Group Title: Convencion constituyente
Title: Diario de sesiones de la Convención Constituyente
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072605/00008
 Material Information
Title: Diario de sesiones de la Convención Constituyente
Uniform Title: Convención constituyente
Physical Description: 2 v. : ; 32 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba
Publisher: P. Fernandez?
Place of Publication: Habana
Publication Date: 1940?]
 Subjects
Subject: Politics and government -- Cuba -- 1933-1959   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
General Note: At head of title: Republica de Cuba.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072605
Volume ID: VID00008
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002572573
oclc - 03161278
notis - AMT8899
lccn - 41000702

Full Text





V blCA DE C








DIARIO DE SESIONES
DE LA

CONVENTION CONSTITUYENTE

VOL. I LA HABANA NUM. 8

SESSION OCTAVA (PLENARIA) .-23 DE FEBRERO DE 1940
EXTRAORDINARIA
(CONTINUACION DEL DIA 21)

Pesidentes: Sr. Ram6n Grau San Martin
Sr. Joaquin Martinez Sfienz

Secreari: j Sr. Alberto Boada Miquel
Secretaries: Sr. Emilio Niez Portuondo

SUMARIO

A las 5 y 18 p. m. la Presidencia reanud6 la sesi6n.-Lectura del Dictamen de la Comisi6n Especial,
referente a las Magistraturas del Estado, en relaci6n con las enmiendas presentadas, y de tres
Vatos Particulares, formulados el primero por los Delegados Sres. Cuervo Navarro y Bravo Acosta,
en nombre del Partido Dem6crata Republicano, el segundo por lo seiiores Delegados Zaydin y
otros, presentado a nombre del Partidq Acsi6n Republicana, creando los Consejos Escolares, y el
tercero suscrito por los sefiyes Delegados Bravo Acosta, Cuervo Navarro, Busto, Martinez Fra-
ga, Nuinez Portuondo y Maceo, presentado en nombre de sus respectivos Partidos Politicos, man-
teniendo los Consejos Prdvinciales.-Lectura de la Base Segunda del Dictamen emitido por la
Comisi6n Especial.-Lectura nuevamente del Voto Particular de los sefiores Delegados Nuiiez
Portuoudo y otros, disponiendo la elecci6n de echo Senadores por un period de cuatro afios,
sometiendo a votaci6n la totalidad del mismo, co)nsumiendo turnos en contra, los senores Dele-
gados, Suirez Fernandez, Alvarez .de la Vega, y a favor los sefores Delegados Jran Marinello y
Martinez Fraga; sometida a votaci6n nominal la totalidad, a petici6n del Delegado senor More-
no, fu6 rechazada la misma por cuarenta y dos votos en contra y veinte y siete a favor, explic6
su voto el sefor Casas.- Ocupa la Presidencia el senior Martinez SBenz.-Explicaron sus votos
los sefores Delegados Chibis, Ferrara, Mujal, Zaydin, Dihigo y Marinello. Lectura del Voto
Particular formulado por el Partido Dem6crata Republicano y suscrito por los senfores Dele-
gados Cuervo Navarro y Bravo Acoita, disponiendo la elecci6n de seis Senadores por provincia,
por un period de ocho ailos renovandose cada cuatro afos, usaron de la palabra en contra, los
seflores Delegados Martinez Fraga y Zaydin y a favor los sefiores Delegados Bravo Acosta y









2 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE

Rey.-Ocupa la Presidencia el senior Grau San Martin.- Sometido a votaci6n nominal a pe-
tici6n del senior Delegado Nfiiez Portuondo, el expresado Vot( Particular fue aprobado por cin-
cuenta y dos votos a favor y doce en contra. Explicaron sus votos los seiiores Delegados Alvarez
de la Vega, Cuervo Navarro, Rodriguez Rodriguez y Boada. A petici6n del senior Delegado
Boada se cancedi6 un receso, suspendiendo la Presidencia la sesi6n en tal virtud a las once y
cuarenta y cinco p. m..-Reanudada la sesi6n a las doce y cinco minutes p. m. del dia veinte
y cuatro de Febrero, el Presidente senior Grau San Martin, expuso que al conmemorarse hoy el
aniversarico del grito de Baire, encontraba a la Convenci6n Constituyente trabajando por la
Patria, y despues de breves manifestaciones de carkcter patri6tico, termin6 con un grito Vi-
va Cuba! que fu6 coreado por la Convenci6n y el pfblico que oupaba las tribunas, puestos to-
dos de pie.-El senior Cuervo Navarro, expuso que el Comit6 Parlamentario del Partido Dem6-
crata Republicano, habia dejado en libertad de acci6n a sus integrantes, a los efectos de la dis-
cusi6n y votaci6n de la enmienda del senior Casas.-Consumi6 el turno primero en contra, el se-
fior ISuArez Fernfndez.-Al ccniumir el primer turno a favor el senior Casas, al sentirse re-
pentinamente indispuesto, suspendi6 la Presidencia la sesi6n, concediendo un receso a las doce
y veinte y cinco a. m.-Reanudada la sesi6n a la una a. m. us6 de la palabra a favor de la enmien-
da el doctor Boada siendo interrumpido por el senior Zaydin.-En v4taci6n ordinaria fu6 recha-
zada la enmienda del senior Casas. Lectura de una enmienda del senior Alvarez de la Vega, a la
Base Segunda que pasa a ser pirrafo primero de la Base Tercera la que sometida a debate fue
retirada quedando aprobada la Base Tercera a la que f(rmularon voto razonado los sefiores Dele-
gados Suarez Fernandez, Alvarez de la Vega y Ochoa a nombre del Partido Revolucionario
Cubano (Autentico).-Lectura de la Base Tercera del dictamen de la Comisi6n Especial, la que
fu6 aprobada en votaci6n ordinaria pasando a ser la Cuarta.-Lectura de una enmienda del De-
legado senior Martinez Fraga atinente a la Base Sexta que se refiere a las condiciones de elegi-
bilidad que se requieren para ser Representante a la Camara, la que fue aplazada su discusi6n.
Puesta a discusi6n y votaci6n una enmienda de 143 sefiores Delegados Ochoa, Villoch y otros,
fu6 rechazada en votaci6n nominal por cuarenta y tres votos en contra y quince a favor.-En
votaci6n ordinaria fue aprobada la Base S8ptima del Dictamen, que pasa a ser octava.-Lectura
de la Base Novena del dictamen que pasa a ser la d6cima, fu6 aprobada en votaci6n ordinaria.-
Lectura de un Voto Particular de los Sres. Delegados Nfiiez Portuondo, Busto, Martinez Fraga,
Cuervo Navarro y otros, el cual despu6s de un debate en que intervinieron los Sres. Delegados Alva-
rez Gonzalez, Bravq Acosta, Martinez Fraga, Garcia Agiiero, Rey, Zaydin, Chibks, Roca, Mar-
tinez Saenz y Suirez Fernandez, fue sometido a votaci6n nominal, siendo aprobado por treinta
y cuatro votos a favjr y treinta en contra.-Lectura de la Primera Disposici6n Transitoria la
cual fu6 aprobada en votaci6n ordinaria suprimi6ndole el parrafo tercero. Lectura de la Segunda
Disposici6n Transitoria, la que despu6s de ser rechazadas dos enmiendas, fu6 aprobada; formula
Voto razonado el senior Delegado Suarez Fer nndez Delegado por el Partido RevolTucionario
Cubanq (Aut6ntico).-El senior Ichaso solicit se diese lectura a un voto razonado del senior
Mafiach en nombre del Partido A B C, lo cual se efectu6 firmkndolo los sefiores Delegados Jor-
ge Mafiach, Francisco Ichaso, Mariano Esteva. Joaquin Martinez Saenz, Ram6n Zaydin, Adria-
no Galano y Fl6ix Garcia Rodriguez.-En votaci6n ordinaria, fu6 aprobada la Tercera Dispo-
sici6n Transitoria, dandose lectura a un voto razonado de los sefiores Delegados Miguel A. Sua-
rez Fernandez, Carlos Prio SOcarras y Aurelio Alvarez de la Vega.-Lectura de la Cuarta Dis-
posici6n Transitoria, que fu6 aprobada. La Quinta Disposici6n Transitoria fu6 sustituida por
una enmienda del senior Delegado Ramiro Capablanca. La Presidencia, al darsele lectura a
una enmienda adicional del senior Martinez Fraga, concedi6 un receso, para que sea tratado
dicho particular por los lideres, suspendiendo la sesi6n a las diez y cuarenta minutes a. m.-
Reanudada la sesi6n a las once y quince minutes a. m., se di6 nuevamente lectura a la enmienda
del sefi~r Delegado Martinez Fraga, sobre renovaci6n parcial de la CAmara de Representan-
tes. Usaron de la palabra los sefiores Cuervo Navarro e Ichaso y despu6s de aclaraciones
del senior Mujal, fu6 aprobada en vctaci6n ordinaria con el voto en contra, de los sefiores Dele-
gados Zaydin, Ichaso, Esteva, Maiach, Prio, Dihigo, Parrado, Acosta, Alvarez de la Vega, Vi-
lloch, Moreno, Fernandez de Castro, Garcia Rodriguez, ChibAs y Mujal.-El senior Delegado
Prio Socarras solicit se concediese un vdito de confianza a la Presidencia, para que design los
miembros de la Comisi6n de Estilo, lo que fu6 acordado. -La Presidencia, en virtud de anterior
acuerdo, design a los sefiores Delegados Capablanca, Marinello, George e Ichaso, para que
constituyesen la Comisi6n de Estilo, suspendiendo la sesi6n a las doce y diez minutes del dia
veinte y cuatro de los cursantes mes y afio.

SR. PRESIDENTE (,GRAU SAN MARTIN): Se reanuda (El official de actas lee:)
la sesil6n permanent. Hahana, febrero 23 de 1940.
(Eran las cinco y dieciocho minitos p. m.) Sr. President de la Convenci6n Constituy ente.
Se va a dar lectura a ]a ampliaci6n del Dictamen Sefor:
de la Comisi6n Especial. Tengo el honor de remitirle como amplia-









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 3


ci6n del Dictamen de la Comisi6n Especial sobre las
magistraturas del Estado, la Provincia y el Munici-
pio y a virtud del Acuerdo tomado por esa Coriven-
ci6n en sesi6n del dia de ayer, el Informe que se
acompania.
De usted atentamente,
(Fdo.) Joaquin Martinez Sdenz.
President.
A LA CONVENTION CONSTITUYENTE
La Comisi6n Especial encargada del studio de las;
enmiendas formuladas al Dictamen sobre las magis-
traturas del Estado, la Provincia y el Municipio, en
sesi6n celebrada en el dia de la fecha, acord6 reco-
mendar a la Convenci6n Constituyente rechace las
que a continuaci6n se enumeran y que acepte como
enmiendas modificativas al Dictamen las que tambi6n
se consignan mis adelante, por lo que se descompo-
nen en la forma siguiente:
Rechazar las formuladas por los Delegados sefior-.s
Casas y Alvarez a la Base II; las de los sefiores San-
tiago Rey, Joaquin Meso, Antonio Bravo Acosta y Ra-
fael Guis Inclkn, a la Base III; la de los sefiores
Ochoa, Chibis, Mujal, Villoch y Fernfndez de Castro,
a la Base V; la del senior Alvarez para figurar como
encabezamiento en la Base VI; las de los sefiores An-
dreu, Rey y sefiora Hernmndez de la Barca, a ]a Base
VII; la del senior Ochoa y otros al inciso lo. de la
Base IX; jas de los sefiores Cuervo Navarro y Alva-
rez de la Vega a la Segunda Disposici6n Transitoria;
y, la del senior Alvarez a la Quinta Transitoria po'
estar resuelto ]o que interest en la Ley de 15 de Ene-
ro de 1940. El Delegado senior Cuervo debidamento
autorizado retir6 las enmiendas del senior Andreni
presentadas a la Base II y a la Segunda de las Dis-
posiciones Transitorias.
En relaci6n con la base V a ella corresponde como
inciso nimero 4o., la enmienda de los sefiores Marti-
nez Fraga y Busto y se deja para cuando la Con-
venci6n proceda a la discusi6n del acuerdo adicional
del Dictamen
La enmienda de los sefiores Rey, Meso y Bravw)
Acosta modificando la Segunda Transitoria, se re-
comienda su aprobaci6n. La de los sefiores Cuervo
Navarro, Andreu, Meso, Bravo Aeosta y Rey, susti-
tuyendo la Cuarta de las Disposiciones Transitorias
se acord6 recomendar su aprobaci6n.
Dos enmiendas, la primera del senior Bravo Acosta
y otros, y la segunda del senior Cuervo Navarro
y otros, ambas relatives a la composici6n del Se-
nado, refundidndolas, serin acompafiadas como vo-
tos particulares.
El voto particular a la Base II formulado por los
sefiores Nfifiez Portuondo, Cortina, Martinez Fraga,
Marinello y del Busto sobre composici6n' del Senado,
se eleva el voto particular que en su lugar presentan
los firmantes.
El voto particular de los sefiores Martinez Fraga,
Busto, Nfifiez y Cortina sobre la Primera de las Dis-
posiciones Transitorias es mantenido y la cnmienda
formulada por el senior Rey y otros se consider con-
prendida en ese voto particular.
La enmienda del senior Alvarez sustitutiva del pi-


rrafo primero de la Primera de las Disposicione*s
Transitorias, se recomienda que sea discutida conjun
tamente con la moci6n del Delegado senior Alomi y
Alvarez de la Campa, relative a los mandates legis-
lativos.
En consecuencia de lo anterior y como enmieuda.-
modificativas al Dictamen aprobado en su totalidad,
en sesi6n del dia de ayer se recomiendan las siguien-
tes innovaciones:
La Base II dira:
II El Poder Legislativo se ejerceri por dos (uer-
pos electivos denominados "Senado" y "CAmara de
Representantes" que juntos formarAn el Con'greso.
Sera Base III el resto de la anterior Base II qu,
comienza en el pArrafo que dice "el Senado se com-
pondri de seis Senadores" y terminal en el filtimo p6-
rrafo en "candidatura o candidaturas con los nl-
meros uno y dos".
La base III que pasa a ser IV se mantiene como es-
ta en e] Dictamen.
La Base IV que pasa a ser V y ya en la sesidn
del dia de ayer se acord6 poner Cimara de Represen
tantes en lugar de "Cimara de Diputados".
La Base V que pasa a ser VI, se modifica consig-
nando Representante a la Camara en lugar de "Di-
putado" y el nuevo inciso que se propone con el nii-
mero 4o. esta relacionado, como antes se ha expueste,
con el acuerdo adicional del Dictamen.
La Base VI pasa a ser VII y se mantiene como
esti en el Dictamen.
La Base VII pasa a ser VIII y se mantiene co-
mo esta en' el Dictamen.
La Base VIII pasa a ser IX y ya fu6 aprobada en
la sesi6n del dia de ayer.
La Base IX pasa a ser X y se mantiene como esti
en el Dictamen en su primer phrrafo; y al resto de
la Base que comienza en el "Gobernador" y terminal
en "politicos", se recomienda iprobarla como una Ba-
se separada con el nfimero XI.
La Base X figurark con el nfimero XII y se man-
tiene como esta en el Dictamen.
La Base XI, aprobada en session del dia de ayer, fi-
gurara como Base XIII.
Se mantiene la Primera de las Disposiciones Tran-
sitorias del Dictamen; en la Segunda, al aceptar la
enmienda del senior Rey y otros se cambia "Diputa-
dos", por "Representantes a la Camara".
Se mantiene la Tercera de las Disposiciones Tran-
sitorias del Dictamen.
Se sustituye la Cuarta por la enmienda de los se-
fiores Cuervo, Andreu, Meso, Bravo Acosta y Rey,
con la redacci6n siguiente:
Cuarta: Si el 20 de Mayo de 1940 no hubiese side
proclamado el nuevo Presidente de la Repfiblica, el
ciudadano que est6 desempefiando la Presidencia de
]a Repfiblica en la fecha de la promulgaci6n de este
acuerdo, ejercerd sus funciones hasta que el Presi-









4 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


dente electo sea proclamado y tome posesi6n de su
cargo.
La Quinta de las Disposiciones Transitorias, en la
sesi6n del dia de ayer, se acord6 sustituirla por la
enmienda aprobada del Delegado senior Capablanca.
Mantiene la Comisi6n el nfimero Segundo del
Acuerdo Adicional, tambi6n contenido ein el Dicta
men.
Respecto al voto particular de los sefiores Delega-
dos Zaydin y del Busto, sobre el Consejo Escolar, la
Comisi6n mantiene su criterio y continuarA figuran-
do como voto particular para resoluci6n de la Con
venci6n en pleno.
Sal6n de Sesiones de la Comisi6n Especial desig-
nada para el studio de las enmiendas presentadas a!
Dictamen sobre las magistraturas del Estado, la Pro-
vincia y el Municipio, a los veintitr6s dias del mes do
febrero de mil novecientos cuarenta.
Joaquin Martinez Sdenz.
President
Emilio Niiez Portuondo,
Seeretario.
Pelayo Cuervo, Antonio Bravo Acosta, Jos6 Macec,
Juan Marinello, Carlos Prio Socarrds, Jose Ma-
wnel Casanova, Jose Manuel Cortina, Francisco
Ichaso, Fernando del Busto, Migueb Sudrez Fer_
ndndez, Antonio Martinez Fraga, Ram6n Zaydin.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se va a dar
lectura a los votes particulares.
(El official de actas lee:)
VOTO PARTICULAR
Los Delegados que suscriben, inconformes con el
Acuerdo de la mayoria, en el sentido de que el Se-
nado se componga de seis Senadores por provincia,
estiman que el nimero de ellos debe ascender a raz6n
de echo Senadores por cada una de ellas.
Muy brevemente hala de exponer los motives en
que fundamental esta opinion. El Senado de acuer-
do con la Constituci6n de 1901, se integr6 a raz6n de
cuatro Senadores por cada provincia, porque en aque-
lla 6poca la poblaci6n de Cuba aseendia escasamenrit.
a un mill6n y medio de habitantes; 16gico parece que
existiendo en ]a actualidad cuatro millones, deba
aumentarse en una forma proporcional el niimero de
los integrantes de ese Cuerpo Colegislador.
La experiencia muestra que los Cuerpos con uri
niimero de miembros reducidos, tienden siempre a for-
mar pequefios grupos que dominant el organismo, y es
por ello, convenient que los constituyan un nfimero
en que sea, si no impossible, muy dificil que se pre-
senten esas situaciones.
A reserve de ampliar en forma verbal los numero
sos arguments que puedan esgrimirse en defense de
nuestra tesis, proponemos que el Apartado segundo
del Articulo primero del Proyecto de Acuerdo, se re-
dacte en la siguiente forma:


'"El Poder Legislative se ejercerh por dos cuerpos
electives, denominados "iSenado" y "Camara de Re-
presentantes" que, conjuntamente, formardn el Con-
greso.
El Senado se compondrh de echo Senadores, cinco
de la mayoria y tres de las minorias, per provincial,
elegidos en cada una per un period de cuatro aios.
por sufragio del pueblo, secrete, en un solo dia.
'Cada senador tendr6 un suplente propuesto per el
mismo Partido, elegido en la misma elecci6n.

Cada Partido per si o los Partidos coligados, de
signar.n y harhn figure en el respective certificado
de propuesta de candidates en las eleeciones corres
pondientes, los nombres de los cinco eiudadanos que
hubiesen nominado para esos cargo come propieta-
rios y sus respectivos suplentes, riumerados ordinal-
mente.

A este efecto se establecerAn las siguientes reglas
para la elecci6n de Senadores:
PRIMERO: El Partido que per si o los Partidos
coligados cuya candidatura senatorial hubiese obte-
nido mayoria de votes en la provincia, obtendr6 cinco
Senadores.

'SEGUNDO: El Partido que hubiese obtenido minoria,
inimediatamente despubs de la mayoria, obtendra dos
Senadores, resultando electos los que oeupen los ni-
meros 1 y 2 de la candidatura.
TERCERO: El Partido que hubiese obtenido la se-
gunda minoria, o sea, la que le sigue a la primer,
obtendra un Senador, resultando electo el candida-
to que ocupe el nfumero I en la candidatura, siempr;
que el nimero de votos que obtenga sea igual a la
mitad de los votos obtenidos per la candidatura se-
natorial de la minoria que siga a la mayoria.
CUARTO: En el case de que la minoria subsiguiente,
o sea, la segunda minoria, no hubiese alcanzado en
su votaci6ni, per lo menos, la mitad de la votaei6n de
la minoria inmediata a la mayoria, los tres Senadores
corresponderdn al Partido que haya seguido en.vo-
taci6n a la mayoria, sin obtener en ese case, la mino-
ria siguiente, ningfin Senador. En este case seran
electos los candidates que tengan los nimeros 1, 2 y
3 .de la candidatura".
;Sal6n de Sesiones de la Comisi6n Especial para el
studio de las modificaciones al Dictamen sobre las
magistraturas del Estado, la Provincia y el Muni-
cipio, a los veintitres dias del mes de Febrero de mil
novecientos cuarenta.
Emilio Niiez Portuondo, Jose Manuel Cortina, An-
tonio Martinez Fraga, Fernando del Busto, Juan
Marinello.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MAERTN) : Se va a -dar
lectura a otro Voto Particular.
(El official de actas lee:)
A LA CONVENCI6N CONSTITUYENTE
Voto Particular que presentan los Delegados que
suscriben, en representaci6n del "Partido Dem6cra-
ta Republicano, al nfimero II del acuerdo Primero










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION OONSTITUYENTE 5


de la 'Comisi6n Especial, designada para redactar la
parte de la Constituti6n relacionada con las Magis.
traturas.
VOTO PARTICULAR
El Apartado II del Dictamen de la Comisi6n E
special quedar6 redactado en esta forma:
II El Poder Legislativo se ejercerd por dos cuer-
pos electivos que se denominardn "Camara de Re-
presentantes" y "Senado" y conjuntamente recibi-
ran el nombre de "Congreso".

El Senado se compondrd de seis Senadores por Pro-
vincia, elegidos en cada una para un period de ocho
afios, por double nimero de Compromisarios al nime-
ro de Consejeros Provinciales, constituidos en Colegio
Electoral. De los seis senadores correspondent cua-
tro al partido politico que hubiere obtenido el mayor
nfmero de votos en la Provincia y dos al partido
politico que hubiere alcanzado el segundo lugar en
la votaci6n.


tonio Martinez Fraga. Dr. Jose Maceo Gonzdlez.
Dr. Fernando del Busto.

SR. PRESIDENT (IGRAU SAN 'MARTIN) : Se va a dar
lectura al apartado segundo del dictamen, tal como ha
quedado redactado despu6s de las modificaciones.
(El official de actas lo lee).


SR. PRESIDENT ('GRAU SAN
a discusi6n.


MARTIN) : Se somete


(Silencio)
A votaci6n. .Se aprueba?
(Seiiales afirmativas)
Aprobado.
Se va a dar lectura al apartado tercero.
(El official de actas lo lee).
SR. ANDREU (JO'S Ii.): Pido la palabra.


El Senado se renovarh, por mitad, cada cuatro SR. PRESIDENTE ('GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
anos. labra el senior Anidreu.


La elecci6n sera seereta, en un s6lo dia y por sufra-
gio -del pueblo. En los casos de elecci6n de la mitad
del Senado, serdn elegidos dos por la mayoria y uno
por la minoria en cada Provincia.
Salo6n de Sesiones de la Convenci6n Constituyente,
Capitolio Nacional, a 23 de Febrero de 1940.
(Fdo). Dr. Antonio Bravo Acosta, Dr. Pelayo Cuer-
vo Navarro, Juan Cabrera.


.Su. ANDREU (JOSe R.): Para rogar a la Presiden-
cia que me informed que se esta hacienda en este mo-
mento: I discutiendo y votando el dictamen o ley6ndo-
lo nada mis?
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se estI le.
y6ndolo, poni6ndolo a discusi6n y vothndolo.
1SR. ANDREU (Josf R.) : Entonces, pido la palabra
pare un'a cuesti6n de orden.


SR. PRESIDENT (IGRAU SAN MARTIN) : Se va a 'dar SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
lectura a otro Voto Particular. labra el senior Andreu para una cuesti6n de orden.


(El official de actas lee:)
A LA CONVENC16N CONSTITUYENTE
Voto Particular que presenitan los Delegados que
suscriben en representaci6n de sus respectivos Par-
tidos, en el seno de la 'Comisi6n Especial designada
para redactar la parte de la Constituei6n relacionada
con las Magistraturas.
VOTO PARTICULAR
El apartado IX del Dictamen de la Comisi6n Es-
pecial quedard redactado en esta forma:
La Provincia comprenderd los TVrminios Municipa
les enclavados dentro de sus limits territoriales.
En cada Provincia habrA un Gobernador y un Con-
sejo Provincial elegidos por sufragio de primer gra-
do y secret, por un period -de cuatro afios y en la
forma que prescribe la Ley.
El niimero de Consejeros, en cada Provincia, no
seri menos de siete ni mayor de once.
(Las condiciones de elegibilidad serin las mismas
del Dictamen).
Sal6n de Sesiones de la Comisi6n Especial de la
Convenci6n 'Constituyente a 23 de Febrero de 1940.
(Fdo). Dr. Antonio Bravo Acosta. Dr. Pelayo Caerve

Navarro, Dr. Emilio V5 hl: Portuondo, Dr. An-


SR. ANDREU (JosE R.): Sr. President y sefiores
Delegados: Yo entiendo que debe conocer primero la
Asamblea de Votos Particulares, porque si se conoce
el dictamen, se discute y se aprueba, en ninguna otra
oportunidad se podrian diseutir los Votos Particula
res.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Con este in-
ciso se van a leer ahora los Votos Particulares; en el
anterior se habian leido.
En el primero, no habia.
So va a dar lectura a los Votos Particulares co
rrespondientes a este inciso.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Tiene ]a pa-
labra el senior Cortina.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : Sr. President: Se
trata de ]a lectura, simplemente ?
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Se va a po-
ner a discusi6n despu6s.
SR. CORTINA (Josi MANUEL) : Queria hacer una ob-
servaci6n... He oido leer un Voto Particular en
relacio6n a la- duraci6n de los Senadores y como esto
envuelve renovaci6n, se aparta much mis del dic-
tamen que el que pide nada mIs que se aumente. Pe-
diria que primero se. pusiera a discusi6n el que le










6 DIARID DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


senala ocho afios de duracii6n y la renovaci6n cada
cuatro afios.
SR. PRESIDENT (GRAU iSAN MARTIN)': i Si lo estima
asi ]a Asamblea?
SK. CORTINA (JGos MANUEL): Es lo que mas soe
apart.
SR. NUN(EZ PORTUONDO (EMLIO) : Pido la palabra.

Sa PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Nfifez Portuonndo.

SR. NUNIEZ PORTUONDO (EMILI) : Sr. President y
sefiores Delegados: Lo que propone el senior 'Cortina,
sobre lo cual todavia no ha recaido acuerdo, consiste,
'n que se discuta primero y se le d6 lectura desde lue-
ro, a] Voto Particular que sefiala el terminio de ocho
anos para los Senadores y renovaci6n por mitad, del
Cuerpo, por ser el que mas se aparta del dictamen.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Pido la palabra.

SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Zaydin.
SK. ZAYDIN (RAM6N): Yo estimo que primer hay
qlue decidir cuhl va a ser el ndmero de Senadores.
(Varias voces: No se oye).
Es para pedir que se diera lectura al articulo tal
como qued6 redactado por el dictamen.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Ya ha sido
leido.
SR. ZAYDfN (RAM6N) : Pues, que se repita la lec-
tura.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Que se repi-
ta la lectura.
(El Oficial de Actas lo lee wuevamente).
SK. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Terminada
la lectura...
SR. ZAYDfN (R.AM6N) : Pido la palabra.

SR. PRESIDENT ('GRAU ,SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Zaydin.
Sr. ZAYDIN (RAM6N) : Quisiera que se diera de
nuevo lectura a los votos particulares, para poder ca-
lificar cual es el que mas se aparta.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : 4 El Dr. Cor-
lina esta de acuerdo?
Sh. CORTINA (JOSE MANUEL) : Conforme.

SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Se va a dar
nueva lectura.
(El official de actas lee:)

VOTO PARTICULAR

Los Delegados que suscriben, inconiformes con el
Acuerdo de la mayoria, en el sentido de que el Senado
se componga de seis Senadores por provincia, esti-


man que el nfimero de ellos debe ascender a raz6n
de ocho Senadores por cada una de ellas.
Muy brevemente han de exponer los motives en que
iundamentan esta opinion. El Senado, de acuerdo con
la Constituci6n de 1901, se integr6 a raz6n de euatr:)
Senadores por cada provincia, porque en aquella gpo-
ca la poblaci6n de Cuba ascenrdia escasamente a un
mill6n y medio de habitantes; l6gico parece que exis-
tiendo en la actualidad cuatro millones, deba aumen-
tarne en una forma proportional el nfmero de los in-
tegrantes de cse Cuerpo Colegisla'dor.

La experiencia muestra que los Guerpos con ui!
nufimero de miembros reducidos tienden siempre a
former pequefios grupos que dominant el organismo,
y cs por ello, convenient que los constituyan un nii-
mero en que sea, si no impossible, muy dificil que se
presented esas situaeiones.

A reserve de ampliar en forma verbal los numero
sos arguments que pueden esgrimirse en defense de
nuestra tesis, proponemos que el Apartado segundo
del Articulo primero del Proyecto de Acuerdo, se re-
dacte en la siguiente forma:
"El Poder Legislativo se ejercerA p'or dos cuerpos
eleetivos, denominados "Senado" y "CAmara de Re-
presentantes" que, coinjuntamente, formarin el Con-
greso.
El Senado se compondrA de ocho Senadores, cinco
de la mayoria y tres de las minorias, por provincia,
elegidos en cada una por un period de cuatro afios,
por sufragio del pueblo, secret, en un solo dia.
Cada. Senador tendrA un suplente propuesto por el
mismo partido, elegido en la misma elecci6n.

Cada Partido por si o los Partidos coligados, de-
signarAn y hardn figurar en e] respective certificado
de propuesta de candidates en las elecciones corres-
pondientes, los nombres de los cinco ciudadanos que
hubiesen nominado para esos cargos propietarios y
sus respectivos suplentes, numerados ordinalmente.
A este efecto se establcceran las siguientes reglas
para la elecci6n de Senadores:
PRIMERO: El Partido que por si o los Partidos co-
ligados cuya candidatura senatorial hubiese obtenido
mayoria de votos en la provincia, obtendrA cinco Se-
n adores.
SEGUNDO: El Partido que hubiese obtenido minoria,
inmediatamente despubs de la mayoria, obtendra dos
Senadores, resultando electos los que ocupen los nfu-
meros 1 y 2 de la candidatura.
TERCERO: El Partido que hubiese obtenido la se-
gunda minoria, o sea, la que le sigue -a la primera,
obtendr6 un Senador, resultando electo el candidate
que ocupe el nfmero 1 en la candidatura, siempre
que el nfimero de votos que obtenga sea igual a la
mitad de los votos obtenidos por la candidatura se-
natorial de la minoria que siga a la mayoria.
'CUARTO: En el caso de que ]a minoria subsiguiente,
o sea, la segunda minoria, no hublese aleanzado en su
votaci6n, por lo menos, la mitad de la votaci6n de










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE i


la minoria inmediata a la mayoria, los tres Senado-
res corresponderhn al Partido que haya seguido edi
votaci6n a la mayoria, sin obtener en ese caso, la mi-
noria siguiente, ningfin Senador. En este caso serni
electos los candidates que tengan los. nimeros 1, 2 y 3
de la candidatura".
Sal6n de iSesiones de la Comisi6n Especial para ei
studio de las modificaciones al Dictamen sobre las
Magistraturas del Estado, ]a Provincia y el Munici-
pio, a veintitr6s dias del mes de Febrero de mil no-
vecientos cuarenta.
(Fdo). Emilio Nuiiez Portuondo, Jose M. Cortina,
Antonio Martinez Fraga, Fernando del Busto,
Juan Marinello.

A LA CONVENCI6N CONSTITUYENTE

VOTO PARTICULAR que presentan los Delegados que
suscriben, en representaci6n del "Partido Dem6crata
Republicano, al nfmero II del Acuerdo Primero
de la Comisi6n Especial, designada para redactar la
parte de la Constituci6n relacionada con las Magis-
traturas.
VOTO PARTICULAR :

El Apartado II del Dictamen de la Comisi6n Es-
pecial quedarA redactado en esta forma:
II.-El Poder Legislativo se ejercerA por dos cuer-
pos electivos que se denominar6n "Camara de Re-
presentantes" y "Senado" y conjuntamente reeibi-
rAn el nombre de "Congreso".
El Senado se compondrk de Seis Senadores por
Provincia, elegidos en cada una para un period de
ocho afios, por double nfimero de Compromisarios al
nfmerlo de Consejas Provintiales, constituidos en
Colegio Electoral. De los seis senadores correspon-
derin cuatro al Partido Politico que hubiere obte-
nido el mayor nfmero de votos en la Provincia y
dos al Partido Politico que hubiere alcanzado el se-
gundo lugar en la votaci6n.
El Senado se renovara, por mitad, cada cuatro
anos.
La elecci6n sera secret, en un solo dia y por su-
fragio del pueblo. En los casos de elecei6n de la
mitad del Senado. seran elegidos dos por la mayo-
ria y uno por ]a minoria en cada Provincia.
Sal6n de Sesiones de la Convenci6n Constituyen-
te, Capitolio Nacional, a 23 de Febrero de 1940.
(Fdo.) Dr. Antonio Bravo Acosta. Dr. Pelayo
Cuervo Navarro.-Dr. Juan Cabrera.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Pido la palabra.
SR. CORTINA (JosI MANUEL) : Pido la palabra.
Sl. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa.
labra el senior Zaydin.
Sn. ZAYDIN (RA'M6N) : Sr. President y sefiores De-
legados: De la lectura que se ha dado por la Mesa,
a la cual agradezco expresivamente su atenci6n sobre
el articulo del Dictamen y los votos particulares, in-
fiero que hay diferencias entire los tres, que no per-


mite votar integramente ninguno de ellos, ni los vo-
tos particulares ni tampoco el articulado del Dicta
men, porque en tanto en cuanto el Voto Particular del
senior Bravo Acosta conviene en el nuimero de Sena-
dores con el articulo del Dictamen, difiere en cuanto
a la elecci6n y al period de los Senadores, y con
respecto al Voto Particular del senior Nuifiez Portuon-
do, conviene con el period, pero difiere en el nfime-
ro de Senadores y tambien en la forma de elecci6n.
De aqui, que yo estime que seria mejor votar divi-
diendo la votaci6n en tres aspects: nfimero de sena-
dores que habran de integrar el Senado; period de
eada uno de dichos Senadores; forma de elecei6n de
los Senadores. De este modo, podriamos llegar a una
votaci6n exacta, mientras que del otro modo, cuando
se estuviese votando en contra, por ejemplo, del Voto
Particular del senior Bravo Acosta, aquellos que es
tamos conformes en el nfmero de Senadores, pero no
en la extension del period, nos exicontrariamos en ]a
dificultad de no saber ecmo votar; mientras que en
!a forma que propongo, no surgiria contradicci6n al-
guna entire los Delegados para poder votar.
Por lo tanto, present, como moci6n, a la Conven-
ci6n Constituyente el que se vote primero el nfimero
Je Senadores que debera integrarlo, y como en este
sentido la moci6n del senior Nfifiez Portuondo es mas
radical, pediria que se votara exclusivamente la part
Je esa moci6n que se refiere al nfmero de Senadores,
pudiendo entenderse que como en este aspect difie-
.e del Dietamen, que los que votaran a favor de la
moci6n del senior Nififez Portuondo, en lo que se re-
:iere al nfmero de Senadores, votaban que"si", esta-
ban votando en contra del articulo del Dictamen
y los que votaran que "no", estaban votando a fa
,or del Dictamen y en contra de la moci6n.
En esta u otra forma que se quisiera, pero sepa-
-ando el nimero de Senadores del period y de ]a
forma de elecei6n. Es como planteo a la Mesa quc
se haga la votacion.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : La habia so-
licitado con anterioridad el senior Cortina.
SR, BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN).: La habia
solicitado con anterioridad el senior Cortina.

SR. CORTINA (JOSE MANUEL): Senior President y
sefiores Delegados: A mi lo que me interest es que
votemos bien, y voy, por lo tanto, a decir mi punto
de vista.
Yo mantengo que se apart mas del Dictamen el
problema de la extension del mandate. Se trata, en
primer lugar, el voto particular con el Dictamen en
cuanto a la renovaci6n total del Senado cada cua-
tro afios. Son los dos puntos primordiales de la
instituci6n. En cambio, en la enmienda que extien-
de el period del mandate a ocho afios, se modifica
totalmente el sistema, puesto que produce un Se-
nado que se prolonga a ocho afios y que se renueva
de por mitad cada cuatro. Si se pone a votaci6n pri-
mero el nfimero de afios del mandate, implicita-









SDIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


mente ya no se puede discutir la clasificaci6n de
minorias que establece nuestro Voto Particular. Si
se aeuerda, por ejemplo, que son ocho afios que se
renuevan parcialmente, no hay manera de -estable-
cer el sistema de votaci6n de minorias graduadas
que se establece en el Voto Particular.

Por estas razones, creo que se debe discutir pri-
mero el niimero de afios del mandate senatorial. Una
vez resuelto esto, estamos en condiciones de discu-
tir el nfimero de Senadores y la forma c6mo se ele-
giran las minorias. Es necesario, por tanto, preci-
sar si los Senadores seran por ocho afios o si seran s6!o
por cuatro; criterio general que se aparta mis que
ningfin otro del Dictamen y que es necesario defi-
nir primero, para poder discutir la enmienda que
nosotros Ihemos presentado sobre la base de graduar
las elecciones en caso de que el Senado sea renova-
do totalmente; circunstancia que no se present si
la Convenci6n previamente ha acordado que, en
vez de tener Senadores con mandate de cuatro afios,
como ha propuesto el Dietamen y mantenemos nos-
otros en el Voto Particular, deben ser electos por
ocho afios, con renovaci6n de por mitad cada cua-
tro afos.

iSR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Pido la palabra.

SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene ]a pa
labra el senior Bravo Acosta.

SR. BRAVO ACOSTA (ANTNIO) : Sr. President y se
fiore,. Delegados: Yo he oido con gusto las declara-
ciones de los sefiores Zaydin y 'Cortina. Quizhs sea
un criteria err6neo mio las consideraciones que voy
a exponer en relaci6nr con la discusi6n del Voto Par-
ticular, sin entrar en el fondo del mismo. Si nosotros
desvertebramos la forma de la extension o del nfi-
mere de Senadores de cada Proyecto o Voto Particu-
lar, para discutirlo independientemente, estamos rea-
lizando una formula que no es la que puede ser co-
rrecta para determinar cuAl es la verdadera eleeci6n
de Senadores.

Yo entiendo que hay que buscar el todo de cada
Voto Particular. Entiendo que hay que buscar I1
coordinaci61i que ha de tener el nfimero de Senadores
o extensi,6n de los mandates, en relaci6n con el pro-
cedimiento. Pudiera resultar que algunos Delegados
est6n conformes con la votaci6n por las Minorias en
la forma que sefiala el Voto Particular de los sefiores
Cortina y Nfifiez Portuondo, y pudiera resultar tam-
binri que algunos estuvi6ramos conformes con que
fueran solamente seis los sefiores Senadores que
deben ser elegidos. Si nosotros desvertebramos el to-
do de cada uno de los Votos Particulares, podemos
llegar a un moment en que se vote distinto en re
laci6n con la extension o duraci6n de los cargos y for.
ma de eleeci6n de Senadores y con el nfimero de se-
nadores.

Mi proposici6n es que debe votarse el Voto Particu-
lar en su totalida'd, porque cada uno de estos Votos
Particulares trae consigo la reglamentaci6n indispen-
sable para el nimero de Senadores que propone y pa
ra el tiempo de duraci6ni. Si es rechazado alguno de


estos Votos Particulares, entonces estA la Asamblea
en condiciones de poder entrar en la discusi6n de otro,
porque al no aceptarse un Voto Particular quedaria
desechado y estariamos en condiciones de tomar en
consideraci6n el segundo y asi sucesivameinte.

Sn. ZAYDIN (RAM6N): Pido la palabra.
,SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTfN): Tiene la pa.
labra el senior Zaydin.

SE. ZAYDfN (RAM6N) : Sr. President y sefiores De-
legados: Francamente, me parece una incongruencia
que se quiera votar integramente por el Voto Parti.
cular, cuando, como yo acababa de sefialar, tanto el
Dictamen como el Voto Particular difierefr en los tres
extremes que comprende esta media. Con respect
al nfmero de Senadores, con respect al period de
cada Senador, con respect a la renovaci6n y con
respect a la elecci6n de los Senadores.

En la Comisi6n, y ahi est el Acta, que se puede
ofrecer, de la Comisi6n de los Catorce, se discuti6 y se
vot6 separadamente cada uno de estos particulares.

,Se vot6 primero el nfimero de Senadores; segundo,
por el period de los Senadores; y tercero, sobre el
modo de la elecci6n; y solamente asi podra producirse
una votaci6ni que sea la expresi6n real, efectiva, po-
sitiva de c6mo piensan los sefiores Delegados. Porque
habrA Delegados que est6n conformes en un nfimero,
pero que difieran en el period; otros podr&n dife-
rir en la forma de elecci6n, y no es possible votando
compactamente hacer la diseriminaci6n por parte de
los sefiores Delegados al votar. Y por consiguiente,
como e] Reglamento autoriza, podrA votarse por
clAusulas, articulos o incisos, y en este aspect yo
me manifiesto a favor de votar por incisos y en esa
forma que he sefialado y en esta gradaci6n. No me
explico c6mo en la Comisi6n Especial todos los lide.
res de los Partidos estuvieron conformes porque sc
votara en la forma en que yo he estado sefialando y
ahora, en el hemiciclo, no puedan estar conformes
todos los Partidos y todos los sefiores lideres en esta
forma espontdnea, clara y limpia de hacer la votaci6n
sobre la material en que esta dividido el criteria de
los sefiores Delegados.

Es por ello que pido al senior Presidente que ponga
a discusi6n y votaci6n' mi Moci,6n.

Sn. Nb-iEZ PORTUO'NDO (EMILIO) : Sefior Presvien-
te, pido que se lea el Articulo 106 del RIeglamento.

SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Asi se hard.

(El Oficial de Actas lo lee).

Articulo 106.-"Los votos particulares seran ob-
jeto de discusi6n y votaci6n previa, empezando por
los qu- se aparten mas del proyecto de la mayoria
de la Comisi6n."

(SR. ZAYDfN (RAM6N) : Pido la palabra.

SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN) : Tiene la pa-
labra el senior Zaydin.









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 9


SR. ZAYDIN (RAM6N) : Ese Articulo no dice nada
en contra de lo que yo mantengo. A mi me importa
poco que se tome 6ste o aqu6l Voto Particular, el que
se consider mis radical... Lo que yo quiero es que
el Voto Particular no se someta a votaci6n integra-
mente, como aua masa compacta, sino que se divida,
se subdivida en estos tres aspects: que se vote pri-
mero, de este Voto Particular, lo que se refiere al
nimero de .Senadores; lo que se refiere, despu6s, al
period de los Senadores, y tercero, a la forma de
elecci6n para que de esta manera asi sepamos c6mo
estamos votando.

SR. NtREZ PORTUONDO (EMLIO) : Eso no lo autori-
za el Reglamento.
.SR ZAYDIN (R.AM6N): Eso 10 autoriza el Regla-
mento, y si no, lo puede acordar la Asamblea: lo he-
mos estado haciendo perfectamente en la tarde d.
ayer con respect a otros puntos.
A mi me parece un'a incongruencia, por ejemplo.
que al votar el Voto Particular del senior Bravo Acos.
ta, en que se propone un period de ocho afios, los
Delegados que estin conformes en el nimero de Se-
nadores y que no lo esten en cuanto al period de
afios, se vean en contradicci6n ante su propia con-
ciencia, al tener que involucrar las cuestiones, y en-
tonces ipso facto nos encontraremos con que estamos
votando en el Dictameni la parte que se refiere al nui-
mero y period de los Senadores, considerando la te-
sis del Voto Particular del senior Bravo Acosta, con
el cual no estamos de acuerdo algunos sefiores Dele-
gados.

Es por todo ello, que pido, para que no haya con-
fusiones, para que se pueda votar aqui de modo es-
pontgneo y limpio, con toda libertad, para que no
haya coacciones en la forma de resolver el Voto Par
ticular, que se acepte, y no puedo menos de esperar-
lo de los sefiores Delegados, la forma de votaci6n que
yo he propuesto.
SR. PRio SOCARRAS (CARLOS) : Pido la palabra.
&SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Prio Socarrds.
Sn. PRfo SOCARRAS (CARLOS) : Sr. President y se-
fiiores Delegados: Coincidieudo en todo con lo ma-
nifestado por el senior Zaydin, creo que son perfect.
mente compatibles, tanto con el Articulo que se acaba
de leer a petici6n del Secretario, como con las mani-
festaciones del lider de la Coalici6n.

En el Articulo a que se referia el Sr. Nfifiez Por-
tuondo, se habla de que el Voto Particular tendri
preferencia en la discusi6n, pero no niega que pueda
discutirse por parties, y como en otro Articulo se es-
pecifica que pueden discutirse por incisos y por par-
tes, todas las cuestiones mantenidas en la
Convenei6n, y tambien votarse, es por lo que
pido a la Asamblea que se vote de inme-
diato, por parties, tanto el Dictamen como el Voto
Particular, en su oportunidad, y, por otra parte, man-
tener el nfimero en primer lugar, porque establecien-
do el nimero de Senadores una nueva forma de Mi-
noria, (nueva para todos nosotros y para el texto cons-


titucional que se confecciona), debe el nimero te-
ner prioridad por euanto se separa del Dictamen
m's que ninguna de las otras enmiendas o votos
particulares, del Dictamen.

Por tanto, senior Presidente pido que a la mayor
brevedad, puesto que este no es asunto de gran deba-
te, se 'discuta por parties y se entire primero en el nu-
mero de los Senadores.

SR. ANDREU (JOSe R) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Andreu.
SR. ANDREU (JosA R.): Para apoyar la solicitud
del senior Prio Socarras de que se ponga a discusi6n
el voto particular y la votaci6n se haga por incisos.
De esa manera se puede resolver el problema, much
mhs si se conoce el voto particular del Partido De-
m6crata Republicano que establece el niimero de car-
gos.
SR. NMREZ PORTUONDO (EMILIO) : Pido la palabra.

SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Nifiez Portuondo.
SR. NUNEZ PORTUONDO (EMInIO) : Sefior President
y sefiores Delegados: Si yo hubiera sospeehado si-
quiera al solicitar la lectura de un articulo del Re-
glamento que le hubiera producido una molestia a mi
distinguido amigo el senior Ram6n Zaydin...
SR. ZAYDIN (RAM6N) : El senior Nfiez Portuondo
no me produce molestia alguna. El lo sabe.
SR. NIUEZ PORTUONDO (EMIIO) : En ese caso que-
ria darle una explicaci6n, porque en realidad, no
acierto a comprender o6mo podria molestarlo el ejer-
cicio de un derecho reglamentario.

Mantengo, de acuerdo con lo que determine el Re-
glamento, que una cosa es un voto particular y otra
cosa es la enmienda. El voto particular sustituye en
su totalidad al precepto del dictamen y la enmienda
es la que puede sustituir o modificar el precepto en
una parte no complete del dictamen; por lo tanto, si
el Reglamento dice que el voto particular se discuta
con preferencia, significa, que euando se aprueba un
voto particular, sustituye integramente al dictamen.
Eso es evidence, es lo que siempre se ha hecho en el
Parlamerito y lo que siempre se ha practicado. Desde
luego, si lo que se pretend ahora es una modifica-
ci6n del Reglamento determinando que un Voto Par-
ticular es lo mismo que una enmienda, si la Asamblea
va a hacer constar eso en su Diario de ,Sesiones, me pa-
reee una cosa tan contraria a las prketicas parlamen-
tarias, que realmenrte, me atrevo a solicitar la aten-
ci6n de los sefiores Delegados sobre semejante inno-
vaci6n.
SR. MUJAL, (EUSEBIO) : Quisiera recordarle al dis-
tinguido compafiero y al propio lider de la Minoria
que ayer pidi6 a)qui que el voto particular fuera con-
siderado como una enmienda.
Sn. N-REZ PORTUONDO (EMILIO) : Eso fu6 en la se-
si6n de ayer. Por eso precisamente es necesario un









0 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


acuerdo previo. El articulo m? da la raz6n. Para po-
der convertir un voto particular en enmienda *es indis-
persable un acuerdo de la Convenci6n y que estu-
viera conforme el autor. La demostraci6n es que no
so puede hacer sin un previo acuerdo.

SR. ZAYDfN (RAM6N): Pido ]a palabra para una
interrupci6n.

Sn. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Zaydin para una interrupci6n.

SR. ZAYDIN (RAM6N) : No estoy conforme con la
explicaci6n que S. S. esta dando respect a la forma
de votar los votos particulares, porque si el Dictamen
no se vota primero en su totalidad, pero es para en-
trar despu6s en la votaci6n de cada uno de sus ar-
ticulos. El voto particular no es mas que el disenti-
miento quo tipne una Minoria en una Comisi6n sobre
el criterio de ]a Mayoria y que puede abarcar a star
conforme con determinados particulares del Dicta-
men y en cambio, contrario con otro, no se puedc
votar en la forma en que dice S. S., porque entonces
se colocaria al voto particular en una situ'aciln dc
ventaja sobre el dictamen.

SR. NIINEZ PORTUONDO (EMILI) : Sobre la enmien-
da, senior Zaydin.

SR. ZAYDIN (RAM6N) : No, sobre el dictamen. Para
que fuera voto particular en estricto censu reglamen-
tario, seria necesario que ese voto particular sola-
mente se refiriese al period de los sefiorgs Senadores
y a la forma de elecci6n y no al nimero, porque en
cuanto al nimero de Senadores el voto particular
conviene perfectamente con el dictamen, y no puedo
haber 'un voto particular sobre el nfmero de Sena-
dores, difiriendo de 61. Por consiguiente, el voto par-
ticular del senior Bravo Acosta solamente difiere en
lo que se relaciona con el period y con la forma de
elecei6n, pero no con el nfimero, y si se fuera a vo-
tar en la forma en que dice S. S., tendriamos en-
tonces los que estamos conformes con el nfmero que
estar votando tambi6n por la forma de eleeei6n y
por el period.

El voto particular tendria que modificarse disin-
tiendo sobre la Mayoria del dictamen, que es en
cuanto al nfmero de Senadores, el voto particular
tendria que modificarse diciendo que el period para
Senadores seria para ocho afios y la forma de elee-
ci6n para los Senadores sera 6sta.
!SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Pido la palabra.

,SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa.
labra el senior Bravo Acosta.

SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): El voto particular
esta bien formulado, pese al criterio del ilustre com-
pafiero doctor Zaydin. Todos los votos particulares
estAn formulados en relaci6n con la forma en que
debe quedar redactado el precepto. Todos los votos
particulares producidos traen' desde el primer pArra-
fo hasta el filtimo, porque se entiende que el voto
particular forma un todo que no puede ser desverte-
brado en ninguna forma.


SR. NiTEZ PORTUONDO (EMILIO) : Me basta con la
explicaci.n del s(:for Bravo Acosta. El senior Bravo
(costa es autor de uno de los votos particulares, y yo
,oy autor de otro de los votos particulares. Nuestra
intenci6n, nuestro prop6sito, al amparo de un precep-
to reglamentario, es que el voto particular sustituya
integramen-e al precepto del dictamen, lo esencial al
amparo de un precepto reglamentario. Si el senior
Zaydin estima lo contrario, desde luego, yo respeto
la opinion del senior Zaydin.
SR. ZAYDfN (RAM6N) : o se opone al articulo del
'Reglamento, lo que yo estoy proponiendo, y voy a leer
el articulo.
Sn. CUERVO (PIELAYO): Pido la palabra, con per-
miso del senior Zaydin.
Sn. N'NREZ PORTUONDO (EMILIO): Y con el mir
tambi6n.
(Risas).

ISR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Pelayo 'Cuervo.

Sn. CUERVO (PELAYO): El voto particular no es
del senior Bravo Acosta. El voto particular, como
consta en acta, es del Partido.
SBI. BRAvo ACOSTA (ANTONIO): Lo que sucede es
que mi firma es la primera de la derecha, y por eso
se supone que el autor del voto particular soy yo,
cuando lo hago en nombre del Partido.
,SR. CUERVO (PELAYO) : La firma no es lo intere-
sante. Lo que yo quiero aclarar, porque asi se convi-
no en la .Comisi6n, que cuando se diera lectura a un
voto particular el lider dijera si era -de Partido o si
era una cuesti6n de algfn Delegado individualmente.
SR. ZAYDfN (RAM6N) : Perfectamente con la acla-
raci6n del senior Pelayo Cuervo, y que por lo tanto,
no queda menoscabado el derecho del Partido Dem6-
crata Republicano. No era ese mi prop6sito, ni tam-
poco el del senior Nunfiez Portuondo.

Voy a leer el articulo del Reglamento eri que se
afinea el criteria del senior Nifiiez Portuondo.

Dice el articulo 106: ''Los votos particulares serin
objeto de discusi6n y votaci6n previa, empezando por
los que se aparten mas del proyecto de la mayoria de
la Comisi6in."
Esto quiere decir que al discutirse el voto particu-
lar, no se puede hacer en la forma que propone ei
senior Nfiiez Portuondo.
SR. Ni~tEZ PORTUONDO (EMILIO) : Lo que quiere
decir es que se puede hacer.

SR. ZAYDIN (RAM6N) : AdemAs, donde la Ley no
prohibe, no cabe distinguir. Es uri axioma juridico.
Yo estoy manteniendo un correct criterio, un criterio
16gico, un oriterio que est6 en el Reglamento de la
Camara y e? el Reglamento del Senado y si no fuera
asi, esta en el Proyecto de Reglamento que nosotros
tenremos porque se quiere amarrar una votaci6n a un
articulo especial del Reglamento, entonees yo pediria








DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE I


la suspension del debate, para que no discutieramos
mis hasta que no venga el verdadero Reglamento que
permit discutir con toda claridad las cuestiones.
SR. NiIEZ PORTUONDO (EMILIO) : Ejercitaria el se-
iior Zaydin un derecho, pero no se caeria el mundo
por eso.
SR. ZAYDiN (RAM6N) : Pero se puede caer porque
se hagan las cosas al rev6s. (Risas).

Yo siento much, senor Presidente y sefiores Dele-
gados, que de esta cuesti6n se este haciendo un debate
largo. He sido muy opuesto y he estado muy callado
siempre que se han planteado aqui cuestiones regla-
mentarias, que no han hecho mAs que perder el tiem-
po. Yo he querido, con mi proposici6n, facilitar, pre-
cisamente, la forma de votar, de un modo 16gico y
claro.
Yo quisiera que despues que termine el senior Por-
tuondo, a quien le agradezco esto, me dijera el lider
de la Coalici6ri Socialista si la Coalici;6n esta confor-
me con votar esto.
SR. FERRARA (ORESTES) : ( Me permit el senior Nfi-
fiez, con la venia de la Presidencia?
SR. N1f6EZ PORTUONDO (EMILIO) : Con much gusto.

SR. FERRARA (ORESTES) : Yo creo que nosotros es-
tamos todos de acuerdo. No hay dudas y la clara in-
teligencia del senior Zaydin, lo sabe ya, por olvidado,
que toda enmienda total o todo voto particular, debe
discutirse antes del dictamen. Principio eterno e in-
conmovible de toda reglamentaci6n .parlamentaria.
jPor qua? Porque se trata de la MIinoria, porque el
que present la enmienda o el que present el voto
particular, represent al mismo tiempo a la Minoria,
porque la Minoria tieine todos los derecdhos en la dis-
eusi6n, porque la Mayoria tiene todos los derechos
en la decision. No hay duda, por consiguiente, que
el present Reglamento de la Camara, el Reglamen-
to del Senado y todo Reglamento de cualquier Asam-
blea del mundo, facility a la Minoria la previa dis-
cusi6n de lo que ella propone.
SR. PRfo SOCARRAS (CAhLOs): LMe permit una
aclaraci6n el senior Ferrara?
SR. FERRARA (ORESTES) : Con much gusto.
SR Plio SOCARRAS (CARLOs) : Si fuera cierto que
6ste era el trdmite que ibamos a seguir, debiamos ha-
ber discutido ayer los votos particulares preferente-
mente al dictamen, como estA estatuido en el Regla-
mento. Se convino en que para viabilizar la discusi6n
se pasaran los votos particulares como enmiendas, y
de eso viene la confusion en el dia de hoy, porque
estamos en la misma sesi6n permanent, y permanen-
temente estamos tratando de llegar a concretar esos
acuerdos, siendo iguales causes las que los motivaron.
SR. FERRARA (ORESTES) : Vera S. S. que yo estoy
en uri campo abstract de interpretaci6n general.
Luego haremos el easo concrete. Si &ste es un princi-
pio general y ademks de ser un principio parlamen-
tario es tambien un principio de 6tica parlamentaria,
yo creo que nosotros podemos discutir este voto par-
ticular primero en su totalidad. La Mayoria lo re-
chaza, no puede seguirse discutiendo....


SR. PRIO SOCARRAS (CARLOS): I Me permit una
dueva interrupci6n con la venia de la Presidencia ?
El voto particular no es de la Minoria, es de parte
de la Mayoria: Del Dem6crata Republicano.
SR. FERRARA (ORESTES) : No me refiero a Mayorias
ni a Minorias: no me refiero a Minorias o Mayorias
generals; me refiero a Mayorias o Minorias circuns-
tanciales y no 'hay duda que sobre esa material se tra-
ta de una Minoria circunstancial (risas), ademAs, me
estaba refiriendo a la Coalici6ri, que para honor y
gloria nuestra, representamos a )a Minoria en estos
moments. Nunca el voto particular y nunca el dic-
tamen, se ponen g discusi6n. A discusi6n se pone el
voto particular que mas se aparta del dictamen, lue-
go se pone a votaci6n, y se pone a votaci6n primero
la totalidad. La Mayoria lo rechaza? Letra muerta.
Se pasa al segundo voto particular. Si el segundo vo-
to particular no es aceptado se pasa a la discusi6a
de] proyecto. Si el primer voto particular fuese acep-
tado, entonces se pasa a la discusi6n del articulado y
entonces el senior Zaydin puede pedir con legitimo
derecho, que no se lo puede near ni el Reglamento,
ni el Presidente mismo, pedir la votaci6n por parties,
porque este es un dereeho que tiene todo hombre, el
derecho de emitir su opinion, y las opinions deben
emitirse en la forma en que cada individuo la quie-
ra emitir no en la forma total en que una Asamblea
pudiera acordar.

La cuesti6n', pues, que tenemos sobre el tapete es
la cuesti6n de votaci6n. No es cuesti6n de votaci6n;
y yo me permitiria proponer a la Presidencia que
pusiese a diseusi6n el Voto Particular que mas sc
aparte de la opinion del dictamen, el voto particular
en su totalidad, y si fuese rechazado, se separara de
la Mesa y se dejara por desechado para luego pasar
al otro voto particular y en definitive al Dictamen. Si
hubiera votos favorables, que se discutieran por parties
y se votaran por parties, de acuerdo con cada una de
las proposiciones que pudiera hacer el senior Zaydin
o cualquier otro miembro de la Asamblea.
*Si los hierros viejos que yo he puesto en el arsenal
de mi vida todavia funcionan, yo recuerdo que en 20
anos de asambleas pfiblicas en la CAmara de Repre-
sentantes, siempre se ha procedido asi.
Ahora venimos al acuerdo de la sesi6n pasada. El
acuerdo de la sesi6n pasada era distinto. Nosotros iba-
mos a tratar de un acuerdo general y luego de voto.i
particulares, que eran meras protests programaticas
y meras reserves programaticas que cada uno de los
partidos pedia y tenia derecho a hacer.
Se queria salvar el voto de Partidos y por eso se
dejaba para luego. Pero, en esto, que entramos en
material, que no se puede dejar para lo filtimo, por-
que hay que discutirlo distintamente del dictamen,
porque no se puede discutir la misma material dos
veces, debiendose discutir de una sola vez y conjun-
tamente, no hay duda que es el dictamen de la Mino-
ria y no de la Mayoria, es viejo criterio de libertad
parlamentaria, eri cuya virtud el derecho de discu-
tir es de competencia y de preferencia de la Mino-
ria, asi como el derecho de decidir es referencia de
la Mayoria.








12 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR. ZAYDIN (RAM6N) : El senior Ferrara ha plan-
teado una cuesti6n con perfect dereeho reglamen-
tario...
SR. PRESIDENT ('GAU SAN MARTIN): La Presi-
dencia suplica al senior Zaydin que levante la voz,
pues no se le escucha claramente.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Me congratula que el sefor
Ferrara haya convenido en que yo tenia derecho re-
glamentario para hacer la proposici6n que yo hice.
,SR. ALVAREZ DE LA VEGA (AURELIO) : Sr. Presiden-
te: Pido la palabra para un ruego.

SR. ALVAREZ (AURELIO) Para rogar a la mesa
y muy especialmente a los sefiores Secretarios, que
atiendan cuando un senior Delegado solicita la pala.
bra, porque reiteradamente la he solicitado, sin que
se haya tomato en consideraci6n mi solicitud, habien-
dosele concedido a otras personas que no la solicita-
ron.
SR. BOADA (ALBERTO) : La Secretaria, senior Alva-
rez, esti siempre atenta a las solicitudes de los sefio-
res Delegados, pero la cortesia obliga a prestar ateL-
ci6n a los sefiores que estin en el uso de la palabra.
y estando hablando el Sr. Terrara, la Secretaria es-
taba obligada a eseucharlo. Esa puede haber sido la
ioausa fnica de que no oyera la petici6n que el senior
Alvarez hiciera.
SRA. HERNANDEZ (ALIcIA) : Yo ruego a la Presi-
dencia que me contest categ6ricamente si esta sesi,6n
es continuaci6n de la de ayer.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Es perma
nente.
'SRA HERNANDEZ (ALICIA) : Pues entonces los aeuer.
dos que tomamos ayer rigen para la de 'hoy, y no hay
lugar a que se est6 discutiendo lo que se acord6
ayer. Ayer se acord6 discutir los votos particulares
por incisos, y si estamos en la misma sesi,'n, no po.
demos desconocer ese acuerdo.
SR. NTREZ PORTUONDO (EMILIO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (,GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Nifiez Portuon'do.
Sn. NNEZ PORTUONDO (EMILIO) : Sr. President
y sefiores Delegados: No estoy de acuerdo con la in-
terpretaci6n reglamentaria que ha hecho el Sr. Zay-
din a la cuesti6n de orden que yo he planteado. La
tesis del senior Zaydin, muy respectable desde luego.
no parece 16gica en este caso, porque quiero que se
me diga isi los votos particulares se discuten por
apartados, cuAndo tienen derecho a presentar -enmien-
das los sefiores Conveneionales ? Me parece que el se
fior Zaydin no ha estado acertado. Lo que propongo
es que se discutan los votos particulares y se voteni
primero; y que -despuBs que se rechacen o se aprue-
ben, se admit entonces si sobre los votos particula-
res se puede discutir separadamente para poder pre-
sentar enmiendas sobre sus distintos aspects. Esto es
tan claro que solicito de la Presidencia que en esa
forma se proyecte la votaci6n.
SR. SUAREZ FERNANDEZ ('MIGUEL) : Pido la palabra.


iSn. PRESIDENT (GRAU SAN MARTiN) : Tiene la pa-
labra el senior Suarez Fernindez.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Yo queria acla-
rar al doctor Ninfiez Portuondo que estamos de acuer-
do en el fondo, aunque no en la oportunidad de plan-
tear este asu'nto.
Efectivamenite, los votos particulares, es costum-
bre parlamentaria y asi lo consigna nuestro Regla-
mento discutirlas con preferencia al dietamen; pero,
nos encontramos frente a una curiosa situaci6n de
hecho. Ayer acord6 la Convenci6n que no se discatie-
ran los votos particulares con preferencia al dicta-
men y para poder acordarlo se les di6 el character de
enmiendas.
Si volvemos sobre nuestros pasos y discutimos los
votos particulares con preferencia al dictamen, los
acuerdos adoptados carecen de virtualidad. El dicta.
men estA aprobado; la Comisi6n Especial no ha emi-
tido uno nuevo, sistitutivo de aquel, sino uno que le
es complementario. Nos vamos a encontrar discutiendo
dos dictAmenes cuando en puridad de verdad no hay
mAs que uno. Los votos particulares, que ayer con-
vertimos en enmiendas, hoy vuelven a reconocerse
como tales.
Fu6 la propia Minoria la que propugn6 por labios
de un'o de sus mhs distinguidos integrantes la tesis
aceptada por la Convenci6n.
Si la Minoria hubiera reclamado el cumplimiento
del Reglamento, me hubiera tenido a su lado defen-
diendo que los votos particulares se discutieran con
prioridad al dictamen, pero no es 16gico que se vuel-
va contra los acuerdos adoptados, porque colocaria-
mos a la Comisi6n dictaminadora ed una situaei6n
carente de 16gica y contradictoria.
Ademis, hay este otro argument: Si el voto parti-
cular fuera aprobado en esta oportunidad, no iria
a former parte del dictamen, ya que se estimaria re-
chazado cuando estamos votando sus articulos. Si se
produjera la aprobaci6n de un voto particular, queda-
ria integramente aprobado, a menros que se acuerde
discutirlo y aprobarlo por incisos, fraccionariamente
o per pArrafos.
Me parece que ha quedado aclarada la cuesti6n y
creo que no sera possible discutir primero un voto par-
ticular sobre el dictamen, despues que el dictamen
estA discutido y aprobado en su totalidad.
SR. NJREZ PORTUONDO (EMILIO): Le agradezco
much al senior Miguel Suarez que me haya facili-
tado arguments decisivos para discutir la tesis del
senior Zaydin...
SR. ZAYDfN (RAM6N) : Permitame el senior Niufiez
Portuondo que le diga que se coloca en una situaci6n
parad6jica, porque mi tesis es la misma del senior
Ferrara y del senior Nfiiez Portuondo. Por consi-
guiente, no niego que los votes particulares, de acuer-
do con el Reglamento se empiecen por votar primero
que las enmiendas. Yo he propuesto que cuando se
vaya a la votaci6n del voto particular, si no es acep-
tado, si es rechazado, entonces se discuta por incisos
en la forma que ha sido propuesta. Estamos, pues.
est6rilmente' en una discussion.










DIARIO DE SESIONES DE LA. CONVENTION CONSTITUYENTE 13

SR. N BlEZ PORTUONDO (EMimIO): Entonees ahora mento- podra abstenerse de votar, en votaci6n no-
estamos conformes... (Risas) Pero no antes. Y es minal u ordinaria, pero podra explicar su voto; y la
raro, porque casi siempre estamos de acuerdo. Lo que t6cnica anti-parlamentaria, contraria a la letra y al
yo quiero decir es que, en este caso, se vote los vo- espiritu del Reglamento que nos rige, que obligara a
tos particulares en su totalidad, y que despu6s se dis- votar en bloque un voto particular o un dictamen,
cutan por incisos. nos pondria en la disyuntiva de tener que abstener-
SR. CUERVO (PELAYO) : Pido la palabra. nos de votar, en contra de lo que estableoe un precep-
to reglamentario, porque de acuerdo con un extreme
SR. CORTINA (Jos MANUEL) : Pido la palabra. determinado del asunto discutido, disintiendo de otro
SR. PRESIDENTE, (GRAU SAN MARTfN) : Tiene la pa- no podriamos votarlo en bloque.
labra el senior Cortina. Por estas razones, cuando no por otras, el que ha-
.SR. CORTINA (JosE MANUEL) : Sefior Presidente y bla, conform con ]a tesis del Delegado Zaydin, y con
sefiores Delegados: Yo no voy a negar a nadie su la del Delegado Ferrara, contrapuestas a lo mante-
derecho, sino a aclarar nuestra idea, para ver si nido por el Delegado Nifiiez Portuondo, pediria que
llegamos por fin a algo concrete. Desde luego, que se discutieran y votaran por articulos o p6rrafos los
el problema planteado es complejo, pero evidente- asuntos todos a debatir esta tarde.
mente hay que encontrar una soluci6n. SR. CUERVO (PELAYO) : Pido la palabra.


.Lo que yo propongo, repitiendo la idea anterior,
es esto: que acordemos o que el senior Presidente re-
suelva, cual es ]a enmienda que se aparta mas del
Dictamen de la Comisi6n, y empecemos a discutir
por ella. De esta manera, !a Asamblea esta en con-
diciones de poder determinar claramente su criterio.
En concrete: yo planteo, como cuesti6n previa, que
se defina per la Asamblea o por el senior President.
cuil es el Voto Particular que se aparta m6s de la
doctrine del Dictamen.
Yo sostengo que el Voto Particular que pide que
los Senadores sean para echo aios y se renueven ca-
da cuatro afios, se separa much mas del Dictamen,
que el que nosotros hemos presentado aumentando
algo el nfimero de Senadores y estableciendo una
regulaci6n de minorias en la votaci6n. Si la Asam-
blea aprueba que los Senadores sean por ocho anios,
el Voto Particular nuestro no puede ser discutido,
y prActicamente resultaria desechado por inaplica-
ble.
El Voto Particular que mantienie el nfmero de Sc-
nadores actual y pide que su mandate sea por oecho
afos y que se renueven por cuatro, establece tam-
bi6n los Compromisarios, que el Dictamen supri-
me. Creo que con esto estd demostrado que es evi-
dente que el Voto Particular de los ocho afios y los
iCompromisarios, reform totalmente el Dictamen,
de la Comisi6n Conciliadora y es el que debe discu-
tirse primero.
ISR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN): Tiene la pa-
labra el senior Aurelio Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Sefior Presidente y sefo-
res Delegados:
Iba a abundar en las consideraciones que en torno
de las disposiciones reglamentarias hiciera el Dele-
gado senior Zaydin, y de acuerdo con las brillantisi-
mas del doctor Ferrara, para rogar a la Asamblea
que de todos modos, por no oponerse a ello el Regla-
mento que nos rige -a contrario modo de lo que es-
timara el Delegado Nfifez Portuondo, y como es prac-
tica parlamentaria que acordara votar por articulos,
por incisos, afn por pirrafos, cada uno de los ex-
tremes a discusi6n pPor qu6? Porque el reglamento
que nos rige contiene esta disposici6n no propia de to-
dos los que rigen para Asambleas de esta clase.
"Ningfin Delegado -dice el Articulo 93 del Regla-


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Cuervo.
SR. CUERVO (PELAYO) : Sr. President y sQfiores De-
legados: En esta tarde voy a estar conforme con el
senor Ferrara...
,SR FERRARA (ORESTES): Ahora y :i ;.pre.
SR. CUERVO (PELAYO) : Es elemental, y lo dice el
Reglamento de la Convenci6n Constituyente, que el
voto particular hay que discutirlo previamente al
dictamen, hay que votar la totalidad, y si se aprueba
la totalidad, se puede discutir por pdrrafos o incisos.
de manera que aqui ]o finico esencial y previo es que
la Convenci6n Constituyente decide, -y tiene que
decidirlo-, por votaci6n, porque por interpretaci6n
no vamos a llegar a ningfin acuerdo, cual de los
votos particulares, si el del Dem6crata Republicano
o el del senior Nfifiez Portuondo, se aparta mhs del
dictamen de la comision.
Yo sostengo que el voto particular del senior Ni-
f.ez Portuondo se aparta esencialmente mas del dic-
tamen de la comisi6n que el voto que ha formulado
el Partido Dem6crata Republicano. El voto particu-
lar del senior NfiuTez Portuondo difiere del dictamen
1en algo tan sustancial como el n4mero de Senadores:
ocho afios en el voto particular del senior Nifiez Por-
tuondo, 8 senadores; 6 senadores en el voto particu-
lar del Dem6crata Republieano, que es lo que dice el
dictamen de la Comisi6n Especial.
El voto particular del senior Nifiez Portuondo esta-
blece nada menos que senadores para una mayoria
y senadores para dos minorias, de manera que de los
ocho senadores, cinco son para la mayoria, dos para
la primera mayoria y uno para la segunda minoria;
un sistema nuevo y muy original.
VWase si se aparta esencialmente del dictamen de
la Comisi6n Especial. Ademds, hay otros detalles del
voto particular, que lo hacen apartarse mas del dic-
tamen que el del Dem6crata Republicano, y que yo,
para no hacer perder tiempo a la Asamblea, no quiero
explicar, porque su lecture les ha bastado a los sefio-
res Convencionales.
De esta suerte, yo pido a la Presidenrcia que sea la
Asamblea la que determine cudl de los dos votos par-
ticulares se aparta mIs del dictamen, si el del senior
Nuifiez Portundo o el del Partido Dem6crata Re-
publicano.










4 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Como lider del Partido Demberata Republicano,
que suscribe tambien el voto particular, sostengo que
el voto del senior Ninfiez Portuondo se aparta mis del
Dictamen que el del Dem6crata Republicano y que
debe ser puesta a discusi6n la totalidad primeramente
del voto particular del senior Nuifiez Portuondo.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Pido la palabra pa-
ra una cuesti6n de orden.
.SR. ZAYDIN (RAM6N) : Yo me permit observer a la
Presidencia, que la he pedido con anterioridad al se-
iior Bravo Acosta.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Yo le ruego al senior
Zaydin que me permit hablar primero, en la segu-
ridad de que ha de quedar complacido.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Con much gusto le cedo
el turno.
SB. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Nos hemos aparta-
do, realmente, de la discusi6n. Yo iba a hacer una
proposici6n en el sentido de que se votara en su to-
talidad, pero alrededor de ella no se ha llegado a con-
cretar.
Yo quiero retirar la proposici6n que hice para
dejar paso a la labor que hemos de rendir. Yo retir,
la proposici6n que tenia hecha, en el sentido de que
se votara todo como un solo cuerpo, que es alrededor
de lo que surgi6 la discusi6n del particular.
Complacido el senior Zaydin.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Zaydin.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Muchas gracias, senior Bra
vo Acosta.
Yo quisiera que recayera un acuerdo de la Con-
venci6n respecto al problema por mi planteado, y en
el que obtuve el concurso brillante del senior Ferrara,
pare que de este modo se sepa perfectamente cual
va a ser el procedimiento de liberaci6n y votaci6n,
y asi lo habia hecho una moci6n. Y esa moei6n es la
que yo creo como cuesti6n de orden, previa, debe de-
cidir sobre cuAl de los votos es mas radical del die-
tamen, para entrar en su discusi6n. Mi moci6n con
sister en que la Convenci6n resuelva lo siguiente: que
cuando se haya votado un voto particular y haya si-
do aceptado el voto particular, entonces se ponga a
diseusi6n por phrrafos, ineisos, parties o palabras, co-
mo lo pida cualquiera de los sefiores Delegados.
Yo quisiera, pues, que la Convenci6n decidiera pri-
mero este particular, que lo ponga a la votaci6n la
Presidencia.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): ~EstA con-
forme la Asamblea con lo propuesto por el senior ZOy-
din?
(Seiales afirmativas.)
Aprobado.
SR. ZAYDfN (RAM6N) : Y ya votada, agradeeiendo
a la Asamblea su concurso, yo pido a la Presidencia
que se ponga a discusi6n cual es el voto particular
mis radical, y en este particular pido la palabra para
su oportunidad a la Presidencia.


SR. FERRARA (ORESTES) : Yo entiendo que la cali-
ficaci6n de los votos particulares como de las ennien-
das es de la Mesa y, s6lo en segunda instancia de la
Asamblea.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): SufiCiente-
mente discutido, la Presidencia va a atenerse al Re-
glamento, que establece que se ponga a discusi6n el
voto particular que mis se aparte del dictamen.
De aeuerdo con la opinion general, consider que
se aparta mas del dictamen aquel voto particular
formulado por el doctor Nfifiez Portuondo.
Yo quisiera que la Asamblea se manifestara en
ese sentido.
(Sefales afirmativas.)
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Ya lo decidi6 la Presidencia.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Acordado
que es el voto particular que mIs se aparta del dicta-
men. Se pone a discusi6n.
SB. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Pido la palabra
en contra.
,Sn. ZAYDIN (RAM6N) : Pido la palabra en contra.
Su. ALVAREZ (AURELIO) : Pido la palabra en con-
tra.
SR. MARINELLO (JUAN) : Pido la palabra a favor.
SR. GEORGE ('QUINTIN): Yo quisiera que se leyera
nuevamente el voto particular.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se va a leer
nuevamente el voto particular.
(El official de acta da lecture nuevamente al voto
particular del senior Niaiez Portuondo).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra en contra el senior SuArez Fernkindez.
Sn. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Sr. President
y seiiores Delegados: Voy a ser extraordinariamente
breve en la impugnaci6n al voto particular. 'Se fun-
damenta el aumento de los senadores en raz6n al cre-
cimiento de la poblaci6n de la Isla, comparando el
nfmero de habitantes existentes al tiempo de la fun-
daci6n de la Repfblica, que -era de un mill6n y me-
dio, con el actual, ascendente a cuatro millones.
El fundamento se formula atendiendo a un criterio
numbrico, aunque despu6s contradiga su propio ar-
gumento, haciendo la distribuci6n por provincial; ol-
vidando el aspect num6rico y atendiendo a division
nes administrativas, frente al escaso ndmero de ha-
bitantes de la provincia de Pinar del Rio se levant
la densa poblaci6n de la provincia de Oriente, y, a pe-
sar de ello, ambas, con igual ndmero de senadores. La
t6cnica no puede ser contradictoria, la base de orga-
nizaci6n debe ser una regla inflexible; no es possible
tomar la total extension de la Repfblica para fijar
el total de senadores y despues distribuir por provin-
cias su nfmero, olvidando la norma fundamental.
Si para elegir a los senadores se toma como unidad
adnjinistrativa la total extension del territorio nacio-
n'al, se estaria formando un Senado de tipo national,










DIAIJO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 15


que m6s tarde se fracciona en provincias apuntando
un insostenible aspect regional, inaceptable, porqun*
las provincias cubanas no representan regions, con
marcadas diferencias sustanciales de orden unico,
econ6mico o industrial
Bien esta que tomemos como unidad la Isla si va-
mos a continuar con esa base, pero no para despues
desdoblarla y caer eni el regimen de las provincias.
SR. MANACH (JORGE) : Pido la palabra en contra.
SR. ISUAREZ FERNINDEZ (MIGUEL) : El voto particu-
lar es caprichoso No hay ninguna raz6n t6cnica para
fijar en oeho el nfimero de senadores como tampocuo
para fijar en tree la minoria, en abierta contradicci6n
con el principio que inspira la formaci6n de las mi.
norias, porque la cifra de minoria de ocho es dos, pa-
ra que asi puedan funcionar en el Congreso los Par-
tides triunfantes en las elecciones.
Toda nuestra legislaci6n ha venido consagranido
como minoria de ocho, a dos. Pero no puede pensar-
se que la minoria de oecho sea tres, sin quebrar todas
las reglas que hasta el present han regulado la ma
teria.
El sistema novisimo de la dualidad de minorias es
una innovaci6ri sin fundamento filos6fico ni hist6rico.
Hace muy pocos aiios, este m6todo de elegir al Se-
nado habria sido impossible de practicar, porque no
habia mAs que dos partidos politicos, y su implanta-
ci6n s6lo serviria para conservar la existencia de ms
de dos partidos 4 Y qui6n puede asegurar que en el
devenir del tiempo no se vuelva a presentar la misma
contingencia del pasado y que s6lo existan dos frac-
ciones del electorado cubano?
iSR. N6REZ PORTUONDO (EMILIO) : jMe permit una
interrupci6n el senior Sudrez FernAndez?
SR. SUAREZ FERNiNDEZ (MIGUEL): Con much
gusto.
SR. NREZ PORTUONDO (EILIO) : -Con la venia d:.
la Presidencia, eso ya estA resuelto en el Proyecto,
porque entonces ]a tereera minoria pasa a former par-
te de ]a segunda, se dice en el iltimo pArrafo.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Efectivamente,
el iltimo pArrafo preceptfia que cuando la segunda
minoria sea tan exigua que no alcance a la mitad de
los votos de la primera, no obtendrA el cargo de se-
nador. Pero no es ese mi argument. Mi razon'amiento
se encamina a probar que las minorias asi organiza-
das invitan al desdoblamiento de los partidos poli
ticos, por ]o menos en tres grupos, contradiciendo los
precedentes hist6ricos que durante treinta y seis afos
han permitido la existencia de dos finicas colectivi-
dades political, la tradici6n cubana no contempl6 has-
ta hoy la pltora- de organiizaciones que estimo perju-
diciales a nuestro ordenamiento politico.
SR. NTKEZ PORTUONDO (EMILIO): 6Me permit


SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Yo me alegro
extraordinariamente de que el senior Nfifiez Portuon-
do haya planteado ese problema que es la raz6n cier-
ta que inspire el voto particular. La realidad mo
mentdnea y no la previsi6n future de nuestra Carta
Constitutional, son Angulos distintos de vision: el vo-
to particular mirando al juego politico del instant
y el dictamen que olvida la situaci6n political de los
partidos aqui representados para contemplar la me-
jor organizaci6n de la Repfblica.
La segunda minoria pretend ahondar las disere-
pancias de los tres grandes grupos politicos en discor-
dia, sin deten:erse ante la majestad de la 'Constitu-
ci6n, para abrir cauce a las ansias political.
No hay, sefiores Delegados, ninguna raz6n que
aconseje ni de modo temporal este desmesurado au-
mento del Senado; y mAs pronunciada surge su im-
procedencia si no olvidamos que de acuerdo con el
pacto politico estamos comprometidos a respetar los
mandates de los senadores que no cesan en el pr6-
ximo primer lunes de abril.
Si este precepto es aprobado, el Senado se com-
pondrA, durante cuatro afios, de no menos de sesenta
y tantos senadores, integrAndose un cuerpo demasiado
numeroso; y asi, el argument de que precisamente
las asambleas deliberativas deben tender un nfimero
mayor de personas para resolver sus problems, se
vuelve contra quienes lo invocaron porque abonaroa
su tesis con vista de los primeros tiempos de la Repfi
blica en que el Senado estaba regido por nueve
o diez personas; y ahora, senores Delegados, para
constituir el Senado de la Repiblica, haran falta
treinta y tantos sefiores senadores, cay6ndose en un
vicio mayor.
Me atreveria a preguntarle a los firmantes de este
voto particular si estarian dispuestos a prescindir de
sus disposiciones para las pr6ximas elecciones, con-
curriendo a las mismas con las bases de la actual Ley
Constitucional en vigor que sefiala s6lo seis sena-
dores.
SR. NNEz PORTUONDO (EMrnIO) : 6Me permit una
interrupci6n, cori la venia de la Presidencia?
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): 'Con much
gusto.
SE. NtfEZ PORTUONDO (EMILI) : Si nosotros esti-
mamos que es bueno el precepto, entendemos que do-
be regir desde ahora; si estimAramos que es perjudi-
cial para la Repfiblica, entonces entenderiamos que
no debia regir nunca.
SR. SUAREZ FERNINDEZ (MIGUEL) : Si no rigiera en
las pr,6ximas elecciones, el argument numerico que-
daria inc6lume, porque se elegirian seis senadores que,
sumados a los que quedan, formarian un nimero to-
tal muy similar al que reclama el voto particular.


una interrupci6n con la venia de la Presideneia? i
Es, sefiores Delegados, la.realidad de hacer frag-
SR. SUAREZ FERNINDEZ (MIGUEL) : Con much mentaciones political con vistas a la victoria comi-
gusto. cial en las pr6ximas elecciones la raz6n de existencia
SR. NZFEZ PORTUONDO (EMILIo): La tradici6n del voto que estoy combatiendo.
cubana sera la de dos partidos; pero la realidad cu- Fuera de la conrveniencia de earActer politico que
bana es la de nueve partidos, los que est6n aqui re- he enunciado, no hay ningfin argument bastante pa-
presentados. Ira considerar esta cuesti6n y tengo extraordinarias










16 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE
.-


dudas del camino que sigue la Convenci6n' Consfitu-
yente, si comienza aumentando, de manera desusada,
los cargos piblicos que han de elegirse en las pr6-
ximas elecciones.
El aumento desmesurado del Congreso se cubre con
el manto piadoso de que no irrogara nuevos gastos al
erario p6blico, porque el presupuesto en vigor conti-
nuari siendo el de 1939, y quinn puede garantizar
igual situaci6n en lo future? El actual Congreso cu-
bano es el mas numeroso y el mIs caro en orden
relative de todos los 'Congresos de las Repfblicas
americanas, y su desmesurado aumento tengo la se-
guridad mis absolute de que va a traer como conse-
cuencia enormes dispendios para el Tesoro Nacional.
Pretendo cumplir nuestra alta misi6n, con serene
juicio y no con criterio politico mom-entaneo y cir-
cunstaneial, y para lograrlo voy a fundarme en el
mismo criterio de los preelaros Constituyentes de 1901,
que pretendieron diferenciar, entire si, los dos cuer-
pos colegisladores e integrarlos de modo adecuado a
las necesidades cubanas; comprendo que se aumente
el nfmero fijado en 1901, y admito el respeto a las
minorias en esos cargos, y para ello basta cumplida-
mente con seis senadores.
Las diferencias van desapareciendo y asi, el pe-
riodo de duraci6n del cargo, es exactamente el mismo,
las condiciones de elegibilidad son casi coincidentes,
la forma -de eleeei6n se realize mediante sistemas si.
milares. No hay ninguna raz6n que aconseje duplica:
el Senado, despu6s de cuarenta afios de Repfblica;
gravando los presupuestos nacionales; ni raz6n de
carActer doctrinal que anime la formaei6ri de dos
minorias; ni criterio juridico en que afianzar este ti-
po dual de elecei6n mal lamada direct, en que el su-
fragio se emite a favor de uno s6]o -de estos cinco se-
nadores.
Tomando como inspiraci6n de nuestras decisions
los problems politicos internos de los grupos aqui
representados, hacemos un beneficio a las banderas
politics; pero para las ansias de los cubanos que
confian a esta 'Convenci6n Constituyente el definitive
encauzamiento de todos los males que pesan sobre el
pueblo, el voto particular, lo afirmo y lo aseguro, no
es mas que el product partidarista del enjuiciamien-
to politico con' miras interesadas, en el orden de los
partidos, pero earente de todo contenido para ser
aceptado como precepto definitive de nuestra -Cons-
tituci6n.
Pido a los sefiores Delegados que seren'amente me-
ditemos antes de votar este precepto, porque, al re-
solver una situaci6n polifica transitoria, que acaso no
sea la misma del mailana, vamos a comprometer el
buer nombre y pres-tigio. de la Convenci6n Constitu-
yente, al aumentar considerablemente el niimero de
cargos que han -de cubrirse.
Por todas estas razones solicito de la Convenei6n
la no aceptaei6n del voto particular, suscrito por los
sefiores 'Cortina y otros.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Marinello.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANToNIO): Quisiera regar a
la Presidencia lo siguiente: He pedide la palabra cua-


tro o cineo veces sin tener la fortune de haber podi-
do hacer uso de ella. Creo que se desconoee el dtre
cho de este Delegado. Como quiera que .esto ha ocu-
rrido de manera reiterada, quisiera agradecer al se-
fior Presidente hieiera un ruego al Secretario, en e!
sentido de que tome nota de las personas que solici-
tari la palabra.
SR. NiREZ PORTUONDO (EMILIO): Simultaneamente
con la solicitud de la palabra en contra del senior Sua-
rez, solicit la palabra el senior Marinello, inmedia.
tamente despues que se le di6, la solicit en contra el
senior Alvarez y se anot6 tambi6n y, por filtimo, en
pro la solicit el senior Martinez Fraga. Por lo tantc
en este caso, el Secretario tom6 exactamente, en la
forma que se solicit6, la palabra. Y aqui esta la re-
laci6n.
'Sa. ZAYDIN (RAM6N) : Yo tambien ]a habia pedido
y se le olvid6 a] 'Secretario.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN) : Tiene la pa-
labra el senor Marinello.
Sa. MARINELLO (JUAN) : Sefior Presidente y selo-
res Delegados: El Delegado que habla esta, aparente-
mente, en una situaci6n contradictoria, parad6jica.
Se advertird rdpidamente que no es asi.
E] partido que represent, "Uni61i Revolueionaria
Comunista", ha mantenido en toda ocasi6n, y ha ile.
vado a su program constitutional, la supresi6n del
Senado. Ha sido la desaparici6n de la Alta Camara
uno de los mAs cars objetivos de nuestro partido, una
de las conquistas que con mayor fuerza pretendimos
defender en el seno de ]a 'Convenei6n. Y por muchos
es sabido que si hemos aceptado la existencia de un
organismo que estimamos inonecesario, ha sido -como
lo ha hecho el ABC cediendo en su proyeeto d& Se
nado Corporativo- por el Pacto de Cordialidad que
ha normado aqui nuestras decisiones.
Desde el inicio de la Asamblea, desde antes de co.
menzar sus sesiones, nos hemos movido, compafiero
convencioriales, en una dualidad easi trAgica: la ne
cesidad de adoptar acaerdos fundamentals para la
vida orginica de la naci6n, el deber de hacer obra
verdadoramente constitutional y la contemplaci6n d'
un Pacto que significa la superaci6n' de una crisis
importantisima. El dia solemne en' que inieiamos
nuestras tareas dijo "Uni6n Revolucionaria Cumu-
nista" por mi boea, que seria fiel a su credo, a sus
convicciones, pero que no cerraria sus oidos a las
posibilidades buenas para Cuba. Todos queremos el
adelantamiento de una normalidad civic sin la cual
es esfuerzo baldio el de esta Convenci6n. Importa
a todos guardar el pacto, es decir, afirmar el proceuo
hacia unas elecciones que sean, como las que nos die.
ron nacimienito, ejemplo y esperanza.
Siempre estimamos inactual el Senado. Ninguno de
los arguments clAsicos a favor de su mantenimiento
logr6 impresionarnos. No creemos que la double diseu-
si6n de una ley sea garanitia de su excelencia; la re-
consideran hombres de la misma formaci6n y de
iguales caracteristicas, rechazamos la especie tantas
veces esgrimidas, de que precise la existencia de un
cuerpo politico integrado por hombres provectos, algo
asi como "un asilo de ancianiaad parlamentaria"









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 17


que decia un brillanite parlamentario espafiol. No
admitimos como convincentes las consideraciones a
favor de un cuerpo tienico-politico de estructura cor-
porativa que estima el partido que represent (pidn
perd6n a los Convencionales abecedarios) como una
aijagaza reaccion'aria. Por algo las Constituciones mAs
recientes se decide por el unicameralismo. Si se con-
sideran ademis las especiales cireunstancias cubanas
el criterio supresivo queda definitivamente afirmado.
SR. MUJAL (EuSEBIO): Me permit una interrup-
ci6n?
SR. MARINELLO (JUAN) : Con much gusto.
SR. MUJAL (EUSEBIO): De las palabras del Con-
vencional senior Marinello se desprende que el partid,
que usted represent, defiende en esta Convenei6n
al Senado, linica y exclusivamente como una transi-
toria, pero que en cambio, cuan'do legisle para elece
clones futures, el partido Uni6n Revolucionaria Co
munista hara firme su prop6sito de que no exista el
Senado.
SR. MARINELLO (JUAN): Voy a contestar con el
mayor gusto a la pregunta del senior Mujal. Abarca,
en realidad, various extremes. Vekmoslos ordenada-
mente.
En la tarde de ayer hacia el senior Ferrara a la
Asamblea una sugesti6n de much significado, hija de
su gran perspicacia political; advertia la convenien-
cia -de que todo lo que ahora estamos haciendo, toda
esa obra influida por el vaiv6n de las pasiones parti-
darias y personales, debia tener caricter transitorio
Yo notifico al Convencional senior Mujal y a todos lo-
Convencionales, desde luego, que el partido que re
present ha estimado en la mafiana de hoy, por voto
uninime de sus dirigentes, que es acertada la propo-
sici6n del Sr. Ferrara, es decir, que cuando en virtud
del pacto que nos obliga est4 en poder del Tribunal
Superior Electoral, el dictamen de las magistraturas
y encauzado el process electoral, debemos volver aqui
a plantearnos todo lo que mira a los 6rganos del Es-
tado, desde su nuimero hasta sus funciones, desde su
character hasta sus proyeceiones iltimas con una preo-
cupaci6n serena y meditada, con un espiritu cien-
tifico.
Si es aceptada la proposici6n del senior Ferrara, si
alguna vez en la Convenci6n puede debatirse sobre
la existencia o inexistencia del Senado, la voz dfe
Uni6n Revolucionaria Comunista se hard oir para
mantener lo filtimo. Y entonces, como ahora, s61o los
m6s altos intereses de la Naci6ni harhn que Uni6u
Revolucionaria Comunista -como lo ha hecho ahora
el partido del senior Mujal-, ceda en sus criterios.
SR. MUJAL (EUSEBO) : LMe permit el senior Ma-
rinello terminar ]a pregunta que le habia hecho?
Sa. MARINELLO (JUAN) : Con much gusto.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Quisiera que el senior Ma-
rinello me aelarara esta segunda parte: si el partido
que usted represent entiende que el 4-enado no de-
be existir, por que raz6n pide entonces que se eleven
a r ca los senadores por provincia? Es acaso...
Si:. MiARINELLO (JUAN): Voy a aclarar enseguida
ese extremo, raz6n fundamental de mi intervenci6n...


SR. MUJAL (EUSEBIO) : Quisiera que el senior Ma-
rinello me dejara terminar la pregunta. No ser6 quc
el partido que usted represent, al mantener el cri-
terio de que el ,Senado no debe existir y al mismo
tiempo pide la elevaci6n del nfimero de sus miembros,
lo haee con la finalidad de demostrar su inutilidad,
no haciendo nada?
SR. ICHASO (FRANCISOO): Pido la palabra, para
una interrupci6n al senior Marinello.
SR. MARINELLO (JUAN): Sefior Presidente: Yo no
tengo inconveniente alguno en permitir cuando ha-
blo, toda clase de interrupciones; ruego s6lo que no
se me hagan sub-interrupciones. De ese modo, el de-
bate se hace prActicamente impossible. Sin embargo,
deseo que el senior Ichaso exprese su pensamiento.
SR. ICHASO (FRANCISCO) : He creido oir que el se-
fior Marinello asimilaba el caso del Partido Uni6n Re-
volueionaria Comunista, en cuanto a lo que con-
cierne al Senado, con el caso del Partido ABC, por-
que efectivamente, el ABC lleva a su Programa otro
tipo de Senado. Pero el caso no es el mismo...
SR. MARINELLO (JUAN): No es el mismo, afortuna-
damente.
SR. ICHASO (FRANCISCO): Exacto; afortunadamen-
te para nosotros. Porque el Partido ABC ha cedido
en lo que respect a su program, en favor de la
mayoria, es decir, de] dictamen, para conseguir la
unanimidad conciliatoria. En cambio, el Partido
Uni6n Revolucionaria Comunista no ha cedido en
favor del dictamen, sino en favor de la minoria, es
deeir, del voto particular, lo cual haee que no scan
idnt'icas las posiciones del Partido ABC y del Par-
tido Uni6n Revolucionaria Comunista.
En cuanto a lo otrc.. de que nuestro Senado sea
reaccionario, deben saber el Sr. Marinello y la Asam-
blea, que en ese Senado han de figurar seis senado.
res obreros, pero tal vez esto no le interest al Parti-
do Uni6n Revolucionaria Comunista, porque, clarj
esta, no se eligen a traves de su partido.
SR. MARINELLO (JUAN): Quiero contestarle bre
vemente al senior Ichaso, dici6ndole que yo identifi-
caba la actitud abecedaria con la del Partido Union
Revolucionaria Comunista s6lo en aquello en que pue
den identificarse: en cuanto a la actitud similar, ce-
dierdo a un' criterio, sin duda mayoritario, que no
tiene que ver nada ccn el dictamen a quc el senior
lchiso se refiere, porque lo que quiere la mayoria de
la Asamblea es un Senado como el actual que el ABC
no lo acepta, por quererlo corporativo y que nosotros
no aceptamos, por no querer ninguno.
Como en el pacto a que estamos obligados, se ha-
bla de ese Senado y Jo de otro; Sr. Ichaso, tanto el
ABC como Uni6n Revolucionaria Comunista ceden
a lo que el pacto obliga y a lo que quiere la mayoria
de los conveneionales: un Senado similar al que hoy
tenemos.
No es la ocasi6n de expresar, seria impertinente en
un'a intervenci6n que quiere ser breve, no es ocasi6i
de discutir si el Senado que propugna el ABC es o no
reacecionario. Nosotros creemos que lo es precisamen-
te porque hace como una excepci6n generosa al pro-









18 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


letariado, como una graciosa conceston al sector obre-
ro permitiendo que un grupo de su seno venga a in-
tegrar la Alta Camara. Yo s6, porque conozco el pro-
grama del AB'C y creo ha!ber leido todo lo que en su
defense han escrito los sefiores abecedarios, yo sA que
tambien en ese senado pequefisimo, verdadero grupo
aristocrAtico, se da entrada a representaeiones que no
son las sindicales. Se me dirh que en un organism
tkcnico debe traducirse la experiencia del obrero, la
experiencia del patrono y la experiencia de entidades
culturales. Pero nosotros, senior Ichaso, nosotros, se-
fiores del ABC, hemos avanzado lo bastante en co-
nocimiento politico y en interpretaci6n' hist6rica, pa-
ra saber en este punto a que atenernos.
Para ustedes, sefiores abecedarios, la sociedad no
debe renovarse en su integridad, para ustedes, no
hay, como para nosotros, una monstruosa injusticia que
superar: -de ahi esa pretension de reproducir en un
cuerpo estrecho y exclusivista la estructura de la So-
ciedad. En ese cuerpo, en ese Senado aristoeritico,
abecedario, habria representaciones diversas, y, entire
otras, una representaci6n proletaria. Ylos que sabe-
mos hasta qu6 punto una mentalidad, un modo de
ver, una cultural, moldea y define un process politico,
nos tenemos olvidado lo que ocurriria en el Senado
que el ABC propugna: los representatives patrona-
les e intelectuales harian siempre, a veces inconscien-
temente, un' frente finieo: algo asi como una repro-
duci6n de la lucha de classes que da tono al. moment
actual, pero una lucha perdida de antemano por el
proletariado, por el pueblo, por la justicia.
Como sabemos eso, mantenemos, ya que ha de haber
Senado, un organismo amplio, ocho senadores por
provincia. Ratificamos nuestro criterio de que no
posee 'Cuba nri tradici6n aristocrAtica ni estructura
social ni hondas particularidades regionales .que acon-
sejen una segunda Camara. Pero si ha de mantenerse
el bicameralismo, un partido raigalmente revolucio-
nario ha -de trabajar para que lo que se le impone
no sea camarilla compadrera, sino asamblea popular.
Para nosotros el Podur Legislativo ha de legislar y
los euerpos t6cnicos han de reducir sus funciones a
sus dicthmenes especificos. Y la l egislaci6n, product
y reflejo de los avances en la conciencia y en la necee
sidad de los pueblos, debe franquear al mhximun su
impulse transformador. Por eso queremos un Senado
numeroso, un Senado del pueblo.
(Aplausos en las tribunas).
SR. MANACH (JORGE) : 0,Me permit el senior Ma-
rinello una interrupci6n ?
SR. MARINELLO (JUAN): Con much gusto.
'SR. PRESIDENT (GRAU SAN' MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Mafiach.
SR. MARACH (JORGE) : La palabra reaccionario ha
surgido en varias ocasiones, ya en ]a peroraci6n, bri-
llante, por cierto, como suya, del compafiero Mari-
nello, y como me imagine y me temo que esa palabra
estarh -si se me permit decirlo en la jerga criolla-
"a pupilo" en toda la oratoria de los Delegados co-
munistas, quisiera que el doctor Marinello aprove-
chase esta coyuntura para explicarle a la Asamblea
qu6 entiende por reaccionario; y si el senior Marinello


gentilmente me concede la oportunidad de esta in-
tervenci6n o de esta interrupei6n para sugerirle una
possible definici6n del lado abecedario, yo me permi-
tiria decir que, para nosotros, "reaccionario" signifi-
ca lo que va hacia atras, y Jo contrario, "progresis-
ta", es lo que va hacia adelante.
La sociedad ha partido de un estado de simplicidad
y de homogeneidaTfa un estado de vastA complejidad
del mecanismo econ6mico. De suerte que toda or-
ganizacion political que intent reflejar la heteroge-
neidad y la complicaci6n del mecanismo econ6mieo
y social del mundo modern, es una instituci6n de
tipo modern y avanzado; y por lo contrario, toda
instituci6n, toda doctrine que vuelva a la sociedad a
un estado de homogeneidad, al solo gobierno de una
clase, es lo que llamamos los abecedarios reaccionario.
(Aplausos).
SR MARINELLO (JUAN): Con ]o cual queda dicho
parlamentariamente que los abecedarios son m's reac-
cionarios de lo que yo me temia.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT (GRAU SAN MATIN) : Tiene la pa.
labra el senior Bravo Acosta.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Para hacer un rue
go al Presidente. Al hacerse determinadas manifesta-
ciones por los sefiores Convencionales, no puede el pi-
blico hacer manifestaciones de ningfin g6nero, tanto
para uios como para otros, porque es la inica ma
nera de que podamos desenvolvernos en la forma qu,'
correspond.
SR. MARTNELLO (JUAN) : Pido de nuevo, sefiores de-
legados, perd6n por este discurso, que lleva trazas de
interminable, no por mi culpa por cierto.
Quiere decir el senior Mafiach, vocero autorizadisimo
del grupo abecedario, que sus filtimas palabras orue
ban mucho mejor que las mias, el aserto anterior.
.Para el A B C. -lo ha expresado el senior Ma-
Pach--, lo interesante, lo important, lo decisive, no
es precisamente la transformaci6n del mundo, el
triunfo de las masas oue. como decia Marti, tienen de
!,u part la insticia. El ISr. Mafiaeh. martiano distin-
,nudisimo, recordarh la cita. Lo que interest al A
B C, segfin parece, es la simple expresi6n en una
Asamblea, de los distintos grupos que hacen la com-
Dlejidad de la sociedad actual; una representaci6n ein
1a uoe por el simple eniunciado, por la estructura de'
institute politico que el A B C, propuonna, no es otra
cosa, sefiores Convencionales, que una reprodueei.n dc
la sociedad donde, nosotros lo sostenemos asi y nos
narece indiseutible, el noder econ6mico. el poder poli-
tico y vor lo tanto. el mando de la iinjusta organi
zci6n del mundo, los grupos one el A B C, quiere
eternizar de ese mando v que nosotros. nor maneras
limpias v revolucionarias, queremos sustituir nc; en
beneficio de un grupo de hombref, sino. de today la
'humanidad.
Deea el doctor Mafiach, confun'diendo lamentable-
mente los terminos del problema, aue no era reaceio-
nario lo que era actual, oue esas organizaciones pro-
pugnadas nor el A B C, esthn presents. y yo digo
al senior Mafiach que es cierto que en paises de 4ipo









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE I1


fascista, esas organizaciones existen. Es actual pues-
to que lo sentimos, el impulse reaccionario, es actual
el convivir antihumano, porque si no fuera asi, ya se
hubiera producido el estado de justicia perfect a
que aspira Uni6n Revolucionaria Comunista.
Es natural, senior Mafiach, y es forzoso, convencio-
nales del A B C, que nuestro Partido trate de ase-
gurar las vias reales y posibles para que los adelan
tos populares se produzcan. Y una de esas vias, se.
guramente no la mis eficaz, la mas decisive, es la
integraci6n de Asambleas Legislativas, de verdadera
fisoniomia popular. El Senado que defienden los Con-
vencionales de los Bancos oposicionistas, digase lo que
se quiera, es la misma instituci6n conservadora y an-
quilosante -de la Constituci6n de 1901. Un Senado
pequefio y unos Senadores de periods extensos, una
reminiscencia de los Senadores vitalicios que parece
que cuesta much trabajo de desarraigar de nuestras
mentes political.
SE SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : S. S., califica
definitivamente el advance, el progress, la representa-
ci6n popular en el Senado; no la supresi6ni del cuerpo,
sino el aumento de dos Senadores por Provincia.
ISR. MARINELLO (JUAN) : No, senior SuArez. Quiero
decir al Convencional Sr. Suarez, -y deben ser estas
mis iltimas palabras que no hay contradicci6n, si-
no consistencia de nuestra tesis. C;aro esta que no
ven las cosas de igual manera que el senior Suarez to-
dos los Convencionales, ni todos los Partidos, que ell 3
depend de la inserci6n ideol6gica y political en que
cada uno se encuentra. Nuestro Partido...
SR. SuAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Creo que tiene
raz6n el senior Marinello, pero, tambi4n hay otra ma-
nera de enjuiciar estas cosas y verlas desde Angulo
distinto. De una manera se ve cuando se integra la
Coalici6n Socialista Democratica y de otra cuando el
Partido actia con entera independencia. En este ca
so, desgraciadamenrte, para el Partido Uni6n Revolu-
cionaria Comunista, lo esta contemplando como miem-
bro de la Coalici6n y no con la entera independencia
del leader que esta defendiendo a las masas pro-
letarias.
Sr. MARINELLO (JUAN): Me felicito de que el Con-
vencional Suarez haya hecho insisten'cia en un punto
interesantisimo que me permit exponer plenamente
mi tesis.
Nbsotros, Sr. SuArez, tenemos un program, una
ideologia, una postura. Somos integrantes, in-
tegrantes leales del grupo de Partidos que former.
la Coalici6n Socialista Democrftica, y sepa el sefior
SuArez, (y lo sabrh muchas veces, a lo largo de
esta Convenci6n, porque, esa fu la base de nues-
tro acercamiento a la Coalici6n Socialista Democri-
tica,) sepa el senior Suarez que no an este punto, sino
en mil, estar6 Uni6n Revolucionaria Comunista res-
pecto de problems esenciales, mantenriendo criterios
distintos a los otros Partidos de Ia Coalici6n. Eso
oeurrirr mil veces, y si no ocurre ahora, Convencional
Suirez, es simple y sencillamente por la coincidencia
cierta entire el criterio generico de la 'Coalici6n So-
cialista Democratica y el criterio de Uni6ri Revolu-
cionaria Comunista. Lo explicare en palabras brevi-
simas;


La Coalici6n Socialista Democritica quiere un
Senado que sea amplio, que sea popular. Uni6n Re-
volucionaria Comunista entiende que ese Senado es
bueno, porque impide, como decia yo en mis palabras
anteriores, esa camaraderie compradera. que ha de-
terminado, cono decia el senior Cortina en dias pa-
sados, que en largas etapas de nuestra vida republi-
cana, nueve sefiores Senadores hayan sido duefios ab-
solutos de los destines pfiblicos de Cuba. Coincidi-
mos en esto; coincidimos ademks, Convencional gua-
rez, en que sea una CAmara frecuentemente renova-
ble, para que el pueblo tenga oportunidad de decir
su palabra, su sanci6n, con la frecuencia necesaria; y,
coincidimos, por filtimo, senior Suarez, y advi6rtase
*que somos en este caso, mAs que nunca, fieles al pro-
letariado, al pueblo oprimido, coincidimos porque en
(-se Senado, no oligarquico. sino popular, no de pe-
queno grupo, sino de amplia disevsi6n democr6tica,
exista la oportunidad de que este mejor representado.
m6s numerosamente representado, he de cecirlo
aunque asombre al sefor Ichaso y a los sefiores del
A B C,- este mejor representado un Partido como
Uni6n Revolucionaria Comunista, no por que tenga
este nombre, u otro, sino por que represent ef'cti
vamente, como la elecci6n fitima lo dijera, numeroso
grupo del pais, de esa masa popular, de esa uasa
proletaria que venimos a defender aqui, que estamos
dcfendiendo en estos moments de un modo efectivo.
SR. DIHIGO (MARIO E.): Sr. Previdente: Pido la
palabra, para una cuesti6n de Orden.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene ]a pa-
labra el senior Dihigo.
SR. DIHIGO (MARIO E.) : El articulo 73 del Regla-
mento dice lo siguiente:
ARTICUT.O LXXIII. Los Delegados se dirigirin
siempre a la Convenci6n, y no a individuo o grupo
ajguno de la misma.
Es claro que t'enemos un placer muy grande en oir
al senior Marinello, pero, desde un largo rato el se-
for Marinello no sc dirige mAs que a determine la;
personas y a los miembros del A B C.
SR. MARINELLO (JUAN) : Tengo que decir al senior
Dihigo que seguramente el Reglamento no contemplaba
un caso de interrupcion'es tan frecuentes. No hay de
mi parte interns alguno en dirigirme a un Convencio-
nal de una manera particular, pero si un senior Con-
vencional me honra con interrupciones, yo tengo, aun-
que no sea mAs que nor una cortesia elemental, lue
contestar a quien me habla.
SR. DIHIGO (MARIO E.) : No me refiero solamente
al senior Marinello. Me refiero en general, tant,) a
unos come a otros.
Sr. SUAREZ (MIGUEL) : Me permit una riueva inte-
rrupei6n el sefor Marinellocon la venia de la Presi-
dencia ?
SR. MARINELLO (JUAN): Ccn much gusto, today
la tarde.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Creo que hay
otra coincidencia mAs que no ha expli~do el Sr. Ma-
rinello, en todas las aue ha dicho, que desde luego,
son muy respetables. La iltima concomitancia que le








20 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE
,,


falta por explicar, me voy a permitir deecirla: No es
mns, sefiores,'que el interns politico de la Coalici6n
Socialista Democratica en hacer triunfar este Voto
Popular, lo que mueve al Partido Uni6n Revolueio-
naria Comunista.
SR. DIHIco (MARIO E.): Mantengo la cuesti6n de
Orden.
Sr. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Ruego a! tra-
,der que se dirija a la Asamblea.
'SR. MARINELLO (JUAN) : Tengo que decir a1. Conven-
tional senior Suarez, lo siguiente: que tengo la sospe-
aha, quizas elevada pronto a la categoria de certidnm-
hre, que el principio gue mantienen los Convencioua-
les de .-a Oposici6n est: fundamentado tambi6n en uil
interes politico; pero quiero afiadir...
SR SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Pero, de acuer-
do con el program de los Partidos.
,SR. MARINEILO (JUAN) : Es possible. A veces los pro-
gramas coinciden con el interns y entonces miel sobre
hojuelas...
Quiero decir, por tfltimo, para complacer a mi dis-
tinguido amigo el Sr. Dihigo, no ya refiri6ndome a!
Conventional senior Sudrez, sino a la C'onvenci6n to
da, quiero deeir que el Partido Uni6n Revolucionaria
Comunista mantiene en efecto y defiende un Senado
amplio, uni senado popular, un senado democrAtico, pe-
ro no, enti6ndase bien, y creo que es prueba bast.n-i;
de nuestra buena fe, no exactamente igual, al que
mantiene la Coalici6n Socialista Democritica...
SR. CHIBAs (EDUARDO) : 'Con la venia de la Presi-
dencia. De acuerdo con la tesis mantenida por el
Sr. Marinello, de que el Senado no debe estar integra-
. o por pequefias camarillas, que ocho senadores .sr dc
maiado poco, cree propio que debiera elevarse el
nfmero de se~nadores a 20 sefiores por provincial parq
que fuera mis popular el Senado? (Risas).
SR. MARINELLO (JUAN) : Yo creo que tiene tan poca
seriedad, que es tan infantil, perd6neme el c'ilfi-
eativo la argumentaci6n que acaba de oponoe el'
Si. Chib6s, que pudiera preguntarse con ese cri-
terio, si todos los cubanos deben ser senadores. N,
senores Delegados, no senior Chibas. Nosotros actua-
mos respetablemente y queremos siempre acordar, has-
ta donde sea possible, el car6cter y !a utilidad de una
entidad con el nfimero de sus miembros, haciendo de
la Democracia, no un lujo, sino una funci6n eficaz
EstA complacido el senior Chibis.
Y continio. Decia yo que el ciiterio de nuestro
parlido no coincide absolutamente con el de los que
integran la Coalici6n Socialista DemocrAtiea. Y para
que se vea la consistencia de nuestra postura bastaria
declr que en cuanto al Voto Particular disentimos de
la propia opinion mayoritaria de la 'Coalici6n S.cia-
lista Democritica en aquello en que se resta al Senado
la naturaleza democratic que defendemos
En lo general, mantenemos el Voto Particular, pero
estamos en desacuerdo con' algunos de sus extremes, y
aqu' estAn las notas marginales que lo evideneian: que
remos este Senado porque es y pucde ser un 6rgano
popular, pero quisi6ramos Senadores electos por 'oi u
preferenciid para aumentar hasta el maximo esa con-


dici6n democritica del Senacoo. Quisi4ramos, ade
mIs, 16 exlpi 'l'Ninl s en la Comisi6n, senadores de 21
anfo y nn i,. ..:II ..nomo el Voto sostiene. Vea b! S'
Suarez.' Cuando el problema se discutia en la Comi-
si6r Especial, ]o recordaran los compafieros que esta-
ban conmigo en esa Comisi6n, cuando yo expresaba
.;rgmn.., de este tipo menos edad, elecci6r di-
recta, se me deeia, se me dijo reiteradamente pe
ro entonces, lo que used quiere es organizer otra CA
mara popular y no un Senado". Es que la verdad n-
puede ocultarse y lo cierto es que homos llegado, per-
d6neseme la franqueza comunista, a acumular dife-
rencias adjetivas -forma de eleecx.n, edad distinta,
t6rmrino mas largo, para mantener un'a instituci6n
perielitada.
'Otra C'maia popular! En' efecto, eso quisi6ra-
mos: una sola CAmnara popular. Pero, si se no im-_
ponen dos, que la segunda no sea camarilla. Quere-
mc., un Senado popular que es possible ahora, que es
possible ante los votos mayoritarios. que exigen nue;-
tra resign aci6n programitica por razones de neccsi-
lad y por raz6n de alto y verdadero patriotism. Por
eso transigimos sabiendo que esa transigencia, no
nos important las sonrisas de los banicos abecedarios -,
Babiendo que coni esa transigeneia haeemos leal nues-
tra postura de adelantar en lo possible una obra re-
volucionaria que es nuestra propia raz6n de exis-
tencia.
SR. MAIACIH (JORGE) : Pido la palabra, para alu-
siones.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN) : Tiene la pa-
labra el Sr. Mafiach.
SR. MANACHI (JORGE) : Sr. President y Sres. Dele-
gados; y particularmente, senior Marinello. En nom-
bre de mi Partido yo agradezco profundamente al Sr.
Marinello las singulares distinciones de que ha hecho
objeto al Partido A B C, al enfocar con una volubili-
dad pol6mica digna tambien de mejor caua, el en.
Ioque particular contra este Partido, contra el A B C
en sus alusiones.
No fu6 ciertamente el A B C quien interrumpi6
al Sr. Marinello, sino fu6 este el que aludi6 al ABC
provocando asi un natural movimiento defensive por
parte de un organismo que suele defenders atacando.
Yo soy el primero en apreciar la extraordinaria ha-
bilidad con que el Sr. Marinello ha sanido del mal tran-
ce en que lo coloc6 --y creo que seguira coloeindole,
- la radical discrepancia que existe en el Partido Co.
munista, entire sus ide.ales y su actuaci6n inmediata,
entire su doctrine y lo que ha dado en lamarse su thr -
tica. De suerte que esto episodio, esta escaramuza creo
que se repetirA en num.erosas ocasiones en el curso d(-
nuestros debates.
Pero no import no. utilizar la .palabra, mAs que
pars contestar las alusiones del Sr: Marinello al I'ar
tido a qu, me debo y particularnmente al Delogadc
que habla.
La concepci6n del Senado; del Senado funcioaial.
sobre la cuA1 tengo entendido que otro coipafiero ha
do referirse ampliameh'te,'la entiende el cl S:.or' r1ri.
nello una Tnstituci6n'1.. -io'nld: para hacer predo6mi.
nar en la cosa pfiblica una sola clase...









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 21


Sr. VILAn (CSAR) : Sefior Presidente: El delega-
do, Sefior Dihigo, ley6 aqui un articulo del reglamen
to en el cual cuando un sefor delegado esta argumen-
tando Tio puede dirigirse a ningfin conventional por
su nombre o grupo. Como ello esth todavia fresco,
yo pido a la Presidencia que aplique el Reglamentr,
al senior Mafiach...
'SR. DIHIGO (MAsIO E.): Pido la palabra, para una
aclaraci6n.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el Sr. Dihigo.
SR. DIHIGO (MARIO E.) : Permitame el senior dele
gado decirle, porque se estA utilizando la frase. que
esto parece que es "una realidad mubana" que no so,
puede eumplir.
SR. MARACH (JORGE): Yo estoy contestando alusio-
nes del senior Marinello, muy claras y explicitas, he-
eha- a mi partido. Si el senior Presidente cree qua
estoy haciendo algunas manifestaciones contraries al
Reglamento, le ruego me lo diga.
'SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : En realidad,
el Reglamento dice que no se puede dirigir a los se-
fiores delegados, sino a la asamblea.
SR. MARACH (JORGE) : Me estoy dirigiendo a la to-
talidad de los asambleistas, y no por un simple
alarde pol6mico, sino porque no puedo en nombre de
mi partido permitir que quede flotando en el mrnbito
de esta asamblea una series de insinuaciones de ca
rhcter doctrinal, que nos vemos en la ineludible ne-
cesidad de rechazar.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Zaydin.
SR. ZAYDIN (RAlmN) : Sefior Presidente: Yo con-
sidero que mi compaiiero el senior Mafiach esti er.
el ejercicio de un derecho reglamentario, que esta di-
rigi6ndose a la Asamblea y al senior Marinello, por-
que esta contestando alusiones hechas por el senior
Marinello, tanto a la persona del senior Mafiach como
al Partido que represent, el ABC, en cuyo nombre
y representaci6n 61 estd hablando. Por consiguien-
te no se compete ninguna infracci6n del Reglamento
al contestar las alusiones personales, porque de lo
contrario seria imposibilitar el contestar esas a!usio-
nes, sin podor referirse a eada una de ellas.
ISR. PRESIDENT (ORAU SAN MAUTiN): Asi lo en-
tienrde la Presidencia.
.SR. MANACH (JORGE) : Iba diciendo que el senor
Marinello, o el delegado que iltimamente estaba en
el uso de la palabra...
SR. VILAR (CESAR) : Sefior Presidente: Pido la pa-
labra para una aelaraci6n.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senor Cdsar Vilar para una aclaraci6n.
SR. VILAR ('CSAR) : Sefior Presidente: quizAs mi
condici6n de albafiil no me permit estar claro eu
esta cuesti6n. Porque el senior Dihigo ley6 el re-
glamento y pidi6 que se aplicara en un sentido, y


el senior Zaydin pide ahora que se aplique en otro
sentido; 4qu6 puede, el delegado que able, hacer
y qu6 no puede hacer al referirse a los nombres de
los seiiores delegados y de los partidos que repre-
sentan ? Tambi6n quisiera que la Presidencia me aela-
rara si a] hablar yo puedo referirme a hombres que
tienen nombre, que no me voy a dirigir a ellos co-
mo dice el senior Zaydin, sino a la Mesa, a la Pre-
sidencia y a los demds Convericionales, pero que la
Presidencia aclare esto porque ahorita se aplie6 el
Reglamento de acuerdo con lo que dice el Seflor Di-
higo, y como el senor Zaydin es el que cre6 la con-
fusi6n, tenemos que saber si podemos o no nombrac
personas.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): La Presi-
dencia aclara el Reglamento en el sentido de que e,
tablece de modo terminante que no se puede dirigir
un Conventional a otro particularmente, sino a 1'
Convenci6n, pero esto no obsta para que pueda men-
cionar nombres de Convencionales.
SR. MARACH (JORGE) : Sigo, pues, diciendo, Sefior
President y Sefiores Delegados, que no ha sido e,
prop6sito, que no es cn modo alguuo parte del pen-
samiento del partido que represent, el establecer una
instituci6n que se halle conminada por casta o cla-
se alguna como fu6 sugerido en esta Asamblea hace
uri moment. Por el contrario, partiendo el ABC
de la convicci6n evidence, porque se deriva de
una simple inspecci6n de la realidad del mundo mo-
derno -, que la sociedad contempornnea esta divi-
*dida en evidence pluraridad de actividades econ6-
micas, de actividades profesionales, de funciones de
la vida econ6mica y social, el partido que represen-
to entiende que uno de los organismos legislativos
eneargados de estableoer las normas generals de
la vida political del pals, los criterios de esos dis-
tintos grupos basicos de la vida econ6mica y social
deben star representados. No aspiramos nosotros al
predominio de ninguno de esos grupos o clases. Por
el contrario, lo que diferencia radicalmente el pun-
to de vista abecedario del punto de vista comunista
es que en tanto el ABC aspira a una coordinaci6n,
a una conjugaci6n, a una armonia de todos los gru-
pos econ6micos y sociales, en cambio, el Partido Co-
munista, de una manera confusa, de manera perfec-
tamente deliberada y categ6rica si aspira al predo-
minio de una sola casta sobre la vida piblica de
la naci6n.
Sa. VILAn (CtSAR) : Yo quisiera qu.e el sefor Ma-
fiach contestara lo siguiente: conociendo que ea
Manzanillo neg6 la lucha de classes, que diga si es
igua] el hombre que aorta caia en las plantaciones
del Chaparra que los grandes accionistas de la Compa-
fia del Chaparra; si son iguales los interests de estO
cortador de cafia y los de ese gran aecionista de la
Cuban Sugar Company.
Sn. MANACH (JORGE): Siento much que el dis-
tinguido compafiero y amigo senior Vilar haya te-
nido noticias de lo que dije yo en Manzanillo, so-
lamente de tercera mano, porque no creo que 3stu-
viera 61 present en la oeasi6n en' que el pueblo de
Manzanillo me honr6 recibiendo mi visit. Lo que
si dije es que la lucha de classes no debia desarro-
larse y presentarse en la forma en que eiertos par-
tidos la estkn ordenando y desarroilando. Decia que









22 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


a lo que fiuico aspira el ABC. es a que domine
de una manera eateg6rica, de manera imperative e
,ndiseutible en la vida pilblica de cualquier pais, es
la raz6n humana, es ]a capacidad del hombre, y de
un pueblo de determinar su conduct por vias de ra
zonamiento y argumentaci6n en vez de por vias de
gravitaci6n meeanica, de disposiciones, de ikases, por
vias de derecho y autoridad mas ( menos legitima-
mente constituida.
Esa es la historic .del ABC, que represent una
lucha constant en la vida cubana, contra la auto-
ridad irresponsible, contra la autoridad partial, coli-
tra la autoridad excluyente, contra la autoridad qai,
le niega sus fueros a la raz6n y a la meditaci6n
huniana. Por eso el ABC al contemplar la organic.
7aci6n del Poder Ejecutivo, lo hace fundandose en
un regimen de raz6n; en otras palabras, en un re-
gimen liberal, porque nosotros creemos que si bien
el liberalism del siglo 19 esta saturado en algunos
de sus aspects mis candorosos e ingenuos, la ra-
z6n fundamental, la idea esencial del liberalism,
que es el respeto a la razon humana, el respeto a!
derecho que el hombre digno tiene de determinar-
se de acuerdo con sus convieciones, y no con la Iml
posici6n mecanica de una autoridad, ese liberals.
mo, repito, debe ser incorporado a todas las orga-
nizaciones y penisamientcs humans.
Por eso digo que el ABC, en ]a organizaci6n del
Poder Ejecutivo en Cuba lo hace creando ese poder
sobre la base de la deliberaci6n; de esa deliberacidnt
pueden producirse dos aspects: uno generico, en
que est6 representada la condici6n humana, asi com-)
tambi6n la voluntad espontanea, y el ABC estima-
ba que esa representaci6n inmediata de lo human)
estaria encargada en la CAmara de Representantes,
pero el ABC, no puede desconocer que en una so-
ciedad tan compleja, tan extraordinariamente tecni-
ca ccmo la modern, era necesario tambien que exis-
tiera junto a ese Organismo Deliberativo un Organis.
mo en el cual los distintos grupos que constituyeri la
vida basica .del pais aportasen su experieneia parti-
cular, la competencia con el ejercicio de sus activi-
dades, para hacer que la labor legislative no fuera
una simple improvisaci6n. Esto es todo, senior Ma-
rinello, lo que el ABC habia contemplado.
Perd6nesemne si he repudiado consideraciones he-
chas per un compafiero y estimadisimo amigo que
siempre he querido porque por sobre todo de-
bemos tefer la integridad, la limpieza de nuestra
conciencia; pero no podia permitir que quedara flo.
tando la imputacion de que era nuestro Partido el
que venia a proyectar sobre la vida national el im-
perio de una sola citse. No, compafiero y amigo
Marinello, jams ha estado eso en el pensamiento
del ABC. Lo que queremos es que el imperio de la
raz6n humana, y la raz6n, amigo Marinello, no
estA solamente en una parte de las masas, porque
yo me consider aqui tambien representante de es-.
pueblo a quien el Partido Comunista parece querer
monopolizar. Yo tambien soy un representative de
masas humanas. LoJ guajiros que han estrecha-
do niuestras manos con las suyas callosas, los ele-
mentos que se han reunido en los mitines abeceda-
rios, nos han traido a estos escafios, y 4sos que no,
han traido a estos escaffos son came de pueblo, son


angustia del pueblo, son dolor del pueblo, compa-
fiero Marinello, y solamente queria despejar eso.
Es possible, como decia Marti mejor dicho, he
de decir, es cierto- como decia Marti, que la justi-
cia esta del lado de las mayorias nacionales. For
las mayorias nacionales estamos luchando aqui to-
dos. Por lo menos, permitaseme expresar la confian-
za de que todos estamos aqui luchando por las ma-
yorias nacionales.
Pero, ddebo decir tambien, que en aquel memora-
ble articulo sore los anarquistas de Chicago, tam-
bi6n dijo Marti que la razan no siempre estaba
con aquellos que exacerbados o por el arrastre de
luchas sociales en un 'Continente envenenado como
el europeo habian venido a proyectar sobre nuestra
Am6rica limpia, sobrj nuestra America diafana, so-
bre nuestra America pura, sobre la America de la
tradici6n bolivariana y martiana, los rencores, los
odios y las rencillas de aquel podrido Continente
Europeo.
(Aplausos).
'SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARAjN): Para consu-
mir un turno en contra tiene la palabra el ,Sr. Al-
varez.
Su. ALVAREZ (AURELIO): Sr. President y Sree
Conveneionales: Sin inimo pol6mico, convencido de
mi insuficiencia para tornecs oratorios; lejos de mi
inimo tambien, conseiente de la necesidad que tiene
la Asamblea de trabajar, y s61o para dejar cons-
tancia de mi actuaci6A respect de los extiemos im-
portantes que se debate, es que hugo uso de la pa-
labra.
Dificil mi area, no cdeseando incurrir en repeti-
ciones, Porque el bien distinguido Convencional
Suarez Fernandez agot6 completamente el tema; y si
algo hubiera quedado por agotar, las numerosas in-
terrupciones al conventional Dr. Marinello, que con-
sumi6 el primer turno en pro del Voto Particular,
hubieran puesto de relieve la improcedencia de ese
Voto.
Una frase corrientisima reza "explicaci6n no pe-
dida, culpabilidad manifiesta". No pienso que cuando
el conventional Mariaello comenz6 a hablar con una
previa explicaci6n de la contradicci6n en que se en-
contraba, sentia pesar sobre su mente o sobre su
conciencia la culpabilidad de incurrir en una con-
tradicei6n trigica: Q1 esta representando aqui, o que-
riendo representar, las aspiraciones de las masas po
pulares, y quiere, sin embargo, un Senado hipertro-
fiado, con todo lo que supondria para la economic
del pais en bancarrota.
El Voto Particular se'fundamenta primordialmen-
te, como ya se ha expuesto, en lo adecuado y pro
cedente .que seria, a mayor poblaci6n cubana, mayor
nfmero de miembros integrantes del Senado, y ya
que si los convencionales de 1901 se decidieron por
un Senado modesto ea nfmero de veinticuatro Sena-
dores, habiendo easi triplicado el nfimero de sus ha
bitantes la Repfiblica de Cuba, debia estar integra-
do por ello dicho Cuerpo, por el double de Sena-
dores por provincial.









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 21


Ciertamente este no es un argument, ni el nu-
mero mayor o menor de que deba o pueda estar
intagrado el Senado de la Repfiblica, o una cualquie-
ra de sus dos Camaras Legislativas, debe consirlerar.
se material doctrinal. Pero ciertamente, porque la
Ley debe responder siempre a exigencias del medio en
que se ha de aplicar, y mas si se trata de una Ley
Fundamental, como la que nosotros estamos procu-
rando plasmar, lo que ha debido tenerse en cuenta
no es el censo de poblaci6n; lo que debemos tenei
en cuenta primordialmente, y tiene el que hab'a la
seguridad de interpreter asi las aspiraciones y el
pensamiento de la inmensa mayoria de nuestro pue.
blo, es que estamos legislando para un pais en ban-
carrota econ6mica, y cuando el Congreso acaba de
*SR. MARINELLJ (JUAN): tMe permitfe una aclara-
aumentar los impuest.)j nacionales sobre nuestra eco-
nomia depauperada.
ci6n ?
SR. ALVAREZ (AuRELIO) : Con much gusto.
SR. MARINELLO (JUAN): Para expjicarle, para aela.
rarle mejor al Sr. Alvarez de la Vega, que si no exis-
tiera una Disposici6n Transitoria votada unAnimen-
te por los Miembros de la Coalici6n Socialista Demo-
eritica, que establece que no por el aumento de
Senadores y Representantes puede aumeitarse el
presupucsto asignado al Conigreso de la Repfblica,
si no fuera asi, Sr. Alvarez, si supusiera este au-
mento del Senado una erogaci6n mas y un nuevo
peso insoportable a la miseria de nuestras masas, ni
la Coalici6n Socialista DemocrAtica, ni Uni6n Re-
volucionaria Comunista hubieran votado en el sen-
tido que lo han hech.. Pero tammin, con la venia
del Sr. Alvarez, quiero decir de una manera bre.
visima lo siguiente: en nuestro program, (no aho-
ra, Sr. Alvarez, no ahora que nuestro Partido inte-
gra con toda satisfacci6n la Coalici6ni Socialista De-
mocritica, no ahora, hace tres afios i al redactar nues-
tro Proyecto de Bases Constitucionales, asentamos lo
que hemos propuesto, ya en el seno de esta Asam-
blea: que ningfin Legislador cubano, ni del Senado
ni de la Cqmara, pudiera percibir un centavo mas
de trescientos pesos, pcrque estimamos quc- con esto
esth suficientemente, quizis demasiado bien paga-
do, un Legislador cubano.
De modo que fuimos nosotros, hace tres afios, los
que mantuvimos la organizaci6n popular y demoerd-
tica de las Instituciones Cubanas, y somos nosotros
los que entonces y ahora mantenemos una Institu-
ci6n barata, una Instituci6n que signifique, no im-
porta el aumento inmediato que razones poderosas
obligan, un nuevo gravamen, sino, al contrario, (de
triunfar nuestro criterio), economic y no dispen-
dio. Puede descansar tranquil el Sr. Alvarez, si
triunfa el Senado popular que queremos y con 61
nuestro criterio econ6mico estarin plenamerite de
fendidos los intereses del pueblo.
SR. PRESIDENT (GRAU 'SAN MARTIN): Continfa
en el uso de la palabra el Sr Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Efectivamente, una tran-
sitoria del proyecto de Dietamen que se dispute, dis-
pone que en ]os Presupuestos inmediatos n'o se al-
teraran los gastos del Congreso; pero, Lqu6 ocurriri


despu6s, en relaci6n con las sucesivas renovaeiones
del Congreso?...
Sabe perfectamente el Convencional Marinello, que
entonces recaerian sobre los futures Presupuestos los
gastos del Senado hipertrofiado.
Pero he dicho ante....
SR. MARINELLO (JUAN): jMe permit cl Conven-
cional Alvarez, una interrupci6n, con' la venia de la
Presidencia?
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Con much gusto.
SR. MARINELLO (JUAN): Cuando eso pase, ese ex
ceso de ahora, a que nos obliga una transacci6n po-
litica, no existirA, y, si triunfa el criterio que man-
tiene el Partido Uni.n Revolucionaria 'Comunista, y
que creo indispensable para el adecentamiento in-
mediato de las costumbres pfblicas cubana,. este Se-
nado sere, aparte de ser mrs eficaz, much mks ba-
rato que el Senado actual.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Los gastos del future
'Jongreso, en lo que respect al Senado, serian ma-
yores, pesando sobre una economic national depau-
perada.
Pero ya he dicho que esto no es cuesti6n doctrinal.
La contradicci6n enorme surge, y lo inaudito se po-
ne de relieve, cuando, no habiendo propugnado nin-
gfn partido Politico national el aumento del nfme-
ro de los actuales Senadores, manteniendo el de seis
por provincia, ahora desentendidos de sus programs,
vengan los de la Coahci6n Socialista Democrtica, a
pretender elevar a ocho por provincia el nfirero
de los futures Senadores.
Y que faltos de jastificaci6n hist6rica los funda-
mentos de la tesis mantenida por el Convencional
Marinello, al argiiir que su Partido propugna, en
defecto de ]a Asamblea Nacional y al aceptarse el
regimen bicameral, un Senado integrado por eua-
renta y oeho Senadores, "porque de estar integrado
por un menor numero podria -onvertirse en una
,amarilla'.
Hacia fuerte su argumentaci6n, oponiendola a ios
que nos opusimos al aumento de congresistas, adu-
ciendo ser mks fAcil de controlar un Cuerpo Delibe-
rante, de numero reducido.
Los antecedentes hist6ricos nos dicen, todo lo con-
trario en Cuba.
El Congress de la primera Repfiblica estuvo inte-
grado por una Camara Popular de apenas unos se-
senta Representantes, y por veinte y cuatro Sena-
dores.
No desea el que habla que una sola de sus pala
bras deje de ser interpretada con la intenci6n mis
recta, por lo mismo one debemos siluar nuestras de-
liberaciones fuera d'W tono solem-e en oue deben
,discurrir.
Nnestra primera Repiblica, por lo menos en sus
cuatro primeros afios de desenvolvimiento, nos dejo
un legado del que pudimos sentirnos orgullosos to-
dos los eubanos.









4 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


GCuando la political maldita, si es que puede llamar-
se political al desorden a que nos dimos despu6s, des-
quici6 nuestro ambiente politico, y los Congresos fue.
ron la resultancia de ese ambiente, fu6 que la Re-
plblica comenz6 a padeser sus grandes males, vi6n.
dose entonces que, a mayor nuimero de los miem-
bres integrantes del Ccngreso, y al correr del tiem-
po y a media que fueron mIs los Representantes
y los Senadores, nuestro Congreso fu6 poniendose
de espaldas a las aspiraciones nacionales...
'SR. ALOMA (FRANCISCO) : I Me permit una inte-
rrupci6n el Sr. Alvarez, con la venia de la Presi-
dencia ?
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Con m icho gusto.
Sn. ALOMi (FRANCmICO): Yo, realmente, lamento
tener que initerrumpir a mi distinguido compafiero
el Sr. Aurelio Alvarez, porque voy a recordarle de-
terminada cuesti6n del Pacto.
Creame que mis palabras son dirigidas en el to-
no mas elevado, porque 6l me inspira una simpatia
cordial
El Pacto que ha resultado una verdadera transac-
ci6n national, y que yo aplaudo con todas las fuer-
zas de mi alma, yo te.ago entendido que, al firmarse
este Pacto, una de las bases que exigian los Partidos
de Oposici6n, fu6 !a renovaci6n iniegra del ,Senado
y de la 'CAmara...
No me explico entonces, por qu. mi distinguido
compafiero el Sr Alvarez, se asombra de que la pre-
tensi6n nuestra sostenga ocho Seiiadores, euando su
Partido ha sostenido la renovaei6n total, quedando
el Senado y la Camara, que esto aumenta, que eso
si aumenta, extraordinariamente, el Congreso de la
Republica I
SR. PRfo SOCARRAS (CARLOS) : Es lo mismo, pero
al reves: nosotros queremos la renovaci61n, pero tuvi-
mos que transigir con la permanencia de los actuales
Representantes y Senadores.
,Sr. ALOMi (FRANCISCO) : Con la venia de la Pre-
sidencia...
Con la misma raz6n que tuvo el Partido Uni6n Re-
volucion'aria Comunista que transigir, en la misma
Transitoria, con .que los gastos del Congreso no -e au-
mentaran considerablmente en las pr6ximas elee-
ciones y que la moci6n que sostiene ocho senadores
no es tan extraordin'aria como la otra que si es emi-
nentemente extraordinaria, mucho mis se aumentan
si son ocho.
He terminado.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MAPTfN) : Tiene la pa-
la.bra el Sr. Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Sr. President y Sres.
Delegados: Continuemos. Realmente no advierto la
16gica de la interrupei6n. No tiene que haeer abso-
lutamente nada la renovaei6n integral del Congreso
con el nfimero de mien.bros que hayan de integrarlo.
Se renovaria integralmente el Congreso de una ma-
nera igual, manteni6ndolo con el niimero actual d
sus miembros que aumncnthndolo. Esto es 16gico; per
la cuesti6n que estaba explicando, basih'dome en au-


tecedentes hist6ricos, es que nuestro Congreso se fue
uesentendiendo de lan verdaderas aspiraciones na',u-
nales a mealaa que ,Lle aumentandj el numero de sus
components. Ao procuro hacer ahora una acusacion
contra el congress. Consciente de mis responsabi-
lidactes y deoeres al juzgar estas cuestiones, digo sin
pedanteria, con mente de soci6logo, que nuestra poli-
tica se ha ido empequeneciendo, de espaldas al an.
neic popular, porque las llamadas classes representa-
tivas y airigentes, plenas de egoismo, se ban desen-
tenalao ae la political, despreocupadas de los blenes
pibucos. ICero es lo cierto, por ejemplo, que el Con-
greso de veinte y guatro Senacores y apenas sesenta
.Lepresentantes de la primera iepuoiica, no hubiera
daao el espectaculo, producto de la political anarqui-
zaaa que aeuemos y procuramos desterrar aqui, de la
desutucion del fresidente ur. Miguel ilariano 00-
mez, en la lorma en que lue destituido. iNo es, pues,
cuesuon de numero. il servicio, mejor o mayor que
pucaa prestarsele al pais desde los Cuerpos Uole.
gislauores, sera question siempre de honestidaed, d.
patriotismo, de cumplimiento de d.beres, segun scan
capaces de responder a las aspiraciones naclonales
ios fiombres que lo formen. I porque esto es asi, y
esta en la mente de cuantos me escuchan, la anica
expicacion que tiene el voto particular diseutiao, es
ia ya informada por las voices de la Oposieion que
ia nan condenado. El respeto del que habla para to-
dos los convencionales; pero faltaria a su deber, tai
como entiende que debe cumplirlo aqui, interpretau-
do el sentir de los votos que lo trajeron a ocupar
este escaho, si no dijera a la Asamblea que con nente
politiquera, propia de un mal Comit6 de Barrio, la
misma que nta anarquizado la political national, de-
fraudaremos los votos que nos eligieron. Que porque
sea necesario, cual aqui se ha dicho, hacer todos los
acoplamientos vulgarisimos, reflejo de una apeten-
cia political desorbitada, en pugna con la penuria de
nuestro pueblo, hagan falta mas cargos en los n6mi-
nas de los 'Cuerpos Colegisladores, vamos a aumen-
tar, aprobando ese voto particular, el nfumero de per.
sonas que deben integrar el Senado No es esta, es
verdad, cuesti6n muy doctrinal. El que habla, cum-
pliendo su deber, a la manera que estima debe cum-
plirlo, denuncia crudamente ese voto particular in-
conveniente, por cuanto deja expuesto, y pide a la
Convenci6n y a los mismos que lo formula, que d~n-
dose cuenta de que aqui ha pasado algo y a tono con
los perfiles revolucionarios de la 6poca que se vive
sintiendonos capaces de responder a las grades as-
piraciones de 'Cuba, y eneauzamiento de la political
national, asi como para hacer honor al pacto conei
liatorio, que no debe serlo de ignominia, en que par-
tidos no de presa se pusierain de acuerdo para ser-
vir al mejor auge del pais, pido a la Convenci6n, que
rechace el voto particular.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el Sr. Martinez Fraga, a favor.

SR. MARTfNEZ FRAGA- (ANTONIO) : Sr. President y
Sres. Delegados: Quidro que mis p~imeras palabras
alumbren una esperanza en el seno de esta Conven-
ci6n Constituyente, y son ellas las que puedan augu-
rar que los futures debates de esta Convenci6n, ten-
gan mIs altura y tengan m&s bril;antez que el pre-
sente, pese a los esfueizos de elocuencia extraordina-









DIARIO DE SEBIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 25


ria de los Sres. Delegados que en A1 debate han par-
ticipado y se han ofre(ido a la Convtnci6ni
Mi voz se levanta triste porque concebi a la Con-
venci6n en un piano de tecnicismo, en un piano de
altuTa, no en un plan, de political :equefia. Oigo di-
cir, un'a y otra vez, que sobre el animo de esta Con-
venci6n, no puede ni debe practicarse la political na-
cional, y vibran aiin en mis oidos, las frases lapida
rias del Sr. Cortina, cuando dijera desde ese estra-
do: "alli fuera queda el Partido y aqui quedamos
nosotros.''

Precisa hacer un pleno reconocimiento, absolute re-
conocimiento por par;,: de todos ;cs Delegados que
aqu, estamos presents
Frente a la doctrine que da vida al Voto Par.
ticular, no se ha esgrimido ninguna raz6n juridica,
ningfin precepto tecni o, ninguna concepci(n hist6ri-
ca: s6lo dos principioe han enarbolado lop sefiores
Sudrez Fernandez y Aurelio Alvarez haciendo agitar
al viento una bandera, que en estos mementos de se
renidad no puede ondear, que es ]a bandera, peque-
fa si se quiere, del a::?ecto econ6mco de la cuesti6n,
bastarda, si se analizan los fines politicos en que s-
ampara.

Los que sostenemos el Voto Particular, nos vemos
obligados, desgraciadamente, a recover esas banderas
en su estado infitil, en su estado muerto, porque no
puede encontrar ambiente en la serenidad augusta de
la Convenci6n las dos finicas razones que se han es
grimido frente a este Voto Particular: razones pe-
quefias, de caricter econ6mieo, razones bastardas, de
aspect politico.
El Voto Particular, senior Presidente y ,Sres. Dele-
gados, tiene mejor futente, superior cuna que aque-
llas que han sefialado los sefiores de la oposici6n. Y
la raz6n elemental la informa el heaho de la justice'
de pensamiento, de la augusta libertad de prop6sitos,
que nadie, absolutamente nadie, puede tachar ante
esta Convenci6n Constituyente a ninguno de los Sres.
Delegados que firmamos ese Voto Particular. Razo-
nes .de caracter hist6rieo, recogidas en ese Voto Par-
ticular: el mantenimiento de las Regiones, el mante-
nimiento de las Provincias. Razones de carActer tec-
nico, dentro de la representaci6n proporcional (for-
ma, acaso, la mIs just que ha podido encontrarse
en e] Derecho Politico, forma, acaso, la mis genero-
sa en la representaci6n de las Minorias), se inform'!
tambi6n en su raz6n de ser, en la necesildad varia-
ble de la poblaci6n cubana. Por eso mantenemos las
Provincias, quizds si recogiendo el mismo recuerdo
hist6rico que recogieran en dias pasados, recordhn-
dose de los augustos sP'rvidores de ]a Patria o reme
morando la celebracion de Convenciones Constitu-
yentes en' la manigua, quizis si fu6 por eso, porque
en aquellas Asambleas de nuestro Ejercito liberta-
dor se mantuvo siempre por el mantenimiento de las
regions, por el mantenimiento de las Provincias,
y en aquella oportunidad, la represeunaci6n de la Pro-
vincia de Santa Clara le ha tocado el double honor
(no en balde, como dijera el Sr. Zaydin, quizds si
por ser, entonces y ohora,'la m's cubar-a de las
Provincias...)


Esas son, senior Presidente y Sres. Delegados, las
razones hist6ricas y las razones t6cnicas de que no
se haya levantado una voz, siquiera una, para negar
los principios hist6ricos, y los principios tecnicos que
informan inica y exclusivamente el Voto Particular
que se dispute.
Los Convencionales de ayer y de hoy, de la. gue-
rra y de la paz...
SR. ALVAREZ (AURELO) : Me permit una interrup-
ci6n
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Con much
gusto.
SR. ALVAREZ (AURFLIOo): D6nda esti aconsejada
esa raz6n tecnica y doctrinal e hist6rica, que no se
ha impugnado? LEs que la Convenci6n de 1901 no
martuvo la organizaci6n del Senado para mantener
la unidad administrative ? ? Fu6 precisamente esa la
i'az6n en que fundamentara la Convenci6n del uno
el regimen bicameral, el mismo que mantiene el die-
tamen, finicamente que el Dictamen sostiene que
el Senado estarA integrado en raz6n de seis Sena-
dores por Provincia, ., los Delegados de la Coalici6u
pretenden que la invocada unidad administrative so
sostenga a base de un Senado integrado por ocho Se
nadores por Provincia.
SR. MARTINEZ FRAn, (ANTONIO): Las propias pa-
labras del Sr. Aurelio Alvarez confirman la verdad
'de mi aserto, en euanto a la raz6n hist6rica en qur
se funda el Voto Particular, para mantener la divi-
si6n por Provincias y por regions, y por eso en'-
tiende el Voto Particular, al referirse a determinado
numero de Senadores por Provincia, lo indispensable
que result el mantenimiento de las regions tambien
en el Voto Particular, y ese es uri punto de absolute
similitud entire el Voto Particular y el dictamen, en-
tre el Voto Particular y el Voto Particular que tam-
bi6n ha presentado .lI Partido Dem6crata Republi-
cano.
Esa raz6n hist6rica en orden a la representaci6n
por regions o Provincia, digo y repito y lo acaba de
ratificar plenamente el Sr. Aurelio Alvarez, no se
ha podido negar: se mantiene estrechamente vincu-
ladas, como fuente y raz6n de ser el mantenimien-
to de las regions y de las Provincias.
Raz6n hist6rica, raz6n thcnica: en las modernas
democracies todos han estado contests en el impera-
tivo reconocimiento de las Minorias. Por eso el Voto
Particular, cuando de la representaei6n popular so
trata, en ]a Cfmara de Representantes, no se limit
en ningan precepto constitutional a la representaci6n
de las Minorias en cantidades previamente sefiala-
das. Por eso, en la Camara de Representantes, pue-
den estar presents todas las Minorias, absolutamente
todas las que caben dentro del sistema de represen-
taci6n proporcional. Por ello, los grupos de opinion,
los sectors de opini6u pfiblica, que no teddrian ca-
bida en la division gen6rica de Mayoria y Minoria,
tienein ]a mas popular y m6s democrdtica de las acep-
ciones, dentro de la ( imara de Representantes, por-
que todas las Minorias que estAn incluidas en la re-
presentaci6n proportional pueden y delben estar re-
presentadas en este grupo de cardcter popular. Si-,









26 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


embargo, la Contsituyente del Uno y en muchos pro-
gramas de los actuales Partidos aqui representados,
se mantiene el estableeimiento previo de una Mayo-
ria y de una Minoria, y de esa guisa los Partidos de
oposici6n dicen que seis S.enadores habrAni de re-
presentar las Provincias, cuatro por la Mayoria y
dos por la Minoria, olvidando la genesis de la ver-
dadera democracia, que acredita la representaci6n
de todas las Minorias que la tengan. Y es el caso
que en el modern desenvolvimiento de la political
eubana, las pequefias Minorias, o Minorias menores,
etan aisladas y olvidadas dentro de un 'Cuerpo co-
legislativo. Este princppio de la -jrresentaci6n pro-
porcional, reconocido como raz6n de ser del funcio-
namiento de las democracies en los paises modernos,
n'os lleva inplicitamente al reconocimiento de la po-
blaci6n de cada uno de los Estados. La Constituci6n
de 1901 contemplaba ]a existencia de un mill6n cua.
trocientos mil habitantes en la Repfiblica, los Cons
tituyentes de 1940, contemplan la existencia d&
4.200,i000 habitantes en la Repfiblica. Este es un he
cho que no se puede r'egar, es una raz6n do carActer
tcne'ico, sin que hasta este moment haya oido nin
guna voz por muy autorizada que sea. En 1902, Ja po
blaci6n de Cuba se acredita en orden a su represen-
taci6n en el Senado de cuatro Senadores por provin
cia, y un total de 24 Senadores representaba a los
partidos y a las provincias en el S.en'ado entonces;
hoy, en 1940, los Partidos que hacen mayor raz6n de
su tcnica, political, de ]a representaci6n de las masa.
niegan la existencia de una mayor poblaci6n que exi-
ge imperativamente en el regimen de la democracia
mayor representative. tambi6n. -'i 1.40W(,000 ha-
bitantes tuvo que ser en orden al aspect democri-
tico, ajeno a la, representaci6n de regions, el motive
para que los Constituyentes de 1901 sefialaran ]a ci
fra de cuatro Senadores por provincia y de 24 en
la Repfiblica, los Constituyentes de 1940, hacienda
buen'o el principio de la legitima representaei6n d:
los mas, deben conceder tambien y roconocer la exis
teneia de 4.200,000 habitantes en el pais.

Colombia estima este sistema de representaei6n pro-
porcional en el propio Senado y admite un Senador
por cada 120,000 habitantes. Uruguay, cofn 1,800,000
habitantes, fija en so Senado trenta sefiores repre-
sentantes del pueblo. Y es mks, por si no fuera bas-
tante. A los partidos que quieren monopoliza l.is
principios revolucionarios cubanos, por si n'o fuera
bastante, cuatro senadores frente a 1.400,000 habi-
tantes en auseneia, del voto supremo de la mujer, el
double de Senadores, 48, rindiendo culto a la partici-
paci6n de ]a mujer en el cuerpo electoral actual.

Parece irfereible, senior Presidente y sefiores De-
legados, que pueda suponerse la carencia absolute,
como si nada, existiera, como si fuera bastante en el
orden t6enico, que es donde defiendo este Voto
Particular. como si no fuera bastante en el order
de la poblaci6n. la representaci6n genuine de la
mujer cubana en el cuadro electoral del pais, acre
dita suficientemente en casi la mitad del cuerpo elec-
toral, acredita el aumento en el Senado de la Repi-
blica de cuatro a ocho por provincia, de 24 sena
dores frente a 1,400,000 habitantes a 48 senadores
frente a 4.200,000 habitantes.


Otra raz6n de caracter tecnico constitutional, la
forma, a mayor abundamiento, del reconocimiento de-
mocrAtico dentro del Senado de la Repfiblica, la ma-
yor facilidad a todos los sectors de la opinion cuba-
na, para que puedan sentarse en esos escafios, que no
es propiedad de los que se retiran de la political como
en remanso tranquilo de muchas luenas y como premio
de los que alcanzan grandes titulos en las organiza-
ciones de los partidos, controlandolos, sino que es,
y debe ser, legitima representaei6n de las classes cu-
banas en ese Cuerpo Colegislador.
'Muy bien lo saben distinguidos congresistas que
honran !a Convenci6n de 1940. Antes, cuando habia
24 senadores en el Senado, trece constituian la ma-
yoria, siete sefiores senadores de esos trece, monopo-
lizaban, controlaban las cuestiones piblicas, sin que
al President de la Repfblica ]e fuera dable en forma
alguna poder sojuzgar o poder controlar la votacion
de esos sefiores Senadores si no era gracias a me-
didas poco aconsejables en. el aspect p6blico y quc
ningun aplauso habian de recibir. Pas6 el tiempo y
una Convenci6n Constituyente, criticada por unos y
defendida por otros, la de 192S, reconoci6 este princi-
pio, sea dicho en honor de aquellos Con'stituyentes,
y frente a la presencia extraordinaria, de una can-
tidad de poblaci6n en Cuba muy superior a la que
contemplaron los Constituyentes de 1901, aument6 el
nfmero de Senadores de cuatro a seis, de 24 a 36.
Hoy, por esta misma raz6n' de orden ticnico, dentro
de cuya raz6n por ahora, senior Presidente y sefiores
Delegados, me mantengo exclusivamente, de orden
t6cnico, esta Convenci6n Constituyente que esta ha-
ciendo buenos muchos principios de :os Constituyentes
de 1901, debe hacer bueno tambien el principio de la
legitima representaci6n proporcional en el Senado de
la Repiblica.
SR. ALVAREZ DE LA VEGA (AURELIO): Me permit
el senior Martinez Fraga una interrupci6n coni la ve-
nia de la Presidencia?
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) Con much gusto.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Alvarez de la Vega.
'SR. ALVAREZ DE LA TEGA (AURELIO) : NO fueron los
Convencionales del 28, para ]lamarlos de algfn mo-
do, los que cometieron ese pecado, fu6 un Consejo de
i~stado, ,ediendo a presion politiquera, el que aumen-
t6 a oecho el nfimero de Senadores, permitiendo que
algunos senadores lo fueran no por eleeci6n, sino co-
mo vulgarmente se dice, "de dedo".
SR. MARTfNEZ FRAGA (ANTONIO): Desde lueg., no
puedo 'dar fe exacta porque cuando eso ocurri6, el
Delegado que habla, ya no era Delegado del Consejo
de Estado, sino Representante a la CAmara por la
voluntad del pueblo. Pero si puedo decir que si el
Gobierno Provisional reconoci6 el mantenrimiento del
precepto de aumento de los Senadores a seis, s6lo
pudo tener unr movimiento levantado, y ef, el reco-
nocimiento de la indispensable necesidad de represen-
taci6n' de seetores importantisimos de la vida pfblica
cubana. Y si en aquel entonees aquel partido derro-
tado en las elecciones de 1936 que pag6 su tribute a la
Patria yendo a esas elecciones en estado de absolute









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 2;


inferioridad frente a un plan politico que situaba
su nxito a miles de millones de millas astron6micas las
posibilidades de 6xito. Si eso es asi, en buena opor-
tunidad reconoci6 la existencia de aquella enorme re-
presentaci6n popular *que se veia ausente y carente de
representaci6n en el Senado de la Repfiblica, y se-
nadcres de todos los partidos, senadores que hoy mi
litan no solamente en el Conjunto Nacional Demo-
itico y en el Partido Liberal, y en el Partido Uni6an
Nacionalista, sino en el Partido Dem6crata Republi-
cano, en el Partido Acci6n Republicana, no desde lue-
go en el Partido Revolucionario Cubano, ni en el
Partido ABC, porque en aquellos mementos solemnes
no quisieron contribuir con su presencia al mante-
nimiento de la paz y de la tranquilidad, levantando
por encima de ese supremo interns, -inter6s desde
luego respetable- principios programiticos o de or-
denamientos politicos.
SR. CUERVO (PELAYO): Usted recuerda los com-
promisarios que eligieron a los senadores de la mi-
noria?

SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : Tengo entendido
que los Delegados correspondientes a los partidos que
en aquellas elecciones triunfaron en una coalici6n fue-
ron los mismos que eligieron a los senadores de la
Repfiblica, en la oportunidad en que el Partido que
represent tenia el honor de ser guiado, como ban-
dera, por la figure itustre del general Mario G. Me-
noeal.

SR. 'CUERVO (PELAYO) : El general Menoeal, recor-
darn el compafiero Martinez Fraga, suscribi6 un do-
cumento, que respald6 en aquel momen-To la mayo.:i
de los integrantes del Ejecutivo Nacional, y sobre t..-
do, de las masas del Partido Conjurito Naeional De-
mocrftico, repudiando toda Senaduria que no fuera
otorgada por el pueblo y fuera otorgada por Dec cc.)
Lev de un Gobierno Provisional.
SR. FERRARA (ORESTES) : Aceptaron con repuil.a-
ci6n
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Yo no recuerdo,
senior Presidente y sefiores Delegados, si efectivam3n.
le las masas del Partido Conjunt) Nacional Demo-
crktico recogieron firmas encaminadas a ese respect;
lo que si recuerdo -y recuerdo muy bien-, :s que
la mayoria del Comit6 Ejecutivo Nacional de ese par.
tido, entonces, en oportunidad en que lo abandonara
el general Menocal, por otra.s razones, no comparti6
un criterio similar.
Decia, senior Presidente y sefiores Delegados, en-
cuadrando la defense de] voto particular, finica y ex-
clusivamente en las razones hist6ricas de region, de
provincia y en las razones t6enicas de poblaci6n de
habitantes o de poblaci6n electoral, y s6lo en esos
dos motives, y, ademns, en el precepto de reconoci-
miento ajeno por todos, por lo men'os de palabra, de
los Partidos que se dicen representatives de esas ma-
sas populares, de darle character popular al Senado,
mayors facilidades para. que esten representados to-
dos los sectors de la public opinion, y sobre todo
en orden a la imperative necesidad de wu renovaci6n
cada cuatro afios, de que fuera mayor el nimero que
lo representara,


Estos son, senior Presidente y sefiores Delegados,
los motives de orden t6cnico.
SE. ORIZONDO (MANUEL): jMe permit una inte-
rrupci6n S. S. con la venia de la Presidencia?
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : Con much gusto.
SR. ORIZONDO (MANUEL) : El doctor Martinez Fra-
ga decia a la Asamblea que los compromisarios sena-
toriales, en aquella oportunidad en que se di6 re-
presentacion a la minoria en el Senado, habian side
elegidos por los compromisarios senatoriales. Falta a
la verdad el senior Martinez Fraga. En aquella opor-
tunidad tuvo que apelarse al subterfugio de una Ley
Especial designando a los Comit6s Ejecutivos de los
partidos politicos, para que &stos fueran los que los
designaran.
SR. PRESIDENT ( GRAU SAN MARTIN) : La Presiden-
cia suplica al senior Orizondo que rectifique las pa-
labras que ha vertido, en consideraci6n al senior Mar-
tinez Fraga y a la Asamblea.
SR. ORIZONDO (MANUEL): No ha sido mi animo, al
pronulnciar estas palabras, ofender al senior Martinez
Fraga. Podria interpretarse el dicho mio de que "fa!-
taba a la verdad", como que yo estuviera tra.ando
de mortificar y disgustar al senior Martinez Frsga.
Eso estaba muy lejos de mi Animo, y si asi se ha
i-terpretado, yo la, retire con much gusto.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Muchas gra-
cias. Terminado el incident.
Contin6a en el uso de la palabra el sefio. Mar-
tinez Fraga.
SN. MARTfNEZ FRAGA (ANTONIO): Desde lue)o. se-
fior Presidente y sefiores Delegados, que es lamenta-
ble que todos los Delegados no est6n mis cerca, y mis
lamentable todavia que mis condiciones de vz no
hagan llegar a los oidos de todos las palabras que emi-
to. Hube de decir, que no los compromisarios.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Si, es ver-
Jad.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): ... sino los De.
legados, sin que por eso, inclusive, si me hublera eiui-
vocado, falte a la verdad, como tampoco falto a la
verdad cuando digo que por ese motivo muchos se.
fiores candidates a senadores corrieron tras los De-
legados buscando la posibilidad de que pudieran ser
designados. Y tengo la seguridad de que los dirigen-
tes politicos de la provincia entonces, entire los que fi-
quraba el senior Orizondo, no negarAn, de modo na.
tural, la afirmaci6n que estoy haciendo. Esto, dicho
desde luego, sin' que en forma alguna falte a la ver
dad.
SR. COYU'LA (MIGUEL) : Sr. President: Pido la; pa-
labra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Miguel Coyula.
SR. COYULA (MIGUEL) : Sefior Presidente y sefiores
Delegados: Yo he permanecido en mi escafio com-
pletamente tranquilo contemplando el debate en la
forma en que iba desarrollfndose. El senior Martinez
Fraga hace unas afirmaciones que a mi se me ocu-









28 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


rre no tienei relaci6n ninguna con el asunto que se
dispute. Est 'haciendo afirmaciones political ajenas
completamente al interns de la Asamblea en el mo-
mento en que nos encontramos. No rechazo el sistema,
pero me pareceria mejor otra t6cniea parlamentaria,
ya que se hablaba ayer tanto de lo importan'te qu,
resultaba el factor tiempo. Pero el senior Martinez
Fraga ha presentado aqui a los hombres responsables
de una situaci6n political en la que figuraba el qu-
habla, como en un corre-corre mezquino y desprecia-
ble, procurando, sin hacer excepci6n de ninguna cla
se que se les "tirara", lo que 61 estima piltrafa des-
preciable represen'tada por una Senaduria.
Procuro en mi modest vida actuar con 16gica; pro-
curo, hasta donde mi capacidad me lo permit, que
un hecho mio de ahora tenga concordancia con otro
analogo de diez afios atrhs, y, si Dios me lo permit,
vivir6 para que puedan ser comparadas favorab"l-
mente para mi prestigio otras aceiones que realize
diez afios despu6s, y me interest, porque algunos de
mis compafieros pudieran ser olvidadizos y a todoo
debe preocuparnos la reputaci6ni que cada uno pu ]3a
presentar como bandera en este hemiciclo, para qu3
esa bandera lo ampare y lo ponga en condiciones do
merecer el respeto de sus compafieros. Me importa
much, repito, dejar sentado que otros compafieros
dignisimos, y especialmente en lo que a mi respect,
el que habla, fueron de los que no realizaron "corre-
rias" de ninguna clase, sino de los que combatieron
en el seno -del Ejecutivo del Partido Conjunto Nacio-
nal Democrdtico, a] que perteneciamos entonces, y de
los que despu6s, piblica y reiteradamente, negaron la
oferta que en bandeja de plata se les hacia, de una
senaduria, que podia representar, si la suerte en sor-
teo, alg6n dia, le era adversa, cuatro afios en el es-
cafio senatorial, y, si por el contrario, ]a fortune era
sonriente, oeho afios, como ha tenido la suerte que
asi suceda a mi distinguido amigo el senior Saladrigas.
El doctor Verdeja, mi distinguido amigo particu-
lar, mi compafiero de luchas inolvidables, hoy distan-
te de mi en el campo de la political, pero asociado
a mi espiritualmerite en los iltimos tiempos, porque
enfoo6 el primero con grandeza esta armonia que
despu6s han querido monopolizar otros; el Dr. Ver-
deja, con grandeza que siempre le reconoci y con' hi-
dalguia que nunea le negu6, la misma tarde en que el
pacto fu6 convenido, y en que fueron creadas las och.
senadurias, me propuso que yo aceptase una de aque-
llas designaciones.
Importa a la historic modestisima e importa a mi
nombre, modestisimo tambini, pero que es la bande-
ra fnica que me propongo legar a mis hijos, despu6s
de haber luchado desde nifio en la guerra y en (a
paz por los intereses de mi pais, dejar sentado quo
entonces me negu, reiteradamente a aceptar aquella.
designaci6n, que se me ofrecia, aunque respetando el
criterio opuesto que pudieranf tener ofros amigos y
compaiieros, y cien voces la repetiria porque tengo la
convicei6n de que habrian de concurrir las mismas
circunstancias y el mismo modo de pensar mio.
Y ya saliendo de esta cuesti6n que pudiera afectar-
me intimamente, y que afecta tambi6n a esta justa
hist6rica, partiendo de esta base, para entrar en! otros
terrenos, parece bueno que aqui procuremos no cam-


biar el debate, y cuando estos debates por el impera-
tive de la pol6mica resulten cambiados, que lo sea
desde un terreno de elevaci6n de principios, de altura
y de libertad, como lo han hecho los sefiores Marinello
y Mafiach, ligado circunstancialmente a mi 6ste, por
n'uestro comfin criterio oposicionista, que hemos vw
nido a mantener aqui; en cambio, desligado de mi
compafiero el senior Marinello, porque yo estoy a mu-
chos kil6metros de distancia del ideal comunista. Pero
lo que me parece impropio, lo que creo que rompe
.con la linea parlamentaria de una Asamblea just
y elevada como la present, lo que no puede conti-
nuar para bien de 'Cuba, es que se enirarezea el am-
biente y que se apele a subterfugios y al recuerdo de
situaeiones pasadas, para traer al hemiciclo la me-
moria de algo que ni siquiera esta expresado con el
lenguaje precise de la verdad.
(Aplausos en el hemiciclo).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Continue el
senior Martinez Fraga.
,SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Asi empece mis
pr7imeras palabras, diciendo que aspiraba a parti zipar
en e] debate o debates futures que levantaran mis
brilrantemerite que el present. Sin embarge.j mante-
nida la defense del voto particular de manera ex-
presa y reiterada en raz6n de factors hist6ricos, y de
factors t6enicos y politicos medulares, eseneial, en
orden de la representaci6n democrhtica de los m6s
y de los menos, el Delegado que habla no puede man-
tenerse preso, imposibilitado de con'testar'cuantas alu-
siones surgeon de los Baneos de la Oposici6n, ni que
haya planteado ninguna de esas cuestiones el Dele-
gado que habla.
El senior Aurelio Alvarez fu6 el primero en traer
aqul estas cuestiones, tratando de colocar en la ma-
dera de ]a cruz al Delegado que habla. A raiz de ello,
el sefor Pelayo Cuervo se produce en un'a situaci6n
similar, y despu6s, aclarada la cuesti6n, se ahonda en
ella por un distinguido compafiero de mi provincia,
el senior Orizondo.
Las palabras del senior Coyula son extraordinarih-
mente sensitivas y elevadas y encuentran eco cons-
tarite en nuestro coraz6n, pero, mejor hubiera sido
que esta cuesti6n no se hubiese planteado, que no se
hubiera traido a colacifn, tal vez indebidamente, las
Senadurias del afio 36. Y como yo mantengo para los
senadores del 36, components del actual Congreso,
todo, absolutamente todo el respeto y la mayor consi-
deraci6n como honorables representantes de un sector
importantisimo de la Opini6n Pfblica, en aquel en-
tonces, como eso lo creo, me veo obligado a rechazar
cuantas insinuaciones veladas o no pudieran hacerse
con respect al Senado de la Repiblica, ya que estimn
ser un titulo de honor el former part del actual
Congress.
Adem6s, consider que nadie se puede dar per
aludido en orden a qu6 motives hubo para cambiar
los compromisarios presidenciales pui los ejecutivos
de las asambleas, hecho natural que todo ejecutivo
experiment en el cuadro de la political national. Ada-
mis, creo innecesario, absolutamente innecesario ha-
cer merecidisimas reserves de la conduct generosa
del senior Miguel Coyula, ya que en mi opinion, nw









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 29


precisaba de ello, pues entendi que habia constaneia
en el animo de todos los cubanos y en el pensamien-
to de toda Cuba.
Continfo, senior Presidente y sefiores Delegados, en
la fundamentaci6n del voto particular que defiendo.
No ya las razones hist6ricas que informan de la ne-
cesidad del mantenimiento de las provincial, o regio-
nes, si que tambien del imperative de la n'ecesidad
del aumento de ese niimero de Senadores en orden
a hacer mis popular y democritico el Senado, al
mismo tiempo recogiendo como argumentaci6n la si-
tuaei6n en que se mantienen casi todos los senadores
de la Repfiblica, en cambio, senior Presidente y se-
fiores Delegados, dije al principio que frente a la
tesis de derecho, respectable como la que mas y acaso
si mas respectable porque mas se acerea a la opini6 i
pfiblica, y da mayor representaci6n en las leyes de
Cuba, dije que no habia levantado mi voz para
presentar un argument de earActer hist6rico ni dp
caricter t6cnico y por el contrario s.61o dos argumen-
tos como dos banderas sin brisa se haibian izado ante
la Convenci6n Constituyente: razones econ6micas, ra-
zones political.
La razd6n econ6mica, senior Presidente y sefiores
Delegados, carece de impresionismo en el seno de
esta asamblea. Podr6 usarse quizds ante una multitud
en rebeldia para situar el ataque politico que todos
los partidos de la oposici6n hacen a los partidos que
estnri en el gobierno: gastan much, dilapidan, cues-
tan demasiado, mejor es que esos millones los em-
pleemos en hospitals, en asilos. Y es cierto.
Ahora, en manos de esta Convenci6n Constituyen-
te legitima representaei6n del pais y de todo el pue-
blo de Cuba, esta el hacer congruente la tesis que re-
presenta la representaci6n democrAtica de los mas y
al propio tiempo de los menos, con la situaci6n econ6-
mica y en buena hora presto mi voto desde ahora, y
que rece asi en el Diario de Sesiones para fijar el mi-
nimo de sueldo. Que no esgriman en la graindeza dl
esta Convenci6n arguments de tan poca trascenden-
cia, que en manos nuestras esta, y espero contar con el
voto de los partidos Revolucioinario Cubano, ABC
y Acci6n Republicana y Dem6crata Republicano pa-
ra que afirmemos con nuestros votos el sefialamiento
de un sueldo 16gico, moderado pero pequefio para los
representatives de la Naci6n.
Vean, pues, cuantas razones fAciles, con esta gene-
rosidad 16gica, just, fnicamente se defienrde la tesis
econ6mica que se pone en contra, de los principios
thcnicos e hist6ricos que informan la defense de este
voto particular.
Pero, es mis, senior Presidente y sefiores Delegados,
aparte de estas razones econ6micas que contrarresto
con el argument indiscutible e incontrastable que ha-
ce guardar silencio religioso y profunda unci6n ca-
t6lica o de cualquier otra religion que sublimiza el
pensamiento en los votos de la Oposici6n.
Aparte de esas razones que se esgrimieron aqui se
hizo constar, entire otros, por el Sefior Aurelio Alva-
rez, en forma alta, clara, conceptuosa, hacienda vi-
brar las paredes marm6reas de este Hemiciclo, que se
protestara del fin politiquero que inspiraba esta pe-
tici6n, a este voto particular, en elevar a 8 el nu-


mero de Senadores. Nada mas equivocado, nada mis
deleznable; y vease la defense que he dejado heeha
de las razones tecnicas y de las razones hist6ricas, que
nadie, Sefior Presidente y Sefiores Delegados, ha re-
batido en esta Asamblea, y que efectivamente, no
pueden tomarse en cuenta esas razones o imputacio.
nes de tener caracter politiquero.
Pero yo digo, por que motive?; ,por qu6 razo
nesi; ipor que causes? por qu6 fundamentos, cues-
tiones programdticas que vienen dentro de los prin-
cipios de ceda uno de los programs, Sefior Auielio
Alvarez, de estos partidos, cuando dice, de manor
literal: "El Senado se compondri... (Lee).
SPor qu6 estos partidos quebrantan sus principios
programaticos cuanao aceptan en sus programs mas
de 6 Senadores? Por qu6 se dejan senialar ese nfmero
de seis Senadores y aoren la posibilidad a esta Con-
venci6n de que se aumenten por estas razones? Por
que, yo pregunto, se califica de poiitica pequefia la ac-
tuaci6n que han desenvuelto estos partidos y los fir-
mantes del Voto Particular? 6Es que acaso pensa-
mos los que representamos la Coalicion Socialista De-
moeratica en la necesidad de que se divida en mi-
norias para poder asi tener representaci6n en el Se-
nado? No. La uni6n political y la uni6n programd-
tica de los partidos que forman fiia en la Coali-
ei6n Socialista Democratica, es demasiado grande v
demasiado elevada; digalo si no la concesi6ri esti
madisima que un partido de character radical coma
el Partido Uni6n Revolucionaria-Comunista hace en
raz6n del mantenimiento de esa Coalici6n, para de-
defender lo que pueda defenders y ganarse en el seno
de la Convenci6n, y defender tambi6n por los repre-
sentativos del pueblo en las eleeciones generals. Es
un sello de gratitud y un timbre de honor en la Coa-
lici6n que habla muy elevado de su espiritu, de uni6n
estrecha, absolutamente estreeha en el program y
en la acci6n.
Y yo digo, Sefior Presidente y Sefiores Delegados;
si a pesar de todo esto, la ligera imaginaci6n cuba-
na de alguno de los Sefiores Delegados ha apreciado
como una actuaci6n politiquera la de la Coalicion
Socialista Democritica y la de los firmantes de este
Voto Particular, a pesar de ese timbre extraordina
rio que sefialo, y de muchos mis; I por que raz6n no
podemos nosotros pensar tambi6n que la Coalici6n
ProgramAtica de que nos hablaba el Sefior Zaydin
en dias pasados, coalici6n de la que hasta ahora no
he visto que se haya hecho gala ninguna en esta
Convenci6n, ya que frente a los criterios que se di-
cen uninimes de partidos y de masas, se levanta por
ejemplo, un Delegado distinguido del Partido Re-
volueionario Cubano, en orden a defender exclu-
sivamente los natives para que puedan ser Repre-
sentantes, y se yergue la figure popular, simpdtica
y valiosisima de Miguel Coyula paxa reehazar cual-
quier estado de opinion que equivaldria a coloear a
los cubanos y especialmente a los que votan progra-
mae sin conocerlos, en un manicomio pfiblico?
iPor qu6 raz6n no podemos pensar nosotros que
la obstinaci6n de que esta tratando .de hacer gala hoy
la coalici6n programftica de la Oposici6n, no tione
en la defense de los 6 Senadores motives de caricter
politico? 4 Es que en el aspect politico de la Coaliei6n










30 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


programitica existe o no existe desde el punto de vista
politico? ~0 es que las declaraciones del General
Meniocal en dias pasados diciendo que no reconoce
pacto con ningfin partido, tienen que servir de guia
a la orientaci6ni y a las actividades de esta Conven-
ci6n? i Por qu6 no pensar, Seior Presidente y Se-
iores Delegados, que quiere impedirse la legitima
representaci6n de varias minorias en el Senado?.
1,Por qu6 no pensar que quiere vincularse a travis do
principios, a trav6s de preceptos -de la C'onstituci6n,
que quiere aherrojarse la volunrtad de partidos que
aspiran a tener representaci6n en el Senado, quie-
ra que no, a tener que vincularse a una de las dos coa-
liciones que representan hoy al pueblo de Cuba ? 6 Por
que raz6n no podemos pensar que 6 Senadores son
los que mueven la palanca, los que mueven el in.
ter6s politico de los partidos de la coalicibn progra-
mitica ? &Por que no suponer que quiere impedir-
se de todos modos, que quiere atarse a ese propio
carro de la coalici6n programatica a cualquier par-
tido que pueda tener el derecho de ostentar un-,
segunria minoria en el Senado de la Repfiblica?
Vease, Sefior Presidente y Sefiores Delegados, eudn
mayor nimero de razones hay para poder pensar que
sea tambien politiquera la defense que se hace del
Dictamen y el ataque de que es objeto el Voto Parti-
cular.. No hay raz6n; no hay derecho, a prima fi-
cie, de haber planteado como se ha hecho, como los
dos finicos arguments que hasta este momenrto se
han esgrimido, el de orden econ6mico y el de aspect)
politico, la aviesa intenei6n por parte de los part.
dos de la Coalici6n de dividir a los partidos de ia
llamada coalici6n programatica. No habia necesi-
dad, Sefior Presidente y Sefiores Delegados, apart
de las razones hist6ricas y de orden t6cnico que apun
to para ese particular. Si efectivamente, los parti-
dos de la coalici6n programitica, como los llamara
el Sefior Zaydin, estuvieran vinculados, en el orden
polilico. y estuvieran vinculados en el orden pro-
gramatico, si fueran una sola cosa en .pensamiento,
on ideas, en criterio y en acci6n, pudiera suponerse
la intenci6n per lo menos, por parte de estos par-
tidos, de dividirlos. Pero, Sefor Presidente y Se
iiores Delegados; frente al cuadro desconsolador de
Ia Oposici6n programatica, absolutamente dividida
en sus puntos de vista y en sus principios, puest.a
ante la opinion pfiblica despues de las declaracion~s
del General Menocal, cada uno en su cuadro, cada
unc en su actividad, no era presumible qu. los par
tidos pudieran tener intenci6n mezqmiina de empe-
quefiecer la Convenei6n, de eisefiar a la Convenr-
ci6r. los principios politicos.
Vean los Sres. Delegados que lan hech(, uso d,
ese argument, c6mo se vuelve contra ellos, y tienen
que convenir que si suponen esa movilidad politi-
ca en el pensamiento de estos Partidos, hay mas mo-
tives, hay mis fundamentos, hay mIs razones par;i
suponer igual movilidad political de pensamiento y
aeci6n, para que defiendan seis Senadores, que
haga impossible, absolutamente impossible, qe algur!,
de los Partidos de la Coalici6n vaya a luchar s61l
porque se lo imponga la tradici6n, porque se lo im-
ponga su doctrina, porque no quiere dar un men-
tis a su historic.
'Con estas palabras, Sr. President y Sres. Delega


dos, dejamos completamente aclarado el principi)
programitico de este Partido que sefiala no menos de
seis Senadores y, por consiguiente, el mantenimiento
que hacemos de los principios del Voto Particular'
dentro de los propios principios del proi'rama, cou
la aelaraci6n expresa de los motives de orden t6c-
nico e hist6rico, y de orden politico fundamental
que inspiran el Voto Particular, y con el rechazo
que hago, y si no fuera bastante con la misma im-
putaci6n que formulo de conexi6n political para los
Partidos de la verdanera oposici6n, dejo hecha la de-
fensa del Voto Particular, solicitando que se examine
por encima de caracteres politicos partidaristas, que
empequefiecerian, ccnmo ha tratado de empequefie-
cerse, este debate al traerse a colaci6n esos motives
sean cuales sean, de orden t6cniico, de orden politi-
co fundamental, los que muevan el pensamiento de
esta Convenci6n Constituyente para reconocer el ni-
mero de cinco Senadores para la Mayoria, dos Se-
nadores para una Minoria, y un Senador para otra
Minoria. Quizis si desde ese punto de vista no ha-
ya raz6n hist6rica ni principio que cubrir y quizis
sea mis 16gico, mIs just, mIs popular y mds demo-
eratico el precepto Constitucional que se injerta en
el Senado de la Repiblica.
SK. PUESIDENTE (GRAU SAN MARTIN): Suficiente-
mente discutido...
SR. DIHIGO (MARIO) : Pido la palabra, para respon-
der a una invitaei6n del Sr. Martinez Fraga.
SR. ORIZONDO (MANUEL): Para una alusi6n per-
sonal pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU -SAN MARTIN) : Ticne la pa-
labra el Sr Dihigo.
SR. DIHIGO (MARIO) : Lo que el Sr. Martinez Fra-
ga calific6 de silencio religioso, por lo menos, por
parte mia, fu6 la consideraci6n a esperar que 61 ter-
minara.
El ha hecho una. invitaci6n que yo esperaba, y
conste que en estos moments hablo en nombre mio
solamente. Yo esperaba la oportunidad en que Qe
plantpara y se leyera. para discntirse, u1a propo-
sici6n del Partido Comunista, para modifiearla eu
el sentido, no de que nos asigndramos una cantidad
de treseientos pesos come maximo, si no que decla-
raramos que estas funciones eran honorarias y gra-
tuitas, y que si, simb6licamente, la Repfblica quisiera
retribuirnos en algo, propondria la cifra de un peso
para cada uno de los Sres. Delegados.
SR. MORENO (GUSTAVO) : Pido votaei-6n nominal pa-
ra este asunto.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tione la pa
labrj, el Sr. Manuel A. Orizondo.
dR ORIZONDO (MANUEL A.) : Sr. President y Sres.
Delegados: Yo siento llamar la atenci6n, por part de
,a Asamblea, hacia mi persona, aunque lo voy a ha-
cer unos minutes.
Desgraciadamente para mi, no tengo la historic
political y de patriota que el Comandanto Coyula.
Por eso mis hechos no se han podido destaear como
los de &se, mi querido amigo.










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Como el Dr. Martinez Fraga hubo de decir en su
discurso que los candidates a Senadores en aquella
oportunidad anduvieron recorriendo la provincia, yo
no me doy por aludido, porque mi conciencia y mi
provincla saben, que yo no hiee ningfin recorrido
para llegar a ocupar tan alta posici6n.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Me referia a al
gunos...
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN) : Se ha solici-
tado votaci6n nominal. Los que est6n de acuerdo
con el Voto Particular contestarAn que si; y los con
trarios, que no.
(Se efectia la votacidn).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): {Falta al-
gidn Sr. Delegado por votar?
(Silencio)
Han votado 69 Sres. Delegados: 42 que no y 27
que si. Votaron en contra los sefiores: Acosta. Al.
varez Gonzdlez, Alvarez de la Vega, Andreu, Beni-
tez, Bravo Acosta, Bravo Correoso, Cabrera Herncn-
dez, Calvo Tarafa, Capablanca, Casas, Corona, Co-
yula, Cuervo Navarro, Chibds, Dihigo, Esteva, Fer-
ndndez de Castro, Galano, Garcia Rodriguez, Her-
ndndez de la Barca, Ichaso, Laurent, Mahoh, Mdr-
quez Sterling, Martinez Sdenz, Mesa, Meso, Moreno,
Mujal, Ochoa, Orizondo, Parrado, Prio Socarrds, Rey.
Robau, Rodriguez Rodriguez, Sudrez Ferndndez, Vi-
lloch, Zaydin, Boada y Grau.
Votaron a favor los sefiores: Alomd, Busto, Corti-
na, Don, Duarte, Ferrara, Garcia Agilero, George,
Granda, Hornedo, Jay, L6pez Negron, Maceo, Mari-
nello, Martinez Fraga, Mendigutia, Niiez Mesa,
Pons, Prieto, Roca, Rodriguez Cartas, Sdnchez Ma;-
trapa, Silva, Vilar, Villar, Vinent, y NiY ez Por.
tuondo.
Queda rechazado eJ Voto Particular.
Tiene la palabra el Sr. Casas para explicar su
voto.
SR. ,CASAS (ICSAR) : Sr. President y Sres. Delega-
dos. He votado en contra del Voto Particular, re-
redaetado por distinguidos compaiieros de la Coali-
ei6n Socialista Democrftica, no porque tenga dispa--
;idad de criterios, en los problems fundamentals,
con mis distinguidos compafieros, sino porque man-
tengo la opinion de que es suficiente un Senado que
represent a la Provincia, territorialmente, con el
nimnero de seis Senadores, y porque estimo que en
ninguno de los discuTsos pronunciados, se llev6 al
convencimiento de qu. la formula de elecci6n pro-
puesta por el Voto Particular fuera democritica, po-
pular, progresista, y que no se restara a la sobera-
nia popular el derecho que tiene el pueblo de Cuba.
Yo estimo que el m4todo de elecci6n de los Sena-
dores, propuesto tanto en el Dietimen como en el
Voto Particular, constitute una agresi6n a la sobe-
rania popular y, al mismo tiempo, es el acto mis
reaccionario que puede realizar esta Conivenci6n.
Hie dieho
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN): Tiene la pa.


labra el Sr Chibis, para explicar sn voto
(El Sr. Martinez Sdenz sustituye en la Presidencia
al Sr. Grau San Martin).
SR. CHIBHS (EDUARDO) : Sr. President y Sres. De-
legudos: Hie votado que no, porque entiendo que to-
do aquello que tienda a aumentar el nimero de las
magistraturas del Estado, la Provincia o el Muni-
cipio, lo mismo que los emolumenrtos inherentes a
esas magistraturas, es innecesario y dafiino para la
Repfibliea.
Mantengo por principio, y votar de acuerdo con
61, todo lo que implique reducci6n en el nimero d:.
ias magistraturas y restricci6n en los emolumentos m-
herentes a esas magistraturas.
Los arguments esgrimidos por los distiniguidos
niembros de la Coalici6n Socialista Democrdtica, no
me han podido convencer lo suficiente para hacerme
variar de criterio en cuanto a este aspect se refiere.
Casi todos ellos han abuudado en una raz6n ex-
pucsta primeramente por el distinguido professor y
future Senador Sr. Marinello...
(Risas).
SR. FERRARA (ORESTES): Qu6 augurio!
SR. CHIBAS (EDUARDO) ... y esos arguments, ex.
poestos en primer t6rmino por 41, para mi tienen muy
poco de seriedad, aunque tengan much de infant.
lismc.
No creo, como apunta ei Sr. M.arinello, que un
Cuerpo sea mis o menos popular, o mis o menos de-
mocrdtico, por el nfmero de miembros que integren
ese Cuerpo, porque de acuerdo con la tesis expuesta
por Marinello, para justificar el que sean electos
och,) Senadores por Provincia, en vez de seis, de
acuerdo con ese criterio, -es decir: que el Senado
es mis democrAtico, progresista y popular, si estd
comrpuesto por un nuimero mayor de Seradores--
terdriamos que llegar a la 16gica conclusion de que
el Cuerpo Legislativo mis popular, mas democrat
co y mIs progresista del mundo, es la Camara de los
Lores. de Inglaterra, y, en cambio, que es un orga-
nismo reaccionario, es un organismo antidemocrati-
co y antipopular, el Comit6 Central Ejecutivo del
Partido Comunista, o el "Presidium" del Partido
Comunista, que esta compuesto por un nfimero mu-
reducido de personas.
Yo no creo que el carActer democratic y popular
de un institute legislative, lo d6 el nimero de miem-
bros que lo componen; yo creo que eso estA en algo
distinto a la cantidad de los miembros qvu lo inte
grtn... Es algo demasiado adjetivo! Debemos f.i
jarnos en un algo mas sustantivo, para determinar
la calidad democratic o popular o progresista de un
organismo cualquiera.
Argumentaba tambi6n en defense de su tesis, el
Sr. Marinello, que el Senado de tipo funcional era
un organismo eminentemente reaccionario...
No se estaba diseutiendo aqui el Senado de tipw
funeional. Por eso entendia que no venia al cas)
pla.itear la cuesti6n del Senado funcional; pero y:,


m









32 DIARIO DE SESIONES DE LA OONVENCION CONSTITUYENTE


tu'e la intenci6n de preguntarle, quizAs con much!
de ingenuidad y con algo de infantilismo, -como 6'
deeia-, al Sr. Marinello, si no existia en Rusia
organism de tipo funcional de ninguna elase...
DespuBs comprendi que la pregunta hubiera sido ex-
traordinariamente infantil; 61 lo hubiera pensado
asi, y hasta lo hubiera manifestado, porque en Ru-
sia no existen organismos de ninguna otra elase, mA.3
que la voluntad del Sr. Stalin.
El Sr. Martinez Fraga, trae tambi6in a colaci6n el
heeho de una moci6n presentada en la tarde de ayer
por various Delegados del iPartido Aut6ntico, mo-
ci6n...
SR. ROCA (BLAs) : Pido la palabra para una cues.
ti6n de orden, porque queria preguntarle al Sr. Chi-
bas, si esta explicando su voto o la intervenci6n d.
los demAs Delegados.
SR. PRESIDENT (MARTINEZ SAENZ) : Estimar6 al
senior ChibAs que se limited a la explicaci6n de su vo-
to' y no a la argumentaci6n que fu6 base de la vo-
taci6n ya hecha.
SR. CHIBAS (EDUARDO) : Pero como aqui se habian
dicho antes esas cuestiones, defendiendo el voto parti-
cular de la Coaliei6n Socialista Democritica...
ISR. ROCA (BLAS) : Protesto de que el Sr. Chib6s
continfie...
SR. PRESIDENT (MARTfNEZ SAENZ) : Perd6neme
Sr. Roca, ya estoy trataiido de mantener al Sr. Chi-
bis dentro de los limits de ]a explicaci6n de su voto.
SR. ROCA (BLAS) : Muchas gracias.
SR. PRESIDENT ('MARTfNEZ SAENZ) : No se puede
consumer un turno en pro o en contra de nuevo en
un debate que ya ha sido liquidado. Yo le rogaria
al Sr. 'ChibAs que se limited en lo possible, a la sugeren-
cia del Sr. Roca.
SR. CHIBAS (EDUARDO) : Con much gusto acepto
esta limitaci6n a la palabra mia que pide el Sr. Ro-
ca. Me parece natural. Al votar en contra del voto
particular presentado por la *Coalici6n Socialista De-
mocrAfica, estoy absolutamente convencido de que es-
toy votando de acuerdo con los anhelos de las grades
masas nacionaleg del pais, quien rechaza todo lo que
signifique aumento en las distintas magistraturas
y aumento por consiguiente, en los cargos en la eco-
nomia del 'Congreso. Ahora bien, de acuerdo con
(csta posici6n, que es absolutamente consecuente con
la linea mantenida siempre por mi Partido y por
mi en esta euesti6n, yo si quisiera, con la venia de
la Presidencia, si esto esta dentro del orden, refe-
firme a una argumentaci6n esgrimida aqui para con-
trarrestar el postulado nuestro de restringir el nfme-
ro de las magistraturas del Estado.
Se decia que...
SR. PRESIDENT (MARTINEZ SENZ) : Yo le suplica-
ria al Sr. Chibas, que no entrara en debate, porque
ya se dieron dos turns en pro y dos en' contra. Ex-
plique su opinion en un sentido o en otro, pero que no
entire en debate porque ya se ha discutido.
SR. ROCA (BLAS) : Para una cuesti6n de Orden. He
llamado la aten'ci6n a la Presidencia repetidas ve-


ces sobre este problema y en vista de que el Sr. Chi-
bb continfa en su actitud, ruego proceda a apliear
el Reglamento, mandhndolo a sentar.
Sn. PRESIDENT (MARTINEZ SAENZ) : Desechada la
proposici6n del Sr. Roca.
'Continue en el uso de la palabra el Sr. 'Chibis.
SR. CHIBAS (EDUARDO) : Sr. President y Sres. De-
legados: Voy a concretar diciendo sencillamente que
he votado que no, al voto particular formulado poe
la Coalici6n Socialista Democrktica, de ]a cual es
miembro tan prominent el Partido Comunista, por-
que consider que esa proposici6n no tiene nada de
Socialista, ni nada de DemocrAtica.
Sn. VILAR (CASAR) : Una cuesti6n incidental. Es
para felicitar, sinceramente, al Sr. President por ha-
ber logrado controlar al Sr. Chibas.
SR. PRESIDENT (MARTfNEZ SAENZ): Tiene la pa-
labra el .Sr. Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES) : Sr. President y Sres. De-
legados: He votado que si porque el aumento del
nfimero de Senadores en el Senado culbano, na sido
una aspiraci6n de mi vida formada al calor de las
necesidades pfblicas, y sobre todo, de los errorea
cometidos durante nuestra prictica constitutional.
En la Asamblea del Partido Liberal, cuando se for-
mul6 el program para la Convenci6n Constituyente,
sostuve precisamente el nimero cuarenta y ocho di
Senadores. Creo, adn respetando el criteria adver-
so, que 18 miembros de cualquier asamblea, consti-
tuyen' mayoria, y en nuestro present Senado, 18
miembros, constituyen tambi6n una mayoria. Esta
mayoria significa que 18 electos, pero 18 solamen-
te que pueden equivocarse o no, tienen la autoridad
para impedir cualquier legislation.
El numero en las asambleas, indica si, su grado
demoeratico, porque uno solo, constituiria lo mrs an-
tidemocrhtico que pudiera haber y un' ndimero li-
mitado se acerea afin mas. Si esta ConveneiSn por
ejemplo, en lugar de estar compuesta por 7ii miiem-
bros, delegados o representantes del pueblo, esunvie-
se constituida por 10, yo afirmaria, sin temor a equi-
vocarme, que no seria la representaci6n genuina de
un pais demoeratico. Hay una relaci6n' constant en-
tre el nfimero de las asambleas, en los cargos de re
presentantes, el nfimero de delegados y la funci6n
democrdtica que deben representar. Naturalmente,
dentro de un grado de relatividad, cuando se au-
mentara de 36 a 48, se queria ensanchar un poeo esa
representaci6n popular. Se le queria quitar al Se-
nado, la representaci6n restringida de grupos o de
facciones; se queria entrar en un aire popular, en
un ambiente que si lo ha tenido hasta ahora, ha si-
do por m6rito de los hombres y no por m6rito de
la instituci6n.
'Cuando el otro dia, yo afirmaba quae no me inte-
resaba qui4n debia ser el ciudadano que en' las pr6-
ximas eleceiones fuera a ocupar ]a primera magis-
tratura, queria decir, que como delegadb, no como
hombre, no me interesaba. Hoy quiero afirmar que
a mi no me interesan los hombres que dirijan en el
future al pais, como delegado, porque he venido a mi-
rar aqui las instituciones y no a los hombres, a mi-









DIARIO DE SEBIONES DE LA ONVENCION CONSTITUYENTE 33


rar un amplio porvenir, no a las condiciones conve-
nientes.
Yo espero que enmendemos este error, que cuand.
podamos diseutir con mks tranquilidad, lo enmende-
mos y que comprendamos la necesidad de dar las fun-
clones que el pueblo cubano no puede ejercer diree-
tamente y que puede ejercitar por medio de sus de-
legados, a un nfimero mayor que puede ser mas ho-
rorable y sin duda puede ser mas competent.
SR. PRESIDENT (MARTiNEZ SAENZ) : Tiene la pa-
labra el Sr. Mujal para explicar su voto.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Sr. President y Sres De-
legados: En aras del tiempo que hemos estado con-
sumiendo en esto, voy a ser breve.
Tengo el criterio personal de la amplitud de los
Organismos, y me complaeeria en extreme que la
Mayoria de la Asamblea pensara asi. Vot6 ayer
por el mayor niimero de los Con'eejales. Claro que
me sorprlendi6 (y perd6neme la Presideneia; esta
pequefia alusi6n), que el distinguido compaiero se-
fior Ferrara, votara ayer en lo minimo para los Con
cejales y hoy en lo amplio para los Senadores.
SR. FERRARA (ORESTES) : Con la venia de la Pre-
sidencia para una aclaraci6n. He dicho antfs de
]a reuni6n de esta Asamblea, a distinguidos Delega-
dos aqui presents, al que preside preeisamente esta
AFamblea, que yo vot6 ayer por la restrieei6n del
niimero de nuestros Administradores municipals, no
con una idea de program permanen'te, sino como
protest al desgobierno municipal que hemos sufridn.
Esta es la raozn.
SR. PRESIDENT (MARTINEZ SAENZ) : Continua en
su explicaci6n el Sr. Mujal, y la Presidencia le ruega
que no haga alusiones personales.
SR. MUJAL (EUSEBIO): Agradezeo a la Presidei-
cia la llamada al orden.
El Program del Partido al cual pertenezco fija seis
Senadores por cada Provincia. Yo soy partidario de
que no debe existir el Senado. Creo que una Ca
ma-a popular y democrAtica es lo que mas conc.'e
a nuestro sistema de economic, hasta ahora colonial.
Creo que el Senado pertenece, mas que nada, a Ins-
tituciones europeas, que es usado como desahogo d'
la aristocracia, y por lo tanto, para evitar la contra-
revoluci6n de la reacci6n y de la aristocracia. Ma-
nifest4 en el seno de mi Partido que era partidarii)
de la supresi6n del Senado. La discipline me obliga
a votar por seis Senadores: es por eso que he votado
contra los oeho Senadores.
SR. PRESIDENT (MARTINEZ SAENZ) : Tiene la pa-
labra el Sr. Ochoa, para explicar su Voto.
Sa. OCHOA (EMILio) : Sr. President y Sres. De-
legados: Quiero explicar mi Voto por los motives
siguientes: Primero, porque soy opuesto, totalmen-
te, al aumento de las Magistraturas; segundo, por la
forma de elecci6n, pues entiendo que se debe ele-
gir a los Senadores por raz6n del niimero de habitan-
tes de cada provincia, y, por sufragio director, esgri-
miendo a mayor abundamiento el argument de
que. no soy partidario del Senado, sino de una sola
Camara, por entender que el Senado, en la forma


que se ha aceptado en esta Asamblea, es un orga-
mismo superfluo que ni responded al origen de su
nombre, ni a ]a selecci6n que cuadra a su funci6n.
SR. PRESIDENT (MARTINEZ SAENZ) : Tiene la pa-
labra e! Sr. Zaydin para explicar su voto.
SI. ZAYDIN (RAM6N) : Sr. President y Sres. De-
legados: He votado que no, cumpliendo con el ju.
ramento quo prest6 como Delegado de cumplir el
program Constitueional del Partido Acci6n Republ-
earna el cual fija coneretamente cl nimert. de seis
senadores por Provincia para integrar el Senado. So.
lamente hubiera podido el Ejecutivo Nacioral de i.,
Partido autorizarme para una modificaci6n de ese
nfimero, si no hubiera habido en la Asamblea, a vir-
tud de otros Programas de Partidos que mantieneli
el mismo nuimero, su'iciente cantidad num6rica par:i
producer la mayoria en esta votaci6n, como ha su-
cedido, y cumplir asi el precepto o base del Partidu
Acci6n Republicana.
Precisamente, el Partido Revolucionario Cubano,
el Partido Dem6crata Republicano, y el Partido Ac
ci6n Republicana fijan en nimero de seis, los Sena
does por cada provincia.. El Partido ABC propicia
un nuimero menor, el de 18, y este Partido habia de-
oidido y era 16gico que decidiera aceptar treinta y
seis y no cuarenta y ocho desde el moment en que
propugna un numero menor para constituir el Sena-
do de la Repfblica.
V6ase como, pues, de aeuerdo con el mandate que
nosotros representamos, no podiamos aprobar una
Proposici6n, Moci6n o Voto Particular de la Coali-
ei6n Socialista Democratica, que propugnase elevar el
numero de Senadores.
No ha sido este nimero caprichosamente sefialad)
en el Programa del Partido Acci6n Republicana.
IPor qu6 son seis y por qu6 no son ocho Real-
mente, no es una cuestidn tan fundamental, tan' subs-
tancial para haber promovido un debate en el que
si hemos tenido la satisfaeci6n y el agrado de escu-
char algunos discursos, pronunciados con elegan'eia,
no es menos cierto que la cuesti6n no merecia el
honor de tantas palabras. Actualmente el Senado
de la Repfiblica esta constituido con treinta y seis Se-
riadores, veinticuatro de Mayoria y 12 de Minoria,
y cuando el Congreso de la RepTiblica hizo un Pro-
yecto de Reforma Constitucional, a traves de una Co-
misi6n que estaba integrada entonces, no solamente
por Congresistas del Partido Aceei6n Republicana, y
congresistas que pertenecen hoy al Partido Dem6cra-
ta Republican, sino por Congresistas que pertene-
cian al Partido Liberal y al Conjunto Nacional De-
mocritico y a la Uni6n Nacionalista, se establecia
tambidn ese mismo nfmero de Senadores. Y no han
variado ni en el tiempo, ni en las circunstancias las
modalidades, para que ahora se entienda que un
Senado es mas democrhtico porque tenga doce Se-
nadores mas o doce Senadores menos.
La organizaci6n democrdtica del Senado depend
de lo que el Senado represent y de la elecci6n tel
Senado, y no el ntimero, que no es la cantidad, si-
no la calidad lo que viene a determinar la natura-
leza de las cosas.








14 DIARIO DE SESIONES DE LA CjONVENCION CONSTITUYENTE


Un Senado organizado como la Camara de los Lo-
res, o como el antiguo Senado de ]a Repiblica espa-
fola, sera siempre un Senado reaccionario y habra
oportunidad entonces para escribir sobre un Senado
de esta naturaleza piginas tan in'teresantes come las
que ha escrito un publicista tan notable como Harold
Lasky, abogando por la supresi6n, por la modifica-
ci6n total, en un sentido democratic dde la CAmara de
los Lores. Un Senado del tipo de la Monarquia espa-
fiola habria de producir, como produjera en la Asam-
blea 'Constituyente de la Repfiblica espafiola, una con-
denaci6n de reaccionario y motivar, precisamente, que
muchos de aquellos Delegados de la Constituyente
espafiola, bajo la influencia direct del -Senado de la
Monarquia se decidierani por la Asamblea legislati-
va, o sea, por el sistema unicameral. Pero tambien,
en aquella Asamblea se pronunciaron discursos de
gran elocuencia respect a la conveniencia de la
Assmblea legislative inica, y se pronunciaron al-
gurLos otros de no menos elocuencia, sabiduria y pru-
dencia respect a la organizaci6n de un Senado de
tipo democrttico.
Es, pues, indiscutible que no se debe cifrar, ni en-
tender, ni estimar, ni considerar, num6ricamente, el
coneepto de la democracia. Ein nuestra histcria repu-
blicana han brotado y surgido medidas progresistas
lo mismo .de la Camara de Representantes que del
Senado, y han surgido tambi6n medidas reaccionarias
lo mismo de la CAmara de Represeintantes que del
Senado, lo cual quiere decir que cuando dos C'maras
estAn integradas por un factor democr6tieo depend
de los Partidos y de los hombres que los Partidos
envian a uno y otro Cuerpo que la legislaci6n sea de
advance, sea progresista, o que por el contrario, ella
no concuerde con los factors econ6micos y sociales
de la Repfiblica. Que vayan a la C6mara y que vayan
al Senado hombres que sientan en! su cerebro y pa0l-
pitar en su coraz6n las ansias y las necesidades popu-
lares y veremos entonces producirse toda una legis-
laci6n progresista y de avance, que la democracia en
si misma, tiene una series de matices y depend del
contenido econ6mico-social que se le quiera infiltrar,
o de un contenido exclusivamente politico, con ana
filosofia que ya esth en los tiempos contemporineos
caducada por la absorci6n de los fen6menos econ6mi-
co-sociales. Es pues, de este mode, como el Partido
Acci6n Republicana ha contemplado en su program
los dos Cuerpos, porque se ha interesado tambi6n, da-
do que propugna un sistema parlamentario regulado,
o semi-parlamentario, como se dice, le ha preocupado
el no crear una Asamblea omnipotente y un Presidente
de la Repfiblica omnipotente. No quiere que la Repu-
blica vuelva a caer en la tirania de un Cuerpo Colegis-
lador, o en la tirania del Poder Ejecutivo, sino lo quo
desea es establecer su program, o sea, el gobierno por
y para el pueblo, sintiendo las necesidades del pueblo
y que no depend de la voluntad de un hombre, ni de-
penda tampoeo de una dictadura oligarquica organi-
zada al travys de un Cuerpo, sino que depend de ]a
voluntad democrhtica concedida por el pueblo. Por es-
tas consideraciones y dentro del limited de un voto par-
ticular, porque no hemos estado en la discusi6n de los
sistemas Uni-Cameral o Bi-Cameral que vo ereo haber
expresado y fiiado la uosici6n del Partido Aeei6n
Republican en este debate, porque en euanto a la


discusi6n de un sistema Uni-Cameral o Bi-Cameral
recordarAn inclusive, algunos miembros de la Co-
misi6n, que fui partidario de que esta disposici6n
iba a ser de carceter transitorio en los acuerdos,
para que no se proyectase a funciones electorales
que estdn gravitando sobre la Aisamblea Consti-
tuyente y sobre las resoluciones de la misma y po-
damos nosotros para el future, dar una Constituei6n
de cardeter permanent, consulthndonos a nosotros
mismos, consult doles a nuestros propios Partidos
sobre lo que es la realidad cuban'a proyectada hacia
el future que demand nuestra responsabilidad his-
t6rica.
Y es per estas razones que no voy a explicar el
concept del sistema Bi-Camera] o Uni-Cameral, qu-
aqui se ha hecho, porque no es la cuesti6n ni la opor
tunidad y sobre ello la ilustraci6n de mis distingui-
dos compafieros me ahorra el tratarle. A mi me basts
para mi satisfacci6n decir que trataba ese asunto
desde que fu6 mi professor en el Institute de Segunda
Ensefianza, D. Ram6n Rosainz y mi professor de De-
recho Politico en la Universidad, el doctor Orestes
Feirara, hace ya bastante tiempo y que el debate
sobre uno y otro sistema se encuentra al travis de to-
da la literature political que cubre bibliotecas ex-
tensas.
He dicho.
SR. PRESIDENT (MARTfNEZ SAENZ) : Deseehada la
moci6n presentada per los sefiores Nfliez P,,rtuondc
v Cortina, se pasara a la lectura...
SR. DIHIGO (MARIO) : Pido la palabra para expli-
car mi voto.
SR MARINELLO (JUAN): Pido la palabra para ex-
plicar mi voto.
SR. PRESIDENT (MARTINEZ SAENZ): Tiene la pa-
labra el senior Dihigo para explicar su voto.
SR. DImEGO (MARIO): Soy en principio, parti-
dario de un Senado grande, pero he votado que no
se amplie come una protest a. la actuaci6n senato-
rial.
SR. PRESIDENT (MARTINEZ SAENZ) : Tiene la pa-
tabra el senior Marinello para explicar su voto.
SR. MARINELLO (JUAN) : No tengo que explicar a la
Asamblea que estamos en lo fundamental con el voto
particular. Sin' embargo, entiendo una necesidad inex-
cusable, la constancia, no de mi opinion particular,
sino la del Partido que represent, en cuanto a un
sol. extreme de ese voto: insistimos en que es mas
democratic, mis popular y mas just que la elec-
ci6n de Senadores se realize per el sistema preferen-
cial. En' este punto mi partido quiere hacer un pro-
lunciamiento especifico, sali6ndose asi del voto par-
ticular. Queda hecha ]a important salvedad.
SR. PRESIDENT ('MARTINEZ SAENZ): Se va a dar
Jectura a] voto particular del Partido Dem6crata Re-
publieano.
(El official de actas lo lee)
A LA CONVENOC6N CONSTITUYENTE
VOTO PARTICULAR que presentan los Delegados que
suscriben, en representac6id del "Partido DemScra-








DIARIO DE SESIONES DE LA OONVENCION CONSTITUYENTE 35


ta Republicano, al nfmero II del Acuerdo Primero
de la Comisi6n Especial, designada para redactar ]a
parte de Constituci6n relacionada con las Magistra-
turas.
VOTO PARTICULAR:
El Apartado II del Dictamen de la Comisi6n Es-
pecial quedarx redactado en esta forma:
II. El Poder Legislative se ejercerh por dos
cuerpos electivos que se denominaran de "Represen-
tantes" y "Senadores" y conjuntamente recibirh el
nombre de "tonlgreso".
El Senado se compondra de Seis Senadores por
Provincia, elegidos en cada una para un period de
ocho afios, por double nfimero de Compromisarios a]
nfmero de Consejeros Provinciales, constituidos en
Colegio Electoral. De los seis senadores correspon-
derAn cuatro al Partido Politico que hubiere obte-
nido el mayor nfimero de votos en la Provincia y dos
al Partido que hubiere alcanzado el segundo lugar en
la votaci6n.
El Senado se renovarh, por mitad, cada cuatro
anios.
La eleoci6n sera secret, en un solo dia y por su-
fragio del pueblo.
En los casos de elecci6n de la mitad del Senado.
serAn elegidos dos por la mayoria y uno por la mi-
noria en cada Provincia.
Sal6n de Sesiones de la Convenci6n Constituyente,
Capitolio Nacional, a 23 de Febrero de 1940.
(Fdo.) Dr. Antonio Bravo Acosta. Dr. Pelayo
Cuervo Navarro. Dr. Juan Cabrera.
Sn PRESIDENT (MARTINEZ SAENZ) : Se conceded' dos
turnos en pro y dos turnos en contra.
SR. MARTfNEZ FRAGA (ANTONIO) : Pido la palabra en
contra.
*Sn. ZAYDfN ('RAM6N) : Yo tambi6n la pido en contra.
SR. BRAvo AOOSTA (ANTONIO) : Yo la pido a favor.
SR. REY (SANTIAGO) : Y yo tambi6n.
SR. ROCA (BLA) : Pido la palabra.
'SR. PRESIDENT (MARTINEZ .SAENZ) : Ya hay dos tur-
nos en pro y dos en contra, pero la Asamblea puede
coifceder la ampliaci6n.
SR. FERRARA (ORESTES) : No ampliaci6n, senior Pre-
sidente, restricci6n.
SR. ROCA (BLAS): El Reglamento, en el articulo
"15, concede tres turns a favor y trees en contra.
SR. PRESIDENT (MARTINEZ 'SAENZ): .Esta Asam-
blea ha torado el acuerdo de que los votos particula-
;es se considered! como enmiendas y si se aplica el
articulo respective solamente se conceden dos turnos
Fn pro y dos en contra. Por eso se nombr6 una comi-
si6n para modificar el Reglamento. Si el senior Roca
es tan amable, aceptarh esta indicaci6n.
SR. ROCA (BLAS) : Con much gusto.
Sn. PRESIDENT (MARTfNEZ SAENZ) : Tiene la pa-
Jjbra el sefipr Martinez Fraga en contra.


SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Antes quisiera
agradecerle a. la Presidencia que dispusiera se diera
lectura nuevamente al voto particular.
SR. PRESIDENT (MARTINEZ SAENZ): Asi se hara.
(El official de actas to lee nuevamente.)
SR. MARTfNEZ FRAGA (ANTONIO): Sr. President
y sefiores Delegados: Muy breve habr6 de ser en H
exposici6n de los arguments que tengo en contra
de la elecci6n de senadores por t6rmino de oecho aiios,
y en' contra tambien del resto del voto particular que
se contrae al tipo especial de elecci6n de los compro-
misarios representados por personas y no por votos,
base fundamental de] Dictamen que tuve el honor d3
compartir con los demAs sefiores Delegados de los
partidos politicos.
Hay un principio t6cnico, senior Presidente y seiio-
res Delegados, que rige el ordenamiento de tiempo
ei todas las magistraturas populares.
Son pocas las Constituciones de Am6rica que se-
Fialan diversidad de duraci6n de mandates en los dis-
Lintos cargos, y much mis en aquellos como los que
se refieren a este caso, a la eleceei6n de los componen-
tes del Senado de la Repiblica.
El President de la Repfiblica se elige por termnno
de cuatro afios; ]c:; Rapresentantes, por t6rmino d-
cuatro afios; los Gobernadores, por cuatro afios: los
Consejeros Provinciales, si se acepta nuestro voto
particular, por cuatro afios; los Alcaldes, por cuatro
aifos; los Concejales, nor cuatro afos y unicamente
sefiala el program del Partido Dem6crata Republi-
cano el privilegio insoepechado de que los Senadores,
rememorando ]q. frase romana de los patricios, sean
elegidos por el t6rmino interminable, valga la redun'-
dancia, de ocho afios, casi la vida de un hombre. Si lo
que se pretend es hacer senadores vitalieios, si a lo
que aspira el partido que preside la gloriosa figure
del general Menocal es convertir a los sonadores in
etirnum, entonces. en buena hora. pero para ello
precisa romper con una democracia, que bay que prac-
ticarla, que hav que sentirla. one no basta con decla-
marla a los cuatro vientos en la tribune pfiblica.
Si efectivamente se vota, al Presidente de la Repfi-
blica, a los alcaldes. a los gobernadores, a los repre-
sentantes, a los conrsejeros nrovin-ialps, a los conce-
jales por cuatro Rsos. vo teno-o la esPeranza de oir
esta noche Qou motives tkcnicos. oue motives de alta
politiea., que motives de carAeter fundamental. anu
razones cientificas informant 1a nroc-rama dem6crata
rnublicano, para entronizar, nor la vida de un hom-
bre, a los sen'adores en el Senado de la Repfblica.
Oeho afios' Oeho a0osi
Viene a mi m-nte e6mo so nroyectan. como diiera
el senior Zavdin. lae. necesidldes politics imperiosa-
mente con los debates de la Convenei6n Constitu-
yente.
Pero, con las mismas razones, con los mismos fun-
damentos de caracter cientifico v proaramftico, que
atafien a la possible existencia de senadores por oecho
anos, rompiendn la n-cesidad, sefiores Delerados. do
que vengan nuevas corrientes mas pronto a cambiar
.os aires que reinan ein el Senado, la imperiosa ne-









36 DIARIO DE SESIONES DE LA OONVENOION CONSTITUYENTE


cesidad de que la opinion pliblica sea consultada ca-
da cuatro afios, para saber si efectivamente los man-
datarios del pueblo cumplen su program, sus ideas,
sus principios y sus aspiraciones.
Por eso, desde el punto de vista politico y estricta-
mente democratic, rompe el principio del Partido
Dem.6crata Republicano, que en este caso, perd6ni-
seme, con todo el respeto, no hace honor al nombre,
rompe todos los principios de la democracia, para
seguir durante equis afios la duraci6n de los sefores
senydores.
Aqui se levantaron principios que carecian de bri-
llartez en el orden t~enico e hist6rico y que resulta-
ron a prima facie entusiasmados desde el punto de
vista estrictamente politico. Tuvimos el honor los que
firmamos el voto particular solicitando mas democrk-
cia en el Senado, ocho senadores por provincia, de
recibir la votaei.6n del Partido Dem6crata Republi-
cano, poni6nldose en contra, en nombre de un prin-
eipio que ed mi opinion rompe tambien con el princi-
pio excelso de la democracia y del concept de mayo-
res mayorias.
Ahora quiero ver con verdadera sorpresa como el
Faitido Dem6crata Republicano, que dijo aquellos
arguments, que fundament6 aquellos principios, los
va a romper y los va a hacer pedazos ante la posibi-
lidad de crear senadores por ocho afios, al amparo
del program dem6crata republican, que, como an-
tes dije, olvida el nombre del Partido.
861o aspiro, sefior Presidente y sefores Delegados,
a que esta ausencia de la consult popular, a que
se reciban mandates de esta naturaleza por tan largo
tienpo, sin hacerse possible y que eon gran brillan-
tez expusiera en dias pasados el distinguido Presi-
dente del Partido ABC, senior Martinez Sdenz, pars
coiccar, ausente de toda ansia popular, durante ocho
afios, senior Presidente y sefiores Delegados, a los re-
presentativos de ese partido, o de la opini6ni en el .Se-
nado de la Repdiblica, sin que pueda consultarse de
nuevo a ver si se ha cumplido con el mandate que
se le ha conferido.
Contrario abiertamente a ese precepto. Si el Par-
tido Dem6crata Republicanio hubiera establecido ese
principio; si ese Partido hubiera asido el derecho de
revocar el mandate concedido por tan largo tiempo,
en buena hora se pongan cuatro, ocho o doce, no im-
porta la opinion pfiblica, el pueblo, podrh estar dia
por dia fiscalizando la actuaci6n de sus mandatarios.
Pero si a lo que aspira e] Partido Dem6crata Repu-
blicano es a alargar la duraci6n de los mandates que
pudiera obten'er en el !Senado de la Repfiblica, ausen-
te de toda consult popular, ausente de toda vigi-
lancia piblica, del imperio de un mandate que no
puede revocarse, entonces, indiscutiblemente, olvida
la democracia y olvida lo que es fundamento y esen-
cia de los pueblos libres.
Por todos esos motives, senior Presidente y sefiores
Delegados, consume este turno en contra del voto par-
ticolar suscrito por el partido Dem6crata Republica.
no. Cierto es, y en esto desde luego su asamblea pare-
ce no haber recogido los latidos populares, que es pro-
grama de ese partido, que lleva como duraci6nf del
cargo de senador echo afios, y tambien se lleva el de
compromisario senatorial.


Y es possible que en el afio de gracias de 1940,
cuando ya la oportunidad para el pueblo eubano de
celebrarse una Convenci6n Constituyente, quiera es-
tablecerse de nuevo el compromisario presidential, la
rueda indtil que eni un moment de pasiones political
y de initranquilidades patrias hizo que Sanguily en-
tendiera que los cubanos debian de reunirse en la
serenidad augusta de un recinto con calma en el pen-
samiento, alejados de las pasiones political que pu-
dieran proyeetarse sobre ellos los entusiasmos de una
legislaci6n political reciente que eligiera con toda tran-
quilidad a los nuevos senadores de la Repfiblica. Pe-
ro, sin esos motives despu6s de la experiencia de mds
de treinta aflos en que hemos observado que los com-
promisarios no eumplen ese requisite, que obedece a!
mandate de las asambleas political que ninguna sitiia
quiera que no el control de las mayorias, f, como es po-
sible que se aspire a llevar a un precepto de ]a Consti-
tuci6n la rueda infitil de un consorcio politico como )os
compromisarios presidenciales que no tienen libertad
de pensamiento y de acci6n, y mueho menos la ml a-
jestad augusta que queria Manuel Sanguily para qu,
pudiera escoger iridistintamente a los postulados por
los partidos politicos, son los que me mueven a pro-
ducirme en contra del voto particular en relaci6n con
este asunto, por el Partido Dem6erata Republicano,
que con el debido respeto, estd ausente de todo prin-
eipio democrftico.
Ahora, si espero una cosa, a que todos los sefiores
delegados, que emplearon este argument y estos
motivos substanciales para votar eni contra del aumen-
to de senadores, se mantengan, senior Presidente y se-
fores Delegados, en el Hemiciclo, para que no facili-
ten con la irresponsabilidad de su ausencia una vo-
taci6n determinada.
Mayor responsabilidad, mayor dureza de juicio,
mayor eritica acerba pueden mantener aquellos De-
legados a la Convenci6n que se ausenten del hemiciclo
paia no responsabilizarse plenamente con su progra-
ma y con sus ideas que aqu6llos que dentro del propio
hemicielo votan inclusive contra sus ideas o contra
sus programs.
Por esas razones, si quiero rogar a la Presideicia
qu'i cuando se someta a votaci6n haga el ruego de que
todos los senlores convencionales se mantengan eu
sus escafos y voten abiertamente con la misma altura
que lo hicieron los que entendierori que era impres-
cinciible para la democracia mayor nfimero de sena-
dores, que defiendan aqui la propia democracia con
!a renovacin cada cuatro afios del Senado de la Re-
pdblica.
SR. PRESIDENT (MARTNEZ SIENZ) : Tiene la pa-
labra el senior Bravo Acosta.
SE. BRAVO AcosTA (ANTONIO): Sefior Presidents
y sefiores Delegados:
Es norma constant en mi procurar cuando tom)
part en los debates, ser conciso e ir al grano. Vamos
a estudiar el voto particular en relaci6n con el Dic-
men de la Comisi6n Especial.
Ligeramente he de contestar alguno de los argu-
mertos de mi distinguido compafiero el sefor Marti-
nieg Fraga, y he de contestar con textos a ]a vista en









DIARIG DEPESIONESX DE LA- GONVEN01ON WNSTITUYENTJ1 37


relaei6n de c6mo estin constituidos sus organismos
en otras repilblicas.
El senior Martinez Fraga sostiene que en los re-
gimenes actuales de ningfn pais americano tiene una
mayor duraci6n en los cargos senatoriales que los
cargos de la CAmara de Representantes o de Diputa-
dos. Un ligero studio sobre algunas de las constitu-
ciones de America y tambien de Europa, recientes.
no antiguas, veremos que en la Argentina el Senado
tiene nueve afios por cuatro la Cfimara de Repre-
sentantes; que en los Estados Unidos tienen seis anios
los senadores por dos la Camara de Representantes;
que en M4xico tiene tres afios la Camara por seis los
senadores; que en el Perui tiene cinco afios la CAma-
ra por seis el Senado; que en el Uruguay, que toma-
mos como ejemplo de pais debidamente organizado,
t one tres afios la CAmara por seis los senadores; que
Nicaragua tiene seis afios; que Haiti tiene seis alios
y que Irlanda, una de las filtimas naciones nacidas
al concerto mundial tiene doce aios para los sena-
dores.
Ya ve el compafiero que todas estas naciones, no d
constituciones antiguas, sino modificadas reciente-
menrte, estableeen una diferenciaci6n entire el tieru c'
de duraei6n para los cargos de la CAmara y el tfu~
po de duraci6n para los cargos del Senado.
&Por qu6 el Partido Dem6crata Republicano sos-
tire la diferencia de duraci6n entire un cargo y otro..
Porque desgraciadamente, en nuestro pais se ataealt
A-B instituciones por el resultado que han dad(o los
homnbres que han ido a ellas. Ni la Instituci6r Senado
d.! period largo es mala ni ninguna de las otras
instituciones como los Consejos Provinciales o los
Gobiernos Municipales son malas en si. Lo que ha re-
sultado es que el procedimiento de la mayoria de los
hombres que han ocupado esos cargos, se ha orienta1io
o hacia la convenieneia personal o hacia la convenien-
cia partidarista, nunca lo han hecho hacia los intere-
ses de la Naei6ni.
Y nio se puede por el hecho de que los hombres
no cumplan con sus obligaciohes, calificarse de ma-
las a las constituciones. Nosotros hemos tenido como
ejemplo que cuando los hombres que han venido a la
OCamara o han ido al Senado o a otro organism, re-
vestidos del deseo de cumplir y de hacer lo que las le-
yes mandan, esas iristituciones, han respondido de
manera eficaz para el servicio pfiblico. En eambio to-
dos esas instituciones, inclusive-en la del Poder Eje-
eutivo, cuando han ido hombres que han querido im-
Lnoner su voluntaLo busear granjerias personales, han
sido nefastas para la Republica.
El mal no estf en las instituciones ni en la dura-
ti6n de los mandates sino en la poca educaei6n ci-
vica que han demostrado los cubanos en estos filti-
m(s tempos. Si se hubieran respetado las leyes; si
los hombres se hubieran constrefiido a cumplir sus
obligaciones en beneficio del pueblo, seguramente que
estas instituciones que fueron fundadas en 1901 hu-
i ieran servido para demostrar que eran buenas y
eficaces y que podian servir como instrument para
el bienestar de Cuba.
He de ser muy breve. Creo que en pocas palabras
se puede decir todo cuanto sirve a la argumentaci6n


alrededor de una tesis. Debemos seialar las dife-
rencias entire el Voto Particular y el Dictamen. En
cuanto al nfimero de senadores, se sostiene en el votu
Particular y me parece que no es necesario ahondar
sobre ello ya que la Asamblea ha manifestado en
relaci6n con ello, en que sean seis sefiores senadores..
al rechazar la proposici6n de los ocho senadores.
Yo sostengo contra algunos compaferos, que no
es el nfimero el que hace a la Democracia, que la
hace el desenvolvimiento de las instituciones...
SB. FERRARA (-ORESTE) : La Ley del mayor nume-
ro: esta es la definici6n de la Democracia.
Si:. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): ...Yo agradezco la
decearaci6n que hace mi respectable maestro, el Sefior
Ferrara, pero luego las mayorias, esa representaci6n
de la Democracia, traen consigo o la anarquia o la
connivencia para realizar actos que van contra la
Democracia.
Shi. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : Con la venia de
la Presidencia, me permit el compafiero?
&'Cree el Seflor Bravo Acosta que la duraci6n -l
8 vios hace la Democracia
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO):. Vamos alli; podr
hacer al Dem6crata Republicano, como otras medidas
y otros criterios haeen a los respectivos partidos po-
liticos y como es costumbre ya en Cuba que los par-
tidos politicos, mejor dicho, que los hombres que re-
presentan a los partidos politicos, en t6rminos gene-
rales, no se ajusten ni a los principios de sus progra-
mas, ni a los ideales que mantienen esos partidos po-
liticos.
jPor que sostenemos que se es Dem6crata pidiendo
una diferencia en la duraci6n de los cargos? Por-
que hemos sostenido que al Senado, cuando hay la
double C'mara se le da o se piensa que debe tener
una ponderaci6n mayor en el tratamiento de todas
las cuestiones pfblicas que se eleven por inicio en la
Camara popular.
N'uestra political, desgraciadamente, se ha limita-
do siempre a estar en el Comitk de Barrio. El po-
litico que oeupa un cargo, esti mIs pendiente, cu'an-
do tiene period corto, de lo que piensa el sargen-
to politico o el electorado, que en los intereses na-
clorales. Es una desgracia, pero es una realidad, j
si nosotros procuramos, o propiciamos el prolongar
La duraci6n del cargo en relaci6n con el de la CGmara
de Representantes, lo hacemos porque hemos creido
lue a esos organismos pueden llevarse, no hombres
de, edad madura, sino hombres de todas las edades,
pero que los partidos los escojan de entire los que
hayan demostrado en la opinion pfiblica que hay se-
guridad en el pensamiento y ponderaci6n en la so-
luci6n de todos los problems que se sometan a s'i
consideraci6n; hombres que hayan demostrado sus co-
nocimientos tecnicos en cualquiera ciencia, o su cali-
dad de estadistas, a fin de que el partido que lleve al
S' nado a esos representatives, se sientan capacitados
para poder tender a estas cuestiones piiblicas sin
tener que mirar constantemente para e eeleetorado.
Por eso, el Partido Dem6crata Repiblicanio procura
qu. en esta asamblea Senatorial, en esta parte del
Congress, puedan llevarse los hombres de mayor ca









i8 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


pacidad, rodeAndolos de la mayor tranquilidad en
relaci6n con el desenvolvimiento pflblico del pais.
No esta ello refiido con la Democracia, y no importa
que se piense con el nfmero o con el criterio que
tenga algin compafiero con respect a su manera
de interpreter la Democracia.
En muchas ocas:ones se interpreta la Democracia
en lo que ella es en si, en lo que ella tiene de ver
dad y de pureza, pero en la mayoria de las ocasio-
nes se interpreta la Demoeracia segien se acomode
al moment para resolver los incereses politicos o
particulares que tenga el que esta sosteniendo la de-
fensa de la Democracia. Se difer6ncia el voto par-
ticular en cuanto a este extreme del n6mero de afios
de duraci6n del cargo.
Se diferencia tambiin en eso que han dado en lla-
mar organismo inftil de los Compromisarios Sena-
toriales, pero yo me hago esta pregunta: Hay mas
Democracia en el hecho que se propugna en el Dicta-
men, de que se venga a hacer por una Asamblea po
litica la elecei6n de los Senadores, o por lo menos de
la mayor parte de los Senadores? Entiendo que hay
mas Democraeia en cuanto a los Compromisarios Se..
natoriales. Si esos Compromisarios cumplieran los
lines para qu'e han sido designados, hay much ma
Democracia, no cabe duda. Se empieza porque e-
pueblo libremente los elige y no se de el caso, co.
mo en el Dictamen que una Asamblea para, que diga
desde el moment de la postulaci6n: "fulano, que es
el nimero uno, y fulano, que es el nfimero dos, son
S&nadores consagrados ya", porque mediante so-
borno pudieron obtener la nominaci6n que va a
llevar la candidatura senatorial.
pD6nde puede haber mis Democracia, en ese pro-
codimiento de la elecci6n por la Asamblea o en el
de Ja representaci6n y en el deseo del pueblo de ele-
gil dentro de su candidatura los hombres que crea
ma. convenientes o que tengan mayor arraigo en
la Opinion Pfiblica, sefialdndonos individualmente,
o como nosotros propugnamos mediante un cole-
gij de compromisarios que pueda estudiar dentro
de uri nfmero de hombres que se traen, los que me-
jor puedan servir los intereses del partido? En-
tiendo que esta manera es much mas democrhtica
que esa otra que pone en manos de unos cuantos se-
fioes el hacer la elecci6n del mayor nfmero de se-
nadores, sin el consensus popular.
Ya ve mi distinguido compafiero, el Sefior Marti-
nez Fraga, que distancia hay entire el ar-to democri-
tico que sefiala el dictamen y el que propiciamos
mediante la eleeci6n de compromisarios.
SR. GARCiA AGijERO (SALVADOR) : Me permit el
distinguido compafiero una interrupci6n, con la ve-
nia de la Presidencia?
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Con mucho gusto.
Sn. GARCIA AGUERO (SALVADOR): Si la pondera.
ci6n necesaria al cuerpo legislador que el Senado
debe constituir, se le garantiza, en opinion del Sefior
1Bravo Acosta, con la mayor duraci6n del mandate
correspondiente, elevAndolo a 8 afios, porque asi no
esti el Senador urgido ni inquietado p'or la consult
al electorado, hno cree el Sefior Bravo Aeosta quo


siguiendo ese criterio normal seria, -para garan-.
tizar la perdurabilidad de esa ponderaci6n- exten:
der de modo ilimitado el mandate del Senador y con-
vertirlo en vital.cio?
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Hay una gran' dife-
(t-ncia entire el Senador vitalicio, que es por toda la
vida, como su palabra, indica; pero en cambio, por
un period mis o meuos extenso, si puede garanti-
zarse, si hay ponderaci6n; ocho afios en ]a vida de
un hombre o de un pueblo es relativamente corto.
,SR. ROCA (BLAS) : Con la venia de la Presidencia,
me permit el.sefior Bravo Acosta?
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Con much gusto.
Sa. ROCA (BLAS) : Segfin el voto particular de'
Partido Dem6crata Republicano, los Senadores se
eligen por 4 afios y dura su mandate por 8 afios. Re-
sulta de esto que ]a mayoria elegida ahora cesa den
tro de 8 afios, es dcecir, la mitad del Senado ces4
dentro de 4 afios, pero de todos modos, los Sena-
dores elegidos hoy cesan dentro de 8 afios. Si nos.
otros elegimos ahora un Presidente, que va a du-
rar 4 afios, y dentro de 4 afios se elige un nuev)
President y es contrario a la mayoria que form,
en el Senado la elecci6n anterior, este Presidente es-
tare preso de una mayoria Senatorial contraria a su
prcyecci6n political, y si se mantiene mAs por deter-
minados partidos el regimen parlamentario, i`no re-
sultaria este Presidente preso .de una Asamblea con-
traria politicamente a la que inform su elecei6n?

SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): En primer lugar,
con la renovaci6n podria ocurrir, como puede ocu-
ri ir cuando es la renovaci6n total, que teniendo, por
ejemplo, el Senado ahora una mayoria, un gobier-
ino, y un numero de Senadores del 50 per ciento, si
el gobierno que viene tiene el consensus popular am-
plio, puede traer dentro de ese plan de renovaci6n
de por mitad, un nfimero de Senadores que le per-
mita tener en esq renovaci6n la mayoria suficiente
para dirigir sus planesde gobierno. Y algo mAs,
enl ningin moment quedaria colocado el Presiden-
t- en que tendria en el S.enado dos terceras parties
frente al nim.ero de votos que 61 podria sacar con
respect al niimero de Senadores.
'SR. ROCA (BLAS) : La situaci6n es la siguiente: de
lodos modos cesa el cincuenta por ciento; cesa la mi-
tad de la Mayoria y la mitad de la Minoria. No
es eso?
Sr. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Exactamente.
SR. ROCA (BLAS) : Es decir que la Mayoria se con-
vierte en Minoria mafiana, y entonces equipara con
lo que era entonces Mayoria. Es d'acir, que de to-
dos modos, el Gobierno que surgiera quedaria en
una posici6n mala en cuanto al Senado -or esto: si la
Mayoria del Senado, de por mitad queda en el Se-
nado, contraria al PrPsidente, la nueva Mi,oria equi-
parara a la antigua Mayoria la ventaja d. la pre-
sento eleeci6n, y de todos modos el Senado queda-
11~ dividido en dos mitades exactamente iguales, sin
dorle ninguna ventaja a la nueva Malyoria produe-
to de la difereinte orientaci6n popular.










DIARTO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 3!


.Sr. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Colocado en la re-
i.ovaci6n de por mitad, queda un nfimero de Sena-
dores, -de Mayoria o de Minoria, de Gobierno que sa-
le o de Gobierno que entra, y al hacerse la reno-
vaci6n, si es que el Presidente tiene la Mayoria y ga
na, sacaria, por lo menos debe saear, la Mayoria Se-
natorial y seria de doee Senadores por seis. Si aqui
queda renovada la mitad de dieciocho Senadores, de-
ben quedar nueve y nueve, y en esta renovaci6n, se-
dnri el nfimero que se elija, y vendria a resultar que
trae doce de la calle para venir a completar el nu
m(ro que le es indispensable, para ]a mayoria, con
los nueve senadores que le quedarian del period
de oeho afios.
Y ademas, si tenemos el R1gimen Parlamentario,
y hay la disoluci6n, porque no me explico Regimen
Parlamentario sin disoluci6n del Congreso, no im-
porta que tenga la renovaci6n en esta forma o en
la forma total, ya que al disolverse el Congreso, co-
mo deben sostener y creo que sostendrAn los Sres.
(ie propician el R6gimen Parlamentario, esta ba-
rTido todo lo que pudiera. refer:rse a un plazo mks
o r.enos largo.
'S. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): LMe permit,
ui.a aclaraci6n?
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Con much gusto.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Con la venia de
la Presidencia. Tengo entendido que el program
del Partido Dem6crata Repfiblicano mantiene el Re-
gimen Presidencial. Sin embargo S. S. esta previendo
y solicitando se fije ese nfimero de afios, porque
cuando se establezca el R6gimen Parlamentario...
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): S. S. esti equivo-
cado, o ha oido mal, no me ha comprendido, o no
he tenido la suerte de hacerme comprender.
'SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Le agradecer6
mie contest.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Hie contestado al
Sr. Bias Roca y hablaba del Regimen Parlamentario
en el sentido de que si se implantaba el Regimen
PI'rlamentario, si as que se implanta, con la disolu-
c:6n que tendria que traer consigo, no importaba el
r~azo mhs breve, o mns corto. En manera alguna
cuue sea partidario del R6gimen Parlamentario en la
forma en que lo mantienen algunos delegados.
SE. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Desde luego el
Pdrtido Dem6crata Republicano 'o mantendr. en
su programa...
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): El Regimen Pre-
sideneial...
'SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): De la misma
nanera que en su program lleva los Senadores de
oeho afios. Pero hay el Paso del program de mi
Partido que mantenemos un R6gimen Presidencia-
lista -Reglamentado o Parlamentario reglamentado,
como quiera llamarsele-; y, sin embargo o, nos
otros que vamos a mantener nuestro program abso
lutamente en cuanto a nuestro Regimen de Gobier-
r.o, que no pensamos alterarlo por nada ni por fna-
d~e. no llevamos sin embargo la disoluci6n del Con-
greso, y como este Partido, -me refiero al Conjun


to National Democrdtico-, ten'go entendido que hay
nmuchos aqui no mantienen tampoco la disoluci6n
dr: Congreso, si eso oeurriera, la implantaci6n de
ur regimen similar en que no se disuelva el Con-
greso. j C6mo puede sostener el Sr. Bravo Acosta la
t sis de la duraci6ni de ocho afios?
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): La realidad .es
que si hay un regimen Parlamentarizado, Presiden-
tial reglamentado, o Parlamentario reglamentado, no
as el regimen Parlamentario a que se referia el Sr.
Ioca. ,Son cosas distinitas, y seria objeto de -studi.'
ese plan, y conocer la forma del funcionamiento de
estos organisms, y entonces poderle eontestar al
SSr. Martinez Fraga. El program de su Partido
mantiene tambien el particular de que con respect
a la duraci6n de los cargos de Senadores no sefala
nada, sino lo que acuerde la Constituyente, y en-
tcnces ese plan podria ser adaptable a lo que tenga
en su program el Partido Conjunto Nacional De-
nc'crAtico.
Con respect a nosotros, euando se venga a tra-
tar el problema, mantendremos el regimen Presi-
dencial, y cuando se trate del plan o del sistema
que S. S. sefiala, nosotros trataremos de coordinar
esto con lo que S. S. traiga.
Voy a terminar reiterando que estimamos que es-
tamos en defense efectiva de la Democracia con es-
ta forma propuesta, no s6lo en cuanto a la duraci6n
sino tambi6n en la forma en que debe procederse a la
elecci6n de los Senadores, con entera sinceridad, cre-
yendo que estamos sirviendo al pais al solicitar la im-
plantaci6n de esta forma de duraci6n y renovaci6n,
como creemos que los demis Sres. Delegados, y respe-
tamos su opinion, tambien que estan defendiendo los
irtereses del pais. Es cuesti6n de pugna de crite-
r os dentro de un mismo prop6sito. Mantenemos la
rencvaci6n en la forma propuesta para asi dar la
oportunidad d4 que pueda irse consultando cada
cuatro afios al Cuerpo Electoral con respect a los
cargos Senatoriales.
Yo tengo la seguridad absolute, ya que aqui se
-uibla tanto de la defense de la democracia, de que
podrA no prosperar en cuanto a la duraei6n de los
cargos, nuestro prop6sito, pero tengo ]a seguridad ab-
soluta, si es verdad lo que aqui se dice de dIemo-
cracia, que han de decidirse los Sre,. Delegados por
ei sistema de los Compromisarios, antes que deci
dirse por el sistema implantado en el Dietamen, que
centrola, que lleva el control de deierminado:3 indi-
viduos en la Asamblea, o del dinero ique puedan des-
embolsar determinados aspirantes para la elecei6a
c(i la mayor parte de los Senadores que van a oeu-
par los cargos en la Repiblica, por lo menos dos de
]a Mayoria y 'os dos de la Minoria van a ser ele-
g.idos dsede el primer moment, dtisde que se ha
gan las postulaoiones, sin pedirle a1 pueblo que diga
si e. que quiere a esos Senadores, si quiere a los
que ocupan los nfimeros tres, cuatro y cinco seis.
Es una imposici6n, que no es democritica, de las
A.ambleas controladaa en ]a forma que he exphl
aend,, de imponerle al pueblo por lo menoi cuafro de
los seis Senadores que van a ser elegidos cada vez
qu'e se vaya a la elecci6n Senatorial.
S, esto es democracia, si la Asamblea se decide
per esa forma de votaci6n, por esa imposici6n de









40 DIAR2o DE SEBIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


las Asambleas, tendr6 una gran decepci'n, habr6
C.reIdo que no es cierta la defense de demoeracia
c~i, aqui se esta proclamando y se esta queriendo
defender, sino que se estAn defendiendo, los iite-
reses de los Sefiores que vayan a figurar en defi-
nrtiva con los nimero uno y dos en cada respec-
tive carididatura Senatorial.
Eso sera para mi la gran decepci6n, viendo que
se proclama tanto la democracia, y que en el tfxt(c
Constitutional se lleva como base primordial, fun-
damental, el predominio de los que puedati contro-
lar la Asamblea.
'SR. PRfo SOCARRIS (CARLOS): ,Me permite una
interrupci6n ?
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Con much gusto.
SK. PRBSIDENTE (MARTiNEZ 'SENZ) : Me parece que
ltabia terminado...
SB. BRAVO ACOSTA (ANToNIO): Pero diria unas
I ocas palabras mis para tener el gusto de oir al
Sr. Prio Socarris.
Si. Pkio SOCARRIS (CARLOS): Para que me in-
formara si en el regimen de los Compromisarios no
vienen 6stos obligados a votar por los Senadores que'
aparecen en la candidatura.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Por cualquiera de
los Senadores que aparezcan en la candidatura.
SR. PRfo SOCARRBS ('CARLOS) : Se pacta de ante
m ano
'SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): No se pacta Sr. So-
carlis.
Sn. PRfo SOCARRiS (CARLOs): Pero ha pasado
asi...
Se. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Le voy a dar un
ejemplo: en la provincia de Matanzas, coin este re-
gimen, a pesar de haber aparecido en una candida-
tura determinadio )individuo, corey, pl Clolegio de
Compromisaxios, que era para Cuba un gran honor
proclamar al gran cubano Manuel Sanguily, y para
gloria de Cuba lo proclam6 y lo trajo al Senado.
SR. PRESIDENT (MARTINEZ SIENZ) : Tiene la pa-
labra el Sr. Zaydin.
ISU. ZAYDIN (RAM6N) : Con toda brevedad...
Para explicar por qu6 he pedido en nombre del
Partido Acci6n Republican'a, la palabra en contra del
Votc Particular de los Delegados del Partido De-
n6crata 'Republicano
Disiente el program de dicho Partido con el ues-
tro, en dos aspects de ese Voto Particular: en el 'del
periodo de los Senadores y en el de la forma de
e!.eci6n; no asi en el nfimero de Senadores.
BEl !primer aspect, ,el de la duraci6n, nuestro
program sitia un period de cuatro afios, renova-
ci6n total del Senado por cuatro afios.
4 Cual es la raz6n o el motive de que propugneoacs
la renovaci6n total, eada cuatro afios, del Senado ?...
Estriba ello en un studio, ed un anAlisis del pro-
ceso politico de los Cuerpos Colegisladores, en los


aiales los terminos de los mandates politicos sean
d,-masiados extensos, y especialmente, en la cues-
ti6i6 debatida hoy, porque choca, a primera mano,
que se elija el Presidente de la Repiblica por cuatro
aifos y, en cambio, a los Senadores, por ocho afios;
lo cual da lugar a que el Partido o Partidos triun-
fantes en las urnas electorales, que alcancen el poder
so encuentren en el Senado de la Rlepiblica una mi-
tad de Senadores contraries a su program, a su
orientaci6n, a sus tendencies, y screen toda clase de
obstrucciones parlamentarias para impedir que se
desenvuelva la administraci6n piblica y pueda cum-
plir con el pueblo el Presidente de la Repiblica
eectto.
's. REY (SANTIAGO) : Me permit una interrup-
ci6n con la venia de la Presidencia?
SR. ZAYDIN (RAM6N): Con much gusto.
SR. REY (SANTIAGO): Yo tengo entendido que
en esa renovaci6n, Sr. Zaydin, no quedaria una mi-
tad contraria, programAticamente, al nuevo Presi-
ente de la Repuiblica; quedaria la mitad del Senado
-itegrada por los distintos Partidos que tuvieran re-
presentaci6n en el mismo, y que, l6gicamente, ha-
Lria alli una parte considerable de Senadores perte-
necientes al mismo Partido y, por tanto, observado-
r-s del mismo program del nuevo Presidente electo.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Las condiciones en que la
political nuestra va produci6ndose, a virtud de los
eambios ein la formaci6n social y econ6mica de nues-
t"o pals, nos ensefia que, asi como han surgido nue-
vos y numerosos Partidos, destruyendose organiza-
clones que en otro tiempo parecieran permanentes o
inmortales, igualmente, en el future, muchas de las
organizacionies del present pueden transformarse,
aglutinandose o formando nuevos Partidos, lo que
deria lugar a que en el Senado de la Repfblica per-
manecieran personas con un mandate popular cuan-
do ya est, extinguido el Partido Politico que les pro-
dujera su ascension democritica a ese Cuerpo Legis-
lativo.
Por otra parte, contestando al argument del Sr.
Santiago Rey, sin necesidad de tener que recurrir
a matemAticas electorales, si situbsemos el process
dentro de los propios Partidos, teniendo en cuenta
que pueden salir triunfantes en las urnas el Presi-
dente y los Partidos que en determinada ocasi6n hu-
biese representado a la Minoria en el Senado, como
el Partido o Partidos derrotados tambi6n obtendrian,
Fpr el sistema de Mayoria y Minoria, un nfimero de
Senadores, es indiscutible que con los que se que-
dcn en el Senado y los que vendriani con la reno-
vaci6n se completaria un niimero suficiente para
obstruecionar la obra de poder del nuevo Partido
o Partidos que hayan triunfado en las urnas elec-
torales.
*Claro esta que los mantenedores de ese prinicipio
pieden tender, y tienen, arguments para defender-
It, porque todas las tesis political tienen arguments
y razonamientos para ello; pero nosotros iestim4a-
Ltos que en la situaei6n present de Cuba, de gran-
ces transformaciones sociales y political, lo que con-
viene a una democracia viva, a una democracia que
esta en formaci6n, si pudi6ramos decirlo asi en el









DIARIO DB SEBIONES DE LA OONVENCION CONSTITUYENTE 41


orden de una soluci6n, lo que convien'e es la renova.
ci6n total del Senado cada cuatro afios, para que,
de este modo, la opinion pfblica, al trav6s de los
Partidos Politicos, pueda elegir Senadores por las
Provincias que represented, coetaneamente con la
elecci6n del Presidente de la Repfiblica, los nuevos
rumbos u orientaciones de la opinion pfiblica... Y
no seria asi, sino que se mantendria una opinion
que podria ser contraria a la mayoria de la opinion
piblica; pero una opinion political, mantenida en
uno de los Cuerpos, causando efectos contradieto-
rios en la mareha funeional del Estado para el cum-
plimiento de sus fines.
Porque podemos suponer, por ejemplo, que la opi-
ni6n piblica sefiale, en una elecci6n, un pronuncia-
miento de advance y de progresi6nr ascencional dentro
del ritmo democrAtico; pero que, en otra elecci6n
pudiera producer un retroceso, un paso hacia atrAs,
]r eircunstancias que se han producido al conjuro
de las consecuencias que el regimen anterior haya
causado al pais, y, entonces, nos encontrariamos, en
wic u otro caso, -porque el axioma pueden' inver-
tirlo: presentarse a la inversa en sus t6rminos--,
con que el Poder Ejecutivo no podria realizar los
empefos que ha contraido en la empresa de adminii
train la Repfblica de acuerdo con el program ofr -
c;dc a la masa ciudadana.
Por otra part: un Senador de ocho afios, sola-
mente los que sienten en su espiritu la vibraci6n de
la political se mantienen en el contact director con
&,s eiudadan'os y con sus afiliados... Si fu6ramos
a trazar la historic senatorial, contemplariamos co-
mno, precisamente, en el reposo tranquilo de ocho
afios de disfrute de una senaduria se desvian de las
corrientes de la opinion p iblica, se desvian de las
corrientes de sus propios Partidos y organizaeio-
nes, porque el termino es tan largo que les parece
innecesario tener que ocupar su atencion, que con-
sagrar su actividad, que dedicar sus energies, a la
lueha political, que exige, dia a dia, mayor vibra-
ci6d al espiritu human.
Ya era conocida entire nosotros la suerte o for-
tana que parecia tocarle en la ruleta electoral al
Senador de ocho afios, por esto ha hecho de 6stas
posiciones codiciadas y ambicionadas en las orga-
nizaciones political; vamos a darle la misma gra-
dnaci6n que deben tener los representantes a la CA-
mara, para que el espiritu de que se habl6 de de-
mocratizar cada vez mis el Poder Legislativo, lle-
gue tambi6n a ese Cuerpo a travys de un period
miAs corto de extension en el ejercieio de la fun'ci6n
de los mandatarios pfiblicos, para que est6n asi con
tinuamente destacados sobre la opinion, responsabi-
lizAndose con sus actos, actuando con energia en
sus colectividades political v manteniendo ese con-
tacto que es necesario a la masa ciudadana, para
pro ducir la legislaci6n de acuerdo con los impul-
sos y orientaeiones que la opinion' pfiblica reclama
segin el ambiente.
Nuestro Partido, sin entrar en debate con el Par-
tido Dem6crata Republicano, porque somos respe-
tuosos con tdos los programs, porque creemos que
tudos tienen conciencia de las responisabilidades de
las organizaciones que estAn aqui representadas por


sus Delegados, respondiendo cada una de ellas a una
tendeneia political respectable desde todos los Angulos
en que uno puede situarse; no es nuestro empefio
ni nuestro deseo entablar debates sobre estas cues-
twnes, sino exclusivamente dejar situada la posici6n
del Partido en lo que respect al t6rmino del man-
oatc. por cuatro afios.
En euanto al segundo aspect, en la eleoci6n de
Compromisarios por elecci6n indirecta, el progra-
ma de nuestro Partido es contrario a la misma.
-SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Perd6neme la in-
te:rrupci6n, con la venia de la Pesidenicia.
Ya que S. S. va a entrar en este problema de 'a
fcrma de eleeci6n, quiero oir la explicaci6n de c6mo
puede compaginar el Dictamen que sostiene y de-
fiende con respect a la elecci6n de los nfimeros uno
y dos en relaci6n con' el program de su Partido, que
habla de la elecci6n por voto indireeto; si es com-
patible el voto indirecto con la nominaei6n que ha-
c;c la Asamblea de que serdn el uno y el dos por en-
c;ma de todos los demAs.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Yo suelo guiarme, euando
1. blo, dirigir mi palabra de acuerdo con el pro-
p6sito que yo mismo o mi Partido me ha indicado.
Yo acepto sobre mis arguments, todas las interrup-
ci<,n'es o interpelaciones que se crean convenientes;
pero por temperament y mentalidad y hibito par-
lamentario, dejo las cuestiones reservadas a su mo-
mento oportuno y como no estamos en la discusi6n
del Dictamen, sino en la discusi6n del voto parti-
cular, sera en aquella oportunidad, la ocasi6n pro-
picia para poder explicar lo que el Sr. Bravo Acos-
ta quiere que explique en' este moment.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Lo emplazo para
esa oportunidad.
'18. ZAYDIN (RAM6N) : No tiene que emplazarme,
pcrque sin que sea ello rehuir una -cortesia o una
c'eferencia, tengo el derecho como delegado de em-
plazarme a mi mismo en la oportunidad en que esti-
nme convenient para' hIacer los pronunciamientos qu?
crea necesarios a nombre de mi Partido; y como yo
no emplazo a ninguno de los sefiores delegados, no
puedo admitir emplazamiento, que no estamos en nin-
uin torneo, ni en ningfin debate, sino cada cual pro-
nunciAndose de acuerdo con los criterios de sus res-
pectivos Partidos. Y en este sentido, ya que no to-
m6 la palabra con criterio de pol6mica, no quie-
ro subrayar aqui arguments que puedan' siquiera
r:)ar la susceptibilidad de ninguno de los Delega-
dos que mantienen la posici6n contraria a la mia,
porque no es mi prop6sito ni el de mi Partido.
Decia que no votaba ni podia votar por el siste-
ma de los compromisarios, porque es un sistema
que ha mostrado en la prActica su inutilidad. Prac-
t.-amente, los compromisarios presidericiales van a
votar por los Senadores postulados por los Partidos
Foliticos, y el caso exceptional y extraordinario a que
so refiere el Sr. Acosta, ocurrido en Matanzas, no
fu6 tan exceptional ni tan extraordinario, porque
s-.rgi6 el mandate del propio Partido y no surgi6 de
la espontAnea deliberaci6n o acuerdo de los compro-
mrsarios senatoriales.









42 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Todos cuantos en Cuba viven, saben que los com-
promisarios senatoriales, si los postula el Partido den-
tro de una soluci6n ya acordada, el candidate a Sena-
dor es el que se preoeupa de escoger o seleceionar las
personas de su confianza para que figure en la bole-
ta electoral o no figure, como establece la actual Ley
Electoral, para star garantizados de que se obtiene
el triunfo electoral; su Partido puede acudir el dia
en que se reiina la Asamblea de Compromisarios a
obtener la proclamaci6n de parte de ellos y asi, si
e compromisario no responded en una verdadera y
lgitima elecci6n' de segundo grado. Los candida-
tes a Senadores, o los compromisarios Presidencia-
les de un Partido, son designados por los propios can-
didatos y esos compromisarios se refinen un dia pa-
ra proclamar a ese candidate del propio Partido.
No es nada mas que una ficci6n artificialmente trai-
d& y que la prActica ha demostrado lo innecesari)
de este tramite.
Por con'siguiente, y por esta raz6n es que el eje-
cutivo Nacional de mi Partido, al estudiar ]a nece-
s;dad de modificar su criterio propio para coord;-
narlo con los demis Partidos a fin de encontrar una
soliei6n a la forma de elecci6n senatorial, consider,
que eso no resolvia absolutamente la tesis de su Par-
tido y por el contrario. no hacia mAs que maritener
la instituci6n que dentro de la opinion pfiblica, no
gcza de favor ninguno de estos cargos que han sido
si'mpre criticados como aquellas cosas infitiles qu
so mantienen en las covachas de las casas porque
.a no tienen utilidad. Y si nosotros estamos aqui
para quitar de la Constituci6n todo aquello que sea
ir.necesario, entiendo, que entire esas cosas iniitile,
estA precisamenite, 6sta, ya conocida de la mecni.-
ca de los compromisarios senatoriales.
Es por estas razones que mi Partido vota en con-
tra del voto Particular, manteni.ndose en cambio d'
acoterdo con el nfimero de senadores que propugna
el voto particular, es el mismo nuimero que se con-
signa en el debate.
SR. PRESIDENT (MARTINEZ SAENZ): Tiene la pa-
labra a favor, el Sr. Rey.
SR. REY (SANTIAGO) : Sr. Presiden'te y Sres. De-
legados: Es mi prop6sito cansar durante un espa-
cio de tiempo muv breve, la. ya fatigada atenci6n
de los convencionales.
He de afirmar en primer t6rmino, que con ver-
dadero placer escuch6 las razones contrarias al pun-
to de vista programAtico que sostiene el Partido De-
m6crata Republicano, sobre ]a elecei6in de los Sena-
dcres y constitnci6n del Senado de la Rep-iblica,
d-iigidas a esta Asamblea por dos distinguidos miem-
bros de la misma: el inquieto legislador villarelio,
S.. MVartinez Fraga y el brillante parlamentario y
professor universitario Sr. Zaydin. y he de declarar.
a le vez ante esta propia Asamblea, que, aparte d,
la belleza innegable de sus coneptos. del efecto na-
tuial de las palabras de quieries, como ellos, estAn
a< ostumbrados a los mas brillantes viros oratorios en
el Parlamento. no he podido encontrar razones fue'-.
tes, de peso, de solidez, nue havan echo vacilar el
firme criterio mio, de las ventajas oue ofrece ]a
forma en que esta importaintisima aparee- cri 1
Program del Partido Dem6crata Republic no.


El Partido Dem6crata Republicano sostiene que
1. crganizaci6n del Senado de la Repdblica y la for-
ma de elecci6n del mismo, es apta y suficiente, tal
como se encuentra establecida y quiere declarar, a
.l vez, en forma definitive y terminante, que el Se-
nado de la Reptiblica, como lo concibieron los Con-
yor'cionales de 1901, es una instituci6n que no ha
fracasado en ]a vida republican del pais, y sin
que al traves de sus afios de ejercieio se haya podido
ccncretar un solo cargo que acredite )a necesidad de
someterlo a una radical transformaci6n.
'Cree el Partido Dem6crata Republicano, que su
a~cri6n en la Asamblea Constituyente lebe tend .r
por todos los medios a convertir los nuevos avan-
ces sociales, las nuevas conquistas political, los nue-
vos ideales de ai Naci6n, en medidais prketicas de
verdadera efectividad, plasmadas en el trascenden-
tal document que nos ha sido confiado. Piensa el
propio partido que a la vieja, querida y respetada
Constituci6n de 1901, es necesario introducirle refo'-
mras esenciales de acuerdo con el minute en que e
vi~e. Peto tampoeo quiere el Part Jo Dem6erata Re-
publicano participar de esa especi- de impulso ci -
go, de ese impremeditado afan innovador, de ese irre-
flexivo empefio de borrar lo viejo. cue nos conducird
d rectamente hacia Io, destrucci6n do today una serio
do, eficientes y bien illni'.,ii..,ll instituciones.
Yo escuchaba aver a un dist'nguido delegado del
Partido ABC, el Delegado por Oriente, senior Esteva.
hablar de la tradici6n constitutional. d. laa tradici6n
political y de la tradici6n hist6rica, con verdadero te
mor de que proyeetaran su influencia sobre nosotros.
y afirmaba que la tradici6n no podia ser valladar que
impidiera el advance de las nuevas ideas ni marco es
trecho que limitara nuestras actividades y disminu-
yera las amplias pers:pectivas de meioramiento que
constituyeni un anhelo general.
Yo me permitiria agregar a estas consideraciones,
que concibo la influencia de la tradici6n en lo qua
tiene de beneficiosa y itil, en lo que nos aporta comn
raz6n sentimental e inapreciable .*ii-,.,i.',, que la
tradici6n, por cuanto tiene de aprovechable ex-
periencia, debe ser. para nosotros b alanza fieldl
que pese nuestros- actos, rational l;mitaci6n de
los impulses excesivos y eficaz ejempl.o que nos con-
duzca,--ora a la reetificaei6n de los errors, ora a.per-
severar, incansables, .en los eaminos i.-l acivrt';
El Senado de la Repiblica, tal como lo idearon los,
hombres de 1901, lo aceptan y demean hoy los homrn
bres del Partido Dem6crata Republicano. Al mantener
el eistema bicameral entienden qi:e la Odmara de
Representantes, por su natural y 16gica, estructura,
tiene que estar mas cerca de las turbulencias de !a
political, mas influida por las permanentes inquietu-
des de ]a actividad electoral y deber ,..-r, it,-i -.i L.
principalmente, por los hombres que en cl seno de
los Partidos I. solit...- se desenvuelven con mayor agi-
taci6n e intranquila energia; y que el Senado debe
ser, a su vez, lurar de reflexi6n v madurez, n3 de
anquilosamiento y reacci6n, pero si de meditaci6n y
mento deben estar sensatamente limitados en un cuer-
reposo, en el que el studio y resoluci6n de los proble-
mas se efectie en un clima de angnsta serenidad
Porque los impulses naturales de nuestro t',il|p'r'









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 43


po de esas caracteristicas. Y como si lo anteriormen-
te consignado no fuera suficiente, cs necesario, ade-
mis, hacer notar que esa estructura de nuestro Se-
nado, es la que ha determinado que a travys de nues-
tra vida republican pudieran integrarlo positivos
valores de la intelectualidad, que quizks no se hu-
bieran decidido a contribuir con el aporte vigoroso
de sus mentalidades preclaras, si para ilegar a for-
mar parte de ese organismo hubiera sido precise to-
mar el ardoroso camino de las a veces violentas cen
tiendas electorales. La constituci6n del Senado de '-.
Repfiblica, tal como esti establecida en la Constitii-
ci6n de 1901, es la que permiti6 que prestig'aran sus
escafios, Senadores como el venerable patriota Salva-
dor Cisneros Betancourt, Marqu6s de Sadta Lucia; co-
mo Manuel Sanguily, portavoz del mis elevado pen-
samiento y de )a mis bella forma do expreeirn; como
el doctor Ricardo Dolz, ilustre professor de la Un1i-
versidad de la Habana, maestro de varias generacio-
nes y jurista insigne; come el propio doctor 'Cortina.
a quien much admiramos, y como tantos hombres
mas. Y afirmo que, si se hace el anilisis ilusto de ]a
vid&, senatorial cubana, habria nue llegar a la con-
clusi6n de que su balance, en definitive, eo favorable
Pero hay mis, senior Presidente y sefiores Delega-
dos. Lag instituciones cubanas establecidas en la Car-
ta Magna de 1901, y especialmente el Senado, no han
fracasado en el ejercicio de sus funciones durante
nuestra existencia de pueblo independiente. Cuba ha
tenido sus naturales eclipses de car6cter politico, ex-
tremo que nadie puede negar. Y qu6 pueblo, esne-
"ialmente de nuestra joven Am6rica. no los ha tenido
tambien ? Hemos su'frido troniezos. vailaciones, difi
cultades; pero sostengo que los mismos, por su ca-
rActer transitorio y per lo estrechamente que ha.n es-
tado vinculados a los errors de los propios eubanos
no pneden server de pretexto o exeusa nara que pro-
cednmos irreflexivamente a destruir 'nstituciones v
sunt'+nirlas por otras. con ezperanzas de 6xito futu-
ro, mas o menos dudosas.
El doctor Martinez Fraga ataaba, en forma fun-
damental, el period de los echo afios de ejercicio pa-
ra los senadores de la Repfiblica, presentando ese pe-
riodc. ]e tiempo aqui, a la consider -i, :n de la Asanm-
bl.a como engen'dro raro, como u1na idea sacada no s'
de que sitio ex6tico y lejano, para traerlo a la Asam-
blea Constituyente, como cosa nueva, como experi-
mento cuyas conseeuencias serian dificiles de calcu-
lar. El senior Martinez Fra-a olvida, proablemeute,
que ese period de ocho afios en la his+oria senato-
rial de nuestra Repibliea. no ev un ensavo sobre el
cual puedan hacerse uicios de future, sino jui'ios
concretos y definitivos de present v de pasado. Ocho
afios parecen much para una orginizaci6n del tipo
del Senado. ,Es oue. acaso. oecho afios en la vida de
los hombres es un lapse de tiempo tan extraordiinario
que justifique la expresi6n del distin'uido Conven-
cional del Partido Comunista, senor Garcia Agfiero,
cuando ir6nicamente pr-gunt6 a! sRfior Pravo Acos-
ta, si no seria meior establerer senadores vitalicios?
Ei la vida de un pueblo o de un bomb'e, oeho afio,
es s6lo un pequefio espacio do tVemno v si no, que
io ,digan e&o- cincuenta afios d- pr4ctica parlamen-
taria del doctor Ferra.ra...
SR FERRr AI (ORESTES) : No exazere ...


SR. REY (SANTIAGO) : Me referia a sus propias pa-
labras de ayer; no hacia mas que repetirla..
SR. FERRARA (ORESTES) : Seria en ese caso como
seis periods de Senador...
(Risas).
SR. REY (SANTIAGO): El sefor Zaydin argumen-
taba, con la brillantez en 6] caraci-eristica, en rela-
ci6n con la forma de elecci6n, combatiendo el siste-
ma que mantenemos, y encontrando m6s acceptable
la formula de la elecei6n por medio de asambleas
politics. Admitamos, en gracia a este movimlento
de advance renovador que tanto parece influir en es-
ta Asamblea y, quizAs, decidir sobre la efectiva fu-
tura actuaci6n de la misma, la con, cniencia de traas-
Pormar el sistema de elecci6n seratorial. Pero yo
le preguntaria al Sr. Zaydin y a esta Asamblea, :uB
cosa es preferible: si la elecci6n limitada de los Com-
promisarios o la elecei6n arbitraria, dudosa y poli-
tiquera que permit a organismos de cr6dito discu-
tible, elegir los senadores, sin intervenrci6n del pueblo,
el propio dia de su postulaci6n ?
Cuando en la tarde de ayer el distinguido lider del
Partido Nacionalista interrogaba al senior Casas so-
bre si los Delegados de la Asamblea Constituyente
no habian sido tambir n postulados por esas propias
Asambleas political que combatia, vo pensaba que la
intenci6n de la pregunta no podia, destruir la enor-
me diferencia que habia entire uno y otro caso. Es
cierto que las Asambleas political habian nominado
a los futures convencionales, situindonos en sus can-
didaturas; pero era el pueblo soberano el que des-
pues iria, como fui, a las urnas, a escogernos li-
iremente, mientras que en esta elecci6n senatorial
que se pretend, en que van a elegir y no a postu-
lar, las asambleas political, observe y quiero adver-
tir 1h existencia de un inmenso p4ligro ltue mixti-
fica el espiritu pure de las ins!i'; iciones _lenocra-
ti'as
Sefior Presidente y iefiores Delegados, mi prome-
sa de ser breve estA en pie, no debo extenderme m6s
en este ya debatido prob'ema. Los convencionales
del Partido Dem6crata Republicano entiendon que,
manteniendo la instituci6ri senatorial- en la fora
consagrada por los Constituyentes de 1901, estAn
interpretando la, verdadera finalidad que la mis-
ma debe perseguir, y que cumplen, ademis, el
mandate expreso de los electores que nos honraron
con su voto, tratando de servir asi. con toda leal.ad
v todo empefio, los superiores interests de la :>-
pfblica.
(Ocupa la Presidencia el Dr. Grxu San Martin)
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se va a po-
ner a votaci6n el Voto Particular.
SR. NfRfEZ PORTUONDO (EMILIO): Pido votaci6n
nominal.
-Sr. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Votaci6ni no-
minal. Los Sefiores Delegados que -est6n conformes.
con el veto particular se servirkn decir que si. Los
que sean contraries al voto particular dirin que no.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Sefor Preside'-
te: Cuando presidia la Asamblea el doctor Marti-








44 DIARIO DE SESIONES DE LA 0ONVENOION CONSTITUYENTE


nes Saenz, le hice el ruego de que pidiera a los se-
fiores Convencionales que ocuparain sus escafios, aho
ra que preside la Asamblea S. S. reitero el ruego he-
cho.
SR. PRESIDENT (IGRAU SAN MARTIN) : Ruego a los
sefiores Convencionales ocupen sus escafios.
Se ova a proceder a la votaci6n.
(Se efectia la votaci6n).
SR. PRESIDENT (GRAu SAN MARTfN): Falta algiin
Sr. Delegado por votar
(Silencio)
Han votado 64 Sres. Delegados: 52, que no; 12
que sf
Votaron en contra los sefiores: Acosta, Alomd, Be-
nitez, Busto, Calvo Tarafa, Capablanca, Casas, Cor-
tina, Chibds, Dihigo, Don, Duarte, Esteva, Fern4rs-
dez de Castro, Ferrara, Garcia Agilero, Galano, Gar
Sca 'kIodriguez, George, 'Grankidd, Hidrnekda, lTckesto,
Jay, Laurent, Lp'ez, Negrdn, Maceo, Maiach, Ma-
rinello, Martinez Sdenz, Mendigutia, Mesa, Moreno,
Mujal, Niiez Mesa, Ochoa, Parrado, Pons, Prieto,
Prio, Roca, Rodriguez Cartas, Rodriguez Rodriguez,
Sdnchez 'Mastrapa, Silva, iSudrez Ferndndez, Vilar,
Villar, Villoch, Vinent, Zaydin, y Nigez Portuondo.
Votaron a favor los sefiores: Alvarez Gonzdlez,
Alvarez de la Vega, Andreu, Bravo Acosta, Cabre-
ra Hernddez, Corona, Coyula, iCuervo Navarro, Me-
so, Rey, Robau, y Boada.
Queda, pues, rechazado el Voto Particular.
Tiene la palabra el senior Aurelio Alvarez para ex-
pliear su voto.
iSi. ALVAREZ (AURELIO) : Sr, Presidente y Sres.
Delegados: Para explicar brevemente mi voto a fa-
vor de la totalidad del Voto Particular del Partido
Dem6crata Republicano. No infringi con ello nin-
gin extreme programitico del Partido en que tengo
el honor de military, puesto que el finieo en que di-
sentia del Voto Particular, lo referente al manteni-
miento del period de ocho afios, para los mandates
de los Senadores, a 61 me hubiera opuesto, respe-
tando el Dictamen conforme con el criteria de mi
Partido. Menos en lo referente al period de ocho
afios, que hubiera podido impugnar de aprobarse;
y por estimar la totalidad del Dictamen, que el Vo-
to Particular, por todas las razones que adujeron los
Delegados Bravo Acosta y Rey, brillantemente, ai
defenderlo, esta estructurado conforme a la menta-
lidad de los ilustres C'onstituyentes del Uno, t6c-
que esta redactado el Dietamen, proyecto calificado
nica y cientificamente, en lugar de los terminos en
entire nosotros de "caribe", que no responded a nin-
guna t6enica cientifica, hist6rica, ni en modo algu-
no acon'sejable. Por estas razones hubiera querido
tener la oportunidad de votar por la forma le elec-
ci6n de Senadores, lo mismo que en la reehrente al
President de la Repiblica, establecindoia por me-
dio de Colegios de Compromisarios Presidenciales y
Senatoriales, la que si, como se ha dicho aqui, rei-
teradamente, traduce algo innecesario, por lo menos
traduce un' sistema mas elegant,


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Pelayo Cuervo, para explicar su voto.
S. 'CUERVO NAVARRO (PELAYO): Sr. President y
Sres. Delegados: Brevemente para explicar mi voto
favorable.
He votado que si al Voto Particular del Partido
Dem6crata Republicano por una discipline de Par-
tido
El Comit6 Ejecutivo del Partido ha decidido man-
tener el pronunciamiento de su program favorable
a la duraci6nr del cargo per ooho afios, y por ese
criteria de discipline he votado senicillamente que si
y finicamente por ese criteria.
Personalmente soy contrario a la duraci6n de nin-
guin funcionario de origen elective para un period
mayor que el de Presidente de la Repfiblica. Soy,
igualmente, contrario a la instituci6n de los Com-
promisarios, aunque hacienda la salvedad que entire
el sistema adoptado por el Dictamen y el de Com-
promisarios, adopted mejor el de *Compromisarios; y
mis ain, el de una Enmienda que creo es del Dele-
gado senior Casas, sobre la representaci6n proporcio.
nal de los Compromisarios.
Explicada asi, brevemente, mi conduct, de acata-
miento del program de mi Partido, queda explica-
do por que he votado favorablemente el Voto Par-
ticular del Dem6crata. Republican'o.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Primitivo Rodriguez, para explicar
su voto.
SR. RODRIfouE (PRIMITIVO) : Sr. President y Sres.
Delegados: Para expresar brevemente mi voto: No
estoy conform con el period de ocho afios y menos
a6n con el sistema de Compromisarios Senatoriales,
por estimar una media coactiva de la legitima aspi-
racion popular, ya que en mi modesto criteria, el ver-
dadero sentido dem6crata recomienda y aconseja el
Voto Preferencial
St. PRESIDENT (GRAU 'SAN MARTfN) : Tine la pa-
labra el senior Boada, para expliear su voto.
SR. BOADA (ALBERTO) : Sr. President y Sres. De-
legados: Deseo explicar mi voto ante la Asamblea,
porque un deber de discipline me obliga a defen-
der aquellos puntos que han sido consignados en
nuestro program, y que como tales fueron ofreci-
dos al cuerpo electoral, con' cuyos votes y con cuya
confianza lo estamos representancic en esta Asam-
blea.
.En un orden personal, en el seno de la Asamblea
National de mi Partido, .tuve el honor de defender
la formula de elecci6n direct, por medio del voto
preferential, que a mi juicio, consagraba de una
manera mfs efectiva el derecho del electorado para
elegir a sus representantes en el Congreso; bien sea
en la CAmara, o bien sea en el iSenado; pero,, come
decia al principio, un deber de elemental discipiina
me condujo a la emisi6n del voto ev la formA en que
lo he hecho.
Liquidado este problema dentro de la f6rmula
isual en la defenia de los programs, reserve mi de-









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 45


ie.ho de libertad de acci6n y en la oportunidad de-
bida, si la Asamblea me lo concede. tendr6 Ql hIn.nr
de consumer un turno en defense de una Enmienda
presentada por el Sr. Casas, que consagra, en part,
el pensamiento que me anim6 en la Asaanblea Na-
cional de mi Partido.
.S. CASAS ('CfSAR) : Sr. President: El Delegado
',ue habla entiende modestamente, que la Presiden-
cia debt. dar cuenta con la Emniendi presentala
por mi, y ]a cual fu4 rechazada por la 'Gomisi6n
Especial.
.SR. NtfEZ PORTUONDO (EMILIO) : Procede primero
leer el Dictamen e inmediatamente la Enmienda co-
me se acostumbra.
'S. 'CASAS (CASAR) : Retiro mi proposici6n.
,SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Se va a dar
lectura a la segunda Base del Dictamen.
(El Oficial de actas la lee nuevamente.)
SR. PRESIDENT (1GRAU SAN MARTIN): Se va a dar
lectura a la enmienda.
(El Oficial de Actas lee.)
A la Convenci6n Constituyente:
La Base segunda del Proyeeto de Acuerdo se en-
tendera redactada en la forma siguiente:
II.--La potestad legislative se ejercerh por doa
cuerpos electivos denominados "Sen ado" y "Ca-
mara de Diputados" que juntos formardn el "Con-
greso ".
El "Senado" se compondra de seis Senadores,
cuatro por la mayoria y dos por la Minoria por Pro
' inc.ias, elegido por sufragio direrto, secret y vo-
taci6n preferencia], en un solo dia, para un period
de ocho afios, y se reniovar6 de por mitad eada cua-
tro afios.


Sal6n de Sesiones de la Convenci6n Constituyen-
te en la Habana, a los veinte y un dias del mes de
Febrero de mil novecientos cuarenta.
(Fdo.) Cesar Casas.
,SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Se pone a
discusi6n la enmienda, que es sustitutiva del inciso
tercero del dictamen.
SR. BOADA (ALBERTO): Sefior Presidente: Para
suplicar a la Presidencia, con la autorizaci6n, dosde
luego, de la Convenci6n, que en virtud de qlu la
formula defendida por mi partido ha sido derrota-
ca, nos permit un receso de cinco minutes paca ver
s: mi partido puede apoyar la nueva f6rmula qiue
ea:t a la consideraci6n de la asamblea.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): jAcuerda
la Camara el receso solicitado?
(Sefiales afirmativas).
Concedido el receso. Se suspended ]a sesi6n.
(Eran las 11 y 45 p'. m.)
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN): Sefiores
Delegados: se reanuda la sesi6n.
(Eran las 13 y 3 a. m.)
Tenemos el honor, el altisimo honor, de que nos
sorprenda el 45 aniversario del Grito de Baire, traba-
jando, trabajando por Cuba, trabajando por nuestro
pueblo. Creo que es el mejor homenaje que pode-
mos rendir a los fundadores de nuestra Patria.
'Como homenaje a ellos, en homenaje a nuestras
instituciones y a nuestro pueblo, propongo que pues-
tos de pie demos un grito de i Viva la Repiblica Cu-
bana!
(La Asamblea en pleno se pone de pie en medio
de una estruendosa ovaci'n, tanto en el lHemiciclo
como en las Tribunas Pdblicas).


STiene la palabra el Sefior Miguel Suarez para ha-
Sero n designados cuatro Senadores Suplentes por blar en contra de la enmienda.
Provincia.


'Cada Partido por si o los Partidos coligados de-
signarAn y harAn figurar en el respective Certifi-
cado de propuestas de candidates en las elecciones
correspondientes, los nombres de los seis ciudadanos
que hubiesen nominado para estos cargos
El Partido que por si o los Partidos coligados
cuando la Ley autoriza la formaci,6n de coaliciones,
hubieren alcanzado mayor nfmero de votos en la elec-
ci6n obtendrAn la proclamaci6n de los cuatro Sena-
dores que figure en su candidatura con mayor vo-
taci6n preferential, como correspondiente a la. ma-
yoria. El Partido que por si, o los Partidos coli-
gados en su caso, que hubiesen al.an'zado el segun-
do lugar en cuanto al nimero de votos en la elec-
ci6n, obtendrAn la proclamaci6n de dos Senadores co-
rrespondientes a la minoria que figure en su can-
didatura o candidaturas.

Seran proclamados Senadores suplentes de cada
Partido o Partidos coligados los dos primeros can-
didatos en orden de votaci6n que siguieren a los que
fueren electos.


'SR. CUERVO NAVARRO (PELAYO): Yo ruego a la
Presidencia, que con la venia del Sefior Suarez, me
permit usar de la palabra para una cuesti6n previa.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MAKTfN): Accede ol
Sr. SuArez?
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Con much
gusto.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa
labra el ,Sefior Cuervo Navarro.
,SR. CUERVO NAVARRO (PELAYO): Sefior Presiden-
te y Sefiores Delegados: : El Partido Dem6crata Re-
publicano ha estudiado la enmienda del Delegado
Sr. Casas, y como el criterio programAtico del Par-
tido fu6 derrotado en la Asamblea, y no pudiendo
consultar a su Comit6 Ejecutivo sobre la enmienda
del Sefior Casas, ha dejado en libertad al 'Comit6
para que se produzcan individualmente sus Dele-
gados en la forma que estimen mas oportuna.
'SR. ALVAREZ (AUREIIO): Pido la palabra, para
una aclaraci6n.









6 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVaNlvouN 00$'P1~TIUENTE


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el Sr. Alvarez.

SR. ALVAREZ (AURELIO): Antes de que se abta
debate sobre el Voto Particular que va a discutirse,
deseo rogar una aclaraci6n: la Comisi6n Especial
mantiene como base segunda del Dietamen, la En-
mienda que el que habla tuvo el ionor de someter
a la consideraci6n de la Asamblea y que la Asam-
tlea hubo de acordar; pero olvidando mencionar el
modesto nombre de quien al producer la Enmienda
interpret el sentir de la Asamblea.

Nada mis.
SR. NPtEZ PORTUONDO (EMILIO): Puedo informal:
al Senior Alvarez, y a la Convenci6n que precisa-
mente, por la rapidez con qu'e tuv(c que trabajar la
Comisi6n en las copias que se reprtieron a los Se-
iores Delegados, se omiti6 el nombre del Sefior Au-
relio Alvarez como autor de la Enmienda a la Base
Segunda,-que ha sido aeeptada y aprobada, pero que
en el original aparece el nombre del Sefior Alvarez;
eu el Acta tambi6n aparece el nombre del Sefior Alva-
rez como autor de la Enmienda, y con esta aelara-
ci6n apareceri tambi6n en el Diario de Sesiones.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Muchas gracias por la
aclaraci6n.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) :, Tiene la pa-
labra el Sefior Miguel Suarez.
SR. SUAREZ (MIGUEL) : Sefior Presiderte y Se-
flores Delegados:
La Enmienda propuesta por el Delegado senior
C6sar Casas, no consagra un sistema uniform de
votaci6n para elegir los Senadores, adem~s se en-
cuentra carente de toda base juridica. En primer
termino, expresa que los Senadores se elegiran por
sufragio director, y en puridad no hay ta] cosa des-
de el moment en que mas adelante determine que
los cuatro Senadores correspondientes a la Mayoria
los obtiene el Partido que mayor n1mero de votos
acumule y los dos de la minoria el que ]e siga, en
votaci6n. Si se tratara de sufragio director seria
baldic preceptuar que el mayor ndmero de votos de-
termina la elecci6n.

La segunda objeci6n consiste en ordenar que
se elijan med'ante el voto preferencial, que no es
mas, que una de las mfiltiples variantes que puede
tener el sistema de elecci6n mediante el regimen de
la representaci6n proportional; pero el senior Casas,
siempre inteligente, no utiliza el sistema puro, sino
que lo desnaturaliza al crear a priori una mayoria
y una minoria que en buena tecnica s6lo es dable
determinar por el factor de representaci6n'. No
hay tal voto preferencia, para ello es necesario que
funeione primero, como voto de partido, y despubs
como indicador del candidate seleecionado por 1l
para determinar la proclamaci6n y el voto particu-
lar determine, el factor de modo eaprichoso, asig-
nando cuatro Senadores al Partido que mayor nl-
mero de votos reciba en ]a elecci6n, con entera pres-
cindencia de las operaciones aritmeticas propias del
sistema.


En es6e sistemla raro y sin ant;iedente en nin-
guna le6isaciuoj cte esLe Lpo se crean 6enadores
suplentes que q e eegiran en distinta torma que ios
propietaiius, y en cuantia indeterianada porque si
caaa benauor iia e tener un supiente, y solamente
se postulan sels canlu.atos, el rartido ce la iayo-
rna, al ecegli cuatro oenauores qaeaara con dos o e-
nadores saplntes y no cun ouatro, es aecir, uno pa-
ra caaa oenaaor. Luo raartiaos 'ae a salinoria lno
confrontan igual d uiiicauau porque ai elegirlos, ,os
cuatro restaiies quedan como suplentes.
Slanten~o Un criterio cont'ario ai sistema de la'
coalictones, por entender que, ia voluntact electo-
ral aiebe manliesLarse a traves de los sulragios de ca-
ua Partluo a tin de que puedan conservar sus carac-
teristicas propias, cuanuo desarrolien sus programs
aunque ias realicades regales, y political, nos lle-
ven a aceptar ias coaniciones; pero con el sistema
del voto particular, es materlaimente impossible la,
tormaciuji ae etas toaliciones, a posar de disponer-
lo, y me voy a explcar. Aj tigu.ar en las candi-
daturas, aiiaaas a ios distintos Partiuos que inte-
gren la coaiic6oi poitica, y no siendo todos los gru-
pos de igaal poaer y aeterminandose el orden de
eleeci6n por el voto preferential serAn electos los
dandidatos ae los grades nfcleos y es muy difiedl
que en rartidos que por sa solos no pueden obte-
ner Senadores, formen ia coalici6n, y todavia es
uacho mas dificii que el Partido que pueda ob-
tener todos los ;enadores le dB entrada a un Par-
tido que pueaa obtener menos nfimero; pero aun,
quando asi fuera, como se postulan seis candida-
tos, los Partidos poco numerosos no verian nunca
triunfar a sus candidates por encima de los can-
didatos de los Partidos de densilad de masas elec-
torales.
De manera que aunque se permit la forma-
qi6n de las coaliciones, el precepto result ilusorio en
la practice, e inaplicable.
iSi en esta Enmienda, despu6s de prescindirse de
las coaliciones, se estableciera pura, libre y llana-
mente el sistema de la representaci61i proporcionaL,
los cargos serin aistrlbuidos de acuerdo con el fac-
tor de representaci6n que obtenga cada uno de los
Partidos politicos. Esto parece 16gico pero irrea-
lizable.
iSi se regulan las coaliciones, alin aceptando el
absurdo de que algin Partido de escaso contingen-
te electoral, que forme coalici6n con un Partido nu-
meroso; pero no bastante por si 661o para obtenec
la mayoria de los sufragios en la provincia, lo qu,
alcanza con los sumados por el grupo minoritario, y
result que al determinarse la eleci6n por el orden
de sufragios preferenciales, los candidates corres.
pondientes al Partido numeroso han obtenido todos
los cargos, y el Partido que ha decidido la victoria de
]a coalici6n political, se ve burlado en sus intereses
politicos, precisamente por un precepto constitucio-
nal.
SR. CASAS ('CSAR) : Pido la palabra para. una
cnesti6n de orden.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN, MARTIN) : Tiene la pa.
labra el Sr. Casas










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 4o


SR. 'CASAS (CEsAR) : Admito las. manifestacicnes
del Sr. SuArez Fernandez y acepto la representaci6n
proportional en mi enmienda.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEI): Quiere deeir
el Sr. Casas que retira la enmienda?
SR. CASAS (CASAR): No la retire, la modifico.
Acepto las modificaciones que introduce el Sr. Sua-
rez Fernandez en mi enmienda. Es deeir, que en
lugar de cuatro Senadores, y de hacer esa divi-
si6n capriehosa que 61 dice...
SR. SUAREZ FEERNNDEZ (MIGUEL): Yo no soy el
que hago esa division caprichosa...
SR. CASAS (ICESAR): S. S. me achaca eso a mi, y
yo quiero ahora, ddndome cuenta del error en que
incuTri para defender a la democracia y para de-
fender al pueblo soberano, que es el unico en donde
debe radicar la soberania, y por oponerme al Dicta-
men de la Comisi6n de los Catorce, que ponia en ma-
nos de las Asambleas de los Par idos politicos el
postular a los Senadores nimeros mno y dos, y que
de antemano la opinion pfiblica sabia que eran
electos, y lo que es m 's grave para esta Asamblea
Constituyente, que al s6lo conocerse ya el Dicta-
men, la opinion pipblica conoce que muchos Sefio-
res ajenos a la political estaban viajando de una pro-
vincia a otra para ver si lograban obtener los nf-
mero uno o dos. Es decir, que en vista de las ma-
nifestaciones del Dr. SuArez Fern~ndez, acepto co-
mo una enmienda a mi propia enmienda, la distri-
buci6n proportional que 61 dice.
Sn. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Yo le rue-
go al Sr. Casas que tenga la bondad de explicar la
enmienda, la modificaci6n que haee a su enmienda.
SR. CAsAs (CESAR) : Que en lugar de dividirse los
Senadores cuatro por la Mayoria y dos por la Mi-
noria, sea por representaci6n proporcional de acuer-
do con el factor.
iSR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Puede con-
tinuar en el uso de la palabra el Sr. Suarez Fer-
nandez.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) Sr. Presiden-
te: El procedimiento que propone cl distinguido De.
legado matancero Sr. Casas, es un tanto contrario
al reglamento. Yo preferiria que el Sr. Casas re-
dactara la enmienda, porque yo tampoeo soy parti-
dario del regimen de la represenlaci6n proporcio-
nal. EstQy combatiendo una enmienda y argumen-
tando en contra de ella. 'Si el Sr Casas redactara
la enmienda, despuEs de retirar 6sta, seria una nue-
va oportunidad que se abriera al debate, pero mien-
tras no se present ]a enmienda, y aunque retirara
6sta, no creo que tenga oportunidad reglamentaria
de hacer otra cosa, porque realmente parece que el
Sr. Casas tiende a modificar su eimienda y des-
pu6s que lo haga, entonces dir6 si estoy a favor o
en contra de ella; mientras asi no se haga, me pa-
rece que no estoy en actitud de continuar dirigi6n-
dome a la Asamblea, porque no se si estoy frente a
una enmienda existente.
Por consiguiente: Ruego a Ia Presidencia que, a
su vez, traslade la silplica que hago al Sr. 'Gasas.


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN): Traslado
al .Sr. Casas la sfplica del Sr. Sudrez Fernandez.
SR. CASAS ('CSAR) : Sr. President y Sres. Dele-
gados: Yo lo fnico que he hecho es aceptar como
enmienda a mi enmienda las manifestacones del
distin'g4ido compafiero .Sr. Suirez Fernindez; 61
me convencio, con su palabra y su defense a la re-
presentaci6n proportional, de que es mAs just que
mi enmienda contenga la represeutaci6n proporcio-
nal, y yo acepto con gusto las manifestaciones del
Sr. SuArez Fernandez.
'SR. SUAREZ FERN ANDEZ (MIGUEL : Sr. P'iesidente:
Quiero saber si yo tpngo que seguir combatiendo a
esta enmienda o si esta sustituida por otla.
'SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Lo finico
informal es que tendria que constar por escrito...
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Entonces, la
soluci6n del problema seria que el Sr. Casas presen-
tara su enmienda y se ]e diera lectura: pido para
ello un receso, sin qu; esto constituya un preceden-
te, porque ya, a estas alturas, no es posibie presen-
tar nuevas enmiendas.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): PodrA el
Sr. Casas explicar su enmienda tan pronto comic
haya terminado el Sr. 'Suarez Fernandez.
SR. SUAREZ FERNINDEZ ('MIGUEL) : No; yo ter-
mino tan pronto sea retirada esta enmienda.
ISR. PRESIDENT (GRAU SAN M.\BRTIN): El Sr
Casas retira su enmienda?
SR. CASAS ('CsAR) : No retiro mi enmienda.
SR. PRESIDENT ((RAU SAN MAfI:TN): Entonees,
continue el debate.
,SR. SUAREZ FERN1ANDEZ ('MIGUEL): Sr. Presiden-
te y Sres. Delegados: Creo que la posici6n de este
modesto Delegado se ha aclarado completamente: ni
siquiera el autor de la enmienda tiene ya fe en ella,
ni siquiera el autor de la enmienda cree que de es-
ta manera se puede :esolver el problema senatorial
y se pueden celebrar las elecciones: de modo que a
con'fesi6n de parte relevo de pruebas, pudi6ramos
decir.
Termino supliecndoles a los Sres. Delegados que
no impartan su aprobaci6n a esta enmienda, voten
en contra de ella en vista de que el propio autor es-
ta convencido de que no debe tener viabilidad en esta
Asamblea.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Timne la pa-
labra, para explicar su enmienda, c1 Sr. Casas.

'SR. CASAS ('CESA) : Sr. President y Sres. De-
legacos: Yo estoy conforme en modificar mi en-
mienda en e] sentido de que sea la representaci6n
proporcional, es decir, que perfectamente puede dis-
cutir el pleno de esta Asamblea mi enmienda con
las propias sugerencias del Sr. Suarez Fernandez y
con las propias ideas de 61, que defendia la repre-
sentaci6n proportional.
Mi enmienda es motivada finica y exclusivamen,
te porque el dietamen de la Comisi6n Especial pone









48 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


en manos de las Asambleas de los Partidos Politi-
cos la elecci6n de los Senadores nfimero Uno y nu-
mero Dos, es decir, que el dictamen de la 'Comi-
si6n Especial lleva a la Asamblea de los Partidos
Politicos la elecei6n nada menos que de cuatro Se-
nadores desde que estos Senadores son postulados.
Las Asambleas Politicas de todos los Partidos, es
decir, no de todos los Partidos, sino de algunos Par-
tidos, las componen, casi siempre, un numero redu-
cido de Delegados, sobre todo en las Provincias pe-
quefias... Observese como en la Provincia de Pi-
nar del Rio, en la Provincia de Camagiie y en la
de Matanzas, los components de las Asambleas Po-
!iticas, o de las Asambleas Provinciales, no pasani de
treinta y einco o treinta y seis Delegados, y a la
M8yoria de esas Asambleas le correspondent diez y
c tIo o diez y nueve Delegados.
Decia el Sr. Ferrara, hace breves moments, en
el pleno de esta Asamblea, que dite y ocho Delega-
dos en una Asamblea era una camarillaa".
Yo tuve el gusto de leer anoche un libro del Sr.
Ramairo CapabJanca, maestro en las ciencias mu-
nicipales, y he podido observer como el Sr. Capa-
blanca, al referirse a la eleeci6n de los mun'icipios,
queria la votaci6n por petici6n; es decir: que el
Sr. Capablanca, en ese aspect de la cosa, no tan
s6lo queria que las Asambleas Politicas postularan a
los Concejales y a los Alcaldes, sino que dejaba en
libertad de acci6n al propio pueblo para que por
petici6n se hiciera la elecci6n.
De modo que si en este Cuerpo es asi, en un acto
mis transcendental .y de ]a importancia de la elec-
ci6n de los Senadores es necesario elegir esos Sena-
dores por el voto del pueblo, que es el finico doride
radica la soberania... No es possible pensar que
esta Asamblea Constituyente, en pleno dia veinte
y cuatro de febrero tome el acuerdo y acepte el dik-
tamen de la Comisi6n Especial que pone en manos
de las Asambleas Provinciales de los Partidos la
elecei6n nada menos que de dos Senadores postula-
dos ya con el nimero Uno y el Dos, y puedan consi-
derarse electos estos Senadores, porque no necesitan
someterse a la sanci6n popular para que ya de ante-
mano se sepa que el nfmero Uno y el nimero Dos
ban sido electos Senadores.
Yo hace un moment decia, y aseguro bajo mi pa-
labra de honor que es un heeho clerto, que al solo
conocerse el dictamen de la Comisi6n Especial, ya
se mueven intereses contrarios a la political, viajan-
do por las distintas Provincias de le Repiblica en
solicitud para eneasillarse en los nfimeros Uno y
Dos de las distintas Aasmbleas de los Partidos Po.
liticos.
Pero hay algo mis grave, hay algo que conviPen
que se conozca perfeAtamente: En ]a filtima re:ur-
ganizaci6n de los Partidos Politicos fueron tantos
los desafueros que se cometieron, que mis de mi-
les de recursos se presentaron ante el Tribunal Su-
perior Electoral...
Yo recuerdo que miles de recursos se presentaron
y que tuvo necesidad el Tribunal Superior Electoral
de habilitar horas extraordinarias para resolver los
recursos que se habian presentade.


Me siento mal...
-Sn. LRAVO ACOSTA (AN'wrON) : iolicito un receso
de cinco minutes, 'Sr. President, para tender al Sr.
'(asas, que se siente mal.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Se conce-
de un receso de chico minutes.
(Eran las 12 y 30 A. M.)
SR. RRESIDENTE (GRAU SAN MARTIN): Se reanu-
da la seei6n.
(Era a 1 a.. m.)
Tiene la palabra el senior Boada, en pro de la
Enmienda
*R. IjOADA (ALBERTo) : Sr. President y Sres. De-
legaaos: iOn estos moments on que el senor casas,
author de ia Enmienda, se enouentra fisicamente m.-
posibijitado de sostwneria, cumplo no solamente ua
aeoer de conciencia, por coincidir kundamentalmen-
te su pensamiento. con el mio, sino porque de cier-
ta manera deseo sustituirlo en la cd.etensa ,.Ie su pro
po6lto, rindiendole en ocasi6n tan solemn. el home-
naje de mi amistad, asi como el puoiico testimonio
de la vinculacion que nos une desce la nifez lejana.
Ei problema, sefiores Delegados, que se le planted
a la Asamblea, es extraordinariamente serio. Pu-
L.era condensarse en una frase; e. un dilema. U
Ayuy eleeci6n de Senadores directamente per el pue-
tli, o hay elecei6n de Senadores por medio de las
I aambleas Politicas.
Y digo que es un trAgico dilema que se le ofre-
v: a la Asamblea, por que si la Enmienda presen-
tada por el senior Casas no tiene viabilidad, para
poderla enmendar, forzosamente caeremos en el Die-
tamen, que dicho sea paladinamente, es la formula
menos democrAtica de cuantas se han discutido aqui
(sta noche.
Bien s6, sefiores Delegados, que teridr oportu-
iddad la Asamblea para discutir con la scremdad
con el tiempo necesaro el establecimient. de un
sistema electoral y honest en la Constitueion; pero
yo me pregunto, al mismo tiempo, si cuadra a la
seriedad de este Organismo que esta, n'och, votemos
un sistema de elecci6n senatorial, para que rectifi-
quemos nuestra idea en el transeurso de breves dias,
viabilizando en la noehe hoy uinicamente el process
electoral inmediato, consagrando otro procedimien-
co eni la Constituci6n para elecciones futures, euan-
(ti esa oportunidad la tenemos todavia eni nuestras
i? llOs.
Dije yo, al explicar mi voto particular, que lo ha-
bia emitido en raz6n de la discipline politiea que
me obliga y en virtud de un compromise adquirido
con el electorado de mi Partido, que aqui me ha trai
do; pero imposibilitado de hacer triunfar nuestra te-
sis por raz6n de haberme encointrado en una situa-
ci6n minoritaria, es llegado el instant, de aeuerdo
con mi conciencia, y de acuerdo tambien con los in-
tereses que en estos moments me creo representar,
de tratar, por todos los medios, de que esta Asam-
blea produzca aquella formula que satisfaga. mAs los
ideales democraticos del pueblo eubano.









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 49


De 'rueda itil', califie6 en' su 'ocuento discurso
mi distinguido amigo el doctor Martinez Fraga, cuan-
do expresaba con la brillantez de su talent. la signi-
ficaci6n de los Colegios de Compromisarios Yo, a la
inversa, calificaria, no de rueda fitil, sino de rueda
utilitaria, a la Asamblea Politica, en cuyas manos se
deposit la distribuci6n de los cargas del Senado, an-
tes de que el pueblo emita su sufragio.

SQu6 garantias tiene el electorad. national cuando
se le ponga en la boleta una lista de elecci6n forzosa,
en virtud de los intereses de una Asamblea, sin fran-
quear la linea que permit la libre y espontfnea vo-
lun'tad de los votantes?
De acuerdo con la propusicion que se cosnsigna en
el dictamen, y al que hago referencia, no porque tra-
te de enjuiciarlo en estos instantes, sino en tanto se
relacione con la Enmienda que defiendo, es que va-
mos a elegir seis senadores y de ess seis senadores,
sefiores delegados, result que cuatro serin elegidcs
con antelaci6n al acto electoral.
LoF; nfimeros uno y dos, tanto Ie la coalici6n que
obtenga la mayoria, como la que result m;noria, s?-
rAn sin oposici6n possible elegidos senado:es. Entre
dos grandes grupos de opinion no habia mds lucha que
aquella indispensable para consegilir la eleeci6n de
los candidates que, por determination de las Asam-
bleas, ocupen el tercero y euarto lugares. De suerte
que previamente se conceptuarin elegidos, antes de
que el pueblo ejerza su dereeho, cuatro de los sei. sse-
nadores que han de representar a cada una de !as pro-
vincias. El procedimiento no puede ser mis censu-
rable.
Brillantes discursos se han presentado a la con'si-
deraci6n de la Asamblea por distinguidos compafieros
con cuya amistad me honro, y cuyo talent es forzoso
reoonrocer, con mayor motivo durante el transcurso
de este debate porque se necesita un talent; extraor-
dinar'o para defender con aparentes fundamentos
una f6rmu'la tan mala.
Nos hablaba uno de los lideres politicos de mayor
prestigio, que aqui se sientan, de la necesidad de vin
cular al hombre que aspira a unra posici6n de esta na-
turaleza, con el eleetorado que lo t ige, la necesidad
de establecer el contaeto indispensable entire el ele-
gido y los electores, de vigorizar la fuerza democri-
tica y la acci6n civil, robusteciendo la acci6n popu-
lar cerca de los hombres que ban ce representarlos
Ah, sefiores. Y junto con esos couceptos se defien-
de precisamente ]a formula que los niega.
La enmienda presentada por nuestro estimado com-
pafiero sefor Casas, trata, al menos, de resolver el
ploblema de la libre elecci6n del pueblo dentro de
la candidatura de un partido.
Decia mi distinguido compafiero el senior SuArez
Fernkndez, que era una formula rara, quo era una
formula no estableeida en' ninguna Constituei6n, y no
trato ni se alarme mi estimado compafiero senior Sun-
rez FernAndez...
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Yo no me alar-
mo nunca.


SR. BOADA (ALBERTO): Me felicito de ello. No alarme mi apreciado compafiero, si trato 3e dem ns-
trar que no estaban perfectamente justificadas sus
palabras, porque estamos tratando de hacer una Ccus-
tituci6n para el pueblo de Cuba. A' aso el sistema no
posea una tecnica juridica perfe *imnte correct.
Nadie ha venido a defender la corricci6n de !a f6r-
mula, dentro de un campo juridico, pero es innega-
ble, y esta es la situaci6n en que este Delegado se
encuentra, que sin estar de complete acuerdo con la
formula del senior Casas, la conceptua tan superior
a la que se consigna en el dictamen, que entire esos
dos males, declare con toda sinceridad como Delega-
do de mis electores, que me siento obligado a eseoger
el menor de los dos. Y veamos, sefiores, si no hay
diferencia notable entire una y otra iniciativa.
La formula del senior Casas, po'. rara que se le
quiera calificar, establece el voto preferential entr"
los candidates de un mismo partid). Deja, por tanto,
a los electores de ese partido establecer la selecci6n
del ordenamiento por mayoria de sufragios, entire
aqu6llos que deben de salir elegidos. De manera que el
circulo de hierro que se pretend establecer es roto
por un acto libre y espontaneo de los propios votan-
tes de una determinada entidad political.
Yo me he de rebelar siempre contra today formula
que tienda a menoscabar el principio de libre elec-
ci6n; el principio de libre elecci6n que se adultery
y mixtifica cuando por procedimitntos legalistas se
establecen normas que lo hacen impossible de practi-
car. Yo preferiria, naturalmente, la elecci6n por el
sistema de representaci6n proporcion'al. Ya en el caso
en que nos eneontramos, esa formula de ropresenta-
ci6n proportional, que responded a un sistema politi-
Ic practicado y aceptado en nuestro pais pala la elec-
.6n de los sefiores Representantes a la C'mara, es
d,'fendible para el establecimiento del mismo en la
deeci6n de los sefiores senadores; y naturalmente, yo
me veo en la necesidad, si la Asamblea aceptara este
criterio, de solicitar de ella como una cuesti6n previa
e indispensable, la aprobaci6n de la enmienda del se-
ior Casas, para poder discutir despu6s la enmienda
presentada por mi que transform el sistema que yo
conceptio rigido, ofrecido por el Sr. Casas por un
sistema puro de representaci6n proporcional, que es
el que realmente yo defiendo.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Para una interrupci6n.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) ; Tiene la pa-
labra el senior Zaydin.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : El senior Boada propiciaba
el s'stema de la elecci6n indirecta, de segundo gra-
do. La elecci6n indirecta, de segundo grado, sabe el
senior Boada que esta substanciada en el C6digo Elec-
toial. Por virtud de esa elecci6n de segundo grado,
los rartidos politicos, esas asambleas contra las cua
le- c'go yo hoy pronunciarse constantes discursos -'
contra, como si no fueran tambi6n el product de la
vcountad popular de los afiliados de los partido., 'o-
mo si no fuesen esas propias Asambleas las que nos
postularan a nosotros mismos como candidates a la
Constituyente, para que despuus el pueblo nos vota-
ra y vini6ramos aqui; pues bien, senior Boada, en este
sistema de compromisarios senatoriales, que propug-
naba y por el cual vot6 el senior Boada, las tsambleas









50 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


son precisamente las que postulan y las Asambleas~
de compromisarios no tienen mas actuaci6n que pro-
clamar, votando por el candidate d&l partido.
Y esto no es doctrinal, esto es legal. Lo reconoce el
C6digo Electoral y ha regido siempre enr Cuba.
Yo voy a leer el precepto.
El Articulo 270, pArrafo tercero, con Ia observa-
ci6n de que el C6digo nuevo contempla la renovaei6n
de i or mitad, del Senado. Dice asi: 'En la reuni :n,
que de acuerdo con lo estableeido cn este C6digo...
(lee)"
Luego, si el senior Boada haee un rato, votando por
este sistema, lo consideraba bueno y conisideraba como
expresi6n de la soberania popular, 'o consideraba de-
mocrAtico, 1 por qu6 ahora rectifica su criterio, al
extreme de decir que solamente los :enadores pueden
ser electos por sufragio director? Yo quisiera que.el
senior Boada explicara la contradiccin entire el prl-i-
cipio expuesto e invocado aqui hace breves mome.. is
y e! que ahora, en esta oportunidad, defieinde co l
esa enmienda. Defendiendo esa enmienda nos ha pro
nunciado palabras, diciendo que estamos ante el dte-
ma de que elija el pueblo o elijan las Asambleas. Y
hace breves moments votaba por la elecci6n de las
Asambleas, y ahora va a votar por la eleoci6n del
pueblo.
ISR. BOADA (ALBERTO): Con muchisimo gusto voy
a contestar al senior Zaydin, y no digo con muchi-
simo gusto, voy a contestar con verdadera satisfac-
ci6n, porque es muy grande la que siento al ofrec6r
seme ]a oportunidad de que sea yo quien d6 una ex-
plicaci6n en pfiblico, a quien ha sido mi professor d
la Universidad. Si el senior Zaydin, que debe haber
estado atento al desarrollo de la sesi6n, si alguna cir-
cunstancia no le hizo salir del hemiciclo, como -o
presumo por sus palabras, ciertamente no ha oido
la explicaci6n de mi voto, por que yo declare ante
esta Asamblea que en la Asamblea Nacional de mi
partido habia defendido la formula del voto director
para los senadores, pero siendo disciplinado y esta-
blteieindo nuestro program el voto de segu, do g,'a-
do, habia votado por discipline v anunciado que
cuando se presentara la enmienda del senior Casas,
libre ya de las trabas de la discipline de mi partido,
me pronunciaria de acuerdo con mi conciencia.
Vea, pues, el senior Zaydin como no hay absoluta-
mente ininguna contradicci6n, ni en mi voto ni en mi
conduct actual ni much menos, centre mi voto par-
ticular y la tesis que ahora sostengo.
Decia que el dilema era de votaci6n direct o c..
previa eleeei6n de los senadores. Tste sistema, en
verdad, no satisface a ninguno de los sefiores De-
legados. El tiempo me darA la raz6n. No han de pasar
muehos dias sin que yo pueda interpelar a mi ilustre
professor, para deeirle en este mismo recinto y en opor-
tunidad pr6xima, cuando se discutan de manera for-
mal y definitive los mandates que ha de establecer
la nueva C:onstituei6n que se elabore. Yo entonces es-
piro ver al senior Zaydin en la misma posici6n, defen-
diendo la misma tesis que sostiene esta noche.


cree que el sistema del voto preferrncial que esta de-
fendiendo es democritico ?
,SR BOADA (ALBERTO) Tengo mo'ivos pata creerlo
'SR. ZAYDIN (RAM6N) : Pero yo quisiera que razo-
nara los motives el senior Boada.
SPor qu6 es democratico que el elector escoja sola
mente un senador, cuando se postulan seis?
SR. BOADA (ALBERTO) : Porque es preferibh quo el
elector escoja uno a que no escoja iunguno
SR. ZAYDfN (RAM6N) : El voto prcferenoial en Cu-
ba y lo saben todos los que hayan figurado aqui como
cand'datos a Representantes, precisanicite con el vo-
to preferencia-es la corrupei6n mhs viciosa de la po-
litica cubana, es el que ha ataeado inas directamente
a los partidos politicos...
'SR. BOADA (ALBERIO) : 'Me permit una interrup-
ci6n ?
SR. ZAYDfN (RAM6N): Seria gracioso...
SR. BOADA (ALBERTO): Acepto complacido todas las
gracias con tal que ellas sean fitiles para servir a nues-
tro pais.
SR. ZAYDfN (RAM6N): No 'es (porque me haga
gracia a mi, sino porque es ,S. S. el que me esta per-
mitiendo hacerle una interrupei6n, y tendria graci:
que me pidiera que me permit usar de la palabra
cuando esth cn el uso de ella y yo le interrumpo.
SR. BOADA (ALBERTO) : Yo tendr6 much gusto siem.
pre en aceptar todas las solicitudes un'e me vengan de
cualquiera de los bancos, y esperaba por reciprocidad
que en la primer oportunidad en que hiciera uso de
una petici6n semejante, eneontraria la mejor acogidi
por part de mi distinguido professor.
SR. ZAYDfN (RAM6N) : Pero es que el senior Boada
ignora que desde cl moment en que me pide que yo
le permit una interrupei6n, me esta prohibiendo que
yo le haga la interrupei6n.
Yo decia,'-y agradezco al Sr. Boada su cortesia---
que el voto particular era la corriIptela mas grande
que se habia entrbnizado en nuestra pofitiea, porque
ataea fundamentalmenite a los -partidos politicos. A' los
candidates, y eso es pfiblico y notori6, no'l-es ii`tere-
sa ni les vincula al partido, porque van a 'buscar e!
voto donde quiera que lo puedan eneontrar, y despulu
de las elecciones no se consideran electos por el partido,
sino por el voto de sus amigos, y de ahi ese cuadro de
indisciplina political que nosotros hemos venido con-
templando a trav6s de estos filtimos afios con el voto
preferential. Ademis, con el voto preferencial, ya que
se habla tanto de democracia, si se eligen seis senado
res el ciudadano debia tener derecho a votar por seis
y no por uno s61o, porque si 61 va a votar por uno s6lo,
.entonces no esta eligiendo seis sino un solo senador.
He aqui el sistema, la estructura de la elecci6n del
senator, o al senator se le consider un senador por
provincia, electo por el partido, o al senfador se le con-
sidera un .1, ;,I,, por un sistema anilogo al del Re-
presentante.


SR. ZAYDfN (RAM6N): IMe permAite una interrup- .SR. ALVAREZ (AURELIO) : Pido la palabra para una
ci6n con la venia de la Presiden'eia El senior Boada cuesti6n de orden.









DIARID DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 51


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTINN: Tiene la pa-
labra el sefior Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Una iaterrupci6n no si
debe convertir en una explicaci6n del debate, para con-
tender en 61 el que la produce tanto como el que estate
en el uso de la palabra.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Yo no acepto la cuesti6n de
orden planteada y pido a la Presidencia que me am-
pare en el uso de la palabra, porque estimo que en esta
interrupci6n el firico que puede en determinado mo-
mento llamarme la atenci6n es el propio senior Boada,
que esta en el uso de la palabra, y con cuya venia yo
(stoy hablando.
'SR. ALVAREZ (AuRELIO): Pido la palabra.
,SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Aurelio Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : No para contender con el
Delegado Zaydin, de prhctica parlamentaria admira-
ble. Por parte del que habla el Del-.gado Zaydin pue-
de continuar en el uso de la palabra nasta que amanez-
ca y nada mis; pero esa no es una interrupei6n.
'SR. ZAYDfN (RAM6N) : Diferimos en las prActicas
parlamentarias.
Por consiguiente, yo quisiera que el sefor Boada
me dijera si ha cambiado el criteria programAtico d-
su partido de que la eleeei6n del senador debe ser por
provincia y por partidos, o si ahora la elecci6n del se-
nador no debe ser por partidos y por provincias, sino
exclusivamente puesto en la boleta electoral en un car-
tel para que sea elegido, sin tener -n cuenta la vota-
ci6n de su partido.
SR. BOADA (ALBERTO) : Con much gusto voy a con-
testar. En primer lugar, mi partido no ha cambiadi
su program, y ha tratado por todos los medios hfbiles
de defenderlo, pero si como presume, por segunda vez
parece que el senior Zaydin debe haber estado ausente
de este local, porque el lider de mi partido declar6, at
darse a conocer la en'mienda que se dispute, que los
Delegados que 41 encabeza estaban en libertad de ac-
cion y que no hacian cuesti6n de partido la enmienda,
el senior Zaydin seguramente y por segunda vez, se hu-
biera ahorrado otra interrupci6n.

.Nuestro program .ha side derrotado por la Asam-
blea. Nosotros no podemos irnros de esta Asamblea para
dejar incumplido nuestro mandate. Ante las delibera-
ciones, tenemos que emitir nuestros votos y decir nues-
tro juicio, y situado el problema entire la enlnienaa del
senior Casas y el dictamen de la comi.si6n especial, nos
quedan dos caminos: o retirarnos .del sal6n o emitir
n'.estro juicio, y como no estamos d;spuestos a aban.
donar el sal6n, estamos defendiendo una de las f6rmu-
las que se hallan sometidas a] debate.
'SR. ZAYDIN (RAM6N) : Con la venia de la Presiden-
cia: es que yo no quiero que se vaya el senior Boada,
ni ningun Delegado del Partido Republicano. Yo no
se por que ha dado esa interpretaci6n finiea v exclusi-
vamente porque cuando uno jura, jura el program
y dice que solamente puede hacer nmodificaeion'es del
program para conciliar y poder obtener una mayo-
ria por acuerdo del Ejecutivo Nacional del Partido


4Por quo es eso? Sencillamente porque el Delegado
viene a defender un program, defiende su program,
su program es derrotado, y asi consta que ha defen-
dido ese program de su partido, pero si despues de
haber defendido el program del partido, entonces tie-
nie el derecho de defender otro criterio, nos encontra-
riamos aqui, con que jamfs podriamos llegar a una
conciliaci6n. No conozco en lo absolute ningmn pro-
grama de partido que traiga planteado un sistema de
elecci6n de senadores como el de la moci6n o enmien
da que el senior Casas ha planteado esta noche aqui.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Boada.
SR. BOADA (ALBERTO) : No tendria el Delegado que
hablar en esta ocasi6n, ni mis otros compafieros, la
oportunidad de defender un program ya derrotado.
No pueden tampoco los Delegados que me acompafian
en representaci6n de mi partido, ser indiferentes a lo:;
problems que afectan a la naci6n, aun cuando tales
problems no est6n consignados en el program que
aqui nos trajo. En eada asunto quw se plantee en el
simo de la Asamblea, est6 o no con.i.gnado eni el pro-
grama, mi partido, tengo la seguridad, y por mi part-
lo afirmo, actuary siempre atendiendo al interns na-
i( nal; y, ademhs, de acuerdo con 'os dictados de mi
eoweiencia, como ya dije anteriormente, cuando no
est6 obligado a la discipline de mi Comit4 tengo el
derecho de solicitar de la Presidencia el uso de la
palabra para emitir mi juicio. Y rmis que el derecho,
senior Zaydin, tengo la obligaci6n ineludible de emi-
tir mi voto, aunque se este debatiendo un asunto que
no conste en el program de mi partido. Lo que yo
no puedo hacer sin faltar al reglamento que nos am-
para, es dejar de votar, y dificil seria para mi po-
der emitir un voto si previamente no tengo formed,
un juicio.
El dilema -repito- es de eleccien de los senado-
res por las Asambleas, o de election direct por el
pueblo; ese voto director que el doctor Zaydin consi-
der6 tan male y en4uici6 tan fuerten-ente...
SR. ZAYDIN (RAMON.) : No lo enjuici6 bueno ni ma-
lo. He.edicho que-el voto preferential es una-cosa
completamente distinta del voto director.
SR. BOADA .(ALBRTO) : Ese voto director -...e .pri-
mer grado. El voto director. puede ser preferential
o puede ser selective. El voto preferential es direct
ain cuando el voto director no sea. siempre pre-oren-
cial. Ese voto director tan calumniado. y tan comba-
tido por el doctor Zaydin...
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Ese voto director no, senior
Boada. El voto preferential.
SR. BOADA (ALBERTO) : Lo he explicado suficiente-
mente a la Asamblea y le ruego al dotoor Zaydin
oue me oiga con la misma cortesia con que yo he tv-
nido la satisfacci6n de ofrlo.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Le ruego tambi6n al senior
Boada, con ]a misma cortesia, que no cambie lo que
yo he dicho en la Asamblea, porque no se esta sola-
mente ante los sefiores Delegados, sino se trasmite
por radio, y he combatido el voto preferential y no
el director.









52 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


ISR. REY (SANTIAGO) : Para una 2uesti6n de orden
pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Rey.
.SR. REY ('SANTIAGO) : He observado que el sefior
Zaydin ha utilizado la palabra por mis de dos oca-
siones sin dirigirse a la Presidencia para solicitarla.
Me parece que 6sa es una infracci6n del reglamento.
No he encontrado en el reglamento ningfin articulo
que autorice los diflogos entire los saiores Delegados,
y observe que se produce con frucuencia Yo qui-
siera que me informara la Presidencia si hay algin
otro articulo que los autorice, y si no lo hay, yo le
ruego a la Presidencia que se sirva evitarlos.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARIfN) : No 10 hay,
y por eso le he llamado la atenci6n.
Puede continuar en el uso de la palabra el senior
Boada.
'SR. BOADA (ALBERTO) : Esa votaci6n direct tan ca-
lumniada y tan combatida, contra la cual existen
mfiltiples arguments, que yo no .desconozco, como
existen arguments abundant-srmos para combatir to-
dos los sistemas de votaci6n' hasta ahora empleados,
puesto que ninguno es perfect; ese voto director para
la elecci6n de los candidates, repito, sefialAndolos por
la libre determinaei6n del pueblo, es el que nos traj)
aqui Nadie dud6 de la limpieza do ninguna de las
actas. Todos convinimos, de una y otra parte, que la
elecci6n habia sido pura, y fu6 bajo el regimen de la
votaci6n direct.
Yo llamo filtimamente la atenci6n de la Asamblea
sobre este extreme, antes de que reuelva con su de-
cisi6n soberana el sistema de elecci(n senatorial que
debe implantarse.
Yo tengo fe g e6mo no he de tener fe en los crio-
llos que me rodean en un dia como 6ste? Yo tengo fe,
y mas que fe, esperanza, que la Constituci6n que en
definitive redactemos sera un C6digo itil y conve-
niente para mi patria, y que serA tambi~ n un timbre
de gloria y de honor para esta Asamblea; pero no
quisiera que en esta fecha gloriosa del 24 de Febre-
ro, aceptAramos un procedimiento que condena al
pueblo a no emitir direct y libremente su voto para
los senadores, ya que esta propia Apamblea, pasado
este instant de precipitaci6n, estoy seguro, se vera
forzada a reconsiderar en un pr6ximo dia esta con-
ducta; porque resultarA contradietoria nuestra pro-
pia determiiaci6n ante la opinion national, que po-
dria enjuiciarnos diciendonos: iPara las inmediatas
eleeciones convocadas. se establece un sistema .Ie
votaci6n con mnarco y cinto de hierro! lPama
las elecciones que vengan despues, en el transcurso ta'
vez de los afios, esta Asamblea Constituyente ha re-
glamentado el sistema just, el sistema que satisfa-
ce la aspiraci6n del pueblo que le confi6 sus poderes!
He dicho.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Suficiente-
mente discutida la enmienda se va a someter a vo-
taci6n pero antes se va a leer una enmienda modi-
ficativa a esta enmienda que hay sobre la mesa.
(El Oficial de Actas lee) :


ENMIENDA A LA ENMIENDA DEL DOCTOR CASAS
Que en vez de postular seis senadores cada parti-
do, postulen cuatro senadores y cuatro suplentes.
Bias Roca.
SR. ROCA (BLAS) : Pido la palabra.
StP. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN): Tiene ]a pa
Jabra el senior Roca.
SR. ROOA (BLAS) : Esta modificaci6n obedece a la
siguiente raz6n: en la argumentaci6n del senior Suk-
rez Fernandez, ante esta Asamblea, llamaba la aten-
ci6n del sistema establecido por el senior Casas, di-
ficultando las coaliciones, o prohibi6ndolas de hecho,
y esto parecia efectivo, porque al convenir en la pos-
tulaci6n de seis senadores en una coalici6n, era 16-
gico que los partidos minoristas en esa coaliei6n no
alcanzarian quizas ninguna de las actas de sena-
dores incluso aunque con su aporte dieran a los par-
tidos coligados la mayoria de votos.
Esta moci6n, esta enmienda tiende a obviar esa di-
ficultad.

La mayoria, los partidos coligados que alcancen
la mayoria, de todos modos obtendrAn cuatro actas
de senadores, y, si se postula exactamente el maximo
de actas que pueden alcan'zar los partidos que tengan
la mayoria, entonees se permiten las coaliciones y, al
mismo tiempo, como la mayoria es indecisa hasta el
moment mismo de la votaci6n, como la mayoria no se
conoce ,hasta el dia siguiente en que se hayan termina-
do los escrutinios electorales en toda la Isla, se permi-
te el sistema preferential para determinar cuAles can-
didatos a senadores son elegidos por los partidos de
la minoria, por los partidos que tengan la minoria
de la votaci6n.

Me parece que la objeci6n mIs fuerte a la moci5n
del senior Casas esti salvada por este procedimiento
y entonces se permit perfectamente el sistema de
elecci'6n por mayoria y minoria, sin entrar en el pro-
blema de la proporcionalidad para las eleceionies de
senadores y, al mismo tiempo, se permit el sistema
de votos preferenciales, para que no salgan, obliga,-
toriamente, el uno y el dos en la elecoi6n de los se-
nadores.
Sn. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Sr. President,
pido la palabra... Para una informaei6n.
Yo quisiera que la Presidencia, si hay mAs de una
enmienda a la enmienda del sefor Casas, ordenara
se les diera lectura a todas, porque hasta ahora lo que
hemos estado discutiendo es la enmienda del senior
Casas...
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Hay dos en-
miendas mis modificativas a la enmienda.
Se les va a dar lectura.
(El Oficial de Actas lee):
ENMIENDA

A la presentada por el senior C6sar Casas, o al
dictamen, para el caso de que sea aprobada:










DIARIO DE SRSIOINES ..DEVIIMCONVENCION CONSTITUYENTE 53


Que se rechaee dicha enmienda con la excepci6r
del pArrafo primero que quedard redactado en la si-
guiente forma:
"El Senado se compondrA de seis senadores poi
provincia, elegidos por sufragio director, secret, vo-
taci6n preferencial y por el sistema de representaci6n
proporcional, para un period de cuatro afios".
Sal6n de Sesiones de la Convenci6n Constituyente,
Febrero 24 de 1940.
Dr. Alberto Boada.
SR. PRfo SOCARRAS ('CARLOS) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior 'Carlos Prio.
SR. PRfo SOCARRAS (CARLOS) : Yo entiendo que la
enmienda del senior Boada fu4 defendida ya por 61 en
el moment en que hizo uso de la palabra y que po-
diamos votarla conjuntamente con la anterior, porque
ya fu6 discutida.
SR. SUAREZ FERNINDEZ (MIGUEL) ; Yo entiendo que
no es possible, porque un senior Delegado defienda una
enmienda, que se proceda a votarla; lo que hizo el se-
fior Boada fu6 hablar en t6rminos generales,y. si se
abre a discusi6n yo pido la palabra en contra de osa
enmienda.
SR. BOADA (ALBERTO): Yo habia solicitado de la
Asamblea y tengo entendido que asi lo manifesto,
aunque tal vez no tuve la suerte de hacerme com-
prender, que pedia su voto favorable para la enmien-
da del senior Casas, de manera que despu6s pudiera
discutirse la enmienda que tengo presentada, puesto
que no es possible entrar a discutir mi enmienda si
la del sefor Casas result previamente rechazada por
la Asamblea.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Yo acepto el
eriterio del senior Boada si 6se es el criteria de !4A
Presidencia: si se rechaza la enmienda del senior Ca-
sas, caen todas las enmiendas con ella.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): El criteria
puede ser tambi6n que las enmiendas o la enmienda
debe estudiarse primero, siguiendo el mismo m6todo
que se ha seguido con las enmiendas a las mociones.
SR. MARTfNEZ FRAGA (ANTONIO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa
labra el senior Martinez Fraga.
-SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : Sefior President
y sefiores Delegados: Desde luego que estamos tra-
tando de ser lo mAs flexibles possible dentro de los
c6nones parlamentarios y el propio Reglamento...
Aqui le hemos dado inclusive la interpretaci6n a los
votos particulars como si fueran enmiendas y si el
voto particular result aprobado, luego discutimos
sus distintos apartados y se admiten enmiendas.
Fero es que ha ocurrido, desde luego, algo anor-
ilal: si las enmiendas a una enmienda se discuten pre-
viamente, si bien es cierto que las enmiendas a esta
enmienda y 6sta, precisamente, es una enmienda del
senior Casas, que ha sufrido una transformaci6n es-
pecial en que no le fu6 dable pensar... a mi se me


i ocurre que apliquemos el mismo sistema a la enmien-
cla del senior Boada, que hemos aplicado para los vo-
tes particulares consiaerados como enmiendas: some-
temos a votaci6n, discutida ampliamente, la enmien-
da del senior Casas, y, si result rechazada, no ha
lugar a considerar mas enmiendas sobre el partieu-
lar; si result aprobada, si eso ocurriera, entonces va-
mos a discutir sus apartados a que se refieren las
enmiendas, y, en su oportunidad, si asi lo desea -e
senior Presidente y antes de someterlo a votac6in,
pido la palabra.
SR. PRESIDENT (URAU SAN MARTINN: Lo estin.ai
asi la Asamblea
Se va a poner a votaci6n la enmienda.
Tiene la palabra el senior Martinez Fraga.
SR. MARTINEZ RAGAA (ANTONIO): He oido, senior
itresiuente y senores Delegados, con sano juicio, ex-
plicar por distintos senores Delegados, uno de
ejlos el senor Zaydin, recogiendo el criterio unani-
me que reinara en la Comision Especial al respect de
todos o determinados preceptos que estan siendo ob-
jeto de discusi6n y to seran de aprobaci6n, a fin
de oue sean aprobados por la Asamblea como clausu-
las transitorias, o sea, para que rijan exclusivamente
en las pr6ximas eleeciones.
El fundamento es esencial y 16gico, ya que lo que
-stamos buscando es poder tener la calma y la sere-
nidad necesarias para discutir las condiciones de
elegibilidad, una series cte particulares que tienen
que ser objeto de acucioso studio para dejarlos.plas-
mados definitivamente en la Constituci6n, y pudiera
ocurrir que ese criterio un6nime de la -Comisi6n ten-
ga ambiente en la Asamblea a prop6sito de este parti-
cular y algdn otro que se reliera a las Magistratu-
ras tambi6n puede ser objeto de tratamiento defini-
tivo en la Constituci6n, recogiendo asi una idea ini-
cial del senior Ferrara, en dias pasados, por cuyo mo-
tivo si esta votaci6n se extiende a que rija el precep-
to relative a los senadores como correspondiente a una
cieusula transitoria de la Constituci6n.
SR. SUAREZ FERNINDEZ (MIGUEL) : Pido la pala-
bra, senior Presidente.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa
,abra el senior Miguel Suarez.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): Realmente es
ins6lita la proposici6n que hace el senior Maitiuez
Fraga en este moment.
En el dictamen hay un epigrafe que dice que. se
promulgard por el Presidente de la Convenci6n cte
acuerdo y se remitird al Tribunal Superior Electoral.
No es 6sta la oportunidad de tratar si se va a produ-
cir en forma transitoria o no; la oportunidad sera
despues de tratado este asunto.
De lo contrario, no vamos a llegar nunca a una
votaci6n. Estamos discutiendo la enmienda del se-
nor Casas, hemos consumido largas horas en esa dis-
cusi6n y no creo 6sta la oportunidad de discutir una
nueva enmienda.
Por tanto, yo planteo, como cuesti6n de orden, la
suspension de ]a moci6n del senior Martinez Fraga









;4 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


hasta que se llegue al nfimero del dictamen corres-
pondiente a la promulgaci6n de este dictamen.
SR. PRESIDENT (GBAU SAN MARTIN) : Se va a pro-
ceder, entonces, a la votaci6n de la enmienda del se-
fior Casas. Los sefiores Delegados que est6ni conformed
se serviran levantar ]a mano.
SR. BOADA (ALBERTO) : Solicito votaci6n nominal.
SR. FERRARA (ORESTES) : No a estas horas... son
las dos de la madrugada.
SR. BOADA (ALBERTO): Por atenci6n al seflor Fe-
rrara, voy a retirar mi petici6n.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se pone a vo-
taci6n.
(Silencio).
Los que esten conformes levantarAn la mano.
La mayoria de los seniores Delegados no lo hace.
Rechazada la enmienda.
SR. CUERVO (PELAYO) : No se ha votado, senior Pre-
sidente.
SR. SUXREZ FERNINDEZ (MIGUEL) : Sr. President:
Yo solicito que se rectifique la votaci6n, porque ya
se ha votado; es lo mfs que reglamentariamerite se
puede hacer, porque despues que el Presidente da pot
aprobada una enmienda 6sta estA totalmente apro-
bada, pero en este easo yo propongo que se rectifi-
que la votaci6n, para complacer, inica y exclusive
mente al senior Pelayo Cuervo.
SR CUERVO (PELAYO) : No para complacerme a mi ;
no tengo ningfin interns. Lo cierto es que se ha re-
chazado sin haberse votado.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se va a rec-
tificar. Se somete de nuevo a ]a consideraci6n de !a
Asamblea. Los que etstn conformes con la enmienda
del senior Casas, se servirAn manifestarlo levantando
la mano.
(Varios senores Delegados levantan la mano).
Dooe sefiores Delegados han levantado la mano, evi-
dentemente queda rechazada la enmienda.
Se va a dar ]ectura a otra enmienda.
(El official de actas lee:)
A LA CONVENTION CONSTITUYENTE:
El Delegado firmante t!ene el honor de proponer
a la Convenci6n que al parrafo segundo del apartado
II del dictamen que se dispute se ]e afiada lo siguiente:
"Sin perjuicio de las eleeciones especiales que de-
ban celebrarse por razones justificadas, previo acuer-
do del Tribunal Super'or Electoral".
Sal6n de Sesiones de la Convenci6n Constituyente,
a los veintifin dias del mes de febrero de mil nove-
cientos cuarenta.
Aurelio A. Alvarez.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Se pone a
discusi6n.


:SR. GEORGE (QUINTN) : Con la venia de la Presi-
dencia, desearia preguntar si se ha votado la totalidad
del dictamen, porque verificado esto, procede entrar
a discutir punto por punto los distintos extremes del
mismo.
SnR. NINTEZ PORTUONDO (EMILIO) : Para informed al
senior George que se vot6 en el dia de ayer; se vota-
ron cuatro articulos del dictamen, y ahora se estI
discutiendo el inciso tercero, puesto que el segundo
del dictamen, tambi6n se aprob6 en el dia de hoy,
y nada m6s queda al inciso tercero, que una enmien-
da del senior Alvarez.
SR PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN) : Se pone a
discusi6n la enmienda del senior Alvarez.
,SR. ALVAREZ (AURELIO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU 'SAN MARTIN) : Tiene la pa-
iabra el senior Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Para explicar lo mas bre-
ve que me sea possible la enmienda que se discute...
'SR. GEORGE (QUINTIN): Si se esta disciutiendo el
inciso tercero, quiero preguntarle a la Presideneta,
si no hay una enmienda del senior Guas Incldri, que
modifica el articulo primero.
SR. CUERVO (PJLAYO) : Hay una enmienda del s?-
fior Santiago Rey y otra 'del senior Guds Inclan, lo re-
cuerdo perfectamente.
SR. NtPEZ PORTUONDO (EMILIO): Puedo inforiar
que esas enmiendas son al inciso cuarto, porque el
dictamen de ayer fu6 modificado por el de hoy, y se
corri6 la numeraci6n. Las condiciones para sec -soia-
dor estAn *en el inciso cuarto. Todavia no hemos lle-
gado a 6l; estamos tratando de ]a constituci6n del Se-
nado y su forma de funcionamiento.
SR. GEORGE ('QUINTIN): Tengo entendido .ilie la
enmienda del senior Alvarez se referia al inciso ter-
cero y, aunquc ahora haya pasado al cuarto en el
dictamen, se refiere al inciso tercero. El Delegado qie
habla llama la atenci6n de la Presidencia sobr' ese
extreme. El Delegado senior Guds tiene presentada
una enmienda que se refiere a las condiciones reque-
ridas para ser senador.

SR. Ni'EZ PORTUONDO' (EMILIO): Es el inciso
cuarto con arreglo al nuevo dictamen. Estamos toda-
via en el Senado, en la composici6n del Senado, que
es a lo que se refiere la enmienda del senior Alvarez.
DespuBs se tratar4 la enmienda del senior 'GuAs In-
clan, que se refiere a las condiciones de elegibilidad
de los senadores.
SR. ATLVAREZ (ARELIO) : Continflo en el uso de la
palabra, en la explicaei6n de la enmienda puesta a
discusi6n.
OCuando la C'omisi6n Especial di6 cuenta a esta
Asamblea con el proyecto del dictameni sobre que de-
liberamos, adverti que habia sido un poco ambiciosa,
al decir: "la Comisi6n Especial designada para re-
dactar la parte de la C'onstituei6n que se refiere a las
magistraturas". Crei aue habia sido simplemente
un lapsus, y hasta pens6 en que se corrigiera, para
aclarar que no habia tenido en su mente la Asam-










DIARIO DE SESIONES DE LA GUNVENOION CONSTIIHUEN'E 55


blea coneederle tan amplios poderes; pero en el curso
de las deliberaciones he podido advertir que la Co-
misi6n Especial supuso que en realidad tenia el en-
cargo de redactar la parte de la Constituei6n que se
referia a las Magistraturas, asi como que si algo ha
estorba.o hasta ahora ia discusi6n y votaci6n de los
extremes constitucionales referentes a las Magistratu-
ras, ha sido la terquedad, permitaseme la frase, dicho
con todo respeto, con que la Comisi6n Especial ha
mantenido todos y cada uno de los preceptos que es-
tamp(, su dictamen.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): 1 Me permit
una interrupci6n con la venia de la Presidencia?
Era para recordarle al Sr. Alvarez, que no es exac-
tamente tal como dice la informaci6n official de la
Comisi6n Especial. VWase la comunicaei6n dirigida
a esta Convenci6n a trav6s del Presidente de la mis-
ma: "La Comisi6n Especial designada..." (lee).
Vea el dr. Alvarez como no se ha abrogado la Co-
mi6n Eapecial el derecho soberano de esta Asam-
blea para dejar en definitive plasmada la nueva
Constituci6n, y si esto no fuera poco, encabeza el
Dictamen en el sentido de que se rectifiquen los
concepts que en relaci6n con la Comisi6n Especial
tiene el Sr. Alvarez, ya que en el propio Dictamen,
en su primera pagina, al dirigirse a )a Convenci6n
Constituyente, dice: "La Comisi6n Especial desig-
nada para redactar.." acord6 elevar a la Comisi6n".

Vea el Sr. Alvarez, como la -Comisi6n Especial no
ha sido ambiciosa y como la Comisi6n Especial tras
improba lai:or de coordinaci6n de tantos -disimiles
principios y de tan variados intereses, ha podido
traer al pleno de la Convenci6n, la discusi6n de
todos estos problems fundamentals, y le ruego ten-
ga en cuenta para que al dirigirse a la Comisi6n
Especial, observe su alineamiento y su conduct.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Continio. No tengo na-
da que rectificar. Cuando dije, que la Comisi6n Es-
pecial habia sido un poco ambiciosa, ]a frase no tra-
dujo nada que pudiera significar siquiera una mo-
lestia, porque fu6 perfectamente correct. El que
habla se atendria al escrito de remisi6n del Dicta-
men. Si se cambi6 despues, el que habla se atiene
al texto primitive que conoci-6. Se atribuy6 en efec-
to, haber recibido encargo de redactar la parte de
]a Constituei6n, referente a las Magistraturas. No
importa que remitiera a la Asamblea su Dietamen.
No le ha ocurrido al que habla (y contest asi
de pasada las manifestaciones del senior Martinez
Fraga) envolver en una eritica la labor de con-
junto de la Comisi6n Especial, bastante acceptable,
en parte, si se tiene en cuenta la festinaci6n con
que ha debido producirse y la complejidad de los
problems sobre que debi6 informar. El que habla
conoce que es muy f6cil critical la labor que otros
han realizado, y no ha tenido ese prop6sito. Criti-
ca, porque el Dictamen debi6 producirse a su jui-
cio en una verdadera consult, si es possible con to-
dos los Delegados, para que no hubi6ramos venido
despu6s a perder el tiempo discutiendolo. Se dis-
cuti6 en el seno de los catorce, hasta pareceme que los
mds disintiendo del criterio sostenido por el Dictamen.
Asi, se .di6 el caso de que mientras algunos Dele-
gados en' la Comisi6n de los catoroe, que se sientan


a esLe lado dei hemiuicio, mautenian ei criterio que
anora a owiL8a dei .ictamen, oLros con uanta expe-
rlen.ia source lt maItera como los )elegacos Zayain
, Oaarez x ernandez, se maniestaron conuormes con
os i-elegaaos uel raitlio _emocrata .ucepuDllcano,
tin Iavor ael sistema .ue election ate seguniao grado,
u sea, a braves de los uoiegios ae uompromisarios,
Lanco para la eieccion del .resiente y de la dei
v cepretiaente de la tteputica, como para la elec-
clon de aenadores.
I o oUscaume, el criterio de los Delegados Prio So-
cairau a iuarinez oaenz prevailelo ue tal modo eu
eti eno ue nuestras deiiDeraucones .ulormales, que
iiizo intocauie ei Dcietamen, uando la unpresion de
que los eilegados de ia M.Lnoria no aceptauan otra
cosa, y que pouria queurarae ei racwo ooncina-
WurL. asi ocurrio tanto en las cuesuiones de lonau
como en las ae mera forma...
OR. rERO OOCAREAS (UARLOS) : -e permit el ir.
elegado, una interrupcion.
OR. ALVAREZ (AURELIO) : U0on much gusto.
Oan. I'RIO oOCARRAS UARLOS) : U(Janao ias reunio-
ILS miormaie, a que se reinere ei uonvenclonai, br.
alvarez, se venian celeoranco, no reniamos tocavia
contact con ios nepresentantes de la Coaleiobn ,io-
cilalsta uemocratica, y mal pouriamos nosotros ex-
presar un criterio de elios, que no conociamos, por
no estar en contact; y recordara el senor Alvarez,
y son testigos todos los ares. Delegados de la oposi-
cwon, que el criteria ue suprimir los Compromisa-
rios presidenciales triunt6 en una reunion de la opo-
sicion, sm contact todavia con la Coaiici6n.
as. ALVAREZ (AURELIO): La interrupci6n formu-
lada por el uelegado Prio Socarras, no esta justai-
caaa, porque ei Delegado que habia esta refiri-n-
ntose a los cambios de impresiones que se tenian en
ta 'Comisi6n de los eatorce, entire los M.iembros de
ta part que se sientan en estos bancos y los Repre-
sentantes de la Minoria, no a intercambios entire
los Miembros politicos de la Coalici6n Socialista De-
mocrAtica y los de los demis partidos politicos.
-SR. ZAYDIN (RAM6N): Me permit el Sr. Alva-
rez una interrupei6n?
Sa. ALVAREZ (AURELIO): Con much gusto.
SR. ZAYDiN ('RAM6N): No s si entendi mal, pe-
ro en la Comisi6n de los catorce yo no me produje
a favor de la supresi6n de los Compromisarios Se-
natoriales. Lo ilnico que recuerdo a este respeeto,
es que en las sesiones informales celebradas por los
Delegados, yo hice observaciones al sistema de el-c-
ci6n, precisamente determinando que en el process
de coaliciones en que esta Cuba, era muy dificil en-
contrar un sistema adeeuado para que esto se pudie-
ra producer y producer, a su vez, la elecei6ni Sena-
torial.
Cuando fuimos a los catorce, llevamos un criterio
adoptado por mayoria de votos, en aquellas sesio-
nes informales que se celebraban por los Delegados
de los cuatro partidos que nos sentamos en los ban-
cos, con la salvedad que hacemos del Partido De-
m6crata Republicano, a favor del sistema de los
Compromisario Senatoriales.









56 DIARIO DE SESIONES DE LA OONVENOION CONSTITUYENTE


Eso es lo que yo recuerdo. Ahora, en cuanto a
lo demis, si puedo decirle al Sr. Alvarez, que yo
he mantenido un contact director con el Ejecutivo
National de mi Partido, diariamente, y que, cuando
.yo vengo a votar aqui, lo hago autorizado por el
Ejecutivo Nacional de mi Partido.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Tengo dudas de no ha-
ber sabido expresar mi pensamiento. Tampoco ex-
pres6 que el Delegado Zaydin hubiera mantenido
criterios distintos al que ha expresado eni este mo-
mento, en el seno de la Comisi6n Especial. Lo que
expres-6 fu6 que, en las conversaciones sostenidas pa-
ra former el que debia llevarse a la Comisi6n de los
Catorce, el Delegado Zaydin se manifesto siempre
a favor de la elecci6n de segundo grado para elegir
al President de la Rep6blica y a los Senadores.
SR. ZAYDfN (RAM6N): Recuerdo que se diseuti6
en una sesi6n informal de los cuatro Partidos: Par-
tido Accion Republcana, Partido A B C, Dem6cra-
ta Republican y Revolucionario Cubano, el sistema
de elecci6n Senatorial y que en 6l plantekndose la
cuesti6n del Voto director, yo hube de expresar aue
por mi formula podia haber pocas cosas que pudie-
.ra traducir la coalici6n en Votos Particulares, e
hice una series de consideraciones contra las f6rmu-
las que se presentasen en una de las discusiones,
sin que dijera yo que entonces iba a ser mejor el
sistema de los Compromisarios que el sistema que
se estaba diciendo. Pero despues se sigui6 laboron-
do sobre ese asunto, y recuerdo que se nombr6 bas-
ta una Sub-Comisi6n Especial para redactar una f6r-
mula que pudiera aunar diversos criterion que alli se
habian sustentado por el prop6sito que se tenia de
poder llevar a la Comisi6n de los eatorce un crite-
rio fnico.
Y muchas gracias.
SR. FERRARA (ORESTES) : La Asamblea tambi6n
se las da.
SR. ALVAREZ DE LA VEGA (AURELIO): Mantengo
que en el seno 'de las deliberaciones de los Delegad)s
de la Mayoria para former criteria que llevar al
seno de la Comisi6ni Especial, los Delegados Zaydin
y Miguel Suarez Fernandez, entire otros, mantuvie-
ron la mejor t6cnica del sistema establecido en la
Constituci6n de 1901, para esta clase de elecci6n, y
que prevaleci6 al fin, el criteria de los Delegados
Prio Socarris y Martinez -Sienz; pero en reuniones
tan informales que se extendian mucahas veees hasta
las tres de la mafiana y cuando estando integrada
esa delegaci6n por cerca de cuarenta Delegados, ape-
nas habia qu6rum para votar el asunto considera-
do, prevaleciendo asi, al fin, el criteria del Dictamen.
Se adopt el sistema caribe del Dictameen, tan espe-
cialisimo que no podrdn explicarlo sus autores, por-
que con rigidez digna de mejor cacsa no dejaron oir
ninguna voz que que pudiera tocarlo. Reitero que en
cierto modo el Dictamen ha sido una obra meritoria
de la Comisi6n Especial. Por falta de tiempo, acaso,
no le di6 forma una Comisi6n de Estilo, lo que serai
necesario hacer ahora, para que no se proyecte fuera
de la Asamblea en la que estA confeccionado.
FPu asi que no se quiso permitir tocar ni enmen-
dar la redacci6n de ninguno de sus preceptos. Y por


esto ha expresado el que habla que ha sido la Comi-
si6n, en primer t6rmino, la que ha estorbado con cri-
terio tan' rigido la pronta discusi6n y aprobaci6n d&l
dictamen. Demostraci6n que no debi6 considerarse
invulnerable, han sido las enmiendas que hemos lo-
grado algunos Delegados introducirles, con la apro-
baci6n de la Asamblea.
La que se discute podrd desecharla en definitive la
Asamblea. El que habla ha sido informado sin embar-
go, por miembros de la Comisi6n Especial, consulta-
dos al efecto, que la estimaban procedente, pero que
]a Comisi6n se neg6 a aceptarla.
Veamos los fundamentos en que descansa: El pre-
cepto del dictamen que manda a elegir los senadores
por elecci6n en un solo dia, se tom6, alterindolo, de
la Constituci6n de 1901. La, alteraci6n consisti6 en
cambiar la elecci6n de .seguido grado de la Consti-
tuc6n del Uno, mandando a rea'lizarla diretiva y en un
solo dia. Y veamos enseguida c6mo a juicio del que
informa, si un precepto rigido de la Constituci6j
manda a realizar las eleociones en un solo dia, por
votacion direeta, pudiera darse el caso absurdo de que
no pudieran realizarse elecciones especiales.
La Constituci6n del Uno mand6 hacer las eleccio-
nes en un solo dia, porque se trataba de elecciones
de segundo grado. En un solo dia, preceptu6 la Cons-
tituci6n del uno, porque asi debian reunirse los com-
promisarios presidenciales y vice-presidenciales o los
compromisarios senatoriales, para elegir al Presiden-
dente y al vice-presidente de la Repf~blica o a los
senadores, en una elecci6n de segundo grado. Pero
resuelta la elecci6n direct, mandada expresamente
a realizar de un modo director y en un solo dia, por un
precepto rigido de la Constituei6n, de darse el caso,
ahora acaecido con motivo de las elecciones filtima-
mente celebradas para elegir Delegados a esta Con-
venci6n, cuando en la Provincia Oriental, por raz6n
de fen6menos climat6ricos no han podido realizarse
las elecciones en determinados distritos, debido a lo
cual no tenemos todavia en nuestro seno a algunos
de los sefiores Delegados que con motivo de esas
elecciones especiales deberAn ser electos y proclama-
dos, cuando eso acontezca, el rigido precepto que con-
templamos, no permitiria quizas poder proclamar el
resultado de las elecciones para Presidente de la Re-
piblica y para Vice-Presidente, ni tampoco para
senadores. o Por qu6 ? Porque dispuesta la celebraci6n
de la elecci6ni en un solo dia, a eso habria que ate-
nerse, dejando incumplida la Constituci6n, que la
Ley electoral no podria contrariar.
De ahi qce la Comisi6n Especial hubiera ahorado
a la Asamblea las palabras con que le resto tiempo y
la molesto con haber aceptado esta sencilla enmienda:
"sin perjuicio de las elecciones especiales que deban
celebrarse '...
(Sigue leyendo).
Esta enmienda era procedente, porque si como decia
el Delegado Ferrara, una Constituci6n debe ser pre-
ceptiva, y no tan casuistica, como estimara el De-
legado SuArez FernAndez en pasado debate, no debe
ser un cuerpo de bases en que la falta de claridad
pueda traducir un impedimiento, un estorbo, para
una future legislaci6n'. Si se hubiera aceptado esta









DIARIO DE SEBIONEI DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 5i


enmienda al proyecto de dictamen, el que habla no
hubiera ocupado su tiempo a la Asamblea.
Por las razones a que antes me he referido, y por
estimar que ]a enmienda es procedente, a fin de que
la legislaci6n electoral future no pugne al respect
con la Constituci6n, es por lo que he molestado vues-
tra atenci6n, solicitando que la aprobAseis.
He terminado.
SR. ICHASO (FRANCISCO) : Sr. President: Pido la
palabra para una alusi6n.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) ; Tiene la pa
labra el senior Ichaso.
SR. ICHASO ('FRANCISCO) : Sr. President y sefiores
Delegados: Yo he escuchado con much atenci6n las
vehemetes palabras de mi distinguido amigo y com-
pafiero el Delegado senior Alvarez, en las cuales ha
aludido a la Comisi6n Especial y muy particularmen-
te a su president, el jefe de mi partido politico, doc-
tor Martinez Saenz. El doctor Joaquin Martinez
Saenz no se hall en estos moments en el hemiciclo
y por eso quiero recoger en su nombre esas alusiones
del senior Alvarez. El senior Alvarez habla de la ter-
quedad que ha prevalecido en el seno de la Comision
Conciliadora. Yo hubiera querido que el ,Sr. Alvarez
hubiese honrado con su presenicia -y a ello tenia de-
recho como Delegado- las reuniones de esa Comi-
si6n Especial, para que hubiese visto hasta qu6 pun-
to no imper6 un criterio cerrado ni rigido en sus
delberaciones, sino todo contrario. No fueron esas
sesiones un circulo cerrado, sino foro abierto en el
cual cada de los Delegados pudo exponer libremen-
te, usando de la palabra cuanto tiempo quiso, tan-
to sus opinions personales como las opinions pro-
gramAticas de su partido. Se trat6, en lo possible,
de llegar a lo que hemos llamado unanimidad con-
ciliadora en gracia al pacto que hemos firmado v
que ncs obliga de un modo indefectible. No
obstante eso, se ha atendido a todas las opinions,
a todos los criterios, tanto los que procedian de miem-
bros de la Comisi6n como los procedentes de otros se-
fiores Delegados a la Asamblea Constituyente.
Pero hay m6s: ese dictamen se llev6 luego al seno
de los comites parlamentarios y de los Ejecutivos de
los Partidos, a fin de que lo aprobaran o rechaza-
ran, y prueba de ello es que el Partido Dem6crata
Republican tom6 el acuerdo de objetar el dietamen
y ha presentado como enmiendas todas las sugestiones
que su Ejecutivo tuvo a bien hacer.
Por consiguiente, no se ha ejercido la mis minima
coaeci6n ni se ha puesto el menor impedimento a nin-
guno de los Delegados a esta Asamblea.
He podido observer que el seffor Alvarez, con es-
criterio in;dependiente que le caracteriza y como ba-
tallador parlamentario que es, ha sustentado en esta
Asamblea criterios personales y aislados, respect d2
los cuales hay una discrepancia casi general; pero no
es culpa nuestra que el senior Alvarez no haya po-
dido captar para sus puntos de vista, respetables co
mo suyos, la mayoria de los votos de esta Asamblea.
No obstante, no ha habido rigidez de ninguna clase
y prueba de ello es que hemos tenido la satisfaceci6,
de escuchar cada una de las enmiendas que el sefio


Alvarez ha tenido a bien hacer. Vea el senior Alvarez
como la terquedad, sl la ha habido, no ha sido de la
Comisi6n Especial, sino suya; noble, afanosa terque-
dad que le ha valido el ver consideradas todas sus en-
miendas en el pleno de la Asamblea, ya que no pu-
dieron serlo en su oportunidad por la Comisi6n Es-
pecial.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Martinez Fraga.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Yo quisiera que
Sla Presidencia tuviera a bien disponer que se diera
nuevamente lectura a la enmienda.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTfN): Se le va a
dar lectura a la enmienda.
(El official de actas la lee nuevamente).
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) ; Tiene la pa-
labra el senior Martinez Fraga.
SR MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Sr. President y
sefiores Delegados: Sufre un lapsus nuestro distin-
guido compafiero el senior Alvarez, en la defense que
hace a la Enmienda, y desde luego con verdadera
satisfacci6n, una vez mas, ire en su auxilio, para
leerle el texto de los articulos que se contraen a la
elecci6n que llama aqui el senior Alvarez elecci6n di-
recta, pero que en ningfin moment ha aprobado la
Comisi6n.
El senior Alvarez entiende, y entenderh bien si fue-
ran otras las disposiciones vigentes sobre la euesti6n,
que si ponemos o redactamos como precepto constitu-
cional el que las elecciones de cualquier tipo, Presi-
dente de la Repfibliea, de los Senadores, etc, se obli-
ga a celebrarse en un solo dia, seria tal el marco fe-
rreo en que se eneerraba el derecho popular, que
cuando las eleceiones no registraran el triunfo defi-
nitivo de un candidate y precisare de unas eleeciones
parciales ]a Ley Electoral no podria derogar las elee-
ciones parciales en otra fecha, porque el precepto de
la Constituci6n exigiria la celebraci6n en un solo di'
El texto que la Comisi6n trae en el dictamen es co-
pia literal de los preceptos de la Constituci6n de
1901, con la sola excepci6n de que no meaciona en la
elecci6n del Presidente de la Repfblioa, como tampo-
co lo hace en la de los senadores, la eleeci6n de se-
gundo grado; pero tampoco, tenga la seguridad el
senior Alvarez, menciona ni prescribe eleeei6n dire.tsa
para el Presidente de ]a Republica, ni elecciin diree-
ta para los senadores; y precisamente en dos pArra
fos en que copia el pensamiento de los Constituyentes
del Uno, o sea en la elecei6n del Presidente de la Re-
pfblica y de los Senadores, es donde finicamente ha-
bla de elecci6n en un solo dia.
Claro estA que esto estaba por dem&s! Treinta y
ocho afios de Repuiblica vienen aereditando cumpli-
damente, no obstante disponerse el segundo grado,
y no obstante practicarse la eleeei6n de los sefiores
Representantes al trav6s de elecciones directs, con-
sagradas en jurisprudencia dle nuestro mas alto Tri-
bunal, que efectivamente no se rompe, no se que-
branta, no se meingua ni se infringe ningfin precepto
de la Constituci6n del Uno, que se ha recogido, como








58 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


todos sabemos, en las Constituciones posteriores. Pe-
ro, vea el senior Alvarez, o6mo al referirse el dicta-
men a la elecci6n del Senado, dice:
(Lee).
No habla de sufragio director. Es mis la tramita-
ci6n que dice contiene, expresa terminanteuwente,
practicamente, una elecci6n de segundo grado a tra-
vea de las Asambleas de los Partidos.

Observe, tambien, el senior Alvarez, que a] hablar
de la elecci6n del Presidente de la Repfiblica, dice asi
el texto del dictamen: "Sera elegido por sufragio
del pueblo... (continia leyendo).
Y, cosa curiosa, al computarse el voto, se comput
prActicamente coin el mismo sistema de compromi-
sarios, pero de voto mec6nico, por provincia. No tenga
preocupaci6n alguna el senior Alvarez, no hay duda
alguna, no se establece el sufragio director en la elec-
ci6n del president y senadores, porque se habla de
un solo dia. Y observe a'demas el senior Alvarez que
la comisi'6n enr esto fue sumamente cuidadosa Dice
aqui: (lee).
V6ase cu6n claro ha sido el pen'samiento de la Co-
misi6n en el dictamen que efectivamente quita todas
las dudas sobre la necesidad de agregarle el precepto
de designaci,6n de comicios especiales, que nos obli-
garia a consagrar algo que no debemos consagrar en
una Con'stituei6n.
Por todas estas razones y por muchas mas qule ,ii
honor al tiempo no deseo expresar, ruego a la Presi-
dencia someta a. votaci6n la enmienda, y a mis conm-
pafieros de Convenci6n que la rechacen.
*SR. ALVAREZ (AURELIO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (IGRAu SAN MARTIN): Estin con.-
sumidos los turnos reglamertarios, senior Alvarez.
SR. FERRARA ('ORESTES) : Yo desearia que el senior
Alvarez me permitiera hacer una sugerencia que creo
podria resolver el asunto.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Con much gusto.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Tiene ]. pa-
labra el senior Ferrara.
SR. FERRARA (ORESTES) : Simplemente que ]a en-
mienda del senior Alvarez sea para nosotros la inter-
pretaci6n autnntica del articulo, y asi no habria du-
das de ningfin g6nero que la interpretaci6n del ar-
ticulo seria en el sentido que el senior Alvarez ha
indicado.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Tiene la ra-
labra el senior Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Con la venia de la Presi-
deneia, para aceptar la sugerencia del Delegado Fe-
rrara, que es de buena prdctica parlamentaria, por-
que al fin, si fuese necesario conocer el espiritu que
inform el precepto, el Diario de Sesion'es haria saber
el prop6sito que lo animm6.
Pero aceptada la sugerencia, hare inmediatamente.
por estimarlo necesario, algunas manifestaciones en
torno a las del distinguido Delegado Martinez Fraga.


Habituado al Parlamento y a la tribune forense,
practice admirablemente lo que es habitual, a veces
en el Parlamento y en Estrados: o el sofisma o sentar
premises que se atribuyen al oponente para deduair
despu6s sobre supuestos inciertos conclusions ina-
ceptables. El hecho de estar justif-cada la enmienda
ha quedado demostrado por la duda que puso en men-
to tan agil y expert en estas cuestiones como la del
conventional Ferrara. Y veamos como otro he .ol
abona la necesidad de ]a enmienda o la ha abonado:
Hubo alguien que recurri6 ante el Tribunal Supremo
de Justicia sobre esta cuesti6n de elecciones en un
solo dia y eleeciones especiales, determinando el fa-
11l a que se refiriera el conventional Martinez Prpaga.
Pero aunque no tengo el honor de ser letrado, di-
ria al felegado Martinez Fraga que un solo fallo no
sienta jurisprudencia.
Demostrado que existia la duda apuntada sobre el
precepto, y por las palabras del Delegado Ichaso la
raz6n con que he protestado de que no se permitiera
a los sefiores Delegados ser oidos por la Comisi6n Es-
pecial, retire mi enmienda.
;SR. ZAYDIN (RAM6N) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN) : Esth retira-
do la enmienda.
SR. ZAYDfN ('RAM6N) : Pero es que yo quiero decir
un'as palabras...
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN) : Eso, dentro
de los preceptos reglamentarios estd prohibido.
SR. ZAYDfN (RAM6N): Pero para aclarar...
SR PRESIDENT ('CRAU SAN MARTIN): El senior Fe-
rrara ha propuesto que se podia quedar la enmien-
da como una regla interpretativa del precepto. Ade-
mas, la enmienda ha sido retirada.
SR. ZAYDiN (RAM6N) : Pues yo la hago mia, aunque
sea momentdneamente, a menos que ]a Pres!dencia...
'SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene ia pa-
labra el senior Zaydin.
SR. ZAYDfN (RAM6N) : El senior Ferrara ha reco-
gido lo que el doctor Ricardo Dolz, nuestro maestro
de Procesal nos ensefiaba sobre ]a interpretacion
aut6ntica. Decia 61 que se iria al Diario de Sesiones
para interpreter aut6nticamente el aleance de un pre-
cepto legal. Sin embargo, en este aunto tan deliver
do, y como no siempre nuestro Tr:bunal Supremo ha
tenido en cuenta el alcance del precepto legal a tra-
vks de los Diarios de Sesiones, pudiera, ocurrir quo
establecido un recurso de inconstitucionalidad inter-
pretando el precepto de un modo literal, el Tribu-
nal Supremo estimatee que una ley dictada, por el 'Con
greso no podia estableecer esas elecciones especiales.
Y en problems tan important como 6ste. creo que
e- mejor que ya que estamos redacta.ndo el precepto,
se sefiale el aleance. Porque si es verdad que hemos
recogido en a 'Comisi6n Especial el artc'ulo de la
Constituei6n de 1901. no es menos cierto que el ar-
gumento aqui esgrimido por el senior Alvarez es de
una consistencia y solidez tal que debemos nosotros
de tenerlo en cuenta, aunque el senior Martinez Fra-









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 59


ga nos diga que no se trata de una elecci6n direct.
La realidad es que el senador no es electo sino en el
dia en que lo elige la Asamblea de Compromisarios;
.y ademas euando nosotros hemos suprimido la Asam-
blea de Compromisarios; y entonces el Presidente
o los Senadores que seran electos el dia en que la
elecci6n so celebre
Por consiguiente, yo preferiria que la Asamblea
aceptase como una sugesti6n que le hago respetuosa-
mente, recogiendo la enmienda del senior Alvarez, que
se especifique que sin perjuicio de las elecciones es-
peciales ,de acuerdo con lo que la ley determine, por-
que el Tribunal Superior Electoral como organismo
creado por la ley no sabemos nosotros todavia en la
parte sustantiva de la Constituci6n que regimen se
habrh de establecer para los organismos electorales,
y, ademas porque ello debe quedar mejor a la ley qiue
a un precepto constitutional. De este modo si ten-
driamos nosotros la certeza de que cuando el Tribu-
nal Superior Electoral o el Tribunal Supremo o el
de Garantias Constitueionales o el tribunal que poc
]a Constituei6n se crease especificamente para de-
clarar los casos de inconstituciorialidad tendria un
preeepto redactado claro y categ6ricamente, que no
admitiria la menor duda sobre las elecciones especia-
]es. Y sin que yo sea. partidario del sistema casuis-
tico para legislar y much menos para las eleccione:,
o se suprime la frase "'en un solo dia" o se establece,
sin perjuicio de las elecciones especiales de acuerdo
con lo que determine la ley para que quede perfctxa-
mente limpio, claro y categ6rico el concep.to.
SR. FERRARA (ORESTES) : Yo hice ]a observaci6n so-
lamente para facilitar la solucidn del asunto, y en es-
te caso rogaria al senior Alvarez que mantuviera Ja
Enmienda de acuerdo con la voluntad del senior Zay-
din, y yo retire la proposici6n que he hecho, .orlo
para la mayor brevedad de esta discusi6n.
Y ahora dos palabras solamente: En todos los tex-
tos de Derecho Constitucional se hace notar qne en
la modernidad las elecciones se hacen en un solo dia,
pero en todos los textos Constitueionales igualmen-
te no se exeeptuia el heeho de que anuladas en uno
o mis colegios las elecciones, se pueden reproducir en
dias sucesivos. La idea de ]a elecci6n en un solo dia
procede de Inglaterra y de algunos siglos atras, por-
que era costumbre de los gobiernos querer conocer el
estado de Animo del pueblo y poder saber gradual-
rente e6mo este se manifestaba, de manera que en
un distrito electoral se llevaban a cabo las elecciones
en un domingo, y el otro domingo en otro distrito;
luego el gobierno que tenia la fuerza, apretaba en 'el
distrito en que todavia no se habian celebrado las
elecciones si era que necesitaba de los votos de aquel
distrito para former una mayoria.
El movimiento en Inzlaterra di6 luhar a la elec-
ci6n en difererites distritos en un solo dia.. pero esta
votacion es la votac'6n total; esto no excluye la re-
petici6n dP votaciones en anuellos distr'tos o en aque-
lles colegios electorales en one por algura alteraci6n
de ]a ley y nor maldad de la lev misma, pe deba repe-
tir la elecei6n. Pero sin embargo, comn Dodia haber
la duda -v en psto estov d- asuardo con el senior
Alvarez- era ideal presentar algo que esclareciera
el asunto, y yo habia propuesto que fuese una inter-


pretaci6n autentica, no la autentica de que le hablaba
el senior Dolz al senior Zaydin en su cAtedra y des-
pu6s. Esta era una interpretaci6n autentica de la
Asamblea, no de los miembros de la Asamblea, no de
los autores de la proposici6n, no de los oradores sino
de la Asamblea en su conjunto, que no hay Tribunal
Supremo del Mundo. si no es que se quiere poner
en ridiiulo ante la faz del mundo, que pueda desco-
nocer la interpretaci6n aut6ntica de un precepto que
hace una Asamblea.
iSR. ALVAREZ (AURELIO) : Pido la palabra.
,SR. PRESIDENT (ORAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Aurelio Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO): Para mantener mi en-
nmenda con las modificaeiones introducidas p .r el
sefior Zaydin.
SR. NiJNEZ PORTUONDO (EILIo) : Entonces la en-
mienda quedaria redactada en esta forma: (lee).
iSR. MARTfNEZ FRAGA (ANTONIO): Hay una real.
dad aqui. Yo era totalm-nte partidario y es cosa' que
no puede ofrecer dudas, el complemenrto que hacia el
senior Ferrara, que habia aceptado el senior Alvarez.
en orden a la interpretaci6n pura de la propia Asam-
blea, que rechazando esta enmienda debia entender-
se que interpretaba la forma dicha.
Pero, nosotros creemos que si agregamos esa frase
de (lee), se puede provocar una series de interpre-
taciones con el contenido de la enmienda, o sea, por
e.emplo hablando de la elecci6n de los senadores, po-
demos estar creando una excepci6n o para el solo dia
o para la forma o para la elecci6n, y seria intermina
ble la series de sentencias que podrian obtenerse. Co-
mo decia al senior Aurelio Alvarez, no debe tenerse
temor, no es una. Cuando este Delegado hablaba de
jurisprudencia, bablaba porque son varias las sen-
tencias, no solamente una, y parece mis l6gico y m6-
acad6mico, dentro del precepto constitutional, la in-
torpretaci6n que le d6 esta Asamblea. Por esa razon
yo ruego a la Presidenrcia que someta a votaci6n estia
enmienda, en el bien entendido que si se rechaza la
enmienda queda redaetada en la forma dieha de
acuerdo con la indicaciSn' formulada del senior Fe-
rrara.
SR. -UTAREZ FERNANDEZ (MIGTTEL) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el sefor Miguel SuArez.
SB. SUAREZ (MIGOEL) : Yo voy a ser brevisimo por-
que voy a citar un s6lo caso del Tribunal Supreme
muy reciente. Con motive de las elecciones de 10 de
Enero de 1936, en la provincia de Pinar del Rio.
ocurrieron una series de nulidades. El Gobierno del
doctor Barnet public un decreto ley, fundkndose en
que las elecciones debian celebrarse en un .6lo dia, por
mandate de la Constituci6n y que caso .de celebrar-
se elecciones complementaria-, estas se llevaran a ca-
bo en dias distintos.
SR. BOADA (ALBERTO) : iRemache!
'SR. SUAREZ (MIGUEL): Exactamente: aceptado por
todos los partidos conterdientes. En estas condi-
ciones el candidate vencido, senior Rionda, que tenia









60 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


el derecho a discutir en aquellos colegios de Pinar
del Rio, estableei6 un recurso de incon'stitucionalidad,
diciendo que a pesar de que la Constituci6n preceptfia
que las elecciones se celebrarian en un s61o dia, no
era possible privar a los electores de un distrito de
emitir sus sufragios, se declare con lugar Ia reelama-
ci6n, acorddndose la inconstitucionalidad de aquel de-
creto ley por el cual se disponia que no se celebraran
elecciones especiales a pesar de que la Constituci6-
tenia preceptos exactamente iguales a los que aqul
se estan discutiendo. De modo que la interpretacl'u
reiterada del Tribunal Supremo en forma afirmati-
va como lo hizo en las elecciones de Mayo; con moti-
vo de haber ocurrido la anulaci6n de.mAs de doscien-
tos colegios en' Santa Clara, que entonces recurri6 el
Partido Conservador la inconstitue!onalidad del C6
digo Electoral d.el 19, porque admitia la celebraci6n
de elecciones especiales, ese Tribunal Supremo de
clar6 que no era inconstitucional la ]ey que disponia
elecciones especiales. Despues, cuando se planted el
problema en sentido n'egativo, tambien confirm su
viejo criterio.
Estoy conforme en que aqui se declare la inter-
pretaci6n aut6ntica de este articulo, como una ratifi-
caci6n de la jurisprudencia del Tribunal Supremo y
del criterio de todos los Delegados; pero, creo que si
es'ta moci6n se pone a discusi6n, o mejor dicho, a vo-
taci6n -porque ya se ha diseutido bastante- y es
rechazada, sin la in'terpretaci6n aut4ntica, entonces
si estariamos dando margen a una posici6n de in-
constitucionalidad. Por esta raz6n suplico a mi di-
lecto compafiero el senior Aurelio Alvarez que retir?
su moci6n y acepte ]a proposici6n del Delegado senior
Ferrara, en el sentido de que esta Asamblea declara
que es la interpretaci6n aut6ntica de este articulo, es
que puede haber elecciones complemertarias. Dejar
a la Ley la determinaci6n de las elecciones especiales,
es much mis peligroso que todo esto, porque puede
venir perfectamente una Ley diciendo: son eleecio-
nes especiales las que se celebren en Pinar del Rio y la
Habana, y no son eleciones especiales las que se ce-
lebren en Matanzas, CamagiiUy, etc Y entonees con
este criteria, el dia primero habria elecciones en Pi-
nar del Rio y en la Habana, y el dia veinte las habria
en esas otras provincial.
De modo que la enmienda asi presentada, lo que
haria es confundir much mais el espiritu del Legis-
lados en este eontido.
Yo ruego a la Presidencia que traslade mi ruego
al senior Alvarez, en el sentido de que retire su en-
mienda, y que acepte la interpretaci6n aut~ntica de
este precepto en la forma contenida en la propia en-
mienda, y en las palabras que aqui se han expresado,
quedando ratificado asi, con el criteria de cada uno
de estos Delegados y el criteria de la Asamblea.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Pido la palabra.
ISR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN) : Tiene la pa-
labra el senior Alvarez.
'SR. ALVAREZ (AURELIO) : El que habla acept.i, :
mo la satisfacci6n del prop6sito que persigui6 su 2n-
mienda, el criterio de la Asamblea, dindole inter-
pretaci6n al precepto discutido.


Referente al ruego del Delegado Zaydin, la man-
tuve. Como parece uniform el criterio de la Asam-
blea respect de la interpretaci6n aut6ntica que se
le da al precepto que se dispute, retire la enmienda.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Se pone a vo-
taci6n eJ artieulo 3ro. del Dictamen. jSe aprueba?
(Sefiales afirmativas.).
Alprobado.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Se pone a votac'ian
el articulo tercero. I'CuA1 es el articulo tercero ? Es el
parrafo tercero?
,SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Si senior.
,Se va a dar cuenta con el articulo cuarto.
(El official de actas lee el articulo cuarto).
SR. PRESIDENT ('GRAU SANMARTN) : Se va a dar
lectura a una enmienda sobre este articulo.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Para una cuesti6n
de orden pido la palabra.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra para una cuesti6n de orden el senior Bravo
Acosta.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Yo le ruego a la
Presidencia me informed con respect a una enmien-
da presentada por mi en esta noche, referente a la
supresi6n de los suplentes de los senadores.
SBR. PRESIDENT (!GRAU SAN MARTIN) : Se le di6 lic-
tura y se rechaz6 euando se rechaz6 la enmienda del
senior Casas.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): No era enmienda
a la del senior Casas. Era al precepto. La enmienda
dice: "Enmienda al Dictamen o a la Proposici6n del
senior Casas, en el caso de ser aceptada 6sta".
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Fue recha-
zada la del senior Casas.
'SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : El hecho de que fue-
ra reehazada la del senior Casas, no significa que fue-
ra rechazada la enmienida presentada por mi, porque
fu6 presentada en el sentidoi de que era al Dictamen
pero -en caso de que se aceptara la enmienda del se-
fior Casas, que contiene tambien este precepto, enton-
ees seria enmienda a la del senior Casas.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Fu6 rteoha-
zada.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Perfectamente.
(El official de actas emp'ieza a leer la enmienda que
dice "Para ser senador se requiere"...
Sn. PRfo SO'cARRs ('CARLOS) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Prio SoearrAs.
SR. PRfo SOCARRAS (CARLOS): El p6rrafo que habla
de la forma de elecci6n de los senadores no ha sido
votado. Ha habido tanta discrepancia y tanto argu-
mento alrededor de este problema, que no quisiera
que pasara desapercibido sin ser explicado y diseu-
tido en esta Asamblea..









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 61


SR. NfjNEZ PORTUONDO (EMILO) : Para informal
a] senior Prio SocarrAs que el sefior Presidente in-
form6 que habian terminado de leerse tbdas las en-
miendas, y que se ponia a votaci6n el articulo o -1
inciso 301 del Dictamen, hasta el punto de que el
senior Bravo Acosta hizo hasta la rectificaci6n Ie flue
se trataba del apartado tercero de este Dictamen. Se
vot6 y recay6 acuerdo en el sentido de aprobarl., in-
tegramente. Se ha pasado a leer el precepto del ar-
ticulo cuarto, que es el que sefiala las condiciones pa-
ra ser senador.
SR. PRo SOCARRAS ('CARLOS) : Yo acepto desde lue-
go, la.resoluei6n de la Presideneia, pero no me ha-
bia dado cuenta de que se habia aprobado ese pa-
rrafo del dictamen', y de acuerdo con el reglamenoto
yo queria presenter un voto explicado al qu ruego se
Ie de lectura y se consigne en el Diario de Sesiones.
SR. SUAREZ (MIGUEL): Yo quiero consignlar ni
voto.
SR. Pafo SOCARRAS ('CARLOS): Yo pido la palabra
para consignar mi voto.
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT ('GRAu SAN MARTIN) : Tien, la pa-
labra el senior SuArez FernAndez.
SR. STAREZ FERNANDEZ (MiGUEb) : Como es una
votaci6n ordinaria, de acuerdo con el articulo 82 del
reglamento de la Convenci6n, en caso de votaci6n
ordinaria, que se resuelve levantando o no la mano
derecha, segin dispone el articulo 83, no tengo nin-
guna otra manera de consignarlo por escrito, per
eso doy mi voto per escrito para que sea leido en
esta sesi6n y se inserted literalmente en el Diario de
Sesiones de la propia Asamblea.


SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTINN:
dar lectura a esta explicaci6n de voto.


Se va a


(El Oficial de Actas lee.)
A LA CONVENTIONN CONSTITUYENTE:
Los Delegados que firman han votado que si al
articulo tercero del Dictamen en cumplimiento es-
tricto del acuerdo adoptado por el Comit6 del Par-
tido Revolucionario (Aut6ntico), al que pertenecen
pero salvan su opinion sobre el procedimiento para
elegir los Senadores por entender que es precepto
mas adecuado a una ley adjetiva qule a la Constitu-
ci6n en si, y porque ademas desorbita las funcio-
nes de las Asambleas postulatorias convirti6ndolas
en verdaderos colegios de compromisarios, con tal
substracci6n de la voluntad popular que no podrAi
ni aun mediante el sufragio alterar el orden de los
Candidates a elegir". "Por filtimo, la innovaci6n
no tiene precedentes en otras legislaciones, y al
discutirse igual formula por la Comisi6n Interpar-
lamentaria al tratar del C6digo Electoral, hoy en
vigor, fue descartada por considerarla este propio
Delegado, contraria a las practicas democrAticas".
Sal6n de Sesiones de la Convenci6n Constituyente
a veinte y tres de Febrero de mil noveeientos cua-
renta.
(Fdo.) Miguel A. Suarez Fermandez. Aurelio A.
Alvarez, Dr. E. Ochoa. Delegados por el Partido


Revolucionario Cubano (Autentico).
ISR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene ]a pa-
labra el Sr. Prio Soearrds para explicar su voto,
'SR. PRfo SOCARRAs ('CARLOs): Sr. President y
Sres. Delegados: He escuchado pacientemente los
comentarios que de la Comisi6n especial se han
hecho; he oldo atacar por todos los flancos el siste-
ma que se instaura para la elecci6n de los Sena-
dores, y en un solo concept quiero expresar lo que
este sistema es, o mejor dicho, lo que no es. Este
sistema no es mentiroso; tiene la virtud -muy a
tono con los tiempos que vivimos y con el estado
de advance de nuestro pueblo, al que debemos decir
las verdades sin tapujos ni cortapisas-- de decir
de verdad c6mo se hacen las postulaciones.
Al criterio que el Dictamen se ha opuesto el de
los compromisarios presidenciales, y los compromi-
sarios presidenciales no son mAs que una series de
sefiores insertados en una candidatura, regularmen-
te de nombres desconocidos por todos los electores;
y esos sefiores, tal como aparece en el Dictamen,
vienen obligados a votar por determinados candi-
datos.
Cuando se hacen postulaciones a traves de las
Asambleas, obtienen mayor numero de compromisa-
rios presidenciales y senatoriales los individuos que
dominant esas Asambleas, y los hombres designados
para esos cargos de compromisarios son los incon-
dicionales de los candidates.

Por eso el sistema de los compromisarios presiden-
ciales y senatoriales es exactamente el mismo que el
de la fijaci6n de los nfimeros Uno, Dos, Tres y Cua-
tro, que establece este regimen que estamos estruc-
turando; pero tiene este la virtud de no andar con
tapujos ni mentiras ni hace al elector depositar su
voto a favor de unos sefiores que ]e son totalmente
desconoeidos y que tienen que ir cubiertos por el
nombre del candidate a Senador o Presidente. Por
otra parte, y a mi sano entender, faltaria a sus de-
beres el compromisario presidential o senatorial que,
electo, amparado por el nombre de un candidate,
votara despues por otro, aunque este fuere Manuel
Sanguily; porque de la misma manera, si se hubie-
ra tratado de hombres sin la altura de los que eli-
gieron a Manuel Sanguily, podrian elegir a cual-
quier papanatas o al que comprara su voto, bur-
lando asi la voluntad popular expresada por quie
nes dieron su voto por esos desconocidos que se
amparan en el nombre del que atrae la elecci6u
popular: el nombre del candidate a Presidente o a
Senador.
El sistema de la proporcionalidad ha sido opuesto
tambidn al preconizado en el Dictamen; pero si es
que queremos un sistema de representaci6n propor-
cional para los 'Senadores, por que no ir directa-
mente al sistema de la Ckmara finica? Por qu6
mantener, entonces, el de las dos CAmaras, si las
elegimos por el mismo procedimiento y ellas repre-
sentan los mismos intereses?

El Partido Revolucionario Gubano cree que el Se-
nado debe tener otra estructura, y no quiero insistir
en ello.









62 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR. COYULA (MIGUEL) : Sr. President: Pido a la
Presidencia que me conceda la palabra, una vez que
termine el Sr. Prio Socarris, y pidiendo perd6n al
Sr. Aurelio Alvarez, para plantear una cuesti6n d&
orden.
SR. PRIO SOCARRIS ('CARLOS) : Decia que el siste-
ma de votaci6n direct (otra de las ideas que se
han opuesto al regimen d6l Dictamen) podria ser
aceptado per nuestro Partido, que la ha estimado la
mejor manera de elegir a los Senadores; pero, con-
trariando el criterio reiteradamente expresado en es-
ta Asamblea, debo decir que, en mi concepto, la
Constituci6.n de un pueblo no ha de regirse s6lo
por principios juridicos inflexibles, ii atendi6ndose a
preceptos de Derecho Piblico inelinados a la racio-
nalizaci6n del Poder, como la tendencia modern
preconiza, sino tambi6n, y principalmente, a lo que es
la vida del pais en el moment en que se esti re-
dactando su Constituci6n. sin olvidar que esta ha
de hacerse pensando en sus proyeeciones futuras,
pero sin olvidar, tampoco, el terreno que pisan los
pies, en el qu<' 6stos se cimientan, y debe tenerse
present la vida del pais para tratar de dar solu-
ci6n a sus problems y darle normas adecuadas a su
desenvolvimiento future.
Es indiscutible que en este pais hay multiplici-
dad de Partidos que por largo tiempo han de per-
manecer en la arena political discutiendose el favor
pfiblico y aspirando al Poder, aspiraci6n muy 16gica,
porque si no esos Partidos Politicos quedarian eon-.
vertidos en asociaciones de instrucci6n y recreo.

Por lo menos. si llegaramos a la sintesis de los
Partidos Politicos, habria razones de mAs en este
ambiente nuestro -tan desarrollado, para honor de
Ics cubanos, en el Continente americano-, para quoe
se mantuvieran tres o cuatro Partidos: uno que re-
presente a la derecha, definida a favor de las em-
presas nacionales y extranjeras; un centro medio,
representando a los que defendieran el capital nati-
vo; otro popular, que pudieramos deeir en defen-
sa de la nacionalidad y del native, tratando de res-
catar ]a economic para las grandes masas del pais;
y, despues, una cuarta tendencia, que acaso algunos
-y esto no me atrevo a criticarlo- deFinieran como
extreme radical, representando la tendencia definida
a ]a lucha de classes para la instauraciSn de una sola.

Por tanto, seria impossible que hubiese un s61o
nicleo; impossible, por tanto, que mantuvi6ramos un
sistema rigido de elecci6n para dos Partidos nada
mis; tendriamos que si la Constituci6n se opusie-
ra al desenvolvimiento cabal de esta multiplicidad
de Partidos y tuvieran ellos que marchar desunidos,
porque la Constituoi6n impidiera las coaliciones; re-
sultaria., ropito, que el Presidente de la Repuiblica no
representaria en ninguna oportunidad la opinion de
la mayoria del pais, porque seria muy dificil, frac-
cionados los Partidos Politico,, en nfimero considera-
ble ---como !o estan en nuestro pais- que uno solo
de ellos obtuviera la mitad mas uno de los sufra-
gios del pueblo.


Como es una. realidad tambi6n, se ha mirado ai
ella y se ha tratado de implantar un sistema que per-
mita las coaliciones. Confi6sese s'n ambajes; diga-
se sin tapujos. No estamos aqui tratando de escon-


der la opinion a los Delegados. Estamos aqui por.
que hemos llegado a trave's de un pacto o concilia-
ci6n, que hubo de hacerse de acuerdo con el inte-
r6s inmediato de 'la Republica y que exige pronti-
tud en la confecci6n de aquella parte de la Cons-
tituci6n que se refiere a las Mlagistraturas. Eso en
primer lugar, y en segundo lugar, no podemos echat
en olvido que en nuestro pais hay mas de nueve niu-
cleos de opinion lamnados a agruparse en distintas
coaliciones, que quieren' saber c6mo ]a mayoria del
pueblo se expresa a travys de una de esas Coalicio-
nes.
De ahi el fundamento del dictamen que no.ha te-
nido miedo a crear una cosa nueva que es propio da
mentes ret6g(adas y ,conservadoras, uponerse por
sistema a lo nuevo y a ella se debe el estancamien-
to del progress y del deredho pfiblico aferrados a los
viejos moldes y a los mis rigidos criterios.
Es de mentes pacatas considerar que un pueblo
como el nuestro -que con los ejemplos de estos il-
timos dias esta demostrando que ha llegado a la ma-
yoria de edad, para nuestra gloria y honor- ha de
venir obligado a seguir las pautas trazadas por otras
Constituciones y no tener la valentia de enfrentarse
a las ideas que cree buenas .y saludables para nues-
tro pais, aunque parezcan novedosas y extrafias al
conocimiento anterior.
Asi, todas las nuevas Constitue ones .del mundo,
tanto las que se han confeceionado en la postguerra
en Europa como las anteriores en Am6rica, han sur-
gido constrefiidas al conocimiento anterior, porque
parecia mas ficil no tener que enfrentarse con lo
nuevo. 'Cuando WMxico promulga su 'Constitn-
ei6n su texto es estimada como un C6digo de Trabajo
cuyo articulado, precise y hasta casuistico, es comba-
tido, porque mas que una Constituci6n la estiman
una ley especifica de los derechos de o-breros y cam-
pesinos. Sin embargo, despues que el tiempo ha con-
sagrado la virtualidad de esos preceptos, todos son
honors y es unAnime el aplauso.
Pero no es el linico caso de innovaci6n.
Asi, hay naciones que, en virtud de Constituciones
aparecidas a raiz de ]a guerra, no tienen Presidente,
a pesar de que era considerada una opinion funda-
mental de Derecho Piblico no olvidar tan alta in-
vestidura en una Constiteci,6n.
Se ha entrado en la resoluci6n de] problema cuba-
no y se ha, tratado de hacer un sistema que no en-
cubra nada, sino que diga la verdad: que ante la
imposibilidad de que un Partido obtenga el poder
en una elecci6n direeta, son necesarias las Coalicio-
nes; y este sistema da oportunidades a los pequefino
Partidos de que tengan Senadores, y que asi contri-
buyan con sus votos a la obtenci6n del triunfo del
Partido que -como es el caso del Partido Revolu-
cionario Cubano (Aut6nticos)-. Ileve como bandera
revolucionaria la defense, de las grandes masas des-
poseidas y tenoa, ademis, suficientes votos Dara ob-
tener su victoria. Unicamente desde el Poder inte-
gro se puede desarrollar un prowrama comnletamen-
to revolucionario. y a eso debemos ir, sin detenernos
en pequefieeps o pn seguir regimenes caducos cue pue-
d&n imposibilitarnos la obtenei6n de un triunfo que


el pueblo ansia para lograr su independencia ver-









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 63


dadera y satisfacer su necesidad de mejor situaci6n
econ6mica y de mayor felicidad.
SR. COYULA (MIGUEL) : Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el Sr. 'Coyu'la.
SR. COYULA (MIGUEL): 'Con permiso del Sr. An-
dreu que tenia solicitada la palabra. Con la venia
de la Presidencia.
El Sr. Prio SocarrAs, deleitAndonos con su dis-
curso, indiscutiblemente hermoso y lleno de substan-
cia, pero realmente, a mi juicio, antirreglamentario,
me ha obligado a interrumpirle y le pido perd.6n.
Sres: Yo podria empezar a la inversa de como
era mi pensamiento initial a] pedir la palabra. Po-
dia empezar, diciendo que no estoy conforme con
muchos de los razonamientos que hace el Sr. Prio So-
carras, y que con el mismo derecho que 41 esth ha-
blando, yo podia pedir a la Presidencia que me
permitiera hacer uso de la palabra para impugnarlos
y en el mismo caso en que me encuentro yo, in-
discutiblemente se encuentran otros compafieros. Sin
embargo, no es 6se el objeto de mi petici6n de palabra
a la Presidencia que gentilmente ha accedido a elio
y tambi6n gentilmente han accedido los sefiores Prio
Socarras y Alvarez.
La cuesti6n de orden es la siguiente: no me expli-
co c6mo despu's de una votaci6n del carkcter de la
que hemos presenciado haee unos instantes, puede un
senior Delegado hacer las manifestaciones que estda
hacienda el Sr. Prio Socarris, que me deleit6, segura-
mente lenando de jhbilo y satisfacci6n a todos los
asambleistas; pero creo que es precise de ahora en
adelante, establecer normas que sirvan para regular
la vida de esta Asamblea. El senior Suarez, ha estalo
reglamentariamente dentro de las prActicas reglamen-
tarias y dentro de lo que conviene al interns de esta
Convenci6n presentando su voto por escrito. El se-
fior Socarris, en eambio, se ha salido del marco re-
glamentario que debe servirnos a todos cuantos en
una Asamblea deliberan y especialmente en una como
6sta de responsabilidades hist6ricas, la Ley interior
que debe regirnos a todos que es el Reglamento, no
existe o existiendo se desconoce, se establece la con-
fusi6n, el ambiente de anarquia, v si el precedent se
deja sentado, se llega a conclusions desastrosas.

Ho pedido, puws, la palabra pa-a rogar a la Pre-
sidencia que sea un case de exeepei.6n, 6ste del seniorr
Prio SoearrAs que ha heeho uso de la palabra para
explicar su voto, decidir su conduct y limpiar su
conciencia y sentar sus respon'sabilidades hist6ricas,
sin ser reglamentario y sin haber ajustado su caso
a lo que debi6 hacer; y que en lo adelante se esta-
blezca por la Presidencia, con much gentileza, con
much hidalguia. con espiritu generoso, dentro do
un ambiente democrAtico -v poco democrAtico es e1
ambiente que se esti respirando aqui- pero con ma-
no fuerte, de manera que so nuedan desenvolver Ias
sesiones en el ambient de cordialidad que iinicamen-
te puede hacer verdaderas nuestra.s deliberaciones.
SR. PRfo ISoc"RRs ('CARLOS) : Pido la palabra paro
contestar una alusi6n personal.


SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Prio Socarras.
SR. PRfo SOCARRIA (CARLOS): Acepto la cuesti6u
de orden planteada y me alegrar6 que el senior Pre-
sidente, (me lamentar6, mejor dicho), cumpla estric-
tamente el Reglamento, porque entonces una euesti6n
de orden no podria ser presentada con la amplitud
con que la ha presentado el senior Coyula, que pre-
cisamente ha pronunciado un diseurso. Ruego a los
sefiores asambleistas que me excusen, asi como al
senior Coyula, por haberme apartado del Reglamento.
SR. COYULA ('MIGUEL): Yo no he hecho mis que
razonar...
SR. ALVAREZ (AURELIO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTfN) : Tiene la pa-
labra el senior Alvarez.
SR. ALVAREZ (AURELIO): El Delegado que habla
ruega al Convencional senior SuArez FernAndez, que
Ie permit honrarse suseribiendo el voto que 61 ha
formulado y que conste esa moci6n en el Diario de
Sesiones.
SR. SUAREZ (MIGUEL) : Para mi es motivo de satis-
facci6n honda el que mi culto compafiero senior Al-
varez, honrAndome con ello, suscriba conjuntamente
conmigo el voto que he presentado a la Convenci6n.
(El Oficial de Actas lee.)
A LA CONVENTIONN CONSTITUYENTE:
El Delegado que suseribe, en desacuerdo con la
forma en que aparece redactado el PArrafo III de
los Acuerdos de la Comisi6n Especial, tiene el ho-
nor de proponer la siguiente
ENMIENDA:
PArrafo III.-Para ser Senador se require:
1) Ser cubano por nacimiento o naturalizaci6n con
diez afios de residencia en la Repiblica y haber ser-
vido con las armas a Cuba durante mas de un afio
como miembro del Ej6rcito Libertador.
2 Haber cumplido treinta afios de edad.
3) Hallarse en el pleno gocc de los derechos civil
les y politicos.
Sal6n de Sesiones de la Asamblea 'Constituyente,
a 21 de Febrero de 1940.
Dr. Santiaqo G. Rey Pernas; Dr. Joaquin Meso; Dr.
Antonio Bravo Acosta.
(El Oficial de Actas lee).
ENMIENDA
Que present el Delegado que suscribe, al inciso
L del ninmero III del acuerdo Primero del Dictamen
presentado como Proyecto de Acuerdo por la Co-
misi6n Especial encargada de redactar la parte de
la Constituci6n relacionada con las Magistraturas.

ENMIENDA: III Para ser Senador se require:
1) ier cubano por nacimiento o por naturalizaci6n
,y, en este filtimo caso, haber servido a Cuba con las








64 DIARIO DE SEBIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


armas hasta la terminaci6n de las guerras por la in-
dependencia.
Sal6n de Sesiones de la Convenci6n, a 21 de Fe-
brero de 1940.
Dr. Rafael Guds Incldn.
SR. REY ('SANTIAGO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
]abra el senior Rey.
SR. REY (SANTIAGO): He pedido la palabra, por-
que las dos Enmiendas son casi iguales, y porque no
tendria inconvenient ningpno en modificar la mia en
el sentido de haeerla igual a a del senior Guas, para
que se discutan conjuntamente como una sola En-
mienda.
SR. GEORGE (QUINTfN) : Me permit hablar en nom-
bre del sefor Guis, que se encuentra enfermo, para
enmendar la Enmienda del senior Rey, en el sentido
que diga no haber servido solamente, sino "haber
terminado la guerra con las armas en la mano".
ISR. REY (ISANTIAGO) : Al pedir que mi Enmienda
se disceta conjuntamenite con la del senior Guas, es-
toy procediendo a la modificac1Tn de la mia en el
sentido de que queden las dos exactamente como esta
redactada la del senior Guas, porque entiendo que no
hay en ellas difereneias fundamentals y es el mis-
mo espiritu que las inspira por estimar que el pen-
samiento del senior Guas es id6ntico al que me de-
termin6 a presentar esa enmienda al Apartado Cuar-
to del Dictamen.
No s6 si de acuerdo con el Reglamento o con la
interpretaci6n que se le dB al mismo, en el turno de
defense de una enmienda 4ste debe ser consumido en
primer termino o d'espu6s que haya sido consumido
un turno en contra. Pero de toda forma deseo soli-
citar un turno en pro, si se solicita un turno en cor-
tra.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Queda re-
ducidas a una sola enmienda las dos presentadas.
SHa.y algfn senior Delegado que quiera consumi:
un turno en contra?
Sn. FERRARA (ORESTES) : Quiero hacer una decla-
raci6n. Como yo me encontraria dentro de esta res-
tricci6n legal y seria un favor especial que recibiria
por haber torado part en la Guerra de Indepe:l-
dencia, deseo declarar que en lo absolute aceptaria,
on ningin easo, ninguna postulaci6n del g4nero.
SR. REY (SANTIAGO) : Pido ]a palabra a favor.
SR. CHIrnA (EDUARDO) : Pido la palabra en' contra.
SR. REY (SANTIAGO) : En ese caso, senior Presidente,
yo dejaria al senior Chibas que hiciera uso de la pa-
labra, para tomar la palabra despu6s en favor de la
enmienda.
Sn. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior ChibAs.
SR. GEORGE ('QUINTfN): Sefior Presidente, para
una cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENT. ('GnAu, SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior George, para una cuesti6n de orden.


SR. GEORGE (QUINTIN): Es lamentable la cir-
cunstancia de no haber podido venir a defender-
la el doctor Guhs Inclan, autor de enmienda; pe-
ro teniendo en el bolsillo una carta del senior Guts,
pidi6ndome su lectura a fin de explicar el alcn-
ce de ]a misma, y habiendo en virtud de su enfer-
medad heeho en mi la honrosa designaci6n de de-
fender su enmienda, quisiera o bien tener la opor-
tunidad de consumer un turno a favor de ella, :)
que me permitira el senior Rey, por via de irfte-
rrupci6n, leer la carta del senior Guis, en que expone
los arguments a favor de la misma.
SR. REY ('SANTIAGO) : Con la venia de la Presiden-
cia. No tengo inconveiniente, en cuanto la Presidencia
me conceda el turno, permitir al senior George la lee-
tura de esa carta, y si no fuera porque razones senti-
mentales muy hondas me fuerzan a hacer la defense
de esa enmienda, con verdadero gusto dejaria que lo
hiciera, seguramente con mis brillanitez, el senior
Quintin George.
SR. SUAREZ (MIGUEL) : Para pedir la ampliaci6n
del debate, a fin le que el senior George pueda hacer
uso de la palabra.
ISR. PRDSIDENTE ('GRAU SAN MARTIN): Acuerda la
Asamblea la ampliaci6n del debate?
(Seiales afirmativas)
Acordado.
Tiene la palabra el senior ChibAs.
SR. 'CHIBAS (EDUARDO) : Ruogo a la Presideneia que
ordene se d lecture a la enmienda tal como ha que-
dado redactada.
'SR. PRESIDENT GRAU SAN MARTfN) : Asi se hard.
(El official de actas la lee).
SR. CHIBS (EDUARDO) : Yo querria simplemente
sugerir que en lugar de estableeer como conditional
en esta parte de la Conrstituci6n, para ser senador, el
haber servido a la Repiblica en armas durante nues-
tras guerras de independencia, que se dejara esa con-
dicional, mejor dicho, que se modificara en el sentido
de llevarla a la parte dogmAtica de la Constituci6n,
en la parte relative a la ciudadania, estableciendo
que son cubanos por nacimiento, entire otros, aquellos
que hayan servido a la Repu"blica con las armas en la
mano.
Sn. REY (SANTIAGO) (Interrumpiendo) : La propo-
sici6n del senior Chibhs tiene un inconvenient funda-
mental, y es que no se sefiala en' el moment en que
las Magistraturas han de ser enviadas al Tribunal
Superior Electoral, los requisites para desempefiar
el cargo de senador de la Repfiblica, si no, con mu-
cho gusto accederia a ello; pero me parece que seria
improcedente que se mandaran esas magistraturas at
Tribunal Superior Electoral sin que se consignaran
expresamente las condieiones de elegibilidad para
los cargos de senador, representante u otro euai-
quiera.
Creo, y lo digo con la mks absolute sinceridad,
sobre todo, despuBs de oir las palabras del senior Fe-
rrara, que es quizas en este moment en nuestra Re-
pfiblica uno de los pocos ciudadanos que estarian










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 65


comprendidos, en ese caso, que la enmienda no mate-
rializaria aspiraci6n alguna; y en esas condiciones in-
sisto en que debe ir al Tribunal Superior Electoral.
la excepci6n que he propuesto entire los requisitos ne-
cesarios para ser elegido senador.
SR. CRIB.S (EDUARDO) : Yo entiendo que seria msY
correeto llevar el precepto a la parte dogmAtica de
la Constituci6n, en lo reference a la ciudadania. Eso
es todo cuanto tengo que deeir en relaci6n con la ma-
teria.
SR. PRESIDENT ( GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Rey.
SR. REY (SANTIAGO) : Sr. President y sefiores De-
legados: En realidad, esto ma, que uri turno en pro,
es un turno aclaratorio de la enmienda, porque el
senior Chibis no la ha combatido, sino que finica
y exclusivamente se ha limitado a remitirla, para su
discusi6n, a una oportunidad distinta de la present.
Puede estar segura esta Asamblea de que si no
decidieran en mi dnimo las razones poderosas que
anteriormente expuse, no tendria ningfin inconve-
niente en que se pospusiera para otra oportunidad el
studio y decision de este problema.
Quiero hacer constar que el motivo fundamental
que me ha determinado a presentar la mencionada
enmienda, es ]a certidumbre que tengo de que, a mn--
dida que el tiempo transcurre y la generaci6n de lo1
hombres que hicieron la independencia va desapare-
eiendo, por desdicha para Cuba, sus virtudes y mere
cimientos para la patria se hacen mas grandes cad'
dia y se elevan mis en la conciencia de este pueblo.
Y es esta oportunidad en que se refine la Asamblea
Constituyente de 1940, una de las filtimas, quizh-,
que tendri ese grupo de patriots que hicieron la
independencia, de recibir en vida el homen'aje pa-
tente, concrete y palpable de la generaci6n posterior,
que tiene el coraz6n y el sentimiento ampliamente
dispuestos a ofrecerselos, como spiritual demostra-
ci6n de reccnocimiento al extraordinario esfuerzo que
realizaroni por nosotros.
Y es, senior Presidente y sefiores Delegados, que los
extranjeros que contribuyeron al empefio libertario
merecen el agradecimiento del pueblo de Cuba en un
grado mayor, si cabe, que los cubanos que fueron a la
revoluciln para conquistar su independencia, porque
mientras 6stos no hacian otra cosa que cumplir su
deber de libertar su propio suelo, aquellos, en cambio,
ofrecian el valioso concurso de su brazo, inspirados
por los mas altos y nobles ideales.
Hace algunas horas, cuando, con un motivo distin-
to al que en estos moments he debate, se suscitaba
en el recinto de esta Asamblea una ardiente discusi6u
sobre el problema de los nativos y de los naturaliza-
dos, yo pensaba, evocando a los extranjeros que to-
maron parte en nuestra epopeya, que no es eubano
solamente el que tuvo la suerte de ver en esta tierra
el sol por primer vez y percibir en sus pupilas el re-
flejo azul de nuestro cielo, sinro tambi6n que, cubano
de m6dula, eubano integramente, es quien en este
pais se arraiga definitivamente, quien aqui compar-
te alegrias y tristezas, quien ha vinculado a nosotros
sus mas earos afectos constituyendo un hogar y crean-
do una familiar; y, sobre todo, aquel que, como ii-


dudable demostraci6n de su amor, prest6, animoso,
sus arrests y entusiasmos, exponiendo su vida, para
obtener la independencia integral de nuestra Patria.
En nombre de esas razones, mas sentimentales que
practices; en nombre de esas razones, que tal vez,
como antes decia, probablemente no habran de te-
ner materializaci6n en la historic legislative de nues-
tro pais, sobre todo despues de haber oido al senior
Ferrara, que es uno de los que tiene pleno derecho y
que generosamente lo decline, yo pido que se aprue-
be aqui esta noche esa enmienda, que es humilde trn-
buto, pero que habla muy alto de n'uestro reconoci-
miento hacia los extrafos que se esforzaron por ha-
cernos libres.
Hace algunos dias me refei ia un amigo y compa-
fero, que se sienta entire nosotros, que observaba por
las tardes, con honda pena, desde el balc6n de su casa,
c6mo por la Calzada de Zapata iban los armones del
Ejercito llevando atafides de los veterans de la in-
dependencia. Con tristeza me hice esta reflexi6n: e
]a generaci6n de los patriots que se nos va; es el
grupo de los hombres que conquistaron la libertad de
Cuba el que se va extinguiendo; y apenas en el trans-
aurso de a.gunos afios mIs nos quedarx ese testimonio
viviente de incalculable valor hist6rico y moral. Et
por eso que yo ahora me pregunto si esta Asamblea
Constituyente puede dejar escapar una magnifica y
quizas unica oportunidad que se le present, para
ofrecer el testimonio de nuestra admiraci6n y reco-
nocimiento a esos extranjeros, tan eubanos o-omr
nosotros. que contribuyeron a la inmensa obra de
hacer libre a Cuba. (Aplausos).
SR. PRERIDENTE ('GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Quintin Georga
SR. GEORGE (QUINTfN) : S'. President y sefiorev
Delegados: Sin dejar de ser una pedanteria, consti-
tniria una irreverencia por part mia pronunciar
onas palabras de mi propia cosecha, despu6s del pa-
tri6tico y exaltado discurso pronunciado por mi dis-
tinguido compafiero Delegad;, doctor Rey; pero he
querido cumplir un mandate amistoso que en afee-
tuosa delegaci6n hiciera en mi mi distinguido ami-
'o y compsfiero tambien, el doctor GuAs InclAn.
Es lamentable que una pertinaz enfermedad nos
haya sustraido su palabra, tambien brillante y sa
patri6tica exhortaci6n a a esta Convenci6rn Nacional,
pidiendo como an acto justiciero que se lleve a la
Carta Constitucional, a la Carta Magna de Cuba, este
reconoeimicnto merecidisimo para los que hayan Iu-
chado en Cuba con las armas en la mano por su In-
dependencia. El doctor Gu(s InclAn en pdrrafos die-
tados desde so lecho de enfermo, me dice lo siguitcile:
"La ponencia exige...
IV.-Para ser senador se rcquiere:
1) Ser cubano por nacimiento.
2) Haber cumplido treinta afios de edad.
3) Hallarse en el pleno goce de los derechos
civiles y politicos.
Despu6s de estas palabras, sefiores, nada tiene que
afiadirse.










16 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Sn. CHIBAS C. (EDUARDO) : Pido ]a palabra.
SR. CORTINA (JosI MANUEL): Pido la palabra.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Chibas.
SR. CIIIBA.S (EDUARDO) : Para hacer una aclaraei6n
y precisar mi posici6n en este sentido. La sugesti6n
que yo le hacia a mi compaieero el Delegado senior
Rey, es mks amplia y generosa todavia que la enca-
minada en la moei6n que 61 acaba de presentar, por-
que de aeuerdo con la moei6n del senior Rey, un Ii-
bertador, ciertamente, podria ser senador de la Re-
pfblica, pero no podia ser Presidente de la Repdbli-
ca. Mi sugesti6n es mas amplia, tiende a llevar al
lugar propio y correspondiente de la Constituci6n,
a la parte dogmatica en lo referente a la ciudadania,
la absolute igualdad entire los nativos de Cuba y lo:;
extranjeros naturalizados que lucharon con las armas
por nuestra independencia. Quiero establecer la igual-
dad absolute entire esos extranjeros que lucharon por
nuestra Independencia y los cubanos que han nacido
en nuestro propio suelo. De manera que al establecer
esta igualdad absolute, esos libertadores tendrhn no
s6lo el derecho de ocupar un eseafio en el Senado
de la Repfiblica, sino llegar a la propia Presidencia
de la Repfblica. Es mas amplia y generosa, por lo
tanto, la sugesti6n que yo hago. Entiendo que es la
manrera correct, juridica de plantear este asunto. Es
el homenaje mds alto que se le puede tributar a un
libertador absolutamente independiente de las con-
sideraciones political que nos puedan separar de
esos libertadores.
Pero lo que yo no estoy dispuesto a hacer es a con-
vertir esta media, este honor que queremos tribu-
taries a todos los extranjeros que lucharon por nues-
tra independencia, sin pensar en ninguno en parti-
cular, en una media de carActer particular para ofre-
cerles la oportunidad a esos libertadores que no han
tenido hasta el moment present en ]a Constituci6n
anterior que fu6 redactada por los Constituyentes
de 1901, reci6n terminada la Guerra de Independen-
cia, porque la moei6n del compafiero Rey pudiera
traer la sospecha de que levantaba, yo no digo que
fuera asi, pero pudiera sospecharse que con ello habia
un m6vil personal aqui, o que apuntara hacia perso-
nas determinadas; y, entonces, el homenaje que yo
pretend tributarle a ]a clase de los libertadores ex-
tranjeros estaria manchado por un motive de politi-
ca personal o parfTdarista.
Yo quiero que el homenaje que propongo sea
un homenaje amplio, generoso, que los iguale con
nosotros los natives, inclusive, para llegar, no s6lo
a aspirar a un escafio senatorial sino al propio Pala-
cio Presidencial. Mayor amplitud no se puede dar en
la moei6n presentada por mi, o en la adici6n que aca-
ba de hacerle el Delegado senior Rey, pero quiern)
cuidarme de que ese homenaje que quiero tributar,
y que tengo la seguridad que ha de tener el consen-
sus general de la Asamblea, no sea mancillado por un
pensamiento interesado; quiero que sea uri homenaje
amplio, libre de toda sospecha de que esta media
no se haya hecho para honrar a los libertadores ex-
tranjeros que lucharon por nuestra independencia,
sino para favorecer a una persona determinada.


Es por eso que mantengo aqui mi criteria, y estoy
en contra de la moci6n presentada por el compafiero
Santiago Rey, y hago mia una moci6n mis amplia
y generosa, mas libre de toda sospecha particular, de
Ilevar ese precepto a la parte dogmatica de la Cons-
tituci6n, que es done debe star, en lo referente a
la ciudadania, equiparando en ese problema, de una
vez y para siempre, a. los libertadores que lucharon
por nuestra independencia habiendo-nacido en tie-
rras extranjeras, con los cubanos que hemos nacido en
este pais.
(Aplausos).
SR. PRESIDENT ( GRAU SA N MARTIN) : Tiene la pa-
]abra el senior Rey.
Sn. REY (SANTIAGO) : Sr. President y sefiores De-
]egados: Mis frases han de sor miy breves en esta
oportunidad. Antes deseo dar las gracias a los se-
fiores Cortina y George, por permitirme hablar antes
que ellos.
En primer t6rmino, para contestar al senior Chibis
en el sentido siguiente: si no, fijamos un poco en el
dictamen, voremos que la inica oportunidad que te-
niamos en el mismo para rendir este homenaje, mejor
dicho, para realizar este acto de justicia, era en e!
precepto que establece los requisitos de elegibilidad
de los senadores de la Repfiblica toda vez que, en lo
que se refiere a otras magistraturas, .con excepci6n,
desde luego, de la Presideneia de la Repuiblica, estin
aceptados y reconocidos en el dictamen, los derechos
de los cubanos naturalizados, sin excepci6n de ningu-
na clase; de manera que ]a salvedad a favor de los
extranieros que contribuyeron a hacer la independen-
cia de este pueblo, no podia establecerse como home-
naje' y como acto de justicia nada mAs que en los re-
quisitos para ser senador de la Nacion.
No recojo, por otra parte, las frases del senior Chi-
bhs, referentes a que pudiera pensarse en que hay
motive interesado en mi enmienda.
Comenee mis palabras diciendo que mArs que pre-
mio de carhcter material, mas que justicia de esa
que se tangibiliza y concrete en beneficio real, que-
ria aclarar que este homeneaje satisfacia un estado
de eminencia eminentemente sentimental. Ese es el
motivo que inspire esa Enmienda.

Y es, senior Presidente y sefiores Delegados, que no
me hubiera considerado tranquilo, en paz conmigo
mismo, cuando, al abandonar esta Asamblea en de-
finitiva, -despu&s de haber contribuido a dejar estrue-
turada la Constituei6n de la Reptblica, ni hubiera
credo haber eumplido plenamente, con una solemne
obligaci6n moral y spiritual, si no hubiera mante-
nido en el seno de esta Asamblea esa enmienda, que
satisfacia mi anhelo, en la finica oportunidad que
tenia para hacerlo, esto es, al tratar de los requisitos
de elegibilidad de los senadores, como ya he dicho.
No se trata, pues, de que quisiera limitar, a determi-
nada magistratura mi idea, por el contrario, la hu-
biera extendido a cualquier tipo de cargo electivo de
la Repfiblica; pero siendo el de senador en el finico
en que se especificaba la condici6n de native, me crei
en la obligaci6n de presentar mi enmienda precisa-
mente en esa ocasi6n.










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 67


En este sentido he hecho constar una vez mis el
alcance y prop6sito de mi enmienda; las razones que
impulsaron esa presentaci6n y el fire proposito de
defenderla ahora o en cualquier otro moment en
que a la consideraei6n de esta Asamblea pudieran
presentarse anilogas medidas. Creo, pues, que he
cumplido con mi conciencia, que he llegado a lograr
una supreme aspiraci6n spiritual, que he rendido el
homenaje que esos hombres merecen y que puedo
sentarme en este escaiio tranquilo, en la seguridad de
que he propuesto y defendido algo recto, noble, ge-
neroso y just.

SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Quintin George.

SR. GEORGE (QUINTIN) : Sr. Preidente y sefiores
Delegados: Lamenta profundamente el que habla el
giro que parece tomar este asunto. Lonozco, por ha-
berlo tratado a trav6s de muehos aii's, al doctor Guais
InclAn, y me atreveria a asegurar de que su dignidad
estaria en pugna con ]a utilizaei6n de un argument
de carActer patri6tico, que envuelva de alguna mane-
ra un interns politico de carActer personal; pero si,
efectivamente, se comprendiera con la enmienda per-
sona alguna, para recibir el homenaje de la patria,
y esa persona tuviera tambi6n los atributos de li-
bertador, el que habla expresa, profundamente con-
vencido de que eumple con su deber, de que se em-
pequefeceria no tratando de reconocerle los mismos
honors que a los demas constructores de la patria,
y con 61 el dereeho de sentarse en el Senado, como lo
tiene de hacerlo en Ics eseafios de la Camara de
Representantes.

Me consideraria injustamente colocado en un pues-
to del Senado, -y confieso, sefiores, que inmercci-
damente he ocupado un puesto en 61-, pensando que
posteriormente o anteriormente, si la suerte me hu-
biera deparado la oportunidad de redactar la Consti-
tuci6n, le hubiera negado igual derecho a los que hi-
cieron la patria, me hubiera sentido incapacitado
moralmente para desempefiar un puesto en uno de
los altos Cuerpos Colegisladores- de Cuba, despues de
neegar el derecho de que yo disfrutaba, precisamen-
te a aqu6llos que propiciaron, con sus esfuerzos en
las luchas de la independencia, el hecho de que yo
pudiera ocupar uno de esos escafios. Pero, sefiores,
no quiero empequefiecer con mis palabras las bri-
lantisimas pronunciadas por el senior Rey. Donde,
efectivamente, puede estar el sentimiento partidaris-
ta, no es en ]a concepci6n gen6rica del vocablo que
se recoge en la Enmienda del senior Rey y en la car-
ta del senior Guas, no es en la disposici6n de ca-
raeter general, extensive a cuantos tuvieron la glo-
ria de darno,3 esta Patria, es en qui6n pensando que
pudiera llevar un interns partidarista hacia determi-
nada persona, se levanta para poner una excepei6n
a la. gloria de todos esos hombres y decir, "menios
fulano de tal, si ese individuo va a ocupar un pues-
to de Senador en las pr6ximas elecciones; porque, si
ofrendando su vida, nos ha heeho esta patria, me-
reeidamente ocupara su puesto y no dejariamos nos-
otros de cumplir con nuestra obligaci6n pensando
en el nombre del individuo, por que estamos pensan-
do en reconocer y proclamar ]a gloria a quien la glo-
ria conquist6 para nosotros.


S. PRESIDENT (GRAU SAN MARTiN) : Tiene la pa-
labra el senior Cortina.
iSR. CORTINA (JOSI IMANUEL): Sr. President y
Sres. UJeiegados: Muy Dreves palabras voy a decir
en apoy'o del principle, lo mismo en una forma que
en otra. Es evidence que el esfuerzo por crear la
nacionalidad cubana, Iue extraordinarjio y dificii
c.omo ninguno.
Eramos un pueblo desamparado, y habia tantos
SoDstculos en el camino de Iorjar la Naci6n, que
server a Cuba en cualquier forma, en esos instan-
tes, era ya un sacritcio. No fue la Independencia
de nuestro 'ais, conquista ficil. El Continente Ame-
ricano pudo liertarse con heroismo extraordinario,
pero aprovechando tambi6n la coyuntura de que Na-
poleon nama nvadido y ocupado a .ispafia, y 6sta
tenia entonces apenas ocho millones de habitantes.
Su Ejercito era escaso; cuando la Metr6poli podia
enviar diez mil hombres a luchar con Bolivar, se con-
sideraba que habia mandado un gran ejercito.

La situaci6n de Cuba, cuando se hizo la Guerra
de Independencia, era distinta. La Metr6poli pudo
enviar en tres afios hasta 20U mil soldados de linea
y mantener, al mismo tiempo, armados en el Pais, 100
mil voluntarios mas. Este tu6 el ej6rcito europeu
mayor que cruzo los mares de Europa a Ambrica,
y muy superior a los que mand6 Inglaterra y mando
Espania al Continente Americano, para impedir La
libertad de sus colonial.
Alli, en aquellas inmensas tierras del OContinente,
los movimientos eran mis faciles. Las extensions
de tierra son inmensas, y las montafias, infranquea-
bles. Ademas, las armas de fuego estaban muy poco
perfeccionadas entonces. Desde luego, la tarea fu6
enorme y solamente el heroismo de los americanos,
de Bolivar y San Martin, de Sucre, JuArez y Was-
hington, pudo facilitar la liberaci6n del Continente.
Las dificultades que se oponian a la Independen-
cia de Cuba eran muy superiores a las que hubo que
veneer en el Continente Americano. Por otra parte,
no quiero aludir tampoco que la independencia de
nuestra Naci6n era mirada con recelo en razn a
nuestras magnificas condiciones estrat6gicas coma
Have del Continente. El esfuerzo de los cubanos fu6
extraordinario.
Hoy es 24 de Febrero, y el coraz6n se siente emo-
cionado al contemplar en perspective esa feeha, que
inicia locuras gloriosas y audacias infinitas.
Sefiores Delegados: no soy amigo de intervenir mu-
chas veces en los debates, pero hoy lo hago porque
creo que el patriotism se asienta y consolida en un
pueblo regitiendo constantemiente la emoei6n his-
t6rica. La creaci6n de un sentimiento permanent
es la repetici6n de la emoci6n, y sobre todo si ese
sentimiento se ha de proyectar desde el exterior al
coraz6n, y no se produce s6lo por la fuerza del ins-
tinto. El patriotism que impulsa y explica a las
grandes naciones del Mundo, ha llegado a ser easi
orgAnico; es severe, es un sentimiento casi religio-
so. Solamente asi se explican los crueles sacrificios
que hacen los hombres de esas tierras, a veces en cir-
cuntancias desesperadas, para mantener enhiesto el
pabell6n de sus Naciones.










68 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


Eso explica c6mo naciones arrasadas a veces por
guerras; rotas en pedazos; pisoteadas por conquis-
tadores, vuelven a reconstruirse apenas las cireuns-
tancias favorecen su resurreceei6n. Es decir, que ese
conlcepto intratnsigente del patriotism, trasmitido,
como una fuerza fandtica, de generation en genera-
cirn, es necesario que se consolide y afirme en lo
hondo de nuestra conciencia popular, como punto
de apoyo para todas las posibilidades futuras.
Un pueblo que no tenga ese fanatismo, es un pue-
blo d6bil frente a las dificultades, aunque tenga mu-
cha riqueza y much poblaci6n; es un organismo sin
armaz6n 6sea y sin defenses orginicas. La base di-
ninica del instinto combative de una Naci6ni es la
intransigencia apasionada del patriotism.
'Como 6ste es un homenaje a ese esfuerzo heroic,
que con el tiempo va siendo hom4rico, yo no puedo
permanecer en silencio. Yo veo, seiores, a esos ve-
teranos, con profundo respeto. A veces, en las fies-
tas patri6ticas, los contemplo desfilar, cada vez mis
viejos, encorvados y cubiertos de canas, con grandes
claros en sus filas, creados por los que ya no exis-
ten. Me da profunda pena que el paso fatal de la
vida se los lleve, y contemplo sus rostros, deseoso
de encontrar en ellos la serenidad de la gloria y de
la tranquilidad material y spiritual. 'Cuando veo
sus rostros, no me pregunto si naeieron en 'Cuba o
si vinieron de fuera, para traernos su sangre y su
valor en la conquista de la independencia.
En la hora dificil vinieron aqui hijos de otras pa-
trias, a senrtarse al banquet de la muerte, que era
la guerra de Independencia, porque triunfos ficiles
no los habia, y el sacrificio era ineesante.
Esta Convenci6n, que ya tiene la perspective hi.3
t6rica de esas glorias pasadas, realize un acto de con-
solidaci6n patri6tica y de emoci6n superior cuando
une, con noble acuerdo, su aetuaci6n con esa fecha
trascendental del 24 de Febrero. Hoy podemos ha-
cerlo con double satisfacci6n porque la Patria celebra,
independiente y soberana, la gran feeha, sin Trata-
dos ni Enmiendas en su 'Constituci6n que la humi-
lleri o mutilen.
M' adhiero, por eso, con entusiasmo a las palabras
del Sr. Chibbs y del *Sr. Rey. El homenaje, que se
produzea ahora o que se produzca despu6s, pero que
lo haga la Convenci6n de todos modos.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Pid' la palabra.
'SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el Sr. Zaydin.
Sn. ZAYDfN ('RAM61 ) : Sefior Presidente y Sres.
Delegados:
Las palabras que pronunciara mi distinguido ami-
go y compafiero, el senior Orestes Ferrara, me cL,-
locan en situaci6n de poder exponer mi pensamien-
to, sin escrfpulos, sin temores a falsas y torcidas in-
terpretaciones.
Yo s6 bien que tanto la enmienda del doctor Guas,
como la enmienda del Sr. Santiago Rey, estAn ins-
piradas en el sano patriotism de rendirles un ho-
menaje a los libertadpres cubanos. Porque cubanos
fueron todos los que pelearon y lucharon por nues-
tra guerra emancipadora.


Yo creo que los soldados del Ejercito Libertador
que naeieron en nuestra tierra habrdn de sentir la
solidaridad spiritual que palpita en esta asamblea
al saber que a sus hermanos de la libertad se trata
de consagrarles el tribute de la ciudadania native.
Yo sB que en el senior Santiago Rey palpita en
estos moments el coraz6n de hijo de un libertador,
de un libertador de aquellos que si no nacieron en
nuestro suelo, supieron brindarle a la causa de nues-
tra independencia el coraje bravio y el esfuezo dini-
mico de su acci6n, como lo hiciera, tambi6n, nuestro
compafiero el senior Orestes Ferrara.
Y yo creo que para estos hombres el homenaje no
consiste en darles la oportunidad de que se pueda
ser candidates a Senadores; el homenaje a ellos esta
en consagrarlos como ciudadanos cubanos por nact-
miento, con todos los mismos derechos de aquellos
otros que quizis por el acaso del Destino han nacido
en nuestra propia tierra y de los que no puede ga-
die dudar del esfuerzo de su vida y algunos hasta
de su propia sangre.
Y es por eso que yo me sumaba a la moei6n del
sefior Chibds, porque recogiendo el principio man-
tenido en las mociones suscritas por los sefiores Guas
y Rey, venia a darle la extension, la amplitud ge-
nerosa de brindarles a todos por igual un homenaje
de la Convenci6n Constituyente.
Los Convencionales de 1901 quiza por escrupulo
de los propios libertadores que no habian nacido
en nuestra tierra no consagraron este principio en
la Constituci6n. Los Conveneionales del 40 se pro-
yectan ya con la vision hist6rica, y como nadie
puede career que al travis de nuestras proposicione8
pueda esconderse nada que no sea legitimo, sano,
noble y patri6tico, si estamos en el deber, si estamos
en la obligaci6n moral de declararlos Ciudadanos por
Nacimiento de la Patria que por el concurso dado
se ha creado para la Libertad y la Justicia.
Y como al trav6s de la earta del senior Guas, lei.'t
por mi distinguido compaflero el senior George y de
las palabras por este mismo pronunciadas y de esas
bellas estrofas que tienen calor de epopeya del Sr.
Rey, el que ha hablado no en su interns politico sino
en un servicio de devoci6n a los patriots, es por lo
que yo creo que la Convenci6n Constituyente debe
votar la Moci6n del senior Chibds y euando reco-
gi6ndola ahora como un acuerdo por unanimidad,
trasladarla a la parte dogmdtica de la Constituci6n
para que los que ya murieron y los que viven hoy,
unos y otros puedan recoger el homenaje de la Con-
venci6n del 40 que los declare Ciudadanos de la Pa-
tria que ellos cooperaron a -encontrar, de la de Marti,
de la patria 'hermosa, noble, levantada, que realize en
estos moments ingentes esfuerzos por superarse de to-
das sus crisis, para resumir en una sintesis constitu-
cional el pensamiento generador de la epopeya liber-
tadora, y si asi como habrA de palpitar en las en-
trafias de nuestros libertadores y es asi como si
pudiese haber algfn fen6meno, surgirAn en sus almas
al saber que en nuestra patria cubana, no tarde, pe-
ro en oportunidad del process hist6rico, se les brin-
da este reconocimiento al esfuerzo, a la cooperaei6n,
al concurso que ellos han prestado para nedimir
nuestra independencia.









DIARIO DE BESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 69
- "'M*


Y por esto senior Presidente y sefiores Delegados
que yo pidiera ahora en que palpita la emoci6n, aho-
ra en que conmemordndose el aniversario del 24 de
febrero del 95 se adoptase un acuerdo en esta Con-
venci6n, un acuerdo que sea imperative, que sea im-
perativo para esta Constituyente tal cosa, mediante
el cual se declara Ciudadanos por Nacimientos a los
libertadores que habiendo nacido en tierras extra-
fias sirvieron a ]a causa de la independencia con la
nobleza, con ]a generosidad e hidalguia que cubre
de gloria las p6ginas de nuestra Historia libertaria.
Y en este sentido, permitanme el senior Rey y el
senior George que por si y como mandatario del se-
iior Guas, les pida a ellos se sumeri tambi6n a ese
homenaje que la Convenci6n Constituyente quiere
dar a los libertadores, porque es el principio por
ellos mantenido de poderlo exteriorizar a la Asam-
blea Constituyente para que 6sta recogiera en la for-
ma de grandeza, del espiritu de grandeza de un jo-
ven conventional como el senior Chib6s para p.ro-
yectarlo en una norma constitutional.
SR. REY (SANTIAGO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Rey.
SR. REY (SANTIAGO): Cuando hace unos inrstan-
tes, recogiendo las palabras del Convencional senior
Chibas, puntualizaba las razones que me llevaron a
presentar la referida enmienda en esta oportunidad.
expresaba tambien de manera categ6rica cual era
el pensamien'to fundamental que informaba ese pro-
p6sito y cuAl la idea que habia dado origen y vida
a esa Enmienda.
Como que el principio que la inspira es el mismo
que se desprende de las palabras del senior Chibas y
del senior Zaydin para solicitar el acuerdo definitive
que esta Asamblea ha de tomar en id&ntico sentido,
yo no tengo inconvenient aiguno en remitir a esa
oportunidad, el asunto que se debate, tanto mks cuan-
to que el unAnime sentimiento que esta Asamblea ha
demostrado en estos instantes, no deja lugar a du-
das sobre la absolute certeza de la realizaci6n del
acuerdo. Por eso no tengo inconvenient, despues
de las palabras de ambos distinguidos Convencio-
nales, en rogarle a] senior George que retire eonjun-
tamente conmigo esa Enmienda, remiti6ndola a la
oportunidad en que se discuta la parte dogmitica, y
en que por esta Asamblea -sin que por ello sea
precise que mi nombre figure entire los proponen-
tes del acuerdo- se proceda a dejar consignado en
la Carta Fundamental de la Repfiblica, lo que ha
sido mi mas intimo y earo empefio de gratitud n
los libertadores que no nacieron en Cuba, esto es,
la constancia patente e indudable del mis enaltece-
dor y justiciero reconoeimiento.
SR. CORTINA (JOSE MANUEL) : Pido ]a palabra.
iSR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el Sr. Cortina.
Sn. CORTINA (JOS] MANUEL) : En vista de los ele-
vados concepts de nuestro distinguido compafiero
el senior Santiago Rey, asi como de las patri6ticas
ideas expuestas por el Sr. George, yo creo que, coin.
cidiendo en ello conf nuestro colega el Convencional
Sefior Aurelio Alvarez y con el pensamiento de to-


dos, debemos adoptar una resoluci6n declarando que
en ]a oportunidad correspondiente, que habrd de pro-
ducirse al redactarse esta Constituci6n, serAn deela-
rados nativos aquellos hombres que pelearon por la
indepeidencia de Cuba, y que este acuerdo, que ya
consagra lo que hemos de hacer, se adopted ponien-
donos de pie todos y dAndole el caracter de una acla-
maci6n por la Patria soberana, libre y eternal
(La Convenci6n en pleno se pone de pie y aplau-
de).
1'R. GEORGE (QUINTIN): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el sefor George.
SR. QUINTfN (GEORGE) : Seria inoportuno que pi-
diera la palabra para explicar mi voto a este hora,
ya que son las 4 y 10 de la madrugada; por ello, ha-
biendose puesto a votaci6n sin que se hubiera reco-
gido el asentimiento de uno de los Convencionales
que present la Enmienda, el Sr. Guas, quiero sen-
cillamente pensar que adelanthndose la Asamblea a
lo que iba a ser su propia voluntad, delegada en mi
y acaso excedidndome en el mandate que me con-
firiera, he de consumer unos minutes, para acce-
der a ello.
He lamentado mucho que antes de que hablara
el senior Zaydin y nos tributara su discurso patriS-
tico el senior Cortina, no tratara este problema.
Si esto constitute un triunfo parlameritario del
distinguido Delegado que hizo ciertas objecciones,
bien merecido lo tiene, pues acert6 a derivar el pro-
blema con un ear6eter personal y especifico; bien
merecido tiene el triunfo, porque ha aprovechado
una oportunidad en que el sentimiento patri6tico,
generalizado en esta Asamblea, queria adoptar un
acuerdo glorioso y patri6tico en este dia, que es de
conmemora.ci6n tambien en los anales de la historic.
SR. REY (SANTIAGO) : Pido la palabra.
ISR. PRESIDENT (iGRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Rey.
SR. REY (SANTIAGO): Para una aelaraci6n. Ex-
clusivamente para decir por conduct de la Presi-
dencia al Dr. George, que cuando yo me levant a
hablar hace unos instantes accediendo a retirar la
enmienda, lo hice con conocimiento de que el Dr.
George estaba de acuerdo con ello, porque siendo una
enmienda suscrita por ambos n'o me hubiera permi-
tido retirarla. nunca, si no hubiera tenido ya la
confirmaci6n de que el senior George no tendria
inconvenient.
SR. GEORGE (QUINTIN): Ha hecho muy bien 31
Dr. Rey, porque sabia que ese era mi prop6sito; lo
que queria decir era que a nombre del Dr. Guas
tambien estaba retirada la enmienda.
Sa. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Retirada la
enmienda.
SR. FERRARA (ORESTES): Se ha votado ya la cues-
ti6n de los veterans extranjeros?
SR. NSREZ PORTUONDO (EMtIO) : Se retired la en-
mienda. Sr. Ferrara. Fueron retiradas las enmien-









70 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


das y se tom6 el acuerdo, puestos de pie, de llevar
a la parte dogmAtica de la Constituci6n el preoepto.
SB. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN): Retirada
la enmienda se pone a votaci6n el iniciso 40.

,Se aprueba?
(Seiales afirmativas.)
Aprobado.
Elj inciso 50. ya fu6 aprobado en la sesi6n de
ayer.
Ahora corresponde dar cuenta con el 60.
(El Oficial de Actas da lectura al inciso 60.).
SR. CHIBAS (EDUARDO) : Yo tengo presentada una
enmienda, Sr. President.
SR. PRESIDENT (GRAUT SAN MARTIN) : Hay dos en-
miendas. Se les va a dar lectura.
(El Oficial de Actas lee.)
A I.A CONVENCI6N CONSTITUYENTE
Los 'Constituyentes que suscriben proponen la si-
guiente:
ENMIENDA
A LA CONVENCI6N CONSTITUYENTE
El Articulo IV, Apartado lo., deberA ser redac-
tado asi:
"Primero.-Ser cubano por nacimiento".
Sal6n de Sesiones de la Corivenci6n Constituyente,
a 22 de Febrero de 1940.
(Fdo.) Maria Esther Villoch, Emilio Ochoa, Eduar-
do R. Chibds, Eusebio Mujal.
'SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Se va a
leer otra enmienda.
(El Oficial de Actas lee.)
A LA CONVENTIONN CONSTITUYENTE:
ENMIENDA
Los Delegados que suscriben sometein a la consi-
deraci6n de la Convenci6n en relaci6n con el Acuer-
do Adicional del dictamen relative a la forma d'
Renovacirin de la Camara de Representantes, ia
Aprobaci6n del siguiente precepto:
"La Camara se renovarh de por mitad cada dos
anos".
Sal6n de Sesiones a 21 de Febrero de 1940.
(,Pdo.) Antonio Martinez Fraga.
SR. Ai.oMA (FRANCISCO) : En igual sentido el De-
legado que habla tiene una moci6n presentada desde
el inicio de estas sesiones a la consideraci6n de esta
Asamblea; yo rogaria a la Presidencia que me ex-
plicara la oportunidad en que se va a presentar esa
moci6n.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : La mocio6n
esta en el nfimeoro 5 de la orden del dia, y nos en-


contramos tratando el Dictamen que esti en el n'i-
mero 2 de la orden del dia. Por eso se ha presen-
tado uno similar como enmienda, porque de lo con-
trario hubiera salido el Dictamen aprobado sin cono-
cerse la moci6n del Sr. Alomi.
SR. ALOMA (FANCISCO) : Ruego a la Presidencia
que en la diecusi6n de estas en'miendas se incluya la
moci6n mia, porque de lo contrario no tendria vir-
tualidad tratarla despues.
SR. N(tEZ PORTITONDO (EMILIO) : Retira la mo-
ci6n y la present como enmienda?
Sn. ALOM.i (FRANCISCO) : Si senior.


'SR. PRESIDENT (GRAU SANT MARTIN) :
dar lectura a la enmienda del senior Alomi.


Se va a


(El Oficial de Actas lee.)

A LA CONVENCI6N CONSTITUYENTE
Los Delegados que suscriben someten a la conside-
raci6n de la Convenci6n en relaci6n con el acuerd&
adicional del dictamen relative a la forma de reno-
vaei6n de la CAfnara de Representantes, la aproba-
cii6n del siguiente precepto:

"La Camara de Representantes se renovara de por
mitad cada dos afios".
Sal6n de Sesiones a 21 de febrero de 1940.
Antonio Martinez Fraga, Francisco Alom4, Fernando
del Busto.
SR. PRfo SOCARRAS ('CARLOS): Para una cuesti6n
de orden pido la palabra.
SR. PRESIDENT GRAYAY SAN MARTIN) : Tien,e la pa-
labra el senior Prio SocarrAs para una euesti6n de or-
den.
SR.,PRfo SoCARnAs (CARLOS) : A mi me parece que
se acord6 ayer y quisiera que ]o aclarara la Presi-
dencia, el parrafo quinto complete; y es en 61 donde
correspondia haber hecho las enmiendas a que se re-
fiere el senior Aloma, porque alli dice: ''Por un pe-
riodo de cuatro anios." Aqui se-acord6 que :la
part que dice: "Se renovara cada dos", se remitiera
al final .de-las transitorias, tal- ...n, ,I .-.,-: ,- 1
dictanien,
Yo rogaria a los compafieros lo dejen'para esa opor-
tunidad, porque asi fu4 acordado ayer.
,SR. FRANCISCO (ALOMA) : Efectivamente, en un
acuerdo adicion'al.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTfN) : Accede el
senior Aloma?
SR. ALOMA (FRANCISCO) : Si senior.
'SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Se va a
dar lecture nuevamente a las dos enmiendas.

(El official de actas da lectura nuevamente a las
enmiendas de los seiores Chibds y otros y del senor
Martinez Fraga y otros).
SR. PRfo SOCARRAS ('CARLOS) : Esta filtima no co-
corresponde...









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 7


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Se va a
discutir entonces la enmienda del sefor ChibAs.
SR. CHIBAS (EDUARDO) : Pido la palabra en pro.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): ANadie la
pide en contra?
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : Pido la palabra
en contra.
SR. PRESIDENT _GRAU SAN MARTfN) : Tiene la pa-
labra el senior Martinez Fraga.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : Sr. President v
sefiores Delegados: El dictamen sefiala de manera
precisa, entr6 las condiciones para ser Representante
a la CAmara la de ser cubano por nacimiento o por
naturalizaci6n, y en este iltimo caso con diez afios
de residencia en la Repuiblica, contados desde la fecha
de la naturalizaci6n. El principio es el mismo regu-
lado que exigia ja Constituci6a de 1901.
La Comisi6n Especial, al acoptar este precepto, re-
cogido de la casi totalidad de los programs cons-
titucionales, no hace mAs que mantener los mismo3
motives que tuvieron los con'vencionales de 1901 pa-
ra franquear en la Camara Popular el derecho de ~l
extranjeros naturalizados, convertidos en ciudadanos
cubanos, a representar, en ese Cuerpo Colegislador,
a su pals.
,Situar, senior Presidente y sefiores Delegados, la
prohibici6n a los naturalizados, y much mis con la
prescripci6n de diez afios contados desde esa fecha.
que sefiala el inciso lo. en las condiciones que se re-
quieren, equivaldria, en opinion del que habla, a cer-
cenar el legitimo derecho de ciudadano concedido a
los electores en nuestro pais.
Cabe suponer, desde luego, que en el Senado de la
Reptiblica, y para ocupar la Primera Magistratura
de ]a Naci6n, se permit, haciendo una excepci6n ex-
traordinaria, el derecho de los extranjeros que hubie-
ren servido con sus armas a la Repfiblica de Cuba;
pero tratar de crear, manteniendo el p'recepto de los
natives en orden a la- representaci6n ed un Cuerpo
eminentemente popular como la Camara de Repre-
sentantes, creando el privilegio- de los que nacieron
en esta tierra, restilta, en opini6ni del que habla,. un
precepto'totalmente equivocado. ---
El derecho electoral, en nuestro pals, se concede
por ignal, y por imperio de la Ley Constitucional.
por imperio de la Constituci6n de 1901 y por
imperio tambi6n', precise decirlo desde ahora, de
esta Constituci6n, a todos los que tienen el derecho
electoral y, en su conseeneficia pueden ejercer el su-
fragio active.
Negarles el sufragio pasivo, impedir que el natura-
lizado con diez afios de residencia, que exige ya el
prop6sito firme, definitive, de constituir una familiar.
de unirse a la sociedad cubana, en el prop6sito de'
trabajo, .de la devoci6n y del respeto a los principios
y a las leyes; es mAs todavia: creando la familiar,
creando la dignidad ciudadan'a; y prohibirle y cer
cenarle el derecho a esos ,xtranjeros naturalizados
que pueden, sin embargo, y tienen la obligaci6n ein-
dadana de compartir con su voto, con su sufragio.
a la elecci6n de los natives, cercen'Andoles, por con-


siguiente, a ellos, en cambio, el dereeho a ser elegi-
dos, me parece que, en el afio de gracia de 1940,
no se rinde culto a la civilidad ni tampoco a la ver-
dadera democracia.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIo): Me permit S. S.
una interrupei6n, con la venia de la Presidencia?
SR. MARTfNEZ FRAGA (ANTONIO) : Con much gusto.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Para abundar en
los arguments de su tesis: Que ademas de los diez
afios desde que obtienen su carta de naturalizaci6n,
tienen que, previamente, haber residido cinco afios
-en el territorio cubano y por lo menos un afio que
require su tramitaci6n: lo que significa diez y seis
afios de consagraci6n a nuestro pais.
SR. MARTfNEZ FRAGA (ANTONIO): El argument
que adiciona mi distinguido compafiero el Sr. Bravo
Acosta complete esta idea...
Pero no quiero referirme d4 manera material a re-
quisitos de carter formal; mi argument va a na-
cer mis hondo, va mas al fondo de la cuesti6n:
Tratar de establecer la distinci6n en material electo-
ral, donde se exigen obligaciones y no se conceden
derechos, en una Camara eminentemente popular co-
mo tiene que ser la CAmara de Representantes, en
opinion del Delegado que habla, seria una infracci6n
de los mas elementales principios democrAticos.
Si en este pais, como en cualquier otro donde en
material electoral se hace exigible, en organismos de
tipos populares, si en este pais donde inclusive el es-
panol, el francs o el ingl&s, que comparten con nos-
otros nuestro trabajo, que viven nuestra sociedad y
cumplen esos propios requisitos de permanencia y, so-
bre todo, que acreditan completamente su deseo de
ser cubanos, se le va a exigir en el concept elec-
toral la obligaci6n de cumplir con un deber como
ciudadano, como es el de votar, el de ejercer el su
fragio, no comprendo, no puedo comprender, qu6
persigue la enmienda cercenAndoles el dereoho a esos
ciudadanos naturalizados, obligados a votar, y que
carecen del derecho de ser elegidos en la finica CA-
mara de carActer popular en nuestro pais.
SR. RODRfGUEZ PRIMITIVEO): M Me permit hacerle
una pregunta, el Sr. Martinet. Fraga, con la venia
de la Presidencia?
SR. MARTfNEZ FRAGA (ANTONIO) : Con much gusto.
SR. RODRIGUEZ PRIMITIVEO) : Usted me haria
el favor, Sr. Martinez Fraga, de decirme qw6 nom-
bre tiene el hecho de que aqui, en Cuba, contem
plemos el caso .en las sociedades regionales de que
los cubanos que pagan su cuota mensualmente no
pueden elegir ni ser elegidos "
SR. MARTfNEZ FRAGA (ANTONIO): ~Esa es la pre-
gunta de su S. S.
SR. RODRfGUEZ PRIMITIVEO) : Si, senior.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : Yo no puedo es-
tableeer, Sr. President y Sres. Delegados, compa-
raci6n de clase alguna entire colectividades de fines
ben6ficos o sociales, que tienen por raz6n de ser
el origen de los que dejaron su Patria para esta-
blecerse en nuestra tierra, con los magnos y su-









72 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


premos derechos de la ciudadania en el marco elec-
toral para tener el derecho asimismo de ejercer el
sufragio pasivo.
Permitame el distinguido compafiero que formula
esa pregunta, que no pueda aceptar en forma algu-
na la comparaci6n que ella envuelve: Un organis-
mo de caracter privado, o de caricter pfiblico si s&
refiere a fines beneficos, o de eualquiera otra in-
dole, de instruoci6n y recreo, puede, al amparo de
la Ley de Asociaciones, establecer cuantos criterios,
principios y preceptos puedan caber dentro de la
amplitud que la Ley de Asociaciones le permit.
SR. RODRfGUEZ (PRIMITIVO) : Para argumentar enl
favor de mi tesis cuando se me aduzcan como ra-
zones los factors de generosidad, hospitalidad, etc.,
para no amparar al native en este legislaci6n.
'Sa. MARTfNEFZ FRAGA (ANTONO) : Nunca podrA
comparar la Ley Constitucional, o la Constituci6n' de
la Repfiblica y sus principios, con los Reglamen-
tos y las Leyes que rigen o el imperio de otra ley de
la Republican como lo es la Ley de Asociaciones,
al referirnos a preceptos discriminatorios de dere-
chos electivos o no en las sociedades regionales...
Pero lo que no puedo aceptar y tengo que re-
Ohazar totalmente es el distingo que se hace entree
ciudadanos, hombres y mujeres con derecho al su-
fragio active pero que no podrian ser elegidos en
una CAmara eminentemenrte popular.
Cuando se habia de la eleeci6n del Presidente de
la Repiblica, mantiene, al igual que de los Senado-
res, la condici6n de ser cubano por nacimiento...
La Convenci6n, en un' acto solemne, honrando co-
mo nunca se ha honrado al 24 de febrero, acaba de
ofrecer el mis grande de los homenajes a los ex-
tranjeros que lucharon por nuestra independencia.
En la Camara de Representantes, que pese a las
discusiones tenidas durante ]as primeras horas de
lanoche alrededor del character popular que quisi-
mos darle aquellos que mantenemos el criterio de
aumentar el nfmero de Sena.dores, recibi6, sin em-
bargo, el matiz clAsico de esta *Convenci6n Consti-
tuyente, limitando a un exclusive pequefio nfimero
los components de ese Cuerpo 'Colegislador; y, con-
texto con eso, se ha mantenido la cireunstancia forzo-
sa de que tengan que ser eubanos por naeimiento
los que posean el derecho a votar, pero en la CAmara
de Representantes, organismo eminentemente popular,
no me explico, repito, por qu6 se quiere exigir la
condici6n de cubano native para poder ser copar-
ticipe en las leyes y responsabilidades nacionales.
Comprendo y me explico que los extranjeros que.
no deseen hacerse cubanos, los extranjeros que no
quieran compartir las 'obligaqiones civicas de los
cubanos, que los extranjeros que no quieran sentir
nuestros derechos y obligaciones en el orden ciuda-
dan'o, no les sea permitida en forma alguna, com-
partir responsabilidades en una Camara de Carac-
ter popular. iC'omo qomp'rendo s., que inclusive
los extranjeros pueden compartir sus responsabili-
dades en una cAmara de character municipal; pero
lo que no acierto a, comprender es odmo a los extran-
jeros que han querido ser cubanos, que han cumplido
con las leyes y disposiciones legales, que cumplen' los
preceptos y disposiciones de la propia Constituci6n, se


se les quiera cohibir, sin embargo, que represented a
su propio pais, que represented la bandera de la que
son ciudadanos, que represented las obligaciones y
derechos que correspondent dentro de un aspect
electoral. Y sin embargo, se les niega la partici-
pacin a representar al pueblo en los propios dere-
chos que ellos ejercen y tienen obligaciones.
Acepto, decia, que en el orden municipal los ex-
tranjeros puedan ser concejales, pero que en el aspec-
to national, se cercene, se achique, se disminuya
el derecho a ser un ciudadano por nacimiento o
por naturalizacio6n, me parece Sefior Presidente y
Sres. Delegados que babla muy poco en honor de los
principios democrAticos que se sostienen. Cuando
los extranjeros 1legan a nuestras playas, por ge-
neral, sigue vibrando en sns corazones el sentimien-
to de la despedida de las tiecras que los vieron na-
oer. 'Cuando el barco se aleja de la costa y los pa-
fiuelos se agitan al viento, despidi6ndose de padres
y madres, hermanas y novias, esos hombres que emi-
grani y mujeres que abandonan sus pueblos, obede-
ciendo a leyes imperatives del regimen de conviven-
cia mundial, lo haoen con un solo pensamiento; con
una sola idea, la idea y el pensamiento de retor-
nar a su patria, la idea de volver a su pais. Raro
es, podemos afirmar, que el extrafio que abandon
su tierra, que no piensa al principio en volver. Sin
embargo, Sr. President y Sres. Delegados, esa pro-
mesa que se hace a si mismo, ese compromise que
deja flotando ligrimas y suspiros con su novia o
con su esposa o sus familiares todos, ese recuerdo
que lo alherroja, el peral que cubre sus jardines, o
las paredes Ide colors que cubren ]a vision simp6-
tica de sus hogares, todo eso se rompe despu6s, se
olvida y porque mas luego bajo el imperio de las
!eyes sociales, de la ciudadania, olvidando sus no-
vias, olvidando sus compromises y families, surge
por la obra hiriente del que ocupa o pisa una tierra
extrafia el derecho de asimilarse a la misma, de ha-
cerse simpatico a sus ideas de progress, a sus doc-
trinas y por eso, esos hombres, extrafios a esta tie-
rra que han llegado inclusive a ser lo que en' su
propio pais no pudieron ser, o no tuvieron oportu-
nidad de ser y que han Ilegado a luchar por la in-
dependencia de la tierra que los acogi6. gY es posi-
ble que a aqu6llos que han constituido sus hogares,
que tienen sus intereses y ban demostrado el dere-
cho, decia, de cubrir rioblemente en el campo de la
ciudadania, que quieren tener las obligaciones del
ciudadano con todos sus derachos, se pretend cer-
cenar en la Constituci6n el derecho a representarse
a si mismos y el derecho a representarse como ciu-
dadanos?
Por estas razones, Sr. President y Sres. Dele-
gados, no queriendo ser mks extenso en tema de tan-
ta importancia, pero suponiendo que los Delegados
comprenden la gravedad extraordinaria que este pro-
blema lleva consigo, el mentis rotundo que equival-
dria a todos aquellos ciudadanos cubanos o por na-
turalizaci6n que han querido con sus votos y sufra-
gios la representaci6n del pueblo de Cuba en los De-
legados que aqui esthn y que estarfn en el future
inmediato y posterior de la Repfblica, solicito
de los sefiores Delegados, sea rechazada esa -enmien-
da y se mantenga el derecho, no solamente al native,
sino al cubano oor naturalizaci6n, en las condiciones
que el precepto sefiala para ser representante.









DIARIO DE SESIONES Dki LA CONVENTION CONSTITUYENTE 73


SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la, pa-
labra el Sr. Chibas.
SR. CHIBkS (EDUARDO) : Sr. President y Sres.
Delegados: Me propongo ser extraordinariamente
breve. Realmente parece ser simb6lico este dia del
24 de febrero para defender la enmienda que aca-
bo de presentar porque esta enmienda tiene como
finalidad exclusive la de reforzar el nacionalismo
cubano; tiene como motivo esencial el de fortale-
cer nuestro nacionalismo, que es como el de toda re-
pdblica, naciente y joven, un nacionialismo en pre-
cario.
Toda media que tienda a reforzar el concepto y
el sentimiento de la cubanidad, que tienda a puntua-
lizar nuestro nacionalismo, debe ser considerada con
atenci6n por esta Convenci'6n Constituyente, con
mis motive que esa enmienda tiene un caricter emi
nentemente nacionalista y cuhanisimo, porque se
trata del 24 de febrero.
Me decia en e! dia de cyer, un ilustre parla-
mentario, compafiero estimadisimo, simbolo de aus-
teridad eiudadana y uno de los hombres a quien
mas venero y respeto en mi pais, que era extrafio
que yo defendiera esta enmienda, que yo presenta-
ra una enmienda de esa naturaleza, euando el pro-
grama de mi Partido estableeia, que se podia ser
miembro de la Camara de Representantes con 10
afios de residencia en Cuba, mn extranjero cualquie-
ra. un cubano naturalizado

Realmente no creo con ellc apartarme del pro-
grama de mi Partido. Mi Partido tiene como ra-
z6n de ser fundamental ]a defense del naeionalismo,
lo tiene como lema de la cubanidad, y 6sta es una
media eminentemente nacionalista y defensive del
precepto de ]a cubanidad. Por eso esta enmienda
que present no hace mas que reforzar el concep-
to medular que ha dado origen al Partido Revolu-
cionario Cubano.
Decia mi ilustre compailero, que parecia una cosa
de loco, porque si no dijo loco, algo era propio de
un manicomio, el que yo presentara una enmienda
que no estaba incluida en el precepto programktico de
mi Partido. Sin embargo, esta misma noehe he-
mos visto como ilustres .compafieros, como el Sr. Co-
yula, miembros de su propio Partido que han defen-
dido enmiendas que estaban en contradicci6n con
el texto del program del Partido Dem6crata Re-
publicano; porque en el texto del Partido Dem6cra-
ta Republican se establece para los Senadores la
elecci6n de segundo grado, la elecci6n de 'Compro-
misarios, y aqui hemos visto esta noohe al Sr. Boada
defender en un brillantisimo y largo discurso la elee-
ci6n de primer grado, la elececin como la establece
el Voto Particular.
SR. COYULA (MIGUEL) : Para una interrupei6n, conl
la venia de la Presidencia. Eso ha ocurrido cuando
fuimos derrotados en los principios de nuestro Pro-
grama: entonees los Delegados estAn en condieiones
de amoldarse al criterio general, de busear las f6r-
mulas que crean mejores para lo que no han podido
mantener por falta de votes, porque numericamente
no han tenido la fuerza para lograr eso, eso qu,'
est consignado en el P-rograma de su Partido.


SR. CHIBis (EDUARDO): Realmente, yo com-
prendo que existe en el caso de mi propio Partido,
y en otros Partidos la necesidad de modificar en cier-
ta forma los conceptos de los Programas de cada Par-
tido respective, para seguir un eriterio comfin a los
diferentes partidos. Asi es como ha actuado el Partido
Revolucionario Cubano; pero no parecia ser 6sa la
manera de actuar, por lo menos anoohe, no parecia
serlo en lo que se refiere al Partido Demcerata Repu-
blicano.
iero, no ahondando en esas declaraciones del St.
Coyula, qulero establecer de una manera precise, que
esta enmienda de nnguna manera represent una cas-
criminac6n uontura los ouoanos jnaturalizados: no
pueae estaolecerse ni aceptarse esto de nmguin mo-
do, como pretendiendo hacer discriminaciones con-
tra un grupo de cubanos. Tampoco estoy de acuer-
do en que esta enmienda, como atirmaba mi dm-
tinguido opositor, Sr. Martinez B'raga, tendia a cer-
cenar los derechos de la ciuaadania en la parte re-
ferente a los cubanos naturalizados, porque si esta
enmienda tiende a restringir la ciudadania a esob
elementos, tendriamos que liegar a la conclusion de
que tambikn cercena esa propia ciudadania el he-
cao ce que no puedan ser Freiadente de la Repfiblica,
ni Senadores de la Kepublica; y tamDien, yendo un
poco mais alli, mermaria lo dispuesto en el Dicta-
men de la Comisi6n, el derecho a la ciudadania de
esos naturalizados cuando se exige que tengan diez
anos de residencia en nuestro pais por que merma-
ria el dereclo de ciudadania de aquellos otros na-
turalizados que no tienen mas que nueve u ocho afios
de residencia en nuestro pais. De manera que no
puede enlocarse este asunto desde el punto de vista
de que cercena los dereehos de la ciudadania.
SR. MARTINEZ FRAGA .(ANTONIO): 4 Me permit una
interrupei6n S. S.?
SR. CHIB.S (EDUARDO) : Con much gusto.
SB. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : 'Cree el Sr. Chi-
oas, por ejemplo, que se eereena el derecho de ciu-
dadania del native porque se exija para ser Gober-
nador 25 aflos.? i>No, verdad?, porque seria pre-
ciso tener esa edad reglamentaria que la Constitu-
cion sefiala, sin que por ello se limiten los dere-
chos de ciudadania de un native, de la misma ma-
nera que no puede ser, por ejemplo, Representante
a la C(mara, quien no tenga veintiun afios de edad.
No puede ejercer plenamente sus derechos de ciu-
dadania en el aspect del Derecho Pfiblico, y sin
embargo, no se le limitan en lo mas minimo. Eso
se llama reglamentar el dereeho; se reglamenta el
dereeho del native, el cubano por nacimiento; se
reglamenta el derecho del eubano naturalizado, fi-
jandole el nimero de afios que se sefialan eh el pre-
oepto constitutional. Ni una ni otra cosa limitan
el derecho de la ciudadania. En cambio, la en-
mienda de S. S. no limita ni reglamenta; prohibe,
desaparece, earee de derechos. Serk una de esas
anomalias en dereeho: cumplirA con su obligacion
y tendra el derecho, o la obligaci6n mejor dieho, de
poder ejereitar el sufragio active; pero no podri
ir al Senado de la Repfblica, ni a un Organismo ne-
tamente popular como la Camara de Representan-
tes, ni podra sentirse como un cubano naturaliza-
do, con la enmienda de S. S.









74 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


SR. CHIBAS (EDUARDO): Si el Sr. Martinez Fraga
estd de acuerdo con el Dictamen de la 'Oomisi6n que
establece que para ser Senador hay que ser cubano
por nacimiento, y no considura que eso merma el
derecho de ciudadania de ningfn niaturalizado, yo
no veo por qu6 ha de considerar que lo merme el ser
tampoco Miembro de la COmara de Representantes;
porque el concept 6se de quc una COmara es mis
popular que la otra, es algo demasiado relative y
no creo que justifique la discriminaci6n1 que se tra-
ta de hacer. Yo entiendo que de la misma manera
que se establece que en uno de los Cuerpos C'ole-
gisladores, en el Senado de la Repidblica, para ser
Senador hay que ser cubano por nacimiento, debe
establecerse tambi6n esa misma condicional en el
otro Cuerpo Colegislador, porque si es peligroso que
haya naturalizados en el Senado de la Repfiblica, que
no es mAs que uno de los Cuerpos Colegisladores, de-
be serlo tambi6n igualmente peligroso, en relaci6n
con el otro Cuerpo Colegislador.
Admems, esto esta establecido y aceptado en mu-
chas Constitueiones moderna. En la Constituci6n
de 1901 es cierto que no se hizo la condicional, pero
es que las condiciones actuaries no son las mismas
que las existentes en 1901; las condiciones son com-
pletamente diferentes, y por eso es que quizas mu-
chas Constituciones modernas, (y me voy a referir
precisamente a la Constituci6n Mexicana), en cuyo
articulo 55 se establece que para ser Congresista
se require ser eiudadano mexicano por n'acimiento.
En ]a antigua Constituei6n Mexicana no existia este
precepto, que si lo esta en la nueva C'onstituci6n Me-
xicana. &Y esto, por qu6? No obedece esa modifica-
ci6n a un capricho de los legisladores: de ninguna
manera, hay una raz6n seria para establecer esa
prohibici6ni, esa conditional, y es sefiores, que en la
actualidad existed la double ciudadania, que no exis-
tia antes. Ahora muchos ciudadanos de un pais pue-
den ser ciudadanos de otro pais, sin perder por esto
la ciudadania original. Esto ocurre en muchos pai-
ses europeos, que nos envian su emigraci6n a Cuba.
Y de esa manera podiamos contemplar ifosotros que
debido a esa. disposici6n de la legislaci6n extranjera,
que permit a sus nacionales, residents en el ex-
tranjero hacerse eiudadanos del pals done resident,
sin perder la. ciudadania matriz; debido a eso po-
driamos oritemplar el hecho de tener en nuestra
CAmara de Representantes, o en nuestra Ctmara de
Diputados, en uno de los Cuerpos Colegisladores,
un' ciudadano de un pais extranjero legislando
para nuestro propio pais. Eso constitute un an'a-
cronismo. Eso no lo contemplaron los Constituyen-
tes de 1901, porque no existia entonces la double ciu-
dadania; y frente a esfa nueva modalidad 'de la ciu-
dadania. que permit su desdoblamiento, yo manr-
tengo que es sano y es de justicia y es previsor y con-
seeuente mantener como conditional para ffgurar no
s6Jo en uno de los Cuerpos Colegisladores, sino en
oualiquiera, de ellos, la conditional de que se ha de
ser ciudadanio cubano por nacimiento.
Y yo voy a terminar pidiendole a esta Convenci6n
oine en atenei6n a estas consideraciones que acabo
de hacer y al hecho de ser boy 24 de Febrero una
fechha, minentemente cubana. se sitile en la misma
posici6n que sR.situara n' i01 dia de ayer en rela-
ei6n con unp. enmienda proseniada por el Sr. Aurelio
Alvarez El pedia que en homenaie a la tradicii6


mambisa no se denominara 'Cmara de Diputados si-
no Camara de Representantes, 61 queria hacerle ese
homenaje a la causa del nacionalismo y de la tradi-
ci6n cubana, y yo pido que se le haga de acuerdo con
esa proposici6n del senior Aurelio Alvarez, que mi-
raba atrds, que se haga otro homenaje a la cubanidad.
mirando hacia el porvenir, en vez *de mirar hacia
la tradici6n, y este homenaje que mira hacia el por-
venir complementary la \l...:.ii del compafiero Au-
relio Alvarez, que es una Moci6n adjetiva, una Mo-
ci6n muy bella y muy sentimental, en tanto 6sta que
yo propongo es una Moci6n mas substantive, (as una
Moci6n mis medularmente cubana e intrinsecamente
nacion'alista.
Muchas gracias.
SR. PRESIDENT ('RAU 'SAN MARTiNT: Se va a-
poner a votaci6n la enmienda.
SR. RODcRCUEZ PRIMITIVEO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTfN): Ya estant
consumidos los dos turnos, senior Delegado.


Se va
Chibis.
mes con


a poner a votaci6n ia enmienda del doctor
Los sefiores Delegados que est6n confor-
la misma...


SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : Pido votaci6n
nominal senior Presidente.
iS. ICHAso (FRANCISCO) : Ruego al senior Martinez
Fraga retire su solicitud de votaci6n nominal.

Sa. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Quisiera acceder
al ruego del compafiero senior Ichaso, pero la ma-
teria es bastante important y una votaci6n ordina-
ria, algo dudosa, pudiera ser mal apreciada. Por
esta raz6n, senior Presidente y senior Iehaso, insist
on mi solicitud de votaci6n nominal.
Sn. PRESIDENT (,GRAU SAN MARTIN): 'Se pon'e a
votaci6n nominal la enmienda del senior 'ChibAs. Los
sefores Delegados que est6n conformes con la enmien-
da se servirAn decir que si. Los contrarios a la en-
mienda dirdn que no.
(Se efectcia la votacidn).
Sn. PRESIDENT (IGRAu SAN MARTfN) : I Falta algfin
Delegado por votar?
(Silencio)
I-Ian votado 58 Sres. Delegados; 43 que no, 15
que si
Votaron en contra los Sres: Alomd, Alvarez Gonzd.
lez, Alarez de la Vega, Andreu, Beitez, Bravo Acos..
ta, Busto, Cabrera, Hern6,ndez, Calvo Tarafa, Cortina,
Coyula, Cuervo Navarro, Duarte, Esteva, Ferrara,
Garcia Ail,- I. Garcia Rodriguez, George, Granda,
Hornedo, Ichaso, Jay, Maceo, Maiiach, Marinello,
Martinez Fi'.,,,i, Martinez Sdenz, Meso, Prieto, Prio,
Rey, Robau, Roca, lRodriguez Cartas, Sdnchez Mas-
tra pa, Silva, Sudrez Ferndndez, Viar, Villa-, Vinent,
Zaydin, Boada, y \, ,; Portuondo.
Votaron a favor los sefiores. Acosta, Capablanca,
Chibis, Dihigo, Fernandez de Castro, Herndndez de
la Barca, Laurent, Mesa, Moreno, Mujal, Ochoa, Pa-
rrado, Rodriguez Rodriguez, Villoch, y Grau.









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 75


'SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Queda, pues,
rechazada la Enmienda.
Tiene la palabra el senior Aurelio Alvarez para
explicar su Voto.
SR. ALVAREZ (AuRELIO): Sr. President y Sreis.
Delegados: He votado que no, honrando el Progra-
ma del Partido en euyas filas me enorgullezco de
military. Aprobado por ia Asamblea Nacional en cu-
yo seno no se levant6 una sola voz, para impugnar
lo que fu6 criterio general, esto es, que al pronun-
ciarse de modo un6nime porque tuvieran asiento...
SR. RODRfGUEZ PRIMITIVEO) : Yo no estaba en esa
Asamblea.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): En las ex-
plicaciones de votes no hay interrupciones.
SR. ALVAREZ (AURELIO): ...que al pronunciarse
en la forma que lo hizo para que pudieran tener
asiento en la Camara de Representantes de la Re-
pfblica aquellos extranjeros que despues de haber
permanecido en el territorio national el tiempo ne-
cesario para naturalizarse, tuvieran ademas 10 afios
de residencia desde el moment de la naturalizaci6n
en el territorio national, procedi6 con amplia vision
de sus altos deberes al servicio del pais, sinr los na-
cionalismos estrechos que aqui se han exteriorizado.
He votado, ademas, que no, porque en los moments
de inquietud porque atraviesa la humanidad, en que
muchas veces se borran las fronteras, por neeesidad
de estrechas comunidades de algfin modo unidas a
una nacionalidad, fortaleci6ndola, no procedia que
la Convenci6n se aviniese con esos nacionalismos es-
trechos.
El Partido Revolucionario 'Cubano, que consagra
en su program esta facilidad de los extranjeros, cu-
banos naturalizados, es un Partido de an'cha base,
responcable de su posici6n en la vida pfiblica cuba-
na; y porque ello es asi, y por que cuadra con mi alto
sentido de responsabilidad, especialmente en este mc.-
mento hist6rico de 'Cuba, he votado que no.
SR. PRESIDENT (GRAu SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Busto, para explicar su voto.
'SR. BUSTO (FERNANDO): Sr. President y Sres.
Delegados: A las cinco y cineo de la mariana la ex-
plicaci6n ha de ser muy breve.
'Cuando yo contemplaba en el orden electoral, el
triunfo extractrdinal'io del Partido Revolucionario
Cubano que preside el Dr. Ram6n Grau San Mar-
tin, pens6 que el pueblo de esta Provincia de ]a
Habana, habia otorgado sus sufragios a ese Parti-
do, en m6rito de su program y de su ideal, y de
su conduct al trav6s de las palabras de sus lide-
res, y cuando yo, esta noche, al oir la votaci6n vi al
President del Partido Revolucionario Cubanro vo-
tar que si, pense ya no explicar mi voto, pero mi
condici6n de politico de la Provincia de la Habana
me obliga a decir que quise votar con el program
de Cuba para. los cubanos, con el program del Par-
tido Revolucionario Cubano, y quise votar porque
aqui se dice terminantemente, en su base quin'ta, lo
siguiente: "para ser Representante sera requisite
indispensable ser cubano por nacimiento o naturali-
zaci6n con no menos, en este iltimo caso, de diez
anios de residencia en la Repfibliea".


Yo estoy votando con el Partido Revolueionario
'Cubano, estoy votando con el Partido que obtuvo la
mayoria de los Delegados de esta Asamblea y estoy
votando con e] Presidente de la Asamblea, diciendc
que no.
.SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Capablanca, para explicar su voto.
SR. CAPABLANCA (RAMIO) : Sr. President y Sres.
Delegados: En el dia de ayer hubiera votado que
no esta Enmienda, porque a la misma hubiera agre-
gado, finica y exclusivamente que los extranjeros na-
turalizados hubieran pelea'do en las guerras por la
independencia de Cuba.
Como ese problema ha quedado resuelto ya esta
noche, vote que si la Enmienda por los motives adu-
cidos por los compaiieros y ademis pensando en el
porvenir de la Repfiblica.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Prio Socarr6s, para explicar su voto.
SR. PRiO SOCARRAS (ICARLOS): Sr. President y
Sres. Delegados: He votado que no, porque inter-
preta.ndo con personal criterio, la doctrine cuba-
nisima de nuestro Partido, estimo que ella se fun-
damenta en una realidad political de pueblos depen-
dientes que necesitan defender su economic y defen-
der lo que es la base fundamental de su riqueza: el
trabajo, y que, por tanto, su doctrine debe ser de
protecci6n a lo national, de levantamiento del tra-
bajador cubano, de ascenso de los cubanos pobres y
trabajadores a las posibilidades eeon6micas, de las
que, deslealmente, a trav&s de una economic tra-
dicional fundada desde tiempo de la Metr6polis, ha
venido siendo desalojado, y toda Ley que a tal fin
conduzca tendrA mi voto, favorable a la defense del
native, a la defense de la economic national; pero es-
timando dos cosas, primera: que el politico no ne-
cesita esa protecci6n, porque el Estado y la Ley han
de intervenir donde las desigualdades hagan necesa-
ria su especifica protecci6n, y no es este el easo, es
por lo que he votado que no en el caso de la exigen-
eia del caricter de native para la ascensi6n a la Ca-
mara de Diputados; y en segundo lugar, porque ten-
go confianza absolute en el diseernimiento de nues-
tro pueblo para elegir a los hombres, y creo que no
elegiria extranjeros cuando tuviera la mhs pe-
quefia duda de que, aunque vivieran mis de 16 afios
en el pais, no estaban compenetrados con los princi-
pios fundamentals del progress que el propio pais
preconiza. Por tales razones he votado, con la inde-
pendencia que mi Partido nos di6, que no a esta
moei6n.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Bias Roca, para explicar su voto.
SR. RocA (BLAS) : Sr. President y Sres. Delega-
dos: Yo quiero explicar brevemente el voto del Par-
tido Uni.6n Revolucionaria Comurfista, a ]a enmien-
da presentada por el senior Chibis. En el progra-
ma del Partido Uni6n Revolucionaria 'Comunista,
al consignarse las condiciones para ser elegidos, no
se consignaron las relatives al cargo de Representan-
te, y como no estaba previsto en nuestro program.
!a representaci,6n del Partido TTni6n Revolucionaria
Comunista ante esa asamblea se ha producido libre-
mente, y por eso hemos votado de acuerdo con el









76 DIARIO DE \SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


program del P. R. C. que en el articulo 5to., de la
Base 8va., en cuanto se refiere al "Regimen de los
Organos del Estado" dice... (lee).

Muchas gracias.
'SR. FERRARA (ORESTES) : Ahora el mis popular es
el Partido Liberal.
(Risas).
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTfN) : Tiene la pa-
labra el Sr. Primitive Rodriguez, para explicar su
voto.
SR. RODRIGUEZ PRIMITIVEO): He votado que si, Se-
fior Presidente y Sefiores Delegados, porque quiero
ser consecuente con el imperative categ6rico de mi
conciencia y porque, ademAs, estimo que el culto
por la Patria, no a la, manera de los que adoptan
posturas declamatorias, sino seincillamente, en la prec-
tica que reafirma y ratifica lo que ]a palabra quie-
re decir y reafirmar. Yo estimo que en este cua-
dragesimo-quinto aniversario del glorioso Grito de
Baire, cuando en ese pueblo de la brava region orien-
tal se di6 el grito de independenicia o muerte, urgi
dos por la necesidad de liberar del yugo opresor de
la metr6poli al pueblo cubano; y ahora, en la actua-
lidad nosotros estamos viviendo una situaei6n econ6-
mica dura. Millares de dbreras y obreros que estin
trabajando conjuntamente y que son explotados, cuan-
do vean' o se enteren del voto de algunos sefores de-
legados qu e se aman redentores .de las classes prole-
tarias de seguro que van a quedar desilusionados, y
sentirdn un gran desaliento en el coraz6n.
SR. SUAREZ (MIGUEL) : Sr. President y Sres. De-
legados:
El Partido Revolucionario Cubano, por su maxi-
mo organismo politico ha considerado la moci6n pro-
puesta per el Sr. Chibas, en esta madrugada, alre-
dedor de que los veterans que fueran cubanos por
naturalizaei6n tengan iguales derechos que los cu-
banos por nacimiento a figurar como Representan-
tes, y atendiendo a otras impresiones recogidas por
otros delegados a la Convenci6nr, autoriz6 a todos los
sefiores delegados para que se produjeran libremen-
te, de tal modo que no puede haber ninguna infrac-
ci6n programitica, ni en los que votaron que si, ni
en los que votaron que no, come yo.
En esta n'oche nos cabe ]a satisfacei6n de haber
conquistado los elements mas disimiles, y mas an-
tag6nicos para nuestro future politico, a nuestros
contradictores mis recios y fuertes al program del
Partido Revolucionario 'Cubano. Yo quisiera que
esos antagonistas siguieran en la linea de conduct
que se han trazado hoy y que se alejaran de su progra-
ma para unirse no solamente a, program autorizado
y vigente en el Tribunal Superior Electoral, sino
a otras actividades much mas fundamentals para
la vida de la naci6n.
En material de programs much se podria hablar
del Partido Uni6n Revolucionaria Comunista. El
Partido Uni6n Revolucionaria Comunista estuvo man-
tenienido durante largo tiempo en su program fun-
damental, como prohibici6n expresa para el cargo
de President de la Repfiblica el que hubiera, per-


maneeido diez afios fuera del Ej6rcito. Pero cuando
el Partido Uni6n Revolucionaria Comunista se acer-
ca a la Coalici6n Socialista Democratica y al candi-
date presidencial...
SR. ROCA (BLAS) : iSefior Presidente: el senior Mi-
guel SuArez no estA explicando su voto sine entran-
do en otras cuestiones.
'SR. FERRARA (ORESTES) : Lo esta invitando a que
se vaya con 61.
(Risas).
Sa. SUAREZ (MIGUEL) : Es deeir, Sefiores Delega-
dos, que el program del Partido Uni6n Revolucio-
naria Comunista en este punto, medular, definitive,
frente a la gran contienda do militares contra civi-
listas, y de civilistas contra militares, abandon las
lines civiles para sumarse a las militares...
SR. VILAR ('CSAR) : Sr. President, esto es un de-
bate politico.
S1. SUAREZ (MIGUEL): Esa si es una flagrante
violaci6n del program politico y no la pequefiez de
si deben ser representantes los cubanos por nacimien-
to o per naturalizaci6n; ese es un problema conte-
nido en los programs politicos que tienen much
arraigo y Bsas son las lines programAticas que no
pueden cambiarse.
En cuanto al Partido "Uni6n Nacionalista" debo
decir que en su program original consign6 esta fra-
se: el nacionalismo mantiene come norma indeclina-
ble de gobierno la supremacia del Poder Civil. Pues
bien; sefiores delegados, a este Partido que consigL6
tan hermosos principios se debe la destituci6n del
doctor Miguel Mariano G6mez ordenada por autori-
dades militares.
SR. ROCA (BLAs): Sefior Presidente: El senior
Suarez no esta explicando su voto, sino promoviendo
un -debate.
SR. PRESIDENT ('GRAU 'SAN MARTIN): Se va a
poner a votaci6n el articulo 6to. Los que esten con-
formes, suprimida la enmienda, se serviran levantar
la mano.
(La mayoria de los presents levanta la mano).
Aprobado el articulo 6to.
Se va a dar lectura al articulo s6ptimo.
"(El Oficial de Actas lo lee).
Hay dos enmiendas presentadas a este articulo,
firmadas por el Sr. Aurelio Alvarez.
,SR. ICHASO (FRANCISCO) : Pido la palabra en con-
tra.
ISR. ALVAREZ DE LA VEGA (AURELIO) : Sefior Presi-
dente y Sefiores delegados:...
Sn. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : En contra
o a favor.
SR. ALVAREZ DE LA VEGA (AURELIO) : No, si no se
me permit hablar no hablo.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el 'Sr. Aurelio Alvarez.









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 73


SR ALVAREz (AURELIO) : 'Onsecuente al ruego del
Delegado Prio Socarris, lider del Partido Revolu-
cionario Cubano y miembro de la Comisi6n, retire
]a enmienda.
.S. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): &Las dos o
la primera?
SR. PRfo SOCARRAS (CARLOS) : La que se refiere a
la definici6n del Poder Eje-utivo. Sobre la otra,
pido a la Asamblea que la acepte.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARBTN): ;'Se aprue-
ba?
(Sefiales afirmativas)
Aprobada.
Se va a poner a votaci6n el Articulo 7o.
SSe aprueba?
(Sefiales afirmativas)
Aprobado.
Se va a dar lecture al Articulo 8o.
(El Oficial de Actas lo lee).
SR. CHIBAS (EDUARDO): Pido la palabra.
SR. PRESENTED ('GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el senior Chibfs.
SR. 'CHIBAS (EDUARDO): Para hacer una aclara-
ci6n. Como ya ha sido acordado por esta Asam-
blea remitir a la part dogmatica lo referente a la
igualdad de los naturalizados que sirvieron a la Re-
publica con las armas con los natives, pido que se
suprima esto del articulo que en estos moments se
esta conociendo.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARLIN): Se va a 'dar
lectura a las Enmiendas.
(El Oficial de Actas lee.)
A LA CONVENCI6N CONSTITUYENTE
El Conventional que suscribe en el Dictamen de
la Comisi6n Especial, en el Aeuerdo Primero, en el
Inciso DBcimo present la siguiente:
ENMIENDA
2.-Haber cumplido veinte y cinco afos de edad.
Sal6n de Sesiones de la Convenei6n Constituyen-
te, a veinte de Febrero de mil noveeientos cuarenta.
(Fdo.) Dr. Jos4 R. Andreu Martinez.
(El Oficial de Actas lee.)
A LA CONVENCI6N CONSTITUYENTE
El Delegado que suscribe, en desacuerdo con la
form en que aparece redactado el niimero 1), del
Pfirrafo VII del Aeuerdo Primero de la 'Comisi6n
Especial, tiene el honor de proponer la siguaiente:
ENMIENDA
El nfimero 1), del PArrafo VII, del Acuerdo Pri-
mero, quedara redactado asi:
1). Ser cuban'o por nacimiento.
ISal6n de *Sesiones de la Asamblea 'Constituyente,


a 21 de Febrero de 1940.
('Fdo). Dr. Santiago C. Rey Pernas. Dr. Joaquin
Meso. Dr. Antonio Bravo Acosta.
(El Oficial de Adas lee).
A LA CONVENCI6N CONSTITUYENTE
La Delegada que suscribe, propone al Dictamen
de las Magistraturas, la siguiente
ENMIENDA:
Una adici6n de carkcter general a las condicio-
nes de elegibilidad de cada Magistratura, anlloga a
la estableeida en la Base S6ptima, inciso 4, que di-
ga: "No haber pertenecido al servicio active de las
Fuerzas Armadas de la Repfiblica, durante un afio
inmediato anterior a la feoha de su designaci6n co-
mo candidate a (aqui sefialar la Magistratura).
Sal6n de Sesiones de la Convenci6n .Constituyen-
te, a los veinte y un dias del mes de Febrero de
mil novecientos cuarenta.
(Fdo.) Dra. Alicia Herndndez de la Barca.
SR. ANDREU (Jost R.): Si el senior Portuondo pide
la palabra en contra de la Enmienda presentada
por el Delegado que habla, ruego que se me con-
ceda a favor.
ISR. Naj-EZ PORTUONDO (EMILIO): Pido la palabra
en contra de la Enmienda del senior Andreu.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior N-fiiez Portuondo.
Sa. NtRiEZ PORTUONDO (EMIIO) : En el seno de la
Comisi6n Especial fui el principal propugnador de
que se mantuviera en el precepto que se refiere a
los requisitos para ser Presidente de la Repfiblica,
la condici6n exceptional de naturalizado, cuando hu-
biese servido con las armas a 'Cuba en sus guerras
de independencia diez aaos per lo menos. Me sen-
tia obligado a mantener ese precepto porque fu4 mi
padre, en la Constituyente de 1901 el que propuso
y defendid esa media como un homenaje de res-
petuosa admiraci6n de todo el pueblo cubano al in-
signe libertador de nuestra Patria, General Maximo
G6mez; y yo pensaba, senior Presidente y sefiores
Delegados, que esto que originariamente fu6 un
homenaje al General en Jefe de nuestro Ej6reito
Libertador, al glorioso dominicano que llenara de
asombr6 al mundo con sus hazafias guerreras, po-
dia ser ahora un homenaje a los libertadores todos,
un homenaje al pueblo de 'Cuba, y sobre todo, po-
dia servir para que cuando alguien leyese nuestra
Constituei6n e ignorase nuestra historic, pudiese
asombrarse de que este pueblo pequefo, que esta isla
de tan escasas proporciones, hubiese podido per esce-
nario de un acontecimiento de tanta importancia
como el que significa haber luchado mis de diez
afios por la independencia. Como un homenaje a
aquellos libertadores gloriosos de nuestra patria
como una demostraci6n de que esta isla tan peque-
fia es ]a finica que puede presentar dentro de los pue-
blos americanos el aconteeimiento de haber luchado
durante diez afios por su independencia, solicit de
la Comisi6n Especial que se mantuviera ese precep-
to, que no esta de mfs, que no es meramente deco-









8 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


rativo, que no se puede decir que no tiene aplica-
eion, porque pudiera ser que todavia hubiera algfi
veteran de ]a independence, que luehara durante
mis de diez afios sirviendo con las armas a la Re-
piblica, y se encuentre vivo.
.SR. CHIBAS (EDUARDO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Chibas.
SR. 'CmHIBs (EDUARDO) : Es que el precepto esta-
taba perfectamente justificado antes de haberse
acordado por la Asamblea equiparar en todos sus
derechos a los extranjeros que sirvieron a la Re-
!i'il.1i7 en armas con los natives de Cuba, pero
despues de haberle tributado esta Convenci6n ese
homenaje a los extranjeros que sirvieron a la Re-
pfblica en arnas, no -antes no estaba de mas- tie-
ne raz6n de ser, si esti de mas, porque el home-
naje que ha tributado la Asamblea es superior al
coisignado en cste precepto, es un homenaje y por
consiguiente 'haee nulo y contra'dictorio el precepto
con el acuerdo que acabamos de adoptar hace media
hora.
Ya equiparados de esa manera los extranjeros que
sirvieron a la Repiblica en armas con los cubanos
nativos, no puede darse el caso de ninigin extran-
jero que sirviera a la Repfblica en armas por mis
de diez afios que no pudiera ser Presidente de la Re-
pfblica por h aber ya sido equiparado a los cubanos
de nacimiento.
SR. GARCIA AGiERO (SALVADOR): Pido la palabra,
para aclarar.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Tiene la, pa-
labra el Sr. Garcia Agiiero.
SR. GARCIA AGOERO (ISALVADOR): En lo que se re-
fiere al detalle de si es o no ocioso en el articulo,
esto que se esta tratando ahora, es decir, el Dicta-
men ha de pasar inmediatamente al Tribunal Supe-
rior Electoral para servir de niorma a las eleceio.
nes pr6ximas del 18 de Mayo en cuanto a las ma-
gistraturas, pero ]o que acaba de aprobarse hoy con
respect al derecho de los nacionalizados que han
servido a la patria con las armas, tengo entendido
que no se va a aprobar inmediatamente sinio en el
monmento en que se trate dentro de las laborers le
la Convenci6n, de manera que me figure que si esto
no se inclu'ye en el actual Dietamen, no regird pa-
ra las pr6ximas elecciones. Y entonrces no sera oeio-
so como dice el senior Chibis.
'SR. GEORGE (QUINTIN) : Pido la palabra.
iSR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior George.
SR. GEORGE (QUINTIN) : Seneillamente para ana-
dir algo a las palabras del senior Agiiero. No se va
a remitir el acuerdo que va a surtir efecto con pos-
terioridad, pero ese aeuerdo esta tomado ya:
.El acuerdo tomaido el 24 de Febrero, en se decla-
ra que son cubanos por nacimiento todos aquellos
que sirvieron con las armas a la Repfblica, que se
igualan a los nativos, se remitirA ahora o no, pero
efectivamente se ha tomado el acuerdo ya.


SR. NICEZ PORTUONDO (EMILIO) : Sefior Presiden-
te y sefiores Delegados: Creo que es completamento
distinto el problema que present a la cons deracion
de la Asamblea el Sr. Chibas y el que present yo
en estos moments.
Efectivamente, acabamos de realizar un homena-
je consistent en declarar cubanos por nacimiento
a todos los extranjeros que hayan luchado con jas
armas en la mano por la lin.".l,! :.li., de la Patria,
pero no se sefiala e) t1rmino, no dice los afios qu1
hayan tenido que luchar. Y precisa.mente lo que yo
sefialo a la consideraci6n de la Asamblea, como un
argument quizAs romintico, pero, a mi juicio, de ex-
traordinarna importancia, es que no todos los pue-
blos, es que no todos los estados, pueden presen-
tar a la consideraei6n de los extranjeros un precep-
to que contenga algo que signifique un aspect tan
trascendenta] de la vida de una naci6n, como es la
de que se haya luchado por su independencia du-
rante mas de diez alos.
,Cuando un extranjero, Sr. President y Sres.. De-
legados, que ignora completamente 'la historic de
nuestra patria, lee la Constituei6n de Cuba votada
ahora, y contempla el hecho asombroso de que exis-
ten extranjeros y cubanos que hayan tenido que
luohar durante mis de 10 afios por la independencia
de su Patria, tiene que llegar a este hecho indiseuti-
ble: qiue Cuba ha dedicado mas de una decena de afos
para obtener su libertad. Pero como es un precepto, a
mi juicio, de tanta trascendencia que se puso como
un homenaje al Generalisimo MAximo Gomez en 1901,
pero que debe continuar como un homenaje a todos
los libertadores, es por lo que solicito de la Asambles
que se apruebe el Dictamen y que se rechace la en-
mienda presentada.
SRA HERNANDEZ (ALICIA): Deseo agregar un ar-
gumento a su favor. Yo creo que no solamente pa-
ra los extranjeros que lean la, Constituci6n, si no
tambien para los nifios eubanos que en el dia de
mafiana van a leer esta Constituci6n, sera un buen
ejemplo, una ensefianza magnifica para esos nifios.
ISR. NUiREZ PORTUONDO (EMILIO): Yo lo ereo asi.
Muy agradecido.
,SR. CHIBAs (EDUARDO) : j E1 inciso ese esta torado
literalmente ,de la Constituei6n'?
,SR. NUNEZ PORTUONDO (EMILIO) : Absolutamente.
iSR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) :, Tiene la pa-
labra el Sr. Andreu..
SR. ANDREU JoRs R.) : Sr. President y Sres. D,-
legados: El Delegado que habla, en la oportunidad
de presentar en la Mesa de esta Convenci6n la en-
mienda o0bjeto de esta discusi6n, tenia buen co-
niocimiento de los antecedentes que en relaci6n con
su aprobaci6n en la Convenci6n de 1901, tuvieron
lugar, de las deliberaciones secrets a que odi6 nOo-
tivo tan interesante problema, y del elevado espiri-
tu patri6tico que inform las deliberaciones de aquf0-
lla Asamblea para, producer la redacci6n del inciso
de nuestra Constituei.6n de 1901, que queria, en la
condicion'al de los diez afios de guerra por nuestra
independencia, dindoles derecho a los extranjeros pa-
ra ser Presidente de la Repfiblica, realizar un home-
naje extraordinario a aquel r'1. ri.., libertador domi-









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 79


nicano que le di6 todo el sacrificio de su existencia
y todo el sacrificio de su esfuerzo a la causa de nues-
tra libertad; pero investigando en el Centro de Ve-
teranos de Cuba si todavia vivia alguno de nues-
tros guerreros extranjeros que se encontrara en las
condiciones determinadas por la Constituci6n para
ser Presidente de la Repfiblica, e informado de que
actualmente, para desgracia nuestra, no vivia nin-
guio de aquellos heroes, consider que tributaria-
mos, un homenaje a su recuerdo, y especialmente al
Generalisimo Maximo G6mez, suprimiendo de la
,Constituei6n un articulo o una condicional que fu,
escrita en su texto de 1901, precisamente para hon-
rar a MAximo G6mez.
Ese fu6 el pensamiento que determine la enmieu-
da que he presentado sobre la. Mesa.
De manera que si mi distinguido compafiero el
Sr. Nuifiez Portuondo, y la Asamblea estiman que el
mantenimiento de la redaci6n tal como se eneuen-
tra en el Dictamen, es la forma con que nosotros tri-
butamos al General MAximo G6mez un homenaje al
redactar la'Constituci6n de 1940, yo con muchisimo
gusto retire la enmienda, porque en mi coraz6n y en
mi pensamiento, no habia nada mAs que un s61o
sentimiento y una sola intenci6n, que era honrar al
Generalisimo MAximo G6mez, quitando de la Cons-
tituci6n, cuando ya para 61 no servia, era aprove-
chable una prescripci6n de ese texto.
SR. NBIEZ PORTUONDO (EMILIO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el Sr. Nfiiez Portuondo.
-SR. N~NEZ PORTUONDO (EMILIO): Para darle las
gracias al Sr. Andreu, si accediera al ruego que le
hago enicarecido de que retire la enmienda.
SR. ANDREU (JOSE R.): Antes habia advertido
que si la Asamblea consideraba un homenaje al Gene-
ralisimo MAximo G6mez el mantenimiento del pre-
cepto de la Constituci6n de 1901, con muchisimo gus-
to retiraba la enmienda.
SR. PRESIDENT GRAINI SAN MARTIN) : Queda reti-
rada la enmienda. Se va a poner a votaci6n el arti-
culo 80. *
Ahora observo que hay una enmienda que no se
ha diseutido. Se le va a dar lecture.
(El Oficial de Actas lee).
A LA CONVENCI6N CONSTITUYENTE
La delegada que suscribe, propone al Dictamen do
las Magistraturas, la siguiente
ENMIENDA :
Una adici6n de earicter general a las condicio-
nes de elegibilidad de cada Magistratura, analogga a
la estableeida en la Base Septima, inciso 4, que diga:
"No haber perteneeido al servicio de las Fuerzas
Armadas de la Repfiblica, durante un afio inmedia-
to anterior a la feeha de su designaci6n como can-
didato a...
rSal6n de Sisiones de la Convenci6n Constituyen-
te, a los veinte y un dias del mes de Febrero de
mil novecientos cuarenta.


(Fdo.) Dra. Alicia Herndndez de la Barca.
SR. DON (ARTURO) : Para una cuesti6ni previa pido
la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el Sr. Arturo Don.
SR. DON (ARTURO) : No se aprobaron las condi-
ciones de los Senadores? LC6mo es possible que aho-
ra presentemos otra moei6n para agregar algo mis
a lo que ya esta aprobado? I No se refiere a todos los
cargos? Para el cargo de Senador ya se sefalaron las
condiciones y no es possible que se proceda a esta in-
novaci6n.
SRA. HERNANDEZ (ALICIA) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra la Dra. Alicia HernAndez.
SRA. HERNANDEZ (ALICIA) : Para coitestarle al Sr.
Delegado que en tal caso seria una omisi6n en las
Magistraturas que hasta ahora se han aprobado. Al
no tener ese inciso seria una omisi6n sencillamente.
SR. DON (ARTuRO) : Entonces planteo una revision
de acuerdos, que no se puede tratar en esta sesi6n.
SRA. HERNANDEZ (ALICIA) : Y al caso yo planteo
una adici6n por omisi6n.
SR. CAPABLANCA (RAMIRO) : Pido la palabra.
'SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el Sr. Ramiro Capablanca.
SR. CAPABLANCA (RAMIRO): Este articulo estA
aprobado ya. Se trata de que la Dra. HernAndez
present esto con carActer general: ella refiere su
enmienda a todas las Magistraturas. En todo caso,
seria una omisi6n de la Mesa, porque no se di6 cuen-
ta en la oportunidad correspondiente; pero, ademas,
no quiere decir que no se pueda tratar en este mo-
mento porque no se leyera en el moment oportu-
no, today vez que esta concedida la enmienda- con
carActer general desde el momento...
SR. DON (ARTURO): Tambi6n es una omisi6n de
ellos no reclamar en el moment oportuno la dis-
cusi6n de esta enmienda.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Sr. President:
Pido la palabra.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra. el Sr. Martinez Fraga.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : El Delegado que
habla va a plantear la propia euesti6n' de orden que
ha sido planteada en relaci6n con las condiciones
de elegibilidad: estima que este particular ya ha
sido aprobado, ya ha sido objeto de enmienda el Voto
Particular, y ha sido tambi6n votado por apartados;
de modo que las condiciones de elegibilidad de los
Senadores ya es un acuerdo de esta Convenci6n; lo
es tambien la de los Representantes y la del Pie-
sidente de la Repfblica, acabamos de discutirlas. A
esto finieamente podria presentarse esta enmienda.
Desde luego, es muy lamentable que no se haya
presentado la enmienda; pero ni el Reglamento ni
nada autoriza el concept de omisi6n, porque de ha-
cerse asi inunca habria una ley o un precepto total-
mente aprobado.









80 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE
S-- ,


Por tanto, dentro de esos preceptos, enearezco a
la Presidencia que haga que la retire.
,SR. ICHASO ('FRANCISCO) : Pido la palabra, Sr. Pre-
sidente, en relacidn con la cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el Sr. Ichaso.
SR. ICHASO (FRANCISCO) : Sr. President y Sres.
Delegados: Para hacer una informaci6n pertinent
a la Asamblea.
Esta mariana, en el seno de la 'Comisi6n Especial,
se conoci6 de esa enmienda de la Dra. Alicia Her-
nandez y se convino en que la Comisi6n no podia
considerarla; pero si traerse al pleno de la Asam-
blea para ser conocida y resuelta.
Yo por consiguiente, creo que la Dra. Hernindez
tieine derecho a que su moci6n sea aqui discutida y
aceptada o rechazada, y apelo al espiritu liberal en
que se ha inspirado siempre la Asamblea, para que se
le d6 esa oportunidad.
SR. GEORGE (QUINTfN) : Pido la palabra, Sr. Pre-
sidente, sobre la cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el Sr. George.
Sn. GEORGE (QUINTfN) : Si no merecieran, como lo
merecen, en este moment, y no es una expresi6n
vana; si no inspirarani, nuestros profundos respetos
las condiciones de honorabilidad de la Mesa, no di-
ria una sola palabra alrededor de este problema;
pero, queriendo salirles al encuento a posibles du-
das para el future, alrededor de problems de esta
naturaleza, significo a la Asamblea que despu6s de
tomarse aeuerdo sobre un determin'ado precepto, des-
pu6s de agotado todo lo que habia sobre la Mesa, al
menos en conocimiento de la Mesa, no es possible
traer nuevas modificaciones a una cuesti6n ya vo-
tada.
Es lamentable que parezca una falta de cortesia
a un Delegado, pero estoy saliendo al encuentro a
la posibilidad de que traiga esto mayors trastor-
nos para el future si lo hacemos de otro modo.
SB. ZAYDfN (RAM6N) : Pido la palabra.
SR. Pafo SOCARRAS (CARLOS) : Pido la palabra, con
]a venia del Sr. Zaydin.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Con mucho gusto.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el Sr. Carlos Prio.
SR. PRio SOCARRAS ('CARLOS): La Comisi6n Espe-
cial conoei6 de esta Moci6n; no la trat6 en la opor-
tunidad en que quizas se debi6 presentar... com-
prendo que es reglanmentario lo que se plantea; pero
ha habido quizAs un olvido por parte de la Cc-
misin ed no colocarla en el lugar donde debia ha-
berse discutido.
'Como, por otra parte, hubo el espiritu general de
que caso de que fuera aceptada por la libre volun-
tad de la Asamblea, tendriamos que hacer en las
Disposiciones Transitorias la misma salvedad que se
hace para el Presidente de la Repfiblica, para ser
consecuentes con nuestra conduct, yo voy a supli-
car a la Srta. Alicia HernAndez, nuestra compafie-


ra, que retire la Moci6n en' esta oportunidad, para
que se discuta en la del sufragio, cuando corres-
ponda a las condiciones de elegibilidad o 0de 6ste,
porque en ese easo y dentro del texto sufriria loe
efectos de consagrar los principios aunque no surtan
efectos en estas elecciones.
Traslade pues, la Presidencia, mi ruego a la Srta.
HernAn'dez.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN) : Tiene la pa-
labra ]a Srta. Hernandez.
SRA. HERNANDEZ (ALICIA) : Antes quiero aclarar
que me encuentro en el perfecto derecho de hablar
sobre esta enmienda que he presentado, porque 1a
hago precisamente a un inciso que solamente apa-
reee aqui en las condiciones de elegibilidad del Pre-
sidente de la Repfblica, y no aparece antes; por tan-
to, no puedo presentar enmiendas a lo que no existe
y desde este moment, que me encuentro dentro del
Reglamento, podia pasar a hablar de lo *que me mo.
vi6, no precisamente a hacer una enmienda, sino a
lamar la atencin de una omisi6n, porque me pa-
rece una injusticia, una falta de l6gica, al no in-
eluir en las condiciones de elegibilidad para los
otros cargos eso que se sefiala para el Presidente de
la Repfiblica... No hacerlo asi para las otras Ma-

gistraturas, euando es muy conocida la fuerza que
ejercen en el interior, en los pequefos municipios,
los hombres que estAn' en el E ircito y a los pocos
dias quieren aspirar a los puestos pfiblicos.
Eso es lo que queria decir: que me parecia una
injusticia que se consignara solamente para el Presi-
dente de la Repfiblica.
Pidi6ndomelo el compaiiero Sr. Prio Soearras v
considerando que tendr6 otra oportunidad para tra-
tar de esto y defenderla como es debido, retire la
enmienda presentada.
(Aplausos).
SR. PRESIDENT ('GRAUI SAN MARTfN) : Retirada la
enmienda.
Se va a poner a votaci6n el articulo 8o. Los Sres.
Delegados que est4n conforms se serviran ponerse
de* pie.
(La mayoria de los seores Delegados se pone de
pie).
Aprobado.
SSR. NrJtEZ PORTUOhDO (EILIO) : Pido la palabra,
Sr. Presidente...
Para informer a ]a Convenci6n de que el articulo
9o., que sigue, fu4 aprobado en la sesi6n del dia
anterior, es decir, el que se refiere al Vice-Presi-
dente de la Repiblica, entonces el pr6ximo se des-
compone en dos: el 10o. y el 11o.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se le va :
dar lectura al articulo noveno.
(El Oficial de Actas lo lee).
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN): Se le va a
dar lecture al Voto Particular.
(El Oficial de Actas lee),










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 81


A LA CONVENCI6N CONSTITUYENTE
Voto particular que presentan los Delegados que
suscriben, en representaei6n de sus respectivos Par-
tidos, en el seno de la Comisi6n Especial designada
para redaetar la parte de la Constituei6n relacio-
nada con las Magistraturas.
VOTO PARTICULAR.
El apartado IX -del Dictamen de la Comisi6n Es-
pecial quedarh redactado en esta forma:


SR. ALVAREZ (AURELIO) : Ruego al Sr. Boada re-
tire su ruego.
SR. NjP-EZ PORTUONDO (EmIIo) : Para pedir a la
Asamblea que se amplien los turnos del debate, por-
que el Dr. Estevez, delegado del ABC, me habia expli
cado desde hace much tiempo que queria eonsu-
mir un turno, y como ya han pedido la palabra los
Sres. Dihigo y .Capablanca, como la pidieron tan
rApidamente, aparezco hasta cierto punto responsa-
ble de no haber hecho a tiempo esa petici6n.


La Provincia comprenderA los Terminos Munici- ISR. GARCIA AGijERO (SALVADOR): Si se amplia el
pales enclavados dentro de sus limits territoriales. debate, deseo consumer un turno en contra.


En cada Provincia habrd un Gobernador y un
Consejo Provincial elegidos por sufragio de primer
grado y secret, por un period de cuatro afios y
en la forma que prescribe ]a Ley.
El nfimero de 'Consejeros, en cada Provincia, no
seri menor de siete ni mayor de once.
(Las condiciones de elegibilidad serAn las mis-
mas del Dietamen).
Sal6n de Sesiones de !a Comisi6n Especial de la
Convenci6n 'Constituyente a 23 de Febrero de 1940.
(Fdo.) Dr. Antonio Bravo Acosta. Dr. Pelayo
Cuervo Navarro. Dr. Emilio Niiez Portuondo. Dr.
Antonio Martinez Fraga. Dr. Jose Maceo Gonzalez.
Dr. Fernando del Busto.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTfN): 'Se pone a
discusi6n el voto particular.
,SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): No tengo inconve-
niente en que el Sr. Rey utilice el turno mio a
favor.
SR. ICHASO (FRANCISCO) : Ruego al Secretario me
informed que articulo se ha aprobado.
SR. NOIREZ PORTUONDO (EMILIO) : Se ha aprobado
el articulo 80.
Sn. DIHIGO (MARIO E.) : Pido la palabra.
SR. CAPAbLANCA (RAM;RO) : Pido ]a palabra.
ISR. BRAVO ACOSTA (ANTONiO): No era a favor del
Sr. Rey que yo cedia la palabra sino a favor del
Sr. Alvarez para que entonees mantenga su criteria.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el Sr. Dihigo.
SR. DIHIGO (MARIO E.): En treinta y cinco afios
de recuerdos sobre comentarios acerca de los Couse
jos Provinciales, 6sta es la primera vez que encuen-
tro una persona que los 'defienda que no sea Con-
sejero provincial o un aspirante a Consejero.
SR. BOADA (ALBERTO): Pido la palabra para una
euesti6n incidental.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el Sr. Boada.
ISR. BOADA (ALBERTO): Yo pediria a la Asamblea,
en virtud de que hace once horas que estamos en de-
bate y, al menos yo, me siento mentalmente cansa-
do, que declarara, como estamos en sesi6n permna-
nente, un receso hasta las cinco de la tarde.


SR. N-fEZ PORTUONDO (EMILo): Se amplia el de-
bate con los turnos de los Sres. Est6vez y Garcia
Agiiero.
'SR. FERRARA (ORESTES): Yo sugiero que ningfin
discurso pase de 10 minutes.
'SR. DIHIGo (MARIO E.): A mi me sobra con la
mitad del plazo, cinco minutes.
Durante todo este tiempo, he oldo la opinion de
que los Consejos Provinciales han sido institucio-
nes initiles y parasitarias; infitiles, porque no han
podido llevar a cabo nunca ninguna obra econ6mica;
y parasitarias porque han invertido en gastos de per-
sonal, la parte proportional que reciben de los mu-
nicipios que esthn enclavados en sus respectivas Pro-
vincias.
Yo creo que los 'Consejos Provinciales fueron erea-
dos por los constituyentes de 1901; pero que muy
r6pidamente se pudo observer que no responding
a ninguna realidad ni a ninguna necesidad. Quiero
hacerles justicia a los Consejeros Provinciales. En un
largo preambulo que se ha hecho por los firmantes
de esta enmienda, se dice que la instituei6n no es
mala, que los hombres que han ocupado los cargos,
han mirado mas a sus intereses personales y de Par-
tido que a los intereses provinciales. Y yo me pro-
gunto: por qu6 echar esta resplonsalbilidad, esta
culpa sobre los pobres consejeros provinciales, que
han sido heehos del mismo barro que los demks re-
presentantes .del pueblo? Por qu6 pensar que los
que son product de un mismo medio iban a ser peo-
res? En esta misma Asamblea no se ha pensado en
la supresi6n de otras instituciones y los conseje-
ros, a mi juicio, han tenido los mismos defectos y
lacras que han podido tener los funeionarios de otras
esferas, bien sea municipal o national.
Creo, que los Gobiernos Provinciales deben ser
suprimidos, por lo que se consigna en ese mismo vo-
to particular, de que no han podido realizar nin-
guna empresa ftil, porque no han tenido fondos. No
creo que el Estado proveera de fondos a los Conse-
jos Provinciales, precisamente en el moment en que
se piensa, de acuerdo con una idea que. aqui ha flo-
recido, de suprimir ]a contribuci'6n al Estado, proce-
dente de los fondos municipals. Sin recursos sufi-
cientes, los acuerdos de los Consejos serAn poco mIs
o menos, como los que han venido tomando hasta
ahora:
Votar un estatuto para la reparaci6n del banco
nfimero uno del pueblo de Caimito del Guayabal o
rellenar los cuatro primeros beaches de la calle tal









32 DIARIO DE SESIOQES DE LA CONVEtCION CONSTITUYENTS


de tal pueblo, es decir, acuerdos intrascendentes y
sin ninguna importancia.
Pero ademAs de esto, y como es undnime el sentir
del pueblo cubano de que son instituciones infitiles,
creo que esta Convenci6n Constituyente, daria un
espectuculo que seria muy mal visto por el pueblo,
al conservar esas instituciones que estdn tachadas,
a mi juicio, muy perfectamerte, de infitiles y pa-
rasitarias.
,SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el Sr. Rafael Alvarez.
SR. ALVAREZ (RAFAEL) : En primer lugar para ex-
plicar el voto particular, si no lo hiciera con ese ca-
rActer, lo haria como defensor de los Consejos Pro-
vinciales.
iSe pretend y se dice que los Consejos Provincia-
les son la quinta rueda del carro y se.pretende ba-
rrerlos por que son perfectamente infitiles, sustitu-
ynridolos por un Consejo de Alcaldes, que tendrid
una virtud, la de ser a la vez juez y parte en las
cuestiones provinciales. Si se va a dar un character
de autonomia mis amplio a las alcaldias, 16gico y na-
tural es que un organism ajeno a esas alcaldias,
ejerza una supervision sobre esos municipios. Peru
hay mas, se pretend sustituir una burocracia de
54 individuos con una burocracia de 12 individuos,
que serian los representantes de los alcaldes, ante
esos Consejos Provinciales, y nos encontrariamos que
ese organismo, o tendria que estar funcionando con-
tinuamente, o los delegados de los alcaldes tendrian
que vivir en las capitals de provincias, porque no
seria possible reunir quorum suficiente, cuando hay
provincias que cuentan con 32 alcaldes, y asi en
Oriente tendriamos 22, en la Habana 25 y en las
Villas 32.
En efecto, que remedio, que iniciativa se puede
conseguir, si con nueve hombres no es suficiente pa-
ra que el cargo lleve una mareha mIs rapida, c6mo
podremos hacerlo con un promedio de mas de veinte ?
Hay otra cosa, como raz6n fundamental a mi jui-
cio, para que existan los Gobiernos Provinciales o
los 'Consejos Provinciales, que es el carActer de in-
dependencia hasta cierto grado. Si en las Provin-
cias les quitamos a los Gobernadores sus facultades;
a los Consejos Provinciales sus iniciativas con que
caracter quedarAn? Sefiores: estamos queriendo dar-
les autonomia a los Municipios y no pensamos en la
ceritralizaci6n que se realize, cuando se les quitan fa-
cultades a los Gobernadores y se les quitan facul-
tades a los Consejos Provinciales. QuB fin se persi-
gue? Sustituir a cincuenta y cuatro individuos?
Pero hacerlo con 120 individuos, en definitive, serA
mAs costoso para el Estado. Habria que abonarles
dietas, habria que abonarles gastos para viaje cuan-
tas veces vayan a reunirse esos sefiores. Y en otros
thrminos, edmo es possible que el manejo econ6mico
de una Provincia se ponga en manos de hombres
que voluntariamente pueden producer una labor que
tiene cierta utilidad, que tiene cierta, capacidad, pe-
ro que no es possible que esos hombres est6n constan-
temente viajando. Son hombres que si se instalan
en la cabeza de la Provincia, no cumplen sus fun-
cion'es, porque no mantienen contact con los Muni-
cipios. Hay otra raz6n de indole political, porqu.


los Consejos Provinciales son hasta una escuela po-
litica, porque ]os Consejos Provinciales son los prn
meros peldafios que los hombres que van a venir a
la CAmara en general reportan. Es alli donde se po
nen en contact con el mecanismo que es necesario
conocer para venir a la CAmara de Representantes.
Y hay otra raz6n todavia mas important: La po-
litica, seniores, yo sostengo que es una valvula de
escape para muchas cosas. Y si nosotros, en este
prop6sito de rebajamiento de los dispendios del te-
soro, quitamos, suprimimos los Consejos Provincia-
les, les quitamos las oportunidades a los hombres
que puueden convenzar a, lucirse y, en deifinitiva,
ser fitiles a su pais en la CAmara y en el Sena-
do. Y hay otro argument tambien de indole
political: dije antes que era una valvula de es-
cape: y si nosotros, como es possible, establecemos la
Carrera Administrativa, substrayendo de la political
los cargos del Estado, la Provincia y el Municipio,
;,que valvula. de escape queda entonces para la po-
litica
Sefiores: quizAs hay mis argument, pero yo no
quiero consarlos mas tiempo. No se ha aprobado la
inutilidad de los Consejos Provinciales, lo que se ha
hecho es que no se ha incitado, no se ha concitado a
los Consejos Provinciales para que rindan la labor
que deben rendir; pero yo garantizo que con expe-
rimentos de esta naturaleza vamos a un fracaso ro-
tundo, y yo quiero salvar mi voto, pues con experi-
mentos de esta naturaleza no se puede volver atras.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el Sr. Capablanca.
!SR. CAPABLANCA (RAMIRO) : Sr. President y Sres.
Delegados: Ya finalizando su sesi6n permanent,
iniciada en el dia de ayer o antes de ayer, esta Asam-
blea ha torado dos acuerdos que yo no quiero de-
jar que pasen inadvertidos, antes de entrar en el fon-
do de esta cuesti6n. Uno de ellos, referente a la
aplicaci6n estricta del Reglamento, al discutirse la
enmienda de la Sra. Alicia Hernandez, cuando en
otras oportunidades la Asamblea se mostr6 tan li-
beral en otras discusiones, no obstante, ademAs el
perfect derecho que tenia, 'presentandola como una
enmienda adicional, a que se discutiera y se vota-
ra, figurando en ese caso como Articulo aparte; el
otro acuerdo, es el de la limitaeidn del tiempo en
este debate. Yo celebro ambos acuerdos, porque say
disciplinado y, como habran advertido los sefiores
Delegados, no me prodigo en el uso de la palabra.
Generalmeite, hablo poco, y pens6 en otras oca-
siones, que seria muy saludable para la labor que
aqui estamos realizando que se limitara el tiempo
de cada Delegado al hacer uso de la palabra en
el turno correspondiente. Lo hemos limitado esta
noehe a diez mmutos. Yo celebro el acuerdo, y no
hablo de estas cosas porque la limitaci6n se haya to-
mado en e] moment en que yo voy a hacer uso de
]a palabra., al entrar en el debate sobre los Conse-
jos Provinciales. Tomo nota simplemente del caso,
para que si en alguna otra oportunidad pido, en el
curso precisamente de nuestras labores, esa limitaci61
a los turnos, no se tome por los compaieros como
una descortesia de mi part.
Entrando ahora en el fondo de la cuesti6n .den-
tro -del tiempo sefialado, he de decir, respetando en
cierto modo lo que decia el compailero Dihigo al co-










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 83


mienzo de su turno, que hace muchos afios, desde
que yo era estudiante de Derecho, desde que asistia
a las Aulas de Derecho Administrativo, de Derecho
Municipal y de Dereeho Politico con el doctor Fe-
rrara, venia aprendiendo la inutilidad de la exi-.
tencia de estos Consejos Provinciales.
Y como decia el compafiero que acaba de hacer
uso de la palabra, trayendo aqui una frase popular,
que, como frase popular de hace tantos afios, es la
prueba mis evidence de lo innecesario de estos Orga
nismos, "los Consejos Provinciales constituyen la
quinta rueda del carro", pero ni siquiera la rueda
de repuesto, como alguien ha dicho cerca de mi, por-
que la de repuesto sirve para algo...
Es muy dificil defender con arguments s61idos
a los Consejos Provinciales. Habria tanto que de-
cir, tanto que hablar en contra de la existencia de
los Consejos Provinciales, como se ha hablado en
toda la sesi6n de hoy. Pero yo limitar6 mi impug-
naci6n exclusivamente a los arguments que figu-
ran en el Voto Particular para defender la existen-
cia de esta Instituci6n. El compafiero que acaba fde
hacer uso de ia pa.labra tambi6n referia alguros de
esos arguments, cuando decia que ibamos a au-
mentar los gastos de esos Organismos, que ibamos a
aumentar la burocracia, porque en los Consejos de
Alcaldes estarian los Delegados designados por 6s-
tos. Yo no s6 de d6nde el compafiero ha traido este
argument, porque lo que se pretend es que esos
Consejos Provinciales se sustituyan por los Con-.
sejos de Alcaldes; por consiguiente, no habrA Dele-
gados de los Alcaldes, sino que ser6n los propios
Alcaldes los que integren los Consejos Provineia-
les... para convertirlos en Asambleas de Alcaldes.
SR. ALVAREZ (RAFAEL) : Yo entiendo que son los
alcaldes, pero ahi se d:ce tambi4n que sera una per.
sona en .quien el Alcalde delegari.
SR. CAPABLANCA (RAMIRO): Esa es una de las Pro-
posiciones que existen.
SR. ALVAREZ (RAFAEL) : Yo me referia a 6sa.
SR. CAPABLANCA (RAMIRO) : Parece que esta en los
Programas de variow Partidos que esos Consejos Pro-
vinciales scan sustituidos por las Asambleas de A!
caldes. Por consiguiente, no hay ningfin gasto nue-
vo, si los Alcaldes ya tienen su retribuci6n corrc&
pondiente al cargo que desempefian. Y en cuanto
al otro particular de los gastos por motivo de !ras
ladarse a las capitals de Provincias, bastaria sim-
plemente sefialarles la cantidad necesaria y limitar
las reuniones de ese Conse;o, para que no se cayera
en el caso a que se refieren los compafieros que de-
fienden esta instituci6n.
AdemAs, se dice en el voto particular algo que
es extraordinario y que no tiene otra explicacini
que compafieros que redactaron este voto no pen-
saron detenidamente lo que escribian cuando dije-
ron que se iba a faltar en esta forma al principio
de la representaci6n democrAtica, si los Consejos
Provinciales no eran elegidos directamente por el
pueblo, es decir, que si los Consejos Provincialevs
iban a ser sustituidos por las Asambleas de los Al-
caldes, esas Asambleas de los Alcaldes no represen-
taban al pueblo de la Provincia.


Esto es extraordinario, sefinres Delegados. i Qu6 los
Alcaldes no son los representantes legitimos del pue-
blo!
SR.: BRAVO ACOSTA (ANTONIO): 6Me permit una
pregunta el senior Capablanca, con ]a venia de la
Presidencia ?
SR. CAPABLANCA (RAMIRO): Con much gusto.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Bravo Acosta.
,SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Desearia que me
contest el distinguido compafiero si existia o no
en el proyecto original antes de emitirse 6ste o en
alguna Moci6n presentada con anterioridad al Dicta-
men, la disposici6n de que estaremos representados
por los Alcaldes o sus representantes.
SR. CAPABLANCA (RAMIRO): Yo no conozco ese pro-
yecto. Me estoy refiriendo a la tesis que sostiene
la supresi6n de los Consejos Provinciales para susti-
tuirlos por las Asambleas de Alcaldes, porque si
triunfa la tesis contraria a la existencia de los ac-
tuales Consejos Provinciales, triunfarA la tesis de
que esas Asambleas est6n integradas por los Alcal-
des de la Provincia.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Me refiero al ex-
tremo que S. S. decia con respect a que se ha-
bia tomado como base una informaci6n err6nea. Los
que redactaron ese voto tenian a la vista una copia
repartida con anterioridad de esta sesi6n, en la cual
se hacia constar que fueran los Alcaldes o los Dele-
gados de los Alcaldes.
SR. CAPABLANCA (RAMIRO): Ya voy a terminar...
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Me permit el
senior Capablanca una preganta, con la venia de
la Presidencia?
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Martinez Fraga.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Queria pregun-
tarle al senior Capablanea, professor ilustre de la Uni-
versidad y conocedor de esta material, si las fun-
ciones que van a desenvolver los Alcaldes a trav6s
del Consejo de Alcaldes, presididos por el Goberna-
dor, van a ser las mismas funciones que actualmen-
te la Ley OrgAnica les concede a los Consejeros Pro-
vinciales. Quisiera agradecerle previamente me con-
teste si son las mismas.
SR. CAPABLANCA (RAMIRO) : Con muchisimo gusto
voy a responder al compafiero. Estamos tratando
simplemente de las Magistraturas en la parte orgAi-
nica de ]a Constituci6n. Despues sera cosa de en-
trar en las funciones; pero yo le puedo responder
al compafiero con much gusto que a mi modo de
ver, y asi lo hube de sostener en la oportunidad en
que se debati6 este problema el afio 1934 en el Co-
mit6 Gestor del Partido Revolucioinario Cubano, que
esthn de mas tanto los Consejos Provinciales como
las Asambleas de Alcaldes y el Gobernador de la
Provincia; pero como una transa.cci6n, admitimos
que los Consejos Provinciales fueran sustituidos por
las Asambleas de Alcaldes presididos por el Gober-
nador, porque no tiene ninguna funci6n la institu-
ci6n del Consejo Provincial. Precisamente la-Ley









84 DIARIO DE SESIONES DE LA C6NVEMOION OONSTITUYENTE


Municipal establece preceptos por virtud de los cua.
les las funciones que realizan esos organismos las pue-
den realizar los mismos Municipios entendi6ndose
unos con otros para hacer las obras o hacer todo
aquello que les beneficie de modo que cuando se
sustituyen los Consejos Provinciales en la organiza-
ei6n actual por las Asambleas de los Alcaldes, en-
tonces se esta tambien m6s dentro de lo que debe
ser esa instituci6n. La realidad es, sefiores Dele-
gados, que la instituci6n de los Consejos Provin-
ciales, no tiene funci6n ningnna que realizar. Pre-
cisamente, hace muy pocos dias, hablando el doc-
tor Ferrara con algunos compafieros nuestros sobre
este particular dijo esta frase que es el argument
to mks s61ido que se puede esgrimir contra la exis-
tencia de los 'Consejos Provin'eiales. Decia-el doc-
tor Ferrara: "Cuando me digan qu6 funci6n tiene
ese 6rgano, yo voto el 6rgano". 'Con eso yo podria
terminar mi turno en contra de los Consejos Pro-
vinciales y de su organizaci6n actual.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : Desde luego, el
Doctor Capablanca sitfia el problema de acuerdo con
la cuesti6n planteada en que se va a limitar en la
Con'stituci6n, a sustituir a los Consejos Provincia-
les por las Asambleas de Alcaldes, y decia el doc-
tor Capablanca, nuestro ilustre professor de Derecho
Municipal de la Universidad, que tanto carecen de
funciones, a su juicio, los actuales Consejos Pr,-
vinciales, como habrian de career las Asambleas de
Alcaldes.
SR. CAPABLANCA (RAMIRO): Agregu6 lo siguiente
que ha omitido el compafiero: Que los Municipios
pueden asociarse para los fines que son de interest
comfii a esos Municipios. Por consiguiente, si no
existieran los Consejos Provinciales ni el Goberna-
dor en ninguna forma, las mismas funciones pudie-
ran realizarse por los Municipios; pero de todos
modos, es much mIs 16gico que esas funciones que
pueden realizar los Alcaldes sin necesidad de los
Consejos Provinciales, las realicen juntos en una
Asamblea de Alcaldes. De todas maneras esto es mis
16gico y esta mas cerca de ]a realidad y de la posi-
bilidad de la existencia de esa instituci6n, que no
injertando una instituci6n absolutamente innecesa-
ria, porque no tiene funciones de ninguna clase que
desenvolver, y no tiene funciones de ninguna clase,
porque esas funciones pueden desempefiarse con o
sin Asambleas de Alcaldes, por la uni6n de various
Municipios.
De ahi que como una transacci6n, nosotros admi-
timos que se integre ]a Asamblea de Alcaldes, para
que entonces esa Asamblea de Alcaldes, represen-
tando los intereses de los distintos Municipios de la
Provincia pueda tener alguna funrci6n que reali-
zar.
SR. MARTfNEZ FRAGA (ANTONIO): Llegamos a la
conclusion de salvar esa nueva funci6n que prev6
y supone el senior Capablanea en la Asamblea de
Alcaldes.
SR. GARCfA AGtJERO (SALVADOR): Pido la palabra
para una cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENT GRANTT SAN MARTfN): Para una
cuesti6n de orden tiene la palabra el senior Garcia
Agiero.


SR. GARCfA AGfERO (SALVADOR) Dos problems,
senior Presidente: El primero, qu6 segun 'hemos
dieho aqui en una ocasi6n anterior estaban prohi-
bidos los dialogos, y se solicit de la Presidencia que
evitara esos dialogos. En segundo lugar, (sin que
esto sea una interrupei6n que mortifique al compa-
fiero Capablanca, con cuyo criterio estoy perfecta-
mente do acuerdo) la circunstancia de que estamos
mAs alli del t6rmino fijado para las intervencio-
nes...
SR. CAPABLANCA (RAM.iRO) : No ha sido por mi cul-
pa, podria, inclusive, reclamar que se me desconta-
ra el tiempo que m.c han quitado con tantas inte-
rrupciones.
SR. GARCIA AGUERO' (SALVADOR) : Es que, precisa-
mente, al hacer mis manifestacion'es, lo hago con el
dnimo de que el senior Capablanca pueda continuar
en su discurso, sin que sea molestado con tantas in-
terrupciones.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Sr, President:
Pido la palabra, para una interrupci6n al senior Ca-
pablanca, con la venia del mismo.
SR. CAPABLANCA ('RAMIRO): Con mueho gusto.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTfN): Tiene la pa-
labra el senior Martinez Fraga.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Lamento muchi-
simo que el criterio del compafiero sea distinto. Aqui
ha habido una aceptaci6n de principio gen6rico, en
que ningfn Sr. Delegado ha tenido la protest de
nadie. Lo tinico que no se puede hacer en una Asam-
blea, y de este tipo much menos, es limitar el use
de ]a palabra. El dia que en esta Asamblea se li-
mite el uso de la palabra, este Delegado abando-
nard el Hemieiclo y continuard sus funciones luera
de la misma.
'SR. PRESIDENT (GRAU 'SAN MARTfN): 'Continta
en el uso de la palabra el senior Capablanca.
SR. CAPABLANCA (RAMIRO) : Decia hace unos mo-
mentos que las funciones que tienen atribuidas los
Conlsejos actuales, podia haberlas realizado el pro-
pio Municipio, cumpliendo un principio quo esta.
vigente en la Ley Orginica de los Municipios.
No era necesaria la existencia de ese organism
que no tiene funciones de ningunia clase, como un
organismo iniitil; pero que si se le sustituye por el
Consejo de Alcaldes, entonees, tal vez, al rear ese
Consejo de Alcaldes o esa Asamblea de Alcaldes, des-
emp-efiaria espontdneamente la funci6n que no han
desempefiado voluntariamente los Municipios. Sabe
el eompafiero que esa asociaci6n de Municipios
que establece nuestra legislaci6n esta establecida
tambi6n en otras legislaciones y sabe el compafiero
que mediante asociacionies de Municipios en muchos
paises se realizan estas funciones que son propias
de los mismos para tender asuntos que les intere-
san a ellos exclusivamente. Hay casos en que el Mu-
nicipio se desenvuelve dentro de su autonomia, para
tender las cosas peculiares de su sociedad local; pe-
ro hay otros que atafien a various municipios, ade-
mns de aqu61, y es entonces que se produce la reu-
ni6n de Municipios para satisfacer esas necesidades
comunes.









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 85


Vea el compafiero e6mo no es exactamente la mis-
ma cosa.
Si estos Municipios, en rigor, ejercitaran sus fun-
clones, estarian de mIs estas Asambleas de Alcal-
des y de Gobernadores; pero como no lo han heeho
de ese modo espontaneo, tal vez pudieran estos Mu-
nicipios hacer por medio de esta Ley lo que en otras
parties hacen espontaneamente, sin preceptos de nin-
guna legislaci6n.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra en pro el senior Nfifiez Portuondo.
SR. NT1EZ PORTUONDO (EMILIO) : Sr President y
Sres. Delegados: Cumpliendo un acuerdo del Co-
mit6 Ejecutivo Nacional del Partido Liberal, vengo
a mantener el Voto Particular en favor de los Con-
sejos Provinciales, porque entiendo, que no existe
ningun motivo para suprimir esa instituei6n que es
traditional y clAsica en nuestra Repiblica, y que
ha dado bastante resultado en algunas de nuestras
Provincias.
Se dice, tranquilamente, se hace la afirmaci6n, que
los Consejos Provinciales nunca han producido nin-
gdn beneficio a ]a colectividad, y yo puedo decirles a
los Sres. Convencionales que anualmente se publican
las Memorias de los Consejos Provinciales, especial-
mente de la Habana, y de la provincia de Santa Cla-
ra, y podemos apreciar una gran cantidad de obras
piblicas realizadas en beneficios de los t6rminos mu-
nicipales, al mismo tiempo que realizan una labor
cultural de alguna importancia, como pudi6ramos
sefialar en el Gobierno Provincial de Santa Clara,
que tiene una Biblioteca, la "Jos6 Marti", que des-
pues de la Biblioteca Nacional, es la que present
estadisticas de mayor n6mero de lectores, y es la que
pose una cantidad mayor de libros de las Biblio-
tecas del interior de la Repliblica.
Los Consejos Provinciales son instituciones esen-
cialmente political, que sirven, al mismo tiempo que
para realizar esas obras, en beneficio de la colecti-
vidad, para unificar, pudi6ramos decir, en algunos
casos, el criterio politico de la Provincia; para rea-
lizar servicios de capital importancia y aunque mu-
chas veces, efectivamente, han sido criticados, no ha
sido porque la instituci6n sea mala, sino porque los
funcionarios que han desempefiado los cargos no lo
han hecho a satisfacci6n de la colectividad.
Con ese criterio de que los funcionarios no han
sido buenos en algunos casos, estarian de mas en
]a mayoria de los Terminos Municipales de la Re-
pfbliea, los Alcaldes y los Concejales que ha man-
tenido en una Enmienda el senior Capablanca, por-
que se podria decir lo mismo en muchos casos, en
la mayoria de ellos, para que sirven los Ayunta-
mientos? lpara que sirven los Alcaldes de la Re-
piublica, ya que muchos de ellos, no han cumplido
con su deber y han dilapidado los fondos pfiblicos?
La instituci6n de los Consejos Provinciales no es
infitil, y ouando se argument en el sentido de que
econ6micamente resultan gravosos para la colecti.
vidad, nos encontramos con que se les sustituye en
el Proyeeto del Dictamen con un sistema de Asam-
blea de Alcaldes, que en dietas, en gastos de viajes,
en auxiliares, en Secretarios y en experts, va a re-
sultar tres veces mis caro y mas gravoso que lo


que hoy resultan los Consejos Provinciales, sin que
se pueda decir, por que todavia no se le han sefia-
lado facultades, que han de producer un beneficio
a las provincias, ya que esos Alcaldes, en definiti-
va, lo finico que podrAn hacer es decirles a los Go-
bernadores euAles son los necesidades de los mu-
nicipios, lo hacen ahora por conducto de los Conse-
jos Provinciales, de los Consejeros, que en las me-
didas de sus fuerzas siempre estan prestos a ayu-
dar a los T6rminos Municipales.
El argument de que son infitiles habria que pro-
barlo diciendo que efectivamente no han realizado
nunca obras en beneficio de la Provincia, y yo pue-
do senalar a los sefiores Delegados, hechos ciertos,
toda vez que, en la Provincia de Santa Clara, ve-
mos puentes, carreteras, edificios, parques, realiza-
dos por los Consejos Provinciales, y lo mismo ocu-
rre en la Habana en que tienen su Palacio, y don-
de existen numerosas carreteras.
SR. CAPABLANCA (RAMIRO): Con fondos del Mu-
nieipio.
SR. NItNEZ PORTUONDO (EMILIO): Es claro, pero
no propiedad de los municipios. Perd6neme el Sr.
Capablanca, pero los fondos de la Provincia son
fondos que le pertenecen, y que cobra el Munici-
cipio por ella En realidad no me podrA negar el
Profesor de Derecho Municipal que por la legisla-
ci6n vigente los municipios cobran un tanto por
ciento que corresponde a los Consejos Provinciales.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Puede agregar el
Sr. Nifiiez Portuondo los servicios prestados por la
provincia. Cuando el Estado no ha podido aten-
der a] Hospital Infantil de Santiago de Cuba, el
Consejo Provincial de Oriente ha podido mantener
ese servicio.
SR. REY (SANTIAGO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el Sr. Rey.
SR. REY (SANTIAGO) : Para apuntar un dato m&
al argument del Sr. Nifiez Portuondo, se refiere
a los impuestos establecidos, los cuales el Munici-
pio se limita a cobrarlos para la Provincia, pero son
impuestos provinciales; tal establece el Art. 63 de
la Ley Organica de las provincias. Son impuestos
especificos de la Provincia.
SR. Pafo SOCARRAS ('CARLOS): Eso es en la letra...
'SR. NJ:EZ PORTUONDO (EMILIO): Pero ademas,
Sres. Delegados, hay un argument que tiene ex-
traordinaria importancia para mantener los Conse-
jos Provinciales, y es, que por condueto de estos
puede ejereerse y debe ejercerse la fiscalizaci6n de
los Ayuntamientos, y por lo tanto, en este aspect,
me parece que suprimir los Consejos Provinciales
que realizan esa fiscalizacidn sobre los ayuntamien-
tos, 6sta no resultaria tan eficiente, porque se da-
ria el caso de que la Asamblea de Alcaldes por ser
parte de la administraci6n y que en algunos casos
eumplen acuerdos de los Consejos provinciales, no
podrian ser fiscalizados...
SR. FERRARA (ORESTES) : Ni uno solo; en el Go-
bierno esta la faeultad ejecutiva.








86 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENCION CONSTITUYENTE
I- : -


SR. N6REZ PORTUONDO (EMILIO) : En la ley estai
que cumplen acuerdos de los Consejos Provinciales.
SR. FERRARA (ORESTES): En la ley, pero no en
]a voluntad de los Consejos.
.SR. NjiEfZ PORTUONDO (EMiLro): Los Consejos
pueden disponer la vigilancia de la administraci6n
pfiblica municipal, y si se suprime ese sistema de
vigilancia, sin duda se esta quitando una garantia
al contribuyente.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Pido la palabra.
,SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra el Sr. Zaydin.
SR. ZAYDfN (RAM6N) : Es porque el sistema nues-
tro que todos sabemos ha fracasado por complete,
estd superado en esas fiscalizaciones por nuestros
programs. Nosotros llevamos en nuestro progra-
ma el Tribunal de Cuentas y establecemos en una
de las bases que el tribunal fiscalizarh a los muni-
cipios y designarh asesores t6cnicos para los proble-
mis presupuestales. 'Con lo cual, senior Nfifiez Por-
tuc;do, queda destruido su argument.
SR. NIINEZ PORTUONDO (EMILIO) : Yo no lo creo
asi. Porque por el hecho de que figure el tribu-
nal de cuentas en el program del Partido Acei6n
Republican, no empece para que se mantenga ese
sistema de fiscalizaci6n tambi6n por los Consejos
Provinciales. Lo que me parece a mi totalmente
un desacierto, con perd6n de los autores del dic-
tamen, contrario a la 16gica, es crear un Consejo de
Alcaldes que en esas condiciones pierden toda la res-
ponsabilidad, pierden toda la fiscalizacion y se con-
vierten ellos mismos en jueces y parties. Los Con-
sejos Provinciales son institucioncs que por la ca-
rencia de recursos, porque en realidad nuestras pro-
vincias son poco ricas y carecen, o cuentan con
pocos impuestos, no son...
ISR. FERRARA (ORESTES) : Y poner una tributaci6n
muy alta para los Consejos Provinciales es todavia
empobrecerlas m.s.
SR. NilTEZ PORTUONDO (EMILIO) : Yo mantengo lo
contrario. Que eso es una consecuencia, no de los
Consejos Provinciales, que la supresi6n de los Con-
sejos Provinciales no la hard mas rica...
SR. FERRARA (ORESTES) : 'S, porque se suprimi-
ria la tributaci6n.
SR. NOfEZ PORTUONDO (EMILTo) :No se suprimirA,
sino que pertenecera a los municipios...
SR. FERRARA (ORESTES) : Es que S. S. se ha ima-
ginado un Consejo o Asamblea de Alcaldes a su ima-
gen y semejanza.
SR. NONEZ PORTUONDO (EMIIO) : Yo no s- por
que el seficr Ferrara supone eso, no creo que tenga
ning6n derccho a suponerlo. Me parece una bro-
ma de mal gusto en este caso ]a que ha utilizado y una
mala practice parlamentaria.
SR. FERRARA (ORESTES): I'Cua l?
Sn. NtREZ PORTUONDO (EMIILI) : La que ha usa-
do S. S. Porque no se puede suponer que yo me va-
ya a hacer una Asamblea de Alcaldes a mi image
y semejanza...


SR. FERRARA (ORESTES) : NO, no. Yo he dicho que
S. S. en el razonamiento ha creado una asamblea
que no sera la que aparecerd en la Constituci-6n que
vamos a hacer.
SR. Ni-IEZ PORTUONDO (EMILIO): Perfectamento
aclarado el problema: CrBame que se lo agradezco
much.
Puedo decir que de acuerdo con la forma en que
se organize esta asamblea puede hacerse por repre-
sentaciones ticnicas, los alcaldes pueden hacerse re-
presentar por un t6cnico o por otra persona cual-
quiera. Yo supongo que esa t6cnica indiscutible-
mente necesitarA que realizar gastos de viaje que
los pagard el municipio; yo supongo que los alcal-
des cuando se refnan tendran dietas, que las pa.
gara el municipio, que habrA que pagar un Secre-
tario. Por muy honrados que sean tendrdn quo
trasladarse a la capital para celebrar las reuniones,
y todo eso lo pagara la provincial o el municipio.
SR. ROCA (BLAS) : Tiene raz,6n el senior Nlfiez
Portuondo.. Acaso se gaste mis en la asamblea do
alcaldes, voy a suponerlo. Pero yo prefiero una
gallina que me ponga huevos y me d6 product y
no una gallina que no ponga, una que tenga que
botarla a la calle. Esa es la ventaja. El sistema
que defendemos va a ser algo mejor de ]o que han
sido y han hecho los Consejos Provinciales, que no
representan nada.
SR. NUNEz PORTUONDO (EMmLIO) : Si las Asambleas
de Alcaldes hubiesen funcionado ya, habria sido una
gallina que hubiese dado huevos, y admitiria la ar-
gumentaci6n del senior Bias Roca. Pero esta ofre-
ciendo una gallina que no conocemos todavia; es
por lo que creo que puedo realizar la critical del
sistema.
SR. CHIBis (EDUARDO): Me permit una interrup-
ci,6n, con la venia de la Presidencia?
SR. NUIEZ PORTUONDO (EMILIO) : Con much gusto.
,SR. 'CHIBAS (EDUARDO) : De acuerdo con el argu-
mento suyo no se podria, haeer ningfn tipo de mo-
dificaei6n, todas las modificaciones serian pernicio-
sas, serian peligrosas, porque no se conoceria el re-
sultado de ellas.
Ahora, yo me anticiparia a deeirle a S. S. que peor
de lo ,que son y han sido los Gobiernos Provinciales
en nuestra vida republican, no hay nada que pue-
da ser peor. De manera, que por malos que re-
sultaran los Consejos formados por las Asambleas
de Alcaldes, siempre hay una esperanza de que fue-
ran mejor, y en ninguhn caso podrian ser peor.
SR. GARCfA AGiUERO (ISALVADOIR): Para una in-
formaci6n, p-do la palabra.
'SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): La tiene
S. S.
SR. GARCfA AGijERO (SALVADOR): Es para qr.ie l!
Presidencia me informed si rige o no el acuerdo pre-
vio de los 10 minutes.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): Creo que
en este caso no.









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 87


SR. NJTNEZ PORTUONDO (EMaLIO) : Yo no voy a mo-
lestar much mis, senior Agiiero.
En esas cuestiones, en la afirmaci6n que ha heeho
el Sr. ChibAs, de que con mi argumentaci6n no se
podria variar ninguna instituci6n, yo declare en
honor a la verdad ,que no soy partidario de va-
riar much las institueiones, no soy revolucionario
en esa acepci6n de la palabra, y declato que des-
de luego. ]a sociedad tiene que dividirse en revo-
lucionarios y no revolucionarios, porque el dia en
que todos fueran revolujionarios, entonees habria
que inventar algo mas que se adelantara.
Yo no soy partidario de modificar rhpidamente
los sistemas...
:SR. CHIBAs (EDUARDo) : Me permit una inter-
rupei6n S. S. con la venia de la Presidencia?
Para observarle a S. S. que si el padre de S. S.
hubiera pensado como piensa used de los revolu-
cionarios, y los compafieros de su padre que lucha-
ron por la independencia de nosotros tuvieran el
mismo concept que usted tiene de la condici6n de
revolucionario y el mismo criterio en cuanto a todo
lo que implique modificaci6n de eualquier indole,
todavia nosotros viviriamos en la colonia y no se-
riamos independientes.
SR. NftNEZ PORTUONDO (EMILIO) : El argument
no es de aplicaci6n en este caso, porque yo no he nega-
do en terminos absolutos la modificaci6n del siste-
ma, sino que he dicho que soy prudent para modi-
ficar.
Si yo me hubiese encontrado como mi padre, con
un sistema como el que mantenia Espafia en Cuba,
sin gOnero de dudas habria combatido ese sistema,
porque estaba absolutamente seguro de que era 1o
peor, pero no ocurre lo mismo, con los Consejos
Provinciales. Por ejemplo, yo me hubiera ido a
una revoluci6n contra Espafia, pero no he visto que
a nadie se Ie haya ocurrido ir a una revoluei6n
contra los Consejos Provinciales.
Ha habido muchos veterans de la Guerra de
Independencia, como por ejemplo, mi ilustre y dis-
tinguido amigo el Coronel Ferrara, que expuso su
vida en la revoluci6n por la causa de la indepen-
dencia, y ahora no ha hecho una revoluci6n contra
los Consejos Provinciales.
Sn. CHIBAS (EDUARDO): Realmente, los Consejos
Provineiales de los tiempos de la colonia se aseme-
jaban bastante a los nuestros.
SR. CAPABLANCA (FAMIRO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN): La tiene
S. S.
,Sr. CAPABLANCA (RAMIRO) : La demostraci6n mas
palpable que tiene el senior Nifiez Portuondo de
que los Consejos Provinciales no tienen defense, es
que no obstante Ilevar la supresi6n de los Conse-
jos Provinciales a los programs de various partidos,
no se ha producido en el pais la conmoci6n que so
hubiera producido si por ejemplo, esos mismos pro-
gramas hubieran llevado la supresi6n de t6rminos
municipals, por ejemplo, la supresi6n de terminos
como Camagiiey, Santiago, etc. Entonces veria el


senior Nfifiez Portuondo las manifestaciones de
carkcter popular contra tal media. Sin embargo,
se sabe desde hace tiempo, desde hace much tiem-
po, que se iba a pedir cuando se redactase la Carta
Fundamental la supresi6n de los Consejos Provin-
ciales, y el pueblo lejos de star contrariado, esti al-
borozado esperando esa media.
SR. NtNREZ PORTUOTDO (EMILIO): El argument
no es tampoco de aplicaci6n en este caso, porque es
cuesti6n de nimero. Los Consejos Provinciales soi
seis, los Consejeros Provinciales son muy pocos, .'
lo que S. S. apunta es la supresi6n de todos los
Ayuntamientos.
Durante la 6poca republican, y en la primer
intervenci6n, y lo conoce el ilustre Profesor de De-
recho Municipal de la Universidad de la Habana,
se suprimieron muchos Ayuntamientos en la Pro-
vincia de la Habana y en la Repfiblica, y entire ellos
el de Managua, San Antonio de las Vegas y Cai-
mito, y no se registraron esas acaloradas protests
en las er6nicas.
Sefialo un hecho hist6rico que lo conozco perfec-
tamente, y por tanto, el argument en este aspect
no tiene aplicaci6n.
Yo, Sefiores Delegados, creo cumplir con un de-
ber para con mi partido y con un deber tambi6n
con la Republica manteniendo...
,SR. MARTINEZ SAENZ (JOAQUIN) : Pido la palabra.
ISR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra S. S.
SnR. MARTINEZ SAENS (JOAQUIN) : Yo ereo que uno
de los asuntos mAs interesantes que se estkn tra-
tando en esta Asamblea desde el punto de vista de
las inmediatas ansias populares, es el de los Con-
sejos Provinciales.
Yo habl6 el otro dia de la gran inquietud que te-
niamos todos, y por los aplausos que recibi, juzgo
que es inquietud de toda la Asamblea, el antepo-
ner lo politico, el interns de los partidos al inter&
supremo de la Constituyente, y hoy, sin embargo,
estamos discutiendo la perduraci6n de una institu-
ci6n que el pais, en general, condena. Me parece
que de eso no hay la menor duda.
La Asamblea debe orientarse hacia la meta de
una renovaci6n integral de la vida piblica eubana,
hacia una renovaci6n 16gica, no sobre la base de
cambios ut6picos, ilusorios, o demag6gicos, sino de
direcci6n revolucionaria possible, adaptable a las ne-
cesidades cubanas. Si vamos a seguir con la mis-
ma 'Constituci6n que nos rige, para qu6 toda la
tragedia que rupone una lu'ha de 12 afios; para que
star interrumpiendo un process electoral que pu-
di6ramos llevar a cabo bajo la actual Constituei6n?
Yo me pregunto: Icuhl sera el estado de concien-
cia de tanto hombre joven como bay en esta Asam-
blea, si llegisemos a supeditar los interests nacio-
n'ales a los intereses de partido?
Yo suplico que no se interpreted mal la vehe-
mencia de mis palabras, pero es que me preocupa
el giro que toma esta Asamblea, me preocupo por









38 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


la repercusin pfiblica que tiene y su necesaria y
enorme trascendencia no debe ligarse a la perdura-
ci6n de organismos initiles, que s6lo pueden recla-
mar aqui como m6ritos a su favor la ayuda a al'gdn
hospital, alguna que otra biblioteca con pocos vo-
1fmenes, etc. El pais esta esperando de nosotros
la supresi6n de los Consejos Provinciales, y yo qui-
siera que antes de que aqui se votara esto, los de-
legados de todos los partidos piensen que es pre-
ciso que cuando el pais compulse la votaci6n, pue-
da decir que los hombres nuevos que aqui estin vo-
tando con los intereses del pais y no contra ellos y
sobre todo con su propia conciencia.
Sefiores: vamos al juicio inminente de Cuba. Se-
pamos afrontarlo.
Los Consejos Provinciales no ameritan rebajar el
nivel de esta Asamblea.
Suplico a todos los sefiores Delegados que vuelvan
sobre su conciencia, que vuelvan sobre su coraz6n de
cubanos, que se manifiesten con el mismo elevado es-
piritu patri6tico que ha permitido que, despu6s de
tanta lucha enconada, se haya arribado a la cordia-
lidad cubana. Es precise que exista algo mas que la
cordialidad cubana. Les pido que produzean tambi6n
el progress cubano, pendiente de las determinaciones
de esta Asamblea.
'SR. NtJEZ PORTUONDO (EMILIO): Realmente yo no
acierto a comprender el motive de la interrupci6n de
mi distinguido amigo el senior Martinez Sienz, por-
que ya le habiamos rendido un homenaje, a las doce
de la noche al Veinticuatro de Febrero por conduct
del ilustre Presidente de esta Convenci6n doctor Ra-
m6n Grau San Martin. Pero de todos modos...
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL): ,Me permit
una breve interrupei6n?
SR. NriEZ PORTUONDO (EMILIO): Bien.
SR. SUAREZ FERNANDEZ (MIGUEL) : Y si se sigue asi
la discusi6n de los Consejos Provinciales, vamos a te-
ner que rendir otro homenaje al Diez de Octubre y al
Veinte de Mayo.
'SR. NItEZ PORTUONDO (EMILIO): Si no me inte-
rrumpen, voy a terminar esto en un minute, diciendo
que el patriotism cada uno lo entiende a su manera
y eada uno trata de servir a su pais en la media de
sus fuerzas. Lo que result para el senior Martinez
Sienz un acontecimiento de extraordinaria importan-
cia, como es la supresi6n de los Consejos Provinciales,
motivo principal de esta Convenci6n Constituyente,
a mi no me lo puede parecer.
Yo no puedo career que esta reunion de hombres tan
ilustres, pueda tener como objetivo fundamental o
unico, el suprimir los Consejos Provinciales.
Por ese motivo es por lo que yo solicit de la Con-
venci6n, que ripidamente mantengamos esa Institu-
ci6n, y despues pasemos a lo fundamental, a la part,
dogmdtica de la Constituci6n, donde si se puede ha-
cer Patria. de verdad, y donde yo estar6 al lado del
doctor Martinez Sienz en algunas ocasiones a cambio
de que 61 estW a mi lado en otras.
iSR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN).: Tiene la pa-
labra en contra el senior Esteva Lora.


iSR. ESTEVA LORA (MARIANO) : Sr. President y se-
flores Delegados: Lamento en este amanecer de ani-
versario tan glorioso, no poseer las dotes brillantes,
los dones de elocuencia, de fdcil palabra, y de esa
fuerza persuasive, de que han heeho gala en esta
noche distintos oradores; y lo lamento, sefiores Dele-
gados, porque enteramente de aouerdo con las mani-
festaciones 'que acaba de hacer el compafiero doctor
Martinez Saenz, entiendo que este asunto que se de-
bate en estos instantes, es de suma trascendencia para
la Repfiblica, y desearia poder abogar con mayor 6xi-
to por la suerte de nuestra naci6n.

j No es possible que miremos con indiferencia, lo que
es un anhelo sentido de nuestro pais! No es possible
sefiores convencionales que on este dia memorable
en que n'uestros heroes valerosos y abnegados del 24
de Febrero de 1895 pusieron en march el afdn de
libertar a nuestro pais, vengamos nosotros -preci-
samente en este dia -a emborronar las pkginas her-
mosas que ellos trazaron con una actitud que des-
dicihadamente diria muy poco; y si aligo diria seria
desfavorablemente para ei prestigio de esta magna
Asamblea!
He visto con dolor profundo, con verdadera con-
goja, como aqui ha predominado, por encima de to-
do, el deseo de conservar todas las Magistraturas, aun
aqu6llas que a la vista de todo nuestro pueblo est6n
diciendo, y mi voz en estos moments no es tan s6-
lo la expresi6n de mis sentimientos, sino de la cast
total voluntad de la naci6n, su nociva existencia. Mu-
cho me temo que todo se mantenga menos la digni.
dad de esta Convenci6n.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : Para una cues-
ti6n de orden pido la palabra.
ISR. PRESIDENT (IGRAU SAN MARTIN): Tiene la pa-
labra para una cuesti6n de orden el senior Martinez
Fraga.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Yo quisiera ro-
gar al senior Presidente se sirviera trasladar el ruego
a todos los seniores Delegados, de que seirvan ocu-
par sus escafios, prestar oido, como lo hicieran los
que estan en los nuestros, a la palabra del distinguido
Delegado Esteva Lora, roghndoles a los sefiores De-
legados que participen de esta sesi6n, tengan la bon-
dad de ocupar sus escafios, de oir, y no coaccionar la
libertad de los sefiores Delegados, que votarhn en la
forma que tengan por convenient.
,SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Es un ruego
que le hace la Presidencia a ]os sefiores Delegados que
ocupen sus escanos.
SR. ESTEVA LORA (I \i:i .\.I) : Sr. President y se.
forces Delegados: Como decia anteriormente, en esta
mafiana que debia significar para nosotros dia de
verdadera exaltaci6n patri6tica, en que se han pro-
nunciado aqui tantas palabra, henchidas de amor a
nuestra tierra, en que se han recordado hechos y pi-
ginas brillantes de nuestros heroes, no concebimos co-
mo es possible que olvidando el ejemplo magnifico de
aquellos prceeres, que nos trazaron con su sangre y
con su verbo el camino de la dignidad, hoy vayamos
a pisotear nuestra bandera y los principios sacrosan-
tos que ellos nos legaron, con la aprobaci6n de una
Instituci6n que ha sido en todos los moments un









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 89


tumor canceroso que ha corroido y mermado la vi-
talidad national.
Suplico a los compafieros convencionales que me
escuchan que si en mi peroraci6ni hay alguna palabra
ofensiva, me excusen. Pero sefiores Delegados, po-
niendo toda la sinceridad de mi alma en mis palabras,
tendria que decir que si desgraciadamente para Cuba,
se deisoye el clamor u'nnime de la poblaci6n cubana,
al menos de todos aquellos que no aspiran a posiciones
political o burocrkticas, el pais entero que no parti-
cipa de esas apetencias impuras de la political parti-
darista, nos condenara, y me estoy figurando que to-
dos vosotros no vais a consentir que asi caigamos en
el descr6dito cuando debemos conservar por encima
de todo el prestigio de la Convenci6n de 1940.
SR. MARTfNEZ FRAGA (ANTONIO): g Me permit una
interrupei6n el compafiero? Y de paso voy a aprove-
char la oportunidad para reiterar el ruego al senor
President, de que los seifiores Delegados ocupen sus
escaios...
El senior Esteva Lora hace una afirmaci6n que yo
me veo en la necesidad imprescindible de recfiazar,
porqu'e los partidos politicos como el nuestro y como
otros partidos politicos que traemos en nuestro pro-
grama el mantenimiento de los Consejos Provinciales,
no estamos en contra de la totalidad de la opinion
public como afirma S. S. Habrh, desde luego, sec-
tores de la opinion pfiblica que piensen asi, innovan-
do y cambiando, quienes recojan las ideas que S. S.
formula; pero yo pido, desde luego, respeto para los
sectores de la opinion pfblica que aqui representa-
dos estin, en orden al mantenimiento de los progra-
mas nuestros.
Mi partido mantiene los Consejos Provinciales; se
reserve, si, el derecho a establecer el funcionamiento
y regulaei6n de los Consejos Provinciales; pero no
ereo yo que esta Asamblea pierda prestigious y honored
por el hecho de que venga declarando aqui y defen-
diendo los principios program6ticos de nuestro pro-
grama, base fundamental mediante la cual acudimos
a la consult pfiblica defendiendo los Consejos Pro-
vinciales y estimo que no falto al respeto ni a la gran-
deza de esta Convencidn por ello.
Yo le ruego al senior Esteva Lora que mantenga la
defense de sus principios, si entiende saludable, por-
que asi lo acredita que ostenta integramente de sn
Partido, en buena hora pida la aprobaci6n de esa en-
mienda, que la defienda con calor, que los que defen-
demos esa instituci6n a tenor de nuestros programs,
manteniendo los Consejos Provinciales, pensaremos
todo ]o contrario.
SR. CHIBAS (EDTUARDO) : Con la venia de la Pre-
sidencia...
SR. ESTEVA LORA (MARIANO) : Con much gusto.
SR. CHIBAS (EDUARDO) : Yo tengo la intima y fir-
misima convicci6n de que son absolutamente exactos
los concepts emitidos por el compafiero, porque ocu-
rre que los Consejos Provinciales han llegado a re-
presentar, en ]a conciencia puiblica de nuestro pais,
el sintoma mis nefasto y pernicioso de la burocracia
malsana, de la corruptela polilica...
E] pueblo de Cuba esta viendo y ve, en los Consejos
Provinciales, un verdadero signo de la mks alta ex-


presi6n de la inutilidad politiquera y de la corruptela
political, que ha caracterizado a la Repfiblica desde su
fundaci6n.
Ve en los Consejos Provinciales, porque estas cosas
se dan, y en ]a decision que ha de adoptar esta Asam-
blea Constituyente en relaci6n con los Consejos Pro-
vinciales, una media de altisima trascendencia, qui-
zis much mas important, por lo que ellos simbo-
lizan y ellos representan, que por lo que significant en
sl...
Y, debido a esa convicci6n ique tengo yo de cuil es
la apreeiaci6n que hace el pueblo de Cuba en relaci6n
con la supresi6n o subsistencia de los Consejos Pro-
vinciales, que yo me uno al compaiiero Delegado de
la Convenci6n y me uno a] ruego expresado por el
compafiero senior Martinez SAenz, para dirigirme a
los compafieros que se sientan en esta Convenci6n: a
todos en general, absolutamente a todos, incluyendo al
propio compafiero Nfifiez Portuondo, que ha defendi-
do los Consejos Provinciales, y al propio Convencio-
nal senior Martinez Fraga, y, de una manera muy
especial, a los hombres j6venes de esta Convenci6n,
que tienen un future politico por delante, y de una
manera especialisima tambien. a los hombres j6venes
que se sientan en los bancos de la Oposici6n y que
militan en el Partido Dem6crata Republicano, y de
una manera especialisima a] compafiero Pelayo Cuer
vo y al compafiero Andreu, y a otros compafieros a
quienes he aprendido a apreciar y distinguir en el
tratamiento que les he dado en el seno de esta Con-
venci6n Constituyente, para que recapaciten y pue-
dan escoger, entire la discipline de sus Partidos, f6-
rrea y cerrada, y las mis santas aspiraciones de las
grandes masas que los trajeron aqui.
A esos compafieros yo les digo que estimo de una
trascendencia tan grande esta cuesti6n de los Conse-
jos Provinciales, que si esta Asamblea, si esta Asam-
blea acordara aprobar los Consejos Provinciales, sa-
biendo lo que ello representaria ante la opinion pfi-
blica de este pais y arrastrado por ese sentimiento,
quiz6s, me alegraria, y fijense ]a trascendencia que
tiene para mi este asunto, porque si la tiene para
el pueblo que me trajo aqui, me alegraria, obedecien-
do a un movimiento de indignaci6n y de repulsa con-
tra el acuerdo de esta Asamblea, que la llenaria de
deser6dito y la llenaria de aprobio a la faz de mi pue-
blo, me alegraria, ante ese hecho, de no ver en el Fre-
sidente de esta Convenci6n, al Presidente de mi Par.
tido, sino que alli estuviera representada la Coalici6n
Socialista Democrttica, con un hombre partidario de
los Consejos Provinciales...
Porque iba a caer sobre esta Convenci6n una gran
condenaci6n pfiblica, y yo no quisiera que esa con-
denaci6n pfblica le tocara compartirla en ningdn
grado, por minimo que sea, al Presidente de mi Par-
tido, aunque 61 esta en contra de los Consejos Pro-
vinciales, pero es el Presidente de esta Convenci6n..
Yo, por eso, les hago un ruego a todos los sefiores
Convencionales, para que coloquen las aspiraciones
nobles mantenidas pr nuestro pueblo durante doce
afios, por las grandes masas populares, -y el com-
pafiero Martinez Fraga tengo la seguridad de que de-
be saberlo tambi6n- que piden la supresi6n de esos
Consejos Provinciales.










DIARIO DE SESIONES DR LA CONVENCION CONSTITUY1NTE


Yo les hago este ruego a los compafieros de la
Asamblea y de manera especial a aquellos compa-
fieros que yo se, que yo estoy absolutamente conven-
cido ae que en su fuero interno repugnan y repudian
los Consejos Provinciales, pero que estn obligados
a apoyarlos por una estrieta discipline de Partido, y,
frente a un hecho de esta traseendencia, yo creo que
es el deber de todo Convencional saltar por encima
de las disciplinas de Partido para defender lo que
es la mAs grande aspiraei6n de nuestro pueblo, la fu-
tura gloria de la Convenei6n Constituyente y el es-
tableecimiento de nuevo status politico de nuestro
pais.
Yo tengo la seguridad, la impresi6n de que no me
han de defraudar esos hombres a quienes he cogido
carifio, respeto, admiraci6n, en los debates de esta
AsambTea, y ellos han de votar, no con el criterio de
su Partido, sino de acuerdo y como esperan que lo
hagan las grandes masas de la opinion cubana.
SR. MARTfNEZ FRAGA (ANTONIO): Me permit la
Presidencia, con la venia del sefior Lora?
SR. ESTEVA LORA (MARIANO): Con much gusto.
*SR. MARTfNEZ FRAGA (ANTONIO): Sr. President y
sefiores Delegados: Si no estuviera en el seno de la
Convenci6n Constituyente, me creeria en otro lado.
Es possible que se pueda hacer un ruego, que se for-
malice, inculpando a los Partidos Politicos y a los
Delegados que los integramos en esta Convenci6n
Constituyente, porque traemos en nuestro progra.ma
el mantenimiento de los Consejos Provinciales? iEs
que es sagrado, es indispensable, es inmaculodo. cl
pensamiento que levanta el senior 'Chibst? IEs de-
nigrante, es humillante, es desagradable para el man-
tenimiento de esta Convenci6n, la tesis juridica de
los Partidos Politicos que mantenemos los -Consejos
Provinciales? ~pSerh possible que se invoque aqui el
patriotism del mitin, en medio de la Convenci6n
Constituyente, para los que hemos mantenido un
principio juridico en nuestro program y porque he.
mos venido obligados a ello, despues de una consult
piblica a defender nuestros principios, tan respeta-
bles, tan dignos de aplauso y encomios como los de
los demAs, como podrAn ser las Asambleas de Alcal-
des, como son los Gobiernos Provinciales y sobre todo
los Partidos PolUticos que aqui estin representa-
dos por sus Delegados y que mantienen sus princi-
pios programhticos, porque hemos dejado un campo
explicit extraordinariamente sin reserves de ningu-
na clase para que todos podamos plasmar en la Asam-
blea las facultades resultantes del engranaje de ]a ex-
periencia? a C6mo es possible que se llegara a deeir .que
se desprestigia el Presidente de la Convenci6n por-
que aqui se defiende, inclusive aqui se respalda con
el voto un6nime o mayoritario de los representantes
del pueblo, me parece, senior Presidente y sefiores De-
legados, fuera de hora, de tiempo y fuera de raz6n.
Demando ,de la Presidencia el debido respeto para
los otros Partidos, que traemos nuestros programs,
el pensamiento, nuestras ideas y razones juridicas pa-
ra el mantenimiento de los Consejos Provinciales. No
venimos aqui a hacer political en el seno de ]a Con-
venci6n. Oi las palabras del senior Martinez Skenz,
que en buena hora defiende su tesis; soy partidario
de discutir tesis juridicas en el mantenimiento de los
Consejos Provinciales, no se puede hablar del pasado,


porque ignoramos cuales serhn el funcionamiento y
facultades de la Asamblea de Alcaldes. En buena ho-
ra, cuando lleguemos al funcionamiento de dichos or-
ganismos liamados Consejos de Alcaldes o Consejos
Proviniciales, habremos de mantener nuestro criteria.
Exijo el respeto debido al program de mi Partido,
Conjunto Nacional DemocrAtico, que mantiene la ne.-
cesidad political en el desenvolvimiento en la Ad-
ministraci6n Pfblica de los referidos Consejos Pro-
vinciales. No es possible considerar ahora, no es po-
sible discutir si van a ser mejores o peores en sus
facultades dentro del sistema piblico; pero lo que
no es possible, y permitame el compafiero Chibds, es
dirigir un ruego, invocar y hasta pedirles a los De-
legados que aqui estamos, que quebrantemos nuestro
juramento y que vayamos a proceder en contra de
la opinion pfiblica, que en las elecciones pasadas, las
mIs puras que hemos tenido, nos ratificaron en nues-
tros principios y soportar esa amenaza que es difa-
mante para esta Asamblea Constituyente y tambi6n
para los que aqui estamos representando nuestros
Partidos y tambien para los que nos sentimos honra-
dos con la Presidencia del senior Grau en esta Asam-
blea, en que la lib6rrima voluntad del pueblo sano.
se manifiesta libremente y c6mo es possible, por ulti-
mo, que un punto de un program pueda ser difa-
mante para el Presidente de esta Conven'ci6n y para
unos Delegados.
Deseo hacer constar mi protest, y ruego a la Pre-
sidencia por los prestigious de -a Convenci6n Constitu-
yente, esos prestigious que hay que guardar y man-
tener aqui, haga constar mi protest.
SR. PRESIDENT ('GRAU SAN MARTIN): Terminado
el incident. Tiene la palabra el senior Jorge Mafiach.
SR. MANACH (JORE) : Compafieros Delegados, me
voy a tomar ]a libertad de expresar una opinion per-
sonalisima al afirmar a los asambleistas de la Mino-
ria que creo interpreter rectamente el espiritu que
anima a los compafieros *que se sientan en estos esca-
fios. y el sentido de las palabras que aqui han pronun-
ciado, cuando digo que no ha estado en modo alguno
en la intenci6n de estos compafieros el implicar qu1
los Partidos que defienden los Consejos Provinciales,
no lo hagan en nombre de un principio juridico y
hasta en nombre de una actitud political perfecatA
mente sana.
Nosotros queremos hacerles a los Delegados que so
sientan del otro lado de este hemiciclo la justicia d(
pensar que, cuando estan defendiendo los Consejo,
Provinciales, estan contemplando la posibilidad co-
mo ha dieho el senior Martinez Fraga- de establecer
un regimen para esos Consejos que les redima do
toda la podredumbre, de toda la perversi6n, de todo el
desprestigio que, con raz6n o sin ella (pero la voz del
pueblo que es la voz de Dios), les ha venido impu-
tando a la opinion pfblica.
Yo quisiera dar aqui, por lo que pueda valer, un
testimonio personal de mi experiencia, un poco irre-
gular, como periodista. Puedo asegurar a ustedes que
en las ocasiones en que me ha toeado servir a ]a vida
pfblica como director de peri6dico, la mayoria, acaso
el 80 por eiento de las informaciones de carActer mas
o menos confidencial que he tenido en relaci6n con
la intimidad inconfesable de la vida pdblica cubana,
se ha relacionado precisamente con los Consejos Pro.










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVIECION CONSTITUYENTE 91


vinciales. Los "chivos" sonados, las grandes manifes-
taciones del peculado que, por desgracia, ha enviciadu
la vida political cubana durante tan largos afios, hau
sido, hasta cierto punto mal esporddico. En cambio,
el peculado en los Consejos Provinciales, hasta donde
podemos percibirlo los que hemos heeho periodismo
professional, es una condici6n continue y sistemdtica;
es la corrupci6n entronizada, el pequefio negocio he-
cho cr6nico, la intriga heha sistema. Y al senior Mar
tinez Fraga, lo fnico que nosotros le preguntariamos
desde estos bancos es si un regimen que esta tan con-
substancialmente pervertido todo l1, si una institu-
ci6n que se ha hecho, como decia el senior Chibds, ante
los ojos de la opinion pdblica cubana, como un sim-
bolo del peculado rutinario y que vicia la vida poli-
tica en su base misma, es cosa que por much que sea
la buena voluntad que se tenga, podrA jambs ser reha-
bilitada. El sentido de las frases que aqui se han pro-
nunciado es solamente ese. No creemos que sea posi-
ble reformar una instituci6n que de una manera tan
continuada, tan sistemntica y tan radical se ha hecho
sin6nimo de la corrupci6n political y la desvergiienza.
Creemos que ese no es un mal que se pueda curar con
emplastos constitucionales; creemos que es un cancer
que require la cuchilla del cirujano. Eso es todo.
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Ruego a la Presidencia me
permit breves palabras para preguntar al senor Mar-
tinez Fraga. Mi pregunta es la siguiente: el senior
Martinez Fraga cree que yo podria interpreter co-
rrectamente el program si dijera que los Consejos
Provinciales existirin con vista a los Alcaldes...
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) (Interrump'ien-
do): MMe permit contestarle?
SR. MUJAL (EUSEBIO) : Con mucho gusto.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : Si efectivamente,
cambiara la letra del Programa de mi Partido, sus
tituyendo un Consejo Provincial por una Asamblea
de Alcaldes, cambiaban radicalmente el pensamiento,
el fin y el prop6sito; porque el caso es que estamos
discutiendo aqui algo extraordinario. Se esti diseu-
tiendo un nombre, no estamos discutiendo la funci6n.
Se esti atacando la funci6n del Consejo Provincial,
no se esta atacando e] nombre del Consejo Provincial,
Se involucran y so traen todos los yicios, todos los
defects, todos los errors del regimen provincial, de
los Consejos Provinciales.
En buena hora suscribo todo lo dicho aqui por los
sefiores Delegados de la oposici6n en orden a los de-
fectos, a los errors, a los vicios y a las deficieneias
de los Consejos Provinciales, los suscribo tambi@6n y
los apoyo. Pero de eso, a quo nosotros tengamos que
caer forzosamente en una reunion de los Alcaldes,
cuando estamos contemplando en la Constituci6n la
maxima autonomia representative de los Ejecutivos
Municipals, para quitArsela a una Asociaci6n, a una
Asamblea de carActer provincial, hay una diferencia
extraordinaria. Discutamos el nombre si se quiere,
no los llamemos Consejos Provinciales, llam'emosles
Corporaciones Provinciales; dejemos que los pr-nci-
pios puedan defenders. Veamos el resto de sus fun-
ciones, integrense las funciones que tengan que pres-
tar; pero no aumentemos a los Alcaldes la represen-
taci6n del Ejecutivo Municipal. Discutimos un nom-
bre: no la funcion. En cambio, se argument contra
el nombre de los Consejos Provinciales, vaciando aqui


en el centro del hemiciclo, cuantas frases duras pue-
den emitirse en cualquier aspect, en relaci6n con un
funcionamiento que no discutimos ahora, que no tra-
tamos ahora. Llamemoslo en cualquier otra forma:
Consejo Provincial, Corporael6n Provincial, el nom-
bre que se quiera, que permit la fiscalizaei6n e in-
tervenci6n dentro del regimen de la Provincia. En
buena hora tiene mi voto a su lado, pero el hecho de
querer barrer el nombre, a querer barrer una Insti-
tuci6n por el mal funcionamiento que por las leyes
adjetivas se ha producido, es otra cosa.
Vea pues el distinguido compafiero, c6mo al acep-
tar el cambio de Consejos Provinciales por Asambleas
de Alcaldes transform fundamentalmente el prin-
cipio que defiende el program del Conjunto Nacio-
nal Democrftico.
SR. MTJAL (EUSEBIO) : Sostengo por lo tanto, des-
pu6s de oir al senior Martinez Fraga, que si aqui al-
gun Convencional que pertenezca a un Partido, que
haya jurado ese program puede perfeetamente vo-
tar la Asamblea de Alcaldes, sin que en nada se afec-
te el juramento a que tanto ha aludido el senior Mar-
tinez Fraga.
SRA. HERNANDEZ (ALICIA) : Con la venia de la Pre-
sidencia y del compafiero sefor Esteva Lora, para
hacer una pregunta al compafiero, senior Martinez
Fraga. Quiero preguntarle: que si para celebrar el
pacto politico y para llegar a esa Coalici6n Socialista
DemocrAtica, no han cedido todos los partidos algo
de su program. Si es asi, 6 por que no se hace algo
en bien del pueblo?
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): La distinguida
compafiera me coloca en un piano exactamente como
si esto tuviera contenido dentro del pacto politico, que
a todos nos obliga. Esto no esta comprendido en el
pacto politico, y como principio lo sostendr el Par-
tido en el resto de las sesiones de la Convenci6n Cons-
tituyente, con el maximo respeto a la letra y espiritu
de su Programa: no se podrh alterar en forma algu-
na, lo mantiene intrinsecamente, lo que estamos dis-
cutiendo es la funci6n, se esta atacando la funci6n,
y estamos discutiendo simplemente el nombre.
SRA HERNANDEZ (ALICIA): Yo s61o hacia un ruego
al compafiero.
SR. PRESIDENT (GIAU SAN MARTIN) : 'Continia
en el uso de la palabra el senior Esteva Lora.
SR ESTEVA LORA (MARIANO) : Queria antes que na-
da explicarle al compafiero senior Martinez Fraga,
que csas manifestaciones mias nacen del hondo sen-
timiento que embarga mi espiritu en este instant, en
que me he encontrado completamente abatido y em-
bargado de pesar, al considerar la possible aprobaci6n
por esta Asamblea de los Consejos Provinciales, pero
yo deseo que sepan tanto el compafiero, Sr. Martinez
Fraga, como todos los demis asambleistas, si alguno
se siente herido por mis palabras, que pueda tener
la complete convieci6n de que no lo he hecho con el
menor animo de molestarles.
SR. MARTfNEZ FRAGA (ANTONIO) : Muohas gracias.
SR. ESTEVA LORA (MARIANO): He entendido siem-
pre que la sana doctrine democrAtiea exige una per-
fecta convivencia political. No podria, de ninguna










2 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


manera, siendo un defeisor decidido de la demoera-
cia, manifestarme deliberadamente en forma que las-
timara a la dignidad o e] prestigio de algin compa-
nero.
Pero yo quiero, ya que el distinguido Delegado,
senior Martinez Fraga ha pedido que se expongan en.
esta Asamblea razones y arguments que puedan con-
veneorle, quiero que me permit, sali6ndome un mo-
mento de esta situaci6n de apasionado fervor, discu-
tir punto por punto, las razones, consideraciones y
arguments con que han querido convencerme de
una manera fdtil y poco s6lida los compafieros que
defienden el mantenimiento ce los Consejos Provin-
ciales, organismo sin funci6n alguna que desempefiar.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : Mantenemos sim-
plemente las Magistraturas, los 'Consejeros provincia-
les de carct.er popular; no hablemos de funciones.
Luego no vuelva a insistir que mantenemos los Go-
biernos o Consejos Provinciales, etc., simplemente las
Magistraturas de caricter popular y que no sean
los Alcaldes Municipales.
'SR. ESTEVA LORA ('MARIANO) : En el voto particu-
lar firmado por usted y algunos otros Delegados mAs.
se sostiene lo que voy a leer: (Lee).
Y yo les digo que si es inftil y costoso, ya que us-
tedes mismos lo dicen, cuando indican que en estos
instantes, en los actuales moments han resulted,'
perjudiciales e infitiles; si ustedes mismos lo declaran
aqui, no es menester que yo lo diga. Y si es infitil,
y es perjudicial, por cuanto el pais no recibe siquiera
una minima parte de los gastos que se han dedicado
a ese' organismo en servicios pfiblicos, no es possible
que se pueda negar que tambien es costoso.
En cuanto a las personas, nada hace augurar su
mejoramiento, no esperemos aue los nuevos Conseje-
ros Provinciales sean Angeles bajados del cielo, ban
de ser en su mayoria sacados del mismo material hu-
mano que da preferencia a los intereses personales
o .de partidos sobre los intereses de la provirncia.
Dice en su segundo parrafo (Lee)
En cuanto al filtimo extreme, queda suficientPmen-
te aclarado por las palabras del senior Capablanca. En
cuanto a lo primero de que estas reuniones de Al-
caldes Municipales traen erogaciones mAs costosas que
los 'Consejos Provinciales, nada mas falso ni nada mis
lejos de la verdad. Ahi tennis la Provincia de Orien-
te en estos momeritos, donde con frecuencia se
refinen los Alcaldes a pesar de la existericia actual
de los Consejos Provinciales, lo que demuestra cla-
ramente su ineficacia y ademas por ser el cost el
mismo, en ambos casos, para las citadas reuniones,
que en nada influye la permanencia o supresi6n de
ellos, en lo que se refiere a la economic national.
Es inftil, es costoso el Consejo Provincial. No trae-
ria mayores gastos la Asamblea de Alcaldes, lo que
habria que considerar era el nnmero de veces que hu-
bieran de reunirse anualmente esas Asambleas de
Alcaldes. Y en cuanto a las funciones que deben rea-
lizar y a que vosotros os referiais antes, son la de-
fensa de los intereses de sus Municipios respectivos, y
las culturales, dejando al Gobernador -funcionario
meramente administrativo- la supervision munici-
pal, en la inversi6n de sus recursos y ejecuci6n de su


presupuesto, aparte de las funciones gubernativas
delegadas del Gobierno 'Central que le confian.
iSe dice luego: (Lee)
Lo que si consider indispensable que prestarle al
Municipio, hoy linguido como vosotros confesais, ma-
yor atenci6n, que en otros paises se le auxilia con
verdadera prodigalidad conscientes de su alta sig-
nificaci6n national; B6lgica ha llegado a dedicar en
un afio hasta la tercera parte de su Presupuesto na-
cional; Inglaterra, hasta cincuenta y cinco millones
de libras esterlinas, y Francia, solamente en la ciudad
de Paris, con dieciseis millones de francos en un afio.
Esas limitaciones del personal hay que hacerlas, y
esas consignaciones que ustedes piden para el Go-
bierno Provincial deben pedirlas para los Gobiernos
locales carentes hoy de las mAs urgentes satisfaccio-
nes en gran parte por la rapacidad de un organismo
y una burocracia parasitaria y demoledora.
Y asi, si se continfia examinando, como muy bien
dijera el doctor Ferrara, sobre las cantidades dedica-
das a ese organismo infitil e inn'ecesario, mientras m6s
1e dediquen, peor seria para el pais. Con ese dinero
serian satisfechas las necesidades de la Provincia,
segfin ustedes, segfin mi oriterio seria mAs beneficio-
so dedicarlo a los Municipios; y si es cierto lo que en
distintas ocasiones ha parecido flotar en el ambiente
de la Asamblea, que se tiende a dar vida a la unidad
viviente, a la celula municipal, estimo que el Consejo
Provincial no tiene raz6n de ser porque estrangula
y trucida los organismos locales.
No es possible que votemos y aceptemos que una
Instituci6n que es como un pulpo cuyos tentaculos
aniquilan, destruyen y asfixian los terminos muni-
cipales, subsista. No es razon'able que por compro-
misos de cualquier orden se tienda a que continfien
esos organismos que se nutren de la savia de los Mp-
nicipios y que toman el 25 por ciento de su presupues-
to, lo que sumado al 18 por ciento que le sustrae el
gobierno central, deja un residue de un 57 por ciento,
con lo que es casi impossible el pago de su personal y
de sus atenciones perentorias.
Urge vitalizar los municipios no quitdndoles los fon-
dos que requieren; inyectAndoles sangre nueva e imr.-
pidiendoles a la vez las enormes sangria's que tanto
les debilitan y anemizan.
No es 1'6gico que por empefios politicos se quiera de-
jar subsistente el Consejo Provincial, que no lena
funci6n de ninguna clase; defendamos los intereses
municipales y prestaremos asi mejor servicio a la
naci6n.
Yo recuerdo a algunos compafieros distinguidos
que han sabido mantener en alto el pabell6n de la
dignidad y del decoro en el Congreso, que por encima
de los intereses partidaristas debe estar el interns d-
los pueblos, y que por sobre la discipline de Partido
estA el deber eiudadano.
Pido, pues, a la Asamblea, lue reflexione sobre es-
te asunto para evitar que por un criterio equivocado
se produzea. en contra de los supremos intereses de
]a naci6n, destruyendo a la vez la confianza y la fe
que el pueblo ha depositado e:a nosotros.










DIARIO DE SESIONES DE LA GONVENCION CONSTITUYENTE 93


Sn. GRCIA Ac(liio (SALVADOR): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labn el .eolor Gar:iia Agiiero.
SE. GACl 'IA AOIRO (SR.LVADOR) : Comnpaicros: IUnaas
palabras mny breves, porque aqui apenas caben mas.
Yo peuns cuando pedi la. palabra para tratar de este
asunto que serial tal vez el uinico en que no se hubiera
hablado del 24 de Febrero; sin embargo, hasta aqui
ha habido que hablar del 24 de Febrero. Pero yo no
quiero insistir en el problema, porque esta pobre
feclia tiene ya bastante desgracia con tantas evoca-
eiones initiles. Entiendo que 6sta no es ya ni siquiera
oeasi6n de llamar a que piensen los distinguidos com-
pafieros. Ya no es tiempo de eso. El problema es, y
io fue desde el comienzo, un problema de ninmero, no
ii, probl-' on de pr'incipios; prneba de qie ec;: n: pao-
blema de numerous, es la festinaci6n premniosa con que
unos enantos delega.dos, interesados en el triunfo de
sus ambiciones, movieron cantos peones fueron pre-
cisos, para consolidar un triunfo de mayoria; y otra
prineba d(! qne 'es cusction de nirero:,;. ?s I in iidie-
rencia total con que la mayor parte de los Delegados
han estado de espalda.s a todas las reclamaciones y
a lodas las exaltaciones con que los compafieros de-
fensores del nuevo sistema, es deeir, de !a supresi6n
de los Consejos Provinciales, han emitido su juicio
sobre esta material.
En primer lugar ya de esto no queda nada. que
deeir, salvo tal vez una sola cosa; que hay un solo
argument atendible en 1o que se ha dicho para sois-
tener el problema: el de que "esto debia ser una
vilvula de escape". Efectiva.mente: s6lo como valvu-
la de escape se puede sostener la existenma de los
Consejos Provinciales. Pero si esa vilvula de escape,
ain ticne qne ser conservada en nnestro pais. la Re-
puiblica que viene seguiri siendo tan menguada como
(sta mae n( lip, tonido. para resolve,' los p'(-blenmas de
vida de cada cindadano, mAs que la falta de decoro
con que los hombres que han regido !a cosa piblica,
en vez de mejorar la economic, intensificar la indus-
tria y abrir posibilidades de vida personal y eolectiva,
atendieron s6lo a tolmar las niminas presupuestales
como botin de sus codicias y soluci6n ,._1.n... de la
miseria cindadana.
Si &ste ha sido el argumento mas real que se ha
podido aducir en defense de los Gobiernos Provin-
ciales, desgracindamente para sns isostenedores no
vale la penn esenchnrlo. Por otra part, la unica
salida hibil que se ha intentado a filtima hora, es ]a
afirmaci6n de que lo finico que se defiende es un nom-
bre y no la institucin ni sus funciones. Esto es
f;;l ra insertado en el Voto Particular una contrahecha
series de razona.mientos para defender la institucidn
"Conscio Provincial" en sus funciones, diciendo que
no es ella la defectnosa y nociva sino los hombres
one na han administrado; y tampoco, (si s6lo so de-
fendies(, el nombre) se habria sustentado la evidence
falsedad de qne tales organisms -como auni se ha.
dicho han estado" constantemente construyendo
.l1r1.-..., parques, earreteras y puentes", que ya cu-
,lririan. de ser cierta esa eonstancia, nuestras enor-
mies sabanas sin cultivo.
En filtimo t6rmino: entendemos que la necesaria
sunr'si6n de los Consejos Provinciales se ha frus-
trado por una falta de experiencia parlamentaria
(para decirlo en el ]enguaje que aqui se usa). Si
los impugnadores de los "Cousejos" hubieran ha-


blado brevemente puesto que no valian razones, y
hubi6ramos entrado a votar sin demoras, ahora ha-
briamos dado un gran paso de vance y librado al
pais do una de las peores laeras de su administra-
ci6n; y no estariamos aqui levantando voices de pro-
testa contra la censurable... llam6mosla "habilidad
parlamentaria" de aquellos que se ausentaron con
indiferencia irresponsible cuando debatiamos otras
euestiones trascendentes, y en cambio regresan pres-
to a la llamada euando se trata de sostener las gran-
jerias political.
ISR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Se pone a
votaci6n.
SR. NIHTNEZ PORTUONDO (EMLIO) : Votaci6n nomi-
nal, senior Presidente.
SR. PRIESIDENTE (GRAU SAN MARTIN) : Votaci6n no-
minal. Los que est6n conformes diran que si. Los
contrarios que no.
(Se cfectie a volacidn).
SI' PtRESIDENTE (GRAU SAN MARTIN) : Han votado
64 seilores Delegados: 34 que si y 30 que no.
Votaron a favor los sefiores: Alomd, AlvaYrez Gon-
zdlez, Andreu, Benitez, Bravo Aco'ta, Busto, Cabre-
ra Herndndez, Calvo Tarafa, Casanova, Corona, Cor,
tina, Coyula, Cucrvo Navarro, I' a, Duarte, George,
Granda, Hornedo, Jay, L6pez Negrdn, Maceo, Mar-
tf)inz Fraga, Mendigutia, MIeso, Nniez Mesa, Prieto,
IRcy, lRobq,, iHod'rignuez Cartas,, ilva, ViUar, Vincnt,
Boada y Nikiez Portuondo.
Votaron en contra los sefiores: Acosta, Alvarez de
la Vega, Capablanca, Chibds, Dihigo, Esteva, Fer-
n6nderz de Castro, Ferrara, Garcia Agiiero, Garcia
Rodriguez, HIeradndez de la Barca, Ichaso, Laurent,
Manach, Marinello, Martinez Sdenz, Mesa, Moreno,
Mujal, Ochoa, Parrado, Prio, Roca, Rodriguez Ro-
driguez, Sdnchez Mastrapa, Sudrez Ferndndez, Vilar,
Vilhoch, Zaydin ?! Graa.
Queda aprobado el Voto Particular.
Tiene la palabra el senior Andreu para explicar
su voto.
mS. ANDREIT (JOSE R.) : Sefior Presidente y sefiores
Dele'ados: Dudas y vacilacioncs encontr6 en mi es-
piritu para producer mi voto en la emnienda o voto
particular a que acaba de dar soluci6n la votaci6n
de esta Asamblea. Dudas y vacilaciones porque no
sintiondo simpatia hacia ]a instituci6n del Consejo
Provincial, porque su desenvolvimiento en la vida
political del pais ha sido a mi juicio de marcada inu-
tilidad. me encontraba, por otra. part, comprome-
tido por el program de mi partido, y ademais, por-
que despues de escuchar los arguments que aqui se
han esgrimido en su favor y on su oposici6n, real-
mente ni unos ni otros produjeron en mi espiritu
mna decision definitive.
So ha hablado much aqui en contra, de los Con-
,sejo: Provinciales, se ha hablado en forma tal que
en (csos moments en que ya el cansancio ponia fa-
tiga en mi mente, me han heeho vivir los sefiores
Deleg(ados moments de profunda emoci6n, de gra.n-
de desasosiego, de terrible terror, casi de miedo
insuperable. En unas ocasiones parecia que se desa-
taba aqui la tragedia, que se derrumbaba el Capito-
lio, que ea.ian las instituciones; y cuando desperta-
ba el Delegado que habla, averiguaba que se trataba
solamente de los Consojos Provinciales.
En otros moments flotaba aqui sobre las cabezas
el drama., parecia quce onaba aqui el Grito de Baire
nuevamente, y yo me erguia dispuesto a incorporar-










94 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


me a aquellos patriots para defender nuevamente la
libertad de Cuba;y me encontraba al interrogar que
se trataba s6lo de los Consejos Provinciales.
:En otra ocasi6n parecia que se habia invadido el
territorio national, que se derrumbaban las institu-
ciones de la Repfblica, que se destrozaba la bande-
ra y se ahogaban las notas brillantes y grandiosas
del himno de Bayamo, y despu6s entendia y com-
prendia que se trataba de los Consejos Provinciales.
En los Consejos Provinciales, organizaci6n politi-
ca de las provincias de Cuba desde su instauraci6n,
organizaci6n que ha sido buena y mala como todas
las instituciones cubanas; que ha sido util y perju-
dicial, como todas las instituciones cubanas; organis-
mo en que se ha malbaratado el dinero del pueblo, en
que se han desecho ilusiones, como en las Secretarias
del Despacho, como en las Alcaldias, como en tanto
organismo initial o fitil en que no se ha aspirado al
bien del pueblo, ni se ha trabajado por su mejora-
miento. Secretarios de Despacho hay que en dos meses
han salido muy ricos para hacer cases de aparta-
mentos: alealdias que en quince dias se ban dilapi-
dado cr6ditos municipales por trescientos mil pesos.
Y todavia aqui no se ha pedido que se supriman las
alcaldias, que se cambie el regimen, y se pide en
cambio, que se supriman los Consejos Provinciales,
por los que no tenemos simpatia alguna, porque yo
afirmo que efectivamente no tengo simpatia alguna
por los Consejos Provinciales en la forma en que se
desenvuelven actualmente, con las facultades limita-
das que tienen pero que pueden ser organismos tiles,
proveeho.os para el bienestar national factories cons-
truc-ivos para el bien de las provincias, porqut eelcs
con facultades propias, sus practicas funcionales pu-
dieran producer en nuestro pais lo que es necesario
que se produzca: la descentralizaci6n, la defense de
los intereses provinciales para impedir que la Ca-
pital de la Repfiblica se haga el finico centro indus-
trial, el finico eentro econ6mico, absorbiendo toda la
vida national para esta ciudad de la Repfiblica.
Todos esos bienes pueden hacerlo los Consejos Pro-
vinciales. Pueden ser tiles.
iCuando yo escuchaba a algunos delegados, que pa-
rece que encerraban en escaparates la verdad, y el
acierto, y sentia la presi6n del afecto, sobre mi deber
y sobre mi partido, y sobre todo, sobre mi libertad
indeclinable de miembro de esta asamblea, opt6 por
producirme con entera independencia y libertad de
conciencia y de acuerdo con mi deber.
Por eso he votado a favor de los Consejos Provin-
ciales con intima complacencia en mi espiritu, dese-
oso de que en 5a oportunidad que sea propicia se
pueda producer para las provinicias el bien que los
Consejos pueden reportarles, dAndoles facultades pa-
ra hacerlos tiles y beneficiosos al procomfin.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el senior Bravo Acosta.
,Sn. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : En nombre de mi
partido, cuyo program cumplo, y en no-mbre de Los
diez mil novecientos setenta y seis electores que nme
dieron su voto preferential, asi como en nombre de
los que votaron eandidatura complete, sin hacer nin-
guna selecei6n, en representaci6n de la parte de pue-
blo que me ha traido aqui, cuya parte de pueblo re-
clam6 su representaci6n, sin querer atribuirme la


de los demis, como aqui se ha tratado de hacer.
lie votado que si, porque entiendo que el proble-
ma a discntir no era e! nombre de la .nitituci6n, el
problema a discutir y que se va a discutir m6s tar-
de es el problema de las l1i n.-,..., que debemos dar-
le a ese organism.
Enunciado en el voto particular la conveniencia
de darle cierto funcionamiento que venga a traer
consigo beneficios a la. Provincia, ratifico todo cuan-
to en el Voto Particular estdi I.,ll..i--... y lo hago
con la conciencia tranquila, como cubano, como poli-
tico y como ciudadano y funcionario. ile votado que
si y votar6 cuantas veces sea necesario mantener una
instituci6n, siempre que a ella se le den los recur-
sos y el ordenamiento que puedan ser beneficiosos
para la provincia, y tengo la seguridad de que los
que aqui hemos votado a favor del sostenimiento de
los Consejos Provinciales, cumpliremos nuestro de-
ber para bienestar del pais y de la Repfiblica.
SR. PRESIDENT (GRAU SAN l \I. iN) : Tiene la pa-
labra el senior Casanova para explicar su voto.
SR. CASANOVA (JosP MANUEL): Senor President
y sefores Delegados: Dos palabras nada mis. Dos
palabras que han de coneretar mi pensamiento, ya
que no deseo fatigar, miis de lo que ya lo estin
por el esfuerzo realizado, los sefiores Delegados.
lie votado a favor del mantenimiento de los Con-
sejos Provinciales, en acatamiento a rigidos princi-
pios de discipline. El Comiti Ejecutivo de mi Par-
tido ha dispuesto que se mantengan estos Organis-
mos y ese acuerdo, que contraria mis puntos de vis-
ta, mi criteria personal, me obliga a votar en la
forma en qu e lo he hecho.
No soy enemigo de los Consejos Provinciales; pe-
ro no acepto su mantenimiento y su funci6n, mien-
tras que esta no se oriented en una proyeci6n de
eficacia, de acci6n constructive: en una palabra,
mientras los Consejos Provinciales, por carencia de
facultades, por faltarles medios de vida, se desen-
vuelvan languidamente, dando a su actuaci6n una
mera fisonomia burocrAtica.
Estas razones, a mi juicio poderosas, han forma-
do mi criteria respect de los Consejos Provincia-
les. La Repfiblica no debe mantener organismos ener-
vados, inertes, cuya actuacion no deje las huellas
profundas de su labor en beneficio de los interests
generals. Cuando se trate de sefialarle funciones
y de perfilar su vida future, procurar6, a tono con
la opinion que dejo expuesta. ensancharle su esfera
de acci6n, contribuyendo, de esta manera, a que la
labor a tales organisms encomendada respond a
las esperanzas de los que se sacrifican por mante-
nerlos.
Deseo aprovechar esta oportunidad, por filtimo,
para decir a la Asamblea el motive de mi ausencia,
momentanea, de las deliberaciones. Me ausentW re-
clamado por una suibita indisposici6n de mi espo-
sa que, desde un paleo, presenciaba ia sesi6n.
Cumplido este deber, me he reintegrado de nuevo
a nuestros, trabajos, en los, cuales, si no derrocho co-
nocimientos, cosa que realmente lament, no es me-
nos cierto que pongo en mi actuaci6n lo mis noble
de mis intenciones, lo mIs sano de mis entusiasmos
y el deseo ferviente de contribuir, con generosidad al
sentido de responsabilidad histrico y patri6tico que
gravita sobre esta Asamblea Constituyente. No soy de









DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 95


aquiielo., que abandonan sus prineipios para sumarse
a itros precisamente cuando les convenga.
SR. I'I:I:SDENTE (GR.\U SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labr, el s'ior Cortina para explicar su voto.
SR. C(ORcTINA (JosE M1ANHIEL) : Seior Presidente y
Sefiores Delegados:
Yo he segiido el debate do los Consejos Provin-
ciales en ncanto a los Consejos Provinciales del pa-
sado, de ese pasado que muere en esta Constitucion.
Suscribo todas Jas censuras, menos esa que convierte
al Consejo Provincia.l en piedra angular del Eslado.
No hay 160'ica en lo exagerado. Estoy conform co'
que eran organismos irmililes; unas veces inmorales,
otras veces sin funciones propias, otras veees inefi-
caces. Son seis corporaciones inidtiles. Sin embargo,
tambi(n ha habido Alcaldias iniitiles. Cuando uno
recorre los pueblos del Interior de Cuba., da horror
ver e6mo 1o dinero se va, no s6 d6nde, sin eficacia
alguna. Las calls rotas y snuias: los parques ra-
(qulticos o nmalos; sin mndicos, sin casas de socorros.
Va uno a examinar los servicios do los estableeimien-
tos pfiblicos: inn horror! i Qu6 barrancos, qn6 ca-
minos, cminto descuido, vy Io culpable abandon!
Despn6s snbo ono a los Dopartamentos del Gobier-
no, algonos tan importantes como Sanidad o Instrue-
ci6n Piblica, y se ve despilrarrar el dinero en en-
pleados, on buroeracia intitil e innctiva: esa burocra-
cia political qne absorbe el Presupuesto y que es c1
cancer do Cuba: osa burocracia que hav que acabar
con una Ca.rrera Administrativa do inamovilidad
competencia y sanci6n, para que el que gano en po-
litica no ten-a como premio cl dereclo a tirar el
dinero de Cuba inftilmento on empleados innecesa-
rios p infitiles, sino nle este oblirndo a invertirlo on
servicios piiblicos y on fompnto, hajo la fria fiseali-
zaci6n de nn Tribunal de C(ienlas inamovible e im-
placable.
Muebas cosas funcionan mal on nuestra Repiiblica,
hipertrofiada de burocracia, quo aspira a ser re-
novada en este period de reacci6n.
En el prop6sito de crear. yo estoy con los mis ra-
dicales, y los s(air6 on todo. Mi voto acompaniar'
todas las medidas de rigor para llpear a la garan-
tfa de la fiscalizaei6n; venva la proposici6n de don
de viniere, en estos bancos, todos pueden conta.r con-
mifo.
Sin embargo. enando yo veo el Consejo Provincial
proyectado hacia cl future. lo miro como un nnevo
oroano de csta Constitueirni. Para mi. el otro. c!
malo. ha muerto: muri6 con suos glorias, oon sus
podredumbres. con sus miserias Y con' su inutilidad.

Despnus de fijar en mi mente estas ideas, me pre-
gnnto: e deja.r las Provincias sin organismos repre-
sentativos?: No: cs mny e6modo decir que las Pro-
vincias no neesitan uni O6r'ano representative. pero
esto no es 16igio ni es convenient. La Provincia
de Santiago de Cuba tiene una extensi6n igual a la
de B61gica y puede alimenter p1 ,- 1 ii,.-, i. a diez
milloneis de habitantes. Hoy ya tiene in mill6n 300
mil habitantes; tiene riquezas mineras, plataneras.
cafieras. industrials, y riquoza por explotar inaca
baubles. 'Camag'iiey es tambi6n muy grande, y sun
extensas lla.nuras se cubren de Ingenios y potreros,


y tambieu alterna con esas riquezas la poderosa in-
dustria lechera.
No puedo decidirme a qoue ess regions carezcail
de un organismo provincial. gQu6 clase de corpora-
ci6n hay que darles? Ina hecha por los Alcaldes?
Eso no: eso me suena a nada. 'Se reunirian los A!
caldes, de tiempo en tiempo, y despu6s se irian otra
vez, sin ningun'a sensaci6n de unidad y permanen-
eia. Eso estaria bueno para la Isla de Pinos, por
ejemplo, que tiene poca poblaci6n. Luce fficil. pero
es inuitil en la prActica. A mi me agradan mas los
organisms electivos. Lo que hay que evitar es (que
la corruption electoral y administrative haga de esas
instituciones meea.nimos ineficaces y perjudiciales.
Yo deseo firmcmente la regeneraci6n administra-
tiva y la regeneraci6n electoral. En esta Constitu-
ci6n ira seguramente el precepto de la no amnistia
de delitos lecetorales dolosos. Yo soy el inieiador de
esa reform, que al fin he logrado incorporarla, en
nuestra Constituci6n. Creo que el fraude electoral!
es una herida direeta a la soberania del pueblo y
no puede ni debe ser perdonado por aquellos que
muchas veces son el product doe ese mismo frande.
861o el pueblo, nor un plebiscite, debe perdonar tan
grave delito, cuando es cometido intentional y do-
losamente.
Pensando en la Provin'eia, creo que debe haber ni1
organismo elective. No me import el nombre: aca-
sio, al disctirse los Consejos Provinciales en este mo-
mento, debi6ramos haberles camlbiado ol nombre, para
borrar tambi6n eso. A lo que no puedo decidiime es
a que la Provincia no tenga por representaci6n un
organism de carActer elective. No se me diga quo
este organismo a.etuark mal. porque con ese miismo
argnmento puede referirse a todos los demas orga-
nismos que eree la Constituci6n. Lo esencial es quW
establezeamos la fiscalizacion de los gastos por me-
dio del Tribunal de Cuentas y de los Tribunales
ordinaries, para exigir el cumplimiento de los de-
beres de esas corporaciones. de acuerdo con la. Cons-
tituei6n.
Como se ve, yo ten'go un criteria radical; el mismo
que se ha expresado en los bancos de en frente, y
firmar6 la propoicion mis decisive y energica euan,-
do discutimos las funciones del organismo proving
cial, lamese Consejo Provincial o de otra manera.
Yo reconozco todo ese program de ineficacia, v-
cio e inmoralidad que se ha seialaldo, y creo que ha
Ilegado el moment de la profnnda r.. tl. I ;.,i por
nue para eso nos ha enviado el pueblo aqui. Acepto
con ustedes la necesidad de cambiar el funcionamien-
to, la. eficacia y la misi6n de esos organismos provil-
ciales, pero deseo que esa corpora.eiin se produzca en
el seno del pueblo, por elecei6n, y con el contend'
de funciones, de responsabilidardes. de eficacia y d'
actnac'6n que la Convenci6n quitra darle libremen-
te, on esta oportunidad que nos concede la potes-
tad que el pueblo nos ha otorglao.
SR. PRESIDENT (iRAnT SAN MA.\lTIN) : Tiene la pa-
labra el Sr. Coyula para expliear siu voto.
Sn. COYTL,x (MIrIT n) : Sr. Prcsidenite v Sres. De-
legados: Realmenle que la hora no result la mis';
oportuna para pronunciar unas palabras, annque
el que las pronuncia, procure sencillamente ajustarse









96 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


a, las indispensable; pero yo he votado en este pro-
blema, al que concede importancia extraordinaria, y
voy a explicar mi voto, mis que por empefio de que
figure en el Diario de Sesiones, que sirva para poner
en contact mi conciencia con la opinion, y en contac-
to en el mafiana mi concieneia con la historic, para
estar conform conmigo mismo.
Yo tengo por costumbre pensar on alta voz -co-
mo se dice vulgarmente-. Para votar en este asunto
he tenido que vacila.r much. Tengo mis opinions
respect de lo que ha sido en muchos afios atras, y
durante los iltimos tiempos, la Instituci6n del Con.
sejo Provincial; pero un sentimiento de justicia me
decia que queriendo cortar los Consejos nosotros en
el orden de la economic, ibamos a realizar aquello
que se expresaba en una frase conocidisima: ibamos
a realizar la ridicule economic del chocolate del loro.
Si fueramos a economizar todo lo que pide e-~o-
nomia en nuestra tierra, Sres. Delegados, desde el
President de esta Asamblea, hasta el mas humilde de
los que aqui se sientan -desde luego 6se es el qut
habla- saben perfectamente que son rnuchos los Ar-
boles frondosos, y que dan frutos nocivos, que estin
pidiendo la poda de una radical eeonomia.
En el orden politico, en el orden administrati-
ve yo recuerdo, porque fui asistente con frecuencia
de las sesiones de aquella Convenci6n de 1901, yo
recuerdo que en los pasillos oi una tarde hablar a
unos cuantos Convencionales, de -Ii,-.. .. gloriosos,
entire los que estaban Pedro Gonzxlez Llorente, Ma-
nurel Sanguily y otros, y cuando se trataba de esie
problema de los C'onsejos Provinciales, ollos estuvieron
deliberando, y se determinaron a crearlos como una
transacci6n al regimen provincial, siquiera simb6lico,
que las regions pedian en cierto modo y ]a unidad
political del Estado.
Yo reenerdo tambi6n que aquel Consejo Provin-
vincial de la Habana en los primeros tiempos, tuvo
entire otros que larian larga la numeraci6n, figures
que se llamaron Enrique Casuso, Alfredo Rosas, Jo-
s6 Clark; y yo scria un eobarde si no dijera que
siento retumbar las protests que venian a este he-
miciclo, porque aqui se ha dicho en t6rminos gene-
rales, no s6lo que esos organismos ban sido siem-
pre inftiles, sino que han sido ignominiosos, y yo, a
nombre de la justicia hist6rica, y por el recuerdo
respectable de mis compafieros de aqluellos dias, y al-
gunos .I.. "1 '.-i... tambien en los campos de la lu-
cha por ]a libertad do ]a Patria, declare que los Con-
sejos Provinciales, por lo menos el de la Habana,
que yo he conocido mas, han tenido 6poeas gloriosa.s
en que han podido enfrentarse con cualquier otra
Instituei6n Nacional.
Pero lo que me ha llevado a votar, han sido las
altas consideraciones, primero el hecho de que mi
Partido diera un program a la opinion pfiblica, y
que en ese program se consignara claramente, en
la base novena: "R'gimen Provincial. Se manten
dri e] Regimen Provincial en la forma regulada en 6!
por Jos concepts constitueionales en vigor".
Este program es el contrato que moralmente
une a los Convencionales de mi Partido con la opi-
ni6n de mi pais. Esa opinion en lo que a nosotros
respect, estuvo representada por el carhcter del elee-


torado que nos hizo el honor de confiarnos sus man-
datos, y ademis la j, io,1t.. de nuestro Partido, el
Comit6 Ejecutivo, ha .p.iI.1.,. mantener y ha man-
tenido, decorosamente, lo acord6 en Ja Asamblea Na-
eional del Partido Dem6erata Republieano, en aque-
Has seis sesiones inolvidables en que se estudiaron
una a una las bases de este program; sesiones, Sres.
Delegados, que para bion de Cuba y honor de esta
Asamblea, yo quisiera qne fuesen, si es possible su-
peradas por este Organismo, que si esta Convenci6n
no las supera, por lo monos que se mantenga en un
nivel de decoro que pueda permitir ]a comparaci6n
con aquellas sesiones memorable.
Hle votado tambi6n en el sentido afirmantivo, por-
que si vamos a regularly todo, si vamos a crear la
'Cuba nueva de que tanto so ha hablado desde el 12
de Agosto de 1933, todaas las I y todas las
palancas administrativas eeon6micas que so puedan
rear bajo la. pretendida organization de los Conse-
jos de Alcaldes resultarin eficientes se puede hon-
rar al pueblo para que result bien, y de aqui en
adelante se establezan en restituci6n de los Con-
sejos Provinciales.
Y he votado que si, Sres. Delegados, porque un
scntimiento de equidad me decia, que no podia per-
mitir que saliera dcl ambiente de este recinto la con-
sideraci6n injusta de que los inicos que merecen en
Cuba el inri o el marchamo de ]a ignominia, son los
que ban sido y (que boy !,II I-0 coo10 Consejeros
Provinciales en nuestra tierra.
No, Sres., si fu6ramo;s a aplicar el cauterio a today
parte que lo neccsita, seria un hospital nuestro pais,
cosas que influyen on la vida pfiblica y hasta en
las decisions de esta Asamblea, que estan pidiendo
cl eauterio, porque estan como unas Ilagas.
Y ademas, Sr. Presidente y Sres. Delegados, per-
mnitidme que haya sido un irrespetuoso y haya abu-
sado de vuestra generoiidad exquisite, y quiero apro-
vechar esta explicaciin de voto, para haeer una re-
comenda.ci6n a todos los Convencionales, y especial-
mente a algunos ,I.ii-,... de este grupo de la Oposi-
cin.
Sefior Presidente y sefiores Delegados, hubo un
memento, al iniciarse la discusi6n de este asunto,
en que el Dr. Pelayo Cuervo, nuestro lider en este
hemiciclo, y el que habla, se pusieron de acnerdo pa-
ra ver si rendian a sus correligionarios y podiamos
ll.egar a una ligera consideraei6n.
Nuestro lider en este Hemicielo y ol que habia, so
pusieron de acuerdo para ver si reunian sue corre-
ligionarios y podian lograr una ligera consideraci6n
en el probleema que estaba a debate; pero, Sefiores
Delegados: era el momento en que so fulminaban
contra nosotros y contra nuestro partido, las censu-
ras mis agrias, casi, easi dicterios, que nos pare-
eian candela que llegaba a nuestro rostro; y enton-
ees, me pareci6 que se producia en ellos un movimien-
to de indignada reaeci6n, y fu6 inutil el --i,,. ,.-
de Pelayo Cuervo y mio.
Como conseenencia de esa realidad, yo recomen-
daria que las deliberaciones en este Ilemiciclo fue-
ran en lo adelante reposadas y todos los Conven-
cionales, los de la izquierda y los de la derecha, so-
)bretodo, tuvieseii en cuenta que aqui han venido










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 97


PIartidos y houtbres que han de suponerse respeta.
blcs y dignos. torque traen la representaeidn del
pueblo dk Cuba y si el pueblo de Cuba, en sus res-
pectivas orguanizaciones electorales, no ha escogldo los
hombres que ha creido mejores y ha escogidos in-
dignos, ipbre opiiii6n, dtsfavorable, de nuestro pue-
blo.
Termino, diciendo que tenemos la esperanza, los
que nos seitanitos en estos Bainos, de que al fin, al
ir a 1o pirofundo de estos problems, cuando vaya-
mios a la orgaizxaci6n funcional de las provinceas, se
busque la f6rmuila que liaga efectiva, para mariana,
la organizaci6l de Ios Consejos, y que se tenga el
propio deseo, sano y rejuvenefedor, qne se hubiera
tleido para. los Consejos de ii .....
ISR. I'IRSIDENTE (GR.\lr SAN SI.ARTN) : Tiene la pa-
labra, pIara explicar su voto, el Seoior Polayo Cuervo.


Llegu6 un moment a decirle a mi compairero Co-
yula, que estaba ansioso de que llegara el 25 de fe-
brero, para quo no se hablara mis del 24 de febre-
ro. y es, sefiores, que en un problema de carecter
politico, que ,1 ,r I i, como todo problema politico
hoy en dia, cuesti6n social y cuesti6n econ6mica, no
debe cogerse el argument patrioteril para venir a
conveuncer a un Delegado, que, por demis, estaba
coiivencido. pero que una discipline al program d(
su instituci6n, lo oblige a votar y a salvar su voto.
El Sr. Chibais, personalmente, me insinuaba, east
pudiera decirse me coaeeionaba amistosaniente, a que
pensara en decidir mi votaci6n on esta noche; legi
a decir que si aqui se aprobaban o no se aprobaba la
instituci6n del Consejo Provincial, Ja instituci6n, el
organo, no ya la funci6n, caeria el oprobio y el des-
crudito contra todo el que votara la instituci6n.


Realmente, el argument expuesto tan rudamen-
SR. CERVO (I'ELAYO. : Para, explicar mi voto a fa- t se vuelve contra la causa lqu se defiende.
vor del Dietamen.


Mi voto lo lia producido una discipline a] progra-
ma de nuestro l'artido; 1o mantiene el program d
los principios Constitucionales que, de acuerdo con
la ley vigente, tuvimos que jurar ante la Junta Pro-
vincial al aceptar nuestras nominaciones, para pedir
los ..**'FI' i .-; populares.

Despui;s ha sido ra.tificado ese program por el
E ieeutivo Nacional de nuestra organizaci6n

Pero, si no estnviera yo profundamente convenci-
do, personalmente, de la inutilidad de los Consejos
Provincia'ls, como han venido funcionando hasta
ahora, ii I -.- con absolute sineeridad, que los dis-
cursos que se han pronunciado esta mariana para
nonvencernos, nada hubieran puesto, porque en esos
discursoi huia la raz6n para acudir al argument
intrasccndente y a la palabra imprcsionante y vocin-
glora que, generalmente, lejos de convencer acaba por
convertir en adversario al que pens6 en algfin mo.
mentor ser aliado.
St. Rc.\ (BLAs) : Esos malos discursos fueron la.
causa de la p6rdida de inestra lucha contra los Con-
sejos Provinciales.
U. CEnivo (PiE.AO) : Es iiecesario, Sres. Con-.
vencionales, que la vocingleria electoral, que la fu-
:rrunmalla (!( barricada, que el vocablo insustancial e
intrascendente, no se tome :omlo un instrument pa-
r'a roiivncer a niiingn ('oInveneional.
Soy un convencido de que el (Cousejo Provincial,
con Ja Ifuincin que hasta aqui ha tenido, es inftil
in i'ecundo e itnficiente para la organizaci6n de la
:olieetividlad I)oviiicial; pero esa conviceiOn profun-
-di1.ima, personal, no tilne que ver nada con los ar-
grllentos (|iuc se ehan esgrimido en contra dto la vo-
taci6n de los Consejos Provinciales.

Come siempre aqui se lia venido haciendo, des-
de las doce de( la noche, que comenz6 el '24 de fe-
brero, eadit vez que a un Convencional, para defer.-
der una tesis, le huia la raz6n o se le nublaba el
argument, come una cosa de la cual tenia que asir-
se, se acocia al 24 de febrero, a la feeha patri6tica
que conmlemorebamos, pamra pedir que votiiramos la
tesis que (1 defendia.


Yo ereo, personalmente, que la instituci6n, por su
experiencia hist6rica, ha side mala, y 1o que ha si-
do malo debe alterarse y debe renovarse; pero no
rreo yo que el problema cubano, ni el orden del r6-
gimen provincial, ni del municipal, ni del national,
este. come decia, el Sr. Ferrara. en esa oportunidad,
en el nfimero de las personas que compongan ei orga-
nismo.
Para mi, el problema cubano en las institueiones
colegiadas, y lo 1h pensado hondamente. creo quo es
biol6gico; creo que todas estas institueiones colceti-
vas requieren mils de la integridad del caracter que
aun del nfumero y aiun de la capacidad intelectiva
de los components.
Cuando yo pensaba en la forma de instituir el
sistoma de votacion para la integra.cin de esta Con-
venci6n, on distintas oportunidades mantuve, en el
organism conductor de nuIestro Partido, que era ne-
cosario vertebrar un sistema par a a elecei6n, en que
se pudiera integral con la Convenei6n, con verdade-
ras integridades de caritcler, porque solamente asi
pudidramos salvar el fin que perseguia la funeij6'
de li Convenceci6n Constituvente.

Yo tengo la seguridad de que en este organism,
o on eualquier organismo de base popular, integran-
te de e6, que tenga profundas convicciones de lo que
va a defender, pero que no tenga la preparation ne-
cesaria para defender lo que insttitivamente y por
la experieneia ej sabe que es bueno, con una ponen-
cia qui se le enuomtiende, puede salir de la institu-
coin, aconsejarse y asesorarse de los individuals quit
de ella conoden y con absolute seguridad que el ea-
rieter salvar la l deficiencia d ecualquiera de las
coudieiones quei falten al individuo integrate del
oregano. Els por ello por lo que no veo el peligro en
el mayor o menor lumnero al integrar los organisms
diriientes de la gobernaei6n del pais, ni ain ereo,
seiores Conveneionales, que el problema cubano, sea
un problema on el orden del funeionalismo o del Es-
tado, de ear;ictter econ6mico. Yo aprendi, desde que
conenzaba a interosarme por estos asuntos, que la
economic de un pais no es buena o mala por la ex-
cesividad o la exigiiidad de sus gastos nacionales.
No estd en los gastos nacionales ]o bueno o lo male
de la organizaecin econ6mica de un pais. Ello de-










)8 DIARIO DE SESIONES DE LA GONVENCION CONSTITUYENTE


pcndc, esencialmente de la organizaci6n de sas ins-
titucionci-e impositivas; ello depend de la efieaz in-
terveneiin, y de la eficaz y fecunda inversion de las
recaudaciones publicas en servicios colectivos para el
Estado.
Si esto es asi, Sefiores Delegados, si esto es asi, que
aun en los prcesupuestos no representing la eficacia ni
ia bondad do ollo, el que scan altas o bajas, segun
la recaudaci6n ordenada y sobre todo la honrade,-
on el sistema de la reeaudaci6n, si todo esto respon-
de a la teoria de que e] mismo impuesto no es so.-
lamente una in.stituci6n fiscal, sino un element que
tiene ei Gobierno para detsarrollar su political eco
n6micia y social. Me pretend siempre convencer que
no es en los gastos de los funcionarios que integran
an organism donde esta la quiebra del organism,
y cuando yo, queriendo conveneerme o salvar en par-
to, la. iecesidad que estaba en evitar la permanencia
de la instituci6n del Consejo Provincial, conversaba
en sileneio con el Sr. Cortina, e impetraba su expe-
riencia para buscarle una salida a osta espccie de
encrueijada il. nos Ilevaba a un pronuncianmiento
programitico y nos obligaba a votar, el Sr. Cortina
me haeia ver que aqui se habia tergiversado el plan-
toamiento del problema, y ese fu6 el punto trayee-
triz de mi conduct al redactar la enmienda que te-
nia que redactar en nombre de mi Partido para sal-
var su program.
DI)e quL manera yo cumplia con el program de
mi partido y salvaba en cierta form la conduct del
que htibla? Pues sencillamente redactando un voto
particular, que na.da tiene que ver, que no dice na-
da de lo que ha leido el conventional Capablanca -
el Sr. Esteva, sencillamente, el voto particular de mi
Partido, mantiene el (' ...... Provincial, y mantiene
el Gobierno Provincial. No se habla absolutamente
nada de las funciones, y a esta Convenci6n le compe-
te, mas que a pronunciar discursos de arguments
intrascendentes que a nadie van a convencer, con-
jurar el mal que aparentemente proelama una vo-
taci6n, vertebrando de una manera sabia con la ex-
periencia del pasado, las funciones de ese organis-
mo provincial, para que no se repitan los males que
su instituei6n ha producido.
En este problema, no es possible que se pueda exa-
minar Ii.i, ,t ; ilin .-ii.-; cstas cuestiones piblica.s
que se entretejen con todas las fuerzas que pugnan
en una colectividad, no pueden mirarse desde una
arista., oeultindose otras. Aqui se ha dicho por to-
dos ]os convencionales de todos los Partidos, que es-
ta labor que estamos realizando de las magistratu
ras dol pais, estan interferidas por una proyeeci6n
explicable y 16gica y humana de intereses politi-
cos. Tan es asi, que el Sr. Ferrara, cuando empezo,
a asistir a las sesiones de la Convenei6n Constitu-
yente, euando mas se hablaba, observaba el m6todo
que seauiamos, y tnvo la clarividencia de laamarnos
la alenci6n y proponernos lo que todos los Comites
Parlamentarios han aceptado y que seguramnente
aeordaremos cuando se termine la discusi6n de las
disposiciones transitorias del Dictamen.
'...1.. lo que aqui acordamos en orden a las magis-
traturas, en los regimener municipal, provincial y
national, tendrfi un character transitorio y circuns
tancial y aeordaremos que esta propia Convenci6n


Constituyentc, con la serenidad que !pxigen estos
problems nacionales, y la meditaci6n y la hondura
con que ya se diseuten estos problems que afectan
a 30 afio: de experiencia, podremos vertebrar las fun-
ciones que es done esta el 6xito del 6rgano y de
Ja funci6n que d6 la Aisamblea Constituyente a cual-
quier Consejo Provincial o a cualquiera de los or
ganismos que aquii se adopted.
Creo que lo que parceia una tempestad, no pasa
de ser una nube de verano.
So ha votado an 6rgano, el Consejo Provincial,
compete a la Convenci6n vertebrar las funciones de
ese 6rgano y la.cerlo visible. No es solamente el
Consejo Provincial lo que en Cuba ha producido una
series de errors; los males de la Reopiblica, nacen
con la misma Reptblica. Le han acompafiado en to-
da su trayectoria, en todo el process de su 'orma-
ci6n de pueblo. Esos males existen en todas las
colectividades socialeis, a veces contemplan y dirigen
con ia serial de los tiempos, pcro esos males no se
han cerrado ,enI los Consejos Provinciaaes. Posi-
blemente la instituei6n del Consejo Provincial con las
funciones que ha tenido hasta aqui ha sido posible-
mente, repito, ]a instituci6n que ha expuesto y ex-
ternado mis los males que ha padecido. Pero es
possible, '...! -, que so pueda pensar que el Consejo
Provincial, merece mis el deseredito y la condena-
ci6n de los cubanos que el regimen municipal quo
ha pa.decido Cuba? Yo I' I. 1 '.i: si dejaramos en
vigencia el regimen municipal como estaba articulado
on las disposiciones constitucionales en vigor, podria
esperarse del regimen Municipal, algo mejor qcue lo
que so podria. csperar de los (onsejos Provinciales?
V\ase c6mo no es el Organo in.. q,1I; son las
funciones que le otorgue esta Convenci6n Constitu-
yente. El mismo r6gimen del Poder Ejecutivo, el
Poder Legislativo, todos los que afectan una series de
males que aqul se han expuesto con claridad y con
cxperiencia. Yo oia decir a Cortina y a Ferrara, co-
sas que hemos leido en las distintas pdginas de los
estudiosos de estas cuestiones: que ese Senado con
trece -. ,'r.', constitula una oterna dictadura, una
coacci6n colectiva aute el progress del Pais. Y a
que tiende lo que aqui acordamos respect del Poder
Legislative? Pues a darle una funcion que evite que
eso so repita. Si ese mismo procedimiento lo segui-
mos para el regimen provincial, con absolute. segu-
ridad que euando se -...... en vigor el regimen pro-
vincial con una nueva articulaci6n en sus funciones,
los Conveneionales que pronunciaron discursos ca-
tastrificos, en que parecia que se iban a desplomar
la's estrellas del cie]o, con ab-soluta seguridad no ton-
drAn llue repotirlos, y posiblomente habremos con-
jurado todo lo que a. ellos parcela que no podia con-
jurarse. Explicado asi mi voto, explicado por el
Sr. Coyula, que tanto 61 como 70 nos consultamos
para pedir libertad a nuestro Comit6 Parlamenta-
rio, a fin de votar en contra de los Consojos Pro-
vinciales, a fin de obtener (sta autorizacidn, cuan-
do coneebiamos el plan Inr., pedir on receso a la
., los discursos conminatorios, los discursos d-
caracterr ,;. ... los disuos isrss intraseendentes en oe
orden del razonamicnto, de Ia convicei6n, hicieron dc-
sistir al que habla y al Sr. Miguel Coynla de su
plan, y se arerraron en el cumplimiento de los debe-
res para con su Partido, votando con el Programa










DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 99


de 61, y dejando en la articulaci6n de las funeiones
evitar lodos los errors, evitar todos los males, y evi-
lar tod;; las s orruipciones iqu( aqui se ban -.1-i ,,1 .
al regimen provincial.
SR. I'lESIDlENTE ( ii \l SAN M ARTINv) : Tiene la pa-
labra el Sr. M:aceo, para explicar sn voto.
SR. MA.CEO I(JosE : Sr. President y Sres. Delega-
dos: 'o creo q(ie aeaso dos palaibras excedan las
q'.ie incesito para explicar mi voto, con la sineeridad
y la lihoradez que lie puesto siempre en todos los
sctos dl." mi vida..
Yo (q1iero explicar que voti a,!!!llr i i.!!' ce-
diendo al imi)erativo de las Bases Plrogramaticas de
m Pi Paictio, bases ip ....-! ..ii ,i que mi Partido
iprob6 y q(lue recienteimente me reelam6 su observan-
cia y e(niplimiento al someter a su consideraci6n cl
I)ictanm-n ,on i'eccionado por la Comisi6n Especial.
Dije eediendo, y he dicho bien: porq(ue seguramente
me prodnje bastanto en contradicciOn con mi men-
talidad y sentimiento, pero eso si: perfectamente
conscieinte de la responsabilidad contraida con esta
postura mia. lie dicho.
SR. PIESIDENTE (GRA.\I SAN MARTiN) : Tiene la pa
labra para explitar su voto, el Sr. Rey.
SR. REY (S.NTIAGO) : Sr. President y Sres. De-
leados: I'nas breves palabras para explicar mi voto.
Vote que si, en la seguridad miAs plena de que con
ollo cumplia no solamente el precepto imperativo del
I'rograima de mi Partido, sino que obedecia tambi6n
e interpretaba fielmente la voluntad expresa ma-
nifestada cn Ia nrna pura de las pasadas elecciones.
por 20 mil concieincias libres villarefias, que me hi-
cieron (I honor de otorgarme sus sufragios. Y vot6
que si, con la misma absolute tranquilidad do con-
ciiencia. con la misma 1.-ti .. serenidad de juicio,
con ide6tica firmeza dc convicciones, con que no hace
muchos dias tuve el honor de depositar mi voto en
la urna de esia Asaimblea, para contribuir con el
mismo, a elevar a ese alto sitial que hoy ocupa, al Je.-
'e del Partido Aiit6ntico, nuc.stro iluitre Presidente,
doctor Ranm6n (Irau San Martin.
En ese caso, como en 6stc, como en todos aquellos
en que tenia (iue producer mi voto en esta Asam-
blea, he de hacerlo conform a los miAs intimos y
sincerois princilpios que mantongo, de acuerdo con
el pleno concerto de la recta y just discil)lina a
que me someto. y eon la seguridad mis plena y cier-
ta de que a.l lihcerlo cumplo con los dictados de mi
conciencia que estoy seguro, son tambien los dicta-
dos imperativos de ni deber.
Sn. PRESTDENTE (GR.\T SAN MARTIN) : Tiene la pa-
labra el 5r. Zaydin para explicar su voto.
SR. Z.vfN (RMidxION: Sr. President y Sres. De-
legnados: Como no he tenido oportunidad de con-
sumir in trnro, v6ome en la necesidad de explicar
por qu6 he votado en contra del Voto Particular, y
por qu6, de aenerdo con el Programa de mi Partido,
el I'artido Acclinm Republicana, estuve y estoy con-
forme coni el Dielamen.
Para ello hie de plantar la tesis que ha original
la redacci6n de nuestras Bases programfticas. Para
(ie s, ea (vn qe preeisamente teniendo en euenta las


funcione s es que estimaibamos la necesidad de su-
primir los actuales Consejos Provinciales, y sustituir-
los por las Asambleas de Alcaldes Municipales.
El Program de mi Partido toma como nicleo cen-
tral de la vida national cubana al Municipio. Est:
ma que o1 genuine, lo real, lo vivo en nuestra or
ganiiizaocidn social cs el Municipio, que tiene, al tra-
v6s te nuestra historic, un process hist6rico que pu-
di ramos calificar como la cuna de nuestras liber-
tades politics, porque desde el primer Municipio
que se fiidara on Cuba. y fu6 integrado por ele-
menTos natives, por cubanos, y estos _\lih.!i- ..., de-
fendieron siempre, contra el vasallaje de ]a Me-
tr'ipoli, los intereses vitales do la sociedad cubana y
las libertades political del eubano. Y nosotros es-
timamos que es necesario un organismo municipal
hajo un regimen de plena autonoiia political, econ6-
mica y ti I, y en este sentido no puede haber so-
bre estos Municipios absolutamente ninguna auto-
ridad gubernativa que emane del Estado o de cual-
quier otro 6rgano que pueda inmiscuirse en sus fun-
eiones. Y Ia organizaci6n del Gobierno Provincial y
del Cone.jo Provincial actual, precisamente merma la
autonomia municipal al darle esa fiscalizaei6n gu-
bernativa municipal a la vez que ]a suspension de los
acuerdos que adopten los Municipios.
Nosotros hemos estimado que para consagrar la
interdependencia municipal y las relaciones entire los
Municipios, era precise crear un 6rgano provincial,
y ese organo tenia que ser la. representaciiin legitima,
la representaci6n genuina de los Municipios, que son
los Alcaldes por elecci6n popular. Y toda interfe-
rencia por la creaci6n de un 6rgano distinto habra
de cambiar este principio central, este principio me-
dular del sistema organico que a la vida funcional de
los Municipios pretendimos nosotros y pretende-
mos darle al trav6s de la nueva Constitucion.
Es por 6sta y no por ninguna de las otras razones
que se hayan podido aducir, que nosotros estima-
mos principalmente la inutilidad de los Consejos
Provinciales como se estableeen en el voto particu-
lar, porque ya entonees se rompe, se .-t,i t,..., el
principio de la autonomia municipal tal y como
nosotros la concebimos en nuestro program. Es
porque ya entonces cuando vayan a esas funciones do
que so hablaba. aqni se va a querer establecer una
correlaci.6n, una correspondencia entire la vida muni-
cipal y esos Consejos Provinciales que se crean aqui,
de una factura id6ntica a los que actualmente exis-
ten y ello laria romper, interferir, al sistema orga-
nico de la vida municipal tal y como lo proyvtz.-
mos en nuestro program.
Este problema fu6 discutido ampliamente por la
Comisidn Interparlamentaria del Congreso cuando
proyect6 ]a reform, de la Constituci6n. No es nada
nuevo, ni es nada esporAdico la instituci6n que pre-
tendemos rear nosotros. Bastaba solamente haber
tenido a la mano el proyecto de la reform consti-
tucional del Congreso en el cual participaron en
aquella oportuunida.d con sus votos y con su concur-
so inteleetual, Senadores y Representantes de los
Partidos Liberal, Uni6n Nacionalista, Conjunto Na-
cional l)emocrAtico y Dem6crata Republicano.
Si entonees, tratando de regular la vida munici-
pal y tratando de darle a esta vida municipal unn










100 DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE


estructuraci6n distinta a la que actnalmente tiene,
hubo de coneebirse esta proyceci6n y hubo de consi-
derarse la oportunidad adecuada, no hemos podido
comprender como en el debate de esta noche quc
no modifica los programs que aqui se presentaron
por esos Partidos, porque el nombre no hace a la
cosa, sine la organization es la que Ie da su estrue-
tura, su i. .,,......, peculiar, su caracteristica sin-
gular. no podia haber votado eonjuntamente con
iosotros por la Asamblea de Alcaldes.
En nuestra organizaei6n municipal no podrk in-
terferir su autoridad en gobierno central, no po-
dia inerrerir su autoridad el Gobierno ni el con-
sejo provincial. En los NMunicipios aut6nomos se
realizaia come empresa de servicios pfiblicos todos
aquellos fines orgAnicos de la vida social de la co-
munidad local. Y el Consejo de Alcaldes no habria
de ser mas que un organism para regular las rela-
ciones de inter-dependeneia para llenar aquellas fun-
ciones que poir ser grandes no puedan realizar, por-
que estan en una, relaei6n de veeindad con otros Mu-
nicipios, y de este modo hubitramos [legado a hacer
una renovaei6n institutional.
Nosotros hemos estudiado la gQnesis de los Go-
biernos Provinciales y de los Consejos Provincia-
les aetuales. No son los Consejos Provinciales, co-
mo en el sistema federal a virtud de la organizaei6n
del Estado, C(mara Legislativa. No. Estos Con-
sejos Provinciales no son mis que una replica de
aquella Diputaci6n Provincial de la Colonia, y no
han tenido, y no tienen, ni podrAn tener, otras funcio-
nes que las que el regimen tributario y centralista del
Estado, les ha fijado, que han aihogado en un proee-
so hist6rico, la autonomia de los iii.i.',,.-, por-
que cuando se trate de darles funciones o atribu-
ciones a esos Consejos Provinciales que van a estar
integrados por personas eleetas per el pueblo, no
desvinculadas de la vida municipal, no represen-
tardn a los Municipios, sine que representarAn a las
Provincias para que realicen funciones de :ioil'-
zaci6n o funci6n de conexi6n con la vida municipal
y estarian interfirien'do la autonomia municipal.
Y era precise en nombre de la autonomia muni-
cipal, de la legitima autonomia municipal, political,
econ6nima y fiscal que nosotros recclamAbamos para
los lMunicipios por medio de sus represefntante, le-
gales, estructurar un 6rgano central de actividad y
de coordinaci6n para las funciones de interdepen-
dencia municipal.
Parece que este concept, que es un concept me-
dular que enfoca toda una tesis, no ha side bien
comprendido por los sefiores Delegados que han vo-
tado a favor de este voto particular.
No es el case a discutir si esos organisms han side
buenos o malos, no es el case diseutir si han side mo-
rales o si han side inmorales. Nada de eso afecta a
los razonamientos que el Partido Aeci6n Republicana
tuvo para asentar su tesis on el programna constitu-
eional. Lo que hemos querido es partir de ]a ge-
nesis de la origanizaci6n misma, y nosotros tratamos
de descentralizar las actividades sociales para rear
no entes artificiales, sine organisms vivientes...
(Abandona la Presidencia el senior Grau y la ocu-
pa el senor Martinez Scienz).


...organismos con vida propia que realizan fun-
ciones que nacen de su propia vida, no funciones
que si bien estaii en la Ley, tratan de darle vida
a lo que vida no tiene, porque carecen de ella, co-
mo es ]a actual organization de las Provincias.
Yo hubiera concebido en un regimen provincial la
creaci6n do ('......i .... Provinciales; hubiera eone'ebi-
do ui regimen provincial de Estado, la CAmara Le-
gislativa, pero no concibo qne por un sistema vo-
luntario, de divisions regionals, una organizaei6n
de colnsjo, linica y exelusivamente, para darle esa
funei6n, sin saberse siquiera cuales son esas funcio-
nes, porque no las han tenido en su vida, y no la
han creado siquiera por una prActica political y admi-
nistrativa.
Nosotros sabemos que la funei6n crea al 6rgano,
porque la Iunnci6n es la vida, y la vida es funei6n
quti existe en la concepei6n del dereeho, es el ins-
trumento que le permit ejereitar sn actividad; y
aqui se ha incurrido en el grave error de rear un
inistrumenio para darle vida. Y esto, para mi, es
de honda preocupaei6n, porque hombres que han es-
tudiado las cieneias political, que tienen su relaci6n
con las biol6gicaes, dicen que siempre que se trata
de crear 1, ii.; ,in,. ,1 un 6rgano para darle una
funci6n, se estd yendo contra esas leyes naturales de
la dinimica social, y )que por el contrario la tBenica
del m6todo de la ciencia politiea esta en que aten-
diendo a las iiI ...I.. se crea cl 6rgano.

ISi hubieran advertido mis compafieros este prin-
cipio de razonamiento, habrian llegado seguramen-
te a las mismas concluisiones que establecen las bases
programniticas del Partido Aeei6n Republicana.
Y es per estas consideraciones, ya que la hora es
mny avanzada, y no me permit robar por mis tiem-
po ]a atenei6n de la Asamblea, para entrar en pos-
teriores detalles, que yo termino con el dolor y la
tristeza de ver defraudadas las esperanzas que pu-
sieran mi Partido y sus Delegados en una transfor-
naei6n de la vida institutional de nuestra Repl-
blica, por que no somos de los que creemos que se
debe mantener, por el hecho de mantener, institu-
eiones conservadoras.
No creemos en .1.-In .-.2.i No ereemos que es
trastorno a la vida del pais, el rear nuevas institueio-
nes.
Desde la epoca en que yo era un simple estu-
diante, a aquella otra ya de mayor desarrollo men-
tal, en que pasaba por las alas universitarias, has-
ta las cuales me condujeran dcRspus al Parlamento
por el volo popular, fui inculcado en el coneepto (de
la inutilidad de los Conscjos Provinciales, y fuc crea-
da esta mentalidad, no solamente por las cnsefian-
zas de los profesores universitarios y de Instrucci6n
Primaria, sine por una opinion public que se ma-
ni'est6 a trav&s de los peri6dicos, y desde entonces
yo vengo oyendo el grito de alarma, el grito de aler-
ta, la l!amada. la convocatoria., el requerimiento ha-
cia darle a la municipalidad cubana su autonomia
political y econ6mica, independiz6ndola del yugo de
los gobiernos provinciales, del yugo de los Go-
biernos estatales, para que cubran con la poten-
cialidad de sus energies, contribuycndo a ello la
interpretaci6n de los otros factors econ6micos a la




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs