Group Title: Convencion constituyente
Title: Diario de sesiones de la Convención Constituyente
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072605/00028
 Material Information
Title: Diario de sesiones de la Convención Constituyente
Uniform Title: Convención constituyente
Physical Description: 2 v. : ; 32 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba
Publisher: P. Fernandez?
Place of Publication: Habana
Publication Date: 1940?]
 Subjects
Subject: Politics and government -- Cuba -- 1933-1959   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
General Note: At head of title: Republica de Cuba.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072605
Volume ID: VID00028
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002572573
oclc - 03161278
notis - AMT8899
lccn - 41000702

Full Text


CA DL
F~L CL,


RIO


DE


CONVENTION


SESIONES


DE LA
CONSTITUYENTE


VOL. 1 LA HABANA NUM. 28


SESSION VIGESIMA OCTAVA.-3 DE
ORDINARIA


MAYO DE 1940


President: Sr. Ram6n Grau San Martin
Scretarios: f Sr. Alberto Boada Miquel
ecretaSr. Emilio Niez Portuondo
SUMARIO
A la cuatro y cincuenta p. m. la Presidencia declar6 abierta la sesi6n, disponiendo pase de lista,
a la que respondieron cuarenta y cinco sefiores Delegados, por lo que debidamente comproba-
da la existencia del quorum, se di6 lectura al acta de la sesi6n ordinaria, fecha dos de los co-
rrientes mes y aio, la que fue aprobada en votaci6n ordinaria y sin modificaciones. Conti-
nuaci6n del debate sobre el Dictamen de la Contisi6n Coordinadora, al Proyecto de Constitu-
ci6n, dandose lectura al articulo veinte y cuatro, asi como a tres enmiendas de los sefiores Dele-
gados Ferrara, Dellund6 y George. El Sr. Zaydin, propuso y la Asamblea asi lo acord6 discutir
por pfrrafos, la enmienda del senior Delegado Ferrara.-El senor Delegado George propuso como
cuesti6n incidental, la suspension del debate, por cuarenta y ocho horas, de los articulos veinte
y cuatro, veinte y cinco y veinte y seis, la que sometida a votaci6n, fue aprobada. Sin debate
y en votacion ordinaria, fueron aprobados los articulos treinta y cuatro, treinta y cinco, treinta
y seis y treinta y siete y una enmienda del senior Delegado Alvarez de la Vega, reconociendo
el derecho de asilo a los refugiados politicos.-Lectura del articulo treinta y ocho y enmiendas
presentadas al mismo.-El senor Delegado Ichaso, propuso la concesi6n de un receso y la desig-
naci6n de una Comisi6n, para aunar los distintos critehios alrededor del articulo treinta y
ocho, lo que fu6 aprobado y suspendi6 la sesi6n la Presidencia, a las seis y cincuenta p. m.-Rea-
nudada la sesi6n a las siete y treinta p. m. se di6 lectura a la enmienda formulada por la Co-
misi6n sustitutiva de los parrafos finales del articulo treinta y ocho la que fu6 aprobada.-Lec-
tura del articulo treinta y nueve que fu6 aprobado en votaci6n ordinaria.-Lectura del articulo
cuarenta. A petici6n del senior Roca se pas6 lista, a la que respondieron cuarenta y tres sefiores
Delegados por lo que comprobado el quorum, continue la sesi6n.-Sometido a votaci6n nominal.
el articulo cuarenta, fu6 aprobado en votaci6n nominal por treinta y siete votos a favor y tresw,
en contra.-La Presidercia dando cumplimiento al acuerdo adoptado de ser permanent ]a se-
si6n y habiendo terminado la discusi6n del articulo cuarenta, levant6 la sesi6n a las dies y
treinta p. m.


DI


S? \3









2 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Queda abier-
ta la sesi6n.
(Eran las 4 y 50 P. M.)
Se va a pasar lista.
(El Oficial de Actas pasa lista).
ISR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Han res-
pondido, al pase de lista 45 sefiores Delegados.
Respondietron 'al pase de list los sefiores: Acosta,
Alpvre: Gon:6le:.:, Alvarez de la Vega, Bravo Acosta,
Busto, Gabrera Hi.r,,iuil :, Cordero, Corona, Corti-
na, Coyula, Cuervo NI aarr.lo Chibds, Dellundg, Dihi-
go, Dart Fifriinde.: de Castro, Fueyo, Garcia
Agiiuro, Gordah Rodriiouv,:. George, Guds Inclan, Her-
ndndez de la Barca, Laurent, Maceo, Mafiach, Marine-
llo, Martinez Fraga, Martinez Sdenz, Mesa, Meso, Mo-
reno, Mujal, Ndifez Mesa, Oohoa, Parrado, Prio So-
carrds, Rey, Robau, Roca, Sdnchez Mastrapa, Vi-
lar, Villoch, Zaydin, Boada,, : *' FPortuondo y Gran
San Martin.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Hay quorum
Se va a dar lectura al Acta de la sesi6n anterior fe-
eha dos de los corrientes ordinaria.
(El Oficial de Actas lee).


Concurrentes:

President:
Ram6n Grau San
Martin.

Secretarios:

Mario E. Dihigo
Llanos y Emilio N6-
fiez Portuondo.

Delegados:

Acosta, Alvarez
GonzAlez, Alvarez
de la. Vega, Beni-
tez, -Bravo Acosta.
Cabrera HernAn-
d e z, Capablanca,
Cordero, Coyul'a,
Cuervo Navarro,
C h i b s, Dellund6,
Duarte, E s t e v a,
Fernandez de Cas-
tro, Ferro, Fueyo,
Garcia Ag iiero,
Garcia Rodriguez,
Granda, Guas In-
clan, Hernandez de
la Barca, Ichaso,
Laurent, L6pez Ne-
gr6n, Maceo, Ma-
fiach, Marinello,
Martinez F r a ga,
Martinez Saenz, Me-
sa, Meso, Moreno,
Mujal, Nifiez Me-


En el Capitolio Nacional,
a los dos dias del mes de
Mayo de mil novecientos
cuarenta, se reunieron en el
Sal6n de Sesiones de la CA-
mara de Representantes, los
sefiores Delegados a la Con-
venci6n Constituyente que al
margen se expresan, para
celebrar sesi6n ordinaria,
bajo la Presidencia del se
for Ram6n Grau San Man-
tin y actuando de Secretar
rios los sefiores Mario E.
Dihigo Llanos y Emilio Nir
fiez Portuondo, por sustitur
ci6n reg'amentaria el segun,
do de los meneionados senior
res.
A las cuatro y cincuenta
minutes p. m. la Presidencia
decla.r abierta ]a sesi6n, dis-
poniendo se pasase lista. a la
que respondieron cuarenta y
seis sefiores Delegados de
los que al margen se consig.-
nan, por lo one debidamenr
te comprobada la existencia
del quorum continue la ser
si6n, dAndose lectura a las
actas de las sesiones antei-
riores, ordinaria de fecha
veinte y seis y'extraordinaria
de feeha veinte y site, ambas
de abril pr6ximo pasado, las
que fueron aprobadas en
votefc6n ordinaria y sin
modificacionds.
Al disponer la Presiden-


sa, Prio, Roca, Ro-
driguez Rodriguez,
Sanchez Mastrapa,
SuArez Fernandez,
Vilar, Villoch y
Zaydin.
Entraron despues:
Boada, Busto, Ca-
sanova, Cortina,
George, Ochoa, Ro-
driguez Cartas y
Vinent.

articulo veinte y tres


cia se continuase el debate
sobre el Dictamen de la Cor
misi6n Coordinadora, el ser
for Nifiiez Mesa, us6 de la
palabra para recoger alusio.-
nes personales, y extendi6se
en amplias consideraciones so-
bre los razonamientos que ex-
puso en la sesi6n anterior,
al explicar su voto negative
a la enmienda presentada
por los sefiores Delegados
Garcia Agiiero, Marinello y
otros, como' sustitutiva del
del Dictamen:


DespuBs de las aclaraciones de los sefiores Rodri-
guez Rodriguez y Garcia Agiiero, este filtimo senior
in'teres6 la palabra tambi6n para responder a alusio-
nes, planteando una cuesti6n de orden el senior Ca-
sanova en el sentido de que habiendo solicitado la pa-
labra para consumer un turn a favor del articulo
veintitres le correspondia usar de la misma inmedia-
tamente, reiterando la palabra en esta oportunidad
para el sentido antes expresado el senior Garcia Agiie-
ro, y despu6s de aelaraciones de dicho senior y del se-
fior Casanova, la. Presidencia concedi6 la palabra al
senior Garcia Agiiero, el que respondi6 a alusiones
personales, y al ser interrumpido por el sefor Casa-
nova, para interesar como cuesti6n de orden', que le
correspondia usar de la palabra a favor del articulo
del Dictamen, y aclarar que el senior Garcia Agiiero
estaba discutiendo el fondo del expresado articulo,
fu6 interrumpido por este ultimo senior, promovien-
dose un incident entire ambor sefiores, y constituyen-
do la Asamblea en sesi6n secret la Presiden'cia, a pro-
puesta de los sefiores Suarez Fernandez, Nifiiez Me-
sa y Cortina, y en tal virtud suspendi6 la sesi6n pfi-
blica a las cinco y cuarenta minutes p. m.
Reanudada la sesi6n pfiblica a las site y cincuenta
y dos minutes p. m., bajo la Presidencia del senior
Grau y actuan'do de Secretarios los sefiores Boada y
Nifiez Portuondo, se le di6 lecture a la siguiente:
DECLARACION: "Que de acuerdo con la recta in-
terpretaci6n del articulo veintiuno del Reglamento,
la Convenci6n Constituyente empez6 sus trabajos al
constituirse sus Secciones, el dia ocho de Marzo de
mil novecientos cuarenta, a partir de cuya fecha de-
ber6 contarse el tmrmino para redactar y aprobar la
Constituci6n".
Puesta a discusi6n la expresada Declaraci6n, fu6
aprobada en votaci6n ordinaria, despu4s de aclara-
eiones del senior George y la Presideneia, con el voto
en contra del senior Cuervo Navarro, que expuso, que
a su juicio la Conven'ci6n comenz6 sus labors de
aeuerdo con el Reglamento de mil novecientos uno,
desde la constituci6n de la Mesa definitive.

Se le di6 lectura al articulo'veintitr6s del dictamen,
y puesto a discusi6n el mismo la Presidencia eoneedi6
la palabra a favor al senior Casanova, el que fue in-
terrumpido por el senior Muiai, .e interest se le diese
lectura y sometiese a discusi6n a una enmienda susti-
tutiva del expresado nrf.:-n.l -.,i's.'ritn. por dieho Sr. y
otros, y que recoge las modificaci6nes que propuso en
sesi6n anterior el senior Garcia Agiiero, en 'el sentido
de adicionar la palabra "color", y establece tambien








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 3


una ,Disposici6n Transitoria, disponiendo que dentro
de'tres legislatures el Congreso dictarA la correspon-
diente Ley estableciendo sanci6n para los infractores
del expresado precepto constitutional.
El senior Bravo Acosta propuso se declarase per-
manente la sesi6n, adicionando dicha. proposici6n el
senior Cortina en el sentido de que la pr6rroga se en-
tendiese solamente a los efectos de la discusi6n y re-
soluci6n del articulo que se debate, oponi6ndose a ello
el senior Bravo Acosta, y aprobandose en la forma
indicada por el senior Cortina.
La Presidencia expuso que no habia sometido a
discusi6n la enmienda refe*ida por el senior Mujal,
por haberse presentado la misma encontrAndose ya
en discusi6n el articulo veintitr6s, haeien'do aclara-
ciones de carActer reglamentario el senior Zaydin, y
despues de manifestaciones del senior Casanova y de
la Presidencia, 6sta someti6 a discusi6n la expresada
enmienda, en la parte primera de la misma, a pro-
puesta del senior Mujal, y usando de la palabra en con-
tra el senior Casan'ova, al que hicieron interrupeiones
los sefiores George y ChibAs.
Despues de aclaraciones del senior Rodriguez Ro-
driguez, el senior Mujal consumi6 el turno a favor de
la enmienda.
El senior Marinello rog6 a la Presidencia dispusiese
la investigaci6n correspondiente, por cuanto ha te-
nido noticias de que a pesar de encontrarse las tri-
bunas pfiblicas en' condiciones de recibir mayor can-
tidad de personas que las que las ocupan, se le impi-
de el acceso a las mismas de las personas que se en-
cuentran reunidas en las afueras del edificio.
DespuBs de nuevas aelaraciones de los sefiores Ca,
sanova y Mujal, el senior Alvarez de la Vega Ihizo
tambi6n aclaraciones en relaci6n con la palabra "le-
sivo" que aparece en' la enmienda, a fin de que fuese
interpretado dicho vocablo en la forma en que ha
sido redactado por el legislator, haciendole aclarar
ciones sobre dicho particular y el alcance de dicho
concept, el senior Prio.
iSin mas debate y en votaci6n ordinaria, fuA apro-
bada, por unanimidad la enmienda del senior Mujal,
antes debatida, la cual sustituye al articulo veinti-
tres del dictamen.
Tambi6n sin debate, y por unanimidad fu6 apro,
bada la segunda parte de la enmienda, que se refiere
a constituir una Disposici6n Transitoria, estableeien-
do la sanei6n correspondiente en que inreurriran los
infractores del precepto constitutional antes expre-
sado.
Al anunciar la Presidencia, que dando cumplimienr
to al acuerdo adoptado en relaci6n con la pr6rroga
de la sesi6n', procedia a levantar la misma, solicitan-
do aclaraciones el senior Bravo Aeosta, en relaci6n
con el expresado acuerdo, que a su juicio habia sido
solamente adoptado en el sentido de declarar la Asam-
blea en sesi6n permanent, necesitdndose por tanto
la adcpei6n de un a.inerdo, al respect anunciado por
la Presidencia, reiterando esta, que dicho acuerdo ha-
bia sido adoptado, conjuntamente con la declarato-
ria de permanencia, y dando cumplimiento al mis-
mo, levant la sesi6n a las ocho y treinta minu-
tos p. m.


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : ISe aprueba
el acta?
(Seiiales afirmativas).
Aprobada.
Se va a dar lectura al Articulo 24 del Dictamen'.
(El Oficial de Actas lee).
ARTICULO 24.-Las Leyes penales tendran efec-
to retroactive cuando sean favorables al delincuente
o procesado. Se excluye de este beneficio a los funcio-
narios y empleados pfiblicos que cometan delitos do-
losos con ocasi6n del ejercicio de su cargo, a los reos
de delitos electorales de caracter doloso y a los de
delitos contra los derechos individuals que garanti-
za la Constituei6n.
Tampoco favorecerA a los excluidos de este benefi-
cio la derogaci6n de la Ley Penal con posterioridad al
hecho cometido, debiendo aplicarse la vigente en el
moment de la infracci6n.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Hay trees
enmiendas presentadas. Se va a dar lectura a las
mismas.
(El Oficial de Actas lee).
A LA CONVENTION CONSTITUYENTE
Enmienda a los Articulos 24, 27, 28, 29, 30, 31 32 y 38
CONSIDERANDO: Que en una ley constitucio-
nal, al tratar de los derechos individuals, no debe
incurrirse en el error de career que tales derchos se
refieren mAximamente al delincuente o presunto de-
lincuente, sino al ciudadano de vida honest, eumpli-
dor de la ley y que cooper en la sociedad en' que vi-
ve con toda buena fe y respeto con los otros semejan-
tes suyos de la misma comunidad.
'CONSIDERANDO: Que en una ley basica que de-
be contener los principios primeros de la future le-
gislaci6n ciudadana no deben incluirse preceptos de
orden secun'dario que encuentran su lugar apropiado
en la ley de enjuiciamiento criminal, en reglamentos
policiacos y en reglamentos de prisiones.
CONSIDERANDO: Por otra parte, que es itil fi-
jar los principios generals de la garantia del delin-
cuente o del presunto delincuente sin abandonarse a
exageradas previsiones, ni fundarse en esporadicos,
aunque ciertamente limitados casos de abuses, acon-
tecidos en el pasado o en el present.
CONSIDERANDO: Que la totalidad de.las Cons-
tituciones, menos una, que n'o es del caso nombrar,
dedican uno o dos, o, como excepci6n tres articulos
a las garantiaf del detenido o preso y no mis por en-
tender que tal material no pertenece al fuero constitu-
cional.
El Delegado que suscribe propone que los articulos
24, 27, 28, 29, 30, 31, 32 y 33 sean reducidos a dos
articulos que casi los resume, presentdndolos en for-
ma mis constitutional. Los dos articulos se proponen
a continuaci6n en la siguiente forma:
ARTICULO 24.-No existe delito o pena sin ley
precedent al acto que se persigue, ni se dictara sen-
tencia contra el procesado rebelde.








i .DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Las eyes penales tendran efecto retroactive cua.ndo
sean favorables al delincuente. Se excluye de este
beneficio a los funcionarios y empleados pilblicos que
cometen delitos dolosos en el ejercicio de su cargo
y a los ciudadanos todos reos de delitos eleetorales,
eos cuale deberan -er jin. ..:,,1.. aplicendo;-eles las pe-
nas de la ley vigente al moment del delito.

ARTICULO 27.-No podrh imponerse la pena de
muerte salvo eni los casos de miembros de las fuerzas
arniadas por delitos de caracter military y de ciudada-
nps culpables de traici6n y espionaje en favor del
enemigo en tiempo de guerra international.

ARTICULO 28.-La ley procesal penal establece-
rd todas las garantias neeesarias para que todo deli-
to result probado independientemente de la persona
4de1 aecuPdo y tambi&n de sus familiares hasta el ter-
ger dl,,o de eonsanguineidad y segundo de afinidad.
*El acusdo serA consderado como nocente 1 asta que
se dicte la condena. Su detenci6n sera inserita en re-
gistros apropiados, y serd pfiblica. Toda violencia o
'vejamen a su estado de indefensi6n personal, sera
eastigado y atribuido, si no as eselarecie.-e el heeho de-
bidamente, a sus aprehensores o guardianes.
ARTICULO 33.-E1 Habeas Corpus serd aplicable
a todo aquel que este privado de libertad. S8e consi-
derard este recurso como un examen -global del dere-
cho del acusado a gozar de libertad, de acuerdo con
la Ley, y debera ser resuelto dentro del tercer dia de
sp presentaci6n. El Juez jurisdiccional deberd sus-
tanciarlo, en todo caso, bajo pena de prevaricaci6n,
y deeretar la libertad afn' en el easo que no le ha-
ya sido presentado el detenido dentro de los tres dias
indicados, si estima "prima facie" que tiene derecho
a ella.
(Fdo.) Orestes Ferrara.
SA. PA.SWDENTE (GrAU SAN MARTIN) : Se va a dar
lectura a otra enmienda sustitutiva.
(El Oficial de Actas lee).
A LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE.
El Delegado que suscribe propone la siguiente en-
-iiienda a] articulo 24, entendiendo que debe ser re-
-dateado del siuirite modo:
Las Leyes pen4e. teAdran: efeeto retroactive cuan-
do sean favorables aj delineuente o procesado. Serhn
exceptuados de este beneficio:
,t. .- os funcionarios y empleados pfiblicos ror lo1
delitos dolosos que ccmetieren con ocasi6n del ejerci-
cio de sus eargos.
2.-Los reos de delitos electorales de caricter do-
loso.
3, -.-- los reos de delitos contra los derechos in-
dividuales que garantiza la Constituci6n.
En' todo caso sera aplicada la Ley Penal vigente
en el moment de la comisi6n del delito.
Sal9 n de Sesiones de la Convenci6n Constituyente,
a Mayo tres de mil novecientos cuarenta.
(Fdo.) Francisco Dellunde Mustelier.


'SR. PRESTDENTE (GRAU SAN _.MARTIN): Hay otra
enmienda al Art. 24 que : e va a dar leetura.
(El Oficial de Actas lee) :
ENMIENDA AL ARTIOULO 24
Se suprime la de dsta la parte f:nal del primer pa-
rrafo que expresa:
"Y a los delitos contra los derechos individualss.
(Fdo). Quintin George.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): La enmienda
mis radical es la del senior F. vrairu, puesto que com-
prende various articulos.
Se va a someter a discusi6n la enmienda del senior
Ferrara.
Sn. ZAYDfN (RAM6N) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN M ..i); 7 Tiene la pa-
labra el senior Zaydin.
SR. ZAYDfN (RAM6N) : Sr. President y sefiores de-
'9-l.. :l.; Para la enmienda del doctor Ferrara, posi-
tivamente la mas Ia.l.-:i'.1, ,ii.:- eomprende distintos
apartados que vien'en a ser sustitutivos a su vye de
sendos articulos del dictAmen, propongo a la Presi-
deneia y a la Convenci6n, que se discuta por parties,
para que asi podamos darnos cuenta perfeetamente
de esta enmienda, para con eierta claridad y precision
poder dirigirse el debate y emitir opinion y voto so-
bre la enmien;da.
SR. PRESIDENT (GAU SAN MARTIN): iSe acuerda
asi por la Asamblea?
(Senales afirmativas),
Acordado.
Se va a dar leetura a la enmienda del Art. 24.
(El Oficial de Actas da lecture nuevamente al pri-
mer pdrrafo de la enmienda).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): A discusi6n
este pkrrafo.
Sn. ZAYDIN (RAM6N) : Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT (GaU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Zaydin,
'SR. ZAYDIN (RAM6N) : La enmienda del doctor F~e-
rrara varia del dictamen en su primer pron'ucia-
miento en cua.nto recoge lo que constitute hoy en dia
un axioma juridico en la ciencia y en el derecho pe-
nal: no hay delito sin ley previa.
por consiguiente,, esa declaraci6n en' la Constituci6n
no puede ser combatida absolutamente por ninguno
de los constituyentes, sin que ello obste para que sea
un reconocimiento absolute de que aun ausente de la
Constituei6n la declaraci6n' espresa, no podria en
nin-iin caso ser condenada por los tribunales de jus-
ticia una persona por un delito que no est6 clasifica-
do en la ley penal correspondiente.
A su vez si entrafia otra declaraci6n en el orden
procesal muy interesante, y es que en nin'gfn easo
puede ser condenado ningfin delincuente rebelde por
los tribunales de justicia. Hoy en dia nuestra ley pro-










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE i


cesal establece ese mismo prin'cipio: el rebelde no pue-
de ser condenado. Sin embargo, en alguna lgislaci6n
extranjera, por no haber un precepto en la Constitu-
ci6n que lo prohiba establece el sistema en virtud del
cual los procesados rebeldes pueden ser juzgados y
condenados, quedando pen'diente de ejecuci6n la sen-
tencia.
No tendria inconvenient el conventional que tiene
el honor de dirigirse a esta Asamblea, en que estos
dos principios se llevaran a la Carta Con'stitucional,
pero a su vez si va a diferir en cuanto a los otros ex-
tremos de la enmienda que los hace de una amplitud
especialmente en lo que se relaciona a los delitos elec-
torales, declarando que toda clase de delito electoral
cometido por los ciudadanos, habra de ser objeto de
ianci6n punitive y que 6sta, natural y 16gicamente, no
habr6 de ser de acuerdo con' a enmienda del sefor
Ferrara, objeto de los beneficios de una amnistia. Y
en los delitos electorales, es precise distinguir, como
en todos los delitos en que la causa generadora de
los mismos es el dolo, en que se supone ya uina especi-
fica intenci6n de delinquir, de no cumplir la ley, de
aquellos otros delitos que se cometen por negligencia,
por descuido, a veces por ignorancia, y que se cata-
logan como culposos.
La legislaci6n electoral nuestra se caracteriza pre-
cisamente por la enorme cantidad de requisitos que
se exigen en un sentido formulista, no solamente por
la organizaci6n y desenvolvimiento de los partidos
politicos, sino tambi6n durante el process electoral
y el dia de los comicios y de los escrutinios, y seria,
a mi juicio, algo que espantaria a los ciudadan'os, el
saber que por delitos, faltas o infracciones, mAs bien
de caracter legal, en los que incurrieron por causes
no dolosas, no podrian ser objeto en ningtin caso de
los beneficios de una amnistia.
Los que de estas cuestion'es tienen experiencia y
practice, y los que por la observaci6n de la vida elec-
toral han Ilegado hasta ellos este conocimiento, saben
perfectamente que la mayor parte de las causes y pro-
cesos que se instruyen en los Tribunales de Justicia,
despu6s del process electoral, no son precisamente por
delitos dolosos, sino por simples infracciones del C6-
digo Electoral en material de requisite formal, y a
nuestro juicio ello implicaria una amenaza a una
ciudadania que a su vez se le impone la obligaci6n
de asistir con su concurrencia, con su prestaci6n per-
sonal, al process electoral.
De aqui que en el Dictamen, cuando se diseutiera
este problema, con la acuciosidad e interns y volun-
tad de acertar, se conviniese en' distinguir y dejar so-
lamente no comprendidos en los beneficios de la am-
nistia a los delitos electorales de caracter doloso; por-
que esos son los que en el pasado han perturbado la
tranquilidad pfiblica, han defraudado a la voluntad
del elector y por ende a la soberania nacion'al ejerci-
da dentro de un sistema democrAtico por el derecho
del sufragio, y han conturbado y defraudado, a su vez,
las corrientes de opinion pfiblica, manifestadas a tra-
v6s de las urnas electorales.
Contra esos delitos electorales de caracter doloso,
si la Comisi6n entendi6 que los beneficios de la Ley de
Amnistia no debian ser aplicados.
Tambi6n la enmienda del senior Ferrara suprime
una tercera clase de delito que la Comisi6n en su


Dictamen, entendia que no debian de gozar de los be-
neficios de la amnistia, que son aquellos que se re-
fieren a los derechos individuals garantizados por
la Constituci6n.
En un process hist6rico en que la Repi'blica de
Cuba ha venido desarrollAndose, ha marcado graves
crisis political y sociales en nuestro pais, planteados
precisamente por falta de garantia que los ciudadanos
han tenido en lo que se llama el ejercicio de los dere-
chos individuals; y por consiguiente lo que se ha
tratado por el articulo del Dictamen', es de poner un
freno, un conten a la autoridad y sus agents, asi
como a los ciudadanos que coadyuvan a impedir el li-
bre ejercicio de esos derechos individuals; y por lo
tanto todo delito que va en contra del ejercicio de
esos derechos individuals se ha considerado aqui que
no debe estar comprendido en los beneficios de la
Ley de Amnistia.
Por consiguiente, yo propondria en este caso a la
Asamblea, por encerrar este articulo diversos obje-
tivos o pronunciamientos, absolutamente todos in-
teresantes, que esta enmienda del doctor Ferrara no
se someta a la votaci6n, totalmente, como sustitutiva
del articulo primero, porque nos veriamos constrefii-
dos muchos de los Convencionales a no saber en qu6
sentido votar, porque si estamos de perfect acuerdo
en los dos pronunciamientos primeros, no estamos,
sin embargo, de acuerdo en la objeci6n que entrafia
en los pronunciamientos posteriores. De ahi que yo
solicitara de la Asamblea que se sometiesen a discu-
si6n y a votaci6n cada uno de los pronunciamientos
que fija la enmienda del doctor Ferrara, para que de
este modo se puede fijar perfectamente, no solamente
el curso de la deliberaci6n, sin'o tambien lo mas im-
portante que es la votaci6n que habra de reraer so-
bre cada uno de estos propios pronunciamientos.
Si la Asamblea lo tiene a bien, yo ereo que nosotros
podriamos coordinar perfectamente la enmienda del
doctor Ferrara con el precepto del Dictamen, y de
este modo aprobariamos un articulo de la Con'stitu-
ci6n que marcaria una orientaci6n juridica easi per-
fecta, pudiera decirse, que enmarca dentro de las
orientaciones que han predominado no solamente en
el seno de la Comisi6n, sino que predoriin'an tambi6n
en el inimo y en el espiritu de los senores Conven-
cionales.
SR. BRAvo ACOSTA (ANTONIO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Bravo Acosta.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Para hacerle una
indicaci6n al senior Zaydin.
Como quiera que a la enmienda del senior Ferrara
se puede presentar otras, propongo que el doctor Zay-
din recogiendo los dos particulares que interest -y
creo que ]a Convenci6n Conftituyente este de acuer-
do con ellos- produzca la enmienda con los dc
primeros pArrafos o las dos primeras parties de
enmienda del doctor Ferrara. y el re'to del Di
men que seguramente se aprobaria en total.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Para contestar al sefic
vo Acosta.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Ti(
labra el senior Zaydin.








6 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


(SR. ZAYDIN (RAM6N) : Yo con much gusto accede-
ria a lo que propone el compafiero senior Bravo Acos-
ta, y s6 por hibito parlamentario, que es ademAs lo
t6cnico; pero como no tengo copia, ni creo que han si-
do repartidas copias de esa enmienda -por lo menos
a mi poder no ha llegado- yo no podria formula
una en'mienda, y como no trato de hacer obstrucci6n,
sino de viabilizar la discusi6n de este articulo, es por
lo que entiendo que en la forma en que lo estaba pro-
poniendo, podriamos llegar de un modo efectivo a de-
liberar y a votar parte de la enmienda del doctor
Ferrara y el resto del articulo del Dietamen.
,SR. GEORGE (QUINTIN) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior George.
Sn. GEORGE (QUINTIN): Sr. President y sefiores
delegados: Prudentemente, el reglamento de la Coni-
venci6n establece la prohibici6n de tratar mociones
en la misma sesi6n en que se ha producido la inicia-
tiva, y esto tiende, a que conozcan los sefiores dele-
gados la transcendental importan'cia que puede abarcar
cualquier proposici6n que se formulara en una se-
si6n, con el tiempo necesario.
Innegablemente que los articulos que va, a conocer
la Convencirn' esta tarde, o sean los que tratan de la
retroactividad de las leyes penales y civiles, e inme-
diatamente de la possible alteraci6n de las obligaciones
civiles que emanan de los contratos o de las omisiones,
son efectivamente de un alcance extraordinario en las
legislacionies civiles y penales.
El que habla, abundando precisamente su prop6-
sito en las palabras pronunciadas por el senior Zaydin
de que no se han repartido copias de la enmienda
sustitutiva del senior Ferrara, y que quizas se produz-
can otras y otras enmiendas, de las cuales, festinada-
mente ten'ga conocimiento esta Asamblea, y con el fin
de que estudiemos mas a fondo el problema, que en-
tremos a tratar del articulo veintisiete en adelante
y suspendamos durante cuarenta y echo horas, es de-,
cir, cuando se conozca por todos los sefiores Con-
vencionales la enmienda en' cuesti6n, que tratemos este
problema de la retroactividad de las leyes penales de
que trata el articulo veinticuatro, y la retroactividad
de las leyes civiles de que trata el articulo veinticineo,
y possible alteraci6n de las obligaciones que emanan
de los contratos y de las omisiones sin tener un cono-
cimiento previo de, las enmiendas, de su alcance, en
una discusi6n de la cual posiblemente no saldremos
de uno solo de los articulos. Propongo, pues, la sus-
pensi6n del debate de estos articulos por 48 horas, es
decir, que en la sesi6n' del lunes se traten los articu-
los 24, 25 y 26 con las enmiendas que se produzcan,
suplicando a la mesa que de todas las enmiendas se
repartan copias a los sefiores delegados.
SR. NtiNER PORTUONDO (EMILIO): Pido la palabra.

SR. PRESIDENT (GRAU S.N MAR.TiN) : Tiene la pa-
labra el senior Nifiez Portuondo.
SR. NUNEZ PORTUONDO (EMILIO): La proposici6n
incidental del senior George tendria que comprender
la suspension desde el articulo 24 hasta el 33, inclu-
sive. porque hasta ese articulo comprende la enmienda
del doctor Ferrara.


SR. GEORGE (QUINTiN): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el Quintin George.
SR. GEORGE (QUINTfN) : Si la Asamblea lo tiene a
bien yo extiendo mi proposici6n -hasta eso. Cuando asi
n'o fuera yo propondria la suspension de estos tres
primeros articulos, porque son efectivamente medu-
lares, los demas afectan a los derechos individuals,
pero no a la economic del pais de una manera tan
profunda como los articulos siguientes, desde el 27
hasta el 34, que comprenden la enmienda del doctor
Ferrara.
Propongo, pues, de acuerdo con la observaci6n' del
doctor N6fiez Portuondo, se acuerde la suspension del
debate por 48 horas hasta el articulo que comprende
!a enmienda del doctor Ferrara. Ganamos tiempo con
eso y creo que acertaremos un poco mas con el studio
minucioso y acucioso de la enmien'da que formula el
doctor Ferrara.
SR. PRfo SOCARRAS (CARLOS): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GnAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Prio Socarrks.
SR. Pafo SOCARRAS (CARLOS) : Yo no me voy a opo-
ner a eso y votar6 conforme, pero no como resultado
y acatamiento al Reglamento que no establece que se
repartan copias de las enmiendas, sino como una cues-
ti6n exceptional a la cual en este caso la Convenci6n
no debe oponerse.
SR. REY (SANTIAGO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Rey.
SR. REY (SANTIAGO): Para hacer constar que me
opongo a que se suspend la discusi6n del precepto
que estamos tratando, no asi de los otros dos siguien-
tes, que son' los que pueden ser mis trascendentales
y necesitar 48, 72 horas o much mas para su studio.
Pero los preceptos que la enmienda del doctor Ferra-
ra comprenden, apenas varian fundamentalmente el
dictamen, y no encuentro ninguna raz6ni para que se
precinda de su studio y discusi6n esta tarde.
Tanto ]a enrnienda del senior Ferrara como el Dic-
tamen, tienen el mismo espiritu, variando uinicamente
en ]a redacci6n.
SR. MANACH (JORGE): Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (GRAU SAN \f .i: i') : Tiene la pa-
labra el senior Mafiach.
SR. MAFACH (JORGE) : Sefior Presidente y sefiores
delegados. Si se va a suspender el debate en relaci6n
a los demas articulos, convendria suspenderlo en
cuanto a la totalidad de la enmien'da del doctor Fe-
rrara, a todos los preceptos que 61 somete a la consi-
deraci6n de la Asamnblea. Creo que, aparte de las ra-
zones que ha aducido el senior George, el hecho de que
toda esa larga series de articulos se reduzcan a un so-
lo precepto es una raz6n mas para que consideremos
favorablemente la proposici6n del doctor Ferrara, ha-
ciendo un studio adecuado de ella por la Asamblea.
SR. MARINELLO (JUAN): Pido la palabra.








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 7


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el sefior Marinello.
SR. MARINELLO (JUAN): Sr. President y senores
delegados. Creo que estamos partiendo de un' error. No
tiene raz6n el senior George al tener como una dispo-
sici6n reglamentaria que forzosamente...
SR. GEORGE (QUINTIN) : 1Me permit el senior Geor-
ge una interrupci6n, con la venia de la Presidencia?
SR. MARINELLO (JUAN): Con much gusto.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior George.
SR. GEORGE (QUINTIN) : Parece que estuve torpe en-
tonces en' la expresi6n cuando formula ]a proposici6n
incidental al decir que el Reglamento establecia pru-
dentemente la obligaci6n de no tratar en la misma
sesi6n en que se formulara una moci6n. Afirm6 que
no se podian tratar enmiendas formuladas a los ar-
ticulos y a todas las iniciativas que se sometieran a
discusi6n y aprobaci6n en una sesi6n. Quise argumen-
tar en el sentido de que se habia establecido este pre-
cepto para evitar que se conocieran' problems trascen-
dentales en una sesi6n en que todavia no se conocia el
alcance de la iniciativa. Debiamos no-otros tambien
copiar esa media de prudencia tratando de estudiar
una legislaci6n tan profunda y tan transcendental co-
mo la que vamos nosotros a discutir esta tarde. Tengo
la absolute seguridad, senior Marinello, de aue se
pueden discutir todas y cada una de las enmiendas
que se formulen en ese sentido, y como de paso ten'-
go muchisimo gusto en oir la palabra docta v los ar-
gumentos s6lidos siempre del doctor Marinello. Pero
yo respetuosamente recuerdo a la Presidencia, aun-
que no fuera el propio doctor Grau el aue la ocupaba,
one en una oportunidad en que formula una proposi-
ei6n incidental de suspension del debate. se tuvo la in-
dulgencia de ofr el parecer de distintos Delegados, al-
p1nnof de los cuales en lugar de discurrir sobre la pro-
cedencia de la suspension del debate, dedicaron la ma-
yor parte del tiempo de su argumentacion a defender
o a a.taear el fondo de la cuesti6n y no la forma, que
era la suspension' del debate. Llamo la atenci6n del
doctor Grau, no para que retire el uso de la palabra
al senior Marinello, sino para. que en todos los casos
en que el que habla formule una proposici6n inciden-
tal, lo ampare en el precepto reglamentario, de que
no sea discutida sino que se someta inmediatamente
a votaci6n', porque eso es lo que manda el Reglamento.
SR. PRERTDENTE (1CRATT PAN MATRTfN): Se srmpt
a votaei6n la proposici6n incidental del sefior George.
SR. MARTNELLO (JUAN) : Yo habia edido ]a pala-
bra sobre la cuesti6n incidental que planteaba el com-
pafiero.
SR. PRESTENTE (GRAU SAN MARTIN) : La Presiden-
cia se ve oblieada a someter a votaci6n la proposici6n
incidental del senior George.
SR. MARINELLO (JUAN) : Entonces habria que po-
ner a votaci6n la del senior Rey.
SR. PRESTDENTE (GRAU SAN MARTIN): Despu6s se
pon'dra a votaci6n la proposici6n del sefidr Rey.
'SR. MARINELLO (JUAN) : I Qu6 es lo que se propone?


'SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Que se sus-
penda el debate de los articulos a que se refiere la
enmienda del doctor Ferrara. Esos articulos son los
siguientes: 24; 25; 27, 28; 30; 31; 32 y 33.
SR. REY (SANTIAGO) : Llamo la atenci6n de la Pre-
sidencia que se someta a votaci6n la suspension del
examen y discusi6n de unos articulos sin' que anterior-
mente por la propia Presidencia se le hubiera dicho
a la Asamblea sobre qu6 articulos especificamente se
trataba de suspender la discusi6n, y sin haberle dado
lectura a los mismos.
SR, PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): El senior
Quintin George lo habia dicho.
Se somete a votaei6n la proposici6n incidental del
senior George.
Los sefiores delegados que estin conformes con' la
proposici6n incidental se serviran manifestarlo asi.
(La mayoria de los seiores delegados kacen mani-
festaciones afirmativas).
Aprobada la suspension.
Se va a dar lectura al articulo 34.
(El Oficial de Actas lee)
ARTICULO 34.-Toda persona podra entrar y
permanecer en el territorio national, salir de 61,
trasladarse de un lugar a otro y mudar de residencia,
sin necesidad de carta de seguridad, pasaporte u otro
requisite semejante, salvo lo que se disponga en las
leyes sobre inmigraci6n y las atribuciones de la auto-
ridad en caso de responsabilidad criminal.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : No hay en-
miendas. A discusi6n el articulo. (Silencio).
A votaci6n. 2Se aprueba?
(Sefiales afirmativas)
Aprobado.
Se va a dar lectura al articulo 35.
(El Oficial de Actas lee)
ARTICULO 35.-A nadie se obligarA a mudar de
domicilio o residencia, sino por mandate de autoridad
judicial y en los casos y con los requisitos que sefiala
a Ley.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): No hay en-
miendas.
Se somete a discusi6n. (Silencio.)
A votaci6n. I se aprueba?
(Seiiales afirmativas).
Aprobado.
Se va a dar lectura al articulo 36.
(El Oficial de Actas lee).
ARTICULO 36.-Ningfin cubano podra ser expa-
triado ni se le prohibira la entrada en el territorio
de la Repfiblica.
SB. PRESIDENT GRAIN I SAN MARTIN): Se pone
a discusi6n. (Silencio).








1 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Se pone a votaci6n. 6Se aprueba?
(Seiales afirmativas).
Aprobado.
Se va a dar lecture a una enmienda adicional a di-
cho articulo.
(El Oficial de Actas lee).
A LA CONVENTION CONSTITUYENTE
El delegado que suscribe propuso oportunamente
a la Asamblea que el Titulo Primero del dietamen
de la ISeeci6n de Organizaci6n Naeional, Ciudadania
/ Extranjeria, fuera adicionado con dos preceptos
que en seguida pasarA a reproducir con ruego de que
sean aprobados, adicionando el propio Titulo del Die-
tamen de ]a Comisi6n Coordin'adora, redactados asi:
"Articulo .--La Repfiblica de Cuba brinda y re-
conoce el derecho de asilo a los perseguidos politicos,
siempre que los acogidos a 61 respeten la soberania
y las leyes nacionales".
-'Articulo .-El Estado no autorizar la extra-
dici6n de reos de delitos politicos ni intentarh extra-
ditar a los cubanos reos de esos delitos que se refu-
giaren en territorio extranjero."
"Cuando conforme a la Constituci6n y las leyes
procediere la expulsion de un extranjero del territorio
national, si se tratare de un asilado politico, la ex-
pulsi6n no se verificara hacia territorio del Estado
que pueda reclamarlo."
Sal6n de Sesiones le la Conven'ci6n Constituyente,
en la Habana, a los dieciocho dias del mes de abril de
mil novecientos cuarenta.
(Fdo). Aurelio A. Alvarez.

Se acord6, en sesi6n celebrada el dia 23 de Abril
de 1940, considerar esta proposici6n en el articulado
sobre derechos individuals y por ello ha de discutir-
se despu.s del articu.o 36 del aictamen de la UComisi6n
Coordinadora.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN) : Se pone a
discusi6n. (Silencio).
Se pone a votaci6n. jSe aprueba?
(Seiales afirmativas).
Aprobada la enmienda.
Se va a dar lecture al articulo 37.
(El Oficial de Actas lee).
ARTICULO 37.-Es inviolable el secret de la
correspondencia y demas documents privados, y ni
aqu6lla ni 6stos podrhn ser ocupados ni examinados
sino a virtud de auto fundado de Juez competent,
por los funcionarios o agents oficiales. En todo caso,
se guardard secret respect de los extremes ajenos
al asunto que motivare la ocupaci6n o examen. En
los mismos t6rminos se declara inviolable el secret
de la comunicaci6n telegrifica, telef6nica y cablegra-
fica.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se pon'e a
discusi6n. (Silencio.)


Se pone a votaci6n. jSe aprueba?
(Senaales afirmativas).
Aprobado.
Se va a lar lectura al Articulo 38.
(El Oficial de actas lee).
ARTICULO 38.-Toda persona podra, sin sujeci6n
a censura previa, emitir libremente su pensam-ento
de palabra, por escrito, por medio de dibujos o por
cualquier otro medio de expresi6n utilizando para
ello cualesquiera o todos los procedimientos de difu-
sion disponibles, sin limitaci6n alguna.
En ningfin caso se recogerh la edici6n de libros,
folletos, discos, peliculas, peri6dieos o publicaciones
de otra indole sino por mandamienio de Juez compe-
-ente.
No podr6 suspenderse la publicaci6n de ninguin pe-
ri6dico u otro medio de difusi6n o divulgaci6n del
pensamiento, sino por man'dato de Juez competent.
Esta suspension s6o1 alcanzara por cada vez a un
numero, sesi6n o transmisi6n radiof6nica. La clausu,
ra de un peri6dico u otro medio cualquiera de difu-
si6n o divulgaci6n del pensamlento s61o podra llevar-
ae a cabo en' virtud de sentencia firme dictada por
Tribunal competent.
El derecho que garantiza este articulo no exime de
la respon'sabilidad en que incurran Jos que, al ejer-
sitarlo, atenten contra la ho4ra de las personas, el
orden social o la paz pfiblica.
En los casos a que se refiere este articulo no se
podri ocupar ni impedir el uso y disfrute de locales,
equipos o instruments que utilice el 6rgano de pu-
blicidad de que se trate para editar o imprimir otros
peri6dieos o publicaciones, o para efectuar otras tras-
misiones; y los Tribunales de Justicia ampararAn ese
derecho.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Hay tres en-
miendas. Se van a leer.
(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA AL ARTICULO 38
PRIMER PARRAFO
"Toda persona podra sin sujeci6n a censura pre-
via, emitir libremente su pensamiento de palabra, por
escrito o por cualquier otro medio grt'ico u oral
de expresi6n, utilizando para ello cualesquiera o to-
dos los procedimientos de difusi6n disponibles, sin
limitaci6n alguna".
Del phrrafo final de dicho articulo 38 se suprimira
la frase: "y los Tribunales de Justicia ampararln
ese derecho".
(Fdo). Jorge Maiach.
ENMIENDA AL ARTICULO 38
Al tercer pirrafo del articulo 38, se le suprimirAn
estas palabras: "Esta suspension s61o alcanzara por
cada vez a up nfimero, sesi6n' o transmisi6n radiof6-
nica".
Con esta eliminaci6n el pirrafo quedarh asi:










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION OONSTITUYENTE 9
I; ,


No podra suspenderse la publicaci6n de ningin
peri6dico u otro medio de difusi6n o divulgaci6n del
pensamiento, sino por mandate de Juez competent.
La clausura de un peri6dico u otro medio cualquie-
ra de difusi6n o divulgaci6n del pensamiento, s6lo
podra llevarse a cabo en virtud de sentencia firme
dictada por Tribunal competente. (Fdo). J. Maiach.
ENMIENDA AL PARRAFO 30 ARTICULO 38
"No podrA suspenderse la publicaci6n de ningin
peri6dico u otro medio de difusi6n o divulgaci6n del
pensamiento, sino por mandate de Juez competent.
Esta suspension s6lo alcanzara al nfimero, secei6n o
trasmisi6n radiof6nica que motiva el maindato ju-
dicial La clausura de un peri6dico u otro medio cual-
quiera de difusi6n o divulgaci6n s6lo podrA llevar-
se a cabo en virtud de sentencia firme dictada por
Tribunal competente. (Fdo). Salvador G. Agilero.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Sefior Presidente, pl-
do la palabra para una proposici6n previa.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Para rogar a la Asam-
blea que acuerde discutir por parrafos el precepto.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): ILo acuer-
da asi la Asamblea ?
(Sefales afirmativas). Aprobado.
Se va a dar lectura al primer parrafo de la En-
mien'da del senior Mafiach.
(El Oficial de Actas lo lee nuevamente).
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : La tiene S. .S.
Sn. ALVAREZ (AURELIO) : Para hacer un ruego al
autor de la Enmienda, senior Mafiach; que suprima
la frase final "sin limitaci6n alguna", porque
inmediatamente se fijan limitaciones para ejercitar
esos derechos.
:SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): 4Esta de
acuerdo el senior Mafiach?
ISR. MAfACH (JORGE) : Efectivamente, estuve ten-
tado de incorporar esa supresi6n de que habla el se-
fior Alvarez. No tengo inconvenient alguno en su-
primirla.
En cuanto al resto de la Enmienda, se refiere ex-
clusivamente a un eambio de frase, que la hace mas
comprensiva, pues en vez de decir "emitir libre-
mente su pensamiento, de palabra, por escrito, etc".
se amplia la frase a deeir "o cualquier otro medio
grAfico u oral". Me parece tambi6n que esto le da
un sentido mIs thenico a la expresi6n.
Esto en cuanto al primer pfrrafo de la Enmien-
da, pues hay tambien una modificaci6n al pArrafo
final, pero, como se ha acordado discutirla por pi-
rrafos, esperar6 a esa oportunidad para explicarla.
SR. PRESIDENT (:RAU SAN MARTIN): Se leera la
enmienda despu&s de modificada.
(El Oficial de Actas la lee).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN): A discusi6n.
(Sitencio) Se pone a votaci6n. Se aprueba?
(Se~ales afirmativas).
Aprobado.


SR. ZAYDIN (RAM6N): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : La tiene S. S.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Para hacer constar mi voto
en, contra, porque al suprimir la expresi6n "sin li-
mitaci6n alguna", se tiende a restringir la expresi6n
del pensamiento.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN): Tiene la pa-
labra el senior Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Para que no quede sin
refutar un criterio que carece de fundamento. In-
mediatamente ese propio precepto establece limi-
tacion'es; y result incongruente que digamos: no
tendri limitaci6n el ejercicio del derecho que crea-
mos, porque el mismo no podria practicarse, por
ejemplo, lo que ya seria una limitaci6n.
SR. ZAYDIN (RAMv6N): Sr. President: pido Ia
palabra para contestar una alusi6n.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN): Tiene la pa-
labra el senior Zaydin.
SR. ZAYDIN (RAM.6N) : Es precisamente porque el
conventional que habla tuvo el criterio en la Comisi6n
contrario a los pArrafos posteriores de los articulos y
cuando se llegue a ello habra de explicar el por qu6
era partidario de que se mantuviera el articulo tal y
como correspondia a la Constituci6n de 1901.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se va a dar
lecture al filtimo parrafo del articulo.

(El Oficial de Actas lo lee).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Sin enmienda.
Se pone a discusi6n. Algiin senior Delegado de-
sea hacer uso de la palabra en pro o en contra?
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Pido la palabra en contra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTiN): Tiene la pa-
labra el senior Alvarez.
Sn. ALVAREZ (AURELIO): Lo que se hace en este
precepto es autorizar la recogida de libros, folletos
y peri6dicos, mediante mandamiento del Juez com-
petente; y con ello habremos aiulado el derecho de
publicidad, porque infortunadamente, siempre ha-
brA juices que se presten a dictar mandamiento
para suprimir un peri6dico debido a que taxa-
tivamente facilitariamos los procedimientos para im-
pedir la publicaci6n del peri6dico.
SR. PRio SOCARRBS (CARLOS) :Pidola palabra en pro.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : La tiene S. S.
SR. PRio SOCARRIS (CARLOS): Sr. President y se-
fiores delegados: Para mantener el pArrafo. Opino con-
trariamente a lo expuesto por el compafiero Sr. Alva-
rez. El caso que estA contemplando el precepto es
aquel en que el folleto atente contra las buenas cos-
tumbres y la moral, como puede ser una publicaci6n
grAfica, una series de dibujos que podrian perturbar
la conciencia infantil si se permitiera su circulaci6n
libremente por el territorio national. Igual resultaria
con folletos que atentaran contra la moral patri6tica
del pais, contra la justicia, contra la Ley, contra to-
das las cosas respetables de las convivencias sociales.
DejAndola a la competencia del Juez nosotros damos
la suficiente garantia, porque no va a ser la autoridad
que establece el pirrafo abusivamente usada por los










10. DIARIO DE SESIONES DE I.' CONVENTION CONSTITUYENTE


jueces. Si no tenemos confianza en los organismos ju-
diciales tal como estamos organizando la Constituei6n,
lamentablemente perdemos el tiempo aqui. Si tratamos
de reformar el pais y de recoger las ensefianzas del pa-
Rado, seria peligroso dejar sin limitaci6n alguna esta
clase de publicaciones, confiados, como debemos estar,
en el proceder future de los jueces, inicamente en
aquellos casos que constituyan' un peligro para el
bienestar social.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Pido la palabra
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN) : Tiene la pa-
labra el senior SuArez Fernandez.
SSR. SUAREZ FERNi.NDEZ (MIGUEL): El p6rrafo se-
gundo del articulo dispone que no se podra hacer
recogida de ningfin peri6dico o libro sino por man'-
damiento de juez competent, y m6s adelante rati-
fica el concept al decir: "No podra suspenders
la publicaci6n de ningfin peri6dico, etc., sino por
mandamiento de juez competence.
Y mis adelante repite "que la clausura de un
peri6dico etc., s61o podrd llevarse a cabo en virtud de
sentencia firme ".
Yo quiero hacer esta aclaraci6n al parrafo.
SR. PRIOR SOCARRAS (CARLOS): Me permit otra
aclaraci6n?
SR. SUAREZ FERNSNDEZ (MIGUEL): Con gusto.
,SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : El Sr. Prio.
Sn. PRIO SOCARRAS (CARLOS): Dice en el segurdo
.prrafo "Recoger la edici6n". Y otro dice "suspein-
der la publicaci6n". Luego, el peri6dico editado ya
o el libro impreso no podr6n recogerse.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Continue el
senior Suarez Fernandez.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Se regular
tres situaciones distintas; que, puede ser suspendi-
do, recogido o clausurado un peri6dico, quedando
todas supeditadas al arbitrio del Juez competent,
dirndose plena oportunidad al secuestro de peri6di-
cos; procedimiento contrario al derecho de libre
emisi6n del pensamiento que debe concederse sin li-
mitaciones de ninguna clase, y evitando las oportuni-
dades que brinda este precepto, a que por capricho-
sas leyes posteriores, quede reglado en tal forma que
facilitarh el secuestro, contrariando el principio y con
la gravedad de revestir apariencias constitucionales.
En este asunto de suspension, clausura y recogida de
peri6dicos, en Cuba se ha llegado al sumun. Los tres
concepts deben quedar reducidos al filtimo, que im-
pide el abuso dl1 derecho a la libre emisi6n del pen-
samiento imponiendo sanciones a los que atenten con-
tra la honra de las personas, el orden social o la paz
pfiblica.
Debemos prever nuestro caso mas usual que ha si-
do siempre de secuestros de peri6dicos y que afirmo
permit el precepto. Un ejemplo lo aclarara de modo
cumplido: se esta publicando un peri6dico que corn-
bate extraordinariamente al Gobierno; de acuerdo
con el articulo para acallar bastaria una legislaci6n
que facility la clausura y con intervenei6n de un
juez competent. Entiendo que no se puede secues-
trar, ni siquiera recoger un peri6dico; salvo el easo
de pena accesoria como sanci6n a los infractores y
siempre en previsi6n del caso en que se atente contra


]a honra de las personas, el orden social o la paz piibli-
ca. No es imponiendo una coacci6n, una censura pre-
via, como se garantizan los derechos individuals; si-
no, castigando a los infractores al derecho de libre
emisi6n del pensamiento.
;He querido hacer estas aelaraciones oponi4ndome
al pirrafo segundo del articulo 38.
SR. CORTINA (Josk MANUEL) : Pido la palabra a
favor.
SR. PRESIDENT (GRAu SAN MARTfN)': Tiene la pa-
labra el senior Cortina.
SR. CORTINA (JosE MANUEL) : En esta Constituci6n
se garantizan los derechos individuals como en nin-
guna otra Constituci6n del mundo. El derecho a la
emisi6n libre del pensamiento, con la responsabilidad
natural, esta perfectamente garantizado. "Toda
persona podrk, sin sujeci6ni a censura previa, emitir
libremente su pensamiento de palabra, por escrito
o por cualquier otro medio grAfico u oral de expre-
si6n".
DespuBs viene una limitaci6n a ese derecho: Los
que atenten contra la honra de las personas, el orden
social o la paz pfblica.
No hay otra forma de delito en el precepto que
las ernumeradas en este articulo. Esto es lo finico
que puede considerar el juez, porque la Constituci6n
sefiala ya los tipos de delito que pueden cometerse
por una publicaci6n. Lo que se hace en el articulo
anterior es garantizar la sanci6n o el procedimiento,
en caso de cometerse ese delito, que han de seguir
los jueces. No se esta, pues, limitando la garantia, si-
no, por el contrario, lo que se esta es restringiendo al
propio C6digo de Defensa Social vigente actualmen-
te. Este precepto modifica en parte lo regulado por
el C6digo de Defensa Social, que se consider, con
justicia, como uno de los mAs modernos y completes
que garantiza perfectamente los derechos individuals.
Segfin el C6digo de Defensa Social vigente, se pue-
de decretar la suspension' de una publicaci6n por dias,
por meses. La disposici6n que estamos discutiendo,
por el eontra.rio, hace much mas benigna la legisla-
ci6n de la prensa que la que esta vigente actualmente.
Dice asi el precepto: "En ningfn caso se recogerk
la edici6n de un libro..." h Que es recoger una edi-
ci6n? Ahi se dice despues: Que no se puede recoger
mas que una edici6n, y, por consecuencia, no se re-
fiere a las ediciones que vengan despu6s, limitkndose
en este sentido las facultades que tienen hoy los Tri-
bunales.
No se puede pretender que queriendo dar liberta-
des, hagamos constar una monstruosidad tal como per-
mitir que se publiquen trabajos para producer la des-
trucci6n de la Repdblica, o para disolver la naci6n,
o para enfangar las honras, y que esto se haga impu-
nemente. iEs demasiada pasi6n la que ponemos para
defender un principio que nadie ataca! Exageramos
por medio de hip6tesis las posibilidades para sefialar
en ellas aspects malos.
El juez competent, previa la denuncia del Go-
bierno o del Fiscal, procede a recoger la edici6n del
peri6dico. Es decir, que se establece un' sistena por
medio del cual la autoridad gubernativa o judicial
correspondiente, mediante la acusaci6n del delito co-
metido, solicita del juez que paralice la producci6n










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE II


del delito que se realize a trav6s de la publicaci6n; y
si esto se hace recogiendo el instrument que sirve
para la acci6n delictuosa y para su difusi6n, si un
juez no es garantia para ]os peri6dicos, no debe ser-
lo tampoco para la libertad ni para el derecho de pro-
piedad de los ciudadanos; es decir que resultarAn los
peri6dicos superiores a los ciudadanos por la impu-
nidad delictuosa de que gozarian.
No puede, pues, suprimirse el precepto del Dicta-
men, ya que lejos de restarle garantias a la prensa,
al regularlas, tambidn le concede derechos de defense.
No es possible que el instrument judicial que sirva
de garantia para los ciudadanos y de defense de to-
dos los derechos que se en'meran en esta Constitu-
ci6n, no se consider adecuado para tomar las medi-
das necesarias en los casos que el delito sea cometido
por la prensa y se produzca la violaci6n de otros de-
rechos que esta Constituci6n tambi6n garantiza.
SR. CAPABLANCA (RAMIRO): VMe permit una in-
terrupci6n ?
SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : Con much gusto.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Capablanca.
SR. CAPABLANCA (RAMIO) : Para recordarle al se-
ilor Cortina que precisamente el hecho de haberse
consignado que no se puede recoger la edici6n sino
por mandato del juez competent, se puso en esa
forma para garantizar la libre emisi6n del pensamien-
to, por que de otro modo podria ser recogida por
una disposici6n de autoridad gubernativa y para im-
pedir los abuses que se han venido cometiendo, es que
se dispuso en el precepto, que finicamente pudiera
hacerse a virtud de mandamiento de juez competent.
SR. CORTINA (Jose MANUEL): De acuerdo comple-
tamente con lo expuesto por el senior Capablanca.
Este precepto garantiza, en lugar de restin'gir, el de-
recho de la prensa. Si no se consigna expresamente
la manera c6mo ha de actuarse, los peri6dicos caerian
dentro de la legislaci6n comfin y de las reglas que
se siguen en lo criminal para la investigaci6n y re-
presi6n de todos los demos delitos. Lejos de ser una
restricci6n, consider que el precepto es una garantia
extraordinaria y exceptional para la libertad del pen-
samiento y de la prensa, garantia superior a la que
se concede a otros derechos de la ciudadania. Estamos
de acuerdo con que se d6n garantias, pero garantias
para el ejercicio del derecho, no para el ejercicio del
delito. No puede, sefiores, desconocerse que la prensa
modern, agigantada por el poder de difusi6n de los
grandes rotativos, lo mismo que puede y debe ser un
instrument de cultural y el pulso de la libertad, pue-
de ser tambien un delincuente muy peligroso.
&Podemos nosotros desconocer que la elevada fun-
ci6n de la prensa tambien puede ser usada para di-
colver el orden social y llevar el deshonor a todas
parties? Todos conocemos el poder enorme de suges-
ti6n colectiva que tiene un peri6dico. Ese poder es
uno de los mAs extensos que existen hoy en la civili-
zaci6n: por medio de la prensa y de su poder de re-
petici6n y difusi6n, millones de hombres repiten sin
meditar el mismo concept que han leido. i El anAlisis
y la critical no es lo frecuente en la mente humana!
La prensa produce una sugesti6n permanent por la
superstici6n de la palabra impresa, en el pensamiento


colectivo. Nosotros rendimos un homenaje a esa fuer-
za, en lo que ella tiene de enorme potencia psicol6gi--
ca para el bien, pero no podemos menos que regular
sus derechos en forma que mentes o con'ciencias per-
turbadas puedan usarlos en forma desbordada y fu-
nesta y de manera que no cumpla la noble y cabal
misi6n de iluminar a la sociedad y llevar la opini6n
pfiblica por senderos de progress y de justicia. De-
bemos poner frente a tan superior prerrogativa y po-
der, los castigos y sarnciones necesarios para aquel que
falte a las leyes de supervivencia de la sociedad.
Cuando el propio Tribunal Supremo de Justicia
esta sometido a. responsabilidades y tiene sanciones,
me parece, sefiores, que tambien debe tenerlas la
prensa cuando cometa un delito.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Zaydin.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Sr. President y sefiores
Delegados: Permitid que un periodista que ha libra-
do recias campafias por la libertad, por la defense de
los intereses populares, tome turno en este debate en
contra de este precepto del Dictamen como lo inicia-
ra ya anteriormente en ]a Comisi6n Dictaminadora,
por estimar que va en contra, del sistema democrAtieo,
de los principios y de las doctrinas democrAticas en
que se ha querido fundamental y estableeer el regi-
men politico cubano.
'Es un paso de retroceso que da la Constituyente de
1940, que ha querido ser de advance y progress. La
Constituci6n de 1901, precisamente, conquist6 en todos
los pueblos democrkticos y liberals la mis recia y s6-
lida admiraci6n por la forma precisa con que garan-
tiz6 la libre emisi6n del pensamiento. En esta Consti-
tuci6n se decia, lo que voy a tener el honor de recor-
dar a los Sres. convencionales en su Art. 25: Toda
persona libremente .. (lee) es deeir, que ella, al ga-
rantizar la libre emisi6n del pensamiento, al mismo
tiempo garantizaba a la sociedad contra todos aque-
1los delitos que por medio de la prensa y de otros pro-
eedimientos de expresi6n se pudieran cometer contra
el orden social, contra las personas o contra la moral
o ]a tranquilidad pfiblica. Hemos vivido durante afios
en crisis sociales y political que se han manifestado
unas veces insurreccionalmente y otras revolucionaria-
mente, en el alto concept orgdnico de esta palabra,
a nuectra actuaci6n, y durante estos process, nosotros
hemos observados c6mo los peri6dicos de combat, de
lucha, defensores de ideales y de principios que en-
carnan las aspiraciones populares, los peri6dieos que
defienden la libertad y la justicia social, no estAn so-
metidos a intereses de empresas o a intereses de Go-
bierno ,son los que han sufrido precisamente todo ese
ataque de suspensions y clausuras que ahora se trata
so pretexto de venir a garantizarlos y a ampararlos
darles carta de naturaleza en la Constituci6n de 1940.
Yo esperba, como periodista que ha sufrido esta
tragedia al frente de numerosos peri6dicos defensores
siempre de los principios y de los ideales dmocrAti-
cos y de los derechos del pueblo cubano, que la Cons-
tituci6n hubiese entrado en estos problems en una
forma completamente distinta para garantizar a los
peri6dieos y a los demhs procedimientos que se uti-
lizan, de acuerdo con los inventos modernos, para la
defense del pensamiento human; que no pudieran
rer nunca ni suspendidos ni clausurados, porque los
Gobiernos fuertes, los Gohiernos dictatoriales, los










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Gobiernos que usurpan la libertad del derecho, son
los que tienen miedo a la prensa libre, que los Go-
biernos que se asientan en la opinion pfblica, que
satisfacen los intereses populares, que respetan los de-
rechos individuals y las libertades pfiblicas, 6sos ja-
mas pueden temblar ante la prensa libre; en cambio
los amordazados ante la prensa que conculca la li-
bertad del pensamiento someti6ndose a los hombres
o a Gobiernos, ante las empresas de sus intereses, no
mirani al cuadro de la vida national sino que, por el
contrario, no hacen mas que convertir en una indus-
tria que debe ser siempre instrument de liberaci6n
popular.
SR. CORTINA (JOSA MANUEL): Me permit una
interrupci6n ?
SR. ZAYDIN (RAM6N): Con much gusto.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Cortina.
-Sa. CORTINA (JOSE MANUEL) : En cuanto a todas
sus palabras sobre la libertad de la prensa, la Con-
venci6n esta de acuerdo; pero yo le pregunto: Cuando
un peri6dico se convierte en un instrument delic.
tuoso constant y ataca a la sociedad, en cualquiera
de sus aspects vitales y ataca ruda y constantemen-
te al honor de las personas, 6 que debe hacerse?
SR. ZAYDfN (RAM6N) : Ya fue previsor el articul
25 de la Constituci6n. No se castiga al peri6dico, sino
al periodista. Se castiga al que utiliza el medio...
Yo no he visto castigar al cuarto instrument del
delito en ninguna legislaci6n penal, salvo en ese C6-
digo, en ese precepto invocado por el senior Cortina,
porque ese articulo del C6digo de Defensa fut apro
bado cuando en Cuba no existia la Ley Constitucio
nal actual, porque ese C6digo, en esa parte no hizo
niada mas que ponerse a tono con la situaci6n del pais,
epoca de crisis y perturbaci6n; lo que quiso enton-
ces el Gobierno fue tener una espada de Damocles
suspendida sobre la cabeza de la prensa cubana, para
impedir de todos modos que la Oposici6n pudiera li-
bremente expresar su opinion.
Sk. PRIO SOcARRAs (CARLOS): Naturalmente que
se concibe que si alguien esta disparaindo con un re-
v6lver, lo menos que se puede hacer es quitdrselo.
SR. CORTINA (Jos MANUEL) : MAs si es un libro.
SR. PRIO SOCARRiA (CARLOS): O un dibujo porno-
grhfico...
SR. ZAYDIN (RAM6N) : El senior Prio Soearrhs se
refiere a los libros u hojas pornogrficas que se ex-
tienden' y difunden en nuestro pais, pese al celo de
las autoridades pufblicas, pero mi preocupaci6n va di-
rigida a tratar el problema actual en todos sus as-
pectos. El problema. actual de la libertad de la pren-
sa, tan necesaria en 'Cuba, que hay que garantizarla
de tal modo que sin una prensa libre no habrh Go-
bierno democrhtico en el pais, ni advance social.
jEn nuestro pais se ha clausurado algfin peri6dico
gubernamental, aun cuando haya atacado o difama-
do a la Oposici6n ? i Nunca! En cambio, se ha cerrado
cuando ha criticado la obra del Gobierno se ha clau-
surado cuando en defense de los ciudadanos se' ha eri-
gido contra las conculcaciones de la Ley y de la Cons-
tituei6n por los Gobiernos.


Hemos contemplado que inmediatamente que un
peri6dico ha levantado su protest viril, su voz auto-
rizada, en 6poca de sometimiento colectivo, esa voz
del pueblo que solamente al trav6s de los 6rganos de
publicida.d puede hacerse oir y respetar ha sido sus-
pen'dido, ha sido clausurado.
Yo he vivido la tragedia del periodismo en mis afios
mozos. Yo he visto llegar airada a la policia a la re-
da.cciun del peri6dico, desbaratar la imprenta y clau-
surar el peri6dieo; he visto con dolor del alma a los
jueces sometidos, dictando autos de mandamiento,
y a los fiscales movilizindose para impedir que el
peri6dico pudiera salir a la calle. Y era porque ese
peri6dico atentaba a la moral piblica, al orden so-
cial, a la tranquilidad del ciudadano? iNo! Era pu-
ra y exclusivamente porque el peri6dico era la expre-
si6n sincera y diffan'a de los ideales y anhelos de la
patria, de la familiar, de la sociedad, ]a expresi6n ga-
llarda e incontrastable del pensamiento contra las
conculcaciones de las libertades pfiblicas y de las le-
yes por el Gobierno, y el Gobierno necesitaba apagar
el fuego irradia.do de esos peri6dicos, para de ese mo-
do poder continuar su obra demoledora de todos los
principios, de todos los interests morales y sociales
del pais.
Por eso es que siento dolor, siento tristeza de venir
a la Constituyente y ver que se consagra como un de-
recho lo que hasta ahora combatimos como una arbi-
trariedad...
SR. CORTINA (Jose MANUEL) : Aqui no se ha ata-
cado a nada, a qu6 tanto reclamar... ?
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Se suspendi6 un peri6dico
por defender los ideales que nosotros sustenthbamos,
y ahora queremos ponerlo en manos del Gobierno co-
mo ejercicio de un derecho para consagrar definiti-
vamente la dictadura de los Gobiernos.
Sa. PRfo SOCARRAS (CARLOS): bDe que Gobierno?
Eso que aqui se dice, es una garantia absolute para
la libertad del pensamiento.
Sa. ZAYDIN (RAM6N) : Eso es fAcil decirlo, yo lo
estoy demostrando.
SR. PRfo SOCARRAS (CARLOS) : Usted estd pron'un-
ciando un diseurso politico; usted no esta demostran-
do nada.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Politico, si, pero es que es
una ofensa pronunciar discursos politicos aqui, es
que la Constituyente no estd integrada por represen-
tantes de los partidos politicos, es que nosotros no
estamos haciendo la carta political de la naci6n?
SEs que puede impedirme acaso alguien el poder
juzgar el alto significado de la palabra politico? N'a-
die! Cuando yo estoy diciendo con un sentido poli-
tico-social, ese sentido politico-social se refiere pre-
cisamente, a [a necesidad de descubrir las llagas, pa-
ra que esas llagas sean curadas en' lo possible en la
Cont'tituci6n, y no las dejemos ya grabadas en ella,
para que continfien lacerando el cuerpo social de
Cuba.
Existe en el dictamen esa penalidad para los pe-
ri6dicos, que pueden ser suspendidos los peri6dicos,
y podra llegar un moment, naturalmente, en que










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 1;


los peri6dicos debido a ese precepto, no podrAn salir
a la calle. Claro que estas cosas solamente las conoce-
mos los periodistas. Nosotros sabemos el problema
que se le crea a un peri6dico con una suspension: el
pfiblico tiene ya la noci6n de la hora en que sale el
peri6dico, tiene la. ausencia de la hora en que el pe-
ri6dico va a salir, y de ese modo, se le van a crear di-
ficultades econ6micas a la empresas periodisticas, por-
que hoy las empresas periodisticas requieren una em-
presa bien montada, requieren una organizaci6n' per-
fecta de agents en toda la Repfiblica, requieren ser-
vicios telef6nicos y cablegraficos, una perfect or-
ganizaci6n administrative. Un peri6dico de hoy no es
aquella hoja. suelta de hace 40 afios, que se imprimia
en n'estras imprentas, que se pasaban de mano en
mano y que leian unos cuantos centenares de perso-
nas. El peri6dico hoy es today una organizaci6n aca-
bada, y una suspension seria lo suficiente para que
el peri6dico sufriera un grave quebranto, y si esa
suspension se prolonga de tres a seis meses, puede con-
siderarse definitive para el peri6dico, porque los pe-
ri6dicos tambi6n viven de sus anuncios, y el comer-
ciante no se anuncia como acostumbra euando ve que
el peri6dico ha sido suspendido, y es natural que asi
suceda, porque el que anuncia lo hace con espiritu
commercial y no lo hace para colaborar en la difusi6n
de la cultural, y es por esto que esta sanci6n al peri6di-
co, esta sanci6n al radio, esta sanci6n a los elements
que se utilicen para exteriorizar el pensamiento pli-
blico, son procedimientos que vienen a suprimir di-
rectamente, totalmente, preesamente lo que se quiere
garantizar: la emisi6n del pensamiento.

Yo recuerdo una frase de Jefferson que decia que
si lo pusieran entire el dilema de un gobierno sin pren-
sa libre o una prensa libre sin gobierno, 61 escogeria
prensa libre sin gobierno, que la prensa libre sin go-
bierno significaria un estado de democracia y de con-
vivencia social que ha llegado al grado superlative de
la civilizaci6n; mientras que un gobierno sin prensa
libre significa despotismo, es decir la extrangulaci6n
de todos los dereehos y las libertades que la democra-
cia aspira a consagrar como una realidad.
Yo recuerdo tambi6n la jurisprudencia del Tribu-
nal Supremo de los Estados Unidos con nmotivo del
caso en que una autoridad suspendi6 un peri6dico por
various dias. En esa jurispruden'cia del Tribunal Su-
premo se dice lo siguiente: suspender la publicaci6n
de un peri6dico u ocupar ]a imprenta en que se edita
un peri6dico equivale a suprimir la libertad del pen-
samiento, porque la libertad del pensamiento escrito
se exproea por m-edio de la imprenta, y si aqui se le
quita a la imprenta o se suspended la impresi6n del
peri6dico, se Ie esta quitan'do los medios para expresar
totalmente su pensamiento. Y por consiguiente es un
atentado a la libertad del pensamiento que se quiere
consagrar aqui, y esa democracia tiene tanta belleza
como la de los Estados Unidos.

Ellos tienen su Ley, su acta de declaraci6n que
castiga a los autores de los delitos que se cometanI.
Que se castigue al que ofenda, que se castigue al que
calumnie o injuries, que se castigue al que atente a las
costumbres pfiblicas, que se castigue al que atente
con'tra la moral social ciudadana, que se eastigue al
que perturbe el orden social, pero que se castigue con-
forme a la Ley, por medio de los tribunales compe-


tentes, y no se quiera castigar suprimiendo el instru-
mento que sirve para expresar las ideas, porque su-
primiendo el instrument o el procedimiento lo que
oe esti suprimiendo es la libertad del pensamiento.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se va a am-
pliar el debate.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Pido la palabra pa-
ra una pregunta, por conduct de la Presidencia, al
sefior Zaydin, si es que quiere contestarla o puede
contestar.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN) : Tiene la pa-
]abra el senior Bravo Acosta.

SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : El doctor Zaydin
parece que va encaminado a mantener el precepto de
la Constituei6n de 1901. Es lo que yo he entendido.
Y quiero que los sefiores convencionales se den cuenta
de lo que planted el doctor Zaydin.
Si 41 mantien'e el precepto de la Constituci6n de
1901, no cree el doctor Zaydin que manteniendo ese
precepto ,en la forma en que aparece, ocurra lo que
ha ocurrido a todos los peri6dicos, que el Gobierno
ha actuado en la form que lo ha hecho, mientras que
en la forma. reglamentada que propone el Dictamen
tendra limitaciones para realizarlo?
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Cuando la fuerza priva, no
hay derecho de libertad. Lo que no quiero consagrar
en ]a Constituci6n es el derecho de la fuerza.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN).: Tiene la pa-
labra el doctor Cortina.
SR. CORTINA (JOSE: MANUEL): Senior President y
Sres. Delegados: Yo he estado oyendo al Convencio-
nal doctor Zaydin y me he preguntado con asombro:
I Qu6 habrA pasado aqui?
Si alguien hubiera atacado a la libertad de la pren-
sa, si en algin' precepto del Dictamen se hubiera esta-
blecido la previa censura o prohibido la publicaci6n
de peri6dicos politicos o algo analogo, se comprende-
rian estas argumentaciones innecesarias, que quieren
dejar una puerta abierta.Yo no he encontrado nada
que justifique las preocupaciones expresadas aqui.
Yo no dudo que por una exaltaci6n imaginative, el
Conventional doctor Zaydin haya tenido en estos mo-
mentos una pesadilla, con la vision pavorosa de ata-
ques sangrientos a ]a prensa, de policies que destro-
zan las maquinarias de los peri6dicos y las queman,
de publicaciones a las que no se deja circular, de cen-
sura coactiva e inquisitorial sobre el pensamiento de
las oposiciones. En fin, es possible que todas esas gra-
ves hip6tesis hayan pasado por la mente del doctor
Zaydin y le hayan excitado a producer las apasiona-
das palabras que ha pronunciado y que todos hemos
oido sorprendidos; pero satisfechos, porque en nada
contradicen ]o que nosotros pensamos sobre la libertad
de la prensa, aunque nuestro animo ha estado tran-
quilo frente a esos temores, porque los peligros *que se
seialan no existen ni aparecen por ninguna parte den-
tro de los preceptos constitucionales que discutimos.
Creo que el m6todo dialictico de crear uin enemigo
monstruoso, absurdo y enorme, para luego defender
a la supuesta victim, es una dial6ctica sofistica que
no contribute nada, a eselarecer problems juridicos
de tanta importancia.










14 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Aqui nadie ha atacado ninguna libertad, ni la Cons-
tituci6n quiere suprimir la prensa. Al contrario. ni el
Dictamen de la Comisi6n Coordinadora ataca la liber-
tad de la prensa; al contrario, quiere garantizarla;
esta ansiosa de buscar formas de hacerlo; estamos es-
tudiando el 16xico mIs apropiado. Sin embargo, nues-
tro distinguido compafiero pronuncia aqui un discur-
so que el que lo lea dentro de cin'cuenta afios pensard
que aqui un grupo de convencionales implacables, co-
mo sicarios inquisitoriales, pretendieron suprimir la
libertad de ]a prensa, eliminando todas las garantias
que preeisamente estamos otorgando.
Voy a leer el precepto -el 5nico que estamos dis-
cutiendo- y en 61 se dice "En' ningin caso". Es de-
cir, que en lugar de decir "se hara", dice lo contra-
rio, "que no se hard". Y vamos a ver qu6 es lo que
no se hard. Se refiere el precepto a que no se podr&
recoger la edici6n de un libro, folleto, disco, peri6di-
contra la honra de las personas, el orden social o la
co o publicaci6n, de cualquier indole, cuando atente
contra la honra de las personas, el orden social o la
paz pfiblica, sino es por medio de resoluci6n fundada
de la autoridad judicial competent y sin perjuicio
de las responsabilidades que se deduzean del hecho
delictuoso' .
Es decir, que el precepto es amplisimo, porque ha-
ce intervenir a la autoridad judicial en la resoluci6n
encamin'ada a recoger el cuerpo del delito de publi-
cidad. Lo que no puede consignarse es que, en vez de
una resoluci6n judicial, sea la sentencia de un juez
la que determine esto, porque entonces lo que ocurri-
ria es que al producirse esta sentencia dos o tres meses
despu6s de cometido el delito, no habria ya ni peri6-
dico, ni libro, ni nada que recoger. Afin la propia re-
soluci6n judicial para recoger peri6dicos y folletos
en donde se cometen delitos, es bastante lenta, tenien-
do en cuenta la violen'eia con que algunos fen6menos
de perturbaci6n social se produce.
No es 16gico poner demasiadas restricciones a esta
media preventive de defense, porque, en definitive,
los Poderes Pfblicos, cuando estin bajo la presi6i
de graves circunstancias o guerras, el instinto de con-
servaci6n les hace saltar por estas medidas demasia-
do restrictivas, y entonces se produce la violaci6n de
la ley, que es a-in m s grave que no poner ningin
precepto, porque introduce en la march del Estado
el desprecio de las leyes y la dislocaci6n de la disci-
plina civica.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): 4 Me permit
una interrupci6n el doctor Cortina ?
SR. CORTINA (JOSi MANUEL) : Con much gusto.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Estoy conforme
con el criterio del doctor Cortina; pero, afirmo, que
el precepto es omiso, y en la forma en que esta redac-
tado result restrictive del derecho, al disponer que
se podran recoger libros, folletos, peri6dicos, peliculas
etc., porque no consigna las causales por las cuales
se pueda dictar el mandamiento judicial y es impres-
cindible que el precepto ]o disponga.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : Por haberse cometi-
do delito.
SR. SUAREZ 'FERNANDEZ (MIGUEL) : Por haberse
atentado contra la honra de las personas, la paz pi-


blica o el orden social. Nos enfrentamos con una si-
tuaci6n, que desgraciadamente ha sido frecuente en
Cuba y que se repetird al dictarse una Ley, o decreto
disponiendo que en determinadas circunstancias pue-
da ser recogido, secuestrado o sometido a previa cen-
sura un peri6dico, Ley que serd constitutional si no
se restringen y limitan en la Ley Estatal las causales
que admitan la recogida de un peri6dico y que pueden
ser mAs que el atentado contra ]a honra de las perso-
nas, la paz puiblica o el orden social.
Estoy contest con el criterio del doctor Cortina,
siempre y cuando se adicione al precepto con causa-
les que.comprendidas en la legislaci6n sirvan, mas
tarde, de fundamento al juez competent para dictar
la resoluci6n que permit se pueda recoger un peri6-
dico.
Quisiera legar mis lejos: creo que es necesaria la
previa sentencia judicial y la finica disposici6n capaz
de permitir que se pueda recoger un peri6dico.
La distin'ci6n fundamental entire el auto de un
Juez competent y ]a sentencia estriba en que aqu6l
se dicta por simples indicios conforme a nuestras leyes
de procedimiento sin formal audiencia de la part
interesada; y en cambio, la sentencia condenatoria,
necesa.ialnerite llevard laudo de un Tribunal colegia-
do que admit la defense y discusi6n del caso a la, faz
pfiblica.
SR. CORTINA (JOS] MANUEL) : He tenido el gusto
de oir la interrupci6n de mi distinguido compafero.
No me importaria que el precepto se aclarara di-
ciendo: '"Esta resoluci6n sera necesariamente por ha-
berse cometido delito contra la honra de las personas,
el orden social o la paz pfiblica.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : i Me permit el
senior Cortina y perd6neme la n'ueva interrupci6n?
una enmienda suprimiendo el parrafo y sustituyendo
el segundo con una redaeci6n parecida a la que ex-
presaba S. S.
El articulo hace necesaria la censura previa; por-
que si se ordena la suspension del peri6dico en el dia
de hoy, nadie sabe lo que va a publicar mafian'a; y
eso equivale a la censura previa, que a mi juicio, es
indispensable evitar.
SR. CORTINA (JosE MANUEL): No se si realmente
estar6 de acuerdo con la Enmienda. Posiblemente
no voy a star de acuerdo con ella, porque la Enmien-
da acabard por anular todo lo que dice el precepto,
porque no habrA ninguna sanci6n y porque la autori-
dad, en definitive, no podr6 hacer absolutamente na-
da frente a los delitos de publicidad. En' definitive,
con ese criterio no se podrd jams recoger un peri6-
dico en oportunidad adecuada, dado que tendria que
ser mediante una sentencia firme, a los tres meses,
y si esta la conoce el Tribunal Supremo, por via de
casaci6n, a los cinco meses.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Para una cuesti6n pre-
via, con la venia de la presidencia.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Ha expresado el senior
Cortina que quizas, pudiera o no estar conforme con
la enmienda; pero como no la conoee tendra que ar-










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 15


gumentar despues sobre ella; y por tanto rogaria su
lectura para viabilizar la discusi6n.
SR. CORTINA (JOSe MANUEL): Yo voy a terminar.
Ya he dicho lo que pienso. La Convenci6n tien'e el
derecho de resolver bajo la iluminaci6n aritmjtica de
las mayorias y yo me sentir6 satisfecho de haber con-
tribuido a former nuestro criterio colectivo.
En lo que no estoy de acuerdo con el senior SuArez
Fernandez es en que se enumeren restrictivamente las
oportunidades de ejercitar el Poder Pfblico, esa fa-
cultad. Es ahi nada mas en lo que no estamos de
acuerdo.
En lo que respect al resto, yo recuerdo que ese
precepto fu6 redactado en la Comisi6n Coordinadora
y alli venia mis extenso. Creo que con el doctor Zay-
din discutimos tambin' y contribuy6 a la redacei6n de
la parte final. De modo que, como se ve, se trata de
un criterio muy trabajado por la mente de todos en
el deseo de que sea bueno y garantice s6lidamente la
libertad de la prensa.
Sk. ZAYDIN (RAM6N) : Me permit una interrup-
ci6n con la venia de la Presidencia?
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Zaydin.
SR. ZAYDfN (RAM6N): Yo no contribui a la redac-
ci6n del precepto mas que en el iltimo parrafo, pe-
ro como fui.derrotado, quise por lo menos que se pro-
tegiera a la propiedad y lo finico que esth redactado
por mi es ese iltimo parrafo que era para mi un pun-
to cardinal.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : Acepto como cierta
la aclaraci6n del compafiero. Esto es lo que yo he
querido decir.
En resume, en este segundo pirrafo del Dictamen,
como he demostrado, no hay nada contra la libertad
de la prensa. Se trata de la resoluci6n rhpida que ha
de dietar un juez frente a la comisi6n de un delito
que se le sefiala. De lo contrario, si no se da esta fa-
cultad de proceder por medio de un auto, al
juez, el delito denunciado entraria a discutirse en
voluminoso expediente y estaria dando vueltas various
meses, hasta tanto que se dictara la sentencia; y la
publicidad maligna, el ataque a la sociedad o al ho-
nor de las personas, seguiria tranquilamente su cur-
so, multiplicando sus consecuencias funestas.
Esto seria en la practice impossible de cumplir por-
que frente a un delito cometido en un libro que esti
hiriendo la conciencia humana, en sus sentimientos
mks fundamentals, o que esti enfangando el ho-
nor de las personas o de la patria o que esta publi-
cando traidoramente un secret del Estado, no es
possible que la ley se detenga y el Estado se sienta
impotente de, por medios rApidos, recoger el instru-
mento del delito y detener su acci6n destructora. No es
possible aceptar el criterio de que ese delito pasee
tranquilo por dentro de la sociedad, haeiendo el dafio
como algo garantizado, intocable e inviolable. Ese
morboso derecho, en definitive, no seria respetado.
Debemos hacer leyes para que se cumplan.
En fin, en esto nos ocurre lo de siempre. Somos
un pueblo inteligente y dotado de gran capacidad
imaginative; pero no sabemos nunca quedarnos en


el t6rmino medio y proportional; no conocemos la
sernsaci6n del limited; tratamos de garantizar la liber-
tad de la prensa y queremos pasar al otro extreme,
dejando a la sociedad completamente indefensa.
A este respect recuerdo un studio hecho por el
escritor y gran ajedrecista Andres Clemente VAz-
quez, en que se estudia el caracter de los cubanos de
una. manera magistral. En ese studio sintetico del
character de los cubanos hay una maravillosa descrip-
ci6ni de sus peculiaridades, que tuve oportunidad de
analizar en la conferencia que pronunci hace algfin
tiempo sobre "Biologia Social Cubana". Entre las
cualidades mks destacadas de nuestro temperament
esta la que he indicado anteriormente, de que no te-
nemo. sensaci6n del limited porque nos apasionamos,
abandonando la necesaria ponderaci6n; estamos
siempre en los extremes: en lo politico caemos en la
sumisi6n o en la rebeldia, pero poeas veees en la re-
sistencia ordenada, tenaz y con'structiva.
En este caso todos estamos de acuerdo en precisar
disposiciones que garanticen a la prensa la mayor
libertad possible; pero no podemos eaer en el extre-
mo contrario, que es despojar al ciudadano, que
tambi6n tiene derecho a toda garantia frente a los
desafueros de la prensa. Creo que el objeto de la
naci6n y de la patria es, en primer t6rmino, el ciu-
dadano; y consider, por tanto, que el articulo que
estamos discutiendo, cubre todos los aspects de una
debida y razonable garantia a la libertad del pensa-
miento y debe ser aprobado.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Antes de
someter a votaci6n este asunto, se va a dar lectura a
la enmienda que acaba de presentar el senior Miguel
Suarez.
(El Oficial de Actas la lee).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Marinello.
SR. MARINELLO (JUAN) : Sefor Presidente y sefio-
res Delegados: Yo voy a decir palabras brevisimas,
a lo cual me obliga, entire otras cosas, la aetitud
inexplicable, por demas injusta de la Presidencia,
en relaci6n con el Convencional que habla.
Asi como en el caso anterior, a pesar de tratarse
de una cuesti6n incidental que ya sabemos que debe
votarse, sin otra intervenci6n, que la del que la plan-
tea, se permiti6 que various compafieros hicieran uso
de la palabra y no se le permiti6 sin embargo al que
habla; asi en el caso presented al pedir la palabra para
defender el dictamen, se me aplic6 inexorablemen-
te el reglamento ;no obstante lo cual hablaron exten-
samente y no una vez por cierto, algunos de los com-
pafieros que habian pedido la palabra en contra. Y
ahora, para colmo, se me da la palabra cuando existed ,
sobre la mesa una enmienda nada menos que susti-
tutiva, del sefor Miguel Suarez. DespuBs de todo es-
to, que merece una muy dura calificaci6n, yo tengo
que limitar mis palabras a consign'ar mi protest y
sentarme.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN): Se acord6
extender el debate en este p6rrafo y en el anterior
no se acord6 extenderlo. Esa es la raz6n por la cual
ahora se les concede la palabra a mis de dos sefiores
Convencionales.











16 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SSR. MARINELLO (JUAN): Ahora, ya se trata de
'un aiut.t '.ilue nii tiine n'ada que ver cou el que se
ilelatia ecuando yo pedi ah. palabra. Se trae a la con-
sideraci6n de la Asamlille una enmienda del Dr.
Miguel Siiarez que uiistitl.. plenamente los dos pA-
rrafos del dictamen y no era sobre eso precisamen-
te sobre lo que. yo quefia hablar. Ya se ha pasado la
uopi.rtuuidad de defender el dictamen', no dandome, a
mi esa oportuuidad y permiti6ndose por el contra-
rio que haillarainu liata ios veces compafieros que lo
hicieron en contra. Yo crec que es absolutamente
ir-rgular el procedimiento, quesin hab6rseme dado
la :', oii:rtuniiiiad de expresar mi pensamiento sobre
un a-uuto, se pase. a uua .:.. a distinta.
Yo me pregunto: I Qu6 raz6n de ser tendri mi in-
ter\vu:-ii'in a favor del dictamen, si no se me permi-
ti6 el u.,o de la i)alabra en el moment oportuno
SRn. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Puede- ha-
blar ol.re el dictanme prescindiendo de la enmien'-
da i'resentada.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Pido la palabra para una
cuesti6n incidental.
SR. PRESIDENTS \iRAL' SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Mujal.
SR. MUJAL ( EusEBlo): El senior Marinello no
tieue 'ra-6n. El seflor Presidente ha'cumplido con el
;eglamenito.. 'Cuando una enmienda sustitutiva de lo
ique ie e-iti discutiendo se trae a la Mesa, tiene derecho
a d.lisictir; primero, y es lo heeho por la Presidencia.

*SR. MARINELLO (JUAN): Yo habia pedido la pala-
bra con anterioridad para defender el dictamen. En-
tonces no se me coneedi6, pero ahora el problema que
se dispute es ,iro, preei.iauieute la enmienda del se-
for SuArez. La oportun'idad ha pasado, y ahora la
discusi6n se produce sobre una cuesti6n totalmente
di,,tinta, sobre si esos parrafos deben o no ser su-
primidos.
SR. SUAREZ (MIGUEL): Pido la palabra para una
aclaraci6n.

SR. PRESTDENTE (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior SuArez.
SR. SUREZ (MIGUEL): Queria aclararle que no
estO a discusi6n el dictamen, que lo que se estk dis-
cutiendo es una enmienda presentada por el Con-
vencional doctor Mafiach. Si la enmienda del doctor
Mafiach fuera rechazada, entonces se entraria a dis-
eutir el dictamen.
(Varios seniores Convencionales exclaman, No. No.)
SR. SUAREZ (MIi)LiEL): 6No habia enmienda al
pirrafo ?
SR. MARIN.LLA) (JUAN): Ya ve el senior SuArez
Fermindez como yo tenia raz6n.
SR. PRfo SOCARRAS (CARLO) ): Corresponde a los
secretaries an'otar los turns.
SR. MARINEbLL. !(JUAN): Es absolutamente inefi-
caz mi interveueici puesto que se esti planteando
un problema distiuto del que anteriormente se tra-
taba.


SR. BoAr.\ ALBE[RT'I El orien de los turnos es
el s.igni,-'ite- ei,-:,rel., Zailini. I'.,rtinai. M al'ri ello, M ar-
tinez Skenz. h .hals y I'ri,. S.,arvi's.
SR. BRAVO A.:':.sl (ANTONO i: Cuanio se vaya
a traita la emiiiiend.li .i-Al Meio Su;'vez pihlo la pala-
bra, pues quiero haiceril una hjugetreiia cou respecto
a .u1 rU eda.c.i .1i. i ,:.
SR. MARTfNEZ SAi.NZ (J'A'.iiN' : Pido la p)alubia.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MAR.TiN' : Tiene la pa-
labra el senior Martinez Sgenrz.
SR. ALilAriNL SRAENZ (J., iLI'i, : Seulr Presidleu-
te y sefiores Delegados: Yo habia ped-lid.: la palabra
para defender el dictamen, porque creo que el die-
tamen no agrede, sino protege a la l.'refsa. YQ s6
la historic de torturas, de peligros, de ,tufriaiento,.
que alegaba el doctor Zaydin en su defenm-ai; ..:- que
es una pagina gloriosa d, su vida de )po:liti.:- cubano,
pero no es 61 el inico que tiene esa gloria.. El Par-
tido que represent ha luchado siempre' .outra la
censura de la prensa y la luchado en toid';o los mo-
dos posibles, incluso, estableciendo peri6dicos clan-
destinos cuando se ha establecido la censura previa.
El que habla ha sido Presidente de la. eipresa edito-
ra del peri6dico "Accibn", que fu6 deitruiiid pur
la fuerza piblica, habiendo tenido sus directorss y
redactores que dispersarse por todos los ambitos
del mundo durante tres afios en el exilio,-cuatro
afios me rectifica el doctor Mafiach-. Tenemos aho-
ra un nuevo peri6dico de oposici6n: nunca hemos
tenido un peri6dico que est6 favorecido per los Go-
biernos, y nosotros hubi6ramos querido tener en la
Constituei6n de 1901 un precept que inos hubiera
amparado debidamente, porque si los Gobiernos que
decretaron la disoluci6n material de los peri6dicos
pasando por encima de toda cuusiideraci.l.u bumaua
hubieran tenido tal vez un vehiculo legal, no hubie-
ran destruido nuestro peri6dico, sino que hubieran
recurrido ante los tribunales, hubieran tenido una
garantia judicial.
Nosotros ahi estamos garantizando a la Repfiblica
blsicamente con el Poder Judicial. Lo heiuos hlecho
independiente, lo hemos hecho respatado, lo hace-
mos fundamento y garantia de to:d:i.s lvo dere':-.h)
que se concede en la naci6n. Es el Tribuual Supre-
mo de Justicia quien declara la inconstitueionalidad
de las leyes. La liberta 1 de la persona depend de
los Tribunales de Justicia, ellos ineluiMs. Iedeu de-
cretar la pena de muerte. Es el Poder Jiudi cial jide-
pendiente y libre la garal it de todos los derechos
humans. Para entrar en una casa hace falta man-
damiento del juez competence; para poder intervehir
la correspondencia, haeo falta el I1Iadaiinieut) ju-
dicial, y hasta hemos puesto, no comp una a-re,,iun,
sino como una garantia, la actuaci6n' del Poder Ju-
dicial en relaci6n con la prensa. No es una a~ resign,
es una protecci6n para los peri6dicos. Pedimniu la
prensa libre, pues no creo que pueda haber un Poder
Jul1i.-i 1l -i:.i.. el que padecimos en el pasado, un Poder
Judicial qii dependia del Pr'esii.-in-: de la Replibli-
ca, que estaba afeetado por la political. ese Poder nou
era la garantia, sino instrument de ler.seciuci6u en1
el pais.
SJ e'e l-'tler Judicial subsiste en 1o future, la cul-
pa sera de esta Asamblea Constituyeute que no ha









DIARIO DE SESIONES DE TA CONVENTION CONSTITUYENTE 17


sabido crear un Poder Judicial adecuado. Por nuestro
honor de Delegados y por nuestro honor de Conven-
cionales debemos crear ese Poder Judicial, de ga-
rantia efectiva para los ciudadanos, lejos de la in-
fluencia gubernativa, que sea garantia por igual de
los derechos del peri6dico y del periodista y de los
derechos de los ciudadanos, de los interests y del
honor de las personas, que sea tambi6n el peri6dico
parte de la vida national. No podemos crear un'a
cosa que se escape a los poderes del Estado; el Poder
Ejecutivo no puede intervenir, porque nosotros le
quitamos la facultad y en cambio, se la damos al
Poder Judicial, y ahora queremos que el Poder Ju-
dicial tampoco intervenga ? Entonces va a haber den-
tro del Estado una totalidad de intereses que esten
subordinados todos a las leyes de la Repfiblica, a
la gesti6n gubern'ativa, y no a las decisions de los
Tribunales de Justicia. Tanto las personas, como los
negoeios, como los intereses, como los valores mo-
rales, todo depend de la ley y depend de los Trit
bunales de Justicia. Pero se lega a la prensa, la
prensa se sustrae a la actuaci6n gubernativa, porque
cuando se actiia contra la prensa por un Gobiern'o
se esta en un caso franco de tirania, de retroceso, de
revoluci6n, incluso. Pero si tampoco pueden estar
bajo el Poder Judicial para garantizar contra el abu-
so de la prensa los intereses morales de la naci6n,
los intereses individuals, los intereses econ6micos
del pais, habremos creado un estado de irresponsa-
bilidad. El peri6dico es algo que estaria mas alla
de las leyes de la Republica. Yo como president de
la empresa editor de un peri6dico de oposici6n, vin-
culado a un peri6dieo que ha sufrido en su care y
en su sangre las persecuciones mas violentas de la
Repfblica, quiero tener la garantia que tienen los
demas ciudadanros, la garantia de los Tribunales de
Justicia, y que esta Convenci6n proteja a todos, pe-
riodistas o no periodistas.
(Aplausos).

SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Ichaso.
SR. ICHASO (FRANCISCO): ,Sefior Presidente y se-
fiores Delegados: Despues de las palabras del doctor
Martinez Sdenz, huelgan easi las mias. Nadie mejor
que yo, periodista professional, y nada mas que pe-
riodista, desea que se establezea en la Constituci6n
de 1940 toda clase de garantias para la prensa, para
el radio, para la libertad de pensamiento en' general.
Pienso, sin embargo, que el concept de libertad es-
ta estrictamente unido al concept de responsabili-
dad, y de la misma manera que estimo que se debe
dar garantia a la prensa libre, a la prensa indepen-
diente, a la prensa hon'rada, debe darse tambi&n
facultad a los Tribunales de Justicia para que pue-
dan perseguir y reprimir todos los abuses, todos los
delitos que se cometan por los medios de difusi6n
existentes. De lo contrario, como exponia el senior
Martinez Saenz, nos veriamos en el caso de una
prensa que lejos de ser instrument de cooperaci6n
social, podria convertirse en enemigo de la sociedad,
por esa misma irresponsabilidad que err6neamente
se le conferiria. El senior Zaydin hizo hace breves
momentous un bello alarde de sus facultades parla-
mentarias. Fue un empefio arduo el suyo y por ello
lo felicito, puesto que se ha tratado nada menos que


de un simulacro de defense contra un ataque inesxis-
tente, como esos que verifican por ahi los ej6rcitos
de potencias extranjeras ante enemigos hipot6ticos.
por via de maniobra.

Yo no creo que los autores del dictamen hayan
querido en ningfin moment desconocer la libertad
del pensamiento, y conste que el que habla es un
periodista y esto lo digo con absolute modestia, sim-
plemente como un dato, por si puede servir para abo-
nar la honradez de mi criterio, un peridista que ha
sufrido persecuciones por la libertad del pensamien-
to, un periodista que ha sentido en sus visceras la
grasa gorda con que en un tiempo el gobierno que
todavia pervive en Cuba condenaba a los que expre-
saban libremente su pensamiento. De manera que
tengo tanto derecho como el que m6s para abogar
por un articulo garantizador del pensamiento, pero
estimo que el del Dictamen es mAs que suficiente.
Ahora bien, creo que dicho articulo adolece de rei-
teraci6n, de confusion, e inclusive de contradici6n,
por que se habla, por ejemplo, de que no podrA sus-
penderse la publicaci6n de ninguin peri6dico u otro
medio de difusi6n y luego se afiade que esta suspen-
si6n s6lo alcanzarA por cada vez a un nimero, sesi6n
o trasmisi6n radiof6nica; y yo digo: C6mo puede
aplicarse esta sancion, c6mo va a suspen'derse la
edici6n de un peri6dico que ha salido ya a la calle
y por medio de la cual se ha cometido la transfu-
si6n punible? C6omo va a suspenderse una trans-
misi6n de radio, cuando ya ha pasado? Para cumplir
esto seria presico establecer la censura previa, a la
cual todos somos opuestos.

Yo creo que el articulo debe ser modificado y me
parece aconsejable que se conceda un breve receso,
de no mas de diez minutes, para que se redacte un
nuevo articulo por una Comisi6n, en que quisiera
estuviera incluido el senior Zaydin, que tan hermosa
defense ha hecho de la libertad del pensamiento, el
senior Cortina y algunos otros Convencionales, de
modo que se recoja en el nuevo articulo el pensa-
miento de la Mayoria de la Asamblea.

SR. CHIBAS (EDUARDO) : El senior Suarez Fernin-
dez acaba de presentar una Enmienda, que ereo que
resuelve la cuesti6n porque si bien es cierto que en
el Dictamen de ]a Comisi6n Coordinadora no se ataca
ni lesiona en n'ing-in sentido la libertad de prensa,
tambi6n es cierto que a juicio mio no se garantiza
esa libre emisi6n del pensamiento con la suficiente
amplitud; de manera que en ]a enmienda presentada
por el senior Suarez Fernan'dez se vienen a armoni-
zar los dos eriterios, previendo la sanci6n de aquello
que atente a la honra de las personas, y al mismo
tiempo creando dificultades para que un Gobierno
que siempre dispone de un Juez dispuesto a servirlo
pueda conculcar la libre emisi6n del pensamientoi.

Creo que con la Enmienda del senior Suarez, con
algunas ligerisimas modificaciones, que voy a su-
gerirles, se deja resuelta la cuesti6n sin necesidad
de interrumpir la continuaci6n de esta sesi6n.

SR. ICHASO (FRANCISCO): De todas maneras Se-
fior Presidente y sefiores Delegados, creo convenien-
te ese receso brevisimo, que lejos de demorar la dis-









18 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


cusi6n de este asunto la va a facilitar y a abreviar.

Me parece que si se consume turnos de una ma-
nera constant y sin tasa, tardaremos en ilegar a a'a
conclusion razonable. Entiendo que lo que se debe
hacer es redactar una nueva enmienda y someterla
a discusi6n, despu6s de haber consultado el parecer
de la mayoria de los sefiores Delegados.

ISR. PRfo SocARRn s (CARLOS): Sr. President: Pi-
do la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el sefor Prio Socarras.

SR. Pafo SOCARRAS (CARLOS): He pedido la pala-
bra para hacer al senior Ichaso una aelaraci6n, en el
sentido de suplicarle que, posponga su Moei6n, pa-
ra la oportunidad en que yo haya hablado.
SR. ICHASO (FRANCISCO) : No tengo inconvenient
SR. MARACH (JORE) : Yo propon'go todo lo con-
trario: Que se nombre toda la Comisi6n, para que
vaya trabajando, y mientras tanto, amenizaremos la
espera deleitAndonos con la palabra del sefor Prio
Socarras.
SR. PRfo SOCARRAS (CARLOs) : Agradezco much el
papel que se me asigna, pero como precisamente mis
palabras irian dirigidas a muchos de los que han de
former parte de la Comisi6n, no puedo aceptarla.

SR. PRESIDENT (GRAUT SAN MARTIN): Estg de
acuerdo la Asamblea con la Proposici6n incidental
del senior Ichaso?
(Seiales afirmativas).

Aprobado.

Se concede un receso de quince minutes.

Sn. MARTINEZ SAENZ (JOAQUIN): Sefior Presiden-
te: Pido la palabra.
,SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Martinez Soienz.
SR. MARTINEZ SAENZ (JOAQUIN): Sefor Presiden-
te y sefiores Delegados: Antes do que empiece a de-
cursar el receso que se acaba de acordar, deseo pro-
poner a la Asamblea los nombres de los sefiores Jo-
s6 Manuel 'Cortina, Miguel A. SuArez y Fernaindez,
Francisco Ichaso, para .que la integren, y a ese fin
hago un ruego especial al senior Zaydin, que hizo ma-
nifestaciones de no desear former part de la mis-
ma. al objeto de que acepte la sugerencia, y comparta
con nosotros esa tarea, ayudfndonos con su talent
y su buen deseo. Acepta el compafiero Zaydin mi
ruego ?
SR. ZAYDIN (RAMON) : Con verdadero gusto.

SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Acepta la
Asamblea los nombres de los seiiores Convencionales
designados para integrar la Comisi6n de referencia?


(Sefiales afirmativas).


Aprobado.
Se suspended la sesi6n para continuar dentro de
quince minutes, de acuerdo con el receso que se ha
acordado.
'(Comienza el receso) (Era las 6.50 p. m.)
'SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se reanuda
la sesi6n.
(Eran las 7 y 30 p. m.)
Se va a dar lectura a la enmienda que sustituye
los parrafos restantes del articulo 38.
(El Oficial de actas lee):
A LA CONVENTION CONSTITUYENTE
Los Delegados que suscriben' proponen la siguien-
te enmienda a los parrafos pendientes de discusi6n
al articulo 38: El 2o. 3. y 40. parrafos se sustituiran
por el siguiente:
'S61o podry ser recogida la edici6n de libros, fo-
lletos, discursos, peliculas, peri6dicos o publicacio-
nes de cualquier indole cuando atenten contra la hon-
ra de las personas, el orden social o la paz, pfiblica,
previa resoluci6n' fundada de autoridad judicial com-
petente, y sin perjuicio de las demos responsabilida-
des que se deduzcan del heeho delictuoso cometido".
El pirrafo 5o. se sustituirk por el siguiente:
"En los casos a que se refiere este parrafo no se
podrA ocupar ni impedir el uso y disfrute de locales
o instruments que utilice el 6rgano de publicidad
de que se trata, salvo la responsabilidad civil de
cualquier clase.
Sal6n de Sesiones de la Convenci6n Con'stituyen-
te, a los 4 dias del mes de mayo de 1940.-Miguel
ri,.: Ferndndez. Ramd6n Zaydin.-Jose Manuel
Cortina.-Francisco Ichaso.-Carlos Prio Socarrds.
Alberto Boada.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : A discusi6n
la enmienda. Tiene la palabra el senior Prio Socarras.
SR. PRfo SOCARRAS (CARLOS): Como creo que per-
fectamente recoge la enmienda el criterio sustentado
por mi, no tengo ninguna otra observaci6n que hacer.
SR. 'CHIBAS (EDUARDO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el sefor Chibas.
SR. CHIBmS (EDUARDO): La enmienda del senior
SuArez Fernandez, como antes habia dicho, me pa-
recia que era capaz de solucionar esta cuesti6n. Sin
embargo, en efecto, asi entiendo que efectivamente
lo soluciona. S61o me permitiria rogarle al Sr. Sud-
rez Fernandez y demas firmantes de la enmienda
una ligerisima adici6n para poder incluir en esta
libertad que se da a los folletos, peri6dicos, etc, las
trasmisiones de radio que parece ha sido un lapsus
de los firmantes de la enmienda. Eso se podria sub-
sanar poniendo done dice "recoger", "recoger",
o "suspender", eso en lo que respect a los pe-
ri6dicos, folletos, etc.: y en cuanto a las trasmisio-
nes de radio se refiere estarian recogidas no en la
pa'abra "recoger", sino "suspender."








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE I!


SR. MUJAL (EUSEBIO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Mujal.
SR. MUJAL (EUSEBIO): Simplemente para rogar-
le a la Presidencia, ordenara se diera lectura al p&-
rrafo quinto.
(El Oficial de Actas lo lee).
SR. SUIAREZ FERNiNDEZ (MIGUEL) : Pido la palabra
,SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Suirez Fernin'dez.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Sefor Presiden-
te y sefiores Delegados: Precisamente el problema
que plantea el senior Chibis fu6 analizado por noso-
tros. El criterio que mantenemos es que no se puede
recoger la edici6n de un peri6dico, folleto, libro,
etc., nada mas que en easo de atentar a la honra de
la persona a la paz pfiblica o al orden social. No es
possible que mi precepto constitutional permit la
suspension de ninglin 6rgano de difusi6n del pensa-
miento, porque para hacerlo seri necesaria la previa
censura; ya que nadie sabe lo que va a decir el pe-
ri6dico al dia siguiente. En cuanto al radio es ma-
terialmente impossible preceptuar que se recoja la
palabra trasmitida, por una raz6n' fisica. Entendemos
que la legis!aci6n reglamentadora de este precepto,
dar la soluci6n indispensable, distinguiendo en su
tratamiento la difusi6n por la palabra impresa de
la emitida por el radio.
Por esa raz6n yo quisiera complacer al compaie-
ro Chibis, pero no veo la forma de realizarlo.
SR. CHIBAS (EDUARDO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Chibis.
SR. CHIBAS (EDUARDO) : Indiscutiblemente, yo com-
prendia que la palabra "recoger" no podria emplear-
e ern este caso y buscaba una palabra aparte de esa,
que dejando la palabra "recoger", para aplicarla
a los folletos, libros, peri6dicos, ete, pudiera aplicar-
se al radio y por ello indicaba que pod-ia ser la pala-
bra "supender" o cualquiera otra palabra que no
ofreciera inconvenient para explicersela exclusiva-
mente a las trasmisiones de radio.
Recoger folletos, peri6dicos, revistas, etc., o inte-
rrumpir las trasmisiones de radio. Lo que yo queria
era ine:uir el radio en esta garantias que se da a
la libre expresi6n del pensamiento. Yo no creo que
pueda haber inconvenient en esto. La finica difi-
cultad que existe es buscar la palabra precisa que
se pueda usar...
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Interferir.
SR. CHIBiS (EDUARDO) : Exactamente interrumpir
o interferir las trasmisiones de radio. Mi prop6sito
es, sencillamente incluir las trasmisiones de radio en
esta garantia que se da a los peri6dicos, folletos, etc.;
quiero decir, al pensamiento escrito.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Pido la palabra.
,SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Suarez Fernandez.


'SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : En primer ter-
mino, Sefior Presidente y sefiores Delegados, este ph-
rrafo del articulo 38 no es una garantia sino, una
limitaci6n a la libre emisi6n' del pensamiento. Estoy
totalmente conforme con el criterio que manifiesta
el senior Chibis, lo finico que quisiera es que se re-
dactara en pirrafo aparte y fuera incluido como una
adici6n al precepto, a fin de ver si hay alguna for-
ma de solucionar el problema del radio, aunque des-
confio pueda ocurrir, porque el radio es un medio de
trasmisi6n meenico que s6lo puede interrumpirse o
por otro medio meecnico o por la violencia; pero, no
en virtud de una resoluci6n judicial ya que mien-
tras se solicite y dicte la resoluei6n, habrA terminado
la hora de radio y no se tendra oportunidad de cum-
plir la resoluci6n.
SR. CHIBAS (EDUARDO): Exactamente ocurre en
cuanto a los peri6dieos se refiere. Lo que se busea
es que n'o se ataque la honra de la persona por las
trasmisiones de radio, y que no se ataque el honor
de otro ciudadano, y que cuando asi se hiciera pue-
da la persona ofendida acudir ante los Tribunales
para que se eastigue ese delito y se impida la tras-
misi6o de las ofensas.
Yo estoy de acuerdo en que se ponga "suspender
o interferir", palabra esta filtima indicada por el
senior Bravo Acosta.
'SR. SUAREZ FERNiNDEZ (MIGUEL) : Es que juridi-
camente no puede quedar protegida de manera cons-
tante, en la vida social, la difamaci6n por medio del
radio.
!SR. ICHASO (FRANCISCO) : Con la venia de la Pre-
sidencia, del sefor Chibas y del sefor Suarez Fernin-
dez. Yo creo que podria recogerse la enmienda del
senior Chibas de la siguiente manera: "S61o podra
ser recogida la edici6n de libros, (lee.)
Me gusta mas la palabra "interrumpir".
(Continia leyendo).
Voy a explicar por qu6 no creo que se pueda usar
la palabra interferir. Como decia el sefor SuArez
Fernandez, cuando se dicte la resoluci6n y league a
la Estaci6n de Radio, ya habra terminado la tras-
misi6n y sera impossible interferirla. En cambio es
possible interrumpir un'a radiaci6n en que de mane-
ra sistematica se ataque la honra de las personas o
la paz pfiblica.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Es precisamen-
te la falta de oportunidad para interferir la radia-
ci6n. Es presumible que cuando no se ataque, ni se
injuries a nadie, se paralice la hora. Cuando se man-
da a recoger el libro, el folleto, el peri6dico, es para
evitar la permanencia de la injuria, su continuidad,
character que no tiene la palabra emitida.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Pido la palabra.
,SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Bravo Acosta.
'SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Conozc el prop6-
sito del senior ChibAs, y compredo perfectamente que
tiene raz6n. Lo que quiere el senor Chibas es una
garantia para impedir la suspension, por parte del
IGobierno, de una trasmisi6n de radio por medio de








10 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


una est6tica o ein alguna otra forma mecnica infe-
rior esa trasmisi6n y que se establezca un precepto
que castigue a la autoridad que realice eso. Ese es
el precepto del senior Chibas. Por eso cabe perfecta-
mente la palabra "interferir".
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : En otro articu-
lo podr6 redactarse y en forma que no una limita-
ci6n al derecho de la libre emisi6n del pensamiento
y sirva de garantia a la colectividad y a todos los
ciudadanos; pero no como esta redactado y menos
aun darle atribuciones a la autoridad gubernativa
para que interrumpa las trasmisiones. Lo propuesto,
me parece que es la negaei6n del dereeho a emitir
libremente el pensamiento.
SR. CHItAS (EDUARDO): Una observaci6n. Todo
lo contrario, en la actualidad elimin'ando esa garan-
tia es como se le da a la autoridad gubernativa la
facultad de suspender caprichosamente una trasmi-
si6n de radio cualquiera. Yo quiero que se incluya
esa garantia y que solamente se pueda suspender una
trasmisi6n de radio, no por el capricho de un Secre-
tario de Gobernaci6n, siro por la autoridad compe-
tente, con un mandate judicial, como ocurre con la
prensa, con el libro y con el folleto. Quiero equipa-
rar las trasmisiones de radio a la prensa en cuanto
a esa garantia de libertad de pensamiento se refiere,
y las trasmision'es de radio son uno de los medios
mas modernos e importantes para la difusi6n del
pen'samiento. De manera que no comprendo por que
si esa garantia se le ofrece a la prensa no se les ha
de ofreeer a las trasmisiones de radio, que es uno de
los medios mis fundamentals que tienen los ciuda-
danos en la actualidad de trasmitir el pensamiento
y que no se deje eso al caprieho de los gobernantes
y que finicamente pueda hacerse eso por un manda-
to del Juez competent, como ocurre con los peri6di-
cos.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : El caso es com-
pletamente distinto. Estamos analizando el aeto de
recoger folletos, libros, etc., que son tangibles, que
pueden tomarse. La palabra podra suspenderse pero
n'o recogerse. Podra redactarse otro articulo en que
se suspendan trasmisiones de radio mediante deter-
minadas formalidades legales, y tendria que pensar
much para aeeptar el eriterio. Estimo que tal co-
mo esta redactado es materialmente impossible die-
tar una legislaci6n que pueda prohibir o limitar el
derecho a impedir la libre emisi6n del pensamiento
por el radio. Claro que todos los preceptos legales,
constitucionales o de leyes ordinarias tienen' el in-
conveniente de la fuerza. Si se presentan 40 soldados
en una estaci6n de radio, indiscutiblemente que in-
terferirAn la trasmisi6n, y si llegan' a un peri6dico
y lo ocupan, paralizarAn tambi6n la impresi6n del
peri6dico, pero no es 6ste el easo.
A la violen'cia no se le puede reprimir mas que
con la violencia; pero la suspension de una trasmi-
si6n de radio garantizada por la Constituei6n es tan
peligrosa como la suspension de peri6dicos. Claro
que en' el pais se esta abusando del radio mas
de lo necesario; pero no quiere decir que el abuso
de un' derecho vaya a traer la limitaci6n y la coac-
ei6n indispensable para su ejercicio puro y simple.
Indiscutiblemente que redactar un nuevo precep-
to permitiendo la intromisi6n de la autoridad judi-


cial, que seria ejercitada limpiamente, quizas pudie-
ra interpretarse que es una garantia para las esta-
ciones de radio; aunque sigo creyendo que es un'a
limitaci6n al derecho de la libre emisi6n del pensa-
miento, porque es necesario distinguir entire la emi-
si6n del pensamiento valiindose de la palabra y por
medio de la prensa. Una tiene un carActer transito-
rio y la otra permanent que nadie podra borrar
mientras no se destruyan esas hojas impresas; en
cambio, Ia palabra es siempre transitoria porque
1inicamente cuando se grava en discos, y asi queda
comprendido en el precepto, podri ser recogida. De
modo que lamento extraordinariamente discrepar en
este easo del criterio de mi compafiero el senior Chi-
bas. Repito que sera possible redactar un nuevo ar-
ticulo; pero nunca incluirlo dentro del que discu-
timos.
SR. ICHASO (FRANCISCO) : A pesar de los argumen-
tos del compafiero senior 'Suarez, yo sostengo la en-
mienda del senior Chibis, tal como la formula verbal-
mente y que acabo de pasar por escrito a la Mesa.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se va a dar
lectura al precepto, tal como ha quedado redactado.
(El Oficial de Actas lee: S61o podrd ser recogida).
SR. PRESIDENT (GRAU ISAN MARTIN): Se pone a
votaci6n.
SR. CIIBn S (EDUARDO) : Un moment. Pido la pa-
labra.
,SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior ChibAs.
SR. CHIBAS (EDUARDO): Dos palabras. Me he ma-
nifestado de acuerdo con' la enmienda del senior Sua-
rez en lo que a la prensa se refiere, porque entiendo
que ello es una garantia para la prensa. Por ese mis-
mo motive quiero extender esta garantia a las tras-
misiones radiof6nicas, pero me parece necesario, por
si hubiere alguna duda en alglin conven'cional, que
esa enmienda, lejos de ser una garantia para la pren-
sa era un precepto restrictive, me manifestaria enton-
ces en contra del auto judicial para suspender el pe-
ri6dico. Entien'do que es una garantia para la prensa
y quiero que se extienda para la radio.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : S. S. esta intentando una
previa censura; esta pidiendo que se interrumpa la
trasmisi6n, y no solicit garantias para el radio. 'Con-
siguientemente, como ha dicho que si algfin senior De-
legado entendiera que no esta buscando garantias, si-
no todo lo contrario ,el que entiende que S. S. esti tra-
tando de que se imponga la previa censura a las
trasmisiones de radio; y rogaria por ello a S. S. que
retirara la enmienda.
SR. CHIBAS (EDUARDO): De ninguna manera pue-
de entenderse esto, como lo in'terpreta el senior Al-
varez. Si eso fuera una previa censura para el radio,
seria tambi6n una previa censura para la prensa,
para los peri6dicos, para los libros, folletos, en' cuyo
easo tenga la seguridad el senior Alvarez que no es-
taria pidiendo una previa censura.
,SR. SUAREZ (MIGUEL) : Una aclaraci6n. La enmien-
da que se ha presentado es de aquellas que ineluye
el Quijote, entire las Pragmaticas de impossible cum-
plimiento y que recomienda no deben promulgarse.








DIAR1O DE SESIOXES DB LA COXVENCION CONSTITUY9XT39 2


No es viable la enmienda porque mientras se present
el escrito, el Juez dicte la resoluci6n y se llegue a la
estaci6n de radio, ya la trasmisi6n habrA termin'ado,
siendo asi una pragmitica de impossible cumplimiento.
SR. CHIBAS (EDUARDO) : Y me felicito de ello. Esto
viene a demostrar que no hay una previa censura; asi
en ningin caso ocurrira que se puedan suspender las
trasmisiones, y me felicito de ello extraordinariamen'-
te. Eso es lo que pretend conseguir; pero si no se po-
ne, entonces las trasmisiones de radio van a estar a la
merced o al capricho de cualquier Secretario de Go-
bernaci6n. Mejor, cuanto m6s dificil sea su cumpli-
miento, mayores garantias tendrh entonices la palabra
para que no pueda ser limitada por ninguna consi-
deraci6n. Eso es, precisamente, lo que quiero, cuanto
mas dificil, mejor.
SR. SUAREZ (MIGUEL) : En ningfin moment he ma-
rnifestado que la Enmienda traiga aparejada una pre-
via censura. Mi argument consiste en que es de im-
posible cumplimiento. Mas claro seria decir que con
este precepto constitutional no pueden interrumpirse
las horas de radio. Si se quiere vamos a consignarlo
en la Constitucidn; pero, no redactemos un' articulo
que cuando sea estudiado por las perscn'as que algin
dia estudien la Constituci6n, comprueben que hemos
incluido algo impossible de cumplir por razones fisi-
cas. Vamos a consignar en la Constituci6n' que no se
pueda interrumpir una trasmisi6n de radio, muy bien;
pero, no que puede ser interrumpida mediante auto
o mandamiento judicial. Por lo demas, en ninguin
moment he pensado que el senior Chibas pretend
establecer la censura previa para el radio ni para
nadie.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Con la responsabilidad con
que particip6 en el anterior debate, y al amable re-
querimiento del distinguido compafiero senior Mar-
tinez SAenz, acept6 participar en la Comisi6n desig-
nada por la Convenci6n', quiero explicar, para que
quede la recta interpretaci6n de esta Enmienda pre-
sentada bien grabada en el Diario de Sesiones, que
precisamente, la Enmienda sustituye los parrafos del
Dictamen, en virtud de los cuales no puede haber ya
suspension ni clausura de peri6dieos, sino que exelu-
sivamente la edici6n, o sea, el ejemplar de un peri6-
dico que contenga algo que afecte contra la moral,
contra la honra o contra la tranquilidad pdblica, pre-
via resoluci6n judicial, podran ser recogidaos esos
ejemplares correspondientes a esa edici6n.
SR. ROCA (BLAS) : Para una cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENT (GRAU 'SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Bias Roca.
SR. ROCA (BLAS) : Como estan al dar las ocho de
la noche, que es la hora reglamentaria, propongo que
se amplie el tiempo necesario para terminar la dis-
cusi6n.
SR. ZAYDfN (RAM6N): Yo propongo la sesi6n per-
manente, para poder seguir tratando los demas ar-
ticulos.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se pone a
votaci6n.
(Seniales afirmativas).
Aprobado.


SR. ZAYDfN (RAM6N): Decia, pues, porque es
conveniente aclarar que por esta Enmienda no se
podra suspender ni se podra clausurar ning-in pe-
ri6dico; lo finico que se podra (hacer, previa resolu-
ci6n judicial, es recoger aquella edici6n de un peri6-
dico, es decir, aquel nimero de ejemplares editados
en un dia por un peri6dico, o el libro o folleto que
contenga algo atentatorio a la honra de la persona,
a la moral, a la buena costumbre o a la paz pfiblica.
Eso, exclusivamente, dice la Enmienda. De ahi mi
grave preocupaci6n con la enmienda que el conven-
cional Sefior Chibas, en su deseo de garantizar la
trasmisi6n por radio sugiere, y esta, para mi, es la
siguiente: que cuando el articulo dice, cuando la
Enmienda del senior Chibas dice que no se podran
interrumpir las trasmisiones de radio, a no ser pre-
via resoluci6n judicial, se esta imponiendo una san-
ci6n posterior al delito que se haya podido cometer
por el radio, y de este modo, suspenderse la trasmi-
si6n' por radio. Lo que precisamente la Enmienda
sustitutiva al articulo ha querido y quiere impedir
y prohibir con respect a los peri6dicos. De ahi que
crea y estime que queda mis garantizado el dere-
cho de trasmisi6n por el radio con la Enmienda tal
y como la formulO la Comisi6n, que aceptando la
sugesti6n del Convencional senior Chibas, que se ins-
pira en un alto empefio, en una magnifica buena fe,
a garantizar la libre emisi6n del pensamiento, pero
que podria prestarse a esta interpretaci6n que yo le
estoy dando, de acuerdo con la interpretaci6n que a
su vez le ha dado la Enmienda de la Comisi6n, que
impide que con posterioridad a la resoluci6n judi-
cial se pueda clausurar un peri6dico, es decir, nos-
otros garantizamos la vida del peri6dico; lo que ha-
cemos es que aquellos ejemplares del peri6dieo en
que se cometa una infracci6n constitutional, sean re-
cogidos, pior resoluci6n judicial, y por consiguiente,
con el precepto, redactado en la forma sugerida con
respect al radio, ocurriria todo lo contrario, y es
que cometida la infracci6n constitutional, se dispon-
dria con una sanci6n, una suspension a la transmi-
si6n de iadio, porque viene a significar la suspension
despu6s que se han trasmitido noticias o escritos o ex-
presi6n del pensamierto que atenta contra la honra,
contra la fama de las personas, o contra la tran-
quilidad pfiblica, o contra las buenas costumbres, o
contra las leyes.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se pone a
votacion la Enmienda sustitutiva del pirrafo final
del articulo 38, tal como ha quedado redactada. Los
que est6n conformes, lo man'ifestarin alzando el
brazo.
(La mayoria de los seiores Delegados leva(ntan el
brazo).
Aprobada.
Se va a dar lectura a la adici6n.
(El Oficial de Actas la lee).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se somete
a discusi6n.
SR. CHItBS (EDUARDO): Como el senior Zaydin
hace algunos reparos a la forma en que esta redac-
tada la Enmienda, yo me permitiria brevemente
preguntarle al sefior Zaydin si estaria de acuerdo
entonces con la siguiente redacci6n: "No podri in-








22 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


terrumpirse bajo ningin concept, ninguna trasmi-
si6n de radio. El derecho que garantiza este articulo
no exime de la responsabilidad en que incurren' los
que al ejereitarlo, atenten contra la honra de las per-
sonas, contra el orden social o contra la paz pfiblica".
SR. ICHASO (FRANCISCO) : Yo hago mia la Enmien-
da anterior del senior 'Chibds, que me parece mAs so-
bria.
ISR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se pone a
discusi6n' la Enmienda del senior Ichaso.,


Me parece possible la aplicaci6n de este articulo
a pesar de las razones aducidas por el distinguido
Convencional sefor Suarez FernAndez, porque, por
lo general, los delitos contra la hon'ra de las perso-
nas, la paz pfiblica, el orden social, etc., suelen' co-
meterse a traves del radio de un modo sistem6tico
y puede darse el caso de que una hora del radio
cotidianamente est6 incurriendo en ese delito, y no
veo raz6n ninguna para que, previa denlineia, no
pueda disponerse la interrupci6n temporal de esa
trasmisi6n.


SR. Su'AREZ RERNNDEZ (MIGUEL) : Pido la palabra Y en cuanto a la prueba, siempre quedan en la es-
en contra. Rtaci6n de radio las cuartillas leidas.
en contra.
'SB. SUAREZ FERNANDEE (MIGUEL) : Me permit una
SR. ICHASO (FRANCISCO) : Pido la palabra a favor. S. SU Z FERNDE (IGUEL): Me permit una
interrupci6n el senior Ichaso?
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa- SR. ICHASO (FRANCISCO) : Con much gusto.
labra en contra el senor Suarez Fernandez.


SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Sefor Presi-
dente y sefiores Delegados: voy a ser muy breve.
Unicamente voy a repetir el argument de que esta
Enmienda es de impossible viabilidad, dado que cuan-
do se est6 trasmitiendo una hora de radio, es impo-
sible hacer la denuncia, lograr la resoluci6n judicial
y llegar a interrumpir la trasmisi6n. Lo mis proba-
ble serk que cuando llegue el alguacil, el que esta
trasmitiendo diga: "como lleg6 la Policia, termin6
la trasmisi6n". El problema juridico del radio es
muy dificil, es un asunto que se ha estudiado sin
llegarse a soluciones cabales; vamos a suponer que
hay una hora de radio que esta tratando de propa-
gar una rebeli6n, que in'tenta incitar al pueblo de
Cuba a la sedici6n; sin embargo si no hay nadie es-
cuchando aquella trasmisi6n, el delito no se ha con-
sumado, porque es un caso equivalent al del que se
encierra en una habitaci6n y predica un'a revoluci6n.
Para consumer el delito de injuria, por medio de
la radio, es n'ecesario que a mas de tener la intenci6n
y el inimo de injuriar, sean .oidas las trasmisiones.

El peri6dico impreso se conserve por generacion'es
y si no se recoge la edici6n, en el decurso de los afios,
alguien puede leer la injuria; en cambio en la radio
es totalmente voluntario, el poner el disco para es-
cuchar una estaci6n, y terminada la trasmisi6n no
queda de modo indeleble el concept.
Luego el interns juridico que se protege no es
exactamente igual que el del peri6dico impreso.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Ichaso.
SR. ICHASO (FRANCISCO): Para defender la en-
mienda primitivamente presentada por el sefor Chi-
b6s y que yo he apoyado.
Senior Presidente y sefiores Delegados: No pode-
mos dar al radio un tratamienito distinto al de la
prensa.
Si establecemos en la Constituci6n que en ningin
caso podr6 interrumpirse una transmisi6n de radio,
le estaremos concediendo al radio un fuero espe-
cial que no debe tender. Creo que el radio, como la
prensa y los dem6s medios de difusi6n, todos res-
petables y tiles, deben estar bajo la jurisclicci6n
finica e igual de los tribunales de justicia.


SR. SU2REZ FERNANDEZ (MIGUEL) : El delito rno se
consuma hasta que no ]legue a tercera persona la
trasmisi6n, no basta decir, es necesario que se oiga.
De modo que en el caso del radio no basta que se
haga la trasmisi6n o la lectura de unas cuartillas,
pues mientras las palabras no son oidas por terceras
personas no se ha perfeccionado el delito.
SR. ICIIASO (FRANCISCO) : Es de suponerse que al
trasmitirse las cuartillas injuriosas las ha oido un
cierto nfmero de personas.
,Cuando en Cuba se interrumpa una trasmisi6n
por radio por una causa just, tengo la seguridad
de que el radio se depurarA y sera un instrument
de publicidad mis responsible de lo que s hoy.
Porque al radio le es mis f6cil que a la prensa de-
rivar hacia responsabilidad precisamente porque es
un vehiculo en' que la palabra sale al aire y no que-
da impresa. Por esta raz6n debe estar sometido, por
lo menos ,a un procedimiento igual al que se fija
para la prensa.
Por eso soy partidario de la enmienda y me opon-
go terminantemente a la que present ahora el se-
fior Chibds, que concede un privilegio al radio so-
bre los peri6dicos escritos.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): A votaci6n
la enmieinda adicional del senior Ichaso.
Sn. NnfEz (DELIO) : Que era antes del senior Chi-
b6s.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Si senior.
SR. ICHASO (FRANCISCO): Yo ruego que se lea la
totalidad del articulo tal como quedaria con la en-
mienda.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se va a dar
lectura a la enmienda.
(El Oficial de Actas da nuevamente lecture de
la enmienda).
;SR. ALVAREZ (AURELIO) : Pido la palabra para una
aclaraci6n.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Para que los autores de
la enmienda expresen el alcance de la frase "inte-









DIARTO DE SESIONES DE LA CONVENTION OON8TITtJY9NTt 23


rrumpida" porque esto podria traer aparejado que
se interrumpiera indefinidamente una estaci6n de
radio.
SR. CHIBAS (EDUARDO): Pido la palabra.


SR. ICHASO (FRANCISCO): Creo que la pregunta
del senior Mujal es muy razonable. Me parece que la
enmienda mia excluye la otra. Se podrian votar si-
multdnea o alternativamente.


-SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa- SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se va a dar
labra el senior ChibAs. lecture a la enmienda del senor Chibis.


SR. CHIBAS (EDUARDO) : Quiero aclararle al senior
Alvarez que yo he retirado la enmienda presentada
anteriormente en la forma que la habia redactado el
senior Mafiach, porque no se ajustaba estrictamente
a mi pensamiento. Y de acuerdo con las palabras de
los doctors SuArez y Zaydin, he redactado la en-
mienda mis conforme con el pensamiento mio origi-
nal, de darle amplias garantias al radio. La enmien-
da que se encuentra sobre la mesa suscrita por mi
firma, es la finica con la que estoy solidarizado en es-
tos moments, no con la del sefior Ichaso.
SR. ICHASO (FRANCISCO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Ichaso.
SR. ICHASO (FRANCISCO): Para explicar el alean-
ce de la palabra "interrumpir".
iLa palabra "interrumpir" lleva implicito un con-
cepto de temporalidad, al mismo tiempo que de emer-
gencia. Se interrumpe una trasmisi6n emergente-
mente, por raz6n de la perturbaci6n social que pue-
da producer o del delito que se esta cometiendo a
trav6s de ella.
Aqui se ha involucrado el concept de suspension
con el de interrupci6n. Interrumpir una trasmisi6n
de radio delictuosa no es suspender ni elausurar las
funciones de la estaci6n radiof6nica de que se trate.
Lo que propongo es que asi como puede recojerse la
edici6n de un peri6dico se pueda interrumpir un'a
trasmisi6n de radio, cuando ella result atentatoria
a la honra de las personas o a la paz plibliea.
Es precise proteger la libertad del pensamiento,
pero tambi6n es precise proteger a la sociedad con-
tra los delitos que puedan cometerse por medio de
la prensa o del radio.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Despuds de
votada esta enmienda se va a dar lectura a la sus-
crita por el senior Chibas.
SR. GUAS INCLAN (RAFAEL) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Guas Inclin.
SR. GUAS INCLAN (RAFAEL) : Quisiera saber sim-
plemente si la enmienda que vamos a votar consiste
tan s6lo en intercalar la palabra "interrumpir la
trasmisi6n", porque en el fondo no es una enmien-
da adicional; es una enmienda que modifica el tex-
to del precepto.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Adici6n al
texto.
Se somete a votaci6n.
SR. MUJAL (EUSEBIO): Yo quiero saber si se en-
tiende que aprobada la enmienda del senior Ichaso
esta rechazada la del senior Chibas.


(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA ADICIONAL


No podrA interrumpirse ninguna trasmisi6n ra-
diof6nica.
El derecho que garantiza este articulo no exime
de la responsabilidad en que incurran los que, al
ejercitarlo, atenten contra la honra de las perso-
nas, el orden social o la paz pfiblica.
(Fdo). Eduardo R. Chibds.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): A discusi6n'
la enmienda.
Sn. ICHASO (FRANCISCO) : Pido la palabra en con-
tra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Ichaso.
)SR. ICHASO (FRANCISCO) : Sefior Presidente y se-
flores Delegados: Aunque ya expuse algunas de las
razones que tengo para oponerme a esa enmienda,
quiero abundar muy brevemente en ellas.
Consider que se cometeria una verdadera enor-
midad si se aprobara esa enmienda, por cuanto crea
un privilegio a la palabra oral sobre la palabra es-
crita. No hay ninguna raz6n para someter a la juris-
dicci6n de los tribunales de justicia a los folletos, pe-
ri6dicos etc. y sustraer a las trasmisiones de radio
de esa jurisdicei6n.

En virtud de esa enmienda en' ningin caso po-
dra interrumpirse una trasmisi6n radiof6nica, y en
eambio, por virtud de la enmienda que hemos fir-
mado un grupo de Delegados y que fu6 leida ante-
riormente, es possible recoger la edici6n de un peri6-
dieo..
SR. MUJAL (EUSEBIO): 0C6mo se va a interrum-
pir una trasmisi6n' de radio? Un peri6dico es una
cosa distinta a una trasmisi6n de radio.
SR. ICHASO (FRANCISCO) : He dicho y probado que
se puede interrumpir una trasmisi6n de radio. Una
trasmisi6n de radio, no es solamente la hora regla-
mentaria que cada dia se trasmite; es una series de
trasmisiones...
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Una pregunta. Casi todas
las estaciones de radio de Cuba tieinen distintas ho-
ras: una para la political, otra para deportee, otra
para cultural, etc. Si se compete una falta en una ho-
ra, por qu6 t'enen que penalizarse a las horas?
SR. ICHASO (FRANCISCO) : Es cuando se trata de
una campafia sistematica.
Bueno sefiores, en ese caso lo procedente es dejar
el precepto como estaba antes de la enmienda y no
afadirle nada de eso.








24 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Francamente lo que me parece injusto y absurdo
es conceder un privilegio al radio sobre la prensa
diaria, permitiendo que los peri6dicos puedan ser
recogidos y no interrumpidas las trasmisiones de ra-
dio.
SR. SUAREZ (MIGUEL) : El peri6dico tiene un pri-
vilegio sobre el radio que es la perman'encia de la
impresi6n, su perdurabilidad a trav6s del tiempo.
Y en cambio al radio tratan de ponerle una limi-
taci6n.
SR. ICHASO (FRANCISCO) : Es possible que tenga ese
privilegio. Pero el radio puede tener el privilegio de
la irresponsabilidad, que se crea precisamente por
la volubilidad de la palabra hablada.
En tal caso yo propondria que se suprimiera tam-
bien la recogida de peri6dicos, para evitar el trata-
miento distinto a vehiculos igualmente importantes
de difusi6n'.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se va a so-
meter a votaci6n la enmienda.
SR. CHIBAS (EDUARDO) : Pido que se sometan a vo-
taci6n distintamente una de otra.
Sn. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se somete a
votaci6n la enmienda del senior Ichaso que adiciona
o intercala una frase dentro de la enmienda apro-
bada. Los que est6n de acuerdo se servir6n levan-
tar el brazo.
(La mayoria de los seiores Delegados no lo hacen).
Rechazada la enmienda.
Se somete a votaci6n la enmienda adicional del
senior 'Chib6s. Los que esten conformes se servirin
levantar el brazo.
(La mayoria de los seiores Delegados no lo hacen).
Rechazada la enmienda.
Se va a dar lectura al Articulo 39.
(El Oficial de Actas lee).
ARTICULO 39.-El domicilio es inviolable y, en
su consecuencia, nadie podrA entrar de noche en el
ajeno sin el consentimiento de su morador, a no ser
para socorrer victims de delito o desastre, ni de
dia, sino en los casos y en' la forma determinados
por la Ley.
En caso de suspension de esta garantia, sera re-
quisito indispensable para penetrar en el domicilio
de una persona que lo haga la propia autoridad com-
petente, mediante orden o resoluci6n escrita, de la
que se dejar copia aut6ntica al morador, a sus fa-
miliares o al vecin'o mas pr6ximo, segfin proceda.
Cuando la autoridad delegue en alguno de sus agents
se procederh del mismo modo.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se pone a
discusi6n.
Sa. MUJAL (EUSEBIO) : Yo desearia simplemente que
los compafieros miembros de la Comisi6n Coordina-
dora me explicaran esta linea que dice: "iSe deja-
ra copia aut6ntica al morador y sus familiares, o al
veeino mis pr6ximo, segfn proceda".


Esto del vecino mIs pr6ximo debe considerarse
cuando no se encuentre al morador. Entonces se
puede interpreter que la casa de un ciudadano pue-
de ser violada, registrada, y la autoridad hace ver
que no encuentra al morador y le entrega al veci-
no mis cercano la orden.
Esta es una cosa que yo en realidad quisiera ra-
zonar, sin que ten'ga en este moment razones ex-
presas, sobre la cuesti6n de que me parece que esto
del vecino mas pr6ximo, se me parece a una salida
de las tantas que ,ha tenido la Ley.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : Traiga las enmien-
das que la perfeccionen.
Sa. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Bravo Acosta.
,SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Para explicar al
senior Mujal: en todo procedimiento cuando no se
encuentra direetamente a la persona que se va a
buscar, la Ley sefiala y establece la forma de noti-
ficaci6n y se entrega la diligencia al veeino mas
pr6ximo, con la obligaci6n este veeino de entregar-
la a la persona cuando fuere hallada, bajo pena de
multa si no lo hace. En este caso tendria que ve-
iir la diligencia con un vecino si no hay morador
ninguno en la casa. Y entonces se hace la diligencia
con el vecino mas cercano y se procede al registro.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Aeepto la explicaci6n. Re-
tiro la objeei6n.
.SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se pone a
votaei6n el articulo 39.
Los que est&n conformes se servirAn levantar el
brazo.
(La mayoria de los sehores Delegados lo hace).
Aprobado.
Se va a dar lectura a una enmienda adicional del
senior Martinez Shenz.
(El Oficial de Actas lee).
ARTICULO 39.-ENMIENDA ADICIONAL AL
ULTIMO PARRAFO
Es legitima la resistencia adeouada para la pro-
teeei6n de estos dereehos.-(Fdo,). Joaquin Marti-
nez Sdenz).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se pone a
discusi6n la enmienda.
SR. PRio SOCARRAS (CARLOS): Sefior Presidente y
sefiores Delegados: Yo creo, sin que quiera oponerme
a la enmienda realmente, que esto estg establecido
en el C6digo de Defensa Social. Cuando la autori-
dad o su agent al ejercitar un derecho viola lo
preceptuado en la Constituci6n o las leyes, como no
est6n ejercitando un derecho, estAn fuera de la au-
toridad que representan, y es como si un particular
cualquiera tratara de entrar en el domicilio violan-
do por tanto la residencia que esta perfectamente
garantizada y protegida en el C6digo Penal.








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVEirCION CONSTITUYENTE 25


Me parece por lo tanto que sobra el precepto, y
mns bien pudiera set una incitaci6n a la resistencia.
Sin que quiera oponerme, si el senior Martinez
Saenz encuentra que efectivamente debe ponerse asi.
SR. MARTINEZ SAENZ (JOAQUIN) Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Martinez S&enz.
SR. MARTINEZ 'SAENZ (JOAQUIN) : Sefior President
y sefiores Delegados: En realidad el precepto no
debe ir como una enmienda al articulo 39, sino co-
mo un articulo adicional que garantice todos los
derechos individuals de esta secci6n.
La historic pasada de Cuba ha demostrado, y yo
lo pongo de manifesto, que la simple declaraci6n de
los derechos individuals no basta. Y la Constitu-
ci6n de 1940 ha querido corregir las dificultades de
nuestra vida pasada, y ha querido rodear con ga-
rantias efectivas los derechos declarados en la Cons-
tituci6n, y se han tornado determinadas medidas a
ese fin.
Una de las medidas mas eficaces que puede ha-
b er para la defense de los derechos, es la legitimidad
de la defense. Realmente el C6digo de Defensa So-
cial lo permit, lo permiti6 antes el C6digo Penal.
Sin embargo, cuando vienen hombres armados que
representan la autoridad, es una actitud ilicita. El
ciudadano se encuentra constrefiido y en un estado
de coacci6n moral.
La Constituci6n le quiere dar una series de garan-
tias: la primera es la inviolabilidad de los derechos
individuals. Es 6sta una declaraci6n' que consider
ftil, de acuerdo con la Historia Constitucional Cu-
bana, de acuerdo con la historic de los hechos de
Cuba.
La Constituci6n del uno, en su parte dogmAtica...
podemos declararlo, en euanto a los dereehos indi-
viduales se refiere, fue una obra maestra. Sin embar
go, en la prActica fueron ineficaces por falta de me-
dios de garantia. Creo que esta declaraci6n es just
y que ayuda al derecho de los ciudadanos que fue-
ran objeto de violencia injusta. El partido que yo
represent lo ha hecho suyo y yo lo present aqui en'
la seguridad de que esta Convenci6n empefiada en
corregir las deficiencies de nuestro estado democrh-
tico, habrh de aceptarlo, para que la violencia no
pueda borrar los dereehos individuals y no podrA
oponerse a una declaratoria que hace legitima la
defense de los derechos constitucionales, como lo ha-
ce el C6digo de Defen'sa Social, cuando la vida, o los
interests particulares son agredidos injustamente.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se somete
a votaci6n la enmienda.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Pido la palabra.
'SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Martinez Fraga.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): El senior Marti-
nez ;Shenz indicaba que era punto programatico de
su partido el condensar en un precepto de caraeter
ejecutivo ese derecho, el derecho de resistencia eni
defense de los derechos individuals y discutirlo co-


mo precepto apart, no como una enmienda adicio-
nal a la inviolavilidad del domicilio?
SR. MARTINEZ SAENZ (JOAQUIN): Puede discutir-
se ahora y dejar a la Comisi6n de Estilo para que lo
coloque articulo apart, porque fu6 un error 'haber-
lo puesto como una adici6n al articulo 39.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Puede redactar
de nuevo la enmienda como un articulo aparte.
SR. MARTINEZ SAENZ (JOAQUIN) : Como dice athi
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : Ruego que se
lea niuevamente.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se le va a
dar lectura nuevamente.
(El Oficial de Actas da lecture nuevamente de
la enmienda).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): A votaci6n.
SR. MARTfNEZ FRAGA (ANTONIO) : Como precepto
aparte al final.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se pone a
votaci6n. Si se aprueba irA como precepto aparte al
final. Los sefiores Delegados que estin conformes
con la enmienda se servirAn manifestarlo asi. Se
aprueba ?
(Senales afirmativas).
Aprobada.
ISe va a dar lectura al Articulo 40.
(El Oficial de Actas lee).
ARTICULO 40.-Es libre la profesi6n1 de todas
las religiones, asi como el ejercicio de todos los cul-
tos, sin otra limitaci6n que el respeto a la moral
cristiana y al orden pfiblico.
La iglesia estari separada del Estado, el cual n~o
podrh subvencionar, en caso alguno, ningfin culto.
SR. PRESIDENT (GRAu SAN MARTIN) : Se va a dar
lectura a la enmienda.
(El Oficial de Actas lee).
A LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE:
Los Delegados que suscriben, inconformes con el
criterio de la mayoria, proponen que el pirrafo ter-
cero del articulo 38 de la Secci6n Primera del Titu-
lo IV, quede redactado como sigue:
"No podra suspenderse la publicaci6n de ningfin
peri6dico u otro medio de difusi6n o divulgaci6n del
pensamiento, sino mediante mandate de juez com-
petente. Esta suspension s6lo alcanzarh al n'mmero,
secci6n o trasmisi6n radiof6nica que motive el man-
dato judicial.

"La clausura de un peri6dico u otro medio cual-
quiera de difusi6n o divulgaci6n del pensamiento
s6lo podra llevarse a cabo en virtud de sentencia
firme, dictada por Tribunal competente.
Sal6n de sesiones de la Con'venci6n Constituyente,
a los veintid6s dias del mes de abril de 1940.








26 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


8alvador Garcia Agilero.--Juan Marinello.-Blas
Roca.-Rom6rico Cordero.-Esperanza Sinchez.-
CUsar Vilar.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se pone a
discusi6n la enmienda sustitutiva del dictamein de
la Comisi6n Coordinadora presentada por los sefio-
res Delegados del Partido Uni6n Revolucionaria Co-
munista.
SR. NWJEz PORTUONDO (EMILIQ): Pido la palabra.
en contra.
iSR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el sefor Nifiez Portuondo.
SR. N"rnEZ PORTUONDO (EILIO) : Sefior Presiden-
te y sefiores Delegados: En una reunion de la Comi-
si6n Coordinadora tuve el honor de consumer un ex-
ten'so turno para oponerme a la enmienda que en
aquella oportunidad present el Partido Uni6n Re-
volucionaria Comunista y que ahora reproduce, sos-
teniendo yo el criterio amplio y liberal de la Cons-
tituci6n de 1901 en material de libertad religiosa.
Pretendo ahora reproducir brevemente ante la
Convenci6n los arguments que expuse en la Comi-
si6n Coordinadora en contra de este precepto que,
en definitive tiende a producer en Cuba una guerra
religiosa, cosa que nadie podia pensar que sucedie-
ra en nuestra Patria.
La Constituci6n: de 1901 ha funcionado en este
aspect perfectamente. Todos los cubanos han po-
dido profesar sus creencias religiosas y han mere-
cido el mas absolute respeto. Puedo afirmar que
no ha existido nunca un problema religioso en Cuba,
y los ciudadanos lo mismo que los extranjeros han
podido mantener su criterio sin' que ni el Gobierno
ni los individuos hayan pretendido en ningun caso
limitar la libertad de concieneia. Ese precepto de
la Constituei6n de 1901, admirablemente redactado,
era el product de la experieneia producida por si-
glos de luchas religiosas ern distintas naciones del
orbe; el resultado definitive a que se habia llega-
do en la 6poca en que nuestra Patria se constituia
eni Estado independiente y soberano promulgado
con la intenci6n de que todos los cubanos se sintie-
ran perfectamente garantizados para profesar su re-
ligi6n; y como resultaba 16gico, se disponia en ese
articulo como finica limitaci6n a la libertad religiosa
la de que fuera compatible con la moral cristiana,
porque nosotros, como pueblo de civilizaci6n occi-
dental debemos mantenernos de acuerdo coin las nor-
mas de esa finica moral, que durante veinte siglos
ha dado gloria a la humanidad, y le ha permitido
avanzar en la civilizaci6n.
No se puede referir el precepto solamente a la
moral, con exclusion de la palabra cristiana, como
se pretendi6 en la Comisi6in Coordinadora y como
se pretend ahora por la enmienda que combat,
porque decir la moral solamente, a mas de no signi-
ficar nada en conereto resultaria peligroso en la
prictica. Es moral en el Africa, en algunas tribus,
el devorar a los series humans, y supongo que n'o
pretenderan los sefiores comunistas propugnar que
se admitan esas pricticas en nuestra sociedad ei-
vilizada. Resulta moral en otros lugares que con-
traigan matrimonio los hermanos con las hermanas,


en various pueblos es admitida la poligamia, eni otros
la poliandria, y podemos afirmar, que a pesar de es-
to, dentro de nuestro regimen constitutional no po-
demos admitir esas practices.
SR. ROCA (BLAS): Una ligera interrupci6n. Lo
permiten las leyes y la Constituci6n de la Repfiblica ?
SR. NG6EZ PORTUONDO (EMILIO): No lo prohibe ex-
presamente, y no se puede practicar en la actuali-
dad precisamente porque estariain en contrapo-
sici6n con la moral cristiana que iSu Sefioria trata de
suprimir.
SR. ROCA (BLAS) : Ha dado tantos dias de gloria
la moral cristiana como otras morales y tambien
tantos dias de tristeza. Por ejemplo, la moral cris-
tiana estableoi6 la inquisici6n que trrjo grandes
desgracias para ]a humanidad.
SR. NIEZ PORTUONDO (EMILIO): El senior Bias
Roca produce una argumentaci6n efectista para los
que no conocen la historic de la humanidad ni los
problems religiosos. La inquisici6n es un hecho que
hay que analizarlo de acuerdo con los principios de
la Filosofia de la Historia.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Me permit una pregunta
Su Sefioria. Va el compaiero a defender a la In-
quisici6n ?
SR. N6nEZ PORTUONDO (EMILIO): No es el caso
que estamos discutiendo; pero yo le podria decir al
senior Mujal que es elemental que los hechos hist6-
ricos no se puedein apreciar cuando ocurren en el si-
glo XV o en el XVI con el criterio del siglo XX.
Agregaria que, cuando la Inquisici6n se practicaba
en Espafia por motives religiosos o de otra indole, y
dentro de un estado de conciencia colectiva propio
de la 4poea, esos tribunales celebraban juicio, con-
denaban unas veces y absolvian en otros casos, mien-
tras que tambi6n por motives religiosos, otras igle-
sias que no eran precisamente la cat6lica, como su-
cedia en Inglaterra, condenaban sin previo juicio a
todos los aeusados, hecho este que sirve para poder
afirmar lo que antes dije, que los acontecimientos
hist6ricos hay que analizarlos de acuerdo con el cri-
terio imperante en la 6poca en' que acaecieron.
SR. N5fjEz PORTUONDO (EMLIO) : Yo lamento que
el senior Mujal haya interpretado mis palabras en la
forma simplista en que lo ha heoho, porque soy un
gran admirador de su cultural y de su talent.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Se equivoca el sefor Nfiiez,
porque no tengo ni cultural ni talent.
SR. NWREZ PORTUONDO (EILIO) : Lo que sucede es
que el senior Mujal es muy modesto. He contestado
una pregunta suya de si yo iba a defender a la In-
quisici6n, problema al que no me habia referido en lo
absolute. Unicamente me limit a contestar al senior
Bias Roca, que emple6 un argument de mero efecto
en relaci6n a la moral cristiana, adjudicandole todos
los errors politicos y de toda indole que pudieran ha-
berse cometido durante los filtimos veinte siglos.
Con esta enmienda, sefiores Delegados, lo que se
trata es de provocar en Cuba un nuevo problema, uno
mas que tendremos que agregar a los numerosos que








DIARIO DE SESIONES DE L' CONVE.T ION CONSTITUYENTE 2;


hay que resolver; se trata de dividir a la sociedad cu-
bana, de crear problems religiosos que nunca han
existido.
Sefiores Delegados, mantengo que en estas cuestio-
nes se puede improvisar menos que en los problems
del trabajo. Afirmar que ese espiritismo es una reli-
gi6n, como lo ha hecho el senior Bias Roca, me parece
que constitute una afirmaci6n de tal naturaleza, tan
extraordinaria que no se puede ni siquiera comen-
tar.
Esta enmienda, senior Presidente y sefiores Dele-
gados, por su oriren, por los antecedents quo con-
curren en ella, por lo que significa...
SR. ROCA (BLAS) : Por su origen? Quiere decir que
porque es hecha por nosotros?
SR. NJ~REZ PORTUONDO (EMILIO): Efeetivamente.
SR. ROCA (BLAS) : En ese easo Inosotros somos De-
legados de segunda categoria?
SR. NtiEZ PORTUONDO (EMILIO): No, sefior Roca,
en absolute. U'tedes nc ,on Delegados de segunda ca-
te-oria en e! orden legal; -on lDelegadcs irnales a los
demis aunque puedan suponer que son' mejores, pero
al hablar del origen de la enmienda lo he hecho por-
que para nadie es un secret que los sefiores que per-
tenecen al Partido Comunista no profesan ideas re-
ligiosas. El Estado ateo es con'ocido perfectamente
en la nomenclatura political del moment actual, y a
ese Estado ateo corresponde la supreme autoridad so-
bre los partidos comunistas de Am6rica, Europa y del
resto del mundo. Por eso decia que por su origen, por
los antecedentes que concurren en ella, yo ]a conside-
ro sumamente peligrosa para la estabilidad n'acional.

Si la analizamos pirrafo por parrafo, nos encon-
tramos, senior Presidente y sefiores delegados, que con-
tiene preceptos de tan impossible aplicaci6n que nos
atrevemos a afirmar que no tiene similar en ninguna
Con'stituci6n del mundo. Se dispone por ello: "Que
nin'eun 'funcionario pfiblico ni sus representantes
podran como tales participar ofieialmente en ceremo-
nias religiosas. Como es de conocimiento elemental que
de acuerdo con las prAeticas protocolarias, cuando fa-
Ilece un' Embajador acreditado en un pais, es deeir,
el representante personal del Jefe del Estado extran-
jero, se le hacen honras ffnebres de acuerdo con las
creencias religiosas del individuo fallecido, es pric-
tica universal one se sigue en todos los pauses, quizAs
con la excepci6n de Rusia, que a esos aetos coneu-
rran siempre los Jefes de Estado donde ha ocurrido
el fallecimiento, o por lo menos los Ministros de
Relaciones Exteriores; y, nos eneontrariamos que de
aplicarse este precepto de la enmienda, se daria el ca-
so inexplicable para los extranieros de que a esas
ceremonies, incluvendo el sepelio, en los cuales se
realizan ceremonies de ritual, no asista ningfin fun-
cionario del Gobierno para no infringir un precepto
constitutional.
Sefior Presidente y sefiores Delegados: Me pareee
tan absurda esta disposici6n, tan contrario a la 16gi-
ca este criterio, que opino que de aplicarse nos eo-
locaria en una situaei6n tan desairada como pueblo
civilizado, y tan dificil a nuestro Gobierno, que no
puedo admitir siquiera que sea possible que merezea
el voto aprobatorio de la Convenci6n.


I Nosotros en la Comisi6n Coordinadora redactamos
un precepto que como dije antes, constitute la solu-
ci6n de todos estos problems: libertad absolute para
profesar cualquier religion de acuerdo con los prin-
cipios de la moral cristiana; la Iglesia separada del
Estado. Debo agregarle a los sefiores Delegados que
fu4 el inolvidable autor de mis dias el que en la Cons-
tituci6n de 1901 redact6 y defendi6 ese precepto. Lo
hacia, precisamente porque no era cat6lico militant,
porque no era religioso practicante; era un hombre
absolutamente liberal que habia dedicado mis de vein-
te afios de su vida a luchar con las armas en la mano
por la indepedencia de la Patria. Ese principio lo
aprobaron todos los demds convencionales, cat6licos
unos, protestantes otros, muchos librepensadores, por-
que todos se sentian absolutamente garantizados den-
tro de ese precepto; y ahora, senior Presidente y se-
fiores Delegados, salvo ese caso que pudieramos cali-
ficar de hipotetico, sin comprobaci6n, casi impossible
de explicarse que nos relata el senior Blas Roca, acae-
cido en una region ignorada de Oriente, de disolver
una reuni6n' espiritista que se efectuaba para enten-
derse con los muertos, como enf&ticamente nos ha ma-
nifestado el senior Roca, lo cierto es, que hasta este
moment no ha existido en Cuba un solo problema
serio con motive de la aplicaci6n del articulo de la
actual Constituci6n que garantiza la libertad.
Yo no he faltado al respeto a los que profesan la
creencia espirita aunque no la comparta. Me estaba
refiriendo exclusivamente a un hecho que relata el
sailor Bias Roca, de que en determinada region orien-
tal habia sido disuelta una reunion espiritista, que
segfin frase del propio senior Roca, iba a invocar a los
muertos. No he puesto nada de mi parte; me he re-
ferido a ese relate del senior Roca dicien'do que podia
eer quizds el finico motive de dudas sobre aplicaei6n
del articulo que sobre libertad religiosa existe en la
Constituei6n de 1901 en cuarenta afios de vida repu-
blicana. Soy respetuoso de todas las creencias, man-
tengo las mias y no discuto nunca cuestiones religio-
sas. Me parece por eso, que es peligroso entablar de-
bates sobre esta cuesti6n, pues trato, eni beneficio de
mi pais que no se inicien en Cuba problems religio-
sos que han de traer gravisimas consecuencias para
la paz pfiblica.
Mantengo el criteria de que en estas euestiones so-
bre creencias religiosas hay que actuar con mueha
prudencia. Constituyen problems de tanta trascen-
dencia, que en los tiempos pasados todos sabemos lo
que significant las guerras religiosas; y lo estamos
observando tambi6n en paises vecinos al nuestro don-
de por una persecusi6n religiosa se di6 al traste con
la economic national, y se ha producido una situa-
ci6n de intranquilidad pfiblica, porque una parte res-
petable de la poblaci6n no puede vivir en paz por-
que no la dejan adorar a Dios en la forma que ella
estima que debe hacerlo. Creo que estamos creando
un nuevo problema en Cuba planteado habilidosamen-
te por los firmantes de la enmienda; el problema re-
ligioso; y como hemos comprobado que frente a esa
intenci6n se ha levantado un nficleo importantisimo
de la poblaci6n cubana pidiendo a la Convenci6n
Constituyente que se le respete el legitimo derecho que
tiene de profesar la religion' que estime convenient,
debemos garantizar ese dereeho.
iSR. RocA (BLAS) : gQui6n niega ese derecho?








28 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR. NO~EZ PORTUONDO (EMILIO): No se niega ex-
presamente en la forma en que esta redactada la en-
mienda, pero se deja la oportunidad para negarlo
mhs adelante. Este es el inicio de una lucha religiosa
en Cuba y lo saber perfectamente el senior Bias Roca
y los sefiores delegados comunistas, porque sino no
la hubieran presentado.
SR. ROCA (BLAS) : I Quiere decir que yo estoy pro-
poniendo en esa enmienda el inicio de una guerra
religiosa en Cuba?
SR. NT~EZ PORTUONDO (EMILIO) : Asi lo afirmo. S6
que ese articulo va ericaminado a provocar una gue-
rra religiosa en Cuba.
ISR. ROCA (BLAS) : Pues yo debo decirle que esta
profunda y completamente equivocado.
SR. NUrEz PORTUONDO (EMILIO): Esa es mi apre
ciaci6n y la ratifico en todas sus parties.
Cuando se afirma que la masoneria es una religion
positive, se demuestra tanta ignorancia de la cues-
ti6n, que no se puede continuar discutiendo en ese
aspeeto.
Voy a contin'uar mi argumentaci6n.
Entiendo, senior Presidente y sefiores Delegados,
que en este caso, todas las garantias para la libre pro-
fesi6n de las religiones estkn contenidas en el articu-
lo tal como esti redactado en el proyecto del dicta-
men, que es el mismo de ]a Constituci6n de 1901, y
que, repito, durante cuarenta afos ha funeionado
sin un solo problema de orden religioso en Cuba, don-
de los espiritistas han podido perfectamente tener sus
creencias, reunirse, realizar pfiblicamente actos de
propaganda, donde los masones han podido consti-
tuir logias en' gran nfimero a la luz pfibliea.
SR. COYULA (MIGUEL): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Coyula.
SR. COYULA (MIGUEL) : Sefior Roca: es possible que
no habiendo un precepto constitutional en' que se
consigne uno de los principios esenciales de la vida
social de Cuba, se les ocurra a los legisladores del ma-
fana algo que est6 en pugna con lo que ahora defien-
de el senior Niifiez Portuondo. en cambio...
SR. ROCA (BLAS) : Cuan'do no existan Constituci6n
ni leyes, no regird tampoco el precepto de la moral
cristiana y cada uno hard lo que le plaza.
SR. COYULA (MIGusEL): Por eso creo yo, como lo
han entendido los miembros de la Comisi6n Coordi-
nadora, y como lo pensaron los Convencionales de
1901, que lo que conviene establecer en Cuba es un'
regimen moral que tenga por base la moral cristiana,
moral que ha dado dias de grandeza y dicha a la hu-
manidad.
SR. ROCA (BLAS) : Que ha dado tantos dias de gloria
a la moral eristiana, como otras morales, y tantos dias
de tristezas. Por ejemplo, la moral cristiana estableci6
la inquisici6n que trajo grandes desgraeias para la
humanidad.
SR. COYULA (MIGUEL) : Desdichas que se trata de
evitar, y a ello se dirige el senior Nfifez Portuondo.


SR. N(OEZ PORTUONDO (EMILIO): El senior Bias
Roca hace una argumentaci6n efectista para los que
no conocen la historic de la humanidad ni los proble-
mas religiosos. El problema de la inquisici6n es un
problema muy diseutible dentro de los principios re-
ligiosos.

SR. MUJAL (EUSEBIO) : S. S. me abruma con el pe-
so de sus intensos conocimientos hist6ricos sobre la
material, por el solo hecho de que yo le haya pregun-
tado si iba a defender a la inrquisici6n. Deseo mani-
festarle que no voy a consumer un turno ni atacando
ni defendiendo a la inquisici6n, pero las razones que
apunta el senior Nfifiez Portuondo, no son absoluta-
men'te convincentes, toda vez que en un moment lo
mataban sin la Ley y en el otro lo mataban con la ley.
Es decir, que de todas maneras lo mataban en el rB-
gimen absolutista que existia entonces. No creo que
sea un argument de peso que se pueda levantar aqui
y le rogaria al senior Nfifiez que levante .otros de ma-
yores empefios y grandezas.

iSR. ROCA (BLAs) : Me permit S. S. EnEr qu6 as-
pecto de la Enmien'da se trata de eso? Cuando se
dice que se admit la profesi6n o no de todas las re-
ligiones, se establece la absolute libertad de cultos,
sin otra limitaci6n que las que establecen las Leyes
y la Constituci6n de la Repfiblica. Cuando se ad-
mite esto, se estan admitiendo todas las religions
dindole la mayor amplitud al derecho de profesar
una religion' cualquiera, o al de no profesar nin-
guna. Cuando nosotros ponemos una limitaci6n de
orden religioso -porque la cristiandad es una re-
ligi6n, como hay otras en el mundo- estamos im-
pidiendo a los adeptos de otras religions a profesar
su culto, aun cuan'do la profesi6n de esa religion se
haga de acuerdo con la Constituci6n y las leyes de
la Repuiblica. No estamos trayendo un problema,
sino tratando de evitar que se reproduzca aqui nin-
guin problema religioso, porque el Estado cubano se
adscriba a determinada religion. Yo soy de Oriente
y puedo poner por ejemplo, el caso.de la persecu-
ci6n grandisima que a los espiritistas de todo tiem-
po, se ha hecho en aquella provincia, interrumpien-
dose sus sesiones, impididndoles que puedan mani-
festarse pfiblicamente y que puedan hacerse todas
estas cosas. Si nosotros tenemos el problema de que
se interrumpe la realizaci6n de un culto que se man-
tiene como una religion, dentro de las leyes de la
Repiblica, y del espiritu de nuestra Constituci6n.
estamos tratando de evitar, precisamente, que esos
problems puedan reproducirse.

En segundo lugar cuando nuestra Enmienda tien-
de a hacer efectiva y real su separaci6n de la iglesia
del Estado, para que nuestros gobernantes n'o pue-
dan adscribirse, como tales gobernantes, a un culto
o religion determinada, y por tanto no puedan con
sus actos ser parciales de determinada religion, plan-
teando discordias entire los sectarios de una y otra
religion, la religion que es del Gobierno y otra que
no lo es, estamos evitando precisamente la repro-
ducci6n en nuestro pais de un problema religioso, y
estamos tratando de mantener a nuestro pais al mar-
gen de todo problema de esa indole.
SR. MANACH (JORGE) : Me permit el senior Roca.







DIARIO DE SESIONES DE LA C;OXNV.PN0io COSTITUYENTE 29


Sn. RocA (BLAS) : El senior Mafiach me va a dis-
pensar; yo estoy interrumpiendo al senor Niuiez, y
no desearia interrumpir por mis tiempo su pala-
bra. Yo termino; interrumpa S. S., si lo desea, al
senior Nfinez.
SR. ALVAREZ (ONZALEZ (RAFAEL): El senior Ro-
ca, plantea aqui un problema religioso, y yo creo
que 61 esta equivocado. La persecuci6n no es desde
el punto de vista religioso; este es un problema que
hay que mirar desde el punto de vista del ejercicio
illegal de una profesi6n. Los espiritistas esos que
son perseguidos en Oriente y Camagiiey -y hablo
de Camagiey-porque ya el senior Roca se ha re-
ferido a Oriente- constituyen un problema de ejer-
cicio illegal de una profesi6n.
Y es ese espiritismo, el de esa clase, pantalla para
eneubrir curanderismo que se explota, por ]a igno-
rancia del campesino, de political que se explota.-
Por tanto, los curanderos que ejercen el espiristis-
mo religioso, lo practican como medio de explota.-
ci6n inicua entire los fanaticos de sus ritos.
ISR. NTREZ PORTUONDO (EMILIO): Yo Sres. man-
tengo que en estas cuestiones se puede improvisar
menos que en las cuestiones del trabajo. Mantener
que ese espiritismo es una religion, desde el punto
de vista en que lo mantiene el senior Roca, me pa-
rece que es una afirmaci6n de tal naturaleza que
no se puede siquiera...
Sa. ROCA (BLAS) : Me permit S. S.? No me ha
bia referido, precisamente, a lo que decia mi com-
pafiero Sr. Alvarez Gonzalez. Me referia a la inte-
rrupei6n en las reuniones espiritistas, que se hacen
para invocar a Dios, hacer oraciones, oir hablar a
los muertos, preguntarles sobre los problems de la
tierra y otros asuntos.
SR. ALVAREZ GONZALEZ (RAFAEL) : Buscando re-
medios. ..

SR. ROCA (BLAs) : No me habia metido en estos
problem, sino a la interrupci6n de sus sesiones, pa-
ra invocar a Dios.
'SR. MARACH (JORGE) : Lo que queria decir sola-
mente es que le esta queriendo dar a la pa.labra
"moral cristiana" un contenido necesariamente re-
ligioso, confesional. No lo tiene en lo absolute. Es-
tamos tratando de fijar la necesidad de una normna
moral en' nuestra vida que deba ser respetada. So-
lamente queria sefialar este hecho: El hecho de que
la figure hist6rica de Cristo, es algo que represent
un sistema de valores morales, apart toda signifi-
caci6n religiosa...
SR. MARINELLO (JUAN): Me permit una inte-
rrupci6n S. S. con la venia de la Presidencia?

Desde luego el senior Mafach...
SR. MUJAL (EUSEBIO) : senior Presidente: Pido la
palabra para una cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENT (GRAU SAY MARTIN): Tiene la
palabra el senior Mujal.
SR. MUJAL (E.USEBIO) : Si se ponen' a discutir los
dos distinguidos compafieros le van a quitar buenos


arguments al senior Nifiez Portuondo y quisiera que
le permitieran continuar y se diera por terminada
esta cuesti6n, porque se va a establecer un diAlbgo
que va a resultar interesantisimo, pero que en oca-
slones va a resultar hasta molesto.
SR. MARINELLO (JUAN): El senior Nfifiez Portuon-
do es el que decidiri.

SR. NjREZ PORTUONDO (EMILIO): Puede Ihacerlo
el senior Marinello.

SR. MARINELLO (JUAN): Yo decia simplemente
que el doctor...
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Qui6n decide las cuestio-
nes de orden? El senior Nfifiez Portuondo o el senior
President ?
SR. MARINELLO (JUAN): Yo me someto a la deci-
sion del senior Presidente, desde luego, mediante el
permiso que a ese efecto tiene que dar el Dr. Nfifiez
Portuondo.

SR. NtIEZ PORTUONDO (EMILIO): Yo se lo doy
con muchisimo gusto.
SR. MARACH (JORGE) : Lo finico que le pido al se-
fior Marinello es que me deje exponer mi pensa-
miento.
SR. MARINELLO (JUAN): Para eso yo n'o tengo po-
der. El senior Nfifiez Portuondo y el Presidente pue-
den decidir si admiten o no las interrupciones. Yo
soy un interruptor, fuera de orden, lo comprendo.
Pido al senior Mafiach que se dirija al senior Presi-
dente.
SR. NifEZ PORTUONDO (EILIO) : Con much gus-
to yo acepto las interrupciones.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Puede con-
tinuar en' el uso de la palabra el senior Mafiach.

-SR. MANACH (JORGE): Me referia a las palabras
pronunciadas por el senior Blas Roca. Yo creo que
el estaba dando a la frase "la moral cristiana" un
contenido religioso, un sentido confesional y dog-
matico, y yo me he levantado, con animo de despe-
jar el debate, para hacer observer que la frase, a mi
juicio, no tiene necesariamente ese contenido.
Lo que estamos tratando de establecer en la Cons-
tituci6n es la necesidad de que los cultos reiigiosos
que en el pais haya, sean normados por un senti-
do moral. Pero la palabra moral es muy vaga, tie-
ne un sentido muy lato. Hay muchas morales. Te-
nemos que elegir alguna, y la moral que elegimos es
la moral traditional cubana, la que informa nues-
tras eostumbres. Ahora bien, esa moral esti repre-
sentada por la figure de Jesucristo. Y hasta aque-
llos autores que como Renfn, Strauss o Papini P1an
escrito los libros m6s negatives acerca de Cristo,
como "divinidad", no han podido menos que pon-
derar y situar eni su lugar hist6rico la significaci6n
moral, la alta ejemplaridad moral de Cristo. Ahi es-
t6n los preceptos cristianos: "Amaos los unos a los
otros", "No hagas a otro lo que no quieras que
te hagan a ti". Son normas de convivencia social
que en todas parties pueden ser aceptadas.








30 DIARIO DE SESIONES DE LL CONVENTION CONSTITUYENTE


De manera que no hay que darle a la frase un
sentido pol6mieo religioso, sino un sentido hist6-
rico...
Sn. NfREZ PORTUONDO (EMILIO): Como decia, se-
fior Presidente y sefiores Delegados.
SR. MARINELLO (JUAN): Yo habia pedido que el
sefior Mafiach expresara plenamente su idea para
que la interrupci6n tuviera lugar...
Sn. Ni~EZ PORTUONDO (E.MLO) : No tengo incon-
veniente, senior Marinello, porque despu6s de emas
conversaeiones que con los muertos tiene el senior
Bias Roca, no quiero desagradar a nin'gin miembro
del Partido Comunista. Puede continuar el senior Ma-
rinello.
SR. MARINELLO (JUAN) : Con la gentil aquiescencia
del senior Nifieez Portuondo y, desde luego, sin inter-
venciones ultra-terrenales, yo queria simplemente -y
me he levantado contra mi voluntad, que es la de
ocupar la atenci6n de los sefiores convencionales el
menor tiempo posible- porque he visto en las pala-
bras del doctor Mafiach una incomprensi6n -perd6-
neseme la frase- una incomprensi6n absolute del sen-
tido de esta enmienda y si ahora no venia de inme-
diato la aclaraci6n, podria ocurrir que el problema
no se resolviese del modo certero que nosotros reclama-
mos.
Decia el doctor Mafiach: La moral cristiana no es
con'cepto religioso; es mas bien una tradici6n de or-
deri social. En un aspect si. Pero no en todos los as-
pectos. La moral cristiana es una respectable postura
spiritual. Cristo es, desde luego, una figure altisima
*que merece la mejor reverencia. Todo eso es cierto,
senior Mafiach, pero si Cristo no fuera adem6s, la fi-
gura capital de una Iglesia que como .organizaci6n po-
litica no significa solamente en la historic ese concep-
to moral, sino otras cosas, nosotros no nos opondria-
mos el dictamen. El doctor Mafiach, muy dado a la
lectura de Marti, recordarA aquella frase suya: 'el
catolicismo ha matado al cristianismo". Claro, no es
lo mismo la moral cristiana que catolicismo", pero
por si pudiera contestarnos el doctor Mafiach p.or qu6,
a pesar de ser nuestro Estado un estado separado de
toda tendencia religiosa, en muchas locasiones nuestras
mas altas autoridades dan calor a una religion, a la
religion cat6lica, a esa religion que tiene como figure
altisima y principal a la de Cristo? Quiere decir, Dr.
Mafiach, que el cristianismo no es una religion, es,
en efecto, algo mAs que una religion; y en ese sentido
do es que se consigna en el Proyecto. Pero hay una
relaci6n tan estrecha entire el catolicismo y el cris-
tianismo que nuestras autoridades eon demasiada fre-
cuencia le dain cabida no al cristianismo, sino al ca-
tolicismo... Estimamos nosotros -es la segunda par-
te de nuestra enmienda- que se est in'cumpliendo
de una manera precise, concrete, el propio precepto
constitutional, y el que aprobamos ayer. Pero ain
hay mas. Cuando nosotros suprimimos las palabras
"moral cristiana" lo hacemos por el incumplimiento
a lo dispuesto en la nueva Constituci6n y en las leyes
y nos estamos refiriendo a .otro aspect; estamos ad-
virtiendo lo vago, lo imprecise, lo peligroso que es
consignar en un texto. constitutional, *que debe ser de
extrieto cumplimiento juridico una expresi6n que
no pueda decir nada y en' algunos casos decir dema-
siado.


Decia el coronel Coyula generosamente, cuando no
tengamos Constituci6n, cuando no tengamos leyes, en-
tonces tendremos...
'SR. COYULA (MIGUEL): Permitame aclararle algo
por lo justicia hist6rica y por la verdad: soy simple
comandante del Ej6rcito Libertador...
SR. MARINELLO (JUAN) : Para mi tendrd siempre
el m6s alto grade del Ejercito Libertador el senior
Coyula y todavia el mas alto me parece bajo para
sus merecimientos patr16ticos.
Yo queria recorder sus palabras porque decia el
comandante Coyula: cuando todo falte, tenemos que
referirnos a algo; tenemos que tener present un cri-
terio de ordein moral. Y yo pregunto al comandante
Coyula j cuando en nuestra Constituci6n se dice, mas
tarde (se dird de todos modos) que el matrimonio se
debe realizar singularmente, es decir, que no acep-
tamos la bigamia sino la monogamia se esta recono-
ciendo en esta Constituci6n, sin duda un criterio mo-
ral innegablemente cristiano, pero que ya tiene una
concreci6n juridica. Ahi hay moral cristiana, pero
convertida ya en precepto de exigible cumplimiento.
,En una palabra, la moral viejisima verdad, infor-
ma, determine, produce el derecho. El derecho es 1o
que nosotros debemos consignar en la Constituci6n.
No estamos contra ninguna moral. No estamos contra
ninguna religion, pero estimamos que el acervo mo-
ral de la humanidad que viene del cristianismo y de
otros movimientos mas, se ha ido recogiendo en textos
legales, y esos textos legales deben ser exigibles, de-
ben ser los inicos que debemos consignar en el cuer-
po de nuestra Constituei6n.
Yo queria de esta manera, demasiado extensamente
sin duda, aelarar un criterio equivocado, a mi modo
de ver del senior Mafiach, y termino expresando las
gracias mas sinceras por la gentileza, en verdad ilimi-
tada, del compafiero senior Nuifiez Portuondo.
SR. MARACH (JORGE) : Dos palabras solamente, pa-
ra contestar al senior Marinello.
Si hubo error de mi parte indudablemente dima-
naba de otro error del senior Roca. El senior Roca fu6
quien asoci6 la moral cristiana a un un' concept re-
ligioso. Plor eso he hecho esta aclaraci6n. Por lo de-
mns, habria much que decir sobre lo expuesto por
el sefor Marinello.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Continfa el
senior Nfiiez Portuondo.
(SR. Nu~REZ PORTUONDO (EMILIO): Esta Enmienda,
Senior Presidente y sefiores Delegados, por su origen,
por los antecedentes que concurren en ella, por lo
que significa....
'SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Me permit una in-
terrupci6n, con la venia de la Presidencia?
SR. NfREZ PORTUONDO (EMILIO) : Con much gus-
to.
.SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Yo quiero, llamar
la atenci6n del senior Nufifez Portuondo que nii las
manifestaciones del senior Bias Roca, ni las manifes-
taciones de 61 con respect al espiritismo tienen la
explicaci6n de lo que el espiritualismo es en si. El
espiritismo es una concresi6n de studios cientificos,








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 3]


investigaciones que se realizan, como se realizan es-
tudios filos6ficos. E. espiritista debe merecer, tanto
para el senior Nuffiez Portuondo como para el senior
Bias Roca, todos los respetos que tienen todas las
religiones, sin ser religion.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Acepto la aelara-
ci6n en vista de sus palabras.
SR. Nirz PORTUONDO (EMILIO): Mantenigo las
mias, y no discuto nunca en material religiosa. Me
parece por eso, que es peligroso entablar debates so-
bre esta cuesti6n, pues trato en beneficio de mi pais
que no se inicien en Cuba problems religiosos que
han de traer gravisimas consecuencias para la paz
pfiblica.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Con la venia de la
Presidencia: Como quiera que no esti refiido el es-
piritualismo cientifico con el cristianismo, me ha de
tener a su lado tambien en ese problema.
ISR. ROCA (BLAS) : Quiere decir que yo estoy pro-
poniendo en esa Enmienda el inicio de una guerra
religiosa en Cuba.... ?
SR. NUiEZ PORTUONDO (EMILIO): Perfectamente
Yo s6 que ese articulo va encaminado a provocar
una guerra religiosa en Cuba.
SR. ROCA (BLAs) : Pues yo debo decirle que esth
profundamente y completamente equivocado en ese
concepto...
SR. NUREZ PORTUONDO (EMILIO) : Esa es mi apre-
ciaci6n.
SR. ROCA (BLAS): La apreciaci6n y lo que surge
del espiritu de ese articulo...
Consagra la libertad religiosa, proelama el derecho
de todos los ciudadan'os de profesar cualquier reli-
gi6n, o no profesar ninguna, y garantiza que el Estado
cubano se mantenga al margen de toda creencia re-
ligiosa, no protegiendo a una contra otras.
Precisamente lo que queremos evitar es que por
un sentimiento de religiosidad se vean perseguidos
sus habitantes por creeneias religiosas; lo que que-
remos evitar definitivamente en nuestro pais es que
en algfin moment el Estado se pueda poner a per-
seguir a los eiudadanos por motives de sus creencias
religiosas. Todos los ciudadanos deben tener el plen'o
derecho de profesar cualquier religion absolutamen-
te cualquier religion, que no est6 refiida con nuestra
Constituci6n y demis leyes. Que el que quiera prae-
tique el espiritismo, cientifico o extendido al modo
simple en que la gente que no supo alcanzar mayor
cultural lo entiende; es espiritismo, que cree que el
ramo de albahaca o algo por el estilo puede curar al
paralitico, o cree que por medio de exorcismos se
puede curar a una persona; la masoneria o cualquier
otro credo religioso, absolutamente eualquier otra
creencia, que tenga la complete y plena garantia en
este precepto religioso; que se respeten absoluta-
mente todas las creencias. Que el Gobierno nunea se
ponga al lado de la mason:eria contra el catolicismo;
que el Gobierno nunca se ponga al lado de una reli-
gi6n en contra de otro credo religioso porque en el
moment en que el Gobierno de cualquier pais, el
Estado de cualquier pais se hace referente a un credo
religioso, enciende en' ese moment la lueha religiosa,


porque empiezan las perseeuciones de los individuos
con motive de sus creeneias religiosas y en ese mismo
moment se enciende la guerra religiosa.
He aqui por qu6 yo, que no soy eat6lico ni soy
espiritualista ni soy mas6n, ni estoy adseripto a nin-
gun credo religioso, me interest que todos con la
tolerancia esta del que no pertenece a ninguna re-
ligi6n que no se tiene que poner en' el papel, defen-
der ninguna religion, se pueda dar cabida a todas
las religiones, respetar a todas las creencias religio-
sas: ser tolerantes con todos los credos, absolutamen-
te con todos, para evitar que en un moment dado
pueda encenderse en el future una guerra religiosa
en nuestro pais.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Ya que se habla
de la masoneria, tambien es convenient que se se-
pa que toma esa parte de la moral eristiana que tie-
ne de Cristo y que tuvo de los grandes ap6stoles, lo
que signific6 su bondad; y la masoneria, sin ser re-
ligi6n, tambi6n sigue las virtudes de aquellos gran-
des ap6stoles y de Cristo.
SR. NtfNEZ PORTUONDO (EMILIO): El senior Bravo
Aeosta esti explicando cuestiones elementales que
todos conocemos perfectamente. Nadie ignora la ex-
plicaci6n que de la masoneria ofrecen los masones.
Mantengo firmemente el criteria que debe seguir
la Convenci6n de que se rechace totalmente la en-
mienda presentada por el senior Roca, aprobindose el
dictamen tal y como estA redactado. Haci6ndolo le
rendimos un homenaje a los Constituyentes de 1901,
y ratificamos un' criteria de absolute tolerancia, de
complete libertad, para que todos los que vivan en'
esta tierra puedan profesar sus creencias religiosas,
y evitamos para el porvenir dias de tristeza, de dolor
por la possible division de la familiar cubana que debe
vivir en paz, unico medio de lograr el estado de civi-
lizaci6n a que tenemos derecho.
He dieho.
SR. GARCIA AGOERO (SALVADOR): 'Pido la palabra
en pro de la enmienda.
ISR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior 'Garcia Agiiero.
Sn. GARCIA AGtERO (SALVADOR) : Senior Presiden-
te y sefiores Delegados: He pedido este turno para
defender la enmienda, aparentemente tan peligrosa,
que acaba de combatir con lujo de arguments el
Dr. Nfifez Portuondo.
Decia 41 que "habia tenido el honor" de levantar-
se en la Comisi6n Coordinadora para combatir esta
enmienda, porque con ello "defendia el amplio y
liberal criteria de la Conistituci6n de 1901", lo cual
vale tanto, a mi entender, como afirmar, por con-
traste, que el de esta enmienda es un criteria ni am-
plio ni liberal.
Y ha afirmado, al final de su argumentaci6n, que
rechazando esta enmienda y aprobando el dictameni,
se rendia un homenaje a los constituyentes de 1901.
Es decir, que el homenaje a aquellos constituyentes,
consiste en no modificar en n'ada lo que ellos estable-
cieron.
Por lo tanto la afrenta a los constituyentes de
1901 prdcticamente seria la modificaei6n de lo que







32 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE

ellos tuvieron a bien establecer, lo cual equivale a o coincidente, aun el propio Estado que de modo
afirmar que en eada uno de los casos en que hemos director, o indirecto pudiera influenciar sobre el cri-
estado haciendo mIodificaciones sustanciales y en- terio religioso de cada cual.
miendas 'b6sicas al criterio de los constituyentes de
1901, hemos estado afrentindolos, con la colabora- Tiene la enmienda hasta una adici6n que amplia
ci6n del Dr. Nifiez Portuondo, mientras ahora pre- y garantiza a un nficleo no mencionado en la Cons-
tendemos hacerles un homenaje reparador con el tituci6n del Uno, la absolute libertad religiosa.


mantenimiento estricto de un' simple precepto cons-
titucional.
(Pero como esto es lo fundamental, porque yo quie-
ro declarar que no orienta nuestro prop6sito el ho-
menajear a los constituyentes de 1901 con la apro-
baci6n de una enmienda :o de un articulo, ni el
afrentarlos con la rectificaci6n de algin criterio que
pudo ser equivocado en aquellos constituyentes, o
tal vez no equivocado, sino correspondiente a las ne-
cesidades de la 6poca en que lo establecieron y que
urgiera modificar ahora, precisamente porque han
cambiado las clrcunstancias, el panorama politico,
econ6mico y social, como eso no es lo fundamental
y esencial de nuestra enmienda, dejemos a un lado
el homenaje o la afrenta que quiera discernirle a
los constituyentes de 1901 el senior Nfiiez Portuon-
do, y entremos trancamente en lo que tiene much
mIs importancia que esta afirmaci6n intrascenden-
te de nuestro distinguido amigo.
Afirmaba 61 que se pretend introducir con esta
enmienca, una guerra cte relgiones en Cuba. En
realidad, por venir del Dr. Nfifiez Portuondo me ha
parecido sorprendente la afirmaci6n.
Sa. NjREz PORTUONDO (EILIO) : Me permit una
interrupci6n ?
SR. GARCIA AGiERO (SALVADOR) : Con much gusto.


Dice la enmienda: "Se reconoce el derecho, de
profesar o no cualquier religion". Y ese simple "pro-
fesar o no" esta garantizando ya de un modo expli-
ito el criterio libre, legitimo y respectable de quie-
nes no tengan ningfin credo religioso. Es decir, que
desde ese punto de vista hay mis amplitud que en
la Constituci6n del Uno, por cuanto n'o s6lo se reco-
noce el dereeho de cada uno de cultivar, de practi-
ear la religion o culto que prefiera, sino que ain se
se reconoce el derecho de cada cual a no tener ninglin
culto ni dogma religioso.
No veo por tanto que este previsor criterio justisimo
pueda pretender que se debate la guerra religiosa,
como de un modo tan sorprendente, afirma el Dr.
Emilio Nfifiez Portuondo que intentamos nosotros
provocarla.
Afirmaba el senior Nfifez Portuondo que era im-
prescindible que se dijese en el precepto "moral
cristiana", porque los pueblos ban de tener alguna
moral, y hay que elegir entire las distintas morales
o tipos de moral que en' el mundo puedan existir. Y
este pueblo tiene desde luego, la suya. Y el Dr. Nii-
fiez Portuondo entiende indispensable para conservar
las leyes y los vinculos humans, dentro de esta co-
lectividad national, que la moral eristiana precise
y expresamente la cristiana, sea impuesta como nor-
ma preponderance en nuestra haci6n.


SR. NPwEz PORTUONDO (EMmLIo): Se ha hecho una Sefialaba 61 el peligro de que cay6semos, por ejem-
exposici6or que firman mis de cincuenta mil cuba- plo, en la moral antropofigica que 61 sefialaba o
nos manteniendo ese mismo criterio. Me parece que atribuia al Africa, o en la moral poligamica de ta-
con esto no se pretend introducir una guerra de les o cuales pueblos.
religion en Cuba. En cambio, yo preguntaria si la moral antropo-
SR. GARCiA AGijERO (SALVADOR) : No me asombra f6gica del Africa es practicable en un pais donde la
mucho la informaci6n de que haya cincuenta mil Constituci6n y los C6digos est6n afirmando que, no
firmas respalddndola, y declare, puesto que no co- s61o el ciudadano que tenga la ocurrencia de devo-
nozco las cincuenta mil firmas que la respaldan, sin rarle la pierna a un semejante, sino hasta el que
que esto suponga ni remotamente la menor duda al pretend hacerlo victim de una violencia, aun cuan-
respecto, que no es eso lo que m6s me hace pensar do no lo mate, est0 penado por la Ley; yo pregun-
sobre el criterio emitido. Lo que yo he tenido en taria si no es infantil afirmar que pueda pretenderse
cuenta, sustancialmente, es el criterio de nuestro com- cultivar una moral antropofagica en un pais donde
paiero. y amigo el Dr. Ndiiez Portuondo, precisa- las leyes impiden la agresi6n contra los intereses del
mente porque al Dr. Nuifiez Portuondo lo conozco, ciudadano tanto en lo personal como en' lo que se
y estimo en lo que vale, su capacidad y cr6dito. refiere a su propiedad y eri todo lo que esta garan-
Precisamente esas circunstancias son las que me ha- tizado por la legislaci6n en todos los paises civiliza-
n. ,.1 n;, n, ^ V A ..- dos de la tierra.


No puedo tener el mismo criterio de los cincuen-
ta mil ciudadanos que han firmado, segfn lo afirma
el senior Nffiez Portuondo... esa declaraci6n de que
la enmienda propuesta podria crear en Cuba una
guerra religiosa.


SR. NRNEZ PORTUONDO (EILIO) : Me permit una
interrupci6n? No le parezea al senior Gareia Agiiero
tan extraordinario lo que yo he afirmado, porque
precisamente en los inicios de la repiblica se plan-
te6 el easo de las practices de brujeria, manteni4n-
-,- - -~-


Decia yo que no alcanzaba a compreder por qu6 dose que era una creencia relgiosa, y precisamente
Decia yo que no alcnzaa a comprederPoroo se prohibit en' virtud de una resoluci6n del Tribu-
entiende el senior Niunez Portuondo que esta enmien- Supremo que mantenia que podia ser una reen-
da intent producer una guerra religious, cuando nal Supremo que mantenia que podia ser una creen-
da intent producer una guerra religiosa, cuando cia o no; pero que no estaba aplicado dentro de los
precisamente, sobre lo que insisted la enmienda, es prinipios; de la moral o ristaiana.
sobre garantizar a cada ciudadano la absolute li- de moral c aa.
bertad e independencia de criterio filos6fico o reli- SR. GARCIA AGUERO (SALVADOR): El senior Nfifiez
gioso, de tal modo, que no se lo interfere nadie; Portuondo acaba de encontrar perfectamente la f6r-
ni el pr6jimo que pueda tener el criterio contrario mula -en la propia aplicaci6n de la Ley, y al am-









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVE:, ION CONSTITUYENTE 33


paro de una Constituci6n vigente-, para impedir
que alguien pueda establecer practicas inadecuadas
dentro de lo que ]as propias leyes prevent.
En aquella oportunidad el Tribunal aplic6 ex~
trietamente la Ley; y podria haber aplicado simple
y lisamente la Constituci6n y haber resuelto per-
fectamente el problema, si ella dijera como nuestra
enmienda: se reconoce el derecho de profesar o no
cualquier religion' sin otra limitaci6n que el respeto
al orden pfiblico y el cumplimiento de lo dispuesto
por la Constituei6n y las leyes. De este modo se
esta asegurando que contravenir la Constituci6n y
las leyes con las prieticas de un culto, esta previs-
to y penado y debe reeibir la sanci6n correspondiente.
Por consiguien'te,, no creo yo que sea necesario ha-
cer una especificaci6n que sefiale la palabra "eris-
tiana", porqne el hecho de que .ea cristiana ]a moral,
no garantiza ni poeo ni much que dejen de come-
terse tales o cuales excess por individuos que per-
tenezean o no a la religion cristiana o a otra dis-
tinta.
Y esto lo pueden prever las leyes, y ejecutarlo los
Tribunales con sanciones que garanticen su cumpli-
miento, sin necesidad de que la palabra "cristiania"
figure en el precepto, sobre todo cuando esta pala-
bra ni afiade ni quita a la posibilidad de que las
leyes se cumplan y que la moral pfiblica y social,
garantizadas hasta aqui, persistan deritro de nuestra
organizaci6n.
Sn. PRio SOCARRAS (CARLOS) : Me permit una in-
terrupci6n el senior Garcia Agiiero?
Quiero explicarle al selor Garcia Agiiero la am-
plitud del concept moral, much mas amplio que el
del derecho, y por tanto en todo lo que sea contra-
rio a la ley o a la Constituci6n.
Todo lo legal es moral; pero no todo lo moral es
legal. Por lo tanto se ha querido dar una mayor am-
plitud al concept de moral para que queden' den-
tro de 61 cierto sistema o conduct que debe ser re-
ligioso o contrario a esa moral.
Por otra parte es imprescindible que se diga cudl
de ellas es, porque segfin los limits en que se vive,
de acuerdo con la 6poca en que se vive, la moral es
distinta en cada pals; y lo que en la Patagonia es
moral, en Cuba es inmoral.
Y me someto al criterio del senior Mafiach que me
parece perfeetamente acceptable: que nosotros per-
tenecemos a urna civilizaci6n, que fu6 la que conquis-
t6 a este pueblo, y nos di6 la civilizaci6n occidental;
y ademis, circunstancialmente, en la 6poca de la
historic que ha ocurrido es en la cristiana. Por eso
es una civilizaci6n cristiana y occidental, y por eso
a la moral a que se refiere es a la moral cristiana.
SR. GARCIA AGtiERO (SALVADOR): Eneantado con'
las manifestaciones del senior Prio Socarris, pero
quiero decirle que no afiade ningfn argument sus-
tancial a lo que aqui se ha dicho, porque la afirma-
ci6n de mas peso en lo que acaba de deeir el com-
pafiero Prio Socarr6s se refiere a que hay cosas que
son morales sin ser legales, y que hay otras que
siendo. legales no estAn dentro del campo moral.
El afirmaba que todo lo legal es moral; pero que
no todo lo moral es legal. Y qu6 pretendemos en-
tonees? Establecer aqui, con el precepto contenien-


do la palabra "moral cristiana", la garantia de que
no ha de violarse nada que siendo moral no es le-
gal? Si eso es, pareceri muy plausible el prop6sito;
pero yo lo declare en' absolute inconsistent, porque
no veo yo como el simple hecho de decir aqui que
no debe violarse la moral cristiana, y que a eso de-
be de atenerse el criterio religioso de cada cual (no
importa cual sea) no veo yo de qu6 manera con
esa simple formulaci6n te6rica se va a garantizar
que tales o cuales cosas, posibles de realizar por un
ciudadano, que no estin condenadas por la Ley, pe-
ro que sin embargo, dentro de un elastico, -como
dice el doctor Prio. Socarris- criterio moral, pue-
den estar mas o menos fuera del concept del cris-
tianismo, no van a tener ejecuci6n? C6mo ni con
qu6 autoridad podemos impedir que un ciudadano
realize un acto que no contraviene la Ley, que no
coritradice el C6digo, que no viola la Constituci6n,
que esta por lo tanto, dentro de su derecho recono-
cido, y sin embargo, no concuerda con el criterio
filos6fico, dogmAtico, del que cultiva el cristianismo?

SR. PaIo SOCARAS: (CARLOS) : Es que este precep-
to tal como esta redactado tanto en la enmienda co-
mo en el precepto no es una sanci6n', sino el carActer
que tiene finicamente es preceptivo, es decir, la limi-
taci6n es que la expresi6n exterior del culto no atente
a la moral cristiana sencillamente, no ha fijado nin'-
guna sanci6n para que 41 la realize, sino una nor-
ma para que dentro de ella las autoridades se man-
tengan, autoricen o no autoricen.
SR. ROCA (BLAS) : Puede prohibir, senior Prio, la
expresi6n externa del culto que cada uno piense y
crea en lo que quiera?
SR. GARCiA AGtiERO (SALVADOR) : Mi concept con-
vencido es que lo que hay que garantizar no es que
no se salgan del credo cristiano o del concept cris-
tiano de la moral, las actitudes, los pronunciamien-
tos o la conduct de los individuos de esta sociedad.
Lo que hay que garantizar, eso si, lo que importa
al Estado, es cuidar, precaver, que no se salgan las
actitudes de estos ciudadanos de los que preceptfan
las leyes, de lo .que el Estado ha decidido como im-
prescindible del convenio establecido entire los hom-
bres de esta organizaci6n national para que sean
normales sus relaciones reciprocas dentro de las le-
yes especificas de que el Estado dispone.

En lo que afecta al criterio religioso, al principio
filos6fico, en lo que afecta a eso, cada cual puede
hacer lo que estime convenient, y no hay ninguna
raz6n para que pretend el senior Prio Socarrds ni
para que pretend el Estado, ni para que lo intent
nadie, sujetar a un credo dogmatico de determinada
filiaci6n religiosa el concept moral con que los de-
mAs enfocan ]a vida. Mientras no se atente contra la
propiedad del semejante, regulada por los C6digos,
mien'tras no se atente contra la integridad personal
del resto de los ciudadanos, mientras no se atente con-
tra las practices del derecho estableeido y sancionado
por la Ley, el ciudadano puede tener todos los cri-
terios, no importa si contradicen, inclusive, el credo
dogmatico del que sustenta la religion cristiana.
Esa especificaci6n de "moral cristiana", es una li-
mitaei6n dogm6tica y religiosa contradictoria a la
libre emisi6n del pensamiento...








34 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


'SR. CHIBAS (EDUARDO): 4 Me permit una inte-
rrupci6n el senior Garcia Agiiero?
SR. GARCIA AGtERO (SALVADOR) : Con much gusto.
ISR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Chib6s.
SR. CHIBAS (EDUARDO): El senior Garcia Agiiero
insisted en darle un earicter dogmAtico y seetario a
la expresi6n moral cristiana.
En efecto, en el primer instant a mi me podia
haber invadido alguna duda en relaci6n' con el carce-
ter religioso de la expresi6n. En ese caso, si ella hu-
biera representado una limitaci6n a la libre expre-
si6n de cualquier idea religiosa, yo hubiera sido el
primero en manifestarme en contra del termino mo-
ral cristiana, en cuanto al aspect religioso se refie-
re; pero despu6s de haber oido al doctor Mafiach y
a otros various Convencionales darle a esta frase una
interpretaci6n, n'o religiosa, no dogmAtica, sino me-
ramente hist6rica, meramente social, es decir, esta-
blecer la frase moral cristiana como sin6nimo de
moral piblica, de la misma manera que se dice mo-
ral cristiana de acuerdo con la interpretaci6n de
esos compafieros, se puede decir moral pfiblica, iden-
tifican'do los dos, aspects y quitAndole todo vesti-
gio religioso a la cuesti6n, ya varia la situaci6n. 'Si
esto implicara una limitaci6n religiosa yo seria el
primero en manifestarme en contra de ella, pero no
ha sido ese el criterio mantenido por los distintos
Delegados que se han expresado en ese sentido. Es
m6s, desde otro punto de vista, si yo le pregun'tara
al senior Garcia Agiiero la fecha de hoy, seguramen-
te que me contestaria que estkbamos a tres de mayo
de 1940, y se estaria refiriendo a la Era. Cristiana,
1940 de la Era Cristiana, sin que esto implicara un
prejuicio religioso, un caricter religioso, a esta fe-
cha 3 de mayo de 1940. El no diria otra fecha dis-
tinta, no usaria otra nomenclatura diferente para
expresar la fecha, sino la expresi6n' normal, pfiblica,
la expresi6n usualmente reconocida y aceptada por
todos, la Era Cristiana.
Yo acepto la moral cristiana en el sentido de moral
pfblica, de moral habitual entire nosotros, sin darle
de ninguna manera, un carhcter religioso.
'El precepto tal cor esta tomado de la Constitu-
ci6n' de 1901, yo creo que garantiza ampliamente la
libertad religiosa en Cuba.
-Con ese precepto en vigor nunca se ha confronta-
do en este pais lucha religiosa de ninguna clase, no
se han presentado en Cuba problems religiosos, de
manera, que este precepto que garantiza la libertad
religiosa fun'ciona perfectamente bien. Por eso. yo
estov de acuerdo con ese precepto de la Constituci6n
de 1901, despu6s de oir a los distintos Delegados ex-
presarse en el sentido de que el t6rmino moral cris-
tiana n'o puede referirse a un dogma, a una secta, a
una religion determinada, sino es un simple sin6-
n'imo de moral pfblica.
(Muchas gracias).
SR. GARCfA AGtiERO (SALVADOR): Yo soy quien de-
bo agradecer al doctor Chibas la sugerencia que me
facility su intervenci6n y que se reduce en sintesis
a lo siguiente: De todo lo dicho por 61 se desprende


la fnica afirmaci6n substantial de que "moral cris-
tiana es sin6nimo de moral pfiblica". Pues bien, si
moral cristiana en' este caso significa moral pfiblica
y sefialar "moral cristiana" puede tener una limita-
tiva implicaci6n religiosa que alguien puede tras-
tocar, significando entonces una aparente preferencia
para determinado credo dogmatico, que se evita ex-
presando "moral p6blica", por qu6 no se decide el
doctor Chib6s y los dem6s Convencionales que com-
parten el mismo criterio, a poner "moral pfiblica",
que no crea problems, en lugar de "moral eristia-
na"? 1por qu6 el empefio terquisimo en meter las
palabras "moral cristiana", en lugar de "moral pi-
blica", que de todas maneras, -segfin confiesan-
significa igual?
Hace muy pocos moments estaba escuchando yo
las interveneiones interesantisimas y brillantes, co-
mo suyas, de dos Convencionales, compafieros nues-
tros, el senior Zaydin, y el senior Martinez Shenz.
Ambos se refirieron a la moral. Uno de ellos, el se-
fior Zaydin, hablando apasionada y fervorosamente
de las limitaciones que podian impoinerse a la prensa,
decia: "Que se castigue la violaci6n de la moral ciu-
dadana, de la moral social". No le oi decir al senior
Zaydin, (a pesar de que repiti6 varias veces los
dios conceptos) "moral cristiana". Encontraba el
senior Zaydin, segin parece, completamente resumi-
da su amplia idea en esta expresi6n: la "moral ciu-
dadana", es decir, los deberes del ciudadano, la "mo-
ral social", es decir, los deberes relacionados con' los
semejantes.
SR. NfTfEZ PORTUONDO (EILIO): Porque no se
trata de material religiosa.
,SR. GARCfA AGiJERo (SALVADOR): Perd6neme el se-
fior Nfifiez, no se inquiete.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Me permit una interrup-
ci6n s. s., con la venia de la Presidencia Indiscuti-
blemente el senior Garcia Agiiero es un magnifico
dial6ctico, porque cuando me referia a este con'cepto,
no era en el debate de la Enmienda que 61 ha presen-
tado al precepto constitutional. No me referia pre-
cisamente a la libertad de, cultos, ni al derecho de
poder profesar cualquier religion. Por consiguiente,
esos concepts no son de aplicaci6n a este caso. Es-
tamos tratan'do aqui de definir palabras, del concep-
to filos6fico de esas religiones que habrhn de per-
mitirse en nuestro pais, su prdetica con toda liber-
tad y, por consiguiente, es aqui donde si eabe reco-
ger un concept filos6fico de la civilizaci6n occiden-
tal.
Esa civilizaci6n ha construido, ,ha creado una mo-
ral cristiana, la cual por su concept de tradiei6r',
al trav6s de veinte siglos, abre su concept de una
civilizaci6n, en una palabra, debe perfectamente ser
coniocida y distinguida en sus diversos matices por
todas las capas populares. Por eso es que en este pre-
cepto es necesario explicar en la forma en que lo de-
fine el Dictamen y no la forma en que lo propone
el senior Garcia Agiiero, porque habria de llevar una
desviaci6n de lo que se trata precisamente de plas-
mar de una manera que sea definida, para que pue-
da ser tambi6n captada y comprendida por todas
las masas populares.
SR. GARCfA AGUERo (SALVADOR) : La observaci6n del
senior Zaydin, y la interrupci6n interesantisima del








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 35


senior Nufiiez Portuondo, que afirma de pronto que
no habia dicho el senior Zaydin, (cuando hablaba en
la ocasi6n anterior), "moral cristiana", porque...
SR. RocA (BLAS): Sefior Presidente: Estoy dudan-
do del quorum de esta sesi6n. Quisiera que se recti-
ficara.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): A solicited
de un senior Delegado se va a pasar lista.
(El Oficial de Actas pasa lista.
Han respondido 43 sefiores Delegados.
Respondieron al pase de list los sefiores: Acosta,
Alvarez, Gonzdlez, Alvarez de la Vega, Bravo Acosta,
Busto, Capablanca Casanova, Cordero, Cortina, Co-
yula, Chibds, Dellunde, Dihigo, Eesteva, Ferndndez
de Castro, Fueyo, Garcia Agiiero, Garcia Rodriguez,
Granda, Guds Incldn, Herndndez de la Barca, Icha-
so, Lopez Negr6n, Maneach, Marinello, Martinez Fra-
ga, Martinez Sdenz, Meso, Moreno, Mujal, Parrado,
Prio, Robau, Roca, Sdnchez Mastrapa, Sudrez Fer-
ndndez, Vilar, Villoch, Zni';,,. Boada, .\,i, : Por-
tuondo y Grau.
Hay quorum.
Continfa la sesi6n. Continua en el uso de la
palabra el senior Garcia Agiiero.
SR. GARCIA AGOERO (SALVADOR): Yo decia, Sefior
President y sefiores Delegados que la respuesta del
senior Zaydin y la intervenci6n sfibita del sefor Emi-
lio Nifiez Portuondo, me habian hecho pensar un po-
co distinto de lo que segin' las afirmaciones del senior
Nuifiez Portuondo yo debia pensar antes de oirlo;
porque a lo que parece, segfin las palabras del senior
Nifiez, en la ocasi6n anterior en que hablaba el senior
Zaydin, no dijo "moral cristiana", por que no se
trataba entonces de un problema religioso...
SR. NWTEZ PORTUONDO (EmILIO): Porque no se
trataba de este precepto de libertad de credo. Yo sB
lo que digo.
SR. GARCIA AGUERO (SALVADOR): Bien. Se supone
que S. S. sabe lo que dice; de lo contrario seria in-
comprensible encontrarlo aqui.
Pero lo cierto es que yo no encuentro del todo
razonable esta afirmaci6n. El hecho de que se trate
o no de un criterio religioso o de que se trate o no
de este precepto en cuesti6n, no me parece la raz6n
fundamental. Me parece mas bien que tanto el Dr.
Zaydin como cualquier otro de nosotros, en' cada
uno de los casos en que hablamos de la actitud mo-
ral de los ciudadanos, decimos generalmente asi:
"Moral ciudadana" o "moral social", por la mis-
ma raz6n, por ejemplo, que los constituyentistas de
La Yaya al establecer en un precepto la libertad de
cultos no dijeron ni remotamente -y cuenta que
aquella Constituci6n estuvo heeha por muchos hom-
bres creyentes- no dijeron ni remotamente "moral
cristiana". Del mismo modo que en el preambulo no
invocaron la divinidad. Dijeron, efectivamente, "mo-
ral pfiblica". Y no fu6 eiertamente la preocupaei6n
de un' criterio o dogma religioso lo que los llev6 a
establecer el tipo de moral. Se refirieron extricta y
ampliamente a la vez al tipo de moral adaptable al
criteria de todos los eiudadanos del pais. No se fi-
jaron si su inclinaci6n filos6fica los l1evaba a un


concept preconizado por el cristianismo, o a los otros,
siempre que no rompiesen con las normas de con-
ducta piblica aceptadas y permitidas por las leyes
que se establecieron'.
Es ciertamente esta preocupaci6n de establecer la
moral cristiana como moral official del pais algo a
lo que le falta una base defendible. Yo escuchaba las
afirmaciones del Dr. Nifiez Portuondo, teniendo
aquella moral de los antrop6fagos o aquella otra mo-
ral poliganos; pero me pregunto si la moral cris-
tiana no incluye en si misma cosas a su vez censura-
bles de un modo o de otro, en' un grado mayor o
menor, como lo son, por su part, la moral del an-
trop6fago o la moral del poligamo. Parecerd tal vez
una expresi6n sacrilega, (aunque no puede ser sa-
crilega en boca de quien no tiene una fe religiosa);
pero ni aun siquiera en boca de un hombre que
profesara la religion cristian'a, seria sacrilege afir-
mar que en esta moral, aceptada por ellos, en realidad
hay cosas condenables que no pueden admitir los
hombres que tienen un concept de la justicia.
La moral cristiana, por ejemplo, favorece la exis-
tencia de classes privilegiadas y classes menesterosas
y hace que la caridad -pongamos por caso-, una
virtud admirable y piadosa, grata a los ojos de la
divinidad. "Cristiano" embuste que la realidad des-
miente, por cuanto la caridad es, de modo mAs o me-
nos evasivo, la excusa de la existencia de los nficleos
que viven privilegiadamente, dentro de un regimen
y un'a acci6n de injusticia, al margen y a expen-
sas de la miseria de los otros nficleos a quienes
"cristianamente" despojan.
En realidad cuanto se acepta...
SR. MARACH (JORGE): No cree el Convencional
Garcia Agiiero que estamos insistiendo en el mismo
equivoco a que yo me referia anteriormente? En
cuanto a que el cristianismo sancion'e la division en-
tre los opulentos y los menesterosos, se olvida, por
ejemplo, que es precisamente en la fuente de la moral
cristiana donde eneontramos aquello de que: "antes
pasara un camello por el ojo de una aguja que un ri-
co por el reino de los cielos".
'Sn. GARCIA AGiERO (SALVADOR): Me parece admi-
rable. iMe parece muy bien! Cr6ame el Dr. Mafiach
que iba directamente hacia ese precepto, -que ya
parece como olvidado-, de la vieja moral cristiana;
porque si es cierto que en los primeros tiempos de
esta moral, se afirm6, por el que se tiene por su
creador, que "antes pasaria un camello por el ojo
de una aguja que un rico por el reino de los cielos".
en cambio es cierto, que ahora, quienes cultivan, man-
tienen y propugnan la moral cristian'a, no cumplen
ni remotamente el viejo precepto; y que el manteni-
miento de la vida injusta de este tipo de ordena-
ci6n social, es ciertamente, la mayor preocupaci6n en
que se fundan y arraigan' los preceptos y los contra-
tos actualmente existentes, que nuestra Ley burgue-
sa pretend mantener con el apoyo de la "moral
cristiana", para perpetuar la existencia ag6nica del
menesteroso por una part, y el privilegio del opu-
lento por la otra.
Y asi, sancionan'do la propiedad privada y defen-
didndola furiosamente conservando de este modo es-
ta division' feroz entire los pocos que lo poseen todo y









36 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


los muchos que de todo. carecen, en definitive no hay
en el fondo de todo el ordenamiento moral de este
tipo de sociedad "cristian'a", nada de aquellas jus-
ticias fundamentals, esenciales, luminosas, que pa-
recian presidir los inicios de esta doctrine.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : (Int.) Un escritor que no
puede ser tachado por parcial, Don Miguel de Una-
muno consignaba esta frase: "La universalidad cris-
tiana eligi6 a todos los pueblos sin" distinci6n de ra-
zas formando la. primera international de proleta-
rios, de esclavos, que tales eran los primitives cris-
tianos de las Catacumbas de Roma" y legando una
moral al mundo: la moral cristiana".
Vea el sefor Garcia Agiiero como esa moral cris-
tiana a que se refiere el precepto no es la moral de
los explotadores, no es la moral de los expoliadores
sino aquella moral que lleva fe y esperanza y alivio
spiritual a los hombres que eran precisamente los
explotados y los expoliados.
Los esclavos de aquella 6poca, los proletarios de
aquella 6poca. De alli que la Primera Internacional
que en el mundo se ha formado, la primera univer-
salidad que se ha formado, ha sido preeisamente, so-
bre la doctrine y sobre la moral de Cristo. Por lo
tanto, cuando nosotros nos estamos refiriendo en el
precepto del Dictamen a un'a religion, sin m6s limi-
taci6n que la moral cristiana, nos estamos refiriendo
a esta fuen'te, a este manantial que con frases tan
preeiosas y bellas nos pintara Don Miguel de Una-
muno.
SR. GARCIA AGUERO (SALVADOR): Agradezco pro-
fundamen'te al senior Zaydin sus interesantes obser-
vaciones.
SR. CORTINA (JOSI MANUEL) : He pedido un tur-
no y no se me ha coneedido, y los interruptores con-
sumen los que quieren.
SR. GARCIA AIUERO (SALVADOR): El sefior Zaydin
sefial6 c6mo en sus comienzos la doctrine cristiana
fue aquella doetrina que llevara con'suelo, precisa-
mente a los pobres, a los esclavos, a los deshereda-
dos de la tierra; fue la doctrine de los infelices, de
los maltratados, de los expoliados, de los humildes.
Admirable. Pero, eso fu6 la moral y la doctrine
eristiana en el inicio de su evoluei6n; hoy han pasa-
do 20 siglos de esa era cristiana a que se referia el
sefor Chibis, y yo podria hacer ahora, con respect
a la transformaci6n sufrida por la moral cristiana a
trav6s de los tiempos, a que se refiere el senior Zay-
din, lo mismo que con' muy buen tino afirmara el
senior Nifiez Portuondo cuando refutaba al Conven-
cional senior Mujal: deeia el sefor Portuondo que
no podian analizarse n'i los dogmas ni los criterios de
siglos atr6s, con el concept del moment present; y
ni en' la 6poca de la Inquisici6n, (como decia el se-
flor Nifiez) tuvieron la misma conduct y el mismo
criterio que ahora los que mantenian entonces el
dogma cristiano, ni tampoeo tienen ahora el mismo
dogma y criterio mantenidos en los hechos, los que
cultivan la doctrirna eristiana, que tenian antafio, en
la 4poca en que era aquella la doctrine de los des-
heredados de la tierra. A estas horas, lejos de ser la
doctrine de los desheredados de la tierra, ni uno como
consuelo, ni una realidad evidence de mejoramiento
colectivo para estos desheredados, es, ciertamente, el
medio adecuado, sutil, buido, por el cual, predicando


beatificamente que "bienaventurados los pobres, por-
que ellos hallardn conrsolaci6n"; "bienaventurados
los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos
serdn saeiados", etc., -es decir: afirmando que los
infelices, los menesterosos, tendrdn consolaci6n in-
finita, mIs al16 de la vida terrena, se pretend ga-
rantizar al mismo tiempo que la sumisi6n' del hu-
milde y la resignaci6n "eristianra" -que es como
se dice-, perpetfien ventajosamente las prebendas
de quienes representan, cultivan y predican a estas
horas la doctrine cristiana, precisamente pretendiendo
el mantenimiento de una ventaja inhumana y vitu-
perable.
!SR. ZAYDfN (RAM6N) : Yo he hablado del concep-
to filos6fico de la moral eristiana.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Pido la palabra,
Senior Presidente:
SR. PRESIDENT (GRAU' SAN MARTIN): La tiene
S. ,S.
SR. BRAVO ACOSTA (ATONIO) : Para hacer un rue-
go al Sefior Presidente y a la Convenci6n: que me
permitan ausentarme por breves instantes, porque el
Conventional sefor Bravo Correoso, bastante deli-
eado de salud, va a embarcarse para Santiago de
Cuba, y me permitan, en mi propio nombre y en el
de la Convenei6n, acompafiarlo hasta la Estaei6n' del
Ferrocarril. Su estado de salud es delicado, y tiene
el deseo de irse al lado de los suyos con ese motivo.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Desde luego
que puede el sefor Bravo Acosta acompafar al se-
fior Bravo Correoso, y le ruego que le manifieste lo
que sentimos el motivo de su ausencia, asi como hace-
mos votos por su salud.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Yo lamentaria pro-
fundamente que por el heeho de mi ausencia se ea-
yera el quorum; pero quiero, que me perdonen los
compafieros por esa raz6n, y mueho m"s el sefor
Garcia Agiiero, a quien he estado eseuchando con'
verdadero gusto, pero quiero cumplir con el compa-
fero y familiar que esti en ese estado delicado de
salud.
'SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Puede con-
tinuar el sefor Garcia Agiiero.
;SR. GARCIA AGUERO (SALVADOR): Queria yo ulti-
mar las afirmaciones que corresponde hacer eon res-
pecto a esta Enmienda, sefialando la preocupaci6n
desasosegada del sefor Nifiez Portuondo, cuando
afirmaba que 6sta era, por su origen, una emoci6n
peligrosa. Indudablemente, que la afirmaci6n de que
es un'a Moci6n peligrosa, -por su origen-, y la
otra afirmaci6n de que se pretend desatar una gue-
rra religiosa, parecen no tener otro interns que el
sefialar al comunismo, puesto que a estos Delegados
se alude, como una peligrosisima ten'dencia political
dentro del Estado, y marcar a estos infelices ciuda-
danos como peligrosos dentro de la naci6n. En reali-
dad, casi yo mismo me siento sobrecogido. Estoy a
punto de tomarme miedo, a pesar de que casi siem-
pre me he tenido por inofensivo. No comprendo, so-
bre todo, e6mo nos encuen'tran peligrosos, por una
simple moci6n que pretend garantizar la igualdad
de posibilidades para quienes pretendan cultivar
cualquier religion de que se trate, el sefor Nifiez
Portuondo.








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENC0O14 CONSTITUYUNrE 37


No podemos tener los hombres del Partido Comu-
nista, ninguna ojeriza agresiva contra religion de
ninguna indole, ni dice asi esta enmienda, que lo
que hace es afirmar lo contrario. No pretend eso el
Partido Comunista. El Partido Comunista no se de-
tendri jams, --s6palo el senior Nfiifez Portuondo y
cuantos tengan interns en estas cosas-, en perseguir
religiones de ninguna. especie, porque sabe demasia-
do bien de d6nde proceden' las religions, qu6 razo-
nes les ha dado vigencia, que otras razones motivan
su existencia present, y en que moment de la evo-
luci6n econ6mico-politica del mundo desaparecerin
de una vez. Lo saben muy bien los hombres de este
partido. Tambien, que saben del mismo modo que
perseguir una religion, hostilizarla, es la mejor ma-
nera de crearle adeptos y fandticos, convertir en
mhrtires a cuantos sufren personalmente las violen-
cias. el ataque y la persecuci6n, y manrtener un mi-
to de sacrificio y dolor alrededor de los individuos
que integran los nficleos religiosos en desdicha. Lo
saben, y no pretenden con actitud hostile y agresi-
va persiguiendo a las religiones, perpetuarlas y acre-
centarlas en el coraz6n de los feligreses. Sabeni ade-
mis, que fu6 la temerosa ignorancia ante las fuer-
zas poderosas de la naturaleza que actuaban sobre
el hombre antiguo, lo que ha dado raz6n al naci-
miento de las religiones; y que es precisamente lo
que queda de ign'orancia y desconocimiento de de-
terminadas fuerzas politicas-sociales y morales, en el
hombre actual unido al interns de mantener deter-
minados beneficios por parte de los nicleos privile-
giados de la sociedad, lo que mantiene todavia el
cultivo de ereencias y religiones de diversas indoles.
Por lo que sabein, saben tambi6n los Comunistas que
no es persiguiendo como se resuelve el problema, si-
no transformando las bases politico-econ6micas de la
sociedad, modificando el estado real de los hombres
en el mundo; y cuando los hombres no tengan, co-
mo tenian en el pasado, el temor a las catistrofes
fisicas, a las cathstrofes atmosfiricas, a esas fuerzas
naturales desconbocidas e incontrolables para ellos,
a las cuales convertian en divinidades, que adora-
ban unas veces para invocarlas a su favor otras ve-
ces para conjurarlas a fin de salvarse del peligro;
cuando los hombres aetuales que han rebasado aquella
etapa, y hoy dominant y controlan gran n'mero de
fuerzas naturales, acaban tambi6n por conocer cual
es la raz6n esencial de su vida lastimosa y miserable
en el present, y no piensan de modo ignorante que
es el designio divino el que los hace infelices para
darles m6s tarde las bienandanzas de la eternidad,
sino que son las anormalidades e injusticias de la
distribuci6n econ6mica, las que hacen de los unos
desheredados y de los otros potentados y opulentos;
entonees, transformada la sociedad en una vida ver-
daderamente just, decorosa, con equidad efectiva
en la distribuei6n de la riqueza y de los bienes, en-
tonees no tendr4 el hombre, con toda seguridad,
n'ecesidad de remitir a poteneias ultra terrenas y a
vidas posteriores, las bienandanzas que aqui habrd
conquistado por la equiparaci6n verdadera de una
sociedad just.
Para eso realizan su trabajo y su tarea los hombres
que tienden a la verdadera liberaci6n de la sociedad;
y porque eso es asi, no pretendemos perseguir reli-
giones, que sabemos que tendrAn su fin en el minu-
to mismo en que se implant la juaticia


Ahora bien, lo que si afirmamos es que esta en-
mienda nuestra, que no pretend perseguir religio-
nes, sino darle libertad y garantia a cada una de
ellas para que se deserfvuelvan dentro del respeto.
a la Constituci6n y a las leyes, no es una artimafia
destructora ni pretend crear problems o conflicts
religiosos, ni tiene de absurdo nada que pueda aeha-
crmele. Pide sencillamente que se reconozca el de-
recho a profesar tranquilamente cualquier religion,
como a practicar cualquier culto, sin otra limita-
ci6n que el respeto al orden' piblico y el cumpli-
miento de lo dispuesto por la Constituci6n y las le-
yes, con lo cual si se cumple toda la moral: la cris-
tiana y la no cristiana. Y pide ademhs, -puesto
que la iglesia tiene que estar separada del Estado-,
que ni esta ni los organismos o corporaciones oficia-
les, subvencionen ningiin culto; que sus represen-
tantes, en funci6n de tales, no vayan a participar
oficialmente en ceremonies rituales de ninguna reli-
gi6r1; con lo cual no se impide al senior Presidente
de la Repiblica ni al fltimo funcionario del Estado,
el cultivo de la religion que prefiera y si solo se
establece que cuando lo haga, ser4 estrictamente en
su funci6n de ciudadano, pero sin invocar su condi-
ci6n de funcionario para ejercer privilegios en bene-
ficio de determinada religion.
Por estas razones pedimos a los Convencionales que
aprueben La enmienda, que no pretend otra cosa que
garantizar el ejereieio y profesi6n de todas las reli-
giones y cultos, y ademis, mantener de un modo mAs
precise y eficaz la separaci6n absolute entire la igle-
sia y el Estado.
'SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se va a pro-
ceder a la votaci6n de la enmienda.
SRA. SANOHEZ MASTRAPA (ESPERANZA): Pido vo-
taci6n nominal Sefior Presidente.
SR. CORTINA (Josh MANUEL) : Pido la palabra.
ISR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Cortina.
SE. RocA blast) : No se han consumido ya los
turnos?
SR. CORTINA (Jost MANUEL) : No voy a consumer
ningun turno, porque los interruptores absorbieron
todos los turnos. En la pr6xima oportunidad, voy a
aprovechar la via de las interrupeiones para consu-
mir mi turno. De manera que en este sentido queria
significar que no iba a haeer uso de la palabra, aun-
que tenia el derecho a hacerlo, porque quiero que se
termine.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): A votaci6n
nominal la enmienda.
Los que est6n conformes con ella dirfn "si". Los
contrarios "no".
(Se efect4a la votaci6n).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) ; Han votado
43 seflores Delegados. 35 que no y 8 que si.
Votaron en contra los seil.res: Aeosta, Alvarez
Gonzdlez, Alvarez de la Vega, Bravo Aeosta, Busto,
Cabrera, Capablanca, Casanova, Cortita, Coyula,
Chibds, Dellundi, Esteva, FernsdIdez de Castro, Fue-
yo, Garcia Rodriguez, Granda, Guds Incidn, Hendn-
dez de la Barca, Ichaso, Maiaek, Martinez Sdes,








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Mesa, Meso, Moreno, Mujal, Parrado, Prio, Robau,
Sudrez FPrndndez, Villoch, Zaydin, Boada, Nwiiez
Portuondo y Grau.
Votaron a favor los sefiores:Garcia Agilero, Mari-
nello y Roca.
Queda rechazada la enmienda.
SR..PRESIDENTE (GRAU SAN MARTIN): Tien'e la pa.
labra el senior !ChibAs para explicar su voto.
SR. 'CHIAs (EDUARDO) : He votado que n'o, porque
hasta ahora el precepto de la Constituci6n' de 1901
ha garantizado plenamente esto, sin crearnos proble-
mas de ninguna clase y no veo la necesidad de mo-
dificar este precepto constitutional que tan buenos
resultados nos ha dado en la prActica; segundo, por-
que ha sido criterio uninime de todos los Delegados
a esta Asamblea que han hablado en relaci6n con
la frase "moral cristiana", que aquella no implica
un sentido restrictive, un sentido dogm6tico y reli-
gioso, sino un sentido social, un' sentido just. En
el orden hist6rico habria la misma objeci6n para
atacar la medici6n de nuestro tiempo de acuerdo
con el calendario cristiano, que empieza a contar
desde el dia del nacimiento de Cristo, que el que
pueda establecerse aqui para combatir el termino
"moral cristiana" que esta establecido tambien de
acuerdo con' la interpretaci6n de esta Asamblea. En
un sentido hist6rico, en el mismo sentido en que
tanto nosotros como los Delegados del Partido Co-
munista miden el tiempo de acuerdo con el calenda-
rio, y en el orden filos6fico porque no creo que exis-
ta moral alguna mns avanzada, mhs radical, mas re-
volucion'aria, si se quiere usar el vocablo *que la mo-
ral cristiana, cuya supreme interpretaci6n esti con-
tenida de una manera clara y precisa en las predi-
cas de Cristo. Por eso he votado que no.
ISR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Guhs, para explicar el voto.
SR. GU.s INCLAN (RAFAEL) : Sefior Presidente y
sefiores Delegados: He votado que no, porque a la
postre, entire la enmienda en cuesti6n y el precepto
del Dictamen, no hay mas diferencia fundamental
que aqu6lla que suprime la referencia al respeto y la
moral cristiana. Le parece al Convencional que ha-
bla que es deber de cada cual interpreter el pensa-
miento y las creencias de sus mandantes que lo traen
a este altisimo lugar. Por eso, porque me ha pare-
cido interpreter el pensamiento de mis mandantes
respetuosos de esta creencia de la moral cristiana,
porque a la postre esa creencia tambi6n es la mia,
he votado adversamente la enmienda del senior Agiie-
ro; pero si quiero declarar y declararlo enf6ticamente
te, que ley6ndola y reley6ndola muchisimas veces, no
he encontrado la peligrosidad que se le ve ni la
trascendencia, ni la 'gravedad de que se le ha aeusado.
Estoy ain por decir que formula mis netamente la
doctrine liberal, la separaci6n absolute entire la igle-
sia y el Estado, el respeto al ejercicio de todos los
cultos y de todas las ereeneias, viene formulado con
una claridad que result indiscutible, y si a la postre
no le he dado mi voto se debe a que pudiera inter-
pretarse quitnrdole aquel aspect, aquella referen-
cia a la moral cristiana como una negaci6n de estos
principios en que estin informados seguramente la
mayor parte die mis mandantes.. .


'SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Mujal para explicar su voto.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Brevemente, para calmar
un poco, quizhs, una sensaci6n demag6gica que se
quiere hacer en este problema. El Dictamen' result
amplio, democrdtico y liberal; contempla todas las
cuestiones por igual, como lo puede contemplar la
enmienda y, ademfs, tiene un amplio concept de
libertad que en este precepto igual que en el de la
discriminaci6n, igual que en el del trabajo, votare
siempre de acuerdo con lo que mi conciencia me die-
te, como mas liberal y mis amplio.
!SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra la sefiora Alicia HIernandez de. la 1Bar.a, para
explicar su voto.
SRA. HERNANDEZ DE LA BARCA (ALICIA): 'Sefior
President y sefiores Convencionales: Debo declarar
que no he votado a favor de la enmienda de los se-
flores Delegados del Partido Comunista, en primer
lugar, porque no me decidi6 a ello lo filtimo expues-
to en la enmienda respect a los funcionarios pfibli-
cos, es decir, que 6stos no pudieran intervenir ern
ciertas ceremonies del culto religioso. La primera
parte me parece muy bien y hubiera dado mi voto a
favor. Por otra parte, he votado en contra porque
consider que la cuesti6n ha tenido un mal plan-
teamiento; no ha sido una cuesti6n religiosa, no es
en modo. alguno cuesti6n' de religion. Al referirse en
el Dictamen a una moral, lo hace desde el punto de
vista filos6fico, una moral cristiana, como pudi4ra-
mos decir moral ciudadana o social, y no vamos a
llevar el problema a agudizarlo peligrosamente de-
cidiendo que es cuesti6n religious.
SR. PRESIDENT (GRAU 'SAN MARTIN): Se pone a
discusi6n el articulo del Dictamen.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Pido la palabra para ro-
gar que se acepte la supresi6n de las frases "en caso
alguno", porque no dicen nada, y que quede el pre-
cepto redactado en la siguiente forma: La iglesia es-
tara separada del Estado. (Lee).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se acepta?
SR. CORTINA (Jos9 MANUEL) : Me parece bien.
SR. ROCA (BLAS) : Ein contra.
SR. CORTINA (JOSs MANUEL) : A favor yo.
ISR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Blas Roea.
SR. ROCA (BLAS) : Sefior Presidente y sefiores De-
legados: Voy a consumer un turno en contra breve-
mente, porque veo la impaciencia de los sefiores De-
legadcs por marcharse, todos han recogido sus pape-
les,, arreglado sus carteras y tienen el sombrero so-
bre la mesa.
SR. CAPABLANCA (RAMIRO) : Me permit una inte-
rrupci6n? El compafiero hace un moment quiso dar
por terminada la sesi6n con un pase de lista que pi-
di6.
SR. ROCA (BLAS) : Exactamente.
SR. CAPABLANCA (RAMIRO) : HubiBramos dejado de
trabajar en ese caso.


1 1








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENCION CONSTITUYENTE 39


ISR. RocA (BLAS) : Yo tambien tengo unas ganas
enormes de irme. No se entiende en el sentido de
que yo quiera quedarme hasta mafiana discutiendo
los articulos de la Constituci6n. Si pedi el pase de
list es siguiendo el criterio expresado por distintos
Delegados de que no se debia votar ningfin articulo
de la Constituei6n sin que haya quorum suficiente,
y menos cuando son problems fundamentals que
motivan debates y discusi6n. Mi opinion es que cual-
quier articulo que haya motivado o n'o discusi6n,
debe ser votado con quorum suficiente para que ten-
ga validez y por la traseendencia que deben tener
los articulos de la Constituei6n.
Cumplo solamente con el deber de tomar la pala-
bra en contra de este precepto, por los motives en
que hemos fundamentado la presentaci6n de la en-
mienda, y rogarle a la Asamblea Constituyente que
no le import su aprobaci6n a este precepto.
:SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Cortina.
S. 'CORTINA (Jost MANUEL): Sefior Presidente y
sefiores Delegados: Debe aprobarse el Dictamen, por-
que encierra todo lo que es liberal y amplio. No hay
ninguna raz6n para que suprimamos el concept ni-
velador, spiritual de moral al cual pertenece toda
la civilizaci6n europea, que naci6 en Grecia, y que
una moral que fu6 estoica, que fu6 de S6crates, que
fu6 de Plat6n y que se difundi6 en distintos siglos,
y que se califica de cristiana, no por lo que tiene
de religiosa sino por lo que dignifica al hombre y
lo saca de la enorme barbarie en que vivi6 en otros
tiempos.
De manera que creo que estA perfeetamente en-
eerrado en estas palabras moral cristiana, todo lo
que ha# que deeir para mantener en un alto nivel


spiritual a un pueblo, y no hay otra manera de
definir la moral que es algo tan sutil y tan delicado
como con las palabras moral cristiana, no en lo
que ellas contienien de dogmitico ni de religioso.
Por todas estas razones debe aprobarse el precepto.

SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se pone a
votaci6n el precepto.
SR. ROCA (BLAS) : A votaci6n nominal.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se pone a
votaci6n nominal. Los sefiores Delegados que esten
a favor del articulo votarin que si; los contrarios
votarin que n6.
(Se efectia la votacidn).
SFalta alguin senior Delegado por votar?
(Silencio).
Han' votado cuarenta sefiores Delegados. Treinta
y siete que si; y tres que no.
Votaron a favor los seiiores: Acosta, Alvarez Gon-
zdlez, Alvarez de la Vega, Cabrera Herndndez, Ca-
pablanca, Casanova, Cortina, Coyula, Chibds, Dellun-
de. Dihigo, Esteva, Ferndndez de Castro, Fueyo,
Garcia Rodriguez, Guws Inoldn, tBerndndez de la
Barca, Ichaso, L6pez Negr6n, Maceo, Maflach, Mar-
tinez Fraga, Martinez Sdenz, Mesa, Meso, Moreno,
Mujal, Parrado, Prio, Robau, Sudrez Ferndndez, Vi-
ltoch, Zaydin, Boada, Niifez Portuondo y Grau.
Votaron en contra los sefiores: Garcia Agilero, Ma-
rinello y Roca.
Queda aprobado el articulo cuarenta.
Se levanta la sesi6n. (Eran las diez y treinta y
siete minutes p. m.)




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs