicci6n de que no lo ha
hecho restringiendo el derecho al trabajo ni ha ido con-
tra el derecho legitimo a una buena retribuci6n a!
hombre que trabaja. Que se condene el m6todo mar-
xista, que se oponga a la sovietizaci6n de Cuba, que
se vaya contra la infiltraci6n de doctrinas ex6ticas r
de procedimientos que tienden a crear en el pais re
sentimientos funestos y separaciones que jams han
existido, no implica, como lo deducirh claramente'e'
senior Roca, que se est6 obstruccionando la implan-
tacidn de normas de justicia social y de mejorb-
miento de los elements que traba'an, que tienen en
nuestras classes los primeros y mas esforzados d--
fensores...
.SR. RO'CA (IBLAS): Exactamente...
Y no voy a discutir detalladamente cuhl ha sid(p
la actitud de las Corporaciones Econ6micas, y conm-
prenda el senior Casanova que no tiene ninguna ra-
z6n' al hacer la interrupci6n que hace, porque yo me
he referido a miembros de la Uni6n Social Econo-
mica de Cuba como un conjunto, y del mismo mu-
do, a miembros de la Confederaci6i de Corporacio-
nes Econ6micas como tales miembros y no a la Cor,-
federaci6n de Corporaciones Econd6nicas en su con-
junto.
Esta Confederaci6n, que quizAs tengamos algfin
dia tiempo de discutir, no qe express de modo abier-
to en un' panfleto o en otro. porque para eso tiene
la enorme libertad que da el dinero y el disponer
de los me;ores medios de publicidad y de los me-
'ores periodistas de Cuba. que, con su nombre, y
no en el de la Confederaei6n de Corporaciones Eco-
n6micas, firman estos panrfletos que salenf en la pren-
sa diaria,-en el radio y por todds.!os medios depu-
blicidad, para estar continuamente atacando. de una
forma o de ot-a, las o-ganizacicnes sociales delpro-
letariado, para estar atacando continuamente, de una
forma o de otra, el derecho a la vidn y el derecho 'al
trabajo, el derecho a la just remuneraci6n.







18 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Es esto molesto?...
Y siento que no est6 en estos bancos esta tarde
cierto senior Delegado, porque a 61 me iba a referir
tambi6h, quien, en conversaciones particulares, dice
que lo finico male que hay en el seno de la Asam-
blea es esta delegaci6n, porque esta proponiendo que
los legisladores y todos los funcionarios ejecutivos
y electives, ganen s6lo trescientos pesos de sueldo,
como toda entrada y por todos los coniceptos; que
dice que lo inico malo que hay en esta Asamblea son
los de Uni6n Revolucionaria Comunista, porque es-
tin proponiendo la paralizaci6n de desalojos por dos
afios, el amparo a los preearistas, asegurando que
si esta Moci6n llega a aprobarse por lo menos en
dos afios no se pagarian rentas en Cuba; que estA:o
proponiendo el reparto de tierras, que es una for-
ma de despojar a los sefiores latifundistas...
Es elaro que esto ha de molestar extraordinaria-
mente a estos sefiores que se expresan por Ta mano
que ha firmado esta enmienda como articulo.
No es nueva... El Diario de la Marina...
SR. FERRARA (ORESTES): Organo comunista.
SR. ROCA (BLAS): Exactamente... El mejor
6rgano del comunismo, porque el ataque nos viene
del Diario de la Marina, por venir de alli, por ve-
nir de alli, por venir del 6rgano principal de per-
secuei6n contra los mambises, por venir del 6rgano
principal de persecuei6n contra todo lo cubano, por
venir del 6rgano principal de persecuci6io contra to.
da la libertad, contra todp lo human, y contra to-
do lo digno, no puede hacer mAs que levantarnos en
el concept popular, servirnos de propaganda.
Sabiamos que la enmienda vendria precisamente
de ese lado, porque de ese lado estA el Diario de la
Marina.
SR. ICIIASO (FRANCISCO) : {Me permit una inte-
rrupci6n S. S., con la venia de la Presidencia?
SR. CASANOVA (JOSE MANUEL) : IMe permit S.
S. una interrupci6n?
SR. ROCA (BLAS) : Al senior Ichaso primero, a
listed despu6s.
SR. ICHASO (FRANCISCO): Sabe el senior Blas Ro-
ca que en el Diario de la Marina, peri6dico de ideas
conservadoras que no las oculta, sino las manifies-
ta de modo paladino, hay numerosos trabajadores
cubanos que estrin cobrando jornales debidos y que
ademis son tratados, desde el punto de vista de las
condi-iones del trabajc, mejor que en cualquier otro
nor'rdiro de Cuba?
PR R(c\ (BrL\s): Lo s6 perfectamente.
Si me pprmite el sofior Caranova. antes de con-
e"derl,- su inte-r.iicin vov a contesfar al seiior
Tehnso an!ion ha ";1o muti,' enti' conmigo haci6ndo-
me esta pre~unta.
Yo voy a a admit!r, inmediatamente, y sin ninguna
reserva, que el peri6dico one papa meiorer, iornales
en Cn'a es el T'ario d' 'a Marina: que alli traba-
;an obreroz... y puedo afirmar1 que quizas haya
alfin miembro de nuestro Partido trabajando en


el Diario de la Marina mediante el cual sabemos al-
gunas interioridades que quizis no saben otros que
trabajan alli.
'SR. FERRARA (ORESTES) : Buena iglesia 6sa la del
Partido 'Comunista.
SR. ICHASO (FRANCISCO) : Lo que quiere decir que
alli no se le pregunta a nadie cuales son sus ideas
para respetarlo en su trabajo.
'SR. ROCA (BLAS): Debo decirle que esto no con-
tradice que sea el defensor de todas las causes inno-
bles, injustas y antiliberales...
SR. ICHASO (FRANCISCO): Le rogaria al senior
Bias Roea que usase calificativos mas precisos, por-
que no todas las causes que no agradan al Partido
Comunista son necesariamente innobles.
SR. ROCA (BLAS): No al Partido Comunista...
Combati6 a Marti, que puso como bandido, comba-
ti6 a todos log luchadores por la libertad de Cuba,
los que puso como mambises defendiendo toda cau-
sa injifsta, innoble, inhumana, en el pasado, y si-
guiendo su tradici6ni, en el present nos ataca a nos-
otros. No queremos decir que el caso es exacta-
mente igual, pero vaya una casualidad de deriva-
ci6n, que este peri6dico que se opuso enr el pasado a
la libertad, al progress y a la justicia, y en el pre-
sente ataca a los que nos creemos los mejores repre-
sentantes de la libertad, del progress y de la jus-
ticia.
SR. PRfo SOCARRAi (CARLOS): Y defiende a la
Coalici6n tambi6n.
SR. ROCA (BLAS): Porque paga, senior Prio So-
carras; ese peri6dico se vende a cualquiera que le
pague.
SR. CASANOVA (JOSP MANUEL): Sefior Presiden-
te: Un poquito de orden, cuando mei'os. Yo queria
decirle al senior Bias Roea, que el Diario de la Ma-
rina pudo mantener en el pasado, cuando existia
la dominaci6n espafiola, un principio; pudo se-
guir una political, de la misma manera que el senior
Roca y el Partido Comunista de Cuba han podido
iniuriar extraordinariamente y atacar extraordina-
riamente al Coronel Fulgencio Batista y reconocer,
mis tarde, la injusticia que cometian y pactar con
e .
SR. ROCA (BLAS): ~Termin6 el senior Casanova?
Permitame decirle que no es exactamente el pro-
hlema, y lamento extraordinariamente el que el se-
;ior Casanova lo desvie hacia ahi precisamente. Yo
'o lamento extraordinariamente, porque no era mi
ohjetivo. de ninsnna manera, d-rivar hania ahi, ni
'a-ia a ningfin lado, preei-amente, el problema. To-
-'os tenemos derecho a rectificar.
SR CASANOVA (JOSA MANUEL): Me permit una
interrupei6n ?
SR. ROCA (BLAS): Yo le concede todas las in-
ferrupeiones que quiera, senior Casanova, absoluta-
mente todas, aunque ellas rompan el hilo de lo que
e.ctoy diciendo y alarguen extraordinariamiente el
tiempo que quiero consumer,







DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 19

SR. CASANOVA (JOSE MANUEL) : Sefior Roca, los dencia ruega que no se dirijan personalmente a nin-
grandes oradores no pueden ser interrumpidos... g-in Delegado.


SR. ROCA (BLAS) : Yo no soy orador, senior Ca-
sanova. Le suplico que retire esta palabra, franca-
mente ofensiva para mi.

SR. CASANOVA (JOSE MANUEL): Retirada, senior
Roca, si efectivamente el compafiero se siente ofen-
dido con la calificaci6n de orador, aunque el adje-
tivo sea perfectamente bien aplicado.

Queria referirme, exclusivamente, a que siendo el
senior Roca un hombre de/ probados recursos orato-
rios, no tiene por qu6 hacer inculpaciones tan acidas
a un peri6dico que, como el Diario de la Marina, es
un 6rgano de la opin6n pfiblica respetuoso y muy
respectable y quc no puede defendeise de esos ata-
ques en el Hemiciclo...

,SR. ICHASO (FRANCISCO) : Trabajo como obrero
en el Diario de la Marina, quiero hacerlo constar
asi, obrero intellectual, como el senior Marinello ni
mas ni menos.

SR. MARINELLO (JUAN) : Con la fnica diferencia
que yo no he trabajado ni trabajar6 nunca en un
peri6dico de orientaei6n definitivamente reacciona-
ria y anti-cubana como 6se, en que se complace eJ
senior Ichaso en trabajar. Hay diferencia entire tra-
bajadores.

SR. IHASO (FRANCISCO): Debo decir, sin embargo,
que he tenido el gusto de saludar amenudo al sefor
Marinello' en los salones del Diario de la Marina,
donde tenia grandes amistades entire los mismos di-
rigentes del peri6dico, cuando el senior Marinello era
un hombre que no disimulaba tanto como ahora su
condici6n burguis.

,SR. MARINELLO (JUAN): Me permit la Presi-
dencia hacer uso de la palabra para contestar al se-
nor Ichaso?

SR. PRESIDENT (GRA 'SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Marinello.

SR. MARINELLO (JUAN): Quiero decir al senior
Ichaso que es absolutamente cierto, que eso ocurria
hace much tiempo, e! lo ha dicho, cuando yo no
era comunista; lo que hay es lo siguiente: que exis-
ten hombres que en algfin moment no estin fundi-
dos con las actitudes injustas, pero carecen de su-
ficiente informaci6n para separarse de ellas. Y hay
hombres que antes y despu6s, probablemente siem-
pre, estarAn del lado de la injusticia, esta.rAn junto
al Diario de la Marina. Es ese, sin duda alguna, el
caso del senior Ichaso.

SR. CASANOVA (JOSE MANUEL) : Y yo tambien.

!SR. ICHASO (FRANCISCO): Pido la palabra para
una alusi6n.

SR. PRIO SOCARRIS (CARLOS): Sefior President,
pido la palabra para una cuesti6n de orden.

SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): La Presi-


'SR. MARINELLO (JUAN) : La Presidencia debe em-
pezar...

,SR. PRIOR SOCARRIS (CARLOS) : Que no se dirijan
precisamente al senior Marinello.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Continfie
el iseiior Bias Roca.
SR. CORTINA (JOSi MANUEL): Para una propo-
sici6n incidental pido la palabra.

SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el sefor Cortina.

SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : Estimo, sefiores, que
en una Convenci6n Constituyente puede tratarse to-
do, pero todo debe tra*arse met6dicamente y con la
debida prudencia e informaci6n, para que la Cons-
tituci6n respond a un criterio reflexive y perfecta-
mente responsible. Por esta raz6n, deseo que lo pro-
puesto aqui se discuta mis adelante, en mejores
condiciones.

A este efecto, propongo que pase a la Comisi6n
Coordinadora todo lo que hay sobre la Mesa respec-
to del particular, para que ella, en breve plazo, re-
visando y estudiando el problema planteado, lo trai-
ga con un dictamen que permit a esta Asamblea,
con la serenidad necesaria y libertad plena, oir los
distintos criterios y despues adoptar una resoluci6n.

SR. MUJAL (EUSEBIO) : Quiero aelarar que el otro
dia cuando yo planted ese mismo problema el senior
President me dijo que habia que revocar el acuerdo
anterior. Me opongo y ruego al senior Cortina ten-
ga la gentileza de oirme, que el otro dia, cuando
nlante l]a suspension del debate con motive de la

d:scusi6n sobre el articulo 44 referente a la confis-
eaci6n de b!enes, se me aleg6 que no podia ser y
fu6 rechazada mi proposici6n. Por lo tanto pido
que se mida al senior Cortina con la misma vara con
que fui medido.
!SR. GEORGE (QUINTIN): Sencillamente, para re-
cordar que lo que se vot6 aqui fue no discutir este
asunto y mandarlo a la Comisi6n Coordinadora, y
lo que propone el senior Cortina es que efectivamen-
te siga conociendo la Asamblea de este asunto, pero
que se suspend el debate. Una cosa completamente
distinta lo que vot6 ]a Asamblea y lo que propo-
ne el senior Cortina.

SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se va a
someter a votaci6n la proposici6n incidental del se-
for Cortina. Los que est6n conformes se servirdn
levantar el brazo.

SR. MUJAL (EUSEBIO) : Pido votaci6n nominal, se-
flor Presidente.

SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): IMantiene
su proposici6n el senior Mujal?

ISR. MUJAL (EUSEIO) : Retiro mi proposici6n se-
fior Presidente.







10 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


:SR. NTNREZ PORTUONDO (EMILIO): Pido votaci6n
nominal.

SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se va a
poner a votaci6n nominal la suspension del deba-
te por haberlo solicitado asi el senior Nfilez Por-
tuondo.

SR. CORTINA (JOSE MANUEL): Votaci6n nominal,
senior Presidente

SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Ha solici-
tado la votaei6n nominal el senior Nfifiez Portuondo
y a menos que retire su petici6n habrd que poner a
votaci6n nominal la suspension del debate.

SR. NIREZ PORTUONDO (EMILIO): Retiro mi pe-
tici6n de votaci6n nominal, Sefior Presidente.

SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se somete a
voaaci6n ordinaria la proposici6n de que se suspen-
da el debate. Los Delegados que est6n conformes
con la suspension se servirAn alzar el brazo.

(La miayoria de los sefores Delegados no alzan
el brazo).

Reehazada. Continfia el debate.

SR. MUJAL (EUSEBIO) : Deseo pedirles diseulpas al
Sefior Presidente y a la Asamblea, y darle las gra-
clas por la atenci6n que han tenido conmigo.

SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Continfia el
debate. Tiene la palabra el senior Bias Roca.

SR. ROCA (BLAS) : Sefior Presidente y sefiores De-
legados: Yo ruego al senior Casanova y a los otros
compafieros que procuren hacer las menos interrup-
ciones posibles, porque de este modo yo terminaria
mis rApidamente y abreviariamos este debate. Qui-
zAs los mayores incidents se produce aqui casi
siempre alrededor de las interrupciones y quizas si
evitando interrupciones estamos evitando tambi6n el
que se provoquen incidents en la Convenci6n.

Estaba y temo que el sentido de lo que estaba di-
ciendo se haya perdido un poeo, estaba yo tratando
de demostrar lo que habia detras de esta Moei6n, qu6
in+ereses se estaban moviendo, gu6 deseos ocultos ha-
bian movido la mano a producirla y a firmarla, pa-
ra ni siuiera presentarla en el seno de la Comisi6n
Coordinadora, para ni siquiera hacerla pasar por
el filtro que han seguido todas las proposiciones y
todas las enmiendas que se han presentado aqui,
para presentarla de moment como aprovechando
un dei~cuido de la Asamblea Constituyente y traerla
directamente a la discusi6n en el pleno de la Asam-
blea Constituyente.

Esos y no otros son los verdaderos motives que
han movido esta enmienda. Esos y no otros son los
verdaderos motives perseguidos con esta enmienda:
Amedrentarnos, hacernos retroceder en la defense
de los intereses vitales, amenazarnos a nosotros con
la ilegalidad para que renunciemos a plantear aqui
estos problems vitales de la nacionalidad, estos pro-


blemas vitales del pueblo, estos problems vitales que
estan reclamando las masas trabajadoras de Cuba,
y si acaso se lograra nuestra ilegalidad, seria la
primera vez que nosotros iriamos a la ilegalidad?
SNo tenemos una historic de trece afios de persecu-
ciones, de nuestros mejores lideres encarcelados, de
nuestros mejores lideres asesinados, de toda una
campafia de difamaci6n, de persecucidn y de ataques
a nuestro Partido? IY que ha pasado con todos es-
tos ataques? j QuB ha pasado con estas persecuciones
,Qub ha pasado con todos estos sufrimientos? Ha
pasado lo que pasa con toda causa just que es per-
seguida; ha pasado lo que pasa con todo apostolado
cuando es perseguido; ha pasado que nuestros horn
bres se hicieron almas martires, templaron su cora-
z6n, creeieron en la conciencia pfblica, atrajeron
sobre si las simpatias de la inmensa mayoria de las
masas, que nos veian marchar a las cArceles del
mismo modo que Cristo marchaba con la cruz a
cuestas para ser crucificado por defender los inte-
reses de los pobres.

Nosotros estamos defendiendo aqui exclusivamen-
te los derechos a mejores salaries, a menor jornada,
defendiendo los derechos de las masas humildes, abo-
gando por ]a complete independencia de nuestro pais,
interviniendo de acuerdo con la formula, martiana,
"Con todos y para el bien de todos".

Esto pas6 con las persecuciones y nosotros que ya

sabemos lo que es la ilegalidad, nosotros que nos he-
mos pasado afios de afios de carceles y de persecu-
ciones, a nosotros, va a asustarnos una enmienda
dirigida en este sentido para hacernos retroceder
en la defense de las reinvindicaciones sociales de
las classes humildes? No, y mil veces no. Con la ban-
dera de las reinvindicaciones populares caeremos,
aunque tengamos que caer frente al pelot6n de fu-
silamiento, ofreciendo nuestros peehos para que las
balas homicides los perforen; por los dereehos del
pueblo cubano, por la complete independeneia de
nuestro pais; por la expulsi6n de los imperialistas,
por los derechos sociales de todos los cubanos, por
la igualdad del negro, por los derechos de la mujer,
por los dereehos de la juventud, con la legalldad o
sin legalidad, lucharemos, y sera nuestra finica ban-
dera y no habrA nada, ni nadie que nos la haga
plegar.

,Se puede argiiir, y se argiiira, sin duda, que esa
enmienda no persigue mAs que el fin cubanisimo de
evitar interferencias extranjeras en la political na-
cional. Ese es el argument, la defense de la bandera
o la defense de este otro problema para ocultar
los fines principles.

Se dira que si nosotros no dependemos de ninguna
organizaci6n political extranjera, podemos aceptar es-
ta enmienda, porque esa enmienda entonces no va
contra nosotros. Nosotros pudieramos aceptar inte-
gramente esta enmienda tal como esta redactada, in-
cluso ampliAndola un poco mas para que nadie pue-
da jurar aqui fidelidad al Papa, el representante de
Dios en la tierra, y a la vez dirigente del Estado Va-
ticano, porque nadie tenga que hacer aqui el tercer
voto que hacen los jesuitas, por el cual se someten
franca y realmente a autoridades distintas de la Re-







DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 21


piiblica. Nosotros pudidramos ampliar un poco esta
enmienda para incluir todo lo que la enmienda deja
afuera; que si se incluyen los sindicatos, se in'eluyan
tambi6n las corporaciones econ6micas, las sociedades,
los enemigos de la nacionalidad, los opresores, los que
viene a imponer sobre nosotros el yugo de la explota-
ci6n. Nosotros podriamos ampliar un poco mis esta
enmienda para incluir todo o que se deb.e incluir.
La enimienda no nos cae a nosotros si se interpret
rectamente, pero nosotros sabemos ad6nde conducen
todas estas interpretaciones. La pena de muerte no
debe caernos a ncsotros en ningun ease, porque no
somos delineuentes; pero la experien'cia es que la pe-
ra de muerte s6lo se les aplica a los pobres a los in-
felices, a los que no tien'en bastantes recursos para ha-
cerse valer en determinadas circunstancias.
Nosotros sabemos que toda esta legislaci6n se in-
terpreta en determinado memento come viene al cri-
terio del gobernante para aplicarla contra su enemi-
go, para aplicarla contra el que le haee sombra, para
aplicarla continuamente en contra de los trabajado-
res.
En Perui hay un articulo de Ley per el estilo, no
contra los comunistas, que s6lo eran doseientos quin-
ce miembros, cuando se aprob6 la legislaci6n hecha en
este sentido, sine contra el Partido Aprista que esta-
ba haciendo oposici6n al Dictador Benavides. Se pas6
una legislaci6n proseribiendo las organizaciones inter-
nacionales. Se disolvi6 el aprismo nacido en el Peri
y este partido no pudo presentar sus candidates en
las elecciones. Pero el candidate de la Oposici6n,
Eguiguren sali6 triunfante en las elecciones y enton-
ces la interpretaci6n del precepto legal, aunque no
lo decia, fuo que habia side electo con los votos do
los miembros del disuelto Partido Aprista y, per
tanto. la elecci6n no valia, y s61o quedaba vigente el
candidate del Gobirno,el propio del Dictador que
estaba rigiendo en esos mementos los destines del
Peru.
He ahi la interpretaci6n que se da a todos estos
concepts, a todas estas leyes, a todas estas precep-
tuaciones. Por el estilo son las legislaciones del Bra-
sil, del, Paraguay y otras Repiblicas donde se han,
efectuado recientes eo'pes militares dictatoriales en
contra de la nacionalidad. Por eso, por c6mo se inter-
pretara y aplicara esta enmienda en determinados
mementos, ncsotros estamos fundamentalmente con-
tra la enmienda; pero hay ahora una cuesti6n de fon-
do que quiero yo explicar a la Asamblea.
Eni esta enmienda se afirma que se prohiben y de-
claran ilicitas las asociaciones... (lee).
Nostros tenemos funcionando en Cuba la Confede-
rac'6n de Trabajadores de Cuba: la Confederaci6n de
Trabajadores de Cuba estA afiliada como uno de los
miembros consecutivos a la Confederaci6n' Sindical
de Latino-Am6rica, que tiene ccmo Presidente' a
Vicente Lombardo Toledano, y que tiene su sede en
el vecino pais de M4xico.
Los trabajadores latino-americanos convocaron ,t
an Congress de representantes de sus centrales sin-
dicales de eada pais y constituyein este organismo li-
bremente para darse normas, para ayudarse mutua-
mente, para haeer efectiva la solidaridad propia do


los trabajadores, en estos easos agrupados por regio-
nes.
El precepto no prohibe tdcitamente tal organiza-
ci6n; pero el precepto se presta a la interpretaci6a
para prohibirla y cuando tengamos una reacci6n enl
Cuba serAn prohibidos los sindicatos, serin barridos
por este solo hecho, sin ninguna posibilidad de recla-
maci6n, ateni6ndose a lo dispuesto en la Constitu-
ci6n.
Nosotros sabemos que si la CTC hubiera estado ad-
herida a la Confederaci6n Obrera Panamericana no
habria este peligro; 6sa es una organizaci6n perfec-
tamente sometida a los patrons y extraordinaria-
mente adherida al criteria de los firmantes de esta
enmienda. No habria posibilidad de disoluci6n en es-
te case; pero en el caso de la Confederaci6n Sindical
de Latino-AmBrica, en el caso de la verdadera unidad
de los trabajadores para su defen'sa, para la defense
de esta parte del continent, para empujar haeia fue-
ra la penetracion imperialista en nuestros paises, en
este caso si que la interpretaci6n de los elements
reaccionarios se presta extraordinariamente a impe.
dir esta solidaridad international, a impedir la soli-
daridad entire los trabajadores, para apoyarse mutua-
menrte en la defense de sus intereses iguales. Se ha
querido plantear que la finica manera de defender
la cubanidad es estarndo en contra del internacionalis-
mo es estando en contra de la humanidad, es per-
siguiendo a todos los demas pueblos, es haciendo que
los trabajadores, las organizacion'es sindicales rompar
sus nexos con todas las organizaciones sindicales y
de trabajadores del mundo. Esto es lo que se quiere
continuamente hacer career.
Marti, tantas veees mentado y tantas veces toina-
do como pretext por Irs explotadores para perse-
guir a los ciudadanos, Marti dijo que Patria es Hu-
manidad y que los pueblos deben reunirse en amistad
y coin la mayor frecuencia dable para ir reemplazan-
do con el sistema del acercamiento universal por so-
bre la lengua de los istmos y las barreras de los ma-
res... (lee).
En el sentido del acercamiento international, es el
sentido de la compenetraci6n entire los pueblos, es el
sentido de la solidaridad universal porque no se es
mas nacionalista porque se persiga a los dei:ns pue-
blos, sino porque acentuandose en un profundo sen-
tido de independencia national, de complete elimina-
ci6n de los factors de opresi6n extranjera, hagamos
esta unidad per sobre mares y fronteras en el sentido
de humanidad para perseguir los altos fines que el
hombre se ha impuesto sobre la tierra. Ese es el con-
cepto del internacionalismo; pero con el nacionalis-
mo verdadero, con el que ve los verdaderos intereses
de la Naci6n, con el que mira los verdaderos proble-
mas efectivos de nuestro pais.
Se quiere, sin embargo, en la enmienda sintetizar
la oposici6n a la solidaridad international de los. tra-
bajadores. Todos los explotadores por su part. ha-
cen muestra de la mas grande solidaridad. Nosotros
tenemos toda una series de organizaciones patronales,
toda una series de organizaciones de este tipo que ex-
presan su solidaridad con otros paises .y coin otros
pueblos, mejor dicho, con' .los explotadores de otros
paises y de otros pueblos.








22 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Mencion6 a la Uni6n Social Econ6mica de Cuba,
mencion6 a las organizaciones internacionales de cr&-
dito, mencion6 a las sociedades an6niimas subsidiaries
de la Bond and Shares y de todas las compafiias azu-
careras opresoras de nuestro pais que por sobre fron-
teras, que por sobre cuestiones nacionales estkn mos-
trando su solidaridad de clase para explotar a todos
estos pobres pueblos indefensos del continent. Los
explotadores no olvidari establecer su solidaridad en
todos los 6rdenes; los convenios internacionales so-
bre el azficar, y sobre esa otra series de problems, soi
muestras de esta compenetraci6n y de esta solidaridad
Centre los explotadores, en defense de sus propios in-
tereses. Se trata de defender el preeio del azficar: los
sefiores duefios de Centrales, los sefores que mane-
jan las compafilas azucareras, de aeuerdo con' el plan
Chadbourne, llegan a un acuerdo international, re--
tringen la zafra en Cuba, lanzan a la miseria : al
hambre a mfs de 400 mil obreros, restringen rines-
!ra producci6n, someten a una situaci6n: de hambre
Smiseria a todo el pueblo de Cuba en combiuaci in
'cn los explotadores de otros passes para lI. id'ieni.s
de sns propios intereses. Esta es la soli ari, iad iantor-
inaional de los explotadores, pero esta solidaridad in-
we.. acional es "licita", no ataca 's hases esenciales
de' Estado, de su Estado, aunque lanza al hamn1ire
Y a I:i miseria a miiles y miles ie clnanos, lue si ;ita-
can a las bases del Estado cuando se reinen, cuand3
piden que los obreros del azficar, en solidaridad con
sus hermanos de Puerto Rico y Louisiana pidan me-
jores salaries o mejores condiciones de trabajo, o
cuando piden o dan ayuda a los barianeros de Colom-
bia contra la United Fruit Company, o euando piden
o dan ayuda a los petroleros de MTxico, luchando con-
tra poderosas compaffias como la Sinclair, la Standard
Oil, contra todas las compafiias explotadoras del pe-
tr61eo subsidiaries en nuestro suelo.
Se quiere prohibir la solidaridad entire los trabaja
dores, mientras se mantiene y se consider licita la
solidaridad entire los explotadores.
Es la forma 16gica de mantener la solidaridad, c)-
mo es siempre la forma logica de mantener la liber-
tad. Libertad, si, much libertad!, pero stempre li-
bertad para los explotadores! Todo lo que se deprime,
todo lo que se restringe, es para los explotados.
El regimen de los sindicatos se mira cuidadosamen-
te, para que no vayan a poder agruparse en un dia
todos los sindicatos de la isla, porque esto significa
un "peligro extraordinario", para que riunca los sin-,
dicatos puedan dominar la vida de la naci6n, a pe-
sar de que solemente cuatro bancos manejen 133 in-
genios en la isla y controlen todo el poder econ6mi-
co, social y politico de la naci6n', a pesar de que cua-
tro o cinco poseedores de zrandes latifundios, apo-
yAndose en esta fuerza, controlen junto con ellos to-
do el poder eeon6mico, toda la forma social y political
de la naci6n; a pesar de que una entidad industrial
en nuestra libre Cuba coritrole todas las asambleas y
todos los ejecutivos de los partidos politicos, para im-
pedir que un candidate a Alcalde de tal o cual Par-
tido pueda ser nominado con posibilidades de salir.
Estos patrons, que controlan la vida political y eco-
n6mica de la naci6n, que tienen en sus manos la po-
sibilidad de lanzar a muchos compafieros al hambre y


a la miseria, y que en un moment pueden cerrar las
puertas a la producci6n, hacer bajar el valor de la
moneda cubana, y haeer todo ese desbarajuste econ6-
mico que nosotros tenemos.
Esos sefiores pueden controlar muy bien la vida po,
litica y eeon6mica de la naci6n, y esto parece licito,
pero los sindicatos, formados por la mayoria del pue-
blo que procuran por medio de la uni6n de todos los
trabajadores reclamar sus derechos, defendi6ndose
contra los zarpazos del hambre y la miseria. ah!
esos, no podrAn hacerlo, habra que ponerles toda cla-
se de limitaciones para que no vayan a constituir un
serio peligro a la seguridad del Estado y sus institu-
clones.

No son los sindicatos obreros los que constituyen
un peligro para la seguridad del Estado, son estas
asociaciones, estas agrupacionies de patrons, sin .es-
tatutos .en el Gobierno Provincial, no agrupaciones
reconocidas por ningfin Estatuto Constitucional, si-
no agrupaciones o asociaciones formadas por capita-
listas, por hombres que tienen miles y miles de pe-
sos puestos uno sobre el otro con' los que controlan
la vida econ6mica de la naci6n. Esta es la solida-
ridad de los explotadores, y por eso los explotado-
res quieren impedir la solidaridad de los trabaja-
dores, a fin de cuentas, los explotadores s6lo tienen
millones de pesos, mientras que los explotados tie-
nen millones de hombres. 'La sclidaridad entire los
explotadores produce solamente una concentraci6n
,de millones de pesos, pero millones de hombres va-
len mAs que millones de pesos, y he ahi el peligro
para los explotadores de esta solidaridad entire los
explotados.

Hay, desde luego, otras organizaciones, que no
son los sindicatos, y a las cuales no se alude, ni po-
co ni muoho, en el sentido de la enimienda. Hay de-
terminadas religiones que tienen que hacer jura-
mentos de fidelidad a los representantes de Dios en
la tierra, que ademas, disfrutan del poder temporal
en un Estado perfectamente delimitado y con una
Constituci6n perfeetamente estableeida. Y dentro
de esas religiones hay, ademas, determinadas
eongregaciones que juran el tercer voto, es decir Pl
de obediencia como muerte; ni siquiera obedien'cia
military, sino la obediencia como muerte. Esas or-
ganizacicnes se desarro'lan y viven en Cuba, pero
esas organizaciones, se dice, no ponen en peligro la
estabilidad del Estado. S6lo se refieren a cosas mo-
rales, a cosas religiosas, del espiritu, y no a las cues-
tiones materials de la tierra. Pero la Coinstituci6n
es una cosa material, y esas congregaciones se me-
ten a influir en la Constituci6n de la Repfiblica. El
Banco de Gelats, es un banco levantado peso a pe-
so, y esas congregaciones son los duefios del Baneo.
,Determinados censos establecidos sobre la mitad de
la Habana vieja y sobre la mitad de las propieda-
des rfisticas de Pinar del Rio v sobre gran cainti-
dad de predios rfisticos en Matanzas, son cosas
materials, cosas de la tierra, no espirituales y mo-
rales, y esas congregaciones poseedoras de esa gran
parte econ6mica de la economic nacional...
'SR. NiEZ POiTUONDO (EMIO) : Y el senior Ro-
ca pretend que se le den a 41.








DIAR1O DE SESIONES DE LA CONVJNCION CONSTITUENT 2.3


Sn. ROCA (BLAS) : Yo no pretend que se me den
a mi, sino que se repartan entire el pueblo.
SR. NIUEZ PORTUONDO (EMILIO): tY por qu6 esas
precisamente, y no otras?
SR.- ROCA (BLAs): Esas y todas las de los explo-
tadores de nuestro pais.
SR. PRio SOCARRAS (CARLOS): Permitame el se-
lior Bias Roca que lo interrumpa, para una aclara-
ci6n. Para aclararle que he sido empleado en el
Banco de Gelats muchos afios, y tengo hermanos ac-
tualmente trabajando alli y me parece que hay falta
de datos en la afirmaci6n del compafiero senior Blas
Roca.
SR. MARINELLO (JUAN): Se trata de un banco
progresista...
'SR. CASANOVA (Jost MANUEL): Es que el se-
lior Bias Roca esta falto, lamentablemente, de da-
tos respect de la verdadera reandad, y, natural-
mente, para salir del paso recurre al m6todo expe-
ditivo de decir lo que quiere, pero sin ning-in ante-
cedente aceptable...
Sn. ROCA blast) : Yo agradezco extraordinaria-
mente al senior Casanova su interrupci6n, y voy a
contestar a! senior Prio Socarras. Yo quiero decir at
senior Prio Socarras lo siguiente: No voy a discu-
tir ahora quien es el duefio del Banco de Gelats; quie-
ro deeir al senior Prio Socarris solamente, que no
se deje lievar por titulos y por nombres aparentes...
SR. PRio SOCARRAS (CARLos): Es que yo he es-
tado trabajando ali y no precisamente como office
boy, sino en los lioros.
SR. ROCA (BLAS): Pero no es en los libros en
donde se apuntan ias cosas y las ganancias, sino sola-
mente las pordidas, para no tener que pagar contri-
buci6n at Gobierno.
Sa. PRio SOCARRAS (CARLOS) : Se apuntaban tam-
bi6n las ganancias, que eran muchas.
SR. ROCA (BLAS): Yo me alegro; porque ese ban-
co es extraordinariamente honrado en esta material,
porque la mayoria de estos propietarios y sobre to-
dos los de su clase de instituciones jams tienen ga-
nancias; siempre tienen perdidas y nunca pagan.

En cuanto a lo que decia el senior Casanova, que
yo estoy diciendo lo que me parece y que estoy fal-
to de datos en todo...
SR. CASANOVA (JOSE MANUEL): No, no, perd6-
neme S. S. Lo que estoy diciendo es que S. S
esta hacienda las atirmaciones mas peregrinas. Que
el Banco de Gelats pertenece a las organizaeiones
religiosas, revela, por lo menos, una f6rtil imagina-
ci6n, aunque, desde luego, no sea cierta la afirma-
ci6n. En cuanto al t6pico manido de los explota-
dores y demas calificativos que el senior Roca dedi-
ca a las classes propietarias, no es nada nuevo, es
lo mismo de siempre. Es el argument utilizado
ya, desde hace muchos afos, por los agitadores del
mundo, por todos los que desean levantar el nue-
vo paraiso sobre las ruinas de la vigente civiliza-
ci6n...


SR. ROCA (BLAS) : Me parece, senior Casanova, que
S. :S. ha dicho la mas grande verdad que se ha di-
cho en el seno de esta Asamblea .Constituyente; pe-
ro, debo decir que aqui nadie ha dicho nada nuevo
desde que comenzamcs las labores de la Asamblea
Constituyente y los debates. Si usted con'fronta un
texto, ver6 que no estamos nada mas que repitiendo
lo que se ha dicho por miles de gentes sobre estas
cuestiones.
Usted mismo cree que la enmienda que ha presen-
tado, es nueva y lo cierto es que Machado la presen-
t6 antes que S. S. yujsted no hace mas que repetir
como un fon6grafo lo que hizo Machado. Ya ve us-
ted que no hay nada n'uevo bajo el sol.
SR. FERRARA ('ORESTES): Lo que ha dicho' Ma-
chado y ha heeho Lenin.
SR. ROCA (BLAS) : Exactamente.
El senior Perrara dice: "lo que ha dieho Macha-
do y ha hecho Lenin". Machado habl6 contra el co-
munismo; Lenin construy6 el comunismo. De ahi
por qu6 es exacta la afirmaci6n del senior Ferrara
respect a Machado. Machado habl6 en contra del
comunismo; Lenin construye el comunismo.
SR. FERRARA (ORESTES): En cuanto a los mg-
todos. Aqui hubo 'desgracias y ahi tambien; aqui
hubo purgas, y ahi much mas.
ISR. ROCA (BLAS) : La fnica diferencia es que los
que sufrian todos esos atropellos y persecuciones y
latrocinios, eran los trabajadores...
SR. FERRARA (ORESTES) : Y ahi son los otros, pe-
ro hombres son unos y hombres son los otros.
SR. ROCA (BLAS) : Mientras que en la Uni6nf So-
vietica fueron los enemigos de los trabajadores los
que perdieron sus...
SR. FERRARA (ORESTES) : Y con ello la vida.
SR. ROCA (BLAS) : Algunas veces.
SR. FERRARA (ORESTES): IY le parece poco?
(Risas).
Sa. ROCA (BLAS): A mi no me parece poco, se-
fior Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES): Yo no quiero polemi-
zar, yo estoy de acuerdo con S. S.
SR. ROCA (BLAS): Yo s6 que tiene que estar de
acuerdo conmigo, porque usted pele6 en los campos
de Cuba por la libertad de nuestra patria, y usted
sabe que esta patria y esta libertad hubo que con-
quistarla a filo de machete, hacienda perder la vida
en muchas ocasiones, a los enemigos de esta libertad
y de esta patria. Usted sabe que la Deelaraci6n de
l6s Derechos del Hombre cost much sangre de
los nobles y enemigos de los derechos -del hombre.
Usted sabe que las libertades inglesas han costado
miles de sufrimientos a las masas del pueblo ingl6s
durante much tiempo y que hicieron caer la ca-
beza de mds de un gran senior feudal y de mfs de
un miembro del trono. Usted sabe que no hay con-
quistas en la humanidad que no hayan seguido este







24- DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


cauce doloroso, este cauce largo de afirmar la liber-
tad con el esfuerzo y regar este Arbol, que esta cre-
ciendo y que alg6n dia dark sus frutos definitivos
con la sangre de los hombres, de los mArtires que
se entregan a esta causa y de los enemigos de esta
causa que necesitan pagar con sus vidas su opo-
sici6n.
SR. CASANOVA (JOs MANUEL): Y cree S. S. que
hay libertad en Rusia y duda de que exista aqui
la libertad? Cree S. S., por ventura, que podria
maniifestarse en el Parlamento de Rusia, con la li-
bertad conque se produce aqui ni hacer estas con-
sideraciones en el Congreso de Rusia? Comprenda
el senior Roca que las afirmaciones tienen que estar
respaldadas por los heehcs. En Rusia, senior Roca,
no se puede hablar de nada que no entrafie un sos-
tenimiento sin condiciones a las ideas que alli pre-
dominan Aqui si existed la libertad de conciencia.
Alli no, sefor Roca. Aqui se puede expresar libr,
y sin cortapisas el pensamiento y la prueba mis
rotunda de ello la tiene el senior Roea, cuando pue-
de producirse como lo viene haciendo, aunque ame-
nace con el exterminio y con la muerte de todos los
que, por educaci6n y por profundas convicciones hu-
manas sostenemcs jel regimen liberal democritico
que es el finico que permit el resplandecimiento
sin limits de la verdadera libertad del pensamiento.
SR. ROCA (BLAS): Doctor Cortina: hAgame i,1
favor de prestarme la Constituei6ni Rusa, que la ne-
cesito para contestarle al senior Casanova.
ISR. FERRARA (ORESTES) : Podria decirlo el senior
Roca una s6la vez, lo que esta diciendo.
'SR. CASANOVA (JOSE MANUEL): Una sola vez.
Es infitil, senior Roca, leer la Constituci6n Ru-
sa. Porque para los grandes dictadores, para los
d6spotas, para los asesinos de hombres, para los vio-
ladores de la libertad, para los sojuzgadores de ma-
sas, no existe ninguna Constituci6in, no existed otra
cosa que el chafarote, la carabina y el fusilamiento.
Esos son, senior Bias Roca, los instruments que uti-
liza la dictadura rusa para ahogar en sangre la
protest del esclavizado pueblo ruso.
SR. ROCA (BLAS) : Creo que no hace ninguna gra-
cia el senior Casanova.
SR. CASANOVA (JOSE MANUEL): NO estoy hacien-
do gracias, senior Roca; estoy estableciendo unas
cuantas verdades inmutables.
SR. ROCA (BLAS): Sin embargo, senior Casanova,
y aunque esto nos aparta un poco del problema que
estamos discutiendo, porque no era mi interns traer
a discusi6n esta tarde aqui el problema de Rusia, sin
embargo, puesto que usted directamente me pregun-
ta, y yo he estado allli dos veces, puedo decirle que
si, que yo podria decir todas estas cosas que estoy
diciendo y muehas mas que a usted ni siquiera se
le oeurren...
SR. NfTREZ PORTUONDO (EMILIO): Pero en espa-
l1ol, ino en ruso.
SR. ROCA (BLAS): Exactamente, en espafiol, pe-
ru traducido al ruso; podria decirlo y repetirlo, y


debo decirle, precisamente, que estas libertades es-
tin consagradas alli de nodo muy distinto a come
se consagra habitualmente las libertades. Nosotros
consagramos la libertad de prensa en la Constitu-
vi6n, pero, en los hechos qu6 sucede? Que los pe-
ri6dicos modernos s61o pueden tirarse en grandes
rotativas -y ino es nada nuevo tampoco lo que estoy
diciendo ahora, lo diio Mfirquez Sterling hace mu-
chos afios--- los peri6dicos son organizaciones que
necesitan un gran capital, necesitan una rotativa on
la cual tirarse, y s6lo con miles de pesos se puede
sostener un peri6dico. Hay iibertaid de prensa, pe-
ro el duefio del peri6dico o el Director del peri6dico,
public alli lo que le mandan a publicar los que ]e
Pagan, los que hacen el fondo de la administraci6n
del peri6dico que da la libertad de prensa; aqui la
libertad de prensa .es para los que tienen capital bas-
tante para tirar esos peri6dicos y obligar al peri6-
dico a decir lo que ellos quieran.
En la Uni6n Sovi6tica se declara la libertad de
prensa; pero inmediatamente se establece que el siri-
dicato popular y el trabajador tienen la imprenta
a su entera disposici6n. Lo mismo que el radio y
todas las denis manifestaciones de la publicidad.
SR. 'CASANOVA (Jos9 MANUEL): Me permite...
SR. RocA (BLAS) : Me permit el senior Casanova
-porque yo he sido extraordinariamente gentil en
conceder todas las interrupciones que se me haia he-
eho, pero no quisiera perder el hilo de lo que estoy
diciendo-. Las libertades political en la Uni6n So-
vi6tica se establecen de mode distinto a como las
establecemos nosotros. Se establece el voto desde
los diez y oecho afios, y cada sindicato, cada organi-
zaci6n cultural, cada grupo u organizaci6n de ciu-
dadanos, puede presentar sus listas electorales, y el
eandidato someterse al electorado, para producer la
votaci6n sobre ella. Tienen los ciudadanos dereeho
de revoear -inmediatamente que no cumplen el
mandato- a los funcionarios que han elegido, y tie-
nen lo mas graiLde, la garantia mks grande que todas
las libertades: No hay en la Rusia Sovietica iii un
solo desoeupado, en un poblaci6n de 183 millones de
habitantes. 183 millones de habitantes, que no tie-
nen que pensar en que mafiana no tienen trabajo,
en que mafiana no tienen pan, en que mariana no
tienen leche para sus hijos, en que pueden expre-
sar lo que quieren, porque tienen seguro el pan
nuestro de cada dia, como reza la oraci6n cristianm.
Y como tienen seguro esto, tienen m6s grande li-
bertad de concierncia para exponer todo lo que quie-
ren. Pero alli se ha limitado el concept de liber-
tad. Hay limitaciones como las hay aqui. Nosotros,
en la Constituci6n y en las leyes, establecemos la
libertad, pero inmediatamente vienen las limitacio.
nes, j'Cuales son las limitaciones? La de dar li-
bertad hasta donde no se opoine el orden social esta-
blecido, hasta donde no amenaza la estabilidad de
la naci6n, hasta donde no amenaza la estabilidad
de las grandes empresas imperialistas y explotado-
ras, que se representan en la Moci6n que se ha pre-
sentado aqui. E-as limitaciones existen alli tam-
bi6n, pero en sentido precisamente in'verso. El que
quiera ir a predicar la esolavitnd de los hombres,
por raz6n de su raza, no tiene libertad de predica:








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 25


esta esclavitud: el que quiera predicar la es-
clavitud de los hombres en el antiguo regimen, de
patrons y obreros, de explotadores y exp!otadcs,
no tiene esta libertad en la Uni6n Sovi6ti-
ca. El que quiera predicar la libertad para vol-
ver al antiguo regimen latifundista de miles y mi-
les de campesinos explotados y expulsados de sus
tierras, mientras unos cuantos poderosos controlaban
toda la riqueza national en sus manos, no tienen li-
bertad para predicar esta explotaci6n.

Pero aqui tampoco tenemos libertad para predi-
car ciertas cosas o la tenemos para predicar hasta
cierto minute, pero no para llevarla a la realizaci6n.
Y en cuanto cualquier pr6dica entire en antagonis-
mo y en contradicci6n verdadera con los intereses
representados por los firmantes de esta Moci6n, en-
seguida se acabaron' las libertades, vienen las limi-
taciones contra las palabras contradictorias, como
sobre nosotros a veces, cada dia est6 cayendo el pe-
so del Reelamento, cuando procuramos contestar de.
terminadas alusiones.
SR. FERRARA (ORESTES) : Pero no esta tarde; esta
tarde S. S. es un mal profeta. Esta tarde el senior
Roca nos esta diciendo todo lo que quiere.
SR. ROCA (BLAS): Es cierto...
SR. FERRARA (ORESTES) : 'Cualquiera en la calle
puede decir lo mismo; evidentemente la libertad
burguesa es meior que la libertad de Rusia, porque
no tien'e limitaciones.
SR. ROCA blast) : A su entender.
SR. FERRARA (ORESTES): A mi entender de vie-
jo liberal.
Sa. ROCA (BLAS) : Es que a nosotros nos ha en-
sefiado muchas cosas malas esa libertad burguesa.
SR. FERRARA (ORESTES): Pero eso eran tiranias,
no era libertad burguesa.
SR. ROCA (BLAS) : Es que la tirania arranca des-
de 1902. La primera huelga de la moneda provoc6
las primeras muertes en las calls de la Habana...

'SR. FERRARA (ORESTES) : Yo he vivido esa 4poca;
pero son varias las circunstaiicias.
SR. CASANOVA (JosE MANUEL) : Con la venia de
la Presidencia: Para manifestarle al compafiero se-
for Roea, que yo lo conocia como un gran agitador.
como un comunista convencido, que desea el exter-
minio de esta sociedad para establecer otro regimen,
en donde todos los hombres puedan ser felices; per,
yo ino conocia al senior Bias Roea come un Rocam-
bole, porque todo cuanto nos ha dicho...
SR. ROCA (BLAS): Hagame el favor de retirar
esa palabra, porque Rocambole es un famoso ladr6n.
SR. CASANOVA (JoSe MANUEL) : S. S. entonces no
conoce esa obra. S. S. esti equivocado, pues no tra-
to de ofender a ningfin compafiero. Rocambole era
un gran imaginative, era un. hombre formidable...
SR ROCA (BLAS): Yo le ruego que no explique
qui6n era Rocambole.


SR. CASANOVA (JOS8 MANUEL): Si lo desea, reti-
ro la palabra.
,SR. MARINELLO (JUAN): El senior Casanova ha-
ce afirmaciones sobre Rocambole, que demuestran
claramente que sabe poco sobre literature a este
respect.
SR. CASANOVA (JOS] MANUEL) : El autor de las
obras de Rocambole, que todos los nifios leen, lo es
Ponson Du. Terrail. Es algo que s6, aunque no sea
Cat-edrAtico de Literatura. Pero no pretend discu-
tir ahora con S. S. sobre literature. He interrum-
pido al compafiero Roca de una manera bastante
afectuosa, porque no deseo lastimarlo, ni a 61 ni a
ningfin otro compafiero.
Sn. ROCA (BLAS): Yo lo comprendo asi, y le
agradezeo esa forma afectuosa, que no es mas que
correspondencia a la misma conduct.
'SR. PRiO SOCARRAS (ICARLOS): Anote el senior Ma-
rinello como ha faltado al Ecglamento con la bene-
volencia de todos nosotros.
SR. MARINELLO (JUAN): Si; pero por la violen-
cia...
SR. PRfo SOCARRIS (CARLOS) : Vea pues como lo
ha hecho. En cuanto a mi, jams permit que nadic
me violent.
SR. MARINELLO (JUAN): Toda tirania engendra
violencia...
SR. PRIO SOCARRAS (CARLOS) : Es para haeer cons-
tar que cada vez que se quebranta el Reglamento S.
S. protesta...
SR. ROCA (BLAS): Ruego a la Presidencia me
ampare en el uso de la palabra.
SR. VILXR (CPSAR) : Para una cuesti6n de orden,
senior Presidente.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa.
labra el senior Vilar.
SR. VIILAR (CESAR) : Me refiero a lo que expli-
caba el senior Marinello. A veces se nos impide ha-
blar. Ahora esth hablando el compafiero Roca, p
hay una series de interrupciones y liasta el Secreta-
rio, sin pedir permiso del senior Roca y la venia de
la Presidencia, intervene con interrupciones y asi-
mismo una series de Delegados. No queremos que
a la hora de hacer nosotros esto que hacen todos
los Delegados de la Convenci6n, o per lo menos und
gran numero de ellos, se plantee la cuesti6n de co-
munistas. Debemos todos ajustarnos al Reglamento,
para que se pueda esto desenvolver debidamente, de
perfect orden. No vaya a ser que los sefiores De-
legados quieran seguir haciendo interrupciones a
nosotros individualmente, y nos obliguen tambi6n a
no ajustarnos al Reglamento, porque tambi6n sa-
bemos hacerlo. El senior Presidente debe procurar
que los demis sefiores Delegados cumplan el Reg!a-
mento, pues se dice que somos nosotros lo que veni-
mos a perturbar en la Convenci6n, y son otros los
que porturban.
Sn NtifEz PORTUONDO (EMmII): Pido la pala-
bra para una alusi6h personal.








16 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Nifi.ez Portuondo.
SR. .NiJNEZ PORTUONDO (EMILIO): Muy breve. Mi
intervenci6n ha sido'de acuerdo con la interpreta-
ci6n que di6 a ]a Moci6nr el senior Aurelio Alvarez,
cuando dijo: que no habia Parlamento sin interven-
ciones rApidas y de cinco palabras. Mis dos inter-
venciones han sido de cinco palabras: en una, dije
que hablaba el senior Roca en espafiol, porque de
hablar en ruso, hubiera perdido la vida; en' la se-
gunda dije, que podia una yez hablar en contra del
regimen en Rusia, pero no dos veces. Cinco pala-
bras de acuerdo con la interpretaci6n que a-cept6 la
Asamblea y que di6 el senior Alvarez. No he fal-
tado al Reglamento.
SR. PRfo SoCARRA S (CARLOS) : Pido la palabra pa-
ra alusiones personales.
S:. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tengo que
advertir que todas las interrupciones se han dirigi-
do al que esti hab'ando, y hasta ahora asi se ha
hecho, salvo algunas palabras eneontradas mis o me.
nos, y eso no 10 puede evitar la Presidencia. De ma-
nera que todas las interrupciones, todas, se han pre-
sentado a la consideraci6n del orador, el cual las ha
admitido y la Presidencia ha tenido a biein conceder-
las.
SR. VILAR (CESAR) : Con todcs los respetos para el
doctor Grau, que ocupa la Presidencia, pero deseo
aclarar, salvo que yo est6 ciego y sordo, que se han
heeho interrupciones al compafiero que habla, sin
pedir permiso para ello.
.SR. PRESTDENTE ('GRAU SAN MARTIN): Pero esas
interrupciones no han sido interrupciones especifi-
cas, sino palabras aisladas, esporadicas, que se han
lanzado y que la Presidencia no puede evitar, a me-
nos de que hubiese alguna sanci6n para ello. La
Presidencia desea aclarar que hasta ahora todas laI
interrupciones han sido hechas con la conformidad
del orador y con la venia de la Presidencia. Cuan-
do se haga en otra forma, la Presidencia lo impe-
dir6, porque como dice el senior Vilar, con muchi-
sima raz6n, no debe hacerse.
SR. PRiO SOCARRAS ('CARLOS): Para una alusi6n
personal que me hizo el senior Vilar. Voy a ser
breve.
Yo he interrumpido en este caso... Voy a ser
muy breve, para cumplir la moci6n que yo mismo pre-
sentd.
Y me dirijo al senior Marinello, porque en la vez
anterior habia mantenido una pol6mica con el senior
Ichaso por mis de dos minutes sin ser interrumpi-
do, y posteriormente la mantuvo con el senior Casa-
nova en los mismos terminos, y hace un instant ha-
blaba de la poca facilidad que se les daba a los miem-
bros del Partido Comunista para hacer interrupcio
nes y otras cosas por el estilo, cuando, por el con-
trario, el senior Presidente ha llevado el debate con
la cordura, sensatez y gentileza que le son propias.
Por otra parte, lo expresado por el senior Cssar Vi-
lar no tiene fundamento... Yo no he visto que al
senior Blas Roca se le haya interrumpido con hni-


mo de que io .pudiera expresarse, sino, por el con-
trario, dandole arguments, motive a que de nuevo
interviniera en el debate. Como, por otra parte,
quiero declarar que soy contrario a la enmienda al
articulo presentada por el senior Casanova y con-
trario porque no tengo por qu6 interrumpir al se-
for Bias Roca; pero creo mi deber, cada vez que "e
diga una cosa que es injusta, llamarle la atenci6rf a
quien lo ha hecho.
SR. PRESTDENTE (GRAU SAN MARTINN: Contin'ie
en el use de la palabra el senior Bias Roca.
SR. RoCA (BLAS) : Para agradecer extraordina-
riamente las filtimas palabras del senior Prio Soca-
* rras cuya interrupei6n me ha agradado tanto...
Yo creo que este debate se va desarrollando muy
bienr y las interrupciones me ha sido muy agrada-
ble acceder a ellas, y esas interrupciones parlamen-
tarias, de dos palabras, como la que me hizo el se
fior Niufiez Portuondo, las agradezco tambidn extra-
ordinariamente, porque no hacen mas que aligerar
el debate y evitar el cansancio de la Asamblea; nos
permiten descansar a todos y nos permiten orde-
nar los arguments, las discusionies, etc.
Yo creo que ]a discusi6n se ha desarrollado bien.
Pero de lo que hablaba el senior C6sar Vilar, y es-
pero que asi lo haya entendido el compafiero senior
Prio,,o que lo entendia ahora, es aclarar que todo
el mundo tiene derecho a hacer estas interrupcio-
nes rApidas, lo mismo el senior Nuifiez Portuondo que
el senior CUsar Vilar, que el senior Marinello, que el
senior Prio, cualquiera tiene derecho a hacer estas
interrupciones rapidas en el momerito en que lo crea
oportuno y a reclamar de la Asamblea que le presto
atenci6n.
A mi, al contrario, me complacen extraordinaria-
mente estas interrupciones y la forma en que ha des-
arrollado el debate y no ha habido de parte del se-
fior Cesar Vilar, ni del senior Marinello, ni de nin-
guno de nosotros, la intenci6n de decir que en este
debate ha habido falta de garantia para desarro-
llarlo como crey4ramos conveniente... No; nos-
otros no nos referimos a eso; nos referimos a las dis-
tintas ocasiones en que, por una interpretaci6n o
per otra, por una palabra o per la otra o por la
forma de reaccionar, se hacen peticiones de compa-
feros de que no continuemos hablando, no solamen-
te el Presidente, pero siempre ha dado la casualidad
de que cuanido hav un debate enconado hemos side
nosotros los privados de la palabra... Y nada m6s!
Esto no tiene importancia.
Ahora vamos a cerrar, rApidamente, esta inter-
venci6n nuestra, que se ha heeho larga, sin que nos-
otros quisieramos que fuera larga...
Teniamos circunscripta nuestra argumentaci6ri a
dos o tres puntos fundamentals, que hemos des-
arrollado con interru,pciones y con saltos, de tal mo-
do que parece necesario hacer un breve resume de
estos puntos.
Primero: He sentado c6mo la Moei6n, sin expre-
sar rectamente su sentido, va dirigida a disolver la
Confederaci6n de Trabajadores de Cuba y los sin-






DIARIO DE SESIONES DE LA CGT- ENCION CONSTITUYENTE 2:


dicatos a ella adheridos, por el hecho de expresarse
en las necesarias relaciones de solidaridad con otros
trabajadores del Continente y del Mundo,
Yo creo, ademas, que esto puede envolver peligros
en el future, ya que se puede entender, de una ma-
nera o de otra. Si es un representante de los que
estin detris de la enmienda presentada, el que esta
en el gobierno puede aplicarta como medio de per-
seguir a estas organizaciones y a nuestro partido,
pero si es otra persona, puede perseguir a la ma-
soneria. iCon ese precepto se puede perseguir al
,Club Rotario, o al Club de los Leories, -que me re-
cordaba hace un moment, con much raz6n, el se-
for Ferrara a tales y cuales organizaciones que tie-
nen hoy vida legal y licita en nuestra Repfiblica..
a esto se presta el precepto en su conjunto.
Por filtimo, aclaraba yo el concept de la soli-
daridad international entire las organizaciones del
proletariado, entire las organizaeiones populares...
El senior NiMfiez Portuondo, que hace un moment
me interrumpi6, estuvo en el Congreso de las Demo-
cracias, de Montevideo, representando al Partido Li-
beral, uno de los Partidos Politicos de nuestra tie-
rra, y qued6 alli constituido un Comit6 para defen-
der tales o mas cuales principios politicos.
El Partido Liberal no esta sometido a esta orga-
nizaci6n de tipo international, o a este Comit6 de
tipo international, ni ese Comit6 se opone precisa-
mente en la forma de gobierno de nuestra Repulbli-
ca iabslnutamente!; pero todo esto pudiera ser in-
terpretado de otra manera el dia en que hubiera un
gobernante con ganas de perseguir al Partido Li-
beral... porque lo pear de todo esto es poner por-
tillos y pretextos, motives dp interpretaci6n, que
pudieran dar lugar a legis1aciones para facilitar la
persecuci6n de los sindicatos, de las asociaciones, do
los Partidos, de tales y mas cuales organizaciones de
nuestro pals. Lo peor de tcdo esto no es expresar
tal o cual intenci6n con relaci6n a determinada or-
ganizac;6n sino lo peor es dejar portillos, pretex-
tos, motives de interpretaci6n, para que el gober-
nante que quiera bursar la vcluntad popular, que
quiera ir contra ]a oposici6n. que quiera perseguir a
determinado nficleo de ciudadanos, tenga contra ellos
el arma de un precepto constitutional.
He ahi, dichos en muy breve resume, nuestroq
principals arguments en contra de la enmienda
presentada.
Con respect al character del mismo de nuestro Par-
tido, que pudiera diseutirse aqui, sus relaciones es-
tfn absolutamente c'aras: sometidas a las eyes de la
Reufiblica, enteramente de acuerdo con lo precep-
tuado en el C6diro Electoral v con las distintas de-
terminaciones de la legislaci6n cubana, enteramen-
te en e1 marco de lo que hasta hoy ha sido costum-
bre pfiblica en nuestro pais.
Ese es nuestro Partido...
Nuestro Partido proclama, como una de sus prin-
cipales tareas, la defense de los intereses inmedia-
tos de los obreros y de los campesinos, de los negros
y de las mujeres, de los empleados y de los profe-
sionales de todos los explotados, de todos los per-


seguidos, de todos los oprimidos, en nuestro pais,
prcclama la necesidad de mantener y perfeccionar
el regimen republican democrAtico, que se basa en
la voluntad de las mayorias, llevAndolo hasta sus 16.
gicas corisecuencia: hasta el gobierno del pueblo, por
el pueblo y para el pueblo, que establezca la pro.
piedad colectiva sobre la individual, la propiedad de
la naci6n sobre Ic que hoy es patrimonio de unos
pocos, para que ]a naci6n reciba los beneficios en-
teros de la propiedad, sin discriminaci6n de un ciu-
dadano u otro, y, a trav6s de este fortalecimiento de
las institucioues republicans .democriticas, la re-
nrovaci6n de la vida econ6mica de nuestro pais pro-
duci6ndosc a travis de medidas que tiendan a con-
solidar nuestra independencia econ6mica oponi6ndo
]e a los opresores imperialistas extranjeros, nuestro
partido aspira, a trav6s de ese process, de ese lar-
go process hist6rico-econ6mico, que tiene hoy lu-
gar en todo el mundo, y tambi6n eni Cuba, a trav6s
de todo ese process hist6rico, repito, nuestro parti-
do aspira al socialism, nuestro partido aspira a una
sociedad en la cual no haya explotadores ni explo-
tados, oprimidos ni opresores, donde todos los hom-
bres tengan asegurado un modo digno y decoroso
de vivir; nuestro partido, en fin, aspira a unia so-
ciedad donde no haya un solo desocupado, un soto
campesino sin tierra, un solo obrero sin trabajo.
Muchas gracias.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Casanova.
SR. CASANOVA (JosE MANUEL) : Senor Presiden-
te y sefiores Delegados: Como hace mly pocos dia'
empezamos a discutir este Capitulo de los Dereehos
Individuals y escuchaba la palabra vibrant y ar-
dorosa, magnifica y elocuente de los grades ora-
dores que vienen deleitando a esta Asamblea, y en
cuyos concepts so mantenian como una necesidad
nacion'al el ilevar a ]a Constituci6n la mayor canti-
dad de preceptos, aunque por este m6todo se incu-
rriera en el defecto t&cnico de hacerla excesivamen-
te pormenorizada, comprendi, teniendo en cuenta
]a calidad y autoridad de los opinantes, que padecia-
mos de un complejo manifiesto, que estibamos bajo
una influericia extrafia, a cuyos efectos, sefiores De-
legados, ni afn yo mismo lograba sustraerme.
Y es que estamos pensando en los gobiernos, en
los gobiernos pasadcs y en los gobiernos del fufuro,
acaso en nosotros mismos, como hombres del futu-
ro, ya en el gobierno ora en la oposici6n. Y es cla-
ro: pern'sbamos, eonsecuente con !a idea obsesionan,
te, que todos los gobiernos tienen que ser males,
tirAnicos y despotas, y nos olvidAbamos del pueblo,
que puede ser bueno pero que tambi6n puede in-
currir en excess, y todo ese process mental nos
levaba a estructurar, para emplear una palabra mo-
derna, una Constituci6n para un pueblo honest y
virtuoso, ineapaz de faltar a la ley, al cual debe de-
fenderse contra las agresiones y los abuses de los go-
biernos arbitrarios...
Esta conduct apareia, sefiores Delegados, al des-
arme total del Estado y hasta el desarme de la so,
ciedad. Armar de derechos al pueblo no tiene na-
da de censurable; desarmar al Estado, colocarlos en








28 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


estado de indefensi6n contra posibles exaltaciones y
turbulencias, no creemos que sea la tecnica mis acon-
sejable. Y es, sefores, que estamos contemplando al
ciudadano por excelencia, al super-ciudadano, a un
tipo de ciudadano que todavia no tenemos, desdi-
chadamente; y cuando miramos hacia el gobierno
s6lo observamos en el Poder un monstruo, al d6s-
pota, contra cuyas intolerancias se hace precise pre-
servarnos...
SR. ROCA (BLAS) : ~Me permit una interrupci6n
el senior Casanova?
SR. 'CASANOVA (JOSE MAINUEL): Con much gus-
to. Todas las que quiera.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el sefor Roca.
SR. ROCA (BLAs): Estabamos discutiendo el ca-
pitulo de los Derechos Individuales, y en ese sentid)
estabamos tratando de pormenorizar, de establecer
garantias para el ciudadano y de impedir que se
repartieran ciertas cosas que han tenido lugar en
el pasa',o de nuestro pais, porque logicamente mi
opinion es que la labor de la Constituyente es re-
soger todas las experiencias del pasado para plas-
marlas en el texto Constitucional, bien sea en for-
ma negative, bien sea en forma positive, siendo co-
mo una recopilaci6n de nuestra vida nacion'al, de sus
defects, de sus virtudes, para ordenar el future.
En ese sentido, used, al refereirse a esto, critical
esta forma de actuar de la Convenci6n Constituyen-
te en esta parte del Capitulo de los Derechos Indi-
viduales diciendo que hemos estado armando al eiu-
dadano bueno, y al ciudadano malo. 1.Me podria
haeer el favor de explicarme cuales son para usted
los ciudadanos malos?
SR. CASANOVA (JOSE MANUEL) : Ya se lo dir6, ya
le dire al senior Bias Roca, quicn'es son para mi con
cepto ciidadanos buenos y cuales los ciudadanos
males. Se lo dire oportunamente.
Pens6 yo entonces, senior Presidente y sefiores De-
legados, que era necesario, por un elemental princi-
pio patri6ticd, buscar un precepto en virtue de
cuya aplicaci6n vigilante, pudi6ramos poner en ma-
nos de gobiernos buenos los medios adecuados para
preservar a ]a sociedad y al Estado contra los ma-
los cuidadanos, contra los traidores a la Repdblica,
contra los desleales al regimen democritico, con-
tra los que quieren destruir el regimen politico exis-
tente que hemos consagrado al votar el articulo pri-
mero de esta Constituci6n, para sustituirlo por una
execrable tirania per el mis odioso de todos los des-
potismos, por el mas desp6tico de todos los siste-
mas.
Ya estA complacido y contestado, mi distinguido
compafiero el senior Bias Roca.
SR. ROCA (BLAS): -Me permit una interrupci6n
el senior Casanova con la venia de la Presidencia?
SR. CASANOVA (JOSi MANUEL) : 'Con much gusto.

SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Bias Roca.


(SR. BLAS (ROCA): Yo creo que usted ha queri-
do contestar mi pregunta, pero, desgraciadamente,
esta mala costumbre de zapatero de no entender na-
da mas que...
SR. CASANOVA (JOSE (MANUEL) : Yo tampoco en-
tiendo gran cosa...
SR. ROCA (BLAS): ...las cosas por su nombre:
al pan, pan, y al vino, vino, y no de otra manera...
SR. CASANOVA (JosE MANUEL) : No se ponga tan
modesto. De eso ya hace much tiempo.
SR. RocA (BLAS): ...no me ha permitido qui-
zas, compren'der la alta contestaci6n que di6 el senior
Casanova a lo que son malos ciudadanos. tDe lo que
yo puedo colegir sobre lo que usted estaba diciendo,
parece que se le debi6 dar armas al gobierno bueno,
y (ste cs otro problema extraordinariamente elAs-
tico, para saber cual cs un gcbierno bueno, porque
aqui los criterios van de un extreme a otro continua-
mente, y hay ciudadanos que opinain que determina-
dos gobiernos son buenos, y hay otrcs que opinan
que determinados gobiernos son extremadamente ma-
les. Pero usted decia, que al gobierno bueno habra
que darle la posibilidad de perseguir a los que quie-
ran destruir el regimen social de Cuba...
SR. CASANOVA (JOSI MANUEL) : Estoy diciendo el
regimen politico.
iSR. ROCA (BLAS) : El regimeL politico-social-eco-
n6mico.
'SR. CASANOVA (JosE MANUEL) : Est equivocado:
El regimen politico.
SR. RocA (BLAs): Exactamente, el regimen po-
litico. Yo no entiendo absolutamente esto, porque
mi opinion es que el senior gobernante encontrara
que cualquiera que vaya contra Bl, cualquiera que ie
haga oposici6n esta tratando de destruir el regimen
politico existence en la naci6n.

Si Ud. se refiere a que nosotros pretendemos lle-
gar a una etapa superior a la humanidad, debo re-
cordarle que no es exacta su afirmaci6n, sobre los
malos ciudadanos, porque nosotros tratamos del per-
feccionamiento dde lo esencial del regimen republi-
cano, perfeccionamiento de la democracia hasta ha-
cerla una democracia verdadera y complete, sin ex-
plotadores ni explotados; que es el maximum de la
democracia, cuando no hay estas peleas entire expla-
tadores y explotados; cuando no hay nadie que pue-
da oprimir ni exprimir la sangre de los demas; cuan-
do no hay esclavistas ni eselavos, entonces hay el
maximum de libertad, y el maximum de democracia,
porque todo es 'de todos, y todos son iguales, en
cuanto a las oportunidades econ6micas, political y
sociales.
SR. CASANOVA (JOSE MANUEL): 1Muy bien! Va-
mos a aceptar que ese nuevo Paraiso Terrenal sea
la obsesi6n del senior Roca y sus amigos, aunque so-
bre el particular se pudiera obietar much. Si el
senior Presidente me permit continuar, voy a se-
Iarame un moment del tema central de mi discur-
so. para referirme concretamente a algunas conside-
raciones que acaba de hacer en sus continuadas in'-






DIARIO DE SESIONES DE LA COI7ENCION CONSTITUYENTE 29


terrupeiones, el senior Roca, ya que no es mi prop6-
sito contestar a todas y cada una de sus exagera-
ciones, que responded a la dial6etica especial que
utiliza y al m6todo que siguen al pie de la letra los
comunistas. No voy a ocupar por much tiempo la
atenci6n de la Asamblea, har6 un esfuerzo por sez
lo mas breve possible, para lo cual amoldar6 a la sin-
tesis mis palabras, sin dejar por ello de coritestar
algunas interrogaciones del senior Roca.
Para mi concept, senior Bias Roca, los hombres que
trabajan como yo, 12, 14, 20 horas al dia; los que
dirigen empresas que se traducen en honest trabajo
para el pueblo cubano; los que luchan ardorosamen-
te por elevar nuestra civilizaei6n y nuestra riqueza;
los m6dicos, los abogados, los profesionales, todos
los que de verdad trabajan y se ganan el pan con Jl
sudor de su frente, sean obreros manuals o intelee-
tuales, son proletarics, en el recto sentido del vo-
cablo. Son hombres que realizan, cada cual desde
su esfera de acci6n, un gran beneficio social. En
cambio, los lideres comunistas y los lideres politi-
cos que viven sin trabaiar o del trabajo ajeifo, esos
son burgueses. De manera que ya esta complacido
el sefor Bias Roca.
ISR. ROCA (BLAS): Me permit el senior Casano-
va una ligera interrupci6n?
'SR. 'CASANOVA (JosI MANUEL): Con muchisimo
gusto.
SR. ROcA (BLAS) : Desde luego S. S. tiene el de-
reeno de calificar y de definir lo que es proletario,
como tambi6n tiene el derecho de calificar a los es-
c'avizados y los esclavizadores; pero toda esa ca-
lificaci6n o definici6n que S. S. da, no cambia, cli
sentido sobre el esclavizado y el esclavizador com;
no cambiara el sentido estricto, cientifico y hasta "1
contenido del diceionario de la palabra proletario.
SR. CASANOWA (JOSP MANUEL): Me perdonaran
los seiiores Delegados que siga enfraqcado, compeli-
do a el'o por la t6ctica del senior Roca, en este diA-
losro esteril en el que empleamos un tiempo precicso.
Pero tengo que contestar al senior Rooa. Para mi.
senior Roca, son esclavos, los que carecen de libertad.
por cuva raz6n estimo esclavos a los habi-
tantes de la Rusia sovietica; a los pobres moscovitas
que asnirando a librarse de las garras sai'grientaa
del zarismo, s6lo nudieron cambiar de amos, sin que
ganaran poeo ni much, en 61; y son libres, absoln-
tamente. todos los cubanos que pueden vivir y dis-
frutar de esta libertad sin limited, bajo el eielo es-
plendoroso de la Repfiblica, dem6erata y magnifica,
que nos cobiia; de un sistema politico que tolera y
admit que los hombres que piensan como el senor
Blas Roca. expresern su pensamiento con acritud y
libertad: de vn sistema politico que permit que e1
senior Bias Roea. desde la excelsa tribune de esta
Asamblea Constituvente, anuncie con voz amenaza-
dora y conminatoria, a. todos los que no pensamos
como 6l v valicine hemorracias de sangre para toni-
ficar y haoer possible el Ed6n iue est~n fabricando;
de uin sistema politico, por fin, senior Bias Roca.
que admite que se labor por su destrucci6n y aloje,
bajo el mismo artesonado brillante de este hemici-
clo, a los esforzados forjadores y constructores d&
esta sociedad y a los que se afanen contuzmamente
por destruirla.


,SR. MUJAL (EUSEBIO) : Pido la palabra para ha-
eer un ruego a los Convencionales...
SR. ROCA (BLAS) : Una interrupci6n.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Para hacer un ruego a
los sefiores Convencionales. Y para tratar de cortar
este diologo.
SR. CAsA.NOVA (JosE MANUEL): Por su turn ca-
da uno de los compafieros puede interrumpirme.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Yo quisiera que todos los
companieros que estan del otro lado hablando de es-
tas cosas filos6ficas y que todcs estan sobre una pla-
taforma que se llama la Coalici6n Socialista Demo-
cratica, se pongan de acuerdo. Ya que la Moci6n
que present el senior Casanova contra la cual me
voy a pronunciar, es un ataque a la propia Coali-
ei6n Socialista Democratica.
SR. RocA (BLASs): Sefior Casanova, el problema
consiste on lo siguiente: Los negros que resident en
los Estados Unidos son libres de que los linchen (,*
de que no los linchen?
SR. CASANOVA (JosE MANUEL): Estoy hablaindo
de Cuba y no quiero entrar en problems de carac-
ter internacionales. Hablo de nuestra Patria. que
puedo decir que es la cuna de la libertad, bajo un
gobierno que hasta ahora por algunos ha sido lla-
mado opresor, y que ha tenido como inspirador a
un joven military, valiente y abnegado, que esti rea-
lizando una gran labor por la libertad y por la in-
dependencia political y econ6mica de Cuba y 6se es
el Coronel Batista, el Jefe de la Coalici6n Socialis-
ta Democratica, a ]a cual yo pertenezco.
SR. PRio SOCARRAS (CARLOS) : En eso de la tira-
nia ha habido sus alternatives.
SR ZAYDIN (.RAM6N) : La elausura del peri6dico
"La Prensa" indica el respeto a las libertades.
FR. GARCIA AGUERO (SALVADOR) : Me permit el
senior Casanova una pregunta?
Sn. CASANOVA (JOSE MANUEL) : Con much gusto.
SR. GARCIA AGOERO (SALVADOR): Queria pregun-
tarle una cosa al senior Casanova. El senior Casano-
va decia, al definir la palabra esclavo, que esclavo
para 61 era solamente, (trato de reproducir textual-
mente sus palabras), el que vivia en Rusia; y libre
era el que vivia aqui; pero yo le preguntaria al se-
fior Casanova, si 61 incluiria efectivamente dentro
de esa denominaci6n de libres a los hombres que en
los centrales azucareros cargan sacos que algunos
Convencionales se niegan a disminuir en el peso, re-
cibiendo salaries infimos de hambre, o pagados con
'Vales y con fichas, y que arrastran una vida lasti-
mosa durante el tiempo muerto, mientras los que de-
vengan las utilidades sobre la agonia de los traba-
jadores, mantienen vida muel!e y holgada, para que
mAs tarde, "legisladores previsores y cuidadosos",,
- sobre todo muy "cautcs" en la defense de es-
pecificos intereses,- traten de establecer preceptos
por los cuales se destruye la posibilidad de unifica.
ci6n de los que, llamados libres, no son sino eselavos.
SR. PRio SOCARRAS (CARLOS): Todo eso bajo la
6gida del mismo jefe de la Coalici6n.







30 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR. CASANOVA (JOSE MANUEL) : Sefior Presiden-
te y sefiores Delegados: El senior Garcia Agiiero
mas que una pregunta hace un pequefio discurso
con vista a las masas... electorales...
SR. GARCIA AGUERO (SALVADOR) : Con vista al se-
iior Casanova.
SR. CASANOVA (JosE MANUEL): Con vista a las
masas electorales, porque el sefior Garcia Agiiero es
un hombre bastante ilustrado, un hombre de talent
para saber que si 61 tuviera que gobernar el pais
dentro del regimen y manteniendo el sistema y afin
fuera de ese regimen, no puede pagar mayores jor-
nales que los que se pagan, no podria mantener otra
situaci6n' y organizaci6n econ6mica que las existen-
tes, porque nuestro pais, hay que decirlo muy cla-
ramente, no es un pais libre e independiente econ)-
micamente, sino que todavia en el campo de la eco-
nomia, es una colonia; eso sera motivo de una
discusi6n y posiblemente vo acompalie en muchas de
las cosas que diga al senior Garcia Agiiero, porque
hasta ahora puede ser que haya sido yo unro de los
que mis hayan luchado por ]a independencia eco-
n6mica de Cuba.
SR. GARCIA AGliERO (SALVADOR): Una aclaraci6n,
ya que parece que se quiere interpreter mal mis pa
labras. :Sencillamente que yo no estaba tratando de
colocarme en gobernante. Lo que estaba tratando
era de preguntarle al senior Casanova, si esos hom-
bres a quienes me he referido y cuyas condiciones
de vida parece reconocer y ratificar el senior Ca-
sanova, son libres o son esclavos. Solam-ente eso le
he peguntado.
SR. CASANOVA (JosE MANUEL): Sefior Presidente
y sefiores Delegados, son libres, porque pueden emi-
tir su pensamiento libremente, son libres porque tie-
nen todos los derechos del ciudadano; pero econ6-
micamente sufreii la misma suerte que sufrimos to-
dos los dem6s cubanos. Ahora, si S. S. cree, porque
es partidario del repartimiento, que debemos repar-
tirlo todo para que todos seamos menesterosos, ]I
teoria de S. S. es contraria a la mia, yo quiero quc
todo el mundo tenga un gran standard de vida, qu,
todo el mundo sea rico y que todo el mundo se;
feliz y S. S. procura todo lo contrario.
'SR. CHIBr s (EDUARDO): Se me permit la pa
labra para hacer unas observaciones?
SR. CASANOVA (JOSE MANUEL) : Con much gusto.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa.
labra el senior Chibhs.
SR. *CHIB.S (EDUARDO): Sencillamente, senior Ca-
sanova, hay una cosa que me tiene a mi sumamente
intrigado, con mctivo de este debate violentisimo
entire el sefior Casanova de un ]ado y los sefiores Bla:
Roca, Garcia Agiiero, C&sar Vilar y otros del otr(
lado, y es que como es possible que existan discre
pancias tan hondas. discrepancies tan profuindas, eni
la material que estamos considerando cuando tantc
unos como otros, forman, juntos y revueltos, bajo un
mismo program politico de la Coalici6n Socialistr
DemocrAtica, y c6mo es possible que tanto al sefio,
Casanova como al senior Bias Roca les merezca un
confianza ilimitada. El senior Casanova consider


que el coronel Batista es el supremo garantizador
de sus intereses, no le tienen ningi6n miedo ni re-
celo al coronel Batista y lo mismo ocurre al senior
Blas Roca y al senior Garcia Agiiero.
Yo quisiera realmente que me explicaran como son
posibles estas contradicciones en unos hombres que
tienen el mismo jefe, que no tienen distinto jefe, si-
no que est6n a las 6rdenes incondicionales de un ini-
co jefe.
SR. GEORGE (QuINTiN) : Pido la palabra para una
cuesti6ni de orden.
SR. CASANOVA (JosE MANUEL): Voy a contes-
tar-a mi distinguido compafiero el senior Chibis En
primer lugar debo decirle que no se ha planteado
ninguna situaci6n de violencia en el debate entabla-
do, ni discutimos violentamente con los compafieros
que aqui representan al Partido Comunista, los cua-
les mantienen ideas, principios y procedimientos que
no comparto ni compare la mayoria de la Asam-
blea, raz6n acaso que ha sido el nervio motriz y el
impulse patri6tico que me ha movido a presentar la
enmienda adicional que estamos discutiendo.
No hay ninguna violencia, senior Chib6s. Estamos
discutiendo, con la natural pasi6n que provocan es-
tas cuestiones fundamentals para el pais, pero co-
mo lo hacen hombres civilizados. Respeto, aunque
no comparta esas ideas; y exijo y pido que las mias
sean de la misma manera respetadas. Este respeto
reciproco es ]a consecuencia esencial de la libertad
de pensamiento que aqui se ha consagrado. Y en
cuanto al segundo lugar, senior Chibds, debo decirle
que el Coronel Batista, ese hombre extraordinario,
-permitame que lo repita ante mis compafieros de
]a oposici6n...
SR. PRfo SOCARRAS (ICARLOS) : Y lo creemos.
SR. CASANOVA (JosE MANUEL): ...que desde la
modest posici6n de Sargento en que lo sorprenden
1os acontecimiento hist6ricos del 4 de Septiembre de
1933, 'ha escalado tan alto pesto en la naci6n; quo
ha sabido orientar la political econ6mica de nues-
tro pais, dentro de sus naturales posibilidades, ten-
To que profesarle alta corisideraci6n y respeto, por-
lue ha sabido ganarse esta estimaci6n. Yo he si-
lo testigo de mejor excepci6n de sus afanes, de sus
lesvelos, de su actuaci6n constant proyectada en
ina sola direcci6n: la liberaci6n econ6mica de Cu-
-a. Y debo aclarar lo siguiente. CGando algunos
spiritss exigentes y desconoced3res de las realida-
ies vividas, han juzgado de claudicarite al Coronel
Batista, ycsiempre he creido en 41 y en 61 he de-
nositado toda mi confianza, porque lo he contem-
olado laborando, sin tregua ni descanso, con intell-
gencia y laboriosidad, por el bien del pais, por la
resoluci6n de sus multiples problems, por la com-
pleta liberaci6n econ6mica de Cuba.
El Pirtido ;Comunista es una cuesti6n apart.
Nosotros los liberals mantenemos nuestro Pregra-
ma, seruimos al nie de la letra nuestro Programa,
que es el viejo Programa del Partido Liberal. re-
mozado con las nuevas ideas y las nuevas ansiedades
ue palpitan en la humanidad, lo que nos permit
.2poyar la candidatura Presidencial del Coronel Ba-








DIARIO DE SESIONES DE LA jONVENCION CONSTITUYENTE 31


tista, compartir sus puntos de vista concordanrtes
con los nuestros, sin queello implique ninguna in-
teligencia con el Comunismo euyas doctrinas n)
aceptamos y cuyos principios combatimos. Es, sefio-
res, una pura coincidencia electoral, nada mas,
sin otra complicaci6n.
SB. MUJAL (EUSEBIO): Permitamen que lo inte-
rrumpa Usted cree que la enmienda suya es li-
beral?
SR. CASANOVA (JosE MANUEL): Mi enmienda es
liberal y muy cubana y muy patri6tica y muy na-
cionralista, y la hubieran votado Maceo, Marti y to-
dos los grandes patriots.
SR. CHIBnS (EDUARDO): Patrt6tica y nacionalis-
ta, y la hubieran votado Maceo, Marti y todo los
grandes patri6tas.
SR. GEORGE (QUINTIN) : (Interrumpiendo) : Con
la venia de la Presidencia: Efectivamente conma-
gra nuestro Reglamento el derecho a lis interrup-
SR. GEORGE ('QUINTIN) : (Int.) : Con la venia de la
Presidencia: Efectivamente consagra nuestro Regla-
mento el derecho a las interrupciones, pero, modesta-
mente lo declaro, no estoy acostumbrado a que tenga
el alcance ese precepto reglamentario de permitir in-
terrupciones, aunque sea con la permisi6n', con la ve-
nia del que habla y de la Presidencia para
que se establezcan dialogos constantes, interrupcio-
nes que en lo absolute estin relacionadas con la
moci6n o la enmienda que se discute. El Regla-
mento no permit de ninguna manera que se le-
sione el derecho de los demAs Delegados cuando un
Delecado quiere hablar caprichosamente sobre cual-
quier asunto. Esta es la cuesti6n de orden que yo
planteo a la Presidencia, aunque no sea mAs que pa-
ra devolver al seno de la Asamblea la sfiplica de que
no se repitan estas cuestiones de orden, porque d
una manera terminante he de suplicar a la Presi-
dencia que aplique el Reglamento, no permitiendo
que se establezcan diilogos, mientras todos estamos
haciendo aqui un exeeso de resi.tencia fisica, oyen-
do a todo el que quiere hablar. En el secundo ex-
tremo, Ilamo ]a atenci6n de nuestros onositores que
se sientan de la parte de alli en este hemiciclo sobre
la circunstancia de aprovechar y de coger como por
un pelo un problema de esta inaturaleza, cualquiera
que sea el iuicio que forme el que quiera interrum-
pir, IlamAndole nacionalista o internacionalista a la
enmienda. En manera almuna debe derivarse en
el planteamiento de un problema el' que por delica-
deza nosotros no podemos recogerlo en toda su ex-
tensi6n. El que habla tiene un respeto absolute por
el que ocupa la Presidencia de esta Asamblea y la
circunstancia de ser un contricante distinguido del
Coronel Batista, pero estanido presidiendo esta Asam-
blea, frente a nrsotros en este instant se nos colo-
ca en una situaci6n de inferioridad para ripostar a
la altura en que se hacen las interrupeiones, por-
que efectivamente crean ventaja cuando no se reco-
gen en toda su extension.
Yo tenro sumo respeto para el senior Grau; pero
como robernante y estadista tendria respetuosamen-
te, objeciones que hacer a su obra de Gobierno aue
supongo habrA de repetirla en! el porvenir. Lo digo


incidentalmente, con la sfplica de que no se repitan
estos casos, porque tendremos la tristeza de ver al
senior Grau abandonar, por motives de delicadeza,
tbandonar la Presidencia de la Asamblea, que la
Presidencia de la Asamblea, que la preside con to-
do nuestro asentimiento y con todo nuestro cariiio.
'SR. PRRSIDENTE ('GRAU SAN MARTIN) : La Presi-
dencia advierte al sefor George que ha dejado en li-
bertad a todos para expresar su opinion, no importa
caul sea, ni a quin se refiera, porque asi, en ese to-
no del debate, podemos quizis, de una manera clara,
establecer las condiciones convenientes para que ponga
en evidencia cualquier asunto. Si por una circuns-
tancia cualquiera la Presidencia se viera aludida
entonces abandonaria, como otras veces lo ha hecho,
para contestar a alusiones que se hicieran.
SR. GEORGE (QUINTIN): Yo quiero significar que
no me he referido a ]a Presidencia, sino a los correli-
gionarios del Presidente, a todos los que estdn provo-
cando un problema en que efectivamente, mientras
conti nile el ,Sr. Grau en la Presidencia, nos cohibe de
contestar a la altura en que se hacen las ofensas o
las reticencias.
ISR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Quiero ad-
vertirle que con much gusto voy a abandonar la
Presidencia para que el senior George tenga la faci-
lidad de hacer todas las manifestaciones que guste.
SR. GEORGE (QUINTfN): No rehuyo el problema;
si usted quiere llevarlo a eso.. He dicho que tiene
todo mi respeto y hasta mi carifio. Me he dirigido,
por su mediaci6n a los sefiores Delegados, inciden-
talmente, porque no podia hacerlo de otra manera,
porque lo prohibe el Reglamento, para que recogie-
ranr la sfiplica mia, para que no se provoque un pro-
blema que es de cardcter politico, que es de pugnas
presidenciales, de reticencias y ofensas contra el can-
didato de la Coalici6n So-cialista Democritica, por-
que no solamente atenta a los intereses politicos si-
no hasta los intereses personales que al amparo de
esa candidatura aqui se debate.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : No he oido
ninguna manifestaci6n ofensiva para el senior George.

SR. GEORGE (QUINTIN): En el orden personal no,
en el orden politico.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MAR'IN) : Con mu-
cho gusto traslado a la Asamblea la siplica -del se-
fior George y le hago la adverteneia de que si el se-
fior George quiere plantear a1guna cuesti6n la Pre-
sidencia tendrk un gran placer en oirlo, y para eso
ocupara un escano...
SR. GEORGE (QUINTN) : Yo no he anunciado el
planteamiento de un debate politico, y creo que la
mayoria de la Asamblea me habrA oido decir que no
quisiera que se planteara, pero en el plano inclina-
do en que se coloean los opositores de la Coalici6ri
Socialista Democratica, haciendo alusi6n personal y
nombrando al candidate presidential de la Goalici6n,
efectivamente pueden colocar a los miembros de esa
Coalici6n en el mismo terreno, y mericionar nombrei
que no queremos nosotros mezclar en este problema.








32 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Puede ha-
cerlo el senior George, cuantas veces lo desee. Puede
mencionar nombres. No creo que hasta ahora se
haya lesionado el prestigio de nadie, si la Presiden-
cia lo hubiera advertido, puede tener la seguridad
el senior George que haciendo uso de las facultades
propias, lo hubiera evitado.
Continfa el sefor Casanova en el uso de la pa-
labra.
SR. CASANOVA (JosE MANUEL) : Quiero sefialar,
antes de seguir adelante, que voy a oeupar por muy
poco tiempo mas, la atencion de esta Asamblea. Ten-
go para la Presidencia mis mayores respetos y de
ella he recibido las mayores ateneiones, las cuales
agradezco profundamente. Creo que el senior Geor-
ge no ha enjuiciado la conduct del senior Presiden-
te, la cual no merece mas que elogios, sino que se ha
referido al mismo en su condici6n de candidate a
la Presidencia de la Repitbica.
No voy, por lo consiguiente, a rebatir, uno a uno,
los arguumeutos ni los raLonanuienltos del senor tQoea,
los cuaies acaho responuen sulamente a su tecnie a y
no a sus convicelones. -Le am su litracura, sus con-
cepios, sus juicol, sus paiauras y sus caulliatuvos.
.DLe oua esa ala.eutica especiai, agresiva y dura, te-
nemos irlSLe experiencia y ya nos vamis acosLum-
UraJuo a surrila y escuenaria. Calilcar (e expio-
tauores a los nomnues que aeulcan sa gemno y su ca-
pital a rear trauajo para los cuoauno, es una caii-
nleacion gratuita y conciaueueaa per los neieos. Li
LapiLai y ei tradajo reaAian luna luncion social con-
Junta y que reauncla en oeneiicio del pals. Boia-
imenbe cuanao las granues crisis agouwan a la lumna-
niua, es qae se prfseuta la opouriualau ai agLLauoi
para aLacar a las cases prouuicuras. ~in ios tas a e
prugremo, cianuo el trauajo acuania remuneracuines
exlaoruinarnas,. ei ollicio e aagiLauor y la iauor aet
liaer colunisca, es inull. JDe esca veruaa esta sa-
turado ei pasauo.
Dejemos, pues, toda esa palabreria ofuscada y to-
do ese eiectifmo enLermzl o a un lauo y permicaseme
que aciare ezta so a coaa: nu inmllativa no va con-
tra ningun rartuo riiullco en parLlcular sino con-
tra toaosos s raridos que en un moment aado ae
la hlistora de CuDa se levanten coeo una amena-
za para la sooerania national y la integriaaa de nues-
tro territorio.
Ya hube de expresar antes de ahora las razones
que me impuisaron a pensar que se nacia necesario
insertar un precepto en nuestra lonAtituclon en vir-
tud del cuai se armara at Jsiado y se resguardara
a nuestra sociedad contra los agitadores proresiona-
lcs, contia los que quisieran aprovechar las garantias
Constituclonaies estaoiecicas en esta Uonastitucion,
estas super-gantias que estamos consignando, y que
sin una provision inuispensaule pudieran ejercitarse
manana en laoor destructora de la naclonalldcad, de
la independencia del pais y de su soberania.
La verdad es &sta. Para los gobernantes males, pa-
ra los conculcadores de derecnos, para los vioiado-
res de la Constituci6n, para los d6spotas y los tira-
nos, para esos po se redacta este articulo adicional
al Capitulo de los Dereehos Individuales. Se ha re-


dactado pensando en los gobiernos buenos, en los go-
biernos que deseen ajustar sus pasos a las leyes es-
tablecidas. Para esta clase de gobiernos es para los
que queremos legislar. Para los despotismos no exis-
ten barreras y jams un tirano se ha detenido ante
preceptos constitucionales ni ante precisiones legis-
lativas.
Nosotros estamos armando a los ciudadanos para
que se defiendan de las agresiones de gobiernos ti-
ranicos; pero orvidamos que es necesario, a su vez,
armas a los gobiernos buenos rcontra los ataques de
los ciudadanos males, de los revoltosos y agitadores,
de los que llegen en su insani. a golpear sobre los
cimientos de la Repfblica parn sustituir el r6gimen
de libertad y democracia que actualmente estamos
construyendo, por otro en qua -oda libertad sea ilu-
soria y toda democracia una iidigna ficci6n.
Y es en la Constituci6n, cuando se establecen lo1
dereenos del cliutaaano, en andte tenemos que in-
sertar las mud spensauoes previsiones para iiminar las
garanaas que oerecemos. torque no queremos que
ea goumerno cercene derechos y prerrogatvas comunes
a todos los pueDios civilizanos; pero tampoco que-
remos consiuir un tipo de goluerno tan ataco, tan
seeuestraao, tan indelenso, que quede a mercer de
Sos primeros locos que se decidan a ecnar por tie-
rra la itepuoiica que tenemos la oWligacion de con-
servar y preservar de sus enem gos ae aentro y de
aiuera.
Todos conocemos, senior Presidente y sefiores De-
legaaos, por ser muy reciente, el caso de i\oruega,
et trssLe destino de L\oruega. hn INoruega, senores,
como prouaolemente aqui, se constituyo un far-
tiwo INazi. jste rartiao \azi se iniitro en el ejer-
cito, y iiego a conseguir adeptos entre los altos Iun
clonarios y ias alas (lgli(lades de todas las magis-
iraturas. 'Tenenao sus mejores amigos en el Jjer-
cito y la Aarina ae Uuerra, la aetuacion de los sol-
aacos de nitier lub sumamente tacil. Cuando los
tranlportes alemanes, y los solaacos alemanes, y 'a
esuuaura aemana ilego en son de conquista a las
cosias de \oruega, no enconcr6 opositores sino ana-
aos. Los barcos ae gaerra iNoruesos, no dispararoi
sus canones contra ei invasor; los luslies cde los sol-
aados A\oruegos no se dilrgieron contra el invasor;
los sables ae los soidados se oajaron y la conquista
ie iNoruega tue el coroiaro de esta tunci6n traido-
ra y aesieal de la Quinta Uoiumna Alemana en tie-
rras de iNoruega.
SR. MARACH (JORGE): Pido la palabra, para una
cuesti6n de orden. El Articulo liZ del ictamen
que esth someado a la consiceracion de esta Asam-
oean, dice asi "Es libre la organizacl6n de Partidos
y organizaciones politicas. \o podran sin embargo,
formarse agrupacicnes political de raza, sexo o cla-
se". El Deiegado que liabla estima que la Enmien-
da que en estos mementos esta sujeta a debate, tie-
ne una estreeha vinculacl6n 16gica, por demas evi-
dente, con el Articulo a que acauo de dar lectura,
y por consiguiente, el debate en que esta Asamblea
esta enzarzada, por tiempo ya excesivo, es un de-
bate totalmente imoportuno en el memento actual do
la deliberaci6n. Por consiguiente, solicito de la Asam-
blea, jue se place la consideraci6n de esta Enmien-








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 3;


da para cuando llegue a la discusi6n del Articulo
122 del Dictamen, que trate de los partidos politicos.

SR. ROCA (BLAs) : Para rogarle al senior Mafiach,
con la venia de la Preisdencia, que se fije en que
esta Enmienda habla no s6lo de asociaeiones politi-
cas, sino de organizaciones sociales, sindicatos y
agrupaciones political. De modo que include un
concept mas amplio. Ademfs, a mi me parece que
ganamos extraordinario tiempo votando ahora esta
Enmienda y no volviendo despues sobre ella. Yo,
por lo tanto, roearia el senior Mafiach, con much res-
peto y con much consideraci6n, que reiterara esta
cuesti6n incidental y permitiera votar definitivamen-
to esta Enmienda.
SR. MANACH (JORGE) : A mi me seria sumamente
grato deferir al ruego del compafiero senior Roca. Pe-
ro no quiero ocultar a ]a Asamblea que una de las ra-
zones que me han movido a presentar esta cuestin.,
es la de que estimo que tratAndcse, como se trata, d
un precepto de extraordinaria trascendencia, la ma-
yor part de los sefiores Convencionales gustarian de
tener mas tiempo a su disposici6n para meditar acer-
ca del alcance de la enimienda propuesta. Esa es una
raz6n.
SR. ROCA (BLAS) : Sr. Mafiach: Por dos veces re
ha votado la susnensi6n del debate, y dcs veces la
Asamblea, mayoritariamente d esde luego, acord6 la
continuaci6n del debate.
SR. MARACH (JCRGE) En cuanto a la raz6n que
aduce el senior Roea de que en el precepto o en la
enmienda que se propone, se habla de otras organiza-
ciones oue no son directamente polit'cas, recuerdo a!
senior Roca que al impugnar la enmienda, 61 mismo
le ha dado un sentido francamente politico a la mis-
ma, como reconoeiendo que ella afecta principalmen-
te a los partidos, no a las asociaciones civiles o eco-
nomicas.
SR. MARINELLO (JUAN) : gMe permit el senior Ma-
fiach una aclaraci6n muy breve?
Es que la enmienda del senior Casanova no habla
precisamente de organizaciones clasistas, sino que
ella so refiere a la suneditaei6n international de las
orgenizaciones; tiene relaci6n una cosa con la otra, sin
duda, pero con aspects d:stintos. El serlor Casanova
habla de prohibir que una instituei6a cubana, sindi-
cal, political o de otro orden cualquiera, tenga nexo coni
una nstituci6n extranjera. Ese punto me parece que
es el esencial de la enmienda del senior Casanova; y
no tiene plena identidad con el articulo a que se re-
fiere el Sr. Mafiach.
SR. MANACH (JORGE) : Si mi sugerencia, lejos de
contribuir a ganar tiempo y ponerle fin a la sesi6n,
va a dar un resultado contrario, desde luego que la
retire.
F-"
Lo esencial de la enmienda del senior Casanova es
que ningfin partido politico en 'Cuba pueda regir sit
conduct pfiblica ateni6ndose a 6rdenes recibidas del
extranjero. De manera que, sustantiva y medularmen-
te, la enmienda con'cierne a la vida de los parties
politicos. La extension que se hace en cuanto a los
sindicatos es accesoria; aparte de que si se tratara de


promover la cuesti6n respect a los sindicatos, tam-
poco seria 6ste el moment oportuno, de manera que
por dondequiera que analicemos el precepto result
improcedente discutirlo en esta Secei6n de Derechos
Individuals.
Yo siento no complacer al compafiero Roca, e insis-
lo en mi proposici6n incidental.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Se pone a
votaci6n la proposici6n incidental del senior Mafiach.
Los que estin conformes se servirin ponerse de
pie.
(La mayoria de los sefiores Delegados permanece
sentada).
Rechazada.
Continiua en el uso de la palabra el senior Casano-
va.
SR. CASANOVA (JOSE MANUEL): Sr. President '
erfiores Delegados: Decia yo, cuando present su pro-
posici6n incidental el senior Mafiach, toda la triste y
dolorosa tragedia que ha vivido Noruega desde qua
la plant del invasor germane holl6 su libertad e in-
dependencia, los efectos que produjo la famosa Quin-
ta Columna que todos los regimenes totalitarios estin
f;mentando en todas las latitudes, pero de manera
muy singular en todQs los pueblos d6biles de la tierra,
con las consecuencias fatales que todos vamos cons-
tatando.
Ved ahi, sefiores Delegados, c6mo es peligroso, c6-
mo es gravisimo, que nuestra imprevisi6n no sea co-
rreoida en presencia de todos estos acontecimientos
hist6ricos y estemos debatiendo por tan largo espa-
eio de tiempo alrededor de una iniciativa que no eni-
uierra otra intenci6n que un supremo instinto de pre-
vision, que tiende a dotar al Estado de un instrumen-
to de defense muy necesario, precisamente porque no
queremos que nuestra conduct negative sirva de in-
vitaci6n a nuestros futures gobiernos a que se erijan
en vulneradores de esta Carta Fundamental que que-
remos sea muy larza y muy dilatada en sus efectos
saludables y patri6ticos. Esta previsi6n va sobre la
Quinta 'Columna que en todas parties da sefiales de
vida...
SR. ROCA (BLAS) : IMe permit S.S. una pregunta?
SS. S. se refiere a la Quinta Columna de Franco?
SR. 'CASANOVA (JOSE MANUEL) : Quiero expresarlo
a S.S. que si fui defensor, no del regimen de Franc,.
fui defensor de los que se organizaron para arrojar
del Poder a los que habian secuestrado a la Republi-
ca espafiola para colocarla al servicio de una naci6n
extrafia; porque lo que habia en Espafia no era una
Repfiblica pero era, a ]a vez, un prisionero del comu-
nismo y un instrument de la opresi6n extrainjera.
Pero no hablemos de esto.
Decia yo que en Rusia este precepto seria innecesa-
rio. ,Porqud? Porque en Rusia no hay libertad de
pensamiento, ni de uni6n, ni es libre la organiza-
ci6n de Partidos politicos. En Rusia s6lo existe el Par-
tido Comunista, existe un s6lo Partido. Y para aque-
los que se atreven a expresar un desagrado o un pro-
p6sito contrario al stalinismo, se ha instituido la pur-
ga, el crime y el asesinato, que es el supremo argu-








34 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE

mento que alli se emplea para someter al pueblo y so- pendencia y soberania, sin limitaciones ni mutilacio-
meterlo en el envilecimiento y ]a eselavitud. nes.


Pero ahora me pregunto. & Por qud se alarma el Par-
tido Comunista de Cuba, si es cierto lo que acaba de
expresar el senior Roca, de que el Partido Comunista
es un Partido eminentemente cubano, que mantiene
como principio la Repiblica democr6tica, que ya hemos
consagrado, como he dicho ya, en el articulo primero
de esta Constituci6n. Si es respetuoso de las leyes y
lo que anhela es el mejoramiento de las classes trabaja-
doras, a las cuales n'o regateamos ningfin derecho, de
qu6 se alarm el Partido Comunista de Cuba? ~iLe al-
canzan al Partido Comunista de Cuba alguna de las
disposiciones contenidas en el articulo adicional que
he presentado a la consideraci6n de la Asamblea ?
En realidad no es 6ste mi criterio. De serlo no hu-
biera presentado el citado articulo en la forma en que
lo he heeho sino que hubiera consignado claramente
que se declara ilicito y se prohibe el funcionamiento
del Partido Comunista en Cuba.
Lo que sueede es, sefiores Delegados, que se preten-
de dejar abierta la puerta para todas las acometidas.
Disconforme e1 Partido Comunista con el regimen po-
litico que actualmente rige en la Repfiblica, aspira,
-ya lo ha dicho el senior Roca,- a cambiarlo radical-
mente. Su aetitud contemporinea es solamente de
adaptaci6n. Sus finalidades van much mAs lejos. Mi
inieiativa no tropezar con el Partido Comunista,
mientras se desenvuelva dentro de las practicas repu-
blicanas y democriticas, y tropezara, esto es claro, tan
pronto como pretend convertir a Cuba en una filial
de las Repfiblicas Sovi6ticas de Rusia.
Y voy a terminar, pasando por alto muchas de las
alusiones del senior Bias Roca, pues no deseo fatigar la
natenci6n de los sefiores Delegadcs ni abusar de la be-
nevolencia de la Asamblea.

Yo no deseo interrumpir al senior Roca en su labor
electoral ni pretend obstaenlizar la captaci6n de pro-
s6litos a cuya labor esti cntregado con denuedo; yo
no deseo interrumpirle esa labor de propaganda que
realize todos los dias y de todas maneras y sobre todos
los eseenarios y que se resume en ofrecer todas las
bieinandanzas, todas las ventures, todos los progress
para los cubanos, a cambio de que le apoyen en sus
prop6sitos de controlar, 61 y los suyos, el Poder poli-
tico de la naci6n.
Y no quiero hacerlo, sefiores Delegados, porque si
bien la propaganda que realize el senior Blas Roca y
sus amigos, es una propaganda pernicicsa, de cierta
manera beneficial, por el memento a la Coalici6n So-
cialista Democratica, a cuyas filas estoy adscripto. Pe-
ro si quiero decirle al pueblo de Cuba que nos oye, que
no crea en cantos de sirena, que solo existe una mane-
ra de obtenerse el bienestar y la felicidad, y 6sta no es
otra que el esfuerzo propio, diario y persistent, que
es por medio del bien y la lueha para alcanzarlo, que
los pueblos y los hombres se superan y progresan y que
estimo muy legitimo, muy noble y muy laudable que
los trabajadores de Cuba pidan y reclamen toda clase
de reinvindicaciones, sociales y econ6micas, pero sin
olvidar que deben lograrlas dentro del seno de la Re-
pfiblica, al calor de sus leyes y en el seno de su inde-


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa
labra el senior Mujal.
SR. FERRARA (ORESTES): Hay ampliaci6n del de-
bate?
SR. PRIO SOCARRAS (CARLOS) : No es enmienda, ee
un Articulo.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN iIARTIN) : Tiene la pa-
labra el Sr. Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES) : He pedido ]a palabra senior
President, para solicitar la ampliaci6n del debate.
Sin embargo deseaba que se limitara el tiempo de uso
de la palabra a diez minrutos, y que se ampliara a dos
turnos en contra y dos a favor y solicito de la Pres:-
deneia un turno en contra.
SR. ZAYDIN (RA(6N) : Yo lo tengo pedido.
SR. FERRARA (ORESTES) : Entonces pido tres turnos.
SR. ZAYDIN (RAMON) : Precisamente iba a decirle al
Sr. Ferrara que pidiera tres turnos, porque tenia yo
solicitado un turn en contra, inmediatamente despu6s
del Sr. Mujal.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Esti con-
forme la Asamblea en ampliar el debate ?
SR. BUSTO (FERNANDO) : A votaci6n, senior Presi-
dente.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Pido la palabra para una
cuesti6n previa.
SR. PRESIDENT ( GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el Sr. Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Para rogar a la Asamblea
que, dada la importancia extraordinaria que en el or-
den politico tiene la enmienda que se dispute, permi-
ta a la representaci6n de los Partidos A.B.iC., Acci6n
Republican y Revolucionario Cubano que se refinan
para cambiar ideas sobre ]a forma en que deba con-
ducirse en el debate y en la votaci6n.
SR. FERRARA (ORESTES) : Creo que debe ser despues
de la discusi6n; despu6s de haber oldo las opinions.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Pudiera esta representa-
ei6n tratar de sutituir esa enmienda, y entonces, si
esto acontece, se habia agotado infitilmente el deba-
te.
SR. COYULA (MIGUEL) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el Sr. Coyula.
SR. COYTULA (.MIGUEL) : Sr. President y Sres. De-
legados: He permanecido silen'cioso durante el deba-
te en que estamos. Dos veces he votado a favor de la
Tuspensi6n del mismo, porque estimo que el asunto
que nos ocupa es de extraordinaria trascendencia.
El senior Alvarez propone algo que vien'e a ser la
suspension del debate, aunque con un disfraz; y a
mi se me ocurre pensar que no seria oportuno pedir
sin ambajes un receso de pocos minutes. Las palabras
del senior Alvarez quieren decir que ellos, pertene-







DIARIO DE SESIONES DE LA COCT7ENCION CONSTITUYENTE 3. 5


eientes al Partido Revolucionario Cubano, y los com-
paneros que pertenecen' a los Partidos A.B.C. y Ac-
eio6: Republicana, si es qtte no hay otros Delegados
en igual caso, se sienten vacilantes, se sienten pre6cu-
pados, porque se debate un asunto de extraordinario
interns. Yo sefiores Delegados, deseoso de que se gane
tiempo, y como habr6is visto, dispuesto ahablar lo
menos possible en las sesiones de esta Asamblea, opinion
tine es la.hora de hacer una apelaci6n a.la bondad de
quien nos preside y a la complacencia de los compafie-
ros que me oyen, para recomendar a todaslas mentes
y a todos los corazones un poco de cuidado; porque
como nos decia hace unos instarites nuestro distingui-
flo compafiero senior Ferrara, este es un asunto de
enorme trascendencia. Soy de los que creen conve-
niente que se garanticen por todos los medios las ins-
tituciones republicans en nuestro pais; pero soy
tambi6n decidido partidario de la libertad de pensa-
miento en Cuba. Y si es juicioso tender lo uno, es
tambi6n previsor no desatender lo otro. Por tal cir-
cunstancia, me atreveria a rogar a mi distinguido
eompafiero senior Alvarez que presentara su proposi-
ci~n en el sentido de un receso, de un breve receso,
no s6lo para que los partidos que 61 ha meneionad3
puedan reunir sus elements y discurrir con ealma,
sine para que podamos busear la formula que mhs
heneficie a nuestro pais.
SR. MAAACH (JORGE): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el Sr. Mafiach.
SR. MAAACH (JORGE) : Para apoyar muy brevemen-
te ]a Moci6n del seflor Alvarez, y afiadir a los bri-
llantes concepts emitidos por el Sr. Coyula, algunos
por mi cuenta.
Pudiera parec:r que esta vacilaci6n a que se h. re-
i.rido el Sr. Coyula no tiene suficiente justificaci6n
ante un debate tan ponderado y tan extenso como el
que se ha heeho aquni eta tarde. Sin embargo, quiero
someter a la consideraci6n de mis compafieros, el he-
eho de que esta enmienda realmente comporta dos
implicacion'es totalmente contrarias de suma impor-
tancia. Dos implicaciones, que en cierto modo, son
(cntradictorias. El Animo de un hombre que est6 tra-
frando de conducirse en esta Asamblea, no con aim-
mo sectario y pol6mico, sino de sereno servicio a la
Naci6n, el 6nimo, repito, de uin hombre, que desee
conducirse asi, se hall solicitado a la vez por dos
preocupaciones contrarias: de una parte, la enmien-
da aspira a establecer la imposibilidad de que un or-
ganismo politico en Cuba trate de encarar los proble-
mas cubancs, de actuar sobre la realidad cubana, de
dirigir los destinos cubanos, siguiendo pautas u
orientaciones trazadas por autoridades extranjeras,
ajenas a nuestra realidad, a nuestra historic y a nues-
tro pueblo. Esto es sumamente reprobable, y yo decla-
ro aqui, en nombre propio y en nombre de mi Partido,
que si se trata de llevar a ]a Constituci6n de la Repfi-
bliea un precepto que exclusive y rigurosamente tra-
te de impedir que la vida political de Cuba est6 media-
tizada por una autoridad extranjera, ese precepto ti!-
ne mi mfs vehemente adhesi6n y la de mi partido.
iAh, sefores Convencionales: pero si, al ampa-
ro de una preocupaci6n semejante, si en nombre de


una preocupaci6n tan justificada por la autonomia
de los destinos cubanos, de lo que se trata es de in-
troducir en el texto constitutional de la Repfiblica
un precepto que hablando en los t4rilino:,. de la jorga
deportiva, sirva para darle un golpe por debajo de la
faja a cualquier Partido Politico en Cuba, yo, que
no soy sospechoso de ninguna actitud de excesiva
benevolencia haeia el Partido Corhunist. de Cuba, pe.
ro del cual Partido quiero ser en todo moment un
enemigo leal, con la visera levaritada, yo seiia el pri-
mero,_digo,..en, oponerme a que se accediera a poner
desde ahora en manos de un gobernante inescrupulo-
so del future la facultad gubernativa de atacar, des-
truir, disolver, un Partido que represent una zona,
cualquiera que ella sea, de la opin16n political de Cu-
ba.
Estamos, pues, ante un precepto que comporta dos
implicaciones muy distintas, y por eso el senior Aurc-
lio Alvarez y el S.r. Coyula, y los que comparten esta
.etitud nuestra, muy justificadamente se encuentran
en una actitud de vacilaci6n. En una situaci6n seme-
iante debe permitir ]a Asamblea que los que asi pen-
samos resolvamos nuestras dudas y busquemos coni
m6s sosiego una formula que garantice, de una part,
]a autonomia de los destinos politicos de Cuba, y, da
otra parte, la seguridad de la opinion political de Cu-
ba.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTiN) : Tiene la pa-
labra el Sr. Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Simplemente para reite-
rar el ruego que formula a ]a Asamblea de un receso
a fin de que pudieran reunirse los Delegados de los
Partidos Acci6n Republicana, ABC y Revolucionario
Cubano, para considerar la cuesti6n y poder produ-
cirse en la Asamblea.
No me opongo a las manifestaciones y al ruego ex-
tensivo que hizo el Delegado Sr Coyula para que la
Asamblea recesara; pero la proposici6n concrete que
formula responded a una prictica parlamentaria euan-
do representaciones de Partidos Politicos solicitan
que se les deje reunir dentro de un receso para deli-
berar sobre una cuesti6n que entrafia gravedad, como
'a que se debate...
Es solicitud que siempre se concede y que espera-
mos, los Partidos de esta ala, que habrA de ser aco-
gida en esta oportunidad por los demas Sres. Dele-
pados.
SR. PRfo SOCARRAS (CARLOS) : Sr. President: Pi-
do la palabra, para hacerle una modificaci6n a la
proposici6n del Sr. Alvarez.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
IKbra el senior Carlos Prio Socarr.s.
Sn. Pafo SocARRAS (CARLOS): A mi me parece que
an receso en este moment, al cual no nos podemos
degar, por otra parte, puesto que si el Comit6 Parla-
*nentario pide reunirse es lo mis.16gico, natural y
parlamentario el acceder a este ruego; pero reunir-
nos ahora, en una deliberaci6n que puede durar una
o dos horas, sunongo oue sea un.cuarto de hora; pero
me parece impossible que, los que hemos permanecido
en el hemiciclo diseutiendo por mAs de tres horas, en








36 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


nn 'Comite vaya a resolverse en tres cuartos de ho-
ra, y entonces vendriamos de nuevo al hemiciclo,
transcurrido ese tiempo, y ya quizas no hubiera quo-
rum, y habriamos estado perdiendo el tiempo y las
energies que necesitamos para otra oportunidad.
En consecuencia, suplicaria que el receso fuera
hasta inaiana a las tires de la tarde, que ya tendrian
Cempo de reunirse los Comites Parlamentarios, y ve-
nir entonees aqui eon la mente fresca.


SR. PRESIDENT (GRAU 'SAN MARTaN) : A vota-
1i6n la proposici6n del Sr. Aurelio Alvarez modifi-
cada por el Sr. Prio, de declarar la sesin ,en receso
hasta mafiana a las tres de la tarde. iSe aprueba?
(Sr 7aITCe afirmativas).
.Aprobada.
Se levanta la sesi6n. (Eran las 9 y 25 P.M.)




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs