Group Title: Convencion constituyente
Title: Diario de sesiones de la Convención Constituyente
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072605/00031
 Material Information
Title: Diario de sesiones de la Convención Constituyente
Uniform Title: Convención constituyente
Physical Description: 2 v. : ; 32 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba
Publisher: P. Fernandez?
Place of Publication: Habana
Publication Date: 1940?]
 Subjects
Subject: Politics and government -- Cuba -- 1933-1959   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
General Note: At head of title: Republica de Cuba.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072605
Volume ID: VID00031
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002572573
oclc - 03161278
notis - AMT8899
lccn - 41000702

Full Text


0exBICA o Ct








DIARIO DE SESIONES
DE LA

CONVENTION CONSTITUYENTE

VOL. I LA HABANA NUM. 31

SESSION TRIGESIMA PRIMERA.-7 DE MAYO DE 1940
EXTRAORDINARY A
(CONTINUACION DEL DIA 4)

President: Sr. Ram6n Grau San Martin
SEmilio Ochoa Ochoa
Secretarios: Sres. Emilio Nufiez Portuondo
Alberto Boada Miquel

SUMARIO

A las cuatro y cincuenta p. m. la Presidencia reanud6 la sesi6n ordenando pase de list a la que
respondieron cuarenta y seis seiiores Delegados, por lo que comprobada la existencia del quo-
rum, continue la sesi6n.-Continuaci6n del debate sobre el Dictamen de la Comisi6n Coordina-
dora, dandose lectura al articulo veinte y ocho y varias enmiendas austitutivas y modificaciones
del mismo, de los sefiores Delegados Ferrara, Garcia Agiiero, Robau y Alvarez de la Vega, so-
metiendo la Presidencia a discusi6n la enmienda del senior Delegado Ferrara. En votaci6n or-
dinaria fu6 aprobado el primer parrafo de la enmienda, haciendo aclaraciones los sefiores
Delegados Ferrara, Rey, Gufs Inclin, Cortina, Mafiach y Alvarez de la Vega y sometiendo a vo-
tacidn el pirrafo segundo de la enmienda del senior Delegado Ferrara, la que fu6 aprobada en
votaci6n ordinaria.-El parrafo tercero de la enmienda del senior Delegado Ferrara, fu6 recha-
zado en votaci6n ordinaria.-El senor Delegado Ferrara, retire los restantes parrafos de su en-
mienda a solicitud del senior Delegado Alvarez de la Vega. La enmienda del senior Delegado
Garcia Agiiero, fu rechazada en votaci6n ordinaria.-La enmienda del senior Delegado Robau,
fu6 rechazada en votaci6n ordinaria. En votaci6n ordinaria y a solicitud del senior Delegado
Ichaso, se acord6 suprimir el pirrafo quinto del articulo.-Lectura del pirrafo sexto del articu-
lo y de una enmienda sustitutiva del mismo del senior Delegado Alvarez de la Vega, la cual fu6
aprobada en votaci6n nominal por cuarenta y doa votos a favor y once en contra.-Los pirrafos
s6ptiho y octavo del articulo fueron sustituidos por una enmienda del senior Delegado Chibas.
En votaci6n ordinaria fueron aprobados los pirrafos, nueve y diez del articulo.-Lectura del ar-
tiflb veinte y nueve y una enmienda adicional del senior Delegado Robau, las que fueron apro-
badaU en votaci6n ordinaria.-El articulo treinta fuW rechazado.-Lectura del articulo treinta y







2 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE

uno y del treinta y dos que fueron aprobados en votaci6n ordinaria. Al darse cuenta con el Art.
treinta y tres y las enmiendas presentadas, el senior Delegado Cortina, solicit un receso de la
sesi6n hasta mariana mi6rcoles, lo cual fu6 acordado por la Asamblea, suspendiendo la Presi-
dencia, en virtud del acuerdo la sesi6n a las ocho y veinte p. m.


SR PRESIDENTE (GRAU SAN MARTIN) : Se reanuda lo mAs pronto possible los trabajos que se especifican
la sesi6n. en la convocatoria.


(Eran las 4 y 50 p. m.)
Sn. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Se va a
pasar list.
(El Oficial de Actas pasa lista).
Han respondido al pase de list 46 sefiores Dele-
gados.
Respondieron los seiiores: Alomd, Alvarez Gonzd-
lez, Alvarez de la Vega, Benitez, Cabrera, Casanova,
Cordero, Corona, Cortina, Coyula, Cuervo Navarro,
Chibds, Dellunde, Dihigo, Don, Ferndndez de Castro,
Ferrara, Ferro, Galano, Garcia Agiiero, Garcia Ro-
driguez, Herndndez de la Barca, Ichaso, Jay, Lau-
rent, L6pez Negr6n, Maceo, Mafjach, Marinello, Mdr-
quez Sterling, Martinez Sdenz, Mesa, Meso, Moreno,
Mujal, Parrado, Rey, Robau, Roca, Sdnchez Mastra-
pa, Vilar, Villoch, Zaydin, Ochoa, Nifiez Portuondo
y Grau.
Hay quorum. Se va a dar lectura al .Art. 28 del
dictamen'.
SR. ROCA (BLAS) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Para qu6?
'SR. ROCA (BLAS) : Es para contestar alusiones per-
sonales que no pude contestar ern la sesi6n anterior.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tenemos que
continuar la orden del dia, que es tan precisa, y en
sesi6n extraordinaria que no se puede pasar a ningfin
otro asunto.
En otra ocasi6n tendr el gusto la presidencia de
conceder la palabra al senior Bias Roca.
SR. ROCA blast) : 1.Me permit la Presidencia?
Esta sesi6n es continuaci6n de la sesi6n extraordina-
ria, que estamos celebrando y el tiempo tran'seurrido
de ayer Ihasta ahora. es s6lo un receso.
Pero hay algo mias. tenemos el antecedente senta-
do por. el mismo senior Presidente en el cual el senior
Delio Nifiez Mesa, a quien otro conventional aludi6
el dia anterior, al iniciarse la reunion pidi6 la pala-
bra para contestar esas alusiones personales y la pre-
sidencia se la concedi6.
BasAndome en ese antecedente sentado ya por el
sefor Presidente, yo le pedia respetuosamente la pa-
labra para contestar alusiones personales que se me
hicieron ayer en este hemicielo, y que no pude con-
testar por haberse suspendido la reunion.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : En la opor-
tunidad correspoidiente, la Presidencia teidri mucho
gusto en concederle la palabra.


SR. ROCA (BLAS) : Se lo agradezce miucho, pero
creo que realmente 6sta era la oportunidad, porque
precisamente el senior Delio Nifiez Mesa aprovech6
esta misma oportunidad 'de que no se hubiera inicia-
do la discusi6n de ningfin otro articulo, para hacker
uso de la palabra con la venia de la pre~idencia.
Yo estoy absolutamente de acuerdo con que es pre-
ciso ganar tiempo, tanto que la ley establece que el
dia 20 de Mayo debe estar en vigor la Conistituci6n;
y por el tiempo perdido en mitines como el de Fin-
landia y el de ayer, yo temo que no vamos a poder te-
ner la Constituci6n terminada para esa fecha. Pero,
sin embargo, como se nos ha agredido injiistamente
en el seno de la Asamblea ayer, y como por la suspen-
si6n de la sesi6n no pudimos contestar a esa agresi6n
y como hay el antecedente de-que al-sefior-Delio-Nf-
fiez Mesa se le permiti6 contestar alusiones del dia an-
terior, yo creia que tenia este mismo ,dejecho.,para
contestar esas alusiones a mi personalmente y a nues-
tro partido en general.
'SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): El inciden-
te qued6 terminado en la sesi6n' de ayer.
SR. ROCA (BLAS) : El incident si, pero las alusio-
nes personales no fueron contestadas.
SR. PRESIDENT (.GRAU SAN MARTIN) : Yo le rue-
go al senior Blas Roca que no insist en esta petici6n'.
Vamos a comenzar la labor, y en su oportunidad la
presidencia tendra siumo' gusto en concederle la pa-
labra.
SR. ROCA (BLAS): El problema es que esta es la
finica ocasi6n. Es cierto que el incident qued6 ter-
minado, pero se hicieron alusiones person'ales y ter-
minado el incident, creia yo que tenia el derecho,
con todo respeto y con toda mesura, de hacer paten-
te ante la Asamblea la contestaci6n de las 'ausio-
nes personales, como ya se ha hecho aqui en esa otra
oportunidad en que se le ha dado la palabra a otro
senor delegado para contestar aquellas alusiones.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Enl la termi-
naci6n del incident estdn comprepdidas. as.alusiones
personales.
SR. ROCA (BLAS) : Es impossible, senior Presidente,
que se dejen de contestar las alusiones por el' hecho
de que se haya termin'ado el incident.
SRA. HERNANDEZ (ALICIA) : Para una aclaraci6n,
senior Presidente.
Sencillamente es para decir que las alusiones per-
sonales se dieron por terminadas y se hizo constar
en aeta la protest del senior Marinello que a'pesar
de todo hizo uso de la palabra.


Ahora tenemos que seguir la labor en que esta- Sn. ROCA (BLAS): Ruego al senior 'Presidente que
mos empefiados, a virtud de la necesidad de terminar ordene a la: Secretaria que haga constar:eu e.I aeta








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 3


mi protest mIs respetuosa por este modo de actuar,
ntuestra protest colectiva -mejor dicho- por este
modo de aetuar, porque se nos ofendi6 en la sesi6n
anterior, y cuando uno de los Delegados va a contes-
tar, se le tira el Reglamento por la cabeza y se le
sienta; y euando con todo respeto y mesura pedimos
oportunidad para contestar las ofensas personales
que se nos han inferido en el seno de la Asamblea,
entonces no tenemos oportunidad para contestar.

Yo le ruego al senior Presidente, con todo respeto,
que haga constar esta protest nuestra en la Secreta-
ria, y que asimismo conste en aeta.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Asi se hara
constar.
SR. MARINELLO (JUAN) : Pido la palabra.

SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Sobre este
mismo asunto ?
'SR. MARINELLO (JUAN): Es para rogar a nombre
del partido no s6lo la consignaci6n de la protest, si-
no la de nuestra censura al senior delegado que ayer
presidi6 esta Asamblea, por su aetitud en el pro.
blema a que se refiere el compafiero Blas Roca.

SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se harf
constar.
Se va a dar lectura al Art. 28 del dictamen.

(El Oficial de actas lee)
ARTICULO 28.-La libertad del individuo es in-
violable. Nadie podr6 ser detenido sino en los casos
y mediante las formalidades y requisitos sefialados
por la Ley.
En todos los casos, las autoridades y sus agents le-
vantardn acta de la deternci6n, que firmara el dete-
nido, a quien se le comunicara la autoridad que la
orden6, el motive que la produce y el lugar adonde
va a ser conducido, dejAndose testimonio en el acta
de todos estos particulares.
Son pfblicos los registros de detenidos y press.
Todo heeho contra la integridad personal, la segu-
ridad o la honra de un detenido, serk imputable a sus
aprehensores o guardianes, salvo que se demuestre lo
contrario. El subordinado podrh rehusar el cumpli-
miento de las 6rdenes que infrinjan esta garantia.

Ningfn detenido ser6 sometido a careo sino en
presencia de la autoridad judicial competente y con
arreglo a las formalidades de la Ley.

El custodio que hiciere use indebido de las armas
contra un detenido o preso que intenfare fugarse, se-
ra responsible, segfn las leyes, del delito cometido.

Los detenidos o press politicos se recluiran en
departamento separado del de los delincuentes co-
munes.
Ningfin detenido o preso politico sera sometido a
trabajo alguno ni a la reglamentaci6n del penal para
los press comunes.


Ningfin detenido o preso sera incomunicado.
Solamente la jurisdicci6n ordinaria conocerh de
las infraccioi'es de este precepto, cualesquiera que
sean el lugar y las personas que en la detenci6n inter-
vengan.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se va a dar
cuenta con cuatro enmiendas presentadas al articulo
niimero 28.
(El Oficial de Actas lee)
ARTICULO 28.-La ley procesal penal estable-
cerd todas las garantias necesarias para que todo de-
lito result probado independientemente de la per-
sona del acusado y tambien de sus familiares hasta
el tercer grado de consanguinidad y segundo de afi-
nidad. El aeusado ser6 considerado como inocente
hasta que se dicte la condena. Su deten'ci6n sera ins-
crita en registros apropiados, y seri pfiblica. Toda
violencia o vejamen a su estado de indefensi6n perso-
nal, serB castigado y atribuido, si no se esclareciese
el hecho debidamente, a sus aprehensores o guardia-
nes.
(Fdo). Orestes Ferrara.
(El Oficial de Actas lee).
ARTICULO 28

Los Delegados que suscriben, proponen que el ar-
ticulo 28, a partir del antepenfiltimo pirrafo apro-
bado por la Comisi6n Coordinadora, quede redacta-
do del siguiente modo:
Ningfn detenido o preso politico o social sera so-
metido a trabajo alguno, ni a la reglamentaci6n del
penal para los press comunes.
Ningin detenido o preso sera incomunicado; los
que infrnjan esta disposici6n incurrirdn en la pe-
na correspondiente a un delito de detenci6n illegal.
La prisi6n preventive se guardara en lugares distini-
tos y separados de los destinados a la extinci6n de
penas y no estaran sometidos los que la sufran, a los
trabajos y reglamentaci6n especifica de los que extin-
guen condenas.
ISolamente la jurisdicei6n' ordinaria conocera de las
infracciones de los preceptos contenidos en este ar-
ticulo cualesquiera que sean el lugar y las personas
que en la detenci6n intervengan.
(IFdo). Salvador Garcia Agiiero, Juan MarineVlo.
Bias Roca, Esperanza Sdnchez, Romdrico Cordero.
(El Oficial de Actas lee).
A LA CONE.NCION CONSTITUYENTE
El Delegado que suscribe, referente al articulo 28
del dictamen de la Comisi6n Coordinadora, tiene el
honor de someter a la consideraci6n de sus compa-
feros la siguiente
ENMIENDA
El articulo constara solamente de los cinco prime-
ros pdrrafos o sea hasta el que dice: "El custodio que
hiciere uso indebido etc." ya que son los que se re-
fieren exclusivamente a los detenidos.







4 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Los otros pirrafos formarin parte del articulo 29
o constituirin 'otro articulo, modifichndose la redac-
ci6n del filtimo solamente que debera quedar asi:
"Solamente la jurisdicci6n ordinaria conocera de
las infracciones de este precepto "y del anterior"
gualesquiera que sean el lugar o las personas que en
la deten'cion intervengan.
Sal6n de Sesiones de la Convenci6n Constituyente,
a los dieciocho dias del mes de abril de mil novecien-
tos cuarenta.
Dr. Mario Robau Cartaya.
i(El Oficial de Actas lee).
A LA CONVENTION CONSTITUYENTE
El Delegado firmante tiene el honor de proponer
a la Asamblea que los nueve pirrafos del articulo 28
de la Secci6n Primera del Titulo Cuarto del Dicta-
men de la Comisi6n' Coordinadora, queden refundidos
en los cuatro siguientes, que los resume:
Articulo 28.-La libertad individual es inviolable
y consecuentemente nadie sera privado de ella sino
en for-a legal. Se levantarh acta, que firmarh el de-
tenido, consign6ndose la causa, la autoridad que or-
den6 la detenci6n y el lugar a donde se conduce.
Loi aprehensores o guardianes, incluyendo el cus-
todio que usare las armas para impedir la fuga, res-
pondern- de todo hecho contra la integrida.d o la
horra personal de un detenido, sin que excluya ni
aminore la responsabilidad criminal haberse reali-
zado a virtud de 6rdenes superiores que por contra-
rias a estas garantias ningfin subalterno debera obe-
decer.
Ningfin detenido, acusado de falta o delito, sera
obligado a declarar o carearse contra su voluntad, ni
fuera de la presencia de la autoridad judicial com-
petente y con arreglo a la Ley, si se pre:tare a ello.
En tpdo reclusorio o lugar donde se reciban dete-
nidos o press, se llevard registro de los mismos, que
cera pfiblico, estarh prohibida la incomunicaci6n y en
nlihgin caso los que tengan cardcter politico serin
recluidds en uni6n de delincuentes comunes, ni some-
tidos a trabajo algunio ni a la reglamentaci6n de los
tiltimos.
Sal6n de Sesiones de la Convenci6n Constituyente,
en la Habana, a los site dias del mes de Maayo de
mil novecientos cuarenta.
(Fdo). Aurelio A. Alvarez.
SR. PRESIDENT (GRAU -SAN MARTIN) : Se pone a
discusi6n la enmienda. del senior Ferrara.
SR.' FERRARA (ORESTES) : Pido la palabra, solamen-
te para afiadir una palabra que por error, no se en-
cuentra en la enmienda. Donde dice: "independiente-
Ii.it.. de la, persona del acusado y tambien de sus
familiares", debe decir: "de la. persona del acusa-
do, del c6nyuge y tambi6n de sus familiares"; hay
que afiadir "del c6nyuge".
S. S. REY, ('SANTIAGO): Pido la palabra, en contra
de la enmienda del senior Ferrara.
'SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Rey.


SR. REY (SANTIAGO): Sefior Presidente y sefiores
delegados: El articulo 28 del dictamen de la Co-
misi6n Coordinadora, que es el que intent ser sus-
tituido por la enmienda del senior Ferrara, es uno
de los articulos, quizis mas importantes y de mis
trascen'dencia que tiene el actual Proyeeto Constitu-
cional de 1940. En 61 se ha recogido en forma minu-
ciosa y quiz6s analizada desde un punto de vista
esencialmente t6cnico, mas que en forma consti-
tucional, en detalle legislative, distintos principios
que la practice de estos iltimos afios y la experiencia
del pasado republican'o nuestra, han demostrado has-
ta la saciedad lo indispensable que result consig-
narlo de la manera que viene redactado en el precep-
to constitutional correspondiente. Es cierto que es-
tos pronunciamientos han estado siempre consignados
en la Ley, arrancando del, precepto correspondiente
de la Constituci6n de 1901, y se suponia que estos
derechos estaban perfectamente garantizados en aquel
texto constitutional. Sin embargo, es lo cierto, y esa
triste experiencia de nuestros afios de vida republi-
eana, lo han demostrado con exceso, que hemos sufri-
do los cubanos de uno y otro bando, los responsables
y los que no han tenido responsabilidad, todas las
en'ormes consecuencias del incumplimiento de los mis-
mos. Por eso, cuando por primera vez se le present
al pueblo cubano la oportunidad de recoger la ense-
fianza del pasado para llevarlo a la Con'stituci6n, ain
a trueque de recibir la critical por la forma en que van
redactados los preceptos, estimaron los hombres que
reunidos en la Comisidn Coordinadora elevaron el
dictamen al pleno, la necesidad de que en esa forma
minuciosa y casi legislative se fueran consignarndo
con toda la amplitud necesaria. No basta, no nos ha
bastado hasta ahora, por lo menos; y hasta se ha
demostrado en forma indudable que no ha sido
ruficiente, que en la Constituci6n de la Repfiblica
se consigne finicamente el principio. Por eso tenemos
la obligaci6n de hacer la prueba; debemos intentar
y asi lo estamos realizando, que se consigne en for-
ma tan detallada, lo que queremos, que la transgre-
si6n de un precepto constitutional no puede. excu-
rarse o justificarse en la inrterpretaci6n de una ley,
derivada del mismo. Por eso insistimos en que vaya
en la Constituci6n, en forma terminante y clara lo que
perseguimos, con la finalidad de que se logre el res-
peto al principio que se consagra.
En tales condiciones manifiesto mi criterio contra-
rio a la enmienda sustitutiva del doctor Ferrara y
con todos los respetos y hacien'do el reconocimiento
de la forma impecable en que viene redactada y de la
intenci6n que lo guia. al producirla declare que no
llena la finalidad que perseguimos, como en cambio
creemos que habrd de lograrlo el precepto detallado,
amplio, demasiado extenso si se quiere, de la Comisi6n
Coordinadora, pero que ha recogido y ha plasmado
en un precepto con toda esa extension y esa amplitud,
lo que el pueblo de Cuba quiere, y lo que el pueblo de
Cuba necesita, que aparezca firme, patente e. indu-
dable en' la nueva Constituci6n de la Repfiblica.
'SR. FERRARA (ORESTES): Pido la palabra.
'SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el doctor Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES): Sefor Presidente y se-
fiores delegados: Si nosotros hubieramos ya decidido,







DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 5


y estuvi6ramos convencidos de que lo que venimos a
hacer es una Constituci6n, yo no tendria por que
contestar a las palabras del distinguido delegado se-
fior Rey, porque 61 mismo ha dicho que lo propuesto
por 41, y por ende, lo que se encuentra en el dicta-
men de la Comisi6n Coordinadora, no es constitucio-
nal.
Una de dos, estamos aqui, nos hemos reunido, y el
pueblo de'Cuba nos ha enviado a este hemiciclo, para
hacer una Constituci6n, o para crear una series de re-
glas legislativas, que nosotros creemos que son nece-
sarias al bien del pueblo cubano.
Yo creo que estamos aqui para hacer una Consti-
tuci6n. Los trescientos y mis articulos, que represen-
tan una exageraci6n, y que producirhn risa entire los
cultivadores de esta material, los trescientos treinta
articulos que hemos escrito, y que nunca pueblo algu-
no se podrd aprender, estin alli para demostrar, que
nosotros no hemos empezado haciendo un examen de
conciencia, como tales convencionales o constituyentis-
tas.
Cuando yo veo si he acertado o no en un asunto,
examine o que han hecho los otros, cudl es la opinion
general, d6nde va la doctrine, cu6l es la practice
constitutional de los otros paises. Cuba no es una
excepci6n, Cuba es un pais civilizado como cualquier
otro pais civliizado, y los errors y crimenes que he-
mos sufrido, son errors y crimenes que se han sufri-
do tambien en otros passes.
Ahora, examinando la doctrine constitutional, y
examin'ando la practice constitutional, encuentro, que
todos estos detalles, con' excepci6n de una sola Cons-
tituci6n, no se encuentran en ninguna otra Consti-
tuci6n del mundo.
SR. REY (SANTIAGO) : Me permit el doctor Fe-
rrara una ligera interrupci6n ?
SR. FERRARA (ORESTES) : Con much gusto; deseo
oirlo.
,SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Rey.
SR. REY (SANTIAGO) : Yo creo, realmente, que el
Constituyente de 1940, debe ir a buscar en los tex-
tos constitucionales de otros pueblos, en la doctrine
autorizada, en la ciencia de los tratadistas y en la
experiencia de otras naciones, lo que no conoce y lo
que no ha sufrido, lo que no ha experimentado en su
propio pais; pero tenga la seguridad el doctor IFerra-
ra, de que el texto de este precepto constitutional
responded finica y exclusivamente, a la dolorosa expe-
riencia de estos filtimos afios, a ese caudal de amarga
ensefianza que ha adquirido el pueblo de Cuba.
Por todas esas razon'es es precise hacer en esta
oportunidad el intent de llevar en forma detallada
al texto constitucional todos estos principios, para ver
si logramos que brote del propio texto constitutional
el manantial de tranquilidad y de respeto que todos
somos en anhelar.
SR. FERRARA (ORESTES) : Los dolores a que se re-
fiere el senior Rey, no son solamente de estos filtimos
afos. Yo los he sufrido personalmente, desde el co-
mienzo de la guerra.


SR. REY (SANTIAGO): 'Con mayor motive, doctor
Ferrara.

Sn. FERRARA (ORESTES): Pero estos sufrimientos
que son del coraz6n, no deben nublar la mente, y la
inteligencia no se debe perder, porque se hayan su-
frido estos dolores.
Desde los comienzos de la guerra ha habido el abu-
so, la violencia, el crime, por parte de los gober-
nantes. Si los que aqui se encuentran, hubieran sufri-
do lo que hemos sufrido algunos de nosotros en 1905,
por ejemplo, sabrian' que todos estos. preceptos son
bellisimos. Yo los he sufrido, repito, ]i:.r':,niilmeiute. y
consider, que estos preceptos son bellisimos. Lo que
yo creo es, que no son fitiles en :una Constituci6n,
porque afin estando escritos, como lo estan, afin sien-
do tan analiticos como los present la Comisi6n Coor-
dinadora, no tendran ningdn efecto, en primer t6rmi-
n'o, porque no llevan sanci6n con ellos; y en segundo
t6rmino, porque si la Constituci6n debe seguir sien-
do letra muerta, nosotros podemos escribir todos los
preceptos, podemos grabarlos, y hasta escribirlos, con
nuestra propia sangre. Podemos decir todo lo que
querramos, que ellos quedardn letra muerta al fin.

La cuesti6n es 4sta, sefiores, que la Constituci6n
y la Ley, en cuanto a forma.de coacci6n y, oblignt'-
riedad, son lo mismo, solamente que en la Constitul
ci6n, se escriben los principios primero, las grande
ideas, los grandes principios, las afirmaciones cii-
dadanas y la ley, determine lo que se debe hacer. Es
much mIs preceptiva, es much mas anralitica. Por
qu6? No son estos los finicos dolores que hemos te-
nido. Pensad en lo que ha sido nuestro Parlamento, "la
irregularidad que ha tenido, c6mo vamos a hacer
nosotros, a prop6sito del Parlamento, una series dd
preceptos y a consignarlos en la Constituciin para
que cumpla con su deber? Lo finico que podemos ha-
cer es, indicarle cudl es la gran via, el grand' camino
que debe seguir el Parlamento, y asi tambi6n en este
caso. Pero es que el precepto, como lo ha redactado
la Comisi6n Coordinadora, no hace mas que revelar
nuestras lacras, tiene que haber publicidad en cuanto
a los detenidos, si debe pasar el.detenido de&un lado
a otro, el custodio sera el responsible, pero ty que?
I Y si no ten'emos registro? ~Y si no se inscribe el
detenido? Y si el custodio maltrata al detenido?
SCual es la consecuencia juridica al amparo de este
precepto? Absolutamente ninguna, porque la Consti-
tuci6n, no puede llegar al detalle de fijar la pena,
para cada caso, porque si no, seria nada mas, y nada;
menos, que un'a ley penal. La Constituci6n no puede;
determinar lo que se debe hacer en los penales,, por-
que si no, seria un Reglamento penal. La Constitu-
ci6n no puede fijar ]o que debe haeer la policia, por-
que si no, seria un reglamento de policia. En cambio,
Scuil es el precepto mio? Yo creo que el senior Rey.
no se ha fijado;; voy much mas lejos dentro del.
con'cepto juridico de la libertad, much mas lejos
de lo que va la Comisin Coordin'adora.
Yo digo: la Ley... (lee) Sefiores: 6sta seria la mis
hermosa conquista que el Derecho Penal Procesal pue-.
de tener, porque hasta ahora, ustedes hablan de ca-
reos, ustedes hablan de que deben declararse las ga-.
rantias, ustedes hablan que no se les piied, hacer.
coacci6n, y mi afirmaci6n serena, es elocuente, frente
a estas pequefieces de cargo y de la declaraci6n..Afir-







6 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


mo, que no se puede declarar el derecho sino indepen-
dientemente del sujeto del mismo...
SR. CHIBiS (EDUARDO) : (Interrumpiendo). No
consider el senior Ferrara que una vez trazada la
pauta en el precepto constitutional, la Ley se encar-
garia de complementarla, disponiendo las sanciones
necesarias? Es una pauta que traza el precepto cons-
titucional.
SR. FERRARA (ORESTES) : La pauta la doy yo, cla-
ra, precisa, elevada, noble. Esta no es pauta, es un
precepto mezquino, que se encuentra en' todas las Le-
yes de Enjuiciamiento del mundo.
SR. REY (SANTIAGO): No hubiera querido inte-
rrumpir al senior Ferrara; pero aprovechando la in-
terrupei6n del senior Chibas, lo hago para decirle que
en nuestro C6digo de Defensa hay preceptos para
castigar la transgresi6n del precepto constitutional
que garan'tiza los derechos del individuo. Por eso
es que no hay que consignarlo expresamente en la
Constituci6n. Yo reconozco la elevaci6n del precepto
del senior Ferrara, es mas, lo creo tan alto y tan ele-
vado que elevAndose tanto llega a alcanzar casi la al-
tura de las inubes, perdi6ndose el concept de estas
cosas materials, que son' las que no queremos ol-
vidar, que no podemos dejar de contemplar los hom-
bres que estamos viviendo en este minuto las respon-
sabilidades hist6ricas de hacer la Constituci6n de
1940.
SR. FERRARA (ORESTES) : En el campo de la inteli-
gencia, distinguido conventional y sefiores, yo desea-
ria siempre, alcanzar la altura de las nubes, y desea-
ria que nuestro C6digo Fundamental la alcanzara,
ya que me paree por el Anteproyecto, que es tan
pedestre, que dificilmente se podria publicar para
que los hombres lo ponderen.
Yo desearia que se elevara un poco este nues-
tro C6digo Fundamental, y todo lo alto que fuera,
no seria bastante para estar a la altura de la inteli-
gencia del pueblo cubano. Ahora, despues de haber
dicho que el delincuente o presunto deliincuente debe
tener la garantia de abstenerse por complete, y de no
estar obligado en ningfin caso, ni voluntariamente,
-fijense bien que yo niego hasta la confesi6n en el
delincuente-, que no debe estar obligado a concu-
rrir a la prueba de su delito, en ninglin modo. Yo
afiado esto y afiado hasta los parientes mas cercanos,
y despu6s, elevando afin mas el diapas6n, consideran'-
do ain mas que la personalidad humana debe ser res-
petada, digo, que el acusado sera considerado como
inocente hasta que se dicte condena.

Es el principio anglo-saj6n, que yo he querido traer
a nuestra legislaci6n latin'a; es toda la gloriosa tra-
dici6n inglesa, que empieza con la Magn'a Carta, que
sigue con el Bill de Derechos, que continfia con el
Habeas-Corpus y que, en fin, es la prActica consti-
tucional y juridira de Inglaterra en los modernos
tiempos, que he querido traer a nuestra legislaci6n,
y que me pareceria extrafio, que una Asamblea tan
liberal como 6sta, que hasta pica de radical, pudiera
venir a rechazar la gran puerta que yo abro en este
sistema judicial nuestro.
Yo afiado:... (lee)... y luego... (lee)...


Sefiores: Vosotros en el dictamen, nosotros alli en
las enmiendas, no hemos escrito nada que pueda com-
pendiar mejor la situaci6n' de derecho, que debe te-
ner el que todavia no ha sido condenado; cuando he
presentado en dos articulos, las enmiendas a los sie-
te, ocho o nueve articulos que habia redactado la Co-
misi6n Coordinadora, teniendo en vista el Proyecto
de Ley enviado a ella por la iSecei6n, tuve en la men-
te, aceptar todo lo que se habia considerado, tanto
por la Coordinadora, como por la Secci6n apropiada,
y quise agruparlo en dos grandes preceptos, el pri-
mero de orden fundamental, el que se refiere a los
principios del Dereeho Procesal, y me he reservado,
al tratar un articulo posterior, consignar en 61 todo lo
referente al derecho comfin, empezaindo por calificar
el derecho politico, que se ha tenido miedo de ca-
lificar en el Proyecto de la Comisi6n Coordinadora.
Queria hacer una obra arquitect6nica -como debe
ser esta Constituei6n- queria haeer una obra de prin-
cipios generals, de grades afirmaciones practices;
es lo finico que yo puedo ofrecer a esta Asamblea, el
coinocimiento de la material en cuanto a legislaci6n
positive, es decir, en cuanto a Constituciones exige el
conocimiento poco modesto de la teoria, en cuanto a los
principios generals de una Constituci6n. Los he trai-
do, con complete buena fe, queriendo dar al pueblo
cubano del future, las garan'tias bAsicas, no las ga-
rantias especificas, que estas las deben dar las leyes;
si no es possible, si el ambiente esta mAs marchando
hacia lo particular que haeia lo general, este Docu-
mento Fundamental, sera, lo constituiran, una series
de preceptos legales, no una series de preceptos ge-
nerales y fundamen'tales.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Pido la palabra.
(SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Estan consu-
midos los dos turnos en pro y en contra.
SR. ICHASO (FRANCISCO): Dada la importancia de
la material, yo pido la ampliaci6n del debate.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTiN): Esta de
acuerdo la Asamblea, en ampliar el debate?
(Seiiales afirmativas)
Se amplia el debate.
Tien'e la palabra el senior Zaydin.
SR. ZAYDiN (RAM6N): Sefiores: Propiamente, se-
Fior Presidente y sefiores Delegados, no voy a consu-
mir un turno en contra, sino simplemente que me he
sentido tan anonadado ante el diseurso pronunciado
por el senior Ferrara, conr tan duras y Asperas cali-
ficaciones para la labor de las secciones dictaminado-
ras, como para la Comisi6n Coordinadora, que quiero
explicar como, si el precepto de la Comisi6n Coordi-
nadra para el senior Ferrara no descubre ningpin nue-
vo mundo, porque son principios que estan regulados
por la ley, asi tambi6n la enmienda del senior Ferra-
ra, queriendo ser mIs t6cnica, mas arquitect6nica,
mas de principios, tampoco nos descubre ningfin nue-
vo mundo a los convencionales, porque ellos consti-
tuyen principios inspiradores regulados y n'ormados
por nuestra Ley de Enjuiciamiento Criminal.
Yo he entendido la primera parte de la enmienda
del senior Ferrara al ritmo del analisis que 61 ha hecho
esta tarde, y si es asi, el senior Ferrara deberia con-
venir con nosotros que lo que injerta no es mAs que el








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 7


prin'cipio en que se fund todo el sistema acusatorio
de nuestra Ley Procesal Criminal, el cual consider
a todo acusado, por cualquier delito o por cualquier
falta, como inocente, al cual no se le puede condenar
por la declaraci6n o confesi6n que 61 haga, ni por la
de su c6nyuge, ni por la de sus familiares hasta el
segundo grado de consanguin'idad, teniendo derecho,
tanto unos como otros, para abstenerse de declarar y
para negarse a todo care.
Es sobre la arquitectura de las pruebas que fija la
Ley de Enjuiciamiento Criminal, independientemen-
te de la persona del presunto culpable, o del acusado,
mejor dicho, o procesado, seg-in las circunrstancias del
process, es independientemente de la persona, de su
c6nyuge y de sus familiares hasta el grado mencio-
nado, que han de construirse los elements de juicio
para que el Tribunal, de acuerdo con su conciencia,
pueda declarar culpable o no de un delito al que ha
sido acusado.
Por consiguiente: no tengo por mi parte ningun
inconvenient de que se eleve a material constitucio-
nal este principio que esta ya injertado en nuestra
Ley Procesal Criminal actual, igual que lo est6 el de
que nadie pueda ser detenido sino por autoridad com-
petente...
Y he ahi como ni un'o ni otro seria necesario lle-
varlos a la Constituci6n, si efectivamente nosotros
quisi6semos hacer una 'Constituci6n racionalizada,
por decirlo asi, en el nfimero de sus articulos.
Pero es indiscutible que los pueblos viven sus tra-
gedias, viven su drama, y que al conjuro de ellas hay
palpitaciones, y 4stas, que se refieren a los derechos in-
dividuales, por la causa que sefialaba el propio senior
Ferrara, por la causa que sefialaba el senior Rey, han
agudizado la sensibilidad popular a tal grado que
han demandado de los Convencionales del 40 el llevar
a preceptos constitucionales normas garantizadoras
de esos derechos individuals.
Y no es que la Constituci6n result por esa causa,
por ese motive, por esa raz6n, pedestre, que quiero
recorder en esta oportunidad que no es siempre los
mejores textos, ni las mejores doctrinas, ni las mejores
escuelas constituyentistas o constitucionales, las que
pueden inspirar a los hombres, mandatarios de un
pueblo, cuando van a con'struir su arquitectura cons-
titucional, porque no es solamente bebiendo en los li-
bros y saturados de toda esa ciencia, que se cultiva
a traves de la especulaci6n y del intelecto, como se
puede guiar, como se puede dirigir a un pueblo, ni
como se puede construir la base del Estado de ese
propio pueblo.
Yo recuerdo a este respect una famosa anecdota
entire dos grandes hombres de la Argentina, con moti-
vo de un debate en el Con'greso de Buenos Aires: Uno
de ellos apareci6 con veinticinco paquetes de libros ex-
tranjeros en que recopilaba su erudici6n todas las le-
yes que respect a la material se habian dictado en los
distintos paises; y el otro, frente a l1, recopilaba en
un expediente voluminoso, todo el drama que la Ar-
gentina haya vivido y que su ley trataba de satisfacer
o de regular al trav6s precisamente de un conocimien-
to, de una observaci6n y de una experiencia adqui-
rida en el studio de los factors internos de la Ar-
gentina. Y en lo mas recio del debate, cuan'do el pri-


mero de los oradores le decia que su ley era absurda,
que su ley era pedestre, que su ley era idiota, que su
ley era anticientifica, que su ley barrenaba la cieneia
juridica, que su ley iba contra todos los postulados
cientificos, el otro le dijo: "Pero senior Ceballos"-se
trataba de una grann figure de la Argentina- "Sr.
Ceballos: Yo no estoy aqui propugnando una ley pa-
ra ninguno de esos paises, sino estoy propugnando
unia ley para resolver una de las grandes tragedies
de la Argentina, y, conociendo, como vos conoceis, to-
da esa literature de la ciencia, toda esa literature ju-
ridica y toda esa literature social, yo he dejado la bi-
blioteca a un lado, para sumergirme en lo mis hondo
de las entrafias de la nacionalidad argentina y reco-
ger, con los factors vivos de la misma, una ley que
venga a curar sus males, porque estamos legislan'do
para la Argentina".
Y asi, los Convencionales del 40 podrdn apareeer
ante los thenicos, estudiosos, de la material Constitu-
cional, .quizfs pedestres, quiz6s poco conocedores de
la Ciencia Constitucional, quizas ignorantes, quizas
estfipidos; pero tienien, forzosamente, que aparecerlo
ante el pueblo cubano, que es la que le van a dar la
Constituci6n y el que ha sefialado, a trav6s de propa-
gandas, de campafias y de demands a la Constitu-
yente, cu6les son los puntos neurAlgicos principals
que estfn pidiendo para ellos que se resuelvan en la
Constituci6n en forma que siente principios para el
pueblo cubano.
Todo se juzga segun el cristal con que se mira...
y no es el mismo criteria el del hombre de pueblo que
viene a esta Constituyente para legislar para el pue-
blo eubano sobre los problems radicales y funda-
mentales del pueblo cubano, no es el mismo cristal
del que a trav6s de una biblioteca se pone a mirar la
obra de esos hombres.

Y por eso esta Constituci6n quizas peque a los ojos
de los cieintificos, pero ojalh no peque a los ojos del
pueblo cubano... que si se me pusiera entire el di-
lema de que la Constituci6n de mi pais fuera una
Constituci6n cientifica, pura, pero que no cupiese
para las necesidades y los anhelos populares, o de
que, por el contrario, fuera una Constituci6n que
satisfaciera ampliamente las inecesidades y los anhe-
los populares, optaria por esta iltima afin cuando
fuese criticada la obra que se queda siempre en las
grandes alturas del pensamiento.
Y por eso vease c6mo el propio senior Ferrara, no
obstante ser enemigo del casuismo, no obstante con-
siderar que el precepto del dictamen es (no se oye)
no obstante ello, recoge tambien los propios puntos
del dictamen; despu6s de consignar su principio,
cundo 61 dice: (lee).
Vease cimo el senior Ferrara recoge los puntos del
dictamen cuando dice: (lee).
Sin embargo, no se recoge algo que es de la propia
Constituci6n de 1901, algo que podria decir el senior
Ferrara que no es necesario, porque esto en la Ley,
como digo yo que no es necesario tampoco el primer
principio porque esta en la ley; pero sin embargo
son convenien'tes como principios cardinals, que se
deben consagrar en la Constituci6n, como es aquel de
que nadie puede ser detenido sino por autoridad com-
petente y el respeto a la libertad individual.







8 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


VWase como quiza con menos palabras podriamos
coordinar una y otra enmiendas. En la enmienda del
senior Ferrara se separa el contenido del dictamen en
lo que sefiala el primer principio, y en esos otros
dos puntos o aspects a que me he referido. Por eso
yo decia que mi turno quizA no fuese ni en pro ni en
contra, sino tratando mks bien de orientar la delibera-
ci6n para compaginar ]a enmienda del senior Ferrara
con el articulo del dictamen, recogiendo de ella lo
que se separa del dictamen, pero manteniendo en' cam-
bio los otros puntos en relaci6n al dictamen que re-
sultan' un poco casuisticos, como apuntaba brillante-
mente el conventional senior Rey.
iSR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se pone a
votaci6n la en'mienda del senior Ferrara.
SR. ZAYDIN (RAMON): Yo pediria, senior Presi-
dente, que la enmienda del sefior Ferrara se votase
por pfrrafos, porque el primer parrafo de la enmien-
da del senior Ferrara no esta contenido en el dictamen.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se va a dar
leetura al primer pirrafo de la enmienda.
(El Oficial de Actas lo lee).
SR. REY (SANTIAGO) : Pido la palabra.
,SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Rey.
SR. REY (SANTIAGO): Para rogar a la Presidencia
que se sirviera consultar a la Asamblea, si esta dis-
puesta a que se vote por parrafos o si prefiere que
se vote toda la enmienda, porque es la Asamblea la
que debe decidir.
SR. FERRARA (ORESTES) : Para una cuesti6n de or-
den. Yo creo, que no es incumbencia de la Asamblea
determinar la votaci6n por pirrafos, que es derecho
de cualquier seiioi Delegado pedirlo. La Asamblea no
se puede negar. Es un viejo principio parlamentario.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): ,Esti con-
forme el senior Rey con la explicaci6n del senior Fe-
rrara ?
SR. REY (SANTIAGO) : Conforme, senior Presidente.
SR. PRESIDENT (GRAU .SAN MARTIN): Se pone a
votaci6n el primer pArrafo de la en'mienda del senior
Ferrara.
Los sefiores Convencionales que estin de acuerdo
se servirin ponerse de pie.
SR. ICHASO (FRANCISCO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el sefor Ichaso.
SR. ICHASO (FRANCISCO) : Ocurre, senior Presiden-
te y sefores Delegados, que yo estoy de acuerdo con el
contenido integro de la enmienda del senior Ferrara;
pero quisiera que se le afiadiesen algunas garantias
y algunas declaraciones que se establecen en el ar-
ticulo correspondiente del dictamen. De manera que
yo quiero saber si votando ahora por cada uno de los
parrafos de la enmienda, luego podrA volverse sobre
aquellos aspects del dictamen que no est6n compren'-
didos en la enmienda y que yo consider de extraordi-
naria necesidad.


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : La enmienda
sustituye el articulo 21.
SR. ICHASO (FRANCISCO) : Por ejemplo: en el ar-
ticulo 28 del dictamen se establece que la libertad
del individuo es inviolable.
Yo quisiera que esto fuese a lo Constituci6n porque
es clasico en' material constitutional.
SR. FERRARA (ORESTES): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES) : Sefior Presidente y sefio-
res convencionales: La declaraci6n se encuentra en
todo el articulo, y "la libertad del individuo es in-
violable", es una frase vaga cuando se admite que un
juez, puede detener, -un policia- puede detener a
cualquier individuo durainte veinticuatro horas, y des-
pu6s puede elevar la detenci6n a prjsi6n durante se-
tenta y dos horas. De manera, que no hay tal inviola-
bilidad; esta es una frase sin sentido; lo finico que
hay que dar son aquellas garantias reales, y eso es lo
que yo voy buscando en mi enmienda.
Ademis, este principio de la inviolabilidad de la
libertad individual, es demasiado amplio para ser
aplcado solamente a los detenidos; 6ste es un princi-
pio, para el ciudadano honrado lo mismo que para el
que ha cometido una infracci6n legal. Por tanto, re-
sulta de nuestra Constituci6n' la garantia que busea
el senior delegado. Y debo decirle al senior delegado
que ha hecho la pregunta, que yo le he quitado eso de
exprofeso, porque realmente desentona en nuestra
Constituci6n.
Nuestra Constituci6n es una constituci6n casi to-
talitaria; el Estado domina la familiar; el Estado do-
mina la cultural, el Estado domina la Politica, y eso
significa Totalitarismo.
Yo me he opuesto en el seno del Partido Liberal a
estos principios de estatolatria, y han triunfado en
el an'teproyecto en esta Constituci6n, donde el Esta-
do puede hacerlo todo. Es un contrasentido.
SR. ICHASO (FRANCISCO) : Yo discrepo de la ilus-
trada opinion' del senior Ferrara. Entiendo por una
parte que el dictamen no tiene nada de totalitario;
y por otra parte no me refiero yo solamente a la li-
bertad en el orden penal, sino en el orden filos6fico
y en el orden politico, y me parece que es este un
principio n'etamente constitutional.
SR. FERRARA (ORESTES): Pero, entonces esta en
un lugar poco apropiado. Deberia ir en otro articulo.
SR. ICHASO (FRANCISCO) : De lo contrario, la en-
mienda tendria un caricter mfs bien procesal, y yo
creo que quizA no sea necesario ilevar a la Constitu-
ci6n cuestiones procesales, pero Si cuestion'es constitu-
cionales.
De manera que insist en que si la enmienda es
sustitutiva, entonces va a ser necesario hacer otro ar-
ticulo para recoger las garantias que se establecen
aqui, como por ejemplo, la garantia final de que: (lee)
Porque hay muchos que tenemos interns en ponder
esto aqui.







DIARIO DE SESIONES DE LA GONVENCION CONSTITUYENTE 9


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN) : Yo voy a
hacer que se lea el segundo parrafo de la enmienda
del senior Ferrara.
(El Oficial de Actas lo lee).
SR. ICHASO (FRANCISCO): Como una possible solu-
ei6n del problema, yo propongo lo siguiente: el Dr.
Ferrara ha presentado su enmienda con caracter sus-
titutivo, pero evidentemente parece ser que no tiene
ese caracter, puesto que n'o contiene todas y cada una
de las garantias contenidas en el dictamen. Yo le su-
geriria al doctor Ferrara, si 41 est6 de acuerdo, que
la convierta en una enmienda modificativa y entonces
tendriamos el gusto de aprobar su enmienda y luego
afiadirle aquellas garantias especificas que la Con-
ven'ci6n tenga por convenient.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Para una cuesti6n previa
a la proposici6n del sefor Ichaso.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Alvarez.
SR. ALVAREZ (AuRELIO) : No tengo inconvenient
que vaya a la Constituci6n; pero lo que quiero saber
es si votando por phrrafos es possible incorporar...
SR. ZAYDfN (RAM6N): (Interrumpiendo) : Fui yo
quien propuse, y fu6 aceptada la cuesti6n por la
Asamblea, que se discutiera por parrafos, porque hube
de consignar que el primero y segundo parrafos eran
nuevos: no estaban consignados en el dietamen'. Y, en
cambio, a partir del tercero, se podia perfeetamen-
te ir al dictamen o a la enmienda del senior Aurelio
Alvarez, o a la propia del senior Ferrara, porque es
donde se contienen los mismos puntos, los mismos
principios, pero redactados en distinta forma. Por
lo tanto, estimo que hasta que lleguemos a votar este
segundo parrafo, no implica ello que no podamos ir
despu6s a rechazar los otros, para que se mantengan,
porque o son distintos o estin contenidos en el die-
tamen.
SR. CUERVO (PELAYO) : Los dos primeros estan con'-
tenidos en el dictamen.


puesto el senior Ferrara, es decir, que despu4s que un
articulo ha quedado aprobado, se presented enmien-
das adicionales a cada articulo.
SR. FERRARA (ORESTES) : (Interrumpiendo) : $C6-
mo no?
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Es possible.
SR. REY (SANTIAGO): IDe manera que la enmien'-
da adicional no tiene que ser previa?
SR. FERRARA (ORESTES) : (Interrumpiendo) : La
adicional no, porque es adicional.
SR. REY (SANTIAGO) : Para su discusi6n, puede ser
posterior; pero para su conocimiento, debe ser ante-
rior, previa.
SR. FERRARA (ORESTES) : (Interrumpiendo) : No
senor. v '
SR. REY (SANTIAGO) : De manera, que entonces la
Presidencia interpreta que la enmienda, por ser adi-
cional, puede conocerse despu6s de aprobado el articu-
lo. Pues bien, me parece que estA establecido en el
Reglamento, que las enmiendas deben conocerse antes
de enrtrar a discutir el articulo; luego, no es possible,
despues de aprobado un articulo, que se pueda pre-
sentar una enmienda adicional. El heeho de discutir-
se la enmienda adicional, no quiere decir que no se
tenga que conocer previamente la misma. Es un caso
completamente claro. Y para refresear la memorial,
voy a leer el articulo 122 del Reglamento, que dice lo
siguienrte: "Lee).
Eso da una idea, en primer termino, de que las
enmiendas no pueden discutirse individualmente. No
se pueden consumer distintos turnos en pro y distin-
tos turnos en contra. Tiene que ser de carActer
global. Lo que si es individual es la votaci6n,
y no se coricibe que en esas condiciones pueda apro-
barse un articulo y despues de aprobado el articulo,
conocerse de la enmienda adicional, De manera que,
aunque la enmienda al articulo se pueda posterior-
mente votar al articulo, estima el delegado que habla,
que su conocimiento debe ser previo.


SR. FERRARA (ORESTES) : Sefior Presidente, pido Desearia que la Presidencia diera su interpretaci6n.
la palabra uara una cuesti6n de orden.


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES) : Me parece muy fAcil la
soluci6n del caso. Se ha discutido mi enmienda, y a
petici6n del Delegado senior Zaydin se esta votando
por parrafos. Debe seguirse esta votaci6n. Toda la
Asamblea puede desechar o aceptar una de las parties,
y despues, se pueden' afiadir, en enmiendas adiciona-
les, otras ideas que se tengan o cualquier otro prin-
cipio que est6 consignado en el dietamen, y que no
se encuentre en mi enmienda.
:SR. CUERVO (PELAYO) : Esa era la aclaraci6n.
SR. REY (SANTIAGO): Sefior Presidente, pido la
palabra para una cuesti6n de orden'.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Rey.


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN): La practica
seguida, nos indica que no solamente es possible tra-
tar una enmienda adicional, sino hasta enmiendas
modificativas, que se pueden presentar durante el
curso del debate, para discutirlas conjuntamente, en
aquellos casos en que se pueda aportar mayor nfme-
ro de datos sobre cada asunto. De manera que 6sa es
la prietica seguida y la interpretaci6n que le da la
Presidencia.
SR. MARINELLO (JUAN): Quiere entonces decir la
Presidencia que esta enmienda tiene caricter adicio-
nal?
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Efectiva-
mente.
SR. MARINELLO (JUAN): Queria, con todo el res-
peto, sugerir a la Presidencia, porque esto quizas
resolveria los problems que nos estan entreteniendo
demasiado, una manera prictica.


SR. REY (SANTIAGO): Quisiera que la Presidencia La enmienda del senior Ferrara, en realidad, cons-
me aclarara, si es possible interpreter lo que ha pro- ta de dos parties: se refiere a dos cosas distintas. En







10 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


la primera parte consigna principios fundamentals,
que son hermanos de los que consigna en su primer
extreme el articulo 28. Y despues, en su segunda
parte, se refiere a garantias de orden procesal, aunque
expresAn'dolas de manera much mis estricta y sin-
titica que el dictamen.
Por tanto, compafieros, me parece que el inico mo-
do de entendernos y de acabar rapidamente es el si-
guiente: Que discutieramos ahora todo aquello que
pudiera interpretarse como primera parte del articu-
lo 28, como principios fundamentals, en lo que no
habria inconvenience alguno en aceptar los principios
esenciales de la enmienda del senior Ferrara, afiadidn-
dolos a los principios del mismo character que consigna
el dictamen; y despues, en una segunda parte, refe-
rirnos a las cosas mas menudas, a las cosas de orden
procesal, en' los que tengo la impresi6n que la Asam-
blea aceptara mas las del dictamen que la enmienda
del doctor Ferrara.
Si no realizamos esta division previa, creo que la
discusi6n sera larguisima y quizas infructuosa.
SR. PRESIDENT (GRAU' SAN MARTIN) : La enmienda
del senior Ferrara se ha discutido toda ella amplia-
mente; hasta se ha ampliado el debate a petici6n de
la Asamblea. Ahora, cuando se iba a poner a dis-
cusi6n su totalidad, surgi6 la proposici6n de votar
en parrafos, y puesto a votaci6n el primer parrafo,
fu6 aprobado. De man'era que se va a leer el segundo
parrafo, para que la Asamblea lo apruebe o rechace,
porque estima la Presidencia que debe seguirse la vo-
taei6n por parrafo, seguin se habia acordado.
SR. GuAs INCLAN (RAFAEL): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Guas InclAn.
SR. GuXs INCLAN (RAFAEL) : 'Sr. President y se-
fiores Delegados: En realidad el problema reglamen-
tario es muy interesante. Por eso me parece que hay
que precisar, y precisarlo brevemente, el carActer que
tiene la enmienda del senior Ferrara. Si la enmienda
esta presentada con' el caracter de sustitutiva del
precepto del dictamen, esa interpretaci6n es antirre-
glamentaria; si la enmienda es una enmienda modi-
ficativa, simplemente del precepto del dictamen, ad-
mite la posibilidad de enmiendas adicionales a pos-
teriori. Pero si la enmienda se present con el ca-
racter enteramente de sustitutiva, al votarse la en-
mienda, implicitamente se estA rechazando aquella
parte del dictamen que no estuviera contenido en la
enmienda. Por consiguiente, una vez votada la en-
mienda, pudiera plantearse, y plantearse reglamen-
tariamente, como lo hizo el senior Zaydin en la tarde
de ayer, que no habia lugar a deliberar, ni posibili-
dad de un acuerdo que no fuera de revision. Pero si
el senior Ferrara, con la interpretaci6n que le ha dado
a su enmienda, reconoce que ella no es sustitutiva, si-
no una enmienda modificativa y abre vias a la posi-
bilidad, una vez acordados los principios generals
consignados en su enmienda, de presentar en'miendas
adicionales, estin o no consignadas en el dictamen,
entonces no hay dificultad; pero previamente hay
que precisar el carceter de esa enmienda.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Va a conti-
nuar la votaci6n. Se le va a dar lectura...


SR. ZAYDfN (RAM6N): Para una aclaraci6n, sefor
President.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Zaydin.
SR. ZAYDfN (RAM6N) : Refiriendome a las palabras
del sefior Guis, yo propuse y la Asamnblea lo acept6,
cuando se iba a votar, que se hiciera por parrafos.
Porque no habiendo conflict entire los dos primeros
pirrafos y el dictamen, ni con las otras en'miendas
presentadas, era possible aprobar 6stos; y en cambio,
aquellos que no estuviesen de acuerdo con la redac-
ci6n que da el doctor Ferrara a preceptos del dicta-
men, podian entonces rechazar lo del doctor Ferrara,
y votar a favor del dictamen, y asi no habria contra-
dicci6n al ponerse a votaci6n en esa forma.
SR. GuAS INCLAN (RAFAEL): No hay ciertamente
contradicci6n. La enmienda del doctor Ferrara reco-
ge los extremes del dictamen y lo sintetiza. Si acaso
difiere es que la enmienda suprime extremes del dic-
tamen; pero todos los principios, con exeepci6n de
lo aprobado, todo esta contenido en el dictamen. S61o
que hace una sintesis muy apretada del precepto.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Si se aprobaran todos los in-
cisos de la enmienda del doctor Ferrara, entonces no
cabria esa enmienda, pero si fueran rechazados los
otros aspects de la enmienda del senior Ferrara, en'-
tonces si.
SR. GUAs INCLAN (RAFAEL) : Esa seria la soluci6n
estrietamente reglamentaria.
SR. REY (SANTIAGO): La enmienda del senior Fe-
rrara puede entenderse, segfin acaba de manifestar
el doctor Guas Inclin, que es una sintesis del precep-
to contenido en el dictamen? Luego entonces no puede
ser mAs que una enmienda sustitutiva; no se concibe
de otra manera.
SR. GUAs INCLAN (RAFAEL): El propio doctor Fe-
rrara ha reconocido que su enmienda es una sintesis
del dictamen, pero que 41 estima que hay una series de
declaraciones procesales que no son precisamente ma-
teria de una Constituci6n, y por consiguiente, que no
debe ser material de acuerdo por parte de esta Asam-
blea. En puridad a este criterio, la enmienda del se-
fior Ferrara es sustitutiva y en realidad los que estu-
vieran en favor del dictamen debieran votar en' con-
tra de la enmienda. Esto, en terminos estrictamente
reglamentarios; pero en la forma que estanmos votan-
do, tomando cada una de las declaraciones, no se con-
cibe que ninguno de los sefores delegados vote con-
tra principios generals contenidos en la enmienda
del doctor Ferrara, que son de la total aprobaci6n de
esta Asamblea...
SR. CORTINA (JOSE MANUEL): Seria contra la re-
dacci6n...
'SR. GUAS INCLAN (RAFAME) : Ni siquiera contra
la redacci6n. No creo que haya discrepancia.
Pudiera haber discrepancia en relaci6n con lo que
omite, estimando que hay extremes del dictamen que
son indispensables.
SR. ALVAREZ (AURELIo): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Alvarez.








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE II


Sn. ALVAREZ (AURELIO) : Es que la enmienda del
senior Ferrara result tan sint6tica, que suprime el
filtimo p6rrafo del precepto del dictamen, que para
algunos convencionales es esencial; el relative a que
finicamente la jurisdicci6n ordinaria pueda conocer
de esas infracciones. Hecha esta aclaraci6n no ten-
dria inonveniente en votar la enmienda del doctor
Ferrara, porque recoge principios de derecho proce-
sal y en cierta forma amplia el dictamen; pero no
se debe suprimir dicho iltimo parrafo.
SR. ICHASO (FRANCISCO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Ichaso.
SR. ICIIASO (FRANCISCO): Como una possible solu-
ci6n del problema, yo propongo lo siguiente: el Dr.
Ferrara ha presentado su enmienda con caracter sus-
titutivo pero evidentemente parece ser que no tie-
ne ese car6cter, puesto que no contiene todas y cada
una de las garantias contenidas en el dictamen. Yo
le sugeriria al doctor Ferrara, si 61 esta de acuerdo,
que la convierta en una enmienda modificativa y
entonces tendriamos el gusto de aprobar su enmien-
da y luego afiadirle algunas garantias especificas
que ]a Convenci6n tenga por convenient.
SR. ALVAREZ (AURELID) : Para una cuesti6n pre-
via a la proposici6n del soflor Ichaso.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Alvarez.
Sn. ALVAREZ (AURELIO): Para oponerme a que se
discuta en esa forma la enmienda del senior Ferrara,
porque cuando fuera declarada modificativa, ten-
driamos que discutirla conjuntamente con las demas
enmiendas que estin sobre la mesa y que compren-
den iguales extremes; pero me opondria, ademas, a
que continuara aprobhndose la enmienda sustitutiva
del doctor Ferrara, porque acepta determinados ex-
tremos del dietamen diluidos en sus preceptos lo que
haria despu4s impossible la discusi6n de tales pre-
ceptos del dictamen.
Consiguientemente propondria que ateni6ndbnos
a una frase del propio doctor Ferrara: el Regla-
mento no debe ser una camisa de fuerza para la
Asamblea, en vez de aprobar o rechazar totalmente
su enmienda sustitutiva, aprobemos los principios
generals de derecho universal, reconocidos en todos
los paises que 61 ha querido llevar a la Constituci6n,
con los que estamos de acuerdo, votando despu6s los
puntos del dictamen, que estimo de acuerdo con el
pensamiento general de la Asamblea.
SR. MANACH (JORGE) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Mafiach.
SR. MAAACII (JORGE): Sefior Presidente y sefiores
'Delegados: Someto a la consideraci6n de la Asam-
blea, y solamente con el deseo de despejar esta si-
tuacion, una referencia a larticulo 113 del Regla-
mento que admit la posibilidad de que cualquier
miembro... (lee el precepto).

Es evidence que hay meritos en al enmienda del
doctor Ferrara. Desde mi punto de vista tiene un


tono constitutional de lenguaje y una forma com-
pacta que la recomienda much; pero es evidence
que quedan fuera de la enmienda del doctor Ferra-
ra particulares del dietamen que son esenciales si
se les mira desde el punto de vista de la reciente
experiencia cubana.
Por consiguiente, si la enmienda pasara a la Sec-
ci6n correspondiente y 6sta dictaminara en el t6r-
mino de 24 horas, nos ahorraria una discusi6n que
lleva trazas de hacerse interminable.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : En virtud
de que se ha votado la primera part de la enmienda
y hay una proposici6n de que se agregue el filtimo
pirrafo...

Sn. MAINACH (JORGE): La parte aprobada podria
pasar tambi6n a la Secci6n correspondiente.
Sn. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Las Sec-
ciones ya terminaron su labor.
SR. REY (SANTIAGO) : En este caso se refiere a la
Comisi6n Coordinadora.

SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : En virtud
de que el primer pirrafo esta aprobado, procede se-
guir votando la enmienda, y si acaso algfin conven-
cional puede proponer que se agregue el filtimo pa-
rrafo del dictamen como me parece que lo indic6 el
senior Pelayo Cuervo.
SR. CUERVO (PELAYO) : Ei.1y conform en votar
parrafo por prrrafo en la enmienda del doctor Fe-
rrara. Hay algunos phrrafos que nosotros queremos
que se incorporen al dictamen, pero no es solamen-
te ol ultimo pirrafo.

SR. FERRARA (ORESTES): Estoy de acuerdo en
aceptar el p6rrafo a que se refiere el Delegado senior
Pelayo Cuervo.
'SR. GARCIA AGIjERO (SALVADOR): Para una aclara-
ci6n, pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Garcia Agiiero.
SR. GARCIA AGUERO (SALVADOR): La aclaraci6n es
la siguiente: me parece que la oposici6n o el debate
que ha suscitado la enmienda del doctor Ferrara,
no reside tanto en lo que contiene como en lo que
supreme.
Me parece que los seiiores Delegados que han opi-
nado sobre la cuesti6n, se inquietan, no por el con-
tenido de la enmienda, eino por lo que la enmienda
deja de decir, que esta contenido en el dictamen y
que-se estima como necesario e indispensable, de
acuerdo con esa historic m6s reciente de nuestro
pais en los ultimos tiempos.
Por lo tanto me parece que no bastaria con que
se aiiadiera a la enmienda del doctor Ferrara el uil-
timo p6rrafo, sino que ademAs hay una serie de co-
sas contenidas en el resto del articulo 28 que los
delegados tienen muchisimo interns en que consten
en la Constituci6n,'y que no estarian en ella'si acep-
t6ramos la enmienda del doctor Ferrara.








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Por esa raz6n, es por lo que debemos hacer una
de estas dos cosas: lo que propone el senior Mafiach
que me parece una soluci6n bastante adecuada o de
lo contrario, que se consider que como estA apro-
bada la primera parte de la enmienda del doctor
Ferrara, votar la parte segunda significa lo siguien-
te: hacerlo en pro es votar contra lo que el dictamen
contiene de especificacidn de derechos; y votar en
contra, de esa segunda parte de la enmienda del doe
tor Ferrara, es votar por la adici6n de todo lo que
el dictamen contiene de especificaci6n de derecho.
Entendi6ndolo de ese modo, me parece que seria
much mis fAcil.

!SR. ZAYDIN (RAM6N) : Quiero hacerle la aclara-
ci6n al senior Garcia Agiiero, que no es con respect
al segundo parrafo de la Enmienda del sefor Fe-
rrara, porque el segundo pArrafo es complementario
del primero, el cual dice: (lo lee).
Es a partir del tercer pArrafo.
SR. GARCiA AGiUERO (SALVADOR): Perd6neme, pe-
ro yo habia entendido que con esto ya se habia
aprobado.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Se ha aprobado el primer
parrafo, falta el segundo.
SR. GARCIA AGUERO (SALVADOR) : Yo daba por
aprobada esta parte. Precisamente, entendiendo que
realizado esto, la otra parte, que es la referente o
que reglamente los detalles de los derechos indivi-
duales, que la Constituci6n tiene interns en consig-
nar como este Dictamen, debe votarse de este modo:
votar que si con la enmienda del senior Ferrara, es
suprimir los detalles del Dictamen, y votar que no
la Enmienda del senior Ferrara es quedar en la po-
sibilidad de incluir en la 'Constituci6n...
SR. FERRARA (ORESTES): (Dirigiindose al senior
Garcia Agiiero) : Sefior Presidente: S. S. se esta equi-
vocando al decirle a la Asamblea c6mo debe votar.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): ~Que decia
el senior Ferrara?
SR. FERRARA (ORESTES) : Estaba indicando el se-
fior Garcia Agiiero, yo me dirigia a 61, como tal Pre-
sidente... (risas).
SR. GARCIA AGtERO (SALVADOR) : Para aclararle al
senior Ferrara, que este Convencional respeta tan
profundamente -como tal vez no lo haceen otros- la
eategoria mental de cada Delegado, que no puede te-
ner la intenci6n de imponerle jams a esta tan ilus-
trada Asamblea, su criterio personal. El senior Fe-
rrara no puede entender de mis palabras otra cosa
que lo que ellas dicen: es decir, c6mo interpreto yo
]a consecuencia de votar de un modo u otro. Lo que
no puede afirmar el senior Ferrara, es que yo le
haya dicho a esta Asamblea que debe votar de este
modo o de otro. Sencillamente, he dicho: votar es-
to significa tal cosa, lo cual no puede coartar el se-
flor Ferrara por much que lo pretend.
SR. CORTINA (Jost MANUEL): Pido la palabra.

SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Cortina.


SR. CORTINA (JosA MANUEL): Exclusivamente, pa-
ra sugerir que se acepte que votemos los dos princi-
pios generals. DespuBs, si el senior Ferrara quisie-
ra, podria discutirse por parties el Dictamen, y en-
toneeL, el senior Ferrara iria presentando, conjunta-
mente con el senior Alvarez, enmiendas a cada una
de las parties del Dictamen, que se compone de va-
rios concepts. Es decir, aprobados ya dos princi-
pios generals, despu6s, cuando vienen ideas parti-
culares desarticuladas, en las cuales puede haber
criterios diversos, el senior Ferrara puede pedir en
cada caso que tal principio o palabra sustituya a tal
otro. Yo no tengo especial inter6s que se adopted es-
te m6todo: lo sugiero: Pero no acabaremos nunea
si no lo adoptamos.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : El segundo
pfrrafo no ha sido aprobado... Se le va a dar lectu-
ra nuevamente.
(El Oficial de Actas lee).
iSR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se pone a
votaci6n. I Se aprueba?
(Se'uaes Afirmativas).
Aprobado.
Se va a dar lectura al tercer parrafo.
(El Oficial de Atas lete).
SR. ALVAREZ (AURELIO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : No precisamente en con-
tra...
SR. REY (SANTIAGO) : Para una cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Rey.
SR. REY (SANTIAGO) : Es para demostrar lo impro-
cedente que result, y lo entorpecedor que se eviden-
cia en la prActica la discusi6n por pArrafos, de una
enmienda alrededor de la cual se han consumido los
turnos reglamentarios. Esth el senior Alvarez en el
perfect dereeho de diseutir el precepto y sin embar-
go, los turnos estan terminados. De manera, que
despu6s de haberse discutido la enmienda totalmen-
te, consumi6ndose los turnos en pro y on contra, no
procede volver a discutirla.
Yo aproveeho la oportunidad para que la Presi-
dencia yea lo ineficaz del procedimiento.
"SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : El senior Rey
supone que se va a discutir otra vez, y lo que se es-
tA haciendo es ponerla a votaci6n. Se discuti6 la en-
mienda y se pidi6 que la votaci6n se hiciera por pi-
rrafos...
Sn. REY (SANTIAGO) : Pero se han solicitado tut-
nos.
SR. PRESIDENT (:GRAU SAN MARTIN) : La Presi-
dencia no los ha dado, porque no precede darlos. Es-
tamos, sencillamente, votando por parrafos, segin
lo propuso un senior Delegado a la Asamblea.
Se va a leer el tercer pirrafo.


_~


12







DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 13


E(El Oficial de Actas lo lee).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se pone a
votaci6n el tercer p6rrafo. 'Se aprueba?
(Seiiales ngegativas),
Rechazado.
SR. GEORGE (QUINTIN): Pido la palabra, sobre la
votaci6n. La Asamblea estaba distraida, efectivamen-
te, cuando el senior Presidente llam6 a votar. Suplico
a la Presidencia que se tome la molestia de rectifi-
car la votaci6n del tercer parrafo.
SR. PRESIDENT (ORAU SAN MARTIN): Se va a rec-
tificar la votaci6n sobre el tercer parrafo.
Se pone a votaci6n. iSe aprueba?
(Sehales negatives).
Rechazado.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Pido la palabra para ha-
cer un ruego al doctor Ferrara.
Para rogarle que retire los demas parrafos de la
enmienda. La Asamblea est6 conforme, n'o podria es-
tarlo menos, con la redacci6n de su enmienda, de me-
jor factura constitutional; pero result que es omisa
respect a determinados extremes del dictamen, que
la Asamblea desea mantener. Si tomiramos de con-
junto la enmienda del doctor Ferrara, se romperia
la unidad del dictamen, al considerar sus demas pre-
ceptos debido a lo que la Asamblea se encontraria obli-
gada, par6ceme, a votar en' contra de los puntos de la
enmienda recogidos en el Dictamen. Por ello es que,
aceptados los principios generals propuestos por el
Dr. Ferrara, ruego el Dr. Ferrara que retire los demis
extremes de su Enmienda.
SR. FERRARA (ORESTES): Pido la palabra, para con-
testar al senior Alvarez.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el sefior Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES) : Sefor Presidente y sefio-
res delegados: Yo desearia acceder al ruego del se-
ior Alvarez, mi distinguido amigo y compafiero de
armas, y voy a retirar los preceptos, pero desearia
hacerlo de buen grado, en cambio, no accedo de buen
grado y retire los preceptos. Lo que quiero manifestar
es, que en este punto, como en todos los otros, sostendr6
el mismo criterio; que no podrl haber una Constitu-
ci6n con preceptos especificos, y con determinados
puntos de vistab sobre especificas cuestiones, y -6sa
no es ]a cuesti6n, y por lo tanto, al retirar estos pre-
ceptos no es que yo retire mis principios. Sostengo
que estamos aqui para hacer una Constituci6n, y lo
que vamos a hacer es algo, que no va a ser una
Constituci6n.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Muchas gracias.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Quedan re-
tirados los preceptos por el senior Ferrara.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Para rogar a la Presiden-
cia se d6 lecture a la Enmienda que he tenido el ho-
nor de presentar a la Asamblea, sustitutiva de los
nueve parrafos primeros del articulo.


SR. PRESIDENT (GRAuI SAN MARTIN): Se va a dar
lecture a la enmienda.
(El Oftcial de Actas lee la enmienda del senior Al-
varez).
SR. REY (SANTIAGO): Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Rey.
SR. REY (SANTIAGO) : El senior Presidente al poner
a discusi6n esta enmien'da, esta declarando implici-
tamente que es, de las que se encuentran sobre la
mesa, la que mis se aleja del dictamen ?
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Asi es.
A discusi6n la enmienda del senior Alvarez. (Si-
lencio).
A votaci6n. 6 Se aprueba?
'(Sefales negatives).
Rechazada.
Se va a dar lectura a una enmienda del senior Gar-
cia Agiiero.
(El Oficial de Actas lee nuevamente la enmienda
del senior Garcia Agiiero).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): A discusi6n
la enmienda del senior Garcia Agiiero.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Zaydin.
|SR. ZAYDIN (RAM6N) : La enmienda del senior Gar-
cia Agiiero, es sustitutiva de una parte del articulo
del dictamen, y es lo que pudieramos decir la segunda
parte, por lo tanto, yo propondria que si no hay otra
enmienda sustitutiva de la primer parte, se tuviera
en cuenta para poder votar esto con' cierto orden.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Hay otra
enmienda.
SR. ZAYDfN (RAM6N): Ruego a la Presidencia or-
dene su lecture.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Alvarez.
ISR. ALVAREZ (AURELIO): Para proponer que con
la enmienda presentada por el senior Garcia Agiiero,
se siga el mismo tr6mite que se sigui6 con la enmien-
da presentada por el doctor Ferrara, para que no
se pueda estimar que haya enmien'das preferenciales.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se va a dar
lectura a la otra enmienda para que la conozca la
Asamblea.
(El Oficial de Actas lee la enmienda del senior Ma-
rio Robau).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTiN): A discusi6n
la enmienda del senior Garcia Agilero.
SR, ZAYDfN (RAM6N): Pido la palabra.







14 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR. PRESIDENT (GRAu SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Zaydin.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Esta enmienda lo que hace
es dividir en dos parties el articulo 28 del dictamen,
por lo tanto, lo que proecede es votar el articulo del
dictamen, y hacerlo en estas circunstan'cias, por pA-
rrafos, en vista de que a determinado parrafo esta
la enmienda sustitutiva del senior Garcia Agiiero, y
por esta enmienda hay una modificaci6n en el fltimo
parrafo de este articulo.
SR. GARCIA AGiERO (SALVADOR): Pido la palabra
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Garcia Agiiero.
SR. FERRARA (ORESTES) : Antes de empezar el se-
iior Garcia Agiiero, desearia hacerle una pregunta.
SR. GARCIA AGUERO (SALVADOR): Con much gusto
se la contestare.
SR. FERRARA (ORESTES) : QuB significa preso so-
cial y que diferenciaci6n hay de preso politico?, en
el sentido de la palabra political, como viene del grie-
go, se dice polis, ciudad.
SR. GARCIA AGUiERO (SALVADOR) : Observo perfecta-
mente cuAl es el problema que se le crea al doctor Fe-
rrara ante mi formulaci6n; pero el conflict viene,
de modo fundamental, del mismo defecto que el doc-
tor Ferrara observaba hace poco en sus palabras con
respect a esta Constituei6n, o a este anteproyecto
de Constituei6n. El defeeto consiste en que esta Cons-
tituci6n ha tenido miedo, decia el doctor Ferrara, de
definir el delito politico, dentro del cual pudiera
prActicamente comprenderse, desde luego, el delito
social. Pero comb aqui se han hecho en distintas dis-
cusiones, tantoo de Secciones, como de la Comisi6n
Coordinadora, diferenciaciones mks o menos vagas, en-
tre delito politico y delito social, para comprender
ambas posibilidades delictuosas, quiso el Ponente se-
fialar aqui delitos politicos o sociales, precisamente
porque la Constituci6n tiene el defecto de no puntua-
lizar claramente la cuesti6n. .Si la Con'stituci6n se-
fialara el delito politico de un modo expreso y claro,
entonces nosotros nos sentiriamos francamente incli-
nados a consignar delito politico, a fi nde resolver el
problema del modo mis perfect.
SR. FERRARA (ORESTES) : Yo aceptaria politico o
social; pero dice politico y social.
SR. GARCiA AGUtERO (SALVADOR) : Esta bien. Admi-
tida la observaci6n del doctor Ferrara: "Delito po-
litico o social", muy bien'.
Yo no tenia ningfin interns en hacer un turno de
defense de la enmienda, sencillamente bastard con
explicar que la enmienda preten'de recoger tres o cua-
tro observaciones establecidas por la Secci6n de De-
rechos Individuales al preparar el dictamen previo
que elev6 mis tarde a la Comisi6n Coordinadora y
con lo cual entendemos que se complete aquella series
de garantias especificas y minuciosas, con las cuales,
sezin la opinion' de la Asamblea, la Constituei6n de
1940 debe asegurar la vida civica de los ciudadanos.
SR. PRESIDENT (GRAU 'SAN MARTIN) : Se pone a
votaci6n la enmienda. del senior Garcia Agiiero.


SR. REY (SANTIAGO): Pido la palabra para una
aclaraci6n.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Rey.
SR. REY (SANTIAGO) : El doctor Zaydin, si no me
equivoco, planted el siguiente problema: El precepto
del dictamen no tiene enmiendas hasta el pirrafo
quinto, en que encontramos la enmienda del doctor
Robau. Lo procedente seria discutir los cinco primeros
p6rrafos del dictamen que no tienen enmiendas, des-
pues discutir la enmienda del senior Robau, y luego
en el penfiltimo parrafo la del senior Garcia Agiiero.
Me parece que seria el mejor procedimiento a seguir.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Muy bien.
SR. REY (SANTIAGO): La enmienda del senior Ro-
bau propone profusi6n de pirrafos. Pero del quinto
parrafo para arriba, para abajo no.
SR. PRESIDENT (GRAU ,SAN MARTIN) : No es n'ada
mks que hacer las cosas de un modo inverso, porque
si ahora las enmiendas se aprueban o se rechazan, po-
demos aceptar como esta el Dictamen, nientras que
de la otra manera habria que volver a considerar lo
que ya hemos considerado. De modo que si la Asam-
blea entiende que por este procedimiento se puede
seguir adelante, podemos hacerlo asi...
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): De manera
que se pone a votaci6n la enmienda del senior Garcia
Agiiero. Los que est6n conformes levantarin el brazo.
(Algunos convencionales levantan el brazo).
Rechazada la enmienda.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : A discusi6n
la enmienda del senior Robau.
SR. MANACH (JORGE) : Pido la palabra para un'a
cuesti6n' previa.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el seflor Mafiach.
SR. MANACH (JORGE) : Sefior Presidente y sefores
Delegados. Para indicar que la enmienda del senior
Robau no propone, fundamentalmente, ninguna mo-
dificaci6n sustantiva. El otro dia, a virtud de la mo-
ci6n presentada por el Delegado que habla, se le con-
firi6 a ia Comisi6n' de Estilo, facultad para agrupar
los preceptos presentados en el dictamen, seglfn lo
estimara convenient, y para situarlos en su lugar
adecuado. No creo que la enmienda del senior Robau
proponga otro cosa que una subdivision del articulo.
Por consiguiente, esta perfectamente dentro de las
facultades de la Cormisi6n' de Estilo.
SR. PRESIDENT (GRAU 'SAN MARTIN) : La enmien-
da del senior Robau modifica el iltimo pirrafo. Si 61
estd conforme ?...
SR. ROBAU (MARIO): La enmienda modifica el il-
timo pirrafo en una sola palabra, puesto que ella
(la enmienda), divide el precepto, el articulo que
estamos tratando, el 28, en dos parties; la part que
se refiere a los penados y la que se refiere al trabajo,
a la jurisdicci6n, etc. Entonces, la enmienda modi-
fica el iltimo parrafo que se refiere a los dos articu-
los en' que lo divide. Ahora bien, si la Asamblea no
est; de acuerdo en dividir ese articulo en dos parties,
la enmienda no modifica ningin parrafo.







DIARIEO DE SESIONES DI LA CONVENTION CONSTITUYENTE 15


(SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): A votaci6n
la enmienda. Los que est6n conformes, sirvanse levan-
tar la mano.
(Algunos sefiores convencionales levantan el brazo).
Reehazada.
Se va a dar lectura al dictamen.
SR. ORIZONDO (MANUEL) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Orizondo.
SR. ORIZONDO (MANUEL) : Cuando se empez6 a dis-
cutir este articulo y se someti6 a votaci6n la enmien-
da del senior Ferrara, los dos primeros pirrafos de
la enmienda del sefor Ferrara, fueron aprobados, y
despu6s, a petici6n del senior Alvarez, el senior Ferra-
ra retire su enmienda. Quiero que la Presidencia me
informed si las dos primeras parties aprobadas por la
Asamblea...
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Estin apro-
badas. Lo que queda del art. despues de aprobada la
enmieinda del senior Ferrara, es lo que va ahora a dis-
cutirse. Se le va a dar lectura al articulo del dictamen.
(El Oficial de Actas lo lee).
.SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Si la Asam-
blea entiende que debe irse discutiendo por pfrrafos,
tengan la bondad de manifestarlo.
(Sefiales afirmativas).


Aprobado.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN)
el primer parrafo.


: A discusi6n


(Silcncio).
A votaci6n. 4 Se aprueba?
(Sefales afirmativas).
Aprobado.
A discusi6n el segundo parrafo (Silencio).
A votaci6n. L Se aprueba?
(Seiales afirmativas).
Aprobado.
A discusi6n el tercer phrrafo. (Silencio).
A votaci6n. I Se aprueba?
(Sefiales afirmativas).
Aprobado.
(El Oficial de Actas lee otro pdrrafo).


dictamen y con' los elevados principios aprobados
hace un moment propuestos por el doctor Ferrara.
Esto es, que "todo enjuiciado... (lee)..." Si con-
forme a lo que se expresa por el articulo 32 del dic-
tamen nadie esta obligado a declarar contra si mis-
mo... (lee) ... Si ahora estableci6ramos que un sim-
ple detenido pueda ser sometido a careo, lo estariamos
obligando a declarar, contra lo ya prohibido por el
precep'to que dice: "Ningfn detenido sera sometido
a careo... (lee)...
Consiguientemente, propondria una modificaci6n
al precepto; tratando de salvar la contradicci6n en
que incurred con el articulo 32 y con el mandato...
(lee)... Y pido que se incluyan estas palabras: "nin-
gfn detenido acusado de delito o falta".
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Esta con-
forme la Asamblea con' la inclusion?
,SR. MARQUEZ STERLING (CARLOS) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior M. Sterling.
SR. MARQUEZ STERLING (CARLOS): Sr. President y
sefiores delegados: Creo que la modificacion que pro-
pone el senior Aurelio Alvarez se presta a confusion,
porque si el pArrafo dijera: "Ningfn detenido aeu-
sado... (lee)... habria detenidos que no estando
acusados pudieran ser sometidos a lo que el inciso
quiere. Creo que estamos en esto de acuerdo. Creo
que no existe ninguna contradicei6n entire el inciso y
el articulo a que se refiere el senior Alvarez, por
cuanto alli se refiere a relaciones de parentesco y a
que nadie estA obligado a declarar en 6ste o en aquel
sentido, dentro del segundo, tercero o cuarto grado
de consaguinidad, y que este inciso no contenmpla la
situaci6n del parrafo a que se refiere el senior Alva-
rez y que, por el con'trario, si nosotros agregamos las
palabras que 61 quiere agregar, se prestaria a con-
fusiones con otro tipo de detenidos que no estuvieran
acusados por delitos o faltas y que entonces se podria
interpreter en el sentido de que esa clase de detenidos
si pueden ser sometidos a care. Es una sugerencia
que yo le hago al propio senior Alvarez, y una aclara-
ci6n que formula a la Asamblea, por si lo estima con-
veniente. Vamos a ver si la contradicei6n, mbs apa-
rente que real, pudiera salvarse de otra manera y no
original la duda que este Delegado encuentra, y que
pudiera ocurrirle en el ejercicio de su profesi6n el
dia de mafiana.
SR. ICHASO (FRANCISCO) : Pido la palabra en con-
tra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el efior Ichaso.


A disecsi6n. SR. ICHASO (FRANCISCO) : Pido la palabra en' con-
tra de. !a inclusion de este parrafo, que creo que debe
SR. ALVAREZ (AURELIO): Pido la palabra en contra ser suprimido, porque consider que no afiade ga-
de la redacci6n del pirrafo. rantia ninguna y, por otra parte, es un lugar comfin
SR. PRESIDENTE (GRU SAN MARTIN): Tiene la pa- de la Ley Prooesal: si el Detenido no estA cbiigado a
S. PRESIDENTE (GRAU S ee la a declarar, tampoco esta obligado a dejarse career. Por
labra el sor Aureli Alvarez. consiguiente, no puede ser sometido a careo mas que
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Sr. President y sefiores por su voluntad y ya se cuidarh 6] bien de no so-
delegados: El p6rrafo, tal como esta redactado, sienta meters a careo sino en presen'cia de la autoridad
una conclusion contraria a la prfctica judicial y en judicial competent. De manera que el precepto no
perfect contradicei6n con el articulo 32 del propio hace mAs que alargar el articulo.







16 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR. ALVAREZ (AURELIO): Retiraria la enmienda
y apoyaria la proposici6n del senior Ichaso.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Retirada la
enmienda, se somete a votaci6n el parrafo.
SR. REY (SANTIAGO): Sefior Presidente: La pro-
posici6n incidental del senior Ichaso de suprimir el
parrafo.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se somete
a votaci6n la proposici6n incidental del senior Icha-
so de suprimir el parrafo. Se acuerda?
(Sefiales afirmativas).
Aprobado. Suprimido el parrafo.
Se va a dar lectura al precepto.
,(El Oficial de Actas lo lee).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se ponie a
discusi6n.
,SR. ALVAREZ (AURELIO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Sefior Presidente y se-
fiores Delegados: 1ara rogar a la Asamblea que
acuerde suprimir la frase "indebido", alli donde
dice el custodio... (Continia leyendo).
Tal parece que la frase "indebido" esta invitando
a que debidamente haga el custodio, uso de las ar-
mas.
Un precepto del C6digo Penal Militar consider
eximente de responsabilidad el hecho de hacer uso
de las armas el custodio contra el detenido para im-
pedir su fuga.
Recuerdo que en pasados tiempos, cuando el se-
fior Jos6 Antonio Gonzalez Lanuza, eximio y pre-
claro compatriota nuestro desaparecido, honraba los
escafios del Congreso, labor intensamente porque
se borraba de nuestra legislaci6n penal ese precepto,
estimando que toda muerte violent debia de ser
inculpada.
Es por ello, y recordando la proposici6n de ley
que el distinguido jurisconsulto a que me he refe-
rido formula6 ante la Camara de Representantes,
que quise que el hecho de hacer uso de las armas
el custodio contra un detenido se estimara prima
fascie como hecho doloso que debiera ser inculpado
y esclarecido.
Ya que no logr6 que la enmienda sustitutiva que
present en' parte al articulo que se discute fuera
aprobada, rogaria a la Asamblea que suprimiera
por lo menos esta frase: "indebido".
Si hizo uso debido de las armas deberh demostrar-
lo ante el Tribunal Judicial competent a la hora
de esclarecer el hecho que debera ser obligatoria-
mente inculpado, como reclama mi enmienda.
SR. REY (SANTIAGO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Rey.


SR. REY (SANTIAGO) : Sefior Presidente y sefiores
Delegados: No para oponerme a la modificaci6n
del senior Alvarez, la cual, a mi juicio, no tiene una
gran trascen'dencia y pudiera ser procedente su-
primir la palabra "indebido" today vez que este
p|rrafo, perfectamente claro y terminate, llena su
mision aun suprimi6ndole la palabra referida, toda
vez que establece, en forma que no deja lugar a
dudas, que la responsabilidad que el guardian tie-
ne por haber uso de esas armas no descansa inica-
mente en el "indebido" uso de la misma, sino
por raz6n del delito que cometiere.
De manera que cuando hace uso de las armas y
no compete delito es porque se ha justificado plena-
ntente que el uso fu6 en uso pertinente; por ejem-
plo el caso de eximente que el C6digo establece para
el que legitimamente, en defense de su vida, mata
o ihiere.
En esas condiciones, no habria ningfin inconve-
niente en suprimir la palabra "indebido", siempre
que la totalidad del parrafo quedara en la forma en
que viene redactado, que cumple y Ilena el prop6-
sito de la Secci6n que lo redact6 y de la Comisi6n
Coordinadora que lo ratific6.
SR. MARINELLO (JUAN) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Marinello.
SR. MARINELLO (JUAN): Para suplicar al senior
Alvarez, a ver si 61 acepta esta redacci6n del precep-
to, que, en' mi criterio, lo resolveria todo: "El cus-
todio que hiciere uso de las armas contra un dete-
nido o preso que intentare fugarse, sera responsa-
ble, segfin las leyes, del hecho cometido".
Esta todo resuelto asi. No se compete injusticia
con el custodio, ni, en cambio, cuando hay culpa,
puede quedar sin castigo un hecho que lo merece.
'SR. REY (,SANTIAGO) : Pido la palabra en contra,
Sefior Presidente.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTiN): Tiene la pa-
labra el senior Rey.
SR. REY ('SANTIAGO): Ese cambio de frase de "de-
lito" por "hecho" se presta a con'fundir totalmlen-
te la finalidad del parrafo.
Sn. MARINELLO (JUAN): senior Rey: Advierta us-
ted que el custodio es responsible, segfin las leyes,
del hecho cometido; la responsabilidad por el he-
eho, que es lo que interest que quede perfectamente
establecido en la Constituci6n, en sus limits jus-
tos, es decir: vendra la investigaci6n a decir si el
uso de las arnias ha sido indebido o si, por el con-
trario, se ha visto el custodio en la niecesidad, -co-
sa que ocurre, que puede ocurrir alguna vez, de
hacer uso de las armas, no para agredir, sino para
defenders.
SR. ALVAREZ (AURELIO): iMe permit el senior
Rey una interrupci6n, con la venia de la Presiden-
cia?...
Quizhs al contestarme la pregunta que le voy a
hacer, deseche el temor que le asalta ahora.








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION Cv3TITUYENTE 19


SLos jueces o tribunales investigan delitos, o in-1
vestigan hechos constitutivos de delitos?...
'SR. REY (SANTIAGO): Investigan hechos...
La pregunta realmente no aclara la duda que ten-
go sobre la interpretaci6n del precepto.
Hay hechos que no son constitutivos de delito y
que estin, sin embargo, penados en el C6digo...
SR. FERRARA (ORESTES) : Las faltas.
SR. REY (SANTIAGO) : Las faltas o contraveneio-
nes, como se Ilaman en nuestro modern C6digo de
Defense.
En realidad, la sustituci6n de la palabra o del
concept delito por hecho, pudiera prestarse a con-
fusiones en la interpretaci6n del articulo present.
Decia hace un instant que la secci6n correspon-
diente, y la Comisi6n Coordinadora m6s tarde, dis-
cuti6 ampliamente el alcance de este pdrrafo y lleg6
a la redacci6n del mismo con el concept plno
de que el mismo lenaba por complete el prop6sito
que inspiraba su redacci6n.
Si en el sumario y en la previa investigaci6n que
se produce cuando ocurre un hecho de esta natura-
leza, se determine que el mismo reviste los caracte-
res de delito, por parte del guardian que us6 las
armas contra el detenido que intent fugarse, no
hay duda alguna de que el peso de la Ley habria
de caer con toda su gravedad sobre el mismo, por-
que expresamente lo consigna el precepto constitu-
cional que estamos discutiendo...
En cambio, si se sustituye el concept "delito"
por la palabra "hecho", es lo cierto que en defini-
tiva la ley correspondiente habria de completar la
interpretaci6n del mismo, y hasta en su dia la ju-
risprudencia habria de ratificar lo que es el concep-
to del propio senior Marinello y del propio senior
Alvarez...
SR. FERRARA (ORESTES): Habria que mejorar la
Constituci6n...
Estamos haciendo una obra que luego los otros
tendrAn que mejorar.
SE. REY (SANTIAGO): Algunos Convencionales co-
mo yo, senior Ferrara, confiamos en que la Consti-
tuci6n se ha mejorado much desde que tenemos
el honor de tenerlo nuevamente entire nosotros.
SR. FERRARA (ORESTES) : Yo creo lo contrario.
SR. MARINELLO (JUAN): Me permit una inte-
rrupci6n brevisima?
SR. REY (SANTIAGO) : No puede ser que sobre el
mismo heeho estemos equivocados los dos (dirigien-
dose al sefor Ferrara).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Marinello para una interrupci6n.
SR. MARINELLO (JUAN) : Si nosotros hemos pro-
puesto la modificaci6n, la sustituci6n de la palabra
"delito" por la palabra "hecho" lo hemos hecho
precisamente en inter6s de lo que acaba de decir el
conventional senior Rey; para hacer el precepto mbs
eficaz, es decir, para impedir, hasta donde es posi


ble, el hecho desgraciadamente frecuente, de que en
las prisiones un detenido o preso, politico o no, sea
victim de la violencia realizada por sus custodios.
Ya sabemos que muchas veces los custodios no reali-
za.n esta clase de hechos delictuosos por propia ini-
ciativa. En la historic political, no de Cuba solamen-
te, sino de Am6rica, tenemos ejemplos numerosisi-
mos. Si nosotros consignamos, como quiere el dicta-
men, "el uco indebido", el castigo de los culpables,
va a ser muchas veees puesto en manos de autorida-
des judiciales influidas por una situaci6n political
injusta, violent o tirfnica, le damos una mala sa-
lida previa: la declaraci6n de que se ha hecho uso de
lai( armas "indebidamente"; el camino queda un po-
co expedito para que el abuso siga cometiendose.

SR. REY (SANTIAGO) : Yo no tengo inconvenient
en que se suprima "uso indebido".
SR. MARINELLO (JUAN) : Pero si se suprime "uso
indebido" y se mantiene la palabra "delito" enton-
ces en todo caso el uso de las armas es punible
y siempre un delito y es lo cierto que las armas pue-
den en ocasiones esgrimirse honradamente, en los ca-
sos en que el custodio defiende su vida atacada no
precisamente por el preso politico, sino por el de-
lincuente comfin. No olvidemos que el proyecto mira
tanto al preso comlin como al politico. Quizis si no
haberlo tenido en cuenta hah producido el debate
present.
SR. CORTINA (Josfi MANUEL) : jMe permit el se-
fior Rey una aclaraci6n que puede resolver el pro-
blema, con la. venia del senior Marinello?
SR. MARINELLO (JUAN): Con much gusto.
SR. CORTINA (JosE MANUEL): "El custodio que
hiciera uso indebido" (lee). Si se quitase el concep-
to "indebido", indudablemente que el concept "de-
lito cometido" seria una afirmaci6n de culpabilidad
no en todo caso, lo cual no esta bien. Debe entonces
modificarse la redaeci6n diciendo: "del delito que
se hubiera cometido", con lo cual la frase condicio-
nal indica. que hay una possible investigacidn y no
una seguridad.
Lo esenial es que se salve la 16gica y el bien pii-
blico al mismo tiempo.

SR. REY (SANTIAGO) : Si la Presidencia me lo per-
mite, continuare en el uso de la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Continia
en el uso de la palabra el senior Rey.
SSR. ICHASO (FRANCISCO) : Me permit el senior Rey
una breve interrupci6n ?

SR. REY (SANTIAGO): Con much gusto. Yo estoy
dispucsto tambi6n a que el senior Ichaso able; real-
mente, me ilustran sus interrupciones.
SR. PRESIDE::TE (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Ichaso.
SR. IcIlAgo (FR'NCIsO) : Sefior Presidente y se-
fiores Delegados: Yo soy partidario de la enmienda,
tal como la ha sugerido el senior Marinello, porque
el t6rmino "indebido" es un t6rmino indebido, pues








8 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


ya so sabe que cuando se hace uso de las armas in-
debidamente, se compete un delito. Es por tanto, ob-
vio decirlo. Creo que se debe decir: "el que haga uso
de las armas sera responsible ante las leyes del hecho
que haya cometido", sin poner que sea delito o fal-
ta.
SR. REY (SANTIAGO): La responsabilidad es siem-
pre por el delito que se compete, no por el hecho que
se realize. El hecho puede ser un acto no constitu-
tivo de delito, y entonces el haber hecho uso del arma
no constitute delito, y no puede traer anexa sanci6n;
alguna para el que lo compete.
SR. ICHASO (FRANCISCO) : Si fuere delito o no.
SR. FERRARA (ORESTES) : Para una pregunta al se-
fior Rey.
SR. MAN-ACH (JORGE) : La cuesti6n podria estar en
eliminar la frase final (lee).
'R. REY (SANTIAGO): Con much gusto oigo aho-
ra al sefor Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES) : La cuesti6n no es de for-
ma ni de palabra, es sustancial, y muy sustancial.
Yo la aquilat6 cuando redact6 mi enmienda, y puse
en ella que todo acto de violencia, much mas la
muerte, que sufriera en su estado de indefensi6n el
detenido, era atribuible a su custodio, si no se pro-
bara que otros habian realizado el hecho punible.
Ahora, en estas cuestiones que son de fondo, el
mero hecho de matar a un detenido que se fuga, es
un delito de homicidio o no? No hay prueba en con-
trario sobre esto. 6 Es fitil a la sociedad que se fugue
el detenido, o es mas util a la sociedad que se mate
al detenido? Esta es la verdadera cuesti6n. Si hace-
mos como delito de homicidio, el acto del guardian
quo dispara y mata al detenido, hemos constituido
el delito sin necesidad de prueba. Entonees lo "in-
debidamente" sobra, y de hecho, la palabra "hecho",
sobra tambien. Debe ponerse "delito", porque nos-
otros consignamos en la Constituci6n, que es delito
el hecho de matar a un detenido que se fuga. Pero
-la filtima pregunta es esta- despu6s viene otra
cuesti6n, porque el derecho es una cosa compleja,
no es una cosa simple y fail; es muy compleja, y ha-
bri entonces custodios y guardians, y por otra parte,
si al custodio o guardian se le fuga r1 detenido, se
ie procesark por infidelidad en la custodia de pre-
sos o no, porque entire dos: si el custodio tiene que
ser castigado por un delito o por otro delito, se en-
contrarA como el asno de Buridan, con dos manojos
de heno, y no sabra de cual comer, y no habrd cus-
todios.
Todas estas cosas no se pueden hacer en una Con-
venci6n Constituyente, p6rque, sefiores, aqui habrd
much inteligencia, habra much cultural, todo lo que
se quiera, pero no hay lo que hay en los Parlamen-
tos: el tiempo y la t6cnica. Aqui debemos discutir
con el conocimiento human. En el Parlamento hay
especialistas; yo he ejercido la profesi6n en lo cri-
minal, en mis primeros afios; pero me declare ig-
norante, y claro esta que podra haber aqui tries o
cuatro que conozcan de estas euestiones, pero la ma-
yoria de nosotros no las conocemos. Esta es la raz6n
por la que declare, que dejo a futures legisladores,


el desenvolvimiento y la aclaraci6n de todos estos
preceptos.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Para una interrupei6n
muy breve. Lo que queremos es impedir que una in-
fracci6n de condena de pena leve, se pene con la
mucrte. que supone el disparo del custodio.

SR. FERRARA (ORESTES) : Estoy de acuerdo, y por
eso presentaba la enmienda diciendo: "En estado de
indefensi6n", que se considerara delito matar al de-
tenido que se fugue. En primer lugar, porque todo
aquel que ama la libertad, comprende, que hay un
hombre que desea fugarse de la prisi6n, y en segun-
do lugar, porque desde luego, prefiero a un delin-
cuente en la calle, que a un hombre en el cementerio.
ER. REY (SANTIAGO) : Para contestarle al senior Fe-
rrara que ha hecho frases muy simpaticas, muy agra-
dables y, desde luego, matizadas con su genio que de-
ja siempre una honda vibraci6n, ya de sonrisa o de
em(oi6n en el ambiente.
SR. FERRARA (ORESTES) : Para vivir, si no es la
muerte.

SR. REY (SANTIAGO): El establecia dos supuestos;
el supuesto del custodio que deja huir tranquilamen-
te al delincuente, y el supuesto del custodio que al
ver que el delincuente se marchaba, lo asesina por
la espalda. Frente a estos dos supuestos, hay un
tercer supuesto, que es el que quiere prever este
precepto. El caso del detenido o del penado que no
se va tranquilo pacificamente y calladamente, sino
que, con un arma hecha en la celda, o habi6ndose
apoderado de ella por medio de la violencia contra
su guardiAn, hace agresidn contra el custodio y 6ste
tiene entonces la necesidad de defenders.

SR. MUJAL (EUSEBIO) : Creo que el senior Rey ha
olvidado un cuarto caso: el del detenido que no se
quiere ir, y lo asesinan diciendo que se queria ir.

fSR. REY (SANTIAGO) : En realidad, ese cuarto caso
esta incluido en el de uno de los supuestos del senior
Ferrara: en el del que mata tranquilamente, el guar-
dian al penado indefenso. Para 6se toda la sanci6n
y todo el peso de la ley. Para el custodio perezoso
o venal, que deja escaparse al penado, tambi6n todo
el peso y toda la sanci6n de la icy. Pero, en cambio,
la posibilidad de eximir de responsabiladad al custo-
dio, que en legitima defense y ante la agresi6n del
penado que quiere evadirse, tiene que hacer uso, no
en este caso indebido. sino por lo contrario, debido
y just de las armas, para repeler la agresi6n, exacta-
mente como pueda hacer cualquier ciudadano cuan-
do transit por la calle y se ve injustamente agre-
dido. Por eso es que el precepto mencionado estable-
ce, y yo pido que se mantenga, el concept de delito
y no se sustituya por el de hecho. Creo efectivamen-
te que la palabra "indebido" puede suprimirse; pe-
ro el concept delito es indispensable en el precepto.
Podia prestarse a confusiones, que finica y exclusi-
vamente se consignara que sera responsible del he-
cho cometido. Yo prefiero que se establezca ya des-
de ahora, en una forma concrete o eateg6rica, que es
responsible del delito que compete, no del acto que
realize.








DIARIO DE SES1ONES DE LA CONVENCJON CONSTITTJYENTE it


Estimo que el precepto, tal como lo ha redactado
la Comisi6n Coordinadora, llena, plenamente, la fina-
lidad que lo inspir6. No quiere que haya penados, lo
mismo por delitos comunes que por delitos politicos,
que sean heridos o muertos por sus guardianes. No
quiero tampoco que haya el caso de guardian'es ve-
nales, indiferentes o perezosos que dejan escapar tran-
quilamente al delincuente. Pero tenemos tambi6n que
establecer, en una forma precisa, la posibilidad de
que el penado, el delincuente, ataque con armas a sus
guardianes, y enitonces darle la oportunidad tambi6n
al guardian de repeler como un ciudadano cualquiera
la agresi6n que se realize contra su persona.
Por esas razones, pido a la Asam'blea que acuerde
el precepto tal como lo establece la Comisi6n Coor-
dinadora.
,SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se ponie a
votaci6n.
,SR. ALVAREZ (AURELIO): He anunciado a la Pre-
sidencia una enmien'da, que he formulado concreta-
mente, y que en definitive deseo conste en el Diario
de Sesiones y en el Acta de la sesi6n. La enmienda
queda formulada, sustituyendo el precepto del dicta-
men, en la siguiente forma: "El custodio que hiciere
uso de las armas contra un detenido o preso que in-
tentare fugarse, serA necesariamente inculpado y res-
ponsable, segfin las leyes, del delito que hubiere co-
metido".
Es decir, cada vez que se aplique la llamada "ley
de fuga", que estA denigrando a esta sociedad, debera
de oficio inculparse al que mata o hiere a su aprehen-
dido. Y si no es responsible de delito, que lo absuel-
van los Tribunales.
SR. REY (SANTIAGO) : Es que eso ya lo vot6 el se-
fior Alvarez. Eso que quiere S. S.. se vot6 como en-
mienda y lo vot6 ya el senior Alvarez en el precepto
anterior, que dice asi: (Lee).
SR. ALVAREZ (AUREIIO) : Necesariamente tengo que
contestar al senior Rey. Ahora me explico la resisten-
cia contra mi enmienda, que parecia aceptada de mo-i
do general. ConceptuAndose el que habla, un hombre
de orden, jams pretenderia desarmar a, la sociedad
contra los maih'echor-s.
Estaba pidiendo lo que se pide ahora: resguardar.
a la sociedad contra los hechos criminosos que con'stan-
temente se realizan en nuestro medio -no me refiero
a la situaci6n de ahora, sino a la que hemos vivido
a travis de toda la vida de la Repiblica. Hay que
defender a la sociedad de esos hechos. El que habla
procur6 defenderla en numerosas oportunidades. En
una de ellas se refiri6 al caso en que fueron' asesinados
ocho o diez penados, entire los que se comprendia a
Arroyito, al ser conducidos al Presidio Modelo. Isla
de Pinos fu6 lugar de reclusi6n de penados y de pre-
sos politicos durante la dominaci6n espafiola y no se
recuerda que entonces fueran asesinados alli press
politicos ni comunes; y despues, en la Repfiblica,
press politicos y comunes han sido asesinados alli
por sus guardianes, pretext6ndose que trataban de
fugarse.
'Consiguientemente, insist en que toda muerte vio-
lenta debe ser inculpada, y en que consagremos ese
principio en la Coonstituci6n, dejando formulada mi


enmiendh como la he redactado, con ruego de que
conste en el Diario de Sesiones y en el Acta de la
sesi6n.
SR. PREsiil,-: r (GRAU SAN MARTIN) : Se va a dar
lectura a la enmienda del senior Alvarez.
SR. ALVAREZ (ARELIO) : Pido votaci6n nominal.
SR. REY (SANTIAGO) : Pido la palabra en contra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Rey.
SR. REY (SANTIAGO) : Sr. President y sefores De-
legados: El conventional que habla procura cumplir
con su deber, interpretando el mandate que el pueblo
le confiere, dentro de la humildad de sus posibilida-
des intelectuales, con la mejor buena fe y con el
mas caro empefio de acertar.
No tengo la intenci6n de estar siempre en
la verdad ni dentro de la verdad. No aspiro ni quiero
tampoco ser ap6stol de principios, de ideas que no
pregono continuamente; pero que sien'to con toda fuer-
za en lo m6s hondo de mi espiritu.
He venido a esta Convenci6n Constituyente de 1940
con la seguridad mis absolute de que no he de dejar,
a mi paso por tan honroso sitio, una estela de luz, ni
tampooo el recuerdo de un nombre cuya fama se ex-
tienda a todos los ambitos de la Repfiblica; pero he
de retirarme de aqui, el dia que lo haga, con la segu-
ridad mis, absolute de que he cumplido con' mi de-
ber y serena tranquilidad de quien actu6 de acuerdo
con su conciencia.
Cuando hace algunos moments contest al doc-
tor Ferrara sobre la convenieneia de mantener en la
forma mis minueiosa y hasta criticable ern el orden
t6cnico por la forma en que vienen redactados algu-
nos preceptos constitucionales, lo hacia por la certi-
dumbre que poseo de que el pueblo esta demandando
de nosotros el establecimiento de estos preceptos de
la manera mins clara, mas amtplia y mis detallada po-
sible; y tenia tambi6n, cuando eso hacia -y debo afir-
marlo de la manera mas rotunda- la seguridad de
que estaba velando para que quedaran consignados en
los preceptos de la Constituci6n todas esas medidas,
todos esos principios que garantizan, no solamente de
present, sino para el future, la integridad individual
de los cubanos cuando moments de pasi6n partidaria
o cuando instantes de convulsi6n political puedan poner
en peligro la integridad de los ciudadanos.
Por eso es que he insistido en que se mantuviera el
Art. 28 tal como viene perfectamente estudiado por
la Comisi6n Coordinadora, porque ese articulo no
deja posibilidad alguna mas que aquella del que se
decide a invadir de manera expresa y deliberada el
campo del delito, para atentar contra la integridad
fisica o moral del individuo.
La experiencia del pasado debe servirnos de ejem-
plo, Yo confieso que para mi en lo que a personal
actuaci6n se refiere, la experiencia se remonta a muy
pocos afios. Felices los que pueden tender la vista
atris, ver la tragedia de Cuba, desde el estableci-
miento de la Repfiblica hasta nuestros dias; haber
vivido durante ese largo period tomando parte ac-
tiva en' las luchas intensas y activas de la political
cubana y, haber, militado en distintos campos poli-







20 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


ticos con su natural seeuela de responsabilidades
hist6ricas y sentirse tranquilos y satisfechos, por-
que sobre ellos no hay ni la mks leve sospe-
cha de participaci6n en' los hechos acaecidos en el
largo y tormentoso period republican.
Yo confieso que quizAs si ,hubiera vivido ese largo
viacrucis de caidas y de tropiezos republicans, qui-
zas no, sefores delegados, seguramente, me hubiera
considerado con mi parte alicuota de responsabilidad
en ese pasado, y vendria hoy, ante esta Convenci6n
y ante todo el pueblo de Cuba, con la serenidad fa-
talista de quien a pesar de su tranquilidad de con-
ciencia, no ha podido sustraerse a lo inevitable, a re-
clamar la parte de responsabilidades que me corres-
pondiera; pero vendria tambi4n, como estoy aqui aho-
ra, con el prop6sito firme y decidido de procurar
por todos los medios evitar para el future lo que tan
dificil nos result reparar del pasado.
Creo que el precepto que propone el senior Alvarez,
esta integramente comprendido en' el precepto ante-
rior que hace un instant lei: todo hecho contra la
integridad personal... (lo lee).
Ahi est6 en una forma expresa y categ6riea...
Sn. ALVAREZ (AuRELIO) : i Vaguisima!!
.SR. REY (SANTIAGO) : En una forma express y ca-
teg6rica aunque grite en contra el senior Aurelio Al-
varez, porque no habri de tender ras6n el que mas
grite, sino el que aclare los fundamentos, el que con-
crete definidamente la finalidad que esta persiguien-
do, la idea que esti propugnando y los principios que
esta defendiendo.
En esa forma expresa y terminante, estamos mi-
ran'do para el muerto en una supusta fuga...
SR. ALVAREZ (AuRELIO): Me permit una inte-
rrupci6n el senior Rey?
ISR. REY (SANTIAGO): Con much gusto.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Vaguisima, he dicho, sin
cl prop6sito de gritar, sino para que se me oyera y
en una interrupci6n que debi6 ser gritada, cuando
con 6nfasis admirable S. S. aducia que se habia te-
nido el cuidado expreso de resguardar al detenido
de las agresiones de sus guardianes, mientras el pre-
cepto que propongo manda que obligatoriamente el
heeho violent sea inculpado, y que de haber respon-
sabilidad, se depure por los tribunales y se condene,
conforme a la ley. Ordena y no preceptfia vagamente
que los subordinados podr6n no cumplir las 6rdenes
que reciban de sus superiores, para realizar hechos
criminosos.
La enmienda primera reehazada, del que habla, or-
denaba concluyentemente que "el subordinado debia
negarse al cumplimiento de 6rdenes contra los pre-
ceptos de garantia que se procuraban establecer.
,Vaguisimo, repito, doctor Rey.
Sn. REY (SANTIAGO): No deja de ser la vaguedad
de este precepto un' juicio personal del senior Aurelio
Alvarez.
La Comisi6n Coordinadora y la Secci6n en su opor-
tunidad, apreciaron estas dos posibilidades de heehos
realizados contra la integridad de la persona deteni-


da: uno, el especifico, concrete, claro, que la experien-
eia nos ordenaba consignar en la Carta Fundamental;
el que se refiere a los problems politicos y sociales
que hemos vivido y que ojala no tengamos que su-
frir jams.
Por ese precepto se establece que todo hecho con-
tra la integridad moral, o fisica de un detenido sera
imputable a sus aprehensores o guardianse.
Ese es el precepto de caricter politico, ese es el
principio que se trata de proteger, 6se es el caso del
individuo que result detenido con mas o menos jus-
ticia, pero por razories de problems politicos o so-
ciales, no el caso vulgar de los press comunes.
A ese preso politico o social se le protege en su in-
tegridad personal y tambien en su honra. L Por qu6
tambien en su honra? Porque el vejamen, el vejamen
repetido llevado al extreme ha sido tambien un medio
utilizado contra el detenido, contra el preso politi-
co o el social segin demuestra tristemente la experien-
cia en el pasado de nuestra vida republican.
Para esa oportunidad, para ese temido pero posi-
tivo peligro es que se establece ese precepto, que sera
todo lo vago que quiera el senior Alvarez, pero que
lleva el prop6sito decidido y firm de que se cumpla
y asi confian los hombres.que lo han redactado, y a
la vez procurar que por lo menos en la Carta Fun-
damental de Cuba, en la Constituci6n de 1940 haya
un'a voz de alarma y una afirmaci6n categ6rica de los
hombres que nos reunimos aqui ahora, condenando esos
hechos de pasado, de present y para el future.
El otro precepto, el que hemos estado discutiendo,
nada tiene que ver con esa posibilidad, porque este
contempla otro caso distinto, 6ste se refiere, como
antes decia, no a la posibilidad de que el delincuente
haga agresi6n al custodio, en' cuyo caso hay que darle
la oportunidad juridica, para que se exima de res-
ponsabilidad al que no s61o desempefando un cargo,
sino en defense de su propia integridad personal re-
pele la agresi6n con el mismo dereoho con que puede
hacerlo otro ciudadario. Son dos cosas completamen-
te diferentes.
SR. ALVAREZ (AuRELIO) : No lo niega la enmienda.
SR. Ruy (SANTIAGO) : Son dos casos diversos que
han sido contemplados por los que redactaron el pre-
cepto y lo han consignado asi en una forma clara,
para prevr esas dos posibilidades caso de presen-
tarse, una condenan'do la posibilidad del ataque a la
persona en la integridad del preso politico, porque la
experiencia nos conmina a que tomemos esa media
para el porvenir de la Repfiblica; y la otra, que debe
estar establecida en todas las Constituciones y en to-
dos los C6digos, que es la que procura darle tambien
un afianzamiento, un respaldo, una seguridad al que
se ve agredido en el cumplimiento del deber.
Iace no muchos afios -sobre esto me remito a la
buena memorial de los sefores convencionales aqui
presentes- press comunes de la Crcel de Matanzas,
dinamitaron una celda, destruyeron un'a pared y se
fugaron. Cuando los guardianes trataron de impedir
la fuga, fueron agredidos y los guardianes, no los
press, resultaron' gravemente herido uno, y muerto
otro. Yo quiero preguntarle a esta Convencion, si es
possible, si es concebible que no conste tambi6n un







DIARIO DE SESIONES DE L, CONVENTION CONSTITUYENTE 21


precepto que pueda mirar a esa contingencia, la del
delincuente comun, no la del preso politico, que debe
tener todas las garantias, porque muy ignorantes, muy
infantiles, muy malvados serian los convencionales
del afio 40, si despues de todas estas tragedies pa-
sadas, no la recogieran como ensefianza para plasmar
en nuestra Constitucioin preceptos que garantieen la
integridad de la persona en esa triste y dolorosa opor-
tunidad; pero adoptando a la vez medidas
que refuercen tamoi6n el sentido del orden,
que es la finica forma conocida para producirle equi-
librio a la sociedad en todos los tiempos.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Seria muy ignorance el
Conventional que pensara no poder justificar el cus-
todio la muerte de aquellos pr6fugos...
SR. REY ,(SANTIAGO): Los muertos no fueron los
press, fueron los custodios; yo creo que S. S. en-
tendi6 mal mis palabras.
Sn. ALVAREZ (AURELIO) : No entendi mal a S. S.
que se express en sentido de que serian muy torpes
y muy malvados los Convencionales de 1940 que ol-
vidaran las ensefianzas del pasado y no establecieran
en esta Carta Fundamental preceptos para garan-
tizar la integridad de los guardianes.
SR. REY (SANTIAGO): Yo dije que muy torpes se-
rian los Convencionales de 1940, si despu6s de todas
estas tragedies pasadas no las recogieran' para plas-
mar en esta Constituci6n una garantia para la inte-
gridad personal del individuo.
Sa. ALVAREZ (AURELIO) : Torpes serian los Con-
vencionales si adoptaran preceptos que impidieran a
los custodios hacer uso de sus armas, en el caso que
citaba S. 'S., impidi6ndoles justificar la riecesidad de
eso, ante los Triounales que los hubiesen de juzgarlos,
lo que no acontece con la enmienda propuesta.
ISR. MUJAL (EuSEBIO) : Pido la palabra, senior Pre-
sidente.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Mujal.
SR. MuJAL (EUSEBIO): Yo hubiera deseado que el
senior Bey hubiera concretado su pensamiento, por-
que tengo la impresi6n de que el senior Rey, que nor-
malmente es claro y coicreto cuando habia, esta
vez, no se por que raz6n no ha ilegado a convencerme.
La enmienda del senior Alvarez contempla el caso
de que el custodio que hiciera uso de las armas, se-
ri responsible de ese delito, y cuando el sefor San-
tiago Rey habla del caso ocurrido en Matanzas, s61o
menciona un caso, el primero del pdrrafo anterior
aprobado, y yo quiero salvar la posibilidad de los
press politicos, y debo recorder que dice: "Salvo
que se demuestre lo contrario", y la experiencia
demuestra que cuando se ha asesinado a un preso
politico en Cuba, ha habido tribunales de justicia
en disposici6n de demostrar lo contrario. Y tambi6n
debe recorder el senior Rey que el parrafo anterior
dice; como decia el senior Alvarez, "que el subordi-
nado podra rehusar". j QuB subordinado puede rehu-
sarse en pleno campo de Cuba, cumplir una orden
de un Sargento o un Capitin? 7 Qui6n es el Sar-
gento o Soldado que se atreve a rehusar y a decir
que no cumple dicha orden? Todos sabemos que en
los pocos casos en que no se ha cumplido, los subal-


ternos han' sido licenciados del Ejeroita, ya que
tienen un Reglamento interno que se presta a to-
das estas cosas. Por eso, contemplando esos casos,
hace mal el senior Rey cuando quiere convencer a
la Convenci6n de que se garantice con el precepto
anterior al preso politico, y esto que ahora se dis-
cute, solamente afecta a los press comunes.
SR. REY (SANTIAGO): S. S. esto equivocado.
SR. MUJAL (EUSEBIO): Mientras ha habido una
fuga efectiva de press comunes en Cuba, esos pre-
sos fugados generalmente han sido apresados nue-
vamente dentro de la semana, ha habido miles de
asesinatos con la maldita Ley de Fuga, y muchas
veces se han asesinado press politicos diciendo que
son press comunes...
ISR. REY (SANTIAGO): Todo eso que usted esti di-
ciendo, sobra.
'SR. MUJAL (EUSEBIO) : Yo creia que lo que so-
braba era lo que decia S. S. anteriormente, porque
si va a aceptar la Enmienda del senior Alvarez, no
comprendo por qu6 est' hablando de protecci6n a
los press politicos. Yo pediria que se diera lectura
a la Enmienda del senior Alvarez, y que el senior
Rey concretara qu4 es lo que quiere en definitive,
si garantizar a que el custodio mafiana pueda matar
de una manera franca y decidida, o si en cambio,
el senior Rey.
'SR. REY (SANTIAGO) : El senior Mujal lo que quie-
re es colocarme en una situaci6n en que yo aparez-
ca que defiendo...
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : El senior
Mujal ha pedido que se d6 lectura a la Enmienda.
SR. REY (SANTIAGO) : La Presidencia toca la cam-
panilla, y yo le ruego que permit que continue en
el uso de la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se va a dar
lectura a la Enmienda del senior Alvarez.
SR. REY (SANTIAGO): No antes de contestar al
senior Mujal, Sefior Presidente.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): El senior
Rey quiere volver a hacer uso de la palabra?
*SR. REY (SANTIAGO) : Yo he sido interrumpido en
el uso de la palabra. Lamento much que la Presi-
dencia no se haya dado cuenta de que estando en el
uso de la palabra, fui interrumpido por el senior
Mujal.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN): El senior
Rey se habia sentado ya, y desde ese moment, la
Presiden'cia entendi6 que habia terminado. Pero si
quiere volver a hablar...
iSR. REY ('SANTIAGO): No deseo volver a hablar,
deseo, haeiendo uso del derecho que me asiste, con-
tinuar hablando.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): El senior
Rey habia terminado de hablar, y se habla sentado.
iSR. REY (SANTIAGO): El hecho de sentarme, no
quiere decir que acabara de hablar, sino que desea-
ba escuchar con mis atenci6n la interrupci6n que
se me hacia.








22 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Si el senior
Rey no quiso dejar de hablar, a la Presidencia le
complace reconocerlo asi.
SR. REY (SANTIAGO) : Se lo voy a recon'ocer a la
Presidencia..
Debo decir al senior Mujal, que en este problema
de derechos individuals que aqui estamos debatien-
do, yo defiendo principios que tengo arraigados en
lo hondo, que los siento de verdad, porque las rea-
lidades de la political cubana me han ensefiado que
si la estabilidad de nuestras instituciones republica-
nas es tan' leve el soplo de un movimiento convul-
sivo las pone en peligro, las situacion'es netamente
political son much mis transitorias y varian con
tanta frecueneia y con tanta rapidez, que para que
haya entire nosotros algo s6lido y stable es precise
que los principios consignados en la Constituci6n
sean firms, concretos inmutables para respaldar y
para defender a todos los cubanos por igual.
No soy fundamentalmente opuesto a la modifica-
ci6n del senior Alvarez, pero sigo estimando que la
misma, no es unai variation al precepto que estamos
tratando, sino es mis bien una repeticidn de un
precepto, y no hay duda de que los dos preceptos
pereiguen id6ntica finalidad. Aun aceptando que la
finalidad que persigue la del senior Alvarez fuera
mis concrete y mas eficiente, no se puede dudar
que la otra la pensigue tambi6n. De manera que soil
aos preceptos, de los cuales uno puede ser mIs con-
creto, mas perfect, mis juridico que el otro, pero
que es exactamente igual en su espirtu y en su deseo,
al anterior. Pero el precepto que estamos discutien-
do, preve algo completamente distinto. Yo seguire
sosteniendo que sobre la idea del senior Alvarez, yo
no tengo inconven'iente que se discuta y se apruebe
y se consigne en el texto constitutional, pero habrA
entonces dos preceptos iguales.
Estimo inadmisible para el fin que persigue el
precepto del Dietamen la modiiicaci6n que quiso
nlac6rsele al parrafo que venimos discutiendo del
concept 'delito" por la palabra "hecho", por en-
tender que se presta a confusion y 'en euanto a
las observaeiones del doctor Ferrara, reitero que
sobre los supuestos que establece hay un tercero,
que es el de la agresi6n del penado, que se fuga con
armas, al custodio, y en ese caso debe estar respal-
dado el custodio.
Voy a complacer a la Presidencia, dando ya por
terminado este largo discurso. Creo que esta opor-
tunidad solemne que se nos present de hacer la
Con'stituci6n de la Repfblica, debe ser tomada por
todos, absolutamente todos los cubanos, que hemos
tenido el honor de venir aqui, como la oportunidad
culminiante, supreme, de dejar establecidos sobre
bases s6lidas, principios permanentes o por lo menos
de larga duraci6n que procuren darle un poco de
estabihdad a la vida political cubana, a la vida so-
sial cubana, a la vida econ6mica cubana; que esta
oportunidad, que se nos present hoy, es quizAs ini-
ca, y que por lo tanto supongo en cada uno de los
niembros que integran la Convenci6n Constituyente,
los mismos sentimientos que hay en mi, es decir,
procurar cumplir con el deber, procurar servir lo
mejor que se pueda a la Reptiblica.


'SR. PRESIDENT ('GRAu SAN MARTIN) : Va a po-
nerse a votaci6n la enmienda.
SR. FERNiNDEZ DE CASTRO (Josl) : Sefior Presi-
dente, creo que la enmienda del senior Alvarez es
sustitutiva del parrafo sexto.
ISR. ALVAREZ (AURELIO): Exactamen'te.
SR. FERNAYDEZ DE CASTRO (JOS) : Por ese moti-
vo me atreveria a rogar a la Presidencia se sirviera
ordenar que se lea nuevamente, para cotejarla con
dicho pArrafo.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se va a dar
lectura a la enmienda del senior Alvarez nuevamente.
(El Oficial de Actas lee).
Enmienda al 6 pArrafo.
El custodio que hiciera uso de las armas contra
un detenido o preso que intentare fugarse, serA
necesariamente ineulpado y responsible, segun las
leyes, del delito que hubiere cometido.
Aurelio A. Alvarez.
Si. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se pon'e a
votaci6n la enmienda.
'SR. ALVAREZ (AURELIO): Pido votaei6n nominal.
ISR. PRESIDENT (GRAU :SAN MARTIN): Votaei6n
nominal. Los sefiores Delegados que esten de aeuer-
do con la enmienda votaran que si. Los contrarios
votaran que no.
(Se efectia la votacin nominal).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Han votado
42 sefiores Delegados que si y 11 que no.
Votaron a favor los sefiores: Alvarez Gonzdlez,
Alvarez de la Vega, Boada, Cabrera Herndndez, Cor-
dero, Cortina, Coyula, Cuervo, Chibas, Dellundd,
Dihigo, Duarte, Esteva, Ferndndez de Castro, Gala-
no, Garcia Agilero Garcia Rodriguez, Granda, Her-
ndndez de la Barca, Ichaso, Laurent, Maceo, Marine-
llo, Martlnz Sdenz, Mesa, Meso, Moreno, Mufal,
Niiez Portuondo, Ochoa, Orizondo, Parrado, Prio,
Robau, Roca, Rodriguez Rodriguez, Sdnchez Mas-
trapa, Vilar, Villoch, Zaydin y Grau.
Votaron en contra los sefiores:Calvo, Casanova,
Don, Ferrara, George, Guas Incldn, Lopez, Mdrquez
Sterling, N4iiez Mesa, Rey y Rodriguez Cartas.
Queda aprobada la enmienda.
Tiene la palabra el senior GuAs InclAn, para ex-
plicar su voto.
SR. *GUAs INCLAN (RAFAEL): Sefior Presidente y
sefiores Delegados: He votado que no como hubiese
votado que no con referencia al phrrafo pertinente
del Dictamen en debate, por una sencillisima raz6n:
por estimar absolutamente innecesario y redun-
dante este apartado.
Ha aprobado la Coonvenci6n con anterioridad un
principio much mis amplio y much mas en6rgico,
cuyo relieve y cuya trascendencia juridica yo no se
si habra meditado a fondo esta Convenci6n. Ha de-
clarado ella, lo aprob6 ya, que todo hecho contra
la integridad (lee).







DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 23


De modo que, Sefior Presidente y sefiores Delega-
dos, a rengl6n seguido de que esta Convenci6n ha
formulado el principio de que todo acusado se es-
timara Inocente hasta la condena, a rengl6n seguido
de que esta Convenci6n ha declarado el principio de
que todo acusado se estimard inocente hasta la con-
dena, a rengl6n seguido de que esta Convenci6n' ha
declarado el principio de que el peso de la prueba
incumbe al Estado que persigue el hecho delictuoso,
aprobamos la media mas dura, la mis en-r-
gica y a la vez mAs cruel que el Derecho Pro-
vesal ha concebido. Ha sido tan en6rgica esta
Convenci6n, ha querido proscribir de manera tan
absolute el vicio inveterado de la Ley de Fuga, que
no viene a nuestra legislaci6n por el camino espa-
Aiol, sino que viene a ella por una desdichada inno-
vacion del Gobiern'o interventor Americano, ha que-
rido de manera tan en4rgica prohibir y condenar
la Ley de Fuga la Convenci6n Constituyente, que
ha declarado presunto culpable, en una presunci6n
"juris tantum" a los guardianes, de todo vhecho
que atente a la integridad personal de un detenido.
De manera que ha ido tan lejos la Convenci6n
Constituyente esta tarde, que mientras el guardian
no pruebe el hecho negative, lo mas duro y lo mis
cruel que el derecho ha concebido, esto es, que mien-
tras no pruebe su inculpabilidad o mientras no ten-
ga que convertirse en detective maravilloso que en-
cuentre al autor del delito, estara bajo el peso de
una terrible espada de Damocles que echa sobre sus
hombros el peso de la prueba y el peso de la res-
ponsabilidad. DespuBs que la Convenci6n ha hecho
esta declaratoria en6rgica y dura, este precepto es-
pecifico sobra.


delincuente que no ha intentado fugarse, sencilla-
mente, porque la fuga se simula.
La enmienda que ha presentado el Convencional,
senior Alvarez, preve todos estos casos y, al mismo
tiempo, da garantias suficientes a la sociedad, pues-
to que en el caso de que un custodio legitimamente
use las armas, no habra ningfin tribunal que pueda
condenarlo.
ISR. CORTINA (JOSE MANUEL): Sefior President:
Desearia que se leyera nuevamente la enmienda
aprobada.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se le va a
dar lectura.
(El Oficial de Actas le da lecture wuevamente).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se le va a
dar lectura al siguiente parrafo.
(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA
El parrafo antepeniiltimo del Articulo 28 dirh:
Los detenidos o press politicos o sociales se re-
cluirin en departamentos separados del de los de-
lincuentes comunes y no seran sometidos a traba-
jo alguno ni a la reglamentaci6n del penal para
los press comunes.
Eduardo R. Chibds.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): A discusi6n
la enmienda.


He votado que no definitivamente torque estoy SR. CHIB&S (EDUARDO): Voy a explicar brevemen-
He votado que no difimtivamente porqu es estoy e la enmienda. La diferencia de la enmienda con
pensando ya en las dificultads d los estudiantes Dictamen consist en dos extremes, primro re-
del Derecho, estoy pensando ya en las terrible mal- previsora expresada pr el
dicione.s de los estudiantes de Civica y de los estu- coge una idea positive y previsora expresada por el
diantes de Der echo Politico, cuando traten de los es- sefor Garcia Agiiero, incluyendo en los presss po-
diantes de Derecho Politico cuando traten de des press sociaes", para evitar la possible cla-
enlraiar las diferencias sutiles entire el principio iticos o press ociales", parc evitar posibl cia-
abstracto y el principio especifico, la raz6n que ha- siaci6 equiparado a ls un's on los otros
bra tenido la Convenci6n Constituyente para legis- cosy socials, equiparando a los unos con los otros
lar en circunferencias concntricas, primero, na "' ademis, refund el antepeniltimo phrrafo con el
desmesiradamente amplia, que lo abarea trod, yu penlltimo, eliminando simplemente algunas palabras
desmpesu, u na circunferenia, mqu lo ab a cnteod innecesarias. En realidad, se eliminan algunas pa-
despu]s, una circunferencia muy pequefa contenida labras que estain demis, al hacer la, refundici6n, y se
dentro de la. primera. Por eso he votado que no. afiade la palabra presss politicos o sociales". Yo
SR. PRESIDENTE (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa- entiendo que en esta ocasi6n mas vale que se en-
labra el sefior Ichaso. centre una palabra de mas, que una palabra o un
precepto de menos, quizas result este articulo un
SR. ICHASO (FRANCISCO) : Seior Presidente y se- poco casuistico, como estima el sefor Ferrara; pero
fiores Delegados: he votado que si, sencillamente en ello yo tengo un criterio contrario al suyo; yo
porque la enmienda, tal como esta redactada, no prefiero que sobren los parrafos a que falten las li-
merma ni restringe las facultades legitimas de la bertades.


autoridad y sus agents y, en cambio, brinda las
garantias suficientes a quien, por su estado de in-
defensi6n, debe ser objeto de un'a protecei6n ex-
cepcional.


Esa es la finica modificaci6n que hago.
SR. MARINEiLO (JUAN) : Pido que se lea de nuevo
i ~dI


El senior Guas acaba de aducir razones que qui- a M-M .Ua
zas sean atendibles desde el punto de vista juridico; SR. FERRARA (ORESTES) : Creo que no hay antago-
pero las circunstancias hist6ricas del filtimo decenio nismos entire libertad y pirrafos cortos.
aconsejan una condenaci6n vigorosa y terminate
por via constitutional de la odiosa Ley de Fuga. Pue- SR. CHIBAS (EDUARDO) : Los parrafos que parecen
de decirse, que, en terminos generals, el delinouen- tontos son parrafos que garantizan la libertad.
te que de veras se fuga en Cuba, no suele ser victi-
ma de sus guardianes o custodios; en cambio, es SR. PRESIDENTE (GRAU SAN MARTIN): Se va a dar
victim frecuente de esos guardianes o custodios el lectura de nuevo a la enmienda del sefor Chibas.







24 DIARIO DE SESIONES DE LACONVENCION CONSTITUYENTE


(El Oficial de Actas la lee nuevamente).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): A discui6n
(Silencio).
A votaci6n. Los sefiores delegados que: est6n'con-
formes se serviran ponerse de pie.

(La mayoria de las seiores Delegados se pone de
pie).
iSe le va a dar lecture al precepto siguiente.
(El Oficial de Actas lo lee).


A votaci6n. ics sefores I)eleados que est(n con-
formes se serviran ponerse de pie.

(La mayoria de los sentores delegados se, pone de
pie).
Aprobado.
Se va a dar lectura a otro precepto.
A discusi6n.
(Silencio).
A votaci6n. i Se aprueba.?
(Sefiales afirmativas).
Aprobado.
Se va a dar lectura al articulo 29.
(El Oficial de Octas lo lee).
ARTICULO 29.-Todo detenido sera puesto en
libertad, o entregado a la autoridad judicial compe-
tente, dentro de las veinticuatro horas siguientes al
acto de su detenci6n.
Toda detenci6n se dejari sin efecto, o se elevara a
prisi6n, por auto judicial fundado, dentro de las se-
tenta y dos horas de haberse puesto el detenido a la
disposici6n del Juez competent. Dentro del mismo
plazo se notificard al interesado el auto que se dictare.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Hay una en-
mienda adicional.
Se pone a discusi6n el articulo.
(Silencio).
A votaci6n. L(s sefiores Delegados que os ,n con-
formes se servirin ponerse de pie.
(La mayoria de los sefiores delegados se pane de
pie).
Se va a dar lectura a la enmienda adicional, sus-
crita por el senior Robau.
(El Oficial de Actas la lee).

EMIENDA
El articulo quedard redactado como en. el dictamen
con un tercer pirrafo que diga: z ';: .
"La prisi6n preventive se guardard en lugares dis-
tintos y completamente separao ds delos destinados


a la extinci6n de las penas, sin que puedan ser some-
tidos los que asi garden prisi6n a trabajo alguno, ni
a .la reglamentaci6n del penal para los que extingain
condenas'.
(Fdo). Dr. Mario Robau.
.SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se pone a
discusi6n.
(Silencio).
A votaci6n. Los sefiores Delegados que est6n' con-
formes se servirin ponerse de pie.


Aprobada.
SSe le va.a dar lectura al articulo 30.
(El Oficial de Actas lo lee).
ARTI'CULO 30.-Nadie sufriri prisi6n por deudas
ni por ningfin acto u omisi6n de caricter civil, salvo
los casos de insolvencia punible y los de responsabili-
dad personal subsidiaria por temeridad y mala fe
en los litigios.
SR. FERRARA (ORESTES) : Sefior Presidente: Deseo
hacer un'a pregunta a la Comisi6n que ha presentado
este, articulo: Si ellos, los meimbros de la misma,
screen que realmente, en Cuba, podria establecerse por
alguna ley, la prisi6n per deudas ... Si creen que
nuestro estado de civilizaci6n es tal, que hay que in-
cluir este precepto en la Constituci6n para impedir
que en Cuba venga, en un mal dia, una ley que esta-
blezca la prisi6n' por deudas ?
SR. ROCA (BLAS) : Hay que buscar al senior Cortina,
que es miembro de la Comisi6n.
,SR. FERRARA (ORESTES) : Y a S. S. tambi6n.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se pone a
discusi6n el articulo.
SB. ICHASO (FRANCISCO): Pido la palabra en con-
tra...
SR. CUERVO (PELAYO) : Sr. President: Pido la pa-
labra en contra.
SR. PRESIDENT (GRAu SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra en contra el senior Ichaso.

Sa. ICHASO (FRANCISCO) : Sr. President y sefiores
delegados: Soy partidario de que se suprima el pre-
cepto, porque, aparte'de la raz6n aducida por el se-
fior Ferrara, hemos aprobado otro articulo en el que
se establece que nadie podri ser castigado sino por
virtud de delito definido y pen'ado antes por la Ley...
Y, evidentemente, el tener deudas es una desgracia,
pero no un delito.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se pone a
votaci6n el articulo. Los sefiores delegados que est6n
conformes se servirin ponerse de pie.
. (La mayoria de los sefores delegados permanece
sentada).
.,Rechazado. ,


SR. PRESIDENTE (GRAU SAN MARTIN); A discusi6n (La mayoria de los senores delegados se pose de
(Silencio). pie).








DIARIO D19 SESIONES;Dib LA-CoNVENCftOi 61ONX8TITUYEtTE 28


'Se va a dar lectura al articulo 31.
(El Oficial de Actas lee).
ARTICULO 31.-Nadie serA procesado ni conden'a-
do sino por juez o tribunal competent, en virtud de
leyes anteriores al delito y con las formalidades y ga-
rantias que 6stas establezcan. Nadie ser condenado en
causa criminal sin ser oido.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se pone a
discusi6n
SR Pilo SocARRAs (CARLOS): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Prio.
SR. PRfo SOCARRIS (CARLOS): Me parece que fu6
aprobada una enmienda del conventional senor Fe-
rrara donde se hace pronunciamiento, si no en cuanto
al juez o tribunal competent, si en cuanto a la ne-
cesidad de la ley antes de ser cometido el delito.
SR. FERRARA (ORESTES) : Si, si,i, s, sefor Presidente
y sefiores delegados, yo he establecido el famoso prin-
cipio 'mulla poena sine lege", que es conocido desde
los tiempos, pudieramos decir, de Abraham, pero que
se consigna en casi todas las constituciones.
Sn. PRio SoCARRiS (CALOS) : Sr. President y se-
fiores delegados: Yo pediria a la Convenci6n, puesto
que en cuanto al principio no puede haber contra-
dicciones, ya que es aceptado universalmente, que se
acepte el criterio del articulo, pero que la Comis16n de
Estilo trate de arreglar eso, porque ya hay eso apro-
bado.
SR. FERRARA (ORESTES) : El distinguido delegado
senior Prio 'Socarras, en efecto, se refiere a este articu-
lo que ya estA aprobado: "No existe delito... (Con-
tinua leyendo) ".
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Sr. President: Pido la
palabra... sobre esta propia material.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Sr. President y sefiores
Uelegados: Ue modo muy breve...
Ya que la Asamblea parece inclinada a recomendar
a la Comisi6n de Estilo que atempere este precepto
a eualquiera otro ya aprobado, y como el mismo se
refiere exclusivamente a quienes pueden ser conde-
nados en causa criminal, someto a la consideraci6n de
los sefiores juristas convencionales el caso de los que
deben responder, no en causes criminals, sino en
acciones civiles ante los Tribunales.
Se da con frecuencia el caso, a juicio modestisimo
del que .habla, de nuestra deficiente legislaci6n so-
bre la material, de que pleitistas tramposos se las arre-
glan de manera, cuando encuentren jueces prevari-
cadores que pueden ir contra la propiedad de alguien,
sin oirlo, citandolo por la Gaceta o en tablilla; y que
viene a darse cuenta de que ha sido despojado de sus
bienes por la resoluci6n del juzgado.
,Sn. PRfo SOCARRnS (CARLos) : Porque le ha enga-
fiado su abogado.
Sn. ALVAREZ (AuREIo) : 0 porque no tuvo aboga.
do, por lo mismo que no se le notific6 nada; se le si-


gui6 pleito civil de nianera tramposa; no fix notifi-
cado; el juicio corri6 y se le conden6 en rebeldia, im-
poni6ndple todos los cargos.
Mi sugerencia a los sefiores juristas, miembros de
!a Comisi6n Coordinadora y de la Asamblea, si desea
recoger mi sugerencia, es que de algin modo se me pi-
da la condena en juicio civil sin que sea oido el de-
mandado.
SR. FERIRRA (ORESTEs) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES): Voy a contestarle, no a
titulo de jurista, sino a titulo de Deiegado, al senior
Alvarez. Lo que quiere el senior Alvarez, absolutamen-
te no se puede hacer. Toda la voluntad de los juristas
del mundo, desde Ulpiano hasta los nuestros distin-
guidisimos que hemos tenido en Cuba, no podrian bus-
carle una soluci6n a lo que el senior Alvarez propone,
porque entonees, no los pleitistas tramposos, sino los
deudores tramposos, no acudirAn a ningfin juicio.
El juicio civil es.voluntario, es una lucha, una con-
tensi-n de parties, se acude voluntariamente, no es
como el juicio penal, que tiene que ser llevado por la
mano de la policia a sentarse sobre el banquillo del
acusado, sino que se hace una citaci6n, y todo aquel
que no tuviera raz6n, no acudiria a la citaci6n, no acu-
diria al juicio, no se presentaria ante el Tribunal, y no
habria juicio civil ni justicia civil en lo absolute.
SR.-ALVAREZ (AURELIO): LPara qu6 el requerimien-
to notarial y easo de no encontrarse en su domicilio
al requerido, la notificaci6n' por medio del vecino?
Es decir, la notificaci6n de la acci6n que se le sigue.
SR. FERRARA (ORESTES) : Esa es una cuesti6n me-
ramente de procedimiento civil. Se puede determinar
la citaci6n con la garantia del funcionario de la Ad-
ministraci6n de usticia, o la garantia del notario. Yo
creo, que la garantia del fun'cionario de justicia, de-
be suponerse miis apropiada que la del notario, que
es un funcionario libre, aunque tiene la fe pfiblica;
pero es un funcionario libre.
De todos modos, 4sta es cuesti6n de procedimiento
civil en virtud de la eual, se pueden poner mas o me-
nos garan'tias a la citaci6n que se hace a la parte
contraria, para que convenga en un juicio tal o cual
cosa; pero yo aseguro, que con la actual garantia que
se da es suficiente, porque 61 sabe muy bien que hay,
despu6s del juicio, la posibilidad de recurrir y obte-
ner que por rebeldia se vuelva a celebrar otro juicio
complete. En todo caso, la material civil y la material
criminal no son asuntos que deben pon'erse en el mis-
mo precepto; porque el juicio criminal es un juicio,
en el cual obligatoriamente, va la parte a responder
de lo que se le acusa, mientras que en el civil, la pre-
sencia es volun'taria, y siendo voluntaria, no se pue-
de admitir que aquel que no se present, pueda pa-
ralizar la acci6n del juez.
Sn. PRIO SOCARRIS (CARLOS) : Senior President:
Para que se -vote con la reserve de la revision por
la Comisi6n de Estilo de todo el precepto.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Lo acuerda
asi la asamblea?
(Seiales afirmativas).
Acordado.










26 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Se va a dar lectura al Articulo 32.
(El Oficial de Actas lee).
Articulo 32. Nadie estA obligado a declarar contra
si mismo, ni con'tra su c6nyuge o parientes dentro
del cuarto grado de consanguinidad o segundo de
afinidad.
No se ejercerA violencia ni coacci6n de ninguna
clase sobre las personas para. forzarlas a declarar.
Toda declaraci6n obtenida con infracci6n de este
precepto serA nula, y los responsables incurriran en
las personas que fije la Ley.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): A discusi6n
(Silencio).
Se pone a votaci6n. Se aprueba
( eiiales afirmativas).
Aprobado.
Se va a dar lectura al articulo 33.
(El Oficial de Actas lee).
ARTICULO 33.-Todo el que se encuentre dete-
nido o preso fuera de los casos o sin las formalidades
y garantias que prevean la Constituci6n y las leyes,
debera ser puesto en libertad, a petici6n suya o. de
cualquier otra persona, sin' necesidad de poder ni
de direcci6n letrada, mediante un sumarisimo pro-
cedimiento de habeas corpus ante los tribunales or-
dinarios de justicia.
El Tribunal no podra declinar su jurisdici6n, ni
admitir cuestiones de competencia en ningfin caso
ni por ningfin motive, ni aplazar su resoluci6n, que
sera preferente a cualquier otro asunto.
Es absolutamente obligatoria la presentaci6n', an-
te el Tribunal que haya expedido el habeas corpus,
de toda persona detenida o presa, cualquiera que
sea la autoridad o funcionario, persona o entidad
que la retenga, sin que pueda alagarse obediencia
debida.
Serin n'ulas, y asi lo declarard de oficio la auto-
ridad judicial, cuantas disposiciones impidan o re-
tarden la presentaci6n de la persona privada de li-
bertad, asi como las que produzean cualquier dila-
ci6n en el procedimiento de habeas corpus.
,Cuando el detenido o preso no fuere presentado
ante el Tribunal que conozca del habeas coorpus, este
decretara la detenci6n del infractor1, el que sera
juzgado de acuerdo con lo que disponga la Ley.
Los Jueces o Magistrados que se iegaren a admi-
tir la solicitud de mandamiento de Habeas Corpus.
o no cumplieren las demAs disposiciones de este ar-
ticulo, serAn separados de sus respectivos cargos por
la Sala de Gobierno del Tribunal Supremo.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Hay cuatro
enmiendas que se van a leer.
(El Oficial de Actas lee).
ARTICULO 33.-E1 Habeas Corpus sera aplica-
ble a todo aquel que este privado de libertad. Se
consider este recurso como un examen global del
derecho del acusado a gozar de libertad, de acuerdo
con la Ley, y debera ser resuelto dentro del tercer
dia de su presentaci6n. El Juez jurisdiccional debe-
ra sustanciarlo, en todo caso, bajo pena de prevari-


caci6n y deeretar la libertad aun en el caso que no
le haya sido presentado el detenido, dentro de los
tres dias indicados, si estima prima facie que tiene
derecho a ella.
Orestes Ferrara.
ARTICULO 33.-Todo detenido o preso sin las
formalidades legales, sera libertado a su petici6n o
a la de otra persona cualquiera, sin necesidad de po-
der ni direcci6n letrada, median'te un sumarisimo
procedimiento de Habeas Corpus ante cualquier tri-
bunal ordinario de justicia requerido para ello el cual
no podrd declinai su jurisdicci6n, admitir cuestiones
de competeneia ni dejar de dictar inmediata y pre-
ferente resoluci6n.
Toda persona privada de libertad respect de la
cual se haya librado mandamiento de Habeas Cor-
pus, sera presentada sin tardanza, al tribunal corres-
pondiente, cualquiera sea la autoridad, funcionario,
persona o entidad que la reten'ga, considerandose
nulas cuantas disposiciones de cualquier clase pue-
dan oponerse a la presentaci6n, y punible todo he-
cho que la estorbe y sujete a responsabilidad crimi-
nal, extensive a quienes por cualquier causa coad-
yuvare a realizarlo, considerAndose tal hecho como
detenei6n illegal, sin' perjuicio de la calificaci6n mds
grave que pudiera corresponderle.
Cuando el detenido o preso fuere presentado, el
tribunal que conozca del Habeas Corpus decretara
la detenci6n del culpable o culpables del hecho, que
sera juzgado conforme se expresa en el pArrafo an-
terior, disponiendose la libertad inmediata del de-
tenido o preso.
(El 4ltimo pdrrafo del articulo que se trata de
enwiendar quedard igual al del Dictamen).
Aurelio A. Alvarez.
(El Oficial de Actas lee).
ARTICULO 33.
ENMIENDA ADICIONAL
"La simple presentaci6n de la apelaci6n por el
promovente del recurso, bastard para que la referida
Sala se haga cargo inmediatamente de las actuacio-
nes practicadas y continfie el procedimiento".
(Fdo) Salvador Garcia Agiiero.-C6sar Vilar.-
Esperanza Sdnchez.-Blas Roca.-Romdrico Cordero
Juan Marinello.-
St. CORTINA (Jose (MANUEL) : Pido la palabra.
.SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Cortina.
SR. CORTINA (JosE MANUEL) : Para solicitar, cuan-
do se termine la lectura de las enmiendas para co-
n'ocimiento de la Asamblea, dada la importancia del
asunto que se va a debatir y la hora, que se declare
un receso en la sesi6n y continue maiiana a las cua-
tro de la tarde.
:SR; PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Lo acuerda
asi la Asamblea?
(Seniales afirmativas).
Aprobado.
ISR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se concede
un receso hasta manana a las cuatro de la tarde.
(Eran lass 8 y 15 P. M.)




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs