• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Title Page
 Table of Contents
 El biólogo Le Dantec y su labor...
 Alimentación de las bibijaguas...
 Extracto de la nota necrológica...
 A New Cuban Sida; by Brother...
 Reseña sobre una excursion botánica...
 Sobre el redescubrimiento de una...
 Una plaga de las anonáceas en Cuba;...
 Sobre procedimientos de enseñanza...
 Nota sobre cóccidos Cubanos; por...
 Sobre la mosca chrysops costata,...
 Una especie del genero trichuris...
 El Dr. Juan Santos Fernández, nota...
 Casos raros de cleistantería observados...
 Algunas nuevas especies de Termítidos...
 Revista bibiliografica - life histories...
 Variedades - las ciencias naturales...
 Sumario














Title: Memorias de la Sociedad Cubana de Historia Natural
CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072544/00001
 Material Information
Title: Memorias de la Sociedad Cubana de Historia Natural
Physical Description: 25 v. : ill. ; 25 cm.
Language: Spanish
Creator: Sociedad Cubana de Historia Natural "Felipe Poey"
Museo Poey
Publisher: La Sociedad
Place of Publication: La Habana
Frequency: irregular[1917-1961]
bimonthly[ former 1915-1916]
completely irregular
 Subjects
Subject: Natural history -- Periodicals   ( lcsh )
Natural history -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
Dates or Sequential Designation: Began in 1915; ceased in Sept. 1961.
Numbering Peculiarities: Suspended June 1918-Dec. 1920, Jan. 1927-Feb. 1934.
Issuing Body: Official organ of: Museo Poey.
General Note: Title varies slightly.
General Note: Description based on: Vol. 8, no. 2 (jul. 1934); title from cover.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072544
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 01386667
lccn - 00238447

Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover 1
        Page i
    Title Page
        Page ii
    Table of Contents
        Page iii
        Page iv
    El biólogo Le Dantec y su labor científica
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
    Alimentación de las bibijaguas y fundación de nuevas colonias; por el Dr. Patricio Cardín
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
    Extracto de la nota necrológica acerca del profesor Henry Shaler Williams; por el Dr. Santiago de la Huerta
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
    A New Cuban Sida; by Brother Leon
        Page 70
        Page 71
    Reseña sobre una excursion botánica a Isla de Pinos; por el Dr. Juan T. Roig
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
    Sobre el redescubrimiento de una especie de megarhinus
        Page 77
        Page 78
    Una plaga de las anonáceas en Cuba; por el Sr. Rodolfo Arango
        Page 79
        Page 80
        Page 81
    Sobre procedimientos de enseñanza de la cristalografía geométrica, por el Dr. José H. Pazos
        Page 82
        Page 83
        Page 84
    Nota sobre cóccidos Cubanos; por el Sr. Charles H. Ballou
        Page 85
        Page 86
    Sobre la mosca chrysops costata, Fabr; por el Dr. W. H. Hoffmann (con grabados)
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
    Una especie del genero trichuris parasitaria en el guayabito, (mus musculus) (con grabados); por el Dr. Juan Embil
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
        Page 95
    El Dr. Juan Santos Fernández, nota necrológica; por el Dr. Arístides Mestre
        Page 96
        Page 97
        Page 98
    Casos raros de cleistantería observados en Cuba; por la Dra. Eva Mameli de Calvino
        Page 99
        Page 100
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
    Algunas nuevas especies de Termítidos de Cuba; por el Sr. Braulio T. Barreto
        Page 106
        Page 107
        Page 108
        Page 109
    Revista bibiliografica - life histories of North American Petrels and their allies (1922) - by Arthur Cleveland Bent o por el Sr. Carlos Guillermo Aguayo
        Page 110
    Variedades - las ciencias naturales en la Universidad de París
        Page 111
        Page 112
        Page 113
    Sumario
        Page 114
Full Text


















































OH
7
.S5j S5













MEMORIES


DE LA


SOCIEDAD CUBANA DE HISTORIC NATURAL


"FELIPE POEY"



VOLJUMEN V. 1922-1923


DIRECTOR;
DR. CARLOS DE LA TORRE.
JEFE DE REDACCION;
DR. GONZALO M. FORTUNE.


P










IMPRENTA
EL SIGLO XX
DE LA
SOCIEDAD EDITORIAL CUBA CONTEMPORANBA
TENIENTE RET 27
1923

























INDICE DEL VOLUMEN V, 1922-1923




Nfimero 1

Pigina,
Sesi6n piblica solemne del 26 de Mayo de 1922 . ... 1
Socios Honorarios proclamados. . . . . 2
Junta Directiva para el afio academico de 1922 a 1923 . 4
La vida de la "Sociedad Poey" de 1921 a 1922; por el Dr. Gonzalo
M. Fortdn........... ..... . 5
La Prehistoria de Cuba; por el Sr. Ingeniero Jos6 Antonio Cosculluela. 11
Revista bibliogrdfica; publicaciones reeibidas. . . ... 51
Boletin Antropol6gico. ............... . . 52


Ndmeros 2, 3 y 4

El bi6logo Le Dantec y su labor cientifica; por el Dr. Aristides Mestre. 53
Alimentaci6n de las bibijaguas y fundaci6n de nuevas colonial; por
el Dr. Patricio Cardin. . . . ..... 58
Extracto de la nota necrol6gica acerca del Profesor Henry Shaler
Williams; por el Dr. Santiago de la Huerta . .. 63
A New Cuban Sida; by Brother Le6n . . .. 70
Resefia sobre una excursi6n botanica a Isla de Pinos; por el Dr.
Juan T. Roig........ ... .................... 72
Juan T. Roig. . .. . . . . 7
Sobre el redescubrimiento de una especie de Megarhinus; por el Dr.
Jos6 H. Pazos............. ........... 77
Una plaga de las anoniceas en Cuba; por el Sr. Rodolfo Arango. 79
Sobre procedimientos de ensefianza de la Cristalografia Geom6trica;
por el Dr. Santiago de la Huerta. . . .... 82
Nota sobre c6ccidos cubanos; por el Sr. Charles H. Ballou. ... 85
Sobre la mosca Chrysops costata, Fabr; por el Dr. W. H. Hoffmann
(con grabadog). . . .. . 7.













IV INDICE

pfgina

Una especie del g6nero Trichuris parasitaria en el guayabito, (Mus
musculus) (con grabados); por el Dr. Juan Embil . ... 91
El Dr. Juan Santos Fernindez. Nota necrol6gica; por el Dr. Aris-
tides Mestre ........... ........ ..... 96
Casos raros de cleistanteria observados en Cuba; por la Dra. Eva
Mameli de Calvino. . . . . ... .. 99
Algunas nuevas species de Termitidos de Cuba; por el Sr. Braulio
T. Barreto . . . . . . 106
Revista bibliogrdfica.-Life Histories of North American Petrels and
their allies (1922)-by Arthur Cleveland Bent;-por el Sr. Carlos
Guillermo Aguayo................. 110
Variedades.-Las Ciencias Naturales en la Universidad de Paris.. 111


1










Nims. 2, 3 y 4.


MEMORIES

DE LA

SOCIEDAD CUBANA DE HISTORIC NATURAL

"FELIPE POEY"






EL BIOLOGO LE DANTEC Y SU LABOR CIENTIFICA

POR EL DR. ARISTIDES MESTRE
Seeretario general de la Sociedad Poey

(SESI6N DEL 30 DE OCTUBRE DE 1917)

Al revisar la prensa cientifica europea recibida despues de
mi salida en el verano para los Montes Allegheny, en los Es-
tados Unidos, tropec6 con una triste nueva: la de la muerte del
Profesor Felix Le Dantec, encargado del Curso de Biologia
general de la Sorbona. Desgracia que me hizo recorder de
sfibito la de otro sabio de mentalidad extraordinaria, Alfredo
Giard-perdido no ha much para la ciencia; y me la hizo
recorder porque Le Dantee, como el ilustre autor de las Con-
troversias transformistas, deja de su paso por el mundo inte-
lectual, la huella no facilmente borrable de "un biologist fil6-
sofo de gran talent, sincere, animoso, apasionado por la verdad,
y cuya vida y obras hacen honor a las ciencias y a las letras
francesas". Ha muerto en plena edad adulta, en la complete
madurez de su pensamiento. La serenidad que dominaba en
su espiritu, ni la energia moral que lo distingui6, nunca se
atenuaron a pesar de que abrigaba la convicci6n de que no es-
taba muy lejos su fin, pues lentamente una dolencia cr6nica


Vol. V.


1922-1923










Memorias de la Sociedad Poey.


destruia su hermosa vida. La cruel realidad de que su labor
cientifica no podria ser terminada y desenvuelta como se la
habia proyectado, le hizo difundir en numerosas publicaciones
las ideas que incesantemente agitaban su cerebro. "Si Le Dan-
tee ha producido sin detenerse, sin interrupci6n, es-como ex-
presa uno de los que han escrito sobre 6i-que tenia el presen-
timiento de su muerte precoz; sentia que no disponia de tiempo
para decirlo todo. Fu4 de los que aceleran sus pasos en la
ruta, conociendo que el viaje de su existencia pronto habria de
ser interrumpido." Y asi efectivamente result.
Desde su tesis de doctorado. Recherche sur le digestion intra-
cellulaire chez les Protozoaires, escrita en 1891, hasta su iltimo
libro publicado, puede decirse, en estos momentos-pues las
cr6nicas bibliogrificas hablan de su aparici6n, caliente ain los
restos de su malogrado autor-Savoir: considerations sur la
method scientifique, la guerre et la morale (1917), 6cuAn
hermosa, variada, enorme, se nos present la producci6n inte-
lectual de Le Dantee? Para demostrarlo seria suficiente decir
que, en limitado nfimero de afios, pasan de veinte los volfmenes
que ha dado a luz, y eso sin contar la series de articulos impre-
sos en distintas publicaciones, mereciendo citar entire 6stas a la
Revue Philosophique, dirigida selectamente por Ribot. Y en
esos studios abord6 mfiltiples asuntos relacionados con la Bio-
logia.
Sin salirme de los limits propios de esta nota necrol6gica,
ni del tiempo que a ello debo dedicarle en esta sesi6n, citar6
las producciones m6s importantes del eminente maestro a que
me refiero, consignando algunas de sus opinions en la ciencia
que cultiv6 con verdadero amor. La tesis doctoral mencionada
fu6 preparada bajo las indicaciones de M1etchnikoff; despu6s,
aparecieron las siguientes: La Matiere Vivante (1895); B.actg-
ridie Charboneuse (assimilation, variation, selection) (id.); La
Forme Spicifique typess d'etres unicellulaire) (id.); Evolu-
tion individuelle et Hereditg (1898); Theorie nouvelle de la
vie (id.) ; Traite de Biologie (1903); Elements de philosophies
biologique (1906) ; Le determinisme biologique et la personality
consciente (1906); Elements de philosophic biologique (1907);
Introduction a la pathologies general (1906); Sexualite (1908);
Lamarckiens et Darwiniens (1908) ; La cruise du transformisme
(1908); y La Science de la vie (1912), etc.










A. Mestre: El biologo Le Dantec y su labor cientifica. 55

Cayeron a mis manos, en la 6poca en que comenc6 a explicar
la Biologia despues de mi reingreso en esta Universidad en
1904, algunos de los libros escritos entonces y antes de esa fecha,
como el de la Materia Viviente, la Forma Especifica y su Tratado,
sugiri6ndome algunas interesantes declaraciones respect de los
terminos empleados en dicha ciencia, sobre la imposibilidad de
conocer lo que es la vida estudiando solamente a un tipo animal
o vegetal, y los process de asimilaci6n y selecci6n al ocuparse
de la bacteridia carbunclosa, asi como al establecer las diferen-
cias y semejanzas entire la Protobiologia y la Metabiologia. Para
el autor de La Forma Especifica, "la vida de un individuo re-
sulta a cada instant de las relaciones establecidas entire el medio
y el individuo, relaciones que definen sus funcionamientos su-
cesivos. La mis important ley de la vida-quizis sea la sola
ley vital-es la construcei6n del organismo por su funciona-
miento de cada moment, la edificaci6n de la vida misma";-
concepto contrario al pensamiento sostenido por Claudio Ber-
nard al expresar que "cada manifestaci6n active de los series
vivos tiene por base una destrucci6n parcial del protoplasma
cellular y por eso entendia que "la vida era la consecuencia
de una verdadera muerte". Si para Bernard la vida es ]a
muerte, en cambio para Le Dantec "las manifestaciones ener-
g6ticas se hacen a expenses de las materials acumuladas en las
c6lulas, a la manera del combustible en la caldera"; son, a su
juicio, las reserves intracelulares, pero extraprotopl6smicas, las
que se destruyen, quedando intacto, como el foco, el protoplas-
ma del element anat6mico.
Los que ban tenido ocasi6n de recorrer las piginas de otros
libros--"La teoria nueva de la vida"; la "Evoluci6n individual
y la herencia", la "Sexualidad" y el "Determinismo biol6gi-
co"--habrin visto seguramente como existen, en las ideas en
ellas desenvueltas, intimas relaciones. Su teoria famosa de la
asimilaci6n funcional fu6 elaborada para explicar el mecanismo
de la trasmisi6n hereditaria de los caracteres adquiridos, cuyo
nombre lo reserve y aplica a las modificaciones definitivas que
no desaparecen con la causa que las ha producido, modificaci6n
adquirida que se inscribe en el patrimonio hereditario y es tras-
mitida de una a otra generaci6n. En los primeros tiempos Le
Dantec pretendi6 expresar las reacciones fundamentals de la
vida por medio de formulas algebraicas; pero despu6s, ech6 a un










Memorias de la Sociedad Poey.


lado aquel intento-que cohibia a su mentalidad en su empefio
de exponer concepciones generales-convenci6ndose que tales
soluciones esquemAticas no podian corresponder a los complejos
problems objeto del studio que comprende la ciencia creada
por Lamarck y Treviranus.
En otro de sus opisculos, el de La science de la vie, estudia
la continuidad del sistema nervioso estimando que el primer
esbozo de dicho sistema no guard realmente relaci6n con el
caricter dominant que mas tarde ostenta. "La substancia vi-
viente en el ser policelular es discontinue; las del protozoario
continue. El sistema nervioso establece a trav6s -de la substan-
cia discontinue del organismo policelular comunicaciones com-
parables a la telegrafia. En la doctrine de la continuidad, los
cilindros-ejes forman un todo protoplAsmico continue; en la
hip6tesis de la contigiiidad tambien realize la misma unidad de
mecanismo. La existencia de sistema nervioso en un organismo
policelular juega papel de primer orden en su funcionamiento
de conjunto. En la evoluci6n del organismo el sistema nervioso
se desarrolla como un hongo parasito y toma posesi6n, puede
decirse, sobre todo el pais formado por las masas celulares sobre
las que se posa aquel."
"Constituido el animal, agrega Le Dantee en el pequefio
libro a que aludo, el sistema nervioso juega papel muy impor-
tante en la determinaci6n de las funciones celulares locales
(muLsculos, glindulas, etc.). Un element nervioso que juega
en el adulto ese papel se comporta durante el desarrollo como
un element cualquiera sin relaci6n con las otras constituciones
histol6gicas, sino como una c6lula aislada. Despu6s, a la aglo-
meraci6n del organismo policelular se sobreagrega el parisito;
continuidad protoplismica que aumenta la unidad del mecanis-
mo, estableciendo relaciones protoplismicas directs entire los
diversos puntos de la agregaci6n." Efectivamente, como ex-
presa Chatin, tal es el fin asignado al sistema nervioso; y su
primer esbozo estA muy lejos de indicar las funciones que le
est6n reservadas en su papel important de dominador, pues
su principio, si se atiende a la series, es tambi6n de lo mais
humilde.
La dedicaci6n biol6gica de Le Dantec lo llev6 fhcilmente de
la mano a las elucubraciones de la Sociologia, cosa bien natural
y a lo cual presta apoyo las agrupaciones cientificas establecidas










A. Mestre: El bi6logo Le Dantec y su labor cientifica. 57

por los Comte y los Spencer, deducidas de la inter-independen-
cia relative de los conocimientos fundamentals. Y aborda ma-
terias dificiles ligadas al arduo problema del destiny human
on sus libros La individuality et I'erreur individualiste y El
egoismo, obras reveladoras de su serenidad de juicio al formular
las apreciaciones. De hondas meditaciones referentes a los
problems sociales es prueba la que lleva por titulo Swvoir, an-
tes citada y a la que se le ha considerado como casi p6stuma.
En esta, a pesar de su gran consagraci6n a puntos de vista mo-
rales, tambien se ocupa del studio de las verdades fisicas. A
todos los advenimientos que se suceden, a todos los cuerpos que
pueblan el mundo, y mecanismos que observa, aplica la ley de
conservaci6n de la material y la ley de la conservaci6n de la
energia: para 61 nada se pierde ni nada se crea. "Somos fen6-
menos momentAneos comparable a las olas del mar, y sin tener
mis importancia que ellas en la historic del planeta" Estas
son sus propias palabras.
Alguien se ha preguntado si Le Dantec-al consideraise la
actividad que lo distingui6 en su pensamiento y en la propaganda
de sus libros numerosos y variados-habia producido muchos
discipulos; pues parece que "en el dominio de las ciencias natu-
rales estuvo casi solo con su opinion". Piensase de 61 que pene-
tr6 demasiado en la Biologia especulativa, cuyas apreciaciones
jiizganse por muchos que han sido expresadas con perfect cla-
ridad, aun tratindose de las concepciones m6s profundas y com-
plejas. Otros agregan que si bien public un libro Contre la
MItaphisyque, no por eso dej6 de ser algo metafisico, aunque "su
metafisica tiene la ventaja de ser fhcilmente comprensible y de
corresponder exactamente al estado actual de la ciencia"-no
fu6 la que mereci6 la mordaz critical de Voltaire, sino la que pro-
bablemente, presumo yo, ha inspirado esta frase del Dr. Varona,
nuestro eminente Socio Honorario: "Cuando pienso, dice, en las
profundas disquisiciones de los metafisicos desde Plat6n, el agui-
la, hasta Bergson, el lince, resuena dentro de mi con insistencia
este impertinente vocablo: palabreria. Pero, en seguida rectifi-
co y afiado, ya tranquilo: palabreria sublime"... Con lengua-
je o no metafisico, con claridad meridiana o ininteligible expo-
sici6n escrita-cualquiera que sea el juicio hecho por el que lea
sus trabajos-Le Dantec ha dejado brillante estela de su paso y
la Biologia le es deudora a su extraordinario esfuerzo, a su labor










Memories de la Sociedad Poey.


de vulgarizaci6n; fu6 sin duda, aquel en cuyo espiritu ejercieron
inefable influencia Renan y Pasteur, de los que han difundido
la verdad elevando el alma de sus lectores hacia las concepciones
mas hermosas de la filosofia cientifiiea.



ALIMENTACION DE LAS BIBIJAGUAS Y FUNDACION
DE NUEVAS COLONIES

POR EL DR. PATRICIO CARDiN
Entom6logo de la Estaci6n Agron6mica de Santiago de las Vegas.


(SESI6N DEL 15 DE MAYO DE 1918)

Las hormigas, que a pesar de su pequefio tamaflo ocupan
un papel tan important entire los insects con los cuales el
hombre tiene constant relaci6n, presentan aspects y fases
de su vida de gran variaci6n y peculiaridad tal, que merecen
ser considerados cono series de gran inteligencia o por lo
menos de costumbres peculiarisimas y variadas presentando
inmenso campo a la observaci6n pues 'en ellas se encuentra
much sobre que pensar y meditar.
Voy a presentar uno solo de estos interesantes aspects en
la vida de nuestra corriente y dafiina hormiga, la llamada
aqui "bibijagua" que tantos destrozos hace al follaje de las
plants. Pocos serAn los que no estin familiarizados con este
insecto que hasta en las ciudades hace acto de presencia y de-
jando completamente desprovistos de hojas naranjos y rosales,
pues hasta parece que premiere a las plants que el hombre
mAs cultiva.
Las obreras provistas de mandibulas cortantes se encargan
de quitar el follaje de las plants de su elecci6n y van lle-
vando a su cueva los fragments de hojas a manera de pe-
quefias huestes armadas de escudos o de sombrillas. Estos
pedazos de hojas son llevados a veces por largas distancias
y son tantas las bibijaguas que transitan por el mismo paso
o "trillo" que a pesar de lo tenue y ligero de sus pisadas,
queda bien marcado el lugar por donde van pasando, tanto










P. Cardin: Alimentaci6n de las bibijaguas etc.


por el polvo de las' carreteras y caminos que atraviesan para
ir de uno a otro campo como por sembrados y tierras cubiertas
de hierbas finas. Ellas generalmente eligen un lugar o siem-
bra determinada y alli laboran con toda su constancia y gran
denuedo.
Pero se habrA notado que ellas no comen este follaje sino
que es llevado fresco e intacto a las cuevas. jPara qu6 lo
cortan, pues? ~QuB hacen con esta gran cantidad de follaje
fresco? Este es el tema de nuestra disertaci6n.
Las "bibijaguas" levan este material a sus cuevas para
que sirvan de abono o. medio de cultivo a una plant (hongo)
que ellas cultivan a manera de hortaliza en jardines especiales.
Las hormigas que dependent exclusivamente del cultivo de
hongos para su alimentaci6n, pertenecen al grupo Attii, que
comprende unas cien formas descritas, todas tropicales o subtro-
picales. De 6stas, segfin Wheeler, hay en Cuba las tres species
siguientes: la "bibijagua" Atta insularis Guerin, Atta octospi-
nosa Reich, (1) y Atta smith Forel, var. borinqueenesis Wheeler,
no comunes estas dos filtimas.
Varies ban sido los naturalistas que han dedicado tiempo
al studio del modo de alimentarse de las Atta, siendo Belt
(1874) el primero que notara el uso que estas hormigas daban
a las hojas, observaciones publicadas en su obra "El Natura-
lista en Nicaragua". Tanner (1892) fu6 el primero en estudiar
estos insects en colonies preparadas artificialmente y en sus
observaciones sobre la especie Atta cephalotes de Trinidad,
not6 que tanto la hormiga adulta como la larva se alimen-
taban del hongo que cultivaban. Pero quien mis detenida-
mente estudi6 el asunto publicado un afio mfs tarde (1893)
fu6 Alfred Moeller, que estudi6 la manera como varias espe-
cies de Atta del Brasil cultivan estos hongos, pero de todas,
formaban sus nidos a manera de pedazos de esponja espar-
cidos por el suelo de la cueva y es aqui donde crece( el hongo
a expenses de las fracciones de hojas y excrementos de las
mismas hormigas que le van dando medio al hongo para su
desarrollo. Moeller describe detalladamente la composici6n
del huerto y llama "Kolhrabi", especie de colinabo, t6rmino
ese que ha seguido usdndose por los demAs naturalistas, a la


(1) Atta hystrix de Gundlach.










Memories de la Sociedad Poey.


porci6n gruesa del hongo que desarrollan en el huerto y del
cual exelusivamente se alimentan estas hormigas. Estos "Kol-
hrabi", dice Moeller, son la parte terminal del micelio a6reo
del hongo o hyphm y tienen un diametro aproximado de 25
mm. Observe que las castas mas pequefias de las hormigas
obreras ("minimas") atendian a la limpieza del huerto man-
teni6ndolo en forma de cultivo puro del hongo, a pesar de la
presencia de los esporos de otros hongos traidos en el cuerpo
de las hormigas con su trabajo de entrar y salir de la cueva;
mientras que las obreras "medianas" atendian al cultivo del
huerto cortando en pequefios fragments los pedazos de hojas
para fertilizer y aumentar el huerto. Moeller estudi6 el hongo
y lleg6 a la conclusion de que era una nueva especie, que clasi-
fic6 y design Rhozites gongilophora (Agaricine), pero otros
autores no estan conformes con que este sea de tal grupo, seguin
Wheeler mis bien un moho (Ascomyceto). De todos modos
no es este hongo el que especialmente nos interest a nosotros
conocer sino del que se alimentan nuestras bibijaguas, y es
probable que el Fitopat6logo de la Estaci6n Agron6mica, Sr. S.
C. Bruner, lo pueda identificar, y darnos pues a conocer la
hortaliza que se cultiva a expenses de los tiernos naranjales y
nuevas arboledas.
Nos queda ahora tratar sobre otro punto aun mks compli-
cado y delicado cual es el de como se empieza una nueva colonia
y su nuevo huerto, pues es necesaria la existencia del germen
del hongo especial para dar comienzo a la siembra de este y a
la producci6n de los suculentos kolhrabi.
Various han sido los naturalistas que han indagado sobre este
problema con 6xito, como Sampoio (1894), von Ihering (1898),
Goeldi y Dr. Jacob Huber (1905); von Ihering descubri6 que
la reina virgen de la especie Atta sexdens del Brasil, llevaba
consigo al salir de su cueva y realizar su vuelo nupcial, una
pequefia pildora compuesta del micelio del hongo torado del
huerto de su hogar materno. Esta pildora esth formada por
los residues acumulados de su filtima comida, y despugs de su
fundaci6n, forma ella por si sola una nueva colonia, haciendo
primeramente un pequefio agujero en la tierra donde se oculta
y siembra su huerto escupiendo parties del hongo acumulado en
el receptAculo detrAs de su boca, y mhs tarde fomentando la
cria, poniendo huevos y criando las larvas. El Dr. Jacob Huber,










P. Cardin: Alimentaci6n de las bibijaguas etc.


de Para, lleg6 a tomas las mis detalladas observaciones sobre
el establecimiento de la nueva colonia de la misma especie del
Brasil, Atta sexdens y los trabajos de sus moradores hasta des-
pues de criadas las primeras obreras. Estas observaciones fueron
comenzadas el 20 de Enero de 1905 conjuntamente por el Prof.
Goeldi y el Dr. Huber quien las continue poco despues. La
reina, al dia siguiente de su vuelo nupcial ya habia devuelto
su pildora de hongo y la habia esparcido por el suelo casi im-
perceptiblemente y cubriendo solo medio milimetro de diametro.
Despues del tercer dia se notan de 6 a 10 huevos y que el hongo
comienza a desarrollar su miselio o hyphae en distintas diree-
ciones. Desde este comienzo la reina va poniendo unos 10 hue-
vos por dia y el hongo va creciendo y ella cuidando de su
desarrollo. En un principio el hongo y los huevos esthn sepa-
rados pero despu6s llegan a ser unidos, o, mejor dicho, los
huevos son puestos todos sobre el crecimiento hongoso. Al final
de unos diez dias las manchas donde empezaron a crecer los
hongos se unen formando una sola como de 1 cm. y desde en-
touces los huevos son puestos en ellas, uni&ndose todo este cre-
cimiento y huevos de tal modo que puede, con facilidad levan-
tanse del suelo, todo junto.
Como a los 14 o 16 dias de haberse enterrado la reina, pue-
den verse las larvas entire los huevos que ya son en nuimero de
100 aproximaciones. El nimero de larvas aumenta con gran
rapidez, notAndose las primeras pupas como al mes del co-
mienzo de la colonia, y como a los 10 o 12 dias de esto empiezan
a aparecer las primeras obras adults, y se empiezan a notar los
primeros kohlrabi. Las obreras nacidas en seguida se ocupan
del cuidado de las pupas y larvas y de la reina, alimenthndose
de los "kohlrabi". Tomando unos 40 dias el ciclo complete del
Atta sexdens en Brasil, como promedio.
La causa de que el hongo se desarrolle de un modo tan
rApido, pudo Huber averiguar, por examen microsc6pieo, que
era debido al uso del excremento liquid de la reina. Es tam-
bi6n misi6n important de la reina el cuidado de la cria que
despu6s del huerto absorbe todo su tiempo. La reina con fre-
cuencia toma sus propios huevos por alimento, segfin observa-
ci6n de Huber, hasta 4 veces en una hora y no come kohlrabi.
Los huevos que pone en los 40 dias viniendo a llegar a unos
2,000 y como las ninfas no llegan a 200 se puede calcular que










Memories de la Sociedad Poey.


se utilicen 9 de cada 10 que pone. Esto es debido a que el
primer alimento que reciben las larvas es tambi6n de huevos.
Los huevos, que son puestos por la reina exclusivamente, sirven
para alimentarla a ella, alimentar a las larvas recien nacidas,
y para el aumento de la cria. La primer elase de obreras que
aparece son de la clase pequefia (2 mm.) y se alimentan de
kohlrabies. Parece que las obreras son despues las que alimen-
tan a la reina. Aun mis, como a los 10 dias de haber aparecido
las primeras obreras, not6 Huber que comenzaban a former el
orificio de salida y hojas de rosa que se le pusieron cerca fueron
llevadas a la cueva.
Otro experiment de Huber le hizo notar perfectamente c6mo
las obreras tomaban los fragments de hojas, los ponian alrede-
dor del centro donde se desarrollaba el hongo y trasplantaban
pedacitos del micelio de 6ste a la periferia donde pronto toma-
ba fuerza y asi se aumentaba el jardin.
Queda, pues, con las observaciones de Huber averiguado de
una manera evidence, el uso de el follaje que transportan a sus
cuevas las bibijaguas, c6mo se alimentan, y c6mo de la manera
mks ingeniosa se proven del alimento tan especialisimo de
que viven.

BIBLIOGRAFIA

Wheeler, Win. M.-Ants, Their Structure, Development and
Behavior. Columbia, Univ. Press., 1913, New York.
Wheeler, Wm. M.-The Ants of Cuba. Bul. of Mus. of Compa-
rative Zoology at Harvard College. Vol. LIV, No. 17.
Huber, Dr. Jacob (Para).-The Pounding of Colonies by Atta
sexdens. Smithonian Report for 1906. Washington, 1907.










S. de la Huerta: El Prof. H. Shaler Williams.


EXTRACT DE LA NOTA NECROLOGICA ACERCA

DEL PROFESSOR HENRY SHALER WILLIAMS

POR EL DR. SANTIAGO DE LA HUERTA
Profesor titular de Mineralogia y de Geologia

(SESI6N DEL 22 DE FEBRERO DE 1919)

Comprende:
A.-Labor estratigrafica del Prof. Williams.
B.-Filosofia estratigrafica y metodo estratigrafico del Profe-
sor Williams.
C.-Filosofia cronol6gica y m6todo de correlaci6n del Profesor
Williams.
D.-Filosofia biol6gica del Prof. Williams
E.-La personalidad del Prof. Williams: el hombre de ciencia,
el professor, su caricter.
F.-Ap6ndice: datos biogrAficos y bbliogrbficos.

A

Labor estratigrdfica del Prof. H. S. Williams.
La fecundisima labor estratigrafica del Prof. Henry S. Wil-
,liams abarc6 la zona Paleozoica situada al E. del Mississippi,
especialmente las regions de los Apalaches, Maine y en particu-
lar el estado de New York. Comprende la series estratigrifica
desde el Silirico hasta el Pennsylvinico; pero se realize con
mayor intensidad en el Dev6nico del estado de New York. Gra-
cias a 61, la geologia de Ithaca-lugar de su nacimiento, donde
pas6 la mayor parte de su laboriosa vida-es la mejor conocida
del Estado de New York, que es el Area Dev6nica mIs rica de la
America del Norte; y gracias a ella fu6 61 una de las dos princi-
pales autoridades en el Dev6nico americano.

I. Labor de H. S. Williams en el Devdnico de N. Am6rica.
A.-Limites.
1. Limited superior: los sefial6 con complete acierto entire las










Memorias de la Sociedad Poey.


formaciones Dev6nicas de Chemung y Catskill y la Carbonifera
de Waverlian.
2. Limite superior: la dificultad ha sido tan manifiesta que
durante toda su vida no dej6 de trabajar por esclarecerla. Al
fin en 1916 lleg6 a la conclusion de que la fauna de arenisca
de Chapman es de edad Eodev6nica.
B.-Provincias zool6gicas en el Dev6nico de N. America.
Basindose en las relaciones geogr6ficas de la fauna Dev6nica
acept6 cuatro provincias en lo general, aceptadas hoy.
C.-Ecdevonico.-Williams and Gregory estudiaron el del
N. del condado de Aroostook, haciendo Williams las subdivisio-
nes locales.
2. Regi6n del Lago Moosehead, Norte de Maine, sefial6 la
existencia de una comunicaci6n entire la parte Oriental de N.
America y la Europa Meridional.
D.-Las faunas f6siles de las brechas de Sta. Helena, cerca
de Montreal (Canada), 1910, constituian un verdadero pro-
blema. Establece el sincronismo con las Nictau (Nueva Esco-
cia), Gasp6 y Rio Moose (Maine), con trazas de la gran fauna
de Hamilton.
E.-Mesodev6nico.
1. Edad de las areniscas dev6nicas de Gasp6. Las refiere a
la 6poca Shoharie del Estado de New York.
2. Sefial6 la presencia del Onondaga sobre el Silirico en
el Estado de Arkansas.
3. Fauna de Hamilton Oriental y Meridional. Sefial6 sus
estrechas relaciones con las faunas Eodev6nicas de S. America.
4. Fauna de Hamilton de N. O. Estudi6 la zona de cuboi-
des y su fauna, que constitute un horizonte bien definido en
Europa, sin relaciones con S. America y con estrechas relaciones
con el valle de Makenzie, China y Europa, por el intermedio de
la Gran Cuenca con el Estado de New York.
F.-Neodev6nico.
1. Faunas de referencia. Las estableci6 en nfmero de cua-
tro para la correlaci6n de las distintas faunas del continent y
su comparaci6n con las del mundo entero.
Fl. Estado de New York.
1. Fauna de High Point. Demostr6 que es completamente
distinto de la de New York, en medio de la cual reposa, y sus










S. de la Huerta: El Prof. H. Shaler Williams.


relaciones intimas con las de Rockford, Iowa, y que sus antece-
sores se encuentran en el mesodev6nico de Europa.
2. La caliza de Tully, N. Y. y la fauna de cuboides. Esta
fauna aparece bruscamente sobre Hamilton sin conexiones con
ninguna americana y si con la que alborea tambi6n en el neode-
v6nico europeo.
3. Grupo de Ithaca. Demostr6 su contemporaneidad con la
de Portage, que es literal. La de Ithaca, peldgica.
F2. Estados de New Jersey y Pennsylvania. La fauna de
Ithaca que falta en el O. del Estado de New York se extiende
por el de Pennsylvania.
F3. Estado de Arizona. Bisbee, Caliza de Martin. Demos-
tr6 sus afinidades con el neodev6nico de New York y las mds
estrechas con las del mesodev6nico ruso.
F4. Estado de Maine y Tierras del N. E. Williams y Gre-
gory han sefialado al presencia del neodev6nico.
F5. Sincronismo de las formaciones de Catskill y Chemung.
Consideradas como sucesivas, fu6 demostrado por Williams.
F6. Ultimamente hizo un studio lleno de sana doctrine
sobre la recurrencia de las zonas de Tropidoleptus de New
York (neodev6nico) 1913.
II.-Labor estratigrifica de Williams en el resto del Paleo-
zoico.
A.-Carbonifero.
1. Autor de los t6rminos hoy clasicos de Mississipico y
Pennsylvanico.
2. Mississippico. Propuso en la localidad tipica una cla-
sificaci6n y nomenclature que con muy ligera modificaci6n per-
siste. Estableci6 las faunas de referencia.
3. Mississipico de Arkansas: Caliza de Spring Creek. De-
mostr6 la comunicaci6n con el lejano Sudoeste por un mar hasta
entonces desconocido.
B.-Silfrico.
1. Calizas de Maine y de New Hampshire. Han sido refe-
ridas por 61 al Silfirico.
2. Noroeste del Estado de Maine, cuenca del rio St. John:
pizarras grises y verde oliva referidas por Williams y Gregory
al Silfrico.
3. Maine. Bocas eruptivas. Estudiadas y referidas al Si-
firico por los mismos autores.










Memorias de la Sociedad Poey.


III.-Arqueozoico. Hasta en las mas remotas y antiguas
tierras septentrionales ha grabado Williams su nombre de ge6-
logo insigne-y esta vez en compafiia del ilustre Dana: "Lau-
rentia"... "como estas antiquisimas tierras nucleares han sido
llamadas por Dana y Williams"... dice el prof. Schuchert.

B

Filosofia estratigrdfica y mctodo estratigrdfico del Prof. H. S.
Williams.
I.-Filosofia estratigrfica. La base que el guia se encuentra
en su concept de las Shifting Faunas. Este concept cambia el
caricter del ge6logo para asumir el de un expert policia en
persecuci6n de los elements fugaces de las faunas extinguidas.
Cambia el carhcter del ge6logo y cambia tambi6n el del paleon-
t6logo.
El concetpo de fijeza de las faunas f6siles ha sido modificado
a trav6s del tiempo y Williams ha contribuido-con su labor
del tipo darwiniano-a desterrar el concept de la fijeza por el
de la variabilidad de las faunas: las faunas alteran o cambian
continuamente sus elements especificos. Es necesario, pues,
perseguir en el sentido horizontal en sus variaciones laterales
geogrifica o paleograficamente esos elements. La mutaci6n de
una especie no s6lo se reconoce en el sentido vertical, sino que
la line mis direct de sucesi6n se desvia lateralmente.
II.-Metodo estratigrdfico del Prof. Williams. Estas ideas
tienen su aplicaci6n prictica inmediata, determinando reglas de
exploraci6n estratigrifica que constituyen un metodo peculiar
a Williams:
1. Los components de una series de agregados o faunas
deben ser examinados en todos sus detalles: cambios de caracte-
res y nfimero de elements.
2. C6mo cambia el conjunto, indicando un tiempo geol6gico
determinado.
3. Causa de estos cambios del conjunto y cambios de lugar.
4. Sucesi6n de las faunas en un corte determinado.
5. C6mo las species componentse) y las faunas (conjun-
to) difieren entire si en un area geografica.
6. Estudio de la estratigrafia en detalle.
7. Recolecci6n de los f6siles y de las faunas lecho por lecho.










S. de la Huerta: El Prof. H. Shaler Williams.


8. Repetir la exploraci6n y recoleeci6n a lo largo de 10 o
mfs meridianos lo suficientemente pr6ximos para que permitan
la comparaci6n.

C

Filosofia y mrtodo de corredaci6n del Prof. H. S. Williams.
Los organismos en su evoluci6n aisladamente y en conjunto,
las faunas, marcan una sucesi6n continuada de cambios que
sirve para mediar el tiempo en la rotaci6n y revoluci6n terres-
tres. Los episodios de la vida del globo constituyen el cron6me-
tro del tiempo geol6gico; los f6siles, en la gama de los estratos,
los signos o notas que registran, al par que el drama o acci6n,
el tiempo en que se ha realizado. Este cronograma-registro del
tiempo, resuelve por si el problema cronol6gico de toda historic
cuyas condiciones son acci6n, lugar y tiempo.
El f6sil y la fauna en su condici6n movediza no siempre
indica la coincidencia de tiempo (sincronismo), sino que muchas
veces indica s61o la de lugar, de scenario, de facies (homotaxia).
La conclusion interesante a que llega Williams es esta: No
solo los caracteres litol6gicos, sino tambien los paleontol6gicos,
tieenn inicamente valor local.
El f6sil y aun la fauna indica equivalencia en tiempo, sin-
cronismo, en condiciones de existencia (homotaxia).
Con relaci6n al horizonte estratigrafico, ha seguido algunas
fAunulas recurrentes, a veces hasta un espesor de 2,000 pies.
Media docena de species f6siles particulares no bastan para
determinar horizonte estratigrAfico; lo finico que demuestra es
que su espesor alcanza 2,000 pies; y esto es bastante vago.
Insiste en la necesidad de una double nomenclature en la
clasificaci6n geol6gica: (1) la que se refiere al valor litol6gico y
local; (2) la que se refiere al valor evolutivo y cronol6gico
mundial, modificado por el factor emigraci6n. En realidad am-
bos terminos se usan hace tiempo en geologia.
El m6todo de correlaci6n del Prof. Williams, que a tan her-
mosos resultados le ha conducido en su Correlation Papers, se
basa en esos principios.










Memorias de la Sociedad Poey.


D

Filosofia biol6gica del Prof. H. 8. Williams.
Consider las species tan notables como los individuos y
esta mutabilidad la extiende a las faunas. Consider la variabi-
lidad no como un simple accident, sino como la energia funda-
mental de los organismos. La herencia es la expresi6n de la
adaptaci6n de los organismos a las condiciones de existencia.
La evoluci6n es possible porque la herencia es mutable: es lo que
hemos expuesto en 1891 indicando que la herencia progresiva
domina a la herencia conservadora. La causa inmediata de la
evoluci6n debe buscarse en los fen6menos del crecimiento y desa-
rrollo individual y en los process mas intimos del crecimiento
cellular y del metabolismo.
Williams consideraba la vida como manifestaci6n de la ener-
gia, y, por tanto, tan intimamente unida a la material como esta.
Si los fen6menos vitales se hallan latentes en la material o no es
segfn la expresi6n corriente entire los norteamericanos un asun-
to de simple especulaci6n. Dondequiera que los fen6menos vi-
tales aparecen, lo hacen como fen6menos propios de la material,
Siempre que la material inorganica se vitaliza en cualquier
forma que lo haga, la variaci6n se manifiesta y la distingue de
la material en cualquier otra condici6n.

E

La personalidad del Prof. Williams: 1) el hombre de ciencia;
2) el professor; 3) su cardcter.
1. Primeramente dedicado a la Zoologia en Yale, sus tra-
bajos se refirieron a esta rama cientifica hasta el afio 1872. Esta
preparaci6n le llev6-cuando mis tarde ingres6 en la Facultad
de Geologia de la Universidad de Cornell-a dedicarse con pre-
ferencia a la Paleontologia, siendo un verdadero creador, segfin
hemos visto, insistiendo en considerar las faunas f6siles como
unidades semovientes.
Un lapso de ocho afios, dedicado a los negocios, que rompi6
en cierto modo su discipline y hibito cientifico, le puso-al reno-
var su labor cientifica en campo nuevo-en un estado de inde-
pendencia mental, libre de ciertos prejuicios, .semejante al del
matematico y fisico Buffon al hacerse cargo de la direeci6n del










S. de la Huerta: El Prof. H. Shaler Williams.


Jardin del Rey. La obra de ambos fue atrevida, pero genial,
abriendo vias seguras y definitivas, donde antes a lo sumo hu-
biera s6lo campo mal trillado y poco frecuentado. Avidos
interpretes, verdaderos curiosos de la Naturaleza, en busca de
problems que resolver, "mirando en torno" hall Buffon los
animals dom6sticos y Williams el campo de Ithaca, lugar de su
nacimiento, y ambos con su mirada de lince y su vuelo de aguila,
realizaron obra de genios. El m6todo empleado y los resultados
alcanzados por Williams en el campo de la estratigrafia en su
obra de correlaci6n y las migraciones "over the world", sir-
vi6ndole de guia, de brfijula, su noci6n fundamental de las
"shifting faunas".
La evoluci6n orginica ha sido otro de los puntos, como ya
tambi6n hemos indicado, a que dedic6 su double condici6n de
observador paciente y fil6sofo.
"La inteligencia del Prof. Williams, dice el Prof. Schuchert,
fue francamente analitica, filos6fica y cautelosa, acaso cautelosa
con exceso. Gustaba de escoger las parties de un problema y
definirlas bien."
"El Prof. Williams trabaj6 largamente y con fe, alcanzando
los mejores resultados y la mayor parte de su obra quedarh
grabada en el registro definitive de la Geologia hist6rica. Lo
contemplamos much m6s efectivo y mejor comprendido en sus
escritos... Sus publicaciones son los archives de una obra bien
ejecutada y para las generaciones venideras de ge6logos serin
las ideas vibrantes de Henry Shaler Williams."
2. Profesor de Historia Natural de Kentucky (1871-72),
interrumpi6 su labor cientifica para dedicarse a los negocios en
Ithaca por ocho afios. En 1880 ingres6 en la Facultad de Geo-
logia de Cornell, Ithaca, y ya hemos indicado su orientaci6n
como investigator, ensanchando el campo de observaci6n y de
sus conclusions de Ithaca al orbe entero. En 1892 sucedi6 al
professor Dana, el primer ge6logo americano entonces, como
professor Silliman de Geologia en la Universidad de Yale, hasta
1904, volviendo a la Universidad de Cornell de Director del
Departamento de Geologia; al afio so retir6 con los honorees
de "Emeritus professor Desde 1913 se encontraba en Cuba
dedicado a la investigaci6n y explotaci6n del petr6leo y gases
naturales, sorprendidndole la muerte en esta tierra el 31 de
Julio de 1918.










Memorias de la Sociedad Poey.


"Como professor, dice Mr. Stuart Weller, ejerci6 una gran
influencia, alentando a sus discipulos en sus investigaciones.
Entendia no amarrarlos dirigiendo cada uno de sus pasos, sino
que era mejor guarlos en la elecci6n de sus propios problems, y
ma vez realizada, que los resolvieran con toda la independencia
possible. Fu6 especialmente un professor de Laboratorio e inspi-
raba a sus discipulos el sentimiento de compafieros en sus inves-
lgaciones, induciendolos siempre a elegir y resolver los proble-
mas que se presentaban en su propio distrito en vez de pensar
en un problema que, por muy digno de soluci6n que fuere, para
considerarlo sea ne-esario dirigirse a parties distantes de la
tierra."
"Fue un hombre, continfia Weller, de maneras y fondo muy
a..tables y su sonrisa bondadosa jams dej6 de conquistar los
corazones. Fue un amigo muy leal y siempre le regocijaron los
6xitos alcanzados por sus discipulos."



A NEW CUBAN SIDA (1)

BY BROTHER LEON


Sida Brittoni Fr. Leon, sp. nov.
Perennial; stems hirsute-strigose, diffusely branched at the
base, prostrate, 3 to 4 dm. long, the branches ascending or pros-
trate; leaves oblong to elliptic or obovate, rounded at apex,
serrate above the middle, 1 to 2 cm. long, 4 to 9 mm. wide,
subcordate at base, long-ciliate, hirsute on both surfaces, with
long scattered stellate hairs beneath; petioles 4 to 7 mm. long;
stipules linear or somewhat spatulate, long-ciliate, little longer
than the petioles; flowers clustered at the end of the branches;
pedicels .shorter than the subtending petioles; calyx 5-lobed,
5 mm. long, its lobes ovate, acute, long-ciliate, slightly longer
than the tube, densely hirsute within; petals yellow, about 13
mm. long, puberulent; style-branches 5, red, slender, 4 mm.
long; carpels 5, 2.7 mm. long, puberulent, sharply reticulate-


(1) Torreya, Vol. 19, N9 9. September, 1919.











Brother Leon: A New Cuban Sida.


wrinkled, 2-pointed at apex, 1-seeded, partially 2-valved; seed
3-angled, 2 mm. long, brown, filling the cavity.
Dry savanna, Chirigota, Pinar del Rio, Leon & Roca 7466.
This species was collected by the writer in company with
Father Modesto Roca Masden, on August 9, 1917, in the savanna
of Chirigota, near Santa Cruz de los Pinos, Pinar del Rio pro-
vince. (*) This locality is well known to the botanists who have
studied the flora of Cuba, a number of rare plants having been
collected there by Charles Wright, who, for several years, had
his quarters not very far away, at Retiro, at the foot of the
western mountain range.
North of the road which connects Havana with Pinar del
Rio, lies the higher and drier portion of the Chirigota savanna.
In its gravelly soil more or less mixed with grains of limonite,
is growing a palm (Sabal sp.) closely related to the palmetto of
the southeastern States, and, among lower plants, Sporobolus
indicus is predominant in many places. In that environment,
the plant on which the new species is based attracted our atten-
tion by its abundant and hirsute foliage and its relatively large
yellow flowers, perhaps the most showy of all Cuban Sidas.
The specimens collected had been at first tentatively referred
to Sida ciliaris L., many characters being comment to both
species: Stems prostrate, hirsute-strigose, diffusely branching
at base; leaves crenate or serrate above the middle; flowers clus-
tered at the end of branches; long-ciliate linear or spatulate
stipules. Remembering how the living plant differed in aspect
from S. ciliaris I thought it likely to be a distinct species.
In fact a more accurate observation revealed a number of dis-
tinct characters. At first sight, the mode of branching and the
distribution of leaves appear very different; in S. Brittoni the
numerous stems which branch only near the base and have
their nodes approximate, are leafy and nearly simple most of
their length, while in S. ciliaris the stems, shorter and thinner

(*) The following specimens from other localities are in the herbarium
of The New York Botanical Garden: pine-woods, Herradura (Earle 748);
royal palm savanna, Herradura (Britton, Earle & Gager 6342); coastal
plain near Coloma (Britton & Gager 6996). The plant is also in the
herbatium of Columbia University, as found by Charles Wright (2046),
presumably in Pinar del Rio, and this was the collection recorded by
Grisebach as Sida ciliaris L.-F. W. PENNELL.










Memorias de la Sociedad Poey.


and with relatively long internodes branch repeatedly through-
out and most of the leaves are crowded near the extremites of
the branches and around the inflorescence.
Among other differences are the following: S. Brittoni has the
leaves hirsute on both surfaces, the corolla yellow, the style-
branches red and 4 mm. long, the top of the fruit puberulent
and sharply reticulate-wrinkled; in S. ciliaris the leaves are
glabrous on the upper surface and stellate-pubescent beneath,
the smaller corolla reddish purple, the style-branches pale
yellow, 2 mm. long, the top of the fruit tubercled and stellate-
pubescent.
As to the habitat it appears to be also different, Sida ciliaris
being mostly confined to the sandy or rocky limestone soil of
coastal thickets and adjacent hillsides.
This species is named in honor of Dr. Nathaniel Lord Britton,
who has contributed so much to the knowledge of the Cuban
flora.
COLEGIO DE LA SALLE,
VEDADO, HABANA.



RESERA SOBRE UNA EXCURSION BOTANICA
A ISLA DE PINOS

POR EL DR. JUAN T. ROIG
Profesor de Historia Natural del Instituto de Pinar del Rio


(SESI6N DEL 15 DE NOVIEMBRE DE 1920)

En Agosto pr6ximo pasado, aceptando la invitaci6n hecha
por el Hon. Sr. Secretario de Agricultura, de continuar durante
las vacaciones de verano las excursions botinicas que venia
llevantio a cabo cuando pertenecia a la Estaci6n Agron6mica,
decidi hacer una exploraci6n breve en Isla de Pinos donde nunca
habia estado, contando con la ayuda de dicho Sr. Secretario,
quien me facility los medios de hacer el viaje y autoriz6 al
Sr. Merlino Cremata, Ayudante TBcnico del Departamento de










J. T. Roig: Reseia sobre tuna excursion botdnica etc.


Botanica, para que me acompafiase y auxiliase durante la ex-
cursion.
No esperaba encontrar nada nuevo en aquella Isla, pues apar-
te de las exploraciones de Lanier, Blain, Mellspaugh, Jennings
y otros, no hacia much tiempo que los distinguidos bothnicos
norteamericanos Mr. N. L. Britton, Mrs. E. G. Britton y Mr.
Percy Wilson, acompafiados de nuestro coasociado, y tambi6n
distinguido botinico, el Hermano Le6n, habian heeho una explo-
raci6n minuciosa de la Isla, colectando millares de ejemplares y
encontrando numerosas species nuevas que han sido descritas
por Britton en su valiosa series de trabajos titulada "Studies of
West Indian Plants", nfimero correspondiente a febrero de
1917. S61o me proponia, pues, ver la flora de la isla, anotar y
comprobar los nombres vulgares de las plants alli usados y
colectar muestras de madera y semillas de arboles forestales para
la Estaci6n Agron6mica.
Llegamos a Nueva Gerona el 9 de agosto, y al dia siguiente
hicimos una excursion a la vecina Sierra de Casas, donde existen
canteras de mirmol. Su vegetaci6n es id6ntica a la de las colinas
calchreas de Cuba y se reduce a arbustos y hrboles de poca talla,
pues las maderas fueron extraidas desde hace much tiempo.
Otro recorrido lo hicimos por las sabanas de Nueva Gerona,
que ofrecen una vegetaci6n muy semejante a la de las sabanas
arenosas de Pinar del Rio, exceptuando algunas species pecu-
liares que fueron colectadas porque no existian en nuestro her-
bario de la Estaci6n Agron6mica.
Como es sabido, la forma de la Isla de Pinos se asemeja a la
de un quitrin, formando el asiento o caja del mismo la parte
Sur de la Isla, separada de la parte Norte, que es tres o cuatro
veces mfs extensa, por una ci6naga que ofrece hacia su parte
media un paso practicable durante la seca, llamado la Pasadita.
Este paso queda inundado durante la 6poca de las aguas, y las
dos porciones de la cienaga se unen quedando la isla dividida en
dos parties; y s6lo se puede llegar a la del Sur por mar y utili-
zando una embarcaci6n para atravesar la ci6naga, aprovechando
los numerosos canales que en ella han hecho los que se dedican
a la extracci6n de maderas y a la fabricaei6n de carb6n.
Informados de que toda la porci6n Norte de la Isla es una
llanura arenosa, de vegetaci6n an&loga a la de las sabanas de
Nueva Gerona y muy semejante a las que existen en la provincial









74 Memorias de la Sociedad Poey.

de Pinar del Rio, desde Herradura hasta Cortes, es decir, forma-
das de pinares, peralejos, algunos eneinos y Melastomatdceas,
decidimos dirigirnos a la parte Sur y a los contornos de la ci6na-
ga. La parte Sur de la Isla es muy diferente en terrenos y en
vegetaci6n, es mas alta y no es arenosa, sino de naturaleza
calcrea, formada principalmente de seborucales y dientes de
perro y muy semejante a la parte de Pinar del Rio, comprendida
desde los remates de Guane hasta el Cabo de San Antonio, y su
vegetaci6n es tambi6n muy parecida. Desde luego que los bos-
ques son mas abundantes y densos en los limits de la Ci6naga,
tanto en la parte Norte como en la parte Sur.
La primera excursion con este objeto la realizamos saliendo
de Nueva Gerona, pasando por Santa Fe hacia el S. E. hasta
la hacienda "San Juan", que limita con la cienaga y con el mar
del Este. Esta finca es la que actualmente tiene los mejores
bosques en explotaci6n. Recorrimos dicha hacienda, las lomas
de su nombre y los contornos de la cienaga. Crecen alli en
abundancia el Jfcaro, el Granadillo, el Yamaquey, el Sabici, el
Yaiti, la Majagua y el Ocuje, que en gran cantidad son extraidos
y embarcados para Cuba. En las cercanias de la cienaga existen
varias sierras y numerosos hornos de carb6n.
Como nuestro objeto era llegar a la parte Sur, embarcamos
en un bote y tomamos por uno de los canales de la cienaga y des-
pues de recorrer un buen nimero de estos canales llegamos al
mar por la parte del Este, seguimos costeando la cienaga y luego
volvimos a entrar por otro canal que nos llev6 tras bastante
andar a la parte Sur, en la hacienda "Hato Nuevo", cerca de
Punta del Este. Alli colectamos un buen nimero de ejemplares
de herbario y muestras de maderas, encontrando algunas espe-
cies de interns. tales como la Sabina de costa, Juniperus lucaya-
na. que no pudieron encontrar el Dr. Britton y sus acompafian-
tes, y tambien una plant maderable que result una especie
nueva, la Torrubia insularis, Standley, de la familiar de las
Nictagindceas.
De regreso por la misma via colectamos ejemplares en la
hacienda "San Juan", junto a la cienaga, hallando entire otras
species Tapura obovata, recientemente descrita por Britton, el
Strichnos Grayi, que no lo habia encontrado en Cuba y el
Paralabatia dictyoneura, hermoso arbol de las Sapot&ceas, que
alli, como en San Crist6bal, Ilaman "cocuyo", que es el vigueta










J. T. Roig: Reseiia sobre una excursion botdnica etc. 75

peluda de la Arboricultura Cubana, colectado por el Hermano
Le6n y Fortfin en Motembo. La especie correspondiente a estos
dos nombres vulgares no habia sido ideitificada hasta hace poco.
Otro ejemplar interesante colectado corresponde a otra Sapo-
tdcea, llamada alli "Frut6n", que ya lo habia colectado yo en
San Crist6bal con el nombre "cogote de toro", sin haber podido
determinarlo. Es el Ottoschulzia cubensis, determinado por
Britton y Wilson. Ademis fueron colectadas alli maderas inte-
resantes y escasas como el mate prieto (Elaeodendroa attenua-
tum) y el Ram6n de costa (Mayepea bumelioides, Griseb). dife-
rente del de Cuba.
De regreso a Nueva Gerona hicimos otro recorrido por las
sabanas hacia la Sierra de Caballos, en espera de tiempo favo-
rable para ir a la costa Sur por mar y por la costa Oeste de la
Isla. Esta excursion la realizamos saliendo de Nueva Gerona
en una lancha de gasoline y rodeando la isla por la costa Oeste,
por los Indios y la Siguanea, doblando Cabo Frances y desem-
barcando en Caleta Grande en la costa Sur. En el trayecto
hicimos varias paradas colectando ejemplares del litoral en el
Cayuelo y en Caleta del Ingles.
En Caleta Grande estuvimos various dias y recorrimos la zona
aquella desde la costa hasta cerca de la ci4naga por el Norte y
hasta Punta de Cocodrilos por el Este. Volvimos a colectar alli
sabina, en MiliAn, y varias species interesantes como una
Bauhinia de flores rojas muy bonitas llamada alli "mariposa"
(Bauhinia Jenningsii), el hicaquillo colectado ya por mi en
Shbalo y en San Crist6bal, pero sin haber podido entonces deter-
minar la especie, que es Annona glabra, Lin., una Anondcea
de buena madera. Tambi6n colectamos alli el Guayacancillo
(Guaiacum sanctum) escaso en Cuba, el cbano real (Diospyras
tetrasperma, Lin.), primer vez colectado por mi, y una especie
de Erythroxylon, llamada alli "Arabo jibi", que result una
especie nueva, que los Sres. Britton y Wilson me han hecho el
honor de designarla Erythroxylon Roigii, Britton & Wilson.
Regresamos a Nueva Gerona con el prop6sito de hacer una
tercera excursion atravesando la ci6naga por la Pasadita; pero el
mal estado del tiempo nos lo impidi6 y decidimos regresar a Cuba.
Durante la excursi6n colectamos, con destiny al herbario de
la Estaci6n Agron6mica, muchos ejemplares de plants, de los
cuales no existian en aquella coleceei6n las siguientes species:









Memorias de la Sociedad Poey.


Rajania Wrightii, Eline.
Bomarea edulis, Herb.
Paspalum rottboellioides, Wright.
Eragrostis Elliottii, S. Wats.
Lachonorhiza piloselloides, A. Rich.
Eugenia rimosa, C. Wright.
Lotoxalis pinetorum, Small.
Torrubia insularis, Standley (sp. nov.).
Xyris navicularis, Griseb.
Mayepea bumelioides (Griseb). (Krug. & Urban.
Byrsonima lucida, Rich.
Jatropha glaucovirens, Pax, K. Hoffm.
Tapura obovata, Britton & Wilson.
Ixora floribunda, Griseb.
Strychnos Grayi, Griseb.
Byrsonima verbascifolia (L) DC.
Flaveria linearis, Lag.
Sporobolus littoralis, (Lam.) Kunth.
Chamaesyce Gundlachii, Urban.
Laetia americana, L.
Diospyros tetrasperma, Sw.
Guaiacum Sanctum, Lin.
Annona glabra, Lin.
Erythroxylon Roigii, Britton & Wilson (sp. nov.)
Hyperbaena littoralis, Britton.
Bauhinia Jenningsii, P. Wilson.
Myginda uragoga, Jacq.
Sphenomeris clavata (L) Maxon.
Chaenotheca neopeltandra (Griseb.) Urban.

En resume, a pesar de la corta duraci6n del viaje y de las
pocas esperanzas que teniamos de encontrar nada nuevo, tuvimos
la suerte de encontrar dos species nuevas y algunas species
raras; y la satisfacci6n de que el Dr. Britton, nuestro ilustre
Socio Honorario, en carta en la que me acusaba recibo de los
duplicados remitidos y me inclufa la determinaci6n de los mis-
mos, consignara "que habia encontrado muy interesante mi co-
leeci6n y que yo habia agregado un buen nimero de species a
su colecci6n de Isla de Pinos."










J. H. Pazos: Sobre el redescubrimiento etc.


SOBRE EL REDESCUBRIMIENTO DE UNA ESPECIE
DE MEGARHINUS

POR EL DR. JOSE H. PAZOS
Entom6logo


(SESI6N DEL 26 DE ABRIL DE 1921)

Sefiores:
Distraer6 un moment la atenci6n de ustedes para dar
cuenta muy brevemente, casi puede decirse, de un mosquto
nuevo para la fauna de esta isla; puesta en duda su existencia
entire nosotros, no sin antes rogarles, perdonen no oir aquellas
palabras carifiosas, castizas de aquel hombre que muchos de
ustedes conocieron en esta capital en San Nicol6s 96, todo
virtud, todo ciencia y poesia, cuyo nombre invoco por vene-
raci6n, cariflo y respeto que le profesAbamos, dindole bri-
llante nombradia a esta culta Sociedad Cubana de Historia
Natural, continuadora de la virtud, de la poesia y de la cien-
cia de aquel anciano que lleva su nombre: "Felipe Poey".
El document m&s fehaciente y antiguo que poseemos so-
bre los Megarhinus de Cuba, lo cedi hace afios, al venerable
sabio cubano amigo y admirador de D. Felipey el Dr. D. Juan
Guiteras; para que por su conduct fuera donado conjunta-
mente con otras que nos di6 personalmente D. Felipe, sobre
mosquitos, a nuestro Departamento de Sanidad y Beneficencia,
notas que fueron oportunamente publicadas por nosotros en
el Boletin del mencionado Departamento. Una de estas notas,
la nuimero 271, es bien clara, pues por su texto se ve que en
esta Isla ha sido observado por Poey el Megarhinus haemo-
roidalis, cuya nota dice al pie de la letra: "Magnifico Culex
azuloso metalico, pelos del ano rojos, thorax verdoso-ferrugi-
noso. La hembra carece de pelos anales." Esta nota tiene
un dibujo al lipiz que represent correctamente dibujado un
Megarhinus y un trazo al lado del dibujo, para determinar el
tamafio real del insecto, de ciento veinticinco milimetrbs de
longitud. Esta nota pertenecia al estuche, como me dijo 1l,
de los dipteros cubanos. Con el comprobante que antecede,










Memories de la Sociedad Poey.


queda fuera de duda de que existe en Cuba el "Megarhinus
hemorrhoidalis", corroborado mis aun, con la siguiente nota
del mismo D. Felipe, marcada con el nimero 462: notas como
es sabido por los que colectamos insects, correspondent al ni-
mero que tiene cada ejemplar en la colecci6n, la mencionada
nota dice: "Le Culex avec houppes rouges est le C. haemorr-
hoidalis Fab., l'autre pourrait etre le Culex ferox Wied. (Obs-
ten Sacken)". Adem6s y para terminar con los documents
antiguos, para probar la existencia de los Megarhinus en Cuba
en el Museo "Gundlach" de nuestro Instituto de Segunda En-
sefianza de la Habana, puede observarse la existencia de un
Megarhinus frotado, en una caja de dipteros, marcado con el
nimero 51, con el r6tulo de pufio y letra: "Megarhinus for-
mosa", de D. Juan Gundlach.
Con los datos que anteceden queda fuera de toda duda
que vuela en nuestros campos; pero, los Megarhinus, es el caso
que hace como treinta afios que colectamos dipteros, princi-
palmente mosquitos, en diferentes lugares de la Repfiblica y
jamis hemos podido ver uno, hasta que en el mes de Diciembre
pr6ximo pasado, en un pequefio lote de mosquitos que nos
remiti6 el Sr. Director de la Estaci6n Agron6mica de Santiago
de las Vegas, Dr. Mario Calvino para su determinaci6n; al
primer golpe de vista de aquel lotecito, en frasquito aparte,
observe: un mosquito grande, morado, mas grande que todos
los mosquitos conocidos de Cuba; pens6 en el Psorophora ho-
wardii; pero qu6, no podia suceder, es m6s pequefio el pso-
rophora y de librea diferente. Qu6 alegria nos di6 al ver aque-
lla joyita preciosisima de nuestra fauna, tantos afios buscada,
de la cual entrego a ustedes su retrato, inico ejemplar que
poseo, que cedo gustosisimo al Museo de esta honorable ins-
tituci6n, pudidndolo identificar en el acto como un macho de
"Megarhinus portoricensi" de Von Roder, al verle el penil-
timo tarso; el cuarto del tercer par de patas posteriores, ani-
llado de blanco, adquisici6n que debo al Sr. Mario Calvino,
Director de la Estaci6n Agron6mica de Santiago de las Vegas,
cuyo ejemplar capture posado en el tronco de un Eucaliptus
en la Estaci6n antes mencionada el Sr. Acufia; al C6sar lo que
es del C&sar, decia D. Felipe Poey.
A continuaci6n damos la diagnosis que publicamos en Sa-
nidad y Beneficencia, del mosquito aludido:










R. Arango: Una plaga de las Anon6ceas en Cuba.


Megarhinus portoricensis, von R6der, (1885).
"Thorace badio viridi-aureo squamulato, abdomine pedibus
palpisque chalybeis; tarsorum posticorum articulo paenul-
timo argenteo." von R6der.
"Antennes de forme caractiristique. Torax brun, i 6cai-
llure bronce terne et vert dore; une tache. azur a la racine
des ailes et sur les cotes. Abdomen bleu d'acier chez le male,
bleu verdatre et porpre chez la femelle, dore en dessour, marque
de teaches blanc creme sur les cot6s; houppes caudales bleu
d'acier et blanch. Pattes bleu de d'acier; femur dor6s en
dessous; 4e. tarsien de la 3e. patte blanc. R. Blanchard."
"Longueur.-8 k 9 mim" Blanchard.
La larva se encuentra en los huecos que continen agua en
los Arboles.



UNA PLAGA DE LAS ANONACEAS EN CUBA

FOR EL SR. RODOLFO ARANGO
Miembro de la Comisi6n de Sanidad Vegetal


(SESI6N DEL 26 DE ABRIL DE 1921)

Sefores:
Probablemente, a casi todos Vds. les habra ilamado la aten-
ci6n, en estos filtimos tiempos, el hecho de que los frutos de la
guandbana (Anona muricata), del an6n (Anona squamosa) y
del mam6n (Anona reticulata), no llegan a madurar completa-
mente, y muchas veces los habran visto resecos, de un color
oscuro, inaprovechables por complete.
Cuando se observa de cerca uno de estos frutos, se ve que
esta salpicado de agujeritos que profundizan en la pulpa; y,
en aquellos ejemplares que llegan a madurar un poco, quedan
zonas m6s o menos grandes, completamente endureeidas, resecas,
faltas de la mas minima cantidad del jugo natural de la fruta.
Todos estos detalles haeen que dichas frutas atacadas, sean
inservibles para el mercado, lo cual, desde luego, es una gran
calamidad para los que cultivan plants del genero Anona, y









Memorias de la Sociedad Poey.


para los innumerables gustadores de tan sabrosas y exquisitas
frutas tropicales.
El mal es, en realidad, grave, y cada dia se extiende mas, al
extreme de ser ya dificil encontrar plants de anones, guanaba-
nas, etc., que est6n libres de 61, no limitindose esto a tal o cual
zona determinada de la Isla, sino que en casi todos los lugares
visitados por nosotros-y ya hemos caminado por esos cam-
pos...-hemos observado este mal.
La causa es un insecto muy poco estudiado ain, el Bephrata
cubensis, himen6ptero de la familiar Calcididae, que fue deter-
minado en 1911 por el Profesor Crawford, del Bureau of En-
tomology de Washington, posiblemente enviado por nuestro
malogrado compafiero el Dr. Patricio Cardin, entire cuyas ano-
taciones ineditas he hallado este dato.
La mayor'parte de las species de esa familiar Calcididae, son
parasitos de otros insects, y, algunas veces, entire species de
la misma familiar son unos parisitos de otros, de tipo inferior.
A continuaci6n se vera la descripci6n cientifica del g6nero
Bephrata, que es una sintesis de la descripci6n hecha por el
Profesor Peter Cameron, y publicada en la Biologia Centrali
Americana.
Antenas de 9 artejos, filiformes; los artejos alargados, es-
trechindose hacia el apice; el primer artejo es corto, de la longi-
tud del anillo y del siguiente artejo; anillo distinto, ovoide; el
primer artejo del flagelo es un poco mis largo que el otro;
estin situados hacia arriba, sobre el frente, el cual esti profun-
damente hondo entire ellos y los estemas. Los estemas son ar-
queados. Ojos desnudos; la cabeza es saliente. Prot6rax gran-
de, cuadrado, oprimido por los lados. T6rax much mis largo
que ancho. Escudo, grande. Abdomen, fuertemente compri-
mido en los lados; segundo segment, la mitad mis largo que el
siguiente, el cual es mas corto que el cuarto. Ovipositor oculto;
el fltimo segment ventral con profunda incisi6n. Patas sim-
ples; el femur posterior algo agrandado; espinas diminutas.
Nervio costal de la mitad del largo de la ulna; cibito de la
mitad del largo del nervio costal. El nervio costal en las alas
posteriores, bien desarrollado. Este g6nero se asemeja al Eury-
toma, por tener ambos el t6rax fuertemente punteado; pero la
estructura de las antennas (en los artejos son mis largos y mas
afinados y en el iltimo no estf en forma de maza) y el abdomen










R. Arango: Una plaga de las Anoniceas en Cuba.


es muy diferente. El nervio marginal de la "ulna" es much
mfs largo. En el abdomen largo y fuertemente comprimido,
difiere por complete de los otros Eurytomids.
El process de la vida del Bephrata cubensis, me ha parecido
relativamente original e interesante. La hembra, que posee un
largo ovipositor, pone los huevos precisamente en la semilla de
la fruta, cuando esta esta comenzando a formarse. Dentro de la
semilla, viene la natural transformaci6n o metamorfosis, y, la
larva, se alimenta desde que surge, con la almendra de la semi-
lla, dejkndola completamente hueca, como podrAn Yds. observer
por unas muestras de semillas sacadas de una fruta atacada.
Mas tarde, formado ya el adulto, sale muy "frescamente" de la
semilla por el agujero formado desde afuera.
Dos circunstancias, ciertamente, se acoplan para hacer mis
grave el mal: 1, porque el process normal de desarrollo de la
fruta se perturba grandemente, al ser destruidas, desde su mhs
tierno estado sus semillas; y 2, porque las cilindricas cavidades
formadas por el Bephrala cubbensis permiten la entrada franca
a las infecciones fungosas de diverse naturaleza, que produce
una inmediata pudrici6n en un area extensa, a todo alrededor
del grupo de semillas.
Como se ve, esa forma especial de vida del insecto en
cuesti6n, crea un verdadero problema para combatirlo, pues se
desarrolla precisamente dentro del fruto, que es el element eco-
n6mico, lo que mis interest de la plant.
Yo, en realidad, no puedo presentar hoy a Vds. nada mis
que el asunto en su forma general, superficialmente tratado, pues
no me ha sido possible estudiar con verdadero detenimiento esta
plaga que cada dia esta haciendo mayores estragos. Por eso,
con respect a los m6todos de exterminio que deban seguirse
apenas puedo hacer consideraciones, y, de hacerlas, podrian
resultar demasiado peregrinas, sobre todo despu&s de aclarar, en
terminos generals, c6mo se desarrolla la vida del insecto.
He he fijado, sin embargo, en un detalle caracteristico de la
familiar a que el Bephrata cubensis pertenece, y que pudiera dar
en el sentido de buscar medios de combat, alguna orientaci6n.
Siendo condici6n de ciertas species de la familiar Calcididae la
de ser parAsitos de otros insects, a veces de la misma familiar,
I no seria possible encontrar un parisito del Bephrata cubensis,
que luego podria vulgarizarse en el pais?










Memorias de la Sociedad Poey.


De todos modos, yo creo, sinceramente, que el insecto aludido
represent para nosotros un problema agricola de much impor-
tancia, y que es indispensable estudiarlo con la mayor seriedad.
Como una acci6n colectiva y espontinea de los agricultores
y particulares, no es possible esperarla-por razones que Vds.
demasiado conocen-, me parece oportuno recomendar, por via
de la Sociedad Poey, a los organismos oficiales encargados de
esos asuntos, la creaci6n de leyes que obliguen al agricultor a
sacrificar, durante algin tiempo, quemindolas, todas las frutas
de Anoniceas que observe atacadas por el Bephrata cubensis,
pues de ese modo, al menos, se restringe su propagaci6n y se hace
mis facil el 6xito en una active campafia contra la plaga.



SOBRE PROCEDIMIENTOS DE ENSENANZA DE LA
CRISTALOGRAFIA GEOMETRICA

POR EL DR. SANTIAGO DE LA HUERTA
Profesor titular de Mineralogia y de Geologia

(Resumen de una comunicaci6n)


(SESI6N DEL 28 DE ABRIL DE 1921)

A petici6n del Dr. Mestre, present su comunicaci6n dedi-
cada a los alumnos y a los doctors La Torre, su maestro en
todas las materials, y Mestre, maestro del comunicante en Mi-
neralogia y Cristalografia. La justifican 1) la importancia
cientifica de la Cristalografia, que interest y es fundamental
a los matematicos, fisicos, quimicos y naturalistas; 2) el pre-
juicio corriente relative a la dificultad y aridez de las no-
ciones fundamentals de la Cristalografia geom6trica, siendo
por el contrario de una sencillez y, por tanto, de una belleza
extraordinaria.
1).-La dificultad mayor en la ensefianza de la Cristalo-
grafia Geom6trica se present en el Curso de Mineralogia por
lo escaso del tiempo de que se dispone para ello. No obstante,
en solo seis lecciones con sus prActicas realizadas todas du-










S. de la Huerta: Sobre procedimientos etc.


rante el primer mes del Curso, se explica no s61o la parte ge-
neral (con las cinco notaciones cristalograficas principles, las
proyecciones y los fundamentos del calculo cristalogrdfico)
sino la Descriptiva comprendiendo el studio de las formas
holoedricas, mero6dricas, las combinaciones y las maclas en
los seis sistemas cristalogrAficos.
El procedimiento seguido tiene como objeto director la in-
vestigaci6n (verdadera investigaci6n para el alumno) y es-
tudio de los ejemplares naturales y los models en cristal, en
celuloide, en alambre y principalmente los de madera de la
magnifica colecci6n de Krantz (reproducci6n de cristales na-
turales) donada a esta Universidad por su preclaro Rector
Dr. Velazquez.
El comunicante se extiende en las consideraciones sobre el
m6todo y procedimientos seguidos en el Curso de Mineralogia.
2).-En el Curso especial de Cristalografia por disponerse
de mas tiempo, son menores las dificultades en la ensefianza
de las nociones fundamentals de la parte descriptive de la
Cristalografia Geom6trica-equivalente a la Fitografia y a la
Zoografia en Biologia.
La ensefianza en este Curso se caracteriza por algunos pro-
cedimientos especiales: 1) el empleo de la proyecci6n ortogonal
para determinar grAficamente la notaci6n de las formas cris-
talinas a partir de los ejemplares; aplicando la perspective
caballera para el problema reciproco: construir las formas,
dada su notaci6n; 2) los dibujos y cortes estereot6micos para
construir las formas partiendo de la notaci6n de Levy y la
construcci6n inmediata de models en jab6n o madera segin
la habilidad de los alumnos; y 3) por iltimo, lo que constitute
el objeto especial de esta comunicaci6n, la aplicaci6n del sis-
tema de notaci6n de Gadolino (que solo emplean los autores
para representar la forma general (hkl) en cada una de las
32 classes cristalogrificas) a la discusi6n de cada una de las
formas simples posibles con la indicaci6n del nfimero y situa-
ci6n de las caras en cada, caso. El procedimiento es una ma-
nera fAcil de deducir las formas (que excluye por complete
la intervenci6n de la memorial) y es no s61o un procedimiento
diddctico sino ademds de investigaci6n cientifica. Algunas
modificaciones ha sido necesario introducir, como 1) la repre-
sentaci6n grafica del centro de simetria por unas radiacio-










84 Memorias de la Sociedad Poey.

nes *; 2) la representaci6n de los polos de la zona fundamen-
tal por circulos llenos y 3) el idear una series de simbolos que
representan cada clase sim6trica que el comunicante cree
fitiles por ser mis sencillos y mas comprensibles que las f6r-
mulas de simetria, lo que sera objeto de una future comunica-
ci6n a la Sociedad.
Exhibe una series de esquemas o estereogramas que repre-
sentan el conjunto de los elements de, simetria y en distintos
colors los polos de las caras de cada una de las formas en
particular de las 32 classes comprendidas en los 6 sistemas
cristalogrificos: tal como se deducen en el curso.
Este procedimiento aplicado a la discusi6n de los esquemas
usados por lost autores, demuestra el error en que se ha incu-
rrido al representar el grupo tetarto6drico del sistema tetrago-
nal, tal como lo hace entire otros el professor Dana en la pk-
gina 63 de su Tex-Book. 1) indica lo incorrect de la represen-
taci6n y de las formas que enumera el citado professor, im-
posibles cog la existencia de un solo eje simetrico binario; 2)
en un esquema present las formas err6neamente representa-
das; 3) en otro la representaci6n correct de la clase binaria
polar y sus formas correspondientes; y 4) en otro la repre-
sentaci6n correeta del grupo (A2 2 L2 ) con todas sus formas
simples entire las cuales son curiosas (e indican la transici6n
del sistema ortor6mbico al tetragonal): un prisma rombal
transverso y otro antero-posterior; un domo transverso y otro
antero-posterior y los pinacoides antero-posterior y transverso.
Este asunto constituira el tema de otra pr6xima comunicaci6n.











Ch. H. Ballou: Nota sobre C6ccidos cubanos.


NOTA SOBRE COCCIDOS CUBANOS

POR EL SR. CHARLES H. BALLOU
Entom6logo


(SESIONES DEL 26 DE ABRIL Y 16 DE DICIEMBRE DE 1921)

Hace cinco o seis afios la Oficina de S. V. empez6 la colecci6n
de C6ccidos de Cuba, mientras que el Sr. L. Russill Warner es-
taba aqui. Cuando 61 se march los trabajos fueron abandona-
dos hasta que el Sr. Reginald Hart, ahora del Florida State
Plant Board, y el que subscribe empezaron de nuevo las inspec-
ciones de viveros y jardines. Desde entonces hemos remitido
duplicados de nuestros ejemplares al Sr. Harold Morrison del
Bureau of Entomology, United States Department of Agricul-
ture, quien nos ha facilitado las determinaciones correspon-
dientes.
DespuBs de la salida del Sr. Hart los trabajos se han conti-
nuado y los nuevos ejemplares serin presentados de vez en cuan-
do en esta Sociedad, con los datos disponibles, no como trabajo
acabado, sino por su inter6s general en el sentido de notas preli-
minares.
Tan pronto como sea possible toda la informaci6n se publicarh
en forma adecuada, con los insects en su orden, con descrip-
ciones y notas sobre plants hospederas, importancia eeon6mi-
ca, etcetera.
En la lista que sigue aparecen solamente las species que se
han presentado hasta la fecha en la Sociedad "Felipe Poey",
algo menos de la mitad de las species ya conoeidas en Cuba.

1. Aspidiotus cocotiphagus, Marlatt.
2. ,, destructor, Sign.
3. ,, lataniae, Sign.
4. ,, sp.
5. Asteroleeanium bambusi, Bdv.
6. ,, pustulans, Ckll.
7. Aulaeaspis pentagon (Targ.).
8. Capulinia sallei, Sign.










Memorias de la Sociedad Poey.


9. Ceroplastes cirripediformis, Comst.
10. ,, cistudiformis, Ckll. y Towns.
11. ,, depressus, Ckll.
12. ,, jamaicensis, White.
13. ,, sp.
14. Chrysomphalus alienus, (Newst.)
15. ,, aonidum, (Linn.)
16. ,, biformis, (Ckll.)
17. ,, dictyospermi, (Morg.)
18. Chionaspis pinifolii, Fitch.
19. Coccus elogantus, (Sign.)
20. ,, hesperidum, (Linn.)
21. ,, Mangiferae, (Green.)
22. ,, viridis, (Green.)
23. Comstockiella sabalis, (Comst.)
24. Conchaspis angraeci, Ckll.
25. Diaspis boisduvalli, Sign.
26. carueli, Targ.
27. ,, echinocactus cacti, Comst.
28. Eriococcus sp.
29.
30. Eucalymnatus tesselatus, (Sign.)
31. Hemichionaspis aspidistrae, (Morg.)
32. ,, minor (Mask.)
33. Howardia biclavis, Comst.
34. Icerya sp.
35. Inglesia vitrea, Ckll.
36. Ischnaspis longirostris, Sign.
37. Lecaniodiaspis tesselatus, Ckll.
38. ,, sp.
39. Lepidoshapes alba, (Skll.)
40. ,, crotonis, (Ckll.)
41. ,, gloverii, (Pack.)
42. Orthezia insignis, Dougl.
43. Paleococcus rosae, Riley y Howard.
44. ,, sp.
45. Parlatoria pergandia, Comst.
46. ,, pergandei crotonis, Dougl.
47. ,, proteus, (Curtis.)
48. Phenococcus sp.












W. H. Hoffmann: La mosca Chrysops costata Fabr. 87

49. Pinnaspis buxi, (Bouch6.)
50. Pseudischnaspis boureyi, (Ckll.)
51. Pseudococcus nipae, Marsk.
52. Pseudoparlatoria ostreata, (Ckll.)
53. ,, parlatoroides, (Comst.)
54. Protopulvinaria pyriformis, Ckll.
55. Pulvinaria psidii, Mask.
56. ,, urbieula, Ckll.
57. Saissetia hemisphaerica, Targ.
58. ,, oleae, Bern.
59. ,, sp.
60. Selenaspidus articulatus, (Morg.)
61. Targionia saccnari, (Ckll.)
62. Toumeyella sp.



SOBRE LA MOSCA CHRYSOPS COSTATA, FABR.

CON ALGUNAS OBSERVACIONES SOBRE LA IMPORTANCIA DE LAS
MOSCAS CHRYSOPS COMO TRANSMISORAS DE ENFERMDADES INFEC-
CIOSAS.

POR EL DR. W. H. HIOFFMANN
Profesor del Laboratorio do investigaciones de la Secretaria de Sanidad


(SESI6N DEL 22 DE FEBRERO DE 1922)

En el invierno pasado llam6 mi atenci6n una mosca Chrysops,
que en diferentes ocasiones venia a chupar la sangre en mi
cabeza. Siempre yo sentia la presencia de la mosca solamente
por una picadura muy dolorosa, pero antes de picarme nunca
pude notar su presencia cuando ella se acercaba. Siempre me
era muy ficil coberla con la mano, porque era tan avida a
chupar la sangre, que no hacia tentative de escaparse. En el
lugar de la picadura se desarrollaba generalmente una hincha-
z6n dura de considerable tamafio y que permanecia por algunas
horas. La mosca generalmente tenia un poco de sangre en el
est6mago.
Era muy sorprendente que no encontrara en la Habana a









Memories de la Sociedad Poey.


.ninguno que hubiera hecho las experiencias semejantes a las
mias o que se acordara de la mosca. La mosca siempre me
picaba en la cabeza, y me parece probable que me prefiriera
porque siempre tengo los cabellos muy cortos, y esto no es la
costumbre del pais. Pero tambi6n diferentes experts no se
acordaban de la mosca. He mandado unos ejemplares al Insti-
tuto Entomol6gico de Berlin-Dahlem y fui informado que se
trata de Chrysops costata, descrita hace mks de cien afios en la
America Central por Fabricius.
Como la mosca chupa la sangre del hombre con bastante
avidez y como tiene su importancia para la patologia, voy a dar
un corto informed sobre nuestros conocimientos de estas moscas,
todavia bastante incompletos.













Se trata de una familiar muy rica en species que se encuen-
tran en todas las parties del mundo, siendo descritas casi 200.
Pero con la descripci6n sistemitica se acaban los conocimientos
de las moscas, y es muy poco lo que fu6 observado cientificamen-
te y publicado sobre la biologia, como tambien me confirm el
Institute Entomol6gico.
Las moscas Chrysops son de la familiar de las Tabinides,
sobre las cuales hay unas observaciones biol6gicas exactas mo-
dernas, que fueron hechas para fundar sobre ellas las medidas
de combat, porque como transmisoras de enfermedades del ga-
nado hacen un dafio econ6mico considerable.
Las moscas Chrysops son moscas de un tamafio mas o menos
de 9-11 mm. Generalmente tienen el color amarillo con puntos
y manchas negras. Los ojos, grandes, son de un color dorado
verde muy bonito, que es la causa del nombre Chrysops, con









W. H. Hoffmann: La mosca Chrysops costata Fabr. 89

unas lines y puntos purpfireos que sirven para la determina-
ci6n de las species. AdemAs tienen tres ocelli, ojos puntiformes,
bien visible. El abdomen es aplatado, de form cuadrada. Las
alas estin medio abiertas, en la posici6n de descanso; general-
mente tienen unas bandas negras especificas en su forma para
diferentes species. En la especie costata las bandas forman un
circulo negro con un centro transparent como un gran ojo. En
posici6n de descanso la mosca siempre tiene el primer par de
patas en el aire, como es bien conocido de la Mantis; yo creo que
forman un mecanismo especial por el cual puede fijarse la mosca
automAticamente en los cabellos en el acto de chupar la sangre.
La proboscis es corta y vigorosa para perforar la piel inmediata-
mente.













En la Habana he cogido la Chrysops solamente en los meses
frescos del invierno. En el invierno pasado, mas humedo, he
cogido unos doce ejemplares; pero en este invierno, mas seco,
solamente dos, siempre en los terrenos anexos del Hospital Las
Animas, donde hay bastantes animals y tambi6n agua corriente.
Es possible que en otras parties son mas frecuentes. Pican a todas
horas del dia y lo mismo en la noche. Nunca he visto la mosca
volando y nunca he podido encontrarla cerca de los animals o
en otras parties donde yo buscaba.
Solamente las hembras chupan la sangre del hombre y de los
animals. Los machos, no conocidos de las demas species, no
ohupan la sangre, sino viven del jugo de plants y flores, como
a veoes tambien hacen las hembras. No se sabe si, como en los
mosquitos, es ua eondici6n absolute por el desarrollo de los
hueves, quo la mosea chupe la sangre.










Memories de la Sociedad Poey.


Pero fuera de eso, casi nada se sabe sobre la biologia de la
Chrysops.
Sobre el desarrollo de la mosca hay solamente conjeturas que
se asemejan a las experiencias hechas con las Tabanides. Es
probable que las Chrysops pongan sus huevos en o cerca de pe-
quefios charcos de agua en las plants o en el suelo, y que las
larvas se desarrollen en el suelo hfimedo, viviendo sobre todo de
pequefios gusanos e insects.
Parece dificil la observaci6n en la captiiridad, porque las
moscas mueren muy pronto cuando se las pone en los vidrios.
Las Tabanides son bien conocidas como transmisoras de dife-
rentes enfermedades de animals, especialmente el antrax y di-
ferentes tripanosomiasis.
El Chrysops tambi6n, sin duda, es capaz de la transmisi6n
mecanica de g6rmenes infecciosos, como los bacilos del antrax.
Hace afios Manson mand6 a Londres una mosca, que los ne-
gros del frica consideraban como causa de la filariasis, y que fu6
una Chrysops. En el aiio 1914 Leiper confirmaba, que en el
Africa verdaderamente Chrysops dimidiata es transmisora de la
Filaria Loa en el hombre.
Para la llamada "surra", tripanosomiasis de caballos y del
ganado, en Filipinas fu6 probado, que se transmite por medio
de Chrysops striatus, y parece que en Venezuela, donde tambi6n
existe Chrysops, son transmisoras de una tripanosomiasis, que
alli aniquila los equinos afio por afio.
Tambien en el Jap6n las moscas Chrysops son consideradas
como transmisoras probables de la Anemia infecciosa de los caba-
llos, que es producida por la Spirochaeta equi infectiosa.
Por fin, come muy amablemente me inform6 el Dr. Guiteras,
en el afio 1919 en los Estados Unidos la Chrysops discalis fu6
descubierta como la transmisora de la Tulariaemia. Es una en-
fermedad pestiforme de los roedores, transmitida por los insec-
tos y que tiene su causa en una septicemia producida por el
bacterium tulariense. La enfermedad se encuentra especialmente
en el Estado Utah entire los conejos campestres, por los cuales es
generalmente fatal. A veces por medio de las Chrysops la en-
fermedad se transmite del conejo al hombre, como experimental-
mente puede transmitirse asi de conejo a conejo. La enfemredad
es menos fatal para el hombre. Pero se trata de una enfermedad
debilitante de 3-6 semanas con una convalecencia lenta, que










J. Embil: Una especie del ggnero Trichuris etc.


molesta especialmente a los campesinos, porque se present gene-
ralmente en la estaci6n laboriosa de las cosechas, cuando mds
prevalecen las moscas.
Me parece probable que hasta ahora no conocemos completa-
mente la importancia de las moscas Chrysops en la patologia
humana y de los animals, sino que con seguridad se encontrarin
otras observaciones. Pero ahora mismo la importancia de las
moscas Chrysops es tan grande, que es muy lamentable, que los
conocimientos de su biologia sean tan incompletos, porque son
esos sobre los cuales tendrian que fundarse las medidas de ex-
terminio contra las moscas.
Por eso quiero yo llamar aqui la atenci6n de los experts,
porque quizhs tienen ocasi6n de hacer las observaciones oportu-
nas, donde hay las moscas en mayor cantidad. Es possible que
haya otras species en Cuba, como por el nombre yo conozco una
segunda, Chrysops crucians, que fu6 descrita por Wiedemann
en el afio 1828. El studio de esa moscas, sobre todo de su bio-
logia, tendria un gran valor cientifico y practice.




UNA ESPECIE DEL GENERO TRICHURIS PARASITARIA
EN EL GUAYABITO (MUS MUSCULUS).

POR EL DR. JUAN EMBIL
Profesor del Laboratorio Bis-Clinico de Martinez Dominguez, etc.


(SESI6N DEL 28 DE ABRIL DE 1922)

Estudiando la parasitologia del guayabito tuve ocasi6n de
encontrar various ejemplares de la especie que es objeto de esta
descripci6n.
Los individuos de esta especie se hallan en estado parasitario
implantados en la mucosa del intestine ciego, en la forma comin
a los de su genero. Su presencia es muy frecuente, pues en 65
animals examinados fu6 encontrado en un 78% de ellos. Es de
notar que todos los animals infectados procedian de un mismo
lugar, lo cual es explicable por las costumbres canibalescas de









Memorias de la Sociedad Poey.


los mismos, toda vez que los parasitos de este g6nero carecen en
su evoluci6n de hulsped intermediario.
Cuando son extraidos del intestine tienen la extremidad cau-
dal arrollada en h6lice, la cual cuando son colocados en soluci6n
salina fisiol6gica se transform en una espiral en el macho y en
un arco en la hembra.
El parisito present un aspect filiforme, con la extremidad
caudal mks gruesa y la anterior muy delgada, terminando en
una boca pequefia y sin papilas; el es6fago es muy largo. Estos
caracteres lo colocan en la familiar Trichosomidae.
La presencia de una espicula en el macho y de huevos pro-
vistos de casquetes polares lo determinan como de la subfamilia
Trichurinae.











No 1. Invaginaci6n complete.

El aspect de la parte caudal, arrollada en espiral en el ma-
cho y en forma de arco en la hembra, y la presencia de un solo
fitero en 6sta, lo determinan como del genero Trichiuris.
Entre los distintos individuos obtenidos en diversas fases
de desarrollo elegimos los m6s grandes para considerarlos como
adults y determinar sus caracteres morfol6gicos como los tipicos
de su especie.
En la descripci6n s6lo atenderemos a los caracteres sefalados
como mas salientes en las species afines, tomando solamente el
promedio de las medidas, si bien las variaciones encontradas en
6stas son muy pequefias.
MORFOLOGiA

Macho:-Su longitud varia entire 23 y 28 milimetros. Su
mayor diametro es de 320 1 Presenta la part caudal arrolla-








J. Embil: Una especie del genero Trichuris etc.


da en espiral y terminada en una espicula de 120 p de largo,
con la punta roma. Esta espicula estA envuelta por una vaina
retractil guarnecida de espinas c6nicas en toda su extension y
atravesada en toda su longitud por un canal infundibuliforme,
unido en un extreme a una cloaca donde terminan el tubo diges-
tivo y el conduct genital. La vaina tiene la forma de una
pera con la base muy ensanchada. Asi la vaina como la espicula
son completamente invaginables, tanto que algunos ejemplares
que por su tamafio nos parecian haber alcanzado su complete
desarrollo carecian de ellas, pero en un examen prolongado de
un ejemplar vivo pudimos ver las distintas fases de su desinvagi-
naci6n. En algunos individuos la vaina toma al morir la forma
de un tronco de cono, lo que le da un parecido a la del Trichiuris











NQ 2. Evaginaci6n complete.

Trichiura. La relaci6n de la part gruesa al largo total es
como 1:2.
En las adjuntas microfotografias 1 y 2 pueden verse las dos
fases extremes de la desinvaginaci6n de la vaina y espicula; y en
la nfmero 3 un detalle de la estructura de las mismas.
Hembra:-Su longitud varia entire 31 y 35 milimetros. Se
caracteriza por tener la extremidad caudal en la forma de un
arco en cuyo extreme interno y formando un Angulo como de
450 con el plano de la curva, se abre una vulva desprovista de
papilas en la que terminal una vagina corta. Posee un solo itero,
que se extiende por toda la part gruesa, y en las fecundadas
esta repleto de huevos en distintas fases de desarrollo. El tubo
digestive desemboca en un ano subterminal. La relaci6n de la









Memories de la Sociedad Poey.


parte grue:-a al largo total es 'coio 1:3. Los huevos son de color
amarillo obscuro, presentan casquetes polares y miden 25X54 m.
Son tan senejantes a los del Tri(liuriis Trichiura que es dificil
el diferenciarlos.


NQ 3. Vaina y espicula.


No siLono est.a especie i, 1.... i!l con la parasitaria en el
hombre (Trichimiis Trichnira), buscamos en las descripciones
de las espeeie- alines los eara>tle'ces que se resume en el siguiente
cnadro:








Part gruesa
Especie Largo Espicula Huevo Largo Hudsped

T. Crenatus................ macho 33 a 40 3.35 3:8
hembra 34 ,, 50 52 a 60 p 1:3 Suidos.


T. Affinis................. macho 50 80 5 a 6 1:4
hembra 50,, 70 65 p 1:3 B6vidos.


T. Cameli.................. macho larga 1:4
hembra 1 1:4 Caml6idos.

T. Serratus................ macho 40 3.9 1:3
hembra 48 39 a 56 p 1:3 Gato.

T. Vulpius................. macho 45 ,, 75 9 a 11 1:4
hembra 45 ,, 75 1:4 Perro.

T. Campanula.............. macho I L
hembra 31.5 36 x 72 p 1:4 Gato.

T. Leperis................. macho 29 a 32 7 2:5
hembra 33 ,, 34 31 52 p 1:3 Lep6ridos.

T. Trichiura............... macho 35 ,, 45 2.5 2:5
hembra 35 ,, 50 35,, 53 p 1:3 Hombre.

''. g...................... macho 23 28 0.12 1:2
hembra 31 35 25 ,, 52 p 1:3 Guayabito.










Memorias de la Sociedad Poey.


Como se ve, el tamafio casi microsc6pico de la espicula es
el principal caracter diferencial, pues la especie mas cercana, el
Trichiuris Trichiura, la tiene unas 20 veces mayor.
No coincidiendo con ninguna de las species antedichas y
careciendo de otras descripciones no me es possible determinar
si esta especie ha sido descrita, por lo cual queda abierto un
parentesis.


EL DR. JUAN SANTOS FERNANDEZ
NOTA NECROLOGICA

POR EL DR. ARISTIDES MESTRE
Director de la Secci6n de Antropologia de la Sociedad Poey

(SESI6N DEL 25 DE OCTUBRE DE 1922)

En nombre de la Secci6n de Antropologia de esta Sociedad
Poey, me uno al homenaje rendido a la memorial del Dr. Juan
Santos Fernandez por nuestro Presidente; y me identifico de
un modo especial porque el laborioso medico ha poco desapa-
recido tiene su pagina en la historic de nuestra Antropologia.
En la sesi6n solemne, conmemorativa de 1921-un aflo casi
antes de que aquel nos abandonara-yo lo saludaba, dedican-
dole algunas frases, en mi discurso sobre Poey en la Antro-
pologia de Cuba. "Para satisfacci6n de todos, decia entonces,
el Dr. Santos Fernandez es todavia un superviviente de aque-
llos fundadores (aludia a los que realizaron los primeros tra-
bajos para organizer la Sociedad Antropol6gica de la Isla de
Cuba). Reciba, agregaba, nuestro efusivo saludo de admira-
ci6n y respeto el venerable anciano "cuya juventud de espi-
ritu es un eterno desafio a los aiios" el que la Sociedad Poey
nombr6 "Socio Honorario" en atenci6n a sus multiples m6-
ritos, entire los que se destacan la intense e incomparable con-
sagraci6n de su vida entera al sosten y mantenimiento de
las instituciones cientificas cubanas. Que lo tengamos por
much tiempo-tambien exclamibamos-cerca de nosotros, es-
timulandonos con su hermoso ejemplo!". En efecto, Luis
Delmas, Gabriel Pichardo y Santos Fernandez eran miembros
corresponsales de la Sociedad Antropol6gica Espafiola de Ma-










A. Mestre: El Dr. Juan Santos Ferndndez.


drid, y gracias a sus esfuerzos preparatorios, que obviaron mu-
chai dificultades, lleg6 a inaugurarse el 7 de Octubre de 1877
la Sociedad Antropol6gica de Cuba. Se acaban de cumplir
cincuenta y cinco afios desde esa fecha, y de los cuarenta y
ocho que concurrieron a la mencionada inauguraci6n, apenas
quedan unos cinco, al menos que sepamos. iLa muerte se ha
llevado a tantos que sirvieron con amor y empefio a la cultural
patria, a muchos de ellos los arranc6 de nuestro lado prema-
turamente! Por suerte para la ciencia local, Santos Fernan-
dez no ha caido hasta ahora, dejfindonos el recuerdo de una
vida laboriosa y digna.
Tan luego se iniciaron las sesiones de la nueva instituci6n,
el Dr. Santos Fernandez ley6 en una de las reuniones previas
y con el carhcter de Vicepresidente de la Junta fundadora, un
discurso titulado "Trabajos preparatorios para la constituci6n
de la Sociedad Antropol6gica de la Isla de Cuba" (Set. 16,
1877). En dicho document hist6rico hace ver que la Academia
de Ciencias de la Habana se adelant6' al pensamiento de la de
Madrid, creando en su seno, una Secci6n de Antropologia; y
dijo: "Siendo el radio de la naciente Sociedad mas extenso
que el de la Secci6n Antropol6gica de nuestra Academia, nos
completaremos viniendo la primera a desenvolver en un circulo
mfs dilatado el pensamiento de la segunda, cuya indole es-
pecial le impone limits mas definidos. La Sociedad que nos
ocupa, acariciando un pensamiento eminentemente liberal,
acoge en su seno a los hombres de todas las especialidades
cientificas literarias y artisticas. Sus puertas se abren con
orgullo lo mismo para el naturalista, que para el fil6sofo, el
poeta y el escultor; traspasa sus dinteles con igual derecho
quien arranca a los planets secrets inconcebibles, como aquel
que horadando la capa terrestre sorprende los metals que
constituyen nuestras riquezas. Todos los principios, toda las
creencias encuentran los medios de ser sustentadas por sus
partidarios a la sombra de una Sociedad que no rinde otro
culto que a la verdad". He aqui trazada la norma moral de
la Sociedad cientifica que habia de dar dias de brillo a la
patria.
Durante la existencia de la Sociedad Antropol6gica de la
Isla de Cuba, el Dr. Santos Fernandez, milit6, segfin lo habia
prometido, entire sus compafieros como el soldado mis entu-










Memorias de la Sociedad Poey.


siasta, participando frecuentemente en las actividades inte-
lectuales de aquella. Asi lo prob6 con su trabajo "Ensayo
antropol6gico sobre las enfermedades de los ojos de las di-
ferentes razas que habitan la Isla de Cuba." Su lectura des-
pert6 interesante discusi6n en la que intervinieron muy dis-
tinguidos consocios, atacando duramente muchos de los puntos
de vista tratados por el Dr. Santos Fernandez. Sus contrin-
cantes estuvieron, por encima de todo, de acuerdo en aplaudir
el esfuerzo de quien, segin se express en aquella 6poca uno
de los mas impetuosos "despubs de haber contribuido grande-
mente a la fundaci6n de la Sociedad, ha querido ser el primero
en comenzar nuestras tareas cientificas."
En la sesi6n solemne del 7 de Octubre de 1886, el Dr. San-
tos Fernandez daba a conocer a la Sociedad su studio sobre
si "Es la miopia una consecuencia de la civilizaci6n"; y en
ese articulo, una vez mas el ilustre oftalm6logo aprovechaba
su especial preparaci6n en la rama de la medicine donde tanto
brill6, sirvi6ndole los hechos de su prictica professional para
la soluci6n del interesante problema que se planteara.
La Sociedad estim6 en lo que valia para ella la impor-
tante colaboraci6n del Dr. Santos Fernandez, y en prueba de
su reconocimiento lo nombr6 Presidente en 1894; y ademAs
miembro de la Comisi6n de Publicaciones: en ambos cargos
llen6 su cometido satisfactoriamente, sirvidndolos con esa no-
ble voluntad que era distintivo de su carhcter.
Bastanos: lo anteriormente expresado para dar una idea de
lo que hizo el Dr. Santos Fernandez en ese capitulo de la ciencia
local; no necesitamos mAs para nuestro prop6sito en estos mo-
mentos, pero no queremos terminar sin sefialar una circuns-
tancia curiosa: la Sociedad Antropol6gica de la Isla de Cuba
eman6, como sabemos, de la Sociedad Espafiola de Antropolo-
gia, existiendo la de Cuba durante doce afios. La de Madrid
tambien hubo de extinguirse; y ahora, hace poco tiempo, el
19 de Mayo de 1921, se inaugur6 la nueva Sociedad; Espafiola
de Antropologia, Etnografia y Prehistoria, a la que deseamos
el mayor 6xito y larga vida; y ha surgido precisamente cuando
activamos los studios de esa clase en la Secci6n de Antropo-
logia de la Sociedad Poey. iQue esta no olvide el empefio
que tuvo aquel gran amigo de la ciencia en prestarle su fitil
concurso a las investigaciones antropol6gicas cubanas!











Eva Mameli: Casos raros de Cleistanteria etc.


CASOS RAROS DE CLEISTANTERIA OBSERVADOS EN CUBA

POR LA DRA. EVA MAMELI DE CALVINO

Jefe del Departamento de Botdnica de la Estaci6n Agron6mica de
Santiago de las Vegas


(SESI6N DEL 14 DE MAYO DE 1923)

Se llama cleistanteria el fen6meno por el cual las anteras de
las flores se quedan cerradas y los granulos de polen germinan
en su interior, perforando con el tubo polinico la pared de las
anteras mismas, llegando a veces hasta el estigma y logrando
fecundar el ovario.
Lo de la cleistanteria es fen6meno bastante raro y fu6 obser-
vado por la primera vez en flores cleist6gamas, es decir, que no
se abren nunca y cuya fecundaci6n tiene lugar en el interior de
la flor, sin la intervenci6n de pr6nubos. Asi es que, mientras
los casos de cleistogamia son bastante numerosos (1), los ejem-
plos de cleistanteria son muy pocos; mis estudiados son los de
Oxalis acetosella y de algunas species del g6nero Viola, plants
que, a semejanza de muchas cleist6gamas, tienen dos classes de
flores: las que se abren o casm6gamas, y las que se quedan cerra-
das o cleist6gamas.
Leclere du Sablon (2) observe el fen6meno de la cleistante-
ria solamente en flores cleist6gamas y opinaba que "las flores
en las cuales el polen germina en el interior de la antera son de
cierta manera el iltimo grado de la transformaci6n progresiva
de las flores ordinarias en flores cleist6gamas."
Pero Goebel (3) es contrario a esta interpretaci6n. El obser-


(1) Hay ejemplos de cleistogamia en muchas families vegetables, tales
como las Acanthceas, Balsaminaceas, Cariofiliceas, ClistAceas, Convolvuld-
ceas, CampanulAceas, Cruciferas, DroserAceas, Escrofularikceas, Grami-
neas, JuncAceas, Labiddas, Leguminosas, LoasAceas, Malpiguiaceas, Orqui-
daceas, OxalidAceas, PlantaginAceas, ViolAceas, etc.
(2) Leclerc du Sablon. Recherches sur les fleurs cl6istogames (Rev.
gen. de Bot. XII, 305-318, 1900).
(3) Goebel. Die kleistogamen Bliiten und die Anpassungstheorien
(Biol. Centr. XXIV, 673, 1904).











Memorias de la Sociedad Poey.


v6, en efeeto, que la germinaci6n de los granulos de polen puede
efectuarse tambi6n en el interior de las anteras de las flores
casm6gamas y vi6 esto precisamente en Viola sylvatica y en
V. biflora. En esta iltima especie, ademAs, Goebel encontr6 el
polen en germinaci6n en el interior de anteras abiertas y en este
caso los tubos polinicos no Ilegaban hasta el estigma.
Goebel deduce de estas observaciones la conclusion 16gica de
que la germinaci6n del polen en el interior de las anteras no es
siempre un fen6meno fitil, que este fen6meno puede ser provo-
cado por una temperature elevada; en fin, que no represent "el
filtimo grado de una transformaei6n progresiva", como dice
Leclerc du Sablon, sino la primer indicaci6n de la posibilidad
por estas plants de former flores cleist6gamas.


En el curso de mis pesquisas biol6gicas sobre el polen (1),
que me dieron ocasi6n de examiner hasta ahora las flores de cerca
de 600 species, la gran mayoria pertenecientes a la flora cubana,
tuve la oportunidad de observer various hechos interesantes, en-
tre 6stos, lo de la cleistanteria en flores casm6gamas y cleist6-
gamas de algunas species. Estas son: Basella rubra Lin., Lucu-
ma serpentaria H. B. et OK., Tournefortia gnaphalodes R. Br.,
Micranthemum orbiculatum Michx., Coffea arabica Lin., Garde-
nia Thunbergia Lin., Melanthera deltoidea Michx.
Ninguna de estas species era conocida, que yo sepa, como
cleistantera.
Relato a continuaci6n los distintos casos presentados por
cada una de estas species. Del examen del conjunto de los
hechos observados, deducir6 despubs la importancia del fen6me-
no y su interpretaci6n.
BASELLA RUBRA, Lin.-Esta plant, originaria del Asia tro-
pical, se cultiva en la Estaci6n Agron6mica como hortaliza. Es
una plant exclusivamente cleist6gama. Muy poco se conoce
acerca de la impolinaci6n de esta y de las otras species perte-
necientes a la familiar de las Basel6ceas.
He observado muchisimas plants de Basella rubra, sin en-
contrar en ellas una sola flor abierta. Los racimos y las espigas

(1) E. Mameli de Calvito. Estudios biol6gicos sobre el polen (Memo-
rias de la Soc. Poey, IV, 45-77, 1922).









Eva Mameli: Casos raros de Cleistanteria etc.


tienen acrecimiento basifugo. En una misma espiga se encuen-
tran inferiormente los frutos mLs maduros, en la porci6n media-
na los menos maduros, hasta que, en el apex se encuentran las
flores, todas cerradas.
El polen de Basella rubra germina, sea en las anteras todavia
cerradas, o ya en las abiertas, logrando siempre llegar al estig-
ma y fecundar el ovario.
LUCUMA SERPENTARIA H. B. et K.-Una plant de "Sapote
culebra" cultivada en la Estaci6n Agron6mica, di6 en la prima-
vera del afio pasado muchas flores, la mayoria de las cuales no se
abrieron. El polen de estas flores era normal y parecia maduro,
es decir, su fovila contenia much almid6n, a semejanza de los
p6lenes maduros de L. mammosa, L. nervosa y Achras Sapota.
Mientras en el mes de Marzo no encontr6 en las flores cerra-
das ningfin granulo de polen en germinaci6n, al fin del mes de
Abril habia algunos p6lenes en germinaci6n en el interior de
anteras apenas abiertas. El tubo polinico contenia almid6n.
TOURNEFORTIA GNAPHALODES R. Br.-Ejemplares de esta Bo-
rraginea me fueron traidos de Boca de Jaruco por el Prof. J.
T. Roig. En Cuba le llaman "Incienso", por el grato olor que
emiten sus flores.
En las anteras apenas abiertas y en algunas cerradas encon-
tr6 muchos grfnulos germinados, cuyo tubo polinico muy largo
serpenteaba entire los granulos, hasta llegar a la pared de la
antera. Uno de estos tubos media 328 micrones de largo. Algu-
nos de estos gr6nulos en germinaci6n contenian almid6n, es decir,
no eran completamente maduros; pero la mayoria contenia sola-
mente grasa, tanto en el granulo, cuanto en el tubo.
MICRANTHEMUM ORBICULATUM Michx.-En esta pequefia es-
crofulariicea observ6 la cleistanteria en las minfiseulas flores,
todavia cerradas. Miuy digno de observaci6n me pareci6 el he-
cho que, mientras en las anteras cerradas de tales flores se en-
contraban muchos granulos de polen en germinaci6n, en las
flores abiertas no me fu6 possible encontrar, ni en las anteras ni
sobre los estigmas, algfin polen germinando. A pesar de esto,
no parecia que el polen de las flores cleistanteras hubiese llegado
a la madurez, pues contenia muchos grfnulos de almid6n, mien-
tras el de las flores abiertas estaba completamente Ileno de
grasa. Parece que en este caso el polen pueda germinar antes
de legar al estado de complete transformaci6n quimica de sus









102 Memorias de la Sociedad Poey.

reserves, transformaci6n que tiene lugar despu6s, durante el
acrecimiento del tubo polinico.
COFFEA ARABICA Lin.-En las flores todavia cerradas de las
plants de cafe que se cultivan en la Estaci6n Agron6mica,
observe, al fin del mes de Enero del afio pasado, muchos gr6nulos
de polen en germinaci6n. Todcs estaban contenidos en anteras
apenas abiertas y su fovila estaba llena de grasa, es decir, habia
llegado al estado de madurez. El tubo polinico presentaba algu-
nas curiosas anomalias, ya observadas por otros autores en algu-
nos p6lenes, es decir, una o dos hinchazones esf&ricas o irregula-
res en el apex o en el medio del tubo, a veces dos en el mismo
tubo: una en el apex y otra en el medio. Estas anomalias del
crecimiento pueden haber sido provocadas o por obsticulos o
por causes fisiol6gicas desconoeidas. (1)
Con el deseo de repetir estas observaciones, examine al prin-
cipio del mes de Enero de este afio muchas flores de cafe, mas no
me fu6 possible encontrar grhnulos de polen en germinaci6n en
las flores cerradas; pero si los encontr6, y en gran nfmero sobre
los estigmas de flores abiertas. Esto demuestra que la anticipa-
ci6n de la germinaci6n del polen, es decir, su germinaci6n en el
interior de anteras abiertas o cerradas de flores cerradas, es un
hecho dependiente de causes fisiol6gicas o climatericas variables,
que no esta de ningin modo ligado con la transformaci6n de los
botones florales en flores cleist6gamas.
Schumann (2) sefiala la abertura de las anteras y la caida
del polen en el interior de flores todavia cerradas de otra Ru-
bifcea: Posoquieria latifolia (Lam.) R. et Sch., pero no hace
menci6n de casos de cleistanteria.
GARDENIA THUMBERGIA Linn.-En los botones de esta bonita
gardenia, que se cultiva en la Estaci6n Agron6mica, encontr6
muchos grinulos en germinaei6n en el interior de las anteras
apenas abiertas. Los gr6nulos de polen estaban unidos en t6-
tradas, y cada una de 4stas levaba de 1 a 4 tubos polinicos sin
almid6n.
Siendo que en estas flores cerradas el estigma esta estricta-


(1) Las mismas anomalias observe en los tubos polinicos del polen de
Anthirrinum majus y de Datura Stramonium germinando sobre los estig-
mas, y de Tradescantia virginica germinando sobre gelatin.
(2) Schumann ., 'Engler, Nat. Pflanzenfam. IV, 4, 9. 1897.










Eva Mameli: Casos raros de Cleistanteria etc.


mente en contact con las anteras, la impolinaci6n y la fecunda-
ci6n de las flores tienen lugar antes del antesis. Por cuanto yo
no puedo excluir que las flores abiertas de esta especie sean impo-
linadas por insects, como la mayoria de las Rubihceas, cierto es
que la autogamia anticipada es el caso mas frecuente. En el
acto del antesis las anteras aparecen de color bruno y casi vacias.
MIELANTHERA DELrTOIDEA Michx.-Esta compuesta, conocida
en Cuba con el nombre de "bot6n de plata", present el fen6-
meno de la cleistanteria en las flores hermafroditas cerradas del
centro del capitulo. Algunas de estas flores cleistanteras median
solamente 2 mms. de largo.
Los granulos polinicos en germinaci6n eran muy numerosos
y llevaban cada uno uno o dos tubos, llenos de un plasma acei-
toso denso.
COMMELINA NUDIFLORA Linn.-En esta especie provoqu6 la
cleistogamia poniendo debajo de una campana de vidrio, cubier-
ta de tela negra, dos macetas conteniendo cada una una plant
de "Canutillo". Cada plantita llevaba dos o tres botones muy
pequefios, todavia cerrados entire las brAteas florales.
Despues de tres dias, los botones habian crecido, pero perma-
necian cerrados y s6lo el apex azul de los p6talos aparecia entire
los sepalos blancos que los encerraban. En estas flores artificial-
mente cleist6gamas,,el polen habia germinado dentro de las an-
teras cerradas. Ademis, mientras el polen maduro de la Com-
melina nudiflora, en condiciones normales contiene abundante
almid6n y el polen que se encuentra germinando a la luz sobre
los estigmas es exclusivamente polen amilAceo, en estos ejempla-
res puestos en la obscuridad, el 70% de los granulos de polen
contenia poco almid6n, el 30% estaba exclusivamente lleno de
grasa. De los granulos que habian germinado, la mayoria eran
amilaceos; pero tambien alguno habia que contenia solamente
grasa en el tubo polinico.
Concluyendo, en este caso la falta de luz provoc6 en el orden
morfo-fisiol6gico la cleistogamia, y en el orden quimico la solu-
bilizaci6n del almid6n en la fovila del polen. Esto di6 lugar a
la germinaci6n premature del polen mismo dentro de las anteras
cerradas.
Hubiera que afiadir a estas observaciones, pesquisas particu-
lares acerca de la acci6n de la luz sobre los enzimas del polen,
pues la solubilizaci6n del almid6n ha tenido lugar, sin duda, en











Memories de la Sociedad Poey.


este c.aso por una:anticipada acci6n de unaanmilasis.contepidaen
la fojila 4,el polen.

RESUMEN ;DE .LAS OBSERVACIONES

Estado de los rrganos en los que,se
observe la cleistanteria


Nombre de las~especies Flores Anteras

Melanthera deltoidea......... Cerradas ............ Cerradas.
Micranthemum orbiculare...... ............
Basella rubra ................. ............ Cerradas y abiertas.
Coffea arabica ................ ............ Abiertas.
Lucuma serpentaria ........... ............
Gardenia Thunbergi.......... ............
Tournefortia gnaphalodes...... Abiertas ............ Cerradas y .abiertas.
Cerradas artificialmen- Cerradas artificialmen-
Commelina nudiflora.......... te ................ te.



Del resume expuesto en el cuadro precedent, se deduce
que de los ocho casos de cleistanteria observados, siete se pre-
.sentaron en flores cerradas y uno en flores abiertas, einco en
anteras cerradas y tres en anteras abiertas de flores cerradas.
Ahora bien, I cuAl es el significado biol6gico del fen6meno en
estos casos particulares?
MHay que preponer que entire las plants estudiadas, una sola
,es. eleist6gama, mejor dicho, es exclusivamente cleist6gama: Ba-
sella rubra. Las otras presentaron sencillamente casos de cleis-
tanteria antes del antesis floral.
Pero hay que, considerar entire 6stas el caso particular de
Lucuma serpentaria, cuyas flores no, se ,abrieron,,sin por esto
poderse considerar tal plant como cleist6gama,.sino como cleis-
topetala, en el sentido de Ule. (1) En verdad, la posici6n res-
pectiva de las anteras y de\ estigma excluye, en. esta especie la
necesidad de la autogamia y, como muy, poco se-conoce acerca de
la impolinaci6n de las Sapoticeas, se puede formula la hip6te-

(1) iUe E. "Uber.,die Bliiteneinrichtung yon Purpurella cleistofora
(cleistopotala), einen neuen Melastqmace (Ber. d. D. Bot. Ges. XIII, 1895).










Eva Mam'eli: Ca's6s ra~os de Cleistanteria etc. 105

sis de que las flores cerradas de Lucuma serpentaria sean fecun-
dada poi peqilfenbs inisectos comon secede en las flores: cleisto-
petalas de varias Anondceas, de la Purpurella cleistopgtala, etc.
Trathndose, por consecuencia, de flores en su mayoria casm6-
gamas, las que presentaron el fen6meno de cleistanteria fortuita-
mente, estas observaciones vienen en apoyo a la interpretaci6n
de Goebel y son contrarias a la de Leclere du Sablon. En efecto,
si la cleistanteria ha podido presentarse en muchas de estas
flores del todo independientemente del fen6meno de la cleistoga-
mia, no constitute un fen6meno especial de las flores cleist6ga-
mas, ni puede considerarse como una adaptaci6n propia de estas
flores.
Es mas 16gico suponer con Goebel, que la cleistanteria haya
sido provocada, en estos casos, por condiciones nutritivas espe-
ciales, debidas a su vez a variaciones de temperature, de luz,
de terreno, etc. En efecto, yo provoque el mismo fen6meno en
Commelina nudiflora, poniendola en la obscuridad.
El caso de Basella raibra hay que considerarlo aparte, como
lo de una verdadera cleist6gama. Pero esto sera el objeto de otro
trabajo, siendo, como he dicho, muy poco estudiada hasta ahora
la impolinaci6n de las Baselfceas.
Por lo que concierne a los caracteres anat6micos de las ante-
ras cleistanteras, observe que en ningin caso faltaba en ellas el
estrato mecinico, ni tampoco habia presencia de los tejidos con-
duetores especiales que Leclere du Sablon pretendi6 haber visto
en las anteras de flores cleist6gamas. Tambi6n en este punto
mis observaciones concuerdan con las de Goebel.


NOTA.-Mientras el present trabajo estaba en la imprenta,
observe un nuevo caso de cleistanteria en Chiococca racemosa
L. (Rubiaceae), cuyas anteras cerradas contenari muchos gra-
nulos de polen en germinaci6i. Los tub'os polinicos llevaban
frecuentes hinicliaziies en e1 medio y en el apex.











Memories de la Sociedad Poey.


ALGUNAS NUEVAS SPECIES DE TERMITIDOS DE CUBA

POR EL SR. BRAULIO T. BARRETO
Ayudante de Entomologia de la Estaci6n Agron6mica de
Santiago de las Vegas.


(SESI6N DEL 14 DE MAYO DE 1923)

La present nota no tiene otra pretenci6n que dar a conQcer
a los interesados en el studio de la Historia Natural, algunas
species nuevas de Termitidos (Comejenes) que han sido en-
contrados iltimamente.
Atraidos por sus curiosos hibitos e interesados en la parte
econ6mica o sean los dafios que causan a las construcciones de
maderas y a los cultivos, emprendimos la tarea de recolectar y
estudiar este interesante grupo de insects y el present trabajo
es como un parte de advance de los resultados de nuestros es-
tudios.
Gundlach en su clasica obra "Contribuci6n a la Entomologia
Cubana". cita ocho species de Termitidos, pero era ficil com-
prender que tan pequefio nimero no representaba todas las
species de la Isla y despu6s de algunos afios de bfisqueda se
ha duplicado el nfimero de nuestras species, y es de esperar
que muchas formas desconocidas se eneontraran en lugares
apartados, donde el ojo investigator de los colectores no ha
llegado afin.
En un trabajo presentado ante esta Sociedad por el malo-
grado entom6logo Sr. Patricio Cardin, en la sesi6n del 13 de
Octubre de 1917, se referia a cuatro species colectadas en
Santiago de las Vegas y que habian sido remitidas al Prof.
Snyder para su identificaci6n; dichas species resultaron ser
respectivamente: Cryptotermes brevis, Walker; Eutermes morio,
Latreille; Kalotermes schwarzi, Nov. sp, descrita por el Prof.
Nathan Banks y la Arrhinotermes simplex, Hagen. De estas es-
pecies, tres eran ya conocidas.
Posteriormente el Sr. Cardin recolect6 tambidn en Santiago
de las Vegas, las species Anoplotermes schwarzi, Banks, que
afin no ha sido reportada en Cuba y la Eutermes sanchezi, Holm.










B. T. Barreto: Nuevas species de Termitidos de Cuba. 107

que tampoco habia sido mencionada por Gundlach. Ademhs el
Kalotermes jouteli, Snyder, especie conocida en la Florida fue
encontrado en 1903 por el Dr. Schwarz y posteriormente por
el Dr. W. M. Mann en 1917 en Santa Clara; tambien el autor
encontr6 en 1919 en las Playuelas, Pinar del Rio, durante una
excursion realizada con el objeto de recoger algunos ejemplares
de Cicindela Cardini y C. cubana, dos raras species de card-
bidos, un comej6n notable por su gran tamafio que result nuevo
para la ciencia, siendo descrito, como Kalotermes cubanus, por
el ya nombrado Prof. Snyder, del Bureau de Entomologia de
Washington.
Despu6s los Sres. S. C. Bruner y Julian Acufia del Depar-
tamento de Entomologia de la Estaci6n Experimental Agron6-
mica encontraron en Vifiales el Cryptotermes cavifrons, especie
que hace poco tiempo fue descrita sobre ejemplares encontrados
en la Florida; por filtimo el Sr. Bruner durante una excursion
que acaba de realizar por la Isla de Pinos encontr6 dos species
muy interesantes que han sido identificadas como Mirotermes
hispaniolae, Banks, y Leucotermes sp.
A continuaci6n damos una ligera nota sobre cada una de las
nuevas species descubiertas filtimamente que tenemos represen-
tadas en la colecci6n del Departamento de Entomologia de la
Estaci6n Experimental Agron6mica.
Kalotermes schwarzi, Nov. sp.:-Esta especie nombrada en
honor del Dr. E. A. Schwarz, Conservador de las Colecciones
del Museo Nacional de los Estados Unidos.
El Sr. Cardin colect6 soldados de esta especie en un tronco
seco de Aguacate en el campo de la Estaci6n Agron6mica, en
Octubre 30 de 1915. Tambien ha sido encontrada en la Flo-
rida, U. S.
Fu6 descrita por el Prof. Nathan Banks en el Bol. 108 del
Smithosonian Institution, intitulado "A. Revision of the Nearc-
tie Termites", por los Sres. Nathan Banks y Thomas E. Snyder.
Kalotermes jouteli Nov. sp. Esta especie ha sido nombrada
en honor del Sr. Louis H. Joutel, de New York, que fu6 un
entusiasta estudiante de los habitos de los Termitidos de Norte
America. Se encuentra tambien en la Florida y M6xico. Los
ejemplares de Cuba fueron encontrados por los Sres. Schwarz
(1903). y W. M. Mann (1917) en el Hoyo de Manicaragua,
provincia de Santa Clara. Tambi6n ha sido encontrada esta










Memories de la Sociedad Poey.


especie en Camagiiey por el Sr. J. Acufia. Fu6 descrita por el
Sr. Snyder en el mismo Boletin que la anterior.
Kalotermes cublanus, Nov. sp. Este es uno de los mks gran-
des Termitidos de Cuba y difiere de los anteriores, en que tiene
la cabeza y las mandibulas mas obscuras. La especie fue en-
contrada por primer vez por nosotros en las Payuelas, Prov.
Pinar del Rio, en 1919, en un tronco de palma podrido, y fu6
descrito por el Sr. Snyder en el No. 2411 del "Proceedings of
the United States National Museum", Vol. 61, Art. 20 pp. 1-35
pls. 1-5.
Criptotermes cavifrons, Banks. Esta especie fue desciita
por el Prof. Nathan Banks, en 1906, de ejemplares de la Flo-
rida, tambien ha sido encontrada en Nassau y las Bahamas.
Fu6 encontrada en Cuba por primera vez en Vifiales, Prov.
Pinar del Rio, por los Sres. S. C. Bruner y J. Acufia en una
rama de encina (Quercus cubana). Posteriormente fu6 encon-
trada en Camagiiey sobre un tronco seco de Ayfia (Fagara mar-
tinicensis).
Forma colonies poco numerosas y en la Florida es uria de
las species ms ,daiinas en las construcciones de maderas; pero
aqui hasta ahora solamente ha sido encontrada eni los bosques:
El color general es castafio palido, las aitenas y los pies
muy pAlidos, las alas (cristalinas) y transpareifesi la puina de
las mandibulas negras. Los soldados tienen la cabeiza negra
por el frente y rojiza por detrds; el resto del cuerpo castailo
amarillento, la cabeza corta con una gran cavidad en el frente.
Nasutitermes sanchezi Holm. Este comejeni vive en la tie-
rra. El Sr. Cardin recoleet6 en Santiago de las Vegas grian
nimero de adults alados y describe asi su observacio6i: "enf
una tarde (Mayo 27, 1918) durante un gran aguacero, notando
que salian del suelo en nimero tal que el aire hasta ufia altura
de 3 metros se llenaba de ellos; tal parecia que la tierra estaba
completamente minada, pues de cualquier lugar se abria u
agujerito y brotaban. Aparentemente no eran mojados ni afec-
tados por el agua que copiosamiente caia. Al cogerlos se le
desprendian las alas. S61o una vez se n6taron las obreras que
parecen fueron arrojadas accidentalmente fuera de la cuieva al
salir con tanta precipitaciSii las castas aladas.
Los caracteres imas salientes de esta especie son los siguien.
tes: la cabezi es aclitada, el ciiuro i gadoalArgd y el tdira giis&-










B. T. Barreto: Nuevas species de Termitidos de Cuba. 109

ceo, con el abdomen blancuzco, pero la parte quitinosa de cada
anillo es gris por el dorso; las alas son transparentes y de color
gris. El tamafio del cuerpo desde la cabeza hasta el filtimo
segment abdominal es de seis a siete milimetros en los machos
y de ocho a nueve en las hembras o reinas. El ala anterior
mide de 13 a 14 mm. y la posterior 11 mm. Nuestros ejem-
plares fueron bondadosamente identificados por el Prof. Banks.
Anoplotermes schwarzi, Hagen. Esta especie descrita de Ve-
racruz, Mexico, fu6 encontrada recientemente en el Estado de
Tejas y filtimamente en 1918 fue encontrado por primera vez
en Cuba en el campo de la Estaci6n Experimental Agron6mica.
Esta especie es notable por carecer de la casta de soldado; vive
en.la tierra y algunas veces causan dafos de consideraci6n a las
raics de algunas plants.
-Mirotermes hispaniolae, Banks. Encontrada en pino podrido
por el Sr. Bruner, en Santa Barbara, Isla de Pinos, en el mes
de Febrero ppdo. Los soldados de esta especie tienen las mandi-
bulas negras extremadamente largas, y extendidas hacia ade-
lante.
Leucotermes sp. Nov. sp. Colectado sobre pino en Santa
Barbara, Isla de Pinos, por el Sr. Bruner. Existen en Cuba
dos species de Leucotermes descritas recientemente por el Prof.
Snyder, una de las cuales ha sido nombrada en honor del Sr.
,Cardin, pero todavia no tenemos a mano la publicaci6n donde
aparecen estas nuevas species.
-Deseamos hacer present que con los ejemplares duplicados
estamos preparando una colecci6n de este grupo de insectos
para donarla al Museo Poey una vez que tengamos ejemplares
,de todas las. species conocidas en la Isla.













Memories de la Sociedad Poey.


REVISTA BIBLIOGRAFICA


LIFE HISTORIES OF NORTH AMERICAN PETRELS AND THEIR ALLIES (1922);
by Arthur Cleveland Bent.

Con este titulo hemos recibido recientemente el Boletin nfmero 121 del
Institute Smithsoniano, y runque el hecho de ser una publicaci6n de ese
gran Centro de investigaci6n cientifica y el de estar subscrito por A. C.
Bent, conocido ornit6logo de Trauton, Mass., nos ofrecen la garantia abso-
luta de un trabajo interesante y s6lido, nos creemos obligados a dar algunas
notas sobre la present obra, no con el fnimo de.hacer una critical rigurosa,
sino con la mera idea de dar a conoeer la labor de Mr. Bent, a todos los
que en nuestro pais les interesen las observaciones sobre las costumbres
de las aves norteamericanas.
La obra de A. C. Bent es una s6lida reeopilaci6n de observaeiones sobre
los habitos de los grupos de aves indicados en el titulo; citando el autor,
unas veces obsrvaciones propias y otras voces documentando su trabajo con
descripciones de conocidos ornit6logos: como Audubon, Fisher de la Uni-
versidad de Stanford, Grinnel de la de California, Anthony de la de
Oreg6n, etc. Intercala en el texto mis de 120 excelentes fotografias de
aves, tomadas en diversos paises y que nos muestran en su estado natural,
ya individuos aislados, ya parejas o grupos numerosos, ya nidos o pollue-
los, ya las playas de suave arena o las abruptas regions donde determi-
nadas species acuden para anidar.
Complete el trabajo con una extensa bibliografia sobre Ornitologia,
americana principalmente, aunque tambien cita obras sobre determinadas
aves de las Azores, las Canarias, la Australia, etc.
Dos son los 6rdenes de aves estudiados: el de los Tubinares y el de
los Stegan6podos, citando entire ambos 10 species que de un modo normal
o bien transitoria o accidentalmente ban sido recogidas en Cuba. Del
primer orden cita las species conocidas entire nosotros por pamperos, y del
segundo las cornas, los pdjaros bobos, el rabijunco, el alcatraz y el rabi-
horcado.
Los nombres cientificos adoptados por Bent son los que a su juicio
han de sair en la pr6xima relaci6n de la Uni6n Americana de Ornit6logos.
Esta apreciaci6n, unida a la de suprimir la sinonimia, dificulta algo el
conocer a qu6 especie se refiere, cuando se trata de aves extranjeras cuyos
nombres vulgares no tienen traducci6n.
La vida de las aves las describe sistemktieamente bajo estos dos titulos:
Hdbitos y Distribucidn.
Dentro del primero, y despubs de hacer una descripci6n, ligera a veces,
de los lugares donde son conocidas y de los nombres que en Norte Am6rica
se le acostumbra a dar, establece la siguiente division: Emigraciones.
Indicando la 6poea, recorrido y lugares visitados.--Nidos. Trata en este
epigrafe de la 6poca de hacer la nidada, de los habitos de cortejamiento











Variedades.


de los machos, asi como de la forma, tamafio, lugares escogidos, material
y procedimiento para hacer los nidos.-Huevos. Sefiala los promedios de
tamafio, forma e indica las medidas mAximas y minimas observadas, asi
como el nfmero de huevos, period de incubaci6n y en qu6 forma los padres
se encargan de empollar la nidada.-Juventud. De un modo minucioso
relata la vida del polluelo desde que nace hasta que efectfia os primeros
vuelos, indicando las diferentes classes de alimentaci6n que los padres le
proporciona.-Plumaje. Los cambios de plumaje tanto durante el creci-
nmiento, como a traves de las estaciones son tratados extensamente.-Ali-
mentaci6n y Comportamiento (Behavior). Cita en este titulo los vuelos,
modos de nataci6n, sonidos que emiten y horas de mayor actividad.
En cuanto al segundo titulo los subdivide en: Area de reproducci6n,
Area de distribucidn normal, y Lugares de aparici6n accidental.
Para terminar estos breves apuntes, debemos hacer notar que el trabajo
nos ha parecido sumamente interesante tanto per el asunto tratado, como
por la manera sugestiva con que el author ha sabido exponerlo; y come
ejemplo de la atractiva literature empleada transcribimos a continuaci6n
un pfrrafo que trata sobre el vuelo del Rabihorcado.
"The flight of the Man-o'-War bird is an inspiration; the admiring
observer is spellbound with wonder as he beholds it and longs for the elo-
quence to describe it; but words are powerless to convey the impression
that it creates. It is the most marvelous and most perfect flying machine
that has ever been produced, with 7 o 8 feet of alar expanse, supporting
a 4 pounds body, steered by a long scissor-like tail. It is hot to be won-
dered at that such an aeroplane can indefinitely in the lightest breeze."

CARLOS GUILLEEMO AGUAYO,
Bibliotecario y Ayudante del Museo Poey.



VARIEDADES

LAS CIENCIAS NATURALES EN LA UNIVERSIDAD DE PARfS

Segfin el filtimo Livret de LJ'ttudiant redactado por el Bureau des
Renseignerments Scientifigues de la Sorbona, las ensefianzas correspondien-
tes a las Ciencias Naturales en la Universidad de Paris y para el Curso
de 1922 a 1923, son 6stas:
Zoo!ogia. M. Charles P6rez, Profesor, tratarh durante el primer se-
mcstre de los Peces, de los Cten6foros y de los Platelmintos (Anfiteatro
Milne-Edwards). Adem&s conferencias de demostraci6n y ejereicios prfc-
ticos, etc. Durante el semestre de verano trabajos y ejereicios practices
en la Estaci6n Biol6gica de Roscoff (Finist6re). El Profesor Herouard
explicari durante el primer semestre y' a los efectos de la preparaci6n del
certificado de studios superiors de Zoologia, la Morfologia de los Cni-
darios, Equinodermos y procordados; y durante el segundo semestre la
Morfologia de los Protosoarios, Vermes, Moluscos y Artropodos.









Memorias de la Sociedad Poey.


Anatomia y Fisiologfa comparadas.-El Profesor Rabaud hard un cur-
so sobre el sistema nervioso (con los 6rganos de los sentidos) y el com-
portamiento (behavior) de los organismos (segundo semestre).
EvoluciSn de los series organizados. (Fundaci6n do la Ciudad de Paris.)
-El Profesor Caullery tratara de la historic y de la evoluci6n general de
las doctrinas de la Biologia durante el siglo XIX; de los fen6menos ini-
ciales del desarrollo: genesis de las gametas, fecundaci6n, partenogenesis,
etc. (primer semestre). Ademas conferencias por M. E. Picard sobre cues-
tiones de Embriologia en general en' la Escuela Normal Superior, con tra-
bajos prfcticos.
Botdnica.-El Profesor Gast6n Bonnier tratard de los Vegetales Crip-
t6gamas (primer semestre) (Anfiteatro Cauchy). En conferencias, M.
Combes se ocupara de los tejidos vegetables, de sus constituyentes quimicos
y de sus aplicaciones en las species coloniales; y despuds respect de
las plants Monoeotiled6neas (segundo semestre). Las conferencias de M.
H. Coupin serAn seguidas de manipulaciones. Tratark M. L. Blaringhem
sobre la Biologia floral de las Gamop6talas, Monocotiled6neas y Gimnos-
permas (primer semestre).
Fisiologia general.-El Profesor M. Lapicque orientar& sus conferen-
eias en el sentido de las materials estudiadas en el Laboratorio de Fisiolo-
gia; estando dichas conferencias reservadas a los que se inseriban para
realizar investigaeiones. Las conferencias del Profeson M. Portier son so-
bre las funeiones de nutrici6n.
F ,o....r* a vegetal.-El Decano y Profesor M. Molliard hark un curso
sobre el cielo del nitr6geno en los vegetables; ademis se realizan trabajos
pricticos.
Geologia.-El Profesor M. E. Haug explicara primero los medios geo-
16gicos y los sedimentos, para tratar despu6s sobre los terrenos secunda-
rios; las conferencias de M. A. Mitchel Levy serin sobre Petrografia, con
trabajos prLcticos.
Paleontologfa.-M. Joleand explicara en sus confereneias la Paleonto-
logia de los invertebrados, asi como Ia Estratigrafia de los terrenos tercia-
rios y cuaternarios.
Geologia aplicada y Geologfa regional.-M. L. Bertrand se ocupark pri-
mero de los dep6sitos metaliferos y despuBs de la historic y formaci6n de
las grandes regions de Europa y del norte del Africa.
Geograffa prictica.-El Profesor M. L. Gentil tratara de la geodinami-
ca internal, etc. M. Dongier dard conferencias sobre Climatologia; ade-
mas habra trabajos prActicos de Geografia fisica.
Se agregan a las ensefianzas anteriormento citadas otras que se expli-
can en establecimientos oficiales exteriores a la Universidad: el Colegio de
Francia, el Museum de Historia Natural, La Escuela PrActica de Altos
Estudios, etc.; y entire los establecimientos libres de ensefianza merece ci-
tarse el Instituto OceanogrAfico, donde se estudian la Oceanografia fisica,
la Oceanografia biol6gica y la Fisiologia de los series marines. Esta 1l-
tima instituci6n fud fundada per el Principe Alberto 19 de M6naco, y
esta relacionada con el magnifico Museo de M6naco.-A. M.












REGLAMENTO DE LA SOCIEDAD

ART. 19-Se 'onstituye en la Habana una agrupaci6n cientifica dedi-
cada al studio de las Ciencias Naturales (Mineralogia, Geologia, Biologia,
Botanica, Zoologia y Paleontologia, Antropologia y Agronomia) y a sus
aplicaciones.
ART. 29-Dicha agrupaci6n se denominard Sociedad Cubana de His-
toria Natural "Felipe Poey", como tribute a la memorial del sabio fun-
dador de las Ciencias Naturales en Cuba.
ART. 39- El fin principal de la Sociedad serd el cultivo de la ciencia
local, tendiendo a estrechar los lazos de dompafierismo entire los que persi-
guen en Cuba esos studios, para que la labor cientifica personal resulted
m&s eficaz.
ART. 49-El nfmero de socios sera ilimitado, pudiendo pertenecer a la
Sociedad asi los cubanos como los extranjeros; necesitindose para ser ad-
mitido la propuesta de un miembro, y la admisi6n en la siguiente sesi6n
por las dos terceras parties do los votos de los concurrentes y previo infor-
me de una ponencia nombrada al efecto.
ART. 5--Los socios seran fundadores, titulares, corresponsales y hono-
rarios. Los primeros son los que han asistido a la sesi6n de constituci6n y
organizaci6n de la Sociedad. Los titulares son los miembros ordinarios de la
agrupaci6n, residents en toda la Isla, y abonaran la cuota annual de seis
pesos moneda americana. Los corresponsales lo son en el extranjero. Para
ser nombrado miembro honorario es precise haber sobresalido en las Cien-
cias Naturales, puras o aplicadas, por sus conocimientos e importancia de
sus publicaciones. Los corresponsales y honorarios estdn exentos del pago
de la cuota mencionada.
ART. 69-A los efectos de los trabajos de la corporaci6n, 6sta compren-
derA las siguientes Secciones, que tendran sus respectivos Director y Se-
cretario: la, de Mineralogia y Geologia; 2a, de Biologia; 3*, de Botini-
ca; 3*, de Zoologia y Paleontologia; 5a, de Antropologia; y 6?, de Agro-
nomia.
ART. 79-La Sociedad elegird anualmente su Junta Directiva compuesta
del Presidente, Vice-Presidente, Secretario general, Secretario adjunto, Vice-
Secretario, Tesorero y Bibliotecario, los que constituyen la Mesa, siendo
Vocales de aqu6lla el Director y Secretario de las Secciones que comprende la
Sociedad. Dicha Junta Directiva serd nombrada en la primer quincena de
Mayo de cada afio; verificdndose las elecciones entire los socios titulares
residents en la Habana por mayoria de votos y pudiendo ser reeleetos.
La Sociedad podrf nombrar un Presidente honorario.
ART. 89-Las sesiones de la Sociedad seran ordinarias y extraordina-
rias, ya privadas o pdblicas, segfn el character del orden del dia. Las or-
dinarias se celebraran mensualmente, exceptudndose los meses de Ju-
nio, Julio, Agosto y Septiembre. Las sesiones extraordinarias podrAn
convocarse por el Presidente cuando las juzgue oportunas o a virtud de
petici6n por escrito de tres socios titulares. Los acuerdos de la Sociedad
se tomaran siempre por mayoria de votos, decidiendo la presidencia en caso
de empate; y constituyendo el quorum, para la celebraceln de las sesiones,
cinco miembros titulares. La Sociedad celebrark el 26 de Mayo de cada afio
una sesi6n solemn conmemorativa de su fundaci6n, fecha del nacimiento
de Poey, en 1799; tomando en ella posesi6n la Junta Directiva elegida.
ART. 99-La Sociedad tendr lo mis pronto que sea possible su publi-
caci6n, 6rgano official de ella, y donde peri6dicamente aparecerfn sus tra-
bajos; y un Comnit de Redaccidn, nombrado por la Sociedad, se, ocupari
de todo lo concerniente a dicha publicaci6n, de acuerdo con su Junta Di-
rectiva.
ART. 109-La Sociedad resolvera lo que no se express en este Regla-
mento, el cual no podr& modificarse sino en sesi6n extraordinaria convoca-
da a ese fin; y en caso de disoluci6n de la Sociedad, los fondos y propie-
dades de la misma se destinaran al "Museo Poey" de la Escuela de Cien-
cias de la Universidad de la Habana.












SUMARIO: ;


-El bi6logo Le Dantec y su labor eientifica; por el Dr. Aristides
Mestre.
-Alimentaci6n de las bibijaguas y fundaci6n de nuevas colonies; por
el Dr. Patricio Cardin.
-Extracto de la nota necrol6gica acerca del Profesor Henry Shaler
Williams; por el Dr. Santiago de la Huerta.
-A New Cuban Sida; by Brother Le6n.
-Resefia sobre una excursi6n botanica a Isla de Pinos; por el Dr. Juan
T. Roig.
-Sobre el redescubrimiento de una especie de Megarhinus; por el
Dr. Jose H. Pazos.
-Una plaga de las anonaceas en Cuba; por el Sr. Rodolfo Arango.
-Sobre procedimientos de ensefianza de la Cristalografia Geom4trica;
por el Dr. Santiago de la Huerta.
-Nota sobre C6ceidos cubanos; por el Sr. Charles H. Ballou.
-Sobre la mosca Chrysops costata, Fabr. (con grabados); por el Dr. W.
H. Hoffmann.
-Una especie del g6nero Trichuris parasitaria en el guayabito, (Ms
musculus) (con grabados) ; por el Dr. Juan Embil.
-El Dr. Juan Santos Fernandez. Nota necrol6gica; por el Dr. Aris-
tides Mestre.
-Casos raros de cleistanteria observados en Cuba; por la Dra. Eva
Mameli de Calvino.
-Algunas nuevas species de Termitidos de Cuba; por el Sr. Braulio
T. Barreto.
--REISTA BIBLIOGRAFICA.-Life histories of North American Petrels
and their allies (1922) : by A. C. Bent; por el Sr. Carlos Guillermo Aguayo.
-VARIEDADES.-Las Ciencias Naturales en la Universidad de Paris.






Las MEMORIAL DE LA SOCIEDAD CUBANA DE HISTORIC NATURAL
"FELIPE POEY", se publicarin peri6dicamente.
Solicitamos el canje de las revistas cientiflcas que reciban
las MEMORIAS; asi como la remisi6n de catalogos, folletos u obras,
de los que daremos cuenta debidamente.
La Redacci6n de las MEMORIAS no se hace solidaria de las
ideas sustentadas por los autores de los trabajos que se publi-
quen en aquellas.
Para todo lo concerniente a las MEMORIAS (manuscritos, can-
je, remisi6n de obras &.) dirigirse al Secretario general Dr. Aris-
tides Mestre, Museo Antropol6gico Montan6, Universidad de la
Habana, Rep-iblica de Cuba.
En cuanto a lo relacionado con la Tesoreria dirigirse al Dr.
Pelayo Casanova, en el mismo Museo.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs