• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Copyright
 Front Cover
 Title Page
 Introduction
 Algunos conceptos económicos
 Generando tecnología para sistemas...
 Ejemplo de tecnología de cultivos...
 Resumen
 Reference
 Back Cover






Title: Consideraciâones socioeconâomicas en sistemas de cultivos multiples
CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00071866/00001
 Material Information
Title: Consideraciâones socioeconâomicas en sistemas de cultivos multiples
Physical Description: 15 p. : ill. ; 28 cm.
Language: Spanish
Creator: Hildebrand, Peter E
Instituto de Ciencia y Tecnologâia Agrâicolas (Guatemala)
Publisher: Socioeconomâia Rural, Instituto de Ciencia y Tecnologâia Agrâicolas, Sector Pâublico Agrâicola
Place of Publication: Guatemala C.A
Publication Date: 1978
 Subjects
Subject: Multiple cropping -- Guatemala   ( lcsh )
Multiple cropping -- Economic aspects -- Guatemala   ( lcsh )
Genre: government publication (state, provincial, terriorial, dependent)   ( marcgt )
bibliography   ( marcgt )
non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Guatemala
 Notes
Bibliography: Includes bibliographical references (p. 15).
Statement of Responsibility: Peter E. Hildebrand.
General Note: "Un informe solicitado para la Mesa Redonda sobre Sistemas de Producciâon Agrâicola, XVI Reuniâon Anual de la Junta Directiva, Instituto Interamericano de Ciencias Agrâicolas - IICA, Santo Domingo, Repâublica Dominicana, 18 de mayo de 1977."
General Note: "Ministerio de Agricultura, Sector Pâublico Agrâicola, Direcciâon General de Servicios Agrâicolas, Direcciâon Tâecnica de Enseänanza y Capacitaciâon Agrâicolas, Guatemala, C.A., 1978"--Cover.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00071866
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 73302839

Table of Contents
    Copyright
        Copyright
    Front Cover
        Page 1
    Title Page
        Page 2
    Introduction
        Page 3
    Algunos conceptos económicos
        Page 4
        Page 5
    Generando tecnología para sistemas de finca
        Page 6
        Estudios agro-socioeconómicos
            Page 7
        Ensayos de finca
            Page 7
        Parcelas de prueba
            Page 8
            Page 9
        Evaluación de la tecnología probada
            Page 10
        Coordinación con otras entidades
            Page 11
    Ejemplo de tecnología de cultivos multiples
        Page 11
        Page 12
    Resumen
        Page 13
        Page 14
    Reference
        Page 15
    Back Cover
        Page 16
Full Text







Este es un recurso prottegido por los Derechos de Autor. Digitalizado con
su periso Todos derechos reservados por el Instituto de Ciencia y
Techinologia Argicolas
This is a Copyrighted resource. Digitized with permissuon.
Atl rights reserved by te instituto de Ciencia y Technoologa Argcolas

C'est une ressource GARANTIE LES DROITS D'AUTEUR Digitalis
avec sa permission. Tous droits r6serv6s par 1e Instituto de Ciencia y
Technologia Argicolas

SECTOR PELRCO AGROPECUAlIlO y D AIDMENTACION
INSTTUTO DE CIENIAAY TECNOLoIAAGRICOLAS
mr E n .a Carai j lw PTcal-.o, re i I Nu..a




A~obtO O. ZOO7






PetrI E. Hibu*an
e~ E e
Jniersiill de Floidfa

E ~ila DI. HRIderdO
De remureO flen le inflami, de e lie forniad $ o id ensd:Ii oVa o a o eo

reutignirilO. Ionando aln kopilara.in la venPId en Providae a AJ-.I2oOU 6
emilile p< la Asetcei, JWurwMi Ir$ il ,l iind va CWuOR Ur









1" .n "oioi|0. i..
GUeVtIRIL































































MINISTERIO DE AGRICULTURA
SECTOR PUBLICO AGRICOLA
DIRECCION GENERAL DE SERVICIOS AGRICOLAS
DIRECCION TECNICA DE ENSEANZA Y CAPACITACION AGRICOLAS
GUATEMALA, C. A. 1978

















/CONSIDERACIONES SOCIOECONOMICAS EN
SISTEMAS DE CULTIVOS MULTIPLES






Peter E. Hildebrand


Un informe solicitado para la Mesa Redonda sobre
Sistemas de Produccin Agrcola
XVI Reunin Anual de la Junta Directiva
Instituto Interamericano de Ciencias Agrcolas IICA
Santo Domingo, Repblica Dominicana
18 de mayo de 1977


Socioeconoma Rural
INSTITUTO DE CIENCIA Y TECNOLOGIA AGRICOLAS
SECTOR PUBLICO AGRICOLA
GUATEMALA, C. A.
Enero de 1978/









t/


















CONSIDERACIONES SOCIOECONOMICAS EN
SISTEMAS DE CULTIVOS MULTIPLES







Peter E. Hildebrand (i)


INTRODUCCION


El sistema de cultivos mltiples como generalmente es concebido, se adapta
principalmente a pequeos y medianos agricultores tradicionales o de subsistencia, quienes
tienen una abundancia relativa de mano de obra la cual facilita el cultivo intensivo que se
requiere en la mayora de los sistemas (2). Debido a que la mayora de los agricultores en los
pases americanos en desarrollo son de esta clase, sta ser el tipo de sistema de cultivos
mltiples considerado. Esto quiere decir, que discutiremos sistemas en los cuales diferentes
cultivos crecen en el curso del ao y dos ms, usualmente, ocupan la tierra al mismo tiempo.
Como ejemplo en Centroamrica, el sistema histrico denominado "milpa" es una
combinacin de maz y frijol con otros cultivos que dependen de las condiciones especiales
de cada zona. Adems los agricultores tradicionales y de susbsistencia muchas veces tienen
metas diferentes de las de los agricultores comerciales; metas que nosotros, como tcnicos,
muchas veces no alcanzamos a comprender bien. Como resultado de estos factores, los
parmetros econmicos usuales que utilizamos para evaluar la tecnologa de cultivos en
fincas comerciales no son siempre tiles para determinar si un sistema de cultivos mltiples
es apropiado o n para el pequeo agricultor tradicional o de subsistencia.

1. Economista Agrcola de la Fundacin Rockefeller, asignado como Coordinador de la disciplina de
apoyo de Socioeconoma rural del Instituto de Ciencia y Tecnologa Agrcolas (ICTA), Guatemala.
Especial agradecimiento para el Ing. Astolfo Fumagalli, Subgerente de el ICTA, y el Ing. Luis Manlio
Castillo, Coordinador de Comunicaciones, por su ayuda y comentarios al presente trabajo.


2. Las excepciones son los casos de cultivo secuencial intensivo que generalmente dependen de la
mecanizacin por ser corto el tiempo entre la cosecha de un cultivo y la siembra del siguiente.


3







Es difcil para muchos agrnomos conceptualizar la conversin de informacin
agro-socioeconmica en guas para el diseo de tecnologa agronmica con la notable
excepcin del criterio de rentabilidad. Por cierto, este criterio todava es uno de los ms
importantes que existe para juzgar la aplicabilidad de una tecnologa para cualquier
agricultor, pero solamente considera la productividad en trminos de uno de los posibles
recursos limitantes para aumentar la probabilidad de adopcin; es imprescindible considerar
la productividad de los otros recursos que pueden ser limitantes para el grupo de agricultores
beneficiarios de cada proyecto.

La mayora de la tecnologa moderna de monocultivo, que incluye altas poblaciones,
reduccin de distancias entre surcos y entre plantas, altos niveles de fertilizacin, programas
rgidos de control de plagas, y semilla cara que se necesita comprar cada ao, es diseada
para condiciones en las cules hay disponibilidad de maquinaria, una abundancia de capital,
todo el producto es comercializado, y la mano de obra es un recurso escaso. En la mayora
de las situaciones, esto es exactamente lo opuesto a las condiciones que enfrentan los
agricultores tradicionales quienes producen con poca o ninguna maquinaria y casi nunca con
un tractor, disponen de muy poco capital para gastar en, las empresas agrcolas, utilizan la
mayora de su produccin para el consumo familiar, y producen bsicamente a base de
esfuerzo familiar, en fincas tan pequeas que la mano de obra generalmente es un factor
abundante de produccin.

En este informe, primero se discutirn algunos conceptos econmicos, los cuales son
importantes para entender las implicaciones socioeconmicas de los sistemas de cultivos
mltiples, y luego, se describir una metodologa para estudiar las condiciones
agrosocioeconmicas de estos agricultores cuando se relacionan al diseo de tecnologa para
ellos y en el cual los agricultores estn integrados en el proceso de la generacin y evaluacin
de la tecnologa. Finalmente, sern presentados algunos ejemplos de sistemas de cultivos los
cuales se disearon para condiciones agro-socioeconmicos especficos.


ALGUNOS CONCEPTOS ECONOMICOS

El medir la productividad en los sistemas de cultivos mltiples, representa un problema
especial, no solo porque a menudo est involucrado ms de un producto sino porque los
conceptos de productividad que se utilicen pueden no ser los ms relevantes para quien se
genera el sistema. Frecuentemente nos referimos a la productividad slo en trminos de
rendimiento, a la produccin de un cultivo por unidad de superficie. Tcnicamente,
productividad puede referirse a la cantidad del producto obtenido (total, promedio, o
adicional) por cualquiera de los insumos utilizados en el proceso de produccin. Por lo
tanto, para describir con precisin el trmino productividad, se debe ser especfico con
respecto al producto (numerador) o insumo (denominador) y precisar si se va a considerar la
produccin total, promedio o adicional (marginal).

No existe ninguna medida especfica de productividad para un determinado sistema de
cultivo o clase de agricultor. Los insumos ms relevantes dependern de la situacin
encontrada en cada rea y generalmente son muy especficos para cada sitio. No tendra
ningn sentido para un agricultor medir productividad en trminos de la tierra si ste no es
el factor de produccin ms limitante en su caso. Es preferible medir productividad en
trminos de los recursos que ms limitan la capacidad del agricultor para producir o
aumentar su ingreso. Para mencionar algunos casos especficos, agua (West Pakistan, 1967),
semilla de papa (Andrew, 1969), la mano de obra en el momento de la siembra (Reiche, et.
al., 1976), y tierra (Duarte, et. al., 1977) fueron los insumos o recursos ms importantes que
se encontraron en cada caso para medir la productividad en diferentes situaciones
agrosocioeconmicas.


4







Los errores que se cometen al escoger los recursos con que se mide la productividad
pueden conducir a la generacin de sistemas de cultivos que no son aceptables a los
agricultores para quienes se disearon simplemente debido a que la productividaddel factor
ms importante desde el punto de vista del agricultor puede ser menor, aunque, cuando la
productividad ha sido medida en trminos de inters para el investigador pudo haber
mejorado sobre el sistema tradicional. En el caso colombiano, los investigadores y
extensionistas se sentan frustrados, porque pese al hecho de que los agricultores adoptaban
muchas de las recomendaciones dadas, los rendimientos por hectrea de las fincas no se
incrementaban de acuerdo al potencial conocido. Los tcnicos no tomaron en cuenta que
para este grupo de agricultores, el recurso ms limitante no era la tierra sino la semilla de
papa y que al sembrar en la forma en que lo hicieron para aumentar la productividad de la
semilla (sembrando menor cantidad de semilla por hectrea que la recomendada) el
rendimiento por unidad de superficie, no fue tan grande como lo esperaban los tcnicos
basado en un concepto de productividad errneo (en este caso).

En el ejemplo anterior, solamente se consider la papa. En un sistema de cultivo
mltiple, donde se produce ms de un cultivo se encuentra otro tipo de problema. Esto tiene
que ver con la seleccin del "producto" que mide la productividad. Si uno mide la
productividad de un sistema de maz y frijol, solamente en trminos de la produccin del
maz, cualquier aumento en la productividad del frijol se pierde. Por otro lado, no es lgico
sumar la produccin del maz ms la del frijol debido a que son dos productos
completamente diferentes (especialmente s, por ejemplo, los frijoles se cosechan en ejote).

Para que la unidad que se escoja para medir la productividad sea til tiene que
satisfacer varios criterios (Hildebrand, 1976, p.349). Primero, debe ser comn a todos los
productos, por ejemplo, energa, materia seca o protena. Segundo, debe ser relativamente
fcil de medir, en particular en situaciones prcticas o aplicadas. Tercero, debe reflejar las
diferencias de calidad entre los productos; y Cuarto, debe prestarse a comparar diferentes
sistemas de cultivos. Pero el criterio ms importante de todos, es que la manera de medir la
productividad debe ser lgica para quien se disea el sistema de cultivos mltiples. Si el
agricultor no puede entender la unidad de productividad o no tiene ningn significado para
l, no ser til en ayudarle a juzgar los beneficios potenciales del sistema ni en asignar
eficientemente sus recursos en la finca.

Probablemente la unidad ms til que satisface todos los cinco criterios es el valor de
los productos en el mercado. Aunque ste est sujeto a variaciones con el tiempo, es tambin
una manera de mantener las medidas de productividad corrientes. Los cambios en los precios
estacionales tambin pueden y deben ser considerados al disear los sistemas de cultivos,
tanto como las tendencias de precios a largo plazo. Las diferencias en energa o materia seca
entre cultivos o productos sern constantes (o casi constantes) con el tiempo, pero si el valor
que puede obtener en el mercado vara con el tiempo por la diferencia en calidades, se deben
reflejar al juzgar el sistema. Tambin se puede reflejar las diferencias en precios locales
cuando se usa el valor del producto en el mercado. Este ltimo factor refleja el precio neto
del producto puesto en la finca.

Cabe mencionar que el precio en el mercado tal como se usa aqu, no es el precio neto
que queda despus de restar los costos de produccin de cada cultivo. Otro concepto
econmico de sistemas de cultivos poco entendido, es que no es posible determinar el costo
de produccin por unidad de cada cultivo -producido. Por 'supuesto, algunos de los
componentes del costo, tales como la semilla, son especficos para un slo producto. Pero la
mayora de los insumos, por ejemplo el fertilizante, se utiliza para ms de un cultivo y
cualquier mtodo que se utilice para asignar costos de estos insumos conjuntos entre los
diferentes cultivos ser completamente arbitrario y de poca utilidad. Por lo tanto, el ingreso
neto de sistemas de cultivos mltiples debe ser precisamente eso ingreso neto al sistema. La


5








nica manera de determinar la contribucin de un cultivo especfico a la rentabilidad del
sistema es producir el sistema con o sin aquel cultivo y calcular el ingreso neto para cada
caso.

Hay otro concepto econmico que se debe mencionar porque puede clarificar algunas
dudas acerca de los beneficios de un sistema de cultivos mltiples sobre la produccin de los
mismos cultivos en monocultivo (3). Debido a la naturaleza de la relacin de posibilidades
de produccin entre varios cultivos en la misma finca, frecuentemente es ms beneficioso
para un pequeo agricultor con pocos recursos, especializarse en una sola actividad agrcola
o empresa de cultivos en lugar de diversificar en ms de una empresa en su finca (4). Un
aspecto importante de una sistema de cultivo mltiple es que funciona para el agricultor
como si fuera una sola empresa, no obstante que incluye ms de un producto. Por lo tanto,
tales sistemas son especialmente adaptados a pequeos agricultores de escasos recursos.

GENERANDO TECNOLOG IA PARA SISTEMAS DE FINCA

Ha sido demostrado, si bien brevemente, que los sistemas de cultivos mltiples son
significativamente ms difciles de analizar que monocultivos o cultivos solos. Debido a que
los factores relevantes al juzgar los sistemas de cultivos mltiples son ms complejos,
desconocindose muchas veces, cules son los factores ms importantes y que tambin
pueden ser muy especficos a cada sitio, es necesario que una metodologa especializada sea
creada para que sirva como base para la generacin de tecnologa de sistemas de cultivos
apropiada al agricultor que los usa.

En Guatemala, los esfuerzos del Instituto de Ciencia y Tecnologa Agrcolas (ICTA)
estn primordialmente orientados hacia el pequeo y mediano agricultor tradicional o de
subsistencia, quienes son los productores ms importantes de granos bsicos en el pas.
Debido a que la metodologa se inicia con un estudio de las condiciones
agro-socioeconmicas especficas de los agricultores en una rea dada y la generacin de
tecnologa est orientada hacia estas condiciones, es apropiado discutirla ahora, como una
manera de demostrar la factibilidad de incorporar factores socioeconmicos en la generacin
de tecnologa de sistemas de cultivos mltiples. El sistema integrado y multidisciplinario
(Hildebrand, 1977), es flexible y se modifica continuamente, pero un formato bsico bien
definido, se ha estructurado y se est utilizando actualmente; por lo tanto, es prctico y
adems no requiere muchos recursos por lo que cabe dentro de un presupuesto nacional
limitado, en otras palabras podemos decir que no constituye nicamente un ejercicio terico.

La mayora del personal tcnico del Instituto trabaja a nivel rural, organizado en
regiones y en subregiones o reas de proyecto y aqu forman un equipo integrado y
multidisciplinario cuyo trabajo la generacin y promocin de tecnologa se divide en cinco
actividades definidas:

1. Estudios agro-socioeconmicos
2. Seleccin de germoplasma
3. Ensayos de finca
4. Parcelas de prueba con agricultores
5. Evaluacin de la tecnologa probada.


3. La proporcin equivalente de tierra (Land Equivalent Ratio) que generalmente tiene un valor mayor
de 1 en cultivos mltiples, no se discutir en este informe.


4. La explicacin tcnica se encuentra en Hildebrand, 1976, pp.356-361.


6









Con excepcin de las primeras etapas de la seleccin de germoplasma y algn trabajo
bsico en prcticas agronmicas, que se conducen en las estaciones experimentales
regionales, todas las dems actividades se conducen en fincas y en general con la
participacin del mismo agricultor.

Estudios Agro-Socioeconmicos

Al conformar un equipo multidisciplinario para ejecutar un proyecto en una rea
nueva, la primera actividad de este equipo es un reconocimiento o sondeo para definir un
grupo representativo de agricultores homgeneos con respecto a su sistema y tecnologa
tradicional de cultivos (caractersticas agro-socioeconmicas) y delimitar la zona dentro de
la cual, ste grupo constituye un sector importante de la poblacin rural. La base terica
para escoger este grupo de agricultores beneficiarios del proyecto y el rea de trabajo, es
sobre la tsis de que los agricultores que son homogneos en cuanto a sus sistemas
tradicionales de cultivos se han ido seleccionando por medio de un largo proceso natural y
responden de una manera parecida a los factores limitantes ms importantes que enfrentan y
que les son comunes. La tarea del equipo de trabajo es identificar estos factores o las
caractersticas agro-socioeconmicas comunes entre ellos y luego evaluar la importancia
relativa de cada una para la generacin de una tecnologa mejorada. La ventaja obvia de este
procedimiento sobre escoger un grupo objetivo por tamao de finca o frontera poltica o
cualquier otro parmetro artificial, es que los factores que el "grupo homogneo" tienen en
comn son aquellos que afectan su tecnologa agrcola y son estos los que el equipo necesita
conocer y considerar. En muchos casos estos sern los mismos recursos o insumos por lo
cual los agricultores miden productividad (es decir, el denominador en la proporcin).


El sondeo y la encuesta generalmente se completan en el perodo entre estaciones de
cultivos y se enfatiza profundidad de cada entrevista en lugar de un gran nmero de ellas; es
decir, calidad es ms importante que cantidad. El propsito de la encuesta no es obtener
informacin bsica (Benchmark) sino identificar factores y problemas importantes para la
generacin de tecnologa. Aunque se obtiene alguna informacin preliminar sobre costos
esta encuesta se basa en la memoria del agricultor y no es suficientemente precisa para
utilizarla en los anlisis econmicos de los resultados de ensayos de finca. Por esta y otras
razones, se escogen un minimo de 25 colaboradores, para iniciar registros econmicos de
finca, inmediatamente despus de que se termine la encuesta. Este nmero aumenta a por lo
menos 50 agricultores en el segundo y siguientes aos y la informacin sirve de base para
evaluar cambios y la aceptacin de tecnologa con el tiempo. Los registros econmicos de
finca son formularios sencillos sobre los cuales el agricultor apunta cada da para cada
cultivo el trabajo que hizo, con qu mano de obra (contratada o familiar), y los insumos que
se usaron. El afinamiento de otra informacin, tales como distancias de siembra,
poblaciones, variedades, etctera, se obtienen por observacin y plticas en las visitas
frecuentes que hace el personal del ICTA. Con estas visitas peridicas, los agricultores se
vuelven contactos permanentes para los tcnicos y as son tiles para probar nuevas ideas o
proporcionar nueva informacin sobre problemas generales de tal naturaleza que muy pocas
veces se tiene la oportunidad de discutirlos con ellos.

Ensayos de Finca


El mismo equipo de proyecto, analiza la informacin de la encuesta y la utiliza para
planificar ensayos de finca en los cuales se prueban variedades existentes y se exploran las
prcticas agronmicas y sistemas de cultivos. A la vez, la informacin se usa para orientar a


7









Con excepcin de las primeras etapas de la seleccin de germoplasma y algn trabajo
bsico en prcticas agronmicas, que se conducen en las estaciones experimentales
regionales, todas las dems actividades se conducen en fincas y en general con la
participacin del mismo agricultor.

Estudios Agro-Socioeconmicos

Al conformar un equipo multidisciplinario para ejecutar un proyecto en una rea
nueva, la primera actividad de este equipo es un reconocimiento o sondeo para definir un
grupo representativo de agricultores homgeneos con respecto a su sistema y tecnologa
tradicional de cultivos (caractersticas agro-socioeconmicas) y delimitar la zona dentro de
la cual, ste grupo constituye un sector importante de la poblacin rural. La base terica
para escoger este grupo de agricultores beneficiarios del proyecto y el rea de trabajo, es
sobre la tsis de que los agricultores que son homogneos en cuanto a sus sistemas
tradicionales de cultivos se han ido seleccionando por medio de un largo proceso natural y
responden de una manera parecida a los factores limitantes ms importantes que enfrentan y
que les son comunes. La tarea del equipo de trabajo es identificar estos factores o las
caractersticas agro-socioeconmicas comunes entre ellos y luego evaluar la importancia
relativa de cada una para la generacin de una tecnologa mejorada. La ventaja obvia de este
procedimiento sobre escoger un grupo objetivo por tamao de finca o frontera poltica o
cualquier otro parmetro artificial, es que los factores que el "grupo homogneo" tienen en
comn son aquellos que afectan su tecnologa agrcola y son estos los que el equipo necesita
conocer y considerar. En muchos casos estos sern los mismos recursos o insumos por lo
cual los agricultores miden productividad (es decir, el denominador en la proporcin).


El sondeo y la encuesta generalmente se completan en el perodo entre estaciones de
cultivos y se enfatiza profundidad de cada entrevista en lugar de un gran nmero de ellas; es
decir, calidad es ms importante que cantidad. El propsito de la encuesta no es obtener
informacin bsica (Benchmark) sino identificar factores y problemas importantes para la
generacin de tecnologa. Aunque se obtiene alguna informacin preliminar sobre costos
esta encuesta se basa en la memoria del agricultor y no es suficientemente precisa para
utilizarla en los anlisis econmicos de los resultados de ensayos de finca. Por esta y otras
razones, se escogen un minimo de 25 colaboradores, para iniciar registros econmicos de
finca, inmediatamente despus de que se termine la encuesta. Este nmero aumenta a por lo
menos 50 agricultores en el segundo y siguientes aos y la informacin sirve de base para
evaluar cambios y la aceptacin de tecnologa con el tiempo. Los registros econmicos de
finca son formularios sencillos sobre los cuales el agricultor apunta cada da para cada
cultivo el trabajo que hizo, con qu mano de obra (contratada o familiar), y los insumos que
se usaron. El afinamiento de otra informacin, tales como distancias de siembra,
poblaciones, variedades, etctera, se obtienen por observacin y plticas en las visitas
frecuentes que hace el personal del ICTA. Con estas visitas peridicas, los agricultores se
vuelven contactos permanentes para los tcnicos y as son tiles para probar nuevas ideas o
proporcionar nueva informacin sobre problemas generales de tal naturaleza que muy pocas
veces se tiene la oportunidad de discutirlos con ellos.

Ensayos de Finca


El mismo equipo de proyecto, analiza la informacin de la encuesta y la utiliza para
planificar ensayos de finca en los cuales se prueban variedades existentes y se exploran las
prcticas agronmicas y sistemas de cultivos. A la vez, la informacin se usa para orientar a


7









los fitomejoradores en su proceso de seleccionar germoplasma. En el primer ao, uno de los
propsitos principales de los ensayos de finca en los cuales el ICTA y los agricultores
comparten los gastos, es para que los miembros del equipo de proyecto se familiaricen
directamente con los sistemas de los agricultores y contina el proceso de identificar
problemas y limitaciones. Por esta razn el nmero de ensayos es pequeo, el diseo es
flexible para permitir cambios cuando se desee y los tcnicos trabajan estrechamente con los
agricultores del grupo de beneficiarios utilizndolos, tanto como asesores as como de
trabajadores. Un nmero limitado de las variedades ms promisorias se puede estudiar en el
primer ao y el trabajo preliminar sobre respuesta al fertilizante tambin se puede incluir.
Pero la naturaleza de estas ltimas actividades, no deben interferir con el propsito
primordial de los ensayos del primer ao o sea el de familiarizarse con los agricultores
beneficiarios, su tecnologa tradicional y el rea del proyecto.


Se usan dos -diferentes tipos de ensayos de finca. El primero, el cual se puede
denominar como ensayos de finca bsicos o ensayos agrotcnicos, se usan cuando el ensayo
necesita ser replicado para proporcionar informacin sobre respuestas para cada sitio
especfico. Estos generalmente (aunque no necesariamente), se conducen en ms de una
ubicacin dentro de la zona e incluyen ensayos de variedades y trabajos sobre prcticas
agronmicas. En la mayora de los casos el testigo es con la tecnologa tradicional
representativa de la regin.


Antes de que una prctica o "tecnologa" se pueda pasar a los agricultores para
probarla en "Parcelas de Prueba", es necesario que los tcnicos del ICTA se convenzan de
que la prctica sirve, que es adecuada para los agricultores beneficiarios de la zona, y que es
econmica en todo el sentido del trmino. Para satisfacer estos criterios, las prcticas o
sistemas de cultivos o materiales ms promisorios generalmente pasan a ensayos
agro-econmicos. Estos ensayos se diseanpara, proporcionar informacin econmica y
agronmica sobre una regin (en lugar de un slo sitio); por lo tanto hay muchos ensayos,
bien distribuidos por toda el rea de trabajo pero no son replicados en cada localidad. El
nmero de tratamientos es limitado y uno de ellos tiene que ser la tecnologa tradicional (en
general la tecnologa del agricultor colaborador de cada sitio en lugar de una tecnologa
uniforme representativa de la zona, la cual es ms usada en los ensayos agro-tcnicos). Los
registros econmicos y agronmicos se mantienen y tambin se analizan. Se calculan
estimados sobre el riesgo asociado con cada tratamiento o prctica como una forma de
ayudar a evaluar el efecto potencial sobre los agricultores que pueden adoptar la tecnologa.


Parcelas de Prueba


En los Ensayos de Finca, los tcnicos del ICTA son los evaluadores principales de la
tecnologa que se genera. En las Parcelas de Prueba, el aspecto ms crtico es que son los
agricultores quienes evalan la tecnologa; el tcnico se vuelve un espectador interesado
quien obtiene la informacin que puede del ensayo, pero su procedimiento de obtenerla no
debe interferir con la capacidad del agricultor de juzgar la o las prcticas por si mismo. Es
importante que sea el agricultor quien conduzca la ejecucin de la prueba y contar
solamente con la asistencia tcnica. Este es diferente del ensayo de finca en el cual es el
tcnico el responsable para hacer el trabajo. Otro aspecto importante de las parcelas de
prueba, es que el agricultor paga todos los gastos, con excepcin de la asistencia tcnica. En
otras palabras el agricultor participa activamente en todo el proceso de generar, probar y
evaluar la tecnologa.



8








Fig. 1 UN SISTEMA TECNOLOGICO AGRICOLA

SECTOR PUBLICO INFORMACION AGROSOCIOECONOMICA
AGRICOLA




CENTROS TRANSFERENCIA
INTERNACIO-
NALES





PRODUCCION

GENERACION
UNIVERSIDADES \ PARCELAS DE
SPRUEBA PROMOCION
SENSAYOS DE
FINCA

ESTACIONES
EXPERIMEN- ELA L-
EL AGRICUL-
TALESTOR FINAN. SECTOR PUBLI-
EVALUACION CIA LA PRUE- CO AGRICOLA
AGROECONO- BA Y EVALUA
SI AO LA TECNO- GRUPOS OR-
GOBIERNOS SELECCION MICA POR I LLATECNO- SI GANIZADO
DE GERMO- EL ICTA LOGIA GANZADO
PLASMA BA-
JO CONDICIO- LOS AGRICUL- EL ICTA EVA-
NES CONTRO- LOS AGRICUL-UAELGRA-
LADAS T OME DO DE ACEP- SECTOR PRI-
PARTEN LOS TACION DE VADO, INDUS-
GASTOS LA TECNO- TRIA, etc.
GASTOS LOGIA

INDUSTRIA



NO NO AGRICULTORES

EVALUA ION

OTROS
NO


RETROALIMENTACION Y BANCO DE INFORMACION





La parcela de prueba ideal incluye dos, tres o al mximo cuatro tratamientos. Cada
parcela debe ser lo suficientemente grande para estar seguros de que el agricultor le dar la
atencin que merece (igual que al resto de su finca). En una parcela el agricultor siembra de
la manera acostumbrada y en la otra o las otras, siembra de acuerdo a la tecnologa que est
siendo probada. Esta tecnologa necesita ser suficientemente sencilla para que el agricultor la
pueda comprender y conducirla l mismo.(5). Donde es posible, se debe determinar y
apuntar las diferencias en requerimiento de tiempo y de los insumos usados tanto en la
parcela del agricultor como en la parcela o parcelas de prueba del ICTA. Tambin se debe
obtener informacin sobre el rendimiento ya que estos datos proporcionan una informacin
mucho ms realista sobre como se va a comportar la prctica o la tecnologa en las manos
del agricultor y especficamente proporciona estimados mucho mejores del factor de riesgo
que ha estado considerado desde los ensayos de finca. Pero si se da el caso en que el
agricultor cosecha las dos parcelas sin discriminar y se pierde los datos de rendimiento, no se
debe considerar que se perdi o se fracas en las parcelas de prueba, debido a que el
agricultor obviamente ya tom su decisin sobre la tecnologa. Si su decisin es positiva o
negativa l ya hizo la evaluacin y en el ao siguiente su aprobacin o rechazo ser evidente
en lo que realice en su finca.

Aunque el ICTA no tiene las responsabilidades de servicio de extensin (estas son de
DIGESA) es obvio que las parcelas de prueba (y hasta cierto punto los ensayos de finca)
inician el proceso de transferencia de tecnologa. Reconociendo que el Instituto debe
promover el uso de su tecnologa sobre un nmero suficientemente amplio de casos para
convalidar su proceso de evaluacin, esta cantidad de promocin o transferencia se considera
apropiada para el propsito de la investigacin. La coordinacin de esta actividad con
extensin se discute en otra seccin.

Evaluacin de la Tecnologa Probada

Es al ao siguiente de la Parcela de Prueba que el ICTA de nuevo se vuelve el evaluador..
Esta vez se evala con respecto a la aceptacin o rechazo de la tecnologa por los
agricultores que condujeron las parcelas de prueba (6). Siuna alta proporcin de los
agricultores ponen en marcha la tecnologa sobre una gran parte de su tierra, se puede
considerarla bien aceptada. En este caso, se le puede recomendar al servicio de extensin
como una tecnologa que sera bien recibida. Cuando los agricultores rechazan la prctica, se
trata de determinar por qu y si todava parece promisoria se vuelve a una de las etapas
previas en el proceso de generar tecnologa. Si los agricultores rechazaron la prctica por
razones que no se pueden corregir inmediatamente, sta se incorpora al banco de
informacin bsica para uso y referencia futura.

Los registros econmicos de finca proporcionan informacin que es usada para la evaluacin
a un plazo ms largo, sobre cambios en prcticas y rendimientos y es una muestra ms
representativa, que nicamente la de los agricultores colaboradores en las parcelas de prueba.

5. Esta tecnologa sencilla es una seleccin de una, dos o al mximo tres alternativas tales como
solamente una nueva variedad, o una simple modificacin de su sistema de cultivo. Hemos encontrado
en el proceso de probar paquetes tecnolgicos completos y complejos que el agricultor puede escoger
dos o tres partes no necesariamente complementarias y puede resultar peor que antes. Una tecnologa
simplificada tambin puede tener un efecto importante sobre la poltica de crdito. Los paquetes
tecnolgicos son tan complejos, que un programa de crdito tiende a prestarle al productor para todos
los gastos. Con un simple cambio de tecnologa, solamente los costos adicionales si hay algunos,
necesitan ser considerados.


6. Dos informes sobre evaluaciones han sido publicados: Busto Brol, et. al., 1976, y Ruano, et. al., 1976.


10







Ultimamente una muestra completamente randomizada de todos los agricultores
beneficiarios se tendr que conducir para determinar la adopcin de teconologa, pero hasta
el momento sto no se ha llevado a cabo en ninguna rea.


Coordinacin con otras Entidades

En la figura 1 se v esquemticamente, el procedimiento integrado y multidisciplinario
de la generacin y promocin de tecnologa para pequeos agricultores tradicionales. Se
encuentran en esta figura tres factores, que no se discutieron antes: 1) La obtencin de
insumos y servicios por medio de los centros internacionales, universidades, industria,
etctera; 2) el producto de los estudios agro-socioeconmicos que van a las entidades del
sector pblico agrcola; y 3) la relacin con otras entidades tanto pblicas como privadas,
con respecto a la transferencia de la tecnologa a los agricultores y para otros propsitos.


Las dos agencias pblicas con que el ICTA tiene la relacin ms cerca son DIGESA
(asistencia tcnica y planificacin crediticia) y BANDESA (dotacin de crdito). La
coordinacin a nivel inter-institucional ha sido dbil pero se debe mejorar considerablemente
en el curso de este ao. El punto de mayor nfasis es crear una cooperacin ms estrecha
entre las Parcelas de Prueba del ICTA y las parcelas iniciales de extensin o las parcelas
demostrativas. Empezando este ao, personal de DIGESA trabajar bajo la supervisin del
ICTA en las Parcelas de Prueba, para que ellos se familiaricen con la tecnologa antes de que
se ponga bajo su control; al mismo tiempo el personal de DIGESA estar familiarizado con
el proceso de generar itecnologaa y la nueva tecnologa que se evala en los Ensayos de
Finca,

EJEMPLO DE TECNOLOGIA DE CULTIVOS MULTIPLES

En un rea del Oriente de Guatemala, la encuesta agro-socioeconmica proporcion
informacin indicando que los dos factores controlables ms importantes que incidieron en
la produccin del agricultor tradicional de ladera de esta zona, fueron la disponibilidad de la
mano de obra en la corta poca de siembra y la cantidad de semilla de frijol que el
agricultor todava aprovech en el momento de la siembra (7). La "milpa" de los
agricultores de subsistencia de esta rea involucra la siembra simultneamente de maz, frijol
y sorgo en un nmero de patrones similares. Con el uso de surcos dobles de maz y sorgo (8)
y una reduccin en la poblacin de frijol que utiliza la mayora de la mano de obra
disponible para la siembra, se logr aumentar significativamente la productividad de la
semilla de frijol y de la mano de obra al permitir a cada agricultor sembrar ms tierra que
antes sin modificar considerablemente su manera tradicional de cultivo. Esta tecnologa no
tradicional es posible debido a:que la cantidad de tierra no es un factor limitante para la
mayora de agricultores de esta zona.

Los resultados de las parcelas de prueba de 1976 indican que en un promedio cada
agricultor podra sembrar hasta 40o/o ms tierra usando la misma cantidad de la mano de
obra en la siembra y algo menos de la semilla de frijol y a la vez producir 75o/o ms maz,
40o/o ms sorgo, la misma cantidad de frijol y 330/o ms ingreso (Hildebrand y Cardona,
1977), El sistema permite que el agricultor trabaje aproximadamente 60 das ms en su finca
que de otra manera sera imposible y puede ganar alrededor de Q.1.25 por da lo cual es un
poco menos de lo que necesita gastar para mano de obra contratada. La productividad de la


7. En este caso, la respuesta ms frecuente de los agricultores acerca del rendimiento de su frijol era
tantas libras por libra de semilla usada.


11







Ultimamente una muestra completamente randomizada de todos los agricultores
beneficiarios se tendr que conducir para determinar la adopcin de teconologa, pero hasta
el momento sto no se ha llevado a cabo en ninguna rea.


Coordinacin con otras Entidades

En la figura 1 se v esquemticamente, el procedimiento integrado y multidisciplinario
de la generacin y promocin de tecnologa para pequeos agricultores tradicionales. Se
encuentran en esta figura tres factores, que no se discutieron antes: 1) La obtencin de
insumos y servicios por medio de los centros internacionales, universidades, industria,
etctera; 2) el producto de los estudios agro-socioeconmicos que van a las entidades del
sector pblico agrcola; y 3) la relacin con otras entidades tanto pblicas como privadas,
con respecto a la transferencia de la tecnologa a los agricultores y para otros propsitos.


Las dos agencias pblicas con que el ICTA tiene la relacin ms cerca son DIGESA
(asistencia tcnica y planificacin crediticia) y BANDESA (dotacin de crdito). La
coordinacin a nivel inter-institucional ha sido dbil pero se debe mejorar considerablemente
en el curso de este ao. El punto de mayor nfasis es crear una cooperacin ms estrecha
entre las Parcelas de Prueba del ICTA y las parcelas iniciales de extensin o las parcelas
demostrativas. Empezando este ao, personal de DIGESA trabajar bajo la supervisin del
ICTA en las Parcelas de Prueba, para que ellos se familiaricen con la tecnologa antes de que
se ponga bajo su control; al mismo tiempo el personal de DIGESA estar familiarizado con
el proceso de generar itecnologaa y la nueva tecnologa que se evala en los Ensayos de
Finca,

EJEMPLO DE TECNOLOGIA DE CULTIVOS MULTIPLES

En un rea del Oriente de Guatemala, la encuesta agro-socioeconmica proporcion
informacin indicando que los dos factores controlables ms importantes que incidieron en
la produccin del agricultor tradicional de ladera de esta zona, fueron la disponibilidad de la
mano de obra en la corta poca de siembra y la cantidad de semilla de frijol que el
agricultor todava aprovech en el momento de la siembra (7). La "milpa" de los
agricultores de subsistencia de esta rea involucra la siembra simultneamente de maz, frijol
y sorgo en un nmero de patrones similares. Con el uso de surcos dobles de maz y sorgo (8)
y una reduccin en la poblacin de frijol que utiliza la mayora de la mano de obra
disponible para la siembra, se logr aumentar significativamente la productividad de la
semilla de frijol y de la mano de obra al permitir a cada agricultor sembrar ms tierra que
antes sin modificar considerablemente su manera tradicional de cultivo. Esta tecnologa no
tradicional es posible debido a:que la cantidad de tierra no es un factor limitante para la
mayora de agricultores de esta zona.

Los resultados de las parcelas de prueba de 1976 indican que en un promedio cada
agricultor podra sembrar hasta 40o/o ms tierra usando la misma cantidad de la mano de
obra en la siembra y algo menos de la semilla de frijol y a la vez producir 75o/o ms maz,
40o/o ms sorgo, la misma cantidad de frijol y 330/o ms ingreso (Hildebrand y Cardona,
1977), El sistema permite que el agricultor trabaje aproximadamente 60 das ms en su finca
que de otra manera sera imposible y puede ganar alrededor de Q.1.25 por da lo cual es un
poco menos de lo que necesita gastar para mano de obra contratada. La productividad de la


7. En este caso, la respuesta ms frecuente de los agricultores acerca del rendimiento de su frijol era
tantas libras por libra de semilla usada.


11







mano de obra para la siembra y de la semilla de frijol (los recursos ms escasos) subi de
$5.48 por dollar invertido a $8.73, un aumento de casi 60o/o. El riesgo de perder es muy
bajo y no requiere pesticidas ni fertilizantes que el agricultor de esta zona y en estas
condiciones normalmente no usa. Para este ao cuando las parcelas de prueba se conduzcan
a una escala ms amplia, se van a enfatizar las prcticas de conservacin que son necesarias
para incrementar la proporcin de tierra cultivada sobre estas pendientes rocosas.

En el Altiplano Central, otra encuesta demostr que la tierra era el factor ms limitante
y que tambin el capital era muy escaso pero la mano de obra es relativamente abundante
durante todo el ao. En adicin se definieron tres estratos de agricultores de subsistencia
(Duarte, et. al., 1977). Un estrato no puede producir el suficiente maz para sostener a la
familia durante todo el ao, un segundo estrato alcanza autosuficiencia de vez en cuando
pero no siempre, y un tercer estrato siempre produce suficiente para satisfacer las
necesidades familiares. Cada uno de los tres estratos tiene diferentes requerimientos aunque
sus sistemas de cultivo son bsicamente los mismos y se dise una tecnologa especial para
cada uno.

Para el primer estrato, y nuevamente, usando el concepto de los surcos dobles, se
increment la poblacin del maz 50o/o sin cambiar la forma de sembrar dentro de cada
surco y utilizando la misma cantidad de fertilizante y semilla por mata que el agricultor est
acostumbrado a usar. En un sentido el sistema proporciona 50o/o ms tierra al agricultor
para sembrar pero debido a algunas economas en la utilizacin de la mano de obra y adems
de que no se necesita preparar la tierra extra, la mano de obra aumenta en costo solamente
30o/o. La produccin del maz incremento 45o/o y la ganancia, despus de cobrar el costo
de oportunidad para toda la mano de obra, aument de 7 dlares por hectrea a $60
(Hildebrand, etc. al., 1977). Lo ms importante, es que esto permite al promedio de
agricultores de este estrato ser autosuficiente en la produccin del maz.

Para el agricultor en la segunda categora que desea diversificar y tiene poco capital
para invertir (la mayora ganado por su esposa por medio de la artesana) se logr sembrar
40o/o de la tierra en trigo (la alternativa menos riesgosa) y a la vez sembrar la poblacin
normal del maz sobre la misma tierra usando los surcos dobles. Este sistema, con una cama
de trigo (9) de un metro entre cada uno de los surcos dobles del maz presenta algunas
eficiencias de la mano de obra muy til y tambin aumenta el uso de la mano de obra
solamente 30o/o sobre el sistema tradicional de producir maz en el rea. La produccin del
maz baj ligeramente (aunque no era significativa estadisticamente) pero se produjo 1266
Kg/ha de trigo y la ganancia aument a $219 por hectrea. Adems, esto compara
favorablemente con $124 por hectrea el ingreso de los dos cultivos solos resultante al
sembrar.

En otro sistema, se sembraron repollos asociados con trigo, aproximadamente 2
semanas antes de sembrar el trigo y este proporciona una buena posibilidad para el tercer
estrato de agricultor que tiene capital de riesgo para invertir en cultivos con ms potencial de
ganancia y de riesgo. Se pueden sembrar casi 14,000 repollos por hectrea sin tener un
efecto negativo sobre el trigo. Aunque no existe una demanda para un aumento tan fuerte



8. Detalle sobre el uso de surcos dobles se puede encontrar en: Hildebrand, 1976; Hildebrand, et. al.,
1977; Hildebrand y Cardona, 1977; y French y Hildebrand, 1977.


9. Tradicionalmente siembran el trigo al voleo.

12







en la produccin de repollos, hay un potencial para la produccin de brcoli y coliflor para
congelar y tambin para la incorporacin de otros cultivos en el sistema.


En los tres sistemas, solamente se usaron las cantidades tradicionales de fertilizante y
no se aplicaron insecticidas de acuerdo a lo que se encontr en la encuesta. Por supuesto, se
puede aumentar los rendimientos an ms con la incorporacin de estos factores tanto como
con el uso de variedades mejoradas, todo lo cual se puede incluir a mediano o largo plazo.
Sin embargo, se encuentra que an en estos componentes de los sistemas de cultivos se
necesita diferenciar entre cultivos comerciales y de subsistencia en la misma finca y an para
el mismo agricultor. Esto se puede observar ms fcilmente con respecto a los cultivos en esa
zona, donde el maz y el frijol han sido los productos de subsistencia por centenares de aos
y el trigo es una introduccin relativamente reciente y casi nunca se consume en la casa. Hay
una tendencia bastante ms fuerte de aceptar nueva tecnologa para el cultivo comercial que
para el frijol y el maz. Evidencia de este hecho est disponible del estudio evaluativo hecho
en el Altiplano Occidental (Ruano, et.al., 1976). Entre los colaboradores un 970/o del trigo
se sembr con variedades mejoradas mientras que solamente 31o/o del maz se sembr con
una de las variedades recomendadas no obstante que hay una buena respuesta en el maz de
variedades mejoradas en el rea (Schmoock, etc. al., 1976). Tambin se ha establecido que
en la costa sur donde el maz es bsicamente un cultivo comercial y que todo est vendido al
cosecharlo, los agricultores fcilmente aceptan hbridos mientras que en el altiplano, donde
histricamente y por generaciones guardan su propia semilla, es necesario utilizar variedades
de polinizacin abierta.


La disponibilidad de agua en cantidad suficiente y bajo condiciones sanas para poder
utilizar pesticidas lquidos es un factor limitante para muchos agricultores pequeos, que
anteriormente no ha sido considerado. En la Costa Sur, donde anteriormente se usaba poco
insecticida en lquido, se encontr una aceptacin rpida de insecticidas granulados que se
pueden aplicar fcilmente sin la necesidad de comprar equipo especial y sin tener la
necesidad de agua, con excepcin de lavarse las manos despus de su uso. Esta misma rea
enfrenta un fuerte aumento en la escasez de la mano de obra y los herbicidas pueden ser
muy ventajosos. Sin embargo el uso del herbicida no es comn actualmente, sto debido en
parte a la dificultad en su aplicacin y en parte por la necesidad de fuentes de agua y de
equipo. Si se pudieran desarrollar recomendaciones para el uso de herbicidas granulados
estos tendran la posibilidad-de ser aceptados fcilmente, debido a que su potencial para
incrementar el rendimiento ha sido demostrado y existe la necesidad como sustituto de la
mano de obra.


Existe otro factor cultural muy importante en la produccin de maz en el altiplano.
Entre los agricultores indgenas, se tratan las plantas pequeas de maz como si fueran nios
(Ruano, et. al., 1976), y por eso casi nunca se destruyen hasta que puedan proporcionar un
producto til. Por lo tanto, los agricultores siembran solamente unas pocas semillas y
despus resiembran si el nmero de plantas en cada mata es demasiado bajo. El resultado es
una poblacin menor que la ptima, para ser productiva. La solucin tcnica usual es
sembrar una cantidad ms grande que la necesaria de semillas y despus de la germinacin se
ralea para dejar el nmero deseado en plantas por mata. Por razones obvias, esta prctica
encuentra una resistencia cultural tremenda por parte de los agricultores y es muy probable
que no se adopte en una escala grande en el rea.

RESUMEN

Los sistemas de cultivos mltiples para pequeos agricultores tradicionales y de


13








subsistencia involucran la produccin de varios cultivos diferentes en el ao, con dos o ms
cultivos ocupando la tierra simultneamente Las metas sociales y econmicas de estos
agricultores, que histricamente han venido utilizando estos sistemas de cultivos mltiples,
son diferentes de la de los agricultores que practican la agricultura comercial y para nosotros
los tcnicos son en algunos casos, difciles de comprender. Como resultado, las medidas
usuales por las cuales juzgamos la tecnologa agrcola, no siempre pueden ser aplicables. Para
determinar cules factores culturales y econmicos son importantes en los sistemas de
cultivo para este tipo de agricultores, debe crearse una metodologa especial. El Instituto de
Ciencia y Tecnologa Agrcolas de Guatemala, ha desarrollado una metodologa en la cual
los mismos agricultores juegan un papel muy importante. La utilizacin de esta metodologa
ha originado la creacin de sistemas de cultivos mltiples diseados para las condiciones
agro-socioeconmicas especificas de los agricultores.

Quiz el concepto clave que se presenta en este informe es que para los pequeos
agricultores tradicionales y de subsistencia, la inclusin de factores sociales, culturales y
econmicos en el diseo de una metodologa apropiada para ellos, es a menudo tan
importante como la de los factores agroclimticos, que por lo general, son los nicos
considerados.






































14










REFERENCIAS CITADAS


S1. ANDREW, C. 0. 1969. Improving performance of the production distribution system for potatoes in
Colombia. Instituto Colombiano Agropecuario, Departamento de Economa Agrcola, Boletn No. 4,
Tibaitat, and Ph. D. Thesis, Dep. of Agricultural Economics, Michigan State Univ., East Lansing.


2. BUSTO BROL, BRUNO, OSMAN CALDERON Y PETER E. HILDEBRAND. 1976. Evaluacin de la
aceptacin de la tecnologa generada por ICTA para el cultivo de maz, en el Parcelamiento La
Mquina. ICTA, Guatemala.


3. DUARTE M., ROLANDO, PETER E. HILDEBRANO Y SERGIO RUANO. 1977. Tecnologa y
estructura Agro-socioeconmica del minifundio del occidente de Chimaltenango. ICTA, Guatemala.


4. FRENCH, EDWIN C. AND PETER E. HILDEBRAND. 1977. Dynamic multiple cropping systemsfor
small farmers of El Salvador. Food andResourcoEconomics Department and Vegetable Crops
Department. University of Florida, Gainesville, Florida.


5. HILDEBRAND, PETER E. 1976. Multiple cropping systemsare dollarsand "sense" agronomy. Chap.
18. In Multiple Cropping. American Society of Agronomy. Special Publication Number 27. Madison,
Wisconsin.


6. HILDEBRAND, PETER E. 1977. Generating small farm technology: a integrated multidisciplinary
system. Invited paper, 12th West Indian Agricultural Economics Conference. Caribbean
Agro-Economic Society Antigua, West Indies.



7. HILDEBRAND, PETER E., SEiRGIO RUANO, TEODORO LOPEZ, ESAU SAMAYOA Y ROLANDO
DUARTE. 1977. Sistemas de cultivos para los agricultores tradicionales del Occidente de
Chimaltenango. ICTA, Guatemala.


8. HILDEBRAND, PETER E. Y DANIEL CARDONA. 1977. Sistemas de cultivos de ladera para
pequeos y medianos agricultores La Barranca, Jutiapa, 1976. ICTA, Guatemala.


9. REICHE C., CARLOS E., PETER E. HILDEBRAND, SERGIO RUANO Y JAIME T. WYLD. 1976. El
pequeo agricultor y sus sistemas de cultivos en ladera Jutiapa, Guatemala. ICTA, Guatemala.



15
















































































iMNATERIO Al AIRAd dA MC CA= PCSIJCC*Cfl CC




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs