• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Copyright
 Title Page
 Introduction
 Methodology
 Resultados
 Conclusiones y recomendaciones
 Ley organica del ICTA














Group Title: Evaluacion de la aceptabilidad de la tecnologia generada por el ICTA para el cultivo de maiz en el parcelamiento La Maquina, 1976-77
Title: Evaluaciâon de la aceptabilidad de la tecnologâia generada por el ICTA para el cultivo de maâiz en el parcelamiento La Mâaquina, 1976-77
CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00072164/00001
 Material Information
Title: Evaluaciâon de la aceptabilidad de la tecnologâia generada por el ICTA para el cultivo de maâiz en el parcelamiento La Mâaquina, 1976-77
Physical Description: 28 p. : ; 28 cm.
Language: Spanish
Creator: Ruano Andrade, Sergio Rolando
Instituto de Ciencia y Tecnologâia Agrâicolas (Guatemala)
Publisher: Instituto de Ciencia y Tecnologâia Agrâicolas, Sector Pâublico Agrâicola, Ministerio de Agricultura
Place of Publication: Guatemala C.A
Publication Date: 1978
 Subjects
Subject: Corn -- Technological innovations -- Guatemala   ( lcsh )
Corn -- Growth -- Guatemala   ( lcsh )
Agricultural extension work -- Guatemala   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Guatemala
 Notes
Statement of Responsibility: Sergio R. Ruano A.
General Note: Cover title.
General Note: "Guatemala, C.A. ; Julio, 1978."
General Note: "Disciplina de Apoyo, Socioeconomâia Rural."
 Record Information
Bibliographic ID: UF00072164
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 75414749

Table of Contents
    Copyright
        Copyright
    Title Page
        Title Page
    Introduction
        Page 1
        Page 2
        Page 3
    Methodology
        Page 4
        Page 5
    Resultados
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
    Conclusiones y recomendaciones
        Page 26
        Page 27
        Page 28
    Ley organica del ICTA
        Page 29
Full Text







Este es un recurso prottegido por los Derechos de Autor. Digitalizado con
su periso Todos derechos reservados por el Instituto de Ciencia y
Techinologia Argicolas
This is a Copyrighted resource. Digitized with permissuon.
Atl rights reserved by te instituto de Ciencia y Technoologa Argcolas

C'est une ressource GARANTIE LES DROITS D'AUTEUR Digitalis
avec sa permission. Tous droits r6serv6s par 1e Instituto de Ciencia y
Technologia Argicolas

SECTOR PELRCO AGROPECUAlIlO y D AIDMENTACION
INSTTUTO DE CIENIAAY TECNOLoIAAGRICOLAS
mr E n .a Carai j lw PTcal-.o, re i I Nu..a




A~obtO O. ZOO7






PetrI E. Hibu*an
e~ E e
Jniersiill de Floidfa

E ~ila DI. HRIderdO
De remureO flen le inflami, de e lie forniad $ o id ensd:Ii oVa o a o eo

reutignirilO. Ionando aln kopilara.in la venPId en Providae a AJ-.I2oOU 6
emilile p< la Asetcei, JWurwMi Ir$ il ,l iind va CWuOR Ur









1" .n "oioi|0. i..
GUeVtIRIL




3 30




INSTITUTO DE CIENCIA Y TECNOLOGIA AGRICOLAS
Sector Pblico Agrcola
Ministerio de Agricultura




















EVALUACION DE LA ACEPTABILIDAD DE LA TECNOLOGIA GENERADA POR EL ICTA

PARA EL CULTIVO DE MAIZ EN EL PARCELAMIENTO LA MAQUINA, 1976-77





Sergio R. Ruano A.


















Guatemala, C.A. Disciplina de Apoyo
Julio, 1978 Socioeconomta Rural















EVALUACION DE LA ACEPTABILIDAD DE LA TECNOLOGIA GENERADA POR EL ICTA
PARA EL CULTIVO DE MAIZ EN EL PARCELAMIENTO LA MAQUINA, 1976-77



Sergio R. Ruano A.^



El ICTA es la Institucin del Sector Publico Agrcola, responsa-

ile je generar y promover el uso de ciencia y tecnologa agrcola con

el fin de contribuir a aumentar la productividad de los recursos qlu se

invierten en la produccin de los granos bsicos, para que coadyuve a

aliviar parte de la problemtica agro-socioeconmica del pequeo y me-

diano agricultor tradicional. Para poder generar una tecnologa apro

piada a dichos agricultores y que la puedan adoptar en gran escala, el

Instituto ha desarrollado una metodologa que incorpora al mismo agri-

cultor en el proceso de evaluar su aceptabilidad.



Despus de un estudio por medio de una encuesta que se lleva a ea

bo en la zona de trabajo, los tcnicos inician el proceso de generar y

validar tecnologa diseada para las condtiones especficas de la zona

estudiada, tanto en los centros de produccin as como en tierras pres

tadas por los mismos agricultores. En estos ensayos es el tcnico quien

.evalua la tecnologa agronmica y econmicamente, siempre pensando en

los criterios del agricultor de la zona. La tecnologa generada, en l

tima instancia, necesita ser evaluada por el propio agricultor, puesto



1 Investigador Asistente Profesional I de la Disciplina de Apoyo de So
cioeconoma Rural.







2






que no importa a que profundidad el Instituto estudie sus condiciones,

si de todos modos el tcnico no puede sustituir en forma completa, el

modo de vida del agricultor.



Como parte de la metodologa, el ICTA desarroll el concepto de

lo que se llama Parcela de Prueba, en la cual el agricultor evalua la

tecnologa que el tcnico piensa que le es apropiada para sus condicio

nes. En sta, el Instituto se responsabiliza solamente de proporcionar

la orientacin tcnica y el agricultor necesita proveer todos los re-

cursos materiales y humanos. De esta manera el agricultor participa

directamente en el desarrollo de tecnologa y s6lo as l puede hacer

una verdadera evaluacin de esa tecnologa desde el punto de vista de

la disponibilidad de recursos y de riesgos.



El ao siguiente de la parcela de prueba es el ICTA el que eva-

lua mediante una encuesta de los mismos colaboradores de Parcelas de

Prueba, con el objetivo de investigar cul o cules prcticas que se

realizaron en la Parcela de Prueba el ao anterior, fueron llevados a

cabo el ao despus por propia iniciativa de los agricultores que ha-

ban colaborado. La medida que se usa para evluar la "aceptabilidad"

de la tecnologa, es un ndice compuesto del producto de la proporcin

de colaboradores que estn usando cada prctica por la proporcin del

rea en que la estn utilizando y el resultado dividido entre cien.



Para que una prctica sea recomendable a nivel masivo, se consi-





3






dera que el "ndice de aceptabilidad", debe tener un nivel mnimo de 25,

siempre y cuando la proporcin de agricultores que adoptaron la prcti-

ca sea igual o mayor a 50%.



De esta manera se espera conocer qu prcticas son aceptables por

los agricultores bajo las condiciones en que se encuentran. Basado en

esta aceptabilidad, el ICTA, mediante un Comit de Recomendaciones, de-

termina cul ser la tecnologa que se recomiende para los pequeos y me

dianos agricultores de una zona, para el ao siguiente a la evaluaci6n,

ya que se ha comprobado que de nada sirve recomendar una tecnologa que

no es aceptable a los usuarios potenciales.



En el presente estudio, la muestra pretendi investigar al 100%

de los agricultores colaboradores de Parcelas de Prueba en maz en La

Mquina en el ao 1976, pero por razones de diferente ndole al final

se logr6 hacerlo con el 93%. Es muy importante tener el cuidado, de no

extrapolar los resultados a la poblacin de todos los agricultores del

rea de influencia en el Parcelamiento La Mquina. Insistimos, los re-

sultados son nicamente basados en las opiniones, acciones y actitudes

de los agricultores que colaboraron en parcelas de prueba en el ao 1976.

El ICTA no cuenta con los recursos para muestrear el universo completo

del rea de influencia, ni es este el propsito del presente estudio.



Los propsitos bsicos son: 1. determinar, dentro del grupo de

agricultores directamente influenciados, si estn encontrando utilidad

en la tecnologa generada por el ICTA; 2. clasificar las diferentes prc







4







ticas de acuerdo a su aceptabilidad y as su probabilidad de ser adopta

das en una escala ms grande; 3. tratar de determinar las razones que

tuvieron los colaboradores para adoptar o no una prctica; y 4. evaluar

nuestro propio procedimiento en la generacin de tecnologa con el fin

de mejorarlo y hacerlo ms eficiente en el uso de los escasos recursos

con aue cuenta el Instituto.



Es importante aclarar que debido al aroceso evolutivo del desarro

ilo J< la filosofa y metodologa de trabajo del ICTA, el concepto de lo

que es una Parcela de Prueba es diferente hoy da, al que se tena en

1976. ao en cue llevaron a ",abo los trabajos que se evaluan este ano.

Por esta razn las parcelas conducidas v en base a las cules se ha-e es

ta evaluacin, no llenaban completamente los r-euisitos que de ellas se

exigen actualmente,es decir, en ese entonces todava la participaci5n

activa del agricultor en todos los trabajos, no era completa en un 100%,

tal cono ahora se efecta en lo que se denomina Parcelas de Prueba.





METODOLOGIA

ELABORACION DE LA BOLETA PRELIMINAR

Con pl Director de la Regin IV, se obtuvo en detalle toda la infor

macin de las Parcelas de Prueba conducidas-en el Parcelamiento La Mqui-

na en 1976, tal informacion consisti en el nombre y ubicacin de los a-

gricultores que haban colaborado y las prcticas, insumos y dems reco-

mendaciones que se haban llevado a cabo. Con esta informacin y toman-






5






do como modelos las boletas empleadas para el mismo trabajo el ao pasa

do en el Parcelamiento La Mquina y en la Re-iZr de Quezaltenango; se di

se la boleta preliminar.




PRUEBA DE LA BOLETA

La prueba de la boleta se realiz los das 25 y 26 de octubre,por

Sparte del equipo de trabajo y se encuestaron 4 casos seleccionados por

sorteo entre todos los agricultores que conformaban el universo.




ELABORACION DE LA BOLETA DEFINITIVA

En base a la experiencia de la prueba se dise la boleta defin-

tiva, contando con la opinin crtica de todo el equipo de trabajo.




ENCUESTA

Se llev a cabo a partir del da 28 de octubre y se encuestaron

el 93% de los agricultores que en el ao de 1976 haban participado y

completado con el ICTA, parcelas de prueba de maz en el Parcelamiento

La Mquina. Se estudiaron 5casos en el Sector A, 7 casos en.el sector

B y 13 casos en el sector C.




ORDENAMIENTO, TABULACION Y ANALISIS DE LOS DATOS

Esto se hizo por medio de mtodos estadsticos sencillos y toman-

do como base los trabajos de evaluacin del aos pasado.










RESULTADOS

Estos se describen en el mismo orden en que se llevaron a cabo las

prcticas recomendadas por el ICTA. En primer lugar se presentan las

recomendaciones de las prcticas y luego se hace un anlisis y discusin

de la informacin obtenida sobre cada prctica estudiada.




DESINFESTACION DEL SUELO

Prctica Recomendada

Producto: Volatn granulado al 2.5%

Cantidad: 52 kgs./ha. = 80 lbs/mz.

Manera de aplicarlo: al voleo e incorporado con el paso de rastra

Fuente: Director Regin IV

Resultado:

Cuadro 1. Nmero de usuarios y rea desinfestada en cantidad y porcenta
je, La Mquina, 1977. (Colaboradores evaluados, 25)

1976 1977
No. 6 Area % No. Area %

Area total de maz (mz) 459.0 100 452.3 100

Colaboradores que desinfes-
taron 0 0 1 4

Area total de maz de los co
laboradores que desinfestaron
(Mz) 0 0 20 4

Area promedio de maz en fin
cas de los usuarios (Mz) O 20 -

Area total desinfestada (Mz) O 0 20 4

Area promedio desinfestada
por finca de los usuarios (Mz) O 20 4

Porcentaje de maz que los
usuarios desinfestaron 100

Indice de aceptabilidad 4

Fuente: SER/ICTA, 1977





7







Como se observa en el cuadro anterior, la prctica de desinfesta-

cin del suelo, prcticamente no tuvo aceptacin y las razones expuestas

por los agricultors que no la usaron son las siguientes:



No. de % de
Agricultores Agricultores

a. No lo consideraron necesario 14 59

b. Por falta de recursos econ6- -
micos 8 33

c. No es rentable y no da buen
resultado 1 4

d. Por qu los planes de crdi-
to no incluyeron la prctica 1 4


El nico agricultor que utiliz la prctica dijo que lo hizo por lo ob-

servado en la Parcela de Prueba.




VARIEDADES

Recomendacion

Producto: X 304-A y/o X 306-B

Fuente: Director Regin IV


Resultado





8







Cuadro 2. NGmero de usuarios y reas con semilla mejorada en cantidad
y porcentajes, La Mquina, 1977. (Colaboradores evaluados,
25)

1 9 7 6 1 9 7 7
No. o Area % No. o Area %

Area total de maz (Mz) 459.0 100 452.3 100

Colaboradores que usaron se
milla mejorada 18 72 20 80

Area total de maz de los
colaboradores que usaron se
milla mejorada (Mz) 357.0 78 357.3 79

Area promedio de maz en fin
ca de los usuarios (MZ) 19.8 17.9

Area total con semilla mejo-
rada (Mz) 262.7 57 272.2 60

Area promedio con semilla me
jorada finca de los usuarios
(Mz) 14.6 13.6

Porcentaje de su maz que los
usuarios sembraron con semi-
lla mejorada 74 76

Indice de aceptabilidad 53 61


Fuente: SER/ICTA, 1977



La mayora de agricultores usaron semillas mejoradas pero aimismo

ya lo hacan el ao anterior. Tambin en los dos aos, la mayor parte

del rea se sembr con semilla mejorada; sin embargo en 1977 se observa

un pequeo incremento respecto de 1976, tanto en el numero de usuarios,

como en el rea sembrada.





9






Es importante dejar claro, que al hablar de semilla mejorada, no

se refiere exclusivamente a las variedades recomendadas (X-304-A y X-

306-B), sino que a cualquier variedad mejorada en general, ya que este

ao se tuvo el problema de la escasez de los Pioneer, debido a la prohi-

bicin de s importacin por el peligro de la roya del cafe A continua

ci6n el cuadro No. 3, en donde se prese~ta un detalle del rea sembrada

en 1976 y 1977, con cada una de las variedades utilizadas por los agri-

cultores colaboradores de parcelas de prueba.



Como se observa, los Pioneer decrecieron sustancialmente en su

uso, entre 1976 y 1977 y es probable que aunque en 1978 exista suficien

te disponibilidad de semilla, la demanda no sea muy fuerte, ya que mu-

chos agricultores se quejan de tener problemas en la comercializacin de

estas variedades, debido al tamao y forma de grano y al poco peso, tam

bin reportan problemas en el desgrane.



La escasez de semilla de Pioneer, la compensaron con la utiliza-

cin de NKT, variedad Mexicana y que no fue del gusto de los que la sem

braron, pero fue la que estuvo a la disposicin por parte de BANDESA,

otras variedades que compensaron 3 falta de Pioneer, fueron el H-3, el

H-S-1 y el ICTA B-1, este ltimo de muy buena opinin por parte de los

entrevistados y se prevee una fuerte demanda de su semilla, en el parce

lamento. Las caractersticas que les gusta a los agricultores son: 1

altura de planta, rendimiento que se compara a los hbridos, precio mu-

cho ms barato de la semilla, tamao, forma y peso del grano y no tuvie









Cuadro 3. Area y porcentaje de las semillas usadas por los colaboradores evaluados en el Parcela-
miento La Mquina 1976-1977.


1976 1 9 77
Semilla Mz. % Mz. Semilla Mz. % Mz.

Criolla 196.3 42.8 Criolla 180.1 39.7

Total 196.3 total 180.1


Me jorada Mejorada

H-5 29.7 6.5 H-5 27.0 6.0

Pioneer 183.7 40.0 Pioneer 58.7 12.9

NKT 0.0 0.0 NKT 80.0 17.6

ICTA B-1 9.5 2.1 ICTA B-1 33.0 7.3

Cuyuta 0.5 0.1 Cuyuta 4.0 0.9

H-3 31.3 6.8 1-3 50.3 11.1

H-S-1 8.0 1.7 H-S-1 19.2 4.2

Total 57.2 262.7 Total 60.1 272.2


Area Total 100.0 459,0 Area Total 100.0 452.3


Fuente: SER/ICTA, 1977





e.





11






ron problema con la comercializacin, ya que este ao cambi la poltica

de compra por parte de los comerciantes de maz, puesto que la demanda

fue ahora de maces blancos y no de amarillos.



Respecto del uso de variedades criollas, hubo un pequeo decremen

to en su uso, aunque todava es considerable el rea que se siembra con

ellos, sin embargo son pocos los agricultores que todava las utilizan,

pero lo hacen sobre todo su terreno y por so el manzanaje es bastantc.



Las razones del uso o no uso de variedades mejoradas son las si-

guientes:

No. de % de
I. Razones de su no uso Agricultores Agricultores

a. Por falta de recursos econmi
cos (muy caro el precio de la
semilla) 4 66

b. Porque requieren ms cuidados 1 17

c. Porque tienen problemas con
la comercializacin y el des-
grane 1 17


II. Razones de su uso

a. Por su buen rendimiento obser
vado en diferentes lugares
(pruebas, vecinos, amigos,pli
ticas, etc.) 17 80

b. Por su altura de planta 2 10

c. Motivado por cursillos de ca-
pacitacin 1 5

d. Por lo observado en la parcela
de prueba 1 5





12






Como se observa, la razn principal, para conservar el uso de va

riedades criollas, es el precio muy elevado de la semilla de variedades

mejoradas, pero teniendo un material como el ICTA B-1, de un precio mu-

cho ms bajo que los hbridos y de apamnte buena aceptacin y rendimien

tos, es muy probable que solucione en parte el mencionado problema del

precio de la semilla.


DISTANCIAS DE SIEMBRA

Recomendacin (36") = 0.92 metros distancia entre surcos

(20") = 0.51 metros distancia entre plantas

Fuente: Director Regin IV

Resultado:

Cuadro 4. Nmero de usuarios y rea con distancianiento de siembra reco
mendados en cantidad y porcentajes, La Mquina, 1977. (Cola
boradores evaluados, 25)
1 9 7 6 1 9 7 7
No. 6 Area % No. 6 Area %

Area total de maz (Mz) 459.0 100 452.3 100

Colaboradores que adopta-
ron la prctia 4 16 7 28

Area total de maz de los
colaboradores que adopta-
ron la prctica (Mz) 60.0 13 123.0 27

Area promedio de maz en
fincas de los usuarios (Mz) 15.0 17.5

Area total en donde se ado2
t6 la prctica (Mz) 60 13 123.0 27

Area promedio con la prcti
ca adoptada por finca de
los usuarios (Mz) 15.0 17.5

Porcentaje de su maz que
los usuarios sembraron con
la recomendacin 100 100

Indice de aceptabilidad 16 28






13







Es importante hacer mencin que el 96% de los agricultores estu-

diados, sembraron con mquina y si bien s6lamente un 28% siguieron la re

comendacin, esta era para siembra a mano.



El hecho de que la mayora siembran a mquina hace pensar que .n

buen porcentaje de los agricultores del parcelamiento tambin lo hagan.

lo cual es uragran ventaja para que el ICTA pueda hacer recomendacion

precisas sobre los distanciamientos al sembrar a mquina.



De los casos estudiados, los distanciamientos entre surcos, ccn

cidieron en forma aproximadaen la mayora de los casos, es decir alrede-

dor de las 36" = P.02 metros.




SEMILLAS POR POSTURA

Recomendacin: 2 semillas por postura

Fuente: Director Regin IV

Resultado:





14







Cuadro 5. Numero de usuarios y reas con nGmero de semillas por postura
recomendados en cantidad y porcentaje, La Mquina, 1977 (Cola
boradored evaluados, 25)

1976 1977
No. 6 Area % No. 6.Area %

Area total de maz (Mz) 459.0 100 452.3 100

Colaboradores que adoptaron
la prctica 1 4 3 12

Area total de maz de los
colaboradores que adoptaron
la prctica (Mz) 20 4 65 14

Area promedio de maz en fin
cas de los usuarios (Mz) 20 21.6 -

Area total en donde no adop-
taron la prctica (Mz) 20 4 65 14

Area promedio con la prcti-
ca adoptada por finca de los
usuarios (Mz) 20 21.6

Porcentaje de su maz que
los usuarios sembraron conla
recomendacin 100 100

Indice de aceptabilidad 4 12


Fuente: SER/ICTA, 1977.


Fue una prctica de muy poca aceptacin, posiblemente por la razn

que ya se mencion6, o sea, de que es una recomendacin ligada a las dis-

tancias de siembra y ambas riecomendaciones fueron hechas para siembras

a mano y la mayora (96%) lo hicieron con mquina.



DISTANCIAS DE SIEMBRA Y SEMILLAS POR POSTURA

Recomendacin: 0.92 metros entre surcos

0.51 metros entre plantas

2 semillas por postura






15






Fuente: Director Regin IV

Resultado:


Realmente la recomendacin entre distancias de siembra y semillas

por postura es conjunta, o sea que estnrelacionadas ntimamente como una

sla recomendacin. Ahora bien como no en todos los casos la recomenda-

cinr es adoptada conjuntamente, para una mejor ilustracin se analizaron

anteriormente (Cuadro 4 y 5) de manera separada y ahora se hace el anli-

si~ conjunto como una solo recomendacin.


Cuadro 6. Nmero de usuarios y reas en donde se sembr a las distancias
recomendadas y con 2 semillas por postura. En cantidad y por
centajes, La Mquina, 1977. (25 colaboradores evaluados)

1 9 76 1 9 7 7
No. 6 Area % No. 6 Area %

Area total de maz (Mz) 459.0 100 452.3 100

Colaboradores que adoptaron
las prcticas 0 0 2 8

Area total de maz de los co
laboradores que adoptaron las
prcticas O 0 45 10

Area promedio de maz en fin
cas de los usuarios (Mz) O 22.5

Area total en donde se adop-
taron las prcticas (Mz) 0 0 45 10

Area promedio con las prcti
cas adoptadas por finca de
los usuarios (Mz) O 22.5

Porcentaje de su maz que los
usuarios sembraron con las re
comendaciones O 100

Indice de aceptabilidad O 8


Fuente: SER/ICTA, 1977.





16






Al igual que lo explicado en los 2 cuadros anteriores (Cuadros 4

y 5) la razn principal de la baja adopcin de esta prctica, es que casi

todos los agricultores sembraron con maquina y el arreglo topolgico fue

diferente, pero si es importante tomar en cuenta este hecho, ya que poten

cialmente ofrece una buena posibilidad de uniformizar un adecuado distan

ciamiento para siembra a maquina. As tambin es importante tomar en

cuenta la siembra de ajonjol que se intercala dentro del maz ya madu-

ro y por esta razn es necesario tomar en cuenta un distanciamiento tal

entre surcos de maz que permita realizar los trabajos del ajonjol sin

serios problemas de espacio.



FERTILIZACION

Recomendacin: Aplicar 66 kgs. de nitrgeno/ha en dos partes, la la.
(50%) 14 das despus de la siembra, el resto a los 28
das.

Producto: Urea al 46%

Fuente: Director Regin IV

Resultado:






17






Cuadro 7. Nmero de usuarios y reas en donde se fertiliz. En cantidad
y porcentajes, La Mquina, 1977. (25 colaboradores evaluados)

1 9 7 6 1 9 7 7
No. 6 Area % No. 6 Area %

Area total de maz (Mz) 459.0 100 452.3 100

Colaboradores que adoptaron
la prctica 0 0 1 4

Area total de maz de los co
laboradores que adoptaron la
prctica (Mz) 0 0 20.0 4

Area promedio de maz en fin
cas de los usuarios (Mz) O 20.0

Area total en donde se adop-
t la prctica (Mz) 0 0 20.0 4

Area promedio con la prctica
adoptada por finca de los
usuarios (Mz) O 20.0

Porcentaje de su maz que los
usuarios sembraron con la re-
comendacin 0 100

Indice de aceptabilidad 0 4


Fuente: SER/ICTA, 1977



Es otra prctica que no es aceptable y es que al igual que los

resultados experimentales, la experiencia de los agricultores indica que

la respuesta del cultivo del maz, al uso de fertilizante, no es econmi

ca.



En el ao de 1977, slamente 1 agricultor utiliz la prctica tal

como se recomend y fue nicamente ste el que uso fertilizante en cual-

quier forma. El ao anterior (1976) ninguno utiliz la prctica con la

recomendacin, sin embargo si hubo 3 agricultores que utilizaron fertili





18






zante, es decir un 12% del total, sobre un 11% del rea sembrada en maz.


Las razones del uso o no uso de fertilizantes son las siguientes:


I. Razones de su aplicacin No. de % de
Agricultores Agricultores

a. Por incrementar los rendimien-
tos segn recomendaciones de
una casa comercial 1 100

II Razones de no aplicacin

a. No considera necesario porque
no da resultado 16 67

b. Falta de recursos econmicos 6 25

c. Se acostumbra el suelo 1 4

d. Falta de mano de obra 1 4




CONTROL QUIMICO DE MALEZAS


Recomendacin: 1.5 kgs. de Karmex y 2 litros de lazo por Ha.

Fuente: Director Regin IV

Resultado:






19






Cuadro 8. Numero de usuarios y reas en donde se hizo control qumico de
malezas. En cantidades y porcentajes, La Mquina, 1977 (25 co
laboradores evaluados).

1 9 7 6 1 9 7 7
No. o Area % No. 6 Area %

Area total de maz (Mz) 459.0 100 452.3 100

Colaboradores que adoptaron
la prctica 2 8 3 12

Area total de maz de los
colaboradores que adoptaron
la prctica (Mz) 15.0 3 35.0 8

Area promedio de maz en
fincas de los usuarios (Mz) 7.5 11.7

Area promedio con la prcti
ca adoptada por finca de los
usuarios (Mz) 5.5 11.7

Area total en donde se adop
t la prctica (Mz) 11.0 2 35.0 8

Porcentaje de su maz que
los usuarios sembraron con
la recomendacin 73 100

Indices de aceptabilidad 5.9 12

Fuente: SER/ICTA, 1977



Es otra prctica de muy baja aceptabilidad, a pesar de que la o-

ferta de mano de obra barata es muy escasa en el parcelamiento La Mquina

y esto d lugar a pensar, en que si la mano de obra es problema para rea

lizar una labor como la limpia, una solucin viable es el uso de agentes

qumicos. Ahora bien, como se ver ms adelante, la razn principal de

no utilizar el control qumico de malezas, es que la mayora de los ca-

sos estudiados cuentan con el uso de cultivadora, ya sea de traccin ani-

mal, o bien tractor.





20






Los agricultores y el rea con control qumico de malezas que apa

recen en el cuadro anterior, en ninguno de los casos se hicieron con la

recomendacin de Karmex y Lazo, o sea que si se analiza desde ese punto

de vista la adopcin sera cero. Sin embargo, tomando en cuenta que los

agricultores reportaron no usar esos productos debido a que no estaban dis

ponibles en el mercado, asumimos los casos en donde se utiliz herbicida,

como si fuera la recomendacin, debido tambin a que el propsito de fon

do de esta prctica es la sustitucin de la escasez de mano de obra para

esta labor y no tanto el producto especfico en s que se utiliza.



Los agricultores que realizaron la labor de limpia con agentes

qumicos, utilizaron gramoxone y reportaron un control muy efectivo de es

te producto.



Las razones del uso o no uso del control qumico de malezas, son

las siguientes:

No. de % de
I. Razones de su uso: Agricultores Agricultores

a. Por lo observado en la parcela
de prueba y otros experimentos.
Se hace rpido y no requiere
gente. 3 100


II. Razones de su no uso

a. Porque usan cultivadora 11 46

b. Por falta de recursos econmicos 8 33

c. Porque el herbicida elimina ma-
lezas que sirve de materia orga
nica para el suelo 2 8






21






d. Escasez de agua 1 4

e. Porque puede provocar intoxi
caciones 1 4

f. Por desconocer su uso 1 4



A pesar de la baja aceptabilidad de esta prctica, se cree que mo

dificando la estrategia de su uso, quiz pueda tener una buena aceptacin.

Cmo se pueden analizar las razones de su no uso: la utilizacin de cul

tivadora, la falta de dinero y el inters de incorporar materia orgnica

al suelo, frenan el uso de herbicida. Si se toman en cuenta estos facto

res, podra pensarse en una prctica que combine la utilizacin de culti

vadora con el uso de herbicida y por un producto qu est disponible en

el mercado y de uso sencillo (no tener que mezclar los productos). Ha-

ciendo esta combinacin, se estara incorporando al suelo el material or

gnico que est entre los surcos (al utilizar cultivadora), el herbicida

sera para los espacios entre plantas y la cantidad a usar por rea sera

muy poca, lo cual representara un bajo costo en dinero. O sea que esta

combinacin est en la posibilidad de aprovechar las ventajas del herbic

da y aprovechar la tecnologa existente, as como satisfacer los requeri

mientos y necesidades de los agricultores.




CONTROL DE PLAGAS DEL FOLLAJE

Recomendacin: la. control a los 14 das despus de la siembra.

Producto: Volatn en polvo al 2.5%, 13 Kgs./Ha.

Recomendacin: 2a. control a los 30-45 das despus de la siembra.





22






Producto: Volaton granulado al 2.5%, 7 Kgs/ha.

Resultado:

Ninguno de los agricultores sigui las recomendaciones tal y como

se haban formulado, es decir que nadie us volatn en polvo a los 14 das

despus de la siembra y si se analiza la prctica tomando en cuenta esta

circunstancia, la aceptacin sera cero. Sin embargo, la mayora de agri

cultores realizaron control qumico de plagas del follaje, especificamen-

te del gusano cogollero; y todos los que lo hicieron utilizaron volatn

granulado que es parte de la recomendacin; debido a esta razn, el anli

sis de aceptacin se hace con base al uso o no uso de volatn granulado

para el control del gusano cogollero, sin tomar en cuenta poca de aplica

cin, ya que segn lo observado, el agricultor tiene suficiente conocimien

to y experiencia para saber cundo se debe aplicar; y esta decisin la to-

ma con base a la necesidad de controlar la plaga oportunamente y sto pue

de variar de caso en caso respecto al tiempo o poca de aplicacin..



La decisin tcnica de utilizar volatn en polvo para la primera

aplicacin, se debi a la consideracin de que al estar la planta de un

tamao muy bajo, es ms fcil la aplicacin del producto en polvo y en cam

bio para la segunda aplicacin, en donde la planta ya tiene un mayor tama

o, es ms fcil la aplicacin del producto granulado, sin embargo, lo que

ocurri en la realidad es que el 65% de los agricultores que aplicaron in-

secticida lo hicieron alrededor de los 15 das despus de la siembra y el

resto (35%) lo hicieron entre los 20 y los 30 das despus de la siembra

y todos utilizando el producto granulado. Por alguna raz6n importante el

agricultor no v la necesidad de comprar el producto en dos formas cuando

una sla le parece adecuada.







23






Cludro 9. Nmero de usuarios y re en donde se hizo control de plagas
del follaje en cantidades y porcentajes, La Mquina, 1977 (25
colaboradores evluados)


1 9 7 6 1 9 7 7
No. 6 Area % No. 6 Area %

Area total de maz (Mz) 459.0 100 452.3 100

Colaboradores que adoptaron
la prctica 18 72 20 80

Area total de maiz de los co
laboradores que adoptaron la
prctica (Mz) 334.0 73 369.3 82

Area promedio de maz en fin
cas de los usuarios (Mz) 18.6 18.5

Area total en donde se adop-
t la prctica (M2) 324.2 71 305.1 67

Area promedio de la prcti-
ca adoptada por finca de los
usuarios (Mz) 18.0 15.3

Porcentaje de su maz que los
Susuarios sembraron con la re
comendacin 97 83

Indice de aceptabilidad 70 66


Fuente: SER/ICTA, 1977.



La mayora de agricultores realizaron la prctica sobre la mayor

parte del rea cultivada con maz, es obvio que es una prctica de mucha

aceptabilidad y por dems efectiva, debido a su control sobre la plaga y

su fcil y rpida aplicacin, sin requerir ningn tipo de equipo o agua,

que muchas veces son aspectos difciles de obtener.





24






Las razones del uso o no uso del control de plagas del follaje,

son las siguientes:

No. de % de
I. Razones de su uso: Agricultores Agricultores

a. Control efectivo del cogolle
ro, fcil manejo, aplicacin
y por lo visto en las recomen
daciones del ICTA, vecinos y
amigos 20 100


II. Razones de su no uso

a. Debido al rgimen de lluvias
no hubo mucha plaga y no fue
necesario aplicar 2 40

b. Falta de recursos econmicos 2 40

c. Falta de mano de obra 1 20



A pesar de que hubo un 20% de los agricultores que no siguieron

la prctica, todos los que la hicieron fue con el producto granulado re-

comendado y quienes no controlaron plagas, fue por diferentes razones que

no incluyen un posible rechazo a la prctica y al producto, es decir que

los pocos que no realizaron la prctica, estn concientes de que en dado

caso de urgente necesidad, es necesario realizar la prctica y de hacer-

1c lo harn con el producto recomendado.











Cuadro 10. Resmen de la aceptabilidad de las prcticas evaluadas por los agricultores en el cultivo
de maz. La Mquina, 1977.


Ao 1976 Total Mz. 459.0 Ao 1977 Total Mz. 453.3
Prcticas Colab. Area de Indice de Colab. Area de Indice de
Usuarios Prctica Aceptabil.- Usuarios Prctica Aceptabil.-
% % % %

Control de plagas de follaje 72.0 97.0 69.8 80.0 83.0 66.4

Variedades mejoradas 72.0 73.6 53.0 80.0 76.2 61.0

Distancia de siembra 16.0 100.0 16.0 28.0 100.0 28.0

Semilla por postura 4.0 100.0 4.0 12.0 100.0 12.0

Control de malezas 8.0 73.3 5.9 12.0 100.0 12.0

Fertilizacin O 0 0 4.0 100.0 4.0

Desinfestacin del suelo 0 0 0 4.0 100.0 4.0



Fuente: SER/ICTA, 1977.

1/ Se entiende por el ndice de aceptabilidad al resultado de multiplicar el porcentaje de colaboradores usua
rios de determinada prctica,por el porcentaje del cultivo en que se realiz6 esa prctica y dividido entre
cien.







e **





26






CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

El Cuadro 10 es un resumen que condensa la informacin obtenida

y que d una idea de la aceptabilidad y uso de la tecnologa evaluada por

los colaboradores de Parcelas de Prueba en el cultivo de maiz en el Parce

lamiento La Mquina. Tanto el control de plagas del follaje como el uso

de variedades mejoradas, son en definitiva, dos prcticas que el ICTA pue

de, con toda seguridad, recomendar a DIGESA y otras instituciones para su

promocin masiva ya que tanto en la evaluacin realizada el aio pasado co

mo el presente trabajo, reportan un alto ndice de utilizacin y aceptabi

lidad por parte de los agricultores colaboradores de Parcelas de Prueba.



En el presente trabajo se clasificaron las prcticas en orden de

aceptabilidad por parte de los agricultores estudiados, de acuerdo a un

"Indice de aceptabilidad", este indice toma en cuenta, tanto el porcenta-

je de agricultores que hacen determinada prctica, como el porcentaje del

rea de los usuarios en donde se aplica. Como se observa en el Cuadro 10,

el control de plagas del follaje, el uso de variedades mejoradas, aparecen

con Indice mayor de 50 y para llegar a l fue necesario que una mayora de

agricultores realizarn la prcticas sobre la mayor parte de su rea sem-

brada con maz, esto indica que el ndice de cada una de estas prcticas

es bastante alto.



En la primera evaluacin realizada el ao pasado (1976) el ndi-

ce utilizado fue otro, el que se denomin de "aceptacin" y este slo to-

maba en cuenta el incremento en rea de uso de una prctica, respecto de






27






un ao a otro. Para el presente estudio este ndice no nos da un refle-

jo correcto de la aceptabilidad de una prctica, ya que en el caso de las

semillas mejoradas, el incremento en rea utilizada es muy poco respecto

de 1976 a 1977 por el alto uso de la misma prctica en 1976, y por lo tan

to el ndice sera bajo; debido a ello, fue necesario buscar la clasifica

cin de las prcticas utilizando un nuevo ndice.



Respecto de la o las variedades que se cree que el ICTA debe re-

comendar, la tendencia es pensar en base a los resultados de este estudio

que debe ser el ICTA-B 1, ya que es una variedad que reune ciertas cuali-

dades del gusto y aceptacin de los agricultores, tal como se discuti en

la parte correspondiente a esta prctica.



Respecto de el contnl de plagas del follaje se cree que la reco-

mendacin a dar, debe ser el volatn granulado, por las razones expuestas

en la parte correspondiente a esta prctica.



Otra recomendacin que es importante que el ICTA de a conocer, es

el no utilizar fertilizantes qumicos, debido a que se ha demostrado ex-

perimentalmente que no hay respuesta econmica y de acuerdo a este estu-

dio, no hay aceptabilidad por parte de los agricultores, ms bin la ten

dencia es a tomar conciencia cada vez ms de que no es necesario su uso.



Referente a la poblacin de maz y al arreglo topolgico en base

a las distancias de siembra y semillas por postura tambin ya se discuti





28






en la parte correspondiente;y en sintesis, se cree es importante que se

trabaje en una recomendacin para la siembra con mquina y que tome en

cuenta la siembra de ajonjol.



Respecto del control de malezas que tambin ya se discuti, se re

cuerda que tal como se est realizando no tiene mayor aceptabilidad, pero

que quiz buscando una combinacin del uso de un agente qumico con el de

la cultivadora, y adems que sea un producto disponible en el mercado y

de utilizacin v manejo sencillo, se cree que pueda ser una prctica til

y aceptable. Tanto la fertilizacin qumica, como la desinfectaci6n del

suelo son prcticas que en definitiva, no se deben tomar en cuenta pot el

momento.




























litm.
6/2/78.

















LEY ORCAHICA DEL ICTA
DECRETO LEGISLATIVO No. 68-72







PRTICULO lo.- CREACION. Con carcter de entidad estatal descentraliza autnoma, con personalidad juridica, patrimonio propio y plena capacidad
-ara adquirir derechos y contraer obligaciones, se crea el Instituto de
7iencia y Tecnologa Agrcolas, cuya denominacin abreviada ser ICTA.

V\TICULO 3o.- OBJETIVO. El Instituto de Ciencia y Tecnologa Agrcolas,
as la Institucin de Derecho Pblico responsable de generar y promover
al uso de la Ciencia y Tecnologa Agrcolas en el sector respectivo. En
consecuencia, le corresponde conducir investigaciones tendientes a la -
solucin de los problemas de explotacin racional agrcola que incidan
in el bienestar social; producir materiales y mtodos para incrementar
la productividad agrcola; promover la utilizacin de la tecnologa a
-livel del agricultor y del desarrollo rural regional, que determine el
lector Pblico Agrcola.





INSTITUTO DE CIENCIA Y TECNOLOGIA AGRICOLAS
5a. AVE. 12-31 ZONA 9 EDIFICIO EL CORTEZ"
TELEFONOS: 321985 310581 61721




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs