<%BANNER%>
HIDE
 Front Cover
 Title Page
 Front Matter
 Uno mas...
 Notas para la historia de la prensa...
 Un maestro de periodistas...
 La prensa tradicional y la prensa...
 Ese hombre es un caballero
 Ni ricos ni miserables
 Nemesis
 La escuela profesional de...
 Algunas verdades que resultaran...
 La libertad de prensa en Ameri...
 Lozano y Guerrero
 El pasaporte del periodista
 Prensa separtista antes del 95
 La calle de la tinta
 Permitaseme este monologo
 Elogios al retiro
 Retiro periodistico: Eficacia y...
 "Manuel Marquz Sterling" - Esculea...
 Principales periodicos del...
 La colegiacion periodistica
 No hay ley de imprenta
 El "retiro," piedra angular de...
 Notas del retiro
 Cronologia del retiro
 Sociedad interamericana de prensa...
 Table of Contents
 Back Cover














El Periodismo en Cuba
ALL VOLUMES CITATION SEARCH THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072533/00011
 Material Information
Title: El Periodismo en Cuba
Alternate Title: Libro conmemorativo del día del periodista
Physical Description: v. : ill. ; 24 cm.
Language: Spanish
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana?
Creation Date: 1948
Publication Date: 1935-
Frequency: annual
regular
 Subjects
Subjects / Keywords: Journalism -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: serial   ( sobekcm )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1935-
General Note: "Libro conmemorativo del día del periodista"
 Record Information
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 000937460
oclc - 26888326
notis - AEP8630
lccn - sn 92022137
System ID: UF00072533:00011

Table of Contents
    Front Cover
        Page 1
        Page 2
    Title Page
        Page 3
        Page 4
    Front Matter
        Page 5
    Uno mas...
        Page 6
    Notas para la historia de la prensa en Cuba
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
    Un maestro de periodistas inolvidable
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
    La prensa tradicional y la prensa radial
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
    Ese hombre es un caballero
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
    Ni ricos ni miserables
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
    Nemesis
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
    La escuela profesional de periodismo
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
    Algunas verdades que resultaran del dominio publico
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
    La libertad de prensa en America
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
    Lozano y Guerrero
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
    El pasaporte del periodista
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
    Prensa separtista antes del 95
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
    La calle de la tinta
        Page 93
        Page 94
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
    Permitaseme este monologo
        Page 99
        Page 100
    Elogios al retiro
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
    Retiro periodistico: Eficacia y honestidad
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 108
    "Manuel Marquz Sterling" - Esculea de periodismo
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
    Principales periodicos del mundo
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
        Page 119
        Page 120
        Page 121
        Page 122
        Page 123
        Page 124
        Page 125
        Page 126
        Page 127
        Page 128
    La colegiacion periodistica
        Page 129
        Page 130
    No hay ley de imprenta
        Page 131
        Page 132
        Page 133
        Page 134
        Page 135
        Page 136
    El "retiro," piedra angular de la profesionalidad
        Page 137
        Page 138
        Page 139
        Page 140
        Page 141
        Page 142
        Page 143
        Page 144
        Page 145
        Page 146
        Page 147
        Page 148
    Notas del retiro
        Page 149
        Page 150
        Page 151
        Page 152
        Page 153
        Page 154
        Page 155
        Page 156
        Page 157
        Page 158
        Page 159
        Page 160
        Page 161
        Page 162
        Page 163
        Page 164
        Page 165
        Page 166
        Page 167
        Page 168
        Page 169
        Page 170
        Page 171
        Page 172
        Page 173
        Page 174
        Page 175
        Page 176
        Page 177
        Page 178
        Page 179
        Page 180
        Page 181
        Page 182
        Page 183
        Page 184
        Page 185
        Page 186
        Page 187
        Page 188
        Page 189
    Cronologia del retiro
        Page 190
        Page 191
        Page 192
        Page 193
        Page 194
    Sociedad interamericana de prensa (estatutos)
        Page 195
        Page 196
        Page 197
        Page 198
        Page 199
        Page 200
        Page 201
        Page 202
        Page 203
        Page 204
        Page 205
        Page 206
        Page 207
        Page 208
        Page 209
        Page 210
        Page 211
    Table of Contents
        Page 212
    Back Cover
        Back Cover 1
        Back Cover 2
Full Text
4U'' ~,
5. c~ ~. ~i .1'


A.5


DIODISO I


C U- f,
<* CUBA,
c^**';


I.


I.
I -~


IMEMORATIVO
rammars A


LA.


a







'i~liinailtillulilliilli 2'E- LIB IlIS IIIIIIIInIIlnsU






S1 A IE A co--4
OCANADLLECTIOA










DRYUKY
GINGER ALE
AGUA MINERAL

Hacen su highball
CANADA PVRO... SC NT ..
SDRY [EFERVESCENTE... IADA
El Champo9agn DELICIOSOI, c
los Ginger Ale.s LA M DRAEoA
0 MCLUSVA y









|li'oell s l 12| 111| 1 11 1 | l i 111 |11 o llo l







EL


PERIODISMO


EN CUBA


LIBRO CONMEMORATIVO
DEL DIA DEL PEBIODISTA


1948








Fni




LArIN
AUERICA








PRIMER DIRECTORID DEL
RETIRE DE PERIODISTAS 1935-1937

PRESIDENT:
Rafael Ma. Angulo.
Septiembre 1935 a Junio 1936
Modesto Morales Diaz.
Delegado de las Asociaciones de Periodistas del Interior
Junio de 1936 a Septiembre de 1937
Delegados por las Empresas de la Habana.
Enrique H. Moreno y Jorge Fern6ndez de Castro.
Por la Asociaci6n de Reporters.
Osvaldo Vald6s de la Paz y Amado Diaz Silvera.
De Septiembre 1935 a Mayo 1936.
Por la Asociaci6n de la Prensa de Cuba.
Mariano Perez Acevedo y Gustavo Rey Zayas.
Por las Empresas del Interior.
Antonio Gonz6lez Mora.
SUPLENTES:
Francisco Moreno Pld, Miguel A. Tamayo.
Juan Corzo y Rodrigo Alvarez del Real.




DIRECTORID ACTUAL 1947-1949

PRESIDENT:
Enrique H. Moreno.
DELEGADOS:
Angel Gutierrez Cordovi y Joaquin de la Cruz.
Por la Asociaci6n de Reporters.
Antonio Gonz6lez Mora y Alfredo Pereda.
Por las Empresas de la Habana.
Mariano P. de Acevedo y Jos6 R. Guti6rrez.
Por la Asociaci6n de la Prensa de Cuba.
Jorge Col6s Su6rez.
Por las Asociaciones del Interior.
Francisco Moreno Pli.
Por las Empresas del Interior.
SUPLENTES:
Guillermo P6rez Lavielle, Virgilio Morales Diaz,
C4sar San Pedro y Margarita Navarro.












UNO MAS...


Este volume de "El Periodismo en Cuba" de 1948,
es un jal6n mds en la trayectoria del Retiro de Periodis-
tas, siguiendo la tradici6n implantada en Octubre de
1935, al hacerse el primer volume de la series.
Y este hito, que es el d6cimo segundo de esa series,
como sus once antecesores, sin pretension alguna, se
encamina a cumplir el contenido de esa tradici6n y lle-
va a sus pdginas articulos e informaciones en que se
reflejan y trasuntan acaecimientos de la vida poriodistica
cubana, exponiendo temas del pasado, que por eso no
se perderin, asi como actualidades recien vividas en
los dias presents.
Sin pretension alguna, en sus doce vol imenes, "El
Periodisno en Cuba", que edita el Retiro de Periodistas,
vd aportando datos, informaciones, reverdeciendo he-
chos, fijando tbrminos y su compilaci6n, en su dia, segu-
ramente constituird un valioso aporte a la historic, por
escribir total y complete de el periodismo cubano, que
nacido hace ciento sesenta y dos arios, si se cuenta des-
de aquella muy ignorada "Gazeta" de mediados del Si-
glo XVIII, practicamente desconocida hasta hace menos
de diez ailos en que la acuciosa mirada del historiador
Emeterio Santovenia, hall en viejo archive, un ejemplar
de ella, que ha sido piedra angular para levantar el edi-
ficio probatorio de la existencia de esa hoja impresa, de
cuya potencialidad periodistica, dice much su segundo
nimero, que fu6 el hallado por el Dr. Santovenia y que
hoy se encuentra bien guardado en la Biblioteca Na-
cional.
Como en aios anteriores y en este propio lugar, el
Directorio del Retiro de Periodistas, quiere dejar cons-
tancia de reconocimiento sincere a los compai eros co-
laboradores de este volume y a los amigos que con su
cooperaci6n econ6mica, hacen possible la edici6n de "El
Periodismo en Cuba" de 1948.


A unos y a otros rendimos pleitesia agradecida.







EL PERIODISMO EN CUBA 1948


NOTAS
PARA LA HISTORIC DE LA PRENSA EN CUBA
(ANTERIOR A 1850)
Por JOAQUIN LLAVERIAS
(De la Academia de la Historia de Cuba)

LA GAZETA:
Cuando hace afios comenzamos a redactar estos ensayos fu6
nuestro deseo iniciarlos con el facsimile de la Gazeta, primer pe-
ri6dico publicado en la Isla de Cuba, y el cual s6lo de oldas cono-
ciamos. Pero a pesar de las pesquisas efectuadas en los legajos
del Archivo Nacional correspondientes a los afios de 1764 a 1783,
no hallamos rastro alguno que nos pusiese a la vista la prueba de
haber existido el papel de referencia. Y ya habiamos prometido a
los lectores del Boletin del Archivo Nacional (1) que no nos ocupa-
riamos de la Gazeta hasta conseguir un exemplar con que gra-
ficamente informer de manera debida y de acuerdo con la opinion
que sustentamos de que la verdadera historic se demuestra con
documents.
En posesi6n de un niimero de la Gazeta de la Havana y de un
Suplemento, ambos pertenecientes al afio de 1782, cuya proceden-
cia descubriremos m6s adelante, nos parece l6gico referirnos a
lo que ban escrito acerca de dicho papel algunos caracterizados
autores, a fin de aclarar o rectificar concepts para el mejor cono-
cimiento de la future historic de la prensa en Cuba. Para ello ana-
lizaremos cronol6gicamente lo que se ha publicado acerca de la
misma, con objeto de que pueda el lector observer c6mo se repi-
ten fechas y opinions sin que haya habido en cada caso una in-
vestigaci6n acuciosa para no caer en error, costumbre muy co-
rriente al relatar hechos pasados.
Por desgracia no podemos presentar la Gazeta que principi6 en
1764, de la que dice Pezuela, y repite Trelles (2), lo siguiente:
El m6rito de haber sido el primero que introdujo la prensa peri6dica en el pois.
se atribuye erradamente por varlos escritores a otro gobernador muy posterior y

(1) Tomo XVII, 1918, p. 12.
(2) Bibliografia Cubana de los siglos XVII y XVIII, por Carlos T Trelles. Ha-
bana, 1927, p. 143.
-7-








EL PERIODISMO EN CUBA 1948


esclarecido. Enteramente pertenece a Ricla. De orden suya y por mayo de 1764,
comenz6 (3) en la Habana a ver la luz todos los lunes, en la calle de Mercaderes
y en la imprenta de D. Bias de los Olivos. una Gaceta de cuatro plans, de veinte
y nueve lineas de a cuarenta letras, conteniendo algunas noticias political y comer-
ciales y algunas disposiciones de gobierno (4).

La circunstancia de haber tenido Pezuela a su disposici6n los
archives espafioles, como la de asegurar de que poseia en su co-
lecci6n un numero de aquel peri6dico, no deja lugar a dudas de
que 6ste tuvo vida.

El publicista Dr. Alfredo Zayas y Alfonso en una series de ar-
ticulos que con el titulo de "Bibliografia Cubana" di6 a la estam-
pa en las Memorias de la Real Sociedad Econ6mica (5) refiere:

1.764
Hasta la publicaci6n del Vol. III de la Historia de la Isla de Cuba, por D. Jacobo
de la Pezuela, (1878) se seiialaban los afios de 1781 y 82 como los del inicio del
periodismo cubano, pero este autor no solo da cuenta de dos publicaciones del de
1764, sino que manifiesta poseer un niimero de ellas. Son 6stas las siguientes:
1. Gaceta de la Havana.
Publicada por orden del Conde de Ricla en la imprenta de D. Blas de los Olivos.
Comenz6 por el mes de Mayo, y veia la luz los lunes, conteniendo disposiciones del
Gobierno y algunas noticias politics y comerciales. Cuatro plans de 29 lines y
de cuarenta letras cada linea, componian la pequefia gaceta (6).

Y en la revista El Figaro (7) el conocido literate Arturo R. de
Carricarte en un trabajo sobre el peri6dico El Esquife, sin sefialar
la procedencia de la noticia, manifiesta que:
Fu6 la Gaceta impresa en 17 de Mayo de 1764 por iniciativa del Conde de Ri-
cla, el primer peri6dico con que cont6 Cuba....
De suma importancia result la fecha fijada en las lines pre-
cedentes, dado que puede suponerse que se refiere a la del primer
nmnero del citado peri6dico.
Mucho antes Pezuela, sin decir el titulo del peri6dico, habia
aludido en otra obra suya, a la propia Gazeta en estos renglones:
La tipografia generalizada casi desde su cuna en toda Europa, tard6 m6s de
un siglo en atravesar el Oceano y cerca de dos y medio en funcionar en Cuba. Ya
se imprimian gacetas en M4jico, en Lima y otras ciudades del continent, cuando
en la Habana y en Santiago tenian que multiplicarse copias manuscritas de las pro-
videncias del gobierno para que pudiesen ser conocidas y observadas. La primera
imprenta no se conoci6 en la Habana hasta que en 4 de junior de 1735 le permiti6
establecer la suya a un tal don Francisco de Paula el capital general don Juan
Giiemes Horcasitas; y no sabemos que esta oficina produjese mas impresos que
algunos anuncios de funciones de iglesias y algunas 6rdenes del gobierno. Duran-

(3) "Uno de los nameros de aquel peri6dico existe en la C. del A." (N. del A.)
(4) Historia de la Isla de Cuba, por Jacobo de la Pezuela, Madrid, 1878, t. III,
p. 48.
(5) Habana, noviembre 1895, t. II, n'm. XI, p. 120-121.
(6) "La denominaci6n de gaceta se aplic6 primero a unas hojas manuscritas
que circulaban en Venecia en 1563. tituladas Notizie scritte y que se ad-
quirfan por una gacetta, moneda fraccionaria veneciana". (N. del A.).
(7) Habana, 20 de octubre 1918.
-8-








EL PERIODISMO EN CUBA 1948


te muchos afos fu6 la anica de su clase en aquella capital y aun despues que en
noviembre de 1763 elev6 sus atribuciones a imprimir un diario official y semanal
con cuatro paginas de a cuartilla y de forma muy parecida al antiguo Diario de
Avisos de Madrid. Aun se le asemejaba mas en el objeto esta publicaci6n que sa-
lia a luz en la imprenta de don Blas de los Olivos, establecida en la calle de Mer-
caderes y titulada entonces imprenta de la Capitania General. No sabemos ni intere-
sa saber cuando ces6 la primera series de aquel pobre peri6dico, cuya misi6n casi
se reducia a anunciar compras y ventas y las entradas y salidas de los pocos bu-
ques que fondeaban entonces en el puerto. Pero debi6 cesar a los dos afios a pe-
sar de la protecci6n del capital general, conde de Ricla. porque hemos recorrido
today la documentaci6n del gobierno de sus sucesores Bucareli y marques de la To-
rre. que dur6 mas de diez afios, sin encontrar rastro ni menci6n de aquel pe-
ri6dico (8).
Sigue Pezuela resefiando la fundaci6n de la Guia de Forasteros
y en el siguiente pdrrafo asegura que:
El antiguo peri6dico cuya fugaz existencia no habia pasado de un bienio, resu-
cit6 con m6s noticias y menos reducidas formas en 1792, denominmndose Gaceta de
la Habana, en cuya poblaci6n, ademas de la Segui, existian ya otras tres impren-
tas en un tiempo en que la. tipografia se habia hecho ya necesaria para muchos
usos comunes como los anuncios, los convites, los formularios de cuentas. estados,
etc. (9).
Pero como dejamos dicho, vamos a presentar por vez primera
un numero de la Gazeta de la Havana del afio de 1782, cuya pri-
mitiva menci6n se debe al Papel Peri6dico de la Havana del do-
mingo 28 de diciembre de 1790, donde en una secci6n titulada "No-
ticias particulars de la Havana", se lee:
El boticario de la esquina de la Obra-pia. ofreci6 dar en la Gazeta del afio de
83 la medicine a los legitimos pobres baxo la firma de cualquier facultativo que lo
acredite: fo que reitera y ofrece en este: desde entonces la suministra a los pobres
de la Carcel.

Con posterioridad el historiador Antonio Jos6 Vald6s, nos cuen-
ta que despu6s de hallarse impreso el capitulo sexto de su obra
ha
recibido algunos manuscritos y Gacetas de la Habana de los afios de mil setecien-
tos ochenta y dos y ochenta y tres, que me inducen a afiadir por via de adici6n
algunas noticias. que amplian y rectifican las que dejo dadas de los tiempos refe-
ridos, de los cuales confieso que tenia m6s dudas que de tod~,s los demas de que
he tratado anteriormente.
Una de ellas es la siguiente nota de la plata macuquina recogida en esta Isla
en Enero de mil setecientos ochenta y uno, con su balance de la p6rdida del erario
y del p blico, la que traslado del suplemento a la Gaceta de la Habana del 11 de
Abril de 1783... (10)
Jos6 Maria de la Torre en su conocido libro Lo que fufmos y Jo
que somos 6 la Habana antigua y modern, alude al mencionado
peri6dico de este modo:

(8) Diccionario geogrifico, estadisticos, hist6rico, de la Isla de Cuba, por Jaco-
bo de la Pezuela, Madrid. 1863, t. III, p. 520.
(9) Ibidem.
(10) Historia de la Isla de Cuba y en especial de la Habana, Habana, 1813,
ps. 271 de la edici6n original y 377 de ed. de Andrbs Pego.
-9-








EL PEKIODISMO EN CU3A 1948


La Gaceta, comenzada a publicar en 1782 por don Diego de la Barrera, fu6 el
primer peri6dico de la Habana y de la Isla, y se reducia, puede decirse, a publi-
car noticias politics y anuncios.
La Gaceta, acogida bajo la protecci6n del Capit6n General don Luis de las Ca-
sas (que vino a mandar la Isla en 1790), se convirti6 en peri6dico literario-econ6mi-
co, variando su titulo en el de Papel peri6dico, con el que empez6 a publicarse
desde 31 de Octubre de 1790, contando por redactor al mismo ilustre Capit6n Gene-
ral las Casas (11).
El gran pensador Jose Antonio Saco en su famosa Colecci6n de
Papeles y bajo el rotulo "Fundaci6n del primer peri6dico en la
Isla de Cuba", express:

En un manuscrito que conserve, se dice, que desde 1782 se publicaba la Gaceta
de la Habana en la imprenta de la Capitania General. No s6 hasta qu6 punto sea
exacta esta noticia (12).

Y agrega Saco:

Algunos meses despua6 de impress esos renglones, ha caido en mis manos el
primer tomo de la Revista de la Habana, peri6dico quincenal, publicado en aque-
Ha ciudad, de marzo a agosto de 1853. Entre los articulos interesantes que contie-
ne, hay algunos del senior Bachiller y Morales, bajo el titulo de "Apuntes para la
historic de las Jetras en la isla de Cuba"; y en uno de ellos leo las siguientes pa-
labras. "Luego que (D. Luis de las Casas) tom6 el mando de la isla como Capit6n
general, fij6 su atenci6n en la Gaceta de la Habana, que se public desde 1772
(sic) en la imprenta de la capitania general".
Esta es la misma fecha que yo indiqu6. El sefor Bachiller y Morales no trae
las pruebas de su aserto; per como lo tengo por escritor de conciencia, y ha exa-
minado todas las noticias y documents oficiales que existen acezca de esta ma-
teria, creo que la Gacata de la Habana fu6 el primer peri6dico de la isla de Cuba,
y que su existencia sube al afo de 1782. Ella dur6 hasta 1790, en que desapareci,
o se refundi6 bajo la nueva publicaci6n intitulada: "Papel Periddico", cuyo primer
nimero sali6 a luz el 24 o el 31 de octubre de aquel aio a los pocos meses de ha-
ber tomado Casas las riendas del gobierno (13).

Con efecto, Bachiller y Morales m6s tarde al recoger en su li-
bro Apuntes para la historic de las letras y de la instrucci6n pti-
blica de la isla de Cuba la nota inserta en la Revista de la Habana,
hubo de ampliarla en esta forma:

No tenemos datos ciertos del estado de la imprenta en la isla de Cuba hasta los
tiempos del siempre celebrado D. Luis de las Casas. Luego que tom6 el mando de
la isla como Capit6n General, fij6 su atenci6 n en la Gaceta de Ia Habana que se
public desde 1782 en la imprenta de la Capitania General, fnica oficina en que
se podia dar a luz el papel y recomend6 su custodia al buen patricio, como lo ape-
llid6 el Dr. Caballero, y se ver6 en otro capitulo, D. Diego de la Barrera (14).

Mds adelante y en el mismo tomo describe:


(11) Oh, cit., Habana 1857, p. 123.
(12) Colecci6n de papeles cientificos, hist6ricos, politicos y de otras ramos so.
bre la Isla de Cuba ya publicado ya ineditos, Paris 1858, t I. p. 365.
(13) Ibidem, t. III, p. 534.
(14) Ob. cit., Habana, 1860, t. II. p. 4.
-10 -








EL PEBTODIIMO UN CU33A 1948


1782
GAZETA DE LA HABANA.-Se imprimi6 en medio pliego de papel esponol con
este titulo que contenia solo anuncios y avisos, principalmente los relatives a tasa
de bastimentos del Cabildo y Gobierno locaL Em el Archivo general de Real Ha-
cienda existen unidos a los ezpedientes de la epoca algunos ejemplares de que no
puede sacarse nada de important para historic de las letras: imicamente se en-
cuentra para la de nuestras medidas provinciales el uso del arelde como media
de peso en la venta de comes. Segin el ap6ndice de la Historia de Valdes, se con-
servaba en su tiempo la colecci6n de dicho peri6dico de los anios 1782 y 1783 de
los cuales sac6 various datos para la Historia de la Campafa de D. Bernardo G61-
es en las Colonias Inglesas, hoy Estados-Unidos. Se inprimi6 en la oficina de la Ca-
pitania General (15).

Y en el volume siguiente aumenta Bachiller y Morales sus in-
vestigaciones con este pdrrafo:
La misma antigiiedad se encuentra respect de la publicaci6n de la Gazeta de
la Havana. Hasta se olvid6 su existencia y se han tenido que buscar pruebas de
ella: sin embargo parece cierto que se empez6 a imprimir dies afos antes que el
papel periddico y por lo tanto en 1780. Yo no he visto ninguin niumero anterior a
1782, pero me parece el concept de veraz el dato que he hallado en un peri6dico
antiguo, del 41timo aio del siglo XVIII. En el Regari6n de la Habana (16) en un
almanak literario que public, al parecer burlando a la Aurora, que era otro pe-
ri6dico de la Habana insert una notas cronol6gicas entire las cuales dice:
"De la fundaci6n de la primera Gaceta. de esta ciudad....20
Del establecimiento del Papel Peri6dico...... 10"
De esto se deduce que la Gazeta comenz6 a imprimirse en 1780 porque el papel
peri6dico empez6 i ver la luz en Octubre de 1790. (17).
Tambi6n el conspicuo matancero Pedro J. Guiteras al ocuparse
de la labor meritisima del Capitd6 General don Luis de las Casas
y del Papel Peri6dico de la Havana refiere:
Ecsistia ent6nces en la capital un peri6dico (el 6nico i quiza el primero que tu-
vo la isla) que se publicaba semanalmente bajo el titulo de Gaceta de Habana y cu-
yo fin era probablemente incertar las disposiciones gubernativas i dar conocimiento
de los acontecimientos m6s notables de la 6poca. Cuando alguna pluma bien cor-
tada emprendia escribir con estensi6n sobre materials concernientes a la repiblica
o pulsar la lira en honor de alg6n talent malogrado u otro suceso que escitase la
atenci6n general, los limits de la gaceta eran tan estrechos que por lo comni se
acudia al remedio de imprimir estas producciones en cuadernos separados.
En tiempos de tanta vida intellectual como los del ilustrado Casas, la idea de
o.ejorar esta publicaci6n del gobierno. ofreci6ndola al piblico estendidos sus limi-
tes i aumentada con mayor caudal de materials, no podia menos de ocurrir a aquel
gobernador i hallar acojida centre los patricios que tanto ansiaban inaugural la re-
forma en el pais. El fruto de estas nobles disposiciones fu6 la aparicidn del Papel
Peri6dico, que empez6 a circular el 24 de octubre de 1790, a los 3 meses de la lle-
gada de Casas a la Habana, el cual se imprimi6 una vez a la semana bajo la di-
recci6n de don Diego de la Barrera (18).
Y en nota a un p6rrafo del capitulo II que trata de la primera
imprenta que tuvo la isla de Cuba, manifiesta Guiteras:

(15) Ibidem, p. 113-114.
(16) "Del martes 9 de Diciembre de 1800". (Nota del A.)
17) Ibidem, t. III p. 116.
(18) Historia de la Isla de Cuba, por Dn. Pedro J. Guiteras, Nueva York. 1866.
t. IL p. 132-133.
11 -








EL PEBIODISMO EN CUBA 1948


La ecsistencia de la imprenta no podia menos de producer la fundaci6n de un
peri6dico, i alios despu6s apareci6 la "Gaceta de la Habana". Nosotros no hemos
visto ningun nimero de esta publicaci6n, ni tenemos noticia de su objeto, solo sabe-
mos que escistia ya en 1782, por una referencia que encontramos en la Adici6n al
libro IV de Valdes. Probablemente el fin principal seria publicar las 6rdenes del
Gobierno, las noticias political de la Peninsula i los sucesos mds importantes ocu-
rridos en nuestra isla (19).

Pezuela no se mostr6 tan explicit al hablar de la Gazeta de
1782, como lo fuera con la de 1764, ya que s6lo alude a una
noticia detallada que m6s adelante public la Gaceta de la Habana de 11 de abril
de 1783. (20).

El doctor Zayas y Alfonso no olvida tampoco este papel que
describe asi:
4. Gazeta.-Havana.-Imprenta de la Capitania General.
Se imprimi6 en medio pliego de papel espafiol, y casi no contenia otra cosa que
avisos y anuncios. Fue su redactor D. Diego de la Barrera, y parece haberse pu-
blicado solamente en los aiios de 1782 y 83, pues el historiador Valdes en 1813 no
la cita de otros afios. El nimuero de 11 de abril de 1783 da una nota de la plata
macuquina recogida en la Isla durante el mes de Enero de 1781; y el numero 28
corespondiente al dia 16 de Mayo public una detallada noticia del arribo a este
puerto del Duque de Lancaster, Guillermo, hijo tercero del Rey Jorge de Inglaterra,
y del recibimiento que le fue hecho. De este 6ltimo ni6mero se desprende que el
peri6dico salia semanalmente y debi6 comenzar por los primeros dias de Noviem-
bre de 1782 (21).
Y, finalmente, el notable bibli6grafo chileno D. Jos6 Toribio Me-
dina (22) se limita al liegar al afio 1782 a copiar el p6rrafo que
arriba hemos reproducido de la p6gina 113 de los Apuntes de Ba-
chiller y Morales, sin aportar ninguna nueva noticia acerca de la
Gazeta de la Havana.
Ahora un deber professional nos obliga a rectificar errors adver-
tidos en alguna de las transcripciones anteriores. Nada m6s le-
jos de la verdad hist6rica que la afirmaci6n hecha por La Torre
acerca de que la Gazeta se
convirti6 en peri6dico literario-econ6mico, variando su titulo en el de Papel Peri6-
dico, con el que empez6 a publicarse desde 31 de Octubre de 1790...
creyendo Saco
que la Gace!a de la Habana fue el primer peri6dico de la Isla de Cuba y que su
existencia sube al alio de 1782...
y que ella
dur6 hasta 1790, en que desapareci6 6 se refundi6 bajo la nueva publicaci6n in-
titulada: "Papel Peri6dico", cuyo primer numero sali6 a luz el 24 o el 31 de Octu-
bre de aquel afio.

(19) Ibidem, p. 137.
(20) Ob. cit., t. III, p. 140.
(21) Memorias de la Real Sociedad Economica, Habana. noviembre 1895,
t. II, num. XI, p. 125.
(22) La Imprenta en la Habana (1707-1810). Notas bibliogr6ficas, por I. T. Me-
dina. Santiago de Chile, 1904, p. 52-53.
-12-







EL PERIODISMO EN CUBA 1948


Guiteras atribuye a Las Casas
la idea de mejorar esta publicaci6n del gobierno (se refiere a la Gazeta, ofrecien-
dola al piblico estendidos sus limits y aumentada con mayor caudal de noticias....
agregando que el
fruto de estas nobles disposiciones fu6 la aparici6n del Papel Peri6dico...
Nosotros, que en las p6ginas del Boletin del Archivo Nacional
(23) copiamos el "Prospecto del Papel Peri6dico de la Havana, exa-
minando escrupulosamente su primer nimeio que corresponde al
domingo 24 de octubre de 1790 y los posteriores de la colecci6n
que radical en la Biblioteca Nacional, leyendo tambi6n el informed
sobre su objeto y utilidad, debido a la pluma del Dr. Jos6 Agustin
Caballero (24), no hemos hallado una sola linea declarando que
fuese aquella publicaci6n una continuidad de la Gazeta, ni que
de manera alguna tuviese nexo con ella. Ademas, no concuerda
el format o tamaiio de uno y otra, como tampoco se imprimie-
ron en el mismo lugar, ya que el primero lo fue en la tipografia de
Francisco Segui y la segunda en la imprenta de la Capitania Ge-
neral.
En cuanto a la duraci6n, Bachiller y Morales, que parece que
tuvo delante el peri6dico, toda vez que en el tomo III de sus Apun-
tes d& con certeza su titulo de Gazeta de la Havana, cae en el
error por career veraz un dato publicado por El Regaii6n de la Ha-
vana respect a que fuese cierto que dicha Gazeia
se empez6 a imprimir dies afios antes que el Papel Peri6dico y por lo tanto en 1790.
El nimero 3 de la Gazeta de la Havana que hemos tenido a la
vista corresponde al viernes 22 de noviembre de 1782. figurando
debajo del titulo la siguiente frase latina:
Centum oculos, nox occupat una... Ovidio.
El pi6 de imprenta dice:
CON SUPERIOR PERMISO
En la imprenta de la Capitania General.
Su tamafio 201/2 por 31 centimetros e impreso a dos columns,
con ortografia de la 6poca, conteniendo el citado ejemplar cuatro
plans con los siguientes titulares:
"Tarifa de pan y came".
"Preterbursg 28 de Mayo".
"Viena Mayo 20-Junio 29".
"Londres 14 de Junio-Junio 18-Junio 21-Julio 9".
"Haya 24 de Junio".
"Madrid Julio 6".
"Campo de S. Roque".
"Promociones de la Am6rica".
(23) Enero-diciembre 1923, t XXII, p. 30-31.
(24) Memorias de la Sociedad Patri6tica de la Havana, Havana. 1793, p. 63.
-13-







EL PEBXODISMO EN CUBA 1948


"Bando expedido por el Exmo. Sr. D. Juan Manuel Cagigal y
Monserrat, Governador y Capitdn General de esta Isla &cc...".
"Al pfblico".
Los parties que aparecen despues de la "Tarifa" se refieren a
noticias extranjeras; el titular "Campo de S. Roque" trata de la
llegada a Algeciras del capital general Crill6n, qu:en tom6 el man-
do del Ej6rcito; las "Promociones" a nombramientos hechos por el
Rey de Espafia; el "Bando" fu6 dictado por la extinci6n del gre-
mio de panaderos, y el suelto "Al pablico" dice:
Todo aquel que gusted de subscrivirse a esta Gazeta, acuda a la Imprenta de
ella. en la que se le dar6 un Abonamiento por seis mess; cuyo valor establecido
ya es cinco pesos.
A continuaci6n y bajo el ualtimo titulo existen noticias varias.
TambiBn consultamos un Suplemento a la Gazeta del 15 de
Noviembre de 1782, con menor format, o sea, 15 por 26 centime-
tros, s61o con dos pdginas e igual nimero de columns y este co-
lof6n:
CON SUPERIOR PERMISO
En la Habana en la Imprenta de la Capitania General.
El contenido se reduce a estos dos titulos:
"Descripci6n de un fen6meno".
"Havana".
hall6ndose sequidamente de este iltimo diferentes materials.
El andlisis que nemos realizado con los antecedentes tenidos
a la vista para saber cuando comenz6 a darse a la estampa la
Gazeta de la Havana, nos permit aseverar que fu4 el viernes 8
de noviembre de 1782.
Para llegar a esa conclusion formamos un almanaque desde
noviembre de 1782 hasta mayo de 1783, comprobando que si el
rnimero 3 correspondi6 a un viernes, y tambibn a dicho dia de la
semana el Suplemento del 15 de noviembre de 1782, o sea del ni-
mero 2, como igualmente el nimero del 11 de abril de 1783, cita-
do en sus obras por Pezuela y Zayas y Alfonso, no hay duda
que el peri6dico salia semanalmente y debi6 de comenzar por los primeros dias de
Noviembre de 1782,
seg~n afirma el doctor Zayas y Alfonso, o sea el mencionado vier-
nes 8 de noviembre de 1782, ya que del propio modo hemos ve-
rificado que en la numeraci6n correlativa de la Gazeta el numero
28 vi6 la luz precisamente el viernes 16 de mayo de 1783, ejemplar
6ste a que alude el l6timo autor referido, no habiendo hallado
menci6n alguna del indicado peri6dico despu6s de la fecha aca-
bada de citar.
Y ya escrito hace afios este trabajo, un amigo de nuestra ma-
yor estimaci6n (18) hubo de noticiarnos que en la obra Archivo
(18) El Dr. Enrique Larrondo Maza. ya fallecido, Catedratico que fu6 del Ins-
tituto de La Habann, y escritor de estilo elegant e investigator acucioso.
-14-







EL PEBIODISMO EN CUBA 1948


del General Miranda existia un juicio critic acerca del primer nii-
mero de la Gazeta de la Havana, que atestigua lo que dejamos di-
cho sobre la fecha en que comenz6 a ver la luz este peri6dico.
El ilustre venezolano Francisco Miranda, quien residi6 en La
Habana durante el primer mando del capit6n general de la isla
de Cuba, D. Juan M. Cagigal, detalla el contenido del ejemplar de
referencia, que merece su reproducci6n, toda vez que aporta datos
desconocidos y confirm nuestro aserto. Dice asi:
Discurso critic sobre ]a primer Gaceta de la Havana, su fecha 8 de Novre.,
dirigido a su Autor, sea quien fuere. Non docere relit, qui discere semper voluit.
No senior mio: No es modestia afectada la que manifiesto en mi introducci6n; es
una ingenuidad verdadera; y un conocimiento nada equiboco de que no merezco
avencindarme ni aun en los arrabales de la republica literaria. Mal podria yo atre-
verme a documentary a Vm.: cuando le supongo erudido de bien sonadas narices
para componer, no digo una Gaceta. pero aun obras de mayor fuste. Es mui pobre
mi numen para tan arduo empefio; poca mi pr6ctica; y el caudal de mis libros tan
abreviado, que creo no pasan de siete; y estos sobre ser prestados, casi todos son
tan poco tiles. que el que m6s se reduce a contener un retazo de las aventuras de
Dn. Quijote. Pero como esto de advertir descuidos, no tiene m6s dificultad, que po-
ner manos a la obra, me parece que podia hacerlo, en lo que he notado en la pri-
mer Gazeta.
Convengo con Vm. en que esta especie de papeles es mui itil en los Pueblos
cultos, pues por medio de las noticias que les subministra contribute a su maior ci-
vilizacion. Mas como el Sor. P6blico es tan delicado si estos retazos de la Historia
no se le presentan bien alambicados: con todos los requisitos de elegant Estilo.
amenidad florida. y erudici6n consumada; lo que sucede es, que se hace de pen-
cas para desembolsar los dos rrs.; se fatigan los moldes de letras inutilmente; el
Librero arriesga el costo del papel. y el autor no logra ver sus deseados fines. Bas-
ta de pre6mbulo, y paso a exponer los reparos que me han parecido tales en la
Gaceta de Vm., y el sentir de algunos sugetos nada Zoylos para poder censurar
agenos escritos. Dicen que su obra de Vm. es un emboltorio de cosas, sin principio
ni fin. ni method, ni orden; pero esta expresi6n es demasiado acre, y yo me con-
tentar6 con decir que se hizo con much prisa, y que por dar Vm. 6 luz cuanto an-
tes tan interesante document, vaci6 las noticias como se venian a la memorial. 6
seg6n las iban subministrando los Colectores. sin tender al parage que devian
ocupar.
Principia Vm., por la Tarifa de comestibles, y d6ndola un saludo de paso, se en-
caja de carreras en avisar al PWblico la utilidad de las Gacetas. con un discurso
demasiado prolijo. De ahi se desata Vm. como torvellino para dar instrucciones de
lo que dever6 hacerse en la p6rdida de negros, 6 otras alajas, a fin de solicitar su
recuperaci6n. D6 Vm. luego un salto a Jamaica para comunicarnos el incendio de
un Almacen. y clli mismo nos cuenta los tumultos de Inglaterra y Escocia. Esto me
parecia m6s propio para referirlo en el Capto. de Londres de igual modo que lo
que nos dice Vm. de la Esquadra. que tienen los Ingleses en la India Oriental. quan-
do trata de la Havana. Responder6 Vm. & estos. como si lo viera, que sin embargo
de ser noticics del otro Emisferio, se recibieron en Jamaica: Si eso fuera asi, gana
tiene el Gaceterio de Madrid de entenderse en tantos Capitulos quantos son los pa-
rages en que acaecen los sucesos, pudiendo reducirse & solo el de la Corte respec-
to 6 que alli se reciben todas las novedades, que traspasan 6 sus Gacetas.
Hablando Vm. de la Havana, encaja la entrada en su Puerto de una sola Em-
barcaci6n Americana: luego la salida de various Buques; y despu6s viene Vm. 6
aparecer en el suplemento con la lista de todos los que anclaron en l6 desde el 19
de Agosto, hasta el 8. No tiene duda que la salida supone previa entrada, y por lo
mismo devia colocarse esta antes que aquella: pero 6ste descuido tan visible pudo
-15-







EL PERIODISMO EN CUBA 1948


proceder, no de inadvertencia, si de haver legado tarde el Colector, y no encontrar
otro hueco que en el suplemento.
Para adquirir Vm., y contarnos las noticias de Europa le vemos hacer un con-
fuso crucero pr. sus Cortes; pudiendo hacerlo por camino trillado, y m6s en dere-
chura a fin de que no le resuhase tanto cansancio. Llega Vm. a Paris; de alli va 6
arriesgarse en atravesar el Canal de la Mancha para pasar & Londres. Retrocede
Vm. hacia Amsterdam, Aya, y Ostende, para encajarse en Roma, y cejar despu6s
hacia Pretersburg; despidi6ndose como un rayo de aquella Metr6poli. para venir
atravesando toda Europa a descansar un rato en Madrid, y del todo en Lisboa.
Le consider a Vm. ciertamente mui fatigado con tan duplicadas marchas. No
era m6s f6cil respect aque estd Vm. en America evacuar primero todo lo que 6
ella concierne; embarcarse despu6s sin perder moment para Lisboa: Pasar de alli
a Madrid: Girar luego pa. Sn. Sebastikn 6 Londres, embocar el paso del Sund, para
arribar 6 Pretersburg; y venirse pian pian por tierra 6 Amsterdam, Aya, Ostende,
Paris, Roma; desde cuia Corte podia Vm. retirarse 6 la de Constantinopla 6 tomar
aliento por algunos dias, al cabo de los cuales no hubiera dejado de adquirir alli
algunas novedades que ingerir en la Gaceta, aunqe. no fuera sino del numero de
Mugeres. que tiene el gran Sefior en su serrallo.
El discurso sobre el Cafe, como asunto medicinal no es de mi incumbencia, por
tanto me separo de su critical; solo si soy de sentir que como extrafio & el car6cter
de Gaceta, deveria tener su asiento al fin de todo. En quanto el method genl. de
este Papel me parece que deveria ser el siguiente: 19-El aviso que se di6 al Pl-
blico, manifestando los motives que inducieron al Exmo. Sor. Govor., y Capn. Genl.
para conceder la impresi6n de la Gaceta: 29-Discurso sobre su utilidad: 3--No-
ticias originarias de las Colonias extrangeras: 49-Las de las Nacionales: 5-Todo
lo respective 6 la Havana: 69-Las ocurrencias de las Cortes de Europa. Y Altima-
mente las noticias generals de instrucciones curiosas, invenciones.
Concluio mi escrito sin intrometerme & censurar la coordinaci6n de periods, cl6u-
sulas, y propiedad de las vozes de que usa Vm. en su obra; asi por lo que dije al
principio como porque en caso de poder hacerlo por menor, como se require, seria
tal vez indispensable estenderme much. Lo mismo digo en quanto 6 los defects
de ortographia, de que abunda bastante la Gaceta, y no es raz6n hacer cargo de
todos al Librero.
Yo espero que entire tantas producciones que han gemido debajo de la prensa
sin merecerlo, condenard 6 Vm. 6 esta 6 igual destiny, pues lo merece pr. Atrevida;
y ensart6ndola en una de sus Gacetas, para que, como Vm. dice, se divierta el Pu-
blico, y el Impresor gane; aunque Vm. no aprenda.-Vale (19)

En lo tocante a la persona que dirigi6 o redacto la Gazeta de la
Havana, se puede afirmar que lo fu6 D. Diego de la Barrera, con-
forme opinan La Torre, Bachiller y Morales, Zayas y Alfonso, y
corrobora en su Diccionario Biogrdfico Cubano (20) D. Francisco
Calcagno; pero nunca bajo la protecci6n de D. Luis de las Casas,
ya que este Capitan General comenz6 a gobernar en Cuba much
despu6s del afio de 1782, es decir el 8 de julio de 1790.
Terminada la disquisici6n que antecede, debemos referir c6mo
nos enteramos de la existencia de los dos ejemplares de la Gazeta
a que nos referimos.
En una de las frecuentes visits que hacemos a la Biblioteca
Nacional en busca de datos acerca de alguin hecho pret6rito, fui-
mos sorprendidos por el que fu6 su competent jefe el Dr. Francis-

(19) Archivo del General Miranda, viajes. Cartas de Miranda: 1782 a 1801. Mis-
cel6nea: 1771 a 1805. Impresos y Grabados: 1771 a 1805. Caracas, Venezuela, 1930,
t. VII, p. 188-190.
(20) New York, 1875, p. 100.
-16-







EL PERIODISMO EN CUBA 1948


co de P. Coronado y su admirable auxiliar el joven Carlos Villa-
nueva, quienes conocedores de la obsesi6n que teniamos por Ile-
gar a poseer un nimero cualquiera del aludido papel, con genti-
leza lo pusieron a nuestra disposici6n.
La forma en que tuvo ingreso, queda explicada por la casuali-
dad de haber sabido el Dr. Emeterio S. Santovenia, Secretario en-
tonces de la Presidencia, que en el Negociado de Asuntos Genera-
les de Gobernaci6n existia un tomo compuesto de trece cuerpos
de Gacetas de la Habana, peri6dico official del gobierno, pertene-
cientes a distintas 6pocas, junto con dos libros m6s de estimable
valor, solicit le fuesen enviados para hacerlos legar a la Bibliote-
ca Nacional, ya que no desconocia el m6rito e importancia hist6-
rica de esos impress.
El doctor Coronado en el acuse de recibo al doctor Santovenia,
le decia cuanto sigue:
No sabe usted cu6nto le agradezco este donativo que hace a nuestra Biblioteca
National, no s61o por los libros, que son muy interesantes y raros, sino principal-
mente porque entire los peri6dicos viene una Gaceta de 1782, y como Vd. sabe no
hay en Cuba quien recuerde haber visto un niimero siquiera de la Gaceta de esa
fecha. Se sabia por el Papel Pei6dico, por Pezuela y por el historiador Vald6s, que
se habia publicado: pero ninguno de nuestros escritores contemporaneos la habia
visto. La Biblioteca poseia ya un suplemento al nmero del 15 de noviembre de
1782. de esa Gazeta y ahora con el ejemplar que Vd. le regala del nunmero 3, son
ya dos piezas las que tenemos de esa rarisima publicaci6n.
No terminaremos sin reconocer que gracias al hallazgo y a la
amabilidad de los distinguidos amigos y compaiieros citados an-
teriormente nos ha resultado fdcil este trabajo, que si bien es cier-
to no puede tomarse por definitive, aclara por lo menos puntos que
hasta ahora permanecieron dudosos.



EL FILOSOFO VERDADERO:
La revoluci6n francesa que fu6 obra de los enciclopedistas in-
fluy6 sobre Espafia en los primeros afios del siglo XIX, dejandose
sentir las doctrinas filos6ficas de aquellos, y muy principalmente
las del escritor y naturalista Juan Jacobo Rousseau y del poeta y
pensador francs Voltaire. Debido a esto se publicaron various dic-
cionarios de car6cter enciclopedico y critic, como los de Bartolomb
Jos6 Gallardo y Jos6 Joaquin de Clara Rosa y aparecieron algunos
peri6dicos con titulos adecuados a la nueva tendencia, ocasi6n
aprovechada para dar a luz en Madrid el Fil6sofo Rancio. Como
los movimientos espirituales de la antigua Metr6poli se reflejaban
en Cuba, aqui sali6 tambi6n un peri6dico denominado El Fil6sofo
Verdadero.
El implantamiento de la Constituci6n de 1812 propici6 la idea
de su fundacion, al igual que la de otros papeles, de manera es-
trepitosa, pues, segin el historiador espafiol D. Jacobo de la Pe-
zuela, di6 ello lugar a
-- 17-








EL PEBIODISMO EN CUBA 1948


La intantnmea resurrecci6n de la prensa peri6dica, que retoi6 entonces con las
ansias que seis afos de represi6n y de mutismo habian depositado en el corazon de
sus redactores. impacientes par difundir una vez m6s, unos sus quejas y otros sus
calumnias (21).
y agrega, que en general,
m6s dedicados 6 personalidades y miserias que 6 difundir el verdadero progress
social y d protege las luces (22).
Buena prueba la tenemos con el examen de las colecciones de
El Lince, Gazeta Diaria, El Repar6n, La Perinola, El Centinela en
la Habana, El Esquife, El Fraile, Diario Civico y multitud de peri6-
dicos de la 6poca de los cuales ya hemos hablado.
M6s el pensamiento del redactor del papel que ocupar6 ahora
nuestra atenci6n, se halla reflejado en su prospect, que dice cuan-
to sigue:
PROSPECT
A LA OBRA TITULADA
EL FILOSOFO VERDADERO
Religiosos moradores de esta Isla.
EL UNICO OBJETO QUE tienen las reflexiones christiano-filos6ficas, que vamos 6
divulgar, es el de manifestaros el torrent de males 6 que estais expuestos, si os
dexais. levar de las tenebrosas ideas en que quieren imbmmrnos la caterva de seudo
fil6sofos, que hay entire nosotros. Demostraremos que esos heroes tan cacareados y
privilegiados en el concept de algunos, no han sido otra cosa que unos monstruos
abominables. perturbadores de todo orden y enemigos de toda religion. Presentare-
mos el verdadero retrato de Rousseau en su diab6lico Contrato social publicado en
esta Ciudad, con tanto esc6ndalo de los buenos: vereis la falsedad de sus principios:
quan contrario es a nuestra Santa Religi6n, y perjudicial 6 la sociedad. En seguida
refutar6mos algunas proposiciones mal sonantes, y algo m6s, que leemos en los pa-
peles de los defensores de la ilustraci6n filos6fica de iltima moda. La material no
puede ser mas interesante. Si Dios quiere saldr6 por lo pronto un pliego cada se-
mana. Se suscribe en la imprenta de Don Esteban Josh Bolofia, calle del Sol casa
numero 21. por el corto precio de quatro reales al mes.-El Fil6sofo verdadero.

La impugnaci6n de las ideas sociales de Rousseau fu6 la mira
fundamental de El Fil6sofo Verdadero, intent que con m6s ampli-
tud encontramos especificado en el articulo que con el titulo "Mo-
tivos, plan y estilo de este peri6dico" apareci6 en el nimmero ini-
cial, trabajo que para su mejor comprensi6n transcribimos inte-
gramente:
TODAS LAS COSAS TIENEN SU TIEMPO. Hay tiempo de collar, como igualmen-
te lo hay de hablar. Hasta el present he observado el mas profundo silencio. Ni
aun habia pensado que pudiese llegar el caso en que Ilamase la atenci6n de un
piblico siempre respectable. La instrucci6n, que despues de much trabajo he ad-
quirido, escasa: el modo de proponer mis ideas, desnudo de aquellos bellos co-
loridos, que hermoseando las expresiones, violentan con dulzura 6 la contemplaci6n
de la verdad: cc6mo pues me habia de resolver a hacer frente 6 los que presumen
de sabios? En efecto, no lo hubiera hecho: ni intentara (como pretendo. former el
quadro de los funestisimos males que regularmente deben sobrevenirnos. fo.

(21) Historia de la Isla de Cuba, Madrid, 1878, t. IV, p. 90.
(22) Ibidem, p. 91.
-18-








EL PE3IODISMO RN OUBA 1948


mentadas que sean por el color de nuestro consentimiento las semillas de
discordia, que por mano de algunos escritores, est6 sembrando en nuestros 6nimos
la mas confuse charlataneria, disfrazada con el sobre puesto nombre de filosofia.
Pero por una de aquellas que Ilamamos casualidad. se proporcionaron en la tertulia, 6 que & veces concurro. unos impress de la pe-
ninsula. IQu6 sublime en el lenguaje! iCon qu6 solidez desvanecen los discur-
sos de la impiedad! iQu6 diferencia tan notable se encunetra entire aquellos, y las
producciones de 6sta, que por la mayor part son chistes sazonados con la sal de
la impostura! ZY es possible, exclam6 uno de los tertulianos, que solo estas instruc-
cciones malignas merecen la atenci6n de los diaristas de esta Ciudad? iQue! Se
desdefian el imitar a la solicit Abeja, y se complacen en las obras del inmundo
Escarabajo? 10 acaso seri creible que legando 6 sus manos los papeles que apo-
yan el libertinage, y lisongear el gusto de la came; solo los que son 6 proposito
para confortar y sostener la religiosa education que :ecibimos de nuestros padres.
tan combatida por los furiosos vientos que ha 'evantado la incredulidad, estan des-
terrados de sus bibliotecas? iQue desgraciados si asi les ::ucediera! Pero la 6lsti-
ma es, que no podemos pensar tan en su favor. Causa dolor el verlos afonados en
reproducir las lecciones de corrupci6n 6 impiedad del Matenalismo y Deismo; al mis-
mo tiempo. que se desentienden de aquellas razones poderosas, con que muchas ve-
ces se han reducido 6 polvo sus engaioosos sofismas. Admira ver los esfuerzos que
hacen por la filosofia de un Hobbes. de un Helvecio, de un Rus6 &c. iMiserables!
,Y estos son vuestros caudillos? (De estas fuentes corrompidas sacais? las aguas de
vuestra doctrine con que quereis ilustrarnos? LAdoptaremos pues ;os sistemas (asi
Illmados impropiamente), que destruyen el orden y la armonia entire los hombres?
Que exaltan las pasiones de nuestro corrompido coraz6n? eQud d!esatan los sagra-
dos nudos con que la misma naturaleza nos at6? ,Que anuncian una infame igual-
dad que nuestra naturaleza no conoce? Que usan con su infame doctrine, puesta en
las manos del fuerte, del impio. del injusto apoderarse de los bienes, y de la vida
del d6bil, del inocente... iAy! iQu6 estragos ha hecho ya esta falsa filosofia en-
tre aquellos infelices que se han dexado engaiiar de sus revolusionarios autores!
Estos los han arrancado de la pacifica posesi6n de la verdadera Religi6n: los hon
privado de aquellos consuelos. que en el seno de esta bendfica madre e:perimen-
taban, aun en medio de la adversidad: los ha despojado de aquella paz y tranqui-
lidad que en otro tiempo gozaban, y los ha transformado en fieras .n cnonstruos.
en irracionales. Corren arroyos de sangre por todas parties, y el hijo es el primero
qua desenvayna el acero para sacrificar 6 su Padre en las areas de esa filosofia,
cuyos seguidores parece no piensan mas, que en la destrucci6n del qenero huma-
no. Para ellos nada hay reservado. Penetran estos enviados de la obscuridad has-
ta en el Santo de los Santos. La verdad y la pureza se ven manchadas por sus ma-
nos sacrilegas. Los temples del Dios de los ex6rcitos, los altares del Sefor se pro-
fanon, y sus ministros son los primeros objetos de su crueldad.

jQu6 responderan a esto los panegiristas de una filosofia tan sanguinaria? Pero
digan, lo que quieran. Quanto mas se funda este asunto en pruebas de hecho, ton-
to mas perceptible es 6 todos la mala causa que patrocinan. y si desenvolvemos los
principios en que se funda, no serd menos visible la amarguisima raiz de tantos
desastres. No ignore el debil efugio que encuentra su ustucia para huir de la c'ifi-
cultad. jSe les objeta la experiencia? Pues ellos encuentran puerta franca para el
escape con el t6rmino abuso. Ve6mosle en uno de sus mas ac6rrimos defensores, al
ver impugnado su favorite el pacto social por unos sabios con el poderoso argu-
mento tomado de la revoluci6n francesa y degradaci6n de la Europa: quien ignore,
es su respuesta, que solo el abuso de las leyes positives, y el olvido del pacro so-
rial. fuh quien engendr6 la revoluci6n francesa? lQuien ignora, que solo el abuso
de la filosofia de Montesquieu, de Helvecio, de Rainal, de Neker, y del mismo Rou-
rcan" fuh quien abort6 esta hydra ponzodosa que tantos males ha causado al man-
do politico y moral? Y ique! ZSeria just prohibir 6 los hombres el uso de los ali-
mentos para precaverlos de los funestos excess de la gala? Con esta paridad se
evidencia mas la fuerza de la soluci6n: por que asi como del abuso que puede ha-

-19-







EL PERIODISMO EN CUBA 1948


cerse de el alimento, no se sigue que 6ste en si sea malo: del mismo modo, siendo
las revoluciones y demos males que las acompafian efecto del abuso que se ha he-
cho de la fiiosofia, no se debe inferir que en si sea mala.
iJusto raciocinio! Que nos servira contra el mismo que lo hace en muchas ma-
terias, pero que en la present solo sirve para ofuscar la verdad. Examinemos de
buena i6. si el torrente de males en que ha naufragado no solo la Francia, sino
tambien lo mas florido de la Europa ha torado su origen y su aumento de los mis-
mos principios que constituyen la filosofia (de que hoblamos). Si hallaren nues-
tros adversariot no ser asi: si pueden hacer ver, que las rebeliones y terrible ma-
les que las han seguido, no provienen. de sus mismos principios, como consequen-
cias necesarias. han triunfado de nosotros: tienen muchisima razon en Ilamar br-
baros a quantos declamen contra sus maestros los lilosofos: yo yo mismo sere el
primero en confesar mi error: volar & su partido: dar6 las gracias por los buenos
oficios que han hecho conmigo, y les suplicar6 muy encarecidamente, se dignen ad-
mitirme en el ncumero de sus alumnos. Mas si realmente se funda esa filosofia, (ccmo
sabemos ciertamente que asi es), en unos principios, de donde necesarlamente han
de seguirse quantos desastres puedan imaginarse: si sus mismas maxdmas nos lie-
van como por la mano 6 las desgracias: como se atreven & decir que han sido efec-
tos del abuso? ZPor que no se rinden a la verdad? ZPor que conociendo, (como de-
ben conocer. pues no dean de tener talentss, la justicia con que contra tan perni-
ciosa filosofia debe declamar todo aquel que ame la tranquilidad de su patria, ce-
san de impugnamos? Digannos ellos mismos lqu6 maldad hay, qu6 barbaridad en
los que quizieran ver reducidas a cenizas, y sepultadas en la region del olvido
aquellas m6ximas. aquella filosofia que degrada nuestra especie, igualcndonos con
los brutos y que solo ensefa el modo de despedazarnos mutuamente? iHa! iQuan
dignos sois de compasi6n! Lamento: si, lament vuestra suerte. Pero lo que mas me
af!ige, es, ver a tantos incautos que ciegos con los humos que ievanta el tiz6n de
la concuspiscencia, y careciendo de la instrucci6n necesaria, no advierten las re-
des de perdicion que en vuestros escritos se tienden; si de veras amais la verdad:
si no estais tan atosigados con los pestiferos vapores que exhala esa infernal filoso-
fia, que aun podais facilmente usar de un juicio recto; considered, de donde viene
y adonde va el espiritu que vuela y no vuelve: qual es nuestro verdadero principio;
hacia que fin corremos: en una palabra, que es lo que somos. Meditad esto en el
silencio de las pasiones, y vereis estrellados los vanos discursos de los fil6sofos.
De este modo estubieron hablando mis amigos, hasta que Ilegando la hora acos-
tumbrada, nos retiramos cada uno para su casa. No se, lo que 6 los demas pasaria:
de mi, se decir, que lleno mi corazon de tristes y melancolicos sentimienios excita-
dos por los fundados discursos que acaba de oir, tuve necesidad de tranquilizer mi
espii:u con algunas otras reflexiones. LY qui remedio, me decia C mi mismo, pue-
do yo dar 6 los demos? El mundo est6 puesto todo en malignidad. No hay quien
haga bien, ni uno siquiera. Vuela como rayo veloz al precipicio. La malicia ha do-
minado toda la tierra. Se han soltado las fuentes inmundas de los abismos, para
inundarlo todo y llenarlo de fetidez. Apenas el hombre mas retirado y que parecia
star seguro, dexa de ser molestado del hedor de estas aguas con peligro de trans-
tornarse el sentido. y ser arrastrado de las cenagosas corrientes. Parece que quieren
atreverse hasta el mismo trono, hasta el mismo Altar. -Ha! iQue todo su empeno es
llegar 6 la eminencia del monte Santo, lamiendo y desmoronando primero las coli-
nas political que lo defienden y sostienen!
Este es el empefo de los que se han torado a su cargo la corrupic6n general:
abrir zanjas y comunicaciones & todas parties. Con pretexto de abono y felicidad.
esparcen gus aguas, que aunque en la superficie parecen cristalinas, est6n en su
fondo Ilenas de veneno 6 inmundicia. Llevan hecho un estrago el mas terrible que
pudiera pensarse con las alagiefias y atractivas ideas y propuestas. La injusticia,
la perfidia, el robo, el asesinato, el odio. la venganza, estCn esparcidas por todas
parties: la disoluci6n, la desvergiienza, la impureza, el adulterio y demis hijas de
la luxuria parece haber dominado C el coraz6n human. La creencia, el culto, la
piedad, y todo lo que se dirige 6 honrar al Ser Supremo, es reputado por su supers-
-20-







EL PERIODISMO EN CUBA 1948


tici6n, fanatismo e injuria al mismo Supremo Ser. Todo se halla abatido por la irre-
ligi6n, por la blasfemia. Parece legado el tiempo de ser todo hombre seducido. has-
ta los electos, si ser pudiera: y que el mundo esta cerca de su total ruina. Y pues
que yo no lo puedo remediar, lo remediar6 por lo que 6 mi toca: ajustare mi con-
ducta 6 la ley eterna, explicada en la antigua, y explanada en el Evangelio: ase-
gurar6 yo mi ultimo fin y corra la bola que ella parara.

A nuestro juicio la lectura del articulo anterior demuestra que
no fu6 su autor un estilista, mds bien un fanCtico vulgar, que apro-
vech6 el desbarajuste causado por la libertad de imprenta para
exponer ideologias sin la preparaci6n necesaria.
Veamos ahora como el Redactor pensaba que debia ser un fi-
l6sofo:
El Fil6sofo es el que filosofa 4 indaga la naturaleza por principios fundamen-
tales, ciertos inegables; a contraposici6n de otros que titul6ndose fil6sofos, fundan
sus discursos en principios inventados por su fantasia, falsos o dudosos. El filosofo
perfect es el que ha legado & penetrar todos los secrets de la naturaleza, y tie-
ne un perfect conocimiento de toda ella. ZY quien es este hombre que ha legado
& este estado de ciencia adquisita? Solo Jesuchristo, concedidndole (blastemamente)
el titulo de fil6sofo, pudi6ramos decir que era perfect fil6sofo; los demis diremos
que son m6s o menos fil6sofos, segin los mayores 6 menores conocimientos: gran-
des fil6sofo, pudieramos decir que era perfect fil6sofo; los demas diremos que son
m6s 6 menos fil6sofos, segfn los mayors 6 menores conocimientos grande fil6sofos
por los grades conocimientos; todos verdaderos si filosofan por principios incon-
trastables. Con el que se titula fil6sofo verdadero, 6 cuyo abatimiento y ultrage se
endereza la Anecdota y las chuladas de ella, se titula bien. por que raciocina par
principios ciertos 6 indubitables: no dice que es perfect fil6sofo, ni aun median;
pero iverdadero.

El anterior p6rrafo corresponde a' un articulo, muy mal escrito
por cierto, que con el titulo "A la an6cdota o lldmese como quiera
inserta en el Civico aiimero 521", vi6 la luz en El Fil6sofo Verda-
dero del 7 de marzo de 1814.
Y de otro trabajo del citado papel sobre "Religi6n" (23) copia-
mos estas lines:
No ser6 extraiio que salga algun mequetrefe de los muchos que hay, diciendo:
que de fil6sofo me he convertido en predicador. Yo escribo baxo el titulo de Fi-
l6sofo Verdadero, y por consiguiente cristiano (algunas cosquillas har6 este con-
siguiente) no estamos en tiempo de comedies ni titeres, ni aun espirituales.. sino
tuales, sino que segun el uso de los pueblos cristianos menos relajados, se sus-
penden todos los espect6culos publicos; como en tiempo de penitencia y rogativa
por alguna calamidad los manda suspender qualquiera nacion 6 estado: conque
parece regular que en este mismo tiempo trate yo algunos asuntos filos6ficos-cris-
tianos.

El lenguaje usado para combatir el Contrato Social de Rousseau
estc patentizado en la siguiente nota:
Nota.-Aunque del principio de libertad que enseia Rus6 como uno de los fun-
damentos para su contrato, que es el que ocaba de impugnarse, se demuestre ser
este fil6sofo reo de todos los estados, ya por negar un principio comun 6 todos. y
ya por near la providencia de Dios para con el hombre; ha parecido convenient
seguir refutando todos los principios de dicho Contrato, para con mas desembarazo

(23) Nimero correspondiente al 4 de abril de 1814.
-21 -








ML PERIODISKO EN CUBA 1948


manifestar despu6s las consecuencias tan funestas y perjudiciales que se siguen de
tal sistema. Iran acompainadas de varies hechos hist6ricos que nos manifiestan las
sediciones causadas, 6 6 lo menos procuradas, por los lil6sofos. Esto hard ver la
necesidad que tienen los magistrados christianos de alejar de los pueblos 6 su car-
go confiados semejantes doctrinas, y de hacer observer las m6ximas de nuestra S.
Relig. pues en razon precisa de los buenos cat6licos que haya, ser6n los buenos
ciudadanos, los files y seguros subditos y los padres de familiar perfectos; como
nor el contrario, 6 proporcion de lo christianos desobedientes al evangelio y i los
preceptos de nuestra Santa madre Iglesia, habr6 desobedientes 6 sus mayores, re-
beldes a sus Jueces. Magistrados, y Principes, infieles 6 sus Sefiores, injustos para
con todos.
EL REDACTOR.
Nos ha parecido convenient incluir parte de algunos escritos
de los que comprenden los dos volumenes de El Fil6sofo Verdadero
a fin de que el lector pueda former concept del peri6dico que co-
menz6 a publicarse en La Habana el 15 de marzo de 1813.

La cita m&s extensa acerca del mismo la encontramos en los
Apuntes para la historic de las letras y de la instrucci6n pfiblica
de la isla de Cuba por Antonio Bachiller y Morales, que dice asi:

1.813
El Filosofo Verdadero.-Peri6dico semanal que se publicaba los lunes de 1813 6
1814: tuvo dos series y se empez6 6 imprimir en la imprenta de D. Esteban Jos6
Bolofia, various nfineros en la de D. Antonio Vald6s, y toda la segunda series en la
de Bolofa otra vez, con vifieta los 6ltimos ninmeros. El primer ni6mero es de 15 de
Marzo y el ultimo de 22 de Agosto de 1814. Contiene la primer series 152 paginas y
la segunda 2414 en 49 espaiol: el segundo redactor dijo que por no poder ocupar-
se de los pasos necesarios para la publicaci6n del peri6dico lo suspendia.
La primera series se ocup6 de impugnar "el contrato social de Rousseau" que se
imprimi6 entonces traducido y algun otro articulo en defense del clero e institucio-
nes eclesidsticas, en la segunda 6poca en que se dej6 descansar 6 Bergaho y 6
hus6, asi est6 escrito siempre con una nota en que se defiende la escritura por la
prcnunciaci6n: y se public la "Caiionera" en secci6n del peri6dico, parodia del
"Esquile" y muy infeliz. La segunda part fu6 m6s variada, pero no m6s amena. (24).
Y Pezuela en su Diccionario geogrdfico, estadistico, hist6rico de
la isla de Cuba lo menciona de este modo:

1.813
El Fil6sofo Verdadero.-Peri6dico semanal que sali6 a luz en 49 todos los lune.,
ya en la imprenta de Bolofia, ya en la de Vald6s, llegando 6 componer 396 pdgi-
nas cuando se suprimi6 en 1814. Sostuvo excelentes principios aunque con vulgar
estilo. (25).
Ninguno de los histori6grafos de referencia nos informa en
cuanto al nombre del fundador y redactor de El Fil6sofo Verdadero,
dato importantisimo que no hemos hallado en la acuciosa pesquisa
realizada al efecto. no obstante haber examinado las colecciones
de los peri6dicos de entonces Diario de la Habana, El Esquife, El
Centinela en la Habana, Noticioso y Diario Civico, como igualmen-

(24) Ob. cit. Habana, 1860, t. II, p. 123.
(25) Ob. cit., Madrid, 1863, t III, p. 522.
-22-







EL PEEIODISMO ENCURA 1948


te la Bibliografia de Carlos M. Trelles y las Historias de Cuba de
Guiteras y Pezuela, etc.
En vista a que las iniciales que figuran al final del primer ar-
ticulo de El Fil6sofo Verdadero correspondent a las letras L. A., di-
rigimos nuestra investigaci6n a los individuos que de alguna im-
portancia de aquel tiempo conveniesen dichos signos, encontran-
do al abogado Lorenzo de Allo o Ayo, letrado, orador y escritor,
que ademds fu6 miembro distinguido de la Sociedad Econ6mica
de La Habana a la que regal6, en 1838, importantes obras de su
biblioteca particular; pero sin que en las cortas biografias consul-
tadas sobre el mismo conste que fundase o dirigiese el aludido pe-
ri6dico, ni en toda la colecci6n se descubra por algin detalle que
fuese aquel u otro personaje, ya que la mayor parte de los ar-
ticulos carecen de firma.
La primera series estd compuesta de 22 nineros y termin6 el
lunes 9 de agosto de 1813, sin explicarse la causa de su extinci6n,
dejdndose de publicar s6lo el correspondiente al dia 16, toda vez
que la segunda 6poca comenz6 con el guarismo XXIII que, aun-
que sin fecha, pertenece al lunes 23 de dicho mes y afio, como
igualmente sali6 sin tal requisite el XXIV, o sea el del 30, ya que
el nimero XXVI lleva la del lunes 6 de septiembre de 1813.
El nuevo Redactor de El Fil6sofo Verdadero se dirige al piblico
y a los suscriptores con estas frases:
Nunca falta un roto por un descosido. Ya estarian pensando los pocos afectos
del Fil6sofo verdadero hacerle el entierro considerandole con la vela en la mano,
el agonizante & la cabecera y perdida el habla. pues no pudo pronunciar palabra
(diran) al numero 23, que le correspondia, y solo se public un pliego del Preser-
vctivo. Mas no, sefiores, que si 61 quiso morirse de su voluntad, ha habido transmi-
gracion de alma, acaso de un racional 6 un borrico, y no necesita funerales; por
que aun el alma existe, con diferencia solo del individuo que informa.
Tuve noticia que el redactor queria suspender su Peri6dico: tomn informes y ha-
11 en efecto que habia resuelto levantar la mano del papel: los motives 61 se los
sabra. No me apreci6 oportuna la suspension en tiempos, que mas que nunca, ne-
cesita la Habana de un papel christiano-fil6sofo: pues los que se publican tan le-
xos estan de Ilevar este sistema, que por el contrario emborran sus papeles con
producciones liberals nada in... (26) a la piedad y buena moral: y se guardian
mui bien de publicar... piadosos... y chistianos que en tanta abundancia se dan
en la Pe... que ellos laaman services. Y se disgustan si otrc quiere... no es just:
se sirve al public; al public respectable de la... se precia no solo de politico,
sino de chiristiano y cat6lico. ,Pues que raz6n hay para privar 6 este respectable y
christiano pueblo habanero de las ideas filos6ficas reliqiosas que se publican en
la Peninsula (4 otra parte) 6 que pueda dar un celoso, que quiera tomarse este
trabajo? ZY no serd una traicion civica el manifestar aisgusto en ello, 6 querer
impedirlo 6 la sordina?
Pero sea lo que fuese, movido de esto determine tomar 6 mi cargo la prosecuci6n
del Fil6sofo Verdadero, que el otro ha suspendido, siguiendo quanto sea possible su
objeto, su sistema y plan. Se dart el medio pliego del Preservativo hasta que se
concluya, y el otro medio de ideas filos6ficas-morales y critics. Omitir6 ya ablar
de intent del Pacto Social, 6 no ocurrir nueva ocasi6n: pues para los que lean
de buena f6, se ha explicado suficientemente en los numeros que se han dado de

(26) Roto el document donde hay puntos suspensivos.
-23-







EL PEBIODISMO EN CUBA 1948


este Peri6dico; y para los que lean de mala, es cansarse en valde, y molestarse
los piadosos que ya estar6n fastidiados de tantas reflexiones en la material, y pri-
varies en otras mas utiles.
Se echar& de menos la elegancia del estilo; pero como yo jamas puse el mayor
cuidado en la cultural de las palabras, sino en un estilo claro y sencillo y un cas-
teflano neto atendiendo mas 6 la fuerza de las razones que 6 la verbosidad; pro-
curar6 que todos me entiendan en lo que diga. Si el public se complace de este
mrtodo, le servir6 gustoso mientras pueda, satisfecho de que no es otro mi objeto
qup su propio interest y felicidad inspirandole buenas costumbres por m6ximas mo-
rales fundadas en la filosofia christiana, haciendo ver las malas consequencias de
lo contrario.
Tal es el objeto de este peri6dico, como parece lo fu6 desde los principios- y
se publicard en los mismos terminos que hasta ahora.
Asi continue la vida 16nguida de este peri6dico, muy poco in-
teresante, abandonando en la segunda series sus ataques a Rou-
sseau y al guatemalteco y escritor D. Sim6n Bergafio y Villegas,
aunque sostuvo discusiones con el Diario Civico de que fu6 fun-
dador el iltimo, El Esquife, Noticioso, etc., y con El Fil6sofo Ran-
cio, de Madrid, dedicandose con preferencia a los asuntos poli-
ticos, pero sin dejar la defense de cuanto tenia relaci6n con la
cristiandad e insertando a partir del numero 22 algunas poesfas.
Y con el nimero LXXV, fecha 22 de agosto de 1814, se extingui6
El Fil6sofo Verdadero, que alcanz6 a la pigina 244, despidiendose
con este suelto:

AVISO AL PUBLIC
Los muchos embarazos que hall en su persona el redactor del Fil6sofo Ver-
ddadero para las diligencias de la licencia de este papel antes de darlo a la pren-
sa; ni tener arbitrios para comisionar un sugeto que las haga, le ponen en la pre-
sici6n de suspenderlo. Lo que se avisa al publico para su inteligencia, y que en-
tienda no es por falta de voluntad de instruir en la moralidad y reprender modes-
tamente los vicious.

Durante toda la publicaci6n figure debajo del titulo este epi-
grafe:
Victa jacet pietas, ut Virgo caede madentes ultima coe lestum, terras Astraea
reliquit.
Ovid. I. Metamorph.
El Fil6sofo Verdadero principi6 a editarse "En la Oficina de
Don Esteban Jos6 Bolofia, Impresor de la Armada Nacional". En
el numero 17 consta en el colof6n este

AVISO
Est6 abierta la suscripcion de este papel (por el precio de cuatro reales al
mes) en esta oficina de D. Antonio J. Vald6s.
Pero desde el nrnmero XXIII hasta finiquitar continue en la im-
prenta del indicado Bolofia.
En la paginaci6n hubo sus alteraciones, ya que hallamos ejem-
plares compuestos de 4, 5, 6, 7, 8 y 9, figurando igualmente la nu-
meraci6n de cada cuaderno, primero con romanos y despu6s con
arabigos, segin podrd observarse al t6rmino de esta resefia en

-24-







EL PERIODISMO EN CUBA 1948


que se detallan los materials que contiene. Pero su format de
14V2 por 20 /2 centimetros no vari6, aunque si el tipo de letra usa-
do en la composici6n, que de 12 puntos que tuvo desde su inicio,
cambi6se a partir del ndmero IX, donde se hace esta
Advertencia.-Con el fin de dar mas extension i los discursos y aclarar la ma-
teria que se toque, ha parecido convenient el continuar la impression de este papel
periodic con la close de letra en que este nimero se halla: creo no desagradard
a los sefiores suscriptores.
En efecto, se us6 desde entonces el tipo diez o lecturita, vol-
viendo casi al final a utilizarse los doce puntos o lectura.
Fueron objeto tambien de algunas variantes las cabezas de
El Fil6sofo Verdadero, mas las de mayor significaci6n, por lo ra-
ras, son las que aqui se reproducen.
La colecci6n de este peri6dico encierra algunos suplementos
que no merecen su pormenorizaci6n, dado su escaso interns; pero
consecuente con el plan trazado de antemano desde que comen-
zamos esta "Contribuci6n", hemos compuesto un indice a fin de
que el investigator no tenga necesidad de examiner la colecci6n
de los peri6dicos para conocer la clase de material incluido en
sus pdginas.
Helo aqui:
PRIMERA SERIES
-I-
Motivos, plan y estilo de este peri6dico ................ 1
-II-
Concluye la material del nimero anterior .............. 1
-III-
Comparaci6n de los fil6sofos, y contrariedad del Contra-
to Social con lo que nos ensefia la Santa Escritura.
Suplemento al nim. HII? del Fil6sofo Verdadero por "El
Amigo del Delator" ................ Sin paginaci6n.
-IV-
Sin titulo el editorial, pero comienza: "Por much que se
procure disculpar el atentado de la traduccion en
nuestra lengua vulgar del Contrato Social de Rus6",
Por EL REDACTOR ............................. 9
Suplemento al num. IV "Sefior Diarista Civico" por "El
Conciliador" ....................... Sin paginaci6n.
-V-
Concluye la impugnaci6n empezada en el niimero anterior 17
Suplemento al nim. V. "Breve respuesta & la critical he-
cha de este papel peri6dico por el redactor del Diario
Civico en el nimero del Viernes pr6ximo pasado"
por "El Conciliador ................ Sin paginacion.
-25-







EL PEBIODISMO EN CUBA 1948


-VI-
Sobre la libertad natural del hombre que se supone como
fundamento para el Contrato Social ............... 25
-VII-
Concluye la material del nimero anterior por "El Redac-
tor" .. ......................................... 33
Suplemento al nim. VII. "Contestaci6n sucinta 6 la cri-
tica puesta en el Diario Civico el 15 de este mes, ni-
mero 227 contra el nmuero 5 de este peri6dico por
"El Fil6sofo Verdadero" .................. Ns. 1 al 4
-VIII-
Sin titulo el editorial, pero comienza "Atentos 6 nues-
tra conversaci6n, no habiamos reparado en unas mu-
geres que como extraviadas por aquel prado no sa-
bian el camino, y luego que nos divisaron, se dirigie-
ron hacia donde est6bamos" ..................... 41
-IX-
Sin titulo, pero continuaci6n del anterior editorial ..... 49
-X-
Sin titulo, pero sobre el mismo asunto que el que antecede 57
-XI-
Idem idem idem ..................................... 65
-XII-
Idem idem idem .................................... 73
Papel remitido. El Promotor Fiscal en. la causa agitada
por el fil6sofo verdadero por "El Fiscal" .......... 80
-XIII-
Sin titulo, pero continuaci6n del tema del anterior edi-
torial ......................................... 81
El Promotor Fiscal. Parecer segundo por "El Fiscal" .... 88
Respuesta por "El Fil6sofo Verdadero" ............... 88
-XIV-
Fil6sofo Rancio cart. 7 ............................ 89
Remitido .......................................... 96
-XV-
Sin titulo pero parece continuaci6n del anterior ........ 97
Sigue el remitido del nimero anterior por "El Amigo del
6rden" .......................................... 104
Sefior amigo del 6rden por "El redactor" .............. 104
Nota por "El Redactor" ............................... 104
-XVI-
Prosigue el Rancio por "El R." ....................... 105
-26-








EL PERIODISKO EN UU3A 1948


-17- (27)
Continia el Fil6sofo Rancio ......................... 113
Respuesta a la segunda cuesti6n ................... 115
(Remitido) Sefior Redactor del Fil6sofo por "J. O. Z." .... 116
Descubrimiento de la mina de los publicistas en Cddiz .. 118
Anso ............................................. 120
-18-
Continua el Fil6sofo Rancio ......................... 121
Sigue la mina ........................................ 123
(Remitido) por "El Observador" ..................... 128
-19-
Concluye el Fil6sofo Rancio ......................... 129
Finaliza la mina por "El espafol cat6lico" ............ 131
Senior Redactor del Fil6sofo Verdadero .............. 135
-20-
Sin titulo, principiando asi: "Es precise que renueven los
lectores la idea, de que today la lectura del "Fil6sofo
rancio se hizo en el camino" .................... 137
Finaliza el remitido comenzado en el numerm anterior por
"J. 0. Z." ........................................ 142
Sefior J. 0. Z. por "El Redactor" .................... 144
-21-
Sin titulo comenzando asi: "Estaban ya varias personas
esperando 6 la sefiora, que sabedoras de su liegada
venian a felicitarla" .............................. 145
"Est6 en peligro la religion? ........................ 147
Nota .... .................................. 148
Sin titulo, comenzando asi: "Sin mas predmbulo ni mas
salva que el hacerse la serial de la santa cruz para que
el Sefior no me dexe caer" ....................... 149
Aplicaci6n a la pregunta jEst6 en peligro la religion?
Endechas .......................... .......... 151
Octava por el "(Procurador general nim. 223)" ........ 152

SEGUNDA SERIES
-XXIII-(28)

Al respectable piblico de la Habana, y principalmente a
los suscriptores al Fil6sofo Verdadero el nuevo Re-
dactor ........................................ 1
D6cima .......................................... 2
Letrillas .................................. ........ 3

(27) Se cambiaron los n imeros romanos de los cuadernos por ardbigos.
(28) El order de los cuadernos sigui6 en la segunda series con nimeros romanos.
-27-







EL PEIIODISMO EN CUBA 1948

--XXIV--
Respuesta a la tercera cuesti6n ........................ 5
Articulo comunicando al Procurador General por C. D. L. 7
Culto ............................................ 8
Ventas ............... ............................... 8
-XXV-
Respuesta a la cuarta cuesti6n ........................ 9
Diario Civico ....................................... 11
Culto .......................................... 12
-XXVI-
Sesi6n estraordinaria de los liberals ................. 13
Culto ................................................ 16
-XXVII-
Respuesta a la cuesti6n quinta ...................... 17
El Viajero, poesia ................................... 18
Diario Civico ......................................... 20
Culto .......................................... 21
-XXVIII-
La Cena ......................................... 21 (29)
-XXIX-
Soneto .......................................... 25
Culto .......................................... 27
-XXX-
Respuesta a la sexta cuesti6n ....................... 27 (30)
Respuesta a la s6ptima cuesti6n ...................... 29
Senior Fil6sofo Verdadero por Crist6bal Suvill6 ....... 30
Culto ......................................... 30

-XXXI-
Carta (supuesta) de un Regular de C6rdoba a un amigo
resident en C6diz ............................. 30 (31)
La Cafionera en Corso ............................. 32
Culto .......................................... 34

-XXXII-
Remitido al Procurador General por "Lorenzo de Marias" 34 (32)
La Caiionera en Corso ............................... 3
Aviso al piblico de la Habana ..................... 37

(29) Repetido el numero de la p6gina.
(30) Repetido el nuimero de la pagina.
(31) Repetido el n6mero de la p6gina.
(32) Repetido el numero de la p6gina.
-28-







EL PERIODISMO EN CUBA 1948


-XXXII-
Abuso de la libertad de imprenta por "P. G." .......... 38
La Cafionera en Corso por "C. S." .................... 40
Culto ......................................... .. 41
-XXXIV-
Los politicos de estos tiempos .......................... 42
La Cafionera en Corse por "C. S." ................... 44
Una pregunta curiosa .............................. 45
-XXXV-
Concluye el discurso sobre los politicos de estos tiempos 43
La Cafionera en Corso por "Crist6bal Servilio" ........ 48
-XXXVI-
La tia Calasparra al Redactor General de C6diz, poesia 50
La Cafionera en Corso por "C. S." .................... 51
Decreto ........................................ 52
-XXXVII-
Comunicado por "C." ................................ 54
Exhortaci6n por "C." ................................ 55
La Cafionera en Corso por "C. S." .................... 57
-XXXVIII-
Diario Civico niimero 431 ........................... 60
La Cafionera en Corso ............................. 62
Errata del nimero 37 de este Peri6dico ................. 63
-XXXIX-
Diario Civico n6mero 444 ............................ 64
La Cafionera en Corso por "Pelayo de Espaia" ........ 67
Avisos al piblico .................................. 68
Otro muy interesante a las Beatas .................... 68
Noticia suelta ........................................ 71
-XXXX-(Sic)
Orgullo filos6fico ................................ 72
La Cafionera en Corso .............................. 74
Desengafio interesante ............................ 75
-XLI-
Sigue el discurso del nimero anterior sobre el Orgullo
fil6sofo ................................... 76
La Cafionera en Corso .............................. 78
Aviso al piblico .................................. 79
-XLII-
Finaliza el discurso sobre el Orgullo filos6fico ......... 80
La Cafionera en Corso por "Pelayo Espafia" ........... 82
-29-







EL PBBIODISMO EN CUBA 1948

-XLIV--(33)
La Cafionera en Corso por "C. S." .................... 84
Siguen las noticias del bote espia .................... 87
-XLV-
Sin titulo comenzando asi: "Sefior Fil6sofo Verdadero iqu6
amargas son las verdades!, por "El Consejero" .... 88
La Cafionera en Corso ............................. 89
-XLV-(34)
Sefior Redactor del Fil6sofo Verdadero por "0" ...... 92
La Cafionera en Corso por "Pelayo de Espufia" ........ 93
Aviso al publico ............... .................. 95
Aviso del bote espia ............................... 95
-XLVI-
La providencia ....................................... 96
La Cafionera en Corso ............................. 98
Aviso important al piblico .......................... 99
-XLVII-
A los chiflitas del Noticiero ........................ 100
La Cafionera en Corso ............................. 102
-XLVIII-
Edicto del Excelentisimo Cardenal. Arzobispo de Toledo
a los Fieles de su Di6cesis ...................... 104
La Caiionera en Corso ................................ 106
Aviso al piblico de orden del Supremo Tribunal ....... 107
-XLIX-
Del escarnio en los papeles piblicos .................. 108
La Cafionera en Corso por "C. S." .................. 110

Observaciones sobre la predicaci6n evangelica ........ 112
-LI-
A la an6cdota o ll6mase como quiera inserta en el Civico
niimero 521 ........................................ 116
-LII-
Reflexiones sobre las reflexiones acerca de la felicidad.. 120
-LIII-
Constituci6n. Comunicado al Procurador General de la
Naci6n y del Rey nnmero 443 ..................... 124

(33) Hay un salto del nfimero XLII al XLIV. pero sin que falte ejemplar alguno.
toda vez que la paginaci6n terminal con el 83 y sigue en la 84, como igualmente la
fecha que es del 3 y 10 enero 1814.
(34) Aparece repetido, pero con fechas 17 y 24 enero 1814 respectivamente.
-30-







EL PEBIODISBO EN CUBA 1948


-LIV-
Religi6n. Culto cuadragesimal ........................ 128
-LV-
Religi6n. Concluye el culto cuadragesimal ............ 132
-LVI-
Entropelia .......................................... 136
-LVII-
Sefior Don Jos6 Gregorio Diaz de Villegas ............. 141
-LVIII-
Comunicado. El imparcial convencido de parcial por "Uno
de ellos" ....................................... 145
-LIX-
A un chispazo liberal. Sobre la libertad racional ....... 149
Cortes. Sesi6n del 26 de enero de 1814 ................ 152
-LX-
Sobre la obediencia de los hijos a los padres .......... 153
Delaci6n. Al Tribunal del honor y la raz6n por "El Zela-
dor de las costumbres" ........................... 155
Advertencia ......................................... 157
-LXI-
Visi6n de una beat ................................. 158
-LXII-
Sin titulo comenzando asi: "Amigo mio: luego se public
en un Peri6dico el Juicio sobre el impreso... del Pa-
dre Quezada" .................................. 162
Ciudadano. Nuev. vocab. filosof. democr. (x) ........... 165
-LXIII-
Felicidad piblica .................................... 166
Dos palabritas amigables a los Redactores del Noticioso. 169
-LXIV-
El imparcial convencido por segunda vez de parcial por
"Uno de ellos" ................................. 170
-LXV-
Sin el auxilio de la religion, se trabaja inutilmente en la
reaeneraci6n de un pueblo ........................ 174
Felicidad. En sentido Fil6sofo-Democr6tico-Moderno .... 177
-LXVI-
Sobre los papeles piblicos ........................... 178

(x) "Se darin de quando en quando algunos articulos de ese gracioso Vocabu-
lario compuesto en tiempo de la revoluci6n francesa, e impreso en Venecia: y tra-
ducido al espaiol 6 impreso en Sevilla el afio pasado de 1813". (Nota del Ori-
ginal).
-31-






EL PERIODISMO EN CUBA 1948


-LXVII-
Despertador filos6fico-moral para desengafio del bello
sexo ............................................ 182
-LXVIII-
Prosigue el Despertador filos6fico-moral para desengafio
del bello sexo por "La Moralista" .................. 186
-LXIX-
Ignorancia crasa ..................................... 191
-LXX-
Ociosidad y causes generales de la corrupci6n de cos-
tum bres ......................................... 195
-LXXI-
Centinela filos6fico-moral para la Juventud femenina por
"La Moralista" ..... .......................... 203
-LXXII-
Profanaci6n de los templos con los trajes inmodestos .. 212
-LXXIII-
Los tempos profanados con las obras ................. 220
Lista de los libros que se hallan en dicha imprenta .... 227
-LXXIV-
Sin titulo, comenzando: "Sefior Fil6sofo Verdadero": tam-
bi6n yo he de poner mi chinita en el rollo, aunque
muger provecta, y falta de instrucci6n adecuada"...
por "La Celibata por fuerza" ...................... 228
Contestaci6n del Redactor ........................... 231
-LXXV-
Causa de los celibatos involuntarios por "La Moralista". 236
Aviso al piblico ..................................... 243
En la Biblioteca Nacional de La Habana, se encuentra la colec-
ci6n complete de El Fil6sofo Verdadero que nos ha servido para
redactar este trabajo.


CORTESIA DE LA



Empresa Naviera de Cuba


-32-







EL P3RIODISNO BY CUDA 1948


UN MAESTRO DE PERIODISTAS INOLVIDABLE

Por EMETERIO S. SANTOVENIA


Las transformaciones del periodismo en la epoca contempo-
r6nea tienen m6s de revoluci6n que de evoluci6n. Las nuevas for-
mas de la vida humana, la celeridad do todos los movimientos, la
indole de invenciones aplicadas a las comunicaciones y el per-
feccionamiento de la mec6nica y la electricidad se han reflejado
en el papel impreso destinado a satisfacer la avidez cotidiana.
A mayor abundamiento, el paso de un regimen de opresi6n a
uno de libertad, como en el caso de Cuba, ayer colonia y hoy
repiblica, ha determinado por si solo cambios esenciales, refle-
jados ostensiblemente en la prensa peri6dica.
Quiero referime a la prensa peri6dica cubana de hace poco
m6s de ochenta afios. Para hablar con mayor precision, voy a
hablar de El Siglo y del conde de Pozos Dukes, su ilustre director.
Entre este hist6rico diario de la Habana y cualquiera de sus prin-
cipales colegas de hey hay una diferencia enorme. Y la diferen-
da tiene diversas foses, desde el nimero de pdginas hasta la
manera de titular sus noticias y articulos, pasando por la natura-
leza de su contenido.
En el tr6nsito del segundo al iltimo de los tercios del siglo
XIX lo m6s important en un buen peri6dico cubano era la doc-
trina expuesta al principio de su segunda pdgina: un articulo ex-
tenso, generalmente escrito por su director -en El Siglo era obra
de la pluma de Pozos Dulces-, acerca de un negocio pdblico de
interns general No tengo necesidad de destacar que en la hora
present eso no es lo m6s sobresaliente de un diario, como tam-
poco es lo m6s adecuado al gusto y a las exigencias de la mayo-
ria de sus lectures. Los lectores de hoy buscan informaciones de
indole muy varia y, en-adici6n, trabajos firmados.
El diario El Siglo, bajo la direcci6n de Francisco de Frias, cons-
tituy6 un paso de advance en el periodismo de nuestra patria. El

CORTESIA DE LA

I ompaiina i itgrifira be la liabana


-33-







EL PERIODISMO EN CUBA 1948


Siglo lleg6 a ser en el tiempo el primer peri6dico de los de mayor
importancia de la Isla que tuvo cardcter profundamente cubano.
Cubanos fueron sus redactores. Cubanos fueron sus objetivos pri-
mordiales. Cubanos fueron sus riesgos. Cubanas fueron las nor-
mas a que atemper6 su conduct. Cubanas fueron su vida, pa-
si6n y muerte.
El peri6dico colocado bajo la regencia de Pozos Dulces alcan-
z6 la categoria de vocero culto y prestigioso de los hombres de
Cuba m6s apegados a la aspiracion de acelerar el progress del
pais en lo politico, lo social y lo econ6mico. Adelantar este pro-
grama en un regimen. colonial basado en la intolerancia era ejecu-
tar una empresa dificilisima. Lo netamente cubano, sin mas ni
mds, representaba una amenaza para los detentadores del poder
pblico. Y lo netamente cubano era aquello que abogaba por la
introducci6n de libertades en el desarrollo de la riqueza, en el
trabajo y en la exposici6n de las necesidades anejas a los inte-
reses colectivos.
Eso hizo Pozos Dulces en El Siglo. Hizo m6s: se empefi6 en
incorporar a la lista de las materials debatidas en la prensa cu-
bana aquellas fordneas que podian influir en nuestro destino his-
t6rico. La m6s atractiva, y tambi6n la m6s peliqrosa, por los afios
de 1863 a 1865, fu6 la guerra que tenia en Ilamar a los Esta-
dos Unidos. El Conde escribi6 con tanta valentia como solidez
ccerca de la grave naturaleza y las presumibles derivaciones
del sangriento conflict. Naturalmente, no eludi6 tomar partido
en la controversial: su partido en la controversial fu6 el partido que
defendia la integridad del pacto federal y la emancipaci6n de
las razas de color.
Pozos Dulces fu6 un entusiasta admirador de Abraham Lincoln
desde temprano. Cuando el pr6cer del Norte era hasta escarne-
cido en su patria el insigne periodista cubano anticip6 juicios, con-
firmados plenamente por la Historia ,en alabanza de su sabiduria
y caridad. Luego, ya sacrificado el emancipador, victim de ab-


LABORATORIO8 KUBA, 8. A.
Institute de Parasitologia y Medicina Tropical
KOURI-BA8NUEVO
Directores:
Dres. Pedro Kouri y Jos6 G. Basnuevo, Profesores de
SParasitologia y Enfermedades Tropicales de la Facultad
de Medicine de ]a Universidad de la Habana.
5a. Ave. y Calle 78
Miramar Marianao.
Tel6fono B-4488

-34-







EL PERIODISMO EN CUBA -1968 -

surda alevosia, la pluma de Frias se ejercit6 para sostener, frente
a los 6rganos del m6s acerrimo colonialismo, que los Estados
Unidos de Am6rica seguian siendo una potencia y que su porve-
nir deslumbraria al Mundo. Una de las pol6micas sostenidas por
El Siglo en el aio de 1865 gir6, precisamente, en torno a las pre-
sunciones a que invitaba la Uni6n. Otro diario habanero quiso
dar carta de naturaleza a una expresi6n negative: "los que fueron
Estados Unidos". Pozos Dulces puso calor y pasi6n en la demand
enderezada a que se reconociese que los Estados Unidos no ha-
bian dejado de ser tales y que se hallaban llamados a larga vida.
Maestro de periodistas fue el cubano Francisco de Frias, Conde
de Pozos Dulces. Lo fu6 por hechos de la indole de los que dejo
apuntados. Por afadidura, este maestro de periodistas fu6 hom-
bre de Estado. En realidad, un maestro de periodistas ha debido
siempre reunir eh si tantas y tan altas calidades que sus buenos
papeles y los indispensables de un estadista pudieron confundir-
se. Tal fu6 lo ocurrido en el caso del noble director de El Siglo.
No puede Cuba oividar a un maestro de periodistas de la ca-
tegoria de Pozos Dulces. Compromise de los periodistas de nues-
tros tiempos es reconocer la deuda pendiente con un predecessor
de tan elevado linaje. Entre las muchas y buenas ideas que sue-
len prosperar en el seno de los profesionales de la pluma en esta
Antilla ser6 bello y enaltecedor el pensamiento consagrado a
sefialar la prominencia de quien result el primero en mostrar
c6mo habia de ser en Cuba un peri6dico esencial y profundamente
cubano.


BUFETE SALAYA Y CASTELEIRO

Dr. CGsar Salaya y de la Fuente.
Dr. Jorge S. Casteleiro.
Dr. Radl Olivera Borges.
Dr. Francisco P6rez Vich.
Dr. Jos6 Ramirez Tapia.
Dr. Agustin Goytizolo Recio.
Dr. Jos6 M. Herndndez Ptuentes.
Dr. Esteban Ferrer Ruiz.

NOTARIO
Dr. Jorge S. Casteleiro.

Oficios No. 104.-Departamentos 506-516
Tel6fonos M-9906, M-9907 y M-9918
La Habana.
-35-














:I










LOS VESTIDOS TEJIDOS

LUCEN MAS LINDOS CUANDO

SE LAVAN CON DREFT

Sus vestidos tejidos llamarAn la atenci6n si usted los
lava con Dreft, I quedan tan lindos! Suavidad mara-
villosa en el tejido... ajuste perfecto... los colors
mas atractivos, en fin, un verdadero encanto. Dreft
limpia los tejidos en una forma delicada, como nin-
g6n jab6n puede hacerlo. Y con la gran ventaja de
que Dreft no deja "pelicula jabonosa" que opaque
los colors. i Haga que sus vestidos tejidos, los sweat-
ers, las chaquetas, luzcan ms y le duren mAs tiem-
po! iUse pars lavarlos unicamente Dreft, la sensa-
cional Espuma Lavadora!

Dreft hace 8 veces
mas espuma que
el mejor jabon


-36-








BL PERIODIBM0 AN CUBA I041


LA PRENSA TRADITIONAL Y LA PRENSA RADIAL

Por ANTONIO IRAIZOZ

No es possible ocultar que el auge y crecimiento del periodismo
radial, de ese periodismo hablado cuyas opinions y noticias Ile-
gan a todos los hogares cada dia con mayor difusi6n. preferido
por cuantos no saben leer, o no pueden leer, quizd signifique un
quebranto para la prensa terrestre. Algunos piensan que es po-
sible, --maxime con el auxilio de la television,- que ese perio-
dismo de la radio, de gran actividad y rapidez, donde la misma
voz humana logra con su patetismo influir en la atracci6n y ner-
viosismo del pdiblico, Ilegue a desvalorar la importancia y trans-
cendencia de la prensa escrita. Indudablemente que en muchos
aspects de lo information, como son las resefias de los deportes,
los sucesos policiacos, las mismas campaiias political, encuentran
en los diaries _y noticieros del aire un medio expresivo m6s din6-
mico y sugerente que el de la prensa traditional. La radio des-
flora las noticias, dramatiza el crime, hace vibrar de entusiasmo
a los fandticos del boxeo y del base ball, hi-ere con mayor inten-
sidad los oidos con sus comentarios politicos. Pero siempre ha-
br6n de quedar un sin numero. de otpicos propicios al otro tipo
de prensa. La palabra que se lanza por medio de las ondas hert-
zianas son hermanas del viento. Con el viento pasan... En cam-
bio la palabra escrita es la que queda, el testimonio que perma-
nece, la voz que est6 latente al servicio del lector, sin importar
el transcurso del tiempo, ni la ocasi6n, ni el lugar.
Desde un punto de vista econ6mico, los gastos de la prensa
radial son infinitamente inferiores a los de la otra con sus cos-
tosos equipos tipogr6ficos, jornales subidos y sueldos de redac-
ci6n aumentados. La competencia que la primera hace a la se-

PAPELERIA, ENCUADERNACION
LA CASA DE LOS CARNETS

BELMONTE
MONTE No. 60 HABANA
-37-







3M PtSIORO4Z0MO sB CUBA 0948


gunda es grande; por menciones que duran segundos se pagan
por los anunciantes crecidas sumas a las radioemisoras de cre-
dito en tanto que la prensa terrestre para alcanzar esos emolumen-
tos tiene que conceder grandes espacios en pulgadas. Todavia
en Cuba no se ha querido distinguir cuales son los products
cuyos reclamos son m6s propicios a uno u otro tipo de prensa. La
t4cnica en material de anuncios, sin embargo, va diferenciendo,
segin la indole del product, donde conviene m6s la propagan-
da. Entre nosotros acn est6 incipiente esta modalidad, y lo mismo
se anuncia por la radio una never el6ctrica, que exige m6s bien
ciertas especificaciones para las amas de casa, que insertarlo en
diarios para las classes mejor acomodadas de la sociedad, o en una
revista de lujo.
Desde un punto de vista legal, pesan mayores responsabili-
dades sobre la prensa escrita que para las estaciones radiodifu-
soras que se dedican a la transmission de informaciones de cardc-
ter politico, social, econ6mico, o de cualquier otro orden. Los
preceptos que estableci6 el decreto 732 del 11 de abril de 1938
han sido incumplidos, inicamente se han aplicado a aquellos pe-
ri6dicos del aire que han irritado con sus quejas o ataques a los
gobernantes. Muchisimas personas se han visto ofendidas, hasta
en su vida intima, por transmisoras de pocos escrfpulos; nunca
han podido, o muy raras veces, acudir a los tribunales de justi-
cia en demand de reparaci6n. La copia field que exige el pre-
cepto IV del mencionadu decreto se altera cuando conviene, sin
mayors consecuencias. En cambio, para la prensa traditional
la responsabilidad es mayor en cualquier extravio que cometa,
porque la prueba est6 en la hoja impresa.
No obstante los inconvenientes advertidos, estimamos que pue-
de permanecer en su gran funci6n de orientar la opinion public
tanto una como otra prensa. M6s todavia la traditional que la mo.
dernisima del aire. Si como decia el eminent soci6logo Gabriel
Tarde "el piblico que lee un peri6dico reacciona con m6s inteli-
gencia y espiritu critic que la muchedumbre que escucha a un
"orador", el criteria de la prensa escrita, donde lo reflexive pre-
domina, ha de tener mayor vigencia que el criteria de la prensa
radial donde la emoci6n es la que forma su gran piblico.
Hay valores en el periodismo modern que no son explotables
por la inquietud y rapidez que caracterizan a las transmisiones


INSTITUTE DEL NIIO
Sociedad de Servicios M&dicos
exclusivamente para Nifios.

Carlos III U-8931
Marqu6s Gonzilez TelIfonos U-8932
Estrella U-8933
HABANA
-38-







EL PEsRIODISMO EN CUBA 1946


areas, valores donde la belleza de una prosa, el sereno juicio de
una critical, los temas que exigen cierto espacio y su cabal des-
envolvimiento, s61o en el diario o en la revista impresa pueden
encontrar la adecuada tribune de exposici6n. El radio-oyente exi-
ge premura, cierta brevedad, pide a la radio la impresi6n m6s
que el. discernimiento. De ahi que la inteligencia periodistica.
conocedora de la psicologia colectiva, ha de encontrar siempre
un. nicleo preferente de lectures y sostener su antiguo ministerio.
A media que el progress ha ido con su t6cnica interesando de
1c prensa la atencion de diversos intereses humans; a media
que el periodismo, lo mismo el de car6cter universal que el espe-
cializado, ha ido satisfaciendo los reclamos de las multiples acti-
vidades sociales, hemos visto la necesidad de la prensa escrita
para responder a tales demands. Hay secciones que s6lo en ella
caben, algunas son consult diaria para determinados lectores.
Pongamos por ejemplo: las cotizaciones de la Bolsa. las carteleras
de los espect6culos, la critical de arte, la cr6nica de viajes, el jui-
cio de los libros, el movimiento de la navegaci6n, las estadisticas,
la exposici6n serena y honda de doctrinas religiosas o morales,
que harian ineficaz y fatigosa su lectura al radio-oyente.
No hablemos ahoia de las revistas ilustradas semanales, de
los mensuarios t6cnicos, que afn no sienten la amenaza que im-
plica para el diarismo, la competencia de la prensa area.
Deducimos de todo ello que, no obstante los indudables servi-
cios que presta a la comunidad esa vertiginosa prensa del aire.
sacudiendo los nervios de la ciudadania con sus flash, modo es-
cueto de anticipar un acontecimiento grave o una noticia de inte-
ris comin, ha de quedar una vasta zona para la prensa escrita
c donde acudir6 el lector que anhela la informaci6n complete,
el comentario meditado, la opinion serena o el juicio responsible,
esa lectura en el reposo de la noche, en el descanso dominical,
en los moments en que su espiritu y su mente ansian el sedante
de la lecture, el reposado concerto de las ideas, libre de toda al-
teraci6n emotiva.
Sobre el bien o el mal que la prensa escrita pueda hacer como
ten6meno social, hay una vasta literature, copiosa legislaci6n, y,
a pesar de sus faltas y errors, ha merecido respetos y gratitud.
Un peri6dico ha significado, a veces, una idea de tal fuerza que


SFERROCARRILES UNIDOS DE LA HABANA
COOPERAN GUSTOSAMENTE
CON EL
RETIRO DE PERIODISTAS

-39-







EL PPBIODISMO ON CUBA 1948


ha desviado los destinos hist6ricos de un pueblo. El periodista con
su pluma ya sabemos todo lo que puede derribar o enaltecer. La
radio es algo nuevo, de una influencia extraordinaria sobre las
masas, y adn no hemos podido calcular m6s que sus ventajas
cuando est6 al servicio de empress dignas y responsables. Ella
no ha podido ievantar una revoluci6n que es pugna y choque:de
ideas, pero si ha side capaz de levantar un motion, que es pugna
y choque de pasiones. Al servicio de la civilizaci6n est6 un nue-
vo, poderoso y magnifico instrumento... iOjai6 se conduzca con
definitivas garantias hacia el bien de la humanidad y hacia la
defense de nobles causes!


El Centro Asturiano de la Habana

ORGULLO LEGITIMO DE ESPARA Y ESPECIALMENTE
DE ASTURIAS. LO ES TAMBIEN DE CUBA


Esta gloriosa entidad que, como bien decimos en el
subtitulo, es gloria de Espafia, especialmente de Asturias,
y tambien de Cuba, nos brinda al calor de su prosperidad,
la magnifica cooperaci6n de sus dirigentes, hombres
capacitados que aman a esta tierra como a la suya pro-
pia. El prop6sito de aquel grupo de cincuenta asturiarios
integros que presididos por D. Antonio Gonzalez Pardo
hizo possible llevar a feliz termino la iniciativa lanzada
por el inolvidable compailero y periodista cultisimo D.
l.ucio SuArez Solis en su articulo "La Soluci6n', que vi6
la luz en el semianario "Heraldo de Asturias", en. el afio
S1885, se ha visto colmado por el 6xito mis lisonjero. Su
Casa de Salud "La Covadonga" ha merecido los mas ca-
lidos elogios de cuantos nos visitan, admirados de la la-
bor cientifica y de utilidad extraordinaria, que alli se
desarrolla y de su sector educational, que cuenta por
millares a los educandos de ambos sexos, y su biblioteca,
por la que desfilan a diario, centenares de hombres y
mujeres, pregonan lo que hist6ricamente ha sido el es-
piritu de Asturias v de lo que de 61 se puede esperar
siempre.
Estrecha y firmemente vinculado a la sociedad cu-
bana, el Centro Asturiano de la Habana ha tenido siem-
pre las mas gentiles deferencias con la clase periodistica,
y asi lo consignamos con el sentimiento natural de una
reciprocidad bien merecida per parte de los obreros de
la pluma.


-40-







St. PI82ODIBMO DR OVDA LO8S


iESE HOMBRE ES UN CABALLERO!
Casi cuento.

Por ENRIQUE GAY-CALBO


Era aquel periodista la estampa de don Quijote: flaco, alto.
vibr6til, pendenciero y arbitrario en su vida de aventuras. De
muchacho y adolescent recorri6 diversas escalas sociales y ejer-
ci6 oficios diferentes y antag6nicos. Vivi6 en ingenios como pesa-
dor de cafia, en establecimientos, en los campos como auxiliary
de la administraci6n de fincas. Leia al paso cuantos libros podia
obtener, ya fueran de religion, de historic o novelescos. Una vez
cayeron bajo su curiosidad, en cierta casa de vivienda, los cla-
sicos espaioles. Otra vez se sorbi6 una colecci6n de novelists
iranceses, con la penosa ayuda de un pequefio diccionario. Y
lleg6 a la Poesia. Asombraba al auditorio r-istico al recitar de
memorial odas, poemas, madrigales y decimas. A los veinte aiios
era el delete de mozas y guajiros en los convites y en las fiestas.
Cantaba con grata voz de baritone al son de una guitarra, que
tambibn sabia tocar.
Official de todo, tenia arrests para abrir libros de contabilidad,
para suplir en las ausencias al quimico azucarero, para dirigir la
peonada, para encargarse de la correspondencia, y en las diver-
siones era el mds dispuesto en la cocina, an el baile y en la mi-
sica.
Aquella vida termin6 cuando su fealdad simpatica y jaranera
impresion6 a la hija del mayoral enriquecido y a punto de adue-
narse del ingenio. Un viaje y otra nueva ocupaci6n lo ausenta
ron, para desentenderse del hechizo, porque no era cazador de
dotes. Y ya en la ciudad fue actor y autor en una compafiia de

CORTESIA DEL
Concejal del Ayuntamiento

ANGEL PELAEZ COSSIO
Por el Dia del Periodista.


-41-






El, PBRIODISMO BN CUBA 1948


aficionados, recitador sempiterno en festivales y comidas, juglar
obligado en actos de sociedad.
Se cas6 a su gusio. Los hijos y los deberes creados le dieron
serenidad y lo lanzaron al periodismo.
La existencia de los peri6dicos en provincias era muy preca-
ria por la invasion de los rotativos de la capital. La Habana inun-
daba los pueblos con sus grande medios de publicidad. Las no-
ticias llegaban pronto y cuando aparecia la hoja local ya no ha-
bia interest en la informaci6n. S61o eran posibles las resefias so-
ciales, la cr6nica de policia y los comentarios de la political me-
nuda.
En un peri6dico provinciano redact6 gacetillas, notas teatrales,
cablegramas, articulos de actualidad, de literature. Tambi6n di6
versos.
Hay una especie de lector, no sospechada por.quien describe.
Es el jovencito, es la adolescent que en la casa de vivienda cam-
pesina o aldeina miran hacia mds alld de su horizonte con sed no
agotada por conocer otras cosas y por transitar nuevos caminos.
Para ese lector un peri6dico es un cerebro en funci6n de servicio
intellectual. Vive tal lector la existencia de la redacci6n, pero.a
su modo, porque la idealiza y le atribuye las trayectorias 16gicas
aunque inciertas de un grupo human dedicado al mejoramiento
de la colectividad. Tal cronista es el elegant y mundano danza-
inn, ducho en piropos, en genuflexiones, y aficionado a las galan-
terias dieciochescas. Tal poeta es el hombre sentimental, amoro-
so, dulce y lleno de generosidad que se pinta en sus versos. Y el
escritor viril de los editoriales no cede en valor a los hereos ni en
civismo a los creadores de la Patria. Es un halo de admiraci6n
y de grandeza. All en la soledad y en la limitaci6n pueblerinas
se crea el mundo mejor de los espectadores, esa otra cara de la
realidad que sin embargo es real y acaba por influir y original
lo que se ha llamado opinion ajena. El periodista es quien siente
con mayor fruici6n e intensidad el mundo asi gestado en la emo-
ci6n y en el deseo de los otros.
El periodista flaco y quijotesco se imbuyo de aquella vida ver-
dadera e irreal, y yu no hubo modo de redimirlo. Pub a la vez el
senior de los altos pensamientos y el criado de los bajos menes-
leres, aunque sin alcanzar la magnitude de la grandeza ni la ruin-


CORTESIA DE LA


Compalia de Almacenes de la Habana,S .A.


-42-







181 PEaIODZ8MO 31 CUSA 194rs


dad del rufidn. Un poco a ras de la tierra, en nivel de mediania.
Sostuvo pol6micas y se mezcl6 en la turba de los politicos y poli-
tiqueros, para defender o atacar en form alternative. Galeote es
el periodista en el engranaje social, que a veces tritura cerebros
y convicciones. Igual en la ciudad que en la aldea, carece de li-
bertad para expresar sus pensamientos. Es un soldado que com-
bate bajo 6rdenes de un jefe. Un periodico es como una column
que formnparte del ejfrcito en march hacia el poder o hacia la
supervivencia de una empresa mercantil.
Aquel periodista, estampa de don Quijote, esgrimi6 su ironia,
su poder de ataque. zahiri6 a los de abajo, a los de arriba que
estaban en la acera del frente, y luego volvi6 las armas cada vez
m6s duras contra los antiguos conmilitones. Tuvo que ser a ratos
yunque o martillo. Habia que vivir.
Pero la vida va dejando huellas y arrugas. Se caen los dien-
tes y el pelo, y vemos morir amigos, a los matamos. Matar no es
s6lo hundir un cuchillo o disparar un arma. Tambi6n nuestra pa-
labra puede destruir a un hombre, o asesinar una amistad.
Uno de los mejores amigos y compaieros fu6 vilipendido por
el periodista, para complacer y servir al jefe occasional. Revuelo
en las dos redacciones. Intentos de duelos colectivos. Mojiganga
de pistolas. Y enemistad definitive. Fu6 como la rotura de un
bello jarr6n bien amado, que ya no puede componerse.
...Han pasado afios y el amigo es ahora zedactor influyente de
un gran peri6dico capitalino. A 1l es a quien los reporters de-
ben rendir su labor, para determinar su importancia y su servi-
cio. Aquel periodista se encuentra de pronto con que debe cruzar
esa puerta, dejar alli sus trabajos, satisfacer las 6rdenes del nue-
vo jefe.
La escena fu6 sin palabras. Una mirada serena pero firme
detuvo toda explicaci6n. Y asi un dia tras ctro el periodista lleg6
al puerto de la seguridad. No le vendria peligro por el lejano
incident que rompi6 el afecto, que mat6 al amigo.
Una noche, en la redacci6n, ante un grupo de camaradas, el
periodista proclam6, en gesto hidalgo y sefialando para el jefe
que trabajaba en el sal6n contiguo:
--Ese hombre es un Caballero!
Los que sabian algo de la historic advirtieron una ins6lita emo-
ci6n y un raro brillo en los ojos, como si se le llenaran de liquid.

CORTESIA DE

J. GALLARRETA Y CO.

-43-












GCa become sa primave*r -
iecantador coIme I", alegr
tulipanes. eta dulee fravancia
ba sido captada por Harriet
Hubbard en un surtido de de
-. ticioeoe articulos para el bao.
Perfumes deede ...... 8.50
Bouquet 4.75 Talco decade 1.50
/7 Colonia 3.75 Jab6n.... 1.25
SPolvos 2.75 Sachet 2.5


Products


Exdusivos de


LAFILO/OFIA
Neptuno San Nicolas San Miguel








IL PUEISMO UN i~3


NI RICOS NI MISERABLES
Por ANASTASIO FERNANDEZ-MORERA


Don Ram6n P6rez de Ayala formula estas preguntas: ",Cud-
les ser6n las circunstancias, adecuadamente ideales, para la pro-
ducci6n literaria satisfactoria? Lo seran, acaso, la penuria, la
indigencia y aun la miseria; la hemiplegia, o mejor, pardlisis
econ6mica; el agobio de la insolvencia, la angustia del instant
y la congoja, condensada en certidumbre, de un porvenir som-
brio, para si y los suyos?... L,0 lo ser6n, por el contrario, la hol-
gura de medios, con que dilator en extension la material experi-
mental vivida, o bien proporcionar la abundosa variedad de ali-
.nento para el apetito multiple de la curiosidad intellectual; mas
luego aquel reposo, concentraci6n y desasiiniento de lo inmediato,
que permiten realizar hasta el escrupulo la tension hacia la forma
perfect, junto con la libertad e independencia de juicio, y el
ahinco en la totalidad del logro, que s61o el ocio econ6mico track
consigo?"
Desde luego: saltemos por alto que todo esto pudo decirse,
de modo ineligible, en dos palabras... LDebe el escritor ser rico
o miserable; desentendido del medio o preocupado de 61?...
Pero antes habia dicho Cervantes, en el Pr6logo de la Primera
Ptrte de "El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha", tras
proclamar que no podia contravenir el orden de Natura: "que en
ella cada cosa engendra su semejante":
"Y asi, .Lqu6 podia engendrar e estril y mal cultivado inge-
nio nfo, s1nd la historic de un hijo seco, avellanado, ant6jadizo y
llene-dipensamientos various y nunca imaginados de otro alguno,
bien como quien se engendr6 en una c6rcel, donde toda incomo-

CORTESIA DEL
Concejal del Ayuntamiento

(lde. _ab R ijauef tToR fA6 oom c
Por el Dia del Periodista.
-45-







EL PErWOIMMO BYC RMA 1949


didad tiene su asiento, y todo triste ruido hace su habitaci6n! El
sosiego, el lugar apacible, la amenidad de los campos, la sere-
nidad de los cielos, el murmurar de las fuentes, la quietud del
espiritu, son grande part para que las musas m6s est6riles se
muestren fecundas, y ofrezcan parts al mundo que lo colmen de
maravilla y de contento.
Y, en efecto, Don Quijote, es, sin duda por estas razones, un
hombre grave, adusto, triste, seco, tieso, que vq tras una quimera
irrealizable, que a veces se refleja en "Dufciea, para adorarla
hasta mover sus ansias; otras en Sancho Panza, para ver en 61
su escudero, su confidence y su cdrnfianza; otras en su propio bra-
zo estremecido, para desfacer agravios, enderezar entuertos y arre-
glar el mundo en los hinchados desprop6sitos que imaginaba su
meollo. Don Quijote es, pues, un enfermo, un atormentado.. Y es,
cuando al fin se dispone a morir, Alonso Quijano, el Bueno, nada
mns, que sabe que "ya en los nidos de antafio no hay p6jaros ho-
gafio". No es que despierte ahora a la realidad: es una nueva
faz de su tristeza. El puro engendro a que alude el gran Cervan-
tes.
Esto es cuanto a la influencia del medio en que la obra se
produce. Pero hay otras realidades que influyen favorable o des-
fovorablemente en la producci6n artistic y especialmente lite-



CORTESIA DE LAS

CASAS ALQUILADORAS.

DE PELICULAS-



"RKO Radio Pictures de Cuba, S. A.", "Fox Film de Cu-
ba, S. A.", "Columbia Pictures de Cuba, S. A.", "Metro
Goldwyn Mayer de Cuba, S. A.", "Warneir ros", "First '
National South Films Inc.", "Columbia Pictures de Cu-
ba, S. A.". "Paramount Film de Cuba Inc.", "United
Artist Corp. de Cuba, S. A.", "Peliculas Nueva Univer-
sal de Cuba, S. A".

-46-


rl








EL PEZIODISMO EZ CUA 1948

rariC: ebl estado econ6mico y el patologico, ambos, desde luegc,
propendiendo tambien al plano spiritual o psicol6gico.
Lo primero es vivir, despues filosofar, decian los latinos, y aun
m6s: Mente sana en cuerpo sano. Cuando las manifestaciones del
arte han-de realizarse en medio de las preocupaciones groseras
de Id vida, atenaceado el hombre por sus estrecheces y sus nega-
tivas; cuando las dolencias del cuerpo nos combaten, y es el do-
lor quien nos alienta, entonces, si ha de haber producci6n, la pro-
ducci6n es el reflejo de esos males: es desclada, triste o quejum-
brosa; esc6ptica, descreida o maldiciente, segun reaccione el in-
dividuo. No quiere ello decir, 16gicamente, cuc la producci6n sea
mala o buena por esas circunstancias, sino que, por ley de la na-
turaleza, como decia Cervantes, cada cosa engendra su semejan-
te; a mejor, para dicho en este caso: cada cosa engendra en sus
criaturas el ambiente moral en que las crea. Una preocupaci6n
constant, un constant malestar, las ansias irrealizables de un
mejor vivir, o de un simple vivir; las Ilamadas a la realidad a
cada paso, matan frecuentemente la fe y nl entusiasmo en cosas
superiors; aniquilan la voluntad y el cerebral y s6lo crean dudas
y sombras: en ocasiones un estado de abulia incontrastable.
jCu6ntas veces hemos asistido a las manifestaciones de un ge-
nio que se inicia, y luego lo hemos visto desmayar y agotarse,
cediendo a un estado de salud, o a los reclamos de un hogar sin
llamas, donde la esposa, los hijos o la madre languidecen?...
Victor Hugo nos cuenta la historic de un joven pobre, de ta-
lento y porvenir. Es italiano y quiere ir a Paris, donde espera triun-
far. Paris le sonrie desde lejos: es su promisi6n... Pero Paris tiene
tambi6n su mueca horrible y descarnada... Cuando se encuentra
en 1l, a poco, ya no es el Paris de sus ensuefios: es la gran urbe,
en cuyo torbellino mundos de mariposas perecen cada dia. Anda,
gestiona, deambula: es un predestinado. No encuentra el apoyo
que ha menester, y muere de enfermedad I de abandon, quien
pudo ser 6guila en ese torbellino, y remontarse a las alturas.
P6rez de Ayala observa, sin embargo, que son m6s los consu-
midores literarios, esto es: el piblico lector, que se inclinan a career

CORTESIA DE

ORBAY Y CERRATO
FABRIC ,DE MUEBLES


C 0 R T E S I A I) E

tia Riepa,'Toro I Van Twistern, 5. A.
HABANA.


-47-







EL PER1ODI5MO EN CUBA 1943


que las penalidades de la vida hacen al escritor mrn inspirado.
Y ello es cosa natural que asi lo crean. El Piblico juzga por me-
ras apariencias y gusta de hondas emociones; a veces no com-
prende sin el alarde de realidades psicol6oicas. Su sensibilidad
suele ser su guia. IQue ha de moverla mas que esa emotividad
contagiosa de los tristes?... Por eso ama las Rimas de Becquer, lo
mismo que ama sin previo examen de raz6n, la prosa efectista
de aquel raro que era Vargas Vila, y le cansan y le aburren los
versos y las prosas m6s templados. La impresionabilidad es, pues,
don de comprensi6n en ese vulgo.
Pero no hay que ir tan lejos: no hay que tocar ni uno ni otro
extremes en cuanto a la riqueza y la miseria. Al artist, y espe-
cialmente al escritor, debe bastarle, en ese caso, el sentido mori-
gerador que entrafian las sentencias antes referidas: ni la gordu-
ra y pesadez de vientre que son las riquezas que a si mismas se
complacen, ni la pobreza extrema y desolada y el cerco de preocu-
paciones en que puede acorralarnos el medio de algin modo, por
que, en efecto, la total satisfacci6n de orden material suele, si no
embrutecer, por lo menos disipar o acallar, en el hombre, las
voces y mandates del espiritu, tanto como la miseria inconsolada.
Desde luego, en cuanto dejamos estampado s6lo debe adver-
tirse un sentido de tono general. Precisa, si, tener en cuenta que
en todo ello ha de haber excepciones: que las grandes crisis mo-
rales llegan ,en ocasiones, a general obras maestras, si bien debe
saberse que las crisis aludidas no suelen ser mas que verdaderas
crisis: exaltaciones de la idiosincrasia del author, provocadas por
los agents antes referidos. Am6n de que lo. inspiraci6n es siem-
pre, por su propia naturaleza, melanc61ica o nost6lgica en el fondo.
Empero, en el aspect principal de la zuesti6n, gracias al t6r-
mino medio a que hemos aludido; a esa especie de equilibrio en-
tre el estado moral y el material, en que el individuo se siente
necesitado y capaz de luchar y superarse, vemos triunfat, con la
mayor frecuencia, los hombres de las classes medias: ni ahitos de
manjares, ni heridos de inanici6n.


CORTESIA DE LA



aaariarinab b


3alnrnbabne (l ubahi


--48-







EL PZEIODIBO EN CUBA 1948


NEMESIS
Historic de una Revista.

Par el Lic. E. GONZALEZ MANET


El gesto levantado y progresista de ]a nueva Junta de Gobier-
no del Colegio Provincial de Periodistas de la Habana, fundando
"El Periodista", vocero de la destacada instituci6n, como "un do-
lor que busca una esperanza" -segin la bella frase de Agustin
Acosta- ha traido a nuestra memoria el esfuerzo gigantesco y
generoso del insigne panfletario y novelist colombiano, Jos6 Ma-
ria Vargas Vila -nuestro inolvidable amigo- para fundar NE-
MESIS, la revista mensual que conmcvi6 durante mds de un
cuarto de siglo la opinion de los pueblos latinoamericanos, segin
me la refiriera, durante una de nuestras frecuentes charlas en su
refugio de una casa de apartamentos de la ccllo de Neptuno,
alguna tarde del otoiio de 1924, cuando cansado, enfermo y pobre,
encontr6 en Cuba, durante algunos meses un remanso de paz y
de amable y generoso acogimiento.
Porque, bajo la apariencia sencilla y modest que cuadra a!
nacimiento --ya glorioso por el hecho de haber nacido- de "El
Periodista", sin capital suscripto, ni emisi6n de acciones o de
bonos; sin interns commercial aparente u oculto, ni compromise po-
htico, ni puestos burocr6ticos ostensibles o reservados, lo que bri-
lla en el fondo, come promesa cierta y desiumbrante, es el ansia
de redenci6n de unc clase que ha sabido acrisolarse en medio
de una lucha tit6nicu, y ofrecer exponentes tan valiosos y robus-
tos como la Asociaci6n de Rep6rters de la Habana (Circulo Nacional
de Periodistas); como el Retire de Periodistas, modelo de su clase

ARTICULOS DE LA MEJOR CALIDAD

"LA NUEVA ISLA"
A LOS PRECIOUS MAS BAJOS DE LA HABANA
MONTE Y SUAREZ. TELEFONO A-6893.

-49-







EL PEBIODISNO EN CUBA 1943


por la competencia y probidad de sus directors y como la Escue-
la National de Periodistas, que ya empieza a producer sazonados
frutos, que permitirdn un dia al "Colegio" purgar sus propios erro-
res e inevitable complacencias iniciales, "arrojando, como el mar
sobre la playa, los de.pojos dejados por la tormenta sobre sus
aquas vivas". Y el "Fondo de Auxilio Mutuo", la mds previsora
y desinteresada de las instituciones de su clase.
Por encima de todo eso, "El Periodista" permitird un dia a los
periodistas -como lo hiciera Vargas Vila desde las columns de
NEMESIS-, defender la libertad y el decoro de la Patria, en esos
recodos borrosos y bochornosos de nuestra historic, de menguado
encebadamiento, en que solo impera la brutalidad de la fuerza y
la sordidez de la avaricia, Ilegando a su apogeo cuando solo se
ve por todas parties las saturnales de la violencia y del cohecho,
celebradas con delectaci6n y con cinismo desconcertante.
"Era en 1903 -insinu6 Vargas Vila-. Yo estaba en Floren-
cia, donde el silencio era tan grande, que todo parecia haber en-
mudecido... ihasta la voz de Savonarola ensefiando a escasas al-
mas libres el camino de la libertad!... Yo estaba solo, dialogando
en aquel mundo de soledades que me rodeaba... Ram6n Palacio
Viso, mi hijo spiritual, compaiiero de cuarenta afios de luchas,
viajaba por Alemania. Yo acababa de escribir "Los P6rias" y lo
habia enviado a Bouret, la casa que tantos afios editara mis libros
en Paris"...
"La correspondencia que recibia de Am6rica era algrmante...
El caudillaje imperaba por todas parties, y aun donde habia im-
perado antes la libertad, alzaba entonces su cabeza de Medusa
la tirania. Esa situation me indignaba y me angustiaba, y me
vino la idea de fundar un peri6dico para defender la causa del
Jlberalismo, vencido en Colombia y miserablemente traicionado
en el Ecuador... Escribi a Palacio Viso para reunirnos en Paris y
de alli partimos para New York. Y... N6mesis apareci6".
Eran bien distintos los tiempos en que, diez afios antes, habia



CORTESIA DEL



Institute Biologico Cubano


AVE. MENOCAL 252. HABANA.


-50-







rL rIsooxao EN OUBA 1945


fundado "HISPANOAMERICA". Vecino a mi peri6dico estaba
"PATRIA", el semanario de Jos4 Marti. El gran Ap6stol ejercia el
apostolado de las ideas antes de ensayar ejercer el apostolado de
las batallas, para no encontrar sino la Muerte, esa Madre caring
fiosa que, en hombres como el, se llama: la "Inmortalidad".
La aparici6n de NEMESIS fu6 saludada con un grito de verda-
dero entusiasmo por todos los que pensaban libremente en Ame-
rica. Pero los Gobiernos retardatarios de esas tribus inertes, mi-
raron con rencor aquel "fortin artillado" desde el cual mis pro-
yectiles iban directamente contra ellos".
Todos me insultaron y me calumniaron, pero ninguno de ellos
pudo decir que me venci6. Era necesaria la cobardia al servicio
de la ineptitud, para que la sombra del vencimiento se proyectara
sobre mi bandera... NEMESIS apareci6, extraordinariamente, para
anunciar la pr6xima venta del Canal de Panam6n y la complicidad
del Gobierno Colombiano en esa venta. El espia galoneado que
ejercia de Ministro en Washington se quej6 al Ministerio de Es-
tado y obtuvo la promesa de suspension de NEMESIS y mi expul-
si6n del territorio de los Estados Unidos.
Amigos mios consiguieron detener el akase por algunos dias,
bajo la promesa formal de que abandonaria Estados Unidos vo-

BAN CO
AGCIC OLA E IN DUITRI AL
Oficina Central: Oficios 174
Telefonos: M-8531 M-1647 A-0250
SSucursales: Antilla, Banes, Camagiiey, Contramaestre,
Cruces, Cueto, Elia, Guanabacoa, Guanajay, Giiines,
Habana (Oficios No. 174), Habana (Luyan6 No. 3), Ha-
bana (Monte No. 858), Holguin, Mayari, Nuevitas, San
German, Santiago de Cuba, Sagua de Tdnamo, Sagua la
Grande, Santa Clara, Santa Cruz del Sur, Trinidad, Ve-
lasco, Victoria de las Tunas.
OPERACIONES BANCARIAS EN GENERAL
Miembro de la Asoc. de Bancos de Cuba.


CORTESIA DE

J. IAI CUIN Y CIA.
Muralla esquina a Aguiar. Ha b ana.

-51 -







EL IPNIODISMO EN CUBA 1948


luntariamente... Y NEMESIS apareci6 en.Paris... Y desde entonces
--concluy6 diciendo aquel gran artist de la palabra escrita--
no ha cesado esa bandera de la libiertad de flotar entire mis ma-
nos, ya ancianas pero no seniles, que morir6n ignorando el gesto
de la abdicaci6n y del vencimiento".
.Y si eso pudo hacer un s6lo hombre por la fuerza imponderable
del ideal que lo animaba como una llama internal inextinguible,
Ique no podrdn hacer ese qrupo de hombres j6venes, competen-
tes y animosos, y Ilenos de noble interns para el engrandecimien-
to de su case, que dirigen e impulsan "EL PERIODISTA"?
Esperemos...


CORTESIA DE LA



ASOCIACION DE COLONOS

DE CUBA




loDedades hiterarias

en Espaofol e IngIls

La Seecion de Libreria de EL ENCANTO tie-
ne siempre a su disposici6n las filtimas nove-
dades literarias en espafiol e ingl6s, asi como
las mas prestigiosas revistas nacionales y ex-
Itranj eras.
Libreria, Planta Baja.




--52-







BL PEBIODISMO EN CUBA 1948



LABORES EXTRAORDINARIAS DEL


MINISTERIO DE AGRICULTURE



El gobierno de la Republica ha intensificado tilti-
mamente las labores administrativas del ministerio de
Agriculture, para llevar de manera practice a los cam-
pos de la Naci6n, toda la modern tecnificaci6n que en
los paises agricolas mis adelantados del mundo estan li-
bertando al campesinado de trabajos agotadores y pocos
productivos, para lograr diversificar nuestra producci6n
v Ilevar trabajo a los sectors mas apartados. Los diri-
gentes del ministerio de Agricultura, entire ellos de ma-
nera destacada los sefiores Dr. Alvarez Fuentes y doctor
Nodal, en sus respectivos mandates como Ministros, y el
Ing. Francisco Grau Alsina, como subsecretario. ha im-
pulsado este esfuerzo, con indudable 6xito.
Lo que es y significa en un orden social y econ6mi-
co la reform agraria en Cuba, y las realizaciones del Go-
bierno del doctor Grau San Martin para instituirla, que-
da resumido en las propias palabras del Presidente en
las Ventas de Casanova, que dicen: "Cuando en nuestro
primer Gobierno Revolucionario dictamos el Decreto de
9 de enero de 1934, para iniciar en Cuba el sistema de
reparto de tierras entire los campesinos, el viejo anhelo -
de ver realizado el aspect mas important de la reform
agraria, de que Cuba esta tan urgida, llevaba muchos
afios anudandose detrds de nuestras sienes. Hoy, al fin,
guajiros eubanos, empezamos a vincular el hombre con
la tierra, que es la forma stable y permanent, la ma-
nera mas firme de hacer patria y hacer cubanidad. Cuan-
do se acab6 la Guerra de la Independencia, se perdi6 una
gran oportunidad para darle a cada libertador lo que. Se
merecia, para recompensar sus sacrificios pasados. Este
reparto de tierras Ilega, pues, con medio siglo de re-
traso; pero seriamos dichosos sabiendo que Ilega toda-
via con tiempo para redimir al campesinado cubano de
la miseria que le hace abandonar el campo y despoblar-
lo, camino del puesto piiblico de la ciudad.
Contra eso hay que combatir y combatiremos. Es-

-53-







EL P891ODW8MO SK 3M A 1960


tamos combatiendo ya, con medidas como 6sta del re-
Iparto de tierras en "Ventas de Casanova.
Por de pronto, este primer reparto de 991 caballe-
rias de tierra harA que cerca de seis mil families dispon-
Sgan de tierra en que trabajar, de ganado que cuidar, de
implementos de labranza, y mAs ain que de todo eso,
con ser much, de otras dos cosas: de hospital de mater-
nidad y ae escuela con dos aulas y casa para el maestro".
Como expresan las palabras del Presidente, el Go-
bierno no s6lo les da tierra a los campesinos, sino la or-
ganizaci6n productora y la asistencia t6cnica, social, sa-
nitaria y educational, en un Centro Agricola, con servi-
cios agropecuarios. Les da, tambien, agua abundante,
caminos, animals, semillas y maquinarias para multi-
plicar rendimientos, viveros forestales, electricidad, y
en process, una represa y turbina para regadio, plants
de aprovechamiento industrial v la intense electrifica-
cidn rural.








E Esso
"ESSO RINDE

EL REPORTER HONOR AL MERITO"
EL REPORTER
ESSO Un program que drama-
tiza una accl6n merltorla
"El primero con las 9lt- y lo honra con ln Medalla
.. .. ._ "Uonr l Mprit"' V con


mas un serviclo ae no-
ticias mundlales y nacio-
nales que so transmit
diariamente a las 7:25
a.m., 12:25 p.m. y 6:25
p.m. Los Domingos a las
7:25 y 10:55 a.m.


muslca cubana select
Interpretada por estre-
lies de la radio.

TODOS LOS 9 PA CUA
VIERNIS 7M CMv


-54-


5-,







EL PEBIODISNO EN CUBA 1948


LA ESCUELA PROFESSIONAL
DE PERIODISMO
Por JUAN LUIS MARTIN


Hemos llegado al primer lustro de la Escuela Profesional de
Periodismo "Manuel M6rquez Sterling". Posee sus titulos el pri-
mer grupo de alumnos graduados. La opinion acerca de ellos va-
ria. Hay quienes se lo niegan todo; hay quienes se lo conceden
todo. Pero opinar no es mas que emitir un juicio incierto. Y la
incertidumbre generalmente procede, en estos casos, de la preci-
pitaci6n de examen. Nosotros, por nuestra parte, no somos de
los que tienen la creencia de que para ser periodista hace falta
estar hecho de una madera especial que no tiene calificaciones
dentro de la selvicultura de las profesiones. Pensamos que al gra-
duado le falta formaci6n de periodista, que se adquiere en la bre-
ga de la profesi6n. Y lo mismo podrd decirse de todas las demas
profesiones ,en que la vocaci6n del individuo, con el caudal de
los conocimientos profesionales, contribuird a acelerar el ritmo
del process de formaci6n. Naturalmente, la formaci6n no la po-
aemos dar nosotros, ni puede darla ningun professor, o claustro de
profesores, en ninguna escuela. Lo m6s que puede hacerse es
contribuir con los elements b6sicos a esa formaci6n. que luego el
poseedor del diploma alcanzard con los recursos de su cardcter
y de su vocaci6n, si realmente la tiene.
A la vocaci6n nos hemos referido dubitativamente. ZSabiamos
que teniamos vocaci6n de periodistas los que, al cabo, no hemos
sido otra cosa m6s que periodistas en nuestra vida? ZCu6ntos
de nosotros comenzamos a trabajar en los peri6dicos, por un azar,
creyendo que no pasariamos en ellos m6s que unos meses, y nos
hemos quedado ya media vida? jFuimos par vocacion, o la vo-
caci6n se produjo cuando estdbamos formados en el peri6dico?
Hemos sido, pues, periodistas indeliberadamente.

CORTESIA DE LOS

Laboratories G6mez Plata
GALIANO Y SAN LAZARO. HABANA.
-55-






8L VBRIODISMO BN OUBA 1948


Pero a los j6venes que vienen a una escuela professional de
periodismo hay que presumirles, por lo menos, un germen de
vocaci6n; ellos creen tenerla y nunca nos confesar6n, desde el
principio, que no la tienen y que llegan a nuestras aulas con otras
intenciones. Tambi6n hay que reconocer que muchos se acercan
confundidos en cuanto a eso de la vocaci6n, que merece quiz6 una
exagerada importancia en las teorias pedag6gicas actuales. A
veces parece que la idea de vocacionalidad en algunas profesio-
nes es puramente conventional, algo pegadizo, m6s como sim-
bolo nominal de un folklore de las profesiones que como una rea-
lidad. Es un resto de habitos mentales de otro tiempo; en gran
parte, viene de la vocacionalidad sacerdotal, propia de otro or-
den de ideas. Se consider que se es sacerdote por un llama-
miento de Dios a servir en el apostolado. Con esto, la vocaci6n
es, en realidad, obra de la gracia, de elecci6n divina. Pero Zqu6
dioses llaman a ser periodista, o qu6 predestinaci6n existed para
que uno sea m6dico, otro soldado y otro marino?
Pensar de ose modo, es idealizar y hacar infusivas las vocacio-
nes. Y son muchos los que asi juzgun, olvidando que en las voca-
clones intervene el determinismo ambiental, del grupo social en
que nos movemos, y que contribute, en algrin grado, a su for-
macion.
Todo aquel que solicita una planilla de matricula se supone, al
menos se supone, que trae vocaci6n. Nadie puede asegurar que sea
exacto el supuesto. Hay quien asegura que su hijo ser6 pintor por-
que de chico hizo unos garabatos que la abuela celebr6 o que hall
buenos la autoridad intellectual, o admitida como tal en el grupo,
mas cercana. Y, desde luego, se produce el dictamen: "Este nifio
pinta muy bien. Lo mandaremos a San Alejandro". A la nifia
que se le ocurri6 hacer un sonsonete o que ilamaron versos, le
aseguran lumbres de poetisa... y periodista. Porque todo el que
describe algo, aunque no lo degluta m6s que por el enteco circulo
familiar o de los amigos, se consider apto para ser periodista.


Edelberto de Carrera
Director del Circuito Teatral que lleva su nombre
se complace en dejar constancia en estas pAginas
de El Libro del Periodismo, de su identificaci6n con
la abnegada y laboriosa clase periodiistica en tan se-
fialada fecha en que se chillnemorn por ministerio
de la Ley El Dia del Periodista.
Nos congratulamos doe las bellas conquistas al-
canzadas hasta la fecha, por el Cuarto Poder que
S tan extensas y cordialps relaciones tiene con el
sector teatral.

-56-







EL WURZODISMO BW CUBA 1948


En ocasiones, tambien se confunde una emulaci6n circunstan-
cial, o, lo que peor, una envidia pasajera, como manifestaci6n
del entusiasmo vocacional, iluminativo y genial.
Se cuentan tambi6n los que no entienden a ciencia cierta la
acci6n que se require de los periodistas en la profesi6n. No fal-
tan los que dicen: "Quiero ser periodista porque en los peri6dicos
se gana f6cilmente el dinero. Y, adem6s, se lucra influencia".
Dicen otros: "Mi empleo estd en el aire y pienso hacerme pe-
riodista para conservarlo".
No son pocos los que confiesan: "En cuanto tenga el titulo
de periodista, consigo unas cuantas sinecuras para mi y mis pa-
rientes.
Los que asi piensan desconocen que no se gana fdcilmente
el dinero en los peri6dicos, que la mayor parte de los periodistas
carecen de entradas y buscas y que las sinecuras son muy pocos
los que las tienen, porque eso no se lo dan por la profesi6n, sino
por los juegos politicos.
Existe otro tipo de aspirante a alumno. Es el del chico o la
chica que no da mas de si, que hizo mal los grades primaries,
que luego fue a la academia a "estudiar comercio" (sin ir a las
escuelas profesionales) y que no acabaron por pereza, por to-
lerancia paternal, o por otras causes. No se sabe que hacer con
ellos y entonces decide que la mejor profesi6n que pueden ad-
quirir es la de periodistas, aunque ni siquiera hayan sido lectures
habituales de la prensa. Estos se preparan por memorismos y
vienen al examen, con sus certificados de primera ensefianza y,
por much cuidado que se ponga, algunos logran entrar. El psita-
cismo de los ex6menes es sobradamente conocido.
Despubs viene el period de la necesidad de estudiar, con el
desgano inmediato para quien carece del hdbito, y hasta ocurre

CORTESIA DE LA

Compania Central "ha Dichosa"

Obispo y Compostela. HABANA.


Almacin Importador de Ferreteria, Loza, Cristaleria,
EL EDALACIC Dl CIISTAL
Limparas y Objetos de Fantasia.
MIGUEL LASTRA
(S. en C.)
Neptuno y Campanario. Telefono A-0315.
Tel6grafo "Paralage" Apartado 612 Habana
-57-






EL PESIODISMO EN CUBA 1948


que tom6ndose la profesi6n de periodista como algo accesorio,
muchos creen que pueden obtener el titulo sin pasar por las duras
vigilias del estudiante.
La impreparaci6n engendra otras consecuencias. Muchas ve-
ces los alumnos no entienden a los profesores, no por lo alam-
bicado de las explicaciones, sino porque carecen hasta del voca-
bulario y el caudal de ideas que se presumen en el acervo cul-
tural del comin de la gente. Otras, su inopia es tal que no asi-
milan abstracciones. Sin embargo de esto, insistir6n en decirnos
que la vocaci6n que traen es lo capital y nos aseguran que la
poseen.
Muchas de las observaciones que hemos apuntado pueden
hacerla otros profesores en otros ramos de la ensefianza. Depen-
den de la sociedad en si.
Pero en nuestra escuela hemos tropezado tambi6n con el in-
conveniente ineludible de que tenemos que dar un diploma ge-
neral de profesionalidad, cuando la profesi6n de periodista es una
suma de subprofesiones realmente: captador de noticios, repor-
ter, redactor de mesa, editorialista, secciones especializadas, cro-
nista...
La cultural de los alumnos y las edades (intelectuales y bio-
16gicas) no es uniform. En la misma aula se sientan el recien sa-
lido de la escuela primaria, el bachiller y el professional de otras
carreras; y, lo que es peor, los que se matriculan en nuestra es-
cuela y quieren, simult6neamente, hacer el bachillerato, concu-
rrir a sus classes universitarias, o acudir a todo otro centro de en-
sefianza, o trabajar al mismo tiempo. Es de elogiar el impulso de
superaci6n, pero, al mismo tiempo, hay que pensar que no todas
las personas estdn en condiciones de hacer el mismo esfuerzo, o
de hacerlo con semejante intensidad, o que se apetezca todo eso
faltando en demasiados casos la necesaria preparaci6n.

CORTESIA DE LA
COOPERATIVA DE 8EGURO8 ALIADOS
DEL TRANSPORT, 8. A.
AGUIAR No. 416. HABANA.


CORTESIA DE LA
MUEBLERIA CERNUDA
AGENTS EXCLUSIVOS RADIOS
"FARNSWORTH"
Obispo 517-519 M-1325 Monte 704-706 M-9716.

-58-







EL PERIODISKO EN CUBA 1948


Desempefiando 61 profesoiado de nuestra escuela con un sen-
tido de responsabilidad, nos correspond, adem6s, no congestio-
nar la profesi6n, por un primarisimo deber social. El periodismo
no se ejerce individualmente. Se desempefia dentro de un grupo.
No se puede abrir un peri6dico como una oficina de contadores
pablicos, un bufete de abogado, un consultorio m6dico, un labo-
ratorio farmac6utico, etc. La oportunidad de hallar trabajo es os-
cilante y siempre muy limitada; y, en esta profesi6n, el trabajo
talla la formaci6n. En todo moment, se impone contar con esto
present y recorder a los alumnos que su graduaci6n es casi (de-
biera ser) una material de concurso de aptitudes. Muy pocos son
los que bien lo comprenden y, cuando se les advierte, interpretan
el consejo, que depend de una exigencia, como un af6n de crear
para nuestra profesi6n una escala cerrada, o una calificaci6n de
casta.
Esta situaci6n ha dado origen a algunos embarazos en el fun-
cionamiento de la escuela, que, no obstante, han sido disueltos.
Procede, antes que nada, de la novedad misma de la escuela y


Companiia de Ferrocarril Cubano de Hershey
CUATRO TREES ELECTRICOS DIARIOS LIMPTOS
Y COMODOS
I T I N E R A R 0
TRENES DE MATANZAS A CASA BLANCA
ESTACIO'NES 11) (3) (5) 7)
A.M. A.M. P.M. P.M.
Matanzas . .. 7.15 9.30 3.15 5.30
Canasi . 7.48 10.03 3.48 6.03
Jibacoa ... 8.01 10.16 4.01 6.16
Hershey . .. 8.15 10.30 4.45 6.30
Guanabo .... 8.41 10.56 4.41 6.56
Casa Blanca . 9.15 11.30 5.15 7.30
TRENES DE CASA BLANCA A MATANZAS
(2) (4) (6) s8)
A.M. A.M. P.M. P.M.
Casa Blanca .. 7.15 9.30 3.15 5.30
Guanabo . 7.49 10.04 3.49 6.04
Hershey . 8.15 10.30 4.15 6.30
Jibacoa ..... 8.26 10.41 4.26 6.41
Canasi . .. 8.40 10.55 4.40 6.55
Matanzas . .. 9.45 11.30 5.15 7.30
LA VIA MAS RAPIDA A LA PLAYA DE GUANABO
VISIT EL CENTRAL HERSHEY Y HOSPEDESE
EN SU COMFORTABLE HOTEL.


-59-







41 IUUIODISKO aN s uS 1948


del hecho de que circulen imdgenes habitualmente err6neas acerca
de la profesi6n.
Tambien hemos tenido dificultades de otra indole, porque no
hemos podido librarnos del influjo de fuerzas y factores de la
energ6tica social que actian en toda la naci6n. Nada m6s :fcil
que los alumnos de esta o de otra escuela, sean ganados por
la psicosis revolucionaria, que m6s que genuine espiritu. de re-
voluci6n, perturba a la sociedad. Vivimos, por afiadidura, un
period transicional de irreflexiva rebeli6n juvenile, bullicioso, de
opasionamiento egoista, inexperiencia y andzquico entusiasmo, de
cuyos efectos no escapan ni los hogares. Asi lo hemos reconocido,
porque aunque estamos siempre prestos a sefialar la depravaci6n
de los ideales y la malicia de las gentes, no podemos dejar de
admitir que la juventud se deja arrebatar 16cilmente por el idea-
lismo, o lo que tiene apariencias de idealismo, aunque, a la pos-
tre, tal idealismo se diluya en el escandalo. Hemos sido azota-
dos por el mal, pero, es just exponer nuestro parecer personal
de que m6s ha operado en algunos la c6ndida inexperiencia que
la maligna perversidad.
De este cuadro general, han salido los primeros graduados
de la escuela. Con nosotros fueron los iniciadores de este expe-
rimento, que ya es una realizaci6n actuante. Con ellos est6n nues-
tras mejores simpatias, los m6s cordiales estimulos, el anhelo de
verlos triunfar. ZQub darn de si? Es muy pronto para pronos-
ticar; la mayor parte de ellos est6n formandose en el trabajo:
algunos llevan ya lo que les dimos y lo que ellos trajeron y lo
que estdn adquiriendo. Casi todos tienen grandes aspiraciones,
que a veces lucen desmesuradas. Es su esperanza, es el premio
que esperan a su tes6n. Todo eso es legitimo, es just y es, mas
que nada, hermosamente juvenile. Nuestro deseo es que triunfen,

Cuando se canse de oir pro- -
gramas buenos on otras
plants, oiga alguno malo

on la


CORTESIA DEL

HOTEL I- LAZA
NEPTUNO Y ZULUETA TELEF. A-2iQ6
HABANA.








EL PZR1ODIMO Sn iRUA 19,a


que triunfen hasta por encima de nosotros, porque para eso fue
creada la Escuela. Los alentaremos siempre y ahora, como corn-
pafieros, habremos de quererlos, estimarlos y elevarlos, a despe-
cho de que no todos reconozcan nuestros desvelos.
En estos cinco afios, hemos laborado por integrar nuestros pro-
gramas dentro de nuestra experiencia. Desde el principio, encon-
tmamos el obst6culo de que no existian textos, ni adecuados ni in-
adecuados. Faltaban absolutamente. Hubo que improvisarlos, vir-
tualmente, con sujeci6n al program, igual los de especialidades
profesionales que !os de cultural general profesionalizada.
La tendencia de la instrucci6n ha sido: enseiiar a hacer, en-
sefiar a interpreter para hacer, y ensefiar a manejar los materia-
les de referencia para hacer, partiendo de las bases generals de
instrucci6n, y construir, sobre tales cimientos, ya en la pr6ctica
professional, la formaci6n que se adquiere en las redacciones, en
donde nos hallardn todavia a su lado. Tenemos, pues, tres cate-
gorias tendenciales para Ilegar a nuestro objetivo, que es prepa-
rar alumnos para que sean periodistas. Porque nosotros no po-
demor hacer periodistas. Ellos tienen que acabar de hacerse sen-
cillamente, con los elementos de su car6cter.
La ensefianza, en general, ha partido de la siguiente noci6n:
El peri6dico es una organization industrial cuyo product es in-
telectual.
La asignatura de enlace, por eso, es la de organizaci6n. Tiene
aue abrazar la ensefianza general de los 6rganos de trabaz6n de
las diferentes actividades de la industrial, en consideraci6n del
product que saldr& de la redacci6n, las oficinas comerciales y
los talleres.
Con ese criteria, hemos considerado tres 6rdenes de cosas.
que entran en la producci6n del peri6dico: (1) intellectual; (2) tipo-
gr6fico; (3) y circulaci6n.


C 0 R T E S I A D E



STUDEBAKER

MARINA 135 TELEFONO U-6358

HABANA.


-61-







EL PERIODI5MO EN CUBA 1048


Dentro del primer orden no s6lo se. ensefian las materials que
se requieren para la presentaci6n objetiva de los temas que sur-
gen al professional de periodismo, sino tambi6n los elements de
interpretaci6n. De ahi que haya que ensenfar como habran de
manejarse los materials de cultural general que se necesitan no
tan s6lo para trasladar el suceso a la narraci6n, sino tambi6n
dotar a los alumnos de los recursos intelectuales que hacen falta
para dar solidez, respaldo de conocimientos y elegancia, a sus
trabajos, presentarlos a la atenci6n pdblica en la hoja impresa,
y, finalmente, de que modo hacerla circular.
Por el solo esbozo de este plan, que es el fundamento de la
escuela, se puede ver que el periodismo en si no es una pro-
fesi6n lateral y accesoria, sino una profesi6n total, en si, que sera
practicada por quienes habr6n de ser preparados a fin de que
sean siempre periodistas y que desarrollen su actividad plena en
el periodismo. Es un plan madurado por periodistas de notoria
experiencia, desde adentro.
Desde afuera, los que apenas han leido peri6dicos, los que
no saben como se hace un peri6dico y lo compleja y costosa que
es su producci6n, se asombran de que tantas cosas se deman-
den para ser periodista. Parecen tener la noci6n anticuada de
que el peri6dico, en la cuarta d6cada del siglo XX, es todavia
aquella hoja suelta que se suscribia entire los amigos y en donde,
por pasatiempo, se contaban los chistes aldeanos y se expla-
yaba la chismografia menor de las villas coloniales. Parecen
ajenos a la sociedad en que se mueven, y, por eso, est6n retar-
dados en cuanto a lo que es ese 6rgano de. expresi6n de la so-
ciedad que constitute la prensa. Los que se aferran a esa ima-
gen anticuada son los que todavia preguntan: ZY por qu6 tenemos
que enredarnos con Bodoni, Cheltenham y Didot? jQu6 falta nos
hace conocer la ley de Ricardo? jPor que necesitamos estudiar
la trabaz6n que existed entire los tipos culturales, las ciencias y
las artes, la ley de los climas, el panorama hist6rico, o los prin-
cipios de la 16gica, todo con vistas a la aplicaci6n pr6ctica, in-
mediata, en una carrera azarosa, cambiante, en donde se des-
cansa como descansaban los caballeros andantes?

CORTESIA DE LA

-hCNCEAL SURETY CO.
COMPAmIA GENERAL DE SEGUROS Y FIANZAS
Seguros de Autom6viles, Cristales y Fianzas
de Todas Clases.
Obrapia 204, Esquina a San Ignacio, Habana.
Telefonos M-7676 y M-8324.

-62-







EL PERIODXBMO EN CUBA 1948


ALGUNAS VERDADES QUE RESULTAN YA
DEL DOMINIO GENERAL

La convivencia pacifica y fructuosa de los hombres.
Una teoria definitive de la existencia humana.
A prop6sito de la muerte del Dr. Rafael Maria Anglo.

Por TOMAS MONTERO


ALGUNAS VERDADES...

En este libro conmemorativo del "Dia del Periodismo", jpodia
faltar un recuerdo dedicado al Dr. Rafael Maria Angulo? Senci-
Ilamente, no. No podia faltar. Tal omisi6n hubiera sido una de-
ficiencia en que no podia incurrir un hombre tan cumplidor, tan
celoso de sus obligaciones como es el Sr. Hnrique H. Moreno.
sucesor del Dr. Angulo en la direcci6n o presidencia del Retiro
de Periodistas, al preparar el material destinado al libro "El Pe-
riodismo en Cuba" de este afio.
Son pocos los que ignoran que el distinguido amigo desopa-
recido hace ya various meses, dedic6 sus esfuerzos bien dirigidos,
a fin de que resultara una realidad entire nosotros, el Retiro de
los Periodistas. Fu6 en efecto, el Dr. Angulo, miembro del Con-
sejo de Estado -Cuerpo deliberative y legislative que funcion6
durante el Gobierno del Coronel Carlos Mendieta- autor del Pro-
yecto de Ley, merced al cual, se cre6 dicho Retiro.
De tal manera, tuvo feliz terminaci6n la obra iniciada por un
compafiero tan estimable como el Sr. Conangla Fontanilles, obra
que fu6 secundada luego, por los Sres. Valdes de la Paz y Le6n
Ichaso; y que tambi6n encontr6 buena acogida en un grupo de

C ORTESIA DE

J. LO I ID 4)
IMPORTADORES DE FERRETERIA

-63-








EL P3EIODIOMO UN O3A 1948


congresistas, entire los cuales figuraron los Sres. Pastor del Rio,
Alberto Barreras, Ram6n Zaydin y Evelio Alvarez del Real (I).
Los que sabemos como acab6 sus dias, un periodista distin-
guido, el Sr. Eduardo Varela Zequeira -entre otros, a quienes
ocurri6 cosa parecida-: en la m6s desoladora y triste miseria,
careciendo, pot consiguiente, de los recursos con qu6 tender a
lo mrs indispensable; enfermo y envejecido, abandonado de mu-
chos- podemos apreciar la utilidad del Retiro de Periodistas, y
cu6nta qratitud hay que sentir por sus fundadores y -mantene-
dores...!
Fue tambien el Dr. Rafael Maria Angulo uno de los que mas
contribuy6 al establecimiento del dcscanso dominical de los pe-
riodistas, en vigor entire nosotros, hace mas de catorce cfios. (2)
Al honrdrseme con la realizaci6n de este trabajo, se me ha
proporcionado la satisfacci6n de enalteccr la memorial de un hom-
bre cuballeroso y bueno.
El Dr. Rafael Maria Angulo fu6 un hombre util a sus seme-
;antes. Estoy convencido plenamente, que la posici6n destacada
qu. ocupara en el Gobierno del Gral. Menocal, no la conquist6
solamente por sus vinculaciones sociales y political, con aquel
Gobierno, sino que la debi6 tambi6n, a su capacidad y a sus me-
recimientos. Y cosa parecida, puede asegurarse en relaci6n con
el cargo que desempeii6 en la direcci6n del "Diario de la Mari-
na"; que no lo hubo ninicamente, por sus conexiones con los fa-
miliares del Dr. Jos6 Ignacio Rivero, propietarios de dicha empresa

11) En lo que se refieie al specto econ6mico del Retiro Periodistico, el Presi-
dente Mendieta, ex-Director del "Heraldo de Cuba", fu6 el que "lo hizo possible ,
al concederle, por medio de un decreto, los products de un sorteo de Loteria Na-
cional.
Despu6s del Coronel Mendieta, el Coronel Batista y el Dr. Ram6n Grau San
Martin han brindado igual merced, a los fondos de dicho Retiro. Semejante ayuda
del Gobierno, le habr6 de recibir el Retiro de los periodistas, todos los afios;
pues, el decreto 1949, de 11 de julio de 1944, que se insert en la Gaceta de esa
misma fecha, asi lo dispone.
(2) El Decreto-Ley nimer- 450, que estableci6 el descanso dominical para.-lo .
petiodistas, fuM dictado el 28 de agosto dc 1935; el Decreto-Ley, nimero 172, que
cre6 el Retiro Periodistico, lo fue el 23 de agosto de 1935.

CORTESIA DEL

Sr. Humberto Hechevarria Roig
Concejal del Ayuntamiento de la Habana

Por el Dia del Periodista.


-64-







rL PERIODISMO EN CUBA 1948


periodistica, sino que lo mereci6 tambi6n por su inteligencia, por
su discreci6n y por su cultural.
Siendo Subsecretario de Instrucci6n Pfblica, favoreci6ndome
con su confianza y estimaci6n, el Dr. Angulo contribuy6 a mi
designaci6n para un puesto de responsabilidad: Jefe del Nego-
ciado de Construcci6n y Reparaci6n de Casas Escuelas e Higiene
Escolar, por el Secretario del Departamento, Dr. Dominguez Rol-
d6n, cargo que desempefi6 por espacio de various afios.
Ya en esa 6poca, el Dr. Angulo se sentia un tanto periodista,
y, acaso por ello, estrech6 sus relaciones de amistad con el re-
p6rter acreditado en aquel sector, que m6s interest y espacio de-
dicaba en el peri6dico donde laboraba, al desenvolvimiento de la
ensefianza. El Dr. Angulo, que poseia una buena cultural de li-
bros y de viajes, en mds de una ocasi6n, hubo de confiarme ideas
y puntos de vistas suyos, muy atinados por cierto, sobre asuntos
de educaci6n, sobre political, national e international, periodismo
y cuestiones sociales, que, despu6s, 1 mismo, expuso en traba-
jos dedicados a tales materials.
Tratando sobre asuntos escolares, me dijo una vez, el bonda-
doso amigo, que no concebia los planteles, sin que predominara
en ellos, por sobre todo lo dem6s, la discipline, como cuesti6n
fundamental; pues estimaba que sin un comportamiento adecua-
do por part de los alumnos donde ella impere, "la escuela es
impossible .
La Sociologia, que 61 consideraba como "la forma mas elevada
del pensamiento", lo atraia fuertemente; entendia que nada era
tan esencial para los pueblos, como el studio de lo que se ha
dado en llamar "el problema de la capacidad colectiva de sus di-
rigentes politicos".
El Dr. Angulo, en m6s de una ocasi6n, hizo llegar a mis manos
sus libros preferidos, libros muy valiosos, sobre cuestiones que
hoy prevalecen en la political social, libros de publicists eminen-
tes. Nada puede interesar tanto al estudioso de los asuntos socia-
les, como aqu6llo que guard relaci6n con el bienestar de los pue-
blos y del individuo; los rendimientos del trabajo y del capital; la
conciliaci6n de estos elements que, necesariamente -a despecho
de todo lo que los distancia-, tienen que marchar unidos, si es
que no se quiere que el equilibrio saludable de esas "fuentes de
riquezas", se destruya.

CORTESIA DE

P. FERNANDEZ Y COMPANIA
IMPRESORES

-65-







L PERIOD1SMO EN CUBA 1948


Recuerdo que el desaparecido amigo, consideraba como un
postulado, este apotegma del Sr. Ossorio y Gallardo: "La obra
de la convivencia pacifica y fructuosa de los hombres, solamente
se logra con buenas costumbres, buenas eyes y buenos politicos".
Algunas verdades que son ya hoy, del dominio general, uni-
versalmente aceptadas, sobre political y los politicos, hace mds de
veinte aiios, que 61 las habia advertido, con su mirada serena de
observador inteligente y paciente. Me asegur6 un dia, que los par-
lamentos, los cuerpos deliberantes, con sus muy numerosos miem-
bros resultaban, en todas parties, por esta circunstancia, ineficaces;
y tambi6n porque requerian, para ser dirigidos con eficiencia y
sensatez, "hombres extraordinarios", cada vez m6s escasos entire
los politicos militants.
No concebia el verdadero hombre politico, si en 61, no se fun-
dian "el sentido de gobierno con el sentido de la realidad". La
labor de gobierno, insistia, no puede ser la obra de un vidente;
los visionaries deben ser excluidos de las actividades de la poli-
tica, que es "la ciencia de las realidades". El arte de gobernar a
las multitudes, de conducir a los pueblos. exige hombres equili-
brados, hechos en el diario combatir de la vida, inteligentes, pre-
parados para la alta funci6n que tienen que desempefiar. "Los
novatos en political -decia 61- son como esos j6venes aficiona-
dos al piano, que emplean casi la totalidad del dia, practicando
el solfeo; pero que no logran jamds salir odelante; pues, no ob-
tienen otro resultado que atormentar al vecindario, obligado a so-
portarlos..."
En un trabajo que escribi6 destinado al primer volume de
"El Periodismo en Cuba", publicado hace m6s de doce afios, de-
cia el Dr. Angulo: "En la historic del periodismo cubano, la fe-
cha 27 de agosto de 1935, en que fu6 promulgado el Decreto-Ley
estableciendo como Instituci6n Piblica, el Retiro de Periodistas, se

0 B T E S T A D E
I EOl TC IAL -I X"
OBISPO 465. TELEFONO A-7333.
Talleres: Amargura 259. Telffono M-6320.
Habana, Cuba.


C; O R T E S I A I) E

ASPURU Y CO., S. A.
FABRIC Y ASPURU. LUYANO

-66-






EL PERIODISMO EN CUBA 1948


destacar6 a perpetuidad, no solamente para evocar con vancglo-
ria, el termino victorioso de una prolongada campaiia por la con-
quista de una legitima aspiraci6n, sino tambien para conmemorar
con regocijo, el advenimiento de una era de superaci6n, de re-
lieves y prestigious en la clase periodistica".
"La Ley del Retire exige igualmente, determinadas condicio-
nes de preparaci6n a los periodistas que, en lo adelante, inicien
sus labores profesionales. No llega en puridad, al conjunto de
requisites apetecibles: pero, como en relaci6n con los salaries, cui-
case de expresar en este punto, que s61o fija la minima capacidad.
El ideal se encarnaria, decididamente, en una Escuela de Perio-
dismo, abarcadora de los tres aspects que, segin el conocido
simil, identifica al periodismo con el hombre: el material o fisio-
Icgico, que es e1 anuncio; el intellectual, constituido por la labor
confiado a redactores y reporters; y el spiritual que contrifie las
fincdones de publicidad, bajo los troqueles de la Etica Periodistica".
Algunos afios despu6s de escribir lo expuesto en los dos pa-
irofos anteriores, y que pone de manifiesto su interns por el pe-



uS .SL xiL





S. .. Los polvos "AXIL" n6 deberan con-
fundirse con un simple talco bora-
tado. Los polvos "AX/L" contienen
products y materials que los hacen
I indispensables para el aseo como
desodorantes, para el salpullido para
todas las irritaciones de la piel y
muy especialmente para la delicada
piel de los nihitos.



.-67-







EL PERIODIBMO EU C"MA I94S


riodismo y los periodistas, le cupo la satisfacci6n al Dr. Angulo,
no s6lo de ver establecida la Escuela de Periodismo, sino tam-
bien la de ver funcionando la colegiaci6n de los periodistas pro-
fesionales. Claro estd que tales conquistas y mejoras no pueden
estimarse obras completes y definitivas; otros tiempos y otros
hombres vendr6n soguramente, que las perfeccionardn.
Pero el Dr. Rafael Maria Angulo no fue solamente, un buen
escritor; fu6 tambi6n un buen orador, orador de palabra facil, de
cuidadosa y bella expresi6n. Oy6ndole, se recordaban los dis-
cursos pronunciados por el Dr. Mario Garcia Kohly. Asi como
este fu6, en los inicios de nuestra vida republican, un orador que
seducia al auditorio, por la magia de su elocuencia, la riqueza
del vocabulario y su asombrosa memorial, el Dr. Angulo, en tiem-
pos m6s recientes, por iguales facultades y preparaci6n, lograba
apoderarse del coraz6n de sus oyentes. Si no recuerdo mal, el
Dr. Angulo conquist6 un premio de oratoria en el Colegio de Be-
lin, donde realizara sus studios. Hubiera sido indudablemente,







.Dolor dS vSlfe Uds del


e a AeU GasnesC nitantes a l

hiado y W i
| geer gi0trie o duodenal, I -intestinos? ?






Pemsate. Mat alleuto. aspmsmos, C61tcos, Fermentaclones lutestlnasla,.
Diarre. o estrefllmieto,L presents su mal algune de estes sutotemes,
Ensye cn un framsco del maravioso patented verBis aden y
Sibndka prt a lgalo alegrd enter, cnfisdameite: uset


UK\ BIiC1N.
Dolor de EZtomco, Digeaione* lenta* o dolorosa;o Empaco gtotriea
Dolor d otentre y Mp&lda. V6mitoa de liquldo o de sangre, Addes.
Bnratog &rgo Ardentl. Gasem. Dilataeidn. MaMl tptraelb%
Femtme S l lebte, Expsmos, C6lcos. Fermenteclones fatemUaale&
Mtrr- o -tre6ihninto,1prestat so oWt algano de estos inteow?
Ersaye con Ln frasco del maravilloso patente Bismigen y
bndelCir la hora en que decidi6 tomarlo.


-68-






EL PEIEODfISKO EN CUBA 1945


caso de haberse dedicado al Magisterio, un destacado professor de
elocuencia.
Espiritu refinado, dotado de inteligencia nada coming, rendia
culto a todas las excelsitudes que hacen la existencia tolerable.
Detestaba lo grosero, tanto en la naturaleza como en los series.
Apart6base, en todo lo que de 61 dependiera, de lo que fuera
impetuoso o violent. Por esa raz6n, en los deportes prefiri6 sienm-
pre "el de los reyes", las carreras de caballos. En el Hip6dromo,
en aquel lugar de elegancia y distinci6n, se encontraba en su
ambiente; pero no le agradaba el boxeo. De practical este sport.
eiempre hubiera sido el perdedor, una victim segura, de los pu-
fietazos propinados por los adversaries en las peleas...
En los tiempos en que el Dr. Angulo ocup6 la Subsecretaria de
Instrucci6n Piblica, un grupo de sus amigos pretendi6 fundar un
buen periodic y Ilevarlo a 61, a la direcci6n del mismo. Se tra-
taba de una publicaci6n como todavia no habia existido otra igual
entire nosotros. Un peri6dico con abundantes recursos propios,
complete independencia, ajeno a los distintos intereses y tenden-
cias que en toda sociedad actian. Un peri6dico consagrado al in-
teres national, de la manera m6s complete, con un program de
lucha por la verdad y la justicia, sin temor a las consecuencias...
El Dr. Angulo disuadi6 a sus amigos "para que no cometieran
locuras": La obra es laudable y convenient -les dijo-; pero con-
cenada a un fracaso inevitable. A su juicio, en aquellos tiempos,
en Cuba dicha empresa, constituia un ideal inaccesible...!
Pocos dias antes de su muerte, me encontr6 accidentalmente,
con el Dr. Angulo. Iba coming de su bufete. Al verme, orden6
detener el "auto" donde viajaba. Me invite y tom6 asiento a su
lado. Tratamos sobre asuntos relacionados con la vida national
e international que le interesaban. Al iniciar la charla. sus pala-

CORTESIA DE

ARELLAND Y Co., S. A.
Representantes de los Refrigeradores
KELVINATOR
PRADO 203. HABANA.


CORTESIA DE

TUINIUADE Y UINO.
PRUEBE Y COMPARE


-69-







EL PERIODISMO EN CUBA 1969


bras demostraban descontento, contrariedad bien evidence. Tanto
lo que tenia a su alrededor, como lo que veia a distancia, en el
pais y fuera de 61, en aquellos dias, -muy semejantes a los de
hoy-, lo tenian sumamente disgustado...
Pero, estuve afortunado: Las noticias que le suministr6, los chis-
mes sobre la political, que le di a conocer, lo distrajeron, fueron
de su agrado, le interesaron... Al estrechuame la mano para des
pedirse, una debil sonrisa asom6 en su rostro: algo asi como un
ligero resplandor de esperanza y optimismo...
En pocos minutes, tuve frente a mi, a dos hombres distintos:
Uno, me pareci6 decepcionado, triste, amargado; el otro se me
figure animado por risuefias perspectives, sobre los hombres y
las cosas...! Es verdad que el Dr. Angulo siempre tuvo confianza
en si mismo. Jamas perdi6 la fe en empresa alguna que acome-
tiera; de faltarle, era s6lo por breves instantes, pues, no tardaba
en recuperarla. Muchas veces ocurria, que aquello que sus pa-
labras querian near, lo afirmaba con sus acciones...!
Sobre "estas cosas de los hombres" -contradicciones, cambios,
idpidas transformaciones- Eca de Queiroz tiene en sus libros, p6-
ginas llenas de qracia y finura de pensamiento, escritas con su
peculiar eatilo.



SIEMPRE iU


SERVICI

PASAJEROS CORREO






CCLIPPER EXPRESS



CC"d J2 Teou. A-741 aam A


-70-






EL PERIODISMO EN CUBA 1948


Para dar fin a estas lines, voy a insertar a continuaci6n, una de
esas p6ginas; es la que aparece al final de su obra "Los Maias".
Hela aqui:
-Dos amigos -Carlos y Juan- paseaban por los alrededo-
res de Lisboa. Filosofando, llegan a esta conclusion: "Nada me-
rece la pena de realizar un osfuerzo, ni la fortune de Rostchilds,
r.i la corona imperial de Carlos V".
-Los dos amigos continuaron su camino, indiferentes... Lle-
garon a cierta altura. Carlos entonces, siente los estimulos del
hambre. Es hora ya de volver a casa. En ese moment, Juan
percibe la luz roja que lleva un tranvia en su parte delantera.
Mientras se dirigen apresuradamente, hacia el carro el6ctrico, Car-
los comenta:
-En fin jse acab6! Al menos, hemos formulado la teoria de-
finitiva de la existencia humana: "Nada merece la pena de hacer
un esfuerzo, de correr ansiosamente, en pos de cosa alquna, para
lograrla".
-Juan que caminaba ya sofocado, a zancadas, afiadi6:
-"Ni por el amor, ni por la gloria, ni por el dinero, ni por el
poder, por nada; nada vale la pena..."
El tranvia a lo lejos, con su movible luz roja, en lo oscuro, e2
habia detenido. Ello fu6 para los dos amigos, un acicate que los
llev6 a realizar un nuevo esfuerzo...
-iAun lo cogemos...!
-Entonces, para alcanzarlo, Carlos y Juan rompieron a correr
desesperadamente, por el camino en pos del tranvia, bajo la d6-
bil claridad de la luna que, en ese instant, surgia "burlona" en
el espacio...!
De este modo, terminal la obra antes citada, de Eca de Queiroz.

C 0 R T E S I A DE

M. J. DIAZ Y CIA.
I'APEL DE ENVOLVER. DE IMPRIMIR Y EFECTOS
DE ESCRITORIO
FABRICANTES DE CARTUCHOS Y CAJAS CARTON
CORRUGADAS
San Martin entire Sarabia y C. Arango, cntrada por Infanta.
Telefonos: Fabrica: U-1011.-Oficinas: U-1012
HABANA.

-71-






RL PRBIODIIMO RK VUBSA- 1948


4Se comprende bien el pensamiento...? "Nada vale la pena
de realizar un esfuerzo, de correr con ansiedad para lograr cosa
alguna..." "Es la teoria definitive de la existencia", que habian
formulado Carlos y Juan.
Pero, ante el estimulo de regresar pronto al hogar y satisfacer
"la imperiosa necesidad de comer", que los hostigaba, "realizaron
el esfuerzo" los dos amigos, casi sin darse cuenta de ello; y em
prendiendo veloz carrera, atraparon el tranvia...!
jTal cosa, ocurri6 tras breves instantes de haber formulado,
"un poco precipitadamente", una teoria definitive de la existencia
humana, que se apresuraron a desmentir con su proceder, los
dos amigos...!
No hay duda que es tarea complicada y dificil, formula una
teoria definitive, sobie la existencia humana, porque la vida es
realidad y, con frecuencia, "la realidad suele burlarse de las
teorias...."
Ello no obstante. hace ya algin tiempo, encontr6 en un libro
antiguo, este pensamiento, que, no s6 por qu6 motive, retuve en
mi memorial:
-"El progress y la civilizaci6n se han producido en el planet,
por el esfuerzo realizado por un nimero reducido de hombres, que
no fueron jams, escepticos ni pesimistas -hombres extraordina-
rios, desde luego- auxiliados por dos o tres genios... 1E1 resto
de la humanidad s6lo vivieron para comer y para... reprodu-
cirse...!
A falta de otra, el anterior pensamiento puede ser aceptado
como "juna teoria definitive de la existencia humana...!".



CORTESIA DE LA



Gompaniia national




de flimentos


-72-


~~







SL PBUXODIBMO EN CUBA 1946


EL MINISTERIO DE DEFENSE NATIONAL


0


El Ministerio de Defensa Nacional ha ido adquiriendo cada vez mas,
un tono peculiar, una fisonomia propia, una caracteristica de originalidad.
La buena administraci6n redunda en beneficio de todo el pueblo, de ahi
que la labor constructive realizada por el Comandante Salvador Menendez
Villoch como Ministro de Defensa sea aquilatada en su just valer por
todos los sectors de las actividades nacionales.
No vamos a consignar en esta ligera resefia toda la brillante ejecuto-
ria de este distinguido military, puesto que los problems dificiles que ha te-
nido que resolver con ixito definitive tan destacados y tan recientes, son
del dominion pfiblico.
Y como el dinamismo del Comandante Menendez Villoch y su serena
actuaci6n al frente de tan important Ministerio, son los factors esen-
ciales de sus 6xitos, damos a continuaci6n algunos detalles biogrificos
de este modesto funcionario.
El Sr. Salvador Men6ndez Villoch, naci6 en la Habana el dia 12 de
Noviembre de 1892. Curs6 sus primeros studios en el Colegio "Belen". Mis
tarde en el Instituto de la Habana. En 1910 ingres6 como Guardia Marina
en la Escuela de Nautica, creada por el General Jos6 Miguel G6mez en esa
fecha. Terminados sus studios ingres6 en la Marina de Guerra con el grado
correspondiente a los graduados de la Academia, esto es, con el grado de
Alferez de Fragata. Fu6 ascendido mis tarde a Alferez de Navio, permane-
ciendo en la Marina de Guerra hasta 1926 en que fu6 retirado por Machado,
no obstante su brillante hoja de servicios.
Llamado al Servicio nuevamente en 1933, con el grado de Teniente de
Navio. Ascendi6 poco despues a Capitin de Corbeta (Comandante)
por antigiiedad. Fu6 nombrado por las Asambleas Revolucionarias, Jefe
del Estado Mayor de la Marina de Guerra; cargo en el que fu6 ratifica-
do por Decreto Presidencial, el 7 de Noviembre de 1943. El 10 de Junio
de 1934, escape milagrosamente de una bomba puesta a su espalda, en
un banquet que se celebraba en el Distrito Norte, Casa Blanca. El Pre-
sidente Mendieta que se encontraba al lado de Men6ndez Villoch, tambiin
result ileso, pero hubo various muertos y heridos. El dia 22 de ese pro-
pio mes fue destituido de su cargo y remitido a la Cabafia por estimirse-
le complicado en el atentado de la bomba al Presidente Mendieta. Como
en el acto del banquet donde estall6 la bomba, Menindez Villoch se en-
contraba sentado al lado del Presidente Mendieta, el siempre ha dicho que
fu6 destituido por "Auto-bombarse". Estuvo preso cien dias. Una vez res-
tituido a la vida civil, se di6 con entusiasmo a la propaganda de radio por
la vuelta de Grau al Gobierno, se mantuvo durante once afios hacienda
uso de la tribune y el micr6fono con constancia admirable.
El 10 de octubre de 1944, se hizo cargo del Ministerio de Defensa por
designaci6n del actual Presidente de la Repdblica Dr. Ram6n Grau San
Martin. Al frente del citado Ministerio se ha distinguido como uno de los
Ministros mis activos, destacindose por su labor constructive y su sentido
certero en los problems por 61 enjuiciados.


-73-






FL PERIODISMO EN CUBA 1948


D~P~'
vU
ca~"r;~
c~
~s


Cuando usted pone
UNA CORONA A SUS PIES!
Con refuerzo de NYLON


LILr :d
Yj I\.' v i
- ,-


-74-






EL PEBIODISMO EN CUBA 1948


LA LIBERTAD DE PRENSA EN AMERICA

Por RAFAEL SOTO PAZ


El primer combat por la libertad de prensa en America tuvo
su asiento en tierras nortefias. Fu6 el celebre process Zenger y
prueba que el regimen de relative democracia que disfrutamos
se debe al esfuerzo de generaciones sucesivas...
En 1690, se sabe, con "Publick Occurrences", las colonies in-
glesas principian su periodismo impreso, adelantandose en 32 afios
a las colonial hispanas, que lo vinieron a tener en 1722 con la
"Gaceta de M6xico". Afios despu6s, cuando New York arriba a la
categoria de tercera ciudad colonial, le Ilega un Gobernador ava-
ricioso, jupiterino, nombrado William Cosby. Su primer acto de
gobierno nos lo present de cuerpo entero: enfrascarse en una
dispute con el Consejo colonial sobre el salario que el propio Cosby
percibiria. La querella se agrava, y el mandarin britdnico, al
verse vencido, depone a Morris, magistrado principal de la Corte
Suprema y lo sustituye por un adicto, James Delancey. Y es ahora
cuando el jacarandoso Peter Zenger, entra en escena..
Zenger procedia clel Palatinado (Europa Central), y el hambre,
considerdndolo un aahtaperico, lo empuja hacia New York, donde
llega el afio 1710. El viejo William Bradfor, un imprentero que
todavia a los 80 octubies daba guerra con sus periodiquitos, ]o
toma de aprcndiz. Zenger progress, y en 1733 funda el "Weekly
journal", para apoyar al grupo del magistrado Morris. Cierto dia,
1c historiarse la elecci6n para cubrir una vacant en la asamblea
de Westchester, el "Weekly" afirmaba, que, a pesar do la par-
cialidad del "sheriff", su candidate no pudo vencer. El magistrado
Delancey aprovecha la ocasi6n para pronunciarse contra los "se-
diciosos libelos".

CORTE SI A DE L A

CI DTIA B AYA
San Rafael y Amistad. Habana.


-75-






EL ePRIODISMO EN CUBA 1046


Por fin, en Noviembre del 34, es lUevado a prisi6n el combative
periodista. Y desde dentro de la propia c6rcel -Zenger rehus6
salir bajo fianza-, durante nueve meses el "Journal" continue
edit6ndose bajo la rectoria de su enclaustrado director.
El 4 de Agosto de 1735, John Peter Zenger, comparece ante sus
jueces. Pero habia algo en la sala que atria toda la tenci6n. Era
un viejecito de 80 afios, cuya melena blanca y sefiorial porte, re-
clamaban just respeto. Se trataba de Andrew Hamilton, uno de
los abogados m6s famosos de las colonies, venido expresamente
desde Filadelfia para defender a Zenger. El pliego de acusaci6n
recaia en various articulos del "Journal". En ellos se aseveraba
que las libertades y la propiedad de la poblaci6n neoyorkina es-
taban en peligro por el p6simo gobierno existente.
De moment en la sala se hace un silencio general. Iba a ha-
blar Hamilton. Comenz6 admitiendo que Zenger habia impreso y
publicado los peri6dicos en cuesti6n. Tan pronto como el fiscal
recobr6 su animosidad pidi6, en virtud de tal confesi6n, que el
"jurado debia encontrar un veredicto, porque suponiendo que los
libelos digan verdad, no dejan de ser libelo por ello de ningfn
modo". La respuesta de Hamilton fu6 un zarpazo gramatico-lega-
lista: "que las palabras por si solas --dijo- son difamatorias es
falso, escandaloso, sedicioso..." A seguido denunci6 la ilegali-
dad del powder y apel6 al amor a la libertad, inica defense contra
las tiramas. El poder debemos compararlo a un gran rio: mien-
tras corre dentro de sus margenes, result dtil y hermoso; pero
cuando se desborda sobre sus limits, no ocasiona mas que dafios
y desolaci6n.. El asunto que se debate -prosigui6 Homilton--
no es el de un humilde periodista; ni siquiera significa la causa
de New York. No. El problema afecta a los hombres libres que
viven bajo el gobierno britdnico en suelo de America. Y ese pro-
blema no es otro que la causa de la libertad... la libertad de

CORTESIA DE LA



I[osaiil 1111hra Ul [iba

CONCHA 1 Y 3

Telefono Centro Privado: X -3391


-76-








TL FERIODISXO EN CUBA 1943


expresi6n y la oposici6n al poder arbitrario, hablando y escribicn-
do la verdad.
Precisamente, eran estas frases rotundas, convincentes, viriles.
la piedra angular en que se asentaria la Democracia continen-
tal. Se trataba -nada menos-, que de la primera batalla por la
libertad de prensa en America. La gente de alto coturno nunca
habia oido palabras andlogas en defense de uno de los sagra-
dos derechos de la Humanidad. Peter Zenger fue absuelto, el abo-
gado Hamilton, paseado en hombros por las calls y el iracundo
Cosby, con la cabeza baja salia del juicio.
Muchos afios han pasado. Murieron Zenger, Cosby, Hamilton,
el peri6dico, los jueces y el piblico que entusiasta aclam6 al ora-
dor. Pero el process vive aun por haber sefialado dos principios
imperecederos: la admisibilidad de la evidencia como verdad,
aunque sea alegado por un libelo y el derecho de un jurado para
determinar si un publicaci6n es difamatoria o sediciosa...


4 4- i
- a-i.


El Caf6 PILON e envasa en paquetep
herm6tioos, en modernas maquinas
mediante un ciclo de operaciones me-
cdnicas sin entrar en contact alguno
con las manos, que lo conserve siem-
pre fresco.
Por eso PILON es UNICO en
CALIDAD, SABOR Y AROMA.
EXIJA


S AWROSO NAITA 9L
1 ULTIMO VUCNIIO I I


-77-


rr..1







1L PJZXUODISMO EN CUEA 1948


FRANCISCO GONZALEZ ORUE

ALCALDE MUNICIPAL DE MARIANA




Il' Sr. Francisco Gonz;ilez Ore., acaba de ser exal-
tado a la Alcadia Municipal de Marianao con el benepli-
cilo general de los hlabitanies de ese progrosista termino.

El Sr. Sr. Gonzilez Or)e ha Ilegado a lan alta pre-
cmiiilncia por el esfuerzo continued de una tesonera
lalor y de un dinamismo puesto a prucba en los distintos
cargo que ha desempefiado. Iniciado en las filas del
Ej('rcito. abandon su posici6n de Clase, y se inicia en
la political siendo electo (oncejal del vecino termino ma-
riaviense plor imla extraordinaria votacion. Designado
lPresidnel't del A\iyntamientlo do ese Ttirniino, realize
una inuy plausible actuaci6n y ocupa la alta po4ici6n de
Alcalde Municipal en propiedad al pasar el Sr. Francisco
Baiislt i recir lo1 deslinos del Gobierno Provincial ha-
ianero.


Al tomar posesi6n el pasado mes de Septiembre el
Sr. (Gonzilez Orie, realiza un movimiento de personal en
los cargos de mayor responsabilidad llevando a los mis-
mios a elementos de destacada ejecutoria.

(;Cn el fire prop6sito de servir a plenitud los in-
fpreses de los vecinos del progresista t6rmino de Maria-
nao: el nuevo Alcalde Municipal Sr. Gonzalez Orie ha-
brai de triunfar en sus empefios constructivos.


- 78 -


I







EL PERIODISMO EN CUBA 1948


LOZANO Y GUERRERO

(Recuerdos de Madrid)

Por GUSTAVO ROBRENO


Salvador Lozano no era periodista, pero se paseaba entire ellos
por Madrid y, preferentemente, cerca de las mesas y divanes en
que la gente de pluma se reunia todas las noches, a altas horas,
en el hist6rico y muy madrilefio caf6 de Fornos, alla por los 6l-
timos afios del pasado siglo XIX (Ayer como quien dice).
Y no es que a Salvador le faltasen dotes intelectuales, gracia,
ingenio y humorismo para figurar, sin desdoro, en cualquiera re-
dacci6n de peri6dico, ni menos que careciese de aptitudes para
desempefiar otros menesteres ajenos al periodismo, ya que, segin
confesaba con orgullo, 61 habia hecho de todo en la vida... me-
nos trabajar.
Tal era su gran blas6n.
Bohemio empedernido, tuberculoso, desnutrido y holgazan, des-
defiaba profundamente el proverbio latino "Labor omnia vincit",
juzg6ndolo una estipida conseja inventada por Virgilio, de quien
afirmaba que era un vago redomado, que ni siquiera quiso acabar
de escribir la Eneida.
Salvador se decia natural de Caravaca, pero, en puridad, era
nacido en Calasparra, villorio murciano no much m6s important
que el pueblo antes citado; aclaraci6n que fu6 hecha, a voz en
cuello, en pleno caf6 de Fornos, por un presuntuoso hijo de Mur-


C 0 R T E S I A D E 1 A

Muebleria "Eduardo"
SAN RAFAEL Y CAMPANARIO
TELEF. A-6048.-HABANA.


-79-







EL PERIODISNO EN MBA 2966


cia, quien entendia que Lozano se hacia el caravaquefio "por
darse pisto" (i!)
Lo que bast6 para que todos los parroquianos nocturnos del
viejo Caf6, lamasen, en lo adelante, a nuestro h6roe "el chico de
Calasparra", sin protest formal por part de 6ste que, al fin, lleg6
a decir, urdiendo una double mentira, que era ese el pseud6nimo
que usaba como periodista en su pueblo.
Por lo demds, Salvador no era un pesado, ni un gorr6n de
oficio y si algunas noches aceptaba, tras debil resistencia, el
modesto "sube y baja" (o sea caf6 con leche y la correspondiente
media tostada de abajo), a que sus amigos y simpatizadores le
invitaban (piscolabis no muy nutricio, que, en ocasiones, actuaba
de desayuno tardio) bien puede afirmarse que el obsequiado se
ganaba el convite y afn lo pagaba con creces, derrochando en la
tertulia, su charla amena y sus chistes de buena ley.
Cierta noche del afio 1895, en que el ambient espafiol no era
muy favorable a Cuba, a causa del reciente estallido, en Baire,
de nuestra tercera guerra separatist, el "Chico de Calasparra",
acert6 a anclar, como otras veces, en la mesa que en Fornos ocu-
plbamos various cubanos, ex-contertulios del glorioso caudillo de
todas nuestras guerras, Calixto Garcia, quien, tras 15 afios de
forzoso exilio, extenuado, casi inv6lido, revolvi6ndose en su sill6n
de enfermo, logr6 recobrar part de su quebrantada salud, para,
en maravilloso esfuerzo, ganar la frontera franco-espafiola, furtiva-
mente, e ir a reunirse a Marti, M6ximo G6mez y Maceo ya des-
embarcados en Cuba y ansiosos de la valiosa cooperaci6n del
Jefe de la Guerra Chiquita, que en efecto, pudo prestarles ayuda
muy eficaz, probando el poder inmenso de la voluntad.
Enorme indignaci6n produjo en toda Espafia, la evasion del
gran Rebelde, cuya salud en precario, avanzada edad, la pro-
longada estancia en la Peninsula, como professor de idiomas y
su antigua amistad con el general espafiol Martinez Campos, pa-
recian fire garantia de que el viejo mambi no osaria repetir
las intentonas guerreras de la mocedad, tan riesgosas como inu-
tiles.

CORTESIA DE
Compaifia General de Seguros y Fianzas
SAGUA LA GRANDE, S. A.
Oficina Central: Marti No. 40. Sagua la Grande (Las Villas).
*
Sucursal en la Habana: Cuba y Obrapia.
Telefonos: A-2166, A-2167, A-2163.

Seguros de Accidentes del Trabajo, Incendio, Maritimo,
Cicl6n, Autom6viles.
-80-







LL PERIO0DISKO MIN CUBA 1948


Todo lo cual era desconocer el cardcter integerrimo y el patrio-
tismo sin m6cula del General Garcia.
Pero aun mayor irritaci6n que la fuga de Calixto Garcia, pro-
dujo la desaparici6n inmediata de su hijo Carlos Garcia Velez,
doctor en Cirujia Dental, Director de la Revista Odontol6gica de
Madrid, establecido en su espl6ndido Gabinete del Paseo de Re-
coletos 21, con escogida clientele, entire la que figuraban sabios
y hombres de letras espafioles, como Santiago Ram6n y Cajal,
Armando Palacio Vald6s y otros cien de gran renombre.
INo hay derecho! "resonaba en el ambito de Fornos". "No hay
derecho a tan ingrato y falaz comportamiento por parte de Gar-
cia Velez, para con la generosa sociedad madrilefia, que lo aco-
gi6 sin reserves, casi desde su infancia, lo alent6 en su carrera
y le prodig6 atenciones, sin recelar de su origen insurrecto, ni
de su estirpe separatista.
Asi vociferaba, iracundo, haci6ndose eco del clamor general,
cierto joven vecino a nuestra mesa, hijo del famoso escritor y
periodista cubano Teodoro Guerrero, ex-magistrado, autor teatrol
y de novelas, algunas prologadas por Zambrana y Tula Avella-
neda, bien conocidos en Espafia.
"No hay derecho" repetia, cada vez en voz mas alta, el
hijo de Don Teodoro; hasta que, "el Chico de Calasparra" disfru-
tante, en nuestra mesa, de un caf6 con empapantes, tratando a
fuer de agradecido, de suavizar, de algfin modo, el mal efecto
que, 16cicamente debia producer en nosotros los cubanos, las te-
rribles frases condenatorias diriqidas a nuestros dos compatrio-
tas, recien desaparecidos, dijo, dominando el clamor: "Sefiores:
ja que tanta protest por una cosa tan natural? Calixto Garcia
hace afios pele6 para defender la libertad de su pais; se le apri-
sion6 y se le trajo q Espafia, contra su voluntad; si ahora ha po-
dido escaparse para empufiar nuevamente las armas, ello no es
CORTESIA DE

Buergo, Alonso y Cia.
AVENIDA MENOCAL No. 1002
TELEFONO U-1157.


CORTESIA DEL

SR. FRANCISCO BARTES

-81-







LL P3PMIODISM0 EN OUMA 1048


criticable; es -ser field a un ideal; y si su hijo le ha seguido en la
peligrosa aventura, no ha hecho m6s que cumplir un deber filial,
corriendo todos los riesgos. Cualquier buen hijo hubiera hecho
otro tanto.
--iNo: eso no!- xespondieron, a coro, mds de cien voces de
oquellos parroquianos, no acostumbrados a oir hablar en serio a
Salvador Lozano y solo lo concebian a trav6s de sus frases gra-
ciosas, juegos de vocablos y chirigotas con que solia alograr y
entretener las diferentes pefias a que asistia.
En vano insistia el buen Lozano en sostener su razonamiento,
c toda voz, con grave perjuicio de su bien dignosticada "tisis ga-
lopante" (que a~.n no habia logrado ponerla "al trote") y que, al
esforzarse, le producia largos access de tos, seguidos de esputos
sanguinolentos.
-Cdlmate ya Salvador y no te agites- le dijo, al fin, el joven
Guerrero, que era su amigo. No tienes raz6n alguna, ni es cierto
que todos harian lo mismo; aqui me tienes a mi, que, como sabes,
soy hijo de cubano, bien conocido en el foro y en las letras, perio-
dista que fu6 en Cuba y acaso simpatizante, en su mocedad, del
ideal libertario de su pais natal, pero si a mi padre se le ocurriera
retornar a Cuba, ahora que hay guerra para pelear contra Espa-
fia, puedes estar seguro de que yo no le seguiria a la manigua.
-Bueno. pero en ti se explica- repuso Salvador, tras nuevo
acceso de tos.
-Y 1poi qu6, se explica en mi y no en los demas?
-Porque tu tienes de "guerrero" lo que yo de "lozano": el
apellido y gracias.
Cuchufleta ingeniosa que caus6 risa general en los circuns-
tantes y tuvo, por el moment, el poder de atenuar el caldeado
ambient de protest en el sal6n, ddndonos a los cubanos opor-
tunidad para salir disimuladamente del cafe, al que no volvimos
hasta pasados various dias, tiempo que tard6 en desvanecerse
la efervescencia reinante contra la evasion de nuestro amigo y


0 R T E SI A DE




HAVANA COAL Co.

-82-







EL PERIODIBMO EN CUBA 1946


paisano Garcia Velez, a quien lo menos que le pedian, en today
Espafia, era la cabeza.
Y es curioso anotar, como contrast de aquella petioidn furi-
bunda. el retorno a Madrid de Garcia Velez, 27 afios despues.
cuando lograda, al fin, nuestra absolute Independencia y siendo
aqu6l Ministro de Cuba en Londres, acompafi6 al ex-Presidente
de la Repfiblica Cubana, General Mario Garcia Menocal, en su
visit al region Alcdzar de la Plaza de Oriente, invitado por el Rey
Alfonso XIII, quien con el Embajador cubano en Espafia, Garcia
Kholy, almorz6 en Palacio, al que fueron trasladados, oficialmen-
te, desde la Estaci6n del Norte, en lujosa carretela palatina, a la
"grand Dumont" con lacayos galoneados y seguida de la escolta
real, integrada por vistosos coraceros de f6rreo casco y air6n flo-
tante, luego de desfilar ante el alegre pueblo madrilefio, extin-
guidos totalmente los rencores de la querra, al que se hallaba
nuevamente mezclado, el buen humor del "Chico de Calasparra",
de que ya viejo, encartonado en su tisis (cuyo galope inicial habia
logrado frenar) persistent en s uodio al trabajo y encantado de
vivir... casi del aire, durante afios, comentaba complacido el bri-
llante desfile, ufanandose, junto con otros, de tener un rey de-
m6crata, capaz de almorzar con tres Garcias en un mismo dia.
















C OB T E S I A DE
SUPER CAKE

"LA CfAN VIA"
SALON DE EXPOSICION Y VENTA
SANTOS SUAREZ 117 Y 119. TELEFONOS: 1-4434---7434.
DULCE DE CALIDAD
Especialidad en Cakes.
83-






EL PZBIODISMO BN 0UA 1948


La cerveza
mas exquisite
para el
paladar mis
exigente.


CBILARA_ IiRGERA... 3aStRSA


-84-


t-j


frl


"Imm
74*17


kd
~silr~iY ~r,7t~






B& PEBSODISMO EN CUBA 1946


EL PASAPORTE DEL PERIODISTA

Por el Dr. JOSE E. PERDOMO


El pasaporte de un periodista que viaja, en nada se diferen-
cia del que pudiera utilizar cualquier otro respectable ciudadano.
Esto, desde luego, cuando el objeto del viaje del periodista no
es de los que Ilevan anexa la concesi6n de un pasaporte diploma-
tico o de un pasaporte especial, puede considerarse a prima facie
como una media just, razonable y equitativa, muy acorde con
el precepto constitutional que establece la igualdad de todos los
cubanos ante la Ley y el no reconocimiento de fueros y privi-
legios personales. Pero este principio, de profunda raiz demo-
crdtica es, a nuestro juicio, perfectamente compatible con un tra-
tamiento especial, en lo que al car6cter de su documentaci6n se
refiere, para el periodista que por cualquier circunstancia sale
del pais. Desgraciadamente nuestra clase no puede permitirse
con frecuencia el lujo de los viajes por mero placer. Siempre que
un periodista abandon nuestras playas, alguna misi6n de im-
portancia lo lleva a tierras extrafias, pero a6n en el caso de que
el viaje s6lo tenga por objeto el disfrute de unas vacaciones, de-
be prove6rsele de un pasaporte que lo acredite como Agregado
a nuestras Misiones Diplom6ticas en los praises que visit.
Existe en cada periodista un diplomdtico en potencia y nues-
tra clase los ha producido de altos kilates. Como ejemplo citemos


"LA CAN ERA"

Compafiia de Seguros, S. A
Accidentes del Trabajo, Riesgos y Accidentes e Incendios-Fianzas.
Manzana de G6mez 526 al 530. Telifono:
(Centro Privado)
Apartado No. 869. A-2151 A-2152 A-2153.
SHABANA,CUBA.
-85-






IL PSB!ODISMO BY CUBA 1048


solamente el nombre de Don Manuel M6rquez Sterling, que tan
destacados prestigious conquist6 para nuestra patria dondequiera
que ejerci6 sus funciones, y cuyo nombre excelso ostenta digna-
mente nuestra Escuela de Periodismo.
Cuando un.ciudadano cualquiera viaja, por muy elevado que
sea su nivel cultural, muy poco o nada de beneficio colectivo se
deriva de ese viaje. Por el contrario, cuando es un periodista el
que recorre otras tierras, su espiritu de observaci6n y su h6bito
de escribir para el piblico ,le obligan a tomar nota de cuanto
asunto interesante se ofrece a su vista, y ese caudal de nuevos
conocimientos que adquiere, vertidos en la letra impresa o en
las ondas de la radio, Ilega a sus conciudadanos, aumentando su
cultural, preparandolos para aprovechar adelantos obtenidos en
los distintos 6rdenes de las actividades humans, darse cabal
cuenta de la situaci6n social, political y econ6mica en la porci6n
del universe de que se trate, o facilitdndoles la manera de tras-
iadarse a donde les interest.
El periodista acorta la distancia tanto material como espiri-
tual entire los distintos paises, y contribute notablemente a que
los pueblos se conozcan unos a los otros, no solamente en lo que
a la Historia y a la Geografia compete, sino tambi6n en lo que
constitute al individuo, la orientaci6n de sus actividades y lo que
su personalidad significa en las relaciones humans.
El ciudadano culto que viaja, visit los museos, admiral las
obras de arte, como admira tambien los monumentos notables,
las bellezas naturales del paisaje y el desarrollo industrial de lo:
lugares que visit. Igualmente se entera de como funciona la
economic de cada pais, de las tendencies political de sus gober-
nantes, de las conquistas logradas por sus obreros y hasta de la
ocogida que han tenido en el public las iltimas producciones

SCORTESIA DE

CABALLERO
FUNERAL HOME
23 y M, Vedado. Telfs: F-8855 8833


C 0 RTESIA DE

Tlp Bank of Nova Orotta
Siete sucursales en Cuba, convenientemente situadas.

-86-






EL 1NRIODXBMO all CUDA 1948


literarias. Todo esto aumenta y solidifica la cultural del viajero,
pero no va m6s all6 del limitado circulo de la tertulia familiar.
S6lo sus allegados y sus amigos intimos tienen oportunidad
de compartir con el viajero, aunque s6lo sea a trav6s de sus na-
rraciones, las impresionesf de un viaje, disfrutando del placer y
beneficio que.de ellas .siempre se -derivqn. Er canmbip, cuando se
trata de un periodista, la divulgaci6n de esos conocimientos ofre-
ce al pais de su origen un verdadero servicio de utilidad piblica.
Los industriales que desean conquistar mercados en el ex-
tranjero o perfeccionar sus-sistemas de producci6n; los estudiosos
de la historic, la geografia, las ciencias, las artes, las cuestiones
political, econ6micas y sociales, tienen siempre en las impresio-
nes de viaje de un periodista, magnifico material aprovechable
para lo que constitute su interns. Los propios 6rganos del Estado
pueden sacar gran provecho de estas impresiones.
Algunos gobiernos, comprendiendo el alcance de esta impor-
tante funci6n, han establecido los cargos de Agregados Cultu-
rales y Agregados de Prensa. Nosotros todavia no hemos logrado
tales categories, pero, aunque en su dia el Congreso y el Poder
Ejecutivo, hagan tangible esta halagiiefia esperanza, estimamos
que un precepto de la Ley entonces, y quiz6s una disposici6n
cdministrativa antes, debe establecer para todo periodista que
viaja, bien en funciones de su cargo o simplemente por placer.
-cosa que muy pocas veces ocurre-, el pasaporte diplomdtico
que lo acredite, aunque s6lo sea con car6cter eventual, como
Agregado a nuestras Embajadas y Legacicnes en el extranjero.


CORTESIA DE LOS



Laboratories Vieta-Plasencia, S. A.




CORTESIA DE

G. VERANES Y Co.
FABRICANTES DE SOBRES
San Pedro 312. Cerro-Habana.
-87-





EL PElIODIUMO AN OUSA 1948


Coopere al Fomento

del Turismo

National


Esta gran industrial

beneficia a todos




CORPORATION NATIONAL DEL TURISMO

LA HABANA


-88-






EL PBRIODZWUO BN Y1CUB 1949


PRENSA SEPARATISTT" ANTES DEL 95

Por MARIANO P. DE ACEVEDO


Al regreso a la Patria de Juan Gualberto G6mez, despubs de
su fecunda y obligada residencia en Espafia, aprovechada por
6l en campaiias de prensa y tribune por la abolici6n total de la
esclavitud y los avances reformists coloniales; no pudo frenar
sus brios de propogandista intense e infatigable a una presun-
ci6n de ilicitud en la defense de sus ideals separatists. Ya esta-
blecido en Cuba no queria resignarse a constrefiir su labor de
publicist sobre temas que resultaban al propio tiempo una con-
tribuci6n al esfuerzo por la anhelada independencia.
Esa pasividad, bajo la amenaza de la denuncia y tal vez la
condena judicial, no podia soportarla el joven de temple ya acre-
ditado junto a Pancho Aguilera en Paris y tambibn al lado de
Jos6 Marti en la conspiraci6n de la "Guerra Chiquita" (79-80).
motivo de su deportaci6n a la peninsula.
Sin embargo, para no malograr sus mejores impulses y hacer
algo eficaz y amplio en la exposici6n y pol!mica periodistica, era
indispensable conseguir el sello de legalidad en nuestro ambien-
te, 16gicamente suspicaz de las autoridades hispanas.
Para lograr esa declaraci6n solemn y que alejara los tropie-
zos, molestias y persecuciones, no habia otro remedio pues, que
plantear el caso en la misma capital de la isla, muy cerca de
la mirada vigilante del entonces Virrey don Camilo Polavieja,
ateni6ndose desde luego a graves contingencies personales que
nunca detuvieron al insigne patriocio al travis de su accidentada
vida.

CORTESIA DE LOS
VINO S...E S P A- O LES

MAoLCUES D i MtULLEL
Por el Dia del Periodista.


-89-






EL PEBIODISWO BN CUBA 1048


Con limitados recursos y con el auxilio siempre fdcil y gene-
roso del gran periodista Don Antonio San Miguel logr6 viabilizar
el diario "La Fraternidad", 6rgano en primer termino precisa-
mente de esa soluci6n separatist, estimada hasta tales momen-
tos como material peligrosa en los debates de la prensa colonial.
Apareci6 en la citada hoja "La Fraternidad" el 23 de Septiem-
bre de 1890 un articulo titulado "Por que somos separatistss. Se-
gdn se supondr6 la forma revelaba la pluma magistral, capaz de
de consignar con sencillez sin alardes ni provocaciones los fun-
damentos de su autor, que ya pensaba sin duda en la segura
denuncia y en el litigio ante los tribunales de Cuba y de Espafia.
No tard6 en surgir lo inevitable: La visit del celador del ba-
rrio del Templete, para notificar de manera cortes segin lo hace
constar el mismo Jefe de Redacci6n de "La Fraternidad" la de-
nuncia y el secuestro de la edici6n correspondiente a la indicada
fecha. Iniciadas las actuaciones de rigor el Juez de Instrucci6n
del Distrito de la Audiencia, funcionario cubano y de calidad so-
cial, el Dr. Ramirez Chenard, -conocido por el apodo de "cochi-
no sabio", por ciertos rasgos fisicos, no por otra cosa-, dict6
auto de procesamiento. En el curso de .ste, y no es pecar de
prevenidos adivinar la presi6n de altas esferas, se decret6 la
detenci6n provisional del eminente publicista, quien lejos de sor-
prenderse hubo de seialar el camino en un vibrant articulo bajo
el rubro "iA la c6rcel". Entr6 una vez mas en el encierro por la
libertad de Cuba Don Juan Gualberto G6mez. Y la prisi6n se pro-
long6 por ocho meses.
La Sala de lo Criminal de la Audiencia de la Habana robuste-
ci6 el criteria del Juez instructor y conden6 al autor del trabajo
"Por que somos sepcratistas" a dos aiios de reclusi6n. Contra
esa sentencia recurri6 en casaci6n ante el Tribunal Supremo de
Espafia el perjuidicado, d6ndole la misi6n de mantenerla como
CORTESIA DE


I\\lmDilull Isinls MD1hibin [l. of1 Iliawii
HABANA, CUBA.


CORTESIA DE


GIRALT
RADIOS Y REFRIGERADORES
Pte. Zayas 457. TeI;f. M-9944. Habana.
-90-






EL PBRIODISKO EN CUBA 1946


representante legal suyo en Madrid al ilustre rep~blico Don Ra-
fael Maria de Labra. Nunca podia discurrirse elecci6n m6s acer-
tada. Labra, apart de sus m6ritos, estaba intimamente ligado a
Juan Gualberto por ailos de arduos trabajos en la prensa y en
las aslmbleas pfblicas.
El Tribunal. Supremo de Espafia se manifest. de acuerdo con
sus prestigios,'dictando en 21 de noviembre de 1891 el memorable
fallo en el cual casaba y anulaba la sentencia de la Audiencia
Habanera con las "costas de oficio".
Los fundamentos desenvueltos por aquellos serenos juriscon-
sultos encajaban perfectamente en la tesis explanada por el Jefe
de redacci6n de "La Fraternidad" en los primeros pasos del rui-
doso process. La defense de la soluci6n separatist, en el piano
de Ia propaganda era licita porque no se trataba en los escritos
denunciados de una excitacion concrete a la rebeli6n contra la
soberania espafiola y el regimen constituido en la colonia.
La trancendencia de aquel fallo, signific6 la oportunidad de
despejar recelos para que los simpatizadores y adeptos a la cau-
sa de'la independencia cubana desplegaran su actividad en la
epoca que precedi6 a la justamente llamada "revoluci6n de
Marti".
Recordamos que al estimulo del resonant triunfo juridico ori-
ginado por el talent y la acci6n de Juan G. G6mez se debi6 la
campafia en la Habana de un peri6dico de franco matiz sepa-
ratista: "La Protesta". Mencionemos aqui a su Director Enrique
Barbarrosa, fire y tenaz en la brega por las libertades patrias;
junto a 61 Aurelio Ramos Merlo y Rafael y Ernesto Usatorres Per-
domo. Entre sus colaboradores recordamos a Enrique Collazo,
Jos6 Maria Aguirre, Jos6 Clemente Vivanco...
Todo cuanto siqnificara un aliento para los "ideales sin oca-
se" -segin la frase feliz de un orador autonomista -encontraba
calor y defense en un peri6dico batallador, que segin es l6gico
procuraba interpreter en la prdctica con toda amplitud el espi-
ritu tolerante del Supremo espafiol.
Para medir la importancia de la resoluci6n judicial de 21 de
noviembre. de 1891 nada mds expresivo que el comentario del
Capit6n General Marqu6s de Polavieja en sus Memorias, cuando
expresa que a. su juicio desde esa fecha quedaron anulados los
resorts para mantener la soberania de Espafia en sus iltimas
colonies.

SCORTESIA DEL

Dr. Nestor G. Mendoza


-91-






ZL PEBIODIBMO Mr OVIA 1041


El 8r. NIcolas Castellanos Rivero, Aloalde Municipal de

la Habana, realize una brillante gestl6n al front de se

destacado sector de la Admlnltracl6n.



Con el aplauso de las fuerzas vivas del pais y de los
sectors de la clase media y obreros, es decir con el con-
sensus general de la poblaci6n habanera, viene actuan-
do con pericia, desinter6s y dinamismo, el actual Alcal-
de Habanero Sr. Nicolas Castellanos Rivero.
Espiritu de lucha, forjado en el trabajo desde su
mis tierna infancia, no arredran al Alcalde Municipal,
los obstaculos que encuentra en su camino y fiel a su di-
visa y a su credo redobla sus esfuerzos por el logro in-
mediato de sus mas cars ideales, el dotar a la poblaci6n
habanera del caudal de agua potable necesario e im-
prescindible. Lo que parecia un impossible, pronto sera
una encantadora realidad y antes de terminar su perio-
do, podra el Sr. Castellanos ufanarse de haber dado cima
a una obra cicl6pea erizada de toda clase de escollos.
Pero el Alcalde Habanero no obstante la labor des-
arrollada en tan Ardua empresa, no ha desatendido otros
importantes sectors de la Administraci6n municipal ta-
les como el Hospital General Freyre de Andrade en don-
de se han realizado muchas y muy importantes obras
principalmente en la consult de Ortopedia, lavanderfa,
Laboratorio de andlisis clinics, vias digestivas, unidad
clinic, Oficinas de inscripci6n o control, Archivo, nue-
vas Salas con capacidad para mayor nfimero de enfer-
mos, equipos de cocina, obras en el Hospital Infantil,
Hospital de Maternidad, Dispensarios y Casas de Soco-
rros, Servicio de Higiene Mental, Dispensario de Profi-
laxis social "Joaquin Albarran", asistencia y previsi6n
social que comprende Creches, Asilos, Balneario Infantil,
Servicio de enterramiento a pobres, Escuela de corte y
costura, Campo Deportivo Rafael Conte y multitud de
obras mAs que harian muy extensa esta suscinta resefla.
La obra del Sr. Nicolas Castellanos en el breve pe-
riodo de tiempo que se encuentra al frente de la Alcadia
Municipal, colma completamente las aspiraciones de to-
dos los habitantes de la Capital.

-92-







ZL P!ERODIS3E0 NW mmA 1940


LA CALLE DE LA TINTA

Por MANUEL MARSAL.


La guerra no ha dejado huellas perceptibles en Fleet Street.
Esos centenares de yards que forman la angosta via, que me-
dio se retuerce en su centro, lucen hoy -nos dice G. Gordon Clo-
ver, en uno de sus animados y coloridos reportajes acerca de la
vida londinense- tal como a principios del siglo actual, lo mis-
mo sin duda que en los dias de Wellington y quiz6s no muy dis-
tintos a lo que fueron en la 4poca de Wilkes, cuando los esc6n-
dalos provocados vor North Briton abrieron tan amplios horizon-
tes al periodismo brit6nico.
En un extreme, como cerrando la estrecha calle que se em-
pina por la colina de Ludgate, muestra su cipula, vieja de mu-
chos siglos, la venerable cathedral de San Pablo, en tanto que,
en direcci6n opuesta abre sus puertas monumentales el majes-
tuoso Palacio de Justicia. Centrada asi, entire estos dos simbolos
de la civilizaci6n, Fleet Street, la "calle de la Tinta" como la
llamara Cave, la "calle de la Aventura" como la rebautizara otro
gran periodista, Delane, que dirigi6 el Times en los tiempos de su
mayor influencia sobre la vida piblica, conserve sus cl6sicas
tonalidades y sus ancianas tradiciones. La fnica forma, en efec-
to, de ganarse el sustento en este sector londinense, es hoy la
misma que empleara Nathaniel Butter hace m6s de trescientos
afios, cuando los alrededores de la iglesia de San Pablo se con-
virtieron en el qran centro de noticias de la capital inglesa. Fleet
Street est& en el coraz6n de esta drea que se extiende desde Tem-
ple Bar hasta Ludgate Circus y en la que la prensa inglesa desde
su lejano amanecer, establecio su sede.

CORTESIA DEL
Concejal del Ayuntamiento

ALFONSO MARQUET
por el Dia del Periodista.
-93-







EL P3RIODISMO IN CRA 1145


Ya en 1500 Fleet Street podia enorgullecerse de tener impren-
ta. Wynkyn de Worde que habia sido auxiliar de Caxton, el doc-
to mercader que introdujo la imprenta en Inglaterra, mont6 su
taller en Falcon Court, no tardando en acreditarse como impre-
sor. Otros y otros le imitaron al correr de los dias estableciendo-
se en la misma vecindad, que hoy abriga entire sus paredes las
enormes rotativas del Times y de otros innumerables peri6dicos
y revistas al extreme de que es possible decir sin exageraci6n
alguna, que toda la prensa de Londres est6 alli. La de Fleet, en
realidad, es la calle de los periodistas, de.los..impresores, de los
publicistas, de los anunciantes y de las agencies de noticias in-
ternacionales. Es una calle en la que se hablan muchos idiomas,
pero todas las conversaciones tienen un denominador comin: no-
ticias.
Cuando de Worde abri6 su pequefio taller, Fleet era una de
las pocas vias bien pavimentadas de Londres. Era adem6s una
ruta real, por la que desfilaban las procesiones religiosas y los
suntuosos cortejos que todavia acompafian a los reyes durante
las ceremonies de la coronaci6n, cuando van de la Torre a la
abadia de Westminster. Se caracterizaba por sus espect6culos
pfblicos y sus centros de reuni6n. Tabernas y circos se dispu-
taban los locales, en los que pululaban los poetas y los prestidi-
gitadores, los actors y los osos bailarines, los gigantes de cart6n
y los perros amaestrados, los adivinos, los cortesanos 6vidos de
diversiones y los c6micos todavia m6s deseosos de brind6rselas.
El ambiente en consecuencia, estaba bien abonado para darle
la bienvenida a la dorada 6poca Isabelina, a la era de los gran-
des poetas y de los grandes sefiores enamorados del arte, a la
gloriosa floraci6n de los Raleigh, los Bacon, los Johnson y los Sha-
kespeare.
En el cafe "El Arcoiris", uno de los m6s concurridos por los
vecinos de la capital en el siglo XVI, se reunion los c6micos para
hablar de obras teatrales y los caballeros para murmurar acerca
de las damas de-crff-e.i tanto que los poetas dibujaban el

CORTESIA DEL

Dr. Rotelio Diaz Pardo


PAPELES DE ENVOLVER CARTUCHOS BALAS
CASA. -ANCI-ITC
ALMACFN DE PAPEL.-PAPELES DE FANTASIA
EFECTOS DE ESCRITORIO
MURALLA 161. TELF. A-4466. HABANA.


-94-







EL PEEIODUMO EN CrUbA 1948


encaje de sus suefios A muy poca-distancia de "El Arcoiris", arlli
por 1600 un impresor ofrecia al priblicb los primeros ejemplares.
de una comedia de Shakespeare. Comenzaba asi a circular por'
los caminos del mundo "El Suefio de una noche de Verano" y
Fleet Street iba acumulando meritos para que la llamaran m6s
odelante la calle de la "Tinta".
Aun no se editaban peri6dicos, pero en aquella vecindad es-
taban las prensas con cuyos duefios se entendian los panfletistas.
Salian de alli los pasquines y las hojas sueltas contentivas de
encendida prosa polbmica unas veces y de sentimentales bala-
das en otras ocasiones. Los poetas trabajaban para los cortesa-
nos ricos, escribi6ndoles versos 1lenos de pasi6n para la dama
en cuya conquista estaban empeiiados y odas de arrebatado en-
tusiasmo para halagar la vanidad de los todopoderosos, de los quo
esperaban cargos y prebendas. Los muchachones rozagantes que
pregonaban en las esquinas las hojas sueltas con canciones sa-
tiricas y melodramaticos romances "a penique", fueron los pre-
cursores de los incontables equipos motorizados que hoy trans-
portan a una velocidad vertiginosa las ediciones de los grande
rotativos distribuyendolos por todos los dmbitos de la capital.
Ahora como antafio los hombres de Fleet Street se preocupan
por conservar intact su legado traditional. Los caf6s y las ta-
bernas donde se reiunen para merendar y cambiar impresiones,
tienen nombres hist6ricos que tienden a mantener vivo el recuer-
do de las generaciones pret6ritas. Alli est6n el "Mitre", el "Ar-
coiris", el "Gallo de Oro' 'y la famosa taberna del "Cheshire
Cheese", donde Boswell escuchaba boquiabierto las atrevidas re-
flexiones del Doctor Johnson, que habian de servirle para escri-
bir una de las biografias mrs extraordinarias de todos lo; tiem-
pos.
No faltan "El Ha!c6n" donde comia y bebia entire una leqion
de admiradores el manirroto Oliver Goldsmith, autor glorioso de
"El Vicario de Wakefield", que cambi6 el escalpelo por la pluma;
la "Taberna del Diablo" que frecuentaran Peppis, cuyo diario
intimo constitute la m6s acabada cr6nica de los sucesos de su

(; O It T E S I A D E

FREDERICK SNARE CORP.
PASEO DE MARTI 360. HABANA.


CORTESIA DE

r. w. WOOLWO RTHI CO.

-95-






EL P23ObDXSNO EN GUZA 1948


tiempo; Adison y Steele que habian de dar prestigio y profundi-'
dad al periodismo; el misantropo Swift; Arbuthnot, el medico es-
coces que supo cuidar de la salud de la reina Ana y al mismo
tiempo derrochar su agudo ingenio en c6usticas srtiras contra el
duque de Marlborough, legando de paso a Inglaterra, con su
"Historia de John Bull' el personaje que ha venido a simbolizar
al ingl6s tipico.
Dryden, Milton, Defoe y Thackeray, el polifacetico novelist que
tanto contribuy6 a Jos grandes 6xitos del "Punch", con su prosa
desenfadada y burlona y su lapiz de caricaturista mordaz, fueron
hombres de Fleet Street, en una de cuyas imprentas, alla por 1686.
se imprimi6 la hoja clandestine del "Lilliburlero", cancion politi-
ca que encerraba en sus estrofas debidas al talent agresivo de
Lord Wharton, hirientes sdtiras contra Jacobo II a las que puso
misica -una march de rdpidos compases- Henry Purcell, y que
no tard6 en ser cantada por todo el mundo, incluso por los solda-
dos en los cuarteles, acentuando el descr6dito del reaccionario
soberano. En otro taller de esta calle tan llena de historic, Lord
Byron firm el contrato para publicaci6n de los dos primeros can-
tos de "Childe Harold" y medio siglo antes, en una imprenta cer-
cana, el demagogo John Wilkes, al que Marat hubo de aplaudir
en sus mocedades, se lanz6 a la arena, torn6ndose en paladin de
la noble causa de la libertad del pensamiento.
"The Tatler", "The Spectator", asi como lo famosa "Review" de
Daniel Defoe y el "Daily Courant" que fue el primer diario ingl6s,
ya habian logrado amplia circulaci6n cuando aparecieron "The
Morning Chronicle", "The Morning Herald", "The Morning Post"
y el "Times". Charles Dickens lanz6 en 1846, despu6s de su pri-
mera visit a los Estados Unidos, el "Daily News" y, en 1855, con
el "Daily Telegraph" de Levy, los londinenses tuvieron un diario
que solo les costaba dos peniques. A partir de esta hora la pren-
sa de Londres no fue suficiente para satisfacer la curiosidad del
pDblico de provincics. Por todas parties se multiplicaron los dia-
rios, pero todos y cada uno, como bien.dice Gordon Glover, al que
tanta informaci6n sobre este aspect de la vida londinense tene-
mos que agradecer, sintieron desde siempre la necesidad de es-
tar representados en Fleet Street. Los edificios a ambos lados de
esta gran arteria de la cultural y la orientaci6n ciudadana se llena-
ron r6pidamente. de oficinas de peri6dicos, y las prensas' .y sus
"muchachos" invadieron todo el barrio, instal6ndose en los patios,
las calles:y las callejas aledafias desde el TUmesis hasta Holborn;
un gran sector de la ciudad, en fin, que vive, respira y suefia con

CORTESIA DE

PELETERIA "LA ISLA"
MONTE Y FACTORIA HABANA
-96-








EL PE3IODISMO ENf OUBA 1948


las noticias, escuchando la fant6stica sinfonia que interpretan ca-
si sin interrupci6n, teleprinters, linotipias, rotativas, mdquinas de
escribir, telefonos, radios, vendedores pregonando los peri6dicos
y las bocinas de los camiones distribuidores de las ediciones que
se suceden constantemente.
A la salida de Fleet Street, tan recargada de recuerdos y tan
vibrant con la emoci6n de la actualidad, encontramos un temple
de sencilla arquitectura elevado a la gloria del milagroso San
Dunstan. Al abrigo de sus naves, en un nicho que se asoma a la
famosa via, se guard un busto de Alfredo Harmsworth, Lord
Northcliffe, que fuera el creador de la prensa popular britdnica,
cerebro y brazo de su espl6ndida modernizaci6n y uno de los pri-
meros periodistas que escribi6 con toda franqueza acerca del pe-
ligro que representaban la militarizaci6n de la Alemania de Gui-
Ilermc II. A veces los efectos de luz suavizan las duras lines de
su rostro p6treo, dando la impresi6n de que se le animan los ojos
complacidos por el espect6culo que ofrece la actividad construc-
tiva que reina en la vieja calle; actividad que ni aun los ataques
mds violentos de la aviaci6n alemana durante la Batalla de In-
glaterra, lograron interrumpir. Los periodistas abandonaron en
aquel period trdgico las ventiladas redacciones, refugi6ndose en
las entrafias de la tierra, pero no se alejaron del viejo solar de
la calle de la Tinta, nervio vital, hoy como ayer, del periodismo bri-
t6nico.


PARA REGALOS DE GUSTO

PRECIOUS ECONOMICS
Visite los Grandes Almacenes


"LA SORTIJA"
MONTE 63. FRENTE A PRADO.


-97-





EL PERIODISMO EN CUBA 1948


t Sa. 7,ancicao Batidsa afdiaar

gogLenaidoar 2,eLAincial Ja. la agLana


ae adteiieoe af oamenaje


que e tinde en


fa fcaia del


24 de Octugle


defl a emodidsa"


a todoa los rciaodittads Cu&anos


-98-







SL PEBIODISMO BN CUBA 1948


PERMITASEME ESTE MONOLOGO

Por JOSE HERNANDEZ GUZMAN


Porque quiero hablar conmigo mismo, sin 6nimo de ofender a
segunda persona. Es que quiero pensar y dejar en el papel pen-
samientos mios. Vivir un instant al calor del "linotipo", aspiran-
do el olor de la tinta de imprenta.
Si me atengo a lo dicho por fil6sofos y poetas, nada nuevo pue-
do decir; porque ya todo se ha dicho. No hay pensamiento nuevo.
Sin embargo, pensar y pensar, sano y buenc, no es pecado. Pen-
semos, pues...
El dia en que las rotativas de La Lucha dejaron de moverse,
terminaron las luchas activas de mi periodismo. Confrontando los
acontecimientos de aquellas horas, en relaci6n con otras desdi-
chas y desengafios mios, ech6 a rodar la imaginaci6n por el cam-
po de los recuerdos, y solo a la vieja experiencia de mi vida, debi
el dnimo alcanzado para no sentirme rendido, ni fracasado. Of la
voz de Emerson y me dije: jadelante! Tenia entonces sesenta y
ocho afios. Han transcurrido diez y siete, y adn me siento frente
a un chibalete, parando letras, o junto a un compafiero, discutien-
do un titulo. No es possible borrar de una plumada, hechos de ado-
rable vocaci6n. Por eso en una triste peregrinaci6n de pensa-
mientos he vivido y vivo estos dias de mis ochenta y cinco afios.
Por eso pienso a la ventura y hablo conmigo mismo y dejo en el
papel lo que digo.

Pienso y recuerdo a un hombre, a un amigo, a un companero.
No importa que el hombre que busques tenga titulo academico,

COLCHONERIA

S*LA L U I ITA"
LA QUE MAS BARATO VENDE
MAXIMO GOMEZ No. 429. TELEFONO A-3663.
-99-







EL PERIODISMO EN CUBA 1948


o sobrada ciencia; sino tiene virtudes, no tiene nada. Las ambi-
ciones del hombre also son desmedidas, y la humanidad vive
confrontando dificultades actualmente, mds por las "mentiras con-
vencionales", que por la lealtad y el honor, que en los tiempos
idos, era norma y conduct de toda sociedad bien regida. De ahi,
que si queremos vivir tranquilos, vivamos prevenidos. De ahi la
necesidad de que el periodista practique el escepticismo, si quie-
re vivir con sosiego en su ir y venir por el mundo.
Hacer todo el bien possible, es una virtud; pero resguardarse,
en los tiempos que corremos, es una acci6n de sabios, es una pre-
visi6n de todo buen periodista. Donde quiera surge el impostor y
es prudent andar con pies de plomo. Parecer6n estos consejos
perogrulladas, pero estdn en el ambiente universal. Todo se mix-
tifica; hasta lo mds sublime y sagrado: la Caridad. Hasta los que
hacen de ella un cartel, mienten; porque esos no sienten amor mas
que por ellos mismos. Por eso invite a la reflexi6n. Desconfiemos
del que hace el bien para publicarlo. Desconfiemos de todo bene-
factor escandoloso. Escandalizar cuando se alarga la mano para
el socorro, es acci6n despreciable.
La perfecci6n de la limosna, dijo San Ambrosio, consiste en cu-
brirla con el velo del silencio; y en socorrer tan secretamente las
necesidades del pobre, que no pueda ser alabado por ella. A este
particular, dijo tambi6n La Rochefoucauld: "No son casi siempre
nuestras virtudes m6s que vicios disfrazados. El interns pone en
juego toda clase de virtudes y vicios, y la fingida sencillez, es una
delicada impostura".
Ya lo sabe, pues, el periodista: hay impostura en el ejercicio
de la Caridad, en el de la political, la amistad y el compafierismo.
De ahi, amigos mios, esta reafirmaci6n: carrera del periodismo
cbliga a! studio y ejercicio del escepticismo. Nunca olvida que
su romdntico quijotismo, puede llevarlo a la realidad de la f6bula
de la "Cigarra y la hormiga". Y que apesar de ser "Cuarto Po-
der", sino tiene bomba at6mica a mano, o complicidad political,
no puede llegar a parte alguna, ni vencer a nadie.

CORTESIA DE

LAAMIBIN, 1CIS & CO.


CORTESIA DE

Comerciantes Detallistas de Cuba
Comp. de Seguros, S. A.
Seguro Obrero y de Incendios.
CHACON 205. TELF. M-2556. HABANA.
-100-