Group Title: Convencion constituyente
Title: Diario de sesiones de la Convención Constituyente
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072605/00026
 Material Information
Title: Diario de sesiones de la Convención Constituyente
Uniform Title: Convención constituyente
Physical Description: 2 v. : ; 32 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba
Publisher: P. Fernandez?
Place of Publication: Habana
Publication Date: 1940?]
 Subjects
Subject: Politics and government -- Cuba -- 1933-1959   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
General Note: At head of title: Republica de Cuba.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072605
Volume ID: VID00026
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002572573
oclc - 03161278
notis - AMT8899
lccn - 41000702

Full Text



Co A DECA Dg









DIARIO DE SESIONES
DE ,LA
CONVENTION CONSTITUYENTE

VOL. 1 LA HABANA NUM. 26

SESSION VIGESIMA SEXTA.-27 DE ABRIL DE 1940
EXTRAORDINARIA

Presidents: Sr. Ram6n Grau San Martin
resienSr. Joaquin Martinez Senz

Secretrio: Sr. Csar Casas Rodriguez
Secretaries: Sr. Emilio Ochoa Ochoa

SUMARIO

A las cuatro y cincuenta y ocho p. m., la Presidencia declar6 abierta la sesi6n.-Lectura de la Con-
vocatoria.-Continuaci6n del debate sobre el Dictamen de la Comisi6n Coordinadora al Proyecto de
Constituci6n.-Lectura a las Disposiciones Transitorias que consta el Titulo Segundo "Nacio-
nalidad" y despu6s de usar de la palabra en contra de las mismas el senor Delegado Bravo
Acosta y aclaraciones de los sefores Delegados Nifez Portuondo y Marquez Sterling, fueron
aprobadas en votaci6n ordinaria. Lectura del articulo veinte y uno del Dictamen y una enmien-
da sustitutiva del mismo, la cual fu6 aprobada en votaci6n ordinaria.-Lectura del parrafo se-
gundo y dos enmiendas sustitutivas del mism o de los sefiores Delegados Marinello y Dellund6.
-Los sefiores Delegados Cortina y Dellund6 consumieron turno en contra y a favor, la que
fu6 rechazada en votaci6n nominal por cuarenta y dos votos en contra y dos a favor.-En vo-
taci6n ordinaria fu6 rechazada la enmienda del senior Delegado Marinello, siendo aprobado sin
mas debate el parrafo segundo.-Sin debate y en votaci6n ordinaria fueron aprobados los p&-
rrafos tercero, cuarto, quinto, sexto y s6ptimo.-Lectura de una enmienda del sefor Delegado
Alvarez de la Vega, fijando determinadas reserves que debe hacer el Estado a los extranjeros.
-En votaci6n ordinaria fueron rechazados los parrafos primero, segundo, tercero y sexto de la
enmienda y aprobados los pArrafos cuarto y quinto.-Lectura del articulo veinte y dos y varias
enmiendas de los Delegados Dellunde, Alvarez de la Vega, Marinello y Casanova.-El senior
Delegado Mafiach, propuso la suspension del debate, para tratarlas en la parte del Dictamen que
se refiere a Economia Nacional.-Lectura del articulo veinte y tres, asi como a una enmienda
de los sefiores Delegados Marinello y otros, la que fu6 rechazada en votaci6n nominal por vein-
te y tres votos en contra y veinte a favor.-Puesto a discusi6n el articulo veinte y tres haciendo
aclaraciones los sei~ores Delegados Garcia Agiiero, Ichaso, Cortina y Mujal.-Ocupa, la Presi-
dencia el senior Martinez Saenz, y pasada lista a solicitud del seflor Delegado Casanova, respon-
dieron a la misma treinta y cuatro sefores Delegados, comprobando la falta de quorum.-La Pre-
sidencia suspendi6 la sesi6n a las 8 y 45 p. m.








2 DIARIO DE SESIONES DE LA OONVENCION CONSTITUYENTE


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se abre la
sesi6n.
(Eran las cinco p. m.).
Se va a dar lectura a la convocatoria.
CONVOCATORIA.
De conformidad con los articulos setenta y dos y
setenta y tres del Reglamento, convoco a la Conven-
ci6n Constituyente, a sesi6n extraordinaria, para el
sAbado veinte de los corrientes a las cuatro p. m.,
en el Sal6n de Sesiones de la CAmara de Represen-
tantes, Capitolio Nacional, a fin de tratar y resol-
ver la siguiente:
ORDEN DEL DiA.
UNICO: Continuaci6n del debate sobre el Dicta-
men de la Comioi6n Coordinadora, Votos Particu-
lares y enmiefndas formuladas en relaci6n con los es-
tudios realizados por las Seccionies correspondien-
tes, acerca del Proyecto de Constituci6n.
La Habana, Abril 26 de 1940.
(iFdo.) Ram6n Grau San Martin, Presidente.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se va a
dar lectura a las Disposiciones Transitorias.
(El Oficial de Actas lee).
DISPOSICIONES TRANSITORIAS.
PRIMERA.-Los extranjeros comprendidos en
los incisos uno, dos, cuatro y cinco del Articulo sexto
de la Constituci6n de 1901 conservaran los derechos
a!li reconocidos, siempre que cumplan los requisi-
tes correspondientes.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): A discu-
si6n.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Sefior Presiden-
te: No hay ninguna enmienda a este articulo?
Sa. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): No tiene
enmiendas.
*SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Yo quiero llamar
la atenci6n de la Convenci6n con respect a la re-
dacci6n de este articulo en los incisos siguientes:
Hay particulares a que se refieren los incisos del
dictamen que no tienen raz6n de ser citados en las
Disposiciones de la Constituci6n. Por ejemplo, el
inciso lo. que meneiona esta Disposici6n Transito--
ria se refiere a los extranjeros que habiendo perte-
necido al Ejrcito Libertador... (Lee).
Asi que realmente fu6 una Disposici6n de la Cons-
tituoi6n de 1901 que sefialaba un plazo para poder
cumplir el requisite de la ciudadania y que real-
mente debi6 de ser una Disposici6n Transitoria den-
tro de aquella Constituci6n. Nosotros ahora volve-
mos a darle efecto a este precepto cuando hay un pre-
cepto aprobado ya, el que sefiala de manera termi-
nante que todo el que perteneei6 al Ej6rcito Li-
bertador durante un afio, tiene derecho a ser ciuda-
dano eubano.
Con respect al inciso 50. que habla de los "afri-
canos y los emancipados... (Continia leyendo).


,No tiene tampoco raz6n de ser aqui por ser una
Disposici6n Transitoria referida al afio 1835, que a
1940 ya tenemos 105 afios y no hay un solo indi-
viduo al que se pueda referir esta Disposici6n Tran-
sitoria, que pudo haber sido buena en la Constitu-
ci6n de 1901; pero que ahora no hay raz6n para que
se respete ese principio o ese derecho en la Consti-
tuc6in de 1940.
Respect al inciso 4o., que tambi6n se sefiala, ha-
bia de los espafioles residents en territorio de Cu-
oa... (Contunita leyendo).
No es tampoco de aplicaci6n este particular, pues-
to que el Registro fue establecido al objeto de que
los esparioles que quisieran conservar la naciohali-
uad espaiioia pudieran hacerio constar alli, dentro
ae un plazo de seis meses.
En los preceptos que llevamos en la nueva Cons-
tituci6n se establecen distmtas formalidades para
todos los extranjeros en las cuales esta comprendido
este caso de los espaholes. For eso yo propongo que
no siendo necesaria esta Disposicion Transitoria,
salvo que algfin otro Convencional me demostrara
to contrario, no hay raz6n para manteneria y pido
que se supriman porque no tienen raz6n de ser y
porque ademas entiende el Convencional que habla
que en el caso de que quedara un individuo con este
cerecho, no esta revocado, ya que es derecho que co-
rresponde al amparo de una Constituci6n, en la opor-
tunidad en que estuvo en vigor, y tiene que ser con-
ceedido el derecho a que se refiere aquel precepto.
Lor ello propongo que se suprima la Disposiei6n
'ransitoria Primera por ser innecesaria.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Hay algdn
Conventional que desee hacer uso de la palabra
,SR. NOIEZ PORTUONDO (ExIIO): Pido la pala-
bra.
SR. PIESIDENTE (IGRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Nufiez Portuondo.
SR. N'rEZ PORTUONDO (EMILIO): Sefior President
te y sefiores Delegados: Cuando se estaba redac-
tando este capitulo de Extranjeria en la Secci6n co-
rrespondiente, y mIs tarde en la Comisi6n Coordi-
nadora, se solicit de los elements t6cnicos de nues-
tra Secretaria de Estado un informed en relaci6n
eon este problema, para estar mejor documentados,
por ser una material de especializaci6n, y la Seereta-
ria de Estado, los te6nicos, entendieron que corres-
pondia mantener la Primera y la Segunda Dispo-
sieiones Transitorias como un medio de garantizar
todos los derechos de extranjeria adquiridos en aque-
lla oportunidad, o sea, en 1901.
Como en. realidad no sabemos, si, efectivamente,
existen algunas personas que se pudieran sentir le-
sionadas en sus legitimos derechos con la supresi6n
de la Disposici6n Transitoria, es por lo que solicito
que se mantenga.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): 6Me permit la
Presidencia? Yo no voy a entablar dialogo con res-
pecto a este particular. Quiero que se me contest
la pregunta. Ese deredho que se le da a un extran-
jero, al amparo de una Constituci6n anterior no pue-








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 3


de quedar suprimido en 6sta porque en ella adquiri6
un derecho, cuando estaba la Constituci6n vigente.
SR. NfUiEn POBTUONDO (EmLIO) : Si, pero es que,
suprimiendolos ahora, podria ofrecer dudas.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Aqui no estamos
para resolver dudas.
Sa. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Se va a
someter a votaci6n. Los que esten de aouerdo con
que se mantenga la primera Disposici6n Transito-
ria que tengan la bondad de manifestarlo alzando
el brazo.
(La mayoria de los seiores Delegados levantan
el brazo).
Aprobado.
Se va a dar lectura a la Segunda Disposici6n
Transitoria.
(El Oficial de Actas lee).
SEGUNDA.-E1 Registro de Espaiioles abierto en
la Secretaria de Estado a virtud de lo dispuesto en
la Constituci6n de 1901 y en las posteriores quedara
lelinitivamente cerrado el 11 de Abril de 1950 y
sera remitido al Archivo Nacional. Las certificaeio-
nes del Registro de Espafoles dadas hasta esa fecha
de elausura seran vlidas en cualquier tiempo. Des-
pues del 11 de Abril de 1950 se generalizarA para
todos los extranjeros el prooedimiento establecido en
la Constituei6n.
SR. PRESIDENT GIBAU SAN MARTIN): Se pone :
discusi6n.
Sa. MARQUEZ STERLING (CARLO) : Sefior Presi-
dente: Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra S. S.
SR. MnRQUEZ STERLING (CARLOS): Es para diri-
gir una pregunta al distinguido compafiero Dr.
Nufiez Portuondo, que informaba al senior Bravo
Acosta sobre la Primera Disposici6n Transitoria y
que manifestaba que asi se haoia puesto, de acuerdo
con el parecer de los t6enicos de la Secretaria de
Estado. Para preguntarle por qu6 se fija la techa
del 11 de abril de 1950.
SR. NifEZ PORTUONDO (EMILIO): Porque el es-
tudio que la Secretaria de Estado remiti6 fijaba la
fecha en que se podia suponer que no habian de
presentarse personas perjudicadas en sus dereohos,
y por eso es que se pone hasta el afio 1950, en la se-
guridad de que ya en esa fecha no era necesario su
aplicaci6n, y podria elausurarse completamente el
Registro de Extranjeros. Esa fu6 la informaei6n
que enviaron los TWenicos de la Secretaria de Estado.
SE. MARQUEZ STERLING (CARLOs) : Me satisface
la explicaci6n que me ha brindado mi compafiero;
pero yo preguntaria a la Asamblea, de aeuerdo con
los razonamientos del senior Bravo Acosta, si este de-
techo concedido en la Constituci6n de 1901 no queda
abierto a todos los que se encontraban en esa situa-
ci6n cuando fu6 promulgada, y si la Disposici6n
Transitoria 2a. se hace necesario consignarla hasta
esa feeha.


Sa. NtREZ PORTUONDO (EmIIO) : Es para en esa
fecha cerrar el Registro y que desde entonces se
pueda hacer en la forma normal que establece la
Constituci6n ahora.
SR. PRESIDENT (-GRAU SAN MARTIN): Se pone a
votaci6n la 2a. Disposiei6n Transitoria.

Los que est6n conformes se servir6n levantar la
mano.
(La mayoria de los seFores Delegados asi lo hace).
Aprobada.
Se va a dar lecture al Titulo Tereero.
(El Oficial de Actas lee).
TITULO TEROERO.
EXTRANJERIA.
ARTICULO 21.-Los extranjeros residents en el
territorio de la Repuiblica se equiparan a los cuba-
nos:
1) en la protecci6n de su persona y bienes.
2) en el goce de los dereehos reconocidos en las
Secciones primer y segunda del Titulo Cuar-
to de la Constituci6n, con excepci6i de los que
se reconccen exclusivamente a los nacionales
y en las condieiones y con las limitaciones que
establezca la Ley.
El gobierno, sin embargo, tiene la potestad
de obligar a un extranjero a salir del territo-
rio national en los casos y forma sefialados ei
la Ley.

3) en la obligaci6n de acatar el regimen social-
econ6mico de la Repfiblica.

4) en la obligaci6ni de observer y cumplir ]a
Constituci6n y la Ley.
5) en la obligaci6n de contribuir a los gastos pfi-
blicos en la forma y cuantia que disponga la
Ley.
6) en la sumisi6n a la jurisdicci6n y resolucio-
nes de los tribunales de justicia y autoridades
de la Repfiblica.
7) en el disfrute de los derechos civiles, bajo las
condiciones y con las limitaciones que la Ley
prescribe.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Se va a
dar lectura a las enmiendas.
(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA AL ARTICUIO 21
1) En cuanto a la protecei6n de sus personas y
bienes.
(Fdo.) Francisco Dellundg.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Se pone a
discusi6n esta enmienda .
SR. DELLUNDE ('FRANCISCO) : Pido la palabra.








4 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE

yR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa- SR. MARQUEZ STERLING (CARLOS): Es adicional
labra el Sr. Dellund6. a la que se acaba de aprobar?


SR. DELLUNDE (FRANCISCO) : Me he hecho el pro-
p6sito de hablar lo menos possible en el seno de esta
Asamblea, pero en este caso me veo obligado a hacer-
lo porque se trata do asunto que estimo important.
Se refiere a un titulo especial de extranjeria. Al ha-
blar de ese titulo, en muehas constituciones no se
consigna de una manera express y especial, porque
contiene principios aeeptados universalmente en el
derecho international, y especialmente en el derecho
mlternacional privado; asi vemos que en nuestro 06-
digo Civil existen consagrados los mismos prineipios
que se consignan en ese titulo de extranjeria y tam-
bi6n en la Constituci6n de 1901 se hizo casi de una
manera especial. Pocas Constituciones contienen ti-
tulos semejantes; pero ya que aqui todos queremos
establecer un titulo separado, copiando la Constitu-
ci6n de 1901, gPor qu6 no seguir el mismo 16xico que
estimo mis apropiado, mAs t6cnico, mis juridico?.
Aqui estamos con el proyecto de la Comisi6n Coor-
dinadora respect a los extranjeros residents en el
territorio de la Repliblica se equiparaban a los cu-
banos en la proteeci6n de sus personas y bienes; y
la Uonstituwi6n de 1901, la estimo mis correct, m&s
t6enica, y por ello se consagra o se exige un princi-
pio de nacionalizaci6n en material de Constituei6n.
Se dice con estas palabras: protecei6n "en cuanto"
a las personas y bienes. Me encuentro inclinado a se-
guir el texto de la Constituci6n de 1901, porque me
parece mis comprensible.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): b Algdn
otro Sr. Delegado desea hacer uso de la palabra
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el 'Sr. Bravo Acosta.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Para solicitar de
la Converici6n que mantenga la tesis que ha venido
en el dictamen de la Comisi6n Coordinadora, por
estimar que ella esta ajustada a todo tecnicismo ju-
ridico y que trae perfect relaci6n con los demAs
preceptos de este Capitulo.
,SR. PRESIDENT (iGRAU SAN MARTIN): A votaci6n
la enmienda del Sr. Dellund6 al iniciso primero.
SSie aprueba? (Seiales afirmativas).
Aprobada.
Se va a dar lectura a otra enmienda.
(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA AJL ARTICULO 21 INCISO lo.
ARTICULO 21.- Los extranjeros residents en
el territorio de la Repfiblica se equiparan a los
cubanos:
1) En el deber de cumplir la Constituci6n y las
leyes de la Repfiblica, acatando su regimen
econ6mico-social. (Modificado).
(Fdo.) Aurelio Alvarez.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : A discusi6n
la enmienda del Sr. Alvarez.


,S. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Es una en-
mienda al mismo inciso.
SR. B1OADA (ALBERTO): Estimo que la enmienda
que present el Sr. Alvarez ha tenido una alteraci6n
en relaci6n con el texto de la Comisi.n Coordinado-
ra, porque si bien se ha puesto a discusi6n el inciso
primero, aparece ese inciso primero en la enmiends
del Sr. Alvarez con el numero 4 en lugar de ser con
el nfmero 1.
El Sr. Alvarez propone con el nimero 4 "En la
protecciOn de su persona y bienes". Ahora se ha da-
do lectura al nimero que no coincide con el uno que
so ha estado discutiendo.
SR. ALVAREZ (AunrEIO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
iabra el Sr. Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : La enmienda formulada,
cuyo inciso primero expresa "en el deber de cumplir
la -Constituci6n y las leyes", va dirigida a que este
inciso, con los que le siguen, algunos de los cuales
varian la redacci6n de sus correlativos del dictamen
de la Comisi6n Coordinadora, pasen a ocupar, por
este orden, los primercs del titulo que se dispute,
relacionando la extranjeria; para que continue igual
ordenamiento que el seguido al tratarse de los dere-
chos o deberes y obligaciones concedidos a los n'acio-
nales.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): A votaci6n
la enmienda del Sr. Alvarez.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Pido votaci6n no-
minal, pero quiero saber antes qu6 es lo que se va
a votar.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se va a
leer nuevamente la.enmienda del Sr. Alvarez.
(El Oficial de Actas 'da nuevamente lecture a la
enmienda del Sr. Alvarez).
'Si. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Ya se aprob6 el in-
eiso primero.
Sn. PRESIDENT (GGRAU SAN MARTIN) : Esta enmien-
da afecta al inciso primero, pero la redacci6n' pare-
ce que se relaciona mins con el inciso cuatro .
SR. BOADA (ALBERTO) : Yo estimo que hay una con-
fusi6n aqui. Esta a.debate el inciso primero del dic-
tamen de la Comisi6n Coordinadora, al cual se ha
presentado una enmienda por el senior Dellund6 que
ha sido aprobada por la Asamblea.
El inciso primero que propone el Sr. Alvarez, no
es coincidence ni con el primero de la Comisi6n Coor-
dinadora ni con la enmienda del Sr. Dellund6. Co-
rresponde al inciso cuarto de la Comisi6n Coordina-
dora, que no esta a debate todavia.
Sx. MARQUEZ STERLING (CARLO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el Sr. Marquez Sterling.








DIARIO DE 8ESIONEB DE LA OONVENCION OONSTITUYENTE S


SR. MARQUEZ STERLING (CARLOS): Creo que la
aclaraci6n que hace el Sr. Boada es muy convenien-
te y la pregunta del Sr. Bravo Acosta tambi6n.
La enmienda del Sr. Dellund6 va encaminada
finica y exclusivamente a dejar el inciso primero tal
como estaba en la Constituci6n de 1901, es decir que
en lugar de escribirse lo que se propone en el dicta-
men de la Comisi6n Coordinadora, se dijera como es-
tA en la Constituci6n de 1901 "en cuanto a la pro-
tecci6n de su persona y bienes".
Si la enmienda del Sr. Aurelio Alvarez se discute
ahora y se aprueba, 16gicamente tendra que ser como
adicional a la enmienda del Sr. Dellund6, que sus-
tituye el Dietamen de la Comisi6n Coordinadora y
va a haber una disparidad entire la enmienda del se-
fior Dellund6 y la del Sr. Aurelio Alvarez, ya que
no se compagina como pArrafo segundo, inciso pri-
mero, la enmienda del Sr. Alvarez con la enmienda
que acabamos de aprobar, por lo que yo le sugeriria
al Sr. Alvarez que la presentara como enmienda al
Inciso cuarto y en ese caso encajaria perfectamente.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Sr. President, pi-
da la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el sefior Bravo Acosta.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): El extreme que 61
sefiala con respect a la redacci6n, una vez aproba-
do el precepto que por virtud de las manifestaciones
hechas que constant en el Diario de Sesiones, la Co-
misi6n que va a articular o a coordinar los precep-
tos que ya han sido aprobados los colocarA en el lu-
gar que corresponde, atendiendo a las indicaciones
hechas por el Sr. Aurelio Alvarez; es decir, que si se
aprueba la enmienda y debe ir al niimero cuatro y
de acuerdo con la indicaci6n del Sr. Alvarez al plas-
marse'en definitive el proyecto que habrAn de traer-
nos, se colocara en el niimero uno.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Con la venia de la Pre-
sideneia, para contestar el ruego formulado por el
Dr. Bravo Acosta.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Aurelio Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Ciertamente, no esti di-
rigida la enmienda a alterar el precepto correspon-
diente del Dictamen sino a cambiar...
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se va a
dar lectura al Inciso segundo.
(El Oficial de Actas lee el Inciso segundo).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se van a
leer varias enmiendas.

ENMIENDA
Al inciso segundo del Articulo 21.
2) En cuanto al goce de los dereehos reconocidos
en esta Constituei6n, con excepci6n de los que
se reconocen exclusivamente a los nacionales.
Sal6n de Sesiones de la Convenci6n Constituyen-
te, a los veintisiete dias del mes de Abril de mil no-
vecientos euarenta.


(Fdo). Dr. Jos6 Manuel Cortina y Emilio Nzfiez
Portuondo.
ENMIENDA
Al inciso 2o. del articulo 21.
2) En cuanto al goce de los derechos reconocidos
en esta Constituci6n, con excepci6n de los que
se reconocen exclusivamente a los nacionales.
(Fdo). Joaqufn Martinez Sdenz.

ENMIENDA AL INCISO SEGUNDO DEL
ARTICULO 21
2) En cuanto al goce de los derechos garantiza-
dos en los titulos Cuarto, Quinto y Sexto de
la Constituci6n, con excepci6n de los que en
ellos se reconocen exelusivamente a los nacio-
nales. El Gobierno podra negar la entrada en
el territorio national y expulsar del mismo a
los extranjeros con arreglo a lo que dispongan
las leyes.
(Fdo). Francisco DellundE.

ENUMIENDA AL INCISO SEGUNnDO DEL
ARTICULO 21
2) En el deber de contribuir a los gastos pfibli-
cos y a los Seguros Sociales, en la forma y
cuantia que disponga la Ley. (Modificado).
(Fdo). A. Alvarez.

ENMIENDA AL ARTICULO 21
(INCISO 2)
2) El Gobierno, sin embargo, tiene la potestad de
obligarlo a salir ( a los extranjeros) del te-
rritorio de la Repfiblica en los casos y en las
formas sefaladas por las leyes y siempre por
resolucidn judicial.
(Fdo). Juan Marinello.

ARTICULO 21, INCISO 2o.
2) en el goce de los derechos reconocidos en esta
Constituci6n, con excepci6n de los que se re-
conocen exclusivamente a los nacionales y en
la forma y condiciones que establezca la ley.
(Fdo). Dr. Francisco Ichaso.
SR PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se pone a
discusi6n la enmienda del Sr. Cortina.
Sa. MARTINEZ SAENZ (JOAQUfN) :Pido la.palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senor Martinez Saenz.
Se. MARTfihN SLENZ (JOAQUfN): Sr. President y
sefiores Delegados: La enmienda del Sr. Cortina que
acabo de oir, coincide extraordinariamente con la
mia, s6lo con un diferencia, que 61 pone "en el goce"
y yo pongo "en cuanto al goce". Asi es que si el
Sr. Cortina estA conform "en cuanto al goce" es-
tamos de acuerdo..









6 fDIAl1O' D31 99ION3I D LA, CfONVfEN01011 OONSTITU'YENTE


,SK. MARQUEZ STERLING (CARLOS)': Yo quisiera que
la Mesa se pusiera de aeuerdo en cuil de las en-
miendas es mis radical para llegar a la discusi6n de
una.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): La Enmienda del'
Sr. Alvarez, si tengo interns que se discuta en la
oportunidad correspondiente. Que se sefiale el nm-
mero correspondiente al Dietamen para que pueda
ser discutida, no vaya a resultar que al aprobarse
otra enmienda en relaci6n con 6sta quede rechazada
la del senior Alvarez, que puede discutirse en el In-
ciso 5.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTINN: Estamos en
el Ineiso cuarto. Se va a dar lectura a la enmienda
del senior Alvarez.
(El Oficial de actas lee la enmienda del Inciso 2o.
del artieulo 21, firmada por el senor A. Alvarez).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se somete a
discusi6n la enmienda del senior Cortina Alguien
se opone a ella?
SR. CORTINA (JosE MANUEL): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GrRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Cortina.
Si, CoRTINA (JosE MANUEL) : Para explicar bre-
vemente. Yo coincido, con el senior Martinez S6enz.
'SR, MARTINEZ SAENZ (JOAQUIN): La mia dice "en
cuanto al goce".
SR. CORTINA (Jose MANUEL): Exacto.
SR. MARTINEZ'SAENZ (JOAQUIN): Es una cuesti6n
puramente literaria.
SlI MAnRQUIEZ STERLING (CARLOS)': Yo creo, sefio-
res,que hab6indose acordado en el inciso primero se-
guir el lenguaje de 1l Constituei6n de 1901 todos
los Incisos deben decir igual para guardar armo-
nia y eoincidir.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL): Esti bien; acepta-
da la indicaci6n. El criterio del ,efior Emilio Nii-
fiez Portuondo, del senior Martinez Saenz y el mio es
de acuerdo con la Comisi6n. No cambia nada el pre-
cepto; se limita a darle la rotundidad, a no mixti-
ficar su alcance.
Nosotros, decimos con excepci6n de los que se
reconocen exelusivamente a los nacionales", natu-
ralmente, con sus limitaciones, regulaciones, etc.
etc., de acuerdo con la Ley. Son preceptos comple-
mentarios, vagos, que no significant nada y en cam-
bio destacan con rutundidad ciertas diferencias que
deben sefialarse. Los extranjeros tienen tales dere-
chos, menos los que exclusivamente se reconozcan a
los nacionales. Es darle fuerza al concept.
SB.. PRESIDENT (GRBAU SAN MARTIN) : A votaci6n
la enmieinda del. senior Cortina,
iX:. PRI SOCAIRAS (CARLOs) : Sr: Presideflte: fC6-
mo queda definifivamente redactada la enmienda?
SR. MARINELLO (JUAN): Pido ta. palabra


-SR. PRESIDENTE (GRAU .\;AN M\.riN) : Titlne ia pn-
labra el senior Marinello.
SR. MARINELLO (JUAN): He pedido la palabra pa-
ra una aclaraci6n. Nosotros hasta aqui hemos se-
guido el sistema de votar integramente un Inciso,
pero estamos en el case de un, Inciso que contiene
dos extremes, relacionados entire si pero dlitintos.
Yo propongo que se vote, desde luego, la enmienda
referente al primer parrafo, y que en el segundo
extreme, lo que toca a que el Estado pueda expul-
sar a los extranjeros indeseables, se consider des-
pues, seguidamente.
SR. CORTINA (JOS MAI.\Iii..L)/:. Estoy di. ;ilue,'1io.
SR. MARTINEZ SAENZ (JOAQUIN): Estuy de acuer-
do.
Sn. PRIO SOOARRiS (CARLOS): Pero y'o deseo' cO
nocer antes de la votaci6n, c6mo ha quedado el texto'
de la enmienda.
'SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se le va a
dar lectura nuevamente.
(El Oficial de Actas lee).
"En euanto: a goee de los derechos, reconocidos
en esta Constituci6n..."
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN') : A votaci6n
SSe aprueba?
(Sefiales afirmativas).
Aprobada.
Se va a dar lectura a la enmienda al. segundo pa-
rrafo del Inciso segundo.
(El Oficial de Actas lee).
A LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE.
Los Delegados que suscriben, inconformes con el
criterio de la minyori. en la redacei6n dada al inci-
so 2o. del articulo 21 del Titulo III del proyeeto,
formula enmienda para que este inciso sea apro0
bado, si la Convenci6n lo tiene a bien, con la redac-
ci6n sigixiente:
2) "El Gobierno, sin embargo, tiene la potestad
de obligarlos a salir (a los extranjeros)' del territo-
rio de la Repiblica en los casos y en las formas se-
nalados por las leyes y ~ht wpr,- por resolucidn ju-
dicial".
La raz6n de esta modificaei6n que proponen los
que suscriben es la de garantizar el legitimo dere-
cho que al extranjero reconoce la Constituci6n en
moments en que el napa.siinimieitiit: desbordado o
el interns especifico de un sector national pri:dlz:.a
la injusta expulsion de hombres que han sido facto-
res estimables de nuestra aetividad national.
Sal6n de Sesiones de la Convenci6n Constituyen-
te, a los veintidos dias del mes de abril de 1940.
(Fdo). Juaw Mariincl/; Bsperwaia Snihch; Sal-
vador Gardcic A.; Romdrido Corder6;: Blas Roca;
CBsar Vilar.
SRf PRESIDENEE (GRAUA SAN M.\wRIN) : Tief'e la? pa.
labra el senior Dellund6.









DIARIO DE SESIONES DE LA CGNVENCION CONSIITUYENTE 7


SR. DELLUNDA MUSTELIER (FRANCISCO) : Sr. Presi-
dente y sefiores Delegados: Yo tengo presentada
una enmienda a un extreme del inciso segundo del
Articulo 21, donde dice: (Lee).

Me parece, con perd6n de mi inmodestia, que esta
redacci6n es mas concisa, mas afirmativa y mis corta.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Se va a
dar lectura a la enmienda del senior Dellund6.
(El Oficial de Actas la lee).
SR. DELLUNDA MUSTELIER (FRANCISCO) : No voy a
explicar mi enmienda, pero me parece que es mL
concisa, mAs breve y mis afirmativa.
SR. MARINELLO (JUAN): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTINN: Tiene la pa-
labra el senior Marinello.
SR MARINELLO (JUAN): Para precisar brevemen-
tc, el sentido de nuestra enmienda.
Decimos nosotros que el Gobierno tiene la potes-
tad de obligar a salir a los extranjeros del territo-
rio de la Repfiblica, en la forma y en los casos se-
fialados por la ley, pero agregamos: "y siempre por
resoluci6n judicial". Una y ctra redacci6in no son
iguales, come. parece entenderlo el Convencional se-
fior Dellund6, y menos es verdad que haya una ma-
yor correcei6in y claridad en la enmienda que eI
propone.
SR. DELLUNDE MUSTELIER (,FRANCISCO): NO ha-
bia oido esa iltima parte de su enmienda, pero a mi
me parece que el punto queda suficientemente con-
cretado, dejin'dolo a la ley.
SR. MARINELLO (JUAN): Me perdonara el senior
Dellund6, pero la cuesti6n puede quedar referida a
]a disposici6n de la Ley, y no establecer la ley que
para expulsar a un extranjero del territorio nacio-
nal sea indispensable resoluci61i judicial.
La experiencia, extensisima en este punto, nos dice
claramente c6mo hasta ahora se ha venido expul-
sando a extranjeros del territorio national, sin in-
tervenci6n judicial. Y sin embargo no han side ex-
pulsiones hechas arbitrariamente eni lo formal, han
sido expulsiones atenidas a una preceptuaci6n lega1'
variable, interesada *y censurable...

SR. DELLUNDA MtUSTELIER ('FRANCISCO) : Este e4
un principio discrecional de todo Gobierno. Me pa
rece que en ninguna Constituci6in se establece el de-
recho que tienen los gobiernos a expulsar a los ex-
tranjeros. De modo que nosotros aqui consignamo,
eso; ly qu6 mas que consignar, lo que no ocurre con
otras Con4tituciones, auin las mis modernas, que
tales expulsions serAn de acuerdo con lo que dis-
ponga la ley?
Sil. MARINELLO (JUAN) : Exacto: Se trata, en
efecto, de una facultad internacionalmente aceptada
y, a veces, internacionalmente convenida; pero creo
que estamos en el perfect cumplimiento de nuestro
deer, si en el texto constitutional que vamos a apro
bar se consigna esa facultad y ademas se regular.


Quiero decir al senior Dellunde y a los sefiores
Convencionales todos que al proponer esta enmien-
da no nos mueve en lo absolute, como alguna suspi-
cacia alarmada pudiera entender, el interns de que
el Estado cubano permit el desarrollo dentro do
sus limits de tendencies anti-cubanas, de agresi6n
a la Repi2blica. La facultad la establecemos, la re
conocemos en toda su amplitud; pero los sefiorej
'Convencionales saben lo que ocurre en mementos dt
turbulencia political, de agresiva lucha social. Yo
tengo la experiencia, cercana, de los tiempos de la
tirania macbadista. Yo he visto, compaiieros mios
en las carceles, a muchos padres de fami!ia que ta-
nian cinco, diez hijos cubanos, obligados a salir del
territorio d la Repiblica, por el simple capricho d&
un Jefe de Puesto y, a veces, por malquerencias d:'
orden inconfesable. Nosotros no nos negamos a que
el Estado ejerza una normal facultad, pero quere-
mos que, enando se ej.erza, por lo menos haya la
intervenci6n, que esperamos honorable, de la auto-
ridad judicial competent.
SB. ALVAREZ (AURELIO): Pido la palabra.
SR. PhESIDENTE (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Sefior Presidente y se-
fiores Delegados: Porque e eel moment adecuado pa-
ra hacer determinadas observaciones en relaci6n coni
]a material que se dispute, estrechamente ligada e
ina enmienda adicional formulada por el que in-
forma, a] precepto en discusi6n, algunos de cuyos
extremos concuerdan con la enmienda que propone
el sscior Marinello, estamos tratando de fijar todo
aquello en cuanto se equiparan los extranjeros a los
nacionales. No parece este el moment para sefia-
lir una media punitive. Fijemos, con el ordena-
miento acordado en el Dictamen, tcd3 aquello en
que se equiparani los extranjeros a los nacionales, y
despubs, entiende el que habla, debase ir a las re-
servas del Estado respecto de su derecho en relaci6:
con los extranjeros. Habia propuesto, y esta sobre
]a mesa, una enmienda, articulo adicional, por el
cuAl el Estado "podra disponer la no admisi6n de
extranjeros al territorio national". "La introduc-
ci6n... (continia leyendo) "
Para no tener que decretar una expulsion, echan-
do sobre el expulsado la tragedia consiguiente, ha-
ciendole vivir eternamente errabundo a trav6s de
los pueblos, se establece lo siguiente: (Lee).
Esto recoge la idea del compafiero Marinello, en
cuanto a evitar que las personas extranjeras, con
familia radicada en el pais, puedan ser expulsadas
del territorio riacional, sin que previamente sean
sometidas a juicio que las declare culpables. Como
esto guard estrecha relaci6n coni la material que es-
tA puesta a discusi6n', he creido convenient llamar
la atenei6n de la Asamblea, por si estima que la en-
mienda debe ser corolario, por asi decirlo, de los
preceptos propuestos por el Dictamen, en cuanto a
los derechos que el Estado se reserve en relaci6n
con los extranjeros.
SR. PRESIDENT (OGRAU SAN MAERTfN : Como la
enmienda del senior Dellunde es la que mas se apar-
ta del precepto, puesto que se refiere no s6lo a la









8 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


expulsion, sino tambi6ni a no admitir a los que lle-
gan al pais, parece que esta enmienda es la mas ra-
dical y procede discutirla primero.
S& pone a discusi6n la enmienda del senior D.e-
llund6.
Previamente se va a dar lectura a la enmienda.
(El Oficial de Actas la lee).
SR. 'CfIBAS (EDUARDO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN) : Tiene la pa-
labra el sefilr Chibas.
SR. CHIBAS (EDUARDO): He pedidc la palabra
senecllamente para manifestarme en contra de eso
derccho del Gobierno. Yo entiendo que todo extran-
jero tiene dereho a venir a residir en Cuba; no se
les debe eerrar las puertas a ningfin extranjero, por-
que esto se prestaria a que los Gobiernos les cerraran
las puertas a extranjeros de ideas political distin-
tas a las que mantiene el Gobierno que en un mo-
mento determinado pueda estar en el poder en 'Cu-
ba Es haciendo uso de ese derec\ho del Gobierno
un iarma political contra determinados extranjeros.
Yo creo que a nadie se le debe negar la entrada en
el pais. Ahora si ese extranjero, residiendo ya aqui
en el pais, vulnera las leyes de la Repfiblica, enton-
ces sf el Gobierno tiene el derecho de expulsar a
ese extranjero del territorio de ]a Repiblica por vul-
nerar las leyes del pais; pero en' tanto que un extran-
jero cualquiera no viole alguna Ley del pais, no hay
raz6n alguna para expulsarlo del pais, y entiendo
que no se le debe impedir su entrada en la Repfbli-
ca, porque esto se prestaria a utilizarlo como arma
political para impedir la entrada en el pais de ele-
mentos que mantengan ideas political o sociales dis-.
tintas a las del Gobierno que se encuentre en es
moment en el Poder.
Esa es la aclaraci6n.
Sn. BRAVO CORREOSO (ANTONIO) : Pido ]a palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Bravo Ccr ecso.
SR. BRAVO COtREOSO (ANTONIO) : Sefior Presi-
dente y sefiores Delegados: No entraba en mi pro-
p6sito en la tarde de hoy que tuviera yo el honor
altisimo de que pudiera dejar oir mi voz para con-
signar una opinion, reserv6ndome hacerlo en oea-
siones que han de subvenir. Pero queria aprovechar,
como por via de aclaraciin esa oportunidad.
Se estA discutiendo un derecho que se le recono-
ce a] iGobierno para expulsar del territorio a un ex-
tranjero, y yo quiero nada mas traer un aspect ya
hist6rico para nosotros de que este coneepto de la
expulsion del extranjero indeseable fu6 amplia y
sabiamente discutido en' la Constituci6n de 1901.
SR. CHIBAS (EDUARDO): ,Me permit una inte-
.rupci6n?
SR. BRAVO CORREOso (ANTONIO): Con mueho
musto.
SR. C'HIBS (EDUARDO) : Yo no me opongo a la
expulsi6n del extranjero que vulnere las leyes del
pais.


SR. BRAVO CORREOSO (ANTONIO): Alli vamos. Y
recuerdo, qule despues de un amplio debate, obtuvo
!a victoria sobre los otros Delegados, el General Fer-
nundez de Castro, que mostr6 empefio en que se con-
signara en nuestra 'Carta Magn'a, igual dereeho que
en el articalo 33 de la Constituci6n de M6xico, er
que se reconooe al Presidente de M6xico, el derecho
de expulsar del territorio national al extranjero per-
nicioso. Y por eso la frase se hizo tan famosa, quc
hasta los legistas, los jurisconsultos, los profesores,
!a incorporabamos de una manera extraoficial er
la ]egislaci6n hipotecaria, cuando se reconoce el de-
recho en el articulo 33 de que la inscripci6n en el
Registro de la Propiedad no convalida los actos y
contratos con arreglo a la Ley, y entonees se llamo
la inscripci6n originalmente nula, por el vicio origi-
nal de los Titulos que habian sido inscriptos, estaban
rqniparados al extranjero pernicioso.
Y desde entonces, caus6 alguna impresi6n, sobre
todo entire los espaioles residents en Cuba, de que
pudi6ramos nosotros tomar medidas *en6rgicas y una
especie de amenaza contra esos mismos individuos
extranjeros que el General F'ernhnidez de Oastro
logr6, por una pequefia mayoria de votos, que se
consignara -en nu.estra Carta Magna ese derecho del
Estado. Pero mis tarde cuando se iba a depositar
la firm de los Delegados en el Pergamino que re-
cogi6 nuestra labor legislative, nos volvimos a reu.
nir para revistar ese acuerdo, porque lo estimAbamos
innecesario, y ese es un punto que quiero aclarar.
.Si es una potestad, un' derecho que se dice podr4
el Gobierno o el Estado. Podrd, es un derecho que
se reconoce imbibitamente, y despu6s de esta discu-
si6n a posteriori, la Asamblea rectific6 su criterio.
y estim6 que no era necesario consignar en ]a Cons-
tituci6n el derecho que el Gobierno tenia para
expulsar del pais a cualquier extranjero que se con-
siderara perjudicial a los intereses nacionales. Y
por eso es que en nuestra Constituci6n' no aparece
ese articulo. Lo estimabamos innecesario, y yo me
dirijo ahora al senior Marinello, el senior Marinello
concede que no es necesario, p.ero que si es fitil, es
convenient consignarlo en' nuestra Carta Magna
futura.
A mi me interesaba recorder estos antecedentes
hist6ricos que no he preparado, para ver si podia
igualmente, por estimarlo innecesario, suprimirlo de
la Constituci6n. Esta amenaza-no existia porque al-
guien' ]o desconociera, pero cuando leg6 el moimei-
to de poner t6rmino, como lleg6, a esos destierros, a
esas deportaciones, a esos extrafiamientos, mils hi,in
de character politico, en la epoca machadista y sin ser
machadista, en todos los casos en que hubo nece-
sidad de dictar una legislaci6n rapidisima de reves-
1iw el acto del Gobierno expuleando al extranjero
con nra aparente legalidad, recogiend, en un ex.
pediente rapidisimo los antecedentes y los informes
confidericiales que el Gobierno podia recoger, por re-
gla general, porque el Gobierno estimaba que el ex-
pediente no era de earActer pfiblico, sino confiden-
cia]. y acordar las medidas que habian imaginado
de expulsar de 'Cuba al extranjero pernicioso.
Si se cree que por ser uitil y convenient se con-
signa, y que vaya hoy para que aparezca como un










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION OONSTITUYENTE


articulo en nuestra Carta Magna, yo no le veo in-
conveniente. Estimo que es innecesario, y, si asi lo
cree la Asamblea, que la utilidad en ese caso es in-
ferior a la necesidad que tendria el asunto, supri-
miendo el articulo. De esa manera tampoco habrA
la oportunidad de no permitir la entrada a un ex-
tranjero cuyos antecedentes se desconocen, como
muy bien decia el senior Chibis, por que aqui me
parece que la justicia, o las medidas, no deben ser
preventivas, sino represivas. No nos vamos a an-
ticipar a la comisi6n de possible delito que pudiera
realizarse, sino que debemos esperar a que se eje-
cute e inmediatamente aplicar la Ley en los casos
necesarios.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Dellund4.
SR. DELLUNDE (FRANCISCO): Voy a contestar las
observaciones del compafiero y querido amigo se-
fior Chibas, y tambi6n las manifestaciones del senior
Marinello. Es un principio reconocido, como dice
bien el senior Antonio Bravo Correoso, el derecho de
todos los Estados y del Gobierno para expulsar a
extranjeros, y en las Constituciones ha sido necesa-
rio consignar este principio universalmente acepta-
do. Derecho de entrada a un extranjero, ya lo dice
la Enmienda que yo he tenido el honor de someter
a la Asamblea, de que el Gobierno podra negar la
entrada en el territorio national o expulsar del mis-
mo a los extranjeros, de acuerdo con lo que dispon-
gan las leyes, de modo que el legislator podra de-
terminar los casos, las condiciones y la forma de
esa entrada a cierta clase de extranjeros. Si se
quiere poner el aditamento del compafiero senior Ma-
rinello para la mayor garantia de los extranjeros,
de no ser expulsados injustamente y por motives de
sectarismo politico, pues, muy bien, yo estoy con-
forme en aceptar que se disponga ya, como una li-
mitaci6n al legislator, que solamente podra ser ex-
pulsado de acuerdo o como consecuencia de reso-
luci6n judicial, empleando los mismos t6rminos de
la Enmienda del senior Marinello. No tengo ningin
inconvenient y me parece que seria una garantia;
pero, en cuanto a negarle al Estado o al Gobierno
la potestad de oponerse a la entrada de cierta cla-
se de extranjeros, a mi me parece que eso seria li-
mitar o negar una facultad privativa y universal-
mente aceptada por todos los Estados y por todos
los Gobiernos.
De modo que mantengo la Enmienda en cuanto al
Dictamen de la Comisi6n, porque la Comisi6n di-
ce: "El Gobierno, sin embargo, tiene la potestad de
obligar a un extranjero a salir del territorio".
No hay necesidad de que se diga en la Constitu-
ci6n. Desde luego que el Gobierno, implicitamente,
se comprende y se entiende que no haya Gobierno
que pueda dejar de tener esa potestad. Por eso he
redaetado la Enmienda emitiendo esta oraci6n in-
tercalada.
.SR. CORTINA (JOSE MANUEL): Sefior President:
Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Cortina.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : He pedido la pala-
bra en contra de la Enmienda y a favor del Dicta-
men. Este dice: "El Gobierno, sin embargo, tiene
la potestad de obligar al extranjero a salir del te-


rritorio national en los casos y form sefialados en
la Ley".
En primer lugar es convenient siempre analizar
por qu6 se establece un principio de esta naturaleza
en la Constituci6n. La expulsion del extranjero de
una pais no es propiamente una pena. Es una reac-
ci6n de las llamadas de orden pfiblico, muy peculiar;
y mds bien tiene un caracter preventive de difieul-
tades internacionales. El extranjero tiene una bandera
que lo protege y que le da cierta prerrogativa. En
virtud de cualquier actividad reiterada produce una
perturbaci6n de caricter social o politico en un pais.
Esta perturbaci6n no se caracteriza por hechos gra-
ves, concretos, sino que es muy confusa a veces y
dificil de precisar dentro de los C6digos Penales.
Si se va a investigar la responsabilidad concrete,
6sta esta diluida en multitud de conjeturas y hechos
multiples, que representardn veinte responsabilidades
pequeias y dificilmente una sola grande y suscepti-
ble de ser penada abiertamente.
Son embargo, esa actividad del extranjero, inten-
cionalmente maligna, esencialmente perturbadora y
disociadora del Estado en donde se produce, cons-
tituye un hecho grave que necesita una sensaci6n.
Ese conflict entire los intereses del Estado y la
actividad de un hombre tmparado por una bandera
extranjera, es un caso peculiar de la vida modern.
Cometer una arbitrariedad, violencia o aeto tirAnico
con ese extranjero si no hay pruebas evidentes y
flagrantes de sus delitos, constitute una aeci6n que
puede determinar graves responsabilidades al Estado
que lo produce. El daio que ese extranjero esta
realizando no puede ser detenido dentro del process
normal de las leyes procesales del pais. Sin embargo,
ese hombre es un cuerpo extraio que se eneuentra
y estd dafidndolo por la forma en que reiteradamente
se produce. Frente a esa situaci6n es que surge ese
derecho especial que queremos consignar en la Cons-
tituci6n, y que consiste en la potestad de hacer sa-
lir fuera de la naci6n al extranjero que por sus aeti-
vidades constitute una perturbaci6n permanent del
orden social.
En virtud de esas condiciones especiales que pue-
den producirse por la actividad de un extranjero,
ha surgido en los Estados el derecho de expulsion,
que es una especie de tercera salida que no esta ni
en el C6digo Civil, ni en el C6digo Penal ni en
las leyes policiacas; es una eliminaci6n de possible
conflicto international, que el Estado realize discre-
tamente, tomando al extranjero por el brazo y di-
ciendole: "Salga usted del pais y prodfizase en su
propio pais como lo esta haciendo; pero aqui dadas
nuestras leyes y nuestras instituciones, usted cons-
tituye un element de perturbaci6n que no queremos
permitir".
Es possible que en el ejercicio de este derecho, que
pud-6ramos llamar de orden pfiblico international,
policiaco, es possible que se produzca algun abuso;
pero no hay ninguna prerrogativa que manejada
por un hombre torpe o por una autoridad mal orien-
.ada, no pueda determinar algin abuso. Pero esto
no implica, ni much menos, que la instituei6n sea
mala ni que deba desaparecer.
SPor que debe situarse este precepto en la Consti-
tuci6n? Hemos creido necesario declarar que el Es-










0 DIARIO DE SESIONES DE LA OIO4VENCOWN ONSTITUVENTP.


tado tiene la potetad do realizar la expulsion del
extranjero. si no lo liaeemo-s pudiera eneontrarse este
dereeho usado por medio de leyes en contradiecii6n
con otras prerrogativas y 'garantias perianentes (Lem
se coneeden al extranjero.
Pudiera ocurrir, por ejenipli, si no est. en la
('onstitusii6n, que un Giloierno extranjero pregun-
tara, al ver expulsad:, a uno de susi nacionale.,., eua.
es la raz6n y el derecho que tenemls para haeerlo:
podria preguntar d'inude est: el prectepto constitu-
eioiual que autoriza a la nai:in Caebana para violar
las prerrogativas individuals del extranjero que
residle en si territorio.
Este debate y este oinflieto lo hemos visto muchas
ve'ek en feehlias auteriores por no tener el precepto
on la Conrtitucii"n. Aquii ya se.resuelve el problema
dofinitivameute. El extranjero que viene a Cuba sa-
be que debe someterse a las leyes y a la discipline
social de Cuba y no iser un element de pertur-
h)aeiAiu evidente y permantnie. En este precepto se
indii'-a tue lea ly regularin las razones para haeer la
expulsion. Esta es una verdadera garantia al ex-
tranjero. Ya no es aquella expuli6no de antes, on
expediente o sin 41, y sin ninguna ley que fijara los
niotivos. Ahora debe haber una ley que debe con-
signar taxativamente lais causes de la expulsi6n.
En otra. parte de esta C(onstituei6n, cuyo precepto
no recuerdo preeisamente a propuasta del Conven-
cional senior Marinello. se establece que para la ex-
pulsi6n de los extranjeryis se hark uh sumario, de-
biendo ser oidos kstos previamente y con la asisten-
cia de su defensor. Ahora aqui, en este precepto, se
seiala el derecho, la -potestal de realizar la expul-
sikn. y en esta propia Constituci6n se regular des-
pu6s la manera de hacer las expulsiones.
Como se ve, seguimos un process cientifico: pri-
mero se consagra dorrnatieamente el dereeho, y des-
p, pues e reaula la manera de ejercitarlo.
Creo que debemos aprobar el articulo discutido
porque es just y es convenient al Estado Cubano.
SR PRESIDENT I'GRA[T SAN MARTIN): Se pone a
votacin la Enmienda del senior Dellund&.
SSR. 'MARQUEZ STERLING (CARLOS): Nominal.
(Se cfife la la volanidno).
SSR. PRES~DENTE (OR.\Lr SAN MARTIN) : &Falta al-
giln senior Delegado por votar?
Han votado 46 sefiores Delegados: 42 que no y 4
Sque si.
Votaron en contra los sefiores: Acosta, Alvarez de
: la Vega.. Boada, Bratuo Acosta, Bravo Correoso, Ca-
xpablanca, Casainoa, Corilero, Cprtina, Coyula, Cuer-
'o Navarro. Ch;bis. Dihigo, Esteva, Ferndndez de
('astro, Ga.!ano. Garcia Agiiero, Garcia Rodriguez,
Georqg. Glus Inch'ni. Herndi,,cz de la Barca, Icha-
so, lMaiach. Mariiello. Mdrquez Sterling, Martinet
Sienz. Mesa. Miial. Nie: Mesa Ochoa, iParrado,
Prio. Robau,. Roca. Ro'ririiut: Cartas, Rodriguez
Rodrigue:. 86nch(.: Mnaslrapa, Sudrez Fernandez,
Villoch. Tinent, Za,!din y Grau.
Votaron a favor los seinores: Dellundd, Fueyo, Ori-
zondo y NLiiez Poritondo.
Desechada la enmienda, lIase la del Dr. Marinello.
(El Oficial de .Atas la lee).
SR. PRESIDENT (GRAUT SAN M.RTfN):, A discusi6n
(Silencio). A votaci6n, poniindose efectivaniente de
pie los que esthn de acuerdo con la enmienda Mari-
nello.


(La maUoria. td los sei7ores Delegados permanece
ildadua).
Rechazai la a eniniendla.
'a va a lar lecture al iniiso.
iEl Ofi.ial (Ie Acta.- lee).
SR PRE-~IDENTE I (RA.T SA.N MARTIN : Se pIone a
discutii6n. (Sihncio' A votaei6n. Los seilores" Dele-
lados que ie.,t n conformnes se servirniu ponerse de pie.
i La mu.a.o'ia de lo0 sc'iorcs Dlcegado.s sc pone
vie pie).
Aprobado. Se va a dar lecture. al incLso 3o.... Hay
ds enmifendas: una del senior Dellund& y otra del se-
fior Alvarez. Se les va a dar.leetura.
(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA AL TNCTSO 3o.
3.--Suprimirlo. '(Fdo). D. PFrancisco Dellundit
Mustelier.
Sit PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se pone a
discusi6n la enmienda del seenor Delluinde, por ser
la mis radical.
ISR. MARTINEZ .SXENZ (JOAQUIN) : En contra,
,SR. DELLUNDA .(FRANCISCO) : A favor.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra en contra, el senior Martinez Saenz.
SR. MARTfNEZ SXENZ (JOAQUIN) : Senor President
y sefiores Delegados: M1e opongo a la eniiienda del
senior Dellund6, porque creo que 'ete precepto're-
sulta necesario en un pais como el nue.-tro, en don-
de existed un capital de inversion tan grande, pro-
veniente de naciones, mAs poderosas que nosotros,
que pudieran reclamar un regimen de excepci6n.
Se trata de un precepto que no va. a discriminar
en contra de ese capital, sino que lo eqcuipara al
capital cuhano, someti6ndolo al regimen econ6mi-
co de nuestro pais.; pero evitando que se, preda pre-
tender un fuero especial para ese capital extran-
jero, como ya se ha hecho en otras oeasiones,, un fue-
ro mas alla de nuestras leyes, de nuestro Congre-
so y nuestros Tribunales de Justicia...
Conocemos de casos frecuentes en que se ha acu-
dido a Embajadas extranjeras a reelamar protec-
ci6n para inversiones hechas en Cuba, cuando esa
protecci6n no ha sido concedida por las Leyes y Tri-
bunales de justicia.
El cubano que invierte en Cuba no tiene otra
protecci6n que los Tribunales de Justicia cubanos:
el extranjero que invierta en Cuba no debe tener
mas protecci6n que ,6sa, sin que pueda tener un re-
curso extraordinario. Lo imenos que podemos pe-
dir es que estos capitals extranjeros que vengan a
esta naci6n se sometan al. regimen eeon6mico cuba-
no que es una cosa que no pueden ignorar, que to-
do el mundo conoce, que es piiblico, y no me ex-
plico que se pueda pretender que se suprima este
precepto euando la finica limitaei6n quee se esta-
blece el capital ext ranjero, para abrirle las puertas,
es que sea de colaboraci6n, pero no permitirle que se
convierta en capital extranjero de explotaci6n o de
excepci6n.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior DellundA.
S,, DELLUNDt (FRANCISCO): Sefior Presidente y
sefiores Delegados: El prop6sito de mi enmienda no
es mas que evitar repeticiones.








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE II


SR. ALVAREZ (AURELIO) : Con la venia de la Presi-
dencia y del Sr. Dellund6 para un ruego. Si el prop6-
sito es. simple y sencillamente evitar repetieiones,
rogaria al Dr. Dellund6 que retirara la enmienda y
dejara a la Comisi6n de Estilo que hiciera la co-
rrecei6n.
SR. DELLUND9 (FRANCISCO): Dice asi el inciso:
( Lo lee).
Yo no quiero de ninguna manera qu-e los extran-
jeros tengan privilegios sobre los cubanos. Eso es-
ti muy lejos de mi mente, ni siquiera lo puedo pen-
sar. Yo si creo que el extranjero que viene a Cuba
tiene que someterse a nuestras leyes y a nuestras
costumbres, si es possible, en una palabra, naclona-
!izarse, sentirse cubano. Esos son mis deseos y mis
anhelos; pero yo entiendo que el mismo articulo con-
tiene otros incisos en los cuales se dice que el ex-
tranjero esti obligado... (Sigue leyendo).
Y a mi me pareee que el Regimen Social-Eco-
n6mico esta regulado por la Constituci6n y en las
leyes. La misma Constituci6n regular mis adelante
todo el R6gimen Social de la Repfiblica. ~Por qui
repetirlo aqui en este inciso, si esto consta ya en
las demis obligaciones de los extranjeros: acatar las
leyes de la Repfiblica, pagar las contribuciones, etc... ?
A mi me parece que el inciso es innecesario. Eso
es ?uesti6n de forma y no de fondo.
'SR PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se pone a
votaci6n la enmienda del senior Dellund6.
Los que esten conformes se servirAn levantar el
brazo.
(La mayoria de los se~ores Delegados no lo hace).
Rechazada la enlmienda.
Se va a dar lectura a la enmienda que sigue.

(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA AL INCISO 30.
3) En la sumisi6n a la potestad y a las resolu-
ciones de los Tribunales y autoridades de la Repfi-.
blica.
(Fdo) Aurelio Alvarez.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se pone a
discusi6n.
Ss. BOAD (ALBERTO): Para suplicarle una aela-
raci6n al senior Aurelio Alvarez que hace la En-
mienda.
La enmienda, entiendo que lo que se propone el
sefi r Aurelio Alvarez es refundir en un solo incise
dos que aparecen, segin el Proyecto de la Comisi6n
Coordinadora. Es decir, la Comisi6n Coordinadora
establece: (Lee)...
Y en el Ineiso 40. establece... (Lee).

A mi parece que la enmienda del senior Alva-
rez tiende a refundir en un solo inciso lo que la Co-
misi6n Coordinadora ha establecido en dos.


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Va a dar-
se 1ectura a los incisos 3o. y 4o. del Dictamen y a la
enmienda del senior Aurelio Alvarez.
SR. ROBAU (MARIO) : Para una pregunta al Con-
vencional Alvarez.
jPor qu6 el Convencional Alvarez no refunde el
5o. inciso del articulo tambi6n?
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Con la venia de la pre
sidencia para contestar al Delegado que me inte-
rroga.
Inmediatamente de propuesta esta refundici61i
ilue procura evitar repeticiones de frases que no di-
cen nada, un senior miembro de la Comisi6n 'Coordi-
nadora pide la palabra en contra. Cuando es la
Comisi6n Coordinadora la que trata de refundir, en-
tonces eso es admirable. 'Cuando la iniciativa de
un Delegado cualqu-iera estima que no deben man-
tenerse palabras que no dicen nada, en seguida sur-
ge el celo. Por consiguiente, no trato de refundir
nada, sino simplemente de mantener mi enmienda,
pero aceptaria el ruego.
Sn. ROBAU (MARIO E.): Pero yo como miembro
de ]a Comisi6n Coordinadora le pedi que me permi-
tiera refundir tres.
SR. MARACH (JORGE) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (IGRAu SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Mafiach.
Sn. MARACH (JORGE): Realmente, a mi me da
muchisima pena tener que Ir contra la enmienda del
sofier Alvarez...
SR. ALVAREZ (AURELIO): Cuando trata de ha-
eorlc S. S. es porque lo cree incuestionable.
.4r IMARACH (JORGE) : Pero se dice, sefior Presi
dente y sei.ores Delegados, en el inciso, "En la obli-
gaci6n de contribuir a los gastos...
Y la enmienda del senior Alvarez propone que
se diga:
(Lee la enmienda).
SR. ALVAKEZ (AURELIO) : Correctisima.
Permitame contestarle cumplidamente, Dr. Ma
fiach.
"En la obligaci6n de contribuir a los gastos pi-
blicos del Estado, la Provincia y el Municipio, en
la .orma y euantia que disponga la Ley.
Ineu'estionablemente que el Regimen Econ6mico
y Social de la Repfblica, se complemerta en este
easo con el orden juridieo, formando la estructura
Juridico-4Econ6mica del pais, y por ello la enmienda
lo que hace es recoger el concept complete.
SR. MARACH (JORGE): La raz6n es senior Presi-
dente y seficres Delegados, que si se dice en "la obli-
gaci6n de observer y cumplir la Constituci6n, las Le-
yes, Deerelos, Reglarrintos y demAs disposiciones
que esten en vigor en la Repfiblica..., la
interpretaci6n a que esa redacci6n se prestaria es
que la manera de observer y eumplir la Constitu-
ci6n y las leyes, seria acatando el regimen Econo-








12 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


mico y Social de la Repiblica. Es decir que so
modifica un concept en virtud de otro concept.
Mi objeci6n trata inicamente de evitar que, por
an deseo de sintetizar, se enturbie la idea que el se
ilor Alvarez quiera aelarar.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se pone a
votaci6n la enmienda del senior Alvarez.
Los que esten conformes se serviran levantar la
nanoo.
(La mayoria de los sehores Delegados no lo hace).
Rechazada la enmienda.
Se pone a discusi6n el ineiso 3o. del Dictamen.
(Silencio).
A votaci6n. iSe aprueba?
(Seiales afirmativas).
Aprobado.
So va a dar leetura al inciso 4o.
(El Oficial de Actas lo lee).
Sr. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Hay una
enmienda del sefor Dellund&. Se le va a dar lee-
tura.
ENMIENDA AL INCISO 4o.
4.- En euanto a la obligaci6n de observer y cum-
plir la Constituci6n, las Leyes, Deeretos, Regla-
mentos y demhs disposiciones que esthn en vigor.
(Fdo.) Dr. Francisco Dellunde Mustelier.
S.. DELLUND. (FRANCISCO) : La retire.
SR. PRESIDENT (iGRAU SAN MARTIN): Retirada la
enj.ienda se va a dar lectura al inciso nuevaments,
(El Oficial de Actas la lee).
SN; PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN) : Se pone a
discusi6n.
(S'ilencio).
A votaci6n. Los que esten conformes se serviran
levantar el brazo.
(La mayoria de los seiiores Delegados asi lo hace)
Aprobado.
Se va a dar lectura al ineiso 5o.
(El Ofical de Actas lo lee).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Hay una
enmienda.
(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA AL INCISO 50.
5.--En cuanto a la obligaei6n de contribuir a los
gastos pfiblicos del Estado, la Provincia y el Muni-
cipio en la forma y cuantia que disponga la Ley.
(Fdo.) Dr. Francisco Dellundd Mustelier.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Hay otra
enmienda.


(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA AL INCISO 50.
5.-En el goce de los dereehos reconocidos en las
Secciones Primera y Segunda del Titulo Cuarto de
la Constituci6n, excluyendo los que se reconocen ex-
clusivamente a los nacionales, con las condiciones
y las limitacio'nes que establezea la Ley.
(Fdo). Aurelio Alvarez.
SR. DELLUNDA (FRANCISCO) : Yo retire la enmien-
ta.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Retirada
la enmienda por el senior Dellund6 se pone a discu-
si6n la enmienda del senior Alvarez.
(ilencio).
A votaci6n. 1Se aprueba?
(.,Nr;,lb n.egativas).
Rechazada.
(El Oficial de Actas lee el inciso 5to. )
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): A discu-
ni6n.
(Silencio).
A votaci6n ~Se aprueba?
(Seiales afirmativas).
Aprobado.
(El Oficial de Acias lee el inciso 6to.).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN): Hay dos
enmiendas.
( l Oficial de Actas lee).
ENMIENDA AL INCISO 60.
6 -En cuanto a la sumisi6n a la potestad, juris-
dicci6n y resolueiones de los Tribunales de Justicia
y demas autoridades de la Repfblica.
(Fdo.) Dr. Francisco Dellunde Mustelier.
(El Of'icial de Actas lee).
ENMIENDA AL INCTSO 60.
6 -En el disfrute de los dereehos civiles, con las
conliciones y limitaciones que preseriba la Ley da
Extranjeria. (Modificado).
(Fdo.) Aurelio Alvarez.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): A diseu-
si6n la ennmienda del sefior Dellund&.
SR. DELLUJNDP (FRANCISCO) : La retire, senior
President.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Retirada
la enmienda del senior Dellunde.
A discusi6n la enmienda del senior Alvarez.
Sn. ALVAREZ (AUELIto): La enmienda es igual
al Dictamen _s6lo que pide mantener el ordenamien-
to que seilala. Pido que, aprobada, pase a la Comi-
si6n de Estilo.









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 13


Sn PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : ,Se aprue-
ba ip enmienda del senior Alvarez?
(Se ales iafirmativas).
Aprobada.
(El Oficial de Actas lee el inciso 7mo.).


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN):
enmiendas.


Hay dos


(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA AL INCISO 70.
7.-En cuianto al goce de los derechos civiles, en
las condicioles y con las limitaciones que establezca
la Ley de extranjaria.
(Fdo.) Francisco DellundL.
(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA AL INCISO 7o.
7.-En los Derechos preferentes que la Ley de Ex-
tranjeria establezca para los extranjeros en el do-
minio de las Ciencias, las Letras, las Artes y las
Humanidades, que accidental o permanentemente
puedan radicar en Cuba.
(Fdo.) Aurelio A. Alvarez.


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN):
si6n la enmienda del senior DellundA.


A discu-


SR. DELLUNDE (FRANCISCO): Yo la retire, senior
President.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MAR'IiN): Retirada
ja enmienda del senior Dellund6. Se pone a discu-
sidn la enmienda del senior Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Es exactamente igual al
caso anterior senior Presidente. Con la venia de
la Presidencia, hay una enmienda adicional al inci-
0. un nuevo. incise.
SR. PRESIiJINTE ((RAI- SAN A.\ReTIN) : Se pone a
discusi6n el inciso 7mo.
(Silencio).
Se aprueba?
(Selales afirmalivas).
\ pro.)ado
So va a dar lectura a dos enmiendas adiciona'es.
(El Oficicl de Actas lee la enmienda adicional de:'
senior Coyula).
(El Oficial de Actas lee la enmienda adicional de'
seiior Alvarez).
SR. PRESIDENT ((RAL SAN MARTIN) : Se pone a
disevsi6n la enmienda del senior Coyula.
SR. COYV'L. (MIGUEL) : Pido la palabra.
SR. PRESTDENTE (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el sefi-r Coyula.
SR. COYUL.A (MIGUEL) : Sefior Presidente y se
fiores Delegados: La enmienda es muy sencilla; en-


tre los casos en que el extranjero debe estar equipa-
rado al cubano no esta previsto uno que al que ha-
bla le parece fundamental: en la obligaci6n de edu-
car y asistir a sus prcpios hijos.
Me parecc que esto es algo de interns extraordi-
nario que no necesita tener la mis ligera explicaci6n.
SR. CHIBAS (EDUARDO) Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa
labra el senior Chibas;
St. CHIBAS (EDUARDO): Tendria inconvenient ei
senior Coyula en que se agregue: "y los que est6n
a su abrigo.
SR COYI:LA (MIGUEL): No tengo inconvenient
en accederr al deseo del sefior Chib:is, siempre que
al tratarse de esta obligaci6n con referencia al cu-
bano se haga esta especificaci6n. Es decir que si ya
existe ]a obligaci6ni impuesta al cubano cuando se
trat6 de esta material en el Art. 11, se haga exten-
siva al extranjero tal como qued6 redactado en-
tonces.
SR. MANACH (JORGE) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT ('GR.A SAN A.lARTfN) : Tiene la pa.
!abra el sofijr Maiach.
SR. MARACH (JORGE): El Art. 54 habla de esta
obl.gaci6n por parte de los padres y no establece
.1istinci6n entire el extranjero y el cubano. De ma-
nera que es de presumir que alcance al precepto a
los padres ?.tranjeros residents en Cuba.
SR. CovYtA (MIGUEL) : Si ]a Convenci6n estima
*que la explicaci6n' dada por el senior Mafiach es su-
ficiente, yo retire la enmienda.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Estima la
*.onvencion que es suficiente lo explicado por el se-
for MNafiach '
(Scales afirmativas).
Queda aclarado asi y retirada la enmienda del se-
fior Coyula.
(El Oficial de Actas da nuevamente lecture a la
inmienda del senior Alvarez).


Sn. PRESIDENT (GRAU; SAN MARTIN):
si6n esta enmienda.


A discu-


SR. MARTNEZ SA.ENZ (JoAQUIN): Pido la palabra.
SR PRESIDENT (ORAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Martinez Shenz.
Sn. MARTINEZ SAENZ (JOAQUiN) : Creo que este
debe ser un Articulo separedo, porque come iincis':
dice : (lo lee).
Es decir que no se puede equiparar al eubano y
al extranjero en este Capitulo de la extranjeria.
Creo que debe ser un Articulo apart y no como un
inciso porque no coincidiria con el epixrafe gene-
ral.
SR. ALVAREZ (AURELTo): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Alvarez.









14 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR. ALVAREZ (AURELIO) : Para aceptar la observa-
ci6n del Dr. Martinez Saenz y para rogar a la Con
venci6ni que acepte en forma de Articulo lo que aho.
ra esta formulado en forma de iniciso, no s6!o porque
convendria a los intereses culturales de la Repfiblica,
sino porque al contemplarse nuestra Constituci6n en
el exterior pueda encontrarse en ella, con satisfacei6u
para los que sienten devoei6n por la cultural que la
Convenci6n Cubana no perdi6 su vista de las alta
cumbres de la intelectualidad que pudieran encontrar
asilo hospitalario en nuestro pais.
Si. PRESIUENTE (GRAU SAN MARTIN): Se pone a
votaci6n la enmienda. Se aprueba ?
(Sef~ales negatives).
Rechazada.
Se va a dar leetura al Art. 22.
(El Oficial de Actas lee).
AIRTIOULO 22.- El dominion y posesi6n de bienes
irimuebles y la explotaci6n de empresas o negocios
agricolas, industriales, comerciales, bancarios y de
cualquier otra indole por parte de extranjeros radi-
cados en Cuba, o que en Cuba realicen sus operacio-
nes aunque radiquen fuera de ella, estan sujetos de
un modo obligatorio a las condiciones que establezca
a Ley, las cuales deberAn responder, en todo caso, al
interns econ6mico-social de la naci6n.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Teingo presentada una
enmienda adicional al Art. 21.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): En la mesa
no aparece.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Con la venia de la Pre-
sidencia.
Sr. President y Sres. Delegados: Hace unos mo-
mentos express que estAbamos fijando las circustan-
cias en que los extranjeros se equiparaban a los eu-
banos. Esta enmienda adicional va dirigida a fijar
las naturales reserves que debe haeer el Estado en
relaci6n con los derechos concedidos a los extranje-
ros .
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Me permit la Pre-
sidencia para aclarar f
Sit. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el Sr. Bravo Acosta.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Con respect al Sr.
Aurelio Alvarez lo que pasa es que le ha puesto ar-
ticulo 22.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Adicional al 22.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Aqui tengo una co-
pia. Esta puesto articulo 22. (Lee).
SR.-'CUERVO (PELAYO) : Es una equivocaci6n.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Es adieional al 21. Si es
un error lo subsano.
SR. MARWNELLO (JUAN): Yo le rogaria a la Presi-
dencia que ordenara se le diera lectura a la enmien-
da.


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se va a
dar lectura a la enmienda.
(El Oficial de Actas lee).
ADICIONAL AL ARTICUiO 22
ARTICULO .- El Estado podrh dispoiner:
1) La no admisi6n de extranjeros al territorio na-
cional.
2) La interdicci6n en las actividades de los extran-
jeros radicados en el territorio national, por he-
dhos contrarios a la Constituci6n y a las Leyes.
3) La revocaci6n del permiso de residencia, de
acuerdo con las leyes de Extranjeria e Inmigra-
ci6in y la salida del interesado del territorio na-
cional.
1) La expnlsi6n de los extranjeros del territorio
national, en la forma que establezcan la Consti-
tuci6n y la Ley.
Cuando se trate de extranjeros con familiar
cubana constituida en Cuba, deberA mediar fa-
lo judicial para la expulsion, conforme a lo que
prescriban las leyes de la material.
ARTICULO .-La Ley regular la organizaci6n
ue las asociaciones de extranjeros, sin permitir dis-
criminaci6n contra los derechos de los cubanos que
formen parte de ellas.
ARTICULO .-Los deberes y los dereehos de los
extranjeros residents en 'Cuba, seran consignados
an la Ley de Extranjeria.
(Fdo.) Aurelio Alvarez.
SR. PRESIDFNTE (:GRAU SAN MARTIN) : A discusi6u
la enmienda. Se conceden dos turnos en pro y dos
en: contra. Alguien se opone?
SR. 'CHIBXS (EDUARDO): Yo me opongo. Pido la
palabra.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el Sr. ChibAs.
Sa. CHIBAS (QEDUARDO): Por las mismas razones
que anteriormente me opuse a la enmienda del Sr.
Dellund6 me opongo la enmienda del Sr. Alvarez
'undamentalmente lo que se consigna en esta nueva
enmienda del Sr. Alvarez, ya fu6 sometido a la dis-
cusi6n y votaci6ni, votaci6n nominal precisamnente al
considerarse la enmienda del Sr. Dellund6 sobre la
prohibici6u de entrada de los extranjeros en Cuba.
Entiendo que esto fue sometido a la consideraci6n de
la Asamblea y sencillamente quiero expresar mi si-
tuaci6n y ratificar los mismos arguments que ante-
riormente expuse: que esto podia servir como arma
political para un gobierno determinado de la Repfi-
blica para impedir la entrada on el territorio nacio-
nal de elementos liberals o de elements de ideales
politicos o sociales contrarios al gobierno que en-
tonces estuviera en el poder. Esta reserve ya estA
consignada en la Ccrstituci6n al tenerse el derecho
de expulsar del territorio de la Repfibliea a los cuba-
nos que violent 1, Ley. Eso esti perfectamente garan.
tizado. Ahora, Soy contrario a la prohibici6n previa
de que el extranjero que quiera venir a este pais 3









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


que por lo tanto no se puede encontrar en condicio-
nes de violar la Ley del pals, no pueda venir a 61.
Esto se puede prestar a un arma political en contra
de elements extranjeros perseguidos por sus gobier-
inos respectivos que deseen venir a ampararse bajo !a
hospitalidad cubana.
Por eso soy eontrario a la enmienda del Sr. Alvarez.
'SR. MUJAL (EUSEBIO) : Una pregunta a la Presi-
dencia. Estamos discutiendo el primer pirrafo de'
articulo general.?
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Enmienda
adicional al 21.
SR. MUJAL (EUSEBIO): Es que se ha leido, por
fjemplo, ]a primera con cuatro Incisos. Desearia sa-
ber si se dispute la totalidad de la proposici6n adi-
cional de la enmienda del Sr. Alvarez o simplemen-
te el primer pirrafo.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : El Sr. Al-
varez tiene la palabra para contestar .
SR. ALVAREZ (AURELIO): Primer parrafo.
El primer parrafo ha sido impugnado, Sr. Presi-
dente y Sres. Delegados, por nuestro compafiero Sr.
Chibas. Debo contestar su argumentaci6n porque si
no lo hiciera, de sus palabras, consignadas en el Dia-
rio de Sesiones, apareeeria que la enmienda va diri-
gida a impedir la entrada de extranjeros en el te-
rritorio national. El Delegado Sr. Chibas argumen-
ta de mariera irreal, no sujeta a la realidad de la
cuesti6n. Cuando el articulo dice: (Leyendo) "El
Estado podrA disponer la no admisi6n de extranje-
ros en el territorio national", no quiere decir que
el Estado est6 eerrando sus fronteras a la entrada de
los extranjeros. El que habla ha venido manteniendo
a trav4s de numerosas en'miendas, en relaci6n con la
eiudadania y extranjeria, la necesidad de que al tra-
ves de la Constituci6n se resguarde la nacionalidad
cubana de los reales peligros que pesan sobre ella,
por la invasion, fuera de control, del territorio nr-
cional de elements extranjeros que puedan hacer de
6l campo de actividades inconvenierites a la Repfibli-
ca. Estas reserves que el Estado cubano haria a su
Constituci6n, de llegar a acordarse, traducirian, fni-
ca y exclusivamente una media puesta en manos de
la Administraci6n. no para emplearla, como supone
el Sr. Chibhs, de modo arbitrario en contra de ele
mentos extranjeros deseables, como tantos existen
hoy en nuestro pais, hermanados con nosotros en los
anhelos de bien del pueblo cubano. Estoy queriendo
previsoramente que esta Constituci6n -repito- en
el moment exceptional porque esti atravesando Cu-
ba y esta atravesando la humanidad, no abra sus
fronteras a la invasion de elements inconvenientes
Ayer me referia a las aetividades desarrolladas en
el territorio national de instituciones fascistas, que
no se ocultan para manifestarse pfiblicamente, sin te-
mor a agraviar los sentimientos de la niacionalidad
cubana. El Sr. Chibas quiere decidirse, en todos los
casos, vali6ndose en una admirable frase, como su-
ya, del conventional Bravo Correoso. por medios
punitivos en lugar de utilizar medios preventivos.
SR. CHIBAS (EDUARDO): Pido la palabra.


SR. PRESIDENT ('GRAh SAN MARTIN): Tiene la pa
iabra el Sr. Ohibas.
SR. CHISBs (EDUARDO) : Realmente, el caso a que
se refiere el compaiiero Alvarez sobre las actividadrs
fascistas no tiene nada que ver con la enmienda pre-
sent.,i I 1 ,i torque e-.i elementos estin contra-
vini-,.. r, una in:inri'a c'ar:i ;' expresa lab Le. -s le
la naci6n y en cualquier moment pueden y debian
ser expulsados del pais por las autoridades, por un
gobierno democrAtico. De manera que no se refieren
para nada a ese asunto presentado por 61 las activi-
dades fascists. Todo esto esta en ese caso y esas ae-
tividades fascistas en contra de las actividades demo-
erTticas del pais estin perturbando el orden demo-
crdtico de la naci6n y sus autores pueden ser inme-
diatamente expuklcdos del territorio national. No, se
trata del easo de refugiados politicos, de ideas libe-
tales de otros paises que quieran venir a acogerse a
la hospitalidad cubana, y que un gobierno reaccio-
nario, o un gobieino dictatorial les niegue su entrada,
porque simplemente no simpaticen con las ideas poli-
ticas y sociales del mismo.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Afirma el Delegado Sr.
'hibis, que, efectivamente, el Estado cubano no de-
be reservarse el derecho de impedir la entrada en
su territorio a los extranjeros inconvenientes, porque
61 prefiere dejarlos entrar, para que despu6s el go-
bierno experiment la satisfacci6n de expulsarlos.
No molestar6 por mAs largo tiempo la atenci6n de
la Asamblea. Estimo que en las excepcionales eir-
cunstanicias porque atraviesa la humanidad y estf
atravesando 'Cuba, y con vista a sus graves inconve-
nientes, debemos poner en manos de cualquier go
bierno cubano, suponiendo que sabria honrarlo, e'
precepto de la Constituci6n que proponemos, para
que pueda utilizarlo impidiendo acaso que elemen-
tos inconvenientes extranjeros puedan desembarcar
en el territorio national.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): A votaei6n
la enmienda adicional al inciso primero. Se le va a
dar lectura previamente, para ,que los Sres. Delega-
dos la conozcan.
(El Oficial de Actas lee).
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTfN): 'Se aprue-
ba (Seiiales negatives).
Rechazada.
Se le va a dar lectura al inciso segundo de la
enmienda.
A discusi6n. (Silemnio).
A votaci6n. &Se aprueba? (Sefales negatives).
Rechazado.
Se va a dar lectura al inciso tercero de la en-
mienda.
(El Oficial de Actas lo lee).
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : A discu-
si6n. (Silencio).
A votaci6n 4Se aprueba? (Sefiales negatives).









16 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


iRechazado.
Se va a dar leetura al inciso cuarto de la en-
mienda.
.(El Ofical de Actas lo lee).
,SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): A discu-
sion.
SR. CUERVO (PELAYO) : A favor.


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene
labra el Sr. Pelayo Cuervo,


la pa-


SR. CUERVo (PELAYO) : El segundo pirrafo de la
enmienda del Sr. Alvarez al Dictamen, permit al
Estado, o le da la potestad, de expulsar a los extran-
jeros sin el trAmite judicial que proponia la enmien-
da del Sr. Marinello; pero el senior Alvarez pone una
enmienda adicional, que creo que debemos meditar,
porque es muy eficaz. "Cuando se trate de extran-
jero con familiar cubana constituida en Cuba... (con-
tinia leyen'o).
,Creo que bay que distinguir entire la expulsion de
un extranjero, o un extranjero casado con familiar cu-'
bana, en cuyo caso, debe mediar fallo judicial para
]a expulsion.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Se somete
a votaci6n. Se aprueba? (Seiales afirmativas)
Aprobado.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO). Para que de acuer-
do con lo que tiene establecido la Convenci6r, este
precepto pase a former parte del Articulo correspon-
diente, cuando habla de la expulsionn" de los ex-
tranjeros.
SR. PRESIDENRE (GRAU SAN MARTIN): Se le va
a dar lectura al inciso quinto.
(El Ofical de Actas lo lee).
Sa. ALVAREZ (AURELIO): Pido la palabra,
SK. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa
labra el Sr. Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Para explicar brevemeni-
te la enmienda. Se da el caso de numerosas Asocia-
ciones regionales, en donde los cubanos contribuyen
al sostenimiento de las mismas, y no se les permit
former parte de su Directiva.
Sa. MARTfNEZ SAENZ (JoAQUIN) : Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT (GGRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el Sr. Martinez Saenz.
.SR. MARTfNEZ SAENZ (JOAQUIN) : Me opongo, sim-
ple y sencillomente, porque la Secci6n en la cual se
introduce esa exeepei6n es la de extranjeria, y ese pre-
cepto viene p proteger y regular todos los derechos
y deberes de los cubanos en las Asociaciones que
puedan formarse o funcionan en Cuba. Un precepto
seme'ante forma parte de la Secei6n de Dereehos In-
dividuales, y no creo por tanto que se deba tratar
aqui ahora, sino en la parte oportuna. En estas con-
diciones, estamos en la Secc6n llamada de "Extran-
jeria", y no cabe figurar este Articulo en dicha See-
cion.


SR. MUJAL (EUSEBIO) : Pido la palabra.
Sr. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el Sr. Mujal.
SR. MUJAL (EUSEBIO): Creo que nadie esta en con-
tra de este Articulo, por una series de razones funda
mentales, por las cuales no se puede seguir permi-
tiendo que en Cuba los cubanos sean miembros de
las Asociaciones regionales y no puedan ser directi-
vos. Si estimn el Sr. Martinez Sienz al respect que
no cabe en el Capitulo de Extranjeria y si en el de
Derec'hos Individuales, propondria a la Asamblea que
aprobara esta enmienda del Sr. Alvarez, y que en su
moment oportuno la Comisi6n de Estilo la ineluye-
ra en ]a part que sefiala el Sr. Martinez Shenz. De
esta maiera aprobariamos una cosa just y correct
y la ineluiremos en donde es correct que se ponga.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): A votaci6n.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Estaria conforme el
sefior Martinez Sienz?
SR. MARTINEZ SAENZ (JOAQUIN) : NO tengo incon-
veniente.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : i, sti do
acuerdo ]a Asamblea?
(Seliales afirmativas).
Aprobado.
.Se va a dar lectura al inciso sexto.
(El Oficial de Actas lo lee).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se pone a
discusi6n.
Sn. NUtEZ PORTUONDO (EMILI) : Pido la pala.
bra en contra.
SR. PRESIDENT (IGRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa
labra el Sr. Nfifiez Portuondo.
SR. NiTEEZ PORTUONDO (EMILIO): Sr. President y
Sres. Delegados: En primer lugar, hay derechos qua
estAn contenidos en la Constituci6n para los extran-
jeros. Y si se pone en la Constituci6n que esos dere-
chos y deberes estaria en la Ley de Extranjeria, tal
mente parece, o puede estimarse, que lo que esta en
la Constituei6n no rige para ellos. Me parece que es
ur precepto realmente innec.esario, porque lo que no
esta en la Constituei6n con respect a este asunto, des-
de luego que tendrh que ser objeto de una Ley de Ex-
tranjeria.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : No cambiemos las pala-
bras Sres. Ielegados, y muy especialmente el compa-
vero Nfiiez Portuondo: "Los deberes y los derechos
de los extralijeros residents en Cuba..." (continia
leyendo).
No podran desconocerse esos derechos, pero son
tantcs los derechos, son tantas las actividades que
pueden desenvolver al amparo de la Constituci6u
los extranjeros en nuestro pais, que asi como nece-
sariamente la generalidad de los preceptos de la
Constituei6n sera precise que se desenvuelvan por
-nedio de leyes especiales, habrh que dictar una Ley
de Extranjeria, en su oportunidad, por el Congre-
so. No hay Estado que no tenga su Ley de Extranje-
Pia. Esto es lo que se quiere, mandando que los de-










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 17


reehos que la Constituci6n garantiza a los extranjeros,
se consignen en la oportuna Ley de Extranjeria.
Su NiJ-Ev PORTUONDO (EMILI) : Permitame el Sr.
Alvarez: Eso no es lo que dice la enmienda.


(Fdo.) Juan Marinello.
(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA.


,. ALVARZ (AunI): Qu6 dice la enmienda? Articulo 22.--Que despu6s de la Ley se agregue:
SR. ALVAEZ (AULIO) : Qu dice la enmiendnacinales".


SR. NiREZ PORTUONDO (EIILIO): La enmienda di-
ce: que los dereehos que tienen los extranjeros resi-
dentes en Cuba estarin reconocidos eni la Ley de Ex-
tranjeria y hay derechos que estfn en la Constitu-
ei6n y que no tienen que estar en la Ley de Extran-
jeria.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Estarin consignados y
desenvueltos y adiciono la enmienda en la Ley de
Extranjeria.
SR. DELIL.NDb ('FRANCISCO) : A mi me pareee que
en Cuba existe la Ley de Extranjeria, donde se fi-
jan los derechos y deberes de los extranjeros. Des-
pu6s puede el Congreso en definitive modificarla
como estime convenient.
SR. ALVAREZ (AuRELI) : Con la venia de la Pre-
sidencia, la observaei6n es cierta. Sabemos que aqui
existe una legislaci6n sobre estranjeria inconvexa. No
oodriamos Ilamarla de otro modo, porque es algo
fragmentario; y es por ello que euesti6n tan impor-
tante, debe ser prevista en la Constituci6n por lo
mismo que estamos sentando las bases del nuevo
orden juridico constitutional de la Repfblica. Na.
dia mis
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Suficien-
temente discutido, se somete a votaci6n. Los que
est6n conformes se servirdn levantar el brazo.
(Algunos seilores Delegados levantan el brazo).
Reehazada.
Se va a dar lectura al articulo 22 y las enmiendas.
(El Oficial de Actas da lectura al art. 22).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se va a
dar lectura a las enmiendas.
ARTICULO 22.
Que el Articulo 22 del Dietamen quede supprnmido.
(Fdo.) Francisco Dellundg.
(El Oficial de Actas lee).
ARTICULO 22.
Que dicho articulo se suprima del Dictamen.
(Fdo.) Aurelio A. Alvarez.
(El Oficial de Actas lee).
ARTICULO 22.
Articulo 22.--El dominion y posesi6n de los bie-
nes inmuebles y la explotaci6n de empresas o ne-
rocios agricolas. industriales, comerciales, banearioi
y de cualquier otra indole por part de extranjero
radicado en Cuba o que en Cuba realicen sus ope-
raciones, aunque radiquen fuera de ella, y estaran
sujetos de un modo obligatorio a las condiciones y
limitaciones que establezca la Ley, las cuales debe-
i'n tender al fomento de la economic national y
a la protewci6n de los productores y trabajadores
cubanos".


(Fdo.) Jose Manuel Casanova.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Hay dos
enmiendas supresivas que dicen lo mismo, de ma-
nera que pueden diseeltirse similtfneamente. Se
somete a discusi6n la enmienda supresiva del senior
Dellund6.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Pido la palabra.
SR. PRfo SOCARRAS (CARLOS): Pido la palabra en
contra.
Snh. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senor Prio Socarr6s.
SR. PRio SOCARRbS (CARLOS): Sefior Presidente
y sefiores Delegados: ,No puede escaparseles a los se-
'lores Delegados que en la Secci6n y en la Comi-
si5n Coordinadora donde este precepto se hizo cons-
tar y se incorpor6 al texto de la Constituci6n, algfn
objetivo se perseguia. Por eso, el que se pida su
supilesi6n de ;esa manera Oencilla, me parece un
poeo hasta descort6s con la Secci6n y la Comisi6n
Coordinadora...
SR. NfEEZ PORTUONDO (EmmIO): iNo, no!, es
un derecho de la Convenci6n
SR. PRIo SOCARRkS (CARLOS): ...Lo eierto es que
es un asuntc de trascendental importancia; tonocen
los eubanos, como en todos los paises de nuestra
Am6rica, que en ciertos moments de su historic, y
no sucede solamente en nnestro continent, c6mo las
empresas extranjeras radicadas en el territorio o fue-
ra de 61, quieren ampararse en sus propias leyes pa-
ra mantener privilegios irritantes en el pals que to-
man como :ugar de explotaci6n, lo que no se les
permit en el pais donde son oriundos, vienen a po-
nerlo en prActica en los paises nuestros, en los de
America. Este fen6meno, que ha ocurrido en M6-
xico con mueha frecuencia, en Centro y Sur Am6-
rica, y en Cuba ha hecho sus amagos, es impossible
que no tratemos de ponerle limited; es lo que trata de
hacer este precepto: evitar que no quieran estar com-
prendidos en las leyes nacionales 'para reclamar cier-
tos privilegios las empresas extranjeras. *En la ex
plotaci6n de minas, muy priincipalmente se ha vis-
to el fen6meno con much frecuencia, en el momen-
to en que las leyes nacionales han de exigir que la
concesi6n cese por no haberse cumplido to-do lo pre-
ceptuado en la Ley, recurren a los Tribunales, pri-
mero, del pais donde se original el conflict y, des-
pues, en segunda instancia, y con much frecuen-
eia se ha visto, acuden al Gobierno y al Representante
de su pais para que los protejan en el ejercicio ile-
gitimo de un derecho que no ban adquirido al am-
paro de las leyes nacionales.
Sn. N1TEiz MESA (DELIO) : Permitame Ilamarle
la afenci6n al senior Prio Socarris y a la Asamblea,
que se estA dando el caso ins6lito de que estamos ha-
ciendo una Constituci6n para proteger al cubano con-









18 DIAIIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


tra el extranjero en Cuba. Me parece que con todo
lo que henos aprobado dAndole los derechos al ex-
tranjero, no debemos dar la sensaci6n de que el en-
bano esta desamparado en nuestro pais.
.SR. PRiO SOCARRAS (CARLOS): Lo que estamos
tratarido de evitar es el excesivo amparo de los ex-
trarjeros en relaci6n con los cubanos, es decir, que
no pueda el extranjero que con nosotros convive en
determinadas cireunstancias exigir en su beneficio
lo quc no puede exigir el cubano; luego, no es una
ley de privilegios, ni siquiera es una ley preventive
un precepts que trata de limitar esa facultad con
que algunai veees se han arrogado los extranjeros
en Am6rica. como ha sido tan freeuente, y no es
iesto extrafio para los que conocen nuestra histo-
ria. De manera que me opondr6 rotundamente.
Sn. Ni5rBa MESA (DELIO): S. S. esti admitiendo
de que existed en realidad una cruzada contra el cu-
ban'o en Cuba y quiere protegerlo con un precepto
de ]a Constituci6n, para que el extranjero no abu-
se de nosotros.
SR. PRfo SOCARndS (CARLOS): No exagere tanto
en sus arguments el senior Nifiez Mesa. He aqui
un ejemplo cuando una empresa extranjera pone
su capital ,m explotaci6n en este pais, y tienen una
ciudadania mhs poderosa que la ruestra, quieren
exigir que se les respete hasta un limited donde no
se respeta a las empresas naeionales, como se ha vis-
to y ha su.edido con frecuencia; es easo tabu para
los Gobierns cubanos las empresas extranjeras que
Intervienen contra la empresa national, que cuand9
cree que estas empresas no cumplen las obligacio-
ndes, sienten cierto temor, cierta limitaci6n en ejer-
cer ese mismo derecho que la Constituci6n y las
leyes les otorgan, y debe concretarse en la Con'sti-
tuei6n que el extraniero que venga a Cuba a esta-
blecerse, sepa que tendri, en todas las circunstan-
cias, que aeatar la ley cubana, sin apelaci6n possible
a la ley extranjera.
SR. NftEZ MESA (DEItO): Ya ]o dice la Consti-
tuci6n.
SR. DELLjUNDA ('FRANCISCO): El articulo dice:
"El domino y posesi6n'... (lee).
Este es un extreme del articulo. (lee).. .De mo-
do que es un articulo que comprende dos extremes.
TJno, que el extranjero que haga negocios en -Cuba
o tenga propiedades en Cuba, tendrh que someterse
de un modo obligatorio a la Ley. A mi me pare-
ce, sefiore, Delegados, que este primer extreme es
innecesario, porque ya en el articulo anterior se
sujeta al extranjero al eumplimiento, observancia
y acatamiento de la Constituci6n, de todas las Le-
yes y disposiciones que se dicten en Cuba por las
autoridades de cualquier indole.
SR. MARACH (JORGE) : Pero ese artilulo no se. re-
fiere a empresas que operando en Cuba radican en
el extranjer,. A ese easo no se refiere el articulo
anterior.
SR. DELLUNDI (FRANCISCO) : A mi me pareee qun,
todo extraijero, que directamente o de modo indirec-
to tiene que cumplir la Constituci6n y las leyes de
Cuba, pague las rentas en Cuba, porque esas


rentas se pagan de acqerdo con la legislaci6n de
Cuba, y esai leyes no tienen efecto en el extranje-
ro, y por tanto, pagan aqui todos los impuestos. De
modo que es una Ley de carActer territorial. No
es una Ley que tenga efecto en el extranjero, o que
siga al extranjero donde quiera que vaya..
A mi me parece,por otra parte, que ademhs de ser
inn'ecesario, en cuanto al primer extreme, porque ya
el eubano esta bastante garantizado con respect
al extranjero, me parecen bastante, repito las dis-
posiciones del articulo 21 que son amplias y com-
prenden bastantes casos.
El segundo extreme a que se refiere, a que las
leyes siempre hayan de responder al inter6s eco-
n6mico-social de ]a Naci6n, esto da lugar a pensar
y a meditar un poco. Cuba es un pals muy Joven.
A mi me parece que Cuba, en lugar de asustar al
extranjero, y de ahuyentar al capital extranjero, de-
be, en su interns econ6mico y social hacer todo lo
possible poi atraerlo, Yo entiendo, que Cuba tiene
una poblaci6n pequefia; yo no estoy defendien'do a!
extranjero; creo que aqui cada Conveneional esta
inspirado por el prop6sito de defender a Cuba, de
defender a los nacionales de Cuba, y darle todas las
prelerencias que se quiera, pero entiendo que de-
fiendo a Cuba y al interns de OCuSba al decir que
aqui debe propenderse por todos los medios posi-
bles a darles toda clase de garantias al extranjero, y
al capital extranjero. ,Por que? Porque Cuba
tiene una poblaci6n pequefia...
SR. ROCA (BLAS): Me permit una interrup-
ci6n el senior Dellund6, con la venia de la Presiden-
cia?
SR. DELLUNDP (FRANCISCO) : Yo le ruego al se-
ior Roca que sea benevolente conmiigo, iporque yo
no tengo la experiencia parlamentaria que tiene S.
S.; que me haga el favor de no interrumpirme. En
esta ocasi6n con much gusto lo voy a escuchar.
SR. RocA (BLAS) : Como siempre, voy a ser muy
breve. Cuatro palabras solamente. Yo queria pre-
guntarle: Estaba S. S. diciendo que nosotros de-
bemos de atraer y de procurar que vengan aqui los
inversionistas extranjeros. Estamos de aeuerdo; ab-
solutamente de acuerdo en eso. Pero, esa protege
ei6n llega al extreme de sacrificar el interns del des-
arrollo national, o es por el contrario que nosotros
queremos favorecer la inversi6n de capitals aqui,
no para beneficio de esos capitalistas extranjeros,
sino para el beneficio de la economic national de
Cuba? Es asi como me pareee que hay que plan.
tear el problema.
Sn. DELLUNDA (FRNNcisCO) : Me parece que el corn
pafiero planteaba una cuesli6n de economic politi
ca. Yo creo, por lo que yo he aprendido, y por lo pc-
co que s, de esa material, que todo capital extranjero
que viene a un pais a fomentar una industrial, viene
a dar trabajo y a favorecer a ese pais; y Cuba tiewe
un ejemplo patente a la vista de todos. Cuba se hd
desarrollado por esas inversiones de capitals extran-
j.eros. De d6nde ha venido aqui el capital, para traer-
nos la prosperidad de que hemos disfrutado, en el
tiempo que llevamos de Repfibliea ?t Por qu6 los Cons-
tituyentes del Uno, inspirados en ese patriotism ver-









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE It


dadero trataroin de ayudar a todos los extranjeros
que vinieron a fomenar la industrial y la riqueza na-
cional, no asultarlos, sino atraerlos? Me parece que
eso es lo practice, lo patri6tico, y lo que necesita el
pals.,
.Sn. GARCfA AGUERO (SALVADOR): Me permit una
interrupci6n S.S., con la venia de la Presidencia?
Sn. DELLUND] (FRANCISCO): Con much gusto.

Sa. GARCIA AGtiERO (SALVADOR): Yo queria pre-
guntarle al senior Dellund6, lo siguiente:

Dice el senior Dellund6 que todo capital extranje-
ro que viene a invertirse en nuestro pais es benefit.
cioso al cubano. Pero, yo le preguntaria al senior De-
Ilund6, si el gran capital que viene y se invierte en
nuestro pais; no le deja al native sino la estrieta uti-
lidad de los salaries miseros; en cambio adquiere la
propiedad territorial, control grandes seetores de
la industrial, e incluso revierte las mIs grandes uti-
lidades de la operaci6n industrial, hacia el pais d.-
origen, donde a menudo se complete la elaboraci6n
industrial iniciada primariamente en este pais... Yo
le preguntaria al senior Dellund6 si este es tambi6n
un capital que favorece los intereses nacionales, pro-
pende al dasarrollo y mejora la estabilidad econ6mi-
ca del native, o es un capital que, levantando sus uti-
lidades en el pais, las sustrae de 61 para llevArselas
fuera, y no nos deja otra cosa que la misera utilidad
de un salario, que no es sino esclavitud para el traba.
jador.
SR. DELLUNDA (FRANCISCO): Permitame el senior
Garcia Agilero que le contest. El extranjero que ha
traido aqui sus capitals, hay que tener present que
se trata aqui en Cuba, de un pais productor de ma-
teries primas. Cuba no tiene las condiciones n'ecesa-
rias para ser un pais industrial; eso no quiere decir
que en Cuba, como en cualquier otro pais se tomen
las medidas Lecesarias para impedir que el capital ex-
tranjero se lo lleve todo, pero, para eso estin las le-
yes. Yo lo que digo es que este articulo es innecesa-
rio.
Yo no me opongo a que el pais tome sus medidas
para atraer al capital extranjero, pero al mismo tiem-
po creo que debe dArsele garantias. No me opongo
a que el Gobierno de la RepTiblica, de acuerdo con
su Constituci6n y sus leyes orgAnicas desenvuelva
esos principios constitucionales, y se tomen toda cla-
se de medidas para favorecer al trabajador native,
favoreer a la industrial national, para favorecer en
una palabra, a la industrial del pais. No me opongo
a eso. Pero, si me opongo, y tengo que oponerme, a
que aqui se Esuste a un extranjero que venga de bue-
na fe a invertir su capital, por eneontrarse que no se
le brindan garantias.
Entiendo que es bueno dar toda clase de garantias
sin perjuicio del interns national, que estA por en-
cima de todo.
SR. ROCA (BLAS) : Como se le va a asustar a uno
que se le dice: Usted me fija tal interns, pero yo no
le pago mfs que el cinco por ciento de interns, y ni
un centavo mfs. Eso no es para que nadie se asuste.
(Risas).


Si. DELLUNDA (FRANCISCO) : Ese no es el caso. La
forma en que esti redactado el articulo.
'Sn. CAPABLANCA (RAMIRO): Permitame el sefior
Dellund6 una interrupci6n, para hacerle una aclara
ci6n en cuanto a su temor.
El articulo que estamos debatiendo del Dietamen
se present a la 'Comisi6n Coordinadora, en esta for
ma:
(Lee).
Y, la Comisi6n, despu6s de estudiar y de debatir
ampliamente este problema, precisamente para evi-
tar lo que S.S. manifiesta, respect a los capitalistas
extranjeros, lo redact6 en la forma que viene en el
Dictamen.
Sa. MAFACH (JORGE): Permitame el senior Dellun-
d6: Yo tengo pedida la palabra para plantear una
euesti6n incidental ei el sentido de que se suspend
el debate sobre este precepto, para trasladar la con-
sideraci6n del mismo a la parte que se refiere a la
economic national.
El Sr. Dellund4 esta haciendo uso de la palabra, y
yo entiendo que no puedo planetar esta cuesti6n in-
idental hasta que termine; pero si el Sr. Dellund.6
no tuviera iniconveniente en que yo le interrumpiera
para formalizar mi cuesti6n incidental...
SR. DELLUNDL (FRANCISCO) : No es preeiso... Es su
derecho.
'SR. MANACH (JORGE) : Entonoes, Sr. President y
Sres. Delegados, yo planteo formalmente la siguien
te proposici6n: que se suspend el debate...
Sn. MARINELLO (JUAN): En contra, Sr. Presiden-
te.
S., MUJAL (EUSEBIO) : Pido ]a palabra en contra.
SR. MAfACH (JORGE) : Es evidence, Sr. President
y Sres. Delegados, por el sesgo mismo que ha to-
mado el debate, que no estamos en material propia de
extranjeria, en el sentido corriente y gen6rico que se
le da a esta palabra. Estamos en una material estric-
tamente eccn6mica y el objeto, o sujeto, si Vds. quie-
ren, de este preeepto, no es el extranjero como tal
extranjero; se estA regulando la inversion extranjeri
en Cuba, no la conduct del extranjero como tal ex-
tranjero en Cuba.
Por consiguiente, es una material, a mi juicio, es-
trictamente econ6mica, y debo declarar, por si acaso
se estima que voy en contra del precepto, que estoy
sustancialmente de acuerdo con 6l; pero estimo que
no es pertinente su inserci6n en este lugar...; nio lo es
desde un punto de vista t6cnico y creo que tampoco
iesde un punto de vista que pudi6ramos llamar psi-
col6gico. Insertado el precepto en el lugar en que el
dietamen lo propone, asume un character de adverten.
cia o admonici6n dirigida a los extranjeros en Cuba,
lo cual, efectivamente, pudiera parecer discrimina
ci6n contra el extranjero y, por tanto, merecer las ob.
jeeiones que el Sr. Dellund6 le hace.
No estoy de acuerdo, sin embargo, con el Sr. De-
llund6, en la parte sustantiva de su argumentaci6n;









20 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


estimo que algfin precepto de esta indole, quizas un
poco menos aparatoso, debe llevarse a la parte eco-
n6mica de la Constituci6n; pero situado aqui da lu-
gar, en efecto, a que se interpreted como hostilidad d
los extranjeros.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra en contra el Sr. Marinello.
SR. MARQUEZ STERLING ('CARLOS): Sr. President:
Pido la palabra para una cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Para una
cuesti6n de orden, tiene la palabra el Sr. MArquez
Sterling.
.SR. MARQUEZ STERLING (CARLOS): El articulo 61
dice que las proposieiones incidentales se presenta-
ran verbalmente y que despu6s de explicarla el De-
legado que la haya presentado, se votaran, sin mis
trimites.
Por tanto, no creo que en esta oportunidad pue-
dan pedirse turnos en pro o en contra y suplico :a
la Presidencia que aplique el Reglamento.
SR. MUJAL, (EUSEBIO) : Yo deseo plantear una cues-
ti6ni incidental, Sr. President.
SR. MARINELLO (JtUAN) : Sr. President y Sres. Con-
vencionales...
SR. MARQUEZ STERLING (CARLOS) : Sr. President:
Yo tengo muchisimo gusto en escuehar al Sr. Ma-
rinello, que siempre dice cosas Ilenas de juicio y ra-
z6n; pero habi6ndole pedido a la Presidencia que
aplique el Reglamento me parece que debe proceder-
se inmediatamente a la votaci6n de la euesti6n inci-
dental de suspension del debate.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): ISe somete
a la consideraci6n de la Asamblea si consider con-
veniente discutir la cuesti6n incidental, o seguir la
prActica parlamentaria que ha sefialado el Sr. MAr-
quez Sterling?
Se pone a votaci6n la cuesti6n incidental de sus-
pensi6n del debate. Los Sres. Delegados que esten
con'formes se servirhn ponerse efectivamente de pie.
(Se panen de pie 15 Sres. Delegados).
Se va a proceder a rectificar la votaci6n. Los Sres.
De!egados que est6n conformes con la suspension
del debate se serviran ponerse efectivamente de pie.
(Se ponen de pie 24 Sres. Delegados).
Aprobada la. cuesti6n incidental de suspension del
debate.
Se. MUJAL (EUSEBIO): Sr. President: deseo que
conste en el Diario de Sesiones mi protest por la
cuesti6n de orden planteada por el Sr. Marquez Ster-
ling, despums que un Sr. Convencional aqui presen-
te ha hecho determinadas manifestaciones que yo
consider que debian ser aclaradas.
Sa. MARQUEZ STERLING (!CARLOS): Sr. President
y Sres. Delegados: Yo no creo que se pueda protes-
tar de una Moci6n presentada por un Delgado... Ei
Sr. Mujal podria protestar del Reglamento de la Con-
venci6n Constituyente, pero no de la proposici6n que


un Delegado hace al amparo del eumplimiento de
ese Reglamento.
El Reglamento de la Convenci6n Constituyente,
cuya redacci6n se debe tambi6n en una gran part
al Sr. Mujal, le ofrece la oportulfidad de contrariar
todos los arguments expuestos a la consideraci6n do
la Asamblea por el Sr. Dellund6 defendiendo su Mo-
ci6n.
SR. MuJ.X (EUSEBIO) : Creo que tambi6n va a ha-
blar en contra el Sr. MArquez; pero mi protest se
produce porque ya se habian heeho aqui determina-
das manifestaciones que entiendo que era precise acla-
rar, y cuando aqui se han planteado cuestiones in-
eidentales en otra oeasi6n y siempre ha habido la su-
ficiente gentileza para permitir esas aclaraciones...
Lo que pasa alora es que habia que guillotinar el
debate de alguna manera y el Sr. MArquez Sterling
ha sido el verdugo.
SR. Pfo .SOCARRIS (CARLOS) : Estas cuestiones de-
ben plantearse en los preliminares...
SR. MARQUEZ'STERLING (CARLOS): jYo quisiera sa
ber quin termin'a los incidents en la Asamblea, si
el Sr Prio o el Sr. Presidente?...
SR PRlo SOCARRAS ('CARLOS): Es que yo me dirigi
personalmente al Sr. Mirquez, sin otra trascenden-
cia...
SR MARQUEZ STERLING (CARLOS): Porque una Mo-
ci6n del Delegado que habla ha producido una reac-
ci6n que se ha remontado al C6digo Penal del 70 y
se me ha dicho que me falta gentileza y que he sido
el verdugo de una proposici6n.
A mi me parece, Sr. President y Sres. Delegados,
que Ja proposici6n del Sr. Mafiach, como todas las
suyas, era muy atinada, ya que el articulo 22 mIs
bien enicaja dentro del regimen econ6mico national
que no al amparo de preceptos relacionados con la
extranjeria.
No me ha faltado gentileza ni he sido verdugo con
nada, el que lo ha sido es el Reglamento de la Con-
venci6n Constituyente y a 6ste debe eeharle la cul-
pa el Sr. Mujal, que tiene la oportunidad de conver-
tirse en el verdugo de la Moec6n del Dr. Dellun'di
cuando esa Moci6n se discuta.
SR. MUJAD (EUSEBIO) : Lo hare con votos y no con
el Reglamento.
SR. PRESEDENTE (GRAU SAN MARTIN) : Se da por
terminado el incident.
So va a dar leetura al articulo 23.
(El Oficial de Actas lee).
TITULO CUARTO
I)ERECHOS FUNDAMENT ALES
SEOCI6N PRTMERA
DEREIC:HOS INDIVIDUALS
ARTICULO 23.- Todos los cubanos son iguales
ante la Ley. La Repfiblica no reconoce fueros ni pri-
vilegios.









DIARIO DE SESIONE8 DE LA CONVENCIUN CONSTITUYENTE 21


Se declara illegal y punible toda discriminaci6n
por motive de sexo, raza, clase u otro cualquiera le-
sivo a la dignidad humana.
La Ley establecera las sanciones en que incurran
los infractores de este precepto.
'SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Hay una
enmienda. Se le va a dar lecture.
(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA AL ARTICULO 23
SUSTITUTIVA
"Todos los cubanos son iguales ante la Ley. La Re-
pfiblica no reconoce fueros ni privilegios. Se declara
illegal y punible toda disposici6n o acto que impida a
cualquier ciudadano el disfrute de los servieios y
lugares pfiblicos, el derecho al trabajo y la cultural
en todos sus aspects, y el pleno goce de sus funcio-
nes civiles y political, por su raza, color, sexo, clase
o cualesquiera otros motives discriminatorios. Den
tro de los seis meses siguientes a la promulgaci6n de
esta Constituci6n, la Ley estableceri las sanciones en
que incurran los infractores de estos preceptos".
(Fdo). Salvador GarciaAgilero
SR PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se pone E
discusi6n la enmienda.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : Pido que se lea nue
vamente.
(El Oficial de Actas da lectura nuevam'ente a lt
enmienda).
SR PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se pone a
discusi6n. ~Nadie pide la palabra en contra?
(Silencio).
SR. GARCIA AOGiERO (SALVADOR): Pido la palabra
para explicar mi enmienda.
'SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa
labra el senior Garcia Agiiero para explicar su en
mienda,
SR. GARCfA AOGiERO (SALVADOR): Sr. President y
sefiores Delegados: El motivo de la enmienda parec(
suficientemente claro, aunque tal vez reclame una
breve explicaci6n.
El texto del Dictamen dice: "Todos los eubano:
son iguales ante la Ley". La Republica no reconoce
fueros ni privilegios. Se declara illegal y punible to
da discriminaci6n por motivo de sexo, raza, clause, t
ctro cualquiera lesivo a la dignidad humana.
Nuestra enmienda pretend aclarar, ain mis, e'
prop6sito y alcance que este articulo debe tener. Ha?
con respect a esta cuesti6n, una realidad indudable
que ya ha sido sefialada aqui en una ocasi6n anterior
-si no recuerdo mal- por el propio Convencional
Sr. Mujal. Decia 61, y tenia una raz6n exacta, que
existe en el pais un estado de discriminaci6n en los
aspects esenciales de la cultural, del trabajo, y en el
disfrute de todos los derechos caracteristicos de la
ciudadania, en lo que se refiere a lo politico y lo so-
cial. Nadie ignore, ciertamente, que 6sta es una ver-
dad indudable. Sin embargo, yo he oido razonar aqui
mismo, en este hemiciclo, en contra de esta realidad;
he oido decir en la sesi6n anterior, en que se trata-
ba de uno de los derechos correspondientes al ciuda-
dano cubano, que este pais no tenia realidades discri-
minatorias de tal naturaleza, que merecieran su men-
ci6n en el texto Constitucional. Nosotros afirmamos
exactamente lo contrario: Entendemos que existe el


estado discriminatorio, -que no es ni siquiera. un
sintoma pasajero y ocasional- que procede del viejo
moment en que la integraci6n econ6mica y social de
este pais empez6 a ajustarse fundiendo al hombre
negro con el hombre blanco por la via del process
de la esclavitud.
De entonces a aca, por una series de razones, -que
incluso no seria del todo inadecuado aludir-, este
process se ha ido incrementando; y si bien en los
primeros moments no procedia sino de la existen-
eia del regimen esclavista, en los moments actuales,
al trav6s de la evoluci6n econ6mica, political y so-
2ial del pais, tiene otra series de razones que han
dado como consecuencia el mantenimiento de pre-
juicios que suponen un efecto lastimoso de dificul-
ades, de opresiones, de r6moras, de limitaciones pa-
ra la capacidad humana de esta parte de la pobla-
3i6n national, y que constituyen, no s61o una lacra
para cualquier organizaci6n o pais, democratic, si-
no adembs un peligro para su estabilidad interior
v un obstaculo para su advance y desarrollo econ6mi-
-o, politico y social. La manifestaci6n de esta reali-
lad se ve, especialmente, en tres aspects: estos
trees aspects mencionados en la enmienda que acaba-
nos de proponer.
Nadie ignora que existen numerosisimos lugares y
'ervicios de caracter pfiblico, dentro de los cuales el
'riterio discriminatorio impide a los hombres y mu-
"eres negros, disfrutar plenamente de iguales dere-
:hos que el resto de los ciudadanos cubanos.
Nadie ignora que en cuanto al trabajo, son tam-
')in objeto de discriminaci6n constant y eviden-
:e en los innumerables ramos de la vida econ6mi-
'a del pais, especialmente en los de m6s ventajosa
remuneraci6n, el hombre y la mujer negros.
Nadie ignora tampoco, que incluso en lo cultural,
nfinidad de motives discriminatorios estAn eviden-
Aiando cada dia, la situaci6n inferiorizada en que
ie coloca al ciudadano negro de. este pais. Incon-
tables escuelas, privadas, religiosas y laicas, (por
iue ya hemos dicho mis de una vez que aqui, hasta
Dios, a quien algunos invocan a menudo, es discri-
minador) establecen una division hostile y evident
3ntre blaneos y negros del pais, limitando de es4
modo el acceso a la cultural de un poreentaje con-
siderable, -el treinta y tantos por eiento- dicen
nuestros censos oficiales- de la poblaci6n national.
Nadie ignora tampoco, que a6n en el aspect de
'a political se produce tambi6n iguales circunstan-
'ias, de las cuales ejemplos numerosisimos se pueden
presentar a cada instant.
Todo esto, puesto que existe, como una realidad
ndudable a lo largo de todo el period republica-
no de nuestro pais, nos pareee que es raz6n sufi-
ciente para que se incluya en la Carta Fundamental
de la Repiblica, como una realidad que es necesa-
rio corregir, garantizando la igualdad verdadera de
derechos para todos los ciudadanos del pais.
Nos parece, por esta raz6n, que el viejo precepts
estrictamente te6rico que afirmaba que todos loB
cubanos son iguales ante la Ley, no es suficiente,
-como ha probado no serlo, a lo largo de cuarentA
afios de repfiblica-, para garantizar realmente eso
igualdad. Es precise, a nuestro juicio, que se insis.
ta especialmente en los sectors en que es mayor, ma
acentuada y mas dafina esa discriminaci6n eviden-









22 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION OONSTITUYENTE


te; y es necesario que se establezcan, com o o esta-
blece la enmienda, las sanciones necesarias para que
toda violaci6n de esa igualdad ciudadana, sea efee-
tivamente, penada, a fin de que no haya la posibili-
dad que ha existido hasta aqui, de que mientras los
principios declaman la igualdad absoluta de todos
los eubanos ante la ley, las realidades de la Repfiblica
nos esthn dieiendo, que de repfblica hay poeo, en un
pals donde una parte considerable de la poblaci6n
tan contribuyente a su economic desde el principio
de la integraci6n de la nacionalidad, y a su libera-
ci6n en el minute en que fue necesario, esta padecien-
do en el present una discriminaci6n a todas luces
injusta.
Por esta raz6n es por que hemos presentado la
enmienda, sefialando e insistiendo en los aspects
especificos en que es menester que insist la Consti-
tuci6n ahora, y mis tarde la Ley, para corregir las
consecuencias de semejante prejuicio. Y s6lo cuan-
do esto se haya hecho, es cuando estaremos cierta-
mente en la via de una integraci6n de la nacionali-
dad cubana, que fue la inspiraci6n de sus inpira-
dores, y que sigue siendo en este minute la asplra-
ci6n cardinal de todo el pueblo.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Para una pregun-
ta al senior Garcia Agiiero.
'SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Bravo Acosta.
ISR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : En el easo de ser
aprobada su enmienda tiene algin inconveniente en
que el plazo fijado sea, como se ha aeordado por la
Comisi6n Coordinadora, de tres legislatures en lu-
gar de seis meses para todas las leyes que han de
producirse? Es decr, si acepta que en el caso de
que sea aprobada su enmienda, vaya con la enmien-
da a su vez de 3 legislatures en vez de seis meses?
SR. GARCIA AGtIERO (SALVADOR) : No tengo ningin
inconvenient en aceptar lo que propone el senior
Barvo Acosta.
'SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el sefor Cortina.
SR. CORTINA (Jos9 MANUEL): Me levanto en una
situaci6n muy curiosa dentro de la posici6n dial6eti-
ca de esta discusi6n. En cuanto al fondo del prop6-
sito de todas estas enmiendas, es'oy de acuerdo. Aqu
no estamos discutiendo, ni podemos disctutir como
possible que una part del pueblo cubano est6 en si-
tuaci6n de infer:oridad respect de otra. El problema
estf en encontrar una forma de redacci6n que sea
adecuada para resolver los problems de la igualdad
social de Cuba, sin que determ:nadas interpretacio-
nes posteriores perturben el mismo principio que se
quiere matener. No se trata, pues, de que nadie sos-
tenga principios ni normas distintas: La Convenci6n
por unanimidad desea y quiere hacer justicia a to-
dos los components de la sociedad cubana, cualquie-
ra que sea su color, su raza. Una Constituci6n, se-
flores, es un tipo de ley muy interesante, porque ha
de definir derechos y ha de hacerlo en forma que en
su prAetica no se produzcan equivocaciones por un
lenguaje inadecuado usado en las reglas de la Cons-
tituci6n. No solamente debemos sefialar el derecho,
sino hacerlo en forma que su prActica tienda pre-
cisamente a proteger lo mismo que desea la Constitu-
ci6n. Si para establecer una norma usamos concep-
tos que puedan despertar o fomentar pasiones con-
tradictorias al mismo precepto que mantenemos, ha-


bremos cometido un grave error como legislaaores y
como hombres de Estado. El derecho social no es
una mesa de anatomia en la que se trabaja sobre
cuerpos muertos. El cuerpo social e,s un organismo
que cuando no se le sabe conducir, se produce con-
tradictoriamente a los preceptos legales que se le quie-
ren imponer.
El problema de mantener la igualdad entire todos
los eubanos, lo mismo en el campo de la dignidad
que en las posibilidades econ6micas y sociales, me-
rece una especial proteeci6n de la Constituci6n; pero
debemos hacerlo en forma que estimule la evoluci6n
progresiva del concept dentro de un amplio espi-
ritu de farternidad y de concordia.
Veamos el precepto del Dictamen que yo defiendo,
para comprobar si es verdad que disminuye algo el
prop6sito enunciado aqui por el Convencional senior
Garcia Agiiero.
"Todos los cubanos son iguales ante la Ley. La
Repfiblica no reconoce fueros ni privilegios. Se de-
clara illegal y punible today discriminaci6n".
Creo que en castellano no hay concept mis am-
plio que la palabra "todo".
Es mis: cuando se hace una enumeraci6n de los
distintos casos, se esta siguiendo un sistema inferior,
en potencia reguladora, a lo que envuelve por si so-
la la palabra "todo". Toda enumeraci6n es siempre
restrictiva, y esto ocurre hasta en la contrataci6n
privada, en la cual los t6enicos usan siempre el con-
cepto "todo" parareconocer, reclamar o prohibir
un derecho, de manera que no haya resquicio ni lu-
gar alguno a reclamaci6n contraria. Es el concept
m6s absolute y rotundo que tiene *.l idioma castellano.
Por lo tanto, al decir aqui "toda discriminaci6n",
se dice todo lo que ha indicado el senior Garcia Agiie-
ro y much mAs que se le puede haber olvidado,
porque no sabremos si habrh otras situaciones que
61 no enumer6, y que no dudo que las haya, porque
en el campo de las relationes humans hay, a ve-
ces, humillaciones sutiles y situaciones especiales que
no se pueden prever en niguna Ley, y que, en cam-
bio, esthn incluidas en el concept "toda discrimi-
naci6n".
Si enumeramos los casos restringimos el precepto
constitutional en lugar de ampliarlo. Por eso me
agrada mas la redacci6n del precepto como esth en
el Dictamen, que, ademAs, agrega: "se dedlara ile-
gal y punible toda diseriminaci6n por motivo de
rexo, clase u otra cualquiera lesiva a la dignidad hu-
mana". Hay este concept de "la dignidad huma-
na", que complete energicamente la regulaci6n. No
s solamente ]a d'scriminaci6n por virtud de la cual
se le priva al ciudadano de este o de aquel dereeho,
sino de todo aquello que pueda mermar su decoro
o su dignidad, aunque sea lo mas insignificant. Eso
dice la Constitucidn que debe castigarse tambi6n. De
manera que se va a proteger hasta las manifestacio-
nes mas dificiles de precisar y que por acei6n u omi-
si6n pueden lesionar la dignidad. Puede decirse que
el precepto es tan absolute que llega a la metafieica
en su afhn de darle extension psicol6gica a la protec-
e'6n que se ofrece a la igualdad social y political.
Despu6s -de-;mos- ]as leves estab'ecerfn lay
sanciones en que incurra el infractor de este precep-
to. Es'a Ley puede ser todo lo amplisima que se quie-
ra, abarcando no solamente todos los eon'.eptos enu-
merados, sino ademas algfin precepto general que









DIARIO DE SESIONES DE LA CONJ7ENOION CONSTITUYENTE 23


consigne sanciones para casos determinados. De ma-
nera que estamos completamente de acuerdo con el
fondo y en el prop6sito; pero creo que as much me-
jor la redacci6n del Dictamen de la Comisi6n Coor-
dinadora que lo que se ha propuesto como enmienda.
'SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se va a
someter a votaci6n la enmienda.
SR. ROCA (BLAS) : Pido votaci6n nominal, Sefior
President.
SR. PRESIDENT (GRAU 'SAN MARTIN) : Votaci6n no-
minal. Los que est6n de acuerdo con la enmienda con-
testardn que "si", los contrarios "no".
,SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Sr. President: iLa
votaci6n es desde luego con la enmienda de las tres
legislatures ?
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Si, senior.
(Se efectia la votacidn).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Han votado
cuarenta y tres Sres. Delegdos. Veinte y tres que no
y veinte que si.
Votaron en contra los sefiores: Alvarez de la Vega,
Busto, Capablanca, Casanova, Cortina, Coyula, Chi-
bds, Dellundd, Dihigo, Ferndndez de Castro, Fweyo,
Galano, Ichaso, Majach, Martinez Sdenz, Mesa, Nui-
iez Mesa, Orizondo, Robau, Vinent, Boada, NifAez
Portuondo y Grau.
Votaron a favor los seiores: Acosta, Bravo Acosta,
Cordero, Cuervo Navarro, Duarte, Esteva, Garcia
Agilero, Garcia, Rodriguez, George, Guds Incldn
Herndndez de la Barca, Marinello, Mdrquez Sterling,
Mujal, Ochoa, Parrado, Sdnchez Mastrapa, Villoch
y Zaydin.
Queda, pues, rechazada la enmienda.
Tiene la palabra el senior Aurelio Alvarez para
explicar su voto.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Sr. President y sefiores
Delegados: He votado que no sencillamente por en-
tender que el precepto recomendado por el Dictamen
de la Comisi6n Coordinadora dentro de su amplia
generalizaci6n, comprende perfectamente la enmien-
da que se puso a votaci6n.
'SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el Sr. Bravo Acosta para explicar su voto.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Sr. President y
Sres. Delegados: He votado a favor de la enmienda
porque entiendo que no haee mas que desarrollar los
principios sustentados en el Dictamen, o sea que la
enmienda es igual al Dictamen. En lo inico que se
diferencia es en el sefialam'ento de un plazo para
que se dicten las medidas legislativas. Por ello he
votado en manera afirmativa a la enmienda, porque
esta de acuerdo con el Dictamen.
'SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Capablanca para explicar su voto.
SR. CAPABLANCA (RAMIRO): Sr. President y Sres.
Delegados: He votado que no porque, como acaba de
manifestar el compafiero Aurelio Alvarez, en la expli-
caci6n de su voto, y antes lo habia hecho el Dr. Corti-
na, estimo que la redacci6n del precepto, tal como
viene en el Dictamen de la Comisi6n Coordinadora,
comprende la enmienda del Sr. Garcia Agiiero y
resulta mks amplio todavia, puesto que, como decia
el Dr. Cortina, no solamente include los easos espe-
cificados en la enmienda del Sr. Garcia Agiiero, sino
tambien cualquier otro que pueda estar omitido en


esa enmienda, desde el moment que el precepto del
Dictamen dice que se declara, illegal o punible toda
discriminaci6n por motivo de sexo, raza o cualquier
otro lesivo a la dignidad humana.
ISR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Galano para explicar su voto.
SR. GALANO (ADRIANO): He votado que no, Sr.
President y Sres. Delegados, es decir, a favor del
Dictamen y contra la enmienda porque por sistema,
cuando la enmienda no entrafia una modificaci6n
sustancial del precepto correspondiente del Dicta-
men, me produzco a favor del Dictamen; y en este
caso, concrete, por convicci6n, He sido siempre ene-
migo de toda discriminaci6n, en mayor grado, cuan-
do se trata de discriminaci6n racial. Entiendo que
la enmienda modifica en la forma el precepto del
Dictamen, no en su fondo. Ademis, porque en otros
apartados del Proyecto de Constituci6n se adoptan
las previsiones conducentes a ese fin.
!SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Guas Inclin para explicar su voto.
SR. GUAs INCLAN (RAFAEL) : Sr. President y se-
fiores Delegados: He votado que si, o sea favorable-
mente a la enmienda de los sefiores Garcia Agiiero y
otros, porque creo que en este problema, uno de los
de m"s hondura que ha de encarar esta Constituyen-
te, no deben privar las generalizaciones abstractas
que llegan a pecar de vagas. Si la generalizaci6n re-
gula la material, ningfin precepto mis hermoso ni
mis amplio que el de la Constituci6n del afio 1901,
que declare iguales ante la ley a todos los cubanos
y prohibit toda clase de privilegios personales.
A pesar de la hermosa declaraci6n declamatoria de
la Constituci6n del afio 1, el torpe prejuicio racial
ha vivido en nuestras costumbres y ha vivido en
nuestras realidades. Hay una raza que clama, con
raz6n, por la realidad absolute en todas ias mani-
festaciones de la vida.
En el Partido donde yo limito, en una de sus ba-
ses, se proclama la absolute igualdad racial que la
enmienda del senior Garcia Agiiero propugna y .creo
que va a poner el dedo en la llaga en las distintas
manifestamiones donde florece esa preterici6n.
He creido de mi deber votar esta enmienda, co-
mo votar6 todas aquellas otras que traten de acabar
de un vez y para siempre con la discriminaci6n.
Bajo el cielo de nuestra patria no debe haber cu-
banos de un color ni de otro. No es possible estable-
"er jerarquias entire nosotros por algo tan baladi co-
mo es el pigmento.
'SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra la Sra. Alicia Hernandez para explicar su
voto.
SRA. HERNANDEZ (ALICIA): Sr. President y se-
fiores Delegados: He votado a favor de la en-
mienda del senior Garcia Agiiero y otros Delegados,
porque creo que en una Constituci6n se han de re-
,olver de una manera precisa, de una manera defini-
tiva todos aquellos problems que afectan a cual-
quier sector de la sociedad; y aunque aqui se ha
dicho por algunos Delegados que hay algunos pro-
blemas que no se pueden llevar a la Constituei6n,
porque no se puede poner alli todo lo que se nos ocu-
rre, yo, 'aceptando las indicaciones bien intenciona-
das e inteligentisinas hechas en discurso pronuncia-
do por el Dr. Cortina en 1931, he seguido al pie de
la letra sus consejos. El dice: "(Lee).









24 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Ese es uno de los motives que me han heeho votar
a favor de la solucibn de un problema doloroso, de
largos afios, que se confrontan aqui en Cuba.
iSR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Pido la palabra,
para una cuesti6n de orden.
!SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Bravo Acosta.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO'): Sefior Presiden-
te: Estando al vencerse la hora reglamentaria, yo
pido que se declare esta sesi6n permanent.
ISR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Lo acuerda
asi la Asamblea?
(Sefailes afirmativas).
Aprobado.
ISR. CORTINA (JOSA MANUEL): Pido la palabra,
para alusiones.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): En su opor-
tunidad.
'SR. ICHASO (FRANCISCO): Seflor Presidente, te-
nia solicitada la palabra para explicar mi voto.
'SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Ichaso, para explicar su voto.
SR. ICHASO (FRANCISCO) : Sefior Presidente y se-
fiores Delegados: He votado *que no, porque entien-
do que en todo los concerniente a la discriminaci6n,
lo qque debemos perseguir fundamentalmente es la.
efectividad, y yo encuentro tan efectivo el precepto
del Dictamen como la enmienda del distinguido Con-
vencional senior Garcia Agiiero.
En el precepto del Dictamen se declara de un mo-
do terminante illegall y punible toda discrimina-
ci6n". En la enmienda del senior Garcia Agiiero
se hace la misma eondenaci6n; pero con un mayor
nfmero de palabras, lo que no comporta una ma-
yor eficac'a, pues lo finico que se hace, como sefia-
laba el senior Bravo Acosta, es exponer o detallar
todos aquellos puntos en los cuales la discriminaci6n
puede producirse.
Consider que el precepto del dictamen es sufi-
cientemente expresivo, sin descender a detalles in-
necesarios. Cada vez que la Constituci6n desciende
a enumerar detalles, se corre el riesgo de incurrir en
omisiones, y esto debemos evitarlo.
Ademis, desde el punto de vista t6cnico, la en-
mienda del senior Garcia Agiero es objetable, por-
que establece un plazo de seis meses para que se vo-
te la ley que ha de sancionar ]a discriminaci6n.
Creo que cuando ]a Constituci6n concede plazos,
debe hacerlo en las Disposiciones Transitorias; 6ste
es el criterio que ha predominado en el seno de la.
Comisi6n Coordinadora y de todas las Secciones de
Tiabajos de la Asamblea.
Encuentro, pues, que t6cnicamente, y desde el pun-
to de vista de su eficacia, el precepto del Dictamen
es superior a la enmienda, dicho sea con todos los
respetos para los firmantes de ella.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN) : Tiene la pa-
labra para alusiones el senior Cortina.
SR. CORTINA (JOSt MANUEL): Sr. President y se-
fiores Delegados: La distinguida Conveneional sefio-
ra Hern~ndez de la Barca, al referirse a su Voto
Particular, me ha hecho el honor de citar palabras
mias del discurso titulado "Presidentes y Parlamen-
tos", en que hice la defense de una reform constitu-


cional, encaminada a hacer cesar el regimen politi-
co que determine la revoluci6n y establecer, ademas,
una modalidad del sistema parlamentario en Cuba.
Precisamente estas mismas Bases de la reform
propuesta por mi, han sido aprobadas ya por la Co-
misi6n Coordinadora y habr6n de someterse, en de-
finitiva, al acuerdo de esta Asamblea en relaci6n
con el sistema de gobierno que debemos adoptar.
Yo ratifico todas y cada una de las palabras de ese
discurso; y por eso estoy conforme en que como en
Cuba puede haber alguna deficiencia en el trato fra-
ternal entire los cubanos o para la integraci6n moral
de toda la raza cubana, cualquiera que sea su color,
me parece bien que la Constituci6n hable de ello,
y por eso se dice Se declara illegal y punible toda
discriminaci6n".
Este precepto sobre la igualdad racial no es nece-
sario, por ejemplo, ponerlo en Francia, porque alli
los franceses son de un solo color, en su mayoria,
salvo alguno que otro empleado colonial que vaya
a Francia accidentalmente. En ca.mbio, entire noso-
tros hay razones hist6ricas que justifican el precep-
to constitutional que tratamos.
Ahora bien, lo que estamos discutiendo es la re-
dacci6n, pero no hay disparidad ninguna de criteria
en cuanto a. que debe ir a la Constituci6n un pre-
eepto anAlogo al que estamos explicando. Si no hubie-
ra ninguna regulaci6n en la Constituci6n, no esta-
riamos discutiendo enmiendas.
Ademas, en la Constituci6n existe otro precepto
que regular tambi6n este mismo problema. En otro
Titulo se establece que un Ministro del Gobierno vi-
gilarh y cuidarh que no se realize ninguna discrimi-
naci6n racial en el trabajo, reiterAndose el concept
de la igualdad.
Por estas razones se ve que yo he estado conforme
con que en esta Constituci6n en otro de sus articulos
se lleve tan adelante la eficacia del precepto, que
hasta se encarga a un Ministro, de ve!ar por 41. Y
esto es much mas que lo que establece la Regla que
estamos discutiendo, que es de earActer dogmAtico
como corresponde a la indole de una Constituci6n.
En el discurso pronunciado por mi, que se ha
comentado por la Convencional sefiora Hernindez,
yo sostengo la thesis de que una Constituci6n es un
traje adecuado a las necesidades del pais, y que
cuando en el pais existe algfin dolor o algfn abuso
mantenido constantemente, es convenient que en la
Constituci6n se establezca un precepto que evite el
dolor o el abuso existente.
iPrecisamente eso es lo que se hace aqui en la
Constituci6n en el precepto que yo defiendo. Con
lo que yo no estoy de acuerdo es que en la Constitu-
ci6n, al sefialar la prohibici6n y su sanci6n, se en-
tre luego a haeer una descripci6n minuciosa de to-
das las infraccones que se puedan producer, de todos
los casos que puedan ocurrir en relaci6n con el abuso
o en relaci6n con el mal que se quiere evitar. Eao
es ya puramente reglamentario. En la Constituci6n
se ha de poner la prohibici6n, ]a regla o la sanci6n;
pero luego, dentro de ese precepto, se pueden desen-
volver las leyes adjetivas.
En los Estados Unidos, por ejemplo, existia el
abuso national de la bebida alcoholic en condiciones
que sus gobernantes estimaron que heria medular-
mente a la vitalidad de la Naci6n. Entonces se hizo










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 25


una reform constitutional en la que se estableci6
la prohibici6n de ingerir bebidas alcoh61icas que ex-
cedieran, en su graduaci6n, de cierto limited. En la
propia Constituci6n americana que desciende a este
caso especial de la bebida, no se reglamenta las cla-
ses de bebidas que se han de considerar t6xicas ni
las penas que se impondr6n a los que se intoxiquen,
ni lo que se harA con los establecimientos que expen-
dan bebidas frente a las leyes, porque esto seria ab-
surdo; porque basta la prohibici6n con character ge-
n6rico, para que luego las leyes puedan castigar de-
bidamente.
Como se ve, el sostener la tesis que mantengo, aho-
ra, no me he puesto en contradicci6n con lo expues-
to en aquel discurso, sino que lo ratifico.
SRA. HERNANDEZ (ALICIA): Me permit una in-
terrupci6n? Quiero aclarar que en modo alguno hice
una critical al senior Cortina; hice una cita que, como
todas las suyais, siempre me ensefian.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : De acuerdo. Ademas,
es tan agradable para mi que mi ilustre compafiera
me haya hecho el honor de citarme, como referencia,
en sus palabras, que esto me da oportunidad para sig-
nificar el profundo interns que me inspira cualquier
observaci6n proveniente de su reconocido talent.
Solamente he querido sefialar que sigo mantenien-
do la misma doctrina de adaptaci6n constitutional
que ella mantiene. Nos diferenciamos en cuanto a la
extension que de ese criterlo tiene la doctor Her-
tuci6n a la realidad, no puede llevarnos hasta los
limits menudos y casuistics de un reglamento.
SSR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Mafiach.
SR. MARACH (JORGE): Sefior Presidente y seno-
res Delegados: He votado que no a la enmienda
propuesta por el senior Garcia Agiiero, porque en-
tiendo que el precepto del dictamen a la vez que
conserva la dign-dad y la solemnidad de la Cons-
tituci6n del afio Uno, subsana los defects de que
aquel ha adolecido. Entiendo que la cuesti6n de dig-
nidad en la forma no cs ociosa...
SR. ROCA (BLAS) : (Interrwmpiendo): A Quiere us-
ted decir que nuestra enmienda tiene indignidad en
la forma...?
SR. MAIACH (JORGE) : Hablo de dignidad, senior
Roca, no en sentido moral, sino en el todo, en el
estilo...
SR. ROCA (BLAS) : Eso quiere decir que nuestra
enmienda es indigna.
SR. MAACH (JORGE) : No, senior Roca, en la ab-
soluto he podido decir eso.
En el precepto de la Constituci6n del afio Uno te-
nia cierta vaguedad, como ya se ha seilalado aqui,
Era un precepto que empleaba palabras de un sen-
tido puramente juridico; la palabra "fuero" la pa-
labra "pr'vilegios", son palabras de sabor e inten-
ci6n juridicos. De aquii que el precepto de aquella
Constituci6n, adolecia de esa falta de contenido social,
de un contenido psicol6gico, por asi decirlo, y ahi es
donde fallaba. Fallaba, porque se interpretaba el
precepto juridicamente, y no se le interpretaba des-
de el punto de vista social. Soy part:dario de ese
precepto, porque tiene el corte constitutional que
todo precepto debe tener, pero estimo que debe ser
completado. El pArrafo: "Se declara illegal y pu-
nible... (continia leyendo)", es de tal concreci6n


ra-ial, tan eateg6rico y explicit contra la discrimi-
naci6n que no comprendo yo como pueda evadirse nin-
guna situaci6n al alcance de este precepto.
Por otra parte, quisiera sefialar tambi6n a la con-
sideraci6n de los Convencionales proponents de es-
ta enmienda el heeho de que el parrafo, tal como
esta en el dietamen, entraiia un concept adicional,
que me parece important, cuando declara que no
podrA establecerse discriminaci6n por "motivo de
sexo, raza u otro cualquiera igualmente lesivo a la
dignidad humana". Esta filtima frase esth estable-
ciendo el principio moral el cual nos basamos los
Constiluyentes del afio 40, para pronunciarnos de
una manera explicit y especifica en contra de to-
da discriminaci6n... Lo hacemos porque tales ac-
tos son "lesivos a la dignidad humana". Esta idea,
que no figure en la enmienda propuesta, es una
raz6n mAs, a mi juicio, para preferir la redacci6n
del Dict).men. Por eso he 'otado contra la En-
mienda.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Marquez Sterling.
SR. MARQUEZ STERLING (CARLOS): Sefior Presiden-
te y sefiores Convencionales: Brevemente, para ex-
poner a la Asamblea por qu6 he votado afirmativa-
mente la enmienda del senior Garcia Agiiero. Ha
sido mi line de conduct en mi modest vida pf-
blica el favorecer todas aquellas cuestiones que tien-
dan a una igualdad absolute.
Desde que la Revoluci6n Francesa estableci6 los
preceptos de libertad, igualdad y fraternidad que
recogi6 la literature constitutional del siglo XIX
para p'asmarlos en el articulo 11 de la Ley Cons-
titueional de 1901, en que declar6 que todos los cu-
banos son iguales ante la Ley y que la Repfblica
no reconce fueros ni privilegios personales, se ha ve-
nido clamando, sobre todo en los iltimos diez afios,
por una especificaci6n concrete de esta igualdad en
oue ]a Repfiblica no reconoce estos fueros ni privi-
legios.
Entiendo que el parrafo segundo del articulo 23,
tal como lo redact6 la Comisi6n Coord;nadora, com-
prende todo lo que comprende la enmienda del se-
fior Garcia Aqiiero; pero explicados por 61, ante
esta Convenci6n, los motives que lo mueven a pre-
sentarla, con lujo de de*alles, y que tieneden a ex-
poner la espiritualidad del problema, en que no hay
mis diferencias que las potencias espirituales o in-
telectuales del hombre.
Convencido por sus arguments, que me han pa-
recido de much peso, voto afirmativamente, que
en todo lo que se refiera a la dignidad humana, de
nue habla aqui el compafiero que hizo uso de la pa-
labra antes oue yo, habr6 de manifestarme siem-
ore por aquello que exponga concretamente en qu6
consiste el problema.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Mujal.
SR. MUJAL (EUSEBTO): Sefior Presidente y sefio-
res Convencionales: He vo+ado que si a favor de la
enmienda del senior Garcia Agiiero, primero, por-
que es un eriterio ya viejo en mi de que la concepci6n
general de la Constituci6n del Uno ha sido puesta
en ridicule en la Repfiblica de Cuba, y ha sido pues-
ta en ridicule por la sencilla raz6n de que lo am-
plio no precisa absolutamente nada, y aunqpe a la
enmienda del senior Agiiero se le quiere achacar la
desventaja de que en su precision pudo olvidarse al-








26 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


go, me atrevo a afirmar que si la atenci6n de los
sefiores Convencionales que han votado en contra,
se hubiera fijado en ella, se hubieran percatado de
que todo lo comprende, y he votado ademAs que si,
porque entiendo que los hombres de ideas libres en
Cuba tenemos una deuda tanto en la discriminaci6n
racial como en otras, contra los que han sufrido esas
penalidades, ya que durante todos los afios de Repii-
blica no se les ha hecho justicia. Dejar el precepto
tal como. esta en el Dictamen ,es un poco mAs precise
que la Constituci6n del Uno; pero es vago tambien, y
en cambio, la enmienda propuesta por el senior Gar-
cia Agiiero lo precisa de manera categ6rica, en la
seguridad de que no hay absolutamente nada que
se pueda poner en contra y porque tambi6n tenemos
en Cuba la experiencia de que la amplitud no es
mas que una excuse para no cumplir lo que hace
falta. precisamente a la dignidad humana.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra para expliear su ,voto el senior Delio Nfifez
Mesa.
SR. NfiEZ MESA (DELIO) : Sefior Presidente y se-
fiores Convencionales: Dos palabras para explicar
por que he votado en contra de la enmienda del se-
fior Garcia Agiiero. Ser6 muy breve, porque no pre-
tendo hacer propaganda political por medio del mi-
cr6fono, ni trato de' ganar electores para mi Par-
tido o para mi candidatura. He votado que no, por-
que entiendo, en primer lugar, que la enmienda del
senior Agiiero estaba comprendida en el Dietamen y
que finicamente lo que hace ahora es pormenorizar lo
que estaba dicho en tesis general en el Dictamen con
entera claridad.
Desde que se iniciaron los debates en la Comisi6n
Coordinadora fui partidario de no hacer una Cons-
tituci6n que mIs bien parece un Reglamento, lle-
gando hasta el detalle, sino el de poner ideas ge-
nerales que fueran luego concretadas por el Con-
greso en Leyes que sirvieran para regirnos en el fu-
turo; y, en segundo lugar, entiendo que si hubi6-
semos votado la enmienda del senior Garcia Agiiero,
hubidsemos precisamente dado lugar a lo que 61 que-
ria evitar, es decir, a esa discriminaci6n de razas
que .yo entiendo que no existed en Cuba, a pesar de
la,opini6n de mi distinguido compaiero. Lo que exis-
te en Cuba, y me voy a explicar, es hay muchos;
hay, desgraciadamente, un gran nimero de ciudada-
nos cubanos que teniendo derecho a la protecci6n
de la Ley, no la reclaman, o no ]a saben reclamar,
y yo entiendo, que ninguna Constituci6n ni ninguna
Ley de la Repfiblica pueden hacer que esos ciuda-
danos cubanos tengan todo el derecho mientras ellos
no sepan defenderlos como hombres dignos.
,SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Robau para explicar su voto.
SR. ROBAU (MARIO): Sefior Presidente y sefiores
Delegados: He votado en contra de la enmienda del
senior Garcia Agiiero y otros, porque entiendo que el
precepto del Dietamen tiene un espiritu mas am-
plio que esa enmienda. Desde luego, otras razones
hay que ya han sido explicadas; pero 6sta es la que
me ha incitado mas a votar en contra de la enmienda.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Zaydin para explicar su voto.
ISR. ZAYDfN (RAM6N) : Sefior Presidente y sefiores
Delegados: La circunstancia de que por el Regla-
mento s6lo se pueda consumer un turno a favor de
una enmienda presentada y que en este caso tu-


viera ese honor a su propio author, el senior Garcia
Agiiero, me impidi6 terciar en el debate para ha-
berla apoyado con los razonamientos que entrafia el
desenvolvimiento de un tema de la importancia y
trascendencia de Aste. Es por eso que no he que-
rido consignar simplemente mi voto a favor de la
enmienda, sino que he querido explicar mi voto.
Pudieramos deeir que en muchos de los casos la ex-
plicaci6n del voto suele ser innecesaria porque al vo-
tar en contra o a favor de una proposition, se estA
significando ya una identificaci6n con ella. Por con-
siguiente, las palabras estan demAs; pero el hecho
de que numerosos sefiores Convencionales hayan esti-
mado precisamente en esta oportunidad, y con este
motivo trascendente, la) necesidad de iexpliecir su
voto, hace que mi palabra se eleve para significar
que ese problema discriminatorio racial existe des-
graciada e infortunadamente en nuestro pais. No es
escondiendo la cabeza como el avestruz, como po-
dremos resolver los problems cubanos. Esta Cons-
tituyente, no tiene un carhcter esencialmente juridi-
co; esta Constituyente, despues de un drama muy
hondo que la Reptiblica ha vivido y de culminar en
ella 38 afios de inquietud, de desasosiego, de ansie-
dades cubanas durante la etapa republican, acumu-
16 sobre nosotros, los Convencionales, la responsabi-
lidad de considerar, de asumir y de afrontar con
elaridad aquellos problems que por ser problems
sociales, econ6micos y politicos o de cultural, afec-
tan a la integraci6n national.
Se ha hablado en diversas sesiones, por muy dis-
tinguidos *Convencionales, del prop6sito de nacionali-
zar a Cuba, del prop6sito de crear un espiritu na-
cional, que sea la dinamo de la cubanidad.
Pues bien, sefiores Convencionales: ese espiritu de
cubanidad, ese espiritu national, no podrh crearse
en nuestra Cuba mientras no podamos borrar todos
los prejuicios, todas las reserves, todos los recelos
creados en el campo social, y mientras no ascen-
damos a la paridad econ6mica, para dar a todos los
individuos, que integran la naci6n, sin discrimina-
ciones de ninguna clase, los recursos que los armen en
el orden econ6mico para la subsistencia de la vida,
y en el orden moral para la captaci6n de la cultural.
Es por eso que el Partido Acci6n Republicana
recogiera en su program como base lo siguiente:
Se mantendrAn los principios absolutos... (lee).
Pero comprendi6 que no bastaba consignar el
principio, porque ya se ha. dicho en repetidas oca-
siones que el principio de la igualdad contenido
en la Constituci6n de 1901, debiera haber bastado a
los cubanos; y sin embargo, la realidad y la expe-
riencia nos han demostrado a todos absolutamente,
que las desigualdades en el orden de las clauses, en
el orden de la elase racial, perdura y subsiste; y
por eso es que en esa base programAtica, afiadi6:
(lee).
El Partido al consignar esfas bases con t ita cla-
ridad como precision, definiendo asi una postura
programatica que recogi6 de las entrafias sociales
el mIs hondo de sus problems, se crey6 estar, por
su excepcionalidad, en el caso de explicar las razo-
nes y los fundamentos de la misma en la forma si-
guiente. (tee).
Estas palabras expresivas del program nuestro
pueden subsistir con mayor elocuencia a las que
yo pudiera esta tarde pronunciar en defense de mi







DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 27


voto favorable a la Enmienda del senior Garcia Agiie-
ro; pero quiero, sin embargo significar tam-
bi6n, que cuando este precepto ;e discuti6 en ia Co-
misi6n Coordinadora, yo avanc6 en el propio orden
que el senior Garcia Agiiero, para que se consignara
un precepto como el que la Enmienda contiene, y
quizAs algo mas amplio, porque es un hecho que en
el orden social, y en el orden econ6mico y en el de
la cultural, existe esa discriminaci6n.
Como nosotros estimamos que la base esencial de
un Estado es la unidad de razas, pero esa unidad
que se integra no por el color, sino por la moral,
por los valores espirituales en la cuesti6n social, y
econ6mica de los hiombres y de las mujeres, dentro
de un sentido de cubanidad para forjar asi el es-
piritu national creador de un estado fuerte, de un
estado vigoroso y progresista, es por lo que hemos
avanzado en este extreme con la Enmienda del se-
fior Garcia Agiiero, y estoy, y estamos dispuestos a
contribuir con todos los esfuerzos con esta cuesti6n
dentro del proyeeto de Constituci6n, a que se definan
de manera concrete estas condiciones, para que se
puedan afrontar con el valor que requierein los gra-
ves problems sociales, porque es el linico modo de
que produciendose una direetriz definida y orienta-
dora, pueds nuestro pueblo contribuir a esa unidad
moral que require la naci6n, para que subsista un
estado independiente y soberano, con vigor y salud
fisicos y morales, que no son los pueblos disgregados
por los prejuicios, no son Ics pueblos quebrados por
los recelos y las hostilidades, resquebrajados por las
deserciones y las divisions de castas, o de classes,
o de sexos, o de razas, los que pueden contribuir en
un advance de civilizaci6n. Es precisamente todo 1,)
contrario, la base esencial del Estado Cubano esa
unidad moral, esa unidad social, esa unidad econ6-
mica y political, de todos los cubanos sin distinei6n
de razas, formando una raza que sea moral, que sea
spiritual, cubana, con un sentido dentro de este
concept de la cubanidad, no hueco ni vacio, exclu-
Fivamente para las met6foras que suelen usar los
oradores en su lenguaje, sino grabadas en la econo-
mia social, en el orden de la cultural patria de modo
indeleble, por un sistema que article asi la equidad
y la equiparaci6n de cuantos convivimos en el sue-
lo y fuimos creadores y hemos de ser sustentadores
del progress del Estado de la Repfiblica de Cuba.
Sa. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se pone a
discusi6n el artieulo del Dictamen.
SR. GARCIA AGUERO (SALVADOR): Sefior Presiden-
te: Pido la palabra en contra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Garcia Agiuero.
SR. GARCfA AGtERO (SALVADOR)): He pedido la
palabra en contra del Dictamen...
Entiendo que este articulo 23 del dictamen, tiene
exactamente, los defects contrarios a los que se han
querido apreciar en la enmienda recieritemente de-
rrotada,
El articulo lo estimamos nosotros, si no ineficaz,
bastante tibio y poco prcitico en cuantc a las reali-
zaeiones futuras...


Precisamente, porque mientras la enmienda se di-
jo que detallaba o pormenorizaba, es decir: que des-
arrollaba sobre base concrete el prop6sito del arti-
culo mismo, de 6ste puede decirse, como ha
afirmado el senior Gufs Inclan, con much certi-
dumbre, que result tan amplio en alguna de sus ex-
presiones, que practicamente comienza a ser vago
y a no ser fitil.
Pero, aparte de todo esto, hay otra circunstancia
esencial que nos obliga a estar en contra del ar-
ticulo.
Dice 61, que: "Se declara illegal y punible, today
discriminaci,6n por motive de sexo, raza o clase, n
otro cualquiera, etc.
Nuestro criterio es que aqui, donde dice: "sexo,
]aza, clase" hay una omisi6n que result esencial,
especialmente para nuestro pais.
Esta omisi6n se refiere a lo que comprenderia,
aplicado en este caso, la palabra "color".
A alguien podria parecerle, tal vez, superficial o
insustancial esta modificaci6n... Yo afirmo que
es esencial de todo punto.
*En nuestro pais no hay un problema de razas,
efectivamente... Ahora estfn diciendo que reco-
nocemos su criterio, los que han afirmado que exists
en Cuba un problema de discriminaci6n.

Pero no, no reconocemos su criterio; hemos dicho
que no existe en Cuba un problema de razas; pero
afirmamos que existe un problema de discrimina-
ci6n.
La discriminaci6n es evidente... No importa si
algfin senior Delegado se ha sentido suficiertemente
audaz para afirmar que no s6lo no existe la discri-
minacin, sino que lo que ocurre es, que hay ciuda-
danos en el pais que no saben reclamar su derecho
como hombres libres.
Esto seria en primer lugar un tremendo error,
si no fuera un'a deliberada mixtificaci6n de la rea-
lidad.
Eso, en lo que se refiere a la afirmaci6n de que
no existe la discriminaci6n.
Pero es, ademis, afiadir a la violencia y al des-
pojo, la afrenta que nadie estaria dispuesto a tc-
lerar, si n'o fuese porque la pugna de los intereses
que pueden mover determinadas altitudes, o lo absolu-
tamente incapaz de la afirmaci6n establecida, es su.
ficiente para no tomarla demasiado en cuenta.
'Cuando en un pais un nfcleo tan considerable
como el que forman las gentes negras de Cuba; de
tal raigambre en la evoluci6n total de nuestra hi-
toria; de una indudable preseneia en todas las ma-
nifestaciones de la existen'cia national; recibe, pr(-
cisamente de otro nficleo que esti instalado dentr::
del privilegio, las violencias, las pretericiones y las in-
justicias que el pueblo negro ha recibido en nuestro
pais; y encima de eso se tiene ain' la osadia de afir-
mar que no es la injusticia del poderoso y del mez-
quino. sino ]a ineapacidad viril del que padece la
injusticia y no se rebel con violencia por amor a






28 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


las esencias nacionales, lo que produce el fen6me-
no... entonces, es una de dos; frente a la afirma-
ci6n, los afectadcs por ella no tienen mAs que dos
posturas: o el desprecio absolute por la torpeza que
la afirmaci6n implica o la reacci6n hostile contra el
flagelo de aquel que pretend afiadir a la injusticia
el vejamen.
Sin embargo, no queremos insistir en esto; que-
remos decir que esta especificaci6n del color, en este
articulo. es de mayor importancia que la especifi.
eaei6n de la raza, porque habiamos dicho que en
Cuba no hay un problema de raza.
Aqui no se trata de esto. Un pais, como el nues-
tro, de un mestizaje largo, tan profundo, tan intrin-
eado, de tal natural.eza y de tal cruzamiento que es
muy dificil de separar con claridad las verdaderas
in'eas divisorias entire una raza y otra y tarea de
ciclopes o no s6 de que otros poderes superiores, la
de desentrafar de un modo claro y precise hasts
d6nde llega y haita d6nde no, la mezcla de sangres
blanca y negra en todas las venas de la poblaci6n;
un pais como 6ste, no puede tener un problema de
razas; porque, para que exist problema de razas,
es precise que exista un nicleo efectivo y conside-
rable de raza pura o que pueda pretenderlo; y esto;
esta probado por los an'trop6logos de nuestra gene-
raci6n, no existe, prActicamente, a esta hora, no s6-
lo en 'Cuba, pais de mestizaje, que en la retorta de
su humanidad local ha ido fundiendo todas las san-
gres que han venido a constituir nuestra naci46n; no
existed la sangre pura, ni alli en las distanites tierras i
donde los regimens terriblemente brutales y anti-
humanos pretenden tambi6n mantener la pureza d&
sangre para la persecuei6n de determinados nficleos
nacionales.
Pero lo cierto es que en Cuba 'existe uri problema
de color... Es el color el que diferencia aqui a
los hombres los uncs de los otros; es por motive de
una coloraci6n mas o menos oscura por lo que se
agrega o prejuzga contra determinados nfcleos de
Ia poblaci6n.
Y no es raro, sino frecuente, lamentablemente fre-
cuente, como consecuencia natural a estos paises de
mulatez encontrar juntos los unos con los otros, a
los que explotan su aparieneia de pureza racial jun-
to con los que tienen un mestizaje indudable sobre
la faz marcado, pero que por simples motives d&
coloraci6n y de posici6n econ6mica logran entrar,
pasando por encima de los que tienen una pigmen
taci6n mas oscura, dentro del nficleo de los privi-
legiados.
No es raro, por estas razones, ver como en todos
los aspects de la vida political, econ6mica y social
nos encontramos de continue con el caso del mestizo
que esconde su condici6n de tal por una raz6n que
no es ni siquiera de indignidad; es simplemente que
la realidad econ6mica, que injustamente maltrata a
los unos y concede ventajas y tributes a los otros,
les hace pretender incluirse dentro del grupo de los
privilegiadcs por una natural tendencia humana a
la vida mejor.
De ahi que, tanto on cualquier escafio legislative,
como en la filtima manifestaci6n de la vida pfibli-


ca o privada, encontremos siempre este conflieto,
que no es otra cosa que conflict creado sobre una
base econ6mica, pero que tiene como manifestaci6n
external el color y no la raza. No siendo en Cuba ei
problema de la discriminaci6n problema de raza,
sino problema de color, nos parece, o demasiado tor-
pe o demasiado significativo que se omita precisa-
*mente lo que importa: el color, -y que se establez-
ca aquello que no cuenta:- la raza.
Entendemos por lo tanto, que en este aspect de-
be decir esta part del articulo: "Se declare illegal
y punible toda discriminaci6n por motive de sexo,
raza, (pongamos raza per si acaso ocurre un dia)
de raza, de color, de clase, o de otro motivo cual-
quiera, etc."
Tal vez alguien pretend afirmar que todo lo de-
mrs est~ comprendido en la frase que dice: "U otro
cualquiera lesivo a la dignidad humana". Pero
con iguales razones se puede preguntar: 1,Que in-
teres puede haber en remitir a esa expresi6n vaga y
amplia: "otro" lesivo a la dignidad humana" pre-
cisamente la discriminacion por el color, que es la
que existe, y en cambio especializar o pormenorizar,
con respect a los otros, los cuales no han tenido ni
tienen validez en nuestro pais?
Entendemos por esta raz6n, que es defectuoso
en este caso el precepto; porque lo que el precepto
ha de pretender es que no subsistan en nuestro pais
las discriminaciones de sexo, que existen, y que no
cuente tampoco en el pais la discriminaci6n per mo-
tivos de color, que existen tambi6n, del modo miis
enojoso y violent. La de raza esta bien que se in-
cluya por si acaso a.lgfn regimen extranjero preten-
de implantar aqui algfin dia la persecuci6n de de-
terminados nficleos raciales, como ya se ha inten-
tado por aquellos sectors mas reaecionarios de nues-
tra poblaci6n.
SR. ICHASO (FRANCISCO) : Me permit una inte-
rrupei6n ?
Sn. GARCIA AGUERO (SALVADOR): Con much gus-
to.
SR. IcHAso (IRANCISCO) : Yo tengo entendido,
senior Garcia Agiero, que la raz6n por la cual fun
reehazada la enmienda de S. S., no fue por el de-
talle del color, al contrario, creo que precisamente
prosperaria el que se especificase el color. Las ra-
zones que S. S. ha alegado me han convencido y es-
timo que debe incluirse "el color".
De manera que yo sugiero al senior Garcia Agie-
ro que present una enmienda para que e afiada
"el color", entire los motives posibles de di-.rimi
nacion.
SR. GARCIA AGfERO (SALVADOR): Yo no estoy de-
fendiendo Sr. Ichaso, compafieros Convencionales, la
enmienda. La enmienda es cosa liquidada. Estoy, sin
embargo, oponiendome al precepto, desechada yh la
enmienda, para sefialar lo que me parece defectuoso, y
proponer como conseeuencia su rectificaci6n, a fin
de que como lo que va a aprobarse es el precepto
del Dictamen, sea lo mis perfect possible puestd que
no ha podido ser lo que entendimos perfect del to-
do, que era la enmienda.









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 29


Por lo tanto, terminado el problema del color hay
ademAs estas circunstancias: se sefial6 con respect
a la enmienda el defecto de forma de fijar un tiem-
poro para la aprobaci6n de la Ley que establecera
sanciones imprescindibles a fin de que se evite de
nuevo esta vez, la burla que antafio se cometi6 con el
mismo precepto en la Constituci6n de 1901.
Pues bien, a mi juicio, el defecto no es tal defec-
to. Sabemos bien que no es precisamente el articu-
lo, si se quiere, donde la t6cnica de este problema
constitutional indica que se sefiale el tiempo para la
aprobaci6n de la Ley complementaria. Pero. si en-
tendemos que es precise que haya la fijaci6n de
tiempo para que la ley complementaria se realize o
se ejecute, porque de lo contrario corremos el peligro
de que como en la Constituci6n del Uno, las leyes
complementarias se queden durante cuarenta afos,
sin siquiera proponerlas. Por eso incluimos en el pre-
cepto de la fijaci6n de un plazo para la aprobaci6n
de la ley, y ahora proponemos aqui como una com-
plementaria a lo que establece el Dictamen, una Tran-
sitoria en la cual, en el termino de tres legislaturas-
como propusiera el senior Bravo Acosta, se haga la
ley correpondiente a las sanciones que deban impar-
tirse a los que incumplan el precepto.
SR. CASANOVA (JOSE MANUEL): Pido la palabra,
para una cuesti6n de orden.
(Ocupa la Presidencia el senior Martinez Sdenz).
SR. PRESIDENT (MARTfNEZ SAENZ) : Tiene la pa
labra el senior Casanova para una cuesti6n de or-
den.
SR. CASANOVA (JOSE MANUEL) : El problema plan-
teado que estamos estudiando es de gran trascen-
dencia, y yo creo, senior Presidente y sefiores Dele
gados, que francamente no hay quorum. Por con-
siguiente pido pase de lista.
:SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : Yo le pediria al
senior Casanova que como voy a decir algunas pa-
labras en nombre de la Comisi6n Coordinadora, in
terrumpiera por un moment la solicitud de pase de
lista, a fin de que yo pueda expresar esas palabras.
SR. CASANOVA (Jos 1 MANUEL) : Absolutamente
conforme.
SR. PRESIDENT (MARTfNEZ SAENZ) : Tiene la pa
labra el sefor Cortina.
SR. CORTINA (JOSe MANUEL) : El espiritu del pre-
cepto que la Comisi6n Coordinadora redact6, toman-
dolo en esencia de la Secei6n correspondiente, tiene
la mayor amplitud y el mejor deseo de comprender
completamente toda discriminaci6n, remediando todo
dolor social que sea just evitar.
Por esta raz6n yo acepto, en nombre de la Comi-
si6n Coordinadora la Enmienda del senior Garcia
Agiiero, en el sentido de que se ponga tambi6n el
concept del color.
Estoy de acuerdo porque esto conviene con mi
deseo de que se evite toda discriminaci6n sin limi-
taci6n ni posibilidad de confusion alguna. Desea-
mos eliminar toda discriminaci6n para facilitar en
todo tiempo la unidad moral de la naci6n cubana.


Estoy tambi6n de acuerdo con el senior Garcia
Agiiero en que se sefialen tres legislatures para la
legislaci6n complementaria correspondiente.
En nombre, pues, de la Comisi6n Coordinadora,
acepto las dos proposiciones formuladas.
SR. PRESIDENT (MARTINEZ SAENZ) : Tiene la pa-
labra el senior Mujal.
SInsiste el sefor Casanova en su solicitud?
SR. CASANOVA (JosA MANUEL) : Yo lo que no quie-
ro es la votaci6n sin quorum.
SR. PRESIDENT (MARTINEZ SAENZ): Antes de la
votaci6n tiene la palabra el senior Mujal.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : En atenei6n a la petici6n
del senior Casanova, que yo sinceramente quisiera
no pedirle, que la retirara, porque s6 que 61 la va
a mantener: desearia que hubiera el suficiente ni-
mero de Delegados para seguir trabajando, porque
hoy es sAbado y quizas descansemos mafiana que es
domingo.
Todos los arguments dichos por el sefor Garcia
Agiiero son justos. No quiero reabundar sobre las
razones, sobre todo porque el senior Delio Nifiez
Mesa, que tuvo una series de expresiones que fueron
desacertadas no estA present y voy a esperar otra
oportunidad en que 61 venga para aludirlo.
Pensando que el plazo de seis meses para la ley
complementaria es just, yo habia formulado hace
ya un rato a la Mesa, una Transitoria pidiendo que
el articulo 23 de la ley lo regular dentro de seis
meses. Por quA? Porque lo musical del Dietamen,
por no decir lo amplio, por no deeir lo raps6dico,
me parece que necesita, por lo menos, el freno y la
obligaci6n de que dentro de seis meses se legisle
de manera adecuada para que en Cuba tengamos
una etapa en que la discriminaci6n se vaya elimi-
nando poco a poco, y podamos sentirnos todos fe-
lices en una tierra en donde la discriminaci6n y
otros problems no existen.
De todas maneras cumplo con mi deber rogan-
doles a los sefiores Asambleistas que acepten la mo-
dificaci6n de afiadirle la palabra "color", y ade-
mAs que la Transitoria se apruebe. De ese modo una
enmienda del sefor Garcia Agiiero rechazada por
veinte y tres votos contra veinte, obtendria por lo
menos cierta equiparaci6n, cierta coordinaci6n y al
menos aprobando lo que aqui se pedia en la transito-
ria y en el articulo de "el color", el Articulo 2c
del Dictamen quedaria si no perfect, por
lo menos, menos malo, para satisfacci6n de todos
aquellos que en Cuba deseamos que el problema de
la discriminaci6n racial se acabe definitivamente.
SR. PRESIDENT (MARTINEZ SIENZ) : Se va a pa-
sar lista.
(El Oficial de Actas pasa lista).
SR. PRESIDENT MARTINEZ SAENZ): S6lo han res-
pondido al pase de lista 34 sefiores Convencionales.
No hay quorum. Se suspended la sesi6n.
(Eran las 8 y 45 p. m. ).




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs