<%BANNER%>
HIDE
 Front Cover
 Front Matter
 Notas para la historia de la prensa...
 Un periodico en el seno de otro...
 Una breves palabras sobre la libertad...
 Y la salvo una vida recuerdos del...
 Anecdota de la camara
 El periodico "patria" de marti
 Gaston Mora, escritor y pensad...
 Homenaje postal a la prensa...
 De vendedores de periodicos a magnates...
 Divagaciones sobre el periodismo...
 "El fenix" de sancti spiritus
 El descubrimiento de la salmonela...
 Cesar Cancio y Madrigal
 Cuartilla
 Importancia de las publicaciones...
 La escuela de periodismo
 El ideal del periodista
 Prensa plana
 "El redactor de guardia"
 Celso T. Montenegro
 La mujer periodista
 Notas del retiro
 Table of Contents
 Advertising














El Periodismo en Cuba
ALL VOLUMES CITATION SEARCH THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072533/00012
 Material Information
Title: El Periodismo en Cuba
Alternate Title: Libro conmemorativo del día del periodista
Physical Description: v. : ill. ; 24 cm.
Language: Spanish
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana?
Creation Date: 1949
Publication Date: 1935-
Frequency: annual
regular
 Subjects
Subjects / Keywords: Journalism -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: serial   ( sobekcm )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1935-
General Note: "Libro conmemorativo del día del periodista"
 Record Information
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 000937460
oclc - 26888326
notis - AEP8630
lccn - sn 92022137
System ID: UF00072533:00012

Table of Contents
    Front Cover
        Page 1
        Page 2
    Front Matter
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
    Notas para la historia de la prensa en Cuba
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
    Un periodico en el seno de otro periodico
        Page 17
        Page 18
    Una breves palabras sobre la libertad de la prensa
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
    Y la salvo una vida recuerdos del periodismo
        Page 23
        Page 24
    Anecdota de la camara
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
    El periodico "patria" de marti
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
    Gaston Mora, escritor y pensador
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
    Homenaje postal a la prensa Cubana
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
    De vendedores de periodicos a magnates tabacaleros
        Page 47
        Page 48
    Divagaciones sobre el periodismo y periodistas de antier, ayer y hoy
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
    "El fenix" de sancti spiritus
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
    El descubrimiento de la salmonela tipo "q"
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
    Cesar Cancio y Madrigal
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
    Cuartilla
        Page 81
        Page 82
    Importancia de las publicaciones periodicas en la bibliografia Cubana
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
    La escuela de periodismo
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
    El ideal del periodista
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
    Prensa plana
        Page 119
        Page 120
        Page 121
        Page 122
        Page 123
        Page 124
        Page 125
    "El redactor de guardia"
        Page 126
        Page 127
        Page 128
        Page 129
        Page 130
    Celso T. Montenegro
        Page 131
        Page 132
        Page 133
        Page 134
        Page 135
        Page 136
    La mujer periodista
        Page 137
        Page 138
        Page 139
        Page 140
        Page 141
        Page 142
        Page 143
        Page 144
        Page 145
        Page 146
        Page 147
        Page 148
        Page 149
        Page 150
    Notas del retiro
        Page 151
        Page 152
        Page 153
        Page 154
        Page 155
        Page 156
        Page 157
        Page 158
        Page 159
        Page 160
        Page 161
        Page 162
        Page 163
        Page 164
        Page 165
        Page 166
        Page 167
        Page 168
        Page 169
        Page 170
        Page 171
        Page 172
        Page 173
        Page 174
        Page 175
        Page 176
        Page 177
        Page 178
        Page 179
        Page 180
        Page 181
        Page 182
        Page 183
        Page 184
        Page 185
        Page 186
        Page 187
        Page 188
        Page 189
        Page 190
        Page 191
        Page 192
        Page 193
        Page 194
        Page 195
        Page 196
    Table of Contents
        Page 197
    Advertising
        Page 198
        Page 199
        Page 200
Full Text
fi' JT


DIODIS O


I CUBA
N 4-


/4


'4...-


I : i



LIBRO CONMEMORATIVO
I DEL DIA DELPERIODISTA


4- ,


LA HABANA
1 9 4 9


-4 ,
jL r~X/ ii
w"81n ~i


5
4


- .


r
.i.~I'





441
; r
j4 AWRIMwil t wfM'a


Gomoso eomo la primavera -
encantador como los alegre
tulipanes- esta duice fragancia
ha sido captada por Harriet
Hubbard en un surtido de de.-
liciosos articulos para el bao.
Perfumes desde...... 8.50
Bouquet 4.75 Talco desde 1.50
Colonia 3.75 Jab6n... 1.25
Polvos 2.75 Sachet ... 2.50


S Productos


Exclusivos .de




Y LA FILOrOFiA
Neptuno San Nicolas San Miguel


li&'"


.7i


t,


iwf.W&f O.M





)^


8 DIRECTORIO (ACTUAL) 1949-1951

PRESIDENT:
Enrique H. Moreno.
DELEGADOS:
Guillermo P6rez Lavielle y Mario Ciria Hemdndez
Por la Asociaci6n de Reporters:
Antonio Gonzl6ez Mora y Alfredo Pereda.
Por las Empresas de La Habana.
Mariano P. de Acevedo y Jos6 R. Gutierrez
Por la Asociaci6n de la Prensa de Cuba:
Jorge Col6s Sudrez.
Por las Asociaciones del Interior.
Francisco Moreno P16.
ror las Empresas del Interior:
SUPLENTES:
Bernardino Giien, Virgilio Morales Diaz,
C6sar San Pedro y Margarita Navarro.


,4 c~
16a-~l-,






~h?~S
gClg.tee~Lr,


Jtft^'
o-U^-


4-0o P-


&Px. *"
d -.,-A"
ZX.Xi* 4d1 d


~453~1 -


LATIN
AMERICA


4~Lg-L
p~a-~ ;


(J


tc4~- Ahku

F~--7itc
~S~QA3 c~- AX

C~e--~e


-7--x"


Ieo@


f


f5 tP~"n~~


e \V17














OC OePsVJle mercer vo-
SenI ue d de
S 35, porfeliz iniciativa del Primer Dire ta de
aio en afio el I;irectorio del Retiro d o stars n
la colaboraci61 amena e iteresan com -eros
S : eriodist y Q TVeracq ec iva grupo de
Slde comerciantes y al guo rsionales, que
con su a rt monetario, hacen fdcil la tarea de d
la luz piublica volume cadf afio.,] 1

Si4i Xla.Il hombre, para declararlo cum-
plidor de uno de sus grandes deberes en la vida: hacer
un libro, el Retiro de Periodistas, tiene bien ganado el
galard6n que merece quien libroace.

SPOdo tiene el galard6n, porue no
ha hecho el tiro de Peri t un libr echo
ya doce libros y con este e ra. i os, man
trece los volimenes publicados.

Van estas lines a expresar, o siempre el reco-
nocimiento del Directorio del etiro e Periodistas a sus
col r rios y a sus coo eradores econ6mi-
cos, y a todos por igul, v abra que Marti,
llam6 la s bella de la lengua Casteana: racias.




3 00Ck C-am ft V *








yq I -'


'IL-iJI '1 J3~ -A


/-s~~~- t-


I),


-P4--


i <


.,.-,





;r


TOTASo
A DE LA P1a0SA EN CUBA
BOR A 1850)

Por JOAQUIN LLAVERIAS
(De la Academia de la Historia de Cuba)


"EL ESPAROL LIBRE":
De toda aquella multitud de peri6dicos escandalosos que sin
arraigo en la opinion pdblica surgieron en la 'isla de Cuba, muy
particularmente en La Habana, aprovechando la libertad de im-
prenta que di6 expansion al pensamiento y que se restableci6
a conecuencia del levantamiento del general y patriota Rafael
del Hi.go, quien oblig6 a Espafia y sus colonies de America a
lirar la Constituci6n de 1812, se destacaron dos papeles de ten-
iencias opuestas. El uno llamado El Americano Libre. defensor
sereno y digno de las nuevas ideas political, y el otro El Espafol
Libre, "que represent aqui al Zurriago y comparsa de que fu6
constant eco" (1), contrario ac6rrimo de cuanto fuese beneficioso
para las libertades de nuestro pals.
Como ya del primer hubimos de ocuparnos (2) toca ahora
a El Espatfol Libre, que dirigi6 Tiburcio Campe, natural de C6diz,
quien es citado por el historiador Pezuela de este modo:
Experto en disturbios y revueltas, conocia Mahy que, no bastando una
legislaci6n de imprenta incomplete para refrenar las demasias del periodismo,
ningna media supliria mejor sus huecos que la de extrafiar de la isla al
perjudicial atizador Pifieres, 6 D. Tiburcio Campe, el redactor del Tio Bartolo
y otros promovedores de alborotos (3).
En efecto, por sus opinions political tuvo Campe que salir de
Cuba en 1824.

(1) Apuntes para la historic de las letras y dd la instrucci6n p6blica de Id
isla de Cuba, por Antonio Bachiller y Morales, Habana, 1860, t. II, p. 124.
(2) VWase Boletin del Archivo Nacional, Habana, 1919, t. XVIII.
(3) Historia de la Isla de Cuba, por D., Jacobo de la Pezuela, Madrid, 1878,
t. IV, p. 125. O


p .


100,-


'4


PARA LA


000
_oJe 5


77c 4U~GL )


** -< "


a
VI'


1f








EL PERIODISMO EN CUBA 1949


Por cierto que Zaragoza al hablar del proceder del capital
general D. Nicolds Mahy, en relaci6n con la prensa de aquel; pe-
riodo turbulento, dice:
...ya capt6ndose la adhesi6n de la Milicia national con la que, si no
destruir, pudo contener al menos el primer amago agresivo; y ya hacienda
frente con decision 6 la prensa peri6dica, no obstante contenida 6 pesar
de la rigidez que tenia encomendada 6 los jueces de imprenta, quienes obli-
gados 6 revisar s61o en la capital 22 peri6dicos, apenas .podian evitar los
disgustos que con su incontinencia provocaban 6 menudo (4).
Calcagno no olvida tampoco a Campe de quien refiere que
era un individuo...
"...cuyo nombre no es desconocido en los hechos politicos de Espafia"
(Saco, Papeles), y que figur6 en Cuba entire los mas liberals e inquietos de
la segunda 6poca constitutional; a la sombra de la prensa libre; redact6, en
1820 y siguientes, varies peri6dicos revolucionarios y folletos infamatorios
que fulminaba especialmente contra las autoridades en compafia del funes-
tamente c6lebre Guti6rrez de Pifieres; ensafiar6nse dmbos contra Cajigal y
los bien reputados ciudadanos Arango, Romay, Gonz6lez, Ramirez y otras
acrisoladas notabilidades; su establecimiento se titulaba la Imprenta liberal
y en ella se tiraban El Indicador constitutional, 1820, El Diario Liberal, el
Diario de Variedades y otros; tuvo despubs parte en el movimiento literario
durante la regencia de Cristina, y fund6 El Pasatiempo, peri6dico de Ma-
tanzas. (5).
Acerca de El Espaiol Libre describe Bcahiller y Morales cuan-
to sigue:
EL ESPAROL LIBRE.-En 49 espafiol, dos pliegos tres veces 6 la sema-
no en la imprenta Liberal 6 cargo de D. Tiburcio Campe, luego en la D. Se-
bastidn Morales.-El primer numero sali6 en 15 de setiembre de 1822 aunque
el prospect anunci6 seria el dia 19; el ltimo en 25 de Febrero de 1823 (70
ndmeros). Apenas contiene, nada local: la cuesti6n de D. J. Correa y Botino
en el Cap. Gatica y la defense del primero con recomendaciones de su padre
D. Diego y su pol6mica con la Gaceta de la Habana (que llamaba de Co-
lombia) y algun otro cortisimo articulo contra el Ayuntamiento,, dieron 6 co-
nocer que se publicaba en la Habana.-Reprodujo si los articulos mCs vio-
lentos del Zurriago y Tercerola de Madrid en prosa y verso contra Castafios,
Martinez de la Rosa, Argiielles. Aunque cada numero contenia dos pliegos
al terminal la publicaci6n solo salia uno habiendo bajado la mitad del pre-
cio que fu6 al precipio de 2 pesos mensuales. (6).
Somos, pues, nosotros los que hemos descubierto que Campe
fund6 El Espafiol Libre, en cuyo proyecto se da a conocer el plan
de su redactor en la forma expuesta aqui:

(4) Las insurrecciones en Cuba, por D. Justo Zaragoza, Madrid, 1872, t. I, p. 377.
(5) Diccionario Biogrdfico Cubano, por Francisco Calcagno, New York, 1878,
pdgina 152.
(6) Ob. cit., t. II, p. 133.
-8-









EL PERIODISMO EN CUBA 1949


PROYECTO DEL NUEVO PERIODIC TITULADO
EL ESPAROL LIBRE

EL ESPANOL LIBRE es titulo que deberia atraer la atenci6n y bene-
volencia de los verdaderos constitucionales hdcia un peri6dico que consig-
naba en su nombre cuanto la libertad civil, cuanto al decoro national y
cuanto la conveniencia individual podian apetecer para su instrucci6n, para
su desaogos patri6ticos y para el conocimiento de los her6icos models y de
los promovedores de nuestra actual reform. Este plan podria ser lujosa-
mente esplanado con frases y adornos ret6ricos ,sobradamente usados para
que puedan por si solos garantir las promesas de los editors. Los que to-
man 6 su cargo la redacci6n del present, se limitan d promoter Ilenar el
plan que se han propuesto, y abraza los tres articulos de INSTRUCCION
PUBLICA, andloga 6 la inteligencia de la CONSTITUCION y conduct del ciu-
dadano que conoce los derechos de libertad y de sociedad: de RECOLEC-
CION DE ARTICULOS que no contradigan esta base y contribuyan 6 la mis-
ma instrucci6n y d la espresi6n de los sentimientos patri6ticos de sus auto-
res; y por 6ltimo, de HECHOS HISTORICOS que muestran los rasgos her6i-
cos de personas que, consagradas d la libertad y bien de su patria, pueden
servir de models y de estimulo d los que se sientan tocados de esta virtud,
6 vacilen aun seguirla.
Este es, pues, el plan que hemos trazado para la publicaci6n: del ES-
PANOL LIBRE; plan que en lo sucesivo podrd tener mds estensi6n si jas cir-
cunstancias y el placer de los lectores nos dieran ocasi6n: por ahora se pu-
blicard tres veces a la semana en los dias mdrtes, jueves y sdbado cons-
tard de dos pliegos, en igual letra d la del present PROSPECTO, que so
repartirdn 6 los subscritores en el 6rden comun, contribuyendo cada uno con
dos pesos al mes, que satisfardn al concluirse, y de ningun modo adelanta-
dos. Se despachard en esta oficina, en donde se admitirdn subscriciones y
los articulos de los que gusten honrarnos, dirigi6ndolos al director de dicha
oficina con las responsabilidades legales.
La imparcialidad, el criterio y la decencia presidirdn d nuestros nime-
ros, y entire las recolecciones de articulos publicados en diferentes lugares
que sean dignos de la atenci6n del pdblico, ofrecemos darle integra la causa
de Lacy, y particularidades respectivas d este h6roe.
El primer nimero saldrd el dia lo. del pr6ximo mes de septiembre, y
continuard en el 6rden sefialado.
Desedramos que nuestros deseos se transformasen en caudal efectivo
de ciencia y de tino para poder cumplir con nuestra empresa y con lac ilus-
traci6n de este p6blico; pero persuadidos de que su tacto finisimo en esta
material sabrd percibir !os esfuerzos con que procurar6mos contentarle, dis-
pensard nuestros descuidos, y permitird que en amenidad de este peri6dico
insertemos alguna vez rasgos de chiste y de critical fina que puedan entre-
tener instruyendo, y algunas piezas de poesia que alhaguen sin detrimento
ni de las costumbres, ni del arte, ni del respeto 6 las autoridades, que ser6n
siempre nuestro norte y el fiel del equilibrio entire la ley y la imaginaci6n,
entire la libertad y la licencia; entire la sabiduria y el sarcasmo; entire la ur-
banidad y la chocarreria.

-9-








EL PERIODISMO EN CUBA 1949


Tambi6n en el editorial del primer nmero que, como acerta-
damente manifiesta Bachiller y Morales, no sali6 el 1 de septiem-
bre de 1822, sino el dia 15 del propio mes y afio, el autor present
su peri6dico de esta manera:

CONCIUDADANOS JURADOS
Ved aqui el primer n6mero del Espaiol libre: su titulo solo os, dard 6
conocer las sanas ideas que nos animan. Reelevar la declinante opinion;
avisar el espiritu patri6tico amortiguado, 6 inflamar el entusiasmo divino, que
forma los heroes; delatar ante la recta opinion p6blica, al est6pido infractor
de nuestras sdbias leyes; presentar 6 la misma, en su verdaderd faz, 6 los
infames que, s6 la modern mdscara de moderados, minan el edificio social,
hacienda caiga sobre ellos la maldici6n de la present y futuras edades; lu-
char contra necias preocupaciones, sancionadas inmortales por la canicie;
tales son las drduas tareas a que intr6pidos nos arrojamos.-No nuestra in-
capacidad, no los abultados peligros, no la espantosa pugna que nos espera,
serdn bastantes 6 arredrarnos en la empresa. La gloria de haberla intentado
es el mejor testimonio 6 nuestro favor, en el prime caso, aunque por otra
parte no merezcamos disculpa, por atrevernos 6 lo que escede 6 nuestras
limitadas fuerzas; en cuanto 6 lo demds, protestamos que la Ley y Ia Patria
nos servirdn de inicas guias: todo, todo lo que miramos debajo de tan sa-
grados objetos. Inilexibles en estos principios, perseguir6mos con denuedo
6 los atrevidos que osen atacar de modo alguno aquellos respetables nom-
bres, y ni el empleo, ni la clase, ni el rango, nada, nada pondrd al osado a
cubierto de nuestros justos tiros. C6rrase de una vez el ominoso velo que
cubre d los ingratos! iConfindanse para siempre los viles egoistas, que,
burlando los sacros derechos de los pueblos, anelan por volver d sumergirlos
en las densas tinieblas de que tan 6 sus costas han salido! iCedan ya, esos
hambrientos canes, que cimentaban en la vulgar ignorancia su insaciable
furia de dominar! iOdio sin fin al fanatismo! iiHorror d los tiranos y d
sus sombras!!-Empero nunca serdn nuestros nimeros el vehiculo de las
ofensas y dicterios: jamds vendrdn d ensuciarlos rastreras personalidades.
Vosotros, conciudadanos jurados ser6is nuestros jueces; corresponded
6 la confianza que el pueblo os ha depositado; ilimitad vuestro celo en la
defense de sus derechos; sean vuestras decisions el crisol de la justicia, y
no aparezca en ellas el vestigio mds leve de punible parcialidad; no tenga
el pueblo porque arrepentirse de su elecci6n; alejar de 61 toda duda que lo
sobresalte, y patentizadle que mereceis justamente el honroso dictado de
custodio de sus indisputables derechos.-Distinguid con sabiduria, en todo
lo que se someta a vuestro juicio, la ben6fica libertad de la nociva licencia:
ensefiad al pueblo la inmensa distancia que las divide, y hacedle ver la im-
penetrable barrera que imposibilita su contact. Nosotros, exaltados parti-
darios de la primera, lidiar6mos sin descanso en su defense, al mismc( tiem-
po que combatir6mos imp6vidos contra las depravadas miras de la segunda.
-Empezamos: juzgad.

Los martes, jueves y s6bados fueron los dias de la semana
en que sali6 El Espafiol Libre, impreso en la tipografia "Liberal"

-10-








EL PERIODISMO EN CUBA 1949


que posela Campe, sita en la calle San Ignacio,
can, n6mero 15.

El primer n'mero, al igual de casi todos los
a la vista, se componia de diecis6is pdginas, ir
del titulo y fecha un verso distinto, figurando E
se transcribe a continuaci6n:

No de la ley la infracci6n impune
En liberal gobierno quedar debe;
Sagrada obligaci6n 6 todos une
Contra el que 6 tanto sin honor se atl
Del HISPANO feliz MANUMITIDO
Serd todo anillero perseguido.

A partir del numero 21, fecha del sdbac
1822, se vari6 la composici6n de la portadc.
aunque, segin el colof6n, continue imprimi
la oficina Liberal, conteniendo un escrito d
superior politico interino", con el titulo "La
supreme ley", que sin ocuparnos de su
cesario su copia, ya que refleja el estado
tante en que se debatian tantas opinioner
referencia:

Sefior.-Los editors de Fl Espafol Libre,
deber 6 que se comprometieron, se presentan 6
do pueblo de la Habana, reclamando, con la
constitucionales distingue, el sosiego y tranqui
rece, y de que con la mayor alevosia le han
rrompidas.
Jamds podrian imaginarse los vecinos s.
hombres juiciosos de todas las naciones, que
sdbia ley, que el orbe admira, y done las c
pueden ejercer libremente las atribuciones c
las intrigas de algunos malos para llenarlo
ya tocan, por desgracia, tan terrible comr
espantoso abismo que 6 sus pi6s tienen aE
LBjos de nosotros, senior, la cruel idea d
de este honrado vecindario, manifestando p.
trofes de que va 6 ser teatro el f6rtil suelo c
el gobierno sigue por mas tiempo siendo inc
de estos fieles habitantes... La pluma se re,
sas! IY la triste memorial que nos dejard un
da no ha much por el genio del mal, se I
cando escenas espantosas! IAh, senior V. S.
darlas!!!
-11-









10 EN CUBA 1949


ior ,la her6ica, la siempre fiel isla de Cuba serd condenada d
suerte? 6E1 esterminio y la devastaci6n serdn el premio de su
cia? La sangre de sus hijos se verd vertida por el traidor
es....? Y el gobierno no piensa en evitar que la cubra
contribuird con su apdtico proceder d que se efectden
s? Dejad, senior dejad de una vez ese delincuente letargo
estra ruina y la de todos! IAcabad de; ser insensible 4
ueblo que os pide su tranquilidad, que le arrebatdran
de una patria afligida, que rabiosos de ver en la cons-
ustre isla cubana el reproche amargo de sus estravios,
al desgraciado caos en que ellos se sumieron!
o que la mortal ansiedad en que yace la Habana:
la causa de sus angustias; y, lo que es aun mas es-
que la indiferencia con que el gobierno procede en
ad. Por ventura, senior ,miles de families que os
dignos de vuestra atenic6n y cuidado? LAsi corres-
shici6ran depositando en vuestras manos la comun

ser uno de los distintivos del buen gefe-politico: 6
6 no despreciar la indicaci6n mas leve de cual-
pertubar el 6rden de los pueblos que estdn 6 su
no apresurar una providencia que todo pudiera
o lo que se le indic6. Pero ya cerciorado hasta la
de ser prudencia el no contenorlo: es no cumplr
suficiente 6 desempefiar su encargo; y es, por
acusen de connivencia. 6Y no estamos en este
El Espahol Libre dejan 6 la conciencia de V. S.

han llegado testificados avisos de las clandes-
nuestra desolaci6n :que V. S. es sabedor de
iones: que d V. S. le constant los traidores y
upon: que V. S. conoce, y d algunos bien de
ices de delito tan execrable... y V. S. calla:
dblica: V. S. deja el mal tomar un cuerpo que
uando quiera aplicdrsele remedio!
la de Cuba ver destrozadas sus llagas con la
pitud y servilismo ha colocado, ha hecho de
de los malos magistrados: la constitutional
r est6pidamente ajada la sabia Constituci6n
que la oprimen. Senior: la Constituci6n\ ata
inicuos, 6 los perjuros jueces que jamas de-
z de los hombres libres: la Constituci6n ata
s que fundaron su mayorazgo en el cohecho
las manos a los jueces imbeciles que en el
s pueblos con las ferradas y ominosas rien-
las ata, senior, 6 los sdbios magistrados que
d los religiosos magistrados que miran el
-12nes.

-12--








EL PZNODIBMO EN CUIA 1W49


En fraganti todo delicuente puede ser arrestado, dice la sagrada Carta
en el principio de su articulo 182. ,Y no ha estado, senior, en vuestras ma-
nos sorprender en fraganti una y mil veces a los traidores que fraguan la
p6rdida de esta isla? 6No ha estado d vuestro arbitrio destruir de un solo
golpe todas las tramas de esos protervos? No ha sido V. S. duefio de lim-
piar enteramente esta deliciosa tierra de los feroces monstruos que tratan
de asolarla? Si, ha estado.. y en un moment.
En el articulo 306 del mismo C6digo estd ordenado: No podrd ser alla-
nada la casa de ningun ciudadano espafol sine en los cases que determine
la ley para el buen 6rden y seguridad del Estado.-Cuando los sdbios repre-
sentantes de la naci6n pusieron d cubierto de la arbitrariedad de los malos
jueces al pacifico ciudadano con el saludable impedimento de la primera
parte de este articulo. no se ocult6 que 6 la sonibra de tan just ley procu-
rarian los pbrfidos perpetrar los mas horrendos atentados en dafio de la
comunidad, y previeron que una latitud sin limits 6 aquel privilegio atrae-
ria al estado su ruina. La segunda parte del mismo articulo precavi6 este
inconvenient; y al mismo tiempo, para evitar toda forzada interpretaci6n
que el despotismo pudiera dar aun 6 esta parte en perjuicio del ciudadano,
sefiala con toda claridad los casos en que LA SALUD DEL PUEBLO ES LA
SUPREMA LEY. Tan marcados estdn en el articulo, que en vano V. S. ni
ningun magistrado alegard ignorancia en su inteligencia; y si no fu6 escrito
para circunstancias iguales 6 las que forman hoy el desconsuelo de la isla de
Cuba, podemos critical de super-obundante su segundo periodo.
Queda demostrado, senior, que en vez de poder ser la Constituci6n
r6mora de los jueces, es, por el contrario, la que mas facility el pronto re-
medio 6 los males que nos rodearn Cumplase exactamente, nuestras cui-
tas desaparecerdn.
Aleje V. S. de una vez esas aduladoras sierpes, que ansian por preci-
pitarlo. Si seflor: os alagan para haceros tragar insensibelmente t6sigo mor-
tal que ha de acabaros. Escudados con la tolerancia de V. S. divierten' vues-
tro amor propio hasta que llegue el dia aciago de presentaros en sus in-
fernales reuniones como un objeto de irrision y mofa. IAh, sefor! ITemblad,
temblad por vos mismo!
La responsabilidad estrecha d que sujet6 6 V. S. la ley en el moment
que ocup6 el poder, y que seguramente le ser& exigida por el gobierno su-
premo de la naci6n, debe ser otro no pequeiio agent que d V. S. lo mueva
para no sufrir el deshonor que le resultarfa de la mala cuenta que diese de
su administraci6n.
Por el articulo lo. de la ley de 14 de julio de 1811 que queda citado,
verd V. S. 6 lo que lo espone la omisi6n y la tolerancia. Aun estd mas; ter-
minante la ley de 24 de marzo de 1813 en su capitulo 2o., articulo 2o. y 3o.
que no trasladamos por no hacer mas difuso este bosquejo.
La isla de Cuba, aunque con el dolor de ver algunos pocos de sus hijos
seducidos, tiene la vanagloria de no haber servido de cuna 6 la mayor part
de los inicuos que tan villanamente le pagan la noble y franca hospitalidad
que generosa les concediera. Naturales de unos poises que asol6 laz rebel-
dia, quieren introducir en la vecina y field que los oabrigara los estupendos
estragos de que huyeron. (Extrafio proceder!!! lingratitud inaudita!!!
-13-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


Concluimos, senior, redoblando los clamores por este angustiado pueblo
en solicitud de su tranquilidad alterada.
A V. S. le consta evidentemente la zozobra e inquietud de este vecin-
dario: 6 V. S. le consta evidentemente la causa que lo produce: 6 V.' S.
lo faculta ampliamente la ley para cortar el mal en su principio... En las
manos de V. S. se halla la suerte de la isla de Cuba.

Nada m6s en contrario a nuestros prop6sitos que no poder,
como hemos hecho con otras publicaciones peri6dicas, catalogar
todos los trabajos que encierran las pdginas de El Espafiol Libre
a fin de que los investigadores encuentren f6cilmente la material
necesaria para sus producciones; pero el ejemplar que tenemos a
la vista que pertenece a la rica hemeroteca que posee el erudito
conferenciantP y escritor doctor Mario S6nchez Roig, quien gentil-
mente nos la ha facilitado, estd incomplete, sin que la Biblioteca
Nacional, ni la de la Sociedad Econ6mica, conserven en sus ana-
queles el peri6dico de referencia.
No obstante, debemos informer que en conjunto carece de
inter6s El Espafol Libre, cuyos trabajos, an6nimos en su inmensa
mayoria, se refieren a noticias de la peninsula, Paris, M6xico, Puer-
to Rico y locales, didlogos ,poesias, asuntos mas6nicos, comedies,
variedades, bandos, political, antigiiedades, an6cdotas, etc. habien-
do sostenido constantes pol6micas con la Gaceta de la Habana,
que tach6 a Campe de enemigo de la tranquilidad del pais, de
fas autoridades y de las leyes.
En Suplemento fechado en 5 de octubre de 1822 public un
Manifiesto de tonos fuertes contra los gobernantes de la Isla, fir-
mado por el capit6n Segundo Correa y Bottino con motivo de ha-
ber dejado la fortaleza del Morro donde estuvo recluldo. Este in-
dividuo era hermano del cubano Jos6 de los propios apellidos,
autor de A los hombres libres y otros folletos politicos, quien, se-
gin Calcagno, lleg6 a ser
Contador mayor y hombre probo, pero de car6cter escesivamentq irascible,
tuvo various desafios, fu4 desterrado diversas veces, y en una ocasi6n se
vi6 en capilla. Confinado a Espafia muri6 allf repentinamente. (7).

De acuerdo con lo prometido en el prospect, transcribi6 la
"Causa criminal formada en la plaza de Barcelona contra el h6-
roe de la libertad espafiola el Escmo. Sr. D. Luis de Lacy, Teniente
General de los Ej6rcitos Nacionales, Caballero Gran Cruz de la
Military Orden de San Fernando, etc.", personaje a quien se le

(7) Ob. cit., p. 208.
-14-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


pas6 por las armas por haber intentado restablecer la Constitu-
ci6n y la libertad de su patria.
No incluy6 anuncios El Espafiol Libre y entire sus curiosidades
encontramos al final del n6mero 21 este aviso:
D. Antonio Pucel tiene el honor de anunciar 6 este respectable piblico
que el domingo 3 del pr6ximo mes de noviembre (1822) 6 las tres y media
de la tarde dard un asalto de esgrima en el cuartel de la Fuerza; para que
los sefiores que quieran divertirse concurran a dicho parage 6 la hora in-
dicada.
Conforme hemos apuntado, la colecci6n que delante tenemos
no estd complete, pero Bachiller y Morales asegura que se publi-
caron setenta n6meros y que el ltimo correspondi6 al 25 de febre-
ro de 1823, fecha que conviene con el suelto dado a luz en El Ame-
ricano Libre del viernes 28 del mismo mes y afio, donde leemos:
Supendida la publicaci6n del Espafol Libre, restablecida la tranquili-
dad p6blica, y disipada las negras sombras que oscurecieron el horizonte
de nuestra isla amada, terminamos felizmente nuestras tareas, por tener
que dedicar nuestra atenci6n d ocupaciones graves 6 inesperadas...
Con el cese de El Espafiol Libre no tenia raz6n de ser El Ame-
riccmo Libre, que precisamente se habia fundado por un grupo
distinguido de alumnos del Colegio Seminario de San Carlos de
La Habana para contrarrestar la campafia disolvente de aquel
papel.


CORTESIA DEL



Club Ndutico




de Maridndo



-15--

































Ella desea ioyos modernaos deh- *.
lumbrantes, que dejen uno estela
de odmirocl6n a s' paso Etas
ioyas de diseFos exclusivos que
satisfocen el guslo mds refinado,
las encontrard used entire ques-
tras ricas colecciorves que exhi-
bimos con orgullo '
... ... .. '. o '._ ,,..


LOS JOYEROS DE CONFIANZA
SAN RAFAEL Y AGUILA


-16-


JCd (
ex^^^%


rl
~


E .







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


UN PERIODIC EN EL SENO DE OTRO PERIODIC

Por EMETERIO S. SANTOVENIA

La necesidad aguza el entendimiento. Hace cosa de un siglo
pudo verse confirmado este axioma en Cuba. El caso ocurri6 por
gracia y obra de un noble af6n periodistico. El agent human del
suceso fu6 todo un sabio: Tranquilino Sandalio de Noda. Noda
habia nacido en uno de los que en La Habana se llamaban par-
tidos de Sotavento: en Puerta de la Giiira, hoy territorio de Ar-
temisa.
6Qub aplicaci6n preferente di6 Noda a sus saberes? Por un
genuine espiritu de servicio, consagr6 lo mejor de sus afanes in-
telectuales a Vuelta Abajo, a la tierra en que habia nacido, vivia
como un guajiro y recorria con talante de sabio andariego. Le
conocia todos sus rincones y recovecos, a lo largo de la Sierra, y
por el meridi6n, y por el septentri6n. Sabia de sus necesidades.
Concebia la manera facil de empezar a ponerles remedio. Y no
se cansaba de promoter el bien com6n. O se brindaba para me-
dir y amojonar sin estipendio alguno los caminos de la region. O
se empefiaba en establecer en su seno una diputaci6n de la So-
ciedad Patri6tica. O analizaba la posibilidad de crear fuentes de
riqueza y mejorar las existentes. O ensayaba la siembra del tri-
go. O abogaba por el policultivo. 0 divulgaba lo atrayente de
las comarcas occidentales. O mostraba a grupos de sus conte-
rrdneos -representando 61 todos los papeles de la obra con el
auxilio de su prodigiosa memoria- el Macias, el Hemani y el
Margarita de Borgcfia, asi para entretenerlos como para apreciar
su sensibilidad. O determinaba el perfil de las jurisdicciones oc-
cidentales. 0 llevaba hasta Remates de Guane sencillos m6todos
de ensefiar a leer y escribir en pocos dias. O se afanaba en au-

CORTESIA DEL

Sr. Francisco Rodriguez Tanquero
Conceal del Ayuntamiento
Por el Dia del Periodista.


-17-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


mentor la poblaci6n. O clamaba por la introducci6n de los ele-
mentos indispensables para levantar el nivel de las vias de co-
municaci6n y transport. O profundizaba en la investigaci6n de
los hechos y de las tradiciones de los tiempos idos. Nadie os6 ren-
dir mayores beneficios colectivos que los propulsados por Noda
para Vuelta Abajo a cambio de la satisfacci6n de ser siempre 6til.
Siempre a lo itil queria ir Noda. Este era el mote de sus em-
pefios de bien. Siempre a lo ftil: tal locuci6n sirvi6 de epigrafe
al Boletin de la Vueltabajo. 6Qu6 fu6 el Boletin de la Vueltabajo?
Fu6 un peri6dico ideado por Noda para coadyuvar al adelanto
de las comarcas del poniente. Puesto que en ellas no habia im-
prenta, 61 se ingeni6 la manera de crear algo asi como un peri6-
dico que hasta por el estilo de sus escritos se adecuase a las cir-
cunstancias privativas de la regi6n occidental Logr6 que el Faro
Industrial de la Habana le cediese espacio en sus columns, y en
6stas insertaba varias veces cada mes el papel p6blico que habia
inventado, contentivo de informaciones y pareceres sobre los asun-
tos de mayor interBs: actos de gobierno, religion, educaci6n moral,
industrial, comercio, agriculture, ciencias, artes, poblaci6n, noticias
diversas. Para estar m6s a tono con la 6poca, en algunos nime-
ros del Boletin de la Vueltabajo, a modo de folletin, public la tra-
ducci6n de una novela.
La necesidad compeli6 a Noda a confeccionar un peri6dico
para recoger noticias de una region que carecia de imprenta y
para llevar a aqu6lla ensefianzas y orientaciones tiles. El diario
Faro Industrial de la Habana, uno de los mejores papeles que a
mediados del siglo XIX vefan la luz piblica en la capital de Cuba,
acogi6 con entusiasmo la idea de que de vez en cuando en una
de sus pdginas se insertase el Boletin de Vueltabajo. Noda gust6
de realizar labor periodistica. Cuanto al Boletin de la Vueltabajo,
le vali6 el titulo de fundador y director. Su nombre es uno de los
grandes nombres del periodismo cubano de una 6poca en que el
mismo luchaba por alcanzar mayores tamafios materials y mo-
rales.


CORTESIA DEL


Sr. Carlos M. Herndndez Le6n

Concejal del Ayuntamiento de la Habana

Por el Dia del Periodista.


-18-







EL PERIODIBMO EN CUBA 1949


UNA BREVES PALABRAS SOBRE LA LIBERTAD
DE LA PRENSA
Por el DR. JOSE AGUSTIN MARTINEZ

-'-
Un gordo general, parodia de Goering, abofetea a un perio-
dista y un gordo coronel, parodia de Vidocq, convoca a su des-
pacho a un otro colega de profesi6n y entabla con 61l un match
de boxeo en toda regla. Estos incidents apasionan un moment
la opini6n, pero luego mueven a risa y provocan el jocoso comen-
tario, despertando de su letargo al cl6sico choteo cubano, el rasgo
de nuestro cardcter que nos ha hecho celebres.
Estos incidents no tienen importancia. Pero cuando un Mi-
nistro de Comunicaciones cierra una emisora porque le molestan
sus informaciones radiales, cuando esta arbitraria media se man-
tiene y trata de justificarse, estamos ya ensefiando la oreja de una
grave enfermedad que conviene atajar en sus comienzos.
No hay pais libre sin prensa libre. La libertad de la prensa
es la mds segura serial de que un pueblo, bien o mal gobernado,
disfruta, al menos de esa sacrosanta bendici6n de las democra-
cias que es la libertad.
Pero esta libertad, cuando no se usa dentro de los limits del
derecho, puede tambi6n ocasionar graves consecuencias.
Importa pues, saber qu6 es lo que debemos entender por "li-
bertad de la Prensa", cudles son las condiciones de su existencia
como derecho innato a un pueblo libre, cudles son sus fundamen-
tos y cudles son sus limits.
II -
En sus studios sobre la Constituci6n de los Estados Unidos,
y de manera particular sobre los derechos individuals que aque-


CORTESIA DEL

SR. RAUL PERERA


-19-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


lla constituci6n reconoci6, la primera del mundo, el Juez Cooley,
dijo: "La libertad de la prensa es el derecho a decir y a escribir
libremente cuanto plazca al ciudadano bajo la protecci6n de las
leyes; con excepci6n de aquellos concepts obscenos, escandalo-
sos, blasfemos que puedan constituir una ofensa pfblica, o que
por su falsedad o malicia puedan tener injurioso efecto sobre la
reputaci6n, el cr6dito personal o los intereses pecuniarios de los
individuos".
Esta definici6n del Juez Cooley contiene en su esencia los re-
quisitos de la Ilamada libertad de la prensa. El periodista puede
decir todo cuanto le plazca; puede enjuiciar bien o mal, apasiona-
da o desapasionadamente la obra del Gobierno; puede critical
sin limited alguno de tiempo o de espacio la gesti6n de los funcio-
narios; puede emitir su juicio sobre cualquiera obra o proyecto de
pfblico interns; puede atacar o defender con la misma libertad
de una "lanza libre". Pero no puede injuriar, no puede calumniar,
no puede blasfemar, no puede emplear frases, locuciones o expre-
siones- obscenas o repuqnantes, no puede atacar la honra ajena,
ni la reputaci6n ajena, ni los intereses ajenos, de manera maliciosa
o para obtener ventajas por via del chantage o de otra manera
igualmente reprobable.
Es decir, que como en la definici6n inigualable de von Ihe-
ring, el limited del derecho de libertad absolute de que debe dis-
frutar la prensa, se encuentra solamente en el derecho de los ciu-
dadanos, o de la misma sociedad, de no ser atacada maliciosa o
injustamente.

III -

Una de las mordazas que contra la libertad de la prensa se ha
empleado con mayor frecuencia es la censura. Cuando un go-
bierno, fuera de circunstancias muy excepcionales, como por ejem-
plo una guerra, establece el sistema de la censura, en cualquier
forma en que la misma se haqa funcionar, la libertad de la prensa
desaparece. Como afirma Blackstone, en el volume IV de sus
conocidos "Comentarios": "Sujetar la prensa al poder restrictive
de un censor, es sujetar toda libertad de sentimiento al prejuicio
de un solo hombre, y convertirlo en el juez arbitrario e infalible de
todas las controversies sobre puntos de religion, cultural o go-
bierno".

CORTESIA DEL

ALFONSO MARQUET
Conceal del Ayuntamiento
Por el Dia del Periodista.


-20-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


Ahora bien: esta censura puede ser ejercida par el gobiemo
de una manera indirecta a travis del empleo de los recursos eco-
n6micos. El 11 de diciembre de 1938, Franklin D. Roosevelt en
una carta dirigida a Joseph Pulitzer, decia: "He estado siempre
firmemente persuadido de que nuestros peri6dicos no pueden ser
editados en interns del pueblo, desde las cajas contadoras. De-
bi6ramos conducir un symposium national sobre este asunto". Y
es que en los Estados Unidos, en donde existen magnificos ejem-
plares de libertad periodistica verdadera independencia de la
prensa, tambi4n hay 6rganos de publicidad vendidos al interns
privado, al sectarismo de los partidos, y ain a ciertos departamen-
tos de la administraci6n.
Esta coacci6n econ6mica sobre la prensa es la m6s peligrosa
y la que mayor dafio causa a su libertad.
Aqui en Cuba (6serd possible hablar de este asunto sin lasti-
mar oidos amigos?) la prensa vive una vida precaria y muchos
6rganos de publicidad periodistica requieren el auxilio econ6mi-
co del Gobierno, a trav6s de destinos o de dotaciones mds o me-
nos jugosas, para continuar viviendo. Pero es precise consignar
que la prensa cubana no ha vendido su libertad per este plato de
lentejas averiadas.
Con frecuencia peri6dicos fuertemente subvencionados por el
Gobierno, critical con acritud los actos de 6ste. De donde se de-
duce que sin habcr encontrado nosotros ei remedio cornra esta
corrupci6n, no ilega a asumir proporciones de verdadera heca-
tombe de la moral periodistica como aconteceria en otros medics
con individuos mencs dotados que los cubanos en cuanto a "sa-
voir vivre" se refiere.
El periodista cubano sabe ccbrar y critical; mejor dicho, aun-
que cobra se reserve el derecho de critical severamente todo cuan-
to no le parezca bien hecho.
Sea dicho esto en honor de la prensa de Cuba.



CORTESIA DEL


Dr. Jose Didz Gdrrido

President del Ayuntamiento

Por el Dia del Periodista.


-21-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


...y embedleciciitto de su kogar

SIMMONS"
BRINDA:
Juegos de sala y dormitorio. 0 Sofis convertibles en camas.
Muebles de acero para el hogar. 0 El nuevo sofl "HIDE.a-BED" eon
su colch6n independiente de mue-
Colehones y Bastidores de muelles. lies, que proporciona un domaiterio
mis, sin eepacio extra. S61o
El famoso colch6n "BEAUTY. SIMMONS fabric el sof "HIDE-
REST", universalmente conocido. a-BED".
Muebles de acero con cojines, para 0 Almohadas finas de plum6n y
portales y terrazas. plumas.

Exhiblcl6n Vsnto a
o,.-. o IMMONS* .ss
v 0Oistribuidores
S M O S Uusivament,
SIRVE AL MUNDO
MONTORO 114 TELEFONOS 1-2120 5-1470
Distribuidores Autorizdos en todola pdbciu.

*Rechace imitaciones. EXIJA SIM M ONS
e IDENTIFIQUE la marca IM M ONS

ESPECIALIDAD EN MUEBLES DE ACERO PARA

HOTELS, COLEGIOS, CLUBES Y HOSPITALS

-22--







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


Y SE SALVO UNA VIDA

RECUERDOS DEL PERIODISMO

Por ENRIQUE GAY-CALBO

El ilustre y anciano compafiero hizo un aparte conmigo en el
sal6n de nuestra Asociaci6n de Rep6rters y me cont6 una de las
interesantes anecdotas de su vida professional, que ahora trans-
cribo sin mencionar personas y pormenores.
-Era yo un periodista novel y a pesar de mi juventud estaba
encargado de la direcci6n del peri6dico m6s important de la pro-
vincia. Nos halldbamos al comienzo de la vida republican y
dentro de una campafia political apasionada y cruel. Nos preocu-
paba entonces que no hubiera respeto para la vida intima de las
personas, y ya no nos asusta ni el espect6culo de hoy, con el nivel
bajo de respetabilidad a que hemos descendido.
La voz del viejo periodista fu6 apagada en ese moment por
un alto parlante que esparcia las excelencias de una hoja de afei-
tar y vomitaba despu6s una salvaje algarabia semi africana con
toques del sur de los Estados Unidos. La narraci6n qued6 como
en suspense. Pero volvi6 la calma.
-Entonces creiamos en la misi6n educadora del peri6dico.
Teniamos el afdn de educar al pueblo, de elevarlo para hacerlo
digno de la libertad conquistada y tan querida por los que habia-
mos oldo a Marti.
La evocaci6n de aquel hombre excepcional puso en su pala-
bra un tono emocionado que le infundia cardcter de maestro.
Siempre era Marti su guia y su blas6n, como periodista, como cons-
tructor de la Patria. Los dias juveniles de la Emigraci6n habian
dejado en su vida un sentido alto del deber, con el ejemplo de los
forjadores de la nacionalidad.
-Llegamos a una elecci6n general, de Alcaldes a Presidente,
y teniamos el deseo de ganar. Pero las cosas no iban bien por-
CORTESIA
del Cocejal

ANGEL PELAEZ COSSIO
-23-






EL PERIODISMO EN CUBA 149


que los adversaries nos llevaban las ventajas del nfmero y de la
organizaci6n. Los directors locales de nuestro partido, apoyados
en el grupo de lo que ahora se llama "sargentos", alborotaban los
barrios y inantenian en tension a los partidarios. Se presentia la
derrota, y con ella la de toda la provincia. Como esto era desas-
troso para la political national, desde luego, para nuestra political,
y para el future de algunos jefes, en la cat6strofe podian caer mu-
chos personajes. Era necesario triunfar en la ciudad, vencer a
toda costa. Y vea usted c6mo me encontr6 envuelto en la vordgine
de las pasiones ambientes, por ser el director del peri6dico de
nuestro partido.
Hizo una pausa, para entrar luego en la descripci6n menuda
de antecedentes y cosas circundantes. Se refiri6 al jefe electoral
en el municipio, capit6n del Ej6rcito Libertador y hombre de prin-
cipios elevados y de ambiciones legitimas y bien orientadas, como
lo demostr6 siempre. Sin embargo, el turbi6n de la political ahoga a
veces la verdadera personalidad. Los "sargentos" hacian saber su
convicci6n de que todo se perderia sin un acto de violencia.
El viejo periodista evoc6 la escena de que fueron testigos 61
y otro compafiero, hombre maduro ya, director de un peri6dico de
corta circulaci6n, tambi6n del partido. Se encontraban en el sal6n
el jefe electoral y sus sat6lites y despu6s de estudiar la situaci6n
se habia decidido eliminar al candidate contrario. Los periodistas
entraron cuando todo estaba resuelto y se enteraron por las me-
dias palabras de los conjurados y por su actitud sombria.
Al salir de aquel antro, se miraron llenos de asombro. El ma-
yor de los dos dijo:
-No podemos consentir eso. Se trata de un padre de fami-
lia, de un ciudadano que tiene derecho a la vida...
--6Y qu6 podriamos hacer...?
-Ahora mismo vamos a contarlo todo al jefe del partido. Hay
que evitarlo, hay que evitarlo...
Y la entrevista se efectu6. El jefe superior de los partidarios,
abogado, escritor, persona de autoridad moral y de influencia, oy6
indignado la relaci6n de los dos periodistas. Tenia gran estima-
ci6n por ellos, y distingula al mds joven por su integridad y 1u
talent.
Una llamada telef6nica del jefe impidi6 el hecho criminal.
Mds tarde, las combinaciones y transacciones political pro-
porcionaron la victoria sin tener que recurrir al atentado.
Los dos periodistas consiguieron su objeto de salvar una vida.
El periodismo es tambi6n fuente de satisfacciones, que se
guardian como una ejecutoria en lo intimo de la conciencia. Para
el hoy viejo compafiero, respectable personalidad de nuestras le-
tras, aquel episodio es un recuerdo grato y una demostraci6n
del m6s recto cumplimiento del deber.
-24-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


ANECDOTA DE LA CAMERA
Por JOSE CONANGLAS FONTANILLES

A mediados de 1905 se conoci6 en Cuba el proyecto de una
Comisi6n constituida en Madrid para levantar en la capital del
Estado espaiol un monument a Pi y Margall. El diario habanero
LA DISCUSION elogi6 aquel prop6sito y escribi6 nobles palabras
en homenaje de afecto a la memorial de Pi. Otros peri6dicos cu-
banos se adhirieron tambi6n a la iniciativa, entire eilos EL NUE-
VO PAIS, donde con instrucciones previas y entusiastas de sus
directors, Don Ricardo del Monte y Don Jos6 MV Gdlvez, publiqu6
a ese respect un cdlido articulo, en el cual, tras de exponer que
al monument proyectado en Madrid no podia faltar la participa-
ci6n de Cuba, se insinuaba que esta tierra, tan respetuosa de sus
heroes y pensadores propios, debia probar a Espafia que sabe
honrar, igualmente, el recuerdo del mds denodado y civico de-
fensor que tuvo la Independencia cubana, en la ex-metr6poli.
Por mis labores de cronista parlamentario de EL NUEVO
PAIS en la Cdmara de Representantes, y por mi amistad con el
doctor Alfredo Betancourt Manduley, entonces lider de la mayoria
en aquel cuerpo colegislador, fui comisionado honrosamente, si
bien de modo oficioso, para redactar el texto de la oportuna pro-
posici6n de ley destinando una cantidad para contribuir, en con-
cepto de donativo national de Cuba, a la suscripci6n abierta en
Espafia, aplicable a dicho monument. Dej6 en blanco, discreta-
mente, el imported del donativo, fijado despubs en veinticinco mil
pesos por los firmantes de la iniciativa: A. Betancourt Manduley,
General Jos6 Ferndndez de Castro, Antonio Masferrer, F. Duque
Estrada y Justo Carrillo, todos los cuales habian pertenecido al
glorioso Ej6rcito Libertador.
En 7 de julio del mismo aiio 1905 fuB presentada a la Cdmara
la proposici6n de ley; y en una de las sesiones inmediactas se le

CORTESIA DE

PELETERIA "LA ISLA"
MONTE Y FACTORIA HABANA.


-25-






EL PEBIODISMO EN CUBA 1949


di6 lectura, como tr6mite reglamentario para incluirla luego en la
Orden del Dia. Los Representantes sin distinci6n de partidos, re-
cibieron con agrado el anuncio sint4tico de la proposici6n. No
obstante, inmediatamente de esa lectura se produjo un incident
chocante: Sin que correspondiera todavia debatir el asunto, con
gran sorpresa y expectaci6n de ia C6mara habl6 el Representante
liberal por Oriente, senior Rafael Manduley, para anunciar que se
opondria a la concesi6n del donativo explicado.
El senior Rafael Manduley disfrutaba de generals respetos y
simpatias, en el terreno personal y patri6tico; fu6 Coronel del Ej6r-
cito Libertador, jefe del Partido Liberal, congresista y Gobernador,
despu6s, de aquella provincia; pero era hombre de temperament
raro, impulsive, displicente y de poca diplomacia; propenso, ade-
m6s, a valerse de redundancias verbales tan innecesarias como
pintorescas, en sus conversaciones y discursos. La complejidad
de esas caracteristicas del Coronel Manduley, y su vozarr6n to-
nante, le valieron el apodo de PINDARICO, con el que se le desig-
naba afectuosamente. Es de recorder que el Representante y Co-
ronel Manduley era tio de Alfredo Betancourt Manduley, lider de
la mayoria moderada, y primer firmante de la proposici6n re-
ferida.
El uso tan inadecuado de la palabra, en aquellos moments,
por el Coronel Manduley, produjo no poca extrafieza y suscit6 el


CORTESIA DE



MAX FACTOR HOLLYWOOD




El maquillaje de

las Estrellas ...

y para usted

-26-








EL PERIODISMO EN CUBA- 1949


temor de que el rudo adversario del Gobierno de Don Tom6s Es-
trada Palma incurriese en algin desatino lamentable contra el res-
peto a la buena memorial de Pi y Margall. Pronto, sin embargo,
pudieron tranquilizarse los oyentes; pues el detonante legislator
declar6 que votaria en contra de la concesi6n del donativo, por
escr-pulos econ6micos, exclusivamente, pero sin que ello envol-
viera desconsideraci6n ninguna a la memorial del insigne repi-
blico hispano gran amigo y defensor de las libertades cubanas.
-Estimo que esta iniciativa debe aplazarse para mejores dias,
porque el Tesoro cubano, actualmente, no esta en condiciones de
permitirse dispendios semejantes. Por este solo motivo (termin6
diciendo el Coronel Manduley), me opongo desde ahora a la pro-
posici6n de mi sobrino.
Las anteriores palabras del tonante legislator fueron muy rei-
das por los circunstantes, a tiempo que el Presidente de la Cdmara
(el doctor Santiago Garcia Cafiizares, si mal no recuerdo), des-
pu6s de restablecer el orden con algunos campanillazos, advertia
al expedite inconforme:
-Sr. Manduley: No olvide que sus palabras en contra de la
proposici6n del senior Betancourt, resultan baldias. Por extempo-
rdneas y anti-reglamentarias, no podrdn figurar en el DIARIO DE
SESIONES; ya que el asunto no ha llegado an a tr6mite de de-
bate. Ademds, me creo en el deber de rogar a Su Sefioria que en
lo sucesivo no yea entire los integrantes de la Cdmara a TIOS y
SOBRINOS, sino inicamente a sefiores REPRESENTANTES.


-27-






EL PERIODISMO EN CUBA 1949


CORTESIA DE

LINE ELECTIICAo S. A.
EFECTOS ELECTRICOS EN GENERAL
COCINAS DE LUZ BRILLANTE "DELHER"
RADIOS "PHILCO" Y REFRIGERADORES
VENTAS A PLAZOS
Monte No. 502 esquina a Indio. Telefono M-7539
LA HABANA


DE
CRUSELLAE )ESPUES DE AFEITARSE


-28-







EL PERIODISMO EN CUBIA- 1949


EL PERIODIC "PATRIA" DE MARTI

Por GONZALO DE QUESADA Y MIRANDA

En toda la vida y la obra de Marti prevalece un hondo sim-
bolismo, intimamente ligado a toda su manera de actuar y ser.
Desde sus dias de adolescent rebelde contra el desp6tico regi-
men colonial espafiol, hasta el mismo supremo instant en que cae
por su bienamada Cuba "de cara al sol".
No es de extrafiar, pues, que a los pocos dias de hacer sus pri-
meras armas como novel periodista, durante la libertad de im-
prenta, decretada por el General Dulce, en "El Diablo Cojuelo",
de su "hermano del alma" Fermin Vald6s Dominguez, salga a la
palestra su "La Patria Libre", el 23 de enero de 1869.
Hubo tan s61o un nlmero de aquella pequefia hoja, jal6n im-
perecedero en su existencia por su drama patri6tico-simb6lico "Ab-
dala", conmovedor por su prof6tico contenido, de su sacrificio por
la independencia de su patria, que habia de cumplirse, en Dos
Rios, veintis6is afios despuss.
Y, en realidad, fu6 aquel efimero peri6dico, un anticipo de lo
que habia de ser su m6ximo 6rgano de propaganda revoluciona-
ria, ya en plena madurez, de su "Patria", fundado en Nueva York,
el 14 de Marzo de 1892, como 16gico complement y medio indis-
pensable de divulgaci6n ideol6gica del Partido Revolucionario
Cubano.
Ya en plena linea ascendente de su luminosa carrera de pa-
triota, Marti esboza, en carta de 16 de noviembre de 1889, a su
discipulo predilecto, Gonzalo de Quesada y Ar6stegui, su plan de
sacar un peri6dico, que no habia de ser otro que "Patria". Y es
tambi6n por primera vez que se lamenta de no tener recursos in-
mediatos para ello.
"Ya estaria el peri6dico publicado, por Cuba y nuestra Ame-
rica, -escribe- que son unas en mi previsi6n y mi cariio, si

CORTESIA DE

r. W. WCCLWCLTH CC.


-29-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


pudiera decidirme yo a aceptar ayuda de los. que, en p6blico o
en secret, no comparten por entero mi modo de pensar".
"$25 puede quitarle a los suyos, $15 a tres amigos redondos
y $5 que le pone a Quesada". "Y las ideas saldrdn a la luz, en
una forma u otra, y el peri6dico, aunque no fuese m6s que con
$40. 6C6mo dejar sin defense a aquello a quien no defiende nadie,
y estdn tantos dispuestos a vender?"
Y en otra carta, ya mds esperanzado, le habla a Quesada de
que el proyecto. adelanta. Mas, la preocupaci6n mayor de Marti
era de que la raiz tambi'n viniera sana para "Patria", y queria,
ademds, que se repartiese gratis. Pero la realidad exigia recur-
sos y vender el peri6dico por el propio bien y para la caja de la
causa revolucionaria.
Era imperiosa la necesidad de contar con un vocero impreso
para la causa emancipadora, y mds aun en el caso de Marti, para
quien las guerras iban sobre papeles y las trincheras de ideas va-
lian mds que trincheras de piedra. "Patria", 61 habia de afirmar-
lo en un editorial, seria un soldado, un mambi mds en la lucha por
la libertad.
Rafael Serra, el cubano ejemplar, nos cuenta en su peri6dico
"La Doctrina de Marti", como despues de varias reuniones en "La
Liga", y por fin en casa de Marti, con ayuda de Juan Fraga, Emi-
lio Leal, Abelardo Agramonte, Gonzalo de Quesada, el propio Se-
rra y Federico Sdnchez, quien actu6 de vocero, se convenci6 a
Marti de sacar a "Patria" sin m6s demora. Todos contribuyeron
con dinero, y, a los pocos dias, habia fondos, "Patria" fu6 un he-
cho. Y para ello, Marti encontr6 la mayor ayuda en el noble puer-
torriquefio Sotero Figueroa, quien, pese su improba labor en "La
Revista Ilustrada" de Lozada, durante el dia, dedicaba las noches
a la confecci6n de "Patria", confecci6n en que intervenian, en la
parte de redacci6n, mi padre, tan identificado con el estilc de su
maestro, Benjamin Guerra, Abelardo Agramonte, el doctor Ram6n
L. Miranda, su sobrino Luis Rodolfo Miranda y Enrique Loynaz del
Castillo. Trabajaban hasta altas horas de la noche, con entusias-
mo, con fe. Todos cargaban, pese la ventisca o la nieve, el frio
terrible de Nueva York, los paquetes. Tal parecia que ya Marti
queria acostumbrarse a cargar el jolongo mambi, a trav6s de la
manigua redentora. Y aquel hombre extraordinario, de tempera-
mento generalmente reposado y dulce, se tornaba serio y exigen-
te, cuando creia que la salida de "Patria" iba a demorarse, o su

CORTESIA DE

ADCLFO IATES I HfIJ)O
Distribuidores de F6bricas Americanas
HABANA.

-30-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


confeccin no era del todo de su agrado. "Eran -como escribiera
Serra- los tiempos de la abnegaci6n y el sacrificio. No habia pla-
za retribuida, ni jefe que mandase cual bur6crata espafiol. IHonor
a estos precursores, y honor al gran Marti, de quien era el ahna
de todos los que lo seguian!"
Con el editorial "Nuestras ideas" sali6 "Patria". Y en aquel
maravilloso editorial que debieran leer todos los cubanos, todos
los periodistas que desean saber lo que es un peri6dico construc-
tivo, un peri6dico ungido de amor, como lo fu6 toda la vida y obra
de Jose Marti, decia: "Nace este peri6dico, por la voluntad de los
cubanos y portorriquefios independientes de Nueva York, para
contribuir sin premura y sin descanso, a la organizaci6n de los
hombres libres de Cuba y Puerto Rico... Para juntar y amar, y
para vivir en la pasi6n de la verdad, nace este peri6dico."
Y destaca en otra ocasi6n, que al buscar lema o titulo pora
e1 Deri6dico, sus compafieros y 61 escogieron el nombre "Patria",
porque con ello se expresaban de la mejor manera sus anhelos para
Cuba irredenta. Y abiertas habian de estar sus columns "al
magistrado glorioso de aver, los j6venes pujantes de hoy, el ta-
ller, el bufete, el historiador". Para ricos y pobres, sin distinci6n
de close ni color. Todos unidos en un solo pensamiento: el bienes-
tar de la Patria y la Humanidad.
Fu6 "Patria", en efecto, antorcha viva de la revoluci6n, desde
los vibrantes y sagaces articulos de fondo del Maestro, sus bellas
semblanzas de G6mez, Maceo y otros pr6ceres, y sus fraternales
notas de "En Casa", hasta las colaboraciones lenas de fervor pa-
tri6tico de Estrada Palma, Vald6s Dominguez, Manuel Sanguily,
Manuel de la Cruz, Francisco Maria de Coronado, Merch6n, Luis
Baralt, Carlos Manuel de C6spedes hijo, Manuel Landa, Mdrquez
Sterling, Gonzalo de Quesada y Ar6stegui, Juan Antiga, los Ma-
ceo, Emilio Nifiez, Federico P6rez Carb6, los hermanos Sell6n,
Diego Vicente Tejera, Alfredo Zayas y muchos m6s.


CORTESIA DE


H. H. PIKE TRADING CO. INC.


SAN PEDRO 16 TELEFONO A-1927

APARTADO 310 HABANA.


-31-






EL PERIODISMO EN CUBA 1949

Salia "Patria", al principio, los sdbados, y, desde el 5 de oc-
tubre de 1895, como bisemanario, mi6rcoles y s6bados. Su precio
fue primero de 5 y despu6s, de 10 centavos, y la suscripci6n de
$5.00 y $6.00. Sucedi6 a Marti en la direcci6n, tras de su muerte,
por alg6n tiempo Enrique Jos6 Varona, y mds tarde como editor
responsible Eduardo Yero Budu6n, y, luego, como editorialista
Nicolds Heredia. Fueron administradores: J. A. Agramonte, F. L.
Pefia, E. D. Rosell, Gonzalo de Quesada, Sotero Figueroa, Varona,
Enrique Hernddez Miyares, Luis Garz6n Duany y Manuel More.
Imprimi6se primero en la Tipografia de la Gaceta del Pue-
blo, World Building, septimo piso, de Antonio V. Alvarado, y, lue-
go, en la Imprenta Am6rica, 284-286 Pearl street, esquina a Beekman
street, propiedad del incansable puertorriquefio Sotero Figueroa.
Las oficinas estaban en 120 Front street, cuya placa hoy se con-
serva en el Museo de C6rdenas. En el nuimero de 2 de julio de
1895, se encuentra, baio el titulo: "Peri6dico fundado por Jos6 Mar-
ti", y, en el de 24 de agosto del propio afio: "Organo official; del
Partido Revolucionario Cubano". El n6mero del 25 de junior de 1895
estd dedicado a honrar la muerte del Ap6stol. El 1ltimo n6mero,
con un editorial titulado "Obra terminada", corresponde al afio
6, n6mero 522, y es de 31 de agosto de 1898.
En todos los instantes, Marti se preocup6 por la presentaci6n
y misi6n de "Patria". Asi, desde los campos de Cuba libre, desde
Guant6namo, le da instrucciones a Quesada y Guerra: "Animen a
Patria, tienen con qu6. Patria ha de ser ahora un peri6dico espe-
cialmente alto y hermoso. Antes podiamos descuidarlo o levantarlo
a braceadas, ahora no.".
Como dato curioso y complementario, result interesante re-
sefiar algunos otros peri6dicos que llevaron el mismo nombre, en
primer t6rmino el "Patria", editado en La Habana, en 1868, por
Joaquin Muzguiz, y en el que escribieron la poetisa Domitila Gar-
cia, el bardo Jos6 Joaquin Palma y el Conde de Pozos Dulces; "Pa-
tria", publicado en 1870, en Nueva Orleans, como 6rgano de los
emigrados cubanos, "Patria", semanario politico publicado por
Federico P6rez Carb6, P. Jfstiz y L. Lamarque en 1889, en Santiago
de Cuba.
De los "Patria", en la Republica, merece especial menci6n, el
que vi6 la luz en La Habana, en 1901, dirigido por Mario Garcia
Kohly y financiado por Rafael R. Govin, quien m6s tarde fu6 fun-
dador-propietario de "El Mundo", y en cuya redacci6n figuraban
Varona, Juan Gualberto G6mez, Ram6n Meza, Wangiiemert y
Enrique H. Moreno; y el diario politico, que sac6 en 1925 Juan
Gualberto G6mez, con Aurelio Alvarez y Jos6 R. Villal6n, peri6dico

CORTESIA DE

tLAMAICEN, IeCS & CO.


-32-







EL PEBIODISMO EN CUBA 1949


que hizo afios mas tarde su reaparici6n para combatir a Macha-
do, siendo perseguido y, por fin silenciado.
En la actualidad existe una revista, modest, pero animada
en los mismos ideales de Marti, con el glorioso nombre del peri6di-
co del Maestro, y se dedica a divulgar su vida y su obra, en labo-
rar por una Cuba mejor. Es el 6rgano official de la Asociaci6n de
Antiguos Alumnos del Seminario Martiano de la Universidad de
La Habana, y se honra siendo tambidn el de la Asociaci6n Nacio-
nal de Emigrados Revolucionarios Cubanos, de los buenos patrio-
tas supervivientes que lucharon con Marti por nuestra libertad. Fu6
su director-fundador, aquel martiano y compafiero ejemplar, Era-
dio Garcia Salazar, y, a su fallecimiento, el doctor C6sar Rey, ocu-
pando ahora el cargo de director-administrador el author de estas
lines.
Mas, al evocar el peri6dico inmortal de Marti, he aqui uno
de los mejores y m6s hermosos tributes rendido al mismo, por la
pluma del literate guatemalteco Rafael Spinola:
"Ahi en "Patria" puede leerse y estudiarse la historic de la
enfermedad moral que lo condujo al sepulcro. Los grades que iba
marcando la fiebre que devoraba su cerebro quedaron en esa hoja
dibujados, remedando la figure de los zigzags que describe el
pulso de los caleriturientos en los trazos espigmogr6ficos que la
ciencia m6dica tiene para saber matemdticamente hasta d6nde
Ilega la intensidad de la calentura".
"6Quer6is saber todas las esperanzas, todas las dudas, todos
los entusiasmos que pueden asaltar un coraz6n que suefia y delira
por la libertad de su patria? Leed ese peri6dico de Jos6 Marti.
M6s que un peri6dico, parece esa hoja la disecci6n de un alma
viva: aqui el lay! quejumbroso del dolor; m6s all6 el himno de
la esperanza que renace; pero todas sus lines empapadas siem-
pre en profundisima nostalgia. A m6s de esto, el acento de la con-
vicci6n vibra y queda como repercutiendo en cada uno de los ren-
glones que brotan de la magnifica pluma de aquel ap6stol mdrtir".



CORTESIA DE



ESPECTACULOS TEATRALES, S. A.


Sr. Jos6 Valcarce, Presidente


-33-


























































t4--




i~Fj


'V t


-34--







EL PEBIODISMO EN CUBA 1949


GASTON MORA, ESCRITOR Y PENSADOR
Por TOMAS MONTERO


Fu6 uno de los pocos periodistas que ocuparon la direcci6n de
"El Mundo". El m6todo infalible de la acci6n individual. Lo
inesperado gobierna la Historia. En political no hay 16gica. -
Suprema dicha, desconocer la envidia y la ambici6n. La cultural
es obra dificil y costosa. La f6rrea presi6n de los intereses eco-
n6micos. El derecho no lo es todo. El fatal poder de escribir.

Gast6n Mora y Varona fu6 uno de los pocos periodistas que
llev6 a la direcci6n de "El Mundo", su propietario y fundador, el
senior Rafael Govin. La casi totalidad de las distinguidas personas
que alcanzaron tan destacada posici6n, en las distintas etapas
de ese diario, procedian del sector administrative de la empresa
editor; entire ellas, los sefiores Rafael Aruz y Antonio Gonzdlez
Mora. En compensaci6n, un periodista de muchos merecimientos,
el senior Enrique H. Moreno, ocup6 la administraci6n del popular
peri6dico de la mafiana. Ironia sutil de las cosas que, a dia-
rio, nos salen al paso en el bregar diario de la vida y que en
un sentido o en otro, nos afectan. Ya lo dijo el propio Gast6n
Mora: "El destiny juega con los hombres como los nifios con sus
juguetes".

En los tiempos en que Gast6n Mora dirigi6 "El Mundo", solia
encontrarme con 61, ef la redacci6n del peri6dico. Me complacia
much que tal cosa ocurriera, pues, entonces, me favorecia con
el encanto de su charla de maestro bondadoso y cordial. Dos
apotegmas acudian frecuentemente, a sus labios: "En political no
hay 16gica", era uno de ellos; el otro: "Lo inesperado gobierna la

CORTESIA DE
CORPORATION KOURI, S. A.
LABORATORIES
MONTE 1105 entire Romay y San Joaquin.
TELEFONO: A-4251. HABANA.
-35-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


Historia". En apoyo de este lltimo, agregaba: "iCudntas personas
ha salvado o hundido lo inesperado! Si una fiebre perniciosa ines-
perada, no hubiera acabado con la existencia de Alejandro, cuan-
p do se encontraba en el apogeo de sus conquistas, otro muy dis-
tinto del que tuvieron, hubiera sido el destiny del Oriente de Eu-
ropa y del Oriente del Asia".
Consideraba Gast6n Mora el descubrimiento de Am6rica y el
hallazgo del Cabo de Buena Esperanza, como dos sucesos que na-
die esperaba y que, al producirse, sefialaron nuevos rumbos, dis-
tintas orientaciones a la civilizaci6n hasta entonces estancada en
Europa. "Desde que Col6n-decia 1--, en el Siglo XV, descubrie-
ra la ruta de las Am6rica y Vasco de Gama, la ruta de las Indias
Orientales, empez6 una nueva era para la humanidad civilizada;
y tan inesperado fu4 el hecho de Crist6bal Col6n como el de Vas-
co de Gama".

Recuerdo que, en cierta ocasi6n, expres6 Gast6n Mora algo
muy parecido a lo que voy a consignar a continuaci6n:
"La cultural es cosa bastante costosa y dificil de adquirir. Sig-
nifica generalmente, para los series que con ella han de beneficiar-
se, un ambiente de selecci6n, desde la cuna, progenitores que la
tengan y recursos econ6micos suficientes para sufragar los gastos
que original. Las escuelas que frecuentan los muchachos-muchas
veces de muy mala gana-, solamente son un factor; se requieren
conjuntamente, otros para tal empresa; esto es, la acci6n de los
hogares y de la calle-cuando pueden serlo-, los buenos libros y
los viajes. Todas las manifestaciones del arte y de la belleza con-
tribuyen tambi6n, a que la infancia y la juventud se inicien en los
empefios de cultural. A ese respect, las personas que cultivan
tales manifestaciones, benefician a los series que con ellas con-
viven".
Gast6n Mora era un lector formidable: leia much, libros, re-
vistas y peri6dicos. Director consciente y responsible, lefa todas
las ediciones del peri6dico que dirigia. Me pude dar cuenta de
ello, al recibir una noche, un recado suyo, interesdndose por un
libro sobre el cual, habia yo publicado una nota informative. Si
no recuerdo mal, era un libro de Maximiliano Avil6s: "Fuerza de
Acci6n". En esa obra, ponianse de manifiesto los males que han
sufrido y sufren los paises de hispanoam6rica: el caciquismo em-
brutecedor, con su cortejo de paniaguados y asociados en la ex-
plotaci6n de la vida pblica; las improvisaciones, hijas del favor;

CORTESIA DE

P. FERNANDEZ Y COMPARIA
IMPRESORES
-36-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


el parentesco, el capricho, ia intriga o la ignorancia, por un lado;
por el otro, la pasividad, la inacci6n, originada, muchas veces, por
la pereza, el necio orgullo, la ridicule vanidad o la torpe arrogan-
cia; el escaso amor al esfuerzo persistent y bien encaminado;
la escasez de hombres que, en todas las escalas sociales, sean ca-
paces de tomar empefio en beneficio de la colectividad-por lo
menos, en el circulo en que viven-, el falso concept de conside-
rar el cargo pblico como una fuente de ingresos para el enri-
quecimiento personal, considerando las posiciones conquis
-isabe Dios de que manera!-, como una pro 2iepor consi-
guiente, como n i n trasmisible".
Pero Maximiliano Avil6 muy al contrario de lo que general-
mente sue e contentaba con oirecer ante la vista
del lector, ese cuadro fiel de males y de miserias...; presentaba
tambi6n, el remedio: "Si queremos salvar la patria -decia-, em-
pleemos el m6todo infalible de la acci6n individual: el hombre que
emprende, el obrero que se educa y mejora a si mismo, el professor
que labor con tino y con fe, la juventud que estudia y se respeta,
y que, dotada de inteligencia y de cardcter, investiga y produce". P
Y terminaba: "el hombre debe aspirar a ser libre e independiente,
!o cual se conquista por el mejoramiento y la prosperidad indivi-
dual, bienes que s61o se logran por el trabajo y por la acci6n"...
Gast6n Mora consagr6 dias despues, al libro "Fuerza de Ac-
ci6n", un substancioso editorial.
"Los cinicos explotadores de la "cosa piblica", que se han
apoderado de "la potencia political en muchos pueblos "libres",
han falseado el famoso apotegma que di6 vida a la democracia,
que ya no es "el gobierno del pueblo por los mejores del pueblo,
esto es: por los m6s capacitados, preparados y menos deshonestos,
sino el "gobierno de los mds audaces ambicicsos, incapacitados y
mds deshonestos".
Los grandes sacudimientos sociales, que fueron la revoluci6n
inglesa del siglo XVII y revoluci6n francesa del siglo XVIII, que
culminaron en las revoluciones americanas del siglo XIX, "tendrdn
que terminar forzosamente, con otro sacudimiento muy semejante
o mayor, mds tarde o mds temprano".

En un trabajo que dedic6 a la obra de Don ariano Aram
buro: "Filosofia del Derecho", dijo Gast6n Mora: 'n el ordene
las especulaciones filos6ficojuridicas, result insuperable la labor
realizada por el sabio jurista; pero el maestro cree que todo hay

CORTESIA DE

J. IBAD UIN Y CIA.
Muralla esquina a Aguiar. H a b a n a.

-37-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


que fiarlo al derecho, que "el derecho es la vida", agregando:
"Asi serd en el Reino de Dios; pero asi no es, en la tetrica historic
de la Humanidad". "Cuando el derecho ha triunfado ha sido por-
que ha dispuesto de la fuerza. La Historia de la Humanidad no es
la victoria del Derecho sino de la Fuerza. Sin el apoyo de 6sta,
no podria realizarse el derecho. La fuerza constituy6 la gigantes-
ca fdbrica de la antigua Roma; cre6 la propiedad y el derecho
la legitim6".
"Si del seno de nuestras colectividades archicivilizadas, des-
apareciese la fuerza, 6podria subsistir por si mismo, mantenerse
por su propia virtualidad, el derecho a la vida, a la libertad, a la
propiedad, al honor, que con tan perfect raz6n, preconiza el maes-
tro?... En la Ciudad de Dios, el derecho impera por su propia
viltud; pero en la ciudad de los hombres, s6lo impera cuando lo
protege la fuerza".
"El derecho, como la moral cristiana, es un ideal que se reali-
zard el dia en que el espiritu se sobreponga a todas las flaquezas
humans. Ese dia aun se halla tan lejos de hosotros, que no
lo columbramos entire las tinieblas que nos ocultan el porvenir".

Tratando sobre teorias sociales se preguntaba Gast6n Mora:
",Son las crisis political las que provocan las crisis econ6micas?
IHondo problema! La political influyendo en la economic. Recor-
damos que el bar6n de Loui, famoso ministry de Napole6n, en-
> cargado de las Finanzas, le dijo a 6ste, en cierta ocas6in: "Sire,
dadme una buena political y os dar6 una buena hacienda". Es
decir, una buena political produce una buena economic".
Leyendo a Macaulay y a Guizot, se ve claro que la revoluci6n
inglesa, no fu6 el resultado de ninguna crisis econ6mica, sino que
se debi6 a la equivocada political de los Estuardos. Cuando se
lee a Motley se advierte que su rebeli6n, no la produjo crisis eco-
n6mica alguna. Surgi6 a consecuencia de los errors politicos de
la dinastia austriaca, de Espafia. Todos los historiadores france-
ses: Louis Blanc, Michelet, Thiers, Lamartine, Madelin, Mignet, atri-
buyen a la err6nea political de los Borbones, el drama tremendo
de 1789.

Citando un pensamiento admirable de un estadista ingl6s,
. dice Gast6n Mora: "Hay un sentido econ6mico de la historic que
explica los acontecimientos que relata". Todo cede al fin y al cabo,

CORTESIA DE

FREDERICK SNARE CORP.
PASEO DE MARTI 360. HABANA.

-38-






EL PERIODISMO EN CUBA 1949


a la presi6n de los intereses econ6micos. Esto se debe a que se
puede vivir sin political, pero no sin medios de subsistencia". "Es
tan tremenda la presi6n de los intereses econ6micos que ante
ella, se doblegan los regimenes mds fuertes. El regimen bolche-
vista se sostiene en Rusia, porque de Whentr v tantos millones
de proletarios rurales ha hecho otros tantos propietarios agrico-f
las; pues aunque el Estado se ha reservado el "dominio eminen-
te de las tierras liberadas, son sus cultivadores los que las usu-
fructuian, cual si de ellas fuesen duefios absolutos". (1).
Tratando sobre otro orden de consideraciones, consigna Gas-
t6n Mora: "El peligro no estd en los motives politicos. No se halla
en la political. Esto lo comprenden perfectamente en Europa, donde
abundan los maestros en el arte de gobernar; y de ahi la prefe-
rente atenci6n que sus estadistas dedican a los asuntos econ6mi-
cos. Leyendo lo mejor que se public en Francia, Italia, Alema-
nia, Espafia e Inglaterra, acerca de los asuntos nacionales res-
pectivos de esos paises, se advierte al punto, que lo mds que
preocupa y hasta inquieta a los gobiernos de esos pueblos, son
los problems ue trascienden a la economic national. Es esen-
cialmente econ6mica la tarea que tienen encima esos gobiemos.
Bajo la presi6n de los intereses econ6micos, se han desplomado
ruidosamente, instituciones y gobiernos que parecian de una soli-
dez granitica. La political ha pasado a plans secundarios e in-
feriores en todas parties .

Gast6n Mora dej6 la direcci6n de "El Mundo" -a donde fu6
llevcdo por su prestigio, por su capacidad y por su preparaci6n-,
victima de un incident sin importancla, bastante corriente en los
peri6dicos: la publicaci6n de una noticia que afectaba a elemen-
tos sociales vinculados a 61, por relaciones de amistad, incident
que origin la renuncia de su cargo y la retirada de la empresa
que prestigiaba.
Con ese motive, lo fui a visitar, para lamentar su determina-
ci6n, tratando de que la rectificara, en beneficio de la publicaci6n
y de su personal; le hice present lo dificil que tendria que ser,
sustituirlo dignamente en el cargo. Habl de una acci6n colec-

(1) Tal cosa ha permitido compensar errors e imperfecciones del actual
regimen ruso, mezcla de catastr6fico utopismo y dictadura, sufrido por
los pueblos que dominaron los zares.-T. M.

CORTESIA DE

ROBERTS TOBACCO CO.
NEPTUNO 167, Esq. a INDUSTRIAL
TELEFONOS M-3368 y M-1037. HABANA.
-39-







EL PEHIODISMO EN CUBA 1949


tiva de la redacci6n cerca del propietario de la empresa, en apoyo
de su persona. Pero 61 se neg6; y mientras asomaba a sus labios
una d6bil sonrisa y fijaba en mi, su mirada serena, pronunci6 estas
palabras amargas y definitivas: "Le agradezco su visit y sus fra-
ses bondadosas y amables. Todo eso que usted encuentra en mi,
lo hubiera querido poseer en realidad; pero no ha sid asi. Como
todos los hombres he vivido y he luchado; muchas veces, en am-
biente adverse o poco propicio. Cr6ame amigo mio-continu6
diciendo-, mi aspiraci6n inica en estos moments, es terminar
mis dias oscuramente, alejado de todo, en la modestia de mi ho-
Sgar y en un ambiente de paz y de olvido, como el creyente dichoso
de la leyenda india, el cual, ipor no haber conocido la envidia
ni la ambici6n, alcanz6 la gloria y la supreme dicha!"

Inici6 su vida de periodista Gast6n Mora, muy joven, en los
iltimos lustros del siglo pasado. Sus producciones eran muy es-
timadas y solicitadas. Colabor6 en los principles diaries y re-
vistas de Cuba y en no pocas del extranjero. En la Administraci6n
plblica fu6 dos veces Subsecretario, de Justicia y de Gobernaci6n,
en distintos periods de Gobierno.
En el ocaso de su fecunda existencia, fu6 llevado al Tribunal
Supremo de Justicia. En ese alto cargo, le sorprendi6 la muerte,
el 20 de mayo de 1938. Habia nacido en Camagiley, en 1861.
Aun en el Tribunal Supremo, continue escribiendo para los peri6-
dicos, habiendo sido especialmente autorizado para hacerlo. Una
semana antes de ccurrir su fallecimiento, apareci6 su dltimo tra-
bajo en el "Diario de la Marina". Cudnta raz6n tuvo un eminente
escritor franc6s para decir: "iAquellos que recibieron de la natu-
raleza, el fatal poder de escribir, no dejardn jam6s de hacerlo: es-
cribirdn siempre...; flnicamente no lo hardn, cuando en ellos, el
cerebro deje de elaborar ideas y el coraz6n se les detenga, ce-
sando de latir!..."


-40-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


HOMENAJE POSTAL A LA PRENSA CUBANA

Por MARIANO PEREZ DE ACEVEDO

Nuestra Rep6blica ha entendido con raz6n, como deben utili-
zarse las emisiones postales corrientes y las extraordinarias en
homenaje a compatriots de m6ritos sefialados, o de influencia
trascedental en la vida y el progress colectivos.
En la prdctica se extiende el concept conmemorativo a los
acontecimientos hist6ricos gloriosos; y tambi6n alcanza a los gran-
des cultivos e industries por estimarlos propulsores de la riqueza
national. Ademds se ha escogido una emisi6n de sells como un
arbitrio fdcil para Ilevar a cabo construcciones de utilidad p6blica
y ayuda econ6mica a instituciones que lo requieren.
Un sello de correos terrestre o a6reo-pensamos en el instant
en que vivimos- ofrece ventajas bien comprensibles para el em-
pefio de glorificar preclaras memories. Asi en Cuba se vigoriza
en las nuevas generaciones el culto a las augustas figures de la
Patria, pues Ilega a todos, tibios e indiferentes y se difunde de
modo obligatorio en las actividades cotidianas.
Sirve de circular grdfica, capaz de estimular a los pobres de
espiritu nacionalista, y de exhibici6n justificada ante los extrafios,
no siempre enterados de que alent6 en la Isla famosa por la cafia
y el tabaco una comunidad tan pr6diga en nobles sacrificios y he-
roismos. Para legitimo orgullo nuestro, ya pensando en la clase,
podremos ahora comentar lo que atafie en ese tribute a la aut6n-
tica cepa periodistica. Recordemos la emisi6n extraordinaria de-
dicada a Manuel Mdrquez Sterling, con motive de inaugurarse la

CORTESIA DE



Laboratories "ALCAYDE"

SAN LAZARO 410. HABANA.

-41-






EL PEBIODISMO EN CUBA 1949


Escuela Profesional de Periodismo que lleva su ilustre nombre. En
ese empefio luci6 su iniciativa y su entusiasmo el querido compa-
fiero Octavio de la Suaree.
Entre las primeras tiradas de estampillas cubanas se concedi6
como era 16gico, lugar de honor a la efigie de Jos6 Marti: de Marti
eminente periodista desde su juventud hasta su caida de "cara
al sol". Recientemente se han distribuido los sobres franqueados
que mantienen el recuerdo de Juan Gualberto G6mez, Mariano
Corona Ferrer y el General Jos6 Mir6 Argenter.
Es dificil precisar por sus multiples y excelsas facultades y
su maravilloso despliegue de accin fecunda, la determinante sin-
gular de nuestro Ap6stol. Pero al referirse a la personalidad de
Jos6 Marti no se puede sustraerlo a su calidad de periodista in-
signe. Su labor de contact largo y brillante con la Prensa de
Suram=rica en las correspondencias neoyorquinas le gan6 la ad-
miraci6n en la masa de lectores de aquellos praises hermanos. Re-
cordemos que al ser conocida la tragedia de Dos Rios, exclam6 el
eminente literate Rub6n Dario: IQu6 hiciste Maestro!
En el Sal6n de Sesiones del Directorio de nuestro Retiro, en
su debido puesto de honor conservamos un aut6grafo de Marti,
obsequio del consagrado martiano Gonzalo de Quesada Miranda
y que pertenece al archive de su ilustre padre, el discipulo amado
de Marti.
Quiero reproducir en el texto por lo que define y por su senti-
do comprensivo y perdurable, las frases del genial cultivador
del diarismo desde las 6pocas duras de la Colonia, hasta que su
peregrinaje continental lo Ilevara a selectos medios periodisticos.
Helas aqui: "Que no haya una manifestaci6n de la vida, cuyas
diarios accidents no sorprenda el diarista: --eso es hacer un buen
diario. Decir lo que a todos conviene-y no dejar de decir nada
que a alguien pueda convenir. Que todos encuentren en el diario
lo que pueden necesitar saber. Y decirlo con un lenguaje especial
para cada especie: escribiendo en todos los g6neros, menos en el
fastidioso de Bibeau, desdefiando lo inftil y atendiendo siempre
lo itil elegantemente. Que un peri6dico sea literario no depend
de que se vierta en 41 much literature, sino que se escriba lite-

CORTESIA DE
Compafila General de Seguros y Fianzas
SAGUA LA GRANDE, S. A.
Oficina Central: Marti No. 40. Sagua la Grande (Las Villas)
*
Sucursal en la Habana: Cuba y Obrapia.
Tel6fonos: A-2166, A-2167, A-2163.

Seguros de Accidentes del Trabajo, Incendio, Maritimo,
Cicl6n, Autom6viles.
-42-







EL PEIODISMO EN CUBA 1949


rariamente todo. El peri6dico ha de star siempre como los correos
antiguos, con el caballo enjaezado, la iusta en la mono, y la es-
puela en el tac6n. Al menor accident, debe saltar sobre la silla,
sacudir la fusta, y echar a escape el caballo para salir pronto y
para que nadie llegue antes que 6l. Debe, extractando en libros,
facilitar su lectura a los pobres de tiempo, o de voluntad o de
dinero. Hacer asistir a los teatros, como sentados en c6moda bu-
taca que este efecto hace una alineada y juiciosa revista, a los
pobres y a los perezosos. Debe desobedecer los apetitos del bien
personal y tender imparcialmente al bien p~blico. Debe ser co-
queta para seducir, catedr6tico para explicar, fil6sofo para mejo-
rar, pilluelo para penetrar, guerrero para combatir, Debe ser util,
sano, elegant, oportuno, saliente. En cada articulo debe verse
la mano enguantada que lo describe, y los labios sin mancha que
lo dictan. No hay cetro mejor que un buen peri6dico".


Personifica a Juan Gualberto G6mez, en today su existencia
larga, agitada y proteica. Su condici6n de periodista, de gran
periodista, es decir, de la categoria mds elevada y de admirable
grado tesonero.
Cultivador inteligente desde muy joven de su vocaci6n por
la prensa, pudo desplegar sus facultades en los escenarios de Eu-
ropa, cosa que no se ha dado con frecuencia entire nuestros co-
terrdneos. Asi altern6 en Paris con maestros y profesionales de fus-
te, despu6s de ser testigo de los memorables sucesos de la caida
del Segundo Imperio.
Mds tarde se entregaba en Madrid a una brega infatigable,
al frente del 6rgano abolicionista y defensor de la autonomia de
las Antillas "La Tribuna", inspirado por el ilustre lider don Rafael
Maria de Labra.
El retorno a Cuba, no signific6 el reposo para Juan Gualberto.
Sus campafias libertarias en "La Igualdad y La Fraternidad" obtu-
vieron un ruidoso 6xito. El articulo titulado "Por qu6 somos separa-
tistas" provoc6 una persecusi6n personal de las autoridades co-
loniales. Tras un ruidoso process y de various meses de cdrcel,
alcanz6 en definitive la absoluci6n del Tribunal Supremo de Es-
pafia, en el famoso fallo que declaraba licita la propaganda se-
paratista en Cuba.
Eso sucedi6 en visperas de la revoluci6n del 95 con sus ex-

CORTESIA DE LAS
Sociedades de Bailes Diarios

GALIANO SPORT CLUB SOCIEDAD MARTE Y BELONA
HABANA

-43-







EL PERIODISMO EN CUBA NHO


plicables consecuencias al abrirse una era de efectiva propagan-
da por los ideales que pronto habian de arrastrar al pueblo cu-
bano a la nueva contienda por la independencia.
Las areas de la Constituyente de 1901, del Congreso, de la
Comisi6n Consultiva y de la alta gesti6n del Partido Liberal y de
otras colectividades, no apartaron por cierto de la pol6mica y el
comentario doctrinal, en distintas hojas impresas a ese grande de
la pluma.
La evoluci6n de nuestra prensa en el aspect de los progress
materials y en la amplitud de los servicios informativos le permit
hoy a los lectores cubanos, obtener con la rapidez maravillosac del
cable y del radio, la impresi6n de los acontecimientos locales y
del mundo entero. Eso es rigurosamente exacto; pero no podrd
nunca hacer desdefiar el pasado ni negarse el reconocimiento de
cuanto debemos al inapreciable concurso de la prensa en los es-
fuerzos redentores.
6Acaso puede olvidarse el efecto causado por el articulo de
Merchan "Laboremus", estimado un viril llamamiento a la guerra
del 68? Andlogo servicio a la hora de preparar el ambiente para
las jornadas triunfales del 95-98, es just acredittzrle a la campafia
periodistica de Juan Gualberto G6mez y demds panfletarios de
la 6poca.
En la tormentosa declinaci6n de la dictadura Machadista, el
luchador insigne iba perdiendo fuerzas fisicas, acerc6ndose el fin.
En su retire modesto hogarino recibia las visits de cubanos dis-
tinguidos deseosos de cambiar impresiones sobre la situaci6n. Un
dia le preguntaron a Cosme de la Torriente c6mo lo habia encon-
trado. Y dijo con viveza: "Juan Gualberto estd perfectamente en-
terado de lo que pasa aqui y en el Norte". Eso refleja la constant
preocupaci6n de aquel anciano que desde 1874 en Paris, en la
Secretaria privada de Pancho Aguilera, seguia paso a paso el
desarrollo de los asuntos cubanos, con la mira puesta en las li-
bertades de nuestro pueblo.


Nuestras guerras de independencia en sus dos etapas, dei
68 y del 95, tuvieron en la esfera libertadora sus 6rganos perio-
disticos y de indiscutible autenticidad. Ni los azares de la con-
tienda, ni los peligros de cualquier sorpresa aciaga podian hacer
desistir a C6spedes y Antonio Maceo recueltos a mantener la hoja
mambisa, en contrast marcadisimo con la prensa adicta al r6gi-

CORTESIA DE

IMPORTADORES DE FERRETERIA
IMPORTADORES DE FERRETERIA


--44--








EL PERIODISMO EN CUBA 1949


men colonial, y sin perjuicio de los andlogos medios de propagan-
da sostenidos en el exterior.
He ahi la raz6n de ser justificadisima de "El Cubano Libre",
sujeto al curso alternative de las campafias, at cobijd de los: bos-
ques orientales. Escogido por el propio Tit6n, para dirigirle, uno
de sus j6venes ayudantes-Mariano Corona Ferrer--ste se desen-
volvi6 siempre digno y esforzado, a la altura de la dificil empresa.
A su lado, Daniel Fajardo Ortiz-hermano del c6lebre "Cautivo"
-de pluma acerada.
Hoy Daniel Fajardo es uno de los muy contados supervivien-
tes de aquella 6poca. Sencillo y abnegado disfruta del carifio y
el respeto de todos, y Ileva algunos afios acogido a la Ley del
Retiro de Periodistas.
El temperament combative de Mariano Corona, templado en
la manigua, le impuso la continuaci6n de su faena periodistica en
la paz, en la capital de Oriente, con el sello de dignidad que dis-
tingui6 a su cardcter en la pasada brega. En medio de su active
labor political y diarista, lograba sus treguas para darle un vistazo
a La Habana desde los tiempos de Estrada Palma. Y despues su
estancia se hizo si no stable m6s frecuente por la investidura de
legislator otorgada por los orientales.
Tuve el honor de actuar como corresponsal capitalino por lar-
go lapso de "El Cubano Libre", y a ello debi el privilegio de tra-
tar con cierta intimidad a Corona y de apreciar sus nobles cualida-
des. En las redacciones habaneras la llegada del batallador colega
resultaba gratisima, por su simpatia personal y su ingeniosa charla
sin afectaciones y la impresi6n de que tras su sonrisa cordial pal-
pitaba la entereza de un espiritu firme y de una recia voluntad.
Los viejos parlamentarios no han olvidado aquella sesi6n so-
lemne de homenaje a Maceo donde con tanto derechos correspon-
di6 el elogio al comandante Mariano Corona Ferrer. Fue una pd-
gina memorable en los anales legislativos en el reconstruido Pala-
cio de la Marina Hispana, transformado en sede de la primera
Cdmara de la Repiblica.


El Jefe de Estado Mayor de Maceo, el cronista inimitable de la
hazafia invasora es sabido que lleg6 a Cuba desde su solar de
Catalufia, pocos afios antes del estallido del 95.

CORTESIA DE

Comerciantes Detallistas de Cuba
Comp. de Seguros, S. A.
Seguro Obrero y de Incendios
CHACON 205. TELF. M-2556. HABANA.
-45-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


En Holguin y Manzanillo fu6 un batallador periodista de iz-
quierda liberal conforme a sus arraigadas convicciones. En "La
Doctrina" sostuvo memorables campafias en la comarca holgui-
nera. Familiarizado con los preparativos de la guerra definitive,
sali6 al campo junto a las fuerzas de Bartolom6 Mas6 para incor-
porarse m6s tarde a las tropas libertadoras que tomaron parte en
la infausta jornada del 19 de mayo.
Los que conocirnos y tratamos ya en plena paz al General
Mir6, disfrutamos de un conversador amenisimo, que mezclaba sus
an6cdotas de los episodios b6licos con juicios literarios y sesudas
observaciones acerca de la political mundial y la del patio.
A muchos le impresionaba que un hombre de letras que se
mostraba exigente en lo castizo del lenguaje lo hiciera, con su
acento genuine cataldn. Nos parece aun oir rodeado de periodis-
tas a los que dispensaba siempre la afectuosa consideraci6n de
un viejo compafiero: iQu6 l6stima que un cronista brillante como
Valdivia use tantos gerundios!


Es hora, pues, ya que glosamos cuatro sefialados ejemplos de
lo que se ha realizado como homenaje a figures del periodismo
cubano de reclamar que se liquiden deudas patri6ticas en otros
6rdenes. Un caso interesante es el de Ana Betancourt de Mora,
la joven camagiieyana que levant6 su voz en la Asamblea Cons-
tituyente de Gudimaro en 1869, para proclamar por primera vez
los derechos de la mujer en la nacionalidad que alli se forjaba.
En el sentido de dedicarle una emisi6n de sellos se hizo al-
guna gesti6n por nuestro compafiero el ex-Ministro de Comuni-
caciones, doctor Jos6 Ram6n Gutierrez, y tambi6n se ha escucha-
do una cdlida referencia de nuestro Presidente Enrique H. Moreno
en la hora radial de la seiiora Conchita Castanedo. No est6 de-
m6s la insistencia en este tema con el apoyo de nuestras corpo-
raciones femeninas. Seria extendernos much si intentdramos men-
cionar a cuantos cubanos distinguidos deben figurar en el recor-
datorio postal, sin embargo, resalta el austero patriota Fernando
Figueredo Socarrds, junto a C6spedes en Yara y junto a los que
luchaban en la Protesta de Baragud. Una circunstancia robuste-
ce esta sugerencia para los actuales gobernantes: Figueredo des-
empefi6 la Direcci6n General de Comunicaciones en la primera
intervenci6n norteamericana y posteriormente en el gobierno de
Don Tomds.

CORTESIA DE

REX CINEMA
VIVES Y Co.

-46--








EL PERIODISMO EN CUBA 1949


DE VENDEDORES DE PERIODICOS
A MAGNATES TABACALEROS

Por el Dr. JOSE E. PERDOMO

En muchos estancos o vidrieras de tabacos de los principles
hotels diseminados por el territorio de los Estados Unidos en-
contramos un cartelito que dice: "Su compra gratis si olvidamos
darle las gracias". Ese cartelito, que podemos tambien observer
en uno de los mds exclusivos hotels de nuestra capital, constitu-
ye el lema commercial de la firma "Hickey Brothers", que en Da-
venport, Iowa, tiene la oficina central de una de las m6s impor-
tantes cadenas distribuidoras de tabacos en los Estados Unidos.
La firma "Hickey Brothers", que suministra a todas sus vi-
drieras infinidad de articulos, tuvo siempre como norma opera
con las mejores lines de mercancias, motivo por el cual ha venido
dedicando preferente atenci6n a nuestros insuperables tabacos ha-
banos, algunas de cuyas mds importantes marcas distribuye con
cardcter exclusive. Este vinculo de los hermanos Hickey con una
de nuestras principles industries y su simpatia personal por
nuestro insuperable product hicieron que extendieran sus nego-
cios hasta Cuba, instalando aqui uno de sus expendios. Ademds
del aspect commercial, los hermanos Hickey han dado a su esta-
blecimiento de La Habana un lugar de preeminencia, puesto que
lo eligen para enviar a prestar servicios en el mismo a empleadas
escogidas que ellos desean estimular. Los hermanos Hickey ad-
quieren sus empleadas entire las muchachas que mds se distin-

CORTESIA DE
SUPER CAKE

"LA GRAN VIA"
SALON DE EXPOSICION Y VENTA
SANTOS SUAREZ 117 Y 119. TELEFONOS: 1-4434-1-7434.
DULCES DE CALIDAD
Especialidad en Cakes.


-47-






EL PERIODISMO EN CUBA 1949


guen en determinados studios en las Universidades de los Esta-
dos Unidos y cuando a estas empleadas desean brindar algfn es-
timulo, las destinan a prestar servicios por seis meses en su esta-
blecimiento de La Habana.
Los hermanos Hickey, de los cuales John falleci6 reciente-
mente, llegaron a acumular una cuantiosa fortune, ascendente a
various millones de pesos, tras los cuarenta y ocho afios que lleva
de vida su organizaci6n, fundada el 14 de abril de 1901, en que
comenzaron a operar la primera de sus tiendas en el n6mero 132
de la calle Tercera del Este, en la ciudad de Davenport, que es
su ciudad natal.
Al comenzar estas operaciones W. Hickey, el mayor de los
hermanos, contaba diecisiete afios de edad y D. J. Hickey, el otro
hermano, s6lo doce afios. En esa fecha eran poseedores de sete-
cientos ochenta d6lares, que habian podido ahorrar despues de
luchar bravamente con la vida en la modest ocupaci6n de ven-
dedores de peri6dicos. En una de las principles calls de Da-
venport se levanta un soberbio edificio en cuya esquina acostum-
braban a situarse los hermanos Hickey para vender peri6dicos; y
revistas. Muchas veces bromeaban ellos entire si, haciendo como
si fuesen los duefios del edificio y en otras oportunidades forma-
ban planes para cuando ellos estuviesen en condiicones de adqui-
rirlo. El duefio del estanco de tabacos existence en el inmueble
actuaba como cajero o depositario de los hermanos Hickey y lleg6
a tomarles tan grande afecto que, admirando las magnificas con-
diciones de los muchachos, les propuso un dia cederles el estanco,
brinddndoles las mayores facilidades para la adquisici6n. Asi
fu6 como tuvo inicio una de las mds poderosas firmas tabacaleras
de los Estados Unidos, que es actualmente poseedora, entire sus
multiples bienes, del edificio junto al cual los dos modestos ven-
dedores de peri6dicos se habian anticipadamente proclamado sus
duefios, al dar rienda suelta a sus fantasias juveniles.

CORTESIA DE

SC N I A



Tipo Franc4s
Manufacturado y Envasado por
GONZALEZ, GOMEZ Y CIA.
LINDERO 119 HABANA CUBA.


-48-








EL PERIODISMO EN CUBA 1949


DIVAGACIONES SOBRE EL PERIODISMO Y
PERIODISTAS DE ANTIER, AYER Y HOY

Por JOSE HERNANDEZ GUZMAN

Este titulo, mds que un tema, es hace tiempo, una diaria ex-
clamaci6n mia ante el diario luchar del periodismo cubano. La
idea ha torado mds vigor en mi, desde que la noticia, la infor-
maci6n y propaganda, ya no s61o es obra de la imprenta, sino del
espacio. Y es que los recuerdos ,a trav6s de mis ochenta y seis
afios de vida, y mis setenta de "impresor", me confunden, y quizd
por ley natural, aumente los achaques de una mediocridad ine-
vitable.
El papel impreso y el periodista en Cuba, tienen su historic.
En todos los pueblos de la tierra, el ansia de saber fabric en
forma distinta, Io que hoy llamamos periodismo, y tiene su histo-
rial complete. El nuestro naci6, como tenia que ser, oficialmente;
es decir, el que fundado o protegido por los que mandaban, no
tenia otra raz6n que la de los que daban la noticia.
Pero ante ese periodismo, se levantaba el periodista cubano,
el que con valor y patriotism, mostr6 siempre el ansia de ser li-
bre en su expresi6n.
El lay! doloroso del cantor del "Niagara", los cantos tristes
de Zenea desde su prisi6n; el ladi6s! de P16cido a su lira, el va-
gar errante de Teurbe Tol6n, escribiendo y conspirando, todo eso
nos dice de un movimiento fecundo de periodismo. Fueron mu-
chos los cubanos que oyeran la voz de nuestros precursores, los
que leyeron y amaron a Don Pepe de la Luz, al P. Varela, y a
tantos y tantos grandes de las letras, que infiltraron en el alma
del cubano, la libertad del pensamiento.


CORTESIA DE LA

ASOCIACION DE DEPENDIENTES DEL COMERCIO
DE LA HABANA


-49-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


Asi naci6 y se robusteci6 la propaganda viva, el ataque en
la defense de los intereses hist6ricos de nuestra tierra. Asi, con
sacrificio, con verdadero estoicismo, nace el periodismo, que el his-
toriador de hoy puede recorder y recoger, conociendo el nombre
de aquellos inmortales, rom6nticos y heroes de la pluma, de la
palabra y el pensamiento, que dejaron laborada la piedra y el
mdrmol de su inmortalidad, con el sacrificio.


Gracias al PERIODISMO EN CUBA, obra meritisima, conme-
morativa de nuestro dia, espejo fiel del desvelo de Enrique H. Mo-
reno, el periodista de todos los tiempos, tendr6 nuestra historic al
vivo natural, y cuanto pueda decir yo, es pdlido, en compara-
ci6n con lo que se ha dicho por otros compafieros, y puede ser
de studio a los periodistas de hoy. En las p6ginas de ese va-
lioso libro, en las del afio de 1938, pueden los que quieran estu-
diarnos y conocernos, leyendo la memorial complete de nuestra
existencia. Ahi, el dindmico y gran periodista Ducazcal nos habla
de la prensa revolucionaria hasta 1895, con una descripci6n com-
pleta de su verdadera historic; como 61, otros compafieros evocan
hist6ricos hechos de nuestro periodismo, llev6ndonos de la mano
hasta llenar todas las pdginas de ese tomo, que, como los que
luego le siguen, hacen nuestra verdadera memorial, y quizd, una
obra diddctica, para los que hoy quieren seguir nuestro destino.
Nuevamente en 1939, el Libro de Moreno, (digo asi, porque
s6 de su afcn y cuidado puesto en esta obra) se esmalta con ar-
ticulos narratives de nuestra historic periodistica. Abre sus pd-
ginas el trabajo extraordinario del ilustre Jefe del Archivo Nacio-
nal, Capitdn Llaverias, que titula modestamente Notas, y que
son en verdad, la mds veridica de las histories que puedan hacer-
se de la Prensa en Cuba, antes del aiio 1850. Este trabajo va-
lioso y extraordinario ocupa various de los tomos conmemorativos
del periodista.

CORTESIA DE LA



REVISTA "CRONICA"

NUEVA Y DISTINTA
REDACCION: OBISPO 465 TELEFONO A-7333

LA HABANA.

-50-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


Con estos antecedentes, y con la realidad de que nada me-
jor se puede decir del periodismo de antier, casi s6lo quiero evo-
car mis recuerdos, entire los que he de citar como de ayer; ya
que por mis afios puedo figurar entire los espectadores de una
6poca que pugnaba por encontrar algo nuevo. En el afio 1875
entraba el autor de estas lines como aprendiz en una imprenta
de Trinidad: la del peri6dico integrista "El Imparcial". En esos
templos de Guttenberg, nace, para muchos, la vocaci6n perio-
distica. De alli, huyendo a los "puntapi6s" recibidos, tomo rumbo
a Cienfuegos, y en el Diario de Gamboa, caballero espafiol a toda
prueba, comienza el muchacho trinitario a ser gacetillero...


Firmado el "Pacto del Zanj6n", toma aliento la letra de molde
y el espiritu de liberalism en el cubano, se manifiesta en todas
las esferas. Se cree en el pensamiento de Martinez Campos: "01-
vido del pasado, y esperanzas en el porvenir". Arrogante, vivo,
satisfecho nace el peri6dico; escritores gloriosos, figures luminosas,
se aprestan a las luchas de las ideas, y la libertad del pensamien-
to parece que va a triunfar. Surge el partido autonomista y con
61 su prensa. "El Triunfo", y mds tarde "El Nuevo Pais", tienden
a hacer possible la verdadera libertad en Cuba. Son los Del Monte,
los G6lvez, Figueroa, Ferndndez de Castro, Montoro, Conte, Corti-
na, etc., oradores eminentes, escritores sublimes y ciudadanos de
moral probada, los que encabezan el periodismo de ayer. Todos
se aprestan a la lucha de las ideas, que no porque las promesas
de los que mandaban fueran hechas, dejaron de sufrir persecu-
ciones y castigos. Al intelecto superior de aquellos, los acompafi6
tambi6n el valor y el patriotism.
De las prisiones espafiolas y del exilio van viniendo hombres
de letras; y en este recuerdo, nunca olvidar6 aquellos dias en
que trabajando como "cajista" en la imprenta de Spencer y Cia.,
alli vi reunidos y organiz6ndose para el periodismo, a Juan Gual-
berto G6mez, Jos6 de Armas y C6spedes, Jos6 Fornaris, Diego Vi-
cente Tejera y otros. Asi se intensifica en toda la Isla el periodis-
mo, y asi se daba la sensaci6n de que libremente se podia pensar
y escribir.
En nuestro Libro, (en ese que como ya dije, es el cuidado de
Moreno, y debe ser su homenaje perenne), Llaverias, Ducazcal,
Santovenia, P6rez de Acevedo y otros eminentes compafieros, de-
jaron notas hist6ricas de much valor para la ensefianza de los
que hoy quieren estudiar y seguir nuestro camino, aquel que
marcaron los de antier con su sangre, y que han sabido los de

CORTESIA DE LOS SERORES

KUSSA4 Y TOCAL
LONJA DEL COMERCIO HABANA.
S-51-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


ayer imitar en todas sus parties; muchos de los cuales hoy honran
la close en la "Escuela de Periodismo" con su Direcci6n y con la
capacidad necesaria para la ensefianza; muchos de esos, de los
de ayer, es a los que hay que agradecer el amparo que disfruta-
mos, los viejos y la satisfacci6n de su pulcritud en sus acciones y
en el manejo de los fondos a ellos encomendados; porque de ayer.
joven apuesto y talentoso, era Enrique H. Moreno, y es actual Pre-
sidente del "Retiro de Periodistas", cuya historic en sus funciones
puede servir de ejemplo a todos los retires de Cuba.

Es, pues, a la juventud de ahora, a la que se inicia en nuestra
profesi6n, ya en la imprenta, ya en la Radio, la que tiene que se-
guir la tradici6n cubana en sus ansias de amor a la libertad del
pensamiento; sin estridencias, ni exageraciones, sin confundir la
libertad con la decencia, para asi de ese modo, culto, rom6ntico
y bello, sostener limpios, radiantes y acogedores, los grandes idea-
les de libertad, que fu6 la conquista de nuestros antepasados, y
es hoy, y serd siempre, la m6s noble aspiraci6n del hombre hon-
rado. Son todos los que luchan ahora, los que saben qu6 camino
seguir, y saben la verdad de cuanto en estos tiempos se ha hecho
de bien y mal, y saben a qui6nes debemos tributar los mejores
recuerdos de nuestra admiraci6n, conmemorando siempre la caida
de aquellos que desde antier, a Carlos Garrido, hoy, cayeron en
la fosa comlin por los principios sagrados de su pensamiento.
No los olvidemos...


-52-


SIEMPRE .


SERUIICO

iPASAJEROS


Ag.tem de ftA'UjNCER Iff M&SW WRW
RISERVACIONES E INFORMES U-4911


CCA-I 14








EL PERIODISMO EN CUBA 1949


"EL FENX" DE SANCTI SPIRITS

Por MANUEL MARTINEZ MOLES

Primer peri6dico que se public en Sancti Spiritus, por iniciati-
vas de la Diputaci6n Patri6tica de la Sociedad Econ6mica de Ami-
gos del Pais, de La Habana y en el frontis de su primer nimero
se leia: "No. 1 Marzo 3 de 1,834. Este peri6dico sale los Lunes y
los Jueves de cada semana, y se publicard en 61 todas las 6rdenes
y avisos del Gobierno, las noticias political mds importantes y
todas las materials de interns general. Su suscripci6n es de ocho
reales adelantados para los suscriptores de esta Villa".
Fu6 fundado por don Domingo Devesa con la garantia de una
suscripci6n capaz de sostenerlo que le ofreci6 la Diputaci6n, y una
corta subvenci6n, que le otorg6 el Ayuntamiento; pero ya en abril
del aiio siguiente, estaba en quiebra por haberse borrado los sus-
criptores y no permitirse al Ayuntamiento, por la Audiencia, la
subvenci6n acordada, con lo que fu6 decayendo, a pesar de los
esfuerzos que la Diputaci6n Patri6tica hacia para sostenerlo y de
las reforms de orden material que realize, siendo la m6s notable
la de ostentar en su portada el Ave F6nix renaciendo de sus ce-
nizas; al extreme de suspender su publicaci6n en 1840.
A los entusiasmos de los primeros tiempos por la novedad,
en los que el que mds y el que menos queria ver su nombre en le-
tras de molde escribiendo algo, sucedi6 el cansancio, el aburri-
miento o la indiferencia, y el peri6dico sucumbi6 por apatia de los
que debian sostenerlo.
En febrero de 1842, volvi6 a aparecer-ya sin alegoria-me-
diante los esfuerzos realizados por don Modesto del Valle y Lcdo.
don Marcos Ferndndez Morera que obtuvieron un semestre ade-
lantado de 96 suscriptores locales que generosamente se presta-

CORTESIA DEL

Sr. Candido de la Torre Herrera
Concejal del Ayuntamiento
Por el Dia del Periodista.


-53-







.L PERIODISMO EN CUBA 1949


ron y la cooperaci6n del official de Lanceros del Rey don Rafael
Hern6ndez de Alba, que redactando amenos articulos en prosa y
verso despert6 de nuevo entusiasmo en los indiferentes.
Su forma, material y dias de salida vari6 en los treinta y cin-
co afios y medio de vida que tuvo, pues de lunes y jueves que
salia en su primera epoca, cambi6 a martes y viernes en la segun-
da; y en 1845 en vez de titularse "El F6nix", se situlaba "El F6nix
de Sancti Spiritus", continuando con sus anteriores dias de salida
y su mismo material de lectura. Noticias que comprendian las dis-
posiciones gubernativas y extranjeras copiadas de otros peri6di-
cos; articulos de costumbres, asuntos locales, poesias y servido
municipal.
En este afio se hizo notar la pol6mica entablada entire los
doctors Manzini y Cepeda a prop6sito de un diagn6stico y las
cartas m6dicas al doctor Sebasti6n Cuervo y Alvarez que ocup6
muchos nfimeros y grandes espacios del peri6dico, haciendo su
lectura fastidiosa para los no profesionales; pero en la pol6mica
de Manzini, como 6ste atacara la forma literaria del doctor Cepe-
da, empleando la critical mordaz y s6tira sangrienta, despert6 ello
cierta curiosidad que redund6 en beneficio del peri6dico, cuya
vida alcanz6 al afio de 1846. En 1847 nueva pol6mica de Manzini
con Castro Marcel6 a prop6sito de frenologia, di6 interns a la pu-
blicaci6n y asunto para la diaria tertulia, en la cual los cogi6 el
afio 1848.
En primero de enero de 1850 cambi6 su titulo, es decir, supri-
mi6 las palabras "de Sancti-Spiritus", que le habia afiadido, de-
j6ndole el que primitivamente tenia, esto es, "El F6nix", pero con-
servando los mismos dias de salida.
En 1852 afiadi6 el epigrafe siguiente: "Peri6dico politico lite-
rario y econ6mico de Sancti Spiritus", manteniendo el propio ta-
mafio.
Se hizo muy interesante en 1856 con motive de la pol6mica
entablada entire el "Tio Nonilla" (don Joaquin Jim6nez) que con-
denaba la moda de la cola en los vestidos de las mujeres, por an-


CORTESIA DE LA


COMPANIA AZUCARERA


ATLANTICA DEL GOLF

Edificio "La Metropolitana", Dep. 637. Habana.


-54--







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


tihigi6nica; y los mantenedores de la cola, porque daban elegan-
cia y distinci6n.
El "Tio Nonilla", jocoso y mordaz, les dedicaba su c6ustica
prosa y chispeantes versos, formandose una pelotera (como aque-
ila que tuvo lugar en La Habana a principios del siglo XIX entire
las pelonas y las de larga trenza), de la cual ponemos la siguiente
muestra:
"Fuera los rabos
No haya piedad
Luzcan las bellas
Su calidad.
Tapen las viejas
Sus calcafiales,
Y las patonas
Sus pedestales
Las "cursis" cubran
Su calza negra
Y sus albarcas
lay! de vaqueta.
Y nuestras bellas
iVivas muchachas!
Luzcan lujosas
Todas las gracias
Y asi transijan
lAy que polilla!
Con ese tercc
De....
Tio Nonilla".
Y los defensores de la cola, haciendo argument de que cl
"Tio Nonilla" no era espirituano, le decian:
"Si tanto os gustan manolas
Que muestran la pantorrilla.
6Qui6n os trajo, Tio Nonilla,
Acd donde llevan colas?".


CORTESIA DE


CABALLERO
FUNERAL HOME
23 y M, Vedado. Telfs? F-8855 8833


-55-






EL PERIODISMO EN CUBA 1949


El cierre del puerto de Zaza en 1854, di6 asunto para largop
alegatos por parte de los espirituanos; pero como este cierre lle-
vara conveniencia a Trinidad, porque obligaba a Sancti Spiritus
a realizar sus importaciones y exportaciones por el trinitario puer-
to de Casilda, "El Correo de Trinidad", le sali6 al encuentro opo-
ni6ndose a que se restituyera su puerto a los espirituanos, a pre-
texto de que era lesivo a los intereses del Fisco, enardeci6ndose
los 6nimos, por una y otra parte, al extreme de tomar cartas en
la controversial el "Diario de la Marina", "La Prensa" y otros pe-
ri6dicos que procuraron poner en paz a los contendientes.
En 1857 apareci6 duplicado su tamafio y alterado su dia de
salida, que de martes y viernes que era, cambi6 a lunes y jueves,
y al afio siguiente (1858) lunes, mi6rcoles y viernes, para conver-
tirse en diario en 1860; mas, con tan mala suerte, que fue manda-
do suspender de orden superior antes de tener un mes de ser dia-
rio, y no reapareci6 hasta abril del mismo afio.
Poco dur6 como diario, pues ya el 4 de octubre del siguiente,
volvi6 a salir dos veces por semana a ruego de los suscriptores,
porque el prop6sito del editor era no publicarlo mds. Salia los
mi6rcoles y domingos. Mejorada la situaci6n apareci6 en enero
de 1863 otra vez diario, mejora que parece no se mantuvo porque
ya en primero de mayo del mismo afio salia trisemanal, esto es,
mi6rcoles, viernes y domingos, lament6ndose en agosto del propio
afio de no tener m6s que doscientos suscriptores en donde, segin
el censo, sabian leer 7689 personas y sigui6 del mismo modo hasta
terminar el mes de julio de 1869, pues su tirada se suspendi6 de-
finitivamente en agosto del propio afio.


Hasta alli la historic de nuestra primera hoja impresa. No
obstante y siguiendo el derrotero hallado por el Acad6mico Mar-
tinez Moles, de quien son los anteriores datos, afiadimos la noti-
cia de que otros peri6dicos editados con posterioridad a la Guerra


CORTESIA DE LOS SERORES


PEDREIRAY FUENTES

Articulos para Peluquerias.



CAMPANARIO 206. TELF. A-4142
HABANA.


-56-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


de los Diez Afios, tambi6n llevaron la denominaci6n de "El F6-
nix". Asi nos encontramos que en 1880 apareci6, en 15 de febre-
ro, un nuevo peri6dico con el mismo nombre en memorial del que
vi6 la luz en Sancti Spiritus en 1834, dirigido por don Carlos Canto.
Se -publicaba tres veces por semana, los domingos y dias de
llegada del tren de Tunas de Zaza, dedicando dos dias a la se-
mana a las noticias de fuera, tanto del resto de la Isla, icomo de
Espaia y el extranjero; pero en primero de enero de 1881 apare-
ci6 como publicaci6n semanal.
Su actuaci6n fu6 conforme a su prospect, en el que prome-
tia trabajar cuanto fuera necesario para el engrandecimiento de
la comarca, denunciando los abusos que se cometieran y no de-
bieran ocultarse, atacando y censurando en6rgicamente los vicios
de la sociedad; pero siempre dispuesto a la armonia y ayuda que
debe existir entire compafieros. A pesar de esto, su vida fu6 corta,
dejando de publicarse en octubre de 1881.


Todavia posteriormente se le di6 igual denominaci6n, a otra
publicaci6n que se fundara en el mes de mayo de 1894 por el senior
Evaristo Taboada y Ponce de Le6n.
Al dejar de publicarse "El Espirituano" y "El Porvenir", de
francs tendencies autonomistas, "El Fenix" se erigi6 en reempla-
zo, defensor del Partido Liberal de entonces, y por ello y por haber
insertado en sus columns el 2 de agosto de 1896 un articulo titu-
lado "La Ilustre Enferma" con la firma de "P. K. Dor", relative a la
emancipaci6n de Cuba, fu6 clausurado y su director Evaristo
Taboada, enviado a los presidios del norte de Africa.
Y por 6ltimo, reapareci6 "El F6nix" en 15 de diciembre de
1897.
Este peri6dico que es la continuaci6n del que se titulaba "El
F6nix", sali6 a luz, con el aditamento "de Sancti Spiritus", por las
exigencias de la Ley de Imprenta, pero sustentando el mismo
credo politico que el anterior.
Hecha la paz y en posesi6n del Gobierno de Cuba la Inter-
venci6n de los Estados Unidos, los asuntos de m6s interns trata-
dos en esta primera 6poca, fueron: demolici6n de "El Convento";
la Plaza del Mercado; alumbrado p-6blico; Consejo de Veteranos;

CORTESIA DE LOS
CALENTADORES "SOLARES"
DUPLEX
AGUA CALIENTE DIA Y NOCHE
AMARGURA 103. TELEFONO A-3387
HABANA J. SABATES CUBA

-57-






EL PERIODISMO EN CUBA 1949


Asociaci6n de Maestros y viaje de los mismos a los Estados Uni-
dos; Junta de Agricultura, etc.
En junio sali6 diariamente, ya suprimido el aditamento "de
Sancti Spiritus" que se le habia puesto en 1897, quedando s61o el
nombre de "El F6nix".
Siguieron, ya en Cuba independiente, tratdndose por este pe-
ri6dico asuntos de verdadero interns local, y es de notarse una
Carta de Marcos Garcia, de junio de 1902, defendiendo al Gene-
ral M6ximo G6mez en que se hace alusi6n 'a otra carte de 6ste
al General Serafin Sdnchez.
Esta publicaci6n, que ain existe, y est6 considerada como
decana de la prensa del interior, vive una vida tranquil, sin es-
tridencias ni agitaciones, con cincuenta y cinco afios de existencia,
si contamos su vida desde 1894, con s61o 14 meses de receso y es
el decano, siempre mantenido por los sefiores Taboada, pues que
despues de Evaristo, sigui6 dirigi6ndolo su hermano Vicente y
a la muerte de 6ste, ocurrida en septiembre de mil novecientos
veinticinco, lo dirigi6 hasta el treinta y uno de diciembre de mil
novecientos cuarenta y ocho, aunque sigue figurando en el mismo,
como Redactor, su hijo, senior Jos6 D. Taboada Gonzdlez, a quien
sustituye en la Direcci6n de "El F6nix", su hermana, lc tambi&n
periodista, sefiorita Margarita Taboada Gonzl6ez.


















N EUN
/ERSSVSis NCIA-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


EL DESCUBRIMIENTO DE LA SALMONELA TIPO "Q"

Por GUSTAVO GRAU MEDEROS

He aqui un cuento que nos present la responsabilidad moral del
periodista ante la noticia. Es un caso en el que tiene que escoger
entire el 6xito personal de satisfacer la curiosidad morbosa del lec-
tor y la gratitud hacia los hombres que luchan por defender a la
sociedad de las enfermedades.


"Una demostraci6n palmaria de la estrecha armonia que tiene
que prevalecer entire la Prensa diaria y la clase m6dica en bene-
ficio del gran piblico, puede deducirse en particular del Descu-
brimiento de la Salmonela tipo "Q" (1), que seguramente ustedes
recuerdan, no ya s61o en su aspect cientifico neto presentado en
los mds altos centros culturales m6dicos del pais, sino por la in-
formaci6n interesante y a la vez discreta que apareci6 reciente-
mente en los peri6dicos.
Por cierto que durante los dias en que se produjo la noticia
nos pareci6 a los que estdbamos en el secret de las actuaciones
que el celo excesivo por ambas parties, periodistas y medicos,
acarrearia un delicado problema de 6tica ."
En esta forma sencilla di6 comienzo aquella noche "Alrede-
dor de una Mesa del Circulo Medico de Cuba" (2) este relate, de
tan valiosa significaci6n en el campo de la publicidad m6dica, a
nuestro juicio, que no dudamos en reproducirlo.

(1) La adaptaci6n radial de este tema es exclusive de Smith, Kline & French,
de Filadelfia, Pa.
(2) Titulo de esta series de "Cuentos entire M6dicos".


CORTESIA DE

Independent Electric Co.

OBRAPIA 512. TELEFONOS M-6901-M-6902.


-59-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


--I--
-Yo estaba present la tarde en que el director del hospital
reuni6 a los periodistas para tratarles de este asunto-habia rea-
nudado el relatante- y les decia que en vista de las torcidas in-
terpretaciones a que se habia prestado la actitud de los descubri-
dores-el professor Reimar y sus asociados, el doctor Arcur y la
doctor Marez, su asistente-por desconocimiento de la material
publicitaria, 61 se habia permitido la libertad de hacer un memo-
rdndum por pronta providencia-que reparti6 profusamente entire
los presentes-en el que incluia los datos de verdadero inter6s de
donde cada cual podria escribir con amplitud. Especific6, sin em-
bargo, que, desde luego, salvaguardaba puntos de character intimo
y los exclusivamente cientificos.
Creo que fu6 al llegar aqui que uno de los periodistas, al pa-
recer molesto todavia por su reciente fracaso con el professor Rei-
mar, dijo con cierto acento de disgusto:
-Desde luego que le quedamos muy agradecidos por su coo-
peraci6n, doctor, ya que la postura semimisteriosa del professor
Reimar con sus evasivas ha dejado much que desear...
-No lo crea, amigo periodista-habia respondido vivamente
el director. -Ustedes son hombres avezados a la psicologia y ve-
rdn ahora, tan pronto como yo les explique el problema, las razo-
nes que asisten al professor Reimar y a sus asociados para no...
-Usted me va a perdonar, doctor-interrumpi6 otro periodis-
ta del grupo-pero esta pauta que nos entrega no soslaya la no-
ticia 6verdad?
--Desde luego que no-volvia a intervenir rdpidamente el di-
rector. -Nada se le niega aqui a la Prensa; por eso los he reuni-
do. Yo, en particular, siempre he sido de la opinion, y la expe-
riencia me lo ha confirmado, de que la Prensa seria nunca daia;
al contrario, ayuda grandemente porque dice lo just sobre temas
m6dicos que dan aliento, esperanza y tranquilidad al pfiblico, ol-
vidando la chocarreria publicitaria que pone en entredicho la
6tica del m6dico y por ende la instituci6n a que este pertenece.
--6Quiere esto decir, doctor?.. .-insinu6 una pregunta otro.
-Que las informaciones de esta clase tienen que ser produ-

CORTESIA DE LOS

HELADOS GUARINA
Por el Dia del Periodista
CONCHA 54. TELFS. X-1200, X-1044, X-2100
HABANA.

-60-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


cidas dentro de un nivel especial que rinda beneficio a la mente
del que lee-respondi6 serenamente el director.
-Est6 muy bien esta parte, doctor-dijo otro, impaciente-
pero no hay que olvidar que el p6blico quiere saber c6mo vive y
act6a su m6dico, c6mo llega a un descubrimiento de la magnitude
del que nos ocupa, y la actitud hostile del professor Reimar...
-Yo le suplico que me permit explicarle-interumpi6 con
amabilidad el director-que esa actitud es 6nicamente debida a
la 6tica de que les queria hablar. Tanto el professor Reimar, como
sus auxiliares, el doctor Arcur y la doctor Marez, son altamente
respetados en el dmbito international de su especialidad y esto
los cohibe aun m6s de hacer declaraciones de tipo periodistico, lo
que no debe ser considerado como una denegaci6n de datos a
la Prensa.
Ellos saben que, como todos los de nuestra profesi6n, se de-
ben a esa humanidad por la que incesantemente trabajan y tienen
que estar prestos a informar sobre cualquer asunto que al gran
p6blico concierne, pero... dentro de una t6nica constructive. Hay
que recoraar que el sesenta por ciento de los series humans pa-
decen del sistema nervioso, personas que se creen Ilenas de sin-
tomas que en realidad no tienen. Y toca a la 6tica medica tratar
de impedir el aumento de este tipo de enfermos que roban el
tiempo en las consultas, aunque paguen--iconste!-y por esto
es precise que al darse una noticia de cardcter professional m6dico
se eviten detailes capaces de enfermar la mente del lector.
Vamos a ver. 6Digame de qu6 le sirve al p6blico saber de los
caldos bacteriol6gicos usados en este descubrimiento en particu-
lar? 6Para qu6 quiere que ustedes le describan lo que es una t6c-
nica de laboratorio, digamos "la papa glicerinada" o "el agar,
cerebro, sangre"? 6Para qu6 necesita saber del diagn6stico y del
tratamiento cuando su caso forzosamente, si se present, tendrd
que ser estudiado por el especialista? 6Por qu6 no ahorrarle toda
una preocupaci6n initil informdndole sencillamente que la Sal-


CORTESIA DE LA




q ,4mum41wa WcauJO-1A


Ca ef 9i4a JeC 2eiiadida


-61-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


monela tipo "Q" ha sido aislada, que es un germen mds del grupo
que produce trastornos gastrointestinales? iAh! Y que su cura-
ci6n es casi segura... Fijense que recalco el "casi" porque en me-
dicina professional cientifica, no charlatana, todo es "casi seguro",
hasta la difteria, a pesar de curarse especificamente..
-iBueno, doctor!-ahora exclamaba otro que parecia absor-
to en el memorandum. -Estas notas que nos entrega tienen su
interns, pero... 6no le parece que les falta... vamos.. un algo
de sabor humano?...
-INo; les garantizo que les sobra interns humano!-dijo con
entusiasmo el director. -D6se cuenta de lo que pensar6 el lector
siguiendo en su imaginaci6n la ruta que ustedes puedan trazarle
de las innumerables vicisitudes pasadas por el professor Reimar y
sus asociados a trav6s de las junglas brasilefias, sus curiosas ob-
servaciones en la Am6rica del Sur, particularmente entire los in-
dios de la ribera del Amazonas, y despu6s, con el magnifico ma-
terial recogido manteniendo una tesonera labor infatigable por
muy cerca de cinco afios en que han investigado casi exclusiva-
mente sobre este asunto y en todas direcciones, al fin el triunfo
les ha sonreido... No me diga que le parece poco, amigo pe-
riodista.
-Doctor, no lo tome a mal, pero, honradamente, el pfblico
quisiera saber lo que pas6.... pero entire ellos... entire los investi-
gadores... Le ruego que me perdone, pero el lector piensca que
en una empresa arriesgada en la que toma parte una mujer...
luce 16gico presumir la posibilidad de un romance.. Cinco afios
juntos dos hombres y una mujer... se presta...
--IMire!-intervino ahora el director con serenidad no exenta
de energia. -Permitame una observaci6n y no lo tome a repro-
che. (No cree usted que la vida intima del individuo debe ser
respetada? Sobre todo cuando se trata de un hombre productive,
un hombre que hace algo realmente 6til por los dem6s...
No olvide usted que todos no somos iguales. Cada cual tiene
su car6cter, y tipo de educaci6n peculiar extraida quiz6s si hasta
de un standard educational homog6neo. Piense en que hay per-
sonas ultramodestas o sensibles, a las que una conjetura cual-
quiera de esta indole puede mortificarlas al extreme de crear un
serio motive de disgusto, quizd si hasta a usted mismo, al escribir
sobre ellas en una forma poco delicada.

CORTESIA DE LA

COMPARIA DE MERCADOS PUBLICOS, S. A.
MONTE Y MATADERO TELEFONO A-9389.
HABANA.

-62-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


En este caso concrete en que usted pretend satisfacer el
morbo de su lector, no puede esquivar su responsabilidad para
consigo mismo y para con su patria, porque al acarrear un mal
irreparable a la sociedad, al destruir la evidence armonia que exis-
te en este trio genial, tan organizado que acaba de mostrarnos
su valor, d6ndonos un motive de orgullo national y un poco de
mayor protecci6n para nuestros hogares dominando un enemigo
com6n de la humanidad al descubrir esta salmonela... Vamos,
honradamente, amigo periodista, ,no le merece este trio alguna
consideraci6n, ya que no agradecimiento?
-A la verdad, doctor, la posici6n es sumamente dificil...
-Si que lo es-volvi6 a intervenir el director. -De una parte
el morbo piblico a satisfacer y de otra el agradecimiento tan hu-
mano como...
-Bueno, doctor-trat6 de sincerarse el periodista que habla-
Da-pero indudablemente debe haber habido su gran factor hu-
mano, 6verdad?
-Innegablemente, si...
-6Y en un terreno confidencial por lo menos podria decirnos
alco?-dej6 caer otro con mal reprimida curiosidad.
-6Entre caballeros, quiere usted decir?-pregunt6 ladinamen-
te el director.
-ISi!--afirmaron con determinaci6n los presents. --iEntre
caballeros, doctor!
-IEsto es ya otro aspecto!-sonri6 transigente el director.
-Voy a probarles que los estimo discretos; voy a dejar a sus res-
pectivas conciencias, despu6s de lo que les he advertido, el tipo
de informaci6n que deban publicar... Les relatar6 la Iltima fase
del descubrimiento de la Salmonela tipo "Q".

-- II --
-Despu6s de Ilegar a las selecciones finales en las experien-
cias, el professor Reimar ya no tenia dudas de que estaba experi-
mentando en terreno firme; pero asi y todo utilize en la confirma-
ci6n de sus teorias unos trescientos curieles, sobre quinientas y

CORTESIA DE LA

CENErAL SUOETY CO.
COMPAIIA GENERAL DE SEGUROS Y FIANZAS
Seguros de Autom6viles, Cristales y Fianzas
de Todas Clases.
Obrapia 204, Esquina a San Ignacio, Habana.
Tel6fonos M-7676 y M-8324.

-63-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


pico de ratas blancas y dos monos. Ya s61o le faltaba la prueba
final: in vivo. Y como es natural, se rascaba la cabeza pensando
a qui6n llegaria a corresponder la gloria de ser el primer caso.
En esto estaba cuando una puerta se abri6 y la doctor Marez
entr6 entusiasmada inform6ndole:
-INada ha fallado, professor! iMi enhorabuena!
-6Y Arcur? 6Qu6 ha dicho Arcur? pregunt6 el professor an-
siosamente.
-Se qued6 con los monos, professor, pero en seguida vendrd.
Estd asombrado de la exactitud de los c6lculos.
-Y te mand6 a ti por delante a reportarme nuestro triunfo,
porque es nuestro, de los tres. ,A ver, a ver esa mano? IC6mo!
,Todavia no te ha ofrecido la sortija de matrimonio?
-No, profesor-respondi6 sonroj6ndose la doctor Marez-no
me diga eso. Usted sabe que 61 jamCs me ha dicho una, palabra
en ese sentido.
-iAh! 6,Qu esperard ese demontre? Es muy cauteloso, pero
vale much. Tengo la seguridad de que te ama con locura y que
se merece una esposa como t6. -Luego de mirarla fijamente para
ver el efecto que le causaban sus palabras, sonri6 beatificamente
a tiempo que rememorando le decia: -6Te acuerdas cuando te
nos perdiste en el Amazonas?...
-jAy, professor! jTodavia no me lo ha perdonado?-respon-
di6 la doctor tratando de esquivar el tema.
-Es que nos hiciste pasar un susto.. .-insisti6 el profesor-.
ISi hubieses visto al pobre Arcur! Crei que se volvia loco... No
s6; pero me parece que ustedes han nacido el uno para el otro...
En aquel moment interrumpi6 la voz del telerradio llamando
al professor. La doctor fu6 al tel6fono y poco despu6s le decia que
el doctor Gincar lo solicitaba urgentemente en la sala B.
-- III --
No bien habia salido el professor cuando el doctor Arcur lle-
gaba emocionado, estall6ndole el jibilo en los ojos...
--Pero que, se nos fu6 el profesor?-pregunt6 a su llegada a
la doctor Marez.
-Si; lo llamaron de la sala B. Un caso urgente.
-Bueno; pues lo esperaremos haciendo algo en su obsequio,


-64-








EL PERIODISMO EN CUBA 1949


ya que hoy es indiscutiblemente el hombre famoso del minute
hist6rico, cosa que a 61 maldita la gracia que le hace, porque no
s6lo es un sabio ,sino un hombre de gran coraz6n. IA que no se
le ha ocurrido que 61 podria hacerla muy feliz!..
-iPero, doctor Arcur, por Dios!-contest6 alarmada la docto-
ra Marez -,Se han vuelto ustedes locos con el triunfo sobre la
Salmonela tipo "Q"?
-6C6mo ustedes?
-Pues claro que ustedes. Ahora mismo el professor estaba
pregunt6ndome si ya usted me habia dado la sortija de compro-
miso... y ahora usted que si el profesor...
-Si, doctor Marez, estoy seguro que el professor la adora.
Si lo hubiese visto en aquellas noches de su gravedad en la selva
durante la expedici6n en el Brasil, comprenderia su manera de
amar. En 61 todo es genial, inmenso, de ahi que el sacrificio, el
heroismo, le sea espontdneo, natural... Y esto mismo que le ha
dicho, lo comprueba una vez mds.. Cree que usted se inclina
m6s a mi... No comprende que lo nuestro es cuesti6n de car6c-
ter, de afinidad, compafierismo sano, puro, fraternal, basado pre-
cisamente en nuestra admiraci6n y carifio por 61... I No lo de-
fraude, doctor, por favor! Piense en su vida, en su obra, en su
talent, en lo que significa para nuestra patria, para la medicine
experimental que cuenta con tan pocos sacerdotes en nuestro am-
biente...
--Pero, doctor Arcur!-trat6 de decir para salir de su turba-
ci6n la doctor Marez- ISi... si... si el professor Reimar nunca..
nunca... y yo, entire dos hombres como ustedes!..
En eso, como en los matches de boxeo, la doctor fu6 salvada
por la campana... del tel6fono, y la voz del propio professor que
desde el otro lado dijo:
-6Pero todavia estdn ustedes ahi? Vamos, v6yanse a almor-
zar en seguida que los necesito a las dos en punto.. ,eh? IAsi
que almuercen r6pido y poco!

-- V --
-Y esta parte debian ustedes hab6rsela oido relatar a la pro-
pia doctor Marez-decia a los periodistas el director. -Hay que

CORTESIA DE LA

F brica de 5S banas '' 'LE '
AGUILA 516. TELEFONO M-7442
M A N T E L E R I A JUEGOS DE TOALLAS
Y JUEGOS DE CAMA DE TODAS CLASSES


-65-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


ponerse en el lugar de esta talentosa muchacha, cuando me ex-
piicaba:
-Fig6rese, doctor, que cuando regresamos a las dos en pun-
to, al abrir la puerta del laboratorio, nos encontramos al professor
tendido en una camilla, completamente solo y casi sin conoci-
miento.
Pero su voluntad f6rrea ni siquiera en ese estado flaque6; me
parece estarlo oyendo cuando casi en un susurro nos relataba el
process:
-iYa! IYa pas6 la fiebre! Me siento clara la vista... Se va
pasando el vertigo. Las n6useas... desaparecen ... La taqui-
cardia es menor... iOh, si! iMucho menor!... El suero estaba
correct, Arcur... Siempre... Siempre he podido defender de
ti.... Fijate, la flacidez, el tono muscular mejora... Todo, igual
que en los monos...
-Profesor, mds vale que descanse un poco-respondi6 en lo
que retiraba su estet6scopo de sobre el coraz6n del professor el
doctor Arcur, y me miraba asintiendo sonriente. Luego exclam6:
-Profesor, yo debia de incomodarme con usted. Usted sabe que
6ste era mi privilegio como asistente suyo...
-Si; es verdad, Arcur... pero... perd6name el egoismo...
era necesario que conociera todos los efectos...
-Menos mal-dijo suspirando profundamente el doctor Ar-
cur-que el coraz6n se ha comportado como el de los monos...
Pero de todos modos me debe un...
-INada, Arcur, nada!... iNo ves que hemos triunfado...
los tres, Arcur, los trees! T6mame el pulso; observa c6mo regresa;
fijate ahora en las pupilas...
Y al abrirse la puerta de nuevo, entr6 el doctor Gincar, que
se qued6 perplejo ante el cuadro. Despu6s dijo:
-6Pero no habiamos quedado, professor, en practicar la prue-
ba en la nifiita de la sala B?
-Si, doctor-contest6 entire emocionado y agotado el profe-
sor desde su camilla-y en seguida se hard; si no puedo yo, por
la fatiga, podr6n los doctors Arcur y Marez. -Y despu6s, diri-
gi6ndose a ellos, agreg6: -IYa lo verdn, es una lindisima nifiita,
con unos preciosos ojillos azules!... Si; la trataremos ahora mis-
mo con el suero... Pero comprendan que si esta primera prueba
hubiese fallado... y en la nifia... LQu6 le hubi6semos dicho a
la madre?...

CORTESIA D.E LA


CASA BARRINAT

J. DEL MONTE 465. TELEFONO 1-5366.


-66-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


-Ahora vemos la raz6n que le asiste, doctor-dijo el perio-
dista que habia llevado "la voz cantante" al finalizar el director
del hospital su relato. -Puede quedar tranquilo sobre la informa-
ci6n que haremos, ya que ninguno de los compafieros presents,
ni yo, somos capaces de traicionar una historic intima tan signifi-
cativa al porvenir cientifico de nuestra patria.
Su bondad y condescendencia, desenvolviendo a nuestros ojos
las calidades morales de estos m6dicos, nos convencen...
-Perdonen una iltima pregunta indiscreta y confidential,
desde luego. .-interrumpi6 otro periodista curioso.
--Confidencial?-pregunt6 el director.
-IPalabra de caballero!-asegur6 el curioso.
-iPues pregunte usted!-invit6 el director en medio de la
expectaci6n de los dem6s.
-Francamente, doctor, usted que conoce tan bien a los per-
sonajes, ,por fin, con cul6 de los dos cree que se case la doctor
Marez, con el doctor Reimar o con el doctor Arcur?
-Lealmente, amigo periodista, no me atrevo a conjeturar-
respondi6 el director guifiando un ojo-porque si grandes m6ritos
adornan a uno, el otro no queda muy a la zaga; y, sobre todo,
porque si la propia doctor Marez no se atreve a escoger, 6no cree
muy aventurado que nosotros lo hagamos por ella?



CORTESIA DE LA


NUEVA COMPANIA AZUCARERA




GOMEZ MLNA


MANZANA DE GOMEZ 238


HABANA.



---67-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


ANtes de llamar...

esti seguro
del iimera que desca


Cuondo usted vaya a efectuar una Ilamada, est6 seguro del
n6mero que desea, antes de descolgar el receptor y empe-
zar a "discar". Muchas Ilamadas se marcan a veces a n6-
meros equivocados, ocasionando molestias indebidas, tanto
a la persona que llama, como a la que result Ilamada.
Le rogamos que, si usted no est6 completamente seguro
del n6mero que desea Ilamar, consulate antes el Directorio
Telef6nico, evitando con esta precauci6n, hacer una
Ilamada inutil.
Teniendo el Directorio cerca de su tel6fono y consultan-
dolo en los casos necesarios, podrd comunicarse m6s r6pi-
damente y evitar6 conexiones equivocadas que produce
molestias, congestionan el trdfico y le ocasionan perdidas
de tiempo.
Su cooperaci6n nos permitira servirle mejor
EM-19
5-49

Cuban Telephone Company 4


-68-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949
'-7'
-V







CESAR CANCIO Y MADRIGAL

Y su Conferencia

LA VEJEZ DEBE SER PROFUNDAMENTE ALEGRE

Por ANASTASIO FERNANDEZ MORERA

L--EI Hombre. IL--El Periodista. I.--El Padre de Famiila. -
IV.--El Conferenciante. V.--EI Profesional. VL--El Poeta. -VI.--
Otra vez el Conferenciante. el Padre de Familia: el Poeta. VIII.
Dios y el Hombre.

CHARLA VOTIVA

I.--E1 Hombre.-
1863-1922. Y entire estas dos fechas todo el process de una
vida pr6cer. Primero el Hombre: he aqui el hombre. Su multipli-
cidad en el constant devenir de la existencia vendria a llenar pd-
ginas bellas, capaces de sembrar estimulo en las almas y ser faro
de luz en altas disciplines de la cultural y el civismo.
Veamos en r6pida ojeada, que no ha de alcanzar, ciertamen-
te, a escudrifiar las profundas concepciones de aquella psicologia,
ni las mds elevadas de aquel cerebro, que tanto lustre di6 a su
pueblo.
Naci6 en Sancti Spiritus, el 25 de febrero de aquel afio, 1863.
En 1870 nifio de siete aiios, fu6 enviado a La Habana, donde curs6
sus studios en la carrera del Derecho, tras haber sido pasante
en el Bufete del doctor Leopoldo Cancio y Luna; regres6 a Sancti
Spiritus en 1887, y en febrero de 1892, Licenciado en Derecho Ci-

CORTESIA DE LA

CAIA OCTIN
O'REILLY 363. HABANA.


-69-






EL PERIODISMO EN CUBA 1949


vil y Can6nico, fu6 nombrado Escribano de Actuaciones de nues-
tro Juzgado de Primera Instancia, desempefiando el cargo hasta
el 11 de agosto de 1905, en que lo renunci6, para pasar entonces
a la C6mara de Representantes, electo por esta Provincia en el
segundo period del Presidente Estrada Palma. Desempefi6, asi-
mismo, distintos cargos importantes en esta ciudad, muchos de
ellos honorificos, que honr6 en efecto, y rindi6 acertada y fructi-
fera labor en este Ayuntamiento, del que fu6 Abogado Consultor
desde el 11 de febrero de 1911, hasta el 16 de agosto de 1917. Ln
ese mismo afio, si mal no recordamos, regres6 a La Habana para
establecer alli su residencia y ejercer su profesi6n, hasta su muer-
te. Cuando 6sta vino a redimirlo de las torturas de la came y el
espiritu, en 25 de septiembre de 1922, desempefiaba el cargo de
Vocal de la Junta de Protesta. Fu6 casado, desde el 27 de diciem-
bre de 1895, con Angelina Erro y Olazdbal, mujer amable y ex-
quisita, cuyo nombre es simbolo de su virtud, de su pureza y su
bondad, que hacen concebir las bienandanzas de la gloria en me-
dio human.


En efecto, en nuestro biografiado, se aunaban un tempera-
mento moral bien definido y un sentimiento po6tico arraigado en
todas sus manifestaciones. Su rectitud de principios, su espiritu
analitico, su elevado entendimiento, su temperament cristiana-
mente human, hacian de 61 un tipo distinguido en todas parties.
Una de las cualidades que m6s lo distinguian es la discreci6n,
a tal extreme que 61 podia abordar todos los temas, todos los asun-
tos, tratar todas las cuestiones, por dsperas y duras que fueran,
sin errors de apreciaciones caprichosas, ni malsanas de inten-
ci6n. Hablaba de literature, de arte, religion, political, etc., y ja-
mds pecaba de intransigente ni de apasionado, por que en todo
ponia poi delante la luz de la raz6n. Su energia era suave y re-
flexiva, sin estridencias de metralla ni golpes de tambores. En


CORTESIA DE LA



As0onariun Naronal ?b



3artnhaboo be Oubha


-70-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


literature y arte no le importaban las escuelas: lo esencial era que
el alma del autor brillara en su obra. La sinceridad, pues, era su
medio. El fondo, bien claro se ve que le importaba ;pero la forma
era, sin duda, su mayor predilecci6n.
Aceptaba la political a la manera ya casi en desuso: como
una necesidad social y patri6tica, educativa; como un arte de di-
rigir los destinos del pueblo por senderos de paz, de trabajo y de
progress a la verdadera democracia, a la libertad bien entendida.
Political en desuso, sin acecho de ocasi6n, ni odios reales o fingidos.
Se descubria, afable y simp6tico en el fondo, ante todo hom-
bie de bien, sin reparar en qu6 partido militaba, y cuando habia
de censurar, censuraba con igual independencia de criterio, consi-
derando s61o en si los hechos, sin lastimar las personas. Nunca,
jamrs, sus labios ni su pluma fueron motivo de escandalo o repro-
che en el medio en que se hallaba. Discutia los principios, para
triunfar en ellos muchas veces. Mas, si llegaba a ser vencido en
buena lid, era para 61 lecci6n saludable la derrota.
Igual conduct que en political y en arte, observaba en todas
las cuestiones de la vida. En la intimidad del hogar era tambi6n
una figure distinguida que pudiera servir de ejemplo edificante.
Hombre de orden, como era, todo lo metodizaba, todo lo acercaba
a la perfecci6n y el ideal, hasta donde es possible dentro de la ma-
terialidad terrena en que por fuerza ha de vivirse. Alli, al calor del
hogar, en donde la gloria parecia verse reflejada y en donde dn-
geles del cielo tenian sus iguales en la tierra-su mujer y sus hi-
jos-, compuso sus m6s bellas estrofas; fu6 poeta tanto por el tem-
peramento como por las altas producciones de su estro. Sus "Ma-
ripositas" nos dan la clave de este aserto, son desprendimientos
de su psiquis que, unidos a sus h6bitos y virtudes antes referidos,
hacen de 61 el Hombre.

II.--EI Periodista.-
Si este vocablo ha de ser aplicado s6lo a los que hacen pro-
fesi6n de vida de la prensa, entonces podemos decir que C6sar no
lleg6 a ser periodista; pero si ese titulo ha de aplicarse a los que
llevan a cabo labor de bien comun en la hoja impresa, sabia y
desinteresadamente, ya proporcionando conocimientos tiles al me-
dio, estableciendo disciplines bienhechoras en el seno de la So-
ciedad, o ya, sencillamente, ofreciendo a los espiritus panal de

CORTESIA DE LA

West Indies Trading Co.
EXPORTADORES DE AZUCAR
Aguiar 367. Tel6fonos: M- 8021 M-8031.

-71-






EL PERIODISMO EN CUBA 1949


rica miel en cultos pasatiempos, hay que convenir en que C6sar
Cancio fu6 notable periodista, sembrador de fecundas ideas en la
conciencia national y de content y de solaz en almas puras.
Intensa y lovable su labor. Fund6 con Catald, Pichardo, Bdr-
zaga y otros conocidos hombres de letras de La Habana, "El Fi-
garo", en cuyo peri6dico escribi6 durante much tiempo la rego-
cijada secci6n "Triquifiuelas", que le vali6 muchos aplausos y
una carta llena de gracejo del chispeante humorista gallego Luis
Taboada. Tambi6n fund en La Habana, con Fray Candil y Co-
dezo, la revista satirica titulada "La Habana C6mica". Fu6 redac-
tor de "La Democracia Hist6rica", "El Gorro Frigio", "La Uni6n" y
"La Libertad" del conocido rep2iblico catal6n Niceto Sold y Frei-
xas, y colabor6 en "La Discusi6n" de Santos Villa, "El Liberal" de
Zerep y otras muchas publicaciones de importancia, asi de La
Habana como del resto de la Isla. "El F6nix", "La Fraternidad",
"El Magisterio Espirituano" de esta ciudad le deben tambi6n gra-
tos recuerd6s. Pero fu6 "Hero", nuestra Revista bien amada-que
ahora duerme el suefio de los justos, como si a 61 la hubieran con-
denado la desidia, la incomprensi6n y el desafecto de una sociedad
que no siempre Ilega a identificarse con su propio bien-, el mo-
tivo de su dedicaci6n mas entusiasta en Sancti Spiritus, y asi pu-
blic6 en ella articulos y poesias que le valieron aplausos mereci-
dos de nuestro piblico y el extranjero, donde aquella publicaci6n
-dicho sea de paso- fu1 siempre recibida con las mayores mues-
tras de entusiasmo, entire meritisimos intelectuales que eran, como
C6sar, sost6n de sus prestigious literarios.
IOjal6 muchos que hoy suelen titularse periodistas, mufiido-
res de farsas y de escdndalo, abandonando el camino de la disolu-
ci6n en que se encuentran extraviados, vinieran a imitarlo!
Alli, en la casa de "Hero", fu6 donde mds nuestra comuni6n
de ideales se intimara. El concurria diariamente a ella; nos ence-
rr6bamos en un cuarto alto, y era de oirlo entonces desenvolver
el ovillo dorado de su fecunda inspiraci6n y su talent. Aun re-
cuerdo sus estrofas; aun sus prosas acabadas; aun, en el aniver-
sario de la muerte de su hermano Fernando, me parece oirlo im-
provisando versos admirables, cuando sereno y reflexive interro-
gaba a la Muerte, o ya, triste y doliente, en sus, ojos brillaban la
emoci6n. Entonces, ante su propio genio, menudo de cuerpo como
era, se crecia, para tocar las altas cumbres.
Y era en verdad ingenuo. Una vez lleg6 a la Redacci6n un
peri6dico ilustrado extranjero en que se ensalzaban las activida-
des literarias de Carmen Silva, la Reina de Rumania, y se hacia

CORTESIA DE LA

Compafia Central "La Dichosa"
Obispo y Compostela HABANA.


-72-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


m6rito de su temperament democrdtico y cordial. Leia 61 en alta
voz, entusiasmado...
-"'Quieres que le escribamos en el acto?..."
Me dijo sin demora, interrumpiendo la lectura. Yo asenti y fu6
su pluma en el instant int6rprete de su profunda admiraci6n:
"Reina:-S6is Reina tambi6n en trono mds grande y elevado
que el que crean los hombres: s6is Reina en el reino del espiritu y
de la inteligencia; Reina en el reino que es reino divino, porque se
acerca a Dios, y Dios lo toca y 1o moldea".
Asi escribi6 para empezar, o cosa parecida; pero escribi6 con
amor y agilidad. Yo s61o objet6: "Si ha de llegar la carta bien
puede ser interceptada por algfin Secretario". El, fire en su em-
pefio, ripost6: "No habremos de perder nada con ello; en cambio,
si la recibe, tal vez nos made algo para "Hero", y, sobre todo,
envidndola, habremos realizado una gesti6n encaminada a honrar
a Sancti Spiritus". Y escribi6 al fin. Me hizo firmar con 61 la carta;
mas si 6sta lleg6, no encontr6 ambiente en aquel medio.
Otra vez, afios atrds, escribi6 a Camilo Flammari6n, y sostuvo
con 61 correspondencia. Era espiritualista y le encantaba la ar-
monia infinita del espacio.
"Fray Candela", "C6sar", "Charlat6n", "Margarita Toledo" y
"George Ferr6n", fueron seud6nimos que us6 algunas veces.
Tal era el Periodista: su linea de actuaci6n, sus convicciones,
sus maneras, sus anhelos, sus arrests.

I.--El Padre de Familia.-

Ya hemos visto al Hombre. El Periodista tambi6n nos muestra
al Hombre. Ahora miremos a 6ste en el Hogar.
iDulce hogar! iCudnta ternura! Ali Angelina y i6 deshechos
en solicitos cuidados. Alguna vez he escrito yo:
"Nadie es capaz de amar a los nifios con mayor ternura; que
los que tienen ojos para ver en sus sonrisas inefables sombras de
muecas por surgir en las contrariedades y desgracias del future."
Y en otra ocasi6n:
"S61o complete Dios su imagen y semejanza en los hombres
cuando les da hijos".


-73---







FL PERIODISMO EN CUBA 1949


Tal parecen ambos pensamientos tomados de la realidad de
aquel hogar. 6Habia sombras de muecas en las sonrisas inefa-
bles? 6Era complete la imagen y semejanza de Dios mismo en
aquellos consagrados del amor y la familia?...
Dejemos que ande el tiempo para responder a la primera in-
terrogaci6n; a la segunda bien puede responderse afirmativamen-
te. IExquisita bondad, supremo esfuerzo! ILa presencia divina en
el hogar!... Queda descripto.

IV.--E1 Conferenciante.-
Otra noble manifestaci6n del temperament po6tico de C6-
sar es la veneraci6n que la vejez le inspira, como cosa pura y san-
ta. Para 61 un anciano no ha de ser un hombre cansado de vivir
y de sufrir, digno por esta circunstancia, que se traduce en motivo
de ldstima, del respeto y la consideraci6n de los que, sin haber
vivido tanto, .conocen las desventuras de la vida. Es algo mds: un
ser en escala de ascenso superior, que va paso a paso, grado a
grado, desprendi6ndose de la terrenalidad de este vivir, hasta to-
car el ideal con los divinos dedos del espiritu, Y en este bentido
es que consider al viejo un ser eminentemente feliz, resignado y
bueno, dispuesto, con la sonrisa en los labios, como efluvio del
alma, a emprender el largo viaje, hacia la eternidad. Su memo-
rable conferencia "La Vejez debe ser profundamente alegre", pro-
nunciada en la Escuela Normal de Verano de Sancti Spiritus, el
afio 1900, le vali6 el aplauso sincere de todos los que tuvieron
la feliz oportunidad de oirlo. Y asi qued6 consagrado como confe-
renciante de altos vuelos.
Como orador, de multiples recursos, tambi6n 6upo captarse
las simpatias del auditorio, que siempre lo aplaudi6, hondamente
impresionado al influjo de su palabra f6cil y espontdnea, que sur-
gia en manantial purisimo de timbres cristalinos, desde el fondo
de su alma hasta los labios, para desgranarse asi como lluvia de
oro en el ambiente.
Mas no olvidemos la menci6n que se 'ha hecho de su brillante
conferencia "La vejez debe ser profundamente alegre", ni la in-
terrogaci6n hecha en "El Padre de Familia", sobre si habia som-
bras de muecas por surgir en las sonrisas inefables.
Pasemos adelante.

CORTESIA DE LA


Locerfa "La Mariposa"
GALIANO 264. TELEF. M-6127. HABANA.


-74-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


V.--EI ProfesionaL-
Obvio ser6 decir que no hemos de entrar en el studio del
ejercicio de la profesi6n en C6sar Cancio. Letrados de altas notas
en nuestro Foro, unos por haber contendido con 61 en las lides
del Derecho, y otros por haber tenido la oportunidad de sucederlo,
andando el tiempo, en asuntos encauzados y dirigidos por 61, nos
han hecho apreciar el alto entendimiento de nuestro desaparecido
contertulio en tan delicadas y escabrosas disciplines. Mas si po-
demos afirmar, por conocimiento y propia convicci6n, que C6sar
fu6 un professional serio y honorable, investigator acucioso, inte-
ligente, capaz de emular el conocimiento psicol6gico de Salom6n
en el famoso juicio, para llegar a la verdad de un hecho.

Para 61 el Derecho no era s61o el derecho escrito: era el dere-
cho escrito en relaci6n con el que plasma a su manera el coraz6n
human. La justicia debia abrirse paso entire uno y otro.

VL--EI Poeta.-
Su labor literaria y po6tica ha sido dignamente ensalzada por
eminentes critics, entire ellos Emilio Bobadilla, el c6lebre e im-
placable Fray Candil, quien escribi6 en la Carta-Pr6logo de "Tiem-
po Perdido", su bello libro de versos, publicado en 1889, lo si-
guiente, entire otras cosas:
"Voy a decir de ti lo que pienso, clara y llanamente. Me pides
franqueza y sinceridad. Pues bien, 6yeme canter. Creo que tie-
nes inspiraci6n, creo que si estudiaras seriamente llegarias a ser
un notabilisimo poeta. Noto en tus trabajos po6ticos brio, vigorosa
entonaci6n y nervio, aunque a veces pecas de efectista".
El notable literate Rodolfo Rodriguez de Armas, dijo desde las
columns de "Diario de la Marina": I
"C6sar Cancio tiene tambi6n hermosas composiciones, como
"Antes de la Batalla" y "La Casa Vieja". Ambas son de cardcter
descriptive y revelan, lo mismo que la titulada "Elegia", un estado
spiritual de profunda y verdadera melancolia en correctos ver-


CORTESIA DE LOS



Laboratories Vieta-Plasencia, S. A.




-75--






EL PERIODISMO EN CUBA 1949


sos, propios de nuestra literature y de nuestra manera de sentir.
Estos versos no han sido sugeridos por extrafias ideas, sino que
han nacido al calor de sentimientos reales, y tienen todo .el en-
canto de la inspiraci6n y de la espontaneidad de los poetas romdn-
ticos".
Jos6 Manuel Carbonell, por su parte, en la "Evoluci6n de la
Cultura Cubana", dice de 61:
"Poeta y humorist. Sus versos espontdneos y sentimentales
revelan su temperament literario, dvido de vuelos desde los pri-
meros afios de su juventud. Escribi6 en prosa bellas cr6nicas y
animados cuadros de costumbres, y cultiv6 con fortune el g6nero
festivo. Sus trabajos de ese g6nero pueden compararse con los
del espafiol Luis Taboada, en cuya prosa desenfadada y chispean-
te se inspire muchas veces.
En la poesia le dieron personalidad sus 6giles y tiernas "Ma-
ripositas", estrofas de cardcter personal, escritas sumergiendo el
pensamiento en los rios del coraz6n, impregnadas de una ternura
que era como el ambiente natural en que respiraba su vida".
Eulogio Horta sintetiza asi su juicio:
"Yo le tengo por versificador f6cil, armonioso:, en sus versos
hay lirismo, melodia y sensaci6n; pero carecen de emoci6n perso-
nal. Maneja la nota melanc6lica con verdadera maestria y sus
entusiasmos por lo que es grande y por lo que es bello, los refle-
jan sus composiciones llamadas "Delirio", "Flammari6n", etc.".
De asuntos del hogar, o bien, de aguda observaci6n del me-
dio, son sus "Maripositas", y constituyen la labor m6s tiera y
honda del poeta. Asi lo han dicho Pichardo, Urbach yj Jacinto G.
Ferndndez-Morera, nuestro inolvidable deudo, de quien, por esta
circunstancia, no dejaremos de citar en el curso de este trabajo
otras opinions.
Bien aprecia la critical que el poeta adolecia, a veces, de efec-
tismo. He aqui un ejemplo, entire otros que tambi6n pudieran
citarse:
"Se convierte en el alma en polvo de oro".


CORTESIA DE LOS

ALMACENES DE HILOS


TOMAS B. BESOSA

AGUIAR NUM. 560. HABANA.


-76-








EL PERIODISMO EN CUBA 1949


Una frase cualquiera, siempre que le pareciera sencilla y ele-
gante, era capaz de mover en 61 el estro, para encajarla y' darle
vida didfana y stable. Este era unr modo suyo de ir hacia la be-
Ileza m6s sutil, utilizando un medio real. Iba y Ilegaba.
Empero, Rafael Santos Jim6nez dice en un escrito, bien escri-
to a no dudarlo: "El amor en la poesia cubana":
"Tiene alma de nifio. Cuando su coraz6n suspira espont6nea-
mente, su poesia es tierna, dulce, melodiosa. A fuerza de ser sen-
cillo produce, en ocasiones, versos flojos y vulgares; pero su in-
genuidad seduce, su pensamiento educa, su estrofa deleita, pa-
reciendo un triste pajarillo que gorgea en medio del campo de-
sierto.".
El articulista se referia a Milanes. Yo me acord6 de C6sar.
Pens6 que algo de eso le ocurria, llevado de su af6n de sencillez.
Mas de todas sus poesias inspiradas en el amor de la familiar,
ninguna habrd que prefiramos a "La Casa Vieja": 6sta es, a nues-
tro juicio, una joya de exposici6n y sentimiento: el verso es puro,
la descripci6n fdcil, rrecisa e impressionable como la realidad v
en cuanto respect al asunto que la informa, veremos que es sen-
cillo en si: una casa vieia y ruinosa en donde el poeta, al lado de
su santa madre, dofia Ignacita Madrigal, pas6 los primeros afios
de su vida. Veamos c6mo la describe:
"Se destacan los nearos agujeros
en el pretil borroso del tejado,
y presentan sus peines los aleros
cobijando el port6n grueso y pesado.
"El ladrillo la mezcla no soporta,
f6cil peldafio de nocturno escalo,
y adornan las paredes ya sin torta,
toscas ventanas de macizo palo.
"La tapia carcomida se consume,
y alegran su pretil descantonado
la flor con su matiz y su perfume,
la hiedra con su fruto almibarado,
"Se abre paso la luz por las rendijas,
el polvo se aglomera en los umbrales,
y asustadas se ven las lagartijas
correr por el azul de las canales.

CORTESIA DE LA

COTICA AHVA
San Rafael y Amistad. HABANA.


-77-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


"Refugio de las malvas y las hiedras,
resto bendito de solemnes ruinas,
s61o quiero el calor que entire tus piedras
concedes a las pardas golondrinas."
iHermosa sencillez la de estos versos!
Por lo pronto v6ase lo que de ellos tiene dicho, entire otras
cosas, nuestro mencionado deudo desaparecido, Jacinto G. Fer-
ndndez-Morera, en juicio critic, in6dito aun, de "Arpas Cubanas",
interesante antologia, donde el nombre de C6sar figure con honor:
"La Casa Vieja". IQu6 descripci6n mds grdfica y mds bella!
iQu6 expresi6n de carifio por el antiguo hogar paterno, arruinado
ya por los efectos del tiempo! ICon cudnta melancolia concibe el
poeta la imagen de su adorada madre! IC6mo siente palpitar alli
en cada rinc6n un recuerdo que le habla de ella en carifiosa frase!
"No podemos resistir el deseo de copiar los siguientes versos,
que contienen entire otras bellezas, antitesis de indefinible ter-
nura:
"Aqui vivi6 mi madre; entire estos muros
pas6 sus alegrias y sus penas;
aqui llor6 sus dias mds oscuros,
aqui cant6 sus horas mds serenas.
"De la calma que abrigo nada pierdo
porque al amante coraz6n complace
el que en cada rinc6n haya un recuerdo
que de ella me hable en carifiosa frase.
"Extrafia realidad indefinida
risas y llantos sobre el alma vierte,
porque alegra la aurora de su vida
y entristece la noche de su muerte.
"Hogar sin brasas que la fe abrillanta
con la lumbre del alma, est6s vacio;
mas tu grandeza de memorial santa
cabe en la pequefiez del pecho mio!"


AGENCIA DE PUBLICACIONES "M ADIEDO"
Pte. Zayas 407, Habana.

Representantes exclusivos de las mejores Revistas Argen-
tinas y Mexicanas, entire ellas "LA FAMILIA", "PARA TI", "EL
GORRION", etc.


Ademds de la magnifica Revista SELECCIONES del Reader's
Digest.

-78-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


"Cualquiera que no estudiase detenidamente este l6timo cuar-
teto creeria que hay en 61 un error de sentido. Un hogar que estd
vacio y a la vez tiene grandeza que cabe en la pequefiez de un
pecho, parece a primera vista un disparate. Pero result una be-
lleza si se consider que la palabra "vacio" estd tomada en sen-
tido literal; que si est6 vacio de series y de objetos no lo estd de
aquellos recuerdos, de aquellas imdgenes, que tan honda impre-
si6n causan en el 6nimo del poeta; grandeza de memories que cabe
en la estrechez del pecho; esto es, dentro del ser moral a quien
afecta. Los l6timos dos versos, pues, encierran una bellisima y
oportuna paradoja.".
Como se ve hemos traido a este capitulo, am6n de la nuestra
muy modest, opinions diversas, dictadas por distinguidos inte-
lectuales en el studio de la labor po6tica del que fuera nuestro
amigo dilecto e inolvidable. No obstante lo que en tales opinio-
nes pueda haber de antag6nico en el fondo, en ellas predomina
el criterio de que nos encontramos frente a un poeta, a un verda-
dero poeta, que suefia y que concibe cosas bellas y que las plas-
ma luego con fidelidad, que el alma aprecia, en estrofas purisimas:
urdimbre en que se enredan flores y mariposas, aves canoras, es-
meraldas, diamantes y rubies.

VI.--Otra vez el Conferenciante, el Padre de Familia: el Poeta.-
Y he aqui el dolor de la existencia.
Antes se ha dicho que la muerte vino a redimirlo de las tor-
turas de la came y del espiritu, y se ha interrogado tambien: "6Ha-
bia sombras de muecas en las sonrisas inefables?", aludiendo a los
hijos del poeta... Si, las habia. Ya las ver6is... ,Y su brillante
conferencia "La vejez debe ser profundamente alegre"?... El era
el Poeta, el sofiador que todo lo idealiza, hastd que al 'fin la reali-
dad se impone: bestia que nos sorprende, nos hiere y despedaza
en medio a la ilusi6n que la realza. IQuB vejez, la vejez del so-
fiador, del poeta, en este caso! Adoraba a sus hijos y su esposa,
bien queda insinuado. En 1918 su hija Natividad, Natividad An-
gelica, como 61 la nombraba, cay6 enferma, y comenz6 la gran
tragedia de la vida del padre, hasta la muerte. Un dia tras otro
dia, una hora tras otra hora, un segundo tras otro segundo, ya
imprudentemente avisado por el m6dico del inevitable termino fa-
tal de la existencia de la joven, esper6 triste y abatido aquel mo-

CORTESIA DE LA

Sra. NILA ORTEGA CASIMIRO
Concejal del Ayuntamiento
Por el Dia del Periodista.

-79-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


mento, que al fin lleg6, tras una eternidad de sufrimientos, cuatro
afios despu6s. El 19 de agosto de 1922 vi6 fallecer a su hija ama-
da, su fl6bil "mufiequita", y con ella, -cerrada su psicologia, en
la ofuscaci6n de aquel instant, a toda otra manifestaci6n del sen-
timiento-, derrumbarse por siempre su esperanza y su ilusi6n,
su amor y su consuelo. ,Qu6 fuerza de raz6n, qu6 mano podero-
sa, detiene el derrumbe de un mundo desplomado?... Treinta y
ocho dias mds tarde entregaba el poeta su alma a su Creador.
Acaso, en sus iltimos mementos, sinti6ndose morir de aplastamien-
to spiritual, vinieron a su mente los dictados de su t6sis: "La ve-
jez debe ser profundamente alegre" y asi pudo decir, al contem-
plar junto a su lecho a sus hijos y su esposa: "Se que voy a mo-
rir. No tengo miedo. Estoy tranquilo". Y, rotos los sentidos desde
aquel instant, -cinco dias antes de su muerte-, aquel cerebro,
todo luz y armonia en otro tiempo, fu6 noche cerrada, crep6sculo,
no mds, de la noche infinita del sepulcro.... ITerrible realidad!...
,Pero en todo esto no parece haber triunfado en 61 su t6sis
evang6lica?.. El viejo, ya se ha dicho antes, seg6n lo concebia,
es algo mds que un vencido; algo m6s que una ruina: es un ser
que tiende a superarse, resignado, bueno, con la sonrisa entire los
labios; en progresi6n spiritual, hasta ganar la Escala, y acercarse
a Dios. En la tranquilidad con que el poeta, ya cargado de cfios,
rasgado todo velo de placer mundane, muere, est6 vivo el con-
cepto.
El poeta, al fin, ha superado al hombre.

VI.--Dios y el Hombre.-


En el transcurso de la vida humana vivimos apegados a la
material, por fuerza natural. Polvo que en polvo ha de convertirse.
Pero hay una manifestaci6n de Dios en el planet: el Amor, el
Bien, la Inteligencia; todos cuantos sentimientos y virtudes el mis-
mo Dios creara. Hemos dicho "Dios", y, precisamente, hemos de
buscarlo en el entendimiento human. Donde no hay tal entendi-
miento. Dios no existe. Pues bien, nuestro bardo llevaba a Dios
en el cerebro: deliciosa armonia de mundos y colors, nota que
vibra, sana raz6n, virtud creadora.
Descanse en paz, y viva Dios, y se agigante en los cerebros.
IDios y el Hombre!

CORTESIA DE LA

(ontmpaitia ittigrifira be la labana


-80-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


CUARTILLA
Por PACO MORENO DE AYALA

EL PAPEL PERIODICO

La misi6n del periodista es alta y debe ser ennoblecedora.
Y pese a que en lo externo es una profesi6n y en lo interno, un
sacerdocio, pocos o ningunos son a reconocerlo.
Aquellos que surgieron desnudos de toda virtud de capa-
cidad para orientar la cosa p6blica, son en su totalidad, los que
menos reconocen la misi6n del periodista.
Y estd justificada esta actitud, porque vistieron sus desnude-
ces con papel de peri6dico y tuvieron como lumbre la letra de
molde.
El periodista es creador de personajes. Y las mds de las ve-
ces s61o de papel de peri6dico. Asi pululan por los mundos ofi-
ciales, sociales y hasta intelectuales, muchos, muchisimos persona-
jillos cuya vestimenta s61o es de papel de bobina, o de peri6-
dico. De la bobina se tom6 la tela para hacerles el flus y... ya
ustedes los habrdn visto por todas parties luciendo lo que Dios no
les di6 sino solamente la generosidad de algin que otro periodis-
ta que fuera, por circunstancias muy diversas, el sastre even-
tual...
Y hay que verlos y admirarlos, como espectdculo grotesco,
c6mo se mueven en las llamadas altas esferas, ya sociales, como
oficiales o intelectuales.
Sin embargo, en estos casos y con estos tipos, el periodista
olvid6, por piedad o generoso sentimiento de servir, que el perio-
dismo es, en lo interno, un sacerdocio, como dijera en feliz pensa-
miento el inolvidable Pepin Rivero.

CORTESIA DE LA
COOPERATIVE DE SEGUROS ALIADOS
DEL TRANSPORT, S. A.
AGUIAR No. 416. HABANA.

-81-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


Quiere decir esto y debe significar, que en el periodismo debe
medirse muy bien y con cautela, la lisonja, el adjetivo o la adje-
tivizaci6n. Y cuidar de no seguir siendo el sastre de desnudas
incapacidades.
Debia existir una prohibici6n entire la close professional perio-
distica de adjetivar, o por lo menos, ponderaci6n just cuando
vaya a hacer uso del adjetivo. Porque se dcfia cuando se aplica
por mera simpatia o por complacencia, y asi es y se explica, que
nos hallemos, las m6s de las veces, ante el personaje creado o
vestido con papel de peri6dico y 6ste, ufano y perdido en su propio
Limbo de falsa vanidad o de vanidad sin fundamento, desconocer
a quien le visti6, le proporcion6 colorido y empuj6 hacia el buen
6xito al que no hubiera llegado sin el esfuerzo del periodistc.
ICudntos personajes de papel de peri6dico vemos a diario
disfrutar bienandanzas que por su incapacidad no debieran apro-
vechar, en perjuicio de otros, de los que de verdad merecen esa
situaci6n!
Hay much analfabetismo moral como intellectual en la gene-
ralidad de los que se mueven en las alturas sociales, en todos los
aspects. Y he ahi por qu6 la osadia es fruto que en nuestro am-
biente se da silvestre, y he ahi porqu6 el pais paga con creces o
muy caro la consecuencia de la ineptitude reinante en una socie-
dad llena de injusticias y crueldades.
El periodista debe responsabilizarse consigo mismo y nunca
mds prodigar el adjetivo o utilizarle si no tiene antes antecedentes
que le lleven al convencimiento que es merecido y que hay he-
chos que asi lo atestigiien.
Mientras esto no se realice, el periodismo en su aspect casi
general, o en sus funciones, serd s61o una profesi6n porque sola-
mente se producir6 en lo externo... Y esto es un dafio para to-
dos .. "a la larga"...


CORTESIA DE LA

Compaiia Importadora de Autos y Camiones, S. A.
"CHRYSLER" "PLYMOUTH" "FARGO"



Calle 25 No. 59, entire Hospital y Espada.
TELEFONOS: U-4013, U-3306, U-3528, U-4710
HABANA.

-82-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


IMPORTANCIA DE LAS PUBLICACIONES PERIODICAS
EN LA BIBLIOGRAFIA CUBANA (1)
Per FERMIN PERAZA

-- I --

LA INTRODUCTION DE LA IMPRENTA EN CUBA

Aunque el bibli6grafo matancero Ccrlos M. Trelles, ha queri-
do fijar con exactitud la fecha en que se infrodujo la imprenta en
Cuba, indicando como tal el afio de 1720, es este un hecho hist6-
rico que espera ain su esclarecimiento definitive. La investigaci6n
hist6rica en los asuntos de America, se va produciendo, en t6r-
minos generals, mds lentamente de lo que es de desear, ya sea
por la preocupaci6n political predominant de estos pueblos j6-
venes, o por las distintas causes que dificultan las exploraciones
hist6ricas, por la circunstancia de haber emigrado los archives
fundamentals a su studio, o por estar 6Ztos cerrados a la pes-
quisa del investigador por sus avaros poseedores, a lo que hay
que agregar, en el caso de la imprenta, la poca simpatia y much
recelo, que despert6 siempre a los gobernantes de la Metr6poli.
Antonio Bachiller y Morales, al publicar el tomo III de sus
"Apuntes para la historic de las letras y de la instrucci6n pibli-
ca en la isla de Cuba", se hizo la pregunta siguiente: "6Puede fi-
jarse exactamente el aio en que se introdujo la imprenta en La
Habana?" y Carlos M. Trelles, el gran investigator de la biblio-

(1) Trabajo presentado a la Primera Asamblea de Bibliotecarios de America,
celebrada en Washington, D. C., del 12 de mayo al 8 de junio de 1947.

CORTESIA DE LA

MUEBLERIA CERNUDA
AGENTS EXCLUSIVOS RADIOS
"FARNSWORTH"
Obispo 517-519-. M-1325 Monte 704-706 M-9716.
-83-








EL PERIODISMO EN CUBA 1949


grafia cubana, pretend contestarle desde las columns de "El
Figaro", publicando sesenta afios despu6s, su articulo "El segun-
do centenario de la introducci6n de la imprenta en La Habana" (1).
Veamos a continuaci6n las dudas que abrigaba Bachiller
para hacerse la pregunta anterior; las razones que aduce Trelles
para situar en 1720 la fecha exacta de la introducci6n de la im-
prenta; y nuestro temor de aceptar como definitive la respuesta
de Trelles a Bachiller.
Bachiller y Morales comienza su studio sobre la introducci6n
de la imprenta en Cuba, anotando que el rumor traditional, oido
por 61 "a muchas personas", hablaba de la existencia de la im-
prenta desde el l6timo afio del siglo XVII"; pero que no se cono-
cia ningun document que justificara el rumor traditional hasta
el afio de 1747, en que se funda la imprenta del Gobierno y Capi-
tania general de La Habana e isla de Cuba. La fecha, pues, de
la introducci6n de la imprenta, hasta que Bachiller da a conocer
sus studios, se encuentra indeterminada, son sus palabras, desde
el afio de 1700 hasta 1747.
La investigaci6n bibliogrdfica tenia que moverse dentro de
esos 47 afios buscando el dato que justificara la noticia traditional.
Tres documents nos ofrece Bachiller como resultado de su
busca: dos de ellos de fecha indubitada y uno, que hubiera sido
el m6s valioso, de fecha dudosa. Son los primeros: un folleto de
1724, confeccionado en la "Havana", por el impresor francs Car-
los Habr6, que es, hasta el present, el primer imoresor de la isla
de Cuba conocido; y otro impreso en folio de 1734. El tercer do-
cumento es una carta de esclavitud a la Virgen Santisima del Ro-
sario, que parece impresa en 1720.
Sin detenemos a examiner el impreso de 1734, veamos cual
de los otros dos ha de fijar la fecha mds antigua de la existencia
de la imprenta en Cuba dada por Bachiller. Dice Bachiller, des-
cribiendo el folleto de 1724: "M6ritos que ha justificado y probado
el Lcdo. D. Antonio de Sossa, Pbro., Colegial president del Ille,
de Sefior de las Reales Audiencias de M6xico y Guadalajara: Con-
sultor del Santo Oficio de la Inquisici6n, y Agente Fiscal de el
Superior Govierno, Real Audiencia y dem6s tribunales Civiles de
la Corte de M6xico. Por el Excmo. Sefior Marques de Casdfuerte,
Virrey de la Nueva Espafia. Illmo. Rmo. S. M. D. Ger6nimo de

(1) Habana, enero 23, 1921.

CORTESIA DE LA

MUEBLERIR "LAR UNIC "''
Distribuidores de los Radios "OLYMPIC"
SOL Y VILLEGAS TELEFONO A-4757. HABANA.

--84-







EL PEHIODISMO EN CUBA 1149


Valdes. Dignisimo Obispo de esta Isla de Santiago, de Cuba,
Xamaica y la Florida &. Imprenta de Carlos Habr6. Este folleto
en 4, tiene varias noticias curiosas aunque de un interns perso-
nal. El impresor era extrangero como se ve del apellido y de las
muchas erratas y rara acentuacion y puntuacion del impreso. El
ejemplar que poseo tiene algunas notas de letra antigua manus-
crita en las que entire otras cosas se asegura que era el Ldoa
Sossa-"el mayor comedor de cuajada que tuvo Trinidad-no la
divina:"-y no consta de la relaci6n que viviera en ese punto. Es-
te cuaderno se public "con licencia de los superiores en la Ha-
vana"-por ese estilo estd todo el folleto".
Y refiri6ndose a la carta de esclavitud, agrega: "he adquirido
casualmente un impreso que parece de 1720. Es curiosa la historic
de esta adquisici6n. Lei en el campo un tratado del Hombre. in-
serto en una obra portuguesa extensa y curiosa, titulada "Medici-
na Lusitana", Socorro d61fico"-por el Dr. Fonseca Henriquez-y
me aficion6; 6 la obra una cuarteta en castellano con que encabeza
su f6 de. erratas:
"No hay impresi6n sin erratas
Enmienda el impresor sus yerros;
Mas no hay alguno tan sabio,
Que enmiende los del ingenio".
"Estaba el tomo en mal estado, y para mandarlo a empastar,
empec6 por arrancarle la cubierta y vi en uno de sus cartones-
"Havana 1720"-. Esto me determine 6 humedecerlo para desha-
cerlo con el trabajo que esto produce; logr6 sacar integro el im-
preso-y es una carta de esclavitud 6 la Virgen Santisima del Ro-
sario, sin nombre de impresi6n; estd un poco confuso el cero y se
nota en la composici6n que la i es bastardilla y se usa en lugar
de n; y es grande la escasez de tipos porque no son todos iguales;
-not6ndose que en otro ejemplar de 1732 est6n identicos los ca-
ract6res en sus trastornos de manera que parece una misma com-



CORTESIA DE LA


INSULAR UNDERWRITERS OF CUBA, S. A.

CALLE J y 17. TELEFONO F-6661.


VEDADO HABANA.






EL PERIODISMO EN CUBA 1949


posici6n, cuya conservaci6n por once afios no se puede explicar
satisfactoriamente".
Por la lecture de lo que hemos transcrito se ve claramente
que Bachiller no concedi6 a la carta de esclavitud a la Virgen San-
tisima del Rosario la calidad de un document probatorio de la
existencia de la imprenta en 1720. En la propia nota a la 49 parte,
secci6n 2a, del tomo III de sus "Apuntes", dedicado a la compo-
sici6n del "Catdlogo de libros y folletos publicados en Cuba desde
la introducci6n de la imprenta hasta 1840", en que se relata lo que
hemos transcrito con respect al hallazgo de la carta de esclavi-
tud, describe Bachiller que la obra mds antigua de que tiene noti-
cias es de 1724. Y es important anotar esta circunstancia porque
Bachiller comienza su "Catdlogo" precisamente con el impreso de
1724, y no con la noticia sobre la carta de esclavitud, expresando
que 6sta lleg6 a sus manos "con posterioridad a la impresi6n de
las adiciones a la tercera parte" de los "Apuntes", lo que pudiera
hacer pensar, quizds, que esa circunstancia, y no la duda sobre
la autenticidad de la fecha de la impresi6n de la carta de esclavi-
tud a la Virgen Santisima del Rosario, fu6 la que determine al bi-
bli6grafo a comenzar su "Catdlogo" con el folleto sobre los "M6-
ritos que ha justificado y probado el Lcdo. D. Antonio de Sossa",
impreso en el afio de 1724.
Pero si alguna duda se suscitara sobre este punto, el propio
autor de los "Apuntes para la historic de las letras y de la instruc-
ci6n piblica en la isla de Cuba", nos va a ofrecer un nuevo ante-
cedente que corrobora cuanto llevamos dicho. En marzo 5 de 1879,
vuelve a. ocuparse Bachiller y Morales de la introducci6n de la
imprenta en Cuba, publicando un articulo que lleva ese titulo en
el peri6dico "El Triunfo", "me inspira inter6s la historic de Cuba,
-escribe al final de ese pequefio trabajo-y los afios y mis des-
gracias no modifican mi ambici6n por su adelanto".
Continue, pues, Bachiller ocupdndose de estos studios, des-
pu6s de publicar sus "Apuntes" cuyo iltimo tomo, el tercero, fu6
impreso en el afio 1861; y no obstante esto, nada agrega en este
trabajo de 1879 a lo que dej6 expuesto en su obra de 1861, ratifi-
cando asi como la fecha m6s antigua de la existencia probada de
la imprenta en Cuba el afio 1724, en que -fu6 impreso el folleto de
Sossa, por Carlos Habr6.


CORTESIA DE LA



Empresa Naviera de Cuba


-86-







UL PERIODISMO EN CUBA 1949


Hasta aqui las investigcciones de Bachiller. Veamos ahora lo
expuesto por el bibli6grafo matancero Carlos M. Trelles. En el
pr61ogo a la 29 edici6n de la "Bibliografia cubana de los siglos
XVII y XVIII" dice el senior Trelles: "creo haber resuelto el proble-
ma planteado por Bachiller en su articulo: "cPuede fijarse el aiao
en que se introdujo la imprenta en La Habana? ', con los datos que
he aportado en mi trabajo "El 2' centenario de la introducci6n de
la imprenta en La Habana".
Dos razones fundamentals nos da Trelles en el articulo antes
citado para probar su aserto. Exponiendo la primera, dice: "el
bien informado historiador D. Jacobo de la Pezuela, que durante
treinta afios registry todos los archives de Espafia y Cuba, asi
como nuestras bibliotecas, y que por ser espafol se le permiti6 en-
tonces examiner todos los archives, Pezuela, repito, dice en el tomo
IV de su "Diccionario geogrfico e hist6rico de Cuba", refiri6ndose
al severe "Bando" expedido por el capitn general D. Gregorio
Guazo Calder6n, al llegar a Lct Habana el 23 de diciembre de 1718:
"Se public con copias manuscritas, porque ain no existia en la
capital ninguna imprenta". Y agrega: podemos aducir otro dato
que nos permit asegurar que en 1719 La Habana carecia de es-
tablecimiento tipogr6fico, y es el siguiente: El fragile cubano Sal-
vador Cabello fue autor del "Serm6n de ia Santisima Virgen del
Rosario, (M6xico, 1720) 7 ps. El Serm6n se predict en octubre de
1719 y la Dedicatoria del folleto ostenta la fecha de "10 de octu-
bre de 1719". El solo hecho de haber sido impreso en M6xico in-
dica que no existia la imprenta en La Habana; porque no es 16-
gico career que si aqui hubiera habido un taller tipogr6fico se hu-
biera enviado un opfsculo tan pequefiisimo a imprimir en la ca-
pital de aquel virreinato".
Como antecedentes a estos elements probatorios, Trelles re-
laciona el descubrimiento bibliogrdfico realizado por el doctor
Manuel P6rez Beato en 1910 relative al impreso de Habr6 sobre la
"Tarifa de precious de medicine"; cita las investigaciones de Jos6
Toribio Medina y Beristain de Souza; anota la circunstancia de
"que la "Carta de Esclavitud" de 1720, erccntrada por Bachiller,
y el "Serm6n" del fragile cabello de 1719, se refieran a la "Santisima
Virgen del Rosario", lo que hace pensar si no serial el mismo Ca-
bello el autor de la "Carta de Esclavitud" ;o si en ella no se re-
produciria el Serm6n impreso en M6xico en 1720"; y llega, en re-

CORTESIA DEL

DR. VICENTE LAGO PEREDA
Representante a la Cdmara
Por el Dia del Periodista.

-87-






EL PERIODISMO EN CUBA 1949


sumen, como antes hemos dicho, a la conclusion afirmativa de
"que en 1718 y 1719 no existia la imprenta en la capital de la Isla
y que fu6 en 1720, con la llegada a La Habana del impresor Car-
los Habr6, cuando se imprimi6 el primer impreso, que Bachiller
tuvo la suerte de encontrar", o sea, la ya citada "Carta. de Escla-
vitud a la Virgen Santisima del Rosario", impresa, al parecer se-
g6n Bachiller, en el afio de 1720.
Las investigaciones de Bachiller y Trelles puede decirse que
se completan, enlazando sus antecedentes. Giran ambas alrede-
dor de la autenticidad de la Carta de Esclavitud a la Virgen San-
tisima del Rosario, y si Bachiller no logr6 despejar sus dudas so-
bre la misma, Trelles ha conseguido, al menos, reunir otros ante-
cedentes que aunque a nuestro ver no son bastantes a demostrar
que es 6ste, hasta hoy, el document que sefiala la fecha aut6nti-
ca mds antigua de la existencia de la imprenta en Cuba, servirdn
de guia para las posteriores indagaciones sobre el asunto.
Hemos dicho que las investigaciones de Trelles no dan al do-
cumento citado por Bachiller un valor definitive como probatorio
de la existencia de la imprenta en Cuba en 1720. Antes, al comenzar
la exposici6n de las investigaciones de los dos bibli6grafos que,
a sesenta afios de distancia, quisieron contestarse la pregunta for-
mulada en el tomo III de los "Apuntes", anticipamos esta con-
clusi6n.
Como hemos dicho, las investigaciones de nuestro estimado
amigo, el mas laborioso bibli6grafo de la generaci6n siguiente a
Bachiller, agregan antecedentes de indiscutible valor a favor de la
duda sobre la existencia de la imprenta en 1720, y los datos nega-
tivos de la existencia de la imprenta en los afios de 1718) y 1719
son preciosos antecedentes que reclaman una b6squeda erudita,
ya que otros bibli6grafos como Beristain de Souza y Toribio Medi-
na estiman que fu6 impresa en La Habana en 1707, una "Diserta-
ci6n sobre las carnes de cerdo" por Francisco Gonzdlez Alamo,
que el propio Trelles cita en su articulo "El segundo centenario de
la introducci6n de la imprenta en la Habana"; y hasta se ha ile-
gado a consignar por Ambrosio Valiente que la imprenta existia
en Santiago de Cuba en el afio de 1698, en su "Tabla cronol6gica
de sucesos en Santiago de Cuba", publicada en New York en 1853.
Sintetizando las investigaciones de Bachiller y Trelles, pode-
mos decir que estos dos bibli6grafos nos dan dos fechas para de-

CORTESIA DEL

DR. ALBERTO SANCHEZ PEREZ
Representante por Oriente
Por el Dia del Periodista.

-88-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


terminar los inicios de la imprenta en Cuba: la fecha muy dudosa
de 1720 apuntada por Bachiller; y avalorada con pruebas que no
tienen fuerza de definitivas por Trelles; y la fecha cierta de 1724
en que fu6 impreso el folleto de Antonio de Sossa.
6Pero son estas las dos fechas mds antiguas que se sefialan
actualmente para fijar los comienzos del arte tipogrdfico en Cuba?
Al exponer las razones aducidas por Trelles en su articulo "El se-
gundo centenario de la introducci6n de la imprenta en La Haba-
na", citamos de paso, un impreso de Carlos Habr6 que di6 a ,co-
nocer Manuel P6rez Beato en el afio 1910, desde las columns de
su revista "El Curioso Americano". Si quisieramos insistir sobre
la idea apuntada al comenzar el studio de estas investigaciones
bibliogrdficas sobre la lentitud con que se produce entire nosotros
las investigaciones documentales hist6ricas, anotado ya el dato
de las pesquisas de Bachiller y Trelles, podriamos agregar la del
distinguido bibli6grafo Manuel P6rez Beato, al que hemos de de-
dicar ahora atenci6n especial, y en quien concurre el m6rito indis-
cutible de dar a conocer en 1910 un documento que sitka en 1723
los comienzos de nuestra imprenta, no obstante el decurso de un
siglo en que florecieron en Cuba la libertad y la cultural. P6rez
Beato, en efecto, ha logrado fijar esa fecha como la mds antigua,
ciertamente conocida.
El impreso a que nos venimos refiriendo, descubierto por el
doctor Manuel P6rez Beato, es descrito por este investigator, al
darlo a conocer en "El Curioso Americano", de septiembre-diciem-
bre 1910, con estas palabras: "(Escudo real y dibujo): Tarifa/
General/ de Precios/ de Medicinas/. En la Havana, con Licencia
de los Superiores en la Im / prenta de Carlos Habre, 1723. 20 x 14.
-Port. v. bl.-Antecedente al texto una exposici6n del asunto y el
Auto del Protom6dico Dr. Francisco Tenesa, ordenando la forma-
ci6n del Arancel. Siguen 26 p6ginas de texto, en las cuales se
contienen por orden alfab6tico las medicines que se han de vender
y los precious de ellas. El ejemplar est6 remendado en algunas par-
tes y escrito a pluma algunos renglones que han desaparecido por
rotura del papel. No tiene paginaci6n ni signatures y estd impreso
en hojas sueltas".
El mismo P6rez Beato public la "Tarifa general...", en 1936,
en el folleto titulado: "La primer obra impresa en Cuba: en 1723".


CORTESIA DE

G. VERANES Y Co.
FABRICANTES DE SOBRES
San Pedro 312. Cerro Habana.

-89-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


-- II --

EL LIBRO CUBANO EN EL SIGLO XVIII

Introducida la imprenta en Cuba, en los comienzos del siglo
XVIII, veamos ahora, con la brevedad que nos impone la indole
de este trabajo, cudl es el process de sus contacts con el status
politico de la Isla, durante ese period de tiempo.
Sin detenernos a examiner lo que pudi6ramos llamar ante-
cedentes a este process, anotando las reales c6dulas y otras dispo-
siciones referentes a Indias dictadas por Espafia con anterioridad
al afio de 1723, donde hay cosas tan pintorescas como. la prohibi-
ci6n de que se impriman en Indias "libros de historic", consigna-
da en la Real C6dula de 31 de diciembre de 1641, que parece
haber inspirado la Real Orden de 23 de diciembre dq 1778, por
la que se prohibe a los hijos de America y a los espafioles resi-
dentes en ella, que "estudiasen, observasen y escribiesen sobre
materials relatives a las colonies"; antecedentes que nos pudieran
Ilevar a un studio sobre los origenes de la imprenta en America
en relaci6n con el desarrollo de la political colonial, apart6ndonos
de lo que es ahora el enfoque parcial de la cuesti6n, nos hemos
de limitar a sefialar algunos rasgos de los contacts propios de la
imprenta cubana con el Gobierno de la Metr6poli, para situar la
postura de 6ste ante su desarrollo.
La poca significaci6n de la producci6n bibliogrdfica en los
primeros afios de la imprenta, al extreme de que se llega hasta el
afio de 1761 6 1763 sin que se produzca un solo impreso que pueda
llamarse libro, indicdndose como el primero conocido hasta el pre-
sente las "Ordenanzas del exercito", impresas en La Habana, se-
gn noticias, en el afio 1761, y reimpresas en 1763, en la imprenta
de Blas de los Olivos,-de cuyas ordenanzas se conserve un ejem-
plar del tomo II de su reimpresi6n en le biblioteca particular de
Francisco de Paula Coronado, recientemente fallecido-hizo que
nada trascendente se dictaminara por el Gobierno de la Isla con
relaci6n especial a la imprenta hasta que se dicta, en 20 de enero
de 1774. una Real C6dula "comunicada al capital general de la
Isla por D. Pedro Garcia Mayoral, de acuerdo con el Fiscal del
Consejo de Indias", donde se "expresaba que habia grandes in-
convenientes en acceder a una solicitud de D. Blas de los Olivos,
recomendada por el Conde de Ricla, para fomentar las imprentas;

CORTESIA DE


The Bank of Nova Scotia

Siete sucursales en Cuba, convenientemente situadas

-90-






EL PERIODISMO EN CUBA 1949


y mand6 S. M. que ni ahora si m6s adelante hubiera m6s imprenta
que la de la Capitania General".
Es curioso observer que la consult al Consejo de Indias se
produce inmediatamente despues de publicado el primer libro en
lI Isla. Y aunque el contenido del mismo no da lugar a sospecha
alguna en el orden politico, puesto que se trata, de un impreso
official; conviene destacar este dato casual, que hace caer sobre
el primer paso de advance de nuestra imprenta, el primer zarpazo
de la Metr6poli.
Posteriormente, en 20 de junio de 1793, otra Real C6dula re-
produce el mismo contenido, pero limitdndolo a la region de San-
tiago de Cuba, y manda que no haya en la misma mds imprenta
quxe la de Matias Alqueza.
Con estas disposiciones restrictivas comienza el lento process
evolutivo de la imprenta cubana en el siglo XVIII; y de no haberse
encomendado el Gobierno de la Isla al espiritu liberal de D. Luis
de las Casas, en el afio de 1790, es casi seguro que sin un paso
de adelanto hubiese entrado en los primeros aiios del siglo XIX.
En el mes de julio de 1790 se hizo cargo del Gobierno de la
Isla Luis de las Casas, "a quien siempre citamos los cubanos de
esa manera sencilla, y para nosotros tierna, dice Bachiller, porque
pldcenos considerable como uno de nuestros padres literarios", y
el 24 de octubre del propio afio aparece "la primera publicaci6n
peri6dico literario-econ6mica de La Habana", que, no obstante
tener como antecesores las gacetas de la Habana de 1764 y 1782,



CORTESIA DE LA




(Ia. OperaIora ie Prod1utos li[ato


CONCHA Nos. 1 y 3


TELEFONO CENTRO PRIVADO: X-3391


HABANA.


-91-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


y "El Pensador" de 1764, marca, en nuestra historic del periodismo
y el advance de nuestro arte tipogrdfico, un moment indiscutible
de progress. El "Papel peri6dico de la Havana", primero, la crea-
ci6n de la "Sociedad Econ6mica", despubs, fueron dos de los pri-
meros actos de gobierno de las Casas que mds influyeron para
ganarle la simpatia de los cubanos, enlazando su nombre, como
expresan las palabras de Bachiller, al nacimiento de nuestra cul-
tura.
El auxilio director de las Casas por una parte, y la coopera-
ci6n que siempre prest6 a este gobernante la Sociedad Econ6mica
de Amigos del Pals en sus prop6sitos de cultural, hicieron que el
arte tipogr6fico adelantara de manera notable en los iltimos afios
del siglo XVIII y especialmente en los comienzos del XIX. No obs-
tante los obst6culos de la Metr6poli, desde los comienzos de su
mando el gobernador las Casas obtuvo licencia para el estable-
cimiento de otras imprentas, auin estando vigente la prohibici6n
de 20 de enero de 1777. Y es de anotar hasta donde llegaron
siempre las sospechas de la Metr6poli, en cuanto se relacionaba
con el adelanto de la imprenta, consignando las indicaciones que
el Rey manda observer a las Casas, cuando, a instancia de 6ste,
se concede permiso a Pedro Palma para establecer imprenta en
La Habana, disposici6n contenida en un document que di6 a
conocer Jos6 Toribio Medina en su studio sobre la imprenta en
La Habana, donde expresa: "A 6 de mayo de 1791. Su Magestad
concede un real permiso para el establecimiento de esta nueva
imprenta en La Habana, y quiere Su Magestad que el Goberna-
dor cele con el mayor cuidado que no se imprima libro ni papel
alguno sin su expresa licencia y sin que a ella preceda el reco-
nocimiento, censura y aprobaci6n de personas inteligentes, sabias
en las materials de que traten y instruidas en las mdximas del go-
bierno politico americano. Fecho en 20".
Nuestros historiadores de la imprenta citan, por lo regular,
las disposiciones de la Metr6poli, relacionadas con la misma, en
el sentido de inspirarlas el auxilio, m6s bien que la represi6n, al
arte tipogrdfico.
El privilegio de que exista una sola imprenta en La Habana,
y otra imprenta en Santiago de Cuba, se ha querido entender
como una media propicia a que esas imprentas no desaparecie-
ran por la competencia, y, en tal sentido, como medidas encami-
nadas al fomento de las mismas ,obtenidas por espaiioles influyen-
tes. No compartimos esa opinion. Entendemos que la disposici6n
concediendo el privilegio de una sola imprenta en La Habana, y

CORTESIA DE

Laboratories Gomez Plata
GALIANO Y SAN LAZARO. HABANA.

-92-








EL PERIODISMO EN CUBA 1949


otra en Santiago, puede haberse dictado deseando favorecer a
estos, pero animada sustancialmente por un prop6sito politico que
era contrario a la difusi6n de este arte, propulsor per excelencia
de cultural.
VWase si no, como la 6nica imprenta que se permitia existir
en La Habana antes de las Casas, era precisamente la del "Go-
bierno y capitania general", asi como la existente en Santiago de
Cuba era controlada por el clero; y vc6se tcmbi6n cudles eran los
temores de la Metr6poli, cu6les sus reserves y prop6sitos, en esa
declaraci6n que ordena estampar el Rey en lo mandado a obser-
var a las Casas, cuando 6ste solicita el establecimiento de nueva
imprenta en La Habana, y en la que se previene al Gobernador:
"quiere Su Magestad" "cele con el mayor cuidado que no se irn-
prima libro ni papel alguno sin su expresa licencia y sin que a ella
preceda el reconocimiento, censura y aprobaci6n de personas in-
teligentes, sabias en las materials de que traten y instruidas en las
mdximas del gobiero politico americano".
No es extrafio encontrar este element hostile en la political es-
pafiola hacia la imprenta. Estas m6quinas han sido siempre sim-
bolos de libertad. Si la Iglesia las vi6 aliadas de Lutero, conmo-
viendo lo m6s intimo de sus cimientos, Espafia las veia aliadas
siempre a los forjadores de las nuevas nacionalidades de Ame-
rica.
-- III --

EL LIBRO CUBANO EN EL SIGLO XIX
Como hemos visto en los primeros tiempos de la dominaci6n
espafiola son muy escasas las manifestaciones culturales, hasta
que se alza como un faro de luz el gobierno de Luis de las Casas,
se crea la Sociedad Econ6mica de Amigos del Pais, y nace el pe-
riodismo cubano con las p6ginas del "Papel peri6dico de la Ha-
vana"



CORTESIA DEL




Ing. CRISTOBAL DIAZ


HABANA.



-93-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


Hasta esta 6poca el escritor es un personaje difuso, en la vida
de sombras del pais. Tanto el libro con el peri6dico, gustan mds
del an6nimo que del autor. Las primeras publicaciones peri6dicas
son casi an6nimas, correspondi6ndole a la Sociedad Econ6mica
de Amigos del Pais el m6rito de elevar el concept del escritor,
con motive de publicar las importantes investigaciones de sus so-
cios. Estas inquietudes intelectuales, ligadas al desarrollo de la
instrucci6n pfblica, coinciden a principios del siglo XIX con las
primeras manifestaciones del espiritu de nacionalidad. Las ideas
political llenan el siglo XIX. La misi6n primera de Cuba es ganar
el derecho a dirigir sus propios destinos. Ante esta urgencia, la
vida intellectual se intensifica, el pais asimila milagrosamente a
trav6s de sus viajeros, de los escasos libros que legan a Cuba,
las distintas orientaciones del pensamiento universal. Se vive in-
tensamente la cultural, cruzan los mares aportes a la ciencia y a
las artes. Pero toda esta labor es peligrosa ante los gobernantes
de la Metr6poli, el escritor es un personaje peligroso, ligado casi
siempre a las conspiraciones political.
La vida intellectual no le ofrece por otra parte, recursos ne-
cesarios para conseguir en el ejercicio de su vocaci6n, los medios
para el sostenimiento de su vida social. No hay mercado para
libros, ni es f6cil imprimirlos ante el enorme costo de la imprenta,
la escasez de las mismas, y las restricciones coloniales a su libre
funcionamiento. Por eso el intellectual cubano del siglo XIX vive
su pensamiento en las revistas, en el folleto o en el peri6dico; sin
que sean abundantes las obras de gran aliento, posibles inica-
mente en aquellos que tuvieron el privilegio de viajar, gozando
ademds de holgada fortune.

-- IV --

EL LIBRO CUBANO EN EL SIGLO XX

Consideraremos ahora la situaci6n del escritor cubano despues
de constituida la Repiblica, el 20 de mayo de 1902. Durante los
primeros afios, los adelantos mec6nicos multiplicaron y mejoraron
las imprentas en todo el pais, como consecuencia de nuestra nueva
vida de libertad, que nos herman6 a los progress de los Estados
Unidos. Pero las diferencias de idioma marcaron un trato espe-
cial y diferente al libro, quedando su producci6n en manos de los
comerciantes espafioles. El autor tuvo una mayor oportunidad
para dar a conocer sus libros, pero qued6 sometido a una organi-

CORTESIA DE

Riera Toro & Van Twistern

-94-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


zaci6n mercantil arcaica y hostile. Asi llegamos a la revoluci6n
civil espafiola de 1936, que marca para Am6rica, no s61o para
Cuba, la conquista del mercado propio de la letra impresa.
Ante esta nueva fase de la evoluci6n del libro. se mantiene
pare nuestros escritores una posici6n especial. Cuba vive eco-
n6micamente del mercado de los Estados Unidos. Lleva a 61 sus
products y, de 61 recibe cuanto necesita para su vida de pro-
greso. Con relaci6n a la imprenta, adquiere all6 las m6quinas y
el papel, con los cuales elabora los impresos, pagando jornales al
tipo de su moneda corriente, similar a la de Norteam6rica. Pero
este product, el libro, a diferencia del azocar y el tabaco, no pue-
de venderse en el mercado de los Estados Unidos, por usar estos
poises distintos idiomas. Ante este problema, podriamos pensar
en otros mercados, pero inmediatamente que consultemos los dis-
tintos tipos de moneda de los paises en que pudi6ramos encontrar-
los, comparados con el alto costo de la moneda cubana, llegamos
a la conclusion de que tampoco es possible ofrecer al libro cubano
por este camino una oportunidad de 6xito.
La prosperidad econ6mica general de Cuba, su gran progress
en todos los 6rdenes, lo debemos a nuestras relaciones con los Es-
tados Unidos, sacrificando por excepci6n el comercio de las ideas
impresas, el comercio del libro, ayer espafiol, hoy argentino, chile-
no o mexicano.
Como consecuencia de lo anterior, los libros cubanos se hacen
en ediciones muy cortas, no tienen interns mercantile, y apenas pa-
san unos meses despu6s de su salida, est6n agotados, o sin estar-
lo, no se encuentran por ninguna parte. Eso, en cuanto a los li-
bros que se depositan en librerias para la venta; porque la mayo-
ria-de los impresos cubanos, ni siquiera se llevan a ellas, y en-
tonces result mds dificil su adquisici6n. Tampoco hay grandes
facilidades de libreria en Cuba para el desenvolvimiento intelec-
tual del pais.
La falta de bibliotecas p6blicas, hace que los nifios salgan de
la escuela sin adquirir el precioso h6bito de la lectura, y son, por-



CORTESIA DEL



INSTITUTE BIOLOGICO CUBANO

AVE. MENOCAL 252. HABANA.


-95-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


que no los ensefiaron a otra cosa adultss indiferentes a los libros.
Esto merma mercado a las librerias, y como no hay compradores,
sus existencias no son lo variada y completes que debieran ser.
El Estado no compra libros porque no tiene bibliotecas, el ciuda-
dano hace lo mismo que el Estado, porque no tiene el hdbito de
lectura. En este circulo vicioso gira fatalmente, nuestro porvenir
intellectual.
Tatando de mejorar un poco nuestro servicio de librerias, pre-
sentamos ante la II Conferencia Interamericana de Comisiones Na-
cionales de Cooperaci6n Intelectual, celebrada en La Habana, del
15 al 22 de noviembre de 1941, la siguiente proposici6n:
"Considerando. Que el libro, en la amplia acepci6n de esta
palabra, incluyendo la revista y el peri6dico, es el vehiculo funda-
mental para el intercambio de la cultural.
"Considerando. Que darle, por tanto, libertad de circulaci6n
en AmBrica, seria favorecer de manera efectiva, el auge y cono-
cimiento de la cultural continental.
"La Segunda Conferencia Interamericana de Comisiones Na-
cionales de Cooperaci6n Intelectual,
"Resuelve:
"Recomendar a todos los paises de America, la derogaci6n de
todo impuesto o derecho que impida la libre circulaci6n de libros,
folletos, revistas y peri6dicos en sus territories, siempre que 6stos
sean impresos en un pais de Am6rica".
Esta proposici6n fu6 aprobada por la Conferencia y ievada
a la prdctica entire Cuba y M6xico, mediante los arreglos legales
correspondientes, pero no se ha puesto en prdctica con el resto
de Ambrica.
--V-

IMPORTANCIA DE LAS PUBLICACIONES PERIODICAS EN LA
BIBLIOGRAFIA CUBANA

En el rdpido bosquejo hist6rico que dejamos expuesto de la
evoluci6n del libro y la imprenta en Cuba, puede aprecirase fdcil-
mente que a falta de impresos, de editors y de mercados para el

CORTESIA DEL
Concejal del Ayuntamiento

YIX. g0o 9tUadt flo'oafea ome'
Por el Dia del Periodista.

-96-







EL PERIODISMO EN CUBA 1149


libro, la inica oportunidad que se daba al escritor cubano para
exponer sus ideas, estaba en las columns de las revistas y pe-
ri6dicos de la 6poca, especialmente a todo lo largo del siglo XIX,
desde el "Papel peri6dico de la Havana", hasta la "Revista cu-
bana" y "El Figaro" (1).
A todo Ig largo del siglo XIX la revista supera al libro cuba-
no, o va junto a 61 como un guardian de nuestra producci6n li-
teraria y cientifica. Si hici6ramos desaparecer los peri6dicos y
revistas del siglo XIX, morir6 con ellos, ain en nuestros dias, la
mayor parte de la producci6n literaria y cientifica de muchos cu-
banos distinguidos.
Convencidos de la urgencia de hacer accesibles esos mate-
riales dispersos, nos hemos impuesto un amplio prop6sito biblio-
gr6fico: la formaci6n de los indices de las principles publicaciones
peri6dicas cubanas; prop6sito que comenzamos con la cooperaci6n
del Municipio de La Habana, desde nuestro cargo de Director de
la Biblioteca Municipal, que hemos reforzado con el concurso de
la C6tedra de Historia de Cuba de la Universidad de La Habana,
donde a invitaci6n de su titular el doctor Elias Entralgo, mante-
nemos desde el curso de 1941-42 un seminario libre de bibliografia
hist6rica alrededor de la redacci6n de estos indices como trabajo
pr6ctico de cdtedra. Tambi6n ha cooperado en esta empresa el Ar-
chivo Nacional, brind6ndonos su Director, el Cap. Joaquin Llave-
rias, la ocasi6n de editor en sus talleres de imprenta, el Indice del
Boletin Oficial de dicha Instituci6n, compilado con ocasi6n de ofre-
cer un curso de Bibliografia a sus empleados.
Hasta la fecha hemos publicado en esta series de trabajos, los
siguientes titulos:

(1) Para informaci6n bibliogrifica v6ase: "Bibliografias cubanas", por Fer-
min Peraza, Washington, D. C., The Library of Congress, 1945, p. 29-36:
"Periodismo".


CORTESIA DEL


COLEGIO CUBANO


ARTURO MONTORI


-97-


LINEA Y J.-VEDADO TELEFONO F-7977






EL PERIODISMO EN CUBA 1949


Indice del "Papel peri6dico de la Havana" (1790-1805) (En Re-
vista bimestre cubana, La Habana, 1943).
Indice de "El Aviso" (1805-1808) La Habana, 1944. Edici6n mi-
meografiada, 3 h., 76 h. num., 1 h. (Biblioteca del bibliotecario...
vol. 5).
Indice de "El Aviso de la Habana" (1809-1810). La Habana,
1944. Edici6n mimeografiada, 1 h., 66 h. num. 1 h. (Biblioteca del
bibliotecario... vol. 7).
Indice de la "Revista de Cuba" (1877-1884). La Habana, 1938.
87, (1) p. (Publicaciones de la Biblioteca municipal de La Habana.
Serie D: Indices de revistas cubanas. 1).
Indice de la "Revista cubana" (1885-1895) La Habana, 1939.
79 p. (Publicaciones de la Biblioteca municipal de La Habana. Se-
rie D: Indices de revistas cubanas. 2).
Indice de "El Figaro" (1885-1929) La Habana, 1945. Edici6n
mimeografiada, 2 v. (Biblioteca del bibliotecario... vol. 9-10). De
este indice se han publicado 2 vol6menes que contienen los afios
1885-1899.
Indice del "Boletin del Archivo national" (1902-1944) La Ha-
bana, 1946. 3 h., (v)-XXIII, 118 p., 8 h. Publicaciones del Archivo
national, XII).


CORTESIA DE



La Ciudad de Londres



Trajes Paramount



Galiano 504 Habana TelIf. A-7834


-98-







EL PERIODISMO EN CUBA 1949


Indice de "Cuba contempor6nea" (1913-1927) La Habana, 1940.
143 p. (Publicaciones de la Biblioteca municipal de La Habana.
Serie D: Indices de revistas cubanas, 3).
-- VI --

CONCLUSIONES
De acuerdo con las distintas manifestaciones contenidas en el
trabajo anterior, el que suscribe propone a la Asamblea de Biblio-
tecarios de America los siguientes

ACUERDOS:
Primero.-Recomendar a las c6tedras universitarias de Histo-
ria de cada uno de los praises de America la creaci6n de semina-
rios de bibliografia hist6rica, incluyendo entire sus trabajos la
compilaci6n de los indices de las principles publicaciones peri6-
dicas del pals.
Segundo.-Recomendar a los praises de America se facility
cuanto sea possible la circulaci6n y bajo costo de libros, revistas y
peri6dicos.
Tercero.-Recomendar a todos los paises de America se con-
ceda franquicia postal especial a todo envio gratuito de libros a
bibliotecas pdblicas.
Cuarto.-Recomendar a todos los paises de America la ad-
quisici6n peri6dica, ya sea por semestre o anualmente, de un
grupo de los libros m6s notables impresos en el pais, en cantidad
suficiente para hacer llegar un ejemplar a cada una de las biblio-
tecas nacionales del Continente, y las demds que se estime opor-
tuno.
Quinto.-Recomendar a todos los paises de Am6rica el envio
de sus publicaciones oficiales a todas las bibliotecas nacionales
del Continente.


CORTESIA DE LA


ASOCIACION DE COLONOS

DE CUBA


-99-






EL PERIODISMO EN CUBA 1949


p2e l4o


CRISTAL


Los aoos no se sienten cuando se reani-
ma el espiritu y se renuevan las fuerzos
tomando la clara, suave y pura Cristol.
SABROSA..!
& CADA VEZ MAS SABROSA!


* t,* ,* -* *, b* ~* -* -* *~*-, +* ,*


;*~~.*u*~,*,,*,hm,*,mm,*,mmm,*,,*,,*,~*,